You are on page 1of 7

DIALECTICA SOBRE EL CONFLICTO COLOMBIANO

En respuesta a un documento de Diego Delgado Jara publicado en Argenpress.info.


Por: Iván Darío Noriega Giraldo

En días pasados envié un comunicado de protestas a Argenpress.info, una compañía especial de


noticias en Internet a la cual se suscribe en forma gratuita, por la falta de objetividad en las
informaciones y la inclinación marcada hacia los movimientos de extrema izquierda en el mundo.
Creo que el publicar las injusticias sociales es un deber de todo informador, pero guardando las
distancias de los actores del conflicto, pues mezclarse directamente e inclinarse por uno de los dos
bandos, le quitan fuerza como informativo veraz y terminan convirtiéndose en voceros de uno de
bandos.

La queja en ese entonces, fue por la falta de información sobre la detención de Ricardo Palmera,
alias “Simón Trinidad”, integrante del Estado Mayor de las FARC y que ambos, Argenpress y la
guerrilla, trataron de minimizar. Y mi sorpresa no era para menos, puesto que si esta entidad
noticiosa todos los días nos informaba de la muerte de militares norteamericanos en Irak, que deja
de ser noticia cuando se vuelve recurrente, pues lo mínimo que también podía hacer era
informarnos de la captura de una de las cabecillas de esta agrupación insurgente. Al fin y al cabo,
en una guerra la muerte de soldados es la cosa más común del mundo, pero la captura de un líder
de grandes quilates de las FARC, que hace mucho tiempo no ocurría en Colombia, si era una
noticia de primera plana.

Esta agencia de información resaltaba la muerte de soldados norteamericanos diariamente como


un triunfo de las fuerzas de Sadam (dictador de la República de Irak), mientras que en Colombia la
mejor noticia para darnos al principio de año relacionado con la guerrilla, era un comunicado de
Año Nuevo de las FARC. Y me pregunto: ¿Qué carajos querrá decir para éstos, Feliz Año Nuevo?;
¿Será acaso que dejarán el secuestro este año? o ¿renunciarán al terrorismo? O tal vez ¿dejaran
de realizar las tristes y condenables “pescas milagrosas”? (Pesca milagrosa: secuestrar
ciudadanos inermes en plena carretera) ¿Qué carajos sabe las FARC de la felicidad, cuando solo
han sembrado terror y miseria en los campos, pueblos y ciudades de Colombia?

Pero, siendo puntuales en cuanto al documento titulado “BASE DE MANTA, PLAN COLOMBIA Y
DOMINIO DE LA AMAZONIA) del profesor Diego Delgado Jara, muy bien documentado en unas
partes y cojo en otras, trae siete secciones, donde el expositor trata de demostrar la injerencia
directa de los EE.UU. de América en los países latinoamericanos. Fue un largo esfuerzo para
demostrarnos algo que ya sabemos desde que la Doctrina Monroe fue escrita hace más de un
siglo. También para marcar como narcotraficantes a la oligarquía colombiana, en una forma
disimulada de desviar el índice acusador que señalaba a las FARC y dejarlo en punta hacia las
familias dominantes de Colombia; léase López, Ospinas, Gómez, Lleras, Pastranas, Samper, etc.
Y si no es a los gobiernos, pues entonces a los tres o cuatro ricachones que tiene Colombia y
cuyos principales líderes son Santodomingo y Ardila Lule.

En mi opinión, basada en lo que he podido leer de la historia en Colombia, jamás se ha visto


involucrado uno de estos señores en el tráfico de estupefacientes. Se ha escuchado de
expropiaciones a judíos durante la segunda guerra y la venta de estos a coterráneos que estaban
en el poder; de la apertura de ventanas siniestras para la entrada de dólares, o acusaciones por el
apoyo de narcotraficantes a muchas campañas a la presidencia, entre ellas la mas famosa, la de
Ernesto Samper y el famoso proceso 8000. Pero nunca que ellos se dediquen al tráfico de
estupefacientes.
De recibir dinero del narcotráfico se podría acusar a toda Colombia. Desde los humildes
campesinos que siembran al coca, hasta los “honorables” congresistas que codo a codo departían
con los grandes capos del narcotráfico en Colombia como Pablo Escobar, quien llegó a ocupar una
curul en el Congreso de la Republica, gracias a sus miles de seguidores en Medellín y Envigado,
pues se había convertido en una especie de Robin Hood en toda la región. Los grandes del
negocio siempre fueron capos que comenzaron por lo bajo y muchos apenas si habían terminado
el bachillerato.

Se equivoca al mezclar política con narcos como una misma cosa; se descarrila en el desarrollo
del documento cuando menciona a Carlos Leder como un militante de la Derecha Norteamericana
(pagina 11). Carlos Leder fue el primer extraditado a los EE.UU. mas por revolucionario
antinorteamericano que como narco. Hubo varios videos mostrados por la TV donde el mismo
Leder, de ascendencia alemana, incitaba a la lucha desde la mitad de la selva en contra del
imperio norteamericano. UNA FALTA INPERDONABLE EN UN PERIODISTA, QUE ADEMAS ES
CATEDRATICO DE ECONOMIA EN UNA UNIVERSIDAD ECUATORIANA. Los otros
mencionados, Rodríguez Gacha y los hermanos Orejuela, muerto el primero y presos los
segundos y pedidos en extradición a los EE.UU. son solo capos que tuvieron su momento y
manejaron fortunas con las cuales compraban conciencias mas no la vida y la libertad. Pero nada
que ver con una oligarquía contra la cual luchaba la guerrilla, pues en su momento la última recibió
millones de dólares por el cuido de cultivos por parte de éstos narcotraficantes. Nada de enemigos;
mas bien socios en el negocio.

Pero paremos de comentar tu extenso documento y vamos a la esencia. ¿Hay algún ideario
revolucionario de izquierda en Colombia? ¿Siguen vigentes las causas que hace 20 o mas años
adujeron los guerrilleros para incitar a la violencia en Colombia como método para tomarse el
poder? ¿Es verdad que el único camino para llegar al poder es el de las armas?

No lo creo. Miremos lo que dice al respecto Juan Manuel Santos sobre el particular: “América
Latina es una región en busca de una nueva visión, de un nuevo discurso, de un nuevo modelo
económico. La falta de resultados económicos y sociales, unida a su precaria gobernabilidad y a la
debilidad de sus democracias, ha generado lo que algunos llaman una crisis existencial de sus
estructuras político-económicas. Para la muestra un botón: el Polo y el Partido Conservador
quieren moverse hacia el centro mientras el Partido Liberal dice querer virar hacia la izquierda.
Todos se declaran anti-neoliberales, (cuando se les concreta, ninguno puede definir a ese nuevo
monstruo llamado neoliberalismo), todos son ahora partidarios de “lo social” (sin saber cómo se
obtiene), todos quieren más igualdad (cada cual la define a su manera) y por supuesto, ninguno es
amigo de la corrupción o la politiquería, el nuevo origen de todos nuestros males. ¡La izquierda
está “in” ...pero el país se derechizó!”.

Esto se puede resumir en dos frases: queremos seguridad, y, necesitamos inversión en lo social.
Cuando el país estaba en la más alta tasa de mortalidad debido a la violencia, y la inseguridad
reinaba en todos los pueblos y ciudades del país, se vio la necesidad de encontrar un hombre con
decisión, don de mando, que hiciese respetar las instituciones y las leyes. Pero al mismo tiempo, la
desigualdad entre ricos y pobres aumentaba a causa de las políticas de gobierno de algunos
presidentes neoliberales y la violencia desatada por guerrilleros y paramilitares que sembraron el
terror en los poblados y carreteras del país. Las primeras acabaron con el producto nacional al
permitir el ingreso artículos y alimentos extranjeros a menor precio que los nacionales, y los
segundos incrementaron la zozobra entre los campesinos y la inversión extrajera, aumentando los
desplazamientos de humildes hacia las capitales y la salida de grandes sumas de dinero del país.
Por estas razones se busca una persona que nos permita retomar el camino de la inversión en el
sector más desfavorecido permitiéndoles regresar a sus parcelas e incentivando las
microempresas, ofreciendo créditos blandos y dando las garantías necesarias para un mercado
seguro y estable.

Y Agrega, en el mismo documento el Dr. Juan Manuel Santos: “¿Qué es ser de izquierda? ¿Es
cuestionar la lucha contra la inflación? ¿Pero no es la inflación el impuesto más regresivo?
¿Buscar un equilibrio fiscal o considerarlo bien público es una política derechista? ¿No es lo que
están haciendo todos los partidos socialistas? ¿La protección de la industria o del medio ambiente
es izquierdista? ¿El libre comercio y la seguridad qué color político tienen? ¿Estar contra el aborto
o la eutanasia es ser de derecha? ¿Quién defiende a los más débiles?
Cuando entran en juego los derechos fundamentales, muchos relativamente nuevos en nuestra
discusión política, la incertidumbre es todavía mayor. ¿Prima el derecho al trabajo sobre el
derecho de asociación? ¿El derecho a la información sobre el derecho a la intimidad? Ante la
confusión, la Corte y no los partidos o el Congreso está definiendo estas cuestiones
eminentemente políticas”.

Bien, ahora entremos en el tema del bipartidismo, el cual se tilda de “amañado” para que unos
pocos puedan perpetuarse en el poder. Falso! El bipartidismo en Colombia nació como una
solución a tanta masacre, a tanto odio, a la necesidad de neutralizar la bipolaridad del pueblo
colombiano que impedía nuevas alternativas políticas que le permitiesen el libre determinismo de
un pueblo que llevaba desangrándose mas de 100 años por culpa de los extremos: Liberales y
Conservadores. Fue durante el Frente Nacional cuando los grupos de izquierda tomaron fuerza.
Nosotros, los del cincuenta y sesenta, nacimos en una época en donde el fastidio por tanta muerte
buscaba nuevas alternativas. Recuerdo muy bien a mi padre al cual, en mi inocencia le
preguntaba, presumiendo que cada Colombiano tenia uno de los dos colores: el rojo o el azul,
¿papá, usted es liberal o conservador? A lo que el viejo contestaba: - trabajador mijo, trabajador.
El F.N. fue una especie de “buffer” en medio de una solución química polarizada.

Fue en esta época en que empezaron a nacer nuevos movimientos políticos: El MOIR, La JUCO,
la ANAPO, y más tarde, al terminar el FN, el M19 como consecuencia por las supuestas trampas
hechas a la candidatura del General Rojas Pinilla. Curioso cierto? Nace un movimiento guerrillero
porque su líder, un General del ejército le fue arrebatado la presidencia por medios fraudulentos,
ganando su contrincante el Dr. Misael Pastrana Borrero. Por esa época el Dr. Alfonso López creó
el MRL, como movimiento de izquierda a la cual muchos de los jóvenes inconformes se unieron.
En este movimiento comenzó su carrera política el Dr. Horacio Serpa Uribe, y fue allí, en
Barrancabermeja, capital petrolera del país, donde el movimiento Obrero se unió a las nuevas
corrientes de izquierda. Mi hermano mayor, fue uno de sus lideres, quien sacaba horas nocturnas
para emparedar las calles de este pequeño puerto ribereño con carteles de este incipiente
movimiento que abortó cuando el Dr. López se unió al gobierno de turno, dejando a sus partidarios
montados en el “tren de la victoria”. En otras palabras, les puso conejo, dejando con los crespos
hechos a estos jóvenes que creían en una nueva alternativa.

Eric Hobsbawm, un inglés que estuvo por esos años en Colombia tiene su propia visión de ese
momento y nos lo cuenta en su libro “Años Interesantes, Una vida en el siglo XX”: “…los
periodistas colombianos utilizaban para designar las pequeñas matanzas perpetradas en las
aldeas campesinas y entre los pasajeros de los autobuses de línea; (…) Un portavoz del Ministerio
de la Guerra ha dicho... que no podía darse ninguna información categórica acerca de los autores,
pues las veredas de esa zona (de Santander) se veían afectadas con bastante regularidad por las
“’vendettas’ entre los militantes de las fuerzas políticas tradicionales”, esto es el Partido Liberal y el
Conservador, a uno de los cuales, como bien saben los lectores de García Márquez, todo
colombiano pertenecía desde niño por lealtad familiar y local. La oleada de guerra civil llamada “la
Violencia”, iniciada en 1948 y oficialmente concluida hacía mucho tiempo, había seguido causando
la muerte a 19 mil personas en aquel “año tranquilo”. Y mas adelante nos aclara un punto nunca
tocado por los izquierdistas de hoy, como es la total incompatibilidad de el movimiento de
Manuel Marulanda Vélez (Tirofijo) con los movimientos comunistas de entonces: “Colombia,
como escribí a mi regreso, estaba experimentando “la mayor movilización armada de campesinos
(ya sea como guerrilleros, bandoleros o grupos de autodefensa) en la historia reciente del
hemisferio occidental, con la posible excepción de determinados período de la Revolución
mexicana”. Curiosamente, este hecho pasó sin pena ni gloria o fue silenciado por la ultraizquierda
tanto dentro como fuera de Suramérica (cuyas intentonas de insurrección guerrillera guevarista
fueron en todos los casos un fracaso espectacular), debido aparentemente a su relación con un
Partido Comunista ortodoxo, pero de hecho porque cuantos se inspiraban en la Revolución cubana
no entendían ni querían entender qué era lo que inducía realmente a los campesinos
latinoamericanos a empuñar las armas”.

El Frente Nacional tuvo su efecto en las mentes del pueblo. Cumplió el objetivo para el cual fue
trazado, cual era el de desarmar los corazones y emprender una nueva Colombia sin etiquetas
desde el nacimiento, ni pueblos enteros con un solo color. Hoy por hoy, la mayoría de los
colombianos somos ciudadanos sin partido. Compartimos unas ideas y señalamos nuestro
candidato sin importar de qué color sea su bandera. Eso ha permitido que la izquierda tenga poder
en Colombia, que Polo Democrático lograra un Alcalde en la capital del país y que el M19 se
mantenga vigente en el Congreso, con exguerrilleros como Antonio Navarro Wolf a la cabeza.
Firmada la paz del M19 con el gobierno, sigue en la lucha y bien que lo ha hecho. Es una de las
cabezas pulcras del Congreso, quien junto con Ingrid Betancurt (cuando la liberará la FARC.
¿Qué razones aducen los violentes, para que esta joven líder y su compañera, sean
secuestradas por un movimiento que dice luchar por lo mismo que sus cautivas? ), y otros
tantos, se dan a la tarea de luchar en contra de la corrupción y el despilfarro. Hoy Navarro sigue
solo con sus compañeros de lucha, pero esperamos por el bien del país, que Ingrid regrese a su
hogar sana y salva, para que su movimiento “Oxigeno” fortalezca mas nuestra débil democracia y
por el bien de todos los que esperamos un país más amable, mas justo.

Ahora bien, pero entonces ¿qué movía a los jóvenes (no campesinos) de aquella época a empuñar
las armas? Pues fíjese bien que vine a entender mucho mas tarde lo que realmente sucedía.
Habían varios movimientos: la JUCO, el MOIR, y otros menores como el trotskismo de
pensamiento Socialista (URSS). Unos y otros no eran afines. Veía a mi prima cortando adhesivos
del MOIR y haciendo carteles que decían “Abajo el revisionismo soviético”. Pero las relaciones de
EE.UU. y la URSS estaban bajo la guerra fría, y Rusia apoyaba a Fidel Castro, por su posición
estratégica y los jóvenes estudiantes apoyaban a Fidel y Fidel apoyaba a todos estos movimientos
de izquierda y . . y . . y yo no entendía. Nunca entendí, en ese momento, por que la pelea entre
estos dos bandos: comunistas y socialistas. Y si miramos dentro de los movimientos del
campesinado, era todavía peor. Allí no existía ideología única que los identificara.

Dice Eric Hobsbawm con respecto a la izquierda en un documento que titula “¿Qué es la
izquierda?”: “Después de ese proceso histórico era cada vez más difícil ubicar a la izquierda. La
derecha, se dice, es inmovilidad, la izquierda es movimiento. Pero resulta que la posición del
centro nunca está clara, y la posición de una izquierda multiplicada se torna cada día más difícil. A
veces la izquierda se asoma con uniformes militares, otras veces con rebeliones nominales o con
llamadas ''revoluciones'' minoritarias. El marxismo se desbandó en comunismo, socialismo,
trotskismo, anarquismo, terrorismo, ''senderos luminosos'', guerrillas, etc... Y surgieron ''izquierdas''
católicas y ''nuevas izquierdas''. En 1967 Castro condenó pública y duramente las tácticas del
Partido Comunista venezolano. El partido se sintió ofendido y rechazó la postura del ''papa
revolucionario'' que había adoptado Castro. Y agrega “Vale la pena mencionar a George Orwell, el
más agudo y cortante escritor ''socialista'' británico, quien luchó a favor del comunismo durante la
guerra civil en España y se fue amargando contra las falsedades del socialismo. En 1950 publicó
la noticia de que se había fundado una ''granja socialista'' donde, como siempre, había socialistas
que ''eran más iguales que otros''. Y luego en una entrevista famosa, cuando le demandaron dejar
claro a qué clase social pertenecía y servía, él los perturbó afirmando que pertenecía a ''the upper,
lower middle class''. En español, ''pertenezco al sector alto del nivel bajo de la clase media''.
Ciertamente la izquierda estaba en crisis”.

Nunca hubo un consenso entre los movimientos de izquierda. Todos utilizaban el mismo lenguaje,
pero no convergían en el mismo objetivo. Ironías de la vida.

El discurso de Oligarquías, proletariado, imperios, yugo, plusvalía, son desgastados enclaves del
lenguaje comunista que nada dicen. Vocablos anacrónicos que hacen caer en la trampa a quienes
rutinariamente lo utilizan. Son como especie de sacos donde tratan de echar ideas, conceptos,
revelaciones nebulosas que no conducen a ningún obejtivo. Oligarquías!!! ¿Cuales?. Hablas de
oligarcas narcotraficantes y que yo sepa, todos están bajo las rejas, excepto los dirigentes de las
Farc, como Torofijo, El Mono Jojoy, El Negro Acasio, etc. Etc.

Me viene a la mente un relato del Dr. Guillermo Fernández de Soto en un libro recientemente
publicado “La Ilusión Posible”, y del cual apareció una parte publicado en El Tiempo el domingo
pasado llamado “Foz, Chávez, Pastrana, un encuentro agitado”. En el relata como Pastrana
recrimina a Chávez por incluirlo dentro de los oligarcas colombianos. Quien empieza hablando es
Guillermo Fernández de Soto, que dice “José Vicente (José Vicente Rangel), en la Habana fui muy
sincero contigo cuando acepté, solo en gracia de discusión , que era probable que al presidente
Pastrana y a mí se nos identificara como pertenecientes a familias de la “burguesía colombiana”,
que ustedes tanto critican. Pero nadie se la ha jugado tanto por la paz de Colombia como nosotros.
Lo que necesitamos es solidaridad y no señalamientos”. Y Continua: “En ese momento el
presidente Pastrana intervino para contarle una anécdota al presidente Chávez: -Hugo, tú que nos
criticas tanto a Guillermo y a mi porque dizque formamos parte de la “oligarquía colombiana”,
deberías saber que fue mi abuelo materno, don Carlos Arango Vélez, el fundador de la UNIR
(Unión Nacional de Izquierda Revolucionaria), quien acuño la frase de que la oligarquía
colombiana había matado a Gaitán, un personaje que tú tanto admiras. Ahora es mi Gobierno el
que ha tenido que enfrentarse a un sector notable de la que tú llamas oligarquía colombiana, para
sacar adelante el proceso de paz en el que estamos comprometidos. Te cuento esto para que
veas como desconoces la historia de Colombia”. El Tiempo, enero 25 del 2004. Y en verdad que
muchos extranjeros desconocen la historia Colombiana, pero pontifican sobre ella sin ningún
escrúpulo, señor periodista.

A nuestro presidente, Alvaro Uribe Vélez, sus detractores, la mayoría de izquierda, lo tildan de
Dictador. Pero esa misma izquierda se hace el tuerto cuando analizamos a Sadam, Kadaffi, Fidel y
su pequeña isla privada, donde no hay disenso, ni partidos de oposición, ni elecciones, donde
jamás se podría vivir en plenas libertades, puesto no se es capaz de callar ante en un sistema
represivo y tampoco aguantarse al mismo parlanchín más de diez años. Y No hablo de educación
o salud, que son las banderas del gobierno cubano, sino de la libertad de elección, a la libertad de
expresión tal como hacen los periodistas contra el gobierno de turno en Ecuador o en Colombia.
¿Podrán hacer lo mismo en la isla de Castro sin el temor de ser detenido, encarcelado y hasta
fusilado?

Hablas de Ricardo Palmera (Simón Trinidad) y de sus derechos violentados. Estás equivocado. A
él se le brindaron todas las oportunidades de defensa, llegó sano y salvo a Colombia y tiene
abogado propio, pago por el secretariado Si no es así entonces podríamos pensar que puede ser
un trueque: “usted, señor abogado, saca a Simón y nosotros liberamos a su hermano”. (El
hermano del abogado de Simón Trinidad esta secuestrado hace un año por la guerrilla). Simón
Trinidad ya hubiese sido fusilado en Cuba por traición a la patria tras un juicio rápido.

La apreciacion que yo tengo del mundo y quienes lo manejan es de que esta dividido por
intereses, mas no por fronteras. Hay manos poderosas, grupos tremendamente influyentes dueños
de parte de paises en todo el mundo. Y no son netamente norteamericanas, ni judias, ni rusas, ni
alemanas, Ellos no tienen nacionalidad y se camuflan a la sombra de acontecimientos mundiales,
para no ser determinados. En los audiocasettes del Dr. Better (Dr. Peter Beter) se puede leer lo
siguiente que ilustra lo que sucedia en la decada de los ochenta: “Durante el curso de las 80 cintas
de los informes de la AUDIO CARTA, el Dr. Beter revela que hay 3 facciones de poder
principalmente funcionando hoy en el mundo:
1. El movimiento Rockefeller
2. El Eje Bolchevique-Zionista
3. Los Nuevos Gobernantes del Kremlin

Estas facciones han existido como tales durante el siglo pasado o desde antes, y sus relacioncs de
una con otra han estado en un constante estado de flujo. Sus raíces, sin embargo, son mucho más
antiguas y pueden trazarse hacia atras en el tiempo por muchos siglos“.
(Este documento les será enviado para su lectura).

Un documento igual salio hace poco en la Revista Año/Cero, (Año XV/Nº 05-154) en su pagina 34
y con el titulo de “El Poder en la Sombra“ dice algo al respecto: “Cuando se examina la politica de
EE.UU. en las últimas décadas surge una pregunta: ¿Cuál es la instancia que ha diseñado esa
esacalada bien trabajada que desborda las posiblidades de una administración para
instrumentalizar programas y proyectos a tan largo plazo? Algunos creen que la respuesta se
encuentra en un poder en la sombra que manejaria tras bastidores a los gobiernos, e incluso
llegan a afirmar que la clase politica mantieene una fidelidad secreta a los dictados de ese poder
oculto“.

Asi, que oligarquias, burguesias, plusvalia y otros tantos, son meras babosadas bajo esta vison
globalizadora de la politica mundial, de la cual no se escapan ni los propios ciudadanos
estadounidenses, que, como nosotros, viven fuera de la realidad.

En cuanto a acabar con el negocio de las drogas, y en eso estamos de acuerdo, hay que
legalizarlo. Y lo afirman hasta los más ultraderechistas del gobierno y de la oligarquía colombiana
que usted ataca. En un reportaje hecho a Enrique Gómez Hurtado, hermano del varias veces
candidato a la presidencia Álvaro Gómez Hurtado asesinado por miembros del ejercito
colombiano, e hijos del odiado presidente Laureano Gómez (1950-1953) por parte de los liberales,
en El Tiempo, Lecturas Dominicales del 18 de Enero de este año se puede leer su semblante: “Su
discurso es extremo (el de Enrique Gómez): si habla de pensiones dice que Colombia está a punto
del colapso pensional; si de Lucho Garzón (Polo Democrático) que ‘representa un movimiento
demagógico’. De la lucha contra el narcotráfico afirma que la solución está en la despenalización
de toda la cadena desde la siembra hasta su consumo. . . y rechaza la idea de un acuerdo
humanitario con las FARC…”. La legalización de la droga es el camino para acabar con tanta
violencia y al mismo tiempo quitarle fuerza a los que la hacen, llámense paras, guerrilleros o
simplemente narcos. Es la única forma de arrebatarles el sustento (léase dólares).

Que si la potencia del Norte ataca los cultivos no es por el bien de la humanidad, sino por la
cantidad de millones de dólares que salen del país, generando un déficit por compras en vicio; eso
lo sabemos hace años. El solo hecho de que Pablo Escobar Gaviria apareciese como el quinto
hombre más rico en la revista FORBES por allá en los años 90 nos muestra lo lucrativo del
negocio. Tanto como las armas. Entonces atacan los cultivos. ¿El problema para nosotros, los
latinos, es como hacemos para combatir el tráfico de armas, si las fábricas de muerte están en el
territorio estadounidense, o en territorio europeo? Las triangulaciones hacen que muchos de estos
artefactos Made in Usa lleguen a los paras y a la guerrilla, como ocurrió con los misiles tierra aire
adquiridos en territorio ecuatoriano por las FARC. O, en el peor de los casos, de las armas
procedentes de los países herederos de la desbaratada Unión Soviética, tal como sucedió con
Montesinos, donde las FARC fueron tumbadas al pagar diez veces más por 10.000 fusiles
Kalashnikov A-47 traídos desde Bielorusia.

Solo me resta decir que si buscamos un país más igualitario y que brinde mejores oportunidades a
nuestros hijos, debemos utilizar la cabeza y no las armas. La violencia es un acto extremo que trae
mucho sufrimiento y termina siendo peor que la enfermedad. Para problemas de tipo social hay
alternativas diferentes, más humanos, menos irracionales. Decía Maquiavelo (el cual debemos leer
para no cometer estupideces), que si no puedes vencer a tu enemigo, únete a él. Esto es lo que ha
estado haciendo Colombia con respecto al Imperio, acosados por la eterna violencia que ha
obligado a que miles y miles de profesionales y técnicos emigrar a otros países, especialmente los
EEUU, donde a punta de trabajo están enviando millones de dólares a Colombia. Puro sudor
latinoamericano convertidos en el primer renglón de ingresos de divisas desde el extranjero.

Actualmente en Colombia, la economía no depende del café, ni del banano, ni del carbón. Ahora
somos productores de mano de obra barata y altamente calificada, que permite que miles y miles
de colombianos progresen y puedan llevar una vida digna. Es lo menos que podíamos hacer
cuando tanto capital se escapa del país a manos de las compañías norteamericanas y europeas.
Debemos ir, trabajar allí y devolverlas a nuestro terruño. Esto si es revolución. Algo parecido le
paso a Roma al final del Imperio. Tal cual una boa se traga un ternero, así latinoamérica terminara
devorando al Imperio. Sin sangre, sin sufrimiento. Solo con nuestra inteligencia. “La violencia es
para el que no tiene argumentos”. Lo puede comprobar en el diario trajinar de su intensa y
estresada vida. Es la anarquía mal entendida. Es un coktail de ideas de Bertran Russell y Molotov
en medio de una discusión.

Ya, en el cierre de este documento, cabe destacar algunos puntos importantes del trabajo
publicado por usted, sobre todo aquellos que tienen que ver con el control de las potencias del
mundo sobre el Triángulo Amazónico, fuente de enormes riquezas. Buenos los datos sobre el
recurso del agua y otros muchos datos económicos dignos de todo un especialista y catedrático de
esta rama. Algo muy positivo que nos servirá para futuras referencias.

Iván Darío Noriega Giraldo


Ciudadano del común en Colombia
Opinión independiente no pagada.
Enero 31 del 2004