You are on page 1of 1

110 REVISTA MEDICA HONDUREÑA

Credo del Sociólogo Médico [1]


Creo: Que el médico moderno permanente, que no debe ser
debe extender sus horizontes y considerada como articulo de lu-
mostrarse tan interesado en los jo reservado para algunos suje-
males de una sociedad enferma tos privilegiados
como en los de la célula o el su- que el estudio del comporta-
jeto enfermo; que debe conside- miento humano es tan necesa-
rar a cada enfermo como uni- rio para el médico como el del
dad social, parte integrante de bacilo tifoso para el bacteriólo-
un todo mayor y no meramente go, pues más bien que castigar a
como "un caso"; un delincuente el sociólogo mé-
que la medicina sociológica dico prefiere hacerlo inocuo y si
debe considerar a la enfermedad es posible, útil para la sociedad;
fundamentalmente como proce- que la civilización y el verda-
so que ajusta a un individuo a dero adelanto se aquilatan a la
un medio desfavorable, y que a luz de la economía humana y no
fin de poder dominar ese proce- de la economía de las finanzas
so, debemos familiarizarnos con y los negocios, puesto que la su-
todos los factores que en él in- premacía de los valores econó-
tervienen, tanto relativos al micos sobre los humanos ha cul-
huésped como a la enfermedad; minado en una crisis en la cual
que todo médico está obligado vemos la pobreza reinar en me-
a investigar y a familiarizarse dio de riquezas potenciales;
con la anatomía, y estructura de que el servicio social jamás
la sociedad así como de los dis- constituye un gravamen, pues
tintos órganos; pues ningún mé- por el contrario la prevención
dico se pondría a estudiar fisio- de la pobreza y la ignorancia,
logía sin conocer antes anato- procreadores del crimen y la en-
mía; fermedad, cuesta menos que
que la patología social, con el mantener prisiones y hospita-
dolor ,síntomas y males que la les;
integran, puede ser tan mortí- que el capital viviente de una
fera para una nación como la nación representa la única ri-
peste negra, y que a la profesión queza verdadera, pues las reser-
médica corresponde la principal vas humanas son tan necesarias
responsabilidad en lo tocante a y más valiosas que las materia-
corregir esas condiciones; les;
que el saber médico es un bien y por fin, que los médicos de-
social, cuyos adjetivos definiti- ben hallarse tan interesados en
vos deben ser también sociales; mejorar la vida como en sal-
que desde el punto de vista de varla.
la sociedad, la medicina preven-
tiva es más barata, más sencilla (1) The Health Officer, 85,
y más eficaz que la curativa; agto., 1936.
que en una democracia la
educación sanitaria es una ne- —De Boletín Sanitario
cesidad nacional, universal y Panamericano—

Related Interests