El susurro de los espíritus en voz y obra de Anna-Varney Cantodea

Alexander L. Gahan Orchild myspace.com/goth_foxy_boy

on pocas las agrupaciones, incluso dentro de la escena oscura, que pueden ser similares a un mausoleo antiguo y ruinoso en espera de ser profanado, que nos conducen a sueños perfumados, a tierra de cementerio y una profunda melancolía, que encierran un matiz de desolación y a la vez profunda belleza, por donde pocos encuentran más que sombras, y que crea a su alrededor un sinnúmero de mitos entre sus seguidores. Este es el caso de el proyecto alemán Sopor Aeternus & The Ensemble of Shadows.
El mayor enigma sobre esta banda sin duda yace alrededor de su vocalista, y como se ha manifestado en varias ocasiones, “único integrante humano”: la extravagante Anna-Varney Cantodea. “Varney” hace referencia a la novela vampírica del autor Edward Lloyd, escrita en 1847 y titulada Varney el vampiro, o El festín de sangre. De Anna se dice que sólo se le puede entrevistar vía fax, jamás en una cita personal; que su vida y verdadero nombre se mantienen

24

en absoluto secreto; no proporciona ninguna dirección, número telefónico o correo electrónico, negándose a hacer presentaciones para la “audiencia humana”, y acompañándose de “The Ensemble of Shadows” (El Conjunto de las Sombras), sus amigos espirituales a quienes acredita como su inspiración para la música. Ella señala que en realidad no es la creadora de la música, sólo la perceptora: “Yo creo que el universo entero está saturado por música”. Anna-Varney, como es de esperarse, no es adepta a hablar en profundidad del tema, pero en varias ocasiones ha afirmado que durante casi tres décadas vivió en condiciones extremas de soledad, depresión y desesperación. Una vida torturada y unos sentimientos negativos que provocaron su descubrimiento de estas “presencias o voces sobrenaturales”, que lograron despertar sus sentidos musicales y le impusieron compartir con el público las obras que creaba en su cabeza. Su vida temprana no fue fácil. Se refiere a su madre como “La mujer que le proporciono comida, ropa y palizas”, lo cual hizo de Anna un infante muy sensible, y más a las sutiles

vibraciones del mundo espiritual. Prefiere callar respecto a esto, únicamente parafrasea sus sueños como “The Theater of Seven Hells” (“El Teatro de los Siete Infiernos”).

son siempre personales, y por ende, difíciles de entender para quien las escucha o lee. Sin embargo, allí puede notarse la enorme influencia de su estado mental en las grabaciones. Los demos, por ejemplo, tratan sobre el vampirismo, la muerte y los no muertos. En este tiempo, Anna-Varney estaba seriamente enferma, amenazada con perder la vista. Hay que destacar el carácter andrógino de Anna-Varney. En varias ocasiones ha manifestado y jugado con la idea de convertirse o ser una mujer, y abandonar la forma masculina, pero se aleja de someter su cuerpo a cualquier intervención quirúrgica. Este rasgo de su personalidad es también una constante en obra y su música.

La música de Sopor Aeternus es altamente emocional y, para muchos, excesivamente lúgubre, con un estilo que ha cambiado y evolucionado como es

normal en un proyecto que ha tenido la oportunidad de prevalecer al peso de los años, al paso de álbum tras álbum. Encerrar su música en un solo género, o definir siquiera a exactitud sus influencias es simplemente complicado, aunque podemos encontrar separada o conjuntamente arreglos tradicionales con instrumentos de viento (en especial flautas), guitarras, bajos y cuartetos de cuerda, como sintetizadores o cajas de ritmos y, recientemente, la incorporación de coros vocales.

La historia comienza en el año de 1989, cuando dos personas llamadas simplemente Varney y Horger, coinciden

en un Bar llamado Negativ, en Frankfort, Alemania. Sin una sola moneda en los bolsillos para adquirir instrumentos, iniciaron la creación de su música a partir de cero, dando como fruto en 1992 tres demos en casettes titulados Es reiten

die Toten so schnell..., Rufus y Till’ time and times are done. Posterior a ello, Horger abandona el proyecto y funda el sello discográfico Apocalyptic Vision. Este sería la guarida para las futuras producciones de Varney, y en 1994 aparece el CD debut titulado …Icht töte mich jedesmal aufs Neue, doch ich bin unsterblich, und ich erstehe wieder auf; in einer Vision des Untergangs..., cuya edición fue limitada a mil copias. El siguiente año aparecería Jeruka-Deep the eternal Forest, un compilado de varios artistas donde vislumbramos dos covers: Tabor C’Alan o’itana y Dio N’Arap, éste último, una muy pecu-

liar interpretación de la canción Paranoid, original de Black Sabbath. El segundo álbum, Todeswunch –Sous le Soleil de Saturne-, (Suicidio-Bajo el Sol de Saturno-) es, en el sentido musical, una pequeña y momentánea luz para sus depresiones. En contradicción a esto, las líricas poseen aún más un toque de profunda tristeza. Todas las letras giran alrededor de “el suicidio, dulce suicidio”.

Por algunas alusiones en sus entrevistas, la gente cree que realmente se sometió a una operación de cambio de género.

Hasta hoy todo lo relacionado con este tema sigue siendo un misterio, al igual que todo lo referente a su persona. El mini CD, Ehieh Ascher Ehieh, lanzado en 1996, y limitado únicamente a tres mil copias, posiblemente documenta esta fase de su vida.

25

Capítulo IX trIstanIa

Tal vez con su música Anna-Varney intenta trabajar sus depresiones. Ella lo describe como un tipo de “introvertido exhibicionismo”, por lo tanto sus líricas

Entre algunas canciones remezcladas del segundo álbum hay también una titulada The Gift of Self-Castration (El regalo de mi castración). Pero Anna-Varney se llamó ahora teóricamente una “mujer heterosexual”. La agrupación, de la noche a la mañana, tenía ya una fuerte y amplia presencia en el ambiente Goth de Europa. En 1997 nacen dos obras más: The inexperienced Spiral Traveller y Voyager-The Jugglers of Jusa, en las que Anna comparte su conflicto y, contradictoriamente, la aceptación de su “Quinto Género”. Ella se describe bajo este concepto, derivado del de los indios Navajos de Norteamérica. El primero y segundo género son hombre y mujer, el tercero y el cuarto son un hombre dentro del cuerpo de una mujer y una mujer dentro del cuerpo de un hombre, que son llamados “ dos espíritus dentro de la persona”. El quinto género consiste finalmente en un “ser multiespiritual”. La Canción Feralia Genitalia, de The Jugglers of Jusa, es quizá la que nos invita a tratar de comprender este término tan peculiar.

Rozz termina con su vida el día 1 de abril de 1998, y un año más tarde Sopor Aeternus lanza lo que para muchos son los álbumes que definen al cien por ciento el estilo de la agrupación: Dead Lovers’ Sarabande Face 1 y Face 2. La música en estos discos es triste, lenta, oscura, pero excelentemente producida. De estos materiales comentó que

“todo se ha dicho ya”.

Otro de los misterios que ha dejado plasmados en sus letras es la evocación a un supuesto abandono, una pérdida, que bien podría
verse como la de un ser amado. De lo anterior muchos opinan y creen que se conecta a su estrecha relación a través de una constante correspondencia con Rozz Williams, fundador y cantante del grupo Christian Death.

Lo referente a la supuestamente tormentosa infancia de Anna se refleja inequívocamente en el año 2000, con el álbum Songs from the Inverted Womb (Canciones del útero invertido), donde una contraposición de amor y odio a la vez para con la figura materna se destila de melodía en melodía. Cuando se creía que Sopor Aeternus no podría seguir sorprendiendo, en 2001 Varney, en colaboración con la poetisa finlandesa Constance Fröhling, nos brinda una interpretación menos lúgubre, pero aún cargada de suma melancolía, en el proyecto llamado Nenia C’alladhan, donde los acordes inevitablemente nos inspiran a soñar con vivencias, paisajes, leyendas y mitos de la Europa medieval. Por razones desde luego incógnitas, la ya conocida por sus seguidores como “Diva” se oculta durante dos años de los anaqueles de las tiendas de discos, y es hasta el 2003 que sorprende a todos con un álbum más: Es reiten die Toten so Schne-

ll (or: THE VAMPYRE SUCKING AT HIS OWN VEIN), un disco cargado de evocaciones vampíricas y de la agonía de los no muer-

tos al ansiar más no poder morir. Cabe mencionar que aunque Anna-Varney sorprendió siempre con el arte de sus producciones, que han ido siempre de la mano con el contenido musical, en este álbum, bajo el eterno consejo de “The Ensemble of Shado-

ws” y el talento gráfico de Joachim Luetke,

nos muestra una Anna- Varney fúnebre, asexuada y desde luego reflejo fiel de la agonía, dolor y sufrimiento. Ese mismo año se lanzarían en un solo CD todos los demos remasterizados, un material llamado de nueva cuenta: ...Icht töte mich jedesmal aufs Neue, doch ich bin unsterblich, und ich erstehe wieder auf; in einer Vision des Untergangs... La Chambre D’Echo - Where the dead Birds sing aparece en el 2004, y esta vez los acordes se acompañan de sintetizadores y algunos matices electrónicos; le sigue el EP Flowers in Formaldehyde, el cual vendría a redimir para muchos de los seguidores ese “toque único” al que Sopor Aeternus los tenía acostumbrados. Para el 2005 The Goat / The Bells have stopped ringing, un vinyl limitado a sólo

mil copias rinde una evocación a la Marcha Fúnebre de Chopin.

Para el beneplácito de sus seguidores, Anna saca a la venta un set de 3 CD’s y sorpresivamente un DVD con escasos cinco videos, donde al fin se puede translucir la enigmática figura

de Varney en movimiento, y donde para sorpresa, e incluso extrañeza de muchos, luce caracterizada como si la creación de estos videos hubiese sido planeada desde mucho tiempo atrás. Like a Corpse Standing in Desperation llega a unirse al legado en el 2005.

26

Les Fleurs Du Mal, del 2007, es en arreglos musicales un álbum impecable, pero además con la aportación de coros vocales que contrastan y dan en ocasiones un tono de marcialidad a la voz de Varney. Seguido a esta producción sale un segundo DVD con el video de la canción In der Palästra, que contiene como extra un set de postales.

Finalmente, para finales de abril del 2008 se lanza el EP titulado Sanatorium Altrosa, que incluye versiones acústicas de algunas canciones de su álbum anterior.

Muchos afirman que detrás de Sopor Aeternus se encuentra un talento muy distinto físicamente a la Anna-Varney que conocemos, y que esta presencia andrógina y macabra es sólo parte de un truco publicitario. De Sopor Aeternus se pueden decir infinidad de cosas, pero lograr una absoluta verdad simplemente es imposible, pues no existe alguien que haya tenido un contacto físico con Varney y su entorno.

Sólo podemos quedarnos con las pocas conocidas palabras que la “Diva” dejará como mensaje para sus seguidores en una entrevista: “Intenten ser sinceros. Ya que con cualquier mentira están asesinando alguna parte del mundo... así como también estarán destruyendo alguna parte de ustedes mismos.”

27

Capítulo IX trIstanIa

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful