ANALISIS POEMA X TRILCE

(1)

Prístina y última piedra de infundada

(2)

ventura, acaba de morir

(3)

con alma y todo, octubre habitación y encinta.

(4)

De tres meses de ausente y diez de dulce.

(5)

Cómo el destino,

(6)

mitrado monodáctilo, ríe.

(7)

Cómo detrás deshaucian juntas

(8)

de contrarios. Cómo siempre asoma el guarismo

(9)

bajo la línea de todo avatar.

(10)

Cómo escotan las ballenas a palomas.

(11)

Cómo a su vez éstas dejan el pico

(12)

cubicado en tercera ala.

(13)

Cómo arzonamos cara a monótonas ancas.

(15) hacia otro más allá. Pero en el V era aún posible escapar a la reproducción del ser desde la castidad. (16) Dos quedan por lo menos todavía en pañales. En todos ellos la referencia a la vida sexual constituye al menos uno de sus ejes semánticos y es presentada como factor de distanciamiento y de heterogeneidad. (21) y sentado empavona tranquilas misturas. (18) Y los nueve de gestación. El poema X también permite leer la obsesión dominante del poema V: la multiplicidad que la sexualidad comporta. Ellos son: ´encintaµ en la primera estrofa. en el X en cambio puede leerse el motivo de la gestación ligada intrínsecamente a la reproducción del número. el primero de ellos bastante distante de los otros dos. (17) Y los tres meses de ausencia. X. . (20) El paciente incorpórase. ´pañalesµ y ´gestaciónµ en la cuarta. XII y LX. (19) No hay ni una violencia. La tensión causada por la temida trascendencia que entraña la sexualidad aparece en e l poema V y en otros cuatro poemas de Trilce. Se trata de los poemas IX. El eje semántico que comporta la unidad temática del texto atraviesa la presencia de tres sintagmas.(14) Se remolca diez meses hacia la decena.

otros del discurso de las ciencias biológicas. De rima y versificación absolutamente dispar. como: ´octubre habitaciónµ. algunos de ellos provienen del discurso científico-matemático. g) Palabras que conservan su propia función sintáctica. . como: ´cubicadoµ. ´misturasµ. como: ´pañalesµ. ´Cómo escotan las ballenas a palomasµ. Como el poema anterior. virtual forma verbal derivada de arzón (fuste de una silla de montar). f) Palabras que abandonan su categoría gramatical propia para asumir otra. éste también eriza al lector al poner a prueba el principio de legibilidad tradicional que intenta extraer de todo texto un sentido coherente entendido como mensaje. ´venturaµ. pero que pierden su sentido habitual: ´diez [meses] de dulceµ. cuatro. ´guarismoµ.El poema X se compone de cinco estrofas de seis. tres.´monodáctiloµ: prefijo mono. e) Palabras de circulación familiar. La voluntad de ruptura y de disonancia manifestada en el poema se lleva adelante a través del empleo de: a) Arcaísmos: ´prístinaµ. como: ´gestaciónµ. b) Neologismos: ´monodáctiloµ y ´arzonamosµ. ´cubicado en tercera alaµ. persona del plural de arzonar. cinco y tres versos respectivamente. d) Nexos despojados de su función relacional como el coordinante ´yµ: ´Y los tres meses de ausencia.´arzonamosµ: 1ra. c) Ciertos términos singulares o raros que amplían el registro del vocabulario poético usual. transformaciones ambas del léxico existente: . / Y los nueve de gestaciónµ. no canónicamente poéticas. ningún principio de regula ridad formal puede extraerse de estos versos. en donde el sustantivo ´octubreµ adopta por contexto la función privativa del adjetivo (modificar de manera directa al sustantivo que lo acompaña).más dáctilo (pie de la poesía antigua. compuesto de una sílaba larga seguida de dos breves). .

un cómo. o bien ´contingencia. La creación comporta la muerte de un estado anterior de la materia. y ´dáctiloµ. ´cubicado en tercera alaµ (12). ´Y los nueve de gestaciónµ (18). Los tres primeros versos sugieren la presentación de una situación inicial comprendida por: un protagonista. ´octubreµ. ´Se remolca diez meses hacia la decena µ (14). Si se piensa ´de infundada venturaµ como causa del morir. lo original y lo antiguo. un acontecimiento. Asistimos en los tres primeros versos al origen de algo que se crea y al mismo tiempo al final de algo que muere. riesgo. o bien la ´toca alta y apuntada que llevan los . sabemos que ´mitradoµ es el calificativo relativo al individuo que usa mitra. como también indica lo puro y lo sin igual. ´Infundadaµ a su vez significa ´sin fundamentoµ. un dónde. atendiendo al aspecto semántico del sintagma. y así tendríamos que el fin es promovido por una suerte o bien una contingencia inmotivada. La predicación ´Prístina y últimaµ es un oxímoron. El pasaje de la rareza del juego lingüístico al concepto aludido se opera aquí no por relación de semejanza conceptual (mecanismo tradicional de la metáfora). suerteµ.Acompañando la idea de gestación puede rescatarse en la primera estrofa la noción de contingencia o riesgo. unidad o pie poético compuesto de una sílaba larga y dos breves15. ´Y los tres meses de ausenciaµ(17).dáctiloµ porta la presencia de lo propio. ´con alma y todoµ (esto es: completamente). Esta contingencia que el poema metaforiza es la instancia azarosa de la fecundación. Finalmente. prefijo que significa ´únicoµ. La repetición de sonidos consonánticos oclusivos. ´Dos quedan todavía en pañalesµ (16).de asociación de estas dos palabras que comportan en su asociación la idea de lo uno16. Este sintagma tiene por referente aquella unidad constituida en el acto de la fecundación. Así. es el origen de una contradicción. ´mono-µ. Así. Aquello que muere: ´Prístina y última piedraµ. Prístino indica en su primera acepción tanto lo primitivo. El diccionario señala dos acepciones de la palabra ´venturaµ: ´felicidad. ´habitaciónµ. la piedra fundamental (el óvulo) la que al ser tocada resulta fecundada cayendo en consecuencia en el universo de lo relativo y de lo contingente. la lengua pone de relieve su condición material al ser sometida a un juego de relaciones homofónicas que funda cierta unidad de sentido. ´mitrado mono . A su vez. ´prístina y última piedraµ. ´acaba de morirµ. peligroµ. la caída en la individuación sobreviene y con ella la multiplicidad evidenciada en este poema en la arbitrariedad del número: ´De tres meses de ausente y diez de dulceµ(4). sentidos en relación a los cuales ´últimaµse contrapone. pronombre posesivo de primera persona singular. este sintagma antepuesto a la frase verbal a la cual modificaría es retóricamente un hipérbaton (una disposición gramaticalmente bien ordenada diría: ´Prístina y última piedra acaba de morir de infundada venturaµ). en la poesía de Vallejo ´el número representa la imposibilidad de reposar en la unidadµ14. y una causa. nasales y sonoros: ´mµ y ´nµ y de la vocal ´oµ es el criterio lingüístico concretamente fónico. la primera estrofa se cierra con la expresión admirativa de la voz poética que identifica el futuro con el triunfo del ´mitrado monodáctiloµ sonriente. ´de infundada venturaµ. de lo único y de la unidad: ´mi-µ. ´especie de sombrero alto y puntiguado que usaban los antiguos persasµ. En efecto. un cuándo. es la pureza del origen. Dada la fecundación. sino por vecindad sonora. Como bien señala Américo Ferrari.

La primera de ellas. el cual desencadena la dispersión del ser a la vez que pone en evidencia la dificultad del mundo fenoménico (´de todo avatarµ) por mantener la unidad. de aquellos encuentros que pudieron haber sido. . Como anteriormente en los versos (5). pero vale la pena destacar que su presencia siempre está despojada de la compañía de los signos de admiración que usualmente flanquean al enunciado. la acerca el verbo escotar (cortar y cercenar una cosa para que ajuste a lo que se necesita). El par ballena / paloma pone en evidencia tanto la gravedad de la existencia (tema vallejeano) como su contradicción. Nos acercamos a la mitad del poema y los versos (8) y (9) retoman el lenguaje socializado para condensar a modo de epifonema el sentido de lo expuesto. La voz poética no abandona su gesto de asombrada constatación de la actuación multiplicadora del mundo fenoménico. del avatar que cambia de rumbo azarosamente -a través de la debilidad de la paloma-. otras uniones (´juntasµ) de opuestos (elementos masculino y femenino) son descartados. (7) y (8). La pluralidad de existencias. Su sujeto. corte. y la noción de terceridad que entraña la noción de multiplicación. son el agente de la acción. dignidad social.obispos como signo de su dignidadµ17. Perfil negativo en tanto el poeta trabaja la materia lingüística para sugerir imágenes dislocadas que sofocan la comunicabilidad del sentido volviéndolo por lo menos enigmático cuando no francamente abstruso. Ambos elementos se excluyen y se limitan recíprocamente desde sus diferencias: ´la ballenas escotan [cortan. ´las ballenasµ. ´Cómo siempre asoma el guarismo / bajo la línea de todo avatarµ constata la presencia acechante del número corruptor -por multiplicador-. Fecundada la ´prístina y última piedraµ. pero no fueron. Ahora bien. Dos nociones se desprenden de la tercera estrofa y aportan un principio de coherencia semántica: la noción de corte que implica la noción de límite. Ambos semas delínean la plenitud con que este futuro nuevo individuo erigirá su existencia. La ´mitraµconnota altura. El elemento sobre el cual esta acción recae es ´palomasµ. la interjección admirativa ´cómoµ se repite a comienzo de los versos (10). La tercera estrofa retoma el perfil negativo del discurso poético inaugural. El verbo desahuciar del verso (7) enuncia la muerte de esperanzas potenciales. retirada que aligera de expresividad al enunciado al mismo tiempo que sofoca la presencia del yo lírico. como la fragilidad de la contingencia. limitan] a las palomasµ. el hecho de que la ballena porte alguna acción sobre la paloma revela tanto la enormidad de la existencia empírica -a través del peso majestuoso de la primera-. la caída en la individuación y en la diferencia son puestas en evidencia a través de la desemejanza extrema que comporta el par: ballena / paloma. El atrevimiento poético de este encuentro revela el ser en el mundo como ausencia y vacío de sentido antes que como presencia y plenitud. (11) y (13). La referencia a la muerte y a la negatividad que comporta el número continúa en la segunda estrofa.

proceso de desintegración que se acelera en progresión geométrica. sintagma que sintoniza con el neologismo ´arzonamosµ proveniente de ´arzónµ. el verso (13) alude al lugar portador de la multiplicidad. factor que promueve la multiplicidad y la dispersión. como el ´1µ gestado por el grupo dicotiledón del poema V. instancias éstas últimas representadas en la estrofa por el recuento incoherente de lo meses s de gestación. La multiplicación de las alas connota el principio de exterioridad ya en marcha.19 . ´el pacienteµ (el naciente) se erige en su heterogeneidad. La cuarta estrofa presenta el descontrol del número en proceso de multiplicación. siempre en el marco semántico de la sexualidad.El ave multiplica su pico en ´tercera alaµ (verso 12) al cubicarlo. al lugar de asiento del ser: ´ancasµ. Ambas elecciones lingüísticas consolidan la animalidad como campo semántico de la estrofa. Lo creado.18 Finalmente. La última estrofa comporta la conclusión lógica del poema.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful