You are on page 1of 4

www.pucp.edu.

pe

La Católica en 16.664 palabras

Año 3 N0 71 / Perú
Del 26 de marzo al 1 de abril
puntoedu@pucp.edu.pe
Distribución gratuita

Publicación de la Pontificia
Universidad Católica del Perú

Comunicado a la
opinión pública
POSICIÓN: La PUCP se manifiesta
oficialmente en la defensa de
su derecho a la propiedad y a la
autonomía universitaria. [PAG. 5]

“Aprendí que la
pintura no es una
profesión, sino una
manera de vivir”
PERSONAJE DE LOS 90 AÑOS:
Fernando de Szyszlo cuenta cómo
descubrió su vocación
artística en unas clases
nocturnas de la
Escuela de Arte
de la Universidad
Católica. [PAG. 16]

Futuros líderes
con nueva carrera
NOTICIAS: Este ciclo 2007-1 se
iniciaron las clases de la flamante
Facultad de Gestión y Alta Dirección
de nuestra Universidad. [PAG. 6]

suplemento

Consensos. Reciente publicación del Fondo Editorial PUCP trata el tema de la tolerancia . [FOTO: GIOVANNA FERNÁNDEZ ]

CASA ABIERTA

Entender al otro
Este sábado 31 de marzo,
la PUCP abre sus puertas a
toda la comunidad.

ÁTOMOS A LA VISTA
Presentamos el modernoo
Laboratorio de Resonancia
El concepto de la tolerancia abordado desde un punto de vista
Magnética Nuclear de la
PUCP, único en el país. filosófico para construir pactos sociales comunes
Informe Tolerancia

escribe Diego Avendaño


Egresado de la especialidad
de Periodismo

Respeto a la
diferencia
N
Filósofos de diversos o es novedad que somos distintos
unos de otros. Esto, que para mu-
países y culturas chos es una bendición, también
puede resultar un problema si no
se reunieron hace tres sabemos aceptar las diferencias y
dialogar para generar un consenso y resolver los
años en dos congresos conflictos que puedan presentarse. La otra cara
de la moneda la representan el fundamentalis-
organizados en nuestra mo, el racismo y todas aquellas manifestaciones
que, a lo largo de la historia, han generado hechos
Universidad. Entre los repudiables, como el Holocausto de la Segunda
Guerra Mundial o los conflictos del Medio Orien-
temas tratados estuvo te, de naturaleza política y religiosa. Sin ir muy
lejos, basta ver la discriminación que sufren mu-
la tolerancia. Las chos peruanos, no sólo en el extranjero, sino en
su propio país, cuando deben convivir con gru-
ponencias presentadas pos socioeconómicos o culturales considerados
dominantes.
entonces han dado Todos estos casos –cada uno en su nivel– son
algunos ejemplos de la falta de tolerancia que hay
lugar a una reciente en el mundo. Pero qué pasaría si las personas res-
petaran aquellas ideas, creencias y prácticas dis-
publicación del tintas a las suyas. Es muy probable –y eso quisié-
ramos creer– que este mundo sería un lugar me-
Fondo Editorial de la jor para vivir. Aquella maravillosa capacidad de
apertura hacia lo que es distinto o ajeno a lo pro-
PUCP, Interpretando la pio es lo que llamamos tolerancia.

experiencia de la tolerancia. EL ORIGEN DEL TÉRMINO. Podría pensarse que la


tolerancia se hace necesaria en un mundo glo-
Ideas y perspectivas balizado donde las distintas cultu-
ras se ven obligadas a convivir
valiosas que se deben y relacionarse, sea a través del
comercio, el turismo o las co-
tener en cuenta en municaciones. Sin embargo,
la historia de esta palabra se
sociedades necesitadas remonta a siglos atrás. Espe-
cíficamente, el término “tole-
de diálogos y rancia” nació tras la Reforma
en el siglo XVII, cuando se pro-
consensos. dujo el cisma entre los dominios
de la Iglesia Católica y el Estado.
Para el filósofo Gonzalo Gamio, do-
cente de la PUCP, “las culturas premodernas se
describen esquemáticamente como más homogé-
neas. El planteamiento moderno de tolerancia tie-

2/ / Lima, del 26 de marzo al 1 de abril del 2007


Informe Tolerancia

En la Biblioteca PUCP Punto de vista


Gonzalo
Portocarrero
Identidades asesinas, capítulos 1 y 2 agosto al 8 de setiembre del 2001 teca Central / Código: B 2173 T
Amin Maalouf / Biblioteca de Ciencias Cecilia Anicama Campos / Biblioteca Tratado sobre la tolerancia
Sociales / Código: CP 103 Central / Código: 342.104 A584 Michael Walzer / Biblioteca Central / Sociólogo
Tolerancia y diversidad: visión para el Escritos sobre la tolerancia Código: FIL 122 W22T7
siglo XXI : tercera conferencia mundial John Locke / Biblioteca Central / Código: Convivencia democrática: libertad,
contra el racismo, la discriminación
racial, la xenofobia y otras formas de
B 1298.T P86
Tratado de la tolerancia
diálogo y tolerancia
Jurado Nacional de Elecciones / CEDOC
“La sociedad
intolerancia. Durban, Sudáfrica 31 de François Marie Arouet de Voltaire / Biblio- / Código: 04.2373.1
peruana está llamada
FOTOS: GIOVANNA FERNÁNDEZ a reconciliarse
consigo misma”
¿Somos tolerantes los peruanos?
Somos tolerantes con quienes queremos y
conocemos. Les perdonamos llegar tarde, no
ser cumplidos y poco efectivos en el trabajo.
Pero tendemos a ser intolerantes con aque-
llos a quienes no conocemos. No tratamos de
comprenderlos, los censuramos y pensamos
mal de ellos. Hay tolerancia para quien tiene
rostro conocido e intolerancia para la perso-
na anónima.
En Lima conviven personas de diferentes lugares,
muchas veces en conflicto.
Al comenzar las migraciones entre las déca-
das de 1940 y 1950, el migrante llega con mu-
cho temor. No se siente con derecho a estar
donde está y el ambiente que lo recibe es hos-
til. Poco a poco comienza a apoderarse de la
ciudad y a hacerla suya. En los años ochenta
el migrante se convierte en protagonista en
términos no sólo demográficos, sino también
políticos y económicos. No sucede lo mismo
en el campo cultural. Hay un arte migrante re-
lacionado con el complejo fiesta-danza-músi-
ca, pero no en la literatura, la poesía o el teatro.
¿Desde qué punto de vista el racismo es una
muestra de intolerancia?
Lo que está en juego es no aceptar al otro. No
aceptar sus diferencias o ver esas diferencias
como algo inferior, que no es prestigioso, mo-
ral, estético, fecundo ni confiable. Es un este-
reotipo que fragmenta a la sociedad peruana,
donde, a diferencia de Estados Unidos, co-
existe el racismo con el mestizaje. Todos esta-
mos mezclados en distintas proporciones, de
ne que ver con la irrupción de nuevas visiones del Podríamos pensar que la tolerancia no forma manera tal que un rasgo de más o de menos
cristianismo a partir de la Reforma. Una vez que parte natural de la conducta humana, lo que abre es motivo de una diferencia o jerarquización.
estas versiones cobran una mayor adhesión po- otra discusión aun mayor: ¿qué es natural al ser Mucha gente para “mejorar” su apariencia fí-
pular, y asumen un rostro político, se hace nece- humano? Para el filósofo Fidel Tubino, decano sica se pinta el cabello de rubio.
sario el respeto de la diversidad como una virtud de Estudios Generales Letras, la tolerancia no es Últimamente se han puesto en boga íconos que
política para acabar con las guerras de religión algo que se produzca por naturaleza. “Son las so- son fruto de la migración. ¿Es esa una muestra de
que azotaban Europa en el siglo XVII”. ciedades, las instituciones religiosas o po- real tolerancia o es sólo una moda pasajera?
Así, la tolerancia se entendía ini- líticas, las encargadas de que la gente Creo que es un signo que forma parte de todo
cialmente como una habilidad para reciba una formación que determi- un cambio que implica la reconciliaron con no-
soportar con resignación las dife- ne si es tolerante o no”, señala. En sotros mismos. La sociedad peruana está lla-
rencias, sobre todo, las religiosas. ese sentido, la intolerancia, básica- mada a reconciliarse consigo misma, pero es
El objetivo de dicha práctica era mente, está ligada a la creencia que un proceso lento. La mayoría de personas pre-
construir un régimen político ba- pueden tener muchas culturas, re- fiere no pensar mucho al respecto. Aun así, la
sado en el respeto a las libertades ligiones e ideologías políticas, de tendencia de la sociedad peruana es otra: ha-
y los derechos fundamentales. Un que sus perspectivas son las únicas cia una integración y diversificación.
segundo paso fue ampliar ese con- posibles, cuando más bien podrían ¿Cuáles son las perspectivas?, ¿estamos avan-
cepto inicial y llevarlo más allá de la plantearse como una mirada más. De zando o sólo caminando en círculos?
simple resignación, de tal manera que se esta manera las otras visiones del mun- Estamos avanzando, pero no con la velocidad
pudiera generar el diálogo entre las distintas do son concebidas como perspectivas erradas a ni el ritmo debido.
ideologías y cosmovisiones para encontrar ele- las que hay que corregir, muchas veces emplean-
mentos comunes. do la fuerza. “El contacto intercultural tolerante”,
nos dice Gamio, “asume una actitud pluralista,
CHOQUE DE CULTURAS. Pero las relaciones intercul- que no es lo mismo que relativista. La diversidad
turales en la actualidad tienen otra significación. no es síntoma de irracionalidad y raquitismo mo-
Lo que ha hecho la globalización ha sido alterar ral, sino una fuente de libertad y solidaridad”.
dramáticamente cualquier proceso de intercam- Muchas conductas intolerantes podrían atri-
bio, de tal manera que las distintas culturas no só- buirse a la desconfianza que suele haber ante la di-
lo se encuentran, sino que también chocan entre ferencia (lo otro) y el temor al ver amenazado el or-
sí. Es entonces cuando propiciar el diálogo se ha- den establecido (el llamado status quo). Para el Dr.
ce más necesario. “En el mundo contemporáneo Tubino, “es una reacción natural dadas las circuns-
se hacen más notorias las diferencias y es más ur- tancias históricas actuales, puesto que las relacio-
gente la necesidad de entablar puntos de contacto nes interculturales siempre comienzan con el des-
y diálogo con quienes suscriben otras visiones del encuentro”. La historia no hace sino confirmar esta
mundo”, afirma Gamio. afirmación. Muchos hechos actuales reflejan esta

Lima, del 26 de marzo al 1 de abril del 2007 / /3


Informe Tolerancia

En foco Rosemary Rizo-Patrón


Doctora en Filosofía. Secretaria del Círculo Latinoamericano de Fenomenología
(CLAFEN) y del Círculo Peruano de Fenomenología y Hermenéutica (CIphEr)

“La tolerancia está ligada a la conciencia de la falta de absolutos”


ANA LÍA ORÉZZOLI
Su artículo que aparece en el libro Interpretando la mental porque eso implica que yo escucho al
experiencia de la tolerancia habla sobre la cons- otro y sobre esa base podemos construir algo
trucción de la verdad. ¿Existe una verdad? que podamos compartir. Para ello es necesa-
Siempre se trata de una aproximación. En el ca- rio que dejemos de parapetarnos en nuestros
so de lo moral y lo práctico, esa aproximación guetos y dar un paso hacia fuera.
es más evidente que en el del trabajo científi- ¿Qué nos hace falta para vivir con una tolerancia
co. El carácter aproximativo del científico no mayor?
se nota tanto y se tiene la impresión de que la Creo que el Perú tiene problemas estructura-
objetividad es blanca o negra. Pero el conoci- les desde su nacimiento. Esos problemas nun-
miento humano es siempre un acercamiento. ca han sido encarados de manera sincera y cla-
Entonces, ¿qué pasa con esa distancia que nos fal- ra. No creo que ahora haya una mayor intole-
ta para llegar a la verdad? rancia, sino que estamos en camino a resolver
Allí hay un elemento de tolerancia ante lo que problemas que el país tiene desde su indepen-
no podemos alcanzar para la construcción de dencia o desde antes. Nuestro país ha nacido
una verdad objetiva y científica. En el caso de con muchas etnias interiores y la unidad ha si-
las ciencias prácticas y hechos humanos mo- do impuesta por la fuerza. Desde la vida repu-
rales, hay mucho más conciencia y claridad blicana, con la imposición del castellano como
de que esta aproximación queda más o me- la lengua oficial, de una ley común, símbolos
nos abierta y es perfectible. Es lo que se llama- patrios, una educación unificada sin tomar en
ría una aproximación “asintótica”, es decir, cuenta las diferencias y las lenguas, no se ha
que no logra nunca tocar la meta. Eso, sin em- reconocido al otro dentro del Perú. Eso ha cau-
bargo, no quiere decir que sea falsa, sino que sado una violencia permanente en la historia
siempre se pueden encontrar caminos no pre- republicana, que explotó en su momento, y
vistos. Si esto pasa en las ciencias duras, con la respuesta no ha sido tratar de entender por
mayor razón pasa cuando hablamos de ver- qué pasó, sino aplastar las diferencias.
dades que tienen que ver con hechos huma- El momento político parece no ser favorable para
nos, hechos morales que pudieron haber sido encontrar una solución…
de otro modo. El acercamiento fenomenoló- Tras la caída de Fujimori, en el gobierno de
gico permite notar eso, que también en las lla- transición y el comienzo de la gestión de Tole-
madas ciencias duras hay una aproximación do, hubo un momento propicio en el que pare-
y que la tolerancia es un elemento en la cons- cía que había una voluntad de encuentros en-
Para poder construir un país,
trucción de toda verdad. La tolerancia está li- tre los peruanos, de mirarnos de frente y cons-
hay que aceptar que somos diferentes y
gada a la conciencia de la falta de absolutos. truir un país en común. Pero luego, al parecer,
que necesitamos que las diferentes voces
¿Cómo se puede llegar a la verdad? ha habido un resurgimiento de los sectores
entren en consonancia en acuerdos, en
La verdad se construye cuando hay varias vo- conservadores –parapetados en el poder en
pactos sociales comunes ”.
ces diferentes que concuerdan. Para poder la época del fujimorismo– a través de la cap-
construir un país, hay que aceptar que somos tura de ciertos medios de prensa, dominando
diferentes y que necesitamos que las diferen- jo de la Comisión de la Verdad y de la Reconcilia- un sector de la opinión pública. Eso marca un
tes voces entren en consonancia en acuerdos, ción (CVR) desde el punto de vista de la construc- retroceso con respecto a las conquistas demo-
en pactos sociales comunes. Es necesario que ción de una verdad moral. La CVR quiso cons- cráticas que se hicieron desde la aparición de
haya diálogo, conocer al otro y, sobre la ba- truir una verdad objetiva, pero a la vez un relato los vladivideos hasta los primeros años de Tole-
se de las diferentes versiones, tratar de cons- de hechos que tienen que ver con la conducta hu- do. Estamos en un mal momento. Los sectores
truir algo común. Mi texto en este libro trata mana y con cuestiones morales. La CVR, cruzan- de la corrupción están recuperando espacios.
de aclarar el concepto de la tolerancia y del do las diferentes voces, trató de construir un re- Pero son momentos pasajeros. Creo que, en
uso de esta palabra para comprender el traba- lato verosímil y común. La tolerancia es funda- general, la situación no es desesperanzadora.

falta de diálogo para comprender las diferencias Desgraciadamente, es posible ver al otro como
e integrarlas con la finalidad de construir un hori- una amenaza y esto es parte de una actitud dog- Publicación
zonte común. Lo que ha ocurrido, entonces, ha si- mática y fundamentalista que hay que combatir
do que una cultura ha logrado predominancia so- con los recursos de la razón”, indica. Tolerancia: Interpretando la
bre otra. De esta manera, por ejemplo, si bien nota- experiencia de la tolerancia
mos que vivimos en un país pluricultural, la len- ¿TODO VALE? Si bien la tolerancia implica no im- Editora: Rosemary Rizo-Patrón
gua que cuenta con un mayor uso y prestigio so- poner las propias ideas sobre las de los demás, Fondo Editorial PUCP. 604 págs.
cial es el castellano, de ahí que se margine a aque- tampoco significa otorgar carta blanca a todas las Este volumen reúne, en seis capítulos,
llos que no lo hablan o escriben “correctamente” o prácticas y evitar una visión crítica. Por el contra- 35 trabajos de igual número de autores
“bien”. La educación y la legislación, por su parte, rio, el diálogo debe involucrar una discusión en provenientes de México, Portugal,
son las mismas en todo el territorio nacional, sin un clima de respeto para alcanzar el consenso. Argentina, Colombia, España, Estados
considerar los diferentes matices ni integrar todas “Es evidente que los usuarios de una cultura pue- Unidos, Irlanda, Egipto, Canadá y Perú.
las cosmovisiones. La discriminación es otro evi- den calificar como extrañas o censurables ciertas Cada trabajo se presenta en su idioma
dente rasgo de la intolerancia. “Existen muchos es- costumbres de otro grupo. No obstante, cualquier original (inglés, castellano y portugués)
tereotipos que impiden el reconocimiento recípro- cambio cultural genuino requiere del debate, la y cuenta con una introducción bilingüe
co y la comunicación”, explica el Dr. Tubino. persuasión y la crítica”, afirma Gamio. elaborada por la editora. Este es el
En el libro Identidades asesinas, el ensayista Es en este diálogo que los interlocutores cons- segundo volumen de una serie de cinco
Amin Maalouf señala que el fundamentalismo truyen una visión común que asegura una con- libros sobre la tolerancia –el primero
islámico de las últimas décadas es el resultado de vivencia pacífica que debe seguir construyéndo- aún no se ha publicado– coordinados
la presencia cultural dominante de Occidente, su- se a lo largo del tiempo. “Para lograr relaciones por el Centro de Estudios Filosóficos.
mada a la pobreza y a la exclusión, dado que en la interculturales transparentes debemos empezar Recoge trabajos presentados en el XV
Edad Media se practicaba la tolerancia. “La tesis mediante una educación antidiscriminatoria que Congreso Interamericano de Filosofía
de Maalouf es que no se trata de una actitud en- propicie la deconstrucción de estereotipos y ge- y en el II Congreso Iberoamericano de
démica del Islam”, explica Gamio, “sino que está nere el encuentro de una manera menos rígida”, Filosofía, realizados en enero del 2004
vinculada a fenómenos políticos y económicos. finaliza el Dr. Tubino. en la PUCP.

4/ / Lima, del 26 de marzo al 1 de abril del 2007