Alvaro Ginel

M

La Palabra

-fi de Dios,

¡fuente * oración
Una experiencia de Ledo Divina

r

RECURSOS DE PASTORAL
^

ALVARO GINEL

LA PALABRA DE DIOS, FUENTE DE ORACIÓN
Una experiencia de Lectio Divina

V

EDITORIAL CCS

J

Página web de Editorial CCS: www.editorialccs.com

© Alvaro Ginel © 2010. EDITORIAL CCS, Alcalá, 166 / 28028 MADRID
Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra sólo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org) si necesita fotocopiaro escanear algún fragmento de esta obra.

Diagramación editorial: Nuria Romero Portada: David León ISBN: 978-84-9842-497-3 Depósito legal: M-6018-2010 Fotocomposición: AHF Becerril de la Sierra (Madrid) Imprime: Print House, marca registrada de Copiar, S. A.

A vosotros, Alberto e Irene, que acabáis de llegar desde la orilla del amor a la rivera de vida como palabra hecha carne. Que la Palabra de Dios os preceda y acompañe siempre. Ya ti, Sara, que esperas tu hora para nacer a la vida.

Concha, Sandra, Loli, Villar, Malea, Conchi, Antonieta, Raquel, Ma Paz, Gema, Elisa, Miguel Ángel, Nieves, Eva, Elena, Pepa...: vosotras sois las protagonistas de estos encuentros de oración en el colegio Loreto de las RR. Esclavas del Divino Corazón, de Madrid. Rezando juntos nos animamos a rezar y dejar más sitio a Dios en nuestro corazón. Gracias.

2. pero saben que «necesitan algo más». El libro que tienes en las manos es de los que no están escritos para leer de principio a fin. 1. oración intensa. Nos orienta la palabra inicial que el autor pronuncia antes de que entremos en el contenido del libro. una mayor intimidad y una nueva perspectiva de camino que se descubre justamente en el diálogo íntimo con Él. Dios nos educa por la Palabra. Con sencillez y con el deseo de ayudar a situarse en los capítulos que siguen. Es así como Dios nos solicita y nos invita a «algo más». Se trata más bien de un libro para escoger momentos de oración para ti o para tu grupo de oración. con la certeza de que todo lo que aquí está reflejado ha sido ya ocasión de oración para otros creyentes. quiero poner la señalización mínima para conducir la lectura y el uso de cuanto aquí está condensado. ha sido. rezaron con estos pasajes bíblicos. _7_ . Con anterioridad a ser publicado.Introducción La introducción en un libro es como la «guía de instrucciones» que acompaña a tantas cosas que compramos y cuyo uso desconocemos. a la vez. dar consistencia a su vida creyente. sonrisas. Dios nos «ronda» y nos lanza a nuevos caminos por síntomas que sólo el corazón percibe al sentirse insatisfecho. Sentían vacío y ganas de Dios. metodológicamente hablando. pues. buscaban un encuentro con Dios más personalizado e íntimo. pero sí había. una insistencia grande en elementos que reparaban la acogida de la Palabra. paz y gozo interior. rezado por personas que querían orar. No es que hubiera antes ausencia u olvido de la Palabra de Dios. Te puedo asegurar que detrás de cada lectio divina hay alegrías. que comienza por una mejor escucha. pauta o camino para llegar al corazón mismo de la Palabra. En ocasiones. fuerza removedora del corazón en quienes antes que tú. Este trabajo supone para mí un cambio pastoral hacia la Palabra de Dios como eje central del anuncio y de la oración. las personas no saben explicar lo que sienten. lágrimas calladas. El cambio explícito que aquí se da es que la misma Palabra de Dios es punto de partida de toda acción y es. luces.

sino sentir la necesidad de orar. entender que es el Espíritu de Jesús el que ora en nosotros. Somos nosotros los que tenemos la iniciativa. Tenía miedo. q queréis que os diga. que los momentos de oración son espacios privilegiados para vivir y acentuar lo que está ocurriendo . sin acompañarle. Esto cuesta entenderlo. no me he dejado llevar por Jesús. A mí lo que me gusta es ha blar. Eso de quedarse ahíparadita contempland y que te contemplen esperando a que surjan palabras en el corazón. Recuerdo. llevarla iniciativa. Somos malos alumnos del Espíritu. Nuestra experiencia es que para rezar no hace falta saber rezar. Se inventaban. quieren seguir «patrones» de oración que ellos se han construido.. no tengo fuerzas para que me lleves donde quieras».. Señor. no tenía confianz en él. sin quererlo. no se lo creía. secretos e intimidades que nos quiere comunicar. que no me va! Yo las tengo en la cabeza y las quiero de ¡Tanto esperar. que es como el susurro del Espíritu para intimar más con Dios.3. por ejemplo. Muchos creyentes. quizá se explique así mejor lo mal orantes que somos. Como si Dios necesitara nuestras oraciones. no puedo acompañarte. te tengo miedo. ¡pues. Y me he quedado con muc pena sólita. ¡Y los necesitados de Dios somos nosotros! Es complicado para las personas que comienzan el camino de la oración. A rezar se aprende rezando. no sabía dónde me podía llevar y por eso no me atrevía a acompañarle Yo quería saber de ante mano dónde me llevaba. el principal protagonista es Dios. Y no cómo orar de manera «general». no sabemos bien de qué manera. En el grupo de oración de lectio divina escuchamos a personas que decían que querían orar y no sabían. los que tenemos que hacer algo para Dios.. le comentábamos que lo que nos comunicaba era una experiencia preciosa y profunda. ya me entendéis. Pero ella no se lo creía. decir cosas. aunque no sabía explicarlo. Esta intervención nos dio pie para reflexionar en el papel de protagonista que tiene el Espíritu de Jesús. sentir el «gusanillo» de la oración. Ella creía que la oración era otra cosa. que es Dios el que tiene novedades. No le he podido seguir. sino cómo yo aplico la teoría general de la oración a mi psicología. Cuando. Tenemos muy metido que «tenemos que rezar para algo o por algo o por alguien». En otra ocasión. qué es la oración de acuerdo con la idea de Dios que tienen. En la oración. aquella intervención de una señora que decía: En el ejercicio propuesto. Algo así como hablar mucho a Jesús.. historia y realidad personal. esperar!¿A qué esperas? Bueno. El ejercicio de la oración es el que nos descubre cómo orar. una participante en el grupo nos dijo: El momento de la contemplación se me hace difícil.. Por eso venían al grupo.. entre todos. al hablar de oración y al orar. Le dijimos que ese día el Espíritu de Jesús le había enseñado que el corazón de su oración como creyente en este momento consistía en repetir con toda su alma: «Tengo miedo.

Ese amor. Desde ese instante. que personalice. yo miraba la Liturgia de las Horas y elegía un salmo (durante el tiempo que la oración fue con salmos) o el evangelio del día. que no se esfuma por el hecho de que no estar todo el tiempo juntos los amantes. Yo había escrito primero para no tener que leer después. que el grupo no perciba que lee. La oración aviva algo que ya se da. En la realidad. el lector se convierte en el verdadero traductor (unas veces) o autor (siempre) de lo que lee. Si no fuera así. La Palabra de Dios llega cuando llega y llega. en ocasiones.. A la hora de fijar las oraciones en un libro. Al autor sólo le queda hacer constancia de posibles maneras de leer y de usar el libro. tal como está aquí escrito. sino darlo que hemos hecho para que otros puedan emprender su propio caminar. la unión con Dios que comenzó con el soplo del aliento de Dios creacionaly que tomó más densidad en el Bautismo. -9- . sin andar eligiendo el «evangelio que pegaba a una situación histórica». b) Importancia de las lecturas propias del día en que se hace la oración. y de ese evangelio se hacía la oración. c) La finalidad fundamental de este libro no es darlo todo hecho. Y siempre decía mucho menos de lo escrito. correría serio peligro. el día programado para la oración. descentrándonos de nuestras preocupaciones del momento. a) Sé autor. Somos históricos. que añada.constantemente en nosotros: la presencia de Dios. necesita momentos de trato especial. no de todo el «tiempo del mundo». he optado por una ordenación numérica de salmos. Pero yo no leía. Tengo que confesar que este libro. disponemos de un tiempo determinado. Yo llevaba al grupo mis papeles escritos como aquí te los entrego (salvo pequeños retoques) y así se los repartía a los miembros del grupo al inicio o al término de la oración. Nos regimos por un reloj. lo que antes había escrito. pero que está como aletargado. que dé «calor y color» personal a todo. lo que a ella le parezca mejor. nunca se realizó. sino para poder pronunciar (no leer). la primera sugerencia que quiero apuntar es que la persona que anime y guíe la oración de un grupo se sienta libre para elegir de entre el material que se da. Es una cuestión práctica. con las palabras del momento. Lo entiende mejor la gente cuando aludimos al amor. sino cada una ocupada en sus cosas. así como de los pasajes de los diversos evangelistas. En algunas oraciones verás que quedan los indicios que remiten al tiempo litúrgico en que se tuvo la oración. Desde esta experiencia. El amor se da aunque las personas no estén juntas todo el día. Una sugerencia: un autor deja de ser autor cuando el libro sale a las librerías. sino que escuche lo que brota de su corazón..

1A . Dichas estas palabras. la acción de gracias. que es como decir: a descubrir (¡y admitir!) el protagonismo de Dios en la vida cristiana. sobre todo. y todo lo que yo no he sabido comunicarte. el descubrimiento de un camino de compromiso cristiano renovado {meditatio). la súplica. la oración en toda su amplia variedad de manifestaciones como pueden ser la alabanza. lleva al creyente a dejarse mirar por Dios {contemplatio).Estoy convencido de que este método de oración es válido y tiene la virtud de encerrar en un solo acto: la formación bíblica y catequética (lectio). confrontación con la Palabra de Dios. Su tiempo ha aliviado mi tiempo. la contemplación {oratio) y. Gracias. la intercesión. El Espíritu de Jesús pondrá lo que tú no sepas o puedas. la revisión de vida. ya te doy paso para entrar en el libro porque te he expuesto las claves fundamentales para leerlo y recrearlo. incondicional y preciosa en la recopilación y primera ordenación del material de base. Agradezco a Ma Carmen Cirujano su ayuda desinteresada.

EL CONTEXTO LA EXPERIENCIA .

ayúdanos a rezar. no se trata de una actividad más. 1 U f i PRESENTACIÓN DE LA EXPERIENCIA SURGIMIENTO La oferta del espacio de oración que propongo no nace de una teoría. -13- . El estilo va unido a una manera de creer. Unas cosas piden otras. A la hora de construir un estilo de oración damos importancia a elementos externos e internos. de animar la comunidad. si es novedoso. Lo importante es que se pueda descubrir progresivamente. de hacer catequesis y de celebrar. desde el primer momento. Hay personas que buscan más trato con Dios. de vivir. si no se ha estado ya en cosas parecidas.. En ese sentido. sino de una petición de un grupo de mujeres de grupos de reflexión cristiana: queremos rezar.. más profundidad en su interior (aunque esta búsqueda no se formule con estas palabras). No pasa nada si no se conoce el estilo. descubra que hay un estilo de oración en la propuesta que se presenta Un estilo ayuda a optar. CONSTRUCCIÓN DE UN ESTILO DE ORACIÓN Es bueno que la gente. De la demanda.J~\ 3 . sino de una actividad dentro de un conjunto más global. surgió esta respuesta que fue variando hasta centrarse totalmente en una propuesta clara de lectio divina. ELEMENTOS INTERNOS • Centralidad de la Palabra de Dios que es la que nos provoca y la que nos educa y nos pone en contacto con el que es la Palabra del Padre.

Es. La calefacción e insonorización darán comodidad a nuestra postura. Procura y cuida los elementos externos y el proceso dinámico o etapas de la oración. El animador pone en el kilómetro cero a los miembros del grupo. Es trampolín inicial.. siempre ayudado por el Espíritu. Es normal que el camino ofertado no valga para todos o algunos ya estén en kilómetros muy avanzados. Ellos deberán discernir y seguir su camino. tiene un valor pedagógico importante de ayuda y de ambientación.. iconos. velas. El animador es una mediación humana para que el Espíritu haga su tarea... los detalles que «entran por los sentidos».. la luz. Al preparar el local. el suelo. pues. los maestros dicen que una cosa es mejor «retenida» y «aprendida» si «entra por varios sentidos a la vez». Es muy importante poner el local acogedor cuidando mucho la ornamentación. sobre todo en un primer momento. es un colaborador inmediato del Espíritu. ni hacer oración por los demás.• Centralidad del silencio como clima para facilitar la palabra personal y la escucha del Otro. tomar opciones. Su función es sugerir. un orante. sino de «acoger al otro» para que disponga de un espacio y tiempo oportunos para orar. Existe un «sexto sentido» que no es fácilmente descriptible: el sentido que percibe el conjunto combinado y armónico de cuanto se realiza. Ha rezado antes lo que propone y reza mientras lo propone. También podemos completar el ambiente añadiendo incienso. Aplicamos este sencillo principio a la pedagogía de oración que proponemos. tenemos en cuenta lo que la persona percibe por los cinco sentidos naturales. • Centralidad del sujeto orante que es el que debe entrar en diálogo con la Presencia misteriosa que ya le habita. El animador ofrece un itinerario para que el grupo no se pierda. no imponer una oración. Los kilómetros los recorre cada uno según su don. ELEMENTOS EXTERNOS El local Lo externo. sobre todo. i Á . Cuidamos. El animador no es lo más importante en la oración.. música. No sólo es un técnico de la oración o de animación de grupos.. No se trata de «impresionar» al otro. En pedagogía.. El animador Es el que anima (el que da ánimo o predispone el ánimo).

los conceptos de consciencia. «¡Ay de quien olvida la fuerza creadora y formativa de la Palabra!»3 Y aconseja que una catequesis sobre la oración no ha de ser abstracta: «Hay 1 2 Cfr. a través de los talleres de oración que él dirige1. que no sabe hacer silencio ni entrar en lo secreto de su casa.. M.. pero reza a su modo de vez en cuando. es bueno dar a conocer algunos presupuestos en los que está basada. además. Milán 1991. pp. Muchas veces. A. Centro Ambrosiano. éstas han buscado un hueco en la agenda y vienen porque desean orar. en algunos casos. la influencia de José Antonio García Monge s. Sal Terrae. 35-36. Un camino de oración. • La experiencia de oración del propio animador y la influencia recibida de otras escuelas de oración. a veces. El camino es lugar de aprendizaje de lo que deseamos vivamente. De ahí la importancia de iniciar el proceso de oración con la relajación. En este caso.. . del momento del calendario en el que se vive el tiempo de oración y de las personas que se unen a él. De este autor tomo estos aspectos: a) La necesidad de pacificar a la persona que vive en la gran ciudad. para mí de gran evocación y sugerencia para construir la propuesta de oración que ahora sistematizo. Pero sin olvidar que la oración se nos escapa de todo control puramente humano. Sadhana.Las personas La realidad de estos encuentros depende. Los miembros del grupo se convierten en mediación para los demás. lo que queremos no lo conocemos ni estamos adiestrados para hacer el camino. que tiene poca experiencia de oración. tí) Utilizo. los ejercicios 21 y 22 propuestos en el libro de J. ELABORACIÓN DE LA PROPUESTA: ALGUNOS SUPUESTOS Para entender la propuesta que sigue. que tiene mil cosas que hacer.j. 73-116). Cfr. • El segundo pilar de inspiración es la propuesta del Cardenal Martini en muchos de sus libros con la insistencia en la centralidad de la Biblia en la oración. MARTINI. Pero esto no es obstáculo. Pero lo cierto es que vienen. No todos los que vienen al grupo lo hacen por lo mismo ni están igualmente sensibilizados en el tema de la oración. GARCÍA MONJE y todo el capítulo dedicado a la Fantasía (pp. 3 C. // lembo del mantello.15- . contemplación y fantasía2. o todos los días. Santander 1979.

de palabras.804). el silencio y la oración vale para cualquier comunicación de la fe cristiana»4. por desgracia común entre creyentes. De todos los modos posibles de orar con la Biblia. Bibbia. 7 M. sólo a él. atenerse literalmente al texto. La dimensión contemplativa de la vida. Bolonia 1968. . Bogotá 1990. da SPINETOLI. Especial mención al artículo de J. Cristo Jesús (1 Jn 1. me sitúo en la lectio divina. sus autores son diversos. identificar texto sagrado y Palabra de Dios: Biblia y Palabra de Dios no coinciden. pp. «El trasfondo teológico de la Inculturación. M. Hago así un camino y propuesta de oración que la experiencia del grupo nos irá recreando progresivamente. Uso pastoral de la Biblia con jóvenes: teoría y práctica de la lectio divina. La lectio divina obliga a atenerse a la Palabra escrita. 4 6 C. 40. el texto sagrado (Éx 24.que orar y hacer orar contemporáneamente. con ejercicios oportunos y pausas de silencio. a la Palabra de Dios. una manera de leer que da sentido a la vida. Ciertamente muchos cristianos rezan con la Biblia5. el número 372-373 (enero-febrero 2008). de preocupaciones. incondicional y sin defensas.1)6. «Contemplar a Dios en su Palabra. Dei Verbum 26 (1993) 5. La Lectio Divina».2: PG 7. MARTINI. J. pp. de VERTEUIL. 5-15. 51-54. sería un grave error. • Porque el silencio es un paso inicial y todos podemos hacer silencio y descubrir el que tenemos dentro si nos damos tiempo y método. De la misma revista. BARTOLOMÉ.»7 ESTRUCTURACIÓN GENERAL DE LA ORACIÓN AQUÍ PROPUESTA Tiempo de relajación ¿Por qué comenzar por la relajación? • Porque la realidad que vivimos está llena de prisas. pp. II 28. Paulinas. Es a la vez lectura de la Biblia y lectura de la vida. 15-29. que termina por cambiar su existencia. Adv. La lectura de la Biblia es el instrumento privilegiado de la escucha de Dios. los números de Misión Joven dedicados a este tema: 360 (enero-febrero 2007). La necesidad de unir la palabra. O.4). Haer. Cfr. LATORRE. para prestar atención a la Palabra viva de Dios. de nervios. La Sagrada Escritura puede ser considerada Palabra de Dios en «cuanto escrita por inspiración del Espíritu Santo» (DV 9): el texto sagrado es el lugar en el cual Dios ha fijado su Palabra y desde el cual sigue conversando con los hombres. 6 Aunque es convicción cristiana que «las Escrituras son palabras del Verbo de Dios y de su Espíritu» (IRENEO. Especialmente: J. «Es al mismo tiempo lectura de la Biblia y lectura de la experiencia. oficio de apóstoles». p. parola umana e divina. es ya el primer acto de una atenta escucha que ha de mantenerse hasta que provoque en el lector la prestación de esa audiencia. de una gran lista de cosas que tenemos que hacer.

• Porque. Desde un principio. Nada es divino en nosotros si Dios no es el «autor y suscitador» de lo que nuestro corazón anhela. sus valores y su aplicación a la situación propia del lector.• Porque dentro de nosotros hay un lugar de silencio y de paz que es poco visitado. El proceso es inverso: están dentro y necesitan una ocasión para que salgan. • Porque la oración es comunicación. • Porque el silencio y la paz son el «humus» en el que nacen las palabras de verdad y la verdad de la palabra. La oración nos supera. Señor. Por eso invocamos la fuerza de lo Alto. Hay palabras que nacen sólo en el silencio. Invocación al Espíritu • Orar es algo divino. Cuerpo de la oración Momento de lectio de un texto bíblico: proclamación o lectura de un texto. En nuestra sociedad de reloj y prisa. la lectio será escuchada o propuesta al grupo no desde la fidelidad al texto. la relajación es un camino para hacer oración. Nosotros no sabemos y no tenemos fuerzas para orar. Lectura del texto para dejar que el texto hable. Cuando comenzamos a respirar en paz. sino desde una narración «releída» por el animador. y la comunicación interpersonal necesita un clima en el que sea posible el diálogo. ven en mi auxilio. mis labios y mi boca proclamará tu alabanza». No dar por sabido un texto. O también: «Abre. más que quehacer nuestro. el primer grito es de auxilio. La relajación hoy no es nada más que lo que los santos llamaban la preparación de la oración. algo que hace el Espíritu. Señor. • Orar. date prisa en socorrer». es posible un encuentro íntimo con uno mismo y esto favorece el encuentro con el Espíritu que nos habita. Tras saber _ 17_ . sino dejar que éste hable en el momento en que es proclamado. tras la relajación. Momento de meditatio: comprensión y reflexión sobre el sentido del texto leído. con el texto delante. No puedo hacer nada sin la presencia y el auxilio de mi Señor. es obra de Dios en nosotros. • En la oración oficial de la Iglesia se comienza siempre con estas palabras: «Dios mío. Son palabras que no hay que aprender ni llevar de fuera hacia dentro. hasta que éste hable por sí mismo a cada persona. Llegará un momento en que la lectio sea leer y releer. Anhelar a Dios es ya obra de Dios en nosotros.

• Momento de despedida. lo importante es gustar y experimentar la presencia y la mirada de Dios sin discurso. Se contempla sin discursos. lleno de Espíritu Santo en el que se adora a Dios presente y se dialoga con él. Su finalidad es doble: compartir la experiencia de oración y aprender a orar desde lo que escuchamos a los demás orantes. el lector-orante busca lo que le dice a él. guiado por el animador. Un adiós es un hola a otra cosa.. consuelo (consolatio). se hace autor. El tiempo de silencio es un elemento determinante. sin palabras. En esta oferta de oración hemos optado por no comenzar dando «instrucciones sobre la oración». y sobre la experiencia de oración realizada. sino lanzando a quien viene a orar a recorrer un camino de oración. • Después de la oración. La Palabra de Dios es provocadora de la vida concreta de quien lee. Uno encuentra que le faltan fuerzas: de ahí la petición. durante un tiempo no muy prolongado. admiración y gusto ante lo que Dios nos dice. Es el momento en que Dios se deja vislumbrar. Es posible que quien ha ido lejos en la oración sienta necesidad de seguir o cierto disgusto de que «esto se acabó». partiendo de la Palabra que nos ha llegado. bajar del monte y ser creyentes en la normalidad diaria. • Momento de oratio o petitio: es la consecuencia de lo leído y meditado. La oración marca el resto de la vida. En ocasiones. la alabanza. Momento de compartir • El Maestro de oración es el Espíritu. del grupo. • Momento de contemplatio: es adoración y silencio. Saber decir adiós y hola es una de las tareas continuas de nuestra existencia. el orante recibirá luces interiores {iluminatió). No vamos a la oración para permanecer en el monte Tabor el resto de la vida. Todo viene y todo se va.. No es sólo actividad de razón. Escuela de oración. y. abrimos un espacio para compartir. de implorar fuerzas. el rasgo más importante de la reunión de oración. Pero lo que comenzamos está influenciado por lo que dejamos. Él mismo da lecciones personales al alma orante. No siempre esto es «alentador». en otras. Es un silencio activo. la súplica. Se necesita tiempo para descubrir a Dios en nuestra vida. . Pero el Espíritu se vale de mil instrumentos. En este momento se hace de ello súplica y petición. el agradecimiento.lo que dice el texto. Otras veces las lecciones pueden venir por los que a nuestro lado también oran. Es la acción del mismo texto sobre la vida de la persona. discernimiento. Hay que volver a la vida. Es el momento de aceptación de la voluntad de Dios y de asumirla y hacerla propia.

. de esta manera.. • La forma de orar que cada uno tiene ilumina la oración de los otros: «A cada uno se le da una manifestación del Espíritu para el bien común» (1 Cor 12. hacemos nuestros sus «sentimientos» (Flp 2. quiere dejarse elevar por Dios. • Partimos del principio básico: lo importante en la oración no es compartir. • Con lo que las personas digan o pregunten. • No somos maestro de oración. • En ocasiones... busca al Dios oculto.7). Es un momento de «teoría sobre la oración» a partir de las intervenciones concretas.. o se comparan y se vienen abajo porque ellas. se sienten desanimadas.. iluminará. Es posible que los «maestros de oración mejores» sean otros miembros del grupo a quienes el Espíritu les haya «dado lecciones particulares» más avanzadas que al mismo animador. no dispuestas a seguirle.Hay personas que al ver las maravillas del Espíritu en otras se desalientan. os guiará hasta la verdad plena» (Jn 16. oramos con el Crucificado. J.. para compartirlo con otros. Deberá acoger él. [. su intimidad. Muchas veces faltan palabras para narrar la intimidad. El gesto más antiguo de oración en el cristianismo son las manos extendidas hacia lo alto. creen.19- . en su invocación.. de dos amigos. Si al principio hay que dar más espacio a compartir la oración es meramente una cuestión de pedagogía de iniciación. habrá que señalar lecturas posibles o iluminar aspectos que no se comprendan. sobre las alas de la oración. el animador orientará. Es para vivirlo. en primer lugar.] Nos recuerdan los brazos extendidos de Cristo en la cruz. Es también un gesto de búsqueda y de esperanza: el hombre...5). El espíritu de la liturgia . Se han relacionado las manos extendidas con la imagen de las alas: el hombre busca la altura. el primero de todos. tiende los brazos hacia Él.. el Espíritu de la verdad. no dan la talla. pero no podéis con ellas por ahora.] el hombre abre sus manos y. estas lecciones y subrayarlas en el grupo. Es su vida.14). Al extender los brazos. sino hacerla. la «postura del orante» [. somos discípulos: «Me quedan muchas cosas por deciros. Lo que pasa en la intimidad de dos amantes. no acontece. se abre al otro. aclarará. El animador es eso: animador. Ratzinger. cuando venga él..

r ^ SALMOS v j .

— Nos juntamos para escuchar cosas bonitas de Dios. Ambientación • Nos juntamos a rezar: — Es una reunión que no convoca a demasiados. presentar a los que no se conozcan. -23- . Dios sólo tiene buenas noticias que darnos. quiere hacer de nosotros un lugar donde Dios pueda hablar y donde hablar a Dios. hablar a Dios y escuchar a Dios. PREPARACIÓN Decorar la sala • Crear un espacio acogedor. saludar a cada miembro del mismo. — Nos juntamos para conversar: hablar y escuchar. — Nos juntamos y reconocemos que el Espíritu de Jesús quiere hacer algo en nosotros.T SALMO 19 El Señor es mi auxilio I. no sólo hablar. Acogida de las personas • Si el grupo es pequeño.

Cuando venga él. Esta recomendación vale para todas y cada una de las oraciones aquí propuestas. Enséñanos a orar.. que te sostenga el nombre del Dios de Jacob. Breve relajación guiada. cada orante debe disponer del texto bíblico. para unificarnos interiormente. — No somos maestro de oración. 1 En la medida de lo posible.14).7). • Nos juntamos para ayudarnos a rezar: — La forma de orar que cada uno tiene ilumina la oración de los otros: «A cada uno se le da una manifestación del Espíritu para el bien común» (1 Cor 12. II. cómo oramos. El texto: Salmo 191 Que te escuche el Señor el día del peligro. — Orando aquí juntos y compartiendo la oración.3).. el Espíritu de la verdad. Ven. somos discípulos: «Me quedan muchas cosas por deciros. qué expresiones nos son más comunes. • Cómo ayudarnos a rezar: — Comunicándonos cuándo oramos. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Un tiempo para romper con el exterior. os guiará hasta la verdad plena» (Jn 16. . Espíritu de Jesús.— Nos juntamos y reconocemos que no es iniciativa nuestra: «Nadie puede decir ¡Señor Jesús! si no es movido por el Espíritu Santo» (1 Cor 12. Invocación al Espíritu • Personal o comunitaria. poniendo la atención en la respiración. pero no podéis con ellas por ahora. para que nuestra mente y nuestro cuerpo estén al unísono.

otros. «que dé éxito». • Actualidad de este salmo. Estamos en peligro. Ahora reconozco que el Señor da la victoria a su ungido. Se puede observar que el salmo tiene una estructura de solista y asamblea. Un accidente. La vida de cualquiera de nosotros es un «campo de batalla».. una revisión médica normal nos puede sacar «algo» en lo que no pensábamos. con los prodigios de su mano victoriosa. que te apoye desde el monte de Sión. Peligramos por todas partes. Dios nuestro. que el Señor te conceda todo lo que pides. que lo ha escuchado desde su santo cielo. Somos frágiles. nosotros invocamos el nombre del Señor. Lectio • Estamos ante un salmo de petición de victoria antes de la batalla que encabeza el rey. «que te sostenga». «La vida es una continua lucha». «que vea la ofrenda de tu vida y le sea grata». «que envíe su auxilio». que cumpla el deseo de tu corazón. tenemos batallas familiares. da la victoria al Rey y escúchanos cuando te invocamos. Que se acuerde de todas tus ofrendas.. que dé éxito a todos tus planes.que te envíe auxilio desde el santuario. Señor. Que podamos celebrar tu victoria y en el nombre de nuestro Dios alzar estandartes. Por eso tiene sentido invocar: «que te escuche el Señor». «El rey» por el que se ora puede ser cualquiera de nosotros. «que te apoye». Unos confían en sus carros. Ellos cayeron derribados. internas... «que cumpla lo que tu corazón desea». en su caballería. que le agraden tus sacrificios.. decimos. Tenemos batallas íntimas. . laborales. nosotros nos mantenemos en pie..

Hay cosas que no podemos por nuestras propias fuerzas. El creyente reconoce que Dios es «dador de todo bien». como durante o después. • Así. un segundo solista interviene. • Terminar este tiempo con la aclamación de todos diciendo: que podamos celebrar tu victoria. «Caen derribados los que se apoyan en lo suyo. una invocación y la acción de Dios es más eficaz que las armas de los ejércitos. sino por lo que invocamos.» «Vencen los que tienen al Señor de su parte. reconoceremos como creyentes que no es sólo cosa nuestra. El creyente es nada sin Dios tanto antes de la batalla. .» Es decir. Pero al celebrar la victoria. «Reconozco que no se sale airoso de algo por lo que tenemos. • Mira a ver cuáles son los motivos por los que luchas hoy. no sólo nuestra conquista.. palabras y/o expresiones del salmo con las que te sientes identificado. «reconozco que el Señor escucha». Es él quien concede lo que pedimos. • Nombrar uno a uno a los participantes y rezar por las luchas que lleva en la vida. pero no te quedes en ti misma...». con qué fuerzas.. reconociendo la presencia de Dios en la vida personal y de todos: «reconozco que el Señor da la victoria». • Descubre la ayuda de Dios en tu vida. cómo acudes a Dios. profundizando en la grandeza del Señor: «Reconozco que no valen los carros.. tu victoria. interviene el coro para apoyar. • Y sigue aún. Dios puede más que los poderosos. por el auxilio de Dios que recibimos. «reconozco la mano del Señor de mi vida. con las que ves que tu vida conecta perfectamente.• ¿Qué es una victoria? Es salir vencedor. sino «del Señor». No estamos solos. Oratio • Reza por los que están sometidos a luchas interiores en la vida: personas que conoces o que no conoces (tú misma puedes ser una de ellas. conseguir lo que uno se había propuesto. piensa en otros). está mezclado en lo que somos y hacemos.. para afianzar: «que podamos celebrar tu victoria».» Medítatio • Toma frases. no tanto en plan de súplica.. Dios es más fuerte que las armas de los fuertes. en mis éxitos». En este brindis o súplica que hace un solista. sino de forma reflexiva.. en tus cosas. Eso. Podemos imaginar que cada uno trae a su memoria «sus luchas» y que todos rezamos por él diciendo: «que podamos celebrar tus victorias». pedir al Señor que le llene de fuerzas. las caballerías.

«El Señor me dará la victoria. Tú me conoces. que le agraden tus sacrificios. Que no tienes agarraderas. y ven en mi ayuda. No sé cómo. Adaptación Señor.. que peligro. No puedo confiar en nadie. que te envíe auxilio desde el santuario. Tengo que confesar. Atrévete a decir y contemplar: «El Señor en mi fuerza. presentando. que te apoye desde el monte de Sión. Que no te rodeas de carros ni de caballos ni de cosas. que dé éxito a todos tus planes. que cumpla el deseo de tu corazón. MATERIALES Salmo Que te escuche el Señor el día del peligro.. Me encuentro sin fuerzas. sálvame. protégeme. -77 - .» Contempla y confía. que lo ha escuchado desde su santo cielo. que lo que pronuncia mi boca no lo siente mi corazón por eso no emprendo batallas de verdad. pero me la dará. Tú sabes hasta dónde llegan mis fuerzas.Contemplado • Pon delante del Señor tus luchas. Tú sabes los propósitos que hice. Que se acuerde de todas tus ofrendas. que estoy solo y no puedo más. Señor. Despedida Momento de compartir III. El Señor es mi auxilio». Señor. Señor. no tendría sentido presentar nada.. Tú sabes las veces que comencé. Ahora reconozco que el Señor da la victoria a su ungido. Escúchame. Que Él es tu apoyo. Ponías como pones un jarrón de flores ante algo o ante alguien. Que podamos celebrar tu victoria y en el nombre de nuestro Dios alzar estandartes. • Ponte delante del Señor y dile que confías más en Él que en cualquier otra cosa y que en todos los demás. Confía y contempla. Señor. que me hundo. mejor que yo mismo. Tú sabes mi debilidad. que sin ti nada puedo.. como quien presenta lo mejor de su corazón. confiando. sostenme. Si no confiaras. Quédate contemplando. que el Señor te conceda todo lo que pides. con los prodigios de su mano victoriosa. Que sólo te agarras a Él. que te sostenga el nombre del Dios de Jacob. Unos confían en sus carros. Ahora reconozco.

No puedo decir mis secretos en alto. Señor. Señor. Hoy invoco tu nombre. da la victoria al Rey y escúchanos cuando te invocamos. y me quedo aguardando. Me mantengo invocando tu nombre hasta que vuelvas tu rostro hacia mí y sienta que tú vas a mi lado en las «batallas» de la vida.otros. Escúchame cuando te invoco. Reconozco que mi corazón te necesita. Dios nuestro. No puedo airear mi intimidad. te expongo mi causa. Señor. conozco la derrota porque no recurrí de verdad a ti. da la victoria a este siervo tuyo. Señor. . nosotros nos mantenemos en pie. Ellos cayeron derribados. nosotros invocamos el nombre del Señor. Señor. conozco la derrota porque he confiado en mis «carros». en la «batalla» que ahora libro. en su caballería.

™ SALMO 26. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Tiempo para relajarse. para vaciarse de todo lo que nos ocupa y ha ocupado en el día. • Mantener siempre algunos elementos que den confianza y donde todos se puedan reconocer. Acogida de las personas • Que nadie se sienta extraño al grupo que reza. -29- . • Orar es dejarse hacer obras grandes por Dios en nuestro corazón.1 El Señor es mi luz y mi salvación I. PREPARACIÓN Decorar la sala • Tener en cuenta el tiempo litúrgico en que se ora. como en una sala de estar agradable. II. Ambientacíón • Es un grupo de oración. no de reflexión de vida. para situarse.

Él me protegerá en su tienda el día del peligro. Si un ejército acampa contra mí. Ven.Invocación al Espíritu • Personal o comunitaria. si me declaran la guerra. ¿a quién temeré? El Señor es la defensa de mi vida. tropiezan y caen. contemplando su templo. me siento tranquilo. me esconderá en lo escondido de su morada. enemigos y adversarios. Espíritu de Jesús.1 El Señor es mi luz y mi salvación. y así levantaré la cabeza sobre el enemigo que me cerca. gozar de la dulzura del Señor. ¿quién me hará temblar? Cuando me asaltan los malvados para devorar mi carne. mi corazón no tiembla. en su tienda sacrificaré sacrificios de aclamación: cantaré y tocaré para el Señor. Una cosa pido al Señor. El texto: Salmo 26. r>r\ . eso buscaré: habitar en la casa del Señor por los días de mi vida. ellos. me alzará sobre la roca. Enséñanos a orar.

TI - . 4-6). que mora en el templo. no tiene que temer a nadie. La expresión del salmo puede significar sacrificios cruentos en acción de gracias o simples manifestaciones de alabanza con ocasión de los sacrificios que se ofrecían en el templo. El salmista sí tiene a Yahvé como baluarte. es decir. Sus asaltantes son como fieras que se lanzan sobre él para devorar sus carnes. en los que entregan la vida por Cristo. esperando la intervención divina salvadora. • Llevado del agradecimiento a su protector y salvador. pero en el momento del ataque caen vacilantes. que es la morada que el Señor de los cielos tiene en la tierra para convivir con sus fieles. Es más poderosa la confianza en Dios que todo lo demás. el salmista ofrecerá en el templo sacrificios de júbilo o de alabanza a Yahvé. Sobre todo. en gente sencilla que vive la dureza de la vida con plena confianza en el Señor.Lectio • Yahvé. protector contra los enemigos (vv. su seguridad encuentra su complemento en la vida litúrgica del santuario. preocupándose de sus problemas e inquietudes. conseguido gracias a la protección de Yahvé. Ni un ejército entero que acampara contra él podría prevalecer. como el arca del testamento en el tabernáculo o pabellón del desierto. allí encontrará el salmista su plena seguridad el día de la desventura. El Dios del salmista ilumina la vida en los momentos de ansiedad y de peligro. pero además. allí se sentirá a buen recaudo. inaccesible al malvado. su deseo supremo es ser huésped permanente de su Dios en su santuario. 6). contemplar el encanto de Yahvé. Los que se asustan. habitar en su templo. esta última acepción parece ser insinuada por lo que dice a continuación: cantando y salmodiando a Yahvé (v. es decir. Yahvé es el baluarte que defiende su vida. lo hacen porque no tienen en quién confiar. con Él no teme a un escuadrón de enemigos que se le opongan. y le salva de las situaciones comprometidas. Esta confianza es la que nos hace pensar en los mártires. Contra los ataques de los enemigos. El corazón del salmista permanecerá tranquilo. Es el triunfo material y moral sobre ellos. Al lado de Yahvé se sentirá lejos de sus enemigos. Ante la omnipotencia de Yahvé. Allí está el encanto de Yahvé. Por eso confía y no teme. Yahvé es el centro de toda la vida y de las aspiraciones del salmista. • Ansias de vivir con Yahvé en el templo (vv. 1-3). sin poder consumar sus siniestros designios. Por tanto. la disposición benevolente de Dios hacia los que saben gustar de su compañía espiritual. se quiebran todos los poderes terrenos. -. dominándolos como desde una elevada roca y manteniendo erguida su cabeza sobre ellos.

amigos.. hijos. Te aterras a Él. madrugar por Dios. Comtemplatio • Sitúate reconstruyendo la escena en la que un día y otro tienes que combatir. o en las que encajamos bien nuestra experiencia vital. Despedida Momento de compartir no . — Asalto de los malvados (como fieras que devoran a la presa). familia. Oratio • Toma expresiones del salmo y óralas. trabajo. enfermedades. • Imaginar o descubrir al orante que ha compuesto este salmo. sitúa allí al Señor en medio de tu «campo de batalla». bajo sus manos. Y..Meditatio • Buscar las palabras o las imágenes del salmo que a primera vista nos sorprenden. Después. sentirse protegido en su casa. porque ellas te sirven para narrar tu vida y tu situación hoy. Multitud contra uno. Trae a tu imaginación todos los detalles. contemplar.. vivir en paz... ¿Qué te asalta hoy: trabajo.. en silencio.. personas. las puedes poner fecha. que «pelear» (hogar.? — Ejército que ataca a uno. gozar de la dulzura.. Dice Orígenes: «Madruga por Dios todo el que rechaza las obras de las tinieblas». no temblar.. o nos gustan. — Estar con el Señor es sinónimo de: no temer. sus palabras.. acontecimientos. escondido en su morada. pero te sientes bien solo. que puede ser un orante múltiple que ha ido añadiendo detalles en el salmo a partir de las experiencias vividas. Momentos que vives de soledad.. tranquilidad.). Ves personas a tu lado. contemplas su rostro. • Traduce estas expresiones a hechos de tu vida o de la vida de gente que conoces: buscara Dios. Le suplicas. sus manos. momentos..

me ponen nervioso. Señor. hazme sentir y ser templo tuyo para contemplarte y para salir victorioso de los enemigos que me cercan. ellos. Tú no puedes ser mi íntimo. Es cosa mía. Una cosa pido al Señor. Me creo capaz de todo. Tú sabes mis temores. Mis temores y mis miedos son la clara señal de que confío más en mí y en mis fuerzas que en ti. Así no te dejo ser protagonista de lo mío. me alzará sobre la roca. Ayúdame a entender que salgo ganando teniéndote como defensa. me siento tranquilo. eso buscaré: habitar en la casa del Señor por los días de mi vida.. Todo es obra de mis manos. enemigos y adversarios. 5 4 3 2 Adaptación Señor. ¿quién me hará temblar? Cuando me asaltan los malvados para devorar mi carne. ¡que perezco! Ayúdame a entender que salgo ganando teniéndote a ti como luz y salvación. Así no te disfruto. Mi vida no es cosa tuya. hoy. tropiezan y caen. Tú conoces mis miedos. en esta tarde de oración. que me sienta habitado por ti. descubro mi falta de fe. me quitan la paz. Me veo asaltado por tantas cosas que me desgarran por dentro. Señor. Me digo que mi vida es mía y que yo tengo que hacer mi vida. É1 me protegerá en su tienda el día del peligro. -33- .. Señor. me siento con fuerzas para todo.III. en su tienda sacrificaré sacrificios de aclamación: cantaré y tocaré para el Señor. MATERIALES Salmo El Señor es mi luz y mi salvación. este salmo me sorprende y destapa mi falta de fe. Si un ejército acampa contra mí. me molesta ver que ya no tengo las fuerzas de antes.. Señor. ^y así levantaré la cabeza sobre el enemigo que me cerca. contemplando su templo. Tú no estás en mi vida. gozar de la dulzura del Señor. En el fondo. Señor. me esconderá en lo escondido de su morada. si me declaran la guerra. ¿a quién temeré? El Señor es la defensa de mi vida. mi corazón no tiembla..

Acogida de las personas • Que nadie se sienta extraño al grupo que reza. no de reflexión de vida. • Orar es dejarse hacer obras grandes por Dios en nuestro corazón. PREPARACIÓN Decorar la sala • Tener en cuenta el tiempo litúrgico en que se ora para decorar el espacio que sirve para la oración en consonancia con el sentido de Iglesia. • Mantener siempre algunos elementos que den confianza y donde todos se puedan reconocer. Ambientación • Es un grupo de oración. como en una sala de estar agradable. -35- .SALMO 31 Dichoso el que está absuelto de su culpa I.

porque día y noche tu mano pesaba sobre mí. Espíritu de Jesús. El texto: Salmo 31 Dichoso el que está absuelto de su culpa.II. lo reconocí. me rodeas de cantos de liberación. Había pecado. Tú eres mi refugio. _1A_ . que todo fiel te suplique en el momento de la desgracia: la crecida de las aguas caudalosas no lo alcanzará. no te encubrí mi delito. para situarse. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Tiempo para relajarse. propuse: «confesaré al Señor mi culpa». dichoso el hombre a quien el Señor no le apunta el delito. Ven. Invocación al Espíritu • Personal o comunitaria. Por eso. me libras del peligro. a quien le han sepultado su pecado. para vaciarse de todo lo que nos ocupa y ha ocupado en el día. Enséñanos a orar. mi savia se había vuelto un fruto seco. Mientras callé se consumían mis huesos. rugiendo todo el día. y tú perdonaste mi culpa y mi pecado.

—Te instruiré y te enseñaré el camino que has de seguir, fijaré en ti mis ojos. No seáis irracionales como caballos y mulos, cuyo brío hay que domar con freno y brida; si no, no puedes acercarte. Los malvados sufren muchas penas; al que confía en el Señor, la misericordia lo rodea. Alegraos, justos, y gozad con el Señor; aclamadlo, los de corazón sincero.

Lectio
• Salmo penitencial, propio del tiempo de Cuaresma. La primera palabra del salmo es dichoso, es decir, bienaventurado. Es dicha y bienaventuranza «estar absuelto de la propia culpa», «que alguien te haya sepultado el pecado», «que el Señor no te lo apunte» y lo borre de tu cuenta corriente... La dicha no es no tener pecado, sino tener alguien que lo borre, que lo sepulte, que no te lo eche en cara... • El pecado deja en silencio, como al margen, apartado. Y mientras estás apartado, mientras no hablas y no pides perdón, mientras no tomas la situación tal como es y la afrontas, mientras no dices tu verdad, algo por dentro te «consume», te persigue y «ruge en tu interior»; nos quedamos sin savia, sin vida, sin alegría que nos recorra por dentro cuando lo que nos habita es el pecado. La mentira es como losa que pesa o como sombra que nos persigue donde vamos. • El creyente que compuso este salmo tiene experiencia de no haber afrontado la verdad en su vida, es decir, de ser pecador, y de lo que eso supone... ¡Qué descansados nos quedamos cuando decimos lo que teníamos que decir! ¡Necesitamos aprender a relacionarnos con nuestros propios fallos! • Remover la losa que nos aplasta es como una resurrección, como un retirar la losa del sepulcro, el reconocimiento y la confesión del propio pecado sin auto-disculpas y sin engaños. Todo cambia cuando aceptamos la propia verdad sin echar culpas a otros. La crecida de las aguas no alcanzará al que vive en la verdad. Vivir en la verdad es vivir en Dios. Vivir en la verdad es vivir en buen refugio, es vivir liberado. • La segunda parte del salmo es más sapiencial. Dios habla y pone en su boca consejos. Dios instruye, enseña, muestra camino de seguimiento, pone los ojos en el leal. Dios alerta de que el camino del pecado es irracional, desbocado. Dentro, cada uno tiene unos instintos que ha de domar, si no, te pueden y hacen de ti lo que quieren. Pero eso mismo, el ser apresado por lo irracional, es fuente de penas y de sufrimiento. -37-

• Quien confía en la misericordia de Dios está bien rodeado, bien protegido... Saberse rodeado por Dios y protegido es como para estar contento, alegrarse y vivir aclamando a Dios.

Meditatio
• Recrea las imágenes literarias del texto: sepultado bajo el peso de tu «pecado», tus limitaciones, tus problemas, tus vacíos, tus ansias de más y quedarte en menos... Siente que Dios no te apunta el delito, el pecado. Te mira en esa situación y «hace algo». Contempla qué se le ocurre a Dios hacerte... • Pon realidad a frases del salmo: «Mi savia se me ha vuelto un fruto seco. La crecida de las aguas caudalosas no lo alcanzará. No seáis irracionales como caballo y mulos... freno y brida...».

Oratio
• Reza: dichoso yo, N., porque Dios... • Confieso que lejos de ti se pasa mal, Señor... Quiero estar siempre contigo. • Instruyeme, Señor, para que siga el camino de la verdad... • Haz que me sienta mirado con cariño por ti... Que goce al saber que pones los ojos en mí... • Enséñame a poner freno y brida a eso que tú sabes que me domina a nada que me descuido...

Contemplatio
• Imagina la escena: sentirte en brazos de Jesús, de Dios... Acostarte y reclinar la cabeza como un niño en su regazo. Ante el Señor siéntete pecador, necesitado de él.

Despedida Momento de compartir
• Me han servido para rezar estas expresiones..., me he detenido en... • No he podido rezar estas frases:...

III. MATERIALES
Salmo
Dichoso el que está absuelto de su culpa, a quien le han sepultado su pecado; dichoso el hombre a quien el Señor no le apunta el delito. Mientras callé se consumían mis huesos, rugiendo todo el día, porque día y noche tu mano pesaba sobre mí; mi savia se había vuelto un fruto seco. Había pecado, lo reconocí, no te encubrí mi delito; propuse: «confesaré al Señor mi culpa», y tú perdonaste mi culpa y mi pecado. Por eso, que todo fiel te suplique en el momento de la desgracia: la crecida de las aguas caudalosas no lo alcanzará. Tú eres mi refugio, me libras del peligro, me rodeas de cantos de liberación. —Te instruiré y te enseñaré el camino que has de seguir, fijaré en ti mis ojos. No seáis irracionales como caballos y mulos, cuyo brío hay que domar con freno y brida; si no, no puedes acercarte. Los malvados sufren muchas penas; al que confía en el Señor, la misericordia lo rodea. Alegraos, justos, y gozad con el Señor; aclamadlo, los de corazón sincero. Adaptación ¡Qué mal se pasa siendo pecador! ¡Qué tristeza me invade! ¡Cómo duele el pecado! ¡Cómo me arruina la vida! ¡Cómo me atormenta no escuchar palabras de perdón! Y qué bonito, Señor, cuando oigo y siento que me llamas y me perdonas y no me apuntas para siempre mi pecado. Tú, Señor, eres un lujo para mí. Tú me rejuveneces cuando me perdonas y el perdón me llena de alegría y la vida se me vuelve primavera cuando siento que tu palabra me riega hasta los huesos. Contigo no temo. Contigo me siento feliz. Contigo me siento a salvo: nada me alcanza, nada me ahoga. Señor, reconozco que en lo más íntimo de mí existen tendencias que me llevan a buscar lo que a ti no te gusta. A veces me llama y me tira tanto el pecado que no puedo dominarlo; me domina, me desboca y ando como caballo desbocado. Ten misericordia de mí, Señor, y cantaré tus alabanzas y pregonaré que eres mi Dios y Señor.

-39-

SALMO 41
Deseo de Dios

I. PREPARACIÓN Decorar la sala
• Decoración sencilla, pero confortable. El exterior, allí donde rezamos, nos ayuda a poner el interior en orden y paz.

Acogida de las personas
• Siempre es importante la acogida.

Ambientación
• Aprovechar el momento histórico, lo que pasa en la ciudad o en la comunidad donde se ora.

II. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración
• Invitar al sosiego, a la paz, a la concentración. • Dar tiempo para que los participantes respiren, se tranquilicen, se pongan en actitud de orantes, sin ruidos interiores. -41 -

en el bullicio de la fiesta. El texto: Salmo 41 Como busca la cien/a corrientes de agua. • El Espíritu viene en ayuda nuestra. al fondo del templo. por qué te me turbas? Espera en Dios que volverás a alabarlo: «Salud de mi rostro. Dios mío». de pobre. así mi alma te busca a ti. Cuando mi alma se acongoja. Recuerdo otros tiempos. del Dios vivo: ¿cuándo entraré a ver el rostro de Dios? Las lágrimas son mi pan noche y día. hacia la casa de Dios. alma mía. tiene Sed de Dios. Invocarle. y desahogo mi alma conmigo: cómo marchaba a la cabeza del grupo. que. .Invocación al Espíritu • Presentar la escena del publicano. ¿Por qué te acongojas. Una sima grita a otra sima con voz de cascadas: tus torrentes y tus olas me han arrollado. entre cantos de júbilo y alabanza. Dios mío. mientras todo el día me repiten: «¿Dónde está tu Dios?». se pone en postura de penitente. de necesitado. te recuerdo desde el Jordán y el Hermón y el Monte Menor.

. todo el día me preguntan: «¿Dónde está tu Dios?». ¿Por qué te acongojas. que no está sometido a un espacio. Las circunstancia son distintas.. alma mía... sabemos que Dios está en todas partes. — Se acuerda de momentos felices sintiendo a Dios. Se me rompen los huesos por las burlas del adversario.. de noche cantaré la alabanza del Dios de mi vida. Después de Jesús.. La ausencia de Dios le llena de lágrimas.De día el Señor me hará misericordia. Se siente arrollado por las cosas de la vida.. A veces a los creyentes los otros les llaman «tontos».. ganas de estar con Él o donde Él está {templo). sombrío. Lectio • Imaginar al orante que ha compuesto esta oración o salmo por las cosas que dice: — Tiene sed de Dios. El principal espacio de Dios es la persona humana. Meditatio • Este salmo también tiene actualidad hoy para el conjunto de creyentes y para cada uno de nosotros.. «pasados de moda» y mil otras cosas. — Se ve acosado y burlado por los de su entorno. pero el fondo de sentimientos y de realidades vitales es el mismo. hostigado por mi enemigo?». -43- . ¿por qué me olvidas? ¿Por qué voy andando. Diré a Dios: «Roca mía... por qué te me turbas? Espera en Dios que volverás a alabarlo: «Salud de mi rostro. Dios mío». — Se da ánimos y razones para esperar...

sin prisas. • Si en estos momentos sientes desconsuelo.. — Tengo sed de Dios o no la tengo y la pido.). No digas nada. palabras.. detalles más particulares.. con lágrimas.... aclara mi vida. Que esos momentos te animen a otros momentos.? Contemplatio • Elige una escena de las muchas que el salmo propone. Y calla. Reconstruyela con paz.. lo que no entendemos. redice mi vida de creyente? • Interiorizamos las imágenes que llaman la atención.. a volver a Dios. ¿En qué este salmo conecta con mi vida. como la cierva que va a las fuentes? Y así otras expresiones del salmo. Descubre a Dios que se hace presente en ella.. con ganas de Dios. como mucho.. ¿Quién conoce tus secretos gritos? — Recuerda los momentos «divinos» de tu vida cuando sentías a Dios cerquita. criticado por otros... a sentir sed de Dios. Situada en la escena. — Las lágrimas de mi vida: quién las provoca. • ¿Nos sentimos buscadores de Dios como sedientos. Despedida Momento de compartir . lo que nos gusta del salmo. nos detenemos en los sentimientos que salen en el salmo. añorando tiempos pasados.. importante. Oratio • Hacemos una oración personal con palabras del salmo para identificarnos o para ver que nuestra vida está al margen de la sed de Dios. despacio... evocaciones. expresiones. acongojado.. la que más te represente en este momento (sediento. mira a Dios y. cómo las pongo en Dios. ¿por qué te acongojas. dile: gracias por hacerte presente en mi existencia.. — Como busca la cierva corrientes de agua. Siéntete protagonista de la escena.• Nos preguntamos por las cosas que nos sugiere el salmo: cosas generales.

te recuerdo desde el Jordán y el Hermón y el Monte Menor. aunque me lo calle. Las lágrimas son mi pan noche y día. Señor. que sin ti el agua me arrastra. Una sima grita a otra sima con voz de cascadas: tus torrentes y tus olas me han arrollado. Dios mío. cuando mi pan interior es el vacío y la nada. Cuando mi alma se acongoja. Recuerdo los momentos en los que tú eras algo en mi vida. y me digo que la alegría descansa en ti. Recuerdo otros tiempos. De día el Señor me hará misericordia.III. que sin ti no descanso. hostigado por mi enemigo?». aunque intente disimularlo o acallar la sed con otras cosas. sombrío. z-zr\e sed de Dios. Señor. a los que viven de ti. que sin ti todo es pesado. en los que vivía con sencillez.z. ¡Pasa todo y dura tan poco! ¡Sólo tú eres el poso de mi vida! ¡Sólo el que me da consistencia! En secreto envidio a los que creen en ti. Señor. . entre cantos de júbilo y alabanza. Cuando me pregunta por mi pena y mi soledad vacía me acuerdo de ti. en el bullicio de la fiesta. ¿por qué me olvidas? ¿Por qué voy andando. Señor. mi alegría y mi dicha. Dios mío». Señor. a los que se apoyan en ti. alma mía. Sé misericordioso conmigo. Señor. hacia la casa de Dios. Señor. mientras todo el día me repiten: •¿Dónde está tu Dios?». Tengo secreta sed de ti. Señor. que sin ti no soy nada. Zzré a Dios: «Roca mía. ZÁ DiOS VÍVO: . la vida me lleva sin dirección. espero en ti. MATERIALES Salmo Como busca la cierva : : mentes de agua. Me he complicado la vida con tantas cosas que pasan y no dejan alegría en mí. ¿Por qué te acongojas. Devuélveme la alegría para que pueda unir mi vida a los que se alegran contigo. tú volverás a ser mi salud y mi salvación. Señor. y desahogo mi alma conmigo: cómo marchaba a la cabeza del grupo. confío en ti. cuándo entraré a ver =• rostro de Dios? Adaptación Tengo sed de ti. te recuerdo. de noche cantaré la alabanza del Dios de mi vida. En los momentos peores cuando me siento en soledad. ¿sí mi alma te busca -. mi consuelo y mi fortaleza. que sin ti las lágrimas son mi pan cada día. Señor. por qué te me turbas? Espera en Dios que volverás a alabarlo: «Salud de mi rostro.

todo el día me preguntan: «¿Dónde está tu Dios?». por qué te me turbas? Espera en Dios que volverás a alabarlo: «Salud de mi rostro. alma mía. ¿Por qué te acongojas. -46- . Dios mío».Se me rompen los huesos por las burlas del adversario.

lo que pasa en la ciudad o en la comunidad donde se ora. allí donde rezamos. nos ayuda a poner el interior en orden y paz. El exterior. pero significativa. -47- ." i " SALMO 48 Vanidad de vanidades I. Cómo nos acogemos nos predispone a sentirnos acogidos por Dios. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Invitar al sosiego. Ambientacíón • Aprovechar el momento histórico. Acogida de las personas • Siempre es importante la acogida. II. a la paz. pero permanencia de lo esencial. PREPARACIÓN Decorar la sala • Decoración sencilla. Detalles de cambio. a dejar a un lado todo lo que tenemos encima. a concentrarse.

-48- . de necesitado. • El Espíritu viene en ayuda nuestra. sino que perece como los animales. habitantes del orbe: plebeyos y nobles. escuchadlo. se tranquilicen. y legan sus riquezas a extraños. si nadie puede salvarse ni dar a Dios un rescate? Es tan caro el rescate de la vida. aunque hayan dado nombre a países. El texto: Salmo 48 Oíd esto.• Dar tiempo para que los participantes respiren. El hombre no perdurará en la opulencia. Invocarle. sin ruidos interiores. lo mismo que perecen los ignorantes y necios. de pobre. ¿Por qué habré de temer los días aciagos. cuando me cerquen y acechen los malvados. se pongan en actitud de orantes. y serán muy sensatas mis reflexiones. Invocación al Espíritu • Presentar la escena del publicano. mi boca hablará sabiamente. que al fondo del templo se pone en postura de penitente. Mirad: los sabios mueren. El sepulcro es su morada perpetua y su casa de edad en edad.ricosy pobres. que nunca les bastará para vivir perpetuamente sin bajar a la fosa. que confían en su opulencia y se jactan de sus inmensas riquezas. prestaré oído al proverbio y propondré mi problema al son de la cítara. todas las naciones.

de la sabiduría acumulada por los creyentes en Yahvé de lo que es la vida. Dios me salva. es decir. plebeyos y nobles. Para atraer más la atención. El hombre rico e inconsciente es como un animal que perece. las alabanzas. necesitados. Se trata de algo que concierne a todos. habitantes del orbe. Esto ya nos orienta para rezarlo.. engañados.. Aprender de la vida es una tarea que convoca a todos. se desvanece su figura. ricos y pobres. y el abismo es su casa. Pero a mí. no se llevará nada. su fasto no bajará con él..Este es el camino de los confiados. que se hablará con sensatez». me saca de las garras del abismo y me lleva consigo. • Comienza con una invitación a que escuchen «la sabiduría» todos: naciones. amados. y bajan derechos a la tumba. de lo que duran los aplausos. se anuncia que las «reflexiones serán sabias. olvidados. Aunque en vida se felicitaba: «Ponderan lo que lo pasas». Lectío • El título del salmo en la Liturgia de las Horas es: «Vanidad de las riquezas». y todos vamos aprendiendo a sentirnos confiados. Se trata de una oración que nace de la reflexión sapiencial. el destino de los hombres satisfechos: son un rebaño para el abismo. No te preocupes si se enriquece un hombre y aumenta el fasto de su casa: cuando muera. que no verán nunca la luz.. • El salmista se enfrenta al problema del más allá: después de la muerte. la muerte es su pastor. desconfiados. ¿qué? Y este problema lo afronta comparando dos estilos de vida: la gente sencilla y -49- . irá a reunirse con sus antepasados.

.buena. es decir. Pero nadie puede salvarse. de los que viven agarrados a lo suyo: «Son un rebaño para el abismo». los arrogantes y ricos.. ¿qué me atrapa?. -50- . los satisfechos son un rebaño para el abismo. Analiza a qué te agarras. el hombre no perdura en la opulencia. Claro. se presentan dos caminos o modos de vida: — El camino de los satisfechos. ¿Te has paseado alguna vez por un cementerio y contemplado esos mausoleos envejecidos que guardan personajes que acabaron? • ¿Cómo vivir sin pensar que tienes que morir? ¿Cómo hacerte ilusiones duraderas si nadie perdura? • Una vez hecha la reflexión. ¿Cómo te sitúas y ayudas a situar a los que viven contigo ante las riquezas? • También está la otra perspectiva: Dios saca de las garras del abismo. Siéntete llevado por Dios (¿dónde?.. si pudieran. ¿qué te da un miedo horroroso?). De ahí que el salmista diga: «El hombre rico e inconsciente es como un animal que perece». ¿hacia qué?). — El camino de los que confían en el Señor. Todas estas expresiones nos sitúan ante un espejo en el que nos miramos. Es dato de observación. Perecemos como perecen los animales. Imagina la escena: Dios me salva.. somos igualitos.. Están tan bien aquí que no saldrían de la vida y darían su fortuna por seguir viviendo. cuáles son tus cimientos. No se llevan nada. basada en la observación sobre los vivos. son como animales. Dios es compañía. no tendrías oro suficiente para pagar el vivir eternamente aquí. tienen que dejar aquí el fasto. saca del abismo. todo aquello de lo que presumía. darían lo que fuera en rescate de la propia vida.. el sepulcro es su casa de edad en edad. Por mucho que acumularas. siéntete pobre. no los superamos. Dios nos lleva hacia lo mejor que sentimos en el corazón. En esto. para no morir y seguir pasándolo bien. Es un camino distinto: Dios salva. Dejan sus riquezas a extraños. no verán más la luz. Habla de días aciagos. me saca de las garras del abismo (¿qué abismo?. estas expresiones son un poco relativas: mientras unos no tienen dinero para comprar leche y dan a sus hijos una manzanilla caliente de desayuno o Cola-Cao con agua. No importa lo importante que hayas sido. ¿Cuál es el destino de unos y de otros? ¿Tiene ventaja al final ser rico sobre ser pobre? • Los malvados. me lleva consigo. otros protestan porque no se compran productos de marca o porque la mamá un día compró yogures genéricos. lleva consigo. • Ante el Señor. Mueren todos. Meditatio • Nos fijamos en las imágenes literarias del salmo en las que nos podemos ver y además contemplar nuestra realidad actual.

La salvación es «solución total a mi manera de situarme y enfocarme en la vida que lleva más allá de la muerte»... cuando escucho.. cuando. Despedida Momento de compartir III. Detente en situarte bien.. Sitúate en una situación en la que necesites salvación. La salvación no es solución de un problemilla.. con todos tus sentimientos a flor de piel.... escuchadlo. Ser sensato y sabio es comprender que nada de lo que tienes te salvará... Que goce al saber que pones los ojos en mí. • Señor.Oratío • Pídele a Dios que te dé luz para ser sensato y sabio. Así que al elegir la escena. sino con un «salvar la vida más allá de aquí y de lo de ahora». propuesta de perspectiva de vida con horizonte. • Haz que me sienta mirado con cariño por ti. con futuro que no acaba con un «triunfar en la vida». La palabra salvación significa liberación.. No. habitantes del orbe: plebeyos y nobles.... que tus días terminarán...... -51 - . Contemplado • Imagina una escena a partir de estas palabras del salmo: Dios me salva.. • Señor.. MATERIALES Salmo Oíd esto... ricos y pobres. cuando me ayudan a reflexionar.. cuando me dicen.. tú me sacas de las garras del Abismo. tú me salvas: cuando caigo en la cuenta.. • Señor. que llega a tu vida... contempla a Dios como salvador.. tienes que elegir algo que te sea vital. capaz de reflexionar sobre la vida.. de una dificultad. todas las naciones.. Cuando ya hayas construido la escena. hazme una persona sensata.. que nada de lo que tienes te lo llevarás puesto.. Adaptación Como discípulos difíciles aprendemos mal las lecciones de la vida...

el destino de los hombres satisfechos: son un rebaño para el abismo. lo que el corazón tiene dentro. y legan susriquezasa extraños. que «lo bueno dura poco».! ¡Qué importa lo que acaba un día. Dios me salva. No te preocupes si se enriquece un hombre y aumenta el fasto de su casa: cuando muera. Sólo Dios salva. -52- . cuando me cerquen y acechen los malvados. Señor...! Si no aprendemos la lección somos como un rebaño para el Abismo. Sólo Dios es nuestro refugio y fortaleza. sino que perece como los animales. se desvanece su figura. la sabiduría de los sabios y prudentes. No te salva. El hombre no perdurará en la opulencia. Aunque en vida se felicitaba: «Ponderan lo que lo pasas». si nadie puede salvarse ni dar a Dios un rescate? Es tan caro el rescate de la vida. Pero a mí.. ¡Qué bien nos agarramos a lo nuestro! ¡Qué afán de lo nuestro tenemos! Guardamos todo y nos hacemos museos en el corazón con ganas de eternidad. No te sirve. su fasto no bajará con él. y serán muy sensatas mis reflexiones. El Señor los hace grandes. ¿Por qué habré de temer los días aciagos. que nunca les bastará para vivir perpetuamente sin bajar a la fosa. sé cuerdo: no confíes en tus riquezas. Nadie puede salvarse. Todo acaba.mi boca hablará sabiamente. no se llevará nada. nada de aquí vale más allá de aquí. El sepulcro es su morada perpetua y su casa de edad en edad. ¡Qué importa lo que fuiste! ¡Qué importa el renombre. Todo lo demás perece.. El Señor los saca del Abismo. No envidies nada ni a nadie.. Confía en el Señor. Mirad: los sabios mueren. El Señor los lleva consigo. aunque hayan dado nombre a países. Esta es la Sabiduría. que confían en su opulencia y se jactan de sus inmensas riquezas. que no verán nunca la luz. y bajan derechos a la tumba.. Nadie puede comprar días a sus días. Se nos llena el corazón de ganas de gozar y se nos olvida que todo tiene su límite. irá a reunirse con sus antepasados. Te llevas sólo lo que es el corazón. El Señor los salva. prestaré oído al proverbio y propondré mi problema al son de la cítara. la muerte es su pastor. Mueren los sabios lo mismo que perecen los ignorantes. El hombre rico e inconsciente es como un animal que perece. me saca de las garras del abismo y me lleva consigo. y el abismo es su casa. Mueren los pobres y los ricos tienen que dejar aquí sus riquezas. que hay cosas que acaban. Este es el camino de los confiados. Sólo los que esperan en el Señor son del Señor... Pero vivimos como si durara siempre. Enséñanos. lo mismo que perecen los ignorantes y necios.

Cómo nos acogemos nos predispone a sentirnos acogidos por Dios. lo que pasa en la ciudad o en la comunidad donde se ora. -53- . Acogida de las personas • Siempre es importante la acogida. con una respiración pausada y profunda. nos ayuda a poner el interior en orden y paz. allí donde rezamos. Ambientación • Aprovechar el momento histórico. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Crear clima de paz con un poco de música suave. con una breve relajación. Detalles de cambio. II. pero significativa. pero permanencia de lo esencial. PREPARACIÓN Decorar la sala • Decoración sencilla.IHHK SALMO 61 Sólo en Dios descansa mi alma I. El exterior.

De Dios viene mi salvación y mi gloria. Pueblo suyo. sólo Él es mi roca y mi salvación. mi alcázar: no vacilaré. mi alcázar: no vacilaré. desahogad ante Él vuestro corazón. confiad en Él. Invocarle. porque Él es mi esperanza. los nobles son apariencia: -54- . Los hombres no son más que un soplo. con el corazón maldicen. alma mía. entra en el secreto de ti mismo. ¿Hasta cuándo arremeteréis contra un hombre todos juntos. para derribarlo como a una pared que cede o a una tapia ruinosa? Sólo piensan en derribarme de mi altura. que Dios es nuestro refugio. porque de Él viene mi salvación. Invocación al Espíritu • Recordar las palabras del Señor: Cuando oréis. Dios es mi refugio.• Dar tiempo para que los participantes entren en otra atmósfera de quietud y de acogida íntima sin ruidos interiores. Él es mi roca firme. El texto: Salmo 61 Sólo en Dios descansa mi alma. • El Espíritu viene en ayuda nuestra. Descansa sólo en Dios. y se complacen en la mentira: con la boca bendicen. sólo Él es mi roca y mi salvación.

• Una primera parte del salmo se centra más en lo que el creyente ve que hacen contra él.. una tapia. No pasa nada pase lo que pase. Es posible que haya tenido amigos y eso le hace añorar un pasado de relaciones. no tiene a nadie. como se arremete y se suman fuerzas para tirar una pared.. no tiene apoyos. Desde esta seguridad. no les deis el corazón. a su lado. Dios es Dios de vida. y aunque crezcan vuestras riquezas. -55- . mentiras. No confiéis en la opresión. esperanza. Descansar en el Señor es tener seguridad y salvación. alcázar. acoso. No tiene nada.todos juntos en la balanza subirían más leves que un soplo. salvación. — Las maquinaciones de la gente para derribarle de su sitio. consistencia)... «está más solo que la una» sería la expresión vulgar que mejor refleja la situación de su existencia.. mover un mueble. el creyente que descansa en el Señor ve lo que pasa y lo ve con paz: — Las arremetidas de todos contra él para tirarle. no pongáis ilusiones en el robo. Pero ahora la realidad se impone. no cuenta con nadie. es firmeza (roca.. y dos cosas que he escuchado: «Que Dios tiene el poder y el Señor tiene la gracia. cuando el punto de apoyo es el Señor. • Descansar en Dios es salvación. Lectío • Este salmo es la oración de un creyente que se encuentra solo. es juego sucio. Dios es Dios de futuro. buenas palabras que no tienen buenos hechos. Todo. Dios ha dicho una cosa.. que tú pagas a cada uno según sus obras». Y ha aprendido la lección: «Sólo en Dios descansa mi alma».. lugar seguro (alcázar). La segunda parte del salmo refleja cómo el creyente vive y sale de esa situación reconociendo la acción de Dios y confesando cuál es su fuerza en la debilidad. — Pero «no pasa nada» para quien descansa en el Señor: roca. farsa.

.. personas. Quizá tienes experiencia de gente que te acosa. • Ahora tienes tiempo para rezar: — Sólo en Dios descansa mi alma porque lo estás viviendo o porque estás experimentando que por no descansar sólo en Dios estás angustiada. Busca una postura de intimidad. Tómalos en las manos y ponlos hoy en las manos y en el corazón de Dios. pues no merece la pena torcer el corazón a la mentira. Y Dios paga a cada uno según sus obras.Meditatio • Seguro que hay situaciones vitales tuyas que están reflejadas en este salmo.. que dice palabras bonitas. acontecimientos. nos angustiamos y la vivimos «en un sin vivir». • Otra razón que se da el creyente bíblico es que tiene muy claro que los hombres no son más que un soplo. Contemplatio • Imagina una escena en la que estés sentada al lado de Jesús. al robo... mírale a los ojos. mi refugio. o te traiciona o te pone «verde» o te la juega.. Todo lo que no sea Dios. Oratio • Haz una oración desde la comprensión de lo poco que es el hombre.. pon tus manos en sus manos y dile con toda tu alma: Tú eres mi salvación. caduco.. Por querer llevar solos nuestra vida sin dar a Dios participación de ella. que habla mal de ti... dilo muchas. Despedida Momento de compartir -56- . sólo Él es mi roca y salvación. No se lo digas una vez. por muy fuerte que parezca. por detrás.. alma mía.. a desahogar en Él el corazón... Por eso invita a todos a: confiar en Dios. mi abogado. como cuando dices cosas importantes a quien quieres de verdad. pero en el fondo. por mucho que sea. nada. • ¿Cómo reaccionas ante estas personas? ¿A quién te agarras? El salmista lo tiene claro: Descansa sólo en Dios. — Trae a tu oración a los que «empujan tu vida para desequilibrarte: situaciones. es siempre poco. que te falla. mi roca. El descanso del creyente es Dios.

De Dios viene mi salvación y mi gloria. Dios es mi refugio. -57- . Sólo tú puedes ser mi sosiego. desahogad ante Él vuestro corazón. Señor. sólo Él es mi roca y mi salvación. con el corazón maldicen. confiad en Él. Los otros me ayudan en lo que pueden. Señor. para derribarlo como a una pared que cede o a una tapia ruinosa? Sólo piensan en derribarme de mi altura. Tú eres mi roca. Tú eres el que disipas mis vacilaciones. ¡¡Qué frágil es todo!! Y los que de verdad me apoyan no pueden apoyarme del todo. Siempre hay un vacío que nadie llena si tú no lo llenas.. Los hombres no son más que un soplo. me sacude la vida. nada ni nadie llena del todo mi corazón. desde lo más íntimo de mí.. Pueblo suyo. me sacuden los acontecimientos. Sonrío y aparento tranquilidad. Señor. pero por dentro la agitación sigue.. ¿Hasta cuándo arremeteréis contra un hombre todos juntos. y dos cosas que he escuchado: «Que Dios tiene el poder y el Señor tiene la gracia. alma mía. Sólo tú. porque Él es mi esperanza. Mi vida o descansa en ti o no descansa. Dios es mi refugio. A mi lado hay oleaje. voy aprendiendo día a día: Tú eres mi descanso. Él es mi roca firme. Sólo en ti me refugio. Descansa sólo en Dios. porque de Él viene mi salvación. sólo Él es mi roca y mi salvación. me puedes salvar. Sólo confío en el Señor. y aunque crezcan vuestras riquezas. no les deis el corazón.. Dios es mi esperanza que no defrauda. que tú pagas a cada uno según sus obras». Adaptación Señor. mi alcázar: no vacilaré. ¿Dónde descansaré si no descanso en ti? Hay cercanías de gente que son interesadas o de ocasión o de conveniencia. Nadie me apoya tanto que su apoyo me valga del todo. y se complacen en la mentira: con la boca bendicen. mi alcázar: no vacilaré. MATERIALES Salmo Sólo en Dios descansa mi alma.III. esa que yo ansio en el fondo de mí mismo. mi paz. Mi vida está sacudida por todas partes: me sacuden los míos. los nobles son apariencia: todos juntos en la balanza subirían más leves que un soplo. Dios ha dicho una cosa. Ningunas manos pueden entrar tan dentro de mí que sean mi consistencia. no pongáis ilusiones en el robo. No confiéis en la opresión. Él es mi roca firme. Tú me salvas en lo más íntimo. Tú eres mi salvación. se me escapan los puntos de apoyo. Sólo tú eres mi Dios Sólo en ti descanso. me he quedado solo. que Dios es nuestro refugio. nada ni nadie me da seguridad. nada ni nadie son mi roca.

II. lo que pasa en la ciudad o en la comunidad donde se ora.2-9 El alma sedienta de Dios I. con una respiración pausada y profunda. PREPARACIÓN Decorar la sala • Decoración sencilla. con una breve relajación. pero significativa. Acogida de las personas • Siempre es importante la acogida. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Crear clima de paz con un poco de música suave. pero permanencia de lo esencial.SALMO 62. allí donde rezamos. Detalles de cambio. El exterior. Cómo nos acogemos nos predispone a sentirnos acogidos por Dios. -59- . nos ayuda a poner el interior en orden y paz. Ambientación • Aprovechar el momento histórico.

El creyente que lo compuso. bendición. sin agua.. ya sea una persona o una comunidad o ambas realidades a la vez. por ti madrugo. Toda mi vida te bendeciré y alzaré las manos invocándote. tú eres mi Dios. mi alma está unida a ti.. y tu diestra me sostiene. ganas de Dios. Es un salmo lleno de imágenes. El dato indica la importancia del salmo. entra en el secreto de ti mismo. y a la sombra de tus alas canto con júbilo. y mis labios te alabarán jubilosos. El texto: Salmo 62. mi alma está sedienta de ti. te alabarán mis labios. • El Espíritu viene en ayuda nuestra. Lectio • Este salmo es recitado todos los domingos y fiestas en la Hora de Laudes.• Dar tiempo para que los participantes entren en otra atmósfera de quietud y de acogida íntima sin ruidos interiores. Me saciaré como de enjundia y de manteca. En el lecho me acuerdo de ti y velando medito en ti. agostada. mi carne tiene ansia de ti. Invocarle. como tierra reseca. su tono mañanero y su contenido: alabanza. ¡Cómo te contemplaba en el santuario viendo tu fuerza y tu gloria! Tu gracia vale más que la vida. Invocación al Espíritu • Recordar las palabras del Señor: Cuando oréis. porque fuiste mi auxilio.2-9 Oh Dios. siente necesidad de decir su fe en Dios con imágenes muy realistas. -60- .

Únicamente constata que aún eso no te es posible. Si haces este ejercicio. pero te gustaría vivir. y así se siente unido.. • El salmo habla de los deseos.... le reducimos a nuestro tamaño y queremos que la oración nos dé respuestas tranquilizadoras» (D. Oratio • Elige alguna expresión del salmo: Mi alma está sedienta de ti.. Sin Dios. Cuando nos movemos desde ahí.. no te eches para atrás ni te acomplejes. reseca. todo lo contrario. -61 - . La ausencia del Dios deseado produce más anhelo de Dios: sed. sino que se alimenta de recuerdos bonitos de atrás. por experiencias positivas. Pero no se te ha negado. • Toda la vida y toda la jomada es un suspiro por Dios: comienza el orante madrugando por Dios y en el lecho se acuerda de Él y vela y medita. Te puedes comparar con él. más bien.. identificamos su causa con la nuestra.. no tiene sentido para este orante. Llega a considerar que el encuentro con Dios vale más que la propia vida.. Le puedes preguntar qué significan expresiones o imágenes que utiliza en el salmo para decir su «verdad» de anhelo de Dios. • Imagina o descubre o métete en la piel del orante que ha compuesto el salmo y recórrelo de nuevo con él. Aleixandre. un libro para orar). el corazón humano ha variado menos que las circunstancias donde el corazón tiene que vivir en la sociedad actual... ni digas que tú no puedes vivir eso que él vivió. de ese mundo secreto de nuestros deseos. • Expresiones del salmo que «traducimos» a nuestra realidad: Buscara Dios. y buscamos en Dios la satisfacción de esa necesidad. Los salmos. mi carne tiene ansia de ti. Tú tienes experiencia de estar con personas que te encandilan porque dicen cosas que viven y que tú no vives. sin Dios. pero no podemos confundir deseos con necesidades. Dice Orígenes: «Madruga por Dios todo el que rechaza las obras de las tinieblas». El sentido de vivir es Dios. Meditatio • Estamos ante un salmo cargado de significado también para los hombres y mujeres de hoy. soy tierra agostada...• Parece un orante que tiene experiencia de ausencia de Dios y de ganas de volver a vibrar con Él. es estar sin sentido. no se te ha dado.. Vivir por vivir. de iniciar la jornada con él. «Recorrer el camino de oración es recorrer el camino de los propios deseos. sentido de su vida. madrugar por Dios es. El anhelo no es algo ilusorio.

agostada. Sólo pensar en ti. que mi vida no se riega y por eso se resquebraja. fracasos. personas. Tu presencia era para mí fuerza. momentos bonitos. disfrutar de tu presencia. alegría. aire fresco y ganas de vivir. ilusiones. mi carne tiene ansia de ti. se te presenta Jesús y te dice: «¿Y yo dónde estoy.. Estás haciendo ese recorrido por tu corazón. mi alma está unida a ti. Vas descubriendo todo lo que le habita: nombres. Eso ya me basta. dónde me tienes?». me acuerdo de ti y te deseo y deseo verte. Adaptación Tú eres mi Dios.. Si posees palabras.. Al levantarme. mi alma está sedienta de ti. Me saciaré como de enjundia y de manteca. Señor. • Pon delante del Señor tu sed o tu aridez. ansias. Tu recuerdo moviliza todo mi ser y sin ti siento que algo me falta. porque fuiste mi auxilio. estar contigo. una convivencia. Despedida Momento de compartir III. -62- . Toda mi vida te bendeciré y alzaré las manos invocándote.. sin agua. De pronto... dolores. te alabarán mis labios. miedos.• Recuerda y reza a partir de los momentos bonitos de tu vida de creyente: la primera comunión.. la muerte de un ser querido. que me vienes en todo momento. Pero mejor es que calles y que le mires y te dejes mirar. En el lecho me acuerdo de ti y velando medito en ti. tú eres mi Dios. de tu cercanía. por ti madrugo.. MATERIALES Salmo Oh Dios. Recuerdo. desengaños. tus ganas de Dios o tu indiferencia. con mucha paz y detenimiento. y tu diestra me sostiene. Contemplado • Imagina que sacas tu corazón y lo pones sobre una mesa y lo contemplas y analizas detalladamente. y mis labios te alabarán jubilosos. acontecimientos. sólo pensar que te iba a encontrar me hacía saltar de alegría.. un día de silencio. y a la sombra de tus alas canto con júbilo. habla. fuerzas para luchar. optimismo soplo de vida. como tierra reseca. ¡Cómo te contemplaba en el santuario viendo tu fuerza y tu gloria! Tu gracia vale más que la vida.. Estás tan dentro de mí que rebosas.

Sólo pensar que estás ya me da consistencia y razón para vivir. Por eso estás tan clavado dentro de mí. Tu diestra me sostiene. Me siento unido a ti. Siempre serás algo mío. . recuerdo aquellos días en que tú me llenabas de vida y de ganas de vivir. Tu nombre me alimenta más que los alimentos. Y eso es lo que me ayuda a vivir y a volver a ti. Dios mío.. Sí.. Por eso te añoro. viviré. te recordaré. en el silencio nocturno. Al terminar la jornada. que no te olvidaré jamás. muy mío. Te bendeciré.. Tu nombre me inspira cantos y palabras bendición. ¡¡no sabes cómo te recuerdo!! Tu recuerdo es para mí como sombra que me cubre y me llena de júbilo y de paz..Tú me dabas ganas de vivir. te guardaré dentro de mi corazón y de sólo pensar en ti. tengo sed de ti.

pero significativa. -65- . allí donde rezamos. pero permanencia de lo esencial. Ambientación • Aprovechar el momento histórico. nos ayuda a poner el interior en orden y paz. Acogida de las personas • Siempre es importante la acogida.k% tí SALMO 64 Solemne acción de gracias I. Cómo nos acogemos nos predispone a sentirnos acogidos por Dios. PREPARACIÓN Decorar la sala • Decoración sencilla. lo que pasa en la ciudad o en la comunidad donde se ora. El exterior. Detalles de cambio.

El texto: Salmo 64 Oh Dios. Invocación al Espíritu • Recordar las palabras del Señor: Cuando oréis. pero tú los perdonas. entra en el secreto de ti mismo. esperanza del confín de la tierra y del océano remoto. Con portentos de justicia nos respondes. de los dones sagrados de tu templo. porque tú escuchas las súplicas. -66- . con una respiración pausada y profunda. salvador nuestro. nuestros delitos nos abruman. Dios. tú. Tú que afianzas los montes con tu fuerza. ceñido de poder. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Crear clima de paz con un poco de música suave. con una breve relajación. tú mereces un himno en Sión. • El Espíritu viene en ayuda nuestra. tú que reprimes el estruendo del mar. Invocarle. A ti acude todo mortal a causa de sus culpas. Dichoso el que tú eliges y acercas para que viva en tus atrios: que nos saciemos de los bienes de tu casa. y a ti se te cumplen los votos.II. • Dar tiempo para que los participantes entren en otra atmósfera de quietud y de acogida íntima sin ruidos interiores.

— Que Dios es justicia. tú mereces un himno de alabanza en el lugar más sagrado. igualas los terrones. la riegas y la enriqueces sin medida. que aclaman y cantan. deja sin otras apetencias. El salmista se nota que ha tenido una experiencia de Dios tan fuerte que sólo sabe decir: Tú mereces un himno en Sión (Sión era el monte donde Dios habitaba. y las colinas se orlan de alegría.. el lugar de la presencia de Dios). -67- . Sin ser perdonados. es decir. y las puertas de la aurora y del ocaso las llenas de júbilo. tu llovizna los deja mullidos. tú mereces un himno en Sión. la casa de Dios. • Haber tenido experiencia de Dios le lleva al creyente a reconocer: — Que Dios es aquel a quien se acude por causa de los pecados. más tuyo. coronas el año con tus bienes. preparas los trigales. Los habitantes del extremo del orbe se sobrecogen ante tus signos. en Sión sólo se te puede dar gracias a ti porque es «tu lugar». — Que la cercanía de Dios sacia. Lectio • Comienza el salmo con tono festivo porque es una gran acción de gracias a Dios. y se va a él porque escucha y perdona. más que nadie. las praderas se cubren de rebaños. tus carriles rezuman abundancia. riegas los surcos. rezuman los pastos del páramo. todo lo que haga por ti es poco. donde se construyó el templo. Dios alimenta más que nada. más bonito. viviríamos abrumados. tú mereces todo.el estruendo de las olas V el tumulto de los pueblos. bendices sus brotes.. la acequia de Dios va llena de agua. Tú cuidas la tierra. y los valles se visten de mieses.

Oratio • Pide a Dios: — Un lugar en su presencia para saciarte de Él.. rezuman los pastos del páramo.. sin «agua»... de alegría. — El don de una experiencia de Dios que sea fuente y referencia en tu vida de creyente..... Mirar la naturaleza es como mirar la fuerza de Dios creador. reseco.— Que Dios es cimiento de todo: afianzas los montes con tu fuerza.... • Observa tu existencia: ¿te sientes cuidada por Dios o elegida por Dios para estar en sus atrios. Descubre qué es lo que te «descentra»... Mira a ver si tus ojos han «palpado a Dios» en la naturaleza. se llenan de belleza.. en su presencia. lozanía. lo que te deja «inconsistente»..? • Siéntete acudiendo a Dios a causa de tus culpas. — Su fuerza para afrontar las tormentas de la vida con paz.. todo aclama y canta la grandeza de Dios. Dios no tiene sequía........ El signo de belleza de un amanecer o de un atardecer es destello de Dios. sin dejarte bambolear. — Que Dios es fuerza de vida. buscando perdón para no vivir abrumado... gracias a Dios.. — Que Dios cuida la tierra. de juventud. recreador de todo. si tus ojos ven a Dios en todo.. Cuando los ojos están llenos de Dios se ve vida en todas las partes.. Dios no se agota.? Siéntete afianzada en Dios... que Dios sea tu cimiento. tú mereces un himno. los brotes. la acequia de Dios va llena. puede a la fuerza de las olas y al tumulto de los pueblos. los pastos. lo que te zarandea como una hoja. A la puerta de la aurora (amanecer) y a la puerta del ocaso (atardecer). — Que Dios hace signos que sobrecogen. de potencia: la lluvia. si están llenos de Dios. Dios. ¿Cuándo y cómo es Dios tu fuerza y tu poder.. pero Dios siempre tiene agua. chispa. Yo me puedo quedar sin «fuelle». Meditatio • Mira a ver si tú puedes hoy cantar: Oh..... lo que te saca de tus casillas. vida. que la acequia de Dios tiene siempre agua aunque haya sequía. ¿Tienes hechos para entonar un himno de acción de gracias a Dios? ¿Tienes experiencia de Dios? Mira a ver si dentro de tu corazón hay palabras para cantar como el salmista canta. -68- .

¡Qué grande eres! Tú lo mereces todo. No habla. Dichoso el que tú eliges y acercas para que viva en tus atrios: Adaptación Oh Dios. la montaña. Camina. un parque. Te dejas llevar. qué grande eres! Lo tuyo me sacia.. alegría interna. nuestros delitos nos abruman. Jesús llama a tu puerta.. Sin ti no soy nada.. mientras estás en tu hogar. no se seque. que mana de Él. de tu amor. Despedida Momento de compartir III. Comienza una escena de silencio. una fuente.• Pide que no te separe nada de Dios.. le abres.. entra... la orilla del mar.. que seas fecunda en vida y en frutos... Date tiempo. Te lleva de la mano. todo lo demás me deja vacío. de tu. vaya siempre llena de agua. en mi ámbito. MATERIALES Salmo Oh Dios.. Después de estas palabras ya no dice nada. Cuando mi alma te siente cerca. Te arreglas mínimamente y te vas con Él. me llena. sólo con los dedos te hace una señal para que le acompañes. ¡Oh Dios. haciendo la limpieza. • Pide a Dios que la acequia de tu alegría. un paisaje bonito. y a ti se te cumplen los votos. -69- . cuando me dejo llenar de tu presencia todo cambia: mi vida se llena de alegría. No te dice nada.. porque tú escuchas las súplicas. No sé dónde te lleva: ¿una iglesia.? Cuando ya estáis allí sólo te dice esto: Dichoso el que yo elijo para que esté a mi lado. Lo importante es lo que tu corazón viva y sienta. tú mereces un himno en Sión. pero tú los perdonas. • Pide que te riegue la vida. Contemplado • Imagina que un día. me quedo sin palabras. sólita. el que tú quieras. se saciará de todo lo que yo llevo como don de mi Padre: paz. A ti acude todo mortal a causa de sus culpas.

Tú cuidas la tierra. y las colinas se orlan de alegría. tus carriles rezuman abundancia. tú eres mi sólido cimiento. salvador nuestro. Con los pies en tu roca. todo rezuma vida de Dios. igualas los terrones. esperanza del confín de la tierra y del océano remoto. todo rezuma perfume tuyo! Has dejado huella de tu paso en todo lo que contemplo y todo me habla de tí. pero tú siempre tienes agua para mis sequedades. Tú eres mi Señor. tú que reprimes el estruendo del mar. me pase lo que me pase. rezuman los pastos del páramo. qué grande eres! Señor. bendices sus brotes. qué grande eres! -70- . En ti se apoya cuanto existe. Señor. las praderas se cubren de rebaños.que nos saciemos de los bienes de tu casa. tú haces que germinen en mí todas las semillas que me regalaste al nacer. y las puertas de la aurora y del ocaso las llenas de júbilo. coronas el año con tus bienes. ¡Oh Dios. la riegas y la enriqueces sin medida. tu llovizna los deja mullidos. Tu vida contagia mi vida y la llena de fuerza. de los dones sagrados de tu templo. Nada de lo que existe es pequeño porque es obra tuya. tú. Muchas veces me siento agotado. que aclaman y cantan. yo sé que no me pasará nada. Me pongo a mirar y todo es digno de admiración. Los habitantes del extremo del orbe se sobrecogen ante tus signos. preparas los trigales. riegas los surcos. Con portentos de justicia nos respondes. y los valles se visten de mieses. el estruendo de las olas y el tumulto de los pueblos. ceñido de poder. Tú que afianzas los montes con tu fuerza. En ti me siento seguro. Me haces reverdecer. ¡Oh Dios. la acequia de Dios va llena de agua. Dios. tú eres la fuente de donde brota el agua queriegami vida. ¡Oh Dios. invadido por la sed que produce el camino. Me siento dichoso en tu presencia.

Sitfr SALMO 76 Añoranza del Señor y de su acción salvadora I. etc. Todo sigue su curso y nosotros aquí haciendo un paréntesis para que después. • Los hechos de la vida que nos son más cercanos. Como preparamos los espacios en la vida ordinaria: comedor. Cómo lo vamos a hacer. Qué buscamos. Acogida de las personas • Quiénes somos los que nos reunimos. Ambientación • Estar aquí para rezar ya es un don. la colaboración nuestra al caudal que lleva la vida a nuestro lado. PREPARACIÓN Decorar la sala • Un espacio donde estemos bien. Qué puesto tiene la oración en nuestra vida. Nos sentimos fermento en medio de nuestra realidad humana. -71 - . esté impregnada de los susurros de Dios.

II. Repaso los días antiguos. y la agitación no me deja hablar. Sujetas los párpados de mis ojos. y mi alma rehusa el consuelo. Y me digo: «¡Qué pena la mía! ¡Se ha cambiado la diestra del Altísimo!». recuerdo los años remotos. Señor mío. a la comunitaria. se ha terminado para siempre su promesa? ¿Es que Dios se ha olvidado de su bondad. y meditando me siento desfallecer. también. de serenidad. recuerdo tus antiguos portentos. y meditándolo me pregunto: «¿Es que el Señor nos rechaza para siempre y ya no volverá a favorecernos? ¿Se ha agotado ya su misericordia. nuestros intentos no son nada. En mi angustia te busco. alzo mi voz a Dios para que me oiga. o la cólera cierra sus entrañas?». gimo. Recuerdo las proezas del Señor. Cuando me acuerdo de Dios. Invocación al Espíritu • Dar oportunidad a la petición de ayuda personal. de respiración. sí. -72- . de noche lo pienso en mis adentros. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Un tiempo de pausa. El texto: Salmo 76 Alzo mi voz a Dios gritando. Después. de noche extiendo las manos sin descanso. Sin la ayuda del Señor.

como a un rebaño. Te vio el mar. «alza la voz». como creyente. Las nubes descargaban sus aguas. oh Dios. La comparación entre el recuerdo de Dios y lo que está palpando o viviendo ahora. la tierra retembló estremecida. Lectio • La primera parte (las dos estrofas primeras) describe una situación de angustia desde la que se parte para orar. a los hijos de Jacob y de José. En esa realidad. los relámpagos deslumhraban el orbe. un vado por las aguas caudalosas. si se ha agotado su misericordia. mostraste tu poder a los pueblos. oh Dios. ¿Cómo es posible que Dios permita todo esto? ¿Cómo encajar esto en la vida de un creyente? • Recuerda otros tiempos de presencia de Dios en su vida y se pregunta si Dios ya no está con él y con su pueblo. El orante atraviesa una situación crítica de desolación y abandono. le lleva a gemir y a desfallecer. tus caminos son santos: ¿Qué dios es grande como nuestro Dios? Tú. por la mano de Moisés y de Aarón. y no quedaba rastro de tus huellas: Mientras guiabas a tu pueblo. retumbaban los nubarrones. Tú te abriste camino por las aguas. haciendo maravillas. tus saetas zigzagueaban. Dios mío. «quiere ser escuchado». Rodaba el estruendo de tu trueno. con tu brazo rescataste a tu pueblo. las olas se estremecieron. si se ha ol-73- . «grita». te vio el mar y tembló.medito todas tus obras y considero tus hazañas.

porque nos perdemos riqueza... Dios será capaz de todo. Como gritan los niños desconsolados para llamar a sus padres. lejano. me identifico con estas palabras que salen de la boca del salmista? • La primera parte del salmo es la oración como grito. • La segunda parte del salmo es la descripción de acontecimientos de presencia y acción de Dios como el paso del Mar Rojo con un Dios que domina todo. Es la experiencia de quienes salieron de Egipto contentos y después. lo domina Dios. Una postura creyente es permanecer creyendo sobre todo cuando no se explica uno las cosas. Dios está presente y no hay otros dioses más grandes. -74- . la tormenta. otras. esto es lo que yo vivo.. Hay algo incomprensible en su vida de relación con Dic. tiene poder ante el mar. con el orante. Se inscribe el creyente del salmo en esa lista de creyentes a quienes nos cuesta constatar que Dios unas veces nos es muy cercano y. • Termina sometiéndose a los caminos de Dios que no son nuestros caminos. a descubrir novedades en el otro.vidado de nosotros. ¿En qué expresiones puedes decir: Esto es lo que a mime pasa. ¿La razón? Los prodigios que realizó cuando nos sacó de Egipto.. hace maravillas. las nubes. como gemido. como desfallecimiento. de desierto.. Pase lo que pase. a no ¡nfantilizarnos en un momento. sienten a Dios ausente. a veces. Si Dios fue capaz de aquello. Es la experiencia humana de tiempos de «luna de miel» y de tiempos de «duro soportar o entender al otro»... Todo lo que el hombre no puede dominar. es un tiempo de preguntas. pero sigue creyendo. en el desierto. Meditatio • Hay una primera aproximación al salmo que consiste en preguntarte cuáles son tus sintonías con el salmista. El creyente se apoya en el pasado de las obras del Señor para comprender el presente y lanzarse al futuro. La relación con el otro y con Dios no lleva a cambiar. Los caminos de Dios son santos porque Dios es grande. oscuro. para purificar su imagen de Dios. El creyente se cuestiona para ir más allá. ¿Por qué ahora Dios parece dormir o estar inactivo? • Es importante el final: el creyente no entiende.. No podemos vivir con una idea o fotografía fija de Dios. El otro tiene sorpresas que no conocemos y se descubren en el camino. duro. • El tiempo recio.

te han abandonado. Cuando me acuerdo de Dios. las cosas se ven mejor y se ve más nítida la mano de Dios.. te pone la mano en la cabeza y sólo pronuncia estas palabras: «Mujer de poca fe». te han arrancado lo más querido y no te lo quitas de la cabeza. Señor: mirando hacia atrás. Reconozco que. nadie me consuela.Oratio • En mi angustia te busco: presenta tus angustias de hoy. ¿Es posible que Dios se porte así conmigo?. • Tus caminos son santos. Sólo me queda un grito. En mi angustia te busco. o un día de esos que te han dado una mala noticia y andas como «en otro mundo». un gemido: ¡Dios. en figura de alguien. me puede la pena. de noche extiendo las manos sin descanso. se acerca a ti. es mi compañera de día y de noche. nada me consuela. -75- . Contemplatio • Imagina una escena en la que te retiras a un rincón. gimo. y Jesús. • Repaso los días antiguos. Señor. tú vas recordando y rehaciendo en ti la misma lógica que el salmista para acabar confesando: «Reconozco. Adaptación Estoy roto. Despedida Momento de compartir III. te han dejado sola. recuerdo tus portentos: doy gracias por todo lo que veo como intervención de Dios en mi vida. Estás ahí dando vueltas a todo. Después. Dios mío! Me invade la angustia. oro al ver lo que Dios ha hecho en mí. Señor mío. que tus caminos son santos». MATERIALES Salmo Alzo mi voz a Dios gritando.. sin palabras. • Alzo mi voz a dios gritando: esto es lo que hoy grito a Dios. te preguntas. estás desconcertada. y meditando me siento desfallecer. alzo mi voz a Dios para que me oiga. y mi alma rehusa el consuelo. de lejos. no te lo puedes creer.

oh Dios. No sé si los míos son míos. Tú pudiste al mar. Tú pudiste al rayo y a la tormenta y a todo. y no quedaba rastro de tus huellas: Mientras guiabas a tu pueblo. ni entiendo tus caminos. un vado por las aguas caudalosas. ¿Cómo te vas a olvidar de mí? Quizá no te entiendo. ¡Tan poca cosa soy que no estoy ni en el corazón de Dios! ¿Dónde estoy? ¿No hay sitio para mí en ti? Pero recuerdo el ayer. Acepto que tú abres caminos en medio de mi angustia como los abriste en medio del mar. Y me digo: «¡Qué pena la mía! ¡Se ha cambiado la diestra del Altísimo!». o la cólera cierra sus entrañas?». oh Dios. son caminos de encuentro. Tú diste la cara por tu pueblo. Señor? ¿No me ves? ¿No te importo? ¿Te has apartado de mí? ¿Por qué mi manjar son mis lágrimas? ¿Por qué tengo que vivir así? Parece que todo me aplasta y no veo horizonte ni futuro. tus saetas zigzagueaban. ni sé descubrirte en la angustia. tus caminos son santos: ¿Qué dios es grande como nuestro Dios? Tú. Tú hiciste lo que nadie hace.. Tú te abriste camino por las aguas. recuerdo los años remotos. los relámpagos deslumhraban el orbe. ¿Dónde estás.Sujetas los párpados de mis ojos. Rodaba el estruendo de tu trueno. mostraste tu poder a los pueblos. las olas se estremecieron. te vio el mar y tembló. Acepto que tus caminos son grandes. y meditándolo me pregunto: «¿Es que el Señor nos rechaza para siempre y ya no volverá a favorecernos? ¿Se ha agotado ya su misericordia. se ha terminado para siempre su promesa? ¿Es que Dios se ha olvidado de su bondad. son caminos de salvación. recuerdo tus antiguos portentos. ¿Te has olvidado de ser bueno conmigo? Me digo: ¡Qué pena! Dios ya no se ocupa de mí. Recuerdo las proezas del Señor. -76- . a los hijos de Jacob y de José. hasta el punto de que desfallezco. Dios.. aunque no los entienda. haciendo maravillas. Acepto que tú no eres como los demás dioses. se ha olvidado de mí. y la agitación no me deja hablar. Repaso los días antiguos. Tú eres un Dios de maravillas. como a un rebaño. yo ya no le importo. Tus caminos. de noche lo pienso en mis adentros. con tu brazo rescataste a tu pueblo. sí. mi vida es un llanto secreto aunque ponga cara de «que-no-pasa-nada». Dios mío. Te vio el mar.. retumbaban los nubarrones. Tú fuiste más fuerte que el viento y que los nubarrones. por la mano de Moisés y de Aarón.. Tú no eres un cualquiera. la tierra retembló estremecida. Dudo del querer de los que me quieren tan solo me encuentro que nada me consuela. Las nubes descargaban sus aguas. medito todas tus obras y considero tus hazañas.

son caminos de verdad. ¿Qué dios es más grande que tú? ¿Qué son mis planes ante tus planes? Lo que para mí es tiempo perdido es para ti camino de vida. me quedo sin argumentos humanos. ¿Qué dios es más grande que nuestro Dios? . todo es diferente en la lógica de Dios. y meditando me siento desfallecer. Cuando me acuerdo de Dios. Tú no me has olvidado aunque yo no sepa leer tus letras escritas con reglones torcidos. Todo es nuevo. Tus caminos son santos. gimo. Dios. y meditando en Él. Cuando me acuerdo de Dios me estremezco. Tus caminos son santos. camino hacia la plenitud.

SALMO 80 Difícil alianza de Dios con su pueblo I. Hemos sentido una llamada interior que viene de lo que Dios hace en lo más íntimo de nosotros. Qué puesto tiene la oración en nuestra vida. Que todo esté preparado cuando el grupo llega o que éste prepare el local como a él le gusta. Cómo lo vamos a hacer. Qué buscamos. Nos está diciendo que tiene cosas que comunicarnos que sólo se pueden oír en la oración. PREPARACIÓN Decorar la sala • Un espacio donde estemos bien. Ambientación • No nos hemos convocado. -79- . Acogida de las personas • Quiénes somos los que nos reunimos. • Los hechos de la vida que nos son más cercanos.

por la luna llena. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Un tiempo de pausa. una norma establecida por José al salir de Egipto. de serenidad. Escucha. un precepto del Dios de Jacob. tocad la trompeta por la luna nueva. nuestros intentos no son nada. Clamaste en la aflicción. yo soy el Señor.II. nuestra fuerza. que es nuestra fiesta. -80- . de abrir el corazón al Señor. Dios tuyo. te respondí oculto entre los truenos. a la comunitaria. Invocación al Espíritu • Dar oportunidad a la petición de ayuda personal. las cítaras templadas y las arpas. Sin la ayuda del Señor. El texto: Salmo 80 Aclamad a Dios. Oigo un lenguaje desconocido: «retiré sus hombros de la carga. pueblo mío. Porque es una ley de Israel. dad vítores al Dios de Jacob: Acompañad. doy testimonio contra ti. y te libré. también. no adorarás un dios extranjero. tocad los panderos. Después. ¡ojalá me escuchases Israel! No tendrás un dios extraño. y sus manos dejaron la espuerta. te puse a prueba junto a la fuente de Meribá. de respiración.

se siente con el derecho de tener respuesta del pueblo. una súplica o anhelo de Dios queda patente: Ojalá me escuchase Israel. No hubo obediencia a Dios. • Un deseo. • Una voz hace recordar a la asamblea las maravillas de Dios en pasado: Dios retiró la carga de los hombros de la gente de su pueblo y la espuerta de trabajos forzados de sus las manos. -81 - . fidelidad de Dios a su elegido Israel. La fiesta es de institución divina: «Porque es una ley de Israel. Doy testimonio contra ti. inicio del año civil. Durante la fiesta. 10. un precepto del Dios de Jacob» (Lev 23. Dios dio un mandato: no tendrás dios extranjero. la luna nueva (cfr. y su suerte quedaría fijada. Lectío • Comienza el salmo con una invitación a la fiesta. para que anduviesen según sus antojos. Dios escuchó la aflicción. Lo que Dios hizo por su pueblo no era merecimiento del pueblo. los que aborrecen al Señor te adularían. Al no tenerla: Dios probó al pueblo. a la alegría porque es la luna llena. abre la boca que te la llene». ¡Ojalá me escuchase mi pueblo y caminase Israel por mi camino!: en un momento humillaría a sus enemigos y volvería mi mano contra sus adversarios. Dios lo abandonó a sus antojos. Porque Dios hizo tantas obras. Israel no quiso obedecer: los entregué a su corazón obstinado. Israel.39-44). Pero mi pueblo no escuchó mi voz. La suerte de Israel depende de la escucha y la obediencia a Dios. Es el salmo que los judíos cantaban en la celebración de la fiesta de los tabernáculos en la que Israel vivía una semana en tiendas rememorando los cuarenta años de nomadismo por el desierto. El deseo de Dios es que su pueblo le preste atención y le obedezca: todo quedaría allanado. se renovaba la Alianza. sino alianza de Dios. La fiesta caía en el plenilunio del mes de Tisrí (septiembre-octubre). La fidelidad de Dios con su pueblo es palpable.que saqué del país de Egipto. te saciaría con miel silvestre. a la aclamación. Dios respondió desde el trueno. como es evidente la infidelidad del pueblo: No escuchó mi voz. te alimentaría con flor de harina.1-10).

Ya te acordarás de lo que te dije»... • Recuerda ahora lo que Dios ha hecho en tu vida. -82- . las que sólo son detalles.. no tiene nada que hacer.. Escucha qué te dice de tus «antojos». • También escucha esto: si escuchas a Dios..... • Enumera esos días del calendario personal o comunitario en que tienes motivos para aclamar al Señor. ahí. de su querer. tus infidelidades..... para darle gracias.. — La fuerza para no vivir colgado de los caprichos... sobre todo las pequeñas.Meditatio • Busca motivos que tienes en tu historia personal o comunitaria de creyente para celebrar fiesta... las que se notan poco. si le obedeces ¡todo en tu vida puede tener otro aire. No escuchar a Dios es hacer caso a los propios caprichos...... ¿qué «cargas ha retirado de tu vida»? ¿De qué pesos puedes contar que te ha librado? Dios.. Dios. no corregirle. — La fuerza para no darte a ídolos ni a dioses falsos. que siempre será menos peso.. — Saber descubrir la liberación que supone vivir escuchando a Dios. las hazañas de Dios en tu historia personal o comunitaria: si Dios es Dios salvador. allá tú! No te vuelvo a decir ni una palabra sobre esto.. El abandono peor que Dios pudo hacer a su pueblo es dejarle caer en sus antojos..... nos cansamos y decimos: «¡Ahí te quedes! ¡Haz lo que te dé la gana.! Oratio • Pide a Dios: — Saber vivir sin olvidar lo mucho que ha hecho y hace por ti.. sino de su Palabra. — Saber obedecer y tener fuerza para vivir en obediencia a Dios. algo así como cuando vemos las actuaciones de alguien.. o a llevarlo entre los dos.. para aclamar al Señor. y desobediencias... Porque seguro que tú tienes tus razones de alegría y de alabanza al Señor. ¿qué alas te da para caminar en libertad? ¿Qué momentos de alianza especial con Dios recuerdas? • Y ahora escucha a Dios que te echa en cara: tu modo de escucharle. para bailar al son de trompetas. tus ídolos.. Ya aprenderás cuando te estrelles. fuerza que Dios te ayude a retirar lo que te pesa sobre los hombros.

Escucha. pueblo mío. tú nos conoces bien. te puse a prueba junto a la fuente de Meribá. por la luna llena. Detestas la esclavitud.. tu palabra es brisa. Señor. te respondí oculto entre los truenos. Al atardecer gemimos y al alba ya nos olvidamos de todo -83- .. las cítaras templadas y las arpas. Contempla y deja que el corazón te hable.. Porque es una ley de Israel. ¿Qué haces tú? ¿Qué dificultades pones para que te retire las cargas que te pesan y casi te pueden.. los gritos de cansancio que desgarran el silencio y suben hasta tu morada. tu ley es la libertad. tu corazón es sensible. nos convocas a celebrar que eres un Dios de libertad...? ¿Quieres de verdad verte libre de la espuerta? • Contempla con paz ese altar de tus ídolos y el altar de Dios. siempre atento para escuchar los gritos de aflicción. dad vítores al Dios de Jacob: Acompañad. un precepto del Dios de Jacob.. nuestra fuerza.. que es nuestra fiesta. Señor. nos convocas a la Pascua.Contemplado • Ponte cara a Dios. Nuestros gritos son como lamentos de niños. ¡ojalá me escuchases Israel! Adaptación Nos convocas a la fiesta. y te libré. Oigo un lenguaje desconocido: «retiré sus hombros de la carga. Detestas vernos atados por las incoherencias que cargamos. una norma establecida por José al salir de Egipto. esperándote.. MATERIALES Salmo Aclamad a Dios. Despedida Momento de compartir III.. que Dios ya está cara a ti. pero sigues con ellas. Señor. tocad los panderos. y sus manos dejaron la espuerta.. tocad la trompeta por la luna nueva. doy testimonio contra ti. Haz una foto fija de Dios ayudándote a retirar de tus hombros la carga y de tus manos la espuerta de la esclavitud.. Clamaste en la aflicción.

te saciaría con miel silvestre. Si tú no eres nuestro Dios no seremos salvos.! Amamos la esclavitud. abre la boca que te la llene». que tenga fuerzas para escucharte. aunque gritemos que nos pesa.. tú eres mi Dios. Israel no quiso obedecer: los entregué a su corazón obstinado.. porque nuestros caprichos nos entretienen. te alimentaría conflorde harina. Hoy. Señor. Señor. Hoy. La elegimos y preferimos. ¡Cómo podré ser feliz abandonado a mis caprichos! Señor. los dioses que taponan mis oídos para obedecerte. ¡Ojalá me escuchase mi pueblo y caminase Israel por mi camino!: en un momento humillaría a sus enemigos y volvería mi mano contra sus adversarios. que me enseñes a obedecerte. yo soy el Señor. Los que aborrecen al Señor te adularían. Dios tuyo. para que anduviesen según sus antojos. que no hay otro Dios. no adorarás un dios extranjero. ¡Qué fácilmente nos olvidamos de ti! ¡Qué fácilmente construimos ídolos que a la larga nos pesan y nos esclavizan. no puedo pedir que me escuches. Señor. No me castigues. Hoy.No tendrás un dios extraño. y su suerte quedaría fijada. ni me abandones a mis antojos. -84- . que saqué del país de Egipto. confieso que los dioses extranjeros son los dioses de mis caprichos. Hoy sólo puedo pedir que sepa escucharte. confieso que tú eres mi Dios. Señor. Nos cuesta dejar el fango en el que nos hundimos cada vez más. Pero mi pueblo no escuchó mi voz.

Qué puesto tiene la oración en nuestra vida. Cómo lo vamos a hacer. Nos está diciendo que tiene cosas que comunicarnos que sólo se pueden oír en la oración. Que todo esté preparado cuando el grupo llega o que éste prepare el local como a él le gusta. PREPARACIÓN Decorar la sala • Un espacio donde estemos bien. Acogida de las personas • Quiénes somos los que nos reunimos.i^asa SALMO 89 Señor. Ambientación • No nos hemos convocado. Hemos sentido una llamada interior que viene de lo que Dios hace en lo más íntimo de nosotros. Qué buscamos. tú has sido nuestro refugio I. • Los hechos de la vida que nos son más cercanos. -85- .

nuestros secretos ante la luz de tu mirada: y todos nuestros días pasaron bajo tu cólera. Tú has sido el que ha movido y movilizado corazones. Tú reduces el hombre a polvo.. una vela nocturna. Señor. Invocación al Espíritu • Tú has sido.II.. desde siempre y por siempre tú eres Dios. • Tú has sido el que ha estado presente y ahora estás presente y te quieres hacer presente en nuestros corazones... DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Un tiempo de pausa. Los siembras año por año. Mil años en tu presencia son un ayer. diciendo: «Retornad.. ilusiones. -86- . que pasó. tú has sido nuestro refugio de generación en generación. El texto: Salmo 89 Señor.. Antes que naciesen los montes o fuera engendrado el orbe de la tierra. y nuestros años se acabaron como un suspiro. ¡Cómo nos ha consumido tu cólera y nos ha trastornado tu indignación! Pusiste nuestras culpas ante ti. fuerzas. de abrir el corazón al Señor. nuestro refugio. hijos de Adán». de serenidad. de respiración. y por la tarde la siegan y se seca. vidas. como hierba que se renueva: que florece y se renueva por la mañana.

-87- . anterior a la formación de los montes.Aunque uno viva setenta años. Que tus siervos vean tu acción y sus hijos tu gloria. Es el único salmo atribuido a Moisés. Danos alegría. Lectío • La Biblia de Jerusalén da a este salmo el título de Fragilidad del hombre. ¿hasta cuando? Ten compasión de tus siervos. • El salmo es una meditación sobre la vida humana. quizá a causa de sus conexiones con Génesis y Deuteronomio 32. el poeta no se deja arrastrar por ella fuera de Dios ni de la confianza en Él. Frente a esta grandeza divina. El salmista lamenta la brevedad y miseria de la vida y pide a Dios luz para por ella conocer la grandeza divina. el salmista canta en la primera parte la grandeza de Dios. para que adquiramos un corazón sensato.. y el más robusto hasta ochenta. 12 recuerda que del conocimiento de la fragilidad humana procede la sabiduría. para quien mil años son como un día. con abundancia de metáforas. El v. ¿Quién conoce la vehemencia de tu ira. y cubierto de pecados.. por los días en que nos afligiste. Vuélvete. y toda nuestra vida será alegría y júbilo. Por sus faltas. por la mañana sacíanos de tu misericordia. por los años en que sufrimos desdichas. la vida humana transcurre triste y en constante turbación. que excitan la ira divina. En estilo bellísimo y pintoresco. aunque esté bajo el golpe del dolor y de una punzante melancolía. que es temor o respeto a Dios. Señor. ante la cual somos un día que ya pasó: nada. Pero. hecho de la tierra. sin consistencia. Señor del universo. porque pasan aprisa y vuelan. la mayor parte son fatiga inútil. está la pequenez e indigencia del hombre. quién ha sentido el peso de tu cólera? Enséñanos a calcular nuestros años. Baje a nosotros la bondad del Señor y haga prósperas las obras de nuestras manos.

• Te puedes imaginar el momento en el que se te dirá: «Retorna. Que tu bondad me acompañe. • Si sientes el paso del tiempo. ¿qué madurez te están dando los años? Oratio • Reza con estas expresiones: Tú has sido mi refugio desde siempre. Imagina que la planta que tú eres envejece y que cae en manos de Dios jardinero y que Él te trasplanta a su casa para cuidarte allí para siempre. ¿Cómo te ves en ese momento? ¿Qué te llevas en las manos? • Fíjate cómo pasan los años. Despedida Momento de compartir -88- .. • Reconoce en sinceridad que todo lo que haces en la vida tiene sentido si está realizado desde Dios.Meditatio • La lectura de este salmo nos puede llevar a una reflexión sobre el valor de la vida. Pon los frutos de tu vida en manos de Dios y ponte en manos de Dios. como planta. que mi vida está llena de fatigas y sufrimientos. Reconoce los cuidados de Dios para que crecieras. como cuida un jardinero las flores cada día. si sientes que envejeces o que las arrugas llegan a ti.. Reconoce los frutos que tú. qué velocidad decimos que llevan. Deja que Él te cuide. Ten compasión de mí. has dado o estás dando. sobre la caducidad de todo.. Contemplado • Imagina que eres una planta que Dios ha plantado en el jardín de la vida. Dame alegría. para que dieras frutos. pide al Señor saber aceptar el paso del tiempo en tu vida.. hija(o) de Adán».

Los siembras año por año. -89- . una vela nocturna.III. Tú reduces el hombre a polvo. por los años en que sufrimos desdichas. Desde que fuimos bautizados hasta nuestros días. Señor. Se acaba todo. estructuras. Nos pusiste ante ti. y por la tarde la siegan y se seca. y míranos: ten compasión de nosotros. quién ha sentido el peso de tu cólera? Enséñanos a calcular nuestros años. Vuélvete. tú ya estás. Mil años en tu presencia son un ayer. Florece por la mañana. que pasó. porque pasan aprisa y vuelan. ¿Dónde iremos si no vamos a ti? ¿Dónde encontraremos reposo si no reposamos en ti? ¿Dónde encontraremos agua viva si no bebemos en tus palabras? Tú estás antes de todo. Antes que naciesen los montes o fuera engendrado el orbe de la tierra. hijos de Adán». Que tus siervos vean tu acción y sus hijos tu gloria. Aunque uno viva setenta años. Lo humano eclipsó a veces lo divino porque no supimos escucharte. Nada es consistente. diciendo: «Retornad. para proclamar la obra de tus manos. Después del final. por la tarde se seca. desde siempre y por siempre tú eres Dios. Nuestros secretos brillaron ante tu mirada. Adaptación Señor. por la mañana sacíanos de tu misericordia. la mayor parte son fatiga inútil. ¿hasta cuando? Ten compasión de tus siervos. Pasa todo. y nuestros años se acabaron como un suspiro. ¡Cómo nos ha consumido tu cólera y nos ha trastornado tu indignación! Pusiste nuestras culpas ante ti. y toda nuestra vida será alegría y júbilo. tú has sido nuestro refugio de generación en generación.. Recordamos personas que eran una «institución». Vuélvete. como hierba que se renueva: que florece y se renueva por la mañana. Baje a nosotros la bondad del Señor y haga prósperas las obras de nuestras manos.. Danos alegría. tú estarás. Lo reconocemos. Señor. Los días son un sueño. Lo que parecía consistente se marchita como la hierba de la noche a la mañana. por los días en que nos afligiste. MATERIALES Salmo Señor. tú has sido nuestro refugio de generación en generación. quizá confiamos mucho en nosotros mismos. ¿Quién conoce la vehemencia de tu ira. para que adquiramos un corazón sensato. Nada de nuestras manos dura. un ayer. y el más robusto hasta ochenta. tú has sido nuestro refugio. Recordamos obras... nuestros secretos ante la luz de tu mirada: y todos nuestros días pasaron bajo tu cólera. Reconocemos la obra de nuestras manos: todo pasa aprisa y vuela. fatiga inútil. afanes. para saltar de alegría y de júbilo. Tú estás detrás de todo. Llénanos de tu misericordia para cantar tu nombre. Antes del principio.

Danos alegría para reconocer tu acción y cantar tu gloria. Señor. Danos alegría por los días de aflicción cuando veíamos que caían tantas obras nuestras.para reconocer que fuiste nuestro refugio de generación en generación. Señor. tú has sido nuestro refugio de generación en generación. pues en ti confiamos y a tu Reino queremos servir desde la realidad que somos. fruto del esfuerzo y del trabajo de muchas hermanos. . y que tu fuerza haga prósperas las obras de nuestras manos. Que baje a nosotros tu bondad. tú serás nuestro refugio de generación en generación. Señor. desde el futuro que hoy soñamos con esperanza.

• Los hechos de la vida que nos son más cercanos. Cómo lo vamos a hacer. Ambientación • No nos hemos convocado.¿SNHHBP SALMO 130 Como un niño en brazos de su madre I. Hemos sentido una llamada interior que viene de lo que Dios hace en lo más íntimo de nosotros. Nos está diciendo que tiene cosas que comunicamos que sólo se pueden oír en la oración. Acogida de las personas • Quiénes somos los que nos reunimos. Qué buscamos. Que todo esté preparado cuando el grupo llega o que éste prepare el local como a él le gusta. PREPARACIÓN Decorar la sala • Un espacio donde estemos bien. -91 - . Qué puesto tiene la oración en nuestra vida.

de respiración. como un niño en brazos de su madre. sino que acallo y modero mis deseos. incapaz de rezar si no te ayuda el Espíritu. no pretendo grandezas que superan mi capacidad. • Repite: Que tu Espíritu. El autor de este salmo tiene un gran dominio de sí y mucha experiencia de tratar y educar una parte de la persona que es delicada y difícil: el corazón. Que tu Espíritu. susurre en mí gemidos de deseo de ti. de serenidad. • Haz un ejercicio de pobreza: siéntete pobre. venga en ayuda de mi debilidad. Espere Israel en el Señor ahora y por siempre. -92- . pero inmensamente profundo. los deseos del corazón. ni mis ojos altaneros. Señor. El texto: Salmo 130 Señor. Invocación al Espíritu • Ora en tu corazón pidiendo al Señor fuerza para dejar que todo tu ser se abra a Dios.. El salmo alude al mundo sutil (muchas veces se nos escapa de las manos) de los deseos.. • Breve ejercicio de relajación y de respiración. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Un tiempo de pausa. mi corazón no es ambicioso.II. Señor. Lectio • Salmo breve. donde nos solemos perder. de abrir el corazón al Señor.

• El creyente que ha compuesto este salmo parece que ha recorrido un largo camino espiritual y humano: — Domina su ambición. — Con lo que tiene. de personas.. Cuando una persona dice que no le ilusiona nada. Dios es comparado con una madre que acalla y da seguridad al hijo pequeño. de -93- . de dinero. abandonarse en Dios es la suerte del creyente. para que anduviesen según sus antojos» (salmo 80). — Confía en que su madre hace por él. sin pedirle explicaciones.... Dios es padre y madre en quien el creyente se confía totalmente y todo se acalla. sino la sabiduría de poner la confianza en Dios.• Lo que deseamos es lo que nos moviliza. — Domina sus ganas de grandeza. Hay ambiciones de tener.. Esperar. • Este creyente sabe contentarse con su realidad: — Con lo que es. — Domina vivir según lo que los demás hacen y piensan de uno. • La razón de moderarse y acallar los deseos no es un trabajo personal sin más. — Con su historia. El niño en brazos de su madre: — Deja que su madre haga. Esta actitud de «infancia espiritual» es propuesta por Jesús en el Evangelio al presentar a los pequeños como modelo de abandono en Dios.. — Domina sus ganas de aparentar. en Él descansa. de cosas.. que todo es igual. Y uno de los peores castigos de Dios es abandonar al pueblo a sus caprichos: «Pero mi pueblo no escuchó mi voz. de riqueza. es síntoma de que atraviesa un mal momento. Perder los deseos o no desear nada es como caer en una depresión: todo da igual.. se abandona a Dios.. • Los deseos no controlados son los que hacen que digamos que una persona es caprichosa. de posesión de los hijos.. Meditatio • Es fácil decir «mi corazón no es ambicioso». Israel no quiso obedecer: los entregué a su corazón obstinado. — Con sus dotes personales. • Quien se alimenta de Dios. — Domina vivir pensando en lo que los demás dicen. Pero las ambiciones pueden ser muy sutiles: todo aquello que nos reservamos y no queremos que otro toque. Caprichoso es el que funciona por lo que le apetece o se le antoja en cada momento.

yo te cuido». solucionar. nombrarlos ante Jesús con las dificultades que tienes para acallarlos.. Contemplado • Imagina esas escenas en las que tú has tenido a tus hijos en brazos. ver luz.. cambia de personaje: tú eres el niño o el bebé en manos del Padre-Madre Dios. escucharte.. los deseos de mi corazón son.. mi corazón está agitado por. • En la presencia del Señor.escalar en el trabajo.. Mira a ver en tu vida qué hay de «secreta y solapada ambición».. • A lo mejor te da miedo tocar tus deseos más íntimos. — Señor. les ha dicho: «¿Qué te pasa.. etc. ¿Qué parte de niño tienes que Dios. — Señor... reza: — Señor. hoy.. callar. • La imagen del niño es evocadora. Despedida -94- . de ti para acallar mis deseos.. los que conoces y te martillean. los que te dan paz o te la quitan. al verte. no tengas miedo. sólo deseo llorar. Señor {y sigue una palabra: luz.. les has mirado.. Después de recrear estas escenas. lo que más deseo es. dice: Da gusto. • Acallo y modero mis deseos {repetirlo muchas veces). Deja que Dios haga contigo. amar. qué «cotos reservados» tienes donde no dejas que nadie entre. y rezas desde tus miedos... hoy. fuerza. ver.). eres como un niño'? Oratio • En presencia de Jesús hacer una lista de los deseos más íntimos. les has sostenido la cabecita. — Señor... • Una forma de grandeza es ver con quién te comparas. hoy.. hoy. moderarlos. Ponlos en su corazón. • Quiero alimentarme. Es otra posibilidad. Todo aquello que hay en tu vida que te lleva a decir: «Ser como». calmar. ¿Qué te evoca a ti? Los niños tienen algo que Jesús pone como modelo de relación entre la persona y Dios. hijo? Estás con mamá. • Dame fuerza para tocar y dominar mis deseos más hondos y fuertes..... Señor.. qué dependencias tienes de otras personas. no llores. amor. cambiar. O cuando les hacías caricias y bromas. de quién tienes envidia..

. Señor. -95- . a educar mi corazón y modelarlo siguiendo tu corazón. sino que acallo y modero mis deseos. que no. no pretendo grandezas que superan mi capacidad.. que mi sitio es reclinar la cabeza en tu corazón y sentir la paz porque tú eres el Dios en quien me confío. ¡Cuántas cosas brotan en mi corazón! ¡Cuántas tormentas. No puedo decir todavía. Señor! Unas veces. MATERIALES Salmo Señor.. que mi corazón es asignatura pendiente. Espere Israel en el Señor ahora y por siempre. como un niño en brazos de su madre. déjame soñar en ese día que espero vendrá. que no dependa de otros. me dominan y controlan. los modero y controlo. Señor. que mis deseos son lo que tú desees.. Señor. que no pretenda grandezas. Ayúdame. mi corazón. volcanes y movimientos sísmicos atraviesan mi corazón. Señor. pero tengo que reconocer.. ni mis ojos altaneros. Es cierto que no lo tengo abandonado.Momento de compartir III.. en el que mi corazón esté educado y acallado y moderado hasta poder decir: que mi alimento es tu voluntad. mi corazón no es ambicioso. que acallo y modero todo lo que bulle dentro de mi corazón. Otras. Adaptación Señor. No puedo decir hoy todavía que no sea ambicioso. que no quiera vivir sobre posibilidades.

del comedor.. la sala de oración tiene que tener su propia decoración en consonancia con el estilo de oración. aunque sean necesarios. «tengo a la hija enferma». de los dormitorios. Es importante escuchar este «mundillo» personal antes de comenzar la oración. Estas son las cosas que traen a la oración.SALMO 136 ¡Que se me pegue la lengua al paladar! I.. No valen nuestros esfuerzos. aunque no sepamos escuchar porque estamos llenos de ruidos interiores. -97- . Ambientación • El Señor nos convoca para decirnos algo. tales como «ayer entraron y me robaron en casa». de la sala de estar. la gente decora las estancias de acuerdo con lo que en ellas acontece: una es la decoración de la cocina. «acabo de salir del hospital». Por eso nos damos un tiempo de «calentamiento» previo a lo que es la oración en sí misma. Acogida de las personas • Los participantes llegan con sus preocupaciones.. Así también.. PREPARACIÓN Decorar la sala • Habitualmente.

que se me paralice la mano derecha. Jerusalén. Señor. ¡Cómo cantar un cántico del Señor en tierra extranjera! Si me olvido de ti. El texto: Salmo 136 Junto a los canales de Babilonia nos sentamos a llorar con nostalgia de Sión. susurre en mí gemidos de deseo de ti. nuestros opresores. venga en ayuda de mi debilidad. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Un tiempo de pausa. Señor. de respiración.II. • Breve ejercicio de relajación y de respiración. de serenidad. en los sauces de sus orillas colgábamos nuestras cítaras. Que tu Espíritu. Allí los que nos deportaron nos invitaban a cantar. que se me pegue la lengua al paladar si no me acuerdo de ti. incapaz de rezar si no te ayuda el Espíritu. • Haz un ejercicio de pobreza: siéntete pobre. -98- . Invocación al Espíritu • Ora en tu corazón pidiendo al Señor fuerza para dejar que todo tu ser se abra a Dios. a divertirlos: «Cantadnos un cantar de Sión». de abrir el corazón al Señor. si no pongo a Jerusalén en la cumbre de mis alegrías. • Repite: Que tu Espíritu.

no puede perderse aunque las circunstancias sean adversas. No les era posible peregrinar al Templo de Jerusalén para orar y para cantar salmos. lo más sagrado de su fe (el Templo. • Los creyentes se niegan a entrar en el juego. la fe de los míos. Por eso callan. • Para el creyente. No otra cosa. sino que «adoraréis a Dios en espíritu y en verdad».... Hay cosas que no pueden borrarse del corazón. Después. la fe que me da identidad de creyente. de nuestros sentimientos religiosos. • Lo que el salmista recalca es que el creyente no se puede olvidar de los lugares sagrados. nos dirá Jesús que no es un lugar físico. Palestina. El salmista comienza con lo que sentían (llorar con nostalgia). ¡Que se me pegue la lengua al paladar!. recordar a Dios y los lugares santos es la mayor alegría del creyente. Lo más sagrado. Les pedían un imposible. Meditatio • Quizá hoy se repiten escenas parecidas. Recuperada la libertad y la tierra de la que fueron arrojados. Jerusalén. les pedían que les divirtieran con sus canciones sagradas. como es alegría para un enamorado o un padre o madre mirar la foto de ia esposa o del esposo o de los hijos. de su Dios. Prefieren el silencio. si en el corazón estuvieron como centrales. Hoy te puedes encontrar con gente que. • Quienes les tenían prisioneros. o nos hieren con frases que duelen en lo íntimo nuestra sensibilidad religiosa. Por eso cuelgan las cítaras. Más aún. fuera de su patria. Jerusalén). es decir. de su Templo. por el hecho -99- . Junto a los canales de agua viva.. Pero no se olvidan de lo sagrado. el lugar donde Dios habita. Cualquier cosa que digan les sirve a los opresores para reírse. se reían de ellos. la fuente.. Dios es fuente de alegría suprema. de nuestra fe. lo que da identidad (la fe) a un creyente. el origen de mi alegría no es mi Dios. lo que hacían (sentarse junto a los canales y colgar las cítaras). que no pueda comer ni hablar ni nada si dejo en el olvido la fe de mis padres. En medio de la nostalgia no les salía el cantar. para burlarse de sus creencias. con sus oraciones y sus cantos.Lectio • Se trata de un salmo orado por prisioneros deportados en Babilonia. en una palabra: recordar a su familia. el lugar donde Dios habita. recuerdan su fe en los momentos del exilio. una profanación: reírse y divertirse ellos con lo sagrado de los creyentes. es la cumbre de las alegrías del creyente del salmo. que se me pegue la lengua al paladar si la cumbre.. se mofaban. recuerdan la sequedad en la que viven. Nos tenemos que callar en determinados ambientes porque la gente se ríe de lo sagrado. lo que los dominadores les decían (cantadnos un canto de Sión).

Oratio • Pide a Dios: — Fuerzas para los momentos en los que te sientes acosado como creyente. que no es dar razón al otro. Y se albergan en el silencio... No sé si estas cosas las has vivido en propia carne. — Pide que tu alegría tenga a Dios como fuente y como cumbre: que nada te proporcione más alegría que Dios. que nos da consistencia como creyentes. pero me gustaría poder defenderme». reza por los que optan por vivir sin Dios o atacando a Dios.. — Creatividad para afrontar las dificultades de los ataques. A lo mejor... Recita lentamente sus nombres con la certeza de que también son hijos de Dios. hoy te sientes como extraño. ni de la boca. otra comunidad.. frío? ¿Qué te da alegría? • Reconstruye escenas de la vida en las que descubras un paralelismo con el creyente deportado del salmo. A otros les puede sumir en el silencio porque no tienen ni formación ni razones suficientes para defender su fe.. Por dentro algunos se dicen: «Tengo que callar. otra forma de poder manifestar... en esta tierra que ayer era «tierra de cristiandad». • Como creyente.. • Con humildad: — Pide que no te separe nada de Dios. ni del corazón el nombre de Dios. de los creyentes.. -100- . mira a ver qué es lo que es fuente de tu alegría o cómo Dios es fuente de vitalidad en tu vida.. • Reza por los que se mofan de Dios. pero que no va en la sociedad moderna. ya te «tacha de atrasado»: crees en «-algo» que pertenece al pasado. Te puedes comparar con el creyente del salmo que pone a Dios en la cumbre de sus alegrías a pesar de la situación que vive. quizá anhelas momentos de otra Iglesia. Como creyente. esa situación le puede llevar a dudar de su fe y de su Dios o a «entrar en el juego» de los que se ríen de lo sagrado. sino reconocimiento de la falta de razones personales o de formación. ¿Es Dios fuente de alegría o te deja indiferente. Para alguno. — Palabras o gestos posibles en esos momentos.. — Pide que no se te caiga ni de la mente.de ser cristiano. vivir y celebrar tu fe.

en los sauces de sus orillas colgábamos nuestras cítaras. tus quehaceres.. Y me callo y espero otros tiempos y en silencio te nombro. tus palabras.. si no pongo a Jerusalén en la cumbre de mis alegrías. • Sitúate en un lugar querido y familiar rezando. tus risas. Gusta. Adaptación Señor. Señor. que me quede sin vida pero que no me quede sin ti... ¡Cómo cantar un cántico del Señor en tierra extranjera! Si me olvido de ti. «re-gusta» tu nostalgia. nuestros opresores. Me duele en el alma palpar que lo que para mí es un tesoro para muchos es motivo de mofa. Señor».. tu respiración.Contemplado • Haz una foto fija de Dios en la que esté contemplándote rezar: «Que se me pegue la lengua al paladar si no me acuerdo de ti. que se me paralice la mano derecha. Tú eres el centro de mi vida y nada tiene valor si tú no eres mi Señor. Jerusalén. MATERIALES Salmo Junto a los canales de Babilonia nos sentamos a llorar con nostalgia de Sión. recordando las maravillas de Dios.. a divertirlos: «Cantadnos un cantar de Sión». Allí los que nos deportaron nos invitaban a cantar. tus ganas de ser más de Dios y de que Dios ocupe más espacio en todo lo tuyo: tu vida. en tantos momentos me acuerdo de ti y me tengo que morder la lengua porque hablar de ti no está de moda y sirve para que algunos se mofen de todo lo más santo. que me quede sin nada. -101 - . que se me pegue la lengua al paladar si no me acuerdo de ti. que me quede sin habla. Despedida Momento de compartir III.

MATEO .

Basta dejarse guiar. pero no lo es. Aquí hacemos el doble ejercicio de escucharla y de orarla.l§3G9*!!S29!i^ira& MATEO 1. Acogido de personas • Si hay personas nuevas. Puede hacerse difícil. A veces la Palabra de Dios sólo la escuchamos. Es la primera palabra que se pronuncia como disposición para que el grupo entre en otro modo de relación y comunicación más profunda. -105- . cuidar la acogida. en los días especiales de preparación para la Navidad. PREPARACIÓN Decorar la sala • El lugar de oración tiene que ser un lugar de acogida. al principio. • Un estilo de oración que parte de la Palabra de Dios y se centra en escucharla y rezarla. Ambientación • Hacemos oración en el corazón del Adviento.18-24 El nacimiento de Jesucristo I. Breve explicación de lo que hacemos.

estaba desposada con José y. que era justo y no quería denunciarla. queremos orar.. Cuando José se despertó.. — Ven.. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación de la oración • Un poco de relajación. resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. estar unos segundos con las manos unidas. Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta: «Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel. hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer. su sed de Dios.. Comunitaria • Si es factible. — Enséñanos a orar. Pero. -106- .. porque él salvará a su pueblo de los pecados». no tengas reparo en llevarte a María. su madre. tu mujer. o su desierto y aridez espiritual o su olvido de Dios.II. El texto: Mateo 1. decidió repudiarla en secreto. antes de vivir juntos. hijo de David. que significa '"Dios-con-nosotros"».18-24 El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María. Pero la realidad es que venimos. José.. orando e invocando a Dios que se haga presente en nosotros porque le necesitamos.) Invocación al Espíritu Personal • Cada miembro del grupo manifiesta en silencio su situación personal ante el Señor y sus ganas de Dios o de que Dios haga en él obras divinas. su esposo. apenas había tomado esta resolución. y tú le pondrás por nombre Jesús. estamos. Dará a luz un hijo. se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: «José.. Espíritu de Jesús. porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. (Música. su necesidad de Dios. — Donde dos o tres estén reunidos en tu nombre.. ponernos «a tiro» de Dios.

lo hace rompiendo moldes. José es un hombre de categoría. • En la descripción. Dios se hace presente. ante ellas. José se queda perplejo. Lucas pone a María en el centro. No hay diálogo entre los protagonistas. • Sólo nos describen el nacimiento de Jesús dos evangelistas: Lucas y Mateo. No engendramos nosotros a Dios. Dios nace en nosotros. pero no divina. Dios se presenta en su vida para que abandone su plan de separación. Las cosas de Dios son para obedecer y basta. pero es de hechos. Ella no es culpable de nada. No entiende ella más la situación que lo que tú la puedas entender. Lo planea de manera civilizada.. es bueno. Mateo. no la dejes. esposo de María. Dios le rompe el plan. le sobrepasa a ella tanto como a ti. El justo. pero él no responde. el primer párrafo plantea el hecho: La madre de Jesús está desposada con José y. En su lucha interna de no entender lo que está pasando. Ella se ha fiado de Dios y ha dejado que Dios obre en ella. ni se intenta ver su lógica. No sospechar la presencia de Dios en el otro hace que José se comporte de una manera justa. Marcos y Juan lo omiten. sin comentarios verduleros. Dios mismo se planta en nosotros. de la que nació Jesús. éste se da cuenta de que está embarazada. antes de vivir juntos. Dios mismo acampa en nosotros. Cuando descubra la obra de Dios. tiene que estar dispuesto a que Dios le rompa planes.. «acogedor». No conocer la obra de Dios en su prometida. A ti se te pide lo mismo. • José es justo. Se le dice: no tengas reparo. el que se ajusta a Dios. le lleva a tomar sus determinaciones. sin herir. pero no es tonto. no desconfíes de tu mujer. Es de pocas palabras. a José. sólo se le dice que es «cosa de Dios». José es un interlocutor «oyente».. las reflexiona y. pero José desconoce la obra de Dios en María. Todo lo que está pasando en su entraña. cuando tiene ya hecho su plan (abandonar a María en secreto). «silencioso». A José se le dicen cosas. cambiará su plan de acción. • Este Dios que viene. Describe su genealogía y así une a Jesús con toda la tradición del Antiguo Testamento y termina: «Jacob engendró a José. De entrada se nos adelanta que lo que pasa en María es obra de Dios. las ve. Lo de Dios siempre nos desconcierta un poco o un mucho. No lo es porque se da cuenta de las cosas. Lo de Dios no puede acomodarse a nuestra lógica..Lectio • El texto es una narración: el nacimiento de Jesús según lo ve Mateo. llamado Mesías». -107- . en secreto. toma iniciativa personal: quiere abandonar a su desposada. Las versiones de Lucas y de Mateo son diferentes. Quien engendra a Jesús es Dios mismo por obra del Espíritu Santo. • En un segundo momento se nos describe la explicación que Dios da a José. Y las cosas de Dios no se discuten. Hay en María algo desconcertante para José. descolocando a las personas. No se le explica cómo ha sido.

Para alejar estas tentaciones que nos llevan a decir: «Dios está jugando conmigo o se está ensañando conmigo» (que se oye a veces). hay que recurrir a los profetas. los creyentes seríamos inhumanos. aquí tienes unas pistas. Si no fuese así. Eso no es el estilo de Dios. • El final de la narración es contar lo que hace José. a que lo que está pasando no es tan desconcertante como parece.. Mirando hacia atrás. pero pidiendo permiso y aceptando que consintamos. para meditarla. a sabiendas. al estilo de hacer de Dios en la historia. consintiendo. La venida de Jesús no es una venida sin consecuencias para el creyente. estaba ya profetizado. Dios es imprevisible. La primera Navidad fue posible porque Dios quiso encarnarse y porque encontró a un hombre y una mujer que le dejaron ser Dios con ellos. • José es presentado como justo. Dios-con-nosotros». sino para escoger la que más te interese en este momento vital. como quien se «ajusta» a lo de Dios y lo hace sin «rechistar». Han tenido que pasar muchos años desde Abrahán para encontrar a un hombre y a una mujer que digan sí a Dios más allá de toda lógica.• La narración alude. hacia otros creyentes. No es una cosa que no estuviera «prevista» por los profetas. El creyente es «sitio de Dios». El creyente es el que se deja romper planes. se hace visible. sitio donde Dios se encarna. acampa. obra «según las Escrituras». entendemos lo que Dios hace con nosotros. a la Biblia. Obedece. poniéndonos delante de la Escritura Santa. Ni pregunta ni pone objeciones. Lo de Dios no lo entendemos por nuestras propias fuerzas ni lógica. en sus vidas.. Dios sigue naciendo en esta Navidad en la medida que haya hombres y mujeres que se dejen llevar por Dios y que dejen que Dios les cambie los planes. como José. como María. Estas dos personas son el resto de Israel: los fieles a Yahvé. a continuación. • Obedecer a Dios suponía salvar las apariencias de María a costa de una renuncia: apadrinar a un hijo que él no había engendrado. algo de la vida cambia: Dios llega cambiando las vidas. No son para «meditarlas todas». Dios es verdad que nos rompe los planes. Si no ves camino. dejando a Dios ser Dios en nosotros. Hay creyentes en la Biblia (algunos profetas) -108- . para confrontarla con nuestra vida o nuestra vida con la Palabra. Ellos habían dicho: «Una virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel.. • ¡Increíble! Todo el proyecto de Dios para estar con nosotros y de acampar a nuestro lado pasa por la fe de un hombre y una mujer. pero todo está profetizado. Meditatio • Leemos la Palabra para aplicarla a nuestra vida. como bueno. Dios no juega con las personas. el bendito de Dios: obedecer a Dios sin rechistar. Cuando Dios llega. Nos preguntamos: ¿cómo ilumina mi vida este texto? Tú puedes hacer tu camino personal de meditación desde lo escuchado y desde la lectio..

.. no quiere decir que no guarden relación. cuando pone su decisión ante la mirada de Dios. pero obedece por encima de todo. Dios no nos dice que no seamos lógicos. y si el darte cuenta te lleva a decir sí o a decir no a Dios. A lo mejor tienes aquí un filón de meditación.. Piensa en tus hijos: mil veces les dices las cosas y no quieren ver. Quizá estás viendo ahora «cosas» que no te encajan o que te desencajan. al final. sino que estemos dispuestos a romper nuestra lógica para asumir la suya. a pesar de la lógica de tu cabeza. • ¿A qué estás dando vueltas ahora en esta etapa de tu vida? ¿Qué opciones estás tomando o tienes que tomar? ¿Cómo está Dios presente en ellas? Mira a ver si puedes unir con otros momentos de tu historia personal cosas que ahora te pasan. Mira a ver si te das cuenta de verdad de lo que Dios te pide. ¿Cuáles son esas cosas? ¿Qué planes o proyectos actuales estarías dispuesta a romper si Dios te lo pidiera. acaban obedeciendo. se da cuenta de todo.que se encaran con Dios y protestan aunque. — Presenta a Dios las decisiones que tienes que tomar y que te cuesta afrontarlas. Oratio • La meditación te lleva de la mano enseguida a una oración: — Pide ayuda a Dios para entender su plan. ¿Qué te reservas? ¿Qué te cuesta dar a Dios? • Mira a ver tu modo de tomar decisiones.. no las entiendes y te llevan a tomar decisiones.. de la oración.. También lo más lógico cede ante la propuesta de Dios.. Quizá tienes que esperar un poco todavía para verla. A veces los que nos engañamos. «como un bendito de Dios».. por medio del silencio. ¿cómo dialogas con Dios... que no es mala.. Parece que nos tenemos que equivocar para aprender.. cómo obedeces a Dios. -109- ..... somos nosotros. José es «un bendito». Quizá puedes poner delante de Dios «cosas que te pasan por la cabeza desde tu lógica». todo cambia.....? Dios no quiere entrar en nuestra vida engañándonos.. cómo te comportas con Dios. es muy lógica».. José toma «por su cuenta una decisión.. Dios te puede dar «explicaciones» y «luces» por medio de otras personas. — Pídele que se haga presente en tu vida antes de tomar alguna opción para que no te tengas que arrepentir. si los pusieras delante de Dios? ¿Cuáles no? • Examina en tu historia de creyente la manera que Dios ha tenido de «explicarte cosas» o la manera de «enterarte tú de que Dios te pedía algo». Pero cuando Dios se hace presente. los que no queremos ver la realidad o la disculpamos y después nos arrepentimos. Dios nos propone otra lógica.. No es tonto. Es lo que hace grande a José. Preséntale lo que no entiendes. Que no puedas hacerlo.

Deja que la imagen contemplada se haga palabra viva en ti. acción de gracias.. te sentiste bloqueado: cuándo..... Déjate envolver.. ponte tú en lugar de José. Siente la mirada de Dios sobre ti..... • Quizá no entraste en oración. • Siéntete sitio o lugar donde Dios quiere estar.. por los brazos de Dios.. No tenemos nada de qué presumir... III. Cuando entres en los sentimientos de Dios hacia José.. en tus adentros. sí mucho que compartir para enseñarnos unos a otros a decir: Padre. Siéntete mirado por Dios en medio de tus perplejidades. abrazar. Manten la imagen detenidamente.Contemplatio • Tómate un tiempo de contemplación: Imagina cómo miraría Dios a José en esos momentos en los que él daba vueltas en su cabeza buscando cómo comportarse ante la realidad que sus ojos veían. Deja que pase algo en tu corazón. • Contémplate en una escena en la que Dios te quiere decir algo... el mejor momento del itinerario de oración propuesta donde más vibró tu corazón por lo que sea: alegría. • Comparte la obra de Dios en ti para edificación de todo el grupo. por qué. como recuerdo y como «adorno» de Navidad. por la mirada de Dios. miedo. acariciar. como a José en sueños. MATERIALES Gesto • Meter en una cascara de nuez (media) un papelito con la frase: SOY SITIO-LUGAR DE DIOS. -110- .. Despedida Momento de compartir • Compartimos nuestra experiencia de oración: cómo nos hemos sentido. • Se entrega a cada participante la media nuez.

cuidar la acogida. las flores y un icono del Resucitado. En este contexto hay que situar el evangelio que hoy nos sirve para orar. quizá. el agua. Este pequeño dato proporciona tranquilidad y. Acogida de las personas • Si hay personas nuevas. PREPARACIÓN Decorar la sala • Cuidar la decoración de la capilla. es un ejemplo del aprecio que se tiene al grupo de oración.25-30 Has escondido estas cosas a los sabios I. -111 - .MATEO 11. Si las personas habituales han avisado de que no pueden venir. comunicarlo al grupo. Además. Ambientación • Estamos a pocos días de la celebración de la solemnidad de la Ascensión. motivo de rezar por los ausentes. sobre todo el cirio. aunque se traslada al domingo.

Me hago consciente de esta realidad y pido al Espíritu fuerza y le dejo que ore en mí. descanso y alivio de los cansados. Aquí. y nadie conoce al Hijo más que el Padre. Me dispongo para dejar toda otra tarea y estar dispuesto a que rece en mí. exclamó Jesús: «Te doy gracias. Padre. entre nosotros. así te ha parecido mejor. que soy manso y humilde de corazón. y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.. y encontraréis vuestro descanso. E! Espíritu quiere rezar en mí. Estoy habitado por el Espíritu. y. Hijo. por una parte. Lectio • El pasaje es una corazonada de Jesús en la que se siente. (Música) Invocación al Espíritu Personal • Soy templo del Espíritu.25-30 En aquel tiempo. Todo me lo ha entregado mi Padre. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados. a que me hable del Padre. le hacemos presente y desde el fondo del alma gritamos: — Enséñanos a orar. Sí. allí está la presencia de Jesús. Señor de cielo y tierra. -112- . y nadie conoce al Padre sino el Hijo. El texto: Mateo 11. Cargad con mi yugo y aprended de mí. Padre. reunidos en el nombre del Señor. y yo os aliviaré. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera». Sin él no podemos decir ni la palabra Jesús.II.. por otra. porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Un poco de relajación. Comunitaria • Donde dos o tres están reunidos en su nombre.

estoy orgulloso de que seas mi papá. El modo de actuar de su Padre le encanta a Jesús. La imposición o la norma por la norma es cansancio. Nos revela que el que conoce de verdad al Hijo es el Padre y el que quiera conocer al Padre tiene que pasar por el Hijo. Jesús invita con un imperativo a los cansados. Se siente hijo y a Dios le llama Padre. Nada es peso o pesado si es llevado con amor. Nos revela que el Padre le ha entregado todas las cosas y se las ha puesto en sus manos por hacerse pequeño. • Se revela como alivio y apoyo. Ésta es la gran revelación. El descanso que propone está unido a una imagen de sujeción: el yugo. se han borrado todos los nombres de Dios anteriores. La fidelidad de .. Éste es el querer de Dios Padre y esta forma de ser del Padre a Jesús le hace saltar de júbilo. Éstos tienen una sensibilidad que los grandes y poderosos no entienden. Y todavía será más pequeño. por los que no cuentan. cuando se deje matar. a los grandes. de la carga. El saber de Dios ya no está reservado a los sabios. • El motivo de la exclamación consiste en reconocer cómo actúa su Padre en los sencillos.. más siervo cuando lave los pies. Se han roto. a los agobiados (a los empobrecidos por el peso de la vida) a venir a él. Hay saberes sobre Dios en que los sencillos dan lecciones a los letrados. Desde ahora en adelante. por los que no presumen de nada. El camino hacia el Padre pasa obligatoriamente por el Hijo. El yugo es un instrumento al que se uncían o ataban los animales para que tiraran del carro.113- . Jesús presume de un Padre que tiene debilidad por los pequeños. Dios actúa en los pequeños.• Se siente Hijo. Los sencillos pueden saber de Dios más que nadie. El amor es descanso. nos revela algo de sí mismo: que él es pequeño. que a él mismo se le está manifestando. a los ¡lustrados y doctos. No hay hilo directo con el Padre. por los que no son más que nadie. Este Hijo dirá más adelante que él es el Camino. El yugo que descansa es el de la fidelidad y unidad con Jesús. mi padre querido. Para entender esta exclamación de Jesús a lo mejor tenemos que pensar en esos momentos de nuestra vida en que nos vemos con alguien que nos llega al alma y exclamamos: ¡Qué alegría conocerte! ¡Qué alegría volverte a ver después de tanto tiempo! ¡Eres lo mejor que me ha podido pasar! O cuando un hijo siente la necesidad de decir: ¡Qué suerte he tenido con estos padres! ¡Estoy orgulloso de mis padres! ¡Cuánto te quiero mamá! Así vemos a Jesús gritar: ¡Te alabo. Es una explosión de filiación. El nombre de Dios es Padre. Dios está inclinado hacia los pequeños. en los sencillos. dirigirse a Dios es dirigirse a un Padre. Tener Dios es tener Padre. Padre! Es decir. en lo pequeño. Está orgulloso de su Padre porque oculta las cosas grandes a los grandes y se las revela a los pequeños. El saber de Dios es patrimonio de los sencillos. Jesús se revela como descanso. además de revelarnos que tiene intimidad con Dios. tanta que le llama Padre. le encanta. Lo más importante es que Jesús da nombre a Dios. Parece contradictorio que un yugo sea instrumento de descanso. la Verdad y la Vida. • Jesús.

. ¡Da gusto contigo. Dios! ¡Te alabo. se convierten en lugar de revelación de Dios. o sí.. no pierde la identidad de hijo y la posibilidad de relacionarse con su Padre de nuevo. • Entretente en gustar. descanso. pero son momentos muy significativos y dejan huella imborrable. unidos a él. ni con la distancia ni con la lejanía del pecado. esta identidad intocable e imborrable es la que le hace volver a la casa del Padre. en sentir a Jesús como tu descanso. Basta que recuerdes que el hijo pequeño de la parábola que se marcha de casa y se lo pasa bomba. Lo duro de la vida no lo podemos llevar solos.. es una experiencia imborrable. seas como seas. se sientan cansados... Los otros. solaz. es el descanso que promete a los demás. especialmente en los sencillos. conoce y trata muy familiarmente con Dios y esto nos «descoloca» y nos hace abrir los ojos. acercarse a los sencillos es ponernos en ocasión de «contemplar las maravillas de Dios». La fidelidad que él tiene con el Padre le proporciona descanso y ese mismo descanso promete a los que. Meditatío • Trae a tu memoria momentos de tu vida creyente en los que te haya pasado algo similar a lo que el evangelista nos describe de Jesús: sentir a Dios muy adentro y saltar de alegría porque Dios es Padre.. de descubrir mejor a Dios. Más bien.. porque Dios es una realidad en tu vida. o es una idea. ¿es para ti Padre o qué es? ¿Tu trato es de hijo o de un lejano? No vale no sentirse hijo por ser pecador. o unos saberes. tu «paño de lágrimas» en los momentos duros de la vida.la persona con Jesús es una fidelidad con quien es paciente y de corazón humilde... gritar sus maravillas. buscar. tu apoyo. Quizá tus hijos son lugar de revelación de Dios o la gente sencilla con la que te encuentras. • Da la impresión de que lo que a Jesús le hace saltar de alegría y reconocer a Dios como Padre es ver las obras que realiza en otros.. Jesús se nos brinda para ser alivio.. Reconocemos a Dios no sólo en lo que hace en nosotros. Quizá no son muchos momentos. El descanso que es para él el Padre. Basta confiar en Él. Quizá tienes casos de gente muy sencilla que sabe (= palpa) mucho de Dios. te bendigo por ser como eres!. Ser hijo es una identidad que no se borra con nada. Decir o haber dicho. su forma de ser. Es culpa nuestra llevar lo duro de la vida en solitario cuando tenemos uno que se ofrece para que todo sea más llevade-114- .. Algo así como si el reconocimiento o el conocimiento de Dios estuviera muy íntimamente unido a lo que contemplamos que Dios hace en otros. especialmente los sencillos.. Tratar. • Puedes meditar cuál es tu relación con Dios y ver si realmente es Padre. ser fieles.. a la acción de Dios en las personas que conocemos. sino en lo que hace en los que están a nuestro lado. Se es hijo siempre. Cuando te diriges a Dios. apoyo.

deposita en Él con toda confianza tus «pesos». Oratio • Este momento de la oración. Quizá tienes que confesar que no sabes confiar en Dios de verdad y que no le sientes como compañero de camino en el que cada día te apoyas. un camino imaginario.. No explicas nada. para que te puedas trabajar y hacer sencilla. Pídele que los cargue en sus espaldas y que te descargue de algo.. tu acción en los sencillos. cómo se comporta. — De petición.. y vas tú con todo. pobre. pues él se queda al margen. tu trabajo. un bonito paisaje) y contémplate caminado con Jesús. casi sin fuerzas. esperando que «sientas necesidad de Dios».. siente que Él es tu descanso. llévalos con Él. en la que das gracias por lo que Dios es para ti. cómo obra. mis ojos no saben ver tus maravillas. O quizá estáis abrazados en un parque o en el salón de tu casa porque reconoces que el «peso» que llevas no está fuera de ti... por lo que hace y quiere hacer en ti y por ti. la intimidad hacen que los problemas sean más soportables. Jesús parece que se hace «el mozo que me ayuda a llevar las maletas de la vida». • Mira a ver si eres «pequeña» ante Dios o si «te las apañas tú en todo» de manera que no le necesitas...... necesitada de Él.. Y. — De confianza.. Esto es una manera de vivir la relación con Dios confiadamente como cuando vas por la vida del brazo de alguien que te «sostiene» y te ayuda a caminar o en quien descansas. roto.115- .ro. La relación. O quizá te tengas que conformar con orar: Señor. como no le necesitas. que en los tuyos. Hacéis un paseo silencioso visitando los lugares donde está «el peso» de tu vida o las personas «que te pesan».. Contemplado • Elige un lugar (tu casa. lo puedes centrar en una oración: — De alabanza. que en lo que tienes. la amistad.... etc. No ha- . sino dentro de ti. y descansar en Él más que en ti.. en tu hogar. sin poder... los dos abrazados con los brazos sobre los hombros. Esto es algo más que pedir a Jesús ayuda. en continuidad con los que has leído y meditado. Que Dios sea como Jesús nos revela que es. «los fardos de la vida». esto es. — De gratitud. en una oración de agradecido reconocimiento de cómo es Dios. nos da motivos para entonar una alabanza.. es decir.. sobre todo poniendo en sus manos lo pesado de tu vida.

lió- . Deja que en el hondón de corazón brote palabra simplemente de este caminar así abrazada a Jesús. Sólo descanso en mí. MATERIALES Gesto • Andar por la sala de dos en dos bien cogidos. en silencio. Y le dejas que se detenga. Haces este ejercicio para ver si durante el camino eres capaz de sentir el descanso que proporciona la compañía de Jesús. que los examine. Textos Me pesa la vida Me pesa la vida. pero no tengo fuerzas. apoyados en el otro.. Le llevas. No vas de «guía turístico». que los haga suyos. Sólo camino con mis fuerzas y ¡ya no tengo fuerzas! Sobre todo. a visitar «los pesos de tu vida».. . Señor.blas nada.... Tú sientes su compañía. no tengo fuerzas para cambiar. sino de guía de tus «pesos de la vida». Despedida Momento de compartir III. el descanso que da el apoyarse en Jesús.. Señor. nada más. Me duele la vida. que reaccione ante lo que ve porque tú se lo muestras. Siento que no puedo descansar en ti porque no tengo fuerzas para cambiar.. para confiar mi vida y depositarla toda entera en ti. Lo demás no importa.

Este es mi peso. ven a mí. Yo seré tu confianza. Señor. confía en mí. Yo seré tu camino. ven a mí y tu vida será más llevadera. Yo seré quien te revele el corazón grande de mi Padre. Yo seré tu maestro. cansado. . agobiado. aprende de mí que soy paciente y de corazón tierno. Venid a mí los cansados Si quieres: Yo seré tu descanso. ven a mí y no sentirás soledad.Y voy por la vida cargado. Si quieres: ven a mí y encontrarás descanso. me pesa la vida porque me resisto a cambiarla. Este es mi dolor.117- . Yo seré tu confidente. Yo seré tu alivio. Yo seré tu alegría. Yo seré tu compañero. ven a mí y tendrás paz. Yo seré tu apoyo.

-119- .MATEO 20. Ambientación • Hacemos oración en el corazón del Adviento. PREPARACIÓN Decorar la sala • Cuidar el orden en la capilla. en los días especiales de preparación para la Navidad. Atenderlos sobre todo si no saben cómo funciona el grupo de oración: un estilo de oración que parte de la Palabra de Dios y se centra en escucharla y rezarla. la belleza natural y el ornato sencillo. Aquí hacemos el doble ejercicio de escucha y de orar la Palabra.17-28 No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber mi cáliz? I. Acogida de las personas • Acogida a la entrada. Ver si hay nuevos miembros. A veces la Palabra de Dios sólo la escuchamos.

. es para aquellos para quienes lo tiene reservado mi Padre». Él les dijo: «Mi cáliz lo beberéis. y al tercer día resucitará». ponernos «a tiro» de Dios.) Invocación al Espíritu Personal • Cada miembro del grupo manifiesta en silencio su situación personal y sus ganas de Dios o de que Dios haga en él obras divinas. El texto: Mateo 20. Los otros diez.II. lo azoten y lo crucifiquen. Él le preguntó: «¿Qué deseas?». o su olvido de Dios. estamos. que lo habían oído. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación de la oración • Un poco de relajación. — Donde dos o tres estén reunidos en tu nombre. — Ven. ¿Sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber?». para que se burlen de él. tomando aparte a los Doce. y lo condenarán a muerte y lo entregarán a los gentiles. — Enséñanos a orar. estamos subiendo a Jerusalén.17-28 En aquel tiempo. orando e invocando a Dios que se haga presente en nosotros porque le necesitamos. su sed de Dios. Espíritu de Jesús. les dijo por el camino: «Mirad. Pero la realidad es que venimos a la oración. se indignaron contra -120- . queremos orar. Pero Jesús replicó: «No sabéis lo que pedís. estar unos segundos con las manos unidas. Contestaron: «Lo somos»... pero el puesto a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo. su necesidad de Dios. Comunitaria • Si es factible... mientras iba subiendo Jesús a Jerusalén. Entonces se le acercó la madre de los Zebedeo con sus hijos y se postró para hacerle una petición. o su desierto y aridez espiritual.. y el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas. {Música. uno a tu derecha y el otro a tu izquierda»... Ella contestó: «Ordena que estos dos hijos míos se sienten en tu reino.

como formando una unidad. a la vista de los demás discípulos. reuniéndolos. porque «le importan sus hijos». Simplemente se narra el hecho y la respuesta de Jesús. a diferencia de otros. Como una «buena madre». en principio. se reserva a los Doce y se hace «subiendo» a Jerusalén. Ocupada con sus hijos. otro acontecimiento: protagonizado por la madre de dos de sus íntimos. es una expresión que entendemos bien.. Lectío • El texto es una narración en la que Jesús hace el anuncio de lo que le va a pasar en Jerusalén. encabezados por la madre y los hijos de Zebedeo.Todo lo mejor para sus hijos. No será así entre vosotros: el que quiera ser grande entre vosotros. ella piensa en el triunfo de sus hijos: «Que estén sentados a tu derecha y a tu izquierda». «¡A ver lo que pasa!». no a ellos. los íntimos. les dijo: «Sabéis que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. Jesús adelanta «lo que le va a pasar». en el camino de la vida. «está muy ocupada con el porvenir de sus hijos».los dos hermanos. Jesús les confía el secreto de su destino y ellos están mirando cómo asegurarse un destino de prestigio junto a Jesús sin entender el dolor y el sufrimiento que le espera. Hay seguimientos de Jesús que no se aprenden ni siquiera siendo compañeros de camino de Jesús. Este anuncio. desean vivir secretamente en su corazón. y el que quiera ser primero entre vosotros.. Jesús es inaudible. Pero Jesús.. Esta exclusividad es la que indigna a los otros diez. No puede escuchar lo de Jesús. son los que mejor podrían entender todo lo que se refiere a él. -121 - . Hay cosas que no son para todos porque «no las entenderían». que se las apañen. La forma estructural que el evangelista emplea al poner en contraposición la postura de Jesús y la de los Doce. Jesús anuncia su muerte. Los demás. pide para sus hijos un puesto de honor en el «Reino de Jesús». No es fácil entender la vida cristiana que siempre tiene cruz.. da un relieve especial a lo que Jesús vive y a lo que los suyos. sino para servir y dar su vida en rescate por muchos». Juan y Santiago. Para eso están conviviendo con él. Igual que el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan. No se dice cómo está allí presente la madre de los Zebedeo. de lo que «nos puede pasar». que sea vuestro servidor. que los Doce elegidos para la confidencia de Jesús están pensando lo mismo: asegurarse el aquí con un «buen puesto». la madre de los Zebedeo se aproxima a Jesús para «mirar» por el futuro de sus hijos. • Mientras Jesús les habla de su pasión y su muerte. • El evangelista introduce inmediatamente. El episodio nos puede recordar esos momentos en los que nosotros mismos nos sorprendemos hablando de lo «que nos va a pasar». Los íntimos. que sea vuestro esclavo. Jesús predice a los más íntimos su pasión y muerte. mostrando así. Jesús anuncia sólo lo que le va a acontecer a Él.

no ser servido. Este es el modelo de autoridad: dar la vida. Es seguir al Hijo de Dios que se entrega hasta la muerte. y no precisamente aquí en la tierra. Queda claro: No se está al lado de Jesús para medrar. pero se desmarca de prometer sitios de honor. y no servirse de ella. De hecho. Es entonces cuando Jesús aprovecha para indicar cómo tienen que ser las relaciones entre sus seguidores y el sentido de la autoridad en la Iglesia y en el Reino que anuncia. Nos preguntamos: ¿cómo ilumina mi vida este texto? . que se lo diga «a la cara». Jesús olvida a la madre que habla por sus hijos y busca la palabra personal de Juan y Santiago. Seguir a Jesús no es seguir a un líder político que te promete puestos. entregarse. sino de dificultad de entender la propuesta y la vida de Jesús. que se atreva a hablar personalmente con Jesús. sino a los hijos: «No sabéis lo que pedís». servir.. por lo que se ve. Jesús sólo asegura que la suerte que Él corra la correrán ellos porque se sienten dispuestos a correrla (¡no porque se les imponga!). para meditarla. sino de disponibilidad para la entrega de la propia vida. Jesús inaugura otro modo de relaciones: hacerse pequeño. con la autoridad por la autoridad. con las esclavitudes que los poderosos imponen a los pequeños.• Quizá no se trata de mala voluntad por parte de los discípulos. hacerse esclavo de los otros. sino para cargar con la cruz. A ellos les interroga directamente: «¿Podéis beber el cáliz que yo voy a beber?». • Después de haber respondido es cuando el evangelista coloca el malestar. está hablando por ellos. verbalizando lo que ellos no se atreven a decirle. Nos queda mucho por aprender lo que es la autoridad en la comunidad: servicio. para confrontarla con nuestra vida o nuestra vida con la Palabra. Y eso que afirman poder beber. escoltando su derecha y su izquierda. Nadie decide por nadie lo que quiere hacer con su vida y está dispuesto a hacer. • Nada de Jesús es comparable con el funcionamiento de los poderes de la tierra. Los dos discípulos contestan que pueden. Con Jesús sólo se puede hablar de compartir y de entregar la propia vida. El que quiera algo. Y engancha con el anuncio primero hecho: el de su pasión y entrega. por querer «salir en la foto» junto a Jesús. Los honores los da el Padre. sino servir a todos. sí que se les promete y se les concede.122- . Meditatio • Leemos la Palabra para aplicarla a nuestra vida. La madre.. Jesús no responde a la madre. para tener puestos. la indignación de los otros íntimos contra la familia Zebedeo por querer acaparar los puestos de privilegio. Con Jesús no es pensable hablar en categorías de honor. con la explotación del sencillo.

Señor. Lo que aceptamos es cargar con la cruz de cada día.• Una señal de intimidad. en esta etapa de tu vida. Las cruces somos y las hacemos las personas para otros y se las cargamos. En el cristianismo no elegimos la cruz por «deporte» o por «necesidad» o para «machacarnos» alegremente. los elegidos. La capacidad para no asustarnos de la cruz es señal de estar en la onda de Jesús. Hay intimidades aparentes... lo que no elegirías pero te ha tocado en el «lote de tu vida». fidelidad a Dios y a los hermanos. a la madre. los íntimos están «a lo de ellos mismos».. Quizá tienes experiencia de vivir situaciones de intimidad. sí. escuchar los anhelos de los hijos y no escuchar las confidencias y los anhelos de Jesús. No hay fidelidad sin entrega de la vida. • Mientras Jesús está anunciando lo central de su vida. y esto lo hacemos fiados del Padre.. Entender el dolor y el sufrimiento es de íntimos. se la ponen encima y la acepta y la lleva.. Aprende hoy la lección de Jesús: escucha. pero inmediatamente la deja en un segundo plano. la que está oculta en la vida ordinaria. -123- . de predilección de Jesús con los suyos es que nos comente lo duro de su vida y de nuestra vida.. Al final.. ¿Qué abismo te separa de lo que Jesús te comunica y lo que tú estás viviendo. y esto acarrea «el peso de la cruz». • Qué estás dispuesta a responder a Jesús ante la pregunta: «¿Puedes beber el cáliz que yo voy a beber?». sólo son presencia física. que esto no me suceda. Sólo piensan en sí mismos.. Quizá Jesús.. Hay un abismo entre lo que vive Jesús y lo que viven y anhelan los «íntimos». Ante Dios sólo vale la palabra personal. Jesús no toma la cruz porque la elige. No. Te puedes preguntar cómo reaccionas ante la cruz. de lo que deseas. de lo que vives. te está pidiendo algo. de elección de Dios para escuchar lo duro.».. por principio. de estar juntos. Haz una lista de «cosas» que presentarías a Jesús con esta introducción: «Por favor.. te está comunicando algo y tú estás «a lo tuyo».. No elegimos la cruz por sistema.. nos repita las cosas. pero que no conectan con lo más íntimo de las personas. lo que nadie quiere oír. Entrar en sintonía con lo más profundo del otro exige tiempo y que el otro nos «aguante».. nos diga. Ser capaces de descubrir la propia cruz y las cruces que otros llevan es señal de predilección. nadie habla por nadie a Dios. por gusto. sin sintonía en lo más profundo de lo que anhelas. Elegimos a Dios.. que esto no me pase. los suyos. Jesús busca a los íntimos para hablarles de lo duro. lo duro de la vida. de lo que tú estás esperando? • Sitúate en la postura de la madre de los Zebedeo y mira a ver si te ocurre algo como lo que ella protagonizó: hablar por los suyos sin entender a Jesús. la cruz que debemos soportar..

que no van con su estilo de entrega.. «no sé si hago bien». No digas nada... y ponlos en la presencia de Jesús con toda sencillez...... esclava = cómo entregas la vida? ¿Cómo llevas el ocupar los últimos puestos? ¿Cómo disciernes cada día el servir a los demás? A lo mejor hay «servicios» que no debemos realizar porque no dejan madurar a otros. — Pídele a Jesús «sabiduría» de corazón para entender sus confidencias. callando. sus manos. sus ojos.... • Entra en el secreto de tus anhelos. para «tirar con lo que la vida te trae». sino con oído atento para saberle entender. los que sólo tú sabes y él lee en lo secreto de tu corazón. no sabes lo que pides. no te avergüences de nada. Es así como Él ahora te acoge y te quiere.. en tu «mundo». contemplando. Oye... Es tu realidad. te acepta y te puede sugerir caminos nuevos.. Ya lee lo que llevas escrito.• En tu hogar.... — Habíale de tus fuerzas actuales para «beber el cáliz» que él bebió. El servicio no es infantilizar a otros... No tengas miedo. — Nombra en su presencia tus «me cuesta». — Pon en sus manos tus secretos anhelos.. Oratio • Lo que hemos meditado lo hacemos ahora oración: — Pídele perdón por no saberle escuchar o por pedirle para ti o para los tuyos cosas que «no le van a Jesús». Oye.. Despedida -124- . que contemplar sus reacciones. Deja que tu corazón sienta o escuche en lo más hondo esa palabra sanadora de Jesús.. El servicio es echar una mano donde la mano del otro no llega. Tú sólo tienes que mirarle. Contemplatio • Crea en tu imaginación una escena: primeramente revístete o empapélate con tus «secretos deseos» y preséntate así ante Jesús.. Manten la escena. ni les ayuda a crecer ni a tomar en sus manos la propia vida. donde realizas la vida ordinaria: ¿cómo eres servidora. — Pídele perdón por las cosas que Jesús te dice: «Hija. para estar a su lado no sólo físicamente....».. su rostro. No te muevas.. Ya te ve..

por qué.. sí mucho que compartir para enseñarnos unos a otros a decir: Padre. dentro. III..Momento de compartir • Compartimos nuestra experiencia de oración: los momentos mejores. contiene un mensaje: ¿Puedes beber la copa que yo voy a beber? -125- . te sentiste bloqueado: cuándo... No tenemos nada de qué presumir. • Quizá vas notando avance y progresión en el camino de oración. Quizá no entraste en oración.. • Comparte la obra de Dios en ti para edificación de todo el grupo.. MATERIALES Gesto • Entrega de una copita que. los de más dificultad. los pasos que saltamos.

PREPARACIÓN Decorar la sala • Lamparitas por el suelo. Todo sobrio. Acogida de las personas • Saludo cordial a las personas que vengan. Algo que indique de qué irá la oración.MATEO 21. sino a cada una de las personas del mismo. En la oración todos somos familiares de Dios. Ambientación • Dedicar un momento a explicar cómo solemos hacer la oración. Cada persona tiene que ser recibida de manera específica. No se recibe y saluda primeramente al grupo. -127- . La acogida crea ambiente.28-32 Os precederán I. a las posturas en la oración y su importancia. especialmente a las nuevas.

que nos ayude a aproximarnos a Dios. lo que nosotros -128- .. Señor.. Comunitaria — Enséñanos a orar. • En este tiempo de Adviento. Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. que no puedo orar si tú no me enseñas.28-32 En aquel tiempo. los publícanos y prostitutas le creyeron. ve hoy a trabajar en la viña". ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?». señor".II. Él le contestó: "No quiero". dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a ancianos del pueblo: «¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. y no le creísteis. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Un poco de respiración y de pausa. Pero no fue. — Ven...) El texto: Mateo 21. Jesús les dijo: «Os aseguro que los publícanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios. a ser «seno de Dios». «acogedores de Dios». la Madre de la esperanza. Se acercó al primero y le dijo: "Hijo. Él le contestó: "Voy. Reconozco. Pero después recapacitó y fue. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia. Señor. aun después de ver esto. pedir a María. en ayuda de mi debilidad y de mi no saber rezar. Lectio • El pasaje que hoy nos sirve de base para la oración pertenece a lo que Mateo narra que acontece en Jerusalén después de la entrada triunfal. (Repetir varias veces esta expresión. Contestaron: «El primero».3). en cambio. vosotros no recapacitasteis ni le creísteis». Y. (Música.) Invocación al Espíritu Personal • Invitación a que cada persona invoque la presencia del Espíritu según la advertencia de Pablo: «Nadie puede decir ¡Señor Jesús! si no es movido por el Espíritu Santo» (1 Cor 12.

pues acaba denunciando a sus interlocutores. los que enseñaban al resto de la gente. Rechazan a los profetas. Con ellos habla y a ellos se dirige. la verdad presente. Uno dice no pero es sí.. que después es no). otra. la palabra de Jesús es profética. Mateo nos presenta a Jesús en el templo dialogando con los sacerdotes y los ancianos. Dicen a todo que sí y después te dejan en la estacada. Después. Publícanos (ladrones. pecadores públicos) y prostitutas (las que tenían que ser apedreadas). su autosuficiencia. No necesitan nada. Rechazan al que está presente como enviado de Dios. pues. Pero no se paran ahí: rechazan el presente. pero después no son «gente de palabra». de puestos de responsabilidad». • Jesús comienza afirmando rotundamente: os precederán. yo haré después lo que me dé la gana». colaboradores con el poder opresor. • Jesús propone un hecho imaginario. En el fondo de ellas mismas. otro dice sí pero es no. pero por dentro nos estamos diciendo «te digo eso para que me dejes en paz.. NO (que después es sí a la conversión). lo que les imposibilita ser creyentes. los buenos oficiales. Jesús explica el porqué de su afirmación: hay más dificultad en «los buenos» para creer y aceptar a Jesús que en los considerados malos. pero que tiene una intencionalidad profética. os llevan la delantera aquellas personas que consideráis malas (publícanos y prostitutas).llamamos Domingo de Ramos. el momento presente. Les basta vivir de «formas. Lo suyo es su único alimento. Rechazaron la verdad de Juan. Los buenos se cierran en su «oficial» verdad y eso les basta. SÍ (de circunstancia. Sus interlocutores son. personas de las que no nos fiamos porque «no tienen palabra»: dicen sí a todo. el corazón. • En el texto de Mateo. funcionamos con «respuestas» para que el otro oiga lo que quiere oír. ¿Qué está desvelando Jesús con este ejemplo? Está diciendo que hay personas que dicen sí a Dios. el s/'no pasa de palabras. los importantes. «Estoy delante y me estáis rechazando». seguramente. de títulos. Con su «oficial» verdad no necesitan más verdad. no necesitan que les digan qué hay que hacer. los maestros del pueblo). Contrapone: Sacerdotes y ancianos del pueblo (los bien considerados. Conocemos. La boca dice una cosa. Con su «oficial verdad» se hacen unos creídos. pero es un sí oficial o para «salir del paso». Más de una vez. entre nosotros. Y el rechazo llegará a su culmen en el grito: ¡¡Crucifícale!! -129- . En este pasaje. los influyentes. Un padre tiene dos hijos.

escucha a Jesús. deja a la persona sin posibilidad de tocar el corazón. Meditatio • Quizá puedas traer a tu imaginación situaciones de «noes que han sido síes» y de «síes que han sido noes».. ¿Cómo esto puede ser realidad hoy en ti? ¿Quieres controlar a Dios? ¿Te despista Dios? Cada vez que Dios te despista. Pon delante de cada persona todos los prejuicios fabricados. te está invitando a creer más en Él y a hacerte menos esquemas de Dios. Y Dios les deja al margen.». El no convertido en sí.. no la deja como estaba. Sigue obrando maravillas en otros y ni se enteran.... Prefieren decir: «El Dios que no es como nosotros pensamos. -130- ... ¿Cómo reaccionas? ¿Qué preguntas te haces? • Mira a ver si estás en algún proceso personal interior parecido al de los síes que se hacen noes o al de los noes que se hacen síes.». • Los sacerdotes y los ancianos estaban «muy seguros de sí mismos».. esas personas de las que dices «no te fíes de ellas». pide perdón. en lo que a Dios se refería y a las conciencias de la gente. lo tenían todo sabido y controlado.. se quedan al margen de Dios.. pide perdón. «de poco fiar». Hay un saber religioso humano que impide o bloquea la sabiduría de Dios: gustar y conocer a Dios. • Imagínate que escuchas a Jesús que se dirige a ti y te dice: «Te precederán. Porque en su corazón no se mueve nada. más cerrada en lo suyo. • El que dice «no» pero después va. no vale». pero no saben ver «su verdad». no le «acontece» la salvación. Oratio • Si descubres que en tu vida hay «síes» que se convierten en «noes». Nada pasa por su corazón más que su autojustificación. pero no se lo sepan aplicar a ellos mismos.. es un paso interior que moviliza a la persona. por pequeño que sea. Ése fue su pecado.. • Date un paseo por una calle de tu ciudad. te dice: «Os precederán.. o por las personas que sabes que «son de mala fama». no es Dios. • Si en tu vida descubres una tendencia a condenar a otros. Reconstruye el marco y la escena en que sucedió y procura analizar el movimiento interno de tu corazón que te llevó a optar por una cosa u otra. Y ahora.• Es curioso que los sacerdotes y ancianos sepan juzgar muy bien el hecho de vida presentado por Jesús. Cuando Dios se presenta u obra de manera diversa a lo que ellos «controlaban».. o por tu barrio. mirándolas. Lo que se salga de lo que nosotros pensamos. más metida en su solo mundo.. Saben ver la verdad.. es porque emprende y atraviesa un proceso de conversión... El sí que se convierte en no. que...

Dios te abre la puerta. -131 - ..• Si descubres que en tu vida hay «noes» que se convierten en «síes». aquellas cosas de las que te sientes contenta: has hecho esfuerzos. Dios te dice: «Muy bien.... Dios. a pesar de los esfuerzos no logras llegar. o dulce de navidad. Le miras y ahí te quedas.. por otra. Miras sus gestos. • Si en tu vida descubres resistencias... su mirada. • Si sientes que Dios ocupa poco espacio en tu vida. Contemplatio • Imagina una escena: has recibido una carta de Dios y te da entrevista. te invita a acomodarte. haz la lista de las cosas que. Te da la palabra. Cuando terminas de exponerle tus listas.. su sonrisa. da gracias. MATERIALES Gesto • En un caramelo. o bombón.. Cuando ya lo tienes. Entras.. va surgiendo eso que se te olvidó.. y la cosa va bien. pide fuerza. preparas cómo vas a contarlo todo. No pasa nada extraordinario. Y notas que en el fondo de tu corazón. sin que Él diga nada. Y se calla.. Despedida Momento de compartir III.. te quiero MUCHO». . su reacción. te encaminas a la entrevista con Dios... Elige tú el lugar donde Dios te ha citado.. sencillamente Dios está hablando con todos sus amigos y tú eres amiga de Dios. Observas que Dios no toma nota de nada de lo que le cuentas. Se te ha olvidado algo». Preparas la entrevista de las cosas que quieres hablar con Dios.. pegar un papel que diga: Se te olvidó esto: «Yo. pide sensibilidad religiosa. Cierras la lista. Permaneces.. Por una parte. pero te falta una cosa.. dificultades para decir sí a Dios. la hora y el escenario de la sala donde te recibe. su cara. Te mira.Te quedas mirando y eres mirada.

a las posturas en la oración y su importancia. Cada persona tiene que ser recibida de manera específica. PREPARACIÓN Decorar la sala • Todo sobrio. No se recibe y saluda primeramente al grupo. La acogida crea ambiente. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Un poco de respiración y de pausa. sino a cada una de las personas del mismo. Ambientación • Dedicar un momento a explicar cómo solemos hacer la oración.^1 MATEO 25.) -133- . En la oración todos somos familiares de Dios. (Música. II. especialmente a las nuevas. Algo que indique de qué irá la oración.31-46 A mí me lo hicisteis I. Acogida de las personas • Saludo cordial a las personas que vengan.

enfermo y me visitasteis. Señor. que nos ayude a aproximarnos a Dios. heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. en la cárcel y vinisteis a verme". a ser «seno de Dios». Porque tuve hambre y me disteis de comer. en ayuda de mi debilidad y de mi no saber rezar. Comunitaria — Enséñanos a orar. ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?". — Ven.. la Madre de la esperanza. Entonces dirá el rey a los de su derecha: "Venid vosotros. Él separará a unos de otros. dijo Jesús a sus discípulos: «Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre y todos los ángeles con él. o con sed y te dimos de beber?. «acogedores de Dios». como el pastor separa las ovejas de las cabras. que no puedo orar si tú no me enseñas. fui forastero y me hospedasteis. benditos de mi Padre. Y el rey les dirá: "Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de estos mis humildes hermanos. conmigo lo hicisteis". pedir a María...Invocación al Espíritu Personal • Invitación a que cada persona invoque la presencia del Espíritu según la advertencia de Pablo: «Nadie puede decir ¡Señor Jesús! si no es movido por el Espíritu Santo» (1 Cor 12.) El texto: Mateo 25. Señor. ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos.31-46 En aquel tiempo. o desnudo y te vestimos?. • En este tiempo de Adviento. Reconozco. estuve desnudo y me vestísteis.3). -134- .. Entonces los justos le contestarán: "Señor. ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos. tuve sed y me disteis de beber. se sentará en el trono de su gloria y serán reunidas ante él todas las naciones. (Repetir varias veces esta expresión. Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda.

3). Jesús se encuentra en Jerusalén y en su enseñanza comienza a insistir en la necesidad de la vigilancia y de estar preparados. No se puede hacer el bien sin ser hijo del Padre y sin ser hermano de los semejantes. o forastero o desnudo. Entonces cada hombre ocupará su puesto a la derecha o a la izquierda de Jesús. también éstos contestarán: "Señor. Después ya vienen los acontecimientos pascuales.Y entonces dirá a los de su izquierda: "Apartaos de mí. Jesús llama dichosos a los pobres de espíritu. conoce a sus ovejas (Jn 10.17). Entonces. 1 Cor 4.14. Esta separación no se realizará según las medidas y los cálculos del hombre. enfermo y en la cárcel y no me visitasteis". manifestará las intenciones de cada corazón (cf. según el ejemplo del Padre (Mt 5. porque a la hora que menos pensemos vendrá el Hijo del hombre (Mt 24.22). el Padre no juzga a nadie. fui forastero y no me hospedasteis. de las cabras. Jesús que. que han vivido de espaldas al amor (v. id al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Esta es la relación que Jesús mismo puso en práctica: vivió como Hijo y como hermano.48). Lectio • La perícopa de este evangelio (uno de los evangelios de la fiesta de Cristo Rey del Universo) clausura la vida pública de Jesús. tuve sed y no me disteis de beber. -135- . tampoco lo hicisteis conmigo". 32).5). Y Jesús invita a tomar posesión del Reino a aquellos que han practicado la misericordia con los hermanos más pequeños (cf.37). Porque tuve hambre y no me disteis de comer. En efecto. juicio final.44). o enfermo o en la cárcel y no te asistimos?". los humildes. Dios ve toda la verdad del hombre y. • En el pasaje de hoy es conocido por estos nombres: juicio de las naciones. porque de ellos es el Reino de los cielos (Mt 5. ¿cuándo te vimos con hambre o con sed. 34). Y él replicará: "Os aseguro que cada vez que no lo hicisteis con uno de éstos. porque el hombre no tiene la misma mirada de Dios. Le 10. • El Rey llama a los de su derecha benditos de mi Padre (v. sino que ha depositado la totalidad del juicio en el Hijo (Jn 5. Jesús promete una gran recompensa en el cielo a todos aquellos que vivan según el espíritu de las bienaventuranzas y que se esfuercen en alcanzar la perfección del amor. Y éstos irán al castigo eterno y los justos a la vida eterna». cuando venga. estuve desnudo y no me vestísteis. malditos. separará a las que han escuchado su voz y le han seguido. Jesús se presenta como el que juzga a todas las naciones. Al comienzo de la vida pública. como buen pastor.12.

Meditatio • Posiblemente estés haciendo «obras de Reino» de manera muy sencilla. -136- . una descentralización de uno mismo para dar importancia al otro. Dios nos eligió antes de la creación del mundo (Ef 1. A lo mejor nos queremos inventar cosas «muy nuevas» y lo nuevo siempre es atenderá lo básico que las personas necesitan. No basta amar con las palabras y con la lengua.10). Así de simple. ¿cómo y por qué cauces llegan a ti las necesidades de los otros? ¿Qué haces al sentirlas a tu puerta? • Hoy y siempre el trigo y la cizaña están mezclados.18).. los que son colocados a la derecha no se explican bien el porqué. visitar. Dios ha pensado en nosotros antes del comienzo de nuestra existencia. atienden a lo esencial: dar de comer y de beber. practiquemos el bien hacia todos (Gal 6. • En tu experiencia de vida. y repetir cada día: «Venga tu Reino». ¿Qué es para ti hacer con normalidad algo por los demás? En la enumeración que realiza Jesús.2s. Lo que les parecía lo más natural del mundo atendiendo a los demás es lo que les hace buenos. • Detente a considerar qué parte de tu actividad y tiempo es para el círculo de los que no son tu hogar o tu familia. como los buenos. los buenos y los malos conviven en la misma geografía.• Los buenos.. La enseñanza de Jesús es clara: el Reino del Padre no es para ellos. Trae a tu memoria el recuerdo de las personas que están haciendo el Reino de Dios acogiendo y comprometiéndose con la gente. nos ha prometido que en la casa de su Padre hay muchas moradas y él nos preparará un sitio (Jn 14. Hay un rechazo. acoger al forastero. Reconocer al otro exige una conversión. El mismo rechazo y separación que optaron en la vida ahora se consuma. 34).).4). los motivos. mientras tengamos ocasiones propicias. porque de esto seremos juzgados al final. una separación. antes de pasar de este mundo al Padre. • Jesús se dirige a los de su izquierda rechazándolos con dureza: «Apartaos de mí». Y Jesús. porque entran dentro «lo normal» para ti. • El Reino nos ha sido preparado desde el origen del mundo (v. sin darte cuenta casi. No reconocer al hermano es no reconocer a Dios. En Cristo. Por ello. los que hacen algo por los demás. vestir. sino que es preciso amar de verdad y con obras (1 Jn 3... Ellos también se extrañan del rechazo y preguntan.

te invito a recrear una situación en la que te sientas convocada por Jesús a su «despacho». ya sean jefes. Eres libre de imaginar la escena. MATERIALES • Se entrega un sobre cerrado que contiene una carta en la que está escrito: GRACIAS por lo que tú sabes y yo considero hecho a mí mismo. profesores. tu silencioso servicio. de «volverte» hacia los que experimentan necesidades básicas.. para saborearla y para dejar que tu corazón hable desde el silencio. Tú te quedas casi sin palabras.. lo hice?.. Creías que tu vida de servicio pasaba desapercibida y descubres que no. • Ora con estas dos expresiones: ¿cuándo. que no se te quede el corazón frío. Jesús te dice: Estoy encantado contigo. Señor. que tú personalizarás a tu medida. no lo hice? • Suplica al Señor que te dé fuerzas y ganas de «inclinarte». Sobre este telón de fondo. compañeros. tras los saludos..Oratio • Pide al Señor que te dé sensibilidad para vibrar y actuar ante la necesidad de los hombres y mujeres que te encuentras. Te felicito porque.O estás necesitada de reconocimiento inmediato por lo mucho que te entregas y nadie te lo agradece. Despedida Momento de compartir III. amigos.. Jesús -137- . que Alguien ve y premia tu callada entrega. de «convertirte». Cuando hayas entrado en su «despacho».. y en ese momento congelas la escena para contemplarla... • Da gracias a Dios por ponernos las cosas tan fáciles: hacer algo a Dios es tan sencillo que sólo nos pide dar de lo nuestro a los que tenemos al lado. Contemplado • Tú posiblemente tienes experiencias de personas que te han llamado y felicitado. ¿cuándo.. Señor.

LUCAS .

quizá ya tiene sentido unos momentos de paz. Nos salimos de la norma ordinaria. Importancia especial a la Virgen. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Ejercicios de respiración.39-56 Feliz la que ha creído I. PREPARACIÓN Decorar la sala • Cuidar el orden en la capilla. No es perder tiempo el dedicado a preparar la oración. II. días previos a Pentecostés. mes de la Virgen. No es el evangelio del día.. de ruptura con el trajín de la vida.. -141 - . Es ya una manera de predisponer para la oración. Ambientación • Oramos en un momento histórico concreto: mayo. Comentar lo que ha sido este año del grupo de oración. • Si no logras rezar... Acogida de las personas • Acogida antes de comenzar la oración.LUCAS 1.

hay que decidirse a ir. Se pide ir. queremos orar. Lectio • El texto tiene un contexto: el anuncio del ángel a María y su sí a Dios. Espíritu de Jesús. -142- . a una ciudad de Judá. estamos...Invocación al Espíritu Personal • Cada miembro del grupo manifiesta en silencio su situación personal y sus ganas de Dios o de que Dios haga en él obras divinas. entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. su sed de Dios. Dios no nos deja con él. Y sucedió que. sino en un pueblo de la montaña.. Pero la realidad es que venimos a la oración. María permaneció con ella unos tres meses. Llenada de Dios. — Donde dos o tres estén reunidos en tu nombre.. • Después del sí a Dios.. dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno. estar unos segundos con las manos unidas. ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí? Porque. La prima necesitada no está al alcance de la mano. y se volvió a su casa. hay que hacer viaje.... — Ven. saltó de gozo el niño en mi seno. El texto: Lucas 1.39-56 En aquellos días. y exclamando con gran voz. ¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!». apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo. o su olvido de Dios. ponernos «a tiro» de Dios. El necesitado no es el que «está al lado» y como está al lado «me es fácil». e Isabel quedó llena de Espíritu Santo. donde muere... en cuanto oyó Isabel el saludo de María.. saltó de gozo el niño en su seno. el siguiente sí de María es a su prima necesitada. — Enséñanos a orar. se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa. su necesidad de Dios.. o su desierto y aridez espiritual. Comunitaria • Si es factible. nos manda a otros necesitados. orando e invocando a Dios que se haga presente en nosotros porque le necesitamos. El necesitado está donde vive...

Lo de Dios es una cadena... perciben a Dios.. Personas que han dicho. María. María. Este camino lo tienes que recorrer haciendo pasar delante de ti a las personas que telo han dicho. cantar es reconocer lo que tiene el otro dentro y lo que yo también tengo.. es una creyente en marcha hacia los necesitados.. La creyente modelo. abierta al Señor... porque no crees en serio.. ha creído en Dios. Aquí difieren las acciones de los creyentes con otros hombres y mujeres de buena voluntad. es la que hace saltar «al niño»..• Es un sí que se hace inmediatamente después de escuchar a Dios (postura de acogida a postura de acción: se levantó. ¿Nadie te ha dicho que eres buena persona o que Dios se deja ver en ti? • Posiblemente haya cosas en ti que no nacen porque no las tomas en serio. escucha el salto del fruto de su vientre y eso le hace cantar.. • O quizá eres una persona que no deja percibir a Dios. María. Ante Dios no merecemos nada: sólo cantamos su acción en nosotros. no sólo de filantropía... Ésta se convierte en cantora de lo que ocurre.. y Dios «se hace notar»... otra «mujer buena».. Puede recordar en algo el pasaje de Marta y María).. Trae personas que te han piropeado por lo que llevas de vida de Dios dentro y que suscita vida. El Dios escondido en María es percibido por Isabel... o te perciben habitada por Dios. porque no se te puede decir lo que Isabel dijo a María: «Feliz tú porque has creído».. en lo que haces. Meditatio • Escuchar a Dios moviliza.. lleva en su vientre un misterio de gestación que le acompaña. se moviliza y se va apresuradamente. engendrado en su vientre. Lleva a Dios dentro.. «la novedad» que llevaba Isabel dentro.. dices. Cantar es reconocer lo del otro y lo propio con humildad y sin merecimiento. -143- . ante acciones tuyas. Cantar es reconocer que lo que le pasa a Isabel es porque la otra.. o no conocen.... en tu forma de ser y de verte la gente. eso a través de lo que los que te conocen. Llevar a Dios en las entrañas es hacer saltar la vida de Dios que está al lado... lo que no todos ven. El fruto del vientre de María «provoca» el fruto del vientre de Isabel. alabanzas a ti y a Dios.. portadora de Dios. • María no va sola. • Observa qué hay en ti que deja ver a Dios. El Dios que llevamos dentro nos acompaña y siempre hay ojos limpios que lo perciben. Es una cantora con estas cualidades: reconoce lo que María es y lleva en su seno. Descubrir la necesidad de alguien y acudir en su auxilio es fruto de escuchar a Dios y de intimidar con Él. Lo que su prima ve es lo que no se ve.. • María se presenta como «provocadora» de la vida que Isabel lleva dentro: saltó la criatura.

. la playa... • Reza con esa expresión: «¿Quién soy yo. Y aprendes que hay palabras que no vienen de la cabeza ni de los labios. Oratio • Visita con tu oración a las personas que hoy sientes que tienen necesidad.. «Dichosa tú que da gusto estar contigo». sino del fondo del corazón.. para que tú te acuerdes de mí a través de.... • En un momento. Contemplatio • Sitúate paseando sola por el lugar que quieras: el barrio. y tú reaccionas como el corazón te sugiera. el mar. a lo mejor en silencio. • Reza el Ave María como final de todo lo meditado.. • Tú puedes ser misionera de Dios sólo por lo que dejas ver. esperando la palabra que nace del corazón. un paisaje que te es querido. Señor. «Dichosa tú porque donde tú estas brota la alegría».. Y con mucha ternura te dice: «No entiendo que no te creas que puedes. porque te transmiten paz. ¿Por qué cosas te podríamos decir: «Dichosa tú porque has creído»...». para que alguien se acuerde de mí.. al verte.. naciera dentro de ti. Pasea sola con tus pensamientos.. Siente. cantan: «Dichosa tú que no eres como las demás».. se pone a tu lado y te acompaña de esa manera que a ti te gusta. Jesús se detiene y te invita a sentarte mirándoos a los ojos. Y te mira y te mira y te coge de la mano. Despedida -144- . porque no te las crees de verdad.. • Mira y pide perdón y fuerza por las cosas que no pueden ser en ti.... pero sin discursos....?».. «Dichosa tú que se ve que eres persona profunda». Siente el paseo con Jesús así. elige si quieres pasear pensando cosas «tristes» o cosas «positivas». Nómbralas ante el Señor... ¡Cuántos. En un momento se acerca Jesús a ti. sin decir nada. la montaña... o uno de esos lugares que te chiflan... • Nombra a las personas que te han removido la vida que llevas dentro y que te han ayudado a que lo mejor de ti saliera a la luz.• Qué has creído de verdad en tu vida que se ha cumplido.

te hable con todo el corazón. Yo creo que lo negro que vemos en nuestra vida brota de la falta de confianza en nosotros mismos. Me los decías de una forma que parecía que el cielo estaba cerrado del todo para ti y que el sol ya no brillaba ni brillaría en tu vida. «darte por derrotada desde ya». MATERIALES Texto Carta de Isabel a una prima que no era precisamente como María Querida May: Te escribo esta carta porque sé que puedes entenderme y porque sabes el cariño que te tengo. La mejor manera de hacer imposible algo es «darlo por imposible». porque el cariño además de la cabeza pone el corazón. después de lo que estoy viviendo (¡estar embarazada a mis años!).. Tú sabes que con mucha frecuencia vemos cosas que nos «chocan un poco». te puedo decir que nada es imposible en tu vida y que nada puedes dar por imposible. • Comparte la obra de Dios en ti para edificación del todo el grupo. el mejor momento del itinerario de oración propuesta donde más vibró tu corazón por lo que sea: alegría. Yo creo que sólo no brilla el sol que no queremos que brille. estoy segura de que lo alcanzarás. pero. May. Me vas a permitir que con mis entrañas de embarazada.. todo lo entiende. No tenemos nada de qué presumir... y es verdad ¡o que se quiere. para los que las hacen. • Quizá no entraste en oración.. no son nada chocantes porque el amor todo lo explica. prima querida. Y hay cosas que hay que entenderlas más con el corazón que con la cabeza. acción de gracias. Mira.. «cuando ya nada esperaba». No hay nada que el amor no pueda entender.. te sentiste bloqueada: cuándo... por qué. Cuando se quiere de verdad. III. -145- .. sí mucho que compartir para enseñarnos unos a otros a decir: Padre. Te he dicho en otras ocasiones que hay cosas inexplicables que sólo el cariño las «entiende». Te escuché el otro día cuando me comentabas «todos tus males». miedo..Momento de compartir • Compartimos nuestra experiencia de oración: cómo nos hemos sentido.. todo lo disculpa.

May. de que nos falta damos importancia y creer con fuerza en aquello que intuimos que podría ser. Dichosa tú porque estás llamada a ser fecunda siempre. May. Isabel -146- . nada es imposible. Dichosa tú porque eres un manantial de fertilidad.. te quiero decir que me gustaría poderte cantar: Dichosa tú porque has creído que puedes más de lo que te crees. Y eso es una de las cosas importantes de la novedad: nos saca de lo de siempre. nos cambia planes. Nada nuevo llega sin que se modifique nuestra rutina de vida. Hoy. May.A veces.. pero nos da miedo. Pero para Dios.. Dichosa tú porque crees y confías en el Dios de nuestros padres. pueden cambiar las formas de ser fecunda.. Dichosa tú porque tu fe hace que lo nuevo sea posible en ti y para otros. Y. nos rompe las rutas trilladas. Dichosa tú porque la vida que llevas dentro hace brincar a otras vidas.. me da la impresión. pero tú eres seno fecundo... dichosa tú porque crees que Dios está en ti y tú eres sitio de Dios. nos pone en situaciones que no habíamos vivido antes. Dichosa tú porque crees y confías en ti misma.. Todo lo nuevo cambia mucho nuestra vida. Tengo ganas de vernos y de hablar juntas de estas y otras muchas cosas. Recibe un fuerte abrazo de tu prima que está viviendo cosas que creía que jamás le acontecerían.

El lugar en el que oramos influye en la calidad de nuestra oración.. Acogida de las personas • Saludo cordial a las personas que vengan.. pero cálido. especialmente a las nuevas.. Ambientación • Jesús buscaba «geografía» para orar: se iba a la montaña... Elígelo sabiendo que pasarás allí un momento largo. Cada persona tiene que ser recibida de manera específica. Todo sobrio. PREPARACIÓN Decorar la sala • Lamparitas por el suelo y un icono de la Virgen. Con tu imaginación vete a un lugar familiar. a un lugar retirado.15-20 Todos se admiraban de lo que contaban del niño I.. No se recibe y saluda primeramente al grupo. En la oración todos somos familiares de Dios. La acogida crea ambiente.. un momento a solas. escuchando y escuchándote.. -147- . Un lugar que te estimule a la oración. donde te sientas bien. sino a cada una de las personas del mismo.LUCAS 2.

) Invocación al Espíritu • En esa paz que ahora tienes. el nacimiento en una choza porque no había sitio en la posada y el anuncio a los pastores. deja caer estas palabras: Señor. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Un poco de respiración y de pausa.15-20 Después de que los ángeles se volvieron al cielo. Lectío • Este texto pertenece a la narración del nacimiento de Jesús que san Lucas relata. Entonces contaron lo que los ángeles les habían dicho del niño. Todos los que escucharon a los pastores quedaron maravillados de lo que decían. vuelve tranquilamente a repetir: Enséñame a orar. (Música. No dejes que venga otro pensamiento a tu mente. tal como los ángeles se lo habían anunciado. enséñame a orar. guardaba todos estos acontecimientos y los volvía a meditar en su interior. • Los pastores en la Biblia tienen significados diversos.1). El texto: Lucas 2. Después los pastores regresaron alabando y glorificando a Dios por todo lo que habían visto y oído.. refiriéndose a los «jefes» del pueblo que se apacientan a sí mismos (Ez 34. Y el mismo profeta promete un «buen pastor»: Yo mismo en persona buscaré mis ovejas siguiendo su rastro (Ez 34. Y si viene. Los profetas hablan en contra de los «pastores» de Israel. pues.11). el viaje de José y María de Nazaret a Belén. por su parte. Lo que precede a estos versículos es la promulgación del decreto de empadronamiento mandado por el emperador Augusto. los pastores se dijeron unos a otros: «Vayamos.II. Fueron apresuradamente y hallaron a María y a José con el recién nacido acostado en el pesebre. repítelas gustándolas. hasta Belén y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos ha dado a conocer». deseando lo que pides. Repítelas despacio muchas veces sin pensar en otra cosa.. María. En el -148- .

sino también por miedo a los robos de otros pastores. La experiencia o noticia de Dios que tienen otros es también noticia de Dios para nosotros mismos. Y sí se dice que estaban velando en la noche el ganado.14). José y María aprenden de los pastores.. Meditatio • María. Da la impresión de que María sabe menos que los pastores y tiene que ir aprendiendo quién es este hijo biológico que acaba de nacer. Te dejan la no- -149- .. • Lo importante es que los pastores se convierten en anunciados y en anunciadores. Dios nunca será evidencia totalmente clara. de quiénes aprendes cosas sobre Dios. El texto no nos da a entender ni una cosa ni otra. sino a los pastores de rebaños de ovejas. Dios está siempre envuelto en un manto de misterio que la fe tiene que ir asumiendo y acogiendo. los había sencillos.11. que nos cuentan su «vida y milagros» o su «experiencia» de Dios. • En la vida. conozco a las mías y las mías me conocen (Jn 10.. • Resalta la actitud creyente de María: Lo conservaba y meditaba todo en su corazón (v. por otras personas.. porque tiene que aprender a creer sin señales extraordinarias de lo Alto. Lo que ellos reciben como noticia sobre el niño envuelto en pañales y recostado en un pesebre sirve para causar admiración: Les contaron todo lo que les habían dicho del niño. algunos creyentes «protestan» contra Dios y le piden signos o que hable «más claro».evangelio de san Juan.. Por eso María puede ser modelo de creyente.. 19). Y todos los que lo oyeron se asombraban de lo que contaban los pastores (vv. descubre a Dios en las personas que nos rodean.. Y Dios nos da pistas para «abrir los ojos» de manera indirecta. Hasta puede darse que sea por medio de personas de no muy buena reputación. como María.. el buen pastor da la vida por las ovejas. Sólo los menciona. que nos hablan. Pero. No gozaban de buena fama porque solían traficar con la leche y la lana de ovejas que no eran suyas. Tiene que aprender de lo que le van comentando. Como nos pasa a nosotros. El creyente. 17-18). Mira lo que acontece en tu vida: cómo Dios te es anunciado. ¿Lo vives así? • Nuestra actitud creyente se inspira en la actitud de María: a Dios se le entiende callando y meditando en el corazón. en la vida ordinaria es donde tenemos que abrir los ojos a Dios. no lo tiene ni en el nacimiento ni en la resurrección de su Hijo. Jesús se define como buen pastor: Yo soy el buen pastor. podrás ver qué actitudes o exigencias planteas a Dios. que en la anunciación tuvo un protagonismo relevante. Sí ahora miras tu vida de creyente.. no sólo por miedo al lobo. Aquí no se refiere a los «jefes del pueblo». Nunca se sabe. Los anunciadores se van.. como en toda realidad humana.

Reconstruye bien la escena. u otra densidad de Vida.. que te han interrogado. Tiene algo especial preparado para ti». con todo detalle. en la postura que quieras.. Oratio • Pide perdón en tu oración por ser exigente con Dios. ora y pide que se te concedan esas actitudes de conservar todo lo de Dios y de meditarlo en el corazón. • Con María. O imagina una escena de tu vida en la que hayas tenido un «anuncio» de alguien que hablaba de Jesús.. en tu lugar de observadora de lo que pasa. que te han abierto la ventana de la vida. Estáte así todo el tiempo que sea hasta que notes que Jesús no habla.. los pastores. noticias de «gente buena» que te han asombrado. el ángel. • Da gracias a Dios por las personas que te hablan de Él en la sencillez de su vida.. • Da gracias a Dios por el asombro que te produce saber que hay gente que desde la fe hace cosas increíbles a simple vista. Contemplado • Imagina la escena de la gruta de Belén. para digerirla. • Te quedas muda ante Él. una persona que conoces o no conoces se dirige a ti y te dice: «Jesús cuenta contigo. de la manera que tiene de vivir el Evangelio de Jesús. En un momento determinado. para posicionarte ante ella y tomar decisiones.. sintiéndote mirada por Jesús hasta lo más secreto de tu alma.ticia y sus consecuencias y te quedas tú sólita con la noticia para rumiarla. Todo lo demás se desvanece y estás tú delante de Jesús esperando que te anuncie lo que te tiene preparado. en el rincón que quieras. • Lo de Dios asombra.. para ahondarla. Trae a tu memoria personas. mirando y esperando. contando la experiencia que tienen del Evangelio. pero el corazón sí.. que te abren caminos nuevos aunque no tengas fuerzas para recorrerlos. Despedida Momento de compartir -150- . cosas que te asombran.. que te diga las cosas de manera más clara.. Esto te moviliza. y te hace acercarte a Jesús. Sitúate allí. por intentar hacer de Dios un Dios a tu medida.

etc. paseo. una hoja): Cualquier actividad de tu vida ordinaria es un lugar oportuno para escuchar las maravillas de Dios. estará fotocopiada esta frase (a cada participante se le entrega. Cada una se pega en una hoja en blanco. niños con sus papas. comida en familia. Debajo. te hablará de Dios. -151 - . plancha. diversas escenas de la vida de una mujer o de varones haciendo las tareas ordinarias: cocina.III. aunque sea para negarlo. MATERIALES • Recortar de revistas y de publicidad. cuando menos lo esperes. A tu lado siempre hay alguien que. tareas de fregar. al azar.

. escuchando y escuchándote.. PREPARACIÓN Decorar la sala • Lamparitas por el suelo y un icono de la Virgen. sino a cada una de las personas del mismo. especialmente a las nuevas. En la oración todos somos familiares de Dios. Todo sobrio.. pero cálido. a un lugar retirado... donde te sientas bien. Con tu imaginación vete a un lugar familiar. Elígelo sabiendo que pasarás allí un momento largo. Ambientación • Jesús buscaba «geografía» para orar: se iba a la montaña..13-21 La vida no depende de las riquezas I.. un momento a solas. Un lugar que te estimule a la oración. Cada persona tiene que ser recibida de manera específica. El lugar en el que oramos influye en la calidad de nuestra oración. No se recibe y saluda primeramente al grupo. Acogida de las personas • Saludo cordial a las personas que vengan.T LUCAS 12.. La acogida crea ambiente. -153- .

El texto: Lucas 12. Y añadió: «Tened mucho cuidado con toda clase de avaricia.. cuyos campos dieron una gran cosecha. Les contó una parábola: «Había un hombre rico. Repítelas despacio muchas veces sin pensar en otra cosa. Lectio • Jesús va camino de Jerusalén. El que hoy meditamos y rezamos es una disputa familiar por una herencia. Pero Dios le dijo: "¡Insensato! Esta misma noche vas morir. almacenaré en ellos mis cosechas y mis bienes. uno de entre la gente le dijo: «Maestro. deseando lo que pides..». di a mi hermano que reparta conmigo la herencia». come. Jesús le dijo: «Amigo. bebe y pásalo bien'". Y se dijo: "Ya sé lo que voy a hacer: derribaré mis graneros. que aunque se nade en la abundancia. Así le sucede a quien atesora para sí. la vida no depende de las riquezas».. deja caer estas palabras: Señor.. ¿Para quién va a ser todo lo que has acaparado?". DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Un poco de respiración y de pausa. No dejes que venga otro pensamiento a tu mente. y me diré: 'Ahora ya tienes bienes almacenados para muchos años. descansa. Diversos episodios nos presenta el evangelista que van aconteciendo a su paso por los lugares que atraviesa.13-21 En aquel tiempo. enséñame a orar. vuelve tranquilamente a repetir: Enséñame a orar. en lugar de hacerse rico ante Dios. {Música.) Invocación al Espíritu • En esa paz que ahora tienes. Y si viene. construiré otros más grandes. repítelas gustándolas. algo bastante ha- -154- . ¿quién me ha hecho juez o arbitro entre vosotros?». Entonces empezó a pensar: "¿Qué puedo hacer? Porque no tengo dónde almacenar mi cosecha".II.

• Jesús adorna su pensamiento con una parábola.. Si tuvieras que tirar lo que usas en cada temporada del año nada más una vez. Siéntete llamado a no construirte sobre lo que se queda aquí.. Jesús claramente se declara incompetente en la materia. lo que se dio a los demás.. saca conclusiones de todo lo que tienes y te sobra.. • La vida de la persona no es como un almacén donde se guarda para consumir en un tiempo que vendrá...... ¿cuánto tirarías? Pregúntate si las cosas «te tienen» o «tienes» tú a las cosas. Eso es lo que el mismo Jesús nos demostró. ha «infectado» a muchos corazones y los ha «ocupado». -155- ...bitual en las familias.. En el Evangelio.... ahora que ya estaba más libre.. o para cuando tengas más tiempo. Pero aprovecha para una reflexión sobre la codicia. Siéntete llamado a no amontonar... en las cosas que no son caducas.. sino a repartir. de tener un poco más cada día. al final. El virus de la avaricia. Siéntete llamado a tener el corazón «en otro lado». sino de «reparto de amor».. no almacenando... en su corazón.. Meditatio • Esta parábola de Jesús es «muy sabia». ahora «es otra historia» y no la que habíamos presupuesto... Eso tendrás: lo que hayas dado... El corazón no es lugar de acumulación de egoísmos. espacio en el corazón.. quizá.. Sólo será tuyo para siempre lo que has dado a otros.. pues no es ni juez ni arbitro en esos temas.. La vida no sigue las leyes de los polígonos industriales donde hay grandes almacenes. Eso es ser rico para Dios. pero las tienes «por si acaso» y te ocupan espacio físico y.... Después... Es lo único que te llevarás. guardas para cuando estés jubilado. que es la mejor manera de entender que tienen los sencillos: almacenas. • El principio de Jesús es claro: la vida no depende de las riquezas.. Es lo único que no te pueden quitar... en los hermanos.. las riquezas no son todo en la vida ni salvan la vida de lo fundamental: la muerte. de manera que Dios no tiene lugar casi. La vida se llena dando (vaciándose).. de que me toque la mejor parte de la herencia. se tiene sobre todo lo que no se tiene.. ahora que podían dedicarse más el uno al otro.». • Jesús sentencia: La vida no depende de las riquezas... • Podías hacer un breve examen de las cosas que usas una vez al año o ni siquiera. Con frecuencia decimos: «Ahora que ya lo tenían todo... Ahora se acabó todo... y un día descubres que los planes que te habías hecho no son los que se cumplen.. El almacén de la persona está dentro de ella misma. dicho de otra manera.

Y ahora... para repartir lo que «consideras muy tuyo».... es el presente.. Las claves de la felicidad humana están en tener algo que hacer. uno de esos litigios familiares que a lo mejor vives.... te ata manos.. es darte y dar...... reticente para dar y darte.. • Sorpréndete «infectado» por el virus de la codicia. • Nombra ante el Señor a personas que sabes que están preocupadas sólo por tener y almacenar. o que lo pasan mal porque se comparan con otras que tienen más. Tú te quejas de que te toca a ti mucho y tu marido (o tus hermanos o quien sea) se lava las manos. te dice: ¿Para qué me quieres meter a mí en vuestros líos? ¿Cómo te quedas? Ya ves. Preséntate «tenida» por cosas o por personas. Mira cómo te escucha: su cara.... sus ojos. • Da gracias por los ejemplos de personas que viven sin preocuparse de nada. Con ella son alimentados los creyentes: tú. y pídele que te ayude a liberarte de esas ataduras... Ahite ha llegado esta Palabra de Dios. o por el tener. Presenta ese problema a Jesús despacio. de tus hijos porque no te ayudan.. La ocasión importante es hoy.. todo lo dan y se dan... muchos.. sus gestos.. o por el apego a pequeñas cosas que las haces muy grandes.• Es bastante corriente que la gente muera dejando un montón de cosas sin estrenar o sin casi usar porque las dejaba para «una ocasión importante». Vas a Jesús a quejarte de tu marido. algo que esperar y alguien a quien amar. Jesús no res- -156- . por aparentar... mirada y sentimientos. yo. lo que «te va». del tener. • Imagina la escena. Tú vas a Jesús con un problema de herencia o parecido.. sorpréndete acumulador de cosas. Por eso es absurdo hacer del ganar la fuente principal de la felicidad. Intenta reaccionar con las palabras del Señor: La vida no depende de los bienes.. Vete.. nosotros.. Contemplatio • Estás en ese lugar que tú sueles elegir para sentirte bien y poder pasar unos momentos de quietud. • Observa si lo que tienes. Eres consciente de ese lugar. del amigo que te ha defraudado porque se están riendo de ti. Oratio • Preséntate ante el Señor atada y llevada por la avaricia.... lo saboreas. cuando has acabado.. de tu mujer.. de tu suegra.. corazón.

sino para iluminar cómo vivir tus relaciones personales y sociales..ponde a tus preguntas. La avaricia.. Te quedas más desconcertada. Jesús no está para resolver «esos» problemas tuyos. Despedida Momento de compartir -157- .. con la abundancia.... Y pensando o meditando estas palabras en el corazón.. la abundancia nos estropea la vida...... Escucha lo siguiente que añade: Tened cuidado con la avaricia.

ponerla acogedora: primero para vernos y después para posicionarnos como orantes.. no pasa nada.18-21 Como un grano de mostaza I. • Encendemos una vela... pero que no encontramos y no se nos muestra. no pasa nada. Sigue buscando.. Acogida de las penónos • Saludo cordial especialmente a las personas que vengan nuevas. -159- . si no nos encuentra ella.. Por probarlo una vez. sino lo que dejamos que Dios nos diga... Breve explicación de lo que hacemos.LUCAS 13. Ambientación • Lo importante en este grupo no es lo que nos decimos. PREPARACIÓN Decorar la sala • Darle el aire que queramos.. signo de esa presencia divina que buscamos. Lo mejor es sumergirse y si no es esto lo que buscas.

DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación de la oración • Un poco de relajación. de que nos enseñe a rezar.) Invocación al Espíritu Personal • Le manifestamos nuestra necesidad de él. — Donde dos o tres estén reunidos en tu nombre. Diremos. Si los damos por sabidos... — Enséñanos a orar. despacio y como «comida que Dios nos ofrece en este momento». Comunitaria — Ven. Lectio • En estos versículos de Lucas nos espera hoy Dios.. como dicen muchos: «Eso ya lo he oído. Y añadió: «¿A qué compararé el reino de Dios? Se parece a la levadura que una mujer toma y mete en tres medidas de harina. no nos dirán nada.. hasta que todo fermenta».. Espíritu de Jesús. crece.18-21 En aquel tiempo. siempre hay algo nuevo que no sabemos. {Música. de que nos caliente el corazón.II. Y en lo de Dios. Lo primero que vamos a hacer es leerlos bien y no darlos por sabidos. decía Jesús: «¿A qué se parece el reino de Dios? ¿A qué lo compararé? Se parece a un grano de mostaza que un hombre toma y siembra en su huerto. El texto: Lucas 13. se hace un arbusto y los pájaros anidan en sus ramas». Eso ya lo sabía yo». algo que Dios tiene reservado para nosotros simplemente si lo leemos bien hoy. en su Palabra. -160- ....

• Comenzamos por la primera palabra del texto: les decía. No hay destinatario preciso. Habla a todos. En el capítulo 13, al que pertenecen estos versículos, Jesús habla «a unos» (v. 1), «a una mujer tullida» (v. 12), «a la gente» (v. 14). A continuación de estos destinatarios, viene el genérico: les decía. Se sobreentiende la gente. Lo que hoy tenemos para rezar no es para un grupo escogido determinado. Es para todos, es decir, nos atañe. • ¿Qué les dice Jesús? ¿Qué quiere comunicarles, cuál es el tema que a Jesús le interesa proponer? Les quiere hablar de reino o reinado de Dios y de forma que lo entiendan. Les quiere hablar de las cosas de Dios, del estilo de vivir que le gusta y de las normas de vida que a Dios le encantan. Lo primero de todo es que no lo define. No dice es esto, es aquello... Lo compara. Como si lo de Dios fuera «indecible», «informulable»... pero hay aproximaciones para podernos hacer una idea de cómo es Dios... — El Reino de Dios, lo de Dios, es como un grano de mostaza. Grano pequeño que se siembra. Lo de Dios es pequeño, comienza pequeño y se siembra en un huerto. Lo de Dios es algo pequeño que lleva vida dentro. Lo de Dios es para sembrar, para germinar, para dar fruto, no para almacenar. Hay granos para almacenar. El grano de lo de Dios es para sembrar. No tenemos «algo de Dios» para que no germine. Lo de Dios es para crecer y para cobijar a aves y a todo lo creado por Él. — El Reino de Dios es como la levadura que toma una mujer y la mezcla con la masa. La masa es mucho más que la levadura. La levadura es pequeña o es poco. Pero es para remover la masa, lo mucho. Lo de Dios es para mezclarse con la masa, con lo que no es Dios y hacer que Dios esté presente donde no estaba y donde no estaba haya cambio, y haya sabor... Lo de Dios es para hacer «remover» lo que no tiene fuerza y la necesita de fuera. Lo de Dios lleva siempre vida y fuerza, de tal forma que hace que algo nuevo nazca, que algo se remueva, que lo que no tenía vida, la tenga... Lo de Dios tiene aliento de Dios y ese aliento, como en la creación, porta vida. • Nos aproximamos a lo de Dios y tenemos que cambiar de idea: no ir a la catedral, ni a no sé qué obra que funciona bien y es grande... Lo de Dios es de inicio pequeño, casi ni se ve, pero se siente por los efectos de vida..., por la masa removida...

Meditatio
• Leemos la Palabra para aplicarla a nuestra vida, para meditarla. ¿Cómo ilumina mi vida este texto? Tú puedes hacer tu camino desde lo que has leído y escuchado. Si no ves camino, aquí tienes unas pistas:

-161 -

— Siéntete interpelada por Dios, en medio de tus quehaceres, por esta preocupación suya de querer hablarte del Reino, cuando a lo mejor ni se te ha ocurrido pensar en «el tema». — Sin darte cuenta, a lo mejor tú eres tierra o masa donde ha caído una semilla de reino y ahí quiere nacer y ahí quiere remover tu «masa», tu «vida». ¿Descubres alguna semilla de «lo de Dios» que en estos días haya caído en tu tierra? ¿La acoges o la rechazas para que no germine? Tómate tiempo, que las cosas pequeñas no se ven a simple vista. Hay que poner atención... Y a lo mejor ni te das cuenta de que tienes semilla de reino dentro de ti, que está ya germinando o esperando la germinación... — ¿Y si tú estás llamada ahora mismo a ser semilla o levadura? Quizá en tu familia, en tu grupo, en... eres semilla de Dios... — Somos invitados a analizarnos a la vez como semilla para que otros den frutos y como tierra donde Dios siembra semillas... — Imagínate que Dios siembra en ti una semilla de Reino, la semilla, lo que más deseas... y crece, y crece, y se hace inmenso... Mira cómo cuidas la semilla para que crezca, de qué la proteges, cómo te las ingenias... — Trae a tu imaginación alguna realidad que tú creas que ha cambiado porque tú eres allí levadura... y estás haciendo que algo cambie... ¿Cómo te sientes levadura? ¿Cómo percibes que las cosas cambian? Quizá tienes que decir más de una vez: «No me lo explico».

Oratio
• La meditación te lleva de la mano enseguida a una oración: — De petición: como tierra dispuesta a acoger la semilla que Dios quiera depositar en tí; como tierra rebelde, reseca que se resiste a acoger la semilla de Dios en ti depositada...; como levadura que siente las dificultades de que la masa fermente... — De acción de gracias: por lo que Dios ha hecho en ti y por ti... — De alabanza: de lo que ves que Dios hace a tu lado y que florece quizá donde menos lo esperabas... — De intimidad: de todo lo tuyo con Dios, de tus peleas... • Siente en lo más adentro de tu corazón la necesidad de reconocer tu pobreza y la fuerza misma de la semilla; reconoce lo que ha germinado en ti sin darte cuenta y un día dijiste: «¡Mira lo que hay en el huerto de mi corazón...!». Y ahí lo vas cultivando, por ejemplo, el estar esta tarde aquí... • Date cuenta de todo lo que necesitas a Dios para ser seguidora de Jesús... -162-

Contempicitio
• Date un respiro para callar y contemplar, para no hablar ni contigo ni con Dios. Sólo ver y callar... y contemplar... Te puede valer elegir alguna de las imágenes que te han servido hasta este momento de la oración. Imagínate que eres semilla o levadura en un determinado sitio y que Dios te mira como semilla o como levadura. Sólo contempla y calla. O imagínate a Dios como jardinero poniendo una semilla en tu vida para que algo nuevo crezca en ti... Deja que el corazón actúe, que los sentimientos afloren, que las palabras calladas lleguen. Contémplate mirada por Dios. Vive tu vida contemplado por Dios y ayudado por Dios para que quieras lo que él quiere de ti.

Comparte lo que Dios ha obrado en ti
• Compartimos nuestra experiencia de oración: cómo nos hemos sentido, el mejor momento de la oración propuesta, donde más vibró tu corazón por lo que sea: alegría, miedo, acción de gracias... • Quizá no entraste en oración, te sentiste bloqueado: cuándo, por qué... • Comparte la obra de Dios en ti para edificación del todo el grupo. No tenemos nada de qué presumir; sí mucho que compartir para enseñarnos unos a otros a decir: Padre.

III. MATERIALES Gesto
• Entrega de una «carta» a cada persona con un semilla dentro y este texto:

Eres tierra de semillas de Reino. Eres semilla de Reino en tierra y en masa sin Dios.

-163-

LUCAS 14,12-14
No invites a los que pueden invitarte

I. PREPARACIÓN Decorar la sala
• Cuidar la decoración de la capilla, sobre todo el cirio, el agua, las flores y un icono del Resucitado.

Acogida de las personas
• Es posible que haya alguna incorporación. Las personas nuevas son las que cuentan y a las que hay que dar acogida.

Ambientación
• Dedicar unos momentos a explicar cómo solemos hacer la oración, las posturas en la misma y la importancia de la oración. Todo sencillo, pensando especialmente en las personas de nueva incorporación.

-165-

El texto: Lucas 14. porque no pueden pagarte. y con este texto rezamos. porque corresponderán invitándote y quedarás pagado. — Ven. «salir en la foto».. Cuando des un banquete. ni a tus hermanos. Nosotros hoy decimos «salir en la foto». ni a los vecinos ricos. te pagarán cuando resuciten los justos». que no puedo orar si tú no me enseñas. en ayuda de mi debilidad y de mi no saber rezar. Señor.II. invita a pobres. A lo me-lóó- .3). hacerse amigos... Forma parte de un capítulo de recopilación de enseñanzas de Jesús. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Relajación • Un poco de respiración y de pausa. «situarse para trepar». Reconozco. lisiados. cojos y ciegos. Señor.. (Música. Son los comportamientos de los que les gusta aparentar.. no invites a tus amigos. dichoso tú.12-14 En aquel tiempo decía Jesús a uno de los principales fariseos que le había invitado: «Cuando des una comida o una cena.) Invocación al Espíritu Personal • Invitación a que cada persona invoque la presencia del Espíritu según la advertencia de Pablo: «Nadie puede decir ¡Señor Jesús! si no es movido por el Espíritu Santo» (1 Cor 12. ni a tus parientes. etc.. • La propuesta de Jesús parte de un hecho que no está aquí narrado: Jesús está invitado a un banquete y observa que la agente «se busca un buen sitio». Comunitaria — Enséñanos a orar. figurar. Lectio • Este es el evangélico que hoy los cristianos tenemos como «alimento».

gente buena que da mucho más de lo que recibe.. Para trabajar hace falta contrato. es un buen aliado para medrar a base de sentirse. hay cosas que tienen que estar en contrato. «Cuando me toque a mí tengo que superar lo que esta familia ha hecho». yo les voy a sorprender con. La vida cristiana no está pendiente de lo que me devuelven. que lo que les pagan. sino porque ama sin más.. de paga. pero dan y se dan.. arrimarse a ios que tienen poder. la de la «competición». y lo importante es que veas su casa. quién es más original. que pueden. aquellos que no pueden devolverte la invitación... • Lo que propone Jesús es no invitar a los que tienen capacidad de corresponder con otra invitación. quizá. Dios mide los corazones. sin esperar más. ni competir: los pobres. dicen. Sólo hace falta hacerlo.... nada. el poder. Hay mucho que se hace «sin paga». sabe por qué hacemos las cosas.. para invitar. Jesús corta por lo sano y propone una novedad: invitar a los que no te pueden invitar ni devolver nada. Sí... no hace falta nada. Para darse. de medir quién es más bueno. La vida cristiana no es una vida de competición.. -167- . Así la invitación es como una competición o mercado para ver quién es más. • Después de esta observación. lo que tienen. esas personas son las que ni hacen ni dejan hacer. Tú y yo sabemos la rivalidad social que a veces se crea entre la gente..».jor. La vida cristiana es vida de dar. • Jesús entra en otra lógica que no es la de «mercado». lo nuevo o extraordinario es lo que hoy tenemos como «palabra de Dios».. compartir lo que se tiene con quien no tiene. Jesús se dirige al que ha organizado la comida y da otra visión de las cosas «totalmente inusual». pero les gusta aparentar. todo. Es cierto que la vida está llena de muchos detalles de generosidad a fondo perdido: madres que no miden lo que dan y saben que. lo que nadie ve. no reciban nada. Y eso hace que uno se diga por dentro: «Pues cuando invite yo voy a hacer. • Jesús rompe la lógica del «doy para que me devuelvas». Meditatio • Esta novedad de Jesús nos cuestiona nuestra manera habitual de funcionar. Dios no nos da porque le damos.. hay educadores. quién hace más. para regalarse al otro. pero hay muchas cosas que superan los contratos de horas. «Ellos hicieron tal cosa. muchas veces... Te invitan. aquellos en los que nadie pone los ojos. que lee lo que no leen los ordenadores.. y se esfuerzan por quedar bien (que muchas veces es superarte a ti si les invitaste antes). quién hace las cosas mejor. Dios. esclavos o «la voz de su amo». Vamos por la vida midiendo: «Ya he invitado yo dos veces y ellos. que lo que está en contrato. sin estar atento a que te devuelvan.. los lisiados.». Él sí que lleva buena cuenta de la riqueza y bondad y de la entrega de nuestro corazón. así que no vuelvo a invitar». sino de una acogida desinteresada.

.168- . y tienes que llevar un «detalle» que no sea un «sobre con dinero». • Cuando Jesús propone invitar a los que no pueden corresponder nos está lanzando a vivir en generosidad. qué haces por nada.. Cada vez que obras así eres feliz.. Medir es esperar recuperar lo que hoy das... qué esperas de los demás. ante los que invitas... las huevos.. tu manera de situarte en la vida ante el dar o el darte. • Nombra ante el Señor la letanía de excusas que te das para no salir de ti mismo y no echar una mano a quien la necesita. Invitar a los que no pueden devolver nada es ir y darte a los que no te agradecerán nunca lo que haces por ellos. si simplemente. Oratio • Pide al Señor que te dé fuerza para aprender esta lección de la generosidad... Y dicen bien: es el «trabajo de un cristiano» darse a los demás... muy invisibles. sin analizar si eso que haces redundará después en algún beneficio personal. sabes que Dios lo ve todo.. tu manera de situarte ante los que te invitan. bendito.» o. dentro. Quizá no tienes ropa. «mi» tiempo. En definitiva. Sólo la Palabra de Dios es penetrante y nos hace ver maneras internas de funcionar que nadie ve. sin medir todo. tienes. Contemplado • Imagínate que alguien te dice que estás invitado.. si te dejas llevar por responder a la necesidad del que está delante sin más......... bienaventurado. La cena es importante.. Hay cosas muy hondas. que vas de acompañante a una fiesta. ¿Qué haces por los demás. muy «normales» a los ojos del mundo que nos alejan del estilo del Evangelio.. Tienes aquí una oportunidad para analizar y confrontar tus comportamientos... Tú.• Hoy Dios interpela tu vida con esta palabra. Quizá nadie les enseñó a agradecer o quizá digan de lo que haces que «es su trabajo». tus invitaciones.. Medir es comportamiento «de mercado».? Son algunas preguntas que te podrías plantear delante de Dios en tu silencio. Dios te llama dichoso. muy clavadas dentro. a dar sin esperar. no de «amor generoso». • Da gracias por lo que das (nómbralo) sin pedir nada a cambio. Hoy todo tiene precio: las patatas... • Escucha de Dios la palabra dichoso.. gratis. a una cena de gala.. el tiempo. sabes. • Nombra cosas que te es posible dar y que no te decides a darlas. sin mirar más.. feliz el que hace algo a alguien por nada.. con ganas de demostrar «lo mucho que eres... Hoy se te llama la atención sobre tu forma de ir por la vida: con competitividad.. tienes que salir a comprar algo para no hacer el ridículo o sacas lo que ya tienes y crees .

MATERIALES Una carta Querida: Eres mi querida de verdad. Ahora. Eso te salva un poco del apuro. de palabras que no dicen nada. En tus manos queda el seguir o no seguir aceptando la invitación.169- .. Hoy te he puesto un «gusanillo» en el corazón y lo has escuchado. ¡Algo nuevo puede nacer hoy! ¡¡Yo quiero!! ¿Tú quieres? Te seguiré invitando. Lo compras. de alguien importante para ti que te ha metido en este lío. Qué te dice en silencio. para acercarme a ti.... el regalo. Ahí te paras. palabras que no nos dicen ni dejan ver lo que hay dentro del corazón. Te quiero de verdad. el salón. Quizá comiences a entender algo..que puede quedar bien o no te importa quedar bien. Su mirada trae novedad a tu vida. sino ir sencillamente bien.. Piensas en él. digan lo que digan los demás.. No pierdas de vista esa mirada del Señor Jesús que lo dice todo: cómo te mira. o no. y vas acompañada de un amigo que te sirve de apoyo. Déjate mirar por Jesús.... lo envuelves «para regalo».. Te mira. los invitados y.. . cómo mira tu regalo. ¿hubieras traído otra cosa? Recrea tú la imagen. está el que te ha invitado. al fondo. ¿Qué sientes con el regalo que elegiste? Si hubieras sabido que era para el Señor Jesús. Te acercas con tu «regalo».. Imagina la escena de entrar. le miras. No conoces muy bien al que ha invitado.. Ya está todo listo. para acercarte a mí.... ¡Dichosa tú! Yo me valgo casi siempre de otros para llegar a ti.. y descubres que es el Señor Jesús. Congela ahí la escena y deja que el corazón funcione. Momento de compartir III. Hoy te he invitado a través de otra persona y has aceptado la invitación. Yo sé que estás harta de superficialidad. Hoy podemos iniciar una manera de hablarnos más íntima y personal.. Crees que vas a quedar bien si llevas. Ahora vas con la sorpresa a esa cena de gala. No vengas jamás «por compromiso». Le miras y te mira en el momento en que le entregas tu ofrenda.. Pero vas.

. o quedes bien conmigo. Cuando menos lo esperes. Mi invitación no es para que me invites a mí. Es la manera de que avances... Ven por sentirte invitada. medir. nada cae en la nada. Déjame que yo te ponga metas. Te invito para comer. No te las pongas tú. siempre. ... de que no se te llene el corazón de insatisfacción. te hace ser a ti más de lo que puedes ser. dices: «A mí me gusta quedar bien con todos». nada. Todo queda guardado en mi corazón.. No te la guardes.. Orar. siempre.. Te quiero decir una cosa: no intentes quedar bien conmigo. Tu riqueza no es para ti. Nada que hagas en mi nombre. No necesito nada. Tengo hijos e hijas que sí necesitan algo tuyo.. leer el Evangelio y vivirlo. No entiendo ese vocabulario que usas de vez en cuando. te lo haces a ti misma.. para lanzarte más allá de lo que a ti se te ocurre o te apetece. es esperar siempre. No midas. Ten paciencia. Lo que crees que me haces a mí. Quiero que sepas que conmigo «no tienes que quedar bien».. El «oficio de Dios». como el oficio de los padres y madres. Como te gusta a ti ver que tus hijos crecen y logran ser lo que ellos se proponen o lo que tú les ayudas a ver.. Me entenderás un poco más si te miras a ti misma como madre.. Un abrazo fuerte: Jesús. Y te lo pagaré cuando llegues al cuarto de estar donde estoy yo esperándote. Y eso es lo que me gusta: que seas todo lo que puedes ser. ver tu adentro es cosa mía. siempre.. nada de lo que te despojes y des a otro en mi nombre. Da.... Ven para responder a mi susurro.. por ejemplo. Yo te espero siempre. pasará lo que ni te imaginas.. No te preocupes. soy Dios Padre. No me canso de esperarte. comulgar. Juzgar. No es eso. para alimentarte. no lo olvides. Yo. Puedes ir más allá de donde hoy estás. así me gusta a mí verte crecer.Ven sencillamente por sentirte invitada. No vengas pensando que esto te hace bien. llamada. convocada por mí. siempre.

con motivos de naturaleza de otoño. indicar que no se quiten ropa. Ambientación • Dedicar unos momentos a que la gente se sitúe cómodamente. agua. No se recibe y saluda al grupo. Todo sobrio. especialmente a las nuevas.gli LUCAS 21. si se usan los motivos otoñales.1-4 Cuando lo poco es mucho I. Cada persona tiene que ser recibida de manera específica.¡iv^rl O T*. Tomar expresiones escuchadas a ellas mimas para que se sientan «tomadas por la palabra». Acogida de las personas • Saludo cordial a las personas que vengan. No colocar flores ni plantas. -171 - . Icono. La acogida crea ambiente. velas. La relajación hace después sentir frío si no hay muy buena calefacción. sino a cada una de las personas del mismo. PREPARACIÓN Decorar la sala • Tiempo de otoño: decoración con hojas secas.

El texto es breve. Reconozco.. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Relajación • Un poco de respiración y de pausa. que no puedo orar si tú no me enseñas.) Invocación al Espíritu Personal • Invitación a que cada persona invoque la presencia del Espíritu según la advertencia de Pablo: «Nadie puede decir ¡Señor Jesús! si no es movido por el Espíritu Santo» (1 Cor 12. en ayuda de mi debilidad y de mi no saber rezar.II. pero sí se pueden suponer. al Jueves Santo. Lectio • El pasaje que hoy nos sirve de texto orante sitúa a Jesús en Jerusalén.172- . — Ven. El texto: Lucas 21.. Esto le sirve para contraponer: ricos/anciana pobre. que pasa necesidad. • Jesús observa cómo se hacen las limosnas en el templo de Jerusalén.3). Son. las últimas enseñanzas de Jesús. en el tiempo que va del Domingo de Ramos. Señor. vio también una viuda pobre que echaba dos reales. . (Música. porque todos los demás han echado de lo que les sobra. Señor. vio unos ricos que echaban donativos en el cepillo del templo. pero ella. ha echado todo lo que tenía para vivir».. La «foto» en la que se fija Jesús es una anciana viuda depositando su limosna.. con la entrada triunfal.1-4 En aquel tiempo. No se nos describen escenas con detalle. pues. alzando Jesús los ojos. Comunitaria — Enséñanos a orar. y dijo: «Sabed que esa pobre viuda ha echado más que nadie.

además. Cuando.Vale poco ANCIANA POBRE: . Entonces se emprende un seguimiento de Jesús y seguirle se pone por encima de todo. Todo lo demás es prescindible.Poco . una pobre se convierte..18-29). • Se entiende mejor si lo unimos con lo que pocos días después Jesús haría: entregar la vida. Jesús reacciona para liberar a la persona. Meditatio • La riqueza. Todo lo demás es nada comparado con el Reino o las cosas de Dios. • No se trata de ser pobre. no hemos dado gran cosa. Contra la pobreza. no cambie o siga con el mismo ritmo de vida. tomó el pan y dijo: «Esto es mi cuerpo que se entrega por vosotros». Hay regalos. «El único incentivo que algunos entienden es el dinero». Es un signo del Reino: valorar poco las cosas porque se ha encontrado un tesoro.1-9). sino en la parte de sí mismo que va en lo que se da. Tenemos mil expresiones diarias que indican la importancia del dinero.Vale mucho • La razón de la valía de la limosna para Dios no está en la cantidad. Mientras comía. es un tema sensible en nuestro mundo y en cada persona. la vida de Dios. nuestra vida no esté afectada. el Reino de Dios. El hacerse pobre es otra cosa: es un don de Dios. «Luchamos y nos movemos por el dinero». sino de hacerse pobre. aun dando mucho.. Eso es lo que Dios mira. lo queramos o no. las cosas de Dios. de su comida. ofrendas que no valen porque son «sobras» o son para «vanagloriarse».. La lógica que inaugura Jesús es una lógica de empobrecimiento personal. tampoco llegan muy arriba.. el hombre rico (Le 18. Mientras las donaciones o limosnas no nos afecten. Nos envía a otras personas que también nos propone Lucas cuando habla Jesús de la pobreza: contra la codicia (Le 12. Hacerse pobre no es un deporte. Zaqueo (Le 19.13-34). El verdadero dar «afecta a la propia vida». no sólo de donaciones. entrega parte de su existencia. en referencia de hacerse pobre: da todo lo que tenía. «El dinero abre todas las puertas». La primera cosa que hay que decir es que nadie da su justo valor al dinero si no es «tocado» por -173- . «Poderoso caballero es don dinero». limosnas. • En el texto. • La lógica que inaugura Jesús es una lógica de donarse. de su vida.RICOS: . «Sin dinero no se va a ningún sitio». es una escucha a la llamada que Dios pone en el corazón.Mucho . el dinero. Lo poco de la viuda es mucho porque es lo que tenía para vivir.

. porque te agrada que te vean. quedarte sin nada.. Yo ahora no puedo darte. que ya sabes que es algo más que dar limosna. todo lo que no sea mantenernos en ese nivel quizá nos cuesta. No se trata de preguntarnos si damos. privación de cosas. etc. La medida y la regulación de este comportamiento escapan de toda sugerencia que venga del exterior. del encuentro con Dios... -174- . pide luz al Señor para que te ilumine el sentido de entregarte... poseer.. Analiza las justificaciones que nos damos. entregar para ser yo más íntima y dependiente de Dios. que la dejaba sin algo necesario. las cosas queridas (desde una joya a una cuenta en el banco o un mueble que nos gusta mucho) es sólo posible desde el susurro de Dios en nuestro interior. del discernimiento de lo que tengo que dar. pues. las riquezas.. • Si tienes fuerza.. Sé clara. o no lo entendemos. • ¿Qué sientes que Dios te está pidiendo desde hace tiempo o en estos momentos como entrega de tu vida? • También puedes meditar lo que son tus limosnas: ¿algo que te sobra?. Nuestra meditación entra.... Valorar o no el dinero. Observa las cosas que tienes guardadas..la luz de Dios.. de gasto. cuánto damos y cuánto tenemos que dar para quedar tranquilos. Eso es otra cosa.. se trata de darlo que tenía para vivir. • Reza: Yo ahora estaría dispuesta a darte. Desprenderse de algo. o nos vemos obligados a justificarlo como lo más normal del mundo... Oratio • Presenta al Señor tus miedos.. de desprenderse de lo propio para entregarlo en el Templo.. esas que están llenas de recuerdos y a las que das mucho valor.. • El relato de hoy no es un modelo de ayuda al necesitado. en otra dimensión. Pasamos a otro nivel: el nivel de la oración. porque hay que «tener clase»... qué aportamos como ayuda a los necesitados. menor calidad en los alimentos o en el vestido. Es Dios el que nos susurra la entrega de nosotros mismos en el adentro de nuestra relación con él.. Te puedes entretener en meditar esto. dar algo querido es imposible si no tenemos fuerza que nos viene de Dios. y su valor evangélico...).? • Cuando nos hemos acostumbrado a un nivel social de consumo. si los tienes... Es una manera de decir: Mi vivir depende de Dios.. quedarse sin algo. La limosna de la pobre viuda está en perspectiva de entrega de algo que necesitaba para vivir. No disimules lo que tu corazón siente. ¿en qué se nota que has hecho limosna: abstinencia de algo. en materia de tener. no de lo que yo tengo. Yo ahora tengo miedo de que me pidas. Observa tu corazón: cómo «funciona» ante las «cosas buenas y de valor» (porque te gustan.. La Palabra de Dios de este evangelio es mucho más que ayudar. o cuando nos hemos instalado en un nivel de relaciones.

Llamas a la puerta. Analiza qué vas a dar... Vete dándote cuenta de los sentimientos que pasan por ti al hacerlo. o eso que llevas «por compromiso social más que por convicción personal».. Vete despacio. escoge algo en lo que tienes puesto el corazón... Repasa. con sus ojos mirándote.. que has pensado..... con tus cosas en las manos. mejor es no dar nada..... algo que realmente te deja empobrecida.. Despedida Momento de compartir III.. Siempre queda por ahí algo a lo que nos agarramos.. MATERIALES Gesto ¡Bah! ¡Para dar esto. A lo mejor te surge dentro un «si hubiera sabido que era para ti». Elige conscientemente. con sus manos recogiendo tus cosas. Entras y te encuentras con Jesús.... Ahora encamínate sola o acompañada a llevarlo a algún sitio o institución....? Quédate ahí. Te quedas ahí. ¿Para quién crees que es lo que das cuanto entregas lo que tenías para vivir.Contemplario • Imagínate que has tenido una gracia de Dios y te decides a desprenderte de aquello que más te gusta... no cojas nada que no usas o que no te hace falta. .. Quédate sin nada material a lo que agarrarte. Después vuelves a casa y recoges aquello que te quedó o que te «quedaste con ello». y te quedas sin palabras.. contemplado...! ¿No será esta la frase que dice Dios de ti cuando das lo que das? .. Envuélvelo. A lo mejor son varias cosas... que con más cariño guardas.. que más pobre te deja ante los ojos de los demás. Te abren desde dentro.. O a venderlo para dar el importe. sólo con los ojos......

II. PREPARACIÓN Decorar la sala • Cuidar todos los detalles que puedan ayudar a nuestros sentidos para hacer bien la oración. Ayudar a vivir el aquí y ahora del momento de oración.LUCAS 21. -177- . el tiempo litúrgico en que estamos. Acogida de las personas • Es bueno estar esperando a los otros y no hacer esperar. la necesidad de alguien. Ambientacion • Comentar algún detalle escuchado en la acogida.5-11 Estad atentos: vigilad I. La ambientacion es como una continuación de la acogida que prepara a la oración. Ruptura con lo que hemos hecho durante el día y con lo que aún nos espera. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación de la oración • Relajación.

donde acontecen varios episodios.. El texto: Lucas 21. tanto en el más inmediato como en el más remoto. en diversos lugares. es decir. porque es preciso que eso suceda antes. Lo que Jesús dice tiene como punto de partida lo que ve u oye.. después de unos momentos de silencio personal. dijo: «Vendrá un día en el que eso que veis quedará totalmente destruido. Entonces le preguntaron: «Maestro. el discurso sobre lo que pasará en el futuro. Habrá grandes terremotos y. no quedará piedra sobre piedra.». Y cuando oigáis hablar de guerras y de revueltas.Invocación al Espíritu • Puede hacerse de manera personal con un momento de silencio o de forma comunitaria. pero el fin no vendrá inmediatamente». apariciones terroríficas y grandes portentos en el cielo». para que no os engañen. Lucas sitúa a Jesús en el templo. Sus piedras eran una -178- .. no os asustéis. Él contestó: «Estad atentos.. Jesús oye ensalzar la belleza del templo. Porque muchos vendrán usurpando mi nombre y diciendo: "Yo soy. ha llegado la hora". lugar sagrado para los judíos. como el de la ofrenda de la viuda y el discurso escatológico... ¿cuándo será eso? ¿Cuál será la señal de que esas cosas están a punto de suceder?». — Ven Espíritu de Jesús. Les dijo además: «Se levantará nación contra nación y reino contra reino. Lectio • El momento inicial de nuestra oración es comprender el texto que nos sirve para orar. Sin comprensión honda no hay elementos para una oración específica. No vayáis detrás de ellos. al final del mundo. El gran peligro en la comprensión de un pasaje evangélico es decirnos: «Eso ya me lo sé».5-11 En aquel tiempo. — Cuando dos o tres están reunidos en tu nombre. • Después de la entrada triunfal en Jerusalén. pestes. — Enséñanos a orar. hambres. al oír a algunos que hablaban sobre la belleza de las piedras y exvotos que adornaban el templo. En este caso.

el templo fue destruido hasta el día de hoy. No perder la vida. Aprender a discernir las corrientes de pensamiento es importante porque son caducas. nada. Nada humano es eterno. la mentira. por otra «estar preparados para cuando suceda». no se dice quiénes son. Un mecanismo de arrasar lo que no es nuestro edificio es la calumnia. Así está hecha la historia. Y Jesús se atreve a profetizar que no quedará piedra sobre piedra. Permanecer en la confesión de la fe es lo que os salvará. • La reacción de los que le oyen. La consistencia del templo es relativa. Lo que unas manos edifican otras lo destrozan. Analiza un momento el funcionamiento de la competencia en la publicidad: lo que yo anuncio es lo mejor. las catástrofes se han sucedido siempre. Destruir lo que nos precede y no es nuestro es. Aquí interviene el mensaje de Jesús: No os dejéis engañar. señal de poder. es lógica: ¿Cuándo ocurrirá esto? Por una parte. Quizá tú tienes experiencias que te han llevado a exclamar: «¿Por qué le haría yo caso? ¿Cómo me habré dejado engañar tan fácilmente?». hay una normal curiosidad. No vayáis tras ellos. El final de todo no llega enseguida. Los falsos mesías predicarán el miedo. aunque da pistas. Las guerras. Meditatio • Nuestra historia y geografía están llenas de grandes monumentos artísticos que unos hombres construyeron y otros destruyeron. • Jesús tiene en cuenta esta realidad. -179- . presentarse como «nuevos salvadores». Las personas tenemos poder de destrucción. • Unos años después. Todo nos habla de la inconsistencia de lo consistente hecho por manos humanas. Pero el final no llega enseguida. para muchos. lo que te dará felicidad. muchos se Uamaván a s'\ mismos mesías. a «hacer lo que sea». la amenaza de catástrofes. • El Maestro está diciendo a los suyos que hay una manera de confundir y engañar a los sencillos que es el miedo. El Maestro. se desmarca de una respuesta precisa. Meter el miedo en el cuerpo es un viejo truco para esclavizar y dominar al otro. aunque parezcan muy consistentes. muchos se harán pasar por mí. como el templo y su belleza eran caducos. usurpar el título de mesías al único Mesías. y llama la atención ante el engaño: Muchos se presentarán en mi nombre. Por eso la advertencia: No os dejéis engañar. El miedo es lo que menos libres nos hace. lo que te quitará problemas es mi producto. no vivir un momento catastrófico lleva a mucha gente a «dar lo que sea». como le llaman. pero va más allá: va a las razones por las que se arrasa lo que otros levantaron. Es doloroso y tú puedes traer a tu memoria monumentos que fueron y hoy son ruinas. como lo mío.verdadera joya.

.. Las miradas están dirigidas hacia el objeto contemplado.. creyendo contra toda esperanza.. apoderarse de nuestra vida íntima «metiéndonos el miedo en el cuerpo»... con voz sosegada. • Pide fuerza para permanecer en la verdad. Vas enumerando detalles de admiración. El «temor de Dios» viene del amor que me lleva a querer tanto. que es el Templo verdadero que el Padre ha reconstruido.. de entrada. Dísela.. te dejan perplejo.• Una segunda pista de meditación nos viene por el recurso empleado por los «mesías de turno» de apelar al miedo.. resucitándolo de la muerte.. dice: Vendrá un día y no quedará piedra sobre piedra. el Salvador. Eso que te hace exclamar: «¡Cómo habrán podido construir esto con la falta de medios que tenían antes!». El «temor de Dios» es una virtud. no de miedo... Piensa un poco en tu relación con Dios.. Jesús.. Jesús.... Jesús no es un «buscador de Internet» que nos da las soluciones. sospechosa.. Estad atentos para -180- .? Se la dices....... Saber permanecer en pie.. casi triste.... Jesús casi nunca responde en directo a la pregunta que le formulas. ¿Qué dices? ¿Cómo te «sientan» estas palabras de Jesús? ¿Qué pregunta te brota enseguida. El mensaje de Jesús es libertad. es lo que nos dará el «final feliz». A cada una de tus sorpresas y admiraciones.. Y mira por dónde te sale Él. en el miedo y no en el amor... Siéntete contemplando con Jesús algo grandioso construido por los hombres. • Presenta al Señor tu fragilidad. para confiar sólo en él. no de temor. Jesús también mira. con sus preguntas. Todo son admiraciones. que temo no saber amar o «equivocarme» en algún momento. un final de encuentro con Dios en su casa... de amor.. a veces... tu tendencia a buscar lo seguro que a veces te puede llevar a seguir a mesías baratos y caducos... Estás con Jesús y estáis contemplando el templo de Jerusalén. Habíale de tantos signos como pasan a tu lado de guerras. o estás contemplando una obra de arte que te admira. de destrucción que te abaten y... El temor de Dios nada tiene que ver con el miedo.... Una salvación que se centra en el miedo a lo que nos pueda pasar ya parece. un palacio que lleva en pie siglos.. Jesús sale a su aire. por el amor o por el miedo? Oratio • Dile a Jesús tus miedos al futuro.. ¿por qué te mueves.. predica un mensaje de liberación. Contemplado • Imagina la escena. • Nombra ante Jesús a las personas que conoces que viven en el temor.

. Se van a presentar muchos ante vosotros diciéndoos cosas y haciéndose pasar por mesías.. No te servirá para nada. que hablan mucho y no son nada. De algunos decimos que son «unos bocazas».........que no os engañen. La advertencia de Jesús no está tan fuera de sitio.. Tú te has encontrado con gente que habla mucho... Jesús te hace la pregunta: ¿qué tienes tú de apariencia y de qué apariencias te alimentas? Todo eso se vendrá abajo. contempla. Os van a intentar engañar.. Van a pasar muchas cosas delante de vosotros.. Despedida Momento de compartir -181 - .. No digas nada.. Quédate en silencio.. Vais a ver caer muchas «torres» que parecían construidas sobre roca.

JUAN .

43-54 Tu hijo esfá curado I. La acogida hace que en la oración no seamos islas. además del icono. tantas como personas haya en la oración. Acogida de las personas • La acogida crea ambiente. dedicar un momento a explicar cómo solemos hacer la oración. Sólo hay luz de lamparitas y de velas. Repetir la importancia de las posturas y de estar abrigados. Atención a las posibles personas nuevas. Ambientación • Aprovechar acontecimientos del tiempo litúrgico y del día para situarnos en el aquí y ahora de unos orantes históricos. Si hubiera personas nuevas. PREPARACIÓN Decorar la sala • Tiempo de Cuaresma: poner lamparitas por el suelo. -185- . sino grupo de orantes.H H B P V ^ V HÜHS^- JUAN 4. En la oración todos somos familiares de Dios.

. Había un funcionario real que tenía un hijo enfermo en Cafamaún.. porque habían visto todo lo que había hecho en Jerusalén durante la fiesta.43-54 En aquel tiempo. nos supera. Reconocemos con sencillez que necesitamos la ayuda del Espíritu de Jesús.3). que no puedo orar si tú no me enseñas. La advertencia de Pablo es clara: «Nadie puede decir ¡Señor Jesús! si no es movido por el Espíritu Santo» (1 Cor 12. • Pedir a María. rezamos: ven. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Un poco de respiración guiada y de pausa. fue a verle. (Música. Jesús a Cana de Galilea.. orar.. El texto: Juan 4. Cuando llegó a Galilea.) Invocación al Espíritu Personal • Lo que vamos a hacer. que nos ayude a entrar en el misterio de su Hijo. Es Él quien nos puede enseñar a orar y quien nos puede abrir al misterio de Jesús y del Padre. pues. • Desde la realidad de nuestro día de hoy. -186- . Señor. pues también ellos habían ido a la fiesta. Jesús mismo había hecho esta afirmación: «Un profeta no es estimado en su propia patria». Oyendo que Jesús había llegado de Judea a Galilea.II. en ayuda de mi debilidad y de mi no saber rezar. {Repetir varias veces esta expresión. los galileos lo recibieron bien. y le pedía que bajase a curar a su hijo que estaba muriéndose. salió Jesús de Samaría para Galilea. — Reconozco. donde había convertido el agua en vino. Comunitaria — Enséñanos a orar. Señor.) — Donde dos o tres están reunidos en mi nombre. allí estoy yo. la mujer del silencio contemplativo. Volvió.

porque temía que los fariseos se metieran con Él. que precede a este pasaje. de más cruces de ideologías. donde se encuentra el lago de Galilea o de Genesaret. Iba ya bajando.) • El texto nos presenta a Jesús saliendo de Judea. la cuarta semana. (Para la geografía de los lugares que salen en el texto. Jesús le contesta: «Anda. sobre todo en Cafarnaún. creer en alguien: «Creo en ti y creo que tú puedes lo que yo no puedo». camino de Galilea. n. en Cana de Galilea. Se trata de un escenario geográfico lleno de significado: en este territorio los evangelistas sitúan a Jesús mucho tiempo. tu hijo está curado». Por eso les dice: Si no veis señales y prodigios. «No lo veo claro». Yo creo que todos tenemos experiencia de decir: «¡No me lo puedo creer!». es obligado a pasar por la región de Samaría (que nos suena por la parábola del samaritano. Este segundo signo lo hizo Jesús al llegar de Judea a Galilea. Galilea es la región norte de Palestina. Lectío • El pasaje bíblico de hoy está enmarcado en el tiempo de Cuaresma. póster Catequistas. cuando sus criados vinieron a su encuentro diciéndole que su hijo estaba curado. Es la región donde Jesús comenzó sus signos. Lleva este funcionario en el corazón una espina y una esperanza: la enfermedad de su hijo y la esperanza de sanación. no creéis. o Jesús se muestra frío. De Judea a Galilea. • El encuentro con Jesús es frío. baja antes de que se muera mi niño». Jesús a Cana de Galilea. al mismo tiempo. Llega. Y le contestaron: «Hoy a la una lo dejó la fiebre. Ver algo y creérnoslo están muy relacionados. es la región más pagana. no por creer en Él. Sale huyendo. por la expresión: Porque los judíos no se tratan con los samaritanos). El funcionario insiste: «Señor. y allí se va. llamada «semana de ver» o semana de «abrir los ojos de la fe».Jesús le dijo: «Como no veáis signos y prodigios. sólo por la fama. «¡Si no lo veo no lo creo. pues. que era ya más seguido que Juan Bautista (v. Él les preguntó a qué hora había empezado la mejoría. El hombre creyó en la palabra de Jesús y se puso en camino. dichosos los que crean sin ver. Y creyó él con toda su familia. será bueno llevar el mapa de Palestina. Jesús toma distancias de aquellos que acuden a Él como milagrero. 14.» El padre cayó en la cuenta de que esa era la hora cuando Jesús le había dicho: «Tu hijo está curado». 1). Jesús recibe al funcionario con una no disimulada resistencia o frialdad. Esperar en alguien es. que nos suena a lo que le dirá a Tomás: Crees porque has visto. -187- . En Cafarnaún hay un funcionario real y se entera de que Jesús está en Cana de Galilea. me parecería imposible!». no creéis». Acude a Jesús con esperanza. por el encuentro con la samaritana. la región donde Jesús se despide de sus discípulos y sube al cielo.

. palpa la fuerza de creer en Jesús. Cómo. No vamos a quien no conocemos. Jesús puede hacerse/ labor... Va porque tiene una necesidad que le llega al alma (su hijo se muere).. por si te sirven: — Ir a Jesús. desconfían de Él y dicen: ¿No es este el hijo del carpintero? (Mt 13. Bien contraria es la actitud del funcionario de Cafarnaún. Ésta es la gran cuestión: creer es fiarse. curiosidad. Le bastó la palabra. Sólo los instalados en lo suyo no se mueven para cambiar.3). no como titiritero o como mago. de ponerte en la piel del funcionario: ¿Quién te habla de Jesús para acudir a él? ¿Qué tienes hoy como necesidad? ¿Qué te moviliza para ir donde sea con tal de que te dé garantías? Sólo los instalados no van a ningún sitio.. es activa. — A Jesús se va con fe. reconoce abiertamente que de este Hombre puede venir salvación.. Por aquí tienes una pista de interiorización. cuándo y por qué acudes a Jesús son preguntas que nacen de este pasaje bíblico. Vamos hacia alguien del que nos han comentado que es un médico muy bueno. de todas formas. confianza. Cree que la palabra de Jesús tiene poder. No añade ni quita nada. a la vez. Me 6.. No necesita ver para creer. Les basta lo que tienen. Medita tío • Si ya tienes en tu corazón alguna luz para aplicarte esta palabra a tu vida. visto desde la narración del funcionario real. -188- . los habitantes de Nazaret. Creer es dar a Dios la posibilidad de ser Dios-con-nosotros..55. opera vida y salvación. Se puede estar junto a alguien sin creer en él o de manera rutinaria. segundo. No pudo hacer allí signos porque no tenían fe en Él. está en lo que sigue: Saya antes de que muera. aunque protesten. Le basta escuchar y creer lo escuchado.. tiene dos polos: lanecesidad que siente y lo que ha oído hablar de Jesús. Nos cercioramos para no ir «a cualquiera». su obra. que antes de ser realizada ya ha sido soñada. El tercer paso es que cuando comprueba la curación del hijo. Muchas culpas que echamos a Dios tendríamos que retomarlas y ver hasta dónde llega nuestra fe. Y se lo creyó el funcionario. sigúela. le expone su necesidad y. Primero.• Lo central. Ésa es la fe. su salvación (= Jesús significa Salvador) si nos aproximamos a Él como Salvador. Exigimos garantías. Se queda con la sola palabra de Jesús. Te propongo algunas pistas. le dice el funcionario. • Los paisanos de Jesús. que tu hijo vive. desplazamiento o búsqueda de Jesús. que nos las dan los que conocen.. cree en su palabra. En el funcionario pagano hay. esperanza. • Podemos ver un proceso en este hombre: va a Jesús porque ha oído hablar de Él y algo le atrae. El resultado es que a su fe se suma su familia y una nueva manera de relacionarse con Jesús se inicia. Jesús le responde: Vete.

tu casa o una escena que creas en tu imaginación con un encuentro físico con Jesús. actual o imaginario). En vez de «hijo» pon lo que tú quieras.. porque crees que la fe es saber cosas. o de poca fe. sino una aceptación de la Palabra de Dios pronunciada en su Hijo.. Llegas allí. • Di a Jesús tus dificultades para creer o dale gracias por la fe que hay en ti y que te supera. porque Dios te ha decepcionado. tu hijo vive. No hablar de Dios a los nuestros es cerrarles el camino hacia Jesús. tus íntimos deseos secretos.. que nos encandilen y nos pongan en pista hacia Dios. porque te has llevado muchos desengaños. por Él. — Creer no es un gran discurso sobre Dios. Es importante que recrees con detalle la escena. cree y obedece. Imagínate el escenario del encuentro: una iglesia...— Necesitamos «anunciadores» que nos cuenten cosas y que nos narren las acciones de Dios. Creer es fuente de vida. porque no te fías ni de ti misma.. o de fe muy amañada. Creer crea una nueva manera de existir: la que el funcionario nos ofrece: oye. porque notas que Alguien te la da.. no de libro. a tu aire. • Confiesa tu dificultad para creer de verdad: porque lo quieres todo clarito. • Quizá esta meditación te ayude a revisar tu fe a la luz de la fe de este funcionario.. aunque no tengas la fe del funcionario. Expones -189- .. Creer es movilizarse para acudir a Jesús y para alejarse de él creyendo que pone la mano en nuestra necesidad para salvarnos. • Pídele (o dale gracias) que te ponga en contacto con personas que te hablen de Jesús de manera enamorada y enamorante.. Oratio • Preséntate ante Jesús tal como te sientes ahora: persona de fe. Jesús te está esperando.... Te acercas. No contar las maravillas y las «buenas nuevas» de Jesús es dejar a otros sin la posibilidad de acercarse a Jesús y.. • Métete en la piel del funcionario y escucha: Vete.. Contemplatio • Imagínate en un momento de necesidad de tu vida (pasado. al Padre que lo envió. porque eres muy insegura y te cuesta confiar. Te decides a acudir a Jesús después de dar muchas vueltas en la cabeza. • Atrévete a nombrar tus necesidades.

Ahite quedas.. No te des explicaciones.. MATERIALES Se entrega a los participantes una hoja que contiene el dibujo de unas gafas negras y la frase: Cuando queremos ver claro todo lo de Jesús y hasta leer bien la letra pequeña. No hablas. Sólo sientes.. más que viendo. Se cree oyendo. estás. Momento de compartir III. posiblemente no veamos nada.. Y el final será feliz. Y notas que Jesús no te hace mucho caso. no de la cabeza.. Ahí congelas la escena.. No dices nada..lo que te «duele en el alma».. Deja que todo vaya surgiendo del fondo del corazón... escuchas lo que va surgiendo en ti. -190- .

En la oración todos somos familiares de Dios.5-16 ¿Quieres quedar sano? I.JUAN 5. Atención a las posibles personas nuevas. (Música. PREPARACIÓN Decorar la sala • Tiempo de Cuaresma. La acogida hace que en la oración no seamos islas. de las noticias del día para situarnos en el aquí y ahora de unos orantes históricos. Decoración sobria.1-3.) -191 - . Acogida de las personas • La acogida crea ambiente. Importancia de la Palabra en el centro de la capilla o sala donde se hace la oración. sino grupo de orantes. Ambientación • Aprovechar acontecimientos del tiempo litúrgico. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Un poco de respiración guiada y de relajación. II.

. tomó su camilla y echó a andar. Es Él quien nos puede enseñar a orar y quien nos puede abrir al misterio de Jesús y del Padre. Hay en Jerusalén. para cuando llego yo. El texto: Juan 5..) — Donde dos o tres están reunidos en mi nombre. cojos.5-16 En aquel tiempo. y no se puede llevar la camilla». que nos ayude a entrar en el misterio de su Hijo. nos supera. Ésta tiene cinco soportales. Reconocemos con sencillez que necesitamos la ayuda del Espíritu de Jesús. allí estoy yo. orar. Señor.1-3. • Pedir a María. -192- . paralíticos. que no puedo orar si tú no me enseñas. una piscina que llaman en hebreo Betesda. le dice: «¿Quieres quedar sano?». Él les contestó: «El que me ha curado es quien me ha dicho: Toma tu camilla y echa a andar». ciegos.. — Ven. la mujer del silencio contemplativo. Jesús. se celebraba una fiesta de los judíos. Señor. (Repetir varias veces esta expresión.. toma tu camilla y echa a andar». en ayuda de mi debilidad y de mi no saber rezar.Invocación al Espíritu Personal • Lo que vamos a hacer. • Desde la realidad de nuestro día de hoy. — Reconozco. y allí estaban echados muchos enfermos. Aquel día era sábado. Jesús le dice: «Levántate. y sabiendo que ya llevaba mucho tiempo.3). no tengo a nadie que me meta en la piscina. y los judíos dijeron al hombre que había quedado sano: «Hoy es sábado. y Jesús subió a Jerusalén. otro se me adelantado». junto a la puerta de las ovejas. El enfermo le contestó: «Señor. Y al momento el hombre quedó sano. rezamos. La advertencia de Pablo es clara: «Nadie puede decir ¡Señor Jesús! si no es movido por el Espíritu Santo» (1 Cor 12. Estaba también allí un hombre que llevaba treinta y ocho años enfermo. al verlo echado. Comunitaria — Enséñanos a orar.

sino ¿quieres curarte? Y la respuesta no es lacónica. toma tu camilla y marcha. En definitiva. has quedado sano. Lectío • Juan acaba de narrar el encuentro de Jesús con la samaritana. sino la descripción de su realidad de soledad: No tengo a nadie. Con él entabla conversación. No hay días prohibidos para hacer el bien a otro. sino en la ley: Hoy es sábado y no puedes llevar la camilla. Más tarde lo encuentra Jesús en el templo y le dice: «Mira.» Se marchó aquel hombre y dijo a los judíos que era Jesús quien lo había sanado. en una fiesta religiosa a la que acude gran número de judíos y no se nos dice qué fiesta es. también el día de reposo. Hay situaciones y enfermedades que son incurables sin la ayuda de otro. Jesús justifica lo que acaba de acontecer porque su Padre trabaja. Pero el que había quedado sano no sabía quién era. En este relato no se especifica si eran los sacerdotes del templo o quiénes. se está respondiendo: Quiero. no peques más. cojos y lisiados. No se puede curar porque no tiene a nadie. aprovechando el barullo de aquel sitio. Él se siente con derecho para obrar la salvación en todo momento. En ese momento es cuando Jesús actúa: Me tienes a mí. • Jesús se fija en un enfermo del que se dice la cantidad de tiempo (treinta y ocho años) que llevaba esperando. -193- . Es un detalle de acercamiento a los más pobres en espera y en soledad: no tengo a nadie. Poco importa. Allí acontece la escena que acabamos de escuchar. Levántate. pero no puedo. rompe esquemas y entra en conflicto con el pensamiento dominante religioso. Por esto los judíos acosaban a Jesús. Si su Padre está dispuesto siempre. La pregunta inicial no es qué te pasa. • Los judíos que ven al enfermo transportando la camilla no se fijan en la salud recobrada por el que llevaba tanto tiempo enfermo. Aquí está la diferencia entre el actuar de Dios y el actuar de los judíos. actuando como Salvador.Ellos le preguntaron: «¿Quién es el que te ha dicho que tomes la camilla y eches a andar?». Pero es cierto que Jesús. se había alejado. Jesús se encuentra ahora en Jerusalén. porque Jesús. porque hacía tales cosas en sábado. Visita el lugar del dolor donde están los enfermos ciegos. a trabajar por los privados de salud. no sea que te ocurra algo peor.

Sin querer algo de todo corazón es difícil alcanzarlo. • Es muy interesante la pregunta de Jesús: ¿Quieres curarte? Hay personas que no quieren curarse de su manera de ser. egoísmo. ¿De qué quieres curarte? ¿Qué necesitas curar en ti? Estas preguntas son básicas. les hace sufrir y se lamentan de ella constantemente. En tu experiencia. algunos se molestan. son las que a Jesús le dieron pie para poder curar al enfermo de tantos años de postración. y si cambiamos. etc. y frases parecidas. Sentir nuestra enfermedad es el primer paso para poder curarla.. Y hay enfermedades que si las llevamos solos. que. inmadureces. las recaídas pueden llegar. Hay males que los llevamos al hombro quizá toda la vida y no somos capaces de curarlos: egoísmos.. Pero no sólo necesitamos a semejantes nuestros. Sin intimidad con el Señor Jesús. Nuestras fuerzas son frágiles. ganas de juzgar a todos o de poseerlos.. el aislamiento son causa de que las enfermedades nos duren y se apoderen de nosotros. decisiones equivocadas de las que no acabamos de arrepentimos y asumirlas. etc. ¿para qué cambias? ¿Te has vuelto un santurrón? ¡Si eso ya no se lleva!». para que no nos pase algo peor.... Hay enfermedades que necesitan la presencia de otro para que nos demos cuenta de que las tenemos y podamos superarlas. espirituales. la visita de Jesús para llevar nuestras carencias físicas.. que se aguante». nos hacen «la foto» de nuestro genio. pesan más. a tu experiencia de cercanía con Dios. Tú lo sabes bien. Sí alguna vez lo soltamos.. La gente se acostumbra a que somos de una determinada manera. Nos quieren ver siempre con nuestro fardo a cuestas. sin estar muy cerca de Él.. seguro que tienes casos parecidos al que nos narra san Juan. Son posibles los miedos.. La soledad. sin ayuda de otros. superficialidad. «al que le moleste como soy. para no volver a las andadas...Meditatio • Una primera apropiación del texto de san Juan es la de mirar las «enfermedades» que padecemos y desde cuándo las sufrimos. por otra parte. envidias. podemos encontrarnos con personas que nos digan: «Tú eres tonto. Piensan que viéndolos así alguien se compadecerá de ellos. «me gusta como soy».. No tienen solución.. -194- . son expresiones que se escuchan con alguna frecuencia. también necesitamos la presencia. Necesitamos estar en conexión y en comunicación continua con quien nos puso en marcha. la vuelta a lo de antes. • Quedar curado trae consecuencias. Echa un vistazo a tu vida. «Yo no tengo nada que cambiar en mí». los retrocesos.

Nos trae cuenta. de lo que te digan. psíquicos.. Momento de compartir -195- . • Jesús aparece y se fija en ti. • Pide fuerza para vivir curado a pesar de lo que diga la gente. tus propias contradicciones... • Responde a Jesús con una oración que te salga del fondo del alma ante la pregunta. Detente ahí. • Imagina que respondes que sí..... Los años que llevas con ellas. en tus ganas de ser curado. ¿Quieres quedar sana? ¡Ojo a la respuesta! Hay cosas de las que no queremos quedar curados.... o de seguir en la situación. espirituales. provocación de compasión. ni tú puedes. Contemplado • Imaginar la escena: tumbada imitando al enfermo. precisamente en ti. que estás dispuesta a coger tu camilla y salir con ella sin que te importe lo que la gente dice....... aparentemente sencilla: ¿Quieres curarte? Dile tus miedos de curarte.. pensamos. Pon nombre a los que se pueden reír de ti y decirte algo. Sobre todo en la situación de tu alma.... un empujón para comenzar a caminar. una mano de ayuda. Ni otros pueden. luchando. Sentirte enferma: tus enfermedades corporales y del alma.Oratío • Pide a Jesús que visite tu «lugar de postración». preocupaciones. Pon nombre a tus respuestas.. el lugar donde te toca vivir con tus achaques físicos.. • Imagina el encuentro con Jesús y que te dice: Estás sano. seguir enfermos: excusas. de los cambios que eso suponga... Pon nombre a la camilla que tienes que llevar como consecuencia de recuperar tu salud.. Pon nombre a lo que te pueden preguntar.... No vuelvas a pecar.. Las recaídas son peores. • Nombra a personas que necesitan una palabra de ánimo.. Ahí sigues con tu «enfermedad».. Nadie te las ha quitado.. que quieres ser curada. De algunas de tus «dolencias» seguro que ya has dicho: «Imposible cambiar».

Ambientación • Siempre es bueno una palabra del momento. Vas a intentar estar también aquí con tu espíritu. Rezamos y somos convocados por el Espíritu en un momento histórico concreto. II.17-30 Lo mío es hacer la voluntad de mi Padre I. acoger a las personas de manera individual. PREPARACIÓN Decorar la sala • Cuidar los detalles que favorezcan la oración. con tu mente. Un estilo de decoración educa al grupo en una forma de oración. del pueblo o del mundo. con todos los sentidos.1 JUAN 5. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Estás aquí con tu cuerpo. Acogida de las personas • Antes de orar. lo que acontece en la historia de la ciudad. Te propongo «hacerte un escenario» para el -197- . el tiempo litúrgico.

Puede ser el escenario habitual que usas en tu oración o un escenario particular. Elígelo sabiendo que pasarás allí un momento largo. igual que el Padre levanta a los muertos dándoles vida. a un lugar retirado. habla. El texto: Juan 5. cualquier cosa que éste haga. pero es un elemento fundamental. concéntrate en la respiración. El lugar no es lo más importante. porque el padre quiere al hijo y le enseña todo lo que él hace. Así. Dios.encuentro de intimidad. Respira. Más aún. sigue trabajando y yo también trabajo». tú me has llamado. Sitúate en la postura que quieras.17-30 Jesús les replicó: «Mi Padre. tiene que vérselo hacer al padre. haciéndose él mismo igual a Dios. en sentir tu cuerpo en paz. para vuestro asombro. Así. de hecho ni siquiera el Padre sentencia contra na. Reaccionó Jesús diciéndoles: «Pues sí. y retira o coloca los objetos que quieres tener hoy contigo. en vista de esto... Reza: — Dios. comienza aceptando que Dios es el interlocutor importante de este momento del día y es Él quien quiere entretenerse y hablar contigo.. Jesús buscaba geografía para orar: se iba a la montaña. Comunitaria • Repetimos. los dirigentes judíos trataban de matarlo. Invocación al Espíritu Personal • En esa paz que ahora disfrutas con todo tu cuerpo y en todo tu cuerpo. también el Hijo da vida a los que quiere. Se tú y sé dueño del lugar.198- . — Enséñanos a orar.. de oración con Dios. para el día de hoy. Haz lo mismo. también el hijo la hace igual. hasta el presente..... que te quiero escuchar. Imagínate a tu gusto ese escenario donde crees que podrás sentirte bien.. Y le enseñará obras mayores que éstas. Capta todos los detalles. sino también llamaba a Dios su propio Padre. ya que no sólo suprimía el descanso de precepto. os lo aseguro: Un hijo no puede hacer nada de por sí..

y así da fe al que me envió. porque no persigo un designio mío. además. todo lo demás es lo de menos. sino que la sentencia la ha delegado toda en el Hijo para que todos honren al Hijo como lo honran a él. Negarse a honrar al Hijo significa negarse a honrar al Padre que lo envió.die. en que los muertos van a oír la voz del Hijo de Dios. porque su Padre está todo el tiempo «manos a la obra» de extensión del Reino. ya ha pasado de la muerte a la vida. para comparecer y recibir sentencia. en un ejercicio de amor infinito. Jesús es perseguido por las curaciones que hace en sábado. Jesús no tiene más norma que la voluntad de Dios. Sí. La muestra de este obrar de Dios es este signo de salvación con un enfermo de treinta y ocho años de sujeción a una camilla. No os asombre esto. o. continuar su obra de salvación y de creación. 16). doy sentencia según lo que aprendo. no las normas inflexibles humanas. para comparecer y tener vida. mejor dicho. posee vida definitiva y no está sujeto a juicio. sino seguir la voluntad de Dios. Los fariseos ven al recién curado y se escandalizan porque el día de sábado no se puede hacer eso. Jesús le cura y le envía a casa. Acaba de curar a un enfermo que llevaba treinta y ocho años esperando que alguien lo empujara a la piscina y todavía no ha logrado entrar en ella. porque es hombre. Por eso las iras de los judíos van contra Jesús. Sí. Hacer las obras de Dios en sábado no es romper la ley. Porque lo mismo que el Padre dispone de la vida. os aseguro que se acerca la hora. Yo no puedo hacer nada de por mí. y saldrán los que predicaron el bien. Lectio • La narración evangélica proclamada es la respuesta que Jesús da a los judíos que le achacan que ha curado a un enfermo en día de sábado y éste camina con la camilla en la que estaba postrado. y esa sentencia es justa. os aseguro que quien escuche mi mensaje. no importa. porque se acerca la hora en que van a oír su voz los que están en el sepulcro. así también ha concedido al Hijo disponer de la vida y. Ante su Padre. y los que la escuchen tendrán vida. sino el designio del que me envió». • Jesús justifica por qué obra así: porque es Hijo de Dios. los que obraron con bajeza. Los judíos perseguían a Jesús por hacer tales cosas en sábado (v. -199- . El curado dice que cumple las órdenes que le ha dado el que le curó. le ha dado autoridad para pronunciar sentencia. pues «trabaja» llevando la camilla a cuestas. ha llegado.

poner vida donde hay muerte. Nos encontramos con fracasos porque «las cosas no marchan». se responde sólo desde lo que dicte la intimidad con el Padre. • Oír a Dios es apostar por la vida. a lo que llevamos entre manos. • El Hijo da vida a los que ama. una salida. pero es muy caduco. Amar a Jesús comienza por el anuncio de que somos amados por Jesús. sino lo escuchado y aprendido de su Padre. tarea de Dios rezada y puesta en signos.. está bien. La consistencia vital no son los caprichos. Amar a Jesús nos da vida... Meditatio • El Hijo no hace nada por su cuenta. sino unas obras palpables. es salvación. Hay total unidad y acuerdo entre lo que el Hijo hace y lo que el Padre quiere. El secreto del hacer de Jesús está en hacerlo que ve que el Padre hace. una visita. Las obras de salvación y de evangelización no son productos de laboratorio. Lo que hace el Hijo es lo que ve hacer al Padre. a la comunidad.. La vida. la alegría interior. Después de eso. Tener en el primer puesto a Dios en nuestra vida es lo único que nos dará la verdadera paz. es ser hijos de Dios. Eso mismo puede ocurrir entre los hombres y el Padre: podemos llegar a total armonía. el saber gozar de todo lo creado. lo que sea salvación para otros. El carné de identidad de Jesús no es un papel escrito. a la pregunta ¿qué tenemos que hacer?. Escuchar a Dios es escuchar la vida que llena de alegría y hace exclamar: ¡Da gusto vivir! La consistencia de Jesús está en que hace la voluntad de su Padre. No hay otro manantial. La relación e intimidad con el Padre es la que le revela lo que tiene que hacer: dar salvación. No es «creatividad» ni «ocurrencia». ni de reuniones de evaluación o programación.. En la vida cristiana. Dios llena a la persona de vida. Y cada uno tendrá la respuesta desde el grado de intimidad que mantenga con el Padre. ni de márquetin. La fuente de la alegría verdadera para el creyente está en Dios. «Estar contentos» porque tenemos en perspectiva un acontecimiento. Sentirse amados de Jesús es sentir vida. sino vida de Dios escuchada en intimidad y puesta en obra. Jesús se pasea por el lugar de los enfermos y allí hace la salvación que su Padre está realizando continuamente. Pero obedecer a Dios trae consecuencias. Nos lleva esto a revisar nuestras «fuentes y manantiales» de alegría. El secreto de la eficacia de las acciones del Reino es muy fácil: -200- . es «algo divino»: plasmación del hacer del Padre. sino la obediencia al Padre. es realidad que se nos da. Jesús se confiesa Hijo porque hace las obras del Padre. dar salud. Escuchar la palabra y cumplirla es pasar de la muerte a la vida.• Lo que hace Jesús no es por cuenta propia. ¿qué? • Nos sorprendemos como comunidad cristiana muchas veces pensando qué hacer para dar vida a la parroquia. sino lo que ve hacer al Padre..

• Dile que te gustaría escuchar la voz del Padre. te rodea con su rostro. párate un momento y mira cómo viniste y cómo vuelves.. Si te distraes.. Es una frase sola....intimidad con el Padre... En la intimidad es donde se ve la acción salvadora y donde se «inspira uno» para realizarla. comienza de nuevo. se pone a tu lado.. Vete despacio. acariciando esa palabra que no quieres que se te escape... que te enseñe el secreto de su escucha del Padre.. Oratío • Acabas de meditar la palabra y de confrontarla con tu vida... No te la dice de inmediato. pero importante. Comienza a hablarle haciendo oración de lo que has reflexionando. habla y calla y calla y calla y mira y espera.. a su corazón y te quiere comunicar algo.. te remira. • Dile que te gustaría estar tan unido al Padre como Él lo estuvo. Date tiempo. si quieres entender estas palabras o si prefieres ir a tu aire. Dios te llama y te espera y hoy te quiere comunicar un secreto íntimo.. ¿Qué sientes que Dios te comunica hoy? Actio • Antes de volver a la realidad que dejaste y que te espera. a lo mejor se acerca... Aquí están juzgados todos nuestros haceres.. Contemplatio • Imagina una postura de contemplación. Imagina que Dios te llama a su despacho. • Dile: Tú siempre miras al Padre. Tú sigues ahí. Antes te mira.. Toma un detalle para que la oración te ayude a rehacer tu vida cristiana de relación con el Padre a través de Jesús. Dile si lo entiendes... Despedida Momento de compartir -201 - . a su casa... no pasa nada.. breve.. Enséñame a mirar y a vivir cara al Padre. a tus cosas. Después... Quizá no tienes tiempo para escucharle o quizá «no tener tiempo» es una bonita excusa para vivir sin escucharle...

4 JUAN 6. (Música. del agua.. de las flores. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Un poco de relajación. PREPARACIÓN Decorar la sala • Presencia del cirio. Acogida de las personas • Atención a las posibles personas nuevas. Todo está coloreado por lo que la Pascua significa. Fiestas próximas y otros acontecimientos recientes. Ambientación • Señalar que es tiempo de Pascua.) .30-35 Yo soy pan de vida I.. II.

El que viene a mí no pasará hambre. en principio. dijo la gente a Jesús: «¿Y qué signo vemos que haces tú. la gente. reveladoras de lo que el Padre y Él son. -204- . y preguntan por signos. no de polémica. habla alguien. ¡oh contradicción!. Pero quizá expresa lo que muchos piensan. En sus preguntas revelan su mentalidad. y el que cree en mí nunca pasará sed». como está escrito: "Les dio a comer pan del cielo"». que se acerca a Jesús y pregunta directamente.Invocación al Espíritu Personal Comunitaria — Ven. Lectio • Hay que situarse en un contexto de discusión de los judíos con Jesús. que pregunta.30-35 En aquel tiempo. porque acaban de ver la multiplicación y «no les sirve». Tendrán sus cosas. Los interlocutores no tienen nombre. para que creamos en ti? ¿Cuál es tu obra? Nuestros padres comieron el maná en el desierto. quieren «otra cosa» (¿más espectacular?) que no se nombra. No vale como signo lo que tienen delante. lo que han visto no les convence del todo o no les parece signo. Porque el pan de Dios es el que baja del cielo y da vida al mundo». Es un diálogo impersonal: Dijo la gente a Jesús. El texto: Juan 6. danos siempre de este pan». sino que es mi Padre el que os da el verdadero pan del cielo. que busca. Jesús da respuestas provocativas y. Espíritu de Jesús. a la vez. multiplicación de panes y peces. Entonces le dijeron: «Señor. acaban de ver y no les parece suficiente. tienen ganas de saber. Bueno. a palpar. aquí peor. pero es gente buscadora (¡lo cual no es poco!). Jesús les contestó: «Yo soy el pan de la vida. Es un diálogo intencionado. se nos está remitiendo a Tomás: Si no veo no creo. — Enséñanos a orar. creer va unido a ver. Jesús les replicó: «Os aseguro que no fue Moisés quien os dio pan del cielo.) Para la gente que pregunta. La pregunta inicial del texto con el que hoy vamos a rezar es: ¿Qué signo haces para que creamos? ¿Cuál es tu signo? (Acaba de darles de comer. construido por el evangelista. Es gente buena. Pero. De alguna manera.

Escucha como dichas a ti estas palabras: Yo soy el pan (tu pan) de la vida. no sé si hoy más que ayer. para ti esta afir-205- . tú te atreves a preguntar. de la experiencia de Jesús que en estos instantes estás disfrutando o atravesando.• Es un evangelio pascual: la resurrección siempre tiene dificultades. — Lo que baja del cielo (de Dios. El problema será reconocer que lo que piden lo tienen al lado. todo depende del momento en que vives. ¿Qué cosas concretas tienes que preguntarle? ¿Qué te cuesta aceptar de Jesús? ¿Qué es lo que exiges y pides a Jesús para creer en Él? Dile abiertamente: ¿Qué signo haces para que yo crea en ti? O dile los signos por los que crees en Él. al maná como signo. • La concreción salta a la vista: «Yo soy pan de vida. Quizá no saben bien lo que piden. resistencias. es bueno..... sino de su Padre. No es fácil creer en la resurrección.» Los signos de Dios no se reconocen fácilmente. Yo soy alimento del Padre para vosotros como el maná lo fue para vuestros padres. • Quienes formulan la pregunta apelan al Antiguo Testamento. Yo soy el pan bajado del cielo». ¿Es verdad en ti. ¡¡Aprended a verme como el signo que pedís!! El maná era signo porque bajó del cielo.. ¡danos siempre de ese pan! La petición es buena. vale lo que se compra. en este grupo. la dificultad. de mi Padre. de su Padre) es pan. bajado del cielo.. es pan. al ver que otros le preguntan.. Moisés no tenía poder para dar de comer a tanta gente ni para enviar el maná. Puedes preguntar o puedes afirmar. por lo palpable es una objeción de mucha gente.. Y reacciona. Es Jesús mismo. Todo lo que baja del cielo es alimento. Dios es un Dios que alimenta. Quizá no se te había ocurrido preguntar nada a Jesús y. La petición de los oyentes es: si lo que baja del cielo es buen alimento. Aquí viene la dureza. Con esta filosofía han funcionado muchos hombres y mujeres de todos los tiempos. Yo soy alimento para vuestra hambre y vuestra sed.. Yo soy signo porque he bajado del cielo. • Escucha lo que Jesús te responde. Pero piden «lo del cielo». «Nosotros creíamos... O queremos imponer a Dios el tipo de signos que nos interesa. Jesús aclara: — El maná no fue obra de Moisés... Con la misma lógica tendrán un signo en Jesús. Meditatio • Imagínate en un grupo. haciendo preguntas a Jesús. Tenemos clavado dentro que es verdad lo que se demuestra y palpa. Es más fácil creer en los resultados del mercado o del laboratorio. • Hasta ahora no se ha dicho nada concreto. Jesús está respondiendo a la pregunta inicial: El signo que pedís soy yo. Vosotros queréis que yo haga signos y lo que tenéis que aprender es que «yo soy el signo de Dios para vosotros»...» «Nosotros esperábamos otro signo. La pregunta por los signos. es alimento..

Contemplatio • Imagínate a la persona o personas que son hoy para ti alimento porque te dan vida.. muy antojos tuyos. con tu imaginación. • Imagínate contemplada por Dios y regalada por Dios con un alimento (Jesús) que ni te lo podías suponer... Atrévete a poner delante de Jesús los «panes» con los que te «distraes» sin llegar a alimentarte.. que seas mi único alimento. cómo se hace realidad en tu vida? ¿Te alimenta Jesús? ¿Te alimentas de Jesús? ¿Qué otros alimentos o personas te alimentan? Enuméralos o los «mercados» donde vas a distraer tu hambre.. alguna. Observa qué pasa en ti: ¿es posible?. Saboréalas. sino muy humanos.mación de Jesús? ¿Cómo es verdad.. Aplícate esta afirmación a tu hambre y a tu sed.. porque comes panes que no son bajados de cielo.. quizá cada vez con más intensidad.... alegría. — Señor... que se borren y que se quede Jesús... — Señor. ¿resistencias?... Atrévete a nombrar y a reconocer el hambre que sientes. — Señor. — Señor... Intenta. — Señor..? Mira a ver si escuchas en tu interior a Jesús que te dice: «Yo soy tu alimento». que sepa ver los signos de tu presencia en.. ¿Se hará Jesús alimento concreto en personas concretas? ¿Qué o a quién tienes atragantado ahora y por eso Jesús no te alimenta? • Jesús afirma: Yo soy el pan de vida.. sustento. Detente y gusta estas frases dichas a ti. que te reciba como el signo de Dios para mí... sobreponer o sustituir a estas personas por Jesús. que sea capaz de discernir los alimentos que no me alimentan...... que te tenga como alimento imprescindible. Quédate contemplando en silencio a estas personas que son tu alimento.... -206- .. que tú eres el pan por el que algunos se pueden alimentar de Jesús.. «Conmigo no pasarás hambre».. ¿hace falta de verdad que se borren las personas de tu imaginación para que Jesús se haga presente. Alégrate de ello. — Señor. El que viene a mino pasará ni hambre ni sed... todas. Oratio • Pide: — Señor.. etc. que te busque a ti como alimento. Atrévete a decir a Jesús que «tú misma eres pan de vida» para alguien.. que no te pida signos. consistencia.

que hemos «comprado» para ti. Lo que te ha ocurrido (= la oración es acontecimiento de Dios en ti) y es don de Dios que puedes derramar sobre otros para que le conozcan y le descubran. Jesús. El que me come no pasará hambre ni sed. MATERIALES Gesto • Entrega de un «panecillo» a cada persona con este texto: Cuando hoy comas este pan.. pídesela a nuestro Alimento Verdadero. -207- . lo cual significa que tienes que dejar «algunos alimentos».. Si no tienes fuerza para dejarlos... Haz presentes todos los «alimentos» que comes y vuelves a sentir hambre. recuerda esta palabra del Señor: Yo soy el pan de vida. III.Comparte lo que Dios ha obrado en ti • Testifica la acción de Dios en ti: los momentos más importantes de esta «tedio divina». Comprométete a alimentarte de Jesús.

11-18 Buen Pastor l. PREPARACIÓN Decorar la sala • Tiempo de Pascua. dedicar un momento a explicar cómo solemos hacer la oración. tantas como personas haya en la oración. porque no se verán. -209- .JUAN 10. • Repetir la importancia de las posturas y de estar abrigados. favorece también la entrada en la oración. Poner lamparitas por el suelo. Ambientación • Aprovechar acontecimientos del momento (Pascua) y del día para situarnos en el aquí y ahora de unos orantes históricos. Saberse acogido humanamente. Sólo hay luz de lamparitas y de las velas del ¡cono. Otros elementos sobran. Acogida de las personas • La acogida crea ambiente. En la oración todos somos familiares de Dios. El animador se procura una linterna o una lamparita que dé más luz para poder leer. Si hubiera personas nuevas.

allí estoy yo... Yo soy el buen Pastor. y el lobo hace estrago y las dispersa. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Relajación • Un poco de respiración guiada y de relajación. — En tu presencia. el asalariado. un solo Pastor.) — Donde dos o tres están reunidos en mi nombre. la mujer del silencio contemplativo. Tengo..11-18 En aquel tiempo. que conozco a las mías y las mías me conocen.. — Reconozco. Por eso me ama el Padre: porque yo entrego mi vida para poder re-210- . abandona las ovejas y huye. y habrá un solo rebaño. dijo Jesús a los fariseos: "Yo soy el buen Pastor. Ante Dios no cabe otra cosa que hacernos pequeños y reconocer nuestro egoísmo. Comunitaria — Enséñanos a orar. (Música. Señor. y es que a un asalariado no le importan las ovejas. además.) Invocación al Espíritu Personal • Ponernos en actitud de humildad. igual que el Padre me conoce y yo conozco al Padre. Señor. El texto: Juan 10. que no puedo orar si tú no me enseñas. y escucharán mi voz. — No soy digno de que entres en mi casa. no nuestra. • Pedir a María. El buen Pastor da la vida por las ovejas. que no es pastor ni dueño de las ovejas. también a ésas las tengo que traer. que nos ayude a entrar en el misterio de su Hijo. yo doy mi vida por las ovejas. Señor. (Repetir varias veces esta expresión. ve venir al lobo. soy pecador.. La figura del pecador de la parábola puede ser un icono en el que mirarnos y una orientación para entrar en la oración reconociendo que todo lo que nos pase es cosa de Dios.II. en ayuda de mi debilidad y de mi no saber rezar. — Ven. otras ovejas que no son de este redil..

o con sus vacadas. yo soy alimento.. el nombre de Dios: Yo soy (cf. con sus rebaños de ovejas y cabras. Muchos evangelios de este tiempo litúrgico pascual nos traen diversas definiciones de Jesús: Yo soy agua. 8. • Y aún. sino que yo la entrego libremente. por boca de Jesús. conocedor de la Escritura. recitados frecuentemente.. Yo mismo apacentaré mis ovejas y yo las llevaré a reposar. Este mandato he redado del Padre». descendiente de David. para ponérselo al frente. su afirmación trasciende el significado inmediato del término: alguien que apacienta el rebaño. además. estas palabras de consolación: Aquí estoy yo: yo mismo cuidaré de mi rebaño y velaré por él. yo soy camino. haré volver a la des carriada.20. cuyo protagonista era Dios como único Pastor de su pueblo. es como si Dios mismo estuviese pastoreando a su pueblo y pronunciase. como los que Dios suscitó en el pasado para conducir a su pueblo (cf. es el mesías-pastor tan deseado por el pueblo. un paso más: según el evangelista Juan.. Núm 27. Hoy Juan nos presenta un texto donde Jesús dice: Yo soy el buen pastor.11 -16a). Los pastores.26. • Pero. es decir. Jesús. oriundos de un país mediterráneo agrícola y ganadero. yo soy vid. a un buen judío. formaban parte esencial del paisaje de Palestina. para sí mismo.57). en tiempos de Jesús. «Yo soy» es la expresión del Antiguo Testamento con la que Yahvé se revela a Moisés. yo soy verdad. 6.23). en boca de Jesús. Tengo poder para quitarla y tengo poder para recuperarla. No es un pastor más. Lectio • La liturgia nos invita a penetrar en el significado de lo que es el Resucitado. curaré a la herida. irremediablemente. Jesús no es sólo eso. Por eso. (Ez 34. mi siervo David: él los apacentará y será su pastor (Ez 34. la palabra «pastor» le evocaba. sino el pastor-mesías definitivo. cuando se encuentra en medio de sus ovejas dispersas. Nadie me la quita. Éx 3.24). textos proféticos y salmos. yo soy pastor. asi velaré yo por mis ovejas. 11).. Como un pastor vela por su rebaño. Jn 4. confortaré a la enferma. Buscaré a la oveja perdida. una connotación mesiánica: Jesús es el cumplimiento definitivo de la promesa de Dios hecha a su pueblo a través del profeta Ezequiel: Yo suscitaré. -211 - . que Jesús se atreve a usar.cuperarla.14. • La imagen del pastor empleada por Jesús para referirse a sí mismo en los evangelios era muy familiar para los judíos de su tiempo. un sólo pastor que los apacentará. yo soy puerta. alguien que cuida de la comunidad de discípulos como líder.24. Mi siervo David reinará sobre ellos.17-18). cuando Jesús dice: Yo soy el buen Pastor (v. y será para todos ellos el único Pastor (Ez 37. entre Jesús y el Padre hay una unión tal. El término pastor tiene. En el evangelio de hoy.

. es decir. Imagínate que eres pastoreada. yo soy..29). la bondad y el amor del Pastor se expresan en que da la vida por sus ovejas. el centro del evangelio. Jesús habla de «otras ovejas» que no pertenecen al redil de Israel. yo soy buena madre. como ovejas que no tienen pastor.34. — Ya sé que no tienes mucha cultura agrícola ni de pastoreo. Jesús podía decir: El que me ha visto a mí ha visto al Padre (Jn 14.8). Yo soy buena cocinera. sino también el Pastor bueno. • Este gesto de dar ¡a vida ocupa. y entra en las coordenadas de las relaciones interpersonales: Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos (Jn 15. La buena noticia se extiende. para las que también llegará a ser Pastor. a qué te lleva ese yo soy buena.36). te propongo algunas pistas: — La primera: busca definiciones tuyas que comiencen por la expresión yo soy. es la prueba viva de que Dios nos ama (Rom 5. pero has leído el texto y has visto películas. Mt 9. yo soy buena esposa. aunque los discípulos estemos llamados a reproducir la imagen del Hijo (Rom 8.18): Yo doy mi vida..17.14. es decir. Tanto Marcos como Mateo nos cuentan que a Jesús se le conmovían las entrañas ante la multitud vejada y abatida. y les enseñaba y les curaba (cf. Sin embargo. como Jesús se lo aplica a sí mismo.. En el evangelio de hoy.. Meditatio • Para la meditación. en la Biblia. en el que te sientes segura. cómo te realizas. Jesús lo dice cuatro veces (vv. el pastor auténtico frente a los falsos pastores (dirigentes religiosos a los que no les interesan en absoluto las personas. • Es sorprendente que Jesús ponga en paralelismo el conocimiento que sus discípulos tienen de Él y el conocimiento que Él tiene del Padre (recordemos que «conocer».. mis ovejas me conocen». por tanto. Todos. muriendo por todos. es entrar en comunión íntima).13). Prohíbete una falsa modestia diciendo que «tú no eres nada».. Esta afirmación trasciende la imagen de la relación entre un pastor responsable y sus ovejas. es decir. descubre y comprende el yo soy buen pastor de Jesús. tienen una profunda comunión conmigo. El buen Pastor.7). judíos y gentiles (de los cuales formamos parte nosotros).. guiada por Je- -212- . 11. ninguno nos atreveríamos a decir. no sólo a los discípulos provenientes del judaismo sino también a los paganos.• Jesús es no sólo el buen Pastor. como yo la tengo con el Padre. sino medrar ellos mismos). seguramente: «Quien me ve a mí ve a Jesús». Me 6. No olvides añadir el adjetivo buena. Viéndote desempeñar tu yo soy buena. Pero eso es lo que Jesús afirma:«. Elige un yo soy aplicado a ti y visualiza en tu interior lo que significa. para aplicarte esta palabra de Dios de hoy a tu realidad. • Finalmente. junto con la imagen del pastor.14. Mt 14.

Oratio • Cae en la cuenta de cómo estás en este momento: — Si tienes hambre de algo en tu vida. andas y andas sin darte cuenta.. vas «como perdida» sin más preocupación que andar. Contemplatio • Imagínate en una situación en la que has salido a dar un paseo en una ciudad que no conoces bien. — Si te sientes orientada o perdida. o andas agobiada y dispersa «como una oveja sin pastor». a dónde te orientan y si sabes oír los reclamos de Dios. fíjate qué intimidad propone Jesús con los suyos: conocerse como se conocen Él y el Padre: intimidad máxima). — Si sabes ver la presencia amorosa y providente de Dios en cada persona o acontecimiento. Pero en el evangelio de Juan las cosas no van por ahí.. siente o que alguien te ataca o que estás completamente perdida. íe conozco-me conoces (qué conoce Jesús de ti y tú de Jesús. que llega hasta la entrega total de la propia vida por parte del Buen Pastor.. tocar tu soledad paseando por las calles. • Quizá has escuchado la parte peyorativa de la imagen de Jesús... después. pero que Jesús cuenta con ellos y cuentan para Él). Situación -213- 1 . te fijas en la gente. Lo que Juan destaca son dos cosas: conocimiento íntimo entre el Pastor y sus ovejas. de dejarse llevar como borregos. te alejas. buen Pastor. Paseas. • Pregúntate qué voces escuchas. Saliste sola porque querías estar sola. de tu Dios y de la vida que quieres vivir.. que desea conducirte por un camino de libertad y Evangelio.. y la lengua que hablas no la entiende nadie... pasa a la descripción de buen pastor que sale en el texto evangélico: dueño de las ovejas (siéntete propiedad de Dios). que antes has visto. le importas a Jesús (regusta esta expresión). Hay que aceptar la crítica en lo que tenga de realidad.. sin saber nada. ves monumentos. • Pídele al Espíritu que venga sobre ti y te guíe hacia la verdad plena de ti misma.. criticando a los católicos de no pensar.sus. No habla Juan de «borreguismo». tengo otras ovejas que no son de este redil (siéntete en comunión con hombres y mujeres que no son creyentes. y aplica a tu situación expresiones de buena. ni de seguimiento acrítico. En un momento.. y cuidado por las ovejas.. da la vida por las ovejas (qué sientes ante lo que Dios hace por ti). pasear sola..

el buen pastor. nada temo. Aunque camine por cañadas oscuras. enfrente de mis enemigos.embarazosa. no de la cabeza. Gusta el momento: tu comportamiento. me guía por el sendero justo. a sentir. por el honor de su nombre. atacada. me unges la cabeza con perfume. perdida. nada me falta: en verdes praderas me hace recostar. Y te abrazas locamente a Él. te conozco muy bien». Despedida Momento de compartir III. porque tú vas conmigo. el de Jesús contigo.. me conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas. y habitaré en la casa del Señor por años sin término. No te preocupes en decir cosas. Tu bondad y tu misericordia me acompañan todos los días de mi vida.tu vara y tu cayado me sosiegan. En ese momento aparece Jesús. Preparas una mesa ante mí. Ahí dejas de imaginar y comienzas a callar. Escucha lo que tu corazón pronuncia. Deja que todo vaya surgiendo del fondo del corazón. MATERIALES Salmo 22 El Señor es mi Pastor.. y mi copa rebosa.. y dice a todos y te dice a ti: «Eres mía. eres mía. -214- .. mejor que te centres en sentir la presencia de Jesús a tu lado.

de confianza y seguridad. Ambientación • Es bueno que se encuentren no con novedad. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Nos preparamos a la oración con una ruptura de lo que es el ajetreo de la vida y de la acción para centrarnos en nosotros y en Dios. sino con lo de siempre: un estilo. Se les transmite así un mensaje de paz y tranquilidad. A veces decimos al otro: -215- . II. un ambiente. PREPARACIÓN Decorar la sala • Mantenemos la continuidad de la decoración ambiental de la sala. una manera de hacer las cosas. Y que encuentren la sala preparada. Acogida de las personas • Que se sepan esperadas.JUAN 17J1B-19 ¡Que sean uno como nosotros! I.

— Señor. y los custodiaba. El texto: Juan 17. y ninguno se perdió. a los que me has dado. porque en la oración no somos nosotros los primemos ni los protagonistas. oró. sino el hijo de la perdición. enséñanos a orar. En este momento se trata de ayudar a los participantes a salir de sí mismos para dejar la puerta abierta al Espíritu. No son del mundo. El evangelista Juan coloca esta oración después de la última cena. para que sean uno. yo guardaba en tu nombre a los que me diste. Comunitaria — Señor. diciendo: «Padre santo. como lo somos nosotros. Estoy delante y no me haces caso. Cuando estaba con ellos. Conságralos en la verdad. levantando los ojos al cielo. y digo esto en el mundo para que ellos mismos tengan mi alegría cumplida.. Yo les he dado tu palabra. sino el Espíritu. Invocación al Espíritu Personal • Si vas encontrando la paz. mándanos tu Espíritu. para que se cumpliera la Escritura. Pertenece. Como tú me enviaste al mundo. Ahora voy a ti. sino que los guardes del mal. -216- . y el mundo los ha odiado porque no son del mundo. Jesús. para que también se consagren ellos en la verdad».. Y por ellos me consagro yo.llb-19 En aquel tiempo. Un tiempo de relajación facilitará este proceso. Lectio • Situamos el evangelio en un contexto más amplio. tu palabra es verdad.¡¡Que estoy aquí!! ¿Dónde estás? No estás centrado. antes de la entrega de Jesús. como tampoco yo soy del mundo. así los envío yo también al mundo. No ruego que los retires del mundo. pide al Señor que venga en tu auxilio porque no sabemos rezar. como tampoco yo soy del mundo. guárdalos en tu nombre. El fragmento pertenece a la llamada «Oración Sacerdotal» de intercesión de Jesús.

«Ocúpate de. su búsqueda de sí y no de la verdad. • La raíz del influjo negativo del mundo está en que se edifica sobre mentira. — La segunda cosa que Jesús pide es que se mantengan en la verdad.». el hijo de la perdición. mientras busquen la verdad. El mundo es un lugar adverso porque odia la verdad. que los custodie. «Cuida a. El «querido y de confianza» es el Padre. su mentira. Sólo uno.. que se ocupe de ellos. Dicen: «Cuida de.». es obra de Dios. es lo más querido que tengo».. realidad que sigue sus gustos y no busca la verdad. Estar en el mundo es una búsqueda de la verdad. A nadie más acude Jesús.». lo mejor de sí mismo. es creación. «Manteneos unidos. Mientras no se embote su corazón con la mentira. Cuando la responsabilidad que tenemos sobre alguien ya no la podemos «realizar nosotros». sin hacer las cosas que hacen los que son mundo. En ese sentido es bueno: obra salida de sus manos: Y vio que todo era bueno. el cosmos. El mundo hecho por los hombres está mezclado y entretejido por el pecado de los hombres. cuando traduce la palabra griega cosmos por mundo.. Él les ha mantenido en la unidad.. Jesús no le pide al Padre que meta a sus discípulos en una burbuja o que los saque del mundo. La unidad peligra en la misma proporción en que haya medias verdades o verdades revestidas de mentira.. es la auténtica realidad. Le pide al Padre que los guarde. Nadie más. tu palabra es la verdad» (v. Lo vemos en nuestras relaciones humanas también. San Jerónimo.. a esa oración última que Jesús hace en la que presenta al Padre sus «deseos más íntimos y más últimos». Pertenecer al Padre es buscar la verdad.. El lugar de los seguidores de Jesús es el mundo. 17).. Estar en el mundo es «ir contracorriente». Es el mayor sacrificio que pueden hacer los discípulos. Y los hijos de la luz son hijos de la verdad.. tiene sentido positivo. su egoísmo.pues. Medita ti o • Muestra Jesús dos inquietudes que nos sirven para poner nuestra vida a la luz de la Palabra de Dios: — El mundo es un lugar donde «peligra» la unidad. Pero cuando -217- . La verdad es unidad. El discípulo de Jesús está en el mundo sin ser del mundo. El mundo. no aceptar verdades baratas vendidas como «grandes verdades». la verdad les mantendrá unidos al Padre. se la encomendamos a alguien querido y de confianza. Pero se pide al Padre que les dé fuerza para saber navegar contracorriente. lo más querido. Es la preocupación de muchos cuando se van o antes de morir. la no verdad es desunión y ruptura. • Aparece en el texto una preocupación de Jesús: el grupo o comunidad que ha formado. se perdió. Lo entendemos bien. Lo que Jesús pide es «que sean completamente tuyos por medio de la verdad.

. de encanto y de sorpresas. • Siéntete en compañía de aquellos que te ayudan a vivir el Evangelio. • Habíale de las zancadillas que encuentras. Mundo es una palabra ambigua.. de buscar la verdad... Oratio • En tu silencio. en tu mundo.. Haz el esfuerzo de callar.. de no pronunciar nada con la cabeza. de tu empeño por buscar las huellas de su presencia en el mundo.. Escucha estas palabras: Yo soy la verdad. Deja que vaya surgiendo algo como poso que brota de tu corazón. es cierto que en el mundo hay signos de los tiempos y de la presencia de Dios... Contemplado • Cuando quieras. valor supremo que esconde envidias y venganzas. de ser del mundo sin pertenecer al mundo. Espera -218- . a no tener nada que perder porque estás en la verdad.cosmos significa el mundo habitado y hecho por los hombres. pero también es cierto que el mundo está puesto en el maligno: es el lugar de los egoísmos del hombre.. siglo.. Imagínalo como desees.. Todo es cierto a la vez. de las trampas.. lo traduce por «saeculum». • Cuéntale tus dificultades de ser discípulo en este hoy que es tu y nuestro hoy. a vivir en la verdad. No corras.. hay veces que los intereses nos llevan a pisotear la verdad. quédate en silencio en presencia de Jesús. de modas y de algo que «repugna» al buen gusto y que se hace «en nombre de la libertad»... lugar de mentira. significa muchas cosas. Es cierto que el mundo es obra de Dios..... de ceder tus posiciones ante la verdad. en el fondo de ti. • Haz una oración de perdón por tus fragilidades ante la verdad.. de tolerancia. es cierto que este mundo nuestro es un mundo de oportunidades.. lugar donde te pueden engañar y abusar de ti. • Habíale de la verdad que encuentras en el mundo... • Habíale de tu fragilidad y de tu necesidad de que él siga hablando de ti y de todos al Padre. de los tirones que te da el mundo para apartarte de la verdad o para andar a tu aire y no en unidad.. de las personas que te llevan a la verdad y te hacen hacer-buscar la verdad.. reconoce las dificultades de permanecer en la verdad. lugar de permisión y transgresión.. a ir con la verdad por delante. • Habíale de que te haga estar en el mundo sin ser del mundo. como rescoldo que está ahí... Vete despacio.

. elige una frase o recoge ese sentimiento que has vivido con más fuerza para estar en el mundo sin ser del mundo. hable. si es que has llegado a orar. no la cabeza.con paz que el corazón. sino que surge desde la profundidad del corazón. Espera con paz que acontezca un diálogo que no viene de la cabeza. Despedida Momento para compartir -219- . Actio • Con el sabor que tienes en la boca de esta oración..

II. (Música.) -221 - . PREPARACIÓN Decorar la sala • Cuidar el orden en la capilla. Acogida de las personas • Previsiblemente la gente esté hablando de las vacaciones.. la belleza natural y el ornato sencillo. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación de la oración • Un poco de relajación.. Es Pascua: agua.mm JUAN 20. Es todo contexto de resurrección... de vida. de silencio y respiración. de novedad a la que Dios invita. de la vuelta al trabajo tras la Pausa. Ambientación • Hacemos la oración en el día que dura siete días. cirio y flores.11-18 He visto al Señor I. Hablar de los que no pueden venir y se disculpan. Pascua.

Jesús le dice: «Suéltame. Jesús le dice: «Mujer..Invocación al Espíritu Personal • Cada miembro del grupo manifiesta en silencio su situación personal y sus ganas de Dios o de que Dios haga en él obras divinas. sino porque no encuentra el cadáver. ¿por qué lloras?. su necesidad de Dios. pero no sabía que era Jesús. donde había estado el cuerpo de Jesús. si tú te lo has llevado. orando e invocando a Dios que se haga presente en nosotros porque le necesitamos. ve a mis hermanos y diles: "Subo al Padre mío y Padre vuestro. dime dónde lo has puesto y yo lo recogeré».. al Dios mío y Dios vuestro"». El texto: Juan 20. Comunitaria • Si es factible. uno a la cabecera y otro a los pies. que significa: «¡Maestro!».11-18 En aquel tiempo. le contesta: «Señor. ¿a quién buscas?».. o su olvido de Dios. Ellos le preguntan: «Mujer. estaba María. No le queda -222- . se asomó al sepulcro y vio dos ángeles vestidos de blanco. fuera. de pie. Siente que le han arrebatado todo. — Ven.. Jesús le dice: «¡María!». Dicho esto.. da media vuelta y ve a Jesús. que todavía no he subido al Padre. su sed de Dios. junto al sepulcro. queremos orar.. Espíritu de Jesús. — Enséñanos a orar. ponernos «a tiro» de Dios. Ella se vuelve y le dice: «¡Rabbonü».. llorando. o su desierto y aridez espiritual. la vida y el cuerpo cadáver de alguien a quien quería. Ella. ¿por qué lloras?». tomándolo por el hortelano. Mientras lloraba. Lectio • El pasaje corresponde al capítulo 20 de Juan. — Donde dos o tres estén reunidos en tu nombre.. sentados. estar unos segundos con las manos unidas. El relato que hoy nos guiará la oración nos sitúa a María llorando a la entrada del sepulcro. Ella les contesta: «Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto». No llora porque Jesús está muerto.. María Magdalena fue y anunció a los discípulos: «He visto al Señor y ha dicho esto».. estamos. Anda. Pero la realidad es que venimos a la oración.

Dios creó pronunciando el nombre de las cosas. al atreverse a observar la dura realidad. después. cuando se agacha a mirar dentro. • Hay una progresión: primero ve dos ángeles. pero no lo reconoce. En el caso de María. No es capaz de entrar en el sepulcro. desvelador de trato íntimo. de palabra y de gesto de cuerpo: abrazar. Sus propios esfuerzos no son suficientes.nada. Dios se revela pronunciando su nombre. se imagina que le han robado. Por sus propios esfuerzos no logra lo que busca: ha salido hacia el sepulcro. María se hace su montaje: cree que es el jardinero y que lo puede haber llevado a otra parte.. encuentra a dos ángeles vestidos de blanco. Mientras no entre. -223- . María. Dios se revela vivo pronunciando el nombre de María. una confesión. • Una mujer que con tanta pasión busca a su querido Señor. no ve nada dentro. aunque no sea nada más que con los ojos. Quizá esta escena nos recuerda nuestras experiencias duras de muerte y de entierro cuando nos quedamos totalmente sin nada de la persona amada o ese momento duro de encerrar en el nicho los despojos mortales. no verá caminos de novedad. Vive tanto la ausencia que no ve la presencia. María está en lo suyo y a lo suyo y «lo suyo» es lo que no le deja ver a Aquel por el que llora. se sienta al borde del sepulcro. de reconocer al Resucitado. El lugar del dolor y del vacío comienza a poblarse. cuando vuelve a mirar.. con una admiración en la que hay que suponer un tono de voz propio. Una reacción muy femenina.. no dándole la espalda ni poniéndose en una postura de no querer mirarla. pero mirando la realidad. no es capaz por sí sola. Pero si lo pronuncia quien nos quiere. Está tan en su problema que no ve la solución del mismo: la presencia de Jesús. Es curioso: María está delante de aquel a quien busca y no lo reconoce. —¿Por qué lloras? —Porque han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto. no decirnos nada.. Cuando María ha verbalizado lo que vive y siente es cuando está en camino de romper su noche. Llama la atención que lo central del relato se hace con interjecciones más que con discursos. ¡la cosa cambia! • La reacción de María es doble. llora. a pesar de estar todo tan a mano. nombrar... María descubre algo cuando se moviliza. María vive una situación de dolor que le sitúa un poco al margen de todo.. una palabra de reconocimiento. pero no lo reconoce.. sino una admiración... Pueden pronunciar otros nuestro nombre y no darnos por enterados. y exclamo nombrando yo a Dios después de que Dios me nombra. Me dejo reconocer.. comienza a descubrir novedades. De allí sale la voz y la luz de dos ángeles. ya ve a Jesús. «¡María! ¡Rabboni!» El final de un proceso de búsqueda de Dios no es un discurso con Dios y sobre Dios. • Fuera. Lo de Dios nos viene de Dios. personalizado. Está delante de quien busca..

. no da pasos.. nombrada por Dios. • Al responder a la pregunta: ¿Por qué lloras. busca a Dios. Vivir echando de menos es un vivir que moviliza. -224- .. O quizá te puedes ver tú como ángel... Seguro que tú esto lo vives.. Hay búsquedas que son paralizantes porque se estancan en el solo llanto. cuando además de llorar hace algo. nos llama. Quizá esta experiencia de María te recuerde hechos y maneras de vivir tú determinados acontecimientos.. ¡Ya te tengo! ¡Ahora no te me escapas! Imposible empresa la de atrapar a Dios. a quién buscas?. mira a ver en qué número de la lista de tus lloros aparece que lloras y buscas a Jesús o algo de Jesús. Medítatio • La actitud de María nos invita a comparar su búsqueda de Jesús y nuestras búsquedas. no está lejos de tu vida de esposa. María ha tenido una experiencia de amistad profunda con Jesús y se resiste a vivir sin Él. te han hecho ver con más claridad las cosas.. Vivir echando de menos. Las lágrimas no son operativas. Quizá hoy se te tengan que caer esquemas de tu búsqueda de Dios para aprender a ser buscada. amiga. María no puede vivir sin su Maestro. es cuando comienza el camino del descubrimiento del que busca. impulsa a buscar. Trae a tu memoria hechos de tu vida en los que estabas cerrada y la voz y la palabra de alguien te han abierto los ojos. María.. El amor hace echar de menos al otro y el amor moviliza a la búsqueda. No sé si esto lo sientes igual referido a Dios.. agacharse y mirar dentro. abrazar al que se me desvela.. madre. Al Resucitado ya es imposible atraparle entre nuestros brazos. Es una forma cerrada en nosotros mismos que nos impide ver y escuchar todo lo que pasa a nuestro lado. • Lo verdaderamente revelador de Dios es el amor con que Dios nos pronuncia. El Resucitado se da a conocer para invitar a anunciarle. • La profunda manera de vivir María el problema que le afecta es justamente lo que le impide solucionarlo. pone en marcha.. Trae a tu memoria o a tu corazón historias de tu vida donde te veas reflejada en estas actitudes de María.... Detente en esas personas que a tu lado son como ángeles que te sacan de tu noche. Está tan metida en lo suyo que no ve lo que pasa a su lado. fruto del cariño: atrapar... al encuentro.. hace madrugar y salir a buscar. a pesar de su manera cerrada de vivir el problema. no adelanta nada. se pone a tiro de Dios. lo sientes. tiene una cosa muy buena.. Pero mientras llora... sin su cercanía. Cuando se moviliza. o sólo hace que llorar. ¿qué lugar ocupa en tus preocupaciones? Comenta en tu silencio lo que veas.... Vivir echando de menos hace sufrir. el llanto es ocasión para encontrarse con Dios. Lo que para María era el problema número uno.• Se da en ella una tendencia natural...

. como no te vale estancar a tu marido o a tus hijos en una etapa de la vida. ni agarrar como de pequeños. llámame... Y una nueva relación y una nueva manera de amar tienes que inventar. Ya no les puedes llevar de la mano. Si hubieras estado aquí no habría muerto (Jn 11.. llámame... como María. estoy satisfecha».. A veces dices de tus hijos: ¡Qué lástima que crezcan! Te encantan con esos tres o cuatro años en donde te los comerías. Algo te grita: «Quiéreme de otra manera». pero ahora ya no le puede tocar como antes. Sigue el amor. Pero cambian.¿Por qué lloras? ¿Qué es lo que en estos momentos de tu vida te hace llorar? ¿Qué te preocupa? Y deja que tu corazón hable.. como Marta: Si has sido tú el que lo ha robado. Y si me quieres a mí.. llámame.. Quizá también esto te lleve a entender que no te vale la relación de Jesús como cuando eras niña.. ¡nómbrame. llámame... ¡nómbrame.. Oratío • Una primera petición es poner en las manos del Señor los momentos en los que vives las cosas con tanta fuerza que no eres capaces de ver bien la realidad. Quizá también tienes una serie de condicionales que plantear a Dios desde tu realidad vital. o la intuyas. Quizá después de pronunciarlas escuches en tu interior una respuesta. No es consciente de lo que le ha pasado. si me ayudaras.. Tus momentos de depresión o los momentos de depresión que viven personas que conoces. • Reza con condicionales. Tiene que aprender que este Jesús no es como antes. ¡nómbrame. Señor! En mis depresiones. llámame. No me toques. Señor! En mis fijaciones. no vale la de antes. llámame. quiéreme de otra manera.. Una nueva relación se tiene que establecer. • Una letanía: En mi noche. Señor! En mis días grises. ahora la forma de quererme es ir a otros. Señor! En los momentos que estoy obcecado en lo mío y nada más que en lo mío. y al mirarles dices: «Realmente me han salido preciosos. si tuviera fuerza y fe. ¡nómbrame.. Señor! -225- . • Escucha que un ángel o el mismo Jesús esta tarde te pregunta. le grita Jesús a Magdalena.• María busca a Jesús como antes de su muerte..21). Señor! En las horas que no veo nada. si me hicieras caso. para hablarles de mí. Jesús no se deja atrapar... Ha cambiado. Si te sintiera más... ¡nómbrame... ¡nómbrame. exponga como súplica lo que vives.

Deja que la escena hable. en la escena: elige lugar. Es el momento de máxima angustia. Es tiempo de contemplar la escena. Colócala en un sitio. Deja que en tu corazón se pose un rayo del amor del Padre y a ver qué pasa. sitúate tú allí.. a pesar de las lágrimas. elige llorar o silencio.. Y casi te doy la razón. ¡nómbrame. -226- . llámame. que surja la palabra del fondo de la contemplación de la escena. la mirada de Dios Padre o de Jesús.. que te es especialmente sangrante. No des vueltas a las cosas..... ¡nómbrame.... postura. Siente. llámame. Y casi entiendo tus lágrimas. Sintiéndote mirada en la contemplación de tu problema... Y es bien normal. actitud y sentimiento.. a ver qué sucede y qué cambia en la escena por el hecho de ser contemplada por Dios. Está bien que llores.... MATERIALES Las lágrimas no son operativas Está bien que llores. Señor! En los días bajos. Está bien que llores. ¡nómbrame. Y dice mucho de ti.En las ocasiones que me hablan y no escucho.. Señor! En las ocasiones en que no quiero salir del pozo.. Ahí te quedas. como el cuerpo de Jesús estaba puesto en un sepulcro. Está bien que llores. Está bien que llores.. Así te desahogas. Señor! Contemplado • Elige una situación que te está haciendo llorar en este momento.. Despedida Momento de compartir III.. Esta es la escena. Coloca ahora en la escena. Una vez colocada la situación en el sitio que tú has elegido.. llámame.

Está bien que llores. Puedes pedir ayuda. Puedes prestar más atención. Y muestres tu debilidad y tus sentimientos mejores. Y así revelas tu dimensión humana.. Y además de llorar. en una hoja DIN A4. te despertarás. Puedes salir de tu mundo pequeño Entonces: verás. como los grandes creyentes. Gesto • Fotocopiar una ventana abierta. Después.. Y dejes ver todo lo que sientes. ¿qué? Puedes moverte. la arrugas. Está bien que llores. reconocerás mejor. Puedes agacharte hacia el suelo. hasta hacer una pelota con ella. gritarás de alegría.Está bien que llores. como María.. comprenderás. Puedes preguntar. como la que se adjunta en la página siguiente. Puedes escuchar palabras. -227- . Está bien que llores. Y que todos veamos que eres de carne y hueso. Puedes hacer algo.. Esta pelota la circundas con una tira de papel o con una pegatina como las de regalo donde está escrita esta frase: «Desenrolla y verás». Puedes mirar con más detención.

•L SI ^Bíáa^Ka^BJS^KK^Ki -228- .

MARCOS .

-231 - . Es ya una manera de predisponer para la misma.'WBHBIMHMf MARCOS 1. PREPARACIÓN Decorar la sala • Cuidar el orden de la capilla. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Ejercicios de respiración. verbalizarlo.12-13 El Espíritu lo sacó al desierto I. de ruptura con el trajín de la vida. II. Acogida de las personas • Acogida antes de comenzar la oración. Puede ser motivo de nuestra oración o dar motivos para ella. Conviene tenerlo en cuenta. No es perder tiempo el que se dedica a preparar la oración. Ambientación • Oramos en un momento histórico concreto. la belleza natural y el ornato sencillo.

. Quiere decir que no se contradice con la verdadera fe. ahí está la afirmación del evangelista. — Ven. antes de iniciar la predicación en Galilea.. queremos orar. El desierto es el lugar de la soledad... Vivía con las fieras y los ángeles le servían. • Marcos no nos ofrece la infancia de Jesús. orando e invocando a Dios que se haga presente en nosotros porque le necesitamos. El texto: Marcos 1. tras el arresto de Juan. Una lectura poco seria llevaría a pensar que cómo el Padre de Jesús permite que su Hijo sea puesto en el maligno. Su evangelio comienza situando a Jesús inmediatamente en la predicación del Reino. o su olvido de Dios. sin embargo. donde pasó cuarenta días. Así sitúa Marcos a Jesús como el continuador de los profetas. de -232- . Pero la realidad es que venimos a la oración. • El protagonista de la prueba es el Espíritu. Los primeros versículos del capítulo están dedicados a la presentación de Juan Bautista como precursor de Jesús. Los demás sinópticos narran el hecho. Y. pero de manera más amplia. — Enséñanos a orar. su sed de Dios. Popularmente es conocido como el «relato de las tentaciones». ponernos «a tiro» de Dios. Él es el que saca al desierto. estamos. La misma pregunta se podría hacer ante el hecho de su crucifixión. sigue el bautismo de Jesús y este texto de la «prueba» o tentaciones. estar unos segundos con las manos unidas.12-13 Inmediatamente el Espíritu lo sacó al desierto. su necesidad de Dios. — Donde dos o tres estén reunidos en tu nombre.. o su desierto y aridez espiritual..Invocación al Espíritu Personal • Cada miembro del grupo manifiesta en silencio su situación personal y sus ganas de Dios o de que Dios haga en él obras divinas. Espíritu de Jesús. sometido a prueba por Satanás.. Lectio • Texto muy breve.. Comunitaria • Si es factible.

sin suprimirlas. Los profetas hablan con imágenes de fieras para describir la realidad nueva del tiempo del Mesías: «El lobo y el cordero pastarán juntos. Tarea imposible. no sólo humano. «no se puede ser así». de la verdad interior. El desierto es el lugar donde se domestican las fieras. a la vez. los animales y los ángeles engancha con la más profunda tradición profética bíblica. purifica y somete a control todo aquello que le puede descentrar de la voluntad del Padre. Es por mi culpa. expresiones como «si me está muy bien lo que me pasa. de proyectos. y se ve sometido a enfrentarse con sus «bestias». plenamente hombre. por no haberme dado cuenta antes. sino una realidad de convivencia de las fieras con los animales domesticados. de dudas. sino como una exigencia de la respuesta personal a Dios que Jesús tenía que darle. Éste es el trabajo de Jesús en el desierto hasta lograr una profética convivencia de las fieras y los ángeles. convivan con las fieras. como hombre que era.es mi misión. «Vencer las tentaciones» no es no tenerlas o arrancar de cuajo sus raíces. Jesús.. No sé si en el desierto hay fieras o éstas viven más bien en la selva.. Que sea el Espíritu el que lleva a Jesús al desierto quizá no lo tengamos que entender como una realidad física. «hay que aceptarse». Por ser hombre. etc. bajo la escucha de la Palabra de Dios. lo mejor de Jesús. al salir de las aguas del Jordán. Meditatio • Una vía de meditación la podemos encontrar en eso que muchas veces nos decimos en la prueba y en la dificultad.11) por la voz que viene del cielo. Es curioso que en la descripción del profeta no haya supresión de las fieras. y para ser verdaderamente hombre no sometido a sus pasiones. Pero sí es posible que los «ángeles». Que Marcos sitúe a Jesús en el desierto antes de comenzar la predicación no es casualidad. en el desierto. La palabra de Dios es arma de doble filo que penetra hasta nuestro corazón y nos descubre sus recovecos. • Los ángeles le servían. El desierto es el lugar de la verdad. en el fondo de su ser más profundo. La forma literaria dei desierto. Marcos hace una presentación de Jesús como hombre verdadero. El plenamente Hijo de Dios es.25). sus secretas ambiciones. • Alude Marcos a que vivía con las fieras. madura. Es en la soledad donde la persona percibe si vive en armonía o si su interior está poblado de «fieras»: de miedos. sino un trabajo de comprenderse uno a la luz de Dios. Sin embargo. el león comerá paja con el buey» (Is 65. de afectos. El desierto es el lugar de maduración personal. sus torcidas intenciones. de necesidad de halagos. inmediatamente después de que Jesús ha sido señalado como «Tú eres mi hijo querido. mi predilecto» (Me 1. La sabiduría popular a esto lo llama «hay que tener paciencia». tiene sentido la expresión «vivía con las fieras». por no haber -233- . de ambiciones. Detrás de estas palabras hay un inmenso trabajo.

dominado mi genio», «me está bien empleado, así descubro lo que ni me podía imaginar. Si en el fondo lo agradezco, así espabilo». Las pruebas de nuestra vida nos dan la medida de lo que podemos, de lo que somos, de lo que son los que están a nuestro lado. El dolor y las contrariedades tienen una dimensión positiva de conocimiento personal y de maduración. Leída nuestra vida con ojos de Providencia («nada os pasa sin permiso del Padre» [Mt 10,39]), los desiertos de nuestra vida son ocasión de reencuentro con lo mejor de nosotros y con Dios. • «Se puso que parecía una fiera», «Pareces una fiera y no un hombre» son expresiones que usamos para indicar comportamientos humanos que sobrepasan los límites de lo controlado por la persona. Tú puedes entrar dentro de ti y descubrir qué es lo que te «enfurece», lo que despierta las «fieras» que llevas dormidas, pero que están ahí. Gracias a la acción de Dios podemos conocer, reconocer y trabajar lo que hay en nosotros que nos «saca de nuestras casillas». En la vida ordinaria seguro que hay momentos, personas, comportamientos que «no soportas» porque te ves amenazada, atacada, descubierta y «te defiendes», «te pones como una fiera», es decir, «respondes a las fieras que te atacan, con las fieras que tú llevas dentro, en lo más hondo de ti». En el desierto, estamos llamados a descubrir esas raíces que nos conmocionan los cimientos de la persona y nos hacen tambalear. Quizá no se trate de extirpar nada, sino de saber convivir con la más profunda realidad de nuestro ser, de aceptar nuestra realidad para vivir en paz, como «señores» que dominan la situación y que no se dejan extraviar del camino por los miedos interiores, por los egoísmos o por los halagos que nos puedan venir de fuera. Ésa fue la situación vivida por Jesús en el desierto. • Como tercera pista de meditación puedes emprender una reflexión que te lleve a descubrir cómo en ti ya están conviviendo, al menos en determinados días, tus zonas menos domesticadas y lo mejor que hay en ti. Los momentos de silencio que te tomas o te impones, la escucha y meditación orante de la Palabra de Dios son esos ejercicios que te ayudan a «domesticar» tus fieras, a sosegar tus pasiones, a vivir en paz, a rezar con más tranquilidad... No es posible pensar que sólo estemos habitados por «ángeles», por lo bueno. Sí es posible alcanzar la madurez y la luz del Espíritu que todo lo penetra para convivir el cordero que somos y el lobo que somos a la vez.

Oratio
• Ora y presenta al Señor «tus fieras», todo eso que te saca de tus casillas, que te pone como loco, lo que no soportas... En todo eso hay algo de verdad, y algo de «salvaje». Quizá sientas que sin la ayuda de Dios hay cosas que son imposibles...

-234-

• Pide perdón por no tener paciencia contigo misma, por ser «fiera», quizá, para otros, por la dificultad de aceptar tus propias lagunas o por la dejadez en madurar... • Nombra en el silencio de tu corazón a personas que ves que necesitan madurar, que no se soportan, que crean a su lado siempre un infierno o una selva... • Da gracias al Señor por todas las oportunidades de madurar que la vida te ha dado y que has sabido acoger y aprovechar...

Contemplado
• Te propongo entrar dentro de ti mismo e ir poniendo nombre a las fieras salvajes que ves en tu interior, que te quitan la paz, que te hacen sentirte mal o pecadora o «no perfecta», «no buena persona», o hasta culpabilizar y juzgarte como «soy mala persona». A tu genio lo puedes representar como un tigre... Reserva el león para aquello que es más determinante en tu vida. Cuando hayas acabado de «enumerar y concretizar» esa selva de «animales salvajes» que te habitan, te presentas delante del Señor Jesús. Camina con ellas hacia ese lugar donde tú sitúas el encuentro. Observa cómo se desarrolla el camino de ida con tus «animales salvajes». En el momento del encuentro con Jesús, no tienes nada más que decir: «Aquí estoy, Señor, con todas mis fieras». Te prohibes decir más cosas. Te sitúas ahí, cara a cara con el Señor. Siente que te mira, que mira a cada una de tus fieras... Siente lo que allí pasa. Siente lo que te pasa al contemplar la escena. No tengas prisa. Vete lentamente y deja que en tu corazón surjan sentimientos y palabras nuevas.

Despedida Momento de compartir
• Compartimos nuestra experiencia de oración: cómo nos hemos sentido, el mejor momento del itinerario de oración propuesta donde más vibró tu corazón por lo que sea: alegría, miedo, acción de gracias... • Quizá no entraste en oración, te sentiste bloqueada: cuándo, por qué... • Comparte la obra de Dios en ti para edificación del todo el grupo. No tenemos nada de qué presumir; sí mucho que compartir para enseñarnos unos a otros a decir: Padre.

-235-

III. MATERIALES Texto
Entonces, el lobo y el cordero irán juntos, y la pantera se tumbará con el cabrito, el novillo y el león engordarán juntos, un chiquillo los pastoreará; la vaca pastará con el oso, sus crías se tumbarán juntas, el león comerá paja con el buey. El niño jugará con la hura del áspid, la criatura meterá la mano en el escondrijo de la serpiente. No harán daño ni estrago por todo mi Monte Santo porque se llenará el país de conocimiento del Señor como colman las aguas el mar. (Isaías 11,6-9)

-236-

MARCOS 2,23-28
Soy Señor del sábado

I. PREPARACIÓN Decorar la sala
• Cuidar el orden de la capilla, la belleza natural y el ornato sencillo.

Acogida de I » penónos
• Acogida antes de comenzar la oración.

Ambientación
• Si el día de la oración es en tiempo de Adviento, hacemos un hincapié especial en la preparación para la Navidad.

II. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración
• Ejercicios de respiración, de ruptura con el trajín de la vida. No es perder tiempo el que se dedica a preparar la oración.

-237-

mientras andaban.. su sed de Dios. los paralíticos son sanados. orando e invocando a Dios que se haga presente en nosotros porque le necesitamos. le siguen. ponernos «a tiro» de Dios. cuando él y sus hombres se vieron faltos y con hambre? Entró en la casa de Dios. Pero la realidad es que venimos a la oración.. comió de los panes presentados. — Ven. estar unos segundos con las manos unidas. las cosas cambian. — Donde dos o tres estén reunidos en tu nombre. su necesidad de Dios.1 Invocación al Espíritu Personal • Cada miembro del grupo manifiesta en silencio su situación personal y sus ganas de Dios o de que Dios haga en él obras divinas. Es la irrupción del Reino que lo va transformando todo. — Enséñanos a orar. en tiempo del sumo sacerdote Abiatar. Y añadió: «El sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado. que sólo pueden comer los sacerdotes. El texto: Marcos 2. Los enfermos son curados. Él les respondió: «¿No habéis leído nunca lo que hizo David. por donde pasa Jesús.23-28 Un sábado. estamos. El fragmento pertenece al segundo capítulo de Marcos.. así que el Hijo del hombre es Señor también del sábado». como Leví. y les dio también a sus compañeros». ¿por qué hacen en sábado lo que no está permitido?». no queda todo igual. los publicamos. Los fariseos le dijeron: «Oye.. los discípulos -238- . o su desierto y aridez espiritual. Lectio • El texto es una narración: se describe un hecho y la pregunta que éste suscita a los fariseos. «algo pasa».. los discípulos iban arrancando espigas. Espíritu de Jesús.. queremos orar. o su olvido de Dios.. atravesaba el Señor un sembrado.. Comunitaria • Si es factible.

David.. Meditatio • Leemos la Palabra para aplicarla a nuestra vida. actividad prohibida. en una tela de araña que aprisiona e impide ser libre. los panes del templo.de Jesús son distintos de los de Juan. esclavos de la ley. Ponerse al alcance de Jesús trae como consecuencia la posibilidad de algo nuevo.. Jesús y los suyos se presentan. fueron el alimento de los que tenían hambre. de mil maneras. finamente. cogiendo espigas y comiéndolas. para meditarla. muchas veces sutiles.. Lo más importante es la revelación que Jesús hace de sí mismo: este Hombre es Señor del sábado. por considerar que era un esfuerzo innecesario y.. que sólo podían comer los sacerdotes. Nos preguntamos: ¿cómo ilumina mi vida este texto? • Métete en el pellejo de Jesús y sus discípulos. David supo romper la ley. para confrontarla con nuestra vida o nuestra vida con la Palabra. Hay que ser muy libre y verdadero para ir contracorriente con la cabeza muy alta porque uno está seguro de lo que hace. Hay maneras de hacer que dan más importancia a las normas que a la libertad personal y no son nada más que maneras de hacer esclavos. Esto sucedió ayer y sucede hoy. • Lo más importante de este hecho no es la intervención de Jesús que pone de manifiesto las contradicciones de sus interlocutores llamándoles. La religión lo medía y controlaba todo. Ante el hambre de él y sus compañeros. Las leyes que hacen esclavo al hombre. No es de extrañar que los fariseos pregunten: ¿Por qué hacen eso tus discípulos? • La respuesta de Jesús es muy viva: se defiende apelando nada menos que a David. No hay nada más sagrado que la persona. Decir -239- . para decir y hacer lo que te sale del corazón con toda libertad. el Señor del sábado se las salta con toda la tranquilidad del mundo. la norma fría por la realidad del hambre de sus compañeros. Este Hombre instaura una manera nueva de vivir.. prohibido. se saltó la ley ante una necesidad: el hambre. por tanto. no ayunan como ayunan ellos. Y David hizo también cosas prohibidas. saltándose la ley.. incapaces de la verdad y de la defensa del hombre. Los pasos que se podían dar estaban contados. • Un sábado: el sábado era el día de descanso de los judíos.. Y ahí están Jesús y los suyos atravesando sembrados. David es la referencia mesiánica por excelencia para los judíos. pues. para ser tú. Lo de Jesús «llama» la atención. como «transgresores de la ley». pone como centro de importancia a la persona necesitada.. Te puedes preguntar sobre la libertad que tienes para actuar. • La respuesta de Jesús denuncia la tendencia a atrapar a las personas en normas.

al marido... ¿te sientes a gusto siendo «arbitro» o «juez» de la gente? ¿O quizá te sorprendes «tejiendo» una tela de araña para «hacer caer en la trampa» a alguien. a los amigos. y pide perdón por ellos. Oratio • Ora y presenta al Señor los miedos que te atan. para organizar todo el resto de tu vida. a la familia. a los que ponen trampas a otros. simplemente la vivimos delante de otros y con otros. • Pide perdón si descubres que eres una persona que tiende a tender «redes» que atan y no dejan crecer y madurar a los que están a tu lado. al dinero.. • Metida en el pellejo de Jesús y los suyos. • Ponte delante del «Señor del sábado» y medita cómo Jesús es fuente de tus valores.. ¿ante quiénes y por qué sientes miedo y te echas atrás o dices: es que a tal persona la tengo miedo?. a la plancha. de tu vivir. exige coherencia personal y tener claras las razones de lo que hacemos y por qué lo hacemos. ¿qué notas que te falta para romper el miedo que experimentas o que te paraliza y te impide expresarte.lo que sale del corazón.. al amor. a permitirte algún capricho.... -240- .. Nuestra escala de valores no la podemos imponer. a hacer algo por los demás. decir lo que piensas? • También te puedes meter en el pellejo de los que critican la acción de Jesús y sus discípulos. Entretente un rato descubriendo a Jesús en tu vida y organizando tu vida desde Jesús.. al tiempo libre.... o van pasando los años. sin exigírselo a otros.? • Descúbrete en la vida ordinaria poniendo escala de valores: a las cosas. puedes traer a tu memoria personas.. a las personas. hacer. El amor es lo que le hace a este Hombre «romper y rasgar» lo viejo y poner en el centro lo nuevo: la persona. a darte tiempo y cuidarte un poco.. ¿qué es lo queda claro y se percibe viviendo contigo? Hay que ser capaces de poner algo en el centro personal que descentre todo lo demás.. Nombra ocasiones y personas que te tienen atrapada y no te dejan ser tú como sientes y deseas. Y es una escala de valores que va cambiando a medida que vamos descubriendo más lo esencial. Nombra ante el Señor a los acusadores-controladores de vidas ajenas que conoces. al trabajo. y eso.. que te paralizan.. eso es lo que te da escala de valores para hacer y deshacer... Lo primero de todo puede ser percibir cómo reaccionas. Dios. con libertad. No podemos exigir a los demás lo que nos centra a nosotros. Lo que tengas por esencial. hechos que te coartan la libertad: ¿qué o quiénes no te dejan ser libre?.. que no te dejan ser libre. a los hijos. • Imagina que preguntan a tu marido o a tus hijos que hagan una escala de valores tuya: ¿qué pondrían?.........

. cada vez más centrada en lo esencial y por eso más libre. Jesús tiene una escala de valores. una persona que no sabe romper ataduras y salir de una situación oculta y secreta.. de valores. que te ayude a entender la verdad. el mejor momento del itinerario de oración propuesta donde más vibró tu corazón por lo que sea: alegría... MATERIALES Gesto Una escalera. de las personas. te sentiste bloqueada: cuándo... Deja que en esta oración y contemplación Dios te transforme.. a vivirla.. sí mucho que compartir para enseñarnos unos a otros a decir: Padre. del Evangelio. Mira y contémplate mirada.. una persona libre y cada vez más dueña de sí misma.. . Todo parte de un centro: su Padre Dios. Contemplado • Crea en tu imaginación una escena en la que tú estés delante de este Hombre que es Señor del sábado. etc. miedo...• Implora del Señor ayuda para obrar con la libertad de Jesús. III. Esto implica saber llegar a lo esencial de las cosas. No digas nada. una persona que tiene miedo a lo que otras le puedan decir. Siéntete mirada en esa postura por Jesús.... por qué. a las personas. • Comparte la obra de Dios en ti para edificación de todo el grupo.. Nos invita a construir nuestra propia escala. Que de esa contemplación vaya brotando en el corazón palabra transformadora. Pide al Señor que sea tu maestro.. Elige la postura corporal que desees. acción de gracias. -241 - . el Señor del sábado. Despedida Momento de compartir • Compartimos nuestra experiencia de oración: cómo nos hemos sentido. Y elige la postura interior más habitual en ti: una persona atemorizada por miedos. No tenemos nada de qué presumir.. • Quizá no entraste en oración.

Aquí tienes una escalera y unas palabras. Puedes ir poniendo las palabras en los peldaños según el lugar que creas ocupan en la escala de valores con la que en esta etapa de la vida funcionas: Dinero Amigos Pareja Tiempo libre Consumo Hijos Trabajo Cuidado personal Música Oración Consumo Dios Silencio Lectura Acciones solidarias Televisión Familia Relaciones sociales 242- .

MARCOS 3. La acogida hace que en la oración no seamos islas. sino grupo de orantes. Ambientación • Aprovechar acontecimientos del momento y del día para situarnos en el aquí y ahora de unos orantes históricos. PREPARACIÓN Decorar la sala • Con sobriedad. utilizar todo aquello que haga el ambiente más acogedor y con signo religioso.22-30 ¿Cómo puede luchar Belcebú en su contra? I. -243- . Repetir la importancia de las posturas y de estar abrigados. Acogida de las personas • La acogida crea ambiente. En la oración todos somos familiares de Dios. dedicar un momento a explicar cómo solemos hacer la oración. Si hubiera personas nuevas.

.) — Donde dos o tres están reunidos en mi nombre. Se refería a los que decían que tenía dentro un espíritu inmundo.. Comunitaria — Enséñanos a orar.3). en ayuda de mi debilidad y de mi no saber rezar. desde el estado anímico que ahora tienes. -244- . • Pedir a María. para hacerse la guerra. allí estoy yo. no puede subsistir. Si Satanás se rebela contra sí mismo. cargará con su pecado para siempre». Reconozco. Creedme.II. todo se les podrá perdonar a los hombres: los pecados y cualquier blasfemia que digan.) Invocación al Espíritu Personal • Invitación a que cada persona invoque la presencia del Espíritu según la advertencia de Pablo: «Nadie puede decir ¡Señor Jesús! si no es movido por el Espíritu Santo» (1 Cor 12. que no puedo orar si tú no me enseñas. la mujer del silencio contemplativo.. Señor. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Relajación • Un poco de respiración y de pausa. — Ven. los escribas que habían bajado de Jerusalén decían: «Tiene dentro a Belcebú y expulsa a los demonios con el poder del jefe de los demonios». Señor. está perdido. si primero no lo ata.22-30 En aquel tiempo. Nadie puede meterse en casa de un hombre forzudo para arramblar con su ajuar. que nos ayude a entrar en el misterio de su Hijo. • Invitación a rezar desde la realidad que hoy vives. Él los invitó a acercarse y les puso estas parábolas: «¿Cómo va a echar Satanás a Satanás? Un reino en guerra civil no puede subsistir. El texto: Marcos 3. Está aquí. {Música. una familia dividida no puede subsistir. entonces podrá arramblar con la casa.. pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón jamás. (Repetir varias veces esta expresión.

. Argumento utilizado: Lo que Jesús hace es por fuerza del demonio. Este Jesús está habitado por el demonio. Pero «como eso no entraba en -245- . La novedad produce pánico. Los primeros que reaccionan ante la novedad de Jesús son sus familiares: (Sus familiares) vinieron a llevárselo. actuaciones de otras personas. que os poseen. de persona que critica. La presencia sanante de Jesús produce reacciones. cure. los sabios. Tenéis pavor a que os quiten los «demonios» que os habitan. «de saber». de cariño. preferís vuestras tristezas. para eso son «letrados». Los segundos que reaccionan son los letrados. sane. Meditatio • Quizá puedas traer a tu imaginación situaciones en las que has actuado de «letrado». la predicación de Jesús se presenta como insoportable. Desde el inicio. los que llaman (o confunden) al Espíritu de Dios con el nombre de demonio. los que se esconden de la fuerza del Espíritu. Estáis bien con vuestros «demonios».21). • Los letrados le atacan y ridiculizan con argumentos.Lectio • El pasaje que hoy nos sirve de base para la oración pertenece a lo que Marcos nos pone inmediatamente a continuación de los primeros milagros de Jesús y a la elección de los apóstoles. cuando desenmascaras y dices la verdad a tus hijos y se defienden. «gente de letras». No queréis que la gente viva libremente. Los de casa le llaman «loco». que no quieren reconocer la verdad. ¡Poned argumentos mejores! No los tenéis.. • El final es también sorprendente: Jesús asegura que se puede perdonar todo. Tenéis miedo al cambio que yo traigo. conmoción. Lo que tenéis es pavor a lo nuevo. de Belcebú. No se soporta que Jesús haga cosas «nuevas».. Preferís vuestros demonios. Dios puede perdonar todo menos a aquellos que no quieren recibir el perdón.. que no hay pecado grande para el amor de Dios. vuestras «enfermedades». de bondad en la vida. Esta historia no es nueva. El argumento es pobre y Jesús lo desmonta enseguida: Si yo expulso a los demonios de la gente no puede ser por poder del demonio ya que estaría éste obrando en contra suya.. No se soporta que la gente le acompañe y siga porque ve «algo» diferente en él. La vives tú a menudo. desestabilizadora o como «una locura». Os defendéis de mí y de la novedad que traigo. comportamientos de gente que intenta poner un poco de luz. sin tener razones (o con razones falsas). llevárselo. porque creían que no estaba en sus cabale (Me 3. que se empecinan en la mentira o no quieren ver. Ésos no tienen perdón porque no son capaces de pedirlo. ¡Hay que acallar o encerrar o ridiculizar al que trae lo nuevo! Su familia cree que está loco y le quieren quitar del medio..

conlleva quitar un «consumidor» de droga. liberar a alguien acarrea críticas o amenazas o pequeños líos. a tu forma de comportarte como «letrado». del que no quieren salir. a su «falta de crítica». El pecado mayor de las personas que no admiten nada más que lo suyo.. puedes ir más allá: hay veces que atacamos a uno porque nos sentimos atacados o amenazados. en su negativa a salir de sus «espíritus». Lo dan todo por cerrado.. Echa una mirada a tu vida. y no te hacen caso. Por eso ellas mismas se niegan el futuro... Esta acción de liberar. «les interesa que no cambies. • ¿Qué crees que pueda hacer contigo el Señor? ¿De qué situaciones crees que «ni Dios» te puede liberar? -246- . Es la ceguera de otros la que les da beneficio. Nos hacen ver que su vida está condenada a lo triste. • Si quieres.. Las personas más temibles para los que se instalan en «su verdad» son las que denuncian la mentira y no hacen paces con ella.. como el que «cree que sabe todo lo que el otro tiene que hacer y se convierte en juez de lo que otros hacen».. por sanar.tus planteamientos o formas de hacer o de imagen formada de la otra persona». O lo dices. • Quizá tú has sido víctima de los ataques de alguien por decir la verdad. Abrir a alguien los ojos a sus «drogas».. somos incapaces de ver lo que tiene de novedad y de positivo... Ése es su gran pecado. No hay solución para ellas. Decir la verdad cuesta.. «que no tienes razón porque el 80% de las parejas. te tratan de histérica perdida.. no te creerán. a veces. nada nuevo puede entrar en ellas.. Lógico que salten los que «viven de la ceguera de otros» y critiquen a los que sanan y abren los ojos. que no abras los ojos». de abrir los ojos. buscas la manera de «atacar». a su «inocencia». a su «ingenuidad». Cuesta decir al marido o a los hijos: «No me tratáis como merezco». En el fondo. es lo que provoca a los que se alimentan de la ceguera de otros. Me reducís a ser la «chacha» de la casa». un «apoyo» en el que los poderosos se sustentan. Atacamos. a sus «consumos». de criticar.. Sanar. el perdón. es que no se abren a lo nuevo. con frecuencia. Las personas sin «perdón» son las que se encierran en sus trece. se comportan así». Cuando no tragamos a alguien. uno del que se puede abusar por su inocencia... a quien ayuda a abrir los ojos a otro. ni a un pequeño cambio. Todas son disculpas ante el cambio. Hay personas y entidades que «ganan» con la «ceguera» de otros. de las familias son así. Decir (o hacer) la verdad es. que no digas la verdad. escuchar (hasta de los más cercanos) que «estás medio loca».. Por mucho que hagas.. el de quienes no dejan lugar a lo nuevo. Y te han dicho: «¡Pero qué tonta eres! ¿Quién te manda meterte o ayudar a esa persona si no la conoces? ¡Bastante tienes con lo tuyo!»...

gózalo. El resto.. • Por las cosas que hay en ti ante las que dices «esto no tiene solución». siéntelo. liberado... Es Jesús... añadiendo.... ¡No te lo pierdas! • Si prefieres otra pista: imagínate haciendo una lista de las cosas de las que dices: «Esto ya no tiene solución». da gracias.Oratio • Por las veces que has estado en la acera de los letrados. acaricíalo. haciendo lo que ellos hicieron con Jesús. Imagínate ayudando a alguien.. a echarte en cara toda tu vida.. pide luz y pide verdad. Contemplatio • Imagínate en una escena real (o construida) sobre tus mejores deseos.. por las resistencias que pones. vívelo. abriendo los ojos a alguien de un vicio que tenga. a decirte que no vales para nada. ¿Cómo reaccionas? ¿Qué sientes? En el momento en que empiezas a reaccionar (ya sea que se te suba la sangre a la cabeza o cualquier otra cosa) notas que una mano se posa sobre tu hombro. «esto lo doy por perdido en mí». apostado por la verdad y eso te ocasionó críticas o enfrentamientos. • Por las veces que has sanado.. Te paralizas y. por las falsas razones que te das para no dejar penetrar la luz en tu corazón. se te acerca Jesús. pide fuerzas para seguir siendo hija de la verdad. Imagínate que al ayudar a la persona elegida.. El resto. gózalo. que te calles porque no tienes autoridad ni derecho para hacer o decir lo que haces.. y sientes. vas mirando... ¡No te lo pierdas! Despedida Momento de compartir -247- .. Mientras las contemplas... • Por las zonas que ves en tu corazón que todavía están en tinieblas. pide confianza en Dios. Contemplas la lista.. Y sientes «algo por dentro». ésta «salta» y se revuelve contra ti y empieza a «ponerte verde». defendiendo a alguien. pide perdón. Te mira y mira tus cosas y tu adentro. vívelo.. aunque no los alcances todavía. o diciendo la verdad a un íntimo tuyo.. siéntelo.. por las contrariedades que vives. acaricíalo.

Dentro habrá un papel escrito: DENTRO DE TI HAY UNA VERDAD. UNA FUERZA QUE NO SOSPECHAS.III. ESTÁ AHÍ. -248- . de esas que se desmontan en dos. MATERIALES Gesto Entregar una bola o pelota pequeña de plástico. ¡ROMPE EL CASCARÓN! DESCUBRE LO MEJOR TUYO.

PREPARACIÓN Decorar la sala • Como es habitual.249 - . para poder llegar a todo.11-13 No se os dará otro signo I. Ambientacíón • Aprovechar acontecimientos del momento y del día para situarnos en el aquí y ahora de unos orantes históricos. dedicar un momento a explicar cómo solemos hacer la oración. con mucha aceleración. Acogida de las personas • La acogida hace que en la oración no seamos islas. II.) La gente suele venir con prisas. Necesita paz.MARCOS 8. Si hubiera personas nuevas. Atención a las posibles personas nuevas. cuidar el local de oración con mimo. [Música. . DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Un poco de respiración guiada y de pausa. sino grupo de orantes.

El texto: Marcos 8. se embarcó de nuevo y se fue a la otra orilla..11-13 En aquel tiempo se presentaron los fariseos y se pusieron a discutir con Jesús. Jesús dio un profundo suspiro y dijo: «¿Por qué esta generación reclama un signo? Os aseguro que no se le dará un signo a esta generación». que nos ayude a entrar en el misterio de su Hijo.) — Donde dos o tres están reunidos en mi nombre. Saciarse de pan es consecuencia del hambre de escucha. Jesús. Lectio • El pasaje que hoy nos sirve de base para la oración pertenece a lo que Marcos pone inmediatamente a continuación de la multiplicación de los panes y de los peces.. Por escuchar a Jesús se han quedado sin provisiones de comida. Señor. su intimidad. • Desde la realidad de nuestro día de hoy. Está aquí. en ayuda de mi debilidad y de mi no saber rezar.Invocación al Espíritu Personal • En el momento de la oración nos presentamos como necesitados. Venimos a recibir de Dios su luz. Comunitaria — Enséñanos a orar. presenta a Jesús como alguien que «siente lástima» de los que le siguen y le escuchan y. El evangelista. • Pedir a María.. No somos nosotros los que «vamos a dar algo a Dios». rezamos: — Ven.3): — Reconozco. allí estoy yo. una vez saciada el hambre material de la gente. en el relato de la multiplicación. Para ponerlo a prueba le pidieron un signo del cielo. su palabra. que no puedo orar si tú no me enseñas. despide a -250- . como si fuéramos un vaso o jarra que va a la fuente para que el agua de ésta nos llene y poder llevar agua a los demás. el signo de la multiplicación para calmar su hambre. La advertencia de Pablo es clara: «Nadie puede decir ¡Señor Jesús! si no es movido por el Espíritu Santo» (1 Cor 12. de ahí. Los dejó. (Repetir varias veces esta expresión. Nosotros nos ponemos sólo a disposición.. la mujer del silencio contemplativo. Señor.

• Jesús dio un profundo suspiro. Y se va a otra parte. voy a ver si le pillo. a los que piden lo que vosotros pedís. nos dicen que les repitamos las cosas.. tendremos que imaginarnos esos suspiros que damos cuando los hijos. parece que le proponen.): se acechan para echarse en cara las cosas.. añade Marcos... Y nos callamos. Para entender esta expresión del evangelista. Lo podemos entender pensando en el funcionamiento actual de los grupos (políticos. Busca en tu manera de comportarte con los otros (o con Dios) ocasiones en las que estás delante de alguien con «actitud de caza»: Voy a ver si cazo a éste.. vete a la porra. Meditatio • Quizá puedas traer a tu imaginación situaciones en las que has actuado de «fariseo».. Le piden a Jesús un signo según lo que ellos piensan y rechazan (o no ven) los signos que Jesús está haciendo. La siguiente escena. y aponerlo a prueba.. • Nada se nos dice de la discusión tenida. que es inútil perder el tiempo con ellos. • Aparecen unos personajes: los fariseos. Ya están servidos». Deja de tomarme el pelo». ¡Y están tan claras! ¡Y estamos tan hartos de decirlas! Y se nos escapa un suspiro por dentro. Sí queda patente que le piden un signo.. de mercado. Es una actitud que nos lleva a vivir juzgando todo y a todos. Verás que detrás de esta actitud se esconde una «cerrazón» que nos incapacita para ver algo bueno en el otro. o los alumnos. Sólo nos salvamos nosotros.. -251 - . • Jesús entiende que hay gente que está cerrada para escucharle. sólo somos los únicos buenos y los únicos que estamos en la verdad. Esta lógica cambia el sentido de la realidad de Jesús. puede seguir haciendo «cosas prodigiosas». robarse cotas de poder. o las personas que sean.. etc. ante esta petición. Y les dejamos plantados. Le reducen a «titiritero o a mago». Jesús acaba de realizar el signo de la multiplicación y piensan que «quien ha hecho un cesto hace un ciento». de influencia. No hay nada que hacer. «¡Haznos un numerito nuevo del repertorio de tu espectáculo!».todos y se marcha. Y sin más contemplaciones.. un «mira. en la lógica del evangelista... atacarse mutuamente. No es que vengan porque tengan hambre de su palabra y quieran escucharla: vienen a discutir. Te lo he dicho mil veces. • No se le dará un signo a esta generación. guapo. económicos. se fue. quien ha dado de comer a muchos. tienen una escucha selectiva: sólo les interesa lo que les pueda servir para descalificar al otro. En principio. no se les dará nada. o el marido. es el relato que hoy meditamos y oramos. Jesús afirma algo así como que «a los que son como vosotros.. No están delante de Él de buena fe.

o.• Afronta con paz la manera que tienes de tratar a Jesús y de tratar con Jesús. Jesús es el signo de Dios.. A Jesús vamos para escucharle y su palabra no tiene desperdicio. para machacarlas.. Todo lo demás que pase después ya no nos pertenece. sin embargo. Es acción suya. los momentos de tu jornada ordinaria desde que te levantas hasta que te acuestas. de un día normal.. la delicadeza de gestos. pero están ante Él con una actitud tal que no lo pueden reconocer.. y. Al encuentro de Jesús vamos porque Él es salvación.. Por esas personas que hacen imposible la vida a los otros porque sólo ven lo malo.. de las palabras de los otros. Dedícate un tiempo a ver los signos de Dios que no ves y que. para descansar en Él.. el perdón de las faltas.. No son capaces de ver las cosas pequeñas de su entorno que ya son «signo de Dios. signo del Reino»: el servicio sincero. como en una movióla.. sin embargo. Mira a ver si hay algún atisbo de acercarte a Él con esa solapada actitud de «pedirle» un milagro. ¡¡hay tantas huellas de Dios al alcance de la mano!! • Pide a Jesús que te enseñe a acercarte a Él sin más. ¿Qué petición (o comportamiento. porque Él es la cara visible del Padre. • Pide por los que se quejan de que Dios no habla. que te aleje de esa lógica corriente: «Como te pido y no me das nada. que rehaces y repasas en vídeo. A Jesús no le vamos a cazar.. sólo para escuchar su palabra. -252- . en la trama densa de sentido de la vida ordinaria. El signo de Dios está en lo ordinario. el «yo no se lo tengo en cuenta».. o dos. te dejo de lado y no quiero saber nada de ti». Resulta que piden lo que tienen delante...... porque Él tiene palabra de vida... La visionas una vez... Que Él te haga comprender que es el signo de Dios. de exigirle que «haga una excepción contigo y te conceda un milagro». Oratío • Pide por las personas que viven «a la caza» de los gestos. Es una jornada normal. Contemplado • Imagínate recorriendo... Pide perdón si tienes algo de esto en tu vida.) mía le hace suspirar y llevarse las manos a la cabeza? En el texto es una petición fuera de sitio. Estamos rodeados de huellas de Dios y decimos que ¿dónde está Dios? • Descubre lo que ha puesto en ti el Espíritu de Jesús que te hace convertirte en signo de Dios para otros... están ahí cada jornada. • Trae a tu imaginación la escena en la que Jesús da un profundo suspiro por las cosas que le pides. Quieren que Dios haga magia en vez de hacer salvación. Créetelo. no es perceptible en sus vidas. la palabra que se pronuncia de consuelo.

al escuchar hoy tu palabra.. dónde las personas se acogen. calla. aprende a descubrirle. descubro mi vida de creyente con sus pequeños ateísmos solapados.Quizá ves algo o nada. donde las personas se escuchan. donde las personas se perdonan.. donde las personas se miran a los ojos. Sorpréndete porque en un momento Jesús se te aparece y da un suspiro y te dice: ¡¡Pero no te das cuenta de que estoy aquí!! ¿Qué más quieres? • Abre los ojos. Tú eres señal y me haces señales donde las personas se ayudan. AAATERIALES Oración Señor. Despedida Momento de compartir III. -253- . contempla. ¡Cuántas veces te pido señales y no soy capaz de ver que todo lo que me rodea está repleto de pequeñas señales que me hablan de ti! Tú estás escondido en el adentro de la vida ordinaria que yo digo que es «rutina» porque mis ojos no logran traspasar más allá de lo que ven. donde las personas se bendicen. secretos y sutiles.

. . Tú eres señal y me haces señales para ir más allá de mi urgencia de hacer «Dios a mi medida» cuando callas y te vas y me dejas sólito para que recapacite y medite y vuelva sobre mí mismo y descubra mis ganas de manipularte.donde las personas se animan mutuamente. mayores que mis ganas de escucharte en lo cotidiano de cada día.. donde las personas saben olvidar el mal recibido.

Es un buen colofón. Eso le proporciona tranquilidad y. las flores.) -255- . (Música. PREPARACIÓN Decorar la sala • Cuidar la decoración de la capilla. sobre todo el cirio. Ambientación • Esta oración es la última reunión del curso.28-31 Lo hemos dejado todo I... Acogida de las personas • Si hay personas nuevas. DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Un poco de respiración y de pausa. comunicarlo al grupo. prestarles acogida. motivo de rezar por los ausentes. quizá. nos «ataca» en lo que tenemos de intocable en el secreto de nuestra vida.. El evangelio es «fuerte».. Si las personas habituales han avisado de que no pueden venir.MARCOS 10. Nos «ataca» en aquello que tenemos de más íntimo. II. el agua.

. Jesús quiere que los que le sigan no se reserven nada. pero que no tiene fuerza para dejar aquello que Jesús le pide para seguirle: vender sus bienes. ellos tienen experiencia de que «a nadie le amarga un dulce» y de que hay «dulces» que no queremos dejar de comer. En todo lo demás era de «diez».. se dice. Sólo le faltaba una cosa. en este tiempo. ¿para qué más?. Comunitaria • Donde dos o tres están reunidos en su nombre. dejar su riqueza.. Muchos primeros serán últimos. Y se fue. cien veces más — casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras. un joven dispuesto a seguir a Jesús. que no puedo orar si tú no me enseñas. Como nosotros.Invocación al Espíritu Personal — Reconozco.. un joven que cumple perfectamente la ley. o hermanos o hermanas. primeros». Pedro se puso a decir a Jesús: «Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido».. Aquí. Jesús dijo: «Os aseguro que quien deje casa. en ayuda de mi debilidad y de mi no saber rezar. — Ven. A eso se resiste. Quizá esto explica muchos seguimientos a medias que por eso son poco significativos a la larga. allí está la presencia de Jesús. y muchos últimos. por mí y por el Evangelio. Son muy duras. El texto: Marcos 10.. ¡Qué difícil es que un rico escuche la Buena Nueva de Jesús! Ya tiene bastante con lo suyo. pero una cosa sola le impidió lo que se le propuso: seguir a Jesús.. recibirá ahora. Los apóstoles están asustados de las palabras de Jesús. Lectio • Lo que precede a estos versículos es el pasaje del joven rico. con persecuciones—. • Jesús aprovecha para hacer un comentario: «¡Qué difícil es que un rico entre en el reino de Dios!». y en la edad futura. En lenguaje popular esto tiene nombre: «la -256- . entre nosotros.. Señor. reunidos en el nombre del Señor.28-31 En aquel tiempo. o hijos o tierras. Señor. vida eterna. ni una cosa. o madre o padre. el Señor está presente: — Enséñanos a orar.

Tu trato con Jesús te lo irá mostrando. los más íntimo. y que esas horas que «se las apañen». que pregunta a Jesús sobre la situación de ellos. a los que decimos que son «nuestra familia». lo pide por una razón: para aumentar y consolidar el seguimiento de Jesús. No casa con nada. «a todos nos gusta que nos sirvan». Si no lo damos. Jesús se manifiesta excluyente. No se trata de una ascesis para quedarnos sin nada porque sí. • En la enumeración que hace Jesús de las cosas dejadas. Tú no te tienes que hacer la pregunta: ¿qué tengo que dejar? Esto se te sugerirá. «la dolce vita».. y tú la tuya para venir a la Eucaristía. lo más cercano. los que lo han dejado todo y le siguen.buena vida». es donde Dios nos habla y nos pide cosas. hay que tener fuerza para dejarlo. El seguidor de Jesús no tiene más apoyo que Él. Poner a Jesús en el número uno de nuestra escala de valores tiene la consecuencia de que todo lo demás es segundo. en lo más íntimo de su corazón. más riqueza que Él. hay que saber dejarlo. Nos descubrimos como personas que nos gusta dejar «algo» para nosotros en lo que apoyarnos «por si acaso». escucha qué es lo que el Señor le pide dejar. En el corazón. -257- . Emprender proyectos con Jesús «toca a los nuestros en primer lugar».. pero. interrumpimos el seguimiento. Desprendernos de algo. Jesús da a entender que sabe muy bien que el corazón de la persona se apega más a las personas. a las personas que les ponemos el adjetivo «mío». dejar es multiplicar. Pero no se queda ahí: llega a lo que tenemos. Nos cuesta más entender este mensaje de Jesús: los más queridos son los primeros que hay que dejar o los últimos. las cosas materiales. etc. de los que Él ama con predilección: los pobres. Lo que sentimos que Dios nos pide es normativo para el seguimiento de Jesús. Lo que Dios pide. al final. dejares una aventura para descubrir nuevos valores nuevos hermanos. El creyente está llamado a dejar aquello que siente como pedido por Dios en su corazón. • En este contexto aparece la intervención de Pedro. Dejar no es perder. sino recibir más. Cada persona. • ¿Cómo entender este dejar? Lo primero de todo: el creyente no deja cosas porque se le ocurre. Un día escuchas o sientes que tienes que dejar que tu familia haga su vida y horario durante un tiempo. comienza por lo más familiar. lo estancamos. dejar es recibir más. La respuesta de Jesús es clara: Dejar es tener. Lo escucharás en tu corazón. hay que dejarlos también. No te preocupes por averiguarlo. Lo último que se nombra son los campos. un día tendrás que decir que te tomarás dos días a la semana para darte a los demás. Un día tendrás que decir a tu familia que no te regalen nada y el importe del dinero que te lo den para darlo a un misionero. en cristiano. Dios nos quiere vacíos de lo nuestro para poder llenarnos de lo de Él. «que no me falte nada». Confiar en Jesús es no necesitar más compañía. lo frenamos. Él es capaz de llenar todo el corazón. Lo que Jesús pide primero es dejar a las personas queridas. es para ser más seguidores de Jesús. es decir.

. Esa es la herencia que da el Señor. Dejamos lo nuestro para hacer nuestros a los que no son de nadie. Los grandes son pequeños y los pequeños son grandes a los ojos de Dios. Pon nombre a tus sentimientos y selecciona el sentimiento principal que descubres. por favor! -258- . Mira a ver si hay sentimientos de extrañeza. intenta «tocar» o dar nombre al movimiento interior que este pasaje bíblico suscita dentro de ti. no se trata de dejar lo que nosotros pensamos. Analiza si la iniciativa de dejar cosas es algo «que a ti se te ocurre» o son las que «Jesús te pide».. Esa es la multiplicación que da el Señor. de incomprensión. Los que se hacen servidores son los que de verdad «valen la pena». de repulsa. lo pone todo «del revés». a lo mejor es que estás en un seguimiento muy pobre. porque manifiestan mejor a los ojos de todos cómo es el corazón de Dios... la manera nueva de vivir. • Lo que Jesús anuncia.. de corazón de Dios. es decir. Meditatio • En primer lugar. Si no sientes que Dios te pide. llamada de Dios. Es decisión de Dios. sino lo que Dios nos pide. el Reino de Dios. no en tu cabeza.• Dios no deja con las manos vacías: nos las llena de otra manera.... hace que los que no tienen a nadie reconozcan que Dios existe porque nosotros hacemos de manos. Quizá este trabajo de meditación te lleve a descubrir si en tu corazón. N. ¡¡Ufffü • Nombra tus resistencias: Me cuesta darte... o que no le dejas a Dios espacio para que te pida. • Alégrate de descubrir la realidad del Reino de Dios en esas pequeñas cosas que se te piden y que ponen el mundo del revés porque lo que rige los comportamientos de las personas nace del amor de Dios y no de leyes humanas. el que caminemos haciéndonos pobres.. Este es un signo del Reino: hombres y mujeres que acogen a otros como si fueran de su familia y les hacen familiares... de resistencia. lo que te resistes a dejar... ¡Esto no me lo pidas. Recuerda. Sólo es importante dejar lo que sentimos como petición de Dios.. Los seguidores de Jesús son los que mejor anuncian con su vida cómo es Dios. Detente a enumerar lo que has dejado. que lo he dejado todo y te he seguido»... de boca. • Haz tuyas las palabras de Pedro: «Yo... has sentido o sientes la voz de Dios que te sugiere lo que tienes que dejar para ser más seguidora. Y este acoger como familia a los «sin familia» es lo que ya prepara el premio de la vida futura. Oratio • Dale permiso al Señor para que te pida cosas. Hace que hagamos nuestros a los que no son de nadie. lo que te cuesta dejar. cambia todo.

.. (Marcos 10. todo se juega en el silencio de una mirada. llama a Jesús.. mucho mejor. Déjate mirar por Jesús en tu realidad de poseedora o de dadora de tus posesiones.17-31) Enrollar la frase y atarla con una bonita cinta. DIOS. escribir esta frase: ¡¡MÍO!! ESTO NO ME LO TOQUES. MATERIALES Gesto En una cartulina bonita. Y tú le miras y él te mira.. Despedida Momento de compartir III. Cuando la tengas recreada.. personas a las que pones el posesivo «mío». o de dejarte mirar por Jesús.. Lo demás. dile que venga a verte. -259- . lo que más quieres. POR FAVOR. Contemplado • Compon en tu imaginación una escena en la que estés rodeada o atada o unida a todas las cosas... Si se puede lacrar.• Pídele que te haga gustar ese poner las cosas del revés que nace de vivir la vida de Dios: «Los últimos son los primeros».. bien agarrado. de tus riquezas. a tu lado. que se vaya tejiendo en ese silencio sagrado de mirada de Jesús sobre tu realidad. Date tiempo para recrear la escena. deja que vaya viniendo. Colócalas como quieras: las más próximas. Entregar a cada participante una cartulina..

Hoy descubro. que donde yo más resistencias pongo. Señor. Hoy descubro. para tener a los tuyos como míos. Señor. que a lo que yo más me aferró y no quiero soltar es donde se juega mi vida y mi manera de seguirte. Hoy. que tú estás donde está lo que me reservo. que dejar todo es sólo para seguirte. que lo que me parece imposible. que me pides dejar cosas y personas por ti. Señor. que no te puedo seguir llevando mis cosas encima porque son ellas las que ocupan tu sitio. Señor. -260- . descubro. Hoy descubro. Hoy descubro. que cuando yo me vacío de unas cosas. Y estás allí para hacer posible mi liberación. Señor. tú me llenas de tus preferidas. Señor. Señor. Hoy descubro. para hacerlos míos por el gran motivo de que son tuyos. Señor.Oración Hoy descubro. que cuando tú bastas todo sobra. mi confianza total y absoluta en ti. Hoy descubro.

MARCOS 16. Tiene comprometida su palabra. está Dios. PREPARACIÓN Decorar la sala • La decoración de la sala es la primera palabra que escucha el que llega a orar. Está. Acogida de las personas • La acogida humana es reflejo de la acogida de Dios. donde están dos o tres. Podemos decirnos aquí hoy: No me equivoco.15-18 Id por todo el mundo I. -261 - . Lo nuevo es que lo hacemos juntos y con un estilo diferente. Cuidarla. Ambientación • Hemos sacado un rato para orar. Estamos aquí. Lo hacemos durante el día. Aquí está Dios con nosotros aunque no le veamos. Conviene que sea una palabra que le ayude a abrirse al Señor.

a un lugar retirado. que tu Espíritu caliente e ilumine mi corazón para orar. -262- . DESARROLLO DE LA ORACIÓN Preparación para la oración • Al menos en la gran ciudad. tiempo concentrado. El texto: Marcos 16. repítelas gustándolas. deja caer estas palabras: — Señor. se salvará.15-18 Y les dijo: «Id por todo el mundo y proclamar la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y sea bautizado. agarrarán serpientes en sus manos y aunque beban veneno no les hará daño. • Repítelas despacio muchas veces sin pensar en otra cosa. Estas son las señales que acompañarán a los que crean: en mi nombre expulsarán demonios. Tenemos el lugar habitual de la vida. Lectio • Jesús buscaba geografía para orar: se iba a la montaña. deseando lo que pides.II. el que no crea. del trabajo. así pasa con la oración y con la relación con Dios. Invocación al Espíritu • En esa paz que ahora tienes. se condenará. donde oramos en lo que hacemos y con la calidad con que hacemos las cosas. Pero este tiempo de oración en grupo es especial: es tiempo de gracia. enséñame a orar. Como hay tiempos de amar donde se concentra más intimidad y otros donde vivimos la intimidad distanciada. de la familia. — El que escucha puede aceptar o rechazar lo que le presentan. hablarán en lenguas nuevas. comenzar por un tiempo de relajación es muy conveniente para aparcar lo inmediato y disponer mejor el corazón a la escucha. — Señor. impondrán las manos sobre los enfermos y se pondrán bien». • La dinámica del envío que vemos en este evangelio es la siguiente: — Quien sigue a alguien (= cree en alguien) es enviado a anunciar.

Tú tienes experiencia de comprometerte en cosas que parecen imposibles.. Sacas fuerzas de no sabes dónde. no para los que escuchan. Meditatio • Creer tiene consecuencias: vivir de otra manera. Lo que parecía un veneno resulta que no lo es. Las personas que se agotan en un momento son porque son poco. aceptas.». lo nuestro. Esta expresión es rica en significado: los demonios que el evangelizador expulsa en los escuchadores son: el miedo. porque no son nada. Al final descubres que esa dificultad. el egoísmo. En alguna ocasión seguro que te han dicho o has dicho a alguien: «No seas tonto. pensabas que te harían daño. Cuanto más intimamos.. sino porque es acogido. Hay cosas de la fe que no se entienden desde la lógica.. Hay cosas que no se discuten. Tú. dejar que las cosas vayan a la buena. deja eso para otros». «No tiene fuste». Alguien te da fuerza y. más importante aparece. De ahí no sacamos nada y nos interesa poco.. • Agarrar serpientes con las manos. • Dios nos salva porque no se impone. • Beberán veneno y no les hará daño. de personas que acepten hablar de él a otros. • Expulsar demonios. que tratamos a Dios. pedir explicaciones pero. no te mata. que te superarían.. El creyente se compromete en empresas que le superan no porque es fuerte. no es impuesto.. no imponemos la Buena Nueva al otro.. • No se manda creer. te das cuenta de que tienes que afrontar la situación. al final. • Escuchar y aceptar es obediencia. Se manda predicar. sobre todo. como expresión de tu fe. Todo lo que afecta a lo sagrado de la persona es terreno de libertad. Aceptar a alguien es obedecerle. sino porque su fuerza es el Señor. -263- . se aceptan. El imperativo es para los predicadores. Hay cosas que sólo se pueden hacer con fe y por fe. Y pasamos de ellas. • Dios es todo lo contrario. en tu sinceridad. la comodidad. nos decimos. obedeces. Y lo haces con honradez. • No nos salva lo que sabemos de Dios.— Jesús tiene necesidad de misioneros.. Puedes preguntar. sino que nos encontramos con Dios. «beber el cáliz» de la situación difícil que se te presenta. En la predicación del Evangelio.. aunque te cueste. Creer es respuesta a una invitación: «El que crea. que no podrías con ellas. alegría. Es creyente el que acoge la palabra en libertad.. que aceptamos a Dios. • La fe es un encuentro que no se agota en un momento. Dios deja con hambre de más... la autosuficiencia. Se anuncia y se acoge o no. es decir.

.. Regusta.. a entregarme a ti... Mira a ver si en tu vida de creyente se dan estas realidades o cuál es la manifestación de fe que más se da en ti como creyente. Calla. Imponer las manos. para el alterne.. siempre aprendiendo. Actio Esta oración de hoy: — ¿A qué me lleva en mi familia? — ¿A qué me lleva en los grupos con los que me reúno ya sea para salir.. Oratio • Reza con toda tu alma. Contempla.? — ¿A qué me lleva para trabajarme un poco más y ser mejor creyente? Despedida Momento de compartir -264- . Elige una de las expresiones vistas en el momento anterior y recréate en ella. Contemplatio • Imagina una postura corporal en la que te entregues totalmente en las manos de Dios. Hay creyentes que sólo de ver cómo viven las cosas que les pasan te dejan admirados. te ayudan mucho.. por ejemplo: Enséñame a fiarme de ti. el que más a flor de corazón tengas ahora.. es señal de transmisión de fuerza y de Espíritu de Dios. • Recuerda y reza las palabras de creyentes que te han empujado a vivir. Una sola cosa mucho tiempo o de manera repetitiva. te dan vida. a reconocer más y mejor a Dios. • Reza desde lo que ves que te falta: incapacidad para echar demonios. Siéntete en las manos de Dios. para la reflexión. a creer. en la Biblia. Es bueno detenerse en un aspecto.• Impondrán las manos. para el ocio. para demostrar ante otros que eres un sencillo creyente.. para arriesgarte. a crecer. No digas mucho.

y te aseguro que no miente. tragas cosas que a otros se les atragantan.. CREER tiene consecuencias en tu vida: te hace más libre de espíritu y te llena de Espíritu. allí donde estás se nota. CREER es entrega. te atreves a cosas que otros «ni pensarlo». lo dice Jesús. dices cosas que «dejan pegado» a uno. «hay otra vidilla». es abandono total. -265- .III. A LO MEJOR NO TE DAS CUENTA pero si eres creyente. a tu lado pasan estas cosas que dice Jesús y muchas más. no inmediatamente.. es obediencia a fondo perdido. es confianza. De verdad. MATERIALES • Se entrega un sobre en el que hay una carta para leer en casa.

Alabanza. Dichoso el que está absuelto de su culpa. Confianza en Dios.índice de salmos SALMO Salmo 19 CONTENIDO Unos confían en su carros. Penitencia. Ansia de Dios. Ansias de Dios. Dios es salvación. Confianza. Dios es luz.2-9 El alma sedienta de Dios. Fe. Recuerdo de Dios. Salmo 26. Perdón. Gratitud. Salmo 48 Vanidad de vanidades. Salvación. esperanza en Dios. Sed de Dios. Salmo 62. TEMA Confianza. Protagonismo de Dios. Poder de Dios. Espera. Auxilio de Dios. -267- . Caducidad de todo. Salmo 61 Sólo en Dios descansa mi alma. Acción de Dios. Búsqueda de Dios. Memoria de la obra de Dios. Misericordia de Dios.l El Señor es mi luz y mi salvación. Salmo 31 Salmo 41 Deseo de Dios.

Añoranza. Fecundidad de la acción de Dios. Fidelidad. Ansia del Templo. Recuerdo de Dios. Destierro. Canto maravillas de Dios.Salmo 64 Solemne acción de gracias. Alabanza. Deseos acallados. tú has sido nuestro refugio. Salmo 76 Añoranza del Señor y de su acción salvadora. Aclamación. alianza. Presencia de Dios en la vida de su pueblo. Salmo 136 ¡Que se me pegue la lengua al paladar! -268- . Eternidad de Dios. Salmo 130 Como un niño en brazos de su madre. Caducidad humana. Salmo 89 Señor. Descanso en Dios. Alabanza. fiesta. Confianza. Reconocimiento de la acción de Dios. Fe. Salmo 80 Tocad la trompeta por la luna nueva. Búsqueda en la ausencia. Súplica. Recuerdo de Dios.

índice de pasajes evangélicos

PASAJE Mateo 1,18-24

CONTENIDO El nacimiento de Jesucristo.

TEMA Fe. Escucha de Dios. Voluntad de Dios. Filiación divina. Reconocimiento de Dios. Sencillos de corazón. Presencia de Dios en los sencillos. Intimidad con Dios. Petición. Vocación. Aceptación plan de Dios. Anuncio pasión-muerte. Decir sí a Dios. Sencillez. Orgullo. Arrogancia. Prójimo. Misericordia. Reino de Dios. Vigilancia. Juicio de las naciones.

TIEMPO LITÚRGICO Navidad. Fiesta de san José. Tiempo ordinario.

Mateo 11,25-30

Has escondido estas cosas a los sabios.

Mateo 20,17-28

No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber mi cáliz?

Tiempo ordinario. Cuaresma.

Mateo 21,28-32

Os precederán.

Adviento. Tiempo ordinario.

Mateo 25,31-46

A mí me lo hicisteis.

Tiempo ordinario.

-269-

Lucas 1,39-56

Feliz la que ha creído.

María. Fe. Aceptación plan de Dios. Visitación. Ayuda al otro. Sencillez. Vigilancia. Obediencia a Dios. Buscar a Dios. Anuncio de Dios. Noche de Dios. Codicia. Riquezas. Dar. Felicidad. Reino de Dios. Semilla. Levadura. Reino de Dios. Compartir. Dar sin esperar respuesta. Darse. Dar de lo necesario. Dar sin hacer ruido. Hacerse pobre. Vigilancia. Fin de los tiempos. Falsos mesías. Fe. Confianza. Hablar de Jesús. Fe. Opciones personales. Decisión. Necesidad de otros. Intimidad con el Padre. Escucha. Filiación.

Adviento. Fiestas marianas.

Lucas 2,15-20

Todos se admiraban de lo que contaban del niño.

Navidad. Fiestas marianas.

Lucas 12,13-21

La vida no depende de ¡as riquezas.

Tiempo ordinario.

Lucas 13,18-21

Como un grano de mostaza.

Tiempo ordinario.

Lucas 14,12-14

No invites a los que pueden invitarte.

Tiempo ordinario.

Lucas 21,1-4

Ha echado más que nadie.

Adviento. Tiempo ordinario.

Lucas 21,5-11

Estad atentos: vigilad.

Adviento.

Juan 4,43-54

Tu hijo está curado.

Cuaresma.

Juan 5,1-3.5-16

¿Quieres quedar sano?

Cuaresma.

Juan 5,17-30

Lo mío es hacer la voluntad de mi Padre.

Tiempo ordinario. Tiempo de Pascua.

-270-

Juan 6,30-35

Yo soy pan de vida. Jesús alimento. Alimentarnos de Jesús. Signos del Reino. Fe. Buen Pastor. Buen Pastor. Escucha. Intimidad. Pertenencia. Seguridad. Reconocimiento.

Tiempo de Pascua.

Juan 10,11-18

Tiempo de Pascua.

Juan17,11b-19

¡Que sean uno como Unidad. nosotros! Oración. Lucha. He visto al Señor. Resurrección. Fe. Búsqueda.

Tiempo de Pascua.

Juan 20,11-18

Tiempo de Pascua.

Marcos 1,12-13

El Espíritu lo sacó al Desierto. Tentación. desierto. Fidelidad. Oración. Soy Señor del sábado. Reino de Dios. Novedad de Dios.

Cuaresma.

Marcos 2,23-28

Adviento.

Marcos 3,22-30

¿Cómo puede luchar Reino de Dios. Belcebú en su Apertura a lo nuevo. contra? Descubrir lo bueno de las personas. No se os dará otro signo. Ceguera. Reino de Dios. Dureza de corazón. Imagen falsa de Dios. Seguimiento. Riqueza. Desprendimiento. Fe. Anuncio. Buena nueva. Acogida.

Tiempo ordinario.

Marcos 8,11-13

Tiempo ordinario.

Marcos 10,28-31

Lo hemos dejado todo.

Tiempo ordinario.

Marcos 16,15-18

Id por todo el mundo.

Tiempo ordinario.

-271 -

índice

Introducción

7

I. EL CONTEXTO DE LA EXPERIENCIA
I. Presentación de la experiencia 13

II. SALMOS
1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. II. 12. 13. Salmo 19. El Señor es mi auxilio Salmo 26,1. El Señor es mi luz y mi salvación Salmo 31. Dichoso el que está absuelto de su culpa Salmo 41. Deseo de Dios Salmo 48. Vanidad de vanidades Salmo 61. Sólo en Dios descansa mi alma Salmo 62,2-9. El alma sedienta de Dios Salmo 64. Solemne acción de gracias Salmo 76. Añoranza del Señor y de su acción salvadora Salmo 80. Difícil alianza de Dios con su pueblo Salmo 89. Señor, tú has sido nuestro refugio Salmo 130. Como un niño en brazos de su madre Salmo 136. ¡Que se me pegue la lengua al paladar! 23 29 35 41 47 53 59 65 71 79 85 91 97

-273-

Como un grano de mostaza 5. Lucas 21.12-13. 5. ¿Quieres quedar sano? Juan 5. MATEO 1.30-35. Cuando lo poco es mucho 7. Yo soy el pan de vida Juan 10.13-21. Lucas 21. Tu hijo está curado Juan 5. He visto al Señor 185 191 197 203 209 215 221 VI. Mateo 25. JUAN 1. ¡Que sean uno como nosotros! Juna 20.31 -46. Lucas 12. Feliz la que ha creído 2. Mateo 11. LUCAS 1.28-32. Lucas 2. Lucas 1. 4.12-14. Marcos 1. Estad atentos: vigilad 141 147 153 159 165 171 177 V. Lucas 14. El nacimiento de Jesucristo 2. A mí me lo hicisteis 105 111 119 127 133 IV. Has escondido estas cosas a los sabios 3.15-20. La vida no depende de las riquezas 4. Buen Pastor Juan 17. Lo mío es hacer la voluntad de mi Padre Juan 6. Marcos 2.11-18.23-28.11-18.17-28. El Espíritu lo sacó al desierto 2. 7. Mateo 20. Soy Señor del sábado 231 237 -274- .18-24. MARCOS 1. 2. Os precederán 5.5-16.39-56.17-30. Todos se admiraban de lo que contaban del niño 3. Lucas 13.1-3. 3. Juan 4.11 b-19. ¿Podéis beber mi cáliz? 4. 6.III.1-4. Mateo 1. No invites a los que pueden invitarte 6.25-30. No sabéis lo que pedís.43-54.5-11. Mateo 21.18-21.

¿Cómo puede luchar Belcebú en su contra? Marcos 8. Lo hemos dejado todo Marcos 16.28-31. 6. 5. Marcos 3. 4. Id por todo el mundo 243 249 255 261 índice de salmos índice de pasajes evangélicos 267 269 .11-13.22-30.3.15-18. No se os dará otro signo Marcos 10.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful