You are on page 1of 31

V CONVENCION NACIONAL DE FINANZAS

MICROFINANZAS Y EL DESARROLLO REGIONAL

Trabajo Nacional:

MICROFINANZAS: RETOS Y OPORTUNIDADES.

V CONVENCION NACIONAL DE FINANZAS MICROFINANZAS Y EL DESARROLLO REGIONAL Trabajo Nacional: MICROFINANZAS: RETOS Y OPORTUNIDADES.

CPCC. Leonidas Zavala Lazo.

Doctor(c) y DEA en Administración de Negocios en la Universidad de Sevilla, España; MBA por CENTRUM - Pontificia Universidad Católica del Perú, MBA Universidad Politécnica de Madrid, España. Contador Público de la Universidad Católica de Santa María. Diplomado en Gestión Financiera en las Universidades ESAN y Tarapacá de Arica, Chile. Gerente Financiero de Alimentos Procesados S.A. - Corporación Cervesur. Docente de Finanzas de la Universidad Católica San Pablo.

MICROFINANZAS: RETOS Y OPORTUNIDADES.

Resumen

El bajo poder adquisitivo de la mayor parte de la población mundial y peruana no son un obstáculo para poder realizar negocios financieros, más aún las microfinanzas ven esta situación como una oportunidad para ampliar su cobertura a los segmentos menos favorecidos.

Las microfinanzas no sólo se refieren al crédito, sino también a toda una serie de productos e instrumentos financieros ofrecidos a los agentes económicos que se encuentran fuera de los sistemas financieros formales, siendo los más vulnerables de la sociedad.

Las microfinanzas juegan un rol importante en el desarrollo de nuestro país al proveer financiamiento a las mypes, que dan empleo a la mayor parte de la PEA, así mismo se convierten en vehículos para la movilidad social al permitir que las personas de menores recursos puedan procurarse una fuente permanente y sostenible de ingresos.

Contenido

  • 1. Entorno Favorable para las Microfinanzas

  • 2. Microcrédito y Microfinanzas.

  • 3. Modalidades del Microcrédito.

  • 4. Características de las Microfinanzas.

  • 5. Las Mypes y las Microfinanzas.

  • 6. Microfinanzas desde una perspectiva de Género.

  • 7. Evolución y Situación de las IMFs en el Perú.

  • 8. Competitividad del sector de Microfinanzas.

  • 9. Competencia con la Banca Comercial.

    • 10. Finanzas Inclusivas.

    • 11. Superando la crisis.

    • 12. Nuevo Escenario.

    • 13. Conclusiones. Bibliografía.

MICROFINANZAS: RETOS Y OPORTUNIDADES.

1. Entorno Favorable para las Microfinanzas.

Una de las características de los mercados de bajo poder adquisitivo era su relativo aislamiento de las instituciones, y pocas empresas formales o multinacionales atendían a los consumidores BOP (The Base of Pyramid – Base de la Pirámide).). Los pioneros en atender este segmento fueron las compañías de mercado de consumo masivo quienes se dieron cuenta del potencial de este sector e innovaron en marketing y canales de distribución, obteniendo significativos ingresos de los mercados de bajos ingresos. Para captar el pequeño ingreso disponible, se diseñaron productos en pequeñas presentaciones (sachets) acorde con los bajos niveles de ingreso, convirtiéndose en modelo para otras industrias como los servicios de telefonía móvil.

Gráfico No. 1 La Pirámide Económica.

MICROFINANZAS: RETOS Y OPORTUNIDADES. 1. Entorno Favorable para las Microfinanzas. Una de las características de los

Fuente: World Resources Institute. 2006.

Como se puede apreciar 4 mil millones de personas tienen un ingreso diario menor a 9 dólares, aún así generan negocios y actividades comerciales y productivas de diversa índole que les permites subsistir; sin embargo, la pobreza continúa siendo un problema de enormes proporciones.

En ausencia de instituciones financieras formales, las personas de bajos ingresos recurren al financiamiento informal, que aunque normalmente son fuentes con altos intereses, no siempre lo son con intereses leoninos o prohibitivos, porque pueden estar formado por familiares y amigos. Lo más facil es calificar el financiamiento informal como enemigo, pero se pueden obtener varias enseñanzas de él (Rhyne, 2009):

Demuestra un mercado potencial existente. Los intereses usureros demuestran que existen negocios que pueden generar utilidades en mercados urbanos y rurales

suficientes para cubrir estos intereses y permitir la subsistencia de sus gestores.

Las personas de bajos ingresos gestionan fuentes de financiamiento mixtas.

Consumidores BOP frecuentemente gestionan préstamos en bancos formales y prestamistas informales al mismo tiempo. Pueden convertirse en distribuidores o agentes de la banca formal. Pequeñas bodegas y tiendas de barrios se han convertido en agentes de bancos para realizar depósitos y pago de servicios básicos como luz, agua, cable y teléfono.

Sus prácticas de consumo muestran un nuevo diseño de productos exitoso. Su patrón de consumo y préstamo en pequeñas cantidades ha mostrado a otras industrias un camino exitoso para la innovación en los productos y servicios.

Las compañías de consumo masivo y los prestamistas informales muestran que se pueden realizar negocios, y en especial, negocios financieros con los consumidores BOP.

Uno de los indicadores para identificar el potencial para las microfinanzas en un país, es conocer el nivel de bancarización, que da una idea del potencial que existe para seguir realizando operaciones financieras. En el Perú se ha identificado numerosas causas de la baja bancarización, esto es, la relación entre el monto de depósitos totales en el sistema bancario y el PBI nominal en el Perú.

Se considera dentro de los factores (SBS, 2008) que contribuyen a un bajo nivel de bancarización son los niveles medianos de actividad económica, deficiente educación, elevada pobreza e informalidad, ausencia de cultura financiera; incertidumbre de ingresos, ausencia de mecanismos de cobertura de riesgos; ausencia o incapacidad de demostrar garantías y colaterales; bajas tasas de interés y altos costos de transacción de servicios financieros; baja concentración poblacional y dispersión geográfica, especialmente rural; información limitada sobre la oferta y costos de productos financieros; elevados costos de resolución de conflictos e ineficiencia del sistema judicial, entre otros.

Gráfico No. 2 Perú: Coeficiente de Bancarización e Intermediación.

Sus prácticas de consumo muestran un nuevo diseño de productos exitoso. Su patrón de consumo y

Fuente: Asociación de Bancos del Perú - ASBANC

Adicional a la baja bancarización de la economía peruana, ésta también presenta bajos niveles de intermediación, definiendo al coeficiente de intermediación como la relación entre el monto total de colocaciones brutas del sistema bancario con relación al PBI corriente.

El coeficiente de bancarización y de intermediación muestran el grado de desarrollo y penetración del sistema bancario y financiero en nuestra país, y de las particularidades de la economía y sociedad peruana.

El gráfico No. 2 muestra la evolución conjunta de los coeficientes de bancarización e intermediación del Sistema Bancario peruano durante el período 2000-2008. Ambos presentan trayectorias paralelas y se aprecia que el coeficiente de bancarización siempre ha excedido al de intermediación. La tendencia del último año es creciente, superando el 24% en el caso de bancarización y de 21.31% en el caso del coeficiente de intermediación.

No obstante la evidente recuperación en ambos coeficientes con respecto a los niveles de 2004, la economía nacional aún no logra equipararse a niveles internacionales de bancarización e intermediación, ni siquiera a los latinoamericanos (Martín, 2009). El Perú continúa siendo uno de los países menos bancarizados de la región. El indicador no mejora en el caso de intermediación bancaria en comparación al resto de países latinoamericanos.

Según datos de la Asociación de Bancos del Perú – ASBANC, se puede apreciar que, de una muestra de diez países latinoamericanos, el Perú ocupa el noveno lugar en coeficiente de bancarización superando a México, una economía casi diez veces más grande que la peruana; y muy por debajo del promedio latinoamericano de bancarización equivalente al 34.14% del PBI.

Gráfico No. 3 Bancarización América Latina 2008.

El coeficiente de bancarización y de intermediación muestran el grado de desarrollo y penetración del sistema

Fuente: Asociación de Bancos del Perú - ASBANC

El coeficiente de intermediación bancaria de Perú ocupa el séptimo lugar en la muestra de países, también por debajo del promedio latinoamericano de 29.97% del PBI.

Gráfico No. 4 Intermediación Sistema Bancario América Latina. 2008.

Gráfico No. 4 Intermediación Sistema Bancario América Latina. 2008. Fuente: Asociación de Bancos del Perú -

Fuente: Asociación de Bancos del Perú - ASBANC

Otra forma de considerar el nivel de bancarización en un país es relacionar la infraestructura bancaria y la cantidad de préstamos respecto al número de habitantes. Como se puede apreciar en el cuadro No. 1, Perú con respecto al promedio para América Latina se encuentra rezagado en el número de sucursales y cajeros automáticos, teniendo bastante potencial para alcanzar a países más desarrollados, como es el caso de España.

Gráfico No. 5 Indicadores de Inclusión Financiera por cada 1,000 habitantes.

       

No. De

País

Sucursales

Bancarias

Cajeros

Automáticos

No. De

Préstamos

cuentas de

Depósito

Perú

4.81

8.90

   

América Latina

8.48

14.98

   

Kenya

1.30

1.00

n/a

70.00

Bangladesh

4.50

0.06

55.00

229.00

India

6.30

n/a

n/a

n/a

México

7.60

16.60

n/a

310.00

Ecuador

9.30

6.30

77.00

420.00

España

96.00

127.00

556.00

2,076.00

Fuente: Demirguc-Kunt Beck and Martinez Peria y SBS.

El hecho que un país como el Perú tenga actualmente un nivel de pobreza de 39% de la población y en extrema pobreza el 14% (INEI, 2008), puede ser una oportunidad para realizar negocios con todas aquellas personas que tienen bajos niveles de ingresos, solamente es cuestión de innovar en buscar los productos financieros que mejor se adecuen a sus necesidades y niveles de ingreso. El bajo nivel de bancarización e intermediación es también un reflejo del nivel de pobreza que tiene el Perú, pero se convierte en una oportunidad, porque significa que una gran cantidad de la población está formando parte del mercado potencial que pueden cubrir las IMFs.

De acuerdo a un estudio sobre ambiente de las Microfinanzas del Economist Intelligence Unit Limited 2008, los datos de 2001 de los 17 países de la región América Latina y Caribe mostraban una base de clientes de 1,8 millones, las cifras de 2007 correspondientes a 23 países de esta región indican 565 instituciones que atendían a 8,04 millones de clientes. El valor de la cartera total del mercado aumentó más de siete veces, de 1,19 mil millones a 9,25 mil millones de dólares durante el mismo período. Esto evidencia en cifras el crecimiento y potencial de las microfinanzas.

2. Microcrédito y Microfinanzas.

A partir de finales de la década de los setenta, y especialmente durante los últimos diez años, estamos asistiendo a un espectacular crecimiento de los microcréditos en todo el mundo. El rápido crecimiento en la utilización de los microcréditos como instrumento de lucha contra la pobreza, que se ha producido al mismo tiempo en los cinco continentes, ha dado lugar a la aparición de una serie de organizaciones y variedad de productos financieros.

Se considera al microcrédito (Lacalle y otros, 2006), como un instrumento de financiamiento para el desarrollo, cuyo objetivo final es la reducción de la pobreza en el mundo. Cuando se habla de microcréditos, ni todas las organizaciones que trabajan en este campo definen el concepto de la misma manera, ni todos los involucrados lo entienden de igual forma. Algunos de los criterios utilizados para definirlo suelen ser: el tamaño de los créditos, los sujetos de préstamo (si éstos tienen o no acceso al sistema financiero formal), la metodología con la que se otorgan o incluso el uso de los fondos.

La 1ª Conferencia Internacional sobre Microfinanzas, que tuvo lugar en Washington D.C. en febrero de 1997, definió que “los microcréditos son programas de concesión de pequeños créditos a los más necesitados de entre los pobres, para que éstos puedan poner en marcha pequeños negocios que generen ingresos con los que mejorar su nivel de vida y el de sus familias.”

El concepto microfinanzas es más amplio que el de microcrédito. Las microfinanzas hacen referencia no sólo al crédito, sino también a toda una serie de productos e instrumentos financieros ofrecidos a los agentes económicos que se encuentran fuera de los sistemas financieros formales de sus respectivos países, es decir, a los más vulnerables de la sociedad.

Adicional al microcrédito, se ofrecen otros productos microfinancieros como pueden ser: productos de ahorro, seguros, planes de pensiones, créditos hipotecarios, etc. Todos ellos adecuados a las características y necesidades de la población a la que van dirigidos.

El inicio del sector de las microfinanzas está ligado a ONG y a instituciones del sector gubernamental (como municipios en las cajas municipales CMAC), pero hoy día se siente un impulso fuerte del sector privado a través de bancos especializados en microcrédito, las cajas rurales y edypymes.

El crecimiento e incremento del poder de compra de una gran parte de la población de personas de bajos ingresos está atrayendo la atención del sector privado. El éxito del movimiento de las microfinanzas muestra la viabilidad de prestar servicios financieros

a los pobres. Actualmente la industria de las microfinanzas atienden a más de 100 millones de personas (Rhyne, 2009), y la mayoría a través de instituciones con fines de lucro. Las nuevas tecnologías permiten reducir costos, administrar y realizar transacciones más pequeñas y alcanzar utilidades.

Las microfinanzas están orientadas a encontrar clientes pobres, especialmente informales autoempleados, intentando mejorar la vida de sus clientes. Las instituciones de Microfinanzas - IMFs han desarrollado una habilidad especial para identificar los productos que necesitan los clientes BOP (The Base of Pyramid – Base de la Pirámide).

En resumen las microfinanzas ayudan a la población más desfavorecida y normalmente con escasa preparación técnica, a desarrollar un negocio viable y sostenible en el tiempo que le permita aumentar sus ingresos y reducir de esta forma su vulnerabilidad.

3. Modalidades de Microcrédito.

Se identifican 3 Modalidades de Microcréditos: las de Bancos Comunales, de Grupos Solidarios y de los Créditos Individuales. Se diferencian no solo por sus características y condiciones, sino también, en el destino dentro del segmento de la población de bajos ingresos (“pobres”).

Bancos Comunales.

Es la agrupación autogestionaria de 15 a 20 personas (o más) con actividad productiva, mayormente mujeres, que por sus patrimonios familiares muy reducidos, se solidarizan entre sí para garantizar de manera mancomunada el pago del crédito total, que es la suma de los pequeños préstamos que percibe cada uno de ellos como capital de trabajo

En su diseño inicial contemplaba el manejo de un “fondo interno”, que consiste además del préstamo que otorga la institución, en aportes de dinero de sus propios miembros, para ser administrados por ellos mismos, haciendo también préstamos a sus componentes de este “fondo” y distribuyendo los rendimientos generados, según sus aportes. Son ya pocas las IMFs en general que mantienen este modelo, ya que la mayoría lo ha abandonado por diversas razones, entre ellas, la regulación (puede percibirse como “ahorros”), los desacuerdos internos, “subvención” de la mora institucional con esos recursos y otros.

Grupos Solidarios.

Son personas con actividad productiva que al no contar con garantías reales propias suficientes, se solidarizan entre sí para responder, de manera mancomunada (solidaria) por el crédito que percibe cada una de ellas, para capital de trabajo y/o para inversiones fijas, según su necesidad. Los pagos se realizan de acuerdo con el cronograma de pagos definido, directamente a la IMF, ya sea a través de un representante o el grupo (de 3 a 7 personas normalmente) en su conjunto.

En varios países del mundo y en especial en Latinoamérica, el crédito de Grupos Solidarios tiende a desaparecer o, al menos reducir su participación en el mercado, consolidándose el micro crédito individual.

Micro Créditos Individuales.

Aunque también tiene como destino el financiamiento a una actividad productiva dentro del contexto de la población de bajos ingresos, se distingue de las anteriores no solo

porque se otorga la operación crediticia a una sola persona, sino que tienes varias características que la tipifican.

El cliente tiene demandas crediticias no solo por necesidad de capital de trabajo sino también de inversiones, consecuentemente los plazos pueden ser de 6, 9, 12 o 24 meses, con pagos quincenales o mensuales. La escala de operaciones (montos mínimos y máximos) es también bastante mayor.

Algunas características importantes de esta modalidad son:

La evaluación “in situ” del flujo de ingresos y egresos de la unidad de riesgo: empresa – familia en su conjunto. Esto estima la “capacidad de pago” del cliente y la fijación del monto máximo a prestarle.

La estimación de la “voluntad de pago”, levantando información del entorno social y económico del cliente, para determinar su credibilidad. Las fuentes son: proveedores, clientes y vecinos.

Consulta formal al Comité de Créditos, que permite establecer comportamiento crediticio y nivel de riesgo (endeudamiento) asumido.

Se debe exigir la presentación de garantías, ya que es un nivel de pobreza que sí dispone de ellas, aunque su función no sea estrictamente la cobertura del crédito, sino como un instrumento de presión.

Complementa a la “debilidad” de las garantías, el principio de “graduación” del cliente y el sistema de monitoreo de los casos de morosidad. El primero es la disponibilidad permanente del préstamo (igual o mayor), premio por pago puntual, condiciones favorables diferenciadas. El segundo se inicia al día siguiente del no-pago.

Perú es un caso típico, donde hay una marcada especialización en micro créditos individuales.

4. Características de las Microfinanzas.

Las instituciones de microfinanzas (IMFs) tienen ciertas características (Universidad Piura, Clave Económica, 2004), que las diferencian de la banca comercial:

  • a. Dispersión del riesgo y colocación masiva. A diferencia de la cartera bancaria, se caracteriza por la atomización del riesgo en miles de operaciones, por lo que

difícilmente se produce una concentración de riesgos en pocos prestatarios.

  • b. Informalidad del negocio atendido. La información financiera base, para determinar

la capacidad de pago y endeudamiento de los prestatarios, es construida por la propia entidad en función al revelamiento formal de la actividad o negocio del cliente, sin que

existan

documentos

inventarios, etc.).

sustentatorios

(estados

financieros auditados, valorización de

c. Volatilidad del negocio. El índice de rotación de las operaciones microcrediticias es considerablemente superior al de la banca comercial, por lo que el deterioro de sus carteras puede llegar a ser más acelerado, pudiendo en lapsos de tiempo cortos pasar de una posición solvente a la de alto riesgo, inclusive de quiebra.

d. Concentración en clientes con características homogéneas. El negocio de microfinanzas es por una parte, masivo en número de prestatarios y de pequeña escala y por otra, involucra operaciones muy homogéneas entre sí.

e. Descentralización de operaciones. Para la aplicación de las tecnologías crediticias, las entidades microfinancieras requieren de estructuras administrativas descentralizadas que cuenten con sistemas de control interno adecuados a los riesgos asumidos.

f.

Capacidad

de

adaptación

de

los

clientes

a

actividades

diversas.

Los

microempresarios poseen gran capacidad de adaptación a nuevas actividades.

5. Las Mypes y las Microfinanzas

El sector de las Mypes son importantes en el Perú pues representan el 98% del total de las empresas, contribuyendo con el 42% del PBI, dan ocupación al 60% de la PEA, en ese sentido, las IMF cumplen un rol fundamental al desarrollo de las personas de menor ingreso al proporcionar financiamiento y servicios crediticios a las Mypes, que les permita subsistir primero y luego pasar a modelos de acumulación de capital.

Gráfico No. 6 Las Mypes en el Perú.

existan documentos inventarios, etc.). sustentatorios (estados financieros auditados, valorización de c. Volatilidad del negocio. El índice

Fuente: MTPE – PEEL. 2005

Notas:

1/ Ventas brutas anuales menores a 150 UIT. 2/ Ventas brutas anuales entre 150 y 850 UIT. 3/ Ventas brutas anuales mayores a 850 UIT.

Las Mypes no solo son importantes actores en el sector privado, sino que le venden al estado el 40% de sus compras totales, con lo cual contribuyen a dinamizar la economía. Su principal orientación es atender las necesidades del mercado interno, por lo cual su participación en las exportaciones es casi nulo.

Gráfico No. 7 Importancia de las Mypes en el Perú.

Gráfico No. 7 Importancia de las Mypes en el Perú. Fuente: MTPE – PEEL. 2005 Las

Fuente: MTPE – PEEL. 2005

Las personas de bajos niveles de ingreso “constituyen de hecho” sus negocios (no cumplen con ningún formulismo legal), con los cuales subsisten, manteniéndose en la mayoría de los casos en la informalidad y al margen de la legalidad. El principal sector que atienden las IMFs son las microempresas y dentro de ellas fundamentalmente a las informales, las cuales son la mayoría dentro de esta categoría al representar el 74% de las mypes.

Gráfico No. 8 Grado de Formalidad de las Mypes

Gráfico No. 7 Importancia de las Mypes en el Perú. Fuente: MTPE – PEEL. 2005 Las

Fuente: MTPE – PEEL. 2005

Los créditos a las Mypes poseen en términos generales un marco regulatorio similar al de un crédito comercial, salvo en lo relacionado a la documentación requerida; esta flexibilidad es compensada a través de criterios más estrictos para la calificación de los créditos.

Las créditos a las Mypes representan el 14% del total de la cartera del sistema financiero, teniendo niveles de morosidad muy similares e incluso menores en algunos casos a los indicadores mostrados por la banca comercial.

Gráfico No. 9 Colocaciones Brutas Mypes en el Mercado Financiero Peruano. (miles de soles)

       

Resto de

           

Rubro

BCP

Scotiabank

Mibanco

Banca

Múltiple

Banca

Múltiple (1)

FINANCIERAS

Cajas

Municipales

Cajas

Rurales

EDPYMES

TOTAL

Total Cartera

29,434,652

14,564,923

2,617,250

41,717,621

88,334,446

2,769,309

6,161,090

1,166,160

1,169,484

99,600,489

Saldo Créditos MES

1,771,986

1,040,630

1,960,330

319,005

5,091,951

1,232,215

6,303,366

681,896

807,423

14,116,851

No. Cred. MES

70,501

34,310

304,069

63,537

472,417

251,902

520,352

148,376

215,221

1,608,268

Crédito Promedio S/.

25,134

30,330

6,447

5,021

10,779

4,892

12,114

4,596

3,752

8,778

% de la cartera

6.02%

7.14%

74.90%

0.76%

5.76%

44.50%

102.31%

58.47%

69.04%

14.17%

Mora

5.03%

4.66%

2.80%

4.80%

4.08%

6.79%

2.88%

5.16%

4.80%

3.87%

(1) Total de BCP, BT, MB y resto de la Banca Múltiple.

 

883,949

Fuente: Fuente: Asomif Peru. Asociacion de Instituciones de Microfinanzas del Peru Abril 2009.

La participación en función al número de créditos es mayoritaria en el caso de las Cajas Municipales con 33%, luego una sola institución como Mibanco con 19%, las Financieras con 16% y las Edpymes con el 13%.

Gráfico No. 10 Clientes de la Microempresa

Banco de Crédito EDPYMES 5% Scotiabank 13% 2% Mibanco Cajas Rurales 19% 9% Resto de Banca
Banco de Crédito
EDPYMES
5%
Scotiabank
13%
2%
Mibanco
Cajas Rurales
19%
9%
Resto de Banca Múltiple (1)
4%
Financieras
Cajas Municipales
16%
33%

Fuente: Fuente: Asomif Peru. Asociacion de Instituciones de Microfinanzas del Peru Abril 2009.

6. Microfinanzas desde una perspectiva de Género.

Un aspecto importante en las microfinnanzas es la participación de la mujer. Los orígenes de las iniciativas de microcréditos en el Perú se dan a partir de la década de los setenta, en que las mujeres de bajos ingresos tuvieron un papel preponderante, a partir de allí se ha desarrollado la industria de las microfinanzas con un gran dinamismo, permitiéndonos hoy en día ser testigos de fusiones entre entidades, con nuevos agentes inversores y aliados que se integran en consorcios internacionales.

La llegada de los productos financieros a las mujeres emprendedoras que crean sus negocios como estrategias para cubrir sus medios de vida se ha ampliado de manera muy importante debido a la expansión de las microfinanzas, siendo que en el caso de

créditos Mype más de la mitad de clientes vigentes en entidades financieras mujeres.

son

Ante los periodos largos de crisis económica que sufrió nuestro país las mujeres empezaron a involucrarse en actividades de generación de ingresos para cubrir las brechas en los ingresos familiares. Como consecuencia, participaron de manera inédita en las nuevas unidades informales o bien en actividades productivas asociadas a programas sociales para paliar los efectos de las crisis (Pait, 2009). Varias ONG empezaron a brindar los primeros créditos a grupos de mujeres asociadas en clubes de madres o comedores populares para que realizaran actividades asociativas de generación de ingresos. Esta es la primera modalidad de acceso de las mujeres pobres a las microfinanzas en nuestro país, respondiendo a su demanda por generar sus propios ingresos antes que solamente recibir soporte asistencial para la alimentación y la supervivencia.

Gráfico No. 11 Empresarios Mype según Género

créditos Mype más de la mitad de clientes vigentes en entidades financieras mujeres. son Ante los

Fuente: Pait, Sara. 2009

La presencia de mujeres en el sector de la microempresa urbana y rural es importante, y las IMF están desarrollando productos especiales basados parcialmente en el esquema de la banca comunal (por ciclos renovables, pagos semanales o quincenales, requisitos mínimos para el acceso, etc.), para incorporar nuevas clientes mujeres, inicialmente no como una estrategia para promover el acceso y empoderamiento a las mujeres a través de su participación en grupos sino más bien como una estrategia para incrementar la cobertura y profundidad de su cartera. Según estudios sobre la participación de las mujeres en la microfinanzas (Pait, 2009), en varias IMF el porcentaje de participación de las mujeres sobre la cartera total de colocaciones llega al 50%.

7. Evolución y Situación de las IMFs en el Perú.

El sistema microfinanciero peruano está conformado por un total de 37 instituciones: 13 Cajas Municipales (CM), 11 Cajas Rurales de Ahorro y Crédito (CRAC), y 12 Entidades de Desarrollo de la Pequeña y Micro Empresa (EDPYME) y 1 Financiera. Existen otras instituciones que también contribuyen a financiar el sector de pymes, tales como cooperativas y ONGs.

Como se puede apreciar en el gráfico siguiente las IMFs están presentes a lo largo y ancho del Perú, con especial concentración en la costa y sierra, con un total de 412 oficinas que atienden a todos los clientes de microcrédito.

Gráfico No. 12 IMFs no Bancarias

Como se puede apreciar en el gráfico siguiente las IMFs están presentes a lo largo y

Fuente: Fuente: Asomif Peru. Asociacion de Instituciones de Microfinanzas del Peru Abril 2009.

Como se aprecia en el cuadro siguiente las Cajas Municipales – CMAC con un 44% tienen la mayor participación de las colocaciones, seguidos por Mi Banco con 19% y los créditos de la banca comercial dirigidas a este segmento con otro 19%. Aproximadamente el 80% del financiamiento a las Pymes es otorgado por las IMFs.

Gráfico No. 13 Importancia de de las IMFs en el Financiamiento a las Pymes

Institución

Dic-02

Dic-03

Dic-04

Dic-05

Dic-06

Dic-07

Dic-08

Abr-09

FINANCIERAS

917,208

1,049,788

850,376

1,174,047

1,469,225

924,468

834,815

2,519,169

Mi Banco

310,104

373,888

400,139

687,148

985,749

1,447,338

2,373,836

2,513,146

CMAC

1,146,408

1,598,665

2,042,977

2,657,623

3,282,466

4,037,640

5,293,313

5,742,317

CRACS

246,180

297,885

381,659

479,581

577,563

755,909

1,011,303

1,089,020

EDPYMES

217,815

281,966

352,470

494,275

753,621

1,135,792

1,063,182

1,100,771

Fuente: Fenacrep. Abril 2009. Fuente: Asomif Peru. Asociacion de Instituciones de Microfinanzas del Peru

Las colocaciones han crecido sostenidamente durante los últimos 7 años, y en especial los últimos 3 años, destacando en especial la evolución de las colocaciones de las CMAC y de Mi Banco.

Gráfico No. 14 Evolución de Colocaciones.

7,000,000 6,000,000 5,000,000 4,000,000 3,000,000 2,000,000 1,000,000 0 Dic-02 Dic-03 Dic-04 Dic-05 Dic-06 Dic-07 Dic-08 Abr-09
7,000,000
6,000,000
5,000,000
4,000,000
3,000,000
2,000,000
1,000,000
0
Dic-02
Dic-03
Dic-04
Dic-05
Dic-06
Dic-07
Dic-08
Abr-09
FINANCIERAS
Mi Banco
CMAC
CRACS
EDPYMES

En cuanto al nivel de cumplimiento por parte de los prestatarios se observa que los niveles de morosidad son similares para todas las IMF que están en el rango de 4% a 5%, a excepción de Mibanco que tiene un nivel de morosidad de solo 2.55%. Respecto al nivel de cobertura de la cartera atrasada, todas las IMF están por encima del 127%. En el aspecto de financiamiento tienen bajos niveles de captación del público, pues se encuentran en rangos menores al 5%. En cuanto alnivel de apalancamiento medido como la relación de Pasivo a Patrimonio, a excepción de Mibanco que tiene un indicador de 11.3 veces, todas las demás IMF tienen un ratio menor a 8 veces.

Gráfico No. 15 Principales Indicadores de las IMFs.

Calidad de Cartera

FINANCIERAS

MIBANCO

CMAC

CRAC

EDPYMES

TOTAL IMF

Morosidad

5.93%

2.55%

4.69%

4.43%

4.54%

4.50%

Cobertura sobre Cartera Atrasada

150.7%

155.0%

142.9%

142.0%

127.9%

144.9%

Crecimiento

Cartera Neta

44.1%

6.7%

4.7%

8.2%

4.3%

11.4%

Captaciones del Público

2.9%

5.7%

3.9%

3.0%

n.a.

4.1%

Financiamiento

Pasivo / Patrimonio

8.3

11.3

5.2

6.2

3.8

6.2

Eficiencia

Gastos Administrativos / Cartera Promedio

16.7%

11.9%

11.1%

14.4%

20.6%

12.2%

Gastos Administrativos / Ingresos Financieros

53.7%

38.1%

37.2%

43.3%

47.3%

42.2%

Rentabilidad

ROA (sobre activo promedio)

-3.8%

2.6%

3.6%

2.4%

3.9%

1.8%

ROE (sobre patrimonio promedio)

-33.2%

31.9%

19.6%

16.8%

17.6%

12.8%

Utilidad /Cartera Promedio

-4.3%

3.2%

4.4%

3.0%

4.6%

2.2%

Fuente: Asomif Peru. Asociación de Instituciones de Microfinanzas del Peru. 2008

En cuanto a nivel de eficiencia respecto a los gastos administrativas versus la cartera e ingresos financieros, se observa que las Cajas Municipales son las instituciones más eficientes, seguidas de Mibanco.

Exceptuando el caso de las Financiera, el nivel de rentabilidad del ROA es liderado por las Edpymes con 3.9% seguido por las Cajas Municipales con 3.6%, y en el caso del

ROE MiBanco muestra la mayor rentabilidad con 31.9% y en segundo lugar las Cajas Municipales con 19.6%.

Respecto a la cartera, las Cajas Municipales han mantenido locs créditos normales con una participación del 89% del total de la cartera, las Cajas Rurales están alrededor del 85% ylas Edpymes en 90% en promedio, lo cual da una idea de la calidad de la cartera de las IMF. El principal problema lo muestran las Cajas Rurales con 6% de créditos en CPP, en deficiente 3% y como pérdida también 3%.

Gráfico No. 16

Calidad de la Cartera de las IMFs

ROE MiBanco muestra la mayor rentabilidad con 31.9% y en segundo lugar las Cajas Municipales con

Fuente: Maximize. 2009

La rentabilidad de las IMF en el Perú ha sido significativamente mayor que los retornos de la banca comercial. De acuerdo al gráfico siguiente la rentabilidad medida por el Roe, durante los últimos años ha sido casi similar para las diferentes clases de IMFs. Se puede apreciar que la mayor rentabilidad la tienen las CMAC, aunque con una leve tendencia decreciente y en el caso de Edpymes se aprecia una mejoría.

| Gráfico No. 17 ROE de las IMFs

| Gráfico No. 17 ROE de las IMFs Fuente: Maximize. 2009 La rentabilidad sobre los activos,

Fuente: Maximize. 2009

La rentabilidad sobre los activos, que muestra la eficiencia delas IMF en el uso de sus activos, tiende a decrecer en los últimos años para las CMAC y CRAC, sin embargo, las Edpymes muestran una evolución favorable de este indicador.

Gráfico No. 18 ROA de las IMFs

| Gráfico No. 17 ROE de las IMFs Fuente: Maximize. 2009 La rentabilidad sobre los activos,

Fuente: Maximize. 2009

El importante crecimiento de la economía peruana en los últimos años ha sido acompañado con un crecimiento en la cartera de colocaciones de las IMFs; sin embargo, tal como se aprecia en el gráfico siguiente, este crecimiento se dio conjuntamente con una mayor captación de fondos del público a través de cuentas de ahorro y depósitos a plazos fijos. Esta captación fue facilitada por las mayores tasas de interés que pagan las IMFs versus la banca comercial. Un factor adicional, es que el mayor nivel de riesgo de las IMFs, es eliminado por la cobertura de hasta un monto aproximado de 26 mil

dólares que otorga el Fondo de Seguro de Depósitos, generando confianza en los depositantes y ahorristas.

Gráfico No. 19 Crecimiento de Principales Variables de las CMAC

dólares que otorga el Fondo de Seguro de Depósitos, generando confianza en los depositantes y ahorristas.

Fuente: Maximize. 2009

Las IMFs se encuentran en un periodo de crecimiento a nivel de captaciones y colocaciones, lo cual las ha obligado en muchos casos a dejar su carácter regional y ampliar su cobertura geográfica, abriendo sucursales en diferentes regiones del país. Esta mayor competencia ha generado una disminución sostenida en los niveles de las tasas especialmente en las tasas activas. Como resultado de este escenario, el margen (spread) financiero de las IMFs se ha reducido considerablemente durante los últimos 8 años, tal como se aprecia en el gráfico siguiente.

Gráfico No. 20 Evolución de las Tasas y Spread en las CMAC

dólares que otorga el Fondo de Seguro de Depósitos, generando confianza en los depositantes y ahorristas.

Fuente: Maximize. 2009

La actual crisis financiera que ha generado una desaceleración de la economía mundial, afectará en menor medida a las IMFs por su orientación al sector local, el cual atiende fundamentalmente la demanda interna.

8. Competitividad del sector de Microfinanzas.

Según el primer estudio elaborado por The Economist Intelligence Unit en el 2007, el Perú fue el segundo país con las mejores condiciones para el desarrollo de las microfinanzas al obtener una calificación de 74.1 entre 15 países de América Latina. En este estudio, donde la escala es de uno a 100, Bolivia lideraba el ranking con 79.4, seguida de Perú (74.1), Ecuador (68.3), El Salvador (61.5), República Dominicana (57.5), Nicaragua (53.8) y Paraguay (52.9).

En un estudio similar para el 2008 el Perú pasó a liderar el ranking (Anexo 1), y los mismos tres países andinos del año pasado —Perú, Bolivia y Ecuador, aunque en diferente orden— tuvieron los puntajes generales más altos y continuaron a la cabeza en términos de regulación de la industria de las microfinanzas. Junto con El Salvador y Nicaragua, esos tres países también tienen los niveles más altos de desarrollo institucional.

Gráfico No. 21 Puntaje General

La actual crisis financiera que ha generado una desaceleración de la economía mundial, afectará en menor

Fuente: Economist Intelligence Unit Limited 2008.

.

Para definir el mejor clima para las microfinanzas se evalúan aspectos como marco regulatorio, el clima de inversión y el desarrollo institucional.

Para definir el marco regulatorio se consideran la regulación de operaciones de microcrédito, la creación y funcionamiento de IMF especializadas reguladas/supervisadas, la creación y funcionamiento de IMF no reguladas y la capacidad regulatoria y de supervisión.

En el clima de inversión se tiene en cuenta la estabilidad política, la estabilidad del mercado de capitales, el sistema judicial, las normas de contabilidad, las normas de gobernabilidad y la transparencia de las IMF.

Para el desarrollo institucional los aspectos a evaluar son la variedad de servicios que ofrecen las IMF, el buró de créditos y el nivel de competencia.

Uno de los hallazgos del mencionado estudio es que no hay correlación entre el tamaño y la riqueza de los países y el entorno de negocios para las microfinanzas. Las calificaciones del entorno de negocios para las microfinanzas están correlacionadas positivamente con el porcentaje de clientes, consecuentemente, cuánto más favorable es el entorno de negocios en un país, más alta tiende a ser la utilización de los servicios por parte de la población. A través de este análisis se demuestra que las microfinanzas pueden prosperar en países que presentan un entorno comercial más difícil.

Los puntajes de los países están vinculados, en sentidos generales aunque importantes, al nivel de penetración y demanda de las microfinanzas que existe en cada país.

Se considera que el desarrollo proactivo, personalizado y flexible, así como la promoción y el marco regulatorio adecuado han contribuido a formar un sector de las Microfinanzas que es considerado competitivo e innovador en la región. Perú junto a Bolivia son considerados como países líderes y pioneros de microfinanzas en Latinoamérica.

Gráfico No. 22 Tasas de Interés cobradas por las IMFs vs. la Banca Comercial

Gráfico No. 22 Tasas de Interés cobradas por las IMFs vs. la Banca Comercial Fuente: Economist

Fuente: Economist Intelligence Unit Limited 2008.

Como se puede apreciar las tasas de interés que las IMFs peruanas cobran a sus clientes se encuentran en el rango superior versus el promedio de las demás instituciones de microfinanzas de América Latina y el Caribe. Esto genera que el spread versus la banca comercial sea importante (14.1%), lo cual todavía da un margen para que las tasas de iterés puedan seguir reduciéndose considerando los niveles de inflación y crecimiento previstos para los siguientes años.

El sector de las microfinanzas peruanas también es competitivo a nivel internacional porque tiene una normatividad legal acorde con su naturaleza y un ente supervisor que goza de prestigio.

10. Competencia con la Banca Comercial.

La banca Comercial puede participar en el sector de las microfinanzas a través del “downscaling”, que significa otorgar créditos para capital de trabajo a los microempresarios utilizando las mismas técnicas que las IMFs. Algunos bancos más agresivos han lanzado sus propias operaciones de microfinanzas a través de empresas microfinancieras propias.

Factores externos como cambios en el marco regulatorio, liberalización del mercado financiero y eliminación a los topes en las tasas de interés han creado las condiciones para que los bancos operen rentablemente en el sector de las microfinanzas. La competencia en el sector bancario también ha impulsado a algunos bancos hacia estos mercados no atendidos; adicionalmente algunos buscan cambiar su imagen a través de la prestación de servicios financieros a los pobres.

Algunos bancos tienen la ventaja de conseguir fondos de instituciones multilaterales o de apoyo (Corporación Financiera Internacional, Agencias para el desarrrollo de USA) para el lanzamiento de IMFs propias, que les permitan a través del proceso de prueba y error alcanzar en corto tiempo su punto de equilibrio

La banca comercial puede tener las siguientes ventajas (Rhyne, 2009) frente a las IMFs:

Recursos Humanos e Infraestructura Física. La banca comercial tiene un staff calificado, experiencia en el servicio al cliente, plataforma tecnológica, marketing y servicios legales; así como la existencia de una red de sucursales y plataforma de servicios financieros que están cerca de los clientes ayuda significativamente a tener menores costos de ingreso que al desarrollo de sus operaciones en microfinanzas

Marca reconocida y presencia en el mercad.: Los bancos que están en el mercado bastante tiempo tienen una marca posicionada y son bien reconocidos en el mercado por las personas de bajos ingresos. Algunos bancos ya han tenido contacto con las personas de BOP debido al pago de cuentas de ahorro o pago de servicios como teléfono, agua y luz.

Acceso a Fondos de bajo costo y en cantidades importantes. Los bancos pueden acceder al mercado internacional y local a través de colocaciones de instrumentos financieros (bonos y otros) así como una base amplia de depósitos. Pueden levantar rápidamente fondos en cantidades importantes y costos bajos.

Estructura de bajo costo. Generalmente los bancos tiene costos de estructura menores que las IMFs.

No todos los bancos tienen estas ventajas en el mismo grado, pero juntas pueden convertirlos en competidores exitosos en el mercado de las microfinanzas.

Pero a pesar de estas ventajas, los bancos no han ingresado de manera agresiva al mercado del microcrédito, básicamente por las siguientes desventajas (Rhyne, 2009):

Conocimiento del mercado. La banca comercial desconoce el mercado de las microfinanzas y sus clientes; frecuentemente lo conceptúa como un segmento demasiado riesgoso y caro. A pesar que los bancos reconocen que las mirofinanzas pueden ser rentables, el tamaño del negocio puede ser visto como pequeño para la cantidad de información requerida para gestionar una operación de microfinanzas.

Tecnología crediticia. Los bancos frecuentemente atienden a este mercdo con tecnología y metodologías crediticias inadecuadas, adecuando la banca comercial o préstamos de consumo a las operaciones de microfinanzas. Cuando estas metodologías no son exitosas, entonces se refuerza su idea que las microfinanzas no son un sector interesante.

Tendencia hacia la automatización. El sector bancario es rápido en adoptar tecnologías que reducen el costo de realizar transacciones con el cliente, y pueden ver al microdrédito como un sector que requiere de una intensiva relación personal con el

cliente que va en contra de su filosofía de más automatización y menos personal e infraestructura.

Cultura Corporativa Conservadora. La banca tiene una larga tradición estrechamente orientada hacia una forma de hacer negocios, con una perspectiva bastante conservadora que pueden cargar a las microfinanzas con políticas tradicionales y procedimiento demasiado agobiantes y lentos.

Recursos Humanos. El microcrédito requiere de un recurso humano que se sienta a gusto trabajando con clientes que son microempresarios, que muchas veces viven y trabajan en su localidad o barrio y que pueden ser altamente productivos. El sistema de incentivos monetarios es frecuentemente utilizado para incrementar la productividad en el microcrédito, pero frecuentemente esto es incompatible con el perfil del personal y las políticas de los bancos comerciales.

Varias de estas ventajas provienen de la posición de mercado, mientras que la mayoría de las desventajas, para ser superadas, requieren un cambio de las formas de pensar y operar de la banca comercial. Las estrategias exitosas provendrán de una estructura que utilice las ventajas de posicionamiento de la banca y prevenga actitudes y procesos de la banca tradicional que dificulten las microfinanzas.

Se puede resumir que la banca comercial no ingresa al Mercado de microfinanzas por incredulidad, ignorancia e indiferencia (Chu, 2008). Incredulidad que las personas de bajo ingreso puedan ser buenos clientes, ignorancia de cómo atender los requerimientos del microcrédito y finalmente la indiferencia que requiere ser superada a través del liderazgo y una buena estuctura de incentivos.

Como se puede apreciar para que la banca comercial pueda ingresar con éxito al mercado de microcrédito no solo debe cambiar su sistema de operación, sino también su filosofía y forma de pensar.

10. Finanzas Inclusivas.

La “exclusión financiera” se refiere a la falta de acceso a los productos y servicios que ofrece el sistema financiero formal, es decir, cuando no se pueden tener productos financieros -medios de pago o de ahorro- distintos al dinero en efectivo. Esta falta de acceso puede ser generada por la imposibilidad física de acceder a una institución financiera (cuando no existen sucursales cerca de la población porque el sistema financiero nacional no esté suficientemente desarrollado), o por la incapacidad personal para acceder a una de estas entidades financieras formales (cuando la persona no posee los requisitos que el sistema financiero formal solicita a sus potenciales clientes). En algunos casos, la exclusión financiera incorpora un matiz psicológico o de vulnerabilidad que sugiere que son las propias personas las que se infravaloran por una falta de educación y no se sienten con capacidad para entrar en un banco. Se sienten cohibidas e imposibilitadas a acceder al sistema financiero formal. (Lacalle y otros,

2006).

Hoy ya no solo se habla de “microfinanzas” sino de “finanzas inclusivas”, que representan un nuevo escenario en el esfuerzo por brindar servicios financieros a los

pobres. Las Naciones Unidas (UNCDF Inclusive Finance,” 2009) definen al sector de las finanzas inclusivas como “el conjunto de instituciones financieras que juntas ofrecen y brindan productos y servicios financieros adecuados para todos los segmentos de la población”. Los pobres necesitan una gama de servicios y productos. Las microfinanzas están ligadas a un sector con una visión compartida mientras que las finanzas inclusivas están referidas que todos los actores del sistema financiero jueguen un rol en atender a este sector.

12. Superando la crisis.

La actual crisis financiera internacional también afectó a nuestro país y consecuentemente al sector de microfinanzas, sin embargo nuestro sistema financiero se mantiene competitivo. En el gráfico No. 23 Apreciamos que al cierre del 2008 versus e 2007, los crédito y activos totales han crecido por encima del 30% (excepto las cooperativas), las utilidades también se incrementaron (excepto las cajas rurales), el grado de protección y nivel de apalancamiento se mantuvieron en niveles similares. Asimismo, se dio un ligero incremento en la morosidad, salvo en las Cajas Rurales, donde pasó de 5.40% a 7.97%.

Gráfico No. 23 Situación Competitiva en el Sistema Financiero Nacional. (millones de S/.)

pobres. Las Naciones Unidas (UNCDF Inclusive Finance,” 2009) definen al sector de las finanzas inclusivas como

Fuente: Baba Nakao. Microfinanzas en el Siglo XXI.

Para evaluar el impacto de la crisis financiera internacional en las Cajas Municipales, que comprenden el principal sector de las IMF, la consultora Maximize elaboró un modelo para determinar la sensibilidad del valor de las cajas ante modificaciones en las principales variables como colocaciones y tasas de interés. Se definió un modelo de flujo de caja descontando los flujos futuros hasta el año 2018.

Gráfico No. 24 Valorización de las CMAC antes de la crisis

Gráfico No. 24 Valorización de las CMAC antes de la crisis Fuente: Maximize. 2009 En función

Fuente: Maximize. 2009

En función a las proyecciones macroeconómicas y a las variables relevantes para las Cajas Municipales estimadas hasta el año 2018, se determinó que el valor en conjunto de las Cajas perderían valor por 240MM de US dólares, disminuyendo de 851MM a 611 MM de US dólares.

Gráfico No. 25 Valorización Post-Crisis de las CMAC

Gráfico No. 24 Valorización de las CMAC antes de la crisis Fuente: Maximize. 2009 En función

Fuente: Maximize. 2009

Frente a la crisis las IMFs deberían (Baba Nakao, 2009):

Reforzar sus reservas de liquidez. Implantar políticas crediticias más conservadoras, que comprendan menores montos y plazos siendo más estrictas en la evaluación de los clientes. Reforzar el sistema de control interno. Dar mayor importancia a la gestión de riesgos. Racionalizar y ser más eficientes en los costos operativos. Diferir las inversiones que no sean estratégicas ni indispensables realizar. Diversificar las fuentes de pasivos alargando sus plazos. Fondearse a través de la reinversión de utilidades.

Si bien las IMFs han sido afectadas por la actual crisis financiera a través de un más caro y menor fondeo, menor crecimiento de su portafolio de productos y una ligera mayor morosidad, sin embargo, para el presente año existe consenso entre los analistas económicos que la inflación y el PBI estarán alrededor del 3%, y para el año 2010 se estima una inflación del 3% y un PBI del 5%, lo cual significa un entorno propicio para que el sector de las microfinanzas se sigan desarrollando.

12. Nuevo Escenario

La competencia futura de las

IMFs

por una participación

en

el

mercado de los

microcrédiros será más intensa buscando aumentar su participación o en todo caso

mantenerla.

Con la finalidad de abaratar y diversificar sus fuentes de financiamiento las IMFs tendrán una mayor competencia por captar ahorro del público bajo las modalidades de ahorro y depósitos a plazo fijo.

En este entorno cada vez más competitivo, las IMFs deberán ser innovadoras y preactivas teniendo los siguientes retos:

Operar con bajos costos operacionales: El microcrédito cuenta con un elevado índice laboral. Costes para otorgamiento, desembolso y mantenimiento son elevados versus la banca comercial; la gestión de los costos operacionales es clave para asegurar competitividad de las tasas de interés

Gestionar a la heterogeneidad de los clientes. En contraste con el crédito personal, que es otorgado sobre todo a base del sueldo del deudor, el crédito microempresarial es otorgado a base de la calidad del negocio del deudor, que puede tomar un multitud de formas y actividades. La heterogeneidad de los clientes también hace las herramientas estadísticas menos precisas.

Operar con datos incompletos y en algunos casos ausentes. El carácter informal de muchas microempresas significa que los datos que ellos presentan no son controlables. Un juicio sobre el carácter del deudor y referencias de proveedores, clientes y vecinos, entre otros, ocupan el lugar de análisis formal allí donde faltan datos objetivos. La misma falta de datos ocurre en el estado de garantías que a veces tampoco son registrados en los registros públicos. Es necesario desarrollar la cartera paso a paso para entender la dinámica del mercado.

Prestar sin recurso al mercado laboral. En países desarrollados entidades financieras pueden prestar no solamente a base de la calidad de la empresa, pero también a base de las oportunidades que tiene el empresario en el mercado laboral externo. En el Perú, los microempresarios no tienen acceso al mercado laboral formal como alternativa para sus actividades empresariales

Educar a su cliente

..

Sobre todo en zonas agrarias donde la disciplina de deudores es a

veces débil. Muchas veces el gobierno ha otorgado créditos agropecuarios para condonarlos después, lo cual genera la expectativa de nuevas condonaciones, no solo a

nivel gubernamental sino también privado. Las entidades financieras comerciales ahora tienen que enseñar a sus clientes la diferencia entre subsidios y créditos.

Desarrollo de productos innovadores y posicionamiento de marca. En esta etapa de hipercompetencia, donde las instituciones están buscando penetrar mercados, así como diseñar nuevos productos, es importante que toda la organización utilce todo el know how acumulado y saque ventaja competitivas para posicionar su marca en la mente de sus clientes.

Transparencia en la Gestión. Para el éxito de toda organización es necesario tener en cuenta la responsabilidad con todos sus stakeholders, para lo cual es imprescindible implementar un sistema de gobierno corporativo que asegure la transparencia en la dirección y gestión de las IMFs, en especial en aquellas donde el sector gubernamental tiene injerencia como las Cajas Municipales.

Realizar Alianzas Estratégicas. La competencia no solo es más intensa, sino que se está convirtiendo en global, por lo cual las IMFs deben buscar crear redes que les permitan llegar al cliente de manera rápida y satisfaciendo sus necesidades, pero al menor costo posible.

Para superar estos retos es necesario poner en marcha ciertas estrategias:

  • - Mejorar sus estrategias de marketing (Fontela, 2009) como:

Desarrollar nuevos productos y servicios:

Banca a distancia. Microseguros. Servicios a domicilio. Canalizar remesas de migrantes. Ser efectivos en el marketing operativo:

Promoción. Desarrollo de una marca institucional. Publicidad en el punto de venta. Mercadeo directo. Publicidad en medios masivos. Personalizar la oferta a través de CRM y data mining. Diseñar programas especiales para fidelizar a los clientes.

  • - Capacitar al personal para vender técnicamente, administración profesional del riesgo y de la tesorería.

  • - Capacitar a sus clientes en gestión de negocios y ayudarles con soporte tecnológico como portales y B2B.

  • - Buscar opciones de creaciones de redes institucionales a través de afiliaciones,

asociaciones o fusiones, para realizar economías de escala y tener un mayor tamaño y cobertura.

  • - Ser líderes en segmentos específicos.

  • - Fortalecer su patrimonio a través de la emisión de deuda subordinada y acciones preferentes incorporando a nuevos socios estratégicos.

  • - Titulizar la cartera de créditos con la finalidad de conseguir recursos para seguir sustentando el crecimiento.

  • - Implantar y mejorar los sistemas de Responsabilidad Social y Gobernabilidad,

apoyabdi el desarrollo y fortalecimiento de capacidades y adiestramiento en mejores prácticas de gobernabilidad y en el caso de sus directivos, capacitación sobre microfinanzas.

13. Conclusiones.

Una de las características de los mercados de bajo poder adquisitivo era su relativo aislamiento de las instituciones formales, sin embargo las microfinanzas son el medio a través del cual se pueden insertar en el sistema financiero formal,

Los sectores de menores recursos son un segmento interesante de negocios que es atendido por las IMF.

El bajo nivel de bancarización e intermediación del Perú son una oportunidad para las IMF, pudiendo captar parte de ese mercado potencial que todavía no tomado contacto con el sistema financiero formal.

Las microfinanzas son toda una serie de productos e instrumentos financieros ofrecidos a los agentes económicos que se encuentran fuera de los sistemas financieros formales de sus respectivos países y que son los más vulnerables de la sociedad. Las microfinanzas están orientadas a encontrar clientes pobres, especialmente informales autoempleados, intentando mejorar la vida de sus clientes.

Existen 3 modalidades de microcrédito, las de Bancos Comunales, de Grupos Solidarios y de los Créditos Individuales, sin embargo en nuestro país tiene preponderancia la última modalidad.

El segmento de las microfinanzas tienen ciertas características que lo hacen único y lo diferencian sustancialmente de la banca comercial.

La microfinanzas son la principal fuente de financiamiento de las Mypes, las cuales tienen mayor relevancia en la generación de empleo.

Las mujeres desde el inicio de las microfinanzas han tenido una participación importante en su evolución, y en la composición de la cartera de colocaciones.

De

acuerdo

a

evaluaciones

de

instituciones

las

IMF

peruanas

son

competitivas

internacionalmente,

reflejándose

en

indicadores

positivos

de

rentabilidad

y

baja

morosidad.

 

Si bien la crisis financiera internacional ha afectado al sector de microfinanzas, éste es lo suficientemente sólido para enfrentarla sin sufrir grandes inconvenientes, no solo

sustentado por la fortaleza de las IMF sino por la orientación al mercado interno de las mypes.

Para continuar siendo competitivas y ser sostenibles en el tiempo las IMF tienen que salvar retos como operar con bajos costos operacionales, gestionar a la heterogeneidad de los clientes, operar con datos incompletos y en algunos casos ausentes, prestar sin recurso al mercado laboral, educar a su cliente, desarrollo de productos innovadores y posicionamiento de marca, transparencia en la gestión y realizar alianzas estratégicas

Bibliografía

Baba Nakao, Luis, 2009. Seminario Internacional: Microfinanzas en el Siglo

XXI. Tacna . Perú. Chu, Michael. 2008. Harvard Business School. HBS-ACCION Program on

Strategic Leadership in Microfinance, Presentation. Economist Intelligence Unit Limited. 2008. Microscopio 2008 sobre el Entorno

de Negocios para las Microfinanzas en América Latina y el Caribe. Fontela, Mario. 2009. Instituto Mundial de Cajas de Ahorro. IMCA. Seminario

Internacional: Microfinanzas en el Siglo XXI. Tacna . Perú. INEI. 2008. Perú. Perfil de la Pobreza 2005-2007.

Lacalle Calderón, Maricruz; Rico Garrido, Silvia y otros. 2006. Foro Nantik

Lum de MicroFinanzas. Glosario Básico de Microfinanzas. España. Martín Mato, Miguel Ángel. 2009. Balance del Sistema Financiero Peruano para

el año 2008. ESAN. Pait, Sara. 2009. El Sector de las Microfinanzas en el Perú: Oportunidades, Retos y Estrategias de Empoderamiento desde una Perspectiva De Género.

Rhyne, Elisabeth. 2009. Microfinance for Bankers & Investors. Understanding The Opportunity at the Bottom of the Pyramid. Center for Financial Inclusion.

Sánchez,

Juan

Enrique.

Maximize.

2009.

Futuro

de

las

empresas

microfinancieras. Seminario Internacional: Microfinanzas en el Siglo XXI. Tacna . Perú. SBS. 2008. Presentación: ¿Cómo Inducir a un mayor nivel de bancarización en economías emergentes? El Caso Peruano.

SBS. 2009. Evolución de las Instituciones Microfinancieras no Bancarias (IMFNB). A juno de 2008.

The Economist. 2007. Microscope on the Microfinance Business Environment

in Latin America 2007. United Nations Capital Development Fund, “UNCDF Inclusive Finance,” 2009.

UNCDF’s

Vision

for

Building

Inclusive

Financial

Sectors,

http://www.uncdf.org/english/microfinance/. Universidad de Piura. 2004. Boletín Clave Económica. No 23.

 

Anexo 1

Anexo 1 OCTUBRE 2008 PERU . Perspectiva general: Perú está en el primer lugar del Microscopio

OCTUBRE 2008

PERU

.

Anexo 1 OCTUBRE 2008 PERU . Perspectiva general: Perú está en el primer lugar del Microscopio

Perspectiva general: Perú está en el primer lugar del Microscopio de este año, con un puntaje de 76,6 (en una escala de 0 a 100, donde 100 es el máximo), colocándose por delante de Bolivia, que el año pasado fue número 1. Perú empata por el 1er puesto (con Bolivia) en el mejor marco regulatorio, tiene el segundo mejor desarrollo institucional y está en el 5° lugar en clima de inversión. En las tres principales categorías de evaluación, Perú es el único país que está dentro de los primeros cinco puestos.

Tras concluir segundo en la evaluación general de 2007, Perú se ubicó en el primer lugar este año debido en parte a la contundente mejora de 6,2 puntos en el puntaje de marco regulatorio. Su puntaje de clima de inversión subió modestamente, mientras que su nivel de desarrollo institucional se mantuvo sin cambios. Su puntaje general subió 2,5 puntos, mientras que el de Bolivia bajó 5 puntos, lo que explica el intercambio de puestos.

Fortalezas: Perú tiene el máximo puntaje posible (4, en una escala de 0 a 4) en la mayoría de los criterios utilizados para evaluar su marco regulatorio. La Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) (que es la principal autoridad regulatoria de Perú) tiene una buena reputación y en 2005 fue calificada con un puntaje de 96,6 de un total de 100 por una misión conjunta del Banco Mundial y FMI por la calidad de sus regulaciones y controles financieros en general. En el campo de las microfinanzas, se han elaborado normativas y metodologías para las IMF reguladas, tales como la constitución de reservas para préstamos incobrables en base a la situación de los préstamos (más que por tipo de institución), procedimientos de inspección directa cada vez completos y rigurosos requisitos de controles internos para las IMF.

La creación y el funcionamiento de las IMF especializadas mejoró desde el año anterior. Las Entidades de Desarrollo de la Pequeña y Micro Empresa (EDPYME) son entidades agrupadas para fomentar el desarrollo, como su nombre lo indica, de ese mismo tipo de empresas. La mayoría de las EDPYME que existen actualmente eran antes ONG de créditos. Son instituciones que no captan depósitos y que continúan prosperando tanto en magnitud como en rentabilidad. Consideradas como grupo, la suma de sus carteras recientemente superó a la de las cajas rurales. Estas organizaciones se transformaron en IMF reguladas porque querían estar reguladas (para tener ventajas como la de un mayor acceso al sistema financiero mayorista) y/o porque querían evitar pagar el IVA (Impuesto al Valor Agregado) sobre los intereses percibidos por sus préstamos, como lo hacen las ONG. Las ONG que se quedaron en esa situación gozan de un proceso

regulatorio para transformarse en EDPYME si es que cumplen con determinados pasos previstos en la Ley General.

Adicionalmente, en Junio de 2008, la SBS adoptó el Decreto Legislativo N° 1028 con la finalidad de mejorar el acceso tanto de la EDPYME como de las cajas rurales y cajas municipales a los mercados de capitales. Este decreto permitirá a estos tres tipos de IMF no bancarias dedicarse a una serie de diferentes operaciones financieras que antes eran exclusivas de los bancos (p. ej. negociación de acciones y bonos y de otros títulos, préstamos hipotecarios, etc.). Por lo que prevé, parece estar fortaleciendo estas instituciones para que puedan competir con los bancos en las microfinanzas.

SBS cuenta con un departamento bien capacitado y profesional de microfinanzas y con requisitos específicos de presentación de informes y constitución de reservas para riesgos de las operaciones de microfinanzas. La adopción de un nuevo decreto que amplía el acceso a los mercados de capitales para las IMF no bancarias reguladas es la prueba más reciente del entusiasmo de la SBS por promover la competencia en la industria de las microfinanzas.

En todos los criterios de desarrollo institucional, Perú tiene un puntaje de 3. La oferta de productos de IMF es variada, el nivel de competencia es muy alto y la SBS incluso recolecta información de los deudores para consolidarla en su buró de crédito.

Desafíos: Perú necesita mejorar la manera los procesos por los cuáles se crean y operan IMF. Como ejemplo práctico, las ONG que desean dedicarse a las microfinanzas deben, además de estar constituidas como asociaciones civiles ante la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (SUNARP), inscribirse también con las autoridades fiscales, autoridades laborales, la municipalidad en la que operan además de registrarse con la Agencia Peruana de Cooperación Internacional como ONG qure recibe cooperación internacional. Si bien son exigencias comparativamente fáciles de cumplir, las ONG tienen que pagar un impuesto sobre los ingresos por intereses, tienen un tope para sus tasas de interés —en ambos casos a diferencia de lo que sucede con las instituciones reguladas— y no tienen acceso a algunos fondos de segundo piso. Lo anterior se convierte en un incentivo importante a cumplir con los requisitos para reconvertirse en una EDPYME.

Perú también carece de un sistema judicial de óptimo. Además el poder judicial es catalogado como el menos confiable de todas las instituciones públicas. Cualquier intento que se haga por mejorar el sistema llevará años. Aunque el sistema jurídico está menos politizado que en otras épocas, a los juzgados nacionales les sigue faltando imparcialidad.