You are on page 1of 8

Los cuentos de Cotta

Ficciones y lecciones de sostenibilidad de los recursos naturales

Los cuentos de Cotta


(Ficciones y lecciones de futuro y sostenibilidad de los recursos naturales)

Johan Heinrich Cotta (1763-


1844) representado en un
medallón de 1986
conmemorativo de los 175
Senda de interpretación de la naturaleza
años de enseñanza forestal en
“Heinrich Cotta”.
Tharandt (Fuente:
(Fuente: http://www.sitzendorf.com/cotta.htm)
Wikimedia)

El legado escrito de Cotta, el padre de la selvicultura, es considerado como uno


de los más importantes de la literatura forestal. Como en el caso de tantos otros sabios,
no todo su legado es escrito sino que una importante parte de su herencia se encuadra
dentro de la tradición oral. Éste es el caso de los conocidos como Cuentos de Cotta. Al
igual que con los Cuadernos de Cotta, nadie busque estos relatos más que en su
imaginación forestal.

El Truco de Mei Li es uno de esos cuentos (cuento chino, por cierto)

El Truco de Mei Li

(Adaptación de un relato de Catherine de Lasa encontrado


casualmente en un libro de cuentos de niños1)

Con frecuencia el anciano Cotta reunía a sus alumnos a su


alrededor en alguna de las largas y lluviosas tardes del otoño de
Sajonia. Entonces acudían a su imaginación leyendas y fantasías
forestales; y esos eran los relatos que hoy conocemos como los
‘Cuentos de Cotta’. En algunas ocasiones leía cuentos de libros,

1
http://bibliotheques.moineetsevre.fr/

El truco de Mei Li 1 José y Claudia Reque (2010)


Los cuentos de Cotta
Ficciones y lecciones de sostenibilidad de los recursos naturales

que nadie supo nunca cómo consiguió, pero que venían de tierras
muy distantes en las que jamás estuvo. Uno de ellos decía así:2

“Mei Li vivía en la lejana China con su Papá, Chang, y su


Mamá, Li. La familia cultivaba arroz y tenía además un pequeño
bosque del cual obtenían leñas, frutos y madera de los árboles que
su Papá cuidadosamente seleccionaba y cortaba. Mei Li pronto
aprendió cuáles eran los árboles que había que cortar y cuáles
había que dejar para que crecieran y sus nietos también
disfrutaran del bosque. Pero lo que para Mei Li era lo más
importante de ese sitio es que era ideal para perderse y soñar.

Un mal día, mientras Chang arreglaba una tapia que


rodeaba sus campos se le cayó al suelo una piedra. De repente, se
oyó un gran rugido y apareció un espantoso dragón gritando:

2
Cuento original de Catherine Lasa (Le truc de Mei Li).

El truco de Mei Li 2 José y Claudia Reque (2010)


Los cuentos de Cotta
Ficciones y lecciones de sostenibilidad de los recursos naturales

“Me has aplastado la cola!” ¡Y me ha dolido muchísimo!


Como castigo, haré que se desborde el río: el agua cubrirá las
tierras, y toda la gente se ahogará.”

Chang le suplicó:
“¡No, por favor, ten piedad!
¡Te daré lo que me pidas!”

El dragón se calmó un poco:


“Quiero a tu hija Mei Li como esposa.”
Chang empezó a temblar de miedo:
“¡casar a Mei Li con un dragón! ¡No!”
Pero el dragón estaba decidido:
“Vendré a buscar a tu hija cuando se acabe la cosecha de
arroz.”

Esa noche, Chang volvió muy triste a casa. Estaba tan


desesperado que se echó a llorar y le contó a su mujer Ling lo que
había pasado. Pero Mei Li lo oyó todo y se asustó. Como no podía
dormir, se levantó y salió a dar un paseo.

El truco de Mei Li 3 José y Claudia Reque (2010)


Los cuentos de Cotta
Ficciones y lecciones de sostenibilidad de los recursos naturales

Mei Li caminó durante mucho rato; quería encontrar una


solución. Recorrió los campos y bosques de su padre y, de pronto,
se le ocurrió un idea.

Volvió a casa, entró sin hacer ruido y subió al desván.

Allí cargó un saco de arroz, bajó hasta su cuarto y escondió


el saco bajo su cama. Mei Li ya no tenía ningún miedo y se quedó
dormida.

El truco de Mei Li 4 José y Claudia Reque (2010)


Los cuentos de Cotta
Ficciones y lecciones de sostenibilidad de los recursos naturales

Por la mañana, Chang fue al campo. Y los días siguientes


también. Y todos, todos los días, el dragón aparecía y le
recordaba:

“Se acerca la cosecha. Prepárate.”


Y todas, todas las noches, Chang y su mujer pensaban en el
modo de engañar al dragón.
Pero no se les ocurría nada.

Entretanto, Mei Li estaba tranquila. Salía por la mañana y


no volvía hasta la noche. Sus padres la veían tan contenta, que no
se atrevían a contarle lo que pasaba. Pero estaban muy
preocupados y se decían a escondidas:
“Pronto llegará la cosecha y perderemos a nuestra hijita”.

Un día, Chang ya no se atrevió a salir a trabajar al campo.


No quería ver cómo las verdes plantas de arroz salían del agua,
porque eso significaba que la cosecha estaba cerca.

Y, por fin, llegó el día de la cosecha.

Chang, Ling y Mei Li tuvieron que ir al campo a recoger el


arroz. La cosecha duró casi tres semanas. Cuando estaba atado el
último haz de arroz, apareció el horrible dragón.

“¡Ajá! Se terminó la cosecha. Vengo a llevarme a mi


prometida.”

El truco de Mei Li 5 José y Claudia Reque (2010)


Los cuentos de Cotta
Ficciones y lecciones de sostenibilidad de los recursos naturales

Rápidamente, Chang se puso delante de su hija para


protegerla. Pero Mei Li se acercó al dragón.

“¡No, la cosecha no ha terminado!”

Mei Li llevó al dragón a un campo que había detrás de la


casa. Allí estaban creciendo unas pequeñas plantas de arroz que
ella había sembrado en secreto.

El truco de Mei Li 6 José y Claudia Reque (2010)


Los cuentos de Cotta
Ficciones y lecciones de sostenibilidad de los recursos naturales

Mei Li explicó al dragón:


“Mira como crece el arroz aquí. Hay que esperar a que
madure.”

El dragón lanzó un grito terrible, pero había prometido


esperar hasta el final de la cosecha, y un dragón cumple sus
promesas. Así que se metió otra vez bajo la tierra para seguir
esperando.

Chang y Ling saltaban de alegría. Naturalmente, cuando


recogieron el arroz del segundo campo, empezó a salir arroz en
otro, y después en otro, y en otro…

Y así Mei Li se salvó del dragón. Desde ese día, en China,


nunca se acaba la cosecha de arroz.

Cuando se recoge en un sitio, ya está saliendo en otro.”3

Cotta cerró el libro y ante el silencio de sus alumnos


preguntó:

“¿Qué simboliza el dragón?


¿Qué nos enseña Mei Li de cara al futuro y a la
sostenibilidad?4”

Como todavía no era tarde, y los alumnos querían más


relatos, Cotta empezó a contar el cuento conocido como “El
Segundo Truco de Mei Li”.

En este relato Chang planta su bosque; aquel que tanto


acabaría gustando a Mei Li. Plantó muchos árboles y sembró
infinidad de bellotas y piñones. Quería pronto llegar a sentarse a

3
Hasta aquí el cuento de Catherine de Lasa
4
La palabra sostenibilidad no se usaba en la época de Cotta. Hablaban de persistencia del recurso.

El truco de Mei Li 7 José y Claudia Reque (2010)


Los cuentos de Cotta
Ficciones y lecciones de sostenibilidad de los recursos naturales

la sombra de sus árboles y poder, en tiempo y forma, aprovechar


su madera. Y es que en el pueblo de Mei Li siempre piensan en los
nietos que vendrán.

Pero como sucediera en el primer cuento, provocó sin


querer al terrible dragón que amenazó con arrasar su bosque.

“Pasaréis frío, sin leña no habrá lumbre y os atacarán las


fieras y las fuertes lluvias de otoño se llevarán el suelo fértil.”

Chang suplicó perdón y le ofreció cualquier cosa a cambio


de evitar la desgracia.

Fue su hija el pago exigido por el dragón. Cuando los árboles


estuvieran crecidos (lo que en el pueblo de Mei Li tardaba entre
veinte y treinta años) el dragón se la llevaría para hacerla su
esposa.

¿Alguien adivina lo que hizo nuestra protagonista?

José A. Reque (Forestal)


Claudia Reque (ilustradora de forestales)
(Palencia, diciembre de 2010)

El truco de Mei Li 8 José y Claudia Reque (2010)

Related Interests