Apunte de F

´
ısica II
Julio Gratton
− +






+
+
+
+
+
+
19 de agosto de 2009
0.0
2
Prefacio
Esto es el prefacio
i
0.0
ii
´
Indice general
Prefacio I
1. Introducci´on 1
1.1. Las interacciones fundamentales . . . . . . . . . . . . . . . . . 1
1.2. Fen´omenos el´ectricos, magn´eticos y ´opticos . . . . . . . . . . . 6
2. Electrost´atica 9
2.1. Carga el´ectrica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9
2.1.1. La botella de Leiden y el pararrayos . . . . . . . . . . . 10
2.1.2. Triboelectricidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11
2.1.3. Generadores electrost´aticos . . . . . . . . . . . . . . . . 13
2.1.4. Cuantificaci´on de la carga el´ectrica . . . . . . . . . . . 13
2.1.5. Conservaci´on de la carga . . . . . . . . . . . . . . . . . 14
2.1.6. Cargas puntiformes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14
2.2. La Ley de Coulomb . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14
2.2.1. Comentarios sobre la Ley de Coulomb . . . . . . . . . 16
2.2.2. Unidades de carga . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18
2.3. El campo el´ectrico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20
2.4. Potencial el´ectrico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21
2.4.1. Dimensiones y unidades del potencial y el campo el´ectrico 24
2.5. La Ley de Gauss . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25
2.6. Distribuciones continuas de carga . . . . . . . . . . . . . . . . 26
2.6.1. Cargas de volumen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27
2.6.2. Las ecuaciones de Laplace y de Poisson . . . . . . . . . 27
2.6.3. Cargas de superficie . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28
2.6.4. Condiciones de contorno en un conductor . . . . . . . . 29
2.7. C´alculo de campos electrost´aticos . . . . . . . . . . . . . . . . 30
2.7.1. L´ıneas de fuerza y equipotenciales . . . . . . . . . . . . 31
2.7.2. El dipolo el´ectrico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32
2.7.3. Cargas inducidas sobre un conductor . . . . . . . . . . 34
2.8. Energ´ıa del campo electrost´atico . . . . . . . . . . . . . . . . . 35
iii
0.0
2.8.1. Cargas puntiformes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35
2.8.2. Cargas de volumen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36
2.8.3. Cargas de volumen y de superficie . . . . . . . . . . . . 36
2.8.4. Energ´ıa del campo el´ectrico . . . . . . . . . . . . . . . 37
2.9. Diel´ectricos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40
2.9.1. Tratamiento fenomenol´ogico . . . . . . . . . . . . . . . 41
2.9.2. El desplazamiento el´ectrico . . . . . . . . . . . . . . . . 43
2.9.3. Interpretaci´on microsc´opica . . . . . . . . . . . . . . . 44
2.9.4. Densidad de energ´ıa en un diel´ectrico . . . . . . . . . . 47
2.9.5. Ruptura de un diel´ectrico . . . . . . . . . . . . . . . . 48
2.10. Capacitores y capacidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48
2.10.1. Capacidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48
2.10.2. Dimensiones y unidades de capacidad . . . . . . . . . . 48
2.10.3. Capacitores en el vac´ıo . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48
2.10.4. Capacitores con diel´ectrico . . . . . . . . . . . . . . . . 48
2.10.5. Capacitores en paralelo y en serie . . . . . . . . . . . . 48
2.10.6. Energ´ıa de un capacitor cargado . . . . . . . . . . . . . 48
3. Corriente el´ectrica 49
3.1. Intro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 49
3.2. Corriente el´ectrica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 49
3.3. La ecuaci´on de continuidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51
3.4. Corrientes estacionarias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51
3.4.1. Unidades de corriente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 52
3.5. Ley de Ohm . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 52
3.5.1. Ideas sobre la conducci´on en metales . . . . . . . . . . 53
3.5.2. Unidades de resistencia y resistividad . . . . . . . . . . 54
3.6. Fuerza electromotriz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54
3.7. Energ´ıa y potencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55
3.7.1. Unidades de potencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 56
3.7.2. Potencia de salida y de entrada de una fuente . . . . . 56
3.7.3. Potencia disipada en una resistencia . . . . . . . . . . . 57
3.8. Efectos fisiol´ogicos de la corriente . . . . . . . . . . . . . . . . 57
4. Magnetost´atica 59
4.1. Introducci´on . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59
4.1.1. Magnetismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59
4.2. Fuerza de Lorentz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61
4.2.1. Unidades de B . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61
4.3. Flujo magn´etico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 62
4.4. Movimiento en un campo uniforme . . . . . . . . . . . . . . . 63
iv
0
4.4.1. Derivas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64
4.5. Fuerza sobre un conductor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64
4.5.1. Fuerza y momento sobre una espira conductora . . . . 65
4.5.2. Espira en campo magn´etico no uniforme . . . . . . . . 66
4.5.3. Aplicaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66
4.6. Efecto Hall . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67
4.6.1. Aplicaciones del efecto Hall . . . . . . . . . . . . . . . 67
4.7. Fuentes de campo magn´etico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67
4.7.1. Campo de una carga en movimiento . . . . . . . . . . . 68
4.7.2. Campo magn´etico de un elemento de corriente . . . . . 68
4.8. Ley de Biot-Savart . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69
4.8.1. Conductor rectil´ıneo infinito . . . . . . . . . . . . . . . 70
4.9. Fuerza entre conductores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 71
4.9.1. Campo magn´etico de una espira circular . . . . . . . . 72
4.10. Fuerza entre conductores paralelos . . . . . . . . . . . . . . . . 72
4.11. Definici´on del ampere . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 73
4.12. Ley de Amp`ere en magnetoest´atica . . . . . . . . . . . . . . . 74
4.13. El potencial vectorial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75
4.14. Corriente de desplazamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 76
4.15. Materiales magn´eticos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78
4.16. Inducci´on electromagn´etica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 79
4.17. Ley de Faraday . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80
4.18. Inductancia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86
4.18.1. Autoinducci´on . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 87
4.18.2. Unidades de inductancia . . . . . . . . . . . . . . . . . 88
4.18.3. Aplicaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 88
4.19. Energ´ıa del campo magn´etico . . . . . . . . . . . . . . . . . . 88
4.19.1. Energ´ıa magn´etica de un inductor . . . . . . . . . . . . 88
4.19.2. Energ´ıa magn´etica de un sistema de corrientes . . . . . 89
4.19.3. La energ´ıa magn´etica en t´erminos de B y H . . . . . . 91
5. Teor´ıa de Circuitos 93
5.1. Componentes de los circuitos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 93
5.1.1. Capacitores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 93
5.1.2. Resistores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95
5.1.3. Inductores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 96
5.1.4. Fuentes de fem . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 96
5.2. Diagramas de circuitos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 97
5.3. Reglas de Kirchhoff . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 97
5.3.1. Nodos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 98
5.3.2. Mallas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 98
v
0.0
5.4. Instrumentos de medici´on . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99
5.5. Circuito RC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99
5.5.1. Carga de un capacitor . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99
5.5.2. Descarga de un capacitor . . . . . . . . . . . . . . . . . 100
5.6. Circuito RL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 101
5.6.1. Corriente creciente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 101
5.6.2. Corriente decreciente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 102
5.6.3. Circuito abierto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103
5.7. Circuito LC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103
5.8. La analog´ıa mec´anica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 104
5.9. Circuito RLC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 105
5.9.1. Amortiguamiento d´ebil . . . . . . . . . . . . . . . . . . 106
5.9.2. Amortiguamiento fuerte . . . . . . . . . . . . . . . . . 107
5.9.3. Amortiguamiento cr´ıtico . . . . . . . . . . . . . . . . . 107
5.9.4. Comentarios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 109
5.10. Corriente alterna . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 109
5.11. Circuito RLC excitado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 110
5.12. Fasores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 112
5.12.1. Impedancias en serie y paralelo . . . . . . . . . . . . . 114
5.13. Potencia en circuitos de CA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 115
5.14. Transitorios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 116
5.15. Transformadores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 117
5.15.1. Transformador ideal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 118
5.15.2. Transformadores reales . . . . . . . . . . . . . . . . . . 121
5.16. Sistemas de distribuci´on . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 121
5.17. Circuitos no lineales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 121
6. Las ecuaciones de Maxwell 123
6.1. Las ondas electromagn´eticas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 124
6.2. Ondas planas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 126
6.2.1. Ondas sinusoidales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 127
6.3. Ondas EM en medios materiales . . . . . . . . . . . . . . . . . 128
6.4. Densidad de energ´ıa de una onda . . . . . . . . . . . . . . . . 131
6.5. Flujo de energ´ıa de una onda EM . . . . . . . . . . . . . . . . 132
6.6. Presi´on de la radiaci´on . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 132
6.7. Espectro de las ondas EM . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 132
6.8. Los l´ımites del Electromagnetismo Cl´asico . . . . . . . . . . . 133
6.8.1. La radiaci´on del cuerpo negro . . . . . . . . . . . . . . 133
6.8.2. El fot´on . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 133
6.8.3. La luz: ¿onda o part´ıcula? . . . . . . . . . . . . . . . . 134
6.9. Emisi´on de ondas EM . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134
vi
0
6.9.1. Coherencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134
6.10. Polarizaci´on . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134
6.11. Efectos biol´ogicos de la radiaci´on EM . . . . . . . . . . . . . . 134
7. Introducci´on a la
´
Optica 135
7.1. Breves notas hist´oricas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 135
7.2. Naturaleza de la luz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 137
8.
´
Optica Geom´etrica 139
8.1. Principio de Fermat . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 140
8.2. Leyes de la
´
Optica Geom´etrica . . . . . . . . . . . . . . . . . . 142
8.2.1. Propagaci´on rectil´ınea . . . . . . . . . . . . . . . . . . 142
8.2.2. Ley de reflexi´on . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 142
8.2.3. Ley de refracci´on . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 143
8.2.4. Reflexi´on total interna . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144
8.3. Algunas consecuencias de las leyes de la
´
Optica Geom´etrica . . 144
8.3.1. Espejismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144
8.3.2. Espejos planos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144
8.3.3. Prismas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144
8.3.4. Arco iris . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144
8.3.5. Objetos sumergidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144
8.4. Formaci´on de im´agenes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144
8.5. Espejos esf´ericos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144
8.6. Dioptras y lentes delgadas y gruesas . . . . . . . . . . . . . . . 145
8.7. Aberraciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145
8.8. El Telescopio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145
8.9. El Microscopio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145
8.10. La C´amara fotogr´afica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145
8.11. El ojo humano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145
8.12. Validez de la
´
Optica Geom´etrica . . . . . . . . . . . . . . . . . 145
9.
´
Optica f´ısica 147
9.1. El Principio de Huygens . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 148
9.2. Coherencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151
9.2.1. Coherencia temporal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152
9.2.2. Coherencia espacial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152
9.3. Interferencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153
9.3.1. Experimento de Young . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153
9.3.2. Interfer´ometro de Michelson . . . . . . . . . . . . . . . 153
9.4. Difracci´on . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153
9.4.1. Difracci´on de Fraunhofer . . . . . . . . . . . . . . . . . 153
vii
0.0
9.4.2. Difracci´on de Fresnel . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153
9.5. Espectroscop´ıa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153
A. Unidades y dimensiones 155
A.1. Introducci´on . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 155
A.2. Los diferentes sistemas de unidades electromagn´eticas . . . . . 158
A.3. Conversiones entre el SI y el SG . . . . . . . . . . . . . . . . . 159
B. N´ umeros complejos 161
viii
Cap´ıtulo 1
Introducci´on
1.1. Las interacciones fundamentales
De acuerdo con la visi´on actual, que recibe el nombre de modelo stan-
dard, los constituyentes ´ ultimos de la materia son los quarks y los leptones,
llamados colectivamente fermiones. Los neutrones y los protones, que hasta
hace poco se cre´ıan elementales, est´an compuestos por quarks. De las pro-
piedades e interacciones de los quarks se derivan las de los protones y los
neutrones. Las propiedades de estos ´ ultimos determinan a su vez las diferen-
tes especies de n´ ucleos at´omicos y sus caracter´ısticas, en particular el n´ umero
de protones y neutrones que contienen, su masa y su carga el´ectrica. La car-
ga del n´ ucleo establece cu´antos electrones poseen los ´atomos. Los electrones
at´omicos determinan las propiedades f´ısicas y qu´ımicas de los elementos y
sus compuestos, es decir las mol´eculas. Estas caracter´ısticas son la base de
los modelos que describen la materia y los fen´omenos a escala macrosc´opica
(como los cambios de estado) y as´ı sucesivamente.
Toda la materia del universo est´a constituida, en ´ ultima instancia, por
leptones y quarks, y sus propiedades derivan (aunque de una manera muy
indirecta) de las propiedades e interacciones de esas part´ıculas. Los leptones
comprenden los electrones, los muones, los tauones y tres clases de neutrinos,
as´ı como sus respectivas antipart´ıculas
1
. Los quarks (de los cuales hay seis
clases diferentes) son los constituyentes primarios del neutr´ on, del prot´on y de
otras part´ıculas que aparecen en procesos de alta energ´ıa (llamadas bariones
y mesones), todas las cuales integran la familia de los hadrones. Igual que
1
Una antipart´ıcula tiene la misma masa que la part´ıcula correspondiente, pero su carga
el´ectrica (si tiene) es de signo opuesto y tambi´en tienen signo opuesto los otros atributos
(llamados n´ umeros cu´ anticos internos) que determinan como interact´ ua con otras part´ıcu-
las. Por ejemplo el positr´ on, que es la antipart´ıcula del electr´ on, tiene le misma masa que
´este y su carga el´ectrica tiene igual valor absoluto pero signo opuesto
1
1.1
en el caso de los leptones, a cada quark le corresponde una antipart´ıcula
(o antiquark). Las antipart´ıculas forman la antimateria. Si una part´ıcula
se encuentra (choca) con una antipart´ıcula de su misma especie se puede
producir la aniquilaci´ on de ambas. En este proceso desaparece la materia y
se libera una cantidad equivalente de energ´ıa. Es posible tambi´en el proceso
inverso, por el cual desaparece energ´ıa y se crea un par formado por una
part´ıcula m´as su correspondiente antipart´ıcula.
f '
f
b
las líneas llenas representan un
Figura 1.1: El proceso b´asico de interacci´ on. Las l´ıneas llenas representan un
fermi´ on (quark o lept´on) antes (f) y despu´es (f

) de emitir o absorber un
bos´on, representado por la linea ondulada (b). Notar que f y f

pueden ser de
diferente especie). El cambio de direcci´on de la l´ınea llena simboliza los cam-
bios sufridos por la part´ıcula. Estos cambios dependen de la naturaleza de la
interacci´ on y adem´as de alterar el estado de movimiento del fermi´ on, tambi´en
pueden modificar otros atributos (por ejemplo la carga, ya sea el´ectrica o de
otra clase) y con ello la part´ıcula puede cambiar de especie o incluso transfor-
marse en una antiparticula. El v´ertice donde se juntan las tres l´ıneas simboliza
la interacci´ on propiamente dicha.
Adem´as de los fermiones existe una segunda familia de part´ıculas, los
bosones, que comprende los fotones, los bosones W
±
y Z
0
, los gluones y los
gravitones. Los bosones son responsables de las interacciones de los leptones
y quarks, es decir de las fuerzas
2
que se ejercen entre ellos. Las interacciones
entre quarks y leptones responden todas al mismo patr´on: se trata siempre
de combinaciones de procesos elementales que consisten en la emisi´on o ab-
sorci´on de un bos´on por parte del quark o lept´on. Este proceso elemental se
suele representar mediante un diagrama (Fig. 1.1), que representa un evento
en que un fermi´on emite o absorbe un bos´on, que transporta energ´ıa, canti-
2
Corresponde aclarar que aqu´ı estamos usando el t´ermino fuerza con un significado
diferente del que tiene en Mec´anica.
2
1
dad de movimiento, momento angular y eventualmente otros atributos (como
carga el´ectrica o de otra clase) y as´ı los transfiere de una part´ıcula a otra.
De esta manera los bosones act´ uan como intermediarios entre los fermiones.
En la Fig. 1.2 se ven los diagramas de los procesos elementales de emi-
si´on, absorci´on, creaci´on de un par part´ıcula-antipart´ıcula y aniquilaci´on de
un par
3
. El tipo de interacci´on determina que clase de bos´on es emitido o
absorbido y que cambios experimenta el fermi´on. Dicho bos´on lleva consigo
una constancia de los cambios producidos en los atributos del fermi´on. En
la interacci´on hay un balance entre los atributos del bos´on y los cambios
soportados por el fermi´on, de forma tal que se garantiza el cumplimiento de
ciertas leyes generales de conservaci´on.
f'
f
b
emisión
f
_
f
b
aniquilación de un par
b
f
_
f
creación de un par
f'
f
b
absorción
Figura 1.2: Procesos elementales de interacci´ on. La emisi´ on y la absorci´on
de un bos´on puede estar acompa˜ nada por un cambio de especie del fermi´ on.
Los pares consisten siempre de una part´ıcula y una antipart´ıcula de la misma
especie. Las antipart´ıculas se designan con el mismo s´ımbolo que la part´ıcula,
con una l´ınea superpuesta.
Cualquier interacci´on entre dos fermiones se representa mediante diagra-
mas que se obtienen combinando los que describen los procesos elementales.
Por ejemplo, dos electrones pueden interactuar intercambiando un fot´on como
lo indica el diagrama de la Fig. 1.3.
Las interacciones entre part´ıculas se describen mediante esquemas del tipo
de la Fig. 1.3 y variantes m´as complejas que surgen de intercambiar dos, tres
o m´as bosones. La clase de bosones intercambiados depende de reglas que
establecen qu´e bosones puede absorber y/o emitir una part´ıcula. De acuerdo
3
En este tipo de diagramas, llamados diagramas de Feynman, es usual interpretar que
la direcci´on del tiempo es hacia arriba y que l´ıneas de fermiones dirigidas hacia arriba
representan part´ıculas, y l´ıneas hacia abajo, antipart´ıculas.
3
1.1
e'
e
g
e
1
e'
2
2
1
Figura 1.3: Interacci´ on entre dos electrones debida al intercambio de un fot´ on.
Procesos de este tipo dan origen a la fuerza de Coulomb que estudiaremos en
el Cap´ıtulo 2.
con eso se reconocen cuatro clases de interacciones (o fuerzas) fundamentales,
que se resumen en la Tabla 1.1.
Cuadro 1.1: Interacciones fundamentales
Interacci´ on Part´ıculas que in-
teract´ uan
Bos´ on mensajero Manifestaciones
Gravitatoria todas gravit´ on atracci´ on gravitatoria
Electromagn´etica part´ıculas con car-
ga el´ectrica
fot´ on fen´ omenos el´ectricos y magn´eticos,
fuerzas entre ´ atomos y mol´eculas,
propiedades de la materia, radiaci´ on
D´ebil leptones y quarks bosones W
±
y
Z
0
decaimiento radioactivo
Fuerte quarks gluones estructura y propiedades del n´ ucleo
at´ omico
La interacci´on gravitatoria produce la atracci´on gravitacional, que es el
origen del peso de los cuerpos y que determina la estructura y el compor-
tamiento de la materia en escala c´osmica. La interacci´on electromagn´etica
causa las transiciones entre estados nucleares y at´omicos debidas a la emi-
si´on o absorci´on de radiaci´on y es responsable de la estructura at´omica y
molecular, e indirectamente de las propiedades macrosc´opicas de la mate-
ria as´ı como de los fen´omenos el´ectricos, magn´eticos y ´opticos que se tratan
en estas notas. La interacci´on d´ebil puede producir transformaciones entre
leptones de diferente especie y entre quarks de diferente especie. Su princi-
pal manifestaci´on es el decaimiento radioactivo y por lo tanto influye sobre
la estabilidad del n´ ucleo at´omico
4
. La interacci´on fuerte es responsable de
4
En realidad la interacci´on electromagn´etica y la interacci´on d´ebil son dos aspectos de
4
1
la existencia de los protones y neutrones y de sus interacciones (las fuerzas
nucleares) y determina as´ı las propiedades del n´ ucleo.
En principio las fuerzas fundamentales de la Tabla 1.1 determinan por
completo las propiedades y el comportamiento de la materia, no s´olo a es-
cala microsc´opica, sino tambi´en macrosc´opica y c´osmica. Esta afirmaci´on es
cierta con las salvedades que provienen de la falta de completitud y de la
provisoriedad del conocimiento f´ısico.
Las part´ıculas fundamentales (tanto los fermiones como los bosones men-
sajeros) se describen matem´aticamente por medio de campos cu´ anticos
5
. El
marco para la descripci´on de esas part´ıculas y sus interacciones est´a dado
por dos teor´ıas fundamentales:
la Teor´ıa Cu´ antica de Campos, que comprende la teor´ıa electrod´ebil
y la cromodin´amica; la teor´ıa electrod´ebil (que abarca a su vez la
electrodin´amica cu´antica y la teor´ıa de la fuerza d´ebil) describe las
interacciones electromagn´etica y d´ebil; la cromodin´amica describe las
interacciones de los quarks mediadas por los gluones;
la Teor´ıa General de la Relatividad, que es la descripci´on m´as funda-
mental de la interacci´on gravitatoria.
Las caracter´ısticas de las part´ıculas y de sus interacciones est´an subordi-
nadas a simetr´ıas de la naturaleza y propiedades generales de la geometr´ıa
del espacio–tiempo. No vamos a entrar en los detalles de estas cuestiones que
son muy profundas, pero conviene mencionar aqu´ı que las leyes fundamen-
tales de conservaci´on provienen de propiedades del espacio-tiempo. Algunos
ejemplos de estas relaciones se dan en la Tabla 1.2.
Cuadro 1.2: Simetr´ıas y leyes de conservaci´ on
Simetr´ıa Ley de conservaci´ on asociada
Homogeneidad del espacio Conservaci´ on de la cantidad de movi-
miento
Isotrop´ıa del espacio Conservaci´ on del momento angular
Homogeneidad del tiempo Conservaci´ on de la energ´ıa
Adem´as de las que figuran en la Tabla 1.2 hay otras propiedades de si-
metr´ıa de los campos que representan las part´ıculas fundamentales, que se
relacionan con otras leyes de conservaci´on, por ejemplo la que establece la
una ´ unica interacci´on: la interacci´on electrod´ebil. No obstante se las suele considerar por
separado porque sus manifestaciones son muy diferentes.
5
M´as adelante introduciremos la noci´on de campo, que es de enorme importancia en la
F´ısica.
5
1.2
conservaci´ on de la carga el´ectrica, y otras m´as. No nos detendremos m´as
sobre estos temas, pero conviene que el lector sepa que hay un marco m´as
amplio dentro del cual se insertan las nociones y conceptos que desarrollare-
mos en estas p´aginas.
Es importante se˜ nalar dos caracter´ısticas de las leyes y principios funda-
mentales de la F´ısica. Una de ellas es la simplicidad. La otra es la univer-
salidad. Las leyes b´asicas de la F´ısica son pocas, muy simples (basta ver en
efecto los diagramas de las Figs. 1.1 a 1.3) y dependen de un n´ umero peque˜ no
de par´ametros. Sin embargo no es f´acil aplicarlas a situaciones concretas. En
la pr´actica eso suele ser muy dif´ıcil, cuando no lisa y llanamente imposible.
Justamente, el esfuerzo de los f´ısicos ha consistido (y sigue consistiendo) en
superar dos clases de dificultades:
reconocer en la compleja realidad de la naturaleza las leyes simples que
la rigen, y
conocidas las leyes, hacer las aproximaciones necesarias para deducir
sus consecuencias en los casos de inter´es.
Que las leyes fundamentales de la F´ısica sean simples no significa que sean
f´aciles de entender, porque su simplicidad se logra al precio de introducir
conceptos cada vez m´as abstractos y por lo tanto menos intuitivos. Por eso
su sencillez no es evidente para el profano y se percibe s´olo despu´es de un
estudio paciente y profundo. Gran parte del proceso de aprendizaje consiste
precisamente en familiarizarse con esos conceptos, para manejarlos y usarlos
correctamente.
La segunda caracter´ıstica de las leyes f´ısicas fundamentales es su univer-
salidad: consiste en que se aplican al macrocosmos y al microcosmos. Rigen
tanto para los seres vivientes como para la materia inanimada. Valen en
nuestros laboratorios, en el espacio, en las estrellas y hasta los confines del
universo. Se extienden desde el pasado m´as remoto hasta el m´as lejano futuro.
Esto, por lo menos, dentro de l´ımites muy amplios.
1.2. Fen´omenos el´ectricos, magn´eticos y ´opti-
cos
Los fen´omenos el´ectricos, magn´eticos y ´opticos que tratamos en estas
notas responden a la interacci´ on electromagn´etica, que se ejerce entre las
part´ıculas fundamentales que poseen carga el´ectrica
6
. Es importante no ol-
6
En la pr´actica ´esto implica solamente a los electrones y los protones, ya que en los
fen´omenos que se consideran en estas notas se puede ignorar la estructura de los protones.
6
1
vidar este hecho porque la unidad b´asica de fen´omenos aparentemente muy
diferentes no es evidente a primera vista.
Muchos fen´omenos el´ectricos y magn´eticos se conocen desde la antig¨ uedad
pero reci´en en el siglo XIX se reconoci´o que est´an relacionados. Estos resul-
tados permitieron a Maxwell formular en 1873 las ecuaciones que llevan su
nombre (que son la base del Electromagnetismo Cl´ asico) y mostrar que la luz
es un fen´omeno electromagn´etico. Debemos recordar, sin embargo, que cuan-
do Maxwell formul´o su teor´ıa todav´ıa no se conoc´ıa la existencia del electr´on,
que fue descubierto en 1897. El n´ ucleo at´omico fue descubierto por Ruther-
ford en 1911 y la existencia del fot´on fue propuesta en 1905 por Einstein. Por
estos motivos el Electromagnetismo Cl´asico es una teor´ıa macrosc´opica, y del
mismo modo que la Mec´anica del Continuo, ignora la estructura at´omica y
trata la materia como un medio continuo que se puede subdividir en partes
tan peque˜ nas como se quiera y que posee ciertas propiedades (como la re-
sistividad, las susceptibilidades el´ectrica y magn´etica y otras) que se tienen
que determinar emp´ıricamente o calcular por medio de la Mec´anica Estadis-
tica. Igual que la Mec´anica del Continuo, el Electromagnetismo Cl´asico es
una aproximaci´on que podemos usar sin temor de equivocarnos, siempre y
cuando no pretendamos describir lo que sucede en la escala at´omica y sub-
at´omica. Por eso hay numerosos fen´omenos cuya descripci´on est´a fuera del
Electromagnetismo Cl´asico. En particular muchos que involucran la interac-
ci´on de la radiaci´on electromagn´etica con la materia, por ejemplo el efecto
fotoel´ectrico y otros m´as, no se pueden describir por medio de las ecuaciones
de Maxwell y para su explicaci´on es preciso recurrir a la teor´ıa fundamental,
es decir la Electrodin´amica Cu´ antica.
Por otra parte es oportuno mencionar que la teor´ıa de Maxwell no es com-
patible con la Mec´anica Newtoniana que se estudia en F´ısica I. El problema
proviene de que las leyes de Newton son invariantes por transformaciones de
Galileo, cosa que no es cierta para las ecuaciones de Maxwell. La dificultad
fue superada gracias a la introducci´on de la Teor´ıa restringida de la Relati-
vidad, debida a Einstein, la cual implica que las transformaciones de Galileo
no son correctas cuando las velocidades en juego son muy grandes porque la
velocidad de la luz es un l´ımite insuperable. Sin entrar en mayores detalles,
en esos casos la Mec´anica de Newton se debe reemplazar por la Mec´ anica
Relativ´ıstica. De todos modos la podemos aplicar con confianza, siempre y
cuando estudiemos movimientos cuya velocidad es peque˜ na en comparaci´on
con la velocidad de la luz (aproximadamente 300 000 km/s) porque cuando
eso ocurre no hay diferencia apreciable entre la Mec´anica Relativ´ıstica y la
Mec´anica Newtoniana.
Para la gran mayor´ıa de las aplicaciones que interesan al ingeniero, las
ecuaciones de Maxwell son m´as que suficientes. Es m´as, muchas veces se
7
1.2
usan aproximaciones m´as sencillas como la Teor´ıa de Circuitos. Tambi´en
gran parte de la
´
Optica
7
se puede estudiar prescindiendo de las ecuaciones
de Maxwell.
7
En particular los temas que se tratan en estas notas.
8
Cap´ıtulo 2
Electrost´atica
2.1. Carga el´ectrica
Desde la antig¨ uedad se sabe que si se frota un trozo de ´ambar
1
con un
pa˜ no de lana el ´ambar adquiere una propiedad en virtud de la cual atrae
otros objetos. La primera constancia de esta observaci´on se debe a Tales de
Mileto, fil´osofo y matem´atico griego que vivi´o en el siglo VI a.C. Tambi´en
se sabe desde la antig¨ uedad que si se frotan entre s´ı otros pares de mate-
riales diferentes ocurren fen´omenos del mismo tipo. Sin embargo fue reci´en
a principios del siglo XVIII que comenz´o la investigaci´on sistem´atica de los
fen´omenos el´ectricos. Fue as´ı que entre 1729 y 1736 Stephen Gray y Jean
Desaguliers encontraron que si un tubo de vidrio previamente frotado (y por
lo tanto electrificado) se une por medio de un alambre met´alico a un trozo
de corcho, ´este se electrifica y atrae trozos de papel. Este fen´ omeno persiste
a´ un si el vidrio y el corcho se separan a distancias de muchos metros, pero si
la l´ınea de transmisi´on toca el suelo el corcho no se electrifica. Por otra parte
si en vez de unirlos con un alambre met´alico se emplea un hilo de seda, el
corcho no se electrifica.
Gracias a estos experimentos concluyeron de que la electrificaci´on es un
efecto que se presenta en la superficie de los cuerpos, donde aparece lo que
llamaron una virtud o fluido el´ectrico y que hoy llamamos carga el´ectrica,
y que la carga el´ectrica se mueve libremente de un cuerpo a otro a trav´es
de ciertos materiales (el cuerpo humano, los metales, el aire h´ umedo, etc.)
que llamaron conductores, pero que tambi´en hay otros materiales que no
conducen la electricidad, que se llaman aisladores (madera, seda, cer´amica,
etc.).
1
El ´ambar es una resina f´osil muy bonita que se emplea en joyer´ıa. En griego, ´ ambar
se dice elektron y de esta palabra se deriva el t´ermino electricidad.
9
2.1
Entre 1733 y 1734 Fran¸ cois du Fay frot´o con tela de seda dos tubos de
vidrio iguales y encontr´o que los tubos se repelen si se los acerca. Como
cada uno de los tubos adquiere el mismo tipo de carga esto implica que
cargas iguales se repelen. A partir de varias pruebas semejantes concluy´o que
dos objetos id´enticos se repelen cuando se electrifican de id´entica manera.
Haciendo experimentos del mismo tipo con diferentes materiales encontr´o que
hay dos tipos de electricidad; a una la llam´o vitrosa (la que aparece cuando
se frota el vidrio con un tejido de seda) y a la otra resinosa (la que aparece
cuando se frota el ´ambar con un pa˜ no de lana). As´ı du Fay concluy´o que
una carga resinosa repele otra carga resinosa y una carga vitrosa repele otra
carga vitrosa, pero una carga resinosa atrae una carga vitrosa.
Durante la d´ecada siguiente Benjam´ın Franklin, sin conocer los trabajos
de du Fay, hizo id´enticos descubrimientos. Seg´ un ´el, tras ser frotado con un
trozo de seda el vidrio electrificado adquirere un exceso de fluido (carga)
el´ectrico, y llam´o positivo a este estado. Al estado de la seda con la que se
frot´o el vidrio lo llam´o negativo, pues interpret´o que en la seda es produce
una deficiencia de fluido (carga) el´ectrico. La terminolog´ıa de Franklin se
sigue usando hoy.
En resumen, existen en la naturaleza dos tipos de carga el´ectrica: po-
sitiva y negativa. Dos cargas el´ectricas del mismo tipo (negativa–negativa
o positiva–positiva) se repelen, mientras que dos cargas de tipos distintos
(positiva–negativa) se atraen.
2.1.1. La botella de Leiden y el pararrayos
En 1746 Pieter van Musschenbroek construy´o en Leiden (Holanda) el
primer dispositivo para almacenar cargas el´ectricas. Se trata de una botella de
vidrio recubierta por dentro y por fuera por sendas capas delgadas de esta˜ no.
En la botella de Leiden se pueden almacenar considerables cantidades de
carga el´ectrica. Posteriormente se dise˜ naron otros dispositivos m´as pr´acticos
para almacenar carga el´ectrica, que se llaman condensadores.
Hacia mediados del siglo XVIII Benjam´ın Franklin encontr´o que duran-
te las tormentas hay efectos el´ectricos en la atm´osfera y descubri´o que los
rayos son descargas el´ectricas. Franklin logr´o recoger cargas el´ectricas de la
atm´osfera por medio de varillas con extremos agudos. Fue as´ı que invent´o el
pararrayos, que consiste de una varilla met´alica con extremos agudos conec-
tada a la tierra por medio de un conductor; as´ı el rayo es atra´ıdo por la
varilla y la carga el´ectrica es conducida a la tierra sin causar da˜ nos.
´
Esta fue
la primera aplicaci´on pr´actica de la investigaci´on cient´ıfica de la electricidad.
10
2
2.1.2. Triboelectricidad
Los fen´omenos de electrificaci´on mencionados en los p´arrafos preceden-
tes se deben al efecto triboel´ectrico, gracias al cual ciertos materiales quedan
cargados cuando se separan despu´es de estar en contacto con un material
diferente (como ocurre cuando se frotan). La polaridad que adquieren y la
magnitud del efecto dependen de los materiales y de la rugosidad de las su-
perficies, la temperatura, etc. Por lo tanto el efecto no es muy reproducible y
solamente se pueden dar algunas de sus caracter´ısticas generales. El nombre
viene del griego tribos (frotar), pero en realidad para que tenga lugar el efecto
basta que los materiales se toquen. Al entrar en contacto algunas partes de
las superficies se adhieren y hay un pasaje de cargas el´ectricas de un mate-
rial al otro para igualar sus potenciales electroqu´ımicos, de resultas del cual
ambos objetos se cargan. Cuando se los separa, algunos de los ´atomos que
estaban adheridos tienden a llevarse consigo electrones extra, mientras que
otros tienden a ceder algunos de los suyos, a pesar de que el desequilibrio
as´ı producido suele ser destru´ıdo parcialmente por otros efectos que no dis-
cutiremos aqu´ı
2
. Adem´as algunos materiales pueden intercambiar iones
3
de
diferente movilidad o bien fragmentos de mol´eculas de mayor tama˜ no.
La serie triboel´ectrica que se presenta en la Tabla 2.1 es una lista de
materiales, ordenados de positivos a negativos de acuerdo con la polaridad
de la separaci´on de carga que ocurre cuando entran en contacto. De este
modo cuando se tocan dos materiales, el que figura antes en la serie adquiere
una carga positiva y el que figura despu´es una carga negativa. Cuanto m´as
alejados en la serie, tanto mayor es la separaci´on de las cargas. As´ı, por
ejemplo, el aire en contacto con la seda adquiere carga positiva y la seda
una carga negativa. La polaridad de las cargas es la misma si el aire est´a en
contacto con polietileno, pero la magnitud del efecto es mayor en este ´ ultimo
caso. La tabla no es rigurosa y puede ocurrir que materiales cercanos en la
serie no intercambien carga, o que intercambien carga de polaridad opuesta
a la que implica su posici´on dentro de la lista. Esto ocurre porque el efecto
no depende ´ unicamente de la naturaleza de los materiales ya que tambi´en
influyen otros factores.
El efecto triboel´ectrico se relaciona con la fricci´on solamente porque am-
bos se deben a la adhesi´on y aumenta cuando se frotan los materiales porque
entonces se tocan y se separan muchas veces. Existen tambi´en otros efectos
que favorecen la electrificaci´on por contacto, as´ı como otros que se oponen a
2
Uno de estos efectos es la descarga de corona, que se trata m´ as adelante.
3
Normalmente los ´atomos y mol´eculas tienen igual n´ umero de cargas positivas y ne-
gativas y por lo tanto su carge neta es nula. Un ion es un ´atomo o una mol´ecula que ha
perdido (o ganado) uno o m´ as electrones y por eso tiene una carga el´ectrica no nula.
11
2.1
Cuadro 2.1: Serie triboel´ectrica: + indica carga positiva, − carga negativa.
(+) aire - piel humana - cuero - piel de conejo - vidrio - cuarzo - mica
- cabello - nylon - lana - plomo - piel de gato - seda - aluminio - papel
- algod´on y acero (no se cargan) - madera - lucite - ´ ambar - cera -
poliestireno - caucho el´ astico - resinas - caucho r´ıgido - n´ıquel y cobre
- azufre - bronce y plata - oro y platino - acetato y rayon - caucho
sint´etico - poliester - estireno - orlon - membrana pl´ astica - poliuretano
- polietileno - polipropileno - vinilo (PVC) - silicio - teflon - goma de
silicona - ebonita (−)
ella. El tema todav´ıa no se conoce bien y es materia de investigaci´on.
Cuando la superficie de un material tiene carga el´ectrica, si se acerca mu-
cho a un conductor descargado o a un objeto cuya carga es muy diferente
puede ocurrir una descarga el´ectrica, que se manifiesta porque salta una chis-
pa. La carga que adquiere una persona que camin´o sobre una alfombra puede
dar lugar a un potencial de varios miles de volt
4
, suficiente para causar una
chispa de un cent´ımetro de longitud o m´as. Cuando la humedad relativa del
aire es baja es mayor el potencial necesario para que se produzca la descarga,
lo que aumenta la capacidad del material electrificado de conservar su carga
y al ser menor la conductividad del aire seco se hace m´as dif´ıcil eliminar
gradualmente la carga que se ha acumulado. En aire seco basta quitarse la
camisa para que salten chispas. Al viajar en autom´ovil la carrocer´ıa acumu-
la carga y pueden saltar chispas desde la misma a un pasajero cuando ´este
desciende y toca el suelo.
Las descargas de esta clase son inofensivas para las personas porque la
energ´ıa en juego es min´ uscula (del orden de pocos microjoules en aire seco
y mucho menos con humedad). Sin embargo pueden incendiar mezclas de
aire y gases inflamables, como el gas natural y vapores de l´ıquidos como la
nafta, el ´eter y otras sustancias. Por eso se tiene que evitar la acumulaci´on de
carga el´ectrica al transportar l´ıquidos inflamables en carritos, como se suele
hacer en los hospitales. Una superficie frotada que aduiri´o una carga, a´ un
peque˜ na, puede atraer part´ıculas de polvo, lo que en la manufactura de tex-
tiles puede causar manchas permanentes en las telas. Una descarga est´atica
de alto voltaje puede destruir ciertos dispositivos electr´onicos como circui-
tos integrados CMOS y transistores MOSFET y por lo tanto se tienen que
tomar precauciones adecuadas para almacenarlos y manipularlos. Por otra
parte la electrificaci´on por frotamiento se aprovecha en dispositivos como las
fotocopiadoras y las impresoras de chorro de tinta. Por todo esto la triboelec-
4
Ver m´ as adelante el significado de estos t´erminos.
12
2
tricidad es un tema importante para la industria, no solamente por razones
de seguridad y para evitar eventuales da˜ nos a los bienes.
2.1.3. Generadores electrost´aticos
En 1663 Otto von Guericke construy´o el primer generador de cargas
el´ectricas por medio de la fricci´on. Consta de una esfera de azufre que pue-
de girar alrededor de eje montado sobre un armaz´on de madera. Si con una
mano se hace girar la esfera mientras se la presiona con la otra mano la esfera
se carga y atrae objetos cercanos. Posteriormente Isaac Newton propuso usar
una esfera de vidrio en lugar de una de azufre. Al transcurrir los a˜ nos se cons-
truyeron otros generadores electrost´aticos m´as eficientes y a comienzos del
siglo XIX ya exist´ıan varios dispositivos de este tipo, basados en discos que se
hacen girar por medio de manivelas y se cargan al frotar otra superficie. Esas
m´aquinas producen cantidades apreciables de carga el´ectrica y pueden dar
lugar a chispas muy llamativas al acercar los terminales a otras superficies.
Hoy los generadores basados en el efecto triboel´ectrico se utilizan sola-
mente para demostraciones de clase porque se cuenta con dispositivos mucho
m´as eficientes para producir electricidad para los usos pr´acticos. Una excep-
ci´on es el generador de Van de Graaf, que se emplea en varios laboratorios
cient´ıficos para producir voltajes est´aticos de varios millones de volt.
2.1.4. Cuantificaci´on de la carga el´ectrica
Los experimentos que mencionamos hasta ahora muestran la existencia
de cargas el´ectricas y algunas de sus propiedades pero nos dicen poco acerca
de donde residen ´ ultimamente esas cargas. Sin entrar en mayores detalles de
como se lleg´o a aclarar esta cuesti´on, hoy sabemos que la carga el´ectrica es
una propiedad de los electrones y de los protones que integran (junto con
los neutrones) el n´ ucleo at´omico. Todos los electrones son id´enticos y poseen
cargas negativas
5
cuya magnitud se indica con e. La carga de los protones es
positiva y su magnitud es tambi´en e, mientras que los neutrones no tienen
carga
6
. En cualquier cuerpo macrosc´opico, a´ un muy diminuto, hay un n´ umero
enorme de electrones y protones, pero habitualmente el n´ umero de electrones
5
De acuerdo con la convenci´ on introducida por Franklin, que se sigue usando hoy.
6
Los protones y neutrones est´an formados por combinaciones de tres quarks, cada uno
de los cuales posee una carga el´ectrica que seg´ un la especie vale +2e/3 o −e/3. Pero la
naturaleza de la interacci´on fuerte obliga a los quarks a agruparse de a tres y no permite
la existencia de quarks aislados. Por ese motivo no se pueden observar cargas de magnitud
menor que e, salvo en los experimentos con part´ıculas de alta energ´ıa que permiten observar
la estructura interna de los protones y los neutrones.
13
2.2
es igual al n´ umero de protones de modo que la carga neta del cuerpo es nula
y se dice que el cuerpo es (el´ectricamente) neutro. La carga el´ectrica que
un cuerpo adquiere (por ejemplo cuando se lo frota con otro) se debe a que
queda con un d´eficit o con un super´avit de electrones, seg´ un si su carga es
positiva o negativa. En cualquier caso, la carga q del cuerpo es siempre un
m´ ultiplo exacto de la carga elemental e: la carga el´ectrica est´a cuantificada.
Por otra parte la magnitud de e es muy peque˜ na en comparaci´on con la carga
de un cuerpo macrosc´opico
7
. Por lo tanto en la escala macrosc´opica se puede
ignorar la atomicidad de la carga y suponer que q es una variable continua.
2.1.5. Conservaci´on de la carga
Todas las interacciones fundamentales de la naturaleza conservan la carga
el´ectrica
8
. Por lo tanto no hay procesos cuyo resultado sea la creaci´on o la
destrucci´on de una cantidad neta de carga
9
. Un cuerpo puede ganar o perder
carga el´ectrica, pero toda vez que en un cuerpo aparece una carga el´ectrica,
en alguna otra parte debe aparecer una carga de igual magnitud y signo
opuesto.
2.1.6. Cargas puntiformes
Seg´ un se acaba de ver la carga de un cuerpo macrosc´opico proviene del
exceso o defecto de electrones que tiene y no es f´acil saber con exactitud
donde se ubican las cargas elementales responsables de la misma. Por lo tanto
por ahora vamos a considerar solamente cuerpos cargados cuyas dimensiones
lineales son despreciables en comparaci´on con las distancias que los separan,
de modo que podemos suponer que sus cargas est´an concentradas en puntos
(cargas puntiformes). M´as adelante veremos como proceder cuando estemos
en presencia de cuerpos extensos.
2.2. La Ley de Coulomb
En 1785 el ingeniero militar franc´es Charles Auguste Coulomb midi´o con
precisi´on
10
la fuerza entre dos part´ıculas con cargas el´ectricas Q y q en varias
7
T´ıpicamente por unos 9 ´ordenes de magnitud, ver la Subsecci´on 2.2.2.
8
Esta ley de conservaci´ on est´a relacionada con una simetr´ıa de los campos cu´ anticos
que describen las part´ıculas y sus interacciones.
9
Si bien se pueden crear o destruir pares, como la part´ıcula y la antipart´ıcula tienen
cargas de igual magnitud y signo opuesto la carga neta no var´ıa.
10
Para eso us´ o una balanza de torsi´ on. Una breve descripci´on de este dispositivo se
encuentra en J. Gratton, Mec´ anica, tomo I, Cap 4.
14
2
situaciones (Fig. 2.1). Cambiando la magnitud de la carga q, sin cambiar
la carga Q y manteniendo fija la distancia r entre 1 y 2, encontr´o que la
magnitud F
q
de la fuerza que Q ejerce sobre q (ya sea atractiva si Q y q tienen
distinta polaridad, o repulsiva si la polaridad es la misma) es proporcional a
la magnitud de q, o sea que
F
q
∼ [q[. (2.1)
Q
q
r
F
Q
F
q
r
Q
r
q
O
Q
q
r
F
Q
F
q
r
Q
r
q
O
(a)
(b)
Figura 2.1: Fuerza entre dos particulas cargadas: (a) cargas de igual polaridad
(++) y (−−), (b) cargas de polaridad opuesta (+−) y (−+).
Viceversa, cambiando la magnitud de la carga Q, sin cambiar la carga q
y manteniendo fija r, encontr´o que la magnitud de F
q
es proporcional a la
magnitud de Q, es decir que
F
q
∼ [Q[. (2.2)
Tambi´en estudi´o el efecto de cambiar r, manteniendo constantes ambas car-
gas. As´ı encontr´o que F
q
es proporcional a la inversa del cuadrado de la
distancia, esto es
F
q
∼ 1/r
2
. (2.3)
15
2.2
Por supuesto la fuerza F
Q
que q ejerce sobre Q es siempre igual en m´odulo
y direcci´on a F
q
, tiene sentido opuesto y ambas se ejercen en la direcci´on de
r, como manda la Tercera Ley de Newton. Este conjunto de resultados recibe
el nombre de ley de Coulomb.
La Ley de Coulomb se puede expresar en forma sencilla utilizando la
notaci´on vectorial:
F
q
= k
1
qQ
r
r
3
= k
1
qQ
ˆr
r
2
= −F
Q
. (2.4)
En esta ecuaci´on k
1
es una constante de proporcionalidad, ˆr ≡ r/r es un
versor en la direcci´on y sentido de r y el signo de q es positivo (q > 0) o
negativo (q < 0) seg´ un si la polaridad de esa carga es positiva o negativa y
lo mismo vale para Q (Q > 0 o Q < 0 de acuerdo con la polaridad de Q).
2.2.1. Comentarios sobre la Ley de Coulomb
Corresponde aclarar que la ec. 2.4 describe correctamente la fuerza en-
tre dos cargas a condici´on de que ´estas est´en en reposo. Cuando una carga
se mueve, la fuerza de Coulomb no es la ´ unica fuerza que se ejerce sobre
ella, porque como veremos m´as adelante tambi´en act´ ua una fuerza de origen
magn´etico cuya magnitud es proporcional a la velocidad que lleva la carga.
Es oportuno comentar ahora las caracter´ısticas de la fuerza de Coulomb.
En primer lugar la ec. 2.4 se parece mucho a la expresi´on de la fuerza de
atracci´on gravitatoria entre dos masas, que tambi´en es proporcional al pro-
ducto de las masas e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia
entre ellas, aunque a diferencia de la fuerza de Coulomb es siempre atracti-
va
11
. La fuerza 2.4 es central y conservativa
12
. Esto ´ ultimo, como veremos en
breve, permite definir la energ´ıa potencial electrost´atica.
Al igual que la ley de Newton de la gravitaci´on, la ley de Coulomb implica
que un objeto puede ejercer una fuerza sobre otro a pesar de estar lejos e
incluso separado de ´el por el vac´ıo. Esta idea, llamada acci´ on a distancia,
choca contra la noci´on intuitiva de que para interactuar con un objeto es
preciso entrar en contacto con ´el o bien contar con un intermediario que
le transmita nuestra acci´on. Por este motivo la acci´on a distancia nunca fue
vista con buenos ojos por los te´oricos y los fil´osofos, a pesar de que las leyes de
Newton y de Coulomb son perfectamente satisfactorias
13
del punto de vista
11
Por este motivo muchos de los resultados que se obtienen para la gravitaci´on (ver
por ejemplo J. Gratton, Mec´ anica, Tomo 1, Cap. 9) se pueden adaptar f´acilmente a la
electrost´ atica.
12
ver por ejemplo J. Gratton, Mec´ anica, Tomo 1, Cap. 5
13
Se entiende que dentro de su ´ambito de validez.
16
2
pr´actico. M´as adelante veremos que la introducci´on del concepto de campo
el´ectrico permite superar el inconveniente de la acci´on a distancia, dado que
el campo juega el rol del intermediario que transmite la interacci´on.
En la escala at´omica la fuerza el´ectrica es enormemente m´as intensa que
la atracci´on gravitatoria. Por ejemplo la repulsi´on Coulombiana entre dos
protones es mayor que la atracci´on gravitatoria entre esas mismas part´ıcula
por un factor 1,2 10
36
. Por este motivo la estructura y las propiedades
de la materia (gases, l´ıquidos y s´olidos) est´an determinadas por las fuerzas
el´ectricas: la fuerza gravitatoria no juega ning´ un rol. Por otra parte los cuer-
pos de escala astron´omicas y c´osmica son el´ectricamente neutros y la fuerza
dominante es la atracci´on gravitatoria.
La ley 2.4 describe la interacci´on entre dos cargas puntuales. Los expe-
rimentos a escala macrosc´opica muestran que cuando dos cargas Q
1
y Q
2
interact´ uan simult´aneamente con una tercera carga q, la fuerza que act´ ua
sobre q es F
q
= F
1q
+ F
2q
, donde F
1q
y F
2q
son las fuerzas que Q
1
y Q
2
ejercer´ıan individualmente sobre q. Un resultado semejante vale para cual-
quier n´ umero n de cargas, esto es
F
q
=
n
¸
i=1
F
iq
, F
iq
= k
1
qQ
i
ˆr
i
r
2
i
, (2.5)
donde r
i
es el vector que va de Q
i
a q. Esta propiedad se llama principio
de superposici´ on de fuerzas y permite aplicar la ley de Coulomb a cualquier
n´ umero de cargas
14
.
La ley de Coulomb vale para cargas en el vac´ıo y gracias al principio de
superposici´on se puede aplicar a cualquier n´ umero de cargas siempre que to-
das est´en en el vac´ıo. Pero el problema se complica cuando las cargas est´an
rodeadas por un medio material. Como vimos en 2.1.4, en todo medio mate-
rial hay una cantidad enorme de cargas que residen en los electrones y n´ ucleos
at´omicos. Aunque la carga total (neta) del medio sea nula, la presencia de
esas cargas no es irrelevante y se debe tomar en cuenta de alguna manera.
El efecto es muy peque˜ no en el caso del aire pero puede ser muy grande
cuando se trata de otros medios. Por ahora vamos a suponer que estamos
tratando con cargas en el vac´ıo y dejamos para m´as adelante el estudio de la
electrost´atica de medios materiales.
14
El principio de superposici´ on de fuerzas es una consecuencia de las ecuaciones de
Maxwell, que establecen una relaci´on lineal entre el campo el´ectrico y sus fuentes. En
el dominio subat´omico, donde no se pueden aplicar las ecuaciones de Maxwell, aparecen
efectos no lineales que se describen en el marco de la electrodin´ amica cu´ antica. De todos
modos estos efectos son irrelevantes en el dominio macrosc´opico.
17
2.2
2.2.2. Unidades de carga
El valor de k
1
y sus dimensiones dependen del sistema de unidades. Es
muy importante tener presente esto porque en el electromagnetismo se usan
varios sistemas de unidades que difieren entre s´ı no solamente por factores
num´ericos sino tambi´en por una diferente elecci´on de las dimensiones funda-
mentales. Aqu´ı usaremos casi siempre el Sistema Internacional (SI), que es el
que emplean los ingenieros
15
. En el SI hay cuatro dimensiones fundamentales:
las tres que se usan en Mec´anica, a saber longitud ([longitud] ≡ L), tiempo
([tiempo] ≡ T ) y masa ([masa] ≡ ´) y una dimensi´on el´ectrica adicional
que se puede elegir como la carga el´ectrica ([carga] ≡ O). De acuerdo con
esto en el SI las dimensiones de k
1
son L
3
´T
−2
O
−2
, como el lector puede
deducir f´acilmente de la ec. 2.4.
En este sistema las unidades de longitud, tiempo y masa son el metro
(m), el segundo (s) y el kilogramo (kg) y la unidad de carga el´ectrica se
llama coulomb
16
y se indica con C. Adem´as la constante k
1
se escribe como
k
1
≡ 1/4πǫ
0
donde ǫ
0
es otra constante
17
. Por lo tanto en el SI la ley de
Coulomb se escribe como
F
q
=
qQ
4πǫ
0
r
r
3
=
qQ
4πǫ
0
ˆr
r
2
= −F
Q
(SI). (2.6)
Debido a la presencia del factor 1/4π en la ec. 2.6 se dice que el SI es un
sistema racionalizado para distinguirlo de otros sistemas parecidos (no ra-
cionalizados) en los que ese factor no aparece en la expresi´on de la Ley de
Coulomb. Dado que la unidad de fuerza es el newton (N), resulta entonces
ǫ
0
= 8,854187818 10
−12
N
−1
m
−2
C
2
y por lo tanto
k
1
= 8,987551787 10
9
N m
2
C
−2
(SI). (2.7)
El valor de ǫ
0
depende de la velocidad de la luz en el vac´ıo, que por definici´on
18
vale exactamente
15
La principal ventaja de este sistema es que incorpora las unidades t´ecnicas habituales
(volt, ampere, coulomb etc.) y por lo tanto se presta para tratar las aplicaciones que
involucran circuitos el´ectricos. Esas unidades t´ecnicas implican que la unidad de tiempo
es el segundo y que la unidad de potencia es el watt, luego es natural elegir el metro, el
kilogramo y el segundo como unidades mec´ anicas.
16
M´as adelante veremos como se define el coulomb.
17
La raz´on de esta aparente complicaci´on es que las f´ormulas resultan m´ as sencillas.
Debe quedar claro que ǫ
0
no se relaciona con una propiedad f´ısica, pues es un factor que
aparece por la elecci´ on del sistema de unidades, que como sabemos es arbitraria.
18
En 1983 se redefini´o el metro como la distancia que recorre la luz en el vac´ıo perfecto
en 1/299792458 segundos. De resultas de esto el mencionado valor de c es exacto.
18
2
c = 2,99792458 10
8
m/s. (2.8)
En t´erminos de c el valor de k
1
en el SI es
k
1
= (10
−7
N s
2
C
−2
) c
2
(SI). (2.9)
En el SI el valor de la carga elemental e es
19
e = 1,60217733(49) 10
−19
C (SI). (2.10)
Por lo tanto el coulomb equivale (salvo el signo) a la carga de aproximada-
mente 6 10
18
electrones. En comparaci´on un cubo de cobre de 1 cm de
lado contiene unos 2,4 10
24
electrones. Para que este cuerpo tenga una
carga positiva de 1 C tiene que haber un d´eficit de electrones de apenas un
0.00025 %.
Es oportuno mencionar que en los estudios te´oricos se prefiere usar un
sistema diferente, que se llama Gaussiano, porque las f´ormulas resultan m´as
sencillas cuando se escriben en este sistema. En algunos casos lo usaremos en
estas notas. En el sistema Gaussiano (SG) hay solamente tres dimensiones
fundamentales: las tres que se usan en Mec´anica (longitud, tiempo y masa)
y se elige
20
k
1
= 1 en la ec. 2.4. Por lo tanto la ley de Coulomb se escribe
como
F
q
=
qQr
r
3
=
qQˆr
r
2
= −F
Q
(SG). (2.11)
De aqu´ı se desprende que en este sistema las dimensiones de la carga son
´
1/2
L
3/2
T
−1
. El SG emplea las unidades mec´anicas cgs. La unidad de carga
el´ectrica de este sistema se llama statcoulomb (statC) o franklin (Fr) o unidad
electrost´atica de carga (esu) y se define as´ı: si dos objetos en reposo cada
uno de los cuales lleva una carga de 1 statC est´an a la distancia de 1 cm se
repelen con la fuerza de 1 dina. Por lo tanto es una unidad derivada y vale
1 statC = 1 g
1/2
cm
3/2
s
−1
= 1 erg
1/2
cm
1/2
.
Puesto que ǫ
0
tiene dimensiones, las dimensiones del coulomb no son las
mismas que las del statcoulomb (no se puede expresar el coulomb en t´erminos
de masa, longitud y tiempo solamente). Es f´acil verificar que 1 C corresponde
a 2997924580 statC o en otras palabras, si un cuerpo tiene una carga de
19
El n´ umero entre par´entesis es la incertidumbre de los dos ´ ultimos d´ıgitos.
20
Con esta elecci´ on el SG no es racionalizado. Pero existen variantes racionalizadas en
las cuales k
1
= 1/4π.
19
2.3
1 coulomb, ese cuerpo tiene una carga de 2997924580 statcoulombs
21
. El
n´ umero 2997924580 es exacto e igual a 10 veces el valor de c expresado
en m/s. En forma aproximada 1 C corresponde a 2,99792 10
9
statC y
viceversa 1 statC corresponde a 3,33564 10
−10
C. Se debe notar es un error
escribir 1 C = 2997924580 statC porque los dos miembros tienen diferentes
dimensiones. Una f´ormula escrita en el SI no se puede transformar en una
f´ormula del sistema Gaussiano simplemente multiplicando el valor de la carga
por 2997924580 para pasar de C a statC (como se hace, por ejemplo, para
pasar de metros a cent´ımetros). La forma correcta para pasar del SI al sistema
Gaussiano es:
1 C = 4πǫ
0
2997924580 statC. (2.12)
Sirvan estas aclaraciones para mostrar que en el electromagnetismo hay
que tener cuidado con el manejo de diferentes sistemas de unidades. Salvo
menci´on expresa, en lo que sigue escribiremos las ecuaciones sin hacer re-
ferencia a un particular sistema de unidades, escribiendo la ley de fuerza y
dem´as ecuaciones relacionadas en terminos de la constante de proporcionali-
dad k
1
. As´ı con la sustituci´on 1/4πǫ
0
→k
1
se obtienen las expresiones en el
SI y con la sustituci´on 1 →k
1
las que corresponden en el sistema Gaussiano.
2.3. El campo el´ectrico
Se puede reformular la electrost´atica de manera de evitar el problema de
la acci´on a distancia que mencionamos en el punto 2.2.1 introduciendo el
concepto de campo el´ectrico
22
. La idea consiste en suponer que la presencia
de una carga puntiforme Q situada en el punto r
Q
modifica el espacio que la
rodea de modo tal que cada punto r
P
adquiere una propiedad que llamamos
campo el´ectrico y que indicamos con E(Q, r
Q
, r
P
). En virtud de esa pro-
piedad una carga de prueba q ubicada en r
P
experimenta una fuerza dada
por
F
q
= qE(Q, r
Q
, r
P
). (2.13)
Aqu´ı
23
E(Q, r
Q
, r
P
) no depende de q. En el caso que estamos considerando
el campo se origina en la ´ unica carga puntiforme Q y a partir de la Ley de
Coulomb 2.4 es evidente que
21
El coulomb es una carga muy grande que raramente se encuentra en problemas reales
de electrost´ atica, mientras que el statcoulomb tiene un tama˜ no m´ as acorde con las cargas
electrost´ aticas habituales.
22
La noci´on de campo fue introducida por Michael Faraday.
23
Puesto que E depende de la posici´ on la 2.13 se aplica solo si q es puntiforme.
20
2
E(Q, r
Q
, r
P
) = k
1
Q
ˆr
QP
r
2
QP
, (2.14)
donde r
QP
≡ r
P
− r
Q
. Debe quedar claro que en la 2.14 el punto donde se
encuentra Q, la fuente del campo, est´a fijo y P, el punto donde alculamos el
campo, es arbitrario.
Si tenemos varias cargas puntiformes Q
i
ubicadas en r
i
(i = 1, ..., n), el
principio de superposici´on 2.5 nos dice que
E =
n
¸
i=1
E
i
, E
i
= k
1
Q
i
ˆr
iP
r
2
iP
, (2.15)
donde r
iP
≡ r
P
−r
i
es el vector que va de Q
i
a P.
En el caso general de una distribuci´on arbitraria de cargas el campo
el´ectrico se define a partir de
F = qE, (2.16)
donde q es la carga del cuerpo de prueba, F es la fuerza sobre dicho cuerpo
y E es el campo el´ectrico, que no depende de la carga de prueba y est´a de-
terminado solamente por las cargas fuentes del campo.
Es esencial aqu´ı suponer la existencia de cargas de prueba que no pertur-
ben el campo, o cuyo efecto sobre el campo es despreciable. En la electrost´ati-
ca macrosc´opica esto no trae dificultades porque en la pr´actica la magnitud
q de la carga de prueba se puede hacer arbitrariamente peque˜ na. Adem´as,
si las fuentes del campo son cargas puntiformes (o casi puntiformes) fijas,
q puede ser incluso arbitrariamente grande. Sin embargo si las fuentes del
campo son cargas situadas sobre superficies conductoras extensas, la intro-
ducci´on de una carga de prueba grande produce el desplazamiento de esas
cargas y por lo tanto modifica el campo.
A diferencia de la electrost´atica macrosc´opica, cuando se intenta aplicar
estas nociones al dominio at´omico aparecen serias dificultades. En ese domi-
nio los efectos de las cargas de prueba sobre el campo no se pueden despre-
ciar nunca porque esas cargas no se pueden hacer arbitrariamente peque˜ nas.
Adem´as las fuentes del campo no est´an en reposo.
2.4. Potencial el´ectrico
La fuerza que un campo electrost´atico ejerce sobre una carga de prueba es
conservativa. Esto es evidente porque la fuerza de Coulomb entre dos cargas
es conservativa y por el principio de superposici´on la fuerza sobre la carga de
21
2.4
prueba se puede siempre imaginar como la suma de las fuerzas que ejercen
sobre ella las cargas puntiformes fuentes del campo el´ectrico
24
. Por lo tanto
se cumple que el trabajo de la fuerza el´ectrica en un desplazamiento de la
carga de prueba a lo largo de un camino cerrado cualquiera C (Fig 2.2, (a))
es nulo:
(a) (b)
C
P
ds
F
q
F
q
P
1
C'
C''
ds
P
2
Figura 2.2: La fuerza el´ectrica que un campo electrost´ atico ejerce sobre una
carga de prueba es conservativa: (a) el trabajo en cualquier camino cerrado
C es nulo, (b) el trabajo en un desplazamiento desde cualquier punto P
1
a
cualquier punto P
2
no depende del camino recorrido.

C
F ds = 0. (2.17)
Por lo tanto el trabajo de la fuerza el´ectrica en un desplazamiento de la
carga de prueba desde cualquier punto P
1
a cualquier otro punto P
2
depende
solamente de P
1
y P
2
y no depende del camino seguido para ir de P
1
a P
2
.
Procediendo como en Mec´anica
25
podemos definir la energ´ıa potencial
electrostatica de la carga de prueba en el punto P (Fig. 2.3, (a)) como
V
P
≡ −

P
O
F ds + V
O
=

O
P
F ds + V
O
. (2.18)
Aqu´ı O es un punto de referencia que se puede elegir arbitrariamente y V
O
es
la energ´ıa potencial de la carga de prueba en O, cuyo valor se puede tambi´en
24
Esto se puede generalizar f´acilmente al caso de campos generados por distribuciones
continuas de cargas (tanto distribuciones en un volumen, sobre una superficie o a lo largo
de una l´ınea) reemplazando la suma por oportunas integrales, como veremos m´ as adelante.
25
Ver por ejemplo J. Gratton, Mec´ anica, tomo I, Cap 5.
22
2
(a) (b)
F
O
P
q
V
O
V
P
F ds
O
P
1
V
P1
P
2
V
P2
ds
q
V
O
Figura 2.3: Energ´ıa potencial electrostatica: (a) definici´ on, (b) el trabajo
el´ectrico en un desplazamiento desde P
1
a P
2
depende de la diferencia de
energ´ıa potencial entre ambos puntos.
fijar arbitrariamente
26
. De lo anterior resulta que

P
2
P
1
F ds = −(V
P
2
−V
P
1
). (2.19)
Esta ecuaci´on expresa que el trabajo realizado en un desplazamiento de la
carga de prueba desde P
1
a P
2
(Fig. 2.3, (b)) es igual a menos la variaci´on
de la energ´ıa potencial.
Puesto que F = qE lo anterior implica que

C
E ds = 0 (2.20)
y que podemos definir el potencial electrost´ atico (energ´ıa potencial por unidad
de carga) por medio de
V = qφ (2.21)
donde
φ
P
= −

P
O
E ds + φ
O
. (2.22)
Aqu´ı O es un punto de referencia arbitrario y φ
O
es el potencial en O, cuyo
valor se puede fijar arbitrariamente.
El potencial electrost´atico es una funci´on escalar de la posici´on (un campo
escalar) que depende solamente de las cargas fuente. Si conocemos φ(r) el
26
La arbitrariedad de la elecci´ on de O y V
O
no tiene consecuencias porque solamente
interesan las variaciones de V .
23
2.5
campo el´ectrico se puede calcular a partir de la ecuaci´on
E = −∇φ, (2.23)
que se puede obtener diferenciando
27
la 2.22. Es f´acil ver que el potencial de
una carga puntiforme Q es
φ(r
P
) = k
1
Q
r
QP
, (2.24)
y que el potencial de varias cargas puntiformes Q
i
ubicadas en r
i
(i = 1, ..., n)
es
φ(r
P
) =
¸
i
φ
i
(r
P
) , φ
i
(r
P
) = k
1
Q
i
r
iP
, (2.25)
donde r
iP
≡ r
P
− r
i
es el vector que va de Q
i
a P. Para usar las f´ormulas
2.24 y 2.25 en el SI hay que poner k
1
= 1/4πǫ
0
.
2.4.1. Dimensiones y unidades del potencial y el cam-
po el´ectrico
De la ec. 2.21 se desprende que [φ] = [energ´ıa]/O y por lo tanto la unidad
de potencial del SI, que se llama volt y se indica con V, es:
1 V = 1 J/C (SI). (2.26)
De las ecs. 2.16 y 2.22 resulta que [E] = [fuerza]/O = [φ]/L y por consi-
guiente en el SI la unidad de campo el´ectrico es
1 N/C = 1 V/m (SI). (2.27)
En el sistema Gaussiano las unidades de potencial y campo son el statvolt
(statV) que vale
1 statV = 1 erg/statC (SG)
y el statV/cm cuyo valor es
1 statV/cm = 1 dina/statC (SG).
Se deja como ejercicio para el lector encontrar las dimensiones de φ y E
en el sistema Gaussiano y las relaciones que permiten pasar del statV y el
statV/cm a V y V/m.
27
Se tiene que diferenciar respecto de las coordenadas del punto del campo r
P
, mante-
niendo fijas las fuentes Q
i
.
24
2
2.5. La Ley de Gauss
La ley de Gauss
28
establece la relaci´on entre el campo el´ectrico y la distri-
buci´on de cargas. Se la puede expresar tanto de forma integral como de forma
diferencial y se puede pasar de una forma a la otra por medio del teorema de
la divergencia
29
. Es una de las cuatro ecuaciones de Maxwell, que establecen
las relaciones entre los campos el´ectrico y magn´etico y sus fuentes (o sea las
cargas y las corrientes el´ectricas) y son la base de la Electrodin´amica Cl´asica.
Tambi´en est´a vinculada (como veremos) con la Ley de Coulomb, pero es m´as
general porque vale tambi´en cuando las cargas est´an en movimiento (es decir
en presencia de corrientes el´ectricas).
De acuerdo con la ley de Gauss en su forma integral el flujo del campo
el´ectrico E que sale de una superficie cerrada S cualquiera es proporcional
a la carga total Q
V
dentro del volumen V encerrado por la superficie. Por el
momento vamos a considerar solamente distribuciones de cargas en el vac´ıo,
pero m´as adelante vamos a mostrar como se escribe la Ley de Gauss en pre-
sencia de medios materiales. En su forma integral la Ley de Gauss establece
que
Φ
E,S

S
E dS = 4πk
1
Q
V
(2.28)
Aqu´ı Φ
E,S
es el flujo de E que sale de la superficie cerrada S y que se define
como la integral sobre S del producto escalar de E por dS, que es un vector
infinitesimal cuyo m´odulo es el diferencial de ´area dS de la superficie S y
cuya direcci´on y sentido son los de la normal exterior a S. La superficie S
limita el volumen V y Q
V
es la carga total dentro de V .
Para demostrar la Ley de Gauss consideremos primero qu´e sucede si te-
nemos una ´ unica carga. Sea entonces q una carga dentro de S y sea r la
posici´on del elemento dS referida a q (Fig. 2.4 (a)). Claramente
E(r) = k
1
q
ˆr
r
2
.
Pero ˆr dS = r
2
dΩ donde dΩ es el diferencial de ´angulo s´olido subtendido
por dS desde la posici´on de q. Por lo tanto el integrando de 2.28 es k
1
q dΩ y
entonces

S
E dS = k
1
q


dΩ = 4πk
1
q (q dentro de V )
28
Esta ley, tambi´en llamada Teorema de Gauss del flujo, fue formulada por Carl Friedrich
Gauss en 1835 aunque fue publicada reci´en en 1867.
29
Tambi´en llamado Teorema de Gauss.
25
2.6
(a)
S
q
r
dS
E
q
dΩ
V
(b)
S
q
r
1
E
q1
dΩ
V
dS
1
E
q2
dS
2
r
2
S
1
S
2

Figura 2.4: Flujo del campo el´ectrico que sale de la superficie cerrada S: (a)
carga dentro de S, (b) carga fuera de S.
Si en cambio la carga est´a fuera de S (Fig. 2.4 (b)), desde la posici´on de q
la superficie subtiende el ´angulo s´olido Ω y queda dividida en dos partes: S
1
(la parte m´as lejana a q) y S
2
(la parte m´as cercana). Si ahora consideramos
los dos elementos dS
1
y dS
2
que subtienden ambos el mismo elemento de
´angulo s´olido dΩ y cuyas posiciones referidas a q son r
1
y r
2
, es evidente
que sus contribuciones se cancelan y por lo tanto integrando sobre el ´angulo
s´olido Ω resulta

S
E dS = k
1
q


dΩ −


dΩ

= 0 (q fuera de V )
Si ahora repetimos el mismo razonamiento para todas las cargas q
1
, q
2
, ...
presentes dentro y fuera de la superficie S queda demostrada la ley 2.28.
Se debe notar que el campo E depende de todas las cargas presentes, no
solamente de aquellas que est´an en V . Sin embargo Φ
E,S
depende solamente
de las cargas que est´an en V . Las cargas fuera de V no contribuyen a Φ
E,S
.
2.6. Distribuciones continuas de carga
En el dominio macrosc´opico podemos ignorar la atomicidad de la carga
el´ectrica y en muchos casos convviene tratarla como si estuviese distribuida
26
2
en el espacio de forma continua en vez de consistir de una serie de cargas
puntiformes, porque as´ı se pueden aprovechar mejor las herramientas del
an´alisis matem´atico.
2.6.1. Cargas de volumen
Cuando estamos en presencia de cargas dentro de un volumen V podemos
imaginar que el n´ umero de cargas tiende a infinito al mismo tiempo que la
magnitud de cada una de ellas tiende a cero, de modo tal que la carga total
se mantiene constante, o sea
Q =
¸
i
q
i

V
ρ dV.
La funci´on ρ = l´ım
V →0
(Q/V ) se llama densidad (volum´etrica) de carga
30
.
En t´erminos de ρ el potencial y el campo el´ectrico (ecs.2.25 y 2.15) de una
distribuci´on de cargas se escriben (r
QP
= r
P
−r
Q
) como
φ
P
= k
1

V
ρ
Q
r
QP
dV
Q
(2.29)
y
31
E
P
= −∇
P
φ
P
= k
1

V
ρ
Q
ˆr
QP
r
2
QP
dV
Q
(2.30)
En estas integrales no aparecen singularidades
32
cuando ˆr
QP
→0 a diferencia
de lo que ocurre cuando se calculan las sumas 2.25 y 2.15. Por lo tanto E y
φ son regulares dentro de la regi´on de las fuentes si la distribuci´on de cargas
es continua.
2.6.2. Las ecuaciones de Laplace y de Poisson
Para una distribuci´on continua de cargas la Ley de Gauss (ec. 2.28) se
escribe como

S
E dS = 4πk
1

V
ρ dV. (2.31)
30
En general ρ es una funci´ on de la posici´ on y del tiempo, pero en electrost´ atica tratamos
solamente distribuciones de carga que no dependen del tiempo.
31
La notaci´on ∇
P
indica que el gradiente se calcula respecto de la posici´ on de P.
32
Dicho sin pretensi´ on de rigor esto se debe a que los factores 1/r
QP
y 1/r
2
QP
de los
integrandos tienden al infinito m´ as lentamente de lo que tiende a cero dV .
27
2.6
Usando el Teorema de la Divergencia el primer miembro de esta ecuaci´on se
transforma en

S
E dS =

V
∇ EdV.
Por lo tanto la 2.31 es equivalente a

V
∇ EdV = 4πk
1

V
ρ dV.
Puesto que este resultado vale para cualquier volumen V se debe cumplir que
∇ E = 4πk
1
ρ. (2.32)
Esta ecuaci´on es la forma diferencial de la Ley de Gauss y es una de las
cuatro ecuaciones de Maxwell. Puesto que E = −∇φ podemos escribir la
2.32 como

2
φ = −4πk
1
ρ. (2.33)
Esta ecuaci´on se llama ecuaci´ on de Poisson.
Claramente en una regi´on del espacio donde no hay cargas (ρ = 0) el
potencial satisface la ecuaci´on

2
φ = 0, (2.34)
que se conoce con el nombre de ecuaci´ on de Laplace.
2.6.3. Cargas de superficie
Mediante un proceso an´alogo al que empleamos anteriormente podemos
introducir el concepto de densidad superficial de carga. Si suponemos que
la carga Q debida a n cargas Q
i
dentro de una capa delgada de espesor δ
est´a distribuida en forma continua y tomamos el l´ımite para δ →0, n →∞y
Q
i
→0 de modo que la carga total Q se mantiene constante y la capa tiende
a una superficie matem´atica S, podemos escribir
Q =

S
σdS. (2.35)
Aqu´ı σ es la densidad superficial de carga y en general es una funci´on de la
posici´on y del tiempo (en electrost´atica σ no depende del tiempo).
El potencial y el campo que una distribuci´on superficial de carga producen
en un punto P est´an dados por
φ
P
= k
1

S
σ
r
QP
dS (2.36)
28
2
y
E
P
= −∇
P
φ
P
= k
1

S
σˆ r
QP
r
2
QP
dS. (2.37)
A medida que el punto P cruza la superficie dS/r
QP
se mantiene finito
33
y
por lo tanto φ es continuo.
Por otra parte la componente del campo normal a la superficie es dis-
continua. Esto se puede mostrar aplicando la Ley de Gauss a una superficie
cil´ındrica imaginaria Σ cuya base y tapa son paralelas a la superficie carga-
da, cuyas paredes laterales son perpendiculares a dS, y que contiene dicho
elemento. En efecto

Σ
E dΣ = 4πk
1

S
σdS
En el l´ımite en que la altura del cilindro tiende a cero y tanto la base como
la tapa tienden a dS se obtiene

dS
(E
n
2
−E
n
1
)dS = 4πk
1

dS
σdS,
donde E
n
2
es la componente de E normal a dS del lado 2 (aqu´el hacia donde
apunta dS) y E
n
1
es la componente de E normal a dS del lado 1, opuesto
al anterior. Puesto que el ´area dS es arbitraria, resulta
E
n
2
−E
n
1
= 4πk
1
σ
y

∂φ
∂n

2

∂φ
∂n

1
= −4πk
1
σ.
Por lo tanto la componente normal de E es discontinua a trav´es de una
superficie cargada.
Por otra parte la componente tangencial de E es continua, porque φ es
continuo sus variaciones en direcciones paralelas a la superficie tienen que ser
iguales de ambos lados.
2.6.4. Condiciones de contorno en un conductor
Un conductor es un medio en el que hay electrones que se pueden mover
libremante. Por lo tanto cualquier campo el´ectrico en el seno de un conductor
produce un movimiento de las cargas, esto es una corriente el´ectrica. Las
condiciones para que no haya corrientes, o lo que es equivalente, para que el
campo sea est´atico son
33
En efecto, dS ∼ r
2
.
29
2.7
el campo el´ectrico dentro del medio debe ser nulo: E = 0;
la componente tangencial del campo en la superficie S del conductor
debe ser nula: E

= 0.
Por otra parte la componente normal fuera del conductor no tiene porqu´e ser
nula porque puede haber cargas en la superficie. Por lo tanto E es nulo en
el medio, pero fuera del mismo es normal a S y vale
E
n
= −
∂φ
∂n
= 4πk
1
σ.
Puesto que el gradiente del potencial es perpendicular a S se debe tener
φ = const. sobre la superficie. Por lo tanto S es una superficie equipotencial.
2.7. C´alculo de campos electrost´aticos
El c´alculo del campo producido por un distribuci´on de cargas no siem-
pre es sencillo, pero en general conviene calcular primero el potencial dado
que se trata de una funci´on escalar de la posici´on. En las regiones vac´ıas el
potencial satisface la ecuaci´on de Laplace 2.34. Por lo tanto es ´ util conocer
algunas soluciones sencillas de dicha ecuaci´on ya que mediante oportunas
superposiciones de las mismas se puede calcular el potencial para casos m´as
complicados. No vamos a entrar en mayores detalles sobre el tema, pero va-
mos a mencionar dos soluciones sencillas muy ´ utiles y mostraremos como a
partir de ellas se pueden obtener otras en casos de inter´es.
En problemas con simetr´ıa axial que involucran condiciones de contorno
sobre las superficies de esferas y conos conviene emplear coordenadas esf´ericas
r, θ, ϕ. Si el problema no depende de ϕ la ecuaci´on de Laplace es

∂r

r
2
∂φ
∂r

+
1
senθ

∂θ

senθ
∂φ
∂θ

= 0. (2.38)
La primera de estas soluciones es la que corresponde a una carga puntiforme
(ec. 2.24), para la cual φ ∼ 1/r. Sustituyendo en 2.38 es f´acil verificar que esta
soluci´on satisface la ecuaci´on de Laplace en todos punto, salvo naturalmente
en r = 0 que es la posici´on de la carga.
La segunda soluci´on es
φ ∼ r cos θ (2.39)
que representa un campo el´ectrico uniforme en la direcci´on del eje θ = 0.
30
2
2.7.1. L´ıneas de fuerza y equipotenciales
Una forma conveniente de visualizar un campo el´ectrico se basa en los
conceptos de l´ıneas del campo
34
(tambi´en llamadas l´ıneas de fuerza) y super-
ficies equipotenciales.
Una l´ınea de fuerza L es una curva imaginaria que en todos sus puntos
es tangente al campo E. Por lo tanto est´a definida por la ecuaci´on vectorial
dr
L
ds
=
E
E
, (2.40)
donde ds es el diferencial de arco sobre L.
Puesto que en cualquier punto la direcci´on del campo es ´ unica, las l´ıneas
del campo no se intersecan nunca, salvo donde hay una carga puntiforme, que
es donde nacen o mueren. Si C es una curva cerrada cualquiera, el conjunto
de las l´ıneas del campo que pasan por C forman un tubo llamado tubo de
flujo (Fig. 2.5, (a)). Las l´ıneas del campo nunca atraviesan las paredes del
tubo de flujo: toda l´ınea que entra por un extremo sale por el otro. Por lo
tanto el flujo del campo el´ectrico a trav´es de las paredes de un tubo de flujo
es nulo. Si consideramos un tramo de un tubo de flujo comprendido entre dos
secciones S
1
y S
2
, la Ley de Gauss implica que el flujo de E que entra a ese
tramo a trav´es de S
1
es igual al que sale a trav´es de S
2
(Fig. 2.5, (b)). Luego
dentro de un tubo de flujo la magnitud de E es inversamente proporcional a
la secci´on del tubo. As´ı las l´ıneas del campo muestran la direcci´ on del campo
en cada punto y su espaciado da una idea de la magnitud del campo: donde
E es intenso las l´ıneas del campo est´an m´as juntas y donde E es d´ebil las
l´ıneas est´an m´as separadas. En general las l´ıneas del campo son curvas en el
espacio (es decir tridimensionales) y no se pueden dibujar en un plano.
Una superficie equipotencial S
φ
0
est´a definida impl´ıcitamente por la con-
dici´on
φ(r) = φ
0
= const. (2.41)
Por lo tanto el potencial es el mismo en todos los puntos de S
φ
0
y es evidente
que las l´ıneas del campo son siempre ortogonales a las superficies equipoten-
ciales.
Cuando las l´ıneas del campo son curvas planas, cosa que ocurre si el pro-
blema tiene simetr´ıa esf´erica, cil´ındrica o plana, se pueden trazar diagramas
que muestran las l´ıneas del campo y las intersecciones de las uperficies equi-
potenciales con el plano del diagrama. Por ejemplo la Fig. 2.6 muestra las
l´ıneas del campo y las equipotenciales de una carga puntiforme.
34
Este concepto fue introducido por Michael Faraday.
31
2.7
C

S
1
S
2
(a) (b)
E
Φ
1
Φ
2
E
1 E
2
Figura 2.5: Tubo de flujo: (a) las l´ıneas del campo que pasan por la curva C
forman un tubo de flujo, (b) el flujo de E a trav´es de cualquier secci´ on del
tubo se mantiene constante.
Figura 2.6: L´ıneas del campo y equipotenciales de una carga puntiforme.
2.7.2. El dipolo el´ectrico
Sean dos cargas +q y −q separadas por una distancia d (Fig. 2.7). El
momento dipolar de este sistema es por definici´on el vector
p = qd. (2.42)
En general para un n´ umero arbitrario de cargas cuya suma es nula, se define
p =
¸
i
q
i
r
i
donde los r
i
son los vectores posici´on de las cargas y puesto que
¸
i
q
i
= 0
los r
i
no dependen del origen elegido.
32
2
P
d
r
q+P
–q +q
r
q−P
Figura 2.7: Dipolo el´ectrico.
Campo y potencial de un dipolo
El potencial debido a las dos cargas es
φ
P
=
q
r
q
+
P

q
r
q

P
.
Si r ≫ d (sea porque r → ∞ o porque q → ∞ mientras d → 0 de modo
de mantener finito el producto qd) este sistema de cargas se llama dipolo.
Desarrollando en serie de Taylor el potencial del dipolo y tomando el l´ımite
r
q
±
P
→r
qP
se obtiene
φ
P
= k
1
q(d ∇
q
)
1
r
qP
= (p ∇
q
)
1
r
qP
(2.43)
= −k
1
p
cos θ
r
3
qP
.
Aqu´ı ∇
q
indica que el gradiente se toma respecto de las coordenadas del
dipolo r
q
. El campo producido por el dipolo es entonces
E
P
= (p ∇
q
)
r
P
−r
q
r
3
qP
. (2.44)
Usando coordenadas polares (r, θ, ϕ) las componentes de E son
33
2.8
E
r
= −
∂φ
∂r
= −2k
1
p
cos θ
r
3
E
θ
= −
1
r
∂φ
∂θ
= 4k
1
p
senθ
r
3
(2.45)
E
ϕ
= 0.
En la Fig. 2.8 se muestran las l´ıneas del campo y las equipotenciales de un
dipolo.
p
Figura 2.8: L´ıneas del campo (l´ıneas llenas) y equipotenciales (l´ıneas de trazos)
de un dipolo.
Fuerza y momento sobre un dipolo
En preparaci´on.
2.7.3. Cargas inducidas sobre un conductor
En preparaci´on.
34
2
− +






+
+
+
+
+
+
Figura 2.9: Conductor esf´erico en un campo el´ectrico uniforme: l´ıneas del cam-
po y equipotenciales.
2.8. Energ´ıa del campo electrost´atico
2.8.1. Cargas puntiformes
La energ´ıa potencial de un sistema de cargas puntiformes es igual al tra-
bajo necesario para traer las cargas desde el infinito a la posici´on que ocupan.
Para dos cargas Q
1
y Q
2
este trabajo vale
U = k
1
Q
1
Q
2
r
12
donde r
12
es la distancia entre ellas. Para un n´ umero arbitrario de cargas
puntiformes podemos calcular la energ´ıa potencial de cada par y sumar sobre
todos los pares. Resulta as´ı
U = k
1
¸
i<j
Q
i
Q
j
r
ij
(2.46)
La ecuaci´on anterior se puede escribir tambi´en en forma sim´etrica como
U =
k
1
2
¸
i,j

Q
i
Q
j
r
ij
. (2.47)
35
2.8
Aqu´ı la prima indica que la sumatoria no incluye los t´erminos con i = k.
De esta ´ ultima expresi´on vemos que la energia que hemos as´ı definido no
depende del orden seguido al traer las cargas desde el infinito.
Hay una tercera manera de escribir la energ´ıa potencial electrost´atica de
un sistema de cargas puntiformes, basada en el concepto de potencial. El
potencial en la posici´on de la i–´esima carga debido a todas las dem´as es
φ

i
= k
1
¸
i,j

Q
j
r
ij
. (2.48)
Por lo tanto
U =
1
2
¸
i
Q
i
φ

i
(2.49)
2.8.2. Cargas de volumen
En este caso se tiene que
U =
k
1
2

ρ
P
ρ
P

r
PP

dV
P
dV
P
′ . (2.50)
Aqu´ı no aparece la complicaci´on de pedir que i = j que se tiene para cargas
puntiformes porque en la integral sobre P

no hace diferencia si se incluye o
no el elemento de volumen que contiene a P.
En t´erminos del potencial se obtiene
φ
P
= k
1

ρ
P

r
PP

dV
P
′ (2.51)
y
U =
1
2

ρ
P
φ
P
dV
P
. (2.52)
2.8.3. Cargas de volumen y de superficie
En presencia de cargas de volumen y de superficie el potencial se obtiene
de 2.29 y 2.36 de modo que
φ
P
= k
1

V
ρ
Q
r
QP
dV
Q
+ k
1

S
σ
r
QP
dS (2.53)
y resulta
U =
1
2

ρ
P
φ
P
dV
P
+
1
2

σ
P
φ
P
dS
P
. (2.54)
36
2
Aqu´ı la primera integral se extiende sobre todas las regiones que contienen
distribuciones de cargas volum´etricas y la segunda integral abarca todas las
superficies cargadas. Por lo tanto, sin introducir expl´ıcitamente el concepto
de potencial podemos escribir
U =
k
1
2

ρ
P
ρ
Q
r
QP
dV
P
dV
Q
+
k
1
2

σ
P
σ
Q
r
QP
dS
P
dS
Q
. (2.55)
2.8.4. Energ´ıa del campo el´ectrico
Vamos a mostrar ahora que como consecuencia de las leyes de la elec-
trost´atica las expresiones de la energ´ıa que hemos obtenido se pueden trans-
formar en integrales sobre todo el espacio.
En primer lugar, si tenemos solamente cargas de volumen, dado que ∇
E = 4πk
1
ρ podemos escribir
U =
1
2

ρφdV =
1
8πk
1

φ∇ E dV.
Ahora, usando la identidad vectorial ∇ (φE) = φ∇ E + E ∇φ que vale
para culquier campo vectorial E y cualquier funci´on escalar φ tenemos que

φ∇ E dV =

∇ (φE) dV −

E ∇φdV.
Si ∇ E existe en toda la regi´on de integraci´on (lo cual requiere que E sea
continuo) podemos usar el Teorema de la divergencia para transformar la
primera integral del miembro derecho en una integral sobre la superficie S
que rodea el volumen V y resulta

φ∇ E dV =

φE dS −

E ∇φdV.
Aplicando este resultado obtenemos entonces
U =
1
8πk
1

φE dS −

E ∇φdV

.
Como regi´on de integraci´on vamos a tomar una esfera K cuyo radio R vamos
a hacer tender a infinito. Vamos a suponer adem´as que ρ = 0 solamente
dentro de una esfera finita
35
, o en su defecto, que tienda a cero con suficiente
35
Si ρ = 0 solamente dentro de una regi´ on finita, entonces φ →0 y E →0 por lo menos
tan r´apidamente como R
−1
y R
−2
, respectivamente, mientras que la superficie crece como
R
2
; por lo tanto la integral tiende a cero por lo menos tan r´apidamente como R
−1
.
37
2.8
rapidez al infinito, de modo que la integral sobre la superficie de la esfera K
se anule en el l´ımite R → ∞. Puesto que E = −∇φ obtenemos finalmente
que
U =
1
8πk
1

E
2
dV. (2.56)
Esta f´ormula expresa la energ´ıa solamente en t´erminos de la intensidad del
campo el´ectrico en todos los puntos del espacio. La cantidad E
2
/8πk
1
se
denomina densidad de energ´ıa del campo el´ectrico.
Si adem´as de las cargas de volumen tenemos tambi´en cargas superficiales,
debemos excluir de la regi´on de integraci´on las correspondientes superficies
cargadas S porque sobre ellas E es discontinuo y por lo tanto no podemos
aplicar all´ı el Teorema de la Divergencia. Por brevedad vamos a omitir los
detalles
36
, pero no es dif´ıcil mostrar que se obtienen dos t´erminos adicionales,
que sin embargo se cancelan mutuamente. Entonces, si como antes supone-
mos que la integral sobre la esfera K de anula cuando R → ∞ obtenemos
nuevamente la 2.56. Por consiguiente esa f´ormula vale para cargas de volumen
y de superficie.
Por otra parte la integral 2.56 diverge para cargas puntiformes. En este
caso hay que separar el campo el´ectrico en las contribuciones que provienen
de las diferentes cargas. Para mostrar como se procede consideremos primero
el caso de dos cargas puntiformes Q
i
y Q
j
. El potencial y el campo producidos
por esas cargas en el punto P son
φ
i
(P) = k
1
Q
i
r
iP
, E
i
= −∇
P
φ
i
,
φ
j
(P) = k
1
Q
j
r
jP
, E
j
= −∇
P
φ
j
.
Consideremos ahora la siguiente integral

E
i
E
j
dV (i = j)
que se calcula sobre el volumen encerrado por una gran esfera K, pero ex-
cluyendo peque˜ nas esferas K
i
y K
j
alrededor de Q
i
y Q
j
para evitar las
singularidades. Puesto que ∇ E = 0 en la regi´on de integraci´on, podemos
36
Ver por ejemplo W. Pauli, Electrodynamics, Dover, 2000.
38
2
usar el Teorema de Gauss y obtener

E
i
E
j
dV = −

E
i
∇φ
j
dV
= −

∇ (φ
j
E
i
) dV +

φ
j
∇ E
i
dV
= −

K
E
in
φ
j
dS −

K
i
E
in
φ
j
dS −

K
j
E
in
φ
j
dS.
El primer t´ermino tiende a cero cuando la esfera grande K →∞ y el tercer
t´ermino tambi´en tiende a cero cuando K
j
→0, luego sobrevive solamente el
segundo t´ermino. Ahora bien, sobre la esfera K
i
cuyo radio es R
i
se tiene que
E
in
= k
1
Q
i
/R
2
i
y dS = R
2
i
dΩ, donde dΩ es el diferencial de ´angulo solido.
Luego en el l´ımite K
i
→0 tenemos que
φ
j
→k
1
Q
j
r
ij
,

K
i
E
in
dS = 4πk
1
Q
i
.
Por lo tanto

K
i
E
in
φ
j
dS →4πk
2
1
Q
i
Q
j
r
ij
.
Entonces para dos cargas puntiformes obtenemos
U = k
1
Q
i
Q
j
r
ij
=
k
1

E
i
E
j
dV. (2.57)
Aqu´ı la integral se extiende a todo el espacio.
Para un numero arbitrario de cargas puntiformes obtenemos entonces
U = k
1
¸
i<j
Q
i
Q
j
r
ij
=
1
4πk
1
¸
i<j

E
i
E
j
dV =
1
8πk
1
¸
i =j

E
i
E
j
dV. (2.58)
Esta f´ormula se puede escribir tambi´en de la siguiente forma:
U =
1
8πk
1

(E
2

¸
i
E
2
i
) dV. (2.59)
Sin embargo en este caso no se puede separar la integral en dos partes porque
ambas divergen.
39
2.9
2.9. Diel´ectricos
Hasta aqu´ı hemos tratado el campo el´ectrico y el potencial de cargas
y de conductores, pero no hemos considerado lo que sucede en presencia de
diel´ectricos (esto es, aisladores). Por lo tanto hasta ahora no nos preocupamos
de la diferencia entre los campos microsc´opicos y los campos macrosc´opicos
37
.
El aire es un medio suficientemente enrarecido y por lo tanto el ignorar
sus propiedades diel´ectricas no causa errores importantes y los resultados
anteriores se pueden aplicar. Pero gran parte de la electrost´ atica se ocupa de
cargas y campos en medios ponderables cuya respuesta el´ectrica no se puede
ignorar.
Cuando se aplica un campo el´ectrico a un medio constituido por un gran
n´ umero de mol´eculas, las cargas que residen en ellas responden al campo
el´ectrico. En primera aproximaci´on podemos considerar dos casos, seg´ un si
en ausencia del campo la mol´ecula tiene tiene un momento dipolar (como
ocurre con las mol´eculas de agua) o no lo tiene. En el primer caso los di-
polos moleculares se tienden a alinear en direcci´ on opuesta al campo. En el
segundo caso las cargas positivas y negativas dentro de la mol´ecula sufren
peque˜ nos desplazamientos respecto de sus posiciones de equilibrio en ausen-
cia del campo y como esos desplazamientos tienen direcciones opuestas para
las cargas positivas y negativas, el resultado es que cada mol´ecula adquiere
un momento dipolar alineado en direci´on opuesta al campo.
En la escala macrosc´opica el efecto del campo el´ectrico sobre los dipolos
moleculares se manifiesta en que el medio se polariza y de resultas de ello el
campo dentro del mismo es el resultado de superponer al campo debido a las
cargas externas el campo de polarizaci´on, que es la suma de los campos de los
dipolos moleculares. Como estos ´ ultimos tienen sentido opuesto al campo de
las cargas externas, el resultado es que el campo el´ectrico dentro del medio
es menor que el que se tendr´ıa si el medio no estuviera presente.
Lo dicho vale si el medio es is´ otropo. El problema se complica si el medio
no es is´otropo (como ocurre en cristales de baja simetr´ıa), porque enton-
ces la magnitud y la orientaci´on de los dipolos moleculares depende de la
orientaci´on del campo el´ectrico respecto del medio. En lo que sigue trata-
remos solamente medios is´ otropos, dado que la mayor´ıa de los diel´ectricos
que pueden interesar al estudiante se comportan como is´otropos en la escala
macrosc´opica que estamos considerando.
En lo que sigue vamos a mostrar como se debe proceder para tratar los
efectos que hemos descrito cualitativemente en los p´arrafos anteriores.
37
En realidad nuestro tratamiento de los conductores en t´erminos de cargas superficiales
implica una descripci´on macrosc´opica.
40
2
2.9.1. Tratamiento fenomenol´ogico
Consideremos dos placas met´alicas paralelas cargadas en el vac´ıo (un con-
densador). Suponemos que el tama˜ no de las placas es grande en comparaci´on
con su separaci´on d, de modo que podemos despreciar los efectos de borde.
Supongamos que la densidad superficial de carga es +σ en la placa 1 y −σ
en la placa 2. En esas condiciones hay un campo el´ectrico uniforme entre las
placas dado por
E
x
= +4πk
1
σ,
mientras que fuera de las placas el campo es nulo. La diferencia de potencial
entre las placas es
φ
1
−φ
2
= 4πk
1
σd.
Si colocamos un diel´ectrico (un material aislante) entre las placas se observa
lo siguiente:
1. Si las placas est´an conectadas a un bater´ıa de modo que su potencial se
mantiene constante, fluye una corriente el´ectrica y su carga aumenta.
2. Si en cambio las placas est´an aisladas su carga se mantiene constante,
pero la diferencia de potencial entre ambas disminuye por un factor ǫ:
φ
1
−φ
2
=
4πk
1
σ
ǫ
d.
El factor ǫ se denomina constante diel´ectrica del aislador. Su valor depende
del material y en general es mayor que 1.
La interpretaci´on de estos fen´omenos es la siguiente: sobre la superficie
del diel´ectrico pr´oxima a la placa 1 aparece una carga superficial de magnitud
−(1 −1/ǫ)σ y al mismo tiempo sobre la superficie del diel´ectrico del lado de
la placa 2 aparece una carga superficial de magnitud +(1 − 1/ǫ)σ. De esta
forma la carga neta en 1 es +σ/ǫ y la carga neta en 2 es −σ/ǫ.
Estas cargas que aparecen sobre las superficies del diel´ectrico no se pueden
observar directamente y no se pueden alterar por conducci´on el´ectrica. Est´an
adheridas al diel´ectrico y su valor se ajusta de acuerdo con el campo externo
a dicho material. Su existencia se pone en evidencia solamente debido a la
diferencia de potencial que producen. Esta clase de cargas se llaman cargas
de polarizaci´on para distinguirlas de las cargas verdaderas (de conducci´on)
que est´an sobre las placas met´alicas, que se pueden modificar a voluntad.
De ahora en m´as indicaremos con ρ
p
y σ
p
las densidades de carga de
polarizaci´on de volumen y de superficie y con ρ
t
y σ
t
las densidades de carga
verdadera. Por lo tanto las densidades de carga totales de volumen y de
superficie son ρ = ρ
p
+ ρ
t
y σ = σ
p
+ σ
t
, respectivamente.
41
2.9
Si imaginamos que entre las placas del condensador y el diel´ectrico hay
una capa vac´ıa muy delgada (la constante diel´ectrica del vac´ıo es ǫ
v
= 1), las
relaciones entre las densidades de carga y los campos dentro del condensador
son
E
(e)
x
= 4πk
1
σ,
E
(i)
x
−E
(e)
x
= 4πk
1
σ
p
, σ
p
= −

1 −
1
ǫ

σ.
Por lo tanto
E
(i)
x
= 4πk
1
¸
σ −

1 −
1
ǫ

σ

=
4πk
1
ǫ
σ,
o sea
E
(i)
x
=
1
ǫ
E
(e)
x
,
y
4πk
1
σ
p
= −(ǫ −1)E
(i)
x
.
Por consiguiente en las superficies del diel´ectrico que limitan con el vac´ıo, en
ausencia de una densidad (superficial) de carga verdadera, se tiene que
E
(e)
n
+ ǫE
(i)
n
= 0,
E
(e)
n
+ E
(i)
n
= 4πk
1
σ
p
= −(ǫ −1)E
(i)
n
.
Esta relaci´on se puede generalizar f´acilmente para aplicarla a la interfase
entre dos diel´ectricos cualesquiera cuyas constantes diel´ectricas son ǫ
1
y ǫ
2
imaginando que entre ellos hay una delgada capa de vac´ıo. Si en este caso no
hay carga verdadera se tendr´a
ǫ
1
E
n
1
+ ǫ
2
E
n
2
= 0.
Si hay carga verdadera tendremos en cambio
ǫ
1
E
n
1
+ ǫ
2
E
n
2
= 4πk
1
σ
t
.
Puesto que en la interfase sigue valiendo la condici´on general
E
n
1
+ E
n
2
= 4πk
1
σ (2.60)
donde σ = σ
t
+ σ
p
, restando esta ecuaci´on de la anterior obtenemos el si-
guiente resultado general:

1
−1)E
n
1
+ (ǫ
2
−1)E
n
2
= −4πk
1
σ
p
. (2.61)
42
2
En el campo uniforme de un condensador de placas paralelas las cargas
de polarizaci´on aparecen solamente sobre las superficies del diel´ectrico. Sin
embargo en el caso m´as general en que el campo el´ectrico no es uniforme,
dentro del diel´ectrico aparece una densidad de carga de polarizaci´on ρ
p
.
Puesto que
∇ E = 4πk
1
ρ (2.62)
y dado que ρ = ρ
t

p
, resulta tambi´en que
∇ ¦(ǫ −1)E¦ = −4πk
1
ρ
p
. (2.63)
Si el medio es homog´eneo, es decir, si ǫ no depende de la posici´on, entonces
(ǫ −1)∇ E = −4πk
1
ρ
p
. (2.64)
Si aplicamos el Teorema de Gauss al campo vectorial (ǫ −1)E de la manera
habitual (excluyendo las superficies donde σ
p
= 0) se encuentra que

ρ
p
dV +

σ
p
dS = 0. (2.65)
Por lo tanto la suma de todas las cargas de polarizaci´on es nula.
2.9.2. El desplazamiento el´ectrico
Para describir el comportamiento de los diel´ectricos es ´ util introducir
un nuevo campo D, llamado desplazamiento, que depende solamente de las
cargas verdaderas, que se pueden controlar a voluntad. La definici´on de D
difiere en distintos sistemas de unidades y para evitar confusiones vamos a
introducir una nueva constante de proporcionalidad k

1
, cuyo valor es
k

1
=

1 SI,
1

SG.
(2.66)
La definici´on de D es entonces
D ≡
ǫ
4πk
1
k

1
E. (2.67)
Por lo tanto se tiene que
D =

ǫǫ
0
E SI,
ǫE SG.
(2.68)
43
2.9
De acuerdo con estas definiciones en el SI las dimensiones de D son O/L
2
y
por lo tanto la unidad en que se mide es C/m
2
. Notar que en este sistema las
dimensiones y unidades de D son diferentes de las de E, que son [fuerza/O
(ver la Secci´on 2.4.1), pero esta es solamente una cuesti´on de conveniencia y
no tiene implicaciones f´ısicas.
Por otra parte en el SG D y E tienen las mismas dimensiones y por su-
puesto se miden en las mismas unidades (dina/statC). Se deja como ejercicio
para el lector encontrar la equivalencia entre C/m
2
y dina/statC.
En t´erminos de D la condici´on de contorno general en la interfase entra
dos diel´ectricos se escribe como
D
n
1
+ D
n
2
=
1
k

1
σ
t
. (2.69)
Puesto que las fuentes del campo D son las cargas superficiales verdaderas
σ
t
se puede imaginar un conjunto de l´aminas cada una de las cuales tiene
una densidad superficial de carga verdadera σ
t
y pasar al l´ımite en que las
l´aminas se hacen infinitamente delgadas y su n´ umero tiende al infinito. De
este modo se puede mostrar que la densidad de volumen de carga verdadera
ρ
t
es la fuente de volumen de D, de forma tal que
∇ D = 4πk
1
ρ
t
. (2.70)
Recapitulando lo anterior, si σ
t
= 0 en a interfase entre dos diel´ectricos,
entonces D
n
, la componente de D normal a la interfase es continua. Por otra
parte D

, la componente paralela a la interfase en general es discontinua.
Esto es consecuencia de que E

es continuo. Por otra parte E = −∇φ, con
φ continuo, sigue valiendo como antes.
2.9.3. Interpretaci´on microsc´opica
Consideremos un elemento de volumen de un diel´ectrico y supongamos
que cada ´atomo o mol´ecula del mismo es un dipolo
38
. El campo producido
por esos dipolos (que suponemos todos iguales) es
E
P
=
¸
q
i
(p ∇
q
i
)
r
P
−r
q
i
r
3
q
i
P
. (2.71)
Ahora vamos a transformar esta suma en una integral. Para eso haremos la
aproximaci´on de reemplazar la distribuci´on discontinua de los dipolos por
una distribuci´on continua. Sea p el momento dipolar de cada mol´ecula y N
38
Dejamos para m´ as adelante la discusi´on de como se originan estos dipolos.
44
2
el n´ umero de mol´eculas por unidad de volumen. Llamaremos polarizaci´on
P ≡ Np al momento dipolar por unidad de volumen. El campo el´ectrico es
entonces
E
P
=

(P ∇
Q
)
r
P
−r
Q
r
3
QP
dV
Q
. (2.72)
Para llevar esta integral a una forma m´as conveniente usaremos una genera-
lizaci´on del Teorema de Gauss: para dos campos vectoriales A y B cuales-
quiera se tiene que

∂x
i
(A
i
B
j
) =
∂A
i
∂x
i
B
j
+ A
i
∂B
j
∂x
i
, i, j = 1, 2, 3, (2.73)
donde A
i
y B
j
son las componentes de A y B y hemos usado la convenci´on
de sumar sobre los ´ındices repetidos (i en este caso). Entonces por el Teorema
de Gauss

BA dS =

(∇ A)BdV +

(A ∇)BdV. (2.74)
Si identificamos A con P y B con
r
P
−r
Q
r
3
QP
obtenemos
E
P
= −

(∇
Q
P)
r
P
−r
Q
r
3
QP
dV
Q

P
(I)
n
r
P
−r
Q
r
3
QP
dS. (2.75)
Aqu´ı las integrales se extienden a volumen ocupado por el diel´ectrico y a la
superficie que lo limita, y P
(I)
n
es la componente normal de P dirigida hacia
el interior del diel´ectrico. Esta expresi´on de E
P
muestra que nuestra distri-
buci´on continua de polarizaci´on es equivalente a una distribucion de volumen
y de superficie de carga de polarizaci´on. En efecto, la primera integral de 2.72
muestra que
ρ
p
= −∇ P. (2.76)
La segunda integral nos dice que la densidad superficial de carga de polari-
zaci´on es
σ
p
= −P
(I)
n
, (2.77)
siempre y cuando la regi´on de integraci´on est´e de un solo lado de la superficie,
de modo que ´esta limita el trozo de aislador que estamos considerando. Sin
embargo la superficie puede ser discontinua y estar dentro del diel´ectrico de
modo que la regi´on de integraci´on se encuentra de ambos lados. En este caso
la densidad superficial total de carga de polarizaci´on es
σ
p
= −(P
(I)
n
1
+ P
(I)
n
2
). (2.78)
45
2.9
Este es el caso m´as general, e incluye el anterior como el caso particular
P
(I)
n
2
= 0.
Si aplicamos el Teorema de Gauss al campo P encontramos nuevamente
que

ρ
p
dV +

σ
p
dS = 0. (2.79)
Adem´as, para preservar las leyes fenomenol´ogicas que obtuvimos antes, te-
nemos que hacer la siguiente identificaci´on
39
:
P = (ǫ −1)E/4πk
1
.
Por lo tanto:
D =
E
4πk
1
k

1
+
P
k

1
. (2.80)
En el SI se tiene entonces que
D = ǫ
0
E +P (SI). (2.81)
Por otra parte en el sistema Gaussiano se tiene
D = E + 4πP (SG). (2.82)
La constante diel´ectrica ǫ se puede expresar en t´erminos de propiedades
at´omicas si suponemos como es natural que
p = αE

, (2.83)
donde α es la polarizabilidad molecular y E

es el campo efectivo, es decir el
campo que existe en la posici´on del dipolo p (sin incluir el campo producido
por el propio dipolo). Si hacemos la aproximaci´on E

≈ E, entonces P =
NαE y se obtiene
ǫ = 1 + 4παN. (2.84)
Las mediciones muestran que α > 0 para campos electrost´aticos. Por lo tanto
ǫ > 1.
La teor´ıa precedente se puede refinar tomando en cuenta la diferencia
entre E

y E. Omitiendo detalles por brevedad
40
el resultado es
ǫ =
1 +

3
αN
1 −

3
αN
. (2.85)
Esta es la relaci´on de Clausius-Mossotti para medios is´otropos y es f´acil ver
que si αN ≪1 se recupera la expresi´on aproximada 2.84.
39
La cantidad χ ≡ ǫ −1 se denomina susceptibilidad el´ectrica.
40
ver por ejemplo W. Pauli, Electrodynamics, Dover, 2000.
46
2
2.9.4. Densidad de energ´ıa en un diel´ectrico
En presencia de un diel´ectrico la expresi´on 2.56 de la energ´ıa del campo
electrost´atico se puede reemplazar bajo determinadas condiciones por
U =
k

1
2

E DdV. (2.86)
Para ver esto consideremos la variaci´on de energ´ıa cuando se da un peque˜ no
incremento δρ
t
a la carga verdadera. Vamos a suponer que los contornos del
medio son r´ıgidos de modo que no hay trabajo mec´anico. En el caso de una
densidad de carga continua el trabajo el´ectrico es
δU =

φδρ
t
dV = k

1

φδ(∇ D) dV = k

1

φ∇ δDdV. (2.87)
Recordando la identidad vectorial f ∇ A = ∇ (Af) −A ∇f y usando el
Teorema de Gauss en 2.87 obtenemos
δU = k

1

∇ (δDφ) dV −k

1

δD ∇φdV
= k

1

φδD dS −k

1

δD ∇φdV. (2.88)
El primer t´ermino se anula si hacemos tender al infinito la superficie dado
que D y φ decrecen por lo menos tan r´apidamente como r
−2
y r
−1
mientras
que la superficie crece como r
2
. Por lo tanto resulta
δU = −k

1

δD ∇φdV = k

1

δD E dV. (2.89)
En general esta variaci´on de energ´ıa no se puede integrar a menos que se
conozca la relaci´on funcional entre E y D. Sin embargo si E es proporcional a
D, como ocurre si ǫ no depende de E (aunque puede depender de la posici´on),
entonces la energ´ıa que se obtiene al variar el desplazamiento desde D = 0 a
D = D es
U =

D
0
δU =
k

1
4πk
1
k

1

E
0

ǫ δE E dV
=
k

1
4πk
1
k

1

E
0

ǫ
δ(E
2
)
2
dV
=
k

1
2

ǫE
2
4πk
1
k

1
dV
=
k

1
2

E DdV. (2.90)
47
2.10
Este es precisamente el resultado 2.86 y como se acaba de ver no tiene validez
general, porque se cumple solamente para medios is´otropos y si la relaci´on
entre E y D es lineal.
2.9.5. Ruptura de un diel´ectrico
En preparaci´on.
2.10. Capacitores y capacidad
idea preliminar de teor´ıa de circuitos: par´ametros condensados en vez de
campos.
2.10.1. Capacidad
En preparaci´on
2.10.2. Dimensiones y unidades de capacidad
En preparaci´on
2.10.3. Capacitores en el vac´ıo
En preparaci´on
2.10.4. Capacitores con diel´ectrico
En preparaci´on
2.10.5. Capacitores en paralelo y en serie
En preparaci´on
2.10.6. Energ´ıa de un capacitor cargado
En preparaci´on
48
Cap´ıtulo 3
Corriente el´ectrica
3.1. Introducci´on
En preparaci´on.
3.2. Corriente el´ectrica
Una corriente el´ectrica es un movimiento de carga de una regi´on a otra.
Antes de definir el concepto de corriente, que es una magnitud global, con-
viene mostrar su relaci´on con las magnitudes locales sobre las que se basa el
electromagnetismo
1
Un medio conductor se caracteriza porque en su interior hay cargas libres,
es decir cargas que se pueden desplazar de un lado a otro dentro del material.
Consideremos un conductor met´alico. En una situaci´on electrost´atica E =
0 dentro del conductor y no hay corriente. Sin embargo las cargas libres
(electrones) no est´an en reposo sino que debido a la agitaci´on t´ermica se
mueven al azar en todas las direcciones (igual que las mol´eculas de un gas)
con velocidades v
T
del orden de 10
6
m/s (a temperaturas ordinarias), pero no
se pueden escapar del conductor (porque son atra´ıdos por los iones positivos
del metal). Como el movimiento t´ermico es al azar no hay movimiento neto
de carga en ninguna direcci´on y por lo tanto no hay corriente.
Si en el conductor de establece de alg´ un modo un campo E = const. = 0
toda part´ıcula con carga q siente una fuerza constante F = qE y se acelera.
Pero su velocidad no crece indefinidamente porque tras recorrer una distancia
1
Se debe observar que para presentar la Teor´ıa de Circuitos (que estudiaremos m´ as
adelante) se puede prescindir de estos argumentos y no hace falta hacer referencia a las
magnitudes locales del Electromagnetismo.
49
3.3
muy peque˜ na choca con alg´ un ion del material y en consecuencia la direcci´on
de su movimiento cambia al azar.
De resultas de esto se puede mostrar que el efecto neto del campo E es
que, superpuesta al movimiento t´ermico aleatorio, la part´ıcula adquiere una
velocidad de deriva (o de arrastre) v
d
en la direci´on de la fuerza el´ectrica:
v
d
∼ F = qE. (3.1)
Por lo tanto en presencia del campo la velocidad de la part´ıcula es v =
v
T
+v
d
. Al sumar las contribuciones de todos los portadores de carga la parte
de la velocidad debida a la agitaci´on t´ermica (cuya direcci´on var´ıa al azar)
da una contribuci´on nula, pero la parte de v debida a la velocidad de deriva,
que tiene siempre la direcci´on del campo E, produce un resultado no nulo.
De resultas de esto hay una corriente neta en el conductor. Es interesante
observar que en un metal la velocidad de deriva es en general muy peque˜ na,
del orden de 10
−4
m/s.
Seg´ un el material, las part´ıculas que transportan la corriente pueden tener
cargas positivas, o negativas, o de ambas clases. En los metales son siempre
electrones, cuya carga es negativa (q = −e). De todos modos, por conven-
ci´ on decimos que la corriente el´ectrica tiene la direcci´on que corresponde al
movimiento de cargas positivas. O sea, en todos los casos describimos las
corrientes como si se debieran al movimiento de cargas positivas. Sea enton-
ces un conductor y sea A la secci´on transversal del mismo. Por definici´on, la
corriente I es la carga neta que fluye a trav´es de A en la unidad de tiempo,
esto es
I ≡
dQ
dt
. (3.2)
Notar que I es una magnitud escalar.
Podemos expresar la corriente en t´erminos de la velocidad de deriva v
d
de los portadores de carga. Si n es la concentraci´on de portadores (n´ umero
de portadores por unidad de volumen) y q su carga, claramente
I =
dQ
dt
= n[q[Av
d
.
La corriente por unidad de ´area j se denomina densidad de corriente:
j ≡
I
A
= n[q[v
d
. (3.3)
Tambi´en se puede definir una densidad de corriente vectorial:
j = nqv
d
. (3.4)
50
3
3.3. La ecuaci´on de continuidad
Se debe notar que la conservaci´on de la carga (ver la Secci´on 2.1.5) implica
que para todo volumen V dentro del conductor, limitado por la superficie
cerrada S se debe cumplir que
dQ
dt
= −

S
j dS,
donde Q es la carga neta contenida en V . Por otra parte
Q =

V
ρ dV
y sustituyendo en la ecuaci´on anterior obtenemos
dQ
dt
=

V
∂ρ
∂t
dV = −

S
j dS.
Usando el Teorema de la divergencia esta ecuaci´on se puede llevar a la forma

V
∂ρ
∂t
dV = −

V
∇ j dV. (3.5)
Puesto que este resultado vale para cualquier volumen V se tiene que cumplir
que
∂ρ
∂t
= −∇ j . (3.6)
Esta ecuaci´on, que se llama ecuaci´ on de continuidad, expresa la conservaci´on
de la carga el´ectrica y se cumple siempre.
3.4. Corrientes estacionarias
Para tener una corriente estacionaria (es decir constante en el tiempo) es
necesario que el conductor forme un circuito cerrado. Esto es evidente porque
si el circuito fuera abierto la acumulaci´on de cargas en los extremos del mismo
producir´ıa muy r´apidamente un campo que impedir´ıa todo ulterior flujo de
cargas. Por este motivo en un r´egimen estacionario la cantidad de portadores
de carga de todo segmento del conductor tiene que ser constante y el flujo de
portadores que entra por un extremo del segmento es igual al flujo que sale
por el otro extremo. Luego la corriente es la misma en todas las secciones
del circuito. Para corrientes estacionarias la ecuaci´on de continuidad 3.6 se
reduce a
∇ j = 0. (3.7)
51
3.5
Por lo tanto en este caso el campo j es solenoidal.
En muchos circuitos sencillos la direcci´on de la corriente es siempre la
misma. Se habla entonces de corriente continua (brevemente, cc.). Pero en
la gran mayor´ıa de las aplicaciones se utiliza corriente alterna (brevemente,
ca.), cuya direcci´on cambia peri´odicamente.
3.4.1. Unidades de corriente
La unidad de corriente del SI es el ampere (A), que se define como un
coulomb por segundo:
1A = 1C/s. (3.8)
Dejamos de lado por ahora introducir la unidad de corriente del SG.
3.5. La resistividad y la ley de Ohm
La densidad de corriente j en un conductor depende del campo E y de
las propiedades del material. En general la dependencia es complicada pero
para los metales se cumple con muy buena aproximaci´on que
j =
E
ρ
, (3.9)
donde ρ, que se llama resistividad, es una propiedad del material
2
que depende
de la temperatura del mismo. A veces en lugar de la resistividad se emplea
la conductividad σ que se define como la inversa de la resistividad, o sea
σ ≡ 1/ρ.
La relaci´on 3.9 fue descubierta por 1826 por Georg Simon Ohm, y en su
honor se llama Ley de Ohm. Debe quedar claro, sin embargo, que se trata de
una ley emp´ırica (del mismo modo que lo es la Ley de Hooke en Mec´ anica)
y que su ´ambito de validez es muy limitado.
En un conductor para el que vale la Ley de Ohm, la densidad de corriente
en un punto donde el campo es E es proporcional al campo, o viceversa, el
campo es proporcional a j . Sin embargo, en la Teor´ıa de Circuitos no estamos
interesados en E y j sino en la corriente total I y en la diferencia de potencial
V entre los extremos del conductor, dado que se trata de magnitudes mucho
m´as f´aciles de medir y m´as importantes del punto de vista pr´actico. Si el
conductor es un cable de longitud L y secci´on constante A, claramente j =
2
No se debe confundir la resistividad con laa densidad de carga de volumen, que en el
Cap´ıtulo 2 hemos designado tambi´en con ρ.
52
3
I/A y E = V/L. Por lo tanto de 3.9 se obtiene
V = RI, R =
ρL
A
. (3.10)
Esto muestra que cuando ρ es constante la corriente total es proporcional a
la diferencia de potencial entre los extremos del conductor. La magnitud R
se llama resistencia y es una propiedad del conductor (de su geometr´ıa y del
material del mismo). En general, se define resistencia de un conductor a
R =
V
I
. (3.11)
Para un material que cumple la Ley de Ohm, R depende solamente de la tem-
peratura. Para variaciones no muy grandes de la temperatura, la dependencia
de ρ con la temperatura es (con buena aproximaci´on) lineal:
ρ(T) = ρ
0
[1 + α(T −T
0
)]. (3.12)
En general 0 < α 10
−3
(

C)
−1
. Puesto que la dependencia de L y A con T
(dada por el coeficiente de dilataci´on t´ermica del material) es tambi´en lineal
(con buena aproximaci´on), tambi´en R depende linealmente de la temperatu-
ra.
3.5.1. Ideas sobre la conducci´on en metales
La relaci´on j = E/ρ vincula la densidad de corriente con el campo el´ectri-
co pero hasta ahora no sabemos como calcular la resistividad ρ. Este es un
problema dif´ıcil, pero vamos a dar una idea de como se puede estimar ρ. Re-
cordemos que j = nqv
d
y por lo tanto para calcular ρ necesitamos conocer la
relaci´on entre la velocidad de deriva v
d
y E. Claramente si τ es el intervalo
de tiempo (medio) entre colisiones podemos estimar que
v
d
=

m
E,
donde m es la masa de los portadores de carga. Usando esta estimaci´on
resulta entonces
ρ =
m
nq
2
τ
. (3.13)
Por supuesto esta estimaci´on es incompleta porque a´ un no sabemos calcular
τ, pero podemos observar que si n y τ no dependen de E entonces tambi´en
ρ es independiente del campo el´ectrico y se cumple la ley de Ohm
3
.
3
El lector interesado puede encontrar una discusi´on del tema a un nivel accesible en
H.E. Hall, F´ısica del Estado S´ olido, Limusa, 1978.
53
3.6
3.5.2. Unidades de resistencia y resistividad
La unidad de resistencia en el SI se obtiene de la 3.11 y reciba el nombre
de ohm (Ω):
1Ω = 1
volt
coulomb
. (3.14)
La unidad de resistividad se obtiene de la relaci´on entre ρ y R (ec. 3.10) y es
el Ω m. En la Tabla 1 (hacer) se presentan los valores de ρ y α para algunos
metales.
3.6. Fuerza electromotriz
En t´erminos de la energ´ıa, el campo E realiza un trabajo sobre las cargas.
Pero este trabajo no se traduce en un aumento de la energ´ıa cin´etica de las
mismas porque debido a las colisiones la velocidad de las cargas no crece
indefinidamente. El trabajo del campo finalmente va a incrementar la energ´ıa
de las vibraciones de los iones y por lo tanto produce un aumento de la
temperatura del material.
Para entender como se puede mantener una corriente estacionaria en un
circuito cerrado es esencial recordar que si una carga q recorre el circuito y
regresa al punto inicial, su energ´ıa potencial al final del recorrido debe ser
igual a la que ten´ıa inicialmente. Pero por otra parte sabemos que el trabajo
que el campo E realiza un sobre las carga no se traduce en un aumento
de la energ´ıa cin´etica de la misma porque debido a las colisiones que sufre
su velocidad no crece indefinidamente. Por lo tanto para que al final de su
recorrido la carga recupere la energ´ıa potencial inicial es preciso que en alg´ un
punto del circuito exista alg´ un dispositivo
4
que le suministre a la carga la
energ´ıa potencial que perdi´o al recorrer el circuito.
La Fig. xx muestra un dispositivo de esta clase. En el punto A donde la
carga sale del dispositivo su energ´ıa potencial es U
A
= qV
A
. Luego de recorrer
el circuito la carga vuelve a ingresar en el dispositivo en el punto B donde
su energ´ıa potencial U
B
= qV
B
es menor que U
A
. Dentro de tal dispositivo
la carga se desplaza desde B hasta A. Pero en el recorrido B →A la energ´ıa
potencial aumenta, por lo tanto debe haber algo que permita que la carga
se mueva en ese sentido, que es el opuesto al que tiene en el conductor. Ese
algo recibe el nombre de fuerza electromotriz
5
(en forma abreviada fem) y se
indica con c.
4
Por ejemplo una pila, una bater´ıa o un generador.
5
El uso del t´ermino fuerza no debe dar lugar a confusi´ on dado que la fem no es una
fuerza ya que tiene dimensiones de potencial.
54
3
La fem proviene de una fuerza no electrost´ atica F
n
, que en el desplaza-
miento de B → A hace sobre la carga q un trabajo W
n
= qc. Como el
desplazamiento es opuesto a la fuerza electrost´atica F
e
la energ´ıa potencial
de la carga aumenta de U
B
a U
A
. Si todo el trabajo W
n
produce un incre-
mento de U decimos que nuestro dispositivo es una fuente ideal de fem. En
este caso el aumento de U es exactamente igual a W
n
, de modo que
V
AB
= V
A
−V
B
= c. (3.15)
En toda fuente real de fem no todo el trabajo W
n
de la fuerza no electrost´atica
lleva a un aumento de U. El motivo es que una fuente real tiene una resistencia
interna r. Por lo tanto si en un circuito cuya resistencia (externa a la fuente)
es R circula una corriente I, tendremos que
V
AB
= IR = c −Ir,
de donde obtenemos
I =
c
r + R
. (3.16)
Por lo anterior, el voltaje entre los terminales de una fuente real es igual
a la fem solo si no est´a pasando corriente (es decir a circuito abierto). En
consecuencia una fuente real se puede representar como una fem c en serie
con una resistencia r.
3.7. Energ´ıa y potencia
Sea un elemento de un circuito (por ejemplo una resistencia, ver la Fig
xxx) cuyos terminales son a y b entre los cuales hay una diferencia de poten-
cial V
ab
= V
a
−V
b
. Por el elemento pasa una corriente I en le direcci´on a →b.
Cuando una carga pasa a trav´es de dicho elemento el campo el´ectrico realiza
un trabajo
6
dado por qV
ab
. Luego al pasar la corriente I en un intervalo dt
el campo realiza un trabajo dW = V
ab
I dt. Por lo tanto la potencia que el
campo desarrolla sobre el elemento es
P ≡
dW
dt
= V
ab
I. (3.17)
Si V
b
> V
a
se tiene P < 0, lo que significa que el elemento est´a entregando
potencia al resto del circuito. En otras palabras, el elemento es una fuente.
Esto es lo que ocurre en las pilas y bater´ıas, que convierten energ´ıa qu´ımica en
6
Si el elemento que estamos considerando es una fem la fuerza F
n
que mencionamos
en la Sec 3.6 realiza un trabajo adicional.
55
3.7
energ´ıa el´ectrica y la entregan al circuito. De manera parecida un generador
convierte energ´ıa mec´anica en en energ´ıa el´ectrica. Por lo tanto la ec. 3.17
describe tanto el caso en que el elemento recibe energ´ıa del resto del circuito
(P > 0) como el caso en que la entrega (P < 0).
3.7.1. Unidades de potencia
En el SI la unidad de potencial es el volt (= joule/coulomb) y la unidad
de corriente es el ampere (= coulomb/s). Luego de acuerdo con 3.17la unidad
de potencia es el watt (1 W = 1 J/s).
3.7.2. Potencia de salida y de entrada de una fuente
Sea una fuente cuya fem es c y que tiene una resistencia interna r, que
est´a alimentando un circuito (por ejemplo la pila de una linterna). En este
caso la corriente I sale del terminal a que est´a a mayor potencial que el
terminal b. Por lo tanto la fuente proporciona energ´ıa al circuito externo, con
la potencia dada por 3.17. Por otra parte hemos visto que V
ab
= c −Ir. Por
lo tanto la potencia entregada al circuito es
P = cI −I
2
r. (3.18)
En esta ecuaci´on el primer t´ermino del miembro derecho (cI)es la potencia
desarrollada por la fem y describe la tasa de conversi´on de energ´ıa no el´ectrica
en energ´ıa el´ectrica que tiene lugar dentro de la fuente. El segundo t´ermino
(I
2
r) es la tasa con que se disipa energ´ıa el´ectrica en la resistencia interna de
la fuente. La diferencia es la potencia el´ectrica neta de salida, esto es la tasa
a la cual la fuente entrega energ´ıa el´ectrica al resto del circuito.
Supongamos que nuestra fuente es una bater´ıa que estamos cargando.
Ahora la corriente tiene sentido opuesto al caso anterior, es decir entra a la
fuente por el terminal a a mayor potencial y sale por el terminal b que tiene
menor potencial
7
. Entonces V
ab
= c + Ir y por lo tanto en lugar de la ec.
3.18 obtenemos
P = cI + I
2
r. (3.19)
Aqu´ı cI es ahora la tasa de conversi´on de energia el´ectrica en energ´ıa no
el´ectrica (es decir la tasa a la cual se carga la bater´ıa) mientras que I
2
r es
nuevamente la tasa de disipaci´on de energ´ıa en la resistencia interna de la
bater´ıa
8
. La suma de ambas tasas es la potencia el´ectrica total de entrada de
nuestra fuente.
7
Para lograr esto es necesario que nuestra fuente est´e conectada con otra fuente, por
ejemplo un generador, cuya fem sea mayor que la de la bater´ıa.
8
Debido a esta disipaci´on una bater´ıa se calienta cuando se la est´a cargando.
56
3
3.7.3. Potencia disipada en una resistencia
En preparaci´on. Si el elemento que nos interesa es un resistor V
ab
= IR y
por lo tanto la potencia que el circuito le est´a entregando es
P = I
2
R =
V
2
ab
R
. (3.20)
En este caso se tiene siempre que el potencial del terminal por donde entra
la corriente es mayor que el terminal por donde sale. Por lo tanto tenemos
siempre P > 0 y la transferencia de energ´ıa el´ectrica es siempre del circuito
al resistor.
La energ´ıa el´ectrica que recibe el resistor se disipa, es decir se transforma
en energ´ıa interna (energ´ıa t´ermca), provocando un aumento de la tempera-
tura del resistor a menos que ´este a su vez la transfiera al ambiente
9
.
3.8. Efectos fisiol´ogicos de la corriente
Las corrientes el´ectricas juegan un rol vital en el sistema nervioso ya que la
conducci´on de los impulsos nerviosos es un proceso el´ectrico, pero mucho m´as
complejo que la conducci´on en materiales simples como los metales. El ax´on,
a lo largo del cual se desplazan los impulsos el´ectricos, tiene una membrana
cil´ındrica con un fluido conductor dentro y otro fuera. En condici´on de reposo
las ´ unicas cargas que pueden atravesar la membrana son los iones (positivos)
de potasio. Esto deja en la parte interna del ax´on una carga negativa neta
y un potencial de -0,07 V. Cuando se aplica un est´ımulo el´ectrico al ax´on
la membrana se vuelve por un breve tiempo penetrable para los otros iones
que hay en los fluidos, lo cual provoca un cambio local de la diferencia de
potencial. Esa perturbaci´on se denomina potencial de acci´on y se propaga a
lo largo de la membrana como un pulso a raz´on de unos 30 m/s. El pulso
pasa por un punto dado del ax´on en algunos milisegundos, luego de lo cual la
membrana se recupera y la diferencia de potencial vuelve a su valor inicial.
La naturaleza el´ectrica de los impulsos nerviosos es la raz´on por la cual
el cuerpo es sensible a las corrientes el´ectricas que provienen del exterior.
Corrientes tan peque˜ nas como 0,1 A pueden ser fatales porque interfieren con
procesos nerviosos esenciales como los del coraz´on. Pero a´ un corrientes menos
intensas pueden ser peligrosas. Una corriente de 0,01 A aplicada a un brazo o
a una pierna puede provocar una contracci´on muscular convulsiva y un fuerte
dolor. Con una corriente de 0,02 A la persona que ha tocado el conductor
9
Por este motivo cada resistor tiene una especificaci´on de potencia, que expresa la
potencia m´ axima que puede disipar sin sobrecalentarse y sufrir da˜ nos.
57
3.8
no lo puede soltar. Si corrientes de esa magnitud pasan por el pecho pueden
provocar fibrilaci´on ventricular. Es curioso que las corrientes muy intensas
(m´as de 0,1 A) son menos capaces de producir una fibrilaci´on fatal porque
el m´ usculo card´ıaco queda contra´ıdo en una posici´on. El coraz´on deja de
latir y lo m´as probable es que recupere la pulsaci´on normal al desaparecer
la corriente. Esto se aprovecha en los desfibriladores, que por medio de una
descarga intensa detienen la fibrilaci´on dando al coraz´on la oportunidad de
recuperarse. Los fluidos corporales son conductores bastante buenos porque
contienen abundancia de iones. En comparaci´on la resistencia de la piel es
alta pues var´ıa de 500 kΩ (piel muy seca) a 1000 OΩ (piel muy mojada). En
este ´ ultimo caso basta una diferencia de potencial de 100 V para producir
una corriente de 0,1 A. En resumen, la corriente el´ectrica produce tres clases
de da˜ nos:
interferencia con el sistema nervioso,
da˜ no ocasionado por la acci´on muscular convulsiva,
quemaduras por el calentamiento.
Por estos motivos y dado que incluso voltajes peque˜ nos pueden ser peligrosos,
todos los aparatos y circuitos el´ectricos se deben tratar con precauci´on. Por el
lado positivo se debe observar que las corrientes el´ectricas de alta frecuencia
(10
6
Hz o m´as) no interfieren con los procesos nerviosos y de hecho se emplean
para producir calentamiento local en varias clases de terapias. Por otra parte
el registro y estudio de los impulsos el´ectricos fisiol´ogicos es una importante
herramienta de diagn´ostico (electrocardiograf´ıa y electroencefalograf´ıa).
58
Cap´ıtulo 4
Campo magn´etico y
magnetost´atica
4.1. Introducci´on
Los fen´omenos magn´eticos que trataremos en este Cap´ıtulo provienen
de la interacci´on entre cargas en movimiento, es decir corrientes el´ectricas.
A diferencia de las fuerzas el´etricas que estudiamos en el Cap´ıtulo 2, que
act´ uan sobre cargas tanto fijas como en movimiento, las fuerzas magn´eticas
act´ uan solamente sobre cargas en movimiento.
4.1.1. Magnetismo
Antes de que se descubriera la relaci´on entre las interacciones magn´eticas
y el movimiento de cargas, las interacciones de los imanes permanentes y
las agujas de las br´ ujulas se interpretaron en t´erminos de polos magn´eticos.
Una aguja imantada que puede girar se orienta en la direcci´on norte–sur.
Por eso al extremo que apunta al norte se lo llama polo norte (polo N) y
al otro extremo polo sur (polo S). As´ı se encontr´o que los polos opuestos se
atraen y los polos iguales se repelen. Por otra parte un objeto que contiene
hierro no magnetizado (es decir que no tiende a orientarse de norte a sur) es
atra´ıdo tanto por un polo norte como por un polo sur. En forma an´aloga a lo
que hicimos con las interacciones el´ectricas se describen estas interacciones
diciendo que un im´an establece un campo magn´etico en el espacio que lo
rodea y que el segundo cuerpo siente el efecto de ese campo.
La Tierra misma es un im´an y su polo norte geogr´afico est´a cerca de un
polo sur magn´etico. Ese es el motivo por el cual el polo norte de una br´ ujula
59
4.2
apunta al norte
1
.
La noci´on de polo magn´etico se parece a la de carga el´ectrica y los concep-
tos de polo norte y polo sur son an´alogos a los de carga positiva y negativa.
Pero hay una diferencia fundamental, porque las cargas el´ectricas pueden es-
tar aisladas mientras que los polos magn´eticos siempre aparecen de a pares.
Si una barra imantada se divide en dos partes, cada parte se convierte en
un im´an completo con dos polos opuestos. Se han hecho muchos intentos de
detectar la existencia de polos magn´eticos separados (tales hipot´eticos en-
tes se llaman monopolos magn´eticos), pero los resultados han sido siempre
negativos
2
.
La primera evidencia de la relaci´on entre el magnetismo y las corrientes
el´ecricas se tuvo en 1819 cuando Hans Christian Oersted descubri´o que la
aguja de una br´ ujula se desv´ıa si cerca de ella hay un cable por el que cir-
cula corriente. De este modo se descubri´o que las corrientes son fuentes de
campo magn´etico. Poco despu´es Biot y Savart (1820) extendi´o ese resultado
y luego Amp`ere (1820-1825) por medio de experimentos mucho m´as com-
pletos y sofisticados estableci´o las leyes experimentales fundamentales que
relacionan el campo magn´etico con las corrientes y encontr´o la ley de fuerza
entre corrientes. Algunos a˜ nos despu´es Michael Faraday e independientmen-
te Joseph Henry encontraron que si se mueve un im´an cerca de una bobina
conductora se produce una corriente en la bobina, lo que llev´ o a descubrir la
ley de inducci´on.
Igual que para la fuerza el´ectrica, describiremos las fuerzas magn´eticas
por medio del concepto de campo. El campo magn´etico puede provenir de
un im´an permanente, de una corriente el´ectrica en un conductor o de otras
cargas en movimiento. A su vez este campo magn´etico ejerce fuerzas sobre
otras cargas en movimiento y sobre conductores por los que pasa corrien-
te. Por lo tanto hay dos aspectos a considerar: por un lado los efectos del
campo magn´etico sobre cargas en movimiento y sobre conductores que llevan
corriente y por otro, de que manera las corrientes y cargas en movimiento
generan el campo magn´etico. Empezaremos considerando el primer aspecto.
1
El eje magn´etico de la Tierra no coincide con el eje de rotaci´on, por eso la br´ ujula
no indica exactamente el norte. La desviaci´ on, que se llama declinaci´ on magn´etica, var´ıa
con la ubicaci´ on de la br´ ujula sobre el globo terr´aqueo. Adem´as el campo magn´etico no es
horizontal en la mayor´ıa de los puntos de la superfici terrestre y el ´angulo que forma con
la vertical se llama inclinaci´ on magn´etica. En los polos magn´eticos el campo es vertical.
2
La existencia de monopolos magn´eticos tendr´ıa important´ısimas implicacions para la
F´ısica Te´ orica
60
4
4.2. Fuerza de Lorentz
El campo magn´etico
3
es un campo vectorial y lo designaremos con B.
Su direcci´on es la que indica el polo norte de una aguja imantada. La fuerza
que B ejerce sobre una carga q (positiva o negativa) que se mueve con la
velocidad v es
F
m
= k
3
qv B. (4.1)
Por lo tanto la magnitud de F
m
es proporcional a la carga, proporcional a la
velocidad, proporcional a la magnitud del campo magn´etico y proporcional
a senθ, donde θ es el ´angulo que va desde la direcci´on de v a la direcci´on de
B. En consecuencia
F
m
= k
3
[q[v

B (4.2)
donde v

es el m´odulo de la componente de v perpendicular a B. El factor
de proporcionalidad k
3
depende del sistema de unidades:
k
3
=

1
c
SG,
1 SI.
(4.3)
De acuerdo con 4.3, en el SG las dimensiones de B y de E son las mismas
([B] = [E] = [fuerza/carga]) pero en el SI son diferentes ([vB] = [E] =
[fuerza/carga]). La direcci´on de F
m
es perpendicular al plano definido por v
y B y su sentido est´a dado por la regla de la mano derecha (que determina
el sentido de v B) y por el signo de q. Notar que la fuerza magn´etica no
realiza trabajo, puesto que es siempre perpendicular a v.
Cuando una part´ıcula cargada se desplaza a trav´es de una regi´on del
espacio donde hay campos magn´eticos y el´ectricos ambos ejercen fuerzas
sobre la carga. La fuerza total es la suma vectorial de ambas fuerzas, por lo
tanto se tiene
F = F
e
+F
m
= q(E + k
3
v B). (4.4)
La 4.4 es pues la expresi´on general de la fuerza sobre una part´ıcula cargada.
La ley de fuerza 4.1 es un resultado experimental, del mismo modo que
lo es la fuerza de Coulomb.
4.2.1. Unidades de B
De la 4.1 se desprende que la unidad de campo magn´etico en el SI es el
N/As (newton/ampere segundo) Dicha unidad se llama tesla (T) y entonces
1T = 1
N
A s
. (4.5)
3
Tambi´en llamado induccion magn´etica.
61
4.3
En el SG la unidad de B se llama gauss (G) y vale
1G = 1
dy
statC
. (4.6)
Se deja como ejercicio para el lector verificar que 1 tesla equivale a 10
4
gauss.
Para dar una idea de ´ordenes de magnitud podemos decir que el campo
magn´etico de la Tierra es de aproximadamente 1G o sea 10
−4
T y el mayor
campo estacionario que se puede producir en el laboratorio es de 45 T.
4.3. Flujo magn´etico
Del mismo modo que para el campo el´ectrico, es ´ util describir el campo
magn´etico por medio de las l´ıneas del campo, que son curvas tangentes a B
en todos sus puntos. Dichas l´ıneas no se cortan nunca y su proximidad es
mayor donde el campo es intenso, viceversa el campo es menor donde est´an
m´as espaciadas.
Es ´ util definir el flujo magn´etico Φ
B
a trav´es de una superficie S, del
mismo modo que hicimos para el campo el´ectrico:
Φ
B
=

S
B dS. (4.7)
Claramente Φ
B
es una magnitud escalar
4
.
En el SI la unidad de flujo magn´etico se llama weber (Wb) en honor de
Wilhelm Weber
5
y vale
1Wb = 1T m
2
. (4.8)
En el SG la unidad de flujo magn´etico se llama maxwell (Mx) y vale
1 Mx = 1 G cm
2
. (4.9)
Claramente 1 Wb equivale a 10
8
Mx.
En la Ley de Gauss (ver la Secci´on2.5) el flujo del campo el´ectrico que sale
de una superficie cerrada es proporcional a la carga neta encerrada por la su-
perficie. En el caso del campo magn´etico, debido a que no existen monopolos,
se tiene que
Φ
B
=

S
B dS = 0 (4.10)
4
Debido a su relaci´on con Φ
B
se suele llamar densidad de flujo magn´etico al campo B.
5
Weber fue un distinguido f´ısico alem´an, colaborador de Gauss, junto al cual cons-
truy´o en 1833 el primer tel´egrafo electromagn´etico.
62
4
para cualquier superficie cerrada S. Esta ecuaci´on
6
se conoce como Ley de
Gauss del magnetismo y expresa precisamente la inexistencia de monopolos
magn´eticos.
Por medio del Teorema de la divergencia podemos expresar la 4.10 en
forma diferencial:
∇ B = 0. (4.11)
La 4.11 es una de las ecuaciones de Maxwell.
4.4. Movimiento en un campo uniforme
Es muy sencillo resolver el problema del movimiento de una part´ıcula de
masa m y carga q en un campo B uniforme. Puesto que F
m
es ortogonal a B
conviene separar el movimiento paralelo a B del movimiento perpendicular
a B. Sea entonces v = v
||
ˆ
B +v

Puesto que la fuerza magn´etica 4.1 es ortogonal a v tendremos que
v
||
= const = v
||
0
. En cuanto a la proyecci´on del movimiento en un plano
perpendicular a B, claramente se trata de un movimiento circular uniforme
cuya aceleraci´on centr´ıpeta v
2

/R (R es el radio de giro) vale k
3
[q[v

B/m .
Luego
R = R
L

mv

k
3
[q[B
. (4.12)
Si observamos el movimiento con la mirada dirigida en la direcci´on hacia
donde apunta B veremos que si q > 0 la part´ıcula describe un c´ırculo de
radio R en sentido antihorario. Si q < 0 lo describe en sentido horario. El
radio de giro R
L
se denomina radio de Larmor. La frecuencia de giro es
f = f
L

k
3
[q[B
2πm
(4.13)
y se llama frecuencia de ciclotr´ on o frecuencia de Larmor. Se debe observar
que f no depende del radio de giro
7
.
En resumidas cuentas la trayectoria m´as general de una part´ıcula cargada
en un campo magn´etico uniforme es helicoidal y resulta de componer un
movimiento uniforme a lo largo del campo magn´etico con la velocidad v
||
0
con un movimiento circular uniforme de radio R
L
y frecuencia f
L
en un plano
perpendicular a B.
6
Un campo vectorial que satisface la 4.10 para toda superficie cerrada S se dice sole-
noidal.
7
Esta propiedad se aprovecha en los aceleradores de part´ıculas llamados ciclotrones.
63
4.5
4.4.1. Derivas
En general, bajo la acci´on de una fuerza F una part´ıcula con carga q en
un campo magn´erico B tiene un movimiento de deriva con velocidad dada
por
v
F
=
1
q
F B
B
2
. (4.14)
Si la fuerza proviene de un campo el´ectrico F = qE y entonces
v
E
=
E B
B
2
. (4.15)
La velocidad de deriva v
E
no depende del signo de la carga. Esta deriva
se llama deriva el´ectrica o tambi´en deriva E B. (Ver M.A. Lieberman y
A.J. Lichtenberg, Principles of Plasma Discharges and Materials Processing,
Wiley 1994. p. 88-89).
4.5. Fuerza sobre un conductor
Cuando un conductor transporta una corriente las cargas se mueven
t´ermino medio con la velocidad de arrastre v
d
y en presencia de un cam-
po magn´etico sobre cada carga act´ ua la fuerza k
3
qv
d
B. Si el conductor
tiene n cargas m´oviles por unidad de volumen la densidad de corriente es
j = nqv
d
, luego la fuerza magn´etica por unidad de volumen
8
es
f
m
= k
3
j B. (4.16)
Si la secci´on del conductor es A, la fuerza total sobre un tramo infinitesimal
de longitud dℓ es dF
m
= Adℓf
m
. Como la corriente total es I = Aj
m
y tiene
la direcci´on de dℓ, podemos escribir
dF
m
= k
3
Idℓ B. (4.17)
Integrando esta expresi´on a lo largo del conductor podemos encontrar la
fuerza total sobre un conductor de forma cualquiera
9
.
8
Esto es cierto si hay una sola clase de portadores de carga. Si en el medio hay por-
tadores con carga positiva q
+
y negativa q

entonces j = n
+
q
+
v
d+
+ n

q

v
d−
, pero de
todos modos vale la 4.16.
9
Notar que las 4.16 y 4.17 no dependen del signo de las cargas que llevan la corriente
porque el producto qv
d
no depende del signo de q.
64
4
4.5.1. Fuerza y momento sobre una espira conductora
Una espira es un conductor que se cierra sobre s´ı mismo. Sea una espira
por la cual circula una corriente I y que se encuentra en un campo magn´etico
B. Sobre cada elemento dℓ de la misma act´ ua la fuerza 4.17, luego la fuerza
total es
F
m
=

dF
m
= k
3
I

dℓ B,
donde la integral se extiende a toda la espira. Es f´acil verificar que si el campo
magn´etico es uniforme esta integral es nula, esto es F
m
= 0 , cualquiera sea
la forma de la espira.
A pesar de que la fuerza neta sobre la espira es nula, el momento torsor
τ en general no es nulo.
No es dif´ıcil demostrar esto para una espira plana de forma cualquiera
en un campo B uniforme. Supongamos que la espira est´a en el plano (x, y)
y su forma est´a dada por r(φ) ≡ x(φ)ˆ x + y(φ)ˆ y. Supongamos tambi´en que
el campo magn´etico est´a en el plano (x, z), de modo que B ≡ B
x
ˆ x + B
z
ˆ z.
Consideremos un elemento dℓ = dr = dx(φ)ˆ x + dy(φ)ˆ y de la espira. El
momento torsor que el campo magn´etico ejerce sobre este elemento es
10
dτ =
k
3
Ir (dr B). Para calcular el triple producto escalar usamos la identidad
A(BC) = B(A C) −C(A B). Con un poco de trabajo, que dejamos
como ejercicio, se obtiene

k
3
I
= −B
x
ydyˆ x + B
x
xdyˆ y +
1
2
B
z
d(r
2
)ˆ z.
Para calcular el momento torsor tenemos que integrar dτ a lo largo de toda
la espira y es evidente que τ
x
= τ
z
= 0. Adem´as

xdy = S, donde S es el
´area de la espira. Por lo tanto obtenemos
τ = k
3
ISB
x
ˆ y. (4.18)
Si llamamos ˆ n la normal al plano de la espira
11
, la magnitud µ ≡ k
3
IS ˆ n
se llama momento magn´etico de la espira y podemos escribir la 4.18 en forma
independiente del sistema de coordenadas como
τ = µ B. (4.19)
10
Tomamos el momento respecto del origen, porque como la fuerza resultante sobre la
espira es nula el momento torsor se puede calcular respecto de cualquier punto.
11
Definida de acuerdo con la regla de la mano derecha, es decir, si enrollamos los dedos
de la mano derecha en el sentido de la corriente, el pulgar apunta en la direcci´on de ˆ n. En
nuestro caso ˆ n = ˆ z
65
4.6
Esta ecuaci´on muestra que la magnitud del momento torsor es proporcional
a senθ, donde θ es el ´angulo entre ˆ n y B. El momento torsor tiende a hacer
que la normal de la espira se oriente en la direcci´on y sentido de B.
Cuando el momento magn´etico cambia de orientaci´on (porque cambia
la orientaci´on del plano de la espira) el campo magn´etico hace un trabajo
sobre ´el. En una rotaci´on infinitesimal en la que θ cambia en dθ el trabajo
es −τ dθ y produce una variaci´on infinitesimal dU = τ dθ = µBsenθ dθ =
−µBd(cos θ) de la energ´ıa potencial de la espira. Por lo tanto resulta que la
energ´ıa potencial del momento magn´etico es
U = −µB cos θ = −µ B. (4.20)
Lo que hemos visto para una espira plana se puede extender a una bobina,
que consiste de un n´ umero N de espiras planas de ´area A conectadas en serie,
por las que pasa una corriente I, o a un solenoide, es decir un enrollamiento
helicoidal de cable, si las vueltas est´an muy juntas. En estos casos el momento
magn´etico est´a dado por µ = NIA.
El tratamiento anterior se puede generalizar para espiras no planas. El
momento torsor sobre una elemento de la espira es como antes dτ = k
3
Ir
(dr B), pero ahora el c´alculo de la integral a lo largo de la espira es m´as
complicado. Sin embargo se puede mostrar que el resultado tiene igual que
antes la forma τ = µB, donde ahora la direcci´on del momento magn´etico
depende de la geometr´ıa de la espira y su m´odulo es µ = k
3
IG
f
donde G
f
es
un factor geom´etrico que tiene dimensiones de ´area y cuyo valor depende de
la forma de la espira.
4.5.2. Espira en campo magn´etico no uniforme
Si B no es uniforme la fuerza neta sobre la espira no es nula y se puede
mostrar que si el momento magn´etico µ tiene sentido opuesto a B la fuerza
neta tiende a empujar a la espira hacia donde B es menor. Viceversa si µ
tiene el mismo sentido que B la fuerza tiende a empujar la espira hacia donde
B es mayor. Esto se puede entender recordando la 4.20.
Comparaci´on entre espiras e imanes e ideas acerca del origen microsc´opico
del magnetismo de algunos materiales. A completar.
4.5.3. Aplicaciones
El galvan´ometro (en preparaci´on).
El motor de corriente continua (en preparaci´on).
66
4
4.6. Efecto Hall
Sea un conductor en forma de tira plana a lo largo del eje x y que se
extiende de a a b en la direcci´on z por el que pasa una corriente I en el
sentido +x. Supongamos que hay un campo magn´etico uniforme B en la
direcci´on +y, perpendicular a la tira.
La velocidad de arrastre de los portadores de carga es v
d
. Si la carga de
los portadores es positiva v
d
tiene el sentido +x y la fuerza magn´etica tiene
la direci´on +z. Si en cambio la carga de los portadores es negativa, v
d
tiene
el sentido −x y la fuerza magn´etica tiene igual que antes la direci´on +z.
En otras palabras, en cualquier caso las cargas que portan la corriente son
llevadas en la direcci´on +z.
Si los portadores son electrones se acumula as´ı un exceso de carga nega-
tiva en el borde superior b y un correspondiente d´eficit en el borde inferior
a. Esta acumulaci´on contin´ ua hasta que la fuerza el´ectrica [q[E
z
debida al
campo el´ectrico transversal que as´ı se produce equilibra la fuerza magn´etica
[q[v
d
B
y
. El campo el´ectrico resultante E
z
produce una diferencia de potencial
transversal al conductor que se conoce como voltaje Hall o fem Hall.
Si los portadores tienen carga positiva el campo el´ectrico E
z
tiene sentido
opuesto al caso anterior y por lo tanto el voltaje Hall tiene el signo contrario.
4.6.1. Aplicaciones del efecto Hall
Determinaci´on del producto nq (en preparaci´on).
Signo de los portadores de carga (en preparaci´on).
Medici´on de v
d
(en preparaci´on).
4.7. Fuentes de campo magn´etico
Hasta aqu´ı nos ocupamos de las fuerzas magn´eticas que se ejercen sobre
cargas en movimiento y sobre conductores que llevan corrientes el´ectricas, sin
preocuparnos de cual es el origen del campo magn´etico. Los experimentos de
Oersted y de Amp`ere demostraron que las corrientes el´ectricas son la fuente
del campo magn´etico y ahora nos vamos a ocupar de describir en detalle los
campos que producen, empezando por los casos m´as simples, o sea cargas que
se mueven y corrientes en conductores en el vac´ıo. M´as adelante trataremos
el efecto de la presencia de medios materiales.
67
4.8
4.7.1. Campo de una carga en movimiento
Si v es constante
12
se tiene que:
B = k

2
q
v ˆ r
r
2
. (4.21)
Por lo tanto
B = k

2
q
vsenϕ
r
2
. (4.22)
El factor de proporcionalidad k

2
depende del sistema de unidades:
k

2
=

µ
0

SI,
1
c
SG.
(4.23)
El valor de la constante µ
0
es
µ
0
= 4π 10
−7
N s/c
2
= 4π 10
−7
T m
2
/A. (4.24)
M´as adelante veremos que las constantes ǫ
0
y µ
0
del SI y la velocidad de la
luz c existe la siguiente relaci´on:
1
ǫ
0
µ
0
= c
2
(4.25)
La magnitud del campo descripto por la 4.21 es inversamente proporcional
a la distancia desde la carga, las l´ıneas del campo son c´ırculos con centro sobre
la recta a lo largo de la cual se mueve q y situados en planos ortogonales a
la misma. El sentido de B est´a dado por la regla de la mano derecha: si los
dedos de esa mano se enrollan en el sentido que va de v a r, el pulgar apunta
en el sentido de B.
4.7.2. Campo magn´etico de un elemento de corriente
Sea un elemento dℓ de un conductor que transporta una corriente I =
nq v
d
A (aqu´ı q es la carga de cada portador, v
d
es la velocidad de arrastre,
n es la concentraci´on de portadores y A la secci´on del conductor). Para el
campo magn´etico, lo mismo que para el campo el´ectrico vale el principio de
superposici´ on, por lo tanto el campo debido a varias cargas en movimiento es
la suma vectorial de los campos debidos a las cargas individuales. Entonces,
usando la 4.21 el campo producido por nuestro elemento del conductor es
dB = k

2
I
dℓ ˆ r
r
2
. (4.26)
Aqu´ı r es el vector que va de dℓ al punto P donde estamos calculando el
campo.
12
Si la aceleraci´ on de la carga no es nula el problema se torna mucho m´ as complicado.
68
4
4.8. Ley de Biot-Savart
Las f´ormulas 4.21 y 4.26 se conocen como Ley de Biot-Savart y son el pun-
to de partida para el c´alculo de campos magn´eticos. Se debe tener presente
que estas f´ormulas no valen siempre y se pueden aplicar solamente cuando la
velocidad de las cargas se puede considerar constante (aproximaci´on magne-
tost´atica). Dentro de esta aproximaci´on el campo calculado por medio de la
4.21 o la 4.26 es consistente con la Ley de Amp`ere (que vamos a introducir
en breve) y con la Ley de Gauss del magnetismo (4.10), que son leyes m´as
fundamentales.
Aqu´ı es oportuno hacer un breve comentario. Una corriente se describe por
medio de la densidad de corriente j cuya direcci´on y sentido est´an definidos
por el movimiento de las cargas. Si la densidad de corriente est´ a confinada al
interior de cables o alambres se secci´on peque˜ na, es habitual integrar sobre
la secci´on del conductor y hablar de la corriente total I. La conservaci´on de
la carga requiere que en cualquier punto del espacio la densidad de carga
est´e relacionada con la densidad de corriente en el entorno de ese punto por
medio de la ecuaci´on de continuidad:
∂ρ
∂t
+∇ j = 0 (4.27)
Esta ecuaci´on expresa que la disminuci´on de la carga dentro de un elemento
de volumen se debe al fjujo de carga que sale de la superficie que limita al
elemento, porque la carga total se debe conservar. Los fen´omenos estaciona-
rios se caracterizan porque no hay variaciones de la densidad neta de carga
en ning´ un lugar. Por consiguiente en magnetost´atica se cumple que
∇ j = 0 (4.28)
Al emplear la ec. 4.26 se debe tener cuidado y no caer en la tentaci´on
de interpretar esa f´ormula como el equivalente magn´etico de la ecuaci´on que
da el campo el´ectrico de una carga puntiforme e identificar Idℓ como el
an´alogo de q. Esto es incorrecto porque en sentido estricto la ec 4.26 tiene
sentido solamente como parte de una suma sobre la totalidad del conductor,
suma que representa el campo magn´etico generado por un lazo de corriente
o un circuito cerrado. Es evidente que un elemento de corriente aislado no
satisface la ecuaci´on de continuidad 4.28, pues la corriente viene de la nada
y desaparece despu´es de atravesar dℓ. Aparentemente una forma de superar
la dificultad es tratar la corriente como un conjunto de cargas en movimiento
y usar la 4.21 como hicimos antes. Pero esa expresi´on depende del tiempo y
adem´as vale solamente para cargas cuya velocidad es peque˜ na en comparaci´on
con la velocidad de la luz y cuyas aceleraciones se pueden despreciar.
69
4.8
Puesto que aqu´ı estamos considerando campos magn´eticos estacionarios
usaremos lo mismo la ec. 4.26 pero integrada sobre circuitos para obtener
resultados con sentido f´ısico
13
.
Se debe notar que en general no es f´acil aplicar la Ley de Biot-Savart a
situaciones que involucran medios materiales, porque a escala microsc´opica
hay corrientes que no se conocen de antemano. Veremos m´as adelante como
proceder en esos casos y por ahora nos limitaremos a considerar el efecto de
cargas y corrientes conocidas.
A partir de la Ley de Biot-Savart es evidente que el campo magn´etico de
cualquier conductor que lleva una corriente I se obtiene por integraci´on de
la 4.26 y vale
B = k

2
I

dℓ ˆ r
r
2
. (4.29)
donde r es el vector que va del elemento dℓ del conductor al punto P donde
estamos calculando el campo. Vamos a mostrar los resultados para algunos
casos sencillos pero importantes.
4.8.1. Conductor rectil´ıneo infinito
Sea un conductor recto infinito que lleva la corriente I. Elegimos el eje
x en la direcci´on del conductor de modo que la corriente va en el sentido
de x creciente y dℓ = dxˆ x. Entonces podemos escribir r = xˆ x + r

donde
r

es la componente de r perpendicular al conductor. Sustituyendo en 4.29
obtenemos
B = k

2
I ˆ x r

+∞
−∞
r

dx
(x
2
+ r
2

)
3/2
=
2k

2
I
r

ˆ x ˆ r

.
La integral se calcula f´acilmente y el resultado es 2/r

. Por lo tanto obtene-
mos finalmente
B =
2k

2
I
r

ˆ x ˆ r

. (4.30)
13
Aparentemente hay aqu´ı una inconsistencia, pues al fin y al cabo las corrientes son
cargas en movimiento. Como es posible entonces que la integraci´ on de la 4.26 de resultados
exactos a pesar de que la la 4.21 es solamente una aproximaci´on? La respuesta es que la
4.21 se aplica solamente a una ´ unica carga. Si un conjunto de cargas se mueven, en el
l´ımite en que el n´ umero de cargas tiende al infinito y la magnitud de cada carga tiende a
cero de modo de producir una corriente estacionaria, se puede mostrar que la suma de los
campos exactos, incluyendo los efectos de las aceleraciones, da un resultado que coincide
con el que se obtiene integrando la 4.26 sobre todo el circuito (ver J.D. Jackson, Classical
Electrodynamics, 3a. edici´on, Wiley, 1999).
70
4
Este resultado muestra que le intensidad del campo magn´etico en un punto P
es inversamente proporcional a la distancia r

del conductor a P. Las l´ıneas
del campo son c´ırculos
14
de radio r

y el sentido del campo est´a dado por la
regla de la mano derecha
4.9. Fuerza entre conductores
Sean los conductores 1 y 2. Un elemento dℓ
1
del conductor 1 situado en
r
1
que porta la corriente I
1
produce en el punto r
2
el campo
dB
1
= k

2
I
1
dℓ
1
ˆ r
12
r
2
12
donde r
12
≡ r
2
−r
1
.
La fuerza que este campo ejerce sobre el elemento dℓ
2
del conductor 2
situado en r
2
y que lleva la corriente I
2
es entonces
dF
12
= k
3
I
2
dℓ
2
dB
1
.
Usando la anterior expresi´on de dB
1
resulta
dF
12
= k

2
k
3
I
1
I
2
dℓ
2
(dℓ
1
ˆ r
12
)
r
2
12
. (4.31)
El factor k

2
k
3
depende del sistema de unidades y vale
k

2
k
3
=

µ
0

SI,
1
c
2
SG.
(4.32)
La fuerza total que el conductor 1 ejerce sobre el conductor 2 se obtiene
integrando la 4.31 sobre ambos condutores:
F
12
= k

2
k
3
I
1
I
2

1

2
dℓ
2
(dℓ
1
ˆ r
12
)
r
2
12
. (4.33)
Procediendo del mismo modo podemos calcular la fuerza que el conductor
2 ejerce sobre el conductor 1 y resulta:
F
21
= −k

2
k
3
I
1
I
2

1

2
dℓ
1
(dℓ
2
ˆ r
12
)
r
2
12
.
14
Las l´ıneas de B son siempre cerradas porque

S
BdS = 0 para toda superficie cerrada
S (o sea ∇ B = 0).
71
4.10
Aqu´ı hemos usado la relaci´on ˆ r
21
= −ˆ r
12
. Comparando esta expresi´on con
la anterior no salta a la vista que se cumple el principio de acci´ on y reacci´on.
Para ver que se cumple conviene desarrollar el triple producto vectorial del
integrando:
dℓ
2
(dℓ
1
ˆ r
12
)
r
2
12
=
dℓ
1
(dℓ
2
ˆ r
12
)
r
2
12

ˆ r
12
(dℓ
2
dℓ
1
)
r
2
12
.
Pero el primer t´ermino del integrando respecto de dℓ
2
es un diferencial
exacto, porque es la integral de l´ınea de un gradiente, m´as precisamente
es

∇(r
−1
12
) dℓ
2
. Por lo tanto al integrar sobre todo el circuito cerrado 2, su
contribuci´on es nula y resulta
F
12
= −k

2
k
3
I
1
I
2

1

2
ˆ r
12
(dℓ
2
dℓ
1
)
r
2
12
.
Procediendo del mismo modo con el integrando de F
21
se obtiene
F
21
= k

2
k
3
I
1
I
2

1

2
ˆ r
12
(dℓ
2
dℓ
1
)
r
2
12
= −F
12
.
Por lo tanto se cumple el principio de acci´on y reacci´on.
Atenci´on: todo esto vale dentro de la aproximaci´on magnetost´atica.
4.9.1. Campo magn´etico de una espira circular
En preparaci´on.
4.10. Fuerza entre conductores paralelos
Es sencillo calcular la fuerza entre dos conductores paralelos muy largos
que llevan corriente y el resultado es importante porque es la base de la
definicion del ampere, la unidad el´ectrica fundamental del SI. Sean entonces
dos conductores rectil´ıneos 1 y 2 paralelos de longitud infinita (ver figura).
Sea ˆ x la direcci´on de los conductores y sean I
1
e I
2
las corrientes que circulan
por ellos. Vamos a convenir que I
1
> 0 si fluye en el sentido +ˆ x y que I
1
< 0
si va en el sentido −ˆ x y lo mismo para I
2
. Sea d un vector ortogonal a ˆ x
que va del conductor 1 al conductor 2.
Por la 4.30 el campo magn´etico producido en cualquier punto P del con-
ductor 2 por la corriente que circula por el conductor 1 es
B =
2k

2
I
1
d
2
ˆ x d. (4.34)
72
4
Por la 4.17 la fuerza sobre un elemento dℓ
2
del conductor 2 debido a este
campo es
dF
12
= k
3
I
2
dℓ
2
ˆ x B. (4.35)
Introduciendo en esta expresi´on la 4.34 obtenemos
dF
12
= 2k

2
k
3
I
1
I
2
d
2
dℓ
2
ˆ x (ˆ x d).
Es f´acil verificar que ˆ x (ˆ x d) = −d, de modo que el resultado final es
dF
12
dℓ
2
= −2k

2
k
3
I
1
I
2
d
ˆ
d, (4.36)
que expresa la fuerza por unidad de longitud sobre el conductor 2 debida
al campo magn´etico generado por la corriente que fluye en el conductor 1
(desde luego la fuerza total sobre el conductor 2 es infinita). Por supuesto
dF
21
/dℓ
1
= −dF
12
/dℓ
2
por el Principio de acci´on y reacci´on, como se acaba
de ver en la Secci´on 4.9.
De acuerdo con este resultado la fuerza por unidad de longitud es directa-
mente proporcional al producto de las corrientes e inversamente proporcional
a la distancia entre los conductores. Es atractiva si las corrientes van en el
mismo sentido y repulsiva si tienen sentido opuesto.
La fuerza de atracci´on mutua no se ejerce solamente entre cables que
llevan corrientes de igual direcci´on. Tambi´en se ejerce entre elementos longi-
tudinales de un ´ unico conductor. Si el conductor es un l´ıquido o un plasma
(gas ionizado) esta fuerza causa un efecto de constricci´on llamado efecto pin-
ch, como si el conductor estuviera sometido a una presi´on externa.
4.11. Definici´on del ampere
La atracci´on o repulsi´on entre conductores rectil´ıneos paralelos es la base
de la definici´on del ampere en el SI. Dicha definici´on es la siguiente:
Un ampere es la corriente estacionaria que si est´a presente en cada
uno de dos conductores paralelos de longitud infinita y separados
por un metro en el vac´ıo, produce sobre cada conductor una fuerza
de exactamente 2 10
−7
newton por metro de longitud.
El ampere es la unidad el´ectrica fundamental del SI. Las dem´as unidades que
hemos introducido, entre ellas el coulomb, son todas unidades derivadas.
73
4.12
4.12. Ley de Amp`ere en magnetoest´atica
La ley fundamental que establece la relaci´on entre el campo magn´etico
y sus fuentes es la Ley de Amp`ere, que juega para el campo magn´etico el
mismo rol que la Ley de Gauss para el campo el´ectrico. Esta Ley resume
lo que ya hemos tratado en las p´aginas precedentes pero lo expresa de una
forma m´as general y sin las limitaciones que oportunamente se˜ nalamos.
Si C es una curva cerrada cualquiera y S una superficie cualquiera que se
apoya sobre C, la Ley de Amp`ere establece que:

C
B dℓ = 4πk

2

S
j dS. (4.37)
Se puede llegar a la expresi´on anterior a partir de la 4.26 que expresa
el campo magn´etico debido a un elemento de corriente y que reproducimos
aqu´ı para mayor comodidad del lector:
dB = k

2
I
dℓ ˆ r
r
2
.
Aqu´ı r ≡ r
2
− r
1
es el vector que va de dℓ (situado en r
1
) al punto P
(situado en r
2
) donde estamos calculando el campo. El procedimiento para
llegar a la 4.37 es un tanto engorroso y no lo vamos a presentar en detalle
15
pero describiremos a grandes rasgos los pasos principales. Para empezar se
integra la 4.26 sobre la posici´on r
1
de las fuentes. Despu´es de una serie de
pasos algebraicos se obtiene
B(r
2
) = k

2

2

j(r
1
)
[r
2
−r
1
[
dr
1
. (4.38)
De este resultado, recordando que para todo campo vectorial A se cumple
que ∇ ∇A = 0 se obtiene de inmediato la Ley de Gauss del magnetismo,
esto es
∇ B = 0. (4.39)
Por muchas razones conviene expresar las leyes en forma diferencial
16
. Por
lo tanto el paso siguiente es calcular el rotor del resultado anterior. Tras una
serie de pasos se llega a
∇B = 4πk

2
j . (4.40)
15
El lector interesado puede encontrar los detalles en J.D. Jackson, Classical Electrody-
namics, 3a. edici´on, Wiley, 1999.
16
A diferencia de una relaci´on integral, una relaci´on diferencial involucra magnitudes
calculadas en unsolo punto y en su entorno.
74
4
Esta es la Ley de Amp`ere en su forma diferencial. Para obtener la forma
integral 4.37 basta integrar la 4.40 sobre una superficie cualquiera S que se
apoya sobre la curva cerrada C. Se obtiene as´ı

C
B dℓ = 4πk

2

S
j dS = 4πk

2
I
C
. (4.41)
Aqu´ı I
C
indica la corriente total concatenada (es decir abrazada) por la curva
C.
4.13. El potencial vectorial
La magnetost´atica se funda en la Ley de Amp`ere (ec. 4.40) y la Ley de
Gauss (4.39), que en su forme diferencial se escriben como
∇B = 4πk

2
j , ∇ B = 0. (4.42)
La soluci´on de este sistema no siempre es sencilla. Cuando j = 0 en la
regi´on de inter´es la primera de las 4.42 se reduce a ∇B = 0, lo cual permite
expresar B como el gradiente de un potencial escalar magn´etico φ
m
, esto es
B = ∇φ
m
.
En este caso el sistema 4.42 se reduce a la ecuaci´on de Laplace para φ
m
:

2
φ
m
= 0.
Hay muchos ejemplos de esta clase y para ellos se pueden usar las t´ecni-
cas que se emplean en electrost´atica (ver el Cap´ıtulo 2). Sin embargo estos
problemas generalmente involucran medios macrosc´opicos cuyas propieda-
des magn´eticas difieren de las de sistemas de cargas y corrientes en el vac´ıo
y las correspondientes condiciones de contorno son diferentes de las que se
encuentran en electrost´atica.
Un m´etodo general de soluci´on se basa en aprovechar la segunda ecuaci´on
de las 4.42. Puesto que ∇ B = 0 en todas partes, B tiene que ser el rotor
de alg´ un campo vectorial A(r), esto es
B(r) = ∇A(r). (4.43)
El campo A(r) se denomina potencial vectorial.
En realidad ya expresamos B en la forma 4.43 cuando escribimos la ec.
4.38 y de esa ecuaci´on resulta evidente que la forma general de A es
A(r) = k

2

j(r

)
[r −r

[
dr

+∇ψ(r), (4.44)
75
4.14
donde ψ(r) es una funci´on escalar arbitraria de la posici´on.
La presencia del t´ermino adicional ∇ψ en la 4.44 muestra que si trans-
formamos el potencial vectorial de acuerdo con
A →A+∇ψ (4.45)
el nuevo potencial vectorial nos da el mismo campo B que el anterior.
La 4.45 se denomina transformaci´ on de gauge. Tal transformaci´on es po-
sible porque la ec. 4.43 especifica solamente el rotor de A. La libertad que
nos dan las transformaciones de gauge nos permite dar a ∇ A cualquier
forma funcional que nos resulte conveniente.
Si sustituimos la 4.43 en la primera de las 4.42 obtenemos
∇(∇A) = 4πk

2
j ,
que podemos llevar a la forma
∇(∇ A) −∇
2
A = 4πk

2
j .
Si ahora aprovechamos la libertad que nos dan las transformaciones de gauge,
podemos elegir un gauge
17
para el cual ∇ A = 0. Con esta elecci´on resulta
que

2
A = −4πk

2
j . (4.46)
Por lo tanto cada componente cartesiana del potencial vectorial satisface la
ecuaci´on de Poisson.
Por otra parte es evidente que la soluci´on para A en todo el espacio (es
decir, sin contornos) se obtiene de la 4.44 con ψ = const. y es:
A(r) = k

2

j(r

)
[r −r

[
dr

. (4.47)
La condici´on ψ = const. se puede entender porque nuestra elecci´on de gauge
(∇ A = 0) se reduce a ∇
2
ψ = 0 dado que el primer t´ermino de la 4.44 tiene
divergencia nula porque ∇

j = 0. Pero si se cumple que ∇
2
ψ = 0 en todo
el espacio ψ debe ser una constante, siempre y cuando no haya fuentes al
infinito.
4.14. Corriente de desplazamiento
La Ley de Amp`ere que hemos introducido en la Secci´on 4.12 vale en la
aproximaci´on magnetost´atica, pero es todav´ıa incompleta. Esto se puede ver
17
Esta elecci´ on de denomina gauge de Coulomb.
76
4
si calculamos la divergencia de la 4.40. Puesto que ∇ ∇B = 0 se obtiene
∇ j = 0.
Este resultado vale en una situaci´on estacionaria, pero si el problema depende
del tiempo est´a en contradicci´on con la ecuaci´on de continuidad 4.27, que en
general implica que
∇ j = −
∂ρ
∂t
.
Ahora bien, de acuerdo con la 2.32 se tiene que
ρ =
1
4πk
1
∇ E
y por lo tanto derivando respecto de t se obtiene
∂ρ
∂t
=
1
4πk
1

∂E
∂t
.
Luego la ecuaci´on de continuidad implica que se cumple

j +
1
4πk
1
∂E
∂t

= 0.
Es decir que el vector
j

≡ j +
1
4πk
1
∂E
∂t
es solenoidal. El t´ermino (4πk
1
)
−1
∂E/∂t, que tiene dimensiones de densidad
de corriente, se llama densidad de corriente de desplazamiento.
Fue Maxwell quien introdujo la corriente de desplazamiento y propuso
modificar la Ley de Amp`ere reemplazando j por j

con lo cual la ley se
escribe en forma siguiente:
∇B = 4πk

2
j +
k

2
k
1
∂E
∂t
. (4.48)
De esta manera en el caso estacionario (∂E/∂t = 0) se vuelve a obtener la Ley
de Amp`ere magnetost´atica, pero ahora se respeta la ecuaci´on de continuidad
en el caso no estacionario.
La idea de Maxwell result´o ser mucho m´as que un artificio para salvar la
Ley de Amp`ere en situaciones no estacionarias y conciliarla con la ecuaci´on
de continuidad. En efecto la corriente de desplazamiento es esencial para la
existencia de las ondas electromagn´eticas, como mostraremos oportunamen-
te.
77
4.15
La ec. 4.48 es la tercera ecuaci´on de Maxwell y establece que las fuentes
de B son la corriente de conducci´ on j y la corriente de desplazamiento j
d

(4πk
1
)
−1
∂E/∂t.
El factor k

2
/k
1
depende del sistema de unidades y vale
k

2
/k
1
=

ǫ
0
µ
0
SI,
1
c
SG.
(4.49)
4.15. Materiales magn´eticos
Para tratar los fen´omenos magn´eticos en medios materiales seguiremos
un procedimiento an´alogo al que empleamos en electrost´atica para separar la
parte del campo el´ectrico que proviene de las cargas verdaderas (libres), que
son las que conocemos, de la parte que proviene de la polarizaci´on, que no
conocemos. Por lo tanto en medios materiales (SI) escribiremos la corriente
total como
j = j
t
+j
m
(4.50)
donde j
t
es la corriente verdadera de conducci´on (que conocemos) y j
m
es la
corriente de magnetizaci´ on que proviene de las corrientes a escala microsc´opi-
ca, que no conocemos. Se puede mostrar que
j
m
= ∇M. (4.51)
Aqu´ı la magnetizaci´on M es la densidad (promedio) de momento magn´etico
de los ´atomos y mol´eculas del medio, es decir:
M(r) =
¸
i
N'm
i
`, (4.52)
donde N es el n´ umero (promedio) de mol´eculas por unidad de volumen y
'm
i
` es el momento magn´etico molecular medio en un elemento de volumen
en el punto r . Por lo tanto, en la aproximaci´on magnetost´atica, reemplazando
4.50 en la ecuaci´on 4.40 se tiene
∇B = µ
0
(j
t
+∇M).
El t´ermino ∇ M se puede combinar con B para definir un nuevo campo
macrosc´opico H por medio de
H =
1
µ
0
B −M. (4.53)
78
4
En t´erminos de H la 4.40 se escribe como
∇H = j
t
.
El campo H se denomina intensidad magn´etica
18
y claramente representa la
parte del campo magn´etico que proviene solamente de la corriente verdadera
j
t
.
Para completar la descripci´on de la magnetost´atica macrosc´ opica se nece-
sita un relaci´on constitutiva entre H y B, que depende de la naturaleza del
medio. Para medios diamagn´eticos y paramagn´eticos es suficiente la simple
relaci´on lineal
B = µH, µ = const. (4.54)
Aqui µ es un par´ametro caracter´ıstico del medio que se llama permeabilidad
magn´etica. T´ıpicamente µ/µ
0
difiere de la unidad en unas pocas partes en
10
−5
(µ > µ
0
para sustancias paramagn´eticas y µ < µ
0
para medios dia-
magn´eticos).
Para medios ferromagn´eticos la 4.54 se debe reemplazar por una relaci´on
funcional no lineal que depende de la historia de como fue preparado el
material:
B = f(H, historia). (4.55)
Magnet´on, paramagnetismo, diamagnetismo, ferromagnetismo. En pre-
paraci´on.
4.16. Inducci´on electromagn´etica
Las primeras observaciones cuantitativas de la relaci´on entre campos
magn´eticos que dependen del tiempo y campos el´ectricos se deben a los ex-
perimentos de Faraday (1831) sobre el comportamiento de las corrientes en
circuitos sometidos a campos magn´eticos que var´ıan con el tiempo. En esos
experimentos Faraday encontr´o que en un circuito se induce una corriente
transitoria en las siguientes situaciones:
1. cuando en un circuito adyacente se conecta o desconecta una corriente
constante,
2. cuando un circuito adyacente por el que fluye una corriente constante
se est´a moviendo respecto del primer circuito,
18
Hay cierta confusi´ on en la denominaci´ on de los campos B y H, pues algunos autores
llaman “campo magn´etico” a H e “inducci´ on magn´etica” a B.
79
4.17
3. cuando un im´an permanente se est´a moviendo en las inmediaciones del
circuito.
No se observa corriente en el circuito a menos que o var´ıe la corriente del
circuito adyacente, o haya un movimiento relativo de los circuitos.
A partir de estos resultados Faraday concluy´o que el flujo transitorio de
corriente se debe a la variaci´on del flujo magn´etico concatenado por el cir-
cuito. Es decir, la variaci´on del flujo induce un campo el´ectrico en el circuito,
cuya integral de l´ınea a lo largo del circuito es la fuerza electromotriz c. A
su vez la fuerza electromotriz as´ı inducida produce la corriente transitoria
observada, de acuerdo con la ley de Ohm.
4.17. Ley de Faraday
Expresaremos ahora los resultados de Faraday en t´erminos cuantitativos.
Sea C el circuito y sea S una superficie abierta cualquiera que se apoya
sobre C (ver figura ...). Llamaremos dS un elemento de S y sea B el cam-
po magn´etico en las inmediaciones del circuito. Entonces el flujo magn´etico
concatenado por el circuito se define como
Φ
C
=

S
B dS. (4.56)
En esta expresi´on el sentido de la normal al elemento dS (que determina el
signo de Φ
C
) se obtiene por medio de la regla de la mano derecha a partir
del sentido en el que se recorre el circuito C.
La fem inducida en el circuito es por definici´on
c =

C
E

dℓ, (4.57)
donde E

es el campo el´ectrico en la posici´on del elemento dℓ del circuito.
Las observaciones de Faraday se resumen entonces en la siguiente ley:
c = −k

dt
. (4.58)
La Ley de Faraday establece pues que la fem inducida en el circuito es pro-
porcional a la tasa de cambio del flujo magn´etico concatenado por el circuito.
El signo de la fem est´a dado por la Ley de Lenz, que establece lo siguiente:
El sentido de la corriente inducida (y del flujo magn´etico por ella
generado) es tal que se opone al cambio del flujo concatenado por
el circuito.
80
4
Es importante notar que c depende de la derivada total de Φ respecto del
tiempo. Por lo tanto el flujo puede variar con t no solamente porque cambia
B, sino tambi´en por variaciones de la forma, la posici´on y la orientaci´on del
circuito. Usando la 4.56 y la 4.57 la Ley de Faraday se puede escribir como

C
E

dℓ = −k
d
dt

S
B dS. (4.59)
Esta expresi´on permite una importante generalizaci´on. El circuito C se pue-
de pensar como una curva cerrada cualquiera del espacio, que no tiene por-
qu´e coincidir con un circuito el´ectrico. Entonces la 4.59 se puede interpretar
como una relaci´on entre los campos E

y B. Es importante observar, sin
embargo, que E

es el campo el´ectrico sobre dℓ en el referencial en el que ese
elemento est´a en reposo, porque ese es el campo que hace fluir la corriente si
realmente hay all´ı un circuito.
La Ley de Faraday para medios en reposo
Usando el Teorema de Stokes la Ley de Faraday 4.59 se puede escribir en
forma diferencial, siempre y cuando se mantenga fijo el circuito de modo que
E y B est´en definidos en el mismo referencial. Se obtiene entonces

S

∇E + k
∂B
∂t

dS = 0.
Puesto que C y S son arbitrarios, el integrando de esta expresi´on debeser
id´enticamente nulo en todo punto. Por lo tanto se obtiene
∇E + k
∂B
∂t
= 0. (4.60)
La constante de proporcionalidad k no es una constante emp´ırica inde-
pendiente. Como veremos ahora depende del sistema de unidades empleado y
una vez que se han elegido las dimensiones y unidades en la Ley de Amp`ere,
la magnitud y dimensiones de k se obtienen suponiendo la invariancia Gali-
leiana de la Ley de Faraday
19
. El resultado es
k = k
3
=

1
c
SG,
1 SI.
(4.61)
19
Ver J.D. Jackson, Classical Electrodynamics, 3a. edici´on, Wiley, 1999.
81
4.17
La Ley de Faraday para medios en movimiento
Es preciso tener cuidado cuando se aplica la ley de inducci´on a circuitos
materiales en movimiento. Para esto deduciremos primero un teorema sub-
sidiario que permite expresar la tasa de variaci´on total del flujo magn´etico
concatenado por el circuito como la integral de superficie de una funci´on de
B que vale cuando la superficie a trav´es de la cual se est´a calculando el flujo
se est´a moviendo.
dS
1
B(t)
dS
2
B(t+dt)
vdt
S
2
S
1
dl
Figura 4.1: C´alculo de la variaci´ on del flujo para un circuito en movimiento.
Sea como antes Φ
C
el flujo de B a trav´es de la superficie S (ver la fig.
4.1). Nos proponemos determinar la funci´on DB/Dt definida por
d
dt
Φ
C
=
d
dt

S
B dS =

DB
Dt

dS. (4.62)
Para encontrar DB/Dt consideremos la superficie de la fig. 4.1 en la posici´on
1 en el instante t y en la posici´on 2 en t + dt. De acuerdo con las reglas de
derivaci´on

∆t

S
B dS =
1
∆t

[B(t +dt) dS
2
−B(t) dS
1
]. (4.63)
Ahora aplicamos el Teorema de Gauss en el instante t al volumen V encerrado
por S
1
, S
2
y la traza de los bordes de S. Resulta:

V
∇ BdV =

[B(t) dS
2
−B(t) dS
1
] −

B(t) (vdt dℓ). (4.64)
Aqu´ı el ´ ultimo t´ermino es la variaci´on del flujo a trav´es de la superficie lateral
de V generada por el movimiento del contorno de S, o sea del circuito C cuyo
82
4
elemento
20
es dℓ. Se debe notar que el flujo a trav´es de S
1
y S
2
en la ec. 4.64
se calcula en el instante t, porque el Teorema de Gauss se aplica solamente
para valores simult´aneos de B. El valor de B sobre S
2
en el instante t +dt de
puede encontrar a partir de su valor en t por medio del desarrollo de Taylor
B(t + dt) = B(t) +
∂B
∂t
dt + ... (4.65)
Usando las ecs. 4.64 y 4.65 la ec. 4.63 nos permite obtener en el l´ımite ∆t →0
lo siguiente:
d
dt

S
B dS =

∂B
∂t
dS +

B v dℓ +

∇ B dV
dt
. (4.66)
Entonces puesto que ∇ B = 0 y que dV = v dSdt, obtenemos la relaci´on
que busc´abamos:
DB
Dt
=
∂B
∂t
+∇(B v). (4.67)
El primer t´ermino de esta expresi´on representa la variaci´on del flujo a trav´es
de S debido al variaci´on deB con el tiempo y el segundo t´ermino representa
el flujo a trav´es del contorno de la superficie m´ovil.
La ecuaci´on 4.67 se puede ahora usar para expresar la Ley de Faraday
en forma diferencial en un medio en movimiento. Usando la 4.59 y la 4.67
obtenemos

C
E

dℓ = −k

dt
= −
¸
∂B
∂t
+∇(B v)

dS. (4.68)
Aqu´ı hemos usado E

para designar el campo el´ectrico alrededor del circuito,
porque E

se debe medir en el referencial m´ovil. Esto es, la Ley de Faraday
se aplica a la corriente que se mide en el conductor que define el circuito
respecto del cual est´a variando el flujo, cualquiera sea la causa de ese cambio.
Aplicando el Teorema de Stokes a la ec. 4.68 llegamos a
∇E

= −
∂B
∂t
−∇(B v).
Reordenando t´erminos esta ecuaci´on se puede escribir como
∇(E

−v B) = −
∂B
∂t
. (4.69)
20
El sentido de dℓ se elige de modo de corresponder con dS de acuerdo con la regla de
la mano derecha.
83
4.17
Se debe notar, sin embargo, que el argumento del rotor, es decir E

−v B
es en realidad el campo el´ectrico que mide un observador estacionario. Es
as´ı porque un observador que lleva una carga q en un campo magn´etico
B con la velocidad v experimenta la fuerza qv B adem´as de la fuerza del
campo el´ectrico E que pudiera estar tambi´en presente. Por lo tanto el campo
el´ectrico que ve un observador estacionario es igual al campo E

visto por el
observador en movimiento menos el campo v B, esto es E = E

−v B.
Por lo tanto para un observador estacionario la 4.69 se escribe como
∇E = −
∂B
∂t
. (4.70)
Esto significa que la formulaci´on diferencial de la Ley de Faraday no depende
del movimiento del medio. Esto es razonable porque la 4.70 es puramente
una relaci´on entre los campos B y E en el vac´ıo y por lo tanto debe ser
independiente de las caracter´ısticas del medio, incluyendo su movimiento. Sin
embargo el campo el´ectrico visto por el observador en movimiento contiene
dos t´erminos, a saber el campo inducido producido por la variaci´on temporal
del campo magn´etico y el campo v B producido por el movimiento en el
campo magn´etico del observador
21
.
Movimiento de un conductor en un campo magn´etico
Como ejemplo de aplicaci´on de la Ley de Faraday para medios en movi-
miento consideremos una barra conductora de secci´on rectangular y de longi-
tud infinita que se mueve paralelamente a s´ı misma con la velocidad v en un
campo magn´etico uniforme B, perpendicular a la direcci´on del movimiento
(fig. 4.2) y constante en el tiempo. Dos contactos deslizantes, terminales de
un galvan´ometro, tocan la barra en lados opuestos, de modo que la distancia
ℓ entre los mismos es el ancho activo de la barra.
Por consideraciones f´ısicas cabe esperar que en este lazo compuesto circule
una corriente. En efecto, todo electr´on que se mueve junto a la barra sen-
tir´a un campo efectivo dado por E

= v B, de modo que por los contactos
pasar´a una corriente que un observador en reposo podr´a medir en el circuito
externo por medio del galvan´ometro. Claramente como B es estacionario, se
cumple que ∇E = 0 en cualquier referencial
22
. Por lo tanto parece l´ogico
21
Notar que en esta discusi´on hemos supuesto que el campo el´ectrico propiamente dicho
no es afectado por el estado de movimiento del observador. Esta suposici´ on en realidad
se justifica solamente si la velocidad del observador es peque˜ na en comparaci´ on con la
velocidad de la luz.
22
Es irrelevante si la fuente del campo magn´etico se mueve o no, porque cualquier
fen´omeno que se describe por medio de campos se tiene que poder describir solamente en
84
4
B
Galvanómetro
B
v
l
Contactos
deslizantes
Barra conductora
móvil
Figura 4.2: Barra conductora que se mueve en un campo magn´etico.
que, si hay un campo el´ectrico (como se desprende del argumento anterior),
dicho campo debe ser irrotacional, o sea electrost´atico.
Cuadro 4.1: Fuerza electromotriz resultante seg´ un el movimiento de la barra,
el campo magn´etico y el galvan´ometro (observador).
barra fuente de B galvan´ometro fem observada
v 0 0 vBℓ
0 v 0 0
0 v v vBℓ
v v 0 vBℓ
0 0 v vBℓ
v 0 v 0
Los campos el´ectricos efectivos en el interior de la barra dan lugar a una
corriente que lleva cargas a las caras y esas cargas producen el campo elec-
trost´atico externo que se observa. Por otra parte ese mismo desplazamiento
de cargas cancela exactamente el campo el´ectrico efectivo v B en el in-
terior. Por lo tanto si consideramos un camino de integraci´on que est´a en
parte dentro de la barra y en parte afuera de ella la circulaci´on del campo
el´ectrico alrededor del circuito no se anula. Este resultado est´a de acuerdo
con la observaci´on de que el galvan´ometro registra una fem c = vBℓ.
Si en vez de mover la barra movemos el galvan´ometro (y los contactos
deslizantes) respecto de la barra y del campo magn´etico, se observa tambi´en
la fem vBℓ, pues los roles de ambas partes del circuito de intercambian al
calcular la la circulaci´on de E.
t´erminos del comportamiento de los campos mismos, independientemente de la naturaleza
del mecanismo que los produce.
85
4.18
Los varios casos de movimiento relativo posibles y la fem que resulta se
dan en la Tabla 4.1. Cabe destacar dos hechos salientes:
el movimiento de la fuente de B es irrelevante en tanto que el campo
sea uniforme y
el movimiento absoluto no se puede detectar por medio de este dispo-
sitivo.
La situaci´on se complica si adem´as del campo magn´etico externo hay un
campo magn´etico, sea permanente sea inducido, en la barra. No trataremos
este caso ya que escapa al nivel del curso.
4.18. Inductancia
En esta Secci´on introduciremos algunos conceptos de gran utilidad para
aplicar la Ley de Faraday a circuitos el´ectricos por los que circulan corrientes
que var´ıan con el tiempo.
Si I
1
es la corriente que pasa por el circuito C
1
el campo magn´etico por
ella generado est´a dado por la Ley de Biot–Savart (ec 4.29) y vale
B(r
2
) = k

2
I
1

C
1
dℓ
C
1
ˆ r
r
2
donde r ≡ r
2
− r
1
es el vector que va del punto r
1
donde se encuentra
el elemento dℓ
C
1
del circuito C
1
al punto r
2
donde estamos calculando el
campo.
Sea ahora C
2
otro circuito y sea S
2
una superficie abierta cualquiera que
se apoya sobre C
2
(ver figura ...). Sea dS
2
un elemento de S
2
. Entonces el
flujo magn´etico concatenado por C
2
vale
Φ
C
2
=

S
2
B(r
2
) dS
2
donde r
2
es la posici´on de dS
2
. Introduciendo la expres´on anterior de B(r
2
)
en la ´ ultima f´ormula obtenemos
Φ
C
2
= k

2
I
1

S
2

C
1
dS
2
dℓ
C
1
ˆ r
r
2
En esta expresi´on el factor de I
1
es una propiedad puramente geom´etrica que
depende de la forma de los circuitos C
1
y C
2
y de su posici´on y orientaci´on
relativa. La indicaremos con L
12
y se puede mostrar que
L
12
= k

2

S
2

C
1
dS
2
dℓ
C
1
ˆ r
r
2
= k

2

C
2

C
1
dℓ
C
1
dℓ
C
2
r
.
86
4
La magnitud L
12
se denomina inductancia mutua de los circuitos C
1
y C
2
y
claramente L
21
= L
12
.
En resumidas cuentas el flujo del campo magn´etico debido a la corriente
que circula por C
1
y que es concatenado por C
2
est´a dado por
Φ
C
2
= k

2
L
12
I
1
, (4.71)
donde la inductancia mutua L
12
est´a dada por
L
12
= k

2

C
2

C
1
dℓ
C
1
dℓ
C
2
r
. (4.72)
Del mismo modo el flujo del campo magn´etico debido a la corriente que
circula por C
2
y que es concatenado por C
1
est´a dado por
Φ
C
1
= k

2
L
21
I
2
, (4.73)
donde L
12
= L
12
.
De acuerdo con la Ley de Faraday cualquier variaci´on de la corriente I
1
del circuito C
1
que produce una variaci´on de Φ
C
2
va a inducir en el circuito
C
2
una fem dada por
c
2
= −k

C
2
dt
= −kk

2
L
12
dI
1
dt
. (4.74)
Del mismo modo toda variaci´on de la corriente I
2
del circuito C
2
que produce
una variaci´on de Φ
C
1
va a inducir en el circuito C
1
una fem dada por
c
1
= −k

C
1
dt
= −kk

2
L
12
dI
2
dt
. (4.75)
En general el c´alculo de la inductancia mutua es muy complicado, pero
daremos el resultado para los casos sencillos de m´as inter´es para las aplica-
ciones a la Teor´ıa de circuitos.
4.18.1. Autoinducci´on
Cuando el flujo magn´etico concatenado por un circuito se debe solamen-
te a la corriente que fluye por el circuito mismo, cualquier cambio de esa
corriente va a inducir una fem, igual que si el flujo magn´etico se originara en
la corriente que circula en otro circuito. La fem autoinducida est´a dada por
c
a
= −k

dt
= −kk

2
L
dI
dt
, (4.76)
donde L es la autoinductancia del circuito
23
. El signo − expresa la Ley de
Lenz y pone de manifiesto que la fem autoinducida se opone al cualquier
cambio de la corriente en el circuito.
23
Cuando no hay riesgo de confusi´ on entre al autoinductacia y la inductancia mutua se
usa por brevedad el t´ermino inductancia.
87
4.19
4.18.2. Unidades de inductancia
La unidad de inductancia del SI es el henry
24
(H). Es una unidad derivada
y por las ecs. 4.74, 4.75 y 4.76 se tiene que
1H = 1Wb/A = 1V s/A = 1Ω s, (4.77)
4.18.3. Aplicaciones
En los circuitos el´ectricos la inductancia mutua es a veces un inconve-
niente y el dise˜ no de los mismos debe procurar minimizarla. Por otra parte
la inductancia mutua tiene important´ısimas aplicaciones, la principal de las
cuales es el transformador.
4.19. Energ´ıa del campo magn´etico
En electrost´atica el trabajo realizado para que un sistema de cargas ad-
quiera su configuraci´on final se almacena como energ´ıa del campo el´ectri-
co. De manera an´aloga en magnetost´atica parte del trabajo realizado para
establecer un sistema de corrientes se almacena como energ´ıa del campo
magn´etico. Vamos a deducir ahora las expresiones de la energ´ıa magnetica
total asociada con un sistema de corrientes.
4.19.1. Energ´ıa magn´etica de un inductor
Para establecer una corriente en un inductor (por ejemplo una bobina) es
preciso suministrarle energ´ıa por medio de una fuente externa. Parte de esta
energ´ıa se necesita para generar el campo magn´etico que produce el flujo de
B concatenado por el inductor.
Supongamos que en el momento inicial t = 0 conectamos los terminales de
la bobina a una bater´ıa cuya fem es c. La bobina tiene una autoinductancia
L, su resistencia es despreciable y est´a en serie con un resistor de resistencia
R. En todo momento la ca´ıda de voltaje en la bobina es LI dt y la ca´ıda de
voltaje en el resistor es RI. Por lo tanto si I

es el valor de la corriente en el
instante t

se tiene que
c = L
dI

dt

+ RI

.
24
En honor de Joseph Henry, quien descubri´ o la inducci´on electromagn´etica indepen-
dientemente de Faraday.
88
4
El trabajo total W de la bater´ıa al aumentar el valor de la corriente (inicial-
mente nula) hasta el valor final I que se alcanza en el instante t es entonces
W =

t
0
cI

dt

= L

t
0
I

dI

dt

dt

+ R

t
0
I
′2
dt

=
1
2
LI
2
+R

t
0
I
′2
dt

.
El segundo t´ermino del miembro derecho es la energ´ıa el´ectrica que se trans-
form´o irreversiblemente en calor en el resistor. El primer t´ermino, en cambio,
es la energ´ıa que se almacen´o en la inductancia. Por lo tanto la energ´ıa su-
ministrada al inductor para que la corriente aumente de 0 a I vale
U =
1
2
LI
2
. (4.78)
La energ´ıa U se puede recuperar si se hace desaparecer la corriente que
circula por el inductor (y por lo tanto desaparece el campo magn´etico). Por
ejemplo, si en el instante T se retira la bater´ıa y se la reemplaza por un
cortocircuito, para todo t

≡ t −T > 0 se tiene que
L
dI

dt

+ RI

= 0.
Esta ecuacion se integra f´acilmente y con la condici´on inicial I(t

) = I se
obtiene
I(t

) = I e
−Rt

/L
= I e
−t


RL
.
Por lo tanto la corriente decae exponencialmente en el tiempo caracter´ıstico
τ
RL
≡ L/R y la energ´ıa U se disipa en forma de calor. La energ´ıa total que
aparece como calor est´a dada por


0
I(t

)
2
Rdt

=
1
2
LI
2
.
Por lo tanto la energ´ıa t´ermica que aparece al desaparecer la corriente es
igual a la energ´ıa magn´etica almacenada en la inductancia.
En conclusi´on una inductancia es un dispositivo para almacenar energ´ıa
magn´etica, en forma an´aloga a como un capacitor almacena energ´ıa elec-
trost´atica. La energ´ıa magn´etica se puede considerar que reside en el campo
magn´etico generado por la corriente.
4.19.2. Energ´ıa magn´etica de un sistema de corrientes
Supongamos tener n circuitos fijos C
1
. . . C
n
, por los cuales circulan las
corrientes I
1
. . . I
n
gracias a un conjunto de bater´ıas. En el instante t

la
89
4.19
corriente que pasa por el i–´esimo circuito es I

i
y el flujo magn´etico concate-
nado es Φ

i
. La fem inducida en C
i
en ese instante es −dΦ

i
/dt

. Por lo tanto
la potencia que debe desarrollar la bater´ıa para contrarrestar la fem inducida
y entregar la corriente I

i
est´a dada por
δW

b,i
= I

i


i
dt

.
Por lo tanto en el intervalo δt

el trabajo total del conjunto de bater´ıas para
contrarrestar las fem inducidas en los n circuitos
25
es
δW

b
=
n
¸
i=1
δW

b,i
=
n
¸
i=1
I

i


i
dt

δt

. (4.79)
Si los circuitos est´an fijos δW

b
es igual a la variaci´on δU

de la energ´ıa
magn´etica del sistema. Para calcular U, la energ´ıa magn´etica total del siste-
ma de corientes I
1
. . . I
n
que circulan por los n circuitos que concatenan los
flujos Φ
1
. . . Φ
n
, tenemos que integrar la 4.79 desde el instante t

= 0 en que
se conectan las bater´ıas hasta t

= t en que las corrientes alcanzan los valores
I
1
. . . I
n
. Puesto que U no depende de la manera como las corrientes alcanzan
sus valores finales, a los fines del c´alculo podemos suponer que las I

i
crecen
linealmente con t

, de modo que I

i
= I
i
t

/t. Si los circuitos se encuentran en
un medio lineal los flujos Φ

i
son proporcionales a las corrientes
26
y entonces
Φ

i
= Φ
i
t

/t.
Integrando entonces la 4.79 resulta
U =
1
2
n
¸
i=1
I
i
Φ
i
(4.80)
Podemos expresar los flujos Φ
i
en t´erminos de las autoinductancias L
i
de los
circuitos y de sus inductancias mutuas L
ij
:
Φ
i
= L
i
I
i
+
¸
j=i
L
ij
I
j
.
Sustituyendo esta expresi´on en la 4.80 obtenemos
U =
1
2
¸
i
L
i
I
2
i
+
1
2
¸
i
¸
j=i
L
ij
I
i
I
j
. (4.81)
25
El trabajo de las bater´ıas tambi´en incluye el calor producido en las resistencias.
26
Esta restricci´on es importante porque la proporcionalidad entre flujos y corrientes no
se cumple si entre los circuitos hay materiales ferromagn´eticos.
90
4
Si tenemos solamente dos circuitos la expresi´on de U es
U =
1
2
L
1
I
2
1
+ L
12
I
1
I
2
+
1
2
L
2
I
2
2
, (4.82)
puesto que L
21
= L
12
. Notar que el signo de L
12
puede ser positivo o nega-
tivo, dependiendo de si la corriente que circula por un circuito aumenta o
disminuye el flujo concatenado por el otro circuito.
4.19.3. La energ´ıa magn´etica en t´erminos de B y H
Del mismo modo que la energ´ıa del campo electrost´atico se puede expresar
en t´erminos de los campos E y D, la energ´ıa del campo magn´etico se puede
relacionar con los campos B y H.
Para eso consideremos primero un ejemplo sencillo. Sea un solenoide lar-
go con N vueltas por unidad de longitud por el que circula la corriente I.
El radio de las espiras es r y la longitud del solenoide es ℓ, de modo que
su autoinductancia es L = µ
0
N
2
πr
2
ℓ. La energ´ıa almacenada en el campo
magn´etico es entonces
U =
1
2
LI
2
=
1
2
µ
0
N
2
πr
2
ℓI
2
. (4.83)
Por otra parte si despreciamos los efectos de borde los campos dentro del
solenoide son
B = µ
0
NI, H = NI,
de modo que la 4.83 se puede escribir como
U =
1
2
BH1,
donde 1 = πr
2
ℓ es el volumen del solenoide. Puesto que al haber despreciado
los efectos de borde 1 es la ´ unica regi´on del espacio donde los campos no son
nulos y como B y H son paralelos, la ecuaci´on anterior se podr´ıa escribir
como la integral sobre todo el espacio del producto escalar B H, de modo
que U se podr´ıa escribir finalmente como
U =
1
2

B H d1, (4.84)
donde la integral se extiende a todo el espacio.
Corresponde destacar que esta ecuaci´on vale en general para medios li-
neales y es an´aloga a la expresi´on 2.90 de la energ´ıa del campo electrost´atico
en presencia de diel´ectricos. Se debe notar tambi´en que la 4.84 no se puede
usar en presencia de medios no lineales, en los cuales el flujo magn´etico no
91
4.19
es proporcional a las corrientes, porque su deducci´on se basa en la 4.80 que
requiere linealidad como se dijo oportunamente.
La energ´ıa almacenada en el campo magn´etico se puede considerar dis-
tribuida en el espacio, con una densidad
dU
d1
=
1
2
B H.
Si las corrientes est´an en el vac´ıo, donde µ = 1, la 4.84 se reduce a
U =
1

0

B
2
d1. (4.85)
Un im´an supercobductor puede producir un campo de 10 T. La densidad
de energ´ıa de tal campo es de aproximadamente 4 10
7
J/m
3
y un im´an de
esta clase puede almacenar en su campo unos 510
5
J, suficientes para hacer
hervir 200 g de agua. En comparaci´on los campos el´ectricos m´as intensos que
se pueden tener en el vac´ıo pueden alcanzar los 10
7
V/m, que corresponden
a una densidad de energ´ıa de unos 450 J/m
3
, mucho menos de la que tienen
los campos magn´eticos m´as grandes.
A continuaci´on vamos a presentar una deducci´on m´as general de la 4.84.
92
Cap´ıtulo 5
Teor´ıa de Circuitos
En este Cap´ıtulo trataremos el comportamiento de los circuitos el´ectricos
del punto de vista global. Por lo tanto no estaremos interesados en magni-
tudes locales
1
sino solamente en magnitudes globales como la corriente que
circula por los conductores, la carga de los capacitores y la diferencia de po-
tencial entre sus placas, as´ı como otras que introduciremos oportunamente
y que son las que interesan para las aplicaciones. Por este motivo usaremos
el SI, que es el que se emplea habitualmente en la pr´actica para estudiar
circuitos el´ectricos.
5.1. Componentes de los circuitos
En todo circuito se distinguen varias clases de componentes. Presentare-
mos ahora las m´as comunes y describiremos como se caracterizan.
5.1.1. Capacitores
Un capacitor (tambi´en llamado condensador) es un elemento que puede
almacenar carga el´ectrica (ver el Cap´ıtulo 2) y por lo tanto energ´ıa elec-
trost´atica. Se caracteriza por su capacidad C, propiedad que se define como
C =
Q
V
. (5.1)
Por lo tanto la carga que reside en un capacitor est´a dada por
Q = V C. (5.2)
1
Las magnitudes locales como el campo el´ectrico, la densidad de carga, etc. dependen
de la posici´ on del punto que se est´a considerando y eventualmente del tiempo.
93
5.1
La capacidad se mide en farad (F) o sus subm´ ultiplos (m´as raramente sus
m´ ultiplos) seg´ un resulte conveniente. Claramente 1 F = 1 V/C. La energ´ıa
electrost´atica almacenada en un capacitor est´a dada por
U
e
=
1
2
CV
2
=
1
2
Q
2
C
. (5.3)
Capacitores en paralelo
Cuando dos capacitores C
1
y C
2
se conectan en paralelo la diferencia
de potencial entre sus bornes es la misma para ambos. Luego Q
1
= V C
1
y
Q
2
= V C
2
. Por lo tanto la carga total es
Q = Q
1
+Q
2
= V (C
1
+C
2
) = V C, C = C
1
+C
2
.
Esto implica que dos capacitores en paralelo equivalen a un ´ unico capacitor
cuya capacidad es igual a la suma de sus capacidades. El resultado anterior
se generaliza de inmediato para cualquier n´ umero de capacitores C
i
:
C =
¸
i
C
i
(5.4)
De este modo se puede reemplazar cualquier n´ umero de capacitores en para-
lelo por un ´ unico capacitor equivalente.
Capacitores en serie
Si los capacitores C
1
y C
2
se conectan en serie la carga Q en ellos es la
misma. Luego Q = V
1
C
1
= V
2
C
2
y entonces V
1
= Q/C
1
y V
2
= Q/C
2
. Por
otra parte la ca´ıda de potencial debida al conjunto es V = V
1
+ V
2
. Por lo
tanto
V = Q

1
C
1
+
1
C
2

=
Q
C
,
1
C
=
1
C
1
+
1
C
2
.
Esto muestra que dos capacitores en serie equivalen a un ´ unico capacitor cuya
capacidad es igual a la inversa de la suma de las inversas de sus capacidades.
Este resultado se puede extender de inmediato para cualquier n´ umero de
capacitores C
i
:
1
C
=
¸
i
1
C
i
. (5.5)
Usando este resultado se puede reemplazar todo conjunto de capacitores en
serie por un ´ unico capacitor equivalente.
94
5
5.1.2. Resistores
Un resistor (tambi´en llamado resistencia) es un conductor para el que
vale la Ley de Ohm (ver la Seccion 3.5). Por lo tanto para un resistor se
cumple que
I =
V
R
. (5.6)
Aqu´ı I es la corriente que circula por el resistor, V es la diferencia de potencial
entre sus extremos y R es la resistencia del elemento, que se supone es un
dato conocido. Para nuestros fines no nos interesan la forma y el tama˜ no
del resistor, ni el material (o materiales) del mismo. Puesto que usamos el
SI la resistencia se mide
2
en ohm (1Ω = 1V/A). Un resistor disipa energ´ıa
el´ectrica transform´andola en calor (ver la Secci´on 3.7). La potencia disipada
en un resistor est´a dada por la 3.20
P = I
2
R =
V
2
R
. (5.7)
Puesto que P > 0, la transferencia de energ´ıa el´ectrica es siempre del circuito
al resistor.
Resistores en serie
Cuando dos resistores R
1
y R
2
se conectan en serie la corriente que circula
por ambos es la misma y entonces la ca´ıda de potencial en ellos es de V
1
= IR
1
y V
2
= IR
2
, respectivamente. Por lo tanto la ca´ıda de potencial total es
V = V
1
+ V
2
= I(R
1
+ R
2
) = IR, R = R
1
+ R
2
.
Esto implica que dos resistores en serie son equivalentes a un ´ unico resistor
cuya resistencia es igual a la suma de sus resistencias. El resultado anterior
se puede generalizar de inmediato para cualquier n´ umero de resistores R
i
:
R =
¸
i
R
i
(5.8)
Usando este resultado se puede reemplazar cualquier n´ umero de resistores en
serie por un ´ unico resistor equivalente.
2
Ver la Secci´on 3.5.2.
95
5.2
Resistores en paralelo
Si dos resistores R
1
y R
2
se conectan en paralelo la ca´ıda de potencial
V en ellos es la misma. Luego V = I
1
R
1
= I
2
R
2
y entonces I
1
= V/R
1
e I
2
= V/R
2
. Por otra parte la corriente total que circula por ambos es
I = I
1
+I
2
. Por lo tanto
I = V

1
R
1
+
1
R
2

=
V
R
,
1
R
=
1
R
1
+
1
R
2
.
Esto implica que dos resistores en paralelo equivalen a un ´ unico resistor cuya
resistencia es igual a la inversa de la suma de las inversas de sus resisten-
cias. El resultado anterior se puede generalizar de inmediato para cualquier
n´ umero de resistores R
i
:
1
R
=
¸
i
1
R
i
. (5.9)
Usando este resultado se puede reemplazar cualquier n´ umero de resistores en
paralelo por un ´ unico resistor equivalente.
5.1.3. Inductores
Un inductor (tambi´en llamado reactancia) es un elemento como una bo-
bina o un solenoide que puede almacenar energ´ıa magn´etica (ver el Cap´ıtulo
4). Se caracteriza por su autoinductancia L, propiedad que se define a partir
de la relaci´on
c
L
= −L
dI
dt
, (5.10)
donde c
L
es la fem autoinducida y dI/dt es la variaci´on temporal de la
corriente que circula por el elemento. La autoinductancia se mide en henry
(H). Claramente 1H = 1Wb/A = 1V s/A = 1Ω s. La energ´ıa magn´etica
almacenada en un inductor vale
U
m
=
1
2
LI
2
. (5.11)
Aqu´ı I es la corriente que circula por el inductor.
5.1.4. Fuentes de fem
Las pilas y bater´ıas son fuentes de fem constantes (ver las Secciones 3.6)
y se caracterizan por el valor de c y de su resistencia interna r. Otras fuentes
como generadores de corriente continua o alterna ser´an introducidas m´as
adelante.
96
5
R
C

1 3 2
L
S
Figura 5.1: Algunas componentes de circuitos: Capacitor (C), resistor (R),
bater´ıa (c), inductor (L) y llave de 3 posiciones (S).
5.2. Diagramas de circuitos
Debido a que muchos circuitos el´ectricos contienen gran n´ umero de com-
ponentes conectadas entre s´ı de varias maneras es usual trazar diagramas que
adem´as de las componentes muestran tambi´en la topolog´ıa de las conexiones
entre ellas, para lo cual se usan varios s´ımbolos standard. Se debe tener pre-
sente que estos diagramas no son im´agenes m´as o menos simplificadas de los
circuitos reales, sino una manera pr´actica de describir sus aspectos esenciales,
que facilita plantear las ecuaciones necesarias para analizar su comportamien-
to. Algunos de los s´ımbolos que se emplean en los diagramas se muestran en
la figura 5.1. Esos s´ımbolos representan siempre componentes ideales. Por
ejemplo el s´ımbolo R de la figura representa una resistencia ideal, que no
tiene otros atributos
3
que el valor de R. A continuaci´on vamos a considerar
algunas configuraciones de componentes que aparecen muy frecuentemente.
5.3. Reglas de Kirchhoff
Muchos circuitos no se pueden reducir a combinaciones sencillas de com-
ponentes en serie o en paralelo. Para calcular las propiedades de dichos circui-
tos se utilizan las Reglas de Kirchhoff
4
. Para presentarlas vamos a introducir
3
Adem´as de resistencia, todo resistor real tiene cierta capacidad y cierta inductancia. De
manera an´aloga un capacitor real tiene una peque˜ na corriente de p´erdida y una peque˜ na
inductancia y todo inductor real tiene una resistencia no nula y algo de capacidad. En
general esos atributos adicionales tienen efectos despreciables, pero algunas veces se deben
tener en cuenta. En esos casos se deben incluir expl´ıcitamente en el diagrama del circuito
como elementos adicionales.
4
As´ı llamadas en honor de Gustav Robert Kirchhoff.
97
5.4
un par de t´erminos.
5.3.1. Nodos
Un nodo (o punto de uni´on, o punto de ramificaci´on) es un punto del
circuito donde se unen tres o m´as conductores. Claramente, la conservaci´on de
la carga requiere que en todo nodo la suma algebraica de todas las corrientes
que entran al mismo sea nula. Por lo tanto para todo nodo en el que entran
las corrientes I
i
se debe cumplir que
¸
i,nodo
I
i
= 0, Regla de los nodos. (5.12)
5.3.2. Mallas
Una malla es cualquier parte de un circuito que forma una trayectoria
cerrada. En toda malla la suma algebraica de todas las diferencias de poten-
cial, incluyendo las ca´ıdas en las componentes (resistencias, capacitores, etc.)
y las que se deben a las fuentes de fem, deben ser nulas:
¸
j,malla
V
j
= 0, Regla de las mallas. (5.13)
Para aplicar estas reglas hay que establecer algunas convenciones sobre
los signos de las I
i
y las V
j
. Para eso se procede del modo siguiente. Prime-
ro se asigna una direcci´on a la corriente en cada rama del circuito. Luego,
empezando en cualquier punto del circuito, nos desplazamos a lo largo de
una malla sumando las fem y las diferencias de potencial con los signos que
corresponden seg´ un sea la direcci´on que hemos asignado a la corriente.
Cuando el problema a tratar no es estacionario se pueden igualmente
aplicar las reglas de Kirchhoff, pero es importante tener presente que cuando
las corrientes y los voltajes dependen del tiempo las reglas 5.12 y 5.13 valen
para cada instante t, es decir:
¸
i,nodo
I
i
(t) = 0,
¸
j,malla
V
j
(t) = 0 para todo t. (5.14)
.
Las dos reglas de Kirchhoff bastan para obtener el suficiente n´ umero de
ecuaciones independientes para poder determinar las inc´ognitas en cualquier
problema.
98
5
5.4. Instrumentos de medici´on
En preparaci´on.
Galvan´ometro
Amper´ımetro
Volt´ımetro
Ohm´ımetro
Potenci´ometro
5.5. Circuito RC
Consideremos un circuito que consiste de una fem constante c (por ejem-
plo una bater´ıa) y un capacitor C en serie con una resistencia R. En el circuito
hay una llave (o interuptor) que tiene tres posiciones (ver la Fig. 5.2. En la
posici´on 1 el circuito est´a abierto, en la posici´on 2 la fem alimenta C y R y
en la posici´on 3 el circuito se cierra pero dejando fuera la fem.
R C

1 3 2
I
Figura 5.2: Carga y descarga de un condensador.
5.5.1. Carga de un capacitor
Supongamos que inicialmente C est´a descargado y la llave est´a abierta
(posici´on 1). En t = 0 la llave pasa a la posici´on 2, cerrando el circuito a
trav´es de la bater´ıa. Claramente en todo instante posterior se debe cumplir
99
5.5
que
c = IR +
Q
C
.
Puesto que I = dQ/dt podemos escribir esta ecuaci´on como
R
dQ
dt
+
Q
C
= c. (5.15)
Es f´acil verificar que la soluci´on de esta ecuaci´on que cumple la condici´on
inicial Q(t = 0) = 0 es
Q = Q
0

1 −e

t
τ
RC

, Q
0
≡ cC, τ
RC
≡ RC. (5.16)
Por lo tanto la carga del condensador tiende exponencialmente a Q
0
en el
tiempo caracter´ıstico
5
τ
RC
. En cuanto a la corriente, de I = dQ/dt se obtiene
I = I
0
e

t
τ
RC
, I
0

c
R
. (5.17)
Luego la corriente disminuye exponencialmente en el tiempo caracter´ıstico
τ
RC
desde el valor inicial I
0
a cero. A medida que transcurre el tiempo la ca´ıda
de voltaje en la resistencia pasa del valor inicial c (cuando el condensador
esta descargado) a cero. Viceversa la ca´ıda de potencial en el condensador,
que inicialmente es nula, tiende exponencialmente a Q
0
/C.
5.5.2. Descarga de un capacitor
Supongamos que en el instante t

, cuando la carga de C alcanz´o el valor
Q

= Q(t

) = V

C dado por la ec. 5.16, se interrumpe el proceso moviendo la
llave S a la posici´on 3. Luego para todo t > t

el circuito se cierra excluyendo
la bater´ıa. Claramente en todo instante t

≡ t −t

se debe cumplir que
R
dQ
dt

+
Q
C
= 0. (5.18)
La soluci´on de esta ecuaci´on es
Q = Q

e

t

τ
RC
. (5.19)
Por lo tanto la carga del condensador tiende a cero exponencialmente en el
tiempo caracter´ıstico τ
RC
. La corriente es evidentemente
I = I

e

t

τ
RC
, I

≡ −
Q

RC
= −
V

R
. (5.20)
5
El par´ ametro τ
RC
se suele llamar constante de tiempo del circuito RC.
100
5
Aqu´ı V

es la ca´ıda de voltaje del condensador en el instante t* en que
empieza el proceso de descarga. Naturalmente el signo − de la definici´on de
I

proviene de que la corriente de descarga tiene sentido opuesto al de la
corriente de carga.
5.6. Circuito RL
Consideremos un circuito que consiste de una fem constante c y un in-
ductor L en serie con una resistencia R. En el circuito hay una llave de tres
posiciones (ver la figura 5.3). En la posici´on 1 el circuito est´ a abierto, en
la posici´on 2 la fem alimenta R y L y en la posici´on 3 el circuito se cierra
dejando fuera la fem. Este problema ya fue tratado antes en relaci´on con
la energ´ıa magn´etica almacenada en un inductor (ver la Secci´on 4.19), pe-
ro aqu´ı lo vamos a volver a considerar del punto de vista de la Teor´ıa de
circuitos.
R L

1 3 2
I
Figura 5.3: Circuito RL.
5.6.1. Corriente creciente
Supongamos que la llave S est´a abierta (posici´on 1). En t = 0 la llave
pasa a la posici´on 2, cerrando el circuito a trav´es de la bater´ıa. En todo
momento posterior (t > 0) las ca´ıdas de voltaje en el resistor y en la bobina
son, respectivamente, RI y L(dI/dt), donde I es el valor de la corriente en
101
5.6
el instante t. La ecuaci´on del circuito es entonces
L
dI
dt
+ RI = c. (5.21)
Esta ecuaci´on tiene la misma forma de la 5.15 y se puede obtener de la misma
por medio de la sustituci´on
I →Q, L →R, R →1/C. (5.22)
Por lo tanto podemos escribir de inmediato la soluci´on que cumple la condi-
ci´on inicial I(t = 0) = 0, haciendo la sustituci´on 5.22 en la 5.16 para obtener
I = I
0

1 −e

t
τ
RL

, I
0

c
R
, τ
RL

L
R
. (5.23)
Esta ecuaci´on muestra que la corriente en el circuito tiende exponencialmente
a I
0
en el tiempo caracter´ıstico
6
τ
RL
, que es proporcional a L e inversamen-
te proporcional a R. Multiplicando por R la 5.23 y reordenando t´erminos
obtenemos
c = IR +ce

t
τ
RL
. (5.24)
Este resultado muestra que la ca´ıda de voltaje en el inductor, que inicialmente
es igual a c, disminuye exponencialmente a cero en el tiempo caracter´ıstico
τ
RL
. Viceversa, a medida que transcurre el tiempo la ca´ıda de voltaje en la
resistencia, nula inicialmente, tiende exponencialmente a c.
5.6.2. Corriente decreciente
Supongamos que en el instante t

, cuando la corriente alcanz´o el valor
I

= I(t

) dado por la ec. 5.23, se interrumpe el proceso moviendo la llave S
a la posici´on 3. Entonces para todo t > t

el circuito se cierra excluyendo la
bater´ıa y en todo instante t

≡ t −t

se debe cumplir que
L
dI
dt

+ RI = 0. (5.25)
La soluci´on de esta ecuaci´on es
I = I

e

t

τ
RL
. (5.26)
Por lo tanto la corriente tiende a cero exponencialmente en el tiempo carac-
ter´ıstico τ
RL
. Notar que en este caso la corriente tiene el mismo signo que
cuando crece, como corresponde de acuerdo con la Ley de Lenz.
6
El par´ ametro τ
RL
se suele llamar constante de tiempo del circuito RL.
102
5
5.6.3. Circuito abierto
Si en el instante t

se interrumpe el proceso moviendo la llave S a la
posici´on 1, para todo t > t

el circuito queda abierto y la corriente cae
bruscamente a cero. No vamos a analizar en detalle lo que sucede en este
caso, pero es evidente que la fem autoinducida ser´a del orden de LI

/δt,
donde δt es el tiempo que demora en abrirse el circuito. Si δt ≪ τ
RL
la fem
autoinducida puede ser muy grande y dar lugar a una chispa en la llave.
5.7. Circuito LC
Consideremos el circuito de la figura 5.4 que consiste de dos mallas. La
malla inferior, que se cierra cuando la llave est´a en la posici´ on 1, tiene una
fem constante c que carga el capacitor C a trav´es la resistencia R. El com-
portamiento de esta malla ya fue estudiado en la Secci´on 5.5 y no volveremos
sobre el tema. Cuando el capacitor ha adquirido una carga Q
0
se mueve la
llave a la posici´on 3, con lo que se cierra la malla superior que comprende C
y el inductor L.
L
C

1
3
2
I
R
Figura 5.4: Circuito LC.
A partir del momento t = 0 en que la malla LC se cierra, la ecuaci´on del
circuito es
L
dI
dt
+
Q
C
= 0,
103
5.8
que recordando que I = dQ/dt podemos escribir como
L
d
2
Q
dt
2
+
Q
C
= 0. (5.27)
La soluci´on de esta ecuaci´on que cumple las condiciones iniciales Q(t = 0) =
Q
0
e I(t = 0) = 0 es, evidentemente
Q = Q
0
cos ωt, ω ≡
1

LC
=
1

τ
RC
τ
RL
. (5.28)
De aqu´ı podemos obtener de inmediato la corriente:
I = −I
0
senωt, I
0

Q
0

LC
. (5.29)
Por lo tanto la carga del capacitor y la corriente realizan oscilaciones arm´oni-
cas de frecuencia angular ω.
Recordemos que la energ´ıa electrost´atica almacenada en el capacitor vale
U
e
=
1
2
CV
2
=
1
2
C
−1
Q
2
y que la energ´ıa magn´etica almacenada en el inductor
es U
m
=
1
2
LI
2
. Luego las 5.28 y 5.29 muestran que
U = U
e
+ U
m
= U
0
, U
0

1
2
Q
2
0
C
. (5.30)
Por lo tanto la energ´ıa total se conserva y es igual a la que est´a almacenada
inicialmente en el capacitor.
5.8. La analog´ıa mec´anica
El comportamiento del circuito LC es completamente an´alogo al de un
oscilador mec´anico, por ejemplo una masa movida por un resorte
7
. Pero la
analog´ıa no est´a limitada a ese caso particular sino que se puede extender
a cualquier circuito. En efecto, se puede pasar de las ecuaciones que des-
criben un circuito el´ectrico que consiste de capacitores (C), inductores (L,
resistencias (R) y fem (c), tanto constantes como variables con el tiempo, a
las del an´alogo sistema mec´anico (o viceversa) que consiste de resortes (k),
masas (m), disipadores (c), y fuerzas excitadoras externas (f) por medio de
las siguientes sustituciones:
1
C
↔k, L ↔m, R ↔c, c ↔f, Q ↔x. (5.31)
7
Ver por ejemplo J. Gratton, Mec´ anica, Tomo 1, Cap´ıtulo 6.
104
5
El rol de las posiciones x de los osciladores (las variables dependientes del
problema mec´anico) lo juegan en el an´alogo circuito las cargas Q de los
capacitores.
Por medio de las sustituciones 5.31 todos los resultados conocidos de la
Mec´anica se pueden trasladar de inmediato a la Teor´ıa de circuitos.
5.9. Circuito RLC
Consideremos el circuito de la figura 5.5 que consiste de dos mallas. La
malla inferior, que se cierra cuando la llave est´a en la posici´ on 1, tiene una
fem constante c que carga el capacitor C a trav´es la resistencia R

. El com-
portamiento de esta malla ya se conoce. Cuando el capacitor ha adquirido
una carga Q
0
se mueve la llave a la posici´on 3, con lo que se cierra la malla
superior que comprende C, el inductor L y el resistor R. Nos interesa es-
tudiar el comportamiento de la malla superior a partir de ese instante, que
tomaremos como t = 0.
L
C

1
3
2
I
R
R

Figura 5.5: Circuito RLC.
El problema es una extensi´on del que estudiamos en la Secci´on 5.7, pero
la presencia del resistor lo complica apreciablemante y por supuesto ya no se
conserva la energ´ıa. La ecuaci´on del circuito es:
L
dI
dt
+ IR +
Q
C
= 0,
que recordando que I = dQ/dt podemos escribir como
L
d
2
Q
dt
2
+ R
dQ
dt
+
Q
C
= 0. (5.32)
105
5.9
Usando las sustituciones 5.31 esta ecuaci´on se transforma en la ecuaci´on que
describe un oscilador amortiguado:
m
d
2
x
dt
2
+ c
dx
dt
+ kx = 0. (5.33)
Puesto que ya conocemos la soluci´on del problema mec´anico
8
, podemos de
inmediato escribir la soluci´on del circuito empleando las sustituciones 5.31.
Sabemos que se pueden dar tres casos: amortiguamiento d´ebil, amortigua-
miento fuerte y amortiguamiento cr´ıtico.
5.9.1. Amortiguamiento d´ebil
La condici´on para tener amortiguamiento d´ebil es
4L > R
2
C. (5.34)
En este caso la soluci´on de la ecuaci´on 5.32 es
Q = a e
−γt
cos(ω

t + ϕ), γ = R/2L, ω
′2
= ω
2
−γ
2
. (5.35)
Aqu´ı ω = 1/

LC es la frecuencia del oscilador no amortiguado y las cons-
tantes a y ϕ dependen de las condiciones iniciales. En general si Q
0
= Q(0)
y
˙
Q
0
=
˙
Q(0) (el ˙ indica la derivada respecto del tiempo) se tiene
a =

ω
2
Q
2
0
+ 2γQ
0
˙
Q
0
+
˙
Q
2
0
ω

, ϕ = −arctan

γ
ω

+
˙
Q
0
ω

Q
0

. (5.36)
En el caso que estamos considerando
˙
Q
0
= 0 y entonces
a = Q
0
ω
ω

, ϕ = −arctan

γ
ω

y sustituyendo estas expresiones en la 5.35 obtenemos
Q = Q
0
e
γt

cos ω

t +
γ
ω

sen ω

t

, I = −Q
0
ω
2
ω

e
γt
sen ω

t. (5.37)
En la figura 5.6 se muestra una soluci´on de este tipo. Se puede apre-
ciar que tanto la carga del capacitor como la corriente realizan oscilaciones
amortiguadas.
8
Ver J. Gratton, Mec´ anica, Tomo 1, Cap´ıtulo 6.
106
5
1 2 3
−1.0
−0.5
0.5
1.0
(a)
ωt/2π
Q/Q
0
−1.0
−0.5
0.5
1.0
1 2 3
(b)
ωt/2π
I/Q
0
ω
Figura 5.6: Carga del capacitor (a) y corriente (b) en un circuito RLC d´ebil-
mente amortiguado (γ = 0,2 ω).
5.9.2. Amortiguamiento fuerte
Se tiene amortiguamiento fuerte cuando
4L < R
2
C. (5.38)
En este caso la soluci´on de la ecuaci´on 5.32 es
Q = e
−γt
(a e
βt
+ b e
−βt
), γ = R/2L, β
2
= γ
2
−ω
2
. (5.39)
Como en el caso anterior ω = 1/

LC es la frecuencia del oscilador no amorti-
guado y las constantes a y b dependen de las condiciones iniciales. En general
si Q
0
= Q(0) y
˙
Q
0
=
˙
Q(0) se tiene
a =
˙
Q
0
+ Q
0
(γ +β)

, b = −
˙
Q
0
+ Q
0
(γ −β)

. (5.40)
Si
˙
Q
0
= 0 se obtiene
Q = Q
0
e
γt

cosh βt +
γ
β
senh βt

, I = −Q
0
ω
2
β
e
−γt
senh βt. (5.41)
En la figura 5.7 se muestra una soluci´on de este tipo. Se puede apreciar
que tanto la carga del capacitor como la corriente se amortiguan sin realizar
oscilaciones.
5.9.3. Amortiguamiento cr´ıtico
El caso l´ımite en el que γ = ω (y por lo tanto ω

= 0 y β = 0) se tiene
cuando
4L = R
2
C. (5.42)
107
5.9
1 2 3
−1.0
−0.5
0.5
1.0
(a)
ωt/2π
Q/Q
0
−1.0
−0.5
0.5
1.0
1 2 3
(b)
ωt/2π
I/Q
0
ω
Figura 5.7: Carga del capacitor (a) y corriente (b) en un circuito RLC con
amortiguamiento fuerte (γ = 2 ω).
Esta situacion, que se denomina de amortiguamiento cr´ıtico, se tiene que
tratar por separado. La soluci´on de la ecuaci´on 5.32 es
Q = e
−ωt
(a + b t). (5.43)
Como en los casos anteriores las constantes a y b dependen de las condiciones
iniciales. En general se tiene
a = Q
0
, b =
˙
Q
0
+ ω Q
0
. (5.44)
Si
˙
Q
0
= 0 se obtiene
Q = Q
0
e
−ωt
(1 +ω t), I = −Q
0
e
−ωt
ω
2
t. (5.45)
1 2 3
−1.0
−0.5
0.5
1.0
(a)
ωt/2π
Q/Q
0
−1.0
−0.5
0.5
1.0
1 2 3
(b)
ωt/2π
I/Q
0
ω
Figura 5.8: Carga del capacitor (a) y corriente (b) en un circuito RLC con
amortiguamiento cr´ıtico (γ = ω).
En la figura 5.8 se muestra una soluci´on de esta clase. Tanto la carga del
capacitor como la corriente se amortiguan sin realizar oscilaciones.
Es interesante comparar las tres clases de soluciones que hemos estudiado;
se puede ver que el amortiguamiento m´as r´apido (en t´erminos de ωt) se tiene
en el caso de amortiguamiento cr´ıtico.
108
5
5.9.4. Comentarios
Vale la pena observar que el problema del circuito RLC depende solamente
de tres par´ametros: la frecuencia ω =

LC, la carga inicial Q
0
del capacitor
y el par´ametro adimensional Γ ≡ γ/ω =
1
2
τ
RC

RL
. Esto se pone en evidencia
si escribimos la ecuaci´on del circuito 5.32 en forma adimensional por medio
del siguiente cambio de variables
τ = ωt, q = Q/Q
0
.
Por medio de este cambio la 5.32 se escribe como
d
2
q

2
+ 2Γ
dq

+ q = 0. (5.46)
Por lo tanto todas las propiedades de cualquier circuito RLC se pueden obte-
ner a partir de las soluciones de la ec. 5.46, que depende del ´ unico par´ametro
adimensional Γ, puesto que los otros dos par´ametros (Q
0
y ω) fueron absor-
bidos en la definici´on de las variables adimensionales q y τ.
5.10. Corriente alterna
La gran mayor´ıa de los sistemas de distribuci´on de energ´ıa el´ectrica para
usos dom´esticos e industriales funcionan con corriente alterna (brevemente
ca) ya que ´esta presenta numerosas ventajas respecto de la corriente continua.
Esto se debe principalmente a que con corriente alterna se puede bajar y subir
el voltaje f´acilmente y en forma econ´omica por medio de transformadores,
mientras que esto es complicado y costoso con corriente continua.
Para suministrar corriente alterna a un circuito se requiere una fem o una
fuente de voltaje alterno. Una fuente de esta clase es una bobina que gira con
velocidad angular constante en un campo magn´etico. Tal bobina genera una
fem cuyo voltaje var´ıa sinusoidalmente con el tiempo y es el prototipo de los
generadores industriales de corriente alterna, tambi´en llamados alternadores.
Aqu´ı no entraremos en detalles acerca de la producci´on de corriente al-
terna y nos limitaremos a suponer que existen dispositivos (fuentes de ca)
que proporcionan un voltaje o una corriente que var´ıa sinusoidalmente con
eltiempo, por ejemplo como
c(t) ∼ cos(ωt + φ). (5.47)
En esta expresi´on ω = 2πf es la frecuencia angular y f es la frecuencia. En
la mayor´ıa de los pa´ıses, incluyendo a la Argentina, se utiliza f = 50Hz, pero
en algunos pa´ıses como los Estados Unidos y Canad´a de usa f = 60Hz.
109
5.11
Del mismo modo una corriente sinusoidal est´a dada por
1(t) ∼ cos ωt. (5.48)
Puesto que el valor instant´aneo del voltaje y de la corriente no se pue-
den medir f´acilmente es usual expresar esas cantidades en t´erminos de su
valor cuadr´ atico medio. El valor cuadr´atico medio
9
x
rms
de una magnitud x
cualquiera que var´ıa sinusoidalmente con el tiempo, por ejemplo como
x = x
0
cos ωt
se define como la ra´ız cuadrada del valor medio de x
2
en un per´ıodo, esto es
x
rms
=

ω

t+2π/ω
t
x(t

)
2
dt

1
2
=
1

2
x
0
. (5.49)
Cuando se dice que el voltaje de l´ınea es de 220 V se est´a hablando del
valor de V
rms
y por lo tanto el valor instant´ aneo m´aximo es V
0
=

2 V
rms

=
311 V.
5.11. Circuito RLC excitado
Para introducir las principales ideas conviene primero estudiar un caso
concreto.
Consideremos el circuito de la figura 5.9, cuya ecuaci´on es
L
dI
dt
+RI +
Q
C
= V
0
cos(ωt + φ) (5.50)
donde el lector notar´a que hemos introducido en la expresi´on de la fem una
fase φ por comodidad.
Pasado el transitorio que se produce al cerrar la llave, se llega a un r´egi-
men en el que la corriente I =
˙
Q var´ıa sinusoidalmente. Para encontrar las
propiedades de este r´egimen buscamos una soluci´on de la forma
I = I
0
cos ωt
y por lo tanto
Q = (I
0
/ω) cos(ωt −π/2) = (I
0
/ω) sen ωt.
9
Tambi´en llamado valor eficaz.
110
5
L
C
1
2
R
Figura 5.9: Circuito RLC alimentado por una fem alterna.
Cabe observar que hemos referido las fases a la fase de la corriente, lo cual
puede parecer extra˜ no a primera vista. Pero las razones de proceder as´ı que-
dar´an en claro en breve y por otra parte la elecci´on del origen de las fases es
arbitraria. Para resolver el problema sustitimos las expresiones de I y Q en
la 5.50, expandimos cos(ωt + φ) y recogemos los t´erminos que contienen el
factor cos ωt por un lado y por otro lado los t´erminos que contienen el factor
sen ωt. Claramente para satisfacer la 5.50 es preciso que los coeficientes de
cos ωt y de sen ωt sean nulos. Estas condiciones nos dan un sistema de dos
ecuaciones para I
0
y φ. Resolviendo este sistema obtenemos
I
0
=
V
0
R
ω
0
g

g
2
ω
2
+ (ω
2
−ω
2
0
)
2
, φ = arctan

ω
2
−ω
2
0
g ω

. (5.51)
Aqu´ı
ω
0
=
1

LC
, g =
R
L
.
Por lo tanto ω
0
es la frecuencia propia del circuito RL. En cuanto al par´ametro
g, est´a relacionado con el par´ametro adimensional c = g/ω
0
, cuya inversa se
suele llamar factor de m´erito del circuito.
En la figura 5.10 se puede apreciar el comportamiento de la amplitud de
la corriente y del desfasaje entre la corriente y el voltaje. El m´aximo valor
de I
0
se tiene cuando ω = ω
0
, es decir en resonancia. En esas condiciones
I
0
= V
0
/R y φ = 0, es decir el mismo valor que tendr´ıa la corriente si el
circuito fuera puramente resistivo.
111
5.12
(a)
1
0.5
0.2
0.05
c = 2
1 2 3 ω/ω
0
I
0
R/V
0
1
0
(b)
c = 2
1
0.5
0.2
0.05
1 2 3
π/2
−π/2
ω/ω
0
φ
0
Figura 5.10: Circuito RLC excitado: (a) amplitud de la corriente, (b) desfasaje
entre la corriente y la fem excitadora.
5.12. Fasores
Consideremos la ecuaci´on 5.50 del circuito RLC. Est´a claro que cada uno
de los t´erminos de la misma describe la ca´ıda (instant´anea) de voltaje en una
componente. De momento que hemos supuesto que I = dQ/dt = a cos ωt,
est´a claro que en condiciones de r´egimen estas ca´ıdas de voltaje son
V
L
= L
dI
dt
= L
d
2
Q
dt
2
= I
0
ωLcos(ωt + π/2),
V
R
= RI = R
dQ
dt
= I
0
Rcos ωt,
V
C
=
Q
C
=
1
C

I dt =
I
0
ωC
cos(ωt −π/2).
Estas ecuaciones muestran que estas variables se caracterizan por un m´odulo
(o magnitud) y una fase, que podemos resumir en la tabla 5.1.
Cuadro 5.1: Magnitud y fase de las ca´ıdas de voltaje en componentes de un
circuito de corriente alterna en condiciones de r´egimen. La corriente que circula
es I
0
cos ωt.
componente magnitud/I
0
fase
inductor ωL π/2
resistor R 0
capacitor
1
ωC
−π/2
El hecho que acabamos de se˜ nalar sugiere la conveniencia de representar
las relaciones entre corriente y voltaje en circuitos de corriente alterna por
112
5
medio de n´ umeros complejos, que se caracterizan precisamente por un m´odu-
lo y un argumento (ver el Ap´endice B). Por este motivo en condiciones de
r´egimen se acostumbra describir las amplitudes y las fases de las ca´ıdas de
voltaje en las componentes por medio de cantidades complejas, que indica-
remos con V
L
, V
R
, V
C
, etc. de modo que las ecuaciones anteriores se pueden
escribir como
V
L
= iωLI = IZ
L
,
V
R
= RI = IZ
R
, (5.52)
V
C
= −
i
ωC
I = IZ
C
.
En la figura 5.11 hemos representado estas cantidades en un diagrama de
Argand. Podemos imaginar que los vectores
10
V
L
, V
R
, V
C
y I rotan con la
velocidad angular ω de modo que los valores instant´ aneos de las mismas est´an
dados por sus proyecciones sobre el eje x. Los coeficientes de I en las 5.52
se denominan impedancias (complejas) y se designan con Z con oportunos
suscriptos para indicar a que componente se refieren
11
. La parte imaginaria
de Z se denomina reactancia y se designa con X, esto es X = ImZ.
V
L
V
C
V
L
−V
C
V
R
I
φ
(a)
V
I
V
R
V
L
V
C
−V
L
V
C
φ
(b)
Figura 5.11: Diagrama de Argand de las ca´ıdas de voltaje en una circuito RLC;
(a) caso X
L
> X
C
, (b) caso X
L
< X
C
.
Claramente
Z
L
= iωL = iX
L
, Z
R
= R, Z
C
= −
i
ωC
= −iX
C
. (5.53)
Puesto que en un circuito RLC en serie la suma de las ca´ıdas de voltaje
en las componentes es igual a la fem que lo est´a alimentando (ec. 5.50) se
10
Tambi´en llamados fasores.
11
En algunos textos de denomina impedancia al m´ odulo de Z.
113
5.13
tiene que
V = I(Z
L
+Z
R
+Z
C
) = IZ
RLC
. (5.54)
Por lo tanto el comportamiento del circuito es equivalente (en lo que se
refiere a la relaci´on entre la corriente suministrada por la fem y el voltaje
de la misma) a un circuito con una ´ unica ‘componente’ cuya impedancia es
igual a la suma de las impedancias de los elementos que lo componen, esto
es
Z
RLC
= Z
L
+Z
R
+Z
C
= R + i(X
L
−X
C
). (5.55)
Esta ecuaci´on permite encontrar la soluci´on del problema del circuito RLC en
r´egimen. Se deja como ejercicio para el lector mostrar que todos los resultados
de la Secci´on 5.11 se pueden obtener a partir da la ec. 5.55.
5.12.1. Impedancias en serie y paralelo
El resultado 5.54 se puede generalizar de inmediato a cualquier n´ umero de
impedancias Z
j
en serie. Este conjunto es equivalente a una ´ unica impedancia
Z, igual a la suma vectorial de las Z
j
, esto es
Z =
¸
j
Z
j
. (5.56)
Si tenemos dos impedancias en paralelo, la ca´ıda de voltaje en ambas es
la misma, luego V = I
1
Z
1
= I
2
Z
2
y entonces I
1
= V/Z
1
e I
2
= V/Z
2
. Por otra
parte la corriente total que circula por ambas es I = I
1
+I
2
. Por lo tanto
I = V

1
Z
1
+
1
Z
2

=
V
Z
,
1
Z
=
1
Z
1
+
1
Z
2
.
Luego dos impedancias en paralelo equivalen a una ´ unica impedancia cuya
inversa es igual a la suma de las inversas de ambas impedancias. Este re-
sultado se puede generalizar para cualquier n´ umero de impedancias Z
j
en
paralelo:
1
Z
=
¸
j
1
Z
j
. (5.57)
La inversa de la impedancia, esto es
Y ≡ 1/Z (5.58)
se denomina admitancia. Claramente la ec 5.57 implica que la admitancia de
un conjunto de componentes en paralelo es igual a la suma de sus admitan-
cias, esto es
Y =
¸
j
Y
j
. (5.59)
114
5
5.13. Potencia en circuitos de CA
Es importante conocer la potencia entregada al circuito por la fem. En
condiciones de r´egimen tenemos que I = I
0
cos ωt y V
0
cos(ωt + φ). Por lo
tanto la potencia instant´anea vale
P = I
0
V
0
cos ωt cos(ωt + φ).
Por otra parte
cos ωt cos(ωt +φ) =
1
2
cos φ(1 + cos
2
ωt − sen
2
ωt) −sen φsenωt cos ωt.
Si promediamos sobre un per´ıodo esta expresi´on se obtiene
ω

t+2π/ω
t
cos ωt

cos(ωt

+ φ)dt

=
1
2
cos φ.
Por lo tanto la potencia media entregada por la fem es
¯
P =
1
2
I
0
V
0
cos φ = I
rms
V
rms
cos φ. (5.60)
El factor cos φ se llama factor de potencia del circuito.
1
0.5
0.2
0.05
c = 2
1 2 3 ω/ω
0
PR/V
2
0
1
Figura 5.12: Circuito RLC excitado: potencia media entregada por la fem.
En la figura 5.12 se puede apreciar la dependencia de la potencia media
en ω y c para un circuito RLC. Se ve que la potencia transferida es m´axima
en resonancia, como es l´ogico porque en esa situaci´on tanto I
0
como cos φ
alcanzan sus valores m´aximos.
Por otra parte cuando se est´a cerca de la frecuencia de resonancia los
voltajes que aparecen en el inductor y el capacitor pueden ser mucho mayores
que V
0
. En efecto, cuando ω = ω
0
se tiene que
L
dI
dt
= −Lω
0
I
0
sen ω
0
t = −V
0
ω
0
L
R
sen ω
0
t.
115
5.14
Por lo tanto la amplitud del voltaje sobre el inductor es
V
L0
≡ m´ax

L
dI
dt

= V
0
ω
0
L
R
=
V
0
c
.
Esto muestra que cuando c ≪1 se tendr´a que V
L0
≫V
0
. El mismo resultado
se obtiene para la amplitud V
C0
del voltaje sobre el capacitor. Esto implica
que la m´axima energ´ıa electrost´atica (
1
2
CV
2
C0
) del capacitor es en esos casos
mucho mayor que la que la fem entrega en un per´ıodo. Lo mismo vale para
la m´axima energ´ıa magn´etica (
1
2
LI
2
I0
) del inductor.
No es dif´ıcil verificar que en condiciones de r´egimen el capacitor y el induc-
tor intercambian energ´ıa pero la energ´ıa tota U presente en ambos componen-
tes, suma de la energ´ıa electrost´atica del capacitor m´as la energ´ıa magn´etica
del inductor se mantiene constante (e igual a U =
1
2
CV
2
C0
=
1
2
LI
2
I0
), tal como
sucede en el circuito LC que estudiamos en la Secci´on 5.7, salvo que ahora el
intercambio ocurre con la frecuencia ω y no ω
0
. Esto significa que el r´egimen
del circuito RLC consiste de oscilaciones forzadas cuya frecuencia ω es la de
la fem y que ´esta entrega exactamente la energ´ıa necesaria para compensar
la que se disipa en la resistencia.
Cabe preguntarse de donde proviene la energ´ıa U. La respuesta es que
dicha energ´ıa se adquiere durante el transitorio que tiene lugar al comienzo
del proceso, cuando todav´ıa el circuito no ha llegado al r´egimen.
5.14. Transitorios
En la soluci´on de r´egimen para un circuito RLC alimentado por una fem
alterna (Secci´on 5.11) no figura ninguna constante arbitraria. Esto se debe a
que se trata de una soluci´on particular de la ecuaci´on del circuito (ec. 5.50,
que reproducimos aqu´ı para comodidad del lector:
L
d
2
Q
dt
2
+ R
dQ
dt
+
Q
C
= V
0
cos(ωt + φ)
Esta es una ecuaci´on lineal inhomog´enea y se sabe que su soluci´on general se
obtiene como la suma de la soluci´on general de la correspondiente ecuaci´on
homog´enea
L
d
2
Q
dt
2
+ R
dQ
dt
+
Q
C
= 0,
m´as una soluci´on particular de la ecuaci´on inhomog´enea
12
. Podemos entonces
escribir de inmediato la soluci´on general de la 5.50 porque conocemos una
12
Esto, por supuesto, vale solamente para ecuaciones lineales.
116
5
soluci´on particular, que es precisamente
Q =
I
0
ω
sen ωt
con I
0
y φ dados por la 5.51, esto es
I
0
=
V
0
R
ω
0
g

g
2
ω
2
+ (ω
2
−ω
2
0
)
2
, φ = arctan

ω
2
−ω
2
0
g ω

,
donde
ω
0
=
1

LC
, g =
R
L
.
y tambi´en conocemos la soluci´on general de la ecuaci´on homog´enea, que no
es otra que la ec. 5.32 que estudiamos en la Secci´on 5.9, donde analizamos
los tres casos posibles (oscilaciones amortiguadas, amortiguamiento fuerte y
amortiguamiento cr´ıtico). Por lo tanto podemos encontrar las soluciones de
la ec. 5.50 para cualquier tipo de condiciones iniciales. As´ı podemos estudiar
les caracter´ısticas del transitorio que tiene lugar antes de que se llegue al
r´egimen (cuando la soluci´on de la ecuaci´on homog´enea se ha amortiguado).
Para no extender demasiado este Cap´ıtulo no vamos a entrar en detalles en
estas notas, pero el lector interesado las puede encontrar en los textos
13
.
Este ejemplo muestra el procedimiento a seguir para estudiar los transi-
torios de cualquier circuito el´ectrico (siempre y cuando sea lineal): encontrar
la soluci´on de r´egimen de la ecuaci´on inhomog´enea y la soluci´on general de
la ecuaci´on homog´enea asociada, sumarlas y luego determinar las constantes
arbitrarias de la soluci´on general de la ecuaci´on homog´enea imponiendo las
condiciones iniciales del caso.
5.15. Transformadores
Una de las principales ventajas de la corriente alterna sobre la corriente
continua es que es f´acil aumentar o disminuir el voltaje. Para transmitir
energ´ıa a distancias grandes conviene emplear un voltaje alto para que a
igual potencia transmitida P
trans
= I
rms
V
rms
la corriente sea baja para evitar
las p´erdidas P
dis
= I
2
rms
R debidas a la resistencia de los conductores. De esta
forma se maximiza el cociente
P
trans
P
dis
=
V
rms
I
rms
R
.
13
Ver por ejemplo J. Gratton, Mec´ anica, Tomo 1, Cap´ıtulo 6, donde se tratan en detalle
varios casos de transitorios para el problema an´alogo de oscilaciones mec´ anicas.
117
5.15
De paso una corriente m´as peque˜ na permite usar cables de menor secci´on y
por lo tanto m´as baratos. En la actualidad las l´ıneas troncales de transmisi´on
funcionan con V
rms
= 500 kV o incluso m´as. Por otra parte por razones de
seguridad y de aislaci´on tanto los generadores como los sistemas de distri-
buci´on para los usos dom´esticos e industriales funcionan con voltajes mucho
m´as bajos. Las necesarias conversiones de voltaje de llevan a cabo por medio
de transformadores.
Un transformador consiste esencialmente de dos bobinas o enrollados 1 y
2 que tienen respectivamente n
1
y n
2
espiras y est´an enrollados sobre el mismo
n´ ucleo pero est´an aislados el´ectricamente entre si. El n´ ucleo est´a hecho de un
material (generalmente hierro) que tiene una permeabilidad µ muy grande
para que los campos magn´eticos debidos a las corrientes que circulan por los
enrollados est´en confinados dentro del n´ ucleo. De esta forma se maximiza
la inductancia mutua de los dos enrollados y el flujo del campo magn´etico
generado por el enrollado 1 es concatenado en su (casi) totalidad por el
enrollado 2, y viceversa. El enrollado 1, al cual se suministra la energ´ıa,
se llama primario y el enrollado 2, del cual se toma la energ´ıa el´ectrica se
denomina secundario.
Cuando se aplica una fuente de corriente alterna al primario, la corriente
que circula por el mismo produce un flujo magn´etico alterno en el n´ ucleo, lo
cual induce una fem en cada enrollado, de acuerdo con la Ley de Faraday. La
fem inducida en el secundario da lugar a una corriente alterna en ´este, que
transmite energ´ıa a los dispositivos a los cuales est´a conectado.
A primera vista parece sorprendente que tratemos el transformador como
un componente lineal, puesto que en el material ferromagn´etico del n´ ucleo
la relaci´on entre el campo magn´etico y la corriente que lo produce no es
lineal. Pero en la pr´actica las magnitudes de las corrientes que circulan por
los enrollados no son muy sensibles a las propiedades del material del n´ ucleo,
basta que posea una elevada permeabilidad. De hecho el comportamiento del
transformador est´a determinado esencialmente por el cociente n ≡ n
2
/n
1
en-
tre el n´ umero de espiras de los enrollados. De resultas de esto las corrientes y
voltajes de las bobinas se pueden relacionar con buena aproximaci´on median-
te f´ormulas lineales sencillas que dependen solamente de n. Puesto que estas
f´ormulas ilustran las principales propiedades de los transformadores conviene
introducir el concepto de transformador ideal, es decir un transformador para
el cual dichas f´ormulas son exactas.
5.15.1. Transformador ideal
Por definici´on un transformador ideal tiene un acoplamiento perfecto en-
tre los enrollamientos 1 y 2 y no disipa energ´ıa. Por lo tanto la resistencia
118
5
de las bobinas es nula y en el n´ ucleo no hay p´erdidas. Se supone que la per-
meabilidad del n´ ucleo es muy elevada (pero sin llegar a la saturaci´on). En
estas condiciones las autoinductancias de los enrollamientos son enormes y el
n´ ucleo atrapa todo el flujo magn´etico Φ generado por las corrientes, el cual
es concatenado tanto por el primario como por el secundario.
Si aplicamos la Ley de Faraday a ambas bobinas tenemos entonces
V
1
= n
1

dt
, V
2
= n
2

dt
.
Tomando el cociente entre estas relaciones obtenemos
V
2
= nV
1
, n = n
2
/n
1
. (5.61)
Por la Ley de Amp`ere las corrientes que pasan por los circuitos primario y
secundario est´an relacionadas con la circulaci´on de B alrededor de una curva
cerrada que pasa por las bobinas. Consideremos una curva que se encuentra
toda dentro del n´ ucleo. Si ´este tiene una secci´on transversal uniforme A el
campo ser´a pr´acticamente uniforme en cualquier secci´on transversal y su
magnitud ser´a en promedio
14
B = Φ/A. Al aplicar la Ley de Amp`ere a esta
curva cerrada hay que tener presente que la corriente secundaria fluye en una
direcci´on tal que se opone a los cambios de flujo debidos a la corriente del
primario. Por lo tanto las dos corrientes fluyen en sentidos opuestos alrededor
de las l´ıneas de B y entonces si ℓ es la longitud de nuestra curva cerrada
n
1
I
1
−n
2
I
2
=

B dℓ
µµ
0
=
Φℓ
µµ
0
A
≈ 0,
puesto que µ es infinitamente grande. Por lo tanto para un transformador
ideal, pasando por alto el t´ermino muy peque˜ no del miembro derecho, pode-
mos escribir
I
2
=
1
n
I
1
. (5.62)
Luego las corrientes de salida y de entrada est´an en fase y la relaci´on entre
sus amplitudes est´a dada por 1/n.
El resultado anterior muestra que cuando el secundario de un transforma-
dor ideal est´a en circuito abierto no puede circular corriente en el primario,
porque la autoinductancia de la bobina primaria es pr´acticamente infinita.
Adem´as cuando el transformador tiene carga los flujos generados por las bo-
binas primaria y secundaria se cancelan exactamente. Es por este motivo
14
Notar que no estamos interesados en un c´ alculo exacto de la circulaci´on de B sino
solamente queremos estimar su orden de magnitud.
119
5.15
que el transformador se comporta como un componente lineal a pesar de las
propiedades no lineales del n´ ucleo ferromagn´etico.
El valor de las corrientes depende, por supuesto, de la impedancia Z
2
de
la carga. En el circuito secundario se cumple
V
2
= I
2
Z
2
. (5.63)
Usando las ecs. 5.61 y 5.62 obtenemos entonces
V
1
=
Z
2
n
2
I
1
. (5.64)
Por lo tanto para el circuito primario el transformador presenta una impe-
dancia de entrada dada por
Z
ent
=
Z
2
n
2
. (5.65)
De igual manera si la impedancia de salida del circuito que excita el primario
es Z
1
, la impedancia de salida del transformador es
Z
sal
= n
2
Z
1
. (5.66)
V
Z
1
Z
2
n
2
Z
1
n
−2
Z
2
nV
Transformador ideal
V
1
V
2
Figura 5.13: Circuito equivalente de un transformador ideal.
En conclusi´on, del punto de vista del circuito primario, el transformador
y sua carga equivalen a un componente cuya impedancia es Z
ent
. En cambio,
del punto de vista del circuito secundario el transformador es equivalente a
una fem nV en serie con la impedancia Z
sal
. La fig. 5.13 muestra el circuito
equivalente de un transformador ideal excitado por un generador de voltaje
V que tiene una impedancia interna Z
1
.
120
5
5.15.2. Transformadores reales
En preparaci´on.
5.16. Sistemas de distribuci´on
En preparaci´on.
5.17. Circuitos no lineales
En preparaci´on.
121
5.17
122
Cap´ıtulo 6
Las ecuaciones de Maxwell
En los Cap´ıtulos precedentes introdujimos las leyes fundamentales del
Electromagnetismo cl´asico, a saber la Ley de Gauss (ec. 2.32, Secci´on 2.5),
la Ley de Gauss del magnetismo (ec. 4.11, Secci´on 4.3), la Ley de Amp`ere
con la correcci´on de Maxwell (ec. 4.48, Secci´on 4.14) y la Ley de Faraday (ec.
4.60, Secci´on 4.17). En su forma diferencial estas leyes son:
∇ E = 4πk
1
ρ,
∇ B = 0,
∇B = 4πk

2
j +
k

2
k
1
∂E
∂t
,
∇E = −k
∂B
∂t
.
En estas ecuaciones, llamadas ecuaciones de Maxwell, ρ y j son las densidades
totales de carga y de corriente y k
1
, k

2
, k son factores de proporcionalidad
que dependen del sistema de unidades y sus valores se dan en la tabla 6.1.
Cuadro 6.1: Factores de proporcionalidad.
Factor: k
1
k

2
k
SI:
1
4πǫ
0
µ
0

1
SG: 1
1
c
1
c
Para comodidad del lector presentamos las ecuaciones de Maxwell tal
123
6.1
como aparecen cuando se escriben en el SI:
∇ E = ǫ
0
ρ,
∇ B = 0,
∇B = µ
0

j + ǫ
0
∂E
∂t

,
∇E = −
∂B
∂t
,
y en el SG:
∇ E = 4πρ,
∇ B = 0,
c∇B = 4πj +
∂E
∂t
,
c∇E = −
∂B
∂t
.
Las cuatro ecuaciones de Maxwell junto con la ley de fuerza de Lorentz
(ec. 4.1, Secci´on 4.2) son el sisteme completo de leyes del Electromagnetismo
Cl´ asico.
Un comentario. A veces se suelen presentar las ecuaciones de Maxwell
en forma integral. Sin embargo la forma diferencial e integral no son equiva-
lentes. Esto se debe a que en su forma integral estas ecuaciones involucran
las magnitudes E, B, ρ y j en diferentes puntos del espacio. Cuando estas
magnitudes no dependen del tiempo se puede pasar de la forma integral a
la forma diferencial (y viceversa) aplicando los Teoremas de la Divergencia y
de Stokes. Pero cuando E, B, ρ y j dependen del tiempo esto no se puede
hacer, porque implica suponer que los efectos de las variaciones de los campos
y sus fuentes se transmiten instant´ aneamente a cualquier distancia, cosa que
no es cierta.
Por otra parte en su forma diferencial las leyes de Maxwell establecen
relaciones entre los campos y sus fuentes en un punto y su entorno. Por lo
tanto valen siempre, tanto si los campos y sus fuentes son constantes como
si var´ıan con el tiempo. En cambio la forma integral de las ecuaciones vale
solamente en forma aproximada.
6.1. Las ondas electromagn´eticas
La predicci´on de la existencia de las ondas electromagn´eticas (por breve-
dad ondas EM) es el m´as brillante triunfo de la Teor´ıa de Maxwell y como
124
6
veremos depende crucialmente de la introducci´on de la corriente de despla-
zamiento.
Para ver esto consideremos las ecuaciones de Maxwell en el vac´ıo, donde
ρ = 0 y j = 0. Usaremos el SG. Las ecuaciones son entonces:
∇ E = 0,
∇ B = 0, (6.1)
c∇B =
∂E
∂t
,
c∇E = −
∂B
∂t
.
Si tomamos el rotor de la ´ ultima ecuaci´on y usamos la tercera para eliminar
el rotor de B obtenemos
∇(∇E) = −
1
c

∂t
∇B = −
1
c
2

2
E
∂t
2
.
Recordando que ∇ (∇ E) = ∇(∇ E) − ∇
2
E y que ∇ E = 0 por la
primera de las 6.1 obtenemos finalmente:

2
E =
1
c
2

2
E
∂t
2
. (6.2)
Del mismo modo, tomando el rotor de la tercera ecuaci´on y usando la ´ ultima
para eliminar el rotor de E se obtiene

2
B =
1
c
2

2
B
∂t
2
. (6.3)
Por lo tanto los campos E y B satisfacen la ecuaci´on de las ondas, que
describe perturbaciones que se propagan con la velocidad c.
Si se parte de las ecuaciones de Maxwell escritas en el SI y se sigue el
mismo procedimiento se obtiene

2
E = ǫ
0
µ
0

2
E
∂t
2
, ∇
2
B = ǫ
0
µ
0

2
B
∂t
2
(6.4)
En ambos casos comparando con las 6.2 y 6.3 resulta que
ǫ
0
µ
0
=
1
c
2
. (6.5)
125
6.2
6.2. Ondas planas
Vamos a buscar soluciones de las ecs. 6.2 y 6.3 en forma de ondas planas
que se propagan en la direcci´on x. Por lo tanto vamos a suponer que
E(x, t) = E(ξ), B(x, t) = B(ξ), ξ ≡ x −ct. (6.6)
Claramente de ∇ E = 0 y ∇ B = 0 obtenemos que
E

x
= 0, B

x
= 0
donde la

indica la derivada respecto de ξ. Esto implica que E
x
y B
x
son
constantes en el tiempo y en el espacio. Puesto que no representan per-
turbaciones que se propagan dejaremos de lado estas componentes de los
campos. Hemos obtenido as´ı un primer resultado importante: las ondas elec-
tromagn´eticas planas son transversales, en otras palabras, tanto E como B
son perpendiculares a la direcci´on de propagaci´on.
Supongamos por un momento que la ´ unica componente no nula del campo
el´ectrico es E
y
. Entonces, de la Ley de Amp`ere obtenemos
B

z
= E

y
y por lo tanto integrando resulta
B
z
= E
y
.
Si en cambio suponemos que la ´ unica componente no nula del campo el´ectrico
es E
z
y aplicamos la Ley de Amp`ere obtenemos
1
B
y
= −E
z
.
En general nuestra soluci´on ser´a una superposici´on de ambas clases de per-
turbaciones, de la forma
E = E
y
ˆ y + E
z
ˆ z, B = B
y
ˆ y + B
z
ˆ z
Es f´acil verificar que esta soluci´on cumple que
E B = 0.
Por lo tanto E y B son ortogonales. Adem´as se cumple que
E B = E
2
ˆ x
1
Recuerde el lector que estamos usando del Sistema Gaussiano. En el SI las relaciones
entre las componentes de los campos el´ectrico y magn´etico se escriben B
z
= E
y
/c y
B
y
= −E
z
/c.
126
6
y por consiguiente E, B y ˆ x (en este orden) forman una terna derecha.
En resumidas cuentas, los campos el´ectrico y magn´etico de una onda plana
son perpendiculares entre s´ı y ambos son perpendiculares a la direcci´on de
propagaci´on.
Se puede mostrar que este resultado vale en general, es decir tambi´en
para ondas no planas.
6.2.1. Ondas sinusoidales
Gracias a la linealidad de las ecuaciones de Maxwell cualquier tipo de onda
por compleja que sea se puede siempre imaginar como la suma o superposici´on
de ondas monocrom´aticas.
Una onda e.m. arm´onica simple (tambi´en llamada monocrom´ atica) es una
perturbaci´on peri´odica en el espacio y el tiempo de los campos E y B de la
forma
E = E
0
cos(k r −ωt + φ
0
), B = B
0
cos(k r −ωt + φ
0
), B = cE.
La cantidad φ(r, t) ≡ k r − ωt + φ
0
es la fase de la perturbaci´on. Aqu´ı la
constante φ
0
es la fase de la onda en r = 0 en el instante t = 0. En cada
instante t la fase de la onda es constante en los planos dados por la ecuaci´ on
k r = ωt −φ
0
.
Estos planos donde la fase es constante se denominan frentes de onda y se
mueven con la velocidad v = ω/k, que se denomina velocidad de fase (fig.
6.1 (b)).
En el vac´ıo todas las ondas e.m. se propagan con la velocidad de fase c,
que por definici´on(ver la Subsecci´on 2.2.2) vale exactamente
c = 2,99792458 10
8
m/s.
Cuando se superponen ondas monocrom´aticas de diferente longitud de
onda alrededor de un cierto k
0
(pero igual direcci´on de propagaci´on
ˆ
k) se
forma lo que se llama un grupo o paquete de ondas. La velocidad v
g
con la
que se propaga el paquete se denomina velocidad de grupo. Puesto que en
el vac´ıo todas las ondas monocrom´aticas tienen la misma velocidad de fase
el grupo se mueve tambi´en con la misma velocidad, esto es v
g
= c, y la
perturbaci´on no se distorsiona al propagarse como es evidente pues tiene la
forma dada por la ec. 6.6.
127
6.3
(a)
k
E
B
O
r
k
λ
frentes de onda
(b)
Figura 6.1: Onda plana sinusoidal: (a) frentes de onda, (b) E, B y k forman
una terna derecha.
6.3. Ondas EM en medios materiales
En un medio material tambi´en se pueden propagar ondas EM, pero no
podemos repetir en este caso los argumentos de la Secci´on precedente. El
motivo es que el campo E de la onda provoca una polarizaci´on del medio
que depende del tiempo y por lo tanto da lugar a corrientes que son fuentes
de B. Por lo tanto no podemos suponer que ρ = 0 y j = 0 como hicimos
antes.
Para analizar este caso tenemos que partir de las ecuaciones de Maxwell,
pero escritas de manera de separar las partes de las densidades de carga y
de corriente que conocemos de aquellas que no conocemos, introduciendo los
campos D y H que dependen solamente de la densidad de carga verdadera
ρ
t
y de la corriente de conducci´on j
t
. Por lo tanto si usamos el SI partiremos
de
∇ D = ρ
t
,
∇ B = 0,
∇H = j
t
+
∂D
∂t
,
∇E = −
∂B
∂t
.
128
6
Aqu´ı D = ǫǫ
0
E y H = B/µµ
0
. En el SG nuestro punto de partida es
∇ D = 4πρ
t
,
∇ B = 0,
c∇H = 4πj
t
+
∂D
∂t
,
c∇E = −
∂B
∂t
.
Debe quedar claro para el lector que estas ecuaciones son las mismas de antes,
solamente est´an escritas de una forma m´as conveniente para nuestros fines.
Sin embargo hay que tener cuidado porque en presencia de campos que var´ıan
r´apidamente con el tiempo no podemos usar las relaciones constitutivas D =
ǫE y H = B/µ, que valen para campos est´aticos o cuasiest´aticos
2
.
Usemos el SG. En ausencia de cargas verdaderas (ρ
t
= 0) y de corrientes
verdaderas
3
(j
t
= 0) tenemos que
∇ D = 0,
∇ B = 0,
c∇H =
∂D
∂t
,
c∇E = −
∂B
∂t
,
donde recordamos que D = E + 4πP y H = B −4πM.
Mientras no sepamos como calcular la respuesta del medio (es decir P y
M) no podemos avanzar. El problema es complicado y no lo vamos a tratar en
detalle, sino que nos limitaremos a comentar los principales aspectos f´ısicos
4
.
Debe quedar claro de todos modos que no podemos proceder como hicimos
antes y veremos que el resultado es que los campos no satisfacen ecuaciones
de onda como las 6.2 y 6.3.
Conviene considerar perturbaciones sinusoidales para las cuales E, B ∼
cos(k r − ωt + φ
0
) ya que la dependencia de los campos en el tiempo es
conocida. Se puede mostrar que salvo en situaciones muy especiales que no
nos interesan el comportamiento de M no da lugar a problemas, de modo
2
Tanto en el SI como en el SG ǫ es la constante diel´ectrica y µ es la permeabilidad
relativa, que son propiedades del material. En el vac´ıo ǫ = 1 y µ = 1.
3
O sea, si el medio no es conductor.
4
El lector que desee saber m´ as puede consultar los siguientes textos: R. Feynman,
Lectures on Physics (Addison Wesley, 1964), Vol. 1, Cap. 31 y Vol. 2, Cap. 32, J.D.
Jackson, Classical Electrodynamics, 3a. edici´on (Wiley, 1999), Cap. 7 y L.D. Landau y
E.M. Lifshitz, Electrodynamics of Continuous Media, 2a. edici´on (Pergamon, 1984), Cap.
9.
129
6.3
que para el campo magn´etico podemos suponer queM ∼ cos(k r − ωt +
φ
0
) y seguir usando la relaci´on constututiva H = B/µ. En cuanto a la
polarizaci´on, cabe esperar que por efecto del campo el´ectrico oscilante las
cargas microsc´opicas del medio realizen oscilaciones forzadas cuya amplitud
depende da la relaci´on entre ω y la frecuencia propia (o frecuencias propias)
del medio. Para entender los principales aspectos del problema consideremos
un medio en el cual los electrones tienen una frecuencia propia de oscilaci´on
ω
0
. Entonces bajo el efecto del campo el´ectrico los electrones van a realizar
oscilaciones forzadas
5
con la frecuencia del campo, cuya amplitud y desfasaje
dependen de la relaci´on entre ω y ω
0
. El desfasaje est´a relacionado con la
disipaci´ on de energ´ıa y va a dar lugar a la absorci´ on de la onda, cuya amplitud
va a decrecer a medida que se propaga dentro del material, pero salvo que
estemos muy cerca de la resonancia (ω

= ω
0
) el desfasaje va a ser muy
peque˜ no y por lo tanto tambi´en ser´a peque˜ na la absorci´on. Puesto que la
situaci´on que se presenta generalmente cuando la luz se propaga en un medio
transparente es que ω est´a lejos de la resonancia, podemos ignorar el desfasaje
y por lo tanto la absorci´on y suponer que P ∼ cos(k r − ωt + φ
0
). En
conclusi´on, con estas hip´otesis podemos buscar soluciones de la forma
D = D
0
cos(k r −ωt +φ
0
), E = E
0
cos(k r −ωt + φ
0
),
H = H
0
cos(k r −ωt + φ
0
), B = B
0
cos(k r −ωt + φ
0
).
Sustituyendo en las ecuaciones de Maxwell obtenemos
k D
0
= 0,
k B
0
= 0,
ck H
0
= −ωD
0
,
ck E
0
= ωB
0
.
Las primeras dos ecuaciones nos dicen que los campos D, E, H y B son
transversales. Adem´as si tomamos el producto vectorial de k por la ´ ultima
ecuaci´on, usamos la identidad k (k E
0
) = (k E
0
)k −k
2
E
0
y recordamos
que k E
0
= 0 resulta
−ck
2
E
0
= ωk B
0
= ωµk H
0
donde hemos usado la relaci´on constitutiva H = B/µ. Podemos ahora usar
la tercera ecuaci´on para eliminar H
0
y la relaci´on constitutiva D = ǫE,
donde ahora, sin embargo, ǫ = ǫ(ω) para obtener finalmente
E
0
=
ω
2
µǫ
c
2
k
2
E
0
5
Ver por ejemplo J.Gratton, Mec´ anica, Tomo 1, Cap. 6.
130
6
Por lo tanto la velocidad de fase de la onda
6
es
v =
ω
k
=
c

µǫ(ω)
. (6.7)
Luego en un medio material transparente la velocidad de fase depende de la
frecuencia (o lo que es equivalente, de la longitud de onda o de k) de acuerdo
con
v = v(k) = c/n(k).
Aqu´ı el numero n(k) se llama ´ındice de refracci´ on.
La relaci´on
ω ≡ ω(k) = kv(k) =
ck
n(k)
se llama relaci´ on de dispersi´ on.
En un medio material las diferentes ondas de un grupo de propagan con
distinta velocidad de fase. De resultas de esto el grupo se dispersa y cambia
de forma al propagarse. Se puede mostrar que en este caso la velocidad del
grupo es
v
g
=

dk
= v −λ
dv

= v

1 +
λ
n
dn

.
Tambi´en se puede mostrar que v
g
< c siempre.
6.4. Densidad de energ´ıa de una onda
Las ondas e.m. transportan energ´ıa. Recordando las expresiones de la
energ´ıa del campo el´ectrico (2.56 y 2.90) y del campo magn´etico (4.84) po-
demos escribir la expresi´on de la densidad de energ´ıa (energ´ıa por unidad de
volumen) del campo electromagn´etico en el vac´ıo (en el SG) como
u =
1

(E
2
+B
2
). (6.8)
Esta expresi´on es general. Para una onda plana se tiene que B = E y por lo
tanto
u =
E
2

. (6.9)
La densidad de energ´ıa de una onda en un medio material es
U =
1
2
(E D +H B).
6
Aqu´ı estamos suponiendo que el medio es is´otropo, de modo que la velocidad de fase
depende solamente del m´ odulo del n´ umero de onda y no de su direcci´on.
131
6.7
6.5. Flujo de energ´ıa de una onda EM
La densidad de flujo de energ´ıa (flujo de energ´ıa por unidad de ´area y
por unidad de tiempo) est´a dada por el vector de Poynting N que tiene la
direcci´on de
ˆ
k. En el vac´ıo se tiene que
N = E B = EB
ˆ
k.
En un medio material
N = E H = EH
ˆ
k.
.
En preparaci´on.
6.6. Presi´on de la radiaci´on
En preparaci´on.
6.7. Espectro de las ondas EM
Hay ondas EM con todas las frecuencias y longitudes de onda (ver la fig.
6.2, pero s´olo un intervalo muy peque˜ no comprendido entre
4000
˚
A < λ < 8000
˚
A, esto es 0,75 10
15
Hz > ν > 0,375 10
15
Hz
corresponde a la luz visible por el ojo humano (aqu 1
˚
A(Angstrom) = 10
−8
cm.
Si recorremos sistem´aticamente el espectro de la radiaci´on EM desde las
longitudes de onda m´as larga a las m´as cortas encontramos primero las ondas
de radio AM y FM y las ondas de la TV por aire, que se producen en el rango
de longitudes de onda entre el kil´ometro y el metro. Luego vienen las llamadas
‘ondas cortas’, las ondas de radar, etc. hasta que se llega al infrarrojo, que
es el dominio de la ‘radiaci´on t´ermica’. Continuando hacia las longitudes de
onda m´as cortas se pasa por la banda visible y a continuaci´on luego de pasar
por el ultravioleta entramos en la regi´on de las radiaciones penetrantes (rayos
X y rayos γ).
La longitud de onda de la luz visible est´a relacionada con la sensaci´on de
color. Las longitudes de onda visibles m´as largas se perciben color p´ urpura,
y en el sentido decreciente de λ encontramos luego rojo, anaranjado, amari-
llo, amarillo verdoso, verde, verde azulado, azul y finalmente violeta. La luz
solar diurna es una mezcla de todas las longitudes de onda del visible y por
definici´on se denomina luz blanca.
132
6
En los medios materiales la luz visible se dispersa porque las diferentes
longitudes de onda se propagan con diferente velocidad debido a que v =
c/n(λ).
La
´
Optica, que vamos a tratar en los pr´oximos Cap´ıtulos, se ocupa del
comportamiento de la luz visible pero incluyendo tambi´en el cercano infrarro-
jo y el ultravioleta cercano en vista de sus aplicaciones y a que las radiaciones
de esas clases se pueden estudiar por medio de los mismos m´etodos.
0 2 4 6 8 10 12 14 16 18 20 22
0 2 4 6 8 10
−2 −4 −6 −8 −10 −12 −14 0 2 4 6 8
−2 −4 −6 −8 −10 −12
logν (Hz)
log hν (ev)
log λ (cm)
luz visible
Figura 6.2: Espectro de las ondas EM.
6.8. Los l´ımites del Electromagnetismo Cl´asi-
co
En preparaci´on.
6.8.1. La radiaci´on del cuerpo negro
En preparaci´on.
6.8.2. El fot´on
La energ´ıa de un fot´on de frecuencia ν est´a dada por la relaci´on de Planck
7
E = hν,
donde la constante de Planck vale
8
h = 6,62606896(33) 10
−34
J s = 4,13566733(10) 10
−15
eVs.
7
Llamada as´ı en honor de Max Planck, uno de los fundadores de la F´ısica Cu´antica,
quien la introdujo en 1900 par explicar la distribuci´on espectral de energ´ıa de la radiaci´ on
de cuerpo negro.
8
Recordamos que 1eV = 1,6021649 10
−19
J.
133
6.11
Muchas veces se usa la constante de Planck reducida
=
h

= 1,054571628(53) 10
−34
J s = 6,58211899(16) 10
−16
eVs.
En t´erminos de la energ´ıa de un fot´on se expresa como:
E = ω
En preparaci´on.
6.8.3. La luz: ¿onda o part´ıcula?
En preparaci´on.
6.9. Emisi´on de ondas EM
En preparaci´on.
6.9.1. Coherencia
En preparaci´on.
6.10. Polarizaci´on
En preparaci´on. L´aminas polarizadoras.
Polarizaci´on por reflexi´on.
6.11. Efectos biol´ogicos de la radiaci´on EM
En preparaci´on.
134
Cap´ıtulo 7
Introducci´on a la
´
Optica
7.1. Breves notas hist´oricas
El t´ermino ‘
´
Optica’ designa aquella parte de la F´ısica que se ocupa de
describir los fen´omenos luminosos que se perciben con la vista, aunque hoy
d´ıa por extensi´on se aplica tambi´en al infrarrojo y el ultravioleta que no
podemos ver pero que podemos detectar y registrar por medio de las mismas
t´ecnicas e instrumentos (por ejemplo c´amaras fotogr´aficas) que se emplean
para la luz visible. Por este motivo el desarrollo de la
´
Optica comenz´o en
la antig¨ uedad, mucho antes de que Maxwell descubriera que la luz es un
fen´omeno de naturaleza electromagn´etica.
Los hechos b´asicos m´as simples de la
´
Optica Geom´etrica ya eran cono-
cidos en forma cualitativa por los pensadores griegos del siglo IV a.C. Ellos
conoc´ıan la propagaci´on rectil´ınea de la luz, aunque los principios de la vi-
si´on permanecieron oscuros y la mayor´ıa imaginaba que el ojo emit´ıa de
alguna manera ‘rayos’ que hac´ıan visibles los objetos. Ideas correctas sobre
la perspectiva basadas en la propagaci´on rectil´ınea ya fueron adelantadas
por Euclides (aprox. 300 a.C) aunque el desarrollo completo de estas ideas
se alcanz´o reci´en 18 siglos m´as tarde gracias a Leonardo de Vinci. La c´ama-
ra oscura, que es tal vez la demostraci´on m´as sencilla y convincente de la
propagaci´on rectil´ınea (figura 7.1) fue descripta primero por Della Porta en
1558, aunque quiz´as fuera conocida tambi´en por Leonardo de Vinci.
Los griegos tambi´en conoc´ıan la reflexi´on y la refracci´on de la luz. To-
lomeo (100 d.C.) midi´o los ´angulos de incidencia y de refracci´on para el agua,
mientras que Her´on de Alejandr´ıa (siglo II d.C.) descubri´o que la luz se refleja
de modo tal que la distancia entre dos puntos cualesquiera del rayo incidente
y el reflejado es m´ınima. Este enunciado es equivalente a la ley de reflexi´on
y anticipa el Principio de Fermat, descubierto muchos siglos despu´es. Un
135
7.1
Figura 7.1: La c´amara oscura (se ha exagerado el tama˜ no del orificio de la
pantalla).
enunciado completo de las leyes de la reflexi´on fue dado por primera vez por
Alhazen (1100 d.C.), quien tambi´en estableci´o que en la refracci´on los rayos
incidente y refractado y la normal de la superficie en el punto de incidencia
son coplanares, pero no logr´o encontrar la ley que relaciona los ´angulos de
incidencia y de refracci´on. El mismo estudioso tambi´en reconoci´o la no uni-
formidad de la atm´osfera y la consiguiente curvatura de los rayos luminosos
al atravesar la misma debido a la refracci´on.
Fue mucho m´as tarde, sin embargo, que se descubri´o la segunda ley de la
refracci´on. El mismo Johannes Kepler (1571-1630) a pesar de que realiz´o mu-
chas observaciones sobre la refracci´on y contribuy´o a comprender la acci´on
de las lentes y los sistemas de lentes, no consigui´o llegar a la verdadera re-
laci´on. Este resultado fue obtenido finalmente por Snell por medio de una
construcci´on geom´etrica, pero fue Ren´e Desacrtes quien en 1637 formul´o la
segunda ley de la refracci´on en su forma actual.
Cabe mencionar que muchas de las propiedades de las lentes se conoc´ıan
antes del descubrimiento de la Ley de Snell. Le acci´on de una lente primitiva
para encender fuego ya se conoc´ıe en el tiempo de los antiguos Caldeos.
Anteojos y lentes de aumento se comenzaron a usar en Europa alrededor del
siglo XIV. Maurolycus (1494-1577) estaba familarizado con el uso de anteojos
para la visi´on cercana y lejana y tambi´en ten´ıa ideas b´asicamente correctas
sobre el funcionamiento del ojo, pues entendi´o que forma im´ agenes de manera
an´aloga a una lente biconvexa.
Cerca del siglo XVII comenz´o un per´ıodo de notables progresos entre los
que se pueden mencionar las contribuciones de Kepler sobre la formaci´on de
136
7
im´agenes por medio de lentes. En ese per´ıodo tuvo lugar la construcci´on de
los primeros telescopios y fue Galileo quien us´o por primera vez (1609) un
telescopio para realizar observaciones astron´omicas en las cuales hizo muchos
notables descubrimientos. El microscopio fue inventado en esa misma ´epoca
y es digno de mencionar en relaci´on con esto el trabajo de Hooke. Los nuevos
campos de observaci´on que se abrieron gracias a estos instrumentos, unidos al
descubrimiento de la ley de Snell dieron gran impulso a la
´
Optica. Fue as´ı que
Christian Huygens (1629-1695) fue uno de los primeros que dedujo relaciones
conjugadas para superficies refringentes esf´ericas y lentes delgadas; tambi´en
consider´o temas como el aumento, el campo y la pupila de un telescopio,
descubri´o los puntos aplan´aticos de una superficie esf´erica y desarroll´o una
construcci´on para trazar el rayo refractado por una superficie esf´erica (muy
semejante a la de Young y atribuida por algunos a Weierstrass). Otras con-
tribuciones notables se deben a Barrow, Molyneux y Halley y tambi´en las
relaciones de Newton corresponden a este per´ıodo. Otras contribuciones de
Huygens fueron c´alculos de la aberraci´on esf´erica de lentes y el proyecto del
ocular que lleva su nombre.
La reducci´on de las aberraciones se convirti´o en el mayor problema de
ese tiempo. Ya Descartes se hab´ıa percatado de la posibilidad de corregir
lentes usando superficies no esf´ericas, pero los resultados no fueron satisfac-
torios debido a la dificultad de pulir esa clase de superficies con las t´ecnicas
de la ´epoca. M´etodos m´as perfeccionados para pulir superficies asf´ericas se
desarrollaron hacia fines de ese siglo, pero para lograr un progreso impor-
tante se tuvo que esperar hasta 1733 cuando Hall introdujo la combinaci´on
acrom´atica (1733) posteriormente desarrollada por Dolland (1758). Pero re-
ci´en a comienzos del siglo XIX aparecieron m´etodos exitosos de corregir la
aberraci´on crom´atica de los objetivos de microscopio.
Los famosos experimentos de Newton sobre la dispersi´on de la luz por un
prisma y sobre la composici´on de la luz blanca pusieron las bases para estos
adelantos, a pesar que el mismo Newton pensaba que ser´ıa imposible obtener
una combinaci´on acrom´atica y el peso de su opini´on quiz´as fua una de las
causas del retraso en su aparici´on.
7.2. Naturaleza de la luz
La sensaci´on luminosa proviene de las vibraciones de los campos elec-
tromagn´eticos que impresionan los ´organos de la vista. Los campos e.m. se
propagan bajo la forma de ondas. La forma m´as simple de onda es la onda
arm´onica simple, tambi´en llamada onda monocrom´atica. Gracias a la linea-
lidad de las ecuaciones de Maxwell cualquier tipo de onda por compleja que
137
7.2
sea se puede siempre imaginar como la suma o superposici´on de ondas mo-
nocrom´aticas (ver la Secci´on ??) de la forma
E = E
0
cos(k r −ωt + φ
0
), B = B
0
cos(k r −ωt + φ
0
), B = cE.
Las ondas e.m. son transversales. Los campos E y B son perpendiculares
entre s´ı y ortogonales al vector de onda k que determina la direcci´on y sentido
de propagaci´on. Los tres vectores E, B, k (en este orden) forman una terna
derecha (fig. 6.1 (a)). Por lo tanto tal onda se caracteriza por:
la direcci´ on de propagaci´on dada por el vector n´ umero de onda k,
la polarizaci´on, determinada por la la magnitud de las componentes de
E (o de B) y la diferencia de fase entre ellas,
la frecuencia (ν = ω/2π) o en forma equivalente el per´ıodo T = 1/ν,
la longitud de onda λ o lo que es lo mismo el m´odulo del n´ umero de
onda k = 2π/λ.
En la mayor parte del estudio de la
´
Optica no es preciso conocer en
detalle la teor´ıa electromagn´etica de la luz. Por ese motivo en estas notas
emplearemos un lenguaje independiente del del Electromagnetismo.
En preparaci´on.
Frentes de onda y rayos.
Haces de rayos.
Reflexi´on especular y difusa.
Principio de Huygens.
Principio de Fermat.
138
Cap´ıtulo 8
´
Optica Geom´etrica
La
´
Optica Geom´etrica describe el comportamiento de la luz sobre esca-
las macrosc´opicas, cuando todas las longitudes ℓ
i
caracter´ısticas del sistema
que estamos considerando son mucho mayores que las longitudes de onda λ
j
involucradas, esto es

i
≫λ
j
.
En esta situaci´on podemos ignorar el car´acter ondulatorio y fot´onico de la
luz. Se puede pensar que la
´
Optica Geom´etrica se puede obtener a partir de
la
´
Optica ondulatoria en el l´ımite matem´ atico λ →0, ignorando los aspectos
cu´anticos que ocurren para las longitudes de onda muy cortas. Por lo tanto
se trata de una aproximaci´on macrosc´opica, que aprovecha el hecho que las
longitudes de onda de la luz visible (y del infrarrojo y el ultravioleta cercano)
son muy peque˜ nas (menos que 10
−6
m), pero todav´ıa suficientemente largas
como para que la energ´ıa de un fot´on (del orden de 10
−19
J para el visible) no
pueda intervenir en los fen´omenos que vamos a considerar. A pesar de ser una
aproximaci´on harto grosera, la
´
Optica Geom´etrica tiene gran importancia
t´ecnica, porque es la base para describir el comportamiento de los sistemas
´opticos que se emplean para formar y registrar im´agenes: espejos, lentes,
c´amaras fotogr´aficas, telescopios, microscopios, etc.
El concepto fundamental de la la
´
Optica Geom´etrica es el rayo luminoso.
Si tenemos una fuente de luz de peque˜ na extensi´on, de modo que subtiende
un peque˜ no ´angulo s´olido δΩ desde nuestro punto de observaci´on y colocamos
un diafragma opaco con un orificio diminuto de ´area δA, detr´as del diafragma
obtendremos un haz de luz de secci´on peque˜ na δS (figura 8.1). En el l´ımite en
que δΩ →0 y δA →0 la secci´on del haz tiende tambi´en a cero. En ese l´ımite
el haz se reduce a una l´ınea. Esa l´ınea es lo que llamamos rayo luminoso.
El par´ametro que determina el comportamiento de los rayos luminosos es
el ´ındice de refracci´on n. Hemos visto en el Cap´ıtulo 6 que n es el cociente
139
8.1
δΩ
δA
δS
fuente luminosa
diafragma opaco
Figura 8.1: Un rayo luminoso se obtiene en el l´ımite en que la fuente de luz
subtiende un ´angulo s´olido δΩ →0 y el ´ area del orificio del diafragma δA →0.
entre la velocidad de fase de una onda EM que se propaga en un medio
material y la velocidad de la luz en el vac´ıo:
n =
c
v
(8.1)
y sabemos que v = v(λ). Pero del punto de vista de la
´
Optica Geom´etrica n
es simplemente una propiedad del medio que se determina emp´ıricamente.
8.1. Principio de Fermat
Todas las leyes de la
´
Optica Geom´etrica se pueden deducir del Principio
de Fermat.
n(r)
dl
A B
C
Figura 8.2: Principio de Fermat.
140
8
Para introducir este principio conviene definir el concepto de camino ´ opti-
co. Sean A y B dos puntos de un medio en el cual el ´ındice de refracci´on es
n. El medio no tiene porqu´e ser uniforme, de modo que n = n(r). Sea ( una
curva que va de A a B. Se define entonces el camino ´optico de A a B por la
curva ( a
L
C
=

C
ndℓ. (8.2)
Con esta definici´on podemos enunciar el principio de Fermat en la forma
siguiente:
Los rayos luminosos que van de A a B siguen aquellas curvas (
para las cuales el camino ´optico L
C
es estacionario, es decir que
δL
C
≡ δ

C
ndℓ = 0. (8.3)
Aqu´ı tenemos que aclarar que por δL
C
se entiende la variaci´ on de L
C
cuando
se calcula el camino ´optico de todas las curvas (

que est´an en el entorno de
(, es decir que difieren de ( en infinit´esimos. En otras palabras, cuando se
cumple que L
C
′ = L
C
para cualquier curva (

en el entorno de (, entonces (
es la trayectoria de un rayo luminoso que va de A a B.
Para aplicar el Principio de Fermat y encontrar la trayectoria del rayo (o
los rayos, pues puede haber m´as de uno) de A a B hay que examinar todas
las infinitas curvas posibles que unen esos dos puntos y determinar cual (o
cuales) tienen caminos ´opticos estacionarios
1
. Existe una t´ecnica matem´atica
para llevar a cabo este programa, que se llama C´ alculo Variacional, pero no
la vamos a necesitar porque usaremos el Principio de Fermat solamente para
deducir las leyes de la
´
Optica Geom´etrica, esto es la propagaci´on rectil´ınea
de la luz en un medio uniforme y las leyes de reflexi´on y de refracci´on.
Corresponde mencionar que del punto de vista cl´asico, el Principio de Fer-
mat se puede deducir matem´aticamente a partir del Principio de Huygens.
En efecto, entre todas las ondas secundarias que se propagan seg´ un todos
los caminos posibles, solamente aquellas que siguen los caminos ´opticos esta-
cionarios interfieren constructivamente. Asimismo el Principio de Fermat se
puede obtener a partir de la Electrodin´amica cu´antica.
Hay otras maneras de enunciar el Principio de Fermat, equivalentes a la
que dimos aqu´ı. Puesto que n = c/v, decir que el camino ´optico es estacio-
nario es lo mismo que decir que el tiempo que demora la luz en ir de A a B
debe ser estacionario frente a variaciones de (.
1
Pueden ser caminos ´opticos extremos, es decir m´ aximos o m´ınimos, o tambi´en simple-
mente caminos ´opticos estacionarios.
141
8.2
8.2. Leyes de la
´
Optica Geom´etrica
A continuaci´on vamos a mostrar como se obtienen las leyes de la
´
Optica
Geom´etrica a partir del Principio de Fermat.
8.2.1. Propagaci´on rectil´ınea
En un medio uniforme el ´ındice de refracci´on no depende de la posici´on.
Es evidente por lo tanto que un rayo luminoso que va entre dos puntos
cualesquiera A y B sigue una trayectoria rectil´ınea (fig. 8.3).
θ
a
θ
r
θ
b
n
a
n
b
A
B
R
y
A
x
y
B
y
R
x
R
−x
x
B
−x
O P

−y
R
Figura 8.3: Reflexi´ on y refracci´ on de la luz.
8.2.2. Ley de reflexi´on
Sean dos medios transparentes uniformes cuyos ´ındices de refracci´on son
n
a
y n
b
separados por una superficie plana cuya normal es ˆ n (ver la fig. 8.3)
y sean dos puntos A y R en el medio a. Claramente un posible rayo luminoso
entre esos puntos sigue la l´ınea recta que pasa por A y R. Pero adem´as
de este rayo hay otro que cumple con el Principio de Fermat: se trata en
efecto de un rayo que sale de A, se refleja en un punto P de la interfase y
luego llega a R. Para encontrar cual entre esta clase de trayectorias es la que
cumple el Principio de Fermat podemos hacer el siguiente razonamiento. Sea
R

el punto situado sim´etricamente a R respecto de la interfase. Si en todo
el recorrido entre A y R

el ´ındice de refracci´on fuese n
a
, el rayo entre esos
142
8
puntos ser´ıa una recta. Por lo tanto trazando la recta AR

podemos encontrar
el punto P de la interfase donde ocurre la reflexi´on. En efecto si el ´ındice de
refracci´on fuera n
a
en todas partes el camino APR

cumplir´ıa el Principio de
Fermat. Pero entonces, puesto que por construcci´on la longitud del segmento
PR es igual a la del segmento PR

, el camino APR cumple el Principio de
Fermat. De aqu´ı resulta que:
El rayo incidente, el rayo reflejado y la normal a la interfase en el punto
de reflexi´on son coplanares,
El ´angulo de incidencia es igual al de reflexi´on, esto es θ
a
= θ
r
.
Este resultado es la ley de reflexi´ on.
8.2.3. Ley de refracci´on
Es sencillo deducir la ley de refracci´on a partir del Principio de Fermat.
Consideremos los puntos A y B de la fig. 8.3. Sea APB una trayectoria que
une dichos puntos, formada por los tramos rectos AP (en el medio a) y PB
(en el medio b). El camino ´optico correspondiente
2
es
L
APB
= L
AP
+L
PB
= n
a

x
2
+y
2
A
+ n
b

(x
B
−x)
2
+ y
2
B
.
Claramente L
APB
depende de la posici´on de P, es decir de x. Para determinar
el valor de x para el cual L
APB
es estacionario (m´ınimo en esta caso) tenemos
que pedir que
dL
APB
dx
= n
a
x

x
2
+ y
2
A
−n
b
x
B
−x

(x
B
−x)
2
+ y
2
B
= 0.
Pero x/

x
2
+ y
2
A
= sen θ
a
y (x
B
− x)/

(x
B
−x)
2
+ y
2
B
= sen θ
b
, por lo
tanto el rayo luminoso de A a B tiene que pasar por el punto P para el cual
se cumple que
n
a
sen θ
a
= n
b
sen θ
b
. (8.4)
Por lo tanto es evidente que:
El rayo incidente, el rayo refractado y la normal a la interfase son
coplanares,
El ´angulo de incidencia y el ´angulo de refracci´on est´an relacionados por
la ec. 8.4, esto es n
a
sen θ
a
= n
b
sen θ
b
.
Estos resultados expresan la ley de refracci´ on, tambi´en llamada Ley de Snell
3
.
2
Es evidente que tiene sentido solamente tomar en consideraci´ on trayectorias para las
cuales P est´a en el plano definido por A, B y ˆ n.
3
En honor de Willebrord van Roijen Snell que la descubri´ o.
143
8.6
8.2.4. Reflexi´on total interna
En preparaci´on.
8.3. Algunas consecuencias de las leyes de la
´
Optica Geom´etrica
En preparaci´on.
8.3.1. Espejismo
En preparaci´on.
8.3.2. Espejos planos
En preparaci´on.
8.3.3. Prismas
En preparaci´on.
8.3.4. Arco iris
En preparaci´on.
8.3.5. Objetos sumergidos
En preparaci´on.
8.4. Formaci´on de im´agenes
En preparaci´on.
8.5. Espejos esf´ericos
En preparaci´on.
144
8
8.6. Dioptras y lentes delgadas y gruesas
En preparaci´on.
8.7. Aberraciones
En preparaci´on.
8.8. El Telescopio
En preparaci´on.
8.9. El Microscopio
En preparaci´on.
8.10. La C´amara fotogr´afica
En preparaci´on.
8.11. El ojo humano
En preparaci´on.
8.12. Validez de la
´
Optica Geom´etrica
En preparaci´on.
145
8.12
146
Cap´ıtulo 9
´
Optica f´ısica
La
´
Optica Geom´etrica que estudiamos en el Cap´ıtulo 8 se basa en princi-
pios fundamentales que se obtuvieron de la experiencia mucho antes de que
se descubriera la naturaleza de la luz. A pesar de su utilidad, esos principios
no son exactos y dan lugar a una descripcion incompleta de los fen´omenos
luminosos. Es as´ı que un observador cuidadoso encuentra frecuentemente
fen´omenos como interferencia, difracci´on y polarizaci´ on que no se pueden
explicar a partir de los principios de la
´
Optica Geom´etrica.
Para explicar estos fen´omenos es preciso tomar en cuenta el car´acter on-
dulatorio de la luz. Pero salvo en los casos m´as sencillos la aplicaci´on de
las ecuaciones de Maxwell presenta enormes dificultades matem´aticas y es
necesario recurrir a teor´ıas aproximadas. Asimismo, si recordamos como se
desarroll´o esta parte de la
´
Optica, encontramos que los fen´omenos arriba
mencionados se descubrieron antes que apareciera la teor´ıa electromagn´etica
de la luz y se estudiaron partiendo de principios semiemp´ıricos
1
. Por este
motivo en este Cap´ıtulo no haremos uso de las ecuaciones de Maxwell sino
que partiremos de estos principios semiemp´ıricos. Esto por otra parte es lo
que se hace en todos los textos, excepto los muy avanzados.
Aqu´ı conviene separar el tratamiento de los fen´omenos (como la interfe-
rencia y la difracci´on) que no dependen esencialmente de la transversalidad
de las ondas EM de aquellos como la polarizaci´on para los cuales es indis-
pensable tenerla en cuenta.
1
Solamente despu´es se encontr´o que estos principios se pueden deducir de la Electro-
din´ amica por medio de oportunas aproximaciones.
147
9.1
9.1. El Principio de Huygens
Al estudiar la propagaci´on de una onda en un gas o en un s´olido el´astico
se encuentra que la vibraci´on de una parcela del medio produce fuerzas sobre
las parcelas vecinas que hacen que ´estas vibren a su vez. Desde este punto
de vista se puede pensar que cada parcela del medio se comporta como una
fuente puntiforme de ondas y que la propagaci´on de la perturbaci´on es el
efecto combinado de las ondas emitidas por todas las parcelas alcanzadas por
la misma. Algunas ondas mec´anicas como las ondulaciones que se propagan
Figura 9.1: Un punto alcanzado por un frente de onda se comporta como una
fuente puntiforme que emite una onda secundaria.
en la superficie de un espejo de agua se pueden ver a simple vista y su
comportamiento se puede estudiar en el laboratorio por medio de dispositivos
sencillos como la cuba de ondas (ripple tank en ingl´es). As´ı se puede ver
que cuando un tren de ondas planas encuentra un obst´aculo que tiene un
peque˜ no orificio
2
, detr´as del obst´aculo y a partir del orificio se propaga un
tren de ondas circulares (fig. 9.1). Si en cambio el orificio es grande, detr´as
del obst´aculo se observa que una parte del tren de ondas (del ancho del
orificio y limitada lateramente por los bordes del mismo) se sigue propagando
como una onda plana (fig. 9.2). De cada lado de este tren se observan ondas
circulares como las del caso anterior.
Estas observaciones y la interpretaci´on que sugieren, extendidas al caso
de la luz, se expresan mediante el Principio de Huygens, seg´ un el cual:
Todo punto de un frente de ondas se comporta como una fuente
puntiforme de ondas secundarias. La perturbaci´on resultante se
encuentra superponiendo las ondas secundarias que provienen de
todos los puntos del frente de onda.
2
Peque˜ no en comparaci´ on con la longitud de onda.
148
9
Figura 9.2: La superposici´ on de las ondas secundarias provenientes de los pun-
tos alcanzados por el frente de la onda produce una nueva onda plana.
Esta es la expresi´on m´as elemental del Principio de Huygens y a partir de
la misma (aplicada a las ondas en un espejo de agua) se explican cualitativa-
mente las observaciones de las figuras 9.1 y 9.2. En el caso de la luz explica
el fracaso de la ley de propagaci´on rectil´ınea cuando la luz pasa a trav´es de
aberturas peque˜ nas y por lo tanto la imposibilidad de aislar un rayo luminoso
por medio de diafragmas.
Sin embargo para explicar la propagaci´on (aproximadamente) rectil´ınea
a trav´es de aberturas grandes y los detalles de la formaci´on de sombras hace
falta una formulaci´on m´as refinada del Principio de Huygens (el Principio
de Huygens-Fresnel ) que presentaremos m´as adelante. Por ahora la podemos
obviar si postulamos que las ondas secundarias producen un efecto apreciable
solamente sobre la envolvente de adelante.
Consideremos entonces una onda plana que pasa por una abertura gran-
de. Cuando el frente de onda est´a en el plano de la abertura, cada uno de sus
puntos se puede considerar como una fuente. Luego de un tiempo t las ondas
secundarias se habr´an propagado a una distancia vt y la perturbaci´on resul-
tante ser´a (esencialmente) la envolvente delantera de las ondas secundarias.
De esta manera se puden encontrar las posiciones subsiguientes del frente de
onda y el resultado indica que la perturbaci´on que pasa por la abertura es
un haz ancho que se propaga en direcci´on perpendicular a los frentes de onda
(figura 9.3).
Es obvio que la forma seg´ un la cual la luz pasa por una abertura ancha
se puede tambi´en explicar suponiendo que la luz consiste de un haz de rayos.
Con esta interpretaci´on los rayos son siempre normales
3
a los frentes de onda.
El Principio de Huygens permite deducir las leyes de reflexi´on y de re-
3
Para medios is´otropos.
149
9.1
Figura 9.3: Producci´ on de un haz de luz.
fracci´onde la
´
Optica Geom´etrica, como se puede ver observando la fig. 9.4.
θ
a
θ
r
θ
b
v
a
t
v
b
t
n
a
n
b
d
Figura 9.4: Reflexi´ on y refracci´ on de la luz.
La deducci´on de la ley de reflexi´on es trivial. En cuanto a la refracci´on
vemos de la figura que
v
a
t = d sen θ
a
, v
b
t = d sen θ
b
.
Si dividimos entre si estas ecuaciones y recordamos que v
a,b
= c/n
a,b
obtene-
mos
n
a
sen θ
a
= n
b
sen θ
b
,
que es la Ley de Snell.
150
9
Tambi´en en este caso se tiene que la energ´ıa se propaga seg´ un las normales
a los frentes de onda. Por consiguiente si se define a los rayos como las
trayectorias normales a los frentes de onda, se puede decir que la luz se
comporta como un haz de energ´ıa que viaja a lo largo de los rayos, los cuales
provienen de las fuentes y obedecen las leyes de la
´
Optica Geomtrica. Se debe
recordar, sin embargo, que esta es una imagen tan s´olo aproximada.
En nuestra discusi´on hemos supuesto que el medio en el que se propaga
la luz es is´otropo. En un medio anis´otropo le energ´ıa no se propaga en la
direcci´on normal a los frentes de onda. Los rayos son entonces las l´ıneas de
flujo de la energ´ıa y no son normales a los frentes de onda.
9.2. Coherencia
Cuando dos ondas se superponen se dice que interfieren. Puede ocurrir
en este caso que la superposici´on de lugar a una onda de mayor amplitud
(interferencia constructiva) o por el contrario a una onda de amplitud menor
(interferencia destructiva). Esto depende de la diferencia de fase entre ambas
perturbaciones. Sean en efecto dos perturbaciones de la forma
A
1,2
= A
1,2
cos(ωt + φ
1,2
).
La superposici´on de estas perturbaciones es
A = A
1
+A
2
= Acos(ωt + φ),
donde
A
2
= A
2
1
+A
2
2
+ 2A
1
A
2
cos(φ
2
−φ
1
), tan φ =
A
1
sen φ
1
+ A
2
sen φ
2
A
1
cos φ
1
+ A
2
cos φ
2
.
Por lo tanto habr´a interferencia constructiva cuando
φ
2
−φ
1
= 2nπ, n entero
e interferencia destructiva cuando
φ
2
−φ
1
= (2n + 1)π, n entero.
La coherencia es la propiedad de las ondas que permite que la interferencia
entre ´estas sea estacionaria tanto temporalmente como espacialmente. M´as
en general, la coherencia describe las propiedades de correlaci´on entre las
magnitudes f´ısicas de una onda.
Se dice que dos ondas son coherentes si mantienen una diferencia de fase
constante. El grado de coherencia de mide por medio de la visibilidad de la
interferencia, que es una medida de cu´an perfectamente se pueden cancelar
dos ondas de igual amplitud por interferencia destructiva.
151
9.2
9.2.1. Coherencia temporal
La coherencia temporal mide la correlaci´on media entre el valor de una
onda para dos valores distintos del tiempo separados por un intervalo τ .
En otras palabras, caracteriza cu´an bien la onda puede interferir consigo
misma en tiempos diferentes. El retraso τ
c
para el cual la fase o la amplitud
se altera de manera significativa (y por lo tanto la correlaci´on disminuye de
manera significativa) se llama tiempo de coherencia. Para τ = 0 el grado de
coherencia es perfecto y se reduce de manera importante cuando τ = τ
c
. La
distancia L
c
= vτ
c
que recorre la onda en el intervalo τ
c
se denomina longitud
de coherencia. No se debe confundir el tiempo de coherencia con la duraci´on
de la onda, ni la longitud de coherencia con el ´area de coherencia (ver m´as
adelante).
Una onda monocrom´atica est´a perfectamente correlacionada para todo
tiempo. Por lo contrario una onda cuya fase fluct´ ua r´apidamente tiene un
tiempo de coherencia breve. An´alogamente los trenes de onda que resultan
de superponer un rango de frecuencias tienen un tiempo de coherencia breve,
porque la amplitud de las ondas var´ıa r´apidamente. Por ´ ultimo la luz blanca,
que tiene un rango muy amplio de frecuencias es una perturbaci´on cuya
amplitud y fase var´ıan muy r´apidamente. Por lo tanto tiene un tiempo de
coherencia extremadamente breve (no m´as de una decena de per´ıodos) y se
suele llamar incoherente.
La holograf´ıa requiere luz muy coherente; en cambio la tomografia ´opti-
ca coherente usa luz con tiempo de coherencia breve. Las fuentes de luz m´as
monocrom´aticas son generalmente lasers. Tan elevada monocromaticidad im-
plica grandes longitudes de coherencia (hasta centenares de metros). Un laser
de helio-ne´on estabilizado puede producir luz con una longitud de coherencia
de m´as de 5m.
9.2.2. Coherencia espacial
La coherencia espacial describe la capacidad de dos diferentes puntos
r
1
y r
2
de una onda de interferir. M´as precisamente la coherencia espacial
es la correlaci´on entre las perturbaciones de dos puntos de una onda para
todo tiempo. Si una onda tiene un ´ unico valor de la amplitud en todo punto
su coherencia espacial es perfecta. El rango de separaciones A
c
entre los
dos puntos para los cuales hay una interferencia apreciable se llama ´area de
coherencia. Este es el tipo de coherencia relevante para el interfer´ometro de
Young de doble ranura. Tambi´en se usa en los sistemas ´opticos que forman
im´agenes y en particular para varias clases de telescopios. A veces se usa el
t´ermino ‘coherencia espacial’ para describir la visibilidad cuando una onda
152
9
se combina con una copia de s´ı misma desplazada en el espacio.
Consideremos una l´ampara de filamento de tungsteno. Los diferentes pun-
tos del filamento emiten luz independientemente y no guardan entre s´ı una
relaci´on de fase fija. En cualquier punto del espacio el perfil de la perturba-
ci´on cambia al azar en el tiempo de coherencia τ
c
. Para una fuente de luz
blanca como una l´ampara de incandescencia τ
c
es muy peque˜ no y el filamento
es una fuente sin coherencia espacial. En contraste un sistema de antenas de
radio tiene una gran coherencia espacial porque todas las antenas del sistema
emiten con relaciones de fase fijas. Frecuentemente las ondas luminosas pro-
ducidas por un laser tienen una alta coherencia espacial y temporal (aunque
el grado de coherencia depende fuertemente de las caracter´ısticas del laser).
La coherencia espacial del haz de un laser se pone de manifiesto tambi´en por
los patrones de moteado o granulosidad (llamada ‘speckle’) y por las franjas
de difracci´on que se observan cerca del borde de las sombras.
La holograf´ıa requiere luz temporalmente y espacialmente coherente. Su
inventor, Dennis Gabor, logr´o producir hologramas m´as de diez a˜ nos antes
de la invenci´on del laser. Para producir la luz coherente necesaria us´o un
haz monocrom´atico producido por una l´ampara de vapor de mercurio, que
hizo pasar por un filtro espacial (un peque˜ no orificio en una pantalla opaca,
llamado ‘pinhole’ en la jerga).
9.3. Interferencia
9.3.1. Experimento de Young
9.3.2. Interfer´ometro de Michelson
9.4. Difracci´on
9.4.1. Difracci´on de Fraunhofer
Difracci´on por una abertura ´ unica
Difracci´on por una doble abertura
Redes de difracci´on
9.4.2. Difracci´on de Fresnel
9.5. Espectroscop´ıa
153
.0
154
Ap´endice A
Unidades y dimensiones en
Electromagnetismo
A.1. Introducci´on
Nuestro punto de partida es que L, ´ y T son dimensiones fundamen-
tales independientes. Aceptamos adem´as la definici´on habitual de corriente
el´ectrica:
I =
dQ
dt
.
Luego [Q] + [I]T , lo que implica que la ecuaci´on de continuidad es
∇ j +
∂ρ
∂t
= 0. (A.1)
Consideremos para empezar solamente fen´omenos electromagn´eticos en
el espacio. La ley fundamental de la electrost´atica es la ley de Coulomb
que expresa la fuerza entre dos cargas puntiformes q y q

separadas por una
distancia r:
F
1
= k
1
qq

r
. (A.2)
Aqu´ı k
1
es una constante de proporcionaldad cuyas dimensiones y magnitud
est´an determinadas por la ecuaci´on anterior (si las dimensiones y magnitud
de la unidad de carga se han fijado independientemente) o bien se eligen ar-
bitrariamente con el fin de definir la unidad de carga. En el presente contexto
lo ´ unico que por ahora est´a determinado es que el producto k
1
qq

tiene las
dimensiones ´L
3
T
−2
.
El campo el´ectrico E es una magnitud derivada, que habitualmente se
define como la fuerza por unidad de carga. Una definici´on m´as general ser´ıa
que E es proporcional a la fuerza por unidad de carga, con un factor de
155
A.1
proporcionalidad que es una constante universal que eventualmente podr´ıa
tener dimensiones tales que el campo el´ectrico tiene dimensiones diferentes
de las de fuerza por unidad de carga. Sin embargo no se gana nada con apro-
vechar esta libertad extra en la definici´on de E, porque E es hasta ahora
el primer campo derivado a ser definido. Solamente cuando definamos otros
campos puede ser conveniente introducir en las definiciones otras constantes
de proporcionalidad para ajustar las dimensiones y magnitudes de esos cam-
pos respecto del campo el´ectrico. Por lo tanto, sin una p´erdida significativa
de generalidad podemos definir el campo el´ectrico de una carga puntiforme
q a partir de la Ley de Coulomb como
E
1
= k
1
q
r
. (A.3)
As´ı se hace en todos los sistemas de unidades conocidos.
Para fen´omenos de la magnetoest´atica la base para definir la el campo
B (inducci´on magn´etica) es la Ley de Amp`ere que establece que la fuerza
por unidad de longitud entre dos alambres conductores paralelos de longitud
infinita separados por una distancia d y que llevan corrientes I e I

es
dF
2
dℓ
= 2k
2
II

d
. (A.4)
Aqu´ı k
2
es una constante de proporcionalidad del mismo tipo que el k
1
que
aparece en la Ley de Coulomb. El factor 2 se introdujo por conveniencia.
Debido a nuestra elecci´on de las dimensiones de carga y corriente que
derivan de A.1 las dimensiones del cociente k
1
/k
2
est´an determinadas y es
f´acil ver que dicho cociente tiene las dimensiones de velocidad al cuadrado
(L
2
T
−2
). Adem´as, comparando las magnitudes de las fuerzas F
1
y F
2
para
cargas y corrientes conocidas se puede determinar la magnitud de k
1
/k
2
en
el vac´ıo. Dicho valor num´erico es igual al cuadrado de la velocidad de la luz
en el vac´ıo y por lo tanto podemos escribir
k
1
k
2
= c
2
(A.5)
donde c es la velocidad de la luz en magnitud y dimensiones.
El campo B deriva de la Ley de Amp˜ere, pues se define como proporcional
a la fuerza dF
2
por unidad de corriente, con un factor de proporcionalidad
α que puede tener dimensiones elegidas por conveniencia. Por lo tanto para
un alambre recto de longitud infinita que lleva una corriente I, el campo B
a la distancia d tiene la magnitud y dimensiones dadas por
B = 2k
2
α
I
d
. (A.6)
156
A
Las dimensiones de la raz´on entre E y B se pueden encontrar a partir de
las relaciones A.1, A.3, A.5 y A.6 precedentes y el resultado es que [E/B] =
L/T [α].
La tercera y ´ ultima relaci´on que se necesita para completar la especifica-
ci´on de las dimensiones y unidades de las magnitudes del electromasgnetismo
es la Ley de Inducci´on de Faraday, que relaciona los fen´omenos el´ectricos y
magn´eticos. Dicha ley expresa que la fuerza electromotriz inducida en un cir-
cuito es proporcional a la tasa de variaci´on del flujo magn´etico concatenado
por el circuito. En forma diferencial dicha ley establece que
∇E + k
3
∂B
∂t
(A.7)
donde k
3
es una constante de proporcionalidad. Puesto que la relaci´on entre
las dimensiones de E y las de B han quedado ya establecidas, las dimensiones
de k
3
se pueden expresar en t´erminos de cantidades ya definidas pidiendo que
los dos miembros de la ecuaci´on precedente tengan las mismas dimensiones.
De esta forma se encuentra que [k
3
] = [α
−1
]. En realidad se puede ver que k
3
es igual a α
−1
. La manera m´as sencilla dedemostrar la igualdad es escribir
todas las ecuacionesde Maxwell en t´erminos de los campos aqu´ı definidos:
∇ E = 4πk
1
ρ
∇B = πk
2
αj +
k
2
α
k
1
∂E
∂t
∇E = −k
3
∂B
∂t
∇ B = 0.
En el vac´ıo la segunda y tercera de estas ecuaciones se pueden combinar para
obtener la ecuaci´onde las ondas:

2
B −
k
3
k
2
α
k
1

2
B

2
t
= 0.
La velocidad de propagaci´on de las ondas descriptas por esta ecuaci´on est´a de-
terminada por la combinaci´on de constantes que all´ı aparece. Puesto que
sabemos que esa valocidad es la velocidad de la luz, podemos escribir
k
1
k
3
k
2
α
= c
2
(A.8)
y combinando A.5 con A.8 encontramos que
k
3
=
1
α
. (A.9)
157
A.2
A.2. Los diferentes sistemas de unidades elec-
tromagn´eticas
Los diferentes sistemas de unidades electromagn´eticas que se emplean di-
fieren entre s´ı por las elecciones de las magnitudes y dimensiones de las cons-
tantes que hemos introducido. Debido a las relaciones A.5 y A.8 solamente
dos de ellas (por ejemplo k
2
y k
3
) se pueden (y se deben) elegir arbitraria-
mente. sin embargo conviene tabular las cuatro constantes (k
1
, k
2
, α y k
3
).
Esto se muestra en la Tabla.
We note that, apart from dimensions, the em units and SI units are
very similar, differing only in various powers of 10 in their mechanical and
electromagnetic units. The Gaussian and Heaviside-Lorentz systems differ
only by factors of 4π.
Only in the Gaussian (and Heaviside-Lorentz) system does k3 have dimen-
sions. It is evident from (A.7) that, with k3 having dimensions of a reciprocal
velocity, E and B have the same dimensions. Furthermore, with k
3
= c
l
, la
A.7(A.7) shows that for electromagnetic waves in free space E and B are
equal in magnitude as well. For SI units, la A.8 reads l/(/µ
0
ǫ0) = c
2
. With
c now defined as a nine-digit number and k
2
≡ µ
0
/4π = 10
−7
H/m, also by
definition, 10
7
times the constant ki in Coulomb’s law is
an exact 17-digit number (approximately 8,987610
16
). Use of the speed
of light without error to define the meter in terms of the second removes
the anomaly in SI units of having one of the fundamental proportionality
constants ǫ
0
with experimental errors. Note that, although the right-hand
side above is the square of the speed of light, the dimensions of 60 (as distinct
from its magnitude) are not seconds squared per meter squared because the
numerical factor on the left has the dimensions of µ
−1
0
. The dimensions of
1/ǫ
0
and µ
0
are given in Table 1. It is conventional to express the dimensions
of ǫ
0
as farads per meter and those of µ
0
as henrys per meter. With k
3
= 1
and dimensionless, E and cB have the same dimensions in SI units; for a
plane wave in vacuum they are equal in magnitude.
Only electromagnetic fields in free space have been discussed so far. Con-
Consequently only the two fundamental fields E and B have appeared. There
remains the task of defining the macroscopic field variables D and H. If the
averaged electromagnetic properties of a material medium are described by a
macroscopic polarization P and a magnetization M, the general form of the
definitions of D and H are
where ǫ
0
, µ
0
, λ and λ

are proportionality constants. Nothing is gained by
making D and P or H and M have different dimensions. Consequently λ and λ

are chosen as pure numbers (λ = λ

= 1 in rationalized systems, λ = λ

= 4π
158
A
in unration- alized systems). But there is the choice as to whether D and P
will differ in dimensions from E, and H and M differ from B. This choice is
made for conve- convenience and simplicity, usually to make the macroscopic
Maxwell equations have a relatively simple, neat form. Before tabulating the
choices made for different systems, we note that for linear, isotropic media
the constitutive relations are always written
Thus in (A.12) the constants ǫ
0
and µ
0
are the vacuum values of ǫ and µ.
The relative permittivity of a substance (often called the dielectric constant)
is defined as the dimensionless ratio ǫ/ǫ
0
, while the relative permeability
(often called the permeability) is defined as µ/µ
0
. Table 2 displays the values
of ǫ
0
and µ
0
, the defining equations for D and H, the macroscopic forms of
the Maxwell equations, and the Lorentz force equation in the five common
systems of units of Table 1. For each system of units the continuity equation
for charge and current is given by (A.I), as can be verified from the first pair
of the Maxwell equations in the table in each case
1
. Similarly, in all systems
the statement of Ohm’s law is J = σE, where σ is the conductivity.
A.3. Conversiones entre el SI y el SG
en preparaci´on
1
poner
159
A.3
160
Ap´endice B
N´ umeros complejos
Recordamos brevemente que un n´ umero complejo z se puede escribir como
z ≡ x + iy = ρ e

donde i =

−1 es la unidad imaginaria, x = Re (z) es la parte real, y =
Im(z) es la parte imaginaria, ρ = [z[ es el m´odulo y θ = arg z es el argumento
de z. El complejo conjugado de z es
z

= x −iy = ρ e
−iθ
.
y
x
z
ρ
θ
Figura B.1: Representaci´on gr´ afica de un n´ umero complejo (diagrama de Ar-
gand).
Es f´acil verificar que
ρ = [z[ =

zz

=

x
2
+ y
2
, θ = arg z = arctan

y
x

.
161
B.0
Rec´ıprocamente
x = ρ cos θ, y = ρ sen θ.
Los n´ umeros complejos se pueden representar gr´aficamente por medio del dia-
grama de Argand como vectores en el plano complejo (x, y) como se muestra
en la figura B.1
La suma de dos n´ umeros complejos z = z
1
+z
2
est´a dada por
z = x + iy = x
1
+ x
2
+ i(y
1
+ y
2
).
Adem´as
[z[ = ρ =

(x
1
+ x
2
)
2
+ (y
1
+ y
2
)
2
=

ρ
2
1

2
2
+ 2ρ
1
ρ
2
cos(θ
1
−θ
2
)
y
arg z = θ = arctan

y
1
+y
2
x
1
+x
2

= arctan

ρ
1
sen θ
1
+ ρ
2
sen θ
2
ρ
1
cos θ
1
+ ρ
2
cos θ
2

162

0.0

2

Prefacio
Esto es el prefacio

i

0 ii .0.

. . . . . . .1.3. . . . . . . . . . . . . .1. . . .2. . . 2. . . . . . . .3. . . . .7. . . . . . . La Ley de Gauss . . . . . .1. . .2. . . .8. . . . . . . . . . .4. . . . . . 2. . . . . . .1. . . . . . . . . . . . .1. . . . . Generadores electrost´ticos . .1. . . . . . . . . . . . . . . 1. . . . . . . . . . . . . . . . a 2. . . . .2. . . . Cargas inducidas sobre un conductor . . . . . . Triboelectricidad . . . 2. . 2. . . . . . . . o e e o 2. . Energ´ del campo electrost´tico . . . 2. . .6. . . . . .5. . Cargas de superficie . . 2. . . . . . . . . . Distribuciones continuas de carga . .1. . Cargas de volumen . . . . . .2. . . . Electrost´tica a 2. . . . Potencial el´ctrico . . . . . . . . . . . . . . . . . . Cuantificaci´n de la carga el´ctrica . . .1.1. . . . Las ecuaciones de Laplace y de Poisson . . 2. .2. . . 2. . . . . o 2. . . . .6.´ Indice general Prefacio 1. 2. . . . . . . . . . . . . . . Las interacciones fundamentales . L´ ıneas de fuerza y equipotenciales . . . . . . . e 2. e 2. . . . Fen´menos el´ctricos. . . . . . .3. . . . . . . . . . . . .6. . . . . . . . . . 2. . . Cargas puntiformes . . . . . . Conservaci´n de la carga . . . .4. . C´lculo de campos electrost´ticos . . . .7. . . . . . . .1. . . . . 2. . . . . . . . . . . . . Condiciones de contorno en un conductor . . . . .1. La botella de Leiden y el pararrayos . Dimensiones y unidades del potencial y el campo el´ctrico e 2. . . . . . . . . . Introducci´n o 1. . . e 2. . . . . . . 2. . . . .3. Comentarios sobre la Ley de Coulomb . . . . . e 2. . . .7. .2. a a 2. . La Ley de Coulomb .6. . . . . . . magn´ticos y ´pticos . . . . . El dipolo el´ctrico . o e 2. 2. . . . . . 2. . . . . . . Unidades de carga . . Carga el´ctrica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .7.4. . . . . . . . . . . . . . . . .5. . .6. .4.1. . .2. . El campo el´ctrico . . .6. . . . ıa a iii I 1 1 6 9 9 10 11 13 13 14 14 14 16 18 20 21 24 25 26 27 27 28 29 30 31 32 34 35 . . .2. .1.

0 2. .9.10. 2. .1. . . . . . . . . . . . . . . . . Cargas puntiformes . e 2. Interpretaci´n microsc´pica . . .5. . . . . . . . Magnetost´tica a 4. . . Potencia disipada en una resistencia . . . . . . . . . . . . .7. . . . . 4. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.0. . . . 3. . . . . . .10. .4. . . . ıa . . . . Energ´ del campo el´ctrico . . . . . 2. .1. . . . . . Diel´ctricos . . . . . ıa 3. o 4. . .1. . . . . . . . . . . . o 2. . . . . . . . . . . . La ecuaci´n de continuidad . . . . . . . . . . . 35 36 36 37 40 41 43 44 47 48 48 48 48 48 48 48 48 49 49 49 51 51 52 52 53 54 54 55 56 56 57 57 59 59 59 61 61 62 63 3. . 2. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Dimensiones y unidades de capacidad 2. . . . . . . . . . . . . .1. . . . . . . . . . . . . . Fuerza de Lorentz . . . . . .10. . .2. . El desplazamiento el´ctrico . . . . . . . . . . . . . . . . .1. . . . . . . . .8. . . . . . . . . . 4. . . . Cargas de volumen . Cargas de volumen y de superficie . 3. . . . . . . . e 2.3. . . . .1. .7. . . . . . .10. . e 3.7. . . . . . . . . .1. . . . . . . . . o 3. . . . . . . 3.3.4. . . . . . . . . . . .1. . . .3. 2. . . . . . . . . . . . o o 2. . . .2. . . . . . .4. . . . . . 3. . . o 3. . ıo 2. . . . . . . . . . .1. . .8. . . . . . . . . . . . .2. . . . . . . Unidades de corriente . 2. Intro . . . . .8. . . . . . . . . . . Corrientes estacionarias . . . . . . . . .4. . . . . . . . . . . . . . . . . .2. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .4. . 3. . . .8. . . . . Tratamiento fenomenol´gico .7. . . . .1. . . . . . . . . . .8.9. . . Efectos fisiol´gicos de la corriente . . .3. . . . . . . . . . . . . Energ´ y potencia . Corriente el´ctrica . . .3. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4. Capacitores en el vac´ . . . . . Movimiento en un campo uniforme iv . . . . .4. . . . . . . . . . . . . . . .9. . . . . . . . . . . . . . .2. Capacitores y capacidad . . .6. . .10. . . Fuerza electromotriz . . e 2. . . e 4. Unidades de B . . . . . 3. . . . . . . . .9. . . . . . . . . . . . . . . . Capacidad . . . . Corriente el´ctrica e 3. Flujo magn´tico . . . . Unidades de potencia . . . . 3. Potencia de salida y de entrada de una fuente 3. Densidad de energ´ en un diel´ctrico ıa e 2.10. . . Magnetismo . . . . . . Ley de Ohm . . . .5. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Unidades de resistencia y resistividad . . . Capacitores con diel´ctrico . . .2. . ıa e 2.9. . . . .2. . . . . Ruptura de un diel´ctrico . . . . . . . .1. . . . .9. o 4. . . . . . . .10. . . . . . .5. Capacitores en paralelo y en serie . . . . . . .2. . e 2. . .3. . . . . . . . . . . . . . . Energ´ de un capacitor cargado . .5. 2. . Introducci´n .5.6. . . . . . Ideas sobre la conducci´n en metales .

5. . . . o 4. . .18. . 4. . . . . . . . . . . . . . .18.1. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5. .1. . . . . . . . . . . . . . . . Fuentes de fem . . . . . . . . . . . 4. . . . . . . Componentes de los circuitos . . . . . . . . .12. . . 5. . . . 4. . . . . . . Fuerza sobre un conductor . . . . . . . . . . . Aplicaciones . .2. . . . . . . .14. . . . . .19.0 4. . . . . . . . . . . . . . 4. . . . . . . . . .1. . . . . . Fuerza entre conductores paralelos . . .3. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Materiales magn´ticos . . 4.7. . . . 4. . . . . 4. . . . . 4. . . . .15. . .17. . . .4. Reglas de Kirchhoff . . . v . . . . . . . 5. e 4. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . e 4. . . . . . . .1. . . 64 64 65 66 66 67 67 67 68 68 69 70 71 72 72 73 74 75 76 78 79 80 86 87 88 88 88 88 89 91 93 93 93 95 96 96 97 97 98 98 .7. 4.1. o 4. . . . . Energ´ magn´tica de un inductor . . . . . . .1. . . .19. Campo magn´tico de una espira circular . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4. . . . . . . . . . 4. Conductor rectil´ ıneo infinito .8. . . . .1. . . . . . . . . . . 5. . . . .3. . . e 4. .1. . . . . . . . . . . Energ´ magn´tica de un sistema de corrientes . . . . . Fuerza y momento sobre una espira conductora 4.1. 5. . . . . . . . . . . . . . . . .6. . . . . . . .1. . . . . . . . . . . . El potencial vectorial . . . . . . . . e a 4. . . .3. . . . . Diagramas de circuitos . . . . . 4. . . Teor´ de Circuitos ıa 5. . .7. Inductancia . . . .9. . . Ley de Amp`re en magnetoest´tica . Autoinducci´n .4.1. .11.3. . . Campo de una carga en movimiento . . Derivas . 5. Nodos . . . . . . 5.19. . . . . . . . . . Aplicaciones del efecto Hall . . . . . . . . . . .1. . . . . .10. . .19. .5. . . . .8. . . . . Inducci´n electromagn´tica . . . . . . .2. . . . . . . La energ´ magn´tica en t´rminos de B y H . . Aplicaciones . . Campo magn´tico de un elemento de corriente . 4. . . 4. . . . . . .3. . . . Definici´n del ampere . . . . . .1. Ley de Faraday . . . . . ıa e 4. . . . . . . . . 5. . . . . . . . . ıa e e 5. . . Fuentes de campo magn´tico .13. . Inductores .2. . . . . . Espira en campo magn´tico no uniforme . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .5. . . . . . . .2. . . . .16. . . . . .3. . . . Resistores . . . . . . . . . . . Unidades de inductancia . . . . . . . . . Capacitores . . . . ıa e 4. . . . . . . . . . . . o e 4. . . . . . ıa e 4. . . . . . . . . . . . . 4. e 4. .5. . . . . . . . . . . e 4.3. . . . . . . . Mallas . . . Corriente de desplazamiento . . . .9. . . . . . .6. . . . . . . . . . . . . . . .1. . . . . .2. .1. . . . .2. . . Ley de Biot-Savart . . Efecto Hall . . . . . . . . . . . . . . .18. Fuerza entre conductores . . . .2. . . . . Energ´ del campo magn´tico . .18. . . .

4. . . . . . . .1. .2. Presi´n de la radiaci´n . . . . . . 127 . Descarga de un capacitor . . . . . . . o 5. . . . . . . . . ıa a 5. . 5. . . . . . . . Circuito RL . . . 133 . 5. . . . . . . . . .7. . . . . .6. Ondas EM en medios materiales . . . Amortiguamiento fuerte . . . . . . . . . . . El fot´n . .4. .5. . . . . . . . . . .14. . 124 . .6. 5. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Potencia en circuitos de CA .11. . . . . La radiaci´n del cuerpo negro . . . . . . . . Las ecuaciones de Maxwell 6. . . . .8. 133 . . . . .9. 5. . .16. . . . . . . . . . . . Circuito abierto . . Los l´ ımites del Electromagnetismo Cl´sico a 6. . . . . . . Densidad de energ´ de una onda . . . . .8. . . . . . . 5. . . . . . . . 5. . . . . . . . .5. . . . . . . . . . . . . . .15. 5. . . .2. . . . . . . . . . Circuito RLC excitado . .4. . . . . . . . . . . . . . . . . Instrumentos de medici´n . . . . . . . Transformadores . . . . Amortiguamiento cr´ ıtico . .7. . . . . . . . . . .1. . . . . . . Corriente creciente . . . . . . . . . . . . La analog´ mec´nica . . . Amortiguamiento d´bil . . . . . . . . . . 5. . . . . . . . . . . . Sistemas de distribuci´n . . . . . o o 6. . . .3. . . .0 5. 126 .2. . . . . . . . . . . . . . Transformadores reales . . . . 132 . . .9. . . .0. . . . . . . . . . .6. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5. . . . . . . . . . . . . . . 6. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .1. . . . . . . . . . . . . Circuito RC . . . . . . . Transformador ideal . . . . .3. . . Comentarios . . 128 . . . . . . 5. . . .1.9. o 6. . . 5. . . . . La luz: ¿onda o part´ ıcula? . . . . . . . . . . . . . . . . . Corriente decreciente . . . . ıa 6. . . . . . .3. . . .2. . . . . . .13. . .5. . . . . . . . . Corriente alterna . . . . . . . . .1. . . . . . . 6. . . . .1. . . . . .2. . .1. . . 5. . . . Carga de un capacitor . . .15. . . . . Ondas sinusoidales . . .9. . . . 132 . . .6. . . . . . . . . . 5.5. o 5. .1. . . .6.12. . . . . . .15. Circuito LC .9. 5. . . . . . e 5. .2. . . . . . . . . .17. . . . . 6. . ıa 6. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .8. . . . . . . . . Emisi´n de ondas EM . . . . . 5. . .10. . . . . . . Las ondas electromagn´ticas . . . Impedancias en serie y paralelo 5. . . . . . . . . . . . . . . 5. . . . . . . . . . .8. . . . . . . . . . . . . . . . . 6. . . 134 .9. . .3. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o 6. . . 133 . . . . . . . . . . . . . . . . .2. . . . . . . . . . . . . . Espectro de las ondas EM . .12. . 5. . . . . 99 99 99 100 101 101 102 103 103 104 105 106 107 107 109 109 110 112 114 115 116 117 118 121 121 121 6. . . . . Transitorios . . 134 . . . . . 5. . .8. . . . . . o vi 123 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Circuito RLC . . . . . . 5. . . . . . . . . . . . . . 131 . . . Flujo de energ´ de una onda EM . Fasores . Circuitos no lineales . . 6. . . Ondas planas . . . . . . . . . . . . . e 6. . 5. . . 132 .

. . . . . . . . . . . . .4. 152 . 8. . . . . e 8.1. . . . . . . . Efectos biol´gicos de la radiaci´n EM . . . . . . . . . . . . .2. . . . Breves notas hist´ricas . . 8.10. . . Introducci´n a la Optica o 135 7. . . . .4. o 8. . . . . . . . . . . . . . Ley de refracci´n . . . . . . . . . . 8. . . .3.2. . . . . . . 134 o o ´ 7. . . . . . . . . . . . Espejismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Polarizaci´n . . . . 8. Formaci´n de im´genes . . .3. .1. Validez de la Optica Geom´trica . Difracci´n . . . . . .3. . .2. . . . . Prismas . . . . . . . . .2.2. . Coherencia .9. . . . . . . . . . . . . . . .5. . . . . . . . . 8. . . Coherencia . . La C´mara fotogr´fica .3. . . 8. . . . . . . . Arco iris . . . . . . Espejos esf´ricos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152 . . . . . . . . . . . . . . .2. . . . . . . . Ley de reflexi´n . 9. . ´ 8. .6. . . 153 . . . . . . . Interferencia . . . . . . . . . . . . . . . . Interfer´metro de Michelson o 9. . . . . . . .4. . . . . . . .5. 8. . . . . . . . Optica f´ ısica 9. . . . . . . . .2. . . . .7. . . . . .4. . 8. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o a 8. . . . . . . . . . 153 . . e 8. . . . . . . .4. . 153 . . . . . . . . . . . ´ 8. . . . . . . . . . . . .3. . . .11. . . . . . . . . . . Difracci´n de Fraunhofer . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153 . . . .10. .1. . . . . . . . e 8. . . . . . . . . . . . 9. .2. . . .3. . . . Coherencia temporal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .11. . 137 ´ 8. . . . . . . . . . . . . . . . . 8. . . . .3. . . o ´ 8. . . . e ´ 9. . . . . . . . . . . . . . . .2.1. . . Naturaleza de la luz . . o 9. . . . . El Microscopio . . . . . . El Telescopio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134 o 6. . . 9. . 139 140 142 142 142 143 144 144 144 144 144 144 144 144 144 145 145 145 145 145 145 145 147 . a a 8. . .2. . . . Dioptras y lentes delgadas y gruesas . . . .9. . Optica Geom´trica e 8. . . 9. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Reflexi´n total interna .1. . . . . . . . o vii . . . . . Espejos planos . . . . . . . . . o 8. . . . . . . . . . . . . . .1. . . . . . 9. Experimento de Young . . . . . . El ojo humano . . .0 6. . . . . . . . . . . .1. . . . . Aberraciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .3. . . .8. . 151 .2. . . . . . . . 148 . . . . . . . . . . . . 135 o 7. . .1. . . Leyes de la Optica Geom´trica . . . . . . . . . .2. . . . . . . . . . .1. . . . . . . . . . . . . . . . Algunas consecuencias de las leyes de la Optica Geom´trica . . . . . 8. 153 . El Principio de Huygens . .3. . . . . Coherencia espacial . . . .12. . . . 9. . . Principio de Fermat . 134 6.3. . . . . Objetos sumergidos . . . . . Propagaci´n rectil´ o ınea . . . .2. .3.

3. . .1. . 159 B. . . . . . Conversiones entre el SI y el SG . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 158 e A. . 155 o A. . Unidades y dimensiones 155 A. . . N´ meros complejos u 161 viii . . . . . . . . . . . . . . .2. . .0 9. Difracci´n de Fresnel . Introducci´n . .2. . .4. . . Los diferentes sistemas de unidades electromagn´ticas . .0. . . . . . . . . . . . . . . 153 ıa A. . . . . Espectroscop´ . . . . . . . . .5. . 153 o 9. . . . . .

1. que recibe el nombre de modelo stano dard. Las propiedades de estos ultimos determinan a su vez las diferen´ tes especies de n´cleos at´micos y sus caracter´ u o ısticas. pero su carga el´ctrica (si tiene) es de signo opuesto y tambi´n tienen signo opuesto los otros atributos e e (llamados n´meros cu´nticos internos) que determinan como interact´a con otras part´ u a u ıculas. en particular el n´mero u de protones y neutrones que contienen. Los quarks (de los cuales hay seis clases diferentes) son los constituyentes primarios del neutr´n. tiene le misma masa que o ´ste y su carga el´ctrica tiene igual valor absoluto pero signo opuesto e e 1 1 . Igual que Una antipart´ ıcula tiene la misma masa que la part´ ıcula correspondiente. Las interacciones fundamentales De acuerdo con la visi´n actual. del prot´n y de o o otras part´ ıculas que aparecen en procesos de alta energ´ (llamadas bariones ıa y mesones). que es la antipart´ o ıcula del electr´n. los muones. est´n compuestos por quarks. Los neutrones y los protones. en ultima instancia. Por ejemplo el positr´n. Los electrones u a a at´micos determinan las propiedades f´ o ısicas y qu´ ımicas de los elementos y sus compuestos. por a ´ leptones y quarks. que hasta hace poco se cre´ elementales. los constituyentes ultimos de la materia son los quarks y los leptones. La care ga del n´cleo establece cu´ntos electrones poseen los ´tomos. su masa y su carga el´ctrica. todas las cuales integran la familia de los hadrones.Cap´ ıtulo 1 Introducci´n o 1. Los leptones comprenden los electrones. es decir las mol´culas. ı Toda la materia del universo est´ constituida. ´ llamados colectivamente fermiones. y sus propiedades derivan (aunque de una manera muy indirecta) de las propiedades e interacciones de esas part´ ıculas. De las proıan a piedades e interacciones de los quarks se derivan las de los protones y los neutrones. Estas caracter´ e ısticas son la base de los modelos que describen la materia y los fen´menos a escala macrosc´pica o o (como los cambios de estado) y as´ sucesivamente. as´ como sus respectivas antipart´ ı ıculas1 . los tauones y tres clases de neutrinos.

o Adem´s de los fermiones existe una segunda familia de part´ a ıculas. por el cual desaparece energ´ y se crea un par formado por una ıa part´ ıcula m´s su correspondiente antipart´ a ıcula. los gluones y los gravitones. que comprende los fotones. Las antipart´ ıculas forman la antimateria. a 2 2 . los bosones. Las interacciones entre quarks y leptones responden todas al mismo patr´n: se trata siempre o de combinaciones de procesos elementales que consisten en la emisi´n o abo sorci´n de un bos´n por parte del quark o lept´n. Las l´ a o ıneas llenas representan un fermi´n (quark o lept´n) antes (f ) y despu´s (f ′ ) de emitir o absorber un o o e bos´n. 1. que transporta energ´ cantio o ıa. a cada quark le corresponde una antipart´ ıcula (o antiquark). representado por la linea ondulada (b). Corresponde aclarar que aqu´ estamos usando el t´rmino fuerza con un significado ı e diferente del que tiene en Mec´nica. e inverso. es decir de las fuerzas2 que se ejercen entre ellos. Estos cambios dependen de la naturaleza de la interacci´n y adem´s de alterar el estado de movimiento del fermi´n. Este proceso elemental se o o o suele representar mediante un diagrama (Fig. f' b f las líneas llenas representan un Figura 1. El v´rtice donde se juntan las tres l´ e ıneas simboliza la interacci´n propiamente dicha. que representa un evento en que un fermi´n emite o absorbe un bos´n. tambi´n o a o e e pueden modificar otros atributos (por ejemplo la carga. Si una part´ ıcula se encuentra (choca) con una antipart´ ıcula de su misma especie se puede producir la aniquilaci´n de ambas. Notar que f y f ′ pueden ser de o diferente especie). En este proceso desaparece la materia y o se libera una cantidad equivalente de energ´ Es posible tambi´n el proceso ıa.1).1 en el caso de los leptones. Los bosones son responsables de las interacciones de los leptones y quarks.1: El proceso b´sico de interacci´n. los bosones W ± y Z 0 . El cambio de direcci´n de la l´ o ınea llena simboliza los cambios sufridos por la part´ ıcula. ya sea el´ctrica o de otra clase) y con ello la part´ ıcula puede cambiar de especie o incluso transformarse en una antiparticula.1.

Las interacciones entre part´ ıculas se describen mediante esquemas del tipo de la Fig. De acuerdo En este tipo de diagramas.3. o n o Los pares consisten siempre de una part´ ıcula y una antipart´ ıcula de la misma especie. 1.2: Procesos elementales de interacci´n. La emisi´n y la absorci´n o o o de un bos´n puede estar acompa˜ada por un cambio de especie del fermi´n. En o la interacci´n hay un balance entre los atributos del bos´n y los cambios o o soportados por el fermi´n. Las antipart´ ıculas se designan con el mismo s´ ımbolo que la part´ ıcula. de forma tal que se garantiza el cumplimiento de o ciertas leyes generales de conservaci´n.1 dad de movimiento. tres a o m´s bosones. creaci´n de un par part´ o o o ıcula-antipart´ ıcula y aniquilaci´n de o 3 un par . absorci´n. Dicho bos´n lleva consigo o o una constancia de los cambios producidos en los atributos del fermi´n. u En la Fig. 3 3 . El tipo de interacci´n determina que clase de bos´n es emitido o o o absorbido y que cambios experimenta el fermi´n. Cualquier interacci´n entre dos fermiones se representa mediante diagrao mas que se obtienen combinando los que describen los procesos elementales. momento angular y eventualmente otros atributos (como carga el´ctrica o de otra clase) y as´ los transfiere de una part´ e ı ıcula a otra. De esta manera los bosones act´an como intermediarios entre los fermiones. llamados diagramas de Feynman. La clase de bosones intercambiados depende de reglas que a establecen qu´ bosones puede absorber y/o emitir una part´ e ıcula. Por ejemplo. con una l´ ınea superpuesta. antipart´ ıculas. 1. o f' f' f b b b f emisión f absorción creación de un par f _ f _ f b aniquilación de un par Figura 1.2 se ven los diagramas de los procesos elementales de emisi´n. dos electrones pueden interactuar intercambiando un fot´n como o lo indica el diagrama de la Fig. y l´ ıneas hacia abajo. 1. es usual interpretar que la direcci´n del tiempo es hacia arriba y que l´ o ıneas de fermiones dirigidas hacia arriba representan part´ ıculas.3 y variantes m´s complejas que surgen de intercambiar dos.

con eso se reconocen cuatro clases de interacciones (o fuerzas) fundamentales. o o Procesos de este tipo dan origen a la fuerza de Coulomb que estudiaremos en el Cap´ ıtulo 2. magn´ticos y ´pticos que se tratan ı o e e o en estas notas. o e e fuerzas entre atomos y mol´culas.1. ´ e propiedades de la materia. La interacci´n d´bil puede producir transformaciones entre o e leptones de diferente especie y entre quarks de diferente especie.1: Interacciones fundamentales Interacci´n o Gravitatoria Electromagn´tica e Part´ ıculas que interact´an u todas part´ ıculas con carga el´ctrica e leptones y quarks quarks Bos´n mensajero o gravit´n o fot´n o bosones W ± y Z0 gluones Manifestaciones atracci´n gravitatoria o fen´menos el´ctricos y magn´ticos. Cuadro 1. que se resumen en la Tabla 1. La interacci´n fuerte es responsable de u o o 4 En realidad la interacci´n electromagn´tica y la interacci´n d´bil son dos aspectos de o e o e 4 . que es el o o origen del peso de los cuerpos y que determina la estructura y el comportamiento de la materia en escala c´smica. radiaci´n o decaimiento radioactivo estructura y propiedades del n´cleo u at´mico o D´bil e Fuerte La interacci´n gravitatoria produce la atracci´n gravitacional.3: Interacci´n entre dos electrones debida al intercambio de un fot´n. e indirectamente de las propiedades macrosc´picas de la mateo ria as´ como de los fen´menos el´ctricos. La interacci´n electromagn´tica o o e causa las transiciones entre estados nucleares y at´micos debidas a la emio si´n o absorci´n de radiaci´n y es responsable de la estructura at´mica y o o o o molecular.1.1 e' 1 e' 2 g e 2 e1 Figura 1. Su principal manifestaci´n es el decaimiento radioactivo y por lo tanto influye sobre o la estabilidad del n´cleo at´mico4 .

1 determinan por completo las propiedades y el comportamiento de la materia. que es la descripci´n m´s fundaıa o a mental de la interacci´n gravitatoria. pero conviene mencionar aqu´ que las leyes fundamenı tales de conservaci´n provienen de propiedades del espacio-tiempo. No vamos a entrar en los detalles de estas cuestiones que son muy profundas. El a a a marco para la descripci´n de esas part´ o ıculas y sus interacciones est´ dado por dos teor´ fundamentales: ıas la Teor´ Cu´ntica de Campos. Cuadro 1. Esta afirmaci´n es o e o o o cierta con las salvedades que provienen de la falta de completitud y de la provisoriedad del conocimiento f´ ısico.2: Simetr´ y leyes de conservaci´n ıas o Simetr´ ıa Homogeneidad del espacio Isotrop´ del espacio ıa Homogeneidad del tiempo Ley de conservaci´n asociada o Conservaci´n de la cantidad de movio miento Conservaci´n del momento angular o Conservaci´n de la energ´ o ıa Adem´s de las que figuran en la Tabla 1. ı u En principio las fuerzas fundamentales de la Tabla 1. que se relacionan con otras leyes de conservaci´n. sino tambi´n macrosc´pica y c´smica. la teor´ electrod´bil (que abarca a su vez la a ıa e electrodin´mica cu´ntica y la teor´ de la fuerza d´bil) describe las a a ıa e interacciones electromagn´tica y d´bil. No obstante se las suele considerar por ´ o o e separado porque sus manifestaciones son muy diferentes. por ejemplo la que establece la o una unica interacci´n: la interacci´n electrod´bil. la cromodin´mica describe las e e a interacciones de los quarks mediadas por los gluones. Algunos o ejemplos de estas relaciones se dan en la Tabla 1.2. no s´lo a eso cala microsc´pica. que comprende la teor´ electrod´bil ıa a ıa e y la cromodin´mica. o Las caracter´ ısticas de las part´ ıculas y de sus interacciones est´n subordia nadas a simetr´ de la naturaleza y propiedades generales de la geometr´ ıas ıa del espacio–tiempo. la Teor´ General de la Relatividad.1 la existencia de los protones y neutrones y de sus interacciones (las fuerzas nucleares) y determina as´ las propiedades del n´cleo. Las part´ ıculas fundamentales (tanto los fermiones como los bosones mensajeros) se describen matem´ticamente por medio de campos cu´nticos 5 .2 hay otras propiedades de sia metr´ de los campos que representan las part´ ıa ıculas fundamentales. 5 . que es de enorme importancia en la a o F´ ısica. 5 M´s adelante introduciremos la noci´n de campo.

Valen en nuestros laboratorios. para manejarlos y usarlos correctamente. a a Esto. por lo menos. el esfuerzo de los f´ ısicos ha consistido (y sigue consistiendo) en superar dos clases de dificultades: reconocer en la compleja realidad de la naturaleza las leyes simples que la rigen. magn´ticos y ´ptio e e o cos Los fen´menos el´ctricos.1 a 1. dentro de l´ ımites muy amplios. y otras m´s.1. que se ejerce entre las o e part´ ıculas fundamentales que poseen carga el´ctrica 6 . Fen´menos el´ctricos. En a a la pr´ctica eso suele ser muy dif´ cuando no lisa y llanamente imposible.2 conservaci´n de la carga el´ctrica. La otra es la universalidad. Por eso a e su sencillez no es evidente para el profano y se percibe s´lo despu´s de un o estudio paciente y profundo. ya que en los a e fen´menos que se consideran en estas notas se puede ignorar la estructura de los protones. en las estrellas y hasta los confines del universo. Se extienden desde el pasado m´s remoto hasta el m´s lejano futuro. hacer las aproximaciones necesarias para deducir sus consecuencias en los casos de inter´s.2. e Que las leyes fundamentales de la F´ ısica sean simples no significa que sean f´ciles de entender. Justamente. Gran parte del proceso de aprendizaje consiste precisamente en familiarizarse con esos conceptos. porque su simplicidad se logra al precio de introducir a conceptos cada vez m´s abstractos y por lo tanto menos intuitivos. magn´ticos y ´pticos que tratamos en estas o e e o notas responden a la interacci´n electromagn´tica. 1. pero conviene que el lector sepa que hay un marco m´s a amplio dentro del cual se insertan las nociones y conceptos que desarrollaremos en estas p´ginas. o 6 6 .3) y dependen de un n´mero peque˜o u n de par´metros. Una de ellas es la simplicidad. Las leyes b´sicas de la F´ a ısica son pocas. 1. muy simples (basta ver en efecto los diagramas de las Figs. en el espacio. No nos detendremos m´s o e a a sobre estos temas. Es importante no ole En la pr´ctica ´sto implica solamente a los electrones y los protones. a Es importante se˜alar dos caracter´ n ısticas de las leyes y principios fundamentales de la F´ ısica. Sin embargo no es f´cil aplicarlas a situaciones concretas. a ıcil. Rigen tanto para los seres vivientes como para la materia inanimada. y conocidas las leyes. La segunda caracter´ ıstica de las leyes f´ ısicas fundamentales es su universalidad: consiste en que se aplican al macrocosmos y al microcosmos.

Sin entrar en mayores detalles. y del a ıa o mismo modo que la Mec´nica del Continuo. no se pueden describir por medio de las ecuaciones e a de Maxwell y para su explicaci´n es preciso recurrir a la teor´ fundamental. cosa que no es cierta para las ecuaciones de Maxwell. a Para la gran mayor´ de las aplicaciones que interesan al ingeniero. la cual implica que las transformaciones de Galileo no son correctas cuando las velocidades en juego son muy grandes porque la velocidad de la luz es un l´ ımite insuperable. siempre y cuando estudiemos movimientos cuya velocidad es peque˜a en comparaci´n n o con la velocidad de la luz (aproximadamente 300 000 km/s) porque cuando eso ocurre no hay diferencia apreciable entre la Mec´nica Relativ´ a ıstica y la Mec´nica Newtoniana. Estos resule o a tados permitieron a Maxwell formular en 1873 las ecuaciones que llevan su nombre (que son la base del Electromagnetismo Cl´sico) y mostrar que la luz a es un fen´meno electromagn´tico. En particular muchos que involucran la interaca ci´n de la radiaci´n electromagn´tica con la materia. Muchos fen´menos el´ctricos y magn´ticos se conocen desde la antig¨edad o e e u pero reci´n en el siglo XIX se reconoci´ que est´n relacionados. las ıa ecuaciones de Maxwell son m´s que suficientes. o ıa ıa ıa o que fue descubierto en 1897. las susceptibilidades el´ctrica y magn´tica y otras) que se tienen e e a que determinar emp´ ıricamente o calcular por medio de la Mec´nica Estadistica. muchas veces se a a 7 . a a Por otra parte es oportuno mencionar que la teor´ de Maxwell no es comıa patible con la Mec´nica Newtoniana que se estudia en F´ a ısica I. El n´cleo at´mico fue descubierto por Rutheru o ford en 1911 y la existencia del fot´n fue propuesta en 1905 por Einstein. ignora la estructura at´mica y a o trata la materia como un medio continuo que se puede subdividir en partes tan peque˜as como se quiera y que posee ciertas propiedades (como la ren sistividad. sin embargo. El problema proviene de que las leyes de Newton son invariantes por transformaciones de Galileo. en esos casos la Mec´nica de Newton se debe reemplazar por la Mec´nica a a Relativ´ ıstica. el Electromagnetismo Cl´sico es a a una aproximaci´n que podemos usar sin temor de equivocarnos. Igual que la Mec´nica del Continuo. por ejemplo el efecto o o e fotoel´ctrico y otros m´s. o ıa es decir la Electrodin´mica Cu´ntica. Es m´s. La dificultad fue superada gracias a la introducci´n de la Teor´ restringida de la Relatio ıa vidad. Por o estos motivos el Electromagnetismo Cl´sico es una teor´ macrosc´pica. Debemos recordar. De todos modos la podemos aplicar con confianza.1 vidar este hecho porque la unidad b´sica de fen´menos aparentemente muy a o diferentes no es evidente a primera vista. siempre y o cuando no pretendamos describir lo que sucede en la escala at´mica y subo at´mica. debida a Einstein. Por eso hay numerosos fen´menos cuya descripci´n est´ fuera del o o o a Electromagnetismo Cl´sico. que cuano e do Maxwell formul´ su teor´ todav´ no se conoc´ la existencia del electr´n.

8 .2 usan aproximaciones m´s sencillas como la Teor´ de Circuitos. Tambi´n a ıa e ´ gran parte de la Optica7 se puede estudiar prescindiendo de las ecuaciones de Maxwell.1. 7 En particular los temas que se tratan en estas notas.

Por otra parte o si en vez de unirlos con un alambre met´lico se emplea un hilo de seda. a etc. donde aparece lo que llamaron una virtud o fluido el´ctrico y que hoy llamamos carga el´ctrica. ´ste se electrifica y atrae trozos de papel. los metales. seda. Sin embargo fue reci´n o e a principios del siglo XVIII que comenz´ la investigaci´n sistem´tica de los o o a fen´menos el´ctricos.C.1. e e y que la carga el´ctrica se mueve libremente de un cuerpo a otro a trav´s e e de ciertos materiales (el cuerpo humano. Fue as´ que entre 1729 y 1736 Stephen Gray y Jean o e ı Desaguliers encontraron que si un tubo de vidrio previamente frotado (y por lo tanto electrificado) se une por medio de un alambre met´lico a un trozo a de corcho.). ´ se dice elektron y de esta palabra se deriva el t´rmino electricidad. pero si u la l´ ınea de transmisi´n toca el suelo el corcho no se electrifica. ambar a o ıa. que se llaman aisladores (madera.) u que llamaron conductores. e 1 9 . pero que tambi´n hay otros materiales que no e conducen la electricidad. Carga el´ctrica e Desde la antig¨edad se sabe que si se frota un trozo de ´mbar1 con un u a pa˜o de lana el ´mbar adquiere una propiedad en virtud de la cual atrae n a otros objetos. El ´mbar es una resina f´sil muy bonita que se emplea en joyer´ En griego. el aire h´medo. el a corcho no se electrifica. Tambi´n o a o e se sabe desde la antig¨edad que si se frotan entre s´ otros pares de mateu ı riales diferentes ocurren fen´menos del mismo tipo. etc. La primera constancia de esta observaci´n se debe a Tales de o Mileto. Este fen´meno persiste e o a´n si el vidrio y el corcho se separan a distancias de muchos metros. fil´sofo y matem´tico griego que vivi´ en el siglo VI a.Cap´ ıtulo 2 Electrost´tica a 2. cer´mica. Gracias a estos experimentos concluyeron de que la electrificaci´n es un o efecto que se presenta en la superficie de los cuerpos.

mientras que dos cargas de tipos distintos (positiva–negativa) se atraen. as´ el rayo es atra´ por la ı ıdo ´ varilla y la carga el´ctrica es conducida a la tierra sin causar da˜os. que consiste de una varilla met´lica con extremos agudos coneca tada a la tierra por medio de un conductor. sin conocer los trabajos e ın de du Fay. pues interpret´ que en la seda es produce o o una deficiencia de fluido (carga) el´ctrico.1 Entre 1733 y 1734 Fran¸ois du Fay frot´ con tela de seda dos tubos de c o vidrio iguales y encontr´ que los tubos se repelen si se los acerca. Se trata de una botella de e vidrio recubierta por dentro y por fuera por sendas capas delgadas de esta˜o. La botella de Leiden y el pararrayos En 1746 Pieter van Musschenbroek construy´ en Leiden (Holanda) el o primer dispositivo para almacenar cargas el´ctricas. n En la botella de Leiden se pueden almacenar considerables cantidades de carga el´ctrica. e Hacia mediados del siglo XVIII Benjam´ Franklin encontr´ que duranın o te las tormentas hay efectos el´ctricos en la atm´sfera y descubri´ que los e o o rayos son descargas el´ctricas. hizo id´nticos descubrimientos. 10 . A partir de varias pruebas semejantes concluy´ que o dos objetos id´nticos se repelen cuando se electrifican de id´ntica manera. y llam´ positivo a este estado. tras ser frotado con un e u e trozo de seda el vidrio electrificado adquirere un exceso de fluido (carga) el´ctrico.1. Franklin logr´ recoger cargas el´ctricas de la e o e atm´sfera por medio de varillas con extremos agudos. pero una carga resinosa atrae una carga vitrosa. Como o cada uno de los tubos adquiere el mismo tipo de carga esto implica que cargas iguales se repelen. existen en la naturaleza dos tipos de carga el´ctrica: poe sitiva y negativa.2. Durante la d´cada siguiente Benjam´ Franklin. e e Haciendo experimentos del mismo tipo con diferentes materiales encontr´ que o hay dos tipos de electricidad. a una la llam´ vitrosa (la que aparece cuando o se frota el vidrio con un tejido de seda) y a la otra resinosa (la que aparece cuando se frota el ´mbar con un pa˜o de lana). Dos cargas el´ctricas del mismo tipo (negativa–negativa e o positiva–positiva) se repelen. La terminolog´ de Franklin se e ıa sigue usando hoy. En resumen.1. Posteriormente se dise˜aron otros dispositivos m´s pr´cticos e n a a para almacenar carga el´ctrica. que se llaman condensadores. 2. Fue as´ que invent´ el o ı o pararrayos. As´ du Fay concluy´ que a n ı o una carga resinosa repele otra carga resinosa y una carga vitrosa repele otra carga vitrosa. Seg´n ´l. Al estado de la seda con la que se e o o frot´ el vidrio lo llam´ negativo. Esta fue e n la primera aplicaci´n pr´ctica de la investigaci´n cient´ o a o ıfica de la electricidad.

1. e n La serie triboel´ctrica que se presenta en la Tabla 2. Triboelectricidad Los fen´menos de electrificaci´n mencionados en los p´rrafos precedeno o a tes se deben al efecto triboel´ctrico. el aire en contacto con la seda adquiere carga positiva y la seda una carga negativa. El efecto triboel´ctrico se relaciona con la fricci´n solamente porque ame o bos se deben a la adhesi´n y aumenta cuando se frotan los materiales porque o entonces se tocan y se separan muchas veces. mientras que otros tienden a ceder algunos de los suyos. ordenados de positivos a negativos de acuerdo con la polaridad de la separaci´n de carga que ocurre cuando entran en contacto. gracias al cual ciertos materiales quedan e cargados cuando se separan despu´s de estar en contacto con un material e diferente (como ocurre cuando se frotan). Cuando se los separa. Cuanto m´s e a alejados en la serie. la temperatura. La polaridad de las cargas es la misma si el aire est´ en a contacto con polietileno. Esto ocurre porque el efecto o no depende unicamente de la naturaleza de los materiales ya que tambi´n ´ e influyen otros factores. Existen tambi´n otros efectos e que favorecen la electrificaci´n por contacto. pero la magnitud del efecto es mayor en este ultimo ´ caso. as´ como otros que se oponen a o ı Uno de estos efectos es la descarga de corona.1 es una lista de e materiales.2 2. De este o modo cuando se tocan dos materiales. As´ por o ı. Adem´s algunos materiales pueden intercambiar iones3 de ı a diferente movilidad o bien fragmentos de mol´culas de mayor tama˜o.2. Por lo tanto el efecto no es muy reproducible y solamente se pueden dar algunas de sus caracter´ ısticas generales. tanto mayor es la separaci´n de las cargas. de resultas del cual ambos objetos se cargan. La tabla no es rigurosa y puede ocurrir que materiales cercanos en la serie no intercambien carga. o que intercambien carga de polaridad opuesta a la que implica su posici´n dentro de la lista. a pesar de que el desequilibrio as´ producido suele ser destru´ parcialmente por otros efectos que no disı ıdo 2 cutiremos aqu´ . Al entrar en contacto algunas partes de las superficies se adhieren y hay un pasaje de cargas el´ctricas de un matee rial al otro para igualar sus potenciales electroqu´ ımicos. La polaridad que adquieren y la magnitud del efecto dependen de los materiales y de la rugosidad de las superficies. Un ion es un ´tomo o una mol´cula que ha a e perdido (o ganado) uno o m´s electrones y por eso tiene una carga el´ctrica no nula. ejemplo. El nombre viene del griego tribos (frotar). etc. a e 3 2 11 . el que figura antes en la serie adquiere una carga positiva y el que figura despu´s una carga negativa. que se trata m´s adelante. pero en realidad para que tenga lugar el efecto basta que los materiales se toquen. a Normalmente los ´tomos y mol´culas tienen igual n´mero de cargas positivas y nea e u gativas y por lo tanto su carge neta es nula. algunos de los ´tomos que a estaban adheridos tienden a llevarse consigo electrones extra.

como el gas natural y vapores de l´ ıquidos como la nafta.poliuretano e a . el ´ter y otras sustancias. puede atraer part´ n ıculas de polvo.orlon .n´ ıquel y cobre . si se acerca mue cho a un conductor descargado o a un objeto cuya carga es muy diferente puede ocurrir una descarga el´ctrica. lo que aumenta la capacidad del material electrificado de conservar su carga y al ser menor la conductividad del aire seco se hace m´s dif´ eliminar a ıcil gradualmente la carga que se ha acumulado.cabello . Por otra parte la electrificaci´n por frotamiento se aprovecha en dispositivos como las o fotocopiadoras y las impresoras de chorro de tinta.papel . Sin embargo pueden incendiar mezclas de aire y gases inflamables. como se suele hacer en los hospitales.plomo . a´n o u peque˜a. lo que en la manufactura de textiles puede causar manchas permanentes en las telas.azufre .estireno .acetato y rayon .2.lucite .madera . − carga negativa.mica .cuarzo . Las descargas de esta clase son inofensivas para las personas porque la energ´ en juego es min´scula (del orden de pocos microjoules en aire seco ıa u y mucho menos con humedad).silicio .vinilo (PVC) .oro y platino . que se manifiesta porque salta una chise pa.caucho el´stico .caucho sint´tico .piel de conejo . Cuando la humedad relativa del a aire es baja es mayor el potencial necesario para que se produzca la descarga. La carga que adquiere una persona que camin´ sobre una alfombra puede o dar lugar a un potencial de varios miles de volt4 .resinas . Una superficie frotada que aduiri´ una carga. Al viajar en autom´vil la carrocer´ acumuo ıa la carga y pueden saltar chispas desde la misma a un pasajero cuando ´ste e desciende y toca el suelo. En aire seco basta quitarse la camisa para que salten chispas. Por eso se tiene que evitar la acumulaci´n de e o carga el´ctrica al transportar l´ e ıquidos inflamables en carritos.cuero .algod´n y acero (no se cargan) . e (+) aire . a e 12 . Una descarga est´tica a de alto voltaje puede destruir ciertos dispositivos electr´nicos como circuio tos integrados CMOS y transistores MOSFET y por lo tanto se tienen que tomar precauciones adecuadas para almacenarlos y manipularlos.lana .poliester .1: Serie triboel´ctrica: + indica carga positiva. Por todo esto la triboelec4 Ver m´s adelante el significado de estos t´rminos. ıa o Cuando la superficie de un material tiene carga el´ctrica.nylon .aluminio .polietileno .cera o ´ poliestireno .ambar .seda .polipropileno .teflon .membrana pl´stica .vidrio .bronce y plata .piel de gato . El tema todav´ no se conoce bien y es materia de investigaci´n. suficiente para causar una chispa de un cent´ ımetro de longitud o m´s.caucho r´ a ıgido .piel humana .1 Cuadro 2.goma de silicona .ebonita (−) ella.

hay un n´mero o u u enorme de electrones y protones. La carga de los protones es positiva y su magnitud es tambi´n e. Sin entrar en mayores detalles de ´ como se lleg´ a aclarar esta cuesti´n.1. o Los protones y neutrones est´n formados por combinaciones de tres quarks. salvo en los experimentos con part´ ıculas de alta energ´ que permiten observar ıa la estructura interna de los protones y los neutrones. que se emplea en varios laboratorios o cient´ ıficos para producir voltajes est´ticos de varios millones de volt. mientras que los neutrones no tienen e 6 carga . Si con una o mano se hace girar la esfera mientras se la presiona con la otra mano la esfera se carga y atrae objetos cercanos.2 tricidad es un tema importante para la industria. pero habitualmente el n´mero de electrones u De acuerdo con la convenci´n introducida por Franklin. hoy sabemos que la carga el´ctrica es o o e una propiedad de los electrones y de los protones que integran (junto con los neutrones) el n´cleo at´mico. a´n muy diminuto. Cuantificaci´n de la carga el´ctrica o e Los experimentos que mencionamos hasta ahora muestran la existencia de cargas el´ctricas y algunas de sus propiedades pero nos dicen poco acerca e de donde residen ultimamente esas cargas. Una excepa a ci´n es el generador de Van de Graaf. Consta de una esfera de azufre que puee o de girar alrededor de eje montado sobre un armaz´n de madera. Generadores electrost´ticos a En 1663 Otto von Guericke construy´ el primer generador de cargas o el´ctricas por medio de la fricci´n. Todos los electrones son id´nticos y poseen u o e 5 cargas negativas cuya magnitud se indica con e.4.3. Pero la e u naturaleza de la interacci´n fuerte obliga a los quarks a agruparse de a tres y no permite o la existencia de quarks aislados. Esas m´quinas producen cantidades apreciables de carga el´ctrica y pueden dar a e lugar a chispas muy llamativas al acercar los terminales a otras superficies. n 2. Hoy los generadores basados en el efecto triboel´ctrico se utilizan solae mente para demostraciones de clase porque se cuenta con dispositivos mucho m´s eficientes para producir electricidad para los usos pr´cticos. Posteriormente Isaac Newton propuso usar una esfera de vidrio en lugar de una de azufre.1. Al transcurrir los a˜os se consn truyeron otros generadores electrost´ticos m´s eficientes y a comienzos del a a siglo XIX ya exist´ varios dispositivos de este tipo. que se sigue usando hoy. En cualquier cuerpo macrosc´pico. no solamente por razones de seguridad y para evitar eventuales da˜os a los bienes. basados en discos que se ıan hacen girar por medio de manivelas y se cargan al frotar otra superficie. cada uno a de los cuales posee una carga el´ctrica que seg´n la especie vale +2e/3 o −e/3. 6 5 13 . Por ese motivo no se pueden observar cargas de magnitud menor que e. a 2.

u e a Por otra parte la magnitud de e es muy peque˜a en comparaci´n con la carga n o o de un cuerpo macrosc´pico7 . pero toda vez que en un cuerpo aparece una carga el´ctrica. a 8 7 14 . Conservaci´n de la carga o Todas las interacciones fundamentales de la naturaleza conservan la carga el´ctrica8 .1. 2. ver la Subsecci´n 2. 10 Para eso us´ una balanza de torsi´n. La carga el´ctrica que e e un cuerpo adquiere (por ejemplo cuando se lo frota con otro) se debe a que queda con un d´ficit o con un super´vit de electrones. seg´n si su carga es e a u positiva o negativa. M´s adelante veremos como proceder cuando estemos a en presencia de cuerpos extensos. tomo I. Mec´nica. como la part´ ıcula y la antipart´ ıcula tienen cargas de igual magnitud y signo opuesto la carga neta no var´ ıa. 2. o o Esta ley de conservaci´n est´ relacionada con una simetr´ de los campos cu´nticos o a ıa a que describen las part´ ıculas y sus interacciones. 9 Si bien se pueden crear o destruir pares. Por lo tanto no hay procesos cuyo resultado sea la creaci´n o la e o destrucci´n de una cantidad neta de carga9 .6.2. Una breve descripci´n de este dispositivo se o o o encuentra en J.2. Cap 4. e e en alguna otra parte debe aparecer una carga de igual magnitud y signo opuesto.5.2 es igual al n´mero de protones de modo que la carga neta del cuerpo es nula u y se dice que el cuerpo es (el´ctricamente) neutro. Por lo tanto en la escala macrosc´pica se puede o ignorar la atomicidad de la carga y suponer que q es una variable continua.2. En cualquier caso. o de modo que podemos suponer que sus cargas est´n concentradas en puntos a (cargas puntiformes). la carga q del cuerpo es siempre un m´ltiplo exacto de la carga elemental e: la carga el´ctrica est´ cuantificada. Un cuerpo puede ganar o perder o carga el´ctrica. Gratton.1. Cargas puntiformes Seg´n se acaba de ver la carga de un cuerpo macrosc´pico proviene del u o exceso o defecto de electrones que tiene y no es f´cil saber con exactitud a donde se ubican las cargas elementales responsables de la misma.2. Por lo tanto por ahora vamos a considerar solamente cuerpos cargados cuyas dimensiones lineales son despreciables en comparaci´n con las distancias que los separan. La Ley de Coulomb En 1785 el ingeniero militar franc´s Charles Auguste Coulomb midi´ con e o 10 precisi´n la fuerza entre dos part´ o ıculas con cargas el´ctricas Q y q en varias e T´ ıpicamente por unos 9 ´rdenes de magnitud. 2.

1) Figura 2.2) Tambi´n estudi´ el efecto de cambiar r.1: Fuerza entre dos particulas cargadas: (a) cargas de igual polaridad (++) y (−−). cambiando la magnitud de la carga Q. manteniendo constantes ambas care o gas. o sea que Fq ∼ |q|. Cambiando la magnitud de la carga q. 2. o repulsiva si la polaridad es la misma) es proporcional a la magnitud de q. 15 (2. Viceversa. q Q FQ rQ O q r Q FQ rq rQ O Fq (b) Fq r rq (a) (2. encontr´ que la o magnitud Fq de la fuerza que Q ejerce sobre q (ya sea atractiva si Q y q tienen distinta polaridad. (2. es decir que Fq ∼ |Q|.1). (b) cargas de polaridad opuesta (+−) y (−+). esto es Fq ∼ 1/r2 .3) . sin cambiar la carga q y manteniendo fija r. sin cambiar la carga Q y manteniendo fija la distancia r entre 1 y 2. As´ encontr´ que Fq es proporcional a la inversa del cuadrado de la ı o distancia.2 situaciones (Fig. encontr´ que la magnitud de Fq es proporcional a la o magnitud de Q.

o choca contra la noci´n intuitiva de que para interactuar con un objeto es o preciso entrar en contacto con ´l o bien contar con un intermediario que e le transmita nuestra acci´n.2. Esto ultimo. llamada acci´n a distancia. F q = k1 qQ 2. a 11 16 . 2. 9) se pueden adaptar f´cilmente a la a a electrost´tica. Cap. e ıo. a pesar de que las leyes de o o Newton y de Coulomb son perfectamente satisfactorias13 del punto de vista Por este motivo muchos de los resultados que se obtienen para la gravitaci´n (ver o por ejemplo J. Gratton. 5 a 13 Se entiende que dentro de su ´mbito de validez. tiene sentido opuesto y ambas se ejercen en la direcci´n de o o r. Comentarios sobre la Ley de Coulomb Corresponde aclarar que la ec. Mec´nica. permite definir la energ´ potencial electrost´tica. porque como veremos m´s adelante tambi´n act´a una fuerza de origen a e u magn´tico cuya magnitud es proporcional a la velocidad que lleva la carga. Cap. ˆ ≡ r/r es un o r versor en la direcci´n y sentido de r y el signo de q es positivo (q > 0) o o negativo (q < 0) seg´n si la polaridad de esa carga es positiva o negativa y u lo mismo vale para Q (Q > 0 o Q < 0 de acuerdo con la polaridad de Q). que tambi´n es proporcional al proo e ducto de las masas e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia entre ellas.2. Mec´nica. Cuando una carga o e e se mueve. Este conjunto de resultados recibe el nombre de ley de Coulomb.2 Por supuesto la fuerza FQ que q ejerce sobre Q es siempre igual en m´dulo o y direcci´n a Fq . aunque a diferencia de la fuerza de Coulomb es siempre atractiva11 . como manda la Tercera Ley de Newton.4 es central y conservativa 12 . ıa a Al igual que la ley de Newton de la gravitaci´n. (2. Tomo 1. Por este motivo la acci´n a distancia nunca fue o o vista con buenos ojos por los te´ricos y los fil´sofos. Tomo 1.4) 3 r r En esta ecuaci´n k1 es una constante de proporcionalidad. como veremos en ´ breve. la ley de Coulomb implica o que un objeto puede ejercer una fuerza sobre otro a pesar de estar lejos e incluso separado de ´l por el vac´ Esta idea.4 describe correctamente la fuerza entre dos cargas a condici´n de que ´stas est´n en reposo. Gratton.1. 2. e Es oportuno comentar ahora las caracter´ ısticas de la fuerza de Coulomb. a 12 ver por ejemplo J.4 se parece mucho a la expresi´n de la fuerza de o atracci´n gravitatoria entre dos masas. La fuerza 2. En primer lugar la ec. la fuerza de Coulomb no es la unica fuerza que se ejerce sobre ´ ella. La Ley de Coulomb se puede expresar en forma sencilla utilizando la notaci´n vectorial: o r ˆ r = k1 qQ 2 = −F Q .

Aunque la carga total (neta) del medio sea nula. donde no se pueden aplicar las ecuaciones de Maxwell. la fuerza que act´a u a u sobre q es F q = F 1q + F 2q . Por ahora vamos a suponer que estamos tratando con cargas en el vac´ y dejamos para m´s adelante el estudio de la ıo a electrost´tica de medios materiales. F iq = k1 qQi ˆi r . l´ ıquidos y s´lidos) est´n determinadas por las fuerzas o a el´ctricas: la fuerza gravitatoria no juega ning´n rol. aparecen o efectos no lineales que se describen en el marco de la electrodin´mica cu´ntica. la presencia de o esas cargas no es irrelevante y se debe tomar en cuenta de alguna manera. Los expeo rimentos a escala macrosc´pica muestran que cuando dos cargas Q1 y Q2 o interact´an simult´neamente con una tercera carga q. esto es u n Fq = i=1 F iq . El efecto es muy peque˜o en el caso del aire pero puede ser muy grande n cuando se trata de otros medios.4 describe la interacci´n entre dos cargas puntuales. o En la escala at´mica la fuerza el´ctrica es enormemente m´s intensa que o e a la atracci´n gravitatoria. que establecen una relaci´n lineal entre el campo el´ctrico y sus fuentes. M´s adelante veremos que la introducci´n del concepto de campo a a o el´ctrico permite superar el inconveniente de la acci´n a distancia.2 pr´ctico. Un resultado semejante vale para cualıan quier n´mero n de cargas. En o e el dominio subat´mico. 2 ri (2.1. en todo medio material hay una cantidad enorme de cargas que residen en los electrones y n´cleos u at´micos. u La ley de Coulomb vale para cargas en el vac´ y gracias al principio de ıo superposici´n se puede aplicar a cualquier n´mero de cargas siempre que too u das est´n en el vac´ Pero el problema se complica cuando las cargas est´n e ıo.2 × 10 . De todos a a modos estos efectos son irrelevantes en el dominio macrosc´pico. Por este motivo la estructura y las propiedades de la materia (gases.5) donde ri es el vector que va de Qi a q.4. Como vimos en 2. o La ley 2. donde F 1q y F 2q son las fuerzas que Q1 y Q2 ejercer´ individualmente sobre q. Por otra parte los cuere u pos de escala astron´micas y c´smica son el´ctricamente neutros y la fuerza o o e dominante es la atracci´n gravitatoria. Esta propiedad se llama principio de superposici´n de fuerzas y permite aplicar la ley de Coulomb a cualquier o n´mero de cargas14 . a El principio de superposici´n de fuerzas es una consecuencia de las ecuaciones de o Maxwell. dado que e o el campo juega el rol del intermediario que transmite la interacci´n. Por ejemplo la repulsi´n Coulombiana entre dos o o protones es mayor que la atracci´n gravitatoria entre esas mismas part´ o ıcula 36 por un factor 1. o 14 17 . a rodeadas por un medio material.

En el SI hay cuatro dimensiones fundamentales: las tres que se usan en Mec´nica. como el lector puede deducir f´cilmente de la ec.2.7) El valor de ǫ0 depende de la velocidad de la luz en el vac´ que por definici´n18 ıo. Dado que la unidad de fuerza es el newton (N). a 16 M´s adelante veremos como se define el coulomb. 2.) y por lo tanto se presta para tratar las aplicaciones que involucran circuitos el´ctricos. Por lo tanto en el SI la ley de Coulomb se escribe como Fq = qQ r r qQ ˆ = = −F Q 3 4πǫ0 r 4πǫ0 r2 (SI). que es el ı que emplean los ingenieros15 . tiempo a ([tiempo] ≡ T ) y masa ([masa] ≡ M) y una dimensi´n el´ctrica adicional o e que se puede elegir como la carga el´ctrica ([carga] ≡ Q). Adem´s la constante k1 se escribe como a 17 k1 ≡ 1/4πǫ0 donde ǫ0 es otra constante . el kilogramo y el segundo como unidades mec´nicas. De resultas de esto el mencionado valor de c es exacto. a saber longitud ([longitud] ≡ L). luego es natural elegir el metro. el segundo (s) y el kilogramo (kg) y la unidad de carga el´ctrica se e 16 llama coulomb y se indica con C. tiempo y masa son el metro (m). a En este sistema las unidades de longitud.2.987551787 × 109 N m2 C−2 (SI). o 18 En 1983 se redefini´ el metro como la distancia que recorre la luz en el vac´ perfecto o ıo en 1/299792458 segundos. De acuerdo con e esto en el SI las dimensiones de k1 son L3 MT −2 Q−2 .6) Debido a la presencia del factor 1/4π en la ec. a 17 La raz´n de esta aparente complicaci´n es que las f´rmulas resultan m´s sencillas. ampere. resulta entonces ǫ0 = 8. (2.854187818 × 10−12 N−1 m−2 C2 y por lo tanto k1 = 8. que como sabemos es arbitraria. (2.2 2. 15 18 . pues es un factor que aparece por la elecci´n del sistema de unidades. Unidades de carga El valor de k1 y sus dimensiones dependen del sistema de unidades. Aqu´ usaremos casi siempre el Sistema Internacional (SI). 2.6 se dice que el SI es un sistema racionalizado para distinguirlo de otros sistemas parecidos (no racionalizados) en los que ese factor no aparece en la expresi´n de la Ley de o Coulomb. o vale exactamente La principal ventaja de este sistema es que incorpora las unidades t´cnicas habituales e (volt. o o o a Debe quedar claro que ǫ0 no se relaciona con una propiedad f´ ısica. coulomb etc.4.2. Esas unidades t´cnicas implican que la unidad de tiempo e e es el segundo y que la unidad de potencia es el watt. Es muy importante tener presente esto porque en el electromagnetismo se usan varios sistemas de unidades que difieren entre s´ no solamente por factores ı num´ricos sino tambi´n por una diferente elecci´n de las dimensiones fundae e o mentales.

El SG emplea las unidades mec´nicas cgs. Por lo tanto es una unidad derivada y vale 1 statC = 1 g1/2 cm3/2 s−1 = 1 erg1/2 cm1/2 .99792458 × 108 m/s. En t´rminos de c el valor de k1 en el SI es e k1 = (10−7 N s2 C−2 ) c2 En el SI el valor de la carga elemental e es19 e = 1.60217733(49) × 10−19 C (SI). Pero existen variantes racionalizadas en o las cuales k1 = 1/4π.00025 %. Por lo tanto la ley de Coulomb se escribe como Fq = qQr qQˆ r = 2 = −F Q r3 r (SG). Es f´cil verificar que 1 C corresponde a a 2997924580 statC o en otras palabras. En algunos casos lo usaremos en estas notas. 20 19 19 . Para que este cuerpo tenga una carga positiva de 1 C tiene que haber un d´ficit de electrones de apenas un e 0. longitud y tiempo solamente).8) (2. Puesto que ǫ0 tiene dimensiones. Con esta elecci´n el SG no es racionalizado. (SI).4 × 10 electrones.11) De aqu´ se desprende que en este sistema las dimensiones de la carga son ı 1/2 3/2 −1 M L T .10) Por lo tanto el coulomb equivale (salvo el signo) a la carga de aproximadamente 6 × 1018 electrones. las dimensiones del coulomb no son las mismas que las del statcoulomb (no se puede expresar el coulomb en t´rminos e de masa. En el sistema Gaussiano (SG) hay solamente tres dimensiones fundamentales: las tres que se usan en Mec´nica (longitud. que se llama Gaussiano. 2. La unidad de carga a el´ctrica de este sistema se llama statcoulomb (statC) o franklin (Fr) o unidad e electrost´tica de carga (esu) y se define as´ si dos objetos en reposo cada a ı: uno de los cuales lleva una carga de 1 statC est´n a la distancia de 1 cm se a repelen con la fuerza de 1 dina. Es oportuno mencionar que en los estudios te´ricos se prefiere usar un o sistema diferente. En comparaci´n un cubo de cobre de 1 cm de o 24 lado contiene unos 2. (2. si un cuerpo tiene una carga de El n´mero entre par´ntesis es la incertidumbre de los dos ultimos d´ u e ´ ıgitos. porque las f´rmulas resultan m´s o a sencillas cuando se escriben en este sistema.2 c = 2. tiempo y masa) a 20 y se elige k1 = 1 en la ec.9) (2. (2.4.

2.3 1 coulomb, ese cuerpo tiene una carga de 2997924580 statcoulombs21 . El n´mero 2997924580 es exacto e igual a 10 veces el valor de c expresado u en m/s. En forma aproximada 1 C corresponde a 2,99792 × 109 statC y viceversa 1 statC corresponde a 3,33564 × 10−10 C. Se debe notar es un error escribir 1 C = 2997924580 statC porque los dos miembros tienen diferentes dimensiones. Una f´rmula escrita en el SI no se puede transformar en una o f´rmula del sistema Gaussiano simplemente multiplicando el valor de la carga o por 2997924580 para pasar de C a statC (como se hace, por ejemplo, para pasar de metros a cent´ ımetros). La forma correcta para pasar del SI al sistema Gaussiano es: 1 C = 4πǫ0 × 2997924580 statC. (2.12)

Sirvan estas aclaraciones para mostrar que en el electromagnetismo hay que tener cuidado con el manejo de diferentes sistemas de unidades. Salvo menci´n expresa, en lo que sigue escribiremos las ecuaciones sin hacer reo ferencia a un particular sistema de unidades, escribiendo la ley de fuerza y dem´s ecuaciones relacionadas en terminos de la constante de proporcionalia ı o dad k1 . As´ con la sustituci´n 1/4πǫ0 → k1 se obtienen las expresiones en el SI y con la sustituci´n 1 → k1 las que corresponden en el sistema Gaussiano. o

2.3.

El campo el´ctrico e

Se puede reformular la electrost´tica de manera de evitar el problema de a la acci´n a distancia que mencionamos en el punto 2.2.1 introduciendo el o concepto de campo el´ctrico 22 . La idea consiste en suponer que la presencia e de una carga puntiforme Q situada en el punto r Q modifica el espacio que la rodea de modo tal que cada punto r P adquiere una propiedad que llamamos campo el´ctrico y que indicamos con E (Q, r Q , r P ). En virtud de esa proe piedad una carga de prueba q ubicada en r P experimenta una fuerza dada por F q = qE (Q, r Q , r P ). (2.13)

Aqu´23 E (Q, r Q , r P ) no depende de q. En el caso que estamos considerando ı el campo se origina en la unica carga puntiforme Q y a partir de la Ley de ´ Coulomb 2.4 es evidente que
El coulomb es una carga muy grande que raramente se encuentra en problemas reales de electrost´tica, mientras que el statcoulomb tiene un tama˜o m´s acorde con las cargas a n a electrost´ticas habituales. a 22 La noci´n de campo fue introducida por Michael Faraday. o 23 Puesto que E depende de la posici´n la 2.13 se aplica solo si q es puntiforme. o
21

20

2

E (Q, r Q , r P ) = k1 Q

ˆQP r , 2 rQP

(2.14)

donde rQP ≡ r P − r Q . Debe quedar claro que en la 2.14 el punto donde se encuentra Q, la fuente del campo, est´ fijo y P , el punto donde alculamos el a campo, es arbitrario. Si tenemos varias cargas puntiformes Qi ubicadas en r i (i = 1, ..., n), el principio de superposici´n 2.5 nos dice que o
n

E=
i=1

Ei

,

E i = k1 Qi

ˆiP r , 2 riP

(2.15)

donde riP ≡ r P − r i es el vector que va de Qi a P . En el caso general de una distribuci´n arbitraria de cargas el campo o el´ctrico se define a partir de e F = qE , (2.16)

donde q es la carga del cuerpo de prueba, F es la fuerza sobre dicho cuerpo y E es el campo el´ctrico, que no depende de la carga de prueba y est´ dee a terminado solamente por las cargas fuentes del campo. Es esencial aqu´ suponer la existencia de cargas de prueba que no perturı ben el campo, o cuyo efecto sobre el campo es despreciable. En la electrost´tia ca macrosc´pica esto no trae dificultades porque en la pr´ctica la magnitud o a q de la carga de prueba se puede hacer arbitrariamente peque˜a. Adem´s, n a si las fuentes del campo son cargas puntiformes (o casi puntiformes) fijas, q puede ser incluso arbitrariamente grande. Sin embargo si las fuentes del campo son cargas situadas sobre superficies conductoras extensas, la introducci´n de una carga de prueba grande produce el desplazamiento de esas o cargas y por lo tanto modifica el campo. A diferencia de la electrost´tica macrosc´pica, cuando se intenta aplicar a o estas nociones al dominio at´mico aparecen serias dificultades. En ese domio nio los efectos de las cargas de prueba sobre el campo no se pueden despreciar nunca porque esas cargas no se pueden hacer arbitrariamente peque˜as. n Adem´s las fuentes del campo no est´n en reposo. a a

2.4.

Potencial el´ctrico e

La fuerza que un campo electrost´tico ejerce sobre una carga de prueba es a conservativa. Esto es evidente porque la fuerza de Coulomb entre dos cargas es conservativa y por el principio de superposici´n la fuerza sobre la carga de o 21

2.4 prueba se puede siempre imaginar como la suma de las fuerzas que ejercen sobre ella las cargas puntiformes fuentes del campo el´ctrico24 . Por lo tanto e se cumple que el trabajo de la fuerza el´ctrica en un desplazamiento de la e carga de prueba a lo largo de un camino cerrado cualquiera C (Fig 2.2, (a)) es nulo:
F F

q
ds P C (a) P1 C'

q
ds P2 C'' (b)

Figura 2.2: La fuerza el´ctrica que un campo electrost´tico ejerce sobre una e a carga de prueba es conservativa: (a) el trabajo en cualquier camino cerrado C es nulo, (b) el trabajo en un desplazamiento desde cualquier punto P1 a cualquier punto P2 no depende del camino recorrido.

C

F · ds = 0.

(2.17)

Por lo tanto el trabajo de la fuerza el´ctrica en un desplazamiento de la e carga de prueba desde cualquier punto P1 a cualquier otro punto P2 depende solamente de P1 y P2 y no depende del camino seguido para ir de P1 a P2 . Procediendo como en Mec´nica25 podemos definir la energ´ potencial a ıa electrostatica de la carga de prueba en el punto P (Fig. 2.3, (a)) como
P O

VP ≡ −

O

F · ds + VO =

P

F · ds + VO .

(2.18)

Aqu´ O es un punto de referencia que se puede elegir arbitrariamente y VO es ı la energ´ potencial de la carga de prueba en O, cuyo valor se puede tambi´n ıa e
Esto se puede generalizar f´cilmente al caso de campos generados por distribuciones a continuas de cargas (tanto distribuciones en un volumen, sobre una superficie o a lo largo de una l´ ınea) reemplazando la suma por oportunas integrales, como veremos m´s adelante. a 25 Ver por ejemplo J. Gratton, Mec´nica, tomo I, Cap 5. a
24

22

19) Esta ecuaci´n expresa que el trabajo realizado en un desplazamiento de la o carga de prueba desde P1 a P2 (Fig.3: Energ´ potencial electrostatica: (a) definici´n.3. ıa fijar arbitrariamente26 . (2.22) Aqu´ O es un punto de referencia arbitrario y φO es el potencial en O.20) C y que podemos definir el potencial electrost´tico (energ´ potencial por unidad a ıa de carga) por medio de V = qφ donde φP = − P O (2. (2. ıa Puesto que F = qE lo anterior implica que E · ds = 0 (2. 2. (b)) es igual a menos la variaci´n o de la energ´ potencial. El potencial electrost´tico es una funci´n escalar de la posici´n (un campo a o o escalar) que depende solamente de las cargas fuente. (b) el trabajo ıa o el´ctrico en un desplazamiento desde P1 a P2 depende de la diferencia de e energ´ potencial entre ambos puntos. Si conocemos φ(r ) el La arbitrariedad de la elecci´n de O y VO no tiene consecuencias porque solamente o interesan las variaciones de V .21) E · ds + φO . De lo anterior resulta que P2 P1 F · ds = −(VP2 − VP1 ). 26 23 .2 P1 VP1 ds q F O VO P2 VP2 P q ds F O VO VP (a) (b) Figura 2. cuyo ı valor se puede fijar arbitrariamente.

. 27 24 . φi (r P ) = k1 Qi . Es f´cil ver que el potencial de a una carga puntiforme Q es φ(r P ) = k1 Q .16 y 2.5 campo el´ctrico se puede calcular a partir de la ecuaci´n e o E = −∇φ. n) es φ(r P ) = i φi (r P ) . riP (2. Dimensiones y unidades del potencial y el campo el´ctrico e De la ec. (2.21 se desprende que [φ] = [energ´ ıa]/Q y por lo tanto la unidad de potencial del SI. Para usar las f´rmulas o 2. 2. (2. 2..25) donde riP ≡ r P − r i es el vector que va de Qi a P . rQP (2. Se tiene que diferenciar respecto de las coordenadas del punto del campo r P .22.23) que se puede obtener diferenciando27 la 2.26) De las ecs. Se deja como ejercicio para el lector encontrar las dimensiones de φ y E en el sistema Gaussiano y las relaciones que permiten pasar del statV y el statV/cm a V y V/m. manteniendo fijas las fuentes Qi .22 resulta que [E ] = [fuerza]/Q = [φ]/L y por consiguiente en el SI la unidad de campo el´ctrico es e 1 N/C = 1 V/m (SI). es: 1 V = 1 J/C (SI)..2.24) y que el potencial de varias cargas puntiformes Qi ubicadas en r i (i = 1..24 y 2. que se llama volt y se indica con V.4. (2.25 en el SI hay que poner k1 = 1/4πǫ0 .1. 2.27) En el sistema Gaussiano las unidades de potencial y campo son el statvolt (statV) que vale 1 statV = 1 erg/statC (SG) y el statV/cm cuyo valor es 1 statV/cm = 1 dina/statC (SG).

Es una de las cuatro ecuaciones de Maxwell.4 (a)). Claramente o E (r ) = k1 q ˆ r . En su forma integral la Ley de Gauss establece que ΦE .S es el flujo de E que sale de la superficie cerrada S y que se define ı como la integral sobre S del producto escalar de E por dS . pero es m´s e a a general porque vale tambi´n cuando las cargas est´n en movimiento (es decir e a en presencia de corrientes el´ctricas).2 2.28) S Aqu´ ΦE . e 29 Tambi´n llamado Teorema de Gauss. e a a Tambi´n est´ vinculada (como veremos) con la Ley de Coulomb. Para demostrar la Ley de Gauss consideremos primero qu´ sucede si tee nemos una unica carga. 2.S ≡ E · dS = 4πk1 QV (2. tambi´n llamada Teorema de Gauss del flujo. pero m´s adelante vamos a mostrar como se escribe la Ley de Gauss en prea sencia de medios materiales.28 es k1 q dΩ y o entonces E · dS = k1 q dΩ = 4πk1 q 4π (q dentro de V ) S 28 Esta ley. La superficie S o limita el volumen V y QV es la carga total dentro de V . Se la puede expresar tanto de forma integral como de forma o diferencial y se puede pasar de una forma a la otra por medio del teorema de la divergencia29 . La Ley de Gauss La ley de Gauss28 establece la relaci´n entre el campo el´ctrico y la distrio e buci´n de cargas. Sea entonces q una carga dentro de S y sea r la ´ posici´n del elemento dS referida a q (Fig. e De acuerdo con la ley de Gauss en su forma integral el flujo del campo el´ctrico E que sale de una superficie cerrada S cualquiera es proporcional e a la carga total QV dentro del volumen V encerrado por la superficie. que establecen las relaciones entre los campos el´ctrico y magn´tico y sus fuentes (o sea las e e cargas y las corrientes el´ctricas) y son la base de la Electrodin´mica Cl´sica. r2 Pero ˆ · dS = r2 dΩ donde dΩ es el diferencial de ´ngulo s´lido subtendido r a o por dS desde la posici´n de q. que es un vector infinitesimal cuyo m´dulo es el diferencial de ´rea dS de la superficie S y o a cuya direcci´n y sentido son los de la normal exterior a S. fue formulada por Carl Friedrich e Gauss en 1835 aunque fue publicada reci´n en 1867. Por el momento vamos a considerar solamente distribuciones de cargas en el vac´ ıo.5. e 25 . Por lo tanto el integrando de 2.

desde la posici´n de q a o la superficie subtiende el ´ngulo s´lido Ω y queda dividida en dos partes: S1 a o (la parte m´s lejana a q) y S2 (la parte m´s cercana).S .4 (b)). es evidente a o que sus contribuciones se cancelan y por lo tanto integrando sobre el ´ngulo a s´lido Ω resulta o E · dS = k1 q dΩ − dΩ Ω = 0 (q fuera de V ) S Ω Si ahora repetimos el mismo razonamiento para todas las cargas q1 .4: Flujo del campo el´ctrico que sale de la superficie cerrada S: (a) e carga dentro de S. no solamente de aquellas que est´n en V . ... Si en cambio la carga est´ fuera de S (Fig. Las cargas fuera de V no contribuyen a ΦE . Sin embargo ΦE .6. q2 .2.28. presentes dentro y fuera de la superficie S queda demostrada la ley 2. (b) carga fuera de S. Distribuciones continuas de carga En el dominio macrosc´pico podemos ignorar la atomicidad de la carga o el´ctrica y en muchos casos convviene tratarla como si estuviese distribuida e 26 .6 Eq dS r dΩ V q Eq1 S dS1 dΩ Eq2 dS2 r2 q Ω S2 r1 S V S1 (a) (b) Figura 2. Se debe notar que el campo E depende de todas las cargas presentes. Si ahora consideramos a a los dos elementos dS 1 y dS 2 que subtienden ambos el mismo elemento de ´ngulo s´lido dΩ y cuyas posiciones referidas a q son r 1 y r 2 .S depende solamente a de las cargas que est´n en V . a 2. 2.

Por lo tanto E y φ son regulares dentro de la regi´n de las fuentes si la distribuci´n de cargas o o es continua.25 y 2.1. 31 La notaci´n ∇P indica que el gradiente se calcula respecto de la posici´n de P . o ım e e En t´rminos de ρ el potencial y el campo el´ctrico (ecs.15.29) y31 E P = −∇P φP = k1 (2.28) se o escribe como E · dS = 4πk1 ρ dV. Las ecuaciones de Laplace y de Poisson Para una distribuci´n continua de cargas la Ley de Gauss (ec. o sea Q= i qi → ρ dV. V (2. a a 2. Cargas de volumen Cuando estamos en presencia de cargas dentro de un volumen V podemos imaginar que el n´mero de cargas tiende a infinito al mismo tiempo que la u magnitud de cada una de ellas tiende a cero. a 27 . 2.2.30) V En estas integrales no aparecen singularidades32 cuando ˆQP → 0 a diferencia r de lo que ocurre cuando se calculan las sumas 2.31) S 30 En general ρ es una funci´n de la posici´n y del tiempo. pero en electrost´tica tratamos o o a solamente distribuciones de carga que no dependen del tiempo.15) de una e distribuci´n de cargas se escriben (r QP = r P − r Q ) como o φP = k1 V ρQ dVQ rQP ρQˆQP r dVQ 2 rQP (2. V La funci´n ρ = l´ V →0 (Q/V ) se llama densidad (volum´trica) de carga30 . o o 32 2 Dicho sin pretensi´n de rigor esto se debe a que los factores 1/rQP y 1/rQP de los o integrandos tienden al infinito m´s lentamente de lo que tiende a cero dV . porque as´ se pueden aprovechar mejor las herramientas del ı an´lisis matem´tico.6. 2. de modo tal que la carga total se mantiene constante.2.6.25 y 2.2 en el espacio de forma continua en vez de consistir de una serie de cargas puntiformes.

(2. Si suponemos que la carga Q debida a n cargas Qi dentro de una capa delgada de espesor δ est´ distribuida en forma continua y tomamos el l´ a ımite para δ → 0. o a El potencial y el campo que una distribuci´n superficial de carga producen o en un punto P est´n dados por a φP = k1 S σ rQP dS (2.2.3. S V Por lo tanto la 2. Puesto que E = −∇φ podemos escribir la 2. Cargas de superficie Mediante un proceso an´logo al que empleamos anteriormente podemos a introducir el concepto de densidad superficial de carga. o (2. que se conoce con el nombre de ecuaci´n de Laplace.6.32 como ∇2 φ = −4πk1 ρ.6 Usando el Teorema de la Divergencia el primer miembro de esta ecuaci´n se o transforma en E · dS = ∇ · E dV. (2.33) Esta ecuaci´n se llama ecuaci´n de Poisson. V V Puesto que este resultado vale para cualquier volumen V se debe cumplir que ∇ · E = 4πk1 ρ.36) 28 . podemos escribir a Q= S σdS.34) 2. (2. o o Claramente en una regi´n del espacio donde no hay cargas (ρ = 0) el o potencial satisface la ecuaci´n o ∇2 φ = 0.31 es equivalente a ∇ · E dV = 4πk1 ρ dV.35) Aqu´ σ es la densidad superficial de carga y en general es una funci´n de la ı o posici´n y del tiempo (en electrost´tica σ no depende del tiempo). n → ∞ y Qi → 0 de modo que la carga total Q se mantiene constante y la capa tiende a una superficie matem´tica S.32) Esta ecuaci´n es la forma diferencial de la Ley de Gauss y es una de las o cuatro ecuaciones de Maxwell.

Por otra parte la componente tangencial de E es continua. 2. dS dS donde En2 es la componente de E normal a dS del lado 2 (aqu´l hacia donde e apunta dS ) y En1 es la componente de E normal a dS del lado 1. Puesto que el ´rea dS es arbitraria.2 y E P = −∇P φP = k1 S σˆ QP r dS. Por otra parte la componente del campo normal a la superficie es discontinua. porque φ es continuo sus variaciones en direcciones paralelas a la superficie tienen que ser iguales de ambos lados. cuyas paredes laterales son perpendiculares a dS .4. En efecto E · d Σ = 4πk1 σdS Σ S En el l´ ımite en que la altura del cilindro tiende a cero y tanto la base como la tapa tienden a dS se obtiene (En2 − En1 )dS = 4πk1 σdS. Condiciones de contorno en un conductor Un conductor es un medio en el que hay electrones que se pueden mover libremante. 2 rQP (2. Por lo tanto cualquier campo el´ctrico en el seno de un conductor e produce un movimiento de las cargas.6. resulta a En2 − En1 = 4πk1 σ y ∂φ ∂n 2 − ∂φ ∂n 1 = −4πk1 σ.37) A medida que el punto P cruza la superficie dS/rQP se mantiene finito33 y por lo tanto φ es continuo. y que contiene dicho elemento. o lo que es equivalente. Las e condiciones para que no haya corrientes. dS ∼ r2 . Esto se puede mostrar aplicando la Ley de Gauss a una superficie cil´ ındrica imaginaria Σ cuya base y tapa son paralelas a la superficie cargada. 29 . para que el campo sea est´tico son a 33 En efecto. esto es una corriente el´ctrica. Por lo tanto la componente normal de E es discontinua a trav´s de una e superficie cargada. opuesto al anterior.

No vamos a entrar en mayores detalles sobre el tema. para la cual φ ∼ 1/r. En las regiones vac´ el o o ıas potencial satisface la ecuaci´n de Laplace 2.38) La primera de estas soluciones es la que corresponde a una carga puntiforme (ec. θ.7 el campo el´ctrico dentro del medio debe ser nulo: E = 0. (2. Si el problema no depende de ϕ la ecuaci´n de Laplace es o ∂ ∂r r2 ∂φ ∂r + 1 ∂ senθ ∂θ senθ ∂φ ∂θ = 0. 2. e En problemas con simetr´ axial que involucran condiciones de contorno ıa e sobre las superficies de esferas y conos conviene emplear coordenadas esf´ricas r. 2. Por otra parte la componente normal fuera del conductor no tiene porqu´ ser e nula porque puede haber cargas en la superficie. Sustituyendo en 2. pero fuera del mismo es normal a S y vale En = − ∂φ = 4πk1 σ. Por lo tanto E es nulo en el medio. ϕ.24).2.38 es f´cil verificar que esta a soluci´n satisface la ecuaci´n de Laplace en todos punto. pero vamos a mencionar dos soluciones sencillas muy utiles y mostraremos como a ´ partir de ellas se pueden obtener otras en casos de inter´s. e la componente tangencial del campo en la superficie S del conductor debe ser nula: E = 0. Por lo tanto es util conocer o ´ algunas soluciones sencillas de dicha ecuaci´n ya que mediante oportunas o superposiciones de las mismas se puede calcular el potencial para casos m´s a complicados.39) que representa un campo el´ctrico uniforme en la direcci´n del eje θ = 0. o La segunda soluci´n es o φ ∼ r cos θ (2. C´lculo de campos electrost´ticos a a El c´lculo del campo producido por un distribuci´n de cargas no siema o pre es sencillo. Por lo tanto S es una superficie equipotencial.34. pero en general conviene calcular primero el potencial dado que se trata de una funci´n escalar de la posici´n.7. salvo naturalmente o o en r = 0 que es la posici´n de la carga. sobre la superficie. ∂n Puesto que el gradiente del potencial es perpendicular a S se debe tener φ = const. e o 30 .

que es donde nacen o mueren.41) Por lo tanto el potencial es el mismo en todos los puntos de Sφ0 y es evidente que las l´ ıneas del campo son siempre ortogonales a las superficies equipotenciales. Cuando las l´ ıneas del campo son curvas planas. Por ejemplo la Fig. ds E (2.6 muestra las l´ ıneas del campo y las equipotenciales de una carga puntiforme. cil´ ıa e ındrica o plana.7. se pueden trazar diagramas que muestran las l´ ıneas del campo y las intersecciones de las uperficies equipotenciales con el plano del diagrama. (a)). As´ las l´ o ı ıneas del campo muestran la direcci´n del campo o en cada punto y su espaciado da una idea de la magnitud del campo: donde E es intenso las l´ ıneas del campo est´n m´s juntas y donde E es d´bil las a a e l´ ıneas est´n m´s separadas. 31 . (b)).40) donde ds es el diferencial de arco sobre L. Una superficie equipotencial Sφ0 est´ definida impl´ a ıcitamente por la condici´n o φ(r) = φ0 = const. Las l´ ıneas del campo nunca atraviesan las paredes del tubo de flujo: toda l´ ınea que entra por un extremo sale por el otro. Por lo tanto el flujo del campo el´ctrico a trav´s de las paredes de un tubo de flujo e e es nulo. Si consideramos un tramo de un tubo de flujo comprendido entre dos secciones S1 y S2 . (2. las l´ o ´ ıneas del campo no se intersecan nunca. Por lo tanto est´ definida por la ecuaci´n vectorial a o dr L E = . 2. Puesto que en cualquier punto la direcci´n del campo es unica.5. 34 Este concepto fue introducido por Michael Faraday. 2. cosa que ocurre si el problema tiene simetr´ esf´rica. En general las l´ a a ıneas del campo son curvas en el espacio (es decir tridimensionales) y no se pueden dibujar en un plano. L´ ıneas de fuerza y equipotenciales Una forma conveniente de visualizar un campo el´ctrico se basa en los e conceptos de l´ ıneas del campo 34 (tambi´n llamadas l´ e ıneas de fuerza) y superficies equipotenciales. Si C es una curva cerrada cualquiera. 2. la Ley de Gauss implica que el flujo de E que entra a ese e tramo a trav´s de S1 es igual al que sale a trav´s de S2 (Fig. Luego e dentro de un tubo de flujo la magnitud de E es inversamente proporcional a la secci´n del tubo.2 2. Una l´ ınea de fuerza L es una curva imaginaria que en todos sus puntos es tangente al campo E . el conjunto de las l´ ıneas del campo que pasan por C forman un tubo llamado tubo de flujo (Fig.1.5. salvo donde hay una carga puntiforme.

(b) el flujo de E a trav´s de cualquier secci´n del e o tubo se mantiene constante.7). 2.6: L´ ıneas del campo y equipotenciales de una carga puntiforme.2. El dipolo el´ctrico e Sean dos cargas +q y −q separadas por una distancia d (Fig.7 E E1 Φ1 C´ C (a) S1 (b) S2 E2 Φ2 Figura 2. El momento dipolar de este sistema es por definici´n el vector o p = qd . (2.7. se define u p= i qi r i i qi donde los r i son los vectores posici´n de las cargas y puesto que o los r i no dependen del origen elegido. Figura 2. 32 =0 . 2.2.42) En general para un n´mero arbitrario de cargas cuya suma es nula.5: Tubo de flujo: (a) las l´ ıneas del campo que pasan por la curva C forman un tubo de flujo.

43) Aqu´ ∇q indica que el gradiente se toma respecto de las coordenadas del ı dipolo r q . θ.44) Usando coordenadas polares (r.2 P rq+P rq−P d +q –q Figura 2. 3 rqP (2. rqP = (p · ∇q ) 1 rqP (2.7: Dipolo el´ctrico. e Campo y potencial de un dipolo El potencial debido a las dos cargas es φP = q rq+ P − q rq− P . El campo producido por el dipolo es entonces E P = (p · ∇q ) rP − rq . Si r ≫ d (sea porque r → ∞ o porque q → ∞ mientras d → 0 de modo de mantener finito el producto qd ) este sistema de cargas se llama dipolo. ϕ) las componentes de E son 33 . Desarrollando en serie de Taylor el potencial del dipolo y tomando el l´ ımite r q± P → r qP se obtiene φP = k1 q(d · ∇q ) 1 rqP cos θ = −k1 p 3 .

Cargas inducidas sobre un conductor En preparaci´n. p Figura 2. 2.2. ∂φ cos θ = −2k1 p 3 ∂r r senθ 1 ∂φ = 4k1 p 3 − r ∂θ r − (2. o 2.7.45) En la Fig.8 se muestran las l´ ıneas del campo y las equipotenciales de un dipolo. o 34 .3. Fuerza y momento sobre un dipolo En preparaci´n.8 Er Eθ = = Eϕ = 0.8: L´ ıneas del campo (l´ ıneas llenas) y equipotenciales (l´ ıneas de trazos) de un dipolo.

(2.1. Para un n´mero arbitrario de cargas u puntiformes podemos calcular la energ´ potencial de cada par y sumar sobre ıa todos los pares.2 − − − − − − − + + + + + + + Figura 2. 2.47) 35 . 2.8.9: Conductor esf´rico en un campo el´ctrico uniforme: l´ e e ıneas del campo y equipotenciales. o Para dos cargas Q1 y Q2 este trabajo vale U = k1 Q1 Q2 r12 donde r12 es la distancia entre ellas.8.46) La ecuaci´n anterior se puede escribir tambi´n en forma sim´trica como o e e U= k1 2 ′ Qi Qj i.j rij . Resulta as´ ı U = k1 i<j Qi Qj rij (2. Energ´ del campo electrost´tico ıa a Cargas puntiformes La energ´ potencial de un sistema de cargas puntiformes es igual al traıa bajo necesario para traer las cargas desde el infinito a la posici´n que ocupan.

ı e De esta ultima expresi´n vemos que la energia que hemos as´ definido no ´ o ı depende del orden seguido al traer las cargas desde el infinito.51) 2.52) ρP ′ dVP ′ rP P ′ (2. Cargas de volumen En este caso se tiene que U= k1 2 ρP ρP ′ dVP dVP ′ . Cargas de volumen y de superficie En presencia de cargas de volumen y de superficie el potencial se obtiene de 2. (2.8.8 Aqu´ la prima indica que la sumatoria no incluye los t´rminos con i = k.53) y resulta U= 1 2 ρP φP dVP + 36 σP φP dSP .8.54) . basada en el concepto de potencial.48) Por lo tanto U= 1 2 Qi φ′i i (2. En t´rminos del potencial se obtiene e φP = k1 y U= 1 2 ρP φP dVP .49) 2.36 de modo que φP = k1 V ρQ dVQ + k1 rQP 1 2 σ S rQP dS (2. rP P ′ (2.29 y 2. Hay una tercera manera de escribir la energ´ potencial electrost´tica de ıa a un sistema de cargas puntiformes.j ′ Qj rij . (2. El potencial en la posici´n de la i–´sima carga debido a todas las dem´s es o e a φ′i = k1 i.3.50) Aqu´ no aparece la complicaci´n de pedir que i = j que se tiene para cargas ı o puntiformes porque en la integral sobre P ′ no hace diferencia si se incluye o no el elemento de volumen que contiene a P .2. (2.2.

respectivamente. usando la identidad vectorial ∇ · (φE ) = φ∇ · E + E · ∇φ que vale para culquier campo vectorial E y cualquier funci´n escalar φ tenemos que o φ∇ · E dV = ∇ · (φE ) dV − E · ∇φ dV. a 35 37 . mientras que la superficie crece como a R2 . Como regi´n de integraci´n vamos a tomar una esfera K cuyo radio R vamos o o a hacer tender a infinito. rQP (2. entonces φ → 0 y E → 0 por lo menos o tan r´pidamente como R−1 y R−2 . Aplicando este resultado obtenemos entonces U= 1 8πk1 φE · dS − E · ∇φdV . o en su defecto.55) 2.4. si tenemos solamente cargas de volumen. que tienda a cero con suficiente Si ρ = 0 solamente dentro de una regi´n finita. por lo tanto la integral tiende a cero por lo menos tan r´pidamente como R−1 . sin introducir expl´ ıcitamente el concepto de potencial podemos escribir U= k1 2 ρP ρQ k1 dVP dVQ + rQP 2 σP σQ dSP dSQ .8. Vamos a suponer adem´s que ρ = 0 solamente a 35 dentro de una esfera finita . Por lo tanto. Energ´ del campo el´ctrico ıa e Vamos a mostrar ahora que como consecuencia de las leyes de la electrost´tica las expresiones de la energ´ que hemos obtenido se pueden transa ıa formar en integrales sobre todo el espacio. Si ∇ · E existe en toda la regi´n de integraci´n (lo cual requiere que E sea o o continuo) podemos usar el Teorema de la divergencia para transformar la primera integral del miembro derecho en una integral sobre la superficie S que rodea el volumen V y resulta φ∇ · E dV = φE · dS − E · ∇φ dV. dado que ∇ · E = 4πk1 ρ podemos escribir U= 1 2 ρφ dV = 1 8πk1 φ∇ · E dV. En primer lugar.2 Aqu´ la primera integral se extiende sobre todas las regiones que contienen ı distribuciones de cargas volum´tricas y la segunda integral abarca todas las e superficies cargadas. Ahora.

8 rapidez al infinito. El potencial y el campo producidos por esas cargas en el punto P son Qi . 38 . de modo que la integral sobre la superficie de la esfera K se anule en el l´ ımite R → ∞. Por consiguiente esa f´rmula vale para cargas de volumen o y de superficie. φj (P ) = k1 rjP φi (P ) = k1 E i = −∇P φi .2. Pauli. Puesto que E = −∇φ obtenemos finalmente que U= 1 8πk1 E 2 dV. Electrodynamics. E j = −∇P φj . Para mostrar como se procede consideremos primero el caso de dos cargas puntiformes Qi y Qj . si como antes suponemos que la integral sobre la esfera K de anula cuando R → ∞ obtenemos nuevamente la 2. a e debemos excluir de la regi´n de integraci´n las correspondientes superficies o o cargadas S porque sobre ellas E es discontinuo y por lo tanto no podemos aplicar all´ el Teorema de la Divergencia. Consideremos ahora la siguiente integral E i · E j dV (i = j) que se calcula sobre el volumen encerrado por una gran esfera K. que sin embargo se cancelan mutuamente. En este caso hay que separar el campo el´ctrico en las contribuciones que provienen e de las diferentes cargas. Puesto que ∇ · E = 0 en la regi´n de integraci´n.56 diverge para cargas puntiformes. La cantidad E 2 /8πk1 se e denomina densidad de energ´ del campo el´ctrico. riP Qj . pero excluyendo peque˜as esferas Ki y Kj alrededor de Qi y Qj para evitar las n singularidades. Dover.56. Entonces. (2. pero no es dif´ mostrar que se obtienen dos t´rminos adicionales. podemos o o 36 Ver por ejemplo W. ıa e Si adem´s de las cargas de volumen tenemos tambi´n cargas superficiales. Por otra parte la integral 2. 2000.56) Esta f´rmula expresa la energ´ solamente en t´rminos de la intensidad del o ıa e campo el´ctrico en todos los puntos del espacio. Por brevedad vamos a omitir los ı 36 ıcil e detalles .

Kj Ein φj dS − El primer t´rmino tiende a cero cuando la esfera grande K → ∞ y el tercer e t´rmino tambi´n tiende a cero cuando Kj → 0. a Luego en el l´ ımite Ki → 0 tenemos que φj → k1 Por lo tanto − Ki 2 Ein φj dS → 4πk1 Qj . (2.59) Sin embargo en este caso no se puede separar la integral en dos partes porque ambas divergen. sobre la esfera Ki cuyo radio es Ri se tiene que e 2 2 Ein = k1 Qi /Ri y dS = Ri dΩ. Ki Qi Qj . (2. i (2. 39 .58) Esta f´rmula se puede escribir tambi´n de la siguiente forma: o e U= 1 8πk1 (E 2 − Ei2 ) dV. ı Para un numero arbitrario de cargas puntiformes obtenemos entonces U = k1 i<j 1 Qi Qj = rij 4πk1 i<j E i · E j dV = 1 8πk1 i=j E i · E j dV. donde dΩ es el diferencial de ´ngulo solido. rij Entonces para dos cargas puntiformes obtenemos U = k1 Qi Qj k1 = rij 4π E i · E j dV. rij Ein dS = 4πk1 Qi .57) Aqu´ la integral se extiende a todo el espacio. luego sobrevive solamente el e e segundo t´rmino. Ahora bien.2 usar el Teorema de Gauss y obtener E i · E j dV = − =− =− K E i · ∇φj dV ∇ · (φj E i ) dV + Ein φj dS − Ki φj ∇ · E i dV Ein φj dS.

El problema se complica si el medio o no es is´tropo (como ocurre en cristales de baja simetr´ porque entono ıa). que es la suma de los campos de los o dipolos moleculares. Por lo tanto hasta ahora no nos preocupamos e de la diferencia entre los campos microsc´picos y los campos macrosc´picos37 .2. En el primer caso los die polos moleculares se tienden a alinear en direcci´n opuesta al campo. ıa Lo dicho vale si el medio es is´tropo.9. En primera aproximaci´n podemos considerar dos casos. o o El aire es un medio suficientemente enrarecido y por lo tanto el ignorar sus propiedades diel´ctricas no causa errores importantes y los resultados e anteriores se pueden aplicar. el resultado es que cada mol´cula adquiere e un momento dipolar alineado en direci´n opuesta al campo. Diel´ctricos e Hasta aqu´ hemos tratado el campo el´ctrico y el potencial de cargas ı e y de conductores. o o 37 40 . pero no hemos considerado lo que sucede en presencia de diel´ctricos (esto es. En lo que sigue tratao e remos solamente medios is´tropos. a En realidad nuestro tratamiento de los conductores en t´rminos de cargas superficiales e implica una descripci´n macrosc´pica. aisladores). dado que la mayor´ de los diel´ctricos o ıa e que pueden interesar al estudiante se comportan como is´tropos en la escala o macrosc´pica que estamos considerando. seg´n si e o u en ausencia del campo la mol´cula tiene tiene un momento dipolar (como e ocurre con las mol´culas de agua) o no lo tiene. Cuando se aplica un campo el´ctrico a un medio constituido por un gran e n´mero de mol´culas. el resultado es que el campo el´ctrico dentro del medio e es menor que el que se tendr´ si el medio no estuviera presente. o En lo que sigue vamos a mostrar como se debe proceder para tratar los efectos que hemos descrito cualitativemente en los p´rrafos anteriores. Pero gran parte de la electrost´tica se ocupa de a cargas y campos en medios ponderables cuya respuesta el´ctrica no se puede e ignorar.9 2. Como estos ultimos tienen sentido opuesto al campo de ´ las cargas externas. o En la escala macrosc´pica el efecto del campo el´ctrico sobre los dipolos o e moleculares se manifiesta en que el medio se polariza y de resultas de ello el campo dentro del mismo es el resultado de superponer al campo debido a las cargas externas el campo de polarizaci´n. ces la magnitud y la orientaci´n de los dipolos moleculares depende de la o orientaci´n del campo el´ctrico respecto del medio. En el o segundo caso las cargas positivas y negativas dentro de la mol´cula sufren e peque˜os desplazamientos respecto de sus posiciones de equilibrio en ausenn cia del campo y como esos desplazamientos tienen direcciones opuestas para las cargas positivas y negativas. las cargas que residen en ellas responden al campo u e el´ctrico.

1. Si las placas est´n conectadas a un bater´ de modo que su potencial se a ıa mantiene constante. Esta clase de cargas se llaman cargas de polarizaci´n para distinguirlas de las cargas verdaderas (de conducci´n) o o que est´n sobre las placas met´licas. Est´n o e a adheridas al diel´ctrico y su valor se ajusta de acuerdo con el campo externo e a dicho material. a pero la diferencia de potencial entre ambas disminuye por un factor ǫ: φ1 − φ2 = 4πk1 σ d. Estas cargas que aparecen sobre las superficies del diel´ctrico no se pueden e observar directamente y no se pueden alterar por conducci´n el´ctrica. La diferencia de potencial entre las placas es φ1 − φ2 = 4πk1 σd. que se pueden modificar a voluntad. Si colocamos un diel´ctrico (un material aislante) entre las placas se observa e lo siguiente: 1.9. ǫ El factor ǫ se denomina constante diel´ctrica del aislador. o Supongamos que la densidad superficial de carga es +σ en la placa 1 y −σ en la placa 2. Suponemos que el tama˜o de las placas es grande en comparaci´n n o con su separaci´n d. de modo que podemos despreciar los efectos de borde. respectivamente. La interpretaci´n de estos fen´menos es la siguiente: sobre la superficie o o del diel´ctrico pr´xima a la placa 1 aparece una carga superficial de magnitud e o −(1 − 1/ǫ)σ y al mismo tiempo sobre la superficie del diel´ctrico del lado de e la placa 2 aparece una carga superficial de magnitud +(1 − 1/ǫ)σ. Por lo tanto las densidades de carga totales de volumen y de superficie son ρ = ρp + ρt y σ = σp + σt .2 2. Su existencia se pone en evidencia solamente debido a la diferencia de potencial que producen. a a De ahora en m´s indicaremos con ρp y σp las densidades de carga de a polarizaci´n de volumen y de superficie y con ρt y σt las densidades de carga o verdadera. Su valor depende e del material y en general es mayor que 1. De esta forma la carga neta en 1 es +σ/ǫ y la carga neta en 2 es −σ/ǫ. mientras que fuera de las placas el campo es nulo. En esas condiciones hay un campo el´ctrico uniforme entre las e placas dado por Ex = +4πk1 σ. fluye una corriente el´ctrica y su carga aumenta. Tratamiento fenomenol´gico o Consideremos dos placas met´licas paralelas cargadas en el vac´ (un cona ıo densador ). 41 . e 2. Si en cambio las placas est´n aisladas su carga se mantiene constante.

60) donde σ = σt + σp . 42 (2. Puesto que en la interfase sigue valiendo la condici´n general o En1 + En2 = 4πk1 σ (2.9 Si imaginamos que entre las placas del condensador y el diel´ctrico hay e una capa vac´ muy delgada (la constante diel´ctrica del vac´ es ǫv = 1). hay carga verdadera se tendr´ a ǫ1 En1 + ǫ2 En2 = 0. (e) (i) (i) En + En = 4πk1 σp = −(ǫ − 1)En . restando esta ecuaci´n de la anterior obtenemos el sio guiente resultado general: (ǫ1 − 1)En1 + (ǫ2 − 1)En2 = −4πk1 σp . se tiene que (e) (i) En + ǫEn = 0. las ıa e ıo relaciones entre las densidades de carga y los campos dentro del condensador son (e) Ex = 4πk1 σ. Si hay carga verdadera tendremos en cambio ǫ1 En1 + ǫ2 En2 = 4πk1 σt . Esta relaci´n se puede generalizar f´cilmente para aplicarla a la interfase o a entre dos diel´ctricos cualesquiera cuyas constantes diel´ctricas son ǫ1 y ǫ2 e e imaginando que entre ellos hay una delgada capa de vac´ Si en este caso no ıo.2.61) . (i) (e) Ex − Ex = 4πk1 σp . ausencia de una densidad (superficial) de carga verdadera. ǫ (i) 4πk1 σp = −(ǫ − 1)Ex . ǫ o sea y 1 (e) (i) Ex = Ex . Por lo tanto (i) Ex = 4πk1 σ − 1 − σ = 4πk1 σ. Por consiguiente en las superficies del diel´ctrico que limitan con el vac´ en e ıo. σp = − 1 − 1 ǫ 1 ǫ σ.

64) Si aplicamos el Teorema de Gauss al campo vectorial (ǫ − 1)E de la manera habitual (excluyendo las superficies donde σp = 0) se encuentra que ρp dV + σp dS = 0. resulta tambi´n que e ∇ · {(ǫ − 1)E } = −4πk1 ρp . que se pueden controlar a voluntad. SG. entonces e o (ǫ − 1)∇ · E = −4πk1 ρp . o 2. llamado desplazamiento.62) y dado que ρ = ρt + ρp . (2. a e dentro del diel´ctrico aparece una densidad de carga de polarizaci´n ρp . ′ 4πk1 k1 (2. El desplazamiento el´ctrico e Para describir el comportamiento de los diel´ctricos es util introducir e ´ un nuevo campo D. que depende solamente de las cargas verdaderas.68) ǫ E. es decir. cuyo valor es ′ k1 = 1 1 4π SI. La definici´n de D o difiere en distintos sistemas de unidades y para evitar confusiones vamos a ′ introducir una nueva constante de proporcionalidad k1 . SG.2. (2. si ǫ no depende de la posici´n. Sin o e embargo en el caso m´s general en que el campo el´ctrico no es uniforme.67) .66) La definici´n de D es entonces o D≡ Por lo tanto se tiene que D= ǫǫ0 E ǫE 43 SI. (2.65) Por lo tanto la suma de todas las cargas de polarizaci´n es nula. (2.9.63) Si el medio es homog´neo. e o Puesto que ∇ · E = 4πk1 ρ (2. (2.2 En el campo uniforme de un condensador de placas paralelas las cargas de polarizaci´n aparecen solamente sobre las superficies del diel´ctrico.

sigue valiendo como antes. El campo producido a e por esos dipolos (que suponemos todos iguales) es EP = qi (p · ∇qi ) rP − rqi . Para eso haremos la aproximaci´n de reemplazar la distribuci´n discontinua de los dipolos por o o una distribuci´n continua. la componente de D normal a la interfase es continua. Sea p el momento dipolar de cada mol´cula y N o e 38 Dejamos para m´s adelante la discusi´n de como se originan estos dipolos.9. En t´rminos de D la condici´n de contorno general en la interfase entra e o dos diel´ctricos se escribe como e Dn1 + Dn2 = 1 σ. ′ t k1 (2.3. Esto es consecuencia de que E es continuo. Por otra parte en el SG D y E tienen las mismas dimensiones y por supuesto se miden en las mismas unidades (dina/statC).9 De acuerdo con estas definiciones en el SI las dimensiones de D son Q/L2 y por lo tanto la unidad en que se mide es C/m2 . la componente paralela a la interfase en general es discontinua. De a u este modo se puede mostrar que la densidad de volumen de carga verdadera ρt es la fuente de volumen de D. con φ continuo. que son [fuerza/Q (ver la Secci´n 2.1). (2.70) e Recapitulando lo anterior. Notar que en este sistema las dimensiones y unidades de D son diferentes de las de E . Por otra parte E = −∇φ.4. a o 44 .71) Ahora vamos a transformar esta suma en una integral. Por otra parte D . entonces Dn . Interpretaci´n microsc´pica o o Consideremos un elemento de volumen de un diel´ctrico y supongamos e 38 que cada ´tomo o mol´cula del mismo es un dipolo . de forma tal que ∇ · D = 4πk1 ρt . 2.2. si σt = 0 en a interfase entre dos diel´ctricos. Se deja como ejercicio para el lector encontrar la equivalencia entre C/m2 y dina/statC. pero esta es solamente una cuesti´n de conveniencia y o o no tiene implicaciones f´ ısicas.69) Puesto que las fuentes del campo D son las cargas superficiales verdaderas σt se puede imaginar un conjunto de l´minas cada una de las cuales tiene a una densidad superficial de carga verdadera σt y pasar al l´ ımite en que las l´minas se hacen infinitamente delgadas y su n´mero tiende al infinito. 3 rqi P (2.

la primera integral de 2. y Pn es la componente normal de P dirigida hacia el interior del diel´ctrico. El campo el´ctrico es e entonces EP = (P · ∇Q ) rP − rQ dVQ . (2. 3 rQP (2. (2. Llamaremos polarizaci´n u e o P ≡ N p al momento dipolar por unidad de volumen. (2. ∂xi ∂xi ∂xi i.74) Si identificamos A con P y B con EP = − (∇Q · P) r P −r Q 3 rQP obtenemos (I) Pn rP − rQ dVQ − 3 rQP rP − rQ dS. (2. Entonces por el Teorema de Gauss BA · dS = (∇ · A)BdV + (A · ∇)BdV. (2. j = 1.72 o muestra que ρp = −∇ · P. Esta expresi´n de E P muestra que nuestra distrie o buci´n continua de polarizaci´n es equivalente a una distribucion de volumen o o y de superficie de carga de polarizaci´n.78) 45 .77) siempre y cuando la regi´n de integraci´n est´ de un solo lado de la superficie.2 el n´mero de mol´culas por unidad de volumen. Sin e embargo la superficie puede ser discontinua y estar dentro del diel´ctrico de e modo que la regi´n de integraci´n se encuentra de ambos lados.76) La segunda integral nos dice que la densidad superficial de carga de polarizaci´n es o (I) σp = −Pn . o o e de modo que ´sta limita el trozo de aislador que estamos considerando. 3.72) Para llevar esta integral a una forma m´s conveniente usaremos una generaa lizaci´n del Teorema de Gauss: para dos campos vectoriales A y B cualeso quiera se tiene que ∂ ∂Bj ∂Ai (Ai Bj ) = Bj + Ai .75) Aqu´ las integrales se extienden a volumen ocupado por el diel´ctrico y a la ı e (I) superficie que lo limita.73) donde Ai y Bj son las componentes de A y B y hemos usado la convenci´n o de sumar sobre los ´ ındices repetidos (i en este caso). 3 rQP (2. En este caso o o la densidad superficial total de carga de polarizaci´n es o (I) (I) σp = −(Pn1 + Pn2 ). En efecto. 2.

Por lo tanto: D= En el SI se tiene entonces que D = ǫ0 E + P (SI). es decir el campo que existe en la posici´n del dipolo p (sin incluir el campo producido o por el propio dipolo). 46 . Por lo tanto a ǫ > 1. Electrodynamics.79) Adem´s. Si hacemos la aproximaci´n E ′ ≈ E . para preservar las leyes fenomenol´gicas que obtuvimos antes. La teor´ precedente se puede refinar tomando en cuenta la diferencia ıa ′ entre E y E . (2. (2. ′ 4πk1 k1 k1 (2. o 39 40 La cantidad χ ≡ ǫ − 1 se denomina susceptibilidad el´ctrica. (2.83) donde α es la polarizabilidad molecular y E ′ es el campo efectivo.85) Esta es la relaci´n de Clausius-Mossotti para medios is´tropos y es f´cil ver o o a que si αN ≪ 1 se recupera la expresi´n aproximada 2.82) La constante diel´ctrica ǫ se puede expresar en t´rminos de propiedades e e at´micas si suponemos como es natural que o p = αE ′ .84. tea o nemos que hacer la siguiente identificaci´n39 : o P = (ǫ − 1)E /4πk1 . entonces P = o N αE y se obtiene ǫ = 1 + 4παN. (2. 2000. Pauli.9 Este es el caso m´s general. (2. (2.81) E P + ′. Omitiendo detalles por brevedad40 el resultado es 1+ ǫ= 1− 8π αN 3 4π αN 3 . Dover.84) Las mediciones muestran que α > 0 para campos electrost´ticos. Si aplicamos el Teorema de Gauss al campo P encontramos nuevamente que ρp dV + σp dS = 0.80) Por otra parte en el sistema Gaussiano se tiene D = E + 4πP (SG). e incluye el anterior como el caso particular a (I) Pn2 = 0.2. e ver por ejemplo W.

90) 47 . Densidad de energ´ en un diel´ctrico ıa e En presencia de un diel´ctrico la expresi´n 2.87 obtenemos ′ δU = k1 ′ = k1 ′ ∇ · (δD φ) dV − k1 ′ φ δD · dS − k1 δD · ∇φ dV (2. (2. 2 D (2. (2. En el caso de una a densidad de carga continua el trabajo el´ctrico es e U= δU = ′ φ δρt dV = k1 ′ φ δ(∇ · D) dV = k1 φ ∇ · δD dV.87) Recordando la identidad vectorial f ∇ · A = ∇ · (Af ) − A · ∇f y usando el Teorema de Gauss en 2. o entonces la energ´ que se obtiene al variar el desplazamiento desde D = 0 a ıa D = D es U = = = = E ′ k1 ǫ δE · E dV δU = ′ 4πk1 k1 0 0 E ′ k1 δ(E 2 ) dV ǫ ′ 4πk1 k1 0 2 ′ k1 ǫE 2 dV ′ 2 4πk1 k1 ′ k1 E · D dV. (2.9. Por lo tanto resulta ′ δU = −k1 ′ δD · ∇φ dV = k1 δD · E dV. Sin embargo si E es proporcional a o D. como ocurre si ǫ no depende de E (aunque puede depender de la posici´n).2 2.4. El primer t´rmino se anula si hacemos tender al infinito la superficie dado e que D y φ decrecen por lo menos tan r´pidamente como r−2 y r−1 mientras a que la superficie crece como r2 .88) δD · ∇φ dV.56 de la energ´ del campo e o ıa electrost´tico se puede reemplazar bajo determinadas condiciones por a ′ k1 E · DdV.89) En general esta variaci´n de energ´ no se puede integrar a menos que se o ıa conozca la relaci´n funcional entre E y D. Vamos a suponer que los contornos del medio son r´ ıgidos de modo que no hay trabajo mec´nico.86) 2 Para ver esto consideremos la variaci´n de energ´ cuando se da un peque˜o o ıa n incremento δρt a la carga verdadera.

10. Ruptura de un diel´ctrico e En preparaci´n. Capacitores en paralelo y en serie En preparaci´n o 2. Capacitores con diel´ctrico e En preparaci´n o 2. o 2.10 Este es precisamente el resultado 2. 2.4. Capacidad En preparaci´n o 2.10.10.10.10.86 y como se acaba de ver no tiene validez general.10.2. Capacitores en el vac´ ıo En preparaci´n o 2.6. Capacitores y capacidad idea preliminar de teor´ de circuitos: par´metros condensados en vez de ıa a campos. Energ´ de un capacitor cargado ıa En preparaci´n o 48 .5.9.10. 2.1.2.5. Dimensiones y unidades de capacidad En preparaci´n o 2.3. porque se cumple solamente para medios is´tropos y si la relaci´n o o entre E y D es lineal.

o 3. que es una magnitud global. En una situaci´n electrost´tica E = a o 0 dentro del conductor y no hay corriente. e o Antes de definir el concepto de corriente. Corriente el´ctrica e Una corriente el´ctrica es un movimiento de carga de una regi´n a otra. pero no se pueden escapar del conductor (porque son atra´ ıdos por los iones positivos del metal).Cap´ ıtulo 3 Corriente el´ctrica e 3.2. conviene mostrar su relaci´n con las magnitudes locales sobre las que se basa el o 1 electromagnetismo Un medio conductor se caracteriza porque en su interior hay cargas libres. o Si en el conductor de establece de alg´n modo un campo E = const. Como el movimiento t´rmico es al azar no hay movimiento neto e de carga en ninguna direcci´n y por lo tanto no hay corriente. a Consideremos un conductor met´lico. 1 49 .1. Pero su velocidad no crece indefinidamente porque tras recorrer una distancia Se debe observar que para presentar la Teor´ de Circuitos (que estudiaremos m´s ıa a adelante) se puede prescindir de estos argumentos y no hace falta hacer referencia a las magnitudes locales del Electromagnetismo. Sin embargo las cargas libres (electrones) no est´n en reposo sino que debido a la agitaci´n t´rmica se a o e mueven al azar en todas las direcciones (igual que las mol´culas de un gas) e con velocidades vT del orden de 106 m/s (a temperaturas ordinarias). Introducci´n o En preparaci´n. = 0 u toda part´ ıcula con carga q siente una fuerza constante F = qE y se acelera. es decir cargas que se pueden desplazar de un lado a otro dentro del material.

o De resultas de esto hay una corriente neta en el conductor.3. Por definici´n.2) I≡ dt Notar que I es una magnitud escalar. o negativas. pero la parte de v debida a la velocidad de deriva. Sea entonces un conductor y sea A la secci´n transversal del mismo. la o o corriente I es la carga neta que fluye a trav´s de A en la unidad de tiempo. n −4 del orden de 10 m/s. A (3. la part´ e ıcula adquiere una velocidad de deriva (o de arrastre) v d en la direci´n de la fuerza el´ctrica: o e v d ∼ F = qE . cuya carga es negativa (q = −e). por convenci´n decimos que la corriente el´ctrica tiene la direcci´n que corresponde al o e o movimiento de cargas positivas. dt La corriente por unidad de ´rea j se denomina densidad de corriente: a j≡ I = n|q|vd . En los metales son siempre electrones.3) Tambi´n se puede definir una densidad de corriente vectorial: e j = nqv d .3 muy peque˜a choca con alg´n ion del material y en consecuencia la direcci´n n u o de su movimiento cambia al azar. 50 (3. en todos los casos describimos las corrientes como si se debieran al movimiento de cargas positivas. O sea. las part´ u ıculas que transportan la corriente pueden tener cargas positivas. e esto es dQ . Seg´n el material. o de ambas clases. superpuesta al movimiento t´rmico aleatorio. produce un resultado no nulo.4) . (3.1) Por lo tanto en presencia del campo la velocidad de la part´ ıcula es v = v T +v d . De todos modos. Al sumar las contribuciones de todos los portadores de carga la parte de la velocidad debida a la agitaci´n t´rmica (cuya direcci´n var´ al azar) o e o ıa da una contribuci´n nula. (3. Podemos expresar la corriente en t´rminos de la velocidad de deriva vd e de los portadores de carga. Es interesante observar que en un metal la velocidad de deriva es en general muy peque˜a. claramente I= dQ = n|q|Avd . o que tiene siempre la direcci´n del campo E . Si n es la concentraci´n de portadores (n´mero o u de portadores por unidad de volumen) y q su carga. De resultas de esto se puede mostrar que el efecto neto del campo E es que.

(3. Corrientes estacionarias Para tener una corriente estacionaria (es decir constante en el tiempo) es necesario que el conductor forme un circuito cerrado.7) 51 . (3. S donde Q es la carga neta contenida en V . Por este motivo en un r´gimen estacionario la cantidad de portadores e de carga de todo segmento del conductor tiene que ser constante y el flujo de portadores que entra por un extremo del segmento es igual al flujo que sale por el otro extremo. Para corrientes estacionarias la ecuaci´n de continuidad 3.6 se o reduce a ∇ · j = 0. que se llama ecuaci´n de continuidad. e 3.3. (3. Por otra parte Q= V ρ dV y sustituyendo en la ecuaci´n anterior obtenemos o dQ = dt ∂ρ dV = − ∂t j · dS . Esto es evidente porque si el circuito fuera abierto la acumulaci´n de cargas en los extremos del mismo o producir´ muy r´pidamente un campo que impedir´ todo ulterior flujo de ıa a ıa cargas.6) ∂t Esta ecuaci´n.3 3.5) implica o o que para todo volumen V dentro del conductor. La ecuaci´n de continuidad o Se debe notar que la conservaci´n de la carga (ver la Secci´n 2. Luego la corriente es la misma en todas las secciones del circuito.5) V V Puesto que este resultado vale para cualquier volumen V se tiene que cumplir que ∂ρ = −∇ · j . V S Usando el Teorema de la divergencia esta ecuaci´n se puede llevar a la forma o ∂ρ dV = − ∂t ∇ · j dV. expresa la conservaci´n o o o de la carga el´ctrica y se cumple siempre. limitado por la superficie cerrada S se debe cumplir que dQ =− dt j · dS .4.1.

Sin embargo. e 2 52 .5. cc. o viceversa.9) donde ρ. el campo es proporcional a j . Pero en la gran mayor´ de las aplicaciones se utiliza corriente alterna (brevemente. la densidad de corriente en un punto donde el campo es E es proporcional al campo. Unidades de corriente La unidad de corriente del SI es el ampere (A). claramente j = o No se debe confundir la resistividad con laa densidad de carga de volumen.5 Por lo tanto en este caso el campo j es solenoidal.1. es una propiedad del material2 que depende de la temperatura del mismo. que se define como un coulomb por segundo: 1A = 1C/s. que en el Cap´ ıtulo 2 hemos designado tambi´n con ρ. Si el a a a a conductor es un cable de longitud L y secci´n constante A. ρ (3.4. y en su o honor se llama Ley de Ohm.8) Dejamos de lado por ahora introducir la unidad de corriente del SG. dado que se trata de magnitudes mucho m´s f´ciles de medir y m´s importantes del punto de vista pr´ctico.9 fue descubierta por 1826 por Georg Simon Ohm. (3. cuya direcci´n cambia peri´dicamente. que se trata de una ley emp´ ırica (del mismo modo que lo es la Ley de Hooke en Mec´nica) a y que su ´mbito de validez es muy limitado. a En un conductor para el que vale la Ley de Ohm. Se habla entonces de corriente continua (brevemente. en la Teor´ de Circuitos no estamos ıa interesados en E y j sino en la corriente total I y en la diferencia de potencial V entre los extremos del conductor. que se llama resistividad. La relaci´n 3.). o o 3. o sea σ ≡ 1/ρ.3. En muchos circuitos sencillos la direcci´n de la corriente es siempre la o misma. A veces en lugar de la resistividad se emplea la conductividad σ que se define como la inversa de la resistividad. sin embargo. 3.). ıa ca. Debe quedar claro. La resistividad y la ley de Ohm La densidad de corriente j en un conductor depende del campo E y de las propiedades del material. En general la dependencia es complicada pero para los metales se cumple con muy buena aproximaci´n que o j= E .

m donde m es la masa de los portadores de carga. I (3. Para variaciones no muy grandes de la temperatura. 3. Ideas sobre la conducci´n en metales o La relaci´n j = E /ρ vincula la densidad de corriente con el campo el´ctrio e co pero hasta ahora no sabemos como calcular la resistividad ρ. 1978. nq τ Por supuesto esta estimaci´n es incompleta porque a´n no sabemos calcular o u τ . Claramente si τ es el intervalo o de tiempo (medio) entre colisiones podemos estimar que vd = qτ E. La magnitud R se llama resistencia y es una propiedad del conductor (de su geometr´ y del ıa material del mismo). cordemos que j = nqv d y por lo tanto para calcular ρ necesitamos conocer la relaci´n entre la velocidad de deriva v d y E .1. Limusa.13) ρ= 2 .E.10) Esto muestra que cuando ρ es constante la corriente total es proporcional a la diferencia de potencial entre los extremos del conductor. R= ρL . R depende solamente de la temperatura. En general. o 3 53 .12) En general 0 < α 10−3 (◦ C)−1 .11) Para un material que cumple la Ley de Ohm. Este es un problema dif´ pero vamos a dar una idea de como se puede estimar ρ. Usando esta estimaci´n o resulta entonces m (3. Reıcil.5.3 I/A y E = V /L. F´ ısica del Estado S´lido. se define resistencia de un conductor a R= V . A (3. Hall. tambi´n R depende linealmente de la temperatuo e ra. la dependencia de ρ con la temperatura es (con buena aproximaci´n) lineal: o ρ(T ) = ρ0 [1 + α(T − T0 )]. Puesto que la dependencia de L y A con T (dada por el coeficiente de dilataci´n t´rmica del material) es tambi´n lineal o e e (con buena aproximaci´n). Por lo tanto de 3. e El lector interesado puede encontrar una discusi´n del tema a un nivel accesible en o H.9 se obtiene V = RI. pero podemos observar que si n y τ no dependen de E entonces tambi´n e 3 ρ es independiente del campo el´ctrico y se cumple la ley de Ohm . (3.

Para entender como se puede mantener una corriente estacionaria en un circuito cerrado es esencial recordar que si una carga q recorre el circuito y regresa al punto inicial. El trabajo del campo finalmente va a incrementar la energ´ ıa de las vibraciones de los iones y por lo tanto produce un aumento de la temperatura del material. Luego de recorrer ıa el circuito la carga vuelve a ingresar en el dispositivo en el punto B donde su energ´ potencial UB = qVB es menor que UA . una bater´ o un generador.6. Unidades de resistencia y resistividad La unidad de resistencia en el SI se obtiene de la 3. Por ejemplo una pila. Ese algo recibe el nombre de fuerza electromotriz 5 (en forma abreviada fem) y se indica con E. e ıa. Por lo tanto para que al final de su recorrido la carga recupere la energ´ potencial inicial es preciso que en alg´n ıa u 4 punto del circuito exista alg´n dispositivo que le suministre a la carga la u energ´ potencial que perdi´ al recorrer el circuito. 3. Dentro de tal dispositivo ıa la carga se desplaza desde B hasta A. 3.3. Pero en el recorrido B → A la energ´ ıa potencial aumenta. (3. Pero este trabajo no se traduce en un aumento de la energ´ cin´tica de las ıa e mismas porque debido a las colisiones la velocidad de las cargas no crece indefinidamente. por lo tanto debe haber algo que permita que la carga se mueva en ese sentido. Pero por otra parte sabemos que el trabajo ıa que el campo E realiza un sobre las carga no se traduce en un aumento de la energ´ cin´tica de la misma porque debido a las colisiones que sufre ıa e su velocidad no crece indefinidamente.2. que es el opuesto al que tiene en el conductor. su energ´ potencial al final del recorrido debe ser ıa igual a la que ten´ inicialmente.5. Fuerza electromotriz En t´rminos de la energ´ el campo E realiza un trabajo sobre las cargas. En la Tabla 1 (hacer) se presentan los valores de ρ y α para algunos metales. ıa El uso del t´rmino fuerza no debe dar lugar a confusi´n dado que la fem no es una e o fuerza ya que tiene dimensiones de potencial.10) y es o el Ω · m.14) coulomb La unidad de resistividad se obtiene de la relaci´n entre ρ y R (ec.6 3. En el punto A donde la carga sale del dispositivo su energ´ potencial es UA = qVA . 5 4 54 . ıa o La Fig.11 y reciba el nombre de ohm (Ω): volt 1Ω = 1 . xx muestra un dispositivo de esta clase.

Si todo el trabajo Wn produce un incremento de U decimos que nuestro dispositivo es una fuente ideal de fem. (3. El motivo es que una fuente real tiene una resistencia interna r. (3. el elemento es una fuente. tendremos que VAB = IR = E − Ir. el voltaje entre los terminales de una fuente real es igual a la fem solo si no est´ pasando corriente (es decir a circuito abierto). En este caso el aumento de U es exactamente igual a Wn . Como el desplazamiento es opuesto a la fuerza electrost´tica Fe la energ´ potencial a ıa de la carga aumenta de UB a UA . Esto es lo que ocurre en las pilas y bater´ que convierten energ´ qu´ ıas. lo que significa que el elemento est´ entregando a potencia al resto del circuito. E . ver la Fig xxx) cuyos terminales son a y b entre los cuales hay una diferencia de potencial Vab = Va − Vb . de modo que VAB = VA − VB = E. 6 55 . ıa ımica en Si el elemento que estamos considerando es una fem la fuerza F n que mencionamos en la Sec 3. En a consecuencia una fuente real se puede representar como una fem E en serie con una resistencia r.15) En toda fuente real de fem no todo el trabajo Wn de la fuerza no electrost´tica a lleva a un aumento de U . dt (3. Energ´ y potencia ıa Sea un elemento de un circuito (por ejemplo una resistencia. Por lo tanto si en un circuito cuya resistencia (externa a la fuente) es R circula una corriente I.7. I= de donde obtenemos 3. En otras palabras.17) Si Vb > Va se tiene P < 0. que en el desplazaa miento de B → A hace sobre la carga q un trabajo Wn = qE. Por lo tanto la potencia que el campo desarrolla sobre el elemento es P ≡ dW = Vab I. o Cuando una carga pasa a trav´s de dicho elemento el campo el´ctrico realiza e e 6 un trabajo dado por qVab .16) r+R Por lo anterior. Luego al pasar la corriente I en un intervalo dt el campo realiza un trabajo dW = Vab I dt.3 La fem proviene de una fuerza no electrost´tica Fn . Por el elemento pasa una corriente I en le direcci´n a → b.6 realiza un trabajo adicional.

(3. Entonces Vab = E + Ir y por lo tanto en lugar de la ec. ıa e Supongamos que nuestra fuente es una bater´ que estamos cargando. ıa Ahora la corriente tiene sentido opuesto al caso anterior.7.7 energ´ el´ctrica y la entregan al circuito. Por otra parte hemos visto que Vab = E − Ir.2. o ıa a 56 .18) En esta ecuaci´n el primer t´rmino del miembro derecho (EI)es la potencia o e desarrollada por la fem y describe la tasa de conversi´n de energ´ no el´ctrica o ıa e en energ´ el´ctrica que tiene lugar dentro de la fuente. De manera parecida un generador ıa e convierte energ´ mec´nica en en energ´ el´ctrica. La suma de ambas tasas es la potencia el´ctrica total de entrada de ıa e nuestra fuente. es decir entra a la fuente por el terminal a a mayor potencial y sale por el terminal b que tiene menor potencial7 .18 obtenemos P = EI + I 2 r. esto es la tasa e a la cual la fuente entrega energ´ el´ctrica al resto del circuito. 8 Debido a esta disipaci´n una bater´ se calienta cuando se la est´ cargando. con ıa la potencia dada por 3. Por lo tanto la fuente proporciona energ´ al circuito externo. por e ejemplo un generador.17la unidad de potencia es el watt (1 W = 1 J/s). 3. Potencia de salida y de entrada de una fuente Sea una fuente cuya fem es E y que tiene una resistencia interna r. 7 Para lograr esto es necesario que nuestra fuente est´ conectada con otra fuente. La diferencia es la potencia el´ctrica neta de salida. 3.17. Unidades de potencia En el SI la unidad de potencial es el volt (= joule/coulomb) y la unidad de corriente es el ampere (= coulomb/s).19) Aqu´ EI es ahora la tasa de conversi´n de energia el´ctrica en energ´ no ı o e ıa el´ctrica (es decir la tasa a la cual se carga la bater´ mientras que I 2 r es e ıa) nuevamente la tasa de disipaci´n de energ´ en la resistencia interna de la o ıa bater´ 8 . En este a a caso la corriente I sale del terminal a que est´ a mayor potencial que el terminal b.17 ıa a ıa e describe tanto el caso en que el elemento recibe energ´ del resto del circuito ıa (P > 0) como el caso en que la entrega (P < 0).7. que est´ alimentando un circuito (por ejemplo la pila de una linterna). (3. 3. Luego de acuerdo con 3. 3. El segundo t´rmino ıa e e (I 2 r) es la tasa con que se disipa energ´ el´ctrica en la resistencia interna de ıa e la fuente. cuya fem sea mayor que la de la bater´ ıa.3. Por lo tanto la ec. Por lo tanto la potencia entregada al circuito es P = EI − I 2 r.1.

7. La naturaleza el´ctrica de los impulsos nerviosos es la raz´n por la cual e o el cuerpo es sensible a las corrientes el´ctricas que provienen del exterior. tiene una membrana e cil´ ındrica con un fluido conductor dentro y otro fuera. Una corriente de 0. es decir se transforma ıa e en energ´ interna (energ´ t´rmca).3. Esto deja en la parte interna del ax´n una carga negativa neta o y un potencial de -0.1 A pueden ser fatales porque interfieren con n procesos nerviosos esenciales como los del coraz´n.02 A la persona que ha tocado el conductor Por este motivo cada resistor tiene una especificaci´n de potencia. La energ´ el´ctrica que recibe el resistor se disipa. luego de lo cual la o membrana se recupera y la diferencia de potencial vuelve a su valor inicial. provocando un aumento de la temperaıa ıa e tura del resistor a menos que ´ste a su vez la transfiera al ambiente9 . a n 9 57 . Efectos fisiol´gicos de la corriente o Las corrientes el´ctricas juegan un rol vital en el sistema nervioso ya que la e conducci´n de los impulsos nerviosos es un proceso el´ctrico. Con una corriente de 0.3 3. o o a lo largo del cual se desplazan los impulsos el´ctricos. e Corrientes tan peque˜as como 0. pero mucho m´s o e a complejo que la conducci´n en materiales simples como los metales. R (3. Esa perturbaci´n se denomina potencial de acci´n y se propaga a o o lo largo de la membrana como un pulso a raz´n de unos 30 m/s. Cuando se aplica un est´ ımulo el´ctrico al ax´n e o la membrana se vuelve por un breve tiempo penetrable para los otros iones que hay en los fluidos. lo cual provoca un cambio local de la diferencia de potencial.20) En este caso se tiene siempre que el potencial del terminal por donde entra la corriente es mayor que el terminal por donde sale.01 A aplicada a un brazo o a una pierna puede provocar una contracci´n muscular convulsiva y un fuerte o dolor. que expresa la o potencia m´xima que puede disipar sin sobrecalentarse y sufrir da˜os.07 V. Potencia disipada en una resistencia En preparaci´n. Pero a´n corrientes menos o u intensas pueden ser peligrosas. En condici´n de reposo o las unicas cargas que pueden atravesar la membrana son los iones (positivos) ´ de potasio.8. El pulso o pasa por un punto dado del ax´n en algunos milisegundos. Si el elemento que nos interesa es un resistor Vab = IR y o por lo tanto la potencia que el circuito le est´ entregando es a P = I 2R = 2 Vab . El ax´n. Por lo tanto tenemos siempre P > 0 y la transferencia de energ´ el´ctrica es siempre del circuito ıa e al resistor. e 3.

Por otra parte el registro y estudio de los impulsos el´ctricos fisiol´gicos es una importante e o herramienta de diagn´stico (electrocardiograf´ y electroencefalograf´ o ıa ıa). Esto se aprovecha en los desfibriladores.3. n todos los aparatos y circuitos el´ctricos se deben tratar con precauci´n. En comparaci´n la resistencia de la piel es o alta pues var´ de 500 kΩ (piel muy seca) a 1000 OΩ (piel muy mojada).8 no lo puede soltar. 58 . Es curioso que las corrientes muy intensas o (m´s de 0. Si corrientes de esa magnitud pasan por el pecho pueden provocar fibrilaci´n ventricular. El coraz´n deja de ıdo o o latir y lo m´s probable es que recupere la pulsaci´n normal al desaparecer a o la corriente. da˜o ocasionado por la acci´n muscular convulsiva. n o quemaduras por el calentamiento. Por el e o lado positivo se debe observar que las corrientes el´ctricas de alta frecuencia e (106 Hz o m´s) no interfieren con los procesos nerviosos y de hecho se emplean a para producir calentamiento local en varias clases de terapias. que por medio de una descarga intensa detienen la fibrilaci´n dando al coraz´n la oportunidad de o o recuperarse. Los fluidos corporales son conductores bastante buenos porque contienen abundancia de iones.1 A. En resumen.1 A) son menos capaces de producir una fibrilaci´n fatal porque a o el m´sculo card´ u ıaco queda contra´ en una posici´n. En ıa este ultimo caso basta una diferencia de potencial de 100 V para producir ´ una corriente de 0. Por estos motivos y dado que incluso voltajes peque˜os pueden ser peligrosos. la corriente el´ctrica produce tres clases e de da˜os: n interferencia con el sistema nervioso.

1.1. u 4. o e A diferencia de las fuerzas el´tricas que estudiamos en el Cap´ e ıtulo 2. que act´an sobre cargas tanto fijas como en movimiento. es decir corrientes el´ctricas. La Tierra misma es un im´n y su polo norte geogr´fico est´ cerca de un a a a polo sur magn´tico. Magnetismo Antes de que se descubriera la relaci´n entre las interacciones magn´ticas o e y el movimiento de cargas.Cap´ ıtulo 4 Campo magn´tico y e magnetost´tica a 4. las fuerzas magn´ticas u e act´an solamente sobre cargas en movimiento. Introducci´n o Los fen´menos magn´ticos que trataremos en este Cap´ o e ıtulo provienen de la interacci´n entre cargas en movimiento. las interacciones de los imanes permanentes y las agujas de las br´julas se interpretaron en t´rminos de polos magn´ticos. u e e Una aguja imantada que puede girar se orienta en la direcci´n norte–sur. o Por eso al extremo que apunta al norte se lo llama polo norte (polo N) y al otro extremo polo sur (polo S). Por otra parte un objeto que contiene hierro no magnetizado (es decir que no tiende a orientarse de norte a sur) es atra´ tanto por un polo norte como por un polo sur. Ese es el motivo por el cual el polo norte de una br´jula e u 59 .1. As´ se encontr´ que los polos opuestos se ı o atraen y los polos iguales se repelen. En forma an´loga a lo ıdo a que hicimos con las interacciones el´ctricas se describen estas interacciones e diciendo que un im´n establece un campo magn´tico en el espacio que lo a e rodea y que el segundo cuerpo siente el efecto de ese campo.

4.2 apunta al norte1 . La noci´n de polo magn´tico se parece a la de carga el´ctrica y los concepo e e tos de polo norte y polo sur son an´logos a los de carga positiva y negativa. a Pero hay una diferencia fundamental, porque las cargas el´ctricas pueden ese tar aisladas mientras que los polos magn´ticos siempre aparecen de a pares. e Si una barra imantada se divide en dos partes, cada parte se convierte en un im´n completo con dos polos opuestos. Se han hecho muchos intentos de a detectar la existencia de polos magn´ticos separados (tales hipot´ticos ene e tes se llaman monopolos magn´ticos), pero los resultados han sido siempre e negativos2 . La primera evidencia de la relaci´n entre el magnetismo y las corrientes o el´cricas se tuvo en 1819 cuando Hans Christian Oersted descubri´ que la e o aguja de una br´jula se desv´ si cerca de ella hay un cable por el que ciru ıa cula corriente. De este modo se descubri´ que las corrientes son fuentes de o campo magn´tico. Poco despu´s Biot y Savart (1820) extendi´ ese resultado e e o y luego Amp`re (1820-1825) por medio de experimentos mucho m´s come a pletos y sofisticados estableci´ las leyes experimentales fundamentales que o relacionan el campo magn´tico con las corrientes y encontr´ la ley de fuerza e o entre corrientes. Algunos a˜os despu´s Michael Faraday e independientmenn e te Joseph Henry encontraron que si se mueve un im´n cerca de una bobina a conductora se produce una corriente en la bobina, lo que llev´ a descubrir la o ley de inducci´n. o Igual que para la fuerza el´ctrica, describiremos las fuerzas magn´ticas e e por medio del concepto de campo. El campo magn´tico puede provenir de e un im´n permanente, de una corriente el´ctrica en un conductor o de otras a e cargas en movimiento. A su vez este campo magn´tico ejerce fuerzas sobre e otras cargas en movimiento y sobre conductores por los que pasa corriente. Por lo tanto hay dos aspectos a considerar: por un lado los efectos del campo magn´tico sobre cargas en movimiento y sobre conductores que llevan e corriente y por otro, de que manera las corrientes y cargas en movimiento generan el campo magn´tico. Empezaremos considerando el primer aspecto. e

El eje magn´tico de la Tierra no coincide con el eje de rotaci´n, por eso la br´jula e o u no indica exactamente el norte. La desviaci´n, que se llama declinaci´n magn´tica, var´ o o e ıa con la ubicaci´n de la br´jula sobre el globo terr´queo. Adem´s el campo magn´tico no es o u a a e horizontal en la mayor´ de los puntos de la superfici terrestre y el ´ngulo que forma con ıa a la vertical se llama inclinaci´n magn´tica. En los polos magn´ticos el campo es vertical. o e e 2 La existencia de monopolos magn´ticos tendr´ important´ e ıa ısimas implicacions para la F´ ısica Te´rica o

1

60

4

4.2.

Fuerza de Lorentz

donde v⊥ es el m´dulo de la componente de v perpendicular a B. El factor o de proporcionalidad k3 depende del sistema de unidades: k3 =
1 c

Por lo tanto la magnitud de F m es proporcional a la carga, proporcional a la velocidad, proporcional a la magnitud del campo magn´tico y proporcional e a o o a senθ, donde θ es el ´ngulo que va desde la direcci´n de v a la direcci´n de B. En consecuencia Fm = k3 |q|v⊥ B (4.2)

El campo magn´tico3 es un campo vectorial y lo designaremos con B. e Su direcci´n es la que indica el polo norte de una aguja imantada. La fuerza o que B ejerce sobre una carga q (positiva o negativa) que se mueve con la velocidad v es F m = k3 qv × B. (4.1)

1

SG, SI.

(4.3)

La 4.4 es pues la expresi´n general de la fuerza sobre una part´ o ıcula cargada. La ley de fuerza 4.1 es un resultado experimental, del mismo modo que lo es la fuerza de Coulomb.

De acuerdo con 4.3, en el SG las dimensiones de B y de E son las mismas ([B] = [E] = [fuerza/carga]) pero en el SI son diferentes ([vB] = [E] = [fuerza/carga]). La direcci´n de F m es perpendicular al plano definido por v o y B y su sentido est´ dado por la regla de la mano derecha (que determina a el sentido de v × B) y por el signo de q. Notar que la fuerza magn´tica no e realiza trabajo, puesto que es siempre perpendicular a v . Cuando una part´ ıcula cargada se desplaza a trav´s de una regi´n del e o espacio donde hay campos magn´ticos y el´ctricos ambos ejercen fuerzas e e sobre la carga. La fuerza total es la suma vectorial de ambas fuerzas, por lo tanto se tiene F = F e + F m = q(E + k3 v × B). (4.4)

4.2.1.

Unidades de B

De la 4.1 se desprende que la unidad de campo magn´tico en el SI es el e N/A·s (newton/ampere segundo) Dicha unidad se llama tesla (T) y entonces 1T = 1
3

Tambi´n llamado induccion magn´tica. e e

N . A·s

(4.5)

61

4.3 En el SG la unidad de B se llama gauss (G) y vale 1G = 1 dy . statC (4.6)

Se deja como ejercicio para el lector verificar que 1 tesla equivale a 104 gauss. Para dar una idea de ´rdenes de magnitud podemos decir que el campo o magn´tico de la Tierra es de aproximadamente 1G o sea 10−4 T y el mayor e campo estacionario que se puede producir en el laboratorio es de 45 T.

4.3.

Flujo magn´tico e

Del mismo modo que para el campo el´ctrico, es util describir el campo e ´ magn´tico por medio de las l´ e ıneas del campo, que son curvas tangentes a B en todos sus puntos. Dichas l´ ıneas no se cortan nunca y su proximidad es mayor donde el campo es intenso, viceversa el campo es menor donde est´n a m´s espaciadas. a Es util definir el flujo magn´tico ΦB a trav´s de una superficie S, del ´ e e mismo modo que hicimos para el campo el´ctrico: e ΦB =
S

B · dS .

(4.7)

Claramente ΦB es una magnitud escalar4 . En el SI la unidad de flujo magn´tico se llama weber (Wb) en honor de e 5 Wilhelm Weber y vale 1Wb = 1T · m2 . (4.8) En el SG la unidad de flujo magn´tico se llama maxwell (Mx) y vale e 1 Mx = 1 G · cm2 . (4.9)

Claramente 1 Wb equivale a 108 Mx. En la Ley de Gauss (ver la Secci´n2.5) el flujo del campo el´ctrico que sale o e de una superficie cerrada es proporcional a la carga neta encerrada por la superficie. En el caso del campo magn´tico, debido a que no existen monopolos, e se tiene que ΦB =
S
4

B · dS = 0

(4.10)

Debido a su relaci´n con ΦB se suele llamar densidad de flujo magn´tico al campo B. o e Weber fue un distinguido f´ ısico alem´n, colaborador de Gauss, junto al cual consa truy´ en 1833 el primer tel´grafo electromagn´tico. o e e
5

62

Sea entonces v = v|| B + v ⊥ Puesto que la fuerza magn´tica 4. La frecuencia de giro es f = fL ≡ k3 |q|B 2πm (4. 7 Esta propiedad se aprovecha en los aceleradores de part´ ıculas llamados ciclotrones.11 es una de las ecuaciones de Maxwell. Luego mv⊥ R = RL ≡ . Esta ecuaci´n6 se conoce como Ley de o Gauss del magnetismo y expresa precisamente la inexistencia de monopolos magn´ticos. En cuanto a la proyecci´n del movimiento en un plano o perpendicular a B.10 para toda superficie cerrada S se dice solenoidal. Un campo vectorial que satisface la 4. claramente se trata de un movimiento circular uniforme 2 cuya aceleraci´n centr´ o ıpeta v⊥ /R (R es el radio de giro) vale k3 |q|v⊥ B/m . e Por medio del Teorema de la divergencia podemos expresar la 4. (4.11) La 4. Puesto que F m es ortogonal a B conviene separar el movimiento paralelo a B del movimiento perpendicular ˆ a B. Se debe observar o que f no depende del radio de giro7 . El radio de giro RL se denomina radio de Larmor. Movimiento en un campo uniforme Es muy sencillo resolver el problema del movimiento de una part´ ıcula de masa m y carga q en un campo B uniforme.4. (4.10 en forma diferencial: ∇ · B = 0. 4. 6 63 .4 para cualquier superficie cerrada S. En resumidas cuentas la trayectoria m´s general de una part´ a ıcula cargada en un campo magn´tico uniforme es helicoidal y resulta de componer un e movimiento uniforme a lo largo del campo magn´tico con la velocidad v||0 e con un movimiento circular uniforme de radio RL y frecuencia fL en un plano perpendicular a B.12) k3 |q|B Si observamos el movimiento con la mirada dirigida en la direcci´n hacia o donde apunta B veremos que si q > 0 la part´ ıcula describe un c´ ırculo de radio R en sentido antihorario.13) y se llama frecuencia de ciclotr´n o frecuencia de Larmor.1 es ortogonal a v tendremos que e v|| = const = v||0 . Si q < 0 lo describe en sentido horario.

A.17) Integrando esta expresi´n a lo largo del conductor podemos encontrar la o fuerza total sobre un conductor de forma cualquiera9 .14) vF = q B2 Si la fuerza proviene de un campo el´ctrico F = qE y entonces e vE = E ×B .16 y 4.16.5.17 no dependen del signo de las cargas que llevan la corriente porque el producto qv d no depende del signo de q. (4. 9 Notar que las 4. (4. Wiley 1994. 88-89). Si el conductor e u tiene n cargas m´viles por unidad de volumen la densidad de corriente es o j = nqv d . pero de todos modos vale la 4. Como la corriente total es I = Ajm y tiene la direcci´n de d ℓ. (4.1. Esto es cierto si hay una sola clase de portadores de carga. Lieberman y e e A.J. Derivas En general.4.4. luego la fuerza magn´tica por unidad de volumen8 es e f m = k3 j × B. Fuerza sobre un conductor Cuando un conductor transporta una corriente las cargas se mueven t´rmino medio con la velocidad de arrastre v d y en presencia de un came po magn´tico sobre cada carga act´a la fuerza k3 qv d × B. Principles of Plasma Discharges and Materials Processing. 8 64 .16) Si la secci´n del conductor es A. podemos escribir o dF m = k3 Id ℓ × B.5 4. bajo la acci´n de una fuerza F una part´ o ıcula con carga q en un campo magn´rico B tiene un movimiento de deriva con velocidad dada e por 1F ×B . 4. Esta deriva se llama deriva el´ctrica o tambi´n deriva E × B. Lichtenberg. p. B2 (4. Si en el medio hay portadores con carga positiva q+ y negativa q− entonces j = n+ q+ v d+ + n− q− v d− . (Ver M.15) La velocidad de deriva v E no depende del signo de la carga. la fuerza total sobre un tramo infinitesimal o de longitud dℓ es dF m = Adℓf m .

Fuerza y momento sobre una espira conductora Una espira es un conductor que se cierra sobre s´ mismo. El x y momento torsor que el campo magn´tico ejerce sobre este elemento es10 d τ = e k3 Ir × (dr × B). 10 (4. Con un poco de trabajo. Para calcular el triple producto escalar usamos la identidad A × (B × C ) = B(A · C ) − C (A · B). No es dif´ demostrar esto para una espira plana de forma cualquiera ıcil a en un campo B uniforme. e a Consideremos un elemento d ℓ = dr = dx(φ)ˆ + dy(φ)ˆ de la espira. luego la fuerza u total es Fm = dF m = k3 I d ℓ × B. esto es F m = 0 . la magnitud µ ≡ k3 IS n se llama momento magn´tico de la espira y podemos escribir la 4. el pulgar apunta en la direcci´n de n. cualquiera sea e la forma de la espira.4 4. z). porque como la fuerza resultante sobre la espira es nula el momento torsor se puede calcular respecto de cualquier punto. el momento torsor τ en general no es nulo.19) Tomamos el momento respecto del origen. Supongamos tambi´n que a x y e ˆ ˆ el campo magn´tico est´ en el plano (x. Adem´s x dy = S. A pesar de que la fuerza neta sobre la espira es nula. (4.5. Sea una espira ı por la cual circula una corriente I y que se encuentra en un campo magn´tico e B. 11 Definida de acuerdo con la regla de la mano derecha. si enrollamos los dedos ˆ de la mano derecha en el sentido de la corriente. Por lo tanto obtenemos a ˆ τ = k3 ISBx y .1. Supongamos que la espira est´ en el plano (x.17. Es f´cil verificar que si el campo a magn´tico es uniforme esta integral es nula. y) y su forma est´ dada por r (φ) ≡ x(φ)ˆ + y(φ)ˆ . de modo que B ≡ Bx x + Bz z . donde S es el a ´rea de la espira. Sobre cada elemento d ℓ de la misma act´a la fuerza 4. se obtiene 1 dτ ˆ ˆ = −Bx ydy x + Bx xdy y + Bz d(r2 )ˆ .18) ˆ ˆ Si llamamos n la normal al plano de la espira11 .18 en forma e independiente del sistema de coordenadas como τ = µ × B. z k3 I 2 Para calcular el momento torsor tenemos que integrar d τ a lo largo de toda la espira y es evidente que τx = τz = 0. que dejamos como ejercicio. En o ˆ ˆ nuestro caso n = z 65 . donde la integral se extiende a toda la espira. es decir.

e a El tratamiento anterior se puede generalizar para espiras no planas. si las vueltas est´n muy juntas.20. donde θ es el ´ngulo entre n y B. Comparaci´n entre espiras e imanes e ideas acerca del origen microsc´pico o o del magnetismo de algunos materiales. Por lo tanto resulta que la ıa energ´ potencial del momento magn´tico es ıa e U = −µB cos θ = −µ · B. 4. En estos casos el momento a magn´tico est´ dado por µ = N IA.6 Esta ecuaci´n muestra que la magnitud del momento torsor es proporcional o ˆ a senθ.2. Esto se puede entender recordando la 4. es decir un enrollamiento helicoidal de cable. Aplicaciones El galvan´metro (en preparaci´n). u a por las que pasa una corriente I.5.20) Lo que hemos visto para una espira plana se puede extender a una bobina. o Cuando el momento magn´tico cambia de orientaci´n (porque cambia e o la orientaci´n del plano de la espira) el campo magn´tico hace un trabajo o e sobre ´l.3. Espira en campo magn´tico no uniforme e Si B no es uniforme la fuerza neta sobre la espira no es nula y se puede mostrar que si el momento magn´tico µ tiene sentido opuesto a B la fuerza e neta tiende a empujar a la espira hacia donde B es menor.5. El momento torsor sobre una elemento de la espira es como antes d τ = k3 Ir × (dr × B). o o El motor de corriente continua (en preparaci´n). El momento torsor tiende a hacer a que la normal de la espira se oriente en la direcci´n y sentido de B. o a un solenoide. (4.4. Viceversa si µ tiene el mismo sentido que B la fuerza tiende a empujar la espira hacia donde B es mayor. pero ahora el c´lculo de la integral a lo largo de la espira es m´s a a complicado. A completar. donde ahora la direcci´n del momento magn´tico o e depende de la geometr´ de la espira y su m´dulo es µ = k3 IGf donde Gf es ıa o un factor geom´trico que tiene dimensiones de ´rea y cuyo valor depende de e a la forma de la espira. o 66 . Sin embargo se puede mostrar que el resultado tiene igual que antes la forma τ = µ × B. que consiste de un n´mero N de espiras planas de ´rea A conectadas en serie. En una rotaci´n infinitesimal en la que θ cambia en dθ el trabajo e o es −τ dθ y produce una variaci´n infinitesimal dU = τ dθ = µBsenθ dθ = o −µB d(cos θ) de la energ´ potencial de la espira. 4.

o o Signo de los portadores de carga (en preparaci´n). Si los portadores tienen carga positiva el campo el´ctrico Ez tiene sentido e opuesto al caso anterior y por lo tanto el voltaje Hall tiene el signo contrario. Aplicaciones del efecto Hall Determinaci´n del producto nq (en preparaci´n). Esta acumulaci´n contin´a hasta que la fuerza el´ctrica |q|Ez debida al o u e campo el´ctrico transversal que as´ se produce equilibra la fuerza magn´tica e ı e |q|vd By . El campo el´ctrico resultante Ez produce una diferencia de potencial e transversal al conductor que se conoce como voltaje Hall o fem Hall. Fuentes de campo magn´tico e Hasta aqu´ nos ocupamos de las fuerzas magn´ticas que se ejercen sobre ı e cargas en movimiento y sobre conductores que llevan corrientes el´ctricas. e o En otras palabras. sin e preocuparnos de cual es el origen del campo magn´tico. Supongamos que hay un campo magn´tico uniforme B en la e direcci´n +y. o Medici´n de vd (en preparaci´n). Efecto Hall Sea un conductor en forma de tira plana a lo largo del eje x y que se extiende de a a b en la direcci´n z por el que pasa una corriente I en el o sentido +x. 4. vd tiene o el sentido −x y la fuerza magn´tica tiene igual que antes la direci´n +z. o sea cargas que a se mueven y corrientes en conductores en el vac´ M´s adelante trataremos ıo. o o 4. perpendicular a la tira. Los experimentos de e Oersted y de Amp`re demostraron que las corrientes el´ctricas son la fuente e e del campo magn´tico y ahora nos vamos a ocupar de describir en detalle los e campos que producen. Si la carga de los portadores es positiva vd tiene el sentido +x y la fuerza magn´tica tiene e la direci´n +z.6.4 4.6.1. o La velocidad de arrastre de los portadores de carga es vd . 67 . empezando por los casos m´s simples. Si en cambio la carga de los portadores es negativa. a el efecto de la presencia de medios materiales.7. o Si los portadores son electrones se acumula as´ un exceso de carga negaı tiva en el borde superior b y un correspondiente d´ficit en el borde inferior e a. en cualquier caso las cargas que portan la corriente son llevadas en la direcci´n +z.

El sentido de B est´ dado por la regla de la mano derecha: si los a dedos de esa mano se enrollan en el sentido que va de v a r . (4.8 4. 12 Si la aceleraci´n de la carga no es nula el problema se torna mucho m´s complicado. Campo de una carga en movimiento ′ B = k2 q Si v es constante 12 se tiene que: ˆ v ×r . o a 68 .2.21 el campo producido por nuestro elemento del conductor es ˆ ′ dℓ × r dB = k2 I . (4. Campo magn´tico de un elemento de corriente e Sea un elemento d ℓ de un conductor que transporta una corriente I = nq vd A (aqu´ q es la carga de cada portador.7.26) 2 r Aqu´ r es el vector que va de d ℓ al punto P donde estamos calculando el ı campo. el pulgar apunta en el sentido de B. ı n es la concentraci´n de portadores y A la secci´n del conductor). r2 ′ El factor de proporcionalidad k2 depende del sistema de unidades: ′ B = k2 q ′ k2 = µ0 4π 1 c SI. Para el o o campo magn´tico.4. SG.24) M´s adelante veremos que las constantes ǫ0 y µ0 del SI y la velocidad de la a luz c existe la siguiente relaci´n: o 1 = c2 (4. vd es la velocidad de arrastre. por lo tanto el campo debido a varias cargas en movimiento es o la suma vectorial de los campos debidos a las cargas individuales. usando la 4. 4.21 es inversamente proporcional a la distancia desde la carga. Entonces.25) ǫ0 µ 0 La magnitud del campo descripto por la 4.1.23) El valor de la constante µ0 es µ0 = 4π × 10−7 N · s/c2 = 4π × 10−7 T · m2 /A. lo mismo que para el campo el´ctrico vale el principio de e e superposici´n. las l´ ıneas del campo son c´ ırculos con centro sobre la recta a lo largo de la cual se mueve q y situados en planos ortogonales a la misma.7. (4.22) Por lo tanto vsenϕ .21) (4. 2 r (4.

26 tiene a sentido solamente como parte de una suma sobre la totalidad del conductor. es habitual integrar sobre o n la secci´n del conductor y hablar de la corriente total I.26 se conocen como Ley de Biot-Savart y son el puno to de partida para el c´lculo de campos magn´ticos. Pero esa expresi´n depende del tiempo y o adem´s vale solamente para cargas cuya velocidad es peque˜a en comparaci´n a n o con la velocidad de la luz y cuyas aceleraciones se pueden despreciar. Una corriente se describe por ı o a medio de la densidad de corriente j cuya direcci´n y sentido est´n definidos por el movimiento de las cargas.21 como hicimos antes.26 es consistente con la Ley de Amp`re (que vamos a introducir e en breve) y con la Ley de Gauss del magnetismo (4. que son leyes m´s a fundamentales. 69 . Dentro de esta aproximaci´n el campo calculado por medio de la a o 4. porque la carga total se debe conservar.28) Al emplear la ec.21 y 4. Por consiguiente en magnetost´tica se cumple que u a ∇·j =0 (4.26 se debe tener cuidado y no caer en la tentaci´n o de interpretar esa f´rmula como el equivalente magn´tico de la ecuaci´n que o e o da el campo el´ctrico de una carga puntiforme e identificar Id ℓ como el e an´logo de q. Aqu´ es oportuno hacer un breve comentario. Esto es incorrecto porque en sentido estricto la ec 4.8. Si la densidad de corriente est´ confinada al a interior de cables o alambres se secci´n peque˜a.27) Esta ecuaci´n expresa que la disminuci´n de la carga dentro de un elemento o o de volumen se debe al fjujo de carga que sale de la superficie que limita al elemento.28.10). Es evidente que un elemento de corriente aislado no satisface la ecuaci´n de continuidad 4. Se debe tener presente a e que estas f´rmulas no valen siempre y se pueden aplicar solamente cuando la o velocidad de las cargas se puede considerar constante (aproximaci´n magneo tost´tica). suma que representa el campo magn´tico generado por un lazo de corriente e o un circuito cerrado. Aparentemente una forma de superar e la dificultad es tratar la corriente como un conjunto de cargas en movimiento y usar la 4. Ley de Biot-Savart Las f´rmulas 4.21 o la 4. 4. Los fen´menos estacionao rios se caracterizan porque no hay variaciones de la densidad neta de carga en ning´n lugar.4 4. La conservaci´n de o o la carga requiere que en cualquier punto del espacio la densidad de carga est´ relacionada con la densidad de corriente en el entorno de ese punto por e medio de la ecuaci´n de continuidad: o ∂ρ +∇·j =0 ∂t (4. pues la corriente viene de la nada o y desaparece despu´s de atravesar d ℓ.

8. (4. r2 (4. Entonces podemos escribir r = xˆ + r ⊥ donde x x r ⊥ es la componente de r perpendicular al conductor.26 pero integrada sobre circuitos para obtener resultados con sentido f´ 13 . porque a escala microsc´pica o hay corrientes que no se conocen de antemano. pues al fin y al cabo las corrientes son ı cargas en movimiento.21 se aplica solamente a una unica carga. edici´n. incluyendo los efectos de las aceleraciones. 4.1. ısico Se debe notar que en general no es f´cil aplicar la Ley de Biot-Savart a a situaciones que involucran medios materiales. 4.8 Puesto que aqu´ estamos considerando campos magn´ticos estacionarios ı e usaremos lo mismo la ec.21 es solamente una aproximaci´n? La respuesta es que la o 4. Vamos a mostrar los resultados para algunos casos sencillos pero importantes.30) r⊥ Aparentemente hay aqu´ una inconsistencia. 3a. 1999). Elegimos el eje x en la direcci´n del conductor de modo que la corriente va en el sentido o de x creciente y d ℓ = dxˆ .29) donde r es el vector que va del elemento d ℓ del conductor al punto P donde estamos calculando el campo. Veremos m´s adelante como a proceder en esos casos y por ahora nos limitaremos a considerar el efecto de cargas y corrientes conocidas. A partir de la Ley de Biot-Savart es evidente que el campo magn´tico de e cualquier conductor que lleva una corriente I se obtiene por integraci´n de o la 4. 2 (x2 + r⊥ )3/2 r⊥ La integral se calcula f´cilmente y el resultado es 2/r⊥ . Classical Electrodynamics.26 sobre todo el circuito (ver J. o 13 70 . Por lo tanto obtenea mos finalmente 2k ′ I ˆ ˆ B = 2 x × r ⊥.4. Como es posible entonces que la integraci´n de la 4. en el ´ l´ ımite en que el n´mero de cargas tiende al infinito y la magnitud de cada carga tiende a u cero de modo de producir una corriente estacionaria. Jackson. se puede mostrar que la suma de los campos exactos.26 y vale ′ B = k2 I ˆ dℓ × r . Wiley. Conductor rectil´ ıneo infinito Sea un conductor recto infinito que lleva la corriente I.29 obtenemos +∞ B= ′ ˆ k2 I x × r⊥ −∞ 2k ′ I r⊥ dx ˆ ˆ = 2 x × r ⊥. Si un conjunto de cargas se mueven. Sustituyendo en 4.26 de resultados o exactos a pesar de que la la 4.D. da un resultado que coincide con el que se obtiene integrando la 4.

Usando la anterior expresi´n de dB 1 resulta o ′ dF 12 = k2 k3 I1 I2 ˆ d ℓ2 × (d ℓ1 × r 12 ) .4 Este resultado muestra que le intensidad del campo magn´tico en un punto P e es inversamente proporcional a la distancia r⊥ del conductor a P . (4. 2 r12 S Las l´ ıneas de B son siempre cerradas porque S (o sea ∇ · B = 0).33) Procediendo del mismo modo podemos calcular la fuerza que el conductor 2 ejerce sobre el conductor 1 y resulta: ′ F 21 = −k2 k3 I1 I2 14 1 2 ˆ d ℓ1 × (d ℓ2 × r 12 ) . Un elemento d ℓ1 del conductor 1 situado en r 1 que porta la corriente I1 produce en el punto r 2 el campo ′ dB 1 = k2 I1 ˆ d ℓ1 × r 12 2 r12 donde r 12 ≡ r 2 − r 1 . SG.9.31) ′ El factor k2 k3 depende del sistema de unidades y vale µ0 4π 1 c2 ′ k2 k3 = SI.32) La fuerza total que el conductor 1 ejerce sobre el conductor 2 se obtiene integrando la 4. 2 r12 (4. Las l´ ıneas 14 del campo son c´ ırculos de radio r⊥ y el sentido del campo est´ dado por la a regla de la mano derecha 4. La fuerza que este campo ejerce sobre el elemento d ℓ2 del conductor 2 situado en r 2 y que lleva la corriente I2 es entonces dF 12 = k3 I2 d ℓ2 × dB 1 .31 sobre ambos condutores: ′ F 12 = k2 k3 I1 I2 1 2 ˆ d ℓ2 × (d ℓ1 × r 12 ) . Fuerza entre conductores Sean los conductores 1 y 2. B ·dS = 0 para toda superficie cerrada 71 . 2 r12 (4.

4.10 Aqu´ hemos usado la relaci´n r 21 = −ˆ 12 . Comparando esta expresi´n con ı o ˆ r o la anterior no salta a la vista que se cumple el principio de acci´n y reacci´n. o o Para ver que se cumple conviene desarrollar el triple producto vectorial del integrando: ˆ ˆ ˆ d ℓ2 × (d ℓ1 × r 12 ) d ℓ1 (d ℓ2 · r 12 ) r 12 (d ℓ2 · d ℓ1 ) = − . 2 2 2 r12 r12 r12 Pero el primer t´rmino del integrando respecto de d ℓ2 es un diferencial e exacto, porque es la integral de l´ ınea de un gradiente, m´s precisamente a −1 es ∇(r12 ) · d ℓ2 . Por lo tanto al integrar sobre todo el circuito cerrado 2, su contribuci´n es nula y resulta o
′ F 12 = −k2 k3 I1 I2

1

2

ˆ r 12 (d ℓ2 · d ℓ1 ) . 2 r12

Procediendo del mismo modo con el integrando de F 21 se obtiene
′ F 21 = k2 k3 I1 I2

1

2

ˆ r 12 (d ℓ2 · d ℓ1 ) = −F 12 . 2 r12

Por lo tanto se cumple el principio de acci´n y reacci´n. o o Atenci´n: todo esto vale dentro de la aproximaci´n magnetost´tica. o o a

4.9.1.

Campo magn´tico de una espira circular e

En preparaci´n. o

4.10.

Fuerza entre conductores paralelos

Es sencillo calcular la fuerza entre dos conductores paralelos muy largos que llevan corriente y el resultado es importante porque es la base de la definicion del ampere, la unidad el´ctrica fundamental del SI. Sean entonces e dos conductores rectil´ ıneos 1 y 2 paralelos de longitud infinita (ver figura). ˆ Sea x la direcci´n de los conductores y sean I1 e I2 las corrientes que circulan o por ellos. Vamos a convenir que I1 > 0 si fluye en el sentido +ˆ y que I1 < 0 x ˆ si va en el sentido −ˆ y lo mismo para I2 . Sea d un vector ortogonal a x x que va del conductor 1 al conductor 2. Por la 4.30 el campo magn´tico producido en cualquier punto P del cone ductor 2 por la corriente que circula por el conductor 1 es B=
′ 2k2 I1 ˆ x × d. d2

(4.34)

72

4 Por la 4.17 la fuerza sobre un elemento dℓ2 del conductor 2 debido a este campo es ˆ (4.35) dF 12 = k3 I2 dℓ2 x × B. Introduciendo en esta expresi´n la 4.34 obtenemos o
′ dF 12 = 2k2 k3

I1 I2 ˆ x dℓ2 x × (ˆ × d ). d2

ˆ Es f´cil verificar que x × (ˆ × d ) = −d , de modo que el resultado final es a x I1 I2 ˆ dF 12 ′ = −2k2 k3 d, dℓ2 d (4.36)

que expresa la fuerza por unidad de longitud sobre el conductor 2 debida al campo magn´tico generado por la corriente que fluye en el conductor 1 e (desde luego la fuerza total sobre el conductor 2 es infinita). Por supuesto dF 21 /dℓ1 = −dF 12 /dℓ2 por el Principio de acci´n y reacci´n, como se acaba o o de ver en la Secci´n 4.9. o De acuerdo con este resultado la fuerza por unidad de longitud es directamente proporcional al producto de las corrientes e inversamente proporcional a la distancia entre los conductores. Es atractiva si las corrientes van en el mismo sentido y repulsiva si tienen sentido opuesto. La fuerza de atracci´n mutua no se ejerce solamente entre cables que o llevan corrientes de igual direcci´n. Tambi´n se ejerce entre elementos longio e tudinales de un unico conductor. Si el conductor es un l´ ´ ıquido o un plasma (gas ionizado) esta fuerza causa un efecto de constricci´n llamado efecto pino ch, como si el conductor estuviera sometido a una presi´n externa. o

4.11.

Definici´n del ampere o

La atracci´n o repulsi´n entre conductores rectil´ o o ıneos paralelos es la base de la definici´n del ampere en el SI. Dicha definici´n es la siguiente: o o Un ampere es la corriente estacionaria que si est´ presente en cada a uno de dos conductores paralelos de longitud infinita y separados por un metro en el vac´ produce sobre cada conductor una fuerza ıo, de exactamente 2 × 10−7 newton por metro de longitud. El ampere es la unidad el´ctrica fundamental del SI. Las dem´s unidades que e a hemos introducido, entre ellas el coulomb, son todas unidades derivadas. 73

4.12

4.12.

Ley de Amp`re en magnetoest´tica e a

La ley fundamental que establece la relaci´n entre el campo magn´tico o e y sus fuentes es la Ley de Amp`re, que juega para el campo magn´tico el e e mismo rol que la Ley de Gauss para el campo el´ctrico. Esta Ley resume e lo que ya hemos tratado en las p´ginas precedentes pero lo expresa de una a forma m´s general y sin las limitaciones que oportunamente se˜alamos. a n Si C es una curva cerrada cualquiera y S una superficie cualquiera que se apoya sobre C, la Ley de Amp`re establece que: e
′ B · d ℓ = 4πk2

C

S

j · dS .

(4.37)

Se puede llegar a la expresi´n anterior a partir de la 4.26 que expresa o el campo magn´tico debido a un elemento de corriente y que reproducimos e aqu´ para mayor comodidad del lector: ı
′ dB = k2 I

ˆ dℓ × r . 2 r

Aqu´ r ≡ r 2 − r 1 es el vector que va de d ℓ (situado en r 1 ) al punto P ı (situado en r 2 ) donde estamos calculando el campo. El procedimiento para llegar a la 4.37 es un tanto engorroso y no lo vamos a presentar en detalle15 pero describiremos a grandes rasgos los pasos principales. Para empezar se e integra la 4.26 sobre la posici´n r 1 de las fuentes. Despu´s de una serie de o pasos algebraicos se obtiene
′ B(r 2 ) = k2 ∇2 ×

j(r 1 ) dr 1 . |r 2 − r 1 |

(4.38)

Por muchas razones conviene expresar las leyes en forma diferencial16 . Por lo tanto el paso siguiente es calcular el rotor del resultado anterior. Tras una serie de pasos se llega a ′ ∇ × B = 4πk2 j . (4.40)
15

De este resultado, recordando que para todo campo vectorial A se cumple que ∇ · ∇ × A = 0 se obtiene de inmediato la Ley de Gauss del magnetismo, esto es ∇ · B = 0. (4.39)

El lector interesado puede encontrar los detalles en J.D. Jackson, Classical Electrodynamics, 3a. edici´n, Wiley, 1999. o 16 A diferencia de una relaci´n integral, una relaci´n diferencial involucra magnitudes o o calculadas en unsolo punto y en su entorno.

74

38 y de esa ecuaci´n resulta evidente que la forma general de A es o ′ A(r ) = k2 j(r ′ ) dr ′ + ∇ψ(r ). En este caso el sistema 4. esto es u B(r ) = ∇ × A(r ).43 cuando escribimos la ec. |r − r ′ | 75 (4. Sin embargo estos problemas generalmente involucran medios macrosc´picos cuyas propiedao des magn´ticas difieren de las de sistemas de cargas y corrientes en el vac´ e ıo y las correspondientes condiciones de contorno son diferentes de las que se encuentran en electrost´tica.44) . Cuando j = 0 en la o regi´n de inter´s la primera de las 4. 4.4 Esta es la Ley de Amp`re en su forma diferencial. (4. Se obtiene as´ ı ′ B · d ℓ = 4πk2 ′ j · dS = 4πk2 IC . 4. lo cual permite o e expresar B como el gradiente de un potencial escalar magn´tico φm .42) La soluci´n de este sistema no siempre es sencilla. B tiene que ser el rotor de alg´n campo vectorial A(r ).41) C S Aqu´ IC indica la corriente total concatenada (es decir abrazada) por la curva ı C. Para obtener la forma e integral 4.42. Hay muchos ejemplos de esta clase y para ellos se pueden usar las t´cnie cas que se emplean en electrost´tica (ver el Cap´ a ıtulo 2). Puesto que ∇ · B = 0 en todas partes.13.42 se reduce a la ecuaci´n de Laplace para φm : o ∇2 φm = 0.39). 4.42 se reduce a ∇×B = 0. En realidad ya expresamos B en la forma 4. esto es e B = ∇φm .43) El campo A(r ) se denomina potencial vectorial. que en su forme diferencial se escriben como ′ ∇ × B = 4πk2 j . a Un m´todo general de soluci´n se basa en aprovechar la segunda ecuaci´n e o o de las 4. (4. ∇ · B = 0. El potencial vectorial La magnetost´tica se funda en la Ley de Amp`re (ec.37 basta integrar la 4.40 sobre una superficie cualquiera S que se apoya sobre la curva cerrada C. (4.40) y la Ley de a e Gauss (4.

45 se denomina transformaci´n de gauge.45) el nuevo potencial vectorial nos da el mismo campo B que el anterior. pero es todav´ incompleta.44 con ψ = const. o o La presencia del t´rmino adicional ∇ψ en la 4. Con esta elecci´n resulta o que ′ ∇2 A = −4πk2 j . 4.44 muestra que si transe formamos el potencial vectorial de acuerdo con A → A + ∇ψ (4. La 4.44 tiene e ′ divergencia nula porque ∇ · j = 0. (4. 4. sin contornos) se obtiene de la 4.43 en la primera de las 4. Esto se puede ver o a ıa 17 Esta elecci´n de denomina gauge de Coulomb. Corriente de desplazamiento La Ley de Amp`re que hemos introducido en la Secci´n 4. se puede entender porque nuestra elecci´n de gauge o o 2 (∇ · A = 0) se reduce a ∇ ψ = 0 dado que el primer t´rmino de la 4. y es: ′ A(r ) = k2 Si ahora aprovechamos la libertad que nos dan las transformaciones de gauge.43 especifica solamente el rotor de A.4. que podemos llevar a la forma ′ ∇(∇ · A) − ∇2 A = 4πk2 j . Tal transformaci´n es poo o sible porque la ec. Pero si se cumple que ∇2 ψ = 0 en todo el espacio ψ debe ser una constante. |r − r ′ | (4. o Por otra parte es evidente que la soluci´n para A en todo el espacio (es o decir. La libertad que nos dan las transformaciones de gauge nos permite dar a ∇ · A cualquier forma funcional que nos resulte conveniente. Si sustituimos la 4.46) j(r ′ ) dr ′ . Por lo tanto cada componente cartesiana del potencial vectorial satisface la ecuaci´n de Poisson.14.42 obtenemos ′ ∇ × (∇ × A) = 4πk2 j . o 76 .14 donde ψ(r ) es una funci´n escalar arbitraria de la posici´n.47) La condici´n ψ = const. podemos elegir un gauge17 para el cual ∇ · A = 0. siempre y cuando no haya fuentes al infinito.12 vale en la e o aproximaci´n magnetost´tica.

1 ∂E 4πk1 ∂t es solenoidal. El t´rmino (4πk1 )−1 ∂E /∂t. como mostraremos oportunamene te. k1 ∂t (4. Fue Maxwell quien introdujo la corriente de desplazamiento y propuso modificar la Ley de Amp`re reemplazando j por j ′ con lo cual la ley se e escribe en forma siguiente: ′ ∇ × B = 4πk2 j + ′ k2 ∂E . En efecto la corriente de desplazamiento es esencial para la existencia de las ondas electromagn´ticas. que en a o o general implica que ∂ρ ∇·j =− .27. de acuerdo con la 2. Puesto que ∇ · ∇ × B = 0 se obtiene ∇ · j = 0.40. pero si el problema depende o del tiempo est´ en contradicci´n con la ecuaci´n de continuidad 4.48) De esta manera en el caso estacionario (∂E /∂t = 0) se vuelve a obtener la Ley de Amp`re magnetost´tica.4 si calculamos la divergencia de la 4. se llama densidad de corriente de desplazamiento. pero ahora se respeta la ecuaci´n de continuidad e a o en el caso no estacionario. ∂t 4πk1 ∂t Luego la ecuaci´n de continuidad implica que se cumple o ∇· j + Es decir que el vector j′ ≡ j + 1 ∂E 4πk1 ∂t = 0.32 se tiene que ρ= 1 ∇·E 4πk1 y por lo tanto derivando respecto de t se obtiene ∂ρ 1 ∂E = ∇· . 77 . La idea de Maxwell result´ ser mucho m´s que un artificio para salvar la o a Ley de Amp`re en situaciones no estacionarias y conciliarla con la ecuaci´n e o de continuidad. Este resultado vale en una situaci´n estacionaria. que tiene dimensiones de densidad e de corriente. ∂t Ahora bien.

en la aproximaci´n magnetost´tica.4. Se puede mostrar que jm = ∇ × M.49) 4.15 La ec.52) donde N es el n´mero (promedio) de mol´culas por unidad de volumen y u e m i es el momento magn´tico molecular medio en un elemento de volumen e en el punto r .51) Aqu´ la magnetizaci´n M es la densidad (promedio) de momento magn´tico ı o e de los ´tomos y mol´culas del medio. El t´rmino ∇ × M se puede combinar con B para definir un nuevo campo e macrosc´pico H por medio de o H = 1 B −M.50 en la ecuaci´n 4. es decir: a e M (r ) = i N mi . que e son las que conocemos.40 se tiene o ∇ × B = µ0 (j t + ∇ × M ). (4. (4. Por lo tanto.15. µ0 78 (4. (4. SG. que no o conocemos.50) donde j t es la corriente verdadera de conducci´n (que conocemos) y j m es la o corriente de magnetizaci´n que proviene de las corrientes a escala microsc´pio o ca.53) . que no conocemos. Por lo tanto en medios materiales (SI) escribiremos la corriente total como j = jt + jm (4. ′ El factor k2 /k1 depende del sistema de unidades y vale ′ k2 /k1 = ǫ0 µ 0 1 c SI. Materiales magn´ticos e Para tratar los fen´menos magn´ticos en medios materiales seguiremos o e un procedimiento an´logo al que empleamos en electrost´tica para separar la a a parte del campo el´ctrico que proviene de las cargas verdaderas (libres). de la parte que proviene de la polarizaci´n. reemplazando o a 4. 4.48 es la tercera ecuaci´n de Maxwell y establece que las fuentes o de B son la corriente de conducci´n j y la corriente de desplazamiento j d ≡ o (4πk1 )−1 ∂E /∂t.

T´ e ıpicamente µ/µ0 difiere de la unidad en unas pocas partes en 10−5 (µ > µ0 para sustancias paramagn´ticas y µ < µ0 para medios diae magn´ticos). pues algunos autores o o llaman “campo magn´tico” a H e “inducci´n magn´tica” a B. µ = const. que depende de la naturaleza del o medio. Inducci´n electromagn´tica o e Las primeras observaciones cuantitativas de la relaci´n entre campos o magn´ticos que dependen del tiempo y campos el´ctricos se deben a los exe e perimentos de Faraday (1831) sobre el comportamiento de las corrientes en circuitos sometidos a campos magn´ticos que var´ con el tiempo.40 se escribe como e ∇ × H = j t. a Hay cierta confusi´n en la denominaci´n de los campos B y H . Para completar la descripci´n de la magnetost´tica macrosc´pica se neceo a o sita un relaci´n constitutiva entre H y B. historia).54 se debe reemplazar por una relaci´n e o funcional no lineal que depende de la historia de como fue preparado el material: B = f (H .55) Magnet´n.16. El campo H se denomina intensidad magn´tica 18 y claramente representa la e parte del campo magn´tico que proviene solamente de la corriente verdadera e j t. e o e 18 79 . o 4. cuando un circuito adyacente por el que fluye una corriente constante se est´ moviendo respecto del primer circuito. En preo paraci´n. En esos e ıan experimentos Faraday encontr´ que en un circuito se induce una corriente o transitoria en las siguientes situaciones: 1. paramagnetismo. 2. e Para medios ferromagn´ticos la 4. Para medios diamagn´ticos y paramagn´ticos es suficiente la simple e e relaci´n lineal o B = µH . (4. (4.54) Aqui µ es un par´metro caracter´ a ıstico del medio que se llama permeabilidad magn´tica. cuando en un circuito adyacente se conecta o desconecta una corriente constante.4 En t´rminos de H la 4. ferromagnetismo. diamagnetismo.

e El signo de la fem est´ dado por la Ley de Lenz. cuando un im´n permanente se est´ moviendo en las inmediaciones del a a circuito. Ley de Faraday Expresaremos ahora los resultados de Faraday en t´rminos cuantitativos. de acuerdo con la ley de Ohm.. (4. Es decir. Llamaremos dS un elemento de S y sea B el campo magn´tico en las inmediaciones del circuito.17. la variaci´n del flujo induce un campo el´ctrico en el circuito. Entonces el flujo magn´tico e e concatenado por el circuito se define como ΦC = S B · dS .58) La Ley de Faraday establece pues que la fem inducida en el circuito es proporcional a la tasa de cambio del flujo magn´tico concatenado por el circuito. A su vez la fuerza electromotriz as´ inducida produce la corriente transitoria ı observada. e Sea C el circuito y sea S una superficie abierta cualquiera que se apoya sobre C (ver figura .).. No se observa corriente en el circuito a menos que o var´ la corriente del ıe circuito adyacente. que establece lo siguiente: a El sentido de la corriente inducida (y del flujo magn´tico por ella e generado) es tal que se opone al cambio del flujo concatenado por el circuito. (4. A partir de estos resultados Faraday concluy´ que el flujo transitorio de o corriente se debe a la variaci´n del flujo magn´tico concatenado por el ciro e cuito.56) En esta expresi´n el sentido de la normal al elemento dS (que determina el o signo de ΦC ) se obtiene por medio de la regla de la mano derecha a partir del sentido en el que se recorre el circuito C. 80 .4. dt (4.17 3.57) C donde E ′ es el campo el´ctrico en la posici´n del elemento d ℓ del circuito. e o Las observaciones de Faraday se resumen entonces en la siguiente ley: E = −k dΦ . 4. o e cuya integral de l´ ınea a lo largo del circuito es la fuerza electromotriz E. o haya un movimiento relativo de los circuitos. La fem inducida en el circuito es por definici´n o E= E ′ · d ℓ.

61) Ver J.59) C S Esta expresi´n permite una importante generalizaci´n. (4.56 y la 4. sin o embargo. Classical Electrodynamics. e la magnitud y dimensiones de k se obtienen suponiendo la invariancia Galileiana de la Ley de Faraday19 . Como veremos ahora depende del sistema de unidades empleado y una vez que se han elegido las dimensiones y unidades en la Ley de Amp`re. Es importante observar. que E ′ es el campo el´ctrico sobre d ℓ en el referencial en el que ese e elemento est´ en reposo. Usando la 4. edici´n. o 81 . S Puesto que C y S son arbitrarios.57 la Ley de Faraday se puede escribir como E ′ · d ℓ = −k d dt B · dS .4 Es importante notar que E depende de la derivada total de Φ respecto del tiempo. Por lo tanto el flujo puede variar con t no solamente porque cambia B. ∂t (4. Se obtiene entonces e ∇×E +k ∂B ∂t · dS = 0.D. Por lo tanto se obtiene e ∇×E +k ∂B = 0. 3a. sino tambi´n por variaciones de la forma. El resultado es k = k3 = 19 1 c 1 SG. SI. Wiley. la posici´n y la orientaci´n del e o o circuito.59 se puede interpretar e e como una relaci´n entre los campos E ′ y B. 1999. porque ese es el campo que hace fluir la corriente si a realmente hay all´ un circuito. siempre y cuando se mantenga fijo el circuito de modo que E y B est´n definidos en el mismo referencial. El circuito C se pueo o de pensar como una curva cerrada cualquiera del espacio. Entonces la 4.60) La constante de proporcionalidad k no es una constante emp´ ırica independiente. que no tiene porqu´ coincidir con un circuito el´ctrico. (4. ı La Ley de Faraday para medios en reposo Usando el Teorema de Stokes la Ley de Faraday 4.59 se puede escribir en forma diferencial. el integrando de esta expresi´n debeser o id´nticamente nulo en todo punto. Jackson.

S2 y la traza de los bordes de S.62) S Para encontrar DB/Dt consideremos la superficie de la fig.17 La Ley de Faraday para medios en movimiento Es preciso tener cuidado cuando se aplica la ley de inducci´n a circuitos o materiales en movimiento. o sea del circuito C cuyo 82 . a dS2 S2 dS1 S1 dl B(t+dt) B(t) vdt Figura 4. Para esto deduciremos primero un teorema subsidiario que permite expresar la tasa de variaci´n total del flujo magn´tico o e concatenado por el circuito como la integral de superficie de una funci´n de o B que vale cuando la superficie a trav´s de la cual se est´ calculando el flujo e a se est´ moviendo. De acuerdo con las reglas de o derivaci´n o ∆ ∆t S B · dS = 1 ∆t [B(t + dt) · dS 2 − B(t) · dS 1 ].64) V Aqu´ el ultimo t´rmino es la variaci´n del flujo a trav´s de la superficie lateral ı ´ e o e de V generada por el movimiento del contorno de S. (4.63) Ahora aplicamos el Teorema de Gauss en el instante t al volumen V encerrado por S1 . 4. (4. Resulta: ∇ · BdV = [B(t) · dS 2 − B(t) · dS 1 ] − B(t) · (v dt × d ℓ).1). e 4.1: C´lculo de la variaci´n del flujo para un circuito en movimiento.4. (4.1 en la posici´n o 1 en el instante t y en la posici´n 2 en t + dt. a o Sea como antes ΦC el flujo de B a trav´s de la superficie S (ver la fig. Nos proponemos determinar la funci´n DB/Dt definida por o d d ΦC = dt dt B · dS = DB Dt · dS .

porque el Teorema de Gauss se aplica solamente para valores simult´neos de B.4 elemento20 es d ℓ. 4. Se debe notar que el flujo a trav´s de S1 y S2 en la ec.68 llegamos a ∇ × E′ = − ∂B − ∇ × (B × v ). obtenemos la relaci´n o que busc´bamos: a DB ∂B = + ∇ × (B × v ). Usando la 4.59 y la 4. Esto es.65 la ec.64 y 4. dt (4. ı e porque E ′ se debe medir en el referencial m´vil. cualquiera sea la causa de ese cambio.68) C Aqu´ hemos usado E ′ para designar el campo el´ctrico alrededor del circuito. 83 . ∂t (4.67 se puede ahora usar para expresar la Ley de Faraday o en forma diferencial en un medio en movimiento. ∂t Reordenando t´rminos esta ecuaci´n se puede escribir como e o ∇ × (E ′ − v × B) = − 20 ∂B . 4. 4. a Aplicando el Teorema de Stokes a la ec.69) El sentido de d ℓ se elige de modo de corresponder con dS de acuerdo con la regla de la mano derecha. ∂t (4.66) S Entonces puesto que ∇ · B = 0 y que dV = v · dS dt. (4. El valor de B sobre S2 en el instante t + dt de a puede encontrar a partir de su valor en t por medio del desarrollo de Taylor B(t + dt) = B(t) + ∂B dt + ..67) Dt ∂t El primer t´rmino de esta expresi´n representa la variaci´n del flujo a trav´s e o o e de S debido al variaci´n deB con el tiempo y el segundo t´rmino representa o e el flujo a trav´s del contorno de la superficie m´vil.. 4. ∂t (4. e o La ecuaci´n 4.67 obtenemos E ′ · d ℓ = −k dΦ =− dt ∂B + ∇ × (B × v ) · dS .64 e se calcula en el instante t.65) Usando las ecs.63 nos permite obtener en el l´ ımite ∆t → 0 lo siguiente: d dt B · dS = ∂B · dS + ∂t B × v · dℓ + ∇ · B dV . la Ley de Faraday o se aplica a la corriente que se mide en el conductor que define el circuito respecto del cual est´ variando el flujo.

tocan la barra en lados opuestos. esto es E = E ′ − v × B. 22 Es irrelevante si la fuente del campo magn´tico se mueve o no. ∂t (4. porque cualquier e fen´meno que se describe por medio de campos se tiene que poder describir solamente en o 21 84 . Por lo tanto el campo e e el´ctrico que ve un observador estacionario es igual al campo E ′ visto por el e observador en movimiento menos el campo v × B.70) Esto significa que la formulaci´n diferencial de la Ley de Faraday no depende o del movimiento del medio.17 Se debe notar. Esta suposici´n en realidad o se justifica solamente si la velocidad del observador es peque˜a en comparaci´n con la n o velocidad de la luz. 4.69 se escribe como ∇×E =− ∂B . Por lo tanto para un observador estacionario la 4. incluyendo su movimiento. Por lo tanto parece l´gico o Notar que en esta discusi´n hemos supuesto que el campo el´ctrico propiamente dicho o e no es afectado por el estado de movimiento del observador. Sin embargo el campo el´ctrico visto por el observador en movimiento contiene e dos t´rminos. se o cumple que ∇ × E = 0 en cualquier referencial22 . de modo que la distancia o ℓ entre los mismos es el ancho activo de la barra. En efecto.4. Por consideraciones f´ ısicas cabe esperar que en este lazo compuesto circule una corriente. e Movimiento de un conductor en un campo magn´tico e Como ejemplo de aplicaci´n de la Ley de Faraday para medios en movio miento consideremos una barra conductora de secci´n rectangular y de longio tud infinita que se mueve paralelamente a s´ misma con la velocidad v en un ı campo magn´tico uniforme B. terminales de un galvan´metro. a saber el campo inducido producido por la variaci´n temporal e o del campo magn´tico y el campo v × B producido por el movimiento en el e campo magn´tico del observador21 .2) y constante en el tiempo. perpendicular a la direcci´n del movimiento e o (fig. de modo que por los contactos a pasar´ una corriente que un observador en reposo podr´ medir en el circuito a a externo por medio del galvan´metro. sin embargo. todo electr´n que se mueve junto a la barra seno ′ tir´ un campo efectivo dado por E = v × B. Dos contactos deslizantes. es decir E ′ − v × B es en realidad el campo el´ctrico que mide un observador estacionario. Esto es razonable porque la 4. Claramente como B es estacionario.70 es puramente una relaci´n entre los campos B y E en el vac´ y por lo tanto debe ser o ıo independiente de las caracter´ ısticas del medio. que el argumento del rotor. Es e as´ porque un observador que lleva una carga q en un campo magn´tico ı e B con la velocidad v experimenta la fuerza qv × B adem´s de la fuerza del a campo el´ctrico E que pudiera estar tambi´n presente.

Por otra parte ese mismo desplazamiento a de cargas cancela exactamente el campo el´ctrico efectivo v × B en el ine terior. e que. o t´rminos del comportamiento de los campos mismos. 85 .2: Barra conductora que se mueve en un campo magn´tico. o sea electrost´tico. pues los roles de ambas partes del circuito de intercambian al calcular la la circulaci´n de E . e dicho campo debe ser irrotacional. Por lo tanto si consideramos un camino de integraci´n que est´ en o a parte dentro de la barra y en parte afuera de ella la circulaci´n del campo o el´ctrico alrededor del circuito no se anula. o o Si en vez de mover la barra movemos el galvan´metro (y los contactos o deslizantes) respecto de la barra y del campo magn´tico. Este resultado est´ de acuerdo e a con la observaci´n de que el galvan´metro registra una fem E = vBℓ. se observa tambi´n e e la fem vBℓ. si hay un campo el´ctrico (como se desprende del argumento anterior).1: Fuerza electromotriz resultante seg´n el movimiento de la barra. a Cuadro 4.4 Galvanómetro l B B Contactos deslizantes Barra conductora móvil v Figura 4. u el campo magn´tico y el galvan´metro (observador). e o barra fuente de B galvan´metro fem observada o v 0 0 vBℓ 0 v 0 0 0 v v vBℓ v v 0 vBℓ 0 0 v vBℓ v 0 v 0 Los campos el´ctricos efectivos en el interior de la barra dan lugar a una e corriente que lleva cargas a las caras y esas cargas producen el campo electrost´tico externo que se observa. independientemente de la naturaleza e del mecanismo que los produce.

La indicaremos con L12 y se puede mostrar que ′ L12 = k2 S2 C1 ˆ dS 2 · d ℓC1 × r ′ = k2 2 r 86 C2 C1 d ℓC1 · d ℓC2 . No trataremos e este caso ya que escapa al nivel del curso. ıan Si I1 es la corriente que pasa por el circuito C1 el campo magn´tico por e ella generado est´ dado por la Ley de Biot–Savart (ec 4. Sea ahora C2 otro circuito y sea S2 una superficie abierta cualquiera que se apoya sobre C2 (ver figura .4. Cabe destacar dos hechos salientes: el movimiento de la fuente de B es irrelevante en tanto que el campo sea uniforme y el movimiento absoluto no se puede detectar por medio de este dispositivo. Entonces el flujo magn´tico concatenado por C2 vale e ΦC2 = S2 B(r 2 ) · dS 2 donde r 2 es la posici´n de dS 2 . r . sea permanente sea inducido. Introduciendo la expres´n anterior de B(r 2 ) o o en la ultima f´rmula obtenemos ´ o ˆ dS 2 · d ℓC1 × r ′ ΦC2 = k2 I1 r2 S2 C1 En esta expresi´n el factor de I1 es una propiedad puramente geom´trica que o e depende de la forma de los circuitos C1 y C2 y de su posici´n y orientaci´n o o relativa..1.29) y vale a ′ B(r 2 ) = k2 I1 C1 ˆ d ℓC 1 × r 2 r donde r ≡ r 2 − r 1 es el vector que va del punto r 1 donde se encuentra el elemento d ℓC1 del circuito C1 al punto r 2 donde estamos calculando el campo. en la barra. Inductancia En esta Secci´n introduciremos algunos conceptos de gran utilidad para o aplicar la Ley de Faraday a circuitos el´ctricos por los que circulan corrientes e que var´ con el tiempo. Sea dS 2 un elemento de S2 . 4..18.).18 Los varios casos de movimiento relativo posibles y la fem que resulta se dan en la Tabla 4. La situaci´n se complica si adem´s del campo magn´tico externo hay un o a e campo magn´tico.

En resumidas cuentas el flujo del campo magn´tico debido a la corriente e que circula por C1 y que es concatenado por C2 est´ dado por a ′ ΦC2 = k2 L12 I1 . Autoinducci´n o Cuando el flujo magn´tico concatenado por un circuito se debe solamene te a la corriente que fluye por el circuito mismo. e 23 87 . igual que si el flujo magn´tico se originara en e la corriente que circula en otro circuito.72) Del mismo modo el flujo del campo magn´tico debido a la corriente que e circula por C2 y que es concatenado por C1 est´ dado por a ′ ΦC1 = k2 L21 I2 .74) dt dt Del mismo modo toda variaci´n de la corriente I2 del circuito C2 que produce o una variaci´n de ΦC1 va a inducir en el circuito C1 una fem dada por o dI2 dΦC1 ′ = −kk2 L12 . (4.76) Ea = −k dt dt donde L es la autoinductancia del circuito23 .1. (4.73) donde L12 = L12 .4 La magnitud L12 se denomina inductancia mutua de los circuitos C1 y C2 y claramente L21 = L12 .71) donde la inductancia mutua L12 est´ dada por a d ℓC1 · d ℓC2 ′ L12 = k2 . pero a daremos el resultado para los casos sencillos de m´s inter´s para las aplicaa e ciones a la Teor´ de circuitos. De acuerdo con la Ley de Faraday cualquier variaci´n de la corriente I1 o del circuito C1 que produce una variaci´n de ΦC2 va a inducir en el circuito o C2 una fem dada por dΦC2 dI1 ′ E2 = −k = −kk2 L12 . El signo − expresa la Ley de Lenz y pone de manifiesto que la fem autoinducida se opone al cualquier cambio de la corriente en el circuito. r C2 C1 (4. (4.75) E1 = −k dt dt En general el c´lculo de la inductancia mutua es muy complicado. Cuando no hay riesgo de confusi´n entre al autoinductacia y la inductancia mutua se o usa por brevedad el t´rmino inductancia. ıa 4.18. cualquier cambio de esa corriente va a inducir una fem. (4. La fem autoinducida est´ dada por a dΦ ′ dI = −kk2 L . (4.

Energ´ magn´tica de un inductor ıa e Para establecer una corriente en un inductor (por ejemplo una bobina) es preciso suministrarle energ´ por medio de una fuente externa.77) 4.19.4. quien descubri´ la inducci´n electromagn´tica indepeno o e dientemente de Faraday.3. Aplicaciones En los circuitos el´ctricos la inductancia mutua es a veces un inconvee niente y el dise˜o de los mismos debe procurar minimizarla. Parte de esta ıa energ´ se necesita para generar el campo magn´tico que produce el flujo de ıa e B concatenado por el inductor. Es una unidad derivada y por las ecs.76 se tiene que 1H = 1Wb/A = 1V · s/A = 1Ω · s. Por otra parte n la inductancia mutua tiene important´ ısimas aplicaciones. La bobina tiene una autoinductancia ıa L. 4.18. 4.2.18.19 4. (4. dt En honor de Joseph Henry.74. 24 88 . De manera an´loga en magnetost´tica parte del trabajo realizado para a a establecer un sistema de corrientes se almacena como energ´ del campo ıa magn´tico. 4.19. 4. Energ´ del campo magn´tico ıa e En electrost´tica el trabajo realizado para que un sistema de cargas ada quiera su configuraci´n final se almacena como energ´ del campo el´ctrio ıa e co. su resistencia es despreciable y est´ en serie con un resistor de resistencia a R. Supongamos que en el momento inicial t = 0 conectamos los terminales de la bobina a una bater´ cuya fem es E. En todo momento la ca´ de voltaje en la bobina es L I dt y la ca´ de ıda ıda voltaje en el resistor es RI. la principal de las cuales es el transformador. Vamos a deducir ahora las expresiones de la energ´ magnetica e ıa total asociada con un sistema de corrientes. Por lo tanto si I ′ es el valor de la corriente en el instante t′ se tiene que dI ′ E = L ′ + RI ′ .1.75 y 4. Unidades de inductancia La unidad de inductancia del SI es el henry24 (H).

Por lo tanto la energ´ suıa o ıa ministrada al inductor para que la corriente aumente de 0 a I vale 1 U = L I 2. en cambio.78) La energ´ U se puede recuperar si se hace desaparecer la corriente que ıa circula por el inductor (y por lo tanto desaparece el campo magn´tico). o e es la energ´ que se almacen´ en la inductancia. La energ´ total que ıa ıa aparece como calor est´ dada por a ∞ 0 1 I(t′ )2 R dt′ = L I 2 . 0 El segundo t´rmino del miembro derecho es la energ´ el´ctrica que se transe ıa e form´ irreversiblemente en calor en el resistor. Por lo tanto la corriente decae exponencialmente en el tiempo caracter´ ıstico τRL ≡ L/R y la energ´ U se disipa en forma de calor. .4 El trabajo total W de la bater´ al aumentar el valor de la corriente (inicialıa mente nula) hasta el valor final I que se alcanza en el instante t es entonces t t W = 0 EI ′ dt′ = L I′ 0 dI ′ ′ dt + R dt′ t 0 1 I ′2 dt′ = L I 2 + R 2 t I ′2 dt′ . para todo t′ ≡ t − T > 0 se tiene que L dI ′ + RI ′ = 0. 2 (4. En el instante t′ la 89 . 2 Por lo tanto la energ´ t´rmica que aparece al desaparecer la corriente es ıa e igual a la energ´ magn´tica almacenada en la inductancia. en forma an´loga a como un capacitor almacena energ´ elece a ıa trost´tica. El primer t´rmino. si en el instante T se retira la bater´ y se la reemplaza por un cortocircuito. . Cn . La energ´ magn´tica se puede considerar que reside en el campo a ıa e magn´tico generado por la corriente. Por e ıa ejemplo. e 4. . Energ´ magn´tica de un sistema de corrientes ıa e Supongamos tener n circuitos fijos C1 .19.2. dt′ Esta ecuacion se integra f´cilmente y con la condici´n inicial I(t′ ) = I se a o obtiene ′ ′ I(t′ ) = I e−R t /L = I e−t /τRL . ıa e En conclusi´n una inductancia es un dispositivo para almacenar energ´ o ıa magn´tica. In gracias a un conjunto de bater´ ıas. . por los cuales circulan las corrientes I1 .

i = i=1 i=1 δWb′ = Ii′ dΦ′i ′ δt . . .80 obtenemos o U= 25 26 1 2 i Li Ii2 + 1 2 i j=i Lij Ii Ij . tenemos que integrar la 4. Puesto que U no depende de la manera como las corrientes alcanzan sus valores finales. la energ´ magn´tica total del sistee ıa e ma de corientes I1 .i = Ii′ ′ dΦi .79) Si los circuitos est´n fijos δWb′ es igual a la variaci´n δU ′ de la energ´ a o ıa magn´tica del sistema. de modo que Ii = Ii t′ /t. .19 corriente que pasa por el i–´simo circuito es Ii′ y el flujo magn´tico concatee e nado es Φ′i . Integrando entonces la 4.79 resulta n U= 1 2 i=1 Ii Φi (4. Para calcular U . ıas e Esta restricci´n es importante porque la proporcionalidad entre flujos y corrientes no o se cumple si entre los circuitos hay materiales ferromagn´ticos. . Por lo tanto la potencia que debe desarrollar la bater´ para contrarrestar la fem inducida ıa ′ y entregar la corriente Ii est´ dada por a ′ δWb. La fem inducida en Ci en ese instante es −dΦ′i /dt′ . a los fines del c´lculo podemos suponer que las Ii′ crecen a ′ ′ linealmente con t . Si los circuitos se encuentran en un medio lineal los flujos Φ′i son proporcionales a las corrientes26 y entonces Φ′i = Φi t′ /t.4. Sustituyendo esta expresi´n en la 4. In . In que circulan por los n circuitos que concatenan los flujos Φ1 . dt′ Por lo tanto en el intervalo δt′ el trabajo total del conjunto de bater´ para ıas 25 contrarrestar las fem inducidas en los n circuitos es n n ′ δWb. (4. dt′ (4.80) Podemos expresar los flujos Φi en t´rminos de las autoinductancias Li de los e circuitos y de sus inductancias mutuas Lij : Φi = Li Ii + j=i Lij Ij . .81) El trabajo de las bater´ tambi´n incluye el calor producido en las resistencias. Φn . e 90 . .79 desde el instante t′ = 0 en que se conectan las bater´ hasta t′ = t en que las corrientes alcanzan los valores ıas I1 .

Notar que el signo de L12 puede ser positivo o negativo. de modo que U se podr´ escribir finalmente como ıa U= 1 2 B · H dV. Corresponde destacar que esta ecuaci´n vale en general para medios lio neales y es an´loga a la expresi´n 2. de modo que ıa su autoinductancia es L = µ0 N 2 πr2 ℓ. Sea un solenoide largo con N vueltas por unidad de longitud por el que circula la corriente I. en los cuales el flujo magn´tico no e 91 . Puesto que al haber despreciado los efectos de borde V es la unica regi´n del espacio donde los campos no son ´ o nulos y como B y H son paralelos. la ecuaci´n anterior se podr´ escribir o ıa como la integral sobre todo el espacio del producto escalar B · H .82) puesto que L21 = L12 .83) Por otra parte si despreciamos los efectos de borde los campos dentro del solenoide son B = µ0 N I. la energ´ del campo magn´tico se puede e ıa e relacionar con los campos B y H . El radio de las espiras es r y la longitud del solenoide es ℓ. 4.4 Si tenemos solamente dos circuitos la expresi´n de U es o 2 2 1 U = 1 L1 I1 + L12 I1 I2 + 2 L2 I2 .19.84) donde la integral se extiende a todo el espacio. 2 (4. dependiendo de si la corriente que circula por un circuito aumenta o disminuye el flujo concatenado por el otro circuito.83 se puede escribir como U = 1 BHV. La energ´ magn´tica en t´rminos de B y H ıa e e Del mismo modo que la energ´ del campo electrost´tico se puede expresar ıa a en t´rminos de los campos E y D. Se debe notar tambi´n que la 4. de modo que la 4.3.84 no se puede e e usar en presencia de medios no lineales. H = N I. 2 (4. 2 donde V = πr2 ℓ es el volumen del solenoide. (4.90 de la energ´ del campo electrost´tico a o ıa a en presencia de diel´ctricos. La energ´ almacenada en el campo magn´tico es entonces e 1 U = 1 LI 2 = 2 µ0 N 2 πr2 ℓI 2 . Para eso consideremos primero un ejemplo sencillo.

La energ´ almacenada en el campo magn´tico se puede considerar disıa e tribuida en el espacio.84 se reduce a a ıo.4. dV Si las corrientes est´n en el vac´ donde µ = 1. con una densidad dU 1 = 2B · H . la 4. U= 1 2µ0 B 2 dV. La densidad a de energ´ de tal campo es de aproximadamente 4 × 107 J/m3 y un im´n de ıa a 5 esta clase puede almacenar en su campo unos 5 × 10 J. mucho menos de la que tienen ıa los campos magn´ticos m´s grandes. suficientes para hacer hervir 200 g de agua. En comparaci´n los campos el´ctricos m´s intensos que o e a se pueden tener en el vac´ pueden alcanzar los 107 V/m. e a A continuaci´n vamos a presentar una deducci´n m´s general de la 4. que corresponden ıo a una densidad de energ´ de unos 450 J/m3 .84.19 es proporcional a las corrientes. (4.80 que o requiere linealidad como se dijo oportunamente. porque su deducci´n se basa en la 4. o o a 92 .85) Un im´n supercobductor puede producir un campo de 10 T.

dependen e de la posici´n del punto que se est´ considerando y eventualmente del tiempo. as´ como otras que introduciremos oportunamente ı y que son las que interesan para las aplicaciones. a 5. Por lo tanto no estaremos interesados en magnitudes locales 1 sino solamente en magnitudes globales como la corriente que circula por los conductores. e 5. o a 93 . propiedad que se define como a C= Q . V (5.1.2) Las magnitudes locales como el campo el´ctrico.1. Componentes de los circuitos En todo circuito se distinguen varias clases de componentes.1. la carga de los capacitores y la diferencia de potencial entre sus placas. la densidad de carga. Presentaremos ahora las m´s comunes y describiremos como se caracterizan. Se caracteriza por su capacidad C.1) Por lo tanto la carga que reside en un capacitor est´ dada por a Q = V C.Cap´ ıtulo 5 Teor´ de Circuitos ıa En este Cap´ ıtulo trataremos el comportamiento de los circuitos el´ctricos e del punto de vista global. 1 (5. que es el que se emplea habitualmente en la pr´ctica para estudiar a circuitos el´ctricos. etc. Por este motivo usaremos el SI. Capacitores Un capacitor (tambi´n llamado condensador ) es un elemento que puede e almacenar carga el´ctrica (ver el Cap´ e ıtulo 2) y por lo tanto energ´ elecıa trost´tica.

= + .4) De este modo se puede reemplazar cualquier n´mero de capacitores en parau lelo por un unico capacitor equivalente. Por lo tanto la carga total es Q = Q1 + Q2 = V (C1 + C2 ) = V C. Esto implica que dos capacitores en paralelo equivalen a un unico capacitor ´ cuya capacidad es igual a la suma de sus capacidades. ´ Capacitores en serie Si los capacitores C1 y C2 se conectan en serie la carga Q en ellos es la misma.3) Capacitores en paralelo Cuando dos capacitores C1 y C2 se conectan en paralelo la diferencia de potencial entre sus bornes es la misma para ambos. C 1 2 2 1 2 (5. (5. ´ 94 . Por otra parte la ca´ de potencial debida al conjunto es V = V1 + V2 . Claramente 1 F = 1 V/C. Este resultado se puede extender de inmediato para cualquier n´mero de u capacitores Ci : 1 1 = .1 La capacidad se mide en farad (F) o sus subm´ltiplos (m´s raramente sus u a m´ltiplos) seg´n resulte conveniente. C = C1 + C2 .5. El resultado anterior se generaliza de inmediato para cualquier n´mero de capacitores Ci : u C= i Ci (5. La energ´ u u ıa electrost´tica almacenada en un capacitor est´ dada por a a Q2 Ue = CV = . V =Q C1 C2 C C C1 C2 Esto muestra que dos capacitores en serie equivalen a un unico capacitor cuya ´ capacidad es igual a la inversa de la suma de las inversas de sus capacidades. Luego Q = V1 C1 = V2 C2 y entonces V1 = Q/C1 y V2 = Q/C2 .5) C Ci i Usando este resultado se puede reemplazar todo conjunto de capacitores en serie por un unico capacitor equivalente. Por lo ıda tanto 1 Q 1 1 1 1 + = . Luego Q1 = V C1 y Q2 = V C2 .

la transferencia de energ´ el´ctrica es siempre del circuito ıa e al resistor. Para nuestros fines no nos interesan la forma y el tama˜o n del resistor. que se supone es un dato conocido.5. Resistores Un resistor (tambi´n llamado resistencia) es un conductor para el que e vale la Ley de Ohm (ver la Seccion 3.8) Usando este resultado se puede reemplazar cualquier n´mero de resistores en u serie por un unico resistor equivalente. Resistores en serie Cuando dos resistores R1 y R2 se conectan en serie la corriente que circula por ambos es la misma y entonces la ca´ de potencial en ellos es de V1 = IR1 ıda y V2 = IR2 . o 95 .7). Puesto que usamos el SI la resistencia se mide2 en ohm (1Ω = 1V/A). R = R1 + R 2 .5 5.7) Puesto que P > 0. Por lo tanto para un resistor se cumple que V I= .2.5).20 a P = I 2R = V2 . Un resistor disipa energ´ ıa el´ctrica transform´ndola en calor (ver la Secci´n 3.2.6) R Aqu´ I es la corriente que circula por el resistor. R (5. respectivamente. El resultado anterior se puede generalizar de inmediato para cualquier n´mero de resistores Ri : u R= i Ri (5. Por lo tanto la ca´ de potencial total es ıda V = V1 + V2 = I(R1 + R2 ) = IR. La potencia disipada e a o en un resistor est´ dada por la 3. V es la diferencia de potencial ı entre sus extremos y R es la resistencia del elemento. Esto implica que dos resistores en serie son equivalentes a un unico resistor ´ cuya resistencia es igual a la suma de sus resistencias.1. ni el material (o materiales) del mismo. ´ 2 Ver la Secci´n 3. (5.

Otras fuentes como generadores de corriente continua o alterna ser´n introducidas m´s a a adelante. Fuentes de fem Las pilas y bater´ son fuentes de fem constantes (ver las Secciones 3. Se caracteriza por su autoinductancia L.11) 5. Por lo tanto I=V 1 1 + R1 R2 = V . Luego V = I1 R1 = I2 R2 y entonces I1 = V /R1 e I2 = V /R2 . La energ´ magn´tica ıa e almacenada en un inductor vale Um = 1 LI 2 . propiedad que se define a partir de la relaci´n o dI (5.1. (5. Inductores Un inductor (tambi´n llamado reactancia) es un elemento como una boe bina o un solenoide que puede almacenar energ´ magn´tica (ver el Cap´ ıa e ıtulo 4).2 Resistores en paralelo Si dos resistores R1 y R2 se conectan en paralelo la ca´ de potencial ıda V en ellos es la misma. Por otra parte la corriente total que circula por ambos es I = I1 + I2 . La autoinductancia se mide en henry (H).9) R Ri i Usando este resultado se puede reemplazar cualquier n´mero de resistores en u paralelo por un unico resistor equivalente.1.4. ´ 5. ı (5.10) EL = −L . R 1 1 1 + . 96 . 2 Aqu´ I es la corriente que circula por el inductor.6) ıas y se caracterizan por el valor de E y de su resistencia interna r.5.3. dt donde EL es la fem autoinducida y dI/dt es la variaci´n temporal de la o corriente que circula por el elemento. El resultado anterior se puede generalizar de inmediato para cualquier n´mero de resistores Ri : u 1 1 = . = R R1 R2 Esto implica que dos resistores en paralelo equivalen a un unico resistor cuya ´ resistencia es igual a la inversa de la suma de las inversas de sus resistencias. Claramente 1H = 1Wb/A = 1V · s/A = 1Ω · s.

Para presentarlas vamos a introducir Adem´s de resistencia. Se debe tener presente que estos diagramas no son im´genes m´s o menos simplificadas de los a a circuitos reales. En general esos atributos adicionales tienen efectos despreciables. Reglas de Kirchhoff Muchos circuitos no se pueden reducir a combinaciones sencillas de componentes en serie o en paralelo.5 C 1 S 2 3 L R Figura 5. Esos s´ ımbolos representan siempre componentes ideales. ıa 5. sino una manera pr´ctica de describir sus aspectos esenciales. resistor (R). todo resistor real tiene cierta capacidad y cierta inductancia. Algunos de los s´ ımbolos que se emplean en los diagramas se muestran en la figura 5. pero algunas veces se deben tener en cuenta. a que facilita plantear las ecuaciones necesarias para analizar su comportamiento. inductor (L) y llave de 3 posiciones (S ). En esos casos se deben incluir expl´ ıcitamente en el diagrama del circuito como elementos adicionales. ı 3 97 . bater´ (E).1. Diagramas de circuitos Debido a que muchos circuitos el´ctricos contienen gran n´mero de come u ponentes conectadas entre s´ de varias maneras es usual trazar diagramas que ı adem´s de las componentes muestran tambi´n la topolog´ de las conexiones a e ıa entre ellas.2. Para calcular las propiedades de dichos circuitos se utilizan las Reglas de Kirchhoff4 . De a manera an´loga un capacitor real tiene una peque˜a corriente de p´rdida y una peque˜a a n e n inductancia y todo inductor real tiene una resistencia no nula y algo de capacidad.1: Algunas componentes de circuitos: Capacitor (C ). 4 As´ llamadas en honor de Gustav Robert Kirchhoff.3. 5. A continuaci´n vamos a considerar o algunas configuraciones de componentes que aparecen muy frecuentemente. para lo cual se usan varios s´ ımbolos standard. Por ejemplo el s´ ımbolo R de la figura representa una resistencia ideal. que no tiene otros atributos3 que el valor de R.

Mallas Una malla es cualquier parte de un circuito que forma una trayectoria cerrada. es decir: Ii (t) = 0. deben ser nulas: Vj = 0. Nodos Un nodo (o punto de uni´n.14) .malla Vj (t) = 0 para todo t. i. la conservaci´n de a o la carga requiere que en todo nodo la suma algebraica de todas las corrientes que entran al mismo sea nula.nodo Regla de los nodos. o punto de ramificaci´n) es un punto del o o circuito donde se unen tres o m´s conductores. etc.12 y 5. (5. En toda malla la suma algebraica de todas las diferencias de potencial. 98 .4 un par de t´rminos. nos desplazamos a lo largo de una malla sumando las fem y las diferencias de potencial con los signos que corresponden seg´n sea la direcci´n que hemos asignado a la corriente. e 5. Las dos reglas de Kirchhoff bastan para obtener el suficiente n´mero de u ecuaciones independientes para poder determinar las inc´gnitas en cualquier o problema.5. incluyendo las ca´ ıdas en las componentes (resistencias.12) 5. Claramente. (5.malla Regla de las mallas.nodo j. Luego. j.) y las que se deben a las fuentes de fem.3. u o Cuando el problema a tratar no es estacionario se pueden igualmente aplicar las reglas de Kirchhoff. capacitores. i. (5.13) Para aplicar estas reglas hay que establecer algunas convenciones sobre los signos de las Ii y las Vj . o empezando en cualquier punto del circuito.1.13 valen para cada instante t.3. Para eso se procede del modo siguiente. Primero se asigna una direcci´n a la corriente en cada rama del circuito.2. pero es importante tener presente que cuando las corrientes y los voltajes dependen del tiempo las reglas 5. Por lo tanto para todo nodo en el que entran las corrientes Ii se debe cumplir que Ii = 0.

5.1. 5. o Galvan´metro o Amper´ ımetro Volt´ ımetro Ohm´ ımetro Potenci´metro o 5. En t = 0 la llave pasa a la posici´n 2. 99 . En el circuito ıa) hay una llave (o interuptor) que tiene tres posiciones (ver la Fig. Carga de un capacitor Supongamos que inicialmente C est´ descargado y la llave est´ abierta a a (posici´n 1).2: Carga y descarga de un condensador. cerrando el circuito a o o trav´s de la bater´ Claramente en todo instante posterior se debe cumplir e ıa.5.4.2. o C R I 1 2 3 Figura 5. 5. Instrumentos de medici´n o En preparaci´n. Circuito RC Consideremos un circuito que consiste de una fem constante E (por ejemplo una bater´ y un capacitor C en serie con una resistencia R. en la posici´n 2 la fem alimenta C y R y o a o en la posici´n 3 el circuito se cierra pero dejando fuera la fem. En la posici´n 1 el circuito est´ abierto.5 5.

τRC ≡ RC. En cuanto a la corriente.15) Es f´cil verificar que la soluci´n de esta ecuaci´n que cumple la condici´n a o o o inicial Q(t = 0) = 0 es Q = Q0 1 − e − t τRC . (5. 5.5. R La soluci´n de esta ecuaci´n es o o Q= t′ ∗ − τRC Qe dQ Q + = 0. Viceversa la ca´ de potencial en el condensador. de I = dQ/dt se obtiene I = I0 e − t τRC . La corriente es evidentemente I= 5 t′ ∗ − τRC I e .5. dt′ C (5. tiende exponencialmente a Q0 /C. I∗ ≡ − Q∗ V∗ =− . se interrumpe el proceso moviendo la llave S a la posici´n 3. Luego para todo t > t∗ el circuito se cierra excluyendo o la bater´ Claramente en todo instante t′ ≡ t − t∗ se debe cumplir que ıa. R (5. RC R (5. dt C (5.5 que Q .16.18) . 5. Q0 ≡ EC.2.20) El par´metro τRC se suele llamar constante de tiempo del circuito RC. cuando la carga de C alcanz´ el valor o ∗ ∗ ∗ Q = Q(t ) = V C dado por la ec.17) Luego la corriente disminuye exponencialmente en el tiempo caracter´ ıstico τRC desde el valor inicial I0 a cero. C Puesto que I = dQ/dt podemos escribir esta ecuaci´n como o E = IR + R dQ Q + = E. ıda que inicialmente es nula. a 100 . A medida que transcurre el tiempo la ca´ ıda de voltaje en la resistencia pasa del valor inicial E (cuando el condensador esta descargado) a cero.16) Por lo tanto la carga del condensador tiende exponencialmente a Q0 en el tiempo caracter´ ıstico5 τRC . (5. Descarga de un capacitor Supongamos que en el instante t∗ . I0 ≡ E .19) Por lo tanto la carga del condensador tiende a cero exponencialmente en el tiempo caracter´ ıstico τRC .

3: Circuito RL. cerrando el circuito a trav´s de la bater´ En todo o e ıa. donde I es el valor de la corriente en 101 . RI y L (dI/dt). Circuito RL Consideremos un circuito que consiste de una fem constante E y un inductor L en serie con una resistencia R.19). L R I 1 2 3 Figura 5. peıa e o ıa ro aqu´ lo vamos a volver a considerar del punto de vista de la Teor´ de ı circuitos. En la posici´n 1 el circuito est´ abierto.6. En t = 0 la llave a o pasa a la posici´n 2.1. 5.3). Corriente creciente Supongamos que la llave S est´ abierta (posici´n 1). Naturalmente el signo − de la definici´n de o ∗ I proviene de que la corriente de descarga tiene sentido opuesto al de la corriente de carga. respectivamente. momento posterior (t > 0) las ca´ ıdas de voltaje en el resistor y en la bobina son.6. Este problema ya fue tratado antes en relaci´n con o la energ´ magn´tica almacenada en un inductor (ver la Secci´n 4. En el circuito hay una llave de tres posiciones (ver la figura 5. 5.5 Aqu´ V ∗ es la ca´ de voltaje del condensador en el instante t* en que ı ıda empieza el proceso de descarga. en o a la posici´n 2 la fem alimenta R y L y en la posici´n 3 el circuito se cierra o o dejando fuera la fem.

(5.23 y reordenando t´rminos e obtenemos t − E = IR + Ee τRL . dI + RI = 0. R → 1/C.25) (5. Notar que en este caso la corriente tiene el mismo signo que cuando crece. 5. Viceversa. que es proporcional a L e inversamente proporcional a R. a 102 . dt (5.26) Por lo tanto la corriente tiende a cero exponencialmente en el tiempo caracter´ ıstico τRL . dt′ (5. Entonces para todo t > t∗ el circuito se cierra excluyendo la o bater´ y en todo instante t′ ≡ t − t∗ se debe cumplir que ıa L La soluci´n de esta ecuaci´n es o o I= t′ ∗ − τRL I e .16 para obtener o o I = I0 1 − e − t τRL . R τRL ≡ L . se interrumpe el proceso moviendo la llave S a la posici´n 3. L → R. a medida que transcurre el tiempo la ca´ de voltaje en la ıda resistencia.24) Este resultado muestra que la ca´ de voltaje en el inductor.6.23) Esta ecuaci´n muestra que la corriente en el circuito tiende exponencialmente o a I0 en el tiempo caracter´ ıstico6 τRL . La ecuaci´n del circuito es entonces o L dI + RI = E.23. cuando la corriente alcanz´ el valor o ∗ ∗ I = I(t ) dado por la ec.5. nula inicialmente. disminuye exponencialmente a cero en el tiempo caracter´ ıstico τRL . R (5. Corriente decreciente Supongamos que en el instante t∗ .15 y se puede obtener de la misma o por medio de la sustituci´n o I → Q.6 el instante t. tiende exponencialmente a E.21) Esta ecuaci´n tiene la misma forma de la 5. 6 El par´metro τRL se suele llamar constante de tiempo del circuito RL. 5.2. que inicialmente ıda es igual a E. (5.22) Por lo tanto podemos escribir de inmediato la soluci´n que cumple la condio ci´n inicial I(t = 0) = 0. I0 ≡ E .22 en la 5. Multiplicando por R la 5. haciendo la sustituci´n 5. como corresponde de acuerdo con la Ley de Lenz.

con lo que se cierra la malla superior que comprende C o y el inductor L.4: Circuito LC. 5.6. para todo t > t∗ el circuito queda abierto y la corriente cae o bruscamente a cero. dt C 103 . El come portamiento de esta malla ya fue estudiado en la Secci´n 5.3. L I 3 2 1 C R Figura 5.5 y no volveremos o sobre el tema. la ecuaci´n del o circuito es dI Q L + = 0. Circuito LC Consideremos el circuito de la figura 5. que se cierra cuando la llave est´ en la posici´n 1. a donde δt es el tiempo que demora en abrirse el circuito.5 5. La malla inferior. A partir del momento t = 0 en que la malla LC se cierra. Cuando el capacitor ha adquirido una carga Q0 se mueve la llave a la posici´n 3.4 que consiste de dos mallas. pero es evidente que la fem autoinducida ser´ del orden de LI ∗ /δt. No vamos a analizar en detalle lo que sucede en este caso. Circuito abierto Si en el instante t∗ se interrumpe el proceso moviendo la llave S a la posici´n 1.7. Si δt ≪ τRL la fem autoinducida puede ser muy grande y dar lugar a una chispa en la llave. tiene una a o fem constante E que carga el capacitor C a trav´s la resistencia R.

29) Por lo tanto la carga del capacitor y la corriente realizan oscilaciones arm´nio cas de frecuencia angular ω. R ↔ c.29 muestran que U = Ue + Um = U0 . C 1 2 (5. C 7 L ↔ m. y fuerzas excitadoras externas (f ) por medio de las siguientes sustituciones: 1 ↔ k.8.28 y 5. (5. por ejemplo una masa movida por un resorte7 . Q2 0 U0 ≡ . 5.31) Ver por ejemplo J. e resistencias (R) y fem (E). Q0 . Q ↔ x. evidentemente Q = Q0 cos ωt. I0 ≡ √ LC (5. disipadores (c).27) La soluci´n de esta ecuaci´n que cumple las condiciones iniciales Q(t = 0) = o o Q0 e I(t = 0) = 0 es. Recordemos que la energ´ electrost´tica almacenada en el capacitor vale ıa a 1 1 Ue = 2 CV 2 = 2 C −1 Q2 y que la energ´ magn´tica almacenada en el inductor ıa e 1 2 es Um = 2 LI . se puede pasar de las ecuaciones que describen un circuito el´ctrico que consiste de capacitores (C). E ↔ f. 104 . inductores (L. Gratton. Luego las 5.5. Mec´nica. En efecto. tanto constantes como variables con el tiempo. Tomo 1. τRC τRL LC (5. Pero la a analog´ no est´ limitada a ese caso particular sino que se puede extender ıa a a cualquier circuito. Cap´ a ıtulo 6. dt2 C (5.30) Por lo tanto la energ´ total se conserva y es igual a la que est´ almacenada ıa a inicialmente en el capacitor. a las del an´logo sistema mec´nico (o viceversa) que consiste de resortes (k).28) De aqu´ podemos obtener de inmediato la corriente: ı I = −I0 senωt.8 que recordando que I = dQ/dt podemos escribir como L d2 Q Q + = 0. ω≡√ 1 1 =√ . La analog´ mec´nica ıa a El comportamiento del circuito LC es completamente an´logo al de un a oscilador mec´nico. a a masas (m).

La malla inferior.5 El rol de las posiciones x de los osciladores (las variables dependientes del problema mec´nico) lo juegan en el an´logo circuito las cargas Q de los a a capacitores. Por medio de las sustituciones 5. dt C que recordando que I = dQ/dt podemos escribir como L d2 Q dQ Q +R + = 0. Circuito RLC Consideremos el circuito de la figura 5. a ıa 5. el inductor L y el resistor R.9. o dI Q L + IR + = 0. que se cierra cuando la llave est´ en la posici´n 1.7.31 todos los resultados conocidos de la Mec´nica se pueden trasladar de inmediato a la Teor´ de circuitos.5 que consiste de dos mallas. con lo que se cierra la malla o superior que comprende C. El come portamiento de esta malla ya se conoce. Nos interesa estudiar el comportamiento de la malla superior a partir de ese instante. que tomaremos como t = 0. pero o o la presencia del resistor lo complica apreciablemante y por supuesto ya no se conserva la energ´ La ecuaci´n del circuito es: ıa. tiene una a o fem constante E que carga el capacitor C a trav´s la resistencia R′ . 2 dt dt C 105 (5. El problema es una extensi´n del que estudiamos en la Secci´n 5. R L I 3 2 1 C R ′ Figura 5.5: Circuito RLC.32) . Cuando el capacitor ha adquirido una carga Q0 se mueve la llave a la posici´n 3.

podemos de o a inmediato escribir la soluci´n del circuito empleando las sustituciones 5.6 se muestra una soluci´n de este tipo.1. (5.5.35 obtenemos Q = Q0 eγt cos ω ′ t + γ sen ω ′ t . ω′ I = −Q0 ω 2 γt e sen ω ′ t. 2 dt dt (5. Gratton. amortiguae miento fuerte y amortiguamiento cr´ ıtico.34) a= .31.32 es o o Q = a e−γt cos(ω ′ t + ϕ). γ = R/2L. 8 Ver J. En este caso la soluci´n de la ecuaci´n 5. Se puede apreo ciar que tanto la carga del capacitor como la corriente realizan oscilaciones amortiguadas. ϕ = − arctan . 106 . ω ′2 = ω 2 − γ 2 .33) Puesto que ya conocemos la soluci´n del problema mec´nico8 .31 esta ecuaci´n se transforma en la ecuaci´n que o o describe un oscilador amortiguado: m d2 x dx + c + kx = 0. 5.9 Usando las sustituciones 5.9.37) En la figura 5. (5.35) √ Aqu´ ω = 1/ LC es la frecuencia del oscilador no amortiguado y las consı tantes a y ϕ dependen de las condiciones iniciales. Tomo 1. En general si Q0 = Q(0) ˙ ˙ y Q0 = Q(0) (el ˙ indica la derivada respecto del tiempo) se tiene ˙ ˙0 ω 2 Q2 + 2γQ0 Q0 + Q2 0 ω′ ˙ Q0 γ + ′ ω ′ ω Q0 (5. o Sabemos que se pueden dar tres casos: amortiguamiento d´bil.36) ˙ En el caso que estamos considerando Q0 = 0 y entonces a = Q0 ω . Mec´nica. ω′ ϕ = − arctan γ ω′ y sustituyendo estas expresiones en la 5. Amortiguamiento d´bil e La condici´n para tener amortiguamiento d´bil es o e 4L > R2 C. Cap´ a ıtulo 6. ω′ (5.

5.5 1.38) Se tiene amortiguamiento fuerte cuando En este caso la soluci´n de la ecuaci´n 5. γ = R/2L. Amortiguamiento cr´ ıtico El caso l´ ımite en el que γ = ω (y por lo tanto ω ′ = 0 y β = 0) se tiene cuando 4L = R2 C. β (5.0 0.5 (a) −1. (5.0 0. (5.9.9.5 Q/Q0 ωt/2π 1 2 3 1.6: Carga del capacitor (a) y corriente (b) en un circuito RLC d´bile mente amortiguado (γ = 0.5 −1.41) En la figura 5. Se puede apreciar o que tanto la carga del capacitor como la corriente se amortiguan sin realizar oscilaciones. β I = −Q0 ω 2 −γt e senh βt.40) ˙ Si Q0 = 0 se obtiene Q = Q0 eγt cosh βt + γ senh βt .39) √ Como en el caso anterior ω = 1/ LC es la frecuencia del oscilador no amortiguado y las constantes a y b dependen de las condiciones iniciales. 5. 2β b=− ˙ Q0 + Q0 (γ − β) .2. En general ˙ ˙ si Q0 = Q(0) y Q0 = Q(0) se tiene a= ˙ Q0 + Q0 (γ + β) .2 ω). 2β (5.0 −0.3.7 se muestra una soluci´n de este tipo. Amortiguamiento fuerte 4L < R2 C. (5.42) 107 . β 2 = γ 2 − ω 2 .32 es o o Q = e−γt (a eβt + b e−βt ).5 I/Q0ω ωt/2π 1 2 3 −0.0 (b) Figura 5.

En general se tiene a = Q0 . se tiene que tratar por separado.0 −0. 1. La soluci´n de la ecuaci´n 5.5 (a) −1.7: Carga del capacitor (a) y corriente (b) en un circuito RLC con amortiguamiento fuerte (γ = 2 ω).0 0. Tanto la carga del o capacitor como la corriente se amortiguan sin realizar oscilaciones. I = −Q0 e−ωt ω 2 t.0 (b) Figura 5. Esta situacion.8 se muestra una soluci´n de esta clase.0 0.5 I/Q0ω ωt/2π 1 2 3 −0.43) Como en los casos anteriores las constantes a y b dependen de las condiciones iniciales.5 Q/Q0 ωt/2π 1 2 3 1.0 (b) Figura 5.0 0.44) (5. que se denomina de amortiguamiento cr´ ıtico.32 es o o Q = e−ωt (a + b t).5 (a) −1.0 0. se puede ver que el amortiguamiento m´s r´pido (en t´rminos de ωt) se tiene a a e en el caso de amortiguamiento cr´ ıtico. En la figura 5.9 1.5 −1. Es interesante comparar las tres clases de soluciones que hemos estudiado. 1. ˙ Si Q0 = 0 se obtiene Q = Q0 e−ωt (1 + ω t).5 −1.8: Carga del capacitor (a) y corriente (b) en un circuito RLC con amortiguamiento cr´ ıtico (γ = ω).5. 108 . (5.5 (5.5 ˙ b = Q0 + ω Q0 .0 −0.45) Q/Q0 ωt/2π 1 2 3 I/Q0ω ωt/2π 1 2 3 −0.

e Esto se debe principalmente a que con corriente alterna se puede bajar y subir el voltaje f´cilmente y en forma econ´mica por medio de transformadores.5 5.46.32 se escribe como d2 q dq + 2Γ + q = 0. Por medio de este cambio la 5. pero en algunos pa´ como los Estados Unidos y Canad´ de usa f = 60Hz. tambi´n llamados alternadores. (5. la carga inicial Q0 del capacitor a 1 y el par´metro adimensional Γ ≡ γ/ω = 2 τRC /τRL . por ejemplo como E(t) ∼ cos(ωt + φ). Comentarios Vale la pena observar que el problema del circuito RLC depende solamente √ de tres par´metros: la frecuencia ω = LC. Corriente alterna La gran mayor´ de los sistemas de distribuci´n de energ´ el´ctrica para ıa o ıa e usos dom´sticos e industriales funcionan con corriente alterna (brevemente e ca) ya que ´sta presenta numerosas ventajas respecto de la corriente continua.47) En esta expresi´n ω = 2πf es la frecuencia angular y f es la frecuencia.32 en forma adimensional por medio o del siguiente cambio de variables τ = ωt. 2 dτ dτ (5. incluyendo a la Argentina.4. 5. se utiliza f = 50Hz. Tal bobina genera una e fem cuyo voltaje var´ sinusoidalmente con el tiempo y es el prototipo de los ıa generadores industriales de corriente alterna.9. Una fuente de esta clase es una bobina que gira con velocidad angular constante en un campo magn´tico. a o mientras que esto es complicado y costoso con corriente continua. ıses a 109 . e Aqu´ no entraremos en detalles acerca de la producci´n de corriente alı o terna y nos limitaremos a suponer que existen dispositivos (fuentes de ca) que proporcionan un voltaje o una corriente que var´ sinusoidalmente con ıa eltiempo. q = Q/Q0 . que depende del unico par´metro ´ a adimensional Γ. puesto que los otros dos par´metros (Q0 y ω) fueron absora bidos en la definici´n de las variables adimensionales q y τ . Esto se pone en evidencia a si escribimos la ecuaci´n del circuito 5.46) Por lo tanto todas las propiedades de cualquier circuito RLC se pueden obtener a partir de las soluciones de la ec. o 5.10. En o la mayor´ de los pa´ ıa ıses. Para suministrar corriente alterna a un circuito se requiere una fem o una fuente de voltaje alterno.

48) Puesto que el valor instant´neo del voltaje y de la corriente no se puea den medir f´cilmente es usual expresar esas cantidades en t´rminos de su a e 9 valor cuadr´tico medio. esto es xrms = ω 2π t+2π/ω 1 2 x(t′ )2 dt′ t = 1 √ x0 .9. 5. por ejemplo como ıa x = x0 cos ωt se define como la ra´ cuadrada del valor medio de x2 en un per´ ız ıodo. El valor cuadr´tico medio xrms de una magnitud x a a cualquiera que var´ sinusoidalmente con el tiempo. cuya ecuaci´n es o L Q dI + RI + = V0 cos(ωt + φ) dt C (5. Para encontrar las men en el que la corriente I = Q ıa propiedades de este r´gimen buscamos una soluci´n de la forma e o I = I0 cos ωt y por lo tanto Q = (I0 /ω) cos(ωt − π/2) = (I0 /ω) sen ωt. 2 (5.11. e 110 . Pasado el transitorio que se produce al cerrar la llave.5.49) Cuando se dice que el voltaje de l´ ınea es de 220 V se est´ hablando del a √ valor de Vrms y por lo tanto el valor instant´neo m´ximo es V0 = 2 Vrms ∼ a a = 311 V. Consideremos el circuito de la figura 5. 9 Tambi´n llamado valor eficaz.11 Del mismo modo una corriente sinusoidal est´ dada por a I(t) ∼ cos ωt. Circuito RLC excitado Para introducir las principales ideas conviene primero estudiar un caso concreto. (5.50) donde el lector notar´ que hemos introducido en la expresi´n de la fem una a o fase φ por comodidad. se llega a un r´gie ˙ var´ sinusoidalmente.

Para resolver el problema sustitimos las expresiones de I y Q en la 5. En esas condiciones I0 = V0 /R y φ = 0.10 se puede apreciar el comportamiento de la amplitud de la corriente y del desfasaje entre la corriente y el voltaje.5 1 2 C R L Figura 5. (5.50. 111 . En cuanto al par´metro a g. El m´ximo valor a de I0 se tiene cuando ω = ω0 . est´ relacionado con el par´metro adimensional c = g/ω0 . L V0 R ω0 g 2 g 2 ω 2 + (ω 2 − ω0 )2 . expandimos cos(ωt + φ) y recogemos los t´rminos que contienen el e factor cos ωt por un lado y por otro lado los t´rminos que contienen el factor e sen ωt. e En la figura 5. es decir en resonancia. LC g= R . Resolviendo este sistema obtenemos I0 = Aqu´ ı ω0 = √ 1 . es decir el mismo valor que tendr´ la corriente si el ıa circuito fuera puramente resistivo.9: Circuito RLC alimentado por una fem alterna. φ = arctan 2 ω 2 − ω0 gω . Pero las razones de proceder as´ quen ı dar´n en claro en breve y por otra parte la elecci´n del origen de las fases es a o arbitraria. Cabe observar que hemos referido las fases a la fase de la corriente. cuya inversa se a a suele llamar factor de m´rito del circuito. lo cual puede parecer extra˜o a primera vista.51) Por lo tanto ω0 es la frecuencia propia del circuito RL. Claramente para satisfacer la 5.50 es preciso que los coeficientes de cos ωt y de sen ωt sean nulos. Estas condiciones nos dan un sistema de dos ecuaciones para I0 y φ.

50 del circuito RLC. 5.5 1 c=2 2 ω/ω0 3 2 ω/ω0 3 (a) (b) Figura 5. est´ claro que en condiciones de r´gimen estas ca´ a e ıdas de voltaje son VL = L VR VC d2 Q dI = L 2 = I0 ωL cos(ωt + π/2).12 1 I0R/V0 c=2 1 0. Cuadro 5. = RI = R dt Q 1 I0 = = cos(ωt − π/2). I dt = C C ωC Estas ecuaciones muestran que estas variables se caracterizan por un m´dulo o (o magnitud) y una fase.05 0.1.5 0. De momento que hemos supuesto que I = dQ/dt = a cos ωt. que podemos resumir en la tabla 5.5.05 1 −π/2 0 1 π/2 φ 0. (b) desfasaje entre la corriente y la fem excitadora. componente magnitud/I0 fase inductor ωL π/2 resistor R 0 1 capacitor −π/2 ωC El hecho que acabamos de se˜alar sugiere la conveniencia de representar n las relaciones entre corriente y voltaje en circuitos de corriente alterna por 112 . La corriente que circula e es I0 cos ωt. dt dt dQ = I0 R cos ωt. Est´ claro que cada uno o a de los t´rminos de la misma describe la ca´ (instant´nea) de voltaje en una e ıda a componente.12.1: Magnitud y fase de las ca´ ıdas de voltaje en componentes de un circuito de corriente alterna en condiciones de r´gimen.2 0 0.10: Circuito RLC excitado: (a) amplitud de la corriente. Fasores Consideremos la ecuaci´n 5.2 0.

11: Diagrama de Argand de las ca´ ıdas de voltaje en una circuito RLC. VC . VC y I rotan con la velocidad angular ω de modo que los valores instant´neos de las mismas est´n a a dados por sus proyecciones sobre el eje x.11 hemos representado estas cantidades en un diagrama de Argand. ZR = R. esto es X = Im Z.5 medio de n´meros complejos. La parte imaginaria de Z se denomina reactancia y se designa con X. VR . i I = IZC .53) Puesto que en un circuito RLC en serie la suma de las ca´ ıdas de voltaje en las componentes es igual a la fem que lo est´ alimentando (ec. e En algunos textos de denomina impedancia al m´dulo de Z. de modo que las ecuaciones anteriores se pueden escribir como VL = iωLI = IZL . VR = RI = IZR . VC = − ωC (5. ωC (5. Los coeficientes de I en las 5. que se caracterizan precisamente por un m´duu o lo y un argumento (ver el Ap´ndice B). que indicaremos con VL . VR . o 113 . 5. ZC = − i = −iXC . (b) caso XL < XC . VL VL−VC φ VR VC VC−VL VC I VL φ I VR V (a) (b) Figura 5.50) se a 10 11 Tambi´n llamados fasores.52) En la figura 5. Podemos imaginar que los vectores10 VL . Claramente ZL = iωL = iXL . etc.52 se denominan impedancias (complejas) y se designan con Z con oportunos suscriptos para indicar a que componente se refieren11 . (a) caso XL > XC . Por este motivo en condiciones de e r´gimen se acostumbra describir las amplitudes y las fases de las ca´ e ıdas de voltaje en las componentes por medio de cantidades complejas.

la ca´ de voltaje en ambas es ıda la misma.1.5. Z Z1 Z2 Luego dos impedancias en paralelo equivalen a una unica impedancia cuya ´ inversa es igual a la suma de las inversas de ambas impedancias. Por otra parte la corriente total que circula por ambas es I = I1 + I2 . (5.55) Esta ecuaci´n permite encontrar la soluci´n del problema del circuito RLC en o o r´gimen. Z 1 1 1 = + . (5. Claramente la ec 5. Por lo tanto I=V 1 1 + Z1 Z2 = V .12.11 se pueden obtener a partir da la ec. (5.56) Si tenemos dos impedancias en paralelo. igual a la suma vectorial de las Zj .55. o 5. Se deja como ejercicio para el lector mostrar que todos los resultados e de la Secci´n 5.13 tiene que V = I(ZL + ZR + ZC ) = IZRLC .58) se denomina admitancia.59) j 114 .54) Por lo tanto el comportamiento del circuito es equivalente (en lo que se refiere a la relaci´n entre la corriente suministrada por la fem y el voltaje o de la misma) a un circuito con una unica ‘componente’ cuya impedancia es ´ igual a la suma de las impedancias de los elementos que lo componen. Este resultado se puede generalizar para cualquier n´mero de impedancias Zj en u paralelo: 1 1 = . 5.57) Z Zj j La inversa de la impedancia. esto es Y ≡ 1/Z (5.57 implica que la admitancia de un conjunto de componentes en paralelo es igual a la suma de sus admitancias. (5. luego V = I1 Z1 = I2 Z2 y entonces I1 = V/Z1 e I2 = V/Z2 . esto es ZRLC = ZL + ZR + ZC = R + i(XL − XC ). Impedancias en serie y paralelo El resultado 5. (5. Este conjunto es equivalente a una unica impedancia ´ Z. esto es Z= j Zj . esto es Y= Yj .54 se puede generalizar de inmediato a cualquier n´mero de u impedancias Zj en serie.

cuando ω = ω0 se tiene que L dI ω0 L = −Lω0 I0 sen ω0 t = −V0 sen ω0 t. En la figura 5.5 0. Por otra parte cos ωt cos(ωt + φ) = 1 cos φ(1 + cos2 ωt − sen2 ωt) − sen φ senωt cos ωt.12 se puede apreciar la dependencia de la potencia media en ω y c para un circuito RLC. 2 El factor cos φ se llama factor de potencia del circuito.12: Circuito RLC excitado: potencia media entregada por la fem. dt R 115 . a Por otra parte cuando se est´ cerca de la frecuencia de resonancia los a voltajes que aparecen en el inductor y el capacitor pueden ser mucho mayores que V0 . Potencia en circuitos de CA Es importante conocer la potencia entregada al circuito por la fem. 1 PR/V 2 (5.60) c=2 1 0. En efecto. 2 Si promediamos sobre un per´ ıodo esta expresi´n se obtiene o ω 2π t+2π/ω t cos ωt′ cos(ωt′ + φ)dt′ = 1 cos φ. como es l´gico porque en esa situaci´n tanto I0 como cos φ o o alcanzan sus valores m´ximos.2 0. En condiciones de r´gimen tenemos que I = I0 cos ωt y V0 cos(ωt + φ). Por lo e tanto la potencia instant´nea vale a P = I0 V0 cos ωt cos(ωt + φ). Se ve que la potencia transferida es m´xima a en resonancia.5 5. 2 Por lo tanto la potencia media entregada por la fem es ¯ P = 1 I0 V0 cos φ = Irms Vrms cos φ.13.05 0 1 2 ω/ω0 3 Figura 5.

Esto implica 1 2 que la m´xima energ´ electrost´tica ( 2 CVC0 ) del capacitor es en esos casos a ıa a mucho mayor que la que la fem entrega en un per´ ıodo.11) no figura ninguna constante arbitraria. Transitorios En la soluci´n de r´gimen para un circuito RLC alimentado por una fem o e alterna (Secci´n 5. ıa e 5. dt dt C m´s una soluci´n particular de la ecuaci´n inhomog´nea12 . Lo mismo vale para 1 2 la m´xima energ´ magn´tica ( 2 LII0 ) del inductor.50. a ıa e No es dif´ verificar que en condiciones de r´gimen el capacitor y el inducıcil e tor intercambian energ´ pero la energ´ tota U presente en ambos componenıa ıa tes. Podemos entonces a o o e escribir de inmediato la soluci´n general de la 5.7. cuando todav´ el circuito no ha llegado al r´gimen.5. 5. o o que reproducimos aqu´ para comodidad del lector: ı L dQ Q d2 Q + = V0 cos(ωt + φ) +R 2 dt dt C Esta es una ecuaci´n lineal inhomog´nea y se sabe que su soluci´n general se o e o obtiene como la suma de la soluci´n general de la correspondiente ecuaci´n o o homog´nea e d2 Q dQ Q L 2 +R + = 0. La respuesta es que ıa dicha energ´ se adquiere durante el transitorio que tiene lugar al comienzo ıa del proceso. tal como sucede en el circuito LC que estudiamos en la Secci´n 5.50 porque conocemos una o 12 Esto.14. por supuesto.14 Por lo tanto la amplitud del voltaje sobre el inductor es VL0 ≡ m´x L a dI dt = V0 ω0 L V0 = . Cabe preguntarse de donde proviene la energ´ U . Esto significa que el r´gimen e del circuito RLC consiste de oscilaciones forzadas cuya frecuencia ω es la de la fem y que ´sta entrega exactamente la energ´ necesaria para compensar e ıa la que se disipa en la resistencia. El mismo resultado a se obtiene para la amplitud VC0 del voltaje sobre el capacitor. 116 . vale solamente para ecuaciones lineales. suma de la energ´ electrost´tica del capacitor m´s la energ´ magn´tica ıa a a ıa e 1 1 2 2 del inductor se mantiene constante (e igual a U = 2 CVC0 = 2 LII0 ). salvo que ahora el o intercambio ocurre con la frecuencia ω y no ω0 . R c Esto muestra que cuando c ≪ 1 se tendr´ que VL0 ≫ V0 . Esto se debe a o que se trata de una soluci´n particular de la ecuaci´n del circuito (ec.

Transformadores Una de las principales ventajas de la corriente alterna sobre la corriente continua es que es f´cil aumentar o disminuir el voltaje.5 soluci´n particular.15. donde se tratan en detalle varios casos de transitorios para el problema an´logo de oscilaciones mec´nicas. e o o e Para no extender demasiado este Cap´ ıtulo no vamos a entrar en detalles en estas notas. De esta e forma se maximiza el cociente Ptrans Vrms = .32 que estudiamos en la Secci´n 5. 5.51. φ = arctan 2 ω 2 − ω0 gω . g= . que es precisamente o Q= con I0 y φ dados por la 5. Por lo tanto podemos encontrar las soluciones de la ec. sumarlas y luego determinar las constantes o e arbitrarias de la soluci´n general de la ecuaci´n homog´nea imponiendo las o o e condiciones iniciales del caso. 5. Gratton. amortiguamiento fuerte y amortiguamiento cr´ ıtico). Para transmitir a energ´ a distancias grandes conviene emplear un voltaje alto para que a ıa igual potencia transmitida Ptrans = Irms Vrms la corriente sea baja para evitar 2 las p´rdidas Pdis = Irms R debidas a la resistencia de los conductores. Pdis Irms R Ver por ejemplo J. esto es V0 I0 = R donde ω0 g 2 g 2 ω 2 + (ω 2 − ω0 )2 I0 sen ωt ω .50 para cualquier tipo de condiciones iniciales. L LC y tambi´n conocemos la soluci´n general de la ecuaci´n homog´nea. Tomo 1. Cap´ a ıtulo 6. pero el lector interesado las puede encontrar en los textos13 . Mec´nica. ω0 = √ 5. a a 13 117 .9. Este ejemplo muestra el procedimiento a seguir para estudiar los transitorios de cualquier circuito el´ctrico (siempre y cuando sea lineal): encontrar e la soluci´n de r´gimen de la ecuaci´n inhomog´nea y la soluci´n general de o e o e o la ecuaci´n homog´nea asociada. que no e o o e es otra que la ec. R 1 . donde analizamos o los tres casos posibles (oscilaciones amortiguadas. As´ podemos estudiar ı les caracter´ ısticas del transitorio que tiene lugar antes de que se llegue al r´gimen (cuando la soluci´n de la ecuaci´n homog´nea se ha amortiguado).

Transformador ideal Por definici´n un transformador ideal tiene un acoplamiento perfecto eno tre los enrollamientos 1 y 2 y no disipa energ´ Por lo tanto la resistencia ıa. En la actualidad las l´ a ıneas troncales de transmisi´n o funcionan con Vrms = 500 kV o incluso m´s.15 De paso una corriente m´s peque˜a permite usar cables de menor secci´n y a n o por lo tanto m´s baratos. De resultas de esto las corrientes y u voltajes de las bobinas se pueden relacionar con buena aproximaci´n mediano te f´rmulas lineales sencillas que dependen solamente de n. lo e u cual induce una fem en cada enrollado. De hecho el comportamiento del transformador est´ determinado esencialmente por el cociente n ≡ n2 /n1 ena tre el n´mero de espiras de los enrollados.5. puesto que en el material ferromagn´tico del n´cleo e u la relaci´n entre el campo magn´tico y la corriente que lo produce no es o e lineal. Cuando se aplica una fuente de corriente alterna al primario. y viceversa. Por otra parte por razones de a seguridad y de aislaci´n tanto los generadores como los sistemas de distrio buci´n para los usos dom´sticos e industriales funcionan con voltajes mucho o e m´s bajos. del cual se toma la energ´ el´ctrica se ıa e denomina secundario. de acuerdo con la Ley de Faraday. es decir un transformador para el cual dichas f´rmulas son exactas. Las necesarias conversiones de voltaje de llevan a cabo por medio a de transformadores.1. Puesto que estas o f´rmulas ilustran las principales propiedades de los transformadores conviene o introducir el concepto de transformador ideal. al cual se suministra la energ´ se llama primario y el enrollado 2. La fem inducida en el secundario da lugar a una corriente alterna en ´ste.15. u basta que posea una elevada permeabilidad. enrollado 2. la corriente que circula por el mismo produce un flujo magn´tico alterno en el n´cleo. El n´cleo est´ hecho de un u a e u a material (generalmente hierro) que tiene una permeabilidad µ muy grande para que los campos magn´ticos debidos a las corrientes que circulan por los e enrollados est´n confinados dentro del n´cleo. que e transmite energ´ a los dispositivos a los cuales est´ conectado. Pero en la pr´ctica las magnitudes de las corrientes que circulan por a los enrollados no son muy sensibles a las propiedades del material del n´cleo. De esta forma se maximiza e u la inductancia mutua de los dos enrollados y el flujo del campo magn´tico e generado por el enrollado 1 es concatenado en su (casi) totalidad por el ıa. El enrollado 1. 118 . ıa a A primera vista parece sorprendente que tratemos el transformador como un componente lineal. Un transformador consiste esencialmente de dos bobinas o enrollados 1 y 2 que tienen respectivamente n1 y n2 espiras y est´n enrollados sobre el mismo a n´cleo pero est´n aislados el´ctricamente entre si. o 5.

dt Tomando el cociente entre estas relaciones obtenemos V2 = nV1 . dt V2 = n2 dΦ . 14 119 . n Luego las corrientes de salida y de entrada est´n en fase y la relaci´n entre a o sus amplitudes est´ dada por 1/n. n = n2 /n1 . Si aplicamos la Ley de Faraday a ambas bobinas tenemos entonces V 1 = n1 dΦ . podee n mos escribir 1 (5. µµ0 µµ0 A puesto que µ es infinitamente grande. Por lo tanto para un transformador ideal. Por lo tanto las dos corrientes fluyen en sentidos opuestos alrededor de las l´ ıneas de B y entonces si ℓ es la longitud de nuestra curva cerrada n1 I 1 − n2 I 2 = B · dℓ Φℓ = ≈ 0. a Adem´s cuando el transformador tiene carga los flujos generados por las boa binas primaria y secundaria se cancelan exactamente. En u o estas condiciones las autoinductancias de los enrollamientos son enormes y el n´cleo atrapa todo el flujo magn´tico Φ generado por las corrientes. a El resultado anterior muestra que cuando el secundario de un transformador ideal est´ en circuito abierto no puede circular corriente en el primario. Se supone que la peru e meabilidad del n´cleo es muy elevada (pero sin llegar a la saturaci´n).5 de las bobinas es nula y en el n´cleo no hay p´rdidas. (5. pasando por alto el t´rmino muy peque˜o del miembro derecho. Consideremos una curva que se encuentra toda dentro del n´cleo. a porque la autoinductancia de la bobina primaria es pr´cticamente infinita. Si ´ste tiene una secci´n transversal uniforme A el u e o campo ser´ pr´cticamente uniforme en cualquier secci´n transversal y su a a o magnitud ser´ en promedio14 B = Φ/A.62) I2 = I1 . el cual u e es concatenado tanto por el primario como por el secundario.61) Por la Ley de Amp`re las corrientes que pasan por los circuitos primario y e secundario est´n relacionadas con la circulaci´n de B alrededor de una curva a o cerrada que pasa por las bobinas. Es por este motivo Notar que no estamos interesados en un c´lculo exacto de la circulaci´n de B sino a o solamente queremos estimar su orden de magnitud. Al aplicar la Ley de Amp`re a esta a e curva cerrada hay que tener presente que la corriente secundaria fluye en una direcci´n tal que se opone a los cambios de flujo debidos a la corriente del o primario.

del punto de vista del circuito primario. En conclusi´n. 120 . de la impedancia Z2 de la carga. el transformador o y sua carga equivalen a un componente cuya impedancia es Zent . (5. 5.15 que el transformador se comporta como un componente lineal a pesar de las propiedades no lineales del n´cleo ferromagn´tico. En cambio.5.64) (5.61 y 5. Transformador ideal (5. n2 (5. por supuesto. La fig.13: Circuito equivalente de un transformador ideal. la impedancia de salida del transformador es Zsal = n2 Z1 .63) Por lo tanto para el circuito primario el transformador presenta una impedancia de entrada dada por Z2 Zent = 2 . 5.62 obtenemos entonces V1 = Z2 I1 . del punto de vista del circuito secundario el transformador es equivalente a una fem nV en serie con la impedancia Zsal .13 muestra el circuito equivalente de un transformador ideal excitado por un generador de voltaje V que tiene una impedancia interna Z1 . En el circuito secundario se cumple V2 = I2 Z2 . Usando las ecs.65) n De igual manera si la impedancia de salida del circuito que excita el primario es Z1 .66) Z1 V1 V n−2Z2 n2Z1 V2 nV Z2 Figura 5. u e El valor de las corrientes depende.

o 121 .5 5. o 5.17. Sistemas de distribuci´n o En preparaci´n.2.15. o 5. Transformadores reales En preparaci´n.16. Circuitos no lineales En preparaci´n.

17 122 .5.

Secci´n 4. En su forma diferencial estas leyes son: o ∇ · E = 4πk1 ρ. Cuadro 6. ∂t En estas ecuaciones. Secci´n 4. k1 ∂t ∇ × E = −k ∂B . 2.Cap´ ıtulo 6 Las ecuaciones de Maxwell En los Cap´ ıtulos precedentes introdujimos las leyes fundamentales del Electromagnetismo cl´sico. 4. a o la Ley de Gauss del magnetismo (ec. la Ley de Amp`re o e con la correcci´n de Maxwell (ec. a saber la Ley de Gauss (ec. ρ y j son las densidades ′ totales de carga y de corriente y k1 .17). llamadas ecuaciones de Maxwell. k son factores de proporcionalidad que dependen del sistema de unidades y sus valores se dan en la tabla 6.11. o o 4. ∇ · B = 0.1. Secci´n 4.14) y la Ley de Faraday (ec. Secci´n 2.3). ′ ∇ × B = 4πk2 j + ′ k2 ∂E . k2 .60.32. Factor: SI: SG: k1 1 4πǫ0 1 ′ k2 µ0 4π 1 c k 1 1 c Para comodidad del lector presentamos las ecuaciones de Maxwell tal 123 .48. 4.5).1: Factores de proporcionalidad.

En cambio la forma integral de las ecuaciones vale ıan solamente en forma aproximada. tanto si los campos y sus fuentes son constantes como si var´ con el tiempo. cosa que no es cierta.1 como aparecen cuando se escriben en el SI: ∇ · E = ǫ0 ρ.6. 6. Por otra parte en su forma diferencial las leyes de Maxwell establecen relaciones entre los campos y sus fuentes en un punto y su entorno. a Un comentario. B.1. Esto se debe a que en su forma integral estas ecuaciones involucran las magnitudes E . ∂t ∂B . Cuando estas magnitudes no dependen del tiempo se puede pasar de la forma integral a la forma diferencial (y viceversa) aplicando los Teoremas de la Divergencia y de Stokes. c∇ × B = 4πj + c∇ × E = − ∂B . porque implica suponer que los efectos de las variaciones de los campos a y sus fuentes se transmiten instant´neamente a cualquier distancia. ∇ × B = µ 0 j + ǫ0 ∇×E = − y en el SG: ∇ · E = 4πρ. ∂t Las cuatro ecuaciones de Maxwell junto con la ley de fuerza de Lorentz (ec. ρ y j en diferentes puntos del espacio. ∇ · B = 0. Por lo tanto valen siempre. ∇ · B = 0. B. ∂E . Pero cuando E .2) son el sisteme completo de leyes del Electromagnetismo o Cl´sico. ρ y j dependen del tiempo esto no se puede hacer. Secci´n 4. Las ondas electromagn´ticas e La predicci´n de la existencia de las ondas electromagn´ticas (por breveo e dad ondas EM) es el m´s brillante triunfo de la Teor´ de Maxwell y como a ıa 124 . 4. A veces se suelen presentar las ecuaciones de Maxwell en forma integral.1. Sin embargo la forma diferencial e integral no son equivalentes. ∂t ∂E ∂t .

Usaremos el SG. ∂t ∂B c∇ × E = − .3) Por lo tanto los campos E y B satisfacen la ecuaci´n de las ondas. Para ver esto consideremos las ecuaciones de Maxwell en el vac´ donde ıo. c2 (6. ρ = 0 y j = 0. ∂t (6.1) Si tomamos el rotor de la ultima ecuaci´n y usamos la tercera para eliminar ´ o el rotor de B obtenemos ∇ × (∇ × E ) = − 1∂ 1 ∂2E ∇×B =− 2 2 . Las ecuaciones son entonces: ∇ · E = 0. c ∂t c ∂t Recordando que ∇ × (∇ × E ) = ∇(∇ · E ) − ∇2 E y que ∇ · E = 0 por la primera de las 6. ∇ · B = 0.5) .3 resulta que ǫ0 µ 0 = 125 1 .4) En ambos casos comparando con las 6. ∂t 2 ∂2B ∇ B = ǫ0 µ 0 2 ∂t 2 (6.1 obtenemos finalmente: ∇2 E = 1 ∂ 2E . Si se parte de las ecuaciones de Maxwell escritas en el SI y se sigue el mismo procedimiento se obtiene ∂2E ∇ E = ǫ0 µ 0 2 . c2 ∂t2 (6. c2 ∂t2 (6.2) Del mismo modo.6 veremos depende crucialmente de la introducci´n de la corriente de desplao zamiento. que o describe perturbaciones que se propagan con la velocidad c. ∂E c∇ × B = .2 y 6. tomando el rotor de la tercera ecuaci´n y usando la ultima o ´ para eliminar el rotor de E se obtiene ∇2 B = 1 ∂ 2B .

Ondas planas Vamos a buscar soluciones de las ecs. de la Ley de Amp`re obtenemos e e ′ ′ Bz = Ey y por lo tanto integrando resulta Bz = Ey . Hemos obtenido as´ un primer resultado importante: las ondas elecı tromagn´ticas planas son transversales. En general nuestra soluci´n ser´ una superposici´n de ambas clases de pero a o turbaciones. En el SI las relaciones entre las componentes de los campos el´ctrico y magn´tico se escriben Bz = Ey /c y e e By = −Ez /c. B(x.6) Claramente de ∇ · E = 0 y ∇ · B = 0 obtenemos que ′ Ex = 0. (6. o o Supongamos por un momento que la unica componente no nula del campo ´ el´ctrico es Ey . Entonces.2. Puesto que no representan perturbaciones que se propagan dejaremos de lado estas componentes de los campos. Por lo tanto vamos a suponer que o E (x. 1 126 . tanto E como B e son perpendiculares a la direcci´n de propagaci´n. ˆ ˆ B = By y + Bz z Es f´cil verificar que esta soluci´n cumple que a o E · B = 0.2 6. Esto implica que Ex y Bx son constantes en el tiempo y en el espacio. ′ Bx = 0 donde la ′ indica la derivada respecto de ξ. t) = B(ξ).2 y 6.6. t) = E (ξ). en otras palabras. ξ ≡ x − ct. Adem´s se cumple que a ˆ E × B = E 2x Recuerde el lector que estamos usando del Sistema Gaussiano. Si en cambio suponemos que la unica componente no nula del campo el´ctrico ´ e es Ez y aplicamos la Ley de Amp`re obtenemos1 e By = −Ez . 6. de la forma ˆ ˆ E = Ey y + Ez z . Por lo tanto E y B son ortogonales.3 en forma de ondas planas que se propagan en la direcci´n x.

m. En cada instante t la fase de la onda es constante en los planos dados por la ecuaci´n o k · r = ωt − φ0 . B y x (en este orden) forman una terna derecha. La cantidad φ(r.2) vale exactamente o o c = 2. que se denomina velocidad de fase (fig.2.1 (b)).99792458 × 108 m/s. los campos el´ctrico y magn´tico de una onda plana e e son perpendiculares entre s´ y ambos son perpendiculares a la direcci´n de ı o propagaci´n.6 ˆ y por consiguiente E .1. B = B 0 cos(k · r − ωt + φ0 ). Cuando se superponen ondas monocrom´ticas de diferente longitud de a onda alrededor de un cierto k0 (pero igual direcci´n de propagaci´n k ) se o o ˆ forma lo que se llama un grupo o paquete de ondas. se propagan con la velocidad de fase c. arm´nica simple (tambi´n llamada monocrom´tica) es una o e a perturbaci´n peri´dica en el espacio y el tiempo de los campos E y B de la o o forma E = E 0 cos(k · r − ωt + φ0 ). 6. B = cE. 6. a Una onda e. La velocidad vg con la que se propaga el paquete se denomina velocidad de grupo. y la e perturbaci´n no se distorsiona al propagarse como es evidente pues tiene la o forma dada por la ec. Aqu´ la o ı constante φ0 es la fase de la onda en r = 0 en el instante t = 0.6.2. esto es vg = c. es decir tambi´n e para ondas no planas. En el vac´ todas las ondas e. Puesto que en el vac´ todas las ondas monocrom´ticas tienen la misma velocidad de fase ıo a el grupo se mueve tambi´n con la misma velocidad. Estos planos donde la fase es constante se denominan frentes de onda y se mueven con la velocidad v = ω/k. o Se puede mostrar que este resultado vale en general. 6. 127 . ıo que por definici´n(ver la Subsecci´n 2. Ondas sinusoidales Gracias a la linealidad de las ecuaciones de Maxwell cualquier tipo de onda por compleja que sea se puede siempre imaginar como la suma o superposici´n o de ondas monocrom´ticas.m. t) ≡ k · r − ωt + φ0 es la fase de la perturbaci´n. En resumidas cuentas.

Ondas EM en medios materiales En un medio material tambi´n se pueden propagar ondas EM. ∂t ∂B ∇×E = − . 6. (b) E .3.1: Onda plana sinusoidal: (a) frentes de onda. pero no e podemos repetir en este caso los argumentos de la Secci´n precedente. El o motivo es que el campo E de la onda provoca una polarizaci´n del medio o que depende del tiempo y por lo tanto da lugar a corrientes que son fuentes de B. Para analizar este caso tenemos que partir de las ecuaciones de Maxwell. . ∂t = jt + 128 ∇ · D = ρt . Por lo tanto si usamos el SI partiremos o de ∇×H ∂D . Por lo tanto no podemos suponer que ρ = 0 y j = 0 como hicimos antes. pero escritas de manera de separar las partes de las densidades de carga y de corriente que conocemos de aquellas que no conocemos. introduciendo los campos D y H que dependen solamente de la densidad de carga verdadera ρt y de la corriente de conducci´n j t .6.3 frentes de onda k E λ k B O (a) r (b) Figura 6. ∇ · B = 0. B y k forman una terna derecha.

2 129 . que valen para campos est´ticos o cuasiest´ticos2 . a Lectures on Physics (Addison Wesley. Se puede mostrar que salvo en situaciones muy especiales que no nos interesan el comportamiento de M no da lugar a problemas. En el SG nuestro punto de partida es ı ∇ · D = 4πρt . Feynman. sino que nos limitaremos a comentar los principales aspectos f´ ısicos4 . Cap.2 y 6. a a Usemos el SG. 1984). El problema es complicado y no lo vamos a tratar en detalle. ∇ · B = 0. En el vac´ ǫ = 1 y µ = 1. Mientras no sepamos como calcular la respuesta del medio (es decir P y M ) no podemos avanzar. ∂t c∇ × E = − Debe quedar claro para el lector que estas ecuaciones son las mismas de antes. edici´n (Wiley. Electrodynamics of Continuous Media. edici´n (Pergamon. c∇ × H = 4πj t + ∂B .D. c∇ × H = ∂t ∂B c∇ × E = − . a a Sin embargo hay que tener cuidado porque en presencia de campos que var´ ıan r´pidamente con el tiempo no podemos usar las relaciones constitutivas D = a ǫE y H = B/µ. solamente est´n escritas de una forma m´s conveniente para nuestros fines. 2. 1964). Debe quedar claro de todos modos que no podemos proceder como hicimos antes y veremos que el resultado es que los campos no satisfacen ecuaciones de onda como las 6. Cap. Cap. ∇ · B = 0. Lifshitz. ∂t donde recordamos que D = E + 4πP y H = B − 4πM . Vol. ∂D . o 9. 31 y Vol. que son propiedades del material.M. Cap. 1.6 Aqu´ D = ǫǫ0 E y H = B/µµ0 . 7 y L. J.3. 2a. B ∼ cos(k · r − ωt + φ0 ) ya que la dependencia de los campos en el tiempo es conocida. 32. si el medio no es conductor. 3a. 1999). ıo 3 O sea. Conviene considerar perturbaciones sinusoidales para las cuales E . En ausencia de cargas verdaderas (ρt = 0) y de corrientes verdaderas3 (j t = 0) tenemos que ∇ · D = 0. Classical Electrodynamics.D. ∂t ∂D . de modo Tanto en el SI como en el SG ǫ es la constante diel´ctrica y µ es la permeabilidad e relativa. Landau y o E. Jackson. 4 El lector que desee saber m´s puede consultar los siguientes textos: R.

3 que para el campo magn´tico podemos suponer queM ∼ cos(k · r − ωt + e φ0 ) y seguir usando la relaci´n constututiva H = B/µ. cuya amplitud y desfasaje a dependen de la relaci´n entre ω y ω0 . Sustituyendo en las ecuaciones de Maxwell obtenemos Las primeras dos ecuaciones nos dicen que los campos D. Adem´s si tomamos el producto vectorial de k por la ultima a ´ ecuaci´n. 0. −ωD 0 . con estas hip´tesis podemos buscar soluciones de la forma o o D = D 0 cos(k · r − ωt + φ0 ). Tomo 1. B = B 0 cos(k · r − ωt + φ0 ). cabe esperar que por efecto del campo el´ctrico oscilante las o e cargas microsc´picas del medio realizen oscilaciones forzadas cuya amplitud o depende da la relaci´n entre ω y la frecuencia propia (o frecuencias propias) o del medio. El desfasaje est´ relacionado con la o disipaci´n de energ´ y va a dar lugar a la absorci´n de la onda. En o conclusi´n. En cuanto a la o polarizaci´n. sin embargo. o o donde ahora. H = H 0 cos(k · r − ωt + φ0 ). ωB 0 . ǫ = ǫ(ω) para obtener finalmente E0 = 5 ω 2 µǫ E0 c2 k 2 Ver por ejemplo J. pero salvo que estemos muy cerca de la resonancia (ω ∼ ω0 ) el desfasaje va a ser muy = peque˜o y por lo tanto tambi´n ser´ peque˜a la absorci´n. podemos ignorar el desfasaje y por lo tanto la absorci´n y suponer que P ∼ cos(k · r − ωt + φ0 ). Entonces bajo el efecto del campo el´ctrico los electrones van a realizar 5 oscilaciones forzadas con la frecuencia del campo. = = = = 0. 6. cuya amplitud o ıa o va a decrecer a medida que se propaga dentro del material. a 130 . H y B son transversales. Podemos ahora usar o la tercera ecuaci´n para eliminar H 0 y la relaci´n constitutiva D = ǫE . Cap. Mec´nica. Para entender los principales aspectos del problema consideremos un medio en el cual los electrones tienen una frecuencia propia de oscilaci´n o e ω0 . E .Gratton. k · D0 k · B0 ck × H 0 ck × E 0 E = E 0 cos(k · r − ωt + φ0 ). usamos la identidad k × (k × E 0 ) = (k · E 0 )k − k 2 E 0 y recordamos o que k · E 0 = 0 resulta −ck 2 E 0 = ωk × B 0 = ωµk × H 0 donde hemos usado la relaci´n constitutiva H = B/µ.6. Puesto que la n e a n o situaci´n que se presenta generalmente cuando la luz se propaga en un medio o a transparente es que ω est´ lejos de la resonancia.

o u o 6 131 . o o En un medio material las diferentes ondas de un grupo de propagan con distinta velocidad de fase.m. 8π (6. Para una onda plana se tiene que B = E y por lo o tanto E2 .90) y del campo magn´tico (4. =v−λ =v 1+ vg = dk dλ n dλ Tambi´n se puede mostrar que vg < c siempre. energ´ del campo el´ctrico (2. Aqu´ el numero n(k) se llama ´ ı ındice de refracci´n. De resultas de esto el grupo se dispersa y cambia de forma al propagarse.9) u= 4π La densidad de energ´ de una onda en un medio material es ıa 1 U = 2 (E · D + H · B).8) Esta expresi´n es general. e 6. Densidad de energ´ de una onda ıa Las ondas e. de modo que la velocidad de fase ı o depende solamente del m´dulo del n´mero de onda y no de su direcci´n. o La relaci´n o ck ω ≡ ω(k) = kv(k) = n(k) se llama relaci´n de dispersi´n.7) Luego en un medio material transparente la velocidad de fase depende de la frecuencia (o lo que es equivalente. Se puede mostrar que en este caso la velocidad del grupo es dv λ dn dω . (6. de la longitud de onda o de k) de acuerdo con v = v(k) = c/n(k).56 y 2. (6.84) poıa e e demos escribir la expresi´n de la densidad de energ´ (energ´ por unidad de o ıa ıa volumen) del campo electromagn´tico en el vac´ (en el SG) como e ıo u= 1 (E 2 + B 2 ).6 Por lo tanto la velocidad de fase de la onda6 es v= ω = k c µǫ(ω) . Aqu´ estamos suponiendo que el medio es is´tropo.4. transportan energ´ Recordando las expresiones de la ıa.

o ˆ N = E × H = EH k . hasta que se llega al infrarrojo. Flujo de energ´ de una onda EM ıa La densidad de flujo de energ´ (flujo de energ´ por unidad de ´rea y ıa ıa a por unidad de tiempo) est´ dada por el vector de Poynting N que tiene la a ˆ .7.7 6.6.6. 6. En el vac´ se tiene que direcci´n de k o ıo ˆ N = E × B = EB k .75 × 1015 Hz > ν > 0.2. esto es 0. La longitud de onda de la luz visible est´ relacionada con la sensaci´n de a o color. o 132 . azul y finalmente violeta. que es el dominio de la ‘radiaci´n t´rmica’. 6. A Si recorremos sistem´ticamente el espectro de la radiaci´n EM desde las a o longitudes de onda m´s larga a las m´s cortas encontramos primero las ondas a a de radio AM y FM y las ondas de la TV por aire. pero s´lo un intervalo muy peque˜o comprendido entre o n A A 4000 ˚ < λ < 8000 ˚. que se producen en el rango de longitudes de onda entre el kil´metro y el metro. o 6. La luz solar diurna es una mezcla de todas las longitudes de onda del visible y por definici´n se denomina luz blanca. las ondas de radar. Continuando hacia las longitudes de o e onda m´s cortas se pasa por la banda visible y a continuaci´n luego de pasar a o por el ultravioleta entramos en la regi´n de las radiaciones penetrantes (rayos o X y rayos γ). Las longitudes de onda visibles m´s largas se perciben color p´rpura. amarillo. etc. En preparaci´n.375 × 1015 Hz corresponde a la luz visible por el ojo humano (aqu 1 ˚(Angstrom) = 10−8 cm. Luego vienen las llamadas o ‘ondas cortas’.5. anaranjado. Espectro de las ondas EM Hay ondas EM con todas las frecuencias y longitudes de onda (ver la fig. En un medio material . amarillo verdoso. verde. verde azulado. Presi´n de la radiaci´n o o En preparaci´n. a u y en el sentido decreciente de λ encontramos luego rojo.

8. 6. Los l´ ımites del Electromagnetismo Cl´sia co En preparaci´n.6021649 × 10−19 J.2. 8 Recordamos que 1eV = 1. que vamos a tratar en los pr´ximos Cap´ o ıtulos.1. a quien la introdujo en 1900 par explicar la distribuci´n espectral de energ´ de la radiaci´n o ıa o de cuerpo negro. Llamada as´ en honor de Max Planck. e 0 −14 10 2 −12 8 4 −10 6 6 −8 4 8 −6 2 10 −4 0 12 −2 −2 14 0 −4 16 2 −6 18 4 −8 20 6 −10 22 8 −12 logν (Hz) log hν (ev) log λ (cm) luz visible Figura 6.13566733(10) × 10−15 eV s.6 En los medios materiales la luz visible se dispersa porque las diferentes longitudes de onda se propagan con diferente velocidad debido a que v = c/n(λ). La energ´ de un fot´n de frecuencia ν est´ dada por la relaci´n de Planck7 ıa o a o donde la constante de Planck vale8 h = 6.2: Espectro de las ondas EM. La radiaci´n del cuerpo negro o En preparaci´n. se ocupa del comportamiento de la luz visible pero incluyendo tambi´n el cercano infrarroe jo y el ultravioleta cercano en vista de sus aplicaciones y a que las radiaciones de esas clases se pueden estudiar por medio de los mismos m´todos. 7 133 .8. o 6.8. ´ La Optica.62606896(33) × 10−34 J s = 4. o 6. El fot´n o E = hν. uno de los fundadores de la F´ ı ısica Cu´ntica.

o En t´rminos de e 6. o 6.9. o o 6.1.3.58211899(16) × 10−16 eV s.054571628(53) × 10−34 J s = 6. 2π la energ´ de un fot´n se expresa como: ıa o E= ω En preparaci´n.10. Emisi´n de ondas EM o En preparaci´n. o 6. o 134 .6. Coherencia En preparaci´n.9.11.11 Muchas veces se usa la constante de Planck reducida = h = 1.8. o 6. L´minas polarizadoras. o a Polarizaci´n por reflexi´n. Polarizaci´n o En preparaci´n. Efectos biol´gicos de la radiaci´n EM o o En preparaci´n. La luz: ¿onda o part´ ıcula? En preparaci´n.

Un e 135 . Ellos conoc´ la propagaci´n rectil´ ıan o ınea de la luz. o e ´ e Los hechos b´sicos m´s simples de la Optica Geom´trica ya eran conoa a cidos en forma cualitativa por los pensadores griegos del siglo IV a. 300 a. Ideas correctas sobre ıan la perspectiva basadas en la propagaci´n rectil´ o ınea ya fueron adelantadas por Euclides (aprox.) midi´ los ´ngulos de incidencia y de refracci´n para el agua.C.1. La c´mao e a a ra oscura. Por este motivo el desarrollo de la Optica comenz´ en o la antig¨edad. aunque los principios de la visi´n permanecieron oscuros y la mayor´ imaginaba que el ojo emit´ de o ıa ıa alguna manera ‘rayos’ que hac´ visibles los objetos. mucho antes de que Maxwell descubriera que la luz es un u fen´meno de naturaleza electromagn´tica. a e Los griegos tambi´n conoc´ la reflexi´n y la refracci´n de la luz.) descubri´ que la luz se refleja o ıa o de modo tal que la distancia entre dos puntos cualesquiera del rayo incidente y el reflejado es m´ ınima.C) aunque el desarrollo completo de estas ideas se alcanz´ reci´n 18 siglos m´s tarde gracias a Leonardo de Vinci. o a o mientras que Her´n de Alejandr´ (siglo II d. Este enunciado es equivalente a la ley de reflexi´n o y anticipa el Principio de Fermat. aunque quiz´s fuera conocida tambi´n por Leonardo de Vinci.C. Breves notas hist´ricas o ´ El t´rmino ‘Optica’ designa aquella parte de la F´ e ısica que se ocupa de describir los fen´menos luminosos que se perciben con la vista.Cap´ ıtulo 7 ´ Introducci´n a la Optica o 7. aunque hoy o d´ por extensi´n se aplica tambi´n al infrarrojo y el ultravioleta que no ıa o e podemos ver pero que podemos detectar y registrar por medio de las mismas t´cnicas e instrumentos (por ejemplo c´maras fotogr´ficas) que se emplean e a a ´ para la luz visible.1) fue descripta primero por Della Porta en 1558. que es tal vez la demostraci´n m´s sencilla y convincente de la o a propagaci´n rectil´ o ınea (figura 7. descubierto muchos siglos despu´s.C. Toe ıan o o lomeo (100 d.

no consigui´ llegar a la verdadera reo laci´n.7. o Cabe mencionar que muchas de las propiedades de las lentes se conoc´ ıan antes del descubrimiento de la Ley de Snell. pero fue Ren´ Desacrtes quien en 1637 formul´ la o e e o segunda ley de la refracci´n en su forma actual. a Cerca del siglo XVII comenz´ un per´ o ıodo de notables progresos entre los que se pueden mencionar las contribuciones de Kepler sobre la formaci´n de o 136 . que se descubri´ la segunda ley de la a o o refracci´n. Este resultado fue obtenido finalmente por Snell por medio de una o construcci´n geom´trica. Le acci´n de una lente primitiva o para encender fuego ya se conoc´ en el tiempo de los antiguos Caldeos. o Fue mucho m´s tarde. Maurolycus (1494-1577) estaba familarizado con el uso de anteojos para la visi´n cercana y lejana y tambi´n ten´ ideas b´sicamente correctas o e ıa a sobre el funcionamiento del ojo. El mismo Johannes Kepler (1571-1630) a pesar de que realiz´ muo chas observaciones sobre la refracci´n y contribuy´ a comprender la acci´n o o o de las lentes y los sistemas de lentes. pues entendi´ que forma im´genes de manera o a an´loga a una lente biconvexa. sin embargo. ıe Anteojos y lentes de aumento se comenzaron a usar en Europa alrededor del siglo XIV.). pero no logr´ encontrar la ley que relaciona los ´ngulos de o a incidencia y de refracci´n. El mismo estudioso tambi´n reconoci´ la no unio e o formidad de la atm´sfera y la consiguiente curvatura de los rayos luminosos o al atravesar la misma debido a la refracci´n.1 Figura 7.1: La c´mara oscura (se ha exagerado el tama˜o del orificio de la a n pantalla). enunciado completo de las leyes de la reflexi´n fue dado por primera vez por o Alhazen (1100 d. quien tambi´n estableci´ que en la refracci´n los rayos e o o incidente y refractado y la normal de la superficie en el punto de incidencia son coplanares.C.

pero los resultados no fueron satisface torios debido a la dificultad de pulir esa clase de superficies con las t´cnicas e de la ´poca. pero para lograr un progreso importante se tuvo que esperar hasta 1733 cuando Hall introdujo la combinaci´n o acrom´tica (1733) posteriormente desarrollada por Dolland (1758). Otras contribuciones de Huygens fueron c´lculos de la aberraci´n esf´rica de lentes y el proyecto del a o e ocular que lleva su nombre. En ese per´ a ıodo tuvo lugar la construcci´n de o los primeros telescopios y fue Galileo quien us´ por primera vez (1609) un o telescopio para realizar observaciones astron´micas en las cuales hizo muchos o notables descubrimientos. tambi´n e e consider´ temas como el aumento.7 im´genes por medio de lentes. Otras contribuciones notables se deben a Barrow. se e o propagan bajo la forma de ondas. Ya Descartes se hab´ percatado de la posibilidad de corregir ıa lentes usando superficies no esf´ricas. o 7. La forma m´s simple de onda es la onda a arm´nica simple. tambi´n llamada onda monocrom´tica. Fue as´ que ı Christian Huygens (1629-1695) fue uno de los primeros que dedujo relaciones conjugadas para superficies refringentes esf´ricas y lentes delgadas. o a Los famosos experimentos de Newton sobre la dispersi´n de la luz por un o prisma y sobre la composici´n de la luz blanca pusieron las bases para estos o adelantos. Pero rea ci´n a comienzos del siglo XIX aparecieron m´todos exitosos de corregir la e e aberraci´n crom´tica de los objetivos de microscopio. La reducci´n de las aberraciones se convirti´ en el mayor problema de o o ese tiempo. Los campos e.2. El microscopio fue inventado en esa misma ´poca e y es digno de mencionar en relaci´n con esto el trabajo de Hooke. a pesar que el mismo Newton pensaba que ser´ imposible obtener ıa una combinaci´n acrom´tica y el peso de su opini´n quiz´s fua una de las o a o a causas del retraso en su aparici´n. Los nuevos o campos de observaci´n que se abrieron gracias a estos instrumentos.m. Naturaleza de la luz La sensaci´n luminosa proviene de las vibraciones de los campos eleco tromagn´ticos que impresionan los ´rganos de la vista. unidos al o ´ descubrimiento de la ley de Snell dieron gran impulso a la Optica. Gracias a la lineao e a lidad de las ecuaciones de Maxwell cualquier tipo de onda por compleja que 137 . el campo y la pupila de un telescopio. Molyneux y Halley y tambi´n las e relaciones de Newton corresponden a este per´ ıodo. o descubri´ los puntos aplan´ticos de una superficie esf´rica y desarroll´ una o a e o construcci´n para trazar el rayo refractado por una superficie esf´rica (muy o e semejante a la de Young y atribuida por algunos a Weierstrass). M´todos m´s perfeccionados para pulir superficies asf´ricas se e e a e desarrollaron hacia fines de ese siglo.

la frecuencia (ν = ω/2π) o en forma equivalente el per´ ıodo T = 1/ν. o Principio de Huygens. B = cE. k (en este orden) forman una terna o derecha (fig. ´ En la mayor parte del estudio de la Optica no es preciso conocer en detalle la teor´ electromagn´tica de la luz. Las ondas e.m.1 (a)). En preparaci´n.2 sea se puede siempre imaginar como la suma o superposici´n de ondas moo nocrom´ticas (ver la Secci´n ??) de la forma a o E = E 0 cos(k · r − ωt + φ0 ). 138 . Por lo tanto tal onda se caracteriza por: la direcci´n de propagaci´n dada por el vector n´mero de onda k . Por ese motivo en estas notas ıa e emplearemos un lenguaje independiente del del Electromagnetismo. Los tres vectores E . Los campos E y B son perpendiculares entre s´ y ortogonales al vector de onda k que determina la direcci´n y sentido ı o de propagaci´n. o Frentes de onda y rayos. Haces de rayos. 6. o o u la polarizaci´n. son transversales. B = B 0 cos(k · r − ωt + φ0 ). B.7. determinada por la la magnitud de las componentes de o E (o de B) y la diferencia de fase entre ellas. la longitud de onda λ o lo que es lo mismo el m´dulo del n´mero de o u onda k = 2π/λ. Reflexi´n especular y difusa. Principio de Fermat.

Por lo tanto a se trata de una aproximaci´n macrosc´pica. de modo que subtiende n o un peque˜o ´ngulo s´lido δΩ desde nuestro punto de observaci´n y colocamos n a o o un diafragma opaco con un orificio diminuto de ´rea δA. A pesar de ser una o ´ aproximaci´n harto grosera. El par´metro que determina el comportamiento de los rayos luminosos es a el ´ ındice de refracci´n n. Hemos visto en el Cap´ o ıtulo 6 que n es el cociente 139 . la Optica Geom´trica tiene gran importancia o e t´cnica. ignorando los aspectos a cu´nticos que ocurren para las longitudes de onda muy cortas. En esta situaci´n podemos ignorar el car´cter ondulatorio y fot´nico de la o a o ´ luz. En ese l´ o e ımite el haz se reduce a una l´ ınea. microscopios. telescopios. e Si tenemos una fuente de luz de peque˜a extensi´n. Esa l´ ınea es lo que llamamos rayo luminoso. Se puede pensar que la Optica Geom´trica se puede obtener a partir de e ´ la Optica ondulatoria en el l´ ımite matem´tico λ → 0. a a ´ El concepto fundamental de la la Optica Geom´trica es el rayo luminoso. En el l´ o n ımite en que δΩ → 0 y δA → 0 la secci´n del haz tiende tambi´n a cero. etc. esto es ℓi ≫ λ j . o a c´maras fotogr´ficas.1). detr´s del diafragma a a obtendremos un haz de luz de secci´n peque˜a δS (figura 8. lentes. cuando todas las longitudes ℓi caracter´ o que estamos considerando son mucho mayores que las longitudes de onda λj involucradas. que aprovecha el hecho que las o o longitudes de onda de la luz visible (y del infrarrojo y el ultravioleta cercano) son muy peque˜as (menos que 10−6 m). porque es la base para describir el comportamiento de los sistemas e ´pticos que se emplean para formar y registrar im´genes: espejos.Cap´ ıtulo 8 ´ Optica Geom´trica e ´ La Optica Geom´trica describe el comportamiento de la luz sobre escae ısticas del sistema las macrosc´picas. pero todav´ suficientemente largas n ıa como para que la energ´ de un fot´n (del orden de 10−19 J para el visible) no ıa o pueda intervenir en los fen´menos que vamos a considerar.

140 .2: Principio de Fermat. 8.1.1 fuente luminosa δΩ δA δS diafragma opaco Figura 8.8.1: Un rayo luminoso se obtiene en el l´ ımite en que la fuente de luz subtiende un ´ngulo s´lido δΩ → 0 y el area del orificio del diafragma δA → 0. Principio de Fermat ´ Todas las leyes de la Optica Geom´trica se pueden deducir del Principio e de Fermat. a o ´ entre la velocidad de fase de una onda EM que se propaga en un medio material y la velocidad de la luz en el vac´ ıo: n= c v (8. Pero del punto de vista de la Optica Geom´trica n e es simplemente una propiedad del medio que se determina emp´ ıricamente. A n(r) dl C B Figura 8.1) ´ y sabemos que v = v(λ).

Para aplicar el Principio de Fermat y encontrar la trayectoria del rayo (o los rayos. El medio no tiene porqu´ ser uniforme. o 1 141 . cuando se e cumple que LC ′ = LC para cualquier curva C ′ en el entorno de C. Se define entonces el camino ´ptico de A a B por la o curva C a LC = ndℓ. de modo que n = n(r ). a En efecto. es decir que difieren de C en infinit´simos. el Principio de Fera mat se puede deducir matem´ticamente a partir del Principio de Huygens.2) Con esta definici´n podemos enunciar el principio de Fermat en la forma o siguiente: Los rayos luminosos que van de A a B siguen aquellas curvas C para las cuales el camino ´ptico LC es estacionario. En otras palabras. o tambi´n simplee mente caminos ´pticos estacionarios. entre todas las ondas secundarias que se propagan seg´n todos u los caminos posibles. equivalentes a la que dimos aqu´ Puesto que n = c/v. pues puede haber m´s de uno) de A a B hay que examinar todas a las infinitas curvas posibles que unen esos dos puntos y determinar cual (o cuales) tienen caminos ´pticos estacionarios1 . esto es la propagaci´n rectil´ e o ınea de la luz en un medio uniforme y las leyes de reflexi´n y de refracci´n. C C (8. o o Corresponde mencionar que del punto de vista cl´sico. es decir que o δLC ≡ δ ndℓ = 0. solamente aquellas que siguen los caminos ´pticos estao cionarios interfieren constructivamente. pero no a la vamos a necesitar porque usaremos el Principio de Fermat solamente para ´ deducir las leyes de la Optica Geom´trica. que se llama C´lculo Variacional. es decir m´ximos o m´ o a ınimos. (8. Sean A y B dos puntos de un medio en el cual el ´ ındice de refracci´n es o n. o nario es lo mismo que decir que el tiempo que demora la luz en ir de A a B debe ser estacionario frente a variaciones de C. Asimismo el Principio de Fermat se puede obtener a partir de la Electrodin´mica cu´ntica.3) Aqu´ tenemos que aclarar que por δLC se entiende la variaci´n de LC cuando ı o se calcula el camino ´ptico de todas las curvas C ′ que est´n en el entorno de o a C. Existe una t´cnica matem´tica o e a para llevar a cabo este programa. Sea C una e curva que va de A a B.8 Para introducir este principio conviene definir el concepto de camino opti´ co. Pueden ser caminos ´pticos extremos. entonces C es la trayectoria de un rayo luminoso que va de A a B. a a Hay otras maneras de enunciar el Principio de Fermat. decir que el camino ´ptico es estacioı.

1. se refleja en un punto P de la interfase y luego llega a R. o o 8. 8. A na θa x O nb P xB−x θb B yB −yR θr xR−x R yA yR R´ Figura 8. e 8.2. Ley de reflexi´n o Sean dos medios transparentes uniformes cuyos ´ ındices de refracci´n son o ˆ na y nb separados por una superficie plana cuya normal es n (ver la fig.2. Para encontrar cual entre esta clase de trayectorias es la que cumple el Principio de Fermat podemos hacer el siguiente razonamiento. Sea R′ el punto situado sim´tricamente a R respecto de la interfase.3). el rayo entre esos o 142 . Pero adem´s a de este rayo hay otro que cumple con el Principio de Fermat: se trata en efecto de un rayo que sale de A. ´ Leyes de la Optica Geom´trica e ´ A continuaci´n vamos a mostrar como se obtienen las leyes de la Optica o Geom´trica a partir del Principio de Fermat. 8. Propagaci´n rectil´ o ınea En un medio uniforme el ´ ındice de refracci´n no depende de la posici´n.2 8.3: Reflexi´n y refracci´n de la luz.8.2. Claramente un posible rayo luminoso entre esos puntos sigue la l´ ınea recta que pasa por A y R. Si en todo e el recorrido entre A y R′ el ´ ındice de refracci´n fuese na .3) y sean dos puntos A y R en el medio a. o o Es evidente por lo tanto que un rayo luminoso que va entre dos puntos cualesquiera A y B sigue una trayectoria rectil´ ınea (fig.2.

8.3. esto es θa = θr .8 puntos ser´ una recta. o 2 143 . es decir de x.4.3. a o Este resultado es la ley de reflexi´n. tambi´n llamada Ley de Snell 3 .2. = na 2 2 dx x2 + yA (xB − x)2 + yB 2 2 Pero x/ x2 + yA = sen θa y (xB − x)/ (xB − x)2 + yB = sen θb . En efecto si el ´ o ındice de ′ refracci´n fuera na en todas partes el camino AP R cumplir´ el Principio de o ıa Fermat. 8. puesto que por construcci´n la longitud del segmento o P R es igual a la del segmento P R′ . o Consideremos los puntos A y B de la fig. El ´ngulo de incidencia y el ´ngulo de refracci´n est´n relacionados por a a o a la ec. El camino ´ptico correspondiente2 es o LAP B = LAP + LP B = na 2 x 2 + y A + nb 2 (xB − x)2 + yB . o 8. por lo tanto el rayo luminoso de A a B tiene que pasar por el punto P para el cual se cumple que na sen θa = nb sen θb . Por lo tanto trazando la recta AR′ podemos encontrar ıa el punto P de la interfase donde ocurre la reflexi´n. el rayo reflejado y la normal a la interfase en el punto de reflexi´n son coplanares. (8.4) Por lo tanto es evidente que: El rayo incidente. esto es na sen θa = nb sen θb . Sea AP B una trayectoria que une dichos puntos. De aqu´ resulta que: ı El rayo incidente. B y n. el rayo refractado y la normal a la interfase son coplanares. Ley de refracci´n o Es sencillo deducir la ley de refracci´n a partir del Principio de Fermat. Claramente LAP B depende de la posici´n de P . formada por los tramos rectos AP (en el medio a) y P B (en el medio b). o El ´ngulo de incidencia es igual al de reflexi´n. Para determinar o el valor de x para el cual LAP B es estacionario (m´ ınimo en esta caso) tenemos que pedir que xB − x x dLAP B − nb = 0. Estos resultados expresan la ley de refracci´n. a 3 En honor de Willebrord van Roijen Snell que la descubri´. el camino AP R cumple el Principio de Fermat. Pero entonces. o e Es evidente que tiene sentido solamente tomar en consideraci´n trayectorias para las o ˆ cuales P est´ en el plano definido por A.

2. o 8. o 8.3. Objetos sumergidos En preparaci´n. o 144 . Espejismo En preparaci´n.4. o 8. o 8.2. o 8. Espejos planos En preparaci´n.6 8. Prismas En preparaci´n.5. Formaci´n de im´genes o a En preparaci´n.3.3.3.3. Algunas consecuencias de las leyes de la ´ Optica Geom´trica e En preparaci´n. Reflexi´n total interna o En preparaci´n.1. Espejos esf´ricos e En preparaci´n.3.5.4.3. Arco iris En preparaci´n. o 8.4. o 8.8. o 8.

o 8.12. El ojo humano En preparaci´n.6. o 8. ´ Validez de la Optica Geom´trica e En preparaci´n.7.10.8 8. o 8. Dioptras y lentes delgadas y gruesas En preparaci´n. Aberraciones En preparaci´n. La C´mara fotogr´fica a a En preparaci´n. El Microscopio En preparaci´n.9. El Telescopio En preparaci´n. o 8.8. o 8. o 8.11. o 145 .

12 146 .8.

e Para explicar estos fen´menos es preciso tomar en cuenta el car´cter ono a dulatorio de la luz. Por este motivo en este Cap´ ıtulo no haremos uso de las ecuaciones de Maxwell sino que partiremos de estos principios semiemp´ ıricos. a 1 147 . A pesar de su utilidad.Cap´ ıtulo 9 ´ Optica f´ ısica ´ La Optica Geom´trica que estudiamos en el Cap´ e ıtulo 8 se basa en principios fundamentales que se obtuvieron de la experiencia mucho antes de que se descubriera la naturaleza de la luz. Esto por otra parte es lo que se hace en todos los textos. excepto los muy avanzados. encontramos que los fen´menos arriba o o mencionados se descubrieron antes que apareciera la teor´ electromagn´tica ıa e 1 de la luz y se estudiaron partiendo de principios semiemp´ ıricos . Solamente despu´s se encontr´ que estos principios se pueden deducir de la Electroe o din´mica por medio de oportunas aproximaciones. Es as´ que un observador cuidadoso encuentra frecuentemente ı fen´menos como interferencia. esos principios no son exactos y dan lugar a una descripcion incompleta de los fen´menos o luminosos. Aqu´ conviene separar el tratamiento de los fen´menos (como la interfeı o rencia y la difracci´n) que no dependen esencialmente de la transversalidad o de las ondas EM de aquellos como la polarizaci´n para los cuales es indiso pensable tenerla en cuenta. difracci´n y polarizaci´n que no se pueden o o o ´ explicar a partir de los principios de la Optica Geom´trica. si recordamos como se ıas ´ desarroll´ esta parte de la Optica. Asimismo. Pero salvo en los casos m´s sencillos la aplicaci´n de a o las ecuaciones de Maxwell presenta enormes dificultades matem´ticas y es a necesario recurrir a teor´ aproximadas.

De cada lado de este tren se observan ondas circulares como las del caso anterior. en la superficie de un espejo de agua se pueden ver a simple vista y su comportamiento se puede estudiar en el laboratorio por medio de dispositivos sencillos como la cuba de ondas (ripple tank en ingl´s). As´ se puede ver e ı que cuando un tren de ondas planas encuentra un obst´culo que tiene un a 2 peque˜o orificio .2). Desde este punto e de vista se puede pensar que cada parcela del medio se comporta como una fuente puntiforme de ondas y que la propagaci´n de la perturbaci´n es el o o efecto combinado de las ondas emitidas por todas las parcelas alcanzadas por la misma. Si en cambio el orificio es grande. extendidas al caso o de la luz. seg´n el cual: u Todo punto de un frente de ondas se comporta como una fuente puntiforme de ondas secundarias. El Principio de Huygens Al estudiar la propagaci´n de una onda en un gas o en un s´lido el´stico o o a se encuentra que la vibraci´n de una parcela del medio produce fuerzas sobre o las parcelas vecinas que hacen que ´stas vibren a su vez. 9. Algunas ondas mec´nicas como las ondulaciones que se propagan a Figura 9. se expresan mediante el Principio de Huygens. n o 148 .9. Estas observaciones y la interpretaci´n que sugieren.1: Un punto alcanzado por un frente de onda se comporta como una fuente puntiforme que emite una onda secundaria.1 9. La perturbaci´n resultante se o encuentra superponiendo las ondas secundarias que provienen de todos los puntos del frente de onda.1). 2 Peque˜o en comparaci´n con la longitud de onda.1. detr´s a del obst´culo se observa que una parte del tren de ondas (del ancho del a orificio y limitada lateramente por los bordes del mismo) se sigue propagando como una onda plana (fig. detr´s del obst´culo y a partir del orificio se propaga un n a a tren de ondas circulares (fig. 9.

Por ahora la podemos a obviar si postulamos que las ondas secundarias producen un efecto apreciable solamente sobre la envolvente de adelante. Consideremos entonces una onda plana que pasa por una abertura grande. Cuando el frente de onda est´ en el plano de la abertura.2. o 149 .9 Figura 9. a De esta manera se puden encontrar las posiciones subsiguientes del frente de onda y el resultado indica que la perturbaci´n que pasa por la abertura es o un haz ancho que se propaga en direcci´n perpendicular a los frentes de onda o (figura 9. cada uno de sus a puntos se puede considerar como una fuente.1 y 9. Sin embargo para explicar la propagaci´n (aproximadamente) rectil´ o ınea a trav´s de aberturas grandes y los detalles de la formaci´n de sombras hace e o falta una formulaci´n m´s refinada del Principio de Huygens (el Principio o a de Huygens-Fresnel ) que presentaremos m´s adelante. Es obvio que la forma seg´n la cual la luz pasa por una abertura ancha u se puede tambi´n explicar suponiendo que la luz consiste de un haz de rayos. o El Principio de Huygens permite deducir las leyes de reflexi´n y de reo 3 Para medios is´tropos. Luego de un tiempo t las ondas secundarias se habr´n propagado a una distancia vt y la perturbaci´n resula o tante ser´ (esencialmente) la envolvente delantera de las ondas secundarias.2: La superposici´n de las ondas secundarias provenientes de los puno tos alcanzados por el frente de la onda produce una nueva onda plana. En el caso de la luz explica el fracaso de la ley de propagaci´n rectil´ o ınea cuando la luz pasa a trav´s de e aberturas peque˜as y por lo tanto la imposibilidad de aislar un rayo luminoso n por medio de diafragmas. e Con esta interpretaci´n los rayos son siempre normales3 a los frentes de onda.3). Esta es la expresi´n m´s elemental del Principio de Huygens y a partir de o a la misma (aplicada a las ondas en un espejo de agua) se explican cualitativamente las observaciones de las figuras 9.

1 Figura 9. 9.b obtenemos na sen θa = nb sen θb . o ´ fracci´nde la Optica Geom´trica.4. o e na θa θr va t d vb t nb θb Figura 9. 150 .b = c/na. como se puede ver observando la fig.3: Producci´n de un haz de luz. vb t = d sen θb . En cuanto a la refracci´n o o o vemos de la figura que va t = d sen θa .9. o o La deducci´n de la ley de reflexi´n es trivial. Si dividimos entre si estas ecuaciones y recordamos que va. que es la Ley de Snell.4: Reflexi´n y refracci´n de la luz.

n entero. Por consiguiente si se define a los rayos como las trayectorias normales a los frentes de onda. ıa 9. 1 tan φ = A1 sen φ1 + A2 sen φ2 . A1 cos φ1 + A2 cos φ2 Por lo tanto habr´ interferencia constructiva cuando a φ2 − φ1 = 2nπ. que esta es una imagen tan s´lo aproximada.2. Los rayos son entonces las l´ o ıneas de flujo de la energ´ y no son normales a los frentes de onda. M´s e a en general.2 = A1. sin embargo. Se dice que dos ondas son coherentes si mantienen una diferencia de fase constante. e interferencia destructiva cuando φ2 − φ1 = (2n + 1)π. El grado de coherencia de mide por medio de la visibilidad de la interferencia. 151 . los cuales ıa ´ provienen de las fuentes y obedecen las leyes de la Optica Geomtrica. Sean en efecto dos perturbaciones de la forma A1. Puede ocurrir en este caso que la superposici´n de lugar a una onda de mayor amplitud o (interferencia constructiva) o por el contrario a una onda de amplitud menor (interferencia destructiva).9 Tambi´n en este caso se tiene que la energ´ se propaga seg´n las normales e ıa u a los frentes de onda. Se debe recordar.2 ). se puede decir que la luz se comporta como un haz de energ´ que viaja a lo largo de los rayos. o En nuestra discusi´n hemos supuesto que el medio en el que se propaga o la luz es is´tropo. la coherencia describe las propiedades de correlaci´n entre las o magnitudes f´ ısicas de una onda. Esto depende de la diferencia de fase entre ambas perturbaciones. Coherencia Cuando dos ondas se superponen se dice que interfieren. donde 2 A2 = A2 + A2 + 2A1 A2 cos(φ2 − φ1 ).2 cos(ωt + φ1. La superposici´n de estas perturbaciones es o A = A1 + A2 = A cos(ωt + φ). que es una medida de cu´n perfectamente se pueden cancelar a dos ondas de igual amplitud por interferencia destructiva. En un medio anis´tropo le energ´ no se propaga en la o o ıa direcci´n normal a los frentes de onda. n entero La coherencia es la propiedad de las ondas que permite que la interferencia entre ´stas sea estacionaria tanto temporalmente como espacialmente.

La holograf´ requiere luz muy coherente. en cambio la tomografia ´ptiıa o ca coherente usa luz con tiempo de coherencia breve. ni la longitud de coherencia con el ´rea de coherencia (ver m´s a a adelante). caracteriza cu´n bien la onda puede interferir consigo a misma en tiempos diferentes. Las fuentes de luz m´s a monocrom´ticas son generalmente lasers. ıa a ´ que tiene un rango muy amplio de frecuencias es una perturbaci´n cuya o amplitud y fase var´ muy r´pidamente. En otras palabras.2 9. Por lo tanto tiene un tiempo de ıan a coherencia extremadamente breve (no m´s de una decena de per´ a ıodos) y se suele llamar incoherente. An´logamente los trenes de onda que resultan a de superponer un rango de frecuencias tienen un tiempo de coherencia breve.2. Una onda monocrom´tica est´ perfectamente correlacionada para todo a a tiempo. M´s precisamente la coherencia espacial a es la correlaci´n entre las perturbaciones de dos puntos de una onda para o todo tiempo.1. Coherencia temporal La coherencia temporal mide la correlaci´n media entre el valor de una o onda para dos valores distintos del tiempo separados por un intervalo τ . Coherencia espacial La coherencia espacial describe la capacidad de dos diferentes puntos r 1 y r 2 de una onda de interferir. Un laser de helio-ne´n estabilizado puede producir luz con una longitud de coherencia o de m´s de 5m. Este es el tipo de coherencia relevante para el interfer´metro de o Young de doble ranura.2. a 9. Tambi´n se usa en los sistemas ´pticos que forman e o im´genes y en particular para varias clases de telescopios. Para τ = 0 el grado de coherencia es perfecto y se reduce de manera importante cuando τ = τc . No se debe confundir el tiempo de coherencia con la duraci´n de la onda. Por lo contrario una onda cuya fase fluct´a r´pidamente tiene un u a tiempo de coherencia breve. porque la amplitud de las ondas var´ r´pidamente. Si una onda tiene un unico valor de la amplitud en todo punto ´ su coherencia espacial es perfecta. El retraso τc para el cual la fase o la amplitud se altera de manera significativa (y por lo tanto la correlaci´n disminuye de o manera significativa) se llama tiempo de coherencia. Por ultimo la luz blanca. El rango de separaciones Ac entre los dos puntos para los cuales hay una interferencia apreciable se llama ´rea de a coherencia. Tan elevada monocromaticidad ima plica grandes longitudes de coherencia (hasta centenares de metros). A veces se usa el a t´rmino ‘coherencia espacial’ para describir la visibilidad cuando una onda e 152 . La distancia Lc = vτc que recorre la onda en el intervalo τc se denomina longitud o de coherencia.9.2.

9 se combina con una copia de s´ misma desplazada en el espacio. ı Consideremos una l´mpara de filamento de tungsteno. Los diferentes puna tos del filamento emiten luz independientemente y no guardan entre s´ una ı relaci´n de fase fija. En cualquier punto del espacio el perfil de la perturbao ci´n cambia al azar en el tiempo de coherencia τc . Para una fuente de luz o blanca como una l´mpara de incandescencia τc es muy peque˜o y el filamento a n es una fuente sin coherencia espacial. En contraste un sistema de antenas de radio tiene una gran coherencia espacial porque todas las antenas del sistema emiten con relaciones de fase fijas. Frecuentemente las ondas luminosas producidas por un laser tienen una alta coherencia espacial y temporal (aunque el grado de coherencia depende fuertemente de las caracter´ ısticas del laser). La coherencia espacial del haz de un laser se pone de manifiesto tambi´n por e los patrones de moteado o granulosidad (llamada ‘speckle’) y por las franjas de difracci´n que se observan cerca del borde de las sombras. o La holograf´ requiere luz temporalmente y espacialmente coherente. Su ıa n inventor, Dennis Gabor, logr´ producir hologramas m´s de diez a˜os antes o a de la invenci´n del laser. Para producir la luz coherente necesaria us´ un o o haz monocrom´tico producido por una l´mpara de vapor de mercurio, que a a hizo pasar por un filtro espacial (un peque˜o orificio en una pantalla opaca, n llamado ‘pinhole’ en la jerga).

9.3.
9.3.1. 9.3.2.

Interferencia
Experimento de Young Interfer´metro de Michelson o

9.4.
9.4.1.

Difracci´n o
Difracci´n de Fraunhofer o

Difracci´n por una abertura unica o ´ Difracci´n por una doble abertura o Redes de difracci´n o

9.4.2.

Difracci´n de Fresnel o

9.5.

Espectroscop´ ıa

153

.0

154

Ap´ndice A e Unidades y dimensiones en Electromagnetismo
A.1. Introducci´n o

Nuestro punto de partida es que L, M y T son dimensiones fundamentales independientes. Aceptamos adem´s la definici´n habitual de corriente a o el´ctrica: e dQ . I= dt Luego [Q] + [I]T , lo que implica que la ecuaci´n de continuidad es o ∇·j + ∂ρ = 0. ∂t (A.1)

Consideremos para empezar solamente fen´menos electromagn´ticos en o e el espacio. La ley fundamental de la electrost´tica es la ley de Coulomb a que expresa la fuerza entre dos cargas puntiformes q y q ′ separadas por una distancia r: qq ′ F1 = k1 . (A.2) r Aqu´ k1 es una constante de proporcionaldad cuyas dimensiones y magnitud ı est´n determinadas por la ecuaci´n anterior (si las dimensiones y magnitud a o de la unidad de carga se han fijado independientemente) o bien se eligen arbitrariamente con el fin de definir la unidad de carga. En el presente contexto lo unico que por ahora est´ determinado es que el producto k1 qq ′ tiene las ´ a dimensiones ML3 T −2 . El campo el´ctrico E es una magnitud derivada, que habitualmente se e define como la fuerza por unidad de carga. Una definici´n m´s general ser´ o a ıa que E es proporcional a la fuerza por unidad de carga, con un factor de 155

ı Para fen´menos de la magnetoest´tica la base para definir la el campo o a B (inducci´n magn´tica) es la Ley de Amp`re que establece que la fuerza o e e por unidad de longitud entre dos alambres conductores paralelos de longitud infinita separados por una distancia d y que llevan corrientes I e I ′ es dF2 II ′ = 2k2 .6) . El factor 2 se introdujo por conveniencia. sin una p´rdida significativa e e de generalidad podemos definir el campo el´ctrico de una carga puntiforme e q a partir de la Ley de Coulomb como q E1 = k1 . dℓ d (A.3) As´ se hace en todos los sistemas de unidades conocidos.4) Aqu´ k2 es una constante de proporcionalidad del mismo tipo que el k1 que ı aparece en la Ley de Coulomb. Sin embargo no se gana nada con aprovechar esta libertad extra en la definici´n de E . porque E es hasta ahora o el primer campo derivado a ser definido. Debido a nuestra elecci´n de las dimensiones de carga y corriente que o derivan de A.1 las dimensiones del cociente k1 /k2 est´n determinadas y es a f´cil ver que dicho cociente tiene las dimensiones de velocidad al cuadrado a (L2 T −2 ).5) donde c es la velocidad de la luz en magnitud y dimensiones. Por lo tanto para un alambre recto de longitud infinita que lleva una corriente I. e en el vac´ y por lo tanto podemos escribir ıo k1 = c2 k2 (A. El campo B deriva de la Ley de Amp˜re. Solamente cuando definamos otros campos puede ser conveniente introducir en las definiciones otras constantes de proporcionalidad para ajustar las dimensiones y magnitudes de esos campos respecto del campo el´ctrico. Adem´s.A. comparando las magnitudes de las fuerzas F1 y F2 para a cargas y corrientes conocidas se puede determinar la magnitud de k1 /k2 en el vac´ Dicho valor num´rico es igual al cuadrado de la velocidad de la luz ıo. r (A.1 proporcionalidad que es una constante universal que eventualmente podr´ ıa tener dimensiones tales que el campo el´ctrico tiene dimensiones diferentes e de las de fuerza por unidad de carga. con un factor de proporcionalidad α que puede tener dimensiones elegidas por conveniencia. d 156 (A. el campo B a la distancia d tiene la magnitud y dimensiones dadas por I B = 2k2 α . pues se define como proporcional e a la fuerza dF2 por unidad de corriente. Por lo tanto.

∂B ∂t k2 α ∂E k1 ∂t En el vac´ la segunda y tercera de estas ecuaciones se pueden combinar para ıo obtener la ecuaci´nde las ondas: o ∇2 B − k3 k2 α ∂ 2 B = 0.5 y A. Puesto que la relaci´n entre o las dimensiones de E y las de B han quedado ya establecidas.8 encontramos que k3 = 1 . A.A Las dimensiones de la raz´n entre E y B se pueden encontrar a partir de o las relaciones A.3. que relaciona los fen´menos el´ctricos y o o e magn´ticos.6 precedentes y el resultado es que [E/B] = L/T [α]. La manera m´s sencilla dedemostrar la igualdad es escribir a ı todas las ecuacionesde Maxwell en t´rminos de los campos aqu´ definidos: e ∇ · E = 4πk1 ρ ∇ × B = πk2 αj + ∇ × E = −k3 ∇ · B = 0. α (A. Puesto que o ı sabemos que esa valocidad es la velocidad de la luz.1. En realidad se puede ver que k3 es igual a α−1 .5 con A. o De esta forma se encuentra que [k3 ] = [α−1 ]. En forma diferencial dicha ley establece que ∇ × E + k3 ∂B ∂t (A. La tercera y ultima relaci´n que se necesita para completar la especifica´ o ci´n de las dimensiones y unidades de las magnitudes del electromasgnetismo o es la Ley de Inducci´n de Faraday.7) donde k3 es una constante de proporcionalidad.9) (A.8) 157 . Dicha ley expresa que la fuerza electromotriz inducida en un cire cuito es proporcional a la tasa de variaci´n del flujo magn´tico concatenado o e por el circuito. las dimensiones de k3 se pueden expresar en t´rminos de cantidades ya definidas pidiendo que e los dos miembros de la ecuaci´n precedente tengan las mismas dimensiones. podemos escribir k1 = c2 k3 k2 α y combinando A. A. k1 ∂ 2 t La velocidad de propagaci´n de las ondas descriptas por esta ecuaci´n est´ deo o a terminada por la combinaci´n de constantes que all´ aparece.

k2 .8 solamente dos de ellas (por ejemplo k2 y k3 ) se pueden (y se deben) elegir arbitrariamente. apart from dimensions. the em units and SI units are very similar. The Gaussian and Heaviside-Lorentz systems differ only by factors of 4π. sin embargo conviene tabular las cuatro constantes (k1 . Consequently λ and λ′ are chosen as pure numbers (λ = λ′ = 1 in rationalized systems. With c now defined as a nine-digit number and k2 ≡ µ0 /4π = 10−7 H/m.7) that. λ = λ′ = 4π 158 . It is conventional to express the dimensions of ǫ0 as farads per meter and those of µ0 as henrys per meter. also by definition.7) shows that for electromagnetic waves in free space E and B are equal in magnitude as well. la A. Only in the Gaussian (and Heaviside-Lorentz) system does k3 have dimensions. Use of the speed of light without error to define the meter in terms of the second removes the anomaly in SI units of having one of the fundamental proportionality constants ǫ0 with experimental errors. Esto se muestra en la Tabla. with k3 having dimensions of a reciprocal velocity.2. Furthermore.2 A. for a plane wave in vacuum they are equal in magnitude. differing only in various powers of 10 in their mechanical and electromagnetic units. If the averaged electromagnetic properties of a material medium are described by a macroscopic polarization P and a magnetization M. E and B have the same dimensions. It is evident from (A. la A. with k3 = cl . Only electromagnetic fields in free space have been discussed so far.7(A.5 y A. E and cB have the same dimensions in SI units.8 reads l/(/µ0 ǫ0) = c2 . the dimensions of 60 (as distinct from its magnitude) are not seconds squared per meter squared because the numerical factor on the left has the dimensions of µ−1 . We note that.9876 × 1016 ). 107 times the constant ki in Coulomb’s law is an exact 17-digit number (approximately 8. The dimensions of 0 1/ǫ0 and µ0 are given in Table 1.A. Nothing is gained by making D and P or H and M have different dimensions. Debido a las relaciones A. although the right-hand side above is the square of the speed of light. µ0 . Los diferentes sistemas de unidades electromagn´ticas e Los diferentes sistemas de unidades electromagn´ticas que se emplean die fieren entre s´ por las elecciones de las magnitudes y dimensiones de las consı tantes que hemos introducido. With k3 = 1 and dimensionless. the general form of the definitions of D and H are where ǫ0 . For SI units. λ and λ′ are proportionality constants. α y k3 ). ConConsequently only the two fundamental fields E and B have appeared. Note that. There remains the task of defining the macroscopic field variables D and H.

A. as can be verified from the first pair of the Maxwell equations in the table in each case1 .12) the constants ǫ0 and µ0 are the vacuum values of ǫ and µ. usually to make the macroscopic Maxwell equations have a relatively simple. This choice is made for conve. the macroscopic forms of the Maxwell equations. in all systems the statement of Ohm’s law is J = σE. But there is the choice as to whether D and P will differ in dimensions from E. the defining equations for D and H.alized systems). Before tabulating the choices made for different systems. neat form. we note that for linear. For each system of units the continuity equation for charge and current is given by (A. Conversiones entre el SI y el SG en preparaci´n o 1 poner 159 .convenience and simplicity. and the Lorentz force equation in the five common systems of units of Table 1. while the relative permeability (often called the permeability) is defined as µ/µ0 . Similarly.I).A in unration. and H and M differ from B.3. Table 2 displays the values of ǫ0 and µ0 . where σ is the conductivity. isotropic media the constitutive relations are always written Thus in (A. The relative permittivity of a substance (often called the dielectric constant) is defined as the dimensionless ratio ǫ/ǫ0 .

3 160 .A.

ρ = |z| es el m´dulo y θ = arg z es el argumento o de z. x = Re (z) es la parte real. Es f´cil verificar que a ρ = |z| = √ zz ∗ = x2 + y 2 . y = Im (z) es la parte imaginaria. 161 θ = arg z = arctan y . El complejo conjugado de z es z ∗ = x − iy = ρ e−iθ . y ρ θ x z Figura B.Ap´ndice B e N´ meros complejos u Recordamos brevemente que un n´mero complejo z se puede escribir como u z ≡ x + iy = ρ eiθ √ donde i = −1 es la unidad imaginaria.1: Representaci´n gr´fica de un n´mero complejo (diagrama de Aro a u gand). x .

y) como se muestra en la figura B. Los n´meros complejos se pueden representar gr´ficamente por medio del diau a grama de Argand como vectores en el plano complejo (x. y = ρ sen θ. Adem´s a |z| = ρ = y arg z = θ = arctan y1 + y2 x1 + x2 = arctan ρ1 sen θ1 + ρ2 sen θ2 ρ1 cos θ1 + ρ2 cos θ2 (x1 + x2 )2 + (y1 + y2 )2 = ρ2 + ρ2 + 2ρ1 ρ2 cos(θ1 − θ2 ) 1 2 162 .1 a La suma de dos n´meros complejos z = z1 + z2 est´ dada por u z = x + iy = x1 + x2 + i(y1 + y2 ).B.0 Rec´ ıprocamente x = ρ cos θ.