Mendikoetxea (2000) Relaciones de interficie

Mendikoetxea, A. (2000) Relaciones de Interficie: los Verbos de Cambio de Estado, A. Bravo, C. Luján e I. Pérez (eds.

) Cuadernos de Lingüísitca VII, Instituto Universitario Ortega y Gasset, 125-144.

Relaciones de interficie: los verbos de cambio de estadoi AMAYA MENDIKOETXEA (Universidad Autónoma de Madrid)
Cuadernos de Lingüística VII (2000).125-144 1. Introducción El propósito central de las teorías de interficie léxico-sintaxis es identificar aquellos elementos del significado léxico de un verbo que determinan el tipo de estructuras sintácticas en las que puede aparecer, lo que se ha llamado el ‘problema de proyección’ (en inglés the mapping problem). Si tomamos un verbo como romper del léxico ¿qué propiedades léxicas de ese verbo son las que determinan el tipo de configuraciones sintácticas en las que aparece en (1)? ¿Por qué estallar, que comparte elementos de significado con romper, parece comportarse justo al revés (2)?ii (1) a. Un trueno rompió el cristal b. El cristal se rompió c..*El cristal rompió (2) a.*Un trueno estalló el cristal b. ?/*El cristal se estalló c. El cristal estalló Nuestro objetivo aquí no es abordar el problema de la proyección desde una perspectiva general, sino proponer un análisis detallado de las propiedades léxicas de verbos como romper y estallar y de las propiedades sintácticas de oraciones como las de (1b) y (2c). Estas construccionesse han venido analizando como ergativas o inacusativas desde que Perlmutter (1978) presentara su Hipótesis de la Inacusatividad: su sujeto sintáctico es un objeto nocional a un nivel más abstracto de representación. Dentro de la gramática generativa, la atención se han centrado sobre todo en dar cuenta de las propiedades sintácticas de estas oraciones. El análisis de Burzio (1981, 1986) para las construcciones inacusativas en italiano es lo que podríamos llamar el análisis ‘estándar’ dentro de la Teoría de la Rección y el Ligamiento (TRL). En los últimos años se ha producido un giro hacia análisis enmarcados en la interficie léxico-sintaxis, que han supuesto un gran avance en nuestro entendimiento de las propiedades de verbos y oraciones como las de (1) y (2). Estos modelos, sin embargo, ofrecen por lo general una visión demasiado esquemática de las propiedades (morfo-) sintácticas de construcciones como las que nos ocupan, como es el caso del desarrollado por Levin y

Rappaport Hovav (1995) (L y RH, a partir de este momento) para construcciones equivalentes a las de (1b) y (2c) en inglés. El análisis que se ofrece en estas páginas tiene como punto de partida la representación léxica de verbos como los de (1) y (2) y establece la forma en la que sus propiedades léxicas se proyectan en la sintaxis, con implicaciones para un modelo general de interfice no muy distinto del que proponen algunos de los autores citados en la nota 2 (especialmente Rappaport Hovav y Levin 1998). Es nuestro propósito, sin embargo, dar cuenta de forma detallada de las propiedades morfo-sintácticas de oraciones como las de (1b) y (2c); en concreto, nos interesa determinar por qué oraciones como las de (1b) tienen morfología reflexiva, ausente en (2c), lo que no es una propiedad particular del español, ni de las lenguas romances, sino que es un fenómeno de alcance mucho más amplio, para el que no existe hasta el momento un análisis satisfactorio. Los contenidos de este trabajo están organizados de la siguiente manera: en la sección 2, presentamos las líneas generales de los análisis de Burzio (1981, 1986) y L y RH para presentar a continuación las bases de la propuesta que desarrollamos en las siguientes páginas. Siguiendo a L y RH establecemos una distinción entre verbos de cambio de estado que expresan eventualidades de causa externa, como romper, y los que expresan eventualidades de causa interna, como estallar. Los primeros se analizan en la sección 3 como predicados reflexivos, atendiendo a su significado; sus propiedades sintácticas se explican en la sección 4 aludiendo a la existencia de una relación de control interna a la oración. El análisis de los predicados de causa interna, en la sección 5, es básicamente el que corresponde tradicionalmente a un verbo inacusativo monádico. La sección 6 recoge nuestras conclusiones. 2. El problema de la inacusatividad en la interficie léxico-sintaxis 2.1. El análisis estándar de los Vs inacusativos en la TRL: Burzio (1981, 1986) Las construcciones de (1b) y (2c) se han analizado desde Perlmutter (1978) como estructuras en las que el sujeto sintáctico es un objeto en un nivel más abstracto de representación. Dentro de la TRL el análisis más influyente ha sido el de Burzio (1981, 1986), que se ha centrado en determinar las propiedades temáticas y de Caso de los verbos inacusativos. Las construcciones en las que aparecen estos verbos están reguladas por la Generalización de Burzio (Burzio 1986: 3.1.1), que establece una relación entre la presencia/ausencia del argumento externo y la posibilidad o no de asignar Caso Acusativo (ACU). En el nivel de E-P, los verbos inacusativos proyectan un argumento interno, pero carecen de argumento externo (3a) y no asignan ACU, forzando el movimiento del SN a <Espec,

por lo que la relación entre la representación léxica de los verbos y su comportamiento sintáctico no deja de ser un tanto misteriosa. estallar)? La única respuesta posible dentro del marco en el que se desarrolla el análisis estándar es la de recurrir al léxico como el lugar en el que los verbos aparecen listados con sus propiedades idiosincrásicas. los verbos que participan en la alternancia causativa.e. E-P [SFLEX ___ [SV [V se rompió [SN el cristal] ]]] | | -θ +θ b. Esta aproximación presenta.2. pero viene determinada por la semántica de los verbos. a través de reglas de proyección. 1986).g. o su equivalente si en italiano. i. El elemento se que aparece en español. en la segunda aparecen léxicamente realizados los dos argumentos asociados a este verbo en su entrada léxica: el interno (el cristal) y el externo (un trueno). donde recibe Caso nominativo (NOM) (3b): (3) a. que no participan en la alternancia causativa (e. 2. dos problemas relacionados: (i) ¿cómo predecir qué verbos transitivos pueden aparecer asociados a estructuras inacusativas y cuáles no? y (ii) ¿cómo analizar los verbos inacusativos que no tienen construcciones transitivas asociadas. La inacusatividad en la interficie léxico-sintaxis: el análisis de L y RH (1995) L y RH retoman la hipótesis central de Perlmutter de que la inacusatividad aparece codificada en la sintaxis. Para Burzio (1981. es decir que tienen variantes transitivas e inacusativas como romper en español. entre otros. 1987) y de las que se derivan. 1990) y Hale y Keyser (1986. Las entradas léxicas contienen representaciones léxico-semánticas de aspectos primitivos del significado de los predicados similares a la Estructura (Léxico -) Conceptual (ELC) que proponen entre otros Jackendoff (1983. son básicamente transitivos y la estructura inacusativa se deriva por medio de un proceso de absorpción o supresión del argumento externo en el léxico que impide su proyección en la sintaxis. se considera un marcador morfológico del proceso de absorpción.SFlex>. asociado al . las representaciones léxico-sintácticas o estructura argumental (EA). Un verbo como break ‘romper’ aparecer listado en el léxico como un predicado que denota: un subevento causativo. E-S [SFLEX [SN el cristali] [SV [V se rompió [SN hi] ]]] [+Caso] [-Caso] |-----------------------------------| Una de las cuestiones que se suscitan dentro del análisis estándar es el de la relación entre la construcción inacusativa de (1b) y la oración transitiva de (1a). Mientras que en la primera sólo se proyecta el argumento interno.

como se ilustra para romper en (7). calentar. encender. fracturar. freir.predicado CAUSE (‘causar’) y un subevento resultativo. De hecho. donde es agente (Juan). intrumento (el martillo) o causa (fuerza natural (el huracán) o circunstancia (el peso de los libros)). pueda recibir una variedad de papeles temáticos. Cada uno de estos eventos introduce una variable correspondiente cada uno de los argumentos del verbo. asar. arrugar. atrofiar. vaciar. abrir. ablandar. enfriar. (7) ..iii (4) break ‘romper’ ELC: x CAUSE Reglas de proyección | EA: x [y BECOME BROKEN] | <y> (representación léxico-semántica) (representación léxico-sintáctica) La variante inacusativa supone una operación de ligamiento existencial en el léxico que impide la proyección en la EA de la variable asociada al predicado causativo (5): (5) break (inacusativo) [L y RH: 108] ELC: x CAUSE | Ligamiento léxico 0 Reglas de proyección EA: [y BECOME BROKEN] (representación léxico-semántica) | <y> (representación léxico-sintáctica) En (5) el subevento resultativo se interpreta como resultado de un evento causativo del que no se especifica su naturaleza.. ensuciar. apagar. asociado al predicado BECOME (‘llegar a ser/estar’). fundir. En su uso intransitivo (con se) denotan eventos que pueden producirse de forma espontánea. humedecer. lo que caracteriza a verbos como break en inglés es que el evento causativo está sin especificar. tensar. fosilizar. se especifica únicamente el subevento resultativo y no cómo se ha llegado a él. romper. De ahí que en su uso transitivo el argumento asociado al evento causativo de los verbos del español de (6). cuyas propiedades léxicas son equivalentes a las de break. sin la intervención de un agente y/o instrumento (8):iv (6) secar. doblar.

break) y los segundos expresan eventualidades de causa interna y carecen de evento causativo (e. por ejemplo. REGLA DE PROYECCIÓN DE EVENTOS: Cada evento representado en la ELC de un verbo ha de .3. en estructuras sintácticas equivalentes. No se derivan. Entre los verbos de cambio de estado. blossom) (9). sin embargo. lo cierto es que su atención se centra principalmente en lo primero..g. sino también en la sintaxis. (8) El cristal se rompió/El río se secó/El vino se calentó/El plástico se ablandó/La sopa se enfrió. Esta hipótesis se articula en torno a dos reglas de proyección: (10) a. la distinción entre verbos de cambio de estado de causa externa y de causa interna aparece claramente reflejada en la ELC de estos verbos y explica por qué los primeros tienen variantes transitivas y los segundos no. bajo la hipótesis de que las estructuras léxicas y las estructuras sintácticas son isomórficas. Hacia una nueva propuesta de interficie en el análisis de las construcciones inacusativas con verbos de cambio de estado Partimos de la distinción de L y RH entre verbos inacusativos de causa externa (tipo romper) y de causa interna (tipo estallar)..v (9) blossom [y BECOME IN-BLOSSOM] El problema es que aunque L y RH pretenden con este análisis dar cuenta a la vez de las propiedades semánticas de estos verbos y de las propiedades sintácticas de las construcciones en las que aparecen. al primer y segundo grupo. de esta distinción diferencias en las propiedades sintácticas de los dos tipos de verbos. 2. pero para nosotros esta distinción se manifiesta no sólo a nivel de ELC. Los verbos del español romper y estallar pertenecen. los primeros expresan eventualidades de causa externa (e..Juan/el martillo/el huracán/el peso de los libros rompió la mesa. ya que los dos tienen la misma EA (en su uso intransitivo en lo que se refiere a los verbos de causa externa) y se proyectan.g. Esta aproximación resuelve las dos cuestiones que plantea el análisis estándar: (i) sólo los verbos transitivos con ELC como la de (4) pueden tener una variante inacusativa y (ii) los verbos inacusativos que no tienen variantes transitivas tienen una ELC distinta a la de (4). por lo tanto. respectivamente.

distinguir un nivel de EA en el que aparezcan representados los argumentos de un verbo. Los Vs inacusativos de causa externa como predicados reflexivos El paralelismo morfológico entre las construcciones inacusativas con se y construcciones reflexivas como las de (11) es uno de los factores que llevan a autores como Chierchia (1989) y Reinhart (1997) a analizar los predicados inacusativos como predicados reflexivos. ambos . REGLA DE PROYECCIÓN DE ARGUMENTOS. Vamos a suponer. como hacen muchos autores. Sí que es necesario. b. tanto en su uso transitivo como en su uso inacusativo. 3. que un argumento asociado al predicado causativo tiene el papel temático de Agente o Causa y es siempre un argumento externo. como el se/si de las lenguas romance. que es la que resulta directamente de la aplicación de las reglas de proyección de (10) a una entrada léxica como la de (4). ya que éstos se proyectan directamente desde la ELC. bien en posición de especificador. además de reflejar ideas comúnmente aceptadas en los que se refiere la plena interpretabilidad de las construcciones sintácticas (e.aparecer asociado a un núcleo verbal (léxico o funcional) en la sintaxis. explicitar qué argumentos se proyectan en posición de complemento y qué argumentos se proyectan en posición de especificador. i. sin embargo.g. a la estructura léxica de (4) le corresponde una estructura sintáctica paralela en la que cada evento proyecta un núcleo verbal distinto. Para estos autores. con su argumento asociado. Criterio Temático o el Principio de Proyección de Chomsky (1981)). Según las reglas de (10). El problema que se nos plantea es cómo dar cuenta de las propiedades sintácticas y semánticas de la variante inacusativa de Vs como break en inglés o romper en español frente a las de la variante transitiva.vi No parece necesario. según esto. mientras que un argumento asociado a un predicado resultativo tiene el papel temático de Tema y aparece en posición de complemento (pero véase la sección 5 en relación al francés). Los postulados de (10) se pueden entender como condiciones de buena formación de las estructuras sintácticas y aparecen de forma implícita o explícita en muchos modelos de interficie. Son muchas las lenguas en las que las variantes inacusativas de los verbos que participan en la alternancia causativa tienen morfología reflexiva. Cada SX argumental en la sintaxis ha de estar asociado a un núcleo verbal. Todos los argumentos asociado a un evento en la ELC han de aparecer asociados a una SX en la sintaxis ii. bien en posición de complemento. Nuestra propuesta es que las propiedades de estas construcciones son análogas a las de las construcciones reflexivas ‘puras’ con se/si.

convierte un predicado transitivo en un predicado intransitivo. según Reinhart (1997) o en la sintaxis. Así mientras una oración reflexiva ‘pura’ como la de (11b). se trata de una causatividad ‘estativa’ y no dinámica. Los hermanos se abrazaron. b. Frente a la opinión más extendida de que la construcción inacusativa supone. b. la eliminación del predicado causativo de la correspondiente oración transitiva. Los niños se lavan. es decir. (12) El cristal se rompió. por sí mismo/a o él/ella sólo/a indican que el argumento Tema es a la vez Causa y Tema del evento y por ello aparecen en construcciones inacusativas (13a). Según Chierchia (1989). pero no en las pasivas. Además de la morfología. en las que sujeto sintáctico es simplemente un Tema (13b).tipos de predicados se derivan de predicados transitivos por medio de una regla de reflexivización: una operación de reducción que identifica dos argumentos y reduce una relación de entidades a propiedades a una propiedad. El clítico se/si es una marca morfológica de la aplicación de la regla. Los adjuntos por sí sólo/a. los niños es a la vez Agente (causa dinámica) y Tema. ella sola. sino una propiedad o estado del argumento Tema. sin evento causativo no hay explicación posible de por qué los sujetos de las construcciones inacusativas pueden ser antecedente legítimos de adjuntos del tipo por sí sola/misma o ella sola. para Chierchia la construcción inacusativa no supone la ausencia del predicado causativo sino su reflexivización. en (12) el cristal es a la vez Causa (estativa) y Tema. Una oración como la de (12) se interpreta con el cristal como Causa y Tema. que puede tener lugar en el léxico. ix (13) a. La puerta fue abierta *por si sola/misma. desde el punto de vista de su interpretación. La puerta se abrió por sí sola/misma.viii El factor causa en (12) no es una acción que lleva a cabo un agente.vii (11) a. según Chierchia (1989). *ella sola . que es responsable de su propio cambio de estado (Brosseau y Ritter 1991).--->‘(Una propiedad d)el cristal causó que el cristal se rompiera’ Esta interpretación se apoya sobre todo en el tipo de adjuntos que pueden aparecer en estas construcciones. parece que hay también razones de índole semántica que nos llevan a analizar los predicados inacusativos como reflexivos.

Desde el punto de vista extralingüístico. Es posible dar para la oración inacusativa de (14c) una representación de su significado lingüístico que nos permita mantener el análisis reflexivo de las construcciones inacusativas con el cristal como Tema y Causa: algo así como “la explosión fue la causa de una situación en la que alguna propiedad del cristal causó que éste se rompiera (él sólo)” (= la explosión causó lo que denota la construcción inacusativa). sin embargo. sí que aparecen en estas construcciones (14c): (14) a. pero no cambia la forma en la que los predicados inacusativos expresan la causalidad en términos lingüísticos: con el sujeto sintáctico como Causa (estativa) y Tema del evento que se describe. asímismo. que correspondan a la misma proposición. sino de las propiedades sintácticas de las construcciones reflexivas. y no simplemente el Agente. para nosotros.*El cristal se rompió por lo enemigos b. Según esta interpretación. adjuntos como a causa de la explosión que denotan el evento causativo en su conjunto. La conclusión. El cristal se rompió a causa de la explosión El ejemplo de (14c) es. del evento en el mundo real. tendríamos dos eventos causativos: el estativo del predicado inacusativo y un segundo evento causativo que introduciría el adjunto. es decir. Por el contrario. pero eso no significa necesariamente que su significado lingüístico sea el mismo.Pustejovsky y Busa (1995) observan.*El cristal se rompió (él solo) desde el avión c. de la aplicación de una regla de reducción como la de Chierchia (1989) y Reinhart (1997). problemático para la interpretación reflexiva: la interpretación más intuitiva de (14c) atribuye el papel de Causa al adjunto la explosión y el de Tema a el cristal. . que las construcciones inacusativas son incompatibles con adjuntos que impliquen un agente: sintagma-por (14a) o locativos asociados a un agente (14b) y lo atribuyen al carácter estativo de su evento causativo. (15) La explosión rompió el cristal. por lo que se perdería el carácter reflexivo de la oración. pues. es que la morfología y la semántica apoyan el carácter reflexivo de las construcciones inacusativas. La identificación de los dos argumentos de un predicado reflexivo no resulta. las oraciones de (14c) y (15) se pueden utilizar para designar el mismo evento. como en la oración transitiva de (15).x Un adjunto como a causa de la explosión lo que hace es introducir la causa real.

La estructura de (16) es. El argumento asociado al subevento causativo es un argumento externo en <Espec. como el nuestro. parten del supuesto de que predicados inacusativos como romper en español o break en inglés son diádicos en el léxico necesitan normalmente hacer uso de algún tipo de operación mediante la cual se convierten en predicados inacusativos monádicos. El subevento causativo se proyecta en la sintaxis como el núcleo v de Chomsky (1995) y el subevento resultativo como V. como propone Kayne (1990) para las construcciones reflexivas con se en francés.xi Nuestra hipótesis. Lo que distingue a las construcciones inacusativas de construcciones típicamente transitivas es que el argumento externo es el elemento PRO. pues. la que corresponde a un verbo transitivo en la sintaxis (véase Chomsky 1995). entre otros). entre otros). bien como oraciones inacusativas (análisis ‘de supresión’: Grimshaw 1982. Moore 1991. los dos subeventos de un verbo causativo se han de corresponder con dos núcleos verbales en la sintaxis.4. Sv> y el asociado al subevento resultativo es un argumento interno en posición de complemento de V. (16) Sv SDsuj v v’ SV V’ V SDobj Los análisis que. o bien como ambos tipos . es que no existe ninguna regla que suprima o que ligue argumentos en el léxico como la que proponen L y RH para break. La identificación de los dos argumentos es el resultado de una relación de control interna a la oración: el argumento interno controla a PRO cuando escapa del SV para cotejar sus rasgos. 4.1. El análisis de Control De acuerdo con la Regla de Proyección de Eventos en (10a). cada uno de los argumentos asociados a cada evento en la ELC ha de aparecer asociado a un núcleo verbal en la sintáxis. Marantz 1984. Según la Regla de Proyección de Argumentos en (10b). 1990. El Análisis de Control para los predicados reflexivos de causa dinámica Las oraciones reflexivas con se/si como las de (11) se han analizado bien como oraciones transitivas (análisis ‘pronominal’: Rizzi 1986. sin embargo.

que parece tener a la vez propiedades de argumento externo e interno. Los variedad de análisis está en parte justificada por el comportamiento ‘mixto’ del SD que actúa como sujeto sintáctico (e. *Se abrazaron hombres Un hecho relacionado es la incompatibilidad de los predicados reflexivos con clíticos partitivos como ne en italiano: sólo los argumentos internos pueden aparecer asociados a clíticos partitivos. pues. etc. análisis ‘paralelos’: Burzio (1986) en RL). Este SD se comporta como un argumento interno en una gran variedad de contextos ampliamente documentados en la bibliografía (causativas perifrásticas (Grimshaw 1982. xii por lo que los datos de (18) apuntan en la misma dirección que los de (17):xiii (18) a. que plantean numerosos problemas para la teoría: (i) que estas construcciones son bi-argumentales (tienen argumento externo). por ejemplo.) Más importante para nuestro análisis es que nos detengamos brevemente en los diagnósticos que parecen apuntar al carácter de este SD como argumento externo. Sv> . el sujeto = argumento interno). sin determinante (véase.e. Una de las pruebas aparentemente más sólidas en este sentido es que el sujeto de un predicado reflexivo no puede ser un SN escueto. que el sujeto sintáctico de una oración reflexiva no es un argumento interno. los niños en (11b)) . Rosen 1988: 94] Catalán [Alsina 1992: 264] La cuestión es cómo hacer compatibles dos hechos aparentemente contradictorios. *Se visten niños b. y (ii) que estas construcciones tienen sujetos derivados (i. infinitivos nominalizados (Zucchi 1992). Es bien conocido que en lenguas como el español sólo los argumentos internos se pueden realizar como plurales escuetos.g. Torrego (1989)) La agramaticalidad de (17) parece sugerir.de construcciones (análisis ‘mixtos’: Rosen (1988) en GR y Alsina (1992) en GLF. *Se'n renten dos al safareig RF’CL-de-ellos lavan dos en el lavadero Italiano [C. (17) a. sin tener que recurrir a análisis mixtos o paralelos. selección de auxiliar y concordancia de participio en italiano (Burzio 1981.*Se ne sono difesi parecchi se CL-de ellos defienden muchos b. 1986). Kayne 1975). Nuestra propuesta se basa en tres puntos fundamentales: (i) la presencia de PRO en <Espec. construcciones de participio absoluto.

Se trata de un caso de control interno a la oración e implica la externalización obligatoria del objeto o sus rasgos. por ejemplo. carece de rasgo categorial D. Este hecho es crucial para explicar . v tiene un rasgo de Caso Nulo.xiv Supongamos. ST> (o de sus RFs a T) convierte a este elemento en ‘controlador’ de PRO en el Espec de la proyección de se. En cuanto v. que tiene que cotejar Caso NOM en T. y por extensión en las inacusativas. como categoría que.(siguiendo una propuesta original de Kayne (1990)). [ST los niñosi T0 [ST RFi T0 [PROk [ se [Sv hk [v’ v [SV [V’ lavan [SD hi] ] ] ] ] ] [PROk [ se [Sv hk [v’ v [SV [V’ lavan [SD los niños (RF hi )] ] ] ] ] ] El movimiento del SD a <Espec. Nuestra hipótesis es que en las construcciones reflexivas. pero el rasgo de persona que tiene este CL es un rasgo de persona-0 (siguiendo a Kayne (1990)) y el Caso que coteja es el caso por defecto: el Caso Nulo. junto con T. comparte con los CLs de 1p y 2p que tiene rasgo de persona y rasgo de Caso. Se trata de un elemento con rasgos defectivos ‘mínimos’. pueda estar asociado también a este Caso. parece lógico pensar que v. generalmente aparece este elemento asociado con Caso ACU. entra en una doble operación de cotejo: coteja el rasgo de Caso Nulo de v (mediante la adjunción de v a se) y el rasgo de Caso Nulo de PRO. pero si entendemos que el Caso Nulo es un Caso por defecto. ST> en sintaxis abierta (20a) o la adjunción de los R(asgos)F(ormales) de esta categoría a T en FL (20b) (no se muestra en (20) el movimiento de V a T): (20) a. que. como las antiguas CONC. siguiendo a Chomsky (1998). Al contrario que CLs como lo y le.xv El cotejo de NOM implica el movimiento del SD los niños a <Espec. que los dos núcleos funcionales que cotejan Caso son T y v. Una de las consecuencias de que v tenga Caso Nulo es que el Caso ACU no está disponible para el objeto o argumento interno. Esto ocurre siempre que tenemos el clítico se/si fusionado a Sv. que se mueve a la posición de Espec de la proyección de se. (ii) el elemento se como un clítico (CL) que se ensambla a Sv (Merge) y (iii) la categoría v . b. El núcleo T puede estar asociado con NOM o Caso Nulo. como T. coteja Caso Nulo (19): (19) [ST T[nulo] [se [Sv PRO [v’ v [SV [V’ lavan [SD los niños] ] ] ] ]] Lo único que tiene de especial se en relación a otros CL se encuentra en la composición de sus rasgos (que es precisamente el lugar en donde se localizan las características propias de los elementos léxicos).

peinar. En concreto. el análisis sintáctico de oraciones inacusativas con se es idéntico al de las construcciones reflexivas: el argumento interno (o sus rasgos) controla a PRO. Lo que tienen en común ambos grupos es que el sujeto tiene como rasgo lo que Reinhart (1997) llama [+estado mental]: Experimentantes y Agentes. por supuesto. i. etc. odiar. que aparecen en construcciones reflexivas.xvii Los verbos de (21). amar. sv>. alabar. no abandone el SV. como ya hemos visto. ni acepta la substitución por un CL partitivo. mirar.e. que a la vez coteja el rasgo de Caso Nulo de PRO en <Espec.2.. y no-estativos como criticar. saludar. lavar. (21) i. mientras que en las inacusativas es la expresión de la causatividad estativa. Sv> tiene el rasgo [+estado mental]. se dividen en dos clases semánticas: estativos como amar. temer. abrazar.. saludar. 4. ii. odiar. que en las construcciones reflexivas expresa una causatividad ‘dinámica’. que el sujeto sintáctico sea el argumento interno). sino que se limita a aquellas en las que el núcleo v tenga un rasgo de Caso Nulo. que es el argumento externo:xviii (22) . Este hecho está relacionado con la naturaleza del núcleo v.porque este elemento.xvi Esta posibilidad no es extensible. hemos dicho en relación a los ejemplos de (17)-(18) que este SD no puede ser un plural escueto.. Ambos procesos requieren que el elemento nominal se quede en su posición de argumento interno. siendo un argumento interno. Para que esto ocurra tiene que haber en la estructura un elemento capaz de cotejar ese Caso: se. a cualquier estructura transitiva. el análisis hace compatibles los dos hechos antes mencionados que la teoría tradicionalmente ha tratado contradictorios: que una construcción sea transitiva (bi-argumental) y que a la vez tenga un sujeto derivado (i. no se ‘exteriorice’. De esta manera. a diferencia de los que aparecen en construcciones inacusativas que admiten una variedad de papeles temáticos para su sujeto. El análisis de control para los verbos inacusativos de causa externa A pesar de las diferencias semánticas.. criticar. donde por ‘dinámica’ entendemos simplemente que el argumento en <Espec. etc. Esta diferencia semántica en cuanto a la naturaleza de v tiene repercusiones en la sintaxis. como veremos en el próximo apartado. parece tener propiedades de argumento externo.e. lo que es incompatible con los requisitos de las construcciones reflexivas en las que el SD objeto se ha de exteriorizar obligatoriamente . peinar.

en el caso de los verbos monoargumentales (inacusativos o inergativos). de ahí la agramaticalidad de las estructuras de (23) (= (17)) con interpretación inacusativa. Esto es posible en las construcciones inacusativas con los verbos inacusativos de (24) por la misma razón por la que es posible con verbos inergativos: la exteriorización no es obligatoria cuando existe un elemento locativo que puede actuar como sujeto de la predicación. (23) a. se de-ellos pararon. y por lo tanto no puede actuar como elemento que controla a PRO. Para Saccon (1992).a. al igual que las reflexivas de (18). un SN escueto no escapa del SV. se de-ellos rompieron muchos [Burzio 1986: 38] b. por ejemplo. plantea dos problemas serios en relación al análisis de control para . b. *Se cocieron patatas (ellas solas) b. la cliticización con ne no es un diagnóstico de inacusatividad (contra Burzio (1986)). Se ne sono fermati/spenti/svegliati tre. se nos plantea un problema para el análisis. esperaríamos que las construcciones inacusativas no permitieran la cliticización con ne. condición indispensable para que se dé la cliticización con ne. *Se han abierto puertas (ellas solas) c. Su análisis. Esta visión. basado en la predicación. no se exterioriza. Aquí. permitiendo que el argumento verbal (interno o externo) permanezca dentro del SV. este papel lo puede desempeñar un argumento locativo. ya que precisamente. conviene examinar más detenidamente los factores que permiten la cliticización con ne. despertaron tres [Rosen 1988: 74] Para determinar qué sucede en oraciones como las de (24). este proceso se ha utilizado como diagnóstico de inacusatividad en oraciones como las de (24) y para distinguir entre oraciones reflexivas e inacusativas (véase Reinhart 1997): (24) a. Se ne rompono molti. salieron. *Se fundió hielo (por si solo) De igual manera. sin embargo. [ST el cristali [ST RFi T0 T0 [PROk [ se [Sv hk [v’ v [SV [V’ rompió [SD hi] ] ] ] ] ] [PROk [ se [Sv hk [v’ v [SV [V’ rompió [SD el cristal (RF hi )]] ] ] ]] El análisis de control implica la exteriorización obligatoria del argumento interno. sin embargo. parte de la hipótesis de que toda oración ha de tener un sujeto externo al SV a nivel de FL.

como los de (25): (25) estallar. que controla a PRO. ensordecer. germinar. las diferencias sintácticas que se observan entre las dos construcciones se derivan de diferencias semánticas como la naturaleza del predicado causativo y las relaciones de predicación en FL y más allá de la FL. palidecer. que exige agentes o experimentantes como sujetos. pero al igual que otras diferencias entre las construcciones reflexivas puras y las construcciones inacusativas parece que ésta se basa en el carácter estativo del predicado causativo con un verbo inacusativo. empobrecer. enfermar. nuestra hipótesis es que el elemento locativo puede servir como sujeto de la predicación en FL.xix De ahí que en las construcciones reflexivas sea obligatoria la exteriorización del argumento interno. Un sujeto locativo es compatible con un predicado causativo estativo. arder. ennegrecer. Así. Los verbos inacusativos de cambio de estado de causa interna Según L y RH (1995: 92). envejecer. crecer. El resultado de cualquiera de las dos posibilidades es que es el argumento interno el que acaba controlando a PRO. enrojecer. pero no es compatible con un predicado del tipo que aparece en las construcciones reflexivas puras. pero carece del contenido semántico necesario para ser el sujeto de la predicación a nivel de lo que Chierchia (1989) llama estructura lógica . En cuanto a la relación de control... pero nos vamos a centrar en los verbos de cambio de estado de causa interna. del tipo que aparece en las construcciones inacusativas.un nivel de representación ‘más semántico’ bien dentro de la misma FL o independiente de la FL como parte de un componente cognitivo conceptual. Para solventar este problema existen dos posibilidades: a) coindización entre el sujeto locativo y el argumento interno o b) substitución del argumento interno por el sujeto locativo expletivo. oscurecer. 5. El concepto de causatividad interna incluye al de agentividad: jugar. al igual que ocurre en las construcciones con there en inglés (véase Chomsky (1995)). encoger.predicados reflexivos e inacusativos: (i) ¿Cómo se obtiene la relación de control si el argumento interno no se exterioriza? y (ii) ¿Por qué no podemos tener un sujeto locativo con los predicados reflexivos que permita que el argumento interno permanezca en su posición en la base? Las respuestas a estas dos preguntas tienen un carácter tentativo. adelgazar. engordar. hervir. florecer. mejorar. reír o hablar son verbos de causa interna. tenemos un evento de causa interna cuando existe una propiedad inherente al único argumento del verbo que es responsable del evento que denota el predicado. empeorar. aumentar. aclarar. Los verbos de (25) tienen una serie de características que los distinguen de los de causa externa en .

(28) a. (27) a. son monoeventivos y monádicos y su sujeto es un Tema./* {El jardinero/ la primavera/ el abono} floreció el rosal. lo más relevante es que los verbos de cambio de estado que denotan eventualidades de causa interna no se construyen con el pronombre clítico se: (29) *El cristal se estalló/*El rosal se floreció/*La leche se hirvió/*El bosque se ardió El que no participen en la alternancia causativa y no puedan construirse con adjuntos del tipo por sí solo/a. ?? El niño creció por sí solo. que a su vez está relacionada con la ausencia del predicado causativo y su representación sintáctica como la categoría v (30): (30) VP V’ V SN [yLLEGAR-A-SER/ESTAR ESTADO] . El rosal floreció. (ii) no son compatibles con adjuntos del tipo por sí mismo/a o por sí solo/a (27) y (iii) imponen fuertes restricciones en el tipo de sujetos de los que se predican: sólo ciertas entidades florecen. Pedro adelgazó./ *{Un trueno. c. etc. ?? La leche hirvió por sí sola. hierven. El niño/#el cristal/#la bicicleta palideció Desde el punto de vista sintáctico-morfológico. El cristal estalló. palidecen. c. como ya hemos apuntado. por sí mismo/a se intepreta como una indicación de que estos verbos no tienen la noción de causatividad como parte de su significado. un bombero} estalló el cristal b. b. La leche/#la mesa/#la ventana hirvió b. Estos verbos tienen ELCs como las de (9) en las que sólo aparece representado el evento resultativo./*{Su madre/ los disgustos/ un nuevo medicamento} adelgazó a Pedro.(6) : (i) no participan en la alternancia causativa (26). ?? Juan empeoró por sí solo. (28): (26) a. La ausencia de se está relacionada con la ausencia de interpretación reflexiva.

entre otros. que en ambos casos ese argumento aparezca en la misma posición sintáctica: i. es ésta un área en el que esperamos cierto grado de variación entre las lenguas. Juan hizo [romperse el cristal] b. al que se añade el que introduce hacer por lo que (32a) significa algo así como “Juan hizo que un estado o propiedad del cristal causara que éste se rompiera” (cf. deteriorar y oxidar. Bajo principios de proyección como la Hipótesis de la Uniformidad Temática (HUAT) de Baker (1988) en esperaríamos. tiene el papel temático de Tema. pues. de modo que hacer+florecer tiene un significado equivalente al que expresa la ELC de un verbo de causa externa (31b): (31) a.xxi Su clasificación como verbos inacusativos se basa solamente en que su único argumento. (32b) vs. Juan hizo [florecer el rosal] = b.xxii Como apuntan L y RH. también en su uso inacusativo.florecer envejecer y Las distintas ELC de los verbos de cambio de estado de causa interna y los de causa externa explican también su distinto comportamiento en construcciones causativas perifrásticas con el verbo hacer: El V hacer introduce un predicado causativo. un predicado causativo como parte de su significado. carecemos en español de argumentos empíricos conluyentes que nos lleven a clasificar a los verbos de cambio de estado de causa interna como inacusativos. x hacer + y romperse ≠ Juan rompió el cristal (z = y) = xCAUSA[zCAUSA [y LLEGAR-A-ESTAR ROTO]] La cuestión que se plantea ahora es cómo determinar la clase sintáctica a la que pertenecen estos verbos. En primer lugar. (31b)): xx (32) a. las lenguas difieren en cuanto a la conceptualización de ciertos eventos como de causa externa o de causa interna. Al contrario que en lenguas como el italiano. es el caso de verbos fundir. x hacer + y florecer = *Juan floreció el rosal xCAUSA [y LLEGAR-A-ESTAR FLORECIDO] El verbo romper(se) contiene. al igual que sucede con el argumento asociado al evento resultativo de los verbos de causa externa. en los que encontramos variación entre las lenguas dependiendo de cómo se conceptualicen .e. la de argumento interno. asociado al evento resultativo.

no tenemos datos concluyentes para .los eventos (véase Mendikoetxea (1999)). esperamos que dentro de una misma lengua haya verbos que puedan expresar eventualidades de causa externa y eventualidades de causa interna. como ya hemos dicho. sea de causa interna o externa. maigrir ‘adelgazar’. como es el caso de ensanchar (33a) y oscurecer (33b): (33) a. seleccionan avoir como auxiliar y no pueden aparecer en la construcción impersonal con il). dependiendo de si el sujeto del que se predican tiene propiedades inherentes responsables de la eventualidad que expresa el verbo o no. Además. bien como el elemento que sufre un cambio de estado.g./ Su fama se ha oscurecido.1) la razón por la que un verbo de este tipo puede pertenecer bien a la clase de inergativos o bien a la clase de inacusativos se encuentra en la existencia de dos posibles reglas de enlace (linking rules) en la proyección en la sintaxis de los argumentos de un verbo: la Regla de Proyección de Causa Inmediata (34i) (para verbos inergativos) y la Regla de Proyección del Cambio Directo (34ii) (para verbos inacusativos): (34) i. viellir ‘envejecer’ tienen un comportamiento similar al de los verbos inergativos (e. Juan ha ensanchado. En italiano. parece prevalecer la noción de causa interna y los verbos de cambio de estado de causa interna se comportan como los verbos agentivos. también de causa interna: son verbos inergativos. En francés./La carretera se ensancha en el km 5. por el contrario. ii. El sujeto de un verbo de cambio de estado de causa interna se puede considerar a la vez bien como la causa inmediata. según Labelle (1990). El cielo ha oscurecido.2. Asímismo. moisir ‘enmohecer’. los verbos que expresan eventualidades de causa interna como cuire ‘crecer’. las lenguas difieren en cuanto a la gramaticalización de un evento de causa interna como un predicado inergativo o como un predicado inacusativo. La Regla de Enlace de Causa Inmediata [L y RH: 136] El argumento cuyas propiedades son suficientes para llevar a cabo la acción que denota el verbo se considera su sujeto nocional. La Regla de Enlace del Cambio Directo [L y RH: 146] El argumento que corresponde a la entidad que sufre el cambio de estado que denota el verbo se considera su objeto nocional. En español. el factor determinante de la clase sintáctica es la noción de cambio de estado y un verbo intransitivo de cambio de estado. rouiller ‘oxidar’. En francés.xxiii Para L y R H (§ 4. b. va a pertenecer a la clase de inacusativos.

que asocia a estos verbos con una estructura inacusativa. 1994) y por lo tanto no se proyectan en la posición clásica del argumento . según L y RH. interno es determinante para hipótesis como la HUAT de Baker (1988). La ventaja de este análisis es que mantenemos la afirmación de que el argumento del evento resultativo es siempre un argumento interno. sin embargo que nos detengamos brevemente en la noción de argumento externo en el marco aquí adoptado. español e italiano. sin embargo.determinar a qué clase verbal pertenecen los verbos de cambio de estado de causa interna. En el caso del francés parece que el único argumento asociado al evento resultativo es un argumento externo. por lo que se puede arguir que no ‘miden’ el evento en el sentido de Tenny (1987. que desde Koopman y Sportiche (1991) se definía como en argumento en el Espec de la proyección máxima de V. SV> en francés y como complemento del V en español e italiano. lo que significa que la noción de cambio de estado es parte fundamental de la definición de Tema (afectado). Una posibilidad es que las diferencias aspectuales entre los Vs de cambio de estado de causa interna y los de causa externa influyan en la proyección de argumentos. Una de las propuestas más recientes es que el argumento externo es aquel se introduce una proyección verbal distinta de la del verbo léxico (v en nuestro análisis) (véase Kratzer (1996). bajo el supuesto de que el papel temático asignado al argumento asociado con el evento resultativo de un V que expresa cambio de estado en su ELC es el mismo independientemente de que el verbo expresa una eventualidad interna o externa. Según esto. Hale y Keyser (1998)). para las distintas posiciones de este elemento dentro del SV en francés vs. al prevalecer. La introducción de las ‘VP-shells’ de Larson (1988) y la extensión de esta estructura a los verbos transitivos (Chomsky 1995) ha hecho que se vuelva a plantear la cuestión de cuál es la posición del argumento externo. la noción de causa inmediata sobre la de cambio directo: (35) fondre [x LLEGAR-A-ESTAR FUNDIDO] SD x SV V’ V Conviene. como en (35). A falta de estos datos la alternativa más simple es la de la HUAT. el argumento de un predicado resultativo es siempre un argumento interno en cuanto que se genera dentro de la proyección V en la sintaxis: en <ESPEC. los primeros no implican estado final. No tenemos explicación. lo cual es importante si la distinción externo vs.

xxiv . uno de ellos locativo. cuya representación sintáctica correponde a la de los verbos con dos argumentos internos en una VP-shell Larsoniana. c. sin que se deduzcan de ahí diferencias en cuanto a su representación sintáctica.. que para L y RH (172) pueden ser télicos (como arrive ‘llegar’. b. mientras que en español o italiano. sólo para estos últimos es aplicable el análisis clásico de los verbos inacusativos dentro de la gramática generativa (36a). cuyo análisis excede los límites de este trabajo (véase Hale y Keyser 1997). permanecer. Inacusativos causa interna: Inacusativos causa externa Transitivos [ST . La presencia de un argumento locativo parece también caracterizar a la clase de verbos inacusativos de existencia y aparición como existir. es volver a considerar el estatus de estos Vs en francés como sintácticamente inergativos ¿qué diagnósticos son fiables? Estas son cuestiones que dejamos abiertas para futuras investigaciones. 6.. los primeros son bi-eventivos y diádicos con dos argumentos internos.[Sv PRO [v’ v [SV V SD ]]]] |----------------------------| [ST . En realidad. Para Tortora (1996). En el caso del francés esta podía ser una cuestión determinante en la proyección de argumentos. [SV V SD ]] |--------------| [ST . aparecer. Por último. come ‘venir’ y return ‘retornar’) o atélicos (como descend ‘descender’ rise ‘elevarse’ y fall ‘caer’). emerger... En cuanto a los segundos se trata de verbos monoeventivos y monádicos en los que sólo aparece expresado el evento de movimiento.. sin embargo. por lo que tienen propiedades de los verbos transitivos (bi-argumentales) (36c) y propiedades de los verbos inacusativos (argumento interno = sujeto sintáctico).. Algunas conclusiones en torno a la representación sintáctica de los verbos Hemos defendido la existencia de dos representaciones distintas en español para los verbos de cambio de estado dependiendo de si expresan eventualidades de causa externa o interna. Los verbos de causa externa son bi-argumentales y suponen la proyección de un argumento externo PRO en su uso inacusativo (36b). el papel temático de este argumento determinaría su posición sintáctica como complemento de V.interno (complemento de V). etc. sólo en ese sentido se pueden considerar inacusativos. una opción no desdeñable.[Sv SD [v’ v [SV V SD ]]]] |-------| La distinción sintáctica que encontramos entre las distintas clases de verbos de cambio de estado se da también en otras clases de verbos que se suelen clasificar como inacusativos como son los llamados verbos de movimento de dirección inherente. (36) a..

sin embargo. los primeros son verbos semánticamente agentivos de causa interna como reir. está claro que no todos los verbos transitivos tienen predicados causativos. es que tenemos estructuras sintácticas más complejas. Por ejemplo. sólo los verbos inacusativos con predicados causativos pueden entrar en la alternancia causativa. el factor fundamental es la existencia del elemento se/si. estos verbos son en realidad típicamente transitivos en el nivel de sintaxis-l(éxica). Es muy posible que el análisis propuesto aquí se extienda a aquellas lenguas en las que las construcciones inacusativas y las reflexivas sean resultado de las propiedades de algún elemento funcional. no necesariamente un clítico como se. lo que supone que hay variaciones en la forma en la que las lenguas representan el significado de los verbos en el léxico. que haya distintos mecanismos disponibles en una sólo lengua para distintos casos de la alternancia causativa. creemos haber ofrecido . sin embargo. en las que la presencia de morfología en la variante transitiva parece indicar que la estructura base contiene sólo un predicado resultativo y que la variante transitiva es resultado de un proceso de transitivización o causativización (véase la nota 11). por lo que cabe preguntarse si realmente existe la calse de verbos inergativos como tal. bien en el tipo de estructura sintáctica que proyectan. implican en principio la proyección v. En Romance. Hay lenguas. La presencia del clítico se/si está también íntimamente ligada a la presencia de un predicado causativo. por lo que esperamos variación bien en los rasgos de v. como proponen Hale y Keyser (1998) para los verbos del Bereber rZ ‘romper’ y zwa ‘secarse’. que no es una anáfora. La consecuencia directa.xxvi Una aproximación como la que hemos defendido en este trabajo tiene la ventaja de simplificar enormemente la proyección del léxico a la sintaxis. No hemos abordado aquí la cuestión de la supuesta universalidad de los procesos descritos. pero eso también es ventajoso en los casos que nos ocupan en cuanto que la decomposición de los verbos en el léxico y la sintaxis hace posible establecer una relación directa entre ciertos diagnósticos que se ha utilizado para la clasificación de los verbos y su estructura sintáctica. Para Hale & Keyser (1993). etc.. Thompson 1996) no hay ninguna razón para pensar que los procesos por los cuales se forman las oraciones inacusativas y reflexivas en español (y en lenguas romances en general) son los mismos todas las lenguas. incluso. Se puede dar el caso.xxv En cuanto a los verbos transitivos. Existen factores léxicos y morfo-sintácticos que son condicionantes para procesos como los que hemos descrito. que hemos asociado al predicado CAUSA. llorar.En cuanto a las otras clases sintácticas de verbos: inergativos y transitivos. sin embargo. Con todo. A pesar del uso tan extendido de la morfología reflexiva en construcciones inacusativas (véase Kemmer 1988. etc. Eso no quiere decir que nuestro análisis sea válido para un grupo reducido de lenguas. sino un clítico asociado a la categoría v. Su presencia en la variante ‘inacusativa’ de un verbo como romper indica que la estructura base es la transitiva.

-------. Essays in Honor of Sylvain Bromberger. MIT -------. (1990) Argument Structure. -------. (1992) Predicate Composition: A Theory of Syntactic Function Alternations. Artículo Inédito. Lexicon Project Working Papers 10. MA. Tesis Doctoral. (1997) There-insertion unaccusatives and other complex intransitives. Cambridge. C.) Elements of Grammar. Ritter (1991) A non-unified analysis of agentive verbs. Dordrecht: Foris -------. R. H. Arad. (1986) Italian Syntax: A Government-Binding Approach. K. Dowty. (1991) Thematic proto-roles and argument selection. Enero 2000. M y E. (1993) On argument structure and the lexical expression of syntactic relations. MIT Occasional Papers in Linguistics 15. Bloomington. En Proceedings of the Tenth West Coast Conference on Formal Linguistics. 97-144. Demirdache. Cambridge. Ind. Papers from the Upenn/MIT Roundtable on Arguemnt Structure and Aspect. Hale. E. . (1989) A semantics for unaccusatives and its syntactic consequences. (2000) On roots and verbs: a case study of psych verbs. Universidad de Stanford. (1992) El Aspecto en la Sintaxis del Español: Perfectividad e Impersonalidad. Cambridge. Chicago: Chicago University Press. Mendikoetxea y M. MA: MIT Press. Cambridge. MA. En A. (1982) Subcategorization and grammatical relations. Linguistic Inquiry 19. -------. MIT Working Papers in Linguistics. (1997) Thematic roles and syntactic structure. MA: MIT Press. 73-118.un marco de investigación válido para llevar a cabo estudios futuros que nos acerquen un poco más a los misterios del llamado problema de la proyección entre el léxico y la sintaxis. (1997) Out of control in Salish and event (de-) composition. Cambridge. Madrid: Ediciones de la Universidad Autónoma de Madrid. Lexicon Project Working Papers 7.: MITWPL. (1998) The basic elements of argument structure. Tesis Doctoral. 32. Dordrecht: Kluwer. Dordrecht: Kluwer Chierchia. -------. Bilbao: Servicio de Publicaciones de la UPV. The View from Building 20. (1988) The case of unaccusatives. M. Belletti. MIT. -------. En L. MIT. Dordrecht: Reidel. Brosseau. Charla presentada en la Fundación Ortega y Gasset. UribeEtxebarria (eds. (1983) Semantics and Cognition. Jackendoff. Madrid. MIT Press. Language 67. (1998) Minimalist inquiries: the framework.: Indiana University Linguistics Club . Keyser (1986) Some transitivity alternations in English. -------. A.) Subjects and Other Subjects. . 1-34. CA: CSLI Publications. J. (1981) Lectures on Government and Binding.Chomsky. M. Baker. L. 547-619 Grimshaw. A. A. G. D. A Theory of Grammarical Function Changing. Zaenen (eds. Universidad de Cornell. MA: MIT Press. Cambridge. Artículo inédito. 3. Vol. (1995) The Minimalist Program. MA: MITWPL De Miguel. & J. 53-64 Burzio. N. (1987) A view from the middle.35-55. -------. Bibliografía Alsina. (1981) Intransitive Verbs and Italian Auxiliaries.) Theoretical Issues at the Morphlogy-Syntax Interface. (1988) Incorporation. Haegeman (ed. (1979) Word Meaning and Montague Grammar. MIT. -------. Stanford. En A.

(1988) The Middle Voice. Bertinetto et al. GB. (1984) On the Nature of Grammatical Relations. Torino: Rosenberg y Sellier. Pustejovsky. Levin & S. Universidad de Pittsburgh. Natural Language and Linguistic Theory 8. (1997) Syntactic effects of lexical operations: reflexives and unaccusatives. 285-312. Levin (1998) Building verb meanings. T. Cambridge. MA: MITWPL. Cambridge. -------. -------. (1984) The Infl node and the Null Subject Parameter. C. Moore. M. O. Madrid. En J. MA: MIT Press. Marantz.) Temporal Reference. Universidad de York. (1975) French Syntax. Labelle. Català. Aspect and Actionality. M. (1990) Unaccusatives and pseudo-unaccusatives in French. (1986) Passive. unaccusatives that assign accusative.25. Espasa-Calpe. Linguistic Inquiry 19.) Papers on Case and Agreement I. Bosque y V. Picallo.y F. Cambridge MA: MIT Press. Larson. A. D. and PRO in Finite Clauses. A. R. Reinhart. Tarragona: Servicio de Publicaciones de la Universitat Rovira i Virgili. In B. MA: MIT Press. Rappaport Hovav. Tesis Doctoral. En M. Dordrecht: Kluwer. ------. Proceedings of the Fourth Annual Meeting of the Berkeley Linguistics Society 157-189 . (1996) Severing the external argument from its verb. (1990) Semantic Structures. A. (1978) Impersonal passives and the Unaccusative Hypothesis. 84-121. (1993) Unergatives that assign ergative. Bargalló (eds. Stanford University. 43-76. En P. 303-317. (1991) The syntax of event structure. J. (1995) Zero Syntax: Experiencers and Cascades. 75-102.) Proceedings of the IV Colloquium on Generative Grammar. En N. Tesis Doctoral. (eds. MA: MIT Press. Rooryck y L. Linguistic Inquiry 17. (1990) Modal verbs in Catalan. Stanford: CSLI Publications. Tesis Doctoral. (1999) Construcciones inacusativas y pasivas. Levin. Proceedings of NELS 20. J. MITWPL 18. & M. (1991) Reduced Constructions in Spanish. MA: MIT Press. OTS Working Papers in . Phillips (eds. Demonte (eds. Linguistic Inquiry 15. MA: MIT Press. Butt y W. Kratzer. En J. Zaring (eds. 109-137. M. Cap. B.) Lexical and Conceptual Structure. Santa Cruz Perlmutter. Bobaljik y C. Geuder (eds. 159-177.) Phrase Structure and the Lexicon. (1990) Apuntes de clase. A Typological and Diachronic Study. -------. Universidad de California. Cambridge. 335-391. (1988) On the double-object construction. 97134. Girona Summer School in Linguistics Kemmer. Laka. I. --------. (1997) Clitics as AGR. Oxford: Blackwell. I. S.) The Projection of Arguments: Lexical and Compositional Factors. y B. y M. Pesetsky. Rappaport-Hovav (1995) Unaccusativity at the Syntax-Lexical Semantics Interface. -----. R.) Gramática de la Lengua Española. 149-172. (1992) On the Nature of Agreement: The Syntax of ARB SE in Spanish. Cambridge. Cambridge. (1995) The Generative Lexicon. Busa (1995) Unaccusativity and event composition. Jaeggli. Kayne. M. D. Pinker (eds. Mendikoetxea. Cambridge.-------.

Además. 143-60 Williams. (1984) The Interface between Semantic Roles and Initial Grammatical Relations. Perlmutter y C. Van Hout. (1992) The Language of Propositions and Events. E. (1996) Event Semantics of Verb Frame Alternations: A Case Study of Dutch and its Acquisition. Tortora. para quienes los dos subeventos asociados al significado de verbos como break son argumentos de un predicado CAUSE. 351-378. Zucchi. Nuestra simplificación no modifica la exposición de los elementos básicos del análisis que L y RH hacen de los verbos inacusativos tipo break. Para nosotros CAUSE toma como argumentos al evento resultativo y al argumento externo (x).y E. Dordrecht: Kluwer Thompson. Tesis Doctoral. entre otros muchos. (1994) Aspectual Roles and the Syntax-Semantics Interface. Jackendoff 1990. Zagona (ed. C. dentro de la gramática generativa. como en (i). (1986) On chain formation. Londres: Benjamins.) Syntax and Semantics 19: The Syntax of Pronominal Clitics. 383397 Tenny. C. Las representaciones de (4) y (5) no son exactamente las que proponene L y RH. Hale y Keyser 1993. 657-720. University of Delaware. Philosophical Review 56. (1987) Grammaticalizing Aspect and Affectedness. (1992) VP-Internal arguments and locative subjects. -------. Rosen. Evidence from a Northern Italian Dialect. C.) Proceedings of the 25th Linguistic Symposium on Romance Languages. Cambridge. 1998. iii. I. Rapppaport Hovav y Levin 1998) y aquellos que enfatizan las propiedades aspectuales de los predicados (entre otros. A. Tenny 1994 y Pustejovsky 1995) (véase van Hout 1996 y las referencias allí citadas). Dordrecht: Kluwer. Proceedings of NELS 22. L. 253-272. Levin y Rappaport Hovav 1995. El contenido básico de este trabajo ha sido presentado en una charla en la UPV y en el Seminario de Gramática de la UAM. En K. (1957) Verbs and times. Issues in the Syntax and Semantics of Nominalizations. Torrego. amaya. 65-95. Rosen (eds. Tesis Doctoral. (1987) The Representation of Implicit and Dethematized Subjects.) Studies in Relational Grammar 2. (1996) Two types of unaccusatives. (1989) Argument Structure and Complex Predicates. Reuland (1993) Reflexivity. Linguistic Inquiry 24. ii. Los distintos modelos de interficie léxico-sintaxis que se han propuesto en los últimos años. G.mendikoetxea@uam. cabe destacar el trabajo de Goldberg (1995) dentro del modelo de Construction Grammar y el de Van Valin y LaPolla (1997) en Role and Reference Grammar.Linguistics. MIT. MITWPL 10: Functional Heads and Clause Structure. Rizzi. . (1996) The na-dene middle voice: an impersonal source of the d-element. En H. 81-114. The Linguistic Review 1. Chicago: Chicago University Press. (1989) Unergative-unaccusative alternations in Spanish. Nueva York: Academic Press. Vendler. C.es Notas i. (1981) Argument structure and morphology. A. Tilburg: Tilburg Dissertations in Language Studies. E. G. Z. IJAL 62. 38-77. ------. MA: MITWPL. se pueden dividir entre los basados en la estructura argumental (entre otros. -------. Dordrecht: Foris. Borer (ed. En D. Universidad de Brandeis. 251-262. Roberts. Saccon. Agradezco al público asistente sus comentarios.

. No vamos a tratar pues de la otra clase semántica de verbos inacusativos que distinguen L y RH: los verbos de existencia y aparición. Entre las diferencias fundamentales entre su propuesta y la que desarrollamos aquí. cada papel temático ha de ir asociado a argumentos distintos en la estructura sintáctica. además del argumento Tema En Mendikoetxea (1999) ofrecemos una descripción de las principales características de estos verbos en español. lavar θn Reducción: x lava x R(lavar) θn-1 R: <e. que cuentan como parte de su especificación léxica con un argumento de tipo locativo. π>--->π viii. La explicación más común del contraste entre (13a) y (13b) es que en las construcciones pasivas hay un agente ‘implícito’ que está ausente en las inacusativas (véase. No está claro en el análisis de Chierchia (1989) si esta regla se aplicaría a nivel de F(orma) L(ógica) o en un nivel de representación más semántico (estructura-lógica). Además. vi. cabe señalar que el modelo de RH y L permite la posibilidad de que un verbo como break en la sintaxis pueda identificar los dos subeventos asociados a este verbo en su estructura eventiva (o ELC aquí).(i) [[x DO-SOMETHING] CAUSE [y BECOME BROKEN]] iv. La regla de reducción aparece representada en (i). ix. entre otros. la Argument Realization Condition de RH y L se puede ver satisfecha por un morfema reflexivo como se en. b.Una propuesta muy similar a la nuestra es la formulada de forma independiente por Rappaport Hovav y Levin (1998) (RH y L). vii.Estamos hablando de interpretación y no de asignación de papeles temáticos. No nos podemos detener aquí en un análisis exhaustivo del modelo de estas autoras. (i) a. Jaeggli 1986. que llegó a nuestras manos en una fase muy avanzada de la redacción de este trabajo. x. Para satisfacer el Criterio Temático. adjuntos causativos como el de (14c) pueden aparecer incluso con la variante transitiva de verbos como romper (ib). Si substituímos el SP adjunto a causa de la explosión por una oración como en (ia) está claro que este elemento oracional no puede recibir papel temático. Véase también Pustejovsky y Busa (1995) que explican la falta de especificación léxica de los verbos que participan en la alternancia causativa en términos de ‘núcleo de evento’. mientras que según la regla de (10b) sólo es posible la identificación de un argumento en posición de complemento o especificador. Roberts 1987). v. mientras que para nosotros y según (10a) cada subevento ha de proyectar un núcleo verbal. En cuanto a la proyección de argumentos.

xiii. Burzio (1986). está claro que el adjunto ha de introducir un evento causativo distinto al del verbo. Las estructurasde (i)con anáforas del tipo SELF (véase Reinhart y Reuland 1990) son estructuras típicamente transitivas con la anáfora SELF en posición de objeto. como (i): (i) Pepe se envió (a sí mismo) una postal de Marbella xvii. los datos no son del todo concluyentes. Demirdache (1997). Si lavano i bambini (=Alguien lavó a los niños) xvi. xv. que se rigen por la Condición A de la Teoría del Ligamiento y por lo tanto no están sujetas al análisis de control propuesto para las construcciones con se/si. donde se distinguen dos categorías de clíticos en el paradigma pronominal del español: clíticosD(eterminante) (le(s). sino también en construcciones de interpretación arbitraria como las de (i): (i) a. En italiano. Otros autores han defendido justamente lo contrario (Williams (1981). Este análisis supone una reinterpretación de la afirmación de que el clítico se ‘absorbe’ Caso ACU. Véase entre otros Kayne (1975) para el francés. mientras que las construcciones con si seleccionan essere. Rosen (1988) para el italiano y Picallo (1984. etc. Volveremos sobre esto en la sección 6. 1990) para el catalán. El cristal se rompió porque la explosión fue tremenda b. lo(s) y la(s)) y clíticos-CONC(ordancia) (me. xii.Este análisis de los rasgos del clítico se/si aparece justificado en Mendikoetxea (1997). Hale y Keyser (1986). os). por ejemplo.). Agradezco estos ejemplos y observaciones a Carlos Piera y Olga Fernández Soriano: (i) a. Como apunta Reinhart (1997).Puesto que no cabe duda de que el verbo romper en su uso transitivo es un verbo causativo. Juan se ama a sí mismo . nos. Partimos del supuesto que la construcción transitiva es la básica y la inacusativa es la derivada. Se observaron muchas anomalías b. xiv. Una cuestión pendiente es cómo extender este análisis al de las llamadas reflexivas indirectas. estas estructuras seleccionan avere como auxiliar. se. no sólo en construcciones inacusativas. Belletti (1988) y C. La rama rompió el cristal a causa del viento xi. te. en cuanto que hay hablantes de italiano que aceptan la cliticización con ne con predicados reflexivos. (i) a. Brosseau y Ritter (1991).

a pesar de que los verbos dormir y jugar hacen referencia a la actividad que desarrollan los sujetos: (i) a.Algunos de los verbos de causa interna tienen variantes transitivas causativas. El chocolate engorda.: (ii) a. de forma independiente. jump.. en el que se predica una propiedad del chocolate. que se pueden interpretar como responsables directos. es posible tener este tipo de construcciones con verbos transitivos con objeto elidido (ii). ‘Hay animales aquí’. Este es un proceso restringido semánticamente: sólo se da cuando las circunstancias externas se pueden manipular de modo que se den las condiciones para que se lleve a cabo el cambio de estado interno que denota el verbo. que desencadena un proceso que lleva a que la leche hierva. como hervir en (ia) y engordar en (ib) (ejemplo proporcionado por Olga Fernández. Aquí duermen animales Igualmente. xix. Gianni ama se stesso xviii. En cuanto a (ib).2). El sujeto de (ia) es un causante indirecto. éste es un uso muy restringido del verbo engordar. que tienen agentes como sujetos y sin embargo permiten sujetos locativos.b. pero está claro que la oración de (ii) es agramatical. signicado que no es posible en (ib). la existencia de una v causativa estativa en su análisis de predicados psicológicos como frighten (en su uso no-agentivo). march. Hay verbos inergativos. Nótese que en (22) la categoría v indica causatividad ‘estativa’. siguiendo el análisis de L y RH para los verbos agentivos de movimiento en inglés: walk. Soriano): (i) a. Aquí juegan niños b.3. donde la presencia del objeto verbal no permite una lectura quasi-existencial (estativa) del verbo. b. En este colegio estudian niñas. Nótese. lo que cuestiona la afirmación de que éste es un verbo causativo . que denota una actividad (dinámica) (véase Mendikoetxea 1999: 25. *En este colegio estudian matemáticas niñas xx. como los de (i) (véase Torrego 1989). En Mendikoetxea (1999). se analiza hervir como un verbo de causa interna que puede sufrir un proceso de causativización. Arad (2000) ha propuesto.etc. b. sin embargo. al contrario de los sujetos de verbos inherentemente causativos como romper o abrir. que el significado de las construcciones de (i) no es disimilar al de una oración existencial del tipo ‘Hay niños en este parque’.. La oración de (iia) no significa mucho más que ‘Hay niñas en este colegio’ (‘Este es un colegio de niñas’). Juan hirvió la leche.

rétrécir ‘estrechar’. etc). como ha señalado algunos autores. xxv. pusimos el café a calentar. noircir ‘ennegrecer’. etc. ‘dormir’. . Al igual que en español. Véase Mendikoetxea (1999) para un análisis descriptivo de estos verbos. la agramaticalidad de (iia-d) no se puede considerar como un argumento en contra de la clasificación de estos verbos como inacusativos. f.(ii) *El chocolate engordó a Pedro xxi.En lenguas como el Euskera muchos de los considerados como verbos inergativos se forman con combinaciones de [V egin] + N (barre. se vuelve más viejo. Abierta de nuevo la herida. En el primer caso. Sin embargo. xxiv. Hervida la leche. se comportan como verbos inergativos y en el segundo como verbos inacusativos. c. el jardín parecía más alegre. hubo que volverlo a lavar. También hay en francés. xxii. Florecido el rosal. * Envejecido Juan. ‘toser’. que expresan lo que Dowty (1979) llama degree achievements (logros de grado): cuando alguien envejece.) y se comportan como verbos típicamente transitivos (véase Laka (1993)). Uno de los diagnósticos de la inacusatividad es la posibilidad de aparecer en cláusulas de participio absoluto como las de (i) con verbos que expresan cambios de estado de causa externa. Ensuciado el vestido en la cuerda. los animales abandonaron el lugar d.. xxiii. * Crecidos los niños. Hipótesis de la Uniformidad de Asignación Temática (HUAT) [Baker 1988: 46] A idénticas relaciones temáticas entre elementos. rougir ‘enrojecer’. lo. era imposible comunicarse con él b. tzul. b.) (‘reir’. * Ardido el bosque. Las construcciones de participio absoluto se dan solo con verbos que contienen la noción de estado final como parte de su contenido léxico-semántico (véase de Miguel 1992). élargir ‘ensanchar’.. tuvimos que comprarles ropa nueva e.. pero no necesariamente viejo. los médicos quitaron a la familia toda esperanza de curación. los verbos de causa interna en francés se construyen sin se y los de causa externa con se. una serie de verbos que pueden aparecer con o sin se (durcir ‘endurecer’.. idénticas relaciones estructurales entre esos elementos a nivel de Estructura-P. lo que no es el caso de los verbos de (iia-d). [De Miguel 1992: 239-244] (ii) a. sus parientes le arrebataron su fortuna c. * Ensordecido el abuelo. excepto casos muy contados como hervir y florecer en (iie. enfler ‘inflar’. Una vez cocido el pan.f): (i) a. lo sacamos del horno y esperamos a que se enfriara. Los verbos de causa interna no pueden formar estas construcciones (iia-d). según Labelle (1990).

El verbo oplossen ‘disolver’ en su uso inacusativo se forma con un auxiliar tipo ser y en su uso reflexivo con un auxiliar tipo haber: (i) a. al igual que existen diferencias fundamentales entre las oraciones reflexivas con anáforas del tipo si mismo y oraciones reflexivas con se (véase la nota 17). que es la presencia del reflexivo zich en (ib). por ejemplo. utiliza ejemplos como los de (i) en holandés como prueba de que los predicados reflexivos son el resultado de la supresión del argumento interno (= inergativos).xxvi. además de la selección de auxiliar. De suiker is ogpelost (onmiddelijk op in de thee) el azúcar es derretido (inmediatamente en el té) ‘El azúcar se derritió (inmediatamente en el té). al contrario que el se/si del Romance que es un clítico asociado a v. De suiker heeft zich opgelost el azúcar ha se disuelto ‘El azúcar se disolvió.’ b. . frente a los inacusativos en los que se elimina el externo. Reinhart (1997). Este es un elemento ligado a la posición de argumento interno. En este sentido conviene actuar con precaución a la hora de utilizar datos de varias lenguas para apoyar o rechazar un análisis particular. Es muy posible que el proceso de reflexivización que se da en (ib) tenga propiedades muy distintas al que se da en lenguas romances.’ Pero existe una diferencia fundamental entre los dos ejemplos de (i).

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful