You are on page 1of 8

Revisión

de
Vida
16
2 15
- Los años, otros elementos de la formación… van modelando la
conciencia. Y el compromiso habrá de ser progresivo en calidad, en LA REVISIÓN DE VIDA
amplitud, en rigor y en vigor.
- Esta progresividad irá tocando lo que es colectivo, irá tocando lo que
UN INSTRUMENTO PARA EL CRECICIMIENTO
es organizado, haciendo que la maduración del adulto vea que Y LA MADURACIÓN DEL CREYENTE
debe hacerse presente en todo aquello que hace historia, porque
todos los dinamismos de la historia configuran también a la persona
y retrasan o adelantan la historia de la salvación de Dios. - La dinámica de la Revisión de Vida no es la panacea para la
formación del cristiano y se ha de complementar con otros
medios. No obstante, es necesario profundizarla porque a
UN COMPROMISO COMO SIGNO PASCUAL.
menudo se estropea por utilizarla superficialmente.
- Vivirlo como una cierta experiencia pascual, com un signo de que
Dios vive, de que hay razones para la esperanza, de que la vida y la
- La RdV es un instrumento, y hemos de cuestionarla como
historia se pueden vivir desde otras claves. debemos hacer con todo instrumento pastoral y pedagógico,
revisando si nos introduce en un proceso de crecimiento del
- La presencia del cristiano es la forma más original, más pobre en el
corazón, de apertura a la experiencia de Jesús, de compromiso
sentido evangélico, y más provocativa. Algunos comenzaran a tener
solidario para hacer buena la tierra como inicio del Reino.
curiosidad del por qué de nuestro modo de vida. Para muchos
puede ser el signo para comprender que, de verdad, Dios camina a - La RdV hemos de verla como un proceso, un camino a veces
nuestro lado. costoso, abierto (hemos de ir construyéndolo y descubriéndolo),
porque hay alguien que nos precede y no transciende, el
Espíritu Santo siempre imprevisible. Y es que la educación del
corazón es un camino, y toda experiencia de fe es una historia
de gracia que se va descubriendo y construyendo paso a paso.

14 3
VER
- PARTE PRÁCTICA-
ACTUAR- PARTE TEÓRICA-
Hecho concreto personal:

NO ES SUFICIENTE ACTUAR. ES NECESARIO ACTUAR CON EL CORAZÓN


CONVERTIDO.

- Es un actuar original del creyente, un actuar con un corazón


convertido que reconduzca la vida humana, el hecho o las
situaciones similares, desde las intenciones de Dios, desde el proyecto
Compartimos nuestros hechos … de hombre y de sociedad que Jesús ha introducido en la historia y
que son presencia ahora y aquí del Reino.

Elegimos un hecho …. - Por eso, además de precisar el actuar, hace falta que nos
preguntemos por qué vamos a hacer eso, desde que postura vamos
a hacer esta locura, con qué actitud, en qué dirección. Eso da
profundidad a nuestro actuar cristiano.
- En la medida en que el ver haya sido profundo y la acogida de la
Palabra fiel y dispuesta, más fácil será concretar el compromiso y
que éste tenga cualidad evangélica. si hemos dejado que Jesús nos
toque el corazón y la conciencia y nos libere, su fuerza-presencia
generará gestos, presencias, que irán haciendo más según Dios unos
trocitos de la tierra.
Ampliación del hecho elegido. Hay que saber un poco más...

UN COMPROMISO ADECUADO AL VER Y AL JUZGAR Y PROGRESIVO.

- Como un resultado interior: Dios nos ha sorprendido, nos ha cogido


por dentro, nos ha prendido el corazón. De otra forma el
compromiso será postizo o estéril.

4 13
Aspecto formal. Nos centramos en uno de los aspectos que tiene este

ACTUAR
acontecimiento...

- PARTE PRÁCTICA-

COMPROMISO PERSONAL (acción concreta que me propongo hacer)


Universalización del hecho. Todos pensamos en un hecho personal en el
que se dé ese aspecto...

CAUSAS

COMPROMISO DE GRUPO (el grupo también se plantea una acción


común)
CONSECUENCIAS

12 5
VER
- PARTE TEÓRICA-
- Es necesario que la palabra evangélica tome rostro, tome carne,
porque la palabra evangélica puede hacerse ideología. Es necesario
descubrir el rostro del Señor, penetrar en sus gestos y dejarle decir la
palabra iluminadora y provocadora.
- La palabra de Jesús es, por encima de todo, vida, camino. No es
EL HECHO CONCRETO moral que acusa y lleva una carga. Es luz que abre siempre nuevas
- La RdV lleva una disciplina que en ocasiones parece empalagosa y posibilidades y nos sitúa en una perspectiva diferente, nueva,
tonta, pero que es educativa. Nos obliga a presentarnos al grupo con animosa.
las alforjas llenas de alguna cosa de la vida real y concreta, y con eso
entramos ya en una dinámica de educación en la fe. - Traducir la palabra a la realidad del grupo: eso de Jesús, ¿cómo se
- Jesucristo no es un conjunto de ideas, ni un puñado de dogmas que vive ahora y aquí? Este gesto de Jesús cómo lo prolongamos ahora
recitamos en el Credo: tiene nombre, tiene rostro, y es singular, no con el mismo gesto sino con el mismo espíritu? Es necesario
concreto. La RdV nos obliga a no pasar de largo de lo concreto de la traducir las posturas profundas que Él adopta y encarnar su palabra.
vida, a tomar trozos de vida para exprimirlos hasta que hablen. Es
coger un trozo de lo concreto, de lo cotidiano, y descubrir su - Y, para todo eso, hay que hacer sitio a la Palabra. Sólo quien hace
profundidad, descubrir la gracia que lo atraviesa. un lugar en su corazón, con fidelidad, a la Palabra de Jesús, ha
- Intentar vivir de realidades. No se habla del bien, sino del bien entrado en la dinámica de la conversión. Y el juzgar lleva, sobre
concreto de aquí. No se habla de justicia, sino de la justicia o todo, a convertir el corazón para hacer bueno aquello que estamos
injusticia que hemos visto. Vamos pasando de vivir de ideas a vivir
tocando. Es necesario hacer del juzgar una profunda experiencia de
de realidades; de vivir de buenos deseos a vivir de pequeños
compromisos. Es necesario llevar a la reunión las alforjas llenas de un encuentro con el Señor.
trozo de vida concreto.

QUÉ HA OCURRIDO
- Es comenzar a sumergirnos en el grosor de la vida concreta, real,
cotidiana. Este primer momento del ver nos está obligando,
posibilitando, a educar la mirada para saber vivir lo profundo más
allá de la superficie. La mirada profunda es fuente de emoción, de
gozo, de paz.
- Mirar al fondo para descubrir la fecundidad de lo bueno que tiene la
vida, o para descubrir lo que bloquea la liberación de las personas, la
fraternidad de las personas, las relaciones pacíficas, la justicia, la
caridad humana.
- Cuando empezamos a preguntar qué ha pasado estamos ya
educando la mirada, estamos capacitándonos para vivir
6 11
evangélicamente la vida. Porque vamos a descubrir las huellas del

JUZGAR
paso de Dios, los signos de su gracia o su rostro desfigurado en el
hermano.
- Hay que cuidar esta educación de la mirada para hacerla en
profundidad, con objetividad, en libertad, y para hacerla con un
- PARTE TEÓRICA- corazón pobre que sabe escuchar antes de juzgar, que sabe
comprender antes que ponerse en contra, que sabe mirar al corazón
de las personas y hacer propia su vida antes de condenar.
- Este ver en profundidad dispone para una actitud profundamente
- Si ya debíamos descalzarnos ante el ver porque íbamos a pisar un evangélica que es, sobre todo, acogida y no conquista. Y Dios se
manifiesta más fácilmente cuando encuentra un corazón pobre,
lugar sagrado, todavía más en este momento en que acudimos a abierto, acogedor, humilde; y no ante un corazón sectario, seguro,
una cita con Dios. Vamos a encontrarnos con Dios para re-mirar con satisfecho, porque entonces no dejamos un espacio para Dios.
sus ojos lo que ya hemos estado contemplando. No vamos a hacer
ideología ni calificar o descalificar actitudes, y menos todavía
personas. Queremos hacer una experiencia de fe progresiva y DE LO SUPERFICIAL A LO PROFUNDO
profunda. - La dinámica del ver posibilita un proceso de fe profunda. De lo
epidérmico y superficial al fondo y al corazón. De una cosa que
- Para este momento de encuentro con Dios hay que estar disponible, parecía que no tenía importancia, exprimiéndola sacamos un raudal
con un corazón abierto y expectante al Señor que nos habla. Esta de gracia o desgracia. Un anciano que pide en una esquina, una
disponibilidad del corazón abierto que quiere ver y juzgar con los joven que no ayuda a su hermana a fregar los platos… si dejamos
que hablen, que cuenten todo lo que hay detrás de ese misterio que
ojos de Dios no se improvisa, se prepara. Y no son suficientes las es siempre un trozo de vida, si miramos en profundidad, nos puede
reuniones ni la Revisión de Vida. El corazón se dispone en muchas descubrir el núcleo del vivir y nos puede ayudar a la transformación
ocasiones desde otros elementos: una oración sincera, un encuentro radical de muchas cosas.
con el consiliario en el que hemos presentado con corazón sincero y - Este ver en profundidad nos lleva a la sabiduría de Dios. Nos
abierto nuestros interrogantes, nuestras inquietudes… No se trata de conduce de lo que parece superficial y anecdótico, en un proceso
entrar en el juzgar con una ideología clara; es un corazón abierto, interiorizante, a descubrir lo que es más profundo, lo que es más
significativo, lo que es determinante de la vida. Lo que parece más
sencillo y disponible el que escucha al Señor que pasa. sencillo, las necesidades más básicas, se convierten en las prioritarias,
- No buscamos sólo a alguien que nos de una clave sólida como salida en las exigencias supremas. Las bienaventuranzas se convierten en la
forma de vida, en la exigencia para vivir lo cotidiano, en el camino
de nuestros problemas. Buscamos, por encima de todo, encontrar y para reconducir la historia hacia la fraternidad dentro de una
reconocer al Señor que estaba en medio de aquel hecho i quiere sociedad atolondrada que, como máxima contradicción del
encontrarse con nosotros, conmigo, y tiene una palabra que decirnos. desarrollo, necesita generar parados para seguir funcionando.

- Es necesario atravesar el trozo de vida adorando a Dios,


reconociendo que está ahí y que camina a nuestro lado. Y después,
como consecuencia, lo que sea.

10 7
EXPERIENCIA DE ENCUENTRO
- El hecho es una experiencia de encuentro, no un puro análisis técnico
ni sociológico. Es necesario dar rostro a las cosas y a las personas, y
hacerles un lugar en nuestro corazón. El ver es una contemplación,
una experiencia de estar asistiendo al paso de Dios que atraviesa
JUZGAR
- PARTE PRÁCTICA-
este trozo de vida para regenerarlo, salvarlo, redimirlo. Hay que
aprender a acoger, a comprender, a ensanchar nuestro corazón. Es
necesario hacer una experiencia de humanidad, de fraternidad, de
mesa del Reino. Buscamos un texto evangélico que nos diga algo a través de:

- El ver introduce al grupo en la coherencia de vida, en la búsqueda


leal de la verdad, de ver y ver en profundidad para dejarse atrapar
por el Señor que pasa. que nos sale al encuentro y quiere realizar Actitudes de los personajes:
ahora y aquí su obra. Porque al mirar en profundidad nos
encontramos con el rostro de Dios que nos interroga: ¿Y tu qué?
Dispone para un diálogo con Dios que lleva salvación, aquello que
nos parecía extraño nos ha atrapado.
- Hay que averiguar, a partir de lo que dice el hecho, qué hay en el
fondo. En España hay x-mil parados. Si dejamos que las cifras
hablen, nos hablan de una madre que no sabe como acabar el mes,
de un joven que se emborracha, del que se ve empujado a la droga ¿A qué nos invita Jesús?:
para ahogar sus penas… Si no dejamos que las cifras hablen, a lo
mejor condenamos al drogadicto. Pero si dejamos que hablen, a lo
mejor decimos: Señor, libérale de la droga y a ver qué podemos
hacer por él que es víctima de una situación …
- No hay nada que sea tierra
maldita. Cuando miramos una
realidad, siempre descubriremos
tonterías en las actuaciones
humanas, pero siempre nos Llamadas a la conversión, ¿Qué me dice a mi el texto? ¿Qué cam-
llegará al fondo del corazón.
Hasta en la persona que parece bio me exige?:
más deshecho descubrimos
parcelas de su corazón con unos
sentimientos que son como
huellas del Espíritu. En toda
tierra hay huellas del Espíritu.
Toda persona es un proyecto
abierto y toda situación es un
proyecto de gracia donde
siempre cabe la esperanza.

8 9