«La liberación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos»

ORGANIZACIÓN SOCIALISTA DE TRABAJADORES ENTO (CUARTA INTERNACIONAL) SUPLEM (Integrante del Comité por una representación política de la clase trabajadora)

¡UNIDAD PARA DETENER LA CONTRARREFORMA LABORAL!

que

¡DEFENSA DE LOS DERECHOS DE CONTRATACIÓN COLECTIVA, SINDICACIÓN Y HUELGA!
La nación mexicana en general, y el pueblo trabajador en particular, viven una situación extraordinariamente grave. La reunión del gabinete de guerra de Estados Unidos en México, el 23 de marzo de 2010, anuncia una más amplia intervención de los organismos policiacos, militares, económicos y diplomáticos del imperialismo estadunidense en nuestro país. Se pretende desmantelar a la nación mexicana mediante la profundización del TLCAN y la aplicación a rajatabla de la política de «libre competencia», según la cual los sindicatos, el marco nacional de derechos y las empresas y servicios públicos, son «monopolios» que deben desaparecer. Para aplicar esa política se promueve la violencia y el caos con el pretexto de la «guerra del narcotráfico», y el Plan Mérida. En esa situación y siguiendo los lineamientos del FMI, la fracción del PAN en la cámara de diputados presenta el 18 de marzo la iniciativa Lozano-FMI-Calderón de contrarreforma laboral. Unos días después, en Cancún, la secretaria de Energía llama a las multinacionales a llevar a fondo la privatización de Pemex, y luego, el 30 de abril se aprueba en el senado (en lo general) la ley de asociaciones público privadas para desmantelar totalmente a las empresas y servicios públicos. En fin, se discute en las cámaras una nueva legislación en materia de seguridad nacional que incluye la declaración de «estados de afectación» controlados
Foto El Trabajo/Enrique

por el ejército en los que se suspenderían las garantías individuales.1 La iniciativa Lozano-FMI-Calderón es el aspecto principal de la ofensiva lanzada contra la clase trabajadora, ofensiva que incluye: La liquidación mediante la intervención policiaca, del contrato colectivo del SME, y la desaparición de la empresa nacionalizada LyFC, El paso de los empleados de Bancomer a una empresa artificial para suprimir reparto de utilidades y prestaciones, La liquidación del contrato ley para los nuevos trabajadores en la industria textil, la desaparición de los

2
derechos pensionarios de los nuevos empleados del IMSS. En fin, la negación del derecho de huelga en el caso de los mineros de Cananea y la imposición de las cuentas de «capitalización» (empobrecimiento) de las pensiones en los casos del IMSS y del ISSSTE, entre otros. Con la profundización del TLCAN, se destruye una de las fuerzas que permite la unidad nacional: los derechos laborales válidos en todo el país. Se niega a la juventud el porvenir.2
1 de mayo. Foto El Trabajo/Genaro

ElTrabajo

La contrarreforma
El eje de la contrarreforma Lozano-FMI-Calderón es destruir las conquistas más preciadas de la clase trabajadora: estabilidad en el empleo, irrenunciabilidad de los derechos, sindicación, contratación colectiva y derecho de huelga, y se expresa en los siguientes elementos: tadas en los contratos individuales y colectivos de trabajo (…). (Art. 56 bis).

1. Crea tres nuevas formas de contratación: contratos a prueba, contratos por temporada y contratos de capacitación (artículos 39-A, 39-B y 39-D). Permite a los patrones despedir a los empleados sin ninguna responsabilidad al término del contrato. Los trabajadores estarán al capricho del patrón ya que legaliza los «turnos quebrados» (hoteles y restaurantes), bancos de horas (empresas financieras) y nombramientos de 28, 30 y 60 días con tres días de suspensión para que no crear antigüedad (empresas industriales), en fin, interinatos, pago por honorarios, etc. Permiten a las empresas privadas y a las entidades públicas, reducir plantillas de trabajadores de empleo fijo o nombramiento de base. 2. Legaliza la subcontratación de trabajadores (artículos 15-A, 15-B, 15-C y 15-D). Esta medida legaliza las condiciones de práctica esclavitud de trabajadores proporcionados por empresas terceras como ocurre en el Politécnico Nacional en el que hay una gran cantidad de trabajadores subcontratados con setenta pesos diarios de salario (veinte de los cuales se utilizan en el transporte). 3. Establece el régimen de pago por hora (artículo 83), con lo que se pierde el derecho a la seguridad social y a prestaciones como aguinaldo, vacaciones, pues no se genera antigüedad. 4. Impone la flexibilidad forzosa («multifuncionalidad»). «Los trabajadores deberán desempeñar labores o tareas conexas o complementarias a su labor principal (…)», que se definen como las «pac-

5. Permite a los patrones despedir sin responsabilidades a trabajadores con menos de tres años de antigüedad. (Artículo 49). 6. Establece el escalafón por «méritos» («las vacantes definitivas, las provisionales con duración mayor de treinta días y los puestos de nueva creación, serán cubiertos por el trabajador que acredite mayor productividad» o, mejor dicho, el que sea más explotado. (Artículo 159). 7. Pretende suprimir sindicatos mediante una disposición que hace imposible que los sindicatos gremiales detenten sus contratos colectivos (Artículo 388). Entre otros, es una exigencia de los propietarios de las líneas aéreas de bajo costo. En la práctica serían los empresarios los que decidirían con qué sindicato conviene firmar un contrato. 8. Atenta contra la libertad de asociación al imponer requisitos para demandar la titularidad de un contrato colectivo que ningún sindicato con rasgos democráticos podrá cumplir. (En particular, artículos 899-A y 899-C). La Iniciativa pretende entrometerse en la vida interna de los sindicatos, tanto en la creación y el funcionamiento, como en la contratación colectiva (Artículos 371-X, 388, 395). 9. Anula en la práctica el derecho de huelga mediante nuevos requisitos para realizarla, mayor control gubernamental sobre el proceso, más obstáculos para el trámite y mayores causales para declarar la inexistencia de la misma (artículos 920 y siguientes). En estos dos últimos casos se opone frontalmente al convenio 98 de la OIT (Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva que los gobiernos priistas y panistas se han negado a ratificar). Pre-

ElTrabajo
tende que la huelga termine «por laudo de la Junta de Conciliación y Arbitraje» (469-IV) y no por laudo «a petición de los trabajadores» (mismo artículo, ley vigente).

3
público: a) hay trabajadores del sector público que están en el Apartado A, b) todas las contrarreformas que sufren los trabajadores del sector privado se aplican en el sector público (pensiones, outsourcing, salario por méritos como carrera magisterial», etc.), c) la LFT puede aplicarse en ciertos casos a los trabajadores del apartado B.

10. Profundiza la creación de mecanismos de colaboración, en perjuicio de los trabajadores, entre dirigentes sindicales y patronales al crear Comités Nacionales de Productividad y Capacitación (en la ley vigente: Comités nacionales de capacitación y adiestramiento) formados por patrones y sindicatos, mismos que serán «órganos auxiliares» de la STyPS). (Artículos 153-K y 539, III, b). Advierte de que esto no faculta a los trabajadores a intervenir en la dirección o administración de las empresas. Con la llamada «vinculación de la capacitación y el adiestramiento con la productividad», sienta las bases para imponer la certificación de competencias laborales como requisito para conservar el empleo (recordemos que en el caso de los profesores de educación básica, los funcionarios de la OCDE y los «expertos» exigen que los resultados de la prueba ENLACE sirvan para despedir profesores). 11. Contribuye a la instauración del «programa de trabajadores huéspedes» que las empresas de EU están empeñadas en llevar a cabo en una especie de outsourcing internacional. Acepta desde ahora que habrá «trabajadores engañados» por las «agencias de colocación» y plantea que en esos casos, esas «agencias» solo paguen «los gastos de repatriación». (Artículo 28-B). El movimiento pro inmigrante de EU rechaza el «programa de Trabajadores huéspedes» por considerarlo una nueva forma de esclavitud. 12. «Limita la generación de salarios vencidos (caídos)» a un periodo de seis meses. (Art. 48). 13. Aumenta causales de despido (Artículo 47).
Mantiene la dictadura del poder ejecutivo en el proceso de justicia laboral con el arbitraje obligatorio que permite al gobierno actuar como juez y parte en los conflictos laborales (Arts. 604 y ss.).

Sindicatos y CCT
La lucha del movimiento obrero, en México y en el resto del mundo, desde hace un siglo y medio, se basa en la exigencia de que se reconozcan los derechos colectivos protectores de los asalariados, precisamente porque no están en igualdad de condiciones con los patrones dada la relación de subordinación (la lucha laboral en México ha sido profundamente deformada por el corporativismo impuesto en especial desde los años 1930). Aunque ese fenómeno no anula la importancia de los contratos colectivos y los derechos laborales logrados en nuestro país, el corporativismo impidió que la clase trabajadora creara una central nacional independiente con contratos colectivos de alcance nacional. A la vez, ha impedido que la clase trabajadora tenga su propio partido independiente). En países como el nuestro, sindicalismo, derechos laborales e instituciones de seguridad social, son fuerzas que permiten la unidad de la nación. Con relación al contrato colectivo, los obreros ven en ese contrato un signo de solidaridad y de unidad de los trabajadores. Mediante ese contrato, los obreros no discuten individualmente con el patrón, discuten y acuerdan como colectividad. En el contrato colectivo, la unidad del organismo obrero, en una empresa, en una industria, asume una forma tangible y jurídica. Solo las garantías colectivas otorgan derechos. 3. Lo que se plantea en la iniciativa panista es la desaparición de los contratos colectivos y la acción reivindicativa de los sindicatos.

14.

¿Qué curso de acción?
Los dirigentes sindicales están ante la disyuntiva: unir fuerzas para evitar la imposición de la contrarreforma o aceptar la caída de los derechos. La mayor parte de los dirigentes sindicales se han manifestado, total o parcialmente, contra la Iniciativa Lozano-FMI-Calderón, sin embargo, hasta ahora no han dado paso a la acción unitaria. Los dirigentes del Congreso del Trabajo rechazan la iniciativa. Desde esa perspectiva, ¿no tienen la responsabilidad de llamar a formar una oposición común con los demás sindicatos? Los dirigentes sindicales independientes del Congreso del Trabajo, rechazan la iniciativa y llaman a luchar contra ella. Sin embargo, algunos de ellos plantean presentar «propuestas de reforma laboral progresivas».4 En este sentido, se han manifestado los dirigentes del SME (Véase «Resolución general del Foro de análisis sobre el proyecto de reforma laboral presentado

15. En lo que respecta a los derechos de los niños (menores de catorce años) mencionados con absoluto cinismo en la Iniciativa Lozano-FMI-Calderón presentada por los diputados del PAN, es necesario recordar que los gobiernos priistas y panistas rechazan ratificar el convenio 138 (prohíbe el trabajo infantil) de la Organización Internacional del Trabajo e interesadamente ratifican el 182 (solo prohíbe «las peores formas» del trabajo infantil).
La contrarreforma está dirigida contra todos los trabajadores, tanto del sector privado como del sector

4
por el Partido Acción Nacional», 14 de abril de 2010), y principalmente el diputado (PRD) y dirigente del STRM, Francisco Hernández Juárez quien presenta una iniciativa en nombre de la fracción perredista.5 Ese planteamiento no es aceptado, entre otros, por los dirigentes de STUNAM y CNTE que llaman a rechazar la contrarreforma, no apoyan «propuesta «alternativa»» y proponen organizar la movilización. Puede decirse que en una situación en que están en juego los derechos, los dirigentes sindicales tienen la disyuntiva: «negociar o combatir». Las instituciones del régimen priista panista, (cámaras legislativas, suprema corte de justicia, presidencia), sostenidas por el PRD y los demás (PT, Convergencia, PVEM, Panal), están subordinadas a los intereses de las empresas, en particular de las empresas estadunidenses y acatan sin chistar los lineamientos del Tratado de Libre comercio de América del Norte que preconiza la «libre competencia». ¿Negociar con los priistas, los panistas y los perredistas los derechos laborales? ¡No! Más bien, parece que la responsabilidad de los dirigentes sindicales consiste en convocar a la acción unitaria para detener la reforma Lozano-FMI-Calderón. En particular, todo indica que los dirigentes sindicales de STRM, STUNAM y los demás sindicatos de la UNT, SME, SITUAM y los demás sindicatos del FSM, CNTE, SNTMMSySRM,…, tienen la responsabilidad de: Convocar a la unidad de las organizaciones sindicales para preparar la huelga nacional, con demandas tales como: ¡No a la contrarreforma laboral! ¡Defensa de los derechos de contratación colectiva, sindicacion y huelga!, ¡Reinstalación de los 44 mil electricistas! Solución en las huelgas de Cananea, Taxco, Sombrerete. Abrogación de la ley SB 1070. El 1 de mayo de 2010 puso en esbozo la unidad de las organizaciones. Pero la unidad no va a caer del cielo. Es preciso que los que concordemos en la necesidad de la unidad, nos agrupemos y demos la batalla en en nuestras asambleas sindicales porque adopten resolutivos en ese sentido,y de ese modo poner nuestro grano de arena para que los trabajadores logren que los dirigentes convoquen y preparen la huelga nacional en la unidad. Finalmente, hoy más que nunca es necesario reflexionar y pugnar por una central sindical independiente del estado, de los patrones, de las ONG y de los organismos financieros internacionales. Esta lucha debe partir de las necesidades de la clase trabajadoras expresadas en una plataforma de las demandas más sentidas y ser sin exclusiones. Deben ser los hechos los que determinen la composición de esa central.

ElTrabajo
Foto: 1 de mayo en San Francisco, California. El Organizador/Alan Benjamin

1

En el reporte sobre México, publicado el 16 de marzo, el FMI afirma que es necesario «redoblar los esfuerzos para promover las reformas estructurales, aprovechando los importantes pasos dados recientemente para mejorar la productividad del sector de la electricidad», en referencia a la liquidación de LyFC el 10 de octubre de 2009.
2

«Se lleva a cabo un despojo en contra de las nuevas generaciones (…). Hoy los jóvenes en busca de empleo viven un verdadero drama (…)». Arturo Alcalde Justiniani, Asalto al futuro, La Jornada, 10 de abril de 2010.
3

«El maestro Mario de la Cueva recordaba que (…) La relación individual del trabajo (…) es un enfrentamiento entre dos seres infinitamente desiguales. El trabajador aislado jamás podrá tratar en condiciones de igualdad con su patrón. Para eso, para tratar igualmente, se inventó el contrato colectivo de trabajo (o, más bien, los trabajadores organizados de todo el mundo lo impusieron a sus explotadores)». Arnaldo Córdova, La ofensiva patronal,La Jornada, 11 de abril de 2010). Aunque en México los contratos colectivos generalmente no tienen una verdadera dimensión nacional.
4

La iniciativa de ley fue presentada por «diputados federales y senadores de la LXI Legislatura del H. Congreso de la Unión, (en) nombre del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional». Al final de la Iniciativa aparecen solo los nombres de nueve diputados panistas, entre ellos el de Valdemar Gutiérrez Fragoso, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social. ¿En beneficio de los intereses laborales, no es responsabilidad del Dip.Gutiérrez Fragoso retirar su respaldo a esa iniciativa y unirse a los demás dirigentes sindicales para llamar a la lucha común? Fuente: http:// www.diputadosfederalespan.org.mx/lxi/ (consulta: 17 de abril).
5

Véase, Ágora, Boletín del Grupo Parlamentario del PRD, 14 de abril de 2010.

El Trabajo
Hortensia 108/Santa María la Ribera/ Cuauhtémoc/Distrito Federal eltrabajo@gmail.com/www.eltrabajo.org/ (01 55) 5547 0161 Ciudad de México, 1 de mayo de 2010.