You are on page 1of 16

O

T 6 0
Final sin gloria. Un balance del Frepaso y de la Alianza
Eduardo Jozami.................................................................................................. 3
INSTITUTO DE ALTOS ESTUDIOS

Juan peron N
E AYO
20

-M
Un país en deuda. La Argentina y su imposible relación con el FMI

I
Marcelo Bonelli................................................................................................... 5

M
12
La América Latina del Siglo XXI
Alberto Methol Ferré y Alver Metalli.................................................................. 6

O
VI
Cinco balas para Augusto Vandor
Ciclo de Capacitación

ER
Álvaro Abós ........................................................................................................ 8

UM
La religión en la época de la muerte de Dios
Leandro Pinkler, compilador .............................................................................. 10 Política 2006

O
N
La formación ideológica del peronismo
Perón y la legitimidad política (1943-1955)

2-
Juan Fernando Segovia ...................................................................................... 12 El jueves 4 de mayo pasado el Dr. Antonio Cafiero dictó la clase inaugural del

M
Ciclo de Capacitación Política 2006 del Instituto de Altos Estudios Juan Perón.
La deuda de la política Durante los próximos meses se brindarán gratuitamente cursos, talleres y conferen-
I

O
Ricardo Rouvier .................................................................................................. 13 cias sobre los siguientes temas: Historia del peronismo, Justicialismo, filosofía e
ideas políticas, Política internacional, Economía del justicialismo, Cultura y educa-


Política Sanitaria Argentina. Textos elegidos ción y Políticas sociales y desarrollo local.
Ramón Carrillo.................................................................................................... 15 Por el momento, expondrán en el ciclo, entre otros, Daniel Arzadún, Araceli
Bellotta, Luis Beraza, Mario Burkún, Mario Casalla, Oscar Castellucci, Hugo Chumbita,
Enrique Del Percio, Miguel Espejo, Carlos Fernández Pardo, Alieto Guadagni, Ana
Jaramillo, Adolfo Koutoudjian, Silvio Maresca, Carlos Mundt, Abel Posse y Cristina
Reigadas.
Colaboraron en esta edición:
Pablo Belardinelli, Mario Cafiero, Santiago Cafiero, Enrique Del Percio,
Jorge Luis Etcharrán, Mariano Fontela, Dolores Gandulfo, Catalina Pantuso
Diversas causas conspiraron

EDITORIAL
Inicialmente, las actividades pro-
gramadas no suponen el dictado de cur- contra este ideal, provocando que hoy
sos de formación básica. Más bien se pre- las políticas de gobierno se justifiquen
tende con ellas instalar un ámbito de casi exclusivamente con argumentos
reflexión y debate entre intelectuales, técnicos o morales. Prácticamente no
Este Boletín es una publicación del Instituto de Altos Estudios Juan Perón, creado por profesionales y líderes políticos y socia- hay medidas gubernamentales cuyo
les, para producir contenidos que apor- fundamento explícito resida en un pro-
disposición del Congreso Nacional del Partido Justicialista celebrado el 26 de marzo de 2004 el que
ten a la reconstrucción de la identidad yecto partidario. Tampoco suele haber
aprobó la creación de una asociación civil sin fines de lucro que actuara como órgano de capacitación y del movimiento peronista y a su pensa- reuniones en el Partido Justicialista -al
formación del Partido Justicialista. miento de futuro. menos en el nivel nacional- que asuman
Aspiramos a que el Instituto de Altos Estudios Juan Perón se constituya en un ámbito dedicado Entre los fundamentos de los estas decisiones como propias o impro-
partidos políticos hay uno que interesa pias.
a la investigación científica y doctrinaria y a la producción, sistematización y difusión de estudios, destacar aquí especialmente: es aquel Como contrapartida, la movili-
investigaciones y documentos destinados a profundizar y perfeccionar el sistema democrático, que establece que ellos traducen un pro- zación de voluntades políticas se centra
abordar los problemas nacionales, afianzar la justicia y la equidad social y proyectar a la Argentina en el yecto de transformación social en idea- casi exclusivamente en símbolos y perso-
les y consignas lo suficientemente claras nalidades, pero lejos está de articularse
mundo.
como para permitir articular el conoci- coherentemente con un proyecto que
Para asociarse al Instituto no es necesario ser afiliado al Justicialismo. Sólo se requiere poseer miento técnico de la gestión de gobierno tenga expresión eficaz en un conjunto de
título universitario o terciario, estudios avanzados en carreras de grado, o poseer una reconocida con la movilización de la voluntad popu- propuestas o decisiones de política
trayectoria en el desarrollo de tareas de índole político, social o cultural. lar. Históricamente, el peronismo deno- nacional.
Diseño: www.dydnet.com.ar

minó a esto como “la doctrina”. Ella ins- De hecho, hoy la pertenencia al
piraba a la vez las razones de la adhesión movimiento peronista en muchos casos
Vicepresidente: Silvio Maresca Presidente: Antonio Cafiero
popular y las propuestas de políticas sólo se asienta en la adhesión a un pasa-
públicas. Había que mantenerla al día do glorioso. Pocos se identifican con él
Para Informes e inscripciones: iaejuanperon@argentina.com
para que fuera constantemente la base por la coincidencia respecto a un núcleo
Reconquista 46 - Piso 9 - Buenos Aires - Tel.: (011) 4348-9601 de la unidad de concepción y de acción programático que se refiera al presente o
Sitio WEB: www.iaejp.org.ar partidaria. al futuro.
RESEÑAS
que las fuentes externas y endógenas de capítulo final han registrado avances en los
nuestra identidad no alcanzaron a conver- últimos tres años; especialmente la recons-
tirnos en una Nación”. trucción de la autoridad política a partir de
Sin embargo, lejos de un pronóstico un shock de ejemplariedad.
pesimista, la lectura del libro de Rouvier nos
deja la sensación de que vivimos una época
en la que las deudas se van saldando: uno
por uno los desafíos que el autor señala en el Pablo Belardinelli

Ramón Carrillo
Política Sanitaria Argentina
Textos elegidos
Buenos Aires, Ministerio de Salud y Ambiente de la Nación,
2006, 136 páginas

El Presidente de la Nación ha decla- Salud y Ambiente de la Nación seguir edi-


rado al 2006 como el Año de Homenaje al tando parcialmente otros libros suyos, espe-
Dr. Ramón Carrillo. En ese marco, el cialmente Contribuciones al Conocimiento
Ministerio de Salud y Ambiente y el Sanitario, que también tiene más de 500
Programa Campaña Nacional de Lectura del páginas.
Ministerio de Educación, Ciencia y Se ha querido en esta ocasión hacer
Tecnología han publicado una selección de una publicación breve y accesible para que
capítulos de Política Sanitaria Argentina, un todos puedan disfrutarlo, aun sabiendo de
libro de dos tomos y más de 500 páginas edi- antemano que se estaban excluyendo escri-
tado en 1949. El mismo contiene discursos y tos muy valiosos. Pero esta edición procura
artículos elaborados a partir del 1º de junio ser una puerta de entrada a sus ideas. Se
de 1946, fecha en que Carrillo asumió como suprimieron, por ejemplo, artículos y discur-
Secretario de Salud Pública. sos sobre alergia, enfermedades del aparato
Los capítulos escogidos contienen digestivo, brucelosis, cáncer, neurocirugía,
ideas que mantienen plena vigencia y no epidemiología o medicina laboral.
requieren del lector una competencia espe- Quienes puedan leer este librito con-
cializada. Se logró así un texto de ágil lectu- firmarán la formidable capacidad de Carrillo
ra que facilita el acceso masivo al pensa- para planificar y para llevar a cabo lo que
miento del primer Ministro de Salud de la
había concebido. Pero además, era un polí-
Nación, quien en cada página transmite una
tico que escribió sus ideas mientras ocupa-
imponente concepción humanista que
ba un cargo de altísima jerarquía, lo que per-
enmarca toda su acción de gobierno, intro-
mitiría no sólo someter a crítica su concep-
duciendo los fundamentos de la más
ción estratégica, sino además revisar los
extraordinaria transformación sanitaria de
resultados a la luz de los propósitos declara-
nuestra historia.
dos.
Muchos argentinos sabemos que la
Espero que esta obra sirva de aperi-
obra de Ramón Carrillo fue admirable. Pero
tivo, que abra en quienes accedan a ella la
hoy no es tan conocido el hecho de que su
necesidad de leer muchos más escritos de
pensamiento también era extraordinario. Él
quien dirigió una empresa magnífica: la
escribía muchísimo, mucho más de lo que
obra por la cual los argentinos legítimamen-
fue publicado, que no es poco. Ha escrito
te sentimos orgullo.
otros trabajos notables, especialmente
Teoría del Hospital, que está pensado inte-
gralmente y no es fácil seccionarlo. De
todas formas, es intención del Ministerio de Mariano Fontela
RESEÑAS
tada descripción de estos problemas y la per- En apretada síntesis, el argumento Sin embargo, quienes ocupan car- La mejor herramienta de la identidad de un
cepción que de ellos tiene la opinión pública refiere que una población escasa y diversa gos ejecutivos o legislativos en representa- movimiento es una política activa que se
que nos presenta el libro, el tratamiento indi- en un territorio que se le presenta inmenso, ción del Partido Justicialista suelen tener con- defina por lo que afirma y no sólo por lo que
vidual de cada uno de ellos nos haría perder no logra alcanzar el affectio societatis nece- ciencia de que al decidirse por unas acciones se rechaza, que se sustente en un futuro
de vista la “naturaleza política” que tuvo sario para constituir una sociedad organiza- y no por otras no aplican solamente su apti- común y no sólo en el pasado. Quienes
aquella crisis que nos tocó vivir. da; en consecuencia se instala una descon- tud profesional: además entienden que con desean terminar con el peronismo queda-
Así, el argumento de Rouvier se fianza hacia el otro más próximo, compa- ellas están “haciendo peronismo”. rían conformes si se transformara en una
aparta de aquellas visiones que reducen la triota (ser yo sin el otro) y una idealización Seguramente es así en la mayoría de
mera forma de nostalgia. Por eso debe vol-
crisis del 2001 a su aspecto económico y, del otro distante, europeo (ser yo en el otro): los casos, pero la ausencia de espacios parti-
“somos el no ser de los indios, de los gau- ver a proyectarse hacia el futuro y liberarse
simultáneamente, se diferencia de explica- darios de debate y su reemplazo por los
ciones que encuentran causas económicas chos. Y la fuerte influencia inmigratoria del de la sujeción a la coyuntura, recuperando
medios de comunicación impide reflexionar
para las crisis políticas: “la cuestión cultural siglo XIX y XX significó la partida, la despedi- sobre esto y por lo tanto inhabilita el funcio- su pensamiento estratégico y su capacidad
operaría como un condicionante de última da de otro lugar y la reconstrucción imagi- namiento de los partidos como correas de para planificar y concertar.
instancia en relación a la triple consecuencia naria mítica respecto del origen”. transmisión entre la conducción del Estado La reconstrucción de los espacios de
de las crisis: lo político, lo social y lo econó- En el plano del comportamiento y la voluntad del pueblo, vulnerando uno de debate y reflexión permitirá reformular un
mico”. esta característica se manifiesta en un acen- los principios elementales del régimen conjunto de contenidos que podrán servir
La crisis política como “fenómeno drado autoritarismo en la vida cotidiana y democrático. como cimiento de una identidad peronista
de condensación” y la cultura como causa, en el desapego a la legalidad: “nuestras fra- La identidad del peronismo debe que vuelva a fundarse en los principios de
son los temas principales del libro de gorosas disputas han operado como reem- volver a vincular el saber con el hacer, la capa- soberanía política, independencia económi-
Rouvier. plazo de una institucionalidad ausente. Esas cidad técnica con la participación popular. ca y justicia social.
El autor descarta rápidamente los luchas finalmente han provocado una
argumentos comunes y corrientes referidos derrota continua. Porque nunca hay una vic-
a la “crisis cultural” como caracterología de toria completa, una victoria nacional com-
la “constitución fallida de nuestro ser nacio- pleta”.
nal”, o los individualistas, como aquellos También en una recurrencia funda-
que hacen referencia a la deformación cul- cional: “Uno de nuestros problemas origina-
tural que produce nuestra inserción subor- rios es que hemos nacido varias veces, no en
dinada y dependiente en el orden interna- un proceso normal con saltos cualitativos de
cional. refundaciones, como rupturas sobre un
Rouvier nos señala que la cultura es pasado que también nos pertenece. Es decir
“la configuración de las conductas sociales que en cada parto se abjuraba de los padres
organizadas dominantes que se suceden anteriores, de las patrias previas. De esa
generacionalmente” y que la crisis cultural manera fuimos postergando nuestro naci-
se produce por un desajuste entre la norma miento definitivo”.
y la realidad. Estos rasgos que estructuran lo que Eduardo Jozami
En el Capítulo VI se describen los sín- alguna vez Borges definió como nuestro “po-
tomas de este malestar en la cultura bre individualismo” se refuerzan última- Final sin gloria
mediante un estudio empírico sobre el esta- mente con la influencia de la cultura posmo- Un balance del Frepaso y de la Alianza
do psicosocial de la población del Área derna: “la pérdida del sujeto posmoderno se
Metropolitana y la Provincia de Buenos intercepta con este sujeto borroneado de Buenos Aires, Biblos, 2004, 164 páginas
RESEÑAS

Aires, realizado en el mes de julio de 2001. nuestra idiosincrasia. Estos dos individuos
En el relevamiento sobresalen los tienen algo en común, su desafectación, su
sentimientos de angustia, tristeza, amargu- fijación en sí mismo, por narcisismo o por
autodestrucción”. El autor analiza la experiencia desde Carlos Alvarez, con sus planteos, dudas,
ra y decepción como manifestación espon-
tánea y dominante de los entrevistados; que En segundo lugar, el autor retoma el la perspectiva de un actor político particular, cambios y devaneos.
a su vez atribuyen estas sensaciones a la tema de la herencia cultural hispánica como la de aquel que siendo parte de la “historia” El autor logra imbuir en el lector
ausencia de futuro, la falta de trabajo, la emi- obstáculo para el desarrollo pleno del “espí- fue un opositor interno a la jefatura. más la certeza que la duda sobre la inexis-
gración y la falta de cambios. ritu del capitalismo” como causa de un capi- Los nueve capítulos en que Eduardo tencia del Frepaso como fuerza política,
Otro sentimiento prevalente era el talismo rentístico, prebendario y corrupto: Jozami divide el texto se podrían agrupar en como también pone de manifiesto su incer-
miedo ocasionado por la violencia delictiva, “somos capitalistas a pesar nuestro y eso tidumbre respecto de que hubiera existido
tres partes. Una primera, en la cual describe
el estallido social y la incertidumbre. provoca una personalidad social bastante una corriente de pensamiento “progresista”
el derrotero de Carlos “Chacho” Alvarez, en
Una serie sucesiva de privaciones se ambigua, contradictoria y a veces hipócri-
su doble función de Director de la publica- que mereciera esa denominación. La caren-
encuentran en la raíz de los sentimientos de ta”.
ción Unidos y la de referente político del cia de construcción política y la ausencia de
los entrevistados, su consecuencia actitudi- Por último, la “declinación de la
ética republicana” donde “nuestro proble- Movimiento Renovador Peronista y del identidad política sustentable en el tiempo
nal es el enojo que se refleja en las variadas
conductas electorales negativas (absten- ma es que el ataque a las instituciones de la Grupo de los Ocho, etapa en la cual se de un agrupamiento sin gestas populares
ción, voto en blanco, impugnación volunta- República (…) proviene de las propias insti- superponen las facetas de intelectual y mili- fundantes podrían haber contribuido para
ria del voto). tuciones, de su interior. Es decir, nuestro pro- tante. que Carlos Alvarez ejerciera la jefatura sin
Ahora, volvamos al concepto de cri- blema con la ley no es originario de una opo- La segunda pone de manifiesto las mayores cuestionamientos por parte de la
sis cultural: Rouvier nos presenta un análisis sición a la ley, sino del obstinado incumpli- tensiones generadas por la ruptura, la bús- dirigencia frentista.
de las dimensiones que expresan esta crisis miento”. La libertad de decisión de la jefatura
queda y construcción de una nueva identi-
en nuestra sociedad. Estos elementos permiten al autor se basaba en la influencia mediática de la
dad nunca resuelta y las posturas cambian-
En primer lugar, en lo que parece afirmar que “somos el resultado de un mix
tes del Frente en los noventa. figura de Alvarez en los sectores medios de
una actualización del problema sarmientino cultural controversial, porque cada aporte
Por último, en un análisis que hubie- la sociedad, en la opinión pública, más que
del desierto, el autor analiza el problema del fue parcial o contradictorio en sí mismo,
pero sobre todo, somos el resultado de la his- ra requerido de un mayor desarrollo, consi- en la generación de líneas políticas alternati-
lazo social desde cinco dimensiones: el espa-
cio vacío, el origen diverso de la población, toricidad de nuestros desencuentros, de las dera el paso del Frepaso por el poder en el vas en el escenario menemista.
el autoritarismo en la vida social, el proble- luchas civiles y de una feroz manera de cons- marco de la Alianza. Del texto surge que la falta de ancla-
ma del otro y la falta de compromiso. truir sobre la anulación del otro. Es decir, Las tres partes se articulan a través je se potencia con la muerte de Germán
de un hilo conductor que es la figura de Abdala. Si el peronismo había dejado de ser
RESEÑAS
el hogar, la izquierda no era una alternativa elaborado por varios diputados nacionales lución que las políticas oficiales ejecutan. Nos permite analizar por partes la
válida, y si además desaparecía quien levan- del Frente (Juan Pablo Cafiero, Alfredo Bravo “Provenimos de una revolución”, dirá cantera de la construcción identataria del
tara las banderas del nacionalismo revolu- y otros), como también las órdenes de mar- Perón; “los peronistas nacimos de un movi- movimiento, sus banderas, sus luchas y sus
cionario en el incipiente frente, la opción se chas y contramarchas impartidas a los dipu- miento revolucionario, no de una política o enemigos. Se abre lugar a la movilización de
de una acción política, esa revolución hace sentimientos y pasiones; la patria, el sentido
reducía a la centro-izquierda. Lo expuesto tados frentistas en la Legislatura de la
lo que debe, no lo que quiere: interpreta la nacional, la nueva Argentina. Accedemos a
permite al autor diferenciar las estrategias Ciudad de Buenos Aires ante el Código de
voluntad revolucionaria del pueblo; está conceptos de Perón como la inclinación ideo-
entre Bordón y Alvarez; mientras el primero Convivencia, la derogación de los edictos lógica del movimiento: “el peronismo no es
para eso y si no lo hace, fracasa en el objeti-
centraba su interés en el electorado peronis- policiales y las normas relacionadas con la vo”. Ya en la segunda presidencia, sobre sectario, por eso no es centrista, ni izquierdis-
ta tradicional, la jefatura del Frente Grande prostitución en las calles. En todos los casos, todo hacia el final, el tono de confrontación ta, ni derechista, porque tomar posiciones es
se desvelaba por los votantes que histórica- Alvarez, en la búsqueda de asegurar el “no se aminora, se aleja la visión maniquea, y los hacer sectarismo. El peronismo es la tercera
mente se vinculaban con las distintas ofer- conflicto”, sobreactúa y asume las condicio- enemigos, los “antipatrias”, el “imperialis- posición, está a la derecha, al centro o a la
tas socialistas y el radicalismo alfonsinista, nes del statu quo, como si le pesara hacerse mo”, los “oligarcas”, pasan a ocupar un esta- izquierda, dependiendo de los hechos, por-
mas aún en un tiempo en el que la UCR cargo de alguna demanda considerada des- dio dentro del juego político; ya sólo son que es una consecuencia de estos hechos”.
lograba su peor performance electoral medida. adversarios. Los logros de la revolución ya se La visión de una tercera posición: “el antima-
(1995). No obstante, esta visión de centroiz- habrían internalizado en la Argentina, y terialismo, porque tanto el individualismo
La tesitura de no exponerse, de pri-
Perón explica que una nación no puede vivir como el colectivismo son materialistas, mien-
quierda “progresista” (con sesgos hereda- vilegiar el control interno por encima de la
en una constante efervescencia. Vendrán tras que el justicialismo se decide por el hom-
dos del alfonsinismo) es abandonada luego, confrontación y de preservar una actitud dis- bre, tal como es, armonía de materia y espíri-
entonces tiempos de diálogo democrático
en aras de alcanzar el gobierno, sin importar tante frente a los conflictos sociales (salvo tu, y como ser social, individuo o persona en
con otros sectores.
las alianzas necesarias para tal fin, en una en el discurso), es determinante en el A lo largo de la obra, redescubrimos la sociedad humana, con fines individuales
suerte de salto al vacío. momento de establecer la política de alian- un Perón clásico que enfrenta la coyuntura propios y fines sociales ineludibles”. O la
Jozami vuelve a sus cuestionamien- zas electorales del Frente a partir de 1997. desde posicionamientos teórico-filosóficos misión de los peronistas: “ser peronista es
tos en cada uno de los análisis de los aspec- Bastan como ejemplos la renuncia a compe- que aún conservan vigencia. Librando nues- estar guiado por el supremo idealismo de
tos centrales del accionar político de tir por la Jefatura de Gobierno de Buenos tra imaginación enfrentamos las problemá- hacer cada día algo más para que los habi-
Alvarez. En tal sentido, destaca la preocupa- Aires, como la de gestar un acercamiento ticas concretas de hoy en día con su legado. tantes de esta bendita tierra puedan ser más
ción de Alvarez por la tensión corrupción- con los sectores sociales y políticos contes- El autor propone una interrelación entre las iguales y más felices. Los peronistas son forja-
palabras de Perón y el lector, permitiendo dores auténticos del bien, único orden social
calidad de las instituciones, en desmedro de tatarios (izquierda, incipientes movimientos
una interpretación personalizada de cada posible, el que se basa en la justicia”. Justicia,
la discusión del modelo económico domi- piqueteros). En la visión de Jozami, dado
fragmento discursivo. Mediante su didáctica en palabras de Evita: “devolver a los pobres lo
nante; no existía decisión política de la jefa- que el objetivo era derrotar a Menem, la que todos los demás les debemos, porque se
accedemos a focalizar en cualquier aspecto
tura del Frente para modificar el modelo y única alternativa que le quedaba a Alvarez de la vida intelectual del peronismo, su lo habíamos quitado injustamente”.
toda objeción a su postura era subestimada, era la alianza política con la UCR. En reali- etapa revolucionaria, sus valores morales, su
adjetivándosela con el rótulo de testimonial. dad, Duhalde es quien desarticula la manio- contenido religioso y la concepción de una
Quien escribe estas líneas recuerda que bra de re-reelección de Menem al amenazar- tercera posición en el orden internacional. Santiago Cafiero
Alvarez se ufanaba en los medios de ser más lo con una consulta popular no vinculante
creíble que Duhalde para el “establish- sobre el tema en la Provincia de Buenos
ment”. Aires. Jozami, sin embargo, resalta los
Para el autor, la aceptación implícita inconvenientes de Alvarez con el poder cuan-
RESEÑAS

del modelo involucraba también la imposi- do pone de manifiesto la diferencia de crite-


bilidad de tejer redes con los movimientos rio con Auyero sobre el acuerdo con el radi-
sociales desde el Frente, aprovechando la calismo.
militancia social de muchos de sus cuadros, En los últimos capítulos, Jozami des-
especialmente los provenientes del sindica- cribe la decadencia y la desintegración polí-
lismo de la CTA. El desapego por la militan- tica del Frepaso. Las medidas de gobierno
cia, tanto político-territorial como social, de la Alianza como el aumento de impues- Ricardo Rouvier
dilapidaba la opción de crecimiento de un tos, la rebaja de sueldos de los empleados La deuda de la política
horizonte directivo de cuadros propios. públicos, la flexibilización laboral postfor- Buenos Aires, Corregidor, 2004, 204 páginas
Jozami insiste en resaltar el hecho de que dista y el escándalo de las coimas en el
Alvarez opta por una relación política Senado, fueron ejemplo de una política
mediática entre la jefatura y el ciudadano, regresiva, conservadora, de neto corte
sin intermediaciones de los cuadros, renun- menemista, que nada tenía en común con
Hay momentos en la vida de las como sistema de gobierno, el libro presenta
ciando a representar intereses sociales sub- las iniciativas del Grupo de los Ocho y el
sociedades en los que el tiempo se vuelve ver- en forma sistemática los aspectos centrales
alternos en aras de un hipotético interés Frente. El libro le asigna a Alvarez una actua-
tiginoso. Los argentinos vivimos, en el perío- de la crisis política que afectó al país en aque-
común de un ciudadano utópico, desligado ción relevante al apoyar varias de las iniciati- llos años y nos ofrece una explicación sobre
do 2001-2003, la posibilidad cierta de una
de intereses. vas del exMinistro Machinea, lo cual denota- las raíces culturales de nuestros problemas.
inminente disolución nacional, seguida rápi-
Sin embargo, la tensión en Alvarez ría una sobreactuación más del exVicepresi- damente por la apertura de una prometedo- Una de las claves interpretativas que
entre reformular la demanda como conduc- dente frente al establishment. ra gestión de gobierno encabezada por el nos propone el autor es la impotencia políti-
tor político (tal como lo concibiera Roig) y la Jozami destaca la paradoja de que Presidente Kirchner. ca: “La gravedad de la crisis argentina está
imperiosa necesidad de no contradecir a los Alvarez renuncie por la crisis desatada por En esos momentos, los análisis y las dada porque los problemas son más impor-
sectores dominantes de la economía tuvo los procedimientos corruptos de la política descripciones de la realidad se convierten en tantes que los dirigentes que tienen que
casi siempre el mismo resultado negativo, (sobornos en el Senado), pero en ningún mojones: operan como señales de referen- resolverlos (…) los dirigentes no logran
momento cuestione las acciones de gobier- cia que nos permiten ver el camino recorrido manejar, ni evitar, ni controlar, los procesos
especialmente en las situaciones límite de la
no que agravaron la situación económica y y lo que nos falta. que nacen de la propia dinámica de la crisis”.
gestión. El autor del libro da cuenta de esta Son varios los “problemas que ven-
social de la inmensa mayoría del pueblo Este es el caso de La deuda de la polí-
contradicción al evaluar la negativa de cen a la política”: desocupación, desigual-
argentino; es más, insta a los cuadros del tica de Ricardo Rouvier. Escrito apasionada-
Alvarez de avalar el proyecto de nulidad de mente, inspirado por el amor a la patria y dad, deterioro educativo, inseguridad e
las Leyes de Obediencia Debida y Punto Final Frepaso para que no renuncien a sus cargos. impunidad. Sin embargo, más allá de la ajus-
una positiva valoración de la democracia
RESEÑAS
Finalmente, el autor señala que lo que hace algunos años, cuando estipulaba que
Alvarez plantea como una respuesta ética en la opción entre intelectual y militante, él
que podía ser el primer paso político de la se definía como militante. Cuesta entender
reconstrucción de un espacio, se desdibuja esta definición a la luz de los resultados.
por el fallido intento de retorno como Jefe de Otra, tal vez más importante a futu-
Gabinete, en un gobierno en el que Cavallo ro es que, cuando se renuncia a una identi-
Juan Fernando Segovia
ostentaba la cartera económica como en las dad sin dar un salto cualitativo en la elabo-
La formación ideológica del peronismo mejoras épocas del menemismo. ración teórica y la construcción política de la
Perón y la legitimidad política (1943-1955) La lectura de este libro permite con- nueva identidad, se suele dar un salto al
jeturar sobre las características personales y vacío, que termina con la vida política pro-
Córdoba, Ediciones del Copista, 2005, 294 páginas
psicológicas de un dirigente como el exVice- pia y la de los que lo siguen. De esto debe
presidente Alvarez, protagonista central de dar cuenta un intelectual.
Si bien este libro de Juan Fernando Segovia ya fue reseñado en el número 7 de los hechos relevantes de la vida política de
Movimiento, en esta oportunidad se incluye otra visión, proveniente de un joven militante Argentina en la década de los noventa.
peronista. Una conjetura podría estar relacio-
nada con lo que planteaba el mismo Alvarez Jorge Luis Etcharrán
El desafío de encontrar un encade- un vacío en cuanto a su funcionalidad. La
namiento causal en el pensamiento peronis- legitimidad peronista será garante del pro-
ta que permita un análisis matizado de sus ceso de transformación del país, particular-
estructuras teóricas no es tarea fácil. Dificulta mente de la instauración de una nueva rela-
el ejercicio la artillería intelectual de la época, ción material de producción entre capital y
sumada a la multiplicidad de interpretacio- trabajo y de una nueva relación simbólica
nes aceptadas muchas veces de forma dog- entre el poder y el pueblo. Con logros de
mática. Segovia simplifica su obra utilizando carácter épico y una política estatal orienta-
sólo como guía los discursos de Evita y Perón; da a la Justicia Social, se genera una identi-
así despeja cualquier duda sobre la autoridad dad justicialista. La irrupción del movimien-
de las palabras analizadas. to en la vida social, no sólo en cuestiones
Desde un análisis sincrónico, hace materiales, sino en la forma de comunicar-
foco no en el proceso histórico como suce- se, pensar y sentir del pueblo, la visión Marcelo Bonelli
sión estratégica de construcciones político patriótica del ser justicialista se convierte en
sociales, sino abordando ejes temáticos pun- una sola bandera que inmediatamente es Un país en deuda
tuales; la justicia social, el sindicalismo, las adoptada, interiorizada y defendida por la La Argentina y su imposible relación con el FMI
fuerzas armadas, el nacionalismo, la tercera masa trabajadora, por los descamisados. Buenos Aires, Planeta, 2004, 366 páginas
posición y el cristianismo, entre otros. Para Así, el peronismo asume el monopolio de lo
cada argumentación el autor recurre indis- nacional, de lo patriota, de lo argentino.
tintamente a la palabra de los líderes del El bagaje de sentimientos, valores y
movimiento, usando sólo fragmentos dis- convicciones que hacen a la construcción Un testimonio importante para los fraudes bancarios y el comienzo del esque-
RESEÑAS

cursivos. A pesar de que la estructura de la identataria peronista proveerá un cimiento que quieran conocer la trama y el revés de ma de endeudamiento externo y fuga de
obra se presenta como compartimentos espiritual que no sólo acompañará las políti- las negociaciones de la deuda externa capitales; la gestión de Grinspun; la bendi-
estancos, la idea fuerza central que la atra- cas gubernamentales, sino que persistirá en argentina de los últimos 30 años. El libro ción de los EEUU y el FMI al plan Austral de
viesa es la vida política del peronismo y su el tiempo como garante de legitimidad, de tiene mucha y buena información de los Sourrouille, las peleas entre el Banco
relación con la construcción de una nueva origen carismática, tradicional o racional entretelones, las idas y venidas en las rela- Mundial y el FMI para sostener el Plan
legitimidad. (utilizando la tipología weberiana), indistin- ciones de funcionarios y gobiernos con el Económico de 1988, llamado Primavera; la
La crisis del liberalismo argentino, la tamente o como componentes agregados. FMI. También contiene pertinentes relatos presión de los banqueros por la deuda y la
crisis de posguerra, instituciones débiles a La multiplicidad de elementos litúrgicos se mechados de historia, donde se nota el gestión de Cavallo para desestabilizar al
inexistentes y una dirigencia cuestionada y conjugan en una religiosidad justicialista buen aporte que hizo al libro el periodista e gobierno de Alfonsín en su agonía; el plan
repudiada, provocaron el advenimiento de que viene a explicar y superar aspectos de la historiador Fernando del Corro. Brady y las privatizaciones.
un nuevo orden social impostergable; “el doctrina cristiana desde una fuerte raigam- Hay anécdotas tragicómicas de los La presencia de Menem en la asam-
peronismo es el anuncio del fin de la domi- bre nacional. En el justicialismo, explica aprietes del FMI, como la de Grinspun (pri- blea del FMI en 1998 y la consagración de la
nación oligárquica”, sentenciaría Evita. Perón, se da “una conformación espiritual mer Ministro de Economía de Alfonsín) y el Argentina como alumno modelo tiene en el
La crisis también puede percibirse colectiva, vale decir alma peronista”; la doc- delegado del FMI Joaquín Ferrán: “Desde libro un relato destacado. Sobre el plan de
en el plano de las ideas, perdida la influencia trina es una teoría que brinda “una unifor- que asumió su cargo Grinspun tuvo terribles convertibilidad, Bonelli sostiene que “el FMI
de un liberalismo refugiado en la defensa midad en la conformación espiritual de nues- enfrentamientos con los enviados del FMI. respaldó la convertibilidad durante una
del constitucionalismo tradicional y del esta- tro movimiento”; la doctrina importa tam- Uno de los más famosos fue cuando recibió década porque era el engranaje necesario
do de derecho en un sistema de partidos bién una forma de ejecución unificada que al delegado del organismo, el catalán para la política económica que beneficiaba
que se aprovechaba de un sufragio espurio. alcanza la “unidad de acción”. Joaquín Ferrán, en el Salón Padilla del en forma multimillonaria los negocios inter-
Perón se focalizará en la crisis del paradigma En los inicios del gobierno peronis- Palacio de Hacienda. El emisario exigía que nacionales relacionados con la banca, el sis-
ideológico liberal y del estado de derecho ta, Segovia encuentra el origen de la legiti- el gobierno tomara medidas para bajar los tema de jubilación privada y la especulación
burgués, repudiando al liberalismo e inten- midad política principalmente en su conte- salarios de la población. Grinspun, visible- financiera”.
tando superarlo. Propondrá salir del egoís- nido revolucionario. La refundación y el mente molesto, se levantó de su asiento y Hay entretelones interesantes de la
mo y pensar en términos de comunidad, renacimiento de la Argentina se lleva a cabo dándole la espalda al enviado le dijo “¿Qué gestión de Machinea-De la Rúa y el blindaje,
para recuperar el sentido de la vida y devol- desde la revolución justicialista, manifesta- querés? ¿Romperme el culo? Rompémelo de la “tocata y fuga” de Cavallo en el 2001 y
ver al hombre su absoluto. Esta es su nueva rá Perón. El carácter revolucionario es acá”. Ferrán quedó mudo… Poco tiempo del plan de dolarización del FMI. Si un buen
concepción del pensamiento nacional. entendido por la ruptura con el pasado, el después Grinspun renunciaba a su cargo”. Juez de la Nación leyera atentamente el libro
El autor no llega a un pleno desarro- llenado del vacío del régimen oligárquico y El libro repasa y relata los hechos encontraría un cúmulo de hechos que debe-
llo del rol histórico de la legitimidad peronis- la inclusión en la agenda gubernamental de más sobresalientes de la historia económica rían investigarse y que bien podría llevar a
ta. Sorteando distintos fragmentos discursi- los sectores más postergados de la socie- reciente de nuestro país: el “rodrigazo”, los tribunales a varios funcionarios por el
vos consigue esbozar su génesis, mas queda dad; está contenido en los canales de la evo- Martínez de Hoz, la tablita financiera, los delito de “traición a la Patria”.
RESEÑAS
Hay perlitas interesantes de la ausencia en todos los gobiernos de un pro- ción que podría hacerle por escribir en un Pasé luego al capítulo a cargo de
reciente gestión económica de Roberto grama económico de fondo que defina un lenguaje demasiado académico, más perti- García Bazán, de quien hacía poco había
Lavagna y Néstor Kirchner: “EL 11 de enero horizonte y solucione por etapas los proble- nente para una revista especializada en filo- leído sus obras Aspectos inusuales de lo
de 2004, durante la misión a Monterrey que mas sociales para transformar la realidad”. sofía que para una obra dirigida al gran sagrado y La concepción pitagórica del
reunió a George Bush y Néstor Kirchner, Por eso tenemos esta monumental deuda público, lo cierto es que su análisis de las número y sus proyecciones; por lo tanto, no
John Taylor (secretario del Tesoro del los externa y somos Un país en deuda.
señas del último dios en el planteo de me sorprendió la penetrante agudeza con
EEUU) le propuso a Lavagna la elaboración Hasta aquí las de arena, ahora un
poco de cal. A mi parecer, falta en el libro un Heidegger terminaron de convencerme de que desde la fenomenología de la religión
de una nueva propuesta a los acreedores…
Cinco meses después, la Argentina cambió análisis más profundo de política interna- que, como en un cuento de Borges, un arremete contra todos, desde Vattimo hasta
su propuesta original (de Dubai) al adoptar cional y de la deuda como instrumento de comentario al libro debería ser mucho más Dan Brown. Como siempre, García Bazán es
exactamente los valores sugeridos por el poder político y dominación económica, extenso que el libro mismo. uno de esos autores que dan que pensar,
gobierno republicano de Bush”. En otra tanto interno como externo. Seguí entonces leyendo por puro uno puede estar de acuerdo o no, pero no
parte del libro, Bonelli sostiene que “Taylor La conclusión de que somos un interés, habiendo abandonado mi original puede pasarlo por alto.
prometió ayuda con la condición de que el “país en deuda” porque nuestros gobiernos pretensión de comentarista. Así, pasé por el Tras leer el ensayo de Tomás
gobierno (de Kirchner) se comprometiera a no tuvieron un plan económico, es sólo una encantador e ilustrativo relato que hace Inés Abraham sobre las nuevas pruebas de la
mantenerse dentro del sistema financiero parte del diagnóstico. Porque todas las medi- Shaw de su eperiencia en India y por la apa- insistencia de Dios (¡cómo disfruto con la flui-
internacional”. das trascendentes que tomaron los gobier- sionada profesión de fe de Abdul Karim Paz dez de su prosa y el inteligente humor que
La conclusión central del libro es nos argentinos fueron con el aval explícito o y su anuncio de la muerte de las concepcio- destila!), pasé por la escritura entre poética y
que la Argentina no ha salido del modelo implícito del FMI y del G7. Ellos sí tenían y tie-
nen un plan y el poder para llevarlo a cabo. nes erradas de Dios. En lugar de volver al filosófica de Esteban Ierardo y su rescate de
agroexportador que se inició en los albores
de la República y que (ahora con el agrega- En definitiva, no hemos salido del plan índice, seguí leyendo de corrido. Me encon- la ecología desde una perspectiva distinta a
do del petróleo y la minería) ese modelo fue agroexportador, porque no hemos dejado tré entonces con el trabajo de José Pablo la que emplea Daniel Goldman. Hablando
profundizado por el “rodrigazo”, Martínez políticamente de ser una colonia. Antes “co- Martín sobre la Mesa del Diálogo Argentino. con un amigo judío acerca del estudio que
de Hoz y Menem. Este modelo causa exclu- lonia informal” del imperio inglés, ahora Por cierto, para todos los que nos interesa la hace Goldman sobre la vinculación entre eco-
sión social y provoca déficit al estado nacio- “factoría” de la globalización financiera y las política, quizá este sea el ensayo que nos logía y religión y entre alimento y santidad,
nal y a los estados provinciales, que tienen transnacionales. resulte más afín. Pero acá debo hacer una crí- descubrí que la ignorancia que muchos tene-
que atender a los marginados del sistema. tica: si bien el artículo en sí mismo es uno de mos acerca del sentido trascendente de cier-
De allí el problema de la deuda y de las crisis los mejores análisis que he leído acerca del tas prohibiciones alimentarias alcanza inclu-
recurrentes. También se afirma que “la Mario Cafiero rol que le cupo a la Iglesia Católica en ese so a quienes, por tradición familiar, deberían
período tan especial de nuestra historia, no tener el tema mucho más claro.
parece que fuera pertinente su inclusión en Me sorprendió la lectura del capítu-
esta obra. Pareciera más adecuado para un lo del sociólogo Hilario Wynarczyc sobre la
libro de sociología política. Luego de leerlo guerra a los demonios y la economía espiri-
volví al índice y advertí lo que quizá sea la tual del cosmos en el ámbito de algunos gru-
objeción más seria que puedo formularle a pos evangélicos.
esta obra: no hay ningún artículo que abor- Tras sobrevolar las tradiciones
de el tema que da título a la compilación orientales con los trabajos de José María
desde la perspectiva de la teología católica. Bocelli sobre el budismo y la muerte de Dios
Ya que estaba en temas políticos, en la actualidad y con el de Masafumi
Alberto Methol Ferré y Alver Metalli seguí con el trabajos de Marcos Ghío sobre Sakanashi sobre la tradición marcial del
tradición y geopolítica y con el de Ramiro Aikido, volví a la psicología con el estudio de
La América Latina del Siglo XXI Anzit Guerrero sobre el choque de civiliza- Luis Vera sobre el planteo de Horkheimer
RESEÑAS

Buenos Aires, Edhasa, 2006, 178 páginas ciones entre el Islam y Occidente. En ambos acerca de la posibilidad de salvar un sentido
casos se registra una visión de la cuestión incondicionado sin Dios y con el de Perla
diversa de lo usual, lo que, más allá de dis- Sneh, que es otro de los pocos que se ajusta
cordancias y disensos, los torna particular- estrictamente al problema enunciado en el
mente ricos e interesantes. título de la compilación: la muerte de Dios;
Cuando mis ocupaciones me lo per- “temerarias palabras”, según dice esta psi-
“El mundo cambió; América Latina bagaje de hipótesis explicativas con las que de mitieron, retomé la lectura por el capítulo coanalista y escritora. Leyendo a estos dos
no es la misma. El siglo XX se cerró con el nuevo partir para indagar el futuro”. escrito por Bernardo Nante acerca del abis- últimos, pensé que si la gente del Instituto
colapso del comunismo, el XXI se ha abierto En un interesante diálogo que dina- mo de Dios en la psicología. Es la primera no queda resentida con el incumplimiento
con el sello de una guerra al terrorismo que miza la lectura, analizan las causas de la cri- vez que leí algo escrito por este prestigioso de mi compromiso de hacer un comentario
prefigura escenarios inéditos y que prea- sis de las sociedades latinoamericanas. filósofo especializado en Jung, con quien he de este libro para la revista Movimiento,
nuncia un nuevo orden”. Partiendo de dos supuestos: con la aparición tenido el privilegio de departir en varias oca- podría sugerirles otra mesa redonda sobre
De esta forma comienza la obra del del ateísmo libertino el sujeto no goza de siones. Ciertamente su lectura es tan rica y el tema, esta no con filósofos sino con psi-
sociólogo, teólogo e historiador uruguayo otros límites que el erigido por los de la pro- sugerente como su conversación. Mientras coanalistas. Pero claro, para tener derecho a
Alberto Methol Ferré y del periodista italia- pia voluntad; y consecuentemente, no exis- lo leía pensaba en lo lamentable que resulta sugerir, debería haber cumplido con lo soli-
no Alver Metalli: una suerte de entrevista te capacidad de sacrificio. El profesor la ignorancia de la obra de Jung por buena citado…
que aborda temáticas tales como la crisis de Methol Ferré arriba a la conclusión de que parte de nuestros estudiantes de psicología;
valores en los cimientos de las sociedades, así nuestras sociedades latinoamericanas no ojalá estas páginas de Nante puedan circu-
los movimientos nacional-populares, la inte- sólo no mejorarán a nivel de convivencia lar en esos ámbitos, como una invitación a
gración latinoamericana y la proyección glo- civil, sino que no alcanzarán siquiera a pro- ampliar sus horizontes. Enrique Del Percio
bal de la Iglesia. gresar para desarrollarse.
Los autores definen al libro como “un Siguiendo esta línea de análisis,
mosaico temático de la América Latina con- “con el suicidio del ateísmo mesiánico, al
temporánea”. Entendiendo que el presente afirmarse el ateísmo libertino, se pierde la
no se comprende con el mero análisis de la noción del 'otro' como sujeto, pasando a ser
actualidad, realizan un recorrido “desde el hoy eminentemente instrumental”; siendo esto
de América Latina a su pasado más reciente y destructivo para cualquier sociedad, ade-
más remoto, en un viaje hacia las fuentes de más de atentar contra el desarrollo de un
las que surgen los fenómenos que hoy vemos, pueblo, desmantelando las bases de una
para volver al presente llevando un mayor relación y de un trabajo humano.
RESEÑAS
En consecuencia, afirma que dado que en la integración yace la única
América Latina padece de una profunda “cri- forma de participar en la globalización”.
sis de valores” en los cimientos de las socie- Esta idea encuentra sus raíces en el pensa-
dades, la cual, sumada a una “decadencia miento del antropólogo alemán Federico
religiosa sin ninguna alternativa capaz de Ratzel, es retomada por los hombres de la
dar fundamento a la arquitectura y convi- “Generación del 900” y es hoy nuevamente
Leandro Pinkler, compilador vencia social”, requiere del surgimiento de recogida por aquellos que hacen hincapié
una nueva forma de gerencia social basada en que América Latina debe proyectarse al
La religión en la época en el respeto a la dignidad de las personas, mundo con una sola voz.
sobre todo, de las más necesitadas. Methol Ferré examina luego el tér-
de la muerte de Dios Sin embargo, el punto central de mino “populismo”, al cual se opone, por
Buenos Aires, Marea, 2005, 286 páginas este trabajo es la integración latinoamerica- considerar que no define bien el fenómeno y
na. El destacado profesor uruguayo rescata es inducido desde afuera. En su lugar prefie-
en primer lugar, el enorme legado de una re la expresión “Nacional-Popular”, para
generación que denomina “del 900”, que diferenciarlo del populismo europeo, pues
Los mortales conocemos pocas ble e insufrible liviandad con que normal- emprendió el camino de una perspectiva considera “un deber intelectual acuñar los
cosas acerca de las divinas costumbres. Una mente se abordan estas cuestiones. Por eso, nacionalista a una visión latinoamericanista. términos desde dentro de la misma historia
de ellas es que los dioses no suelen morir, y parece imprescindible alentar la producción De las “patrias chicas” a la “Patria Grande”. de América Latina”. Este fenómeno, iniciado
cuando lo hacen tienden a resucitar. Será por de trabajos al mismo tiempo profundos, Una generación que formuló la necesidad en los años '30 con Haya de la Torre, Vargas,
eso que en el libro que comentamos poco es rigurosos y capaces de llegar a un público de superar la fragmentación y lograr la uni- Cárdenas y Perón, pone en práctica las pági-
lo que se habla sobre la muerte de Dios. En más amplio que el de las revistas y estudios dad de América Latina, en sus propias pala- nas escritas por la “Generación del 900” e
cambio, se trata abundantemente acerca de académicos sobre teología o ciencias sagra- bras: pasando de ser los “estados desunidos inaugura la lucha conciente y la construc-
la religión en nuestro tiempo. Posiblemente, das. del sur” a los “estados unidos del sur”. ción de una sociedad industrial moderna en
“el tema de la divinidad en la sociedad con- Con la seriedad a la que nos tiene Desde la etapa independentista, América Latina. Esta lucha, lejos de estar ter-
temporánea” hubiese sido un título más acostumbrados y su habitual amplitud de cri- América Latina se concebía con historias minada, se encuentra hoy en una segunda
acorde con el contenido de esta obra. Pero terios, Pinkler dio cita en esta obra a 18 des- nacionales, pero en la primera mitad del etapa “integradora propiamente dicha y sin
claro, sería mucho menos atractivo. tacados filósofos, psicoanalistas, investiga- siglo XX, una generación de hombres, entre la cual no habría sociedad industrial en
A fines del pasado milenio, Berger y dores y representantes de distintos credos. los que se destacan el uruguayo Rodó, el América del Sur, base de toda unidad políti-
Luckman se juntaron nuevamente para eva- El resultado guarda ecos de aquel extraordi- argentino Ugarte, el venezolano Blanco ca en América Latina”. La construcción de
luar los aciertos y desaciertos de La cons- nario Coloquio de Capri convocado por Bombona, el peruano García Calderón y el un Estado continental sería pues la segunda
trucción social de la realidad, aquel clásico Vattimo y Derrida que reunió, entre otros, a mexicano Pereira entre otros, produjo un fase de la independencia de América del Sur.
que habían publicado en los sesenta y con el Gadamer, Vitiello y Trías para reflexionar conjunto de obras que pensaban a América Sin duda, esta tarea requiere de
cual nos formamos varias generaciones de acerca de la religión. Latina “unitariamente, superando y sinteti- algo más que una mera integración econó-
científicos sociales. Ambos concordaron en Confieso que cuando los responsa- zando las distintas historias nacionales”. mica, pues precisa de una profunda integra-
señalar como uno de los desaciertos más bles de Movimiento me invitaron a escribir el Quien no forma parte de un Estado- ción cultural que una los lazos de los estados
notorios su pronóstico acerca de la inelucta- comentario de este libro, aún no lo había leí- Continente “está condenado a la nada, latinoamericanos. Destaca el autor que hoy
ble decadencia de la visión religiosa del do. Pensé que sería posible hacer un análisis
mundo y el consecuente avance del proceso general de esta excelente compilación de
de secularización. A la vista de lo que actual- ensayos. De haber siquiera leído previamen-
mente acontece, esto no ha ocurrido en te el índice, nunca me hubiese embarcado
RESEÑAS

modo alguno. En efecto, en Estados Unidos en esta tarea imposible. Pero recién caí en la
la religión ocupa un lugar tanto o más cuenta de esta imposibilidad tras leer los
importante que hace unas décadas. En ensayos escritos por los amigos, que natu-
Latinoamérica hubo algunos cambios carac- ralmente son los primeros que leí apenas
terizados primordialmente por el avance de tuve el libro en mis manos. Por cierto, más
diversas denominaciones cristianas no cató- allá de los desniveles que naturalmente se
licas, pero los niveles de creencia en Dios se dan en una compilación de estas caracterís-
mantienen más o menos estables. En los paí- ticas, cada uno de los artículos aquí presen-
ses musulmanes hubo un claro resurgimien- tados merecería un análisis particular.
to de la religiosidad. En la Europa que Comencé por la lectura del trabajo
entonces orbitaba en torno a Moscú encon- de Silvio Maresca, quien con la habitual
tramos hoy tasas de asistencia a los servicios potencia de sus razonamientos pone en
religiosos algo superiores al resto del conti- entredicho las verdades tópicamente acep-
nente y, sobre todo, las encuestas marcan tadas acerca de la moral, el cristianismo y el
índices muy elevados de creencia en Dios. paganismo. Si bien no se aparta de lo que ya
Los judíos, dentro y fuera de Israel, mantie- había denunciado Nietszche hace más de un
nen prácticas y estándares de creencia simi- siglo, lo hace de un modo tal que más que
lares a los de hace unas décadas. En África un comentario ameritaría un ensayo de
subsahariana los distintos cultos mantienen mayor extensión que esta revista. Luego
idénticos niveles de adhesión. En Oriente pasé al del propio Pinkler, quizá uno de los
pasa algo similar. En cuanto a Europa que más se ajusta a lo que se esperaba en
Occidental, además del alto grado de adhe- función del título de la obra: La religión en la
sión a prácticas y creencias por parte de los época de la muerte de Dios. Otra vez me inva-
habitantes islámicos, se advierte un resurgir dió la misma sensación en lo que a mi tarea
del interés por la problemática religiosa, respecta, pero también pensé en proponerle
bien que al margen de las iglesias estableci- a los coordinadores del Instituto de Altos
das. Estudios Juan Perón la posibilidad de sentar
Fenómenos como el éxito de El a ambos pensadores a dialogar sobre sus res-
Código da Vinci o la difusión del “Hollybu- pectivos artículos.
dismo” nos hablan, a la vez que de un reno- Pasé entonces a leer el trabajo de la
vado interés por lo sagrado, de la insoporta- entrañable Dina Picotti. Más allá de la obje-
RESEÑAS
en las escuelas hay un pensamiento desfa- chaza el imperio absoluto del mercado, Logra su primer mérito al elegir el además tuvo como asesores a destacados
vorable a la integración, “una visión localis- debiendo ser regulado para realizar el título del libro, en él se soslaya cualquier abogados de izquierda. Su único vicio era ir
ta que exalta lo nacional sobre lo sudameri- mayor bien común ciudadano”. tipo de calificativo. No es lacónico: el asesi- al hipódromo, donde apostaba fuerte. Su
cano y lo latinoamericano”. Retomando la cuestión de la inte- nato de Vandor; ni “derechoso”: un crimen apodo de “El Lobo” no tenía ninguna rela-
Otro de los temas correctamente tra- gración, el entrevistado afirma que “inte- terrorista; ni tampoco un hecho “revolucio- ción con su temperamento ni con su feroz
tados es la proyección global de la Iglesia a grarse, es para la Iglesia un acto de sensatez nario”: el ajusticiamiento de un traidor. No manejo del poder. Se lo llamó así cuando
partir del Concilio Vaticano II y de su asimila- pastoral; con estados separados no habrá hay un sujeto explícito, no se dice quiénes lle- estaba de novio con Elida María Curone -su
ción en América Latina a través de la desarrollo seguro ni lucha eficaz contra la van a cabo la acción. El énfasis se coloca en esposa desde 1963-, quien usaba un abrigo
Populorum Progressio de PabloVI. “La pobreza”. los cinco proyectiles que están destinados a con caperuza.
Iglesia es intrínsicamente globalizadora, su Alver Metalli cierra su entrevista con Vandor; son cinco disparos para un objetivo Es en el relato del “juicio popular” a
vocación católica es global y tiende a la tota- “unas veloces anotaciones biográficas mez- preciso. Hasta juega con la posibilidad de Vandor -realizado en una quinta del Tigre,
lidad”, afirma Methol Ferré. La Iglesia, a tra- cladas con un puñado de perlas anecdóti- que no hayan provocado su muerte. Sólo al en una tarde de verano, mientras las chicas
vés de Juan Pablo II, tomó la iniciativa de rea- cas” del profesor Alberto Methol Ferré, que final, en una escueta nota, el autor alerta toman sol, los muchachos disfrutan del
lizar el primer Sínodo de América que ha nos permiten comprender un poco más el que imaginó algunas situaciones, persona- buen vino y todos nadan en el río- donde
unido a la Iglesia en un diálogo pastoral, origen de sus ideas y su pensamiento. jes y diálogos, pero afirma que “no es inven- Abós se convierte en su defensor. Toma la
que ya no abarca sólo América Latina y el Si bien en cierto pasaje se ofrece el ción del autor que el 30 de junio de 1969 mayoría de los veinticinco cargos que fue-
Caribe, como aconteció en Medellín, Puebla libro a la consideración de “quienes tengan sucedió el crimen que aquí se relata, ni lo ron publicados en la revista El Descamisado,
y Santo Domingo, sino que se extiende a cierta responsabilidad histórica, en la son los hechos narrados”. Ese atentado, dirigida por Dardo Cabo (N° 41, febrero de
toda América, desde Alaska hasta Ushuaia. Iglesia, en las Instituciones civiles y en la cometido un año antes que el de Aramburu, 1974), donde se describe “Quiénes y cómo
En relación a la desigualdad en las Universidad”, creemos que La América instaló el uso del “ajusticiamiento” como mataron a Vandor”, y poco a poco los va
sociedades latinoamericanas, el intelectual Latina del Siglo XXI es una obra de lectura método. Después fueron asesinados otros rebatiendo.
uruguayo afirma que la misma se superará obligatoria para aquellos que creen en una 16 secretarios generales de diferentes sindi- A la acusación de traición al
con la “elevación de los pobres en su capaci- América Latina unida, nutrida de observa- catos, y José Ignacio Rucci, secretario gene- Movimiento Nacional Justicialista y a la clase
dad de trabajo y cultura”. En una sociedad ciones muy bien fundadas de la realidad lati- ral de la CGT. obrera, el defensor responde que su gremio
donde prima el consumo sobre el trabajo, noamericana y de un pensamiento crítico Los protagonistas son los integran- aportó dinero para la campaña electoral de
“la Iglesia debe acentuar el valor del trabajo difícil de hallar en estos tiempos. tes del comando y es a través de sus opinio- Andrés Framini y que además facilitó los
frente a la desvalorización que lleva a cabo nes que aparece el perfil de la víctima, como medios para que Envar El Kadri hiciera una
el ateísmo libertino”. En su propia visión, la parte de un rompecabezas. Al principio son gira por todo el país organizando la
Iglesia no repudia al mercado, sino que “re- Dolores Gandulfo cuatro los integrantes del grupo que prepa- Juventud Peronista. Cuando se lo inculpa de
ra el “Operativo Judas”. “Titi”, un estudiante burócrata sindical, responde que inició su
crónico de Derecho que trabaja en carrera después del '55, cuando el peronis-
Tribunales; su novia, Noemí, que no tiene la mo ya no estaba en el poder. La defensa
menor idea de política; “Piccaso”, un inte- toma la palabra y explica: “Vandor jamás se
lectual hijo de un dirigente de la UCR de un planteó la revolución, por lo tanto no pudo
pueblo de la provincia de Catamarca que haber traicionado unas ideas que jamás
había conocido al Premio Nóbel de tuvo ni ofreció. Otra cosa son las fantasías
Literatura Miguel Ángel Asturias; y “El que cada uno de nosotros se haya hecho
Profe”, un muchacho huérfano de padre y con Vandor, o lo que esperábamos de él”.
con su madre internada por demente, de Aquí vale recordar que el planteo de un “par-
salud frágil y asiduo concurrente a una tido obrero” que no respondiera a las direc-
RESEÑAS

Álvaro Abós biblioteca pública donde había leído todos tivas de Perón era un sueño recurrente de la
los libros del “Che” Guevara, Franz Fanon y izquierda argentina. Fueron unos cuantos
Cinco balas para Augusto Vandor Marta Harnecker. A ellos se les unirá poste- los “intelectuales revolucionarios” que vie-
Buenos Aires, Sudamericana, 2005, 285 páginas riormente “Caballo Loco”, hijo de un diri- ron en Vandor el peronista rebelde con la
gente gremial de reconocida militancia pero- “conducción burguesa” -que estuvo preso
nista y amigo personal de Vandor, que en muchas oportunidades y que además
recién había salido de la cárcel -lo habían lideró huelgas históricas-, un posible cuadro
No es la primera vez que Álvaro Cinco balas para Augusto Vandor se condenado en el '66 por el delito de secues- político para sus filas. Por eso cuando el
Abós dedica su tiempo de investigador y ubica en el estilo de thriller político. En él se tro de una aeronave y usurpación, ya que autodenominado fiscal le imputa cargo de
escritor al sindicalismo argentino, ya que mezclan la novela con la crónica y el ensayo. había participado del plan de recuperación traición a Perón, el defensor en la ficción pre-
abordó el tema en La columna vertebral. De este modo continúa la línea utilizada por de las Islas Malvinas. Estos jóvenes militan- gunta: “¿eso sería una crítica o un elogio?”
Sindicatos y peronismo (1983) y en Los Sarmiento en el Facundo y transitada por tes revolucionarios, mientras investigan la El asesinato de Vandor se llevó a
Sindicatos y el poder militar 1976-1983 muchos escritores argentinos para dar cuen- vida de Vandor, descubren el mundo del tra- cabo justo un mes después del Cordobazo,
(1986). Tampoco es su primera incursión en ta de sus ideologías sin someterse a los jui- bajo fabril y la dinámica sindical. cuando el neoperonismo había sido neutra-
el análisis del peronismo: en 1986 publicó El cios de los académicos (aunque es oportuno Vandor aparece como el hijo de un lizado políticamente y el dirigente metalúr-
posperonismo. En cuanto a biografías, tam- recordar que buena parte de nuestra “histo- campesino francés de ascendencia holande- gico ya se había acercado nuevamente a
bién tiene publicadas las de Natalio Botana, ria oficial” ha resultado ser una mediocre fic- sa, nacido en el pequeño pueblo de Bovril Perón. Abós imagina un juicio que nunca
Macedonio Fernández y Xul Solar, y obtuvo ción). (Entre Ríos). Muy joven llegó a Buenos Aires, llegó a los tribunales argentinos y, aunque
el Premio Konex 2004 justamente en este El tema elegido involucra al autor se alojó en la casa un amigo judío, entró en sea en la ficción, se atreve a plantear una
género literario. desde dos puntos de vista: como abogado la Escuela de Mecánica de la Armada donde defensa.
La historia de uno de los máximos laboralista que conoció personalmente a pasó seis años y pidió la baja como cabo pri- Hoy el vandorismo político es un
dirigentes metalúrgicos ya fue contada por Vandor y como militante de la Juventud mero maquinista en 1947. Tres años des- recuerdo casi borroso, tal vez no sea más
Abós en Augusto Vandor (Fondo de Cultura Peronista durante los años de la Resistencia. pués entró a trabajar como obrero califica- que esta novela negra muy bien escrita y
Económica, 1999) donde analiza la partici- Sin duda tiene una opinión formada sobre do en la fábrica Phillips. Rubio, alto, de mejor documentada. Sin embargo, la alter-
pación de los sindicatos en las luchas popu- los episodios y los protagonistas de la obra, pocas palabras, no manejaba, no fumaba, nativa de un Justicialismo sin el pensamien-
lares después de 1955 y también la relación pero elige un estilo que intenta ser objetivo. no bebía, no salía con mujeres. Iba a misa, to de Perón es una cuestión de estricta
entre sindicalismo y política dentro del pero- Todo está contado desde la óptica del pasaba las tardes de verano en el recreo de actualidad y no es tema de esta reseña.
nismo. Sin embargo, el sindicalismo, el pero- comando que lleva a cabo la “Operación la UOM, vivía en Parque Chacabuco en una
nismo, el poder y la violencia siguen siendo Judas”; el dirigente sindical, en cambio, no casa digna de clase media. Como dirigente
temas presentes; esta vez los aborda desde aparece nunca, salvo en la mirada de quie- gremial hizo alianzas con los comunistas y Catalina Pantuso
la novela. nes lo mataron.
RESEÑAS
en las escuelas hay un pensamiento desfa- chaza el imperio absoluto del mercado, Logra su primer mérito al elegir el además tuvo como asesores a destacados
vorable a la integración, “una visión localis- debiendo ser regulado para realizar el título del libro, en él se soslaya cualquier abogados de izquierda. Su único vicio era ir
ta que exalta lo nacional sobre lo sudameri- mayor bien común ciudadano”. tipo de calificativo. No es lacónico: el asesi- al hipódromo, donde apostaba fuerte. Su
cano y lo latinoamericano”. Retomando la cuestión de la inte- nato de Vandor; ni “derechoso”: un crimen apodo de “El Lobo” no tenía ninguna rela-
Otro de los temas correctamente tra- gración, el entrevistado afirma que “inte- terrorista; ni tampoco un hecho “revolucio- ción con su temperamento ni con su feroz
tados es la proyección global de la Iglesia a grarse, es para la Iglesia un acto de sensatez nario”: el ajusticiamiento de un traidor. No manejo del poder. Se lo llamó así cuando
partir del Concilio Vaticano II y de su asimila- pastoral; con estados separados no habrá hay un sujeto explícito, no se dice quiénes lle- estaba de novio con Elida María Curone -su
ción en América Latina a través de la desarrollo seguro ni lucha eficaz contra la van a cabo la acción. El énfasis se coloca en esposa desde 1963-, quien usaba un abrigo
Populorum Progressio de PabloVI. “La pobreza”. los cinco proyectiles que están destinados a con caperuza.
Iglesia es intrínsicamente globalizadora, su Alver Metalli cierra su entrevista con Vandor; son cinco disparos para un objetivo Es en el relato del “juicio popular” a
vocación católica es global y tiende a la tota- “unas veloces anotaciones biográficas mez- preciso. Hasta juega con la posibilidad de Vandor -realizado en una quinta del Tigre,
lidad”, afirma Methol Ferré. La Iglesia, a tra- cladas con un puñado de perlas anecdóti- que no hayan provocado su muerte. Sólo al en una tarde de verano, mientras las chicas
vés de Juan Pablo II, tomó la iniciativa de rea- cas” del profesor Alberto Methol Ferré, que final, en una escueta nota, el autor alerta toman sol, los muchachos disfrutan del
lizar el primer Sínodo de América que ha nos permiten comprender un poco más el que imaginó algunas situaciones, persona- buen vino y todos nadan en el río- donde
unido a la Iglesia en un diálogo pastoral, origen de sus ideas y su pensamiento. jes y diálogos, pero afirma que “no es inven- Abós se convierte en su defensor. Toma la
que ya no abarca sólo América Latina y el Si bien en cierto pasaje se ofrece el ción del autor que el 30 de junio de 1969 mayoría de los veinticinco cargos que fue-
Caribe, como aconteció en Medellín, Puebla libro a la consideración de “quienes tengan sucedió el crimen que aquí se relata, ni lo ron publicados en la revista El Descamisado,
y Santo Domingo, sino que se extiende a cierta responsabilidad histórica, en la son los hechos narrados”. Ese atentado, dirigida por Dardo Cabo (N° 41, febrero de
toda América, desde Alaska hasta Ushuaia. Iglesia, en las Instituciones civiles y en la cometido un año antes que el de Aramburu, 1974), donde se describe “Quiénes y cómo
En relación a la desigualdad en las Universidad”, creemos que La América instaló el uso del “ajusticiamiento” como mataron a Vandor”, y poco a poco los va
sociedades latinoamericanas, el intelectual Latina del Siglo XXI es una obra de lectura método. Después fueron asesinados otros rebatiendo.
uruguayo afirma que la misma se superará obligatoria para aquellos que creen en una 16 secretarios generales de diferentes sindi- A la acusación de traición al
con la “elevación de los pobres en su capaci- América Latina unida, nutrida de observa- catos, y José Ignacio Rucci, secretario gene- Movimiento Nacional Justicialista y a la clase
dad de trabajo y cultura”. En una sociedad ciones muy bien fundadas de la realidad lati- ral de la CGT. obrera, el defensor responde que su gremio
donde prima el consumo sobre el trabajo, noamericana y de un pensamiento crítico Los protagonistas son los integran- aportó dinero para la campaña electoral de
“la Iglesia debe acentuar el valor del trabajo difícil de hallar en estos tiempos. tes del comando y es a través de sus opinio- Andrés Framini y que además facilitó los
frente a la desvalorización que lleva a cabo nes que aparece el perfil de la víctima, como medios para que Envar El Kadri hiciera una
el ateísmo libertino”. En su propia visión, la parte de un rompecabezas. Al principio son gira por todo el país organizando la
Iglesia no repudia al mercado, sino que “re- Dolores Gandulfo cuatro los integrantes del grupo que prepa- Juventud Peronista. Cuando se lo inculpa de
ra el “Operativo Judas”. “Titi”, un estudiante burócrata sindical, responde que inició su
crónico de Derecho que trabaja en carrera después del '55, cuando el peronis-
Tribunales; su novia, Noemí, que no tiene la mo ya no estaba en el poder. La defensa
menor idea de política; “Piccaso”, un inte- toma la palabra y explica: “Vandor jamás se
lectual hijo de un dirigente de la UCR de un planteó la revolución, por lo tanto no pudo
pueblo de la provincia de Catamarca que haber traicionado unas ideas que jamás
había conocido al Premio Nóbel de tuvo ni ofreció. Otra cosa son las fantasías
Literatura Miguel Ángel Asturias; y “El que cada uno de nosotros se haya hecho
Profe”, un muchacho huérfano de padre y con Vandor, o lo que esperábamos de él”.
con su madre internada por demente, de Aquí vale recordar que el planteo de un “par-
salud frágil y asiduo concurrente a una tido obrero” que no respondiera a las direc-
RESEÑAS

Álvaro Abós biblioteca pública donde había leído todos tivas de Perón era un sueño recurrente de la
los libros del “Che” Guevara, Franz Fanon y izquierda argentina. Fueron unos cuantos
Cinco balas para Augusto Vandor Marta Harnecker. A ellos se les unirá poste- los “intelectuales revolucionarios” que vie-
Buenos Aires, Sudamericana, 2005, 285 páginas riormente “Caballo Loco”, hijo de un diri- ron en Vandor el peronista rebelde con la
gente gremial de reconocida militancia pero- “conducción burguesa” -que estuvo preso
nista y amigo personal de Vandor, que en muchas oportunidades y que además
recién había salido de la cárcel -lo habían lideró huelgas históricas-, un posible cuadro
No es la primera vez que Álvaro Cinco balas para Augusto Vandor se condenado en el '66 por el delito de secues- político para sus filas. Por eso cuando el
Abós dedica su tiempo de investigador y ubica en el estilo de thriller político. En él se tro de una aeronave y usurpación, ya que autodenominado fiscal le imputa cargo de
escritor al sindicalismo argentino, ya que mezclan la novela con la crónica y el ensayo. había participado del plan de recuperación traición a Perón, el defensor en la ficción pre-
abordó el tema en La columna vertebral. De este modo continúa la línea utilizada por de las Islas Malvinas. Estos jóvenes militan- gunta: “¿eso sería una crítica o un elogio?”
Sindicatos y peronismo (1983) y en Los Sarmiento en el Facundo y transitada por tes revolucionarios, mientras investigan la El asesinato de Vandor se llevó a
Sindicatos y el poder militar 1976-1983 muchos escritores argentinos para dar cuen- vida de Vandor, descubren el mundo del tra- cabo justo un mes después del Cordobazo,
(1986). Tampoco es su primera incursión en ta de sus ideologías sin someterse a los jui- bajo fabril y la dinámica sindical. cuando el neoperonismo había sido neutra-
el análisis del peronismo: en 1986 publicó El cios de los académicos (aunque es oportuno Vandor aparece como el hijo de un lizado políticamente y el dirigente metalúr-
posperonismo. En cuanto a biografías, tam- recordar que buena parte de nuestra “histo- campesino francés de ascendencia holande- gico ya se había acercado nuevamente a
bién tiene publicadas las de Natalio Botana, ria oficial” ha resultado ser una mediocre fic- sa, nacido en el pequeño pueblo de Bovril Perón. Abós imagina un juicio que nunca
Macedonio Fernández y Xul Solar, y obtuvo ción). (Entre Ríos). Muy joven llegó a Buenos Aires, llegó a los tribunales argentinos y, aunque
el Premio Konex 2004 justamente en este El tema elegido involucra al autor se alojó en la casa un amigo judío, entró en sea en la ficción, se atreve a plantear una
género literario. desde dos puntos de vista: como abogado la Escuela de Mecánica de la Armada donde defensa.
La historia de uno de los máximos laboralista que conoció personalmente a pasó seis años y pidió la baja como cabo pri- Hoy el vandorismo político es un
dirigentes metalúrgicos ya fue contada por Vandor y como militante de la Juventud mero maquinista en 1947. Tres años des- recuerdo casi borroso, tal vez no sea más
Abós en Augusto Vandor (Fondo de Cultura Peronista durante los años de la Resistencia. pués entró a trabajar como obrero califica- que esta novela negra muy bien escrita y
Económica, 1999) donde analiza la partici- Sin duda tiene una opinión formada sobre do en la fábrica Phillips. Rubio, alto, de mejor documentada. Sin embargo, la alter-
pación de los sindicatos en las luchas popu- los episodios y los protagonistas de la obra, pocas palabras, no manejaba, no fumaba, nativa de un Justicialismo sin el pensamien-
lares después de 1955 y también la relación pero elige un estilo que intenta ser objetivo. no bebía, no salía con mujeres. Iba a misa, to de Perón es una cuestión de estricta
entre sindicalismo y política dentro del pero- Todo está contado desde la óptica del pasaba las tardes de verano en el recreo de actualidad y no es tema de esta reseña.
nismo. Sin embargo, el sindicalismo, el pero- comando que lleva a cabo la “Operación la UOM, vivía en Parque Chacabuco en una
nismo, el poder y la violencia siguen siendo Judas”; el dirigente sindical, en cambio, no casa digna de clase media. Como dirigente
temas presentes; esta vez los aborda desde aparece nunca, salvo en la mirada de quie- gremial hizo alianzas con los comunistas y Catalina Pantuso
la novela. nes lo mataron.
RESEÑAS
En consecuencia, afirma que dado que en la integración yace la única
América Latina padece de una profunda “cri- forma de participar en la globalización”.
sis de valores” en los cimientos de las socie- Esta idea encuentra sus raíces en el pensa-
dades, la cual, sumada a una “decadencia miento del antropólogo alemán Federico
religiosa sin ninguna alternativa capaz de Ratzel, es retomada por los hombres de la
dar fundamento a la arquitectura y convi- “Generación del 900” y es hoy nuevamente
Leandro Pinkler, compilador vencia social”, requiere del surgimiento de recogida por aquellos que hacen hincapié
una nueva forma de gerencia social basada en que América Latina debe proyectarse al
La religión en la época en el respeto a la dignidad de las personas, mundo con una sola voz.
sobre todo, de las más necesitadas. Methol Ferré examina luego el tér-
de la muerte de Dios Sin embargo, el punto central de mino “populismo”, al cual se opone, por
Buenos Aires, Marea, 2005, 286 páginas este trabajo es la integración latinoamerica- considerar que no define bien el fenómeno y
na. El destacado profesor uruguayo rescata es inducido desde afuera. En su lugar prefie-
en primer lugar, el enorme legado de una re la expresión “Nacional-Popular”, para
generación que denomina “del 900”, que diferenciarlo del populismo europeo, pues
Los mortales conocemos pocas ble e insufrible liviandad con que normal- emprendió el camino de una perspectiva considera “un deber intelectual acuñar los
cosas acerca de las divinas costumbres. Una mente se abordan estas cuestiones. Por eso, nacionalista a una visión latinoamericanista. términos desde dentro de la misma historia
de ellas es que los dioses no suelen morir, y parece imprescindible alentar la producción De las “patrias chicas” a la “Patria Grande”. de América Latina”. Este fenómeno, iniciado
cuando lo hacen tienden a resucitar. Será por de trabajos al mismo tiempo profundos, Una generación que formuló la necesidad en los años '30 con Haya de la Torre, Vargas,
eso que en el libro que comentamos poco es rigurosos y capaces de llegar a un público de superar la fragmentación y lograr la uni- Cárdenas y Perón, pone en práctica las pági-
lo que se habla sobre la muerte de Dios. En más amplio que el de las revistas y estudios dad de América Latina, en sus propias pala- nas escritas por la “Generación del 900” e
cambio, se trata abundantemente acerca de académicos sobre teología o ciencias sagra- bras: pasando de ser los “estados desunidos inaugura la lucha conciente y la construc-
la religión en nuestro tiempo. Posiblemente, das. del sur” a los “estados unidos del sur”. ción de una sociedad industrial moderna en
“el tema de la divinidad en la sociedad con- Con la seriedad a la que nos tiene Desde la etapa independentista, América Latina. Esta lucha, lejos de estar ter-
temporánea” hubiese sido un título más acostumbrados y su habitual amplitud de cri- América Latina se concebía con historias minada, se encuentra hoy en una segunda
acorde con el contenido de esta obra. Pero terios, Pinkler dio cita en esta obra a 18 des- nacionales, pero en la primera mitad del etapa “integradora propiamente dicha y sin
claro, sería mucho menos atractivo. tacados filósofos, psicoanalistas, investiga- siglo XX, una generación de hombres, entre la cual no habría sociedad industrial en
A fines del pasado milenio, Berger y dores y representantes de distintos credos. los que se destacan el uruguayo Rodó, el América del Sur, base de toda unidad políti-
Luckman se juntaron nuevamente para eva- El resultado guarda ecos de aquel extraordi- argentino Ugarte, el venezolano Blanco ca en América Latina”. La construcción de
luar los aciertos y desaciertos de La cons- nario Coloquio de Capri convocado por Bombona, el peruano García Calderón y el un Estado continental sería pues la segunda
trucción social de la realidad, aquel clásico Vattimo y Derrida que reunió, entre otros, a mexicano Pereira entre otros, produjo un fase de la independencia de América del Sur.
que habían publicado en los sesenta y con el Gadamer, Vitiello y Trías para reflexionar conjunto de obras que pensaban a América Sin duda, esta tarea requiere de
cual nos formamos varias generaciones de acerca de la religión. Latina “unitariamente, superando y sinteti- algo más que una mera integración econó-
científicos sociales. Ambos concordaron en Confieso que cuando los responsa- zando las distintas historias nacionales”. mica, pues precisa de una profunda integra-
señalar como uno de los desaciertos más bles de Movimiento me invitaron a escribir el Quien no forma parte de un Estado- ción cultural que una los lazos de los estados
notorios su pronóstico acerca de la inelucta- comentario de este libro, aún no lo había leí- Continente “está condenado a la nada, latinoamericanos. Destaca el autor que hoy
ble decadencia de la visión religiosa del do. Pensé que sería posible hacer un análisis
mundo y el consecuente avance del proceso general de esta excelente compilación de
de secularización. A la vista de lo que actual- ensayos. De haber siquiera leído previamen-
mente acontece, esto no ha ocurrido en te el índice, nunca me hubiese embarcado
RESEÑAS

modo alguno. En efecto, en Estados Unidos en esta tarea imposible. Pero recién caí en la
la religión ocupa un lugar tanto o más cuenta de esta imposibilidad tras leer los
importante que hace unas décadas. En ensayos escritos por los amigos, que natu-
Latinoamérica hubo algunos cambios carac- ralmente son los primeros que leí apenas
terizados primordialmente por el avance de tuve el libro en mis manos. Por cierto, más
diversas denominaciones cristianas no cató- allá de los desniveles que naturalmente se
licas, pero los niveles de creencia en Dios se dan en una compilación de estas caracterís-
mantienen más o menos estables. En los paí- ticas, cada uno de los artículos aquí presen-
ses musulmanes hubo un claro resurgimien- tados merecería un análisis particular.
to de la religiosidad. En la Europa que Comencé por la lectura del trabajo
entonces orbitaba en torno a Moscú encon- de Silvio Maresca, quien con la habitual
tramos hoy tasas de asistencia a los servicios potencia de sus razonamientos pone en
religiosos algo superiores al resto del conti- entredicho las verdades tópicamente acep-
nente y, sobre todo, las encuestas marcan tadas acerca de la moral, el cristianismo y el
índices muy elevados de creencia en Dios. paganismo. Si bien no se aparta de lo que ya
Los judíos, dentro y fuera de Israel, mantie- había denunciado Nietszche hace más de un
nen prácticas y estándares de creencia simi- siglo, lo hace de un modo tal que más que
lares a los de hace unas décadas. En África un comentario ameritaría un ensayo de
subsahariana los distintos cultos mantienen mayor extensión que esta revista. Luego
idénticos niveles de adhesión. En Oriente pasé al del propio Pinkler, quizá uno de los
pasa algo similar. En cuanto a Europa que más se ajusta a lo que se esperaba en
Occidental, además del alto grado de adhe- función del título de la obra: La religión en la
sión a prácticas y creencias por parte de los época de la muerte de Dios. Otra vez me inva-
habitantes islámicos, se advierte un resurgir dió la misma sensación en lo que a mi tarea
del interés por la problemática religiosa, respecta, pero también pensé en proponerle
bien que al margen de las iglesias estableci- a los coordinadores del Instituto de Altos
das. Estudios Juan Perón la posibilidad de sentar
Fenómenos como el éxito de El a ambos pensadores a dialogar sobre sus res-
Código da Vinci o la difusión del “Hollybu- pectivos artículos.
dismo” nos hablan, a la vez que de un reno- Pasé entonces a leer el trabajo de la
vado interés por lo sagrado, de la insoporta- entrañable Dina Picotti. Más allá de la obje-
RESEÑAS
Hay perlitas interesantes de la ausencia en todos los gobiernos de un pro- ción que podría hacerle por escribir en un Pasé luego al capítulo a cargo de
reciente gestión económica de Roberto grama económico de fondo que defina un lenguaje demasiado académico, más perti- García Bazán, de quien hacía poco había
Lavagna y Néstor Kirchner: “EL 11 de enero horizonte y solucione por etapas los proble- nente para una revista especializada en filo- leído sus obras Aspectos inusuales de lo
de 2004, durante la misión a Monterrey que mas sociales para transformar la realidad”. sofía que para una obra dirigida al gran sagrado y La concepción pitagórica del
reunió a George Bush y Néstor Kirchner, Por eso tenemos esta monumental deuda público, lo cierto es que su análisis de las número y sus proyecciones; por lo tanto, no
John Taylor (secretario del Tesoro del los externa y somos Un país en deuda.
señas del último dios en el planteo de me sorprendió la penetrante agudeza con
EEUU) le propuso a Lavagna la elaboración Hasta aquí las de arena, ahora un
poco de cal. A mi parecer, falta en el libro un Heidegger terminaron de convencerme de que desde la fenomenología de la religión
de una nueva propuesta a los acreedores…
Cinco meses después, la Argentina cambió análisis más profundo de política interna- que, como en un cuento de Borges, un arremete contra todos, desde Vattimo hasta
su propuesta original (de Dubai) al adoptar cional y de la deuda como instrumento de comentario al libro debería ser mucho más Dan Brown. Como siempre, García Bazán es
exactamente los valores sugeridos por el poder político y dominación económica, extenso que el libro mismo. uno de esos autores que dan que pensar,
gobierno republicano de Bush”. En otra tanto interno como externo. Seguí entonces leyendo por puro uno puede estar de acuerdo o no, pero no
parte del libro, Bonelli sostiene que “Taylor La conclusión de que somos un interés, habiendo abandonado mi original puede pasarlo por alto.
prometió ayuda con la condición de que el “país en deuda” porque nuestros gobiernos pretensión de comentarista. Así, pasé por el Tras leer el ensayo de Tomás
gobierno (de Kirchner) se comprometiera a no tuvieron un plan económico, es sólo una encantador e ilustrativo relato que hace Inés Abraham sobre las nuevas pruebas de la
mantenerse dentro del sistema financiero parte del diagnóstico. Porque todas las medi- Shaw de su eperiencia en India y por la apa- insistencia de Dios (¡cómo disfruto con la flui-
internacional”. das trascendentes que tomaron los gobier- sionada profesión de fe de Abdul Karim Paz dez de su prosa y el inteligente humor que
La conclusión central del libro es nos argentinos fueron con el aval explícito o y su anuncio de la muerte de las concepcio- destila!), pasé por la escritura entre poética y
que la Argentina no ha salido del modelo implícito del FMI y del G7. Ellos sí tenían y tie-
nen un plan y el poder para llevarlo a cabo. nes erradas de Dios. En lugar de volver al filosófica de Esteban Ierardo y su rescate de
agroexportador que se inició en los albores
de la República y que (ahora con el agrega- En definitiva, no hemos salido del plan índice, seguí leyendo de corrido. Me encon- la ecología desde una perspectiva distinta a
do del petróleo y la minería) ese modelo fue agroexportador, porque no hemos dejado tré entonces con el trabajo de José Pablo la que emplea Daniel Goldman. Hablando
profundizado por el “rodrigazo”, Martínez políticamente de ser una colonia. Antes “co- Martín sobre la Mesa del Diálogo Argentino. con un amigo judío acerca del estudio que
de Hoz y Menem. Este modelo causa exclu- lonia informal” del imperio inglés, ahora Por cierto, para todos los que nos interesa la hace Goldman sobre la vinculación entre eco-
sión social y provoca déficit al estado nacio- “factoría” de la globalización financiera y las política, quizá este sea el ensayo que nos logía y religión y entre alimento y santidad,
nal y a los estados provinciales, que tienen transnacionales. resulte más afín. Pero acá debo hacer una crí- descubrí que la ignorancia que muchos tene-
que atender a los marginados del sistema. tica: si bien el artículo en sí mismo es uno de mos acerca del sentido trascendente de cier-
De allí el problema de la deuda y de las crisis los mejores análisis que he leído acerca del tas prohibiciones alimentarias alcanza inclu-
recurrentes. También se afirma que “la Mario Cafiero rol que le cupo a la Iglesia Católica en ese so a quienes, por tradición familiar, deberían
período tan especial de nuestra historia, no tener el tema mucho más claro.
parece que fuera pertinente su inclusión en Me sorprendió la lectura del capítu-
esta obra. Pareciera más adecuado para un lo del sociólogo Hilario Wynarczyc sobre la
libro de sociología política. Luego de leerlo guerra a los demonios y la economía espiri-
volví al índice y advertí lo que quizá sea la tual del cosmos en el ámbito de algunos gru-
objeción más seria que puedo formularle a pos evangélicos.
esta obra: no hay ningún artículo que abor- Tras sobrevolar las tradiciones
de el tema que da título a la compilación orientales con los trabajos de José María
desde la perspectiva de la teología católica. Bocelli sobre el budismo y la muerte de Dios
Ya que estaba en temas políticos, en la actualidad y con el de Masafumi
Alberto Methol Ferré y Alver Metalli seguí con el trabajos de Marcos Ghío sobre Sakanashi sobre la tradición marcial del
tradición y geopolítica y con el de Ramiro Aikido, volví a la psicología con el estudio de
La América Latina del Siglo XXI Anzit Guerrero sobre el choque de civiliza- Luis Vera sobre el planteo de Horkheimer
RESEÑAS

Buenos Aires, Edhasa, 2006, 178 páginas ciones entre el Islam y Occidente. En ambos acerca de la posibilidad de salvar un sentido
casos se registra una visión de la cuestión incondicionado sin Dios y con el de Perla
diversa de lo usual, lo que, más allá de dis- Sneh, que es otro de los pocos que se ajusta
cordancias y disensos, los torna particular- estrictamente al problema enunciado en el
mente ricos e interesantes. título de la compilación: la muerte de Dios;
Cuando mis ocupaciones me lo per- “temerarias palabras”, según dice esta psi-
“El mundo cambió; América Latina bagaje de hipótesis explicativas con las que de mitieron, retomé la lectura por el capítulo coanalista y escritora. Leyendo a estos dos
no es la misma. El siglo XX se cerró con el nuevo partir para indagar el futuro”. escrito por Bernardo Nante acerca del abis- últimos, pensé que si la gente del Instituto
colapso del comunismo, el XXI se ha abierto En un interesante diálogo que dina- mo de Dios en la psicología. Es la primera no queda resentida con el incumplimiento
con el sello de una guerra al terrorismo que miza la lectura, analizan las causas de la cri- vez que leí algo escrito por este prestigioso de mi compromiso de hacer un comentario
prefigura escenarios inéditos y que prea- sis de las sociedades latinoamericanas. filósofo especializado en Jung, con quien he de este libro para la revista Movimiento,
nuncia un nuevo orden”. Partiendo de dos supuestos: con la aparición tenido el privilegio de departir en varias oca- podría sugerirles otra mesa redonda sobre
De esta forma comienza la obra del del ateísmo libertino el sujeto no goza de siones. Ciertamente su lectura es tan rica y el tema, esta no con filósofos sino con psi-
sociólogo, teólogo e historiador uruguayo otros límites que el erigido por los de la pro- sugerente como su conversación. Mientras coanalistas. Pero claro, para tener derecho a
Alberto Methol Ferré y del periodista italia- pia voluntad; y consecuentemente, no exis- lo leía pensaba en lo lamentable que resulta sugerir, debería haber cumplido con lo soli-
no Alver Metalli: una suerte de entrevista te capacidad de sacrificio. El profesor la ignorancia de la obra de Jung por buena citado…
que aborda temáticas tales como la crisis de Methol Ferré arriba a la conclusión de que parte de nuestros estudiantes de psicología;
valores en los cimientos de las sociedades, así nuestras sociedades latinoamericanas no ojalá estas páginas de Nante puedan circu-
los movimientos nacional-populares, la inte- sólo no mejorarán a nivel de convivencia lar en esos ámbitos, como una invitación a
gración latinoamericana y la proyección glo- civil, sino que no alcanzarán siquiera a pro- ampliar sus horizontes. Enrique Del Percio
bal de la Iglesia. gresar para desarrollarse.
Los autores definen al libro como “un Siguiendo esta línea de análisis,
mosaico temático de la América Latina con- “con el suicidio del ateísmo mesiánico, al
temporánea”. Entendiendo que el presente afirmarse el ateísmo libertino, se pierde la
no se comprende con el mero análisis de la noción del 'otro' como sujeto, pasando a ser
actualidad, realizan un recorrido “desde el hoy eminentemente instrumental”; siendo esto
de América Latina a su pasado más reciente y destructivo para cualquier sociedad, ade-
más remoto, en un viaje hacia las fuentes de más de atentar contra el desarrollo de un
las que surgen los fenómenos que hoy vemos, pueblo, desmantelando las bases de una
para volver al presente llevando un mayor relación y de un trabajo humano.
RESEÑAS
Finalmente, el autor señala que lo que hace algunos años, cuando estipulaba que
Alvarez plantea como una respuesta ética en la opción entre intelectual y militante, él
que podía ser el primer paso político de la se definía como militante. Cuesta entender
reconstrucción de un espacio, se desdibuja esta definición a la luz de los resultados.
por el fallido intento de retorno como Jefe de Otra, tal vez más importante a futu-
Gabinete, en un gobierno en el que Cavallo ro es que, cuando se renuncia a una identi-
Juan Fernando Segovia
ostentaba la cartera económica como en las dad sin dar un salto cualitativo en la elabo-
La formación ideológica del peronismo mejoras épocas del menemismo. ración teórica y la construcción política de la
Perón y la legitimidad política (1943-1955) La lectura de este libro permite con- nueva identidad, se suele dar un salto al
jeturar sobre las características personales y vacío, que termina con la vida política pro-
Córdoba, Ediciones del Copista, 2005, 294 páginas
psicológicas de un dirigente como el exVice- pia y la de los que lo siguen. De esto debe
presidente Alvarez, protagonista central de dar cuenta un intelectual.
Si bien este libro de Juan Fernando Segovia ya fue reseñado en el número 7 de los hechos relevantes de la vida política de
Movimiento, en esta oportunidad se incluye otra visión, proveniente de un joven militante Argentina en la década de los noventa.
peronista. Una conjetura podría estar relacio-
nada con lo que planteaba el mismo Alvarez Jorge Luis Etcharrán
El desafío de encontrar un encade- un vacío en cuanto a su funcionalidad. La
namiento causal en el pensamiento peronis- legitimidad peronista será garante del pro-
ta que permita un análisis matizado de sus ceso de transformación del país, particular-
estructuras teóricas no es tarea fácil. Dificulta mente de la instauración de una nueva rela-
el ejercicio la artillería intelectual de la época, ción material de producción entre capital y
sumada a la multiplicidad de interpretacio- trabajo y de una nueva relación simbólica
nes aceptadas muchas veces de forma dog- entre el poder y el pueblo. Con logros de
mática. Segovia simplifica su obra utilizando carácter épico y una política estatal orienta-
sólo como guía los discursos de Evita y Perón; da a la Justicia Social, se genera una identi-
así despeja cualquier duda sobre la autoridad dad justicialista. La irrupción del movimien-
de las palabras analizadas. to en la vida social, no sólo en cuestiones
Desde un análisis sincrónico, hace materiales, sino en la forma de comunicar-
foco no en el proceso histórico como suce- se, pensar y sentir del pueblo, la visión Marcelo Bonelli
sión estratégica de construcciones político patriótica del ser justicialista se convierte en
sociales, sino abordando ejes temáticos pun- una sola bandera que inmediatamente es Un país en deuda
tuales; la justicia social, el sindicalismo, las adoptada, interiorizada y defendida por la La Argentina y su imposible relación con el FMI
fuerzas armadas, el nacionalismo, la tercera masa trabajadora, por los descamisados. Buenos Aires, Planeta, 2004, 366 páginas
posición y el cristianismo, entre otros. Para Así, el peronismo asume el monopolio de lo
cada argumentación el autor recurre indis- nacional, de lo patriota, de lo argentino.
tintamente a la palabra de los líderes del El bagaje de sentimientos, valores y
movimiento, usando sólo fragmentos dis- convicciones que hacen a la construcción Un testimonio importante para los fraudes bancarios y el comienzo del esque-
RESEÑAS

cursivos. A pesar de que la estructura de la identataria peronista proveerá un cimiento que quieran conocer la trama y el revés de ma de endeudamiento externo y fuga de
obra se presenta como compartimentos espiritual que no sólo acompañará las políti- las negociaciones de la deuda externa capitales; la gestión de Grinspun; la bendi-
estancos, la idea fuerza central que la atra- cas gubernamentales, sino que persistirá en argentina de los últimos 30 años. El libro ción de los EEUU y el FMI al plan Austral de
viesa es la vida política del peronismo y su el tiempo como garante de legitimidad, de tiene mucha y buena información de los Sourrouille, las peleas entre el Banco
relación con la construcción de una nueva origen carismática, tradicional o racional entretelones, las idas y venidas en las rela- Mundial y el FMI para sostener el Plan
legitimidad. (utilizando la tipología weberiana), indistin- ciones de funcionarios y gobiernos con el Económico de 1988, llamado Primavera; la
La crisis del liberalismo argentino, la tamente o como componentes agregados. FMI. También contiene pertinentes relatos presión de los banqueros por la deuda y la
crisis de posguerra, instituciones débiles a La multiplicidad de elementos litúrgicos se mechados de historia, donde se nota el gestión de Cavallo para desestabilizar al
inexistentes y una dirigencia cuestionada y conjugan en una religiosidad justicialista buen aporte que hizo al libro el periodista e gobierno de Alfonsín en su agonía; el plan
repudiada, provocaron el advenimiento de que viene a explicar y superar aspectos de la historiador Fernando del Corro. Brady y las privatizaciones.
un nuevo orden social impostergable; “el doctrina cristiana desde una fuerte raigam- Hay anécdotas tragicómicas de los La presencia de Menem en la asam-
peronismo es el anuncio del fin de la domi- bre nacional. En el justicialismo, explica aprietes del FMI, como la de Grinspun (pri- blea del FMI en 1998 y la consagración de la
nación oligárquica”, sentenciaría Evita. Perón, se da “una conformación espiritual mer Ministro de Economía de Alfonsín) y el Argentina como alumno modelo tiene en el
La crisis también puede percibirse colectiva, vale decir alma peronista”; la doc- delegado del FMI Joaquín Ferrán: “Desde libro un relato destacado. Sobre el plan de
en el plano de las ideas, perdida la influencia trina es una teoría que brinda “una unifor- que asumió su cargo Grinspun tuvo terribles convertibilidad, Bonelli sostiene que “el FMI
de un liberalismo refugiado en la defensa midad en la conformación espiritual de nues- enfrentamientos con los enviados del FMI. respaldó la convertibilidad durante una
del constitucionalismo tradicional y del esta- tro movimiento”; la doctrina importa tam- Uno de los más famosos fue cuando recibió década porque era el engranaje necesario
do de derecho en un sistema de partidos bién una forma de ejecución unificada que al delegado del organismo, el catalán para la política económica que beneficiaba
que se aprovechaba de un sufragio espurio. alcanza la “unidad de acción”. Joaquín Ferrán, en el Salón Padilla del en forma multimillonaria los negocios inter-
Perón se focalizará en la crisis del paradigma En los inicios del gobierno peronis- Palacio de Hacienda. El emisario exigía que nacionales relacionados con la banca, el sis-
ideológico liberal y del estado de derecho ta, Segovia encuentra el origen de la legiti- el gobierno tomara medidas para bajar los tema de jubilación privada y la especulación
burgués, repudiando al liberalismo e inten- midad política principalmente en su conte- salarios de la población. Grinspun, visible- financiera”.
tando superarlo. Propondrá salir del egoís- nido revolucionario. La refundación y el mente molesto, se levantó de su asiento y Hay entretelones interesantes de la
mo y pensar en términos de comunidad, renacimiento de la Argentina se lleva a cabo dándole la espalda al enviado le dijo “¿Qué gestión de Machinea-De la Rúa y el blindaje,
para recuperar el sentido de la vida y devol- desde la revolución justicialista, manifesta- querés? ¿Romperme el culo? Rompémelo de la “tocata y fuga” de Cavallo en el 2001 y
ver al hombre su absoluto. Esta es su nueva rá Perón. El carácter revolucionario es acá”. Ferrán quedó mudo… Poco tiempo del plan de dolarización del FMI. Si un buen
concepción del pensamiento nacional. entendido por la ruptura con el pasado, el después Grinspun renunciaba a su cargo”. Juez de la Nación leyera atentamente el libro
El autor no llega a un pleno desarro- llenado del vacío del régimen oligárquico y El libro repasa y relata los hechos encontraría un cúmulo de hechos que debe-
llo del rol histórico de la legitimidad peronis- la inclusión en la agenda gubernamental de más sobresalientes de la historia económica rían investigarse y que bien podría llevar a
ta. Sorteando distintos fragmentos discursi- los sectores más postergados de la socie- reciente de nuestro país: el “rodrigazo”, los tribunales a varios funcionarios por el
vos consigue esbozar su génesis, mas queda dad; está contenido en los canales de la evo- Martínez de Hoz, la tablita financiera, los delito de “traición a la Patria”.
RESEÑAS
el hogar, la izquierda no era una alternativa elaborado por varios diputados nacionales lución que las políticas oficiales ejecutan. Nos permite analizar por partes la
válida, y si además desaparecía quien levan- del Frente (Juan Pablo Cafiero, Alfredo Bravo “Provenimos de una revolución”, dirá cantera de la construcción identataria del
tara las banderas del nacionalismo revolu- y otros), como también las órdenes de mar- Perón; “los peronistas nacimos de un movi- movimiento, sus banderas, sus luchas y sus
cionario en el incipiente frente, la opción se chas y contramarchas impartidas a los dipu- miento revolucionario, no de una política o enemigos. Se abre lugar a la movilización de
de una acción política, esa revolución hace sentimientos y pasiones; la patria, el sentido
reducía a la centro-izquierda. Lo expuesto tados frentistas en la Legislatura de la
lo que debe, no lo que quiere: interpreta la nacional, la nueva Argentina. Accedemos a
permite al autor diferenciar las estrategias Ciudad de Buenos Aires ante el Código de
voluntad revolucionaria del pueblo; está conceptos de Perón como la inclinación ideo-
entre Bordón y Alvarez; mientras el primero Convivencia, la derogación de los edictos lógica del movimiento: “el peronismo no es
para eso y si no lo hace, fracasa en el objeti-
centraba su interés en el electorado peronis- policiales y las normas relacionadas con la vo”. Ya en la segunda presidencia, sobre sectario, por eso no es centrista, ni izquierdis-
ta tradicional, la jefatura del Frente Grande prostitución en las calles. En todos los casos, todo hacia el final, el tono de confrontación ta, ni derechista, porque tomar posiciones es
se desvelaba por los votantes que histórica- Alvarez, en la búsqueda de asegurar el “no se aminora, se aleja la visión maniquea, y los hacer sectarismo. El peronismo es la tercera
mente se vinculaban con las distintas ofer- conflicto”, sobreactúa y asume las condicio- enemigos, los “antipatrias”, el “imperialis- posición, está a la derecha, al centro o a la
tas socialistas y el radicalismo alfonsinista, nes del statu quo, como si le pesara hacerse mo”, los “oligarcas”, pasan a ocupar un esta- izquierda, dependiendo de los hechos, por-
mas aún en un tiempo en el que la UCR cargo de alguna demanda considerada des- dio dentro del juego político; ya sólo son que es una consecuencia de estos hechos”.
lograba su peor performance electoral medida. adversarios. Los logros de la revolución ya se La visión de una tercera posición: “el antima-
(1995). No obstante, esta visión de centroiz- habrían internalizado en la Argentina, y terialismo, porque tanto el individualismo
La tesitura de no exponerse, de pri-
Perón explica que una nación no puede vivir como el colectivismo son materialistas, mien-
quierda “progresista” (con sesgos hereda- vilegiar el control interno por encima de la
en una constante efervescencia. Vendrán tras que el justicialismo se decide por el hom-
dos del alfonsinismo) es abandonada luego, confrontación y de preservar una actitud dis- bre, tal como es, armonía de materia y espíri-
entonces tiempos de diálogo democrático
en aras de alcanzar el gobierno, sin importar tante frente a los conflictos sociales (salvo tu, y como ser social, individuo o persona en
con otros sectores.
las alianzas necesarias para tal fin, en una en el discurso), es determinante en el A lo largo de la obra, redescubrimos la sociedad humana, con fines individuales
suerte de salto al vacío. momento de establecer la política de alian- un Perón clásico que enfrenta la coyuntura propios y fines sociales ineludibles”. O la
Jozami vuelve a sus cuestionamien- zas electorales del Frente a partir de 1997. desde posicionamientos teórico-filosóficos misión de los peronistas: “ser peronista es
tos en cada uno de los análisis de los aspec- Bastan como ejemplos la renuncia a compe- que aún conservan vigencia. Librando nues- estar guiado por el supremo idealismo de
tos centrales del accionar político de tir por la Jefatura de Gobierno de Buenos tra imaginación enfrentamos las problemá- hacer cada día algo más para que los habi-
Alvarez. En tal sentido, destaca la preocupa- Aires, como la de gestar un acercamiento ticas concretas de hoy en día con su legado. tantes de esta bendita tierra puedan ser más
ción de Alvarez por la tensión corrupción- con los sectores sociales y políticos contes- El autor propone una interrelación entre las iguales y más felices. Los peronistas son forja-
palabras de Perón y el lector, permitiendo dores auténticos del bien, único orden social
calidad de las instituciones, en desmedro de tatarios (izquierda, incipientes movimientos
una interpretación personalizada de cada posible, el que se basa en la justicia”. Justicia,
la discusión del modelo económico domi- piqueteros). En la visión de Jozami, dado
fragmento discursivo. Mediante su didáctica en palabras de Evita: “devolver a los pobres lo
nante; no existía decisión política de la jefa- que el objetivo era derrotar a Menem, la que todos los demás les debemos, porque se
accedemos a focalizar en cualquier aspecto
tura del Frente para modificar el modelo y única alternativa que le quedaba a Alvarez de la vida intelectual del peronismo, su lo habíamos quitado injustamente”.
toda objeción a su postura era subestimada, era la alianza política con la UCR. En reali- etapa revolucionaria, sus valores morales, su
adjetivándosela con el rótulo de testimonial. dad, Duhalde es quien desarticula la manio- contenido religioso y la concepción de una
Quien escribe estas líneas recuerda que bra de re-reelección de Menem al amenazar- tercera posición en el orden internacional. Santiago Cafiero
Alvarez se ufanaba en los medios de ser más lo con una consulta popular no vinculante
creíble que Duhalde para el “establish- sobre el tema en la Provincia de Buenos
ment”. Aires. Jozami, sin embargo, resalta los
Para el autor, la aceptación implícita inconvenientes de Alvarez con el poder cuan-
RESEÑAS

del modelo involucraba también la imposi- do pone de manifiesto la diferencia de crite-


bilidad de tejer redes con los movimientos rio con Auyero sobre el acuerdo con el radi-
sociales desde el Frente, aprovechando la calismo.
militancia social de muchos de sus cuadros, En los últimos capítulos, Jozami des-
especialmente los provenientes del sindica- cribe la decadencia y la desintegración polí-
lismo de la CTA. El desapego por la militan- tica del Frepaso. Las medidas de gobierno
cia, tanto político-territorial como social, de la Alianza como el aumento de impues- Ricardo Rouvier
dilapidaba la opción de crecimiento de un tos, la rebaja de sueldos de los empleados La deuda de la política
horizonte directivo de cuadros propios. públicos, la flexibilización laboral postfor- Buenos Aires, Corregidor, 2004, 204 páginas
Jozami insiste en resaltar el hecho de que dista y el escándalo de las coimas en el
Alvarez opta por una relación política Senado, fueron ejemplo de una política
mediática entre la jefatura y el ciudadano, regresiva, conservadora, de neto corte
sin intermediaciones de los cuadros, renun- menemista, que nada tenía en común con
Hay momentos en la vida de las como sistema de gobierno, el libro presenta
ciando a representar intereses sociales sub- las iniciativas del Grupo de los Ocho y el
sociedades en los que el tiempo se vuelve ver- en forma sistemática los aspectos centrales
alternos en aras de un hipotético interés Frente. El libro le asigna a Alvarez una actua-
tiginoso. Los argentinos vivimos, en el perío- de la crisis política que afectó al país en aque-
común de un ciudadano utópico, desligado ción relevante al apoyar varias de las iniciati- llos años y nos ofrece una explicación sobre
do 2001-2003, la posibilidad cierta de una
de intereses. vas del exMinistro Machinea, lo cual denota- las raíces culturales de nuestros problemas.
inminente disolución nacional, seguida rápi-
Sin embargo, la tensión en Alvarez ría una sobreactuación más del exVicepresi- damente por la apertura de una prometedo- Una de las claves interpretativas que
entre reformular la demanda como conduc- dente frente al establishment. ra gestión de gobierno encabezada por el nos propone el autor es la impotencia políti-
tor político (tal como lo concibiera Roig) y la Jozami destaca la paradoja de que Presidente Kirchner. ca: “La gravedad de la crisis argentina está
imperiosa necesidad de no contradecir a los Alvarez renuncie por la crisis desatada por En esos momentos, los análisis y las dada porque los problemas son más impor-
sectores dominantes de la economía tuvo los procedimientos corruptos de la política descripciones de la realidad se convierten en tantes que los dirigentes que tienen que
casi siempre el mismo resultado negativo, (sobornos en el Senado), pero en ningún mojones: operan como señales de referen- resolverlos (…) los dirigentes no logran
momento cuestione las acciones de gobier- cia que nos permiten ver el camino recorrido manejar, ni evitar, ni controlar, los procesos
especialmente en las situaciones límite de la
no que agravaron la situación económica y y lo que nos falta. que nacen de la propia dinámica de la crisis”.
gestión. El autor del libro da cuenta de esta Son varios los “problemas que ven-
social de la inmensa mayoría del pueblo Este es el caso de La deuda de la polí-
contradicción al evaluar la negativa de cen a la política”: desocupación, desigual-
argentino; es más, insta a los cuadros del tica de Ricardo Rouvier. Escrito apasionada-
Alvarez de avalar el proyecto de nulidad de mente, inspirado por el amor a la patria y dad, deterioro educativo, inseguridad e
las Leyes de Obediencia Debida y Punto Final Frepaso para que no renuncien a sus cargos. impunidad. Sin embargo, más allá de la ajus-
una positiva valoración de la democracia
RESEÑAS
tada descripción de estos problemas y la per- En apretada síntesis, el argumento Sin embargo, quienes ocupan car- La mejor herramienta de la identidad de un
cepción que de ellos tiene la opinión pública refiere que una población escasa y diversa gos ejecutivos o legislativos en representa- movimiento es una política activa que se
que nos presenta el libro, el tratamiento indi- en un territorio que se le presenta inmenso, ción del Partido Justicialista suelen tener con- defina por lo que afirma y no sólo por lo que
vidual de cada uno de ellos nos haría perder no logra alcanzar el affectio societatis nece- ciencia de que al decidirse por unas acciones se rechaza, que se sustente en un futuro
de vista la “naturaleza política” que tuvo sario para constituir una sociedad organiza- y no por otras no aplican solamente su apti- común y no sólo en el pasado. Quienes
aquella crisis que nos tocó vivir. da; en consecuencia se instala una descon- tud profesional: además entienden que con desean terminar con el peronismo queda-
Así, el argumento de Rouvier se fianza hacia el otro más próximo, compa- ellas están “haciendo peronismo”. rían conformes si se transformara en una
aparta de aquellas visiones que reducen la triota (ser yo sin el otro) y una idealización Seguramente es así en la mayoría de
mera forma de nostalgia. Por eso debe vol-
crisis del 2001 a su aspecto económico y, del otro distante, europeo (ser yo en el otro): los casos, pero la ausencia de espacios parti-
“somos el no ser de los indios, de los gau- ver a proyectarse hacia el futuro y liberarse
simultáneamente, se diferencia de explica- darios de debate y su reemplazo por los
ciones que encuentran causas económicas chos. Y la fuerte influencia inmigratoria del de la sujeción a la coyuntura, recuperando
medios de comunicación impide reflexionar
para las crisis políticas: “la cuestión cultural siglo XIX y XX significó la partida, la despedi- sobre esto y por lo tanto inhabilita el funcio- su pensamiento estratégico y su capacidad
operaría como un condicionante de última da de otro lugar y la reconstrucción imagi- namiento de los partidos como correas de para planificar y concertar.
instancia en relación a la triple consecuencia naria mítica respecto del origen”. transmisión entre la conducción del Estado La reconstrucción de los espacios de
de las crisis: lo político, lo social y lo econó- En el plano del comportamiento y la voluntad del pueblo, vulnerando uno de debate y reflexión permitirá reformular un
mico”. esta característica se manifiesta en un acen- los principios elementales del régimen conjunto de contenidos que podrán servir
La crisis política como “fenómeno drado autoritarismo en la vida cotidiana y democrático. como cimiento de una identidad peronista
de condensación” y la cultura como causa, en el desapego a la legalidad: “nuestras fra- La identidad del peronismo debe que vuelva a fundarse en los principios de
son los temas principales del libro de gorosas disputas han operado como reem- volver a vincular el saber con el hacer, la capa- soberanía política, independencia económi-
Rouvier. plazo de una institucionalidad ausente. Esas cidad técnica con la participación popular. ca y justicia social.
El autor descarta rápidamente los luchas finalmente han provocado una
argumentos comunes y corrientes referidos derrota continua. Porque nunca hay una vic-
a la “crisis cultural” como caracterología de toria completa, una victoria nacional com-
la “constitución fallida de nuestro ser nacio- pleta”.
nal”, o los individualistas, como aquellos También en una recurrencia funda-
que hacen referencia a la deformación cul- cional: “Uno de nuestros problemas origina-
tural que produce nuestra inserción subor- rios es que hemos nacido varias veces, no en
dinada y dependiente en el orden interna- un proceso normal con saltos cualitativos de
cional. refundaciones, como rupturas sobre un
Rouvier nos señala que la cultura es pasado que también nos pertenece. Es decir
“la configuración de las conductas sociales que en cada parto se abjuraba de los padres
organizadas dominantes que se suceden anteriores, de las patrias previas. De esa
generacionalmente” y que la crisis cultural manera fuimos postergando nuestro naci-
se produce por un desajuste entre la norma miento definitivo”.
y la realidad. Estos rasgos que estructuran lo que Eduardo Jozami
En el Capítulo VI se describen los sín- alguna vez Borges definió como nuestro “po-
tomas de este malestar en la cultura bre individualismo” se refuerzan última- Final sin gloria
mediante un estudio empírico sobre el esta- mente con la influencia de la cultura posmo- Un balance del Frepaso y de la Alianza
do psicosocial de la población del Área derna: “la pérdida del sujeto posmoderno se
Metropolitana y la Provincia de Buenos intercepta con este sujeto borroneado de Buenos Aires, Biblos, 2004, 164 páginas
RESEÑAS

Aires, realizado en el mes de julio de 2001. nuestra idiosincrasia. Estos dos individuos
En el relevamiento sobresalen los tienen algo en común, su desafectación, su
sentimientos de angustia, tristeza, amargu- fijación en sí mismo, por narcisismo o por
autodestrucción”. El autor analiza la experiencia desde Carlos Alvarez, con sus planteos, dudas,
ra y decepción como manifestación espon-
tánea y dominante de los entrevistados; que En segundo lugar, el autor retoma el la perspectiva de un actor político particular, cambios y devaneos.
a su vez atribuyen estas sensaciones a la tema de la herencia cultural hispánica como la de aquel que siendo parte de la “historia” El autor logra imbuir en el lector
ausencia de futuro, la falta de trabajo, la emi- obstáculo para el desarrollo pleno del “espí- fue un opositor interno a la jefatura. más la certeza que la duda sobre la inexis-
gración y la falta de cambios. ritu del capitalismo” como causa de un capi- Los nueve capítulos en que Eduardo tencia del Frepaso como fuerza política,
Otro sentimiento prevalente era el talismo rentístico, prebendario y corrupto: Jozami divide el texto se podrían agrupar en como también pone de manifiesto su incer-
miedo ocasionado por la violencia delictiva, “somos capitalistas a pesar nuestro y eso tidumbre respecto de que hubiera existido
tres partes. Una primera, en la cual describe
el estallido social y la incertidumbre. provoca una personalidad social bastante una corriente de pensamiento “progresista”
el derrotero de Carlos “Chacho” Alvarez, en
Una serie sucesiva de privaciones se ambigua, contradictoria y a veces hipócri-
su doble función de Director de la publica- que mereciera esa denominación. La caren-
encuentran en la raíz de los sentimientos de ta”.
ción Unidos y la de referente político del cia de construcción política y la ausencia de
los entrevistados, su consecuencia actitudi- Por último, la “declinación de la
ética republicana” donde “nuestro proble- Movimiento Renovador Peronista y del identidad política sustentable en el tiempo
nal es el enojo que se refleja en las variadas
conductas electorales negativas (absten- ma es que el ataque a las instituciones de la Grupo de los Ocho, etapa en la cual se de un agrupamiento sin gestas populares
ción, voto en blanco, impugnación volunta- República (…) proviene de las propias insti- superponen las facetas de intelectual y mili- fundantes podrían haber contribuido para
ria del voto). tuciones, de su interior. Es decir, nuestro pro- tante. que Carlos Alvarez ejerciera la jefatura sin
Ahora, volvamos al concepto de cri- blema con la ley no es originario de una opo- La segunda pone de manifiesto las mayores cuestionamientos por parte de la
sis cultural: Rouvier nos presenta un análisis sición a la ley, sino del obstinado incumpli- tensiones generadas por la ruptura, la bús- dirigencia frentista.
de las dimensiones que expresan esta crisis miento”. La libertad de decisión de la jefatura
queda y construcción de una nueva identi-
en nuestra sociedad. Estos elementos permiten al autor se basaba en la influencia mediática de la
dad nunca resuelta y las posturas cambian-
En primer lugar, en lo que parece afirmar que “somos el resultado de un mix
tes del Frente en los noventa. figura de Alvarez en los sectores medios de
una actualización del problema sarmientino cultural controversial, porque cada aporte
Por último, en un análisis que hubie- la sociedad, en la opinión pública, más que
del desierto, el autor analiza el problema del fue parcial o contradictorio en sí mismo,
pero sobre todo, somos el resultado de la his- ra requerido de un mayor desarrollo, consi- en la generación de líneas políticas alternati-
lazo social desde cinco dimensiones: el espa-
cio vacío, el origen diverso de la población, toricidad de nuestros desencuentros, de las dera el paso del Frepaso por el poder en el vas en el escenario menemista.
el autoritarismo en la vida social, el proble- luchas civiles y de una feroz manera de cons- marco de la Alianza. Del texto surge que la falta de ancla-
ma del otro y la falta de compromiso. truir sobre la anulación del otro. Es decir, Las tres partes se articulan a través je se potencia con la muerte de Germán
de un hilo conductor que es la figura de Abdala. Si el peronismo había dejado de ser
RESEÑAS
que las fuentes externas y endógenas de capítulo final han registrado avances en los
nuestra identidad no alcanzaron a conver- últimos tres años; especialmente la recons-
tirnos en una Nación”. trucción de la autoridad política a partir de
Sin embargo, lejos de un pronóstico un shock de ejemplariedad.
pesimista, la lectura del libro de Rouvier nos
deja la sensación de que vivimos una época
en la que las deudas se van saldando: uno
por uno los desafíos que el autor señala en el Pablo Belardinelli

Ramón Carrillo
Política Sanitaria Argentina
Textos elegidos
Buenos Aires, Ministerio de Salud y Ambiente de la Nación,
2006, 136 páginas

El Presidente de la Nación ha decla- Salud y Ambiente de la Nación seguir edi-


rado al 2006 como el Año de Homenaje al tando parcialmente otros libros suyos, espe-
Dr. Ramón Carrillo. En ese marco, el cialmente Contribuciones al Conocimiento
Ministerio de Salud y Ambiente y el Sanitario, que también tiene más de 500
Programa Campaña Nacional de Lectura del páginas.
Ministerio de Educación, Ciencia y Se ha querido en esta ocasión hacer
Tecnología han publicado una selección de una publicación breve y accesible para que
capítulos de Política Sanitaria Argentina, un todos puedan disfrutarlo, aun sabiendo de
libro de dos tomos y más de 500 páginas edi- antemano que se estaban excluyendo escri-
tado en 1949. El mismo contiene discursos y tos muy valiosos. Pero esta edición procura
artículos elaborados a partir del 1º de junio ser una puerta de entrada a sus ideas. Se
de 1946, fecha en que Carrillo asumió como suprimieron, por ejemplo, artículos y discur-
Secretario de Salud Pública. sos sobre alergia, enfermedades del aparato
Los capítulos escogidos contienen digestivo, brucelosis, cáncer, neurocirugía,
ideas que mantienen plena vigencia y no epidemiología o medicina laboral.
requieren del lector una competencia espe- Quienes puedan leer este librito con-
cializada. Se logró así un texto de ágil lectu- firmarán la formidable capacidad de Carrillo
ra que facilita el acceso masivo al pensa- para planificar y para llevar a cabo lo que
miento del primer Ministro de Salud de la
había concebido. Pero además, era un polí-
Nación, quien en cada página transmite una
tico que escribió sus ideas mientras ocupa-
imponente concepción humanista que
ba un cargo de altísima jerarquía, lo que per-
enmarca toda su acción de gobierno, intro-
mitiría no sólo someter a crítica su concep-
duciendo los fundamentos de la más
ción estratégica, sino además revisar los
extraordinaria transformación sanitaria de
resultados a la luz de los propósitos declara-
nuestra historia.
dos.
Muchos argentinos sabemos que la
Espero que esta obra sirva de aperi-
obra de Ramón Carrillo fue admirable. Pero
tivo, que abra en quienes accedan a ella la
hoy no es tan conocido el hecho de que su
necesidad de leer muchos más escritos de
pensamiento también era extraordinario. Él
quien dirigió una empresa magnífica: la
escribía muchísimo, mucho más de lo que
obra por la cual los argentinos legítimamen-
fue publicado, que no es poco. Ha escrito
te sentimos orgullo.
otros trabajos notables, especialmente
Teoría del Hospital, que está pensado inte-
gralmente y no es fácil seccionarlo. De
todas formas, es intención del Ministerio de Mariano Fontela
O
T 6 0
Final sin gloria. Un balance del Frepaso y de la Alianza
Eduardo Jozami.................................................................................................. 3
INSTITUTO DE ALTOS ESTUDIOS

Juan peron N
E AYO
20

-M
Un país en deuda. La Argentina y su imposible relación con el FMI

I
Marcelo Bonelli................................................................................................... 5

M
12
La América Latina del Siglo XXI
Alberto Methol Ferré y Alver Metalli.................................................................. 6

O
VI
Cinco balas para Augusto Vandor
Ciclo de Capacitación

ER
Álvaro Abós ........................................................................................................ 8

UM
La religión en la época de la muerte de Dios
Leandro Pinkler, compilador .............................................................................. 10 Política 2006

O
N
La formación ideológica del peronismo
Perón y la legitimidad política (1943-1955)

2-
Juan Fernando Segovia ...................................................................................... 12 El jueves 4 de mayo pasado el Dr. Antonio Cafiero dictó la clase inaugural del

M
Ciclo de Capacitación Política 2006 del Instituto de Altos Estudios Juan Perón.
La deuda de la política Durante los próximos meses se brindarán gratuitamente cursos, talleres y conferen-
I

O
Ricardo Rouvier .................................................................................................. 13 cias sobre los siguientes temas: Historia del peronismo, Justicialismo, filosofía e
ideas políticas, Política internacional, Economía del justicialismo, Cultura y educa-


Política Sanitaria Argentina. Textos elegidos ción y Políticas sociales y desarrollo local.
Ramón Carrillo.................................................................................................... 15 Por el momento, expondrán en el ciclo, entre otros, Daniel Arzadún, Araceli
Bellotta, Luis Beraza, Mario Burkún, Mario Casalla, Oscar Castellucci, Hugo Chumbita,
Enrique Del Percio, Miguel Espejo, Carlos Fernández Pardo, Alieto Guadagni, Ana
Jaramillo, Adolfo Koutoudjian, Silvio Maresca, Carlos Mundt, Abel Posse y Cristina
Reigadas.
Colaboraron en esta edición:
Pablo Belardinelli, Mario Cafiero, Santiago Cafiero, Enrique Del Percio,
Jorge Luis Etcharrán, Mariano Fontela, Dolores Gandulfo, Catalina Pantuso
Diversas causas conspiraron

EDITORIAL
Inicialmente, las actividades pro-
gramadas no suponen el dictado de cur- contra este ideal, provocando que hoy
sos de formación básica. Más bien se pre- las políticas de gobierno se justifiquen
tende con ellas instalar un ámbito de casi exclusivamente con argumentos
reflexión y debate entre intelectuales, técnicos o morales. Prácticamente no
Este Boletín es una publicación del Instituto de Altos Estudios Juan Perón, creado por profesionales y líderes políticos y socia- hay medidas gubernamentales cuyo
les, para producir contenidos que apor- fundamento explícito resida en un pro-
disposición del Congreso Nacional del Partido Justicialista celebrado el 26 de marzo de 2004 el que
ten a la reconstrucción de la identidad yecto partidario. Tampoco suele haber
aprobó la creación de una asociación civil sin fines de lucro que actuara como órgano de capacitación y del movimiento peronista y a su pensa- reuniones en el Partido Justicialista -al
formación del Partido Justicialista. miento de futuro. menos en el nivel nacional- que asuman
Aspiramos a que el Instituto de Altos Estudios Juan Perón se constituya en un ámbito dedicado Entre los fundamentos de los estas decisiones como propias o impro-
partidos políticos hay uno que interesa pias.
a la investigación científica y doctrinaria y a la producción, sistematización y difusión de estudios, destacar aquí especialmente: es aquel Como contrapartida, la movili-
investigaciones y documentos destinados a profundizar y perfeccionar el sistema democrático, que establece que ellos traducen un pro- zación de voluntades políticas se centra
abordar los problemas nacionales, afianzar la justicia y la equidad social y proyectar a la Argentina en el yecto de transformación social en idea- casi exclusivamente en símbolos y perso-
les y consignas lo suficientemente claras nalidades, pero lejos está de articularse
mundo.
como para permitir articular el conoci- coherentemente con un proyecto que
Para asociarse al Instituto no es necesario ser afiliado al Justicialismo. Sólo se requiere poseer miento técnico de la gestión de gobierno tenga expresión eficaz en un conjunto de
título universitario o terciario, estudios avanzados en carreras de grado, o poseer una reconocida con la movilización de la voluntad popu- propuestas o decisiones de política
trayectoria en el desarrollo de tareas de índole político, social o cultural. lar. Históricamente, el peronismo deno- nacional.
Diseño: www.dydnet.com.ar

minó a esto como “la doctrina”. Ella ins- De hecho, hoy la pertenencia al
piraba a la vez las razones de la adhesión movimiento peronista en muchos casos
Vicepresidente: Silvio Maresca Presidente: Antonio Cafiero
popular y las propuestas de políticas sólo se asienta en la adhesión a un pasa-
públicas. Había que mantenerla al día do glorioso. Pocos se identifican con él
Para Informes e inscripciones: iaejuanperon@argentina.com
para que fuera constantemente la base por la coincidencia respecto a un núcleo
Reconquista 46 - Piso 9 - Buenos Aires - Tel.: (011) 4348-9601 de la unidad de concepción y de acción programático que se refiera al presente o
Sitio WEB: www.iaejp.org.ar partidaria. al futuro.