You are on page 1of 12

C CONFERENCIAS:

• Antonio Cafiero ............................................................................................. 2


• Alberto Methol Ferré ..................................................................................... 4
• Abel Posse ...................................................................................................... 4
• Luis Maira Aguirre .........................................................................................
• Ruy Pereira .....................................................................................................
6
8
La COPPPAL en la Argentina
En 1979 se fundó la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de
Ernesto Laclau América Latina y el Caribe (COPPPAL), en la ciudad de Oaxaca, Méjico, como un
La razón populista ............................................................................................ 9
foro de partidos políticos nacionales y populares. Durante la época de las dictadu-
ras militares, la COPPPAL, mediante diversas iniciativas se ocupó de proteger la
16 16 de Junio. Cincuenta años ............................................................................. 11 vida, los derechos humanos y la libertad de prominentes luchadores, dirigentes y
activistas de base de América Latina y el Caribe. Rindió su apoyo solidario a los
exiliados de distintas nacionalidades. Contribuyó a los procesos de paz en El
Salvador, Nicaragua y Guatemala. Actuó exitosamente para lograr la excarcelación
del líder uruguayo Líber Seregni y del brasileño Leonel Brizzola; en el otorgamiento
Colaboraron en esta edición: de salvoconducto a Héctor Cámpora y a Juan Manual Abal Medina; en la reposición
Mariano Fontela, Silvio Maresca. en su cargo de la Presidente de Bolivia Lidia Guesner, derrocada por un golpe de
estado militar. Participó en el rescate de la vida democrática y la soberanía de
Panamá y su canal, y en la reconstrucción democrática chilena, peruana, boliviana
y haitiana. Brindó también su apoyo a la posición argentina con relación a las Islas
Malvinas.
Hoy la COPPPAL es el foro de agrupaciones políticas más importante de la
región. Catorce partidos que la integran se desempeñan en los gobiernos naciona-
les, presididos, entre otros, por Lula en Brasil, Chávez en Venezuela, Lagos en Chile,
Tabaré Vázquez en Uruguay, Torrijos en Panamá y Kirchner en la Argentina. Nuclea
a 54 partidos de 29 naciones. En representación de la Argentina la integran los
partidos Justicialista, Intransigente, Socialista, Frente Grande y la Unión Cívica
Este Boletín es una publicación del Instituto de Altos Estudios Juan Perón, creado por disposición del
Radical.
Congreso Nacional del Partido Justicialista celebrado el 26 de marzo de 2004 el que aprobó la creación de una
asociación civil sin fines de lucro que actuara como órgano de capacitación y formación del Partido Justicialista. Los días 29 al 31 mayo de 2005 se celebró en Buenos Aires la XXV Reunión
Aspiramos a que el Instituto de Altos Estudios Juan Perón se constituya en un ámbito dedicado a la Plenaria de la COPPPAL. Allí se eligió al Senador Antonio Cafiero en representa-
investigación científica y doctrinaria y a la producción, sistematización y difusión de estudios, investigaciones y ción del Partido Justicialista como Presidente del organismo por el período 2005-
documentos destinados a profundizar y perfeccionar el sistema democrático, abordar los problemas nacionales, 2008.
afianzar la justicia y la equidad social y proyectar a la Argentina en el mundo. A continuación, se transcriben reseñas de las palabras de Antonio Cafiero
Para asociarse al Instituto no es necesario ser afiliado al Justicialismo. Sólo se requiere poseer título
en el acto de clausura y de las exposiciones realizadas durante la Plenaria por
universitario o terciario, estudios avanzados en carreras de grado, o poseer una reconocida trayectoria en el
Alberto Methol Ferré (Uruguay), Abel Posse (Argentina), Luis Maira Aguirre (Chile)
Diseño: www.dydnet.com.ar

desarrollo de tareas de índole político, social o cultural.


y Ruy Pereira (Brasil).
Vicepresidente: Silvio Maresca Presidente: Antonio Cafiero

Para Informes e inscripciones: iaejuanperon@argentina.com


16 DE JUNIO, CINCUENTA AÑOS
Antonio Cafiero
Han pasado cincuenta años de aque- rado muchas de nuestras mejores creaciones
lla tarde sombría. Sus principales protagonis- culturales y artísticas. Pero la Iglesia Católica
Hay síntomas alarmantes en la no traducen esta riqueza potencial en rique-
tas ya han muerto. Durante décadas los círcu- siempre supo qué hacer con el paganismo,
región. Lo dicen algunas encuestas y lo dice el za actual? ¿Es que están fallando los meca-
los “bienpensantes”, los grandes medios de convivir con él, integrarlo. Caso contrario,
estado de ingobernabilidad que tienen algu- nismos o las doctrinas económicas con las
difusión, en fin, el país “decente”, “presenta- nunca hubiera podido conquistar el alma
nas de nuestras naciones. Ha resurgido una que hemos querido alcanzar un crecimiento
ble”, procuró ocultar pudorosamente la bru- romana. O llevar a cabo ese extraordinario
suerte de apatía en los pueblos, que comien- mayor que el que históricamente hemos teni-
tal acometida, cuya criminalidad carece de ensayo civilizatorio que fueron las misiones
zan a desconfiar de la capacidad transforma- do? ¿O es que no hemos sabido bucear a
atenuantes. Poco a poco -¡han pasado cin- jesuíticas en nuestra América, preanuncio de
dora de la democracia. Este es el nuevo desa- fondo en estas potencialidades y no hemos
cuenta años!- la sinrazón es reconocida, los una modernidad genuinamente americana.
fío que los latinoamericanos debemos generado los mecanismos para su explota-
asesinos designados con nombre y apellido. Pero es seguro que de no abortar, de
emprender en este siglo que hemos iniciado. ción intensiva?
Las disculpas se desvanecen, las justificacio- redonderar su experiencia, el peronismo
Por eso es importante el rol de los partidos y Si echamos una visión a la historia y
nes ideológicas pierden peso. Con el trans- hubiera pulido sus aristas más ríspidas, sus
de la política. (...) hacemos una perspectiva de futuro, no nos
curso del tiempo, ciertas actitudes humanas superfluos gestos provocativos, sin perder lo
La Argentina recuperó su democra- queda ninguna duda de que una de las razo-
básicas conquistan el primer plano. Caen las esencial de su proyecto. Maduración, faltaba
cia y vive una plena institucionalidad, pero nes por las cuales América Latina sigue vege-
máscaras. Los rostros refulgen en su insolen- maduración. Apenas algunos pocos años.
tampoco está satisfecha con su situación tando en la pobreza y la miseria es porque no
te desnudez. Las víctimas, sin embargo, toda- Pero los abortistas, como bien se sabe, impa-
actual. Sabemos que tenemos problemas ha sabido concebir los mecanismos de su uni-
vía configuran una masa informe; como ha cientes, prefieren no dejar madurar la vida
para resolver antes de que el descrédito de la dad. Vemos todavía la realidad con el prisma
dicho Antonio Cafiero, no gozan siquiera del incipiente. Conservadores y reaccionarios
democracia haga estragos en la juventud. del siglo XX o del XIX. Veinte supuestas
postrer privilegio de su plena identificación. como son, nada quieren saber con la vida
Nuestro desafío es recuperar la dignidad del naciones enfrentadas unas a otras y divorcia-
Uno por uno. Persona por persona. Con sus nueva que pugna por abrirse paso. Su voca-
trabajo y nuestra capacidad de crecer y de ali- das de un pensamiento común, más allá del
vidas únicas e irrepetibles, sus saberes, sus ción es expulsar cuerpos extraños o, mejor
mentar un crecimiento autónomo, para que esfuerzo de pensadores y de líderes de la his-
habilidades, sus afectos, sus preferencias, sus dicho, partes de sí que se empeñan en no
en el mundo globalizado tenga perfiles pro- toria, desde San Martín y Bolívar hasta quie-
placeres, sus conflictos, sus sufrimientos, sus reconocer como propias. La prisión del yo
pios de nuestra nacionalidad. Argentina ha nes en los tiempos modernos han propiciado
amarguras, sus sueños, sus anhelos, sus espe- impide el flujo de la vida. Junio y septiembre
librado una batalla muy intensa frente a los la idea de una comunidad de naciones.
ranzas. Con su entrega incondicional a una de 1955 no fueron un golpe de Estado sino
organismos financieros internacionales para América Latina, sin embargo, ade-
causa que sentían brotar de sus entrañas. una intervención quirúrgica, un aborto ejecu-
preservar su capacidad de crecer y dar más de sus riquezas, tiene enseñazas que
Con sus palos y sus cuchillos. Con la fe religio- tado en dos tiempos.
empleo. Y se lo podemos decir a nuestros her- darle al mundo. Tenemos un pensamiento
sa que insufla una política en las raras ocasio- ¿Qué querían los “libertadores”? Lo
manos latinoamericanos: esa batalla no la humanista que nos diferencia de otras latitu-
nes en que orienta sus mejores esfuerzos a la acabamos de decir: despertar de una horrible
hemos ganado solamente para los argenti- des. Un humanismo universal, que no es el de
redención de los injustamente marginados. pesadilla, sacarse de encima algo que -a su cri-
nos, la hemos ganado para América Latina, y las corporaciones, que no es el de la cultural
Pero, con ser terrible, lo peor del 16 terio- jamás debiera haber ocurrido, volver al
la hemos ganado para todos lo países del fácil, que no es el del pensamiento débil, sino
de junio de 1955 no fue la masacre. Más país “normal”: a un país en el cual derechas e
mundo que están sujetos a los nuevos patro- que es el humanismo que brota de la trascen-
grave todavía fue que ese día nefasto comen- izquierdas compitieran “civilizadamente” por
nes de la dependencia colonial, que no es dencia del hombre. El humanismo latinoa-
zaba a abortar en la Argentina una experien- el poder, a espaldas de las grandes mayorías
solamente la territorial, es también la que se mericano siempre demostró voluntad de
cia histórica original; una experiencia econó- populares y bajo la protección y cuidadosa
ejerce a través del poder económico o del incluir. Ha demostrado el valor del amor que
mica, política, social, educativa y cultural que tutela del Imperio Británico. Y, si no, de algu-
poder cultural. (...) debe unir a la comunidad de los hombres.
se nutría de las tradiciones más raigales de na otra potencia hegemónica, llegado el
Nosotros somos una unión de parti- Hace casi 30 años tuve que participar de una
nuestro pueblo y que, conforme a ello, se caso. Unidos circunstancialmente, no por
dos que creemos en el poder transformador reunión fundadora del SELA, en Caracas, y allí
encontraba en plena construcción de una amor sino por espanto, Vicchi y Ghioldi, entre
de la política. Creemos que sin partidos y sin dije algunas palabras que me gustaría repe-
modernidad alternativa e inédita. Porque ese tantos otros, esperaban con ansiedad su
política la región no tiene futuro. Podemos tir: “en ninguna otra parte del mundo hay
-ni más, ni menos- fue el gran desafío del hora. La hora de compartir las prebendas de
reactivar las grandes utopías movilizadoras una confluencia armoniosa de las razas
peronismo: edificar una Argentina moderna un poder delegado y dirimir sus pequeñas
de la sociedad. Sabemos que nos temen y menos consanguíneas y menos contiguas.
sin las lacras que comúnmente trae apareja- disidencias en el marco de un sistema político
nos denigran porque somos la única fuerza Todos los valores del espectro humano, todos
das la modernidad al uso, sobre todo cuando “racional”. Con sus derechas y sus izquierdas,
con capacidad de transformar la realidad. los genios folclóricos, más el torrente migra-
es mimética: el individualismo egoísta y mez- como Dios manda. Para eso, claro está, era
En estos días hemos debatido sobre torio, han convergido sin chocar en el seno
quino, el consumo desaforado, la exclusión imperioso eliminar al peronismo. Que no que-
el porvenir de América Latina, y también de sus pampas, selvas o montañas. Hemos
social, la mediocridad cultural; en suma, una dara ni su recuerdo.
hemos incursionado en su pasado. La prime- sido fieles a una voluntad telúrica siempre dis-
vida de mierda. Una modernidad sin viejos Cincuenta años después el proyecto
ra contradicción que asoma a nuestra consi- puesta a sumar y jamás a excluir. No existe
depositados en los geriátricos, locos maltra- no ha variado. Sólo que la fuerza de los
deración es que no hay una correspondencia otro lugar en el planeta en el cual se hayan
tados en los hospicios y control de la natali- hechos, el duro golpe contra la realidad -ni
entre la potencia virtual de América Latina y entendido y amado tanta gente distinta por
dad. Una modernidad solidaria centrada en la los 30.000 asesinatos del Proceso bastaron
su rol en el mundo. Hemos escuchado diser- sus orígenes. No existe otra área geográfica
dignidad de la persona, de todas y cada una para erradicar al peronismo de la faz de la
taciones que en cierta medida resultan pesi- más exenta del miedo a las diferencias entre
de ellas, a lo largo de todas las etapas de su Tierra-, ha convencido a la Unión
mistas con respecto al futuro, específicamen- los hombres. Y esta afirmación latinoameri-
vida (niñez, juventud, adultez, ancianidad). Democrática de que el “hecho maldito del
te con relación a la posibilidad de que una canista espontánea y vivida de la hermandad
¿Para qué negar que el peronismo país burgués” es ineliminable. Entonces hay
integración entre nuestros países pueda dar- universal, es el modelo que nuestro continen-
tenía aspectos irritantes, las más de las veces que fracturarlo, dividirlo, diluirlo, licuarlo.
nos el progreso que se nos escapa todos los te puede ofrecer a la desgarrada comunidad
innecesariamente irritantes? No vale la pena Montar el escenario propicio, poner en mar-
días de las manos. Pero si analizamos internacional”.
insistir en ellos, cuyo denominador común cha la parodia y obligarlo a optar entre una
América Latina desde sus potencialidades, América Latina puede predicar en
era tal vez la “guaranguería” de los recién lle- centro-derecha y una centro-izquierda, que
tenemos todo el derecho a ser mucho más verdad un nuevo humanismo, no el tecnocrá-
gados al poder. Por otra parte, el enfrenta- no lo representan (derecha e izquierda, así
optimistas. (...) tico que nos viene del norte, no para saber
miento con la Iglesia argentina fue un error nomás, a secas, sin aditamentos, sería dema-
Pero la diferencia de ingresos entre qué hacer, sino a fin de saber para qué hace-
fatal. Por los dos lados. Sumió a muchos pero- siado contundente para esta época “light”).
los pobres y los ricos en América Latina es mos. Tenemos que desplegar nuestro genio
nistas en una contradicción tan dolorosa Levantados de sus tumbas y revestidos de
aún mayor que la que existe en el continente latinoamericano, una nueva forma de ver los
como insoluble, que los paralizó. Es cierto nuevas máscaras, Vicchi y Ghioldi vuelven a
africano. Tampoco pesamos mucho en los problemas del hombre en el universo. Este es
que el peronismo tenía sus ingredientes neo- confundirse en un abrazo; dejo para usted,
negocios del mundo. Hay aquí, a mi modo de el aporte que América Latina le puede hacer a
paganos. Dominaba sin embargo el senti- querido lector, la tarea de poner los nombres
ver, una suerte de contradicción no suficien- la cultura universal.
miento cristiano. Típico sincretismo latinoa- correspondientes.
temente explicada. ¿Es que está fallando el Tenemos que superar la tecnocracia
mericano. Que nos enorgullece. Que ha inspi- Silvio Juan Maresca
talento político de los latinoamericanos que deshumanizante de las sociedades imperia-
simplificar en función de términos dicotómi- la identidad de éstos se modifica como resul- listas. Tenemos que rescatar la esencia tras- Este es el marco de acción y de pen-
cos que deben ser necesariamente impreci- tado del proceso mismo de representación: cendente del hombre y la hermandad entre samiento que nutre a la COPPPAL. Si sabemos
sos para poder agrupar demandas particula- “el representado depende del representante los hombres. Porque ahí están los pilares y los encarar nuestro accionar político sobre él,
res. Para Laclau, la lógica de la simplificación para la constitución de su propia identidad”. fundamentos de nuestra futura unidad. estaremos en condiciones de luchar contra la
y de la imprecisión es “la condición misma de Eso ocurre porque la voluntad a ser represen- Nada podremos hacer en el campo de la eco- globalización depredadora. Si nos aferramos
la acción política”. Solamente una sociedad tada sólo raramente está plenamente consti- nomía que antes no hayamos hecho en el de a fórmulas del siglo XIX es muy difícil que
en que la administración hubiera reemplaza- tuida al momento de iniciarse el proceso. Así, la cultura. Esto puede sonar un poco extraño, podamos superar los desafíos de la globaliza-
do totalmente a la política podría pretender la tarea del representante no es tanto la de porque parecería una contradicción decirle a ción del siglo XXI. Y lo primero que tenemos
erradicar la imprecisión discursiva. quien no tiene para comer que es necesario que decir es que necesitamos una cultura
transmitir una voluntad determinada, sino la humanista universal, un denominador común
Para el autor, en la era del capitalis- de proveer un punto de identificación que exaltar los valores culturales. Pero sin embar-
mo globalizado, las relaciones sociales sufren go no es así, porque lo que nosotros quere- de nuestras luchas políticas y sociales. Porque
constituya como agentes históricos a los sec- no somos globalizadores, somos universalis-
inéditas dislocaciones, por lo que las deman- tores representados. Por eso la representa- mos no es fundar un modelo socioeconómi-
das se vuelven más autónomas, y por eso tas. Hay una diferencia muy grande: el univer-
ción suele incluir elementos carismáticos, y co que dé respuesta a los problemas contin- salismo es la universalización de los valores,
resulta más compleja “su articulación y la los seguidores hasta llegan a pensar que son gentes de la actualidad, sino uno superador de la dignidad humana, de los derechos
naturaleza de las entidades colectivas que ellos quienes representan la voluntad del de esta realidad que sea capaz de proyectarse humanos. La globalización es el imperio de
resultan de ellas”. El populismo “se presenta líder y no al revés. en el siglo. los instrumentos económicos y financieros. El
a sí mismo como subversivo del estado de Otra de las características del popu- América Latina necesita crear una universalismo se expresa en el campo de los
cosas existente y también como el punto de lismo consistiría en que el 'pueblo' represente nueva anfictionía, la que soñaba Bolívar, ese valores, y todavía sostenemos que los valores
partida de una reconstrucción más o menos “algo menos que la totalidad de los miem- grupo de ciudades y estados de la Grecia anti- finalmente se imponen. Creemos en los valo-
radical de un nuevo orden”. Ello ocurre por- bros de la comunidad: es un componente par- gua que se unían detrás de un mismo idioma res y no en los precios, en el espíritu humano y
que ningún sistema político puede responder cial que aspira, sin embargo, a ser concebido y una misma cultura. Bolívar quiso hacerlo y no en los segmentos de mercado. (...)
institucionalmente a la totalidad de las como la única totalidad legítima”. Se confor- no tuvo éxito, pero nosotros tenemos que Nosotros, los hombres de la políti-
demandas, por lo que los reclamos insatisfe- maría así cuando una plebe reclama ser el repensar esa anfictionía. ca, hemos descuidado mucho estos valores.
chos pueden ser agrupados bajo el paraguas único pueblo legítimo. Por eso siempre viviría En América Latina, trasegados por el Hemos descuidado la formación de los cua-
de un conjunto de significantes vacíos (o “flo- en tensión, presentándose a sí misma como neoliberalismo, en los últimos 20 años nos dros dirigentes juveniles. Nos hemos dejado
tantes”) que los vuelve relativamente equiva- la recuperación de una plenitud ausente de la olvidamos de nuestra especificidad. Nos con- abatir por esta fusión de poderes mediáticos
lentes. La respuesta institucional suele tender comunidad, pero a la vez como la única parte vertimos en un segmento más del mercado y económicos que cerca a la política y la vuel-
a hacer resaltar las diferencias en las deman- legítima de una sociedad dividida en dos cam- mundial, descuidando algunas de las disquisi- ve objeto del vituperio social. Sabemos los
das para poder tratarlas una a una. En cam- pos. ciones más inteligentes que se hicieron sobre poderes que se anidan detrás de la detracta-
bio, la construcción populista tiende a englo- En síntesis, Laclau describe al popu- nuestro pasado y sobre nuestro destino. (...) ción sistemática de la política. Pero si los polí-
barlas por su antagonismo con el poder lismo como un fenómeno que puede estar Hay dos cosas que tenemos que ticos no tenemos certeza acerca de lo que
gubernamental. tener en claro. La primera es que vivimos tiem- estamos defendiendo, si no nos apoyamos
presente tanto en las democracias como en pos de globalización que, como bien lo dijo
El “pueblo” se constituye así diferen- los gobiernos autoritarios, y que puede cons- en un complejo de valores superiores,
ciándose del poder, dividiendo a la sociedad Felipe González, es un fenómeno como el del vamos a ser definitivamente superados y
truirse tanto desde el gobierno como desde descubrimiento de América: no hay paso
en dos campos, y construyendo su identidad la oposición. Llega a afirmar que “no existe derrotados.
a partir del valor de ciertas palabras que, más atrás. Pero es también un tremendo desafío, La COPPPAL quiere rehabilitar la polí-
ninguna intervención política que no sea en lleno de riesgos y de amenazas, pero que
que utilizarse con su significado exacto, refle- tica porque es la actividad más excelente del
cierto punto populista. Sin embargo, esto no genera oportunidades. Lo segundo es que el
jan un conjunto difuso de demandas insatis- hombre, porque es la única que apunta a
quiere decir que todos los proyectos políticos mundo se ha globalizado en casi todos los transformar la realidad basada en el bien
fechas. Pero la identidad popular constituye sean igualmente populistas”. Pero pese a que aspectos: economía, finanzas, medios infor-
una cualidad singular que supera la simple común y no en los intereses que gobiernan
afirma reiteradamente que el populismo no mativos, tecnologías, etc. Lo único que no se tantos otros aspectos de la vida social. Juan
suma de las demandas. En el extremo, el lide- es un tipo específico de fenómeno político, a ha globalizado es la política. Es esta nuestra
razgo de una persona refuerza su singulari- Pablo II dijo alguna vez que la vocación más
veces lo olvida y hace referencia a “movi- carencia más grande como políticos. Por eso noble del hombre, después de la religiosa, es
dad. mientos populistas”. Más aún, dedica un capí- yo he escrito que los males de la globaliza- la política. (...)
Toda identidad popular requiere ser tulo a los populismos “realmente existentes”, ción se superan con más globalización, no Debemos también repensar la
condensada en torno a palabras e imágenes. entre los cuales incluye al Partido del Pueblo sustrayéndose al proceso ni anatemizándolo misión de la política y de los partidos. He
En un punto, los símbolos populistas dejan estadounidense de fines del siglo XIX, al movi- con una reacción puramente testimonial. A la
globalización de los instrumentos del capita- aquí otro objetivo de la COPPPAL. Nos pro-
de representar las demandas particulares miento turco liderado por Kemal Atatürk y al
lismo hay que superarla con la globalización ponemos inundar América Latina de cursos
para comportarse como su fundamento. peronismo, como no podía ser de otra mane-
Pero para que puedan extenderse, se requie- de la política. de formación política. Iremos a las universi-
ra. Al respecto, menciona los mensajes que dades, pero también a las fábricas y a los
re que sean lo suficientemente ambiguos Perón enviaba durante su exilio, cuya clan- Ya no podemos pensar en la política
como para representar incluso demandas con mentalidad de provincia. Ya no podemos talleres. Los cursos de formación, los semi-
destinidad facilitaba su carácter ambiguo: narios, la noción de por qué y para qué hace-
contradictorias. Por lo tanto, sostiene Laclau, hacer de las luchas políticas una cuestión
“su palabra era indispensable para dar uni- puramente local. El hombre político tiene mos política, serán actividades que nos pro-
la vaguedad y la imprecisión “no resultan de dad simbólica a todas esas luchas dispersas”,
ningún tipo de situación marginal o primiti- que pensar en una dimensión continental. ponemos desarrollar al frente de la
y por eso debía ser suficientemente vaga. Esto es la COPPPAL, un esfuerzo por superar COPPPAL. (...)
va, ya que se inscriben en la naturaleza Quien comparta las ideas de Laclau
misma de la política”. los límites históricos de la política localista Para terminar compañeros, lo haré
podría suponer que el populismo es un fenó- para darnos un pensamiento universalista. La recordando una frase de Bolívar. Ya a punto
La visión de Laclau acerca de la repre- meno necesario para la constitución de una COPPPAL no niega las identidades naciona-
sentación política resulta consistente con de morir, sintiendo que su viejo sueño había
acción política democrática, en la medida en les, sino dice que para reforzarlas en tiempos muerto, dijo: “he sembrado en el viento y he
estas observaciones. Para él, la principal defi- que se pasen por alto los requerimientos plu- de globalización hay que olvidarse de las fron- arado en el mar”. A nosotros no nos va a
ciencia de las teorías de la representación con- ralistas. Sin embargo, hasta en ese caso, la teras del siglo XIX y pensar en los agrupa- pasar así, compañeros. Con la voluntad de
siste en que “la mayoría de ellas concibió a la aplicación del rótulo de 'populista' a un movi- mientos regionales y continentales. todos ustedes, así lo lograremos.
voluntad del pueblo como algo constituido miento político no deja de ser denigrante.
antes de la representación”. Para autores Además, resulta al menos curiosa la suposi-
como Schumpeter, Habermas o Rawls, “la ción de que la única alternativa a la tecnocra-
pregunta relevante es cómo respetar la cia son los símbolos vagos y las identidades
voluntad de los representados, dando por que se afirman en dicotomías.
sentado que tal voluntad existe en primer
lugar”. Pero el representante no es un mero
agente pasivo de los representados, y por eso Mariano Fontela
lización, el mundo entero lo sabe. La opción Hablar de ciudadanía para la mayoría de nues-
Alberto Methol Ferré por la integración no es consensual en ningu-
no de nuestros países, ni en Brasil, ni en
tras poblaciones es casi irrisorio. (…)
Entonces, ese es el mensaje a dar. Y
Argentina, ni en Uruguay. Y cuarto, ahí vuel- sólo es posible darlo haciendo prevalecer lo
vo al tema de los mercaderes. Si vamos a con- político sobre lo económico, la voluntad del
La nuestra es la era del fin de los es la brasileña, que son los únicos que han tar heladeras, estamos justamente en el Estado sobre el interés particular, privado. En
Estados-Nación que emergieron en el siglo pensado en serio el conjunto de América del terreno de los mercaderes. No es que no sea alguna medida, la integración es incompati-
XIX. Los ingleses, los franceses, los alemanes, Sur. (...) Esto nos muestra que la mejor situa- útil hacerlo, lo es, y no solamente contar, sino ble con el neoliberalismo. Porque en una eco-
el Japón, Italia, esos cinco eran arquetipos del ción estratégica para ver y pensar América producir juntos y más para exportar a terce- nomía neoliberal, en principio, un hombre
Estado-Nación del siglo XIX. Individualmente, del Sur es brasileña. (...) ros. Porque además, no sostendremos el pro- vale en la medida en que consume, no en que
hoy son totalmente secundarios y han sido El otro centro, México, linda con la yecto del MERCOSUR exportando solamente es ciudadano. (…)
sustituidos en forma ostensible desde la mayor potencia mundial contemporánea, un entre nosotros. Nuestros mercados son muy El viaje a Buenos Aires ha valido por
segunda mitad del siglo XX por la URSS y por Estado continental en serio, es decir, el mode- chicos. En términos de escala de competitivi- escucharlos a ustedes y sus distintos puntos
los Estados Unidos de América. Han emergi- lo de los Estados continentales: Estados dad mundial, la solución no esta acá, en cuan- de vista, así como las expectativas en relación
do como potencias mundiales dos gigantes- Unidos. México está rodeado de pequeños y to a exportaciones tampoco. Pero más que a Brasil. Lo que dejo es un mensaje de alerta
cos Estados industriales de índole continen- minúsculos países tipo Uruguay, de América esto, lo que tenemos que hacer es darle a los en el sentido en que no es consensual la
tal, en el salto de lo que muchos autores pien- Central, las Antillas y el Caribe. Todos tienen pueblos la visibilidad de que estarán mejor opción en ningún lado; hay que luchar todos
san que fue la sustitución de los Estados una capacidad uruguayesca de definición his-
Nación por los Estados Continentales, que en con integración que sin ella. Es demasiado los días y hay que luchar creyendo que lo
tórica. Lo digo para que nadie interprete que pedir que crean y que luchen por un proyecto hacemos en beneficio de cada uno de noso-
el fondo son desarrollos del Estado Nación, quiero disminuirlo, porque no me juzgo en
pero de dimensiones gigantescas en compa- esa actitud, sino intentando ubicar las cosas cuyos beneficios no ven, que no les trae más tros en la vida cotidiana. La integración no
ración con Inglaterra, Francia, Alemania, etc. en su realidad. México es el mayor país hispa- pan, más casa, más salud, más educación, sirve si no trae un mayor bienestar para cada
Estos pasan a ser totalmente secundarios no parlante, pero no tiene alrededor otro más ciudadanía, más prosperidad, más uno. No solamente para los empresarios. (…)
tomados por sí mismos, salvo que hagan la país con un poder equivalente o parecido, democracia. Los partidos políticos tienen un papel
Unión Europea, su intento de formar un sino que son todos muy pequeños países. Ese es el mensaje si queremos tener fundamental porque teóricamente y, en los
Estado Continental. Si América Latina no Entonces está condenado a una cierta dificul- un proyecto a largo plazo creíble para nues- distintos países, en mayor o menor grado en
logra formar un Estado Continental de tad de movilidad, diplomática y política. tros pueblos, con democracia, con ciudada- la práctica, los partidos políticos son la expre-
América del Sur o del conjunto de América En consecuencia, la política funda- nía, con prosperidad para todos y en paz, por- sión de la manifestación política de nuestros
Latina, la región no podrá asumir un papel mental de América Latina se juega, en mi opi- que eso es lo que no tienen hoy. Tienen demo- pueblos. El distribuir este mensaje está en fun-
importante en la historia. (...) nión, en América del Sur, entre los nueve his- cracias formales, no tienen ciudadanía. ción del programa de cada partido político.
Es útil decir que se nos plantean los pano parlantes y Brasil. La Argentina es el
problemas de la integración, porque tene- interlocutor básico de Brasil. (...) La frontera
mos la necesidad de configurar un Estado verdadera de Argentina y Brasil se llama
continental para poder ser una sociedad pro- Uruguay, Paraguay y Bolivia. Esa es la fronte-
tagónica en el mundo. Con Estados media- ra real, no la de Misiones y Corrientes.
nos o pequeños integramos el coro de la his- Pensar la conjunción argentino-
toria, como lo somos hoy. Ese me parece que brasileña implica pensar el nexo fundamental
es el axioma número uno. de la Cuenca del Plata y esos tres países, que
¿Cuál es la estructura fundamental son casi la frontera pura. Este es el nexo del
de América Latina? Desde su origen, América núcleo fundante de toda unidad posible de
Latina tiene tres partes. En el norte México, América del Sur. Por las condiciones del Ernesto Laclau
con las Antillas y América Central. Ese es el pri- poder y de la centralidad brasileña y por la
mer núcleo. El segundo núcleo es América
del Sur, dividida en dos partes. Una parte en
representación que la Argentina debe ejercer
de los ocho más pequeños que ella. (...)
La razón populista
su origen fue el Virreinato del Perú, que abar- Si Brasil no se entiende con la Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica, 2005, 312 páginas
caba casi toda la América del Sur de origen Argentina, le arroja los síntomas al resto.
hispano… Hoy la América del Sur, que es lo Brasil quiere comportarse como una potencia
más importante de América Latina en exten- más ante nosotros. En tanto el intercambio
sión, en recursos y en población, está dividi- entre el rubio del norte y el hermano luso mes-
da en diez Estados. Uno es la mitad -Brasil- y tizo se parece demasiado, no nos interesa.
los otros nueve son la otra mitad: Venezuela, Nos interesa un líder que beneficie a todos Algunas teorías elaboradas para des- sin decir nada acerca de su contenido. Para
Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Argentina, los liderados. Si no, no es líder, es hegemonía. cribir -y condenar- situaciones históricas Laclau, el populismo, “lejos de corresponder
Uruguay, Paraguay, Bolivia. De los nueve, hay Pero a la hegemonía no hay que oponerle lite- extremas luego demuestran ser sistemática- a un fenómeno marginal, [está inscripto] en
cinco medianos en comparación al mayor, ratura, sino realidades políticas concretas y mente ineficaces para explicar casos menos el funcionamiento real de todo espacio comu-
que es igual a la suma de los nueve. De esos conciencia geopolítica concreta. Si no, no extremos. Es el caso del populismo. Ernesto nitario”. En lugar de buscar el “verdadero
cinco, Argentina es el número uno, y le sirve para nada. (...) Laclau procura en este libro refutar ciertos tra- referente del populismo”, o el contenido ideo-
siguen Colombia, Venezuela, Chile y Perú. Y Los esquemas básicos de América bajos intelectuales que reemplazan el análisis lógico que típicamente expresa, su intención
cinco enanos, que son Uruguay, Paraguay, Latina están dados por obvios, por evidentes, por la pura condena ética. Esta actitud suele es mostrar que el populismo “no está atribui-
Bolivia y Ecuador. Esa es la estructura básica y no son evidentes para nadie, porque no
de nuestros países. Tenemos que tenerlo muy percibir determinados hechos políticos como do a un fenómeno delimitable, sino a una
tenemos cultura latinoamericana. Por otra aberraciones carentes de toda causa racional lógica social cuyos efectos atraviesan una
claro. Esa estructura es en habitantes, en parte, nada más importante para la econo-
superficie y en recursos, los nueve son igua- comprensible. variedad de fenómenos. El populismo es, sim-
mía de América del Sur, nacida oceánicamen-
les al uno de Brasil. te y al servicio de las dominaciones oceáni- Laclau no ignora el sentido peyorati- plemente, un modo de construir lo político”.
Entre estos países, la única frontera cas, que intercomunicarse por dentro. Hoy vo con que suele usarse el término 'populis- La literatura que condena al populis-
antigua -de cinco siglos- es la de la Cuenca no lo estamos y hay que hacerlo decisiva- mo', y hasta da cuenta de la forma en que ya mo suele postular que su retórica política es
del Plata. Y la gran Cuenca Amazónica es el mente. (...) Y por otro lado, debemos impul- en el siglo XIX fue utilizado como expresión “un puro adorno del lenguaje”. Laclau, en
desierto verde, que ha desarticulado, desco- sar una revolución cultural. (...) Hay que de la supuesta irracionalidad de las multitu- cambio, se niega a postular un modelo inicial
yuntado la unidad posible de América del reformular la enseñanza de nuestra literatu- des. Por el contrario, su finalidad es demos- de racionalidad política que entienda al popu-
Sur. Es un Sahara verde, metido en el centro ra, no enseñar más historia de la literatura en trar que existe racionalidad en el proceso de lismo en términos de aquello que le falta, o
de América del Sur. Brasil ocupa el centro de Chile, en Colombia, en Brasil, en la Argentina. construcción del pueblo como actor político, de “su vaguedad, su vacío ideológico, su
América del Sur. Es el único país que linda con Hay una sola literatura, la literatura latinoa- y explicar también que lo que suele estar antiintelectualidad, su carácter transitorio”.
toda América del Sur, salvo con Ecuador y mericana. Debemos enseñarles a los niños implícito en el rechazo al populismo es la Entiende que el populismo es una dimensión
Chile. Pero esto significa que un brasileño todos los autores. Los argentinos, peruanos, desestimación de la política y el deseo de sus- de la cultura política que puede estar presen-
que intente pensar a su país, al pensar a chilenos, uruguayos. Generación por genera- tituirla por la administración. Por eso, afirma, te en movimientos de signo ideológico muy
Brasil, necesita pensar todos los bordes de su ción equivalente. Así los vamos a hacer inte- “un rasgo característico persistente en la lite- diferente, y que su retórica es una forma de
país, necesita pensar su vecindad. Al pensar- gracionistas, en serio. (...) ratura sobre populismo es la reticencia -o difi- fundar la identidad de un grupo social a par-
se a sí mismo y a su vecindad, está pensando, El nudo de la integración es la brasi- cultad- para dar un significado preciso al con- tir de la vaguedad conceptual, que sería nece-
naturalmente, a toda América del Sur. leñización de los hispano parlantes y la caste- cepto”. Quienes lo intentan suelen recaer en saria consecuencia de la indeterminación de
Ningún otro país hispano parlante tiene esa llanización de los luso parlantes. Una inter- el frustrante ejercicio de colocar esa etiqueta la misma realidad social, no una expresión de
capacidad. (...) Por eso, la única geopolítica pretación mutua. Eso hay que llevarlo como
importante que ha nacido en América Latina a conjuntos muy dispares de movimientos, falta de madurez. El espacio político se suele
política central de la cultura.
Ruy Pereira Abel Posse
La propuesta o el mensaje de una truirse sobre estos cinco pilares: democracia,
propuesta de integración latinoamericana o ciudadanía, prosperidad, paz y multilateralis- Nosotros tenemos lo que antes se lla- China, la más sorprendente de todas. China,
sudamericana, para mí, tiene que estar alre- mo. maba “un destino manifiesto”: transformar con una gran inteligencia, utiliza el socialis-
dedor de cinco palabras: democracia, ciuda- ¿Por qué esta propuesta podría ser esa extraordinaria cultura latinoamericana mo y el marxismo para organizar un país en
danía, prosperidad, paz y multilateralismo. tan importante para el Brasil? Por una sola que se maneja con dos idiomas primos entre absoluta disgregación y una vez que logra
Pongo esta última más por un deber de oficio cuestión que se apuntó acá: Brasil tiene fron- ellos. (...) Uno de los procesos más importan- eso se transforma, a través de la política de
de mi profesión que por otra cosa. (…) tera con siete de los otros nueve países de tes de todas las civilizaciones es el paso desde Deng Xiao Peng, en un capitalismo sorpren-
Yo no voy a extenderme sobre el América del Sur. Si uno piensa en términos una cultura a una civilización. Formas pro- dente. (...) Ni siguiera el socialismo de Cuba o
tema democracia, porque entiendo que históricos, no hay cómo imaginar la proyec- pias, autónomas de civilización, fue lo que el de Nicaragua pudieron -en lo económico-
todos los que están acá son luchadores de la ción de Brasil en el futuro, si no es en un uni- nos faltó siempre. Y el mapa de la cultura lati- convencer a nuestros pueblos. (...)
democracia en sus respectivos países. (…) verso regional democrático, pacífico y prós- noamericana (…) no logró jamás transfor- Económicamente el socialismo no ha sabido
Entonces no me voy a alargar sobre la impor- pero. marse en valor político actuante en el con- crear un solo modelo exitoso en todo el mun-
tancia de la democracia, (…) sino de su Estas condiciones regionales son del cierto mundial. Hemos sido un poco los do. Entonces, los que tienen un pensamiento
importancia en relación con la ciudadanía, interés nacional del Brasil. Porque, por ejem- espectadores, el público de segunda de la justamente humanista, un pensamiento filo-
porque en Brasil, por ejemplo, tuvimos del plo, los 500.000 brasileros que viven adentro política mundial. sófico y justiciero para reorganizar el mundo
'46 al '64 una democracia formal excelente. del Paraguay no pueden ser percibidos por La segunda observación que quisiera de los continentes de miseria y los núcleos de
Todo funcionaba: el parlamento, los partidos, los paraguayos como invasores o como hacer es que una integración nace de un opulencia, se encuentran también desarma-
los líderes políticos, la justicia. Todo funciona- gente que va allí a restar empleos, riqueza, núcleo integrado. No hay integraciones teóri- dos. Porque podemos crear un poder, pero
ba como un reloj y a despecho de esto la oportunidades. Si es así, serán discriminados. cas, (…) sino que tiene que ser nacida de un no podemos crear un poder económicamen-
democracia se acabó en el '64 porque el siste- (…) Leí algo sobre las emociones que provo- núcleo concreto y eficaz. (...) te admirado que se pueda extender sobre el
ma democrático no estaba pensando para can o están provocando las inversiones brasi- Como dice Edgar Morin, el filósofo mundo.
los trabajadores, que demandaban ciudada- leñas en Argentina, por ejemplo. Es vital para francés, toda idea política, todo movimiento Los socialismos fueron fracasando. Y
nía. (…) Brasil que los vecinos de América del Sur, por político y, sobre todo, una integración multi- los social progresismos, la social democracia
La puerta de la democracia tiene que lo menos, encuentren paz, democracia, ciu- nacional, tienen que tener un sentido, una europea, han tenido mea culpas asombrosos
abrirse a la presencia de actores políticos dadanía y prosperidad, porque si no es así, reflexión, y tienen que aportar una modifica- como la de los alemanes o los franceses,
para los cuales la democracia formal no está Brasil, que es el más desigual de todos, no ten- ción. No hay una integración sólo de los mer- donde revisaron en esencia la imposibilidad
pensada. No es solamente tener democracia, drá paz, ni democracia, ni ciudadanía. (…) caderes, o de comandantes en jefe, o una de no ser capitalistas. (...)
sino tenerla con ciudadanía, que es entonces Ahora bien, esto no es para nada consensual integración de dentistas latinoamericanos. La Quiere decir entonces que vamos a
el segundo concepto que debe ser parte de en Brasil y eso hay que tenerlo claro también. integración es un episodio muy importante inaugurar una integración latinoamericana y
esa propuesta de integración que estamos No es consensual, ni dentro de la sociedad, ni que merece una reflexión sobre el sentido. Y tenemos que tener presentes los límites que
construyendo en esta parte del continente. dentro de los partidos políticos, ni dentro del ahí tenemos una dificultad. (...) Nosotros esta- nos propone el mundo en que vivimos. Estos
Pero, ¿para qué democracia y para gobierno en Brasil. mos viviendo un tiempo de extraordinaria límites son franqueables, pero no nos olvide-
qué ciudadanía? Yo entiendo que sólo tiene El proceso, o la predisposición a la decadencia. (...) mos que hace cien años que no hay ninguna
sentido si eso permite a cada uno obtener o integración es una construcción diaria, pelea- Hay dos episodios, dos grandes fra- nueva política pensada para el hombre.
ser parte de la prosperidad. No es solamente da cotidianamente, porque las integraciones casos en las dos corrientes fundamentales del Todos los movimientos que estamos viviendo
el ganar más o tener más tierra o acaso tener son una novedad: el estado normal de la vida pensamiento político y económico del mun- son más o menos impulsados por los merca-
un piso mejor ubicado frente al mar. es la desintegración. (…) Pero, ¿cómo puede do. Esos dos fracasos se pueden situar de la deres.
Prosperidad es poder ejercer en plenitud los alguien pensar que el MERCOSUR está acaba- siguiente manera: el liberalismo democráti- El hombre profundo, que tendría
derechos y las capacidades sociales y econó- do porque cada 15 días aparece una pelea co, capitalista, tuvo un extraordinario éxito que haber sido creado por el pensamiento
micas de cada uno. (…) El proyecto de inte- periodística entre Brasil y Argentina? Para mí en lo material, en poder político, económico humanista que hay detrás del socialismo y
gración, si no tiene dentro de sí el contenido es sorprendente. Lo que sí uno puede decir es y militar, pero se basaba (…) en la idea de que del capitalismo decimonónico, no emergió
y el propósito de ampliar el acceso de todos a que el MERCOSUR apoyado exclusivamente podía redimir y crear formas iguales de desa- jamás. Si vamos a hablar de integración, tene-
la prosperidad -no sólo como un concepto sobre la profundización del área de libre rrollo y calidad de vida. Esto es, llevar a todos mos que seguir también esta dimensión espi-
material-, no va a ir muy lejos, porque no se comercio se está agotando. Esto sí es verdad. los pueblos del mundo, con su fórmula, a ritual que señaló Morin y tantos otros pensa-
sostendrá en el largo plazo. Se puede comprobar incluso desde el punto una economía de bienestar y no de penuria. dores. Sin una reflexión profunda sobre el sis-
Si uno tiene democracia y ciudada- de vista técnico. Pero, ¿decir que el Y sin embargo fue al revés. En estos años tema de vida que queremos, va a ser muy difí-
nía y ésta existe para hacer que el sistema MERCOSUR se está terminando? hemos constatado el asesinato histórico de cil encontrar las respuestas necesarias.
democrático funcione a favor de la prosperi- Lo que está ocurriendo es una discu- todo un continente, que es el caso de África Podemos estar imitando todo un esquema
dad y no en contra de ella, tal vez tengamos sión al interior del MERCOSUR sobre cómo y negra. Y hemos comprobado concretamente económico y político del mundo, sin darnos
paz. (…) cuándo empezar el camino efectivamente que el mundo del capitalismo democrático cuenta que no es precisamente el sayo que
¿Por qué esa paz es tan importante? hacia el mercado común. En Brasil el gobier- (…) está creando continentes de miseria y nos tenemos que poner para nuestra cultura
Porque en la medida en que no somos poten- no actual cree que el camino es, en la prácti- núcleos de opulencia. Está creando entonces latinoamericana. Una cultura, un estilo, exi-
cia militar, (…) la paz tiene que ser puesta por ca, más MERCOSUR. Cuando el presidente de una distorsión absoluta entre los principios gen formas propias de política y de econo-
nosotros en la cumbre de nuestros valores, la República dice esto (…) es porque lo cree de sus pensadores, humanistas herederos del mía, y esto no lo hemos pensado. De aquí
porque es la única manera que tenemos de firmemente. Pero eso implica hacer que iluminismo de fines del siglo XIX, y la realidad entonces este continuo bartoleo de nuestras
influenciar el entorno internacional. (…) La todos los que han ganado históricamente de fines del siglo XX y la actual. (...) políticas de integración. (...)
paz se traduce no sólo en la paz entre nacio- con la desintegración dejen de ganar. ¿Uste- El capitalismo ya sabe que no puede Creo que Methol Ferré señaló que
nes, sino en la convivencia entre las diferen- des pueden imaginar la amplitud y profundi- más que seguir creando continentes de mise- solamente Brasil tiene una idea clara de la
cias dentro de nuestras sociedades. Y éste es dad de intereses creados en función de la ria y núcleos de opulencia. Las estadísticas de necesidad que tenemos todos de unirnos a
otro fenómeno que singulariza a América desintegración? las Naciones Unidas son tristemente asom- través de ese núcleo que yo señalé al comien-
Latina: la capacidad de convivencia al interior Es muy importante tener claro, pri- brosas. Para dentro de treinta años, nos pro- zo de mi exposición. Un núcleo central. (…)
de nuestras sociedades. Tenemos problemas, mero, que la integración no es el estado natu- meten un mundo donde cuatro de cada seis Brasil tiene la ventaja de ser aquel que posee
sí, (…) pero el sentido nacional de cada país ral de las cosas, si no al revés. Segundo, que habitantes van a estar en la indigencia o la una idea continental, una idea de orgullo
no es el de quienes están divididos por dife- la integración hay que pelearla todos los días. pobreza. nacional y cultural que lo predispone a un
rencias internas. Hay divergencias en muchos Tercero, que América Latina somos todos… La otra gran aporía, el otro gran fra- liderazgo. No a una hegemonía, como dijo
casos, incluso de naturaleza político- más Estados Unidos. En América del Sur no caso, pasa por el mundo del socialismo. El Methol Ferré, sino a un liderazgo de extraor-
ideológica en algunos países. Pero no son la somos diez, somos once. El undécimo es mundo socialista (…) se basada en la econo- dinaria importancia. Nuestro destino mani-
regla en la región. Estados Unidos. Eso es una realidad de la mía, y terminó en un elogio de la razón meta- fiesto es estar unidos, que nuestra cultura,
física y en una pérdida de presencia económi- nuestras formas religiosas, nuestras ganas,
Por tanto, si hay una propuesta de vida. México lo sabe muy bien. Todos noso-
ca en el mundo. Observemos el fracaso de la nuestros errores, nuestros defectos morales,
alguna manera espiritual para sobreponer el tros en mayor o menor grado también lo
Unión Soviética. (...) Luego, la situación de nuestras grandes cualidades, nuestra cuali-
afán diario de los mercaderes, tiene que cons- sabemos, y si vamos por el ritmo de la globa-
dad extraordinaria de humanismo y de huma- continental -los nueve países restantes de América Latina. (…) Pero la historia nos ha Entonces, la integración latinoamericana
nidad, todo ese conjunto contradictorio de Sudamérica- quedaran sometidos al juego enseñado que no basta uno, dos o cinco años tiene un asunto previo o colateral a resolver.
elementos y de factores, se conjuguen en una de las potencias centrales. Nuestra tarea no buenos, porque (…) cuando nos estamos (…)
forma política propia. (...) es solamente organizar a los mercaderes en acostumbrando a las vacas gordas, llega pre- Finalmente, hay un tema respecto de
Por otra parte, hoy el mundo, este un sistema de comercialización más o cisamente la recesión, el golpe de timón que los desafíos que nos planeta la integración
mundo que estamos viviendo después de lo menos justo y equitativo. Aparte de esto, baja las expectativas de la economía, y nos misma. El mundo de la posguerra fría y de la
de Irak, no va hacia el siglo XXI, sino que está que es muy importante, tenemos que pen- sumimos en procesos recesivos de políticas globalización es un mundo unipolar en lo mili-
volviendo al siglo XIX, a la política del puro sar en darnos una ideología continental. de ajuste de difícil manejo. Entonces, hoy no tar. (…) Pero es también un mundo multipo-
poder. Por lo tanto, cuando hablamos de inte-
Tenemos que pensar en nuestras fuerzas existe la sensación de que estemos constru- lar en lo económico. Es un mundo de grandes
gración ya no podemos estar peleando por
las exportaciones de pollos o por la excesiva armadas y en la defensa, en una idea de la yendo un nuevo momento de despegue, de regiones. (…) Frente a esos grandes actores
importación de heladeras que hace calidad de vida que queremos tener. Ese es avance económico. (…) El balance de un internacionales, América Latina es una región
Argentina de Brasil. El tema es tan trascen- el gran sentido que reclamaba Morin. Por período más largo sigue siendo extremada- a través de la integración o no será una fuer-
dente que, si nosotros no formamos un impe- esto, entonces, todos los que estamos reu- mente desfavorable. za internacional gravitante que pueda sobre-
rio, un verdadero imperio latinoamericano, nidos aquí tenemos el privilegio de tener Si dejamos de lado el 2004 y las bue- vivir dignamente en el mundo del siglo XXI.
no tendremos significación en el mundo. una gran tarea. Es muy triste en la vida ser nas perspectivas del 2005, hasta 2003 Y ese es el tema de la integración.
Es admirable que Brasil haya querido funcionario, miembro de un partido político América Latina era un espacio donde había (…) La integración de comienzos del siglo XXI
ser, y sea, un país con vocación imperial. Los o actuar en política, y no tener una gran crecido la pobreza y la desigualdad consis- es paradójicamente mucho más fragmenta-
argentinos somos varios millones de perso- tarea. Nosotros tenemos por delante una tentemente. Teníamos 130 millones de da, es un enorme collage de numerosos
nas con un enorme territorio y no somos sig- tarea como la que tuvo Bolívar y no pode- pobres en 1980, (…) al final de la década 190 entendimientos entre dos países, entendi-
nificantes en el mundo, salvo con una unión mos dejar de responder a ella. Tenemos que millones y (…) en 2004, 221 millones de per- mientos subregionales, acuerdos entre fuer-
sólida. vencer los errores menores de valoración y sonas bajo la línea de pobreza. 99 de esos zas múltiples que están a veces a un lado y a
No obstante, Brasil carecería de sig- marcar las cinco o seis grandes direcciones 221 millones eran extremadamente pobres. otro del continente. Y con esta suma de
nificado en el mundo si toda la periferia sub- de unidad continental. (…) acuerdos parciales tenemos que hacer la inte-
Entonces en América Latina tenemos gración del conjunto de la región. No es un
también, y esa es una contradicción en estos asunto fácil por los pendientes que quedan
años, que el ciclo democrático posterior a las en la definición económica y por las dificulta-
dictaduras no ha sido un ciclo de superación des geopolíticas y definición que este proyec-
de la pobreza y la desigualdad. (…) to plantea.
Una tercera contradicción es que La de la integración física de América
aunque es un tiempo que fuerza el entendi- del Sur, países (…) que no tienen una coordi-
miento, la coordinación, la actuación con- nación eficaz en materia de caminos, vías
Luis Maira Aguirre sensual de América Latina, tenemos todavía
disparidades, desacuerdos y a veces conflic-
férreas, puertos, aeropuertos, (…) y la segun-
da, del desafío de cooperación energética.
tos que disminuyen mucho nuestra capaci- (…) América del Sur tiene el doble de la suma
dad de actuación. (…) de las capacidades energéticas instaladas
Si mi memoria de exiliado político no (…) en los años '90, hemos pasado a un clima De tal manera que en estas reflexio- que sus países necesitarían en el momento
me traiciona, la COPPPAL nació en 1979 en post neoliberal, donde buscamos fórmulas nes debemos entrar a una primera que me del pico del consumo. Y sin embargo, esta-
Oaxaca. (…) Fue fruto de la solidaridad mexi- distintas. (…) parece sustancial: ¿qué es hoy la América mos teniendo dificultades y crisis energéticas
cana con quienes luchábamos en esa época Finalmente, en el tiempo de la globa- Latina? En apariencia, tiende a ser, después en la mayoría de los países, porque no somos
frente a las dictaduras de la Seguridad lización (…) también hemos aprendido a valo- del acuerdo del Cuzco, la suma de dos capaces de interconectar y de colocar a pre-
Nacional y al terrorismo de Estado que preva- rizar los temas de la identidad cultural, como Américas Latinas. Una del norte (…) y una del cios de mercado el acceso de un país a otro
lecía en más de la mitad del continente. (…) un componente común de los distintos paí- sur. (…) Yo creo que esa América Latina divi- de este potencial energético. (…) Entonces la
A partir de COPPPAL surgió el Grupo ses latinoamericanos. (…) dida en dos componentes es más formal que agenda concreta de la integración sudameri-
Contadora y luego el Grupo de Apoyo en Sin perjuicio de lo dicho, quisiera real. (…) cana pasa por dos temas muy específicos y
América del Sur, y de ahí a su vez el Grupo de ordenar mi exposición en torno a tres refle- A mí me parece que América Latina muy urgentes. (…)
Río, la primera de las expresiones articuladas xiones que abordan las situaciones contra- es una cosa más compleja, más fragmenta- Si hiciéramos sólo estas dos cosas, la
de cooperación latinoamericana y de una dictorias que enfrentamos hoy y los nuevos da. (…) Cuatro subregiones y dos grandes América Latina tendría delante suyo para
generación de líderes que no se conocieron retos que tenemos en la década inicial del actores subregionales. Los actores nacionales estas fuerzas progresistas que hoy dirigen los
entre sí. (…) Hoy hemos pasado a un nivel de siglo XXI. Los fundadores de la COPPPAL eran potentes, México y Brasil, son en sí mismos países, estrategias de desarrollo mucho mejo-
sociabilidad latinoamericana en que los pre- casi todos (…) movimientos de oposición, a verdaderas subregiones y las otras cuatro son res que las de años recientes. O sea, la inte-
sidentes se encuentran casi tres o cuatro veces fuerzas clandestinas bastante margina- el complejo y heterogéneo mosaico del gración es una necesidad vital, un signo de
veces por año. (…) les. (…) Hoy la mayoría de esas fuerzas, parti- Caribe, América Central más Panamá, esta época, una forma de estar en el mundo,
Todo esto es fruto de esta entidad y dos y organizaciones de la sociedad civil, son América andina desde Venezuela hasta de resolver nuestros problemas fundamenta-
creo que por eso es muy propicio que refle- parte de las estructuras de poder en América Bolivia y el Cono Sur (Uruguay, Paraguay, les, pero sigue chocando con nuestros hábi-
xionemos en torno a ella, porque muchas Latina. (…) Sin embargo, aquellos que pro- Argentina y Chile). (…) El problema es cómo tos y costumbres más profundos, no necesa-
cosas han pasado desde 1979. Hay muchos clamaban la posibilidad de sintetizar el creci- establecemos puentes entre estas seis regio- riamente agregadores y positivos. Construir
cambios positivos, pero al mismo tiempo la miento económico con una mayor igualdad nes de América Latina para que funcionen de los puentes, enfrentar los retos y abrir una
magnitud de los retos, de los desafíos, la de oportunidades, la lógica de la equidad y modo más armónico y más homogéneo. Y nueva era de cooperación en América Latina
tarea latinoamericana, precisamente la del una democracia más participativa, no han eso es lo que parece difícil por las mismas con- parece un desafío que sigue siendo utópico
progreso, del desarrollo, de la democracia y sido capaces de plasmar en proyectos reco- tradicciones y antagonismos de los que hacía pero indispensable. Yo creo que la COPPPAL,
la independencia nacional que animaron a nocidos por las sociedades y por la ciudada- hace un minuto recuerdo. Éste es el primer que luchó contra las dictaduras y contra la
COPPPAL, siguen siendo casi un asunto utó- nía la ventaja o la superioridad de esa pro- aspecto, la primera dimensión del asunto. presencia de la guerra fría en América Latina,
pico para la mayoría de las naciones de este puesta y ese pensamiento. Los grupos pro- La segunda es el aumento interno de hoy haría bien en luchar activamente por la
continente. gresistas siguen teniendo más espacios que la desigualdad en nuestros países. Y la confi- cooperación y la integración latinoamerica-
Los cambios son más o menos evi- proyectos reales en ejecución y siguen siendo guración de más de un país diferenciado en nas y por la maduración de esos procesos
dentes. Desde el fin de la guerra fría, en temas pendientes. Parte de la pequeña uto- un mismo territorio. Esto es particularmente democráticos a través del crecimiento inte-
América Latina hemos avanzado muchísimo pía latinoamericana es afianzar un crecimien- válido para los dos actores de la región. (…) grador.
en materia de elecciones libres. (…) En to estable, resolver las agendas de la pobreza
segundo lugar, desde el punto de vista de los y la desigualdad o construir democracias esta-
proyectos, propuestas, visiones y estrategias bles con oportunidades reales de participar
de desarrollo, hemos dado también impor- en las decisiones. (…)
tantes pasos en los últimos 15 años. De una La segunda de las contradicciones es
visión cerradamente conservadora, neolibe- que 2004 fue el mejor de los últimos 15 años
ral, que fue parte de un pensamiento único en términos del balance económico de
dad extraordinaria de humanismo y de huma- continental -los nueve países restantes de América Latina. (…) Pero la historia nos ha Entonces, la integración latinoamericana
nidad, todo ese conjunto contradictorio de Sudamérica- quedaran sometidos al juego enseñado que no basta uno, dos o cinco años tiene un asunto previo o colateral a resolver.
elementos y de factores, se conjuguen en una de las potencias centrales. Nuestra tarea no buenos, porque (…) cuando nos estamos (…)
forma política propia. (...) es solamente organizar a los mercaderes en acostumbrando a las vacas gordas, llega pre- Finalmente, hay un tema respecto de
Por otra parte, hoy el mundo, este un sistema de comercialización más o cisamente la recesión, el golpe de timón que los desafíos que nos planeta la integración
mundo que estamos viviendo después de lo menos justo y equitativo. Aparte de esto, baja las expectativas de la economía, y nos misma. El mundo de la posguerra fría y de la
de Irak, no va hacia el siglo XXI, sino que está que es muy importante, tenemos que pen- sumimos en procesos recesivos de políticas globalización es un mundo unipolar en lo mili-
volviendo al siglo XIX, a la política del puro sar en darnos una ideología continental. de ajuste de difícil manejo. Entonces, hoy no tar. (…) Pero es también un mundo multipo-
poder. Por lo tanto, cuando hablamos de inte-
Tenemos que pensar en nuestras fuerzas existe la sensación de que estemos constru- lar en lo económico. Es un mundo de grandes
gración ya no podemos estar peleando por
las exportaciones de pollos o por la excesiva armadas y en la defensa, en una idea de la yendo un nuevo momento de despegue, de regiones. (…) Frente a esos grandes actores
importación de heladeras que hace calidad de vida que queremos tener. Ese es avance económico. (…) El balance de un internacionales, América Latina es una región
Argentina de Brasil. El tema es tan trascen- el gran sentido que reclamaba Morin. Por período más largo sigue siendo extremada- a través de la integración o no será una fuer-
dente que, si nosotros no formamos un impe- esto, entonces, todos los que estamos reu- mente desfavorable. za internacional gravitante que pueda sobre-
rio, un verdadero imperio latinoamericano, nidos aquí tenemos el privilegio de tener Si dejamos de lado el 2004 y las bue- vivir dignamente en el mundo del siglo XXI.
no tendremos significación en el mundo. una gran tarea. Es muy triste en la vida ser nas perspectivas del 2005, hasta 2003 Y ese es el tema de la integración.
Es admirable que Brasil haya querido funcionario, miembro de un partido político América Latina era un espacio donde había (…) La integración de comienzos del siglo XXI
ser, y sea, un país con vocación imperial. Los o actuar en política, y no tener una gran crecido la pobreza y la desigualdad consis- es paradójicamente mucho más fragmenta-
argentinos somos varios millones de perso- tarea. Nosotros tenemos por delante una tentemente. Teníamos 130 millones de da, es un enorme collage de numerosos
nas con un enorme territorio y no somos sig- tarea como la que tuvo Bolívar y no pode- pobres en 1980, (…) al final de la década 190 entendimientos entre dos países, entendi-
nificantes en el mundo, salvo con una unión mos dejar de responder a ella. Tenemos que millones y (…) en 2004, 221 millones de per- mientos subregionales, acuerdos entre fuer-
sólida. vencer los errores menores de valoración y sonas bajo la línea de pobreza. 99 de esos zas múltiples que están a veces a un lado y a
No obstante, Brasil carecería de sig- marcar las cinco o seis grandes direcciones 221 millones eran extremadamente pobres. otro del continente. Y con esta suma de
nificado en el mundo si toda la periferia sub- de unidad continental. (…) acuerdos parciales tenemos que hacer la inte-
Entonces en América Latina tenemos gración del conjunto de la región. No es un
también, y esa es una contradicción en estos asunto fácil por los pendientes que quedan
años, que el ciclo democrático posterior a las en la definición económica y por las dificulta-
dictaduras no ha sido un ciclo de superación des geopolíticas y definición que este proyec-
de la pobreza y la desigualdad. (…) to plantea.
Una tercera contradicción es que La de la integración física de América
aunque es un tiempo que fuerza el entendi- del Sur, países (…) que no tienen una coordi-
miento, la coordinación, la actuación con- nación eficaz en materia de caminos, vías
Luis Maira Aguirre sensual de América Latina, tenemos todavía
disparidades, desacuerdos y a veces conflic-
férreas, puertos, aeropuertos, (…) y la segun-
da, del desafío de cooperación energética.
tos que disminuyen mucho nuestra capaci- (…) América del Sur tiene el doble de la suma
dad de actuación. (…) de las capacidades energéticas instaladas
Si mi memoria de exiliado político no (…) en los años '90, hemos pasado a un clima De tal manera que en estas reflexio- que sus países necesitarían en el momento
me traiciona, la COPPPAL nació en 1979 en post neoliberal, donde buscamos fórmulas nes debemos entrar a una primera que me del pico del consumo. Y sin embargo, esta-
Oaxaca. (…) Fue fruto de la solidaridad mexi- distintas. (…) parece sustancial: ¿qué es hoy la América mos teniendo dificultades y crisis energéticas
cana con quienes luchábamos en esa época Finalmente, en el tiempo de la globa- Latina? En apariencia, tiende a ser, después en la mayoría de los países, porque no somos
frente a las dictaduras de la Seguridad lización (…) también hemos aprendido a valo- del acuerdo del Cuzco, la suma de dos capaces de interconectar y de colocar a pre-
Nacional y al terrorismo de Estado que preva- rizar los temas de la identidad cultural, como Américas Latinas. Una del norte (…) y una del cios de mercado el acceso de un país a otro
lecía en más de la mitad del continente. (…) un componente común de los distintos paí- sur. (…) Yo creo que esa América Latina divi- de este potencial energético. (…) Entonces la
A partir de COPPPAL surgió el Grupo ses latinoamericanos. (…) dida en dos componentes es más formal que agenda concreta de la integración sudameri-
Contadora y luego el Grupo de Apoyo en Sin perjuicio de lo dicho, quisiera real. (…) cana pasa por dos temas muy específicos y
América del Sur, y de ahí a su vez el Grupo de ordenar mi exposición en torno a tres refle- A mí me parece que América Latina muy urgentes. (…)
Río, la primera de las expresiones articuladas xiones que abordan las situaciones contra- es una cosa más compleja, más fragmenta- Si hiciéramos sólo estas dos cosas, la
de cooperación latinoamericana y de una dictorias que enfrentamos hoy y los nuevos da. (…) Cuatro subregiones y dos grandes América Latina tendría delante suyo para
generación de líderes que no se conocieron retos que tenemos en la década inicial del actores subregionales. Los actores nacionales estas fuerzas progresistas que hoy dirigen los
entre sí. (…) Hoy hemos pasado a un nivel de siglo XXI. Los fundadores de la COPPPAL eran potentes, México y Brasil, son en sí mismos países, estrategias de desarrollo mucho mejo-
sociabilidad latinoamericana en que los pre- casi todos (…) movimientos de oposición, a verdaderas subregiones y las otras cuatro son res que las de años recientes. O sea, la inte-
sidentes se encuentran casi tres o cuatro veces fuerzas clandestinas bastante margina- el complejo y heterogéneo mosaico del gración es una necesidad vital, un signo de
veces por año. (…) les. (…) Hoy la mayoría de esas fuerzas, parti- Caribe, América Central más Panamá, esta época, una forma de estar en el mundo,
Todo esto es fruto de esta entidad y dos y organizaciones de la sociedad civil, son América andina desde Venezuela hasta de resolver nuestros problemas fundamenta-
creo que por eso es muy propicio que refle- parte de las estructuras de poder en América Bolivia y el Cono Sur (Uruguay, Paraguay, les, pero sigue chocando con nuestros hábi-
xionemos en torno a ella, porque muchas Latina. (…) Sin embargo, aquellos que pro- Argentina y Chile). (…) El problema es cómo tos y costumbres más profundos, no necesa-
cosas han pasado desde 1979. Hay muchos clamaban la posibilidad de sintetizar el creci- establecemos puentes entre estas seis regio- riamente agregadores y positivos. Construir
cambios positivos, pero al mismo tiempo la miento económico con una mayor igualdad nes de América Latina para que funcionen de los puentes, enfrentar los retos y abrir una
magnitud de los retos, de los desafíos, la de oportunidades, la lógica de la equidad y modo más armónico y más homogéneo. Y nueva era de cooperación en América Latina
tarea latinoamericana, precisamente la del una democracia más participativa, no han eso es lo que parece difícil por las mismas con- parece un desafío que sigue siendo utópico
progreso, del desarrollo, de la democracia y sido capaces de plasmar en proyectos reco- tradicciones y antagonismos de los que hacía pero indispensable. Yo creo que la COPPPAL,
la independencia nacional que animaron a nocidos por las sociedades y por la ciudada- hace un minuto recuerdo. Éste es el primer que luchó contra las dictaduras y contra la
COPPPAL, siguen siendo casi un asunto utó- nía la ventaja o la superioridad de esa pro- aspecto, la primera dimensión del asunto. presencia de la guerra fría en América Latina,
pico para la mayoría de las naciones de este puesta y ese pensamiento. Los grupos pro- La segunda es el aumento interno de hoy haría bien en luchar activamente por la
continente. gresistas siguen teniendo más espacios que la desigualdad en nuestros países. Y la confi- cooperación y la integración latinoamerica-
Los cambios son más o menos evi- proyectos reales en ejecución y siguen siendo guración de más de un país diferenciado en nas y por la maduración de esos procesos
dentes. Desde el fin de la guerra fría, en temas pendientes. Parte de la pequeña uto- un mismo territorio. Esto es particularmente democráticos a través del crecimiento inte-
América Latina hemos avanzado muchísimo pía latinoamericana es afianzar un crecimien- válido para los dos actores de la región. (…) grador.
en materia de elecciones libres. (…) En to estable, resolver las agendas de la pobreza
segundo lugar, desde el punto de vista de los y la desigualdad o construir democracias esta-
proyectos, propuestas, visiones y estrategias bles con oportunidades reales de participar
de desarrollo, hemos dado también impor- en las decisiones. (…)
tantes pasos en los últimos 15 años. De una La segunda de las contradicciones es
visión cerradamente conservadora, neolibe- que 2004 fue el mejor de los últimos 15 años
ral, que fue parte de un pensamiento único en términos del balance económico de
Ruy Pereira Abel Posse
La propuesta o el mensaje de una truirse sobre estos cinco pilares: democracia,
propuesta de integración latinoamericana o ciudadanía, prosperidad, paz y multilateralis- Nosotros tenemos lo que antes se lla- China, la más sorprendente de todas. China,
sudamericana, para mí, tiene que estar alre- mo. maba “un destino manifiesto”: transformar con una gran inteligencia, utiliza el socialis-
dedor de cinco palabras: democracia, ciuda- ¿Por qué esta propuesta podría ser esa extraordinaria cultura latinoamericana mo y el marxismo para organizar un país en
danía, prosperidad, paz y multilateralismo. tan importante para el Brasil? Por una sola que se maneja con dos idiomas primos entre absoluta disgregación y una vez que logra
Pongo esta última más por un deber de oficio cuestión que se apuntó acá: Brasil tiene fron- ellos. (...) Uno de los procesos más importan- eso se transforma, a través de la política de
de mi profesión que por otra cosa. (…) tera con siete de los otros nueve países de tes de todas las civilizaciones es el paso desde Deng Xiao Peng, en un capitalismo sorpren-
Yo no voy a extenderme sobre el América del Sur. Si uno piensa en términos una cultura a una civilización. Formas pro- dente. (...) Ni siguiera el socialismo de Cuba o
tema democracia, porque entiendo que históricos, no hay cómo imaginar la proyec- pias, autónomas de civilización, fue lo que el de Nicaragua pudieron -en lo económico-
todos los que están acá son luchadores de la ción de Brasil en el futuro, si no es en un uni- nos faltó siempre. Y el mapa de la cultura lati- convencer a nuestros pueblos. (...)
democracia en sus respectivos países. (…) verso regional democrático, pacífico y prós- noamericana (…) no logró jamás transfor- Económicamente el socialismo no ha sabido
Entonces no me voy a alargar sobre la impor- pero. marse en valor político actuante en el con- crear un solo modelo exitoso en todo el mun-
tancia de la democracia, (…) sino de su Estas condiciones regionales son del cierto mundial. Hemos sido un poco los do. Entonces, los que tienen un pensamiento
importancia en relación con la ciudadanía, interés nacional del Brasil. Porque, por ejem- espectadores, el público de segunda de la justamente humanista, un pensamiento filo-
porque en Brasil, por ejemplo, tuvimos del plo, los 500.000 brasileros que viven adentro política mundial. sófico y justiciero para reorganizar el mundo
'46 al '64 una democracia formal excelente. del Paraguay no pueden ser percibidos por La segunda observación que quisiera de los continentes de miseria y los núcleos de
Todo funcionaba: el parlamento, los partidos, los paraguayos como invasores o como hacer es que una integración nace de un opulencia, se encuentran también desarma-
los líderes políticos, la justicia. Todo funciona- gente que va allí a restar empleos, riqueza, núcleo integrado. No hay integraciones teóri- dos. Porque podemos crear un poder, pero
ba como un reloj y a despecho de esto la oportunidades. Si es así, serán discriminados. cas, (…) sino que tiene que ser nacida de un no podemos crear un poder económicamen-
democracia se acabó en el '64 porque el siste- (…) Leí algo sobre las emociones que provo- núcleo concreto y eficaz. (...) te admirado que se pueda extender sobre el
ma democrático no estaba pensando para can o están provocando las inversiones brasi- Como dice Edgar Morin, el filósofo mundo.
los trabajadores, que demandaban ciudada- leñas en Argentina, por ejemplo. Es vital para francés, toda idea política, todo movimiento Los socialismos fueron fracasando. Y
nía. (…) Brasil que los vecinos de América del Sur, por político y, sobre todo, una integración multi- los social progresismos, la social democracia
La puerta de la democracia tiene que lo menos, encuentren paz, democracia, ciu- nacional, tienen que tener un sentido, una europea, han tenido mea culpas asombrosos
abrirse a la presencia de actores políticos dadanía y prosperidad, porque si no es así, reflexión, y tienen que aportar una modifica- como la de los alemanes o los franceses,
para los cuales la democracia formal no está Brasil, que es el más desigual de todos, no ten- ción. No hay una integración sólo de los mer- donde revisaron en esencia la imposibilidad
pensada. No es solamente tener democracia, drá paz, ni democracia, ni ciudadanía. (…) caderes, o de comandantes en jefe, o una de no ser capitalistas. (...)
sino tenerla con ciudadanía, que es entonces Ahora bien, esto no es para nada consensual integración de dentistas latinoamericanos. La Quiere decir entonces que vamos a
el segundo concepto que debe ser parte de en Brasil y eso hay que tenerlo claro también. integración es un episodio muy importante inaugurar una integración latinoamericana y
esa propuesta de integración que estamos No es consensual, ni dentro de la sociedad, ni que merece una reflexión sobre el sentido. Y tenemos que tener presentes los límites que
construyendo en esta parte del continente. dentro de los partidos políticos, ni dentro del ahí tenemos una dificultad. (...) Nosotros esta- nos propone el mundo en que vivimos. Estos
Pero, ¿para qué democracia y para gobierno en Brasil. mos viviendo un tiempo de extraordinaria límites son franqueables, pero no nos olvide-
qué ciudadanía? Yo entiendo que sólo tiene El proceso, o la predisposición a la decadencia. (...) mos que hace cien años que no hay ninguna
sentido si eso permite a cada uno obtener o integración es una construcción diaria, pelea- Hay dos episodios, dos grandes fra- nueva política pensada para el hombre.
ser parte de la prosperidad. No es solamente da cotidianamente, porque las integraciones casos en las dos corrientes fundamentales del Todos los movimientos que estamos viviendo
el ganar más o tener más tierra o acaso tener son una novedad: el estado normal de la vida pensamiento político y económico del mun- son más o menos impulsados por los merca-
un piso mejor ubicado frente al mar. es la desintegración. (…) Pero, ¿cómo puede do. Esos dos fracasos se pueden situar de la deres.
Prosperidad es poder ejercer en plenitud los alguien pensar que el MERCOSUR está acaba- siguiente manera: el liberalismo democráti- El hombre profundo, que tendría
derechos y las capacidades sociales y econó- do porque cada 15 días aparece una pelea co, capitalista, tuvo un extraordinario éxito que haber sido creado por el pensamiento
micas de cada uno. (…) El proyecto de inte- periodística entre Brasil y Argentina? Para mí en lo material, en poder político, económico humanista que hay detrás del socialismo y
gración, si no tiene dentro de sí el contenido es sorprendente. Lo que sí uno puede decir es y militar, pero se basaba (…) en la idea de que del capitalismo decimonónico, no emergió
y el propósito de ampliar el acceso de todos a que el MERCOSUR apoyado exclusivamente podía redimir y crear formas iguales de desa- jamás. Si vamos a hablar de integración, tene-
la prosperidad -no sólo como un concepto sobre la profundización del área de libre rrollo y calidad de vida. Esto es, llevar a todos mos que seguir también esta dimensión espi-
material-, no va a ir muy lejos, porque no se comercio se está agotando. Esto sí es verdad. los pueblos del mundo, con su fórmula, a ritual que señaló Morin y tantos otros pensa-
sostendrá en el largo plazo. Se puede comprobar incluso desde el punto una economía de bienestar y no de penuria. dores. Sin una reflexión profunda sobre el sis-
Si uno tiene democracia y ciudada- de vista técnico. Pero, ¿decir que el Y sin embargo fue al revés. En estos años tema de vida que queremos, va a ser muy difí-
nía y ésta existe para hacer que el sistema MERCOSUR se está terminando? hemos constatado el asesinato histórico de cil encontrar las respuestas necesarias.
democrático funcione a favor de la prosperi- Lo que está ocurriendo es una discu- todo un continente, que es el caso de África Podemos estar imitando todo un esquema
dad y no en contra de ella, tal vez tengamos sión al interior del MERCOSUR sobre cómo y negra. Y hemos comprobado concretamente económico y político del mundo, sin darnos
paz. (…) cuándo empezar el camino efectivamente que el mundo del capitalismo democrático cuenta que no es precisamente el sayo que
¿Por qué esa paz es tan importante? hacia el mercado común. En Brasil el gobier- (…) está creando continentes de miseria y nos tenemos que poner para nuestra cultura
Porque en la medida en que no somos poten- no actual cree que el camino es, en la prácti- núcleos de opulencia. Está creando entonces latinoamericana. Una cultura, un estilo, exi-
cia militar, (…) la paz tiene que ser puesta por ca, más MERCOSUR. Cuando el presidente de una distorsión absoluta entre los principios gen formas propias de política y de econo-
nosotros en la cumbre de nuestros valores, la República dice esto (…) es porque lo cree de sus pensadores, humanistas herederos del mía, y esto no lo hemos pensado. De aquí
porque es la única manera que tenemos de firmemente. Pero eso implica hacer que iluminismo de fines del siglo XIX, y la realidad entonces este continuo bartoleo de nuestras
influenciar el entorno internacional. (…) La todos los que han ganado históricamente de fines del siglo XX y la actual. (...) políticas de integración. (...)
paz se traduce no sólo en la paz entre nacio- con la desintegración dejen de ganar. ¿Uste- El capitalismo ya sabe que no puede Creo que Methol Ferré señaló que
nes, sino en la convivencia entre las diferen- des pueden imaginar la amplitud y profundi- más que seguir creando continentes de mise- solamente Brasil tiene una idea clara de la
cias dentro de nuestras sociedades. Y éste es dad de intereses creados en función de la ria y núcleos de opulencia. Las estadísticas de necesidad que tenemos todos de unirnos a
otro fenómeno que singulariza a América desintegración? las Naciones Unidas son tristemente asom- través de ese núcleo que yo señalé al comien-
Latina: la capacidad de convivencia al interior Es muy importante tener claro, pri- brosas. Para dentro de treinta años, nos pro- zo de mi exposición. Un núcleo central. (…)
de nuestras sociedades. Tenemos problemas, mero, que la integración no es el estado natu- meten un mundo donde cuatro de cada seis Brasil tiene la ventaja de ser aquel que posee
sí, (…) pero el sentido nacional de cada país ral de las cosas, si no al revés. Segundo, que habitantes van a estar en la indigencia o la una idea continental, una idea de orgullo
no es el de quienes están divididos por dife- la integración hay que pelearla todos los días. pobreza. nacional y cultural que lo predispone a un
rencias internas. Hay divergencias en muchos Tercero, que América Latina somos todos… La otra gran aporía, el otro gran fra- liderazgo. No a una hegemonía, como dijo
casos, incluso de naturaleza político- más Estados Unidos. En América del Sur no caso, pasa por el mundo del socialismo. El Methol Ferré, sino a un liderazgo de extraor-
ideológica en algunos países. Pero no son la somos diez, somos once. El undécimo es mundo socialista (…) se basada en la econo- dinaria importancia. Nuestro destino mani-
regla en la región. Estados Unidos. Eso es una realidad de la mía, y terminó en un elogio de la razón meta- fiesto es estar unidos, que nuestra cultura,
física y en una pérdida de presencia económi- nuestras formas religiosas, nuestras ganas,
Por tanto, si hay una propuesta de vida. México lo sabe muy bien. Todos noso-
ca en el mundo. Observemos el fracaso de la nuestros errores, nuestros defectos morales,
alguna manera espiritual para sobreponer el tros en mayor o menor grado también lo
Unión Soviética. (...) Luego, la situación de nuestras grandes cualidades, nuestra cuali-
afán diario de los mercaderes, tiene que cons- sabemos, y si vamos por el ritmo de la globa-
lización, el mundo entero lo sabe. La opción Hablar de ciudadanía para la mayoría de nues-
Alberto Methol Ferré por la integración no es consensual en ningu-
no de nuestros países, ni en Brasil, ni en
tras poblaciones es casi irrisorio. (…)
Entonces, ese es el mensaje a dar. Y
Argentina, ni en Uruguay. Y cuarto, ahí vuel- sólo es posible darlo haciendo prevalecer lo
vo al tema de los mercaderes. Si vamos a con- político sobre lo económico, la voluntad del
La nuestra es la era del fin de los es la brasileña, que son los únicos que han tar heladeras, estamos justamente en el Estado sobre el interés particular, privado. En
Estados-Nación que emergieron en el siglo pensado en serio el conjunto de América del terreno de los mercaderes. No es que no sea alguna medida, la integración es incompati-
XIX. Los ingleses, los franceses, los alemanes, Sur. (...) Esto nos muestra que la mejor situa- útil hacerlo, lo es, y no solamente contar, sino ble con el neoliberalismo. Porque en una eco-
el Japón, Italia, esos cinco eran arquetipos del ción estratégica para ver y pensar América producir juntos y más para exportar a terce- nomía neoliberal, en principio, un hombre
Estado-Nación del siglo XIX. Individualmente, del Sur es brasileña. (...) ros. Porque además, no sostendremos el pro- vale en la medida en que consume, no en que
hoy son totalmente secundarios y han sido El otro centro, México, linda con la yecto del MERCOSUR exportando solamente es ciudadano. (…)
sustituidos en forma ostensible desde la mayor potencia mundial contemporánea, un entre nosotros. Nuestros mercados son muy El viaje a Buenos Aires ha valido por
segunda mitad del siglo XX por la URSS y por Estado continental en serio, es decir, el mode- chicos. En términos de escala de competitivi- escucharlos a ustedes y sus distintos puntos
los Estados Unidos de América. Han emergi- lo de los Estados continentales: Estados dad mundial, la solución no esta acá, en cuan- de vista, así como las expectativas en relación
do como potencias mundiales dos gigantes- Unidos. México está rodeado de pequeños y to a exportaciones tampoco. Pero más que a Brasil. Lo que dejo es un mensaje de alerta
cos Estados industriales de índole continen- minúsculos países tipo Uruguay, de América esto, lo que tenemos que hacer es darle a los en el sentido en que no es consensual la
tal, en el salto de lo que muchos autores pien- Central, las Antillas y el Caribe. Todos tienen pueblos la visibilidad de que estarán mejor opción en ningún lado; hay que luchar todos
san que fue la sustitución de los Estados una capacidad uruguayesca de definición his-
Nación por los Estados Continentales, que en con integración que sin ella. Es demasiado los días y hay que luchar creyendo que lo
tórica. Lo digo para que nadie interprete que pedir que crean y que luchen por un proyecto hacemos en beneficio de cada uno de noso-
el fondo son desarrollos del Estado Nación, quiero disminuirlo, porque no me juzgo en
pero de dimensiones gigantescas en compa- esa actitud, sino intentando ubicar las cosas cuyos beneficios no ven, que no les trae más tros en la vida cotidiana. La integración no
ración con Inglaterra, Francia, Alemania, etc. en su realidad. México es el mayor país hispa- pan, más casa, más salud, más educación, sirve si no trae un mayor bienestar para cada
Estos pasan a ser totalmente secundarios no parlante, pero no tiene alrededor otro más ciudadanía, más prosperidad, más uno. No solamente para los empresarios. (…)
tomados por sí mismos, salvo que hagan la país con un poder equivalente o parecido, democracia. Los partidos políticos tienen un papel
Unión Europea, su intento de formar un sino que son todos muy pequeños países. Ese es el mensaje si queremos tener fundamental porque teóricamente y, en los
Estado Continental. Si América Latina no Entonces está condenado a una cierta dificul- un proyecto a largo plazo creíble para nues- distintos países, en mayor o menor grado en
logra formar un Estado Continental de tad de movilidad, diplomática y política. tros pueblos, con democracia, con ciudada- la práctica, los partidos políticos son la expre-
América del Sur o del conjunto de América En consecuencia, la política funda- nía, con prosperidad para todos y en paz, por- sión de la manifestación política de nuestros
Latina, la región no podrá asumir un papel mental de América Latina se juega, en mi opi- que eso es lo que no tienen hoy. Tienen demo- pueblos. El distribuir este mensaje está en fun-
importante en la historia. (...) nión, en América del Sur, entre los nueve his- cracias formales, no tienen ciudadanía. ción del programa de cada partido político.
Es útil decir que se nos plantean los pano parlantes y Brasil. La Argentina es el
problemas de la integración, porque tene- interlocutor básico de Brasil. (...) La frontera
mos la necesidad de configurar un Estado verdadera de Argentina y Brasil se llama
continental para poder ser una sociedad pro- Uruguay, Paraguay y Bolivia. Esa es la fronte-
tagónica en el mundo. Con Estados media- ra real, no la de Misiones y Corrientes.
nos o pequeños integramos el coro de la his- Pensar la conjunción argentino-
toria, como lo somos hoy. Ese me parece que brasileña implica pensar el nexo fundamental
es el axioma número uno. de la Cuenca del Plata y esos tres países, que
¿Cuál es la estructura fundamental son casi la frontera pura. Este es el nexo del
de América Latina? Desde su origen, América núcleo fundante de toda unidad posible de
Latina tiene tres partes. En el norte México, América del Sur. Por las condiciones del Ernesto Laclau
con las Antillas y América Central. Ese es el pri- poder y de la centralidad brasileña y por la
mer núcleo. El segundo núcleo es América
del Sur, dividida en dos partes. Una parte en
representación que la Argentina debe ejercer
de los ocho más pequeños que ella. (...)
La razón populista
su origen fue el Virreinato del Perú, que abar- Si Brasil no se entiende con la Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica, 2005, 312 páginas
caba casi toda la América del Sur de origen Argentina, le arroja los síntomas al resto.
hispano… Hoy la América del Sur, que es lo Brasil quiere comportarse como una potencia
más importante de América Latina en exten- más ante nosotros. En tanto el intercambio
sión, en recursos y en población, está dividi- entre el rubio del norte y el hermano luso mes-
da en diez Estados. Uno es la mitad -Brasil- y tizo se parece demasiado, no nos interesa.
los otros nueve son la otra mitad: Venezuela, Nos interesa un líder que beneficie a todos Algunas teorías elaboradas para des- sin decir nada acerca de su contenido. Para
Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Argentina, los liderados. Si no, no es líder, es hegemonía. cribir -y condenar- situaciones históricas Laclau, el populismo, “lejos de corresponder
Uruguay, Paraguay, Bolivia. De los nueve, hay Pero a la hegemonía no hay que oponerle lite- extremas luego demuestran ser sistemática- a un fenómeno marginal, [está inscripto] en
cinco medianos en comparación al mayor, ratura, sino realidades políticas concretas y mente ineficaces para explicar casos menos el funcionamiento real de todo espacio comu-
que es igual a la suma de los nueve. De esos conciencia geopolítica concreta. Si no, no extremos. Es el caso del populismo. Ernesto nitario”. En lugar de buscar el “verdadero
cinco, Argentina es el número uno, y le sirve para nada. (...) Laclau procura en este libro refutar ciertos tra- referente del populismo”, o el contenido ideo-
siguen Colombia, Venezuela, Chile y Perú. Y Los esquemas básicos de América bajos intelectuales que reemplazan el análisis lógico que típicamente expresa, su intención
cinco enanos, que son Uruguay, Paraguay, Latina están dados por obvios, por evidentes, por la pura condena ética. Esta actitud suele es mostrar que el populismo “no está atribui-
Bolivia y Ecuador. Esa es la estructura básica y no son evidentes para nadie, porque no
de nuestros países. Tenemos que tenerlo muy percibir determinados hechos políticos como do a un fenómeno delimitable, sino a una
tenemos cultura latinoamericana. Por otra aberraciones carentes de toda causa racional lógica social cuyos efectos atraviesan una
claro. Esa estructura es en habitantes, en parte, nada más importante para la econo-
superficie y en recursos, los nueve son igua- comprensible. variedad de fenómenos. El populismo es, sim-
mía de América del Sur, nacida oceánicamen-
les al uno de Brasil. te y al servicio de las dominaciones oceáni- Laclau no ignora el sentido peyorati- plemente, un modo de construir lo político”.
Entre estos países, la única frontera cas, que intercomunicarse por dentro. Hoy vo con que suele usarse el término 'populis- La literatura que condena al populis-
antigua -de cinco siglos- es la de la Cuenca no lo estamos y hay que hacerlo decisiva- mo', y hasta da cuenta de la forma en que ya mo suele postular que su retórica política es
del Plata. Y la gran Cuenca Amazónica es el mente. (...) Y por otro lado, debemos impul- en el siglo XIX fue utilizado como expresión “un puro adorno del lenguaje”. Laclau, en
desierto verde, que ha desarticulado, desco- sar una revolución cultural. (...) Hay que de la supuesta irracionalidad de las multitu- cambio, se niega a postular un modelo inicial
yuntado la unidad posible de América del reformular la enseñanza de nuestra literatu- des. Por el contrario, su finalidad es demos- de racionalidad política que entienda al popu-
Sur. Es un Sahara verde, metido en el centro ra, no enseñar más historia de la literatura en trar que existe racionalidad en el proceso de lismo en términos de aquello que le falta, o
de América del Sur. Brasil ocupa el centro de Chile, en Colombia, en Brasil, en la Argentina. construcción del pueblo como actor político, de “su vaguedad, su vacío ideológico, su
América del Sur. Es el único país que linda con Hay una sola literatura, la literatura latinoa- y explicar también que lo que suele estar antiintelectualidad, su carácter transitorio”.
toda América del Sur, salvo con Ecuador y mericana. Debemos enseñarles a los niños implícito en el rechazo al populismo es la Entiende que el populismo es una dimensión
Chile. Pero esto significa que un brasileño todos los autores. Los argentinos, peruanos, desestimación de la política y el deseo de sus- de la cultura política que puede estar presen-
que intente pensar a su país, al pensar a chilenos, uruguayos. Generación por genera- tituirla por la administración. Por eso, afirma, te en movimientos de signo ideológico muy
Brasil, necesita pensar todos los bordes de su ción equivalente. Así los vamos a hacer inte- “un rasgo característico persistente en la lite- diferente, y que su retórica es una forma de
país, necesita pensar su vecindad. Al pensar- gracionistas, en serio. (...) ratura sobre populismo es la reticencia -o difi- fundar la identidad de un grupo social a par-
se a sí mismo y a su vecindad, está pensando, El nudo de la integración es la brasi- cultad- para dar un significado preciso al con- tir de la vaguedad conceptual, que sería nece-
naturalmente, a toda América del Sur. leñización de los hispano parlantes y la caste- cepto”. Quienes lo intentan suelen recaer en saria consecuencia de la indeterminación de
Ningún otro país hispano parlante tiene esa llanización de los luso parlantes. Una inter- el frustrante ejercicio de colocar esa etiqueta la misma realidad social, no una expresión de
capacidad. (...) Por eso, la única geopolítica pretación mutua. Eso hay que llevarlo como
importante que ha nacido en América Latina a conjuntos muy dispares de movimientos, falta de madurez. El espacio político se suele
política central de la cultura.
simplificar en función de términos dicotómi- la identidad de éstos se modifica como resul- listas. Tenemos que rescatar la esencia tras- Este es el marco de acción y de pen-
cos que deben ser necesariamente impreci- tado del proceso mismo de representación: cendente del hombre y la hermandad entre samiento que nutre a la COPPPAL. Si sabemos
sos para poder agrupar demandas particula- “el representado depende del representante los hombres. Porque ahí están los pilares y los encarar nuestro accionar político sobre él,
res. Para Laclau, la lógica de la simplificación para la constitución de su propia identidad”. fundamentos de nuestra futura unidad. estaremos en condiciones de luchar contra la
y de la imprecisión es “la condición misma de Eso ocurre porque la voluntad a ser represen- Nada podremos hacer en el campo de la eco- globalización depredadora. Si nos aferramos
la acción política”. Solamente una sociedad tada sólo raramente está plenamente consti- nomía que antes no hayamos hecho en el de a fórmulas del siglo XIX es muy difícil que
en que la administración hubiera reemplaza- tuida al momento de iniciarse el proceso. Así, la cultura. Esto puede sonar un poco extraño, podamos superar los desafíos de la globaliza-
do totalmente a la política podría pretender la tarea del representante no es tanto la de porque parecería una contradicción decirle a ción del siglo XXI. Y lo primero que tenemos
erradicar la imprecisión discursiva. quien no tiene para comer que es necesario que decir es que necesitamos una cultura
transmitir una voluntad determinada, sino la humanista universal, un denominador común
Para el autor, en la era del capitalis- de proveer un punto de identificación que exaltar los valores culturales. Pero sin embar-
mo globalizado, las relaciones sociales sufren go no es así, porque lo que nosotros quere- de nuestras luchas políticas y sociales. Porque
constituya como agentes históricos a los sec- no somos globalizadores, somos universalis-
inéditas dislocaciones, por lo que las deman- tores representados. Por eso la representa- mos no es fundar un modelo socioeconómi-
das se vuelven más autónomas, y por eso tas. Hay una diferencia muy grande: el univer-
ción suele incluir elementos carismáticos, y co que dé respuesta a los problemas contin- salismo es la universalización de los valores,
resulta más compleja “su articulación y la los seguidores hasta llegan a pensar que son gentes de la actualidad, sino uno superador de la dignidad humana, de los derechos
naturaleza de las entidades colectivas que ellos quienes representan la voluntad del de esta realidad que sea capaz de proyectarse humanos. La globalización es el imperio de
resultan de ellas”. El populismo “se presenta líder y no al revés. en el siglo. los instrumentos económicos y financieros. El
a sí mismo como subversivo del estado de Otra de las características del popu- América Latina necesita crear una universalismo se expresa en el campo de los
cosas existente y también como el punto de lismo consistiría en que el 'pueblo' represente nueva anfictionía, la que soñaba Bolívar, ese valores, y todavía sostenemos que los valores
partida de una reconstrucción más o menos “algo menos que la totalidad de los miem- grupo de ciudades y estados de la Grecia anti- finalmente se imponen. Creemos en los valo-
radical de un nuevo orden”. Ello ocurre por- bros de la comunidad: es un componente par- gua que se unían detrás de un mismo idioma res y no en los precios, en el espíritu humano y
que ningún sistema político puede responder cial que aspira, sin embargo, a ser concebido y una misma cultura. Bolívar quiso hacerlo y no en los segmentos de mercado. (...)
institucionalmente a la totalidad de las como la única totalidad legítima”. Se confor- no tuvo éxito, pero nosotros tenemos que Nosotros, los hombres de la políti-
demandas, por lo que los reclamos insatisfe- maría así cuando una plebe reclama ser el repensar esa anfictionía. ca, hemos descuidado mucho estos valores.
chos pueden ser agrupados bajo el paraguas único pueblo legítimo. Por eso siempre viviría En América Latina, trasegados por el Hemos descuidado la formación de los cua-
de un conjunto de significantes vacíos (o “flo- en tensión, presentándose a sí misma como neoliberalismo, en los últimos 20 años nos dros dirigentes juveniles. Nos hemos dejado
tantes”) que los vuelve relativamente equiva- la recuperación de una plenitud ausente de la olvidamos de nuestra especificidad. Nos con- abatir por esta fusión de poderes mediáticos
lentes. La respuesta institucional suele tender comunidad, pero a la vez como la única parte vertimos en un segmento más del mercado y económicos que cerca a la política y la vuel-
a hacer resaltar las diferencias en las deman- legítima de una sociedad dividida en dos cam- mundial, descuidando algunas de las disquisi- ve objeto del vituperio social. Sabemos los
das para poder tratarlas una a una. En cam- pos. ciones más inteligentes que se hicieron sobre poderes que se anidan detrás de la detracta-
bio, la construcción populista tiende a englo- En síntesis, Laclau describe al popu- nuestro pasado y sobre nuestro destino. (...) ción sistemática de la política. Pero si los polí-
barlas por su antagonismo con el poder lismo como un fenómeno que puede estar Hay dos cosas que tenemos que ticos no tenemos certeza acerca de lo que
gubernamental. tener en claro. La primera es que vivimos tiem- estamos defendiendo, si no nos apoyamos
presente tanto en las democracias como en pos de globalización que, como bien lo dijo
El “pueblo” se constituye así diferen- los gobiernos autoritarios, y que puede cons- en un complejo de valores superiores,
ciándose del poder, dividiendo a la sociedad Felipe González, es un fenómeno como el del vamos a ser definitivamente superados y
truirse tanto desde el gobierno como desde descubrimiento de América: no hay paso
en dos campos, y construyendo su identidad la oposición. Llega a afirmar que “no existe derrotados.
a partir del valor de ciertas palabras que, más atrás. Pero es también un tremendo desafío, La COPPPAL quiere rehabilitar la polí-
ninguna intervención política que no sea en lleno de riesgos y de amenazas, pero que
que utilizarse con su significado exacto, refle- tica porque es la actividad más excelente del
cierto punto populista. Sin embargo, esto no genera oportunidades. Lo segundo es que el
jan un conjunto difuso de demandas insatis- hombre, porque es la única que apunta a
quiere decir que todos los proyectos políticos mundo se ha globalizado en casi todos los transformar la realidad basada en el bien
fechas. Pero la identidad popular constituye sean igualmente populistas”. Pero pese a que aspectos: economía, finanzas, medios infor-
una cualidad singular que supera la simple común y no en los intereses que gobiernan
afirma reiteradamente que el populismo no mativos, tecnologías, etc. Lo único que no se tantos otros aspectos de la vida social. Juan
suma de las demandas. En el extremo, el lide- es un tipo específico de fenómeno político, a ha globalizado es la política. Es esta nuestra
razgo de una persona refuerza su singulari- Pablo II dijo alguna vez que la vocación más
veces lo olvida y hace referencia a “movi- carencia más grande como políticos. Por eso noble del hombre, después de la religiosa, es
dad. mientos populistas”. Más aún, dedica un capí- yo he escrito que los males de la globaliza- la política. (...)
Toda identidad popular requiere ser tulo a los populismos “realmente existentes”, ción se superan con más globalización, no Debemos también repensar la
condensada en torno a palabras e imágenes. entre los cuales incluye al Partido del Pueblo sustrayéndose al proceso ni anatemizándolo misión de la política y de los partidos. He
En un punto, los símbolos populistas dejan estadounidense de fines del siglo XIX, al movi- con una reacción puramente testimonial. A la
globalización de los instrumentos del capita- aquí otro objetivo de la COPPPAL. Nos pro-
de representar las demandas particulares miento turco liderado por Kemal Atatürk y al
lismo hay que superarla con la globalización ponemos inundar América Latina de cursos
para comportarse como su fundamento. peronismo, como no podía ser de otra mane-
Pero para que puedan extenderse, se requie- de la política. de formación política. Iremos a las universi-
ra. Al respecto, menciona los mensajes que dades, pero también a las fábricas y a los
re que sean lo suficientemente ambiguos Perón enviaba durante su exilio, cuya clan- Ya no podemos pensar en la política
como para representar incluso demandas con mentalidad de provincia. Ya no podemos talleres. Los cursos de formación, los semi-
destinidad facilitaba su carácter ambiguo: narios, la noción de por qué y para qué hace-
contradictorias. Por lo tanto, sostiene Laclau, hacer de las luchas políticas una cuestión
“su palabra era indispensable para dar uni- puramente local. El hombre político tiene mos política, serán actividades que nos pro-
la vaguedad y la imprecisión “no resultan de dad simbólica a todas esas luchas dispersas”,
ningún tipo de situación marginal o primiti- que pensar en una dimensión continental. ponemos desarrollar al frente de la
y por eso debía ser suficientemente vaga. Esto es la COPPPAL, un esfuerzo por superar COPPPAL. (...)
va, ya que se inscriben en la naturaleza Quien comparta las ideas de Laclau
misma de la política”. los límites históricos de la política localista Para terminar compañeros, lo haré
podría suponer que el populismo es un fenó- para darnos un pensamiento universalista. La recordando una frase de Bolívar. Ya a punto
La visión de Laclau acerca de la repre- meno necesario para la constitución de una COPPPAL no niega las identidades naciona-
sentación política resulta consistente con de morir, sintiendo que su viejo sueño había
acción política democrática, en la medida en les, sino dice que para reforzarlas en tiempos muerto, dijo: “he sembrado en el viento y he
estas observaciones. Para él, la principal defi- que se pasen por alto los requerimientos plu- de globalización hay que olvidarse de las fron- arado en el mar”. A nosotros no nos va a
ciencia de las teorías de la representación con- ralistas. Sin embargo, hasta en ese caso, la teras del siglo XIX y pensar en los agrupa- pasar así, compañeros. Con la voluntad de
siste en que “la mayoría de ellas concibió a la aplicación del rótulo de 'populista' a un movi- mientos regionales y continentales. todos ustedes, así lo lograremos.
voluntad del pueblo como algo constituido miento político no deja de ser denigrante.
antes de la representación”. Para autores Además, resulta al menos curiosa la suposi-
como Schumpeter, Habermas o Rawls, “la ción de que la única alternativa a la tecnocra-
pregunta relevante es cómo respetar la cia son los símbolos vagos y las identidades
voluntad de los representados, dando por que se afirman en dicotomías.
sentado que tal voluntad existe en primer
lugar”. Pero el representante no es un mero
agente pasivo de los representados, y por eso Mariano Fontela
16 DE JUNIO, CINCUENTA AÑOS
Antonio Cafiero
Han pasado cincuenta años de aque- rado muchas de nuestras mejores creaciones
lla tarde sombría. Sus principales protagonis- culturales y artísticas. Pero la Iglesia Católica
Hay síntomas alarmantes en la no traducen esta riqueza potencial en rique-
tas ya han muerto. Durante décadas los círcu- siempre supo qué hacer con el paganismo,
región. Lo dicen algunas encuestas y lo dice el za actual? ¿Es que están fallando los meca-
los “bienpensantes”, los grandes medios de convivir con él, integrarlo. Caso contrario,
estado de ingobernabilidad que tienen algu- nismos o las doctrinas económicas con las
difusión, en fin, el país “decente”, “presenta- nunca hubiera podido conquistar el alma
nas de nuestras naciones. Ha resurgido una que hemos querido alcanzar un crecimiento
ble”, procuró ocultar pudorosamente la bru- romana. O llevar a cabo ese extraordinario
suerte de apatía en los pueblos, que comien- mayor que el que históricamente hemos teni-
tal acometida, cuya criminalidad carece de ensayo civilizatorio que fueron las misiones
zan a desconfiar de la capacidad transforma- do? ¿O es que no hemos sabido bucear a
atenuantes. Poco a poco -¡han pasado cin- jesuíticas en nuestra América, preanuncio de
dora de la democracia. Este es el nuevo desa- fondo en estas potencialidades y no hemos
cuenta años!- la sinrazón es reconocida, los una modernidad genuinamente americana.
fío que los latinoamericanos debemos generado los mecanismos para su explota-
asesinos designados con nombre y apellido. Pero es seguro que de no abortar, de
emprender en este siglo que hemos iniciado. ción intensiva?
Las disculpas se desvanecen, las justificacio- redonderar su experiencia, el peronismo
Por eso es importante el rol de los partidos y Si echamos una visión a la historia y
nes ideológicas pierden peso. Con el trans- hubiera pulido sus aristas más ríspidas, sus
de la política. (...) hacemos una perspectiva de futuro, no nos
curso del tiempo, ciertas actitudes humanas superfluos gestos provocativos, sin perder lo
La Argentina recuperó su democra- queda ninguna duda de que una de las razo-
básicas conquistan el primer plano. Caen las esencial de su proyecto. Maduración, faltaba
cia y vive una plena institucionalidad, pero nes por las cuales América Latina sigue vege-
máscaras. Los rostros refulgen en su insolen- maduración. Apenas algunos pocos años.
tampoco está satisfecha con su situación tando en la pobreza y la miseria es porque no
te desnudez. Las víctimas, sin embargo, toda- Pero los abortistas, como bien se sabe, impa-
actual. Sabemos que tenemos problemas ha sabido concebir los mecanismos de su uni-
vía configuran una masa informe; como ha cientes, prefieren no dejar madurar la vida
para resolver antes de que el descrédito de la dad. Vemos todavía la realidad con el prisma
dicho Antonio Cafiero, no gozan siquiera del incipiente. Conservadores y reaccionarios
democracia haga estragos en la juventud. del siglo XX o del XIX. Veinte supuestas
postrer privilegio de su plena identificación. como son, nada quieren saber con la vida
Nuestro desafío es recuperar la dignidad del naciones enfrentadas unas a otras y divorcia-
Uno por uno. Persona por persona. Con sus nueva que pugna por abrirse paso. Su voca-
trabajo y nuestra capacidad de crecer y de ali- das de un pensamiento común, más allá del
vidas únicas e irrepetibles, sus saberes, sus ción es expulsar cuerpos extraños o, mejor
mentar un crecimiento autónomo, para que esfuerzo de pensadores y de líderes de la his-
habilidades, sus afectos, sus preferencias, sus dicho, partes de sí que se empeñan en no
en el mundo globalizado tenga perfiles pro- toria, desde San Martín y Bolívar hasta quie-
placeres, sus conflictos, sus sufrimientos, sus reconocer como propias. La prisión del yo
pios de nuestra nacionalidad. Argentina ha nes en los tiempos modernos han propiciado
amarguras, sus sueños, sus anhelos, sus espe- impide el flujo de la vida. Junio y septiembre
librado una batalla muy intensa frente a los la idea de una comunidad de naciones.
ranzas. Con su entrega incondicional a una de 1955 no fueron un golpe de Estado sino
organismos financieros internacionales para América Latina, sin embargo, ade-
causa que sentían brotar de sus entrañas. una intervención quirúrgica, un aborto ejecu-
preservar su capacidad de crecer y dar más de sus riquezas, tiene enseñazas que
Con sus palos y sus cuchillos. Con la fe religio- tado en dos tiempos.
empleo. Y se lo podemos decir a nuestros her- darle al mundo. Tenemos un pensamiento
sa que insufla una política en las raras ocasio- ¿Qué querían los “libertadores”? Lo
manos latinoamericanos: esa batalla no la humanista que nos diferencia de otras latitu-
nes en que orienta sus mejores esfuerzos a la acabamos de decir: despertar de una horrible
hemos ganado solamente para los argenti- des. Un humanismo universal, que no es el de
redención de los injustamente marginados. pesadilla, sacarse de encima algo que -a su cri-
nos, la hemos ganado para América Latina, y las corporaciones, que no es el de la cultural
Pero, con ser terrible, lo peor del 16 terio- jamás debiera haber ocurrido, volver al
la hemos ganado para todos lo países del fácil, que no es el del pensamiento débil, sino
de junio de 1955 no fue la masacre. Más país “normal”: a un país en el cual derechas e
mundo que están sujetos a los nuevos patro- que es el humanismo que brota de la trascen-
grave todavía fue que ese día nefasto comen- izquierdas compitieran “civilizadamente” por
nes de la dependencia colonial, que no es dencia del hombre. El humanismo latinoa-
zaba a abortar en la Argentina una experien- el poder, a espaldas de las grandes mayorías
solamente la territorial, es también la que se mericano siempre demostró voluntad de
cia histórica original; una experiencia econó- populares y bajo la protección y cuidadosa
ejerce a través del poder económico o del incluir. Ha demostrado el valor del amor que
mica, política, social, educativa y cultural que tutela del Imperio Británico. Y, si no, de algu-
poder cultural. (...) debe unir a la comunidad de los hombres.
se nutría de las tradiciones más raigales de na otra potencia hegemónica, llegado el
Nosotros somos una unión de parti- Hace casi 30 años tuve que participar de una
nuestro pueblo y que, conforme a ello, se caso. Unidos circunstancialmente, no por
dos que creemos en el poder transformador reunión fundadora del SELA, en Caracas, y allí
encontraba en plena construcción de una amor sino por espanto, Vicchi y Ghioldi, entre
de la política. Creemos que sin partidos y sin dije algunas palabras que me gustaría repe-
modernidad alternativa e inédita. Porque ese tantos otros, esperaban con ansiedad su
política la región no tiene futuro. Podemos tir: “en ninguna otra parte del mundo hay
-ni más, ni menos- fue el gran desafío del hora. La hora de compartir las prebendas de
reactivar las grandes utopías movilizadoras una confluencia armoniosa de las razas
peronismo: edificar una Argentina moderna un poder delegado y dirimir sus pequeñas
de la sociedad. Sabemos que nos temen y menos consanguíneas y menos contiguas.
sin las lacras que comúnmente trae apareja- disidencias en el marco de un sistema político
nos denigran porque somos la única fuerza Todos los valores del espectro humano, todos
das la modernidad al uso, sobre todo cuando “racional”. Con sus derechas y sus izquierdas,
con capacidad de transformar la realidad. los genios folclóricos, más el torrente migra-
es mimética: el individualismo egoísta y mez- como Dios manda. Para eso, claro está, era
En estos días hemos debatido sobre torio, han convergido sin chocar en el seno
quino, el consumo desaforado, la exclusión imperioso eliminar al peronismo. Que no que-
el porvenir de América Latina, y también de sus pampas, selvas o montañas. Hemos
social, la mediocridad cultural; en suma, una dara ni su recuerdo.
hemos incursionado en su pasado. La prime- sido fieles a una voluntad telúrica siempre dis-
vida de mierda. Una modernidad sin viejos Cincuenta años después el proyecto
ra contradicción que asoma a nuestra consi- puesta a sumar y jamás a excluir. No existe
depositados en los geriátricos, locos maltra- no ha variado. Sólo que la fuerza de los
deración es que no hay una correspondencia otro lugar en el planeta en el cual se hayan
tados en los hospicios y control de la natali- hechos, el duro golpe contra la realidad -ni
entre la potencia virtual de América Latina y entendido y amado tanta gente distinta por
dad. Una modernidad solidaria centrada en la los 30.000 asesinatos del Proceso bastaron
su rol en el mundo. Hemos escuchado diser- sus orígenes. No existe otra área geográfica
dignidad de la persona, de todas y cada una para erradicar al peronismo de la faz de la
taciones que en cierta medida resultan pesi- más exenta del miedo a las diferencias entre
de ellas, a lo largo de todas las etapas de su Tierra-, ha convencido a la Unión
mistas con respecto al futuro, específicamen- los hombres. Y esta afirmación latinoameri-
vida (niñez, juventud, adultez, ancianidad). Democrática de que el “hecho maldito del
te con relación a la posibilidad de que una canista espontánea y vivida de la hermandad
¿Para qué negar que el peronismo país burgués” es ineliminable. Entonces hay
integración entre nuestros países pueda dar- universal, es el modelo que nuestro continen-
tenía aspectos irritantes, las más de las veces que fracturarlo, dividirlo, diluirlo, licuarlo.
nos el progreso que se nos escapa todos los te puede ofrecer a la desgarrada comunidad
innecesariamente irritantes? No vale la pena Montar el escenario propicio, poner en mar-
días de las manos. Pero si analizamos internacional”.
insistir en ellos, cuyo denominador común cha la parodia y obligarlo a optar entre una
América Latina desde sus potencialidades, América Latina puede predicar en
era tal vez la “guaranguería” de los recién lle- centro-derecha y una centro-izquierda, que
tenemos todo el derecho a ser mucho más verdad un nuevo humanismo, no el tecnocrá-
gados al poder. Por otra parte, el enfrenta- no lo representan (derecha e izquierda, así
optimistas. (...) tico que nos viene del norte, no para saber
miento con la Iglesia argentina fue un error nomás, a secas, sin aditamentos, sería dema-
Pero la diferencia de ingresos entre qué hacer, sino a fin de saber para qué hace-
fatal. Por los dos lados. Sumió a muchos pero- siado contundente para esta época “light”).
los pobres y los ricos en América Latina es mos. Tenemos que desplegar nuestro genio
nistas en una contradicción tan dolorosa Levantados de sus tumbas y revestidos de
aún mayor que la que existe en el continente latinoamericano, una nueva forma de ver los
como insoluble, que los paralizó. Es cierto nuevas máscaras, Vicchi y Ghioldi vuelven a
africano. Tampoco pesamos mucho en los problemas del hombre en el universo. Este es
que el peronismo tenía sus ingredientes neo- confundirse en un abrazo; dejo para usted,
negocios del mundo. Hay aquí, a mi modo de el aporte que América Latina le puede hacer a
paganos. Dominaba sin embargo el senti- querido lector, la tarea de poner los nombres
ver, una suerte de contradicción no suficien- la cultura universal.
miento cristiano. Típico sincretismo latinoa- correspondientes.
temente explicada. ¿Es que está fallando el Tenemos que superar la tecnocracia
mericano. Que nos enorgullece. Que ha inspi- Silvio Juan Maresca
talento político de los latinoamericanos que deshumanizante de las sociedades imperia-
C CONFERENCIAS:
• Antonio Cafiero ............................................................................................. 2
• Alberto Methol Ferré ..................................................................................... 4
• Abel Posse ...................................................................................................... 4
• Luis Maira Aguirre .........................................................................................
• Ruy Pereira .....................................................................................................
6
8
La COPPPAL en la Argentina
En 1979 se fundó la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de
Ernesto Laclau América Latina y el Caribe (COPPPAL), en la ciudad de Oaxaca, Méjico, como un
La razón populista ............................................................................................ 9
foro de partidos políticos nacionales y populares. Durante la época de las dictadu-
ras militares, la COPPPAL, mediante diversas iniciativas se ocupó de proteger la
16 16 de Junio. Cincuenta años ............................................................................. 11 vida, los derechos humanos y la libertad de prominentes luchadores, dirigentes y
activistas de base de América Latina y el Caribe. Rindió su apoyo solidario a los
exiliados de distintas nacionalidades. Contribuyó a los procesos de paz en El
Salvador, Nicaragua y Guatemala. Actuó exitosamente para lograr la excarcelación
del líder uruguayo Líber Seregni y del brasileño Leonel Brizzola; en el otorgamiento
Colaboraron en esta edición: de salvoconducto a Héctor Cámpora y a Juan Manual Abal Medina; en la reposición
Mariano Fontela, Silvio Maresca. en su cargo de la Presidente de Bolivia Lidia Guesner, derrocada por un golpe de
estado militar. Participó en el rescate de la vida democrática y la soberanía de
Panamá y su canal, y en la reconstrucción democrática chilena, peruana, boliviana
y haitiana. Brindó también su apoyo a la posición argentina con relación a las Islas
Malvinas.
Hoy la COPPPAL es el foro de agrupaciones políticas más importante de la
región. Catorce partidos que la integran se desempeñan en los gobiernos naciona-
les, presididos, entre otros, por Lula en Brasil, Chávez en Venezuela, Lagos en Chile,
Tabaré Vázquez en Uruguay, Torrijos en Panamá y Kirchner en la Argentina. Nuclea
a 54 partidos de 29 naciones. En representación de la Argentina la integran los
partidos Justicialista, Intransigente, Socialista, Frente Grande y la Unión Cívica
Este Boletín es una publicación del Instituto de Altos Estudios Juan Perón, creado por disposición del
Radical.
Congreso Nacional del Partido Justicialista celebrado el 26 de marzo de 2004 el que aprobó la creación de una
asociación civil sin fines de lucro que actuara como órgano de capacitación y formación del Partido Justicialista. Los días 29 al 31 mayo de 2005 se celebró en Buenos Aires la XXV Reunión
Aspiramos a que el Instituto de Altos Estudios Juan Perón se constituya en un ámbito dedicado a la Plenaria de la COPPPAL. Allí se eligió al Senador Antonio Cafiero en representa-
investigación científica y doctrinaria y a la producción, sistematización y difusión de estudios, investigaciones y ción del Partido Justicialista como Presidente del organismo por el período 2005-
documentos destinados a profundizar y perfeccionar el sistema democrático, abordar los problemas nacionales, 2008.
afianzar la justicia y la equidad social y proyectar a la Argentina en el mundo. A continuación, se transcriben reseñas de las palabras de Antonio Cafiero
Para asociarse al Instituto no es necesario ser afiliado al Justicialismo. Sólo se requiere poseer título
en el acto de clausura y de las exposiciones realizadas durante la Plenaria por
universitario o terciario, estudios avanzados en carreras de grado, o poseer una reconocida trayectoria en el
Alberto Methol Ferré (Uruguay), Abel Posse (Argentina), Luis Maira Aguirre (Chile)
Diseño: www.dydnet.com.ar

desarrollo de tareas de índole político, social o cultural.


y Ruy Pereira (Brasil).
Vicepresidente: Silvio Maresca Presidente: Antonio Cafiero

Para Informes e inscripciones: iaejuanperon@argentina.com