You are on page 1of 20

MOVIMIENTO AÑO 4 . NÚMERO 32 .

JULIO DE 2008

Ciudadano ilustre
A continuación se trascribe un fragmento del discurso de Antonio Cafiero en la
sesión del Senado provincial del día 25 de junio. Allí se aprobó el proyecto de ley
declarándolo Ciudadano Ilustre de la provincia de Buenos Aires.
Decía un inglés, llamado Lord Acton, que remos servir al bien común. Y por esta
la nostalgia es el sentimiento más noble vocación hemos dejado muchas cosas en
del hombre. Y yo no sólo sufro de nostalgia la vida. Hemos dejado jirones de nuestras
ante este hecho conmovedor, sino que tam- posibilidades personales. Hemos padeci-
bién sufro de reminiscencias de momentos, do cárceles, y algo peor que las cárceles:
de esas ráfagas de la historia en las que a el descrédito de algunos sectores de nues-
uno le ha tocado desenvolverse en algún tra ciudadanía. Y lo hemos podido superar,
momento de su vida. porque somos fieles a nuestra vocación.
Me siento sumamente honrado, compañe- He sentido muchos orgullos en mi vida, pero
ro Alberto Balestrini, por esta distinción, y hay uno que conservo en lo más profundo
me siento ampliamente representado por de mis sentimientos. Si me analizo puedo
las palabras de cada uno de los oradores decir que he cometido tantos errores... pero
que han intervenido en el debate de este hay una cosa que me salva, y es que siem-
proyecto de ley. pre todo lo que hice fue en beneficio de 
No es fácil ser político en la vida argentina. aquellos que me rodean, del pueblo que yo
Algunos nos miran con desconfianza, otros he querido y al que he venido a servir.
no nos creen, y otros creen que la política La política es eso: es un llamado que dura
es el modo de enriquecerse o de ganar toda la vida. Decía Barthou, un político y
prestigio social. Pero si analizamos la histo- escritor francés: el político termina cuando
ria de la Argentina y la de sus políticos, con muere. Hay muchos que creen que la po-
orgullo podemos decir que todos los que lítica es un pasaje en la vida de uno. Pero
estamos acá y los que de alguna manera para el verdadero político, para el político
impulsan esta causa, lo hacemos por vo- con vocación, lo es todo.
cación. Fue un Papa de la Iglesia Católica Hay algunos que después olvidan la po-
el que dijo que no hay vocación más noble lítica, porque no se sienten llamados en
después de la religiosa que la vocación la militancia y en el fondo se consideran
política. Pero no todos están llamados a la tremendamente infelices, defraudados,
vocación política. Ustedes, como yo en mi porque vale más un político derrotado que
momento, están acá porque han sentido en uno que rehuye sus responsabilidades ante
algún momento que el bien nuestro no es la historia y ante sus compatriotas.
completo si no ayuda al bien común. Me siento realmente emocionado. He es-
Hemos elegido esta vocación porque que- cuchado palabras muy elogiosas, algunas
en demasía, resaltando mi personalidad. dije: “Compañeros, yo hice una promesa a
Me halaga que todos los bloques hayan los peronistas: hay que elegir en internas a
coincidido en este proyecto de ley. Es difí- los candidatos. Yo sé que si me hago elegir
cil conseguir eso. Si no, echen un vistazo al por el Congreso Nacional del partido tengo
panorama nacional y después me cuentan amplia mayoría, pero no amplia legitimidad.
qué fácil es construir consenso. Quiero ir a la interna con mi competidor. Si le
Tengo algunas condecoraciones en mi vida. gano, bien.Y, si no, el que gana gobierna y el
Tengo cicatrices, obviamente. ¿Quién no las que pierde acompaña”. Eso lo aprendimos
tiene? Pero tengo también glorias. Ortega de Ricardo Balbín. Y fuimos a la interna.
y Gasset decía: “entre mis glorias y mis re- También, en homenaje a mis recuerdos,
mordimientos, no sé con qué me quedo”. diré que cuando Balbín ya estaba por aban-
Conocí al doctor Alfonsín, quien también donarnos, lo fui a visitar a su casa de La
va a ser declarar ciudadano ilustre de Plata. En su lecho casi de muerte él empe-
esta provincia, cuando él fundaba la línea zó a hablar conmigo. Cuando salí le dije a
Renovación y Cambio en la Unión Cívica los compañeros: “¿Y yo me peleé con este
Radical. Y yo les decía a mis compañeros: tipo durante veinte años? ¿Cómo pude ha-
“¿No podemos hacer lo mismo nosotros en ber desconocido la calidad humana de este
el peronismo? ¡Alfonsín ha renovado la cara señor?”. Sin embargo, a veces la política
del radicalismo! ¿A ustedes les parece que tiene esas exigencias que van contra un
nosotros podemos seguir con un peronismo sentido más humano de la vida.
desactualizado, que sigue de alguna ma- No me considero un ilustre, me conside-
nera involucrado con un criterio autoritario ro un militante. ¿Qué es un militante? Es
de la política? ¿Por qué no nos revelamos alguien que en un momento de su vida en-
frente a esa circunstancia?”. Alfonsín nos cuentra una verdad que lo supera, y desde
marcaba el camino en otro partido. Y surgió entonces no puede vivir tranquilo.
la pregunta: “¿Se animan ustedes a encarar Otro de mis orgullos es haber tenido una
la tarea de la renovación en el peronismo?”. mujer ejemplar, a quien le dije: “Vos sos
Pero, de cualquier manera, entre Alfonsín y otra”, porque en un determinado momento
yo no sólo se entabló una relación política, se le despertó la vocación, cuando ya había
sino también un vínculo amistoso, cordial. tenido cuarenta nietos. Otro de mis orgullos
Voy comentar una infidencia. Ustedes saben es tener en este lugar a dos de mis nietos y
que yo libré las internas con otro competidor a una de mis hijas.
a la presidencia de la República. Y uno de Me han dispensado uno de los momen-
los cargos que me hacían era el de ser tribu- tos de mi vida pública que voy a recordar
tario de Alfonsín. ¿Por qué? Porque cuando con más devoción. Mucho más que aque-
Alfonsín tuvo necesidad de que el Congreso lla ovación que se realizó cuando gané la
Nacional -donde el peronismo tenía una elección del 87, mucho más que todas las
fuerte presencia- le votara algunas leyes, acechanzas, los triunfos y las derrotas de
sobre todo impositivas, yo no dudé en ha- mi condición de gobernador y después de
cerlo. Recuerdo que vino a verme a mi casa senador nacional. Les trasmito mi agrade-
 Sourrouille, el ministro de Economía de
aquel entonces, y me dijo: “Usted sabe, tene-
cimiento más profundo. Quiero también
extender mi agradecimiento a Balestrini,
mos una inflación galopante, tenemos déficit. porque sé que él es autor de esta iniciativa
Lo que le pido es algo muy sencillo: quiero aunque no me lo quiera admitir.
que los renovadores, en el Congreso, voten Compañeros, compañeras, correligionarios,
las leyes impositivas que yo voy a mandar”. correligionarias y todos los que estamos
Yo no consulté a nadie. Le dije: “descuente en el camino: trabajemos juntos. El país
EDITORIAL

que eso va a ser así”. Eso me costó mucho no está viviendo horas fáciles; nos está pi-
en la interna, porque fue el argumento que diendo aunar fuerzas, y va a necesitar del
esgrimieron: “Es un adlátere de Alfonsín, no talento de los políticos. Las soluciones que
le podemos confiar la conducción del parti- necesitamos en la actualidad tan conflictiva
do. Menos, hacerlo nuestro candidato en la que estamos viviendo no las dan las corpo-
provincia de Buenos Aires, y menos aún, a raciones, las dan los políticos.
la Presidencia de la República”. Muchos me preguntan: “Vos, que lo cono-
Ustedes también saben que la tradición ciste a Perón, ¿qué hubiera hecho en esta
peronista era que al candidato presidencial circunstancia?”. Estoy seguro que habría
lo eligiera el Congreso Nacional del par- llamado a los líderes de la protesta el primer
tido. Yo tenía el ochenta por ciento de los día del conflicto a la Casa de Gobierno, les
congresales a mi favor. ¿Y qué hice? Les habría servido café, había creado un clima
de diálogo y les habría dicho lo siguiente: sejos, nuestra actuación y nuestras ideas
“Yo soy un hombre de campo y conozco deben confluir para que la Argentina no
los problemas del campo mejor que uste- profundice sus conflictos actuales y siga
des”. ¿Y qué consejo les hubiera dado? Les pensando en el futuro que nos espera.
voy a responder con unos versos del Viejo Sobre esto les trasmito mi gran optimismo.
Vizcacha: “El que gana su comida, bueno Creo que se están dando condiciones para
es que en silencio coma, ansina vos ni por que la Argentina pegue un salto cuantitati-
broma querrás llamar la atención, nunca vo y cualitativo en el mundo, como no tuvo
escapa el cimarrón si dispara por la loma”. oportunidad de hacerlo tal vez en toda su
Este viejo líder argentino hubiera aportado historia. Por eso les pido a todos que pon-
un sentido de prudencia para evitarle a la gamos en ejercicio esa condición de los
Argentina no las horas que estamos vivien- políticos que consiste en aunar consen-
do, sino las que desgraciadamente pueden sos y buscar los diálogos, despojándonos
vernos obligados a vivir. de nuestras particularidades para volver a
Sólo un gran esfuerzo y la gran unión de pensar en el bien común y en nuestra co-
los sectores políticos, sin distinciones de mún aspiración de construir cada día una
banderas ni de trayectorias, pero munidos Argentina mejor. Muchas gracias.
de esa vocación por el bien común que nos
une, podría ayudar al país. Nuestros con- Antonio Cafiero

Acerca de Ernesto Sábato


En vista de los homenajes que reciente- caso Sábato. Torturas y Libertad de Prensa.
mente se han tributado a Ernesto Sábato, Carta Abierta al Gral. Aramburu. El folleto
creo oportuno recordar algunas cuestiones contiene documentación sobre las denun-
sobre su trayectoria, poblada largamen- cias que avaló el propio Sábato.
te de premios y distinciones nacionales e Presidió en 1984 la CONADEP (la comi-
internacionales. Es respetado porque ha sión creada para investigar la desaparición
tenido a lo largo de su vida actitudes dig- de personas durante el Proceso) y redactó
nas, y por ellas pagó costos enormes. Fue el prólogo del Nunca Más, conocido como
en su juventud dirigente de la Federación “Informe Sábato”, que comienza diciendo:
Juvenil Comunista, pero desilusionado con “Durante la década del 70 la Argentina fue
el estalinismo se alejó. Más tarde, en 1946, convulsionada por un terror que provenía
fue exonerado de su cátedra por firmar una tanto de la extrema derecha como de la
declaración repudiando el asesinato de un extrema izquierda”. Se trata de una visión
estudiante. Según el propio Sábato, “dirigí -frecuentemente llamada “teoría de los dos
una nota pública al entonces ministro Bení-
tez, diciéndole que no me asombraban los
demonios”- que hoy es rechazada por la
Secretaría de Derechos Humanos de la Na-

procedimientos nazis del gobierno -dados ción. En 2006 la Secretaría agregó un nue-
sus antecedentes-, sino los errores de sin- vo prólogo a la edición del Nunca Más, don-
taxis, ya que el decreto emanaba del Minis- de se afirma que: “es inaceptable pretender
terio de Instrucción Pública. Fui condenado justificar el terrorismo de Estado como
a dos meses de prisión por desacato”. una suerte de juego de violencias contra-
En 1955, el gobierno militar lo designó di- puestas como si fuera posible buscar una
rector de la revista Mundo Argentino, pero simetría justificatoria en la acción de parti-
OPINIÓN

denunció torturas y renunció a ese cargo culares, frente al apartamiento de los fines
en 1956: “cuando la llamada Revolución propios de la Nación y del Estado, que son
Libertadora llegó hasta lo peor, las torturas irrenunciables”. Más enfática fue Hebe de
a militantes peronistas, yo lo denuncié una Bonafini: “Nuestros hijos no eran demonios.
noche, por Radio Nacional, dando nombres Eran revolucionarios, guerrilleros, maravi-
y apellidos. Se armó un gran escándalo. A llosos y únicos que defendieron a la Patria”.
los dos días salió una larga declaración de Bien leído, de ninguna manera el prólogo
escritores y artistas condenándome, lo que de Sábato pretende que sean comparables
significa que de alguna manera justificaban unas y otras violencias, ni mucho menos
las torturas”. Ese mismo año se publicó El justifica el terrorismo de Estado. Más bien
dice exactamente lo contrario: “a los delitos general al menos curiosa: el resentimiento
de los terroristas, las Fuerzas Armadas res- “ha provocado el ascenso de la mayor parte
pondieron con un terrorismo infinitamente de los demagogos”. A partir de allí se inicia
peor que el combatido, porque desde el 24 una larga genealogía del resentimiento en
de marzo de 1976 contaron con el poderío y la historia argentina, que habría provocado
la impunidad del Estado absoluto, secues- incluso “un precoz y amargo descreimien-
trando, torturando y asesinando a miles de to por las grandes palabras y un doloroso
seres humanos”. No veo intención “justifi- desengaño con respecto a la mayor parte
catoria” al designar como “delitos” algunos de los hombres que manejaban la cosa pú-
actos de aquellos guerrilleros maravillosos, blica”. Todo esto habría sido aprovechado
máxime los que fueron realizados durante hábilmente por Perón: “tanto su aprendiza-
la vigencia de un gobierno constitucional je en Italia, su natural tendencia al fascis-
democráticamente elegido por la amplia mo, su infalible olfato para la demagogia,
mayoría del pueblo argentino. su idoneidad para intuir y despertar las
Más recientemente, Sábato ha hecho pú- peores pasiones de la multitud, su propia
blica su adhesión a la causa de la indepen- experiencia de resentido social -hijo natural
dencia de Puerto Rico y a otras declaracio- como era- y por lo tanto su comprensión y
nes que demuestran su férrea defensa de valoración del resentimiento como resorte
los principios de la democracia y la sobera- primordial de un gran movimiento de ma-
nía popular. sas, y finalmente su absoluta falta de escrú-
Pero hay otros textos de Ernesto Sábato pulos; todo lo capacitaba para convertirse
que conviene citar, aunque le sean me- no solamente en el jefe de las multitudes
nos favorables. Por ejemplo, hay un librito argentinas sino también en su explotador”.
publicado en julio de 1956, titulado El otro Sigue su sesudo análisis: “las masas, que
rostro del peronismo. En él, Sábato intentó son femeninas, se enamoran de un líder, y
distinguir la condena a Juan Perón (llega a en ese amor no hay ni cálculo ni sensatez”.
llamarlo “tirano aborigen”) de las legítimas Nótense las referencias a Italia y a la condi-
aspiraciones de la “masa peronista” a un ción femenina.
mayor bienestar y a un reconocimiento so- Juan Perón no sólo embaucaba multitudes.
cial que las clases altas le negaban. “En el Parece que también “fue agente pago de
movimiento peronista no sólo hubo bajas la embajada alemana”, y su propósito ini-
pasiones y apetitos puramente materiales: cial fue “el de regir una satrapía del impe-
hubo un genuino fervor espiritual, una fe rio alemán, si Hitler triunfaba en Europa”.
pararreligiosa en un conductor que les ha- Como tantos otros, Sábato acusa a Perón
blaba como a seres humanos y no como a de haber tenido pésimas intenciones, aún
parias”. Incluso cuestionó a la izquierda por peores que lo que la realidad le permitió
haber menospreciado “la cantidad y la cali- llevar a cabo. Afortunadamente, no pudo
dad de las masas que apoyaban al coronel concretarlas, por lo que simplemente se li-
Perón”. Ilustró esto con una frase notable: mitó a manipular y mezclar todo. Su “falta
“con ciertos líderes de izquierda ha pasado de escrúpulos éticos y filosóficos” le permi-
 algo tan grotesco como con ciertos médicos, tió simultánea o alternativamente apoyarse
que se enojan cuando sus enfermos no se en nacionalistas y judíos, anarquistas y ca-
curan con los remedios que recetaron”. tólicos, oligarcas y socialistas: “recibía con
Hay un párrafo de este folleto que con fre- la misma sonrisa empalagosa y monista a
cuencia es citado por autores que buscan judíos y siriolibaneses, a alemanes e ingle-
explicar el clima de 1955: “aquella noche de ses, a rabinos y antisemitas, a banqueros
septiembre de 1955, mientras los doctores, de Texas y a ladrilleros, a damas de la so-
hacendados y escritores festejábamos rui- ciedad y a mujerzuelas respetuosas”. Ex-
dosamente en la sala la caída del tirano, en traordinario. Ahora entendemos de dónde
OPINIÓN

un rincón de la antecocina vi cómo las dos proviene esa pasión de Torcuato Di Tella
indias que allí trabajaban tenían los ojos por esclarecer a esta triste amalgama que
empapados de lágrimas”. Amplía esa idea hacemos los peronistas con las ideas de iz-
unas líneas más abajo: “si en el peronismo quierda y de derecha. Pero me juego a que
había mucho motivo de menosprecio o de el bueno de Torcuato no sería tan estricto
burla, había también mucho de histórico y en materia de sonrisas.
de justiciero”. Ignoro si Sábato rectificó públicamente es-
Sin embargo, hay otros párrafos de ese libri- tos delirios, pero al menos el librito nunca
to que resultan menos juiciosos. Para expli- fue reeditado.
car el peronismo, expuso una observación Hay otras exposiciones de Ernesto Sábato
que ponen en duda que su fe en los princi- te la reunión. Pero a La Nación de paso le
pios democráticos haya sido constante a lo expuso la impresión que le causó el propio
largo de toda su vida. En 1966, luego del Videla: “Excelente. Se trata de un hombre
golpe de Onganía, declaró: “Creo que es el culto, modesto e inteligente. Me impresionó
fin de una era. Llegó el momento de barrer la amplitud de criterio y la cultura del presi-
con prejuicios y valores apócrifos que no dente”. Todo está textualmente tomado de
responden más a la realidad. Debemos te- la primera página del diario de ese día.
ner el coraje para comprender (y decir) que Dos años más tarde, todavía Sábato man-
han acabado, que habían acabado institu- tenía una posición favorable al gobierno
ciones en las que nadie creía seriamente. de Videla. En la revista alemana Geo de-
¿Vos creés en la Cámara de Diputados? claró: “La inmensa mayoría de los argenti-
¿Conocés mucha gente que crea en esa nos rogaba casi por favor que las Fuerzas
clase de farsas? Ojalá la serenidad, la dis- Armadas tomaran el poder. Todos deseá-
creción, la fuerza sin alarde, la firmeza sin bamos que se terminara ese vergonzoso
prepotencia que ha manifestado Onganía gobierno de mafiosos. Desgraciadamente
en sus primeros actos sea lo que prevalez- ocurrió que el desorden general, el crimen
ca, y que podamos, al fin, levantar una gran y el desastre económico eran tan grandes
nación”. que los nuevos mandatarios no alcanza-
Dos meses después del golpe de 1976, en ban ya a superarlos con los medios de un
la tapa de La Nación del 20 de mayo, se estado de derecho”. Las cursivas son mías,
describe el almuerzo que mantuvo Ernesto porque se trata de una afirmación que es
Sábato con Jorge Rafael Videla, junto con manifiestamente contradictoria con un pá-
Jorge Luis Borges, Horacio Esteban Ratti rrafo del “Informe Sábato”, publicado seis
y Leonardo Castellani. Según el diario, Vi- años más tarde. Más abajo, en la misma
dela dijo que “el desarrollo de la cultura es revista, sigue su mirada parcial: “Los extre-
fundamental para el desarrollo de una Na- mistas de izquierda habían llevado a cabo
ción”, y “los demás asentían”. Es entendi- los más infames secuestros y los crímenes
ble. ¿O usted no hubiera asentido? Pero los monstruosos más repugnantes. Sin duda
testimonios coinciden en señalar que ese alguna, en los últimos meses, muchas co-
día Sábato no apoyó el pedido que allí se sas han mejorado en nuestro país: las ban-
le hizo a Videla por la vida de Haroldo Conti das terroristas han sido puestas en gran
y otros escritores. Según los actuales cul- parte bajo control”. ¿Había un solo demo-
tores de su imagen, él fue a esa reunión a nio, entonces?
protestar por los excesos criminales del ré- La verdad es que el hombre tiene derecho
gimen. Merece el beneficio de la duda. No a cambiar de idea. No comparto la opinión
obstante, al finalizar la reunión, declaró a de quienes tildan a sus cambios de oportu-
La Nación el propio Sábato: “Es imposible nistas. Pero tampoco es como para conver-
sintetizar una conversación de dos horas tirlo en un emblema de la democracia. Su
en pocas palabras, pero puedo decir que compromiso con el estado de derecho no
con el presidente de la Nación hablamos parece haber carecido de meneos.
de la cultura en general, de temas espiri- Hay otras dos frases de Ernesto Sábato que 
tuales, históricos y vinculados con los me- quisiera citar. Una refleja su idea del valor
dios masivos de comunicación”. Está bien, moral de la resistencia: “la mayor nobleza
no va a andar a los gritos diciendo que de- de los hombres es la de levantar su obra
nunció excesos... Unas líneas más abajo si- en medio de la devastación, sosteniéndola
guen sus declaraciones: “Hubo un altísimo infatigablemente, a medio camino entre el
grado de comprensión y de respeto mutuo. desgarro y la belleza”. La otra preanuncia
En ningún momento la conversación des- sus contramarchas: “no existe ser humano
cendió a la polémica literaria e ideológica. de cierta jerarquía que tarde o temprano no
OPINIÓN

Tampoco incurrimos en el pecado de caer tenga su Camino de Damasco”. Por suerte


en la banalidad. Cada uno de nosotros ver- vio la luz a tiempo. A diferencia suya y de
tió, sin vacilaciones, su concepción perso- tantos otros, los peronistas no sólo cam-
nal de los temas abordados. (...) Fue una biamos de idea: reconocimos públicamente
larga travesía por la problemática cultural nuestros errores. Tal vez por eso logramos
del país. Se habló de la transformación de permanecer, aunque nos ahorren casi to-
la Argentina, partiendo de una necesaria dos los homenajes.
renovación de su cultura”. Según el testi-
monio del resto de los asistentes, ese fue
su principal tema de conversación duran- Mariano Fontela
Libros editados por COPPPAL en Argentina

Antonio Cafiero
Razones para ser peronista
“Este libro expone razones actuales para ser peronista hoy, para que los que ya lo son puedan acceder a
una versión de nuestra doctrina que ha ido actualizándose con el correr del tiempo; para que los jóvenes
que aún no han despertado a la vida política puedan saber de primera mano cómo pensamos muchos
peronistas; y no pierdo la esperanza de que hasta los antiperonistas más cegados puedan algún día llegar
a entender de qué manera las ideas del Justicialismo se desarrollaron coherentemente con los momentos
históricos que le tocó vivir”.

María del Carmen Feijoó (compiladora)


Participación política de las mujeres en América Latina
Estos textos dan cuenta de 150 años de historia de las prácticas sociales de las mujeres. Resumen una
reformulación que tuvo como eje central el cuestionamiento del principio de que su lugar fundamental era
el hogar. Muchas generaciones de mujeres superaron las restricciones de un medio hostil, discriminatorio
y patriarcal, y se las arreglaron para encontrar formas alternativas que hicieron posible una agenda de
reivindicaciones que mejoró la calidad de nuestras democracias.

Oscar Alende
Vida, obra y pensamiento político
“Todo en nuestro tiempo debe servir a la emancipación y al cambio estructural. Nuevas corrientes y, lo que
es más importante, nuevas generaciones, que por ende no vivieron el surgimiento de la intransigencia ni
el brotar del justicialismo, irrumpen con su demanda de protagonismo para militar en la causa del interés
nacional, sin tutelas ni dependencias. Las dificultades de hoy requieren, de todos, coraje y esperanza,
única forma de generar conductas que den sustancia a la vida. Las páginas que siguen procuran aportar
un testimonio válido de lo acontecido en la Argentina, de todo cuanto observé y, en la medida de mis
esfuerzos, procuré hacer al servicio de lo nacional y de la causa popular”.


Silvio Juan Maresca
Perón y la filosofía
Este libro, concebido como una herramienta para quienes desean actuar en política, reseña la evolución
de algunas ideas cuyo hilo conductor es la búsqueda de referencias filosóficas del peronismo. Éste es un
modo muy particular de ver las cosas, enraizado en una tradición. Pero su validez no consiste en repetir
dogmáticamente fórmulas elaboradas en el pasado. Nada hay más ajeno a la filosofía política del peronismo
que cualquier forma de fundamentalismo. El peronismo se acerca más a un modo de lectura de la realidad, a un
método, que a una colección de afirmaciones dogmáticas.

Norberto Ivancich
Escritos peronistas
Si bien escribió varios libros, buena parte de los textos políticos de Norberto Ivancich fueron publicados
en revistas hoy inhallables. Al cumplirse dos años de su fallecimiento, hemos querido editar varios de sus
escritos, para hacer accesibles algunas de las explicaciones más lúcidas que se han emitido para encontrar
causas políticas de las crisis que hemos atravesado en estos años.
Jorge Etcharrán, Javier Fevre y Mariano Fontela
El peronismo y los medios de comunicación

El jueves 19 de junio se realizó en el Instituto un seminario en el cual disertaron


Carlos Caramello, Gustavo Marangoni, Gustavo Bulla y Carlos Campolongo. A
continuación se transcriben fragmentos de la desgrabación de sus exposiciones.

Carlos Caramello
Los medios de comunicación son hoy una Perón, no sólo por su oralidad, sino por
especie de maraña sólo comparable a la todo lo que acompaña a su construcción
distribución de la coparticipación: tienen discursiva: el dónde, el qué decir, el cómo
tantas vinculaciones entre sí que configu- decirlo. Sobre todo en esta época en la
ran una red ininteligible, cuando deberían que estamos tan acostumbrados a dirigen-
ser lo más claro y transparente. En este tes que agarran el micrófono para no decir
sentido, y para empezar a desentrañar la nada y sin embargo intentan instaurar un
maraña, propongo pensar en la historia de discurso... y entonces se llenan de lugares
la relación del peronismo con los medios comunes, repiten viejas historias, etc.
en términos de la Comunicación Política, Perón tenía qué decir, sabía cómo decirlo y
sobre todo porque, de alguna manera, son había elegido dónde decirlo, es decir, tenía
contemporáneos. una escenografía. ¿Quién puede pensar
Si bien se habían planteado estrategias a Perón sin la plaza y quién puede pensar
de comunicación política aisladas en go- a la plaza sin Perón? Sabía, además, bá-
biernos anteriores a los del general Perón sicamente a quién decírselo. Perón, como
-básicamente Hipólito Yrigoyen, que man- nadie, sabía que el Pueblo es el sujeto del
daba a escribir tangos y payadas que discurso político, cosa que muchos pare-
servían como antecedente de los jingles, cen haber olvidado.
o producía algún merchandising (relo- En sus discursos, Perón establecía además
jes, monedas, atados de cigarrillos) con una suerte de diálogo con los destinatarios,
la imagen del “peludo”-, la verdad es que porque su discurso era plebiscitario. Él ple-
los dos grandes momentos en términos de biscitaba su acción; le decía al pueblo que
estrategias de comunicación política en la hacía tal cosa porque era lo que el pueblo
Argentina se dieron a partir del 43, con la quería, y les preguntaba “¿no es verdad?”,
llegada de Perón al gobierno, y cuarenta y la multitud le contestaba, le decía “sí
años más tarde, con la recuperación de la Perón”.
democracia, en la campaña del Dr. Alfonsín. Además de ese auditorio, él había defini-
Y en ambos, el peronismo tuvo una respon- do con claridad cuál era el destinatario de
sabilidad muy grande.

sus palabras. Perón no se equivocaba en
Perón ha sido uno de los mayores, acaso el el destinatario de su discurso, entonces
mayor, comunicador de América Latina del ese discurso construye un espacio y un
siglo XX. Y digo esto porque Perón, según ámbito de comunicación en donde las pa-
quienes han estudiado y estudian su dis- labras empiezan a tener peso propio y en
SEMINARIO

curso, fue lo que se conoce técnicamente donde algunas cuestiones culturales que
como un “anunciador absoluto”. hasta ese momento significaban desva-
Es decir, Perón logró darle carnadura, re- lorizar a la persona, como “descamisado”,
presentación física, a colectivos abstractos: “obrero” y otras, empiezan a tener un valor
Patria, pueblo, trabajadores. Y esas pala- superlativo.
bras empiezan a representar para el pueblo Perón entiende con absoluta claridad esta
cosas tangibles. Esto le permitió a Perón, cuestión. De alguna manera es el gran
una vez que instaló la tangibilidad de la pa- visionario porque imagina los grandes mo-
labra Patria, designar a sus enemigos como vimientos comunicacionales de mediados
“vendepatrias”, que era la mejor manera de del siglo pasado. El tema de la radiofonía,
sacarlos absolutamente del juego político. por ejemplo: en el 40 casi no había ra-
Para comprender el alcance de esto, es dios; en 1947 uno de cada dos hogares en
necesario que entendamos el discurso de la Argentina tenía una radio. Hay alguna
historia que cuenta que Perón empieza a mos un graffiti del Mayo del 68 francés que
adecuar el tiempo y la potencia de sus dis- decía “somos la rabia”, firmado JP. A ese
cursos en términos de la audición radial, pueblo, que salía del momento más oscuro
es decir, empieza a acortar su discurso y de su historia, de los 30.000 desaparecidos,
a sintetizarlo a favor de la audición radial. de la muerte, del espanto, lo queríamos
Y por supuesto que en el 51 la llegada de convencer para que nos votara diciéndo-
la televisión -un hito fundamental- determi- les que éramos “la rabia”... Esa estrategia,
na algunas cuestiones que también tienen enfrentada a la de “con la democracia se
que ver con lo que estamos pagando hoy come, se cura y se educa”, dio los resulta-
en términos de la relación del peronismo dos que vimos.
con la prensa. Un “señor” que vino unos años después en-
Dentro del movimiento hay un gran compo- tendió eso y empezó a trabajar campañas
nente sindical, que es la columna vertebral. con señalética y, sobre todo, trabajó en lle-
El peronismo tiene una lógica de nacimiento var la campaña a la puerta de la casa del
profundamente implicada con los gremios votante. Por eso, las famosas caravanas,
o sindicatos anarquistas o socialistas, que el “menemóvil” y demás. Sin embargo, ese
estaban relacionados con los medios gráfi- “señor” cometió el mayor de los pecados
cos. Es decir, el sindicalismo no termina de que puede cometer un político: le entregó
involucrarse o relacionarse definitivamen- el discurso a los medios. Su relación con la
te -aún hoy- con los medios audiovisuales. estrella periodística de esos días, el recien-
Sobre este tema hay una anécdota famosa: temente fallecido Bernardo Neustadt, fue el
mientras nacía Canal 7 -que en realidad era paradigma de ese verdadero “suicidio polí-
Radio Belgrano en ese entonces-, Perón tico” que fue poner el discurso en manos de
les pregunta a los sindicalistas qué querían, unos pocos y sacar al pueblo del esquema
y ellos pidieron el Diario La Prensa. En vez de la comunicación.
de pedir el nuevo medio de comunicación, Nuestra relación con los medios siempre
que representaba una alternativa o por lo va a ser una relación tensa, porque más
menos un desafío en términos de comuni- allá de la ausencia o no de debate y de
cación, pidieron el Diario La Prensa. Y si lo conexión dentro del peronismo, lo que te-
traemos a estos días veremos que uno de nemos es un debate grande de poder con
los pocos sectores que todavía sigue pu- los medios de comunicación por ser, el pe-
blicando solicitadas en los diarios son los ronismo, un partido de poder.
gremios. En ese debate, nosotros nos arrogamos la
En noviembre de 1972 Perón dice una frase representación de la gran mayoría del pue-
maravillosa: “hoy, el último paisano a cien- blo argentino; y contra eso los medios de
tos o miles de kilómetros de la metrópolis comunicación se arrogan una representa-
tiene su transistor (sic)”. De alguna manera, ción cotidiana de los que compran diarios y
con esa frase dicha al pasar, Perón explica suman al rating de los canales.
todo lo que él mismo ha hecho en función Por eso, desde aquel primer momento de
de esa comunicación y de avanzar sobre la Perón, lo que tenemos es una pelea en
 difusión de las ideas políticas a través de términos de poder, no en términos comu-
esos medios. nicacionales. Más allá de las estrategias
El segundo momento trascendente de la y de los esfuerzos que hemos hecho a lo
comunicación política en la Argentina, sin largo de toda nuestra historia para tratar
lugar a dudas, es el de la campaña de la re- de incidir buenamente sobre los medios
cuperación de la democracia en 1983. Ahí de comunicación, aún hoy -y a mí me da
SEMINARIO

aparece con toda claridad esta suerte de hasta una suerte de vergüenza ajena-, pe-
incomodidad que hay entre el peronismo riodistas que son compañeros, que han
y los medios de comunicación, que sigue compartido los momentos de la pelea del
siendo manifiesta hasta el día de hoy. 70 y la militancia, atrás de un micrófono de
En esa campaña cada uno hizo lo que pudo, una radio o en una editorial, son antes pe-
no hubo una señalética, los afiches se re- riodistas que peronistas, y debaten el poder
petían y se hacían básicamente en función con el peronismo de la misma manera que
de quien los diseñaba y quien los pagaba. aquellos que no son peronistas.
Nosotros peleamos contra la señalética Para concluir: en términos de la relación
del radicalismo, que encontró un discurso del peronismo con los medios de comuni-
ligado a la recuperación de la democracia, cación, lo que pondría delante de todo lo
de las instituciones, del Estado de Derecho. que estamos discutiendo es nada más y
En las paredes de Buenos Aires pintába- nada menos que el tema del poder.
Gustavo Marangoni
Me excuso en mi gusto por el cine para co- quierda-, era por la propiedad de los medios
menzar con una referencia poco peronista de producción en el capitalismo industrial.
-si se quiere- y poco académica. Hace unos Hoy tendríamos que darnos unos minutos
días vi una película de James Bond que para pensar que plantear la regulación de
se llama El mañana nunca muere. En esa la propiedad de los medios de producción
película el malo es Jonathan Price -que simbólica en una sociedad debe ser una
además hace de Perón en la horripilante pe- tarea que acredite el acto del pensamien-
lícula Evita en la que actúa Madonna-, que to alrededor de esa temática, porque estos
es dueño de un multimedios internacional y medios tienen en esta etapa de capitalismo
cuya intención es tener el monopolio global global una significancia importante.
de la noticia. Voy a leer un extracto de la pe- En ese sentido rescato lo que dice Perón y
lícula: “el magnate mediático Elliot Carvett el peronismo, que siempre han tenido una
tiene una singular estrategia para asegurar gran capacidad de comunicación. Con la
el éxito de su nueva red de noticias por ca- lógica de la comunicación hemos tenido
ble: inspirar catástrofes internacionales en siempre una buena empatía: Perón fue un
secreto con la seguridad de que sus esta- gran comunicador, y la radio fue en ese
ciones de radio y televisión, al igual que su momento un poderoso instrumento de
periódico Mañana, serán los primeros me- comunicación.
dios en dar cobertura de la noticia. De esta Esta empatía entre el peronismo y la co-
manera pretende crear un monopolio mun- municación tiene que ver también con
dial en la industria de las noticias”. caracteres propios y fundacionales de
Una nota al pie. La película se llama El ma- nuestra doctrina, que es simple, sencilla y
ñana nunca muere, pero en realidad ese no que requiere ser comunicada en términos
era su título original. El título original era El simples, no simplistas. Es una doctrina que
Mañana nunca miente, porque el Mañana además intenta acompañar la evolución y
era el periódico del malo de la película y su los cambios del mundo con una ética de la
slogan era ese. Por un error de tipeo -dicen oportunidad -no del oportunismo-, adap-
los responsables de la película-, quedó ese tándose al mundo, y para ello requiere
título que no se entiende muy bien. Pero comunicar de una manera sencilla, clara y
no perdamos el espíritu de que la película con lo que tiene a mano.
originalmente se llamaba El mañana nunca El peronismo ha tenido relaciones de todo
miente. tipo con la comunicación y los medios de
En esa película -como suele pasar en to- comunicación. Hemos conocido prácti-
das las películas de James Bond-, cuando camente todas las instancias: todos los
el malo se enfrenta con el héroe le cuenta medios en contra, todos los medios a favor.
sus planes, y en este caso le muestra el no- Y como decía Perón: “cuando tenía todos
ticiero de lo que va a suceder, que es, por los medios en contra gané, cuando los te-
supuesto, la muerte de James Bond anun- níamos todos a favor nos echaron”.
ciada al día siguiente. Y también le muestra Tuvo una espectacular estrategia de comu-
nicación en la proscripción más absoluta,

el noticiero de la resolución del conflicto de
una supuesta guerra que iba a darse entre con el silenciamiento total, con un decreto
Inglaterra y China, con el fin de que este que establecía la prohibición de nombrar al
magnate de la comunicación tuviera el mo- peronismo; y sin embargo sobrevivió, y no
nopolio de los medios en China. sólo eso, sino que pudo llegar nuevamente
SEMINARIO

¿Por qué elegí esta película? No porque a conquistar el poder, a pesar del silencio
tenga la intención de estigmatizar a los me- más absoluto. Esto habla de un movimien-
dios de una manera brutal, diciendo que to que por la impronta de su fundador y
ellos son los malos y nosotros los buenos. por una característica que está ligada es-
Me interesa intentar, al menos, trascender trictamente a su doctrina, tiene una gran
una posición maniquea, planteando que lo capacidad de comunicación.
que muestra la película -que no pretende Con los medios naturalmente hay una dis-
reflexionar a propósito del tema ni mucho puta de poder. Muchas veces, discutiendo
menos- resulta muy simbólico. con periodistas o responsables de distintos
A diferencia de 60 o 70 años atrás, los medios de comunicación, esto se pierde
medios de comunicación naturalmente de perspectiva. En nuestra Constitución
han evolucionado, y la discusión de ese Nacional del 53 se hablaba de la libertad de
entonces -inclusive hasta vista desde la iz- prensa, que se garantizaba casi automáti-
camente, porque con una pequeña Minerva quieren regulación? ¿Por qué no podemos
uno podía imprimir cualquier tipo de panfle- plantear que en la Argentina no sólo la ley
to o hacer un diario; pero hoy los grupos de de radiodifusión actual, sino la anterior tam-
comunicación son mucho más que eso, son bién, eran de una dictadura, y que la famosa
verdaderos grupos multimedios que factu- modificación que se hizo en 1989 al inciso
ran millones y que además tienen una serie ‘e’, que permitió la posibilidad de que los dis-
de negocios colaterales que muchas veces tintos medios sean además dueños en un
son más importantes que el propio negocio mismo territorio geográfico de radios, de
de la comunicación. canales de televisión, de diarios y ahora de
Hacia 1960 un gerente de comercialización portales de Internet, es por lo menos un ries-
del diario Clarín se jactaba de decir que go, algo que merece ser debatido sin que por
con los clasificados de un fin de semana se la sola propuesta de ese debate a alguien lo
pagaban los sueldos de todo un mes. Hoy acusen de ir contra la libertad de prensa o
Clarín no pagaría jamás los sueldos de un de tener una mentalidad totalitaria?
mes con los clasificados de un fin de sema- Discutamos en igualdad de condiciones,
na, porque estamos hablando de un grupo planteemos el debate necesario, lógico
que es mucho más complejo, amplio y ex- y normal de que si en nuestro país el fun-
tendido que eso. cionamiento de las instituciones a lo largo
Discutiendo con periodistas que me decían de los años tiene amenazas desde lugares
que los políticos éramos corporativos, yo les de la política o desde distintas corporacio-
decía que creía justamente todo lo contrario, nes económicas, también puede tenerlas
y voy a hacer un elogio del corporativismo. por el peculiar y particular funcionamiento
A mí me gustaría que la política fuese más que tienen los medios. Es un debate que
corporativa en la Argentina, y me parece me parece lógico y natural que se dé, no
que justamente esa es una característica para censurar a nadie, sino para estable-
que no tiene. En realidad siempre vamos cer regulaciones que países capitalistas,
a encontrar políticos prestos a hablar muy democráticos y modernos establecieron
mal de otros políticos e inmediatamente hace muchísimos años. Estados Unidos
masacrarlos con tal de conseguir algunos estableció su primera ley de regulación de
segundos o minutos de televisión, centíme- la radio en 1934 y de la televisión en 1953,
tros de los diarios o algo parecido. Alemania en 1972 planteó la imposibilidad
Actitudes corporativas se pueden encontrar de la concentración de medios, etcétera.
en los medios de comunicación como em- Que un político tenga el carisma de la comu-
presas y en los sujetos que son parte de esas nicación es importante, pero ese carisma de
empresas, que son los periodistas. Por ese comunicación tiene que estar al servicio de
motivo y por otros tantos más seguramente un proyecto colectivo. Si es nada más que
-porque estamos hablando de empresas ca- un carisma de comunicación al servicio de
pitalistas que obviamente tienen un lógico la figuración individual y se traduce en la
afán de lucro y de ganancias-, es necesario nada cuando llega el momento de gestionar,
que el Estado pueda regular estas activida- o se traduce simplemente en llegar para es-
10 des sin ningún espíritu culposo. tar en los medios de comunicación pero no
Porque a algunos periodistas u opinadores para afectar nada de lo que hay que afectar;
a los que les parece muy mal la concen- cuando se supone que uno, que participa de
tración en determinados sectores de la un partido y de un movimiento político como
economía, como el automotriz o el alimenta- el peronismo, llega al poder para cambiar
rio, no les parecen mal los monopolios o las las cosas en función de una mejor distribu-
SEMINARIO

excesivas concentraciones de poder en las ción del ingreso, de una mayor justicia social,
empresas de los medios de comunicación. etcétera. Si cuando se llega al poder no se
¿Por qué consideran que en algunos aspec- debaten estos temas por temor, tenemos
tos se afecta la libertad de mercado y en que decir que esa persona o partido tienen
ese segmento precisamente no?, cuando muy limitada su capacidad de hacer política.
estamos hablando de un sector sustantivo Como empecé de una manera no peronista,
no sólo por su peso económico, sino por su voy a terminar de una manera no peronis-
peso en las libertades de los pueblos. ta, citando a Juan Bautista Alberdi. En sus
¿Por qué no podemos abordar esta proble- Escritos póstumos hay una frase que rescato
mática sin tener que pedir o dar excusas aquí: “después que se oye a la prensa, falta
por anticipado de que no queremos afectar siempre saber lo que piensa el país”. Quizás
la libertad de nadie? ¿Por qué no podemos sea esa nuestra función desde la política, con-
darnos el debate de que estos medios re- tribuir a saber qué es lo que piensa el país.
Gustavo Bulla
Arranco con una pregunta retórica: ¿por qué planteaba algunas cuestiones que la hacen
no hay ley democrática de radiodifusión? incompatible con la democracia, porque se
Estamos a punto de cumplir 25 años de de- trata de una norma autoritaria, centralista
mocracia a fin de este año y, con sus más y discriminatoria. Es autoritaria -indepen-
y con sus menos, se ha logrado avanzar en dientemente del contexto genocida en el
este período inédito de las instituciones del que fue ideada- porque está apadrinada
país en temas que aparecían como tabúes en todo su texto con la no menos nefasta
porque podían ofender a algunos de los po- doctrina de la seguridad nacional, en nom-
deres reales que dominaron el siglo XX en bre de la cual se masacró prácticamente a
la Argentina. una generación de compatriotas. El diario
Cuando se hablaba de la ley de divorcio La Nación -y Clarín también- ha salido a de-
vincular, muchos pensaron que ese cambio cir en recientes editoriales que esta no es
significaba poner al borde del precipicio a más una ley de la dictadura, porque ha sido
la democracia naciente, dado que, como modificada a través de unas 207 reformas,
todos sabemos, la Iglesia Católica se opu- cosa que es falaz. Efectivamente, fue muy
so tenazmente e hizo todo lo que pudo para reformada, pero no en 207 oportunidades.
que esa ley no prosperara. Salió la ley, la A tal punto es todavía una ley de la dictadu-
gente se siguió casando o no casando, se ra que el artículo 7 consagra la seguridad
siguió divorciando o no divorciando, siguió nacional como el objetivo primordial de
siendo feliz o infeliz, pero no alteró en nada la radiodifusión, y todavía está vigente
la vida institucional del país. Algo simi- el artículo de cómo debe conformarse el
lar podemos decir respecto del otro gran COMFER, organismo que está interveni-
poder del siglo XX: las fuerzas armadas. do desde la asunción de Alfonsín en 1983:
¿Quién podría haber vaticinado que iba a tres de los directores deberían provenir de
disolverse el servicio militar obligatorio con las fuerzas armadas. Si esto se conocie-
naturalidad? Ni hablar de lo ocurrido más ra masivamente la ley no podría durar un
recientemente con la anulación de las lla- instante.
madas “leyes del olvido y del perdón”. Esta ley es centralista: todas las decisiones
Espero tener que desdecirme pronto, pero y los resortes vinculados a su aplicación
me gustaba decirle a los alumnos que en la dependen pura y exclusivamente del Poder
Argentina el único poder real constituido y Ejecutivo Nacional. Es decir, no hay par-
sobre todo concentrado y fortalecido en las ticipación alguna del Poder Legislativo,
últimas dos décadas -especialmente en la representación de los poderes federales, y
del 90- es el sector de los medios de comu- ni hablar de organizaciones de la sociedad
nicación. Es el único al que aparentemente civil, trabajadores de los medios y demás.
la democracia argentina no se le ha anima- Esto es entendible en el contexto de la dic-
do. Es más, vaticinaba la probabilidad de tadura, en el marco de la guerra fría. Pero
que otros temas muy controvertidos y de hoy, 25 años después de la recuperación
cierta demanda social de la agenda legis- democrática, es muy difícil de sostener. 11
lativa nacional prosperaran bastante antes Por último, es discriminatoria, porque ese
que una ley democrática de radiodifusión. instrumento de la dictadura se cuidó muy
Me refería a una ley de despenalización del bien de pensar en un solo tipo de explota-
aborto o del consumo de drogas. Espero dor de licencias de radiodifusión, aparte
tener que desdecirme pronto, porque apa- del Estado, y se refería a las sociedades
SEMINARIO

rentemente esta vez sí vamos en dirección con fines de lucro. Para ese instrumento
a animarnos. era impensable que organizaciones socia-
La ley de radiodifusión vigente es una ré- les de todo tipo sin fines de lucro pudieran
mora insoportable de la dictadura. La sola acceder a una licencia de radiodifusión,
visualización del decreto 22.285, firmado simplemente porque se consideraba a la
por personajes nefastos para la historia comunicación y al producto de la comunica-
argentina -como Jorge Rafael Videla, José ción -la información- como una mercancía
Martínez de Hoz, Albano Harguindeguy-, más. La comunicación social no está con-
debería llenarnos de vergüenza como cebida por la dictadura como un bien social
ciudadanos, como militantes políticos. Sin cultural y de enorme y creciente influencia
embargo, la ley y ese decreto han sobrevi- en los procesos democráticos. Entonces,
vido hasta aquí, y bastante bien. era perfectamente coherente para ese
Aparte del contexto en el que surgió, la ley planteo político ese decreto de la dictadu-
ra, lo que es totalmente insostenible para el capital privado. Entre la Segunda Guerra
nuestra democracia, que ya podemos de- Mundial y la década del 80, los europeos,
nominar “joven”. en base a su poderoso Estado de Bienestar,
¿Qué pasó después? Lo que vino luego fue construyeron un servicio ejemplar de radio-
prácticamente peor, porque dejó todos es- difusión pública. Allí supieron construir un
tos instrumentos nefastos de la dictadura y modelo público que la Argentina lamenta-
les quitó algunos aspectos que podríamos blemente nunca pudo hacer.
denominar como “positivos”, que obviamen- En el 89, después de asumir el nuevo
te no tenían una impronta democratizadora presidente, se aprueba una ley ómnibus
-más bien todo lo contrario-, pero que les de emergencia económica y reforma del
ponía límites a las redes nacionales y a la Estado, llamada “Ley Dromí”, que era un
multiplicidad de licencias. Y el último decre- paquete legal que permitía prácticamente
to del presidente Carlos Menem en materia disponer de todos los bienes del Estado,
de radiodifusión (de 1999, cuando se apres- las empresas de servicios públicos y de-
taba a asumir Fernando De la Rúa) elevó más. Un escueto artículo 65 de dicha ley
la cantidad de licencias que podía tener abre las puertas a los multimedios, dejando
un mismo licenciatario a 24. Por supuesto, la restricción para los medios periodísticos
también permitió una serie de cosas como extranjeros y permitiendo así que Clarín
el funcionamiento las 24 horas del día de accediera a Canal 13 y Editorial Atlántida al
redes nacionales, la transferencia de las li- viejo Canal 11.
cencias, etcétera. También cambiaron otras cosas funda-
La vigencia de esta ley no resiste el menor mentales para esta nueva configuración de
análisis. Uno de los responsables involun- las corporaciones mediáticas: la ley de la
tarios de que la reforma de esta ley, allá dictadura establecía que las sociedades li-
lejos y hace tiempo, no haya comenzado a cenciatarias debían estar compuestas por
tramitarse y haya llegado a buen puerto es personas físicas y no podían ser más de
Antonio Cafiero. Digo involuntario porque veinte. Ese inciso fue eliminado, con lo cual
su triunfo en el año 1987 desató un mar de aparecieron las sociedades de sociedades.
especulaciones en el oficialismo y la opo- Periodistas, trabajadores de los medios,
sición de entonces. Entre los años 85 y 87 artistas y otros se han quejado a lo largo
había una docena de proyectos de ley en de la década del 90 de no saber para quién
ambas cámaras, algunos de ellos denomi- trabajaban.
nados “proyectos Clarín”... El poder radical Históricamente, los medios de comuni-
de entonces comenzó a evaluar con miras cación en Argentina tenían un perfil muy
a las elecciones del 89 que la sanción de paternalista, en el sentido de una figura
una ley de radiodifusión casi los llevaría presente al estilo Romay, e incluso algunos
a que algunos de los medios que todavía de los medios eran empresas familiares.
quedaban en control del Estado se opu- Con la concentración inusitada de los me-
sieran, justo cuando iban a necesitarlos dios, la invasión cultural que denunciaban
para la pelea casi imposible de evitar que los llamados “estudios dependentistas” de
12 el siguiente presidente fuera peronista. Y fines de los 60 y principios de los 70 fue
el peronismo estaba saliendo de la primer angelical comparado con lo que nos tocó
derrota electoral reagrupándose, y casi vivir en los 90. Todavía hay gente que sigue
todos los legisladores de ese entonces op- hablando con esa mirada ingenua sobre
taron por llegar con las manos libres al 89, el papel de los medios de comunicación
ya que estaban seguros de que iban a ga- como cuarto poder, como una especie de
SEMINARIO

nar, y luego recién discutirían una política fiscal de los otros tres poderes.
sobre este tema. Hoy, con esta configuración de concentra-
Esa oportunidad se perdió. De hecho había ción oligopólica, los medios son poderes
un proyecto muy importante del Consejo económicos en sí mismos. Cuando un do-
para la Consolidación de la Democracia, mingo “el gran diario argentino” pone un
que era uno de los instrumentos que había titular agresivo respecto del gobierno de
pensado el gobierno de Alfonsín para con- turno, no está fiscalizando si hace o no
sensuar algunas políticas de Estado, y uno bien las cosas, lo está extorsionando para
de los que más había avanzado era un pro- abrir nuevos negocios. Lo que hay es una
yecto de ley de radiodifusión inspirado en los relación netamente extorsiva. Hoy el diario
mejores elementos del servicio público de Clarín -según ellos mismos dicen- vende
radiodifusión europeo, que casualmente en aproximadamente 800.000 ejemplares los
esa época comenzaba a ser penetrado por domingos, que es más o menos la misma
cifra de la década del 70, con lo cual no cre- sobre democracia. Es necesario limitar el
ció en ventas. Tengo la intuición de que el monopolio y abrir la participación masiva
diario no es negocio para el grupo, sino la de sectores hasta hoy excluidos del acceso
nave insignia que le abre oportunidades de a la comunicación. Esta ley tiene que deter-
negocios. Hoy el negocio pasa por otros la- minar claramente el carácter de bien social
dos, por el sistema de televisión por cable, de la comunicación y quitarlo del mercado
por ejemplo. de las transacciones, como lamentable-
En esta relación siempre polémica y ten- mente lo ha concretado la política que se
sionante de este medio con los gobiernos llevó adelante durante la década de 1990.
de turno, podría decirse que ellos tienen
una capacidad de influencia y daño inusi-
tada en la sociedad, y de difícil salida a no
Carlos Campolongo
ser que algo lo pueda destrabar. En la me- El tema de la comunicación social es de al-
dida en que los representantes del pueblo tísima complejidad. Tomar el problema de
tengan que dirimir ciertas cuestiones con la comunicación social en esta época es,
semejante poder económico, que por otra en definitiva, hablar y reflexionar acerca de
parte es el que les brinda la oportunidad cómo se instituye una sociedad, cómo se
de ser visibles a través de la nueva plaza generan los vínculos y qué valores y mode-
pública que son los medios audiovisuales los se ponen en juego, y ahí es donde veo
(porque no hay que morder la mano quien una ausencia conceptual o, también, una
te da de comer), estamos en un círculo vi- excesiva simplificación que se reitera en la
cioso que nos llevó estos 25 años. política en general y, a veces, en nuestro
¿Qué cambió en esta coyuntura? Movimiento en particular.
Seguramente sea materia de discusión. Proseguir de manera sistemática y rigurosa
Hay quienes sostienen que no es bueno las cuestiones que quedaron inconclusas
que esta nueva posibilidad que se abre de en el mensaje del 1º de mayo de 1974 es
plantear una ley democrática de radiodifu- absolutamente necesario para que el barco
sión sea desde el enojo o el enfrentamiento. tenga rumbo: la imprescindible necesidad
Me parece que habría que dejar para de esbozar un proyecto nacional con la
futuros historiadores el determinar exacta- proposición de un modelo argentino en lo
mente si fue el huevo o la gallina. político, económico, cultural, social e ideo-
Hoy lo vital es que esta ley de radiodifu- lógico, en el que cada sector tiene algo que
sión no resiste un minuto más. Si alguno aportar. Hace décadas que nuestra Nación
tenía dudas sobre lo que describía como no tiene un proyecto convocante, sostenido,
“capacidad de daño” o “poder de fuego”, y que fortalezca nuestra posición en el con-
basta repasar la cobertura de los medios cierto de naciones.
respecto del que algunos se encargaron Durante la democracia 27 proyectos de ley
de denominar como “la disputa entre el estaban en condiciones de ser tratados
campo y el gobierno”. En este conflicto la en el recinto y ninguno prosperó. Pero lo
actuación de los medios de comunicación importante no es el cómo, sino para qué:
ha superado los peores pronósticos, y la ¿Para qué queremos una nueva ley de 13
contribución que han hecho algunos me- radiodifusión?
dios concentrados a la desinformación es El esquema que sucedió al peronismo -más
insuperable. allá de las tensiones y contradicciones que
¿Qué debería tener una nueva ley de radio- como Movimiento popular tuvimos- se con-
difusión? Debería ser una ley que tienda a solidó, fortificó y expandió con gobiernos
SEMINARIO

democratizar el acceso a la información y dictatoriales y democráticos. Se hizo en el


la comunicación. Para eso hacen falta dos 55, cuando se profundizó el proceso que
elementos fundamentales: poner límites a habíamos iniciado nosotros, pero con otra
esta locura de oligopolios que se ha con- finalidad; en las instancias seudodemocrá-
formado durante los noventa y, por otro ticas fue más o menos lo mismo; y en el año
lado, que se sumen voces al sistema de 83, después de la dictadura del Proceso,
medios. Esto segundo parece más fácil que se produjo una suerte de insularización.
lo primero; de hecho, si sabemos usarla, la ¿Qué hicieron los militares? Por ejemplo,
tecnología va a favor de este propósito. los canales de televisión y las radios las
Esta ley puede llegar a ser un tercio de la repartieron por arma: la aeronáutica tenía
batalla democrática. Lo que se está dis- una, la marina tenía otra y el ejército tenía
cutiendo excede a la radiodifusión en los dos. Ese proceso se transfirió automática-
medios. Estamos discutiendo sobre poder, mente con el gobierno de Alfonsín, en una
etapa democrática pero con hegemonía co -y lo tiene, lo debe tener, y espero que lo
de los sectores internos de la Unión Cívica tenga- muy diferente al liberalismo moder-
Radical. Es, por cierto, una instancia por no. Su doctrina buscó el equilibrio, el justo
completo diferente a la anterior, pero la au- medio entre la persona y su dimensión so-
sencia de un proyecto general de medios cial, no el egoísmo individualista propio
de comunicación siguió sin debatirse en la del consumismo, que no es lo mismo que
Argentina. el consumo (el poder público no debe re-
Como concepto general: siempre hubo nunciar a orientar el consumo y caer en la
tensión entre las expresiones de ideas; so- mercantilización de todos los factores de la
bre todo de proyectos políticos y de ideas vida social, incluso de las noticias).
nuevas, más aún si son reformadoras de lo En este encuentro hemos visto funda-
social y el poder establecido. Me da la im- mentalmente la cuestión vinculada a los
presión que este campo de tensiones no se problemas de la prensa, de la información y
va a resolver porque es parte del mundo co- de las noticias en relación con los políticos.
tidiano. El tema es preguntarnos si tenemos No nos engañemos, mucho más importan-
una sociedad instituida que sabe procesar te que un noticiero son los patrones que
esos conflictos de manera democrática, o nos están dando la publicidad, los conteni-
termina habiendo procesos hegemoniza- dos de los programas, etcétera. Eso genera
dores o dominantes de ciertos grupos de un fenómeno, en el mediano plazo, mucho
poder, sobre todo en este tiempo de poder más importante que la noticia transmitida
económico financiero. por un locutor o un periodista.
Qué respuesta orgánica, organizada -eso Entonces, creo que el problema no es so-
en lo que Perón insistía tanto-, se le puede lamente con las noticias: es con los medios
dar desde la política a esta supremacía que de comunicación social que nos traen nue-
tiene el mercado actualmente. No tengo una vas expresiones problemáticas, pero no
posición antimercado, pero tampoco estoy problemas nuevos. Acuérdense que siem-
en la posición del neoliberalismo y su profe- pre hubo tensión entre las expresiones de
cía incumplida de que el mercado lo ordena las ideas -sobre todo si son reformadoras
todo. Si lo ordena, lo hace sin justicia social. de lo social- y los medios de expresión, o el
El mercado -que es necesario- no es sufi- poder que en ese momento simbolizaba la
ciente para construir una comunidad. expresión y se ha ido adaptando según las
Mi otra incógnita -y digo esto en mi con- circunstancias.
dición de abogado- es que no le otorgo a Para los peronistas no hay discusión sobre
las leyes un poder mágico ordenador, feti- esto: la propiedad siempre está en fun-
chista. Esto internándonos en el proyecto ción social. Por eso, en este punto no hay
de la llamada “ley de radiodifusión”, que se que entrar en demasiadas dudas sobre la
anuncia como de próximo tratamiento en el reforma a todo este nuevo sistema que, in-
Parlamento. El fetichismo de las leyes es sisto, hoy es central en la constitución de
un absurdo, primero se tienen que instituir las sociedades.
y consolidar o modificar las relaciones so- Los liberales -en el estilo más perverso
14 ciales, entre ellas las relaciones de poder, de la palabra liberal, expresada por algu-
para que se culmine con una ley. La ley no nos dueños de medios de comunicación
ordena, la realidad se termina imponiendo o sus abogados que actúan como voce-
sobre la ley. Y también tengo interrogan- ros- siempre repiten que la mejor ley de
tes sobre esta nueva ley mal llamada de radiodifusión es la no ley, situación que no
“radiodifusión”. existe en ningún país organizado del mun-
SEMINARIO

La otra cuestión es que hasta algunos do. Los digestos españoles de normativas
políticos viven lo que Tocqueville definió vinculados a esta temática son enormes
hace muchísimos años como “tiranía de y nadie se espanta; lo mismo sucede en
la opinión pública”: hay un renunciamiento Francia, que tiene una tradición más “esta-
del político a la responsabilidad de la de- tista” y que aún firmando el convenio de la
cisión. Así tenemos los que están mucho Unión Europea reservó sus derechos a la
más prestos a leer las encuestas y a hacer generación de su propia imagen. O sea, el
“seguidismo” de las mismas que a tomar equivalente de lo que fue el peronismo en
decisiones instituyentes en una sociedad. su primer y segundo gobiernos, que era la
Esa es la responsabilidad de un verdadero cuota de producción nacional, el derecho a
dirigente político, y a veces es hasta revolu- generar sus propias imágenes.
cionario decir que no. Durante la revolución militar de 1943, la
El peronismo tuvo un fundamento filosófi- prensa y las noticias en particular -sobre
todo el diario La Prensa y los otros diarios de noticias, genera agentes encubiertos.
impresos de aquel entonces- fueron muy La información se transforma en un mate-
opositores a la revolución militar. Y durante rial estratégico.
su primer y segundo gobiernos es cuan- Quisiera desechar otro fetichismo: el tec-
do Perón, captando el fenómeno primero nocrático, porque no es -como a veces se
de la radiofonía, genera una estructura de cree- que los nuevos medios y las nuevas
poder que tiene que ver -insisto- con una tecnologías generan en sí mismos una
concepción de un emergente que en aquel democratización. Eso es total y absoluta-
entonces eran las sociedades de masas, a mente falso. Aún hoy se pueden generar y
las cuales Perón nos enseñó que política- discriminar calidades de información que
mente había que darles un salto cualitativo circulan por sistemas o dispositivos dis-
de organización, tarea aún pendiente. tintos, y no todo el mundo accede a esa
Pienso que en los últimos años hemos información sensible de la misma manera.
sido regresivos, en vez de estar más cerca Este es un tema a debatir, aunque está cla-
de una comunidad organizada, que es un ro que no es tan sencillo que la tecnología
valor superlativo. En eso, por supuesto, la genere democratización; si el hombre no
centralidad que no existía en la época de conduce ese proceso, más bien diría que
Perón hoy la ocupan los medios de comu- ocurre todo lo contrario.
nicación social. El periodismo, entonces, nace como deba-
En el primer y segundo gobiernos peronis- te de ideas pero también como espionaje,
tas se generó un aparato de difusión de la y luego se extiende y continúa de un lado
revolución justicialista, en muchos casos y del otro del mundo. Hace pocos años leí
con la intervención directa del Estado, y en un excelente libro en el que se mostraba
otros con empresarios amigos del gobierno. de manera muy documentada la plata que
Habría que examinar esto con mayor de- los Estados Unidos, a través de sus orga-
talle: dónde estuvo la exageración, dónde nizaciones encubiertas o de las agencias
no. Esto luego dio lugar a la exacerbación de inteligencia, gastó como “presupuesto
de los polos opositores, la cristalización de en cultura”, sosteniendo durante la Guerra
posiciones, la aparición del gorilismo (en Fría a grandes directores musicales, nove-
realidad esa expresión aparece desde un listas famosos, etcétera.
programa de radio peronista), etcétera. Volviendo a la historia del peronismo, otro
Ese esquema absolutista, que fue com- punto es lo que significó el sistema de co-
parado muchas veces con el fascismo, se municación clandestino. Es decir, sin tener
relacionaba con circunstancias históricas los medios, qué circuitos de comunicación
muy particulares. La verdad es que el fas- generó durante la Resistencia.
cismo lo tuvo y también el nazismo, pero Quiero dar cuenta también de algunas
también lo tuvieron y lo tienen las llama- cuestiones que ocurrieron en el período
das democracias occidentales. Muchas de que va del 55 al 73. Yo empecé la actividad
las estrategias y técnicas, manufacturas periodística en el 70, y cuando se intervino
de consensos, que ha utilizado Estados el Canal 13, que había estado en manos
Unidos en materia de comunicación pro- de los cubanos, abrí algunos cajones para 15
vienen de los aprendizajes que hicieron de ver lo que habían dejado allí. Ellos eran una
Goebbels: la desinformación, las llamadas empresa organizada: primero, tenían una
“operaciones de acción psicológica” y una larga experiencia en televisión; y segundo,
serie de cuestiones vinculadas a las estra- eran la única empresa que ni López Rega
tegias militares que se emplearon en Irán, ni los militares fueron capaces de voltear.
SEMINARIO

Irak, la invasión de Panamá, Granada, et- En uno de los cajones había una carpeta
cétera. Muchas cosas nuevas bajo el sol no de la época de la presidencia de Lanusse,
hay, es cuestión de que hagamos un análi- que contenía una serie de instrucciones
sis político de ello. acerca de cómo se debía desacreditar a
Cómo se gobierna en una sociedad de Perón. Lamentablemente, unos días des-
masas es un tema sobre el que hay que pués del 24 de marzo del 76 me tuve que
reflexionar en clave de la organización y el desprender de esos papeles por obvias
proyecto nacional, que no lo podemos per- razones.
der de vista desde nuestra visión peronista. Perón había vuelto del exilio trayendo un
El periodismo moderno nació atado al es- proyecto de medios al estilo europeo: in-
pionaje. Esto ocurre en la República de tervención del Estado, industrias culturales
Bismarck, donde un general del Estado na- no sólo relacionadas con la televisión y la
ciente, a través de la cobertura de agencias radio, sino también con el cine, produc-
ción nacional, ballet, sinfónica, etcétera. hace Chile, lo hace Francia. En los países
Lamentablemente, él llega a insinuar ese en los que funciona, este organismo no está
proyecto en dos conversaciones que tiene atado a la coyuntura o al gobierno de turno,
con hombres vinculados a la actividad pe- y está compuesto por personas jerarquiza-
riodística, actores, locutores y demás, pero das y respetadas frente a la sociedad, que
no llega a plasmarlo porque muere ese mis- no pueden tener vínculos con productoras
mo año. Justamente este era un capítulo de ni años antes ni años después de integrar-
una batalla cultural en la que los peronis- lo. En el caso de Francia, este consejo está
tas tenemos todavía algunas asignaturas más atado al Estado, en el de Chile no. Y si
SEMINARIO

pendientes. bien ellos no hacen poder de policía sobre


Voy a citar una famosa frase que Perón le los contenidos, sí orientan a la sociedad,
dice a Juan Carlos Mareco, a Luis Brandoni y como es un órgano prestigioso todos se
y a otros en la casa de gobierno: “En 1955 cuidan de no aparecer mal calificados en lo
teníamos todos los medios a favor y fuimos que producen. Ese es un modo de control
derrocados; en 1973 tuvimos todos los me- social que no es para nada autoritario.
dios en contra y sin embargo ganamos”. Ley de comunicación social: acuerdo en
Coincido con la necesidad de una reforma a que hay que cambiar rápidamente el nom-
la denominada “ley de radiodifusión” y con- bre de la ley de radiodifusión. Es anacrónico
sidero que hay que instaurar un Consejo el concepto de la radiodifusión, y también
de la Audiovisual que opine sobre los hay que trabajar sobre las responsabilida-
contenidos. No tengo miedo a destacar la des profesionales -de todos los ámbitos y
necesidad de opinar sobre los contenidos, complejidades- que tienen los medios de
eso sucede en varios lugares del mundo, lo comunicación y los periodistas hoy.

“Un Estado débil es particularmente peligroso. El Estado latinoamericano


no ofrece a los ciudadanos ningún mar­co de orden para su comportamiento
en el ámbito público, sino que es más bien una fuente de desorden. No crea
las condiciones para que haya una certeza en cuanto al comportamiento y la
orien­tación, sino que más bien contribuye a desorientar y confundir a los
ciudadanos.
Esto se debe en parte a que pretende regular ámbitos sociales y modos de
comportamiento que ocupa ficticiamente y que no está en condiciones de
dominar y controlar efectivamente. La debili­dad de los órganos estatales para
imponer sus reivindicaciones invita a los grupos sociales que rivalizan con ellos
16 a ocupar dichos espacios y ámbitos, de manera que el ciudadano no sabe las
reglas de quién debe cumplir: las universalistas del Estado o las parti­cularistas
de los respectivos grupos sociales.
Por otra parte, el propio personal estatal, los funcionarios de la
Administración, los jueces y los policías son la causa de continuas irritaciones,
temores y sensaciones de inseguridad de los ciudada­nos, ya que no cumplen
con las leyes estatales. Lejos de constituir un oasis de fiabilidad y seguridad,
son focos de arbitrariedad y de desviación de las normas. El problema esencial
es que los privi­legios y las atribuciones especiales que se les concede a los
fun­cionarios en razón de su función suprapartidista son utilizados con fines
privados y se transforman en armas peligrosas dirigidas contra los ciudadanos,
que procuran defenderse del abuso de la autoridad (recordemos el ‘desacato’).
Un Estado que no está en condiciones de satisfacer las necesida­des básicas de
los ciudadanos respecto del mantenimiento del orden y de la seguridad, desde
el punto de vista de los afectados carece de legitimación elemental”.

Peter Waldmann: El Estado anómico. Madrid, Iberoamericana, 2006.


Ernesto Laclau
Debates y combates
Por un nuevo horizonte de la política
Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica, 2008, 140 páginas

Comentar la totalidad de este libro excede los campesinos (el ejemplo en este caso es la
largamente mis posibilidades. Se trata de una consigna con la que empezó la revolución rusa:
edición de cuatro artículos en los que Laclau “paz, pan y tierra”). La otra opción es cuando las
analiza críticamente la obra de Zizek, Badiou, demandas son muy heterogéneas, pero com-
Agamben, Hardt y Negri. Nueve de cada diez parten un rasgo negativo, y habilitan así una
lectores de este boletín agradecerán segura- común oposición al gobierno. En este segundo
mente que les ahorre los argumentos de uno caso, las demandas expresan su unidad a par-
y otros. Al restante le recomiendo que lo lea, tir de una representación simbólica, como fue
total es un librito corto. Sin embargo, quiero por ejemplo el caso de las asambleas barria-
destacar en él un aspecto: aquel en el cual les que se formaron en la caída del gobierno
aclara algunos postulados de la obra anterior de la Alianza.
del autor, La razón populista. Voy a traducir al- El ‘populismo’ es un hecho por el cual en cual-
gunos conceptos que usa Laclau a otras voces quier sistema político –democrático liberal,
de uso más frecuente entre nosotros, aun sa- autoritario, totalitario, etcétera– demandas
biendo que esto fácilmente supone deformar diferentes se unifican simbólicamente, permi-
algunos argumentos. Y para explicar éstos voy tiendo que se constituya un pueblo.
a poner ejemplos conocidos por los argentinos, Pero apartándome de la versión de Laclau en
aunque ignoro si Laclau los hubiera aplicado este libro, haría una salvedad: no toda iden-
de la misma manera. tidad política se forma a partir de demandas
Para Laclau, “la construcción del pueblo como contra el gobierno. Puede ocurrir que un go-
actor social colectivo requiere extender la no- bierno canalice demandas y hasta genere
ción de populismo a muchos movimientos y nuevos reclamos en torno a ciertos concep-
fenómenos que no han sido identificados con tos unificadores. Por ejemplo, el peronismo
esa denominación”. Es decir, el ‘populismo’ fundacional construyó identidades políticas a
no es para él una corriente con una ideología través de ciertos derechos asociados al traba-
determinada, sino una forma de construir en jo, muchos de los cuales no formaban parte del
política común a diversas ideologías. Incluso a imaginario de extensos grupos sociales.
algunas que renegarían del término, como es Hasta ni siquiera parece relevante que estas
el caso del estalinismo. demandas requieran necesariamente de una
Según este autor, emigrante argentino, “la dis- transformación social para poder ser satisfe-
persión de antagonismos y demandas sociales, chas: por más que se use la expresión ‘pueblo’,
que son rasgos definitorios de una era de ca- los reclamos pueden ser -por ejemplo- por una
pitalismo globalizado, requiere la construcción mayor represión gubernamental (como en el
política de toda identidad”, algo que sólo es caso Blumberg).
posible si se logra que demandas diferentes En nuestra reciente experiencia nacional, el
procedentes de grupos con intereses hetero- “campo” vendría a ser un excelente ejemplo
géneos terminen pareciéndose por resumirse de construcción de un pueblo: no tienen el
en palabras y símbolos abarcadores. Las pa- mismo interés los chacareros que trabajan 17
labras en política tienen un enorme potencial tierras propias de escasa fertilidad y los profe-
para construir consensos activos que englo- sionales liberales que simplemente se sienten
ben grupos sociales con intereses diferentes. humillados por el discurso K. Tal vez lo único
“Este es el motivo por el que toda identidad que tienen en común es su aversión contra el
política es necesariamente popular”, conclu- pago de impuestos y su resistencia a que los
ye Laclau. En su concepción, la identidad en recursos fiscales sean utilizados para financiar
política siempre se construye sobre la base de “planes sociales”. Pero en tanto el “campo” es
símbolos que unifican reclamos diversos. el símbolo ambiguo que permite unificar cierta
Veamos la manera en que se explica en esta oposición a la política gubernamental, las de-
RESEÑA

nueva obra el ‘populismo’: un grupo de de- mandas contra el gobierno nacional, por más
mandas diferentes entre sí, no respondidas diferentes que sean, se ven en buena medi-
satisfactoriamente por el gobierno, provo- da canalizadas por aquél. Insólitamente, el
ca una equivalencia entre ellas que puede “campo” ha sabido hacer “pueblo”. Uso estas
“expresarse a través de alguna unidad simbó- últimas comillas para que se entienda que uso
lica”. Esto puede ocurrir de dos maneras. La el término en el sentido de Laclau, no en el que
primera es cuando un régimen político niega tradicionalmente usa el peronismo.
directamente algo que puede ser resumido en Generalmente, cada unidad simbólica, cada
un concepto positivamente determinado: pue- identidad, se ven completadas por una simi-
de ser por ejemplo la demanda de tierras para lar unidad negativa en el polo opuesto: pese a
que el gobierno invoca la idea de “distribución de símbolos que generan una unificación de
del ingreso” como símbolo opuesto al “campo”, demandas diferentes. Es cierto que esto for-
aquél sufre del defecto insalvable de que sólo ma parte de la mejor tradición peronista, pero
parece reflejar las demandas de los sectores lamentablemente, señores, también integra
más pobres entre los pobres, los beneficiarios otras tradiciones políticas que los peronistas
de programas de Desarrollo Social. No impor- no dudaríamos en calificar de antipopulares.
ta si esto es o no cierto, de hecho no lo es. Pero La concepción de Laclau se opone ciertamente
se trata de símbolos. No ha podido el gobierno a algunas corrientes liberales y conservado-
encontrar el emblema que logre una equivalen- ras, en tanto busca desmentir la idea de que
cia entre las demandas de los sectores pobres la ambigüedad es necesariamente una expre-
(que no sólo demandan “planes sociales”, sino sión de irracionalidad en política. Por ejemplo,
muchas otras cosas, como el mismo gobierno para cierto liberalismo, el ciudadano no tiene
sostiene) y las de sectores medios. Por más por qué explicar racionalmente sus intereses
que el gobierno nacional llegue a demostrar privados (al fin y al cabo, “cada uno hace de
que las retenciones benefician a todos, su su culo un pito”), pero el debate público debe
principal debilidad en este caso consiste en no organizarse de manera tal que construya una
haber construido un símbolo que permita ha- racionalidad superior a partir de la compensa-
cer pueblo a partir de sus consignas. Por eso, ción de las demandas particulares. Es decir,
lo opuesto a el “campo”, simbólicamente, son el régimen político ideal es aquel que permite
los sindicalistas y los piqueteros. una articulación -prodigiosamente- racional
Volvamos a Laclau. Para él, lo determinante no de los reclamos de los ciudadanos. No impor-
es que el montaje ‘populista’ refleje una identi- ta que éstos sean irracionales, basta con que
dad ‘popular’ preexistente, sino más bien lo que sus demandas se expresen políticamente en
suele ocurrir es que se construye una nueva forma racional. El “populismo” en este esque-
identidad, aunque tenga algunos elementos ma teórico vendría a ser la manipulación de
ya usados. Por ejemplo, Juan Perón elaboró los sentimientos irracionales del pueblo. Malo,
una versión exitosa del ‘pueblo’ argentino re- muy malo. Aunque haya una larga tradición de
montándose sobre nuevas demandas, pero pensadores liberales clásicos que alaben, por
también sobre valores y reclamos largamente ejemplo, el uso de la religión como elemento
expresados por los obreros argentinos. dosificador de las bajas pasiones. Lo que La-
Por eso resulta categórica la aclaración de La- clau intenta demostrar es que todos, aun los
clau: en política, la identidad a ser representa- liberales o los conservadores, utilizan métodos
da no está completamente formada antes de ‘populistas’ para definir su identidad política.
que aparezca el representante. Es éste el que Por el otro extremo ideológico, hay pensado-
con su propio accionar le va dando forma y res como Zizek que razonan como si el sujeto
contenido. Así, la elaboración de un nuevo sím- de la revolución naciera a la vida ya pleno de
bolo que facilite la unificación de demandas he- conciencia emancipatoria, sin ningún tipo
terogéneas permite el surgimiento de nuevos de proceso de construcción histórica de su
agentes, de nuevos ‘pueblos’. Esto es, según identidad. Por eso Laclau le recrimina que en
él, “la definición misma de lo que es la política”. realidad está “esperando a los marcianos”,
Me causa por tanto una profunda cons- pues ignora que los actores políticos sólo
ternación que hayan surgido artículos en pueden constituirse a partir de demandas con-
publicaciones peronistas celebrando la obra cretas en momentos históricos determinados.
18 de Laclau. No entendieron nada. Algunos pen- Según Laclau, en sus escritos más recientes,
saron que refrendaba desde cierta izquierda Zizek se corrige levemente y “desarrolla una
teórica la visión unívoca del pueblo. Es decir, nueva estrategia de determinación de los
que él acompañaba la idea de que el pueblo es agentes revolucionarios consistente en elegir
algo único y que por lo tanto su representación algunos agentes sociales reales, pero a los
tiene que ser única. Supuestamente se trataría que atribuye, en cambio, tantos rasgos ima-
de un palo para el liberalismo. Qué absurdo. Lo ginarios, que pasan a ser marcianos en todo
único que se puede decir a favor de estos en- excepto en el nombre”. No es una operación
tusiastas es que la obra de Laclau es compleja que nos resulte extraña.
y que a veces su prosa resulta ambigua. Pero Precisamente, valoro particularmente de esta
no queda claro que esto sea un atenuante. obra de Ernesto Laclau su forma de demostrar
RESEÑA

A otros, simplemente, cansados de ser agredi- que la construcción de una identidad política
dos con la palabrita, les causó buena impresión no puede dejar de ser una operación política.
que alguien legitimara al ‘populismo’, por más Dicho en otros términos: lo que construye un
que en realidad se refiriera a otra cosa. No es- pueblo no es la ilusión de que ya está unido y
tamos para sutilezas. esperando a ser representado, sino la acción
Para Laclau, lo propio de la política no es la política capaz de imaginar aquello que puede
precisión conceptual del técnico o el científi- volver a generar cohesiones en cada momen-
co, sino la construcción de nuevos ‘pueblos’ to de la historia.
(‘populismo’, como acción o efecto) a partir Alberto Roig
19
SUMARIO

Ciudadano ilustre
Antonio Cafiero
Acerca de Ernesto Sábato
Mariano Fontela
El peronismo y los medios de comunicación
Carlos Caramello
Gustavo Marangoni
Gustavo Bulla
Carlos Campolongo
Debates y combates
Alberto Roig

20 Fernando Duarte, Mariano Fontela y Silvio Maresca


Coordinación

Este Boletín es una publicación del Instituto de Altos Estudios Juan Perón, creado por
disposición del Congreso Nacional del Partido Justicialista, en marzo de 2004, como una
asociación civil sin fines de lucro que actúa como su órgano de capacitación y formación.
El Instituto es un ámbito dedicado a la investigación científica y doctrinaria y a la produc-
ción, sistematización y difusión de estudios, investigaciones y documentos destinados
a profundizar y perfeccionar el sistema democrático, abordar los problemas nacionales,
afianzar la justicia y la equidad social y proyectar a la Argentina en el mundo.
Para asociarse a él no es necesario ser afiliado al Justicialismo. Sólo se requiere poseer
título universitario o terciario, estudios avanzados en carreras de grado o poseer una
reconocida trayectoria en el desarrollo de tareas de índole político, social o cultural.
Antonio Cafiero
Presidente
Para informes e inscripciones: iaejuanperon@argentina.com
Reconquista 46 - Piso 9 (C1003ABB) Buenos Aires Teléfono/Fax: (011) 4348-9601
Sitio WEB: www.institutojuanperon.org.ar