UNIVERSIDADES Y TICs EN ARGENTINA

LAS UNIVERSIDADES ARGENTINAS EN LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO

Dra. Susana Finquelievich Dr. Alejandro Prince

Trabajo de investigación realizado con la colaboración de:

Telefónica de Argentina

Diciembre de 2005

1

INDICE Agradecimientos........................................................................................... 4 1. INTRODUCCIÓN ........................................................................................ 5 1.1 Definiendo y caracterizando -provisoriamente- a la e-universidad.... 5 1.2 “Momento” de las universidades locales en la Sociedad del Conocimiento................................................................................................ 6 1.3 Descripción de la investigación ........................................................... 7 1.4 Investigación científica y tecnológica................................................. 10 1.5 Las Universidades y las redes virtuales ............................................. 10 1.6 La relación entre las universidades y el sector productivo .............. 12 1.7 Las Universidades argentinas y las TIC ............................................. 13 2. METODOLOGÍA....................................................................................... 13 2.1 La construcción de los indicadores adecuados ................................ 17 2.2 Los criterios empleados....................................................................... 18 2.3 Medición del uso de TIC en las Universidades .................................. 19 3. LAS UNIVERSIDADES EN LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN Y EL CONOCIMIENTO: ........................................................................................ 21 3.1 La e-Universidad y la Universidad de la Sociedad de la Información y el Conocimiento.............................................................................................. 21 3.2 Las carreras de la Sociedad de la Información .................................. 27 3.3 Estrategia y planificación para la integración a la SIC ...................... 29 3.4 De las universidades “tradicionales” al campus virtual ................... 31 3.5 Los nuevos roles de los docentes ...................................................... 33 3.6 Los nuevos roles de los investigadores............................................. 37 3.7 Los nuevos roles de los estudiantes .................................................. 39 3.8 Intercambio y movilidad académica.................................................... 41 3.9 Universidades y empresas................................................................... 44 4. UNIVERSIDADES CONECTADAS, EMERGENTES Y RESISTENTES .. 47 4.1 Los establecimientos de educación superior en Argentina ............. 47 4.2 TIC en la administración universitaria ................................................ 49 4.2.1 Políticas y estrategias con respecto a las TIC ................................ 49 4.2.2 El "Sistema de Información Universitaria - SIU" y las estrategias de uso de TIC en la gestión universitaria ...................................................... 50 4.2.3 Proyectos informáticos recientes de relevancia en el área de administración ............................................................................................ 53 4.2.4 Equipamiento informático de las universidades ............................ 55 4.2.5 Softwares utilizados .......................................................................... 57 4.2.6 Participación del personal administrativo en decisiones relacionadas con adquisición de hardware y software.................................................. 58 4.2.7 Puestos de trabajo informatizados .................................................. 59 4.2.8 Cursos de capacitación TI provistos al personal administrativo .. 59 4.2.9 Habilidades en TI requeridas a los nuevos empleados.................. 60 4.2.10 Soporte técnico e Intranet administrativa ..................................... 60 4.2.11 Sitios web de las universidades ..................................................... 61 4.2.12 Soporte informático destinado a estudiantes ............................... 61 4.2.13 Comunicación con los estudiantes e información sobre los mismos ...................................................................................................................... 63

2

4.2.14 Acceso a información: Publicaciones electrónicas y centros de documentación ........................................................................................... 63 4.2.15 Innovaciones a implementar........................................................... 64 4.3 Las carreras de la Sociedad del Conocimiento ................................. 66 4.3.1 Grados y postgrados especializados en TICs e integración a redes67 4.4 Docencia y tecnologías ........................................................................ 70 4.4.1 Gestión de profesores y cursos ....................................................... 70 4.4.2 Innovaciones en implementación de gestión de profesores ......... 70 4.4.3 Formación de los docentes en TIC................................................... 71 4.4.4 Existencia de cursos virtuales ......................................................... 72 4.4.5 Formación de los docentes en E-learning....................................... 73 4.4.6 Existencia y características de campus virtuales........................... 74 4.4.7 Estudiantes virtuales y presenciales ............................................... 75 4.4.8 Percepción de oportunidades y ventajas de la docencia virtual ... 76 4.4.9 Utilización de plataformas virtuales................................................. 77 4.4.10 Uso de TIC en la docencia presencial............................................ 78 4.4.11 Equipamiento informático para la enseñanza presencial ............ 78 4.4.12 Formación docente en el uso de TIC en clase .............................. 78 4.4.13 Soporte técnico para materias presenciales ................................. 79 4.5 El uso de TIC en la investigación ....................................................... 80 4.5.1 Estrategias para el uso de TICs en la investigación....................... 80 4.5.2 Uso efectivo de las TICs en investigación....................................... 80 4.5.3 Integración de investigaciones en dictado de materias................. 80 4.5.4 Desarrollo de investigaciones sobre TIC......................................... 81 4.5.5 Formación en TIC para investigadores............................................ 81 4.5.6 Equipamiento informático para investigación ................................ 82 4.5.7 Financiación de investigaciones y actuación en redes científicas de base electrónica.......................................................................................... 83 4.6 TIC y extensión universitaria ............................................................... 84 4.6.1 Actividades de extensión con la comunidad, empresas y otras organizaciones............................................................................................ 84 4.6.2 Actividades de extensión TIC de la institución ............................... 86 4.6.3 Integración en proyectos de cooperación científica ...................... 88 4.6.4 Integración en redes científicas sustentadas por TIC .................... 88 4.6.5 Venta de servicio de TIC ................................................................... 89 4.7 Integración entre universidades y polos tecnológicos ..................... 91 4.8 Clasificación de las universidades: adelantadas, emergentes y remisas ...................................................................................................................... 94 4.8.1 Adelantadas ....................................................................................... 94 4.8.2 Emergentes ........................................................................................ 96 4.8.3 Remisas .............................................................................................. 97 5. CONCLUSIONES GENERALES.............................................................. 99 5.1 Propuestas .......................................................................................... 104 6. BIBLIOGRAFIA...................................................................................... 107 Anexos....................................................................................................... 111

3

Agradecimientos

Este libro ha sido posible gracias a la confianza depositada en nosotros por la Fundación Telefónica y en particular por su director, el Ing. Luis Di Benedetto. Agradecemos fundamentalmente a las universidades y centros de educación superior que han compartido generosamente con nosotros su información, así como a expertos en la materia que nos han aportado conocimientos valiosos: Roxana Bassi, Luján Gurmendi, Alejandro Piscitelli, Silvia Lago Martínez y Laura Serra. Destacamos la colaboración de la Lic. Mariana Faillá en la realización de la investigación, la de Paola Agatiello en la organización y la de Daniel Finquelievich en las búsquedas documentales.

Nota: Debido a acuerdos realizados con las universidades que nos han facilitado información, cuando se mencionan ejemplos de usos de TIC, sólo se señalan a las instituciones de educación superior más destacadas en cada área de incorporación de tecnologías.

4

1. INTRODUCCIÓN

1.1 Definiendo y caracterizando -provisoriamente- a la e-universidad Antes de introducirnos en la descripción de nuestro trabajo de investigación, es conveniente que tratemos, juntos, de enmarcar esta relación entre Tecnología de la Información y Universidades. Para comenzar, definamos el ideal de una euniversidad o de una universidad que cumpla o se aliñe con los paradigmas de la Sociedad de la Información y el Conocimiento (SIC). Por e-universidad entendemos a la aplicación intensiva, extensiva y estratégica de las nuevas tecnologías de la información, las telecomunicaciones e Internet (TICs) a todas las actividades de una universidad. Esto no se refiere sólo a la actividad organizativa y administrativa, la universidad en relación con sus alumnos, empleados, docentes y otros proveedores y públicos; sino también al uso de las TICs tanto como herramienta y soporte para la transmisión de contenidos educativos (e-learning y otras modalidades), así como auxiliar de la enseñanza tradicional o presencial. Pero además incluimos a las actividades que la universidad pudiera realizar, sola o asociada, con otras casas de estudio, gobiernos, ONGs, que tuvieran como fin o medio principal, el uso de las herramientas TICs, y/o el desarrollo de las mismas. Por último, y no por ello menos importante, incluimos a la enseñanza de carreras afines o propias de la tecnología de la información y telecomunicaciones. Por extensivo, nos referimos a la cobertura o alcance de áreas, departamentos, o funciones en las cuales son utilizadas las TICs. Por intensivo en cambio, nos dirigimos en cada una de estas áreas o actividades, a cuán profundo es el uso de las TICs. Por estratégico, finalmente, entendemos el nivel alcanzado de reinvención, reingeniería o mejora de procesos, al que se arriba mediante el uso extensivo e intensivo de las TICs, curvas de aprendizaje y de experiencia mediante. En cuanto a alineación con los paradigmas de la SIC, nos referimos al movimiento de convergencia de cada cosa, de cada organización, de cada parte de la sociedad, con las características que describen y guían los cambios en este pasaje de la era industrial a era digital. Los principales rasgos que caracterizan la hipermodernidad son, no sólo que la nueva era es planetaria o global, que no sólo se genera y se comparte cada vez más información, sino que con las herramientas TIC se facilita al mismo tiempo, la creación y transmisión de conocimiento. Una tercera característica descriptora es la desmaterialización, la digitalización, el peso creciente (paradojalmente) de lo intangible. El cuarto descriptor es, sin duda, el hecho de que en esta nueva sociedad y de modo creciente, todas las personas y todas las cosas van a estar conectadas en red. Seremos “en red”. Un quinto elemento, lo es el hecho de que todo tenderá a estar en tiempo real, el movimiento, la aceleración y la instantaneidad reinarán. Otros paradigmas derivados de estos cinco principales son que en la nueva sociedad la información, el conocimiento, los productos, los contenidos, la cultura, todo, tenderá a ser co-construido, confundiéndose los límites entre creador, productor y usuario o consumidor. Este

5

corrimiento de límites (blur), hará que lo público y lo privado, el ocio y el negocio y otros conceptos y fronteras que el mundo físico acostumbraba dividir, hoy en un mundo donde el espacio, el tiempo y la masa tienden a desaparecer, dejan de tener sentido. La ubicuidad no sólo de lo virtual, se enmarca en este proceso. En la Sociedad del Conocimiento los contenidos serán progresivamente multimediales e hipertextuales. La convergencia de la informática, las telecomunicaciones y los contenidos realimentarán el cambio de modo impredecible, como ya lo expresaba la fórmula explosiva de Toffler, hace dos décadas. En este mundo netamente experiencial, todos será móvil, pero todo será trazable. El uso y el acceso serán más relevantes que la propiedad. En cuanto a las organizaciones, y debido a lo anunciado anteriormente, la flexibilidad, la molecularidad, la horizontalidad serán la regla, produciendo relaciones de poder más ascendentes e hiperárquicas. La organización será autoorganización, de modo evolutivo, como bien lo explican los modelos de la emergencia y la teoría del caos. De algún modo, cuando decimos “alinear a las universidades con la Sociedad del Conocimiento”, se trata de que las universidades “encarnen” estos paradigmas. Es más, por su rol, creemos que las universidades deberían ser asimismo, unidades de “retransmisión y potenciación” de esos valores. Tal como en una red de antenas. 1.2 “Momento” de las universidades locales en la Sociedad del Conocimiento Es importante plantearnos en qué momento o etapa del desarrollo evolutivo de las universidades nos encontramos, en cuanto a su adaptación o creciente asimilación de las nuevas tecnologías. Los principales trabajos sobre Gobierno Digital suelen hablar de tres y hasta de cuatro etapas en el ciclo de implementación de las TICs a las organizaciones del Estado. El modelo de tres etapas muestra un ciclo de vida que comienza con la etapa de Experimentación, continuando con la de Integración y finalizando con la tercera etapa y final, llamada Reinvención. En la primera etapa, surgen casi de modo espontáneo esfuerzos aislados, no coordinados del tipo voluntarista. Se trata de aplicaciones simples, difusoras o promotoras de la tecnología, algunas veces útiles pero generalmente limitadas a información plana, es decir, sin transacciones. En algunos casos, es en esta etapa donde se inicia la digitalización de algunas aplicaciones críticas o prioritarias, por ejemplo, la recaudación. Es una fase caracterizada por fallas y retrocesos, pero por sobre todas las cosas, por lo que Prince llama el “factor heroico”1, es decir, el peso de los también llamados “campeones”. Se trata de funcionarios o directivos de rango medio o alto, que tienen una actitud pionera y preactiva para el desarrollo de las aplicaciones con soporte en las nuevas TICs. El concepto es asimilable al de “entrepreneur”. Es claro que el peso o poder y la duración de los mandatos de estos campeones, marca el éxito o alcance de los desarrollos iniciados por ellos. Este estadio inicial, es claramente no institucional ni estructural, sino, insistimos, casi personal.
1

Prince, Alejandro. Ponencia en el I Foro de Manejo de Datos Públicos y Privados: Trazabilidad y Biometría, Buenos Aires, Noviembre de 2005.

6

En la segunda etapa, y como su nombre bien lo indica, los esfuerzos aislados y sobrevivientes de la fase anterior, comienzan a integrarse a otras áreas, horizontal o verticalmente, y dentro de la misma organización. Comienza una paulatina centralización, coordinación, estandarización e institucionalización. Se redactan algunas políticas, planes y programas al respecto. Se designan responsables específicos. En cuanto a las aplicaciones, comienza la bidireccionalidad y la transaccionalidad. La fase de la reinvención, tercera y última, es recién la del cumplimiento de las promesas que las TICs nos hacen. En esta etapa se integran y cruzan bases de datos y registros, se realiza lo que la industria denomina Business Intelligence y por sobre todas las cosas, se redefinen los “qué” de la organización y la efectividad, ya no solamente los “cómo” y la eficiencia. Es la suma, o mejor dicho el resultado de múltiples reingenierías de base tecnológica, es el emergente no sólo de la interrelación de la tecnología y el capital humano, sino la gestión integral del conocimiento. Aplicando de modo análogo el modelo descrito, se puede asumir apriorísticamente que el conjunto de las universidades argentinas, sin distinción de tipo de gestión y financiación privada o pública, se encuentra atravesando lentamente la primera etapa, con algunas pocas excepciones que se sitúan en la segunda etapa y con alguna aplicación aislada en alguna casa de altos estudios que la hace entrar en la tercera fase. 1.3 Descripción de la investigación El estudio tiene como objetivo identificar las maneras en que las Universidades argentinas utilizan las tecnologías de información y comunicación (TICs) en la enseñanza, la investigación académica, las actividades administrativas y las actividades de extensión (incluyendo en este ítem las redes con otras universidades) y sistematizar dicha información, a fin de construir un estado de la situación y proponer estrategias que permitan que el sector académico pueda explotar sus fortalezas, disminuir sus debilidades, y superar los obstáculos que impiden explotar completamente el potencial de las TIC en educación superior, ciencia y tecnología. El desarrollo de capacidades para gestionar los conocimientos tradicionales y para generar nuevos conocimientos y nuevos profesionales que respondan a las necesidades de la Sociedad de la Información y el Conocimiento (SIC) es una necesidad apremiante en este momento histórico del país y del mundo. En esta sociedad, el conocimiento y sus aplicaciones productivas, la ciencia, la tecnología y la innovación, son en forma creciente el motor principal del desarrollo económico y social. Por lo tanto, es aún más relevante que nunca el rol de las universidades. El 5 de febrero del 2003, la Comisión Europea difundió un texto sobre “The role of the Universities in the Europe of Knowledge”, según el cual, la economía y la Sociedad del Conocimiento derivan de cuatro elementos independientes, a saber: • La producción del conocimiento, fundamentalmente a través de la investigación 7

• • •

La transmisión del conocimiento mediante la educación y la formación La difusión del conocimiento, a través de las tecnologías de información y comunicación (TIC) El uso de las TIC en la innovación tecnológica (Bricall, 2004)

En este contexto de mayores facilidades tecnológicas, pero también de mayores exigencias en cuanto a la calidad de la enseñanza, la investigación y las actividades con otros actores sociales, es necesario diagnosticar la situación actual de las universidades argentinas, no sólo en cuanto al uso que hacen de las tecnologías de información y comunicación (TIC) en sus diversas actividades, sino también y sobre todo en cuanto a las actitudes y estrategias que desarrollan alrededor de la utilización de estas tecnologías para integrar a su comunidad (estudiantes, docentes, no docentes, comunidad de influencia) en la Sociedad del Conocimiento. El casi ilimitado incremento en el acceso a la información y a la comunicación que posibilitan Internet, las nuevas formas de interactividad, el hipertexto, y los usos de las computadoras y los dispositivos multimedia como recursos didácticos, sumados a los medios ya existentes, poseen el potencial de revolucionar la educación, acentuando más los procesos de aprendizaje e investigación en busca de información a reprocesar, que la enseñanza que sigue el modelo tradicional de acopio de información. En la educación actual es más importante aprender a aprender que memorizar contenidos específicos, la búsqueda y el uso de la información para resolver problemas que la transmisión de datos, los métodos activos y personalizados que los pasivos y estandarizados. Todo ello está transformando (o debería transformar) la concepción y la realidad de lo que significa ser docente universitario: de transmisor de conocimientos a facilitador del proceso de aprendizaje, a la vez profesor y tutor de alumnos presenciales y a distancia, él/ella mismo sumergido en un continuo proceso de aprendizaje (Mayorga, 1999). Las TIC posibilitan el desarrollo de sistemas de aprendizaje paralelos al sistema educativo formal actual; sistemas que pueden llegar a números de estudiantes no imaginables hasta hace pocos años; que poseen la capacidad de borrar los obstáculos geográficos; sistemas que poseen una gran adaptación a las demandas de los estudiantes y de la sociedad, con capacidad para intercambiar cursos entre Universidades nacionales y entre Universidades del mundo, sin fronteras que frenen su avance; sistemas capaces de diseñar carreras a la carta, según las necesidades y capacidades individuales de los estudiantes; sistemas provistos de mayor flexibilidad institucional y académica. Sobre todo, se trata de sistemas que poseen el potencial de transmitir saberes tradicionales por medios innovadores, así como de construir y difundir nuevos saberes, propios de la SIC. Pero no sólo está cambiando la docencia: también se transforman la administración universitaria, la investigación y las actividades de extensión.

APLICACION DE TICs EN EL ÁMBITO UNIVERSITARIO 8

ADMI NISTRA CIÓN

INVESTI GACIÓN Y

DOCEN CIA

DESAR

EXTEN SION

No sólo las tecnologías y la manifestación de alternativas innovadoras de educación ejercen una considerable presión transformadora sobre el sistema universitario: también lo hacen las necesidades de expansión. La mayoría de las universidades argentinas, sobre todo las tradicionales, localizadas en las ciudades más importantes del país (Buenos Aires, Rosario, La Plata, Córdoba) enfrentan un crecimiento constante de la población estudiantil, una demanda creciente por sus servicios, y simultáneamente, graves dificultades para satisfacer estas necesidades con sus medios físicos y financieros tradicionales. Para estas instituciones sobrepasadas en sus capacidades de aulas, medios de docencia y medios administrativos, la enseñanza virtual se hace valiosa para llegar a un mayor número de estudiantes, abrir nuevos universos de inclusión de alumnos que por razones de tiempo o distancia no podrían asistir a clases tradicionales, y en general, para formar a mayor número de estudiantes con mejor calidad de enseñanza a través del uso de las TIC Es necesario recordar que las TIC son herramientas y medios, que por sí mismos no pueden transformar la educación sin estrategias y políticas definidas. Existen algunas reservas sobre este tema, relativas a la relación costo/eficacia y a posibles 9

efectos sobre la equidad educativa del empleo de los medios, que deberían observarse y estudiarse. Fundamentalmente, es necesario experimentar, evaluar los resultados, efectuar desarrollos experimentales y e incorporar las mejores prácticas.

1.4 Investigación científica y tecnológica El desarrollo científico y tecnológico es un proceso de veloz generación y acumulación de conocimiento (investigación básica) y de creación y difusión de sus aplicaciones productivas (investigación aplicada). Para esto es imprescindible la una actividad sistemática de alto nivel de las prácticas de investigación y desarrollo experimental, al que se añade las actividades de innovación (I+D+i). La I+D+i no sólo produce nuevos conocimientos y técnicas, además de productos y servicios innovadores, sino que también favorece la formación de profesionales creativos. Los estudiantes universitarios actuales deben trabajar en un contexto caracterizado por la rápida evolución, no sólo de las tecnologías, sino de todas las disciplinas, así como por la creciente interdependencia de las mismas y la necesidad de enfrentar y resolver problemas nuevos que muy posiblemente no han podido preverse en el curso de su formación inicial (Mayorga, 1999). La educación universitaria establece la calidad de los profesionales y científicos, quienes son el recurso más importante de la I+D+i y las actividades productivas de alto valor agregado. No sólo la educación superior origina gran parte del conocimiento básico, sino que también recolecta masas críticas interdisciplinarias de recursos que concierne a la masa crítica de la producción intelectual e incide sobre el desempeño de los otros niveles de la enseñanza. Todo esto tiene una especial importancia para Argentina, donde las universidades desarrollan una alta proporción de toda la capacidad de I+D+i.

1.5 Las Universidades y las redes virtuales Como lo expresáramos en varias oportunidades2, la Sociedad del Conocimiento tal vez no deba ser vista sólo como una “sociedad digital”, sino además, y probablemente más importante, como una “sociedad en red”. Gran parte de los
2

Prince, Alejandro. Ser en Red. La novedosa experiencia de RODAR, Red de Organizaciones de la Sociedad Civil Digitales de Argentina en RIADEL, Mayo de 2005 (http://www.riadel.org/publicacionesdetalle.asp?PID=534)

10

paradigmas, tendencias y líneas evolutivas de la SC, corren por los canales emergentes de este estar o más bien “ser” en red. La interactividad, la coconstrucción, la horizontalidad y otros paradigmas, no sólo se explican o posibilitan por lo digital, por el soporte o medio tecnológico, sino también por la particular topología de red. Por esta forma específica de organizarse. Pensamos que otra forma de reflexionar sobre la e-universidad o sobre el pasaje de las universidades a la SC es no sólo la incorporación de herramientas TIC y sus aplicaciones derivadas, sino el hecho de promover sistemas organizativos más abiertos, más flexibles, más emergentes y con múltiples vínculos entre sus distintas unidades académicas, y administrativas y asimismo, entre estas y la Universidad en su conjunto con otras casas de estudio, o con sus departamentos o áreas. Pero también, pensamos en la universidad “en red” con sus públicos, alumnos, docentes, comunidad, empleados, gobiernos y ONGs. Recordando que una definición sencilla de Sociedad del Conocimiento (SC) expresa que se trata de “…un estadio del desarrollo social caracterizado por la creciente capacidad de sus miembros (personas físicas y jurídicas, privadas y públicas) de obtener y compartir cualquier información en tiempo real, desde cualquier lugar y en el formato preferido…”. Esta “capacidad” a la que hace mención esta definición, está claramente basada en las nuevas herramientas e infraestructura de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC). Pero es claro que aunque esto sea la condición necesaria, el posibilitador de este “obtener y compartir”, las personas u organizaciones deben asimismo tener la voluntad, predisposición, “afecto” (confianza e interés), así como mecanismos y modelos organizativos para efectivizar esta “capacidad” ampliada de “obtener y compartir”. Existían las redes antes de Internet, la web y otros logros de las TIC. Lo que cambia es el alcance, la velocidad, la complejidad y la profundidad de las interacciones de las nuevas redes. Lo que no cambia es que hace falta no sólo herramientas, sino la voluntas. Y esta voluntad nace, si bien en parte de la misma posibilidad de hacerlo dada por las misma TIC, por el interés, la necesitad y la creencia de que no sólo es mejor compartir información y trabajar juntos, sino más bien, la única manera efectiva en el nuevo tiempo. El efecto de la red es mucho más que el viejo y gestáltico “juntos somos más”. Como lo enuncia la Ley de la Fractura, el cambio tecnológico va muy por delante de la adaptación social y más detrás aún vienen los cambios organizacionales y políticos. Pero la SIC la hacen no sólo las herramientas nuevas, sino la reinvención integral de procesos formas y modelos de pensar, decidir y de actuar. Si lo hacemos de modo meramente adaptativo y reactivo o somos preactivos puede ser la diferencia entre el éxito o el fracaso, ya que los principales autores tildan de “experiencial” a los productos y servicios TIC y a sus consecuencias. Si es así, solo haciendo se aprende y se valora3. Análogamente, en La Galaxia Internet, Manuel Castells expresó que el modelo de empresa en red permite la escalabilidad, la interactividad, la flexibilidad, la gestión, y la producción… en un mundo organizado “en red”.

3

Ibídem anterior

11

1.6 La relación entre las universidades y el sector productivo La cooperación entre Universidades y empresas está creciendo en el mundo. En la medida en que la producción de bienes y servicios de las empresas necesita conocimientos y destrezas generados por las universidades, la cooperación entre ambos tipos de entidades resulta en un mayor nivel de satisfacción de necesidades de la sociedad y de sus miembros. Actualmente la revolución tecnológica basada en la ciencia produce nuevas ventajas comparativas, desbarata las tradicionales y ejerce impactos sobre la competitividad de todas las ramas productivas. Lo innovador es que la aptitud para competir ya no depende tanto de los factores predominantes en la Sociedad Industrial, como la existencia cercana de recursos naturales o de mano de obra barata, sino de las fortalezas científicas y técnicas. Por lo demás, como plantea Mayorga (1999), casi todos los países de América Latina y el Caribe han adoptado modelos de apertura económica que demandan una inserción efectiva de sus economías en mercados crecientemente globales y competitivos. En consecuencia, tanto las exportaciones como las ventas de muchas empresas en los mercados nacionales pueden verse beneficiadas por la articulación entre universidades y empresas. En esta cooperación, las empresas utilizan el conocimiento producido por las casas de altos estudios, y éstas a su vez se ven beneficiadas por la inversión financiera de las empresas y por la fabricación y colocación de productos en el mercado. La articulación entre universidades y empresas, aún no completamente aceptada por algunas casas de altos estudios y por cierto número de empresas, ha avanzado, ya sea por iniciativas de organizaciones de CyT, como la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. Para las empresas, esta asociación presenta las ventajas de incrementar su productividad y competitividad y capacidad de innovación por medio de la utilización de conocimientos y descubrimientos recientes. Por su parte, las universidades obtienen ventajas significativas: financiamientos, ingresos por consultorías, experiencia práctica para los docentes e investigadores; pasantías de estudiantes en empresas y ejecución de tesis de grado y postgrado con apoyo empresarial; aprovechamiento de conocimientos que de otras formas no se usarían; mejor comprensión de la realidad nacional, inserción en el medio profesional y productivo, y ocasiones de aportar sus experiencias a la solución de problemas de desarrollo. Mayorga (1999) enumera las ventajas de las relaciones entre universidades y empresas: “…actualización y perfeccionamiento de profesionales; I+D por contrato; asesorías y asistencia técnica; servicios técnicos repetitivos; proyectos de empresas y parques tecnológicos”. Sin embargo, aclara: “…No obstante las grandes ventajas para ambas, la cooperación entre universidad y empresa requiere que cada una respete el ámbito de la otra y sea fiel a sus propias funciones. Por ejemplo, la universidad no es sólo una empresa consultora, ya que desnaturalizaría su misión si actuara únicamente como tal. La empresa no debe perder dinero por su relación con la universidad; tiene derecho a exigir un servicio de valor igual o superior al precio de mercado de éste y la obligación de pagar por lo menos ese precio”.

12

1.7 Las Universidades argentinas y las TIC Este estudio incluye Universidades en todo el país, tanto públicas como privadas, de modo de abarcar el 80% del alumnado universitario argentino. Para obtener la información necesaria, se efectuaron encuestas por medio de entrevistas presenciales y telefónicas y cuestionarios autoadministrados. Se trata de responder a los siguientes interrogantes: • ¿Cuál es la situación actual de las Universidades respecto a estrategias de uso de TICs, tanto en lo que se refiere al ámbito educativo como al de investigación, administración y actividades de extensión? ¿Qué tendencias pueden identificarse en las Universidades, respecto al uso de TICs? ¿Cuál es su nivel de equipamiento en hardware y software? ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades con respecto al e-learning? ¿Cuál es la situación financiera con respecto a la integración de TICs y al elearning? (Cuánto presupuesto se les dedica, fuentes, etc.) ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades con respecto a la investigación y a la producción científica? ¿Qué tipo de cooperación por medio de TICs existe entre Universidades del país? ¿Y con Universidades del exterior? ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades con respecto a las articulaciones con otras instituciones académicas y científicas, en el país y en el exterior? ¿Qué tecnologías (en materia de TICs) compran las Universidades y a quien? ¿Qué tecnologías (en materia de TICs) venden las Universidades y a quien? ¿Cuáles son las motivaciones principales y los y desafíos fundamentales que determinan la integración de TICs en las Universidades? ¿Cuáles son las principales prioridades futuras para la integración de TICs en las Universidades? ¿Cuáles son los posibles escenarios prospectivos de integración de TICs en las universidades argentinas?

• • • • • • • • • • • •

2. METODOLOGÍA Se han incluido las mayores Universidades argentinas, como la Universidad de Buenos Aires, Universidad Nacional de Rosario, Universidad Nacional de Córdoba, Universidad Nacional de La Plata, Universidad Nacional de Cuyo, Universidad Nacional del Litoral, Universidad Tecnológica Nacional, pero también Universidades más pequeñas pero que muestren características de avanzada: Universidad Nacional de Quilmes, Universidad Nacional General Sarmiento, Instituto de Tecnología de Buenos Aires, Universidad San Andrés, Universidad del Comahue, etc. Universidades entrevistadas. Alumnos de carrera de pregrado y grado. Año 2003

13

Universidad
Universidad de Buenos Aires Universidad Nacional de Córdoba Universidad Nacional de Comahue Universidad Nacional de Cuyo Universidad de Gral. Sarmiento Universidad de Gral. San Martín Universidad Nacional de La Plata Universidad Nacional de Misiones Universidad Nacional de Mendoza Universidad Nacional del Nordeste Universidad Nacional de Rosario Universidad Nacional de Quilmes Universidad Nacional de Salta Universidad Nacional del Sur Universidad Tecnológica Nacional Universidad Abierta Interamericana Universidad Argentina John F. Kennedy Universidad de Palermo Universidad de San Andrés Universidad Torcuato Di Tella Instituto Tecnológico de Buenos Aires Total Universidades Estatales Universidades Privadas Total

2003
324.068 116.627 26.612 30.076 7.950 7.041 94.283 22.281 6.028 53.485 74.623 11.166 22.350 24.904 58.279 4.704 3.061 2.513 201 293 295 890.840 1.251.444 209.334 1.460.778

Fuente: CIIE - Programa de Mejoramiento del Sistema de Información Universitaria (PMSIU)

14

15

16

Ni en Argentina ni en los países de América Latina y el Caribe se han realizado -a nuestro conocimiento- estudios específicos destinados a evaluar en forma sistemática los empleos y diseminación de TICs en las Universidades. Un alto número de experiencias de uso de equipos informáticos y de Internet son aún demasiado recientes como para poder medir con fundamento su impacto económico y social, tanto en el interior de las organizaciones universitarias como en las comunidades académicas con las que interactúan. Por esta misma razón, la construcción de un juego específico de indicadores cobra una mayor importancia: no sólo sirve para evaluar las experiencias en curso, sino que, enriquecido por la práctica, puede evaluar las potencialidades de las experiencias a venir. Se ha construido un juego de indicadores específico para la evaluación del uso que las universidades hacen de las TIC, poniendo el acento en el aspecto cualitativo más que en el cuantitativo. Estos indicadores nos han permitido construir cuestionarios y guías de entrevistas presenciales a informantes clave y aplicar los indicadores en el procesamiento de la información recolectada. Esta información se ha completado con búsquedas documentales en Internet. Se ha agregado una extensa bibliografía, a fin de que los lectores deseosos de profundizar en el tema puedan efectuar consultas.

2.1 La construcción de los indicadores adecuados Un amplio sistema de información sobre los usos de las tecnologías de información y comunicación (TIC) en los altos establecimientos educativos es actualmente una herramienta fundamental para evaluar las potencialidades de la expansión del uso de TIC en la educación superior, sus potencialidades para mejorar la calidad de la formación y la investigación y para establecer interacciones con otros centros académicos, así como sus limitaciones posibles. Un sistema específico de indicadores sirve también para monitorear las oportunidades en diferentes áreas de la educación, la investigación y la extensión universitaria, e identificar actividades y proyectos más promisorios para el futuro. La selección y construcción de indicadores adecuados es una tarea extremadamente compleja, sobre todo cuando se trata de recolectar información directa, sobre la cual no existen hasta el momento fuentes estadísticas adecuadas. En primer lugar, el área de la educación superior incluye un abanico de actividades amplio y múltiple, incluyendo numerosos agentes e instituciones internacionales, nacionales y locales, así como también públicas, privadas y asociativas. Una segunda característica a enfatizar es la propia complejidad de las TIC y sus múltiples usos, lo que complejiza la tarea de diseñar los indicadores apropiados para cubrir todas las áreas en que estas tecnologías están implicadas. Por lo demás, la relativa novedad de las experiencias no sólo en Argentina sino también en América Latina y el Caribe de la difusión del uso de TIC en las Universidades –comparada con los países desarrollados-, que dificulta la evaluación e interpretación de los resultados, agrega complejidad. Un cuarto aspecto importante del área se refiere al hecho de que los resultados producidos no son fácilmente

17

computables, como es el caso de ciertos impactos sobre la educación y sobre el sector académico en general, que deben evaluarse cualitativamente. Como mencionábamos en un trabajo anterior (Finquelievich et. al., 2002), para trabajar sobre los indicadores de la SIC, en sus diversas áreas, es preciso formularse algunos interrogantes: Estos indicadores, ¿deben medir los procesos cuantitativos de consumo, uso, producción y difusión de tecnologías de información y comunicación (TIC), o aportar además a la evaluación de la evolución y el desarrollo de los usos que las Universidades hacen de los mismos, en un sentido más amplio? ¿Deben limitarse a los impactos del uso de TIC sobre las Universidades, o deberían ampliarse a las comunidades con las que ellas trabajan? ¿Deben medir sólo la situación de la Universidad, o también los factores de contexto (políticas nacionales con respecto al uso de TIC en la educación superior, legislaciones existentes al respecto, grado de e-readiness previo de la comunidad, etc.) que puedan tener alguna influencia sobre los impactos sociales del proceso de incorporación de TIC? Hemos decidido estudiar las aplicaciones de TIC en las universidades en el sentido amplio, es decir, tanto en las instituciones entrevistadas, como en su relación a las estrategias nacionales existentes.

2.2 Los criterios empleados Adoptamos como definición de indicadores, la proporcionada por la CAIBI (2001, p. 11): “Los indicadores consisten en compendios, conjuntos o selecciones de datos básicos, como son las proporciones de una población con una característica determinada, las tasas de incidencia o de cambio, las mediciones de gravedad, de tiempo transcurrido, etc., las medias, las medianas y otras medidas de tendencia central, como las distribuciones porcentuales, distribuciones de frecuencias, y muchas otras”. En lo que se refiere específicamente a indicadores sociales, concordamos en que “Los indicadores sociales (…) son estadísticas, serie estadística o cualquier forma de indicación que nos facilita estudiar dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos con respecto a determinados objetivos y metas, así como evaluar programas específicos y determinar su impacto” (Mondragón Pérez, Angélica: “¿Qué son los indicadores?”, Notas, Instituto Nacional de Estadística Geográfica e Informática, INEGI, Nº 19, julioseptiembre 2002, págs. 52 y siguientes, citado por De Escurdía y Richard Muñoz, 2003). La pretensión básica es que estos indicadores sirvan como modelo de análisis, y sean descriptivos, explicativos (aunque sea con restricciones) e incluso predictivos (con las lógicas limitaciones epistemológicas de los modelos sociales) y que además permitan controlar el estado de avance de proyectos específicos y de las distintas organizaciones,

18

en su camino a la Sociedad del Conocimiento4. Indicadores sean: Comparables Independientes Económicamente obtenibles Repetibles Objetivos Integrales Confiables Evolutivos Descriptivos Explicativos Predictivos

Se busca asimismo, que estos

Específicamente, deben satisfacer los criterios siguientes: A. Deben responder a la medición de los procesos de usos de TIC a evaluar, por ejemplo: la mejora del acceso de la comunidad universitaria a las tecnologías, o la utilización de TIC en al docencia. B. Deben responder a las posibilidades de información, teniendo en cuenta las limitaciones de la colecta de información por medio de entrevistas guiadas. C. Los indicadores no son exclusivos para una acción específica: un mismo indicador puede servir para medir el impacto de dos o más acciones. De igual forma, para medir un determinado impacto puede ser necesario más de un indicador. En general, las evaluaciones de uso de tecnologías en los sistemas educativos requieren de gran cantidad de información, tiempo, recursos y visitas sobre el terreno. Dado que este estudio se realiza por medio de entrevistas presenciales a informantes clave, resulta particularmente importante seleccionar los proyectos y acciones que se evalúan. Es substancial el potencial de aprendizaje que puede derivarse de estas experiencias, por lo que es importante estudiar casos que puedan aportar conocimientos sobre cómo se usan las TIC en las distintas instancias (administración, docencia, investigación, extensión), así como información sobre cómo corregir los errores y vencer problemas y obstáculos encontrados.

2.3 Medición del uso de TIC en las Universidades

4

Prince, Alejandro. Proyecto Observatorio de Indicadores de Gobierno, Economía y Sociedad del Conocimiento para el Curso de Introducción a la Formulación de Estrategias de Gobierno Electrónico, Organización de Estados Americanos (http://www.educoas.org/)

19

Especificidades de la demanda de las Universidades con respecto a las TIC

Estrategias de uso de TIC (implícitas y explicitas) Actores intervinientes

Criterios empleados

Tipo de uso de las TIC en el interior de las Universidades Tipo de uso de las TIC en sus relaciones con el exterior (Redes, extensión)

Impacto sobre las Universidades Impacto sobre la relación con la comunidad (académica y extensa)

Consideramos los siguientes grupos de indicadores: A. Los indicadores de contexto: analizan las leyes y regulaciones existentes, así como las políticas estatales referentes al uso de TIC en al educación superior. También se incluyen en este grupo indicadores de servicios brindados por organismos estatales a las Universidades, tales como provisión de software especializado, entre otros. B. Los Indicadores del uso de TIC en la Universidad, que a su vez se dividen en cuatro subgrupos: 1. El ámbito administrativo, dividido a su vez en back office, que incluye el tipo y existencia de política o estrategia explícitas de la Universidad con respecto al uso de TICs en la administración, la medición del uso de TIC en las tareas administrativas internas; front office, que incluye relaciones con el alumnado, servicios al mismo, etc 2. El ámbito de docencia presencial y virtual 3. El ámbito de investigación, incluyendo la integración a redes académicas y otras. 4. El ámbito de extensión universitaria (relaciones con al comunidad), relaciones con empresas, gobiernos, etc. En base a estos indicadores, se han confeccionado cuestionarios de encuestas y guías de entrevistas, que luego fueron desarrollados. Así, se aplicaron entrevistas personales, entrevistas telefónicas y cuestionarios autoadministrados a funcionarios del Ministerio de Educación, autoridades universitarias, docentes, administrativos y estudiantes de Universidades en todo el país, tanto públicas como privadas, de modo de abarcar el 80% del alumnado universitario argentino.

20

3. LAS UNIVERSIDADES EN LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN Y EL CONOCIMIENTO: 3.1 La e-Universidad y la Universidad de la Sociedad de la Información y el Conocimiento Las inversiones en educación y, muy particularmente, en educación científica y tecnológica, se consideran desde hace décadas como prioritarias para hacer posible el desarrollo de un país. Actualmente, las transformaciones científicotecnológicas obligan a replanteos. El capital humano se considera como un factor esencial del desarrollo también a corto plazo. Más aún, la inversión en educación se estima como una prioridad para todos. Esta urgencia se reaviva dado que estamos penetrando en la era de la economía digital. Los países desarrollados se están preparando para ella. El estímulo La Comisión Europea en su informe "eEurope 2002, una Sociedad de la Información para todos" muestra su intención de reforma. Tal como lo plantea Bel Llodrá, el motivo principal para la elaboración de este informe es la necesidad de llevar a cabo "actuaciones urgentes" para prepararse para la nueva economía. En un principio, la escasez de personal cualificado no se planteó en el informe, pero tanto los Estados miembros como el Parlamento Europeo solicitaron la ampliación temática para incorporar este factor. Se consideró un capítulo dedicado a "invertir en las personas y la formación". Según el estudio, a finales del 2001 todas las escuelas de la Comunidad Europea tendrán acceso a Internet y recursos multimedia. Los retos planteados son: proporcionar a todos los alumnos acceso a Internet; conectar gradualmente las escuelas a las redes de investigación; crear servicios de apoyo y recursos educativos en Internet; construir plataformas de aprendizaje electrónico para profesores, alumnos y padres; ofrecer incentivos a aquellos profesores que utilicen las tecnologías digitales en la enseñanza; y dotar a todos los alumnos de una cultura digital para el momento en el que dejen la escuela. Para todo ello se prevé utilizar la financiación proveniente de fondos estructurales y del Programa IST (Information Society Technologies); los actores son los estados miembros y la Comisión Europea. Las TIC, en especial Internet y su creciente número de aplicaciones, están cambiando los procesos de aprendizaje. Desde la invención de la imprenta, ninguna innovación había ejercido un impacto tan grande sobre la educación, y en especial la educación superior. Es más, se espera que los impactos de Internet se incrementarán, y que las universidades deberán aumentar sus esfuerzos para afrontar estos desafíos. Langlois (2003) plantea que las universidades tradicionales estaban limitadas en lo que se refiere al espacio (poseían una única localización geográfica) y al tiempo (los estudiantes eran adolescentes u oscilaban entre 18 y 27 años); pero estas limitaciones no eran las más importantes: lo fundamental era que la gigantesca masa de conocimiento creada y transmitida anualmente por las universidades era recogida sólo por un puñado de estudiantes locales, provenientes de la misma ciudad, región o país. Actualmente, por el contrario, el desarrollo de las TIC ha hecho posible que el mismo futuro de las universidades dependa de su capacidad para adaptarse a la Sociedad de la Información y del Conocimiento (SIC) y para satisfacer las

21

necesidades cada vez más exigentes del universo profesional, universo que a su vez de halla geográficamente disperso y que abarca variadas franjas etarias. Por estas razones, tanto las autoridades universitarias como los docentes, investigadores y los mismos estudiantes necesitan usar las tecnologías de la SIC. Las TIC son consideradas por numerosas instituciones de educación superior como imprescindibles para alcanzar a una población estudiantil más amplia, dispersa y variada, mientras se reducen los costos de infraestructuras físicas. Ya no es una novedad la implementación de la “universidad virtual”, concepto por el que se entiende no sólo que la universidad brinda sus servicios académicos y administrativos a través de Internet, sino que tanto las tareas de docencia como de investigación integran de redes de transmisión de datos. Pero los vínculos entre universidades y SIC no se limitan a transmitir conocimientos por Internet. Langlois (2003) recuerda que el desarrollo económico está más que nunca ligado a la acumulación de conocimiento. Por lo tanto, la demanda de educación y formación a lo largo de toda la vida también está incrementando, tanto en el mundo desarrollado como en los países periféricos. En la Unión Europea (European Commission/EUA, 20035), por ejemplo, los gobiernos están prestando una atención particular a la formación permanente, y destinando más fondos a la docencia y la investigación. La Unión Europea está orientada a desarrollar la economía del conocimiento más competitiva del mundo a un horizonte del año 2010, según la Estrategia de Lisboa6, y en consecuencia ha comenzado programas e instrumentos para optimizar sus sistemas y políticas de educación y formación. Sutz y Arocena (2002) plantean: “La ciencia de hoy requiere quizás como nunca antes de la tecnología: esta última, a su vez, está en una situación recíproca respecto a la ciencia: "Las tecnologías convencionales dependen de la ciencia del año pasado […] las tecnologías de punta dependen de los descubrimientos de ayer". (Novozhilov, 1991: 470, nuestra traducción) Dicho de otra manera, la ciencia que se está haciendo -a menudo todavía no bien entendida ni formulada de manera precisa- gravita crecientemente en la modificación de las técnicas más relevantes; el contexto de descubrimiento y el contexto de aplicación se interpenetran cada vez más”. Simultáneamente, existe la necesidad de formar a las personas en conocimientos y habilidades de mayor nivel y más especializadas. La competencia global y la flexibilidad del mundo del trabajo requieren una educación que vaya más allá que graduarse en un determinado campo del conocimiento y obtener un empleo que hace décadas se esperaba que durara durante toda la vida activa. Se necesitan prácticas de formación a lo largo de la vida para actualizar los conocimientos, así como oportunidades de aprendizaje adaptadas a las necesidades de cada individuo.

5

http://www.eua.be/eua/jsp/en/upload/EUA_annual_report_2003.1083856722077.pdf.

6

La Estrategia de Lisboa , también conocida como la Agenda de Lisboa, consiste en un plan de acción y desarrollo para la Unión Europea, acordado por el Consejo europeo en Lisboa, en marzo del 2000.

22

Estas (ya no tan nuevas) tendencias ejercen impactos sobre las actividades universitarias. Las instituciones de enseñanza superior deben volverse más flexibles y adoptar nuevos métodos para adaptarse a la satisfacción de las nuevas necesidades, fundamentalmente las de los estudiantes adultos (que disponen de menos tiempo para el aprendizaje presencial a causa de sus deberes laborales o familiares) que desean actualizar sus conocimientos, emprender una nueva carrera o postgrado, o ampliar su educación sin sufrir limitaciones de horarios, lugares geográficos o incurrir en los gastos de tiempo y dinero que significaría instalarse en la ciudad donde opera la universidad. El número de estos estudiantes en la treintena se incrementa: un estudio de la Universidad Nacional de Quilmes revela que “los estudiantes virtuales tienen en promedio 38 años de edad, lo cual explica que entre la finalización de los estudios superiores previos y el inicio de los estudios en un entorno virtual transcurrieron aproximadamente 10 años” (Del Bello, 2001). El Censo de Estudiantes 2004 de la Universidad de Buenos Aires7 revela que si bien El 69,1% de la población estudiantil de nivel de grado tiene hasta 25 años de edad, es claro que esta distribución para el total de la población estudiantil de la Universidad está “influenciada” por el peso relativo del Ciclo Básico Común, en donde el 52% de su población es menor de 20 años. ”A partir de la comparación de estas estadísticas con las del Censo 2000, podría concluirse que hay un proceso de desplazamiento, en la población estudiantil de la Universidad, hacia categorías de mayor edad. Por ejemplo, la categoría “hasta 25 años” ha disminuido en casi 5 puntos porcentuales en relación con el año 2000”. No son estadísticas exclusivas de Argentina. En Estados Unidos, según Langlois (2003), casi la mitad de la población estudiantil es de alumnos maduros a tiempo parcial. Este nuevo universo educativo es tomado muy en cuenta no sólo por gobiernos, sino por organizaciones internacionales: La Conferencia de la UNESCO sobre Educación Superior de 19988 planteaba ya que la tarea central de la educación superior actual es proporcionar oportunidades de formación a lo largo de la vida, ofreciéndoles a los estudiantes un óptimo abanico de posibilidades y flexibilidad en cuanto a los puntos de entrada y de salida del sistema, así como facilidades para su desarrollo personal y su participación activa en la sociedad. Además de realzar estos dos ejes, la Conferencia también estipula que las instituciones de educación superior deberían proporcionar formación para el staff docente y administrativo, asegurar equidad y acceso igualitario a esta formación, particularmente para las mujeres, y adoptar políticas explícitas con respecto al uso de TIC. Estas políticas y estrategias son urgentemente necesarias para solucionar un número de problemas que afectan a las Universidades. El uso y diversas aplicaciones de las TIC pueden ser la respuesta para algunos de estos problemas o carencias. Las Universidades, de las cuales son numerosas las que aportan soluciones tecnológicas a empresas y gobiernos, deberían ser también los actores
7

http://64.233.187.104/search?q=cache:nrs1BYEkHqsJ:www.uba.ar/academicos/destac ados/cestudiantes/grado.php+UBA+%2B+%22estudiantes+universitarios%22+%2B+e dad&hl=es
8

http://www.unesco.org/education/educprog/wche/declaration_eng.htm

23

modelo para implementar cuidadosamente formuladas: •

las

soluciones

tecnológicas,

según

estrategias

Lugar físico: Muchas de las Universidades han incrementado rápidamente su número de alumnos y carecen de lugar físico suficiente como para las nuevas oleadas de estudiantes. En estos casos, las tecnologías de educación virtual o a distancia permiten el acceso de mayores números de estudiantes, sin importar su faja etaria, el momento del día que pueden dedicar a los estudios, ni su lugar geográfico de residencia. Adaptación a la formación a lo largo de la vida: Las Universidades y casas de altos estudios deben abrirse a nuevos estudiantes adultos, que requieren formación y especializaciones, así como crear y proporcionar estos tipos de estudios “a la carta”. Las TIC les proporcionan la flexibilidad suficiente como para lanzar nuevos cursos de especialización y postgrados, ya sean presenciales, semi presenciales o virtuales. Articulación en red: Los estudios de especialización y formación pueden construirse entre varias Facultades y/o universidades, tomando materias “a la carta” en unas y otras hasta conformar curriculums personalizados a la medida de las necesidades de los estudiantes. La enseñanza virtual permite, mediante acuerdos académicos ya administrativos previos, el aprovechamiento de los conocimientos proporcionados por diversas casas de altos estudios. Docencia y aprendizaje: se plantea la necesidad de nuevos conceptos para los programas de estudios, así como maneras alternativas de dictar los cursos para asegurar una mayor flexibilidad. La eficiencia de la docencia es incrementada por el uso de TIC: los cursos, tanto los presenciales como los dictados a distancia, se enriquecen con el uso del video, Internet, hipertextualidad, presentaciones virtuales y otras herramientas multimedia. Por otra parte, la experiencia de aprendizaje de los estudiantes se realza porque pueden buscar y comparar información en línea. Más aún, las TIC posibilitan una transformación fundamental desde la educación basada en el docente y en el libro de texto, hacia la educación centrada en los estudiantes, la investigación y el procesamiento de las informaciones obtenidas, así como de la aplicación de los conocimientos adquiridos a la resolución de problemas. Adaptación del personal docente: Los docentes deben no sólo poseer habilidades en el manejo de TICs, sino estar dispuestos a la flexibilidad de la utilización de estas herramientas en la enseñanza y a los cambios en los roles del los docentes. El uso de Internet y de software educativo cambia el papel del docente, desde un conferencista que aporta conocimientos y estimula a retenerlos, a un guía que orienta a los estudiantes en la búsqueda y reprocesamiento de conocimientos. Por otro lado, las TIC son herramientas útiles para las propias búsquedas de materiales de los docentes. Actualmente, los docentes pueden encontrar ayuda para crear cursos utilizando TIC por medio de recursos educativos abiertos, que algunas Universidades, como el Massachussetts Institute of Technology (OpenCourseWare), ponen en línea. Costos y calidad de la enseñanza: actualmente, los sistemas informáticos, aún los adaptados a las especificidades de cada Universidad o Facultad, pueden compartir criterios comunes para incrementar su calidad y disminuir sus costos, pero esto requiere la intervención de un organismo coordinador y la puesta en acuerdo de varias instituciones. En lo que se refiere a los costos de 24

la enseñanza, se estima que a medida de que los equipamientos y herramientas de TIC bajan de precios, su pero en los costos de docencia disminuirá. Al mismo tiempo, el uso de TIC añade ventajas económicas, como mayor número de alumnos, disminución de costos administrativos, menos viajes físicos, etc. Ya en 1998 se estimaba que el costo de “producir” un graduado en la UK Open University9 equivalía a un tercio del costo en una Universidad tradicional. En lo que se refiere a la calidad de los cursos, ésta es la prioridad argumentada por numerosas Universidades en el mundo para utilizar las TIC. Es importante señalar que, aunque estas tecnologías incrementan la eficiencia de la enseñanza y del aprendizaje, esto no significa que la calidad de los cursos mejore automáticamente. De allí proviene la preocupación por la validación de los cursos y carreras virtuales ofrecidos. ¿Qué significa la educación universitaria en la Sociedad de la Información? El criterio más generalizado en una primera etapa ha sido incluir computadoras en las aulas y organizar cursos para alumnos y docentes. Esto es muy positivo, como primer paso a la integración de los jóvenes a la Sociedad del Conocimiento, pero en general, se percibe la ausencia de una reflexión de fondo: la integración de los estudiantes de todos los niveles a la Sociedad del Conocimiento no pasa sólo por el manejo de las herramientas informáticas, sino por una transformación en los modos de pensar, aprender, investigar. No se trata de recibir información, sino también de crearla, a través de los sistemas de comunicación, de información o de formación en las redes. Como expresa Bel Llodrá (2000), el conocimiento deja de ser acumulativo: ya no se valora la capacidad de retener mucho saber, sino que se tiende a ser capaz de acceder al conocimiento, seleccionarlo, analizarlo y desarrollar nuevo conocimiento, y válido, a partir de la crítica y del intercambio de flujos de información con otras personas. Las escuelas y universidades no están preparadas para afrontar esta nueva situación: a la velocidad que se va generando gran cantidad de conocimiento se hace difícil legitimizarlo e institucionalizarlo, siguiendo viejos formalismos y protocolos universitarios. La generación de conocimiento se descentraliza de las Universidades, y algunas empresas y entidades sociales empiezan a implementar estructuras formativas capaces de satisfacer sus propias necesidades y las del resto del mercado laboral. Los estudiantes recién salidos de la universidad carecen en general de la preparación que exige un mercado laboral orientado hacia la información y el conocimiento. Los empleados de las empresas deben reciclarse y actualizar sus conocimientos constantemente si se quieren adaptar al nuevo mercado de trabajo y no quedar en un segundo término. En ambos casos se necesita de la especialización, pero también de la capacidad de entender globalmente el entorno en el que se mueven. Se hace imprescindible adquirir hábitos de aprendizaje que no se enseñan a lo largo del proceso de formación. Para la especialización surgen masters y postgrados, la mayoría de ellos aún presenciales, lo que significa estar en la ciudad donde se imparten las clases y disponer del capital necesario para acceder a ellos. Adquirir los hábitos de
9

http://www.open.ac.uk/

25

aprendizaje constante es aún más difícil, no por la falta de capacidad de las personas, sino por la escasa motivación durante los estudios, y por la dificultad de selección frente a la gran oferta de posibilidades, fuentes y recursos La educación virtual a distancia tiene una gran oportunidad en esta coyuntura social, que exige que una persona tenga que trabajar y, al mismo tiempo aprender. En los últimos años las universidades a distancia, tanto las tradicionales como las virtuales, han incrementado su número de alumnos, pero los estudios que ofrecen en general son básicamente los tradicionales cuyos contenidos no cambian radicalmente de un año para otro, así como ocurre en aquellos estudios más recientes. La justificación a la no incorporación on-line de los cursos técnicos se debe al rápido cambio que deberían de sufrir los contenidos y a la falta de tiempo para la amortización de la producción multimedia para estos contenidos, ya que al resultar cara su producción, el tiempo que los materiales se vuelven obsoletos es casi instantáneo. Pero si se piensa en una estructura multimedia amena donde sea fácil depositar y actualizar aquellos temas que cambian más rápidamente, y trabajar más pedagógicamente los de carácter más duradero, es decir, los conceptos clave y básicos, la educación a distancia se considera un soporte ideal para la educación continua, sin la necesidad de tener que desplazarse, lo que comporta un ahorro de tiempo y dinero. Artur Serra, de la Universidad Politécnica de Catalunya, Barcelona, recuerda que una nueva sociedad requiere una nueva universidad. Plantea que tenemos actualmente nuevas tecnologías, nuevas economías, nueva sociedad de la información, pero viejas universidades. Estas viejas universidades no quedan al margen de la Sociedad de la Información: están usando TIC, surgen por doquier universidades virtuales. El nuevo paso es la creación de las Universidades específicas de la Sociedad de la Información. Existen diferencias fundamentales entre los tres tipos de universidades (tradicional, virtual, Universidad de la Sociedad de la Información o SI): o Las universidades tradicionales que usan TIC emplean nuevas tecnologías para ayudar a transmitir saberes tradicionales. Las TIC son usadas como herramientas. o Las universidades virtuales enseñan cursos tradicionales online, instrumentan disciplinas tradicionales online. Las TIC, como para las universidades tradicionales, son consideradas herramientas de transmision de conocimientos. o Las Universidades de la SI implementan nuevos cursos sobre TIC, nuevas disciplinas de TIC. Para ellas, fundamentalmente, las TIC son un objetivo, no una simple herramienta. Las Universidades de la Sociedad de la Información:

26

Se proponen formar a los líderes de la Sociedad de la Información Se basan en un modelo estratégico de CyT Su enseñanza está basada en sus actividades de investigación Constituyen las bases para la implementación de polos tecnológicos, en articulación con empresas y organismos estatales Dependen de una financiación mixta, pública-privada. Surge la necesidad de creación de Universidades e Institutos de Altos Estudios de la Sociedad de la Información, como instrumentos imprescindibles para integrar a la Argentina a la era digital.

3.2 Las carreras de la Sociedad de la Información Si la construcción de la SI depende en gran medida de los profesionales calificados para las carreras de informática y telecomunicaciones, las Universidades argentinas aún tienen que recorrer un largo camino para lograr la formación del número de profesionales necesarios. Según Infobae (2005), la tecnología de la información (TI) argentina atraviesa un período de expansión, debido en particular a un fuerte acrecentamiento en las exportaciones. Los autores de este trabajo pensamos que esta afirmación es al menos exagerada: por ahora y por varios años, el peso de la demanda de profesionales de sistemas se situará aún en el mercado doméstico, en las grandes empresas usuarias, y no en el personal afectado directamente al desarrollo y exportación de software. Según la misma fuente, un punto débil fundamental es la insuficiencia de recursos humanos: para 2006 la demanda de profesionales del sector ascenderá a 12 mil puestos, un 70 por ciento más que en 2005. Esta cifra no incluye los puestos que se abrirían si concretan las inversiones de empresas extranjeras en el sector, ni a las compañías que no son específicamente tecnológicas, pero que demandan programadores o desarrolladores. Tampoco está comprendida la radicación de Intel, el mayor productor de microprocesadores del mundo, en la provincia de Córdoba, donde desarrollará software, aunque tampoco representará alguna incidencia cuantitativa. El mismo periódico anticipó las conclusiones de una investigación de la CESSI sobre la situación de los recursos humanos locales en TI, que incluyó a 120 de las 360 empresas del sector. Las compañías consultadas opinan que “podrían generar 3.800 puestos de trabajo a fines de 2006”, aunque para fines del 2005 se necesitan alrededor de 1.300 técnicos, en su mayoría programadores. El empresario dijo que si extrapola esta demanda a todo el sector, se llega a la cifra de 12 mil profesionales. Esta información de la CESSI es tomada como punto de partida para un análisis y proyección por Guillermo Cabichian10, como parte de su trabajo de
10

Cacibhian, Guillermo. Tesis presentada El capital humano en la Industria del Software. Master en Administración de Empresas, Universidad de Belgrano, 2005.

27

tesis, arribando a conclusiones similares respecto de la necesidad de incrementar la cantidad y la calidad de los profesionales del área de sistemas. Gustavo Ripoll, gerente general de Microsoft de Argentina, menciona en el mismo artículo de Infobae que en el año 2004, en la TI local se generaron 9 mil puestos de trabajo, mientras que sólo egresaron de las carreras tecnológicas unos 3.600 graduados. Ripoll estimó que en el 2005 la TI argentina facturará unos 3.650 millones de pesos y exportará por 240 millones de dólares. Recordó que antes de la devaluación las ventas habían ascendido a 3.400 millones de dólares. Para el año 2007 vaticinó que la facturación subirá a 4.700 millones de pesos y se exportará por 1.200 millones de pesos. Por otra parte, una investigación de la Revista Information Technology (Giorgetti y Pernas, 2005) asegura que la rotación del personal decreció de 30 por ciento a 20 por ciento, gracias a la implementación de políticas de retención y aumento de sueldos. En esta investigación se asegura que en el país se necesitan actualmente 25.000 profesionales en informática, fundamentalmente semi-seniors. ¿Esta situación revela la necesidad de más carreras de la Sociedad de la Información? La diferencia entre la oferta y la demanda de profesionales puede deberse a la formación universitaria de grado, aunque se registra un incremento paulatino de graduados. Según datos del Ministerio de Educación (Giorgetti y Pernas, 2005), en el año 1999 egresaron 2.660 profesionales y técnicos universitarios de las carreras de informática, pero el número se incrementó a 3.550 egresados en el 2002. Sin embargo, si se tienen en cuenta los inscriptos en estas carreras, éstos disminuyeron de 27.700 a 22.200 entre 1999 y 2003. El panorama no es tan sombrío como parece: la tasa de recursos humanos formados en las disciplinas informáticas se ha incrementado en 7,98 por ciento entre 1998 y 2005, frente a una demanda de puestos profesionales que creció el 6 por ciento anual. En el año 2005, el número de individuos formados en Sistemas, Computación e Ingeniería en Sistemas se ha incrementado a 48.762, calculando que los egresados de universidades públicas y privadas han alcanzado a 4.461 en este año. Sin embargo, entre 2003 y 2005, las carreras relacionadas con Ciencias de la Computación se redujeron de 282 a 253 en el país (Nahirñak, citada por Giorgetti y Pernas, 2005). La relativa carencia de profesionales de la Sociedad de la Información no sólo pasa por la cantidad de graduados, sino también por la calidad: los jóvenes profesionales, ¿cumplen plenamente las expectativas de sus empleadores con respecto a los conocimientos adecuados? Al respecto, existe un debate animado. Carlos Tomassino, ex Director de Estudios de Sistemas de la Universidad Tecnológica Nacional, plantea: "La universidad está preocupada por recibir profesionales en Ingeniería en Sistemas. Lo que buscamos dentro de la academia es formar al mejor hombre para desempeñar un cargo alto. Hoy pareciera que las necesidades de la empresa estarían relacionadas con la búsqueda de programadores. Las universidades, y en particular las públicas, no preparan programadores. La cantidad de gente que necesita la industria hace que los pocos programadores que hay, que en su mayoría son estudiantes, se interesan por períodos breves. Después de trabajar 6 meses o 1 año quieren un cargo superior a ser programador; porque para eso está estudiando. A mi manera de ver, hoy la

28

universidad está formando programadores con un nivel altamente superior al que industria necesita" (citado por Canal AR, 2004). Carlos Tomassino propone dos formas posibles de capacitar profesionales para la sociedad informacional: la implementación de cursos entre empresas, y la reconversión de los centros de capacitación tradicionales. Llodrá Riera (2000) planteaba que “A la velocidad que se va generando gran cantidad de conocimiento se hace difícil legitimizarlo e institucionalizarlo, siguiendo viejos formalismos y protocolos universitarios. La generación de conocimiento se descentraliza de las Universidades, y algunas empresas y entidades sociales empiezan montar estructuras formativas capaces de satisfacer sus propias necesidades y las del resto del mercado laboral”. Efectivamente, las empresas han comenzado a intervenir directamente en la provisión de formación de recursos calificados: como ejemplo, el Plan+MAS, que trata de suscitar la capacitación y el empleo calificado en el sector de tecnología informática, y la Cámara de Software han impulsado el lanzamiento de la segunda etapa del “Plan+MAS”, un programa de capacitación y empleo impulsado y financiado por la filial argentina de Microsoft, el mayor productor de software del mundo, y el Ministerio de Trabajo. El programa insumirá un millón de pesos, de los cuales un 45% será aportado por la cartera laboral y el resto por la empresa estadounidense. En su primera etapa, el plan ha formado a 740 jóvenes y generado 190 puestos de trabajo. En la segunda fase, se entregarán mil becas de estudios y se crearán 600 nuevos puestos de trabajo, según la empresa Microsoft Cono Sur. También se invertirá en la instalación de 10 laboratorios de computación en diferentes universidades y el financiamiento y la formación de instructores (INFOBAE, 2005). 3.3 Estrategia y planificación para la integración a la SIC La estrategia que se construyan las Universidades con respecto al uso de las TIC resulta fundamental para su futuro. Las Universidades deben determinar qué es lo que van a implementar, cuánto, dónde, cómo y qué consecuencias esperan de estos desarrollos tecnológicos. Como se ha mencionado más arriba, una de las ventajas de la tecnología es que puede ampliar el número de estudiantes, así como cubrir demandas existentes que no se habían podido atender mediante los medios tradicionales (Bates, 2004). Es interesante señalar que la Asociación Internacional de Universidades11, institución alerta sobre la importancia del uso de las TIC en la educación superior desde 1995, ha creado una Task Force on Universities and ICTs que, luego de examinar los desafíos que enfrentan las Universidades en la SIC, ha publicado un Policy Statement on “Universities and Information and Communication Technologies “(Langlois, 1998, ver Bibliografía). El mismo año, la European University Association12 (EUA) ha publicado una guía, “Guidance to Universities on ICTs Strategy” (Guía para Universidades sobre Estrategias en TIC, CRE Guides, 1998), en la que figura una lista de criterios a considerar cuando se introducen las TIC en las universidades. Bates (2004) y otros insisten en que el planeamiento estratégico es clave para lograr la incorporación exitosa de las TIC, tanto en la administración, como en la
11 12

http://www.unesco.org/iau/ http://www.eua.be/eua/index.jsp

29

implementación de nuevos programas, y en el dictado de cursos presenciales y virtuales. Se considera que el campus inalámbrico de la Carnegie Mellon University13, que se jacta de haber educado a algunos de los más prominentes innovadores del siglo XX, es un ejemplo de éxito. Salmi (2001), con mucho sentido del “mercado” universitario, plantea que este éxito resulta de pensar detenidamente una estrategia que incluya el modelo de negocios de la gestión y gobierno de la universidad, una clientela bien focalizada de adultos que trabajen, un número pequeño de programas profesionalmente orientados, arreglos flexibles para acreditar los conocimientos y experiencia previos, el uso extensivo de las tecnologías educativas, y la confianza en docentes a tiempo parcial, bien formados en el uso de tecnologías. Por el contrario, atribuye a la carencia de planeamiento estratégico el hecho de que un número elevado de nuevos emprendimientos de educación a distancia hayan fracasado, dado que han adoptado tecnologías ni apropiadas ni han evaluado correctamente sus necesidades. Las Universidades y otras instituciones de altos estudios deberían desarrollar y actualizar constantemente sus estrategias y políticas con respecto a las TIC e manera de proporcionar, tanto a los miembros de al comunidad académica como al personal administrativo, modernización de la formación para el uso actualizado de las TIC. Esto incluye la planificación de presupuestos para asegurar que tanto los estudiantes de grado como los de postgrado y formación permanente sean educados en las tecnologías más recientes. Es necesario considerar que, cuando se desea implementar un plan estratégico, es necesario reconocer la diversidad y la multiplicidad de intereses –a veces competitivos entre sí- de los diferentes actores en la institución en la que se plantea la innovación socio-tecnológica. La estrategia que elaboren las Universidades y los centros de investigación deberá ganar la confianza, tanto de los Decanos y los consejos Académicos, como la del personal docente y administrativo. Se tendrán que tener en cuanta los siguientes factores, no excluyentes:

Los sistemas de información y experticias existentes (por ejemplo, los sistemas de información vigentes en bibliotecas y centros de documentación). La infraestructura tecnológica de la institución dentro del encuadre de la infraestructura nacional y regional. La institución debería poder proporcionar acceso a Intranet e Internet a todo el personal y a los estudiantes. Los procesos de gestión institucional y académica -las maneras en que se operen los programas de evaluación, el desarrollo de curriculas y la administración de los métodos de evaluación- ejercen impactos en el uso de las TIC. La provisión de acceso a materiales docentes y de aprendizaje, así como a sistemas de apoyo a los estudiantes (por ejemplo, tutoreo en línea, sistemas de documentación virtuales), deberán ser integrados en la nueva estructura pedagógica. Los análisis de efectividad costo-beneficio, que debe incluir los costos ocultos, y la elección de las tecnologías más adecuadas a las necesidades y objetivos de cada institución.

13

http://www.cmu.edu/teaching/howto/Digital_Storytelling/cmu.htm

30

El desarrollo del personal académico y las TIC: la institución debería proporcionar facilidades para la formación continua del personal docente y de los investigadores en las nuevas habilidades de docencia, investigación y aprendizaje. Se deberían solicitar conocimientos sobre el manejo de TIC al nuevo personal, como requisito indispensable para su empleo. También deberían recompensarse los esfuerzos de los docentes en usos innovadores de TIC, por medio de un sistema de recompensas y promociones, de modo de que inviertan más tiempo y esfuerzos en implementar aplicaciones de tecnologías. El desarrollo del personal administrativo y las TIC: como en el caso del personal académico, la institución debería suministrar facilidades para la formación continua del personal administrativo en las prácticas de gestión por medios electrónicos. Igualmente, sería aconsejable requerir conocimientos sobre el manejo de TIC al nuevo personal.

3.4 De las universidades “tradicionales” al campus virtual Las últimas tres décadas han sido ricas en innovaciones en la educación superior, al menos en la creación de universidades especializadas en educación a distancia (luego con entornos virtuales de aprendizaje) en el mundo: este proceso comenzó con las universidades Abiertas (Open Universities), que utilizaban recursos como la radio y la televisión, y les enviaban material de aprendizaje por correspondencia a sus estudiantes. Las más conocidas en el exterior (Daniel, 1999) son: el China TV University System (CTVU); el Centre National d’Enseignement à Distance (CNED), Francia; la India Gandhi National Open University (IGNOU); Universitas Terbuka (UT), Indonesia; Payame Noor University (PNU), Iran; Korea National Open University (KNOU); University of South Africa (UNISA); Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), España; Sukhothai Thammathirat Open University (STOU), Tailandia; Anadolu University (AU), Turquía; y la Open University (UKOU), Reino Unido de gran Bretaña. Estas instituciones han incorporado gradualmente las TIC, y muchas de ellas ofrecen cursos y carreras virtuales. Numerosos establecimientos de educación superior están utilizando variados niveles de “virtualización”. Robert Mason, en Tschang and Della Senta (2001), identifica a algunos de éstos: Corretaje o Paraguas: “Nuevo tipo de organización educativa que proporciona cursos utlizando los recursos de enseñanza de intituciones existentes”. Mason coloca como ejemplo la Open Learning Australia14 (OLA), actualmente llamada Open Universities Australia. Esta organización pertenece a una asociación de siete universidades australianas; sus cursos son desarrollados 18 “proveedores académicos”. Las unidades que un alumno estudia, y las calificaciones que recibe son emitidas por estas universidades y otras organizaciones, y son idénticas a las que reciben los estudiantes que asisten a los campus presenciales.

14

www.open.edu.au/

31

Asociación: Esta organización se basa en acuerdos y articulaciones entre universidades existentes, que pueden estar en el mismo país o en diversos países. Es el caso de la UK Open University15, que ofrece en franquicia sus cursos a instituciones “asociadas”, localizadas en su mayor parte en países en desarrollo, o en Singapur y Hong Kong. Red o Consorcio: Universidades existentes colaboran para producir cursos virtuales, pero sin la existencia de una estructura central. Mason da como ejemplo la Virtual University for Europe16 o EuroPACE, en la que participan 45 universidades, junto con empresas, gobiernos y redes internacionales. Se trata de una asociación internacional sin fines de lucro, con un objetivo académico específico: es una red de universidades europeas y de sus socios en educación y formación. Los campos de acción específicos de EuroPACE son: Movilidad Virtual, eLearning en Red, Internacionalización, Creación y Gestión de Conocimiento, y Formación a lo largo de toda la vida. En algunos otros casos, existe una entidad central, como la Université Virtuelle en Pays de Loire17 , Francia (UVPL), en el que el portal y las plataformas están mantenidos por el equipo técnico de la UVPL. Modo Dual: Estas universidades dictan los mismos cursos en dos modos: presencial y por medios electrónicos. Se desarrollan y proporcionan materiales impresos y electrónicos, tanto para estudiantes virtuales como para los presenciales. El modo dual es muy popular en varias universidades, en especial en Australia, Reino Unido, Canadá y Estados Unidos, donde un alto número de universidades dicta al menos un programa de estudios a distancia. Instituciones Completamente Virtuales: Fueron empresas como IBM, McDonald y Motorola las que introdujeron este tipo de docencia. Actualmente, las universidades virtuales han proliferado en un alto número de países, incluyendo Argentina, en la que el Campus Virtual de la Universidad Nacional de Quilmes ha cumplido un rol pionero. Sólo en los Estados Unidos, 33 Estados tenían universidades estatales virtuales en el año 2001. Como ejemplos de este tipo de universidades, se encuentran UNITAR18, una universidad innovadora de Malasia, y la Universidad Oberta de Catalunya19 (UOC), ambas de alcance regional, y la FLACSO Ecuador, de alcance latinoamericano. También se pueden mencionar modalidades virtuales en universidades argentinas como el instituto de Tecnología de Buenos Aires (ITBA), la Universidad Argentina de la Empresa, la Universidad Católica Argentina, la Universidad de San Andrés, la Universidad Nacional de Catamarca, la UNTREF Virtual, y la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, entre otros. Bothel plantea que para que un programa de enseñanza virtual sea exitoso, debe estar claramente integrado a la visión que los administradores de la Universidad tienen de ella, así como a la organización estructural de la institución. Este proceso comienza por establecer que todos los estudiantes, virtuales y presenciales, tienen los mismos derechos. De hecho, los estudiantes “virtuales” pueden llegar a recibir
15

www.open.acc.uk www.europace.be 17 www.uvpl.org 18 www.unitar.edu.my 19 www.uoc.es
16

32

más atención, y más personalizada, por parte de sus docentes y tutores. Bothel admite que un buen programa de educación a distancia puede tener que llegar a proporcionar más servicios a los estudiantes que los programas, carreras y cursos tradicionales, especialmente en las áreas de administración. Por su parte, Downes (1999) recuerda que las universidades que planeen incluir enseñanza en línea deben comprender que no se están planteando nuevas maneras de hacer lo que siempre han hecho, sino que están contemplando el hacer cosas totalmente nuevas. La enseñanza a distancia o en línea no permite sólo colocar textos, videos y otros materiales en las pantallas de las computadoras, y no sirve únicamente para permitir a docentes y alumnos el uso de medios de comunicación más baratos y rápidos. Permite nada menos que reformular la educación superior, desprendiéndose de modos de enseñanza ineficaces, y entrar en la edad del aprendizaje interactivo. Downes plantea que es un paradigma difícil de asumir: los docentes e instructores deberán renunciar a su monopolio tradicional sobre qué se enseña y cuándo se enseña. Los estudiantes deberán renunciar a su cómoda dependencia. Los administradores deberán repensar sus jurisdicciones institucionales y sus territorios acotados. En síntesis, cada uno de los actores del ámbito de la ecuación superior deberá renunciar a algo… pero, en cambio, pueden ganar muchísimo más.

3.5 Los nuevos roles de los docentes Un estudio sobre educación y comunicación20 desarrollado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), y que presenta un análisis del uso de las TIC en América Latina, señala que “baja tolerancia a la frustración, dificultad de racionalizar esfuerzos, deslegitimación de la autoridad de profesores y excesivo utilitarismo en la relación con el conocimiento son algunos de los problemas que plantea el uso cotidiano de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en el campo educativo”. El informe indica que en varios países de ALC el impacto social de Internet en la cultura escolar ha generado una aplicación meramente instrumental o técnica de las herramientas tecnológicas. Sin embargo, el objetivo del uso de estas tecnologías en docencia, investigación y aprendizaje no sólo es desarrollar habilidades en el manejo instrumental de nuevas tecnologías, sino impulsar la innovación del conocimiento. Su aplicación sólo instrumental frustra su potencial como lenguaje y sistema de representaciones para los estudiantes, los cuales tienden a reproducir un sistema tradicional de aprendizaje. El estudio demuestra la necesidad de desplegar métodos de monitoreo y evaluación de las TIC, para que
20

http://64.233.161.104/search?q=cache:FIw564lkaUsJ:www.jornada.unam.mx/2004/04/18/036n2soc.php%3For igen%3Dsoc-jus.php%26fly%3D1+Universidades+y+TIC+y+America+Latina&hl=es

33

tanto alumnos como profesores se formen bajo nuevos lineamientos que canalicen el uso de las TIC para optimizar el aprendizaje y el desarrollo de un conocimiento crítico: se trata sobre todo de que el uso de las TIC, sobre todo a nivel superior, se acompañe de nuevos conocimientos científicos, tecnológicos y humanísticos de frontera, que evite que con estas nuevas herramientas se continúen impartiendo los mismos saberes que durante décadas. El informe de la Cepal indica que “los nuevos programas académicos elaborados bajo el impulso de las TIC no contemplan la capacitación ni el perfil que deben presentar los docentes para la aplicación de dicho programa, lo que genera que los profesores deban ser al mismo tiempo aprendices de nuevas técnicas de aprendizaje y contenidos, así como renovadores pedagógicos frente a una herramienta tecnológica que los alumnos aprenden a usar con mayor celeridad que ellos”. ¿Qué hacer para familiarizar a docentes y estudiantes en usos de las TIC que sobrepasen la mera utilización instrumental? Bates (2004, p.35) afirma que “lo importante aquí es el uso extensivo de la tecnología en la enseñanza se puede justificar cuando se usa de manera estratégica para tratar temas educativos principales o para dar un paso adelante significativo en los métodos educativos o en ciertos programas”. Si bien se limita al uso de la tecnología para transmitir saberes tradicionales, Bates (2004) propone una serie de aplicaciones de tecnología que amplían el campo de usos de TIC en la docencia. Algunas de éstas son las siguientes: • • Desarrollo de programas internacionales de licenciatura a distancia, que incluyan estudiantes y docentes a nivel local e internacional. Emular el modelo utilizado por la Pew Foundation21, centrado fundamentalmente en asistencia presencial a las aulas y en el rediseño de los programas desde un enfoque más basado en la tecnología, tanto en las clases presenciales como para facilitar el tutoreo y el contacto entre alumnos y docentes. Identificar las asignaturas de la misma área que se encuentran duplicadas en diversas carreras o departamentos, relevar el contenido común y proporcionar materiales de aprendizaje troncales que puedan usarse en las diferentes carreras. Identificar experimentos que necesitan de altos insumos en tiempo y dinero, y que pueden ser simulados electrónicamente. Congregar a los docentes de una misma carrera o departamento para crear materiales troncales que puedan compartir por medios electrónicos. Bates menciona como recursos el Proyecto Merlot22 (Multimedia Educational Resource for Learning and Online Traching), y el Harvey Project23, un proyecto de colaboración mundial entre investigadores, docentes, médicos y estudiantes de fisiología, medicina y disciplinas afines, para comunicarse vía Internet y utilizar materiales basados en la Web. Se trata de un proyecto no

• •

21 22

http://futurehealth.ucsf.edu/biomed/society.html http://www.merlot.org/Home.po 23 http://harveyproject.org/FMPro?-db=null.fp3&-token=info&-format=/FAQ/faq.html&-view

34

propietario, que utiliza software de fuente abierta y cuyos materiales son de acceso libre y gratuito. Crear materiales multimedia de autoevaluación para exámenes, ejercicios de física, comprensión de contenidos, prácticas clínicas y otras áreas donde los estudiantes necesiten practicar sus habilidades. Integrar el uso de la tecnología en las revisiones y rediseños curriculares, así como la transformación del aprendizaje hacia la enseñanza basada en el planteo y resolución de problemas y en la investigación activa.

Sangrá y Sanmamed (2004, pp. 82-83) van más lejos al afirmar que las estrategias de los nuevos roles docentes asociados al uso de las TIC son guiar, orientar y asesorar a las personas que intercambia información y conocimientos, y que se sostienen mutuamente para dar más valor añadido a sus aprendizajes. Resulta de suma importancia subrayar la transformación del papel de los docentes. Pasan de ser un sujeto transmisor de un conocimiento acumulado a ser un orientador, un guía, que indica al estudiante el camino a seguir para llegar a sus objetivos y a sus preferencias personales. Por tanto, el profesor también debe de ser capaz de buscar, encontrar, consultar, seleccionar y analizar fuentes de conocimiento y transmitir a cada alumno lo que necesita para desarrollar su perfil profesional (Finquelievich, 2000). Para estos investigadores, el destino fundamental de los docentes universitarios, en tanto que trabajadores del conocimiento, es originar y mantener ambientes de trabajo ricos en recursos para el aprendizaje activo de los estudiantes (Sangrá y Sanmamed (2004, pp. 82-83). Esto implica que los docentes deben estar a su vez formados para poder adaptar sus métodos de enseñanza a las necesidades y nuevos ritmos de los estudiantes, crear contenidos, orientar a los estudiantes en sus búsquedas e investigaciones, facilitar la comunicación entre estudiantes y docentes por medio de las redes electrónicas, desarrollar la participación y cooperación entre los estudiantes, utilizar técnicas de aprendizaje activo, familiarizar a los estudiantes con las prácticas en sus respectivas profesiones, respetar la diversidad de capacidades y estilos de aprendizaje, responder con rapidez a las demandas de los estudiantes, ya sea en forma presencial o mediante las facilidades de Internet y fundamentalmente de los campus virtuales, y optimizar el tiempo, tanto de la enseñanza como del aprendizaje. Estos expertos españoles añaden que los docentes que deseen integrar a las TIC a su trabajo deberán ser más colaboradores que solitarios, dado que sus labores consisten fundamentalmente en trabajar e investigar en la Red, en forma coherente a la sociedad-red que se construye. Por lo demás, se comprometerá a estimular la participación del alumnado no sólo en el aula, sino también en los ambientes virtuales, en proyectos de responsabilidad compartida. Sobre todo, deberá prepararse para no ser el único en detentar el cetro del saber, ya que los estudiantes posiblemente lo superarán en cuanto a competencias en el uso de TIC, además de poder acceder a la información en la misma forma en que lo hacen los docentes. Como la circulación de información y conocimientos ya no es bidireccional (docente – estudiantes – docente), sino multidireccional (“muchos a muchos”, con los estudiantes interactuando en diversos entornos, como foros, grupos virtuales, 35

chats, etc., y los docentes manteniendo correspondencia electrónica con estudiantes individuales, grupos y subgrupos de acuerdo a las necesidades del curso o de las investigaciones), los docentes también deberán aprender nuevas formas de organización y de programación flexible del tiempo. La flexibilidad también resulta fundamental para la adaptación de metodologías de enseñanza, dado que la adaptación al cambio es característica de la sociedad informacional. En este entorno, la encuesta desarrollada por la Universidad Nacional de Córdoba24 resulta una llamada de atención. Según el estudio de la UNC, “la mayoría de los encuestados responsabiliza a las computadoras por la falta de trabajo y la deshumanización de las relaciones sociales. Mientras crece la venta de PC y las conexiones por banda ancha casi se duplican, aún existe fobia a esta tecnología. Las mujeres presentan las posturas más hostiles”. En efecto, a pesar de que en el año 2005 se incrementaron un 97,5% los accesos a Internet por banda ancha y fue un récord la venta de computadoras personales en la Argentina, tras registrarse un alza del 50% en la comercialización de equipos, aún subsiste la sensación de incomodidad hacia la informática máquina por sus posibles consecuencias en la sociedad. Esto es lo manifestado por un nuevo estudio realizado a unas 300 personas de 17 a 70 que realizan carreras de grado, postgrado y cursos de extensión en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC): el 85 por ciento de los encuestados considera que las computadoras generan un impacto social negativo25. El rechazo estaría ligado a la “falta de socialización” vinculada al uso del mail, entre otros servicios: este grupo de personas confiere el aumento de los índices de desempleo y la “deshumanización de las relaciones sociales” a la revolución informática. Paradójicamente, es llamativo que, como informó la UNC, que un 73 por ciento de la población considerada afirme que el impacto personal y laboral ha sido positivo. En cuanto a la influencia del sexo en la aparición de esta fobia, la investigación determinó que no hay diferencias significativas entre hombres y mujeres. El trabajo realizado en la UNC desmitifica sin embargo la creencia de que las personas mayores no saben o no pueden manejar esta tecnología porque no aprendieron de niños. El hecho de que un sector encuestado en el que casi el 75 por ciento estime que el impacto de las TIC en sus prácticas personales y laborales ha sido positivo, pero en el que el 85 por ciento tema impactos sociales negativos, incluidos desempleo y deshumanización, expresa fuertes prejuicios por desconocimiento. Sería necesario sensibilizar al personal universitario, así como a los estudiantes, sobre los verdaderos alcances positivos de las TIC en cuanto a facilitación de organización social, ayuda en la lucha contra la pobreza, nuevas oportunidades en la Economía del Conocimiento, para alejar el fantasma de no uso o subutilización de las tecnologías debido a percepciones no fundamentadas por hechos reales26.
24 25

http://www.unc.edu.ar/
Fuentes: UNC | INDEC

26

Por nuestra parte, consideramos que el trabajo citado presenta algún sesgo, ya que estudios a nivel nacional realizados por Fara-Prince en repetidas mediciones, muestran un grado de “optimismo tecnológico” por parte de la población muy distinto a la visión negativa que arroja la encuesta de la UNC (Nota de los Autores).

36

3.6 Los nuevos roles de los investigadores En el año 2003, la Comisión Europea ha difundido un texto: "The role of the universities in the Europe of Knowledge", según el cual la economía y la sociedad del conocimiento son consecuencia de cuatro elementos interdependientes: la producción de conocimiento, fundamentalmente a través de la investigación; la transmisión de conocimiento mediante la educación y la formación; la difusión del conocimiento mediante las técnicas de información y comunicación; y el uso de estas técnicas en la innovación tecnológica (Bricall, 2004). La producción de conocimiento, es decir, la investigación, ocupa el rol fundamental en esta premisa. Resulta necesario reflexionar sobre la reorganización del conocimiento, según las necesidades de la sociedad. Existen dos tendencias que presionan en direcciones opuestas: por un lado, la progresiva diversificación y especialización del conocimiento, y la emergencia de especialidades de investigación y docencia, crecientemente específicas y actualizadas. Por otro lado, el mundo académico muestra la necesidad urgente de adaptarse al carácter interdisciplinario de los problemas sociales más importantes, como el desarrollo sustentable, la disminución de la pobreza, los nuevos problemas de salud pública, la gestión del riesgo, etc. (Commission of the European Communities, 2003). Sin embargo, como menciona la declaración de la Comisión Europea, cuando se trata de docencia e investigación en las universidades, la realidad revela que las actividades tienden a ser organizadas y frecuentemente compartimentadas de acuerdo a los marcos disciplinarios tradicionales. Estas características se oponen al concepto mismo de la investigación en la sociedad en red. Proponemos los siguientes factores como características fundamentales de la investigación en la sociedad de la información. La interdisciplinaridad: Como señala Barbero (2005), involucra una primera ruptura epistemológica, al trasladar métodos de una disciplina a otra, lo que afecta al estatuto de lo disciplinario, perturbando el funcionamiento de la disciplina. Porque lo que se introduce en ella es del orden epistémico- metodológico y ya no del orden de la información. Según este investigador colombiano, se encuentra aquí un avance hacia la formulación interdisciplinar de un problema de conocimiento a través de la generación de una disciplina híbrida, que mezcla sus propios métodos con los de otras. “No obstante aún cuando la interdisciplina remueve a fondo el estatuto disciplinar del saber sin embargo las fronteras de las disciplinas permanecen, y el horizonte sigue estando limitado al de una relación entre disciplinas”. Tanto para la interdisciplinariedad como para la Transdisciplinariedad, las TIC cumplen un rol fundamental, en tanto como vehículos de comunicación entre investigadores, colaboración entre grupos de investigación, proyectos interdisciplinarios, etc. La transdisciplinariedad: “La transdisciplinariedad no es lo contrario de las disciplinas sino complementaria a ellas: es la riqueza de saberes que han

37

producido a las distintas disciplinas, lo que ha permitido y exigido dar un salto hacia delante, pasar a un pensamiento transdisciplinario” Barbero (2005). Este investigador manifiesta que la transdisciplina no buscaría manipular lo que sucede al interior de la disciplina sino lo que sucede cuando ella se abre, o mejor se quiebra. Es por tanto una ruptura de otro nivel: aquel que desborda las disciplinas sacándolas de sí mismas: Con lo que transdisciplinar significa un movimiento no de mera descentralización sino de descentramiento de lo disciplinar. (…) “…No solo quiebra-abre las disciplinas, sino que la transdisciplina las desborda por el establecimiento de unas relaciones cada vez mas densas no sólo entre ciencias exactas y ciencias humanas o sociales, sino de las ciencias con las artes, con la literatura, con la experiencia común, con la intuición, con la imaginación social”.

El funcionamiento en Redes El crecimiento extraordinario de la utilización de la Internet sin duda fortalece la cooperación, no sólo entre redes temáticas científicas, sino también entre bibliotecas, centros de documentación, archivos virtuales, etc. La UNESCO27 menciona algunas iniciativas sobre servicios de información o "redes" de información e investigación que desempeñan un papel importante en la Región: CLAD en la administración pública, CLACSO28 en ciencias sociales, BIREME en ciencias de la salud, REDUC en educación, INFOPLAN y CARISPLAN29 en planificación, INFOLAC de la UNESCO30 y REPIDISCA31 en ingeniería sanitaria. Los Laboratorios Virtuales y Entornos Colaborativos resultan indispensables para la conformación y mantenimiento de dichas redes. La UNESCO (2004) define al Laboratorio Virtual como un entorno heterogéneo, para la solución de problemas distribuidos geográficamente, que permite a un grupo de investigadores ubicados en distintas partes del mundo trabajar juntos en un grupo común de proyectos. Como en los laboratorios físicos, las herramientas y las técnicas son específicas al campo de la investigación, pero los requerimientos básicos de infraestructura pueden ser compartidos por varias disciplinas. Asimismo, Internet es un entorno efectivo para la implementación de sistemas de bibliotecas digitales con capacidad de reproducir audio e imágenes de video de alta fidelidad, nuevas formas de visualización de imágenes digitales. Los nuevos servicios y capacidades previstas por Internet-2 ofrecerán importantes oportunidades para llevar el programa de Bibliotecas Digitales hacia nuevas áreas. En Argentina, la Secretaría de Ciencia, Tecnología e innovación productiva, SECyT, inauguró en el año 2002 la primera Biblioteca Electrónica de CyT del país, un portal que permite mediante Internet el acceso a una amplia variedad de recursos. A través de ella se accede a textos de artículos, publicaciones periódicas científicas y tecnológicas, tanto nacionales
http://www.unesco.org.uy/informatica/publicaciones/WISpaper_esp.pdf http://www.clacso.org 29 http://searcher.eclacpos.org/copac.htm 30 http://infolac.ucol.mx 31 http://www.cepis.ops.oms.org
28 27

38

como internacionales, en los diversos campos del conocimiento, así como a bases de datos de referencias, resúmenes de documentos y otras informaciones bibliográficas de interés para el sistema de Ciencia y Tecnología32.

La Circulación fluida de información Si la aplicación del saber, de los conocimientos derivados de la circulación de información se ha convertido hoy en día en el medio principal de producción de valor, la fluidez de la transmisión de información es una de las características que (se esperaría que) determine a la investigación en la Sociedad de la Información. Parecería que aún no se ha producido plenamente el “cambio de cabeza” necesario a esta circulación: el cese de tabicamientos relativos a diferentes disciplinas, carreras, Universidades, grupos de investigación entre sí. Existen numerosas facilidades tecnológicas para compartir información y conocimientos. Internet2 es básicamente un consorcio armado por Universidades, empresas y el gobierno norteamericano, con el objetivo de armar una red de alta velocidad para aplicaciones distintas a las que conocemos hoy en día, a una velocidad superior a la Internet comercial. Por otra parte, la Red de Cooperación Latinoamericana de Redes Avanzada (CLARA), interconecta a las redes académicas nacionales de América Latina y sus similares en el mundo. CLARA, a través de la red RETINA, impulsa significativamente la educación e investigación en Argentina; a más de de fomentar el desarrollo de redes avanzadas, con beneficios en tiempo real, para la colaboración entre investigadores y su relación para con la ciencia y la tecnología. No existen ya excusas de carencia de tecnología para compartir saberes. 3.7 Los nuevos roles de los estudiantes Si los docentes universitarios deben adaptarse a cambios en la estructura de poder, la organización de sus clases y la forma de comunicación, los estudiantes no permanecen pasivos en la universidad de la Sociedad de la Información. Si el docente abandona el rol de transmisor único de conocimientos para transformarse en un guía en los procesos de exploración cognoscitiva, el estudiante debe asumir plenamente el de explorador. Las redes no sólo sirven como vehículo para proporcionar a los estudiantes materiales de autoestudio, sino para crear un entorno fluido y multimediático de comunicaciones entre profesores y alumnos (teletutoría) y, tal vez lo más importante, entre los propios alumnos (aprendizaje colaborativo, gestión del conocimiento). Es conveniente que los estudiantes puedan comprobar por sí mismos su nivel de avance mediante tests de autoevaluación proporcionados por los docentes, así como por trabajos de investigación y fundamentalmente, de colaboración en red con otros estudiantes y con los expertos que localice. Para los alumnos que realicen estudios tanto en forma presencial como virtual o mixta, las TIC se transforman en un instrumento cada vez más imprescindible en las instituciones educativas (Marquès Graell, 2000), donde pueden desarrollar múltiples funciones:
32

http://www.secyt.gov.ar

39

-Fuente y vehículo de información y acceso a datos en diversos formatos (texto, imágenes, sonidos, etc. (hipermedial). - Canal de comunicación interpersonal, herramienta para el trabajo colaborativo y para el intercambio de información e ideas (e-mail, foros telemáticos, grupos de interés electrónicos) - Medio de expresión e instrumento de creación (procesadores de textos y gráficos, editores de páginas web y presentaciones multimedia, cámara de vídeo, música, arte digital etc.) - Instrumento cognitivo y herramienta para procesar la información: hojas de cálculo, gestores de bases de datos, etc. - Instrumentos para la gestión, ya que automatizan diversos trabajos de la gestión de los centros: secretaría, acción tutorial, asistencias, bibliotecas… - Recurso interactivo para el aprendizaje. Los materiales didácticos multimedia informan, entrenan, simulan, guían aprendizajes, motivan, sugieren, inspiran. - Medio lúdico y entorno de desarrollo psicomotor y cognitivo. - Medio para la movilidad virtual entre diversas universidades y centros de investigación. Este último punto resulta fundamental. La deslocalización de la información y la disponibilidad de nuevos canales de comunicación ejercen importantes efectos notables en la educación superior: el más evidente es la globalización de algunos mercados educativos. Actualmente, numerosas universidades compiten en un renovado mercado de formación a distancia a través de las redes telemáticas. La perspectiva tradicional de la educación a distancia está cambiando a pasos agigantados. La Declaración de Compostela (2004), firmada por 184 universidades iberoamericanas, entre ellas 11 argentinas, compromete a dichas instituciones, entre otras acciones, a “Intensificar los programas específicos de movilidad de profesores, estudiantes y personal administrativo, aprovechando el valor añadido que suponen nuestras lenguas comunes, instar a la eliminación de las trabas burocráticas que dificultan la entrada y permanencia en los distintos países a los participantes en dichos programas, e impulsar una política de financiación y becas que los haga efectivos para todos”, así como a “Promover el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones como una vía de intercambio académico y de "movilidad virtual", convirtiéndolas, al mismo tiempo, en un instrumento que permita mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje y crear nuevas oportunidades de formación, en especial para los sectores más desfavorecidos”. Los estudiantes deben estar preparados para utilizar esta movilidad virtual, aprovechando los cursos y cátedras inter-universidades, y las posibilidades de desarrollar carreras “a la carta”, combinando, en la medida en que los acuerdos interuniversitarios lo permitan, diversos cursos de grado y postgrado entre la rica oferta académica de las distintas universidades.

40

3.8 Intercambio y movilidad académica El permanente avance del conocimiento crea la necesidad de que las universidades originen estrategias que permitan, por un lado, mantener su nivel científico en aquellas disciplinas y carreras ya desarrolladas, y, por otro, cubrir las nuevas y emergentes disciplinas o líneas de investigación, entre ellas, las múltiples áreas de conocimiento que conforman la Sociedad de la Información. Actualmente no es posible imaginar una universidad, por grande o completa que sea, que pueda abarcar en su totalidad el formidable número de áreas diversas de conocimiento existentes y las nuevas áreas que se van creando. Una de las maneras más efectivas y eficientes de encarar esta realidad y avanzar en el campo de la generación y aplicación del conocimiento es la complementación universitaria: la coordinación del accionar de varias universidades y la organización del conjunto como un sistema en red, articulándolas con el fin de que el conjunto sea fundamentalmente más potente, flexible y eficiente que la suma de las partes. La declaración de la XIV Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, celebrada en San José, Costa Rica (19 y 20 de noviembre de 2004) en sus artículos 27 y 28 señala la necesidad de fortalecer los ejes centrales de la cooperación iberoamericana a través del actual proceso de reestructuración institucional de la Conferencia Iberoamericana. En esta nueva etapa de la cooperación deberá favorecerse la participación de los diferentes actores, favoreciendo la eficiencia en la gestión y en la coordinación, así como optimizar estrategias y mecanismos de articulación institucional de los programas que afirmen la sinergia entre las distintas iniciativas desarrolladas en la Región. En el marco de la cooperación universitaria (artículo 20) no sólo se reafirma el compromiso con el fortalecimiento de las universidades públicas como instituciones que deben promover la excelencia académica para el desarrollo integral de los pueblos de Iberoamérica, sino que se señala particularmente la relevancia de la creación y consolidación de mecanismos de cooperación con el fin de promover y fortalecer la movilidad de estudiantes, investigadores docentes y técnicos, la revalidación y reconocimiento de estudios. Por lo demás, como se ha mencionado más arriba, 165 universidades de diecisiete países iberoamericanos han suscrito la Declaración de Compostela, en la Conferencia Iberoamericana de Rectores y Responsables de Relaciones Internacionales. Se realzan la construcción de un espacio común de educación superior UEALC, así como los objetivos contemplados en el Plan de Acción 2002-2004 y en la Declaración de Lima sobre Cooperación Universitaria 41

Iberoamericana de 2001, y los principios que han inspirado la creación del Consejo Universitario Iberoamericano, y que "siguen siendo válidos para el futuro". La declaración otorga gran importancia a "El fomento de la movilidad, el conocimiento recíproco de los sistemas de evaluación nacionales y la búsqueda de la calidad son todavía objetivos cubiertos con desigual éxito y profundidad", señalando que la mejora de los programas destinados a potenciar la movilidad o el desarrollo de criterios homólogos para la evaluación de la calidad "son, sin duda, necesidades prioritarias".

Dentro de estos principios, para mencionar sólo unos pocos ejemplos, el Programa de Movilidad Académica de la Asociación de Universidades "Grupo Montevideo" (AUGM)33, consiste en el intercambio de docentes e investigadores entre las universidades del Grupo, y persigue el fin de convertirse en un instrumento de valor prioritario para garantizar la efectiva construcción del "espacio académico común ampliado" regional proclamado por la Asociación en su Acta de Intención Fundacional. El impacto de este Programa está dado por su carácter innovador, multiplicador, integracionista y de perfeccionamiento académico. El Programa fue creado en el año 1993, con el apoyo económico inicial de la UNESCO. Ha conseguido movilizar más de 650 académicos entre las universidades constitutivas de la AUGM. Aunque se utilizan medios de comunicación virtual, ellos no han sustituido, sino más bien complementado, el potencial de la vinculación directa y presencial entre docentes e investigadores. Otro ejemplo iberoamericano de movilidad académica es el Programa de Intercambio y Movilidad Académica, PIMA, cuyo diseño, puesta en marcha y ejecución34 desarrollado por la OEI desde el año 1999 hasta el año 2004, puede ser calificado como el origen y antecedente más sólido de un programa de movilidad de estudiantes en el ámbito Iberoamericano. El PIMA, programa multilateral de movilidad académica, estructurado en redes universitarias de al menos tres instituciones de países diferentes, focalizado en áreas temáticas, con exigencia de reconocimiento de los estudios cursados en la universidad de destino por la universidad de origen, ha supuesto en tres ediciones la inclusión progresiva de universidades, la mayoría públicas, pertenecientes a dieciocho países de la región iberoamericana. El Programa ha despertado gran interés y expectativas de participación en las universidades de la Región, interés incrementado por la valoración positiva que tiene su desarrollo. También ha originado la atención de instancias de educación superior de los gobiernos de algunos países, como una iniciativa que concretiza el concepto de Espacio Iberoamericano de Educación Superior.

33 34

http://www.grupomontevideo.edu.uy/Escala_Docente.htm http://www.campus-oei.org/pima/

42

La OEI muestra su deseo de reforzar e innovar los procesos de la cooperación universitaria con Iberoamérica en sus programas. Para ello inicia gestiones en el año 2005 con el fin de establecer acciones con instituciones que desarrollan conjuntamente estrategias similares, tal como la que se da actualmente entre las Universidades y la OEI en este campo, a partir de estos objetivos de la cooperación iberoamericana: • • “Articulación del espacio iberoamericano de educación superior, por su organización en redes temáticas multilaterales, Participación efectiva y activa de las universidades: favorece la articulación de relaciones institucionales, y crea efectos positivos de ampliación de la cooperación entre las mismas, Experiencia exitosa de movilidad con reconocimiento de los estudios de aproximadamente mil estudiantes”.

En el año 2005 los criterios de la OEI alientan estas iniciativas de convergencia de las instituciones hacia la articulación política e institucional en proyectos de movilidad de estudiantes. La Declaración de Toledo (XV Conferencia Iberoamericana de Educación, Toledo, 12 y 13 de julio de 2005) acordó elevar a la XV Cumbre de Salamanca la voluntad de avanzar en la discusión y concertación para crear un espacio iberoamericano del conocimiento articulado en torno a la necesaria transformación de la educación superior, la investigación, el desarrollo y la innovación, que dé respuesta a las necesidades de los países iberoamericanos. Del mismo modo pidió a la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) que, junto con la OEI y el Consejo Universitario Iberoamericano (CUIB), en articulación con los mecanismos de cooperación en educación superior madurados en los ámbitos regionales y subregionales, implementen el proceso de concertación políticotécnica para concretar esta propuesta, sobre la base de los principios y líneas expuestas en el documento "Hacia un Espacio Iberoamericano del Conocimiento" debatido en dicha Conferencia. Uno de los ejes de acción prioritaria que se propone en el documento se refiere a la movilidad de estudiantes (OEI, 2005). Ya en un trabajo anterior (OEI, 1998), este organismo afirmaba que “Es de capital importancia desarrollar servicios para facilitar niveles de interacción a través de Internet: el intercambio y el diálogo, el acceso y la selección de contenidos multimedia educativos, y el trabajo cooperativo en línea sobre la elaboración y la manipulación de contenidos”. En el área de la movilidad virtual, la cooperación entre campus virtuales puede implementarse a través de dos instrumentos fundamentales (EADTU, 2004): • La integración de contenidos y la división de tareas entre las universidades participantes, sobre la base de sus experticias complementarias: contenidos e integración del personal. La movilidad virtual de los estudiantes que siguen un número a determinar de créditos un programa basado en un consorcio de las distintas universidades.

En este entorno, se hacen posibles numerosas combinaciones entre estos dos enfoques, así como también la combinación con movilidad física de los estudiantes y del personal. La articulación entre los campus virtuales, por otro lado, crean 43

situaciones extremadamente favorables para los estudiantes: éstos obtienen lo mejor de cada campus, adquieren experiencia internacional y se les otorgan títulos múltiples. El valor agregado de la movilidad virtual es fundamental para las universidades, dado que permite implementar (EADTU, 2004): • Programas de calidad más elevada a través de la integración del personal y de los contenidos o a través de la movilidad, sobre la base de la complementariedad de fuerzas; La posibilidad de diversificar cursos y programas; Combinar las experticias y saberes de excelencia en las instituciones miembros del campus virtual; Adquirir un perfil académico más alto, sobre todo cuando se incluyen centros de investigación en la red; Adquirir visibilidad internacional; Ofrecer dobles títulos de grado y postgrado

• • • • •

3.9 Universidades y empresas Arocena y Sutz (2002) desarrollan el concepto de las industrias universitarias, cuyos impactos sobre la economía y el mundo académico son más grandes que los previstos inicialmente. Han tenido un impacto que va más allá de sí mismas: “Es quizá la primera vez en la historia que algunas universidades fueron vistas como creadoras directas de riqueza y de empleo: ¿porqué no pedirle lo mismo a todas las demás? Aparece así un conjunto de temáticas realmente nuevas en las discusiones sobre educación superior”. Una de estas temáticas se desarrolla sobre la responsabilidad universitaria en la formación del "espíritu emprendedor". Éste no consiste ya sólo en educar y formar investigadores o profesionales liberales, sino también de educar y formar empresarios que puedan relacionar en forma fructífera universidades y empresas, conocimientos y producción. El segundo eje evoluciona sobre un nuevo modelo basado sobre el desarrollo económico: llevar al mercado, institucionalmente, los productos en conocimientos creados por las universidades. Henry Etzkowitz (1990, citado por Arocena y Sutz) llama a la mercantilización del conocimiento la "segunda revolución académica" y pronostica que, al igual que la primera revolución académica, donde por introducir la investigación no se descuidó la docencia, esta otra aprenderá a concertar docencia, investigación y generación de riqueza. En este contexto, las universidades desempeñan el rol de actores económicos y sociales en la SIC. Este modelo de universidad emprendedora ha emergido en América del Norte, Europa y América Latina. Se lo llama Universidad del siglo XXI (Terra y Etzkowitz, 1999). En este paradigma de transición de la sociedad industrial hacia la SIC, la interacción entre las universidades, las empresas y los 44

gobiernos recibe la denominación de “triple hélice” (Etzkowitz y Leydesdorff, 1996, citado por Terra y Etzkowitz, 1999). En esta configuración, el Estado-nación abarca a la academia y a la industria, y coordina las relaciones entre ellas. La versión fuerte de este paradigma puede ser encontrada, según Etzkowitz y Leydesdorff (2000) en la ex Unión Soviética y en algunos países este-europeos con gobiernos socialistas. Versiones más débiles se hallan en muchos países latinoamericanos y hasta cierto punto, en algunos países europeos, como Noruega. Este proceso debe ser evaluado y planeado cuidadosamente y necesita de minuciosas estrategias específicas. Un segundo paradigma de políticas consiste en esferas separadas con bordes fuertes y definidos que las dividen, y relaciones altamente circunscritas entre las esferas, caso ejemplificado por Suecia y por Estados Unidos. Finalmente, el tercer modelo de Triple Hélice genera una infraestructura de conocimiento en términos de superposición de las esferas institucionales, paradigma en la que cada esfera asume el rol de la otra, y con organizaciones híbridas que emergen en las interfaces. Arocena y Sutz (2002), plantean: “Ahora bien, ¿cuán novedosa es esta manera de caracterizar lo que está pasando? Cuando aparece por vez primera la conceptualización "triple hélice", producida en el "Norte", desde América Latina es imposible no recordar que exactamente treinta años antes Jorge Sábato había propuesto una imagen de forma distinta pero muy similar: el "triángulo de Sábato" cuyos vértices eran gobierno, empresas y academia. Esta idea estaba décadas adelantada a su época, porque justamente se apartaba del modelo lineal y no por cuestiones geométricas. (…) La pregunta entonces es: ¿qué trae de nuevo la triple hélice? Probablemente muchas cosas, pero lo que de forma más evidente diferencia al triángulo de Sábato de la triple hélice es que el primero es un concepto claramente normativo y el segundo un concepto marcadamente descriptivo. Sábato señalaba que, a menos que un verdadero triángulo conectara las esferas de acción de gobierno, industria y academia, no habría forma de promover el desarrollo, en particular, el científicotecnológico, pero no afirmaba que eso estuviera sucediendo en parte alguna de la región. En cambio, cuando Etzkowitz y Leydesdorff proponen el concepto de triple hélice, lo hacen porque da cuenta de la dinámica real de la última década y, sobre todo, porque entienden que en esa dirección seguirán desarrollándose los acontecimientos”. Estos autores añaden: “El papel de las universidades sigue siendo en altísima medida investigar, generar resultados que incrementan el "capital de conocimiento" de la sociedad, formar personas con el caudal de creatividad que sólo se adquiere si la formación se realiza en un ambiente de investigación, y reproducir la elite de la investigación a través del sistema de postgrado. (…). Pero además de ese papel, que no se trata de disminuir, aparece otro: los laboratorios y equipos universitarios se han constituido en compañeros de ruta de laboratorios y equipos industriales, con los cuáles discuten la agenda de investigación, de cuyas empresas reciben financiamiento, en cuyos espacios entrenan a sus estudiantes de postgrado alrededor de temáticas de interés mutuo. La reproducción de la elite académica ya no se da solamente en la academia: los nuevos entrantes son, al

45

menos en ciertas áreas, crecientemente híbridos, al igual que los saberes que convergen a la innovación y las lógicas de producción de conocimientos”. Esta visión es compartida por un número creciente de universidades argentinas: para mencionar un ejemplo, El Instituto Tecnológico Córdoba - ITC35 es una entidad sin fines de lucro, de carácter civil. Sus miembros fundadores son las seis Universidades de Córdoba y el Cluster Córdoba Technology, que a inicios del año 2001, se plantearon iniciar una actividad colaborativa articulando y compatibilizando intereses y objetivos para conformar un laboratorio de Alta Tecnología, posicionado para complementar una de las primeras iniciativas de asociación entre Universidades y Empresas Tecnológicas. Los objetivos fundamentales del ITC son: Promover el desarrollo de la industria tecnológica informática local, con el fin de transformarse en una importante fuente de empleos e ingresos para la región; Promover estudios e investigaciones en los campos de las tecnologías de información, desarrollando su aplicación en respuesta a los requerimientos de la sociedad en sus diversas esferas: personal, empresarial y gubernamental; Efectuar estudios aplicados requeridos por las empresas vinculadas a las TI y sus disciplinas asociadas y por los gobiernos de la región, e investigaciones propuestas por las empresas referentes mundiales de alta tecnología, patrocinadoras y sostenedoras del ITC. La Universidad Nacional del Litoral promueve desde 1987 la cooperación con empresas nacionales y provinciales, con el principio de desarrollar una universidad innovadora vinculada con su entorno socio económico y que ocupe un rol protagónico en el desarrollo regional.

35

http://www.fitc.unc.edu.ar/ 46

4. UNIVERSIDADES CONECTADAS, EMERGENTES Y RESISTENTES Para elaborar esta segunda parte hemos procedido a procesar la información obtenida mediante las entrevistas, cuestionarios autoadministrados y búsquedas documentales, según el juego de indicadores antes mencionado. Se le ha prestado particular atención a la pertenencia de los institutos de educación superior a redes científicas y a interacciones con otros actores sociales, dado que los autores consideran el funcionamiento en red como la característica fundamental de la Sociedad del Conocimiento. 4.1 Los establecimientos de educación superior en Argentina Según las estadísticas del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología (2004), en Argentina existen 79 universidades, de las cuales 38 son estatales y 41, privadas. Hay además 18 Institutos Universitarios, de los cuales dos tercios son privados, una universidad extranjera, una Universidad Internacional y una Universidad provincial, totalizando 100 establecimientos de educación superior. Universidades Institutos Universitarios Universidad extranjera Universidad internacional Universidad provincial Total Estatal Privada Total 38 41 79 6 12 18 1 1 1 1 1 1 45 55 100

Fuente: Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología (2004), p.13, tabla1.1. La distribución de estos establecimientos educativos en el territorio nacional es sumamente desigual: casi la mitad de ellos están situados en el Área Metropolitana de Buenos Aires. Le sigue el Centro-Oeste, con 17 establecimientos, el área Bonaerense, con 10, y luego el Centro-Este y el Noroeste, el Noreste, y finalmente el menos equipado: el Sur. Las universidades privadas emulan a las públicas en cuanto a localización: se han instalado preferentemente en el Área Metropolitana de Buenos Aires y en el Centro-Este del país. Bonaerense Centro-Oeste Centro-Este Metropolitana Noreste Noroeste Sur Total Estatal 6 9 3 14 4 5 4 45 Privada 4 8 5 13 2 3 55 Total 10 17 8 47 6 8 100

Fuente: Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología (2004), p.13, tabla1.2. 47

La Ciudad de Buenos Aires detenta la mayor tasa bruta de escolarización universitaria (62.8%), seguida de las provincias de Córdoba (34,9%), Tucumán (25,4%), San Luís (25,1%), los Partidos de la Provincia de Buenos Aires excluido el Gran Buenos Aires (24,6%), La Rioja (24,3%), Santa Fe (23,9%), San Juan (23,8%), Mendoza (23,4%), y los 24 Partidos del Gran Buenos Aires (22,4%). Las provincias que muestran la menor tasa bruta de escolarización universitaria son Santiago del Estero (11,2%) y Misiones (12,7%) (Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología (2004), p.16).

48

4.2 TIC en la administración universitaria

4.2.1 Políticas y estrategias con respecto a las TIC El 53 por ciento de universidades entrevistadas aseguran poseer estrategias con respecto a la utilización de TIC en el sector administrativo (Ver Anexo, Tabla 1) y están abiertas a desarrollos de optimización mediante medios electrónicos. Entre ellas, la Universidad de Buenos Aires manifiesta que su estrategia es utilizar TICs para agilizar y facilitar el manejo de la información al personal y garantizar la homogeneidad de la misma, para evitar disparidades, duplicación de datos, y mantener la actualización de los mismos. También ofrece disponibilidad de esta información en línea para el público y la comunidad académica. “A través de actualización de procesos e incorporación de recursos, la actual gestión impulsa una política de inserción de las TIC como herramienta para la optimización de la tarea diaria. La implementación de servicios como correo electrónico, servidores de listas, utilización de cuentas institucionales, servidores ftp, etc., ha logrado agilizar y mejorar los circuitos internos de trámites” (entrevista personal). Para la Universidad Nacional de Cuyo, la utilización y el desarrollo de las TIC es considerado como un elemento transversal, orientado por ello a interactuar con los Ejes de gestión de la Universidad. Existe un incremento en el desarrollo de infraestructura, desarrollo (programación) y actividades alrededor de las TIC, de acuerdo con el Plan Estratégico 200436. En varios pasajes del mismo se expresan metas en relación al uso de las TIC. Por ejemplo, “Desarrollar y optimizar un proyecto comunicacional, tecnológico y de producción de contenidos informativos, educativos, culturales y sociales con fines internos y externos a la Universidad”37. La Universidad Nacional de La Plata está en proceso de definir la estrategia, pero tiende a incrementar el uso de TICs; por su parte, la Universidad Nacional de Mendoza “prioriza el uso TICs como herramienta para el mejoramiento de la calidad en el desarrollo académico administrativo de la facultad, en correspondencia con los intereses de la Universidad”. Si bien la Universidad Nacional de Quilmes no posee una estrategia formal, brinda a las autoridades y al sector administrativo herramientas de gestión acordes a los puestos de decisión. Se mantiene el uso de los sistemas SIU (Sistema de información Universitaria38), y se desarrollan personalizaciones de los mismos. La Universidad Tecnológica Nacional tiene una activa política de desarrollo de TIC para el apoyo de los procesos educativos y de gestión. Las características particulares de la UTN, tecnológica y federal, hacen de las TIC un recurso imprescindible para la integración y comunicación de su comunidad entre sí y con el resto de la comunidad académica y científica del país y del mundo, así como para la investigación y el desarrollo. Aún las universidades que manifiestan carecer de una estrategia con respecto al uso de TIC en el sector administrativo revelan poseerla en la práctica, o bien
36 37

Http://www.uncu.edu.ar/contenido/index.php?tid=302&%2Fcontenido=4bgl1eljkdoa46s9c44f2nb624 Capítulo VI, Área Tecnología y Comunicaciones 38 http://www.siu.edu.ar/inicio/portada.php

49

preverla para un futuro cercano. Por ejemplo, la Universidad Nacional del Comahue plantea poner la tecnología al servicio de la comunidad universitaria; y la Universidad de San Andrés está implementando un sistema de gestión integrado.

4.2.2 El "Sistema de Información Universitaria - SIU" y las estrategias de uso de TIC en la gestión universitaria El "Sistema de Información Universitaria - SIU", organizado por la Secretaría de Políticas Universitarias como parte del Programa de Reforma de la Educación Superior (PRES), cumple un rol importante en la utilización de innovaciones tecnológicas en las universidades. Su objetivo es el de “crear un sistema universitario nacional provisto de información confiable; capaz de ser un instrumento eficaz al momento de implementar políticas y estrategias que lleven a la correcta asignación de los recursos del Estado”. Desde 1996 el Programa SIU representa un “espacio generador de soluciones para una mejor utilización del recurso de la información, actuando como facilitador para la incorporación de nuevas tecnologías. Al trabajar en forma directa con las universidades funciona como articulador comunicacional entre las distintas instituciones académicas y a su vez de éstas últimas con la Secretaría”. El trabajo del Programa SIU incluye las siguientes actividades:
• •

• • • •

• •

El desarrollo, la implantación y el mantenimiento de productos de software de gestión. La permanente participación de los actores a través de los comités de usuarios, foros de discusión, reuniones, talleres, desarrollos cooperativos, etc., así como la definición de estándares tecnológicos y metodológicos para la construcción de software. La provisión a las universidades del equipamiento informático necesario para sustentar el funcionamiento apropiado de los sistemas. La capacitación específica para la administración y el manejo del equipamiento y los sistemas. La puesta en común de los recursos de gestión actualmente disponibles en las universidades. El asesoramiento, monitoreo y permanente evaluación de las actividades y los resultados para la posterior retroalimentación, como base para asegurar la mejora continua. El estudio del mercado e investigación en cuanto a las nuevas tecnologías de la información. Apertura a la prestación de cualquier otro servicio que requerido y en el que SIU aporte valores diferenciales respecto a otras consultoras u organismos del Estado.

En la actualidad, el SIU cuenta con varios proyectos activos en la Secretaría de Políticas Universitarias y en las universidades nacionales. Sistemas para la gestión interna • SIU-Pampa: Gestión de personal y liquidación de sueldos. Este sistema se ha implementado en más de 100 unidades académicas acompañando la

50

organización administrativa de cada universidad y es requerido por otros organismos del estado fuera del sistema universitario. • SIU-Comechingones: Gestión económica financiera presupuestaria y contable en forma integrada. Este sistema funciona prácticamente en el 100% de las universidades del país y está implementado en forma central o distribuida de acuerdo a la organización administrativa de la institución. Actualmente hay más de 100 implementaciones funcionando. SIU-Guaraní: Gestión de alumnos (desde el ingreso hasta el egreso), acompañado por gestión de aulas, planificación académica, mesas de exámenes, etc., en forma integrada. Existen más de 180 unidades académicas trabajando con este sistema. SIU-Puelche: Sistema de administración de una base de datos bibliográfica distribuida (BDU), con más de 900.000 registros de las Universidades Nacionales y de otras instituciones. Es la base para la adopción de estándares internacionales, la catalogación cooperativa y el cambio cultural en el trabajo bibliotecario. SIU-Araucano: Sistema de información estadística universitaria. Información sobre nuevos inscriptos, regulares y los egresados de las universidades y de los institutos universitarios. Tiene interfaces con el sistema de alumnos. Este sistema es utilizado por las universidades nacionales y privadas. ComDoc II: Sistema de seguimiento de expedientes. Desarrollado con tecnología de software libre y cedido por el Ministerio de Economía para uso de las Universidades Nacionales.

Sistemas para la planificación y la toma de decisiones • DataWarehouse: Análisis de información para niveles gerenciales (desgranamiento, seguimiento de docentes, evolución de matrícula por carrera, ejecución presupuestaria, servicios, evolución de liquidaciones de haberes, recursos humanos de planta, etc.). • SIU-Wichi: Herramientas para consultas en web. Ofrece consultas sobre información producida en la gestión (información contable y de personal). Asimismo, la plasticidad del sistema permite la incorporación de nuevas consultas en base a otra información de la institución (Gurmendi y Kaufman, 2005).

El desarrollo de sistemas de gestión para las universidades es uno de los objetivos centrales del Programa SIU, e incluye sostener la construcción de un Sistema de Información para la Educación Superior, en el que estén involucradas y vinculadas todas las áreas que la comprenden. Los sistemas promovidos desde el SIU funcionan con permanente interrelación.

51

Fuente: http://www.siu.edu.ar/inicio/portada.php La siguiente tabla muestra la cantidad de instituciones que utilizan como sistema único los desarrollos del Programa SIU.

Fuente: http://www.siu.edu.ar/inicio/portada.php

52

Fuente: http://www.siu.edu.ar/inicio/portada.php Kaufman (2005) señala que la metodología de trabajo promovida por el SIU ha posibilitado la provisión de un conjunto de soluciones informáticas comunes para todo el Sistema Universitario: “Esta forma de trabajo ha llevado a la eliminación de tareas duplicadas, con el consecuente ahorro de tiempo y esfuerzos. Se ha trabajado en reformular los circuitos administrativos llevando adelante reingeniería de procesos tendientes a volverlos más eficientes. Esta experiencia de aprendizaje e integración revela un modelo posible de back office de Gobierno Electrónico universitario transferible a otras estructuras gubernamentales de distinto nivel. También pone en evidencia las competencias y capacidades que debe tener el equipo desarrollador”. Pero el SIU introduce también innovaciones organizacionales importantes, como los “Comités de Usuarios”, una versión de las CoPs. Kaufman (2005) define como CoP a los grupos de personas comparten e intercomunican información, ideas, experiencias y herramientas en un área de interés común. El objetivo de estos grupos es acrecentar sus habilidades a través de la práctica compartida (tomando las “mejores prácticas”). Esto es lo que desarrollan los sucede con los “Comités de Usuarios” del SIU (por ejemplo, en el “Guaraní”, el sistema de gestión de alumnos). Actualmente, más de 180 unidades académicas trabajan conjuntamente a través de Comités de Usuarios, que son entornos permanentes de innovación (y mejoramiento) del software específico. Estos Comités reúnen transversalmente, a desarrolladores y usuarios ligados con ese tipo de gestión. Esta práctica congrega al mismo nivel de usuarios, atravesando horizontalmente a las Universidades Nacionales.

4.2.3 Proyectos informáticos recientes de relevancia en el área de administración

53

La mayoría de las universidades ha implementado proyectos recientes con respecto a informática administrativa. La Universidad de Buenos Aires ha adquirido unidades informáticas con el objeto de actualizar los equipos, y está desarrollando una Base en línea de proyectos de investigación. Por lo demás, se han implementado Servicios de Internet e Intranet en plataforma abierta, así como la optimización de la infraestructura de comunicaciones de la universidad. Las últimas actividades incluyen el diseño, desarrollo e implementación del sistema de suministros en plataforma web y del sistema de becas y concursos para la Secretaría de Ciencia y Técnica (plataforma web). Para la selección e implementación del sistema de Gestión de Recursos Humanos se utiliza en sistema SIU-PAMPA (actualmente en proceso de implementación), mientras que la Universidad Nacional de Córdoba ha implementado la gestión informatizada de alumnos utilizando el sistema SIU Guaraní. La Universidad Nacional de Cuyo, a través de su Dirección de Nuevas Tecnologías han implementado una serie de acciones significativas: a nivel de Infraestructura de Telecomunicaciones, los hitos fundamentales en abril y mayo del 2005 han sido la puesta en funciones (Abril/Mayo 2005) del nuevo servicio de comunicaciones de voz (telefonía) de la Universidad, que incluye un sistema de centrales distribuidas con posibilidad de absorción de crecimientos - en términos de capacidad- locales, capacidad IP nativa (VoIP, Voz sobre IP) convergente con la red de datos sobre la red de fibra de la UNCuyo. También se han incorporado a la red las Facultades ExtraCampus (Ciencias Aplicadas a la Industria en el Dpto. de San Rafael, Ciencias Agrarias en el Departamento de Luján de Cuyo, y Educación Elemental y Especial en el Dpto. Capital). En la próxima Etapa -ampliación del sistema- está prevista la incorporación al sistema de los Colegios y demás Institutos Extracampus de la UNCuyo. En lo referente a Sistemas y Desarrollo de Software Implementación del modelo de operaciones del Sistema de Gestión Presupuestaria y de liquidación de sueldos (SIU Comechingones y SIU Pampa respectivamente) bajo la modalidad de “Terminal Server” para el acceso remoto desde todos los Institutos de la UNCuyo, y previsión para la implementación de los restantes sistemas de gestión administrativa bajo la misma modalidad desde el Nodo CICUNC. Se ha implementado la actualización de la Plataforma Web desarrollada íntegramente en la UNCuyo en código abierto, y destinada a la Dirección de Educación a Distancia, así como la actualización del Motor de Contenidos y desarrollo de módulos adicionales para el portal Web de la UNCuyo39 y portales y sitios subsidiarios o bien desarrollados para terceros40. También se ha procedido al ajuste y puesta en funcionamiento del Sistema Web -desarrollo propio- destinado a la implementación del nuevo modelo de gestión presupuestaria de la UNCuyo y a la actualización del Sistema Web de solicitud y gestión de becas estudiantiles desarrollo propio- para el período 2006. Entre las numerosas actividades en el área de modernización informática figuran la actualización del Sistema Web -desarrollo propio- de solicitud del Bono de puntaje Docente orientado a la Docencia de Enseñanza Media y la actualización de infraestructura, además de la implementación de la tercera etapa del “Plan de Actualización Tecnológica” integral
39 40

www.uncu.edu.ar www.redvitec.edu.ar

54

de la UNCuyo, destinado a la compra de equipamiento informático, licencias de software, adecuación de cableados estructurados y crecimiento del sistema telefónico, y cuya previsión presupuestaria original total es de aproximadamente $2.100.000 (dos millones cien mil pesos). Otras Universidades, como las de Quilmes, Rosario y Salta utilizan activamente los softwares y programas del SIU, mientras que la Tecnológica Nacional ha puesto en marcha la RUT2 (Red Universitaria Tecnológica de Prestaciones Avanzadas) que le permitirá a la Universidad, además, tener acceso a redes como Retina2 (Argentina), Internet2 (USA), GEANT (Europa) y CLARA (Latinoamérica).

4.2.4 Equipamiento informático de las universidades La adquisición de equipos informáticos por compra o donación en periodos recientes es un indicador sobre las articulaciones entre las universidades y empresas u organismos del Estado que actúen como posibles donantes. También es necesario considerar que cuando un equipo de investigación obtiene un subsidio del CONICET o de la ANPCyT, debe donar los equipos informáticos (considerados bienes de capital) a su respectiva universidad una vez que el proyecto está concluido. Por estas razones, el hecho de que -con excepción de la Universidad Nacional de Córdoba, quien informa que el 40% de sus equipos procede de donaciones-, el resto de las universidades encuestadas afirme que entre el 95% y el 100% de sus equipos son comprados revela dos posibilidades: o bien existen falencias en el registro de información relativo a las donaciones, o bien las articulaciones con empresas donantes aún tiene que ser cultivada en el ámbito universitario41.

Equipamiento obtenido por compra o donación Equipamiento Equipamiento obtenido mediante comprado

Universidad
41

Otros

Total

Al respecto, una nota de Canal AR (9/11/2005) informa que Microsoft anunció la entrega de robots, software, y demás elementos tecnológicos a diferentes casas de altos estudios de Argentina. Dentro del Programa de Relaciones Universitarias de la compañía, la Universidad Abierta Interamericana, la UTN, y la UBA fueron beneficiarias de la donación realizada. Las universidades recibirán robots ER1, estaciones de trabajo de 64 bits, servidores tipo rack, 30 computadoras de escritorio, varios tablet PCs, y Pocket PCs. En relación con el detalle de la donación, la Universidad de Buenos Aires recibió 10 estaciones de trabajo de 64 bits, y otros periféricos. La Universidad Tecnológica Nacional recibirá seis robots ER1, y una suma de 17.600 dólares para incentivar el avance en materia de Inteligencia Artificial. http://www.canalar.com.ar/Noticias/NoticiaMuestra.asp?Id=2498

55

donaciones Universidad de Buenos Aires Universidad Nacional de Córdoba Universidad Nacional de Comahue Universidad Nacional de Cuyo Universidad de Gral. Sarmiento Universidad de Gral. San Martín Universidad Nacional de La Matanza Universidad Nacional de La Plata Universidad Nacional de la Patagonia Austral Universidad Nacional de Misiones Universidad Nacional de Mar del Plata Universidad Nacional de Mendoza Universidad Nacional del Nordeste Universidad Nacional de Rosario * Universidad de Tres de Febrero Universidad Nacional de Quilmes Universidad Nacional de Salta Universidad Nacional del Sur Universidad Nacional de Tucumán 98 60 100 98 100 2 40 1 100 100 100 100 100

1 -

90

10

-

100

100 90 ns/nc 95 100 100 ns/nc no se disponen estadísticas globales 100 100 100

10 ns/nc 5 ns/nc

ns/nc ns/nc

100 100 100 100 100 ns/nc**

Universidad Tecnológica Nacional Universidad Abierta Interamericana Universidad de Belgrano Universidad Kennedy Universidad de Palermo Universidad de San Andrés Universidad Torcuato Di Tella Instituto Tecnológico de Buenos Aires * Dato brindado como promedio general ** admite tener un porcentaje de donaciones

-

-

100 -

Fuente: entrevistas propias a universidades

56

4.2.5 Softwares utilizados Sólo dos de las universidades consultadas, la Universidad Torcuato Di Tella y el Instituto Tecnológico de Buenos Aires, informan que la totalidad del software empleado es propietario. En el otro extremo se encuentran la Universidad Nacional de Salta y la Universidad Nacional de Mendoza, que utilizan 20% de software propietario y 80% de software libre. Las demás instituciones que han respondido aseguran que utilizan entre 50% y 10% de software libre, usando las ventajas de sistemas mixtos.

Universidad

Universidad de Buenos Aires Universidad Nacional de Córdoba ns/nc Universidad Nacional de Comahue Universidad Nacional de Cuyo Universidad de Gral. Sarmiento ns/nc Universidad de Gral. San Martín Universidad Nacional de La Matanza Universidad Nacional de La Plata Universidad Nacional de la Patagonia Austral Universidad Nacional de Misiones Universidad Nacional de Mar del Plata Universidad Nacional de Mendoza Universidad Nacional del Nordeste ns/nc Universidad Nacional de Rosario Universidad de Tres de Febrero Universidad Nacional de Quilmes Universidad Nacional de Salta Universidad Nacional del Sur Universidad Nacional de Tucumán

Software Propietario Software Libre El front-end es en su totalidad software propietario (Windows- El back-end es Office) libre en un 95%. ns/nc 90 70 ns/nc 10 30

60

40

80

20

20 ns/nc 50 80 20 50

80

50 20 80 50

57

Universidad Tecnológica Nacional Universidad Abierta Interamericana Universidad de Belgrano Universidad Kennedy Universidad de Palermo Universidad de San Andrés Universidad Torcuato Di Tella Instituto Tecnológico de Buenos Aires

no se disponen de estadísticas globales

-

90 100 100

10 -

Fuente: entrevistas propias a universidades Entre las razones expresadas para preferir el software propietario se encuentran la facilidad de acceso a actualizaciones y soporte técnico, y el conocimiento previo del software por parte de los usuarios, además de la facilitación de licencias especiales por parte de empresas de software propietario. Entre los argumentos que justifican la preferencia por el software libre se encuentra en primer lugar el bajo costo. Dos de las universidades entrevistadas, la Kennedy y la Tecnológica Nacional, han implementado sistemas propios. Esta última posee un equipo de 25 desarrolladores que trabajan para la institución. “No hay software que sirva para poder cubrir todas las expectativas, y menos de una institución como esta que tiene 20.000 alumnos universitarios, y que a su vez debe articularse con otras instituciones que forman parte del grupo, como son colegios y demás”, asevera la UTN. Esta institución posee además convenios con empresas líderes en el mercado, como Microsoft, IBM, por los que tienen uso gratuito de todo el licenciamiento.

4.2.6 Participación del personal administrativo en decisiones relacionadas con adquisición de hardware y software Para la apropiación adecuada de las tecnologías, es importante que el personal que las utilice participe en diversos grados en los procesos previos a su adquisición, por medio de la expresión de sus necesidades en este sentido. El 90 % de las universidades entrevistadas ha manifestado considerar las opiniones y necesidades de su personal en la adquisición de hardware y software. La Universidad de Buenos Aires lo hace a través de formularios destinados al personal, en los que además se solicitó la enunciación del tipo de tarea al que sería destinado el equipo a incorporar. En la Universidad Nacional de Córdoba existe un Consejo asesor de Informática que define los lineamientos generales en base a necesidades expresadas por el personal. Por su parte, la universidad Nacional de Cuyo consulta a los distintos Institutos a través de planillas/encuestas, como parte del Plan de Actualización Tecnológica, a través de cual se analizaron tanto las necesidades de los funcionarios y empleados como el inventario existente.

58

El sistema de encuestas y cuestionarios es utilizado por casi todas las universidades que efectúan consultas, con algunas particularidades: en la Universidad Nacional de Quilmes, el área responsable de la IT evalúa y planifica las necesidades de toda la universidad; las compras son centralizadas, mediante licitaciones periódicas. La Universidad Abierta Interamericana expresa que proporcionan capacitación permanente, así como encuestas: “Generalmente los nuevos avances y las actualizaciones de los elementos tecnológicos de gestión son por iniciativa de los empleados; se trabaja en un consenso permanente. De otra forma no podríamos lograr que todo el sistema funcione sobre un sistema de gestión”.

4.2.7 Puestos de trabajo informatizados Con respecto a los puestos de trabajo informatizados y equipados con computadoras en la administración con respecto al total de empleados administrativos, resulta curioso que el 55% de las universidades entrevistadas, incluidas algunas de mayores, como la Universidad de Buenos Aires, la de Córdoba y la de Rosario, manifiesten carecer de estadísticas al respecto. La Universidad de Buenos Aires expresa que, considerando la convivencia de distintos horarios de trabajo, a partir de la compra de equipamiento de los últimos años se ha logrado un adecuado nivel de informatización en las áreas administrativas y de gestión. Las Universidades de General Sarmiento, Nacional de Mendoza, Abierta Interamericana y San Andrés registran la informatización del 100% de los puestos administrativos, mientras que las Universidades de Palermo, Nacional del Sur, Nacional de Salta, Nacional de Misiones, Nacional del Comahue, manifiestan tener entre 80% y 90% de sus puestos de trabajo informatizados. La Nacional de Cuyo tiene equipados entre el 40% y el 60% de sus puestos administrativos.

4.2.8 Cursos de capacitación TI provistos al personal administrativo Las dos terceras partes de las universidades entrevistadas expresan haber proporcionado formación en tecnología informática a su personal durante el último año. La Universidad de Buenos Aires plantea que, si bien no han existido planes de capacitación general, se ha realizado capacitación puntual en el uso de las nuevas herramientas en la medida de que fueron incorporadas, a las oficinas usuarias de las mismas. Dentro del Área Informática y Comunicaciones se ha implementado la política de gestión participativa y transferencia de conocimiento, entre los distintos niveles y especialidades del personal que se desempeña en la misma; esto ha permitido mejoras en el desempeño del personal y un crecimiento en las habilidades de cada empleado. La Universidad Nacional del Sur sigue un criterio similar.

59

La Universidad Abierta interamericana provee capacitación en línea. También hay cursos de capacitación presenciales, en los que se trata de percibir como delegar todas las actividades rutinarias a la máquina y dejar más tiempo al ser humano en la parte creativa. Con este fin, se implementan talleres, sesiones de brain storming, ensayos, pruebas piloto, role playing, etc. En ellos surge la ingeniería de requerimientos: el departamento de sistemas interpreta los requerimientos, efectúa el desarrollo y la prueba piloto: Cuando se comprueba el funcionamiento adecuado de la la aplicación se organiza un taller más general, donde nuevas ideas, con el fin de retroalimentar continuamente el sistema. La Universidad Nacional de Córdoba ha implementado cursos de capacitación orientados a los no docentes, un programa que se lleva por los convenios colectivos de trabajo. La Universidad Nacional del Comahue ha implementado cursos de seguridad informática para administradores de red y servidores, cursos de conexión en fibra óptica, cursos de administración en base de datos Oracle, cursos CISCO, con instructores externos. La Secretaría de Extensión de la Nacional de Quilmes ofrece varios cursos básicos de uso de PC accesibles para todo el personal de la universidad. Además, en el año 2005 se han contratado cursos de Linux básico y avanzado, DBA Oracle, estaciones de trabajo multipuesto con Linux y Varios de seguridad informática, también con instructores externos.

4.2.9 Habilidades en TI requeridas a los nuevos empleados Casi todas las universidades requieren de sus nuevos empleados habilidades básicas, como manejo de Sistema operativo y herramientas de oficina, uso del correo electrónico y navegación en Internet. Sólo en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires no se requieren experticias previas, porque el personal se capacita allí mismo.

4.2.10 Soporte técnico e Intranet administrativa El 50% de las universidades entrevistadas dispone de soporte técnico propio, de tamaño variable, además de los equipos técnicos de las respectivas Facultades. En cambio sólo 4 de las universidades manifiestan poseer Intranet para usos administrativos, aunque dos de ellas reconocen que no se trata de un conjunto integrado, sino de una sumatoria de servicios. La Intranet de la Universidad de Buenos Aires es utilizada para el acceso a recursos internos a la gestión del Rectorado y Consejo Superior, mientras que la de la Universidad Nacional del Sur brinda servicios a docentes, administrativos y alumnos.

De cara al exterior: Front Office

60

4.2.11 Sitios web de las universidades Todas las universidades entrevistadas poseen sitios web. Sus ventajas son indudables: difusión de información hacia el interior y el exterior de las universidades, fácilmente actualizable a bajos costos. Los más antiguos datan de 1995: es el caso de las universidades Nacional de La Plata, Nacional de Misiones, Abierta Interamericana, y Palermo. El resto de los sitios ha sido construido entre 1996 y 1998. Los contenidos incluyen reseñas históricas de las universidades, información general, novedades, cursos, accesos a inscripciones, enlaces a los portales de las Unidades Académicas con más servicios descentralizados, como descripción de carreras, publicaciones electrónicas y descripción sobre el plantel docente. El sitio de la Universidad de Buenos Aires se actualiza a diario, según la información proporcionada por las diferentes Secretarías y Departamentos. El sitio incluye secciones dinámicas (Agenda, Noticias) y contenido estable que se renueva de acuerdo a las necesidades de información de los usuarios. La Universidad Nacional de Rosario expresa que nuevos contenidos se agregan diariamente en la UNR y en Puntoedu42, su campus virtual, si existen novedades a comunicar. La totalidad del sitio se cambia cada año y medio. El sitio de la Universidad Nacional del Sur se actualiza a diario. Su última renovación fue el año 2004, y en general, se renueva cada 2 ó 3 años. La Torcuato Di Tella renueva su sitio totalmente cada 3 ó 4 años y éste se actualiza a diario. Las demás universidades son más inciertas cuando se trata de actualizaciones de información y de renovaciones de información en sus respectivos sitios. La Universidad Kennedy declara actualizar su sitio en forma constante. La Universidad San Andrés manifiesta que el sitio completo se ha renovado dos veces en los últimos 4 años. La actualización de la información parcial es constante. En general, puede afirmarse que la actualización de la información depende de la disponibilidad de novedades, y que la renovación total de los sitios se efectúa con una periodicidad de uno a dos años. Es interesante señalar que los sitios web de las universidades entrevistadas no ofrecen buscadores propios: conectan al usuario a buscadores generales, como Google.

4.2.12 Soporte informático destinado a estudiantes El 72% de las universidades entrevistadas manifiestan poseer una Intranet para servicio de sus estudiantes, aunque por sus contenidos puede identificarse con el sitio web de las universidades. En la Universidad de Buenos Aires depende de cada Facultad, factor explicado por su tamaño. La Universidad Nacional de Cuyo expresa que cualquiera de los puntos de acceso a la red dentro de las instalaciones de la Universidad puede considerarse como dentro de una Intranet. Para la Universidad Nacional de San Martín, la Intranet cumple con funciones de
42

http://www.puntoedu.edu.ar/

61

soporte a la Secretaría Académica (inscripciones de materias, pedido de información, pedidos de certificados de alumno, otros.). La Universidad Nacional de La Plata utiliza la Intranet que provee el Sistema SIU Guaraní, implementado en algunas Unidades Académicas. La Nacional de Rosario usa Intranet los estudiantes de Puntoedu, los que estudian a distancia. Para los alumnos presenciales, depende de cada Facultad y de cada cátedra. La Abierta Interamericana utiliza su Intranet para proporcionar a sus estudiantes capacitación en línea, entre otros servicios; cada alumno accede con su login a servicios de alumnos, como acceso a notas, etc. En lo que se refiere a proporcionar gabinetes informáticos a los estudiantes, el 90% de las universidades entrevistadas afirma hacerlo, aunque el número de terminales varía considerablemente y resulta en general insuficiente para el número de estudiantes de cada universidad. La Universidad Abierta Interamericana provee a docentes y alumnos una computadora por persona, Pentium IV, distribuidas en 33 laboratorios. En el caso de la Universidad Nacional de Cuyo, el número de puestos es variable en función de la Facultad/Instituto; en algunos casos consisten en Gabinetes; en otros casos, son salas de navegación implementadas predominantemente en las Bibliotecas de las Facultades. En la Nacional de La Plata, el número de terminales depende de cada unidad académica: en la Facultad de Informática tienen 3 laboratorios con 25 máquinas aproximadamente. La Nacional de Rosario totaliza 30 computadoras promedio en cada una de las 15 unidades académicas, mientras que en la Nacional de Quilmes existen 3 aulas de informática para docencia (grado, pos, y extensión) con 38 computadoras; además provee dos espacios con equipos para el uso de docentes y alumnos: la biblioteca con 40 computadoras y un aula con unas 80 computadoras. La Universidad de San Andrés proporciona a sus estudiantes 3 gabinetes equipados con hardware variado: Pentium 100 y Pentium III, software especialmente de entorno Windows y algunos programas específicos de materias como matemática, economía, etc. En noviembre de 2005, Banco RIO y Universia Argentina han puesto en funcionamiento en la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) un aula de navegación equipada con 20 computadoras para que estudiantes y docentes cuenten con mejores posibilidades de capacitación a través de Internet. El aula cuenta con terminales informáticas de última generación, que permitirá que alumnos, profesores, investigadores y toda la comunidad de la casa de altos estudios obtengan las máximas ventajas de las nuevas tecnologías aplicadas a la educación, a través de la utilización de la conexión inalámbrica (Wi Fi) en el aula. Para estimular el uso intensivo de los nuevos equipos y recursos, la universidad ha previsto la organización de distintos talleres, destinados a que los docentes y alumnos se entrenen en el uso de programas específicos para sus disciplinas43. La Universidad Tecnológica Nacional (UTN), como parte de un plan que tiene como objetivo el desarrollo de las TICs en sus instalaciones, anunció en noviembre de 2005 que su sitio web institucional www.utn.edu.ar puede ser visitado a través de dispositivos móviles como PDAs o teléfonos celulares. El nuevo servicio permite a los usuarios acceder a información institucional, a los datos de las diferentes
43

http://weblog.educ.ar/noticias/archives/006499.php

62

facultades y al buscador de carreras, así como ponerse en contacto con la Universidad. La iniciativa representa el interés del ámbito educativo de "estar al día" en materia tecnológica. La UTN ya viene desarrollando proyectos en este sentido, como AMERICA@UTN, un proyecto de movilidad aplicada a la educación desarrollado por la Cátedra de Electrónica Aplicada I de la Facultad Regional Avellaneda, auspiciado por la empresa Hewlett Packard. AMERICA@UTN permite a los alumnos del curso trabajar en clase con sus TabletPCs y/o PocketPCs. Las autoridades de la UTN plantearon la extensión de este modelo a otras aulas, e inclusive a otras Facultades

4.2.13 Comunicación con los estudiantes e información sobre los mismos El 81% de las universidades entrevistadas asevera mantener comunicación con sus estudiantes por medios electrónicos, incluido el correo electrónico y newsletters, aunque su uso depende de cada unidad administrativa o cátedra. La Universidad Nacional de Rosario pone el acento en la comunicación con los alumnos de Puntoedu, su campus virtual, mientras que la General San Martín reserva sus comunicaciones electrónicas exclusivamente para sus estudiantes a distancia. En cambio, las cifras se reducen a 66% cuando se trata de la existencia de bases de datos electrónicas sobre el alumnado.

4.2.14 Acceso a información: Publicaciones electrónicas y centros de documentación Poco costosas y accesibles, las bibliotecas electrónicas están extendidas en las universidades argentinas. Casi el 72% de las universidades entrevistadas facilita a sus estudiantes acceso a una biblioteca electrónica, además de centros de documentación virtuales (9,52%), presenciales (9,52%), y ambos a la vez (47,61%). La Universidad de Buenos Aires posee el SISTEMA DE BIBLIOTECAS Y DE INFORMACIÓN (SISBI)44, cuya misión es coordinar los servicios bibliotecarios de la Universidad de Buenos Aires. El Sistema está constituido por 19 unidades de biblioteca, las que incluyen: una Coordinación General, las Bibliotecas Centrales de las 13 Facultades de la UBA, y las Bibliotecas del Colegio Nacional de Buenos Aires, Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, Ciclo Básico Común, Centro de Estudios Avanzados y Hospital de Clínicas. La Nacional de Córdoba ofrece acceso al mismo portal. La Universidad Nacional de Cuyo posee el Sistema Integrado de Documentación (SID), cuyo centro se sitúa en la Biblioteca Central. El SID cuenta con una red de bibliotecarios que en cada facultad hacen la carga de la base de datos y ejercen desde la dirección del sistema un control de calidad periódicamente. El acceso puede hacerse directamente a través de su Web45. En la Universidad de San
44 45

http://www.sisbi.uba.ar/institucional/sisbi/sisbi.php http://sid.uncu.edu.ar/index2.php

63

Martín, el acceso a documentación electrónica depende de la Coordinación de Biblioteca Virtual que cuenta con convenios con bases de datos académicas internacionales. La Universidad Nacional de Rosario, por su parte, piensa publicar e-books por medio de Puntoedu en el año 2006; tiene además una comunidad de biblioteca presencial, munida de un buscador para localizar electrónicamente el lugar físico donde se encuentra el libro (por ejemplo, en qué Facultad se encuentra). Y la Universidad Nacional de Quilmes facilita a sus docentes y estudiantes el acceso a las publicaciones electrónicas de las entidades con las que tienen convenios. Las universidades privadas también están avanzadas en este aspecto: la Universidad Abierta Interamericana posee una biblioteca en línea. Desde el interior del Campus, un catálogo virtual permite a los usuarios buscar el libro que desean, y solicitar su envío a domicilio. La Universidad de Palermo actualiza su biblioteca electrónica constantemente. Y en la Torcuato Di Tella, docentes y estudiantes acceden a un catálogo virtual según los programas de las materias. Acceso de estudiantes a Biblioteca electrónica 71.42% Existencia de publicaciones electrónica 71.42% Existencia de Centros presenciales y virtuales de documentación: Presencial Virtual Ambos 9.52% 9.52% 47.61%

Fuente: entrevistas propias En cuanto a la publicación propia de textos electrónicos (71,42% de los establecimientos de educación superior anuncian publicaciones electrónicas), la implementación de estas numerosas publicaciones (documentos de trabajo, libros, revistas, newsletters, otros) depende, en las universidades más grandes, como las de Buenos Aires Nacional de La Plata y Nacional de Córdoba, de las diversas facultades. La Nacional de Cuyo provee directamente desde la página de la UNCuyo, newsletters y suscripción a Boletines periódicos segmentados por temáticas. 4.2.15 Innovaciones a implementar

Menos del 20% de las universidades entrevistadas (Nacional de Córdoba, Gral. San Martín, Nacional del Nordeste y Torcuato Di Tella) no planean ninguna innovación tecnológica en el ámbito administrativo o bien los entrevistados declaran no poseer información al respecto. Las restantes prevén innovaciones en el plazo de un año: las universidades Nacional del Comahue, Nacional de La Plata, Nacional de Rosario, Nacional de Cuyo, Nacional de Quilmes, prevén profundizar la implementación del SIU Guaraní. Otras, como la Nacional de Salta, Nacional del Sur y Tecnológica Nacional planean maximizar los trámites vía Internet, ofrecer correo electrónico a todos y mejorar el acceso a las bibliotecas electrónicas. La Abierta Interamericana intenta desarrollar la robótica para procesos administrativos,

64

de modo que la tecnología sea una herramienta fundamental en la mejora de la calidad de vida, para trabajos automatizados y rutinarios.

65

4.3 Las carreras de la Sociedad del Conocimiento Se ha tomado, como indicador de tendencias de estudios relativos a la Sociedad de la Información, el número de egresados de carreras de pregrado y grado en Informática. No ha sido posible hacerlo con las Ingenierías, dado que según las estadísticas del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, 2004, éstas no están desagregadas por carreras. Justamente, la insuficiencia de recursos humanos es un tema latente en la industria tecnológica, dado que la materia gris es el principal recurso con el que se trabaja en ella; la escasez de recursos humanos en el país sería uno de los principales factores que frena el crecimiento de la economía de la Sociedad de la Información. En lo que se refiere a egresados de carreras de grado y pregrado en informática, en las universidades de gestión estatal, entre los años 1998 y 2002, el número se ha casi duplicado en las Universidades donde se dictan carreras relacionadas con esta disciplina. Sobre un total de estudiantes egresados de 1417 en 1998, y 2597 en 2002, la Universidad de donde egresan más informáticos en el país es la Tecnológica Nacional, desde 748 egresados en 1998 a 1512 en el año 2002. Le sigue la Universidad de Buenos Aires (de 118 egresados a 128). Por el contrario, en algunas universidades el número de egresados en informática ha disminuido, como en los casos de la Universidad Nacional de La Plata (de 93 a 65) y del Centro de la Provincia de Buenos Aires (de 112 a 57) (Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, 2004, p. 53). En el total de instituciones, incluyendo institutos, se registran 1.417 egresados en 1998 y 2.627 en 2002. En cuanto a egresados de carreras de grado y pregrado en informática, en las universidades de gestión privada, entre los años 1999 y 2003, el número de egresados es casi diez veces mayor que en las estatales. Las tendencias son más estables en lo que se refiere a crecimiento que en las universidades estatales, con ligera disminución en algunas universidades. Sobre un total de estudiantes egresados de 13.140 en 1999, y 13.521 en 2003, la Universidad de donde egresan más informáticos en el país es la Argentina John F. Kennedy, de 2.942 egresados en 1999 a 2484 en el año 2003. Le siguen la Universidad de Morón (de 1716 egresados a 1193), la Argentina de la Empresa (de 1173 en 1999, a 1167 en el 2003) y la Abierta Interamericana (1089 a 2512). Esta universidad duplica entre 1999 y 2003 los egresados en esta disciplina, tendencia similar a las universidades de gestión estatal. En el total de instituciones, incluyendo institutos, se registran 13.618 egresados en 1999 y 13.764 en 2003 (Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, 2004, p. 81). Es posible que los estudiantes elijan las universidades e institutos privados para estudiar informática debido, entre otros factores, a la provisión de equipos informáticos y otras facilidades técnicas, además de lo títulos intermedios ofrecidos por estos establecimientos educativos, que facilitan la inserción laboral de los graduados. Entre las universidades entrevistadas, casi el 67% ofrece carreras de grado y/o postgrado especializadas en TIC, y el 19% participa en redes de grados o

66

postgrados sustentadas en TIC. (Ver Cuadro). Entre las universidades públicas, ofrecen grados y postgrados en carreras ligadas a la SIC (informática y telecomunicaciones) las universidades nacionales de Buenos Aires, Córdoba, del Comahue, de Cuyo, General Sarmiento, Misiones, Mendoza, Rosario, Quilmes, del Sur y Tecnológica. Entre las universidades privadas, ofrecen carreras de grado y postgrado en estas áreas del conocimiento las de Palermo y el Instituto Tecnológico de Buenos Aires, mientras que se dictan materias afines en algunos postgrados de la Torcuato Di Tella. 4.3.1 Grados y postgrados especializados en TICs e integración a redes Existencia de grados y postgrados especializados en TIC SI/NO Observaciones 1. Universidad de Depende de cada unidad Buenos Aires académica 2. Universidad Si Nacional de Córdoba Universidad Existencia de redes de grados o postgrados sustentadas en TIC SI/NO Observaciones Depende de cada unidad académica Pertenece a la Red RUEDA46, Red Universitaria de Educación a Distancia de Argentina

3. Universidad Nacional de Comahue 4. Universidad Nacional de Cuyo

Si Si

Licenciatura en ciencias informáticas Existe actualmente un No espacio especializado en TIC, impartido en forma de Especialización en la Facultad de Artes y Diseño; la Especialización en Diseño Multimedial. Existen cursos en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales que abordan temáticas que contemplan en algún punto el uso y apropiación de las TIC. Maestría en Gestión de la No Ciencia, la Tecnología y la Innovación Ns/Nc Si la Red RIU

5. Universidad de Si Gral. Sarmiento 6. Universidad de No Gral. San Martín 7. Universidad Si
46

http://www.mdp.edu.ar/uabierta/rueda/presentacion%20de%20RUEDA.htm

67

Nacional de La Plata 8. Universidad Si Nacional de Misiones

Maestría en Informática y Si Computación

La Maestría en Informática se dicta en conjunto con las universidades de Castilla-La Mancha (España), la Universidad Nacional del Nordeste y la Universidad Nacional de Misiones. A partir del año 2006 se incorpora la Universidad Nacional de Pilar (Paraguay)

9. Universidad Nacional de Mendoza 10. Universidad Nacional del Nordeste 11. Universidad Nacional de Rosario

Si

Especialización y Maestría en Teleinformática

No

Si

Licenciatura en Si Informática, Tecnicatura en Sistemas, Analista Universitario de Sistemas, Ingeniería electrónica e Ingeniería de Comunicaciones. Maestría en Ciencia Tecnología y Sociedad Ns/Nc

Hay convenio con Canadá, con la provincia de Santa Fe y con la Universidad Católica de Salta. Igual depende de cada Facultad.

12. Universidad Nacional de Quilmes 13. Universidad Nacional de Salta

Si Si

14. Universidad Nacional del Sur 15. Universidad Tecnológica Nacional 16. Universidad

Si

Si

Existe un grupo con No especialistas en informática, ciencias de la educación y administración, pero es incipiente. Postgrados (Magíster y Si Doctorados): computación, Control de Sistemas, economía. La carrera y la Maestría Ns/Nc de Ingeniería en Sistemas de Información

Está en sus comienzos

Convenios con la Universidad de Río Cuarto.

68

Abierta Interamericana 17. Universidad Kennedy 18. Universidad de Si Palermo 19. Universidad de San Andrés 20. Universidad No Torcuato Di Tella 21. Instituto Si Tecnológico de Buenos Aires

MDA / especialmente en parte de informática. Hay materias en los postgrados Postgrado de Comunicación, en Ingeniería de Software y en Telecomunicaciones.

No

Ns/Nc No

Existencia de grados y postgrados especializados en TIC: 66.66% Existencia de redes de grados o postgrados sustentadas en TIC: 19.04% Fuente: Entrevistas propias

69

4.4 Docencia y tecnologías

4.4.1 Gestión de profesores y cursos Poco más de la mitad de las universidades entrevistadas (54,54%) utiliza Intranet para uso de los docentes. Entre las usuarias de esta aplicación, las universidades nacionales son las de Buenos Aires, Córdoba, Cuyo, Gral. Sarmiento, La Plata, Mendoza, Rosario y del Sur. Entre las universidades e institutos privados, se encuentran la Abierta Interamericana, Kennedy, Palermo, San Andrés y el Instituto Tecnológico de Buenos Aires. Los usos a los que se destinan estas Intranet son variados: desde bajar formularios, como en la Universidad de Buenos Aires, y trámites docentes tradicionales, como en la Universidad de Cuyo (en la que se encuentran en desarrollo -como parte de los objetivos del área de Educación a Distanciaherramientas destinadas a la gestión de cursos y contenidos; adicionalmente se despliegan en algunos Institutos herramientas para el volcado de presentismo y calificaciones parciales/finales sobre sistemas de gestión de alumnos), hasta usos mas avanzados, como en la Universidad de Mendoza (cátedras virtuales, inscripciones y consultas de mesas de exámenes, estados académicos de alumnos, préstamos de biblioteca, publicación de novedades de cátedras, Web mail, Certificaciones). Entre las universidades privadas, en la Universidad de Palermo la Intranet se utiliza además para que los docentes coloquen información, organicen foros, controlar cuántos usuarios entraron a ellos, cada cuánto tiempo, efectuar un seguimiento de los alumnos, y enviar trabajos prácticos, mientras que en las de San Andrés, Kennedy, Instituto Tecnológico de Buenos Aires, se utilizan para efectuar tareas tradicionales en un entorno virtual: solicitar certificados, acceder al catálogo virtual, hacer consultas a la secretaría académica, carga de notas, consulta de horarios, etc. Con respecto a la comunicación por mail con los docentes, 77% de las universidades lo practican. Sin embargo, sólo 68% de las universidades mantienen bases de datos electrónicas actualizadas sobre su cuerpo docente, proporción baja comparada con los bancos de datos existentes sobre los estudiantes. También 68% de estos establecimientos proporciona a sus docentes bibliotecas virtuales, en muchos casos las mismas que son accesibles a sus estudiantes. Aún las instituciones que carecen de bibliotecas propias pueden acceder a la biblioteca virtual de la SECYT. 4.4.2 Innovaciones en implementación de gestión de profesores Una mayoría de las universidades entrevistadas (63%) ha implementado innovaciones tecnológicas con respecto a la gestión de docentes o las está desarrollando. La Universidad de Buenos Aires está trabajando en el desarrollo de

70

una base en línea de proyectos de investigación; la de Córdoba pretende utilizar las TIC para potenciar las tareas docentes, incrementando el uso del Campus Virtual Centralizado, y el número de cursos de grado o postgrado a distancia. La Universidad Nacional de Cuyo expresa que, como parte del proyecto de distribución del sistema SIU Guaraní, su meta es implementar gradualmente servicios de autogestión vía Web como herramienta de apoyo a la docencia. El Campus Virtual, y el acceso a desarrollo de contenidos mediados para formación semi-presencial, sumados a la posibilidad de compatibilizar instancias presenciales y a distancia, constituyen otra herramienta que consideran valiosa para la docencia. La Universidad de Gral. Sarmiento utiliza la “Plataforma e-ducativa47” que ofrece soluciones de e-learning para apoyo a cursos presenciales y semipresenciales. Por su parte, la Universidad Nacional de Quilmes utiliza el SIU Guaraní y el SIU Quilmes, además de la creación de consultas varias de otros sistemas (en curso); también utiliza tecnología wireless en algunas aulas, en biblioteca, y en otros espacios comunes. Otras universidades facilitan a los docentes efectuar en línea trámites en relación a la Facultad, aportes, depósitos, cuota de créditos, otras gestiones.

4.4.3 Formación de los docentes en TIC Sólo el 42 % de las universidades entrevistadas declara tener una política con respecto a la formación de los docentes en TIC, aunque ésta no siempre es explícita. La Universidad Nacional del Comahue pone a disposición de los docentes elementos tecnológicos y de comunicación para apoyo a su tarea; se realizan implementaciones de prototipos que luego son adoptadas por la Universidad toda. En la Universidad Nacional de Cuyo, si bien no existe una política integral y concreta respecto de la formación en la utilización de las TICs, se han desarrollado en diversas Facultades programas de alfabetización y capacitación en la utilización de la tecnología; de acuerdo con lo enunciado en el Plan Estratégico, el área de Educación a Distancia, en conjunto con el Área de Nuevas Tecnologías implementan acciones tendientes a la apropiación de estas herramientas. Para la Universidad Nacional de Mendoza la formación en TICs es una política prioritaria y ha sido incentivada desde el año 2005, aún cuando existía desde el 2001; la universidad desea establecer un eje central (alternativas y complementos para enriquecer lo presencial) y centralizado (desde rectorado se trabajaran con distintas áreas). La Universidad Abierta Interamericana exige de los docentes, para poder ser profesores circulantes, pasar por 5 instancias de capacitación. “La idea es renovar el conocimiento. Hay un seguimiento por cada uno de los docentes, un plan de incentivos donde los mejor jerarquizados curricularmente, los que tienen la mejor ficha de evaluación docente, obtienen premios”. El hecho de que la mayoría de las universidades carezca de una estrategia explícita con respecto a la formación de los docentes en el manejo de
47

http://www.e-ducativa.com/

71

herramientas informáticas incide directamente en la carencia de apoyo para seguir cursos relativos a éstas tanto en el interior como en el exterior de las universidades y en el equipamiento que se les brinda. La Universidad Torcuato Di Tella expresa que “Al no tener una política, no se les da un apoyo formal sino informal”. En la mayoría de los establecimientos de educación superior, la formación de los docentes en herramientas informáticas es voluntaria: sólo es obligatoria en las universidades Nacional de Rosario y en la de Palermo. Tampoco se les exige dominio de las herramientas TIC para ingresar como docentes en las respectivas instituciones. Sólo el 30 % de las universidades entrevistadas requiere habilidades tecnológicas básicas. La Universidad Nacional de Comahue pide a sus nuevos docentes dominio de Internet, del correo electrónico, y ser usuarios de la plataforma. En la Universidad Nacional de Cuyo las actividades planteadas requieren un proceso previo de alfabetización tecnológica, con un incremento gradual en el manejo de criterios y herramientas para la mediación de contenidos. El objetivo es alcanzar el manejo de gestión de cursos y usuarios en la Plataforma Virtual desarrollada en la UNCuyo. La Universidad Nacional de Mendoza solicita a sus docentes el uso de herramientas de ofimática, utilización de cátedras virtuales, y utilización del sistema administrativo – académico. Por su parte, la Universidad Nacional del Nordeste requiere básicamente que trabajen utilizando su campus virtual (e-ducativa). La Nacional de Rosario requiere de los profesores a distancia “un piso de conocimientos tecnológicos” y les proporciona un curso obligatorio. En realidad, sólo 14,20% de las instituciones entrevistadas demandan de su personal docente la actualización en el dominio de TIC mediante cursos internos o externos a la universidad. Entre el apoyo de formación docente que proporcionan, La Universidad Nacional de Cuyo cuenta actualmente con todos sus Institutos conectados a una red -mayoritariamente de Fibra Óptica- y a Internet. Se incorpora periódicamente -a través del Plan de Actualización Tecnológica- infraestructura y equipamiento orientado a la docencia. A nivel de apoyo para el desarrollo o digitalización de asignaturas, la Uncuyo posee -a través de las áreas de Educación a Distancia y la de Nuevas Tecnologías- el soporte integral en lo atinente a mediación de contenidos, cargado de documentos, generación de multimedia, administración y gestión de la plataforma. Y en la Universidad Nacional de Mendoza, el Departamento de Tecnología brinda un servicio integral como soporte al personal docente, además de un programa de becas como apoyo a la capacitación docente.

4.4.4 Existencia de cursos virtuales El 71,42 % de las universidades entrevistadas dictan al menos cursos virtuales: el e-learning va desde carreras de grado y postgrado en soporte electrónico hasta

72

cursos complementarios de las actividades presenciales. La Universidad de Gral. San Martín dicta en forma virtual Conceptos Fundamentales en Toxicología, Ecotoxicología, Emergencias Toxicológicas Masivas, Modelización de la Dispersión de Contaminantes del Suelo, Agua y Aire, Diseño y Gestión de Proyectos de ELearning, Licenciatura en Educación Básica, Licenciatura en Educación Inicial, Licenciatura en Enseñanza de las Ciencias. La Universidad Nacional de Rosario ofrece 15 cursos y 4 carreras en su campus virtual. La Universidad Torcuato Di Tella ofrece su Postgrado de la Escuela de Negocios en soporte virtual, y el Instituto Tecnológico de Buenos Aires dicta virtualmente las Maestrías en Gestión de las Telecomunicaciones e Ingeniería en Telecomunicaciones (en la última un 40% del alumnado es extranjero). Para la Universidad Abierta Interamericana, “el e-learning es una plataforma de educación en línea a distancia, que permite romper con las barreras de la especialidad; optimiza y complemente la actividad presencial, generalmente los socios para llevar adelante esto son las empresas, en particular Microsoft que nos ha provisto de los recursos para hacer el desarrollo48”. En la Universidad Nacional de Comahue las materias de las carreras de Profesorado en Informática, Licenciatura en Ciencias de la Computación y Analista en Computación cuentan con una plataforma de educación a distancia para apoyo a las actividades presenciales.

4.4.5 Formación de los docentes en E-learning El interés creciente por el e-learning no redunda con la misma intensidad en la preparación de los docentes para hacerse cargo de los cursos virtuales. La gran mayoría de los docentes argentinos que se ha enfrentado a plataformas educativas virtuales ha tenido que aprender en el proceso de enseñar, generalmente por el método de ensayo y error, asistido por colegas o ayudantes. La Universidad Torcuato Di Tella lo expresa claramente: “No hay una política: si alguno no sabe utilizar el sistema (sería raro el caso) le enseña otro profesor, o un ayudante, o alguien de soporte técnico”. Algunas universidades, sin embargo, se preocupan activamente por la formación de sus docentes. En la Universidad Nacional de Córdoba, desde el año 2004 el Programa de Educación a Distancia, PROED49, brinda capacitación a los docentes para que puedan dictar cursos o carreras de forma virtual. Este Programa tiene como misión coordinar los aspectos organizativos, técnicos y pedagógicos de la Educación a Distancia en la Universidad, a fin de perfilar una política institucional en la materia y establecer estrategias que se adecuen a los estándares vigentes de calidad. Constituye un sistema diversificado con una unidad de apoyo central; ofrece un servicio de Consultoría Integral a las unidades académicas que impulsen propuestas educativas cuyo modelo pedagógico corresponda a la modalidad a distancia cualquiera sea el nivel (grado, postgrado y extensión) y las tecnologías utilizadas.
48 49

Fuente: entrevista propia. http://www.proed.unc.edu.ar/areaedi.htm

73

La Universidad Nacional de Cuyo ofrece formación a través de las estrategias adoptadas por el Área de Educación a Distancia y consensuadas con la Comisión de Educación a Distancia, en la que participan referentes de cada una de las Unidades Académicas de la Universidad50. En tanto, La Universidad General San Martín dicta cursos de capacitación para el armado del material de la cursada, metodología en el dictado de e-learning, y gestión de herramientas administrativas del campus. La Universidad Nacional de Rosario dicta 4 reuniones de 2 horas para los tutores de los cursos en línea, y en la el Nordeste se dan cursos de capacitación de asesoramiento técnico pedagógico, de diseño específico (contenido como actividades); estos cursos están orientados tanto a las tecnicaturas virtuales como a optimizar la docencia presencial mediante el uso de TICs.

4.4.6 Existencia y características de campus virtuales La mayoría de las universidades consultadas, 57.14%, manifiestan haber implementado campus virtuales o plataformas para el dictado de cursos, careras, etc., con base electrónica. Como en otras áreas, no existen diferencias notables en la implementación y uso de plataformas virtuales entre las universidades públicas y las privadas. La clasificación podría efectuarse, en cambio, entre las instituciones que han diseñado o encargado sus campus virtuales según sus propios criterios pedagógicos, y las que han comprado soluciones preparadas para usar. Entre las instituciones que proveen plataformas virtuales, la Universidad Nacional del Comahue puso a disposición de las cátedras la Plataforma de Educación a Distancia PEDCO51 (Basada en Moodle); los docentes la utilizan de modo incremental. Cuentan con las herramientas para comunicación, administración de grupos, presentación de material, cronograma de actividades, foros, chat, wifi, etc.). Ofrece las carreras de Profesorado en Informática para Enseñanza Media, Licenciatura en Ciencias de la Computación y Analista en Computación. Profesores y alumnos pueden usar por igual todas las funciones de la Plataforma. La Universidad Nacional de Cuyo ha desarrollado un campus virtual52 adaptado a los procesos y metodologías presentes en la UNCuyo: un enfoque de desarrollo “centrado en el usuario”. Se plantea la máxima utilización de herramientas de código abierto y adopción de criterios de navegabilidad y usabilidad en la creación de la plataforma, maximizando la facilidad de uso, la funcionalidad y la simplicidad. De acuerdo con las modalidades implementadas, un docente interesado puede después de atravesar las distintas instancias previstas en el proyecto- estar en condiciones de desarrollar completamente su asignatura para realizarla bajo la modalidad semi-presencial. Un estudiante estaría preparado para optimizar sus tiempos de cursado accediendo a las distintas asignaturas a través de la plataforma y -de acuerdo con la asignatura de que se trate- pactar con el equipo de cátedra las distintas instancias presenciales.

51

http://campusvirtual.uncu.edu.ar/contenido/index.php http://pedco.uncoma.edu.ar/ 52 http://campusvirtual.uncu.edu.ar/contenido/index.php

50

74

Por su parte, la Universidad Nacional del Nordeste se ha planteado en primer lugar “…hacer algo con desarrollo propio: primero utilizamos el software Caroline (gratuito y libre) pero no tuvo éxito porque faltaron recursos humanos (pocas horas, sueldo bajo). A partir de allí empezaron a buscar otra plataforma desde el año 2003: e-ducativa, que permite seguimiento de los docentes y de los alumnos. Lo que ponen ellos (cada unidad académica) es el diseño gráfico”. Los contenidos están planeados con el fin de “no comprimir el programa, “hacerlo pensar al docente sobre lo que da en clase”. Los docentes más jóvenes son los que se sobrecargan de trabajo. Los docentes más grandes no plantean complejidades ni ofrecen resistencias, tal vez porque se acercan por propia voluntad. No tienen problemas culturales sino más bien políticos”. Entre las universidades privadas, la de Palermo declara que ha diseñado su plataforma virtual teniendo en cuenta la necesidad de facilitarlas tareas a los estudiantes colocando elementos que utilizarán para sus clases (modelos de exámenes, bibliografía). El criterio prioritario ha sido potenciar las actividades de enseñanza a partir de la ganancia de tiempo. La Universidad Torcuato Di Tella declara, por el contrario que no existió un diseño predeterminado: “Compraron un paquete diseñado de afuera, armado, de e-ducativa”.

4.4.7 Estudiantes virtuales y presenciales Pocas universidades han aportado datos concretos sobre la proporción entre estudiantes virtuales y presenciales. Es notable la falta de datos exactos con respecto al número de estudiantes virtuales: un 90% de las universidades consultadas no han facilitado información al respecto. Aún así, se percibe una tendencia creciente a seguir cursos virtuales, aunque la fórmula preferida parece ser una mezcla de clases por vía electrónica y presencial. La Universidad Nacional de Mendoza es la más proclive a los cursos virtuales: 90% del alumnado los toma. La Universidad Nacional de Rosario dicta clases a 2000 alumnos “electrónicos” y a alrededor de 6000 presenciales. La Universidad Nacional de Córdoba señala que actualmente es mayor el porcentaje de alumnos que realizan sus estudios en la modalidad presencial, aunque perciben un incremento en la demanda de capacitación a distancia. Para la Universidad Nacional de Comahue, se trata de los mismos estudiantes, que disponen de un soporte virtual además del apoyo presencial en sus clases. En la Universidad Nacional de Misiones, 40% del alumnado complementa sus cursos con el aula virtual, mientras 60% sigue clases exclusivamente presenciales. En la Universidad Nacional del Nordeste los alumnos que toman cursos con soporte electrónico ascienden a 300 alumnos (el total entre alumnos presenciales y a distancia es de 500, para los cursos solamente); la UNN incorporará siete cátedras virtuales a partir de marzo de 2006. En la Universidad de Palermo, la mayoría de los cursos son dictados en forma presencial: el soporte virtual actúa como apoyo y complemento, mientras que en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires el uso del campus virtual es relativamente incipiente a nivel de postgrado, aunque el ITBA pretende que el uso de la

75

plataforma virtual se incremente, hacia una mezcla de clases por vía electrónica y presencial, o “blended”.

4.4.8 Percepción de oportunidades y ventajas de la docencia virtual Las diversas universidades presentan un cuadro heterogéneo con respecto a las ventajas y limitaciones de los medios virtuales de aprendizaje, aunque el uso del elearning se encuentra en franco crecimiento. La Universidad Nacional de Córdoba le brinda numerosas oportunidades a sus docentes para desarrollar docencia virtual, como lo muestra la implementación del PROED. Sin embargo, esta universidad encuentra obstáculos, entre ellos las ideas preconcebidas de estudiantes y docentes sobre la calidad de la Educación a distancia, y la falta de capacitación de los docentes en el desarrollo de proyectos con modalidad a distancia. Su estrategia consiste en la creación del Programa de Educación a Distancia, Desarrollo y Gestión (Res. 977/04) el cual tiene como misión coordinar los aspectos organizativos, técnicos y pedagógicos de la Educación a Distancia en la Universidad, a fin de perfilar una política institucional en la materia y establecer estrategias que se adecuen a los estándares vigentes de calidad. La Universidad Nacional de Cuyo y la del Comahue hallan numerosas ventajas en la educación virtual: economía de tiempos y costos, optimización de tiempos de estudio, optimización de recursos edilicios, mayores posibilidades de acceso a la educación para los estudiantes, disponibilidad de materiales docentes, y mayor personalización de la educación. La UNCuyo encuentra como límites el escaso presupuesto para el desarrollo, así como recursos humanos acotados, y escasa preparación del docente en la mediación y desarrollo de contenidos para la modalidad, mientras que el Comahue coincide en la escasez de recursos económicos y humanos. Es necesario señalar que la UNCuyo ha diseñado una política explícita con respecto a la docencia virtual53. La Universidad Nacional del Nordeste señala como ventajas la posibilidad de enriquecer el rol del docente y de ampliar las estrategias didácticas, así como la riqueza de poder flexibilizar tiempo y espacios. Por el contrario, también alerta sobre los obstáculos: los límites tecnológicos, la falta de equipo para que los docentes desarrollen la actividad en su lugar de trabajo: no son docentes que cuenten con Banda Ancha en sus hogares. En cuanto a las universidades privadas, la Universidad Abierta Interamericana señala como obstáculos a la enseñanza virtual, en primer lugar, a la barrera cultural: no todo el mundo esta convencido de que el e-learning es una solución; con frecuencia “… entienden el e-learning como un depósito de información, como una biblioteca virtual más que como un espacio de intercambio. Luego, existe la concepción de que todo lo que es e-learning es más barato, pero esto no es así. La mayor barrera que vemos es que el esfuerzo inicial para una carrera apoyada en el e-learning es muchísimo más fuerte que para una carrera presencial”. La Universidad de Palermo encuentra que la ganancia de tiempo permitida por el e53

http://www.uncu.edu.ar/contenido/skins/unc/download/plane2004.pdf

76

learning es una ventaja, pero que “No se logra el vínculo profesor-alumno. Ninguno de los dos pueden “hacer deducción”, el Instituto Tecnológico de Buenos Aires se orienta a llegar mediante el e-learning a una mayor cantidad de alumnos, especialmente extranjeros (latinoamericanos). Alerta sin embargo sobre el hecho de que aunque exista el e-learning, el contacto presencial con los docentes es igualmente necesario, dado que hay aspectos de la docencia “que tienen que ver con la comunicación humana, con el comportamiento humano”. Por otro lado, el ITBA apercibe que los docentes en soporte virtual deben tener mucha disponibilidad y no hay muchos que quieran trabajar “los 7 días de la semana”.

4.4.9 Utilización de plataformas virtuales El uso de plataformas virtuales para la docencia varía según las universidades, si bien coinciden en amalgamar el uso de Internet con el de textos en soporte papel. En la Universidad Nacional de Córdoba, como para la mayoría de los establecimientos consultados, esta utilización depende de cada Unidad Académica y en particular de cada proyecto en modalidad a distancia; en general, los alumnos cuentan con bibliotecas virtuales, laboratorios de computación, correo electrónico y otras herramientas. Las habilidades de los estudiantes en cuanto al uso de la plataforma virtual es heterogénea: los estudiantes de la UNR alumnos tienen entre 18 y 50 años aproximadamente, lo que determina que sus conocimientos y habilidades en el uso de las TIC y en particular de plataformas virtuales sea muy variado. Actualmente, la UNR brinda a los estudiantes cursos de capacitación gratuitos para manejar esta herramienta informática. La Universidad Nacional de Cuyo provee la plataforma virtual mencionada más arriba, incluyendo equipamiento y acceso a redes en todas las Unidades Académicas. Según esta Universidad, los estudiantes desarrollan rápidamente habilidades de intervención con el entorno virtual. Por el contrario, en la Universidad nacional del Nordeste, se espera que los estudiantes posean conexiones hogareñas a Internet o que utilicen las de los cibercafés. Esta institución le otorga gran importancia a los textos impresos: planea hacer llegar material de Internet en forma de impresos y otros soportes a los estudiantes de modalidad virtual. Pocos son los estudiantes que manifiestan dificultades en el uso de las TIC. La primera semana de estudios, es obligatorio participar de un foro, enviar y recibir mails. Asimismo, se proporciona a los estudiantes módulos introductorias con información. Según manifiesta el entrevistado: “Si el estudiante no se incorporó al mes en la plataforma, deserta. Los docentes se posicionan mejor y son más demandantes”. En la Universidad Abierta Interamericana se percibe como fundamental el uso de Internet por parte de los estudiantes. “Hay una dependencia importante, es una base de conocimiento trascendental, aparte de los tiempos que uno reduce haciendo una búsqueda digital. Pero hay que buscar un equilibrio: es importante que los alumnos sigan teniendo contacto con la biblioteca física, y que sigan haciendo búsquedas en papel”.

77

4.4.10 Uso de TIC en la docencia presencial Las universidades entrevistadas coinciden en la carencia de una estrategia explícita con respecto al uso de TIC en la docencia presencial. Esta utilización queda librada a las iniciativas de los docentes, con apoyo institucional variable, tanto en lo pedagógico como en la disponibilidad de tecnología. Para mencionar algunos ejemplos representativos, la Universidad Nacional de Comahue, al igual que otras instituciones, utiliza en la docencia presencial presentaciones PPT, conexiones a Internet, grupo de comunicación electrónica, Foros, wikis, escritorios remotos, laboratorios remotos. Usan servidores PC con Sistema operativo Linux e implementaciones de software libre y código abierto. El uso de TIC es confiado a las decisiones de los docentes, pero se manifiesta una fuerte motivación desde la dirección y desde los coordinadores de áreas. La Universidad Nacional de Cuyo agrega a las herramientas mencionadas foros de debate y experiencias de trabajo colaborativo, en los que se usan hardware mayoritariamente estándar, basado en plataforma x86; en cuanto al software, se usan desde herramientas propietarias hasta aplicaciones de código abierto. El uso de TIC en la docencia está en algunos casos reglamentado por la UNCuyo (sobre todo el acceso a la infraestructura tecnológica), aunque “en la mayoría de los casos es el propio docente quien decide cuándo y qué tipo de tecnología utilizar”. La Universidad Nacional de Misiones, en la que todas las aulas tienen conexión a Internet (mas una red inalámbrica), también deja a criterio de los docentes el uso de TIC, aunque presta el soporte técnico del laboratorio de informática.

4.4.11 Equipamiento informático para la enseñanza presencial El equipamiento informático para la enseñanza presencial en las universidades consultadas es claramente escaso: 62% de ellas posee retroproyectores, 66,66% dispone de cañón de proyección de datos, y sólo 57,14% declaran poseer equipos de televisión y video. Pocas universidades poseen equipos más actualizados. Entre ellas, la Universidad Nacional de Cuyo provee además a su personal y estudiantes 324 estaciones de trabajo, 20 servidores, 30 impresoras, 20 escaners, 18 switchs, y 25 consolas de sonido. La Universidad Nacional de Mendoza proporciona un medio para videoconferencia, mientras que la Universidad Nacional del Nordeste posee salas multimediales.

4.4.12 Formación docente en el uso de TIC en clase Una minoría entre las universidades entrevistadas (23.80%) expresa la existencia de formación para docentes en el uso de TIC en sus clases presenciales, mientras 78

que un número aún menor (19.04%), enuncia la existencia de políticas o estrategias al respecto. Sin embargo, sólo la Universidad Nacional de Cuyo declara específicamente la existencia de una política expresada al respecto en el plan estratégico, mientras que la Universidad Nacional de Mendoza manifiesta que su estrategia consiste en alentar a los docentes para el uso de TIC mediante promociones en puntuación para la carera docente. La Universidad Nacional de Comahue brinda a sus docentes capacitación para la generación de material y uso de la plataforma; la Universidad Nacional de Cuyo posee planificación de capacitación docente a través de la Unidad Ejecutora de Capacitación. La Universidad Nacional de Mendoza propone cursos específicos por áreas. La Universidad Nacional del Sur es la única que percibe que sus docentes tienen un nivel superior en el uso de Internet para sus clases; las percepciones de las demás se reparten en igual número entre suficiente e insuficiente.

4.4.13 Soporte técnico para materias presenciales En lo que se refiere al soporte técnico para materias presenciales, el 62% de las universidades consultadas facilita a docentes y estudiantes campus, sitios o weblogs para uso pedagógico. Los de la Universidad de Buenos Aires permiten a los estudiantes bajar materiales, programas, guías de trabajos prácticos, planes y bibliografías, y a los docentes, subir materiales para sus clases. Estas facilidades varían según Unidad Académica. Los estudiantes de la Universidad Nacional de Cuyo pueden reproducir la secuencia de las asignaturas, incluyendo actividades prácticas y hasta evaluatorias mediadas para la modalidad semi presencial; estas comodidades incluyen la posibilidad de visualización de textos, bibliografía, links, foros de discusión, etc. Por su parte, los docentes pueden generar contenidos de las asignaturas, incluyendo actividades prácticas y evaluatorias diseñadas para la modalidad semi presencial, incluyendo visualización de texto, bibliografía en diversos formatos, links, foros de discusión, etc. La Universidad Nacional del Nordeste posibilita a los estudiantes actividades como participar en foros, leer noticias, acceder al calendario de información, descargar contenidos, sesiones de Chat, bajar contenidos desde Internet; los docentes, además de estas actividades, pueden crear foros y subir noticias. El Instituto Tecnológico de Buenos Aires permite a los estudiantes consultas en línea sobre programas o informaciones específicas, y a los docentes, la evaluación en línea de proyectos.

79

4.5 El uso de TIC en la investigación

4.5.1 Estrategias para el uso de TICs en la investigación La producción de conocimiento, a través de la investigación, ocupa el rol fundamental para el desarrollo de la economía y la construcción de la sociedad del conocimiento. Pero sólo la mitad (47.61%) de las universidades estudiadas declara poseer una estrategia para la utilización de TIC en las actividades de investigación. Entre ellas, la Universidad de Buenos Aires manifiesta poseer estrategias explícitas desde la Secretaría de Ciencia y Técnica, que incluyen el uso del sitio web, comunicación y difusión por medios electrónicos. Se planea una futura base de proyectos de investigación en línea. En la Universidad Nacional de Cuyo se trabaja explícitamente en la generación de mecanismos (predominantemente sistemas) que permitan mantener actualizada la base de datos tanto de los investigadores como de sus proyectos. Se mantiene también un digesto de resúmenes de los distintos proyectos de investigación realizados en la UNCuyo. Para la Universidad de Gral. Sarmiento, la política se focaliza en la difusión de los productos de investigación. La Universidad Abierta Interamericana utiliza revistas científicas y bibliotecas en línea, así como programas como el spss, el mat lab, stats, etc. Existen cursos de capacitación para estos programas, y un call center que realiza encuestas para las investigaciones que se desarrollan. Las demás universidades manifiestan alentar el uso de TICs en la investigación, pero, como lo expresa la Universidad Nacional de Rosario, “Se usan de facto”.

4.5.2 Uso efectivo de las TICs en investigación A pesar de lo expresado en el punto anterior, menos de la quinta parte de las universidades (19.04 %) manifiesta utilizar las TICs en investigación. Para la Universidad de Buenos Aires, este uso depende de cada proyecto de investigación. También en la Universidad Nacional de Cuyo los distintos grupos utilizan tecnologías de acuerdo con las necesidades y especificidades propias del proyecto, desde la utilización de estaciones de trabajo para la sistematización de documentación y redacción de informes hasta herramientas de diagnóstico por imágenes, sistemas GIS, CAD, etc. Las demás universidades que declaran utilizar las TIC en actividades de investigación lo hacen para buscar bibliografía, publicaciones, informaciones, consultar a la biblioteca, consultar en Internet, e intercambiar información entre investigadores. 4.5.3 Integración de investigaciones en dictado de materias

80

Sólo la tercera parte de las universidades entrevistadas declara explícitamente integrar las actividades de investigación al dictado de materias. En la Universidad de Gral. Sarmiento “teóricamente todos los servicios que se hagan tienen que estar relacionados con investigaciones de la Facultad”, mientras que la Universidad Abierta Interamericana ha implementado cuatro centros de investigación que apoyan y articulan con todas las actividades de la universidad: el Centro de Altos Estudios de Tecnología Informática, el Centro de Altos Estudios de la Salud, el Centro de Altos Estudios de Educación, y el Centro de Estudios Globales. Estos centros realizan publicaciones, actúan en redes científicas y poseen una estructura fija de becarios e investigadores54.

4.5.4 Desarrollo de investigaciones sobre TIC Aunque 33.33% de las universidades entrevistadas declara llevar a cabo investigaciones sobre TIC, sólo la Universidad de Gral. Sarmiento explicita estas actividades en forma más definida: desarrolla investigaciones sobre el impacto de las TIC en la cultura y sobre su impacto en la producción. Uno de los proyectos más relevantes versa sobre el uso de TICs en tramas productivas, oferta y demanda de software en algunos sectores productivos y sobre la Sociedad del Conocimiento. La Universidad tiene la intención de implementar una red de postgrado, y a largo plazo, de especializarse en mayor grado en Ciencia Básica relacionada con la informática55.

4.5.5 Formación en TIC para investigadores La presencia de centros e institutos de investigación en las universidades argentinas es alto, pero en el universo estudiado, sólo 52.38% de las universidades entrevistadas declara la existencia de Centros o Institutos de Investigación. Esto parece una sub valoración de los propios recursos de investigación cuando se lo compara con otras fuentes de información: según el portal de Universia, cada Universidad y/o Instituto cuenta con al menos un Centro o Instituto de Investigación. (Ver lista completa de los centros e institutos de investigación en el Anexo III). Y sólo una cuarta parte (23.80%) afirma que proporciona a sus investigadores formación en el uso de TIC para sus actividades específicas. Entre ellos, la Universidad de Buenos Aires posee 10 centros e institutos que cubren todas las especialidades, distribuidos en sus diversas Facultades. La UBA
54

Es probable de que el hecho de que la cifra de universidades que integran investigaciones desarrolladas por los docentes o por sus equipos en el dictado de materias sea mayor a la captada en el universo entrevistado. Esto puede deberse a un sesgo en la información provista por los informantes entrevistados, ya sea por razones de desconocimiento o de resistencia a proveer la información pedida.
55

Es posible de que el hecho de que la cifra de universidades que desarrollan investigaciones sobre TIC sea tan baja se deba a un sesgo en la información provista por los informantes entrevistados, ya sea por razones de desconocimiento o de resistencia a proveer la información pedida. Una simple observación directa sobre el universo universitario extenso indicaría que en la realidad la cantidad de universidades que investigan sobre diversos aspectos de las TIC es mayor.

81

cuenta con 5235 investigadores y 650 becarios; la formación de estos investigadores en las herramientas TIC queda librada a las estrategias de cada unidad académica y a las iniciativas individuales. La Universidad de Gral. Sarmiento esta organizada, en lugar de en Facultades, en cuatro institutos: Instituto del Conurbano, Instituto de Desarrollo Humano, Instituto de Ciencias e Instituto de Industrias. Sus especialidades temáticas son vivienda, salud, medio ambiente y economía. Periódicamente se proporcionan a los investigadores cursos de capacitación para los programas estadísticos; los directores de los equipos de investigación incentivan a los miembros de los centros a que participen de cursos y de estudios cruzados. La Universidad de Gral. San Martín posee una oferta muy amplia en lo que se refiere a Centros de Investigación; en líneas generales cubren las áreas de conocimiento de Ciencias Exactas, Ingeniería y Tecnología; Ciencias de la Vida; Ciencias Sociales y Humanas. La UNSAM cuenta con un total de cinco Institutos, cuatro Programas de Investigación y 26 Centros de Investigación y Desarrollo. En los centros del Instituto Tecnológico de Buenos Aires se investiga sobre campos de conocimiento tecnológico: telecomunicaciones, matemáticas, mecánica. Sin embargo, la formación de sus investigadores en el uso de TIC es totalmente voluntaria y queda librada a sus propias iniciativas.

4.5.6 Equipamiento informático para investigación Las universidades no suelen relevar el equipamiento informático utilizado en tareas de investigación, probablemente porque también tiene otros usos compartidos con docencia y otras actividades. Por cierto, sólo el 28.57% de las universidades entrevistadas declara que edita publicaciones electrónicas basadas en las investigaciones realizadas, aunque paradójicamente, una breve visita a sus sitios web revela una riqueza mayor en publicaciones. De la misma manera, sólo el 28.57% señala poseer acceso a bibliotecas electrónicas, cuando en general las universidades tienen acceso al menos a la biblioteca electrónica de la SECYT. Esta percepción -que subvalora lo que se posee tanto como lo que se produce en las propias instituciones- puede deberse entre otros factores a falta de circulación de información entre las diferentes áreas de las universidades. En este sentido, la Universidad de Buenos Aires manifiesta que el equipamiento es “El que se encuentra disponible en las facultades. Depende de cada unidad académica, cada laboratorio, cada Instituto...”. La mayor parte de las unidades académicas de la UBA que fueron entrevistadas manifestó poner a disposición de los investigadores una computadora, con los programas necesarios para el desarrollo de sus investigaciones y con acceso libre a Internet. La Facultad de Ciencias Sociales declara que pone a disposición de sus investigadores acceso a Internet. En la Facultad de Ingeniería "Cada investigador gestiona el propio equipamiento informático y se sirven asimismo de la red general". Por otra parte, la Facultad de Psicología pone a disposición de cada investigador un box con una computadora, Internet, Red UBA, programas Atlas de investigación cualitativa y 82

acceso a los portales científicos (como el SISBI). En la Facultad de Derecho poseen computadoras con acceso a Internet. En la Facultad de Ciencias Económicas disponen de una sala para investigadores, que cuenta con computadoras con acceso libre a Internet. La Facultad de Ciencias Exactas y Naturales pone a disposición de los investigadores computadoras con acceso a Internet. Los Institutos y Centros de investigación de la UBA editan publicaciones electrónicas basadas en investigaciones (documentos de trabajo, libros, boletines, etc.), pero la iniciativa queda librada a dichas entidades. Las que declaran editar publicaciones electrónicas lo hacen con frecuencias que varían desde la semanal (boletines, newsletters), mensual (revistas, documentos de trabajo) a anual (libros). En la Universidad de Gral. Sarmiento, todos los investigadores cuentan con una oficina con computadora conectada a Internet, con banda ancha, y todos tienen su propia línea telefónica. Por lo demás, poseen acceso a la biblioteca electrónica de la Secretaria de Ciencia y Técnica de la Nación, además de una importante videoteca. También cuentan con laboratorios (de física, química, un sistema geográfico georeferenciado, y un laboratorio de desarrollo de productos que obtuvo el 5º puesto en el premio INNOVAR en el año 2005, por el proyecto denominado “envase dosificador”56. En otras universidades, como las de Salta, Misiones, del Sur, y el Instituto Tecnológico de Buenos Aires, existen gabinetes de informática que pueden utilizar los investigadores.

4.5.7 Financiación de investigaciones y actuación en redes científicas de base electrónica Las investigaciones de las universidades se financian con fuentes variadas, en su mayoría de la misma universidad (30%), y en segundo lugar (23%), provenientes de entidades públicas, como el CONICET y la SECYT. Igual proporción de universidades recibe subsidios de investigación de entidades privadas. Algunas de estas universidades, como las de Buenos Aires, Gral. San Martín, y Nacional del Sur, recurren a las tres fuentes de financiamiento. La financiación de estudios e investigaciones mediante consultorías a entidades públicas, privadas o a otras instituciones científicas es un recurso del 28,57% de las universidades entrevistadas, entre ellas la Universidad de Buenos Aires (política que queda librada a las iniciativas de sus unidades académicas, aunque supervisada por Rectorado), la Universidad de Gral. San Martín, la Universidad Nacional de Mendoza (a Gobierno Provincial, municipalidades, entes reguladores y empresas del sector privado).

56

http://www.littec.ungs.edu.ar/informaci%F3n.htm

83

En cuanto al desarrollo de investigaciones en red sustentada en TIC, se destacan la Universidad de Buenos Aires, sus unidades académicas se integran en las siguientes redes internacionales : de Universidades "Grupo Montevideo" (AUGM) 1. Asociación Está conformada por un conjunto de universidades públicas, autónomas y cogobernadas de los países integrantes del MERCOSUR. 2. Asociación de Universidades Iberoamericanas de Postgrado (AUIP) Es una organización internacional no gubernamental dedicada al fomento y desarrollo de los postgrados y doctorados. 3. Asociación Internacional de Universidades (IAU) Fue fundada en 1950 en el marco de la UNESCO. 4. Organización Universitaria Interamericana (OUI) Está conformada por un conjunto de universidades interamericanas y su sede se encuentra en Canadá. 5. Unión De Universidades de América Latina (UDUAL) Está conformada por un conjunto de universidades latinoamericanas. La sede se encuentra en México. La Facultad de Ciencias Exactas y Naturales desarrolla investigaciones con la Universidad de Rosario, la Universidad de La Plata y la Universidad de Córdoba, basadas fundamentalmente en el contacto presencial, aunque se utilicen las TIC. Las Facultades de Derecho, Psicología, Arquitectura y Ciencias Sociales manifestaron que participan en investigaciones sustentadas en TIC sin precisar con quienes; en el caso de la Facultad de Sociales, el funcionamiento en red depende de las iniciativas de cada investigador. En la Universidad de Gral. Sarmiento, el funcionamiento en red depende del postgrado; el mas representativo de los postgrados en red es la Maestría en Gestión de las Ciencias y Tecnologías de la Innovaciones, junto con REDES (Centro de Estudios de políticas científicas y tecnológicas) y con el Instituto de Desarrollo Económico y Social (IDES). Por el contrario, el Instituto Tecnológico de Buenos Aires es un ejemplo del grupo de universidades e institutos que “utilizan las TIC como herramienta, para enviar información por mail pero no para integrar redes sustentadas en ellas”.

4.6 TIC y extensión universitaria

4.6.1 Actividades de extensión con la comunidad, empresas y otras organizaciones Es llamativo que sólo el 62% de las universidades encuestadas manifiesten mantener actividades de extensión con la comunidad y con otros actores sociales, dado que estas acciones forman parte del quehacer universitario tradicional. Avanzamos la hipótesis de que la totalidad de las instituciones consultadas la desarrolla, pero que los informantes desconocían estas actividades o no les otorgaban importancia. Entre estas instituciones, la Universidad de Buenos Aires 84

mantiene actividades de difusión de gestión propia mediante eventos o medios de comunicación, convenios con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a través de las Secretarías; las actividades varían en cada Unidad Académica. La UNCuyo participa en diversos proyectos con distintos actores de la comunidad. Actualmente posee proyectos compartidos como el dictado de estudios -en modalidad semi-presencial- para la finalización de estudios primarios y secundarios dirigidos al personal de la Policía de Mendoza, dependiente del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Provincia57. Integra además -a través de áreas como vinculación productiva, Extensión, o bien la Fundación Universidad Nacional de Cuyo- diversos programas de transferencia, consultoría o asesoramiento en todo el territorio provincial. Asimismo, se han generado desarrollos para el Ministerio de Educación de la Nación, como el portal de la Red de Vinculación Tecnológica de las Universidades Nacionales58, el cual ha sido íntegramente desarrollado, “hosteado” y sostenido en las instalaciones del Nodo Informático. Por su parte, la Universidad Nacional de La Plata desarrolla actividades de extensión de todo tipo (un ejemplo son Sistemas, proyectos de software: algunos hospitales solicitaron apoyo en software y la Universidad canalizó los pedidos por medio de la Carrera de informática; también han implementado el Portal para la escuela NEXO (portal de Gestión Escolar) y desarrollarán una “comunidad de abuelos” con soporte electrónico. La Universidad Nacional del Sur, además de desarrollar actividades mediante su Secretaría de Comunicación y Cultura; desempeña una función importante en la SIC: participa en el Polo Tecnológico de Bahía Blanca59, donde lleva a cabo iniciativas de pequeñas empresas en las áreas de agricultura de precisión, empresas ferroviarias para generar barreras automáticas. La Universidad Abierta Interamericana trabaja en forma articulada con la Secyt, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con la Ibero American Science and Technology Education Consortium, ISTEC60, en Nuevo México, Estados Unidos, con cámaras empresarias nacionales, con la (Confederação Nacional de Informática, CONFEI, Brasil), la Red UNSI, además de integrar redes de investigación con empresas como Microsoft o IBM, ligadas al desarrollo de soluciones de tecnología. Otras universidades desarrollan diversas articulaciones: la Universidad Nacional de Rosario integra redes con el Grupo Montevideo y la Universidad de Santa Catarina, Brasil, además de con diversas Universidades extranjeras, mientras que la Universidad Nacional de Mendoza participa en redes con al Fundación Favaloro y la UTN Regional Mendoza. Sólo el 20% de las universidades entrevistadas desarrolla o ha implementado innovaciones tecnológicas en el área de extensión universitaria. Entre ellas, La Universidad Nacional de Cuyo desarrolla actualmente el proyecto -en modalidad semi-presencial- para la finalización de estudios primarios y secundarios orientados
57

http://campusvirtual.uncu.edu.ar/contenido/index.php?tid=88&mid=113&itemaction=ampliar&M_Item=21 http://www.redvitec.edu.ar 59 http://www.bahiablanca.gov.ar/empresario/polotec.html 60 http://www.istec.org/
58

85

al personal de la Policía de Mendoza, dependiente del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Provincia. Se encuentra plenamente operativa la señal de la F.M. Universidad (96.5Mhz) a través de Internet61. Además, de la Secretaría de Extensión Universitaria dependen la Unidad Ejecutora de Capacitación, así como el CICUNC62, Centro de información y Comunicación de la UNCuyo, a partir del cual se gestionan tanto las Nuevas Tecnologías como los Medios de Comunicación -Radio y Productora de TV- con que cuenta la UNCuyo. El CICUNC es la “Torre” de Comunicaciones de la Universidad Nacional de Cuyo. Contiene el Sistema de Medios de Comunicación y Nuevos Soportes Tecnológicos, uno de los más importantes a nivel nacional y de gran prestigio en Latinoamérica. Su misión es planificar, gestionar y ejecutar estrategias de comunicación masiva; nuevas tecnologías y telecomunicaciones; innovación y desarrollo de proyectos educativos y culturales externos a la Universidad. También en la UNCuyo está en fase de actualización el proyecto de transferencia -vía streaming- del programa actual de divulgación de la UNCuyo -Noticias Universitarias- que se emite por TV abierta. Desarrollo de Plataforma para ingesta de video digital y streaming web de producciones propias o en el marco de la Red Nacional Audiovisual.

4.6.2 Actividades de extensión TIC de la institución Por actividades se extensión TIC entendemos todas aquéllas actividades entre la universidad y la comunidad, el sector privado, el gobierno y otras instituciones científicas y educativas que se sustentan en Internet y en medios electrónicos en general. Casi un 43% de las universidades entrevistadas interactúan con organismos del Estado, casi un 40% con empresas, y el 23%, con la comunidad en su sentido amplio. Integración con otros actores La Gobierno comunidad 23.80% 42.85% Empresas 38.09%

Fuente: entrevistas propias.

La Universidad de Buenos Aires, que desarrolla numerosas actividades en este sentido63, deja que sus unidades académicas las creen y las implementen. Esta Universidad ha implementado convenios con numerosas universidades
http://www.uncu.edu.ar/contenido/index.php?tid=104 http://www.cicunc.uncu.edu.ar/contenido/index.php 63 La firma del acuerdo estuvo a cargo del secretario de Políticas Universitarias, Juan Carlos Pugliese y de la rectora de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo), María Victoria Gomez de Erice, en representación del sector académico.
62 61

86

extranjeras64. En la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales desarrollan un sistema de pasantías donde cualquier empresa que requiera de un pasante puede visitar el sitio web, analizar las características de cada postulante según el perfil buscado y realizar la selección. Posteriormente se firma la pasantía según los requisitos legales, se realiza un seguimiento académico educativo de la pasantía. La Facultad de Derecho procura generar mecanismos que permitan su inserción y relación con la sociedad, con la finalidad de contribuir a los problemas y necesidades que demanda el medio, aportando los conocimientos especializados que se aprenden en el ámbito académico. Coordinan Programas de Pasantías, Asistencia Técnica y diversos programas de Cursos de Capacitación. Uno de sus proyectos es el servicio de Consultorio y Patrocinio Jurídico Gratuito donde se presta atención jurídica a una cantidad aproximada de 10.000 personas semanalmente. En la Facultad de Farmacia y Bioquímica cuentan con la Red de Oficina de Empleo, que permite acceder a una base de datos de aspirantes de las distintas disciplinas y con diferentes niveles de capacitación, de manera de satisfacer las demandas de empleo. Cuenta también con un servicio de “Farmacia Virtual” orientado a la atención farmacéutica, a fin de ampliar las fronteras de la práctica profesional para asumir decisiones de cuidado del paciente basadas en valores que no sólo buscan mejorar el resultado terapéutico sino también su salud y calidad de vida. El objeto es lograr a través de Internet una nueva vía de comunicación entre los farmacéuticos con el fin de consolidar la atención farmacéutica y posibilitar la actualización sobre distintos temas farmacéuticos. Este espacio está dedicado a la difusión de boletines informativos realizados por docentes, publicaciones de interés farmacéutico, links relacionados a información sobre medicamentos y recomendaciones al paciente para garantizar que los medicamentos se utilicen del modo más seguro y eficaz posible. La Universidad Nacional de Cuyo presta servicios de consultoría, asesoramiento, cooperación, soporte, infraestructura y otros a la comunidad, el Estado y a empresas, mientras que la Universidad de Gral. Sarmiento se orienta hacia un diseño de gestión mas relacionado a la vinculación tecnológica con las instituciones externas a la Universidad, brindando un conjunto de investigación-serviciosgestión: “… lo que estamos tratando de lograr es acercar mas la investigación a los servicios desde el punto de vista de la gestión mas activa de promover y crear una demanda. Es importante, porque tiene que ver con la influencia que la Universidad no sea tan ofertista sino que este mas influenciada por los requerimientos del entorno productivo”. La Universidad Nacional de Rosario promueve actividades de investigación y desarrollo tecnológico, que comprenden a miembros de las distintas Unidades Académicas de la U.N.R. con la comunidad en general y el sector productivo, con el fin de contribuir al desarrollo social y productivo de la región en la cual se

64

http://www.uba.ar/internacionales/convenios/ver_conve_busca.php

87

encuentra la U.N.R.; así como al crecimiento académico y al impulso de la investigación hacia el interior de la misma universidad65. Es interesante señalar, como actividad de extensión de la Sociedad de la Información, que en noviembre de 2005 se ha firmado un convenio con los rectores de las universidades nacionales para la capacitación de 15.000 docentes de todo el país en el uso de las tecnologías en el aula. En una primera etapa, las instituciones académicas dictarán 600 cursos presenciales, a través de la Red de Vinculación Tecnológica de las Universidades Nacionales (ViTec), para 15.000 docentes que se desempeñan en las escuelas pertenecientes al Programa Integral para la Igualdad Educativa (PIIE) y que recibieron computadoras. La iniciativa tiene el objetivo de incorporar en el sistema educativo nacional el uso efectivo de las TIC en las aulas e integra el componente de capacitación de la Campaña Nacional de Alfabetización Digital impulsada por la cartera educativa nacional que, además de la entrega del equipamiento informático en las instituciones educativas, prevé la alfabetización digital básica para docentes66.

4.6.3 Integración en proyectos de cooperación científica En lo que se refiere a la integración en proyectos de cooperación científica, 19,04% de las universidades entrevistadas declaran integrar proyectos nacionales de cooperación; la misma proporción afirma integrar proyectos internacionales, que incluyen, como en la Universidad de Misiones, proyectos con Universidades del Sur de Brasil y Paraguay, o en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires, la integración a la Red Tecnológica Argentina de la Cancillería. Numerosos proyectos de cooperación internacional está fomentados desde el CONICET y la SECYT. Es muy probable que la proporción de universidades que integran proyectos de cooperación científica sea mayor, pero que los entrevistados no hayan dispuesto de la información exacta.

4.6.4 Integración en redes científicas sustentadas por TIC De las universidades entrevistadas, sólo el 28.57% declara integrar redes científicas sustentadas por TIC. De manera similar a algunos puntos anteriores, es probable que el número real sea claramente superior a esta cifra. De manera al menos formal, muchas universidades argentinas, tanto públicas como privadas, integran diversas redes, nacionales e internacionales, como la Red de Vinculación Tecnológica de las Universidades Nacionales67; la Red de Macrouniversidades
http://www.unr.edu.ar/extension/ovt/_ovt.htm http://64.233.187.104/search?q=cache:k78xDV4IysJ:www.elearningamericalatina.com/edicion/junio1_2005/it_10.php+elearning+%2B+Universidades+%2B+Argentina&hl=es 67 http://www.oei.org.ar/noticias/RedVITEC.pdf
66 65

88

Públicas, conformada por 21 Universidades de América Latina y el Caribe y cuyo objetivo estratégico y fundamental es emprender acciones conjuntas que permitan la cooperación universitaria; la Red de Editoriales Universitarias Nacionales (REUN); la Red Latinoamericana de Cooperación Universitaria68; la Red de Indicadores de Ciencia y Tecnología Iberoamericana e Interamericana ( RICYT ) del Programa Iberoamericano de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (CYTED) y UNESCO - Oficina Regional de Ciencia para América Latina y el Caribe69¸ Infocyt, la Red de Información C&T para América Latina y el Caribe70, la Red Universitaria de Educación Continuada de América Latina y el Caribe71, entre muchas otras. La Universidad de Buenos Aires ha implementado una red universitaria llamada RedUBA para interconectar las Unidades Académicas de la UBA al resto de las universidades nacionales e internacionales La no percepción de los informantes sobre la integración en estas redes hace suponer factores como insuficiencias en la circulación de información en el interior de las instituciones, o bien discontinuidades entre la forma de los acuerdos o convenios y su concretización en una participación activa en dichas redes.

4.6.5 Venta de servicio de TIC Entre las universidades entrevistadas, 14.28% aseguran que venden servicios en TIC. Por ejemplo, uno de los servicios remunerados de la Universidad Nacional de Cuyo es el Proyecto de Capacitación en Terminalidad de EGB y Polimodal semipresencial orientado a personal policial dependiente del Ministerio de Justicia y Seguridad del Gobierno de Mendoza. La Universidad de Gral. San Martín también vende servicios del gran potencial en investigación aplicada, consultoría y asesoramiento, desarrollos especiales y transferencia del Polo puede mencionarse, a modo de resumen, en las siguientes líneas: Materiales, Medio Ambiente, Energía, Transporte, Servicios Públicos y Entes Reguladores, Calidad, Instrumentación y Control de Instalaciones Industriales, Formación de Recursos Humanos e Información Técnica, Biotecnología. La Universidad de Buenos Aires integra UBATEC S.A72., que se dedica, desde 1991 hasta la fecha, a la prestación de servicios de consultoría y concreción de proyectos de investigación y desarrollo tecnológico, empleando personal e infraestructura de la Universidad de Buenos Aires y de otras instituciones, tanto del sistema científico argentino como de Europa y América, con las que se han suscripto convenios. Según su website, “Los socios fundadores y actuales propietarios del paquete accionario son la Universidad de Buenos Aires, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la Unión Industrial Argentina y la

68 69

http://www.rlcu.org.ar/ http://www.ricyt.org/ 70 http://infocyt.conicyt.cl/ 71 http://www.cfp.upv.es/recla/index.html 72 http://www.ubatec.uba.ar/

89

Confederación General de la Industria. Su presencia continua en el Directorio ha generado nuevas formas de cooperación de la Universidad con el sector empresario. En relación directa con este carácter, además de sus tareas habituales de consultoría, UBATEC ha participado de uniones transitorias de empresas; establecido acuerdos con empresas privadas que permitieron poner en marcha nuevas inversiones y servicios dentro de la Universidad; concretado acciones conjuntas con organismos internacionales para ejecutar tareas en el exterior; definido alianzas en áreas estratégicas con otras universidades y consultoras en campos como medio ambiente, alimentos, ingeniería, planificación urbana y sistemas de calidad, incluyendo el desarrollo de normas ISO”. Por otra parte, UBATEC ofrece a las empresas asesoramiento para acceder a una gama de créditos con baja tasa de interés para la ejecución de proyectos, así como para lograr asistencias a fondo perdido para casos especiales. La Universidad Nacional del Nordeste transfiere servicios de consultoría y capacitación en e-learning, así como la Universidad Nacional del Sur, a través del área de investigaciones, efectúa contratos de transferencia de sus resultados.

90

4.7 Integración entre universidades y polos tecnológicos

Según Benko (1998), el tecnopolo representa fundamentalmente el marco de trabajo percibido de las fuerzas económicas, formando en consecuencia el espacio productivo del siglo 21. Los tecnopolos son iniciativas implementadas ya sea por conjuntos de empresas o por los cuerpos gubernamentales nacionales o locales; sus estrategias de desarrollo económico están basadas en la explotación de un potencial universitario y de investigación existente, con el fin de estimular la expansión de la base local de alta tecnología, así como la creación de nuevas empresas o la atracción de algunas existentes desde otras partes hacia este sitio. Los proyectos de tecnopolos se basan en la teoría de fertilización cruzada entre universidades y empresas “Estos polos o clusters se integran de diversas maneras: por organizaciones que los convocan -impulsadas por sectores empresariales, académicos o gubernamentales-; o por integraciones virtuales, fruto de asociaciones no formales (el Silicon Valley es el mejor ejemplo); o aún en la forma de “socios de negocios” que aplican grandes empresas. En todos los casos el objetivo es el mismo: lograr un importante grado de integración”73. Actualmente, los polos tecnológicos se multiplican en Argentina, con la creciente aunque aún escasa participación de las universidades: 9,52 % de las universidades entrevistadas están integradas a estos innovadores espacios productivos y 23,8 % están articuladas de alguna manera con polos tecnológicos. Los polos tecnológicos regionales agrupan generalmente a empresas heterogéneas, que compatibilizan sus estrategias con las de centros de investigación y los de la comunidad local, en especial en lo que concierne a producción, empleo e innovación. Existe un Programa Especial de Incubadoras, parques y Polos Tecnológicos, dependiente de la SECYT, en los que participan universidades en forma creciente74. Para mencionar pocos ejemplos, el Instituto Tecnológico de Córdoba75 (ITC) que funciona desde principios del 2002, está formado por las seis universidades de la ciudad de Córdoba y el Clúster Córdoba Technology, los que a comienzos del año 2001, se propusieron iniciar una actividad colaborativa articulando y compatibilizando intereses y objetivos para conformar un laboratorio de Alta Tecnología posicionado para complementar una de las primeras iniciativas de asociación entre Universidades y Empresas Tecnológicas. El comité ejecutivo está representado por estas siete instituciones. Los objetivos centrales del ITC se orientan a promover el desarrollo tecnológico y fundamentalmente la investigación en la región. La Universidad Nacional de Cuyo participa en el Parque Tecnológico e Industrial de Palmira (PASIP). La primera etapa tiene cuatro fases y el punto de partida consiste en resolver el tema de infraestructura. En los edificios se instalarán los denominados intangibles, que abarcan un centro tecnológico, incubadora de
73 74

http://www.canal-ar.com.ar/Noticias/NoticiaMuestra.asp?Id=2483 http://www.secyt.gov.ar/pype/documentos_oct2005/pdfs/Incubadora%20%20Proyectos%20Gestionados.pdf 75 http://www.fitc.unc.edu.ar/

91

empresas de base tecnológica, centro de comunicaciones y planta piloto. Estos intangibles se encuentran hoy en etapa de desarrollo preliminar, en la estación de trenes de Junín. Las instalaciones servirán además como sede de un centro tecnológico universitario, que funcionará en el mismo predio del PASIP. La segunda fase establece la concreción de la infraestructura y servicios para la localización de las empresas76. La Universidad de Gral. San Martín es parte del Polo Tecnológico Constituyentes (PTC), en conjunto con el INTI, INTA, CITEFA, SEGEMAR y CNEA. Fue constituido por medio de un Acuerdo de Cooperación y Asistencia en 1997. En 1999 se conformó Polo Tecnológico Constituyentes S.A., entidad comisionada para planificar y gerenciar las actividades del consorcio. El PTC es un organismo de interfase que permite la creación de sinergias entre sus propios institutos y la actividad privada, centros de I+D locales y nacionales y de los principales países del mundo. Es un instrumento eficaz para concretar proyectos de I+D y, mediante actividades de intercambio con otros polos y parques tecnológicos, brinda proyección y actualización al sistema científico tecnológico nacional77. La Universidad Nacional de Misiones participa en el Parque Tecnológico de Misiones; este emprendimiento se puso en marcha en la provincia después de que la Universidad Nacional de Misiones ganó el derecho por concurso. Lo desarrollan esa Universidad, el Gobierno provincial, el INTA78 y un sector del empresariado de las ciudades de Posadas, Oberá y Eldorado, nucleados en distintas cámaras (como CCIP, CACEXMI, de Molineros, entre otras). Es por ahora el único Parque Tecnológico en el país de carácter binacional –en conjunto con la Universidad de Pato Branco, Brasil- y tiene como objetivo central valorizar la perspectiva del desarrollo regional. Está financiado con fondos provenientes de Ciencia y Técnica de la Nación. Esos fondos deben ser utilizados para respaldar el desarrollo de los dos proyectos centrales, que son la Incubadora de empresas y el de Emprendedores. La Universidad Nacional de Mendoza integra el IDITS79 (Instituto de Desarrollo Industrial, Tecnológico y de Servicios, un emprendimiento mixto desarrollado entre el gobierno de la Provincia de Mendoza, empresas y la Universidad). La Universidad Nacional del Sur, por su parte, es una de las entidades promotoras del Polo Tecnológico de Bahía Blanca que está en gestación. El Ente Polo Tecnológico Bahía Blanca tiene como objetivos promover políticas de desarrollo tecnológico para Bahía Blanca y su zona de influencia, a fin de lograr una inserción de las empresas regionales en la economía internacional, fomentar acuerdos de cooperación, promover el proceso de generación de nuevas empresas de base tecnológica y mejorar las potencialidades existentes, incentivar la competitividad de la industria regional, fomentar acuerdos y promover mecanismos de cooperación empresarial, intercambiar experiencias de parque tecnológicos, estimular inversiones extranjeras e impulsar proyectos de inversión pública o privada para la instalación de un parque tecnológico, organizar seminarios y talleres de capacitación especializada, interactuar con empresas de alta tecnología e institutos
76

77

http://weblogs.cfired.org.ar/blog/archives/000795.php http://www.ptconstituyentes.com.ar/ 78 http://www.inta.gov.ar/ 79 http://www.idits.org.ar/principal.shtml

92

de investigación, crear vínculos estratégicos de comercialización par facilitar la búsqueda de mercados externos, entre otros. Sus integrantes son la Municipalidad de Bahía Blanca, Honorable Concejo Deliberante, Ente Zona Franca, Universidad Nacional del Sur, Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional Bahía Blanca, Fundasur, Plapiqui, Vianet computación, Jotafí S.A., Tecnodesarrollo S.A., Cámara de Informática del Sur, Unión Industrial de Bahía Blanca, Centro Regional de Investigaciones Básicas y Aplicadas de Bahía Blanca, Corporación del Comercio, Industria y Servicios de Bahía Blanca y APYME80. El Polo Tecnológico Rosario81 es una agrupación de empresas privadas, universidades y estado. Las personas jurídicas que las componen y conforman la Comisión Directiva son: la Municipalidad de Rosario, el Gobierno de la Provincia de Santa Fe, la Universidad Nacional de Rosario82, Assist SA , Antológica , BLC SA, Fundación Libertad, Grupo Consultar, Grupo Tesis, Ksoft, BI Consultants, Openware, Soluciones Punto Com y Suasor. Esta agrupación tiene el objetivo de posicionar a Rosario como un centro de referencia mundial en tecnologías de la información, las comunicaciones y las biosistémicas, con énfasis en la producción de software en idioma español, y de instalar la calidad en tecnología para acelerar la evolución de la región metropolitana de Rosario hacia la Sociedad de la Información. También se propone difundir la aplicación de TICs y la vinculación científico - tecnológica y promover la educación y el empleo calificado en actividades de alto valor agregado. La Universidad de Buenos Aires participa del Programa BAITEC83, la Incubadora de Empresas de Base Tecnológica del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que depende de la Dirección General de Tecnología de la Secretaría de Producción, Turismo y Desarrollo Sustentable. Además integra, a través de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, en la Puesta en marcha de Incubadoras de empresas.

80 81

http://www.bahiablanca.gov.ar/empresario/polotec.html http://www.polotecnologico.net/es/ 82 http://www.unr.edu.ar/ 83 http://www.buenosaires.gov.ar/areas/produccion/tecnologia/baitec.php?menu_id=10248

93

4.8 Clasificación de las universidades: adelantadas, emergentes y remisas El análisis de las respuestas dadas por las 23 universidades y las 11 Facultades entrevistadas permite construir una tipología de las instituciones de educación superior con respecto a las TIC, clasificándolas en Adelantadas (17,39% de las instituciones estudiadas) Emergentes (43,47% de las instituciones estudiadas) Remisas (39,14% de las instituciones estudiadas) El interés en responder al cuestionario y a las entrevistas, la voluntad expresada por los entrevistados por proporcionar información y aún buscar aquella de la que no disponían en el momento de la entrevista, la elección de la autoridad o funcionario/ a que respondería a la entrevista, la calidad y extensión de las respuestas, la capacidad de socializar y compartir información, son indicadores del interés que mantienen las universidades en el tema de la inserción en la Sociedad de la Información. 4.8.1 Adelantadas Estas universidades conforman el grupo más reducido dentro del universo estudiado (cuatro universidades). No sólo está más avanzadas que sus pares en el uso de TIC en los ámbitos de administración, docencia, investigación y extensión: cumplen con la fundamental característica de la sociedad de la información: trabajar en red. Interactúan con unidades académicas y con instituciones exteriores a la propia universidad –ya sea del mundo académico, como redes científicas de base electrónica o sostenidas por otro tipo de comunicaciones, instituciones estatales nacionales y/o locales con empresas, y con otras organizaciones de exterior, como organizaciones de la sociedad civil. Las universidades adelantadas poseen estrategias explicitas con respecto a las TIC, aunque no todas se han planteado estrategias integrales, sino por sectores: administración, educación, investigación. No se han trazado estrategias explícitas en uso de TIC en actividades de extensión. Han elaborado planes a corto y mediano plazo para introducir innovaciones tecnológicas tanto en el ámbito administrativo, como en educación e investigación. Han implementado campus virtuales y utilizan un número substancial de cursos de e-learning, tanto en educación como en formación continua. También se estimula el uso de TIC en las clases presenciales, y se facilita en diversos grados a docentes y estudiantes el acceso a equipos informáticos, a soportes electrónicos y a la Intranet de la respectiva universidad. Asimismo, se facilita en forma incipiente la formación de estudiantes, docentes y funcionarios en el uso de TIC, aún en forma puntual, según las estrategias de las diversas unidades académicas. Estas instituciones difunden los resultados de sus investigaciones por medio de publicaciones periódicas, en diversos soportes, e introducen los productos de las investigaciones desarrolladas en las asignaturas presenciales y virtuales. Las

94

universidades integrantes de esta categoría son las que presentan mayor número de publicaciones electrónicas en el universo estudiado. Lo más significativo, como se ha mencionado más arriba, es que están comprometidas de una forma elocuente en cooperación estratégica con universidades nacionales y extranjeras, así como con otros proveedores de educación, como empresas privadas, además de trabajar en red en iniciativas de educación e investigación. En estas redes, entre otros proyectos, se desarrollan investigaciones relativas a diversos aspectos de la Sociedad del Conocimiento, y a TIC en particular. En estas instituciones, se le otorga relativa importancia al impacto social de las TIC y se consideran relevantes las carreras relacionadas con la Sociedad de la Información. Se encuentran actitudes positivas con respecto al uso de TIC entre los funcionarios administrativos, los docentes y los investigadores. Participan en incubadoras de empresas, parques tecnológicos y/o tecnopolos, en cooperación con empresas y gobiernos locales. Están abiertas a la financiación proveniente de diversas fuentes, con predominio del Estado, el sector privado y de organismos internacionales. Dentro del universo estudiado, estas universidades son la Universidad de Buenos Aires, la Nacional de Cuyo, la Nacional de Córdoba y la Nacional de Rosario. Todas ellas son públicas y entre ellas (fundamentalmente debido a la población de la UBA) reúnen a 545.396 estudiantes, lo que representa el 65,28% del alumnado universitario de entidades públicas y el 51,90% del total del país. Es de señalar que tres universidades entre “las cuatro grandes” (Universidad de Buenos Aires, la Nacional de La Plata, la Nacional de Córdoba y la Nacional de Rosario) integran la categoría de Adelantadas. También son algunas de las universidades que poseen más unidades académicas e institutos y centros de investigación. Futuro previsible: Además de implementar innovaciones administrativas y docentes (incremento y actualización del empleo del e-learning y de las plataformas virtuales) implementaran innovaciones para su funcionamiento en redes nacionales e internacionales. Incrementarán e intensificarán su integración al sector productivo, mediante participación en incubadoras de empresas, parques tecnológicos y/o tecnopolos, en cooperación con empresas y gobiernos locales. Incrementarán la venta de servicios relacionados con TIC. Mantendrán la apertura a la financiación proveniente de diversas fuentes, con aumento de la participación del sector privado

95

4.8.2 Emergentes Estas universidades, a las características de la primera etapa de incorporación de TIC en el ámbito administrativo (que tienen en común con las universidades Adelantadas y con las Remisas), añaden la existencia de carreras relativas a la Sociedad de la Información, como carreras de grado y/o postgrado de Informática o Telecomunicaciones. Algunas de ellas han implementado estrategias para el uso de TIC, generalmente a cargo de sus diversas unidades académicas. Se encuentran actitudes positivas con respecto al uso de TIC entre los funcionarios administrativos, los docentes y los investigadores. Este universo es más nutrido, heterogéneo y variado en sus avances que el de las Adelantadas, aunque el número de estudiantes que congregan entre ellas es notoriamente menor que los de esa categoría. Las instituciones que lo integran comparten otras características con las Adelantadas: dictan (en menor cantidad) cursos y/o carreras de grado/postgrado a distancia por medios electrónicos y han implementado para ello campus o plataformas virtuales. No son tan entusiastas como las Adelantadas en sus planes, acciones y prioridades en cuanto al desarrollo de tecnología, si bien además de emplear TIC en el sector administrativo, han integrado estas tecnologías en la educación por medio del elearning, y en forma librada a las iniciativas de los docentes, en las clases presenciales. Colaboran con redes académicas nacionales o internacionales (no necesariamente con proyectos relativos a TIC). Estas universidades poseen Intranet y planifican innovaciones tecnológicas en el corto y mediano plazo. Algunas de ellas, como la Universidad Nacional del Sur y la Universidad Nacional General San Martín, participan en polos tecnológicos, y otras se integran a proyectos de cooperación con empresas y gobiernos locales. Integran esta categoría la Universidad Nacional de Quilmes, la Universidad Tecnológica Nacional, la Universidad Abierta Interamericana, el Instituto Tecnológico de Buenos Aires, la Universidad Nacional de La Plata, la Universidad Nacional de Misiones, la Universidad Nacional del Sur, la Universidad Nacional de General Sarmiento, la Universidad Nacional General San Martín, la Universidad Nacional del Nordeste y la Universidad Nacional de Mendoza. De ellas, nueve instituciones son públicas y dos, privadas. Entre todas ellas reúnen a 310.215 estudiantes, lo que representa el 29, 52% del alumnado universitario total del país. Las universidades pertenecientes a esta categoría están más cerca de las Adelantadas que de las Remisas. Futuro previsible: Desarrollo de sistemas integrales de administración sustentados por TIC, para toda la universidad y menos compartimentados por unidades académicas; estos sistemas serán desarrollados por las mismas universidades. Mayor integración al sector productivo, mediante participación en tecnopolos o en cooperación con

96

empresas. Incremento de la apertura a la participación del sector privado. Incremento de las actividades de investigación en redes científicas y mayor número de publicaciones electrónicas. Dado que estas universidades poseen las relativas ventajas del desarrollo tecnológico tardío, podrán aprovechar las experiencias de las universidades Adelantadas y deberán incurrir menos en el proceso de ensayo y error.

4.8.3 Remisas Las universidades que integran esta categoría son relativamente pequeñas y congregan al menor número absoluto de estudiantes en el total nacional. Se caracterizan porque parecieran presentar resistencia o escepticismo para utilizar las tecnologías de la Sociedad del Conocimiento, ya sea por motivos presupuestarios –como aduce una universidad privada- o porque no consideran importante la tecnología para el tipo de carreras que ofrecen. De algún modo, desvalorizan el rol de transversalidad de la TIC en sus propias organizaciones y en la sociedad y economía. Acotan la SC a un “tema tecnológico”. Su actitud ante la Sociedad del Conocimiento estaría relacionada con su vocación por carreras “no tecnológicas”, aunque descuidan los aspectos socio económicos de esta sociedad en construcción. También se trata de universidades que privilegian el contacto presencial entre estudiantes y docentes, y que, en el caso de las universidades privadas que integran este grupo, lo utilizan como parte de su imagen positiva, lo que explica, por otra parte, el desinterés relativo por la oferta de cursos y carreras virtuales. Se encuentran actitudes heterogéneas con respecto al uso de TIC: positivas entre los funcionarios administrativos y los investigadores, más escépticas entre los docentes y las autoridades. Se percibe bajo grado de iniciativa entre los docentes para incorporar el uso de TIC en sus clases presenciales. No obstante, la mayoría de ellas está en la primera etapa del uso de la tecnología: la utilización de TIC para fines administrativos (bancos de datos sobre docentes y estudiantes, comunicación electrónica con docentes y estudiantes, uso de programas del SIU para cuestiones administrativas, uso de bibliotecas electrónicas, producción de documentos electrónicos, etc.). Estas universidades no han expresado la planificación de innovaciones tecnológicas en el corto y mediano plazo. No han desarrollado una estrategia formal sobre la utilización de TIC. Su participación en redes científicas es relativamente baja. No están comprometidas en redes académicas sustentadas por TIC, no ofrecen carreras relativas a la Sociedad de la Información, y brindan pocos cursos o carreras por medio de elearning. Tienen un uso limitado de servicios digitales, si bien algunas de ellas facilitan el acceso a bibliotecas digitales y editan publicaciones electrónicas. Las universidades que integran esta categoría son, siempre según nuestro relevamiento, seis instituciones. De ellas, dos instituciones son públicas y cuatro,

97

privadas. Entre todas ellas reúnen a 75.514 estudiantes, lo que representa el 7,18% del alumnado universitario total del país. Futuro previsible: Se prevé una mayor apertura hacia el uso de TIC en el área administrativa (influenciada por el SIU), así como la lenta incorporación del e-learning, debido a demandas del alumnado y a la creciente competencia entre las Universidades. En general, pocas universidades en esta categoría han presentado indicaciones de que los elementos de innovación tecnológica y académica presentes en el cuestionario administrado fueran cuestiones prioritarias a resolver. Algunas de ellas expresan interés en las TIC, pero también un grado de resistencia o escepticismo que sugiere que la incorporación de tecnologías se hará más lentamente que en las otras categorías. Sin embargo, es probable la explicitación a mediano plazo de políticas con respecto a la incorporación de TIC, aunque en el presente ésta no se perciba como prioritaria. Es previsible una integración de las actividades de investigación en redes científicas y mayor número de publicaciones electrónicas. Dado que estas universidades poseen las relativas ventajas del desarrollo tecnológico tardío, podrán beneficiarse de las experiencias de las universidades Adelantadas y Emergentes.

98

5. CONCLUSIONES GENERALES Actualmente el desarrollo de las TIC influye para que el futuro de las universidades dependa de su capacidad para adaptarse a la SIC y para satisfacer las necesidades cada vez más exigentes del universo profesional, universo que a su vez de halla geográficamente disperso y que abarca variadas franjas etarias. Por estas razones, tanto los administradores y directivos de las universidades, los docentes, los investigadores y los mismos estudiantes necesitan usar las tecnologías de la SIC. La construcción de la SIC depende inicialmente, en gran medida, de los profesionales calificados para las carreras de informática y telecomunicaciones que salgan de las universidades. En este sentido, las Universidades argentinas aún deben esforzarse para conseguir la formación del número de profesionales necesarios a la expansión de las empresas tecnológicas en el país, y para la gestión de la TIC en cualquier organización usuaria. La integración de las universidades a la SIC y la incorporación de sus tecnologías supone un proceso de democratización de la enseñanza superior. Las universidades tradicionales están limitadas en lo el espacio (en cuanto a su localización geográfica y a las condiciones edilicias) y al tiempo (faja etaria de estudiantes presenciales limitada a 18 - 27 años); pero lo fundamental es que la masa de conocimiento creada y transmitida anualmente por las universidades es aprovechada sólo por un grupo de estudiantes locales, provenientes de la misma ciudad, región o país. El desarrollo de las TIC ha hecho posible que el mismo futuro de las universidades dependa de su capacidad para adaptarse a la Sociedad de la Información y del Conocimiento (SIC) y para satisfacer las necesidades cada vez más exigentes del universo profesional, universo que a su vez de halla geográficamente disperso y que abarca variadas franjas etarias. Las TIC son consideradas por numerosas instituciones de educación superior como imprescindibles para alcanzar a una población estudiantil más amplia, dispersa y variada, mientras se reducen los costos de infraestructuras físicas. El universo de la educación superior posee particularidades específicas, entre ellas el de concentrar personas que, de diversas formas tienen como ocupación fundamental la participación en la creación y transmisión de conocimientos. Por esto, la resistencia de algunas universidades a compartir información sobre la inserción de tecnología en sus actividades resulta un fuerte llamado de atención sobre la no conciencia de la construcción colectiva del conocimiento existente en algunos grupos académicos. El estudio ha encontrado que todas las universidades disponen de infraestructura básica en TIC, como acceso a computadoras -al menos en el sector administrativo-, gabinetes informáticos, servicios de e-mail, acceso a Internet, portales y sitios web. De algún modo, podemos decir en base a nuestra nomenclatura, que el uso es extensivo. Casi el 60% de las universidades consultadas expresan haber implementado campus virtuales o plataformas para el dictado de cursos, careras, etc., con base electrónica. En esta área no existen diferencias importantes en la 99

implementación y uso de plataformas virtuales entre las universidades públicas y las privadas. La clasificación podría efectuarse, en cambio, entre las instituciones que han diseñado o encargado sus campus virtuales según sus propios criterios pedagógicos, y las que han comprado soluciones preparadas para usar. Las iniciativas para la incorporación de TIC son en general de origen individual o de equipos de docencia o investigación. Las estrategias a nivel de universidad, o más frecuentemente, de unidades académicas, suelen implementarse una vez que se ven resultados positivos en las iniciativas individuales. A pesar de que el Ministerio Nacional de Educación muestra preocupaciones y toma iniciativas con respecto a la incorporación de TIC en la enseñanza primaria y secundaria, no parece extenderlas al nivel de la educación superior, por lo cual no se plantean políticas nacionales con respecto a las universidades en relación a la Sociedad del Conocimiento. Resultan excepciones a esto el Sistema de información Universitario (SIU) y la Resolución Nº 1717/0484, un nuevo marco normativo que aspira a controlar la oferta de la educación a distancia y mejorar su calidad académica. La reglamentación pretende actualizar la concepción tradicional de la enseñanza y el aprendizaje, mediante diversos componentes y requisitos mínimos que deben poseer todos proyectos de educación no presencial. Uno de ellos es la obligación de explicitar el modelo pedagógico que sustenta el proyecto, así como las características de las filiales distantes que posee la universidad. Otros requisitos se refieren a los materiales, con el objetivo de avanzar desde el soporte papel hacia los formatos basados en tecnología multimedia, y la evaluación, a fin de que la universidad garantice la autenticidad y confiabilidad de los exámenes e identidad de los alumnos85. La investigación señala una tendencia de las universidades a involucrarse de forma creciente con socios del sector privado, sobre todo en su participación en tecnopolos o parques de ciencia y tecnología. Sin embargo, el interés de varias universidades en esta articulación se ve fragilizado por el concepto –o pre-concepto- de que la ética o acciones del sector privado no son compatibles con los del sector de la educación superior. El criterio director de rentabilidad económica es difícil de asimilar para algunas universidades, por razones ideológicas y/o políticas. La investigación revela entre las universidades entrevistadas una orientación hacia la cooperación en proyectos por medio de asociaciones con diversos actores sociales: el Estado, organizaciones de la sociedad civil, organizaciones académicas. Tal vez uno de los hallazgos principales de este trabajo de investigación, sea que las universidades públicas están en general más adelantadas que las privadas en la incorporación de TIC y en la adopción de innovaciones

84

En el archivo PDF cuya URL se provee se encuentran los motivos para a sancionar esta resolución, las disposiciones de la misma, los lineamientos para la presentación y evaluación de programas y carreras bajo la modalidad de educación a distancia. http://www.mcye.gov.ar/spu/dngu/html/dngu_-_educacion_a_distancia_.html
85

http://www.elearningamericalatina.com/edicion/febrero2_2005/na_2.php

100

tecnológicas. Esto echaría por tierra la noción de que el avance tecnológico en las instituciones de educación superior está directamente relacionado con los recursos económicos disponibles. La influencia del Sistema de Información Universitaria (SIU) ha sido y es fundamental para la adopción de TIC en el sector administrativo, comenzando con las universidades nacionales y continuando con las privadas. Es probable que éste sea uno de los factores clave para que las universidades públicas estén en esta fase más avanzadas que las privadas en este sentido. El 80% de las universidades entrevistadas planea introducir innovaciones tecnológicas en el plazo de un año, predominantemente en el sector administrativo. Ninguna de las universidades entrevistadas usa las TIC para rediseñar sus programas educativos ni modifica la curricula sobre la base de marcos didácticos innovadores. No se han registrado usos de las mejores prácticas extranjeras en educación para la Sociedad del Conocimiento. Es decir, que no hemos llegado ni estructural, ni institucionalmente, al nivel de uso estratégico en ningún caso. Asimismo, podemos decir que el uso intensivo es sólo una excepción en algún departamento o área aislado de alguna universidad. Se registra un incremento de la implementación de las TIC en docencia presencial, librada generalmente a la iniciativa de los mismos docentes ya que existe una insuficiencia de políticas explicitas con respecto a esto. El uso actual es uso de PPTs, de grupos de discusión electrónicos entre estudiantes, eventualmente weblogs de cátedra. La mayor parte de las universidades enfrentan un desafío importante en avanzar desde el uso básico de las TIC para el área administrativa y eventualmente e-learning, hacia mayor elaboración de estrategias para el uso de las TIC en forma integral, en toda la institución universitaria y no sólo en forma fragmentada por unidades académicas, carreras o cátedras, así como en la integración de redes electrónicas. Ninguna de las universidades del universo estudiado trabaja internamente en red, en el sentido de dictar clases, conferencias, seminarios, etc. en red, de modo que una clase pueda ser seguida por todas sus unidades académicas o por sus filiales en el país. En casi todas las universidades aún es problemática la disponibilidad y utilización de equipos como retroproyectores, televisores y videos, y en general, de todo material electrónico de apoyo audiovisual de apoyo a las clases presenciales. Se ha registrado insuficiencia de flujos de información con respecto a la incorporación de usos de TIC no sólo en el interior de las universidades (entre los ámbitos administrativo, de docencia, investigación y extensión, así como entre las diversas unidades académicas) sino también entre universidades: la mayor parte de las instituciones entrevistadas manifiesta desconocer los avances de las demás en este sentido. Se manifiesta en general una carencia de políticas internas y externas sobre la circulación de información. Esta carencia es anterior a la incorporación de TIC, y se mantiene presente aún con la incorporación de tecnología. Las falencias comunicativas están directamente relacionadas con la escasez de estrategias y políticas explícitas con respecto al uso de TIC. Si no se tienen 101

políticas explícitas con respecto a la información, mal se pueden implementar políticas explícitas con respecto a las TIC. Las universidades privadas se han mostrado en general más resistentes que las públicas a proporcionar información para esta investigación; esto deja percibir una actitud incoherente con la Sociedad del Conocimiento, que implica la socialización de la información, en busca de la complementariedad de conocimientos. El espíritu detectado, salvo en algunos casos, dista mucho de los planteos de Himanen en “La ética del hacker”86. En algunos casos de rechazo a nuestras entrevistas, se notó claramente el deseo de no ser comparado con otras instituciones pares. En cuanto a los softwares utilizados, sólo dos de las universidades consultadas, ambas privadas, comunican que la totalidad del software empleado es propietario. Dos de las universidades nacionales se localizan en el otro extremo, utilizando 20% de software propietario y 80% de software libre. Las demás instituciones que han contribuido al estudio aseveran que utilizan entre 50% y 10% de software libre, usando las ventajas de sistemas mixtos. Entre las razones expresadas para preferir el software propietario se encuentran la facilidad de acceso a actualizaciones y soporte técnico, y el conocimiento previo del software por parte de los usuarios, además de la facilitación de licencias especiales por parte de empresas de software propietario. Entre los argumentos que justifican la preferencia por el software libre se encuentra en primer lugar el bajo costo. Casi todas las universidades solicitan de sus nuevos empleados habilidades básicas en TIC, como manejo de Sistema operativo y herramientas de oficina, uso del correo electrónico y navegación en Internet. Sólo 14,20% de las instituciones entrevistadas demandan de su personal docente la actualización en el dominio de TIC mediante cursos internos o externos a la universidad. Aunque las dos terceras partes de las universidades entrevistadas expresan haber proporcionado formación en tecnología informática a su personal durante el último año, estos cursos se realizan en general en forma puntual, a grupos relativamente pequeños, y con preferencia, empleados administrativos, dejando de lado en la mayoría de las veces a docentes e investigadores. Sólo el 42% de las universidades entrevistadas expresa tener una política referente a la formación de los docentes en TIC, aunque ésta no siempre es explícita. Esto tiene consecuencias directas en la falta de apoyo para que los docentes sigan cursos relativos a éstas, en el interior como en el exterior de las universidades, y en el equipamiento que se les ofrece. El firme interés por el e-learning de la gran mayoría de instituciones de educación superior no origina la misma preocupación por la formación de los docentes para enseñar en los cursos virtuales. La gran mayoría de los docentes argentinos que se ha enfrentado a plataformas educativas virtuales ha tenido que aprender en el proceso mismo de la enseñanza, generalmente por el método de ensayo y error, asistido por colegas o ayudantes. Aunque la producción de conocimiento, a través de la investigación, ocupa el rol fundamental para el desarrollo de la economía y la construcción de la sociedad del conocimiento, sólo la mitad de las universidades estudiadas

86

Himanen, Pekka. La ética del hacker, Editorial Destino, España, 2002.

102

.

expresa poseer una estrategia para la utilización de TIC en las actividades de investigación. Menos del 20% de las universidades entrevistadas declara integrar proyectos nacionales de cooperación científica; la misma proporción afirma integrar proyectos internacionales. Numerosos proyectos de cooperación internacional está fomentados desde el CONICET y la SECYT. La mayor parte de los graduados de las carreras de Informática y telecomunicaciones provienen de universidades privadas. Es posible que los estudiantes opten por las universidades e institutos privados para estudiar estas carreras debido, entre otros factores, a la provisión de equipos informáticos y otras facilidades técnicas, además de lo títulos intermedios ofrecidos por estos establecimientos educativos, que facilitan la inserción laboral de los graduados.

103

5.1 Propuestas En base a la investigación desarrollada, se ofrecen las siguientes propuestas:

A nivel nacional: • Es extremadamente importante que la integración de las instituciones de educación superior a la Sociedad de la Información, así como la incorporación de las TICs, sea considerada una prioridad de nivel nacional, y que se definan fines, estrategias y políticas nacionales al respecto. Las barreras fundamentales para la incorporación y uso difundido de TIC provienen con frecuencia de las actitudes negativas de las autoridades frente a las TIC, combinadas con conocimiento insuficiente sobre la SIC en general, y de las TIC en particular. Para compensar estas falencias, sería recomendable proporcionar incentivos para que las universidades, en forma institucional, implementen estrategias para utilizar las TIC e integrarse en la SIC; proveer al personal universitario (administrativos, docentes e investigadores), formación sobre los diversos aspectos de la SIC, incluyendo no sólo el uso tecnológico de las TIC, sino también el uso pedagógico; proporcionar a docentes e investigadores las herramientas de la SIC, incluyendo tecnología adecuada y acceso a redes científicas; Proporcionar mecanismos eficientes y seguros para el e-learning, la movilidad virtual entre universidades, los exámenes en línea y los trámites administrativos. La evaluación y monitoreo de los procedimientos de e-learning con una cuestión clave, que cobrará aún más importancia en el corto plazo. Estas cuestiones son administradas en cada universidad o centro de altos estudios, Este trabajo muestra que existen diferencias notorias entre los establecimientos de educación superior respecto a estas cuestiones, y que aún queda camino por recorrer antes de asegurar calidades altas y relativamente similares. Por lo tanto, proponemos que el Ministerio Nacional de Educación o la CONEAU apoyen el desarrollo de sistemas de evaluación de calidad del e-learning en las instituciones de educación superior y que se desarrollen estándares comunes de calidad. Es importante tratar de evitar las tendencias a pensar que la Argentina o “nuestra organización” es “tan distinta” que no se pueden realizar benchmarking o comparaciones con los mejores de su clase, ni aprovechar las curvas de aprendizaje y experiencias de terceros. La tendencia a tratar de inventar siempre la rueda, de nuevo, tiene por un lado una raíz ideológica (copiar es depender), y por el otro simple soberbia o estupidez o, en algunos casos, la justificación para incrementar plantillas o manejos de recursos. Sería recomendable la creación de una asociación o red nacional (ampliable a una asociación Mercosur o de América Latina y el Caribe en un futuro cercano) entre las universidades argentinas que hayan implementado o estén experimentando el e-learning y que estén interesadas en ofrecer carreras en forma conjunta, así como intercambiar informaciones y mejores 104

prácticas en el uso de TICs y en la generación de contenidos para la docencia. Esta red podría difundir sus mejores prácticas en Internet. Se deben regular los derechos de propiedad intelectual a fin de incrementar la socialización, difusión y reutilización de los recursos y contenidos del elearning. Se aconseja investigar sobre las opciones y alternativas para resolver esta cuestión clave. Sería recomendable la implementación de “Centros de Excelencia en Educación Superior”, que pueden combinar recursos públicos y privados, y que puedan asistir a las universidades e institutos en su integración a la Sociedad de la Información, tanto en los ámbitos de docencia como de investigación, extensión y administración. Dado que existe una tendencia creciente a la articulación entre universidades y actores del sector público, académico y asociativo, sería recomendable el Estado contribuya a desarrollar estrategias y políticas educativas que aseguren el éxito de estas asociaciones, mediante guías para el desarrollo de modelos de negocios en variadas formas de asociaciones, y que difunda las mejores prácticas –tanto nacionales como internacionales- en esta área.

A nivel de las universidades e instituciones de educación superior: • En los casos de universidades que habían esbozado alguna estrategia de uso de TICs, aunque fuera sectorial, la integración de tecnología se ha producido en forma más completa que en las que no lo habían hecho. Por lo tanto, sugerimos que las universidades e instituciones de educación superior se tracen estrategias, tanto generales como específicas, para la integración de TICs en sus políticas universitarias. No parece existir un paradigma general ideal de integración de TICs en las universidades, por lo que proponemos que las estrategias y políticas de uso de TICs se correspondan con los objetivos, fortalezas, debilidades y recursos de cada institución de educación superior Dado que en la educación superior, así como en el gobierno electrónico, los avances dependen a menudo de personas o grupos entusiastas en la materia, que introducen las primeras experiencias piloto y apoyan su desarrollo, resulta necesario alentar a estos líderes y sostenerlos en sus empeños a nivel institucional, facilitándoles el acceso a los recursos tecnológicos, humanos y económicos necesarios. Además del apoyo a los líderes, resulta necesario el estímulo a grupos intermedios de funcionarios administrativos, docentes e investigadores, dado que de ellos dependerá el desarrollo y difusión de la integración de TICs a las casas de educación superior. Resulta fundamental el compromiso de las autoridades de las instituciones de educación superior en la integración a la SIC y en la incorporación de TICs, por lo que se recomienda la información y concientización de los altos funcionarios sobre estos temas. Es clave la formación e involucramiento de los funcionarios del sector administrativo y no docente en la integración a la SIC y en la incorporación de TICs, por lo que se aconseja su formación, información y concientización sobre estos temas. 105

Es indispensable la formación permanente de los docentes en la integración a la SIC y en la incorporación de TICs. Para ello, es recomendable la difusión de las mejores prácticas de pedagogía con soporte TIC a nivel de educación superior, así como la participación de los docentes en seminarios y redes nacionales e internacionales (por vía presencial o virtual) sobre esta temática. Es recomendable la participación de docentes, no docentes e investigadores –mediante consultas- en la elección de las herramientas informáticas que utilizarán las instituciones, para facilitar la real apropiación de las mismas. Resulta necesario tender y fortalecer puentes entre investigación y docencia, integrando las herramientas tecnológicas.

106

6. BIBLIOGRAFIA

Arocena, Rodrigo y Judith Sutz (2002): La Universidad Latinoamericana del Futuro. Tendencias - Escenarios – Alternativas, Revista de la OEI, http://www.campus-oei.org/salactsi/sutzarocena04.htm Arocena, R. & Sutz J. (2001) La transformación de la universidad latinoamericana mirada desde una perspectiva CTS. En: López Cerezo y Sánchez Ron (eds.), Ciencia, Tecnología, Sociedad y Cultura, Biblioteca Nueva-OEI, Madrid. Association of European Universities (EUA) (1998), Restructuring the university: new technologies for teaching and learning: guidance to universities on strategy, 56 p. Barbero Jesús Martín (2005): Transdisciplinariedad: notas para un mapa de sus encrucijadas cognitivas y sus conflictos culturales, Bogotá,http://www.debate-cultural.org.ve/JesusMartinBarbero2.htm Bates, A.W. (Tony) (2004): La planificación para el uso de TIC en la enseñanza, en: Albert Sangrá y Mercedes González Sanmamed (Coordinadores), La transformación de las universidades a través de las TIC: discursos y prácticas, Editorial UOC, Barcelona, 2004, pp.31-51. BENKO, Georges. El impacto de los tecnopolos en el desarrollo regional: Una revisión crítica. EURE (Santiago). [online]. dic. 1998, vol.24, no.73 [citado 28 Noviembre 2005], p.55-80. http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S025071611998007300003&lng=es&nrm=iso>. ISSN 0250-7161. Bothel, Richard: Bringing It All Together, http://www.westga.edu/~distance/ojdla/spring41/bothel41.html Bricall, Joseph (2004): La Universidad ante el Siglo XXI, en: Sangrá Albert y Mercedes González Sanmamed (Coordinadores) 2004: La transformación de las universidades a través de las TIC: discursos y prácticas, Editorial UOC, Barcelona. Clark, B.R. (1983). The higher education system: Academic organization in cross-national perspective. Berkeley: University of California press. COMMISSION OF THE EUROPEAN COMMUNITIES, (2003): The role of the Universities in the Europe of Knowledge, http://europa.eu.int/eurlex/en/com/cnc/2003/com2003_0058en01.pdf Daniel, J. S. (1999), Mega-Universities and Knowledge Media. London, Kogan Page, 212 p. D’Antoni, Susan, ed. (2003), The Virtual University: Models and Messages, Lessons from Case Studies, Paris, UNESCO, International Institute for Educational Planning (IIEP). http://www.unesco.org/iiep/virtualuniversity/index.html Conferencia Iberoamericana de Rectores y Responsables de Relaciones Internacionales (2004): Declaración de Compostela, Febrero, http://www.usc.es/es/iberoam/index.jsp

• •

• •

• •

107

• •

• • •

• •

• •

Del Bello, Juan Carlos (2001): Educación por Internet en Argentina: El caso de la Universidad Nacional Quilmes, Revista Iberoamericana de Ciencia, tecnología, Sociedad e Innovación, OEI, Número 1 / Septiembre Diciembre 2001, http://64.233.187.104/search?q=cache:tSKfRr1BNZYJ:www.campusoei.org/revistactsi/numero1/delbello.htm+Argentina+%2B+%22estudian tes+universitarios%22+%2B+edad&hl=es Downes, Stephen (1999): What Happened at California Virtual University, http://www.downes.ca/cgi-bin/page.cgi?post=270 E A D T U ( 2 0 0 4 ) The e-Learning Programme of Education and Culture, European Commission, Some reflections from EADTU, http://www.eadtu.nl/files/EADTUstatementEC.final.doc Espinoza R. Rafael L. (2000). Naturaleza y Alcance de la Relación Universidad Sector Productivo. Maracaibo-Venezuela: Editorial de La Universidad del Zulia. Etzkowitz Henry and Loet Leydesdorff (2000): THE DYNAMICS OF INNOVATION: FROM NATIONAL SYSTEMS AND "MODE 2" TO A TRIPLE HELIX OF UNIVERSITY-INDUSTRY-GOVERNMENT RELATIONS, http://users.fmg.uva.nl/lleydesdorff/rp2000/ European Commission, Directorate-General for Education and Culture and European Universities Association (2003), Trends III: Learning structures in European higher education, 153 p. (EUA Graz Convention 29/31 May 2003) European Commission (2004): Studies in the Context of the E-Learning Initiative: Virtual Models of European Universities, Draft Final Report to the European Commission, DG Education and Culture, February 2004, 228 p. Fuenmayor P. Abdel M. (2000). “Un Horizonte para la Universidad”. Revista Actual. (Mérida Venezuela). Nº 42. Enero-Abril. pp. 27-64. García Echeverría, Santiago. (1974). Universidad y Empresa. MadridEspaña: Ediciones ESIC Cuadernos ESIC 1. Freeman, B., Routen, T., Ryan, S., Patel, D., Scott, B. (eds.) (2000). The Virtual University: The Internet and Resource-Based Learning. London: Kogan Page. Giorgetti, Alicia y Mariana Pernas (2005): Sin recursos, en: Information Technology Nº 102, Buenos Aires, Octubre 2005, pp. 53-64. Granell, Elena y Matilde Parra (1993). La Formación de Recursos Humanos de Alto Nivel en Venezuela: El Estado, la Empresa y la Academia. Caracas: Ediciones IESA. (Papeles de Trabajo Nº 26). Gurmendi María de Lujan y Ester Kaufman (2005): Comunidades y redes en la innovación: software y back office. El caso de los comites del SIU en la Argentina, http://www.links.org.ar/infoteca/kaufman-gurmendi2601v1.doc Jiménez Castro, Wilburg. (1995). Introducción al Estudio de la Teoría Administrativa. México: Editorial Limusa. Haddad, Wadi D. and Draxler, Alexandra, eds. (2002), Technologies for Education: Potentials, Parameters and Prospects, Paris, UNESCO, Washington, Academy for Educational Development, 202 p.

108

• •

• •

• •

• •

Hirsh, Werner and Weber, Luc E., eds. (2002), As the Walls of Academia are Tumbling Down, Paris, Economica, 204 p. International Association of Universities (2003), Draft of IAU Policy Statement “University and Information and Communication Technologies”, Paris, IAU (http://www.unesco.org/iau/rtf/ICT-PolicyDraft.rtf). INFOBAE, El año próximo se necesitarán unos 12.000 profesionales informáticos, http://www.infobaeprofesional.com/interior/index.php?p=nota&idx=200 72&b=5 Johnstone, Sally M. and Witherspoon, John (2002), “Open Educational Resources Emerge on the Web”, IAU Newsletter, 5 (8). Kaufman, Ester (2005): SIU, cultura y comunidades de práctica: Un modelo de gestión singular, http://www.siu.edu.ar/infosiu/nota.php?nw=2&nota=24 Langlois, Claudine (1998), “Universities and New Information and Communication Technologies: Issues and Strategies”, European Journal of Engineering Education, 3 (23). “Lifelong Learning in European Universities: Institutional Responses” (2001), European Journal of Education, 3 (36), Special issue. Langlois, Claudine (2003): Facilitating Lifelong Learning in Universities: The Role of ICTs, Round Table “Education and Knowledge Societies”, World Summit on the Information Society (WSIS), Geneva, 10-12 December 2003 by Claudine Langlois Director, IAU/UNESCO Information Centre on Higher Education, http://www.unesco.org/iau/icts/rtf/icts_paperwsis.rtf Leydesdorff, Loet, and Henry Etzkowitz, 1996, Emergence of a Triple Helix of University-Industry-Government Relations, Science and Public Policy 23, 279-286. LLodrà Riera, Bel (2000): Aprendizaje constante y formación continua, en: en.red.antes número 78, 20/6/2000, http://www.nonopp.com/ar/filos_educ/00/apred_constante.htm Marquès Graells, Pere (2000) (última revisión: 27/08/05 ): Impacto de las TIC en educación: funciones y limitaciones, http://dewey.uab.es/pmarques/siyedu.htm MAJÓ, Joan (2003). Nuevas tecnologías y educación http://www.uoc.edu/web/esp/articles/joan_majo.html [12-2003] Martínez, Eduardo (Editor). (1994). Ciencia, Tecnología y Desarrollo: Interrelaciones Teóricas y Metodológicas. Editorial Nueva Sociedad. pp. 261-305 y 387-409. Menezes, Claudio (2004): Desarrollo de la Sociedad de la Información en América Latina y el Caribe, UNESCO Uruguay, http://www.unesco.org.uy/informatica/publicaciones/WISpaper_esp.pdf Ministerio Nacional de Educación, Ciencia y Tecnología (2004): Anuario de Estadísticas Universitarias 1999-2003, Secretaría de Políticas Universitarias, Buenos Aires. Observatorio de la Sociedad de la Información de la UNESCO: http://www.unesco.org/webworld/observatory/index.html y sus espejos http://mirror-us.unesco.org/webworld y http://mirrorjapan.unesco.org/webworld

109

• • •

• •

• •

Organización de los Estados Americanos, OEI (1998): Informe de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo concebir la Educación del Futuro. Promover la Innovación con las Nuevas Tecnologías, http://www.campus-oei.org/oeivirt/bruselas.htm Quéau, Philippe, Governing the Global Knowledge Society, en: http://www.unesco.org/webworld Real Academia Española (1995). Diccionario de la Lengua Española. (21ª Ed., tomo 2) Madrid-España: Editorial Espasa-Calpe. Ruiz Calderón, Humberto et al. (S/f). La Ciencia en Venezuela: Pasado, Presente y Futuro. Caracas-Venezuela: Cuadernos Lagoven. (Serie Medio Milenio). Revista Canal AR: Plan SSI (2004-2014): Beneficios y riesgos de una http://www.canalindustria incipiente, 10/29/2004, ar.com.ar/binario/notas/Notamuestra.asp?Id=33 Salmi, J. (2001), “Tertiary Education in the 21st Century: Challenges and Opportunities”, Higher Education Management, 2 (13). Sangrá Albert y Mercedes González Sanmamed (Coordinadores) 2004: La transformación de las universidades a través de las TIC: discursos y prácticas, Editorial UOC, Barcelona. Sangrá Albert y Mercedes González Sanmamed (2004): El profesorado universitario y las Tic. Redefinir roles y competencias, en: Sangrá Albert y Mercedes González Sanmamed (Coordinadores) 2004: La transformación de las universidades a través de las TIC: discursos y prácticas, Editorial UOC, Barcelona, pp. 73-97. Seussis Report (2003): Surveys of European Universities Skills in Information and Communication technologies for Staff and Students, http://www.intermedia.uib.no/seusiss/ Terra, Branca y Henry Etzkowitz (1990): A Universidade Empreendedora e a Sociedade da Nova Era, http://www.competenet.org.br/evento/branca.pdf Tschang, F.T. and Della Senta, T., eds. (2001), Access to Knowledge: New Information Technologies and the Emergence of the Virtual University, Paris, International Association of Universities, Oxford, Elsevier Science, 434 p. "The Green Paper on the Information Society" in Portugal, 1997, by Mission for the Information Society, Ministry of Science and Technology, ISBN 972-97349-17 Viana, Horacio (Editor). (1994). Estudios de la Capacidad Tecnológica de la Industria venezolana. Caracas-Venezuela: Fondo Editorial FINTEC. Interacción Universidad-Empresa. UNESCO (1998), Higher Education in the Twenty-First Century: Vision and Action, World Conference on Higher Education, Paris, 5-9 October 1998, Final Report, 135 p. World Bank (2002) Constructing Knowledge Societies: New Challenges for Tertiary Education, Washington, D.C., 204 p. XVII Conferencia de Autoridades Iberoamericanas de Informática. Ver: http://www.map.es/csi/caibi/

110

Anexos

111

Anexo I INDICADORES SOBRE USO Y EXPANSION DE TIC EN UNIVERSIDADES

A. Indicadores de contexto 1. Existencia y tipo de políticas y estrategias nacionales con respecto al uso de TIC en al educación superior 2. Existencia y tipo de servicios para Universidades relacionados con las TIC (softwares especializados, etc.) B. Indicadores del uso de TIC en la Universidad Bloque 1. TICs en el área administrativa Indicadores sobre el uso TIC en el interior de las universidades 1. Existencia de una política o estrategia explícita de la Universidad /Facultad/ Carrera o Departamento con respecto al uso de TICs en la administración. 2. Definición de la política o estrategia explícita de la Universidad /Facultad/ Carrera o Departamento con respecto al uso de TICs en la administración. 3. Parque de computadoras de la administración. Renovación del equipamiento. 4. Formas de adquisición del equipamiento informático. (compra, donaciones internas o externas, otras opciones). 5. Proveedores del equipamiento informático. Formas de selección de proveedores y equipos. 6. Tipos de software utilizados. Formas de selección del software. 7. Existencia y tipo de participación del personal para explicitar sus necesidades en informática. 8. Número de funcionarios administrativos que disponen de computadoras actualmente. Porcentaje de éstos sobre el total de los administrativos. 9. Formación del personal administrativo para actualizarse con respecto al uso de la informática. Tipo de formación, interna en la Universidad o externa a ésta. Número y tipo de cursos. 10. Requerimientos con respecto a las habilidades en informática del personal administrativo. Tipo de formación previa requerida. 11. Existencia y tipo de equipo de mantenimiento permanente en informática. Número de integrantes. Formación de los mismos. 12. Existencia de Intranet en la Universidad / Facultad. Existencia de Intranet específica para el área administrativa. 13. Existencia y tipo de innovaciones se están implementando (o se planean implementar) en el área administrativa, usando TIC. 1.2. Gestión del alumnado

112

1. Existencia, características, contenidos, periodicidad de renovación y funciones del sitio web de la Universidad /Facultad/ Carrera o Departamento. 2. Trámites administrativos pueden efectuar los estudiantes en el sitio web (inscripciones, pagos, exámenes virtuales, parciales domiciliarios, etc.). 3. Existencia, contenidos y funciones de una Intranet para uso de los estudiantes. 4. Existencia y equipamiento de gabinete de informática para uso de los estudiantes. 6. Comunicaciones electrónicas de la Universidad /Facultad/ Carrera o Departamento con los estudiantes por mail. Existencia y características de bancos de datos actualizados con los mails de los estudiantes. 7. Existencia de biblioteca electrónica; tipo y condiciones de acceso de los estudiantes a la misma. 8. Publicación de publicaciones electrónicas (libros, revistas, boletines, documentos de trabajo, documentos de investigación, otros). Periodicidad y difusión. 9. Existencia y tipo de innovaciones se están implementando (o se planean implementar) en el área de gestión del alumnado, usando TIC 1.3. Gestión de profesores y cursos 3. Existencia, características, contenidos, periodicidad de renovación, servicios de una Intranet para uso de los docentes 4. Trámites administrativos pueden efectuar los docentes en el sitio web de la Universidad y en la Intranet. 5. Comunicación electrónica entre la Universidad /Facultad/ Carrera o Departamento y los docentes por mail. Existencia y características de bancos de datos actualizados con los mails de los docentes. 6. Acceso de los docentes a una biblioteca electrónica. Contenidos. Actualización de la misma. 7. Existencia y tipo de innovaciones se están implementando (o se planean implementar) en el área la gestión de profesores y cursos, usando TIC. 1.4. Actividades de extensión con la comunidad, empresas, otras organizaciones científicas 1. Número y tipo de actividades de extensión con la comunidad, empresas, otras organizaciones científicas realizadas por la Universidad/ Facultad/ Carrera o Departamento. 2. Participación en redes electrónicas con otras Universidades. Tipo y alcance geográfico de las redes. Actividades en las mismas. 4. Existencia y tipo de innovaciones se están implementando (o se planean implementar) en el área de extensión, usando TIC.

113

Bloque 2. Docencia

2.1. Política general de la institución con respecto a las TIC en docencia 1. Número y características de carreras de grado o postgrado especializados en TIC (tanto en al tecnología en sí misma, como en sus derivaciones sociales, económicas, etc.) 2. Existencia, número y características de redes de grados o postgrados con otras Universidades, sustentadas en TIC. 3. Compras realizadas por la institución al sector privado (cursos, carreras, etc.). Tipo y duración. 4. Ventas realizadas por la institución al sector privado (cursos, carreras, etc.). Tipo y duración. 5. Existencia y características de los Centros de documentación presenciales y virtuales. 6. Existencia y características de los Gabinetes de informática para estudiantes y docentes. Equipamientos. Horarios y condiciones de acceso. Porcentaje de uso. 7. Número y tipo de publicaciones electrónicas para uso de docentes y estudiantes (revistas, boletines, documentos, libros, etc.). Frecuencia de publicación. Modos de difusión. 8. Parque y características del equipamiento informático que posee la institución para uso de docentes y estudiantes. Softwares y sistemas utilizados. Proveedores. 2.2. Formación de los docentes en TIC 1. Política de la Universidad / Facultad / Carrera o Departamento, con respecto a la formación de los docentes en TIC. Requerimientos sobre la familiarización con las TIC cuando se integran a la institución. Formación en TIC en al institución. 2. Relación entre la formación en informática de los docentes con su formación académica y pedagógica. Existencia y características de los requerimientos al respecto. 3. Oferta de la institución en cuanto a cursos / carreras/ postgrados a distancia por medios electrónicos (e-learning). 4. Implementación de la formación para que los docentes puedan trabajar en el e-learning. Características, periodicidad, duración. Formación voluntaria u obligatoria. Habilidades requeridas en manejo de TIC. 5. Apoyo (incluido soporte electrónico) provisto al personal docente para que siga cursos o postgrados por vía virtual, dicte cursos, carreras, postgrados virtuales, se integre en redes electrónicas con otros académicos. Obligatoriedad o voluntarismo de las. 6. Seguimiento por la institución sigue de consejos y directivas nacionales con respecto al uso de TIC en docencia. Seguimiento de consejos y directivas internacionales, incluidos latinoamericanos. 7. Acceso de los docentes a equipamientos informáticos. 114

2.3. Uso de TIC en la docencia presencial 1. Uso de las TIC en la docencia presencial? (Presentaciones PPT, conexiones a Internet, grupo de comunicación electrónica, otros…). Hardware y software utilizados. Reglamentación con respecto a los mismos. 2. Apoyo otorgado por la institución al uso de TIC en la docencia presencial. Equipamiento disponible. Formación de docentes en el uso de estas tecnologías en clase. 3. Uso pionero o standard de las TIC en la docencia presencial. 4. Oportunidades y ventajas del uso de TIC en la docencia presencial. Barreras y obstáculos? 5. Existencia y características de una estrategia o política de la Universidad, Facultad, etc., con respecto al uso de TIC en la docencia presencial. 6. Existencia y características de actividades en soporte electrónico para los estudiantes, de modo de poder completar las clases presenciales. 7. Existencia y características de las habilidades que poseen los estudiantes con respecto al uso de TIC. 8. Acceso de los estudiantes a equipamientos informáticos. 9. Tipos de uso de Internet por los docentes para enriquecer sus clases o facilitar materiales a los alumnos. 2.4. Uso de TIC en la docencia virtual 1. Existencia y características de carreras, cursos, postgrados virtuales ofrecidos por la institución. Antigüedad de las mismas. 2. Tipos de hardware y software utilizados. Criterios adoptados en el diseño e implementación del campus virtual. 3. Características de los contenidos del campus virtual. Actividades que puedan realizar en el mismo los docentes y los estudiantes. 4. Existencia y características del apoyo dado por la institución a los docentes para la práctica de la docencia virtual. Equipamiento. Formación de docentes en el uso de estas tecnologías en clase. 5. Número y proporción de estudiantes que siguen cursos, carreras, etc., en docencia virtual, comparados con los estudiantes presenciales. 6. Existencia y características de la estrategia o política de la Universidad, Facultad, etc., con respecto a la docencia virtual. 7. Número y tipo de facilidades proporcionadas a los estudiantes para completar las clases virtuales con actividades en soporte electrónico. Habilidades poseen los estudiantes con respecto al uso de la plataforma virtual. 8. Existencia y tipo de facilidades de acceso proporcionadas a los estudiantes a equipamientos informáticos.

115

Bloque 3: Investigación 3.1. 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. Estrategias de incorporación de TIC en la investigación(explícitas e implícitas) Existencia y características de estrategias (explícitas e implícitas) de incorporación de TIC en la investigación en la institución. Financiación de estas investigaciones. Uso de los resultados de estas investigaciones. Número y características de consultorías para el gobierno, sector privado, otros, realizados por la institución. Características de uso de las TIC en el desarrollo de investigaciones en general. Existencia y características de un Centro o Instituto de Investigaciones en la institución. Especialidades. Número de investigadores, Becarios y Asistentes. Formación de los investigadores en el uso de TIC para la investigación: Existencia, número y características de cursos proporcionados. Número y tipo de equipamiento informático puesto a disposición de los investigadores. Existencia y características de desarrollos por la institución de investigaciones en red, sustentadas por TIC, con otras Universidades, centros científicos nacionales e internacionales. Acceso de los investigadores a biblioteca electrónica. Contenidos. Actualizaciones. Existencia y número de publicaciones electrónicas basadas en las investigaciones realizadas. Periodicidad. Difusión. Existencia y características de innovaciones que se están implementando (o se planean implementar) en investigación, usando TIC.

116

Bloque 4. Actividades externas: cooperación y articulaciones con socios nacionales e internacionales, públicos y privados 1. Existencia, número y características de actividades de extensión realizadas por la institución. 2. Número y tipo de actores sociales con los que se realizan. 3. Número de redes o consorcios nacionales o internacionales sustentadas en TIC, integradas por la institución con otras universidades. 4. Existencia, número y tipo de proyectos en curso o terminados de cooperación nacional o internacional. Tipos de uso de las TIC en estos proyectos. 5. Existencia, número y tipo de integración de redes o consorcios nacionales con empresas privadas, redes o consorcios nacionales con organismos del Estado. 6. Existencia de un equipo propio de manutención de sistemas informáticos, o externalización de estas tareas. 7. Existencia, número y tipo de compra y venta de vende servicios de TIC. 8. Existencia y características de innovaciones que se están implementando (o se planean implementar) en extensión, usando TIC.

117

Fuente: Universia (www.universia.com.ar) LISTADO DE INSTITUTOS

Universidad de Buenos Aires (UBA) Instituto de Cálculo Instituto de Investigaciones Bioquímicas - Facultad de Ciencias Exactas Instituto de Química - Física de los Materiales Medio Ambiente y Energía INQUIMAE Instituto de Investigaciones Fisiológicas y Ecológicas vinculadas a la Agricultura Instituto de Investigaciones en Ingeniería Genética y Biología Molecular (INGEBI) Instituto de Química y Fisicoquímica Biológica - (IQUIFIB) Instituto de Investigaciones Gino Germami - Facultad de Ciencia s Sociales Institutos de Investigación - Facultad de Filosofía y Letras Institutos de Investigación - Facultad de Medicina Instituto de Investigación Científica -Facultad de Psicología Universidad Nacional de Jujuy Instituto de Biología de la Altura Instituto de Tecnologías Mineras e Industriales Instituto de Fauna Silvestre Instituto de Geología y Minería Universidad Nacional de General Sarmiento Instituto de Ciencias Exactas Instituto de Ciencias Sociales Instituto de Ciencias Humanas Instituto del Conurbano Instituto del Desarrollo Humano Instituto de Industria Universidad Nacional de La Plata Instituto de Recursos Minerales - (INREMI) Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco Institutos Universidad Nacional General San Martín Instituto de Investigaciones Biotecnológicas Instituto de Altos Estudios Sociales Instituto de Tecnología "Jorge A Sabato" Instituto de la Calidad Industrial Universidad Austral IAE - Escuela de Dirección de Negocios Instituto de Ciencias para la Familia Pontificia Universidad Católica "Santa María de los Buenos Aires" 118

Pontificia Universidad Católica "Santa María de los Buenos Aires" (UCA) Instituto de Investigaciones en Ciencias Políticas - Facultad de Derecho Instituto de Derecho de Familia - Facultad de Derecho Instituto de Literatura Inglesa y Norteamericana- Facultad de Filosofía y Letras Instituto de Derecho Eclesiástico - Facultad de Derecho Canónico Institutos de la Facultad de Humanidades de Mendoza Institutos de Cultura y Extensión Universitaria Instituto de Espiritualidad y Acción Pastoral Instituto para la Integración del Saber Instituto de Etica Biomédica Instituto de Comunicación Social, Periodismo y Publicidad Universidad Kennedy Institutoen de Investigación Universidad Nacional de Rosario Instituto Politécnico Superior "Gral. San Martín" Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES) Instituto de Estudios e Investigaciones Ambientales IEIA - UCES Instituto de la Comunicación Institucional ICOMI - UCES Instituto de Management y Marketing Estratégico IMME - UCES Instituto de Estudios e Investigaciones Ambientales IEIA- UCES Instituto de Estudios Laborales y Sociales IDELAS - UCES Instituto de Calidad de Vida y Administración Sanitaria ICVAS - UCES Instituto de Estudios en Finanzas Públicas IDEFIP - UCES Institutos de Altos Estudios en Psicología y Ciencias Sociales IAEPCIS Universidad de Mendoza Instituto para el Estudio del Medio Ambiente IEMA Universidad del Salvador Instituto De Medio Ambiente y Ecología Instituto de Prevención de la Drogadependencia-IPD Instituto Internacional de Investigaciones Científicas Instituto Internacional para el Pensamiento Complejo Instituto de Capacitación Continua Universidad del Museo Social Argentino Instituto de Derecho Procesal Instituto de Orientación Profesional Instituto de Estudios Políticos, Económicos y Estratégicos, "Dr. Manuel V. Ordoñez" Instituto de Investigaciones y Estadísticas Científicas y Sociales Instituto de Estudios Interdisciplinarios de Seguridad Social, "Dr. Ricardo Moles" Universidad de Palermo 119

Clínica Jurídica Universidad de Morón Instituto de Planeamiento del Tránsito, Seguridad y Educación Vial Instituto de Historia del Derecho Argentino Instituto de Derecho Civil Instituto de Derecho Comercial Instituto de Derecho Penal y Criminología Instituto de Derecho Constitucional Instituto de Derecho Procesal Instituto de Derecho Internacional Instituto de Derecho Aeronáutico y Espacial Instituto de Derecho de la Navegación Instituto de Derecho del Trabajo Instituto de Derecho Administrativo Instituto de Filosofía del Derecho Instituto de Derecho Político Instituto de Investigación de Derecho Romano Instituto de Derecho de los Recursos Naturales Instituto de Derecho de la Seguridad Social Instituto de Lógica y Metodología Instituto de Economía y Finanzas Instituto de Informática Jurídica Instituto de Investigaciones Científicas y Tecnológicas Instituto de Estructuras Instituto de Hidráulica, Hidrología y Saneamiento Instituto de Fundaciones e Ingeniería de la Tierra Instituto de Agrimensura Instituto de Energía Instituto de Investigación de Cs. Básicas y Clínicas de las Enfermedades Cardiovasculares Instituto de Biología Molecular Instituto Tecnológico de Investigación (Arquitectura) Instituto de Investigaciones Contables Instituto de Investigaciones Económicas Instituto de Investigación de los Recursos Humanos y Relaciones Públicas Instituto de Investigaciones Administrativas Instituto de Investigación de Matemática Aplicada Instituto de Investigaciones Tributarias Instituto de Investigaciones y Metodología Jurídica Aplicada a las Ciencias Económicas Instituto de Posgrado y Especialización (Estudios Turísticos) Instituto de Acuacultura Instituto de Ciencias de la Salud Instituto de Química Básica Instituto de Ecología y Contaminación Ambiental Instituto de Investigación en Nuevas Tecnologías para PyMEs Instituto de Informática Aplicada a la Educación Instituto de Investigación y Estudios sobre Opinión Pública Instituto de Arte Cinematográfico Instituto de Investigación Experimental en Sonido y Música por Medios 120

Instituto de Investigación Experimental en Sonido y Música por Medios Digitales Instituto de Diseño y Producción de Documentales Instituto de Investigación en Ofimática Instituto de Filosofía Instituto Interdisciplinario Tecnológico (Sr. Paolo I. G. Bergomi) Instituto de Vivienda y Medio Ambiente (Arq. Mabel Modanesi) Instituto de Práctica Profesional (Arq. Jorge A. Mastroizzi) Instituto de Artes Dramáticas (Arq. Luis Asensio) Universidad de Flores Instituto Argentino de Empresas Familiares Instituto Privado de Psicología Médica (IPPEM) Universidad Católica de Santiago del Estero Instituto de Biomedicina (IB) Instituto del Derecho del Trabajo y la Seguridad Social (IDTSS) - Facultad de Cc. Políticas, Sociales y Jurídicas. Instituto de Derecho Civil (IDCV) - Facultad de Cc. Políticas, Sociales y Jurídicas. Instituto de Derecho Internacional, Público y Privado (IDIPP) - Facultad de Cc. Políticas, Sociales y Jurídicas. Instituto de Estudios e Investigación sobre la Minoridad (IEIM) - Facultad de Cc. Políticas, Sociales y Jurídicas. Instituto de Derecho Comercial (IDCM) - Facultad de Cc. Políticas, Sociales y Jurídicas. Instituto de Derecho Constitucional (IDCN) - Facultad de Cc. Políticas, Sociales y Jurídicas. Instituto de Derecho Penal (IDPN) - Facultad de Cc. Políticas, Sociales y Jurídicas. Instituto de Derecho Procesal (IDPC) - Facultad de Cc. Políticas, Sociales y Jurídicas. Instituto Interdiscursivo para la Salud y la Educación (IISE)- Facultad de Cc. de La Educación Instituto Gráfico Audiovisual (IGA)- Facultad de Cc. de La Educación Universidad Católica de La Plata Instituto de Bioética Universidad Católica de Salta Instituto de Educación Abierta y a Distancia Para la Integración del Saber Estudios del Extremo Oriente Universidad de Belgrano Instituto de Derecho Público Instituto de Psicología Forense: Políticas, Leyes y Salud Mental Instituto de Tecnología de la Información Universidad Nacional del Litoral 121

Instituto de Tecnología Biológica - INTEBIO Instituto de Tecnología Celulósica - ITC Instituto de Tecnología de Alimentos - ITA Instituto de Metalurgia Instituto de Catálisis y Petroquímica - INCAPE Instituto de Desarrollo Tecnológico para la Industria Química -INTECUniversidad Nacional de Villa María Instituto Académico Pedagógico de Ciencias Humanas Instituto Académico Pedagógico de Ciencias Sociales Instituto Académico Pedagógico de Ciencias básicas y aplicadas Universidad Nacional de Tucumán Instituto de Historia Instituto de Planeamiento y Desarrollo Urbano Instituto de Acondicionamiento Ambiental Instituto de Ingeniería Eléctrica Instituto de Física Instituto de Arqueología y Museo Instituto Superior de Correlación Geológica Instituto de Estratigrafía y Geología Sedimentaria Global Instituto de Herpetología (AHA) Instituto Superior de Entomología Instituto de Administración Instituto de Economía Instituto Nacional de Investigaciones Estadísticas Instituto de Matemática Instituto Superior de Investigaciones Biológicas Instituto Olrog Universidad Nacional de San Luis Instituto de Matemática Aplicada San Luis Instituto de Investigaciones en Tecnología Química - INTEQUI Universidad Tecnológica Nacional Instituto Nacional Superior Del Profesorado Técnico Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires Instituto de Física de Materiales (Ifimat) Instituto de Física Arroyo Seco (Ifas) Instituto de Sistemas de Tandil (Isistan) I.E.H.S. Instituto de Estudios Histórico - Sociales Instituto Agrotecnológico de Tandil (ITEC) Dr. Ramón Santamarina Universidad Nacional de San Juan Instituto de Informáica "Idei" Instituto de Geología Dr. Emiliano Pedro Aparicio" Instituto Sismológico "Ing. Fernando Septimo Volponi" Instituto de Automática Instituto De Biotecnología Instituto de Computación(Idecom) Instituto de Energía Eléctrica 122

Instituto de Energía Eléctrica Instituto De Ingeniería Química Instituto de Investigaciones Antisísmicas Instituto de Investigaciones Hidráulicas Instituto de Investigaciones Mineras Instituto de Materiales y Suelos Instituto de Mecánica Aplicada Instituto de Investigaciones Socio Económicas Instituto de Investigaciones Administrativo Contable Universidad Nacional de Salta Instituto Nacional de Energía No Convencional (I.N.E.N.C.O.) Instituto de Beneficio de Minerales Instituto de Aguas Subterráneas para Latinoamérica (INASLA) Instituto de Investigaciones para la Industria Química INIQUI Universidad Nacional de Tucumán Institutos Tecnológicos Tucumán XXI - Salud Institutos Tecnológicos Tucumán XXI - Agroindustria Universidad Nacional del Nordeste Instituto de Medicina Regional III Instituto de Física Molecular del MERCOSUR Instituto de Ictiologia del Nordeste INICNE Instituto de Relaciones Laborales, Comunicación Social y Turismo

LISTADO DE CENTROS Y DEPARTAMENTOS Área de Ciencias de la Salud Medicina Psicología Veterinaria Otros Área de Ciencias Experimentales Física Matemáticas Biología Química Otros

Área de Ciencias Sociales y Jurídicas Economía Jurídicas Empresa Sociología Otros

Área de Humanidades y Educación Historia Literatura y Filología Filosofía Geografía Bellas Artes Educación

123

Técnicas Arquitectura Agronomía Informática y Telecomunicaciones Industriales Ingeniería Otros Medicina Bioingeniería - U. Favaloro Ciencias Bioestructurales - U. Favaloro Ciencias Básicas de La Patología - U. Favaloro Kinesiología y Fisiatría U. Favaloro Medicina - U. Favaloro Neurociencias - U. Favaloro Salud Materno Infantil - U. Favaloro Cirugía - U. Favaloro Centro de Investigaciones Bioenergeticas - Facultad de Medicina UBA Centro de Investigaciones Hiperbaricas y Ambientales -Facultad de Medicina UBA Centro de Investigaciones en Reproduccion -Facultad de Medicina -UBA Centro de Micologia -Facultad de Medicina -UBA Centro Académico de Salud - U. Austral Departamentos de Bioética - Facultad de Ciencias Biomédicas - U. Austral Centros Cooperantes - Instituto de Ciencias de la salud - Fundación Héctor Barceló Departamento de Epidemología - Instituto Universitario de la Fundación ISALUD Departamento de Especialidades Clínicas - Facultad de Posgrados de Ciencias de la Salud - UCA Centro de investigaciones en Genética Básica y Aplicada - (GIGEBA) - U. Nacional de La Plata Psicología Centro de Divulgación Científica - UBA Centro de Estudios Avanzados en Psicología- U. de Palermo Veterinaria Centro de Experimentaciones Biológicas y Bioterio - U. Nacional del Litoral Departamento de Clínica- U. Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires Departamento de Fisiopatología - U. Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires Departamento de Producción Animal- U. Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires Departamento de Sanidad Animal y Medicina Preventiva - U. Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires Departamento de Tecnología de los Alimentos - U. Nacional del Centro de la

124

Provincia de Buenos Aires Otros Ciencias Fisiológicas, Farmacológicas y Bioquímicas - U. Favaloro Gestión Profesional - U. Favaloro Departamento de Biología, Farmacia y Bioquímica- U. Nacional del Sur Centro de Educación a Distancia - U. Nacional del Litoral Centro de Control de Calidad en Medicamentos - U. Nacional del Litoral Centro de Investigaciones sobre Endemias Nacionales - U. Nacional del Litoral Departamento de Salud y Seguridad Social- U. Nacional de Tres de Febrero Departamento de Bioquímica- U. Nacional del Noreste. Departamento de Clinicas Integradas - Fac. de Odontología- U. Nacional del Nordeste Departamento de Odontología Rehabilitadora - Fac. de Odontología- U. Nacional del Nordeste Departamento de Etomatología y Clínica Quirúrgica - Fac. de Odontología- U. Nacional del Nordeste Departamento de Ciencias Básicas - Fac. de Odontología- U. Nacional del Nordeste Departamento de Salud Comunitaria - U. Nacional de Lanús Departamento Farmacia - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Departamento Bioquímica Clínica - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Departamento Genética - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Departamento Fisiología Y Morfología - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Departamento Microbiología - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Departamento Integración Cultural - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Economía Centro de Estudios del Pensamiento Económico Nacional (CEPEN). Facultad de Ciencias Económicas. Universidad de Buenos Aires (UBA) Informes Centro de Estudios de la Situación y Perspectivas de la Argentina (CESPA) - Fac. de Cs. Económicas - Universidad de Buenos Aires: Informes Centro de Estudios de Sociología del Trabajo (CESOT) - Fac. de Cs. Económicas Universidad de Buenos Aires Centro de Investigación en Métodos Cuantitativos Aplicados a la Economía y la Gestión - Fac. de Cs. Económicas - Universidad de Buenos Aires Centro de Estudios de Relaciones Laborales y Económicas - CERLE - Fac. de Cs. Económicas - Universidad de Buenos Aires Departamento de Ciencias Económicas- U. Nacional de La Matanza Centro de Estudios Económicos de la Regulación - UADE -U. Argentina de la Empresa Departamento de Economía - U. Torcuato Di Tella Departamento de Administración y Economía - U. Nacional de Tres de Febrero Departamento de Economía- U. Nacional del Sur 125

Centro de Economía Aplicada - U. del CEMA Departamento de Economía - U. San Andrés Centro de Investigaciones en Economía - U. de Palermo Centro de Investigaciones en Finanzas - U. de Palermo Departamento de Formación General - Fac. de Ciencias Económicas - U. de la Cuenca del Plata Departamento de Materias Económicas y Administrativas - Fac. De Ciencias Económicas - U. de la Cuenca del Plata Departamento de Materias Instrumentales - Fac. de Ciencias Económicas - U. de la Cuenca del Plata Departamento de Materias Contables e Impositivas- Fac. de Ciencias Económicas - U. de la Cuenca del Plata Departamento de Ciencias Contables - U. de Congreso Departamento de Administración y Comercialización - U. de Congreso Centro de Perfeccionamiento en Administración de Empresas - U. Católica de Córdoba Centro de Investigación y Perfeccionamiento en Administración Cooperativa - U. Católica de Córdoba Centro de Investigación y Perfeccionamiento en Administración Pública - U. Católica de Córdoba Departamento de Administración - U. Nacional del Nordeste Departamento de Contabilidad - U. Nacional del Nordeste Departamento de Economía - U. Nacional del Nordeste Departamento de Finanzas e Impuestos - U. Nacional del Nordeste Centro de Estudios Organizacionales - Fac de Cs Económicas - U. Nacional de Misiones Centro de Estudios de la Nueva Economía - Universidad de Belgrano Jurídicas Departamento de Política y Gobierno - U. Nacional General San Martín Departamentos - Facultad de Derecho - U. Nacional de Córdoba Centro de Investigaciones Jurídicas y Sociales - Facultad de Derecho - U. Nacional de Córdoba Centro de información Jurídica y Técnicas de la Legislación - facultad de Derecho UCA Centro de Análisis Político - Facultad de Derecho - UCA Departamentos de Ciencias Sociales y Jurídicas - Universidad John Kennedy Departamento de Derecho Privado - U. de la Cuenca del Plata Departamento de Filosofía del Derecho e Instrumentales - U. de la Cuenca del plata Departamento de Derecho Público - U. de la Cuenca del Plata Departamento de Derecho- U. Nacional del Sur Departamento de Humanidades y Ciencias Jurídicas - U. de Congreso Departamento de Derecho- U. Nacional del Nordeste Empresa Departamento de Administración de Empresas- U. San Andrés Departamento de Ciencias de la Administración - U. Nacional del Sur Departamento de Administración - U. CAECE Departamento de Organización y Gerencia - Instituto Universitario de la Fundación 126

ISALUD Departamento de Universidad Empresa - U Blas Pascal Departamento de Administración - Facultad de Ciencias Económicas - UCA Departamento de Políticas Sociales- Instituto Universitario de la Fundación ISALUD Departamento de Desarrollo Productivo y Trabajo - U. Nacional de Lanús Centro de Empleo y Capacitación - U. Nacional de Lomas de Zamora Sociología Departamento de Humanidades y Ciencias Sociales - U. Nacional de la Matanza Departamento de Ciencias Sociales - U. Nacional de La Rioja Departamento de Economía - Instituto Universitario de la Fundación ISALUD Departamento de Ciencias del Comportamiento - U. Nacional de La Rioja Departamento de Trabajo Social - Facultad de Humanidades - U. Nacional Catamarca Departamento de Ciencias Sociales y Políticas - U. de Congreso Centro de Investigación sobre Problemáticas Sociales (CIPS)- U. Católica de Santiago del Estero. OTROS Centro de Estudios Sociales - Universidad Nacional del Nordeste Departamento de Ciencias Sociales- U. Nacional de Tres de Febrero Departamento de Ciencia Política y Gobierno - U. Torcuato Di Tella Instituto Internacional de Estudios y Formación sobre Gobierno y Sociedad U. Del Salvador Departamento de Formación General - Fac. De Ciencias Sociales - U. de la Cuenca del Plata. Departamento Profesional - Fac. De Ciencias Sociales - U. de la Cuenca del Plata. Departamento Instrumental - Fac. De Ciencias Sociales - U. de la Cuenca del Plata. Departamento de Periodismo y Publicidad- Fac. De Ciencias Sociales - U. de la Cuenca del Plata Departamento de Comunicación - U. de Congreso Centro de Estudios Electorales (CEE) - U. de católica de Santiago del Estero Centro de estudios de la Realidad Nacional - U. Católica de La Plata Centro de Derechos Humanos - U. Nacional de Lanús Centro de Estudios sobre Política, Empleo y Sociedad - U. Nacional de Lanús Centro de Estudios sobre Prevención y Resolución de Conflictos - U. Nacional de Lanús Departamento de Planificación y Políticas Públicas - U. Nacional de Lanús Departamento de Ciencias Sociales - U. Nacional de Luján Centro de Documentación - Fac de Cs Económicas y Sociales - U. Nacional de Mar del Plata Centro de Cómputos- U. Nacional de Río Cuarto Centro de Estudios Públicos - Artículos ARQUITECTURA Departamento de Arquitectura y Diseño - U. Nac. de Córdoba Centro de Estudio del Desarrollo Urbano (CEDU) - Fac. de Arquitectura - U. 127

Nacional de Mar del Plata Centro de Estudios de Diseño - Fac. de Arquitectura - U. Nacional de Mar del Plata (CED) Centro de Investigaciones Ambientales - Fac. de Arquitectura - U. Nacional de Mar del Plata (CIAM) Centro de Estudios de Tecnología y Vivienda (CETyV) - Fac. de Arquitectura U. Nacional de Mar del Plata Centro de Estudios Históricos Arquitectónico y Urbano - Fac. de Arquitectura U. Nacional de Mar del Plata (CEHAU) Centro de Estudios Asistidos por Computadora - Fac. de Arquitectura - U. Nacional de Mar del Plata (CEAC) Centro de investigaciones de Avanzada en Tecnología del Hormigón - Facultad de Ciencias Exáctas y Naturales - U. Nac. de Córdoba CEAC (Centro de Estudios de Arquitectura Contemporánea) - U. Torcuato Di Tella Laboratorio de Arquitectura Metropolitana y Urbanismo (LAMUR) - U. de Palermo Multiespacio FADU - UBA Agronomía Departamento de Biología Aplicada y Alimentos - Facultad de Agronomía de la UBA Departamento de Economía, Desarrollo y Planeamiento Agrícola - Facultad de Agronomía de la UBA Departamento de Ingeniería Agrícola y Uso de la Tierra - Facultad de Agronomía de la UBA Departamento de Producción Animal - Facultad de Agronomía de la UBA Departamento de Producción Vegetal - Facultad de Agronomía de la UBA Departamentos de Recursos Naturales y Ambiente - Facultad de Agronomía de la UBA Centro de Aplicación de Sensores Remotos - Facultad de Agronomía de la UBA Centro de Investigación y Desarrollo de Criotecnología de Alimentos - (CIDCA) U. Nacional de La Plata Departamento de Agronomía - Facultad de Agronomía - U. Nacional de Córdoba Departamento de Agronomía - U. Nacional del Sur Centro Regional de Agrometeorología- U. Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires Departamento de Agrimensura- U. Nacional del Noreste. Centro de Estudios del Sistema Agroalimentario (CEAgro) U. Nacional de Lomas de Zamora CIDEPA - U. Nacional de Luján (Centro de Investigación, Docencia y Extensión en Producción Agropecuaria) Creación del Instituto Agrotecnológico de Tandil (ITEC) Dr. Ramón Santamarina - UNICEN

128

Informática y telecomunicaciones Departamento de tecnologías - U. Blas Pascal Centro Argentino de Radio comunicaciones y Compatibilidad Electromagnética ITBA Departamento de Informática - U. Nacional de San Luis Computación - U. Favaloro Electrónica - U. Favaloro Centro de Cómputos - U. del CEMA Departamento de Tecnología de la Información - U. de Palermo Departamento de Informática Aplicada - U. de Palermo Centro de Investigación Multimedia (CIM) -U. Católica de Santiago del Estero. Centro de Informática Educativa - U. Nacional de San Luis Centro de Investigación y Desarrollo de Software (CIDESOFT) -U. Católica de Santiago del Estero. Departamento de Ciencias de la Computación - U. Nacional del Sur Departamento de Computación -UBA Departamento de Sistemas - U. CAECE Departamento de Computación- U. Nacional del Nordeste Departamento de Informática - U. Nacional del Nordeste Departamento Informática - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Departamento Informática - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Departamento de Computación - Fac. de Cs Exactas, Físico-Químicas y Naturales - U. Nacional de Rio Cuarto Centro de Investigación y Desarrollo de Software (CEDISOFT) - Proyecto "Tinkuy" - U. Católica de Santiago del Estero INDUSTRIALES Departamento de Ciencias de la Industria -UBA INGENIERÍA Departamento de Construcciones y Estructuras -UBA Departamento de Ingeniería - U. Austral Centro de Ingeniería para Empresas - ITBA Departamento de Ingeniería - Fac. de Ingeniería en Alimentos - U. de la Cuenca del Plata Departamento de Ingeniería - U. del CEMA Departamento de Ingeniería- U. Nacional del Sur Departamento de Ingeniería Eléctrica - U. Nacional del Sur Departamento de Ingeniería Civil - U. Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires Departamento de Ingeniería Electromecánica - U. Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires Departamento de Ingeniería Química - U. Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires Departamento Ingeniería Química - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Departamento Ingeniería Química - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones 129

Departamento de Ingeniería - U. Nacional del Nordeste OTROS Centro de Tecnología Educativa Aplicada - CETEA Facultad de Ingeniería Química - U. Nacional del Litoral Departamento de Geología - Fac. de Cs Exactas, Físico-Químicas y Naturales - U. Nacional de Rio Cuarto Centro Nacional de Catálisis - CENACA - Facultad de Ingeniería Química - U. Nacional del Litoral Departamento de Sistemas de Información - U. de Congreso. Departamento de Geología- U. Nacional del Sur Departamento de Geología - U. Nacional de San Luis Centro de Estudios Cartográficos y Fotointerpretación. - U. Nacional del Litoral Laboratorio de Hidráulica - U. Nacional del Litoral Departamento de Estabilidad- U. Nacional del Nordeste Centro de Geociencias Aplicadas - U. Nacional del Nordeste Departamento de Termodinámica y Máquinas Térmicas - U. Nacional del Nordeste Departamento de Hidráulica - U. Nacional del Nordeste Departamento de Mecánica Aplicada - U. Nacional del Nordeste Departamento de Geología -UBACentro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA) -UBA Departamento de Ciencias de la Atmósfera y los Océanos - Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA Departamento Materiales - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Centro de Proyecto Urbano y Gestión - U. Nacional de Lanús Departamento de Tecnología - U. Nacional de Luján Departamento Industria y Alimentos - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Departamento Materiales - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Física Departamento de Física -UBA Departamento de Física - Facultad de Ciencias Exactas y Naturales - U. Nac de Córdoba Departamento de Física y Matemática - ITBA- Instituto Tecnológico de Buenos Aires Física - U. Favaloro Departamento de Física- U. Nacional del Sur Departamento de Física- U. Nacional de San Luis Departamento de Profesorado de Física y Química - U. Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. Departamento de Física y Química- U. Nacional del Nordeste Departamento de Física - Fac. de Ciencias Exactas - U. Nacional del Nordeste Departamento Fisicoquímica - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Matemáticas Departamento de Matemática -UBA 130

Departamento de Matemática y Estadística - U. Torcuato Di Tella Departamento de Matemática- U. Nacional del Sur Matemática - U. Favaloro Departamento de Matemática y Ciencias -U. San Andrés Departamento de Matemática - U: CAECE Departamento de Metodología, Estadística y Matemáticas - U. Nacional de Tres de Febrero Departamento de Matemática -U. Nacional de San Luis Departamento de Matemática - Fac. de Ciencias Económicas U. Nacional del Nordeste Departamento de Matemática - Fac. de Ingeniería - U. Nacional del Nordeste Departamento de Matemática - Fac. de Ciencias Exactas - U. Nacional del Nordeste Departamento de Matemática - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Departamento de Matemáticas - Fac. de Cs Exactas, Físico-Químicas y Naturales U. Nacional de Rio Cuarto Biología Departamento de Ciencias Biológicas - Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA Departamento Químico Biológico - Facultad de Ingeniería en Alimentos- U. de la Cuenca del Plata Centro de Bioética - U. Católica de Córdoba Departamento de Ciencias Biológicas - U. CAECE Departamento de Ciencias Ambientales- U. de Congreso Departamento de Ciencias Exactas - U de Congreso Grupo de Normalización y Calidad - CNyC- U. Nacional de Rosario Departamento de Bioingeniería - U. Nacional de Tucumán Departamento de Biología del Desarrollo -U. Nacional de Tucumán Departamento de Fisiología y Neurociencia - U. Nacional de Tucumán Departamento de Bioquímica de la Nutrición - U. Nacional de Tucumán Departamento de Bioquímica y Ciencias Biológicas - U. Nacional de San Luis Departamento de Biología - Fac. de Ciencias Exactas- U. Nac. del Noreste Departamento Biología - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Departamento de Biología Molecular - Fac. de Cs Exactas, Físico-Químicas y Naturales - U. Nacional de Rio Cuarto QUÍMICA Departamento de Química Inorgánica - Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA Departamento de Química Biológica - UBA Departamento de Química Orgánica - Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA Departamento de Química e Ingeniería Química - U. Nacional del Sur Departamento de Química - U. Nacional de San Luis Departamento de Química - Fac. de Ciencias Exactas - U. Nacional del Nordeste Departamento Química - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones 131

Departamento de Química y Física - Fac. de Cs Exactas, Físico-Químicas y Naturales - U. Nacional de Rio Cuarto OTROS Departamento Ciencias Exactas - U. de Palermo Departamento de Ciencias Básicas. -U. Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. Departamento de Administración y Organización de la Facultad de Ingeniería -U. Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. Centro Interactivo de Ciencia y Tecnología - U. Nacional de Lanús Centro de Estudios Avanzados CEA - U. Nacional de Lomas de Zamora Departamento de Ciencias Básicas - U. Nacional de Luján Departamento Físico-Matemático - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Departamento Físico-Biológico - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Departamento de Ciencias Naturales - Fac. de Cs Exactas, Físico-Químicas y Naturales - U. Nacional de Rio Cuarto Centro de Comunicación, Extensión e Información Ambiental - U.Blas Pascal Centro Regional de Estudios Genómicos en la UNLP HISTORIA Departamento de Historia - Facultad de Humanidades - U. Nacional de Catamarca Departamento de Historia - Fac. de Humanidades - U. Nacional de Mar del Plata Departamento de Historia - U. Torcuato Di Tella CEHEPYC Centro de Estudios Históricos de Estado, Política y Cultura - U. Nacional del Comahue Centro de Estudios de Historia Regional - U. Nacional del Comahue Centro Promocional de Investigaciones en Historia y Antropología- Universidad Nacional de Salta LITERATURA Y FILOLOGÍA Centro de Estudios de Literatura Comparada- UCA Centro de Estudios en Lenguas y Literaturas Comparadas - U. Nacional del Litoral Centro de Estudios de Investigación de Lenguas y Literaturas comparadas. - U. Nacional del Litoral Centro de Lingüística Aplicada - CELA - U. Nacional de Rosario Departamento de Letras - Facultad de Humanidades - U. Nacional de Catmarca Departamento de Francés - Facultad de Humanidades - U. Nacional de Catamarca Departamento de Inglés - Facultad de Humanidades - U. Nacional de Catamarca Dpto. de Letras - Fac. de Humanidades - U. Nacional de Mar del Plata Departamento de Lenguas Modernas - Fac. de Humanidades - U. Nacional de Mar del Plata FILOSOFÍA Departamento de Filosofía y Teología - U. Católica de Santa Fe GEOGRAFÍA Departamento de Geografía - U. Nacional del Sur C.I.N.E.A. Centro De Investigaciones Ecogeográficas Y Ambientales C.I.G. Centro De Investigaciones Geográficas 132

Departamento de Geografía - Facultad de Humanidades - U. Nacional de Catamarca Departamento de Geografía - Fac. de Humanidades - U. Nacional de Mar del Plata BELLAS ARTES Departamento de Arte y Cultura - U. Nacional de Tres de Febrero EDUCACIÓN Departamento de Filosofía y Ciencias de la Educación - Facultad de Humanidades - U. de Nacional Catamarca Departamento de Humanidades - Escuela de Educación - U. San Andrés Departamento de Ciencias Pedagógicas - U. CAECE Centro de Perfeccionamiento Docente - U. Nacional del Litoral Centro de Estudios en Información e Investigación Educativa -CEIDE - U. Nacional de Rosario Departamento de Educación Abierta y a Distancia - U. Nacional de San Luis Departamento de Ciencias de la Educación- Facultad de Filosofía -UBA Departamentos de Enseñanza - Facultad de Ciencias Exactas y Naturales - UNacional de Córdoba Departamento de Educación - U. Nacional de Luján Departamento Educación Y Salud - Fac. de Cs. Exactas, Químicas y Naturales - U. Nacional de Misiones Centro de Estudios Avanzados en la UB OTROS Humanidades - U. Favaloro Departamento de Humanidades- U. Nacional del Sur Centro Interdisciplinario de Investigaciones en Psicología Matemática y Experimental - U. Del Salvador Departamento de Humanidades - U. San Andrés Departamento Televisión - UCES Departamento de Radio - UCES Departamento de Humanidades - U. CAECE Departamento de Filosofía - Fac. de Humanidades - U. Nacional de Mar del Plata Centro de Estudios Sociales Interdisciplinarios del Litoral - U. Nacional del Litoral Centro de Investigaciones Histórico Sociales sobre las Mujeres - U. Nacional del Litoral Centro de Investigaciones en Estudios Culturales, Educativos y Comunicacionales U. Nacional del Litoral CEIM - Centro de Estudios Interdisciplinarios sobre las Mujeres- U. Nacional de Rosario Centro de Estudios en Cultura y Tecnología - CECyT - U. Nacional de Rosario Departamento de Humanidades- U. Nacional del Nordeste Centro de Documentación - Instituto Universitario de la Fundación ISALUD Departamento de Humanidades y Artes - U. Nacional de Lanús Centro de Investigaciones Eticas - U. Nacional de Lanús Centro Internacional de Información y Estudio de la Resiliencia - U. Nacional de Lanús (CIER) Departamento de Documentación - Fac. de Humanidades - U. Nacional de Mar del Plata Centro de Comunicación, Extensión e Información Ambiental de la UBP

133

134

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful