You are on page 1of 6

Radicación:

11001031500020200335900 (11001031500020200347600-acumulado)
Demandante: José Manuel Abuchaibe Escolar y José David Navarro Polo
Demandado: Gustavo Francisco Petro Urrego
Acción: Pérdida de Investidura
Asunto: Auto

CONSEJO DE ESTADO
SALA PLENA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

Consejero Ponente: JOSÉ ROBERTO SÁCHICA MÉNDEZ

Bogotá D.C., nueve (9) de diciembre de dos mil veinte (2020)

Radicación: 110010315000202003359-00
(110010315000202003476-00 - Acumulado)
Demandante: José Manuel Abuchaibe Escolar - José David Navarro Polo
Demandado: Gustavo Francisco Petro Urrego
Proceso: Pérdida de Investidura
Asunto: Auto

Corresponde al Despacho pronunciarse respecto del recurso de reposición


interpuesto por la parte demandada contra el numeral 5º del Auto de 6 de noviembre
de 2020, mediante el cual se decretaron unas pruebas y se negaron otras.

I. Antecedentes

1.1. Mediante providencia de 6 de noviembre de 2020, se resolvió sobre las pruebas


pedidas por las partes. Así, se dispuso sobre la incorporación de las pruebas
documentales allegadas por la parte actora y la demandada. De igual manera, se
ordenó oficiar al Consejo Nacional Electoral para que envíe copia del expediente
8894-10, que contiene la investigación adelantada contra el senador Gustavo Petro.
Al lado de estas determinaciones, se negó tener como prueba la solicitud de oficiar
a diversos medios de comunicación para que remitieran al expediente las
entrevistas hechas al senador Gustavo Petro o comentarios sobre sus
manifestaciones públicas en los últimos cuatro meses, en la emisora “Bule Radio”,
“Revista Semana”, “Periódico El Nuevo Siglo”, periódico “El Espectador” y periódico
“El Tiempo”; esta negativa comprendió la incorporación de algunos de los audios
contenidos en enlaces de la web, particularmente de unos medios de comunicación
referidos por el demandado.

1.2. Oportunamente, el apoderado del demandado interpuso recurso de


reposición en procura de solicitar se revoque la negativa antes indicada y se
disponga la incorporación de los distintos audios difundidos en diferentes medios de
comunicación, a los que genéricamente referencia como la “ñeñe política”, pues, a
su juicio, la parte demandante acusa al Senador Petro de valerse de su condición
de congresista para tachar públicamente de ilegítima la elección presidencial de
Iván Duque Márquez.

1
Radicación:
11001031500020200335900 (11001031500020200347600-acumulado)
Demandante: José Manuel Abuchaibe Escolar y José David Navarro Polo
Demandado: Gustavo Francisco Petro Urrego
Acción: Pérdida de Investidura
Asunto: Auto

1.3. De acuerdo con lo anterior, el demandado afirma que son pruebas que enervan
la pretensión de la demanda y corresponden a la verdad, en tanto tienen que ver
con conversaciones sostenidas por el “Ñeñe Hernández”, que informan sobre la
financiación de la campaña presidencial de 2018. Así indica que dicha prueba, es:
i) procedente, porque con su análisis enerva el presunto hecho enrostrado al
demandado que supuestamente encuadra en la causal del artículo 183-1 de la
Carta Política; ii) idónea y conducente, aunado a que no existe norma legal que
prohíba presentar este medio de prueba; iii) pertinente, dado que pretende probar
que fue el demandante quien no pudo demostrar la existencia de la causal de
pérdida de investidura; en cambio prueba que ingresaron dineros del narcotráfico a
la campaña de Iván Duque; y, iv) resulta útil, porque se trata de pruebas que deben
ser conocidas y valoradas por el H. Magistrado, las cuales, apreciadas en conjunto,
se tornan necesarias para el convencimiento del juez en orden a negar las
pretensiones de la demanda.

Al tiempo agregó:

“ (…) En tal virtud, corresponde a la Defensa, como es su derecho y deber, traer al


proceso la prueba de que las afirmaciones realizadas y opiniones expresadas por el
Senador Petro, en los diferentes medios reseñados por el demandante, cuentan con
el suficiente respaldo probatorio del cual se concluye que sus actuaciones no son ni
temerarias ni infundadas, toda vez que la contraparte considera que son constitutivas
de una conducta indigna de la condición senatorial de mi defendido .

Así las cosas, no puede la Defensa renunciar a su derecho de controvertirlas por


cuanto las opiniones expresadas son inherentes a la función de control y denuncia
política que le asiste como representante de la oposición, en tanto y cuanto derecho
fundamental1, en virtud del AL. 02 de 2015, la Ley 1909 de 2018, cuyas finalidades
consagradas en el artículo 4º de la ley en cita son, entre otras, “proponer alternativas
políticas, disentir, criticar, fiscalizar y ejercer libremente el control político a la
gestión de Gobierno, mediante los instrumentos señalados en el presente Estatuto,
sin perjuicio de los derechos consagrados en otras leyes”. Pero a quien, además, le
asiste el deber constitucional de denunciar los hechos ilícitos ocurridos durante el iter
criminis sobre la entrada de dineros del narcotráfico, sobre la manera y argucias
desplegadas para conseguir su infiltración y sobre cómo fue que permitieron que se
diera un financiamiento paralelo al permitido por la ley”.

1.4. De conformidad con el artículo 21 de la Ley 1881 de 2018, corresponde al


magistrado sustanciador del proceso resolver el recurso de reposición interpuesto
contra el numeral 5º del auto proferido el 6 de noviembre de 2020, pues, aunque la

1Cfr., sentencia C- 018 de 2019 consistente en la revisión de constitucionalidad del Proyecto de Ley
Estatutaria No. 03/17 Senado–006/17 Cámara “Por medio del cual se adopta el Estatuto de la oposición
política y algunos derechos a las organizaciones políticas independientes”. Referencia: Expediente RPZ-004.
PLEEO: Estatuto de la oposición política y algunos derechos a las organizaciones políticas independientes”.
MP. Alejandro Linares Cantillo.

2
Radicación:
11001031500020200335900 (11001031500020200347600-acumulado)
Demandante: José Manuel Abuchaibe Escolar y José David Navarro Polo
Demandado: Gustavo Francisco Petro Urrego
Acción: Pérdida de Investidura
Asunto: Auto

ley no reguló el trámite relativo a los recursos, la mentada disposición consagró una
cláusula de integración normativa para llenar los vacíos procesales no regulados.
Dice la norma:

“Artículo 21. Para la impugnación de autos y en los demás aspectos no


contemplados en esta ley se seguirá el Código de Procedimiento Administrativo
y de lo Contencioso Administrativo y de forma subsidiaria el Código General del
Proceso en lo que sea compatible con la naturaleza de los procesos y
actuaciones que correspondan a la Jurisdicción de lo Contencioso
Administrativo”.

Además, reiteradamente, la Corporación ha sostenido que contra el auto que niega


pruebas en el proceso de perdida de investidura procede el recurso de reposición,
pues cuando la decisión ha sido proferida por el Consejo de Estado, en primera
instancia, como es el caso que nos ocupa, sólo es procedente el recurso de
reposición, tal y como lo estipula el artículo 242 de la Ley 1437 de 2011 en
concordancia con los artículos 243 y 246 ibídem, por lo que estando definida esta
materia en el régimen procesal especial, no es necesario acudir al régimen general
consagrado en la Ley 1564 de 2012.2

1.5. Surtido el traslado del recurso a la parte actora y al ministerio público, según la
preceptiva a que se refiere el inciso 2º del art 110 del C.G.P., ambos sujetos
guardaron silencio.

II. Consideraciones

2.1. Como se ha advertido, en el proveído recurrido fueron negadas algunas de


las pruebas pedidas por la parte demandada, dado que la solicitud de ellas no reunía
los requisitos de procedencia, pertinencia y conducencia de la prueba, comoquiera
que la petición no señalaba, en concreto: i) el objeto de cada una, ii) cuáles hechos
pretendía desvirtuar, y iii) cuáles guardaban conexidad con los argumentos de su
defensa o cuáles enervan las pretensiones.

2.2. Ahora, con motivo del recurso, el actor indica que su incorporación al proceso
resulta procedente, idónea, pertinente, y útil, según se explica in extenso en el
memorial impugnatorio.

2.3. No se pasa por alto que la demanda se funda en que el H. Senador violó la
prohibición contenida en el régimen de incompatibilidades previsto en el artículo 183
de la Carta Política, por vulnerar los deberes inherentes a la dignidad del cargo,

2
Consejo de Estado, Sala Plena de lo Contencioso Administrativo, Sentencia de 22 de octubre de
2019, PI11001-0315-000-2019-01600-01 Magistrado ponente: Carlos Enrique Moreno Rubio.

3
Radicación:
11001031500020200335900 (11001031500020200347600-acumulado)
Demandante: José Manuel Abuchaibe Escolar y José David Navarro Polo
Demandado: Gustavo Francisco Petro Urrego
Acción: Pérdida de Investidura
Asunto: Auto

acusación que hace consistir en que el H. Senador, en entrevistas o escritos de su


autoría, ha irrespetado la dignidad parlamentaria. Además, indica el actor, el
demandado ha utilizado su importancia social e institucional, para influir de manera
negativa sobre la comunidad, creando pánico y zozobra, al punto que sus opiniones
“destrozan todas las proporciones de acatamiento del Estado de Derecho”, de
manera que su estrategia es formular propuestas populistas con el ánimo de
cautivar votos.

2.4. Precisado lo anterior, y sin entrar a valorar en este momento procesal la


trascendencia del registro noticioso, el Despacho encuentra que sus contenidos no
son relevantes, útiles o pertinentes, para resolver este asunto, en tanto versan sobre
situaciones que no tienen estrecha relación con la causal de pérdida de investidura,
relativa a la conducta que pone en cuestión la dignidad parlamentaria del
demandado, por lo que tales audios son ajenos a esta controversia.

2.5. Recuerda el Despacho que las condiciones de conducencia, pertinencia y


utilidad de la prueba hacen referencia, a: i) la primera, a la idoneidad legal que tiene
una prueba para demostrar determinado hecho, implica que no este prohibida y que
el hecho o hechos controvertidos se puedan demostrar en el proceso con el empleo
de ese medio probatorio; ii) la segunda, a la adecuación entre los hechos y los
medios de prueba o, en otras palabras, es la estrecha relación de facto entre los
hechos que se pretenden demostrar y que tengan que ver con la situación
controvertida, y iii) la tercera, tiene que ver con que sean determinantes para
generar la certeza suficiente para decidir. Podría decirse que dichas probanzas son
el motivo que conducen al convencimiento del Juez, de tal manera, que si una
prueba que se pretende aducir no tiene este propósito, debe ser rechazada de plano
por aquel. Ello comporta, además, que unas pruebas inconducentes e impertinentes
tampoco son útiles para el proceso 3 . En términos generales, la prueba es inútil
cuando sobra por no ser idónea, en relación con la utilidad que le debe prestar al
proceso.

2.6. Descendiendo al caso concreto, el demandante le imputa al demandado, que


violó la prohibición contenida en el artículo 183 de la Carta Política, porque en
entrevistas o escritos de su autoría, ha irrespetado la dignidad parlamentaria. Esto
significa que el debate probatorio debe girar en torno a la censura de la conducta
del demandado que afecta la dignidad parlamentaria, asunto que en nada se refiere
a la certeza o precisión del hecho noticioso, en este caso, los temas relacionados
con la denominada por la pasiva, como la “ñeñe política”.

2.7. Además, la incorporación de la prueba documental, aducida por el demandado


para enervar la pretensión, referida a los distintos audios difundidos en diferentes

3
PARRA QUIJANO, Jairo “MANUAL DE DERECHO PROBATORIO”, Librería Ediciones del
profesional Ltda, Bogotá, 16 edición, paginas 153 a 157.

4
Radicación:
11001031500020200335900 (11001031500020200347600-acumulado)
Demandante: José Manuel Abuchaibe Escolar y José David Navarro Polo
Demandado: Gustavo Francisco Petro Urrego
Acción: Pérdida de Investidura
Asunto: Auto

medios de comunicación, relacionados con la denominada “ñeñe política”, aunque


están permitidos por la ley y no exista una prohibición legal para su valoración, no
son pertinentes, dado que, no están asociados con los hechos de la demanda, no
se refieren a la dignidad parlamentaria del Congresista y no tienen relación con las
imputaciones endilgadas al demandado referidas a las opiniones difundidas por este
en entrevistas o escritos de su autoría. Aquellas, contienen registros o grabaciones
de terceros involucrados en hechos atinentes a la financiación de la campaña
presidencial, sin relación con la causal de pérdida de investidura imputada al
demandado.

Así, en suma, la prueba no es útil para decidir la controversia, como tampoco su


ausencia en el proceso despoja del derecho del demandado a probar, pues bien,
por el contrario, se estatuye como límite en la valoración de la judicatura, en tanto
la certeza de los hechos noticiosos de que dan cuenta los audios y los registros
referidos por la demandada, no son elementos de juicio idóneos ni determinantes
para resolver el asunto en cuestión.

En mérito de lo expuesto,

RESUELVE

PRIMERO: CONFIRMAR el numeral 5º del auto del 6 de noviembre de 2020.

SEXTO: Para efectos de las notificaciones, ténganse en cuenta las siguientes


reportadas por los demandantes y el apoderado del Congresista:
Demandante expediente No 110010315000202003359-00:
joseabuchaibe@gmail.com
Demandante expediente No 110010315000202003476-00:
josednavarro83@hotmail.com

Demandado: gustavo.petro@senado.gov.co
Apoderado demandado: lueparr@gmail.com

NOTIFÍQUESE,

Firmado electrónicamente
JOSÉ ROBERTO SÁCHICA MÉNDEZ
Magistrado

5
Radicación:
11001031500020200335900 (11001031500020200347600-acumulado)
Demandante: José Manuel Abuchaibe Escolar y José David Navarro Polo
Demandado: Gustavo Francisco Petro Urrego
Acción: Pérdida de Investidura
Asunto: Auto

Nota: Se deja constancia de que esta providencia se suscribe en forma electrónica mediante el aplicativo
SAMAI, de manera que el certificado digital que arroja el sistema permite validar la integridad y
autenticidad del presente documento en el enlace
http://relatoria.consejodeestado.gov.co:8081/Vistas/documentos/evalidador

P/LEB