ENTREVISTA

A Fujimori se le aplicará el Código Penal de 1992

Sólo recibiría condenas de 8 ó 15 años
Por: Javier Velásquez G.:

El doctor Marcos Ibazeta Marino, ex presidente de la Corte Superior de Justicia de Lima, es un profundo conocedor del derecho procesal. A él acudimos para que nos ayude a tener una idea de cómo será el juicio a Alberto Fujimori. Señala que el extraditado sólo podrá ser condenado a 8 ó 15 años de prisión en caso sea hallado culpable, pues sólo se le podrá aplicar el Código Penal existente entre los años 91 y 92, cuando ocurrieron los hechos de Barrios Altos y de La Cantuta.

¿

Cómo piensa usted que será el juicio de Alberto Fujimori, teniendo en cuenta que es un ex presidente y el Perú está como herido por todo lo ocurrido en estos últimos años? En lo procesal no tiene que diferenciarse de ningún otro, por el principio de igualdad ante la ley. Fujimori tiene que ser sometido a un proceso igual que cualquier persona. La diferencia está en la trascendencia de los hechos que se le imputan, no solamente porque se trata de un ex presidente de la República, sino, porque en estos han participado durante una década en lo que podríamos llamar el liderazgo nacional, en lo económico, social, cultural y político. Mi temor ante tantas versiones es que finalmente observemos lo que utilizaba Sendero Luminoso en sus procesos judiciales. Ellos tenían por consigna confundir, confundir y confundir, es decir afirmar, negar, decir a medias, no decir, y con eso lograron muchísimo en la década de los 80. Y después cuando se tuvo que revisar procesos era difícil arribar a una condena porque el Poder Judicial tenía que trabajar muchos indicios.
A Fujimori se le extradita –en el caso de Barrios Altos y La Cantuta– por los delitos de homicidio calificado y asesinato, no se habla de genocidio ni de desapariciones forzadas, es un delito ordinario.  

La teoría del dominio de los hechos

Algunos analistas sostienen que en el proceso a Alberto Fujimori se podría aplicar para juzgarlo la teoría del dominio de los hechos, pues consideran que él era el presidente y debía saber y controlarlo todo, pero el doctor Ibazeta advierte sobre esta hipótesis lo siguiente: -Los jueces tienen que analizar cómo funciona la estructura del poder para saber si es razonable o no que el mandatario lo conozca todo, o si en el Estado y en la estructura hay zonas con luz y hay zonas de sombra, si se puede controlar todo. -Cuando uno tiene poder tiene que delegar poder, entonces, lo que se está sosteniendo es que había instrucciones directas para tal o cual actividad, y eso no es muy claro, porque cuando se está dentro todo se vuelve invisible. -Entonces, Fujimori puede decir a su favor que un padre de familia teniendo el dominio de la situación no se entera de lo que hacen los hijos, y muchas veces le piden permiso para una cosa y terminan haciendo otra. autogobierno, que siempre depende del Ejecutivo y del Legislativo, y uno lo ve casi suplicante, entonces, el Poder Judicial, como institución, no nos garantiza nada, pero si hablamos de los magistrados, no tienen porqué ser arrastrados por esa debilidad institucional. Un juez chileno dijo que ellos no habían extraditado a Fujimori por indicios de delitos contra los derechos humanos sino por indicios de delitos de homicidio, ¿es posible que ellos digan por qué debemos juzgarlo? Hay un principio que, cuando un país extradita a un individuo a otro país, lo hace mediante un proceso en el que se identifica específicamente los tipos penales por los que tiene que ser juzgado, y el país que recibe al sujeto extraditado no puede salirse de esos parámetros; es verdad lo que dicen en Chile, porque he leído la decisión de la Suprema. A Fujimori, en el caso de Barrios Altos y La Cantuta lo extraditan porque, según ellos, hay indicadores que ameritan que se abra un proceso penal por delitos de homicidio calificado y asesinato, no hablan de genocidio ni de desapariciones forzadas, es un delito ordinario. ¿Y en ese caso, la pena máxima solamente sería de 15 años? No, de más… aunque en el año 92, eso ocurrió en el año 92, pues sí, la pena era menor.

César San Martín y Hugo Príncipe miembros de la Sala Penal Especial de la Suprema deberán ser concientes de que están ante un ex presidente de la República, pero también que están ante un ciudadano sometido a un proceso, por lo tanto deben mantener el equilibrio.

Sostiene que “en la sala donde se juzgue al ex mandatario se verá de repente a grandes empresarios involucrados.”
¿Usted cree que al estar involucradas tantas personas, algunos jueces tengan temor de condenar a Fujimori? No, no creo que sea temor de los jueces, lo que estoy hablando es de la dificultad que van a tener para obtener una información clara que les permita un panorama. Porque si Fujimori constituye el vértice de la pirámide, ese vértice tiene como soporte los elementos que van a la misma base, por lo tanto, la información tiene que venir de abajo hacia arriba. Lo que me preocupa es cómo van a recibir la información y cómo van a procesarla, pero también la habilidad de los jueces para tener derroteros y técnicas de interrogatorio y de clasificación de información para que las cosas se clarifiquen de tal modo que su convicción no dé lugar a dudas. Esta maraña que podría surgir tampoco debería hacer perder de vista que el procesado es Fujimori, ¿o podría hacer perder de vista esto? Ni lo uno ni lo otro. Los jueces tienen que ser concientes de que están ante un ex presidente de la República, pero también 8 que están ante un ciudadano sometido a un proceso; por lo tanto, allí ellos deben mantener un equilibrio de respeto a la dignidad de la persona, que eso debe valer para todos, pero que no los debe inhibir en cuanto a buscar elementos si llegan a una convicción para condenar o para absolver. Entonces, los magistrados no tienen que presumir, tienen que meterse, tienen que bucear, ponerse en el papel del sujeto pero conociendo de la estructura del Estado, y allí tienen que ser estadistas, saber de economía, de administración, de sociología, de antropología, para saber exactamente cómo funcionan las cosas. Pero su gran problema, repito, no está allí, porque si ven a Fujimori solamente, entonces va a ser muy difícil su tarea. Él representa una acción de gobierno durante una década en la que los hechos tienen como actores a un sinnúmero de personas. Pero en el caso, por ejemplo, de La Cantuta y los Barrios Altos, hay denuncias que se conocían y el ex presidente estuvo durante ocho años tratando de ignorarlas… Son indicadores, y los jueces nos tienen que decir si esos indicadores son suficientes para condenar o si lo califican como autor, o de repente, por omisión, y si no ha sido autor y después se convierte en alguien que trata de ocultar ya tendríamos que estar hablando de cómplice. ¿Cuánto estima usted que podrían durar estos siete juicios? Pero están avanzados. En algunos procesos ya lo han declarado reo contumaz, y en otros hay abundante información, por lo tanto, considero que en estos nuevos procesos no tiene que repetirse la misma información, sino, tomar el dicho al ex presidente y después comenzar las confrontaciones. Creo que en un año o año y medio, no debemos demorar más. ¿Y el Poder Judicial está en la capacidad de juzgar a una persona que quebró su funcionamiento con el autogolpe? Es una pregunta harto difícil de contestar; primero, porque si hablamos en abstracto, todo poder judicial tiene que estar apto, y, en segundo lugar, hay que diferenciar. Un sistema legal muy débil en cuanto a su

“Los juicios demorarán, creo que un año o año y medio, no debemos demorar más”, refiere Ibazeta.
O sea, podrían aplicarle la pena de ese año…. Tienen que aplicarle la pena de ese año. Y esa era hace 15 años… No recuerdo en este momento, porque han habido tantas modificaciones, porque el Código Penal del 91 tenía penas muy leves, porque seguía la doctrina de Zaffaroni. Él decía que la pena no significa nada en la rehabilitación del individuo, por eso es que “Los Destructores” no podían ser condenados a más de 8 años, no obstante que asaltaban bancos, asesinaban. Ahora sí se ha agravado y elevado la pena, pero en la época en que ocurrieron los hechos, por homicidio calificado o asesinato tengo entendido que no era tan alta. Sería de ocho, entonces… Yo creo que estaba hasta los 15 años, pero no tengo la información ahora…

“Mi temor ante tantas versiones es que finalmente observemos lo que utilizaba Sendero en sus procesos judiciales. Ellos tenían por consigna confundir, confundir y confundir, es decir, afirmar, negar, decir a medias, no decir...”

¿Usted considera que si el Poder Judicial condena a Fujimori se reivindica ante el país? Creo que el Poder Judicial tiene que reivindicarse haciendo un proceso transparente e impecable. Sea cual fuere su decisión, la reivindicación por una condena valdría si es que hay elementos para condenar.

“...eso ocurrió en el año 92, pues sí, la pena era menor” sostiene el ex presidente de la Corte Superior de Justicia de Lima
9