You are on page 1of 2

NAZARENO

HOJA EXTRAORDINARIA INFORMATIVA CUARESMAL

REAL E ILUSTRE HERMANDAD, ANTIGUA Y VENERABLE COFRADÍA DE NUESTRO


PADRE JESÚS NAZARENO Y MARÍA SANTÍSIMA DE LOS DOLORES

NUMERO XXXVII AÑO XXVI -VILLAMARTIN- MARZO 2021

UNA CUARESMA SINGULAR


Quisiera que estas mis palabras que os dirijo como Hermano Mayor fueran para
manifestaros el agradecimiento al general de la Hermandad por vuestro esfuerzo tan
importante en este ya más que largo año de Pandemia y que vuestra oración y vuestro
esfuerzo sean recompensado por Nuestros Amados Titulares con creces.
La dolorosa decisión que ya el año pasado tuvimos que tomar está justificada en aras al
sentido de responsabilidad que nos obliga y poniendo como primer objetivo la salud de
todos, evitando reuniones y concentraciones de hermanos en nuestra Casa de
Hermandad ni tampoco en otros espacios, no permitidas además por las ultimas
restricciones en el ámbito civil. Por todo ello, desde esta Junta de Gobierno hemos
preservado con absoluto cello la normativa que en todo momento ha emanado de las
diferentes autoridades con ese único cometido.
Somos realistas, y somos conscientes que las limitaciones que el ciclo epidemico nos ha
impuesto ha mermado la capacidad de movimiento de la Hermandad. No obstante, el
cumplimiento de las normas, ha sido y será, el principal objetivo y velar por la seguridad
de los Hermanos, primordial.
Aún así, en este 2021, si no se producen cambios de muy última hora por la expansion de
la propia epidemia, si podremos volver a unirnos, con las limitaciones de espacio y de
seguridad que imponen las autoridades, y celebrar juntos el Solemne Triduo a nuestros
Sagrados Titulares, su Función Principal de Instituto, y el Jueves Santo, y exponer
nuestras Sagradas Imágenes para que durante un tiempo prudencial puedan ser visitadas
por todo el cuerpo general de Hermanos. Vuestra Asistencia, Vuestra Oración y Vuestro
Esfuerzo estos días debe tener presente la recuperación de los enfermos y pedir al
Altísimo por los hermanos cristianos en general que debido a la pandemia ya gozarán de
la presencia del Altísimo. Ese es el espíritu que debe vertebrar este año nuestra presencia
pública y con esa actitud sentirnos privilegiados por la protección que Dios Padre
Todopoderoso nos ha brindado a todos y a nuestras familias en esta época tan dificil y
dura.
Con todo mi cariño, el mayor deseo de Salud para todos, y mi petición de emplazaros
para que sin falta acudáis a los actos litúrgicos de la Hermandad.
Recibid un fuerte Abrazo,
Francisco Alza Romero,
Hermano Mayor