You are on page 1of 3

Tecnología para la seguridad

ciudadana municipal
Por Lucas Lanza*

En los últimos 10 años las tecnologías de información y comunicación se han desarrollado de modo
tan vertiginoso que están obligando a repensar las organizaciones de manera radical. Una de las
razones que producen el cambio es la disminución de los costos de los dispositivos, pero otra más
disruptiva es la posibilidad de conectarlas entre sí para crear nuevas aplicaciones.

Cuando las tecnologías se implementan de manera aislada funcionan como meros instrumentos:
podemos evaluar su efectividad o su retorno de inversión. Sin embargo, cuando se integran de manera
inteligente, lo que cambia puede ser hasta la misma política pública.

La convergencia amplía el horizonte de las aplicaciones aisladas y crean un nuevo espacio de


creatividad donde se pueden repensar sistemas, servicios y hasta soluciones que antes eran
inimaginadas.

Esta nueva realidad resulta una oportunidad para organizaciones gubernamentales más pequeñas
como los municipios que, por su tamaño, pueden ser más flexibles a la hora de realizar cambios. Y es
la seguridad ciudadana donde más se ha innovado a la hora de aplicar las nuevas tecnologías, ya que
en los países más avanzados, es este área donde se asignan los grandes presupuestos para
investigación y desarrollo.
Seguridad municipal

Los intendentes se encuentran sumamente limitados a la hora de aplicar políticas que garanticen
mayor seguridad a los ciudadanos de su municipio. La inexistencia de un marco institucional que
otorgue autoridad al intendente para controlar la Policía -facultad provincial- y falta de presupuesto, ata
de manos pero no deslinda responsabilidad política ante los ciudadanos que lo eligieron.

En este caso la tecnología puede ser una aliada: prevención, acceso a la información y participación
ciudadana pueden ser áreas claves para que el intendente implemente acciones ejecutivas que
contribuyan a mejorar la seguridad y donde las nuevas aplicaciones tecnológicas desempeñan un rol
fundamental.

Información es poder

Hoy ya pueden evaluarse experiencias donde la participación activa de los ciudadanos a través de
diversos canales de interacción está dando buenos resultados a la hora de combatir delitos. El diseño
de una política que, mediante nuevas tecnologías dinamicen la acción colectiva, transforma a los
ciudadanos en actores importantes en un proceso de “control social de las fuerzas de seguridad”.

La información resultante, integrada a otros dispositivos como cámaras de vigilancia y sistemas de


geo-posicionamiento satelital, cruzada entre sí y presentada de manera inteligente, puede ser clave
para tomar mejores decisiones a tiempo y teniendo el panóptico sobre los actores, sean estos
municipales, provinciales o incluso servicios tercerizados como las emergencias sanitarias.

En resumen: las organizaciones municipales tienen la oportunidad de, con el liderazgo del intendente,
crear nuevas políticas públicas dedicadas a mejorar la seguridad ciudadana, incorporando la
convergencia inteligente de tecnologías aplicadas con sentido en un marco estratégico para obtener
como resultado ciudades más seguras.

* Lucas Lanza es Presidente de la Sociedad de la Información para las Américas (eamericas.org).