You are on page 1of 2

LADY LEONARDA SANTILLAN TORRES 5.

2 MTM

MALTRATO ANIMAL

“Los hombres son nazis para los animales y su vida es un eterno Treblinka (campo de
concentración) ".

Elegí comenzar con esta frase del escritor judío y premio nobel de literatura Isaac B. Singer,
porque me pareció que se ajusta terriblemente a la realidad que vivimos y que me temo no
es nueva sino que lleva siglos y siglos de existencia sin que las personas logremos darle la
dimensión que merece, y aunque a muchos les parezca una comparación exagerada
veámoslo así: la mayoría de los humanos nos consideramos superiores a todos los demás
seres vivos del planeta, pues bien, los nazis se consideraban a si mismos como superiores al
resto de las razas en el planeta, y por esta misma razón ellos lograron asesinar a miles de
hombres, mujeres y niños sin sentir remordimiento, no los consideraban iguales, para ellos la
vida de un judío, valía lo que para nosotros la vida de un perro o gato cualquiera,
prácticamente nada…

¿Y es eso cierto? ¿Mi vida vale más que la de un animal? ¿la vida de alguien que es capaz
de atrocidades como asesinar, mutilar y quemar a otro ser vivo sólo por placer es en verdad
tan valiosa?, después de que realicé la investigación para este discurso ya no fui capaz de
contestar a esas preguntas de la misma manera, y es que por desgracia en mi búsqueda de
fundamentos para justificarme encontré más de lo que quería saber, por ejemplo, supe de un
individuo que se hace llamar “Lulú, el asesino canino, en su página web sube vídeos en los
que aparece torturando a cachorros de perro. Este psicópata describe paso a paso el
proceso que sigue para matar las crías, y lo hace dando detalles como si fuera algo que
presumir; les quema las patas, el hocico, las orejas, los mutila y echa sal en las heridas, les
fractura las patas, los asfixia, y continua la tortura con un objeto punzo cortante en el recto
del animal y la práctica del “Cristo” donde les rompe los omóplatos y pasa sus patas a la
posición contraria, y eso sin mencionar abuso psíquico de hasta 11 horas durante las cuales
los cachorros se defecan del terror y son obligados a comer sus propios excrementos.

Las filmaciones de este psicópata son prueba de la maldad a la que puede llegar el ser
humano y el hecho de que este tipo incluso se sienta orgulloso de ello evidencía lo retorcido
que está, y por desgracia no es el único, si buscan por internet se pueden encontrar
innumerables muestras de sadismo y crueldad contra los animales, en páginas, fotos de
blogs, perfiles, etc. A todo esto hay que agregarle la certeza (documentada y demostrada
por estudios de psiquiatras e historiales delictivos) de que es común encontrar episodios de
violencia con animales en los antecedentes de sujetos que después la han ejercido contra
personas. Está el ejemplo de un asesino serial de niños conocido como “el monstruo de Río
Claro” quien comparaba matar niños con matar pajaritos. Está comprobado que muchos de
los asesinos seriales conocidos comenzaron sus atrocidades con perros y gatos, y a medida
que fueron degenerándose terminaron por hacerle lo mismo a otros seres humanos.
LADY LEONARDA SANTILLAN TORRES 5.2 MTM

Entonces, ¿creen que personas como éstas son más valiosas que los animales? Los
animales no son malvados, compañeros, al ver escenas como la de un león matando a una
cría de cebra nos puede parecer que está siendo cruel, pero lo hace por instinto, para
sobrevivir, y no siente placer al hacerlo, los animales no fueron dotados con una conciencia.
Nosotros sí, y podemos distinguir entre el bien y el mal, por desgracia también podemos
hacer el bien y el mal con la misma facilidad.

Tomemos otro ejemplo, el de una delegada de agricultura española que defiende la fiesta
taurina diciendo que es una “realidad social”, este concepto describe el comportamiento
aceptado en una comunidad, pero hasta 1865 la esclavitud era legal y “socialmente
aceptada” en Estados Unidos”, antes era “socialmente aceptado” el hecho de que las
mujeres somos inferiores a los hombres, Hitler dijo algo como: “la nueva realidad social
nacionalista gobernará el mundo durante los próximos mil años…”. ¿Y tenía razón?

Lo que no tomó en cuenta esa delegada es que la realidad social varía con el tiempo, a
medida que la sociedad evoluciona y adquiere nuevos conocimientos. Quiero pensar que los
humanos de la actualidad somos un poco más conscientes y evolucionados que aquellos que
hace miles de años participaban y aclamaban las matanzas de sus congéneres en el coliseo
romano…

Y si de verdad hemos cambiado, hemos crecido como sociedad y somos la especie más
desarrollada del planeta ¿Por qué continuamos demostrando conductas tan salvajes y
degradantes?, para mí, una persona completa, llena de valores y desarrollo espiritual, un ser
verdaderamente superior, es siempre capaz de valorar y entender incluso al más pequeño e
insignificante de los seres que lo rodean y toma como su responsabilidad cuidar de ellos al
igual que de sus semejantes.

Reflexionemos y reconozcamos lo valiosos que son los animales para nosotros, ya sea como
ayuda en el trabajo, como protección o simplemente como compañía, hay muchas cosas que
ellos nos ofrecen y no merecen menos que un trato digno. No les exijo que se conviertan en
protectores de los animales, ni quiero obligarlos a que salgan a la calle a recoger a cada
perro desamparado que encuentren, es válido que no les gusten los animales, lo que les pido
es que la próxima vez que sean testigos de un acto de crueldad contra otro ser vivo no se
sigan de frente o se queden sin hacer nada, ¡demuestren su descontento! ¡Defiendan al
desvalido! Quien ve una injusticia y no hace nada para impedirla es tan culpable como quien
la lleva a cabo, Quien asume la tortura y el asesinato de otros seres como algo ajeno, es tan
responsable como el torturador y el asesino.