You are on page 1of 166

¡El Orgullo de ser

Paraguayos!
(Borrador)

Pedro Fadul

“Caminando por la oscuridad


con la fe puesta en el Alba”
Apuntes de la campaña PQ 2003

“…algunas de las frases, ideas, anécdotas y experiencias..”


Escrito en el 2003 - 2006. Editado en el 2009
Comentarios y Sugerencias a:
elorgullodeserparaguayos@patriaquerida.org
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

CONTENIDO

PRESENTACIÓN

ALGUNAS FRASES BREVES


La propuesta PQ (5) ................................................................................................... 15
SOMOS (7) ................................................................................................................ 15
Mi tarea como Presidente de la República (13) ........................................................... 16
El autoritarismo (17) ................................................................................................... 16
Yo no soy, ni quiero ser “el único líder” (49) ............................................................... 18
No al autoritarismo, sí a la autoridad (61) ................................................................... 19
De “la nada” a “la acción colectiva” (71) .................................................................... 20
La mayoría ha convertido a la Política en el arte de…. (72) ......................................... 20
Hayqueistas (73) ......................................................................................................... 20
La actividad política(82) ............................................................................................. 21
Los politiqueros (85) ................................................................................................... 21
Todo el tiempo criticamos y culpamos a otros (91) ...................................................... 21
El populismo y la demagogia (94) ............................................................................... 22
Ante la idea maquiavélica de la política (101) ............................................................. 22
Muchos cristianos son muy radicales verbalmente (102).............................................. 22
Los jóvenes no son el futuro de la Patria (115) ............................................................ 23
¿Quién quiere convertirse en la universidad más limpia? (120) ................................... 24
Nuestros problemas no son los problemas (121) ......................................................... 24
El excusómetro paraguayo (122) ................................................................................. 24
Ya que lo único que históricamente nos ha unido(143) ............................................... 26
Lo trágico no es que haya gente mala (146) ................................................................ 26
No está mal dudar (148) ............................................................................................. 26
Dos fuerzas movilizadoras (156) ................................................................................. 27
¿Izquierda o derecha? (157) ........................................................................................ 27
La democracia no es hipócrita (159) ........................................................................... 27
Para que la solidaridad genere crecimiento (172) ........................................................ 28
Cuando nos reclaman o nos culpan (179) ................................................................... 28
Si alguien se desalienta por el fracaso (180) ................................................................ 28
Algunos se sorprenden ante las peleas (181) ............................................................... 28
Discusión ideológica (186) .......................................................................................... 29
La empresa (187) ........................................................................................................ 29
La nueva manera de hacer política (204) .................................................................... 31

ALGUNAS HISTORIAS DE LA POLÍTICA


UNA NUEVA FORMA DE HACER POLÍTICA
213. ¡Locos! ....................................................................................................... 35
214. “I Kyá itereí la política, Don Pedro” ............................................................. 35
215. Nunca antes había pensado que alguna vez sería político ........................ 36

3
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

216. “La política fue raptada y secuestrada por la politiquería”,pero aún así, está
repleta del amor de la gente ........................................................................ 36
217. La política como tarea pedagógica .............................................................. 37
218. “Necesitamos hombres y mujeres de todas las edades” ............................... 38
219. El enfoque revolucionario ........................................................................... 38
220. La verdadera revolución positiva que proponemos en PATRIA QUERIDA
para el Paraguay .......................................................................................... 39
221. “¿Es imposible acaso una revolución positiva? ¡Claro que no! ¡ Podemos
MOSTRARLES algunas soluciones! ............................................................... 40
222. Algunos requisitos y pasos para la revolución positiva .................................. 42
223. No es lo QUE hicimos , sino como lo hicimos.............................................. 43
224. Mi definición de Política ............................................................................. 43
225. Somos un Partido de Centro ....................................................................... 44
226. La oposición constructiva y la alternativa de poder ...................................... 45
227. La Alternativa de Poder ............................................................................... 49
228. Juntos y Unidos ........................................................................................... 49
229. “¿Qué garantías tenemos de que no va a pasar lo mismo que con
Guillermo Caballero Vargas y el Encuentro Nacional .................................... 56
230. La soberbia del discurso politiquero ............................................................ 57
231. “Nosotros también podemos GRITAR...” ..................................................... 57
232. “ ¡ Gobernantes de pie ... y juntos ! ¡JUNTÉMONOS!” ............................... 58
233. “Peé ndahaei político, na pentendei mbaevé .. nda pejapomoái
mbaevé..tuichaitereí pe perdeta” ................................................................. 59
234. “ Si te falta un voto para ganar..lo comprarías? ............................................ 59
235. “¡ No quiero ser Presidente nomás..!” ......................................................... 59
236. “¡ Hoáta, O perdeta la Partido Colorado, Don Pedro! Me decían algunos ... 60
237. “Después que seas Presidente, ¿vamos pa a poder visitarte en el Palacio?” .. 60
238 “Primera vez oguahé ape la candidato a Presidente de la República. ............
¿Arakaé pa reyu yevyta, Don Pedro?”........................................................... 60
239. Recuperando la nacionalidad.¡PARAGUAYOS! ........................................... 61
240. “Ñande ko yahupí vaekué chupekuéra, ha ñande yevynte yaityta chupe
kuera…”, le decía un “colorado” PQ de corazón a otros “correligionarios” . 61
241. “¡¿Qué es más importante?: El color de tu Partido o el futuro de tus
hijos?!” ........................................................................................................ 61
242. “Para eso Dios nos dio dos oídos y una boca”. ........................................... 61
243. “Hacé más que no se nota” ........................................................................ 62
244. Alguien se acerca con su receta médica. ..................................................... 62
245. “¡El candidato no tiene que llegar a hora, Don Pedro!” .............................. 63
246. El sistema prebendario y clientelista no nos conviene .................................. 64
247. “¿Cómo te llamás?” ..................................................................................... 64
248. David y Goliat. ............................................................................................ 65
249. Aquel ECD (Equipo Conductor Distrital) que se había quedado quieto
porque no tenía fondos. .............................................................................. 65
250. Un Partido suficientemente “abierto” y suficientemente “cerrado”. ............ 66
251.“¡Jamás nos quitarán la bandera tricolor de nuestros corazones!” ................. 67

4
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

252. Calcomanía PF (Pedro Fadul) pegada por cartel rutero de la vía pública. ..... 67
253. Las nenas chicas y las calcomanías: ............................................................. 68
254. “Somos un cuerpo…” ................................................................................. 68
255. “La propuesta soy yo…” ............................................................................. 69
256.“Procuro encontrar la distancia correcta… ni demasiado cerca ni demasiado
lejos”. .......................................................................................................... 70
257. ¿Una Revolución Positiva para el mundo? ¿Cómo mitigar de verdad y
rápidamente la pobreza? Una propuesta concreta para el mundo. ¿Utopía? 71
258. Pedro Fadul: Platón más que Maquiavelo. Entrevista con la BBC ............... 72

COMPROMETÁMONOS CON RESPONSABILIDAD


259. Hay demasiada gente “buena” “por omisión” ............................................. 75
260. Nadie tiene la culpa de mi fracaso .............................................................. 75
261. ¡Hay que tomar decisiones! La regla 60/40 ................................................ 76
262. “Quiero trabajar por PQ pero no tengo para mi pasaje…”. ......................... 77
263. Es muy fácil hablar… pero..., ¿y la orientación a la acción? .................... 78
264. La Paradoja. ................................................................................................ 79
265. El futuro no existe. Nosotros lo haremos. .................................................... 80
266. Las guerras y los héroes de hoy. ................................................................... 80
267. De la NADA al PENSAMIENTO INDIVIDUAL a la ACCIÓN INDIVIDUAL, al
PENSAMIENTO COLECTIVO y finalmente a la ¡¡ACCIÓN COLECTIVA!! .... 82
268. El cumplimiento de la Ley. .......................................................................... 83
269. Somos apenas tan fuertes como nuestra parte más débil. ............................ 85
270. “¡El Paraguay es nuestro País! ¡Nosotros somos el Paraguay!” ..................... 86
271. “No me digas que no tenés trabajo…” ........................................................ 87
272. “Vos sos un Enviado del Señor…” ............................................................... 88
273. “Ñañemboékena Don Pedro ñagana haguä..”. (“Recemos Don Pedro para
poder ganar...”) ........................................................................................... 89
274. Aquella señora a la que le robaron sus dos vacas por poner un pasacalle en
su casa. ....................................................................................................... 89
275. “Don Pedro, ¿cuándo lo que el Paraguay va a cambiar?” Encuentro casual
con unos 15 jóvenes. ................................................................................... 89
276. La actitud de dejarlo “todo”. ....................................................................... 90
277. “Vocación de Poder” vs. “Vocación de Servicio”. ........................................ 91
278. ¡Jesucristo estaba “loco”! ............................................................................ 92
279. “Una solución práctica y otra milagrosa”. .................................................... 92

LIDERAZGO Y PARTICIPACIÓN
280. Líderes participativos .................................................................................. 93
281. La revolución de Atyrá no estuvo en el piso ................................................ 99
282. En la vida siempre tenemos “un vaso a medio llenar”.................................. 99
283. El Éxito es 1% inspiración y 99% transpiración. ............................................ 100
284. Dos fuerzas movilizadoras: la rabia y el amor. ............................................ 101
285. EL AMOR, el mandamiento nuevo. ............................................................. 102

5
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

286. ¿Podemos aprender a amar? ....................................................................... 104


287. La Disciplina Democrática o “la Dictadura de la mayoría”. .......................... 104
288. AUTORIDAD versus AUTORITARISMO. ...................................................... 107
289. El habitante convertido en ciudadano – Participación y Autogestión. ........... 109
290. “¡ESTO NOSOTROS LO HICIMOS DON PEDRO!” ................................... 110
291. Mi experiencia de participación en empresas con y sin fines de lucro. ......... 111
292. Dios nos hizo “mal”. ................................................................................... 112
293. “Leñas finas” y “leñas gruesas” .................................................................... 113

LA ESPERANZA
294. La Esperanza ............................................................................................... 115
295. “Si, Pedro, pero estamos desilusionados..!! y desesperanzados” .................. 115
296. Nuestros peores enemigos: el desánimo y la desesperanza.......................... 115
297. No hay amanecer sin noche. No hay resurrección sin pasión. .................... 118
298. ¿Quiénes son jóvenes? ................................................................................ 118
299. “¡¡Los jóvenes NO son el futuro de la Patria!!” ............................................ 119
300. No solo protestas, sino propuestas. .............................................................. 120
301. ¡Los Milagros son posibles! .......................................................................... 120
302. A pesar de todo. ¡¡SIGAMOS CANTANDO!! ............................................... 121

ALGUNAS QUEJAS Y RECLAMOS DE LA GENTE…


303. “Los políticos no están a la altura de las necesidades del País”..................... 122
304. “Te veo muy solo” ....................................................................................... 122
305. ¡Claro que la gente duda! ........................................................................... 123
306. “Por sus frutos los conoceréis”. .................................................................... 123
307. “Chéko colorado, don Pedro…pero che kueráima la che partídogui…”,
(“Yo soy colorado don Pedro… pero ya estoy cansado de mi partido…”)
“… roikotevemínte… tantos guaraníes…” (“… necesitamos nomás… tantos
guaraníes...”) ............................................................................................... 124
308. “Ahora venís porque estás de campaña. Seguro que después que seas
Presidente ya no vas a venir más…” ............................................................ 124
309. El fanatismo irracional. ................................................................................ 125
310. “Yo me voy… porque las cosas no salen como queremos…” ...................... 125
311. “Tapeho katu peë pembaapo hendive kuéra…” .......................................... 126
312. Todos los atropellos del mundo. .................................................................. 126
313. “Ahora Itavy ñane gente….¿mbaéichapa ovota yevy hese kuéra siendo que
nosotros somos mucho más capaces e inteligentes?” … (...”Pero si será
tonta nuestra gente… ¿cómo es que le votan otra vez a ellos siendo que
nosotros somos mucho más capaces e inteligentes?”).................................... 126
314. Cuidémonos de los mberu letrina (moscas de inodoros), sobre todo en
tiempos electorales. ..................................................................................... 127
315. “Si no votan de tal manera nuestros legisladores, yo me voy”. ..................... 128
316. “No nos vienen más a visitar”. .................................................................... 129
317. “Pedro… ¿cómo hacemos para aguantar?...” ............................................... 130

6
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

ORGANIZACIÓN
318. Todos podemos ser “buenos” o “malos” EL CONTROL como complemento 132
319. Los alambrados electrificados ...................................................................... 133

ALGUNOS DISCURSOS
320. Discurso fundacional. Las tres convicciones.................................................. 137
321. EL TRIUNFO CIUDADANO..Presentación Iniciativa Popular ....................... 143
322. Discurso de lanzamiento: ¡Alma y Vida por nuestro País! ........................... 146
323. Presentación del Candidato a la Vicepresidencia, Ing. Daniel Codas –
4.12.02: ...................................................................................................... 147
324. Discurso cierre de campaña (Abril 2003): ................................................... 149
325.. ¡¡GRACIAS, PARAGUAY!! (días después de las elecciones del 2003) .......... 151
326. Discurso fin de año 2004 ............................................................................ 153
327. Discurso: El Ejercicio del Poder, para servir. Jornada de Atyrá. Febrero
2005. ¡Jamás conseguirán que nos rindamos! ............................................ 158

NUESTROS PRINCIPIOS 328................................................................................................. 161

7
Nuestra Patria sufre situaciones de atraso muy graves, en todos los órdenes. Sin embargo, lejos del
desaliento y la parálisis a la que esto podría llevarnos, nos sentimos convencidos de que un Paraguay
mucho mejor, no solo es necesario y deseable sino totalmente posible, por lo que en PATRIA
QUERIDA, estamos determinados a empeñarnos en la tarea de contribuir, junto a otros, junto a
muchos, junto a todos, en la construcción de esta revolución positiva en la que nos hemos
embarcado.

PATRIA QUERIDA nace, no solo porque hay muchos problemas, sino porque creemos que hay
soluciones y queremos comprometernos con ellas.

Con seguridad no somos los primeros, ni los únicos preocupados y ocupados por colaborar en la
construcción de un Paraguay mejor. Mucha gente lo ha hecho antes, y aún en estos días, lo sigue
haciendo aún mejor que nosotros. Por mi parte, solo tengo palabras y sentimientos de gratitud para
tantos hombres y mujeres, jóvenes, adultos y hasta niños, que superando la indignación han
trascendido el umbral de la protesta para generar una propuesta, avalada por sus compromisos
personales.

Tenemos fortalezas y debilidades, hemos tenido aciertos y caído en errores, pero estamos viviendo
una experiencia fantástica, y sea grande o pequeño nuestro aporte, agradezco a Dios el privilegio de
permitirnos hacer nuestra contribución.

Este material está dirigido principalmente a quienes formamos PATRIA QUERIDA y no tiene más
objetivo que la modesta intención de ser uno más, que nos permita reunir algunas de las frases, ideas,
anécdotas y experiencias, propias y ajenas, que nos ha tocado manejar y vivir durante la campaña
2003.

Algunas de estas, expresadas así como están, no logran explicarse completamente. Hace unos años,
cuando las escribía., intentaba hacerlo lo más acabadamente posible. Hoy, consciente de mis
limitaciones personales, y sabiendo que muchas veces lo perfecto es enemigo de lo bueno… o de lo
regular, comparto con ustedes estos apuntes que, no pretenden constituirse más que en un borrador
mártir, un detonante que, espero, ojalá sirva, para el recuerdo de lo que hemos hecho y estamos
haciendo y sobre todo, pueda constituirse en base o excusa para la reflexión, el debate, la discusión y
el permanente proceso de aprendizaje en el que confío estamos embarcados.

Me siento convencido de que el Paraguay puede cambiar, está cambiando y va a seguir cambiando
para mejor, y que podemos recuperar, no solamente la educación, la salud, la seguridad y el trabajo,
sino esencialmente la autoestima, la dignidad y sobre todo, el orgullo de ser paraguayos.

PEDRO FADUL

9
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

“Caminando por la oscuridad con la fe puesta en el alba”

La oscuridad y la luz, nos gusten o no, lo aceptemos o no, son parte de la naturaleza.
“Caminando por la oscuridad con la fe puesta en el alba”, es una frase que nos inspira,
porque reconoce la oscuridad, la acepta y no la rechaza; porque aunque está oscuro,
caminamos, no nos quedamos quietos. Tampoco corremos, pero por lo menos caminamos, y
lo hacemos manteniendo la fe y la esperanza en un futuro más luminoso.

Gracias a mi familia

Gracias… a mamá, a papá, a cada uno de mis hermanos: Ceci, Andrés, Juan, José, Víctor,
Lucy y Pablo…, gracias a mi querida esposa Claudia y a mis tesoros Mónica María, Pedro
Elías, Mateo y Claudi.

Gracias a mis compañeras y compañeros de PQ

No puedo citarlos, son demasiados. Este ensayo lo escribí pensando en ustedes. Ojalá nos
sirva. Con seguridad se encontrarán reflejados en muchas de las frases y anécdotas. Todo lo
hemos hecho juntos. Discúlpenme por favor los olvidos y las omisiones. ¡Escríbanme!, les
ruego lo hagan ya sea para compartir impresiones sobre la lectura de este material, o
enriquecerlo con otras historias. Espero que ésta sea la primera, pero no la última versión, y
que todos vayamos construyendo, como ésta, las siguientes.

Han sido ustedes muy valientes, trabajadores y generosos. Solo tengo palabras de
admiración y gratitud para cada uno, para todos y para sus familias.

Una recordación especial para quién hoy es un símbolo en nuestro Partido y un Héroe
Nacional: Feliciano Martínez y también su hermosa familia. Su testimonio de vida está
presente hoy en todo el Paraguay, no solo como sinónimo de limpieza, orden y respeto a la
naturaleza, sino como paradigma de la autogestión. El protagonismo ciudadano, el trabajo
mancomunado con otros partidos políticos, la honestidad, la austeridad y un optimismo y
servicialidad a toda prueba.

¿Por qué venimos a la Política?

No pocas personas se sorprendieron y nos preguntaron en PATRIA QUERIDA..., “¿Por qué


vinieron a la Política?”
… y por todo lo que decimos en este libro…

11
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

… por todos los ideales…


… por la gravedad de los problemas...
… por las convicciones…
… porque estamos seguros de que una revolución positiva es posible…
… porque hemos visto y comprobado que los paraguayos podemos más…
… porque no es suficiente quejarse...
… porque queremos pelear, en el barro si fuese necesario, aunque sea con el “referee” en
contra, el adversario que te pone el codo en el ojo y parte del público que te insulta…, pero
queremos estar en la cancha… y no en las graderías…
… porque queremos ayudar a recuperar la Política como herramienta de servicio a la gente...
… porque hay mucha gente nueva y joven que quiere una oportunidad, y se está
animando…
… porque estamos hartos… pero no solo por eso… sino porque amamos nuestra Patria y no
debemos avergonzarnos de expresarlo porque el Patriotismo no es un concepto en
extinción...
… porque queremos pelear estas nuevas guerras, y ganar…
… porque si tenemos éxito, el Paraguay será de verdad el corazón de América,
abandonaremos la vergüenza y el desánimo, y recuperaremos no solo la educación, la salud,
la seguridad, el trabajo y la honestidad, sino la autoestima y el orgullo de ser paraguayos…
… porque no nos bastan las excusas…
… y finalmente...
… porque, finalmente, aunque los ideales no se compadezcan de los resultados, aunque nos
dijesen que las posibilidades de triunfar son muy pequeñas o aunque, a pesar de los
esfuerzos, fracasemos, no queremos simplemente cantarle a nuestros hijos canciones de
protestas… ¡¡sino mostrarles nuestras cicatrices…!!

12
Algunas
Frases Breves
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

1. “Quienes son o pueden llegar a ser capaces de ejercer ese arte tan difícil y tan noble que es la
política, prepárense para ella y procuren ejercerla con olvido del propio interés y de todo
beneficio venal” (Encíclica GS 75f).

2. “Las acusaciones de arribismo, de idolatría del poder, de egoísmo y de corrupción que con
frecuencia se dirigen a los hombres del gobierno, del parlamento, de la clase dominante, del
partido político, como también la difundida opinión de que la política es un lugar de necesario
peligro moral, no justifican en lo más mínimo ni la ausencia ni el escepticismo de los cristianos
en relación con la cosa pública” (Juan Pablo II en 1988 n.42).

3. Estamos seguros de que podemos tener un País próspero, en donde se cumpla la ley, con
ciudadanos activos, protagónicos y dueños de su destino, con alto nivel de educación y
calidad de vida, con un gobierno eficiente, transparente y honesto, que fomente la iniciativa
privada y la libertad de emprender, que instale la cultura del trabajo, un país descentralizado e
integrado a la región y al mundo, que despierte consideración, admiración y respeto, y que
nos ayude a recuperar la autoestima y el orgullo de ser paraguayos.

4. ¿Cómo quedarnos con los brazos cruzados cuando el Hombre más grande del mundo murió
con los brazos abiertos?

5. La Propuesta de PQ: Una Revolución Positiva.

Efectivamente, el presente está muy mal y los niveles de degradación, en todos los órdenes,
son tan altos como inadmisibles. Pero también es cierto que un futuro mucho mejor, no solo es
necesario, sino completamente posible.

Para transitar ese camino, entre el presente que no nos gusta y el futuro deseado y posible,
necesitamos una visión clara, un conjunto de ideas y personas, que actuando dentro de
ciertos principios y valores, con energía, coraje y obstinada determinación, generemos un
proceso de transformaciones radicales, al cual en PATRIA QUERIDA, llamamos LA
REVOLUCIÓN POSITIVA.

6. ¡PQ no vino a la política porque hay problemas, sino porque hay soluciones!

7. SOMOS

Somos un Partido Político responsable, que trabajando con seriedad, honestidad, capacidad y
coraje, para la gente y con la gente, nos empeñamos en buscar la verdad y no solo la
popularidad, exponiendo nuestras posiciones con la mayor convicción y claridad posibles,
buscando rescatar LA POLÍTICA de las manos de la politiquería, buscando, junto a muchos
más, de todos los sectores de nuestra Comunidad, re-convertir a la política en una
herramienta válida de servicio a la gente, en especial a los más pobres, desde el Poder público,
dentro del marco de nuestros Principios Transversales y de nuestro Ideario, como un
mecanismo viable para mejorar radicalmente la situación del Paraguay.

15
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

8. Liderazgo y participación ciudadana, son los ejes esenciales de la revolución positiva.

9. No, al único líder. Sí, a miles de líderes.

10. No, a la Dictadura, excepto a la de la ley.

11. Los líderes positivos tienen visiones de futuro positivas que contagian, animan y mueven a la
acción de la gente.

12. Los líderes autoritarios solo conquistan los brazos y las piernas de las personas. Los líderes
positivos y participativos conquistan sus mentes y sobre todo, sus corazones.

13. Mi tarea como Presidente de la República, NO será solucionar los problemas de la gente, sino
animar a toda la persona y a todas las personas, alentarlas, acompañarlas y ayudarlas a que
sean ellas mismas, con mi cooperación, las que definan sus prioridades, solucionen sus
problemas, y generen de esa manera el enorme valor agregado de la autoestima, la confianza
en uno mismo y en los demás, el capital humano, el capital social y el orgullo nacional.

14. Mi ejemplo predilecto de Líder: Feliciano Martínez (QEPD) ex Intendente de Atyrá y Senador
de la Nación por PATRIA QUERIDA.

15. Liderar es una decisión..., diaria. ¡Animémonos los unos a los otros!

16. Una persona con ideas es fuerte. Una persona con ideales es invencible.

17. El autoritarismo ha estado presente a lo largo de la historia de nuestro país, no solo en la


política o en tiempos de dictaduras, sino incluso en las iglesias, las empresas, las
organizaciones sociales y hasta en las familias.

18. El Paraguay está lleno de líderes potenciales, aunque muchos aún no lo saben. Falta
animarlos a que se descubran a sí mismos.

19. El proceso de participación nos lleva de la dependencia a la independencia en primer lugar, y


finalmente a la interdependencia.

20. El éxito es 1% de inspiración y 99% de transpiración.

21. “Éxito” antes que “Trabajo” está solamente en el diccionario.

22. No vale mucho tener razón, cuando no va acompañada de la paciencia, de la perseverancia,


de la tolerancia y de la compasión.

23. Los detalles hacen la diferencia.

16
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

24. En la vida siempre tenemos un vaso a medio llenar. Los pesimistas solo ven la mitad vacía. Los
ingenuos solo ven la mitad llena, mientras que los optimistas y realistas pueden ver el vaso
completo.

25. La capacidad es importante pero no suficiente. Hay que amar.

26. La tarea principal es el amor. Los líderes positivos aman.

27. No hay nada que nos suceda que no podamos usar para nuestro crecimiento personal.

28. El proceso de aprendizaje es permanente, y aunque muchos elementos influyen en él,


depende fundamentalmente del interés personal del educando.

29. Podemos y debemos aprender a educarnos a nosotros mismos.

30. Mi superación personal depende principalmente de mí.

31. La base del éxito es aprender a aprender.

32. Toda acción importante es imposible... al principio.

33. Usted puede y debe dar forma a su propio futuro. Si usted no lo hace, alguien más lo hará.
Después no se queje.

34. Haz algo, lo que quieras, pero ¡Muévete!

35. Para quien tiene miedo, todos son ruidos, todas son sombras.

36. Es mejor morir de agotamiento que de aburrimiento.

37. Hoy en día, no tomar riesgos es un gran riesgo.

38. Si una vez no lo logras, inténtalo una y otra, y otra vez.

39. Nadie es completamente feliz hasta que está dispuesto a dar la vida por lo que está haciendo.

40. Ser lo que somos y convertirnos en aquello en lo que somos capaces de transformarnos, es la
única finalidad de la vida.

41. El liderazgo es, ante todo, un encuentro entre seres humanos.

42. Un líder debe tener la habilidad para descubrir habilidades en otros.

17
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

43. Nadie es tan grande para hacerlo solo, nadie es tan pequeño para no ayudar.

44. El que no ahorra monedas, jamás tendrá dinero.

45. Una Visión sin acción es solo un sueño. Una acción sin Visión carece de sentido. Una Visión
con acción puede cambiar el mundo.

46. El líder, para saber mandar, tiene que saber mandarse a sí mismo.

47. Cuando pierdas, no pierdas la lección.

48. Los líderes son personas que han aprendido a usar con muchísima cautela la palabra
IMPOSIBLE.

49. Yo no soy, ni quiero ser “el único” líder.

Yo no soy “el único” líder que solucionará todos los problemas de la gente y quitará el país
adelante. En realidad, quisiera tener el privilegio de ser uno de los miles de líderes que
trabajemos en este proceso. La esencia de nuestras convicciones es que justamente la única
manera de hacer posible la revolución positiva, es movilizando las energías latentes de
millones de paraguayas y paraguayos.

El estilo de liderazgo en el que creemos no es aquel a través del cual el líder convence a la
gente del poder que él tiene, sino del poder que ella unida tiene.

Una de las herramientas disponibles para llevar esto a la práctica es la descentralización.


Descentralizando a Municipalidades, Gobernaciones y organizaciones sociales, podemos
generar los cambios mucho más económica, eficiente y rápidamente, logrando así no
solamente la satisfacción de ciertas necesidades postergadas, sino la construcción de
autoestima, confianza, capital humano y capital social lo que generará el robustecimiento de
las instituciones y las comunidades.

50. Cuando usted dice que PUEDE... ¡tiene razón!... Cuando usted dice que NO PUEDE…
¡también tiene razón!

51. Cualquier camino por más largo que sea, comienza por el primer paso.

52. A má i pytú hiaguí la ko´é. (Cuando más oscura la noche, más cercano el amanecer).

53. Los dos sentimientos más fuertes en el Ser Humano son: las ansias de crecimiento por un lado
y, por el otro la resistencia al dolor. Sin embargo, no existe crecimiento sin dolor.

54. La Santidad no consiste en la ausencia de faltas, sino en la presencia del esfuerzo por
superarlas.

18
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

55. Héroes y Santos no son los que no vacilan o no caen jamás, sino los que se levantan.

56. Jesucristo nos aseguró persecuciones, calumnias, difamaciones y traiciones. Sin embargo, la
promesa de Jesús no ha sido la cruz, sino la resurrección.

57. No hay primavera sin invierno, amanecer sin noche, resurrección sin pasión.

Esto significa, simplemente, que no existe el éxito, en ninguna disciplina, sin el previo
esfuerzo, sacrificio y entrega necesarios; y esto es valido no solamente para alcanzar “el
Cielo” sino para cualquier meta que tengamos, sea esta social, económica, familiar, deportiva
o laboral…

58. Una persona o una organización es solamente tan fuerte como su parte más débil.

59. Momentos de soledad y silencio son imprescindibles para el crecimiento personal.

60. Liderazgo no es empuñar autoritarismo, sino potenciar a la gente.

61. No, al autoritarismo. Sí, a la autoridad.

Autoritarismo es el abuso arbitrario del poder para hacer lo que da la gana.


Autoridad implica el uso del poder para hacer lo que manda la ley.

62. La Autoridad debe ser ejercida como un servicio a los demás.

63. Es un error creer que el amor es blando.

64. La Autoridad contiene el amor. El Amor incluye la ternura, pero también la firmeza.

65. Es maravilloso cuando la gente cree en su líder, pero más maravilloso es cuando el líder cree
en la gente.

66. Hay demasiada gente buena por omisión. Buena, porque no hace nada malo, aunque
lastimosamente, tampoco hace nada bueno.

67. Nadie tiene la culpa de mi fracaso.

68. Jesucristo no hace por nosotros lo que nosotros debemos y podemos hacer por nosotros
mismos.

69. Dios nos hizo limitados, imperfectos y diferentes, justamente para que nos necesitemos los
unos a los otros.

19
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

70. Es muy fácil hablar. Pero del dicho al hecho hay mucho trecho.

71. De “la nada” a “la acción colectiva”.

De la nada al pensamiento individual, a la acción individual, al pensamiento colectivo y a la


acción colectiva: Ese es el desafío. Es un proceso largo, en ocasiones desalentador e ingrato
que puede empujarnos a la amargura, al resentimiento, a la descalificación colectiva, al
abandono, o a todo eso junto.

72. La mayoría ha convertido la Política en el arte de la conversación y no de la acción.

Escuchamos a alguna persona hablar bien con entusiasmo contagiante y pensamos: “¡Sirve
para Político!”… ¿Por qué?… ¡¿Porque sabe hablar?!…, y así nos va. …Seguimos teniendo
autoridades que…, sin duda, saben hablar.

73. “Hayqueístas…” ¿los conocen? Los hay en todos los grupos. Son aquellos que llegan, señalan
todo lo que “hay que” hacer…. y se van.

74. Podemos hacer todo lo que nos propongamos. Somos co-creadores, hijos de Dios, a su
imagen y semejanza.

75. Los milagros existen, y se producen, únicamente después que nosotros hayamos puesto
nuestros dos peces y cinco panes. …. Antes, jamás.

76. El futuro no existe. ¡Hagámoslo!

77. La Oposición tiene que ser útil al País. No debe ser obstructiva ni destructiva. Puede ser
constructiva.

78. Nuestros enemigos no son los colorados ni los liberales. Nuestros enemigos son la ignorancia,
la pobreza, la inseguridad, la enfermedad, la corrupción, la desunión, el desánimo, la
desconfianza, la desesperanza, la pasividad, la inacción…, y los colorados y los liberales son
nuestros compatriotas.

79. La política ha sido raptada y secuestrada por la politiquería.

80. “I kyá itereí la política, Don Pedro…” (Es muy sucia la política, Don Pedro)

“I kyá itereí la política, Don Pedro…” Así me decía mucha gente cuando le invitaba a
participar activamente, ni qué decir para candidatarse. “¿La ikya agüere la política piko haé
peteí razón japytahagua fuera de la política, tera pa jaikéhagua huguaité pevé?” (El hecho de
que la política sea tan sucia, ¿es acaso motivo suficiente para permanecer fuera de ella, o no
será justamente esta la razón para involucrarnos hasta el fondo?)

20
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

81. Aunque cueste creerlo… también hay gente en la Política, por amor a la Patria.

82. Como la concebimos en PATRIA QUERIDA: “La actividad política es la actividad humana,
guiada por el amor al semejante y a la Patria, orientada a servir a la población desde el poder
público, en especial a los más débiles y pobres, dentro del marco de la Constitución y las leyes
de la República, de nuestro Ideario y de ciertos principios que sustentamos”.

83. Es una perversidad lo que hacen algunos políticos tradicionales, convenciendo a los más
nuevos que la ética y la política son adversarios irreconciliables, y que el éxito electoral está
ineludiblemente ligado a sus viejas conductas politiqueras.

84. La política no se hace solo para ganar. Se hace para estar en la política, para marcar una
huella, un camino. Y si se hace así, se gana.

85. Los politiqueros no solo no luchan contra las viejas costumbres de los discursos mentirosos,
repartición de prebendas o compras de votos, evitando así el sacrificado proceso pedagógico
necesario para el cambio de ciertos hábitos, sino que se adaptan y cabalgan sobre estos
hábitos, encarnándolos más fuertemente aún en nuestra cultura.

86. Nuestra tarea política: caminar, caminar, caminar y abrazar.

87. No solo protestas…, sino también propuestas.

88. No es fácil ser feliz manteniendo los ideales gigantescos, a pesar de la pequeñez de los
resultados, la fragilidad de los instrumentos y la lentitud de los procesos.

89. Casi todos los que hicieron algo grande eran “locos”.

90. Nosotros no somos “DEL” Paraguay. ¡¡Nosotros somos El Paraguay!!

91. Todo el tiempo criticamos y culpamos a otros de nuestras desgracias.

Un conocido conferencista nos contaba la experiencia que había tenido en una ocasión
mientras participaba en un programa de radio.
Preguntó a la gente que le escuchaba en todo el país cuál creía que era la situación actual,
cómo la veía… y comenta que las 18 líneas de teléfono de la emisora no cesaron de sonar
para dar entrada a las llamadas de la enorme cantidad de gente que lo hacía para quejarse.

Luego, en un segundo momento y pasado el tiempo de la queja, levantando el tono de voz,


dirigiéndose a todos los oyentes les preguntó “cuántas veces, en el último mes, o en el último
año, o en toda la vida, le sentaron a su familia, a sus hijos, alrededor de una mesa, y tomando
tierra en sus manos les dijeron: ¡¡Esta es nuestra tierra mi hijo querido!!..., ¡¡esta es nuestra
Nación!!..., no importa que no sea tan linda…, ni tan sana…, ¡¡es nuestra y por eso la
amamos!!...”

21
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Cuenta él… que ningún teléfono sonó…

92. Busquemos la verdad…, y no solo la popularidad.

93. El populismo mata a más gente que el cáncer.

94. El populismo y la demagogia abusan de las esperanzas de las personas, las engañan,
corrompen las bases económicas y sociales de la comunidad y destruyen las aspiraciones de
desarrollo de las personas.

95. El papel aguanta todo, los discursos también. La situación ya no.

96. La Política no es sucia. Algunos políticos lo son.

97. “Los sabios” que no se atrevan a meterse en política recibirán el castigo de ser gobernados por
aquellos “tontos” a quienes ellos critican.

98. Es muy interesante el estudio de la filosofía, la ética y la política a lo largo de la historia. De


todo y de todos hay algo que aprender, aunque personalmente, me siento mucho más cerca
del sueño utópico de Platón que del realismo práctico de Maquiavelo.

99. Jesucristo, hace 2.000 años nos mostró que al sueño de Platón, el de los más capaces al Poder,
hay que agregarle el amor para triunfar, expresado éste en el máximo compromiso y entrega
personal. La capacidad, sin amor a la Patria, a la gente, a los pobres, no alcanza para generar la
revolución positiva.

100. El mandamiento “nuevo” que nos trajo Jesucristo no ha sido el amor, sino su cantidad y
calidad: “amar al prójimo como a tí mismo”, “como yo os he amado”, “hasta dar la vida…”.

101. Ante la idea maquiavélica de la política que predomina hoy.

Ante la idea maquiavélica de la política que predomina hoy y que es manejada para
desprestigiar como inmoral la política y a los políticos llama la atención la valoración positiva
del Concilio Vaticano II, en la Constitución Gaudium et Spes (= GS), acerca de la política y
del político: “La Iglesia alaba y estima la labor de quienes, al servicio del hombre, se
consagran al bien de la vida pública y aceptan las cargas de este desafío” (GS 75a).

102. Muchos cristianos son muy radicales verbalmente y capaces de exigir a otros las
transformaciones más extraordinarias, aunque ellos mismos sean incapaces de animarse a
participar activamente, ni ensuciarse las manos en la durísima faena de la política diaria.

103. Cuando dudamos si nuestra religión nos invita esencialmente a la oración al Señor o a la
acción de servicio al prójimo, podemos recordar no solo el Primer Mandamiento que

22
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

ordena con claridad amar a Dios y al prójimo, sino sobre todo, observar la cruz, los dos
maderos, el vertical (hacia el Señor), y el horizontal (hacia nuestros hermanos), soldados con
su sangre por su muerte en la cruz.

104. Pedro…, ¿me amas?... ¡Apacienta mis ovejas!

105. ¡Hombre de poca fe!…, ¿por qué dudaste?

106. Los barcos están más seguros en el puerto, pero no han sido hechos para eso.

107. ¡¡Duc in Altum!! ¡Rememos mar adentro! ¡Abandonemos la seguridad de la orilla y tiremos
nuestras redes con la fe puesta en el Señor!

108. Estén despiertos… porque no saben el día ni la hora…

109. El árbol se conoce por sus frutos.

110. Al que se le ha dado mucho se le exigirá mucho, y al que se le ha confiado mucho se le


pedirá aún más…

111. La vid unida a los sarmientos, da frutos.

112. Dichosos ustedes cuando por causa mía los maldigan, los persigan y les levanten toda clase
de calumnias. Alégrense y muéstrense contentos, porque será grande la recompensa que
recibirán en el Cielo. Pues bien saben que así trataron a los Profetas que hubo antes que
ustedes.

113. Ustedes son la sal de la tierra. Y si la sal se vuelve desabrida, ¿con qué se le puede devolver el
sabor? Ya no sirve para nada sino para echarla a la basura o para que la pise la gente.

114. Joven no es quién tiene pocos años. Las cosas no se definen por lo que les falta sino por lo
que contienen. Juventud no es ausencia de años. Juventud es presencia… de ideales, de
ánimo, de esperanza.

115. Los jóvenes NO son el futuro de la Patria. Los jóvenes tampoco son el presente de la Patria.
Y tampoco son la esperanza de la Patria. Los jóvenes NO son el presente ni el futuro ni la
esperanza, a no ser que se DECIDAN a serlo y se comprometan a ello.

116. La revolución puede ser positiva.

117. Lo más valioso de la Revolución Positiva no será lo que hagamos, sino cómo lo hagamos.
En Atyrá, más valioso que la limpieza misma, fue la manera en que fue lograda: con
autogestión y participación ciudadana.

23
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

118. Hay que tener mucho valor para elegir la paz antes que la guerra.

119. La epidemia nacional es la desconfianza, el desánimo, la desesperanza y la falta de


autoestima individual y colectiva.

120. “¿Quién quiere convertirse en la Universidad más limpia del Paraguay?”

Preguntaba yo a unos 200 jóvenes al final de una charla: “¿A quién de ustedes le gustaría que
esta universidad, la vuestra, se convierta en la más limpia del Paraguay?” Casi todos
levantaron las manos con entusiasmo.
Acto seguido les pregunté: “¿Quién de ustedes se agacha a recoger el papelito que
encuentran a su paso en los pasillos?”.
Esta vez solo unas pocas manos se levantaron.
“Muchas gracias”…Acabó la charla. La provocación creativa estaba hecha.

121. Nuestros problemas no son los problemas.

Nuestros problemas no son el desempleo, la inseguridad, la ignorancia, la pobreza, la


enfermedad, la corrupción. Nuestros problemas, en realidad, no son estos problemas sino
nuestras actitudes frente a ellos.

Demasiadas veces nos consideramos vencidos, derrotados y resignados antes de ofrecerles


suficiente lucha. Nos conformamos describiéndolos pero luego no arbitramos las suficientes
herramientas ni compromisos en los procesos de solución.

Nuestros verdaderos problemas son nuestras actitudes de desánimo, resignación, pasividad,


conformismo y hasta rendición, que muchas veces, nos impiden esforzarnos lo suficiente en
la reconstrucción de la Nación.

122. El “Excusómetro” Paraguayo.

Demasiadas veces nos refugiamos en las explicaciones, en las responsabilidades ajenas y en


las excusas que nos resignan y paralizan, evitando que hagamos por lo menos lo que está a
nuestro alcance. “Mi hijo…”, me dice papá… “los paraguayos siempre tuvimos excusas
para justificar nuestro atraso: allá a finales del siglo XIX le culpábamos todo a la Guerra de la
Triple Alianza (…y vaya que habrá sido una buena “excusa”), luego por los años 20 a la
revolución de ese tiempo, en los años 30 le culpábamos a la crisis económica mundial, en los
40 a la Guerra del Chaco…, en los 50 a la revolución del 47, en los 60, 70 y 80 a la dictadura,
después a la democracia o a uno u otro actor político…”.

Por más importante que fueran estos factores, lo que ya resulta intolerable y perverso es el
hecho de que, cualquiera de estas, u otras razones o excusas sean suficientes para
paralizarnos y controlar así nuestro presente y nuestro futuro. Como si ya no fuera suficiente

24
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

el daño (real o imaginario) que estos eventos nos han causado en el pasado, (o nos causan en
el presente), los volvemos a convertir en las razones, explicaciones o excusas que justifican
nuestros próximos anunciados fracasos.

123. A veces, somos capaces, literalmente, de morir por un ideal, pero no de vivir por él.

Somos capaces de arriesgar nuestras vidas, en arranques cortos, de uno, dos o tres, días, en
marchas, procesiones, manifestaciones o revoluciones, pero pasado ese gran impulso
inicial, muy pocos son capaces de trabajar ese ideal, en tiempos de paz, 3 horas por semana,
durante los próximos 10 años.

124. He participado en muchas “primeras” reuniones, algunas “segundas” reuniones y muy


pocas “terceras” reuniones.

125. Nos equivocamos cuando peleamos contra alguien. Debemos hacerlo contra algo.

126. No se ganan batallas sin Héroes.

127. Héroes no son los que dan su vida, sino aquellos que eligen darla, voluntariamente, a favor
de los demás.

128. Las armas de los héroes modernos ya no serán los tanques, los fusiles y las balas, sino la
verdad, la justicia, la ética, la moral, la coherencia, la astucia, el coraje y sobre todo, el amor
al semejante.

129. Solo creo en la verdad de aquellos hombres que están dispuestos a dar su vida por ella.

130. El cambio debe ser y puede ser en paz.

131. El objetivo del Partido es liderar el cambio, en paz.

132. La pobreza rural tiene solución dentro del espíritu asociativo y cooperativo.

133. El bienestar de la Comunidad, en especial de los más pobres, es el sentido de la Política.

134. Trabajamos para la gente, con la gente.

135.Debemos estar suficientemente cerca de la gente para poder acompañarlos, pero


suficientemente lejos para permitirlos crecer.

136. No es suficiente soñar. No es suficiente hablar. Hay que hacer.

137. No es suficiente hacer. Hay que lograr resultados.

25
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

138. El desarrollo económico no es suficiente pero es imprescindible.

139. Algunos creen combatir la pobreza, cuando en realidad combaten la riqueza.

140. Tenemos programas concretos...

Aún cuando en los últimos 20 años el crecimiento económico promedio ha sido


prácticamente nulo, tenemos programas concretos que permitirían al Paraguay crecer 10%
por año durante los próximos 20 años, y eso sería un crecimiento no solo superior, sino de
mucha mejor calidad que el generado en tiempos de la construcción de Itaipú.

141. Nuestros jóvenes deben viajar por el mundo…, y volver.

142. Las emigraciones pueden destruir a las familias y a la Sociedad.

143. Ya que lo único que históricamente nos ha unido a los paraguayos son las guerras,
declarémosle la guerra al atraso, a la ignorancia, a la inseguridad, a la enfermedad, al
desempleo, a la corrupción pero sobre todo y principalmente al desánimo.

144. Bienvenidos los extranjeros honestos y trabajadores a mi país.

145. No me parece bien, pero, en el Paraguay, la igualdad es un valor superior al de la justicia.

146. Lo trágico no es que haya gente mala, sino que los buenos no se esfuerzan lo suficiente en
ser aún mejores, y hacen demasiadas concesiones a la mediocridad.

147.Dudar, en el Paraguay, por ahora, lastimosamente, parecería ser una señal de


responsabilidad.

148. No está mal dudar. Lo malo es que la duda nos paralice o nos lleve a la descalificación
generalizada.

149. Una revolución: Pensar.

150. Mucha gente se comporta más racionalmente cuando elige un jardinero, un contador, un
electricista, un arquitecto o un plomero, un gerente o una secretaria, una camisa o un
refresco, que cuando vota para Presidente de la República.

151. La Política, por ahora, en el Paraguay, mas que una tarea meramente electoral, debiera ser
una tarea pedagógica.

152. Más vale encender una vela que plaguearnos contra la oscuridad.

26
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

153. Tataindy ha kuimbae oñemboý hape opa. El hombre como la vela, de pie termina.

154. Una vela se consume iluminando a los demás, pero no pierde nada de su luz al encender a
otra.

155. David sorprendió y venció a Goliat, con armas “nuevas”, “diferentes” e “insignificantes”
según los criterios de la época.

156. Dos fuerzas movilizadoras: el odio y el amor.

El odio, el resentimiento, la rabia, el enojo, aún cuando estuvieran suficientemente


justificados y puedan movilizarnos, no logran hacerlo de manera sostenida y terminan
enfermándonos a nosotros y a los que nos rodean. El amor, sin embargo, nos mueve con más
fuerza y eficacia, nos sana, nos alegra y contagia entusiasmo a los demás.

157. ¿Izquierda o Derecha? Mi política obedece a leyes universales de amor y no violencia


(Ghandi).

158. La opción por los pobres no es una opción contra los ricos.

159. La Democracia no es hipócrita. Los representantes son reflejo fiel de los representados.

160. En cualquier grupo humano, lo más importante es la construcción de vínculos de confianza


entre aquellos que lo forman.

161. Todo puede ser hecho, más rápidamente y mejor.

162. La puntualidad, el orden y la limpieza son tan importantes como los estudios primarios,
secundarios y universitarios.

163. Por algo Dios nos dio dos orejas y una boca.

164. El que no puede ser responsable con los horarios, es muy difícil que lo sea en todo lo demás.

165. Solo hay dos legados verdaderos que podemos dejar a nuestros hijos. Uno son las raíces, el
otro, ¡alas!

166. Trata a un hombre tal como es y seguirá siendo nada más que lo que es. Trátalo como puede
y debe llegar a ser y se convertirá en lo que puede y debe ser.

167. Necesitamos respirar para vivir, pero no vivimos para respirar.

168. A todo el mundo le gustan los cambios, hasta que les afectan.

27
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

169. Los grandes espíritus siempre encontrarán violenta oposición de mentes mediocres.

170. La nueva fuente de riquezas es y será el saber y el conocimiento humano.

171. La transparencia es el peor enemigo de la corrupción.

172. Para que la solidaridad genere crecimiento personal y comunitario, debe estar acompañada
de la subsidiariedad, la cual implica, no hacer por el otro lo que el otro puede y debe hacer
por sí mismo.

173. Las donaciones, las condonaciones, las limosnas y los regalos pueden, en ocasiones, generar
el resultado inverso al deseado.

174. La diversidad y las diferencias, junto a la participación ordenada y respetuosa, dentro del
marco de los acuerdos, enriquecen el resultado final, y aseguran el éxito.

175. Todos debiéramos comprometernos con el bien común.

Todos debiéramos comprometernos con el bien común, ya sea por razones religiosas,
patrióticas, ciudadanas, o por sentido común…, o por miedo, o aunque finalmente sea
simplemente por egoísmo, para cuidar mejor así nuestras pequeñas conquistas.

176. No es el Paraguay que queremos pero, sin duda, es el Paraguay al que queremos.

177. Descalificando a todos los políticos por igual… tiramos a la basura el agua sucia con el bebé.

178. Cuando solamente criticamos, cuando solamente denunciamos y no anunciamos,


matamos la esperanza.

179. Cuando nos reclaman o nos culpan, a veces con razón y otras sin ella, puede ser que sea
simplemente parte del deporte nacional de culpar a otros o buscar excusas que justifiquen la
inacción y la parálisis del objetor coyuntural.

De todas maneras, conviene mantener la calma, explicar si nos parece necesario o


sencillamente aceptar la crítica con paciencia y humildad y pedir ayuda para mejorar.
PATRIA QUERIDA siempre ha sido un espacio abierto, y no hemos desperdiciado
oportunidad para invitar a más y más gente a sumarse a ayudar. En la medida que la gente lo
haga, seremos más y mejores, y nuestro desempeño con seguridad adquirirá mejor calidad.

180. Si alguien se desalienta por “el fracaso” de las terceras fuerzas…..valdría la pena preguntarse
sobre “el éxito” de las otras dos….

181. Algunos se sorprenden ante las peleas entre políticos… ¿y nuestros matrimonios?...

28
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

¿Nuestras familias…? …¿Y nuestras organizaciones sociales?... ¿Y el resto de nuestra


Comunidad?...
182. El aumento del PIB es un criterio completamente insuficiente y hasta perverso, para medir el
desarrollo.

183. Ensalzamos a nuestros artistas y a nuestros ex-combatientes, pero les pagamos muy mal.

184. Nos quejamos del desempleo y la pobreza pero criticamos y descalificamos al empresariado
y a las empresas. Protestamos contra los corruptos que se han enriquecido a costa del
pueblo, pero nos entregamos a ellos por migajas y nos sentamos a sus mesas en la primera
invitación.

185. Así como la exagerada regulación y planificación centralizada de la economía inhibe la


creatividad, coarta la libertad y distorsiona los vínculos sociales, su sola regulación en virtud
de las leyes del mercado podría quebrantar la justicia social.

186. Dentro de la interminable (y necesaria) discusión ideológica sobre los elementos necesarios
para el desarrollo económico con equidad social, creo que todos (o casi todos) ya estamos
de acuerdo, básicamente en tres puntos:
A. El motor del desarrollo es la iniciativa privada en competencia; aunque,
B. la iniciativa privada, librada al simple juego de las reglas del mercado, no garantiza la
equidad social; por lo tanto,
C. es necesario un rol de un Estado fuerte, solidario y subsidiario, regulador y animador…

187. La empresa.

La empresa, que puede ser de una o muchas personas, pequeña o grande, nacional o
multinacional, productora de bienes o de servicios, pública, privada o mixta, es el único
espacio de creación de riquezas y escenario privilegiado para el desarrollo del trabajo, la
creatividad, la libertad y la dignidad de las personas. Por todo esto es que necesitamos
desarrollar políticas públicas y de todo tipo que alienten fuertemente el desarrollo
empresarial, especialmente de las pequeñas y medianas empresas.

188. Sin embargo, también sabemos que existen empresarios y empreSAURIOS.

189. Palabras del Papa Juan Pablo II a los Empresarios:


"Ante tales dificultades, no vaciléis, no dudéis de vosotros mismos, no caigáis en la tentación
de abandonar la empresa para dedicaros a actividades egoístamente más tranquilas y menos
comprometedoras. Superad estas tentaciones de evasión y seguid valientemente en vuestro
puesto, esforzándose en dar cada vez un rostro más humano a la empresa, pensando en la
gran aportación que ofrecéis al bien común cuando abrís nuevas posibilidades de trabajo".

190. Los países no “tocan fondo” y rebotan como a veces queremos creer.

29
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

El “rebote” se produce únicamente cuando un considerable número de ciudadanos, así lo


decide y toma el suficiente compromiso.

191. Trabajo sin pan es explotación. Pan sin trabajo es humillación.

192. Trabajo con pan es justicia. Pan con trabajo es dignidad.

193. La gente puede y debe construir sus soluciones y responsabilizarse de las consecuencias de
sus actos.

194. Curiosamente, los votantes no parecen sentir responsabilidad alguna de los fracasos del
gobierno que han votado.

195. La familia es la base de la Sociedad, porque ésta es la suma de ellas.

196. Tan importante como la integración entre nosotros, es nuestra integración social, cultural,
política y económica al mundo.

197. El concepto tradicional de pobreza que se refiere exclusivamente a aquellas personas que
obtienen ingresos por debajo de un determinado nivel, es puramente economicista y como
tal, limitado, restringido y completamente insuficiente.

198. Cualquier necesidad humana que no sea adecuadamente satisfecha es un tipo de pobreza.
Puede referirse a la alimentación, al abrigo, a la protección, a la libertad, al entendimiento, a
la discriminación, a la explotación del ambiente o cualquier otra, a la participación, a la
identidad, a la emigración, etc., etc., etc., son todas formas de pobreza, tanto o más
dolorosas que la simple insuficiencia de ingresos económicos. La pobreza es un concepto
económico – social.

199. Mi sueño es que muchas personas buenas y capaces, de todos los sectores, descubran que la
Política, si bien es muy difícil, también es un espacio noble y privilegiado de servicio a los
demás.

200. ¿Utopía? ¿Locura? ¿Ingenuidad? ¿Tontos?

Así nos dicen o nos tratan a veces algunos “vivos”. No sé quién es mas tonto… ¿Aquel que
intenta cambiar las realidades de atraso que casi todos consideramos perversas, o aquellos
que muestran complicidad, o cuando menos una resignación pasiva y cobarde ante las
circunstancias?
201. Amplia participación en el proceso decisorio y unidad de acción en la ejecución de la
voluntad de la mayoría, es la clave en la conducción de los grupos de PQ.

202. Debemos hacer un gran esfuerzo de entendimiento con otros actores políticos, que aunque

30
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

nosotros no los hayamos elegido, otros paraguayos lo han hecho.

203. En PATRIA QUERIDA tenemos un proyecto con ideas, programas y personas, pensado no
solo para la próxima elección, sino para la próxima generación.

204. La nueva manera de hacer política NO se define solo por lo que NO TIENE sino por lo
que CONTIENE.
Es necesario pero no es suficiente evitar la compra de votos, las prebendas, las mentiras, el
populismo, la corrupción, el cinismo y otras lindezas de la politiquería.
Estas son las cosas que debemos eliminar de la actividad política.
Pero si solo hacemos eso, les aseguro que nunca ganaremos suficientes elecciones y jamás
lideraremos verdaderas transformaciones.
Debemos sin duda extirpar aquellos malos hábitos de la actividad política, pero aún más
importante es lo que debemos agregar.
Debemos ponerle ideales, principios, valores, convicciones, inteligencia, astucia, liderazgo
participativo, disciplina, tenacidad, perseverancia, ánimo, esperanzas. Debemos
caminar, caminar, caminar y abrazar a la gente. Debemos ponerle mucha paciencia,
tolerancia y compasión. Debemos estar y trabajar para la gente con la gente. Debemos
ponerle ganas. Debemos ponerle amor.
Jesucristo no se conformó con darnos algunos mandamientos de lo que NO debemos hacer,
tales como “no matar”, “no robar” y otros; sino que se ocupó expresamente de poner, en
primer lugar, como el más importante de todos sus mandamientos, uno en positivo, lo que SÍ
debemos hacer: “Amarás a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo”.

205.Las afiliaciones de plásticos no son suficientes, y jamás deberían convertirse en “las cárceles”
de nuestra razón, de nuestra autonomía ni de nuestra dignidad.

206. ¡Acá no se reparten caña ni poroto, sino trabajo, riesgo y participación!

207. El desafío político no consiste en amontonar gente y conquistar sus aplausos durante 30
segundos, sino sus compromisos personales de por vida.

208. Yo no quiero ser Presidente de la República, nomás.

No tiene sentido ganar la Presidencia de la República si no se podrá liderar los cambios


después. Yo no quiero ser Presidente de la República, nomás. Quiero ser parte de una
revolución positiva en el Paraguay.

209. Podremos meter la pata pero jamás meteremos la mano en la lata.

210. Una verdadera revolución positiva mundial.

Si los líderes mundiales quieren, en realidad, disminuir radicalmente la pobreza y la


desigualdad, deben eliminar la mayor cantidad posible de restricciones migratorias a las

31
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

personas que quieran viajar, trabajar o vivir en cualquier parte del mundo. Las personas (al
igual que las cosas) deben poder circular mucho más libremente por el mundo para así
adquirir, por lo menos, la misma “dignidad” que los bienes materiales.

211. Feliciano Martínez: “¡Queridos y encantadores compatriotas!... ¡Que grande que son los
que ya comienzan a no dejarse arrastrar por la nefasta corriente que es el continuismo, con
coraje, con convicción están comenzando a remar contra la corriente! ..¡El cambio ya está
en marcha…y nació del pueblo!!...”

212. Y los jóvenes PQ gritan: “¡Corazón a corazón…vamos a cambiar el Paraguay!”

32
Algunas Historias
de la Política

Estamos determinados a colaborar para recuperar


la política como instrumento de servicio a la gente…, seguros
de que en semejante tarea…se nos irá la vida..
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

UNA NUEVA FORMA DE HACER POLÍTICA VALE LA PENA

213. ¡¡LOCOS!!

¿Se acuerdan? ¡¡Nos decían que estábamos locos!! “Nda pe japó moái mbaevé….!!”(No
podrán hacer nada!) Que no entendíamos nada de política, que los otros Partidos tienen
más de 100 años, que nadie se movería si no le ofrecíamos cargos, camionetas y dinero,
¡¿que por amor a la Patria… ñandecó?! “¡Mamo pio?! …re ganaséramo… re joguá vaerá la
voto…! (Si quieren ganar tendrán que comprar votos!)” Yo les contestaba….”¡,,,¡Oimene
che che tarová…pero por lo visto hetá itereí la tarová ha la tarovavé cheheguí
ñaneretame…!!” (“¡¡Quizás yo esté loco… pero por lo visto son muchos los locos y más
locos que yo en nuestra tierra...!!)

214. “I kyá itereí la política, Don Pedro”

“…la política es muy sucia…, Don Pedro...”, quizás ha sido una de las frases más repetidas y
escuchadas cuando recorríamos la República formando PATRIA QUERIDA, invitando a la
gente a constituirse ya no solamente en simpatizantes, sino en coordinadores locales y
candidatos a los diversos cargos.

Sin duda es la primera inquietud que le viene a la mente a cualquier persona con uso de
razón, cuando sos Directora de una escuela, miembro de una agrupación de campesinos o
de empresarios, y te aparece algún “loco” que te anima, te entusiasma y finalmente te invita
a comprometerte de una manera más radical, como autoridad o como candidato a algún
cargo electivo.

Una cosa es simpatizar… y aplaudir. Otra, muy distinta… es poner el cuerpo.

La Política no es sucia. Algunos Políticos lo son. Y ya hemos hablado bastante sobre esto.

Finalmente, más allá de estas afirmaciones, medio filosóficas, medio religiosas, en muchas
personas existe un temor, una resistencia natural y comprensible a involucrarse en este
ámbito, animado solamente por ideales, y ni qué decir los que tienen otras opciones.
Buscamos personas buenas, capaces y activas… y todas, obviamente, están ocupadas.

Sin embargo, el hecho de que la politiquería haya secuestrado y raptado a la política y la


haya ensuciado de tal modo, ¿es acaso razón suficiente para quedarnos fuera de ella?, o al
contrario, ¿no sería justamente ésta la mejor de las razones para comprometernos mucho
más activamente en ella?, ¿es una razón para quedarnos fuera, o para entrar?

¿Quién decía que “los sabios” que no se atrevan a meterse en política, recibirán el castigo de
ser gobernados por aquellos tontos y corruptos a quienes ellos detestan y critican?

35
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

215. Nunca antes había pensado que alguna vez sería político

Hace unos años hubiera apostado todo en contra de quien me dijese que yo sería candidato
a Presidente de la República, por un Movimiento Político nuevo, lo cual implica no solo los
desafíos que conlleva la presentación de todas las candidaturas en elecciones nacionales,
sino la conformación, desde cero, de un espacio político nuevo. Ni yo, ni mis hermanos, ni
mis padres, ni mis abuelos habíamos sido políticos.

Siempre trabajé en empresas y organizaciones, con y sin fines de lucro. Me gustan los
desafíos. Me gusta trabajar con la gente. Me gusta la gente idealista, la que va de frente. Me
gusta caminar, recorrer y abrazar a la gente. Me gusta escucharla y me gusta alentarla y
animarla a que hagamos cosas, juntos. Así he trabajado, durante toda mi vida, en diversas
organizaciones sociales, muchas de ellas vinculadas a mi Iglesia, la Católica.

He aprendido que los paraguayos podemos mucho más de lo que creemos. He recorrido
mi país varias veces y he aprendido a quererlo. Y porque he visto, creo. He visto toda clase
de atraso, pobreza y degradación. Pero también he visto barrios y ciudades limpias. He
visto comunidades seguras, escuelas y centros de salud excelentes. He visto pabellones
ejemplares en rehabilitación de internos en las cárceles. He visto asentamientos
campesinos que han logrado progresar aceleradamente. He visto comunidades enteras,
que fruto de la participación mancomunada y del liderazgo adecuado, no solo han
solucionado o mitigado sus problemas, sino que han ganado en autoestima y confianza,
generando así capital humano y capital social.

Aunque los he visto como excepciones y no como norma, me sirvieron para demostrarme
que se puede.

Por eso me hice político. Porque he visto los cambios. Porque he visto a la gente cambiar...
y porque no los he visto en Nueva Zelanda, Australia, Alemania o Canadá, sino en el
Paraguay. Porque los he visto cambiar, y no eran japoneses ni brasileños ni menonitas.
Por eso estoy seguro que podemos generar una revolución positiva y cambiar para mejor.

216. “La política fue raptada y secuestrada por la politiquería”, pero aún así, está repleta del
amor de la gente.

Sí, es cierto, que la política está llena de suciedad y eso me había advertido la gente. Pero lo
que nadie me había dicho antes es que, también, la política está… repleta de afecto, de
cariño y del amor de la gente. Gente que te abraza, que te ayuda, que comparte contigo
sus tristezas pero también sus sueños e ideales, gente que sella contigo un pacto personal
(mucho más fuerte que una afiliación prebendaria) en un abrazo, en un apretón de manos,
en una mirada, en una sonrisa o en un llanto compartido.

36
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

217. La Política como tarea pedagógica.

Nosotros creemos que, siempre, pero especialmente en estos tiempos, luego de tanto
manoseo y abuso de la politiquería, la política no debe ser una tarea electoral nomás, sino
esencialmente pedagógica. Y en la medida que logremos generar ese proceso pedagógico
en el cual todos aprendamos, entonces, como consecuencia, la gente entenderá que somos
un espacio político serio y responsable, que buscamos la verdad y no solo la popularidad y
entonces ganaremos muchas más elecciones. Y, solo así lo haremos con la suficiente
autoridad política y moral, para obtener no solo el voto, sino el apoyo, la confianza, el
afecto, y sobre todo el compromiso de la gente en el proceso de cambio.

Muchas veces, casi todos los días, se presenta en la política la tensión que existe entre el
corto y el largo plazo, entre las próximas elecciones y las próximas generaciones, entre la
verdad y la popularidad, entre los fines nobles y los medios perversos, entre “los amigos” y
el bien común, entre la dura realidad y nuestras convicciones, valores y principios…, y no es
pequeño el esfuerzo que debemos hacer para intentar mantenernos leales a los ideales que
nos trajeron a la política.

Y si ya es difícil para uno mismo, y para su equipo, reflexionar, discernir y descubrir el


camino correcto para luego tomarlo, con plena conciencia de haber elegido el más duro o
estrecho, cuánto más difícil es lograr que los demás entiendan nuestras posiciones. Es difícil
buscar la verdad. Es difícil hacer lo correcto. Es difícil darnos a entender.
Pero es muy importante que hagamos el esfuerzo. Lo pedagógico de nuestro actuar político
es tanto o más importante que lo puramente electoral.
Transmitir a los demás nuestros puntos de vista, aunque finalmente puedan estar en
desacuerdo con ellos, es una de nuestras tareas principales.

Es necesario que nos esforcemos en esto porque nos interesan las transformaciones y no
solamente las elecciones, porque somos políticos y porque queremos permanecer en la
arena política, porque tampoco queremos sacrificar nuestras convicciones haciendo lo que
no creemos correcto, aún en aras de la popularidad momentánea, y porque no queremos
ser un espacio puramente testimonial sino que deseamos ganar elecciones… gobernar y
generar revoluciones positivas…

¿De qué nos serviría ganar elecciones haciendo lo incorrecto? ¿Sacrificando nuestras
convicciones?
¡¡De nada!! ¡¡Al contrario!! ¡¡Seríamos una gran decepción y no generaríamos ninguna
revolución positiva!! Habríamos desperdiciado todos los esfuerzos…
Yo no creo en aquellos que dicen que “ahora no más… vamos a comprar votos…o hacer tal
o cual cosa… para conquistar el poder…porque si no lo conquistamos jamás podremos
servir a la gente…, y después ya no lo vamos a hacer más…, después ya vamos a portarnos
bien…”

37
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

¡Creo que son cuentos! ¡Justificaciones vanas! ¡Excusas! De la manera que te comportás
en el proceso electoral para la conquista del Poder, te seguirás comportando posteriormente
durante el ejercicio del mismo.

¡No podemos permitirnos sacrificar los ideales, los principios, las convicciones y los valores
en aras de una miserable campaña electoral! Por lo menos…, no..., mientras el sentido de
nuestra presencia en la Política, siga siendo el que nos animó a crear PATRIA QUERIDA.

Debemos saber que todo lo que decimos, lo que callamos, lo que hacemos y lo que dejamos
de hacer en una campaña, los candidatos, sus conductas personales y políticas, las
preguntas, las respuestas, los programas, todo se ve, se repite y se escucha durante los
diversos actos, a través de los medios de comunicación, etc., y todo contribuye de manera
determinante, para bien o para mal, en este proceso pedagógico.

218. “NECESITAMOS HOMBRES Y MUJERES DE TODAS LAS EDADES”

…con valor, coraje, voluntad y patriotismo, los invitamos a este viaje peligroso y sin retorno.
NO prometemos cargos ni prebendas ni licitaciones amañadas o transferencias de
escribanos de 500.000 dólares. Solo prometemos sacrificios, sudor y lágrimas, calumnias y
difamaciones y, SOLAMENTE, EN CASO DE ÉXITO, HONOR Y GLORIA EN LOS LIBROS DE
HISTORIA DE NUESTROS HIJOS DENTRO DE 30 AÑOS…

219. El Enfoque Revolucionario

Voy a hacerles una provocación:


“El pobre” no debe ser el objeto ni el sujeto de nuestras acciones, por mejor intencionadas
que éstas sean. Debemos ayudar a que él se convierta en el protagonista y el constructor de
su futuro.

En la interminable lucha contra la pobreza, tan antigua como la humanidad misma, muchos
tenemos conciencia de la gran cantidad de errores (y abusos) que han sido cometidos. Ni
siquiera me referiría ahora a las personas e instituciones que abierta o solapadamente
utilizan su poder (empresarial, político, social, religioso, etc…) para oprimir a los demás, con
el único fin de satisfacer sus objetivos personales o institucionales.

Creo que, incluso las personas buenas y las instituciones de nobles intenciones, en muchas
ocasiones y con gran generosidad, hemos equivocado el camino, convirtiendo al pobre en
el objeto, el sujeto o el destino de nuestras acciones solidarias, logrando, en el mejor de los
casos, resultados efímeros, insuficientes e insostenibles, cuando no, directamente opuestos,
perpetuando así la miseria… y lo que es peor aún, la dependencia mendicante.

38
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Debemos cambiar el foco. Yo no soy “el bueno” que debo darle o ayudarle a él que es “el
pobre”. En la base de esta actuación subyace (tácita o expresamente) que yo soy “más” que
él. De partida… lo degrada y nos posiciona como superiores. Creo que ni siquiera
deberíamos “perder tiempo” en “tenerle lástima”. Debemos trabajar JUNTOS. El es igual
que yo, aunque yo llegase a ser Presidente de la República. Yo puedo ayudar, pero él, “el
pobre”, es un ciudadano y aunque carezca de suficientes bienes materiales por ahora,
tiene altura y dignidad de paraguayo y de hijo de Dios, co-creador a su imagen y semejanza.

El nuevo enfoque revolucionario es que “el pobre” deje de ser el objeto o el sujeto, o el
destino de nuestras mejores intenciones y acciones y que colaboremos para que él se
convierta en el principal protagonista y constructor de su futuro

220. La verdadera revolución positiva que proponemos en PATRIA QUERIDA para el


Paraguay.

Por eso creo que la verdadera revolución positiva que podemos generar en el Paraguay no
son solamente las escuelas, los caminos, los puentes, la seguridad, la salud o el trabajo para la
gente.

La verdadera revolución positiva no será lo que hagamos, sino cómo lo hagamos.

La gestión participativa no solo es un mejor camino para el logro de los resultados, sino
que es también un objetivo en sí misma.

Haciéndolo con un nuevo estilo de liderazgo, participativo, nutriente, animador,


lograremos la más amplia, entusiasta, comprometida y responsable participación de miles
de líderes y de todas las comunidades, en procesos maravillosos de análisis y solución de sus
problemas y desafíos particulares, con acelerados procesos de descentralización
disminuyendo los costos, acortando los plazos, mejorando los resultados y generando
capital humano, capital social y autoestima individual y colectiva.

Cuando hace 10 ó 15 años, algunos líderes políticos me decían que esas ideas de liderazgo
participativo, o de trabajar con la gente, no eran para el Paraguay, sino para culturas más
avanzadas, y me decían también que yo no conocía suficientemente la campaña, que me
fuera al Interior y vería que no era posible que un colorado trabaje con un liberal, o la
maestra con el policía, o los padres de un colegio con los padres de otro, en realidad, yo me
decía a mí mismo, que lo imposible y lo increíble, sería que no trabajaran juntos,
considerando que los problemas de esas pequeñas comunidades les afectaban a todos por
igual.

También por ese tiempo, ya hacía varios años que habíamos creado varias organizaciones
sociales y de la Iglesia Católica, buscando ayudar y mitigar diversas necesidades sociales,
especialmente en el área de la educación, y los chicos trabajadores en las calles.

39
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Estas últimas experiencias me terminaron de convencer que las necesidades no solo son
enormes sino que parecen reproducirse en progresión geométrica, mientras, que en el
mejor de los casos, las ayudas generosas podrían crecer en progresión aritmética.

Simplificando en exceso un proceso personal y grupal que nos llevó muchos años,
finalmente resolvimos, que si de verdad queríamos ayudar a la gente, disminuir la
marginalidad y la pobreza en todas sus formas, y no simplemente hacer algunas obras de
caridad que tranquilicen nuestras conciencias, entonces, debíamos ser mucho más
creativos y audaces.

Resolvimos que ninguna ayuda por generosa que sea sería suficiente, mientras no logremos
que las personas se comprometan y responsabilicen en la construcción de sus vidas.

Muchas veces nos había pasado, que queriendo hacer el bien, actuábamos de manera
asistencialista, quedando nosotros estupendamente bien, pero no solo sin solucionar el
problema, sino probablemente agravándolo, generando situaciones repetidas de miseria y
mayor dependencia aún.

221. “¿Es imposible acaso una revolución positiva? ¡Claro que no! ¡Podemos MOSTRARLES
algunas soluciones!”

Algunos creen que es imposible una revolución positiva en el Paraguay, ya sea porque
alguien más procuró antes y fracasó o porque somos descendientes de guaraníes y
españoles, o porque no somos alemanes o japoneses, o porque somos pobres, o porque la
Guerra de la Triple Alianza nos aniquiló, o lo hizo la revolución del 47, o fue la dictadura de
Stroessner… bla, bla, bla...

No. No es imposible. En realidad, creemos que es perfectamente posible.


¿Por qué creemos que se puede? No porque lo hayamos leído o porque nos lo hayan
contado. Tampoco porque lo hayamos visto en algún lugar o personaje a miles de kilómetros
de aquí o hace cientos de años.

Creemos porque hemos visto y experimentado personalmente esas experiencias de


desarrollo, en nuestro país, en estos tiempos, en medio de las mismas dificultades que todos
conocemos y experimentamos.

Nosotros creemos que nuestra tarea principal es convencer a la mayor cantidad posible de
gente de que el Paraguay, o sea nosotros, podemos cambiar. Porque solo podemos lograr
que algo suceda, si antes creemos que podrá suceder.

Y para eso, les desafiamos a que nos muestren o nos cuenten el problema que sea, y nosotros
NO les vamos a “contar” la solución. ¡Se la vamos a MOSTRAR!

40
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

No les vamos a contar soluciones. Es muy fácil hacer discursos, o presentar programas de
gobierno escritos por uno mismo, copiados de otros o bajados de Internet. Nosotros
creemos que el Paraguay puede cambiar, no porque nos lo hayan contado, o simplemente
porque le queremos a nuestro país, sino porque hemos sido testigos, en la realidad, de las
soluciones. Y no las hemos visto solamente en Nueva Zelanda, Australia, Chile, Alemania o
Brasil. Podemos verlas, hoy mismo, en el Paraguay, aunque, lastimosamente, por ahora, no
sean más que algunas excepciones...

Muéstrennos una ciudad sucia, les mostraremos una ciudad limpia.

Muéstrennos “empresaurios” bandidos, les mostraremos empresarios honestos y capaces


con responsabilidad social.

Muéstrennos Centros de Salud abandonados, partidizados, incapaces de atender las más


mínimas necesidades de la población y les mostraremos Centros de Salud, en el Interior de
la República, extraordinariamente limpios, y con los servicios más completos y modernos
para los más pobres.

Muéstrennos escuelitas sin nada y les mostraremos escuelitas con todo.


Muéstrennos cárceles mugrientas convertidas en verdaderas universidades del crimen, y les
mostraremos pabellones limpios, ordenados, en donde los internos estudian, se capacitan,
rezan y son acompañados por profesionales de varias especialidades.

Muéstrennos campesinos pobres abandonados a su suerte y que viven en la miseria y les


mostraremos campesinos humildes, paraguayos, que han transformado radicalmente sus
vidas y las de sus familias, en tan solo 4 años (no en 40), con escuelas, caminos, almacenes,
cooperativas, trabajo, tecnología, mercados, farmacias, centros de salud, y les aseguro que
no son menonitas, ni rubios, ni “brasiguayos”, ni japoneses. Son paraguayos de 10
generaciones.

Muéstrennos grupos de jóvenes desanimados, entregados al juego, al trago o a la pereza, y


les mostraremos grupos de jóvenes activos y protagónicos construyendo su futuro.

Muéstrennos adultos cómplices del sistema u otros vencidos y rendidos y les mostraremos
algunos que están dispuestos a dar su vida por la Patria.

¡Claro que podemos cambiar!

Lastimosamente ustedes nos mostrarán 100 malos ejemplos y nosotros les mostraremos uno
o dos buenos ejemplos nomás, que hoy, no son más que las excepciones. Pero no es
ciencia ficción. Podemos cambiar y convertir lo que hoy son excepciones, en norma y lo
que hoy es normal en excepciones.

41
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

222. Algunos requisitos y pasos para la revolución positiva.

La revolución positiva es posible, y de hecho, está vigente, como ya hemos visto, en algunos
lugares de nuestro País.

Entre otras cosas, requerimos:


• Líderes participativos comprometidos
• Clara percepción de la situación presente
• Visión de un futuro mejor posible
• Equipos comprometidos, de personas con ideales, principios, valores y programas de
gobierno, con el coraje y la voluntad suficientes y con gran resistencia a la frustración y
mucha presencia de ánimo, que sepan y quieran trabajar para la gente y con la gente,
dispuestas a entregarse completamente, en Equipo, por la Patria, en especial, por los más
pobres.
• La más amplia participación ciudadana.

Y también son muy ilustrativos los principios necesarios para los cambios estructurales
exitosos, según nos mostrara mi amiga de Nueva Zelanda, la extraordinaria Ruth
Richardson:

1. La persona correcta en el lugar adecuado. Las decisiones de calidad comienzan por


personas de calidad. Ubicar a personas de calidad en puestos estratégicos es el primero
y esencial requisito para el éxito.
2. Implementar las reformas con grandes saltos. Moverse paso a paso, muy lentamente,
permite que los intereses creados se movilicen y se defiendan.
3. La velocidad es esencial. Nunca es suficientemente rápido. Las demoras nos arrasarían
antes de que alcancemos éxito.
4. Una vez que comience el movimiento nunca detenerse. Establecer nuestras propias
metas y plazos. En ese marco consultar amplia y permanentemente con la comunidad
para mejorar la implementación detallada.
5. La credibilidad es crucial. Es difícil ganarla y se la puede perder muy rápidamente. El
triunfo depende de la consistencia, la velocidad y la transparencia.
6. El perro debe ver al conejo. El ajuste es imposible si las personas no conocen adonde van.
Hay que alumbrar el sendero.
7. Los votantes necesitan y quieren políticos con visión y agallas para crear un mejor futuro.
Hay que animarse. El “costo político” de hacerlas será menor que el costo político de
continuar con la degradación que vivimos.
8. No flaquear. Tomar las decisiones correctas y movilizarlas. A menudo la confianza
descansa en nuestra propia postura relajada.
9. Cuando se dude, preguntarnos: "¿Por qué estoy en la política?"

42
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

223. No es lo QUE hicimos, sino CÓMO lo hicimos.

Con frecuencia llega gente a visitarnos, de nuestro país o del extranjero, y nos felicitan por lo
que hemos hecho, porque es la primera vez que tanta gente que no era política traspone el
umbral de la protesta y pasa, no solo a la propuesta sino al compromiso personal, y porque
es un esfuerzo nacional, coronado con resultados electorales pocas veces vistos en otros
países del mundo.

Yo agradezco los elogios, pero les explico que lo más impresionante no es lo QUE hicimos,
sino CÓMO lo hicimos, gracias a la ayuda de tanta gente.

Y le pregunto a mi visitante:
- “... acabás de entrar, ¿cuántos policías?, ¿cuántos militares?, ¿cuántos guardaespaldas viste
en la vereda, en la puerta, en la recepción?”
- Un poco sorprendido me dice… – “y no… no los he visto...”
- “¿…Cuánta gente?, ¿cuántos ancianos con recetas?, ¿cuántas madres con sus hijos?,
¿cuántos jóvenes buscando trabajo viste en la espera?” (… porque es así en todos los
territorios políticos…), le insistí.
- “… y no he visto nada…” – me dice…
- “... ¿Sabés por qué?” – le pregunto…
Me mira expectante…
- “No es porque no tengamos simpatizantes… justamente nosotros ganamos acá en
Asunción…, la mayoría simpatiza con nosotros.” – Continúo…
- “..No es porque no haya pobres…, aquí a 4 cuadras están los barrios más pobres del
Paraguay y aquí en la esquina, junto al semáforo, también hay montones de pobres… “
- Concluyo… - “..No es lo QUE hicimos, sino CÓMO lo hicimos… Le dijimos LA VERDAD a
la gente, no le prometimos mentiras, y eso no es lo más grande aún… Lo más grande es que
la gente entendió..”.

224. Mi definición de Política.

No pretendo corregir otras definiciones de Política que han recorrido la historia, de la mano
de los más interesantes intelectuales, filósofos, sociólogos y políticos.

Sin embargo, para el sentido que yo quisiera que le demos a la Política en PATRIA
QUERIDA, “la actividad política es la actividad humana, guiada por el amor al semejante y a
la Patria, orientada a servir a la población desde el poder público en especial a los más
débiles y pobres, dentro del marco de la Constitución y las leyes de la República, de nuestros
Ideario y de ciertos principios que sustentamos”.

Si bien la historia contiene innumerables definiciones de otros tantos autores, a efecto de


estas breves líneas, quiero mencionar que cuando Maquiavelo, entre otros, considera que

43
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

la política es el conjunto de actividades necesarias para conquistar y mantener el poder,


mientras que Platón sueña el sueño platónico, afirmando que el mundo nunca tendrá
tiempos mejores hasta que gobiernen los más capaces, yo creo que, en ambos casos, las
definiciones son insuficientes.

Si bien puedo reconocer que la política desde luego contiene las actividades necesarias para
conquistar y mantener el poder, francamente me parece una resignación lamentable de los
ideales, pretender que en esta tarea, todo está permitido y que el fin justifica los medios.

Tampoco me parece suficiente lo de Platón…, porque me animo a afirmar que “la


capacidad” no es suficiente para gobernar (y lo comprobó él mismo con una serie de
fracasos personales…)

Sin duda, la capacidad es un requisito importante, pero el amor es indispensable.

Si el gobernante NO AMA suficientemente a su Patria y a la gente, no conquistará los


corazones, no tendrá las energías positivas necesarias y no habrá revolución positiva.

Sin amor, solo administraremos el poder, con mejores o peores resultados, pero jamás
lograremos las mayores y verdaderas transformaciones.
El mejor ejemplo: Jesucristo.
Otro más temporal: Feliciano Martínez.

225. Somos un Partido de Centro…

Somos un partido de Centro, en donde social-cristianos y social-demócratas trabajamos


mancomunadamente con gente de diferentes orígenes y creencias, en un ambiente de
apertura, sensatez, moderación y racionalidad, pero también de dedicación, entrega y
esperanza, buscando que las personas y las comunidades puedan hacer posible lo que les es
necesario.
La persona es el centro de nuestra acción política: buscamos impulsar el crecimiento
personal, para lo cual la libertad es esencial, la democracia es indispensable, la igualdad de
oportunidades es una condición, la vida en comunidades es una necesidad y el Estado debe
tener la capacidad y la eficiencia que le permitan cumplir con su papel, tanto subsidiario
como solidario, de cara al bien común.
Para perfeccionar la democracia debemos abrir cauces de participación y
corresponsabilidad. En organizaciones autónomas y en comunidades intermedias la
persona fortalece su responsabilidad junto con la de sus vecinos y vecinas. Una sociedad
civil fuerte no sólo crea el clima de un desarrollo económico favorable, sino que le sirve de
apoyo a una democracia sustentable.
Toda obra de gobierno debe evaluarse según mejore o no la calidad de vida de todas las
personas y de toda la persona.

44
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

El principio de solidaridad obliga al Estado a concurrir en ayuda de aquellos que en forma


transitoria o permanente se encuentran impedidos de satisfacer sus necesidades
fundamentales.
La naturaleza humana requiere que las personas vivan sus vidas en múltiples comunidades.
Por ello la sociedad debe respaldar su constitución y desarrollo, así como debe respetar su
alcance propio, en virtud del muy sano principio de subsidiariedad.
Debemos promover una intensa dinámica asociativa, que supere las simples reuniones
sociales o los encuentros familiares, a través de la formación en las virtudes sociales de
laboriosidad, confianza y corresponsabilidad.
Es en la familia donde comienza la humanización de nuestra sociedad. La familia, basada
en la pareja estable entre el hombre y la mujer, es donde se centran por excelencia las
relaciones interpersonales, la solidaridad y el amor.

226. La oposición constructiva y la alternativa de poder.

Desde tiempos anteriores a nuestro ingreso a la política, nos llamaba la atención que los
Partidos que no ganaban la Presidencia de la República, se llamaban a sí mismos: “Partidos
de oposición”.

Nos llamaban la atención un par de aspectos:


El primero, el hecho de que aquel Partido que perdía la Presidencia, porque no había
obtenido la mayor cantidad de votos en las elecciones, desconocía cualquier porción de la
responsabilidad en el estado de cosas, aun cuando había tenido un importante porcentaje y
aun cuando tenía una buena cantidad de Senadores, Diputados, Intendentes,
Gobernadores, Concejales Departamentales y Municipales, y también en ocasiones algunas
personas en el Poder Ejecutivo. ¿Cómo era posible que el que había ganado, digamos con
el 40% de los votos, tuviera TODA la responsabilidad, y el que había perdido la Presidencia
de la República, digamos con el 33% de los votos, NO TENGA NINGUNA
RESPONSABILIDAD?

Eso no nos parece racional ni patriótico y en el fondo parecería que subyace el pensamiento
del único líder, por lo cual, toda la responsabilidad tiene el Presidente de la República y
ninguna responsabilidad los demás. Entonces, si así fuera, ¿para qué nos tomamos la
molestia de elegir tantas autoridades en toda la República? si al final, TODA la
responsabilidad va a tener solamente el Presidente? Ahorrémonos trabajo y entonces, si
creemos en eso, elijamos un Presidente y punto. Si algunos políticos connotados dirigentes,
rehuyendo sus responsabilidades, piensan de esa manera, qué podemos esperar del grueso
de la población. No en vano ha habido tanta ausencia de corresponsabilidad y compromiso
de todos en la construcción de nuestra Patria.

Y lo segundo que llama la atención es que el nombre de los Partidos que pierden la elección
presidencial sea “de oposición”. “Es que así se llaman los partidos que no ganan la

45
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Presidencia, en todo el mundo…”, me explican mis amigos. Está bien, le podemos seguir
llamando así, pero mi sentido común me dice que cuando uno se llama así, por su propio
nombre se define a sí mismo, y por lo tanto podría significar que siempre hay que oponerse a
lo que proponga el Presidente de la República, y eso tampoco me parece racional, ni
patriótico.

¿Qué pasaría si el Presidente propone algo bueno para la gente?


¿Qué pasa cuando el Presidente se ve obligado a proponer algo duro, pero que sabemos
que es aconsejable y necesario, cuando no imprescindible o inevitable?

¿Qué pasa cuando el Presidente propone justamente algo que nosotros mismos lo
hubiéramos propuesto y que de hecho estaba en nuestro programa de gobierno?

… es que, francamente, creo que carecería de sentido oponerse no más, de todas maneras,
“por razones políticas”… como habitualmente se esgrime.

Tampoco creemos correcto canjear aprobaciones a proyectos del Ejecutivo, por cargos o
prebendas de algún tipo.

La oposición tiene que ser útil al País. No debe ser obstructiva ni destructiva. Puede ser
constructiva. Cuando solamente criticamos, cuando solamente denunciamos y no
anunciamos, matamos la esperanza.

¡¡La oposición TIENE QUE SER CONSTRUCTIVA si quiere ser UNA ALTERNATIVA DE
PODER!!

Además, la Oposición Constructiva nos conviene a todos.


Algunos que han hecho oposición destructiva u obstructiva por mucho tiempo, y otros que
la han alentado o aplaudido, creen, equivocadamente, que cuando peor le vaya al gobierno
de turno, más posibilidades tendrán ellos de ganar las próximas elecciones.

Y por lo tanto, en ese tren de cosas, la idea pareciera ser la de entorpecer lo suficiente la tarea
de gobierno, para que la situación empeore, no sea que ésta mejore y le demos al Gobierno
motivos para un buen discurso durante la próxima campaña.

Y esta manera de pensar y funcionar políticamente no solo es perversa desde el punto de


vista religioso o ciudadano, (porque no podemos enterrar nuestro país, solo porque
queremos ganar la próxima elección), sino que es un concepto completamente equivocado
y a contramano de lo que en realidad está pasando en el mundo, y en nuestro propio país.

La realidad (no las suposiciones) de nuestro país y el mundo, nos demuestra con hechos, que
la alternancia es más frecuente en las comunidades que tienen mayor nivel de desarrollo
económico y social, que a la inversa.

46
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Cuando peor está la Comunidad, menos se anima a cambiar. Cuando mejor está la
Comunidad, más se anima a cambiar.

Durante una de las reuniones con el Presidente de la República:

Cuando hace algún tiempo, en una de estas reuniones oficiales todos hablábamos, como es
costumbre en estas ocasiones, sobre los grandes problemas del Paraguay, sus posibles
soluciones, la hora que vive la Patria, y la impostergable necesidad de que trabajemos
juntos los paraguayos, más allá de las distintas banderas políticas, el Presidente, quién recién
había asumido el poder, quería saber de qué manera nos comportaríamos nosotros, como
oposición, con relación al Poder Ejecutivo.

Yo le aseguraba, ante la presencia de miembros de su Equipo y del nuestro, que jamás le


aceptaríamos ni pediríamos ningún cargo ni nada fuera de lugar, pero que aun así podía
tener la seguridad de contar con el apoyo nuestro en el Congreso, toda vez que, a nuestro
humilde mejor saber y entender, el proyecto convenga al bien común.

Esto suena lindo, pero ellos no lo creen. ¿Cómo creerlo si jamás vieron una conducta
política parecida?

Yo quería estar seguro de que el Presidente realmente creyera lo que le estábamos diciendo.
Yo sabía y sé, que esos son generalmente los discursos de rigor, pero que en la realidad, todos
saben que las cosas no funcionan así.

Entonces le agregué argumentos y le dije que actuaríamos de esa manera, no solamente por
valores religiosos o ideales patrióticos, sino porque a nosotros, como Partido de Oposición y
Alternativa de Poder, nos convenía como táctica y estrategia política.

Le expliqué que nos convenía mucho más que la tradicional estrategia de otras oposiciones,
ya sean obstructivas, destructivas o prebendarias.
“A nosotros, como paraguayos y como espacio político de oposición y alternativa de poder,
y a mí mismo como potencial candidato a la Presidencia de la República, nos conviene que
usted haga un buen gobierno”.

Ustedes se pueden imaginar la sorpresa. Me miraron entre sorprendidos e incrédulos. ¿Qué


vendrá después?, se preguntarían seguramente. Yo continué la explicación.

Efectivamente, si miramos el globo terráqueo podemos observar que el Paraguay ya es el


único país del mundo con el mismo signo político en el gobierno por más de 60 años. El
récord anterior estaba en manos del PRI, en México, hasta que luego de más de 70 años es
derrotado por el PAN con Vicente Fox.

47
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

En todos los países del mundo que avanzan, en Estados Unidos, en Europa, en América, la
alternancia sucede con cierta frecuencia. En donde la gente está bien, y cuando la gente
está mejorando, entonces puede quitar la cabeza del barro, puede levantar la frente, puede
animarse a probar un cambio. Eso podemos verlo en todo el mundo.

Pero si las experiencias en otros países fueran muy lejanas y por lo tanto desconocidas o sin
valor para nosotros, fijémonos entonces en las experiencias paraguayas.

Tenemos dos: Una, la histórica, y otra más reciente, en las elecciones de abril del 2003,
donde nosotros participamos por primera vez.

La experiencia histórica nos demuestra con toda claridad y crudeza, que si de mal gobierno
colorado se tratase, hace rato la oposición tradicional ya hubiera ganado. Nos demuestra
también que, si de empeoramiento de índices económicos y sociales se tratase, hace rato, la
alternancia hubiese llegado.

Y no solo que no llegó el cambio de signo político en el poder, sino que en realidad, la
oposición tradicional se vino desgastando también, tanto o más rápido que el propio
oficialismo. No solo no lograban ganar, sino que en realidad, cuando peor gobierno
colorado había, cuando más fuertemente empeoraba la situación, más lejos perdían las
elecciones. No estoy haciendo suposiciones. Estoy relatando hechos.
Esa es la experiencia histórica.

Y observando la más reciente, la del 27 de abril del 2003, podemos ver con claridad de qué
manera, nosotros, un espacio político nuevo, en las zonas más pobres y abandonadas
perdemos por grandes márgenes (la gente no está dispuesta al cambio), mientras que en las
áreas de mayor desarrollo económico y social, ganamos, salimos segundos o logramos
mucho mejores resultados.

Es pintoresco cruzar sobre el mapa de nuestro país, las necesidades básicas insatisfechas y
otros índices sociales, con los resultados electorales, para “descubrir” la paradoja, real, por
increíble que parezca, de que los que menos votan el cambio son los que más lo necesitan.

En conclusión, no es solo por religión o por patriotismo. A nosotros nos conviene que este
gobierno sea bueno, porque cuando mejor sea, no solo estarán mejor los pobres del
Paraguay, sino que nosotros tendremos mayores posibilidades de ganar las próximas
elecciones.

“Entonces el Partido Colorado va a perder”… me contestó el Presidente…

… con una sonrisa… y siguiéndome la corriente al razonamiento anterior, el Presidente


Nicanor se quedó pensando unos segundos… y tratando de transmitirme su seguridad en la
buena futura gestión de su gobierno, me dijo: “Entonces, el Partido Colorado va a
perder…”

48
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

… Divertido, pero hablando en serio, yo le dije: “Presidente, si vos hacés un buen gobierno
y la situación del Paraguay mejora, la oposición va a ganar y la alternancia va a llegar!… (él
también reía...), pero ojo que el Partido Colorado NO va a perder, como decís vos. Va a
haber un cambio en el Gobierno, pero el Partido Colorado también va a ganar, porque vos
sabés mejor que nadie, que tu Partido, más que ningún otro, necesita de un otoño y de un
invierno, para deshacerse de toda esa maraña de hojas secas y ramas podridas… (y ese
invierno será unos años de llanura política), para luego, como los árboles durante el
invierno, llenar sus raíces del almidón necesario para volver a florecer en la primavera. Vos
sabés, Presidente, que ese invierno les dará la excusa perfecta a los buenos colorados para
deshacerse de toda la lacra que se ha apoderado del Partido y de la Nación, para dar lugar a
los jóvenes y a toda la gente nueva, y luego, con esa energía renovada, quizás vuelvan a
ganar en el 2013…, y así, como en los países desarrollados, habría alternancia cada 5 ó 10
años…”

Sonreímos todos, pero creo que se dio cuenta de que había mucho de verdad en la analogía.
Vamos a ver qué pasa. Yo sigo queriendo que haga un buen gobierno porque, como dije, nos
conviene a todos.

227. La Alternativa de Poder.

Decía que somos un partido de oposición, porque así lo decidió la gente, y sabemos aceptar
la voluntad popular, y somos de oposición constructiva, porque entendemos que eso es lo
que conviene a la Nación y también a nosotros en esta etapa.

Pero no nacimos para ser un partido de oposición nomás. Somos un Partido joven y fuerte,
idealista, dinámico y entusiasta; trabajador, seguro de nuestras posibilidades y confiado en
los paraguayos y paraguayas de bien, con la determinación necesaria para robustecernos y
constituirnos en “la Alternativa de Poder” que nuestro país necesita.

228. JUNTOS Y UNIDOS.

Con el puño en alto, la mano en el corazón y la voz a todo pulmón, gritamos durante toda la
campaña: ¡JUNTOS!
Estábamos en campaña, pero eso no era todo.
Además, estábamos fundando un espacio político. Esa campaña electoral iba a terminar el
27 de abril del 2003, pero no así la construcción del espacio político, la cual en realidad,
recién estaba comenzando, y los desafíos eran enormes.

Muchas ideas queríamos transmitir, pero elegimos una: ¡JUNTOS!

49
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Hablamos de los ideales, de los programas, de la revolución positiva, de la educación, de la


salud, de la seguridad, de los jóvenes, de los campesinos, del Medio Ambiente, de la
globalización, de las familias, de la justicia, del empleo, del desarrollo con equidad, de los
jóvenes … pero no nos cansamos de repetir: ¡JUNTOS!
Todo el día, todos los días.
Y los que ya entonces nos acompañaban, lo recuerdan perfectamente.
Es como si quisieramos decirles: “Hablemos de lo que quieran, hagamos lo que sea…
pero… ¡JUNTOS!.”
Podemos discutir, podés convencerme de tu idea, o yo puedo entusiasmarte con la mía…, o
podemos pelear un rato, pero ¡JUNTOS!
La mortalidad infantil en la política es muy alta. El antídoto: la unidad. Nuestra tarea básica
inicial: simplemente sobrevivir en un medio de altísima contaminación. La más elemental
de las maneras de matar un cuerpo es romperlo, partirlo en pedazos.

No tenemos 100 años, ni 1.000.000 de afiliados. La Unidad siempre es importante, pero en


los primeros años, durante el período de consolidación, es simplemente vital. De vida o
muerte.
PQ nació para UNIR a paraguayas y paraguayos de diferentes sectores sociales y políticos.
Cuando tuvimos que elegir UNA sola palabra para transmitir nuestras convicciones,
elegimos JUNTOS: Hoy, años después agregaría, UNIDOS.

Y este paso que estamos dando es JUNTOS en PATRIA QUERIDA y luego, la revolución
positiva es JUNTOS TODOS LOS PARAGUAYOS.

En el pasado, alguien tomaba muchas decisiones por nosotros. No nos gustaba. Le


llamábamos Dictadura y decidimos que no queríamos vivir y resolver nuestras cuestiones
por esa vía.

Preferimos la Democracia, preferimos la participación, esperando de esta nueva forma de


convivencia, la solución a todos nuestros problemas y la satisfacción de todos nuestros
anhelos más profundos.

Todos ya hemos visto que no resulta tan fácil. Quizás, entre otras cosas, porque aprendimos
muy rápido sobre nuestros derechos, no así sobre nuestras responsabilidades.

Aprendimos que lo mas difícil no es la lucha contra la ignorancia, la pobreza, la enfermedad,


el desempleo, la inseguridad o la corrupción, sino conversar, acordar y cumplir
civilizadamente entre paraguayas y paraguayos.

Los grupos que se mantienen unidos lo logran, porque tienen intereses comunes. Como
sabemos, estos intereses no siempre responden a las leyes, a la ética o a la moral, pero
veremos eso más adelante.

50
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

La Unidad en la Diversidad. Somos diferentes. Somos únicos. Somos irrepetibles. Y


justamente por eso, nos necesitamos. Si fuéramos iguales o pensáramos de la misma
manera, no nos necesitaríamos los unos a los otros. La mayor riqueza de la unidad se
encuentra justamente cuando ésta reúne a personas diferentes. ¿Qué mérito y qué riqueza
podría haber si todos mirásemos y juzgásemos una situación desde el mismo lugar? Nadie
puede observar un hecho desde un lugar diferente a su propia ubicación. Cuando logramos
reunir a personas con visiones diferentes, desde posiciones diferentes, nos ayudan a
enriquecer y completar nuestras ideas.

En algunas de las innumerables reuniones políticas, no pocas veces hemos escuchado de


qué manera alguien se levanta, y con mucho entusiasmo proclama: “¡Qué bueno que
estamos acá JUNTOS, LOS QUE PENSAMOS IGUAL!...”.

Y yo me pregunto… ¿Será cierto? ¿Pensamos igual?, o, ¿qué pasaría cuando no pensemos


igual? ¿No se asemeja esto demasiado al PENSAMIENTO ÚNICO totalitario y excluyente
que tanto hemos criticado? ¿No será que detestamos “el pensamiento único”, simplemente
cuando no es el nuestro? ¿No será que somos tan intolerantes hacia las ideas de los demás
como lo era aquel Dictador al que criticábamos? ¿No sería que estas afirmaciones indicarían
que permaneceremos juntos, solamente mientras pensemos igual?

A veces, pareciera que ¡¡NO NOS GUSTA LA DICTADURA… ajena!!

Los papeles, los contratos, los estatutos, los acuerdos y los reglamentos son útiles, son
necesarios, son imprescindibles, pero jamás serán suficientes para mantener la unidad si no
trabajamos al mismo tiempo, con amplitud de espíritu, en la construcción de un ambiente
de confianza mutua.

Para que la unidad del Partido sea fecunda y útil, para nosotros y para la Comunidad, no
debe basarse simplemente en afiliaciones de plástico, sino en ideales, en principios, en
valores y convicciones comunes, en programas y en procesos participativos, y
fundamentalmente en un permanente trabajo de construcción de confianza, dentro del
marco de nuestro ideario, principios y reglamentos.

No será la antigüedad, ni la cantidad de afiliados lo que le dará brillo y sentido a nuestro


Partido. “Por sus frutos los conoceréis”, decía Jesucristo.

“Las afiliaciones de plástico” no son suficientes y jamás deberían convertirse en “las


cárceles” de nuestra razón y autonomía.

No querría que dentro de 100 años o 1.000.000 de afiliados, alguien invoque algunos de los
nombres de los fundadores del Partido, simplemente para instalar a Pato Donald o Ñakyrá
Piré en el poder…y/o convertir al Partido en una asociación para delinquir, mentir y estafar a
la gente.

51
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Los enemigos de la Unidad.

No sé si hay frases más repetidas que las que invocamos con frecuencia para señalar la
importancia de trabajar juntos y unidos los paraguayos, sea para uno u otro tema. Lo
hacemos con sinceridad y buenas intenciones.
Sin embargo, quizás tampoco haya anhelo menos logrado. La historia y la realidad diaria
presente son implacablemente duras con estas declaraciones y declamaciones.
Casi infaliblemente la historia nos muestra que, con honrosísimas excepciones, nos hemos
unido los paraguayos únicamente en casos de guerras, contra países vecinos. Y sobre esto ya
hemos conversado en el capítulo que tratamos sobre los “héroes modernos”.

Tenemos una notable incapacidad para aceptar posiciones diferentes a las nuestras, sin
pelearnos y separarnos. Casi no existen grupos, en cualquier área, que luego de unas pocas
reuniones, no se separen en “istas” de uno e “istas” de otro.
Cuantas veces hemos participado con entusiasmo de muchas “primeras” reuniones, pero ya
no tantas “segundas”, y casi ninguna “tercera” reunión. Los grupos nacen con mucho
aliento, se juran amor eterno, pero muy pronto y ante cualquier dificultad se fragmentan, se
dividen y desaparecen.

El germen de la división y fragmentación si bien está presente en todos los grupos humanos,
pareciera tener un hábitat privilegiado en la política. Un amigo mío, más en serio que en
broma, clasifica a los políticos en dos grupos: “tus enemigos” y “tus potenciales enemigos”.

En la mayoría de los emprendimientos: empresas, asociaciones de padres o de ex-alumnos,


centros de estudiantes, comisiones barriales, Sindicatos, Asociaciones gremiales, etc., el
éxito, en buena medida, depende de la cantidad de esfuerzo y dedicación que sus
componentes le dediquen. Generalmente no deben enfrentarse a otros grupos interesados
y determinados en su eliminación. En la política, lamentablemente los hay, y al desafío diario
de la construcción, poniendo un ladrillo encima del otro, se contrapone no solo el interés
sino la obstinada determinación de otros sectores para eliminarte del escenario.

Muchas veces también nuestras legítimas aspiraciones políticas y nuestras historias


personales, familiares y profesionales, afectan fuertemente nuestra capacidad de
mantenernos unidos. Son pocos los que descubren que su propia carrera política personal
tiene más posibilidades en el futuro, cuando más robusto y sano sea este cuerpo al que
pertenecen.

También parece, a veces, que los nuevos enemigos, como “la corrupción, la ignorancia, la
enfermedad, y otros”, son demasiado abstractos y despersonalizados para convertirse en
aglutinadores suficientes para asegurar la unidad sostenible en el tiempo. Ha sido más fácil
cuando el enemigo era concreto y visible, como un país vecino, y sigue siendo más fácil,
cuando el enemigo es otro sector político, o alguna persona en particular.

52
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

El juego, en la política, pareciera ser al revés que en los demás escenarios. Por ejemplo, en el
fútbol, uno busca identificar a los jóvenes con potencial para entrenarlos, alentarlos,
estimularlos y ayudarlos a ser lo mejor que pueden llegar a ser. Por supuesto lo mismo
hacemos con nuestros empleados y alumnos, y ni qué decir con nuestros hijos, parientes, y
amigos. Sin embargo, en la política, el juego es descubrir a los que tienen potencial,
descubrir a los que van creciendo… para aplastarlos y liquidarlos lo más pronto posible…,
no sea que “me hagan sombra” en algún momento. Sigue vivo el pensamiento excluyente
del “único líder”. Casi todos lo negarían, pero en el fondo, se comportan de esa manera,
basados en no sé qué ridícula creencia de que ellos solos podrían gobernar. ¿Gobernar
qué? ¿Un país de enanos? ¿Un cementerio?

Y por supuesto, también atenta contra la unidad, la falta de afecto y de confianza mutua, la
falta de conversación frecuente, la falta de ideales, valores y principios compartidos, la falta
de amor.

¿Cómo han mantenido la unidad algunos grupos de politiqueros?

La mayor parte de “la unidad” tradicional está sustentada en prebendarismo y clientelismo.


La unidad basada en valores, en principios, en ideales y en el amor al prójimo y a la Patria, es
un desafío gigantesco, para algunos una utopía, para muchos una tarea.
Los grupos humanos que se mantienen unidos, lo logran porque tienen intereses comunes.
En la politiquería tradicional, muy unida por cierto, también tienen intereses comunes,
aunque estos no tengan nada que ver con el cumplimiento de la ley, el bien común o con el
amor a la Patria. Los intereses que los mantienen unidos son poderosos, son
fundamentalmente económicos: el enriquecimiento personal y familiar; y políticos
partidarios: la eternización en los cargos.

Enfatizando aún más el concepto, tratando de ejemplificar la unidad de que gozan algunos
politiqueros, un compañero me decía el otro día: “Si un amigo y vos ayudan a una ancianita
a cruzar la calle, simplemente comparten esa obra de bien, pero si juntos, roban un banco,
tendrán un vínculo de unidad muy difícil de romper”.

El clientelismo y la prebenda han sido los elementos más y mejor utilizados para mantener
unido a un grupo político. A cada legislador o a cada autoridad partidaria le corresponde un
cupo de cargos en instituciones públicas, y/o el uso de ciertos bienes del Estado, y/o la
asignación de gastos “sociales”, de “asesoramiento”, “publicidad”, etc., y/o la adjudicación
de compras directas o licitaciones, etc., etc., etc….

Cuando la autoridad necesita el voto favorable de un proyecto de ley, o una posición política
determinada, o un resultado electoral conveniente en ese distrito, no tiene más que
“hacerle saber” al politiquero, que si no lo logra, al día siguiente se le cortará la prebenda tal
o cual, o se le despedirá a los 50 contratados que tiene en tal o cual Institución Pública, o sea,
se termina el privilegio que fuera y se da por terminada la relación con este “cliente”.

53
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

No se necesitan ideales, ni principios, ni liderazgos participativos para mantenerlos


“unidos”. No se necesita convencerlos, motivarlos ni entusiasmarlos. No se necesita discutir
programas, analizarlos ni reflexionar sobre ellos. No se necesita generar amplios debates ni
procesos participativos.

El sistema ha funcionado, y de alguna manera lo sigue haciendo, para ellos (no para la
sociedad), para mantenerlos en el poder, a pesar de la insatisfacción de la mayoría de los
habitantes. Y las razones por las que va a ir cambiando no tienen mucho que ver con la
moral, ni con la ética, ni con la honestidad, ni con las religiones, sino simplemente con el
agotamiento del modelo que se va haciendo incapaz de alimentar la voracidad de sus
componentes y de seguir repartiendo migajas a la mitad de la población sumida en la
pobreza y la miseria.

El sistema ha agrandado el Estado (lo ha hecho obeso y desnutrido) y la corrupción a crecido


a límites insospechados. Se han llevado todo, incluyendo tierras, donaciones, préstamos,
reservas, deuda pública, inmuebles… y hasta el ánimo y las esperanzas de la gente. Han
satisfecho las necesidades de sus partidarios más cercanos…, pero en eso, las instituciones
se han degradado a tal punto, que han sido incapaces de brindar, por lo menos, alguna
respuesta mínima al resto de la población, a la que han desatendido completamente,
permitiendo así que los niveles de pobreza crezcan enormemente.

Por eso nomás esto se va a acabar. Ese modelo se va a terminar. Porque ya no alcanza, ni
siquiera para ellos, y mucho menos para todos.

Algunos elementos para la Unidad.

Entre otros, y lejos de agotar la lista de elementos necesarios, me animo apenas a citar la
paciencia y la tolerancia (no la entrega, ni la sumisión, ni la rendición), el respeto sincero, la
franqueza (pero aun así la buena educación), la humildad y la obediencia como asimismo la
firmeza y la autoridad.

Se requiere paciencia para escuchar, con atención y verdadero interés, a veces


repetidamente cosas que podrían parecernos sabidas o repetidas.
Se requiere tolerancia para no molestarnos ni descalificar a personas que piensan de manera
diferente.

Se requiere respeto para escuchar con atención, buscando comprender las posiciones de los
demás, como asimismo para hacerles saber la nuestra, sin soberbia ni arrogancia.

Se requiere franqueza, aunque ésta no nos exime de la necesidad de los buenos modales.

Se requiere humildad y obediencia, para saber aceptar y trabajar por la voluntad de la


mayoría, aun cuando ésta sea diferente a la mía (Nuestro Principio Transversal de la
Disciplina Democrática).

54
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Se requiere firmeza y autoridad, para llevar a cabo las tareas necesarias para el
cumplimiento de los objetivos, dentro del marco de las leyes, principios y reglamentos de un
espacio democrático.

Un Seguro para la Unidad.

Algunos se quejan de la experiencia del Partido Encuentro Nacional. Yo, sin embargo (que
nunca había sido ni encuentrista ni político) creo, que si la sociedad hubiera sido una
décima de exigente con los dos Partidos tradicionales, como lo fue con el PEN, esos dos
partidos tradicionales ya no existirían.

¡Me alegra mucho notar que la sociedad paraguaya ha madurado efectivamente y que
tengamos hoy “ESTE SEGURO”…!! Me tranquiliza saber que el Partido que estamos
fundando, NO TIENE la opción de repetir las conductas polítiqueras inadecuadas, gracias a
Dios, porque en caso de que así sucediese, (las experiencias recientes nos lo demuestran),
eso no nos costaría solamente 5 puntos porcentuales en la próxima elección, sino
posiblemente la vida. ¡Y estaría bien que así sea!

No es mérito suficiente el tamaño ni la antigüedad. Los Partidos Políticos, al igual que las
personas, no se miden por el tamaño físico, por el peso en kilos, o por la edad. Se los mide y
se los juzga por sus frutos. No solo porque Jesucristo lo dijo: “... Por sus frutos los
conoceréis...”, sino por la simple lógica del sentido común, a veces, el menos común de los
sentidos.

Algunos politiqueros proclaman a los 4 vientos que su Partido existe hace tantos años, o que
tiene tantos afiliados…, o que están hace tantos años en el poder… Y yo me pregunto: ¡¿No
les da vergüenza reconocerlo? ¡¡Se jactan de lo que debería avergonzarles!! Y lo peor del
caso es que algunas buenas personas de algún espacio político más joven, sin notar esta
perversa contradicción, llegan incluso a admirarlos o envidiarlos.

Jamás será suficiente que nuestro Partido sea grande, o que nuestro Partido tenga muchos
años. Necesitamos un Partido UNIDO. Unidos los Concejales, unidos los Diputados,
unidos los Senadores, Unidas las Autoridades Partidarias, unidos los funcionarios, y todos
unidos entre nosotros con la Visión, la Misión, el Ideario y los principios transversales y
unidos con la gente…

Estos vínculos de conocimiento, afecto y confianza que creemos entre nosotros y con los
ideales y valores, son los pegamentos que nos mantendrán unidos, reemplazando al
“engrudo” de la politiquería tradicional: los bienes públicos, las licitaciones amañadas y las
prebendas de todo tipo.

55
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

229. “¿Qué garantías tenemos de que no va a pasar lo mismo que con Guillermo Caballero
Vargas y el Encuentro Nacional?”

Esta fue la pregunta repetida, varias veces al día, todos los días, durante la campaña nacional
en el 2003. La gente quería creer, pero tenía miedo.
Jamás hablé mal de Guillermo, ni del Encuentro Nacional, a pesar de que este último, jugó
claramente asociado a Nicanor, en contra nuestra en el 2003.

Al contrario, siempre me refería a ellos con respeto, afecto y gratitud.


Aún sin haber sido militante de ese partido, fui uno de los muy pocos, que en los momentos
más difíciles para ellos, fui especialmente a la casa de Guillermo para agradecerle a él, a su
esposa Ivonne, a su hermana Carmen y a toda su familia, el esfuerzo que habían hecho,
aunque no hayan podido terminar la tarea.

No me parece justo que simplemente le reclamemos lo que no ha hecho, por lo menos, no


sin antes agradecerle lo que sí ha hecho.

En lo que a mí respecta, no me cabe duda de que la experiencia de ellos, para nosotros, ha


sido de muchísima utilidad. Con seguridad, si ellos no hubieran existido, nosotros
habríamos cometido casi los mismos errores. También el Encuentro Nacional reunió a
mucha gente muy buena. Nosotros no somos necesariamente mejores hoy de lo que ellos
eran hace diez años. Su experiencia nos ayudó a evitar errores similares y prevenir otros.

Guillermo me enseñó, entre otras cosas, que hay que vender la empresa para entrar a la
Política, porque sería muy difícil ser empresario y Presidente de la República al mismo
tiempo.

De ellos aprendimos que no debemos hacer un Movimiento electoral nada más, sino un
Movimiento Político.

De ellos aprendimos que no hay que pensar en el día de las elecciones nomás, sino en el día
después.

De ellos aprendimos que no vale la pena caer en la tentación de algunas conductas


tradicionales en los tramos finales de campaña, creyendo que así aumentarán las
posibilidades de éxito.

De ellos aprendimos que más vale convocar a actores, que aunque no tengan demasiada
experiencia política, sean confiables, leales y sobre todo, sepan trabajar en equipo.
De ellos aprendimos cómo debían funcionar nuestras bancadas de Concejales, Diputados y
Senadores, y cómo nó debían hacerlo.

Y aprendimos muchas cosas más…, pero respondiendo a la pregunta del título… yo le

56
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

contestaba a la gente: “¡¡No hay garantías, compañero!! ¡Apenas puedo prometerte hacer
mi mejor esfuerzo y espero que sumado al tuyo, y al de muchos más, alcance como
contribución nuestra para una Patria mejor, y aún si fracasásemos en el intento, no le
contaremos a nuestros hijos una sarta de cuentos y excusas, ni les cantaremos simplemente
canciones de protestas sino que les mostraremos nuestras cicatrices!

230. La soberbia del discurso politiquero.

… llega algún personaje politiquero a una zona rural…, varias camionetas, algunas de lujo,
varios secretarios, muchos chupamedias (que inician y fuerzan los aplausos…, los gritos y las
hurras…), el candidato sube al escenario y comienza: “bla, bla, bla, PEE… PEIKOTEVÉ…
TRABAJO… HA SALÚUUU..., EDUCACIÓOOO..., HETAMA KO JAIKO HASY… CHE
HERMANO KUERA… Y sigue… bla, bla, bla… HA KOANGA... ORE ROGUERUMA LA
CAMBIO… HA CHE… COMO PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA… AYUPI VOVE... AMO
GUAHETA PEEME, AMEETA PEEMA LA PEE PEIKOTEVEVA…!!” (Aplausos, gritos hurras y
zapateos…, por supuesto, iniciados por sus compinches… porque en realidad, la mayoría
de la gente había sido arreada, no sabía luego ni quién iba a discursear, ni mucho menos
sobre qué, ni le importaba, solo querían pasearse, comer y tomar algo…)

Bueno..., cito ese ejemplo solo para saber que eso NO es PATRIA QUERIDA. Eso es pura
mentira, pura demagogia y además, totalmente inútil. Es una señal de arrogancia y soberbia
sin límites. Es una falta total de respeto llegar a un lugar donde esa gente vive hace 20 o más
años, donde viven sus hijos y sus nietos, donde están enterrados sus padres y sus abuelos…,
y he aquí, el “prócer político” que llega y ¡LE CUENTA a ellos sobre sus necesidades! ¡Es
francamente grosero! La gente debe ser respetada, la gente debe ser escuchada, la gente
debe ser incluida.

En PQ creemos ESENCIALMENTE en LA PARTICIPACIÓN. PARAGUAY JAIPOTÁVA,


ÑANDE MANTE JAJAPOTA. ESA, y no otra, ES NUESTRA CONVICCIÓN PRINCIPAL. Si
no estuviésemos completamente seguros de eso, jamás nos hubiéramos animado a
emprender esta tarea. Es posible que seamos “medio locos” para meternos a la política
(como dicen algunos), pero en la lista de los tontos no estamos en primer lugar. ¿Cómo
podríamos unos pocos solucionar todos los problemas del país más pobre, más injusto y más
corrupto de América? NO PODRÍAMOS hacerlo solos, pero estamos seguros de que
podríamos hacerlo ¡¡CON LA GENTE!!

231. “Nosotros también podemos GRITAR…”

“Nosotros también podemos gritar… HACER HURRAS, PONER LA MÚSICA A TODO


VOLUMEN, MOLESTAR A LOS VECINOS, INSULTAR A LOS ADVERSARIOS O REPARTIR
CAÑA… pero no nos interesa arrancar aplausos de 15 segundos o conquistar simpatías de
media hora… ¡¡QUEREMOS CONQUISTAR TU COMPROMISO POR TODA LA VIDA!!... “

57
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

232. “¡Gobernaremos de pie... y juntos! ¡JUNTÉMONOS¡”

A esta altura ya saben que estamos convencidos de que la inacción, la pasividad y quizás las
sillas, sean algunos de nuestros males más frecuentes.

Nuestro mejor ejemplo de gobierno, Feliciano Martínez, no solo gobernó de pie, sino que lo
hizo a pie, caminando, entre la gente, para la gente y con la gente.

Los empresarios de éxito, los sacerdotes, religiosos y pastores de éxito, los agricultores, y ni
qué decir los deportistas que salen adelante, funcionan de pie.

Creo que es un buen símbolo.


Creo que es muy significativo que nos pongamos de pie. Tiene toda una connotación el
levantarse, quitarse la modorra, vencer la pereza, levantar la frente, mirar hacia delante,
ponerse en marcha.

En muchas de nuestras presentaciones políticas, durante la campaña, especialmente en las


zonas más rurales, cuando yo llegaba, ya había gente sentada, en algunas sillas, algunos
bancos, sobre algún tronco, bajo uno y otro árbol, algunos un poco más alejados…, a veces,
bastante separados los unos de los otros.
El coordinador del lugar anunciaba mi presencia y el inicio de mis palabras. La gente
aplaudía.

Yo tomaba el micrófono…, levantaba la voz y les decía en guaraní: “Ñapuá mína lo mitá.!
Ña puá mina che irunguera!”, ¡Levantémonos! ¡Pongámonos de pie!..”
Y la gente, entre sorprendida y divertida, lo hacía, se ponía de pie.

… y luego, con un tono más cálido y acogedor les invitaba… “Ñañemboyamina lo mitá”…
(“Acerquémonos…”)

… y la gente, de pie, tímidamente… se acercaba un poco…, aunque no todo lo suficiente,


no todo lo que a mí me hubiera gustado…, yo insistía un poco más..., hasta que llegaban los
más cercanos a un par de metros…, les tomaba del brazo a varios de ellos, en general los más
bajitos, o a los más ancianos…, y les acercaba, invitando a todos los demás, hasta llegar a
estar completamente pegados los unos a los otros, literalmente a unos 20 centímetros de mí.
Tomaba una piedra, un par de ladrillos, un tronco o una caja de gaseosas o lo que sea, me
paraba encima para poder así ver a todos, y ahí estábamos reunidos, de pie y juntos.

Entonces… cuando ya todos nos sentíamos mucho mejor, mucho más cerca, mucho más
unidos, yo les decía “…Así vamos a gobernar mis queridos amigos, de pie y juntos… ha
peicha…, peicha mante che hermano kuera ña cambiata ñane reta, ha ñasé yevyta
tenondepe, ñemboy hape ¡¡ha oñondivepa!!”… (y así, solo así mis queridos hermanos,
vamos a cambiar nuestra tierra y salir otra vez adelante: de pie y ¡juntos!)

58
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Era muy emocionante, ellos también hablaban y participaban, nos abrazábamos entre todos
y creo que a todos nos quedaba muy claro de qué manera iríamos a trabajar.

233. “Peé ndahaei político, na pentendei mbaevé ..nda pejapomoái mbaevé…tuichaitereí


pe perdeta”.

Nos decían que no éramos políticos, que éramos improvisados, que no entendíamos
nada… Nosotros respondíamos que, si por política se entiende la capacidad y la sensibilidad
para servir a la gente, en especial a los más pobres… “arema guivé oré romba apó ñande
gente apytérupi… (desde hace mucho tiempo que trabajamos con la gente), en las
empresas, en las organizaciones sociales, en las Iglesias, en los barrios, en las escuelas…”.
“..Sin embargo, si por política ellos entienden la capacidad de mentir, de transar, de
comprar votos o repartir prebendas, claro que no entendemos, claro que no sabemos
nada… y no nos enseñen por favor!”

234. “Si te falta un voto para ganar… lo comprarías?

Me pregunta muy hábilmente un periodista…


… instantáneamente le contesté… “¡NO!”
Instantáneamente él me dijo… “¡entonces NO vas a ganar…!”
Le dio en el clavo… (… nos podríamos haber ahorrado las elecciones…)
Yo suspiré... aspiré aire, tomé la grabadora entre mis manos…, la acerqué a mi boca, y le
contesté… alzando la voz:

“¡¡¡ENTONCES NO VOY A GANAR…!!! (... y tuve ganas de agregar… ¡¡¡CARAJO!!!) …


..NO VOY A GANAR YO… (... tuve ganas de decir la ¡¡p… que te p…!!) … PERO ALGÚN
DÍA GANARÁ TU HIJO… O TU NIETO!! No es posible que nosotros y nuestros hijos
sigan creyendo que la única manera de llegar a la Presidencia de la República sea
comprando votos. ¡¡ALGÚN DÍA ESO CAMBIARÁ!! ¡¡TENEMOS QUE CAMBIAR!!”

“…¡¡YO NO VOY A COMPRAR VOTOS!! ¡¡NO VOY A COMPRAR NI UN SOLO VOTO!!


¡¡Y SI NO SOY CAPAZ DE GANARME TU CONFIANZA, SI NO SOY CAPAZ DE GANARME
LA CONFIANZA DE LOS PARAGUAYOS, NO SIRVO PARA PRESIDENTE, NO MEREZCO
SERLO, Y ENTONCES, EN ESE CASO NO QUIERO SER PRESIDENTE DE LA
REPÚBLICA!!...”

Se acabó la entrevista.

235. “¡No quiero ser Presidente nomás…!”

“¡No quiero ser Presidente nomás¡ ¡Quiero ser parte de una revolución positiva en el
Paraguay!”

59
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Y la revolución positiva no comienza, como creen algunos, recién cuando se llega al Poder.

Algunos justifican cualquier barbaridad durante el período electoral, con la excusa de que es
la única manera de acceder al Poder. Para ellos, como decía Maquiavelo, el fin justifica los
medios.

O la revolución positiva comienza ahora, al principio, o no comenzará jamás.

236. “¡Hoáta, O perdeta la Partido Colorado, Don Pedro!.” Me decían algunos.

“ ..Nahaniri compañero! O perdeta la tuku karu oisuúva ñande gente kuere ryvy... La
Partido o ganata… porque gracias a eso se va a librar de esa lacra que se apoderó de él. El
invierno colorado va a llegar… y después llegará otra vez la primavera…¡Todos habremos
ganado! Los colorados también son paraguayos! La necesidad no tiene color. Además, ña
ganá rire che hermano ñamboputa la polca colorado, ñahenduta la polca 18 ha Patria
Querida,….ha ñambopu yevyta la himno nacional!”

237. “Después que seas Presidente, ¿vamos pa a poder visitarte en el Palacio?”

(“Anga ña mandá vove, peiketa nako, sombrero piri ha pynandi palacio pe”). (¿se
acuerdan?) (“Ahora cuando mandemos van a entrar al Palacio de gobierno con su naco,
sombrero pirí y descalzos”). Cuando, con frecuencia, me hacían esa pregunta, yo, entre
serio y divertido, les contestaba: “NO”.

Me miraban sorprendidos, entonces yo agregaba. “No, no vale la pena que gasten pasaje y
se vayan al Palacio, porque no me encontrarán allí. Yo gobernaré para la gente, con la gente,
entre la gente, como lo hizo Feliciano Martínez”.

238. “Primera vez oguahé ape la candidato a Presidente de la República. ¿Arakaé pa reyu
yevyta, Don Pedro?”

Siempre me llamó la atención que, muchas veces, ambas frases, eran dichas casi
simultáneamente. Todavía no terminaba de alegrarse y agradecer la visita, por primera vez
de un candidato a Presidente, cuando “el temor al abandono” se hacía presente. Al igual
que en el caso anterior, yo evitaba la respuesta mentirosa y populista para aprovechar la
ocasión para explicarles y comprometerlos en el trabajo a ellos mismos y a los equipos
regionales, les decía que quizás vendría, pero que si no lo hacía yo mismo, nuestros equipos
de la zona estaban disponibles para trabajar con ellos.

60
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

239. Recuperando la nacionalidad. ¡PARAGUAYOS!

No son pocos los que se acercan y como parte inicial de su presentación personal…
comienzan diciéndome: “Pedro, yo soy colorado, (o, yo soy liberal)…, pero estoy cansado
de mi partido y me gusta tu propuesta…” y ... quiere seguir, pero yo le interrumpo y le digo:
“¡PARAGUAYO! Ñandé ko primero ña nacé…, PARAGUAYO, después nos
bautizamos…(católicos o de alguna otra religión), después tenemos un club… y después
recién tenemos un partido… ¡ÑANDE KO PARAGUAYO PA!”

Era genial ver cómo esa especie de remordimiento, de culpa, de “traición” a su partido, que
me estaba confesando, prácticamente desaparecía al instante. Pareciera haber
redescubierto su nacionalidad, una buena razón para no sentirse mal.

240. “Ñande ko yahupí vaekué chupekuéra, ha ñande yevynte yaityta chupe kuera…”, le
decía un “colorado” PQ de corazón a otros “correligionarios”.

241. “¡¿Qué es más importante?: El color de tu Partido o el futuro de tus hijos?!”

“¡Ñapensamí na lo mitá! ¡¿Qué es más importante? El color de tu Partido o el futuro de tus


hijos?! ¡ Javotájevýramo lo mismo de siempre, katueteí jareko jevýta lo mismo de siempre!.
¡ Ani ya fallati ko vuelta che hermano kuera! ¡ Ñapuá voi que ko 27 de abril, yaha ya votá lista
8 rehe, ya votá la cambio rehe ha ñakambiá Paraguay!” (“¡Pensemos compañeros… qué
es más importante?: el color de tu Partido o el futuro de tus hijos? Si votamos otra vez lo
mismo de siempre… tendremos otra vez lo mismo de siempre. No fallemos en esta ocasión.
Levantémonos temprano el próximo 27 de abril y vayamos a votar por la lista 8, votemos por
el cambio y cambiemos el Paraguay!”)

242. “Para eso Dios nos dio dos oídos y una boca”.

Ya comentaba antes que detesto la actitud de los polítiqueros que llegan a “casa ajena” y le
gritan a la gente que necesitan salud, trabajo, educación, que son pobres, y que he aquí y
ahora el Mesías que les va a solucionar todos los problemas. Me asquea ese discurso y lo he
ironizado durante toda la campaña. No solamente es mentiroso, demagógico, populista y
cínico, sino que es irrespetuoso. Qué se cree ese personaje para venir a decirle a la gente del
lugar lo que ellos (que viven ahí hace 20 o 50 años, con sus abuelos y sus hijos) necesitan.

En rebeldía ante esta típica conducta tradicional, muchas veces yo llegaba a los grupos en las
reuniones, y luego de una breve introducción y muchos saludos, me limitaba a escucharlos,
a todos y a cada uno… hasta que alguno, mucho tiempo después, caía en la cuenta de lo que
estaba pasando… y pedía la palabra y prácticamente se disculpaba diciendo “Don Pedro…,

61
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

disculpe…, usted vino acá y nosotros no más lo que estamos hablando…” Yo les
contestaba… “Para eso Dios nos dio dos oídos y una boca, para escuchar el doble de lo que
hablamos. Van a tener un Presidente que escucha…”
Muchas veces, el mejor “discurso” político es hacer silencio y escuchar a la gente.

243. “Hacé más que no se nota”.

Estaba en la entrada de un colegio de la Capital. Me saludaba con mucha gente que entraba
y salía. Un conocido se me acerca y me dice, casi como un ruego: “Hacé más que no se
nota”.

Estábamos en plena campaña, boqueando de cansancio…. “Nosotros nos estamos


rompiendo el traste…y este tipo viene a decirme esto…” pensé, aunque me di cuenta
perfectamente de que no lo hacía de mala intención…

Podía explicarle todo lo que estábamos haciendo (y quizás era lo que él esperaba), pero me
limité a preguntarle:

- ¿Podés ayudarnos?... - el hombre se sorprendió…, él, seguramente solo quería escuchar


una breve explicación y darme algún consejo.

Cuando se recuperó de la sorpresa, intentó una respuesta… “eeehhh… yoooo… ko


simpatizo con ustedes…, pero yo ko trabajo con fulano y mengano… y si te ayudo…me van
a echar…”

Fue suficiente para mí, y creo que también para él. Me retiré del lugar, me subí a mi
camioneta, estaba solo, un poco cansado y entristecido por este tipo de conductas. El señor
quería y necesitaba que las cosas cambien, pero él no podía ayudar….

Llego al primer semáforo, España y Gral. Santos…, y un chiquito, de unos 15 años, vendedor
de diarios, me reconoce de lejos, cruza la calle corriendo, se acerca a mi ventanilla y
prácticamente me grita: “¡¡Fuerza, Don Pedro…ñaganáta ko vuelta ha ñamosembáta koa
bandído…!!” (¡Fuerza, Don Pedro, vamos a ganar esta vuelta y vamos a echarles a todos
estos bandidos!)

Espectacular. Era un niño, un niño pobre, un niño trabajador, para mí, en ese momento, la
voz de Dios.

244. Alguien se acerca con su receta médica.

Pasa todo el tiempo. Muchos políticos tradicionales, hacen como que toman nota, le pasan a

62
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

algún secretario, ponen cara de importante y le dicen que se vaya a tal lugar tal día… para,
en realidad, no atenderles jamás, habiéndoles hecho perder no solamente el dinero del
pasaje, su tiempo, sino incluso las esperanzas y hasta la dignidad.

Es difícil comunicar la tristeza que uno siente ante las numerosas necesidades de la gente.
Sin embargo, para nosotros y en campaña política, es completamente imposible
satisfacerlas ni siquiera mínimamente. Eso supimos siempre, e intentamos explicarle a la
gente con franqueza, respeto, paciencia y afecto:

… “Ambyasy ete upéva rupi…, ndaikatúinte…, koaga ite ko che ndarekói la Ministerio de
Salud, ndarekoi la Secretaria de Acción Social, ndarekóí la IPS, ha upévare, ña kambiáhaguä
ko situación hasyetéva lo que ñande, nendive, koaga jacreá ko Partido pyahú PATRIA
QUERIDA… – ¿Me podés comprender?”

… (“Lo siento mucho… no puedo… ahora mismo no tenemos el Ministerio de Salud, la


Secretaría de Acción Social, ni el IPS… y por eso…, para lograr el cambio y salir de esta
situación tan dolorosa, nosotros, contigo, creamos este nuevo Partido PATRIA QUERIDA…
¿me podés comprender?)”

Francamente, creo que pudieron comprender.

245. “¡El candidato no tiene que llegar a hora, Don Pedro!”.

… era el consejo que recibía de algunos coordinadores de eventos.


Como la puntualidad es apenas una de mis manías de perfeccionista incurable, jamás llegué
tarde a un acto, durante toda la campaña.

Pero como la cultura está ahí presente, y lo “normal” es que los actos políticos comiencen
varias horas más tarde que lo anunciado, al comienzo de la campaña, cuando yo llegaba,
había poquísima gente, para desesperación de los organizadores.

Yo llegaba a la puerta del acto, unos minutos antes, y esperaba dentro de mi camioneta a que
el reloj marque exacta y puntualmente la hora señalada, para intentar crear así una nueva
cultura, la de la puntualidad, que para mí significa, entre otras cosas, disciplina,
organización, orden y respeto a la gente.

Sin embargo, y aún cuando yo creo que esto ya era en sí mismo un pequeño aporte a la
cultura política, lo más importante y valioso sobrevino después.

Habitualmente, cuando el candidato llega tarde, se supone que ya está toda la gente, la
bandita toca la música, la batucada arma un escándalo, todo el mundo grita y aplaude, y he
ahí, el candidato que hace su entrada triunfal.

63
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Bueno, conmigo llegando puntualmente a la hora exacta señalada, éste no podía ser mi
caso.

Entonces sucedió lo mejor.

En lugar de que la gente me reciba a mí, yo le recibía a la gente. Hicimos las cosas
completamente al revés. El candidato llega a hora y él mismo le recibe a la gente.

Eso me dio la magnífica oportunidad de tener un contacto personal con los que iban
llegando, con ellos, con sus padres y con sus hijos, pude preguntarles por qué venían, de
dónde eran, qué hacían, sus nombres…, pude abrazarles y desarrollar un vínculo muy
superior al que hubiera logrado de otra manera.

246. El sistema prebendario y clientelista no nos conviene.

Mucha gente del oficialismo y de la oposición, cree que la única manera de ganarle al
oficialismo de turno es con mucho dinero y recursos materiales de todo tipo. Nosotros
sabemos, por un lado, que siempre será imposible reunir recursos económicos ni siquiera
parecidos a las que ellos disponen, pero, además, aunque dispusiéramos de ellos, creemos
que en realidad esa sería la mejor manera de asegurar, no solo que no habría ninguna
verdadera revolución positiva, sino incluso la derrota electoral.

Es ridículo intentar pelearles a ellos con sus armas. Sería como pelear a trompadas con el
campeón mundial de los pesos pesados. Debemos elegir otras armas. Es tonto elegir las
armas de las que ellos disponen ilimitadamente. Si nosotros comprásemos 10 cédulas, ellos
comprarían 50. Si nosotros pagásemos 50.000.- por cada una, ellos pagarían 100.000. Si
nosotros las comprásemos a las 6 de la tarde, ellos las re comprarían a las 10 de la noche. Si
nosotros llevásemos valijas de medicamentos, ellos llevarían docenas de camiones. ¡¡¡Si
nosotros repartiésemos 100 cargos, ellos repartirían 1.000...!!!

No es simplemente una cuestión de valores éticos, patrióticos o religiosos. Es estrategia


política simple y llana.

247. “¿Cómo te llamás?”

Había comenzado una reunión en San Juan Bautista de las Misiones, muy temprano a la
mañana, con unas 15 ó 20 personas, miembros del Equipo Conductor Distrital, en nuestro
PC de esa localidad, cuando llega y se suma, sin decir nada, una chica muy joven.

Prosiguió la reunión y un rato más tarde, cuando conversábamos entre todos, y contestando
a una de mis preguntas, esta chica pidió la palabra y se expresó de manera magnífica, diría

64
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

yo, sorprendiéndonos a todos.


- ¿Cómo te llamás?, – le pregunté.
- Patricia, – me contestó.
- ¿Cuántos años tenés? – quise saber yo, curioso por su juventud.
- Quince, – me dijo
- ¿Con quién viniste?
- Sola…
- ¿De dónde viniste…?
- … de Santa María… (Comunidad distante a unos 30 km. del lugar de la reunión)
- … ¿cómo viniste?...
- ... en mi bici…

Sonreímos todos, con admiración, respeto y gratitud. Seguimos conversando y nos contó
que la noche anterior, su hermana llegando ya tarde a su casa, le contó que se había
enterado de esta reunión, por lo cual, ella resolvió levantarse a la madrugada, sin conocer a
nadie, sin saber exactamente adónde, y partir a buscar. Aquí estaba ella.

Todos aplaudimos. Esa es la actitud de PQ.

248. David y Goliat.

David era chiquito y Goliat era el gigante, hasta entonces invencible. Cuando se planteó la
pelea, todos querían que gane David y venza al malvado. Le prestaron la espada y le
vistieron con las armaduras típicas de la época para este tipo de evento. Pero David se sintió
muy incómodo con esas armas tradicionales, se despojó de ellas, y tomó su hondita, un
arma que, aunque ridícula seguramente a los ojos de la mayoría, era la única que él sabía
manejar muy bien, y así derrotó a Goliat.
Queremos ser como David.

249. Aquel ECD (Equipo Conductor Distrital) que se había quedado quieto porque no tenía
fondos.

Al comienzo, apenas pasadas las elecciones, visitaba uno de los nuevos Equipos
Conductores Distritales, compuesto por personas generosas, aunque un poco indecisas
sobre los pasos que dar en adelante.

Habían hecho uso largamente de la palabra explicándome las enormes dificultades para
hacer política, en muchos aspectos, pero sobre todo, en lo que se refiere a la ausencia de
recursos económicos suficientes, por ejemplo, movilidad, considerando que algunas
compañías quedan a 40, 50 ó 70 km.

Yo los había escuchado en silencio y con atención. Ellos se habían expresado con
sinceridad.

65
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Pero mi tarea, era, y sigue siendo, la provocación estimuladora.

Palabras más, palabras menos, yo les contesté que comprendía esos problemas, sobre todo
cuando se trataba de esas distancias…, “sin embargo”… ( y hacía una pausa para
asegurarme su atención)…, “sin embargo…, pregunto, ¿ya le visitaron a la gente, a los
colaboradores, que no están a 50 km., sino que a 5, 10 ó 15 cuadras?”...

Quedaban sorprendidos y diría, hasta incómodos con mi interpelación. Mi tarea tampoco


era cómoda, pero era necesaria, en el espíritu de PQ.

Estaba seguro entonces, y sigo convencido hoy de que, cuando cumplamos con “lo más
pequeño”, se nos dará “lo más grande”. Si no lo hacemos, no seremos gobierno, y estaría
bien que así sea.

No solo la Biblia, sino las experiencias nos mostraron que eso es cierto, y cuando recorremos
las primeras 10 cuadras, ahí encontramos los aportes económicos y humanos que nos
acompañarán a las siguientes 10… y así sucesivamente. Compromiso personal,
autogestión, participación, descentralización, trabajo comunitario.
Estamos esforzándonos en aprender a hacer política de una nueva manera.

250. Un Partido suficientemente “abierto” y suficientemente “cerrado”.

Fundar, consolidar y robustecer un Partido Político en toda la República no es cosa fácil, más
aún si consideramos que nosotros nacimos en plena contienda electoral nacional.

La campaña llegó a su fin, pero no así la conformación del Partido, que recién está en sus
inicios. Los partidos tradicionales terminan la campaña y se van a sus casas hasta la próxima.
Nosotros no podemos darnos ese lujo.

Hay demasiados elementos que dificultan esta tarea de consolidación, pero ahora solo
quiero referirme a uno de los muchos aspectos que debemos tener en cuenta: ¿Cuán
“abiertos” o cuán “cerrados” debemos ser?

Nuestro Partido está formado por personas. Será más grande y mejor, cuando más y mejores
sean las personas que lo formamos. La ecuación es simple. La limonada está hecha de
limones. El puré de papas está hecho de papas. La nueva manera de hacer política está
hecha de políticos con nuevas maneras de hacer política.

Invitar, acercar, animar, involucrar y comprometer a personas nuevas en un Partido Político


no es tarea fácil. El miedo, la duda y la desconfianza, están por todos lados entre los de
afuera y los de adentro del Partido. Los de afuera dudan de comprometerse en política, y
los de adentro, a veces, quieren cuidar sus conquistas de la primera hora.

66
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Pero, si no abrimos las ventanas y las puertas, el tufo y el aire viciado de adentro terminarían
por marearnos y ahogarnos.

Aunque, si abrimos demasiado y echamos todas las paredes, también puede suceder que
ingresen demasiadas ideas y conductas “extrañas” o “tradicionales” y desnaturalicen los
ideales buscados.

El equilibrio justo es un arte. No hay reglas ni precisión matemática. Es el arte de la política y


requerirá del discernimiento permanente de todos nosotros.

Intentando una analogía diría que, en el Chaco, en el verano, hace mucho calor y hay
muchos mosquitos. Es posible que nuestra casa esté bien orientada y tenga telas metálicas,
lo que hará que sea un poco más fresca y que no entren tantos mosquitos. Nuestra casa
tendrá un mejor ambiente que el medio que nos rodea, gracias al cuidado y al trabajo de los
que ahí vivimos, pero, no será invierno ni estaremos en Suiza.

Si mantuviésemos las puertas y las ventanas completamente cerradas y la casa


completamente oscura, es posible que sea un poquito más fresca aún y que no entre ningún
mosquito, pero tampoco habría aire, ni luz, ni paisajes, ni vida y la casa no tendría sentido.

Aunque no quiero citarlos para evitar susceptibilidades, hoy tenemos ejemplos perfectos de
partidos políticos jóvenes, que han sido muy cerrados o demasiado abiertos, y en ambos
casos, podemos observar con claridad las consecuencias. Ojalá sepamos aprender de las
experiencias ajenas.

El crecimiento debe ser orgánico, como los árboles. Ni demasiado lento ni atolondrado.
Debemos regar, abonar, podar y cuidar, como las plantas.

251. “¡Jamás nos quitarán la bandera tricolor de nuestros corazones!”

Nos han perseguido, atacado, difamado y calumniado durante toda la campaña. En el


último tramo hasta pagaban a los chicos para que despeguen calcomanías y a los mayores
para que bajen nuestros pasacalles.
Algunos compañeros querían buscar la revancha siguiendo el “ojo por ojo y diente por
diente”, pero dominando la tentación nosotros les respondíamos: “¡¡Podrán despegar
nuestras calcomanías, podrán romper nuestros carteles, podrán bajar nuestros pasacalles,
pero jamás nos quitarán la bandera tricolor de nuestros corazones!!”

252. Calcomanía PF (Pedro Fadul) pegada por cartel rutero de la vía pública.

Como todos saben hemos firmado compromisos y hemos hecho esfuerzos de diversa índole

67
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

para evitar ensuciar paredes, columnas, etc., durante la campaña electoral. Aunque quizás
no a la perfección, creemos haber cumplido en gran medida.

Sin embargo, me da mucha risa recordar una anécdota, en el Dpto. de San Pedro, cuando
estábamos en plena zona rural…, detenidos esperando la balsa para cruzar el río Jejuí,
apreciando y disfrutando de la hermosura de la naturaleza del lugar, hasta que de pronto,
veo yo, una calcomanía “Pedro Fadul- Presidente” pegada al único cartel de vía pública que
había en el lugar.

Era nuevita. Obviamente uno de los acompañantes de la comitiva la acababa de pegar.


Entonces yo pregunto…

– ¡¿y esto!? ¡¿quién pegó esto?! – ... Muy orondo, uno de los compañeros (omito su nombre
en esta ocasión)… gritó orgulloso: – ¡YOOOO!... – y todos reímos y entonces le
dijimos… – ¿mbaepiko péva chamigo?... ¿cómo pio nosotros vamos a ensuciar los
carteles…? – a lo que este compañero, digno paraguayo arandu kaaty, me contestó con
tono decidido…
– Una cosa es ensuciarlos… ¡otra cosa es adornarlos!
…Hasta ahora nos estamos riendo….

253. Las nenas chicas y las calcomanías:

Una dirigente nuestra del Interior, una señora extraordinaria súper guapa, tiene dos nenas
chicas, de 5 ó 6 años…, y como veían que su mamá tenía en su casa montones de
calcomanías, afiches y todo lo demás…, cuando salían juntas al centro…, las nenas veían
por ahí pegadas calcomanías nuestras, se acercaban, las despegaban y le traían a su mamá y
le decían… “estas son nuestras mamá…”

254. “Somos un cuerpo…”

Podrá pasar mucho tiempo aún hasta que tengamos 120 años y más de 1.000.000 de
afiliados, como los Partidos tradicionales, pero si nos mantenemos juntos y unidos, si nos
comportamos como un solo cuerpo, venceremos y nuestra opción política habrá tenido
sentido.

No importa el tamaño ni la antigüedad del Partido. Importa la unidad.


La edad podría significar solamente vejez y no necesariamente experiencia ni sabiduría.
El tamaño podría ser obesidad y no musculatura.

Si el tronco permanece unido a la raíz y a las ramas, entonces estas dan muchos frutos.
Una cabeza sola, separada de brazos y manos, por más inteligente que sea esta, ni tereré
podría cebar.

68
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Un Equipo Conductor Distrital en cualquiera de las ciudades, es inmensamente más


pequeño y “frágil” que sus equivalentes de los dos partidos tradicionales. Sin embargo, si
este pequeño equipo conductor, se mantiene unido, comunicado y vinculado al resto del
Partido, como un solo dedo de una mano unida a un brazo y a un cuerpo, entonces este
equipo no tendrá solamente el poder de un dedo, sino de todo el cuerpo.

Si nos imaginásemos un dedo suelto, separado de la mano y del resto del cuerpo, tres
falanges, 10 miserables centímetros de carne, cualquiera podría hacerlo curuvica con casi
ninguna resistencia.

Sin embargo, si nos imaginamos, como en la realidad, ese dedo, como parte de una mano,
unida a un brazo y al resto del cuerpo, es fácil suponer que, ante cualquier agresión al
mismo, no se defendería él solo, sino con la ayuda de todas las demás partes del cuerpo, y
por lo tanto, sería mucho más difícil anularlo.
La unidad es nuestra tarea principal.

255. “La propuesta soy yo…”

Aprendí muchas cosas en estos años. Vieron que nosotros, antes de hacer el Movimiento
Político, habíamos organizado la Fundación PATRIA QUERIDA en donde, durante más de
un año, 300 técnicos voluntarios reunidos en casi 30 grupos de trabajo, elaboraron la
propuesta de gobierno. Recién después presentamos el Movimiento Político e iniciamos la
campaña.

En mis recorridas, yo procuraba estar siempre muy atento y alerta… para aprender lo que
sea necesario y conveniente.

En una de esas ocasiones, visitando a un grupo de campesinos que me recibían bajo un árbol
en el patio junto al rancho, luego de los correspondientes abrazos, saludos y comentarios
durante un par de horas de reunión, en la que yo había hablado poco y escuchado mucho,
se pone de pie el dueño de casa y, con mucho afecto y cierta formalidad, en representación
de todos los presentes, me dice: “A agradecé etereí ndeve Don Pedro reyúhagüere che
rógape. Primera vez oguahé ape la candidato a Presidente de la República. Kooanga, oré
roikuaama la nde propuesta ha oregustá itereí ha rombaaposéma nendivé…” (“Le
agradezco mucho, Don Pedro, su presencia en mi casa, es la primera vez que un candidato a
Presidente llega acá. Ahora nosotros ya conocemos su propuesta y nos gusta y queremos
trabajar con usted”).

El discurso continuaba… pero yo me quedaba pensando..., “¿mi propuesta? Pero si yo no


les dije nada del programa de gobierno, ni del algodón, ni de las cooperativas, ni de la
descentralización o las escuelas…”

69
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Me di cuenta enseguida de que la propuesta no es el programa de gobierno. Para ellos, la


propuesta soy yo. Y eso, que a los universitarios podría parecernos tonto, creo que es
enormemente inteligente. Los programas podrían ser escritos o leídos, bajados de Internet
o copiados de cualquier otra campaña, sería muy fácil hacerlo. La propuesta real, para ellos,
no es el programa, es el dirigente. Y buscan gente a las que ellos conozcan, le tengan afecto
y con quienes puedan contar cuando lo necesitan. Y eso no es tonto sino inteligente. Creo
que tienen razón, sobre todo en un País en donde, hasta ahora, las instituciones han sido
ciencia ficción.

256. “Procuro encontrar la distancia correcta… ni demasiado cerca ni demasiado lejos”.

En ocasiones, para el crecimiento del Partido, es conveniente que yo mantenga cierta


distancia.

Mi desafío no es generar simplemente una candidatura ganadora a la Presidencia de la


República, ni tampoco simplemente un proyecto electoral, sino consolidar un Partido
Político con un Proyecto Político para la Nación.

Esto implica cosas que hay que hacer, pero también conlleva cosas que debo dejar de hacer.
Una de las cosas en la que debo trabajar es en la distancia correcta que permita que nuestra
Institución crezca.

Muchas veces no es conveniente que yo mismo asista a todas las invitaciones y visite a todo
el mundo (a pesar de que me gusta mucho hacerlo), para “forzar” así el robustecimiento de
las presencias de nuestras figuras políticas, sean estas legisladores o delegados políticos,
coordinadores regionales o autoridades distritales.

Hoy ya tenemos otras figuras políticas resaltantes que representan muy bien al Partido.
Hace unos años, algunas de ellas no eran muy conocidas, por lo cual si asistíamos juntos a un
acto, casi todos se dirigían exclusivamente a mí, ignorando casi por completo a quien me
acompañaba. Si yo dejaba de asistir, esa nueva figura política, se convertía en el centro de la
reunión.

Aunque no sea del todo apropiada la analogía, cuando uno es muy niño, el padre lo lleva
upa a todos lados, pero cuando empieza a caminar, es conveniente que el padre se aparte
un poco para ayudarle a crecer y robustecer sus músculos.

No quiero un Partido “Pedro dependiente”. Interdependiente, unos de otros, sí. Debemos


procurar construir una institución robusta y sostenible en el tiempo, más allá de una o dos
personas. Yo sé que lleva un tiempo, quizás varias años, pero en eso estamos trabajando.

70
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

257. ¿Una Revolución Positiva para el mundo? ¿Cómo mitigar de verdad y rápidamente la
pobreza? Una propuesta concreta para el mundo. ¿Utopía?

Quizás ¿otra utopía más? Yo creo que no.

La lucha por la eliminación de la pobreza, la inequidad y todo tipo de injusticia, tiene la


edad de la humanidad. Solo en las últimas décadas no hay organización política, social,
económica o religiosa que no tenga algunas ideas, programas y que no haya ejecutado
algunas acciones en la búsqueda de la eliminación o la reducción de estos males. Sería
interminable citar todas esas organizaciones y todas esas acciones, pero las realidades no se
han compadecido de la pomposidad de sus nombres, ni de la calidad de sus componentes,
ni siquiera de las buenas intenciones que podrían haber existido en la mayoría de ellas.

Esta propuesta concreta podría reducir la cantidad de pobres a la mitad en menos de 10


años, los niveles de educación, salud y seguridad se multiplicarían varias veces, como
asimismo la autoestima de las personas, y el crecimiento económico se aceleraría para
todos. Se hermanarían los pueblos, se integrarían las culturas y disminuirían las divisiones y
las guerras. El mundo se parecería un poco más a nuestros ideales.

La propuesta es simple: ELIMINEMOS LA MAYOR CANTIDAD POSIBLE DE


RESTRICCIONES MIGRATORIAS A LAS PERSONAS QUE QUIERAN VIAJAR, TRABAJAR O
VIVIR, EN CUALQUIER LUGAR DEL MUNDO.

Hoy, con la globalización, los capitales, los bienes económicos, las empresas, fluyen por el
mundo con mucha facilidad, llevando muchas veces el progreso cuando llegan, pero
dejando ruinas cuando se van. Los capitales, en todas sus formas, se mueven por el mundo
con total facilidad. No me parece mal. Van y vienen la yerba, el algodón, el café, la soja, los
autos, las computadoras, los relojes, las telas, los muebles, los alimentos…, en fin… todo
libremente…¡ MENOS LAS PERSONAS!
Y eso, no solamente DESEQUILIBRA las leyes del mercado que tanto defienden algunos
economistas y políticos liberales, sino que constituye un ¡¡ATENTADO CONTRA LA
LIBERTAD Y LA DIGNIDAD DE LA GENTE!!

¿Cómo puede explicarse que haya menos restricciones para el tránsito de LAS COSAS que el
de LAS PERSONAS?

¿Es acaso mucho pretender que las personas sean tratadas con la misma “dignidad” que las
heladeras, o las computadoras, aunque sea a efectos de su movilidad y trabajo de un país a
otro? ¿Por qué la computadora (una cosa) con el software (el pensamiento y las ideas) de Bill
Gates puede trasladarse y “vivir” y “trabajar” en el Paraguay o en cualquier lugar del mundo,
todo el tiempo que quiera, puede ir y venir de un lugar a otro, como asimismo podría ir a los
Estados Unidos una hermosa camisa de ao poí (otra cosa)…, pero, por qué no ¡UNA
PERSONA!?

71
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Obviamente, no debieran existir más restricciones que la buena conducta y el respeto a las
leyes del lugar al igual que cualquier otro habitante de ese país, pero nada más.

Ese día, el día en que las barreras migratorias sean eliminadas, y los pobres de nuestros países
puedan viajar a los países del primer mundo, o por lo menos tengan la opción de hacerlo, la
oferta y la demanda de servicios laborales se equilibrará más, y la pobreza, por fin, en
realidad, se habrá convertido en un problema de todos… y solamente entonces será
enfrentada con verdadero interés… y cuando así sea, no antes, podrá ser sostenidamente
reducida.

Mientras tanto, con honrosas excepciones, enfrentar la pobreza seguirá siendo apenas un
ejercicio intelectual para dar trabajo a millares de consultores y profesionales, tranquilizar
algunas conciencias y comprar otras.

258. Pedro Fadul: Platón más que Maquiavelo. Entrevista con la BBC

Miércoles, 23 de abril de 2003 - 16:02 GMT


Pedro Fadul: Platón más que Maquiavelo

Empresario, de profundas convicciones religiosas, se convirtió en político y lidera la segunda


fuerza.
Escribe Andrea Machaín, corresponsal de la BBC en el Paraguay.

En un año de movimiento político a favor de las listas abiertas para el Parlamento, la


agrupación Patria Querida se convirtió en la segunda fuerza política del país.

Pedro Fadul, un activo empresario de 48 años proveniente del sector financiero está al
frente de este nuevo movimiento que reúne a gente de varios partidos políticos.

El mayor de una familia de ocho hermanos, está casado desde hace 21 años con Claudia
González Oddone, una de sus más estrechas colaboradoras, y es padre de cuatro hijos y un
apasionado de los deportes.

Hasta hace poco se mantenía al margen de la vida pública. Pero su experiencia al frente de
varias organizaciones de ayuda social y de una empresa que transformó de la nada en una de
las financieras más sólidas del país, le dio el perfil necesario para lograr en poco tiempo lo
que muchos políticos soñaron.

Su fuerte asociación a la Iglesia Católica, podría ser una ventaja a la hora de enfrentarse al
candidato oficialista quien pertenece a una doctrina protestante.

No obstante, la oposición llega a estas elecciones dividida ya que no pudo concretarse un


acuerdo de Patria Querida con el Partido Liberal.

72
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Casi un profeta.

Las reuniones políticas de Fadul no son nada convencionales. Abundan los testimonios
personales, los mensajes de esperanza, los chistes y las lágrimas. Más que un político, Pedro
Fadul parece un profeta que va convirtiendo a la gente a su paso.

"Yo estoy en la política por convicciones religiosas que coinciden con mis convicciones
ciudadanas o éticas", dice Fadul, quien se apresura a aclarar que no se cree mejor que otros
pero que todo en su vida, su matrimonio, su familia, sus amigos, su educación, lo mueve en
esa dirección.

Su equipo parece entrenado en una campaña presidencial de los Estados Unidos. La


organización es impecable, la gente se comunica con walkies-talkies, y la planificación es
eficiente.

Las camionetas llevan su logotipo y la gente que trabaja es muy disciplinada y fuertemente
convencida.

Acompaña la chapa presidencial de Fadul como candidato a vice, Santiago Daniel Codas
Acosta, un ingeniero civil de 49 años.

"La política no es sucia".

En campaña, su método es directo y simple. Toma la mano de la gente, la mira a los ojos y les
pide con humildad que lo ayuden a cambiar el Paraguay. Éstas son sus palabras.
"La gente está muy cargada de emociones, es muy sensible", se explica en una entrevista a
BBC Mundo.

“No es cierto que la política sea sólo pura sociedad, pura traición, puras mentiras, puras
compras y ventas. Eso es politiquería. La política también está repleta de emociones
positivas, del amor de la gente", dice.

Se trata de una convicción que necesitó del tiempo para madurar, de muchos años en "un
proceso de definición vocacional de toda mi vida; quizás mi experiencia con los jesuitas
influyó mucho sobre mi temperamento y personalidad".

Pero Fadul acepta que su familia, sus estudios, sus viajes por el mundo y su actividad como
empresario también fueron modelando al político.
Acepta en tal sentido que aprendió "la importancia de la tarea empresarial bien hecha, de los
empresarios y no de los 'empresaurios' que se enriquecen a costa de la explotación, de no
pagar impuestos, de los clientes o de los empleados".

73
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

La oposición.

El candidato rechaza las críticas de superficial o ingenuo que algunos le hacen.


"Patria Querida no sería hoy si no fuese por miles de personas", dice al justificar su confianza
en la gente. "Me doy el mérito de saber trabajar con la gente, es una cosa que he aprendido".
Fadul, quien se considera a sí mismo extremadamente detallista, exigente, apurado,
orientado a la acción y a los resultados, duda en el momento de definirse como un político
de "oposición".

"Oponerse siempre pero, ¿por qué?", reflexiona. "Uno puede estar a favor también si hacen
cosas buenas".

"Los partidos de oposición han estado lejos de lo que la gente esperaba en esta transición
porque han abdicado de sus ideales. Se han comportado más cerca de Maquiavelo que de
Platón. Han terminado por creer que la única manera de llegar al poder es haciendo
transacciones, con discursos que no se ajustan a la verdad".

"Y cuando llegaron al poder se comportaron de manera extremadamente parecida. Han


llenado ese ministerio con funcionarios propios, de clientes políticos, de proveedores
similares. No los han limpiado de corrupción, no le han puesto transparencia. Han repetido
exactamente el mismo comportamiento político", concluye Fadul.

74
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

COMPROMETÁMONOS CON RESPONSABILIDAD

259. Hay demasiada gente “buena” “por omisión”.

Cuando hace años, alguien le decía a Monseñor Acha, refiriéndose a alguna persona… “…
Monseñor,… tal persona… buena ko es…”, él replicaba casi con enojo… “…¡pero, mi
hijo,... ¿buena para qué?!”

¿“Buena” porque no hace nada malo, aunque tampoco haga nada bueno”?
No es suficiente NO cometer malas acciones.

Los mandamientos del NO, están precedidos por el mandamiento principal del SÍ:
“Amarás al Señor, tu Dios, y al prójimo como a ti mismo…” Y en realidad si cumpliésemos
ese único mandamiento todos los demás serían innecesarios.
Lo triste ni siquiera es que la corrupción o todo tipo de desorden existan. Lo triste es que
tanta gente “buena” se limite a describir la situación, a contarse los unos a los otros lo que
está pasando…

“No tirar la basura a la calle”, desde luego es mejor que tirarla, pero no es suficiente.
Debemos agacharnos a recogerla. La omisión de la falta no es una virtud aún. El ejercicio de
la virtud conlleva una acción positiva correspondiente.

Mi amigo, el Padre Nicolás, refiriéndose a nuestro grupo religioso, nos decía en una ocasión:
“Lo trágico es que las buenas personas no tengan el valor de ser los mejores sino que hagan
demasiadas concesiones a la mediocridad”.

260. Nadie tiene la culpa de mi fracaso.

Demasiadas veces nos refugiamos en las explicaciones, en las responsabilidades ajenas y en


las excusas que nos resignan y paralizan, evitando que hagamos, por lo menos, lo que está a
nuestro alcance…

He observado, tanto en nuestras vidas familiares, comunitarias, empresariales o en la


política, que con demasiada frecuencia, cuando analizamos un problema cualquiera,
hacemos una impecable descripción de todas sus causas “externas”. Casi nunca nos
incluimos en dicho diagnóstico. Y eso es grave, no solo porque es injusto e incompleto, y por
lo tanto incorrecto, sino mucho más grave aún, porque nos inhibe de actuar sobre la que
quizás sea LA ÚNICA variable que está a nuestro alcance: la modificación de nuestra
conducta.

Si la culpa la tienen los gringos, o la dictadura, o Wasmosy, o González Macchi, o Nicanor, o

75
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

el ALCA, o los brasileños, o la Guerra de la Triple Alianza, o los menonitas o los indígenas y
los españoles, o los inmigrantes, o los campesinos, o los políticos, o los sindicalistas, o los
curas, o los periodistas, o los empresarios… (y paro porque tengo que respirar…), y resulta
que YO no tengo responsabilidad alguna, o a lo sumo tengo una mínima (solo para no pecar
de descortés…) entonces, indirectamente estoy afirmando que acepto estar condenado yo
y mis hijos, por siempre y para siempre, al atraso, porque en realidad, yo tengo muy poco
control sobre todas aquellas variables que señalo como las causantes de todas mis
desgracias.

Francamente creo que esto es perverso. Todos somos “inocentes” y todos tenemos recetas
para “los otros”.

Es posible que “los otros” tengan parte de la responsabilidad; pero no es posible que
nosotros, con esta actitud de desplazar siempre TODA la culpa y la responsabilidad hacia los
demás, les hayamos CEDIDO todo el poder, no solo para habernos causado el daño que
probablemente ya generaron, sino para “SEGUIR GOBERNANDO” nuestras vidas a futuro,
inhibiéndonos de la acción, despojándonos de nuestras ilusiones, de nuestras esperanzas y
de nuestra capacidad de construir nuestro futuro.

261. ¡Hay que tomar decisiones! La regla 60/40

En la vida tomamos decisiones todo el tiempo. No solo grandes decisiones profesionales,


vocacionales, familiares y otras, sino que también nos vemos obligados a decidir entre
montones de pequeñas opciones durante el día: “¿a qué hora me levanto?”, “¿qué hago
hoy?”, “¿qué hago primero?”, “¿qué dejo para mañana?”, “¿qué comemos o qué no
comemos?”, “¿le llamo o no le llamo?”…

Es fundamental que exista un “proceso de discernimiento” previo a cualquier decisión. La


eventual ausencia de este proceso de discernimiento y reflexión sobre la conveniencia de
una opción u otra, no solo nos llevaría a equivocarnos más a menudo, sino lo que es peor,
nos provocaría sentimientos de frustración, culpa y baja autoestima, si los resultados de
nuestras acciones no fueran los deseados.

El proceso de discernimiento y reflexión anterior a la acción, no solo nos asegura entonces,


mayores posibilidades de éxito, sino que incluso en caso que el resultado no sea el deseado,
nos brindará la tranquilidad de que hemos hecho todo lo que estaba a nuestro alcance
habiendo actuado con seriedad y responsabilidad.

Sin embargo, este proceso de discernimiento y reflexión debe durar solo un tiempo
limitado. No deberíamos reflexionar durante toda la mañana a ver a qué hora vamos a
levantarnos. No deberíamos reflexionar durante todo el año, sentado en casa, a ver cuál de
las tres opciones de trabajo o estudio nos conviene más.

76
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Muchas veces he escuchado a personas, reflexionando, diciendo, por ejemplo: “…


hmmm… me pregunto tal o cual cosa…”. Y una y otra vez lo mismo. Y en todas las
reuniones, el mismo cuento, la misma historia, el mismo “… hmmm... me pregunto…” Sin
querer ser descortés, en más de una ocasión he hecho uso de la palabra para sugerirles que
no solo se preguntaran, sino que también se respondieran.

En mi modesta experiencia, el principal obstáculo para responderse y tomar decisiones


oportunas, es la ausencia de una completa certeza. No estamos muy seguros de cuál de las
opciones es más conveniente.

Es por eso que a mí me consuela pensar en la regla 60/40 (la cual significa que tenemos 60
ventajas y 40 desventajas), o en la regla 80/20 o en la regla 90/10, las cuales me recuerdan
que tomar una decisión implica, siempre, escoger un camino y abandonar otros.

Y esto nunca es gratis. En ninguna decisión hay puras ventajas y ninguna desventaja. Todas
las decisiones contienen un cierto grado de certeza y ciertos niveles de incertidumbre. Y no
por eso debemos postergarlas demasiado. A veces tenemos suerte… y la decisión es 90/10,
aunque las más frecuentes creo que son algo así como 75/25. Las grandes decisiones,
muchas veces, son 51/49.

¿Conocen ustedes a algunas de esas personas que cuando ya estás a punto de tomar una
decisión dificil, luego del esfuerzo necesario, se pasan recordándote el 10, el 25 o el 49%?…
¡yo conozco unas cuantas! ¡Escuchémoslas! Son útiles…, pero ¡no permitamos que nos
detengan!

262. “Quiero trabajar por PQ pero no tengo para mi pasaje…”.

… Era una frase escuchada a veces, sobre todo en el Interior… Entonces yo le agradecía y le
preguntaba si podía caminar. Me contestaba que sí.

“¿Cuántas cuadras?” .
Me miraba sorprendido… dudando.
“¿Diez?” Le insistía yo.
“¡Sí!” Me decía entusiasmado.

“Muy bien, entonces te nombro responsable de esas 10 cuadras!” “Caminá tus 10 cuadras,
no te preocupes por las demás, saludale a la gente, contale de nosotros, abrazales y
agradeceles, esas 10 cuadras serán tus dos panes y cinco peces… y si hacés bien tus 10
cuadras…, al que es fiel en lo pequeño… se le dará después lo más grande…”

77
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

263. Es muy fácil hablar… pero..., ¿y la orientación a la acción?

He leído y he escuchado muchos discursos y muchos diagnósticos, quizás demasiados, pero


a esta altura de mi vida, solo creo en la verdad de aquellos hombres y mujeres, que están
dispuestos a dar su vida por ella.

Somos demasiados los que exigimos las transformaciones sociales más radicales pero somos
incapaces de arbitrar los mínimos mecanismos necesarios para involucrarnos y
comprometernos en las organizaciones que hagan falta, y ni qué decir dentro del espeso y
oscuro mundo de la política.
Somos demasiados los que nos pasamos viendo, muy inteligentemente, la paja en el ojo
ajeno, incapaces de ver la viga en el nuestro.

Hablamos mucho pero no hacemos lo suficiente.


En particular la política se ha convertido en el arte de la conversación, y no de la acción.
Aunque, en realidad, pensándolo bien…, no solo la política.

Si de hablar nomás se tratara… qué fácil hubiera sido. Con los 10 mandamientos podría
haber bastado, sin el aporte de las vidas de Jesucristo y muchos santos y mártires

Y lo mismo pasa con cualquier empresa o emprendimiento: Pensar y Escribir la Misión, los
objetivos, los planes, los sistemas… es importante y necesario… pero absoluta y totalmente
insuficiente.

El problema y el desafío es la acción diaria, tenaz, sacrificada, perseverante, paciente…

Es importante y necesario y puede resultar relativamente fácil… decidirse a “dejar de


fumar”, o a “bajar de peso” y hacer un plan y hablar al respecto. Pero no en vano la mayoría
de los intentos fracasan.

Y en la mayoría de los casos es porque no nos decidimos a “sufrir” lo necesario para lograr lo
que nos propusimos, no nos decidimos a involucrarnos, no nos decidimos a pagar el precio,
no nos decidimos a hacer “la entrega” necesaria.

Pareciera que con hablar basta.


Y nos pasa a todos. No solo en la política, aunque también en ella. Acaso cuando
escuchamos a un joven, en un Colegio, o en la Universidad, diciendo un buen discurso con
mucho entusiasmo, en castellano o en guaraní… no solemos decir, o pensar: “¡Que bien
habla!... ¡Sirve para político!”...

¿Por qué?… ¿porque sabe hablar? ¡¡... Así es!! Nada más que porque sabe hablar!!…, y así
nos va… ¡¡Claro!! Los resultados están a la vista. Algunos eligen a sus autoridades
simplemente porque ellas han sabido hablar… y luego unos meses después SE

78
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

SORPRENDEN de que la corrupción continúe tan campante, o de que no hayan acciones


reformadoras importantes, sin embargo, inexplicablemente, se olvidan que ellas mismas las
habían elegido… solo porque sabían ¡hablar…! ¿De qué se quejan? ¡Siguen sabiendo
hablar! ¡¡Escúchenlos!! ¡¡Hablan todo el tiempo!!

Por favor, está muy bien que aprendamos a hablar, y que apreciemos esa virtud en los
demás, y que lo hagamos con la mayor fluidez, precisión y entusiasmo posibles, para así
poder comunicar nuestras ideas, contagiar e involucrar a la gente...

Esa es, sin duda, una virtud deseable y necesaria en todas las actividades y también muy
especialmente en la política, pero de ninguna manera suficiente.
Si la conversación no va acompañada de la acción, no solo es completamente inútil, sino
que puede ser considerada una estafa a la gente.

Atendamos cuando nos hablan. Atendamos quién nos habla.


Y nosotros mismos, si no tenemos capacidad de acción, si no estamos dispuestos a jugarnos
por lo que decimos, por lo que hablamos, por lo que prometemos, por lo que exigimos a los
demás, más valdría callarnos la boca.

Les repito: Yo solo creo en la verdad de aquellos hombres que están dispuestos a dar su vida
por ella.

264. La Paradoja.

Parece una contradicción, pero la paradoja es que los dos sentimientos más fuertes en el ser
humano son:
1. El deseo de crecer y desarrollarse (en mayor o menor medida).
2. La resistencia al dolor. No importa cuán pequeña sea la aguja, retiramos la mano. Nadie
quiere sufrir.

Y la paradoja, es que estos dos principales sentimientos, innatos, los más fuertes en el ser
humano, son contradictorios entre sí, pero se necesitan mutuamente.

Todos queremos crecer pero nadie quiere sufrir.


Y nadie deja de fumar, ni adelgaza, ni mejora su musculatura, ni hace una buena familia, ni
gana una competencia, ni es exitoso en su profesión, disciplina y tarea, si no pasa por
procesos de pasión, esfuerzos, sacrificios y oscuridad.

Todos queremos crecer, todos queremos el amanecer, todos queremos el éxito, pero nadie
quiere la pasión, nadie quiere la cruz, nadie quiere el dolor, nadie quiere la oscuridad, nadie
quiere pagar el precio. Podríamos decir… “casi nadie”.

79
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

La conclusión a la que yo arribo es finalmente simple:


• Resucitarán, solo los que sufran la pasión.
• Verán la luz, solo los que pasen por la oscuridad.
• Tendrán éxito, solo los que se esfuercen.

265. El futuro no existe. Nosotros lo haremos.

Hace muchos años vi la doble página central de una revista, letras blancas muy grandes
sobre fondo negro, que decían: “EL FUTURO NO EXISTE”. Me llamó la atención. Me
sonaba trágico y pesimista, “¿quién es el amargado este?” pensé, hasta que noté que, más
abajo, en letras mucho más pequeñas, en un texto casi ilegible decía: “nosotros lo haremos”.

Me llamó la atención. Tenía razón. Demasiadas veces actuamos como si “alguien más”
estuviese construyendo el futuro. En realidad no es así. El futuro lo hacemos entre todos.
Pero, en particular, mi futuro, lo hago yo. Claro..., hay influencia de otros, hay
interdependencia entre todos, pero simplifiquemos, no nos evadamos porque no nos
ayuda, mi futuro no lo hago únicamente yo, pero lo hago principalmente yo y nuestro futuro
lo hacemos, o no lo hacemos, principalmente nosotros.

Si yo estoy quieto hoy en una hamaca, pues quizás mañana sea más o menos igual. Si yo me
levanto de la hamaca… y le meto un golpe a mi vecino porque me molesta el volumen de su
música, pues mi futuro, mañana, probablemente iré a la cárcel o recibiré otro golpe. Si yo
ahora me levanto y planto unas verduras, quizás mañana mismo no haya grandes
diferencias… pero en poco tiempo tendré algo. Si ahora me levanto y le visito a un amigo, o
a un pariente, él y yo estaremos un poco más felices. Si yo estoy buscando trabajo y me
levanto y hago una visita…, quizás tenga algún resultado, si hago dos visitas las posibilidades
se duplican, si hago cinco visitas al día, te garantizo que antes que pase una semana, tenés
trabajo.

Si vos no creas tu futuro, alguien lo hará por ti.


¡Y después no te quejes si no te gusta!

El futuro no existe. ¡¡Hagámoslo!!

266. Las guerras y los héroes de hoy.

Observando el presente y el pasado, a veces tengo la sensación de que los paraguayos solo
hemos sido capaces de unirnos entre nosotros y olvidar nuestras rencillas domésticas, en
tiempos de guerra y contra otros países.
Tiene que haber GUERRA, y tiene que ser CONTRA ALGUIEN.

80
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Nos cuesta mantenernos unidos a favor de algo o de alguien.


Nos cuesta también mantenernos unidos contra algo intangible. Pareciera que “enemigos”
como la ignorancia, la enfermedad, la inseguridad o la corrupción, son demasiado
abstractos. No en vano, a cada rato los líderes políticos identifican, o inventan, algún
enemigo, algún “contra alguien”, que pueden ser “los colorados”, o “los liberales”, o
“fulano”, o “mengano”, o “algún …ista… de alguna corriente”…, pero siempre, la clave
para mantener un grupo unido, la clave para identificar a los leales, requiere estar CONTRA
ALGUIEN.

Si “estar en guerra”, lo cual significa “tener un enemigo que nos ataca y quiere destruirnos”,
es una condición que nos alienta a permanecer unidos por encima de cualquier diferencia,
a mí me gustaría que hagamos el esfuerzo de comprender que, efectivamente, ESTAMOS
EN GUERRA.

Pero esta guerra ya no es contra un país vecino, y ya no peleamos por un territorio, a caballo
y con fusiles, gracias a Dios.

Aunque no por eso esta guerra será más fácil que aquellas.
Los enemigos no usan uniforme que los distinga ni vienen todos del mismo lado.

Estamos en guerra contra la mentira, la corrupción, la ignorancia, la inseguridad, la pereza,


la enfermedad, la politiquería… el desánimo, la desesperanza y la falta de autoestima
individual y colectiva.

Y nuestras armas deben ser los ideales, la verdad, la justicia, la ética, los libros, los remedios,
la inteligencia, el trabajo, la moral, la perseverancia, la tenacidad, el ánimo, el coraje y la
esperanza
Tenemos que pelear esta guerra. Tenemos que convencernos y convencer a la gente que
ésta es una guerra tan grave e importante como aquellas del pasado, y que por lo tanto,
debería actuar como un imán entre nosotros.

Hace algo así como un siglo, un congresista norteamericano, decía en el Congreso de su


país, observando los índices sociales y económicos de la época, que si un país extranjero les
hubiera causado semejante daño… hubiera sido causal de declaración de guerra.

Me pregunto yo. Si un país extranjero hubiera dilapidado los bienes públicos, las
donaciones y los préstamos internacionales, los recursos provenientes de las binacionales,
las tierras de la reforma agraria, los fondos de los préstamos a los trabajadores para las
viviendas y para el desarrollo, etc., etc., etc., atropellando nuestra soberanía individual,
colectiva y nacional, y degradando nuestros capitales económicos, humanos y sociales…,
¿se lo hubiéramos permitido? ¿O hubieran sido estos atropellos suficientes causas para
declararles la guerra? … a veces pienso… que por menos que esto… hemos peleado las
guerras anteriores…

81
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

¡Estamos en guerra!

¡¡Y las guerras se ganan CON HÉROES!!


JAMÁS se ha ganado una guerra, sin héroes.

Y… ¿QUIÉNES SON LOS HÉROES de estas nuevas guerras?


Los héroes son los que entregan su vida por un ideal, y lo hacen voluntariamente. Los que
AMAN de tal manera que están dispuestos a entregarse totalmente a sus causas.

Y… ciertamente… a veces alguno llega a héroe porque le meten un tiro… y da su vida “AL
CONTADO”. Oiko ichugui héroe al instante… Se le construye una estatua, se le pone su
nombre a una calle, se lo incluye en los libros de historia…

Pero los OTROS HÉROES, la mayoría de lo que yo llamaría héroes modernos, los que
estudiarán nuestros hijos y nietos, los que no mueren de un tiro, los que no dan su vida “al
contado”, sino que LA ENTREGAN DIARIAMENTE… y lo hacen voluntariamente, ya no son
solamente militares, sino enfermeras, empresarios, maestros, obreros, campesinos,
políticos, periodistas, médicos, funcionarios públicos, jóvenes, padres y madres… los que se
levantan TODOS los días y vencen no solo sus propias dificultades personales y familiares,
sino la apatía, el cansancio, la pereza, la desilusión, la desesperanza, los que no solo SIGUEN
CREYENDO, sino que SE RESISTEN A ENTREGAR SUS IDEALES… Y ESTÁN LISTOS A
COMPROMETERSE Y A LUCHAR POR ELLOS.

¡Estos son los héroes que necesita la Patria hoy!

Muchas veces la realidad no se compadece de nuestros ideales.


Nuestro gran desafío es mantener los ideales gigantes, a pesar de la pequeñez de los
resultados, la lentitud de los procesos y la fragilidad de las herramientas.
Es posible que aun cuando los ideales sean enormes, los resultados sean apenas medianos.
Sin embargo, si llegásemos a reducirlos, veríamos desaparecer incluso aquellos resultados
moderados.

Recordemos: No se ganan batallas sin héroes. Héroes no son los que dan su vida nomás,
sino aquellos que eligen darla voluntariamente por un ideal, aun teniendo la opción de no
hacerlo.

Nuestro desafío no es morir por un ideal, sino vivir por él.

267. De la NADA al PENSAMIENTO INDIVIDUAL a la ACCIÓN INDIVIDUAL, al


PENSAMIENTO COLECTIVO y finalmente a la ¡¡ACCIÓN COLECTIVA!!

Cuando escucho un pensamiento individual muy elaborado y expresado, me alegro,

82
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

porque eso, sigue sin ser frecuente en nuestro medio, y sin duda es un paso adelante de la
NADA.

Pero cuando escucho esa misma idea, perfectamente expresada, pero acompañada, de una
crítica despiadada a la situación, al Paraguay, o a los demás actores..., entonces me
recuerdo a mí mismo, algo muy simple...: que si bien el pensamiento individual claro es un
gran avance (sin duda es mejor que nada), se encuentra, con suerte, apenas, en el inicio del
camino que, como Nación, tenemos por recorrer.

“Del dicho al hecho, hay mucho trecho”, reza aquel conocido refrán.
Al pensamiento individual, para que tenga fecundidad, debe seguir LA ACCIÓN
INDIVIDUAL... y para que ésta sea transformadora... debe convencer a la Comunidad y
convertirse en una IDEA o PENSAMIENTO COLECTIVO... que posteriormente nos oriente y
anime hacia LA ACCIÓN COLECTIVA...

Es relativamente "fácil"... construir buenas ideas y pensamientos... individuales...

Ya es una tarea adicional... llevarlos a la práctica..., aunque sea individualmente y


convertirlos en acción.

Ni hablemos de contagiar a otros... en primer lugar para que compartan la idea, la visión, el
sueño... y posteriormente para que actuemos todos colectivamente.
Por supuesto, ya los escucho rebatir estos argumentos a los "eternos discurseadores",
“propietarios monopólicos de la verdad”, “pontífices de la descalificación y la
desesperanza”, que los hay, y muchos, en todas las disciplinas.

Sin embargo, justamente por eso, estas líneas son para alentar a todas las personas que
intentan trasponer ese umbral, el del pensamiento individual… (no saltarlo... ja ja ja)..., para
los que se rompen el lomo (...y algo más...), quienes voluntariamente han decidido “bajar a
la cancha de la acción en el mundo real”, exponerse al fuego cruzado y muchas veces a la
crítica despiadada e injusta, para que siempre recuerden, que es muy lindo, muy
importante, pero también muy fácil hablar; y que si bien éste podía ser un paso mejor que
"NADA", todavía falta convertirlo en acción individual, en pensamiento colectivo y en
¡acción colectiva!, y ¡¡hay muchos que lo están intentando!!

268. El cumplimiento de la Ley.

Decir que hay que cumplir la ley parecería sencillamente redundante. De hecho, el
cumplimiento de la ley no es optativo sino obligatorio. Sin embargo, aunque pareciera
reiterativo, en PQ lo incluimos expresamente como un principio transversal para que todos
tomemos conciencia de que cuando seamos Gobierno, haremos cumplir la ley, cueste lo
que cueste.

83
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Las autoridades están obligadas a cumplir y a hacer cumplir la ley, aunque la misma no sea de
su agrado.

Lo que está prohibido por la ley, está prohibido, no se puede hacer. Si no nos gusta,
cambiemos la ley, pero mientras así no sea hecho, debe ser cumplida.

El cumplimiento de la ley no es una opción, es una obligación.

Si la Constitución dice con toda claridad que la educación primaria es obligatoria y gratuita,
TODOS los niños y jóvenes deben estar en las escuelas, PUNTO. No deben estar en las
calles. Tampoco en sus casas. Deben estar en las escuelas.

Si las guías son obligatorias para trasladar rollos de un lugar a otro, no importa que sean para
un prostíbulo, una Iglesia, una escuela o un puente, o que el camión sea del Comandante o
de mi abuela, esos rollos deben tener guía.

Si la ley señala que tales impuestos deben ser pagados, no importa que seas mi amigo, o el
papá de superman, hay que pagarlos.

Si está prohibido estacionar en un lugar, por ejemplo reservado para la ambulancia, pues
está prohibido estacionar siempre, aunque sea por un ratito nomás, aunque seas una
hermosa mujer y el policía se derrita por vos.

Sin embargo, aun cuando el cumplimiento de la ley es necesario y conveniente, no es


suficiente para el funcionamiento óptimo de nuestra sociedad.

Si bien los paraguayos ya tenemos un desafío monumental simplemente cumpliendo las


leyes que nosotros mismos creamos para facilitar nuestra convivencia, sin embargo, mi
experiencia me demuestra que las familias, las comunidades, las regiones o los países que
progresan, no solamente cumplen las leyes del ordenamiento jurídico vigente, sino que las
exceden.

En la vida real, la conducta humana, está regida por montones de leyes, algunas escritas en el
ordenamiento jurídico, otras escritas como valores o mandamientos religiosos (pero sin
mandato obligatorio para todos los ciudadanos), y otras que ni siquiera están escritas pero
que hacen a las buenas tradiciones, usos y costumbres.

Así tenemos, que en la legislación nacional se prohíbe matar y se prohíbe robar. También lo
mandan la mayoría de las religiones. Pero, por ejemplo, mi religión, la Católica, excede por
lejos estos mandamientos y te pide, te exige, que, no solo no le mates ni le robes a tu
prójimo, sino que lo ames, como a ti mismo, y que también ames a tu enemigo.

Además de esto, que podría parecernos una exageración, pero que es real, (¡vaya que nos

84
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

iría mucho mejor si por lo menos los cumpliésemos en parte!), están una serie de
“mandatos” dados por las buenas costumbres, cuyo cumplimiento hace a la buena
convivencia incluso mucho más que la legislación nacional.

Así tenemos, por ejemplo: “pedir las cosas por favor”; “ser agradecido con los demás”, “la
puntualidad”, “sonreír”, “bañarse”, “visitar a los enfermos, a los parientes y a los amigos”,
“peinarse y cepillarse los dientes”, “mantener la casa limpia y ordenada”, “usar
desodorante”, “no decir malas palabras”, “colaborar con la comunidad a la que
pertenezco”, “saludar…” etc., etc….

Claro que éstos no son mandatos obligatorios en la legislación. No te vas preso ni te multan
si no te bañás o si llegás tarde a todos lados, si no te agachás a recoger un papelito del piso, si
no colaborás en la asociación de padres del colegio de tus hijos, si no saludás o no pedís las
cosas por favor…; pero es indudable, que TODAS las sociedades que han progresado… han
cumplido, en buena medida, no solamente con las leyes nacionales, sino con los
mandamientos religiosos, los mandatos éticos y morales y las buenas costumbres de dicha
comunidad.

269. Somos apenas tan fuertes como nuestra parte más débil.

Cualquier sistema, cualquier persona o cualquier organización es solamente tan fuerte


como su parte más débil.

Una mesa de 4 patas puede tener 3 de ellas enormemente resistentes, pero si solo una es
muy frágil, la mesa y todo lo que sobre ella haya, caerá y se perderá, no importa cuán fuertes
hayan sido las otras tres.

Una cadena puede estar conformada por muchos eslabones que aguanten muchos kilos
cada uno de ellos individualmente, pero si solo uno de estos eslabones, es de un material
con resistencia inferior, ahí se soltará la cadena y perderá entonces toda su utilidad.

Una empresa cualquiera, compuesta de muchas áreas tales como la administración,


finanzas, producción, ventas, marketing, etc…, podrá ser muy buena en la mayoría, pero si
solo una de ellas, cualquiera, es muy vulnerable, por ahí quebrará la empresa, toda la
empresa, incluyendo las áreas excelentes.

Así también las sociedades y las personas.


Las personas somos cuerpo y espíritu que vivimos en comunidad.
Nuestra salud física o espiritual, la calidad de nuestras relaciones con los demás, con
nosotros mismos, con el trabajo, con las cosas materiales, con Dios…, todo forma parte de
nosotros…

85
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Solo somos tan fuertes como nuestra parte más débil. Por ello, el énfasis de nuestro trabajo
personal de auto educación debe apoyarse sobre nuestras fortalezas pero trabajar nuestras
debilidades.

270. “¡El Paraguay es nuestro País! ¡Nosotros somos el Paraguay!”

“..que los paraguayos son ignorantes”… “que los paraguayos son corruptos”… “que los
paraguayos son haraganes”... escuchamos todo el tiempo… a veces con más elegancia, pero
siempre como expresión macabra de grados extremos de desesperanza e impotencia.

Cuando observamos los índices sociales en cualquiera de las áreas… y ni qué decir si nos
comparamos con otras comunidades que han sabido progresar, entonces podría parecer
que existen razones para semejantes descalificaciones.

Sin embargo, si bien es cierto que el Paraguay está enfermo, es más cierto aún que… EL
PARAGUAY ES MÍ PAIS,...y que EL PARAGUAY ES TU PAÍS.

Me pregunto yo y te pregunto a vos: qué hacemos cuando tenemos un hijo enfermo… ¿Qué
harías? ¿Te reunirías, simplemente, con tus amigos y parientes a quejarte contra tu hijo
porque es débil, porque es inútil, porque no sabe andar, porque te da mucho trabajo y te
hace gastar de más, o porque no mejora nunca, porque no te ayuda, o por esto o por lo otro?
¿Aprovecharías acaso las reuniones con los amigos, en los barrios, en las oficinas y hasta
llamarías a las radios… para quejarte de tu suerte y despotricar contra tu hijo…?

No hace falta que me contestes. ¡Estoy seguro de que no lo harías!


Estoy seguro de que harías todo lo contrario y te levantarías las horas que hagan falta a la
noche, le darías en la boca todos los remedios que necesita..., recorrerías todos los médicos
que conoces, recurrirías a todas las oraciones, las brujas, las macumbas y lo que haga falta…,
gastarías todo tu dinero…

¿Por qué?
¡¡¡..porque lo amas..!!!

... y esa ya es una explicación suficiente…

Sí… así mísmo... nuestro país está enfermo, muy enfermo… de ignorancia, de inseguridad,
de pobreza, de desempleo, de desconfianza, desánimo y desesperanza… pero… te
pregunto y me pregunto… ¿ACASO NO LO AMAMOS?

“¿NDAJAHAYHÚI PIKO ÑANE RETÄ CHE HERMANO KUERA?


Nosotros no somos DEL Paraguay...
¡¡NOSOTROS SOMOS EL PARAGUAY!!”

86
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

¡¡Los paraguayos son esto, los paraguayos son aquello!! ¿Y yo? ¿Y vos? ¿No somos acaso
paraguayos también? ¿Por qué tantas veces hablamos de nuestro país o de los paraguayos
no solo con indiferencia sino con desamor y hasta con rabia, como si nos estuviésemos
refiriendo a alguna entelequia que está en algún otro lado, sin reconocer que somos
nosotros mismos…?

¡¡Es posible que no sea aún el Paraguay que queremos, pero sin duda es el Paraguay al que le
queremos!!

Sí, es cierto que hay muchas cosas que están mal, como dijimos, es cierto que nuestro país
está enfermo… pero todo el tiempo nos quejamos, todo el tiempo criticamos, todo el
tiempo culpamos a otros… perdemos demasiada energía en eso... y lo que es aún peor…
nos desanimamos los unos a los otros.

¿Será que amamos a nuestra Patria? ¿Será que lo demostramos en la vida diaria?
Cuando solo denunciamos y no anunciamos, matamos la esperanza.

271. “No me digas que no tenés trabajo…”

“No me digas que no tenés trabajo… a pesar de estar buscándolo, hasta que no hagas por lo
menos 10 visitas al día, durante 30 días”.

Un joven se me acerca, carpeta en mano, como pasa con frecuencia, y me dice haber estado
buscando trabajo desde hace mucho tiempo, sin éxito.
Yo le pregunto su nombre, su edad, y hace cuánto tiempo que lo busca.
“José, 20 años, hace casi dos años que busco trabajo”.
- ¿Buscaste mucho? – insisto yo.
- “Sí” – me contesta.
- “¿Cómo? ¿Qué hiciste para buscarlo?” – le insisto.
- “Visité muchas empresas”, – me contesta.
- “¿Cuáles?” – le ruego que haga memoria.
- “Hmmm…” – piensa... levantando la mirada como hurgando en el pasado… y me cita
una..., dos..., tres…, cuatro empresas..., una pausa, yo no interrumpo, espero..., cita una
quinta y última.
- “¿Es eso lo que hiciste para buscar trabajo?”
- “Sí” – me contesta.
- “¿En dos años?”
- “… Sí...” – me contesta un poco avergonzado ya.
- “¿Querés que te sea completamente sincero?” – le pregunto.
- “…y..sí”, – me responde resignado.
- “Te voy a hablar como a mi hijo. ¡¡Eso NO es buscar trabajo!! ¡Cinco visitas en dos años!
¡Así no vas a conseguir nada!… y si conseguís algo va a ser ¡una porquería! ¿Querés que te

87
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

diga que haría un político normalmente con tu carpeta? Te diría que con mucho gusto vería
algo para vos…, llegaría a su oficina, y usaría tu currículo como papel reciclado y la carpeta
para cualquier otra cosa…., y vos, te encontrarías tres meses más tarde con algún otro, le
dirías que estás buscando trabajo desde hace dos años y tres meses y que todos los políticos
son iguales y te prometen y no cumplen, le entregarías otra carpeta, escucharías el mismo
verso, y seguirías desempleado...”.
Me pareció que el joven ya quería irse. Capaz que él quería “cumplir” nomás el trámite y se
le complicó la vida.
- “¿Querés trabajar de verdad?” – le pregunté en voz alta.
Se le iluminó la cara… y me dijo: – “¡Si!”
- “¿Te animás a trabajar sin sueldo, un mes?”
- “¡Sí, claro!”, – me contestó feliz, pensando quizás que, al final, valió la pena la vergüenza
porque conseguiría trabajo.
- “Yo te voy a dar trabajo”, – le dije. – “Sin sueldo. Un mes. Medio día. Desde las 7.30
hasta las 12.30, 6 días a la semana. Tu trabajo será “buscar trabajo”. Tu mamá será tu jefe.
Si hace calor, sudás. Si hace frío, te abrigás. Si llueve, te mojás. Pero todos los días, tengas o
no tengas ganas, desde las 7.30, saldrás a caminar y visitarás lugar tras lugar, saludarás con la
máxima amabilidad, y agradecerás todas las atenciones a todas las personas con las que te
encuentres, una tras otra, durante un mes, y te aseguro que conseguirás trabajo”.

Creo que le gustaba lo que estaba escuchando.


- “Tomá tu carpeta, la vas a necesitar. Si no conseguís trabajo después de 30 días,
llamame”…y le dí mi número de celular.
Nunca me llamó… ¿Se habrá enojado? … Hmmm no lo creo. Habrá conseguido trabajo.

272. “Vos sos un Enviado del Señor…”

Siempre me gustó, antes, durante y después de las presentaciones, caminar entre el público
y conversar con ellos.

En esta ocasión, luego de una de ellas con unas 5.000 personas, al terminar se me acercó
una señora, muy ancianita, muy chiquita, me abrazó fuerte y mirándome fijamente, con los
ojos húmedos por la emoción, me dijo: “Vos sos un Enviado del Señor”…
Había mucha gente apretujada (como a la salida de la cancha), pero ahí estaba ella, en
medio de tanto tumulto, a 20 cm, diciéndome esto. Me sorprendió. Me tomé unos
segundos, le abracé fuerte y le dije… “Sí..., yo soy un Enviado de Dios… ¡Y VOS
TAMBIÉN… todos somos Enviados del Señor!”

Él nos hizo a su imagen y semejanza, co-creadores con Él….

88
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

273. “Ñañemboékena Don Pedro ñagana haguä..”. (“Recemos Don Pedro para poder
ganar...”)

... me decía mucha gente, en especial mujeres, señoras muy piadosas. Yo les contestaba que
sí…, que teníamos que rezar…, pero que recemos… no solamente con nuestros labios, sino
con nuestros brazos y nuestras piernas si queríamos ganar…, que caminemos, caminemos,
caminemos y abracemos a la gente… como nos enseñó Feliciano Martínez.

274. Aquella señora a la que le robaron sus dos vacas por poner un pasacalle en su casa.

Esta señora tenía un pasacalle en el patio de su casa en una compañía muy pobre del
Departamento de Paraguarí. La primera vez le cortaron los hilos y dejaron el pasacalle tirado
en el piso. La segunda vez, le robaron el pasacalle, pero lo repuso. La tercera vez le
dispararon dos cartuchos de escopeta a la noche, por la pared de su casa. La cuarta vez, le
robaron sus dos vacas. No fueron dos vacas. Fueron sus dos vacas, todas las que tenía.

Cuando se va a hacer la denuncia a la comisaría, los policías le dicen que si quita su pasacalle
van a “encontrar” sus dos vacas. La señora les contesta que de ninguna manera quitará el
pasacalle, sino que en realidad, pondrá uno más, y tendrá dos, porque ¡son dos las vacas que
le han robado…!

275. “Don Pedro, ¿cuándo lo que el Paraguay va a cambiar?” Encuentro casual con unos 15
jóvenes.

“…Los políticos siempre prometen y luego todo sigue igual. ¿cuándo lo que el Paraguay va a
cambiar?”, era la pregunta que me hacía una joven, líder de su curso, muy despierta, en un
encuentro casual, en el interior, con varios de ellos.

Eran simpatizantes, habíamos estado conversando un buen rato. Fue después de las
elecciones. Por eso, y con toda confianza, se animó, para alegría de sus compañeros a
hacerme esa pregunta: “¿Cuándo lo que el Paraguay va a cambiar?”

Le pregunté su nombre, su edad, su curso. Adriana, 17 años, segundo de la Media.


“¿Cuántos compañeros tenés?” le pregunté; “¡30!” me contestó. Hice una pausa y
continué:
-“Seguramente tenés profesores que llegan puntualmente y otros que llegan tarde a clase”…
-“¡¡Siiii!”!, me contestaron todos.
-“Bien..., entonces, cuando algún profesor llega tarde, ustedes se ponen tristes… o
contentos?”

-“¡CONTENTOOOOOOSSSSS!” fue la respuesta… ja,ja,ja… y reímos todos.

89
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

-“Muy bien”… continúo… “Seguramente tendrás compañeros que copian los


exámenes…” ya le habían agarrado el gusto al juego…
-“¡¡SÍÍÍÍ…!!”, fue otra vez la respuesta unánime, todavía todos muy divertidos.
Hice una pausa, les miré por un rato, me miraban esperando mi respuesta…
-“Adriana,… te propongo una cosa…” Asintieron con la cabeza…
“Te propongo que cuando vuelvas a tu Colegio, pases al frente, le preguntes a tus
compañeros cómo es el Paraguay que quieren y anotes en el pizarrón, seguro que dirán:
honesto, justo, trabajador, responsable, seguro, educado, etc., etc., etc., y entonces, (alcé la
voz y me puse serio) te propongo que logres que tus 30 compañeros se comporten de la
manera que vos querés que sea el Paraguay, y si no lo logran, ¡¡¡cállense la boca y nunca más
hablen!!!”

De divertidos a serios en un instante. Por supuesto que no pretendo, que en realidad si no lo


logran se callen la boca, sino todo lo contrario: que lo sigan intentando. Pero el diálogo valió
la pena para provocarlos y ayudarlos a descubrir que ellos deben ser, no solamente los
reclamadores pasivos y expectantes sino los verdaderos protagonistas y corresponsables del
cambio.

276. La actitud de dejarlo “todo”.

Fue otra cosa que aprendí y que tuve que cambiar por el camino…
Cuando comenzamos no teníamos ni un simpatizante, ni un afiliado, ni un coordinador,
ningún referente en ningún distrito.

Entonces pensaba yo que tendríamos que buscar a los más capaces, a los más ilustrados, a
los más prestigiosos, a los más preparados en cada compañía, pueblo o ciudad, aquella
gente que haya tenido una vida ejemplar que la haga hoy un referente respetado en su
comunidad.

Lo intenté pero, en la enorme mayoría de los casos, no lo conseguí. Creo que me había
equivocado. Muchos de ellos me felicitaban, agradecían y me expresaban su apoyo, pero
se excusaban de participar más activamente en la tarea política.
No les culpo. Les comprendo.

La realidad me enseñó que muchas veces aquellos que más han logrado en sus vidas, no solo
en términos de dinero sino de cultura, familia, amigos, prestigio, etc. (incluso las personas
buenas, honradas, trabajadoras, excelentes) están demasiado apegados a sus conquistas y
son, justamente los más “pobres”, los más humildes, los más sencillos, quienes tienen esa
actitud de DEJARLO TODO… o por lo menos dejar mucho... y entregarse a los demás,
quizás porque ya no tienen nada más que perder.

90
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

277. “Vocación de Poder” vs. “Vocación de Servicio”.

Los que no somos políticos… le llamamos vocación de servicio a lo que los políticos le
llaman VOCACIÓN DE PODER. Y lo pongo en mayúsculas porque es así como la
pronuncian, siempre en mayúsculas, con voz fuerte y tono imperativo, y si no lo hacés de esa
manera, es porque no la tenés.

La vocación de servicio es más “buena”, más liviana, más light. La vocación de poder es más
dura, más firme, más segura, más dispuesta a hacer CUALQUIER COSA por conseguir lo que
dicha vocación pretende: el poder.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, el que tiene vocación de servicio, NO está
dispuesto a hacer CUALQUIER COSA por lograr lo que su vocación le señala: el servicio.

Pareciera que los que tienen “vocación de poder” juegan a muerte y los que tienen
“vocación de servicio” juegan apenas al primer toque.

Si bien muchas veces tendemos sencillamente a descalificar esa “vocación de poder”, y


sobre todo las maneras y el uso que le dan muchos políticos, lo que me gustaría resaltar
ahora, acá, en este momento es que los que tenemos “vocación de servicio”, deberíamos
aprender algunas cosas de los que tienen “vocación de poder”.

Y lo que tenemos que aprender es justamente esa actitud, esa determinación que tienen
para hacer CUALQUIER cosa, con tal de conseguir lo que desean: en el caso de ellos, el
poder.

Ojalá nosotros también aprendamos a hacer CUALQUIER cosa que sea necesaria para
ejercer nuestra vocación de servicio a los más pobres y a la Patria.
Y si bien muchos de ellos, en CUALQUIER cosa incluyen, mentiras, robos, prebendas y toda
clase de corrupción, los que tenemos vocación de servicio debemos también hacer
cualquier cosa BUENA.

Debemos aprender de ellos esa determinación, esa convicción, esa actitud de buscar el
poder para servir a toda costa y cueste lo que cueste, a no desanimarnos, a endurecer la piel
para los ataques pero a mantenerla sensible para las injusticias, a no abandonar la lucha por
cualquier cosa, a recorrer casa por casa, a conseguir voto por voto, a correr cada centímetro
de la cancha y cada minuto como si fuera el último,…porque si bien nuestro ideal no es una
camioneta, una licitación o un Ministerio, es nada más y nada menos, que una Patria nueva
para nosotros y para nuestros hijos.

En nuestro caso, CUALQUIER cosa, también podría implicar cosas que tendremos que dejar
de lado, cosas que tendremos que sacrificar.
La medida de lo que dejemos, será la medida de lo que consigamos.

91
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

278. ¡Jesucristo estaba “loco”!

Siendo Dios… ¡hacerse hombre! ¡Dar su vida por los demás…! ¡Prometer la resurrección…
después de la pasión y la muerte! ¡Crear una Institución cuyo logotipo sea un hombre semi
desnudo, ensangrentado y crucificado! (¡..¿A quién se le ocurre?!) ¡Exigirnos el
cumplimiento de mandamientos “imposibles” y pedirnos, por ejemplo, que amemos al
prójimo “como a nosotros mismos”! Y... ¡Que amemos a “nuestros enemigos! (¡…vaya
pretensión!...) ¡Que vendamos todo lo que tenemos… y se lo demos a los pobres… ¡Que
tomemos nuestra cruz y le sigamos?!...

Completamente “Loco”…..loco de amor por la gente.

Bueno… si ya parece increíble que a Jesucristo se le ocurriera proponernos “una locura” de


ese tipo, mas increíble me parece que los Cristianos aceptemos, voluntariamente, tomar el
camino que Él nos señaló.

279. “Una solución práctica y otra milagrosa”.

Un sacerdote amigo, riendo nos decía que en el Paraguay tenemos dos caminos para
solucionar nuestros problemas, uno práctico y otro milagroso.

El camino práctico consiste en tirarnos de rodillas al piso y elevar nuestros cánticos y


oraciones a Dios, a la Virgen y a todos los Santos.

... “Pero… si esa es la opción práctica, Padre, …¿cuál sería entonces la solución
milagrosa?...” le preguntamos:
-“¡Que los paraguayos nos pongamos a trabajar juntos!” nos contestaba muerto de risa…

92
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

LIDERAZGO Y PARTICIPACIÓN

280. LÍDERES PARTICIPATIVOS.

Los Ejes principales de la Revolución Positiva son el liderazgo y la participación ciudadana:


El liderazgo participativo.

Los líderes participativos son idealistas, proponen un rumbo, tienen una gran Visión de
futuro, no se pasan todo el tiempo quejándose contra todo y contra todos, no ponen
excusas, no culpan a los demás por todos los problemas, no se conforman con las protestas
sino que siempre tienen propuestas… y esa es justamente la gran diferencia. Son entusiastas
y trabajadores, son honestos, no se desalientan fácilmente, no se dan por vencidos jamás,
contagian ánimo y esperanza, están siempre cerca de la gente para promoverla, no las hacen
dependientes. Son participativos, les gusta hablar, conversar y proponer aunque también
saben escuchar con verdadero interés. No se conforman con la conversación, están
siempre orientados a la acción y especialmente a los resultados. Trabajan mucho, más que
los demás y por eso sus trabajos dan frutos. Son generosos y solidarios, pero también aplican
el principio de subsidiariedad y no hacen por los demás lo que éstos deben y pueden hacer
por sí mismos. Son apurados y muy exigentes con ellos mismos y con los demás, pero al
mismo tiempo, son pacientes y tolerantes. Son cálidos pero también muy firmes. Parecen
locos a los ojos de los normales, y quizás lo están…, locos…, locos de amor por la gente…

Los líderes generan emociones y motivan a la acción. Están al servicio de los demás. Logran
encender los corazones de las personas, lo cual es mucho más que lograr que la gente haga
las cosas. Logran que las hagan, voluntariamente, porque ellos quieren hacerlas.

Los líderes siempre hacen lo ordinario, de manera extraordinaria.

Transición en los tipos de liderazgos en el Paraguay. El tránsito de la dictadura a la


democracia, nos lleva también en el Paraguay al tránsito del liderazgo autoritario al liderazgo
participativo. El liderazgo autoritario, vertical, imperativo, poco participativo es el modelo
de liderazgo tradicional, de uso extendido no solo en las fuerzas armadas, sino también en la
política, en la familia, en la empresa y en la Iglesia…

Hoy ya no es suficiente. La gente ya no acepta imposiciones, o si lo hace, lo hace de mala


gana y no obtenemos lo mejor de ella (lo cual es perjudicial para la organización, para el país
y para la misma persona, que no logra realizarse).

Ese tipo de liderazgo logra, en el mejor de los casos, movilizar piernas y brazos. Uno más
moderno, logra movilizar la cabeza, el pensamiento; y finalmente, el liderazgo participativo
moviliza los corazones de las personas.
El liderazgo autoritario es el que simplemente ordena. El liderazgo participativo, transmite

93
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

una visión, contagia un sueño, entusiasma, comparte, escucha, convence, enamora…


Esta transición contiene confusiones muchas veces, no solo en los líderes sino en los grupos.
¿Hasta dónde la participación? ¿Para cuándo la decisión y la acción? ¿Cómo logramos
encaminarnos en una dirección, rápida y eficazmente? Cuando el líder “decide” la gente
protesta y reclama “¡opámango la dictadura…!”(¡Ya terminó la dictadura); y cuando el líder
“no decide” la gente protesta y se queja “..kóva ningo nomandakuaái…”(Este no sabe
mandar..)

La salida, según he podido observar, está en el ejercicio de un nuevo tipo de liderazgo, el


liderazgo participativo, y en la construcción de mecanismos de decisión, tales como la
disciplina democrática como marcan nuestros principios transversales y nuestro Estatuto.

“Pero decimos que NO hay líderes en el Paraguay”. Cuando hace algún tiempo me visitaban
unos jóvenes que hacían un trabajo práctico universitario sobre liderazgo…, como parte de
la entrevista me pedían que les dé nombres de líderes que yo admiraba…
Lo hice de inmediato, y para enorme sorpresa de ellos, yo les daba nombres de personas que
ellos conocían, que no habían muerto aún, y que vivían en el Paraguay, incluso nombres de
algunos de ellos y sus compañeros.

Y lo hacía no solo porque creo que esas personas son verdaderos líderes paraguayos, sino
para provocarlos creativamente.

Estamos demasiado mal acostumbrados a que los líderes, los héroes o los Santos, sean
personas que, murieron hace cientos de años y/o viven a miles de kilómetros de distancia…

Para mí, el mecanismo pedagógico utilizado a través de la historia, tanto en la política como
en mi religión, la Católica, que nos enseñaba que los héroes y los Santos… desde chiquititos
luego “volaban” y que ya eran luego “súper personas”, es un mecanismo que, si alguna vez
fue útil, hoy ya no lo es.

Mis observaciones me señalan, que en primer lugar, parte de esas historias son cuentos y
mentiras (inventadas o arregladas para intentar servir de modelos) y, en segundo lugar,
justamente por ser tan “perfectas” no han servido y no sirven como tales.

Y no solo que no sirven como modelos, sino que pueden incluso resultar contraprodu-
centes, desalentando a eventuales postulantes a héroes o santos, quienes podrían, de
partida no más, resolver que no tienen las condiciones necesarias.

Yo tengo un libro “Los pecados de los Santos”… que debe tener alrededor de 300 páginas.

O sino, basta mirar las conductas de Pedro, el apóstol número uno, aquel que juró y
prometió amor eterno, pero que lo negó tres veces antes de que cante el gallo. O podemos
mirar a los apóstoles al pie de la cruz… y no verlos, porque todos salieron rajando… muertos

94
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

de miedo, excepto Juan, que probablemente no lo hizo porque aún era muy joven.

Y, para algún “correligionario” (católico como yo), que pueda estar leyendo enfadado
semejante blasfemia..., le digo a él y a todos que cuando yo señalo esto, NO estoy hablando
mal de los apóstoles, ni de los Santos, ni de los héroes, sino todo lo contrario.
Estoy hablando bien de ellos, porque a pesar de sus miedos, de sus fragilidades, de sus
dificultades, han sabido sobreponerse y levantarse.

La Santidad o el heroísmo no consisten en la ausencia de caídas, sino en la presencia de


levantadas.

Yo no creo en esas historias adornadas, ni en esas estampas con imágenes alteradas, con
aureolas alrededor de la cabeza, con santos con cara de bobos..., no …, yo no creo que ellos
hayan sido así.

Yo creo que los Santos y los Héroes tenían las características que he citado para los líderes
participativos, pero que además, eran personas muy difíciles, muy temperamentales, a
veces incluso imposibles de vivir con ellas (remaban siempre contra la corriente)…, y que
justamente por eso…, hay que esperar 300 ó 400 años para que se los reconozca como
tales… (cuando ya nadie que los conocía queda vivo… y alguien de buena voluntad haya
ido arreglando la historia…).

¡Claro que hay líderes, potenciales, en el Paraguay!

Cuando estos jóvenes durante la entrevista, me preguntaban “cómo me levantaba yo todas


las mañanas”…, yo les decía que mi despertador sonaba a las 5.45, y me levantaba muerto
de sueño para llevarles a mis hijos al Colegio, de muy mala gana, buscando mil excusas para
no hacerlo…

Ellos me miraban sorprendidos… quizás esperaban que yo les dijese que me levantaba de
un salto…, me ponía mi capa de superman y volaba…

Los líderes, los héroes, los Santos son personas normales… con una cabeza, dos brazos y dos
piernas, no vuelan, se caen pero se levantan, se desaniman pero se animan, se cansan pero
no abandonan, dudan pero perseveran, se pelean pero se reconcilian…
Por eso mi ejemplo ideal es ¡Don FELICIANO MARTÍNEZ!
¡Claro que sí! ¡Claro que hay líderes en el Paraguay!

¿Dónde están los líderes? ¡Los líderes están aquí! Todos, sin excepción, todos tenemos un
líder dentro. Solo debemos animarnos a descubrirlo y potenciarlo.
¡¡Yo necesito. Vos necesitás. Nuestro país necesita que camines… que tomes “tu cruz”, que
abraces un sueño…, que abraces a la gente… y que te decidas a ser un líder!!
No al “único líder”. ¡Sí a miles de líderes! “El único líder” fue un concepto y expresión muy

95
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

difundida en tiempos de la dictadura.

Sin entrar a discutir ahora la utilidad de este tipo de liderazgo en el pasado, lo que para mí
queda claro es que, hoy, ante la cantidad y magnitud de los desafíos, la velocidad de los
acontecimientos y la educación y expectativas de la gente, se terminó “el único líder”.
¿O logramos desarrollar y aprender nuevos liderazgos que en lugar de constituirse en únicos,
sean justamente todo lo contrario, promotores de miles de líderes en toda la República, o la
debacle continuará?

Liderazgo no es empuñar autoritarismo, sino potenciar a la gente.

Es maravilloso cuando la gente cree en su líder, pero más maravilloso es cuando el líder cree
en su gente.

Y es quizás ésta, una de las convicciones que me animó a meterme a la Política, a


presentarme como candidato a Presidente de la República y a robustecer mi convicción de
que el Paraguay puede cambiar.

He vivido en el Paraguay toda mi vida y tengo clara conciencia de la realidad social,


económica, cultural, política y moral. No me metí en esto porque sea fácil. Tampoco lo hice
para robar. No me metí en esto para agregar más politiquería a la existente sino para ayudar
a los que están procurando recuperar la política como herramienta de servicio a la gente.
Me metí en esto porque sé que no soy ni seré “el único líder”. Me metí en esto porque estoy
seguro de que hay miles de líderes potenciales, en los barrios, en los colegios y
universidades, en los asentamientos campesinos, en las Iglesias, en los gremios y
asociaciones…, líderes que, bajo ciertas circunstancias un poco más favorables, podrían
descubrir lo mejor de sí mismos y de sus comunidades, generando verdaderos cambios
revolucionarios en pocos años.

Eso hizo y así trabajó Feliciano Martínez. No salió él, como único líder, a convertir a su
ciudad en la más limpia del Paraguay, barriendo las veredas de los demás, u obligándolos vía
decreto a que ellos lo hagan. Los convenció del ideal, les mostró el camino con su testimonio
personal (él barrió primero su vereda), y los alentó a creer que ellos podían hacerlo… y lo
hicieron…

¿Cómo descubrir una vocación de liderazgo? ¿Descubrir? “Descubrir” casi me suena a


producto de la casualidad…. Estoy buscando la India… y descubro América… Estoy
buscando una vacuna y encuentro otra…
La vocación de liderazgo no se descubre. SE DECIDE.

¡Ser líder es UNA DECISIÓN! ¡Dirigir es una DECISIÓN! Y la decisión es personal y el


camino es personal.

96
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Y ojo que NO es una decisión que se toma una vez y ya está. Es una decisión que debe ser
renovada cada año, cada mes, cada semana o ¡cada día!...

Y la medida del liderazgo será “la pasión”, o dicho de otra manera, será “la entrega”, o “la
cantidad de vida” que estemos dispuestos a dar por el ideal… y eso dependerá de la
cantidad de amor que le tengamos a la causa. Si bien también hay motivadores negativos
como la rabia, el odio o el temor, éstos no son suficientes para generar toda la energía
positiva que un líder participativo necesita.

El principal, por no decir el único verdadero motivador de un líder, es el amor a su Misión.


Preguntémonos donde está nuestro corazón y ahí estará nuestra vocación de liderazgo.
Descubre lo que amas, decide ponerte en marcha y anima a otros a que también lo hagan.

Mi ejemplo de líder predilecto: Feliciano Martínez. Ya habrán notado que si bien reconozco
y respeto la enorme cantidad de personas que la historia nos regala como modelos de vida,
sin embargo, quiero que nos esforcemos en buscar y encontrar personas cercanas, en el
tiempo y en la geografía, cuyas vidas ejemplares puedan ser modelos para nosotros.

Lo conocí mucho a Feliciano. Ojalá podamos escribir un libro sobre tantas historias
ejemplares que tenemos de él. Quisiera poder decir que he aprendido mucho de él, pero
eso no se ajustaría a la verdad. Es más lo que he deseado, que lo que he logrado aprender.

Feliciano jamás se resignó a culpar nomás a otros, jamás se expresó con rabia, rencor ni odio
hacia nada ni hacia nadie. Casi todas las características que cito en este ensayo, las he
encontrado en él en abundancia.

Fue su ejemplo personal y el de la gente de Atyrá, la muestra viva y presente, que me animó a
creer que el Paraguay puede cambiar.

Atyrá ha sido “el Belén del Paraguay”. El Paraguay será “el Belén de América”. Si bien esto
nos puede sonar hoy a locura…, no es una locura mayor que la de Feliciano, hace solo 10
años.

Un “cuento” breve: Había una vez un pueblito pequeño, sencillo, con gente muy humilde
y pobre.

En este lugar vivían muchas personas, de todas las edades, y la mayoría de ellas en la
ignorancia, en la enfermedad, en la pobreza, el desempleo y la inseguridad. Muchos niños
no iban a las escuelas y gastaban sus vidas en el barro de las calles, mientras algunos jóvenes,
a veces en bandas, se acercaban a la delincuencia y atemorizaban a los demás. Los mayores
no conseguían trabajar, no tenían capacitación ni vinculaciones con mercado alguno. Las
calles eran sucias, no había calles asfaltadas ni empedradas, la erosión las convertía en
cunetas, la gente tiraba en ellas sus basuras y desperdicios de todo tipo y el agua de las lluvias

97
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

las llevaba de un lado a otro entre perros, gatos, vacas, ovejas… y niños. En general, el
pueblito estaba aislado, y sus habitantes, en estas circunstancias, viendo que la situación
empeoraba cada vez, tenían muy poca fe en sí mismos, muy poca autoestima y confianza
en el futuro, y muchas veces se peleaban por nada, entre ellos. Los políticos no gozaban de
credibilidad alguna, los partidos se peleaban entre sí todo el tiempo y las autoridades, en
general, eran muchas veces, no solo ignorantes, sino arrogantes, soberbias, mentirosas y
corruptas. Algunas pocas personas se daban cuenta con tristeza de esta realidad, pero no
hacían gran cosa y eran absorbidas por la corriente…

Estando así las cosas, apareció un hombre, un político, un hombre sensible, quizás
“ignorante” como los demás, pero con un corazón inmenso, una gran visión, una gran
vocación a la acción y un amor enorme a la tierra en la cual había nacido.

Fue Intendente de este pueblo, y aún en medio de tanta ignorancia, enfermedad,


inseguridad, desempleo, pobreza, desánimo, desunión, corrupción y falta de autoestima
individual y colectiva, SE ANIMÓ A SOÑAR… Y SOÑÓ que su ciudad, pequeña y sucia,
sería, algún día, la ciudad más limpia de su país, al que tanto quería…

Y compartió su sueño con sus familiares, con sus vecinos, amigos y con todos los pobladores
del lugar… y… quizás algunos pensaron que había enloquecido… y los que pensaron que
había enloquecido, creyeron tener razón cuando lo veían a este señor, no solo hablando de
su sueño de convertir a su ciudad en la más limpia de su país, sino LIMPIANDO SU PROPIA
VEREDA…

Mientras algunos criticaban y la mayoría observaba incrédula, este señor continuaba


transmitiendo su visión, con su palabra y con su ejemplo: hablaba de limpieza, mientras
barría su vereda…

… Muy pronto sus vecinos de la cuadra lo imitaron… y no pasó mucho tiempo para que esa
cuadra, la suya, se convierta en la más hermosa del pueblo, para sorpresa y admiración de
todos…

… y los incrédulos eran cada vez menos y los entusiastas más… y el ejemplo fue seguido por
todos… y apenas tres años después (no treinta…), este pueblito, pobre y aislado, sin más
recursos que su Intendente y su gente, se convirtió en la ciudad más limpia de su país.

… La noticia corrió como reguero de pólvora por toda la región, y fueron miles y miles los
visitantes a la ciudad. El turismo se multiplicó, los negocios prosperaron, los artesanos que
anteriormente habían tenido que recorrer el país malvendiendo sus productos, ahora
tuvieron mucho más trabajo, vendían sus productos a precios justos, y lo más importante
(según este Intendente), comían comida caliente con sus hijos en sus casas…

… con la multiplicación del turismo, los padres tuvieron trabajo, todos los niños asistían a las

98
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

escuelas, el centro de salud funcionaba, y lo más importante, la gente, la población,


recuperó la confianza en sí misma y en los demás.

… el milagro había sido posible…


Ese país es el Paraguay.
Esa ciudad es Atyrá.
Ese Líder es Feliciano Martínez.

281. La revolución de Atyrá no estuvo en el piso.

La verdadera revolución positiva en Atyrá ha sido mucho más que la limpieza. Ahora que la
gente ya sabe y ya vio que Atyrá, gracias a un nuevo tipo de liderazgo y al trabajo
mancomunado de su gente, se convirtió en la ciudad más limpia del Paraguay, y que hoy, su
ejemplo contagia a casi toda la República, yo les digo a todos: “La próxima vez que visiten
Atyrá… ya no miren el piso. La revolución de Atyrá no ha estado en el piso (la ausencia de
basura). ¡Miren los ojos de la gente! ¡La revolución de Atyrá no está en lo que hicieron, sino
en cómo lo hicieron! La revolución positiva no está en la limpieza no más, sino en que
ELLOS LO HICIERON, con un nuevo tipo de liderazgo participativo, el de Feliciano que
animó a cientos de líderes y a toda la comunidad en un extraordinario ejemplo de
autogestión ciudadana!”

Además, no me gusta definir las cosas por lo que carecen, sino por lo que contienen. No me
gusta definir la paz como ausencia de guerras o a la juventud como ausencia de años.
Asimismo, la revolución positiva de Atyrá no puede definirse simplemente por la ausencia
de algo, en este caso, de basura.

La verdadera revolución de Atyrá fue la deposición de las diferencias partidarias


(“trabajamos por lo que nos une y no por lo que nos divide”). Lo revolucionario fue
autoridades honestas y trabajadoras, que trabajando para la gente, con la gente, recuperan
la Política de las manos de la politiquería. Revolucionarios también fueron los múltiples
liderazgos barriales, la participación y autogestión ciudadana…, la autoestima, la confianza,
el capital humano, el capital social y el legítimo orgullo ciudadano.

282. En la vida, siempre tenemos “un vaso a medio llenar”.

Así como en las decisiones siempre hay ventajas y desventajas, en el análisis de la vida, de
cualquier circunstancia o entidad, siempre tenemos “un vaso a medio llenar”. Los
pesimistas tienen la tendencia a ver solo la mitad vacía…, otros, más optimistas o ingenuos,
solo ven la mitad llena.

99
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

La mejor manera de no dejarnos llevar exclusivamente por nuestro temperamento personal,


es dejarnos enriquecer con el aporte de los demás. Solo un proceso de análisis y
discernimiento serio, responsable y participativo, nos puede ayudar a ver el vaso completo.

283. El Éxito es 1% inspiración y 99% transpiración.

Cuando me reúno con cualquier grupo de personas y les pregunto quién quiere tener éxito,
todos, o casi todos, siempre levantan la mano. Y me parece bien que así sea. Me parece
bien que todos busquemos el éxito, entendido éste como la realización de nuestros
objetivos personales, en armonía con la comunidad, ya sea en la familia, en el trabajo, en la
Iglesia, en el deporte…, en lo que sea.

El éxito es fácil proclamarlo, es fácil decirlo, es fácil desearlo, pero no es fácil alcanzarlo.

El éxito es mucho más escaso de lo que la mayoría de las veces creemos.


En realidad, me atrevo a decir que el éxito es la excepción, y que lamentablemente, el
fracaso o algún pariente cercano de este, es la norma.

La inmensa mayoría de las empresas, alrededor del 90%, se cierra antes de cumplir 10 años.
Lo normal es el fracaso.

Y los resultados no son mucho más alentadores para los profesionales, sean estos ingenieros,
médicos, abogados o contadores.

Y, si solo una mínima parte de la enorme cantidad de proyectos escritos hubiera sido llevada
exitosamente a la práctica, otra sería la situación presente.

Sobre los políticos ni les cuento… porque leemos todos los días en los diarios…, pero
tampoco son muchos los sacerdotes, pastores y religiosos que coronan, con éxito, la
evangelización y la Santidad que pretenden.

Éxito está antes que Trabajo, solamente en el diccionario, dice mi amigo Jorge Talavera.
El agua hierve a los 100 grados, ni un grado menos. Muchísimas veces, nos rendimos un
grado antes, un tiempo antes, un minuto antes, un esfuerzo antes… cuando justamente
estábamos a punto de lograr el objetivo.

1% de inspiración y 99% de transpiración, es lo que hace falta para tener éxito, solía decirme
papá, aunque la frase original perteneciera a un verdadero genio lleno de inspiración y
creatividad, Don Thomas Edison, nada menos que el inventor del foco de luz, junto a otros
1.300 inventos registrados. ¡¿Qué les parece?! ¡¡Vaya si habrá sido una persona inspirada!!
Sin embargo, con todo eso, él decía que SU éxito se debía solo 1% a la inspiración y 99% a la
transpiración.

100
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Les relato la anécdota que recoge la historia: Cuentan que se encontraba el señor Edison
haciendo la presentación de su nuevo invento, el foco de luz, que revolucionaría la vida de
miles de millones de personas, ante la presencia de muchas autoridades y ciudadanos
ilustres. Imagínense lo importante que habrá sido el evento y el invento. Hasta ese entonces
la iluminación en las calles era con antorchas que tenían que ser encendidas y apagadas una
por una. Ahora habría focos y luz eléctrica. Y decía el señor Edison que su éxito se había
debido en un 1% a la inspiración y un 99% a la transpiración, considerando que si bien hacía
mucho tiempo que él ya tenía clara la idea (la inspiración), sin embargo, antes que el foco
finalmente funcionara, tuvo que probar unas 2.000 veces!

Al terminar el discurso, se le acerca un periodista y le pregunta: “¿Dijo usted que el foco le


falló 2.000 veces antes de que efectivamente funcionara? ¿Cómo se sintió usted ante tantos
fracasos?”

El señor Edison lo miró con atención e interés y le contestó al instante:


“Joven, yo no fracasé ni una sola vez. Lo que pasa es que el proceso de fabricación del foco
tenía 2.000 pasos”.

¡¡Genial! ¿Verdad?
El proceso de fabricación de un profesional tiene 2.000 pasos.
El proceso de fabricación de una empresa tiene 2.000 pasos.
El proceso de fabricación de una familia tiene 2.000 pasos.
El proceso de fabricación de un Partido Político tiene 2.000 pasos.
El proceso de fabricación de la democracia tiene 2.000 pasos…

284. Dos fuerzas movilizadoras: la rabia y el amor.

Si estamos reunidos en un aula, y de pronto entra gruñendo amenazante un perro rabioso,


no me caben dudas de que la mayoría de nosotros saldrá corriendo por la puerta o ventana
más cercana, y no dejaremos de hacerlo, mientras el perro nos siga. Nos habremos
desplazado, en todas las direcciones posibles, movidos por un sentimiento negativo: el
miedo, el temor.

Si estando reunidos, en esa misma aula, las mismas personas, llega alguien en quien creemos
y nos asegura que acaban de esconder un tesoro de un millón de dólares en el patio, al otro
lado de la casa, y el que lo encuentra se queda con él, también les aseguro que saldremos
disparados, por cuanta salida haya, aunque en una sola dirección, y no dejaremos de correr,
buscar y cavar, hasta que encontremos lo que buscamos. En esta ocasión nos habremos
desplazado movidos por un sentimiento positivo y con una clara visión del futuro deseado.

Tanto los sentimientos negativos como los sentimientos positivos, pueden llevarnos a la
acción.

101
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Cuando nos movemos por rabia, por miedo, por hartazgo, por resentimiento o por odio, la
dirección de la acción no es clara, su duración es mucho más limitada y el cansancio llega
mucho más rápido.

Cuando nos movemos llevados por sentimientos positivos, en especial por el amor, lo
hacemos desde la alegría con mucho más gusto, tenemos mucho más claras nuestras metas,
aflora en nosotros la creatividad y el ánimo, nos hacemos incansables, y no paramos hasta
lograr lo que queremos.

Siempre recuerdo a mi personaje político predilecto, Feliciano Martínez. A pesar de tener


suficientes razones, jamás le escuché expresar odios, quejas y resentimientos hacia
situaciones o personas. Siempre se acercaba a todo y a todos, con los brazos abiertos, la
sonrisa en el rostro, la palabra afectuosa…, era incansable…, estaba movido por el amor.

Cuando lo comparo con otros políticos que, con el ceño fruncido y el rostro serio, se quejan
de todo y de todos, transmitiendo desánimo y desesperanza que no conducen a las acciones
positivas necesarias, puedo notar la diferencia de lo que es estar movidos por la rabia, por el
disgusto, por el resentimiento…, y lo que es estar movido por el amor.

No es suficiente “estar hartos” de la ignorancia. Hay que amar la educación.


No es suficiente “estar hartos” de la enfermedad. Debemos amar la salud”.
No es suficiente “estar hartos” de la basura. Hay que amar el orden y la limpieza.

No es suficiente “estar hartos” de los problemas del Paraguay. Tenemos que amar nuestro
País.
Ambos sentimientos movilizan, pero solo el amor crea, recrea, genera verdaderas
revoluciones y salva.

285. EL AMOR, el mandamiento nuevo.

Así como el nuevo liderazgo participativo y la participación ciudadana son elementos


centrales de la Revolución Positiva, aunque parezca desubicado, ingenuo, anticuado o
inapropiado, la fuerza motriz esencial es el amor.

“Vine a traeros un mandamiento nuevo”, nos dijo Jesucristo.


Y ¿cuál era el mandamiento nuevo? ¿El Amor?
Pero, ¿qué tenía de nuevo el amor? ¿Acaso hace 2.000 años, antes de la venida de Jesucristo
no existía el amor?, ¡claro que sí!, ¡claro que ya existía! Siempre la gente le quiso a sus
familiares, a sus parientes, a sus amigos y a los que les hacen el bien…

Entonces, ¿dónde está “lo nuevo”?


LO NUEVO del mandamiento de Jesús, no es el amor, sino LA CANTIDAD y LA CALIDAD

102
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

de amor que Él nos exige. “Quiero que os améis los unos a los otros como yo os he amado”.

El mandamiento no es amar nomás, a secas.


El mandamiento es amar, COMO A TI MISMO. Y por si tenemos baja autoestima Jesucristo
se ocupó de agregar: “Amar como Yo os he amado. Amar hasta el extremo. Amar hasta dar
la vida. Amar al enemigo”.
El amor a Dios, muchas veces es algo intangible, etéreo, sujeto a las interpretaciones más
diversas y subjetivas, de acuerdo al gusto del consumidor, pero sabemos que el amor a Dios
se comprueba sencilla y claramente en el amor al prójimo.

¿Amamos al prójimo? ¿Lo amamos lo suficiente? ¿Cómo nos exige el mandamiento? ¿Cómo
a nosotros mismos? ¿Cómo Dios nos amó? ¿Hasta el extremo? ¿Y a nuestros enemigos?
¿Hasta dar la vida por ellos?

Ama y haz lo que quieras. Obras sin amor no sirven. El amor es la primera ley. Lo demás
vendrá por añadidura. El amor es la punta de lanza y precede a la acción.

¿Cómo construir un mundo mejor, una familia mejor, una empresa mejor? La respuesta al
final, por lo visto y por lo comprobado, siempre es el amor.

Alguien decía que las virtudes, caridad, solidaridad, respeto, responsabilidad, etc., son
definiciones de comportamientos cuando no existe el amor. Esta persona no negaba la
importancia de estas virtudes, pero afirmaba que cuando existe el amor todas ellas se
encuentran presentes automáticamente.

Y si la cosa ya se complica cuando pensamos en los amigos, o en los prójimos neutrales


normales, cuánto más difícil sería considerar la posibilidad de amar a nuestros enemigos. Ni
siquiera estamos hablando de amar al sindicalista o al empresario o al que profesa una fe
distinta o es ateo, o al cliente que no te paga la cuenta, o al empleado que te roba o al patrón
que no te paga el sueldo, o al gobernante que te miente. No son todavía enemigos, aunque
puedan ser personas que te desagradan. Pero, de ahí a amar al que violó a mi hija o al que
asesinó a mi hijo… ¡Vaya desafío¡

Y en un ejercicio por “aterrizar” y comprender un poco más el tipo de amor ideal, por lo
menos para tener una comprensión más clara del objetivo, aunque no lo logremos,
podríamos preguntarnos ¿a quién amamos de esa manera? ¿Por quién estaríamos dispuestos
a dar la vida, literalmente?. Y una respuesta podría ser: “por mis hijos”. Entonces ya
podemos encontrar “un modelo de amor” que no es abstracto ni teórico, y tampoco es
histórico, sino presente y real.

Estas reflexiones no deben invitarnos a la depresión ante nuestra pequeñez, sino a sentirnos
maravillados ante la grandiosidad de nuestra fe, que aunque la hemos entibiado hasta el
extremo, nos invita al heroísmo, a la magnanimidad y a la santidad.

103
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Cuando amamos realizamos obras, y éstas refuerzan y refrescan nuestro amor, en un círculo
virtuoso que se alimenta a sí mismo.

286. ¿Podemos aprender a amar?

Yo diría que sí. ¿Cómo?


A amar aprendemos amando. Como lo hacemos con un hijo, una esposa, un amigo. De a
poco. Se la conoce, se la escucha, se le regalan cosas, se reciben cosas, se le acompaña, se es
acompañado, se comparte.

Es muy difícil amar lo que no se conoce o lo que está lejos.

En la medida que le conozco, me acerco, participo de sus cosas, me abro con sinceridad y
con honestidad.

Y funciona con los amigos, con los familiares, con los correligionarios, con los clientes, con el
pueblo, inclusive con los adversarios.

Si queremos amar a la gente que trabaja con nosotros, pues estemos cerca, escuchémosles,
compartamos con ellos, compartamos lo que tenemos, lo que somos, nuestras ideas,
nuestros sentimientos, nuestras dudas, nuestras preocupaciones. Si queremos amar a los
pobres, acerquémonos. Seguramente no vamos a poder conocer a toda la humanidad,
pero podemos, quizás, amar a toda la humanidad a través de la parte de la humanidad que
conocemos. Quizás no vamos a poder conocer la totalidad de una persona, pero podemos
llegar a amarle igual a través de la parte que sí conocemos. Quizás no podamos conocer a
todos los pueblos y a todas las comunidades pobres de nuestro país, pero conociendo a
algunos, o a muchos, podemos amar a todos.

287. La Disciplina Democrática o “la Dictadura de la mayoría”.

La Disciplina Democrática siempre será importante, pero en el proceso de consolidación de


nuestro Partido es vital. No tenemos 100 años ni 1.000.000 de afiliados. “La unidad”, “La
dictadura de la mayoría”, “Yo no te pido que hagas mi voluntad, no me pidas que haga la
tuya”. “Yo, como Presidente del Partido, apoyaré lo que ustedes resuelvan...”.

Amplia participación en el proceso decisorio y unidad de acción en la ejecución de la


voluntad de la mayoría.

Desde el inicio supimos, que si bien la campaña electoral sería un desafío de envergadura,
sin embargo, la tarea más importante, relevante y vital, comenzaría el día después de las
elecciones.

104
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Los procesos electorales son muy interesantes, muy agitados, cargados de variantes y
entusiasmo. En un Movimiento nuevo, casi no se discuten los liderazgos y los problemas se
postergan.

El día después viene cargado con los cansancios, los culpables, las tristezas, las tareas
personales y familiares pendientes, las deudas… y el distanciamiento de muchos que
vuelven, como es lógico, a su vida normal.

Conocíamos la historia, reciente y lejana, y veíamos la enorme dificultad de los nuevos


espacios políticos, no solo para ser coherentes y consecuentes con sus ideales, sino
simplemente para sobrevivir.

A las dificultades del medio político, social, cultural y económico, que no son pocas, se
suman las propias limitaciones, producto de la juventud, de la inexperiencia y de la ausencia
de recursos.

La tendencia más fuerte, más destructiva y más mortal, iba a ser la división, la desunión, la
fragmentación.

¿Cómo hacer para que El Equipo Conductor Nacional se mantenga unido? ¿Cómo hacer
para que los Diputados se mantengan unidos? ¿Y también los Senadores y los Concejales
Departamentales y Municipales… y las Conducciones distritales y departamentales...?
Nadie abandonó el barco. Todos continuamos.

Organizamos jornadas, repasamos nuestro Ideario, nuestras limitaciones y fortalezas como


asimismo la Visión y la Misión que nos convocara a la Política.

Nos dispusimos a aprender JUNTOS y UNIDOS.

Nos propusimos compensar y superar nuestras limitaciones, con la Unidad.


Y así fue. Y entre otras cosas, no solo lo conversamos y lo acordamos, sino que lo incluimos
expresamente en nuestros Estatutos, en nuestros Principios y en nuestros reglamentos de
Bancadas: la Disciplina Democrática.

Con tantos temas que tratar, con tantas y tan complejas actuaciones políticas y legislativas
que tendríamos que decidir…, ¿cómo hacer para acordar? La respuesta fue la Disciplina
Democrática.

La ausencia de participación y/o de orden había venido siendo prácticamente una constante
en la mayoría de los Partidos Políticos, incluyendo los más antiguos. Cuando se conseguía el
orden, era sacrificando la participación, o viceversa.

La Disciplina Democrática nos garantiza la máxima participación en el proceso decisorio y

105
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

nos obliga al cumplimiento de la voluntad de la mayoría.

Fabuloso. La riqueza de la Participación, la riqueza de la Unidad de Acción, Unidad en la


Diversidad. Todos ganamos. Liderazgo y Participación se encuentran otra vez.

“No te exijo que hagas MI voluntad. No me exijas que yo haga la tuya”. No me comprometo
a hacer tu voluntad, o la de él, o la de ella, sino la nuestra. Buscamos el consenso, lo
encontramos en la mayoría de las ocasiones, pero cuando así no sucede, hacemos lo que
dice la mayoría.

Si creen que es difícil a veces acatar la voluntad de la mayoría cuando ésta es diferente a la
nuestra, les garantizo que cualquier otra salida, dividiría al Equipo una y otra vez, y pondría
en peligro, ya no solo el cumplimiento de los programas y proyectos, sino la vida misma del
Partido.

En numerosas ocasiones, en especial en el interior de la República, cuando me consultan


sobre qué decisión tomar en algunas situaciones complicadas…, yo les expreso mi total
apoyo “a lo que USTEDES resuelvan”. Mi apoyo no es para lo que resuelva una u otra
persona, sino para lo que decida la mayoría en el Equipo PQ del lugar.

Ahora mismo, con el riesgo de la desaparición extinguido, con el Partido más robustecido y
con las individualidades políticas más aplomadas, aún así sabemos que individualmente y
separados no lograríamos nada que valga la pena.

Algunos adversarios políticos que buscan, intencionalmente, destruir o debilitar nuestro


Partido, entienden muy bien lo que estoy diciendo, por lo cual buscarán tentarnos con
alguna prebenda o atemorizarnos con amenazas, o cuando menos, intentarán menoscabar
nuestra extraordinaria disciplina democrática, haciéndonos parecer a algunos como
primates sin inteligencia u ovejitas sin personalidad al servicio del Dictador de turno, el
Presidente del Partido.

No podemos culparles por pensar así. Muchos de ellos solo conocen la disciplina y el orden
cuando estos son impuestos por “orden superior”, sin la menor libertad ni oportunidad de
participación.

En uso de nuestra libertad y con el respeto que nuestras dignidades se merecen,


propusimos, aceptamos y cumplimos con la disciplina democrática.

El Dictador no soy yo. El Dictador no sos vos. Si alguna Dictadura existe, en todo caso es la
de la mayoría, dentro del marco de las leyes, de nuestros estatutos, principios y reglamentos,
y creo que es hoy nuestra principal fortaleza, garantía vital para el Partido y para cada uno de
sus componentes y testimonio de un trabajo político disciplinado y respetuoso.

106
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

288. AUTORIDAD versus AUTORITARISMO.

Autoridad es el valor. Autoritarismo es el defecto.

Así como el Consumo es necesario para vivir y el Consumismo es el abuso perjudicial del
consumo, o como la Paternidad es un enorme valor y el Paternalismo es el abuso
sobreprotector y por ende perjudicial, lo mismo sucede con la Autoridad y el Autoritarismo.

El Autoritarismo es el abuso perverso de la autoridad para que se haga lo que al líder


autoritario le da la gana.

La Autoridad es el uso del poder para lograr que se hagan las cosas que deben ser hechas,
que corresponden, que están señaladas por las leyes, por las normas, por los
procedimientos, la moral y el bien común.

Si, por ejemplo, el horario diario de entrada es las 8 de la mañana, autoritario sería el
superior que ordena al empleado a que venga un día a las 6, otro día a las 7, y otro día a las 9,
según su antojo y abusando de su poder, ignorando la regla acordada. En cambio, por la
autoridad de la que está investido, el superior puede y debe utilizar su poder para lograr que
todos cumplan la norma de llegada puntual a las 8 hs. Por el bien de la organización y de
todas las personas involucradas, el superior tiene la autoridad (el derecho, la
responsabilidad y la obligación) de hacer cumplir el horario de entrada.

El autoritarismo se centra en la satisfacción de los deseos, arbitrarios, antojadizos y


desordenados de la persona autoritaria. La autoridad es servicio al bien común y por ello se
centra en el respeto a las normas acordadas.

TODO el Paraguay está viviendo una transición de la DICTADURA a la DEMOCRACIA, del


AUTORITARISMO a la AUTORIDAD. Y, lamentablemente, hoy, nos encontramos en tierra
de nadie. Nos encontramos en un momento en el cual ya no aceptamos el autoritarismo,
pero tampoco tenemos la suficiente cantidad de nuevos liderazgos capaces de ejercer con
firmeza la autoridad para el cumplimiento de las leyes hacia el bien común, en democracia.

Y no me estoy refiriendo solo ni especialmente a los políticos. También a ellos, pero no solo a
ellos. Estoy pensando en empresarios, en jefes y gerentes, en sacerdotes y hasta en los padres
de familia.

¿Acaso no vemos cuántos padres han perdido autoridad en sus familias? Ya no pueden
gobernarlas, dirigirlas hacia el bien común con órdenes unidireccionales e imperativas,
como lo hacían los padres de antes, porque ahora “pues hay democracia”, los hijos
participan, se quejan, plantean sus preocupaciones… y entonces los padres quedan
descolocados. Como no pueden hacerlo autoritariamente, no ejercen su autoridad de
manera alguna, con la consecuente “ausencia de padre” en la familia. No es capaz de

107
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

ejercer con ternura y también con firmeza su autoridad, delegada por Dios y por la ley, para
guiar a su familia hacia el bien. Ya dijimos muchas veces que el amor implica, no solo
ternura, sino también firmeza y exigencias serias.

La Democracia necesita el ejercicio de la autoridad para garantizar su buen funcionamiento.


Es un error creer que la democracia es la participación anárquica y desordenada de todo el
mundo, en donde cualquiera puede decir y hacer lo que le plazca, “porque hay libertad”.
Eso no es libertad. Eso es anarquía. Eso es desorden. Si, por ejemplo, queremos tener una
reunión participativa, tiene que haber un orden del día, hay que pedir la palabra, hay un
tiempo máximo de uso de la palabra por persona, etc., etc., etc., y hay un coordinador
responsable (una autoridad) de garantizar el cumplimiento de las normas acordadas para
asegurar la participación de todos, por el bien de todos. Y ese coordinador puede y debe ser
tan exigente y firme como haga falta.

No podría alguien hablar nomás cuando se le antoja, sin pedir la palabra, por media hora, de
cualquier tema fuera de la agenda, etc.… porque eso no sería democracia, eso no sería
libertad, eso sería, como dije, anarquía, desorden y caos, y una falta de respeto que
justamente conspiraría contra el derecho a la participación de todos los demás.

La Autoridad es un derecho, pero también es una responsabilidad y una obligación.


Estamos obligados a ejercer la autoridad, si la hemos aceptado. No es optativo. No importa si
no queda bien a veces. Debemos ser rigurosos y exigentes, con nosotros mismos y con los
demás, aunque en algunas ocasiones no sea tan fácil.

La autoridad está para ser ejercida, y a veces eso implica actuar con energía. Pero si lo
hacemos de manera oportuna y justa (repito: al servicio de los ideales y en cumplimiento de
las normas y los acuerdos; no por antojo o mal humor) no tendremos necesidad de hacerlo
muy a menudo, porque la gente ya habría sentido su presencia y vigencia.
El General no necesitará prepotencia ni mala educación para lograr que un Oficial
subalterno cumpla una orden, si ellos ya lo conocen porque en ocasiones anteriores los
incumplimientos no quedaron impunes.

Hasta los animales vacunos tocan solo una vez el alambrado eléctrico… y después, como
saben que corre, no lo tocan más, ninguno, ni el que tocó, ni los que no lo habían hecho.

La Autoridad no se ejerce única ni principalmente en los “grandes momentos”. La Autoridad


se ejerce en el día a día, en la ternura y en la firmeza con que tratamos cada tema y a cada
persona. Y es mucho más fácil y conveniente ejercitarla en lo pequeño, porque entonces,
cuando llegue el momento de las grandes decisiones, el liderazgo estará ganado y ya será
respetado.

Y no nos preocupemos por “quedar mal”. Es al revés. Uno queda mal cuando no se anima a
ejercer su autoridad. La gente te agarra el punto, ya saben que da igual cumplir o no la

108
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

norma y entonces, no solo la tarea termina mal hecha, sino que uno queda como un flojo o
inútil, la gente se malcría, no aprende ni crece, los objetivos no se cumplen y los ideales se
quedan en el papel.

La Autoridad delegada, formal, casi no sirve para nada. El Director, el Gerente, el Propietario
o el Presidente puede nombrar para un cargo a quién quiera, pero si esa persona no se gana
la confianza y el respeto y no ejerce su autoridad, no habrá nada que hacer.

El Padre J. Kentenich, Fundador del Movimiento de Shoenstatt, decía: “Reglas, las mínimas
necesarias y un máximo cultivo del espíritu”. Eso significa que vale la pena trabajar el espíritu
en las personas y en las organizaciones, y que en la medida que lo hagamos, menos reglas
serán necesarias. No hacen falta tantas reglas cuando tenemos un espíritu cultivado y un
comportamiento acorde con los acuerdos y responsabilidades asumidas. Por el contrario, en
ambientes con poco cultivo del espíritu más reglas serán necesarias como asimismo su
aplicación rigurosa, en aras del bien individual y colectivo.

289. El habitante convertido en ciudadano – Participación y Autogestión.

Cuando comenzábamos a probar en la realidad esta metodología participativa, hace más de


15 años, nos acercábamos a las comunidades con las que queríamos colaborar y seguíamos,
más o menos, los siguientes pasos:

Una actitud de escucha, observación y atención, antes que la típica actitud de “llevadores
de soluciones”.
Esto no es fácil, ni para ellos (que esperan) ni para nosotros que nos sentimos tentados a
proponer “nuestras soluciones” rápidamente.
Les animábamos a que sea la gente del lugar la que hable y exprese sus anhelos, inquietudes
o necesidades.
El listado resultante, aunque eventualmente parecido al que podríamos haber imaginado
nosotros, sin embargo, gozaba de una mucha mayor legitimidad debido a que había sido
confeccionado con los aportes de la gente del lugar.
Como siguiente paso, les proponíamos generar prioridades, descubrir qué sería lo más
importante para ellos, por dónde querrían comenzar, ¿por el camino? o ¿por el puente?, o
¿por el agua?, o ¿por la huerta?, o ¿por la escuela?... y no nos metíamos en sus respuestas,
generábamos participación sin intromisión de nuestra parte, excepto para alentarlos y
ayudar a ordenar la reunión.
Y aquí los resultados ya no eran siempre los esperados por nosotros. Algunas veces ellos
resolvían comenzar por puntos que nosotros no hubiéramos esperado. Supongamos que
resolvían empezar por la construcción de un puente vecinal.
Luego abríamos el debate sobre “¿cómo hacerlo?, ¿por dónde comenzar?, ¿dónde buscar y
obtener los recursos necesarios?” Nuevamente éste es un momento crucial en donde tanto
ellos (como receptores de ayuda), como nosotros (eventuales proveedores de ella), estamos

109
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

acostumbrados a que uno de los visitantes (especialmente en la política), levante la voz y


anuncie con bombos y platillos que él hará el puente…, para que entonces todos griten,
aplaudan, vivan y feliciten y la reunión llegue a su fin.
Es un momento clave, y el silencio se hace largo. Repetimos la pregunta: “¿Cómo hacemos
el puente? ¿De dónde sacamos los recursos?” La gente se mira entre sí. Los paraguayos no
somos tontos…, pero sabemos hacernos de los tontos cuando creemos que nos conviene.
Este es el momento clave más importante del proceso participativo. Jamás debemos ser los
primeros en ofrecer las soluciones. Debemos resistirnos y esperar.
Luego de un rato, que a veces parece durar demasiado (pero no hay que rendirse), alguien
del lugar levanta la mano y dice: “…Yo puedo poner algunas maderas…”; todos aplauden,
y se van animando: Alguien le sigue: “Yo también…”; los aplausos continúan; alguien
agrega: “Nosotros podemos poner la mano de obra…”
Y recién entonces llega el momento para que nosotros, o la autoridad, agregue su parte o
complete lo que falta.
Cuando un par de meses después el puente se encuentra terminado, el cartel no dirá “obra
del gobierno de fulano de tal” sino “NOSOTROS LO HICIMOS” y entonces, ellos no
tendrán un puente nomás sino que habrán ganado capital humano, capital social,
autoestima, confianza en ellos mismos y en su comunidad, certeza de que ya no son
mendigos sino actores de su destino. Esa es la revolución positiva. La próxima vez que
necesiten algo, ya no se sentarán a esperar al Obispo, al Intendente o al político de turno.
Habrán descubierto su poder y, en adelante, ya no esperarán que alguien venga a mentirles
o a regalarles. Ya sabrán cómo hacerlo: liderazgo participativo más participación ciudadana
es igual a autogestión. El círculo virtuoso se habrá iniciado. El habitante convertido en
ciudadano.

290. “¡ESTO NOSOTROS LO HICIMOS DON PEDRO!”

Llego yo solo a Caapucú una siesta calurosa, paro frente a la casa de una familia amiga,
golpeo, me atiende la señora… y me saluda con mucha alegría...

Luego de conversar un rato me toma el brazo y comenzando a caminar hacia la calle… casi a
los estirones me dice… “Vení na, Don Pedro, te voy a mostrar lo que nosotros hicimos con
Paraguay Jaipotáva”. Salimos, me lleva hasta el medio de la calle empedrada, y señalando a
lo largo y a lo lejos, unas 3 ó 4 cuadras, me dice… “Esto nosotros hicimos, Don Pedro”…
mirándome orgullosa como esperando una señal de aprobación y satisfacción.

Por supuesto, no me costó nada darla. Me sorprendió y me encantó, sobre todo porque me
di cuenta que ella, con ese entusiasmo, esa alegría y ese orgullo, NO me estaba mostrando el
empedrado nomás….; ¡¡me estaba mostrando que ellos lo hicieron!! Ella había nacido en
ese pueblo, y así también sus padres y sus abuelos, y esa calle siempre había sido de tierra…,
y ellos, ahora, habían cambiado la historia, para siempre. Habían descubierto su poder.
Habían logrado el empedrado sin necesidad de cerrar rutas, hacer manifestaciones o
insultar a nadie. Habían vencido a las excusas, a la pereza y a la resignación. Habían logrado

110
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

unirse, trabajar juntos, construir un empedrado, cambiar la historia, y sobre todo, recuperar
su poder como ciudadanos de bien comprometidos con su comunidad.

291. Mi experiencia de participación en empresas con y sin fines de lucro.

Algunos emprendedores, empresarios y muchos “empresaurios” no terminan de


comprender que sus empleados NO hacen nada que en realidad no deseen hacerlo. Todas
las veces que un jefe, un gerente, un supervisor, un accionista o quien fuera, cree que logrará
un excelente resultado, imponiendo su idea a los empleados (idea que puede ser incluso
muy buena), solo porque él tiene la autoridad formal, se equivoca de punta a punta.

Estos empleados de jefes autoritarios y poco participativos, son expertos en simular y nada es
más fácil que “no hacer nada, pareciendo que hacemos”. No me quiero quedar en detalles
y ejemplos sobre las mil maneras de “no hacer, haciendo”, que varían desde el extremo de
aquel que no hace luego nada, pero que pone una cara de ocupado de la gran siete,
mientras teclea la calculadora o habla con su novia por teléfono sobre la pornografía más
avanzada o lo ridículo que es su jefe; hasta, aquellos más formales y profesionales que se las
pasan generando papeles inservibles, creando comités o escribiendo proyectos e informes
para que nadie los lea.

Al final, el proyecto fracasará (aunque la idea del jefe haya sido buena) y siempre habrá un
culpable: la competencia desleal, la crisis económica, la inseguridad jurídica, el gobierno
corrupto, el contrabando, etc., etc., etc.

En realidad, nadie, ni siquiera los empleados que reciben un sueldo y podrían ser
despedidos, nadie hace lo que no quiere.

Por eso, la gente necesita ser motivada, lo cual significa simplemente, encontrar motivo
suficientemente atractivo para ejecutar la tarea.

El principal motivador para obtener lo mejor de las personas, NO es el dinero, aunque


cueste creerlo.

El dinero es un motivador para dar lo justo, pero no para poner la máxima creatividad,
empeño, voluntad y amor en la tarea.

El motivador más eficaz para esto es la participación de los empleados que estarán
involucrados en la tarea.

Este tema da para mucho más que esta página.

111
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

No todas las personas, no todas las empresas ni todos los temas están listos para tener el
mismo grado de participación.

Por ello, en mi experiencia he encontrado algo así como niveles diferentes de participación,
que podrían ser también 4 pasos sucesivos eventualmente:

1. Información: Los funcionarios deben enterarse de lo que pasa y lo que pasará en la


empresa, antes que la gente de afuera. En primer lugar, por supuesto, hay que informar
sobre lo que estamos haciendo en la actualidad. En la práctica no todos saben todo, por
lo cual, una vez al mes podrían reunirse todos los funcionarios y cada jefe de área informa
a todos los demás lo que está haciendo. Esto es altamente motivador para todos.
Asimismo hay que informar por lo menos sobre los planes y programas más obvios y
públicos: lanzamientos de productos, apertura de sucursales o cosas parecidas. Lo peor
que le puede pasar a un empleado es que se encuentre en una reunión con amigos que le
comentan que se abrió una nueva sucursal de su empresa en su barrio, o que vio tal o cuál
publicidad, y él ni se había dado por enterado.
En esta etapa, ni siquiera hace falta preguntar ni escuchar, solo contar, informar.

2. Opinión: A la información, le agregamos el pedido de su opinión a la gente. Le contamos


lo que está pasando y lo que va a pasar y le preguntamos qué piensa. Sus opiniones no
obligan a los superiores, pero en general son de una gran riqueza en el proceso de toma
de decisiones.

3. Decisión: En esta etapa, la gente tiene información detallada, no solo tiene una opinión,
sino que también ya tiene la responsabilidad de la decisión, que puede ser a su vez total,
o parcial conjuntamente con otras personas. Solo para dar una idea, cito que en mi
experiencia, todo lo más importante, incluyendo la Misión, la Visión y los Valores de la
empresa, era resuelto en asamblea general de empleados, en donde cada voto valía uno,
ocupe el cargo que sea.

4. Participación en los resultados: Finalmente, y luego del ejercicio de participación en los


tres niveles o pasos anteriores, puede diseñarse un mecanismo de participación en los
resultados económicos de la empresa. Este es el último paso, no el primero. Todas las
experiencias que yo conozco de participación que buscaron acortar procesos y trataron
de apresurar mejoras de resultados transfiriendo participación económica a los
empleados, sin haber pasado los tres pasos anteriores, han fracasado.

292. Dios nos hizo “mal”.

En ocasiones, cuando el desánimo merodea, me siento tentado a pensar que el Señor nos
hizo mal. Que nos creo desproporcionados. Nos dio una enorme capacidad de pensar, de
tener ideas, de enamorarnos de ellas y convertirlas en una poderosa visión de futuro, pero…
sin embargo, nos dio solamente dos brazos y dos piernas.

112
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Tantas veces tenemos tantas ideas y queremos hacer tantas cosas… pero luego, la realidad,
la ejecución, es tanto más difícil y nos quedamos a mitad de camino.

Luego, medito y concluyo que quizás Él lo hizo a propósito, para que nos necesitemos los
unos a los otros, para que nos veamos obligados a la paciencia, a la tolerancia, a la
solidaridad, para que jamás caigamos en la tentación del egoísmo, el orgullo, la intolerancia
o la impaciencia, porque si así fuera, el castigo sería que jamás cumpliríamos nuestros
sueños. Tenemos un solo camino para cumplir nuestros ideales: Juntos y Unidos.

293. “Leñas finas” y “leñas gruesas”

Conversaba con un amigo, un poco entristecido quejándose de que algunos compañeros se


acercan con mucho entusiasmo en la víspera de ciertos eventos públicos, hacen discursos,
prometen cosas, pero después, a la hora del compromiso y del trabajo silencioso,
desaparecen.

Me gusta leer y lo que me ha enseñado la historia... y la edad, es que, en realidad, los grandes
cambios y las revoluciones, ¡¡NO FUERON HECHAS POR LAS MASAS No fueron hechas
por grandes grupos de gentes, sino por POCA GENTE!! ¡¡Los próceres de la Independencia
fueron pocos... los apóstoles fueron pocos!! Y el ejemplo de esos pocos... estimula luego de
mucho trabajo, coraje y paciencia, a las masas a seguirlo.

También fui Scout y me encantan los campamentos. Los hago con mis hijos, desde que
usaban pañales, hasta hoy.

Hace algún tiempo, en el Chaco, solo yo, sentado en el campo, frente a una fogata, una
noche hermosa, unos chorizos en la parrilla, un whisky en la mano (..no hay revolución sin
alcohol..), escuchando el silencio, disfrutando de la oscuridad, las estrellas, observaba el
fuego... y aprendía muchas cosas, entre las cuales, comparto ahora una de ellas:

“Las leñas gruesas y las leñas finas”

Si alguna vez hiciste una fogata habrás podido comprobar que un fuego, siempre se
comienza con leñas chicas, incluso con palitos insignificantes, que se prenden muy
facilmente..., dan una hermosa llama aunque duran muy poco y se apagan muy
rápidamente. Entonces uno, para evitar que el fuego se apague, pone leña mediana... que
toma el fuego de las pequeñas, y éstas ya duran un poco más, pero aún no dan aún para
pasar la noche. Entonces añadimos la leña gruesa, el quebracho, el palo santo, aquella que
aunque no siempre haga demasiado llama..., con toda seguridad, su brasa, aguantará toda la
noche, incluso si llueve.

Fue muy significativo para mí lo que me enseñó esta experiencia. A veces me gustaría que
toda la gente sea leña gruesa cuyo fuego, ardor y entusiasmo dure mucho tiempo, incluso

113
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

durante la noche y las tormentas.

Pero jamás podríamos hacer un fuego, solamente con leña gruesa. Si no hubieran habido
leñas finas, no se hubieran prendido las medianas, ni las grandes. Si solamente hubiera
habido leñas pequeñas, el fuego no hubiera durado.

Así que, querido compañero ¡¡Fuerza y arriba!! y ¡¡consolémosnos!! Quizás no siempre


podamos lograr que la leña fina se convierta en gruesa. No siempre lograremos que esas
personas cuyo entusiasmo y alegría duran poco tiempo, permanezcan encendidas por largo
plazo, pero no importa!! ¡animémoslas de todas maneras! ¡¡reconozcamos de todas
maneras la enorme importancia de sus aportes!! (Sin ellas no podríamos hacer el fuego),
como asimismo, alentemos a los corredores de maratones, a las leñas gruesas, a que no se
desalienten cuando no haya mucha algarabía o algunos desaparezcan, y que ¡¡SEPAN QUE
SON ELLOS LOS QUE TIENEN LA CAPACIDAD, “LOS TALENTOS” Y LA
RESPONSABILIDAD DE MANTENER EL FUEGO ENCENDIDO DURANTE LA NOCHE!!

114
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

LA ESPERANZA

294. La Esperanza.

Nuestra fuerza más grande: ¡LA ESPERANZA!


“No es posible crear lo que no existe, sin creer que podrá existir. Sembrar las calles, los
clubes, los hogares… de pesimismo y desesperanza, es esterilizar, también es corrupción”.
(Boletín informativo 2002 Fundación Dequení)

295. “Sí…, Pedro, ...pero.. ¡¡ESTAMOS DESILUSIONADOS...!! y desesperanzados”.

Sí, es posible que tengamos razones para estar desilusionados, pero si por eso fuera, nos
retiramos, y entonces, ¿quién gana?

Además, no podemos darle tanto poder a esta gente sobre nuestras vidas. Si ya nos
jorobaron el pasado, no le regalemos nuestra parálisis y nuestro futuro.

¿Acaso si un amigo… nos engañó… nunca más tendremos otros amigos? Desilusionados sí,
un rato, pero NO PARALIZADOS NI INDIFERENTES.

NO tenemos derecho a estar desesperanzados… ¡especialmente los jóvenes!


Además, pensar que nuestras esperanzas estarán vivas solamente cuando todos nuestros
objetivos se cumplan, no es muy razonable.
¿Acaso por haberme aplazado alguna vez… dejaría de estudiar? ¿Acaso porque no se me
haya cumplido algún sueño amoroso… jamás volvería a tener novia y quizás a casarme?
¿Acaso por haber perdido un partido de fútbol jamás jugaría otro?
La historia de la humanidad nos demuestra que siempre han habido problemas, siempre
han existido personas que han peleado sus luchas aunque nunca los resultados fueron tan
buenos como los deseados. Hay un gran esfuerzo por recuperar la Política desde toda la
historia de la humanidad. No es una tarea fácil y quizás jamás lo lograremos completamente,
pero no podemos rehusar la responsabilidad que nosotros tenemos en nuestro tiempo.
No solo creo que la desesperanza permanente es un acto de debilidad, sino de
irresponsabilidad para con nuestros compatriotas e hijos... y además una gran ingratitud con
Dios… quien nos hizo co-creadores a su imagen y semejanza, no para sentarnos a quejarnos
sino para comprometernos activamente con nuestro futuro y el de nuestra Comunidad.

296. Nuestros peores enemigos: el desánimo y la desesperanza.

No es cierto que nosotros nomás nos encontremos ante situaciones que parecieran ser de
magnitudes catastróficas y soluciones imposibles.

Lo que pasa es que periodistas, religiosos, políticos y ciudadanía en general, pareciera que, a
veces, competimos en contarnos los unos a los otros sobre la gravedad de la situación,

115
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

muchas veces limitándonos a describirla y protestar contra ella, sin la suficiente


contraprestación de propuestas y compromisos personales.
“El problema” no son los problemas, sino nuestra actitud frente a ellos.

Muchas veces pareciera que nos declaramos vencidos, entregados, rendidos o resignados
antes de enfrentarlos, sin siquiera haberlo intentado, simplemente desanimados por la
descripción que hacemos de la situación.

A veces siento como que le contamos a todo el mundo que nuestra silla se está quemando,
pero seguimos sentados en ella.

Pareciera que miramos de lejos la montaña, o la oscuridad, o el monte y nos declaramos


perdedores de antemano. Es como si tuviésemos que jugar fútbol contra la selección
brasileña y, como ellos son penta-campeones mundiales y tienen jugadores de fama
mundial, simplemente no nos animásemos a enfrentarlos y renunciásemos a correr cada
centímetro de la cancha y cada minuto del partido.

Creo que nuestro problema principal no es la cantidad de problemas sino nuestra actitud
frente a ellos. Nuestros problemas principales son el desánimo, la resignación y la
desesperanza.

Algunos citan los ejemplos extraordinarios de países como Japón y Alemania, quienes luego
de ser víctimas de masivas destrucciones producto de guerras sucesivas, en tan solo 20 años,
volvían a convertirse en potencias mundiales. Y justamente creo que son buenos ejemplos
para demostrar que, mientras nuestros problemas sean solamente las escuelas, los centros
de salud, las rutas y todo eso, en poco tiempo podemos volver a construirlas. A ellos se les
había destruido el hardware, no el software. Se les había destruido el cuerpo, lo material,
pero no el ánimo, las esperanzas, la autoestima ni el orgullo nacional.

El mayor daño que sufrimos en el Paraguay, la epidemia nacional, el mayor robo del que
hemos sido objeto, no han sido los miles de millones de dólares nomás, sino el secuestro del
ánimo, de la esperanza, de la convicción que podemos hacerlo, del coraje, de la autoestima
y del legítimo orgullo nacional.

“La esperanza se nos muere entre las manos cuando los problemas son tan grandes que no
sabemos qué hacer ante ellos o cuando, en los que son más abarcables, a nuestra acción no
le sigue ningún resultado visible. Por eso es tan actual en la vida de fe esta tentación que
llamamos “desesperanza…” (Padre José M. García S.J.)

Y cuando hablamos de esto no lo hacemos para contribuir con la desesperanza, sino para
describir al enemigo a vencer, la tarea y el desafío.

116
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Y lo hacemos porque creemos, como dijimos muchas veces antes, que no importa cuál sea
el problema que tengamos en el Paraguay, también tenemos su contrapartida, su vacuna, su
solución. Conversamos sobre esto para prevenir, alentar y animar a las personas, que en
medio de la oscuridad, mantienen encendidas las llamas de la esperanza y la confianza, y
para que ellas sepan, que diariamente serán tratadas de tontas o ingenuas y serán tentadas al
abandono.

El desánimo y la desesperanza no son malos compañeros solo porque nos paralizan e


inhiben de acciones que podrían ser útiles para mejorar las situaciones más diversas, no solo
porque envenenan nuestra alma y la de nuestros compañeros y compañeras, sino porque
generan o empeoran en el futuro los resultados negativos exclamados.

De tanto decir y repetir que las cosas van a ir mal, terminan yendo mal. Hay montones de
historias y cuentos respecto a esto. En algunos países se elabora un confidence index que es
un “índice de confianza”, el cual se obtiene preguntándole a la gente cuánta confianza tiene
en que las cosas mejorarán en el futuro, y han demostrado, sin lugar a dudas, que cuando la
gente dice que tiene mucha confianza en que el futuro será mejor, termina siéndolo, y que
cuando la gente dice que el futuro será peor, también termina siéndolo.

El tema es simple. ¿Quién quiere esforzarse al máximo en un barco que se hunde? ¿Quién
quiere crear al máximo si todo estará irremediablemente perdido? ¿Quién querrá meterse a
la Política si todo es basura? ¿Quién querrá estudiar mucho si no tendrá oportunidades
suficientes? Si todo el mundo dice que la situación empeorará, entonces nadie invierte,
nadie contrata gente, nadie abre sucursales, todo el mundo esconde sus reservas bajo el
colchón o las envía al exterior, y termina generando, con sus acciones y omisiones, la
situación que se temía.

El daño más grande que sufrimos no es la inseguridad, la enfermedad, la ignorancia, la


anarquía, ni siquiera la corrupción, sino la falta de ánimo, de esperanza, de confianza y de
autoestima individual y colectiva suficientes que nos permitan reconstruir nuestra Patria.

Ya nos han hecho suficiente daño. No permitamos, en especial los jóvenes, que nadie nos
diga que no se puede, que ya lo han intentado y que no será posible. No permitamos que
nadie nos robe el ánimo y el entusiasmo. A riesgo de parecer ingenuos, estamos obligados a
la esperanza. Esforcémonos diariamente en buscar y encontrar elementos, buenos
ejemplos, situaciones positivas y amigos optimistas que nos ayuden a seguir creyendo en los
demás y en nosotros mismos.

La persona es cuerpo y alma. Alma es ánima. Una persona sin alma, sin ánimo, está muerta
en vida. Un país sin ánimo es un país sin alma, también está muerto en vida. Queremos
animar al mundo. Queremos encender las cenizas. Como dice la música del cantautor
argentino Fito Páez: “¿Quién dijo que todo está perdido? ¡Yo vengo a ofrecer mi corazón!”

117
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

297. No hay amanecer sin noche. No hay resurrección sin pasión.

Las dificultades no debieran amilanarnos. No hay amanecer sin noche oscura. No hay
resurrección sin pasión. Jesucristo nos advirtió que todos los que quisieran hacer su voluntad
serían perseguidos, calumniados, traicionados y crucificados como Él mismo lo fue.

Pero esa NO fue la promesa de Jesucristo. Esa fue solo una advertencia para que no nos
sorprendan demasiado estas situaciones y para que estemos preparados para enfrentarlas.
Su promesa fue la resurrección.
La promesa no es la pasión. La promesa es la resurrección.
Y más allá de la religión que profesemos, lo que podemos comprobar en la vida diaria
cotidiana, es que siempre la resurrección sucede a la pasión, y que nunca hay resurrección
sin pasión, o dicho de otra manera, nunca hay crecimiento sin dolor, nunca hay éxito sin
esfuerzo, nunca hay amanecer sin noche.

Un deportista obtiene el primer puesto (resurrección / éxito / amanecer), solamente luego


de muchos sacrificios, entregas, preparación, dedicación y entrenamiento (pasión,
esfuerzo, oscuridad). Y lo mismo podríamos decir de un estudiante, de un empresario, de un
sacerdote, de una madre, o de cualquier disciplina.

Decimos que la naturaleza es sabia, pero pocas veces le prestamos atención. Me quedo en
el tema de que el amanecer siempre sucede a la noche, y la noche siempre antecede al
amanecer. La oscuridad y la luz, nos gusten o no, lo aceptemos o no, son parte de la
naturaleza. “Caminando por la oscuridad con la fe puesta en el alba”, es una frase que me
encanta, y que encabeza este ensayo porque reconoce la oscuridad, la acepta y no la
rechaza, porque aunque está oscuro, caminamos, no nos quedamos quietos. Tampoco
corremos, pero por lo menos caminamos, y lo hacemos, manteniendo la fe y la esperanza en
un futuro más luminoso.

A veces siento que estamos en la noche oscura, son las 10 de la noche, luego las 11, luego las
12… y sigue oscuro y estamos impacientes… y luego la 1 y las 2 de la madrugada, y ya
estamos hartos de la oscuridad, y luego las 3 de la madrugada y no vemos nada que se
parezca al amanecer, ningún resplandor, y entonces… perdemos la fe y la esperanza y
mandamos todo al diablo, y retrocedemos, nos entregamos, renunciamos a la esperanza, al
amanecer y volvemos a las 10 de la noche, y luego, cuando no nos paralizamos, caminamos
a las 11 otra vez y luego a las 12 y repetimos este permanente andar en la noche.
Si nos animáramos un poco más a andar por la noche, con la fe puesta en el alba, y no
renunciáramos a medio camino, estoy seguro de que muy pronto veríamos el amanecer.

298. ¿Quiénes son jóvenes?

Cuando en las charlas pido que los jóvenes levanten la mano, muchas veces, las levantan
solo las personas de hasta 25 o 28 años.

118
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

¡Qué lástima! ¡Definir juventud por la AUSENCIA de años! Yo me pregunto, ¿Cuál es el


mérito de tener pocos años? ¿Cuál sería entonces la culpa de tener muchos años?

Además, las cosas no se definen por lo que carecen, las cosas no se definen por lo que les
falta, las cosas no se definen por lo que no tienen, o sea, en este caso: ¡años!

Las cosas se definen por lo que contienen.


Juventud no es ausencia de años.
Juventud es PRESENCIA de ánimo, de ideales, de entusiasmo, de coraje, de esperanzas.
No importa la edad. Importa el contenido del alma y el compromiso con la vida.

299. “¡¡Los jóvenes NO son el futuro de la Patria!!”

“¡¡Los jóvenes son el futuro de la Patria!!” -¿lo escuchó usted alguna vez?, he preguntado en
innumerables charlas, a personas de 14 años, 20 y hasta 90 años. Y no hace falta que les diga
que TODAS las respuestas fueron afirmativas.

Pues creo que es una gran mentira.

Creo que …¡LOS JOVENES NO SON EL FUTURO DE LA PATRIA…!


Y entonces algunos dirán que NO son el futuro… porque ¡¡SON EL PRESENTE!!

“Pues creo que los jóvenes NO son el futuro, NI EL PRESENTE de la Patria…”

Y entonces cuando todos me miran sorprendidos yo agrego “¡A no ser que resuelvan serlo!”

No es automático. No porque tengas 18 años (lo cual no tiene ningún mérito en particular),
sos automáticamente el presente o el futuro de la Patria. ¿Acaso no encontramos también en
la juventud los mismos antivalores que vemos en la sociedad en general? ¿Acaso algunos no
copian sus exámenes? ¿O no farrean en exceso? ¿O no mienten? ¿O no roban? ¿O no se
pelean entre colegios?....

Si de falta de edad suficiente nomás se tratase, pues sencillamente yo llamaría a todos los
adultos a sentarnos a esperar unos años y con seguridad tendríamos nuevos y mejores
políticos, nuevos y mejores religiosos, empresarios, periodistas, etc., etc., etc.

Sin embargo, he visto demasiados jóvenes, que de ser el futuro de la Patria, pasaron a ser el
pasado, sin haber sido nunca presente.

Por favor, ¡¡HAGAN CORRER LA VOZ!! ¡¡LOS JÓVENES NO SON EL FUTURO NI EL


PRESENTE DE LA PATRIA!!... ¡¡A NO SER QUE RESUELVAN SERLO!! a no ser que tomen la
decisión, personal e intransferible, de serlo y se pongan en marcha.

119
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

300. No solo protestas, sino propuestas.

Esta fue una frase de campaña que refleja uno de nuestros principios transversales. En la
búsqueda de la verdad y no solo de la popularidad, en la línea de que nuestros enemigos no
son otros paraguayos sino los problemas que nos aquejan a todos, coherente con una
oposición constructiva y no destructiva ni obstructiva, y de acuerdo a nuestros ideales y
principios, nos hemos comprometido a evitar la conducta política de la simple protesta, para
acompañarla siempre de la correspondiente propuesta.

Nos hemos comprometido a hacer nuestros mejores esfuerzos para no agotarnos en la


crítica sistemática, o no rechazar simplemente los proyectos que vengan del oficialismo o de
cualquier otro sector político, y a tomarnos el trabajo de plantear la propuesta alternativa
que en cada caso creamos más conveniente al bien común.

Al derecho a la protesta, la responsabilidad de la propuesta… y del compromiso personal.

301. ¡Los Milagros son posibles!

Yo creo que los milagros existen. Creo que son posibles. Y lo que más me gusta es que no
solo creo que existen y son posibles, sino que ¡nosotros podemos hacerlos!

Lo que conspira un poco en contra es que a veces creemos que los milagros son situaciones
que ocurren, casi mágicas, sin ninguna participación o aporte de nuestra parte.

Si bien Dios podría hacer milagros de ese tipo, sin embargo, Jesucristo, en su paso por la
tierra, nos mostró de qué manera Él hace los milagros.

Cuando sana al paralítico en el templo, o cuando convierte el agua en vino o multiplica los
peces y los panes, o resucita a Lázaro, siempre, en todos los casos, Jesucristo hace el milagro,
DESPUÉS que la gente puso SU PARTE, después que la gente puso TODA su parte, después
que la gente hizo TODO lo que estaba a su alcance.

Jesucristo no hace por nosotros lo que nosotros podemos y debemos hacer por nosotros
mismos. No por maldad, sino porque nos ama y nos respeta. Para eso el Creador nos dio
manos, pies, cabeza y nos hizo co-creadores a su imagen y semejanza. No nos hizo
mendigos. Nos hizo poderosos.

Él nos asegura que los milagros son posibles. Él nos asegura que si nuestra fe tuviera el
tamaño de un grano de mostaza, moveríamos una montaña de lugar, y por si seguimos
dudando, como de costumbre, entonces Él nos muestra que los peces y los panes pueden
ser multiplicados, pero solo y únicamente, DESPUÉS que nosotros hayamos puesto nuestros
dos peces y cinco panes, o sea nuestra parte, en realidad, TODO lo que tenemos, por más
pequeño que nos parezca este aporte en función del fin buscado.

120
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

302. A pesar de todo… ¡¡SIGAMOS CANTANDO!!

“¡¡Ñapuäke que lo mitä, japayke ha jaheka pe Paraguay Jaipotáva… magmáva


oñondivepa…!!” … es cierto … no somos más que simples mortales… paraguayas y
paraguayos… entristecidos por la situación, pero completamente determinados a recuperar
nuestro país de la mano de verdaderas mafias organizadas.
Les digo una cosa: nos tocarán la oreja…, nos calumniarán e injuriarán, nos difamarán,
amenazarán y perseguirán, nos encontrarán a veces golpeados, cansados, a veces caídos,
otras tristes, nos podrán incluso ganar algunas batallas, pero jamás…, por tus hijos, por mis
hijos…, con la ayuda de Dios, ¡¡¡Jamás nos daremos por vencidos..!!!”

121
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

ALGUNAS QUEJAS, Y RECLAMOS, LAMENTACIONES, PROBLEMAS


¡¡La gente necesita ser escuchada….y reanimada!!

303. “Los políticos no están a la altura de las necesidades del País”

“¡Estoy de acuerdo! ¡Es cierto! ¡Ayúdennos por favor!”

De hecho, y aunque yo mismo no me sentía político y la mayoría de nosotros en PQ


tampoco, cuando nos sentimos agredidos por esta expresión que generaliza y no se
compadece de algunos esfuerzos individuales y sectoriales, nos cuesta superar las
explicaciones defensivas…

Podríamos decir muchas cosas, entre ellas que “cada pueblo no tiene el gobierno que se
merece, sino el que se le parece”, y que la clase política, nos guste o no, no es otra cosa que
el fiel y proporcional reflejo de nuestra Sociedad.

Podríamos también decir que los políticos no están a la altura de las necesidades, como
tampoco los están los periodistas, o los líderes sindicales, campesinos, empresariales,
profesionales, sociales o religiosos.

Estaríamos cayendo en las mismas generalizaciones que criticamos. Estaríamos cayendo en


el “mal de muchos, consuelo de tontos”.

Si nos parece, podríamos citarlos, de paso, pero no defendamos lo indefendible, superemos


la tristeza o el desánimo que podría producirnos la generalización descalificadora, y
pidamos ayuda.

¡Ayúdennos por favor¡ ¡Quizás no sea suficiente lo que estamos haciendo… pero es lo que
podemos¡ ¡Quizás no sean 2 panes sino apenas migajas, pero es lo que tenemos!

304. “Te veo muy solo”…

… me decía alguien al comienzo de la campaña. Claro, era lógico e incluso necesario en esa
etapa. Si bien ya había mucha gente que acompañaba este sueño y este trabajo, estábamos
en proceso de nacimiento y consolidación, y es normal (incluso conveniente) que se vea
solo la cabeza. Así nacen los niños. Primero la cabeza y después el cuerpo. Hay mucha gente
que nos acompaña, pero no es bueno en una campaña darlas a conocer a todas juntas
porque podríamos confundir a la gente. Sin embargo, con el tiempo irán apareciendo
nuevas figuras y robusteciéndose otras, tanto entre las autoridades nacionales de PQ electas
como entre las autoridades partidarias, afiliados y simpatizantes.

122
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

305. ¡¡Claro que la gente duda!!

¡¡Cómo no hacerlo!! En realidad, si bien a veces me siento víctima de dudas injustificadas,


por otro lado, me alegra ver que la sociedad se haga más crítica, más atenta, más alerta…,
en realidad creo que dudar, es al fin, una señal de responsabilidad. ¿¡Cómo no dudar
después de tantos discursos mentirosos, después de tantas promesas incumplidas, después
de tantas esperanzas de cambio para que casi nada haya cambiado…!?

No nos enojemos con los que dudan de nosotros. Comprendámoslos. Estoy seguro, de que
poco a poco, con el paso del tiempo y nuestra fidelidad probada, nos ganaremos su
confianza. Creo además que tiene su lado bueno el hecho de que la gente dude de nosotros.
Eso dificulta la tarea, templa nuestro espíritu, pone a prueba nuestros ideales y sobre todo
nuestra paciencia, nuestra tolerancia, y más que nada nuestra voluntad y perseverancia.
¡¡No sea que a la primera dificultad… nos gane el desaliento y abandonemos la cancha!!
¡No sea que seamos tan frágiles que cualquier tormenta nos doblegue! No solo no debemos
juzgar negativamente a los que dudan o nos critican, sino que, pensándolo bien,
deberíamos darles las gracias, porque pasando estas pequeñas pruebas, les demostraremos
a ellos, y lo que es aún mejor, nos demostraremos a nosotros mismos que estamos listos para
tener el Poder, el Poder para Servir.

306. “Por sus frutos los conoceréis”.

No está mal dudar. Lo malo es que la duda nos paralice o nos lleve a la descalificación
generalizada. Durante la campaña presidencial le preguntaba a la gente qué pensaban... de
los políticos, de los discursos, de las campañas.

Les preguntaba si acaso era ésta la primera vez que escuchaban un discurso político… Casi
todos reían y me contestaban que no…

“¡¿Creen por si acaso que, alguna vez en la historia, alguien se acercaría y les diría que les
promete ignorancia, atraso, pobreza, desempleo, inseguridad, enfermedad..., que les va a
robar, etc…?!” Todos reían.

… Entonces… yo les preguntaba y les provocaba otra vez a ellos -“Heta vese
ñanembotavýma la político kuéra…, entonces…, ¿mbäéichapa peë pe pilláta mávapa
ojapóta la heíva ojapotaha, tera, mávapa oñeémba reinte? ¿Mbaeichapa pe pilláta lo mitä?”
(“Demasiadas veces ya nos engañaron muchos políticos, entonces, cómo ustedes podrían
descubrir quién efectivamente va a hacer lo que dice, o quién sencillamente está hablando
de balde? ¡¿Cómo van a pillarlo, mis amigos?!”

Entonces, ¿qué hacer?, ¿cómo saber? … todos los discursos obviamente prometerán cosas
buenas… ¿cómo saber quién dice la verdad o quién miente?... nos han engañado tantas

123
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

veces… ¿cómo quitarnos la duda?, ¿cómo saber quién, efectivamente hará lo que promete?,
¿cómo saber en quién confiar?

… y ahora ya eran ellos los que me daban la respuesta… “¡por lo que hicieron!” gritaban
algunos; “¡por su trabajo!” decían otros.

¡Miren los hechos…! ¡No nos guiemos únicamente por las palabras! “Vendrán falsos
profetas…” advertía Jesucristo a sus discípulos y les enseñaba cómo distinguir a los falsos de
los verdaderos…, y es así que les decía… “por sus frutos los conoceréis”.

No es posible que la misma agrupación política que nos ha condenado al atraso durante las
últimas décadas, una y otra vez, le siga diciendo a la gente que ellos son finalmente el
cambio y la renovación.

“¡La próxima vez que aparezca un político no le pregunten lo que va a hacer, pregúntenle lo
que ya hizo!”

307. “Chéko colorado, don Pedro…pero che kueráima la che partídogui…”, (“Yo soy
colorado don Pedro… pero ya estoy cansado de mi partido…”) “… roikotevemínte…
tantos guaraníes…” (“… necesitamos nomás… tantos guaraníes...”)

Los tiempos de campaña son muy intensos. Muchísima gente se acerca. Muchos me decían
que eran de tal o cual Partido pero que ahora querían ayudarnos a nosotros… y otros pocos,
luego de una larga conversación, y siguiendo la tradición, agregaban: “Oréko, Don Pedro,
roguereko ore vállepe 300 voto seguro…, roikotevemínte do millón, rombyaty haguä la
gente…..etc., etc., etc.”(“Nosotros, Don Pedro, tenemos en nuestro valle 300 votos seguros,
necesitamos no más dos millones para juntar a la gente...”)

Yo no podía estar seguro cuánta verdad contenían o no sus palabras. De cualquier manera,
en todos los casos, les agradecía, les abrazaba y les decía que su experiencia era importante,
necesaria e imprescindible para el cambio…, pero que plata..., lastimosamente, ni un
guaraní teníamos… y todos terminábamos riendo.

Se quedaban contentos, aunque a veces, sin entender bien lo que había pasado.

Hoy me doy cuenta que esa falta de suficientes recursos económicos que, en ese momento,
pudo parecerme una debilidad, quizás nos ayudó, y nos sigue ayudando, a separar el trigo
de la paja.

308. “Ahora venís porque estás de campaña. Seguro que después que seas Presidente ya no
vas a venir más…”

124
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Me decía alguno, y yo, me acercaba, le tomaba del hombro y le decía: “Es cierto, tenés
razón, quizás no vuelva”. Se quedaba observándome sorprendido. Yo continuaba: “Es que
voy a tener tanto trabajo, hay tantos problemas en las escuelas, centros de salud, comisarías,
hay tanto desempleo, tanta corrupción, tanto que hacer. Francamente me encantaría
volver, sentarnos a tomar un tereré, pero creo que no voy a poder hacerlo”.

Ustedes pueden imaginar las caras de sorpresa…., pero les aseguro que se sentían
respetados, dignos y creo que contentos ante la explicación tan novedosa como sincera.

309. El fanatismo irracional.

Hay que ver para creer, es muy difícil comprender racionalmente la manera en que algunas
personas, a pesar de describir con extraordinaria lucidez, las lamentables circunstancias de
su situación económica y social, y la de sus vecinos, sin embargo, con un fanatismo ciego,
pueden terminar una conversación con alguna frase como esta… “mbaé piko ajapóta, Don
Pedro…, cierto iteréi nio la nde eréva…, pero chéko tal partidogua hina, ha che ru, che
abuelo a che familia entero...” (“Qué puedo hacer Don Pedro..., es cierto lo que decís pero
yo soy de tal partido (tradicional), y mi padre y mi abuelo y toda mi familia también”) El
mismo pareciera sentir tristeza por su incapacidad manifiesta de vencer semejante
fanatismo.

Y luego, curiosamente, estos mismos, son los primeros que “se desilusionan” de su
correligionario cuando éste llega al poder, y “se sorprenden” de su desempeño, aunque por
supuesto, ni remotamente se hacen responsables del fracaso del gobierno que han votado.

Afortunadamente, aún cuando situaciones como éstas aún persisten, creo que responden a
una realidad decreciente. La enorme mayoría de la población, especialmente los jóvenes,
ya se han dado cuenta de que las necesidades no tienen color y que los fanatismos
partidarios irracionales solo pueden conducirnos a mayores degradaciones.

310. “Yo me voy… porque las cosas no salen como queremos…”

El abandono es siempre una tentación que vencer.


Un amigo, muy querido y muy generoso, se me acercó un día de esos y me dice: “Pedro…
yo me voy… porque las cosas no salen como queremos…”
Le contesté, con afecto, pero también con firmeza y convicción:
“Hmmm…, es cierto, pero justamente por eso, porque las cosas no salen aún como
queremos, yo me quedo…”

125
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

311. “Tapeho katu peë pembaapo hendive kuéra…”

“Vayan nomás ustedes a trabajar con ellos… que después vamos a llegar nosotros tres días
antes y los vamos a comprar a todos otra vez”.

Nos veían trabajar y recorrer las calles y las casas un año antes…, y algunos colorados nos
miraban entre sorprendidos y preocupados, y nos decían, buscando apagar el entusiasmo,
sobre todo en los más jóvenes: “Tapehó katu peë pembaapo hendive kuéra ….upe rire ore
rohota pende rapykuerepe, tre dia ante, ha rojoguapaitéta hikuái pende heguí….”

312. Todos los atropellos del mundo.

Con la seguridad de que ningún listado, por extenso que sea, incluiría todos los atropellos de
que hemos sido objeto de parte del candidato oficialista, durante la campaña electoral,
quise citar apenas algunos de ellos, de modo que este capítulo no sea ignorado en este
ensayo que nos recuerda algunas historias durante la campaña.

Desde el más vulgar uso de las oficinas, las computadoras, los teléfonos, los vehículos
públicos (Ministerios, binacionales, etc.) hasta la utilización de ambulancias que le abrían el
paso a Nicanor (Duarte Frutos, candidato ANR), pasando por acuerdos con “empresaurios”
(especialmente del área de los cigarrillos, obras públicas, transporte público, frontera, etc.),
o pasar a “la congeladora” a nuestros simpatizantes en la función pública, o suspensión de
concesiones ya otorgadas, amenazas físicas y verbales en el interior a nuestros proponentes,
veedores y simpatizantes; retención de algunos salarios a los que están en la función
pública; descuento compulsivo a los empleados públicos para el financiamiento de su
campaña; promesa de condonación de deudas en el asentamiento de Villa Madrid. Limpio,
cambio de jefe distrital de Copaco por “flojo” porque permite que los funcionarios tengan
calcomanías de PF en sus vehículos; traslado a localidades lejanas a funcionarios públicos
que se resisten a quitar las calcomanías de sus autos; rompen un puente en el único camino
de acceso a la comunidad para que la gente no pueda asistir a uno de nuestros actos;
reparten dinero de Itaipú y otras instituciones públicas como “publicidad” en los Medios de
Comunicación, control e informe diario de todas nuestras actividades a través de la policía
encargada de la custodia, y por supuesto, como es habitual, la repartija a mansalva de
contrataciones, como asimismo de servicios públicos tales como medicamentos, víveres,
implementos agrícolas, ropa, conexiones eléctricas, pozos de agua, viviendas, becas,
ambulancias, patrulleras, dinero en efectivo, etc.

313. “Ahora Itavy ñane gente….¿mbaéichapa ovota yevy hese kuéra siendo que nosotros
somos mucho más capaces e inteligentes?” … (...”Pero si será tonta nuestra gente…
¿cómo es que le votan otra vez a ellos siendo que nosotros somos mucho más capaces e
inteligentes?”)

126
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

…se escucha de vez en cuando. Y pareciera sonar razonable, y aunque es una paradoja que
los más perjudicados por el sistema, los más pobres y abandonados sean los que más voten a
estos bandidos, sin embargo, tiene sentido para ellos. Votan con el corazón. Votan con el
afecto. Y eso también tiene valor.

A veces creo que está bien que así sea, porque eso nos obligará a nosotros a caminar,
caminar, caminar y abrazar, a trabajar incansablemente, más que los adversarios, para la
gente y con la gente, para así ganarnos su corazón.

Ellos saben bien que estos que gobiernan hoy son unos bandidos de marca mayor…, pero
tienen con estos bandidos un vínculo de afecto. Es como la esposa maltratada por el marido
vago, alcohólico y haragán, pero que finalmente permanece a su lado. Podemos filosofar y
discutir si está bien o mal, y quizás debamos hacerlo. Pero, lo que yo digo, es que las cosas
son así, por lo menos por ahora, y en grandes sectores de nuestra población.
Cuando un amigo, muy molesto con esta situación, incapaz de comprender semejante
actitud, se quejaba en voz alta preguntándose cómo era posible que esta gente siguiera
votando a sus violadores… yo le provocaba, diciéndole que lo hacían simplemente por
afecto, porque eran sus amigos.

A veces nosotros, los que fuimos a la Universidad y por lo tanto, nos creemos “más
inteligentes” que los demás, subestimamos el enorme valor que tiene el afecto a la hora de
tomar decisiones.

Y con el ánimo de generar siempre una provocación creativa, yo le decía a este amigo…
“… y vos… ¿cómo elegiste a tu esposa?..., ¿cómo elegiste a la madre de tus hijos?..., ¿acaso le
pediste un programa de familia?..., ¿acaso le pediste radiografía de pulmón o análisis de
sangre?..., ¿acaso le pediste las calificaciones del Colegio?... ¡Nooo! ¡Simplemente la
elegiste guiado por el afecto, por el corazón! …¡y eso que estamos hablando de tu familia,
de tus hijos… y para toda la vida…, no estamos hablando de quien va a arreglar las calles o
recoger la basura por un período de cinco años…”

314. Cuidémonos de los mberu letrina (moscas de inodoros), sobre todo en tiempos
electorales.

Tenemos muchos desafíos por delante, entre ellos, el de hacer UN Partido…, no una
confederación de “mini partidos internos…”

No existe organización de ningún tipo que no contenga un cierto nivel de debilidades o que
no cometa algún error de vez en cuando. “ Mi hijo,…” me decía papá cuando yo era chico y
me encontraba llorando sobre alguna cosa que no me salía… “el único que no se
equivoca… es el que no hace nada”.

127
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Pero lamentablemente existen ocasiones en las que algunas personas asumen actitudes
negativas y contrarias a las necesarias, ante dichas situaciones. La lamentable costumbre
política tradicional (contra la cual debemos luchar sin cansarnos) es que cuando algún
simpatizante, referente o autoridad partidaria se refiere o nos pregunta sobre alguna
situación conflictiva, algunas personas, en lugar de explicar y ayudar a que las posiciones
institucionales sean mejor entendidas o justificadas, se suben al carro de la protesta
descalificadora y “aprovechan” la situación para sumarse a la crítica, contribuyendo al
desprestigio de algún miembro u órgano del Partido, en la ridícula creencia de que así está
robusteciendo su grupo o corriente interna, ignorando que, perjudicando al todo, dañando
a la institución partidaria o a sus compañeros, solamente está escupiendo hacia el cielo…

Afortunadamente ésta no es una costumbre extendida en nuestro Partido, pero debemos


anticiparnos y estar precavidos para darle lucha a esa tentación que va a agudizarse en la
medida que nos acerquemos a tiempos electorales.

No solo es legítimo, sino necesario, tener ambiciones políticas.


Pero sería muy perjudicial, para todos, hacerlo de la manera tradicional, a costa de
difamaciones, quejas, calumnias y deslealtades (aunque estas puedan estar bien
disimuladas) con el Partido o sus dirigentes.

Las peleas internas han destruido completamente a las fuerzas políticas nuevas. También
han dañado enormemente a los partidos tradicionales.

¡No debemos comportarnos como los mberu letrina! ¡Como las moscas de inodoros que se
pasan buceando entre excrementos para robustecerse, crecer y reproducirse!

Cuando nos enfrentamos a quejas o situaciones enojosas (que siempre habrán) (con razón o
sin ella), debemos llevar calma, paz, contribuir a una mejor comprensión y si hace falta
incluso, a una mayor paciencia y tolerancia.

Si deseamos demostrar que nuestra candidatura es mejor que otras, debemos hacerlo en
base a propuestas y virtudes propias y no en base a protestas y descalificaciones al Partido o a
alguno de sus miembros.

315. “Si no votan de tal manera nuestros legisladores, yo me voy”.

“Bueno… entonces andate, chamigo… ¿qué le vamos a hacer?” Los legisladores están
haciendo un gran esfuerzo por buscar la verdad y no solamente la popularidad, por trabajar
con ahínco y seriedad, por estudiar con responsabilidad todos los proyectos que se
presentan vengan del sector político o social que sea, por escuchar y atender las necesidades
y los reclamos de todos los que quieran expresarse, y todo esto en una sociedad abrumada
de necesidades de todo tipo y contaminada endémicamente por la desconfianza y la
desesperanza.

128
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

“¿Sabés cuántas decisiones tendrán que tomar los Diputados y los Senadores en este
período de 5 años?”
“¡Unas 4.000 decisiones!”

Cuatro mil veces tendrán que votar “a favor” o “en contra” de algún proyecto, y en todos los
proyectos hay por lo menos dos partes afectadas, para bien o para mal.

“Es matemática, absoluta y totalmente imposible que estés de acuerdo con ellos en todas
estas decisiones”.

“..Si porque en una, dos, tres o diez ocasiones, las posiciones de nuestros legisladores no
fueron exactamente igual que las que te hubieran gustado, vos te vas a ir…, ¿qué más
puedo decirte?..”

“Finalmente… solo quiero que recuerdes que vos… no viniste a PATRIA QUERIDA, por
plata, por una prebenda, por ambición personal, o por hacerle un favor a Pedro, a Nani, a
Dani o a Perla. ¡Vos viniste porque quisiste! ¡Libre viniste! ¡Libre estás! ¡Libre sos! ¡Ojalá
no lo hagas…, pero libre podés irte! Pero recuerda: ¡Cuando te vas, no me castigás a mí ni a
nadie… te castigás a vos mismo…!”

“¡No es mi sueño solamente! ¡No es mi país nomás! ¡Es TU sueño! ¡Es también TU país!
¡Son TUS hijos!..”

316. “No nos vienen más a visitar”.

Una de nuestras costumbres criollas cuando te encontrás con viejos amigos, medio en
broma medio en serio, es una especie de interpelación quejosa…: “¿Qué pio se hizo de
vos?”, “¿no te vemos más nio?” “Ahora que tenés plata nio ya no le hacés más caso a tus
viejos amigos”, etc., etc., etc…., no importa si es un ex-compañero de colegio, de cuartel,
de barrio, de universidad o de política.

Parece como una especie de mecanismo automático de defensa, porque, casi con
seguridad, justamente el que está reclamando no hizo nada de lo que señala. Es probable
que nunca te haya llamado, ni buscado ni visitado… pero él te reclama…

Bueno, también nos pasa, a veces, en la política.

Y si bien, en algunos casos, puede contener legítimas aspiraciones o reclamos a promesas


incumplidas, sin embargo, también hay mucho de esta odiosa costumbre de “quejarnos y
lloriquerar” todo el tiempo, “culpar a otros”, “ignorar la viga en el ojo propio señalando la
paja en el ojo ajeno”, etc., etc., etc.

129
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

De todas maneras, más allá de los chistes que siempre hacemos al respecto, o de estas
elucubraciones medio filosóficas, durante algunas reuniones yo suelo referirme al tema.

Les digo varias cosas a los que reclaman:

• “Gracias, porque significa que quieren vernos.”


• “El País es grande y estamos armando un Partido desde cero y hay muchísimos temas que
tratar y atender, muchísimos distritos, y muchos que necesitan nuestra presencia, incluso
más que ustedes que ya están un poco mejor organizados.”
• Y luego ya sigue la provocación creativa: “¿Se reúnen ustedes semanalmente como hemos
acordado? ¿Visitan ustedes a sus ciudades, compañías y barrios? Si no tienen tiempo o
recursos económicos para recorrer 50 kilómetros…, ¿han recorrido por lo menos 10
cuadras?, ¿lo hacen sistemáticamente? ¿Hacen ustedes lo que reclaman a otros?” No
importa que fulano o mengano no esté cumpliendo su tarea…, ¿hacemos un esfuerzo
para animarle a que lo haga mejor...?, pero mientras tanto… ¿ESTÁS CUMPLIENDO VOS
LA TUYA? ¿ESTOY CUMPLIENDO YO LA MÍA?..”

317. “Pedro… ¿cómo hacemos para aguantar?...”

“¡¿Cómo hacemos para aguantar los sinsabores de la política?! …” era la pregunta de una
señora, madre de 6 hijos, estudiante universitaria, cerca de las 10 de la noche, durante una
conferencia sobre liderazgo.
- “¿Cómo te llamas?” - le pregunté
- “... Rosa…” - me contestó
- “¿tenés hijos?”
- “…siiii… Seis!!”…orgullosa y feliz..
- reímos…”¿Cómo se llaman?”
- Me dijo los nombres de todos… Y yo elegí uno de ellos: Juan.
- “Querida Rosa…ojalá no suceda… pero solo para poner un ejemplo… te pregunto qué
harías si Juan se enferma… y tenés que pasar la noche y la madrugada a su lado…
poniéndole paños de agua fría sobre la frente..., vos después de trabajar todo el día, ir a la
universidad a la noche, atender a tu familia… pasarías toda la noche en vela junto a él…?”
- “SIII…CLARO QUE SI…” - me contestó..
- “No lo dudo” - ... .le dije… y continué… - “¿y si en ese momento te llamara tu grupo de
amigas y te invitara a hacer lo que más te gusta…, a viajar, a jugar, lo que sea que más te
guste… ¿qué harías…? ¿Le dejarías a Juan para ir con tus amigas…?”
- “¡JAMÁS!” - me contestó, con convicción, casi enojada…
-“¿... por qué...?” - insistí yo… haciéndome el tonto...
- “… y porque es mi hijo… y porque le quiero... con toda el alma…”

- “… hmmm… por amor…” repetí yo… una y otra vez…


- “… Y... ¿ACASO NO LE QUEREMOS AL PARAGUAY?... ¿NO LE QUEREMOS A LA

130
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

PATRIA?...”

Solo por amor seremos capaces de aguantar los sinsabores de la política. Solo por amor
seremos capaces de quedarnos sin dormir, pasar dolores y sacrificios y dejar de lado cosas
que nos gustan mucho… Solo por amor tiene sentido la pasión… la que precede a la
resurrección.

131
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

ORGANIZACIÓN

318. Todos podemos ser “buenos” o “malos”. EL CONTROL como complemento.

El liderazgo, la participación, la autogestión, pero también los sistemas de control. Todos


podemos ser “buenos” o “malos”, y de hecho lo somos, en diversas circunstancias.

¿De qué depende?. En general nuestra conducta responde a un complejo sistema de


variables, entre las cuales podríamos citar los genes, la educación, la familia y el entorno, o
sea el medio en el que nos desenvolvemos, y también los sistemas de organización y control.

El conocido ex-Fiscal argentino, Luís Moreno Ocampo, ex-compañero en Transparencia


Internacional, durante una de sus visitas al Paraguay nos explicaba que, si bien nosotros
tendemos a pensar que las personas están clasificadas en “buenas” y “malas”, en la realidad
no es así, y nos lo demostraba con varios dibujos en los cuales él señalaba a “los buenos” con
el color verde, y a “los malos” con el color rojo… pero para que no haya ninguna sugerencia
hacia algún Partido Político… lo cambió al color negro; y para “los normales”, el color
amarillo.

Y nos decía, entre otras cosas, que en un grupo cualquiera, en un aula, en un barrio, en una
empresa, o en una sociedad, la relación más frecuente sería que de 100 personas, nosotros
podríamos encontrar 5 “verdes”, o sea “buenas”, personas estas que, siempre y bajo
cualquier circunstancia o tentación, se comportarían de la manera correcta. También habría
otras 5 “negras”, o sea “malas”, personas estas que siempre se comportarían mal; ... pero
que ¡las otras 90! ¡¡La mayoría!! serían “los amarillos”, los que no siempre ni bajo cualquier
circunstancia se portarían “bien” o “mal”, sino cuyos comportamientos estarían
fuertemente influenciados por el medio en el que se desenvuelven, o sea, “si los otros son
puntuales… ellos también lo serán”, “si los otros tiran la basura al piso…, ellos también lo
harán”, “si los otros la recogen…, ellos también…”; “Si hay buenos sistemas de control, no
tocarán lo que no les pertenece…, pero si no los hay, es probable que lo hagan…”

Sin duda, más allá de una buena cantidad de disquisiciones filosóficas y religiosas que esta
simplificación podría llevarnos a realizar, sin embargo, a nosotros nos pareció muy útil para
ayudarnos a comprender por qué, las mismas personas se comportaban de manera tan
diferente en ocasiones o situaciones distintas.

Nos ayudó a entender por qué los paraguayos…, en especial los que vivimos en la frontera,
nos ponemos el cinturón de seguridad cruzando el puente de la amistad hacia el Brasil…;
… y nos lo quitamos a la vuelta…

Nos ayudó a comprender por qué cuando viajamos a Miami…, al llegar allá ya no
estacionamos el auto sobre la vereda…, o no hacemos pipí en la calle… (...Considerando

132
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

que durante el vuelo no hubo ninguna charla de educación cívica o religión…)

Nos ayudó a comprender por qué cuando comemos una chipa en la cancha, tiramos la
basura al piso, pero apenas una hora mas tarde, en algún restaurante, no nos comportamos
de la misma manera.

Nos ayudó a comprender por qué en Pedro Juan Caballero (Paraguay), las señales de PARE
en las esquinas… son apenas artículos decorativos, pero cuando, cruzamos UNA CALLE
(frontera seca), al lado brasilero, Punta Porá, las respetamos escrupulosamente.
Nos ayudó a comprender por qué hay tantos paraguayos que cuando emigran por razones
laborales a lugares tan distantes algunos, y diferentes entre sí, como Estados Unidos,
Argentina o España, sin embargo, en casi todos los casos, son los trabajadores más
dedicados, responsables y leales…

Estos hechos, y muchos otros, nos demuestran con toda claridad, que a los paraguayos no
nos falta “el hueso perdido”, y que dadas las circunstancias de organización, estímulo y
control suficientes, somos capaces de modificar nuestra conducta, y hacerlo de la manera
correcta en muy poco tiempo.

319. Los alambrados electrificados

Continuando con el control y salvando las distancias… es muy demostrativo también lo que
sucede, por ejemplo con los animales vacunos manejados con alambrados electrificados.
Los alambrados convencionales son aquellos que vemos en todos lados, un poste cada 4 ó 5
metros y 4 ó 5 hilos de alambre. Los alambrados electrificados son mucho más sencillos,
“frágiles” y económicos. Llevan un poste, mucho más fino y liviano, cada 20 metros (en
lugar de cada 4 ó 5), y un solo hilo de alambre (en lugar de 4 ó 5). Cualquier pensamiento
tradicional podría llevarnos a concluir que semejantes “límites” serían absolutamente
incapaces de mantener a raya a cientos de animales, o a toros de más de 800 kilos. Sin
embargo lo logran. ¡¡Porque tienen electricidad y corren!!

Es verdaderamente ilustrativo ver llegar al campo una tropa de, digamos 100 novillos, traída
de cualquier otro lugar de la República, animales que ellos mismos o sus antepasados en el
curso de la historia, JAMÁS vieron ni sintieron un alambrado electrificado, o sea que no
tienen ninguna costumbre ni memoria genética ni nada por el estilo; y verlos bajar del
camión… y dirigirse a lo que llamaríamos “la escuelita”, un lugar relativamente pequeño, de
unas dos hectáreas, con alambrada eléctrica, un solo hilo de alambre. Llegan estos novillos,
comienzan a pastar…, y con frecuencia, el pasto está más verde afuera de la escuelita,
considerando que ésta es frecuentemente utilizada. ¿Qué creen ustedes que estos novillos
quieren hacer cuando ven que el pasto está más atractivo del otro lado de este hilo de
alambre? ¡¡Intentan pasarlo!! Lo mismo que haríamos vos y yo. Se acercan al alambre…,
apenas lo tocan… y reciben una pequeña descarga eléctrica.

133
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Obviamente ese novillo se abstiene de volver a intentarlo. Pero ¿qué es lo más asombroso?
De los 100 novillos que llegaban a la escuelita, ¿cuántos creen ustedes que efectivamente
intentaron pasar y se encontraron con la corriente eléctrica?... ¡sorpresa! ¡No más de 3 ó 4
novillos! ¿Por qué entonces ya no lo intentaron los demás? ¿Cómo se enteraron?

No se…, pero lo cierto es, que tanto con los animales como con las personas, si logramos
que los pocos que incumplen las leyes sean reprendidos de inmediato, la conducta, no solo
de los afectados directamente, sino de todo el grupo, se corrige muy rápidamente…

Ah! y ¿saben qué pasa en este mismo ejemplo si alguien se olvidó de conectar la batería al
alambre… y éste no conduce electricidad?... pues no le corre el alambre al novillo que
intenta pasarse al otro lado, entonces lo empuja muy fácilmente (un solo hilo de alambre),
pasa al otro lado, donde el pasto era más verde, y pasa un novillo..., y luego otro…, y luego
otro… y al final, ¿saben cuántos novillos pasan al otro lado?..... ¡TODOS!

134
Algunos
Discursos
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

ALGUNOS DISCURSOS

320. Discurso Fundacional. Las tres convicciones. 26 diciembre 2001.

UNA GRAN CONCERTACIÓN NACIONAL PARA UNA


REVOLUCIÓN POSITIVA.

Introducción

¿¿¡¡CUÁNTA GENTE en el Paraguay está terriblemente disconforme con el presente y


decepcionada de sus líderes políticos!!??

¿¿¡¡CUÁNTA GENTE RECLAMA DESESPERADAMENTE NUEVAS PROPUESTAS POLÍTICAS


PARA EL PARAGUAY!!??

¡Para eso estamos hoy aquí!

Personas de diferentes sectores sociales y políticos, nos venimos reuniendo hace años…
unidas por TRES CONVICCIONES FUNDAMENTALES:

1. La primera: el estado calamitoso, indignante e inadmisible de la situación presente.


2. La segunda: Nuestra convicción de que un Paraguay mucho mejor es posible a corto
plazo.
3. La tercera: Un único camino posible: ¡¡UNA REVOLUCIÓN POSITIVA!!, la cual implica
hacer muchas cosas, juntas, en todas las áreas, involucrando a la mayor cantidad posible
de personas con una Visión compartida, coraje, tenacidad, entrega, valor, capacidad,
honestidad, trabajo, participación, energía, convicción, orientación a la acción y a los
resultados, ¡¡patriotismo…!!

… y ahora me voy a extender un poco más sobre estas TRES CONVICCIONES:

La urgencia de una nueva propuesta política

Nos reunimos en PATRIA QUERIDA, personas de distintos sectores políticos y sociales,


ENORMEMENTE PREOCUPADOS por la situación actual del Paraguay: un CÍRCULO
VICIOSO de ignorancia, enfermedad, desempleo, inseguridad, mentira, corrupción,
pobreza, degradación moral, desconfianza, fragmentación social, destrucción de la
autoestima individual y colectiva... etc. Una verdadera telaraña tejida con elementos
coyunturales, estructurales, culturales, regionales, globales, nacionales... una licuadora
gigantesca... que funciona... muy bien... como un sistema..., lastimosamente, PERVERSO.

Pero esta situación NO NOS PARALIZA, porque

137
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

… así como estamos enormemente preocupados, nuestra segunda convicción es que


ESTAMOS EN PATRIA QUERIDA INMENSAMENTE ESPERANZADOS Y SEGUROS de que
EL PARAGUAY PUEDE CAMBIAR MUCHO Y RÁPIDO, y lograr por lo menos educación y
salud básica para todos, mejores niveles de seguridad, trabajo digno y prosperidad
económica, autoridades responsables, honestas y dedicadas al servicio de su pueblo, mayor
cohesión social, mayor confianza en los demás y en uno mismo, integración al mundo y
orgullo nacional… (estas son REALIDADES que, no solo pueden llegar a existir… sino que
YA EXISTEN en algunos lugares del Paraguay: algunos lugares de Itapúa, Alto Paraná, Atyrá,
Colonias Menonitas, etc....) Eso SE PUEDE extender a otros sectores del país.

Y nuestra TERCERA convicción:


Para TRANSITAR de este presente calamitoso, a ese futuro posible, necesitamos hacer una
RE EVOLUCIÓN, una verdadera REVOLUCIÓN, la cual, como dije, incluye, un equipo de
personas altamente preparadas y convencidas de una Misión, y una estrategia que contenga
muchas acciones, en todas las áreas, que puedan ser ejecutadas simultáneamente, muy
rápidamente.

¡¡UNA VERDADERA REVOLUCIÓN POSITIVA!!

Un sistema perverso, tejido como una telaraña nos atrapa y nos sume en un círculo vicioso
de pobreza y atraso.
Estamos seguros de que el Paraguay puede cambiar mucho y rápido.
¡Necesitamos una Revolución!

La Propuesta.

Una revolución no es simplemente una reforma, una modificación superficial, como podría
ser en una casa agregar un baño, una habitación o abrir una ventana.

Una revolución propone un cambio total, estructural, de un orden que no funciona por otro
que funcione.

¡¡¡QUE NO NOS ASUSTE ESTA PALABRA!!!

Lo que verdaderamente debería asustarnos es la continuidad de este estado de cosas...

ES INADMISIBLE... que sigamos teniendo mas del 50% de la población en edad de trabajar
(PEA) analfabeta funcional o absoluta cuando el mundo ha declarado el siglo XIX como el
siglo de la alfabetización. ¡¡¡Y ESTAMOS EN EL SIGLO XXI !!! ¡¡No serán suficientes los
procesos graduales de reducción del analfabetismo en 15 años!! ¡¡Tenemos que atacar con
todo y entre todos!!

¡¡CLARO QUE NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN CONTRA LA IGNORANCIA!!

138
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

ES INADMISIBLE... que la gente más pobre tenga que recibir sus remedios, de la mano de
ciertos operadores políticos, cuando, en todo caso, debiera recibirlos de las Instituciones
correspondientes, no en actitud de MENDIGO, sino en un ¡¡ACTO DE JUSTICIA!!

¡CLARO QUE NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN CONTRA LA ENFERMEDAD!

ES INADMISIBLE... que prácticamente TODOS los servicios públicos estén centralizados y


concentrados en la Administración Central y en la Capital, rodeados de pesadas
burocracias, ineficiencia y corrupción, cuando PODEMOS DEMOSTRAR que los
Gobiernos departamentales y municipales, con la ayuda de las organizaciones sociales
pueden atender los servicios de salud, educación y obras viales, mucho mejor, a menor
precio y de manera más sostenible que la Administración Central.

Que no nos asuste la palabra Revolución. Lo que debe asustarnos es la continuidad de la


ignorancia, la pobreza, la corrupción, la burocracia prebendaría y centralista.
NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN QUE DÉ PODER Y AUTONOMÍA A LA GENTE no solo
a través del discurso y de las promesas electorales sino A TRAVÉS DE UN PROCESO
MASIVO DE DESCENTRALIZACIÓN.

ES INADMISIBLE el altísimo nivel de corrupción que nosotros mismos afirmamos tener,


y decimos ser un pueblo mayoritariamente creyente.

¡¡NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN MORAL Y DE LAS RELIGIONES!!

ES INADMISIBLE que algunos sectores de la población sigan esperando SOLUCIONES


MÁGICAS de parte del papá Estado, en una actitud, a veces, dependiente, mendicante y
poco protagónica y poco responsable en la construcción de su destino.

NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN DE LA


RESPONSABILIDAD Y EL COMPROMISO CIUDADANO.

ES INADMISIBLE la fragmentación social y política que tenemos. Hemos demostrado en


200 años de historia que solo podemos UNIRNOS para PELEARNOS, y así lo hemos hecho.
Con poquísimas excepciones (cortas primaveras democráticas o dictaduras), cuando no nos
hemos estado peleando con los vecinos en las guerras del Chaco y de la Triple Alianza, nos
hemos estado peleando entre nosotros. CASI TODOS DUDAN DE TODO Y DE TODOS.
REINAN LA DESCONFIANZA, EL MIEDO... EL ABANDONO.

¡¡NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN CONTRA LA DIVISIÓN, LA EXCLUSIÓN, LA


FRAGMENTACIÓN Y LA DESCONFIANZA. UNA REVOLUCIÓN DE LA UNIDAD, DE LA
COHESIÓN, DE LA CONFIANZA, DE LA CONSTRUCCIÓN DE CAPITAL SOCIAL!!

SON INADMISIBLES el desorden, la inseguridad y la falta de autoridad.

139
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

¡¡NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN DEL CUMPLIMIENTO DE LA LEY Y DE LA


AUTORIDAD con todo el sentido de la FIRMEZA que ella conlleva, pero también del
SERVICIO que ella implica!!

ES INADMISIBLE que MÁS DEL 30% de los Paraguayos vivan en ALTOS NIVELES DE
POBREZA. Pero eso es apenas ¡¡EL PROMEDIO NADA MAS!! En realidad, en zonas del
país como el noreste (Concepción y Amambay), estos niveles son superiores al 40% y en la
zona de San Pedro, superiores al 60%. ESTO ES INADMISIBLE!!
NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN DEL DESARROLLO ECONÓMICO Y EL TRABAJO
PARA LA GENTE...

ESTAS SON APENAS ALGUNAS DE LAS REVOLUCIONES QUE NECESITAMOS Y ¡¡VAMOS


A PROPONER!!

ES INADMISIBLE que la POLÍTICA paraguaya PERMITA que no sean necesariamente LOS


MEJORES Y MÁS APTOS LOS QUE NOS GOBIERNEN, no solo hoy, sino también en el
pasado..., y si seguimos con este sistema, también en el futuro.

NECESITAMOS UNA ¡¡REVOLUCIÓN POLÍTICA!!

Me pregunto... ¿¿¡¡POR QUÉ NO PODEMOS PENSAR EN UNA SELECCIÓN NACIONAL


DE LÍDERES, POLÍTICOS Y SOCIALES, DE TODOS LOS SECTORES PARA ENCARGARLES
LA CONDUCCIÓN DE ESTE PROCESO REVOLUCIONARIO!!??

¿Es una UTOPÍA POLÍTICA? Que solo puede ser imaginada por alguien que NO es político.
Puede ser. ¡¡YO NO HE SIDO NUNCA POLÍTICO, no estoy afiliado a partido alguno, no
tengo militancia partidaria…!! ... pero... ¿acaso en el fútbol, cuando se forma la selección
nacional, se le asigna a cada club una cuota parte que permita que le toque un jugador a
cada club? NO ES ASÍ! En la selección de fútbol procuramos ELEGIR A LOS MEJORES!! No
importa si el arquero es de nuestro club o de otro, QUEREMOS QUE SEA ¡¡EL MEJOR!!

¿Y ACASO ESO SIGNIFICA ABDICAR DEL AMOR A MI CLUB?


¿ACASO ESO SIGNIFICA TRAICIONAR LOS MÁS ALTOS INTERESES DE MI CLUB, O DEL
CLUB DE MIS PADRES Y ABUELOS?

¡¡DE NINGUNA MANERA!!

Necesitamos una Revolución política que permita que los mejores y más aptos nos
gobiernen.

Necesitamos una Selección Nacional con las mejores figuras de la sociedad Paraguaya.
Eso quiere decir que, AÚN EN EL FÚTBOL que es PURA PASIÓN y cuyos resultados no
afectan sustancialmente la salud ni la educación de mis hijos, ¡¡SOMOS CAPACES DE SER
RAZONABLES!!

140
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

¿Por qué no podríamos hacer lo mismo con la política?!!

NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN POLÍTICA que facilite la formación de una


SELECCIÓN NACIONAL DE LÍDERES POLÍTICOS Y SOCIALES.

Pero, ¿QUIÉN PODRÍA ELEGIR ESTA SELECCIÓN NACIONAL? …¡LA GENTE!

¡¡QUE ELIJA LA GENTE!! ¡¡ TODA LA GENTE!

Por ello PROPONEMOS UNA GRAN CONCERTACIÓN NACIONAL QUE ELIJA SUS
CANDIDATOS EN ELECCIONES PRIMARIAS A PADRÓN ABIERTO que permitan que
TODOS LOS PARAGUAYOS (de todos los partidos y movimientos) puedan presentar LA
CHAPA PRESIDENCIAL QUE QUIERAN como asimismo sus LISTAS PARA LOS
LEGISLATIVOS, y que dichas chapas y listas COMPITAN A PADRÓN ABIERTO CON TODO
EL PADRÓN NACIONAL.

Mañana…(Lo que viene)

No todos los corazones EXPLOTARÁN DE JÚBILO Y ENTUSIASMO PATRIÓTICO


MAÑANA... porque no son pocos los que están encallecidos por la desconfianza y la
desesperanza, pero ESTE ANHELO DE UNA GRAN CONCERTACIÓN NACIONAL
CRECERÁ, CADA DÍA..,TODOS LOS DÍAS.

LA LUCHA... será LARGA Y MUY DIFÍCIL…


Algunos de los POCOS que viven bien de este sistema perverso se resistirán. Y con razón...
¡¡PORQUE LAS COSAS VAN A CAMBIAR!! Levantarán sus gritos al cielo, nos amenazarán
y calumniarán, PERO NA ÑANE MBOGUEVÍMOÁI
¡¡La gente ESTÁ HARTA!!

Proponemos unas elecciones primarias a padrón abierto.

Anhelamos llegar a una gran Concertación Nacional.


CONCLUYENDO:

Estamos convencidos de tres cosas:


• La situación es de una gravedad extrema.
• Un Paraguay mucho mejor es posible, y hay muestras de que esto es posible, no solo
en el mundo, sino acá mismo en el Paraguay.
• Para hacerlo necesitamos UNA REVOLUCIÓN. Proponemos una REVOLUCIÓN
CONTRA la ignorancia, la desesperanza, la corrupción, el desempleo, la pobreza, la
enfermedad… etc...., y sobre todo, UNA REVOLUCIÓN POLÍTICA, una fuerza
integradora que genere una CONCERTACIÓN NACIONAL que elija sus autoridades

141
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

en ELECCIONES PRIMARIAS A PADRÓN ABIERTO, para facilitar de esa manera la


conformación de una SELECCIÓN NACIONAL DE ACTORES POLÍTICOS Y
SOCIALES.

Yo también, igual que la mayoría de ustedes, muchas veces me siento cansado, pero éste es
también mi país… tengo el mismo derecho… y la obligación de construirlo… y quiero
hacerlo… como siempre, como antes, más que antes…

¡Podemos armar y ser parte de esta Concertación en el 2003!


¡PODEMOS HACERLO! ¡¡TENGO LA CONVICCIÓN DE QUE PODEMOS HACERLO!!

EL PARAGUAY ES MI PAÍS
ES TU PAÍS
ES NUESTRO PAÍS.

No será nada más ni nada menos que lo que nosotros hagamos.

Por eso CONVOCAMOS AHORA FORMALMENTE A LOS JÓVENES, A LOS HOMBRES Y


LAS MUJERES DEL PARAGUAY, A SUMARSE A ESTA NUEVA PROPUESTA POLÍTICA QUE
PRESENTAMOS HOY.

CUENTEN CON NOSOTROS. CONTAMOS CON USTEDES.

Muchas gracias.

142
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

321. EL TRIUNFO CIUDADANO – Presentación Iniciativa Popular – 23.04.02

Me siento HONRADO…

Todo el tiempo NOS QUEJAMOS. Nuestro país sufre. NOS DUELE nuestro país. Nuestro
país ESTÁ EN GUERRA. Pero las guerras no serán a caballo y con fusiles, contra países
vecinos…gracias a Dios.
Pero HAY GUERRAS. Estamos en guerra. Estamos en guerra contra la mentira, la corrupción,
la ignorancia, la inseguridad, la enfermedad, la politiquería…
Y NO HAY GUERRAS que se hayan ganado sin héroes…
¿Y QUIÉNES SON LOS HÉROES de estas nuevas guerras?
Los héroes son los que entregan su vida por un ideal, los que AMAN tanto que están
dispuestos a entregar ¡¡LA VIDA POR EL IDEAL!!

Y… ciertamente… a veces algunos llegan a héroe, te meten un tiro… y das tu vida AL


CONTADO. Oikó ndehegui héroe al instante… (Estatua, calle con tu nombre, libro de
historia). Pero los OTROS HÉROES, los que no se mueren al contado, sino que ENTREGAN
SU VIDA DIARIAMENTE… (voluntariamente…), ya no son soldados, son enfermeras,
empresarios, maestros, obreros, campesinos, políticos, padres y madres… los que se
levantan TODOS los días y vencen no solo sus propias dificultades personales y familiares, la
apatía, el cansancio, la desilusión, la desesperanza, los que no solo SIGUEN CREYENDO,
sino que SE RESISTEN A ENTREGAR SUS IDEALES… Y ESTÁN LISTOS A LUCHAR POR
ELLOS.

Y ESOS HÉROES ESTÁN AQUÍ HOY Y SON ¡¡USTEDES!!

Me dijeron que había que firmar 1.000 certificados de agradecimiento para cada uno de
ustedes, las personas que bajo sus brazos acarrearon las carpetas, siestas, tardes, noches,
miles de explicaciones, ómnibus, universidades, calles…, me dijeron que eran demasiados,
que tendríamos que poner un sello con mi firma, que no había tiempo. Yo les dije que no. Yo
quería tener el HONOR DE FIRMAR TODOS y cada uno de los certificados,… casi como
una oración de gratitud.

SUEÑO CON que dentro de 10 años, serán LOS MEJORES, y no los peores los que
conduzcan los destinos de nuestra Patria.

PARA ESO LA REFORMA. Para que nos ayude a elegir mejor, y les dificulte de alguna manera
a algunos politiqueros que entre 4 paredes y arreglos de cúpulas, se las arreglan para
asegurar su ingreso a los cuerpos legislativos.

SOÑAMOS con que DENTRO y FUERA de los Partidos Políticos surja la gente con más
sensibilidad social, honestidad y orientación al trabajo.

143
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

¿DESTRUCCIÓN DEL SISTEMA DE PARTIDOS? Algunos dicen que con esto Pedro Fadul
quiere destruir el sistema de los Partidos Políticos.

Yo les digo:

Yo, Pedro Fadul, nosotros…, ¿Queremos destruir el sistema de Partidos? ¿NECESITAN


ACASO DE NUESTRA AYUDA ALGUNAS CÚPULAS PARTIDARIAS PARA MERECERSE EL
PESIMO PRESTIGIO QUE TIENEN?

¿QUÉ Y QUIÉN destruye a los Partidos Políticos?

Por las dudas, ¿no tendrá algo que ver, por ejemplo con hechos tales como que ALGUNA
CÚPULA PARTIDARIA que a capa y espada se esfuerza en DEFENDER a un Presidente
altamente sospechado por toda clase de acto de corrupción, solamente porque el
Vicepresidente es de un partido diferente?

¿O legisladores que se protegen en sus fueros…?


O, ¿no, tendrá algo que ver… con RESULTADOS SOCIALES Y ECONÓMICOS
PAUPÉRRIMOS EN UN PAÍS QUE SE DEGRADA ECONÓMICA Y MORALMENTE DÍA A
DÍA? ¿No tendrá que ver con RESULTADOS como el ANALFABETISMO, o los pésimos
servicios públicos, o la CORRUPCIÓN GALOPANTE, O LA POBREZA EXTREMA…, O LA
AUSENCIA DE LOS NIÑOS A CLASES…?

¿Tenemos nosotros la responsabilidad de la destrucción que está sucediendo en los Partidos


Políticos?

¿No tendrá algo que ver con hechos tales como HONORARIOS DE ESCRIBANO POR MÁS
DE 500.000 DOLARES… seudo legales, pero ABSOLUTAMENTE INMORALES… para un
pueblo que no se chupa el dedo?

NO SOY YO, NO SOMOS NOSOTROS, SINO ALGUNOS DELINCUENTES, SEUDO


POLÍTICOS Y POLITIQUEROS mezclados con ciertos sectores de “EMPRESAURIOS” que
maman del Estado, amparados en discursos populistas y mentirosos… los que están
destruyendo los Partidos Políticos.

LO QUE SÍ, EFECTIVAMENTE QUEREMOS DESTRUIR NO SON LOS PARTIDOS


POLÍTICOS. Eso no se llama Partido Político. ESO SE LLAMA ¡¡ASOCIACIÓN PARA
DELINQUIR!!

Yo no creo que Bernardino Caballero… haya soñado con eso en 1877


Ni Taboada y sus compañeros liberales…
Ni Guillermo Caballero Vargas…

144
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Pero ciertos politiqueros… se las han arreglado para UTILIZAR LOS ESPACIOS POLÍTICOS
PARA MENTIR Y ROBAR.

Y lo han hecho en DICTADURA, EN DEMOCRACIA, CON MILITARES Y CIVILES, CON


EMPRESARIOS O CON POLÍTICOS, de todas las formas… ROBO ASQUEROSO, no solo
de dinero… sino fundamentalmente de ¡ESPERANZAS!

NO NOS CONVIENE que los Partidos sean tan débiles.

¡¡PARA ESO LA REFORMA!!


Para que sea LA MEJOR gente, y no LA PEOR, dentro y fuera de los Partidos, la que nos
gobierne.

Les aseguro 2 cosas:

1. ¡¡ESTO YA ES UN TRIUNFO CIUDADANO!!


2. Que la lucha será MUY LARGA Y MUY DURA… pero que ESTE ES MI PAÍS, EL TUYO, EL
NUESTRO y no cejaremos en nuestro empeño, hasta la ultima gota de sangre, sudor y
lágrimas.

Muchas gracias.

145
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

322. Discurso de lanzamiento: ¡Alma y Vida por nuestro País!

¡A NUESTROS QUERIDOS COMPATRIOTAS!:

Venimos a la política porque estamos hartos de ciertos gobernantes ineptos y corruptos,


harto de un sistema que solamente sabe producir pobreza, harto de ver diariamente un
Paraguay lastimado y desesperado.

Venimos a la política, aunque suene increíble, por amor: amor a la gente, a nuestra patria y
porque seguimos creyendo.

Creemos en el Patriotismo.
Por eso venimos a la política... ¡para quedarnos!

Creemos en un Paraguay con paraguayos instruidos, sanos, trabajadores, felices y orgullosos


de pertenecer a nuestra tierra.

Creemos en un desarrollo sostenible basado en procesos cooperativos como ya lo han


logrado colonias en el Chaco, Alto Paraná, Itapúa y otros.

Creemos en un nuevo sistema de Gobierno dirigido por gente idónea y honesta que
produzca seguridad social y abundancia.

Creemos en un Paraguay que erradique su doble mediterraneidad, la mental y la física;


rompiendo las fronteras que levantan la ignorancia y la baja autoestima y creando vínculos
con el mundo y sus oportunidades.

LES NECESITAMOS. Nadie puede solo. Acompáñanos. Queremos llegar a la Presidencia


de la República del Paraguay, porque creemos que podemos trabajar contigo y con todos los
paraguayos, para generar avances radicales en la educación, el trabajo digno, la salud, la
seguridad, el desarrollo económico, la descentralización, la integración al mundo, etc. una
verdadera REVOLUCIÓN POSITIVA que nos haga recuperar ¡¡¡EL ORGULLO DE SER
PARAGUAYOS Y EL RESPETO Y LA ADMIRACIÓN DEL MUNDO ENTERO!!!

¡¡HAGAMOS LA REVOLUCIÓN POSITIVA… JUNTOS!!

146
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

323. Presentación del Candidato a la Vicepresidencia, Ing. Daniel Codas – 4.12.02:

¡¡LA REVOLUCIÓN POSITIVA, EL CAMBIO RADICAL EN LA MANERA DE HACER


POLÍTICA… que nos hemos propuesto en PATRIA QUERIDA NO ES UNA PROMESA
POLÍTICA NADA MÁS PARA EL AÑO QUE VIENE!! YA ESTÁ PASANDO!! ¡¡EL CAMBIO
YA ESTÁ EN MARCHA!!
Y prueba de ello NO es solo el ENORME CRECIMIENTO que hemos tenido, ¡¡SIN
ENSUCIAR PAREDES, SIN INFRINGIR ORDENANZAS MUNICIPALES, SIN REPARTIR
VACAÍ NI CAÑA, SIN ARREAR A LA GENTE, SIN COMPRAR CÉDULAS, SIN DISCURSOS
MENTIROSOS…!!

¡¡Uno de los elementos principales de esta revolución positiva es el revolucionario método


de IDENTIFICACIÓN Y SELECCIÓN DE LOS CANDIDATOS que representarán a PATRIA
QUERIDA!!

Y como dice la Biblia… ¡¡POR SUS FRUTOS LOS CONOCERÉIS!!


Hoy ya podemos ver los frutos de, por ejemplo, la lista de Senadores, y observar, que por
primera vez en la historia, personas, referentes extraordinarios de diversos sectores sociales
y políticos, se unen en este Movimiento.

Podemos ver a ORLANDO PENNER gobernador excelente y afiliado al Partido Encuentro


Nacional, junto a FELICIANO MARTÍNEZ, prácticamente un emblema nacional, colorado,
líder de la extraordinaria transformación de Atyrá, junto a MIGUEL CARRIZOSA un
conocido hombre gran trabajador del mundo de las empresas y las organizaciones sociales,
junto a ESTANISLAO MARTÍNEZ, reconocido líder campesino con décadas de trabajo junto
a los sectores más postergados de la comunidad.

En los CUATRO PRIMEROS LUGARES… ¡¡HAY TRES PERSONAS DEL INTERIOR!!

Y así podríamos seguir a lo largo de las listas, no solo de senadores sino de diputados, juntas
departamentales, etc…

¡¡Y HOY NOS TOCA PRESENTAR AL PRECANDIDATO A LA VICEPRESIDENCIA DE LA


REPÚBLICA!!

He prometido a la gente que nuestro vicepresidente ¡¡NO SERÁ UN FLORERO!!

¡¡LE HE PROMETIDO A LA GENTE QUE NO VENDEREMOS NI TRANSAREMOS LA


VICEPRESIDENCIA POR UN PUÑADO DE VOTOS… NI DE DÓLARES!!

¡¡LE HE PROMETIDO A LA GENTE UN VICEPRESIDENTE HONRADO, TRABAJADOR,


QUE LE QUIERE A LA GENTE Y A SU PATRIA!!

147
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Desde hace meses, venimos diseñando EL PERFIL DE LA VICEPRESIDENCIA.


Y hemos querido, que el Vicepresidente cumpla el rol que la Constitución indica, pero,
además, sea el LÍDER RESPONSABLE de la reforma de la Administración Pública, de la
Modernización de la Administración Pública.

Todos sabemos que hoy tenemos una Administración pública que NO satisface a nadie,
excepto a algunos corruptos, dentro y fuera de ella, que no dudan en utilizar todo tipo de
artimaña, sin importarles la decadencia social, económica y moral, de todos los paraguayos,
incluyendo los 200.000 funcionarios públicos.

¡¡Pero eso VA A CAMBIAR!! ¡Vamos a REFORMAR completamente la Administración


Pública, para el bienestar de 200.000 personas (y sus familias) que trabajan en ella, y para el
bienestar de todos los paraguayos!.

¡¡Vamos a tener una Administración Pública y transparente, orientada a la acción, guiada


por objetivos y resultados, que estimule y atienda a sus funcionarios y que brinde servicios a
los ciudadanos. ¡¡Una Administración Pública eficaz y libre de corrupción!!

¡¡Y EL LÍDER DE ESA REFORMA VA A SER EL SEÑOR DANIEL CODAS!!

Daniel Codas tiene todas las características necesarias para este enorme desafío.
No solamente es brillante intelectualmente, sino que tiene un carácter extraordinario, una
enorme capacidad de armonizar y administrar situaciones complejas, tiene una inteligencia
privilegiada y un temperamento amable y calmo, que le permite articular partes diversas…
y orientarlas firme y decididamente a la acción y a los resultados.
Daniel Codas es, además, un incansable luchador, lleno de ideales, muy orientado al trabajo
para las personas y CON las personas, lo cual le ha hecho ganarse la confianza de todos.

Estamos cumpliendo. Daniel Codas es todo lo que hemos prometido, un gran trabajador,
un hombre honesto, ama entrañablemente a nuestro país y es de nuestra máxima confianza.

¡¡Muchas gracias querido Dany, a vos, a tus hijos y a tu esposa, por vuestra enorme
generosidad!!

148
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

324. Discurso cierre de campaña (Abril 2003):

¡¡JAMÁS CONSEGUIRÁN QUE NOS RINDAMOS!!

¡¡ Gracias por cambiar el Paraguay!!

Han pasado quince meses desde que empezamos a trabajar juntos en este sueño; quince
meses en los que compartimos todo tipo de sensaciones con la gente.
Quince meses en los que sentimos en muchas miradas, la tristeza y la desesperanza.
Quince meses en los que percibimos el miedo que infunden la miseria, la enfermedad, la
ignorancia y la violencia.
Quince meses en los que fuimos el paño de lágrimas de muchos compatriotas, hombres y
mujeres de todos los partidos políticos y los sectores independientes.
Quince meses de campaña por toda la República, por los rincones más alejados de nuestra
geografía…
¡¡... LOS QUINCE MESES MÁS EMOTIVOS DE MI VIDA!!

Pero hoy me dirijo a ustedes para otra cosa, y no para hacer campaña.
Me dirijo a ustedes para darles las gracias por el inmenso esfuerzo que han hecho día tras día
durante todo este tiempo.
Me dirijo a ustedes para decirles que confío plenamente en su fuerza de voluntad, en su
capacidad y en su vocación de cambio.
Me dirijo a ustedes para que escuchen de mi boca que he trabajado y seguiré trabajando sin
desmayos para ganar estas elecciones y contribuir a la liberación del pueblo paraguayo.
Me dirijo a ustedes, valiente ejército de guardianes del cambio para pedirles un último
sacrificio, un último esfuerzo… ¡QUE LUCHEN CONMIGO ESTA ÚLTIMA BATALLA EL 27
DE ABRIL, LA BATALLA CONTRA EL FRAUDE, LA PRESIÓN Y EL DINERO!

Quiero recordarles que el Paraguay siempre soportó luchas desiguales, lo hicimos durante la
Guerra de la Triple Alianza y la Guerra del Chaco, y lo volveremos a hacer el 27 de abril para
llegar a la Presidencia de la República.

PELEAREMOS EN CADA MESA ELECTORAL, EN CADA LOCAL DE VOTACIÓN, EN CADA


COMPAÑÍA Y EN CADA DISTRITO.

Jamás conseguirán que nos rindamos.


Aunque tengan más operadores.
Aunque tengan más vehículos.
Aunque tengan más dinero.

Seremos siempre más fuertes que ellos,


Porque trabajamos por amor a la Patria y no por los zoquetes, porque somos honestos y no le
debemos favores a ningún mafioso, falsificador, ni traficante.

149
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Porque hablamos con la verdad y eso nos hace libres.


Aun así, habrá quienes se queden en sus casas.
Quienes vendan su voto.
Quienes no se decidan a darnos el voto útil.
Quienes sigan prefiriendo el continuismo.

Pero habremos también de los otros,


LOS QUE NO DEJAMOS QUE OTROS DECIDAN POR NOSOTROS
LOS QUE NO VENDEMOS NUESTRA CONCIENCIA,
LOS QUE SABEMOS DISTINGUIR CUANDO EL VOTO ES ÚTIL PARA EL CAMBIO

Los que por comodidad, por prebendas o por miedo le sigan dando oxígeno al continuismo,
serán olvidados pronto por la historia y nunca tendrán algo grande que contarle a sus hijos.

Los que se animen a participar, los que se sobrepongan a la tentación del dinero y la
prebenda, los que no le teman al cambio; ellos escribirán la historia y podrán recordar cada
27 de abril, por muchos, muchos años, que han derrotado al continuismo, que han salvado
a su país, que son dignos merecedores de mirar a sus hijos a la cara y decirles “Nosotros
fuimos algunos de los protagonistas de aquella jornada histórica en que cambiamos el
destino; peleamos en una mesa electoral de una pequeña escuela, y gracias a mí y a mis
compañeros de causa, contra todos los pronósticos, ganamos, ganamos, por fin ganamos”.

150
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

325. ¡¡GRACIAS, PARAGUAY!! (días después de las elecciones del 2003)

Ya les escribí una carta, hace unos días, en donde les expresaba mis sentimientos, la
publicamos en la Prensa y les leí en el acto de cierre con veedores, apoderados y candidatos.

Gracias… a Dios, a la Virgen María y a cada uno de ustedes. Gracias por haberme dado de
comer en sus casas, por haber contribuido con dinero y con esfuerzo, gracias por haberme
prestado sus camas para descansar, gracias por haberme permitido abrazar a sus hijos,
esposas, esposos, padres y madres…, gracias por la confianza, por el afecto, por la
disponibilidad y por el amor a la Patria.

Comenzamos la campaña electoral hace 15 meses. No teníamos un solo candidato, un solo


grupo de apoyo, nada de organización, muy poca gente nos conocía… y además, no eran
pocos los que nos decían que estábamos “locos”, … que nunca se podría luchar contra la
politiquería, que no valía la pena, que nunca se juntarían colorados, liberales,
independientes y sectores sociales…, y además, cuánta desilusión, desánimo y
desesperanza… producto de no sé cuántas mentiras y frustraciones anteriores…

¡¡He vivido con cada uno de ustedes la tristeza que implica la confrontación diaria con
niveles desgarradores de injusticia, miserias intolerables, mafias organizadas desde el poder
con brazos y tentáculos en gran parte de la sociedad!!. Millones de pobres… se debaten
entre la vida y la muerte, física, síquica y espiritual, se debaten no solo con hambre de
alimentos, sino con hambre de educación, salud, seguridad, trabajo… y sobre todo…
hambre de honestidad, esperanza, dignidad y orgullo nacional!!

He vivido también con cada uno de ustedes la alegría, la esperanza y la gratitud, al ver miles
y miles de paraguayas y paraguayos, quienes, lejos de rendirse ante esta lacerante realidad,
se han puesto de pie, totalmente determinados a luchar, hoy y siempre, hasta el fin, para
recuperar no solo la educación, la salud, la seguridad y el trabajo, sino la dignidad y ¡¡el
orgullo de ser paraguayos!!

… Ahí partimos los “locos”… o mejor lo escribo con mayúsculas…¡¡LA TAROVA KUÉRA!!
… Por lo visto ¡¡heta iterei LA ITAROVÁVA Ñane retäme!! “LOCOS”!! Como nuestro
querido Feliciano Martínez (así también hablaban de él cuando comenzó la revolución
positiva de Atyrá), hoy Senador electo… y claro que la gente tenía razón… ¡¡Feliciano
estaba loco, estaba loco de amor por su ciudad, igual que ustedes, locos de amor por nuestro
querido Paraguay!!

Hoy, quince meses después, no solo tenemos un Movimiento armado, con organización,
con estructura, con candidatos, con la confianza de la gente, con todos ustedes que, lejos de
la comodidad del plagueo fácil y estéril, se han decidido a asumir responsabilidades
relevantes para cambiar nuestro país. Además, ha quedado demostrado que se puede hacer
política de una manera diferente, no solo para una elección municipal, sino en todo el país.

151
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

¡¡EL CAMBIO YA ESTÁ EN MARCHA!! ..Y lo mejor de todo es que lo estamos haciendo
¡¡JUNTOS!!

Gracias por transmitirme tanta confianza y ánimo, no solo con vuestras palabras, sino
fundamentalmente con vuestro trabajo, siempre alegre y generoso, lleno de entusiasmo y
patriotismo. ¡Dios sabrá recompensarlos!

El proceso electoral ha estado muy manoseado, lleno de incidentes, no solo el 27 de abril,


sino toda la campaña previa. Sin embargo, no somos personas de quedarnos a llorar sobre
la leche derramada. ¡¡Siempre miramos hacia delante!!

Acompañaremos incansablemente el proceso de juzgamiento de los votos en la Justicia


electoral y le daremos seguimiento a todos los incidentes que pudimos presentar, no solo
porque es lo que en justicia corresponde, ¡¡sino en honor al coraje, a la determinación y a la
voluntad de cambio que contiene cada uno de esos votos!!

¡¡NO PERMITIREMOS JAMÁS QUE ESTA LUZ DE ESPERANZA SE APAGUE!!


Trabajaremos incansablemente para honrar la confianza de tanta gente, en cada uno de los
cargos que nos han encomendado, y haremos la revolución positiva en cada Senaduría, en
cada Diputación, en cada Junta Departamental… y ¡¡NUNCA JAMÁS NOS DAREMOS POR
VENCIDOS!!

Seguimos ¡¡JUNTOS!! Seguimos ¡¡FIELES!!

Que la paz de nuestro Señor Jesucristo y su mamá la Virgen María esté siempre con todos
nosotros. Les quiero mucho.

¡¡VIVA EL PARAGUAY!!

152
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

326. Discurso fin de año 2004

Queridas compañeras, queridos compañeros que habitan nuestra querida tierra paraguaya:
Aprovechando las fiestas de Navidad y de Año Nuevo, quisiera compartir con todos
ustedes los esfuerzos realizados este año, en la construcción de PATRIA QUERIDA y en
nuestra actividad parlamentaria y política. También intentaré hacer una breve evaluación de
la actualidad nacional y del futuro que construimos juntos, con el afán de mirar la situación
del país con realismo; y sobre todo seguir alentando a todos los paraguayos, de los diversos
sectores sociales y políticos, a no ceder ante el desánimo y la desesperanza, y a pesar de las
dificultades, seguir construyendo un Paraguay mejor.

Me siento feliz y orgulloso de ser paraguayo, de estar en el Paraguay, y de tener la


oportunidad junto a ustedes, de trabajar para construir un país renovado para nosotros y
para nuestros hijos.
Sería fácil pero inconducente, aprovechar este mensaje de fin de año para limitarnos a hacer
una lista de las quejas, de los problemas; de los responsables, y con ello profundizar la
desazón, la fragmentación y la desunión entre los paraguayos. Intentaremos hacer un
análisis riguroso y sereno; y al mismo tiempo mostrar algunas iniciativas de solución que de
manera inmediata pueden ser puestas en marcha.
La actividad política de nuestros tiempos es dura, desleal e improductiva. Debemos
enfrentarnos día a día, no solamente con graves problemas sociales y dificultades
económicas, sino además con altos niveles de desconfianza, de hipocresía, de populismo,
de clientelismo y muchos otros aspectos de una política degradada.
Pero justamente el hecho de que la política haya sido secuestrada por la politiquería, es la
razón que justifica nuestra plena participación en ella.

Conocemos los problemas, convivimos con la gente, muchas veces la realidad dolorosa nos
oprime el pecho y nos lastima el corazón, pero no por ello nos rendimos ante el desafío.

La dificultad de la tarea no logrará amilanar nuestras fuerzas.

Nuestros ideales están intactos, nuestra determinación es cada día mas fuerte, nuestra visión
es clara y nuestra decisión es firme e irrenunciable.

No nos resignaremos a observar impávidos y paralizados, situaciones que pueden parecer


irredimibles. No nos limitaremos a vaticinar futuros nefastos, que no hacen sino invitarnos a
la inacción.

No nos resignaremos a ser simples comentaristas de la realidad negativa, ni meros


divulgadores del desánimo y la desesperanza. Observamos los problemas con realismo,
pero también proponemos las soluciones factibles, que dependen apenas de nuestra propia
voluntad y de una cuota de capacidad.

153
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

En lo que hace a la construcción del Partido, debo mencionar con satisfacción los logros
obtenidos en diferentes aspectos:
El proyecto político PATRIA QUERIDA se ha consolidado y ha demostrado su firme vocación
de permanencia en la política nacional.

Hemos logrado robustecer el Partido y conformar más de 100 equipos conductores


distritales durante este año, especialmente en el interior de la República.

Asimismo, comprobamos el pleno funcionamiento de nuestros organismos internos: los


Equipos Conductores, el Equipo Político, el Tribunal de Conducta, el Consejo de Mediación
y demás órganos partidarios.

La Escuela Política, otro gran logro, ya ha dado sus primeros ochenta egresados, y ni qué
decir, La Fundación PATRIA QUERIDA, que con más de 300 técnicos voluntarios, se ha
constituido en un valioso soporte para la actividad legislativa y política.

Hemos participado en las cuatro elecciones municipales que se han llevado a cabo este
año, y los resultados obtenidos han mejorado progresivamente de manera alentadora.

Estamos satisfechos con lo que hemos obtenido a nivel partidario este año, aunque esta
recompensa pasajera, no ha hecho sino robustecer nuestra sana ambición de crecimiento.
Tenemos muchos desafíos pendientes para consolidar nuestra fuerza política. Uno de ellos
es sin dudas, el proceso de mejoramiento de la comunicación interna entre los afiliados y los
diversos equipos conformados.

Quiero dar gracias a todos los que, a lo largo y a lo ancho de la República, han ayudado en el
trabajo de construcción del Partido, en su robustecimiento, en el apoyo a las actividades
legislativas y políticas y en la consolidación de un grupo político cuyo único afán es la
búsqueda de un futuro mejor para todos los paraguayos.

En lo que se refiere a la actividad parlamentaria y política, deseo resaltar los siguientes


aspectos:

La dedicación plena y el hábilmente articulado trabajo en equipo de todos los legisladores,


la adhesión plena a valores vitales para una actividad política seria: tales como la asistencia,
la puntualidad, la productividad, el cumplimiento de la palabra y los compromisos, la
disciplina democrática partidaria sustentada en la voluntad personal y en los mecanismos
participativos de decisión, el rigor en el tratamiento de los temas, el firme rechazo a la
cotización de nuestras posiciones políticas y la resistencia permanente al accionar populista.

No nos cansaremos de repetir que nuestros enemigos no son los colorados ni los liberales
sino los problemas del país. No nos limitaremos a las protestas ni a las asignaciones de culpas
a otros. Asumiremos siempre nuestra responsabilidad y nos haremos cargo de nuestros

154
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

errores, y sobre todo, propondremos soluciones a los problemas y asumiremos sin retaceos
las acciones que nos correspondan. La experiencia del bloque opositor fue necesaria y fue
útil. Nos ha enseñado que las alianzas deben basarse en principios compartidos, en
objetivos comunes y en maneras de actuación políticas compatibles.

Es materia pendiente y un gran desafío para el futuro, la búsqueda de un robusto


relacionamiento, más eficiente y eficaz con los demás Partidos Políticos.

Al mismo tiempo y con especial dedicación seguiremos trabajando con total decisión en la
construcción de una alternativa de poder seria y eficiente, que ofrezca a la ciudadanía una
opción política, técnica y ética confiable. Ambicionamos la alternancia en la conducción
ejecutiva del país, pero sobre todo, ambicionamos que esa opción de cambio aporte lo que
las sucesivas conducciones han sido incapaces de otorgar.

En una breve y objetiva evaluación de la tarea del Poder Ejecutivo debemos señalar algunas
luces y muchas sombras.

Debemos mencionar la recuperación de la estabilidad macroeconómica y política, como


asimismo una mejora en la confianza de los organismos internacionales de crédito en el
manejo económico del país.

Sin embargo, lamentamos comprobar que el Poder Ejecutivo ha renunciado a modificar el


Estado prebendario y clientelista vigente desde hace décadas. Y peor aún, pareciera apuntar
sus energías a mantenerlo y consolidarlo cada vez más. Mientras tanto, el país no encuentra
la base mínima para su desarrollo y se debate entre la impotencia y la decepción.

Podemos avizorar también en el futuro cercano, inoportunas iniciativas que apuntan a


desviar la atención de la ciudadanía y de la clase política, tales como la pretendida
reelección presidencial. Esta iniciativa solo conseguiría cargar sobre los hombros del país
una pesada tarea de reforma constitucional, basada exclusivamente en intereses personales
y de ciertos grupos políticos.

La crisis campesina ha dejado expuesta la incapacidad del Poder Ejecutivo para encarar las
soluciones de fondo a problemas acuciantes. Sin ideas claras y sin suficiente capacidad
negociadora, utilizando como herramienta los discursos exaltados y acomodados al
auditorio; con cambios de actitud incomprensibles; lejos ha estado de ser eficaz ni siquiera
en la provisión de soluciones parciales.

Y finalmente, y posiblemente lo más grave, ha sido notable la ausencia de decisión del


Presidente de la República para poner en marcha una verdadera Estrategia de Desarrollo y
las Reformas.

155
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Estructurales comprometidas. Sin éstas el país seguirá empantanado en los estériles debates
de las anécdotas coyunturales. Asumimos como compromiso de tarea pendiente, lograr que
el Poder Ejecutivo realice los cambios estructurales de fondo en la Administración Pública, y
la definición y puesta en marcha de una Estrategia de Desarrollo Económico y Social.

Queridos Compatriotas: miremos el futuro que debemos construir todos juntos.

Sin dudas nos espera un futuro de dificultades, pero también de oportunidades.

Confiamos que la ciudadanía será mucho más exigente con sus autoridades, pero al mismo
tiempo más rigurosa en sus críticas y más protagónica en sus quehaceres.

No es momento de entrar en detalles, pero les aseguro que nuestro país puede crecer al 7%,
al 10% anual, o incluso más, pero para ello necesitamos una Estrategia Revolucionaria de
Desarrollo, y sobre todo, un tratamiento serio y responsable de los temas públicos en todos
los niveles. Tenemos mercados suficientes y las potencialidades existen para que tengamos
un desarrollo verdaderamente revolucionario enfocándonos por lo menos en la producción
y transmisión de energía de diversos tipos, en la producción agropecuaria y su posterior
procesamiento industrial, en el turismo, y ni qué decir en la apertura del mercado para la
construcción de innumerables obras públicas. Estoy seguro de que podemos, no solo
alcanzar, sino duplicar el crecimiento económico de la época de Itaipú en la década del 70.

PATRIA QUERIDA no decaerá ni en sus principios ni en su accionar. Al contrario, se


fortalecerá día a día. Hará lo que debe a nivel parlamentario y político y no renunciará a sus
legítimos y enérgicos reclamos al Poder Ejecutivo; pero sobre todo no cesará de proponer
soluciones a los problemas nacionales y a promover y participar de las iniciativas para el
desarrollo de las potencialidades del país.

Queridos compatriotas: es tiempo de Navidad. Celebramos el Nacimiento de Jesús, hecho


venerado por una gran cantidad de paraguayos que profesamos religiones cristianas.

Invito a los que compartimos esta devoción a Jesús, a meditar sobre el verdadero significado
de la Navidad y sobre el compromiso que nos exige a cada uno de nosotros en todos los
aspectos de nuestra vida.

Dios nos ha creado a nosotros a su imagen y semejanza.

Dios no nos ha creado para que nos agotemos en el plagueo, en la queja o en el reclamo a
otros, sino para que nos empeñemos, día a día en hacer nuestro aporte personal, que es
único e irrepetible.

“El año que viene será mejor si Dios quiere” se escucha con esperanza en las calles…
¿Depende acaso de Dios… que nos vaya mejor el año que viene?

156
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Sí…, depende de ese Dios que está en los Cielos, pero que estando en los Cielos, nos eligió
personalmente a cada uno de nosotros, a vos y a mí, a él y a ella, para que seamos sus
instrumentos, para que seamos sus brazos y sus piernas… en la política, en la prensa, en las
escuelas, colegios y universidades, en las chacras, en las familias, en las oficinas públicas, en
las empresas, en las asociaciones…, en donde sea que nos toque actuar.
Si cada uno de nosotros no hace su parte, de la mejor manera posible, el año que viene no
será mejor.

No existe el milagro, sin el aporte personal anterior.

Jesús resucitó a Lázaro recién después que la gente del lugar haya levantado la losa que
cubría su tumba; Jesús curó a los enfermos recién después que ellos se hayan esforzado en
acercarse a Él. Multiplicó los peces y los panes, recién después que la gente puso los
suyos…, aunque parecían pocos.

A quienes no profesan esta fe, les invito con todo respeto a aprovechar esta época del año
propicia para la reflexión, y evaluar sus aportes para robustecer la vida colectiva, basados en
una ética ciudadana común, que es sustento básico de nuestra vida como Nación.

Estamos completamente seguros de que un Paraguay mucho mejor es posible. Pero


también estamos seguros de que el cambio que para ello se requiere, no depende de nadie
más que de nosotros. Si cada uno asume su deber con responsabilidad, tendremos muy
pronto el país que deseamos para nosotros y nuestros hijos.

Convocamos a cada paraguayo a asumir con entusiasmo y responsabilidad su rol


ciudadano. PATRIA QUERIDA se compromete a hacer su parte.

Le deseo a cada paraguaya, a cada paraguayo, una feliz Navidad y sobre todo un año 2005
cargado de realizaciones personales y de logros en la construcción de sus respectivas
comunidades, y que el Señor tenga un cuidado más que especial con los familiares de las
víctimas del incendio en el Ycuá Bolaños, de secuestros y todos aquellos que han sufrido
pérdidas de sus seres queridos en este año.

Muchas gracias.

157
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

327. Discurso: El Ejercicio del Poder, para servir. Jornada de Atyrá. Febrero 2005. ¡Jamás
conseguirán que nos rindamos!

Nos hemos preparado y hemos esperado largamente este encuentro, que sin duda es una
ocasión especial.

Tenemos cosas que decirnos, que pedirnos, que reclamarnos, que agradecernos…

Yo no quiero desperdiciar momentos históricos en la conformación y el robustecimiento de


nuestro Partido, como sin duda es este encuentro. Histórico porque nos reúne una vez al
año, a todas las autoridades nacionales del Partido. Histórico porque somos el único Partido
joven, con ilusiones frescas, con ánimo, con esperanza, con fe, con determinación y con la
convicción de que podemos conducir la revolución positiva en el Paraguay. Histórico
porque estamos en Atyrá. Histórico porque estamos en el salón que lleva el nombre de
quien, no solo es uno de los Fundadores de nuestro Partido, no solo es un Senador de la
Nación por nuestro Partido, sino que hoy, a esta altura, les aseguro, es un héroe nacional.

Tengo palabras de gratitud, de alegría y reconocimiento, como también palabras de aliento y


compromiso ante los monumentales desafíos que tenemos por delante.

Y mi gratitud es porque hemos caminado juntos, porque permanecemos juntos y unidos,


porque me han dado su confianza para ser Presidente de nuestro Partido, porque se
entregan generosamente día a día a esta causa nacional…

Sin embargo, a cada batalla ganada sigue otra por luchar, a cada conquista otra por realizar, a
cada resurrección otra pasión. Hemos sido puestos en nuestros lugares, por Dios y por
nuestros compatriotas.

Hemos recorrido un largo y arduo camino juntos.


Hoy es el día que ya tenemos ciertos espacios de Poder Público.
Si no tenemos aún la Presidencia de la República y muchos otros cargos regionales y
nacionales, es porque el Señor y nuestros compatriotas… nos han dicho de esa manera…
“…los hemos visto trabajar en otras áreas, creemos que son buenas personas, los hemos
escuchado, los hemos abrazado… ahora QUEREMOS VERLES PROBADOS EN LA
LUCHA”.
Podrían estar diciéndonos también… “Es muy fácil criticar desde afuera…, es muy fácil decir
lo que otros, colorados y liberales, tenían que haber hecho, desde el gobierno o desde la
oposición, y no lo hicieron…, POR FAVOR, necesitamos creer, creemos en ustedes…,
muéstrennos con hechos que nos aman, muéstrennos con hechos que están en la política
por amor a la Patria, … muéstrennos con hechos que están dispuestos a dejarlo todo…, a
sufrir lo indecible si fuera necesario…, muéstrennos que van a caminar…, caminar…,
caminar… y abrazar a la gente, para agradecer, para acompañar, para ayudar… o aunque
más no sea para consolar!” “Muéstrennos que no van a buscar ni aceptar prebendas,

158
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

canonjías de ningún tipo. Muéstrennos que estarán siempre del lado del pobre.
Muéstrennos que sabrán aceptar las difamaciones y calumnias sin caer en la venganza, en el
desánimo, en la desesperanza o en el abandono. Muéstrennos que es cierto que se
conformarán solamente con la posibilidad de que, en caso de éxito, quizás…, la
gratificación podría estar en los libros de historia de nuestros hijos y nietos dentro de ¡¡30
años!!...”
“… Muéstrennos… por favor…”
“Es cierto lo que han dicho, es lindo lo que han hecho…, pero muéstrennos un poco más
por favor…”
“Por eso todavía no le hemos dado TODO el Poder que buscaron…
No es por ignorancia…, ni siquiera por falta de confianza. Es que hemos sido desilusionados
tantas veces. Discúlpennos las pocas dudas que nos quedan… pero… por favor…
muéstrennos…”

Así es queridas compañeras y queridos compañeros… ¡¡NO HEMOS SIDO


DERROTADOS!! … JAMÁS NOS DERROTARÁ UNA PEQUEÑA HORDA DE
IRRESPONSABLES GROSEROS Y DELINCUENTES…”

Y aquí viene el desafío:


¡¡… EL EJERCICIO DEL PODER… para SERVIR!!

Sí… es cierto que… no soy Presidente de la República, pero soy un actor político, soy el
Presidente de un Partido… ¿Qué puedo hacer?, ¿Qué debo hacer?, ¿Qué más puedo
hacer? … ¿Estoy ejercitando MI PODER?, ¿Estoy ejercitando el Poder que me dio la gente?
… ¿Visito los lugares en donde necesitan ayuda… aunque más no sea para dar un consuelo?
… Cuando lo hago… cuando visito un Hospital, una comisaría o una Institución
cualquiera… despliegan sus mejores atenciones, algunos incluso llegan a cuadrarse…, pero,
¿qué más? ¿Es eso suficiente?..., ¿cómo puedo aprovechar mejor ese prestigio…esa
posibilidad de acceder a muchos lugares… esa confianza… ese respeto… o ese temor…?

En suma…, ¿ESTOY EJERCIENDO EL PODER, PARA SERVIR, QUE ME DIO EL SEÑOR,


QUE ME OTORGÓ LA GENTE?

…¿Están también los Diputados, los Senadores, los Concejales Departamentales, los
Concejales Municipales… ejerciendo el poder, para servir, que nos dio la gente?

…¿Están también los que han sido candidatos, como yo mismo, y que no han accedido
TODAVÍA al poder, ejerciendo el poder, para servir, que nos prestó la gente…?

…¿Están las autoridades distritales… el Presidente del Partido en esa ciudad, el


Vicepresidente distrital, y los demás, ejerciendo el poder, para servir, que nos dio la
Comunidad?

159
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

¿Hace alguna diferencia, para la gente y para la comunidad, que yo esté o que yo no esté
ocupando este cargo?

¿Hace alguna diferencia que yo sea o no sea Presidente en Ciudad del Este, Encarnación,
Altos, Asunción, San Lorenzo, Pedro Juan Caballero, Encarnación, etc.? ¿Qué pasaría si yo
hoy dejara de existir?, ¿alguien notaría mi falta? Sí, seguro que sí en mi casa, mis amigos…,
pero me refiero ahora, a MI CIUDAD, MI PAÍS...
… ESTA ES MI PREOCUPACIÓN… y me atrevo a decir ¡¡ESTE ES MI DESAFÍO!! ¡¡ESTE ES
NUESTRO DESAFÍO!!

No estoy buscando respuestas en voz alta…, no ahora… No estoy buscando explicaciones


ni justificaciones… ante mí, ni ante los demás. Solo me interesa que ESTA INTERPELACIÓN
PERSONAL esté presente, todos los días y todas las noches, en cada uno de los que nos
comprometimos a dar la vida ¡por nuestra Patria!

¡Así es queridas compañeras, queridos compañeros! Estoy agradecido y orgulloso de todos


ustedes que se empeñan día a día en la construcción de nuestra Patria Querida.
Nuestros enemigos están, latentes, agazapados y traicioneros, en mi corazón, y en el
corazón de nuestros compañeros… y ellos son la desilusión, la desesperanza, la apatía, la
resignación, la tentación al abandono, el cansancio, la culpa a otros, la pereza, las excusas, O
LA FALTA DE EJERCICIO DE NUESTRO PODER… para SERVIR a los demás.

Estén seguros… nuestros enemigos NO son los malos colorados ni los malos liberales… ¡NO
será una pequeña horda de forajidos la que impida que los paraguayos recuperemos la tierra
de nuestros hijos…!

…¿Estoy siendo fiel en lo pequeño?


…¿Mi conducta actual, los hechos, honran mis promesas?
…¿Me aseguran el derecho a merecer más poder?

¡LOS OTROS POLÍTICOS NO NOS VENCERÁN JAMÁS, SI NOSOTROS LOGRAMOS


VENCER A NUESTRAS PROPIAS DEBILIDADES Y TENTACIONES!

¡NOSOTROS SOMOS INVENCIBLES!… ¡POR ELLOS!


Que los fuegos artificiales del día a día no nos distraigan, que no nos hagan perder la brújula
y la orientación del SENTIDO DE NUESTRA PRESENCIA EN LA POLÍTICA.

Estoy agradecido a la gente que nos votó y a la que no nos votó, porque tiene razón, no es
falta de inteligencia ni de afecto, solo quieren ver si SOMOS FIELES EN LO PEQUEÑO…, y
si demostramos serlo…, NO LES QUEPAN DUDAS…, pero solo si demostramos
ENCARNAR VERDADERAMENTE NUESTRAS PROMESAS, no les quepan dudas, la gente
nos otorgará el privilegio y la responsabilidad de gobernar nuestra Patria!

Muchas gracias.

160
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

328. NUESTROS PRINCIPIOS.


Los principios son valores, es decir conductas deseadas porque son consideradas
beneficiosas para todos los que las ejercen y para la Comunidad. Por ello, en PATRIA
QUERIDA hemos establecido desde nuestro nacimiento una serie de principios que deben
guiar la conducta de nuestras autoridades y afiliados.

Los principios son fáciles de proclamar, pero difíciles de ser llevados a la práctica, sobre todo
en un ambiente político y social degradado y que proclama valores universales, pero
muchas veces los ignoran cuando se contraponen a sus objetivos. Por ello son importantes la
convicción personal y el trabajo en equipo para su aplicación en la actividad cotidiana.

PARTICIPACIÓN:
Nadie puede hacerlo solo. No existirá Revolución Positiva si no logramos encender los
corazones y las mentes de las personas hacia un ideal y objetivo común.
Solo cuando la gente se apropia y hace suya una Visión, puede aportar desde su lugar, sus
talentos, sus ideas y acciones para construir el PARAGUAY QUE QUEREMOS, y de esa
manera lograr recuperar no solo el desarrollo económico, político, social y moral, sino la
autoestima y el orgullo de ser paraguayos.

CUMPLIMIENTO DE LAS LEYES:


El objetivo de la Ley es ayudar al mejor funcionamiento de la sociedad, por lo que es
necesario construir una comunidad respetuosa y sostenible a través del más estricto
cumplimento de las leyes. En cada actividad publica o privada, el cumplimiento de la ley es
innegociable, damos el ejemplo en lo pequeño y en lo grande.
Si no se cumplen las normas, y existe impunidad, nunca la comunidad ni el país va a
desarrollarse económica ni socialmente porque vivirá en situaciones permanentes de caos.

SOLIDARIDAD Y SUBSIDIARIEDAD:
Cada individuo es miembro de una comunidad, que integradas conforman la sociedad. Esta
situación hace que exista una dependencia recíproca de los individuos entre sí. La
solidaridad es un conjunto de deberes y de consideraciones recíprocas entre los individuos y
entre éstos y la sociedad.

La solidaridad es el acto de dar. Sin embargo, para que la solidaridad genere crecimiento,
desarrollo, dignidad y autoestima, debe estar siempre acompañada por la subsidiariedad, lo
cual implica no dar al otro lo que el otro puede y debe hacer por sí mismo.

LIDERAZGO:
Mucho daño nos ha causado el concepto de “único líder”. El Paraguay necesita de muchos
líderes, que participen activamente en la construcción de nuestro país. La misión principal
del líder es ayudar a la gente a descubrir el poder que ella posee, generando espacios de
participación y acción. El mejor camino para ayudar a la gente a descubrir su poder es
encaminando acciones concretas de manera que puedan ver los resultados de ellas.

161
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Aquellos que quieran ser líderes y asuman el poder y la autoridad, deben ser los primeros en
exigirse a ellos mismos y ser coherentes con la ejecución de las medidas y conductas que
exigen a sus colaboradores. Deben saber que su primera y más importante tarea es dejar de
lado sus propios intereses personales, para entender y satisfacer las necesidades más
legítimas de aquellos a los que dirigen.

CONFIANZA:
La confianza es un valor absolutamente necesario para construir el país. Debemos cultivarla,
creando espacios de participación, apostando a descubrir lo bueno que tiene cada persona,
creyendo en ella, y en sus acciones. Pero no solo generar confianza en el otro , sino también
en la propia capacidad de generar los cambios que el país necesita. Debemos despertar en
cada uno la convicción de que puede ser protagonista de su desarrollo. La confianza en sí
mismo, aumenta la capacidad de actuar de las personas. Esta no se declama sino que se vive
y se construye en el trabajo.

AUTORIDAD:
La autoridad ha sido un concepto muy manoseado y malentendido en nuestro país. Se
relaciona muchas veces sencillamente con la prepotencia y el abuso. Se la confunde con el
autoritarismo que, no es otra cosa que el abuso de la autoridad en la búsqueda de beneficios
personales.

La autoridad en su sentido verdadero implica el ejercicio del poder para hacer lo que manda
la ley.

La misma debe ser ejercida como un servicio a los demás y ése, y no otro, debe ser el sentido
de la misma. La verdadera autoridad exige el amor a los subordinados. El amor conlleva
“dar mucho”, pero también “exigir mucho”. La vivencia del amor exige la firmeza en la
aplicación de la ley y las normas que regulan y educan para la convivencia social.

ORIENTACIÓN A RESULTADOS:
Un problema en nuestro país es el exceso de discursos y de promesas y la falta de orientación
a la acción y a los resultados. Pareciera que la política se ha convertido simplemente en el
arte de la conversación y no en el arte de la acción. Simplemente se habla y no se llevan a
cabo las cosas que se prometen.
El aporte de PATRIA QUERIDA es agregar a la política el arte de hacer, de establecer las
metas esperadas, facilitar la ejecución y poner en marcha los mecanismos de evaluación
permanente para medir el logro de los resultados.

COMPETITIVIDAD:
Es la capacidad que tiene una persona, una organización o un país, de hacer las cosas mejor
que otros y de intentar superar cada vez sus propios límites.
Esto se consigue cuando permitimos y fomentamos la competencia y alentamos los ideales y
las metas más altas.

162
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

VELOCIDAD:
El Paraguay vive una situación de desorden, de inequidad y de atraso que nos desafía. Si
bien sabemos que las cosas tienen ritmos adecuados a sus respectivos procesos, las
emergencias requieren de otros ritmos y de soluciones que muchas veces deben renunciar a
los procesos normales. Por eso debemos impregnar a nuestros actos el sentido de urgencia y
rapidez, la mayor energía y convicción para que nuestros planes puedan ser realizados en el
menor tiempo posible, de manera que no se postergue la reconstrucción de nuestro país.

Hay soluciones que no pueden esperar.

RESPONSABILIDAD. POSICIONES POLÍTICAS RESPONSABLES.


“Buscaremos la verdad y no solo la popularidad”.

La responsabilidad implica que cada persona pueda responder, rendir cuentas y asumir las
consecuencias de sus acciones. Uno debe hacer aquello a lo que se compromete, a pesar de
todas las dificultades que se le presenten.

Las posturas políticas que asume una autoridad generan muchas veces aprobaciones y
rechazos. La actuación política requiere coraje y dedicación. La prensa, los grupos de
intereses y la opinión pública pueden generar presiones que muchas veces pueden inducir a
tomar decisiones de tinte puramente populista, es decir decisiones simplistas que privilegian
la imagen por sobre la responsabilidad. “Buscaremos la verdad y no solo la popularidad”.
Ni la popularidad ni los triunfos electorales tendrían sentido alguno si nos desapegamos de
nuestros ideales, principios y valores. Por eso, para tomar decisiones que afecten a las
personas que representamos como autoridades es necesario asumir esa responsabilidad a
plenitud. Esto implica dedicar el tiempo necesario para conocer a fondo la cuestión,
comprender los distintos puntos de vista, tener en cuenta las consecuencias de la decisión y
finalmente adoptar la postura que consideramos más apropiada.

Rechazamos los pactos y/o las negociaciones de posturas políticas que solo responden a
ambiciones personales o sectoriales, nuestro interés es el PAÍS.

Debemos saber además, que las personas no necesariamente nos respetarán porque están
de acuerdo con nosotros; sino porque perciben que nuestras decisiones son responsables,
coherentes y consistentes, aunque eventualmente no coincidan con ellas.

HONESTIDAD:
La honestidad es el valor más fundamental que aportamos a la política, personas honestas
por sobre todas las cosas, que respetan lo ajeno, personas “de palabra” que cumplen las
promesas pequeñas y grandes, respetan los acuerdos y cumplen con las obligaciones de
todo tipo. Personas que no se aprovechan de posiciones y cargos para sacar provecho
personal o sectorial.

163
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

Si todos respetáramos este principio viviríamos mejor y desaparecerían muchos temores e


inseguridades.

Trabajamos con honestidad en todo lo que hacemos, por lo que no tememos hacer
transparentes los actos, las gestiones, y la información, sobre todo lo que hacemos en la
Función Pública y en el Partido.

AUSTERIDAD:
No existen recursos suficientes para realizar todas las acciones que el país necesita, por lo
cual, no se puede despilfarrar tiempo, recursos humanos ni recursos materiales. Actuar
cuidando cada cosa como si fuera lo último que se tiene.

Es necesario recuperar este valor que en el pasado distinguió a nuestros mayores y que en el
presente pareciera no existir.

ORDEN Y LIMPIEZA:
El orden externo es un reflejo del orden interno. Es una expresión de cuidado de uno mismo
y de respeto a los demás. El orden implica el trabajo ordenado y el progreso. Trabajamos en
forma ordenada, en ambientes limpios, sabiendo asimismo que con ello se construye
autoestima y pertenencia.

Los nuevos políticos deben imponer el orden y la limpieza en todo el quehacer político, en
la tarea y en la infraestructura, dándole a estas dimensiones la real importancia que tienen.
Nuestro país, necesita invertir tiempo y esfuerzo en el logro de estos valores que ayudarán a
crear una nueva cultura organizacional que tendrá un rápido impacto en la productividad
nacional.

ACTITUDES Y APTITUDES:
Lo que desarrolla a un país son las actitudes que la gente tiene ante la vida y ante el cambio.
Es necesario e importante tener aptitudes para asumir responsabilidades, pero aún más
importante es tener actitudes positivas, constructivas que movilicen acciones, reúnan a las
personas y encarnen los valores y principios que sustentamos en el día a día.

Tenemos que ser capaces de movilizar en las personas una revisión de nuestras actitudes, de
nuestras maneras de actuar. La educación tradicional hace énfasis principal en las aptitudes
(conocimientos e información), pero descuida las nuevas actitudes que necesitamos
promover y recrear, tales como la moral , la creatividad, la autogestión, la puntualidad, el
deseo de superación, el respeto a los demás, el amor al trabajo, el ahorro y varios de los
principios que ya hemos mencionado.

DISCIPLINA DEMOCRÁTICA:
La disciplina en el ámbito político, es un concepto que nos crea dudas y resquemores. Esto
es así, porque desde siempre la disciplina ha significado que una persona dice lo que debe

164
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

hacerse y el resto obedece. Es por ello que es necesario agregar a la disciplina el término
“democrática”.

La disciplina democrática establece la manera cómo se toman decisiones en una cultura


democrática, sobre decisiones que afecten a un colectivo y que deban ser tomadas por un
equipo.

La disciplina democrática exige tres etapas:


1- Máxima participación: Dentro del Equipo correspondiente se analiza, se estudia y se
debaten las ideas de todos sus integrantes.
2- Decisión por consenso o mayoría: Una vez debatido el tema hay que decidir la dirección
que seguir. Esta decisión podrá ser tomada por consenso o, en caso necesario, por
mayoría.
3- Obligatoriedad para todos a cumplir lo decidido: Luego de adoptada la decisión, todos,
incluso quienes defendieron posturas distintas, apoyan la decisión tomada.

La disciplina democrática lleva a la práctica el principio de actuación en equipo y de respeto


a las opiniones de los demás, y al mismo tiempo revaloriza el mecanismo de decisión
colectiva que utilizan las sociedades democráticas.

La disciplina democrática se basa además en la libre adhesión de los integrantes de un


equipo a esta manera de proceder, por lo que, quienes no se adecuen a ella luego de
haberse comprometido libremente a hacerlo, tienen la obligación de dejar su espacio a
otros.

ACUERDOS POLÍTICOS:
Los acuerdos políticos son una herramienta válida de gestión política y cuyo uso debe ser
estimulado. Debemos tener presente que la actividad política se desarrolla entre personas
que piensan distinto y que han accedido a sus cargos a través de partidos políticos con
distintas ideas y maneras de actuar. Por ello, la búsqueda de acuerdos y de pactos es legítima
y debe asumirse sin complejos.

Sin embargo, dichos acuerdos y pactos deben hacerse siempre dentro del marco de la ley,
respetando los procedimientos señalados y en la búsqueda de lograr los objetivos en
beneficio de la ciudadanía y no para obtener ventajas personales. Por esto último, los pactos
se han desacreditado al extremo que su sola mención nos produce un sentimiento de
rechazo.
Nuestra obligación es revalorizar los acuerdos, y esto lo lograremos con nuestra conducta,
no con meros discursos.

Por ello, repartirse cargos por encima de lo que establecen los procedimientos
institucionales, para ubicar allí a los recomendados, o canjear cuestiones que no tienen
relación entre sí, constituyen una manera perversa de intentar decir que en política todo

165
¡El Orgullo de ser Paraguayos!

vale. Esto es cierto para la politiquería, no para la política. Naturalmente, en política así
como en cualquier otro ámbito sólo es válido hacer aquello que está sustentado en los
principios que defendemos.

La aspiración a cargos es completamente legítima. Pero el fin no justifica los medios. Por lo
tanto, si bien dicha aspiración puede estar completamente justificada en cualquier político,
no siempre lo está la manera en que lo busca. Esta búsqueda debe hacerse estrictamente
dentro de lo que marca la Constitución y las Leyes y sin ofrecer a cambio nada que se
contraponga a los principios que intentamos imponer.

ACCESO A CARGOS PÚBLICOS:


El acceso a los cargos públicos es un derecho de todo ciudadano paraguayo. El único
requisito es la idoneidad. Si este principio se aplicara en nuestro país, la calidad de gran
parte del funcionariado público sería muy distinta. La realidad es que, con el justificativo de
que a los cargos públicos todos los paraguayos pueden acceder, en muchos casos, se ha
introducido a la gestión pública a un ejército de recomendados, sin más mérito que su
adhesión partidaria o su parentesco con algún político influyente.

Por lo mencionado, PATRIA QUERIDA no hace de agencia de colocaciones, y no actúa


como padrino de ningún funcionario público. Esta postura contraviene años de cultura
partidaria y no es fácil asumirla en una época en que las necesidades de trabajo son
enormes. Pero si nos sumásemos al prebendarismo en que ha caído la mayoría de los
partidos políticos, obtendríamos algunos cargos que parecerían robustecer nuestra
posición, pero a corto plazo nos habríamos sumado al sistema prebendario de gobierno, y
de esa forma nos veríamos impedidos de actuar con la responsabilidad, convicción,
determinación y libertad necesarias para liderar la revolución positiva (nos habríamos
convertido en más de lo mismo).

Cualquier simpatizante de PATRIA QUERIDA debe ser estimulado a sumarse a la función


pública si esa es su vocación, basado en sus aspiraciones y su propio mérito. Debemos
asimismo, hacer todo lo necesario para que las incorporaciones se basen en la competencia
de calificaciones y que los mejores candidatos no sean radiados por su preferencia
partidaria.

166