You are on page 1of 4

ANTECEDENTES DE LA COMPUTADORA

EL ABACO
Los chinos (3000 AC –3500 AC) desarrollaron el ábaco con el cuál podía desarrollar
cálculos complejos en forma rápida. Es uno de los primeros dispositivos mecánicos
para contar fue el ábaco.
Este dispositivo es muy sencillo, consta de cuentas ensartadas en varillas que a su
vez están montadas en un marco rectangular. Al desplazar las cuentas sobre
varillas, sus posiciones representan valores almacenados, y es mediante dichas
posiciones que este representa y almacena datos. A este dispositivo no se le puede
llamar computadora por carecer del elemento fundamental llamado programa.

MÁQUINA SUMADORA
En el siglo XV hallamos el que podemos calificar como el primer antecedente de la
calculadora: el diseño de una máquina sumadora realizado por Leonardo Da Vinci
(1452-1519).

REGLETAS DE NAPIER
En 1614 el escocés John Napier (1550-1617) desarrolló los logaritmos que
permitieron reducir complejas multiplicaciones y divisiones en sumas y restas. Ideó
un dispositivo basado en varillas cifradas que contenían números y era capaz de
multiplicar y dividir en forma automática, regletas de Napier. También ideó un
dispositivo una calculadora con tarjetas que permitía multiplicar, recibiendo ésta
el nombre de estructuras de Napier. Constituyó un dispositivo intermedio entre el
ábaco y las primeras calculadoras mecánicas.

RELOJ CALCULANTE
Con la difusión de las ruedas dentadas en el siglo XVII se desarrollaron varias
máquinas capaces de sumar, restar, multiplicar y dividir.
Hacia el año 1623 el científico alemán Schickard ideó una calculadora mecánica
denominada reloj calculante, que funcionaba con ruedas dentadas y era capaz de
sumar y restar, pero no se pudo montar en aquella época. A principios del siglo XX
fue construida según el diseño de su autor, por ingenieros de IBM. Fue considerada
la primera máquina de calcular de origen mecánico.

PASCALINA
Otro de los inventos mecánicos fue la Pascalina inventada por Blaise Pascal (1623 -
1662) de Francia. Era una máquina de sumar y restar. El motivo impulsor de Pascal
fue ayudar a su padre, un recaudador de impuestos, en su tarea.
La máquina resultó un éxito en cuanto a su funcionamiento y fue reconocida en
toda Europa, sin embargo, su fabricación y venta fracasó económicamente, debido
a su alto costo de elaboración y reparación. Resultaba más barato contratar
personal para hacer cuentas que comprar la pascalina y mantenerla en
funcionamiento.

MÁQUINA UNIVERSAL
Pocos años más tarde, el filósofo y matemático alemán Gottfried Wilhelm von
Leibnitz (1646-1716) mejoró la máquina de Pascal construyendo la máquina
universal, capaz de sumar, restar, multiplicar, dividir y extraer raíces cuadradas,
caracterizándose por hacer la multiplicación en forma directa, en vez de realizarla
por sumas sucesivas, como la máquina de Pascal.

TELAR DE JACQUARD
Ya en el siglo XIX, en el año 1805, el francés Joseph Marie Jacquard construyó un
telar automático que realizaba un control perfecto sobre las agujas tejedoras,
utilizando tarjetas perforadas que contenían los datos para el control de las figuras
y dibujos que había que tejer. Se puede considerar al telar de Jacquard como la
primera máquina mecánica programada. La máquina resultó un éxito al aumentar
la productividad del sector.

MÁQUINA DIFERENCIAL
El matemático inglés y profesor de la Universidad de Cambridge Charles Babbage
(1792-1871) diseñó dos máquinas de calcular que rompían la línea general de las
máquinas de aquella época por su grado de complejidad. La primera de ellas fue la
máquina diferencial o máquina de diferencias. Sus aplicaciones más importantes
fueron la resolución de funciones y las tablas de dichas funciones. La construcción
resultó más larga y cara de lo previsto y se interrumpió en 1842, momento en el
cual el gobierno retiró su apoyo económico.
MÁQUINA ANALÍTICA
En 1833 comenzó a diseñar su segunda máquina, denominada máquina analítica. ,
capaz de realizar todas las operaciones y con posibilidad de ser programada por
medio de tarjetas perforadas.
Ambos equipos eran totalmente mecánicos: usaban ejes, engranajes y poleas para
poder ejecutar cálculos. Por este motivo los diseños funcionaban en teoría, pero
en la práctica las maquinarias y herramientas de fabricación de la época eran
imprecisas y no pudieron construir las piezas con la necesaria exactitud.
Los planos y modelos de ambas máquinas sirvieron como puntos referenciales de
muchos de los conceptos de computación aplicados hoy en día, y para muchos,
Charles Babbage es considerado el padre de las computadoras. En 1991 el Museo
de Londres construyó un modelo de máquina diferencial basado en los planos
originales de Babbage, llegando a un prototipo de dos metros de altura, tres
metros de largo, más de cuatro mil piezas y un peso cercano a las tres toneladas.
Ada Byron, hija del poeta inglés lord Byron, fue la primera persona que realizó
programas para la máquina analítica de Babbage, de tal forma ha sido considerada
la primera programadora de la historia. En la década de los 80, el Departamento
de los Estados Unidos desarrolló un lenguaje en honor a la condesa, al cual nombró
ADA.

MÁQUINA DE TABULAR
En 1854, el ingeniero sueco Pehr George Scheutz, apoyado por el gobierno de su
país, construyó una máquina diferencial similar a la de Babbage, denominada
máquina de tabular, que tuvo un gran éxito y se utilizó fundamentalmente para la
realización de cálculos astronómicos y la confección de tablas para las compañías
de seguros.
También, en 1854, el matemático inglés George Boole desarrolló la teoría del
álgebra de Boole, que permitió a sus sucesores el desarrollo matemático del
álgebra binaria y con ella la representación de circuitos de conmutación y la
aparición de la llamada “Teoría de los circuitos Lógicos”.

MÁQUINA CENSADORA
En 1885, el norteamericano y funcionario de la oficina del censo de Estados Unidos
Herman Hollerith vio como se tardaba 10 años en realizar el censo anual de su país
y observó que la mayoría de las preguntas del censo tenían como respuesta un sí o
un no, lo que le hizo idear en 1886 una tarjeta perforada para contener la
información de las personas censadas y una máquina capaz de leer y tabular dicha
información. Construyó su máquina censadora que fue capaz de reducir el trabajo
manual a la tercera parte. Con lo cual el censo de 1890 tardó tan solo tres años,
perforándose un total de 56 millones de tarjetas. En 1895 incluyó en su máquina la
capacidad de sumar con el fin de utilizarla en la contabilidad de los Ferrocarriles
Centrales de Mueva York.
Luego del éxito para tabular datos censales y durante la primera mitad del siglo
XX, las tarjetas perforadas tuvieron una significativa importancia.
Se desarrolló toda una serie de máquinas denominadas genéricamente EAM, que
incluía diferentes dispositivos como:
Perforadoras de tarjetas
Verificadoras de tarjetas
Lectora de tarjetas
Clasificación de tarjetas
Máquina de contabilidad, con unidad impresora.