Libre de; http://www.reciprocalsystem.com/RFE/index.

htm

El Camino Hacia el Pleno Empleo
DEWEY B. LARSON
Prefacio Introducción Objetivos de empleo (primaria) Objetivos de empleo (secundaria) Nominal de errores (I) Nominal de errores (II) La teoría científica de empleo Empleo de colectivismo Empleo por inflación Uso compartido de la carga Ayudas al empleo Medidas de ahorro de trabajo Medidas de empleo directo Fuentes de trabajo disponibles El camino a seguir Referencias

(Esto es una traducción de 100% a través de Microsoft WORD no una sola palabra añadido o eliminado)

Prefacio
Una vez más el empleo se ha convertido en un asunto de interés general, y una vez más es la única solución al problema que son capaces de llegar a las "autoridades" intentar comprarlo. Nuevo embarcarnos en costosos y inefiicient programas de empleo público, no difieren de los que han sido tan poco satisfactoria en el pasado y la inflación. Hay una impresión bastante general en el momento que las respuestas a todos los problemas pueden ser compradas; ese dinero es el remedio universal para los males sociales y económicos. Se nos dice repetidas veces que una nación que puede darse el lujo de gastar miles de millones en ir a la Luna y en las guerras extranjeras, sin duda, puede permitirse el lujo de gastar miles de millones necesarios para resolver nuestros problemas internos, y constantemente se nos exhorta a iniciar el gasto inmediatamente y sin demora. Pero notwithstanding.this opinión muy común;. el poder del dinero es limitado. Siempre no puede ganar una guerra, como estamos ahora dolorosamente conscientes; no puede cambiar profundamente arraigados patrones de comportamiento humano, como poco a poco estamos empezando a realizar; y no puede comprar el buen rendimiento de nuestro sistema productivo. Después de todo, el propósito de ese sistema es producir ingresos; es no es algo que deberíamos gastar nuestros ingresos. Problemas económicos raramente tienen soluciones completamente satisfactorias: en definitiva, un problema tan normalmente reduce a una cuestión de hacer algunas decisiones difíciles: determinar cuál de nuestros objetivos debe ser reducido o abandonado porque nuestros recursos son limitados. Pero el empleo debería ser la excepción pendiente. No es otro reclamante competir por una parte del producto nacional; es una característica esencial de la actividad de que se deriva de ese producto. El tipo de medidas para aumentar el empleo debe agregar al ingreso nacional en lugar de consumir parte de ella. Por lo tanto la existencia del problema, el hecho de que existe tal cosa como desempleo involuntario, es una presunción que hay algo malo con el pensamiento actual sobre el tema. Obviamente, la vista de la situación que recibimos de la teoría económica actual, que lleva a la conclusión de ser contradictorio que debemos comprar una actividad productiva, es un serio error. Claramente es necesario un nuevo enfoque al problema. Este volumen es un informe de los resultados de una investigación basada en el reconocimiento de que el desempleo es una cuestión de hecho , no una cuestión de opinión o judgrnent, y por lo tanto adecuadamente puede ser atacada por los msthods y los procedimientos de las ciencias físicas, medios más potentes y eficaces de abordar las cuestiones de faetual que la raza humana ha sido capaz de concebir. Siguiendo la práctica científica estándar, el primer paso en esta investigación fue determinar la verdadera causa del desempleo, que curiosamente no previamente ha señalado. Una vez conocida esta causa, se hace evidente; no sólo que hay muchos medios prácticos que la tasa de desempleo actual puede ser rápida y fácilmente reducido, pero,

más importante aún, que no es necesario tolerar cualquier paro en todos. Los resultados de la investigación confirman lo que debería ser evidente de toda consideración cuidadosa de la naturaleza del problema; es decir, gastos de ingresos no es la forma correcta de corregir deficiencias en una actividad de producción de ingresos. Estos resultados indican que si el tipo de medidas son no poner en efecto, una economía eficiente con pleno empleo productivo es imposible, independientemente de cuánto se gasta para lograrlo, mientras que si las acciones de la naturaleza adecuada son adoptadas, que se pueden lograr resultados, no sólo sin costo a los contribuyentes; pero con una deerease sustancial en la carga que ahora están llevando a cabo los contribuyentes. D.B. Larson

Capítulo I

Introducción
La sociedad moderna, tal como existe en América del Norte, en Europa y en algunos otros lugares dispersos alrededor del mundo, enfrenta muchos problemas graves: mucho para mantenernos ocupados por un largo tiempo. Las causas de estos problemas son numerosos y variados y están todavía sujetos a mucha controversia y dif rencia de opinión, pero cuando llegamos a los elementos básicos de cada problema casi invariablemente encontramos que la cuestión del empleo es uno de los factores de control; a menudo es el factor crucial alrededor del cual gira en todo lo demás. El aumento de la delincuencia, especialmente en las ciudades más grandes, que constituye una de las principales amenazas contra nuestra civilización present–day, podría parecer desenvuelto a ser una cuestión de comportamiento personal, no es un problema económico, pero todos los estudiantes serios de la situación de acuerdo que la inactividad y la falta de ingresos regulares son los factores fundamentales que son responsables de la expansión del delito de la gran ciudad a sus actuales proporciones alarmantes. El costo del montaje de los pagos de bienestar público del mismo modo se remonta a la situación de desempleo más que a cualquier otra causa. Por supuesto, muchos de los beneficiarios se clasifican como logrará, pero una parte importante de estas personas no son logrará de hecho, pero sólo unemployable por la ley: un resultado absurdo de un conocimiento insuficiente de fundamentos económicos por parte de los legisladores y aquellos a quienes buscan asesoramiento económico. Además, muchos de los que ahora son realmente logrará han caído en esta categoría sólo por el efecto de deterioro de inactividad forzada anteriormente en sus vidas. Además, gran parte de la asistencia social va al apoyo de fragmentos de hogares rotos, y no se trata sino que un gran número de estos hogares seguiría intacto si empleo más fácilmente obtenible, especialmente por el trabajador de sub–standard. Lamentablemente, el tipo de persona que habitualmente se encuentra difiicult que tienen un empleo también es probable que sea difícil llevar la responsabilidad de apoyar a una familia, incluso menores los mejores condiciones, y donde uno de los problemas es super– imposed por el otro, el desenlace común para familiar para el bienestar de los trabajadores no es sorprendente. La racial cuestión que ahora telares tan siniestro en nuestro horizonte asimismo reduce en gran medida a una cuestión de empleo. Como están ahora las cosas, la tasa de desempleo es sustancialmente más elevada para los grupos minoritarios que para la población como un todo, pero siempre y cuando la organización económica permite una cantidad apreciable de desempleo general que existe, las minorías no pueden mejorar su posición relativa excepto a expensas de la ority maj. Obviamente ese resultado no será ser alcanzado fácilmente, pero a menos que las oportunidades de empleo se ampliaron para las minorías, por lo que puede subir a una situación económica que les dan los medios para hacerse más aptos,. seguirá siendo menos aceptable para los empleadores, y por lo tanto más sujeción a desempleo incluso si no hay ninguna discriminación injustificada. Esto es un buen ejemplo

del tradicional "círculo vicioso" que tan a menudo hace su aparición en los asuntos económicos. A menos que se mejora la situación general del empleo, más y mejores puestos de trabajo no será próximas a la minoría grupos hasta que estén mejor educación, mejor disciplina y mejor entrenados, pero no pueden alcanzar esta mejora en la educación, la disciplina y la formación, a menos que tengan el beneficio de los ingresos procedentes del empleo más. Conflictos industriales generalmente está relacionada con los salarios y las condiciones de trabajo, pero los que han participado en las negociaciones laborales saben que el espectro del desempleo se cierne más grande para el obrero promedio que cualquier otro iss.e de la mano de obra y, hasta ahora como el rango y iile, seguridad en el empleo es el objetivo primordial. Esta cuentas por la tenacidad con que los sindicatos defienden su "jurisdicción" y la prevalencia de so–called "reglas" que contemplan a cuántos hombres el empleador deben asignar determinadas tareas y, en muchos casos. limitar el uso de dispositivos de labor–saving. La amargura de la resistencia sindical a la eliminación de las prácticas de "feather–bedding" es un poco desconcertante para el ciudadano de a pie, que imds difícil ver una justificación para exigir un empleador para llevar hombres innecesarios en la nómina a realizar inútil a trabajar, o a la espera sin hacer cualquier trabajo en absoluto, pero el trabajador que ve lo que es, o puede ser, no puede esperarse que una amenaza para su sustento para ver la situación objetivamente. En la escena internacional nos encontramos con una preocupación similar con empleo. La lucha por una "favorable balanza comercial": un exceso de exportaciones sobre importaciones – no tiene sentido en absoluto si se ve en su verdadero estado como una cuestión comercial. A menos que el exceso de las exportaciones en última instancia es contrarrestado por un exceso equivalente de las importaciones, es simplemente donó a los extranjeros a largo plazo. Por lo tanto, los respectivos esfuerzos por lograr una equilibrio comercial "favorable" ascienden a nada más que una competencia para ver qué nación puede regalar la mayor cantidad. Pero el panorama general es confundido por la inyección de la cuestión del empleo en una situación que debería ser totalmente independiente de empleo. En las condiciones actuales un exceso de importaciones, aunque es, en sí, definitivamente beneficioso para la nación como un todo, tiene un efecto deflacionista sobre la economía y la lleva a recesión de negocios y desempleo. Así, lo que debería ser un armonioso y mutuamente proòtable intercambio de productos entre las Naciones se convierte en una peligrosa de la discordia, generar sospechas y. ill–will y no pocas veces conducen a los conflictos armados. De esta manera se resume la situación general con respecto al desempleo por el profesor George L. Bach:
Desempleo involuntario significa pérdida de capacidad productiva. Significa menos ropa, menos refrigeradores, carreteras y fábricas que de lo contrario podríamos tener. Esto significa la miseria humana, resentimiento, vergüenza, desintegración de habilidades, degradantes privación para los desempleados y sus familias. Significa un menor nivel de vida promedio para la nación y el

crecimiento económico más lento para nuestros hijos y nietos.l Una de las características más preocupante de la situación es que, en general, los intentos que se hacen para resuelven los problemas sociales y económicos del tipo que se han mencionado, sin primera teniendo cuidado de las deficiencias básicas en materia de empleo tienen una tendencia distinta a agravar los problemas en lugar de corregirlos. Los efectos perjudiciales de las leyes de salario mínimo en la creación de una nueva clase de "unemployables" por acciones legales son ampliamente reconocidos, aunque este reconocimiento ha tenido poco efecto cuando se compara con la conveniencia política. Además, estas leyes de salario mínimo unirse con restricciones legales sobre el empleo de menores de edad y con restricciones de extra–legal impuestas por los sindicatos, a la fuerza a miles de jóvenes en esa inactividad que es responsable de muchos, si no la mayoría, de la delincuencia juvenil y la delincuencia que por el momento es de tal preocupación inmediata.

La enorme expansión de bienestar público y los pagos de desempleo en los últimos años representa un casi heroico esfuerzo para alcanzar los objetivos que son sólo tan encomiables como los visualizado por los partidarios de la legislación de salario mínimo, pero aquí una vez más la incapacidad de la comunidad para proporcionar empleo a quienes deben ser comnletely de trabajo altera el resultado real de estos programas y produce algo muy diferente de los objetivos originales. La asistencia se pretende para ir a quienes no pueden trabajar, mientras que el seguro de desempleo es cuidar de aquellos que son temporalmente no se ha podido encontrar trabajo que están buscando, pero en las condiciones actuales es prácticamente imposible distinguir a individuos en estas categorías a las que no desea trabajar, y el resultado es que tanto la lista de beneficiarios de seguros de desempleo y el bienestar de los rollos de relleno con personas de la clase de este última. Un hecho particularmente desafortunado es que ociosidad fácilmente se vuelve habitual, y estamos desarrollando rápidamente una clase de sociedad a quien bienestar es una forma de vida. Los enormes esfuerzos que se hacen ahora para igualar el empleo entre el blanco y los trabajadores de non–white suelen tener algunos resultados igualmente indeseables a menos que algún adelanto icant signif hacia una solución del problema general de empleo. Como un asunto de Justicia abstracto, es evidente que la carga de desempleo debe descansar no más pesados en un grupo que en otra, pero en las condiciones que ahora existen un mcrease en el empleo de non–whites puede lograrse sólo a expensas de los trabajadores blancos, y las personas que son føom desplazado sus puestos de trabajo, oø que carecen de puestos de trabajo que de lo contrario habría obtenido, están totalmente improbable que simpatizar con justicia abstracta. La resistencia a esa acción será más enfático en vista del hecho difícil que requiere la realización del objetivo de una distribución equitativa de los puestos disponibles entre los diferentes grupos de sustituir a los trabajadores que, en promedio, están mejor calificados, por los trabajadores que, en promedio, son menos calificados. Desde el punto de vista del público en general, los efectos perjudiciales de la "featherbedding", la oposición a la utilización de máquinas de labor–saving y otras

medidas similares que emplean a los trabajadores de producción en un esfuerzo para evitar la pérdida de puestos de trabajo se visualizan fácilmente, pero algunas de estas medidas tienen un efecto igualmente perjudicial en la situación económica de los trabajadores, debido a las características del proceso job–creating que no son generalmente reconocidos. Estos factores que derrotan a los esfuerzos de los trabajadores para preservar el empleo y agravar los problemas que están destinados a aliviar, se discutirán en las páginas siguientes, junto con artículos similares en el área del comercio internacional, donde, una vez más, el problema del desempleo es directamente en el camino de muchos objetivos de worth–while. El procedimiento lógico en todos estos f·nelds es cuidar de la situación del empleo en primer lugar, y, a continuación atacar el problema específico sin las complicaciones introducido por consideraciones de empleo. Cuando tenemos trabajo fácilmente disponible para todos, tanto las condiciones que fomentan la delincuencia y el incentivo a la delincuencia se minimizarse. Cuando somos capaces de decir a los que puede trabajar debe trabajo en lugar de vivir en dinero de bienestar o el dibujo de una indemnización de desempleo, estaremos en nuestro camino a la curación de lo que hoy es una enfermedad grave del orden social. Cuando podemos ofrecer trabajo para todos nuestros ciudadanos ya no habrá ninguna cuestión de discriminación en el empleo entre un grupo y otro. Cuando hay un montón de nuevos puestos de trabajo disponibles ya no habrá ninguna razón sólida para resistir la supresión de puestos de trabajo innecesarios. Cuando ya no tenemos miedo que somos "desempleo importadora" cuando importamos productos, nuestras relaciones de comercio internacional será mucho más armonioso. Hoy nadie niega que desempleo nos presenta un reto; Tampoco hay ninguna disposición negar la conclusión de que somos justificó haciendo grandes esfuerzos para solucionar esto más acuciante problema, pero es cuestionable si existe un reconocimiento general de forma grave el problema es realmente; ¿Cómo ampliamente la influencia deadening de desempleo impregna en casi todas las fases de nuestra vida social y económica. Este reconocimiento no podría dejar de llevar consigo una convicción de que la nación no toma en serio lo suficiente; el problema que tenemos que darle una prioridad muy superior a cualquier cosa que ahora goza. Por supuesto, mucho de lo que parece ser la indiferencia a la situación por parte de la opinión pública es en realidad el resultado de una realización de carácter general que la respuesta correcta al problema todavía no ha aparecido. Hay quienes están dispuestos a apresurarse a cualquier tipo de medidas ill–advised para hacer algo, pero el ciudadano medio considera una tenue de este tipo de cosas. El registro de los años de la depresión, al correo de la academicista recursos disponibles hasta el momento se aplicaron a la debilitada economía en dosis masivas, con ningún resultado visible que una gran adición a la carga de los contribuyentes, es suficiente para desilusión a nadie pero el visionario. Sin embargo, el hecho de que ahora no tenemos una respuesta al problema es una justificación para la inacción; simplemente significa que la prioridad que merece claramente esta cuestión, por las razones que se han debatido en los párrafos anteriores, debe aplicarse a la tarea de encontrar la respuesta. Como ahora está organizada la

sociedad, esta es una tarea que normalmente sería ser asumida por los economistas, en cuya iield se encuentra el tema, pero la profesión económica de formas de incapacidad para llegar a respuestas satisfactorias a esto y un sinfín de otros importantes problemas económicos, o incluso a acordar ninguna respuesta, satisfactoria o no, ha planteado una pregunta seria si son adecuados los métodos actualmente en uso por esta profesión. Esta pregunta es más pertinente en relación con el hecho de que otro grupo de investigadores, los científicos físicos, funcionando simultáneamente, pero utilizando métodos muy diferentes, ha logrado algunos éxitos muy espectaculares en su campo en el mismo período de tiempo. Así se han llevado una gran muchos observadores a preguntar si el remedio para las deficiencias de la economía de present–day podría reside en utilizar los métodos exitosos de las ciencias físicas en el campo económico. Hasta el momento los resultados que se han obtenido de esfuerzos a lo largo de esta línea no son alentadores. Con pocas excepciones, sin embargo, estos intentos de aplicación de procedimientos científicos a problemas económicos realizados por miembros de la profesión económica, más que por los científicos, y hay buenas razones para sospechar que no ha sido la imposibilidad de lograr resultados satisfactorios debido a las limitaciones que pueden ser sobre la aplicabilidad del enfoque científico, pero es imputable a una falta de comprensión suficiente de los elementos esenciales del procedimiento científico por parte de quienes han realizado el trabajo, junto con una incapacidad para soltarse de la pauta rígida de pensamiento establecida en el campo económico por largos años de tratamiento de la non–scientific de la materia. La situación parece por lo tanto, pidiendo un ataque directo a los problemas económicos por los científicos, actuando con las herramientas que están acostumbrados, en lugar de dejar el trabajo a hacerse miembros de otra profesión intenta utilizar herramientas prestadas de ciencia. Este es el concepto fundamental en que se basa el presente trabajo. Por supuesto, los economistas sostienen que su tema es también una ciencia – uno de los so–called "ciencias sociales", y que sus métodos, en consecuencia, tienen derecho a ser llamado "científica". Pero esta afirmación es irrelevante. Todo lo que puede denominarse, estos no son los métodos de las ciencias físicas, los métodos que utilizan los científicos y que llaman científicas. La diferencia entre los dos métodos de enfoque es descrita por Ernest Nagel, en su libro La estructura de la ciencia, de esta manera:
Se reconoce generalmente que en ciencias sociales nada parecido a la casi total unanimidad encuentra comúnmente entre los trabajadores competentes en las ciencias naturales como a lo que son cuestiones de hecho, ¿cuáles son las explicaciones razonablemente satisfactorias (si existe) de los supuestos hechos, y ¿cuáles son algunos de los procedimientos válidos en sonido inquiry… En contraste, las ciencias sociales a menudo producen la impresión de que son un campo de batalla para indefinidamente las escuelas de pensamiento, y que incluso tema que ha sido objeto de estudio intenso y prolongado permanece en la periferia inestable de la investigación.2 La opinión general entre los economistas es que esa diferencia es inevitable porque en su campo, no hay ningún "cuestiones de hecho" en el sentido en que este término se utiliza en las ciencias físicas. Su temática, explica John M. Clark, "consiste de deseos y valores".3

Frank H. Knight expresa explícitamente esta posición. "Los datos con los que se refiere a las ciencias sociales", dice, "consisten de significados, opiniones, actitudes y valores, no de hechos físicos",4 y sobre esta base rechaza "la noción de que los problemas sociales pueden resolverse mediante la aplicación de los métodos por los que el hombre ha logrado dominar cada vez mayor de naturaleza" como "falso e ilusorio".5

Sin embargo, quienes comparten este punto de vista: una categoría que incluye probablemente los economistas más profesionales: mirando sólo una parte de la imagen económica total. La economía, como ahora constituida, es una mezcla de hechos y elementos de non–factual. Opiniones, actitudes, etc. desempeñan un papel importante en determinar qué acciones económicas se inician, sin duda. Pero una vez que se han tomado esas medidas, sus consecuencias son determinadas por leyes naturales fijas e inmutables que no respondan a humanos opiniones y deseos que las leyes de la física. Si queremos saber lo que ocurrirá cuando se realiza una acción económica particular, o alternativamente, las acciones que se necesitan para lograr ciertos resultados especificados, entonces tenemos que determinar, tal y como haría en el caso de una cuestión física, lo que las leyes naturales y principios están involucrados, y cómo cada uno de ellos entra en la situación que estamos investigando. Esto es lo que ha faltado, por lo que respecta a los problemas de empleo. No se ha cerciorado, definitivamente y de manera concluyente, lo que causa desempleo. Los economistas no han buscado incluso una respuesta concreta a esta pregunta porque están convencidos de que, como Gunnar Myrdal pone, "lo que se trata de todas las ciencias sociales es, en última instancia, comportamiento humano", y comportamiento humano no puede reducirse a cifras específicas. "Las regularidades nos encontramos", insiste Myrdal, "no tienen la firme validez general de" leyes de la naturaleza. "6 El hallazgo de este trabajo actual es que esta opinión prevaleciente es totalmente errónea. Allí están las leyes económicas naturales que tienen la misma fuerza que las leyes físicas naturales. Hay un factor específico que determina si o no existirá el desempleo y la cuantía de los mismos. Parte de este volumen se dedicará a derivar y explicar este factor: la "Ley de la naturaleza" aplicables al empleo: en el debate consideraremos primero lo que deberían ser los objetivos de empleo; es decir, qué queremos decir con el término "pleno empleo" que aparece en el título del libro. Entonces, como un fondo para el examen de fundamentos de empleo, demostraremos la naturaleza errónea de casi todas las ideas y opiniones con respecto al empleo que están actualmente en boga. Por último, vamos a realizar un análisis científico de la situación del empleo y determinar el factor de control. En la segunda parte, la información obtenida en la primera parte se aplicará primero a un examen de las medidas actualmente utilizados o abogó por la reducción del desempleo y luego a un identiiication de medidas que alcanzará el objetivo mismo sin el costo excesivo y efectos secundarios indeseables de las medidas consideradas hasta ahora los únicos que están disponibles. Para concluir la presentación, se desglosan un programa de empleo eficaces, para mostrar cómo una selección adecuada entre las medidas disponibles permitirá alcanzar los objetivos de empleo previamente deòned sin costo para los

contribuyentes.

CAPÍTULO II

Objetivos de empleo (Principal)
"Es la continua política y responsabilidad del Gobierno federal a utilizar todos los medios posibles... a promover el empleo máximo". Eso dice la ley de empleo de 1946. Pero ¿qué es el "máximo empleo"? Yoder nos dice que "en 'máximo empleo', todos aquellos capaces de trabajar están empleados," si no desean trabajar.7 Obviamente este no es el tipo de máximo empleo al que está dirigido el estatuto. Congreso ciertamente no tenía ninguna intención de establecer un sistema de trabajo forzado. De hecho, el lenguaje de la ley restringe la responsabilidad del Gobierno para proporcionar "oportunidades de empleo" a aquellos que son no sólo capaces y dispuestos a trabajar, pero que también "buscan trabajar". El término "pleno empleo" es ahora más utilizados que el "máximo empleo", pero también ha adquirido una amplia gama de interpretaciones. En un extremo hay quienes ampliar el significado del término lo suficiente para incluir todo tipo de objetivos visionarios. Citando nuevamente Yoder:
"Pleno empleo" también sugiere, en una sociedad democrática, que cada empleado individual debe ser ocupada, no sólo en la tarea para que él esté equipado mejor, pero también en lo que quiere hacer y para las horas por día y días por año que, como individuo, quiere trabajar.8

Resulta bastante difícil para la mayoría de nosotros a creer que cualquiera podría avanzar seriamente esa idea, incluso como un objetivo del futuro lejano, ya que es claramente fuera de la cuestión hasta después de la naturaleza humana y la necesidad económica han experimentado algunos cambios profundos, pero Yoder va a decir que "la libertad de las personas a participar cómo y cuando y en la medida que desean es en sí mismo un objetivo social importante como importantes o más importante que el pleno empleo". Inyección de conceptos tan fantásticos en lo que debería ser una consideración seria de un problema económico fundamental no hace nada más que confundir las cuestiones y obstaculizar los esfuerzos sinceros que se están realizando para alcanzar objetivos prácticos. Cualquier persona que mantiene los pies en la tierra sabe que las tareas que deben realizarse son dictadas por las necesidades de la sociedad y de los individuos de los cuales está compuesto por la sociedad, junto con la forma en que el estado actual de la tecnología satisfaga esas necesidades. Inevitablemente habrá muchos puestos de trabajo difíciles y desagradables y habrá muchos puestos de trabajo más monótonas y aburridas, pero sin embargo, los trabajadores deben acomodar a la labor que hacer no viceversa. Trabajo en lo que uno quiere hacer, y sólo quiere hacerlo, no es "pleno empleo"; es ocio completa. En el otro extremo están los que proponen para alcanzar el pleno empleo por redeimition; es decir, seleccionan un porcentaje determinado de desempleo como la más baja que, en su opinión, puede razonablemente alcanzarse, como cuestiones hoy en día y luego definen

arbitrariamente el "pleno empleo" como una condición en la que el desempleo no supere este porcentaje. Por ejemplo, Beveridge, uno de los pioneros en el esfuerzo por establecer la responsabilidad de Gobierno para el empleo, a pesar de que propuso para la fabricación de puestos de trabajo por tales expedientes como la excavación y agujeros inútil de illling, fue incapaz de visualizar el desempleo de corte por debajo del tres por ciento. De hecho había insinuado que él consideraba muy atrevido en mencionar esa cifra baja.9 Trabajadores al menos tres de cada cien deben ser caminando por las calles en busca de empleo en la utopía de Beveridge del "pleno empleo". Sólo por qué podrían no ser cavando agujeros más inútiles es inexplicable. Tal vez Beveridge fue en la misma situación como uno de nuestros directores de WPA que se informaron haber encontrado necesario enviar un telegrama urgente a Washington pidiendo más hojas de rake. El súmmum de cinismo proviene de la burocracia del Gobierno. De acuerdo con un funcionario del Departamento de trabajo, el término pleno empleo "no tiene sentido aparte de sus implicaciones políticas".10 Como explica, siempre y cuando no hay suficiente desempleo en cualquier lugar para crear un escándalo público no hay nada que se preocupa, y podemos considerar que tenemos pleno empleo. Cuando el descontento público con las condiciones de empleo alcanza el punto donde comienza a avergonzar a funcionarios gubernamentales, entonces es hora de hacer algo al respecto. Un poco la misma filosofía puede verse en las declaraciones de muchos economistas; en el uso de la palabra "tolerable", por ejemplo. Samuelson nos da su idea de un "porcentaje tolerable" en estas palabras:
Dudaría para especificar la figura de hoy, pero diré esto: sería, en mi opinión, a menos que una figura de 4 por ciento, que es el período de tiempo determinado. Siendo realistas, no creo que podríamos esperar en un futuro próximo la figura de una 2 por ciento.11 Edwin G. Nourse es más específico. Establece un intervalo en que el desempleo es aceptable, con superiores e inferiores "puntos de peligro". El punto de peligro superior, el máximo tolerable desempleo, lugares de él en 4 o 5 por ciento. Un nivel de 2 por ciento considera como el punto más bajo de peligro: una "advertencia de sobreempleo inflacionaria, faena de crédito, o exceso de inversión".12 El informe de la Comisión Presidencial sobre los objetivos nacionales (1960) nos da un consenso como sigue: "En la práctica, debemos procurar mantener el desempleo sistemáticamente por debajo del 4 por ciento de la fuerza laboral".12

Una característica particularmente preocupante de la situación actual es que nadie es capaz de decir sólo lo que significa un "paro de 4 por ciento" en términos del número de personas que quieren trabajar y no tienen puestos de trabajo. Naturalmente podría suponerse que una tasa de desempleo de 4 por ciento significa que cuatro de cada cien que quieren puestos de trabajo no pueden encontrar empleo, pero esto es cierto en absoluto. Para aquellos que compilar las estadísticas, "desempleo", como "pleno empleo" es una cuestión de definición, y puesto que el desempleo es un asunto delicado para el Gobierno, el término se están redefiniendo continuamente para reducir las cifras informes. Por ejemplo, una persona que pasa a ser convencida de que no puede encontrar un trabajo y ya no sale en busca de uno es definido como desempleados, y la tendencia es que le fuera de las estadísticas de

desempleo tan pronto como sea posible. Según informes de prensa, un cambio hecho por la Oficina de estadísticas laborales en 1967 reduce el período de "vivir" a cuatro semanas. Cualquier persona que está fuera del trabajo y dice que quiere un trabajo, pero realmente no ha visto uno de las cuatro semanas anteriores ya no cuenta.14 En vista de la falta de acuerdo sobre el sentido de que debe adjuntarse al término "pleno empleo", el paso de iirst en la dirección de identificar el camino que nos llevará hacia la meta que algo vagamente hemos especificado mediante esta expresión en el título del presente volumen debe ser identificar el objetivo propio más claramente. Es evidente inmediatamente, sin embargo, que la formulación de una definición precisa de este objetivo es una tarea más compleja que generalmente se realiza, ya que hay dos categorías separadas de empleo que son totalmente diferentes consideraciones, tanto desde el punto de vista económico como desde el punto de vista social. Uno de ellos es el tipo de empleo hacia el que se dirige la política establecida en la ley de empleo de 1946; es decir, puestos de trabajo para quienes puedan "," dispuestos y tratando de trabajar. A efectos de la presente discusión será designar esto como principal empleo. Cualquier declaración amplia de la política como la que figura en la ley de empleo requiere algunos más calificación e interpretación en aplicación a circunstancias específicas, y hay que reconocer que en el uso de término de ti: e "capaces y dispuestos" a trabajar, Congreso intención esto significa capaces y dispuestos a trabajar en algún tipo de trabajo actualmente disponible, en las condiciones que normalmente aplicables a dichos puestos de trabajo y de la tasa de indemnización que actualmente se paga por esa labor. No podemos realizar, como cuestión de política nacional, para proporcionar a cada individuo específico de un puesto de trabajo que más le gusta. La necesidad de instructores de esquí o catadores de té es definitivamente limitada, y aunque existen muchas aperturas para actrices de la película y presidentes de los bancos, el suministro de estos trabajos es infinitesimal en comparación con el número de personas que quieran tenerlos. Quien pone restricciones irrazonables o poco realistas sobre el tipo de trabajo que está dispuesto a aceptar no está "dispuesto a trabajar" en el sentido en que se utiliza en la ley de empleo. No está buscando empleo principal. Aplican los mismos comentarios a quienes adjuntar restricciones similares a las horas de trabajo o otras condiciones de trabajo que están dispuestos a aceptar o que exigir la indemnización de las tasas actuales como una de las condiciones bajo las cuales aceptan empleo. Organización eficaz del sistema productivo requiere que se mantenga ciertos horarios regulares de horas de trabajo y a menos que un individuo está dispuesto a adaptarse a sí mismo a un calendario, no busca empleo principal que como en el presente documento se define, y está fuera de la zona en que la ley de empleo asume responsabilidad. El empleo principal no está necesariamente limitado, sin embargo, a lo que normalmente se denomina trabajo a "tiempo completo". Muchas operaciones regularmente se programan basándose en los horarios que son más cortos que el actual estándar "full time" y otras operaciones regularmente se programan de forma estacional. Aquí la clasificación de la obra depende de la parte que desempeña en la economía del individuo. Si él depende de este tipo de empleo para todos o una parte sustancial de sus medios de subsistencia, es empleo principal. Si el trabajo representa sólo una parte de sus

ingresos menor o incidental, es empleo secundario. La principal razón de por qué estamos distinguir, en este análisis, entre empleo primaria y secundaria empleo, en qué categoría pondremos todos los trabajos que no pueden clasificarse en la clasificación primaria, es lo mismo que pide Congreso hacer una distinción prácticamente idéntica y limitar la responsabilidad nacional para proporcionar puestos de trabajo a las personas que buscan empleo principal. Esa personas aøe los únicos que sufren dificultades por el desempleo. Es cierto que otras personas pueden sufrir perjuicios debido a la falta de ingresos. Cualquier persona que es incapaz de trabajar en cualquier trabajo normal en condiciones normales de empleo mayo cara muy bien serios problemas, pero estos no son debido a la falta de la economía de un número suficiente de puestos de trabajo; son debido a la discapacidad, cualquiera que sea. Asimismo, la persona que no está dispuesta a trabajar a menos que se proporciona con un trabajo que cumpla con sus especificaciones exactas puede encontrar algunas dificultades de resultas de ello y su familia puede sufrir incluso en mayor medida, pero aquí otra vez el problema no es la falta de suficientes empleos, y el remedio es otro. Una segunda razón para distinguir entre el empleo primario y secundario es que el empleo principal es esencialmente un problema individual ; es decir, las consecuencias de la falta de empleo caen más fuertemente en las personas que están desempleadas, y sólo en menor grado en la sociedad como un todo. Empleo secundario, por otro lado, es esencialmente un problema de la comunidad. Si no se realizan las disposiciones óptimas para la creación de empleo de esta naturaleza, la pérdida manifiesta principalmente como un estándar de vida más bajo para el público en general. Algunos individuos perder el beneficio de ingresos que podrían haber tenido, pero no hay ningún efecto catastrófico sobre cada trabajador comparable a la que resulte de la incapacidad de encontrar empleo principal. Por último, la tercera razón para hacer la distinción entre estos dos tipos de empleo es sentar las bases para el desarrollo de una teoría válida y viable de empleo. Pueden tener cualquier consideraciones de oferta y demanda de relevancia a la situación del empleo se aplica sólo al empleo secundario. Contrariamente a la opinión económica de present–day, principal empleo es, en total, completamente independiente de la oferta y la demanda. Sobre la base anterior, ahora podemos definir empleo completo principal esencialmente al igual que el término "máximo empleo" se utiliza en la ley de empleo; es decir, es una condición en la que están disponibles para todos aquellos que son capaces de hacer el tipo de trabajo requerido por el estado actual de la tecnología, que están dispuestos a aceptar esa labor sobre la base de las normas actuales de las condiciones de trabajo de puestos de trabajo, horas y compensación y que realmente la solicitud de empleo. Ya empleo principal es fundamentalmente una cuestión de individuales en lugar de preocupación colectiva, legítimamente no podemos introducir cualquier margen de porcentaje en nuestra definición. Desde el punto de vista de la comunidad, cualquier programa que reduce el desempleo a proporciones muy bajas, decir a uno por ciento, sería

bastante satisfactorio, pero este bajo porcentaje no tiene ningún significado a la todavía individual sin trabajo. No es un uno por ciento desempleado; es cien por ciento desempleados, y desde su punto de vista, este programa es un fracaso total. Una característica esencial de un programa de pleno empleo sea cien por ciento de empleo principal. Además, para llevar a cabo la limpieza que es necesario eliminar dificultades individuales, debemos diseñar un programa que nos permitirá garantizar este empleo primaria completa. Una declaración de buenas intenciones, como la que figura en la ley de empleo de 1946 no va a servir el propósito. Ni podemos contentarnos con un programa que casi alcanza la meta de cien por ciento. La medida en que el individuo se refiere, hay una enorme diferencia entre una situación en la que tiene una garantía razonablemente buena de tener un trabajo y uno en el que es cierto de empleo. Siempre y cuando no hay ningún elemento de incertidumbre, aunque relativamente pequeña, el trabajador tiene siempre la amenaza de paro que pende sobre su cabeza, y nunca puede ser libre de temor sobre el futuro. Están imposibles eliminar muchas contingencias en la vida, y tenemos que abordar estos como surgen, pero se demostrará en este trabajo puede garantía de empleo, y si cada ciudadano así se garantiza que mientras él esté dispuesto y capaz de trabajar habrá un trabajo para éluna de las principales cargas que se levantará la lleva ahora de sostén de familia. Hay una impresión muy común que esperaba la comunidad para asegurar la disponibilidad de empleo es práctico y razonable; que es responsabilidad del individuo para encontrar un trabajo y que lo máximo que legítimamente puede esperarse de la comunidad en general es ayuda para este fin. La cuestión de la viabilidad se eliminarse en los capítulos siguientes, donde se mostrará que es totalmente factible para proporcionar empleo full–time sobre una base garantizada a todas las personas que están dispuestos a hacer trabajo normal. Por lo que respecta a la responsabilidad, debe reconocerse que el desempleo es puramente un producto de la organización económica. En una sociedad donde cada individuo, familia o tribu es económicamente independiente, no hay desempleo. Es sólo cuando se desarrolla una organización económica a fin de obtener el beneficio de especialización de esfuerzo tal cosa como la falta de trabajo entra en escena. En el debate posterior se mostrará que el desempleo es un resultado de deficiencias en la organización económica, en lugar de cualquier falta inherente de trabajo productivo que hacer, pero independientemente de la naturaleza precisa de las causas de origen, está claro que la incapacidad existente para proporcionar empleo para todos es un subproducto lamentable el progreso económico que ha tenido lugar. La responsabilidad de tomar medidas para reducir su impacto sobre el individuo, por tanto, corresponde a quienes son los beneficiarios de la actividad económica organizada; es decir, el público en general. También hay una escuela de pensamiento que se opone a una garantía de empleo sobre el terreno que tendería a causar inestabilidad del empleo y la ineficiencia, en la medida en que los trabajadores no sería tan sensibles a las presiones para la producción eficiente si se aseguraron de conseguir otro empleo si salir o se descargan. Sin duda habrá una tendencia en esta dirección. pero el empleador conservará aún un mayor control sobre la eficacia de su fuerza de trabajo, ya que los puestos de trabajo mejor aún irá a quienes son los más

competentes y más estable, y él debe imd este adecuada para su propósito. También debe recordarse que, en definitiva, el mecanismo económico existe en beneficio de los trabajadores individuales. (A lo largo de este trabajo, el término "trabajador" se refiere a todos aquellos que lo hacen el trabajo productivo de cualquier tipo. Donde la referencia es a los trabajadores industriales, el texto será lo Estado.) En vista de ello, el uso de miedo como arma para asegurar un mayor esfuerzo de los trabajadores es totalmente fuera de lugar. Si los trabajadores en general prefieren trabajar menos presión, o trabajar menos horas o seguir cualquier otra política que limite la producción, no hay nadie más que legítimamente tiene derecho a oponerse, siempre y cuando los trabajadores están dispuestos a aceptar la reducción de ingresos resultante de la menor producción. Ciertamente son abrumadoramente a favor de una garantía de empleo, si dicha garantía se puede conseguir en cualquier términos razonables, y por lo tanto, esto debe aparecer como una característica esencial de la meta de empleo. Otro requisito de un programa de empleo satisfactorio es que debe proporcionar mantenimiento de Self– empleo: puestos de trabajo en el que los valores negociables producidos por el trabajo realizan son suficientes para cubrir los pagos de salarios a los trabajadores. Esto es altamente deseable desde el punto de vista del trabajador, como su moral es probable que sufra si el trabajo previsto para él tiene un aspecto de la caridad, pero es más conveniente, es esencial, desde el punto de vista de la comunidad en su conjunto, ya que sólo un programa de self–sustaining puede servir de base para una garantía de empleo. Mientras todo o parte del costo tiene a cargo el público en general, siempre existe la posibilidad de que, bajo condiciones extremas, el costo del programa superará la capacidad o la voluntad de la población ocupada regularmente a pagar la factura, y el programa colapsará. Para hacer una garantía significa lo que dice que no debe ser costo alguno para el público en general, para que el programa no tenga limitaciones inherentes y puede extenderse suficientemente para satisfacer cualquier situación que se puede desarrollar. Además de eliminar el peso pesado de la incertidumbre que ahora pende sobre las cabezas de los trabajadores, un programa que garantiza empleo principal de cien por ciento también tendrá algunas ventajas colaterales importantes. Uno de ellos es la eliminación de "hacer trabajo" prácticas será posibles. Restricción de salida, normas que requieren la asignación de los trabajadores innecesarios a ciertos empleos, en oposición a la mecanización, rígidas líneas jurisdiccionales que causan el tiempo perdido y retrasos y prácticas similares son difíciles de combatir en las condiciones actuales, a pesar de la fuerte costo al público en general, porque los trabajadores sienten que esas medidas constituyen un mayor grado de protección contra la pérdida de sus empleos. Cuando somos capaces, por medio de un programa como el se presentarán en las páginas siguientes, para garantizar a todos los trabajadores empleo de Full–time y para asegurar que los trabajadores calificados que no sufrirá pérdidas si ellos son desplazados por mejoras tecnológicas, será cortar el suelo debajo de estos obstáculos a la producción máxima. Probablemente hay una minoría entre los trabajadores que favores esas prácticas de work– limiting como un medio de ganarse la vida con menos esfuerzo, pero pocos de los que

están en estrecho contacto con las operaciones comerciales e industriales será un reto para la afirmación de que el obrero estadounidense promedio sería mucho más bien estar ocupado hacer algo constructivo que dibujo pago para perder tiempo. Una vez que se elimina el argumento de protección del trabajo, estas prácticas restrictivas no se sólo perder toda apariencia de apoyo por el público en general, sino que también dejará de apelar a la gran mayoría de los trabajadores. Otro beneficio colateral importante será que la shiftless y indolente perderá su excusa para no trabajar. En las condiciones actuales es difícil discrepar con quien dice que no puede encontrar un jób, aunque puede haber buenas razones para creer que no quiere trabajar, y se evita el empleo en lugar de buscando. Cuando estamos dispuestos a proporcionar puestos de trabajo para todos los que son capaces de trabajar, nos pondremos en una posición donde puede negarse a seguir apoyando a able–bodied personas en inactividad y por lo menos puede requerir que ganar su propia subsistencia. Esto será no sólo aliviar a los contribuyentes de una gran carga que ahora están llevando, pero también habrá interesados algunos efectos benéficos de las personas, como no se trata sino que viven en la ociosidad de los pagos de seguridad social u otras formas de caridad es definitivamente desmoralizante. Hay algunos problemas en relación con la administración de un plan de empleo garantizado que requiere atención especial. Por ejemplo, es la cuestión del tipo de empleos que ocurrió anteriormente en la discusión. Siempre que la sociedad en su conjunto, actuando a través de agencias de Gobierno, se compromete a proporcionar empleo a personas que no pueden encontrar trabajo por sí mismos o compensar en caso que el empleo no puede ser siempre, se plantea una cuestión de hasta qué punto el Gobierno se justifica en que permitan a los trabajadores a rechazar los trabajos que son no enteramente a su gusto. En la actualidad, la gama de políticas oficiales desde un extremo en el que los trabajadores pueden dibujar una indemnización de desempleo si no hay trabajo disponible inmediatamente en su estrecho campo de especialización, a pesar de que existe una amplia labor en los campos relacionados, al otro extremo, que generalmente prevalece donde "trabajo hecho" es el orden del día, en que los trabajadores se asignan principalmente a recoger y pala empleo o al trabajo del tipo "rastrillar hojas" sin relación con sus ocupaciones normales. Para llegar a una base sólida para una política con respecto a esta cuestión, tenemos que tener en cuenta que la principal razón para insistir sobre el empleo total principal es evitar dificultades individuales. Por lo tanto, está justificada en la medida necesaria para evitar dificultades al ir, pero no podemos justificar sobrecargar a los contribuyentes sólo para la conveniencia del trabajador. No hay ningún estándar definido por el que podemos juzgar la idoneidad de cualquier tipo particular de trabajo para cualquier trabajador específico, pero esta distinción entre penurias y comodidad nos da un criterio general. El carácter de la labor que está disponible depende del estado actual de la tecnología, y los trabajadores en conjunto, para el tipo de trabajo determinado así acomodar. En una economía como la de India, por ejemplo, donde los esfuerzos de 70 por ciento de la población son necesarios para producir los productos agrícolas necesarios, no es posible, en este momento, para proporcionar puestos de trabajo industriales cualquier parte sustancial de la fuerza de

trabajo, independientemente de cuántas personas pueden desear esos empleos, o cuántos pueden ser calificados para hacer este tipo de trabajo. Como regla general, no podemos considerar que existe cualquier dificultad en ser asignado al trabajo del mismo tipo general que para que el individuo está acostumbrado. Personal de la Oficina de H.equiring para realizar trabajo físico duro es, por supuesto, irrazonable, pero no podemos justificar que permite steamiltters a permanecer inactivo en gasto público si hay mucho trabajo de fontaneros. Cabe también señalar que la tendencia actual de los activistas sociales y políticos a condenar los "malos" de empleos de so–called como una afrenta a la dignidad de los trabajadores, especialmente si resultan ser miembros de un grupo minoritario, es un flaco favor a la nación y a su economía. Como ya se ha señalado, la naturaleza del trabajo que debe hacerse es determinada por las necesidades de la población y el estado de la tecnología, no por las preferencias laborales de los trabajadores. Por el momento y como se puede ver en el futuro, allí será muchos trabajos esenciales que son monótona, difícil o desagradable. Algunos cambios muy drásticos será necesarios antes de que podemos prescindir alcantarillas, por ejemplo, y este es sólo uno de una multitud de ámbitos en los que el entorno de trabajo es necesariamente algo menos de ideal. Pero alguien debe realizar cada una de estas tareas, y como es compensado adecuadamente y no negó el privilegio de pasar a algún otro trabajo que él está calificado, si se produce una apertura, simplemente lleva su parte de la carga de comxizon. Él no es ser maltratado por ser asignado a un trabajo de "serviles", y las repetidas afirmaciones de este efecto son simplemente agravante de la situación del empleo y la creación de insatisfacción que no es justificaron ni remediable. La cuestión de la ubicación de los puestos de trabajo disponibles también surgirán para su examen. Es un tema bastante delicado, ya que implica no sólo las preferencias personales de los trabajadores individuales, sino también el espíritu de comunidad en las zonas donde están disminuyendo las oportunidades de empleo normal. Si se aplica el criterio de dificultades, sin embargo, no parecen ser cualquier justificación suficiente para tomar el lugar de trabajo un factor de control para determinar la idoneidad de empleo disponible. Algunos disposición tendrá que hacerse para absorber los gastos adicionales al trabajador, pero la necesidad de cambiar el lugar de residencia ni el golpe al orgullo de la comunidad por pérdida de población puede clasificarse como un auténtico dificultades. Por supuesto, esta fase del programa debe administrarse de manera inteligente, con el debido respeto por circunstancias especiales, pero en general, el programa debería establecerse sobre la base de un grado razonable de la movilidad de la fuerza laboral. Un programa específicamente dirigido a proporcionar puestos de trabajo para todos, en lugar de simplemente ayudar a las personas a encontrar algo para sí mismo (que es como vamos ahora), eliminará la mayoría de los so–called de desempleo "fricción". Sin embargo, algún tiempo intervalo entre puestos de trabajo es, en promedio, inevitable y en un programa de pleno empleo este tiempo de inactividad inevitable entre puestos de trabajo debe ser tratado de la misma manera que el tiempo de inactividad inevitable que a menudo se produce durante un día de trabajo; es decir, debe considerarse como una característica normal del trabajo y el trabajador debe prestarse a su tarifa normal. Probablemente será

recomendable que este pago efectuado por la autoridad de empleo, ya que puede variar el intervalo de colocación, pero no estaría fuera de lugar de imponer una carga de indemnización contra el empleador. Esto no sería una carga indebida sobre él, como será relevado de la contribución de seguro de desempleo que ahora hace, así como cualquier indemnización por despido para los que está obligado actualmente, pero ejercería una cierta cantidad de presión sobre él para mantener estable una fuerza laboral como sea posible. Disposiciones especiales tendrá para hacerse cargo de los trabajadores cuyo rendimiento es insatisfactoria. Obviamente no sería una política sólida para continuar con los pagos de salario completo a un individuo despedidos por causa, pero él debe tener una garantía de otra oportunidad de empleo en un plazo razonable. También debe evaluarse la carga de indemnización contra el empleador en este caso, como en un despido ordinaria, por lo que no tendría oportunidad de obtener cualquier ventaja desde la aprobación de la gestión. Algunos programa adecuado también tendrá que elaborarse para el tratamiento de quienes son crónicamente incapaz de mantener un nivel satisfactorio de rendimiento en los trabajos de wl:ich que están asignados, pero esos artículos son cuestiones de detalle que no debe indicarse específicamente en un debate de política general. Todo lo que estamos intentando hacer aquí es para aclarar el objetivo de "pleno empleo" a la que aspiramos: exponer de forma general el tipo de una situación de employxnent que existirá una vez que hemos formulado y poner en práctica un programa práctico para lograr ese objetivo.

CAPÍTULO III

Objetivos de empleo (Secundario)
Aunque un programa que alcanzará plena principal empleo, tal como se define en el capítulo II, eliminará dificultades individuales y por lo tanto, logrará el objetivo más urgente de empleo, dicho programa está todavía lejos de ser completamente satisfactorio desde el punto de vista de la comunidad en general, ya que el nivel de vida general depende de la eficacia con la economía hace uso de mano de obra disponible todos . Desde este punto de vista un programa de empleo plenamente satisfactorio no sólo debe proporcionar empleo completo principal, pero también debe generar el volumen máximo de práctico de empleo secundario. Una de las más absurdas y, podemos decir, trágico, características de la vida económica de present–day en los Estados Unidos es que el peso muerto de una concepción totalmente errónea de la naturaleza y las causas del desempleo ha dado lugar a la aceptación general de las políticas que restringen y desalentar el uso completo de la oferta de mano de obra disponible, con lo que privar millones de personas de los potenciales frutos de su trabajo y al mismo tiempo obligando a la nación como un todo a aceptar un menor nivel de vida que la que podría alcanzarse. La adopción de estas políticas, basado en el engaño de que no hay suficientes empleos para todos y que podemos satisfacer el problema del desempleo sólo por obligar a parte de la fuerza de trabajo posibles permanecer inactivo, es sin duda el más costoso error económico que esta nación ha hecho. Básicamente, este error colosal se basa en una idea equivocada de la capacidad potencial de la moderna planta productiva. Realmente se ha avanzado mucho hacia el aumento de la productividad y la producción actual de la economía está muy por encima de la de hace sólo unas décadas, pero muchas personas han adquirido una noción muy exagerada a las potencialidades de los métodos de producción de present–day e instalaciones. Los administradores de negocios, ingenieros y otros que actualmente participan en la tarea de impulsar la productividad a niveles más altos, y que tienen conocimiento de first–hand de lo difícil que es lograr incluso una modesta ganancia, rara vez se dividen en este tipo de error, pero muchos economistas académicos y escritores en el campo económico, que personalmente se dedican a la prestación de servicios, un segmento grande y creciente de la economía en que poca o ninguna ganancia en productividad nunca toma lugar, de alguna manera logran persuadir que ha llegado el Milenio económico. En el terreno de la fantasía que habitan estas personas, tales expresiones absurdas como la "edad de abundancia" y la "Era de mucha" se arrojó sobre con toda seriedad y silvestres planes para deshacerse de nuestro "superávit" están sombreadas en profusión. "La era de la abundancia ha llegado", dice Robert Theobald, "hoy, el sistema productivo puede crecer lo

suficientemente rápido para satisfacer cualquier demanda que pueda colocarse en él".15 Galbraith está igualmente segura. "Nadie", declara, "se pediría a escribir en dicha longitud sobre un problema tan fácilmente como la de aumentar la producción".16 Las nuestro problema ahora, nos dicen, es a cómo deshacerse de la stuf ^ "Abundancia es un problema de world–wide", afirma Theobald. Pero no estamos viviendo en este fairyland; Vivimos en un mundo duro frío realidad ineludible. En este mundo de hecho y no de hombre de fantasía debe trabajar para todo lo que quiere. La mayor parte de la humanidad vive todavía en la sombra de la inanición, condenada al trabajo casi incesantemente simplemente producir desnudo lo esencial de la vida. Sólo en años relativamente recientes y en las tierras más favorecidas nos hemos sido capaces de llegar al punto de que algunas de las comodidades y comodidades que hacen la vida agradable y divertida están disponibles para la gente en general. ¿Y por qué? Porque estamos limitados por nuestra capacidad de producir. El ejercicio de la ingenuidad y la imaginación de millones de nuestros ciudadanos que somos poco a poco y dolorosamente aumentar nuestra producción por trabajador en un año de tipo prácticamente uniforme en y fuera independientemente de la guerra o la paz, la pluma o la depresión. Pero la capacidad productiva que hasta ahora hemos alcanzado es insignificante en comparación con nuestros deseos de uniilled y en vista de nuestra incapacidad para hacer algo más que una mejora lenta y gradual, el factor de control en la vida económica de cientos de años, tal vez para siempre, seguirá siendo escasez tal como ha sido a lo largo de la marcha ascendente largo de progreso humano. Si queremos obtener lo máximo de nuestra organización existente e instalaciones en el ínterin, mientras estamos pasando por el proceso lento y difícil de desarrollar métodos y herramientas más eficientes, tenemos dos opciones: podemos utilizar más trabajadores o podemos trabajar más horas. Nada nunca ha pensado que permitirá eludir este hecho brutal, independientemente de lo que nos pueden decir los soñadores. Una demostración a gran escala de simplemente lo que podemos hacer, y lo que es necesario para lograr la máxima producción, fue puesta en escena durante la segunda guerra mundial. En esta emergencia es evidentemente necesario ejercer nosotros mismos al máximo, y en respuesta a este esfuerzo de allout nuestras fábricas derramado de material de guerra en cantidades mucho superando cualquier cosa que el mundo había visto nunca antes. Pero cuando tomamos la reducción en la producción de bienes civiles en cuenta y corregir nuestras cifras de producción para la inflación de valores en dólares, encontramos que el aumento real en el total de la producción por encima del nivel de pre–war sólo era aproximadamente el 30 %y se logró mediante la adición de la equiualent de unos treinta por ciento para el total de fuerza de trabajo. La Junta Nacional de la Conferencia Industrial evaluaron los resultados de esta manera:
Contrariamente a la creencia popular, guerras no son acompañadas por un marcado aumento en la producción física de bienes manufacturados por hora de trabajo. En la primera guerra mundial, por ejemplo, producción por hora de hombre en fabricación fue ligeramente inferior en 1919 que en 1914. La tendencia de la segunda guerra mundial está todavía en disputa, pero las cifras preliminares sugieren que la salida por hombre hora Rosa sólo alrededor del 1% al año, o mucho

menos que la anual ganar en tiempos de paz. Es cierto que la producción por hora de hombre se levanta en las industrias de la guerra, especialmente cuando el volumen es ampliado, como en aviones o la construcción naval. Pero estos beneficios se compensó en gran parte por la disminución de la productividad en las industrias civiles, que sufren de una fuerza de trabajo deficientes, un flujo incierto de materiales y otros factores retardatario.17 Este obtiene nos nuevamente al importante hecho de que la producción promedio por trabajador no está sujeta a cambios repentinos y espectaculares. Cualquier ganancia es un lento y laborioso proceso, una cuestión de nuestro camino a lo largo de un frente que se extiende a través de miles de diferentes industrias y ocupaciones acercándose poco a poco. Cualquier mejora en una industria, no importa cómo sustancial, representa sólo un leve cambio en el promedio general. El alto nivel de producción que nos gustaría que no puede conseguirse por cualquier tipo de magia; se puede acceder sólo por la lenta evolución de mejores métodos de producción, o utilizando los mismos expedientes que tuvieron que emplearse para satisfacer las demandas de la máquina de guerra: aumentar el número de trabajadores y extender las horas de trabajo. Bajo el impulso de necesidad militar se incrementó la man–hours total de unos treinta por ciento, y el resultado fue un aumento en la producción total que asciende a casi el 30%. La relación entre man–hours y volumen de producción es directa e inconfundible.

Además, no hay soporte para la creencia generalizada de que los descubrimientos de tiempos de guerra y mejoras tecnológicas agregaron enormemente a nuestro potencial de producción y han puesto al descubierto las capacidades latentes que han aumentado enormemente nuestra capacidad para producir bienes de ahora en adelante. Incluso el más mínimo intento en un examen crítico mostrará que esta creencia no tiene fundamento de hecho. No aumentamos nuestra capacidad para producir bienes de tiempos de paz durante la guerra. Se logró principalmente mediante la conversión de las industrias de pequeña escala para los métodos de producción en masa que ya eran una práctica estándar en la industria civil operan a gran escala, no por el descubrimiento de las nuevas técnicas que podrían transferirse a la producción civil sobre el registro de producción de guerra. Fue el eff'lciency de la industria de pre–war que hicieron posible; el registro de guerra industria civil fue el maestro, no la pupila. Debe señalarse también que la "automatización" que hemos oído tanto unos últimamente no es una fórmula mágica que solucionará todos nuestros problemas de producción. En primer lugar, no es algo nuevo que acaba de aparecer en la escena; sólo el nombre es nuevo. Automatización es simplemente una aplicación controlada del poder a las tareas de la industria, y ha existido durante mucho tiempo. Es cierto que ha habido algunos avances importantes en este campo en los últimos años, pero tarda una serie continua de nuevos desarrollos de algún tipo para mantener la modesta tasa de aumento en la productividad: cerca del dos por ciento por año –that que nos hemos sido lograr hasta ahora. No ha habido ningún aumento significativo de esta tasa de ganancia desde automatización se convirtió en una palabra de uso cotidiano, y nada indica que ese aumento será próximo. "No se ha producido un fuerte salto en la continuidad del progreso técnico, ni es probable que ocurra en la próxima década",18 informes de la Comisión Nacional de tecnología, automatización

y progreso económico (1966). Incluso aquellos que sostienen que ahora estamos en condiciones de proporcionar a que los consumidores con una oferta casi ilimitada de mercancías se ven obligados a volver a la realidad cuando se comprometen a decirnos Cómo estos resultados notables deben lograrse. Por ejemplo, Galbraith, que considera como un "problema resuelto fácilmente" aumentar la producción, no más de sugerir la utilización de
más mano de obra más capital más empleo de mano de obra disponible y capital empleo más eficiente de la mano de obra y capital mejoras en la tecnología de19 En la medida en que tenemos ahora en los Estados Unidos a una organización económica que utiliza más capital, emplea mano de obra y capital más eficiente y posee una tecnología más eficaz que cualquier otra organización que la raza humana hasta la fecha ha podido concebiry no hay ningún indicio de que podemos mejorar nuestra posición en cualquiera de estas categorías a cualquier ritmo más rápido de lo que estamos haciendo ahora, lista de Galbraith se reduce a la misma conclusión que fue alcanzada en la discusión anterior; es decir, que nos podemos acelerar el ritmo de aumento de la producción sólo mediante el empleo de mano de obra más o por trabajar más horas.

El primero de estos expedientes, que de emplear a más trabajadores, es el más simple, porque hay muchas personas que prefieren trabajar, pero se impide hacerlo por las condiciones y las políticas económicas existentes. La experiencia de la segunda guerra mundial nos da una buena idea que las posibilidades en este sentido. Las estadísticas compiladas por el departamento de trabajo indican que el aumento en el número total de trabajadores desde 1940 hasta el pico de la guerra, sobre el crecimiento normal de la población activa, fue alrededor de 13½ millones. Más de la mitad de estos trabajadores arrastrados a la actividad de producción por la guerra de emergencia, más de 7½ millones, proviene de las filas de los desempleados de able–bodied, 3 millones eran jóvenes de edad escolar, 1½ millones eran mujeres no nvrmally empleada en la industria, y 1½ millones fueron las personas normalmente clasificadas como logrará. El logro del empleo principal de cien por ciento a través de medidas que se recomiendan en los capítulos finales de este trabajo será eliminar el embalse de able–bodied desempleados. Sonido de política pública requerirá mantener a los jóvenes en la escuela, y estos jóvenes trabajadores sólo estará disponibles durante los períodos de vacaciones. También es dudoso si empleo de Full–time de las mujeres en la producción industrial puede aumentarse a algo como el nivel de tiempos de guerra. La tendencia actual es hacia más de trabajo de Full–Time, las mujeres en el servicio y ocupaciones profesionales, pero esto es un reflejo de las condiciones sociales generales y no es probable que sea sensible a la política de empleo del Gobierno. El aumento potencial de la fuerza de trabajo, más allá de

lo que se logrará proporcionando empleo primaria completa, por lo tanto, reduce principalmente a una cuestión de hacer un uso más eficaz de los trabajadores part–time y quienes ahora son considerados logrará. Un punto importante en relación con este último grupo que fue mencionado anteriormente es que una gran proporción de estas personas no son logrará de hecho; están en esta clase sólo debido a disposiciones legales que les niegan empleo, o lograr el mismo fin por negarles compensación por el trabajo que puede hacer. Puede obtenerse un aumento de la producción, por ejemplo, mediante la restauración de la opción de continuar en el trabajo para las personas mayores de edad en la que se convierten en elegibles para las pensiones de la seguridad social. En la actualidad el pago de las pensiones se hace contingerlt sobre abstención casi completo de un empleo remunerado activo. La única base para este requisito es la teoría de que la eliminación de estos trabajadores de la fuerza laboral activa dejará más oportunidades de empleo para los jóvenes que buscan trabajo, y nunca ha habido ningún fundamento fáctico para esta suposición. La concepción toda de un límite para el número de empleos potenciales es un error grave, y la cantidad de desempleo no se ve afectada de manera significativa por el tamaño de la fuerza laboral. La gran masa de hechos y cifras que establecer este principio básico más allá de la cuestión se examinarán en detalle en el capítulo siguiente. Mera fuerza de argumento y el razonamiento puede no ser suficiente, sin embargo, para convencer a todos los que se equivocan las creencias actuales, como la idea de que el retiro de un grupo de trabajadores deja puestos de trabajo para otros tiene tal un anillo de plausibilidad acerca de lo que tarda una estrecha vigilancia de los hechos para detectar la falacia. Este es otro punto donde una definitiva garantía de empleo es importante. Cuando garantizamos full– time puestos de trabajo a todos aquellos que están dispuestos a trabajar allí, ya no ser cualquier argumento para obligar a los jubilados a permanecer inactivo. Por el contrario, se debe con agrado cualquier contribución que pueden aportar a la producción nacional de bienes. La decisinn de si dejar de trabajo al llegar a la edad de jubilación se efectuarán opcional, y se deben suspender la actual o.f de práctica retención de pensiones de los que ganan cualquier cantidad sustancial de "empleo remunerado". Esto no significa necesariamente abandonar la política de jubilación a una edad de speciiied que ahora es en efecto en un gran segmento de la industria estadounidense. Hay argumentos válidos para y contra la jubilación, y esta cuestión debería resolverse por sus propios méritos. La función de objetable de la política actual es que deliberadamente están diseñadas para forzar a los trabajadores mayores de ociosidad, a lo no sólo de su trabajo habitual sino de cualquier trabajo, en la creencia de tonto que esto abre una oportunidad de empleo para un trabajador más joven. Otra restricción legal sobre el empleo que debe eliminarse es el que se impone: bastante involuntariamente, pero sin embargo eficazmente, por las leyes de salario mínimo. Estas leyes no asegurar a un trabajador que recibirá el salario mínimo establecido; simplemente prohiben a los empleadores para contratarlo a cualquier tasa más baja. El empleador no puede permanecer un empleador a menos que obtiene el valor de su dinero de la mano de obra que emplea, y por lo tanto, el resultado neto es negar empleo a cualquier persona cuya

producción vale menos que el salario mínimo establecido. Cuanto mayor sea este mínimo es empujado, obligan a los hombres más en inactividad. Esto es un ejemplo clásico del tipo de resultados que obtenemos cuando basamos la política económica en objetivos sociológicos sin tener en cuenta los aspectos fácticos de la economía. Un programa destinado a obligar a los empleadores a pagar salarios más altos para los trabajadores menos productivos resultados realmente en negar empleo a las personas. Hay mucho que decir en favor del objetivo de las leyes de salario mínimo – un ingreso mínimo razonable para el trabajador, coherente con el nivel de la renta nacional en su conjunto – pero aquí, como en tantos otros casos, el socio–economist y su siguiente entre el público en laico se niegan a reconocer la existencia de leyes básicas que rigen los procesos económicos y asumir alegremente que motivos irreprochables son suficientes para asegurar el éxito de las políticas de este tipo. La realidad es que si el trabajador sub– standard es a pagar más que el valor de su producción alguien debe hacer la diferencia. El empresario que tenga uso para este trabajo de sub–standard no puede aceptar este tipo de una carga y mantenerse en el negocio, o no deseen hacerlo es totalmente irrelevante, de ahí que "alguien" debe ser el público en general. Pero el mismo público que da aprobación sincero a la política de salario mínimo en principio ninguna inclinación visible a pagar el precio que permita trabajar, y el resultado es que el tipo de legislación sobre el salario mínimo que están ahora en el estatuto libros do una grave injusticia a las personas muy están destinados a beneficiar. Para salir de esta situación absurda en que estamos obligando a individuos en la ociosidad y creando una clase de "unemployables" que añadir a nuestros graves problemas nacionales en un gran muchas formas, lo debemos organizan nuestras actividades que quien es capaz de trabajar en absoluto se conceda la oportunidad de hacer una contribución a su apoyo y al bienestar de la comunidad por hacerlo, independientemente de cuán pequeño sea esa contribución. El objetivo del empleo principal de cien por ciento establecido en el capítulo II contempla que el empleo continuo en normal salarios aportarse para aquellos que son capaces de ganar estas cantidades normales. El punto de la discusión actual es que algunos más disposición debe hacerse para aquellos que no pueden satisfacer los estándares normales. Por ejemplo, podría establecerse un número de clasificaciones deficientes, y los trabajadores no puede controlar las asignaciones normales podrían colocarse en trabajo donde las condiciones de trabajo y los salarios se ajusten a las normas inferiores de la clasificación particular. La pregunta de si estos trabajadores de sub–standard que ganan salarios sub–standard deben recibir los pagos suplementarios para llevar sus ingresos a alguna reunión de nivel mínimo que la aprobación de la comunidad es una cuestión separada y non–economic, que debe ser considerada por sus propios méritos. El punto esencial que hay que reconocer es que si los ciudadanos de la comunidad decidan que quieren una política tan seguida y, a continuación, debe estar preparados para pagar el costo. Ahora, los ciudadanos, a través de sus representantes, tienen, mediante la promulgación de las leyes de salario mínimo, dado su aprobación al principio de un ingreso mínimo para todos los trabajadores, pero que alguien paga la factura. Si o no la idea será aún vista con el favor de la mismo cuando se pone de manifiesto al general pública que debe defender el costo es algo que tenemos que

averiguar. En cualquier caso, la política actual que simplemente forzar el trabajador sub– standard permanecer inactivo es claramente no la respuesta adecuada al problema. Desarrollo de procedimientos para hacer el uso más eficaz de los trabajadores de part–time es un objetivo que podría justificar una gran atención por parte de la administración de empleo. Esto presenta una oportunidad no sólo para agregar a la man–hours productiva total, sino también a hacer alguna contribución hacia un uso más eficiente de la mano de obra disponible. Siempre ha habido una considerable variabilidad en los requisitos para los distintos tipos de trabajo, debido a las condiciones estacionales y otros factores, pero la irregularidad es mucho mayor en la práctica de present–day que nunca antes, debido a la creciente cantidad de especialización en mano de obra y en productos, y porque el consumidor es ahora en una posición mejor a la demanda que bienes tengan a su disposición cuando, donde y como él quiere. Por supuesto, empresas tratan de nivel a los picos tanto como sea posibles, pero las variaciones incontrolables son lo suficientemente grandes como para constituir un problema importante. En algunos casos, como ciertos tipos de construcción, la respuesta ha sido hasta ahora crear una fuerza de trabajo que se emplea sólo intermitentemente. Para facilitar esta práctica desde el punto de vista del trabajador, las escalas de salarios debe ser lo suficientemente alta como para compensar los períodos de inactividad y, en efecto, estos trabajadores se les paga por lo tanto, para el tiempo de inactividad, así como para el tiempo de trabajo. Sin embargo, el trabajador no tiene ninguna garantía de que les irá equitativamente en virtud de este sistema. Puede trabajar constantemente durante todo el año e ingresos muy importantes, pero también es posible que puede trabajar rara vez y ganan muy poco. Desde el punto de vista de la economía en su conjunto, el programa existente es incluso menos satisfactorio, como desperdicia una gran parte del trabajo de los trabajadores potencial. El uso de part–time trabajadores, quienes quieren sólo trabajo a tiempo parcial, para satisfacer el pico las demandas de mano de obra es un método más eficiente de manejar los requisitos fluctuantes. Aquí no hay ninguna pérdida de potencial laboral, como el tiempo durante el cual una persona no quiere trabajar no puede ser considerado potencial del tiempo de trabajo en una sociedad libre (siempre y cuando está en una posición donde no tienen que trabajar). Además, no hay ninguna necesidad, bajo este tipo de arreglo, para cualquier realistas escalas salariales como los que ahora están en vigor en muchas de las ocupaciones donde hombres dependen de trabajo intermitente para su sustento. Uno de los requisitos esenciales de un programa de empleo completo, por lo tanto, es establecer instalaciones para hacer el uso más eficaz del trabajo de part–time. También hay un gran muchas oportunidades para convertir puestos de trabajo del tipo intermitente en full–time puestos de trabajo por el acoplamiento de ocupaciones temporales y formación de los trabajadores de más de un empleo apropiado. Antes de los días de la nevera mecánico, los negocios de carbón y hielo de combinación fueron un ejemplo de un acoplamiento lógico de este tipo. Muchas organizaciones industriales se comprometen a hacer todo lo posible a lo largo de esta línea, como un medio de estabilizar su fuerza laboral, pero, como están ahora las cosas, se ven obstaculizadas por las restricciones impuestas por los sindicatos: reglas de antigüedad, líneas jurisdiccionales,

etc.. Estos, a su vez, tienen su origen en el temor de los trabajadores de perder sus puestos de trabajo. Cuando se garantiza empleo principal full–time debería ser posible eliminar esos obstáculos para el uso eficiente de la mano de obra disponible. Empleo de estudiantes durante los períodos de vacaciones de verano para sustituir a trabajadores regulares que están tomando sus vacaciones es un ejemplo de un acoplamiento eficaz de esta naturaleza que se puede utilizar más ampliamente después se limpiaron los diversos obstáculos. La segunda manera en que se puede aumentar la producción más allá de los niveles a los que nos acercará la modesta mejora anual en productividad es aumentar las horas de trabajo. Aquí nos entran en conflicto con un deseo por parte de algunos trabajadores para reducir sus horas de trabajo para tener más tiempo libre. Sin embargo, los trabajadores en general no se dan ahora cuenta que para la fuerza de trabajo como un todo esto es una cuestión de uno o del otro. No pueden tener tanto las mercancías y el ocio. Si prefieren el ocio tendrán que renunciar a las mercancías que podrían ser producidas por el trabajo; Si prefieren los productos tendrán que perder el tiempo libre. Por supuesto, algunos trabajadores pueden ser capaces de imponer demandas de reduceu horas sin reducción de salario, pero esto significa simplemente que sus ingresos reales redujo algunos otros trabajadores. El salario medio real , el salario de poder, de compra depende enteramente por la productividad nacional y cualquier acción, como una reducción de horas de trabajo, que corta automáticamente una producción reduce el salario real promedio de la población activa. Una limitación de la semana de trabajo es en realidad más que otro medio de crear desempleo involuntario. En su efecto sobre el hombre que prefiere el ingreso de un adicional de ocho horas de trabajo por semana en lugar de hacerlo en el día extra de descanso, la hora 40 existente limitación no es diferente de una recesión de negocios que causa la fábrica a cerrar durante dos meses al año. En cualquier caso, pierde los ingresos potenciales de alrededor de 50 días trabajo. Uno de los factores importantes en esta situación es que las preferencias de los trabajadores individuales no es uniformes. Algunos prefieren más ocio; otros prefieren más bienes. Pasa el tiempo y continuos mejoras en la tecnología de aumentan la productividad aún más por lo que todavía más ocio será práctico para el trabajador promedio este asunto será cada vez más importante, como la gama de preferencias individuales que será mucho mayor. Por lo tanto, parece que algunos examen debe darse a los medios de permitir más individual latitud en horas de trabajo. Realmente sería un importante paso en la dirección de una mayor libertad económica. Las limitaciones actuales se pretenden beneficiar a los trabajadores dándole más tiempo libre, pero sus partidarios pasar por alto el hecho de que el ocio adicional no es dado a él; se está obligado a comprar en el precio de renunciar a las comodidades y lujos que él podría han obtenido por el tiempo adicional de trabajo. Parece mucho más coherente con nuestros ideales americanos de la libertad individual para permitir que cada trabajador tenga al menos algunos oportunidad para ejercer el privilegio de libre elección, en lugar de ser obligados a cumplir estrictamente un programa que puede se oponen directamente a sus interés superior. A menudo se sostuvo por quienes abogan por continuar la reducción de horas de trabajo

que los trabajadores no prefieren el ocio para los ingresos adicionales y que es ningún elemento sustancial de la población de trabajo que desea aprovechar la oportunidad de trabajar más horas. La naturaleza errónea de este conflicto es demostrada por la práctica de la gran y creciente de "obtener entradas secundarias". El departamento de trabajo hizo un estudio de esta situación algunos años atrás y se encuentra, como se informó en Business Week, que durante el mes del estudio (mayo de 1962) "uno de cada 20 personas empleadas celebró más de un trabajo...El número promedio de horas trabajadas en ambos puestos de trabajo fue de 52, de los cuales 12 fueron en el segundo trabajo".20 Estos son muy destacables. Cuando tomamos en cuenta la iniciativa y el esfuerzo necesarios a fin de buscar un segundo empleo adecuado, así como la dificultad de hacer un ajuste satisfactorio de horas de trabajo, es evidente que el cinco por ciento de la fuerza de trabajo que se extendía su tiempo de trabajo por "atacar"el pluriempleo durante el mes cubierto por estas estadísticas aumentó muy significativamente si el tiempo de trabajo adicional se podría organizar más fácilmente. Esto indica que una parte considerable de la población de trabajo prefiere ingresos adicionales al ocio adicional. La política actual de obligar a que adopten el ocio contra sus deseos está abierto a pregunta seria. Cuando primero se aplican limitaciones a horas de trabajo el objetivo era proteger la salud de los trabajadores. Pero nos hemos descendido por debajo del límite de fatiga hace mucho tiempo, y reducción de horas de trabajo pretende ahora an.entirely diferentes objetivo: aumentar el ocio. Retención de prácticas establecido sobre la base de las anteriores, ahora da lugar a muchos absurdos. De acuerdo con la teoría en que nos movemos ahora, los trabajadores se están imponiendo a cuando se les pide que trabajar horas extraordinarias, y la prima por horas extraordinarias se pretende para actuar como elemento de disuasión para impedir que el empleador trabajando sus empleados adicionales horas cuando no hay ninguna necesidad real. Pero la mayoría de los trabajadores está dispuesta para el trabajo de horas extra, incluso cuando la prima por horas extraordinarias es pequeña, y esto crea la situación absurda en que los trabajadores están buscando activamente, en muchos casos incluso exigiendo – que los empleadores son sancionados por forzar a ellos. Un método práctico de eliminar incoherencias de esta naturaleza y lograr una cantidad razonable de margen de elección individual en materia de horas de trabajo sería establecer un doble rasero que daría reconocimiento adecuado a las dos razones independientes para limitar las horas de trabajo. Bajo este plan la norma superior estaría basada en la teoría de la fatiga y representaría el límite más allá de que no se permitiría trabajo sin pena independientemente de la actitud de cada trabajador; lo que se supone que el Estado debe preocuparse para impedir que el trabajador acciones perjudiciales para su salud. Este límite no tiene relación con la productividad y por lo tanto debe permanecer fija independientemente de los avances tecnológicos, aunque probablemente sería recomendable tener algunos variabilidad entre las ocupaciones. El límite inferior se basaría en la eficiencia productiva actual y podría representar esa cantidad de tiempo de trabajo necesario para proporcionar un nivel de vida mínimo aceptable. Este límite se disminuirían progresivamente como la producción promedio por trabajador sigue aumentando. Los empleadores se prohibirían exija que cualquiera pueda trabajar más de este mínimo inferior como una condición de empleo, pero se autorizaría que mutuamente satisfactorias con

empleados para las horas de trabajo, ya sea permanente o temporalmente y sin prima de horas extra, hasta el máximo establecido por el límite superior. Dicho plan daría a la persona una oportunidad para ajustar sus horas de trabajo a su propia situación especial, y mejoraría el nivel general de satisfacción económica a un grado sustancial, como aquellos que prefieren el mínimo de horas con el nivel de vida mínimo correspondiente podrían permanecer en esa base, mientras que aquellos que sienten que podría ponen esfuerzo adicional para ventaja podrían seguir adelante con un programa más pesado que permitiría la situación de su empleador. La semana de trabajo óptimo para cualquier individuo es el número de horas que más allá de que él valora el ocio más que los bienes que podían adquirirse con los ingresos adicionales. Esto claramente es una cuestión de evaluación individual y cualquier tal limitación obligatoria del tiempo de trabajo impuestas por las leyes vigentes y las prácticas de las horas extraordinarias que opera en detrimento de la persona que valora más mercancías por encima de ocio más, Considerando que no confiere ningún beneficio correspondiente a la persona que tiene la preferencia opuesta. Reconocemos que es definitivamente más ventajoso para el individuo, en su calidad de consumidor, para poder hacer sus compras en las cantidades que son más convenientes para él, y los vendedores hacer un esfuerzo considerable para satisfacer sus preferencias. Del mismo modo sería ventajoso para el individuo, en su calidad de trabajador, para poder vender su trabajo en esas cantidades que son más convenientes para él, y si queremos proteger los valores máximos de nuestro sistema económico algún medio para lograr este fin es esencial. Aquí, por una vez, nuestras conclusiones son en total acuerdo con los de Galbraith, tal como se expresa en la siguiente declaración:
El trabajador por cuenta ajena debe asignarse un conjunto mucho más amplio de opciones que en la actualidad entre trabajo y bienes por un lado y ocio en el otro. La forma debe estar abierta a la persona que desea satisfacer sus necesidades de alimentos, ropa y simple houseroom con diez o veinte horas de trabajo a la semana para hacer so…men que hablan mucho de la libertad debe permitir y incluso fomentarla.21 La mayoría de los empleadores probablemente se oponen al régimen opcional de tipo propuesto sobre el terreno que podría complicar las operaciones y aumentar los costos. Pero la verdad es que los gastos adicionales que se aplican a todos los productores pueden ser y por lo tanto, en los precios de venta y es sufragada por el consumo público, no por los empleadores. Por lo tanto, las preferencias de los empleadores no tienen derecho a cualquier consideración. La pregunta pertinente sólo es si los ciudadanos individuales, en su calidad de trabajadores, obtienen suficientes beneficios de la mayor flexibilidad de horarios de trabajo para justificar la cantidad relativamente pequeña que se añadirían a los precios que ellos, en su calidad de consumidores, tienen que pagar en el mercado. Difícilmente puede haber mucha duda a este respecto.

Resumir la discusión en este capítulo, el objetivo del programa de empleo con respecto al empleo secundario debe ser eliminar las características de las políticas económicas existentes que resultan en la ociosidad obligatoria y establecer los mecanismos necesarios para permitir la máxima utilización de la mano de obra disponible del tipo secundario. La

principal objeción a las medidas de este tipo, el temor a que el aumento del tiempo de trabajo para algunos individuos se traducirá en desempleo para otros, se eliminará la adopción de un programa de empleo del tipo descrito en los capítulos a seguir: un programa que permitirá una garantía de empleo completo primaria para todos. Hay algunas dudas sobre si está justificada en va a tratar de inducir a los individuos a trabajar o a trabajar más, en ausencia de cualquier necesidad de su parte o cualquier emergencia nacional que hace imprescindible una mayor producción, pero es obviamente deseable que cada persona debería tener la oportunidad de ejercer la opción de "mercancías o ocio" y no debería ser obligado a parcial o total inactividad contra su será.

CAPÍTULO IV

Nominal de errores (I)
En el campo científico, la prueba reconocida de la validez de una teoría es aplicarlo a alguna situación práctica y ver cómo los resultados obtenidos de la teoría de acuerdo con los hechos observables. Una particularmente buena oportunidad para probar la actualmente aceptadas teorías de empleo de esta manera se produjeron al final de la Segunda Guerra Mundial, cuando la suspensión del programa de producción masiva de guerra y el retorno de unos diez millones de hombres de las fuerzas armadas a la vida civil fue claramente debido a hacer algunos cambios de far–reaching en la economía. Aquí fue una situación en que una previsión exacta de las condiciones que estaban a punto de desarrollar fue de gran importancia para la nación y un gran muchos economistas de todas las escuelas de pensamiento, en el Gobierno, en las instituciones educativas y en la industria privada, se aplica a la tarea de previsión en el curso de los acontecimientos. El resultado fue una de las manifestaciones más asombrosos de ineptitud jamás organizado por una profesión aprendida. Por una vez los "expertos" en economía fueron todos en acuerdo sustancial. Hubo una diferencia de opinión si el número de desempleados sería tan bajo como el de cinco millones previstos por algunos de los economistas de Gobierno, o tan alto como el previsto por algunos de los economistas en el empleo de los sindicatos de diez millones, pero todos de acuerdo en que el desempleo podría alcanzar proporciones muy graves, y esta opinión unánime erró el blanco por tal un amplio margen que el colectiva económica cara es todavía Roja incluso hasta el día de hoy. Éstos son algunos de los detalles, como se informó en una publicación contemporánea:
Se trata de cómo mal gobierno y funcionarios del trabajo fueron en sus conjeturas sobre el desempleo: la Comisión de recursos humanos de guerra estima que el desempleo en el último trimestre de este año sería 5.000.000, supongo que la Junta de la Seguridad Social fue entre 5,5 y 7,5 millones, la AFL esperaba 3,8 millones en septiembre y 8 millones en marzo y el jefe de CIO– UAW, r. j. Thomas, dijo a un Comité del Senado el 30 de agosto que el 31 de diciembre de desempleo sería seguramente más de 12.000.000. Lo sorprendente es que casi tres meses después del final de la guerra, desempleo fue encontrado por la Oficina del censo para ser 1,520,000 en octubre, una disminución de 130.000 desde septiembre. Y el gran cambio de los trabajadores de la industria de guerra está casi completo.22

Esa situación, en el que los expertos, los economistas que había preparado estas previsiones, fueron todos mal, diferentes sólo en grado, no puede atribuirse a meros errores en juicio. Incluso cuando hacemos las prestaciones para la psicología de la turba tienden a reforzar la opinión de la mayoría, no es concebible que todos estos errores tendría la misma dirección. La explicación adecuada sólo es que los locales en los que las "autoridades" basan sus juicios individuales con respecto a la tendencia del desempleo eran erróneos.

Cuando hay tanta gente competente por unanimidad llega a la respuesta equivocada, no podemos evitar concluir que los conceptos en que se basaba su razonamiento están equivocados. Esto, entonces, explica por qué han fracasado todos los intentos que se han realizado hasta ahora para resolver el problema de desempleo; ¿por qué la mayoría determina los esfuerzos de la administración de Roosevelt apenas Mellado el desempleo rollos hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial creó una escasez de mano de obra durante la noche; ¿por qué el desempleo aún es uno de nuestros más graves problemas nacionales a pesar de todos los "nuevos conocimientos" de los principios subyacentes que Keynes se supone que han contribuido. El problema es que, a fin de afrontar cualquier problema, el primer requisito es que tenemos que saber lo que estamos haciendo. Como el viejo dicho, si se quiere enseñar a un perro, la primera esencial es saber más que el perro. Antes de que podemos resolver el problema del desempleo, tenemos que razonablemente buena idea como el origen y naturaleza del problema y la manera en que responde a los diversos tipos de medidas que podemos adoptar. El aspecto sobresaliente de la situación actual es casi todos los conceptos y teorías actualmente en boga en este campo son completamente errónea o al menos mal en algún sentido esencial. En la medida en que este notable variedad de conceptos erróneos y supuestos injustificados constituye la base que ideas de empleo existentes y las políticas se basan, el tema está ahora en un Estado de confusión. A fin de aclarar las cosas para que podamos proceder a la elaboración de una teoría correcta de empleo y un programa efectivo de práctico basada en la teoría, sin la desventaja de tener que tratar con ideas erróneas y creencias en cada uncture j, será conveniente en este momento para llamar el rollo de esta impresionante colección de errores conceptuales, reservándose para el tratamiento posterior sólo los elementos que están estrechamente vinculados con los temas que se prestará especial atención en las páginas siguientes. Por supuesto, es necesario ser muy críticos de estas ideas erróneas y de las acciones y medidas propuestas basadas en ellos, sobre todo porque algunos de ellos están directamente en la forma de lograr el objetivo del presente estudio. Sin embargo, la crítica de las acciones de ill–advised que apuntan a objetivos loables y de las teorías subyacentes de esas acciones, presenta algunos problemas. No basta con una simple declaración del caso a la oposición. El caso de este tipo de acciones es invariablemente discutieron sobre la base de la objectiues, y se supone automáticamente por los partidarios de las medidas propuestas que puede encontrarse cualquier oposición es dirigida contra esos objetivos. En vista del carácter impecable de los objetivos de la mayoría de estas propuestas, el disidente puede ser rebelión así como en la Liga con las fuerzas de la injusticia. En estas circunstancias es esencial para sacar la naturaleza exacta de las objeciones a las acciones irracionales y propuestas y a las teorías en que se basan, con firmeza y en detalle, que quede claro es sus resultados que se cuestiona, no sus objetivos. Pero el enfática críticas políticas y pensamiento actual que es necesaria para ello abren la puerta a una carga que la presentación es excesivamente duras y polémica. En este momento, por lo tanto, parece conveniente señalar específicamente que ninguna descortesía participa en afirmar que alguien, o una profesión toda, por ello, ha cometido un error. El tono crítico de la

presentación no es una cuestión de elección; es una cuestión de necesidad. John R. Platt señala el caso de estas palabras:
Si tienes una hipótesis y tengo otra hipótesis, evidentemente uno de ellos debe eliminarse. El científico parece tener no elección pero para ser ya sea soft–headed o contrastaba.23

ERROR Nº 1: No hay suficientes empleos para todos. Aquí es el abuelo de todos los errores en los conceptos vigentes de la situación del empleo: uno de los más costosos y destructivos delirios que nunca propio atado a la raza humana. Una parte muy importante de la culpa por la casi increíble falta de progreso hacia la solución del problema de desempleo ya que primero hizo su aparición hace unos cien años es imputable directamente a quienes se originó y quienes han perpetuado esta perversión trata de los hechos. Lo que hace que su aceptación generalizada tan sorprendente es que el ámbito económico está lleno de evidencia incontrovertible y fácilmente accesible que contradice explícitamente cualquier afirmación de que hay un ofjobs de laèk o la falta de trabajo por hacer. Por ejemplo, en cada depresión escuchamos la declaración que desempleo existe porque la economía ya no puede generar suficientes empleos para cuidar de todos los que desea trabajar, y por lo tanto, deben tomarse algunas medidas para reducir la fuerza laboral o las horas de trabajo para el tiempo de trabajo para el trabajo disponible. Pero cada depresión o recesión fue precedido por un período en que allí fueron suficientes, o casi suficiente, puestos de trabajo para todos y fue seguido por un período similar de empleo razonablemente bueno. Esto es suficiente en sí misma para que sea claro que son suficientemente potenciales puestos de trabajo, y que las dificultades de empleo que nos enfrentamos no son debido a la falta de trabajo por hacer, pero con una incapacidad, sobre la base de la falta de conocimientos existente, para recrear a voluntad las condiciones bajo las cuales se materializa el pleno empleo. Hay quienes intentan hacer desaparecer esta discrepancia entre las creencias populares y experiencia frecuentemente repetida por sosteniendo que en tiempos de auge estamos corramos y, en efecto, con un poco de thejobs que de lo contrario estaría disponible en el siguiente período. Pero simplemente aquellos que utilizan este argumento están sacando de la nada sin consultar las estadísticas pertinentes. Los registros muestran que en tiempos de auge somos invariablemente reducir nuestros inventarios; es decir, utiliza el producto completo de nuestro pleno empleo y aún un poco más. Es después de la recesión comienza que inventarios comienzan a aumentar. Pero incluso no sería necesario hacer referencia a las hechos y cifras voluminosas que refutar este error canoso; debería ser evidente que si incluso un individuo tiene algunos deseos sin llenar y está dispuesto a trabajar para satisfacerlas, hay más trabajo por hacer: otro trabajo potencial. Y si hay millones de personas en esta misma situación, ya que hay en una depresión, entonces hay millones de empleos potenciales. Cuando estas personas no pueden encontrar empleo, la culpa es de la organización económica. El problema no es la

falta de empleos potenciales; es una falta de métodos efectivos y procedimientos para convertir los empleos potenciales en puestos de trabajo reales. Se trata de una instancia donde el examen de las formas más simples de organización económica puede ser útil para aclarar cuestiones que han de ser empañadas debido a la complejidad de la vida económica moderna. Es evidente que en la economía del individuo aislado, familia o tribu, no existe ningún límite en la cantidad de trabajo. La cantidad de trabajo hecho no está limitado por la falta de puestos de trabajo, pero en la medida en que las personas afectadas estén dispuestos y capaces de trabajar para satisfacer sus propias necesidades y las del grupo al que pertenecen. Evolución de la organización económica de su original forma simple para el complejo mecanismo actual no cambia el hecho subyacente que no hay ningún límite a la cantidad de trabajo que puede hacerse. La limitación sólo inherente en la obra es impone su incapacidad o falta de voluntad de presentar más esfuerzo. Cualquier otra limitación que ahora es simplemente el resultado de defectos en la maquinaria económica. La tendencia predominante desempleo la culpa a la falta de empleos potenciales es sólo otra manifestación de esa característica arraigada de la raza humana que se hace hombre dispuesto a admitir el defecto o fallo. Aquellos que comparten, en mayor o menor grado, la responsabilidad de organizar y administrar la vida económica de la comunidad: los especialistas en economía "pura" que debe determinar la correctas principios teóricos y las relaciones en materia de empleo, los especialistas en aplicación economía que debe han utilizado estos principios para desarrollar sonido y medidas efectivas para mantener una alta nivel de empleo, los legisladores que deben han hecho las decisiones que habría puesto estos programas en vigor, los empresarios, líderes sindicales y otros administradores que deben poner el peso de su influencia detrás de tales programas y ejerce sus mejores esfuerzos para que sean exitosos – han fracasado, de una forma u otra, a las exigencias de la situación. En la medida en que cada grupo, aparte de los teóricos económicos, puede establecer la culpa en los pre ~ eding, hay probablemente pocos individuos que reconocen cualquier responsabilidad personal por el fracaso, pero todos son conscientes de que nadie ha tenido la respuesta al problema de cómo y dónde encontrar el número necesario de puestos de trabajo, y ha sido el camino de la menor resistencia para todas las partes interesadas a concluir que no hay ninguna respuesta; que simplemente no hay suficiente obs j para todos. La primera esencial sentar las bases para un programa de empleo eficaces es darse cuenta de que esta hipótesis de la falta de empleos potenciales no tiene fundamento de hecho; es nada más que una declaración de la quiebra de existentes teoría de empleo y práctica. ERROR Nº 2: Reducir el tamaño de la fuerza laboral o las horas de trabajo es una cura para el desempleo. Aquí es una de esas conclusiones tan común en economía que parece tan simple y evidente en consideración casual que generalmente son aceptados sin duda, pero que rápidamente se considera que es totalmente falso en cuanto se les cualquier escrutinio crítico. Este número de error dos es, por supuesto, un corolario de error número uno. Si el número de empleos disponibles es limitado, es evidente que la reducción de la fuerza laboral es una forma de

acercar a los trabajadores y los puestos de trabajo en equilibrio. De hecho, la reducción del número total de manhours aplicada a la mano de obra es el método sólo eficaz de lograr este resultado, si hay un límite definido en la cantidad de trabajo por hacer. Pero tan pronto como se realiza no hay ningún límite en el número de empleos potenciales, y el desempleo es puramente un resultado de defectos en los mecanismos de job–creating que le impiden operar al 100% de eficiencia, es igualmente evidente que reducir el tamaño de la fuerza laboral, o cualquier medida equivalente, no es una cura para el desempleo. Si el mecanismo de job–creating sólo funciona en eficiencia de 95 por ciento hoy y por lo tanto, tenemos cinco por ciento de desempleo, no hay ninguna razón válida para esperar que funcionará en eficiencia de 100 por ciento el mes próximo, independientemente del número de personas que buscan empleo. Por el contrario, se mostrará en el capítulo VI que, si estamos en una etapa similar del ciclo económico, la eficiencia de la maquinaria de job–creating va siendo sólo un 95 por ciento, y si retiramos el cinco por ciento de los trabajadores de hoy de la mano de obra en el ínterin, una vez más tenemos cinco por ciento de desempleo el próximo mes, además de la ilve por ciento de que arbitrariamente se retiraron de la fuerza laboral. Hay amplia evidencia objetiva para confirmar esta evaluación teórica de la situación. La tasa de desempleo no muestra ninguna correlación de fuerza de lo que sea con el tamaño del grupo de trabajo. Tal vez la mejor demostración de ello es la experiencia de post–war con empleo que fue discutido anteriormente en este capítulo. Si la comúnmente supuesta relación entre el volumen de desempleo y el tamaño de la fuerza laboral fueron realmente válida, el retorno de unos diez millones de hombres de las fuerzas armadas y la liberación de millones más de las industrias de guerra, la gran mayoría de los cuales se convirtió en personas que buscan empleo casi inmediatamente, obviamente habría creado una grave escasez de puestos de trabajo. El curso de los acontecimientos futuros parecía tan claro en el tiempo, a los economistas y a los laicos, que fueron recibidos los pocos disidentes como el autor presente que presentar opiniones de contrar con sorna. Pero para la consternación de los seguros de analistas, todos los cuales fueron basándose en el concepto de "un número limitado de puestos de trabajo", el esperada enorme desempleo se negó obstinadamente a desarrollar, y los millones de trabajadores adicionales fueron absorbidos rápidamente y sin problemas en las industrias civiles. La explicación que se derivarán en el capítulo VI es que el desempleo no tiene ninguna relación con el tamaño de la fuerza laboral; es totalmente irrelevante si hay iifty hombres millones para colocarse en los puestos de trabajo, o cien millones. El regreso de los veteranos de guerra y la liberación de los trabajadores de las plantas de municiones por lo tanto no hicieron contribuido al desempleo y no han sido esperar para hacer cualquier contribución, excepto en la medida en que los factores "fricción" tienen un efecto temporal, en el sentido retrasan la colocación de estos trabajadores en empleos que realmente están esperando. Como estos acontecimientos de posguerra, junto con muchas otras experiencias similares, pero menos espectacular, empleo, demuestran claramente, el análisis teórico es correcto afirmar que la cantidad de desempleo en un momento determinado está determinada por factores que son independientes del número de trabajadores disponibles y de la duración de la semana de trabajo. Por lo tanto, no mejora la situación del empleo se puede lograr mediante la reducción de la fuerza de trabajo o las horas de trabajo. La propuesta que ahora se están escuchando por algunos de los sindicatos y por los economistas que se adhieren a

la perspectiva de la Unión o a la filosofía de "Edad de la abundancia", reduciría el tiempo de trabajo a 30 horas por semana, o algunos tal figura, con el propósito de difundir la obra es totalmente irracional. Nueva reducción de horas de trabajo será sin duda en òorder de vez en cuando, por lo que algunos de los beneficios de aumentar la productividad pueden tomarse en forma de más tiempo libre, en lugar de más bienes, y en última instancia podamos tener hasta 30 horas por semana o incluso menos, sino como un medio de lucha contra el desempleo, el propósito para el que ahora está siendo propugnaba, esta idea es totalmente inútil. Si todo el desempleo fueron a desaparecer en un momento dado por la reducción de las horas y el intercambio de puestos de trabajo, la creación del nuevo paro comenzará inmediatamente, y no sería largo antes de que el desempleo involuntario regreso fue donde comenzó, con el desempleo arbitrario debido a la menor horas agregado. En lugar de reducir el desempleo, este tipo de un programa simplemente reduce empleo. De la cantidad existente de desempleo, que no podría aliviarse en lo más mínimo, salvo muy temporalmente, la adopción de una semana de 30 horas que superponer diez horas adicionales de paro forzoso cada semana, reduciendo el nivel de vida general en consecuencia. No supone ninguna diferencia si se siguen las mismas tasas de salario por hora y colocar los ingresos semanales o whethehourly tasas aumentan a mantener los ingresos de dinero semanal anterior. En cualquier caso, una reducción general del tiempo de trabajo de cuarenta por semana a treinta por semana significaría un 25 por ciento más bajo nivel de vida; es decir, la wolume total de bienes y servicios disponibles para su uso se reducirá en un 25 por ciento. Ninguna cantidad de malabarismo de salarios puede alterar este hecho. El nivel de vida es fijado por el volumen de producción, no por el nivel de salarios. La tasa de producción por man–hour es una cantidad que no está sujeto a cambio excepto a través de procesos de muy lentos y graduales. En consecuencia, si el horario de trabajo se corta una cuarta parte, producción también es cortar aproximadamente una cuarta parte, y la cantidad promedio de bienes disponibles para cada persona se reduce en consecuencia. Real los salarios es, medido en poder adquisitivo, la norma sólo económica de medición que tiene un significado real de salarios – por lo tanto, reduce el 25 por ciento independientemente de si se mantienen los salarios. Si reciben el mismo salario semanal por jornada y menos producción, los precios subirán en proporción. Por supuesto, si puede obtener un grupo de trabajadores ~ reducción de horas de trabajo sin una pérdida correspondiente en pago mientras horas permanecen sin cambios en otros lugares, el grupo favorecido prosperará a expensas de los demás trabajadores, como lo harían si son los únicos que pudieron obtener salarios más altos. Pero no todos podemos ganancia en ea otra del gasto, y si todas son tratadas equitativamente y la reducción de horas de trabajo es el mismo para todos, entonces todo el mundo tiene que pagar para el ocio añadido por una reducción de su salario real. No hay forma de que las leyes fundamentales que rigen la economía pueden ser eludidas. No podemos conseguir algo para nada. Todas las demás propuestas que contempla mejorar la situación de empleo mediante la

reducción de la fuerza de trabajo o las horas de trabajo – anterior jubilación de los trabajadores, mantener la juventud en la escuela más, más y más vacaciones, etc., son igualmente tan irracionales como la reducción de la semana de trabajo, por lo que respecta a los aspectos de empleo . Algunos de ellos muy bien pueden tener méritos de naturaleza diferente, pero todas las propuestas de este tipo deben ser juzgadas sobre la base del valor relativo de los bienes y de ocio, junto con cualquier justiiication de non–economic puede tener. Contribuyen nada hacia la mejora de la situación del empleo. ERROR Nº 3: Desempleo durante las recesiones es debido a la sobreproducción durante los auges. Ya se ha citado la evidencia objetiva que refuta esta falacia. Si tal explicación fuera verdad, habrá una enorme acumulación de inventarios de mercancías durante los períodos de auge y una utilización gradual de estas poblaciones durante la recesión que sigue. En realidad, las estadísticas muestran que las fluctuaciones de inventario son relativamente insignificantes, rara vez más que una pequeña fracción del uno por ciento del producto nacional total y las variaciones que se producen son casi invariablemente directa lo contrario de lo que prevé esta teoría de sobreproducción; es decir, inventarios caen durante los períodos de auge y no comiencen a subir hasta después de la recesión comienza. ERROR Nº 4: El continuo crecimiento de la economía es esencial para el pleno empleo. "El requisito esencial para el mantenimiento del empleo es un constante crecimiento de la demanda total de bienes y servicios a un ritmo adecuado".24 Esta cita de Stein y Denison es una declaración de un punto de vista que es definitivamente en la clase de 100 por ciento; es aceptado por casi el 100 por ciento de los economistas, y es totalmente erróneo. Una vez más tenemos que dar la vuelta a un examen de la situación de la pequeña unidad económica a fin de obtener los hechos en la perspectiva correcta. Evidentemente, una pequeña comunidad primitiva no tiene que crecer, ni tiene que cambiar. Puede ir día tras día y año tras año en esencialmente las mismas condiciones; con una población estable, con todos los que trabajan, y porque el progreso tecnológico es prácticamente non– existent, sin cambio apreciable en la tasa de producción. Esas comunidades no son hipotéticas; ellos han existido y existen aún hoy. Además, está claro que si los factores ambientales menos favorables: si las precipitaciones disminuye, por ejemplo – bien puede haber una tasa negativa de "crecimiento de la demanda total de bienes y servicios" en una comunidad sin crear ningún desempleo. De hecho, en esas circunstancias probablemente habría una tendencia a exigir más horas de trabajo por los miembros de la comunidad a fin de compensar, en cierta medida, la pérdida de producción debido al ambiente más severa. En este tipo simple de organización económica, donde el dinero es desconocido, no existe ninguna correlación entre el empleo y la inversión, o entre empleo y ahorro o entre el crecimiento y el empleo. Todo el mundo cuando es capaz de trabajar a trabajar, y cualquiera que sea la comunidad es capaz de producir se consumen. La naturaleza de la asignación de los bienes de consumo inmediato, bienes duraderos, y herramientas de producción puede tener una influencia importante en el nivel de vida actual y futura, pero

no influye en el empleo. Si los trabajadores tienen una voz en el asunto, sus horas de trabajo son determinadas por la medida en que sean dispuestos y capaces de trabajar para obtener las mercancías que desean. Si son control autoritario de ellos los factores determinantes son su capacidad de trabajo y la medida en que los gobernantes parece aconsejable (o seguro) para echarlos. Ahora si nos extrapolar esta situación simple para unidades más grandes y más complejas, fácilmente se puede ver que aún aplican exactamente las mismas consideraciones a la cuestión del empleo, independientemente del tamaño o complejidad de la organización económica. El objetivo del esfuerzo económico sigue siendo la misma: personas trabajan para que tengan el beneficio de los productos de su esfuerzo. Si el sistema económico imperante, cualquiera que sea, funciona correctamente, el individuo funcionará esa cantidad de tiempo que es necesario para obtener los productos que quiere. Si la economía está creciendo o no crece es totalmente irrelevante. Siempre, como en la actualidad, la economía no funciona correctamente, por lo que los trabajadores individuales no son capaces de ejercer la opción de "trabajo o de ocio", la acción que hay que tener es corregir cualquier defectos existen en la maquinaria de empleo. El crecimiento económico es un asunto totalmente independiente que debe ser considerado por sus propios méritos. Hay mucha preocupación en este momento debido a un conflicto aparente entre los principales objetivos económicos. Según lo expresado por Clark Kerr, "las políticas y las condiciones que dan lugar a la estabilidad de la tarifa de precios no son siempre los mismos que los que producen el pleno empleo o altas tasas de crecimiento".25 De acuerdo con las conclusiones de este trabajo, declaración de Kerr carece de sentido. No hay ningún "políticas y condiciones" que determinan la estabilidad de los precios y la tasa de crecimiento y el nivel de empleo. Hay ciertas políticas y condiciones, específicamente las que tienen que ver con el momento en que se utiliza el poder adquisitivo, que determinan la estabilidad o inestabilidad de la tarifa de precios; Hay otras políticas y condiciones, específicamente las que tienen que ver con los avances tecnológicos y la tasa de formación de capital, que determinan la tasa de crecimiento de la economía; y todavía hay otras políticas y condiciones, la naturaleza de la que se discutirán en el capítulo VI, que determinan el nivel de empleo. Todos nuestros objetivos realistas en estas áreas pueden alcanzarse por medidas de carácter apropiado que operan de forma independiente. ERROR Nº 5: Invención, la investigación y el progreso tecnológico son necesarias para proporcionar puestos de trabajo para todos. Dos argumentos diferentes están avanzadas en apoyo de esta teoría. A una escuela de pensamiento es simplemente un corolario de la hipótesis de crecimiento. Si debemos tener crecimiento, sostienen y, a continuación, tenemos que desarrollar métodos nuevos y mejores, ya que es principalmente a través de las mejoras que podemos lograr crecimiento. Los comentarios anteriores sobre el error de crecimiento se aplican a esta hipótesis también.

La otra línea de argumento es que la población actualmente está aumentando a un ritmo sustancial, y por lo tanto, un gran número de puestos de trabajo adicionales tendrá que ser creada para proporcionar empleo a los trabajadores adicionales. Estos trabajos no recibirse, los que adhieren a este punto de vista, dicen a menos que desarrollamos nuevos productos y nuevos servicios que resultan atractivos para los consumidores. La falacia en este razonamiento es que la población adicional tiene las mismas necesidades y deseos para los actuales tipos de bienes como la población existente y, en consecuencia, si x por ciento de la fuerza de trabajo ahora es empleada en la producción de bienes de estas categorías, requerirá a los esfuerzos de x por ciento de los trabajadores adicionales para producir las mercancías adicionales del mismo tipo que se necesitará la población adicionales. La medida de lo que somos capaces de pleno empleo de enfoque es independiente tanto del tamaño de la población y el tamaño de la fuerza laboral. ERROR Nº 6: Falta de recursos naturales causa desempleo. Con frecuencia, se nos dice que no pueden mantener el país a pleno empleo porque carece de los recursos naturales para servir de base para la industria. El mismo argumento se encuentra ocasionalmente en los debates de los problemas regionales en los Estados Unidos. Ya que es evidente que la existencia de recursos naturales carbón, hierro, petróleo, madera, etc., normalmente como resultado en la creación y crecimiento de las industrias que utilizan estos productos naturales, esta afirmación tiene un aire de verosimilitud. La naturaleza errónea de los locales subyacentes es claramente visible, sin embargo, si miramos la cuestión desde el punto de vista de una economía Crusoe. Obviamente trabajo de Crusoe no se reduciría si se trasladó a una isla que menos favorecido por naturaleza; por el contrario, tendría que trabajar más para mantener el mismo nivel de vida. El mismo principio sigue siendo bueno en el mundo de hoy. Un deilcient de país o región en recursos naturales no tienen menos trabajo para hacer que uno más ricamente dotado; tiene que trabajar más para obtener los mismos resultados. Un país puede carecer de muchas cosas, pero hay una cosa que no le falta, y que es mucho trabajo por hacer. Otra cuestión es si o no está tan organizado económicamente y políticamente que realmente se realiza este trabajo.

CAPÍTULO V

Nominal de errores (II)
Todos los errores que se describe en el capítulo anterior deben su existencia totalmente o en gran parte a la premisa básica falaz que hay un límite a la cantidad de trabajo por hacer. En el debate que sigue estaremos interesados principalmente con una familia similar de errores económicos derivados principalmente de un concepto algo vago que más bien vagamente podemos expresar en la declaración que "empleo crea empleo". ERROR Nº 7: El multiplicador. En su forma más simple, el erróneo concepto básico que es el tema principal de este capítulo hace su aparición como la famosa "multiplicador" de j. M. Keynes. La mayoría de los libros de texto estándar da explicaciones largas y complicadas el efecto multiplicador de so–called, la "propensión al consumo" y otros conceptos económicos actualmente populares, pero podemos encontrar definiciones más simples y comprensibles en otros lugares en la literatura económica. Robert Heilbroner, dice, "el multiplicador describe el hecho de que adiciones al gasto (o disminuciones en el gasto) tengan un impacto en los ingresos que es mayor que el aumento original o disminución en el gasto a sí mismo"26 Joan Robinson dice así: "cuando un incremento en la inversión toma lugar … empleo aumentará, y se obtuvo más ganancias, en la toma de explicarnos otros bienes para que el mercado tiene ahora improved… Los mayores ingresos otra vez llevan a más consumo, y así sucesivamente vueltas y vueltas".27 Es la teoría del famoso "pump–priming" que Keynes persuadió a la administración de Roosevelt para utilizar como la principal arma en la lucha contra el desempleo enorme creado por la gran depresión, y que resultó un rotundo fracaso en la práctica. Como visualizados por Keynes y sus discípulos, todo lo que es necesario es empezar por ofrecerles algunos nuevos empleos en un solo lugar o otro – suficiente a la bomba – y esto establecerá regenerativas fuerzas en movimiento que en definitiva se traducirá en un aumento mucho mayor en el empleo. Teóricamente, si este proceso de aumento de empleo de obras a como los patrocinadores del "multiplicador" contemplan, se shóuld no que el efecto multiplicador fin y una vez iniciado, incluso en un pequeño paso, debería ir y hasta toda la fuerza laboral es empleada. Como Hansen ve la imagen:
Es evidente que cualquier aumento en el empleo en trabajos de construcción y en la fabricación de materiales en construcción aumentará la demanda de bienes los consumidores y tan causan un aumento en el empleo secundario como consecuencia del aumento del empleo principal. Esto no es difícil ver. De hecho, tan pronto como se piensa, es mucho más difícil ver por qué la "reacción en cadena" no ir sobre y.28 Pero la reacción no definitivamente no ir y, y por lo tanto, la "bomba de fulminantes" reconoce

que debe haber fugas en alguna parte en el proceso para que el multiplicador tiene un finito en lugar de un valor infinito. Keynes cree que el multiplicador no sería menos de 5 en un país como Estados Unidos y habla de valores tan altos como 10. Si "el multiplicador es 10", dice, "el empleo total causado por las obras de público (por ejemplo) mayor será diez veces el empleo principal a cargo de las obras públicas".29

Una de las tareas de icult dif participa en una presentación como en el presente trabajo es hacer suficiente hincapié en las deficiencias más evidentes del pensamiento existente sin pisar tantos dedos sensibles que la lógica de la presentación se pierde en la confusión de las reacciones emocionales antagónicas. Normalmente es preferible para atenuar la discusión y para tratar los errores imperantes algo más suave que merecen realmente. Sin embargo, al describir el pensamiento aceptado en el área de empleo, es esencial para intentar transmitir al lector un pleno reconocimiento de la forma casi increíble en los supuestos básicos de far–reaching extraído de la nada en absoluto han sido aceptadas por el economista y laico por igual, sin ningún intento serio de protegerlos contra hechos fácilmente comprobable que habría acribillado completamente. Aquí hemos de destacar, independientemente de cuántos sentimientos de licitación se pueden contusos, que esto no es un caso en que la profesión económica ha examinado detenidamente la situación y ha llegado a conclusiones erróneas, algo que fácilmente puede pasar a cualquiera. Este es un caso donde la profesión ha basado sus conclusiones sobre supuestos cuya falsedad es prácticamente automática evidente en un mínimo de escrutinio crítico. Nadie que observa a los millones de trabajadores inactivos durante una depresión mayor, carecen de las mercancías para hacer la vida tolerable y capaces y dispuestos – desesperadamente ansioso, incluso – a trabajar para obtener esos bienes, y que aún sostiene que hay no más trabajo por hacer, y por lo tanto no hay empleos potenciales de estos trabajadores, puede reclamar a haber pensado inteligente a la situación. Simplemente que ha tomado por sentado, sin hacer ningún serio pensando en absoluto sobre el tema, que ya que estos trabajadores de inactividad no puede encontrar trabajos allí son no puestos de trabajo, reales o potenciales. Una vez aceptada este error colosal, la puerta está abierta para un completo surtido de ideas falaces de la clase que se describe en el capítulo anterior. Antes de que siquiera podemos empezar a hacer progresos reales hacia una solución del problema del desempleo es absolutamente esencial para deshacerse de esta doctrina pernicioso y todos sus derivados errores enumerados en el capítulo IV. La aceptación generalizada de la falacia básica subyacente del primer grupo de errores que se examinará en este presente capítulo, el concepto de multiplicador de Keynes, es quizás un poco más comprensible que la aceptación de la contención patentemente falsa que el desempleo es debido a la falta de empleos potenciales, porque la naturaleza errónea de este supuesto no es tan evidente auto, pero aun así, habría tomado no es más que una mínima cantidad de escrutinio crítico para exponer la falacia. La razón de por qué han fracasado Keynes y sus seguidores que abrazan la doctrina multiplicador para dar el asunto esta cantidad mínima de examen reflexivo no es totalmente claro, pero podemos charitably suponemos que simplemente no reconocían que hubo que cualquier cuestión involucrados que requiere cualquier tal consideración. Esto es evidentemente cierto de Alvin Hansen,

por ejemplo. "Es evidente", dice Hansen, en la Declaración anteriormente citado, "que cualquier aumento en el empleo en construcción trabajar... aumentará la demanda de bienes de los consumidores", y ya fue tan claro, evidentemente no considera necesario el examen cuidadoso de la proposición para ver si es o no es cierto. Esto es un error muy común en el pensamiento humano. Elaborar y cuidadosamente razonó teorías se basan en premisas que simplemente se da por sentado, porque parecen evidentes en examen superficial, y cuando estas teorías no pueden funcionar en la práctica, cuando falla el multiplicador multiplicar, para example–their patrocinadores aún aferran a ellas como obstinadamente como siempre, sobre el terreno, como él mismo una vez comentó en un caso de este tipo, que la lógica de su desarrollo es "imprescriptibles". Pero la lógica implica más que buen razonamiento. Sin embargo puede ser el proceso de razonamiento de sonido, no se pueden obtener las respuestas correctas de los locales mal, y un examen cuidadoso de los locales en que se basan estas teorías, por tanto, es esencial para una determinación de su validez o falta de validez. Un examen minucioso, minucioso y sistemático de los fundamentos económicos y los supuestos básicos en que se basa la teoría económica actual, es una de las características principales de este trabajo presente, uno de los principales elementos que distingue el enfoque científico de que de la socio–economist de present–day, y las conclusiones nuevas y diferentes que aquí se llega a wlth respecto a muchas cuestiones económicas son principalmente el resultado del descubrimiento de errores graves en supuestos básicos que hasta ahora han sido aceptados sin examen. En el caso ahora bajo consideración, un análisis crítico rápidamente muestra la idea central detrás del concepto de multiplicador, el supuesto de que los pagos a los que suministran el trabajo y el capital requerido por un incremento adicional de producción aumentará el poder adquisitivo para comprar otros bienes, es completamente falso. Un ejemplo matemático simple demostrará este hecho. Vamos a suponer, a efectos de esta investigación, que la producción total en una determinada comunidad self–contained tiene un valor de 1 millón de dólares por año. Esto significa que los proveedores de la mano de obra y capitales servicios utilizados en la producción de estos productos se pagan 1 millón de dólares, que está disponible para la compra de millones de dólares por valor de bienes que se producen. Ahora vamos a suponer que una nueva fábrica en esta comunidad emplea trabajo hasta ahora inactivo y comienza a producir bienes valorados en 100.000 dólares al año. Desde aquellos que suministran el trabajo y el capital para esta nueva empresa, directa o indirectamente, ahora recibir 100.000 dólares anuales por sus servicios, el poder de compra total de la Comunidad ha aumentado a $1.100.000. De este total, una suma de 100.000 dólares es requerida para la compra de los productos de la nueva fábrica, dejando a 1 millón de dólares para la compra de todos los otros productos. Esto, por supuesto, es sólo exactamente donde estábamos con. Este ejemplo ilustra una propuesta general . Podemos sustituir cualquier comunidad para especificado, con cualquier tasa actual de producción (corregida las transacciones externas, si cualquier) y asumir cualquier adición a la producción, y siempre llegamos a la misma respuesta: el importe total del poder adquisitivo generado por la producción de las mercancías adicionales se requiere para la compra de esos bienes. La Comunidad ha ganado en la medida del valor de los productos adicionales, pero no ha habido ninguna

adición al poder adquisitivo para comprar otros bienes. La introducción de productos adicionales en la comunidad por el nuevo empleo tienen un efecto en el cambio de relaciones de valor, y siempre existe la posibilidad de que algunos emprendedor empresa o individuo puede ver la oportunidad de aprovechar las ventajas de este cambio realizando algún tipo de una actividad productiva. Pero no hay ninguna garantía de que se materializará este tipo de un efecto secundario, ni necesariamente aumentará el empleo y la producción total si lo hace, como muy bien se puede realizar a expensas de otros productores, en cuyo caso incluso puede reducir el empleo total. El "multiplicador" por lo tanto, es totalmente ficticio. Cualquier empleo agregado enriquece la comunidad en la medida del valor de los productos de ese empleo, pero no sirve ningún otro propósito económico; no hay "cebado bomba" efectos sobre el empleo en general. El hecho de que el cebado de bomba realizado en los años treinta no fue accidental; era inevitable. ERROR Nº 8: Non–productive empleo aumenta la riqueza de la comunidad. Uno de los apects ornamentada de erróneas ideas básicas es que una extensión lógica de estas ideas conduce a absurdos. Este es el principio de la reducción al absurdo, una de las herramientas estándar de análisis lógico. El concepto de multiplicador proporciona una buena ilustración, como un desarrollo lógico de las consecuencias de esta proposición lleva a la conclusión absurda que asignar personas a trabajo inútil enriquece a la comunidad. Hay una tendencia muy fuerte por parte de la especialista en cualquier rama de la actividad humana a menospreciar las conclusiones del llamado "sentido común" en la aplicación a su campo de especialización, incluso en la medida de ridiculizar a quienes intentan ver estos temas desde un punto de vista del sentido común. Por supuesto, es cierto, que en muchos casos la conclusión de sentido común imperante es serio error pero, en general, estos errores son debido a la inadecuada o errónea información básica más que a nada intrínsecamente malo en la idea de aplicar el sentido común a la cuestión en cuestión. Sentido común es esencialmente el resultado de un proceso en gran parte inconsciente en el que se analiza la experiencia y generalizaciones bastante vaga están formulados como guías para la evaluación de nuevas ideas. Por lo tanto, lo hace de manera asistemática y suelta el mismo tipo de cosa que hace de ciencia en forma organizada y sistemática, y a menos que se produce fuera de la pista por un malentendido sobre la verdadera naturaleza de algún factor pertinente (que podríay a menudo, esto sucede así un análisis científico) sentido común es muy probable que llegar a conclusiones que son al menos una aproximación cercana a la verdad. Resulta que a menos que un error de signiiicant puede reconocerse claramente en los locales en que se basa el punto de vista del sentido común, las conclusiones que se oponen directamente a sentido común deberían examinarse muy crítica y con el máximo cuidado antes de que se aceptan. Este número de error ocho demuestra el resultado de ignorar esa precaución prudente. Nada podría ser más directamente contra el sentido común en el ámbito económico que la idea nosotros mismos podemos enriquecer haciendo trabajo inútil, sin embargo, esto es exactamente lo que Keynes, Beveridge, Myrdal y otros de la misma escuela de

pensamiento específicamente reclaman. Keynes nos dice explícitamente, "Pyramid– building, terremotos, guerras incluso pueden servir para aumentar la riqueza, si la educación de nuestros estadistas en los principios de la economía clásica se encuentra en el camino de nada mejor".30 Tanto Keynes y Beveridge subrayan que no es necesario que los programas de obras públicas que propugnan como una cura para el desempleo producir cualquier cosa de valor. Beveridge, en su programa de "pleno empleo", proclama rotundamente la doctrina que la utilidad de la obra es un asunto menor, y cuando carezca de otro empleo sugiere cavando agujeros y llenando les nuevamente.31 Keynes coincide: "obras públicas incluso de dudosa utilidad puede pagar por sí mismos una y otra vez en un desempleo de ofsevere de tiempo".32 Es un triste comentario sobre el estado de los conocimientos económicos doscientos años después de Adam Smith que figuras importantes en la profesión económica pueden avanzar, con toda seriedad, esa contención una absurdo como esta afirmación que podemos hacer nosotros mismos próspera por el gasto de nuestro tiempo y esfuerzo en tareas inútiles. Los economistas son más propensos a bewail el "analfabetismo económico" del público en general que los hacen dispuestos en muchos casos a aceptar las recetas que se entregaron a ellos por las "autoridades" económicas y plena a justicia a todos, debe ser reconocido que en muchos casos el público sería well–advised a prestar más atención a los economistas. Sin embargo, en relación con muchos otros temas, como la cuestión del trabajo inútil, es decididamente afortunado para la nación que los legisladores y el público escuchan para el sentido común ordinario, en lugar de Keynes y sus discípulos. Los economistas y la nación que están tratando de servir sería mejores si la profesión económica se utilicen más simples conceptos económicos como la de una economía Crusoe, en lugar de ridiculizar y el menosprecio del estudio de estas situaciones simples. Una explicación de estos conceptos simples sería mucho más probable que sea comprensible para el profano ordinario, y el público en general podría ser mucho más inclinado a aceptar las recomendaciones de los economistas si estaban establecidos en estos términos. Si Keynes, por ejemplo, fueron capaces de mostrar cómo Crusoe podría hacerse más cómodo y próspero invirtiendo su tiempo haciendo trabajo inútil, resultaría mucho más fácil de convencer al público de la validez de sus afirmaciones con respecto a las virtudes de la pirámide de construcción por la sociedad moderna. Por otro lado, si la práctica general de su profesión como requerir para estudiar la aplicabilidad de sus teorías para una economía Crusoe antes de dar a conocerlos, habría menos probabilidad de su sacar cualquier idea tan fantástico. No puede ser demasiado destacó que cualquier beneficio económico que obtenemos de cualquier trabajo que hacer, públicas o privadas, se limita exclusivamente al valor del producto. No hay ningún beneficio a cualquier otro segmento de la economía. Si realizamos un proyecto de obras públicas, simplemente compramos ese proyecto, al igual que compramos nada. Si construimos pirámides, como sugirió Keynes, estamos comprando pirámides. Pagamos un precio determinado, y para ello tenemos el producto, la pirámide o cualquiera que sea. Si este producto tiene poco o ningún valor para nosotros, simplemente nos hemos perdido todo lo que ponemos en él. La impresión generalizada de que poner hombres para trabajar en proyectos públicos "aumenta el poder adquisitivo" y

mejora de las condiciones generales de negocios es un engaño: una desilusión muy costosa. El importe total del poder adquisitivo pagada a los que suministran el trabajo y el capital para un proyecto público tiene que comprar (es decir, pagar) que proyectarse y no hay nada para comprar cualquier cosa. Además, es preciso reconocer que mientras la nación como un todo gana una pirámide, si los trabajadores que de lo contrario estaría inactivos se asignan a la pirámide de edificio, la capacidad de los trabajadores empleados regularmente y otros destinatarios de los ingresos normales para comprar bienes de consumo se reduce por la diferencia entre el costo de la pirámide y el costo de mantener la Workers.in ociosidad. El contribuyente debe aceptar simplemente su interés en la pirámide en lugar de los bienes de consumo que de lo contrario sería capaz de comprar. Para que exista ningún beneficio a los contribuyentes por crear empleo para quienes estarían inactivos, el empleo debe ser self–supporting; es decir, los valores negociables que produjo al menos deben ser acordes con el costo neto. ERROR Nº 9: "Obtener dinero en circulación" mejora las condiciones de negocio y crea empleo. Se trata de la forma cruda de la teoría de multiplicador, un formulario en el que es doblemente peligroso porque es tan vaga que puede aplicarse a casi cualquier tipo de charlatanería económica, que van desde "Inútil empleo" de Beveridge y "Desmedido gasto Keynes" a esos absurdos económicos como crédito Social y el Plan de Townsend. Los empleados en el trabajo inútil, sostiene a Beveridge, dará empleo a otros "a través de lo que ganan y pasan". La idea básica detrás de esta declaración es absolutamente falsa. Si los hombres que de lo contrario estaría inactivos se dan empleo en trabajo inútil y son pagados con fondos del Gobierno, el resultado económico sólo es que quienes trabajan regularmente se ven obligados a compartir sus ganancias con los antiguos desempleados. El total de ingresos real, el valor de los productos útiles, no cambia en absoluto; simplemente está dividido en acciones más y más pequeñas. Un trabajo es mantener sólo si produce comercializables valores al menos iguales a la indemnización pagan a los trabajadores. Cada vez crear puestos de trabajo que no son que uno mismo mantener, el ingreso de los miembros regularmente empleados de la comunidad tiene que reducirse para compensar la diferencia entre los valores producidos y la cantidad que se pagan a los trabajadores. No hay ninguna magia por que la deficiencia puede cumplirse en cualquier otra forma. Simple sentido común ordinario nos dirá mucho, y un estudio más detallado y exhaustivo del sistema económico no se nada pero confirmarla. Todos los programas de subsidio de consumidores que pretenden impulsar la economía por los pagos de los ancianos, a los indigentes, a algún otro grupo especial o a la población en general, de los fondos del Gobierno, tienen exactamente la misma posición económica. Estos planes para "conseguir el dinero en circulación" crear nada, y dado que "algo para nada" es un engaño, cualquier ganancias benefician a los beneficiarios de los subsidios debe venir de los bolsillos de los otros miembros de la comunidad. Todo lo que realizar este tipo de programas es transferir el poder adquisitivo de un grupo de consumidores a otro. No tienen ningún efecto, favorable o de lo contrario, sobre el funcionamiento general

de la economía. ERROR Nº 10: Salarios elevados aumentan el poder de compra de los consumidores y por lo tanto, aumentan el empleo. Una de las características sorprendentes de pensamiento con respecto al empleo de present–day es que una gran proporción de las ideas más ampliamente aceptadas no son simplemente incompleta o sujeto a errores menores; están completamente y totalmente equivocados. Ninguno de los conceptos tratados hasta ahora en este capítulo es incluso parcialmente correcta. No tiene ninguna validez. Lo mismo puede decirse de este error número 10, y aquí una vez más, ha habido un error casi increíble mirar los hechos que demuestran claramente que la creencia predominante es insostenible. La más evidente y más absolutamente concluyente de estos hechos son que esta supuesta método cada vez más poder y empleo no funciona cuando se utiliza deliberadamente con el finde comprar. Hay probablemente ningún país del mundo donde esto no ha sido probado y otra vez. Si los salarios elevados fueron la respuesta a los principales problemas económicos, estos problemas no debería durar mucho; aumentar salarios es uno de los más fácil, más populares y más comúnmente invocado de todas las medidas que son empleadas por las Naciones Unidas en sus intentos para salir de la difiiculties económica de un tipo u otro. Pero el resultado es siempre la inflación, no más poder de compra. Y, por supuesto, no podía ser otra cosa. El poder de compra de una nación, en términos reales, es igual a su producción, y el salario de dinero simplemente establece la relación entre el poder adquisitivo de dinero y el poder adquisitivo real. Cambiar esta relación mediante el aumento de los salarios no altera el poder adquisitivo real en lo más mínimo. Es cierto que esto no es error de un economistas; es un error popular, que es más agresivamente promovida por los sindicatos, cuyos miembros definitivamente beneficiarse, a expensas de los demás trabajadores, si sus salarios pueden ser planteados anteriormente y superior a los demás. Algunos economistas present–day, aparte de los de las órdenes de los sindicatos, cualquier apoyo a la opinión popular que es el alto nivel de vida en los Estados Unidos debido al alto nivel de los salarios. Quien ha dado al tema incluso una cantidad mínima de cuidadoso estudio da cuenta de que es una alta tasa de productividad que posibilita un alto nivel de vida, no un salario alto dinero. Pero los economistas no son capaces de realizar su función de enderezar a la Vans warped pensando sobre este tema, porque las teorías económicas a que suscriban no puedan entender sólo un cambio en dinero salarios tasas does a la economía en general. "Las consecuencias del cambio de salario general siguen estando entre las más controvertidas y menos entienden temas de economía,33 admite a Lloyd G. Reynolds. En la primera edición de su libro de texto popular, Paul Samuelson también formuló una declaración reveladora sobre este tema:
La teoría sólo formalmente satisfactoria de determinación de precios de factor de la economía en su conjunto es uno de "equilibrio general", en el que hay una interacción simultánea de los suministros y las demandas de magnitudes económicas todos en condiciones de competencia perfecta o imperfecta según sea el caso. Por desgracia, es poco lo que puede decirse sobre este problema de la oferta y la demanda general que es muy útil en la comprensión de la distribución

del ingreso.34 Estas palabras no sólo admiten la incapacidad para comprender la situación salarial sino también, bastante involuntariamente, revelar el motivo de esta incapacidad. Samuelson caracteriza la determinación de "factor precio", incluyendo salarios, como un "problema de la oferta y la demanda". Este es otro de los graves errores en present–day económica pensado, un error que fue señalado específicamente por Keynes, pero persiste, aparentemente tan ampliamente aceptada como nunca. Como Keynes demostró en su análisis, la determinación del nivel salarial real es no un suministro y el problema de la demanda, y no puede resolverse por métodos de la oferta y la demanda. Promedio de los salarios real en cualquier conjunto de condiciones económicas dependen exclusivamente de eficiencia productiva, y no pueden ser modificados por cualquier cambio en los salarios. Esto significa que el verdadero precio del trabajo no se puede cambiar por cualquier manipulación de la tasa del salario de dinero y es reconocido por todo lo que a menos que el precio puede variar, consideraciones de oferta y la demanda no son aplicables. No hay ningún expediente, Keynes insistió (correctamente), que trabajo como un todo puede cambiar su salario real "haciendo ofertas revisadas dinero con los empresarios".35

ERROR Nº 11: Comercio exterior es una fuente de empleo productivo. Si el comercio exterior se lleva a cabo sobre una base "incluso intercambiar", sin cualquier saldo residual de comercio una forma u otra, es una actividad rentable para todas las partes interesadas, pero no es un productor de trabajo. Por el contrario, los logros alcanzados mediante el intercambio de productos que fabricamos eficientemente para otros que pueden producir a menor costo en tierras extranjeras nos permiten mantener el mismo nivel de vida con menos mano de obra, si decidimos aprovechar de esta manera. Si mantenemos una so– called "favorable" balanza comercial un exceso de las exportaciones respecto de las importaciones: el comercio exterior crea empleo, pero, a la economía doméstica, es non– productive empleo (inútiles), el equivalente de Beveridge cavar hoyos inútiles. Por supuesto, los beneficiarios extranjeros de los productos de este empleo beneficiarán de ellos y si nuestros ciudadanos deseen donar su trabajo como una forma de "ayuda exterior", reciben cualquier satisfacción puede derivarse de ayudar a sus vecinos, pero el balance "favorable" es una carga para la economía nacional, no es algo beneficioso. ERROR Nº 12: El desempleo es un producto inevitable del ciclo económico. Es cierto que la recesión de cualquier negocio, o no realmente alcanza proporciones de depresión, tiene un efecto negativo sobre el empleo en las condiciones que ahora existen y en una depresión grave la caída en el empleo es catastrófica. Esta reducción en el empleo y en consecuencia en la producción, es la característica más grave de la depresión, lo que ocasiones la angustia generalizada y dificultades que se han colocado depresiones junto a guerras como la mayor de las calamidades nacionales – y esto es sólo natural que debe llegar a considerar como la esencia de la depresión. Pero, de hecho, como se demostrará en las páginas siguientes, la actual fase del ciclo económico es sólo uno de muchos elementos que tienen, o podrían tener un efecto sobre el control factor que determina la cantidad de

desempleo. Por lo tanto, no hay ninguna conexión directa y necesario entre la fase del ciclo económico y la tasa de desempleo. Utilizando las medidas descritas en parte del tipo dos de este pleno empleo de trabajo podría mantenerse incluso en la más severa depresión. ERROR Nº 13: No podemos tener pleno empleo sin algunos inflación. Aquí es una extraña consecuencia de error número 12; doblemente extraño que no sólo es muy poco probable a la luz de la experiencia económica como un todo, pero no puede ser lógicamente se deriva de los locales en que se basa. Sin embargo, es ampliamente aceptado y afirmó libremente de la manera más intransigente. "La lección (de experiencia en los años post–war) es que puede haber pleno empleo sólo a expensas de la estabilidad monetaria y razonable estabilidad monetaria sólo a expensas de algunos desempleo".36 Así lo afirma el resumen de una evaluación del problema que apareció en la edición de octubre de 1966 de la fortuna. Walter Heller expresa la misma idea al afirmar que "no hay ningún way… terrenal para lograr la estabilidad de los precios o a disinflate sin llamar a personas de puestos de trabajo".37 Como se indica en la primera de estas citas, la conclusión de los economistas sobre la existencia de este dilema se basa en estudios empíricos, aunque la interpretación de los resultados de estos estudios ha sido influenciada en gran medida por las teorías económicas de j. M. Keynes. La tendencia predominante es discutir el problema de la "curva de Phillips", una relación empírica entre aumentos de salarios y desempleo formulada por A. w. Phillips de la London School of Economics. "La existencia de curvas de Phillips", dice g. C. Archibald, "en el sentido de las relaciones well–established entre la tasa de cambio de los salarios y el nivel de desempleo, está bastante claro para el período de post–war".38 La curva de Phillips también puede expresarse en forma más significativa de una relación entre el aumento de los precios (inflación) y el desempleo, y curvas modificadas de esta naturaleza pueden encontrarse también en la literatura económica. (Véase, por ejemplo, la curva por Samuelson y Solow en la cuestión de la fortuna mencionados.) Unos investigadores que trabajan con los datos empíricos incluso han ido tan lejos como para obtener un valor numérico específico para la relación entre la tasa de desempleo y la tasa de inflación. Klein y Bodkin, por ejemplo, en un estudio preparado por la Comisión de dinero y del crédito, concluyen que cada personas millones adicionales en los rollos de desempleo reduciría la tasa de inflación por sobre ¾ puntos de índice.39 La identificación de relaciones empíricas de esta naturaleza es una técnica básica en la ciencia, y así derivada de información desempeña un papel importante en la investigación científica. Pero la interpretación de los resultados empíricos, particularmente con respecto a las limitaciones pueden existir en la Generalidad de las relaciones observadas, presenta muchas oportunidades para error e incluso en el campo científico, donde claramente se reconoce el peligro siempre presente de mala interpretacióny se observan las precauciones rigurosas, los investigadores a menudo se llevaron mal camino por calculando mal el significado de los resultados empíricos. Por lo tanto, no es sorprendente, que los economistas, a quien se trata de un campo de actividad, han hecho algunos errores graves

en su interpretación de los resultados de los estudios de empleo. Lo que realmente han demostrado los estudios por Phillips y otros es durante un cierto período de tiempo seleccionado : uno en el que las políticas gubernamentales, relaciones laborales y otras influencias, aparte de las fluctuaciones normales del ciclo económico, lo que podría esperarse que tienen una influencia sobre el empleo, fueron bastante estable, ha habido una relación de carácter inverso entre inflación y desempleo. La conclusión de que está justificada en el plano de los hechos observados es que en algunas circunstancias la inflación tiene un efecto beneiicial sobre el empleo. No hay nada en las observaciones que garantiza las finales, como han hecho los economistas, que se trata de una relación general: uno que tiene buen en todas las circunstancias. La experiencia de los últimos años, en que las altas tasas de desempleo han coexistido con altas tasas de inflación, simplemente subraya lo que debería haber estado en claro desde el principio; es decir, extrapolar una experiencia muy limitada en una relación general es práctica irracional.

La historia muestra la inestabilidad de la Phillips curva contrapartida: si, de hecho, hay que tener en cuenta cualquier trade–of eficaz.40 (George L. Bach)

Las observaciones empíricas proporcionan aún menos justiiication para la opinión prevaleciente de que la inflación es el sólo significa por empleo puede ser aumentado. Obviamente, incapacidad para detectar los efectos de otros factores de empleo durante el período relativamente corto (un período seleccionado deliberadamente debido a la aparente ausencia de algunas de las influencias que pueden haber afectado el empleo en otras ocasiones) incluso no demostrar que no hay factores eran parte dispositiva durante este período. Sólo muestra que el efecto neto de los factores favorables y desfavorables que pueda haber existido no era lo suficientemente grande como para que lo detecte. La evidencia empírica proporciona ninguna garantía de que estos factores, si existen, siempre va ser insignificante en su efecto neto, ni no excluye la posibilidad de que en diferentes condiciones pueden existir todavía otros factores que entran en la situación del empleo.

Además, las conclusiones derivan de la experiencia durante un período en el que empleo le permitió a la deriva con las mareas económicas y no fue sometido a un grado significativo de control deliberado, legítimamente no puede aplicarse a un programa, como la contemplada en este trabajo, en la que se propone crear las condiciones que se traducirá en pleno empleo. Así, a pesar de la afirmación de que se basa en la experiencia, la actual creencia de que el pleno empleo no puede alcanzarse sin inflación es totalmente infundada. El error en este caso no es sacar conclusiones de aire, la práctica que es responsable de discutieron muchos de los errores en este y en el capítulo anterior, pero llegar a conclusiones que son mucho más allá de cualquier cosa apoyará las pruebas. La relación entre la inflación y el empleo y la importancia de J. las teorías de M. Keynes en esta área, se examinará más en la segunda parte, después de

algunas bases teóricas se han sentado en el capítulo VI. ERRORES: Comentarios generales Esta larga lista de errores en el pensamiento actual con respecto al empleo debería ser suficiente, incluso sin las pruebas adicionales de carácter similar que será más tarde en el debate, para confirmar la afirmación anterior de que el pensamiento actual sobre este tema es casi totalmente equivocado. Debe ser reconoció que esa conclusión es difícil de aceptar, a pesar de que las pruebas en su apoyo es simplemente abrumadora. El primer examen, la posibilidad de que un gran por ~ ion de la estructura amplia y detallada de la teoría de empleo laboriosamente erigida por generaciones de economistas competentes y concienzudos podría ser totalmente errónea parece poco creíble. Pero un examen más detenido de los factores involucrados, dando por procesos de peso a las conocidas características del pensamiento humano, hace evidente que ello no sólo es posible, pero inevitable, en las circunstancias que han existido durante el tiempo que se ha desarrollado este sistema de teoría. Debe realizarse que cada error básico en un desarrollo teórico da lugar a una gran muchos errores derivados. Por ejemplo, la mayoría de los temas discutidos en este y en el capítulo anterior, simplemente es variaciones o lógicas consecuencias de dos errores básicos. Por lo tanto, en lugar de decir que una gran parte de la estructura existente de teoría está mal, podemos hacer lo mismo diciendo que las existentes en la estructura de oretical contienen dos graves errores básicos: una declaración más fácilmente aceptable, a pesar de que se trata de lo mismo. Además, hay una muy buena razón por qué podemos esperar encontrar algunos de estos errores en los fundamentos de la teoría existente. El factor clave aquí es la tendencia de ornamentada de la persona humana a creer que él quiere creer y rechazar que es desagradable emocionalmente a él. Una de las razones principales por qué la ciencia física ha progresado mucho más rápido que otros campos de la actividad es que relativamente pocos elementos científicos excitan cualquier reacción emocional importante. Nadie le preocupa mucho, por ejemplo, si "los quarks" existen o no existe, y la cuestión actual de su existencia puede aplicarse sobre una base de open– minded, al menos hasta algunas opiniones definitivas se alcanzan una forma u otra. A partir de este momento, habrá una tendencia por parte de cada investigador individual a aceptar cualquier evidencia confirmando su opinión más fácilmente que cualquier evidencia contra él. En última instancia, cuando una idea logra amplia aceptación, y la opinión de que es correcto se convierte en general, la parcialidad en su favor aumenta hasta el punto donde constituye un obstáculo para seguir avanzando, como puede atestiguar cualquier innovador en el campo científico. Pero siempre y cuando una persona está sesgada a favor de una opinión, simplemente porque es su opinión y no por cualquier apego emocional a las ideas subyacentes, el obstáculo no es insuperable. Sin embargo, en los campos de non–scientific, incluyendo la economía, el factor emocional es dominante. Hombre quiere vivir mejor con menos esfuerzo y por lo tanto tiene un sesgo empotrados hacia cualquier teorías o propuestas que prometen más por menos – la contención que aumentar salarios mejora la situación económica de los

trabajadores, por ejemplo – y una tendencia similar contra todos los intentos para señalar las realidades dolorosas, como el hecho de que los ciudadanos de la nación pueden tener más bienes para disfrutar sólo si se producen esos bienes. En ausencia de cualquier compromiso profesional a presentar conclusiones todos a una prueba adecuada de algún tipo, como el acuerdo con los hechos observados y medidos que es, al menos en principio, exigido por la ciencia física, esta parcialidad en favor de los sueños agradables y contra las duras realidades de la vida económica se extiende a los economistas profesionales como definitivamente que el LEGO ordinario. Pero la economía en su totalidad se basa en el hecho desagradable que hombre debe trabajar para producir lo que él desea disfrutar, y las leyes y los principios por los que se rige la economía, en general, no son más que los detalles de cómo se aplica este edicto. El prejuicio contra la desagradable y desagradable, que el economista comparte con el man– in–thestreet, por lo tanto es un prejuicio contra la realidad económica: una actitud que está obligada a llevar a un gran muchas conclusiones erróneas. No cabe ninguna ocasión para sorpresa, por lo tanto, cuando un análisis científico de la coldblooded de los procesos económicos, como la que llevó a cabo en este trabajo, imds la estructura existente de teoría atravesado con error. En estas circunstancias, este resultado era inevitable. Tratando de evadir el edicto "trabajar o morir de hambre", el decreto que el hombre puede tener lo que quiere en el campo económico sólo si gana, suelen adoptar la forma de más o menos elaborados programas diseñados para obtener algo para nada, y una de las principales tareas que lleva a cabo en el estudio que aquí se informó fue quitar los envoltorios y la ornamentación de las más populares de las teorías actuales y propuestas para la mejora económica y para comprobar que en la parte inferior son nada pero esquemas que intentan eludir el natural de la ley que prohíbe algo para nada por acercarse a su objetivo de manera tortuosa. Sin embargo ingenioso, estos sistemas pueden ser, si toman la forma de subvenciones, manipulación de salario o precio, dispositivos monetarios o conspiradoras económicos más complicados de un tipo u otro, nunca funcionan. El resultado nunca es lo que prometen los autores; siempre es inflación o algunos otros productos indeseables. Nosotros podemos encarnar la situación diciendo que el mayor error de pensamiento económico moderno, la ilusión de que subyace en la mayoría de los errores específicos que se han debatido en los dos últimos capítulos, así como los que se consideran en otras partes en las páginas de este trabajo, es la creencia generalizada y persistente en la realidad de "algo para nada".

CAPÍTULO VI

La teoría científica de empleo
En todo el territorio de origen natural procesa, dispersión de individuos sobre la normal o medio punto sigue alguna función de probabilidad de tipo general y = ke-ax2 Esta expresión particular es una forma de escribir lo que se conoce como la ley de probabilidad normal. Una extraordinaria variedad de fenómenos, incluyendo diversos elementos como la dispersión de tomas dispararon contra un objetivo, distribución de alturas y pesos y errores de medición, se ha encontrado a regirse por la ley normal o sus parientes cercanos, y es evidente que se trata de una relación de aplicación general en relación con las apariciones aleatorias. Uno de los hechos fundamentales de la economía es una variación de carácter aleatorio en la eficiencia de las unidades de producción individuales. Muchos factores contribuyen a este resultado. Algunas unidades tienen mejor equipo para trabajar con, algunos tienen ubicaciones más favorables, algunos tienen una oferta laboral más competente para extraer, algunos tienen acceso a mejores o más abundantes materias primas y por encima de todo, algunos tienen el beneficio del personal de gestión y control más competente. El último factor solo sería suficiente para asegurar una distribución amplia de eficiencia, dado que las habilidades humanas en cualquier campo son extremadamente variables –nature no atención alguna a la máxima de que "todos los hombres son iguales". Podemos estar seguros, por lo tanto, que se distribuirá la eficiencia de las unidades de producción en un rango sustancial, de conformidad con una función de probabilidad que se asemeja a la ley de probabilidad normal; es decir, una gran proporción del total ocuparán posiciones en las proximidades de la media, con los porcentajes de caer bruscamente en ambas direcciones, por lo que hay muchos que son moderadamente por encima o moderadamente por debajo del promedio, pero relativamente pocos que son mucho más arriba o más abajo. Si representamos la producción total de bienes en una economía de self–contained por V, la producción promedio por trabajador es V/n, donde n símbolo denota el número equivalente de los trabajadores de tiempo completo. En caso de que todos los productores fueron igualmente eficientes en la creación de valores, la producción promedio por trabajador en cada unidad de producción también sería V/n. Pero dado que todos los productores no son igualmente eficaces, la producción real promedio por trabajador en cada unidad de producción individual es kV/n, donde k es un factor que representa la eficacia relativa de producción. Al rendimiento promedio este factor k es igual a la unidad. La distribución de eficiencia productiva entre los trabajadores individuales o los productores individuales no está dentro de nuestro control. Pertenece a ese grupo importante de fenómenos que se rige por las leyes naturales fuera del alcance de interferencia humana. No sigue, sin embargo, que estos fenómenos están fuera de nuestro campo de conocimiento. Por el contrario, muchos de los elementos aparentemente casual e imprevisibles que componen el mundo como lo encontramos son, en realidad, precisa evaluación matemática, mientras lidiar con las características de un grupo y no se debe intentar tratar a individuos por separado. En el presente caso, sabemos que el factor k es

variable. No necesitamos saber los valores exactos aplicables a los diferentes productores. Todo lo que es de interés para nosotros, a los efectos, es que estos valores siguen una relación de probabilidad, y la distribución de los valores es esencialmente independiente del nivel absoluto de productividad. Por lo tanto será no ser materialmente alteró por cualquier cambio que pueda tener lugar debido a una mejora general en conocimiento de la teehnological. Esa mejora sólo empuja hacia la curva de distribución todo arriba sin cambiar su forma general. Por lo tanto, nos podemos establecido como el primer principio entrar en la situación de empleo: PRINCIPIO I: Hay una variación sustancial e inevitable en la eficiencia productiva de las unidades productoras individuales. La cantidad kV/n no es sólo la producción promedio por trabajador en la unidad individual. Cuando se expresa en términos monetarios también representa el importe por trabajador empleado que está disponible para el productor para sufragar los gastos de producción. Pero en nuestra organización económica moderna, no hay ninguna garantía de que esto será suficiente para sufragar el costo de producción mínima. La mayoría de los componentes de este coste se determina por consideraciones que no tienen relación con los valores reales producidos por la empresa individual. Los impuestos son en gran medida inflexible, la excepción sólo pendiente de impuestos sobre ingresos netos. El interés es como inmuebles como un acantilado de granito. Los alquileres son lo mismo. Los salarios fueron un poco flexible en días anteriores, pero la estructura salarial es cada vez más rígida por acciones legales y las presiones de los sindicatos. Sólo beneficios son libres para acomodar a los ingresos de la empresa. La suma de los elementos fijos establece un precio mínimo de producción (costo) que el productor debe estar dispuesto a reunirse para permanecer en el negocio. La única forma que puede cumplirse es a través de la creación de valores suficientes por la ley de producción (a menos que la empresa es subvencionada). La producción kV/n, por tanto, debe ser lo suficientemente alta como para igualar el precio mínimo de producción, de lo contrario el negocio falla. En términos matemáticos, el factor k no debe caer por debajo de un límite fijo que en adelante llamaremos el límite mínimo de productividad, o el límite de la supervivencia. PRINCIPIO II: Los componentes fijos de precio productian establecen un límite mínimo de productividad (límite de supervivencia) por debajo del cual los productores no pueden continuar la operación. Pero esto es todo lo que hemos estado buscando: una explicación de la existencia del desempleo. Hemos encontrado que hay una cantidad prácticamente ilimitada de trabajo por hacer, y por lo tanto hay innumerables empleos potenciales disponibles; más empleos potenciales que son potenciales trabajadores. Sin embargo, algo, mantiene estos empleos potenciales se conviertan en puestos de trabajo reales. Algún factor poderoso e implacable recurso un veto y obliga a millones de trabajadores en la ociosidad mientras permanece deshacer una cantidad incalculable de trabajo útil. Obviamente debemos desenmascarar a este tirano sombría y aprender su naturaleza antes de que podemos emprender el desarrollo de medidas correctivas en forma inteligente. La respuesta se destaca en negrita socorro sólo en cuanto empezamos teniendo en cuenta el problema de una manera ordenada y sin prejuicios. Empleo no está relacionada con el nivel de salario, o la "propensión al

consumo" o la "madurez" del sistema económico, o la tasa de interés, o el actual nivel de inversión, o la actividad de las manchas solares. Es una función de límite de la supervivencia. Cuanto mayor sea el límite de la supervivencia, más difícil es para que empresas comerciales satisfacer los requisitos mínimos de funcionamiento continuo y las empresas más que no cumplan estos requisitos y cerrar sus puertas, mayor será el desempleo. PRINCIPIO III: Volumen de empleo y la eficiencia de la producción, en igualdad de condiciones, son funciones del límite de la supervivencia. Esta es la respuesta para el mayor enigma de la situación de empleo todo: por qué no hay suficientes empleos cuando básica incluso las necesidades siguen siendo uniilled. La cantidad de trabajo potencial ni el número de trabajadores potenciales afecta la tasa de desempleo. PRINCIPIO IV: El porcentaje de desempleo es independiente del tamaño de la fuerza laboral. Si el límite de la supervivencia es suficientemente bajo, todos los solicitantes de empleo pueden tener trabajo independientemente del número total de trabajadores afectados. Si el límite es demasiado alto, un determinado porcentaje de los trabajadores será sin empleo no importa cuánto trabajo hay que hacer. Además de los trabajadores a la fuerza laboral no causará desempleo, ni se retiro de trabajadores curarla. El porcentaje de desempleo no está determinado por el tamaño de la fuerza laboral, sino por el nivel en el que se establece el límite de la supervivencia por las políticas sociales y económicas imperantes y la relación de este nivel a la distribución natural de habilidades humanas. Aquí, en estos cuatro principios básicos que han sido declarados es la teoría general de empleo que necesitamos para trazar nuestro camino hacia la meta de una garantía de empleo primaria completa. Las teorías previas, nos encontramos ahora, han estado buscando en la dirección equivocada. Empleo no es una cuestión de salario , visto por los economistas clásicos, o un problema de demanda , como visualizados por los keynesianos, ni es una cuestión de un límite a la cantidad de trabajo por hacer, como sostienen los visionarios de la escuela de "Edad de abundancia". Aparte del fricción desempleo debido a las deficiencias de la Agencia, u organización, (si las hay) que es responsable de conseguir trabajadores en trabajos que están listos y esperando, existe cualquier paro es debido a la exigencia de ilógicamente alta eficiencia que se ha impuesto, bastante involuntariamente, en las unidades de producción individuales como condición para continuar la operación. No podemos tener pleno empleo en las condiciones actuales porque no hay suficientes empresas productoras en operación para suministrar los trabajos necesarios, y no hay suficientes empresas productoras en funcionamiento debido a los requisitos de productividad son demasiado drásticos. El paso esencial que debe tomarse para reducir el desempleo es reducir el límite de la supervivencia. Las medidas basadas en las teorías previas de empleo han sido, o podrían ser, eficaz en la medida en que ellos lograr dicha reducción. En algunas condiciones especiales, una reducción de los salarios se aumentar el empleo, o al menos evitar una disminución amenazada, como sostenía por los partidarios de la economía clásica, porque en estas circunstancias particulares una reducción salarial tiene el efecto de reducir el límite de la supervivencia. Sin embargo, aparte de estas situaciones especiales, reducciones salariales no tienen ningún efecto sobre el límite de la supervivencia, y en consecuencia no son, como norma general, un remedio para el desempleo. Del mismo modo, programa de

Keynes de aumentar el empleo por medio de una adición inflacionaria a la demanda de bienes conseguirá su propósito en cierta medida limitada en las condiciones apropiadas, porque en estas condiciones la inflación reduce el límite de la supervivencia. Pero una vez que nos damos cuenta de que es la reducción del límite de la supervivencia que produce el resultado deseado, y que la incorporación a la demanda es sólo un medio para este fin, resulta claro que el programa keynesiano de sustitución de inflación para el desempleo es ni adecuado ni deseable. Cuando sabemos que sólo es necesario proceder con la formulación de las medidas que se logran los resultados deseados directamente, en lugar de tener que depender de una característica incidental de algún programa dirigirse contra un objetivo principal diferente. La ironía de la situación actual es que el ogro que nos ha sometido a la privación y sufrimiento que acompañan el desempleo es una criatura de nuestra propia creación. Por congelación interés, alquileres, salarios y otros componentes del precio de producción inadvertidamente hemos establecido un límite de excesivamente alta eficiencia, y siempre que un productor no cumple este requisito estricta, liquidar su negocio y matar a los puestos de trabajo que presta. En nuestros esfuerzos ciegos para remediar esta situación, sólo hemos hecho cuestiones peor mediante la adopción de medidas tales como el gasto, mayores salarios mínimos, aumento del Gobierno y más amplia aplicación del salario Unión escalas, que, a menos que acompañada de las necesarias acciones contrapeso, unidad simplemente el límite de la supervivencia aún mayor. Es esencial tener en cuenta que esto es meramente una cuestión de la relación de la eficiencia de los productores individuales a la media general; Esto significa que el nivel general de los costos de producción es demasiado alto. Si esto fuera cierto, todos los productores podrían subir los precios de mercado y restablecer el equilibrio entre ingresos y gastos. Pero el productor cuyos ingresos procedentes de sus productos está por debajo del límite de la supervivencia no puede aumentar sus precios para superar este inconveniente; hacerlo sería simplemente impulsar su negocio en manos de sus competidores. Su única oportunidad es aumentar su eficiencia productiva para que sus ingresos se eleva por encima del límite. De lo contrario debe renunciar a la lucha. Tampoco podemos mejorar la situación por elevar el nivel general de eficiencia a través de mejoras en la tecnología, o por otros medios. Como ya se ha señalado, un aumento de este tipo no cambiaría la distribución de las eficiencias y desde el límite de la supervivencia está relacionada con el rendimiento promedio y no la eficacia absoluta, la posición de cada productor con el límite de la supervivencia se mantendría sin cambios. Nosotros no podemos alterar el hecho de que varían de capacidades humanas, y por lo tanto no podemos establecer límites de eficiencia basados en el promedio general sin correr el riesgo de establecer estos límites demasiado altos y por lo que a algunos productores del negocio cuando los necesitamos para mantener a los trabajadores. El primer examen, puede parecer que la respuesta a este problema sería reemplazar las empresas liquidadas con otros que podrían utilizar el mismo trabajo y el capital más eficientemente. Pero hay obstáculos insuperables en el camino de una solución. Las empresas que no se pueden expandir para absorber a los trabajadores desplazados porque el tamaño de las unidades de producción individual es limitado por otros factores, y es difícil organizar eficientes nuevas empresas en los números necesarios. En años recientes fallos de negocios han promediado aproximadamente 15.000 al año, y esta no es la medida completa del problema, como más de cien mil empresas dejaron de funcionar cada año, y

sin duda insuficientes ingresos fueron responsables de una gran proporción de estos abandonos. Sólo mantener incluso con estas pérdidas es una tarea formidable. Además, si logramos en reemplazo de los productores de sub–standard con las empresas más eficientes, esto sería todavía no cuidar del problema, porque esta acción en sí mismo podría impulsar el límite de la supervivencia aún mayor: "enfocar la competencia", en el lenguaje del empresario – y obligaría a las empresas adicionales a la quiebra. Reemplazando menos eficiente con unidades más eficientes plantea la productividad promedio por algún factor, aumentarlo de V/n a aV/n. Ya que el factor k es prácticamente afectado por este cambio (si varía en absoluto en estas circunstancias se aumentos), alcanza el límite de la supervivencia de kV/n akV/n. Esto significa que las empresas que fueron justo por encima del límite de la supervivencia originalmente son ahora justo por debajo del límite y deben cerrar sus puertas. Reemplazar estos, a su vez, las empresas más eficientes, si tal se encontró, derribaran aún más de los productores más débiles. Un límite de supervivencia excesivamente alta es una desventaja económica muy grave que no puede ser eludida. Por otro lado, el mayor que podamos mantener el límite de la supervivencia cuanto mayor sea la efiiciency de nuestra organización productiva y las mercancías más que somos capaces de producir por unidad de trabajo empleado. Esto no es especulación o Asunción; es una relación matemática directa. Ya tenemos una distribución fija de eficiencias con, más eliminar de la parte inferior de la lista el mayor levantamos el rendimiento promedio del resto. Si coloca el límite de la supervivencia demasiado bajo que permitimos muchos productores ineficientes para continuar las operaciones cuando por el bien de la Comunidad deberían ser obligados a dar paso a otros que podría hacer un uso más eficaz de la misma mano de obra y capitales instalaciones. Existe la condición óptima cuando el sur ~ val límite es sólo lo suficientemente bajo para que se pueden encontrar trabajo alternativo de alguien cuyo trabajo se pierde debido a la incapacidad de su einployer para cumplir los requisitos mínimos de productividad. Establecer cualquier menor sacrificaría producción debido a la ineficiencia; poniendo mayor perdería la producción por el desempleo. PRINCIPIO V: El límite de la supervivencia óptima es el más alto nivel en el que puede mantenerse empleo completo principal. Ahora podemos ver por qué es que el paro ha sido un subproducto de nuestra economía industrial moderna, y por qué existe junto con el más alto grado de eficiencia tecnológica y de gestión. Mientras producción corre principalmente por la self–employed, cuando los agricultores producen las materias primas, el carnicero, el panadero y el fabricante de velas preparan para su uso, y el pequeño comerciante distribuye los productos terminados a los consumidores, el límite de la supervivencia es bajo. Sólo los impuestos, renta y el interés en una cantidad relativamente pequeña de capital prestado se fijan elementos del precio de producción. El trabajador debe tener suficiente para vivir, pero aparte de esta calificación, los salarios, el tema preponderante en el costo total son libres para ajustarse a las condiciones del mercado. El Zapatero, en su calidad de un obrero, nevertells a sí mismo, en su calidad de productor, que cerrará a la tienda con un piquete antes de que aceptará nada bajo la Unión escalar. Él puede satisfacer dificultades cuando las condiciones son adversas, pero no el desempleo. Pero de la actualidad, no reconociendo los principios fundamentales que participan, ir alegremente en nuestro camino para elevar el límite de la supervivencia más altos por una

medida tras otro. Aumentamos el uso de capital en nuestras actividades productivas y financiar a nuestras empresas por bonos cada vez más, el más inflexibles de todos los instrumentos de crédito; establecemos escalas salariales en los establecimientos más eficientes y prósperos y que obligar a los productores más débiles para ajustarse, seguimos imponer más y mayores impuestos de negocios; pasamos leyes de salario mínimo en la fatua creencia que estamos colocando un "piso" bajo poder adquisitivo. Entonces cuando todas estas acciones han planteado el límite de la supervivencia hasta el punto donde una proporción sustancial de nuestras empresas se han visto obligados a cerrar sus puertas, y sus ex empleados están caminando por las calles, limitar el clímax empujando el límite hasta aún más a través de impuestos adicionales a fin de que nos podemos recaudar dinero para mantener la estas víctimas de nuestros errores ocupado en rastrillar hojas. Y cuando esto obtiene el resultado inevitable de llevándonos de mal en peor, las soluciones estándar que se proponen son nuevos aumentos en las tasas de salario mínimo, más ayuda a los sindicatos en la aplicación de escalas de salarios rígidas, aún mayores impuestos de negocioy más y mejores programas de rastrillar hojas. El efecto del aumento que ha tenido lugar en el límite de la supervivencia en las últimas décadas se destaca claramente cuando se examinan las estadísticas de negocio para este período. Además de las expansiones y recesiones de épocas anteriores, ahora tenemos problemas crónicos de carácter diferente pero relacionado. Expansiones y recesiones debido a la influencia de los depósitos de dinero y del crédito en la secuencia de poder adquisitivo son coherentes en sus efectos sobre los diversos segmentos de la economía. En un auge de todos los grupos son prósperos; todos compartimos las pérdidas en una recesión. Cuando es negocio en auge de empleo es un pico, salarios son altos, ganancias sustanciales de las principales empresas y los productores menos eficientes al menos consiguen que ambos extremos satisfacer. En una depresión se revierte la situación. Empleo es baja, los salarios caída hasta cierto punto, incluso que las empresas más fuertes y más eficientes ver sus ganancias disminuyendo lejos y las preocupaciones más débiles caigan en el olvido. Pero nos frecuentemente no encontramos en una situación en que no hay ningún patrón consistente en todo. Justo antes de la Segunda Guerra Mundial, por ejemplo, no estábamos "buenos tiempos" o "malos tiempos" o cualquier reconocible etapa intermedia entre los dos. En realidad hubo prosperidad para algunos y depresión para otros. El trabajador que fue realmente empleados los tiempos eran buenos, sus salarios eran mayores que nunca, pero para los ocho millones que estaban sin empleo la depresión se encontraba todavía en pleno florecimiento. El visiblemente bien administrado gigantes del mundo empresarial: General Motors, General Electric, Woolworth, etc. – y sus contrapartes más pequeños en todos los rincones de la nación disfrutan de un volumen récord de negocios y había ganado proøits a la par con las del año auge de 1929. Pero al mismo tiempo las cosas era rocosa de la nueva empresa, la preocupación insuficientemente financiada y la empresa cuya gestión no fue hasta el promedio general. Como resultado, las estadísticas vitales del negocio indica una tendencia malsana: tasa de mortalidad es alta y nacimientos de nuevas empresas fueron inferior a lo normal. El principio del límite de la supervivencia proporciona una explicación a esta aparente anomalía. En una depresión de la caída del precio del nivel y la consiguiente disminución de ingresos por la venta de bienes afecta a todos los productores, grandes o pequeños, eficientes o ineficientes. Buenas ganancias se reducen a las pobres ganancias pobres

ganancias se reducen a las pérdidas y las pérdidas se convierten en quiebras. Pero una situación creada por un límite de supervivencia excesivamente alta es muy diferente de una depresión. Un aumento en el límite de la supervivencia no significa nada a las preocupaciones más eficaces; afecta sólo a aquellos cuyos ingresos son sustancialmente por debajo del promedio. La empresa superior no es perturbada cuando los salarios se establecen sobre la base de las condiciones existentes en las empresas más prósperas y, a continuación, por la fuerza aplicada a la industria en su conjunto. Es sólo aquellos en circunstancias menos afortunados que sufren. Tal vez la situación de estos productores particulares no puede despertar de simpatía generalizada. Después de todo, entraron en negocios sabiendo que hay riesgos involucrados, y sus dificultades son, al menos en parte, a cargo de sus propias deficiencias. Pero la cuestión que estamos debatiendo no es una cuestión de ser indulgente con estos productores menos eficientes; nuestra preocupación es con el funcionamiento general de la economía. Si nos solidarizamos con los rezagados o no, debemos tomar algunas medidas para mantener una cierta proporción de ellas en negocios si queremos tener pleno empleo. No podemos liquidar a los productores y aún tienen los puestos de trabajo. Una característica preocupante de la situación actual es que desde que la fuerte tendencia hacia la mayor rigidez de la estructura de precios de producción puso en marcha durante la depresión de 1930, el aumento en el límite de la supervivencia ha sido ocultado por una inflación casi continua. Tan pronto como el efecto inflacionario de una guerra comenzó a disminuir en cierta medida, entramos en otra. A menos que se tomen algunas medidas correctoras, por lo tanto, no es improbable que la plena vigencia de los cambios que han tenido lugar durante los últimos cuarenta años huelga repentinamente cuando se produce algún dislocación económica. Obviamente, el momento de tomar algunas medidas eficaces es ahora, cuando estamos obteniendo lo que equivale a una severa advertencia, antes de entrar en problemas muy graves. Debe invertirse la tendencia hacia una vez límite de supervivencia. En vista de la relación directa entre el límite de la supervivencia y la eficiencia productiva, la completa abolición del límite es deseable. Lo que queremos es el pleno empleo en la máxima productividad. No hay Sonida razón por qué deberíamos estar dispuestos a conformarse con algo menos. Para alcanzar este objetivo debemos diseñar un programa mediante el cual sólo la cantidad correcta de flexibilidad puede introducirse en la estructura de precios de producción; es decir, debemos mantener el límite de la supervivencia en o cerca de la óptima. Debemos superar nuestras dificultades presentes modificando este límite en la medida necesaria para evitar que el desempleo, no por la abolición total y perder la enorme superioridad productiva que caracteriza el sistema estadounidense actual. Tomar el camino de menor resistencia, el socialista solución del problema del empleo, cayendo el límite de la supervivencia a cero, es simplemente la aceptación de la derrota en la batalla por el nivel de vida más alto posible. La característica esencial del sistema empresarial individual es que cada empresa productora debe pararse sobre sus propios pies. Cada productor bajo este sistema debe generar suficientes valores a pagar los salarios, impuestos generales y todos los costos de capitales excepto ganancias. Los beneficios (y, por consiguiente, los impuestos sobre la renta) puede bajar a cero, pero a menos que los costos restantes pueden cumplirse de ingreso actual o de las reservas de ingresos anteriores, la empresa se produce un error. Rentas, intereses y otros gastos de capital (excepto ganancias) son casi imposibles de

modificar, en las condiciones actuales. Los impuestos, con la excepción de los aplicables a los ingresos netos, también se fijan elementos; Hay un aforismo ornamentada que clasifica los impuestos junto con la muerte como las última sólo certezas de la existencia humana. Fuera de esa flexibilidad como pueden existir en los salarios, el productor no tiene ningún margen salvo que proiits y los impuestos sobre la renta. Donde los salarios son inflexibles, el límite de la supervivencia es igual al promedio de productividad menos estos dos temas. Teniendo en cuenta las ineludibles y grandes variaciones en la capacidad humana, así como los muchos otros factores variables que entran en la productividad relativa, el margen es muy pequeño, y la experiencia demuestra que definitivamente no es suficiente asegurar el pleno empleo. Ahora veamos la conveniencia de reducir el límite de la supervivencia hasta el punto donde lo suficiente de las empresas marginales podrá seguir operando para proporcionar empleo para toda la fuerza laboral. ¿Hasta dónde podemos ir y qué repercusiones se encontrarán? Por lo que respecta a la economía en general, cualquier producción útil que puede obtenerse de los trabajadores que estarían desempleados es una adición a la renta comunitaria total, independientemente de la cantidad pagada en los salarios. Pero en la práctica, es necesario considerar la reacción de las personas que trabajan regularmente y tendría que pagar los billetes, así como a preguntarnos si esta es la mejor que podemos hacer. Si ponemos a los desempleados en el trabajo de bajo valor y pagar salarios razonables, reducir la proporción de la producción nacional que va a los trabajadores con regularidad, ya que tendrán que hacer la diferencia entre los salarios pagados y valores creados. Dicho programa será muy desagradable para los que la carga, y difícilmente puede considerarse como una solución satisfactoria del problema del empleo. No sigue, sin embargo, que no es necesario realizar para superar esta objeción un productivo efiiciency por encima del límite de supervivencia existente. Por el contrario, todas las empresas de well–managed reconocen que cuando el comercio es sordo y negocios que ganarán un beneficio normal no está disponible, en lugar de cerrada de parte o la totalidad de las instalaciones paga a buscar algo que hará al menos un poco mejor que tener cuidado de los costos directos. Los gastos fijos y gran parte de los gastos generales van la misma si la planta Opera o no, y es buena política para ganar un poco hacia estos costos más que nada en absoluto. Los productores de sub–standard tener a la misma relación con la economía en general que hace de este tipo de emergencia de negocios a los productores individuales. En lugar de permitir que los trabajadores esté inactivo cuando no hay puestos de trabajo en plena productividad, es rentable a todos los interesados, el trabajador, el productor y regularmente empleado público – para permitir que algunos productores de sub–standard para continuar operando y proporcionar puestos de trabajo mientras cumplen la directa cuesta (salarios), aunque contribuyen poco o nada hacia la comunidad "sobrecarga" cuesta: impuestos y costos de capital. La cantidad relativa de other–than–labor costo varía mucho de un sector a otro y entre las empresas individuales, pero una revisión de las estadísticas disponibles indica que normalmente es hacia arriba de veinticinco por ciento de los pagos de salarios directos. El productor, si deja a sus propios recursos, no puede emplear mano de obra que es meramente personal de apoyo. Sus empleados deben ser capaces de producir, con las instalaciones y la supervisión que es capaz de suministrar, en algún lugar en el barrio de mercancías de veinticinco por ciento más que el equivalente a su salario justo para poder romper incluso. Pero para la comunidad en general todos los gastos distintos de los salarios

son "sobrecarga"; es decir, empresas que fallan y no pueden reemplazarse pagan ningún alquiler, sin intereses y sin impuestos, y cuando la economía en general no exacta plenamente veinticinco por ciento sobrecarga cobrar pagará el 20%, o el diez por ciento, o ninguna carga adicional, en lugar de forzar a los trabajadores a la ociosidad y todavía no sale nada. Incluso algunos de la mano de obra propia costo es realmente el equivalente de un cargo "fijo" contra la economía en general. Debemos permitir que el trabajador lo suficiente vivir si lo encontramos un trabajo o no. Es seguro, por lo tanto, decir que cualquier programa de trabajo auxiliar diseñado para cuidar de aquellos para los que somos incapaces de encontrar empleo normal es buena si crea valores negociables igual a la diferencia entre los salarios pagados y la suma que será necesaria mantener el trabajador de bienestar o de compensación por desempleo. Cuanto más cerca los valores acercan los creados por empleo normal bajo las normas de productividad prevalece el mayores beneficio que se acumula a la economía en su conjunto. Expresando lo anterior en términos numéricos, una reducción de aproximadamente el cincuenta por ciento en el límite de la supervivencia nos dará puestos de trabajo adicionales que son menos costosas para la población ocupada regularmente que el mantenimiento de los trabajadores desempleados en la ociosidad, pero si podemos mantener la reducción por ciento veinticinco que tenemos puestos auxiliares que son totalmente self–supporting. La siguiente pregunta que, naturalmente, se plantea es si el número potencial de self– supporting puestos de trabajo adecuado para satisfacer las necesidades. Para llegar a una respuesta a esta pregunta será necesario establecer la naturaleza matemática de la relación entre el límite de la supervivencia y el número de empleos potenciales. Quienes no están familiarizados con el tratamiento matemático pueden ser escépticos sobre la viabilidad de la identificación de las cantidades que realmente no existen por el momento, pero esto es algo habitual. En este caso requiere nada más que un proceso de interpolación. Es cierto que los cálculos no tendrá ningún alto grado de precisión, pero esto no es debido a una falta de precisión en el método; es consecuencia de la insuficiencia de las estadísticas de las empresas que están disponibles. En realidad, sin embargo, no requieren gran precisión. No necesitamos una respuesta que es correcta para el último punto decimal. Todos queremos saber en este momento es si una veinticinco por ciento de reducción en el límite de la supervivencia nos dará sólo un pequeño aumento del número de empleos disponibles, o nos dará un aumento relativamente grande aproximar el cambio proporcional en el límite de la supervivencia misma. Sabemos de registros de negocios que la cantidad de trabajo extremadamente rentable, el tipo que producirá bienes por valor de cinco o diez veces la mano de obra cuesta, nos dicen, es muy limitada. La cantidad de trabajo que producirá valores iguales a dos o tres veces el costo de mano de obra es mucho mayor y como hemos llegado todavía más abajo la escala el trabajo disponible aumenta rápidamente, hasta que, como se indica en las figuras anteriormente citado, hay suficiente trabajo produciendo aproximadamente más de 125 por ciento de la mano de obra cuesta cuidar de todos, pero una pequeña fracción de los trabajadores (cuando el desempleo cíclico está ausente). Por debajo del nivel de productividad de 125 por ciento no tenemos ningún dato real, porque las rigideces vigentes impide que la supervivencia de cualquier empresa que cae por debajo de este límite. Tenemos un elemento más de la información, sin embargo, sabemos que hay una cantidad

infinita de trabajo en cero la productividad; es decir, si sólo buscamos algo que hacer sin necesidad de que el esfuerzo de producir cualquier cosa de valor, el campo es ilimitado. Ya que es evidente que la relación volume–productivity es una función continua por debajo del 125 por ciento, así como por encima de él, el hecho de que cada variable acerca a infinito como los otros enfoques cero indica que la curva que representa a la relación entre el requisito de la productividad y el número de empleos disponibles debe aproximarse a una hipérbola. La pendiente de la curva, independientemente de su forma exacta, es de unos 45 grados en el barrio del eje principal. Esto significa que una reducción de 25 por ciento en el límite de la supervivencia provocará un aumento en el número de empleos disponibles que se también se aproximan a 25 por ciento. En la medida en que está disminuyendo la pendiente de la curva, más lejos el límite de la supervivencia se descarta mayor el aumento proporcional en el número de puestos de trabajo que están disponibles. La especial importancia de estas cifras es entre la productividad de 125 por ciento (el límite actual aproximada para la continuidad de las empresas privadas) y 100% (trabajo de apoyo independiente) hay un enorme embalse de empleos potenciales capaz de proporcionar apoyo autoempleo a más de un cuarto de la población activa, si es necesario. El número de empleos automáticas de apoyo que puede ser generado por un programa de reducción selectiva del límite de la supervivencia resulta enormemente de la requiremex: ~ s y un programa de ese tipo pueden sostenerse por sus propios pies sin pedir cualquier contribución de los trabajadores empleados en puestos de trabajo normales. Todo lo necesario para ponerlo en funcionamiento y transformar un superávit de trabajadores en un superávit de puestos de trabajo es hacer arreglos adecuados para eximir de esta especial de empleo, en la medida de lo necesaria, desde el requiøement normal que todo el trabajo privado debe llevar su parte proporcional de los gastos generales de la comunidad: costos de capital y los impuestos. Esta evaluación generales puede aplicarse en aplicación para el empleo adicional sin transferir cualquiera de la carga a otros, como la inactividad laboral no contribuir a los gastos generales en cualquier caso, y es irrelevante si esta exención viene por pereza o como resultado de una concesión especial para el empleo de de lo contrario idle posible de los trabajadores. Se estudiarán los medios prácticos de llevar a cabo esta política en vigor en capítulos XI y XII. Reducción del límite de la supervivencia es el correctivo sólo positivo e ilimitado para el desempleo. Cada persona que está dispuesto y capaz de trabajar puede estar provisto de un trabajo productivo por este medio independientemente de la causa de su inactividad. Incluso si negocios auges y depresiones pueden persistir, un control eficaz del límite de la supervivencia puede evitar cualquier deterioro de la situación del empleo. Ninguna otra medida puede hacerlo en cualquier tipo de un sistema económico, que es matemáticamente imposible crear un sistema que permitirá a los productores a seguir pagando más que llevan. A fin de mantener el pleno empleo, en el sentido verdadero e inequívoco de la palabra "completo", tampoco debemos organizar algún método de modificar el límite de la supervivencia en nuestro sistema actual de empresas individuales, o debemos revertir las ruedas de progreso y recurrir a algún programa subvencionado "trabajo hecho" o a un sistema económico socialista, o bien de que cae el límite a cero, con el acompañamiento inevitable de eficiencia productiva drásticamente reducida. La misma preocupación para mantener la productividad de la economía del más alto nivel posible que lógicamente dicta la elección de la primera de las alternativas que preceden también requiere que restringimos la modificación del límite de la supervivencia al

mínimo, ya que dicha acción implica algunos disminución en la productividad. Por lo tanto, es esencial que proveerse las instalaciones eficaces y eficientes para la colocación de trabajadores en los puestos de trabajo que están disponibles, o pueden ponerse a disposición, en el empleo rentable completamente normal. De lo contrario el límite de la supervivencia tendrá que ser bajado una cantidad adicional para compensar la inefiiciency de la organización de colocación laboral. En el capítulo x se discutirán las medidas adecuadas para la mejora de las políticas actuales en esta área.

CAPÍTULO VII

Empleo de colectivismo
Como ahora stand (en principios de 1976) de desempleo ha permanecido en niveles preocupantemente altos para tanto tiempo que algunas medidas gubernamentales destinadas a corregir esta situación es políticamente esencial. En ausencia de una clara comprensión de la causa del desempleo, como que se desarrolló en este trabajo actual, es el único recurso que se sugiere en círculos gubernamentales y en los medios de comunicación ampliar la aplicación de los dos tipos de acciones que actualmente son considerados como los medios de reducir la cantidad de desempleo sólo disponibles: (1) inflacionaria estimulación de la economía para generar más empleos en el sector privado y público de empleo (2) adicional. De acuerdo con los resultados descritos en el capítulo anterior, estas medidas serán mejorar el empleo en cierta medida porque y sólo porque, que lograr una reducción del límite de la supervivencia, y la medida en que ellos cumplir su objetivo dependerá de la cantidad de esa reducción. La eficacia de un programa de empleo para llegar a su objetivo principal no es, sin embargo, el único punto que debe tenerse en cuenta en la evaluación de los méritos general del programa. La mayoría de los dispositivos de este tipo, incluidos los dos mencionados, involucrar a los costos de un tipo u otro, los costos directos de operación o costos indirectos debido a los efectos desfavorables sobre otros aspectos de la economía. Para una evaluación completa de la conveniencia de dicha acción, por tanto, tenemos que pesan cualquier resultados se obtienen con los costos que participan. Antes de proceder a la identificación de medidas más eficaces y eficientes examinará el programa actual desde este punto de vista general, por lo que tendremos una base para la comparación cuando nos evaluar las nuevas propuestas. En este capítulo se tratará el empleo público, y el capítulo VIII, a continuación, explorará el efecto de la inflación sobre la situación de empleo. Empleo público, tal como se aplica en una economía de empresas individuales, es, por supuesto, una aplicación small–scale de colectivismo: control autoritario sobre empleo y producción. De la relación entre el límite de la supervivencia y el volumen de empleo es fácil de entender por qué los colectivistas pueden prometer el pleno empleo. Esta relación se aplica con la misma fuerza a una economía colectivista, a pesar de la asunción común que el socialismo y otras formas de colectivistas de organización económica se rigen por un conjunto de principios económicos totalmente diferentes de las aplicables al sistema estadounidense de empresas individuales. Como muchos de los conceptos erróneos que han desvirtuado la utilidad de la economía present–day, esta suposición es el resultado del examen inexacto y superficial de los hechos pertinentes. En realidad, los principios básicos para un tipo de organización económica debe ser aplicable a todos los tipos; de lo contrario no sería principios básicos. Hombre no puede alterar las reglas que rigen sus actividades; las leyes básicas de la naturaleza no Abrid las instituciones humanas. Todas las leyes naturales son expresiones de verdades básicas, y son universalmente válidas independientemente de la naturaleza de la organización económica imperante. Ciertos

principios no pueden tener ningún significado en el sistema económico. En una economía de trueque, por ejemplo, los principios que rigen el uso de dinero no tienen ningún significado, pero las leyes están todavía en los libros de estatuto de la naturaleza, y si se inaugura el uso de dinero, adquieren espera inmediatamente. Lo mismo ocurre con la cuestión del empleo. Socialismo tiene acceso a ninguna fuente de puestos de trabajo que no está igualmente disponible a cualquier otro sistema económico. No puede alterar el hecho básico de que el volumen de empleo es una función de límite de la supervivencia, ni puede evadir la relación entre el límite de la supervivencia y la eficiencia productiva. Pero resuelve el problema del empleo el límite de la supervivencia a cero, subsidiar las unidades menos productivas a expensas de la comunidad en su conjunto, y haciendo caso omiso de eficiencia: una solución que es totalmente factible, aunque extremadamente costoso, en cualquier sistema económico. Por supuesto, esto es eficaz como un proveedor de trabajo. Tan pronto como nos dejen el trabajo para cumplir con las normas establecidas de utilidad, hay un número infinito de puestos de trabajo disponibles. Todo lo que tenemos que hacer es reconocer su derrota, y entonces será no más batallas económicas para luchar. En una economía colectiva no es necesario para un trabajo para cumplir con las rígidas normas de productividad. Demasiado a menudo no es necesario que cualquier valor tangible en todo como resultado de la labor. Hoja rastrillar y boondoggling no es productos únicos de las organizaciones de emergencia creados durante depresiones y otras situaciones de estrés económico; son simplemente muy visibles manifestaciones de una situación que es inevitable cuando el Gobierno es el empleador. Eficiencia productiva no es algo que se produce automáticamente. Se logra sólo por trabajo y esfuerzo sostenido, y a menos que el logro de un cierto nivel de productividad es obligatoria, no puede esperarse la producción eficiente. Esto no es una cuestión de voluntad. Un gerente de fábrica incompetente no puede asegurar la producción eficiente no importa lo bien que pueden ser sus intenciones, ni puede una administrador competente de producción eficiente seguro de equipos ineficientes. La única respuesta efectiva al problema de lograr la eficiencia productiva es un sistema que establece las normas definitivas y, a continuación, elimina despiadadamente las empresas y los administradores que no pueden cumplir estas normas. Todo el mundo sabe que el sistema de empresas individuales, donde ha sido permitido operar, ha sido mucho más productivo que el socialismo, comunismo o cualquier otra economía colectiva. Los defensores de colectivismo tienen un amplio surtido de coartadas y excusas para este estado de cosas y afirman que una economía colectiva podría ser más eficaz si se administra correctamente, pero un examen cuidadoso de los principios subyacentes deja en claro que la superioridad del sistema desde un punto de vista de la productividad empresarial individual no es accidental, pero inevitable. Siempre nuestra materia prima es una variedad o una mezcla de azar, el método reconocido de obtener un producto que cumple con los estándares altas es identificar y pantalla de las unidades de sub–standard. El abogado de instituciones colectivas está dispuesto a considerar la eficiencia productiva

como un asunto de motivación, y es su afirmación de que es bastante factible establecer un sustituto eficaz para las recompensas pecuniarias a que la empresa individual presumiblemente se basa. Reconocimiento público de logros, señala, puede ser tan eficaz un estimulante como mayores ganancias. Si esta afirmación es válida como una propuesta general es bastante cuestionable. Boulding nos dice que "esto (la materia de incentivos) es un problema que es extremadamente difícil para cualquier sistema colectivizada grande de distribución para resolver".41 Pero en cualquier caso, motivación no es más que una consideración secundaria en el funcionamiento del sistema de empresas individuales. Este sistema de recompensa a los ejecutantes eficientes, sin duda, pero su alta eficiencia productiva no es debido principalmente a la motivación generada por estas recompensas; es un resultado del hecho de que el sistema elimina despiadadamente a quienes no la altura de sus estándares. Esto es algo que no se pueden duplicar las empresas de propiedad pública. D. p. Moynihan señala que "Nunca pudimos crear en Gobierno el equivalente del mercado donde usted obtener recompensado por buen comportamiento, sancionado por malas".42 A pesar de los prejuicios generalizados contra la desigualdad, es menos cierto que la raza humana muestra una amplia gama de habilidades individuales en cada línea de endeavor. Clear–Thinking observadores deben reconocer este hecho, aunque ellos lo lamentan. Como Frank Knight dice así: "sentimentalmente, repudio desigualdad tal vez tanto como cualquier persona; pero naturaleza claramente ha ordenado lo contrario".43 Sería posible motivar a todos los individuos a sustancialmente el mismo grado (aunque esto es muy dudoso), pero grandes diferencias en la capacidad individual son inevitables y un sistema que no tiene ninguna disposición para la identificación y eliminación de los administradores menos capaces y supervisores, junto con las empresas que tecnológicamente ya no están justificadas, no puede ser en cualquier lugar cercano tan eficaz como uno que hace. El mecanismo de armarios para la eliminación de los productores menos eficientes y las operaciones menos eficientes de cada productor individual, es la explicación de la enorme superioridad que el sistema de empresa individual siempre ha demostrado en todos los sistemas económicos colectivos; la principal razón de por qué los Estados Unidos es ahora hasta ahora por delante de cualquier otro país en su capacidad productiva y el nivel de vida; la razón de por qué un país de la libre empresa como Alemania occidental podría ajustar vuelta tan rápidamente de un desastre económico de mayores proporciones. la razón de por qué una empresa colectiva no puede competir en incluso términos con las empresas individuales y sólo puede existir donde tiene una subvención o un monopolio impuestas por el Estado. La eficiencia productiva de cualquier organización económica depende principalmente sobre la efectividad de las disposiciones que hace esta organización para el manejo de las funciones que requieren el ejercicio de habilidades de negocios e ingenio. La prestación más eficaz que puede hacerse para asegurar un rendimiento de estas funciones es quitar las personas y las empresas que no a la altura de los estándares actuales. Esto hace el sistema de empresas individuales, pero no los sistemas colectivos. Estos hechos no han pasado completamente desapercibidos por los economistas. Boulding, por ejemplo, dice nos, "Sería de hecho notable si los individuos cuya herencia y educación

inusual les concedió a las capacidades de innovación fueron en los mismos individuos tiempo cuya posición en la sociedad automáticamente les dieron el control sobre los recursos necesarios para hacer innovaciones" 44 y también que "progreso económico no puede tener lugar a menos que haya alguna disposición en sociedad para procesos que son juzgados de alguna manera 'superior' para desplazar a los que son juzgados por criterios similares a ser 'inferiores' … Es en este sentido que la competencia puede decirse que un requisito previo de progreso".45 Y los Socialista quejas sobre competencia "derroche" bien son despedidos por j. M. Clark en esta declaración: "Economists… reconocer que (competencia) puede no ser lo suficientemente fuerte a menos que sea suficientemente grave como para ser llamado 'Destructor' o 'salvaje' por algunos de los que están expuestos a ella. Esto es en gran medida porque uno de sus importantes servicios es para deshacerse de las empresas inefiicient más rigurosamente que un juez humano o jurado tendría el fogonero a hacer".46 En el sistema de empresas individuales, donde las preferencias de los consumidores, expresadas a través del mecanismo de mercado, están al mando, eficiencia productiva es la necesidad de la existencia de la unidad de producción, y el límite de la supervivencia es un criterio definitivo que determina si la eficiencia en cualquier caso es o no es adecuada. En una economía colectivista, donde el control final está en manos de las autoridades políticas, el requisito para la supervivencia de una empresa económica es que sus efectos políticos deben ser favorables desde el punto de vista de los gobernantes. Por supuesto, cierto grado de eficiencia productiva es necesario para evitar reacciones políticas desfavorables, pero la eficiencia no es una consideración primordial. Por ejemplo, el abandono de las empresas no rentables, una acción que es esencial para la alta productividad y se logra automáticamente en el sistema de empresas individuales, es extremadamente difícil en una economía colectivista porque tiene efectos políticos adversos. Cuando la eficiencia es necesaria para la supervivencia, obtenemos la eficiencia. Cuando la necesidad de supervivencia es ventaja política, tenemos ventaja política, no de eficiencia. Programas económicos colectivista a menudo son retratados como innovaciones, algo nuevo en el escenario económico que mantiene gran promesa para el futuro, pero la verdad es que el tipo autoritario de organización económica es uno de los más antiguos de las instituciones humanas y se ha aplicado a todos los tamaños y tipos de comunidades económicas, de la tribu aislada a la mayor de las Naciones Unidas. La economía autoritaria original, la organización comunal, antedates el sistema de propiedad privada por decenas, quizás cientos, de miles de años, y no hay ningún punto medio entre los dos que ya no ha sido cubiertos en el curso de la oscilación larga desde el plan comunal original a las economías de semi–individualistic de present–day. Las formas primitivas de organización económica se basan en el modelo de familia. En la familia, no hay ningún intento definitivo para correlacionar los beneficios recibidos con esfuerzos gastados; por el contrario, los muy jóvenes y ancianos viven totalmente en los productos de la eft'orts de las personas de edad. Como familias se expandió por grupos de familias y grupos que se formaron en las tribus o comunidades, llevó al familia tipo de organización económica, el sistema comunal, a lo largo. Incluso hoy en día una parte

sustancial de la población de la tierra vive bajo este sistema. Las tribus nomadicò, por ejemplo, realizan su trabajo bajo la dirección de los jefes, los productos de la caza, pesca y otras actividades se reunieron en un almacén común y se satisfagan las necesidades de cada miembro del grupo de este almacén en acrdance con las políticas dictadas por la voluntad de los jefes de la tribu o personalizada. Al aumentar el tamaño de la unidad política: pequeñas tribus se convirtió en grandes tribus y grandes tribus se convirtió en las Naciones Unidas: el trabajo en la dirección de las actividades económicas de la comunidad pronto superó la capacidad de cualquier uno individuo y algunos disposición tuvo que hacerse para asistencia. Dos líneas principales de desarrollo se han seguido en la transferencia de estas funciones económicas del jefe político a otras personas, y todas las organizaciones económicas imperantes de la actualidad son productos de una u otra de estas líneas de desarrollo, o bien son combinaciones de los dos en proporciones variables. El primer expediente que fue empleado para el fin de aligerar la carga del jefe fue la de asignación de algunas de las tareas a los asistentes y asesores, manteniendo la autoridad centralizada. Para satisfacer las demandas resultantes aumenta aún más el tamaño de las unidades de esta organización autoritaria fue ampliada por la creación de sub–chiefs – Virreyes, gobernadores, los administradores locales, etc., cada uno con su propio complemento de asistentes y asesores y todo responsable a la autoridad del jefe de Estado. Las funciones principales de esas organizaciones fueron – y todavía son: más política que económica. Algunos de los funcionarios subordinados pueden asignarse exclusivamente a responsabilidades económicas, incluso en los grupos más pequeños y en las unidades más grandes los administradores económicos a menudo tienen un considerable grado de autonomía, pero es importante tener en cuenta que la máxima autoridad en este tipo de organización siempre es político. Las funciones empresariales, las acciones que determinan la eficacia con la que trabajo y los servicios de capital se convierten en bienes, se realizan por subordinados ofiicials trabajando bajo la dirección de y sujeto a la autoridad del jefe político, y las consideraciones políticas, por tanto, tienen prioridad sobre todos los demás. La segunda línea principal de desarrollo de la organización económica se basa en la transferencia de la responsabilidad primordial de funciones económicas de la jerarquía política a los trabajadores individuales y los propietarios de capital. Incluso en las primeras etapas de crecimiento de las sociedades organizadas debe haber sido evidente que existen considerables ventajas en el empleo de la iniciativa individual en el desempeño del comercio entre unidades económicas, como comerciantes que encontramos en la escena incluso en los albores de la historia. En este momento que muchos de los gobernantes también habían descubierto que también hay ventajas claras para ser adquirida por permitir a los agricultores a planificar su propia producción, conservan la propiedad de sus productos y venderlos a dondequiera que puedan obtener los mejores precios, para así aliviar el estado de todas las responsabilidades de la producción y comercialización y dejando sólo la tarea de gravar las ganancias relativamente simple y agradable. Desde el principio este sistema de empresa individual mostró mucho más eficaz que el rival forma autoritaria de organización económica, y como resultado es ahora y ha sido desde que se originó, el sistema económico imperante whereuer que está permitido por la autoridad

política. El hecho innegable es que una mayor cantidad de control del Estado sobre la economía es una vuelta a los primitivos en lugar de un avance en el territorio de nuevo. Esto no es necesariamente un argumento en contra de ese cambio. Tenemos derecho, sin embargo, para tener en cuenta el principio de que procesos evolutivos son normalmente irreversibles, y que aquellos que intentan nadar contra la corriente de cambio rara vez avanzar mucho. No es imposible, pero es claramente improbable, que los buenos resultados se realizará por un intento de revertir una tendencia que ha seguido durante miles de años. Debemos estar dispuestos a hacer ese esfuerzo si un cuidadoso análisis muestra que el cambio es verdaderamente deseable, pero es así a ser muy cauteloso cuando sabemos que las probabilidades son decididamente contra el tipo de cambio que se está contemplando. La afirmación de que "las cosas son diferentes ahora" es especialmente probable que sea engañosa. Muchas personas creen sinceramente que control más autoritario es necesaria porque el sistema económico de present–day se ha convertido en demasiado complicado para manejarse en cualquier otra forma, pero cuando hay suficiente volver la mirada hacia el pasado para eliminar el efecto de las fluctuaciones de corto, encontramos que la tendencia de dirección centralizada de la vida económica y la tendencia hacia una mayor complejidad han ido de la mano a través del tiempo. Quienes proponen proporcionar puestos de trabajo para todo el mundo por la socialización de comercio e industria, en su totalidad o en parte, son en efecto nos dice que la forma de sortear las dificultades presentes es eliminar las normas de productividad por el cual se rige nuestro sistema económico, y poner la mano de obra para trabajar en cualquier cosa que viene, independientemente de lo poco, en términos de valores de consumo, se lleva a cabo. Pero dejando a las barras va al socialismo y soltando el límite de la supervivencia a cero no exime nos de la operación de las leyes económicas. Las realidades popa no pueden ser esquivadas que fácilmente. Todavía tenemos sólo lo que producimos, no más, ni menos. Si nos eximir algunas actividades individuales de la obligación de que deben producir suficientes valores que justifican, simplemente transferimos la carga a otros. Si abandonamos a los límites de productividad totalmente adoptando el socialismo, pagamos a través de una reducción general en el nivel de vida. Alguien debe alimentar y los que se asignan a trabajar sobre la construcción de la pirámide o su equivalente; vestir a alguien debe conforman la deficiencia cuando las empresas socializadas están exentas de la regla de que deben producir lo suficiente para pagar su propio camino. Estos comentarios son igualmente aplicables si examinamos una economía completamente socializada, un solo gobierno operado de empresa, o un programa de empleo que depende de obras públicas o de otro servicios públicos de empleo. La diferencia es sólo de grado. Obras públicas como un refugio para los desempleados han ganado una aceptación muy extendida en los últimos años. La reacción del público g'eneral el principio de bienestar: el mantenimiento de los desempleados en inactividad en una escala de subsistencia desnudo de vida, es decididamente desfavorables, y aunque generalmente se reconoce que el empleo en obras públicas es considerablemente más caro que los pagos de bienestar o compensación por desempleo, hay un sentimiento general de que los trabajadores están

mejores hacer algo que está inactivo. También se dice que lo que sea útil trabajar se lleva a cabo, sin embargo escasas puede ser, es mejor que nada. Hay que admitir que hay algún mérito en estas contiendas. Mientras limitar la elección a obras públicas o nada, es un buen caso para obras públicas. Pero no hay ninguna razón por qué deberíamos ser satisfechos con un programa que se basa su caso en ser mejor que nada en absoluto. El objetivo de este trabajo actual es formular un programa que proporcionará empleo que es self–supporting y por lo tanto, no será una carga para la comunidad en general. Dadas las circunstancias, tendremos que juzgar las propuestas de obras públicas por la medida que miden a esta norma mucho más rígida. Por desgracia, obras públicas que se originó con el fin de proporcionar empleo son inherentemente bajas en valor. Esto es evidente en el caso de los proyectos que se originó en medio de un período de depresión, como la de los años treinta. Casi todos estos proyectos son elementos que ya han sido aprobados por las comunidades locales como no vale la pena el costo, incluso en los buenos tiempos, cuando los proyectos pueden ser juzgados por un nivel mucho más liberal. Además, hay poco o ningún incentivo hacia la eficiencia de la construcción, ya que eficiencia tiende a derrotar el propósito principal de la obra, de empleo para el máximo número de trabajadores. Por lo tanto, incluso lo mejor de estos proyectos tiene un valor muy bajo, y grado bruscamente a los de la hoja rastrillar la variedad que no tienen ningún valor en absoluto discernible a simple vista. Se ha sugerido que sería posible limitar la construcción de Gobierno en tiempos de auge y cuentan con un presupuesto de proyectos necesarios listos para iniciarse inmediatamente cuando se desarrolla un empleo de emergencia. Sin duda algunos aumentan en el proyecto daría lugar valores si un programa de ese tipo podría llevarse a cabo. Sin embargo, es cuestionable, si los promotores de este plan han tomado suficientemente en consideración a los obstáculos en el camino de lo que un éxito. En particular, son con vistas al muy importante hecho de que, a pesar de los numerosos proyectos innecesarios y extravagantes que encuentran su camino en los programas de obras públicas, más mejoras en tiempos normales se llevan a cabo porque son necesarios. Si aumenta la población escolar, necesitamos otra escuela de construcción; Si el Ayuntamiento quemaduras hacia abajo, hay que reemplazarlo; Si el tráfico es demasiado pesado para algunas de nuestras calles, nos debemos ampliar Si se expande la ciudad, tenemos que ampliar el sistema de alcantarillado. No podemos justificar dejar que estas cosas van por un período indefinido de años hasta que ocurra tener una depresión. Por supuesto, hay algunos elementos de un carácter de largo alcance que se pueden guardar hasta que es el momento oportuno desde un punto de vista de empleo, pero estos trabajos constituyen sólo una parte relativamente pequeña de los proyectos llevados a cabo bajo los auspicios públicos. Además, no es tan simple como parece que todos estos proyectos planeado y puso distancia sobre hielo listo para ser producido a corto plazo. Planes detallados elaborados hace una docena de años no pueden ser de mucha ayuda para la construcción de hoy. Mientras tanto las necesidades han cambiado, probablemente se ha modificado el entorno del proyecto propuesto, la disponibilidad de materiales de construcción, sin duda, ha sufrido cambios importantes, ha ampliado los conocimientos técnicos y el mundo en general ha cambiado a lo largo de hasta el punto donde la, planes originales son, con toda

probabilidad, como obsoletos como moda de s el año pasado. Por el momento los proyectos pueden ser vistos y rediseñados, el ciclo de negocios es probable que han pasado otra fase, donde el gasto del Gobierno adicional opera en la dirección equivocada. En lugar de la condición de empleo equilibrada en la que tiene por objeto la propuesta de obras públicas, experiencia real con los experimentos anteriores a lo largo de esta línea indica que si adoptara una política de escala completa de utilizar obras públicas como un regulador de empleo nos encontraríamos en ocasiones con millones de desempleados a pesar del firme compromiso pleno empleo, mientras que en otros momentos tendríamos millones de trabajadores dedican a proyectos de Gobierno de limitada utilidad cuando realmente productivas puestos de trabajo en la industria privada podrían se han materializado. En vista de estos puntos y todos los factores humanos involucrados, es sumamente dudoso si incluso las mejores intenciones aumentará significativamente los valores del proyecto. Debemos enfrentar el hecho de que los valores bajos son inherentes en la concepción de obras públicas con fines de empleo . Si nos confme estos trabaja para proyectos justiiied en base al mérito, proteger los valores más altos, pero eliminar la mayor parte de la ventaja para el empleo, desde la necesidad obras adicionales públicas y la necesidad de estimulación de empleo son en gran medida non–coincident. Si hacemos empleo la consideración primordial, colocar valores. Un punto importante es que el valor total de todas las actuales propuestas de obras públicas no es igual a la suma de los valores que se colocan en los proyectos individuales cuando ellos se aprecian por separado. Total obras públicas valores están limitados por la proporción de sus ingresos que los contribuyentes están dispuestos a desviar de otros usos para la financiación de estos proyectos. Cuando los gastos de obras públicas comienzan a invadir significativamente los niveles de vida personales, el valor de las obras públicas adicionales cae cerca del cero marcar. Una de las principales debilidades del plan de obras públicas como un volante de empleo es que cuando el negocio es subnormales y adicional especialmente se necesitan fuentes de empleo, la capacidad y la disposición del público a comprar los proyectos de mejora en lugar de bienes para uso personal son como mínimo. En la depresión de 1930, familias realmente fueron sin suficiente comida y ropa mientras que estaban comprando obras de embellecimiento y mural de carretera. No se presentará a esta consciente y voluntariamente; es posible llevar a cabo un programa de este tipo sólo bajo el manto de tergiversación: repetición de la falsa afirmación de que no hay suficiente trabajo en actividades productivas normales. Cuando nos someter la propuesta de obras públicas a las otras pruebas de un plan de empleo auxiliares sonido, tarifas poco mejor. Es extremadamente pobre desde el punto de vista del ajuste de los trabajadores en el trabajo. Sólo una fracción de los trabajadores desempleados han hecho obras antes y para muchos de ellos hay un calvario físico desagradable que afrontar. Como la proporción de mujeres en la fuerza de trabajo sigue aumentando, este factor asumirá una importancia aún mayor. Las escalas de salarios y otras políticas de trabajo en los proyectos de "trabajos realizados" son generalmente inquietantes

para el negocio, y último, pero no menos importante, este programa proporciona un vehículo ideal para maniobras políticas por el partido en el poder, una clara amenaza para el bienestar nacional. La política de fomento sólo sonido es reconocer proyectos públicos como una forma de gastoy que por sus méritos en comparación con otras formas en que podríamos queremos utilizar nuestros ingresos. Desviación de cualquier parte de la capacidad productiva nacional obras públicas cuando se podría utilizar para mejor ventaja en la producción de alguna otra clase de bienes es un desperdicio de nuestros recursos y una demostración de ineficacia. Los comentarios anteriores con respecto a las obras públicas son igualmente aplicables a otros tipos de servicios públicos de empleo y el concepto de empleo público como un medio para aliviar el desempleo por lo tanto, debe ser condenado como un costoso e ine ~ eficiente método de manejar la situación. Podemos hacer mucho mejor que esto.

CAPÍTULO VIII

Empleo por inflación
Medida en que las deficiencias del empleo público como una fuente de puestos de trabajo adicionales, como se describe en el capítulo anterior, son generalmente entienden, y se reconoce que el uso de este recurso es "en cierta medida una medida de desesperación",47 el actual programa de empleo se basa principalmente en la estimulación de la economía privada por medio de un recorte de impuestos inflacionarios, la única herramienta que ahora se considera como disponible para el propósito. El uso deliberado de inflación como un medio de aumentar la actividad empresarial y el empleo se basa en las teorías económicas de j. M. Keynes y ver sólo ho ~ v nuestras conclusiones presentes se aplican a esta situación, en primer lugar será conveniente tener una idea clara de sólo son realmente contenciones de lo que Keynes con respecto al empleo. Su teoría fue desarrollado como una alternativa a la teoría de "clásica" de so–called de empleo, la doctrina económica ortodoxa previamente en este campo y sus explicaciones se expresa principalmente en términos de contraste con las vistas anteriores. "La teoría clásica de empleo", dice, "ha sido based… en dos postulates… fundamentales a saber:
I. el salario es igual al producto marginal del trabajo. JIMLa utilidad del salario cuando un determinado volumen de trabajo empleado es igual a la desutilidad marginal de esa cantidad de empleo". Traducir el segundo postulado de la jerga profesional del economista a la lengua vernácula, llega a esta declaración alternativa y más comprensible,: "es decir, el salario real de un trabajador por cuenta ajena es que sólo sufiicient (en la estimación de las personas empleadas propios) para inducir el volumen de trabajo realmente empleado para ser la próxima".48

Keynes acepta el primero de estos dos postulados, pero niega al segundo. La protesta más fundamental a esta proposición, dice, es que se trata de "la hipótesis de que el nivel general de los salarios reales se determina directamente por el carácter de la negociación de salarios".35 En un análisis extendido que muestra que esta suposición es errónea, y llega a la misma conclusión llegó en el presente análisis; es decir, el nivel general de los salarios reales es fijado por factores que operan independientemente de los procesos de negociación, y no se altera por cualquier manipulación de salarios. Según Keynes, error básico de los economistas "clásica" en su análisis de la situación del empleo es un resultado de su aceptación tácita o explícita de la ley de mercados de Say, un principio formulado por j. B. Say, uno de los primeros economistas franceses, que afirma que en la medida en que el precio pagado por el comprador es ingreso para el vendedor, el acto de producción crea todo el poder adquisitivo necesario para comprar el producto.

Keynes llamó este principio "una ilusión óptica, que hace dos esencialmente dif tintos actividades parecen ser la misma".49 En virtud de su aceptación de esta ley, "la teoría clásica de asume… que el agregado exige precios (o beneficios) siempre accomodates por sí mismo a la oferta agregada precio…Es decir, una demanda efectiva, en lugar de tener un valor único equilibrio es una infinita gama de valores admisibles de todos por igual; y la cantidad de empleo es indeterminada excepto en la medida en la desutilidad marginal del trabajo establece un límite máximo. Si esto fuera cierto, la competencia entre empresarios siempre conduciría a una expansión del empleo hasta el punto en que la oferta de salida como un todo deja de ser elástico ". Así, la ley de Say, Keynes sostiene, "es equivalente a la proposición que no existe ningún obstáculo para el pleno empleo".50 Ya que evidentemente es algún obstáculo al pleno empleo y desde la capacidad de manipular el nivel salarial real asumió por la teoría clásica realmente existe, Keynes rechaza esa teoría y formuló un nuevo concepto en el que un determinado "propensión al consumo" y un tipo determinado de nuevas inversiones. "Habrá sólo un nivel de empleo compatible con equilibrio". Resumió su nuevo concepto en estas palabras:
El esquema de nuestra teoría puede expresarse como sigue. Cuando aumenta el empleo, ingreso real total se incrementa. La psicología de la comunidad es tal que cuando se incrementa el ingreso real agregada aumenta consumo agregado, pero no por tanto como income… Por lo tanto, para justificar cualquier cantidad determinada de empleo debe haber una cantidad de sufiicient de inversión actual para absorber el exceso de producción total sobre lo que la comunidad elige a consumir cuando empleo es en el nivel determinado.51 Aquí, entonces, tenemos teoría de empleo de Keynes, presentado por su autor, junto con su explicación de los principales puntos de conflicto entre sus ideas y perspectivas teóricas compartido por la mayoría de sus predecesores: la teoría de la "clásica". Esta teoría clásica es una teoría de salario ; es decir, se basa en el razonamiento de la oferta y la demanda aplicado al precio de mano de obra. Dado que un precio más bajo, de acuerdo con las ideas clásicas, aumentará la demanda es, el número de puestos de trabajo – parece que ningún obstáculo al pleno empleo si los trabajadores están dispuestos a aceptar el salario correspondiente. Pero los partidarios de este punto de vista son víctimas de esa confianza incondicional en la aplicabilidad universal de los principios de la oferta y la demanda que tan a menudo conduce a los economistas para aplicar estos principios a cuestiones que no son problemas de oferta y demanda en absoluto. Consideraciones de oferta y demanda no son aplicables a cualquier situación a menos que el precio es uariable, y como ha subrayado Keynes, el salario real, el verdadero precio de mano de obra, se fija por factores externos (los factores que determinan la tasa de productividad) y no puede modificarse arbitrariamente. Salarios de dinero, por supuesto, ser manipulables, pero esto no altera la remuneración real de los trabajadores en términos de poder adquisitivo, y esos cambios salariales por tanto sin implicaciones de la oferta y la demanda.

La cantidad significativa en el mercado laboral no es el salario de dinero, que es simplemente una etiqueta, pero el salario real, el salario de poder, de compra y no es

posible que el salario real promedio plantearse demasiado alto. De hecho, el salario real promedio no está sujeta a cambios arbitrarios. Como Keynes señaló, "ha habido un malentendido fundamental de cómo en este sentido la economía en que vivimos realmente funciona". El nivel del salario real, afirmó, se determina por "ciertas otras fuerzas" y no puede modificarse "haciendo ofertas revisadas dinero con los empresarios".35 Los mercados automáticamente conuert el salario de dinero tasa, whateuer puede ser, el salario real determinado principalmente por productiuity. Para reemplazar el tipo clásico "salario" de teoría, ya no sostenible después de los factores que determinan el nivel de los salarios reales son claramente entendidos, Keynes propuso que podemos llamar un tipo de mercado de teoría: uno que se basa en la evolución de la situación en los mercados de bienes. En la medida en que la ley de Say, en su forma original, ha establecido una conexión directa entre el nivel de salarios y el nivel de precios de mercado (en palabras de Keynes, esta ley implica que "el precio de la demanda agregada siempre capacidad propia para el precio de oferta agregada") encontró necesario para interrumpir la conexión por repudiar la ley de Say y dando la demanda total de mercancías un Estatuto de autonomía. El efecto de un exceso de ahorro en la inversión, según Keynes, es retirar el poder adquisitivo de la secuencia activa, reduciendo de "consolidar la demanda". Esta reducción de la demanda reduce los ingresos de los productores y las fuerzas de reducción de las operaciones productivas, creando desempleo. A modo de ejemplo, cita "fondos concursables, amortizaciones" y otras tales disposiciones financieras hechas compensar la depreciación o la obsolescencia de activos físicos. "Tener una casa que sigue siendo habitable hasta que se demolieron o abandonado", explica, "si se escribe una cierta suma su valor de la renta anual pagado por los inquilinos, que el propietario no gasta en mantenimiento ni considera como ingresos netos disponibles para el consumoEsta provision… constituye un lastre para el empleo a través de la vida de la casa, repentinamente hizo bien en una suma global cuando la casa tiene que ser reconstruido ".52 Vio como Keynes, este "prudencia financiera" es desastrosa. "En la medida en que nuestra organización social y empresarial separa una provisión financiera para el futuro de disposición física para el futuro, para que los esfuerzos para asegurar la ex no necesariamente llevan este último con ellos, prudencia financiera será responsable disminuir la demanda agregada y perjudicar así lugarya que hay muchos ejemplos a declarar ".53 Se trata de la so–called "paradoja del ahorro" que ha despertado tanto antagonismo contra las ideas de Keynes entre aquellos que espera a qué Samuelson llama la "doctrina old– fashioned" ese ahorro siempre es una virtud. De acuerdo con su explicación de la tesis keynesiana, "en algunas circunstancias, prudencia privada puede ser locura social", y "intenta guardar... realmente llevar sólo a la disminución de ingresos". O no es adecuado, ahorro nos dice, depende de la etapa del ciclo del negocio; es decir, en "o no el ingreso nacional es un nivel deprimido".54 Si es así, la respuesta de la "nueva economía" es el mayor gasto gubernamental para llevar "agrega demanda" a los niveles deseados. Desde la descripción anterior se puede observar que la teoría de Keynes no es una "teoría

general de empleo", como él, pero una teoría del ciclo económico, y sus conclusiones con respecto al desempleo, en la medida en que sean válidos, aplicará sólo a la total desempleo cíclico. En lugar de la relación directa entre la inflación y el empleo que los seguidores de Keynes creen que ven en sus curvas de Phillips y otros datos empíricos, lo que realmente existe están una relación entre la inflación y la actividad empresarial, junto con una relación entre la actividad empresarial y el desempleo cíclico . Además, la teoría de Keynes es una explicación incompleta del ciclo económico. Nuestro análisis muestra que fue correcto en afirmar que la causa fundamental de las recesiones de negocios es la retirada del poder adquisitivo de la secuencia activa. Pero él no pudo reconocer que una deficiencia en la tasa de inversión es sólo una de varias formas de poder adquisitivo puede ser desviado en alguna forma de almacenamiento de información y más tarde liberado de ese almacenamiento de información en la fase de ascenso del ciclo económico. En lugar de ser el factor clave que todo gira, como la sede keynesianos, la relación de ahorro a la inversión es sólo un elemento de un movimiento de poder de compra de grandes y complejos. Nuestro análisis indica también que de repudiar la ley de Say y reemplazarlo con el concepto de una demanda autónoma, Keynes cometió un error grave. Como se mencionó anteriormente, el argumento en contra de esta ley que consideraba concluyente es que, sobre la base de la ley de Say, "no hay ningún obstáculo para el pleno empleo", Considerando que la experiencia demuestra que en realidad no hay tal un obstáculo. Este argumento ahora ha sido invalidado por nuestra conclusión de que la existencia de desempleo no es un fenómeno de poder adquisitivo, sino el resultado de un límite de supervivencia excesivamente alta. La dificultad real aquí, nos encontramos, no es que la ley de Say es incorrecta, pero que se aplica incorrectamente. No es realmente una "Ley de mercados", pero una ley de producción. Bienes y poder adquisitivo son producidas al mismo tiempo, por la misma ley y en la misma cantidad. Keynes tiene razón al afirmar que esto no asegurar la disponibilidad de poder adquisitivo en los mercados en el momento adecuado y en la cantidad, pero separando "demanda agregada" de la producción total de poder adquisitivo y dándole un estatuto autónomo presenta un aspecto "algo para nada" en el proceso económico que confunde las cuestionesy es responsable de gran parte del problema en que la economía se enreda ahora. Estos errores e insuficiencias en la teoría del ciclo de negocios de Keynes son de importancia suficiente para justificar la consideración extendida en cualquier tratamiento general del ciclo, pero desde el punto de vista de la cuestión del empleo que ahora estamos debatiendo, tienen relativamente poca importancia. Keynes, en esencia, concluyó que el ciclo el resultado de las fluctuaciones en el flujo de poder adquisitivo en los bienes de los mercados, y nuestro análisis confirma este hallazgo como norma general, a pesar de llega a conclusiones diferentes con respecto a los detalles. Se deduce que los resultados de este análisis de acuerdo con la recomendación de Keynes con respecto a la utilización de las políticas fiscales y monetarias anticíclicas como un medio eficaz de eliminar, o al menos su humectación, las oscilaciones cíclicas. Dado que estas políticas son asunto TEC a control deliberado, es posible crear inflación por las acciones del Gobierno para contrarrestar las tendencias deflación en la economía privada y viceversa. Esta es la teoría

en que se basan los actuales esfuerzos para aumentar el empleo por recortar los impuestos. Para una completa comprensión de las posibilidades y las limitaciones de este tipo de un programa es necesario reconocer lo que hace tan sólo hasta el límite de la supervivencia. Este límite está relacionado con el costo de producción, o, como lo hemos llamado, hacer hincapié en la relación con el mercado de precios, el precio de producción. (Keynes lo llama el "precio de suministro".) La característica distintiva de la etapa inflacionaria del ciclo económico es el volumen de poder adquisitivo que desembocan en los mercados y, a continuación, volver a los productores, es mayor que el actualmente generados por la producción. La diferencia entra en los costos de producción variable, principalmente los beneficios, y la proporción de los costos fijos a los ingresos, la supervivencia Iimit, por lo tanto, disminuye, con un aumento correspondiente en el volumen de negocio y empleo. En la recesión del ciclo, estas condiciones se invierten. Ahora el poder adquisitivo entrar a los mercados es menor que el generado por la producción (es decir, algunos se celebra fuera de la secuencia) y los beneficios para la disminución de los productores. Esta disminución en los ingresos del productor aumenta el límite de la supervivencia, la proporción de los costos fijos a los ingresos. Muchas empresas no pueden aumentar sus eff'iciency productiva suficiente para satisfacer este límite superior y se vieron obligadas a cesar la operación. Las perspectivas menos favorables para las ganancias Iikewise reducen la formación de nuevas empresas. Por lo tanto, disminuye el empleo. Un keynesiano "además de la demanda agregada", como resultante de un impuesto corta ilnanced por préstamos inflacionario es eficaz en la lucha contra la pérdida de empleo durante una recesión debido a la inflación que causa trae el límite de la supervivencia vuelta abajo hacia el nivel normal. Pero hay limitaciones estrictas sobre la cantidad de reducción que se puede lograr. El primer punto a ser reconocido en este sentido es que si se sigue el principio contracíclica, y el estímulo inflacionario se limita a superar los efectos de la deflación en el sector privado de la economía, es lo más que pueden lograrse por este medio compensar el aumento anormal en el límite de la supervivencia de la deflacióny con ello a reducir la tasa de desempleo al nivel que prevalece en condiciones económicas estables, un nivel que está actualmente en algún lugar en el barrio de cinco por ciento. Esto es probablemente tanto como las autoridades esperan realizar en la actualidad, y por lo tanto, la conclusión alcanzada por el presente análisis es que el programa inflacionario ahora en curso es capaz de cumplir su objetivo si se aplica una escala suficientemente masivay no invalidada por medidas deflacionarias coincidentes. Se debe entender claramente que es la inflación causada por la financiación de déficit requerido por el recorte de impuestos mejora la situación del empleo, no el recorte impositivo por sí mismo, y no hay ninguna manera de que los resultados de la inflación pueden obtenerse sin tener la inflación. La experiencia de las últimas décadas, que ha demostrado la receta Keynes de inflacionarias acciones gubernamentales para contrarrestar la pérdida de empleo en la etapa de deflación del ciclo económico tiene un considerable grado de eficacia, ha llevado a una creencia bastante generalizada que existe una relación directa entre la inflación y el

empleo, y que, en consecuencia, nos encontramos ante un dilema. Según lo expresado por Reynolds: "cuando decimos que aspiramos en plena employxnent, nos referimos a reall que queremos un nivel deseable de empleo. Y esto es está localizado a cuánto inflación estamos dispuestos a tolerar ".55 Inflación es considerada generalmente como por lo tanto, el menor de los dos males y la reciente política económica en los Estados Unidos ha estado orientada a mediante medidas inflacionistas no sólo para compensar el efecto de la deflación en el empleo, sino también para reducir el desempleo a niveles inferiores. Pero el resultado real de la aplicación de esta política es que ahora tenemos tanto la inflación y el desempleo. Quienes han confiado en una "trade–off" entre la inflación y el desempleo son muy desconcertados por lo que está teniendo lugar y se quejan de que la economía está ya no "siguiendo las reglas". Por supuesto, la verdad es que ellos han entendido mal las reglas. La inflación no, de por sí, aumentar el empleo. En determinadas circunstancias aumenta la rentabilidad de las operaciones del negocio y reduce así el límite de la supervivencia, que, a su vez, genera más empleo. Así, mientras la inflación está trabajando contra una situación de deflación, es decir, rentabilidad es ser trajo de un nivel de sub–normal es eficaz desde el punto de vista del empleo. Pero cuando la rentabilidad sube más arriba del nivel normal, no es más que un efecto transitorio puede esperar, como competencia de nuevas empresas, atraídos por las favorables perspectivas de ganar ahora reduce la rentabilidad media vuelta hacia normal, independientemente de las adiciones inflacionarias para poder adquisitivo. Inflación, a continuación, pasa a formar parte del clima de negocios existentes, empresas comerciales propios acomodar, igual que lo hacen a los impuestos, y termina el efecto inflacionario en los beneficios. La mejora del empleo muere con él. La vigorosa promoción de medidas inflacionistas por los llamados de elementos "liberal" de la sociedad es típica del enfoque impaciente, emocional a las cuestiones económicas que es tan frecuente en el mundo de hoy. Estos grupos liberales tienen poca simpatía para las empresas, especialmente de grandes empresas y son, aparentemente por lo menos, fuertemente comprometidos a la mejora de la situación económica de los consumidores individuales. Pero la inflación que promueven tan asiduamente es muy amable con negocios, como la mayoría de los desequilibrios inflacionistas entra en agregó beneficios, mientras que el consumidor sufre un golpe doble, primero pagar el costo total de la inflación en forma de precios más altos por todo lo que compra, y en última instancia, a continuación, cargando con la culpa de los desajustes económicos durante el período deflacionario que sigue. En este caso, como en tantos otros, las políticas adoptadas sobre la base de las reacciones emocionales y buenas intenciones, sin la debida consideración de sus efectos finales, están produciendo resultados que son justo lo contrario de los que los defensores de estas políticas que favorecen a ellos. Esta falta de correlación entre los objetivos emocionales de acciones económicas y la dirección que se toman en los resultados de estas acciones es uno de los mayores obstáculos permanente de las soluciones para nuestros más graves problemas económicos. Cuando los que abogan por la inflación y otras políticas que trabajan en detrimento de los ciudadanos individuales dicen ser sus mejores amigos y ampliamente aceptados como tal, mientras que aquellos que intentan mantener la economía

sobre la base sólida que es más beneficiosa para los trabajadores y consumidores pagan con una falta de solidaridad "común hombre"porque se oponen a la well–intentioned pero medidas irracionales, es difícilmente previsible que sigan sabias decisiones económicas. Esto subraya la conveniencia de sustituir el enfoque emocional a las cuestiones económicas con el tipo de análisis científico de cold–blooded y el razonamiento que se utilizan en este trabajo. Buenas intenciones rara vez son suficientes en sí mismos para producir buenos resultados en cualquier campo – de hecho, su inutilidad es proverbial – pero en economía, donde las buenas intenciones suelen adoptan la forma de intentar burlar la ley económica fundamental que prohíbe algo para nada, no son sólo inútil pero definitivamente destructiva. Resumiendo el contenido de este capítulo, puede decirse que el remedio keynesiano de desempleo, inflación, tiene un lugar legítimo en un programa de empleo global, pero su utilidad es muy limitada. No es realmente una medida de empleo; es una medida de estabilización de negocios, cuya contribución al empleo es simplemente impedir la creación de una adición anormal al desempleo a través de las fluctuaciones cíclicas en la actividad empresarial. No podemos llegar a la meta del pleno empleo por la vía de la inflación.

CAPÍTULO IX

Uso compartido de la carga
Para el científico, la tendencia generalizada a aceptar la derrota y dejar de tratar de encontrar respuestas satisfactorias a nuestros problemas económicos es una de las características más inquietantes de la perspectiva actual en asuntos económicos. Parece casi increíble que la misma raza humana que ha superado un obstáculo físico tras otro y ahora está en una posición para reclamar un considerable grado de dominio sobre las fuerzas de la naturaleza, debería ceder quedó de un reto planteado por las instituciones económicas lo propio. Sin embargo eso es justo lo que implica por la mayoría de las propuestas para atender el problema de desempleo que ahora reciben seriamente, y la misma actitud derrotista es dolorosamente evidente en muchas otras áreas económicas. Debido a la guerra de Vietnam y el acompañamiento de la inflación, que han mantenido al desempleo en lo que se han considerado los niveles tolerables para un número de años, el problema temporalmente al alejarse en el fondo y es sólo recientemente reanudar un lugar prominente en la conciencia pública. Para un estudio de pensamiento sobre el tema por lo tanto, tenemos que volver una década en el último período en que era un tema de preocupación general. En 1963, por ejemplo, las opiniones expresadas por A. j. Jaffe de la Universidad de Columbia citaron en Business Week como típico de ideas existentes con respecto a la cuestión del empleo:

Piensa que el trabajo de conseguir el pleno empleo tendrán que caer en alguna combinación de retiro anterior o posterior salida de la escuela, una semana laboral más corta y un aumento en el crecimiento del consumo. En el juicio de Jaffe, la forma más segura para asegurar la completa employment… es reducir la duración media de la semana de trabajo.56 Una descripción más detallada de lo que puede considerarse como típico pensamiento sobre el tema es proporcionada por la siguiente lista de "soluciones" para el problema del empleo más generalmente defendido en ese momento por "autoridades en materia de problemas económicos" (de un artículo en el u. S. News and World Report57 con selecciones de las notas explicativas incluidas en el artículo).

Solución 1: Inversión de espuela.

Utilizar métodos como la reducción de las tasas de impuesto corporativo y write–offs de impuestos más rápido sobre el gasto de maquinaria y equipo nuevo. Solución 2: Difundir el trabajo. Se trata de enfoque impulsada por líderes sindicales. Solución 3: Avanzar lentamente. Retardar el avance de la automatización y la mecanización de la industria para que los trabajadores menos son desplazados por máquinas. Solución 4: Exportar los trabajadores. Enviar a los estadounidenses a áreas donde hay escasez de trabajadores. Solución 5: Ampliar los programas de ayuda exterior. Vincular estos programas a u. S. bienes y servicios, dando un ascensor para ventas y empleo en este país. Solución 6: Crear puntos de ultramar. Crear oportunidades para estadounidenses hombres y máquinas mediante el desarrollo de otras áreas del mundo. Solución 7: Expandir obras públicas. Solución 8: Aceptar el desempleo. Suponga que un cierto nivel de desempleo es inevitable. Es cierto que a menudo no encuentran tal una directa y franca admisión de derrota como número 8 de la lista de "soluciones más generalmente abogó por": que propone que debemos "Aceptar desempleo". Pero la mayoría de las otras alternativas en esa lista, así como muchas de las otras sugerencias que no están incluidas en la categoría "más generalmente abogó por", son similares admisión de derrota, diferentes sólo en que intentan ocultar ese hecho brutal de una forma u otra. La gran mayoría de present–day propuestas para el manejo de la situación de desempleo no se dirige hacia el aumento del empleo productivo; simplemente se dirigieron hacia compartir la carga de desempleo. El tenor crítico de los párrafos precedentes no se dirige en el principio de compartir la carga; está dirigido contra la aceptación de la derrota. Si el problema de unemployxnent, en verdad, incapaz de solución, compartir el costo de los mismos sería eminentemente razonable, y si equitativamente distribuidos no debería ser una carga particularmente pesada en este país, como la eficiencia del sistema empresarial individual es mucho mayor que cualquier otro competidor que el nivel promedio de vida de la comunidad en general, después de tener cuidado de payxnents liberal a los desempleados involuntariamente, sería aún muy por encima de lo que podría lograrse en virtud de cualquier otro sistema económico hasta el momento desarrollado. Y aunque no reconocer que el problema es inherentemente insoluble, compartir la carga como un expediente temporal hasta que algo mejor está disponible obviamente está justificada desde el punto de vista de un trato

equitativo de todos los interesados. Pero para conformarse con cualquier programa de uso compartido de la carga en lugar de una verdadera solución del problema del desempleo es puro derrotismo. Tan pronto como nos adoptar y poner en práctica, un programa de pleno empleo del tipo descrito en este trabajo, no habrá ninguna carga de desempleo más compartir, y el principal objetivo de las medidas compartidos ahora en vigor, o actualmente abogó por, se eliminarán. Sin embargo, la mayoría de estos programas tienen aspectos colaterales de un tipo u otro que inducen a sus partidarios a seguir promoviendo les independientemente de si son necesarios desde el punto de vista del empleo. Por lo tanto, parece aconsejable para discutir las medidas más importantes de este tipo, con especial referencia a su aplicabilidad en condiciones de pleno empleo.

Reducción de horas de trabajo. El concepto de compartir la carga de desempleo por compartir el trabajo disponible se examinó en detalle en el capítulo IV y no necesita de ninguna otra observación aquí, excepto como una cuestión de énfasis. En la medida en que los trabajadores prefieren ocio a bienes, reducción de horas de trabajo es totalmente en orden, pero la idea que hay un límite a la cantidad de trabajo que puede poner a disposición es totalmente falso, y la reducción de horas de trabajo con el fin de compartir employxnent es un error costoso. Lo mismo es válido para todos los demás medios de hacer cumplir la ociosidad involuntaria que están actualmente en boga, como las primas de horas extra alta, jubilación a una edad especificada y la limitación de los ingresos de los beneficiarios de la seguridad social. Mientras que es generalmente aceptado que nuestro objetivo económico debe ser un mejor nivel de vida, deliberadamente aplicar políticas que reducen la producción, la única agencia por medio del cual se puede alcanzar ese nivel de vida, independientemente de cómo definimos la "norma superior". Esas incoherencias flagrantes como esta duda considerable de elevar la legitimidad del título "sapiens" que la raza humana se aplica a sí mismo.

Restricción de productiuity. Todo lo que se ha dicho con respecto a la limitación de la producción mediante la reducción de horas de trabajo es igualmente aplicable a las prácticas que limitan la productividad durante el tiempo de trabajo. Sin embargo, por alguna extraña razón, la actitud pública general hacia estas prácticas es totalmente diferente. Debido a la aceptación general de la afirmación totalmente falsa, que no hay suficientes empleos para todos, el

público ve con un considerable grado de aprobación sobre la reducción de horas de trabajo, obligando a los trabajadores de mayor edad en retiro "para dejar espacio a los jóvenes"y otras medidas para reducir el tamaño de la fuerza de trabajo, pero cuando los trabajadores se comprometen a limitar su producción durante horas de trabajo, una acción que se dirige hacia el mismo fin, la aprobación del público abruptamente se desvanece. No hay ningún fundamento lógico de esta diferencia de actitud. El efecto sobre la producción es exactamente el mismo si se reducen las horas de trabajo o producción durante el tiempo de trabajo es restringida. El efecto económico general del mismo modo es idéntico. En ambos casos, el resultado neto es simplemente un mayor precio para el consumidor. Los trabajadores que restringen la salida pero insisten en que siguen los mismos ingresos que antes de recibir simplemente están exigiendo la misma paga menos trabajo, que no es esencialmente diferente de exigir más pagan por el mismo trabajo, el objetivo habitual en las negociaciones salariales. Una gran cantidad de críticas está dirigida contra los sindicatos de trabajo adoptando limitar las prácticas, oponerse a la mecanización, "featherbedding", etc., todos los cuales son claramente perjudiciales para el lugar económico de la comunidad. La culpa, es sin embargo, no con los trabajadores y sus organizaciones, pero con quienes son persuadirlos a que no hay suficiente trabajo para todos, y que una cierta cantidad de desempleo es ineludible. Si esta doctrina verdadera la oposición sindical a la eficiencia productiva sería totalmente en orden. Después de ser llevado a creer que hay sólo una cantidad limitada de trabajo disponible sin duda no es inconsistente para los trabajadores y sus organizaciones a tomar acciones dirigidas a difundir el trabajo entre más personas y hacer durar más. Si no podemos proporcionar trabajo para todos que legítimamente no podemos condenar los esfuerzos de los trabajadores para distribuir el trabajo disponible equitativamente entre los que quieren. El remedio es reconocer los principios básicos que rigen el empleo y revisión nuestras políticas en consecuencia. Una falsa doctrina como la afirmación de que no hay suficiente trabajo para todos no puede hacer lo contrario de lo que producen las contradicciones e incoherencias en todo momento. Cuando una vez se entiende que no hay límite a la cantidad de trabajo por hacer, y que más trabajo y más productivo hacer nuestros esfuerzos el mayor nivel de vida que podamos mantener para todos, todas estas contradicciones desaparecerán, proporcionando que ponemos nuestros conocimientos en práctica y adoptar las medidas necesarias para dar a todos la oportunidad de trabajar. Entonces será claro a todos que hay no beneiit a obtenerse mediante la restricción de la producción, y la mayor parte de la oposición a la eficiencia productiva desaparecerá. En la justicia a los trabajadores se debe reconocer que no están limitando la producción porque cuestionan el esfuerzo adicional; por el contrario el trabajador estadounidense normal más bien sería ocupado de lograr algo que perder el tiempo. Pero el fracaso para organizar el sistema económico de manera que asegura el pleno empleo, una falla que se excusó por la afirmación de que el pleno empleo es imposible, ha provocado una situación en donde los trabajadores se sienten, con cierta justificación, que aumentos en productividad simplemente están privando a compañeros de trabajo de sus medios de subsistencia.

No puede ser demasiado hincapié en que para el presente y, por lo que podemos ver en el futuro no hay límite a la cantidad de trabajo por hacer. A menos que haya avances que no tenemos ninguna sugerencia todavía, incluso en este día de atom–splitting, todavía viviremos en una época de escasez cientos de años a partir de ahora, aunque mientras tanto sin duda haremos mucho progreso hacia una vida mejor y más cómoda. Podemos, y debemos, organizamos nuestra economía de manera que puede eliminarse la ociosidad involuntaria.
Fuentes extranjeras de empleo.

Una característica notable de la lista de ocho más comúnmente abogó por "soluciones" ahora el problema del desempleo figura al principio de este capítulo es la importancia que concede la idea de que deberíamos buscar una respuesta extranjera a este problema puramente nacional. Tres de las ocho medidas enumeradas implican actividades extranjeras de un tipo u otro. Ampliación de los programas de ayuda exterior, segun la solución 5, daría "un ascensor para ventas y empleo en este país", y 6 solución defiende debemos "que oportunidades para estadounidenses hombres y máquinas" por "crear puntos de ultramar". Solución 4 propone que exportamos nuestros trabajadores en exceso a los países que son actualmente más éxito para tratar sus problemas de empleo. Desde el punto de vista del empleo, el efecto de todas estas medidas exteriores, si operan mediante la exportación de trabajadores o mediante la exportación de mercancías, es simplemente reducir el número de trabajadores o el número de horas disponibles para la producción nacional. En este sentido operan en exactamente del mismo modo que cualquier otra medida que reduce el tamaño de la fuerza de trabajo. Producción de bienes para beneficio de los países extranjeros es económicamente equivalente a la "construcción de la pirámide" que los keynesianos abogan cuando normal carece de empleo. Si gastamos nuestro tiempo y esfuerzo construir pirámides, conseguimos lo que valen las pirámides para nosotros. Obtenemos nada más, porque el efecto secundario de la economía, que Keynes y sus discípulos visualización, no existe realmente. "Multiplicador Keynes" es un mito. Del mismo modo, si gastamos nuestro tiempo y esfuerzo de producción de bienes para regalar a países extranjeros, entonces tenemos las satisfacciones que podemos obtener de nuestra filantropía, y obtenemos lo político benefician – o pérdida – puede obtenerse de la forma en que se distribuye nuestra ayuda, pero no tenemos nada más.
Obras públicas.

Aunque el hecho no se reconoce en general, todos, o casi todos, que se logra mediante un programa de obras públicas como una medida de empleo es compartir la carga de desempleo. Como se señaló en el capítulo VII, obras públicas realizadas con fines de empleo son inherentemente bajas en el valor y el costo neto para el público en general, después de dar crédito para los valores tangibles que se producen, es mayor que el costo de apoyo a los desempleados en bienestar o compensación por desempleo. Hay algunas ventajas colaterales que estas personas a trabajar en lugar de inactividad, pero la pérdida de esfuerzo en estos proyectos es tan evidente y el carácter del trabajo es tan a menudo ill–

suited al fondo de cada trabajador, que el efecto, tanto en la salud y la moral, es malo. El caso de obras públicas como un medio de compartir la carga de desempleo por lo tanto, es muy débil.
Proyectos comunales. Los proyectos de autoayuda comunal que hacen su aparición en cada depresión no son un factor en la situación actual, pero son de interés ya que proporcionan una clara ilustración de una de las posibles formas de reducir el límite de la supervivencia. Este esquema obtiene alrededor de los límites mínimos de productividad de empleo normal al obligar a los trabajadores para soportar la carga de la inefiiciency de la obra de sustitución; es decir, el límite de la supervivencia se reduce a expensas de los trabajadores. Desde la organización económica general es innegablemente responsable de la falta de empleo fijo, en lugar de individuos, este plan penaliza la persona de las carencias de la comunidad: una política que sin duda carece de equidad. En la práctica probablemente sería una considerable cantidad de subvenciones abierto o encubierto de estos proyectos por el Gobierno y en este sentido, el público en general podría ser parte de los gastos de apoyo a los desempleados otrora, pero incluso en el mejor de esos programas son claramente injustos para los que tienen que participarpor lo que rara vez reciben mucha atención excepto en casos de extremas emergencia.

La manera en que estos proyectos lograr la reducción del límite de supervivencia necesaria a fin de aumentar el empleo debe señalarse específicamente, ya que tiene una influencia sobre algunos de los temas que se discutirán en el capítulo X. El elemento esencial en este método de tratar el problema propuesto es la introducción de flexibilidad de los salarios. El principal factor responsable para el límite de la supervivencia alta que ahora prevalece en industria normal es la rigidez de los salarios en condiciones de luz. Es evidente que si los salarios pueden hacerse completamente flexibles, como lo son en estos proyectos comunales, donde el trabajador acepta el valor neto de su producción, cualquiera que sea, el límite de la supervivencia cae hasta el punto donde ya no constituye ningún obstáculo para el pleno empleo. Flexibilidad de los salarios, por tanto, es un medio viable de eliminar el desempleo y aunque es claramente injusto poner todo el peso del ajuste de salarios a los que tienen la desgracia al desempleo, y estos proyectos de autoayuda deben ser rechazados por ello, sería perfectamente posible lograr los mismos resultados de manera menos objetable; es decir, podríamos reducir el límite de la supervivencia y, por tanto, aumentar el empleo al introducir cierta flexibilidad en todos los salarios. En el capítulo XI, se explorarán los argumentos a favor y contra la flexibilidad salarial general.
Planes de estabilización de la industria. Una propuesta que ha recibido mucha atención es la estabilización de empleo por acción de las organizaciones industriales individuales o grupos de comercio. Superficialmente esto parece tener un gran mérito. Si una empresa que emplea a miles de personas tan puede ajustar sus asuntos que estabiliza la curva de empleo y lleva ~ pproximately el mismo trabajo fuerza a través de los tiempos buenos y malos, a primera vista parece que esto debe ser una importante contribución a

la estabilidad general. Pero estas apariciones son engañosas. Cualquier estabilidad de empleo que se logra en la empresa individual por el medio se logra a expensas de empleo en el resto de la industria. El desequilibrio entre los ingresos del productor total y los costes de producción total que es responsable del desempleo cíclico no se reduce en modo alguno por el programa de estabilización de los productores individuales, ni es el límite de la supervivencia excesivamente alto responsable de la incapacidad de los productores más débiles continuar las operaciones aliviadas por la continuidad del empleo en las instalaciones de su más fuertes competidores. El resultado neto sólo de la acción de estabilización por el productor individual es que la carga del ajuste de las operaciones para ajustarse a las condiciones económicas actuales se desplaza a otros.

Esta situación no es alterada si la estabilización se logra mediante la creación de reservas en los buenos tiempos y a partir de estas reservas cuando sea necesario. Inversión de fondos de reserva no disminuye el total poder adquisitivo actual de la comunidad, ni aumenta la retirada de estos fondos a través de la venta posterior de los activos de poder adquisitivo de la comunidad total. En cualquier caso el cambio en el poder adquisitivo para el propietario del Fondo de reserva es compensado por una igualdad y frente a cambios en el poder adquisitivo de la otra parte a la comercialización de la transacción. Por lo tanto, la utilización de las reservas no transferir poder adquisitivo de una vez a otro a menos que estas reservas se celebran en forma de efectivo. Obviamente, los productores en general no son capaces de soportar la carga financiera de realizar reservas en efectivo de cualquier tamaño significativo. Estos planes de estabilización de la industria son perjudiciales, en lugar de ayudar, como que ampliación las dificultades que se enfrentan por todos los productores que no son lo suficientemente afortunados como poder participar en los programas. Estos comentarios no se aplican a la eliminación de las fluctuaciones estacionales por acción de las empresas individuales. Aquí la situación económica subyacente es sólida, y hay suficientes ingresos totales para mantener el empleo en un solo lugar, si no en otro. En estas circunstancias, la presupuestación de trabajo controlable por productores individuales para minimizar la temporada picos y valles en la curva de empleo reduce las pérdidas en el desplazamiento de los trabajadores de un trabajo a otro y también tiende a una utilización más eficiente del trabajo. Aliento de programación de trabajo en las industrias individuales de manera que se reduzcan las fluctuaciones estacionales de la demanda de mano de obra, por tanto, puede aparecer como una de las medidas que serán útiles para reducir el tamaño de la tarea de llevar a cabo un programa de empleo directo. En general, esa estabilización de trabajo intra–company trabaja en beneficio de los propios productores, y resultará más rentable cuando se inicia un programa de empleo eficaces y se elimina la oferta laboral flotante.
Seguro de desempleo.

La mayoría de los programas de "compartir" son sólo propuestas, o las medidas que se han

utilizado sólo en forma algo incidental y menor. La única excepción notoria (aparte de los programas de bienestar público, que no son principalmente para alivio de los desempleados) es el seguro de desempleo. Este sistema, ahora en operación a gran escala, cobrará un impuesto sobre los trabajadores y sus empleadores (este último, por supuesto, pasa al público en general a través del mecanismo de precio) y del fondo lo creados los pagos se realizan en cantidades y durante períodos específicos de tiempo a aquellos que califican bajo la definición actual de "desempleados". Los beneficios de desempleo son, en principio, relacionados con el mínimo nivel de vida más que los niveles de salarios actuales y por lo tanto, son bastante más bajos que los salarios normales.

Como desempleo puede existir, algunos de programas como el seguro de desempleo que, en un grado, se extiende la carga por la comunidad en general, en lugar de concentrarse lo en un relativamente pocos individuos lamentables, es claramente justificada como una cuestión de equidad. Sin embargo, debe reconocerse que éste es un método muy insatisfactoria de manejar el problema. El remedio sólo satisfactorio para el desempleo es un suministro adecuado de self–supporting puestos de trabajo. Extendiendo la carga es un pobre sustituto en el mejor. Al aceptar el desempleo y dirigir la atención sólo a lograr una distribución equitativa de la pérdida que se incurre, la comunidad en su conjunto es perder una gran cantidad de producción potencial, mientras que al mismo tiempo se reducen las personas que se ven afectadas, para el período de desempleo, de una vida cómoda al mínimo. Además, pago de dibujo para trabajar no es hábito, y están desarrollando una clase de compensación por desempleo profesional y beneficiarios que ya es un problema serio y será aún más críticas en los próximos años. Las propuestas actuales para liberalizar los beneficios de desempleo suelen agravar este aspecto del problema. Visto por Myrdal, "tal propuestas subestimación cómo insalubre y destructivo es para nadie y especialmente para los jóvenes sin mucha participación en la cultura nacional a ir inactivo y vivo más permanentemente en doles".58 Cuando somos capaces de garantizar el empleo principal de cien por ciento a través de medidas tales como los discutidos en este trabajo, se eliminará la necesidad de seguro de desempleo, y puede interrumpirse el presente programa. Será necesario tener en cuenta un breve intervalo entre empleos – quizás algo de dos semanas, para dar tiempo de la maquinaria de empleo para operar, pero, como ya se ha mencionado, será bastante exigir el pago de una indemnización por el empleador (la Agencia de empleono al trabajador), y el trabajador puede pagar su salario regular durante el período provisional, lo que puede ocurrir que, fuera de los fondos acumulados de estos cargos de indemnización. A fin de poner algunos dientes en la garantía de empleo, también será necesario exigir a la Agencia de empleo del Gobierno para pagar salarios a este ritmo regular más allá del período provisional normal si se produce cualquier retraso en la colocación de los trabajadores en un nuevo empleo. Ineficiente operación del sistema de empleo podría ser costosa en virtud de un acuerdo de este tipo, pero incluso en el peor estos costes no será más que una fracción muy pequeña de los pagos de desempleo actual. Este método de

operación propuesto también tendrá la importante ventaja si tales costes anormal, se destacan en su verdadera luz como los síntomas de la operación de efiicient, en lugar de ser enterrado en la forma de los costes derivados de los abusos generalizados del sistema de compensación por desempleo existente, y la iniciación de las medidas correctivas se facilitará correspondientemente.
Garantía salarial anual.

Una propuesta que es muy popular entre los trabajadores industriales es un salario anual garantizado. Esta idea también dibuja un apoyo considerable de los socio–economist, cuyas reacciones emocionales están fuertemente influenciadas por el punto de vista de los trabajadores. "Tales garantías", dice Yoder, "representaría un paso adelante claramente hacia la seguridad de estabilización y salarios de salarios".59 En esencia, sin embargo, esto es simplemente la compensación en una forma diferente. Tiene un mayor atractivo para el trabajador ya que le da una mayor tasa de remuneración durante el período de inactividad y no contiene limitaciones de tiempo, pero desde el punto de vista de la comunidad en general, este plan está sujeto a exactamente las mismas objeciones como el seguro de desempleo, particularmente el hecho de que abandona el objetivo de máxima utilización de la oferta potencial de mano de obra. Si un programa se ponga en práctica una gran cantidad de mano de obra potencial es irremediablemente perdida.

Un argumento que se ofrece con frecuencia por los trabajadores de esas propuestas es que en efecto, empleados de oficina reciben una garantía similar a través de ser pagado por el mes en lugar de por el día. La debilidad de este argumento es que cualquier garantía de continuidad del personal de la Oficina puede tener – que es no tanto como las tarifas diarias suele pensar – no es continuidad de pago pero la continuidad del empleo. La naturaleza del trabajo de oficina es tal que hay menos variación en las necesidades de mano de obra que es el caso de las operaciones de producción, pero cuando el trabajo disminuyen, los empleados de ofiice son despedidos igual rápidamente y que definitivamente como los empleados de la fábrica. Cabe señalar también que la práctica general de incluir disposiciones de antigüedad en contratos sindicales ha tenido el efecto de hecho de garantizar la continuidad del empleo a los más altos empleados, tanto en la Oficina y en la planta, a expensas de aquellos con menos antigüedad. Esto es, por supuesto, directamente contraria al principio de "compartir la carga" que los sindicatos abogan tan fuertemente en su apoyo a las medidas que garantiza salarios anuales, reducción de horas de trabajo, limitación de dispositivos de labor–saving, etc.., pero es bastante típico de la actitud general hacia estas medidas de intercambio. Favorecemos otros compartir con nosotros, pero nos oponemos a compartir con los demás. Una garantía de empleo logra el mismo objetivo como un salario anual garantizado; es decir, asegura a cada individuo en la fuerza de trabajo los ingresos adecuados para un

trabajador totalmente ajena. La ventaja del programa de empleo es la eliminación de los residuos debido al tiempo de inactividad. Cuando dicho programa se ponga en funcionamiento, se proporcionará los acuerdos como las reglas de la antigüedad que aseguran la continuidad del empleo para ciertos individuos pueden permanecer en vigor y los trabajadores perjudicados por la operación de estas reglas con otro empleo bajo el nuevo programa. Como consumidores y miembros del público en general, todos estos trabajadores compartirán el aumento general de producción resultante de la plena utilización de la mano de obra disponible.
Subvenciones.

Recientemente, el concepto de algún tipo de un ingreso mínimo garantizado para todos se ha convertido en una cuestión muy vivo. Un n.umber de sugerencias en este sentido han aparecido de vez en cuando en el pasado, pero el asunto fue sacado de la fase de discusión preliminar por una recomendación que se hizo y más tarde abandonó, por el Presidente Nixon. Ahora existe un apoyo generalizado a esa garantía, y antes de que estas palabras aparezcan en imprimir una legislación de este tipo puede han aprobado. En la medida en que esta garantía de ingresos puede aplicarse a las personas que no son capaces de trabajar, es fuera de la discusión de este ámbito. De hecho, está fuera de la provincia de la ciencia económica por completo. Pero el impacto de un programa de ese tipo en el estado de la serie de calificaciones de la población debe tener algunas muy seriamente.

Se debe entender, sin embargo, que la cuestión que se está debatiendo como se escriben estas palabras, la cuestión de si se garantiza un plan que incorpora un ingreso es o no es preferible para el sistema de bienestar que ha estado en funcionamiento durante varias décadas, no es pertinente en el contexto de este trabajo presente. Sobre la base de las conclusiones del estudio teórico de la situación del empleo, como se detalla en el capítulo VI, los siguientes tres capítulos desarrollará un programa de sonido, práctico que puede proporcionar empleo productivo full–time de forma garantizada para todos los que están dispuestos y capaces de trabajar. La pregunta que queremos examinar, por lo tanto, no si es preferible para el bienestar de una garantía de ingresos, sino cómo estos programas, en aplicación a la serie de calificaciones de la población, se compara con la garantía de empleo de full–time que ahora es posible en las condiciones descritas en este trabajo. Si o no deberíamos hacer un "piso" de ingresos; es decir, asegurar todos que ciertos ingresos mínimos aunque no pueda participar en cualquier trabajo remunerado, son un tema independiente – una cuestión noneconomic – que no debemos considerar en la conexión actual. Una garantía de empleo dará a cada trabajador la seguridad de un ingreso adecuado para el tipo de trabajo es capaz de hacer. Esto no impide que la comunidad complementar esos ingresos, si lo considera necesario para hacerlo, por subvencionar el extremo inferior de la escala de salarios. ¿La cuestión, tal como se aplica a aquellos capaces de trabajar, es simplemente: vamos garantizamos ingresos o tendremos garantizar

el empleo? Desde un punto de vista económico no puede haber ninguna duda en cuanto a la respuesta. Proporcionar empleo a los trabajadores potenciales en lugar de apoyarlos en la ociosidad aumenta la producción total de la comunidad y eleva los ingresos de las personas involucradas en el programa, mientras que al mismo tiempo aclara la carga de los contribuyentes. Además, este método de manejar el problema tiende a minimizar las dimensiones de este problema; es decir, si x potencial trabajadores carecen de ingresos porque están desempleados, nunca es necesario para proporcionar más de x de nuevos puestos de trabajo. Por otro lado, si el problema se maneja en una base de ingresos , en lugar de hacerlo sobre una base de empleo , bienestar o algún programa de mantenimiento de ingresos para compensar la falta de ingresos de las actividades productivas, las dimensiones del problema se incrementan. Cuando se adoptan medidas en vigor que hacen posible vivir sin esfuerzo, o con muy poco esfuerzo, el número de personas que contrive a ser incluidos en el programa siempre es mucho mayor que el número que sería sin ingresos normales que ningún programa de este tipo en existencia. En las mismas condiciones que antes, donde x potencial trabajadores carecen de ingresos porque están desempleados, familias de x varias veces apoyadas por el programa generará inevitablemente la adopción de un programa de mantenimiento de ingresos de cualquier tipo. Así, el método de mantenimiento de ingresos multiplica el problema múltiples. Esto no es especulación o conjeturas. Incluso el examen más informal de las reacciones normales de los seres humanos hace claro que esto es lo que va a pasar y un examen de la experiencia con el bienestar de los programas mostrará que esto es lo que está ocurriendo. "Dónde la gente que va en AFDC (ayuda a las familias con hijos a cargo, el más grande y más costoso de los programas de bienestar) provienen en primer lugar? … Proceden de este grupo de personas que nos hemos acostumbrado a llamar el trabajo pobres. Rápido como hemos sido capaces, bajo el presente programa WIN, adoptado en 1967, para formar a las personas actualmente en AFDC, ha habido dos y tres y cuatro o más familias en los rollos en esos Estados para cada uno de los que nos hemos quitado ".60 Por lo que dijo al Presidente de la Comisión de la cámara sobre los medios en 1970. Pero ¿qué podemos esperar, cuando los "pobres" se ofrecen una elección entre el trabajo continuo y una vida de facilidad bajo estándares de vida sólo ligeramente inferiores (en muchos casos, incluso mayores)? Independientemente de lo que llamamos: bienestar, o mantenimiento de los ingresos, o asistencia familiar o cualquier otra cosa: cualquier programa que toma el lugar de trabajo como una fuente de ingresos alienta la ociosidad y reduce drásticamente la población de la nación. Cada programa de este tipo contiene algunas disposiciones que se supone que para excluir a aquellos que son capaces de trabajar y sustentar a sus familias, pero siempre hay muchas formas de evadir las restricciones, incluso si los administradores de los programas intentan un estricto cumplimiento de las normas, que, en la práctica, es rara vez cierto. Como se señaló en relación con la declaración citada, "las inclinaciones filosóficas de los trabajadores sociales y los administradores" no funcionan en esta dirección. El resultado

neto, por lo tanto, es justo lo que se describió: es decir, los "pobres" se desvían a la categoría de "bienestar" o "asistencia". La mayoría de los ingresos propuesto garantiza programas contienen disposiciones que permiten la retención de una parte de ofwhatever cantidades pueden ser ganados por los destinatarios de la asistencia de ingresos, y estos son citados frecuentemente por los defensores de los programas como incentivos que inducen a personas para trabajar. Por ejemplo, representante Hale Boggs tuvo que decir esto:
Este tratamiento de ingresos daría un fuerte incentivo para tomar empleo y aumentar los ingresos. Una familia con un miembro de trabajo siempre será mejor que una familia sin trabajo miembro. Esta disposición da reconocimiento en el caso de que el destinatario de bienestar de una realidad tan fundamental y tan obvio que el resto de nosotros han siempre lo por sentado: simplemente que si una persona estaría mejor trabajo que no trabajará.61

Pero esto es no una "realidad" – lejos de ella, y tomarlo sentado en la formulación de la política puede conducir a nada pero costoso desilusión. La persona promedio ante una disyuntiva entre trabajar y no trabajar no funcionará, si él posiblemente puede evitar a menos que siente que será suficiente mejor trabajando para justificar sacrificar el ocio. Como ve la imagen, más allá del punto donde puede conservar sus ingresos completas se está pidiendo a trabajar para pagar la mitad (o cualquier fracción el plan proporciona), y él no quiere ninguna parte de este tipo de propuesta. Esta misma disposición: retención de sólo la mitad de los ingresos más allá de una cantidad especificada, se utiliza en el programa de Seguridad Social como un medio de desalentar a los pensionistas de trabajo y la experiencia ha demostrado que es un medio eficaz para lograr ese objetivo. Ahora se nos pide que creen que una medida que está específicamente diseñada para impedir que un grupo de destinatarios de ingresos hacer cualquier cantidad considerable de trabajo (porque los reglamentos de Seguridad Social se basan en la idea errónea de que la eliminación de los trabajadores de más edad de la mano de obra fuerza abre oportunidades de empleo para jóvenes)y es conocido por tener ese efecto, será alentar a otro grupo de destinatarios de ingresos a trabajar más. Sólo podemos concluir que la mano derecha del Gobierno presta poca atención a lo que está haciendo la mano izquierda. Además, cualquier programa de mantenimiento de ingresos aplicable a los individuos aptos no sólo alienta a vivir en una escala lo suficientemente baja como para evitar la necesidad de trabajar, pero también es una gran injusticia al trabajador normalmente empleado en el soporte de ingresos por encima de los ingresos "piso". Un individuo regularmente empleado que se paga el salario mínimo legal debe trabajar prácticamente a tiempo completo para ganar el ingreso anual garantizado. Pero su vecino, que logra evitar un trabajo regular y lo califica para la asistencia de ingresos recibirán el mismo total si trabaja sólo una fracción de este tiempo. Este es el tipo de una situación que es responsable por el crecimiento de la enorxnous del problema de bienestar en los últimos años: el Gobierno está haciendo rentable para evitar el trabajo.

En el debate que está en marcha como se escriben estas palabras, el principal argumento a favor de una garantía de ingresos es que el sistema de bienestar social ha sido un fracaso colosal. Pero el remedio que propone (o puede que ya esté en efecto en el momento en que este volumen se publica) es esencialmente nada más que una dosis mayor de la misma medicina ineficaz. Es otro programa de bienestar en una forma ligeramente diferente, que puede esperarse que agravar, en lugar de mejorar, existentes condiciones, a medida aumenta la cantidad y la cobertura de los pagos de ociosidad y aumenta así el incentivo para evitar el trabajo. Un programa que garantiza empleo en lugar de ingresos no es sujeta a estas graves desventajas, aunque el extremo inferior de la escala de salarios es subvencionado por lo que hay, en efecto, una garantía de ingresos mínimos para los que están dispuestos a trabajar a tiempo completo. Lo que nosotros estamos garantizando en este caso es una oportunidad de obtener ingresos. Aquí el individuo tiene la opción económica normal entre el trabajo con ingresos y ocio sin ingresos, no la simple elección entre trabajo y ocio que es eficaz, aunque sin querer, proporcionada por garantías directas a la renta. Aunque el caso a favor de la alternativa de empleo es particularmente clear–cut desde el punto de vista económico, es difícil ver donde cualquier tipo de un argumento válido puede ofrecerse en apoyo de una garantía de ingresos para las personas able–bodied una vez que sea posible garantizar el empleo. Hay, es cierto, que ir hasta el extremo de oponerse a cualquier medida que obliga a una persona a trabajar para ganarse la vida, pero es la única alternativa ya que alguien debe hacer la producción forzar a alguien a hacer el trabajo por él; es decir, para forzar la población empleada a trabajar más horas para proporcionar una vida para la persona que elige el ocio. Bienestar, garantías de ingresos o subsidios de cualquier otro tipo, no proceden del Gobierno. Vienen completamente de los bolsillos de los que ganan lo que reciben. La raza humana en su conjunto está sujeta a un edicto "trabajar o morir de hambre" que nosotros no podemos evadir – están siendo obligados a trabajar, si eso es lo que alguien quiere mirar la situación – y si una persona no cumple su parte, alguien tiene que hacerlo para él. En estas circunstancias, es definitivamente para insistir que cada individuo al menos debe llevar su propio peso, si es físicamente y mentalmente capaz de hacerlo. Vivir en inactividad en el tipo de un ingreso mínimo que puede proporcionarse dentro de un plan de "asistencia" también tiene algunas consecuencias altamente indeseables, tanto para los individuos que participan y para la sociedad en que viven. De hecho, muchos de los problemas sociales que actualmente se atribuyen a la "pobreza" y se citan como justificación para el mantenimiento de los ingresos programas son en gran medida, si no completamente, debido a la inactividad y se intensificarán las medidas tales como el ingreso garantizan que aumentar la población inactiva. El recurso sólo efectivo para el desempleo es el empleo.

CAPÍTULO X

Ayudas al empleo
Con el beneiit de la información desarrollada en el capítulo VI, sería posible proceder directamente a la formulación de un programa práctico que reduciría el límite de la supervivencia suficiente para eliminar el desempleo. Obviamente, sin embargo, sería conveniente estudiar la manera de minimizar el problema del desempleo y simplificar la tarea de llevar a cabo las medidas de control directo, antes de tomar examen del posible control medidas propias. A pesar de que no hay restricciones sobre la cantidad de trabajo que se puede crear reduciendo el requisito mínimo de productividad es claramente recomendable evitar reducir este requisito cualquier más lejos de lo que es realmente necesario, si cualquier reducción del requisito resultará inevitablemente en una reducción en el productiuity real. En este momento, por lo tanto, examinaremos varias posibilidades de aumentar el empleo sin alterar el límite de la supervivencia. Asistencia para el empleo. Una de las cosas más evidentes que pueden hacerse para reducir el desempleo es proporcionar un sistema más adecuado para los trabajadores en empleos disponibles y hacerlo rápidamente. Incluso cuando la economía está funcionando en un máximo o cerca de base máxima hay una pérdida sustancial en mano de obra debido a la necesidad de que cada trabajador buscar un nuevo empleo, cuando la antigua uno termina. Si esto fuera estrictamente una cuestión que afecta sólo al individuo, puede haber algún argumento para tomar el stand que es responsabilidad de cada trabajador para el empleo de ilnd por sí mismo, aunque la complejidad de la vida económica moderna todavía haría que tal actitud bastante difícil de justificar. Pero el desempleo no es sólo un problema personal. Se trata de una pérdida para la economía en general y ya que el individuo no está en condiciones de hacer nada más de lo que ya está haciendo – es decir, salir y buscan un trabajo, la responsabilidad recae claramente en la comunidad para proporcionar un remedio y eliminar esta pérdida de esfuerzo productivo. Es una reflexión seria sobre los acusados con la administración de nuestros asuntos nacionales que no se han adoptado medidas activas para reducir esta fuente de residuos nacional y dificultades individuales hasta en los últimos años, y entonces sólo bajo el estímulo de una necesidad que no puede ser ignorada. Además, las agencias de empleo públicas existentes, aunque claramente constituyen un paso en la dirección correcta, están funcionando bajo una política que es totalmente insuficiente para cumplir los requisitos. Los servicios de empleo actual son principalmente limpiar casas, acepta el trabajo que viene en y puestos de trabajo que vienen en forma voluntaria y tratar de igualar los dos. Lo que se necesita para alcanzar nuestro objetivo es transformar esta política pasiva en una política activa, por lo que no sentarse y esperar para que puestos de trabajo en; vamos activamente en busca de empleo, así como nos salen a buscar puntos de venta, si nos estábamos de marketing de los productos de nuestras industrias. Y para vender su producto, la Agencia debe hacer sus servicios más atractiva para los posibles clientes, las empresas que son los productores de trabajo importante en nuestra economía. Como ahora están las cosas, muchos, si no la mayoría, de los empleadores respecto de los organismos públicos de empleo como un último recurso. Mantienen sus propias listas de solicitantes de empleo; inserción anuncios en los periódicos; mandan a los reclutadores; utilizan las agencias de empleo privadas y así sucesivamente; todo lo cual sería wholl

innecesario si sus necesidades se por los organismos de Gobierno. La mera existencia de largas columnas de "se busca ayuda" anuncios en los diarios es una clara indicación de que algo anda mal en serio. Lo que estos empleadores están gastando su dinero tratando debería ser disponible más fácilmente, con mayor detalle y sin costo, en la Agencia de empleo del Gobierno. Pero hay un conflicto básico de interest'between, los empleadores y la Agencia. Los empresarios quieren la mejores calificados hombres o mujeres que están disponibles. Por otra parte, la Agencia quiere colocar como muchos de los trabajadores menos calificados como sea posible, a fin de minimizar el número de personas que están sin trabajo durante largos períodos de tiempo, y los procedimientos de colocación son por lo tanto, establecer de manera como para restringir la capacidad de los empleadores a elegir. En consecuencia, los empleadores recurran a otras fuentes de que obtendrá mejores resultados y tienden a limitar su uso de la agencia pública al mínimo. Este conflicto de objetivos es inevitable, siempre que hay un excedente de mano de obra, pero se eliminarán cuando adoptamos un programa que hará puestos de trabajo disponibles para todos, y esto borrará el camino para una cooperación constructiva entre la Agencia y los empleadores. El trabajo de la Agencia no debe limitarse a colocar a quienes están buscando activamente empleo. La pérdida a la nación por inactividad laboral es sólo tan grande si la ociosidad es debido a la imposibilidad de encontrar trabajo o a la falta de agresividad o iniciativa en buscando. Después de haber colocado a todos aquellos que se aplican para el trabajo, la Agencia de empleo debe buscar activamente trabajo adicional para llenar más puestos de trabajo. Cuando se inició el programa de empleo será, por supuesto, dirigido principalmente hacia el logro de emplcyment primaria completa, ya que es el objetivo número uno. Tan pronto como la situación del empleo principal está en buena forma, la Agencia debe comenzar a promover el empleo secundario. Además de en busca de más trabajadores de tiempo completo, como se sugiere en el párrafo anterior, deberían emprenderse programas activos para buscar empleos de tiempo parcial estacional y otros y para encontrar trabajadores para ocupar esos puestos de trabajo. Deberían adoptarse medidas, mediante acuerdos voluntarios o a través de medidas gubernamentales, para eliminar los obstáculos existentes a tal vez parte de trabajo – reglas de la Unión, restricciones de empleo de la industria, etc., la justificación de que ya no existirá cuando se garantiza empleo pleno principal. No es buena política pública para forzar a nadie a trabajar, si prefiere el ocio para los productos de esfuerzo y tiene la acumulación de riqueza en la que puede vivir, por lo que su inactividad no imponer una carga para nadie. Tal obligación sería contrario a la finalidad fundamental de que estamos tratando de mejorar la eficiencia de los procesos económicos, que de hacer la vida más agradable y divertida. Pero es una pérdida definitiva a la comunidad, no sólo para la persona, si un trabajador permanece inactivo cuando prefiere trabajar. No podemos despedir a esto como el problema personal del propio trabajador; También es una preocupación de la comunidad en su conjunto. Subsidio de movilidad de la mano de obra. La colocación de todos los trabajadores disponibles no puede lograrse por un simple proceso de búsqueda de oportunidades de empleo existentes; También requiere la utilización de diversos expedientes para crear oportunidades adicionales. Hasta ahora las actividades de las agencias de empleo del Gobierno han se basa principalmente en la teoría de que el empleo es una transacción privada entre empleador y empleado, y el Gobierno

sólo entra en la imagen como una especie de forastero benevolente y útil, que no puede costear los gastos apreciable en ampliar su asistencia. Pero en realidad, la comunidad tiene un interés en la materia que es al menos coordinar con la de los otros dos participantes. En todo caso, el interés público en la transacción de empleo es mayor que el empleador, a menudo la cuestión de si el trabajo adicional va a ser rentable o no rentables es mucho en la frontera por lo que respecta a los empleadores, pero el empleo adicional de un carácter normal es siempre rentable a la comunidad. La falta de lógica en la presente Directiva puede verse cuando nos damos cuenta que tras negarse a gastar una pequeña cantidad de dinero para colocar un trabajador en un puesto de trabajo, el Gobierno gira y pasa una gran cantidad a mantener le en la ociosidad, además de sacrificar la contribución que el trabajador haría hacia los gastos generales de la Comunidad si se empleó regularmente. Como señalado en el capítulo VI, cuando todos los trabajadores que se pueden dar empleo por el simple proceso de localización de oportunidades de empleo existentes han sido colocados, es rentable a la comunidad para hacer los gastos necesarios proporcionar puestos de trabajo para el resto de los trabajadores como los valores creados por este empleo auxiliar son iguales los salarios pagados, o en caso de emergencia, son suficientes para cubrir la diferencia entre los salarios pagados y los importes que de lo contrario se permitiría el bienestar o la compensación por desempleo. Sobre la base de estimaciones citadas en el debate anterior, esto significa que a fin de colocar a los desempleados en puestos de trabajo en la industria privada se justificaría la comunidad en subvencionar el empleo adicional en la medida de al menos el cincuenta por ciento de los salarios normales, si es necesario. En ciertos casos de s.pecial es posible crear empleo adicional en una industria competitiva, donde se garantiza la producción adecuada de valores, a un costo muy bajo esta figura permitido de iifty por ciento. Obviamente no deben descuidarse oportunidades de este tipo. Uno de esos campos rentable que pueden ser abierto por la adopción de una política de gastar una cantidad razonable para la expansión del empleo está supeditada a incrementar la movilidad de mano de obra. Incluso en depresión las condiciones allí son puestos de trabajo van mendigando en algunos lugares, debido principalmente al hecho de que el trabajador ni el empleador puede permitirse financiar el paso de hogar del trabajador a la ubicación del trabajo. Este costo se vislumbra como una montaña al trabajador que tiene poca o ninguna fondos de reserva, sobre todo porque la falta de cualquier garantía de un plazo fijo de empleo hace el movimiento una apuesta por su parte. Es también un importante obstáculo para el empleador, que tiene sólo un muy pequeño margen de esperanza de ganancias en el mejor, pero que realmente representa sólo un porcentaje menor de los gastos totales de la mano de obra involucrado y a la comunidad en su conjunto el coste de cubrir los gastos de movimiento es insignificante en comparación con las ganancias que se lograría desde el aumento del empleo. El uso del término "crear empleo" en un caso de este tipo donde todo lo que estamos haciendo es hacer un trabajo potencial disponible proporcionando transporte al sitio de trabajo, pero en realidad, que esto es, al igual que hacemos por el uso de cualquier medida de empleo podrán alcanzar algunas objeciones. Donde hay trabajo por hacer, existe un potencial empleo, y cualquier acción de empleo tomaremos, independientemente de su naturaleza, simplemente convierte esa potencialidad en una realidad. En cualquier momento cuando hay puestos de trabajo disponibles en una única ubicación y para quien no hay empleos regulares pueden encontrarse en otra ubicación, la Agencia de

empleo de los trabajadores deben autorizarse para el transporte de los trabajadores y sus familias a la ubicación del trabajoy volver a casa una vez más en la conclusión del trabajo, si es necesario. En la mayoría de los casos no aún será necesario volver a los trabajadores a sus lugares de origen. Se puede simplemente mover desde una ubicación a otra como desarrollan los requisitos, se deciden a establecerse y arraigarse en algún lugar. Debido a los picos estacionales en diversos sectores y las demandas de trabajo concentrado de grandes proyectos de construcción es decididamente ventajoso tener un alto grado de movilidad laboral, y hay suficientes trabajadores que les gusta saltar alrededor del lugar para colocar y disfrutar de los mayores ingresos que pueden ser obtenidos en este tipo de trabajo para que la flexibilidad deseada puede alcanzarse sin infligir una dificultad a nadie. Uno de los principales obstáculos que está en camino de adoptar esas políticas, incluso cuando están obviamente beneiicial a todo interesado – pública, empleador y empleado – es que al miedo de que alguien se beneficiará de las transacciones. En este caso la contención sin duda se planteará que nos daría al trabajador algo para nada, lo que le permitió recorrer el país en el gasto público, y que podría favorecer el empleador de mano de obra temporal, que permite hacer beneficios adicionales. En realidad, sin embargo, todos los participantes en este programa propuesto ganaría lo que reciben, y nadie podría obtener cualquier gratificación. El trabajador que está dispuesto a mover de trabajo a trabajo y rellene donde necesitaba está realizando un servicio útil que la mayoría de los trabajadores que no desee realizar, y no hay ninguna injusticia a nadie si se le da la asistencia necesaria para hacer posible los movimientos. Tanto el Gobierno como los empleadores privados suelen absorben parte o la totalidad de los gastos de movimiento de empleados permanentes que son trasladados de un lugar de trabajo a otro. Lo que ahora se propone es simplemente una extensión de este mismo principio, aplicación en todos los casos donde se hace el movimiento de los trabajadores en respuesta a una necesidad de trabajo genuino. No hay ninguna intención de proponer el pago de gastos a los efectos del propio trabajador en movimiento, o de ayudar a los empleadores a atraer a hombres de otros trabajos. Aquí nuevamente es necesario señalar que la fuerza motriz detrás de todas las transacciones económicas es la expectativa de hacer una ganancia. Las ventas no sería posibles, por ejemplo, a menos que el comprador cree que las mercancías son vale más de lo que la cantidad que tiene que pagar por ellos. Si consideraba que el dinero y los bienes exactamente igual en valor, no habría ningún objeto en el intercambio de uno para el otro. Ningún trabajo es hecho voluntariamente a menos que el trabajador valora su salario o las satisfacciones resultantes de la labor más que él valora su ocio. Cuando desea configurar un programa para lograr un resultado económico deseado, la única política efectiva es reconocer este principio económico básico y a elaborar los detalles del plan de tal manera que quienes participar y ayudar a que el programa tenga éxito ganará por hacerlo. No hay nada inmoral o poco éticas acerca de esas ganancias, ya sea en forma de salarios o "beneficios", o en forma de interés, alquiler, o beneficios. Independientemente de qué nombre que les sean aplicables, estos avances constituyen el pago por los servicios prestados. El temor de que "alguien va al profesor TI" de los gastos que hacemos es absurdo. Lo que legítimamente debería preocuparnos es no si alguien hace una ganancia, pero si todas las ganancias: salarios, beneficios o cualquier otra cosa: están en consonancia con el valor de los servicios prestados. Cualquier medida que beneficia a la comunidad como un todo sin pérdida a cualquiera de

sus ciudadanos individuales merece nuestra aprobación, pero desde un punto de vista puramente lógico, una medida que enriquece la comunidad colectivamente y al mismo tiempo aporta beneficios adicionales de las personas por encima de la ganancia colectiva es aún más deseable. La propuesta subsidio de movilidad laboral es en esta última categoría. La economía nacional hace la mayor ganancia, pero tanto el trabajador y el empleador también beneficiarse de empleo adicional que es posible.

Reconversión de los trabajadores desplazados. Cuando eliminamos el desempleo cíclico por medidas contracíclicas, el problema más importante de empleo restante será la rápida comercialización de los lanzado desde sus puestos de trabajo por las inevitables fluctuaciones en la demanda de mano de obra por parte de las empresas productoras individuales. En general, esto no implicará ninguna redistribución extensa del tipo de trabajo. Carpinteros lanzados desde un proyecto de construcción completa serán absorbidos por un proyecto recién inaugurado y así sucesivamente. Además, los trabajadores así liberados serán principalmente aquellos cuyo empleo se entiende como temporal, ya sea por la impermanencia de la obra en sí, como en el caso de la construcción, o porque son más trabajadores contratados para satisfacer picos temporales. Por lo tanto, estos trabajadores tendrán ~ rio particular "confiere derechos" en sus puestos de trabajo específicos: todo lo que podemos emprender para hacer de cada uno de ellos es garantizar que se presentó con algunos otros puestos de trabajo de carácter apropiado. Existirá una situación muy diferente en relación con los empleados de relativamente larga cuya utilidad en sus ocupaciones regulares llega a su fin debido a las mejoras tecnológicas: introducción de dispositivos de labor–saving, etc.. Casi todos están de acuerdo en que elevar el nivel de vida general es un objetivo de worth– while, y la mayoría de los que considerar seriamente a asuntos económicos consideran "crecimiento" de la economía (que es lo mismo, visto desde otra dirección) como un objetivo deseable, pero no parece generalmente se puede apreciar que crecimiento ni un mejor nivel de vida puede ser logró a menos que un gran indiuiduals muchos están separados de sus puestos de trabajo actuales. Un mayor ingreso real sólo puede lograrse por medio del aumento de la productividad; es decir, más producción por trabajador. Si cada persona fueron satisfecho a recibir el beneficio de los mayores ingresos, un incremento de 10%, por ejemplo, en forma de diez por ciento más de lo mismo: comer alimentos de diez por ciento más, usar zapatos de diez por ciento más, pasar diez por ciento más tiempo en la silla del dentista, utilice aspirina de diez por ciento más y así sucesivamente, no habría ninguna dislocación de empleo. Pero no comemos alimentos más como nuestros ingresos se eleva; el cambio, si los hay, es probable que en la otra dirección. Y lo mismo ocurre con gran parte de nuestras compras. Mantener nuestro nivel actual de consumo de estos elementos y asignar el ingreso adicional a la compra de distintos bienes. Esto significa que deben quitar el empleo en la producción de alimentos básicos y otros artículos de la categoría "inelástica" como aumentos de productividad. Además, las preferencias del consumidor cambian continuamente como cambian de hábitos y productos nuevos y mejorados aparecen en el mercado. El automóvil, por ejemplo, destruyó un número de industrias, pero creó una serie de nuevos. Cada cambio significa que algunos trabajadores pierden sus puestos de trabajo. Esto tecnológico desempleo debido al aumento de la productividad y evolución de la demanda de los

consumidores es una característica importante de la economía present–day, y debe prestarse especial atención en cualquier programa de pleno empleo. No cabe duda, pero que el aumento en la eficiencia productiva debido a las invenciones y mejoras tecnológicas es inmensamente rentable a la sociedad en su conjunto. La suma total de las mejoras de este tipo es la diferencia entre nuestra escala actual de la vida y la de los habitantes de la cueva. Como cuestión de política pública general, por lo tanto, es evidente que tales invenciones e innovaciones deben estimular y fomentar. Nos imd, sin embargo, que hay un importante cuerpo de oposición a estos avances tecnológicos, que se ha hecho conocido en el pasado, principalmente por testarudo y tenaz resistencia pasiva por parte de los trabajadores, pero más recientemente ha salido a la luz pública y ha producido varias normas restrictivas, objeto de acuerdos de trabajo con los empleadores o adoptada unilateralmente por los sindicatos. En algunos países extranjeros este movimiento más avanzado y ha dado lugar a una gran cantidad de imprudente legislación diseñada para desalentar el desplazamiento de la mano de obra por la mecanización y sancionar a los empleadores que recurren a guardar el equipo de trabajo. Aquí, entonces tenemos un conflicto directo entre el interés público general y la actitud de ciertos grupos de trabajadores, empleados especialmente industriales. ¿Cómo podemos conciliar estos puntos de vista opuestos? El primer requisito es que entendemos la base fundamental sobre la que los trabajadores descansan su caso. Naturalmente no todos van a través del proceso de analizar sus propias reacciones mentales y determinar la razón detrás de sus opiniones, pero está claro que en esencia están adoptando el stand el individuo no debe sacrificarse en pro del bienestar general. Cuando nos detenemos a examinar cuidadosamente de esta proposición es difícil evitar la conclusión de que representa un paso adelante en el desarrollo de una política social sólida y como tal está destinada para la aceptación de más y no menos conforme pasa el tiempo. Pero no significa preservación de seguridad económica y progreso tecnológico son incompatibles. Si ponemos el tipo correcto de las políticas en vigor, podemos tener ambos. El costo de la protección de la situación económica de los trabajadores desplazados es definitivamente una acusación contra los beneficios derivados de las mejoras, pero satisfactorio progreso hacia una solución del problema existente es imposible hasta que más claramente se reconoce sólo quién es el que deriva el mayor beneficio de esas mejoras y, por consiguiente, debería mantenerse el costo de la protección de los intereses de las personas desplazadas. Hasta ahora, donde cualquier intento para proteger al trabajador frente al deterioro de su situación económica por la introducción de dispositivos de ahorro de mano de obra se ha supuesto que los beneficios de estas mejoras se acumulan para el empleador, y por lo tanto los costos involucrados en la protección de la posición de los trabajadores se han evaluado en su contra. El resultado ha sido una asfixia de progreso. Eficiencia productiva en todos los países donde se ha seguido esta política está quedando muy por detrás de la marca en los Estados Unidos, donde las restricciones de esas innovaciones son como aún relativamente limitado. Ingenieros estadounidenses que han examinado las condiciones en las minas de carbón británico durante y después de la Segunda Guerra Mundial fueron literalmente maravillado por la incapacidad para utilizar equipos modernos y métodos y el Gobierno británico ha admitido oficialmente la validez de estas críticas. Otras naciones que han promulgado legislación que penaliza la mejora y la innovación, o han permitido extra–legal acción hacia los mismos fines, igualmente han experimentado enormes pérdidas debido a la ineficiente operación de sus instalaciones.

Resultados de este tipo no hacen "nada". Indican algo radicalmente mal con el enfoque del problema. No hay en realidad ningún misterio a donde radica el problema. Los empleadores no beneficiarse considerablemente de la introducción de dispositivos de ahorro de mano de obra, a la larga, y por lo tanto, cualquier acción hacia les tengan que cargar con los costos de ajuste laboral asociado simplemente bloquea estas mejoras de industria. El creador de una innovación de ahorro de trabajo gana una ventaja temporal poniendo en vigor, pero sus competidores no más de restaurar su posición competitiva original por traje siguiente, y tan pronto como lo hacen la ventaja para el creador desaparece. La ganancia para los empleadores de esta fuente es tan limitada y tan transitorio que cualquier carga extraño plantean simplemente mata a todos los incentivos para la mejora. La ganancia sólo positiva y algunas de la innovación va al consumidor; es decir, al público en general. Si aceptamos la afirmación de que el trabajador no deberán sufrir por progreso industrial, los costes de haciéndolo todo deben tenerse por el público en general, no por los empleadores. Esto no es una cuestión de equidad al empleador. Él no es herido por acciones que obligan a mantener los equipos anticuados e ineficiente y métodos, mientras sus competidores están en la misma situación. El verdadero problema aquí es una cuestión de llegar a una política que no pondrá obstáculos en el camino del progreso; uno que evaluará el costo relativamente pequeño contra los beneficiarios de una gran ganancia, para que desarrollo de métodos más eficientes y equipos será animado en lugar de desalentar. Hay quienes ven siniestras consecuencias en cualquier sugerencia de que los costos de este tipo deben cumplirse con fondos públicos. Pero donde los beneficios son no recibidos por el público en general, hay ningún otro método práctico de distribuir equitativamente los costos. La Agencia de empleo debe autorizarse a organizar para la reconversión de los trabajadores desplazados por las mejoras tecnológicas, por lo que pueden colocarse en los puestos de trabajo donde se ganan salarios equivalentes, y el èosts involucrados, incluido el mantenimiento normal estándar de los trabajadores de ingresos durante el período de formación, debe cumplirse de los fondos de empleo general. Afortunadamente, la mayoría de las habilidades que participan en estos cambios tecnológicos está en demanda en otras partes, y los trabajadores con estos requisitos pueden instalarse en nuevos puestos de trabajo sin ninguna dificultad grave. Pueden desarrollar cualquier problemas son idénticos a los involucrados en el manejo de desempleo friccional y puede resolverse en la misma forma. Crear nuevo empleo para aquellos individuos tecnológicamente desplazados que no tienen habilidades que pueden transferirse a otras operaciones productivas es un problema más difícil, pero difícilmente puede haber mucho pregunta sobre la naturaleza del enfoque que tendrá que ser utilizada. Medida de lo posible, los trabajadores tendrán que ser montados en los puestos de trabajo disponibles. Se trata de una empresa grande del mismo, sin duda, pero que no se presenta obstáculos insuperables. Es cierto que la tendencia hacia una tecnología más compleja es eliminar cada vez más de los trabajos no calificados y aumentando las dimensiones del problema de la formación. En última instancia, esto puede llevarnos a un límite más allá del cual más formación no logrará su objetivo. En este punto nos tendría que invertir nuestro procedimiento y comenzar a adaptar algunos de los trabajos para el tipo de trabajo que está disponible. Por el momento, sin embargo, la respuesta al aspecto tecnológico del problema del desempleo es educación y formación. Educación especial y la formación.

Además del programa de capacitación para los trabajadores desplazados tecnológicamente que se recomienda principalmente como un medio de garantizar un trato equitativo de los trabajadores y eliminando un obstáculo en el camino del progreso tecnológico, la Agencia de empleo se autorice a realizar cualquier actividad de educación o capacitación adicionales es necesarios para que los trabajadores excedentes en disponible puestos de trabajo. Esto es esencialmente el mismo tipo de acción como el movimiento de los trabajadores a la ubicación de una oportunidad de trabajo existente. En una instancia ws ayudar a los trabajadores desempleados para satisfacer las necesidades geográficas para el empleo; en el otro le ayudara para satisfacer los requisitos de formación y experiencia. El objetivo en ambos casos es la misma. Tomamos un trabajador que no puede preverse con un trabajo normal en su ubicación actual, o con sus habilidades actuales, y que lo calificamos para un trabajo que de lo contrario quedaría vacante. Debe entenderse que aquí lo que se recomienda es un programa de educación y capacitación dirigida específicamente y exclusivamente hacia la canalización de mano de obra excedente en puestos de trabajo disponibles . Este es el único tipo de un programa de formación hasta sugerido que es apoyar económicamente auto. Nuestro análisis muestra que podemos crear nuevos puestos de trabajo para utilizar shills existentes, rentable o rentable podemos actualizar habilidades como un medio de llenar los puestos de trabajo existentes, o bien de que se agrega al empleo total y produce suficientes beneficios de la producción adicional para cubrir más de los costes. Pero estos beneficios no son lo suficientemente grandes como cubrir tanto el costo de la formación de los trabajadores para trabajos específicos y el costo de la creación de esos puestos de trabajo cuando haya finalizado la formación. Tampoco podemos nosotros justificar empleado de formación de los trabajadores para mejores empleos en virtud de este programa de empleo, como en este caso no es ninguna garantía de cualquier producción directa de valores adicionales para hacer la self–supporting de la formación. Esta formación puede ser sumamente conveniente por razones sociales y a largo plazo puede resultar beneficioso económicamente, así como socialmente, pero es parte del problema general de la educación pública; tiene cabida en el tipo de un programa de empleo que aquí se propone. Hay que recordar que este programa se basa en un análisis teórico que indica que hay un inmenso depósito de auto apoyo j obs en la industria privada que puede facilitarse mediante medidas apropiadas. Lo que nos hemos puesto a hacer es diseñar un plan práctico para este propósito, por lo que podremos garantizar el pleno empleo. Como se señaló en el debate anterior, es la función de self–supporting de este agregado empleo que hace una garantía absoluta de que sea posible, y en los detalles del programa de trabajo, por tanto, debemos tener cuidadosos de evitar incluir elementos que son no apoyar auto, sin embargo atractivo que pueden parecer al juzgado por algún otro criterio. Esta precaución es especialmente necesaria en las condiciones actuales porque una cantidad sustancial de capacitación en el trabajo se está haciendo ahora bajo los auspicios del Gobierno y que sería fácil saltar a la conclusión de que aquí lo que se recomienda es simplemente más del mismo tipo de cosa. Pero esto no es cierto. Los objetivos del programa existente son totalmente diferentes; en general, son objetivos sociales en lugar de objetivos económicos. No están dirigidas principalmente a proporcionar empleo pero en mejorar la situación económica de segmentos enteros de la economía, y esto les sitúa lejos de la clase self–supporting.

Para ser self–supporting, un programa de empleo debe limitar sus objetivos. Debe limitarse a ofrecer a los trabajadores con empleo del tipo que ahora están capacitados para manejar y formación sólo el número relativamente pequeño, si los hubiere, que actualmente tienen que cuidar de escasez definitiva de determinadas competencias. Además, esta formación, cuando y si es necesario, debe limitarse a pequeños pasos para que se reduzca al mínimo el costo; es decir, la necesidad de trabajadores altamente calificados debe cumplirse entre aquellos que ya están capacitados, los obreros calificados adicionales deben extraerse de las filas de la semi–skilled y así sucesivamente. Nada más que esto puede lograrse de manera yo apoyo. Incluso los grandes gastos que son necesarios para los programas más ambiciosos en curso son realmente justiiied es más allá del alcance de este trabajo. En cualquier caso son totalmente separada y distinta de lo que se requiere de un programa cuyo objetivo es simplemente permitir garantizar el pleno empleo.

Manejo de "unemployables" La cada vez mayor rigidez de la estructura salarial ha contribuido al desempleo de otra forma, impidiendo el empleo de quienes por razón de edad, discapacidad física u otras causas, son incapaces de satisfacer los estándares completos de productividad por la fuerza de trabajo de able–bodied. En épocas anteriores, cuando la organización económica fue bastante simple que la conveniencia de lograr la máxima producción posible era evidente para todo el mundo, estas personas discapacitadas se permitió llevar a cabo las tareas que estaban dentro de sus capacidades, y fueron indemnizados en consecuencia. La idea del mantenimiento de los mismos en la ociosidad simplemente porque no se ha podido realizar trabajo un día completo de cada día habría sido recibida con sorna si alguien tenía la temeridad de sugerirlo. Pero hoy, con la máxima producción tan deseable como siempre, a pesar de todas las pantallas de humo que se han levantado para confundir a la cuestión, nos estamos acercando rápidamente a esa condición muy. En los últimos años ha sido casi imposible para estas personas a obtener empleo en grandes empresas industriales o comerciales, excepto donde condiciones temporales como una guerra de emergencia han requerido renuncia a las políticas de empleo habitual. Pequeñas empresas todavía llevan la carga hasta cierto punto, pero el salario mínimo, las normas establecieron por la ley o las extra–legally por los sindicatos están impulsando gradualmente los trabajadores deficientes de este campo, así. Debe ser admitió que los sindicatos y los legisladores que están tratando de poner un "piso" a los salarios están destinadas a objetivos que no están abiertos a la crítica. Sienten que un cierto nivel de ingresos es necesario para permitir a los trabajadores a mantener un nivel de vida razonable para él y su familia, y las leyes de salario mínimo están diseñadas para obligar a los empleadores a pagar al menos suficiente para satisfacer este requisito mínimo. Pero los efectos son muy diferentes de los que los patrocinadores están tratando de lograr, como suele suceder cuando se toman medidas económicas sobre la base de sentimiento sin la debida consideración por las realidades económicas. Las leyes de salario mínimo no obligan a los empleadores a pagar la escala mínima de los salarios a los que no pueden ganar simplemente evitan el empleo de esas personas. Si una ley de salario mínimo se introdujeron bajo un título descriptivo verdaderamente como "Una ley para prohibir el empleo de las personas que no cumplen los estándares normales de eficiencia productiva" ojos bastantes podrían abrirse.

Se aplican los mismos comentarios a las acciones de los sindicatos en este campo. En sus esfuerzos para "proteger" a sus estructuras salariales impidiendo el establecimiento de escalas salariales de sub–normal para las personas de capacidad de sub–normal que están haciendo una injusticia rango a estas personas con discapacidad. No hay duda, pero que el efecto neto de las leyes de salario mínimo y Unión mínima escala (medida en esta última se aplica a los trabajadores de sub–standard) ha sido perjudicial para la clase muy de trabajadores que estaban destinados a beneficiar. Algunos han recibido salarios más altos debido a estos mínimos, es cierto, pero muchos más han sido obligados de sus puestos de trabajo y bienestar y aún más han podido asegurar puestos de trabajo que habrían estado disponibles para ellos en un salario que podrían ganar. Este fue uno de los principales factores responsables del fuerte desempleo en los años de la pre–war inmediata, y es un gran colaborador para el presente "hard core" de desempleados. La dificultad estriba en el hecho de que las leyes de salario mínimo o escalas de salarios mínimos son negativas sólo. No aseguran a los trabajadores estos salarios mínimos; simplemente les evitan trabajar por menos. Para alcanzar el verdadero objetivo en el que las leyes de salario mínimo proponen lo sería necesario complementar estos edictos negativos que prohíben el empleo con salarios de sub–minimum con acciones positivas que garantice el empleo en las escalas superiores. Pero los trabajadores de sub–standard no pueden ganar estos salarios mínimos en cualquier lugar, y un empleador no puede pagar más de lo que son capaces de ganar, porque si lo hace, ya sea voluntariamente o por coacción, pronto deje de ser un empleador. La verdad es que el trabajador está sujeto a un límite de la misma naturaleza que el límite de la supervivencia de la empresa. Si la empresa no es capaz de producir suficientes valores de la mano de obra y capital que utiliza, no son suficiente para mantener el negocio de los ingresos de sus operaciones, y deben cerrar sus puertas. Si el trabajador no es capaz de producir suficientes valores de su trabajo, los ingresos derivados al empleador el uso de este trabajo no son suficiente para pagar el salario mínimo, y termina por lo tanto, empleo, o nunca se materializa en primer lugar. Uno de los elementos esenciales de un programa de empleo completo es un reconocimiento de este hecho, por lo que puede hacerse alguna disposición según la cual los "unemployables" pueden ser absorbidas por trabajo productivo. Este es otro trabajo para la Agencia de empleo del Gobierno. Deberían adoptarse medidas por el organismo para certificar estos trabajadores sub–standard de manera que pueden quedar exentos de la aplicación de escalas de salarios mínimos de cualquier tipo. Esta acción, junto con la actual cobertura del sistema de Seguridad Social, que alivia el empleador de cualquier responsabilidad de cuidar de estos trabajadores después de sus días productivos son más, eliminará los obstáculos que se oponen ahora en el empleo de estas personas, y si la Agencia propone un fuerte ef para encontrar empleo adecuado, no cabe duda, pero que la mayoría de ellos se podría situarse adecuadamente, especialmente después de que la oferta laboral flotante ha sido eliminada por el programa de pleno empleo que se describen en el capítulo XIV. El esfuerzo de producción durante la Segunda Guerra Mundial dio una demostración práctica de cómo la producción nacional total puede aumentar mucho más allá de los límites normales mediante la ampliación de la fuerza de trabajo para incluir, entre otras adiciones, quienes normalmente clasificado como "logrará". No hay ninguna razón para sonido los beneficios de esta política deben ser limitados a la mayor producción de instrumentos de guerra. Podemos hacer mejor uso de ella con fines

constructivos. Si o no las personas que no pueden ganar salarios estándar deben ser subvencionadas por la comunidad para llevar sus ingresos a los niveles en los que se dirigen las leyes de salario mínimo es una cuestión más allá del alcance de este trabajo. Sin duda obligándolos de empleo y en la ociosidad es no la respuesta. Medidas para que puedan pagar su medida de lo posible de manera claramente constituyen el primer paso esencial en cualquier programa de sonido.

CAPÍTULO XI

Medidas de Job–Saving
La historia del progreso humano revela claramente que los problemas de larga data han mantenido problemas principalmente debido a creencias erróneas y engañosas sobre ellos bloquean el camino de avances en el conocimiento. Cuando las telarañas de error y error finalmente se retiran y puede brillar en la luz de la verdad, la solución no se demore mucho tiempo. El desarrollo de la medicina, por ejemplo, ha sido un largo continua lucha contra los prejuicios y la ignorancia, tanto dentro como fuera de la profesión médica. Como plagas se creían que es divino castigo infligido a un pueblo pecaminoso, no podría esperarse ningún progreso significativo hacia superarlos. Como microorganismos se creían que se generen espontáneamente, definitivamente fue inhibe el desarrollo de la medicina preventiva. Mientras la malaria fue atribuida al "mal aire", la asesina anopheles permaneció sin marcar. No es sorprendente, por lo tanto, con imd que la falta de progreso hacia una solución del problema del desempleo se debe a la misma causa. De hecho, con todo el esfuerzo que ha hecho, y los innumerables planes y programas que se han diseñado y probado para este propósito, parece poco probable que la respuesta podría ha perdido a menos que esto fuera otro caso del mismo tipo: otra instancia donde los más intensos esfuerzos han sido infructuosos debido a se han dirigido hacia los canales mal. Y esto es justo lo que imd cuando realizamos un estudio detallado de la situación. Después de un análisis cuidadoso y preciso, las ineludibles conclusiones son que las ideas aceptadas con respecto a los principios básicos que rigen el empleo son casi el cien por ciento mal, y que la respuesta al problema de empleo puede encontrarse en casi el único lugar donde nadie ha buscado. Es natural que una declaración de este tipo debe ser recibida con gran escepticismo. Hay una impresión general que los denodados esfuerzos presentadas por una multitud de personas y organizaciones durante un largo período de años deben han explorado cada rincón y grietas de la materia, y es difícil de creer a quien pretende ser abordando el problema de una nueva dirección. Pero este es un caso donde podemos aplicar la vieja máxima legal que "los hechos hablan por sí mismos". La nueva teoría de empleo desarrollada en los puntos de capítulo VI directamente en el lugar donde puede encontrar empleo self–supporting adicionales y indica claramente el tipo de programa que debe configurarse para aprovechar estas oportunidades de empleo. Tanto el programa que se describen en este trabajo y la fuente de empleo que cala hondo, se encuentran ahora fuera del campo que hasta ahora ha sido explorado por quienes trataban de elaborar métodos de expansión del empleo. La primera salida de la teoría anterior radica en la demostración de que el empleo es independiente del Estado de los negocios, aunque en la práctica tanto son generalmente afectados simultáneamente por los mismos factores principales. Comúnmente ha sido asumido que ir acompañada de prosperidad de los negocios y el pleno empleo, y la gran mayoría de los planes que se han sugerido para la reducción del desempleo son medidas indirectas que intentan llegar a su objetivo por actividad estimulante. Sin embargo, nuestro análisis muestra que no existe la supuesta correlación entre empleo y prosperidad normales del negocio. Pleno empleo, en las condiciones actuales, no puede alcanzarse excepto cerca de la parte superior de un auge insalubre, que inevitablemente debe ser seguida por una recesión y una recurrencia de desempleo. Una situación estable y próspero negocio sin un

boom, como están ahora las cosas en la ausencia de cualquier programa de empleo directo, implica necesariamente una cantidad sustancial de desempleo debido a los efectos del límite de la supervivencia. No se puede exagerar la importancia de este punto. Definitivamente gobierna todas las propuestas para lograr el pleno empleo por medios indirectos. Algunos de estos programas indirectos pueden ser muy útil en calidad de auxiliar. Medidas contracíclicas, por ejemplo, son capaces de eliminar algunos de los más grave desempleo, si se aplican correctamente. Pero dichas medidas no garantizará el pleno empleo. Por el contrario, evitando auges pueden hacer una cierta cantidad de desempleo permanente acompañados de más speciòcally de acción dirigida a la creación de empleo. Sólo un programa de empleo directo puede asegurar el pleno empleo permanente. En relación con la discusión de la teoría de empleo en el capítulo VI se demostró que el volumen de empleo definitivamente es una función de límite de la supervivencia. Resulta que no necesariamente programa puede tener éxito en la prestación de pleno empleo a menos que reduzca el límite de la supervivencia de una forma u otra. Los que no han logrado una clara comprensión del concepto de límite del supervivencia pueden encontrar esta declaración difícil de aceptar. Algunos se apuntan al hecho de que un aumento de precio inflacionarias no tiene ningún efecto en los costos fijos del productor, sin embargo, aumentar el empleo. Pero el límite de la supervivencia no está determinado por los costes fijos solos; depende de la relación de costos fijos a los costes totales. La inflación aumenta beneficios y así reduce el límite de la supervivencia reduciendo el porcentaje de fijo a los costes totales. La deflación, actuando de forma inversa, aumenta el límite de la supervivencia, por lo que el desempleo y fallas de negocios tanto aumentan. Puede parecer a otros escépticos que la asignación de los desempleados a obras públicas o en otros puestos de Gobierno para fines de empleo es una forma muy simple y fácil de eludir este principio. Pero la verdad es que la creación de trabajos de este tipo constituye una disminución muy radical del límite de la supervivencia. Se ha quitado a cero, ya que ahora no hay necesidad de que se produzcan los valores reales. En la industria privada, cada empresa debe producir lo suficiente para pagar los salarios, impuestos, rentas e intereses; de lo contrario se produce un error. Como ilustración, de estos fijo costo total elementos de una determinada empresa puede ascender a 25 dólares por día por empleado. Si los bienes que se producen sólo valen 20 dólares por día por empleado, la empresa debe cesar de funcionamiento. No hay ninguna manera por que puede continuar pagando veinticinco dólares cada veinte dólares que tarda en. Pero después de acabar con la empresa que fue capaz de producir 20 dólares en valores laborable de cada día, vuelta y poner a los ex empleados en "trabajo hecho" de algún tipo que probablemente no produce más de dos o tres dólares por día en valores, si produce nada en absoluto. Tal como ahora el sistema, está prohibido el trabajo de veinte dólares bajo auspicios privados porque el límite de supervivencia es de veinticinco dólares; la obra pública de dos dólar es posible porque el límite de la supervivencia en proyectos de Gobierno es cero. Evidentemente, esta política es absurda. Está permitido existen sólo porque hasta ahora no se han reconocido los verdaderos principios que rigen el empleo. Una vez que se entiende el papel dominante del límite de la supervivencia, la respuesta al problema del empleo es evidente. Nosotros debemos reducir el límite de la supervivencia de la industria privada de forma que nos permita emplear nuestra mano de obra excedente en la producción de veinte

dólares cuando suficiente producción de veinticinco dólar resulta inalcanzable. Un programa establecido sobre esta base no será una carga para la economía en general en la forma de prestaciones de desempleo o el Gobierno "hizo trabajo"; Si diseñado correctamente puede producir suficientes valores definidos y tangibles para que yo apoyo. Todos los hechos que se han descubierto en este estudio de los fundamentos de la situación del empleo punto constantemente a la conclusión de el trabajo adicional de productividad suficiente para pagar su propio camino puede ser fbund sólo dentro de los límites de la industria privada. Aquí solo requieren mano de obra para ser algo más que apoyar auto en condiciones normales, y, por tanto, este es el único lugar donde hay cualquier depósito de empleos adicionales de apoyo personales que puede ser aprovechado por un programa de empleo auxiliares. El sistema de empresa individual lleva una carga pesada de gastos generales de comunidad, impuestos y costos de capital, y todo el trabajo en el ámbito del sistema es normalmente es necesario tener su parte proporcional de los gastos generales como una condición de suòrvival. Cada empresa que utiliza mano de obra debe producir no sólo suficiente valores a pagar los salarios de ese trabajo, pero también suficiente valores adicionales para cubrir los impuestos y los costos de capital. Pero entre este requisito de productividad normal, el límite de la supervivencia normal y un menor nivel de productividad en la que la obra sería simplemente self–supporting (es decir, produciría valores sólo suficientes para pagar los salarios) hay una gran cantidad de trabajo potencial que puede ser llamado para proporcionar empleo mantener independiente para quienes estarían desempleados y ninguno de la carga aérea llevaría en cualquier caso. Proyectos comunales o socialista no pueden proporcionar dicha labor como empresa privada, se gestionan las operaciones de producción normal porque actividades eximir de la obligación debe cumplir el estándar de productividad establecido por el sistema altamente eficiente empresa individual simplemente no cumplen esta norma. Obras públicas no puede resolver el problema porque trabajo justificado por sus propios méritos no encaja en una estabilización de empleo desde un punto de vista de tiempo, y cualquier trabajo adicional que se originó con fines de empleo es necesariamente bajo valor. Cabe destacar una vez más que cuando ponemos el unployed en proyectos de obras públicas estamos reduciendo nuestro consumo potencial de productos para uso personal y compra de obras públicas en su lugar. No supone ninguna diferencia si nos pasa de ingresos actuales o pedir prestado el dinero; todavía construimos obras públicas sólo a expensas de otros bienes que podríamos haber producido y utilizado. La medida en que los proyectos públicos pueden ser preferibles a bienes privados, esto es totalmente en orden. Los contribuyentes están perfectamente dispuestos a sí mismos denegar algunos lujos personales para construir escuelas, por ejemplo. Sin embargo, es dudoso, si cualquier expansión sustancial de obras públicas con fines de empleo cada vez se apruebe por el público si los hechos se entendieron bien. Pero si asignamos a los desempleados antiguos puestos de trabajo en la industria de pøivate que producen suficiente valores que aelf– supporting, no hay ninguna desviación de ingresos de los contribuyentes de otros bienes, a pesar de estos puestos de trabajo no se sostienen la proporción normal de los gastos generales de la comunidad. El empleo auxiliar se encuentra totalmente sobre sus propios pies, y se pagan los trabajadores para que se crean nuevos puestos de trabajo de los valores que han producido por sus propios esfuerzos. Puede que no sea evidente a primera vista por qué debería haber una distinción fundamental entre el empleo público y actividades privadas que impliquen exactamente el

mismo tipo de trabajan. Podemos ver la diferencia, sin embargo, mirando un ejemplo típico: vivienda. Si el Gobierno crea una unidad de vivienda como parte de un proyecto "marginales", el costo es evaluado contra los contribuyentes tarde o temprano, y los ingresos disponibles para el uso personal de los contribuyentes se reduce por esta cantidad. Compraron la remoción de los barrios de tugurios en lugar de bienes para su propio uso. Desde un punto de vista social, esto puede ser un uso más encomiable del poder adquisitivo, pero la ciencia económica no pasa ningún juicio sobre esas cuestiones. Como los estudiantes de las realidades económicas simplemente observamos el hecho evidente de que obras públicas son un elemento de gastos para los contribuyentes. Pero si la casa está construida bajo auspicios privados, se vende al finalizar a alguien que se obtiene el mismo tipo de utilidad de ella como de cualesquiera otros bienes para su propio uso individual. Este comprador representa el costo, y no se impone ninguna carga a los contribuyentes. La mayoría de los economistas profesionales de la actualidad está ocupada con objetivos sociológicos y favorece la ampliación del gasto porque consideran que muchos de los gastos actualmente caen dentro de la so–called "sector del público" mucho más favorablemente que cualquier aumento en los gastos de èonsumer del Gobierno. Debe ser admitió que hay algo que decir en nombre de muchos de los cambios en las prioridades que están defendiendo estos economistas, tal como se podría argumentar bastante convincente que el país estaría mejor si consumen más leche y menos cerveza. Sin embargo, estas cuestiones no son relevantes para el problema del empleo y no deben ser inyectadas en materia de política de empleo. Identificación de la verdadera causa del desempleo, un límite de supervivencia excesivamente alta, puntos directamente en la forma en que se puede alcanzar el objetivo del empleo principal de self–supporting completa sin ningún sacrificio innecesario de eficiencia productiva; es decir, debemos tomar medidas para reducir el límite de la supervivencia lo suficiente como para alcanzar el objetivo del pleno empleo y no más. Pero nosotros no podemos llevar a cabo esta reducción restableciendo un marcado o al aprobar una ley. Tenemos que tomar algunas medidas o acciones que tienen un efecto sobre el límite de la supervivencia. Hay muchos posibles acciones de este tipo, tal como han habido muchas acciones, encaminadas a objetivos totalmente diferentes, que han dado lugar a elevar el límite de la supervivencia a su actual nivel excesivamente alta. Nuestra tarea consiste en seleccionar, entre estas diversas posibilidades, una combinación de medidas que permitan alcanzar el objetivo de empleo con los menos posibles efectos secundarios perjudiciales. Aparte de la solución Socialista, disminuyendo el límite de la supervivencia (el requisito de productividad) a cero y aceptar el inevitable disminución en la productividad, hay tres tipos generales de medidas a considerar: (1) las medidas que se evitarán la pérdida de puestos de trabajo por la recesión del ciclo económico, (2) medidas que permitirán a las empresas que yo apoyo, pero no pueden satisfacer el requisito normal que sean lo suficientemente más que self–supporting hacer una importante contribución a los gastos generales de comunidad, para continuar operando y crear empleo, y (3) medidas que creen nuevos puestos de trabajo de apoyo en automáticas. Como se indica en el capítulo VIII, la aplicación de las políticas fiscales y monetarias anticíclicas, de conformidad con el entendimiento teórico que ahora es generalmente aceptado entre los economistas, será adecuada, si se maneja adecuadamente, para prevenir pérdidas cíclicas de empleo. Nuestro análisis indica que más aclaraciones sobre la base

teórica de estas políticas anticíclicas permitirá aumentar su eficacia muy sustancialmente, pero esto es un asunto que puede someterse a consideración más tarde, en la medida en que la información que ya está disponibley no está sujeto a controversia grave, es suficiente a los efectos. No debe considerarse ninguna otra medida de tipo 1, y el equilibrio de este capítulo, por tanto, se dedicará a un examen de las posibles medidas de tipo 2.

Flexibilidad de impuestos. La acción de tipo 2 más evidente es que por todo negocio (federal, estatal y local) pagar de ganancias actuales sólo. La actual política de dar a la Oficina de impuestos la primera reclamación contra el ingreso de una empresa es absurdo. En la depresión de 1930, por ejemplo, muchas empresas que habría podido satisfacer sus nóminas y gastos generales de funcionamiento se vieron obligadas a cerrar sus puertas y añadir a sus empleados para el alivio de la creciente rollos sólo porque no podían producir suficientes valores adicionales para pagar intereses e impuestos; los tenedores de bonos dejaron de obtener su interés, y el Gobierno dejó de recibir los pagos de impuestos, de la misma. En un momento cuando el desempleo fue el problema más grave que enfrenta el país, un inmenso número de trabajos auxiliares independientes fueron eliminados simplemente porque no eran más que self– supporting. Y este manifiesto absurdo no se limita a depresiones. Es un proceso continuo que es colaborador fuerte desempleo en tiempos buenos y malos. Por ejemplo, un plan de reorganización pendiente para el ferrocarril Central Penn contempla abandonar aproximadamente la mitad de los 20.000 kilómetros de pista ahora en el sistema. ¿Y por qué? Uno de los principales motivos, por lo que el informe de los medios de comunicación, es que el ferrocarril es incapaz de ganar suficiente para pagar sus impuestos. Así se abandonará la mitad de sus instalaciones, será eliminada una inmensa inversión de capital, un gran número de puestos de trabajo será eliminado, y cuando el humo elimina no habrá recaudación de impuestos en esta mitad del negocio porque habrá nada a imponer impuestos sobre. Tampoco es toda la historia. Se reconoció que algunas de las líneas previstas para abandono suministrar servicios esenciales, y el portavoz del Gobierno citado en un comunicado de prensa dice que estos tendrán que sustituirá de una manera u otra por el Gobierno o por intereses locales (con pérdidaspor supuesto). En otras palabras, si se mantienen las políticas existentes, y este proyecto de propuesta de abandono se lleva a cabo, los organismos gubernamentales que participan en realidad será la pagando por el dudoso privilegio de destruir miles de puestos de apoyo automáticas de. Este ejemplo gráfico no sólo ilustra la necesidad de más "colchón" en la operación de empresas – algo que compensar la creciente rigidez de la estructura salarial y permitir un número de las empresas que están justo debajo del límite de supervivencia presente para continuar operando y mobiliario empleo – pero también señala muy claramente a una de las primeras acciones deben adoptarse para reducir el límite de la supervivencia y proporcionar el cojín adicional. Impuestos de g.eneral de negocios se efectuarán un contingente reclamar, como impuestos sobre la renta o non–cumulative dividendos de acciones preferentes, a pagar cuando y si hay ingresos disponibles para el objeto, en lugar de elementos obligatorios que deben cumplirse incluso si matan a la empresa. Un punto particularmente importante a este respecto es que en muchos casos la incapacidad de la empresa para satisfacer las necesidades normales sólo es temporal. Las

nuevas empresas, por ejemplo, generalmente tienen que atravesar un magro período en que los gastos son altos desde el principio mientras que el volumen de negocios se acumula lentamente. Si los fondos disponibles son insuficientes para cubrir las pérdidas iniciales, como suele suceder, la empresa simplemente contrae f'mancially antes de nunca hace una salida justa. Eliminar impuestos mientras no hay ingresos, junto con algunos más asistencia, si es necesario, del tipo que se discutirán en el XII Chap'ter, permitirá un determinado porcentaje de estas empresas para obtener a través del período crítico y tomar su lugar como participantes de pleno derecho en la economía. Del mismo modo, muchos fnrms encuentro adversidad temporal, por una razón u otra, y aquí una vez más, la exención de impuestos será necesaria para no más de un tiempo limitado. Con toda probabilidad, la situación actual de algunos de los ferrocarriles es en esta categoría temporal, ya que hay claros indicios de que factores económicos están empezando a cambiar atrás en favor del transporte ferroviario. Proporcionar apoyo autoempleo para el otrora desempleado segmento de la fuerza laboral es una medida muy rentable incluso donde la dispensa necesaria de la contribución normal a la sobrecarga de la comunidad tiene que ser permanente y este hecho que, en muchos casos, será la necesidad de la renuncia es no más de temporal una significativa más factor que hace que el propuesto programa más atractivo. Sin duda esta propuesta para la evaluación de los impuestos de negocios sólo contra las ganancias será recibida con un coro de desaprobación del elemento anti–business, especialmente de aquellos que no quieren ver los defectos existentes en el sistema de empresas individuales corregido, porque quieren reemplazarlo con alguna forma de colectivismo. Pero estos individuos no plantean ninguna objeción a la aplicación de este principio de impuesto sobre la renta: de hecho, suelen estar entre los partidarios más enérgicos de impuestos sobre la renta Corporación alto – y si el principio es aceptable en una instancia, extendiéndola a algunos impuestos adicionales apenas puede abrir a las críticas legítimas. Contrariamente a lo que estos opositores serán probablemente alegan, no hay "regalo" involucrados; la comunidad es mucho mejor fuera financieramente por no reunir estos impuestos y permitiendo el duro presionada empresas siga funcionando y mobiliario de empleo que es independiente apoyo, a pesar de que no es más que apoyar a sí mismo, como normal empleo en el sector privado se requiere ser.

Reducción do fijo financiación de interés. Un obstáculo en el camino de emergencias financieras, en particular en el caso de los ferrocarriles, utilidades y otras empresas con grandes inversiones de capital fijas, es la inflexibilidad de interés de los bonos. Beneficios pueden desaparecer completamente y a veces se pueden recortar gastos generales, pero a menos que los tenedores de bonos obtener sus pagos regulares en el punto allí es de problemas, con quiebra inminente al final del camino. Está empezando a reconocer que esta falta de flexibilidad en interés de los bonos es hostil al bienestar público en tiempos de estrés y cambios recientes en las leyes de bancarrota han limitado considerablemente la capacidad de los tenedores de bonos para hacer sus reclamos en la medida de cierre de los negocios del deudor. Bajo las leyes actuales, los tenedores de bonos se ven obligados a menudo en peligro y aceptar menos que el tipo de contrato de interés, independientemente de sus inclinaciones en la materia. Este desarrollo de política pública, que es probable que ampliar el alcance en el futuro, es un

paso hacia la reducción del límite de la supervivencia y ampliar el cojín del negocio. La aprobación general con que ha sido recibido sugiere la posibilidad de ir todavía más lejos en esta dirección y la imposición de drásticas restricciones a la Corporación de financiamiento por medio de las emisiones de bonos, quizás a la extent.of que prohíben este tipo de financiación total. El resultado sería una sustitución de acciones preferentes para bonos y una disminución considerable en la rigidez de las estructuras financieras corporativas. Por supuesto, esa política aumentaría el costo capital af para fines comerciales, al menos temporalmente, pero esto no debería ser una objeción seria, siempre y cuando todas las empresas están sujetos a las mismas reglas para que no se altera la situación competitiva. Sería necesario liberalizar las normas que rigen el tipo de inversiones permitidos para las compañías de seguros y otras instituciones de carácter fiduciario para que puedan seguir este cambio de bonos a las poblaciones, pero nuevamente se trata de ningún obstáculo. La tendencia es ya en ese dirsction, y estabilización de negocio mediante la eliminación de desempleo haría que las acciones preferidas de well–established preocupaciones mejores los riesgos de sus bonos son ahora, con la posibilidad de una grave depresión siempre se cierne sobre ellos. Como en todos los cambios de este tipo, sería deseable que la transición gradualmente para dar tiempo de negocios para acomodar a sí mismo a las nuevas condiciones.

Flexibilidad de salarios. Un posible medio de reducir el desempleo que es bastante popular entre los teóricos de la economía es la de hacer los salarios flexibles, para que cuando ingreso de producción disminuye los salarios pueden ajustarse a la baja para restaurar el equilibrio entre ingresos y gastos, en lugar de despedir a los trabajadores y la reducción de volumen. Sin embargo, debe señalarse que este no es el tipo de flexibilidad de los salarios que se debatió en relación con el desarrollo de la teoría de empleo en el capítulo VI. Este último no implica ajuste periódico de los salarios en general según lo previsto por los economistas; se refiere únicamente a la creación de un programa bajo el cual sería posible para diferentes empresas pagar salarios diferentes para el mismo tipo de trabajo. En épocas anteriores la estructura salarial poseía dos tipos de ffexibility. No hubo ninguna restricción importante en la capacidad de los productores para controlar los salarios excepto el factor rector general de la competencia. En consecuencia, en períodos de recesión, cuando se convirtió en el uso de mano de obra relativamente menos rentable y desarrollado un excedente de mano de obra, variaban de políticas salariales. Algunas de las preocupaciones más prósperas mantienen el nivel anterior de los salarios, pero no había nada para impedir que las empresas menos rentables contratar trabajadores excedentes en algunas tasas más bajas que hicieron posible que estas empresas continúen funcionando a pesar de sus ingresos reducidos. En los últimos años, sin embargo, ha habido un marcado refuerzo de la estructura salarial, debido en gran parte a los esfuerzos de los sindicatos, el firme apoyados de sentimiento público, expresado no sólo a través de simpatía con los sindicatos en las controversias de salarios, sino también a través de la legislación y la presión pública sobre los empleadores. Como están ahora las cosas, hay una fuerte resistencia a recortes bajo ninguna circunstancia y también una tendencia creciente a nivel de todas las diferencias salariales entre los empleadores por medio de acuerdos salariales

de industry–wide salariales. Esta mayor rigidez de la estructura salarial es sin duda una de las principales razones de la creciente gravedad del problema del desempleo. Obligando a los productores menos eficientes (que, como los pobres, tendremos con nosotros siempre, no importa cuánto nos podemos plantear la allí promedio general todavía será con algunos debajo de otros) para pagar el mismo "escala Unión" como sus competidores más afortunados simplemente unidades los más débiles de ellos fuera del negocio, y esta misma falta de flexibilidad de los salarios hace doblemente difícil para nuevas empresas tomar los lugares de los que quedan en el olvido. Por lo tanto, es evidente, que la posibilidad de mejorar las condiciones de empleo, aumentar la flexibilidad de los salarios y reduce el límite de la supervivencia merece seria consideración. Ya se trate de dos clases distintas de flexibilidad, es conveniente que deberíamos estudiar cada uno independientemente. Veamos primero la conveniencia de hacer el nivel general de variable de los salarios, por lo que puede ajustarse a los altibajos del ciclo económico. Esta es la propuesta que tiene el firme apoyo de la profesión económica. En el inicio de un debate sobre este tema es necesario tener una comprensión clara del hecho básico de que el desempleo es un resultado de impersonales y poderosas fuerzas económicas, no de acciones voluntarias de anti–social por parte de los empleadores. A pesar de repetidas afirmaciones en sentido contrario, reducción de la fuerza de trabajo es una acción que es tomada por empresas comerciales sólo con gran renuencia, excepto en el caso especial donde disminuyen los requerimientos de mano de obra por los avances tecnológicos. Reducir la cantidad de trabajo directo en ausencia de dichas mejoras significa reducir el volumen de producción, y en vista de la persistencia de gastos fijos y los gastos generales, disminución de volumen tiene graves efectos sobre los beneficios. Mano de obra indirecta, como se utiliza con fines de mantenimiento, no tiene el mismo efecto inmediato en volumen de producción, pero esa labor no se omite o pospuesta sin incurrir en gastos adicionales importantes. Incapacidad para mantener el mantenimiento hasta normal a menudo requiere gastos finales muy por encima de las que habría sido necesaria para llevar a cabo un programa de mantenimiento normal ordenada. Reducción del empleo en cualquiera la categoría directa o indirecta, por tanto, es directamente contraria a los deseos de la propiedad y la gestión de las organizaciones de productores. Como una regla el productor tendrá un gran corte en beneficios antes de que reducirá el empleo en cualquier grado significativo, y cuando llega un cierto mínimo deja ganancias desaparecerán completamente y incluso echar mano de sus reservas, si le queda alguno, para satisfacer una pérdida operativa antes de que él va hacer cualquier nuevos recortes o cerrar por completo. Los registros muestran que durante lo peor de la depresión de 1930 una gran parte de las empresas del país realmente funcionaban con pérdidas. La importancia de estos puntos es que beneficios y productor reservas, junto con los impuestos de ingresos de productor, forma un cojín de que algunos de los choques de negocios son absorbidos y no se transmite al empleo. Lamentablemente para la eficacia de este cojín, sin embargo, sólo los más fuertes productores tienen reservas suficientes, y un gran número de los más débiles es operarlo cerca de la marca de beneficio cero incluso en tiempos de bonanza que no tienen tampoco ningún margen de beneficio apreciable. Esto plantea la cuestión de v ~ hether sería conveniente, en aras de la continuidad del empleo, para variar las tasas salariales de conformidad con las condiciones del negocio y ampliar

así el cojín de negocios, para que los productores podrían seguir y garantizar el empleo a pesar de que los ingresos disminuyó un poco por debajo del nivel que lo contrario obligaría a las empresas más débiles a la quiebra. Sin embargo, un examen cuidadoso de esta proposición, muestra que se aplica el Reglamento en el lugar equivocado. Este tipo de flexibilidad de los salarios es encaminada a superar los efectos de las fluctuaciones cíclicas comerciales y en la medida en que es efectiva logra el equilibrio necesario entre el precio de producción y precio de mercado manipulando el primero para satisfacer las travesuras de los mercados. Esto es contrario a los principios sólidos del Reglamento. Lo que se necesita es un gobernador en el lugar donde las fluctuaciones originan: los mercados – para que el resultado neto es un suavizado del ciclo en lugar de un intento de mantener a ambos extremos de la máquina de baile para el mismo tono. Además, si eliminamos el ciclo de negocios totalmente por medidas contracíclicas, puede y debe hacer, ya no es válido el argumento principal para este tipo de flexibilidad de los salarios. Si hay que no hay variaciones en general las condiciones de negocio no es ningún mérito en proporcionar un método de modificar los salarios conforme a dichas variaciones. Cuando nos referimos al segundo tipo de flexibilidad de los salarios, nos enfrentamos con una situación diferente. En este caso, la propuesta es que adoptarse disposiciones para permitir que las empresas menos rentables pagar salarios algo inferiores a sus contemporáneos más eficaces, en lugar de después de una "Unión escala" rígida o conforme a "los salarios vigentes". Esto tendría el efecto de reducir el límite de la supervivencia y que algunas de las preocupaciones de esta clase para continuar operando y proporcionar empleo cuando lo contrario se verían obligados del negocio. A diferencia de la otra propuesta de salario analizada, este programa sería eficaz en cualquier etapa de prosperidad de los negocios, incluso en la cima de un auge hay productores saliendo de negocios debido a la incapacidad para hacer que cumplan en ambos extremos. Cuando se considera únicamente desde el punto de vista de empleo esta propuesta es sólida. Esto logra la reducción necesaria del límite de la supervivencia de manera directa y efectiva. Pero los remedios para los males económicos son como los remedios para los males físicos que no podemos juzgar exclusivamente sobre la base de su eficacia en el cumplimiento de sus propósitos principales. También debemos mirar sus efectos secundarios. La protesta más fuerte a este tipo de flexibilidad de los salarios es que es injusto para los empleados de las empresas menos rentables. Si bien la tendencia a la negociación de industry–wide ha debido en gran parte a la creencia que hay algunas ventajas tácticas para ser adquirida por negociaciones de estructuras, también ha habido un reconocimiento creciente de la inequidad implicados en el pago de un hombre inferior a otro simplemente porque le pasa a ser empleados por una empresa menos rentable. Por supuesto, la misma situación existe todavía, en un grado aún mayor, entre diferentes industrias. Una persona que pasa a estar trabajando en una industria que está situada favorablemente desde el punto de vista de los precios de sus productos a menudo se paga más de dos veces superior un salario o sueldo como individuo haciendo exactamente el mismo tipo de trabajo en una industria menos favorecida. Pero la existencia de una desigualdad social en un lugar no altera el hecho de que la eliminación de la desigualdad en otro lugar es un paso adelante. Restablecer la flexibilidad de los salarios entre los empleadores en el mismo sector que deshacer lo que se ha logrado en este sentido, y por lo tanto, debemos concluir que, desde un punto de vista general, esto no sería un método

satisfactorio de llevar a cabo la reducción deseada del límite de la supervivencia. Con el tiempo, sin duda que todavía se idear otros métodos para reducir el límite de la supervivencia de las empresas busiaess que están justo por debajo del nivel de productividad en que pueden seguir la operación en las condiciones actuales, y cada tal sugerencia debe ser considerada por sus méritos. Como están ahora las cosas, sin embargo, los cambios en las políticas con respecto a los impuestos y la financiación de interés fijo parecen ser las medidas de tipo 2 más convenientes para su inclusión en la fase inicial de un programa de pleno empleo.

CAPÍTULO XII

Medidas de empleo directo
Después de que las medidas examinadas en el capítulo x se ponen en funcionamiento para que se toma ventaja completa de todos los puestos de trabajo que ya están disponibles en la economía, la forma más sencilla de reducir la cantidad de desempleo que queda es tomar medidas del tipo recomendado en el capítulo XI para reducir la pérdida de puestos de trabajo existentes. Sin embargo, no podemos esperar que estas medidas se encargará de todo el problema. Habrá algunos individuos desempleados, y para que pueda implementar el positivo garantía de empleo que se enumeran en el capítulo II como uno de los elementos esenciales de un programa de empleo plenamente satisfactoria, debemos estar preparados con un medio directo de colocar a estas personas desempleadas en puestos de trabajo. Como ante la discusión teórica, esto requerirá una reducción selectiva del límite de la supervivencia para hacer posible los trabajos adicionales. En la operación normal del sistema empresarial individual es una garantía definitiva de que laboral se utilizará sólo en la producción de bienes que cumplen el estándar actual de valores, según lo determinado por la sentencia de los consumidores en los mercados. El productor privado en efecto asegura la economía general contra cualquier residuo de esfuerzo productivo, como los dueños de los negocios están la pérdida si cualquier error es resultados en la producción insuficiente de valores económicos. Esta garantía de producción hace posible establecer un programa de empleo auxiliares de manera clara y positiva, carente de cualquier conjetura que los costes o los resultados que se obtendrán. Es bastante extraño que este gran embalse de empleos potenciales ha permanecido tanto tiempo inadvertido. Sólo en los últimos decenios tienen las primeras tímidas sugerencias como a la apertura de esta fuente de proliòc de empleo adicional empezado a hacer su aparición y, como cabría esperar, estas propuestas iniciales han sido deficientes tan mal por estar atado a conceptos erróneos económicas actuales que no han recibido la atención que las potencialidades de privado realmente merecen industria como fuente de empleo adicional. Un tipo de programa que ocasionalmente se propone contempla los subsidios para proyectos de construcción privada. Los partidarios de estas propuestas merecen algún crédito para reconocer la posibilidad de lograr un aumento sustancial en la employxnent por medio de una relativamente pequeña contribución para cubrir los costos de construcción, pero su programa se basa en la idea errónea de que la proporcionalmente fuerte caída en la producción de bienes duraderos que acompaña a una recesión de negocio es un factor causal. Por lo tanto, proponen a subvencionar un aumento en la construcción privada como medio de restablecer el "equilibrio" entre bienes durables y bienes de consumo transitorios. Este presente estudio indica que la presunta relación causal no existe; que todos los bienes son iguales, por lo que respecta a la economía en general; y que la relativamente mayor disminución en la producción de ciertos tipos de mercancías en tiempos de estrés económico es no debido a cualquier "ajuste" sino un proceso natural y lógico de selección mediante el cual se reduce compra de los bienes menos esenciales y más duraderos en preferencia a la reducción de la

compra de mercancías más esenciales y menos duraderas. Corregir estos presuntos defectos en la economía es simplemente tratar los síntomas, como si estábamos intentar curar la viruela por encubrir las manchas. Varias sugerencias a lo largo de la línea de reducción de impuestos para fomentar el empleo han hecho su aparición, y una propuesta por Nicholas Kaldor en 1936 llegaron al punto de recomendar un subsidio directo de employment.62 privada lamentablemente Kaldor cometió el error común de asumir que el volumen de empleo es una función del nivel salarial (afirma que esto es algo que los economistas de todos los matices de opinión pueden estar de acuerdo.) Debido a este error propone subsidiar todos empleo privado en momentos de depresión. Si estos subsidios se pagan desde fondos de impuestos tendremos un sistema de crédito Social en sentido inverso, y nada en absoluto se logrará. El total de los ingresos recibido por los productores permanecerá sin cambios, como la cantidad disponible para los consumidores de compras en los mercados se reducirá la cantidad de impuestos para cubrir los costos de la subvención. Si los fondos para el propósito son planteados por inflacionarias empréstitos, el plan podría inyectar poder adquisitivo en el sistema y podría utilizarse como un dispositivo de estabilización del negocio. Pero es un programa muy torpe en comparación con los que se consideran ya y no merece ninguna atención desde este punto de vista. Como un programa de empleo es inútil. El Plan de Papen, probado en Alemania entre septiembre de 1932 y de 1933 de abril, también intentó alcanzar el objetivo mediante el subsidio de empleo directamente, los productores se paga una suma especificada por cada nuevo empleado contratado. El plan fue un fracaso en la práctica, como se podría esperar, ya que el plan de Kaldor y esto no reconocen el carácter diferencial de los factores que causan desempleo. Es rollos de las empresas cuya productividad es demasiado por debajo de la media que se ven obligadas a cerrar sus puertas y añadir a sus empleados para el desempleo. Una medida que ayuda a todas las empresas todavía deja a estos productores de sub–standard en la misma posición relativa: todavía demasiado por debajo del promedio para seguir funcionando. Cualquier acción general (excepto una reducción general del límite de la supervivencia, que es realmente una acción diferencial como no tiene ningún efecto sobre los productores distintos de los del extremo inferior de la escala de productividad) es inútil, ya que es la posición relativa de la empresa que determina si o no puede sobrevivir. Las subvenciones globales son ineficaces. Sin embargo, los pioneros en este campo se debe dar crédito para reconocer las potencialidades de empleo inherentes a las operaciones productivas privadas. Algunos signos de conciencia de la necesidad de un tipo diferencial de acción están empezando a aparecer. Garth l. Mangum, en un artículo reciente, se compromete a examinar la posibilidad de crear "empleos en el sector privado".63 Pero su desarrollo de este tema va no más allá de una propuesta para subvencionar el empleo de trabajadores deficientes; en efecto simplemente un medio de eludir las leyes de salario mínimo. Esto es, en cierto sentido, una medida diferencial, pero no es el tipo de carácter diferencial que bajará selectivamente el límite de la supervivencia, y por lo tanto no reducirá desempleo, un punto que Mangum admite específicamente al decir si algún programa de ese tipo es adoptado, "Los empleadores están poco probable que contratar a más personas de las que habrían, pero puede persuadir a contratar personas diferentes" . Por lo tanto, este es un programa sociológico, no un programa

de empleo. R. i. Nowell, en la elaboración de una propuesta similar a la de Mangum, subraya la necesidad de limitar las subvenciones a los "nuevos" puestos de trabajo "para no tener trabajo subvencionado reemplazar o competir con trabajo ahora a trabajar en las tasas de salario mínimo".64 Pero la debilidad de todas estas propuestas reside en el hecho de que nuevos puestos de trabajo no son normalmente más puestos de trabajo. Por el constante aumento de la productividad media y el cambio de las preferencias del consumidor allí es una continua reducción en el número de puestos de trabajo disponibles en las operaciones de producción existentes, y activar el número total de posibles "nuevos" puestos de trabajo de carácter rentable no más de constituyen para los trabajos que han finalizado. A fin de obtener nuevos puestos de trabajo en la industria privada, es necesario echar mano de la gran reserva de trabajo potencial que no es muy rentable en condiciones normales, para reducir el límite de la supervivencia, por lo que respecta a esta obra en particular, y por ello plantear desde el Estado no rentable, hasta el punto de wheøe será rentable emprender. Subvencionar el trabajador sub–standard no lograr este objetivo; es simplemente otra forma de compartir la carga de desempleo, como admite Mangum: otra manera de reducir el daño y desmoralizar a efectos de las leyes de salario mínimo. Fuentes británicas obtenemos una sugerencia que es definitivamente en el camino correcto, pero el acoplamiento de esta propuesta de sonido con una irracional indica que, una vez más, los principios subyacentes no se conocen. John H. Williams informa que "ahora hay sugerencias en Gran Bretaña que la forma más trabajo es para tax–exempt los salarios para determinados tipos de trabajo o más allá de algún programa estándar de work–time".65 En la segunda mitad de esta propuesta es simplemente otra versión del Plan Papen y sería igualmente ineficaces, pero la idea de la concesión de ventajas fiscales para "determinados tipos de trabajo" es definitivamente en orden, proporcionando que estos "tipos específicos" debidamente seleccionados. El requisito esencial es que los beneficios fiscales deben aplicarse a las operaciones y sólo las operaciones, que no sería capaces de producir valores suficientes para hacerlos viables sin esta ayuda. Probablemente la razón subyacente de la falta de esfuerzos más amplia y generalizadas para explorar las posibilidades de desarrollo de empleo adicional de carácter auxiliar en el campo de la empresa privada es la misma actitud pública curiosa hacia negocios que encontramos tan a menudo. Las demandas de ciudadanos individuales que él ser adecuadamente compensados por su trabajo y serían muy indignada si su reclamación de indemnización fueron cuestionado, aún cuando los propietarios de una empresa intentan operar sus negocios de manera que se garantice igualmente legítimos de compensación en forma de beneficios por el uso de las instalaciones productivas han presentado, este mismo ciudadano se siente que hay algo inmoral acerca de la transacción; el tipo de cosa que va desaparecer cuando finalmente llega el Milenio y las fuerzas del mal es derrocado. Sin embargo ilógico que sea, esta reacción no es especialmente sorprendente en vista de la lluvia continua de propaganda dedicada a la viliiication de los motivos y los métodos de negocios que se vierte en el oído público por los reformistas would–be, teóricos radicales, well–meaning pero poco prácticos visionarios y oportunistas políticos. Aquí, una vez más,

hay que destacar que la expectativa de ganancia no es peculiar para el empresario o el propietario de la capital, es la fuerza motriz detrás de toda la vida económica. Cada transacción económica voluntaria implica ganancias a los participantes, ya sea financieramente o en satisfacciones – es decir, un aumento en los valores económicos, de lo contrario no habría ninguna transacción. Si queremos obtener resultados en cualquier actividad económica debemos rentables para las personas que contribuyan para el objetivo deseado. Nos estimular la investigación y la invención mediante la concesión de derechos de patente que permiten a los inventores a beneficiarse de sus descubrimientos. Alentamos a educación y formación mediante el pago de salarios más altos y los salarios a quienes aprenden profesiones y oficios calificados. Obtenemos alto efiiciency productiva en la industria privada por eficiencia recompensa con mayores beneficios. Y cuando queremos ampliar el empleo debemos hacerlo posible para quienes presentados los esfuerzos necesarios a fin de que el programa sea un éxito para ganar por hacerlo. Motivos altruistas desempeñan un papel importante en el funcionamiento de nuestra organización social, pero no proporcionan la presión constante y sostenida que es necesario para cumplir con la rutina constante de la vida económica. Los mismos reformistas que son tan fuertes condena de locura de dinero y la búsqueda de beneficios sería el primero a rebelarse si les pedimos que trabajan sin remuneración. En este mundo de escasez, donde el hombre continuamente debe luchar para satisfacer sus deseos, algo para nada es una ilusión allá donde aparezca. Es sólo tan inútil esperar que los empleadores para continuar operando y proporcionar empleo a una pérdida como para esperar a los trabajadores de presentar sus esfuerzos para nada. Si queremos que los servicios de las organizaciones de productores competentes para ayudarnos a proporcionar empleo de carácter eficiente que será self– supporting, entonces debemos estar preparados para pagar estos servicios igual al que tenemos que pagar por cualquier cosa de valor. A pesar de todas las vagas referencias sobre la "abundancia", ganarse la vida sigue siendo un trabajo de tiempo completo para todos, pero una muy pocos, y la cantidad de tiempo ni esfuerzo que nadie puede dedicar a una actividad de non–paying está estrictamente limitada. Pero una vez que un programa se configura mediante el cual resulta rentable contribuir a los objetivos de empleo, actividad en relación con este programa se convierte en parte del proceso de ganarse la vida, y un ejército entero de promotores de empleo llega a ser, cada individuo en la alerta para detectar cualquier opportunities para participar en el programa y recibir la compensation para hacerlo. Si no aprobamos el papel dominante de sí mismo interés en asuntos de este tipo es totalmente irrelevante. Así son las cosas. William Vickrey resume la situación en estas palabras: "ninguna sociedad de alta productividad de gran sèale todavía haya correctamente usada que no se ha apoyado en gran medida en interés propio como una fuerza de la organización".66 Cuando suman todos los puntos que preceden llegamos a una muy clara y debe ser deimite imagen de lo que el empleo auxiliar a fin de cumplir los requisitos esenciales y propósitos de la desired. Debe tener más trabajo de los mismos tipos que está manejando la industria privada, bajo el misma fuerte presión competitiva para la eficiencia y sujeto a todos los controles automatic que rigen nuestra vida económica normal. Para hacer este adicional auto de apoyo al empleo posible, la Comunidad debe renunciar al menos una parte de la

contribución a los gastos generales general, los costos de capital e impuestos, que sería normalmente exigir de los productos de esa mano de obra adicional. Esencialmente, eso es todo. El resto es detalle. Por supuesto, sería poco práctico para hacer las deducciones de los gastos generales directamente, pero esto puede lograrse convenientemente y eficazmente por reunir la cantidad completa y hacer el cheque correspondiente a través de la Agencia de empleo. En otras palabras, después de todos los expedientes disponibles para colocar trabajadores en empleos normales, incluyendo las actividades de promoción previously discutidas, se han agotado y hay todavía más trabajo disponible, la Agencia de empleo debe autorizarse a ofrecer esta mano de obra excedente en un descuento para los fines que se constitute una buena fe además de empleo total. El importe del descuento necesario para colocar los trabajadores variará de acuerdo con las circunstancias existentes y la Agencia será subir o bajar la tasa periódicamente, tal como se haría con los precios en cualquier otro mercado, manteniéndolo en el mínimo que será solo sufficient lograr el objetivo. Desde un punto de vista esto podría llamarse subsidios employment, pero cabe señalar que, a diferencia de la subvención habitual, este descuento especial de empleo no exige para cualquier contribution de la comunidad en su conjunto. Los puestos de trabajo adicionales son independientes apoyo y el descuento es sólo un medio de rebating los pagos que ha hecho el trabajo auxiliar hacia los gastos generales de la comunidad. Dado que este gasto debe tenerse por los generales trabajos especiales públicos si estos no se ponen a disposición, ninguna carga adicional se coloca a nadie por renuncia la contribución generales para proporcionar trabajo a quienes estarían desempleados. Cuán grande un descuento podría ofrecerse, si es necesario, sin tener el programa fuera de sí apoyo categoría es algo incierto en vista de la falta de estadísticas adecuadas teniendo directamente en este punto. Sobre la base de la estimación anterior que los valores netos producidos en cantidad de operaciones comerciales normales a aproximadamente 125 por ciento de los gastos de mano de obra, un descuento de 25% del coste laboral total sería admisible. Se debe realizarse, sin embargo, que el empleo total de nuevo creado incluye el trabajo que se gasta en la producción de los materiales utilizados, así como la mano de obra directa, y desde los trabajadores producen los materiales no vendrá con arreglo al plan de descuento, el descuento permitido en la mano de obra directa será igual al 25 por ciento del trabajo combinado de directo e indirecto. El porcentaje de mano de obra directa a costo de material es muy variable, pero en la industria privada, donde hay todo incentivo para el empleador que el uso de mano de obra como eficiente como sea posible, el costo de materiales normalmente supera el costo de mano de obra directa. Por lo tanto, es probably'safe para estimar que un descuento en el barrio de 50 por ciento de los costos de mano de obra directa aún dejaría el trabajo promedio en el intervalo de self–supporting. Esta cantidad debe ser más amplia para el propósito. El número de desempleados a ser manejados por este programa auxiliar especial será relativamente pequeño si se aprovecha de los diversos medios de evitar el desempleo en los capítulos anteriores, y dado que el uso de estos trabajadores será rentable, la competencia será reducir el precio. Pero hay que recordar que este 50 por ciento es simplemente el límite de soporte, no el límite de la utilidad del

programa. En la medida en que las únicas alternativas disponibles incluyen mantener a los desempleados en bienestar, obras públicas o la indemnización de desempleo en un gasto muy pesado para la comunidad, está claro que este programa sería mucho menos costoso que cualquier alternativa, incluso si se ofrece un descuento mayor para satisfacer una situación temporal. Este programa de empleo no va estar funcionando en un estrecho margen; es hasta ahora superior a cualquier otro que tiene enorme reserva fuerza para cualquier emergencia. Normalmente dos pertinentes preguntas sobre propuestas económicas. En primer lugar, ¿qué beneficios obtienen? A continuación, ¿cuánto cuesta? Entonces vamos a través de un proceso de comparar el uno con el otro, y si llegamos a la conclusión que los beneficios superan los costos, y si tenemos los recursos para poder emprender el proyecto, ponemos el sello de aprobación en él. Este programa actual, sin embargo, es en una clase diferente. Las operaciones financieras que requiere son simplemente las transacciones de contabilidad que no constituyen ningún gasto neto y hay realmente ningún costo real en absoluto. Parte de los "sobrecarga" beneficios derivados del programa de adoptar la forma de colecciones de impuestos adicionales, y obviamente estos compensan una cantidad igual pagada en descuentos de empleo. El equilibrio de la ganancia en la Comunidad va en los pagos de capitales (interés, alquiler y beneficios) y teóricamente sería necesario imponer algunos impuestos adicionales para desviar este dinero a los fondos de empleo, pero ahora está realizando una gran cantidad de dinero de los impuestos de indemnización de desempleo, bienestar y otras actividades diseñadas para mitigar las consecuencias de la falta de empleo, y desde la necesidad para la mayoría de estas actividades se eliminarán por garantizada de pleno empleo, una parte de los gastos actuales puede ser desviada para financiar el nuevo programa. El saldo será una ganancia neta para los contribuyentes. La mecánica de estas transacciones iiscal es irrelevante desde el punto de vista de la actual discusión, y por lo tanto, están fuera del alcance de este trabajo. La inmensa superioridad del plan propuesto descuento sobre medios actuales de manejo de la situación creada por el desempleo se muestra en la siguiente tabulación. En esta comparación mostrando las cantidades son relativas a los pagos de salarios en el empleo normal, que arbitrariamente se toman como 100%. Compensación de desempleo ha asumido que aproximadamente la mitad del salario normal. Las cifras para los valores de producción son los importes netos después de restar el valor de los materiales utilizados (es decir, son "valor añadido" en la lengua de los economistas) y por lo tanto son directamente comparables a las cifras de la mano de obra. De acuerdo con estimaciones dadas anteriormente, el gasto de "sobrecarga" de comunidad: impuestos y costos de capital se ha tenido en 25 por ciento. Producción neta de valores en obras públicas realizadas con fines de empleo ha sido estimada en 20 por ciento del nivel competitivo normal (125). Esta estimación es probablemente demasiado alta pero obras públicas hacer una muestra muy pobre como una medida de empleo incluso sobre esta base liberal.

Valores netos producido

Pagos laborales Ganancia neta de los fondos de a la comunidad por el empleador impuestos

Empleo normal PROGRAMA DE DESCUENTO Seguro de desempleo Obras públicas

125 100 0 25

100 75 0 0

0 25 50 100

25 0 50 (pérdida) 75 (pérdida)

Empleo normal es preferible, por supuesto, ya que da a los trabajadores su salario completo y además contribuye un porcentaje hacia los gastos generales de la comunidad. Pero cuando no pueda prestarse el empleo normal, el programa de descuento es por mucho el mejor de los sustitutos disponibles, ya que mantiene los salarios completos y produce suficiente valores netos para cubrir los pagos de la mano de obra. Es self–supporting, en el sentido de que se pide ninguna contribución del público. El seguro de desempleo sólo da al trabajador como mucho la mitad, y el 50 por ciento todo es una pérdida neta para el resto de la comunidad porque no se producen compensación de valores. Proyectos de obras públicas suelen pagan la escala de salarios por hora predominante, o en algún lugar cercanos, pero cuando se le solicite para combatir el desempleo son generalmente no ha podido proporcionar trabajo a tiempo completo, y el trabajador no es mucho, si alguno, mejor parados que es al dibujar una indemnización de desempleo. Mientras tanto, la comunidad en general es sometida a una carga mayor que el que daría como resultado del mantenimiento de los trabajadores en la ociosidad. Las cifras utilizadas en la comparación son, por supuesto, aproximaciones, pero puede verse fácilmente que no razonables variaciones en cualquiera de los elementos cambiaría la imagen significativamente como la superioridad del plan de descuento es tan excepcional. Uno de los principales méritos del programa es que no moleste la rutina normal de la vida económica de cualquier manera. Todas la manipulación está detrás de las escenas, y por lo que respecta a la opinión pública, el tenor incluso del comercio y la industria se mantiene invariable independientemente de si se utiliza el programa de empleo auxiliares ampliamente, con moderación o no. Al trabajador el empleo auxiliar será indistinguible de empleo normal. Quienes trabajan en el plan estará sujeto a las mismas condiciones de trabajo como cualquier otro empleado de los respectivos productores, incluidas las disposiciones de los contratos de trabajo existentes. Recibirán el salario regular o los sueldos en el modo normal y no va a ser partes en la transacción de descuento. De hecho, la única diferencia entre este y empleo normal en los acuerdos entre el empleador y la Agencia de empleo que hacen posible el trabajo. Colocación de la mano de obra excedente en el área regular de empleo mucho simplifica el problema de conexión del trabajador para el trabajo. Una de las principales debilidades de las obras públicas y "trabajar reliei' programas que han sido hasta ahora la única alternativa a la ociosidad, además de la pérdida grave de esfuerzo productivo, es su incapacidad inherente para utilizar mano de obra calificada y especializada. Después de todo, mantenimiento y construcción de obras públicas constituyen sólo un pequeño sector de nuestra vida económica, y de la cuestión de este tipo restringido por hacer a justicia a las muchas habilidades especiales desarrollado en las numerosas iields de endeavor. No es sólo un

desperdicio de recursos humanos altamente calificado mecánico o un hombre profesional fuera con una carretilla; es un golpe definitivo a la moral de la comunidad. Sin duda, la Agencia de empleo no deben comprometerse a dar a todos con exactamente el trabajo para el que está mejor equipado. Puede haber afinadores de pianos más o formadores de animales silvestres de trabajo que puede utilizarse en el momento, y no es buena política pública gastos adicionales para dar a una persona algo más a su gusto cuando existe un trabajo razonablemente adecuado. Pero en general, la gama de puestos de trabajo que se abrirán incluirá la mayoría de las categorías principales de ocupaciones lucrativas, y debería ser posible para los trabajadores a los puestos de trabajo dentro de límites satisfactorias. Para completar la cobertura de las necesidades de un plan de empleo auxiliares ideal, cabe señalar que el programa enunciado no será susceptible de topoliticalmanipulation. Esto no es la cuña de entrada de un programa de subsidio caro, el tipo de una medida que los legisladores están bajo constante presión política para liberalizar. El plan contempla el pleno empleo en plena paga desde el principio, y no tiene cabida para cualquier ampliación de sus beneficios. Además, el trabajador que se ha garantizado la continuidad del empleo de la sociedad en su conjunto difícilmente puede hacerse sentir cualquier especial gratitud hacia el partido político que pasa a ser controlar la maquinaria gubernamental en el momento. Esto es trivial. Un mayor crecimiento de la filosofía política que desarrolló durante la depresión de los lazos de su tendría algunas implicaciones inquietantes para el futuro. Como se indica en el debate anterior, cualquier medida o combinación de medidas que logra una reducción del límite de la supervivencia aumentará el empleo, y por lo tanto, existe un considerable margen de elección en la formulación de un programa de empleo. Pero los tipos más generales de medidas, como las examina en el capítulo XI, dejará inevitablemente algunos residuos de personas desempleadas, y a fin de implementar una positiva garantía de empleo continuo, el programa debe contener alguna característica que proporciona para la colocación directa de estas personas en trabajos específicos. El programa de descuento propuesto es un medio eficiente y eficaz de cumplir este requisito.

CAPÍTULO XIII

Fuentes de trabajo disponibles
¿Qué tipo de trabajo podemos incluir en el programa propuesto de descuento? La respuesta es que no estamos preocupados sobre lo que es, mientras hacemos ciertos de que constituye un verdadero además de empleo. No tenemos que preocuparse si el trabajo será utilizado efiiciently, o si los bienes que se producen será vendibles. Bajo el sistema de empresa individual el empleador, en efecto, garantiza que la mano de obra será utilizado productivamente. Si hay cualquier falla para cumplir los requisitos de la productividad, la pérdida no corresponde a la comunidad, como lo hace bajo propiedad colectiva; que es absorbida por los propietarios de capital de riesgo. El público en general no tiene que preocuparse de si un empleador obtiene el valor de su dinero de mano de obra ocupada regularmente, y controlando el empleo auxiliar en condiciones comparables, se puede disfrutar de la misma libertad de atención con respecto a la eficiencia de la labor adicional. La Agencia de empleo del Gobierno no tiene funciones en relación con el plan de empleo auxiliares pero para regular la tasa de descuento a las variaciones y ver que la mano de obra excedente se coloca sólo en bona ilde trabajo adicional. Esta última función es lo único sobre todo el programa que requiere el ejercicio de cualquier más discreción y juicio de rutina. Evidentemente tendríamos nada, permitiendo que el trabajo de descuento para reemplazar a los trabajadores sobre el empleo regular. Tampoco sería cualquiera mejor fuera para permitir el desplazamiento de los trabajadores regulares para tomar lugar indirectamente a través de procesos competitivos. La mano de obra excedente debe colocarse sobre el verdadero trabajo adicional. Como se ha subrayado durante el debate, nuestro análisis teóricos, es claro que esto debe ser trabajar que, en ausencia del descuento del programa, no se haría porque es no muy rentable. El objetivo de todas las recomendaciones que se hicieron en el capítulo XII es el mismo que el de las medidas propuestas en el capítulo XI; es decir, para posibilitar la adicional autoempleo apoyo por eximir a determinadas operaciones específicas de la obligación de normaI que deben ser más que apoyar a sí mismo. Sin embargo, debe señalarse que el mecanismo de la propuesta que se discutió en el capítulo XII no es el mismo que el de las recomendaciones anteriores. Los cambios propuestos en las políticas con respecto a la fiscalidad de las empresas y financiación de interés iixed permitiría a algunas de las empresas existentes que de lo contrario se verían obligadas a la quiebra a continuar operando y empleo de mobiliario. Aquí produciría un aumento neto de empleo evitando algunas de la pérdida normal de auto empleo apoyo. Pero a pesar de que hay un número de factores que induciría a los propietarios para mantener las empresas no rentables en operación, al menos durante un tiempo, si esto es posible por tales cambios de políticas como las que estamos sugiriendo, no podemos esperar nuevas empresas que se organizarán a menos que exista una expectativa razonable

de ganancias. A fin de generar nuevos empleos, por lo tanto, debemos establecer nuestro programa de adicionales de trabajo en lugar de otras empresas. Ya que no es práctico, en este caso, para organizar una directa exención de impuestos y costos de capital, este trabajo adicional estarán obligado a aportar su contribución completa normal hacia los gastos generales de la comunidad, y el equivalente de la exención se devolverá a la empresa productora en la forma de un descuento en el Iabor, logrando el objetivo mismo de manera diferente. A diferencia de la empresa no rentable, sin embargo, el trabajo no rentable no es identifican automáticamente. Por lo tanto, es esencial a fin de asegurarse de que el descuento de mano de obra está autorizado sólo para trabajos que representa un auténtico además de empleo y no se compensará por cualquier reducción del empleo en las operaciones de la competencia. El método más sencillo de evitar cualquier interrupción de las relaciones de competencia que pudiera afectar el empleo es asignar a los trabajadores a una producción adicional de carácter non–competitive. Para fines de este programa el término "non–campetitive" debe entenderse en el sentido de no directamente competitivo. En cierto sentido, alI productores están compitiendo con correo otros productores; "competencia por dólar del consumidor", como se denomina a menudo. Pero en este caso no es necesario examinar esta forma generalizada de la competencia porque el empleo adicional que se agrega a dólares de los consumidores total tanto como agrega a los productos que compiten por los dólares, y se modifica la posición relativa de los competidores. Por otro lado, si tuviéramos que permitan una fábrica de zapatos para utilizar el descuento Iabor en directo de la producción de zapatos permitiría este productor a precios más bajos y vender zapatos más, pero la mayoría de sus ventas adicionales sería a expensas de otros productores de calzado, que tendría que reducir la producción y despedir a los trabajadores. Cuando hay sólo un excedente de mano de obra relativamente pequeño, como será true cuando ciclos económicos son eliminados o reducidos a un mínimo, y sigue una política de promoción de empleo, hay poca necesidad de algo más que el tipo de non–competitive de trabajo utilizando como fuente de empleo para la mano de obra excedente. En general, esto consistirá en temas que son ahora justo debajo del punto de rentabilidad en condiciones normales y que pueden transferirse a la clase rentable por un descuento moderado en el trabajo. Un ejemplo típico es el salvamento de materiales utilizados. En condiciones normales una gran cantidad de material se va a perder simplemente porque el costo de salvamento supera el valor del material, a menudo por sólo un porcentaje relativamente pequeño. Durante la Segunda Guerra Mundial los valores de gran parte de este material se elevó por encima del costo de salvamento debido a la escasez de war–created, y como consecuencia fueron reclamadas enormes cantidades de dichos materiales. Puede obtener el mismo resultado por el proceso inverso a través de la operación del programa de descuento. Si el trabajo de salvamento y reacondicionamiento está disponible con un descuento, el costo de salvamento caerá por debajo del valor del material, y las operaciones de salvamento va a ser rentables. Trabajo de salvamento tiene algunas características especiales que lo hacen particuIarly apropiado como fuente de empleo auxiliar. Uno de ellos es el hecho de que utiliza principalmente el tipo de trabajo que tenemos un superávit creciente, y por lo tanto, ayuda

en tratar el problema del ajuste de los trabajadores a los puestos de trabajo disponibles. Otro punto que es de especial signiiicance en el momento actual es que las operaciones de salvamento pueden hacer una contribución sustancial a la mejora de las condiciones ambientales que es actualmente un tema muy vivo. La lista de trabajos que se convertiría de potencialidades en los proveedores reales de empleo por una moderada reducción de costos es larga. Estrechamente relacionado con el salvamento es la utilización de los productos agrícolas o de productos forestales, por ejemplo – que actualmente se está desperdiciando o under–utilized por excedentes locales temporales o falta de mercados accesibles. Muchos proyectos de mejora de propiedad que no son económicamente factibles en plena Iabor costo – construcción de vallas y muros de contención, nivelación y jardinería, pintura en algunas circunstancias, podría ponerse en el programa. Las empresas más grandes como la recuperación de tierras de residuos (pantanos o tierras de logged–off, por ejemplo), extensión de los servicios públicos en zonas escasamente pobladas, proyectos de control de la contaminación, protección contra la erosión, la exploración más intensiva de los recursos naturales, etc., podría también ser autorizado cuando existe un exceso de trabajo suficiente. Otra fuente importante de empleo adicional puede abrirse al autorizar el uso de la mano de descuento para realizar operaciones específicas que habitualmente son manejadas por la maquinaria. Esto implica una disminución en la eficiencia productiva, por supuesto, pero la causa del problema de desempleo actual es nuestro intento por mantener demasiado alto un nivel de productividad y la solución lógica, que se propone en este trabajo, está a sólo un poco hasta el punto donde nos podemos mantener el pleno empleo sin sacrificar ninguno más eficiencia que es realmente necesario. Mientras se debe permitir cierta disminución de la productividad, es irrelevante si esto viene como resultado de hacer ciertos trabajos que no es muy rentable basándose en los estándares normales o si se trata como resultado de hacer ciertos otros trabajos en un rnanner menos eficiente que de costumbre. En la medida en que la actual alta productividad y el desempleo que han generado en gran medida de factores que han fomentado la sustitución de mano de obra de mano por equipos, un parcial volver a mano obra es un medio lógico y eficaz de realizar lo que hay que hacer. En este curso simplemente respaldamos el mismo camino en el que subimos al nivel actual. Por supuesto, se dará preferencia a aquellos tipos de trabajo en el que el equipo tiene la ventaja menos sobre mano de obra de mano. Como salvamento y algunos de los otros trabajos mencionado anteriormente, este programa tendrá la ventaja de utilizar principalmente el tipo de trabajo que tenemos el mayor superávit. El uso propuesto del plan de descuento como parte de un programa general de empleo requiere manejar sólo un residuo relativamente pequeño de desempleo, junto con las fluctuaciones temporales de un personaje menor. Por este motivo a la Agencia de empleo limitar sus actividades principalmente a compromisos de corto plazo, para que los trabajadores pueden recuperarse rápidamente cuando desarrollan trabajos normales. Sin embargo, existen algunas circunstancias especiales en las que sería conveniente dar la mano de obra excedente de forma más extendida. Sin duda sería conveniente, por ejemplo, para aprovechar cualquier oportunidad para colocar deficientes trabajadores sobre una base

de largo plazo. Otro objetivo que podría llevarse a cabo de esta manera es facilitar el establecimiento de ciertos tipos de nuevas empresas. El problema financiero que participa en el lanzamiento de un nuevo negocio se señaló en el capítulo XI, y la propuesta política de impuestos de negocio un cargo contra las ganancias sólo fue citada como un medio por el cual estas nuevas empresas podrían ayudar a sobrevivir el crítico período inicial. Cuando la empresa es esencialmente non–competitive, ya sea debido a la naturaleza del producto, o debido a la ubicación de las operaciones, también se podría aplicar el plan de descuento; es decir, la Agencia de empleo podría comprometerse a suministrar laboral de descuento durante un período de tiempo suficientemente largo para permitir a las empresas a superar las desventajas iniciales. Construcción suele ser uno de los primeros elementos que se propone en relación con el aumento de la disponibilidad de empleo. Como se dijo anteriormente, subsidios de construcción anteriormente se han propuesto como una medida de estimulación del negocio. Pero importantes de construcción no está muy bien adaptado para participar en el programa de empleo auxiliar, excepto posiblemente en depresiones graves. Ninguna ventaja se ganaría en que permite el uso de la mano de obra excedente en proyectos ya planeado y inició, desde el empleo generado por estos proyectos se materialice sin ninguna asistencia, y el tiempo que transcurre en poner en marcha de nuevos proyectos haría que este nuevo trabajo inútil para el fin de satisfacer las fluctuaciones de trabajo short–terxn. Algunos de los proyectos de construcción menores, diversas mejoras y ciertos tipos de trabajos de mantenimiento no están sujetos a las mismas consideraciones que afectan a los grandes trabajos de construcción y podrían ser incluidos en el programa de empleo auxiliares. El trabajo de mantenimiento regular de día a día tiene el mismo estatus como mano de obra de producción directa, pero hay muchos elementos que son en cierto modo opcional, al menos desde un punto de vista de corto alcance, y donde existe un atasco de trabajo diferido de esta naturaleza podrían ponerse en el programa. Si el plan de descuento se pone en vigor durante un período de gran desempleo, será conveniente hacer un uso considerable de esta fuente de puestos de trabajo al comienzo, como puede hacerse disponible rápidamente por obtener la cooperación de los grandes empresarios. Después de que el plan está en pleno funcionamiento, sin embargo, probablemente será conveniente excluir construcción industrial y mantenimiento, excepto en algunos casos especiales, debido a los problemas para distinguir entre elegibles y non–eligible trabajar en esta área. Pero este tipo de mantenimiento de trabajo todavía desempeñará un papel importante como fuente de empleo, ya que no se limita a las empresas industriales. Casi todos los agricultores y propietarios tienen un presupuesto de mantenimiento y proyectos de mejora menor que le gustaría llevar a cabo si no eran tan costosas, y cualquier descuento material sobre el costo de mano de obra que activar un gran número de esos proyectos. Además, gran parte de este trabajo es de carácter que sería adecuado para los trabajadores "logrará" de so–called, y por lo tanto, este es otro campo que tiene algunas ventajas importantes desde el punto de vista de la colocación de los trabajadores excedentes.

Gran parte del trabajo que ha sido mencionado como adecuados para su inclusión en el programa de descuento, particularmente de salvamento y reconstrucción, puede controlarse convenientemente por operaciones de pequeña escala. De hecho, existe una gran cantidad de trabajo potencial que ahora va deshacerse, simplemente porque no está disponible en cantidades suficientemente grandes como para adaptarse a los requisitos de negocio de present–day y la industria. Para tratar estas situaciones a menudo será apropiada para el trabajador desempleado realizar las funciones empresariales. Por ejemplo, un carpintero desempleado podría aplicar sus propios esfuerzos, con o sin algunos ayudantes, a la reconstrucción de un edificio deteriorado; un paro camionero tal vez desee utilizar su propio equipo en transportar productos excedentes de una zona a un mercado distante; un mecánico de automóviles desempleados podría llevar a cabo la renovación de algunos automóviles, o sus partes, o tal vez desee abrir una tienda de reparación automática en una ubicación donde dicho servicio no está disponible actualmente y así sucesivamente. Desde el punto de vista de la Agencia de empleo, autoempleo logra el mismo objetivo como empleo por otros, y cuando un empresario elimina a sí mismo desde el desempleo rollos por esa empresa que tiene derecho al mismo descuento en el mismo periodo de tiempo en su propio trabajo que habría sido apropiado si han asignado a trabajar para algunos otros empleadores. En vista de la preferencia de ornamentada que muchas personas tienen para trabajar "por cuenta propia", incluso donde la rentabilidad puede ser un poco menos que sería el resultado de otro empleo, este tipo de actividad puede ser una fuente importante de empleo auxiliar, si bien cultivada. Una cosa que puede no hacer en virtud de este programa es para asignar el trabajo de descuento para proyectos públicos. Por supuesto, habrá una presión considerable para esta ampliación de las categorías de trabajo autorizado de organismos gubernamentales que son difíciles de presionado financieramente y de personas que no tienen una clara comprensión de los fundamentos en que se basa el programa de empleo auxiliares. "Que nos tienen algunos de los benef'lt de esta mano de obra barata", será sin duda el grito de guerra. Pero el empleo de Gobierno ya obtiene el equivalente del propuesta de descuento. Aparte de algunos pagos indirectos en la compra de materiales y una cantidad relativamente pequeña de interés de los bonos, órganos gubernamentales pagan sin costos de capital, no hay impuestos sobre la propiedad y no impuestos. Nosotros no podemos descuento su contribución a los gastos generales de la comunidad como un medio para crear autoempleo adicional de apoyo porque no hacen ninguna contribución significativa de este tipo. Además, el objetivo del programa es crear el empleo adicional sin costo para los contribuyentes, para que una garantía positiva de empleo continuo será factible. Asignar el trabajo de descuento para proyectos públicos que son esenciales y por lo tanto, se llevarán a cabo en cualquier caso no't crea cualquier empleo adicional. Pero si este trabajo se asigna a los proyectos que son no esenciales y no lo contrario sería realizado, el costo total de los proyectos es una carga adicional para los contribuyentes. Por lo tanto, no se puede alcanzar el objetivo de empleo mediante la utilización de los trabajadores excedentes en los proyectos de Gobierno esenciales o non–essential. Una importante garantía de continuidad de empleo es posible sólo si es posible disponibles suficientes empleos de carácter self– supporting, y más puestos de trabajo de esta naturaleza pueden venir sólo de la zona en la

que trabajo normal debe ser más que yo apoyo. En tiempos normales, los trabajadores que serán necesario contar con puestos de trabajo en el plan de descuento será principalmente aquellos con habilidades limitadas y los tipos de actividades que se han discutido hasta el momento están bien adaptados a las necesidades. Sin embargo, en las condiciones que pueden desarrollarse cuando la economía sufre un cambio drástico, tales como una transición de la guerra a la producción de tiempos de paz, es probable que un superávit temporal de trabajadores en categorías más especializados. Colocación de tales trabajadores requerirá algunos esfuerzos especiales por parte de la Agencia de empleo y generalmente se piden la apertura de algunas fuentes de trabajo que no están incluidos en el programa normal. Por ejemplo, puede haber un superávit temporal de personal científico y de ingeniería. Uno de los expedientes que se pueden utilizar en esa situación es aplicar el plan de descuento para investigación y desarrollo, un ileld que tiene un potencial casi ilimitado de expansión y es especialmente adecuado para el propósito porque hay relativamente poco costo non– labor. Esto significa que el descuento en el trabajo es casi equivalente a una reducción en el costo total, y el programa de empleo por lo tanto, puede hacerse muy atractivo para el empleador. La investigación no es una actividad competitiva en el sentido de que el término se utilizan para determinar la idoneidad de diferentes tipos de trabajo para su inclusión en el programa de descuento; es decir, un aumento en la investigación realizada por una empresa no tiene el efecto de disminuir la cantidad de la investigación realizada por competidores de esta empresa. Si reaccionan a todos, están más probables aumentar sus propias investigaciones. Debe entenderse que las medidas especiales de este tipo para apoyar a las empresas que providejobs para los trabajadores excedentes con conocimientos altamente especializados son adecuadas sólo satisfacer las condiciones temporales . No pueden justificarse con el fin de tratar de un continuo superávit de dichos conocimientos. Algunos puestos de trabajo se considerarán siempre más deseable que otros, y los candidatos a estos trabajos superan las vacantes, en la medida en que la naturaleza del trabajo que hay que hacer no está determinada por las preferencias de los trabajadores, pero por las exigencias de la comunidad. Donde hay un continuo superávit, será necesario que la Agencia desviar algunos de los candidatos menos calificados a esos empleos en otros trabajos de carácter apropiado hasta que se restablece el equilibrio. Ofiice es un ejemplo de una categoría que está sujeto a un límite práctico. El número de empleos de Oficina no puede ampliar indefinidamente; debe tener a al menos una relación general con la cantidad de producción directa que está sucediendo actualmente. Las funciones de la Agencia de empleo en este ámbito deben limitarse, por tanto, principalmente para la colocación de trabajadores en availablejobs, y sólo en casos muy excepcionales, debe utilizarse el plan de descuento. Si un continuo superávit de los solicitantes de ~ ce desarrolla trabajo, será necesario actuar de la misma como se indica en relación con un posible exceso de personal científico y de ingeniería; es decir, algunos de los solicitantes de qualiøied menos tendrá que ser cambiado en otras ocupaciones, quizás

en las industrias de servicios. Si se llevan a cabo políticas anticíclicas de al menos una forma razonablemente eficaz, la posibilidad de otra depresión como la de los años treinta se eliminarán permanentemente. La cantidad de desempleo a ser manipulados por el nuevo programa de pleno empleo, por tanto, será aproximado que ahora existe durante períodos de estabilidad relativa de negocios, más o menos un cinco por ciento de la fuerza de trabajo. Este total debería reducirse en más de cincuenta por ciento por las diversas ayudas al empleo debatidas en los capítulos x y XI, si se ponen en vigor y por la reducción de las incertidumbres de negocio como resultado de un programa de estabilización. Por otro lado, hay muchas personas que preferirían trabajar pero han sido desalentado por la dificultad de encontrar un empleo y ha salido en busca de puestos de trabajo, con lo que son ya no incluido en las estadísticas oficiales como "desempleados", e estos trabajadores introduzca de nuevo la mano de obra cuando puestos de trabajo estén fácilmente disponibles. Habida cuenta de todos estos factores, se puede esperar que, después de que el programa está en pleno funcionamiento, el plan de descuento no deberá hacerse cargo de más de dos o tres por ciento de la fuerza de trabajo de able–bodied. Los tipos de trabajo que se han debatido en los párrafos anteriores deben proporcionar fácilmente todas las tareas adicionales que sean necesarias a fin de hacer frente a una situación de esta magnitud. Algunos grandes descuentos requiera a fin de obtener el plan en marcha inicialmente, pero después se realiza generalmente que hay ganancias de worth– while a ser realizados por participación en el programa de la Agencia tendrá el beneficio de los esfuerzos de una multitud de trabajadores y empresarios que están interesados en buscar oportunidades de trabajo de que puede obtener alguna ventaja personal. El sistema de empresa individual es exitoso porque miles de personas están continuamente en alerta para opporiunities mejor sus propias situaciones por contribuir al funcionamiento eficaz del sistema; es decir, a aumentar la producción de valores económicos. El sistema de descuento funcionará exactamente del mismo modo, y por consiguiente, se forman fácilmente y naturalmente en el sistema económico vigente. En caso de la adopción del plan de empleo completa se retrasa demasiado, o manejó el programa está mal después de se ponga en funcionamiento, para que pueda desarrollar una depresión, será conveniente para complementar la discusión anterior con un examen de las adiciones que se necesitan para las categorías de trabajo de descuento para atender la carga adicional que se desarrollará en estas circunstancias. Se señaló anteriormente que uno de los principales méritos de los programa de descuento es que logra sus objetivos discretamente. En condiciones normales, es altamente deseable para controlar la situación del empleo por manipulación de behind–the–scenes poco más que por medidas que atraen la atención, como éste bien puede inducir psicológica reactions'on la parte del público en general que tenderá a aumentar los problemas de control. En medio de una depresión, sin embargo, las condiciones son bastante diferentes. Aquí ya es dominante de una psicología del miedo, y si cualquier cambio en la actitud pública los resultados de las acciones que se toman hacia la mejora de la situación existente, será un cambio para mejor. Por lo tanto drásticas y espectaculares movimientos que indican la voluntad y la capacidad de las autoridades a tomar se mantienen la situación están probable que recorrer un largo camino

hacia el aumento de confianza y con ello reducir la tarea que debe llevarse a cabo. Sin embargo, debe reconocerse que nada en el programa de empleo auxiliares propuesto en este trabajo realmente requiere este confianza por parte del público. El programa se basa en la toma de ciertas acciones económicas específicas que necesariamente ciertos resultados específicos independientemente del Estado de la opinión pública, y no está sujeta a las limitaciones en cuanto a la gravedad una situación que puede manejar. Pero es, evidentemente, más fácil y simple hacer frente a una menos grave dislocación de las condiciones económicas generales, y el efecto psicológico de la acción gubernamental claramente visible es útil para ello. Acciones audaces y eficaces, considerablemente más allá del alcance del programa normal, se pueden tomar con respecto al aumento del empleo siempre que estén justificadas por la gravedad de la situación existente. La naturaleza general de estas medidas más drásticas debe, por supuesto, ser igual que el de las funciones normales del programa. Debe haber una reducción selectiva del límite de la supervivencia, y, como hemos encontrado, esto mejor puede lograrse mediante la aplicación de un descuento en el costo de mano de obra en determinados tipos de trabajo que de lo contrario no es económicamente viable. Lo que haríamos, por lo tanto, en caso de emergencia es ampliar las categorías de trabajo para ser incluido en el programa de empleo auxiliares. En algunos casos especiales, este programa podría extenderse a la producción directa sin afectar el equilibrio competitivo. Muchas empresas son esencialmente non–competitive concierne el efecto de cualquier cambio en el costo de mano de obra en la posición competitiva. Ferrocarriles, por ejemplo, tienen sus tasas fijadas por las autoridades reguladoras y no pueden tener negocios entre sí por concesiones de precio independientemente de las ventajas de costo operativo que puede disfrutar de una u otra. Por lo tanto, es factible para autorizar el uso de mano de obra excedente por los ferrocarriles, o de otras empresas del mismo modo situados, para cualquier propósito, mientras implica una real además de su fuerza de trabajo y no representan el trabajo para que, evidentemente, hubieran tenido a emplear a trabajadores adicionales en cualquier caso. Debe entenderse claramente que la objeción a la asignación de la mano de descuento para la producción competitiva no se basa en la premisa de que un aumento en el volumen de mercancías producidas por lo tanto no es deseable. Las doctrinas de la escuela de pensamiento de la "sobreproducción" ya se han explotado completamente en las páginas anteriores. El único objeto de esta restricción es prevenir el aumento de la producción por un productor a expensas de los demás, una acción que perturba las relaciones comerciales normales sin hacer ningún aumento en el empleo. Cuando la ventaja competitiva puede ser eliminada por medio de una u otra no hay ninguna objeción al uso de la mano de obra excedente de producción competitiva directa. De hecho, esta acción es positivamente esencial si el desempleo es muy grave. Ecualización de ventaja competitiva, por tanto, puede clasificarse como un recurso viable para colocar la mano de obra excedente en una crisis grave de empleo.

En un ileld donde el número de competidores es pequeño es muy posible que los acuerdos voluntarios podrían hacerse entre los intereses involucrados, por lo que podría presentarse una solicitud conjunta para el uso de mano de obra excedente para la expansión de la producción directa. Tales acuerdos en que todas las partes interesadas contrato para obtener ayuda adicional podría estimularse enormemente por trabajo promocional por parte de la Agencia de empleo cuando y si la oferta de mano de obra excedente es lo suficientemente grande como para justificar tal acción. Una extensión aún más amplia del método de ecualización de ventaja competitiva, que tiene un campo prácticamente ilimitado de aplicaciones, está disponible a través de medidas adoptadas por la iniciativa de la propia agencia. En un período de depresión, cuando prácticamente todos los productores están operando a niveles sub–normal, no es necesario esperar para acuerdos voluntarios; la Agencia de empleo arbitrariamente puede autorizar el uso de mano de obra excedente por todos los empleadores en cualquier industria seleccionada hasta un determinado porcentaje de la fuerza de producción existente. Esto no obligaría a cualquier empleador para utilizar los trabajadores adicionales, pero pocos podían dejar pasar la oportunidad y permitir que sus competidores obtener una ventaja de precio. En la aplicación ordinaria del plan auxiliar, donde se llamará a sólo a la pequeña cantidad de holgura restantes después de que las condiciones se han estabilizado en un alto nivel, la producción de las industrias de la mayoría será en o cerca de sus picos, y no sería conveniente llevar a cabo cualquier aumento obligatorio de producción como habría no hay datos disponibles sobre la cantidad de cada tipo de bienes que podrían ser absorbidos por los mercados cuando se incrementa el poder adquisitivo. Por lo tanto, la tales medidas no se recomendaron como parte del programa regular, ya existían otros medios de carácter indudablemente adecuado. Sin embargo, en relación con una situación de depresión, tienen amplios datos de este tipo. Sabemos cuánto de cada variedad de mercancías fue comercializado en condiciones económicas normales, y es una suposición segura que un aumento de poder de compra para el mismo nivel absorbería aproximadamente la misma cantidad de bienes de consumo específicos. Dado que el empleo adicional proporcionará el necesario poder adquisitivo, y sabemos por experiencia que los consumidores comprarán estos bienes particulares cuando tienen el ingreso, estamos seguros en seguir adelante con esta forzada de aumento de la producción. Es muy poco probable que el uso de una medida de este tipo nunca será necesario, incluso si una depresión pueda desarrollar antes de adopten medidas eficaces en relación con el empleo, pero si alguna vez se necesita una acción drástica y espectacular hacia el otorgamiento de empleo, este es el paso a tomar. Debe destacarse que no hay límite para la aplicación de este programa de empleo auxiliares. Estamos acostumbrados a pensar en medidas de empleo de emergencia como algo de programas de obras públicas, que obviamente no pueden llevarse más allá de cierto punto porque alguien tiene que producir los productos que consumen los trabajadores en los proyectos públicos, y cuando la nómina pública obtiene demasiado grande la carga sobre los trabajadores productivos se vuelve intolerable. Pero aquí tenemos un programa en el que los trabajadores que se asignan al empleo especialmente creado, ya sea en una crisis económica o en condiciones normales, hacen su propia producción de valores

económicos y no son una carga para nadie. Incluso si tienen una depresión más severa que la de los años treinta, todavía podríamos poner toda la fuerza laboral para trabajar en producción eficiente por este medio y mantenerlas indeimitely allí. Este es un punto muy importante. Esto significa que por fin hemos llegado a un programa de empleo que nos permite garantizar empleo a tiempo completo en los salarios normales para todos los que están dispuestos y capaces de trabajar. Se habla mucho de la seguridad en que estos días, pero siempre y cuando no hay garantías de empleo estable, y cada uno tiene que confiar en la esperanza de que los contribuyentes seguirá apoyando le si es de trabajar, seguridad no es más que una broma sombría. Siempre y cuando estén disponibles, el seguro de desempleo, bienestar o ingresos mínimos garantías ayudará a amortiguar el golpe, sin duda, pero el trabajador ordinario no unidades nunca el lobo lo suficientemente lejos de su puerta para permitirle continuar mucho tiempo en un ingreso parcial sin graves dificultades. "Conceder el textbooks…", dice Galbraith, "que debemos contentarnos con algo menos de completamente pleno empleo".67 Sino nada menos que sirve el propósito. Nosotros debemos hacer caso omiso de los libros de texto. Seguridad del empleo es el co ~ nerstone de cualquier programa de seguridad digno de ese nombre. Aquí tenemos los medios por los que puede lograrse.

CAPÍTULO XIV

El camino a seguir
Esto nos lleva al final de nuestra tarea. Por medio de un método sistemático y ordenado de análisis, utilizando los métodos estándar y procedimientos de las ciencias físicas, la verdadera naturaleza de los factores que regulan el empleo ha sido determinada, y este conocimiento ha permitido identificar las modificaciones en nuestra organización económica existente y las políticas necesarias alcanzar la meta de long–sought permanente pleno empleo en obtener la máxima productividad. Finalmente un sonido ha sido esbozado un programa práctico para la puesta en práctica de estos cambios, un programa que no se perturbe las relaciones económicas existentes en cualquier aspecto importante, pero la voluntad lograr las metas deseadas plena y eficazmente. Este programa promete milagros económicos, no "edad de abundancia", sin vida de ocio fluida. Por el contrario, la característica sobresaliente del enfoque científico utilizado en este trabajo es que, a diferencia de pensamiento económico present–day, reconoce que hay ciertas realidades ineludibles en el mundo económico: no podemos sacar algo para nada; en primer lugar debemos producimos lo que queremos disfrutar; no podemos tener nuestro pastel y comer también; no podemos aumentar el total mediante la redistribución de sus partes; no tenemos ningún método mágico de producir sin trabajo; todos estos y muchos más. El pensador de sonido no puede aceptar propuestas que entran en conflicto con estas limitaciones fundamentales, no importa cómo loables sus motivos, porque sabe que puede terminar sólo en amarga decepción. Pero el pleno empleo y la estabilidad económica no son objetivos visionarios; son objetivos razonables y prácticos que se pueden llegar por métodos relativamente simples, una vez que los principios básicos son claramente entendidos, y la Comunidad toma la decisión de dar a estos objetivos la prioridad que es necesaria. Uno de los principales obstáculos que se encuentra en el modo de resolver problemas económicos es la renuencia general para limitar las medidas correctivas para el propósito principal. Casi todos los que toma parte en la formulación de planes de acción tienen algunos otro ax al pulido, algún interés personal para servir o alguna mascota teoría promoverse, y no pocas veces se presta más atención a la promoción de estas garantías pretende que el principal objetivo hacia el que los esfuerzos deben dirigirse. Sin duda gran parte de esta inyección de cuestiones ajenas a la situación es realizado por personas que son totalmente sinceros y honestos en sus convicciones. La mente humana constituye lo que es fácilmente convencida por alguno de los argumentos en favor de las propuestas que operan en beneficio personal del propio individuo. Así que el agricultor cree que el camino más corto hacia la prosperidad nacional es "precios de paridad" y otro "farm aid"; el empresario sostiene que el mejor camino es a través de impuestos de negocio más bajos y menos restricciones en la empresa; los sindicatos consideren salarios más altos como el cureall; mientras que los sociólogos ven un pesado programa de gasto en proyectos paternalistas como forma de Great White tiempos mejores. Pero si los defensores de estos desvíos del objetivo principal son sinceros, o están tratando de aprovechar la oportunidad para avanzar en sus propósitos reales al amparo de algunos objetivos más generalmente aceptados, el resultado de hacer hincapié en las cuestiones secundarias es siempre el mismo: se inhibe el progreso hacia el objetivo principal.

Con toda probabilidad, muchas personas será fundamentales del programa que se ha desarrollado en los capítulos anteriores porque no corregir lo que consideran graves defectos de nuestra vida económica. Aquellos que piensan que una distribución más equitativa de los ingresos es el más grande necesitan de la actualidad encontrará la falta de programa porque no hace ningún cambio en la distribución de los ingresos; quienes ven el avance constante del movimiento laboral organizado como la única esperanza para la mejora de la situación de la población activa considera estéril porque no da a los sindicatos nueva ventaja; aquellos que creen que el trabajo organizado ya es voluntad indebidamente favorecido respecto a los planes como defectuoso por exactamente lo opuesto; y así sucesivamente casi sin fin. Pero el objetivo de este estudio era no curar todos los males económicos. Larga experiencia en las ciencias físicas indica que tales objetivos amplios y complicados deben alcanzarse un paso a la vez, no en un salto. El propósito específico de este estudio, tal como se define en primer lugar, fue establecer un programa que permitiría a establecer y mantener el pleno empleo productivo. En conformidad con la práctica habitual en las ciencias físicas, la atención se ha concentrado exclusivamente en este objetivo, y el programa que se ha desarrollado ha sido deliberadamente en forma en forma de no hacer ningún cambio en las relaciones económicas existentes, salvo en los casos y en la medida, absolutamente esencial para el logro de la meta específica. Esto no implica una falta de solidaridad con respecto a otros objetivos económicos. Por el contrario, se reconoció que hay mucho mérito en algunos de estos objetivos colaterales. Pero propuestas para lograr tales fines deberían mantenerse en sus propios pies. Si son sólidos y cumplir con la aprobación del público, no necesitan ser mezclado con medidas que se originó para cualquier otro fin. Si son irracionales o inaceptable para el público, no se permitirá a hurtadillas en amparo de algún objetivo verdaderamente deseable. El método de sonido de procedimiento, lo científico, es lograr los resultados deseados sin molestar a otros aspectos de la vida económica. Entonces, si se sugirieron mejoras en el sistema, pueden ser considerados y actuados por separado, sin incurrir en el riesgo de que la controversia sobre estos asuntos extraños bloqueará prógress hacia el objetivo del pleno empleo productivo, que presumiblemente es aprobado por casi todo el mundo. Hasta el presente estudio ha divorciado este objetivo primordial de todos otros objetivos económicos, no importa cuán deseable estos pueden parecer al autor o a los demás. Sin duda habrá quienes porque permite que algunos empleadores obtener beneficios de la utilización de la mano de obra excedente que obtienen un descuento de objeto con el programa propuesto. Un "dole para capital" algunos demagogo es seguro llamarlo. Pero, de hecho, este programa de empleo sólo recrea las condiciones que existen en las operaciones comerciales e industriales normales. En estas condiciones normales, los proveedores de capital reciban una compensación en forma de beneficios para el uso de esta capital que hace posible el empleo productivo. Cuando la situación de desequilibrio de poder adquisitivo durante una recesión, o el efecto normal de límite del supervivencia, impide que un empleador asegurar cualquier dicho pago (ganancias) por sus servicios, dejan de recibir los servicios. Si contamos con los empleadores de sus operaciones continuas y puestos de trabajo en una pérdida a sí mismos, estamos esperando algo para nada, un espejismo económico de age–old que siempre termina en desilusión. Sería igualmente lógico para criticar el programa para proponer a pagar salarios completa normales en el trabajo auxiliar, más que el salario de mera subsistencia que los trabajadores recibirían a través del seguro de desempleo o el bienestar, pero no tiene un

cínico confirmado para darse cuenta de que no será tan fuerte indignación contra este ángulo de la planificar, aunque en ambos casos el principio es el mismo: un pago completo y equitativo de servicios prestados. Tenemos que darnos cuenta de que el logro de la prosperidad permanente implica necesariamente prever a todos de los ingredientes que componen la prosperidad, incluyendo beneficios normales y los salarios normales. No podemos tener máximo rendimiento cuando laboral o los proveedores de capital en una dieta de hambre. Con esta explicación preliminar, las conclusiones de este trabajo pueden resumirse en las siguientes recomendaciones. Se debe entender que lo que debe lograrse a fin de proporcionar puestos de trabajo para los trabajadores desempleados es simplemente para disminuir la supervivencia limitar una cantidad adecuada. Hay muchos tipos diferentes de medidas económicas que pueden tomarse para este propósito y las recomendaciones que se ofrecen aquí no son el medio sólo posible de alcanzar el objetivo; simplemente representan una selección entre las diversas posibilidades, una combinación de medidas que logrará el objetivo efiiciently y sin efectos colaterales indeseables. Adopción de estas medidas permitirá la permanente plena utilización de los recursos productivos de la nación a la velocidad máxima de producción que es posible a nivel prevaleciente de capacidad humana y tecnológica. RECOMENDACIONES l. aumentar el empleo de norxnal a niveles máximos por

a. transformar gobierno existentes, las agencias de empleo de liquidación pasivo alberga a las organizaciones de promoción de empleo activa. b. Subsidizing mayor movilidad de la fuerza laboral. c. absorber los gastos de la readaptación profesional y protección de lo contrario la situación económica de los trabajadores desplazados por las mejoras tecnológicas. f. formación de los trabajadores excedentes para optar a puestos de trabajo disponibles. e. Eliminación de los obstáculos en el camino del empleo de los trabajadores deficientes. 2. Reducir las fluctuaciones estacionales de empleo por

a. promover la estabilización de las necesidades de mano de obra por los productores individuales. b. Eliminación de los obstáculos legales y contractuales que impiden ahora esa estabilización. 3. Aplicar políticas fiscales y monetarias anticíclicas a establecer cualquier efecto deflacionista sobre el empleo que se puede desarrollar por el ciclo de negocios. 4. Reducir el límite de supervivencia que se aplican a las empresas en general por

a. restringir la capacidad de las empresas a incurrir en endeudamiento de interés fijo. b. hacer todos los impuestos de negocios las reclamaciones contra corriente ganancias. 5.El expedientes para aumentar el empleo normal han agotado, ofrecer la mano de obra excedente restante a los empleadores privados, para cualquier propósito que constituyen un

auténtico además de empleo total, con un descuento suficiente para rentabilizar el uso de esta mano de obra en el trabajo adicional. Reembolsar el ers emplean del descuento desde el fondo de empleo creado por desviar al nuevo programa de las tasas de desempleo que ya no serán necesario para sus propósitos originales. 6. Fomentar el empleo secundario por

a. suprimir los obstáculos existentes tales como ganar límites para los beneficiarios de la Seguridad Social, las restricciones de la Unión, etc.. b. localizar a personas que están dispuestos a aceptar trabajos de tiempo completo, pero no han estado buscando empleo y colocándolos en puestos de trabajo. c. iniciar un programa para crear más empleos de part–time de temporada y otros y para encontrar trabajadores para llenarlos. Estas medidas eliminarán la causa fundamental del desempleo y permitirán garantizar empleo principal de full–time. Su capacidad para lograr este objetivo puede verificarse fácilmente sin cualquier perturbación de la vida económica normal, ya que no son far– reaching y cambios radicales, pero leves correctivos que fortalecer el sistema existente, en lugar de reconstruirlo. No tenemos que esperar a un extremo de emergencia antes de poner estas propuestas para la prueba de fuego. Incluso en condiciones "normales" presumiblemente hay varios millones de personas que buscan trabajo y millones más que estarían dispuestos a trabajar si se encontró empleo más fácilmente. Por el momento, el número de personas desempleadas es considerablemente mayor de lo normal. El programa propuesto puede demostrar su eficacia por encontrar puestos de trabajo para estos trabajadores, y la garantía definitiva puede seguir cuando su viabilidad es clara. A diferencia de las propuestas que impliquen Gobierno mayor control sobre la industria, u otros cambios básicos en el sistema económico vigente, este programa hará su trabajo tranquilamente y discretamente. De hecho, algunas personas incluso será conscientes de que es en efecto, excepto en la medida en que se dan cuenta asegurar el empleo ya no es un problema. Además, no habrá ningún costo neto para el contribuyente; cualesquiera que sean los gastos son necesarios para llevar a cabo el programa se compensará con fuentes adicionales, o fuentes potenciales, de los ingresos del Gobierno que son creadas por el programa. En la práctica, probablemente no será necesario hacer un llamamiento a estas fuentes de ingresos agregados, como incluso con todos los gastos propuestos para descuentos de trabajo, la promoción del empleo, la educación y la formación, los gastos totales deben todavía ser menor que la inversión actual de indemnización de desempleo y para la parte de los gastos de bienestar actual que se originan por desempleo. Como se indica en el resumen, se sugiere que los impuestos de desempleo actual se mantenga durante el tiempo, desviando poco a poco más de los fondos para el nuevo programa como desempleo disminuye. Esto minimizará la necesidad de créditos adicionales y será una forma muy suave de hacer la transición al nuevo sistema. El sólo grave amenaza para el buen funcionamiento del programa, lo único que podría impedir que lograr el objetivo teóricamente posible de prestar pleno empleo sin costo a los contribuyentes, es ineficiencia burocrática: la tendencia ornamentada de agencias gubernamentales para instalarse en una cómoda rutina en lugar de poner adelante el esfuerzo y la iniciativa que son necesario para el funcionamiento eficaz de cualquier empresa compleja. Pero incluso en el peor, lo que nos pondremos del plan es el pleno

empleo en algún costo, y este costo debe sin duda ser sustancialmente menos que los actuales gastos para el mantenimiento de los trabajadores desempleados en la ociosidad. Podemos tener todos los beneficios tangibles e intangibles de la garantizada pleno empleo sin costo adicional , incluso si no se obtienen los resultados óptimos. Por otra parte, difícilmente podemos justificar rechazar cualquier programa propuesto sobre el terreno que agencias de Gobierno no son capaces de manejar eficientemente, como las únicas alternativas son otras, mucho menos satisfactorias, medidas que también deben ser realizadas por organismos de Gobierno. Si el Gobierno es ineficiente, que esta es una razón más para la adopción de políticas como los recomendados en el presente documento, que dependen de la acción de Gobierno sólo a un grado mínimo. Cualquier ineficiencias que puede haber en la operación del plan propuesto de descuento al menos tendrá el mérito de ser muy evidente, por lo que podemos reconocerlos fácilmente y con ello ponemos en condiciones de aplicar presión hacia la corrección. En esencia, lo que ha revelado el presente estudio es que todo lo necesario para lograr una economía estable con empleo permanente completo principal es hacer unos pequeños ajustes del mecanismo económico. No hay nada básicamente mal en el sistema existente; por el contrario, el análisis muestra que los impresionantes resultados que ha logrado en la práctica son un resultado directo de los sólidos principios en los que opera. En lugar de ser un revoltijo sin rumbo de entidades confundidas y sin relación, pintado por sus detractores, la organización económica estadounidense existente ha surgido del análisis como un mecanismo estrechamente integrado, en gran medida automático, capaz de ajuste fino y regida por principios fijos y undeviating. No es el rechinan y anticuado equipo que sus oponentes visualización, un conglomerado de loosp–jointed de las relaciones indefinidos y extremadamente cambiantes que "sólo creció" sin ninguna regla o pedido, pero una operación altamente eficiente que responda rápidamente a control inteligente.

Referencias
l. Bach, l George., economía, sexta edición, Prentice–Hall, Inc., Englewood Cliffs N. j., 1968 página 120. 2. Nagel, Ernest, La estructura de la ciencia, Harcourt, Brace & World, Nueva York, 1961 página 448. 3. Clark, John M., las instituciones económicas y el bienestar humano, Alfred A. Knopf, Nueva York 1957, página 15. 4. Knight, Frank H., ciencia y hombre, Ruth N. Anshen, editor, Harcourt, Brace & Co., Nueva York 1942, página 328. 5. Knight, Frank H., inteligencia y acción democrática, Harvard University Press, 1960, página 11. 6. Myrdal, Gunnar emite el diario social; Vol. 28, Nº 4 (1972). 7. Yoder, Dale, economía de mano de obra y problemas laborales, 3rd Edition, McGraw–Hill libro Co., Nueva York, 1950, página 214. 8. Ibid., página 216. 9. Beveridge, William H., Pleno empleo en una sociedad libre, w. w. Norton & Co., Nueva York, 1945 página 128. 10. Hinrichs, a. f.; Los anales de la Academia estadounidense de PoliticaI y ciencias sociales, de marzo de 1945. 11. Informan Samuelson, la a. de Pablo, la u. S. News y el mundo, el 26 de diciembre de 1960. 12. Nourse, la g. de Edwin, la American Economic Review, puede 1957. 13. Stein y Denison, objetivos para los estadounidenses, Prentice–Hall, Inc,, Englewood Cliffs, N. j., 1960, página 10 (informe de la Comisión Presidencial sobre los objetivos nacionales). 14. Business Week, el 14 de febrero de 1970. 15. Theobald Robert, la nación el 11 de mayo de 1963. 16. Galbraith, j. k., La sociedad opulenta, Houghton Mifflin Co., Boston 1958, página 332. 17. Junta de Conferencia Industrial nacional, economía de defensa: el primer año, 35ª reunión anual, el 17 de mayo de 1951... 18. Bowen y Mangum, automatización y progreso económico, Prentice–Hall, Inc., Englewood Cliffs, N. j., 1966, página 8. 19. Galbraith j. K: po. CIT., página 125. 20. Business Week. el 28 de septiembre de 1963 página 79. 21. Galbraith, j. k., El nuevo estado Industrial, Houghton Mifflin Co., Boston, 1967, página 367. 22. NAM noticias Nov.7, 1945. 23. Platt, la r. de John, la ciencia, el 16 de octubre; 1964. 24. Stein y Denison po. CIT., página 165. 25. Kerr, editores de Clark, objetivos para los estadounidenses, Stein y Denison, po. CIT., página 159. 26. Heilbroner, Robert L., Comprensión de macroeconomía, 2nd Edition, Prentice–Hall, Inc., Englewood Cliffs N. j., 1968 página 79. 27. Robinson, Joan, Introducción a la teoría de empleo, Macmillan & Co., T.nndon, de 1938, página 18. 28. Hansen, Alvin H., Guía Keynes, McGraw–Hill libro Co., Nueva York, 1953, página 89. 29. Keynes, John M., La teoría General del empleo, interés y dinero, Harcourt, Brace & World, Nueva York, 1964, página 116. 30. Ibid., página 129. 31. Beveridge, William H., po. CIT., página 147. 32. Keynes, John M., po. CIT., página 127. 33. Reynolds, Lloyd G., A estudio de la economía contemporánea, Howard S. Ellis, editor, Richard D. Irwin, Homewood, Illinois, 1948, página 267. 34. Samuelson, la a. PauI, la economía, la primera edición, McGraw–Hill libro Co., la Nueva York, 1948, página 529. 35. Keynes, John M., po. CIT., página 13. 36. Burck, Gilbert, fortuna, octubre de 1966. 37. Heller, Walter W., tiempo, 14 de noviembre de 1969. 38. Archibald, C. g., American Economic Review, de mayo de 1969.

39. Klein y Bodkin, inflación, crecimiento y empleo, preparado para la Comisión de dinero y de crédito, Prentice–Hall, Inc., Englewood Cliffs, N. j., 1964, página 391. 40. Bach, George L., La nueva inflación, Brown University Press, Providence, 1973, página 70. 41. Boulding, Kenneth E., Objetivos de la vida económica, a. Dudley Ward, editor, Harper & Bros, Nueva York, 1953, página 66. 42. Moynihan, D. p., Business Week, el 27 de septiembre de 1969. 43. Knight, Frank H., economía y política pública, The Brookings Institution, Washington, D. C., 1955, página 79. 44. Boulding, Kenneth E., po. CIT., página 64. 45. Ibid., página 63. 46. Clark, j. M., Objetivos de la vida económica, Ward, editor, po. CIT., página 43. 47. Thorp y debido, La nueva inflación, McGraw–Hill libro Co., Nueva York, 1959, página 79. 48. Keynes, John M., po. CIT., página 5. 49. Ibid., página 21. 50. Ibid., página 26. 51. Ibid., página 27. 52. Ibid., página 99. 53. Ibid., página 104. 54. Samuelson, la a. de Paul, la economía, .5th edición, McGraw–Hill libro Co., Nueva York, 1961, página 272. 55. Reynolds, la g. Lloyd, la economía, la tercera edición, Richard D. Irwin, Inc., la Homewood, Illinois, 1969, página 176. 56. Business Week, el 14 de septiembre de 1963. 57. U. S. News and World Report, el 16 de abril de 1962, página 45. 58. Myrdal, Gunnar, desafiar a afluencia, Pantheon Books, Nueva York, 1963, página 41. 59. Yoder, Dale, po. CIT., página 209. 60. Mills, Wilbur, resumen del Congreso, junio-julio, 1970. 61. Hale Boggs, ibíd. 62. Kaldor, Nicolás, ensayos sobre política económica, w. w. Norton & Co., Nueva York, 1964. 63. Mangum, Garth l., Las políticas sociales para América en los años setenta, Robert Theobald, editor, Doubleday & Co., ciudad jardín, N.Y., 1968, página 50. 64. Nowell, r. i., trabajo, jóvenes y el desempleo, Herman, Sadofsky y Rosenberg, editores, Thomas y. Crowell Co., Nueva York, 1968, página 616. 65. Williams, John H., Estabilidad económica en un mundo cambiante, Oxford University Press, Nueva York, en 1953, página 22. 66. Vickrey, William, Objetivos de la vida económica, Ward, editor, po. CIT., página 177. 67. Galbraith, j. k., La sociedad opulenta, po. CIT., página 246.

DEWEY B. LARSON: TÉl COLLECTED WORKOS
Dewey B. Larson (1898-1990) fue un ingeniero estadounidense y el creador del sistema recíproco de la teoría, un marco teórico capaz de explicar todos los fenómenos físicos de partículas subatómicas a cúmulos galácticos. En esta teoría física general espacio y tiempo son simplemente los dos aspectos del componente único de la universe–motion de recíprocos. Para obtener más información sobre el origen de los descubrimientos de Larson, ver la entrevista con D. B. Larson grabado en Salt Lake City en 1984. Este sitio cubre todo el alcance de los escritos científicos de Larson, incluyendo su exploración de la economía y la metafísica.

Ciencias físicas
La estructura del universo físico La publicación pionera original en el que el sistema recíproco de la teoría de la física se presentó por primera vez. El caso contra el átomo Nuclear "Un libro grosero y Franco". Más allá de Newton “...Recomienda a quien piensa que el tema de gravitación y relatividad general fue abierto y cerrado por Einstein". Nueva luz sobre el espacio y el tiempo Vista de pájaro en una vista de la teoría y sus ramificaciones. Los hechos olvidados de la ciencia Explora las implicaciones para la ciencia física de la existencia observada de movimiento escalar.

Los quásares y los púlsares Explica los fenómenos más violentos del universo. Nada más movimiento El primer volumen de la edición revisada de La estructura del universo físico, desarrollo de los principios básicos y las relaciones. Propiedades básicas de la materia El segundo volumen de la edición revisada de La estructura del universo físico, aplicar la teoría a la estructura y el comportamiento de la materia, la electricidad y el magnetismo.

El universo de movimiento El tercer volumen de la edición revisada de La estructura del universo físico, aplicando la teoría a la astronomía. Los documentos de estado líquido Una serie de documentos de circulación privada en estado líquido de la materia. La correspondencia de Dewey B. Larson Correspondencia científica de Larson, proporcionando muchas sidelights informativos sobre el desarrollo de la teoría y la personalidad de su autor. Las conferencias de Dewey B. Larson Transcripciones y grabaciones digitalizadas de conferencias de Larson. Los ensayos recogidos de Dewey B. Larson Artículos de Larson en reciprocidad y otras publicaciones, así como los ensayos no publicados.

Metafísica
Más allá del espacio y el tiempo Una excursión científica en el territorio en gran parte inexplorado de metafísica.

Ciencia económica
El camino hacia el pleno empleo La respuesta científica al problema económico número uno. El camino hacia la prosperidad permanente Una explicación teórica del ciclo de negocios y los medios para superarlo.

Ir a; http://www.reciprocalsystem.com/DBL/index.htm

Para libros de Dewey B Larson gratis

Agradecimiento especial a la gente que creó el sitio Web de Dewey B Larson!

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful