Iglesia de Scientology de España

Madrid, 26 de Febrero 2010

In Memoriam Àlex Seglers Gómez-Quintero
(1970-2010) Àlex Seglers Gómez-Quintero (1970-2010), hijo, marido, padre, profesor de universidad, pero además, amigo y luchador por la libertad religiosa, luchador por el dialogo y la convivencia entre unos y otros. Pionero, intrépido, perspicaz, y sobre todo, práctico, muy práctico. Dejó su labor, familia y amigos el pasado 24 de Agosto a las 14:20h, en Barcelona, habiendo contribuido a crear una sociedad mejor para ellos. Nuestro amigo Àlex Seglers es (pues sigue vivo en nosotros, en sus libros y artículos y en nuestras propias experiencias) uno de los expertos en Derecho Eclesiástico del Estado que han trabajado constantemente para hacer que el Derecho Fundamental de la Libertad Religiosa, sea un Derecho no solo escrito y entendible por estudiosos universitarios, sino que hizo que este Derecho se entendiese en la calle, en las diversas disciplinas científicas como la sociología. Haciéndose servir de los medios de comunicación, supo traducir la legalidad implicada en el tema a la practicidad que necesita el ciudadano de a pie para entender un poquito más este Derecho Fundamental tan vivo en nuestra sociedad, y a veces tan poco entendido. Tuve la oportunidad de trabajar mano a mano con Àlex en la organización del primer seminario, en una Universidad pública como la Universidad Autónoma de Barcelona, en el que se trató el reconocimiento administrativo de la religión de Scientology en España. Fue gracias a Àlex y su capacidad de gestión, organización y mediación, que tuve la oportunidad de representar a mi iglesia en este seminario, respondiendo las preguntas de todos aquellos que querían saber resultando en una mayor tolerancia, convivencia y comprensión no solo hacia mi religión, sino hacia el verdadero significado y práctica de la libertad religiosa.

Era sorprendente la capacidad no solo de hacer amigos, sino de hacer que esos amigos tuvieran más amigos. En Scientology creemos fuertemente en la importancia de las relaciones y la creación de grandes grupos para grandes proyectos, y Àlex ciertamente ejemplificó estas palabras día a día. Àlex, mientras que preferiríamos tenerte entre nosotros, sabemos que pasas a mejor vida y por ello no te juzgamos. Gracias por todo lo que hiciste, por las incontables semillas que plantaste y que seguirán dando su fruto para una sociedad mejor. Nuestra pérdida es ganancia en sabiduría y en talento para fechas futuras y otras sonrisas. Y por ello enviamos a la Cadena de todo el tiempo transcurrido Nuestra herencia, Nuestra esperanza y a Nuestro amigo. Adiós, Àlex. Los tuyos te agradecen que hayas vivido. La Tierra es mejor gracias a tu vida. Hay hombres, mujeres y niños que viven hoy porque tú has vivido. Te agradecemos que hayas venido a nosotros. No discutimos tu derecho de partir. Este capítulo de tu vida está cerrado. Ve ahora, querido Àlex y vive una vez más en un tiempo y lugar de mayor dicha”. Los Scientologists de España y del mundo, y los miembros de otras religiones, deben estarte agradecidos por todo aquello que hiciste por la libertad religiosa. Te esperamos a tu regreso, para volver a disfrutar de tu compañía. Te esperamos y acompañaremos en tu tarea de hacer de éste, un mundo mejor para todos. Un abrazo, Iván Arjona Pelado Presidente de la Iglesia de Scientology de España