EL SOCIALISMO

El socialismo es un orden político basado en la apropiación de los medios de producción por parte de la clase obrera. También se define por socialista a toda teoría, doctrina o movimiento que aboga por su implantación y a su vez se deriva de la esencia política del comunismo. El socialismo puede ser no-estatal (mediante la propiedad comunitaria en un sentido amplio) o estatal (a través de la nacionalización y la planificación económica de la producción). En un sistema socialista, al establecerse la propiedad de los medios de producción, desaparece por completo la existencia de propiedad privada de los bienes de capital y con esta cualquier modelo que práctico de crecimiento y desarrollo económico para ser sustituida por modelos económicos teóricos que se designa como modelo único y absoluto en la teoría marxista. Frecuentemente coexisten diferentes movimientos políticos derivados del comunismo que adoptan el título de Socialismo: desde aquellos con ideas de búsqueda de la revolución, o las variantes pre y postmarxistas del comunismo que con frecuencia son conservadas entre grupos de resistencia política a través de generaciones. El socialismo continúa siendo un movimiento con un gran interés de control político y suele ser promovido por medios activistas intensos y auto-proclamarse como un "movimiento de lucha político vinculado con el establecimiento de un orden político construido por, para, o en función de, la clase reprimida por el gobierno actual", y para el cual debe crearse uno público (por vía del Estado o no), ya sea mediante revolución o evolución social o mediante reformas institucionales, con el propósito de construir una sociedad sin clases estratificadas o subordinadas unas a otras; idea esta última que no era originaria del ideario socialista sino del comunista y cuya asociación es deudora del marxismo-leninismo. La radicalidad del pensamiento socialista no se refiere tanto a los métodos para lograrlo sino más bien a los principios que se persiguen.

Los debates entre los socialistas clásicos
Poco después aparece la teoría comunista marxista que desde una teoría crítica del comunismo, desarrolla una propuesta política: el "socialismo científico". Karl Marx postula en una de sus obras la diferenciación entre «valor de mercado» y «valor de cambio» de una mercancía y la definición de plusvalía, siendo éstas sus mayores contribuciones a la economía política; no obstante, los economistas modernos no utilizan estos conceptos del mismo modo que lo hacen los seguidores de la escuela marxista del pensamiento económico dado a que la teoría expuesta por Marx no contempla la interacción total de la ciencia económica y se ve parcializada por el comunismo. Entre los socialistas hubo una temprana división entre marxistas y anarquistas los cuales eran la esencia más cercana a la ideología marxista. El marxismo como teoría recibió muchas críticas, algunas de ellas constituirán durante muchas décadas la base ideológica de

los grandes avances en la tecnología. . como por ejemplo en los programas espaciales. agrupados bajo la III Internacional. principalmente en Estados Unidos. a raíz de la Revolución rusa y de la interpretación que le dio Lenin. la abolición del Estado y de toda autoridad. la URSS. y el capitalista. ideólogo político. Se conoció de ella extraoficialmente y fue la competencia por la superioridad en todos los aspectos y lograr así el dominio completo (pero no directo) de la mayor cantidad de países. el leninismo se convertiría en foco de admiración de los partidos comunistas. principalmente los europeos. acompañada de una pronunciada crisis en los demás estados socialistas. la iniciativa personal. desembocó en un enfrentamiento político que se conocería como Guerra Fría. El anarquismo se podría inscribir dentro de los conceptos tempranos del socialismo. Tras la Segunda Guerra Mundial. Indicadores del desempeño de modelos políticos ajenos al modelo socialista durante el siglo XX son por ejemplo. exaltando al individuo. eliminando las compensaciones por esfuerzo estratificadas. defensor de la independencia individual y colectiva La teoría marxista se construye conjuntamente con el anarquismo. la cooperación moral de un individuo. encabezado por Estados Unidos. Más tarde. que como ideal busca que las personas decidan sobre sus vidas libre e independientemente.la mayoría de partidos socialistas. la tensión militar-ideológica entre el bloque socialista. la equidad económica. encabezado por la URSS. que la Unión Soviética liberara a los países ocupados del Tercer Reichen el frente oriental durante la Segunda Guerra Mundial. promoviendo estructuras políticas y económicas de distribución como por ejemplo el seguro social El socialismo en el siglo XX El socialismo alcanzó su apogeo político durante el siglo XX en el bloque comunista de Europa. Culminó con la desintegración de la URSS por sus contradicciones económicas y políticas señaladas como defectos de los modelos socialistas y fuertes presiones externas. Mijaíl Bakunin. estados comunistas de Asia y del Caribe. Durante la segunda mitad del siglo XX fue de gran importancia para el llamado bloque socialista. así como la gran tecnología militar. La meta del socialismo es construir una sociedad basada en la igualdad. pues estos mismos posteriormente adoptaron sistemas de gobierno socialistas que hicieron que el campo socialista alcanzara un amplio dominio. consecuencias propias del establecimiento de modelos socialistas y comunistas extendidos.

y en la propiedad cooperativo-koljosiana que es una propiedad de grupos. Esto significa que el estado de las fuerzas productivas de la sociedad y el nivel de la productividad del trabajo social no permiten aún satisfacer las necesidades de las personas según el principio comunista de distribución. en el transporte.El socialismo SOCIALISMO: fase primera e inferior de la sociedad comunista. La economía socialista se apoya en la propiedad estatal (de todo el pueblo). El sector cooperativo-koljosiano se compone de los koljoses y de las cooperativas de consumo. . aumento del bienestar de las masas populares. El socialismo surge como resultado del cambio revolucionario del régimen capitalista por el socialista.el socialismo asegura un proceso planificado e ininterrumpido de la reproducción ampliada. En oposición al modo capitalista de producción -bajo el cual los procesos económicos transcurren de manera espontánea en medio de la anarquía de la producción y de una enconada lucha competitiva. en las comunicaciones. en la agricultura (sovjoses) y en el comercio. en el sistema socialista de economía nacional sobre la base de la gran producción maquinizada en todas las ramas de la economía. La base económica del socialismo radica en la propiedad social sobre los medios de producción en sus dos formas -la estatal (de todo el pueblo) y la cooperativo-koljosiana. en la supresión de la explotación del hombre por el hombre. que pertenece al pueblo entero en la persona del Estado. determinante y principal de la propiedad social unida al nivel más alto de socialización de su producción y a un elevado grado de organización del trabajo es la propiedad del Estado. colectiva. Bajo su influjo y con su ayuda la agricultura se transforma en consonancia con los principios socialistas (ver Plan cooperativo de Lenin). ritmos rápidos de desarrollo de la economía nacional. La forma más madura. con sus secuelas: saqueo y despilfarro de la riqueza nacional. El fin del socialismo es dar satisfacción a las crecientes necesidades materiales y culturales de toda la sociedad y de cada uno de sus miembros sobre la base de desarrollar de manera incesante y planificada la economía nacional. de incrementar ininterrumpidamente la productividad del trabajo social. El socialismo es la fase primera e inferior de la sociedad comunista. depauperación de los trabajadores. Correspondientemente a las dos formas de propiedad la economía de la sociedad socialista consta de dos sectores: el estatal y el cooperativo-koljosiano. Se establece durante el período de transición del capitalismo al socialismo (ver) mediante las transformaciones socialistas en todas las esferas de la economía y de la cultura. El primero comprende todas las empresas del Estado en la industria.