1

JOSE GRAU ¿HA HABLADO DIOS? EDICIONES EVANGELICAS EUROPEAS. BARCELONA – 1973 © COPYRIGHT BY JOSÉ GRAU

2

Editorial CLIE y EDICIONES EVANGÉLICAS EUROPEAS (EEE) han ultimado un acuerdo para la adquisición por parte de CLIE del fondo editorial completo de EDICIONES EVANGÉLICAS EUROPEAS. La editorial EDICIONES EVANGÉLICAS EUROPEAS fue fundada en el año 1958 en Barcelona (España), por el conocido teólogo y escritor José Grau, para la publicación de sus propios libros así como de otros importantes teólogos y pensadores cristianos europeos. Tras unos años de persecución durante la dictadura de Franco, en los que sus publicaciones fueron confiscadas y el propio José Grau procesado y condenado a un mes y un día de cárcel por imprimir “literatura clandestina” (1961), EDICIONES EVANGÉLICAS EUROPEAS se expandió a principios de los años setenta y sus libros fueron ampliamente conocidas y apreciados por los Institutos Bíblicos y Seminarios Teológicos en todo Hispanoamérica. Con esta adquisición, la extensa línea editorial de CLIE se amplía y refuerza con obras de importantes autores como el propio José Grau, Francis A. Schaeffer, G.C. Berkouwer, John Stott, Anthony A. Hoekema, León Morris, Ernest Kevan, Pedro Arana, Hans Burki, John Murray, Derek Bigg y otros.

JOSE GRAU ¿HA HABLADO DIOS? EDICIONES EVANGELICAS EUROPEAS. BARCELONA – 1973 © COPYRIGHT BY JOSÉ GRAU. Hecho el depósito previo a la difusión, exigido por el artículo 12 de la vigente Ley de Prensa e Imprenta. Responsable de la edición: El autor José Grau, Murcia, 33. Barcelona-13 (España). Depósito Legal: B. 12.542 – 1973. Impreso en VIMASA INDUSTRIAS GRÁFICAS. Moragas y Barret, 113-115 - TARRASA (Barcelona) 1ª edición digital: 2009, por Abel R. Tec K. Compra el libro impreso en: http://www.clie.es

http://www.clie.es Editorial Clie Ferrocarril, 8 08232 Viladecavalls (BCN) España Tel: (34) 93 788 4262 • Fax: (34) 93 780 0514 • e-mail: libros@clie.es

PROLOGO Las pruebas metafísicas de la existencia de Dios están tan alejadas de la comprensión de los hombres que impresionan poco, y aunque sirvieran a algunos, sólo sería por un instante, para olvidarse de ellas poco después (…) No conocemos a Dios más que por Jesucristo. Sin este Mediador no hay comunicación con Dios, mientras que por él conocemos a Dios. Los que han pretendido conocer a Dios sin Jesús, sólo tenían pruebas sin peso. Pero para probar a Jesucristo tenemos las profecías, que son pruebas sólidas y palpables. Y cumplidas esas profecías por su advenimiento, marcan la prueba de la Divinidad de Jesucristo. En él y por él conocemos a Dios. Fuera de él y de la Escritura no hay modo de probar. No sólo no conocemos a Dios más que por Jesús, sino que no nos conocemos a nosotros mismos más que por él. Sólo por medio de Cristo conocemos la vida y la muerte. Fuera de él no sabemos qué es la vida ni qué es la muerte, ni qué Dios, ni qué nosotros mismos. Sin la Escritura, que tiene a Cristo como objeto, no conoceríamos nada y sólo veríamos confusión en la naturaleza de Dios y en la propia naturaleza. PASCAL. Muchos se preguntarán, sin embargo, si es posible en 1973 dejar que esta brújula marque el rumbo de toda nuestra vida, haciendo de la lealtad al Jesús de los Evangelios el principio regulador para el pensamiento y la acción. Si me hacen esta pregunta directamente, mi respuesta es que sí es posible. Así lo he comprobado en mi experiencia y no tendría dificultad en señalar cien casos más como el mío, entre los cuales hay la más diversa variedad de vocaciones, razas y circunstancias económicas, y que dirían lo mismo que yo. Para el cristiano, el primer valor de la Biblia es el testimonio que da de Jesucristo, nuestro Señor. Nos dice cómo se preparó el camino para su venida. Nos habla de su venida, su ministerio, su muerte y su exaltación. Nos habla del nuevo poder que se desplegó por el mundo cuando sus seguidores recibieron su Espíritu. F. F. BRUCE.

3

CAPITULO 1: ¿HA HABLADO DIOS? ¿Existe Dios? La Biblia, desde la primera a la última de sus páginas, habla de Dios; pero no se preocupa de demostrar su existencia. La Biblia nos plantea el problema de Dios de manera distinta. Nos hace saber que a Dios no se le descubre por ningún procedimiento filosófico,

científico o esotérico; no, a Dios no se le descubre de ninguna manera porque es él mismo quien se descubre en un proceso de autor revelación, cuyo relato —y su consiguiente interpretación— ha quedado registrado en las páginas del libro que llamamos la Biblia. ¿Ha hablado, pues, Dios? Una y otra vez, a lo largo de las páginas de la Sagrada Escritura, desfilan hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, abrumados por los mismos problemas que nosotros tenemos que afrontar, sometidos a las mismas miserias y sufriendo las mismas frustraciones; estos hombres y estas mujeres se sienten abocados a preguntar, no si existe Dios, sino: « ¿Tenemos alguna palabra de parte de Dios?» Y, repetidamente, los profetas y los apóstoles responden con sorprendente seguridad y convicción: «Así dice el Señor...» La religión, en la perspectiva bíblica, no se reduce a una simple cuestión de filosofía, ni siquiera a una natural inclinación por el misticismo. Se trata, fundamentalmente, de una Revelación. Dios ha habla-do. Y es a partir de aquí, de esta Palabra divina, que hemos de plantearnos todos los problemas para encontrar su verdadera, y única, solución. La realidad, y la verdad, del mundo y de los hombres, de la vida y de Dios no la encontraremos jamás si comenzamos per el hombre. Porque no parte de nosotros, no arranca de nuestras especulaciones ni de nuestros esfuerzos, sino de Dios. De ahí que la Biblia centre siempre la atención en la iniciativa divina: «Dios ha hablado.» Resumiendo la historia de la Revelación divina, recogida en las páginas de la Sagrada Escritura hebreo-cristiana, el autor inspirado afirma contundentemente: «Muchas veces y en muchas maneras habló Dios en otro tiempo a nuestros padres por ministerio de los profetas. Últimamente, en estos días, nos habló por su Hijo» (Hebreos 1:1). No se trata aquí del Dios de los filósofos —como diría Pascal—, sino del Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios manifestado en Jesucristo, quien es «el resplandor de su gloria y la misma imagen de su sustancia». El Dios vivo que se ha introducido en nuestra historia y vivió entre nosotros. El Dios que hoy quiere meterse en tu vida y, por su Espíritu, vivir en ti. La palabra divina la tenemos ya siempre con nosotros en las páginas del libro de Dios: la Biblia. El Espíritu divino puede también ser posesión tuya para siempre, si abres tu corazón a Cristo y le recibes para que sea tu Salvador y tu eterno Señor. Cuando comprendemos que la Biblia no es la palabra de unos hombres que nos hablan de Dios, sino más bien la Palabra de Dios hablando a los hombres, entonces comenzamos a percibir el verdadero acento y la verdadera autoridad de esta voz divina que el mismo Espíritu Santo susurra en nuestro corazón por medio de la meditación del Sagrado Libro. A través de las páginas de la Biblia, Dios nos habla por su Espíritu. Y la letra que, por sí misma, sólo mata, por el Espíritu se convierte en algo vivo y vivificante. La Biblia nos revela nuestro estado de ceguera y sordera espirituales. Pero hace más todavía: abre nuestros ojos y nos hace ver lo que realmente somos (no lo que creemos

4

YO TAMPOCO CREO Si usted no cree en un dios que parece haber renegado de su Creación. Abre también nuestros oídos y nos hace saber el veredicto de Dios. Es Alguien que viene hasta nosotros. y muere igualmente en el hombre». Resucitó y ascendió para que. abriendo ante nosotros el camino de la gran salvación que Cristo ha obrado en favor de los hombres. Murió en la cruz para que nosotros podamos nacer de nuevo. sino también la Salvación que Dios ofrece en Cristo. no creo en dioses que sean el fruto de nuestra imaginación o la proyección de atávicas reminiscencias. le sigamos en novedad de vida. me escribe como réplica a mí artículo « ¿Ha hablado Dios?» Desde luego. tu Amigo fiel y tu Maestro? 5 CAPITULO 2: CARTA A UN ATEO Mí querido amigo: Es muy posible que yo tampoco crea en la clase de «dios» cuya existencia niega usted: «El Dios que el hombre se imagina nace. sino con el dulce acento de quien se hizo hombre para que los hombres pudiéramos ser hechos hijos de Dios. se nos entrega para que seamos de él y vivamos por él.» Y desconocer a Cristo es perderse eternamente. y luego eternamente en su gloriosa presencia. cuantos estamos unidos a él por una fe viva. Esta Salvación —nos enseña la Biblia— se funda-menta y se centra en Cristo. sino. Porque la Sagrada Escritura tiene por objeto no sólo informarnos acerca de Dios y de nosotros mismos. transformarnos.. impersonal. No se trata de algo que hay que obtener o ganar. La salvación que proclama la Biblia queda contenida y resumida en un solo nombre: Jesucristo.. sobre todo.ser) y coloca ante nuestra con-sideración nuestro estado de frustración. el cuerpo. la belleza y la vital explosión . ¿Conoces tú la palabra del Dios vivo? ¿Tienes a Cristo en tu corazón? ¿Es él el Señor de tu vida. Pero también nos revela el amor de Dios que quiere perdonarnos. ya ahora aquí. Así pues. Cristo viene a ti no de manera mecánica. es Cristo que se nos da. que condena la muerte —obra de sus manos— y que odia el sexo. La Biblia nos habla de la justicia divina que nos ha de condenar. Tenía razón San Jerónimo: «Desconocer las Escrituras es desconocer a Cristo. la Biblia transmite no solamente la Re-velación.

todo lo que surge de nuestros reflejos o complejos. La misma existencia humana como voluntad libre en el mundo niega ontológicamente y de una vez para siempre la existencia de un Ser Absoluto. sádicamente. Me es más fácil demostrar que Dios no existe que admitirlo. Pero le diré más: yo no podría creer tampoco en un dios cuya existencia debiera probarse mediante silogismos. no suele ser siempre lo más razonable y nos haría dudar en cualquier momento. clavado en su propia existencia. Aún más: antes de conocer la Biblia. ¿no le parece aconsejable descargarse un poco de este pesado fardo de emotividad atea? EL LIBRO QUE REVELA A DIOS Se escandaliza usted porque creo que la Biblia es la Palabra de Dios y porque. etcétera. infinito. Un encadenamiento lógico e irrefutable me lleva a ello. ¿NO DEBE EXISTIR DIOS? «Dios (hipotéticamente hablando) —me escribe en su carta— no solamente no existe. sino que no DEBE existir. cuando no mito o superstición. le diré que yo tampoco creo en ese dios que nada tiene que ver con la Divinidad revelada en las Sagradas Escrituras hebreo-cristianas.» Discrepo totalmente.» ¿No le parece que hay mucha temeridad en tales tajantes afirmaciones? ¿No convendría matizar más? En todo caso. mis ideas acerca de Dios no eran más que esto: ideas. omnipotente. como imperativo moral del ser existente en el mundo. se complace en la ignorancia y el servilismo. tanto como de nuestra en-evanecida razón. Hace gala usted de un gran desdén hacia la Sagrada Escritura. presento la Biblia misma.de la vida del universo. un dios. ¿no delata una carga de subjetivismo excesivamente pesada para permitirle un estudio sereno de la cuestión? De la misma manera que yo me niego a cualquier clase de fe basada simplemente en suposiciones o imaginaciones. le diré que yo tampoco creo en él. le contestaré que yo tampoco puedo creer en ese dios. enemigo de reformas y entorpecedor del progreso. que detesta la razón y que. que bien pudiera con-fundirse con nuestros mitos y nuestras ilusiones. y de 6 . Su conclusión es tan tajante como las demás afirmaciones: «Así que el Libro en que se apoya la Revelación cristiana es incapaz de demostrar que Dios existe. porque todo lo que pueda nacer en nosotros. o porque no quiere? Todo esto del «encadenamiento irrefutable» y del dios que «no DEBE existir». y ni siquiera revelarlo. dígame: ¿no cree porque no puede. Yo creo en Dios porque creo en la Biblia. en fin. Si usted no cree en un dios que haga meritorio el dolor de sus criaturas. imaginación. Si usted no cree en un dios amigo de los poderosos solamente y celoso únicamente del statu quo. como principal realidad y prueba de mi argumentación. un dios que fuera el resultado de nuestra investigación. Y no podría creer en ese dios tampoco.

libre y. Dios se ha revelado en medio de la historia de los hombres. de la propia naturaleza humana —un dios dentro de nosotros mismos. Hipotéticamente hablando. Ahí está el quid de la cuestión: Dios se dio a conocer. nos reveló al Padre. a todas luces. es apenas digna de ser hallada. capaz de ser descubierta o investigada por el hombre. es que una tal divinidad. la Palabra de Dios hecha carne. sobre todo. para todas las generaciones. o escondrijo. soberano. sino la aceptación del hecho de Cristo. la Palabra escrita. debo insistir en que no podemos hablar de ateísmo ni de fe «operando» con esas deformaciones de la divinidad. a mí me parece que la única sensatez estriba en no apoyarnos en nosotros mismos. Lo menos que puede decirse del dios que algunos pretenden negar y en el cual otros dicen creer. Y su testimonio. Lo que caracteriza al cristiano no es la premisa de que Dios creó el mundo —Voltaire también creía en un Creador—. Dios no es una abstracción. ha quedado registrado en las páginas de la Biblia. es.ahí que considere todo argumento que se la tome en serio «un atrevimiento poco común en el hombre medianamente sensato». Dios se ha manifestado como ser personal. el resultado de sus propios descubrimientos. Cristo es el centro de la fe. nos mostró a Dios. una «cosa» meramente pasiva. podamos hacer el gran descubrimiento de esta Realidad si Dios mismo no hace nada por darse a conocer o no está interesado en revelarse. Seamos realistas. Esta revelación culmina en Jesucristo. Muchas personas plantean el problema de otra manera: se imaginan que el creer o el no creer habrá de ser la consecuencia. independientemente de su voluntad y de su gracia. Un sujeto casi pasivo de la investigación del hombre no es ciertamente un Dios vivo que pueda satisfacer las ansias de nuestro ser. con un amor que le 7 . la pieza inerte de un sistema. El problema no estriba simplemente en indagar quién haya creado el universo o cómo ha llegado a formarse.» Pero al Dios vivo no llegaremos jamás a conocerle si no decide él mismo darse a conocer. Un ser divino que pudiera ser descubierto por mis propios esfuerzos. dado que exista Dios. o bien. ¿cómo llegar a conocerle? Estas preguntas tienen una sola respuesta: Si algún día hemos de llegar a saber algo de Dios ello será posible en la medida en que Dios mismo quiera decírnoslo. débiles e imperfectas. EL DIOS QUE HA MUERTO Y EL DIOS VIVO Aun a riesgo de escandalizarle nuevamente. objetivo. con todo su significado iluminador y redentor: el hecho de que Jesús de Nazaret. aparecido en un momento dado de la Historia y el espacio de los hombres. objetivos y hagámonos la pregunta: ¿Cómo podremos saber si hay Dios? Y si le hubiere. improbable que nosotros. Tal suposición es errónea. o bien sería el simple nombre de algún aspecto. apto para el examen del psicoanalista—. sujeta a mi investigación como las sustancias que se analizan en un laboratorio. y consiguientemente también para nuestro tiempo. criaturas limitadas. en el mejor de los casos. En este sentido bien podemos afirmar: «Dios ha muerto. Y su Palabra —la Biblia— el gran testimonio de esta fe. Un testimonio histórico. Mire lo que son las cosas.

De todos modos. creer.define y que caracteriza su acción en y por el mundo. le ayuda a alcanzarla. Joly: «Nuestra fe no es ciega. ese conocimiento sería siempre muy limitado. Porque tan oscurantista es el que rechaza sin examinar como el que cree sin investigar. ¡La vida cotidiana misma sería imposible si dudáramos de ello!» O como asevera Alain Burnand: «No hablamos de fe sino cuando la realidad que se nos ofrece sobre-pasa nuestras posibilidades de alcanzarla. puede decirnos acerca de Dios. no es algo instintivo que se tiene o no se tiene. pues. asimismo. Es. de realidad sobrenatural por su contenido —que se centra en Jesucristo—. Como escribió E.» Una última advertencia: en la hipótesis de que Dios exista. un acto de la inteligencia que se esforzará en comprender el mensaje de Jesús para captar toda su cohesión y su valor. por sus exigencias. ¿Ha leído usted la Biblia? ¿La ha estudiado? ¿Conoce usted este fundamento bíblico que Jesucristo legó a la Humanidad 8 . Y un último consejo: lejos de escandalizarle «el argumento de la Biblia». ya que esta decisión será necesaria para conducir nuestra búsqueda. El testimonio histórico conduce a una clase de certidumbre tan rigurosa como cualquier otro medio de conocimiento. nos revelan a Dios.. considere lo que este Libro por sí mismo representa de milagro. La fe. el padre de los creyentes (como se le designa en las Escrituras). Tener fe. toda vez que la vida es imposible conocerla si no la vivimos. desde Abraham hasta Jesucristo. La voluntad no resta lucidez a la inteligencia. Abraham. su voluntad decidida que le impulsa a subir le permitirá conocer la montaña. Solamente el esfuerzo del alpinista. Pero es menester denunciar tamaña deformación del espíritu moderno y mantener firmemente que hay también certidumbres históricas. por sus pretensiones y por su simple existencia. Será también un acto de la voluntad. Nuestro espíritu crítico tiene el campo libre para estudiar científicamente estos hechos históricos. El mero hecho de que haya un Libro que pretende ser la Revelación de Dios a los hombres merece nuestra atención y nuestro estudio. el que los hombres no crean en él no cambia en lo más mínimo la verdad y la realidad de su existir. Estamos al corriente de toda una serie de acontecimientos que.. Ella será tanto más indispensable para comprometer toda nuestra vida en la senda que Cristo mismo nos señala. dejada de sus propias fuerzas. Dejaremos sin contestar la cuestión de saber lo que la razón humana. sino por medio de toda su vida. Descansa sobre una base histórica. para poder tener confianza en Jesucristo. el examen de las garantías sobre las cuales se apoya dicha estima. tuvo confianza en el amor de Dios.. Lo que la razón no puede decirnos de Dios vamos a preguntarlo a los "testigos de Dios" y al testigo por excelencia: Jesucristo. Este amor se ha traducido para nosotros en la persona y la obra de Jesucristo no solamente mediante las palabras que Jesús pronunciara. y entonces nos vemos obligados a fiarnos del testimonio de alguna persona competente. Es un acto de la "inteligencia" que exige. significa prestar confianza a los testigos de Dios. algunos de nuestros contemporáneos protestarán y alegarán que la verdad no puede conseguirse más que por la experimentación y el razonamiento científicos.. Por el contrario. Al llegar a este punto. sobre todo es confiar en Jesucristo y jugárselo todo por él.

cuando el proceso de la . Ediciones Certeza. hay una estrecha relación entre los milagros y la Revelación de Dios al hombre. nos fue confirmada por los que oyeron. Todos los estudiantes de la Biblia están de acuerdo en reconocer que se presentan en la misma tres grandes períodos de milagros: 1) Con ocasión de la liberación del pueblo de Dios de la esclavitud de Egipto y su posterior establecimiento en Canaán bajo Moisés. por Samuel Escobar. Aún más. Barcelona.para su guía. Ahora bien. Del mismo modo. habiendo sido primeramente anunciada por el Señor. 2. Así. por José Grau. Buenos Aires. 31). 1957. ¿QUIEN ES CRISTO HOY?. obraran grandes milagros. al mismo tiempo. 9 CAPITULO 3: LAS CREDENCIALES DE DIOS Un embajador ha de llevar consigo sus credenciales que lo acrediten como a tal. Bruce. Los dones extraordinarios acompañan a la misión extraordinaria que les ha sido confiada. La Revelación de Dios y los milagros de los hombres inspirados por el Espíritu Santo para dar a conocer esta revelación van íntimamente unidos. por F.. por lo que no es difícil llegar a la conclusión de que estos milagros eran las credenciales que Dios otorgaba a sus siervos para el mejor desempeño de sus funciones como mensajeros del Señor. Los profetas y los apóstoles no sólo poseían el don de la inspiración para escribir los libros sagrados del pueblo de Dios. es precisamente en estas tres épocas que se formaron la mayoría de libros de la Escritura. ¿COMO SABEMOS QUE LA BIBLIA ES LA PALA-BRA DE DIOS?. el Hijo de Dios. 2) En la época de los profetas. Editorial Caribe. instrucción y salvación? BIBLIOGRAFÍA Para una mayor inteligencia de los fundamentos históricos que avalan la fe cristiana recomendamos la lectura de las siguientes obras: 1. juntamente con ellos. F. testificando Dios.. y para que creyendo. 3. Es significativo que. pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo. Yamauchi. si Dios ha hablado por medio de sus profetas y apóstoles (I Pedro 1:21). Ediciones Evangélicas Europeas. 1973. Tenemos dos textos en el Nuevo Testamento que corroboran este aserto: «Hizo además Jesús muchas otras señales. con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad» (Hebreos 2:4). Costa Rica. registro y depósito de la voluntad divina para el hombre. ¿SON FIDEDIGNOS LOS DOCUMENTOS DEL NUEVO TESTAMENTO?. 1972. «La cual (salvación). deben éstos presentar las credenciales que los acrediten delante de los hombres como mensajeros de Dios. 3) Cuando la aparición del Mesías y el establecimiento de su Iglesia. tengáis vida en su nombre» (Juan 20:30. M. Los milagros son más bien raros aparte estos períodos. René Padilla y E.

Y. podía haber hecho tal predicción. sino que además concedió a sus siervos el don de la profecía en el sentido de pre-dicción del futuro. sólo que en lugar de operar en el mundo de la naturaleza obra en el mundo del conocimiento.» El cumplimiento de tan gran número de profecías acerca de un solo tema constituye la demostración más palpable de que la Biblia es la Palabra de Dios. Y es que Dios no otorgó solamente el don de milagros como credencial profética. Algunos de los acontecimientos descritos por los profetas habían de cumplirse muchos siglos después de haber sido escritos. Solamente Dios puede declarar lo que sucederá mañana y hacer saber las cosas que han de ser. que las Escrituras del Antiguo Testamento fueron escritas siglos antes del tiempo de Cristo. Pero alguien dirá: Las credenciales milagrosas de los profetas y apóstoles servían bien a su propósito en aquellos tiempos bíblicos. esto es lo que hace una y otra vez el Antiguo Testamento. De hecho.Revelación se completó al dar el mensaje final el último de los apóstoles. mientras que el valor de la profecía estriba en que acredita esta Revelación a las generaciones futuras. no podemos menos que pensar en una revelación sobrenatural. su nacimiento virginal. ¿Quién se atrevería a afirmar lo que ocurrirá en el mundo dentro de cinco. además de alrededor de cincuenta profecías que fueron cumplidas perfectamente en su crucifixión y resurrección. Hamilton escribe: «Hay en el Antiguo Testamento 332 predicciones distintas acerca del Mesías que fueron cumplidas completamente en Cristo. Otros pueblos. cuando vemos el cumplimiento de una profecía y nos cercioramos de su veracidad. y otras sectas. Luego que la predicción se cumple miramos atrás y nos damos cuenta de que solamente un Ser sobrenatural. al cumplirse. pero yo hoy no puedo ver las maravillas y prodigios que acrediten para mí en el siglo XX aquel mensaje que se dice de Dios. lógicamente aceptamos el resto del mensaje bíblico como verdadero y divinamente inspirado. 10 Hay una respuesta para esta objeción. diez o veinte años? ¿Quién podría siquiera asegurarnos lo que pasará mañana? Nadie se aventura a formular predicciones tales. Consecuentemente. su estancia en Egipto. con un conocimiento sobrenatural. cuando encontramos profecías que predicen la misma ciudad en que había de nacer. sin embargo. Una nueva era de milagros hubiera significado una nueva revelación. El Dr. numerosos pormenores acerca de su manera de vivir y su ministerio público. por consiguiente. Y. nos rendimos a la evidencia de que las Escrituras contienen en sí mismas suficiente prueba de haber sido compuestas por inspiración del Espíritu Santo. también cesaron los milagros. Pero el canon de la Revelación del Nuevo Testamento ha sido cerrado y no hemos de esperar más milagros hasta el fin del mundo. por ejemplo. el propósito principal de los milagros realizados en el mundo físico era acreditar la Revelación divina a los contemporáneos inmediatos del acontecimiento revelador. tienen también libros de naturaleza religiosa a los cuales . Floyd E. Esto es en realidad un milagro también. Y fueron narrados con tal riqueza de detalles que. Sabemos.

pues. querido lector. en sí mismo. nuevas revelaciones. La Biblia. El cumplimiento de algunas de estas profecías a lo largo de la Historia ha demostrado que este libro es una Revelación divina. sobre todo. esta demanda pide. libro revelador y libro-milagro.1 De hacerlo. Esta Verdad se halla registrada en el libro que. Las credenciales de los milagros obrados en el mundo físico apelaban a una Humanidad en su estado primitivo e infantil. La tragedia de Herodes (Lucas 23:6-12) pidiendo señales a aquel que era la Serial por antonomasia. Pero ahora tenemos nosotros todo este tesoro en un solo volumen. Porque Dios no ha obrado ningún milagro con fines meramente «exhibicionistas». LAS PROFECÍAS MESIÁNICAS: UNA CREDENCIAL MARAVILLOSA 11 1 Sobre el tema de los milagros nos hemos extendido más en el cap. En medio de los miles de libros que hay en el mundo sólo la Biblia contiene profecías dignas de crédito y en tal manera que es esencialmente un libro profético. Así que los que hoy piden a Dios que obre según lo hizo en el pasado primitivo no demuestran gran madurez ni intelectual ni espiritual. aunque sea inconscientemente. es la credencial que Dios pone ante ti. «los pañales de la Iglesia naciente». es un milagro. Eran. a tus necesidades espirituales. la Biblia. diríamos que eran «el maestro que nos trajo a Cristo». las cuales en el pasado fueron dadas a grupos dispersos en el tiempo y en el espacio. a tus inquietudes y. recibido el Evangelio. Concretamente las mesiánicas. Parodiando a Pablo cuando habla de la Ley. IV de nuestro libro Una respuesta evangélica (Ediciones Evangélicas Europeas. ahora. Barcelona). Es la credencial más digna de Dios y la que mejor y más satisfactoriamente responderá a tus exigencias. . Puede ser adquirido por cualquier persona de manera relativamente fácil. Por otra parte. más de cerca algunas de estas profecías bíblicas. El lector moderno hallará en él todas las revelaciones genuinas de Dios al hombre. como alguien ha dicho. titulado «Los milagros y su significado». lo que el mundo necesita no son más milagros porque no requiere más revelaciones. Veamos. Habiendo. piden todavía la pálida lumbre de las credenciales milagrosas. Dios dejaría de tratarnos como hombres y mujeres (a cuya madurez histórica apela la credencial profética) para seguir considerándonos niños. teniendo el sol de las credenciales proféticas ante sí.llaman «libros sagrados». Sin embargo. ni uno sólo de estos libros se atreve a predecir el futuro con la amplitud y riqueza de datos que lo hace la Escritura hebreo-cristiana. sino que lo único que precisa es llegar al conocimiento de la Verdad revelada llegada hasta él y atestiguada por las credenciales de la profecía. Todos los milagros registrados en la Biblia tienen un propósito restaurador y revelador que son la antítesis de la clase de milagros que desearían ver algunos. exigiendo a Dios algo que ya ha dado y que está a nuestro alcance en las Escrituras. se repite desgraciadamente en muchas personas que.

49:8-12 Por la tribu de Judá. C. C. de la descendencia de Abraham —por Judá—. C. La promesa divina a Abram Gén. . Por el rey que se sentará en un trono 7:8-16. C. 7. 24:17. con excepción de las dos primeras. heredero de David con un trono eterno. cuya fecha se pierde en los mismos albores de la Humanidad. 7:37) Profecía dada el siglo xiv a.a Crón. 21. 12:3). 21) Profecía revelada en el año 1000 a. La Salvación vendrá por la descendencia de la mujer La bendición de Noé Gén. 9:25-27 → Por los descendientes de Sem.I.Por el Gran Profeta fiel. 7:17. es decir: en un período de mil años. C.. 5:6. ALGUNAS PROFECÍAS MESIÁNICAS Dadas entre el siglo x antes de Cristo y el siglo xv en que se cerró la Revelación del A. con Malaquías. 12 4. profecías que se cumplieron en Jesucristo. desempeñará además los oficios de sacerdote y profeta. 6:20. → La profecía de Balaam Núm. → El sacerdocio eterno de Por el Pontífice investido con un Melquisedec Salmo 110:4 (Hebreos sacerdocio eterno. A partir de aquí —del año 1000 antes de Cristo—se seguirán una serie de maravillosas profecías mesiánicas que nos dan toda clase de detalles sobre la Persona y Obra redentoras del Mesías. 17:11 y ss. → La bendición de Jacob Gén. 3. chos 3:22. 5:5) Profecía dada el siglo xviii a. → Este es el núcleo básico de la esperanza de Israel para poder ser de bendición a todas las familias de la tierra (Gén. (Ap. 12:1. eterno. 22:16) Profecía dada el año 1000 a. 3 (Gál. 5. 19 Profecía dada en el siglo xiv a. 4 y 35-37 (Apoc. 1. → El Gran Profeta Deut.Por el semita Abram. Las primeras promesas mesiánicas Dadas entre el año 2000 y el 1000 antes de Cristo. → El Pacto de Dios con David. Salmo 89:3. 3:15 → 2. 6. Estrella de Jacob y Cetro de Israel. 3:16) P r o f e c í a r e v e l a d a 2000 años a. El Proto-Evangelio Gén. 2 Sam. 8. 18:15-19 (He. El Salvador será de la simiente de la mujer.T. 3:7. 1.Por Silo (Soberano Príncipe de Paz). C.

Zac. Mat. 49:1-6. se aplican únicamente a Jehová se le atribuyen a Jesucristo. El Renuevo. g. 50:4-9. 6. Nacerá en Belén (Miqueas 5:2. C. 27:46). adquieren un carácter mesiánico irrefutable. etcétera. 7:14).) Pero Cristo no sólo fue profetizado. vemos que un gran número de atributos y hechos que en el A. en que no se conocía la crucifixión como máxima pena en Palestina. El Mesías traicionado (Sal. b. 48:16. Mat. 3:13 (Deut. C. e. 3. 9:6-7). Mat. 53:1-12). en el siglo vi a. con Lucas 22:20) y que al hacer entrega de su vida en la cruz cumple con todos los sacrificios de la Ley (Hebr.. 22:16. Mat. 27:9-10). Apareció a Agar. Ambas profecías son del siglo mí antes de Cristo. El Mesías que gritaría el abandono del Padre (Salmo 22:1. C. 3:8. 27: 14. 7:14) b. 12:10. Is. 6:12. c. cuya sangre sella el pacto (Ex. El Mesías sufrido y digno (Is. d. Zac. sino que estuvo activo también en los tiempos del A. Nacerá de una virgen (Is. (Véase folleto Así dice Jehová tu Redentor. El Mesías vendido por 30 piezas plata (Zacarías 11:12-13. Jehová mismo salvará (Is.a Pedro 2:4-7) 5. 4:2. Manera y lugar de nacimiento a. fue llamado Jehová mismo y fue adorado como Dios (Gén. Por la lectura del N. capítulos 42:1-4. La Piedra del Angulo Salmo 118:22. 4. c. 23 (1. en el siglo v a.. 41:9 y ss. 23:5 y 33:15. «Emanuel-Dios con nosotros» (Is. Juan 19:23). con lo que ciertos pasajes del A. 8:32). a Abraham. a Gedeón.. o «Siervo Sufriente». estableciendo ya en los albores de 13 . h. del siglo v a. El Mesías crucificado (Sal. Este título mesiánico fue revelado en varias épocas en que parecía que Israel iba a ser borrado de la historia y así no podrían hallar cumplimiento las profecías mesiánicas. 2. El Hijo del Hombre. y Zacarías. El Mesías cuyos vestidos serían partidos y sobre los que echarían suertes (Salmo 22:18. Esto prepara el camino para ver en el Mesías al «Cordero de Dios» (Éxodo 12:3 comp. con Juan 1:29). b.. «Renuevo» viene de una raíz hebrea que significa «brotar». Daniel 7:13. «Dios Fuerte» (Is. «Señor cuyos orígenes son eternos» (Miqueas 5:2). cf. f. Jueces 13:20-22). e. 24:8 comp.T. 17). 16:9-14. d. del libro de Isaías (esp. El Mesías como «Siervo de Jehová».T. C. El Mesías divino a. 52:13 y ss. Juan 13: 18).T. Los judíos antiguos identificaban este «Siervo» con el Mesías.1. 37) El Salmo 22 es del siglo x a. Mateo 27:39-43). Compárese con Gál. Hech. Juan 19:18. 53:7. 10:4-9). en el siglo viii a. a Josué. 2:1). Jerem. C. El Mesías sufriente y salvador a. Tal es el testimonio de la enigmática figura denominada «El Ángel de Jehová» (que no hemos de confundir con la expresión «un ángel de Dios»). 8. El Mesías escarnecido (Salmo 22:7.T. 21:23).

a Pedro 1:10-12). testigos de desastres. El es el JEHOVA —Sujeto activo y constante del A. la gracia. la mediocridad y la idolatría o la apostasía más escandalosa. o de avivamientos y progreso y grandeza. parece la obra de un solo autor. aunque en lucha constante con el medio ambiente. etc. morales y religiosos. Y en un sentido lo es. aquéllos. y subtemas. rudos y de palabra llana corno el pueblo bajo. desde El Cantar de Mío Cid hasta nuestros días. la Ley. 10. como el Pacto. un mismo plan y alentara una misma esperanza. — y él es. Muy pocos se conocieron entre sí.T. ¿No tendríamos por milagrosa tal cosa? La Biblia. bajo condiciones políticas y económicas muy diferentes. tan sólo pescadores. no obstante. El DIOS del Sinaí es el mismo DIOS del Calvario. guardara una idéntica estructura temática. a lo largo de los siglos. el producto final de todos sus escritos encierra una maravillosa y milagrosa unidad de propósito que contrasta con la diversidad de estilos. desde Moisés a Juan transcurrieron catorce siglos. ¿Podemos sentir indiferencia ante este milagro histórico? Es como si una parte de nuestra literatura castellana. o Isaías saliendo de palacio. todos viven de una misma esperanza —el Mesías que ha de venir y cuya venida es anunciada cada vez con mayor lujo de detalles—. ministros y letrados. asimismo.) 14 JESUCRISTO es el centro de la Revelación. Porque detrás de los instrumentos humanos se halla la acción de Dios: «La profecía no fue en los tiempos pasados traída por voluntad . otros. Y. Vivieron en épocas distintas. Más de cuarenta autores distintos y dispares participaron en la empresa. van siendo hilvanados con el paso de los siglos mediante los mensajes de estos hombres. El ESPIRITU de CRISTO es el que habló por los profetas y el que hoy mora en nosotros (1. campesinos o pastores. bien se trate del irónico maestro del Eclesiastés o del estadista Nehemías o del exaltado Zacarías. con igualdad de propósitos y reflejando similares vivencias y conceptos espirituales. reyes. (Véase también Is. 48:16. históricas y políticas tan dispares. derrotas y apostasías. refinados y alcanzando en sus escritos las más altas cimas de la belleza literaria. la clave de la interpretación de la Biblia. 17 y 63:9. todos adoran a un mismo Dios y proclaman la misma verdad que va progresando en amplitud y profundidad a medida que crece la Revelación que les ha sido confiada por el Señor mismo.la Revelación la verdad de que dentro de la unidad de Dios se da una pluralidad de Personas divinas. hombres de la más variada condición social: unos. éstos. la soberanía divina. Sea Amós que baje de las montañas. ¡Es maravilloso comprobar la UNIDAD y la CONTINUIDAD de la verdad revelada. en medio de muy diversas culturas y por la instrumentalidad de los más variados hombres! LOS HOMBRES HABLARON SIENDO INSPIRADOS Desde que Moisés recibiera la orden divina de poner por escrito lo que vendría a ser conocido como el Pentateuco —es decir: los primeros cinco libros de la Biblia— hasta que el apóstol Juan fue llamado también por Dios para que escribiera el último libro de la Escritura sagrada —el Apocalipsis—.T.. aunque escrita por tantos y tan distintos autores. sin contradicciones. el Reino. sin oponerse los unos a los otros. el Redentor del N. desde la esclavitud hasta la prosperidad. Una serie de temas. a lo largo de más de mil cuatrocientos años y en condiciones sociales.

F. la Biblia es Palabra de Dios. o aquellas otras: «El que quisiere hacer la voluntad de mi Padre. que permanece para siempre. a menos que arregle mi situación con Aquel de quien estos documentos hablan. Y luego confirman serlo. «Sin embargo —señala el eminente erudito F. sabrá.humana.. el Hijo de Dios y para que. todos justos. Deseables más que el oro. sinceridad y honestidad delante del Señor. 15 Las Escrituras hebreo-cristianas afirman ser la Palabra de Dios a los hombres. el Hijo de Dios..» Si. Dios ha enviado su mensaje «estas cosas se han escrito». Porque el Jesús de la historia es más que el Jesús de la historia: es el Señor que vive por siempre y para siempre. El testimonio del Señor es fiel. efectivamente. Pero para ello es menester humildad.»—. hemos de someternos al Espíritu Santo. Dios me ha informado. creyendo. y dulces más que miel. autor. . La Palabra de Dios es recta. La Palabra de Dios es pura.. objetiva. Se precisa el sentido de receptividad y pureza mental que caracterizan al niño —de ahí las palabras de Jesús: «Si no os volvéis como niños no entraréis en el Reino de Dios». Será para nosotros luz y salvación. que hace sabio al sencillo. sino la respuesta inteligente a la verdad divina que se me comunica. Bruce de la Universidad de Manchester— . Pero hay más. Ya que.. sino los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo» (2. Los juicios de Dios son verdad. ha provisto de la base histórica. pues. yo no puedo recibir el máximo beneficio de la lectura de los Evangelios ni lograr el propósito para el cual fueron escritos. del Libro de Dios. (Salmo 19) ESTAS COSAS SE HAN ESCRITO PARA Hagámonos ahora una pregunta: ¿Qué finalidad tenía Dios al tomarse la molestia de revelarse a sí mismo y entregarnos el contenido de esta Revelación en la Biblia? «Estas cosas —nos dice el apóstol Juan— se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo. que hará de mi no algo irracional. El que lo inspiró nos lo hará inteligible y deleitoso al mismo tiempo. el fundamento firme de esta fe radica en un hecho: el hecho de que el Señor que vive por siempre y para siempre es el verdadero Jesús histórico. Es así — debe ser así— porque la fe.. «estas cosas —el testimonio histórico de la Revelación divina— se han escrito» con un propósito claro y concreto («para que creáis que Jesús es el Cristo.' Pedro 1:21). El temor del Señor es limpio. Sin embargo. en términos bíblicos. y para que creyendo tengáis vida en su nombre» (Juan 20:31). que alegra el corazón. como dijera el salmista —y por él sigue el Espíritu hablándonos a nosotros—: La Palabra de Dios es perfecta. que convierte el alma. que alumbra los ojos. entonces cada uno de nosotros debe tomarlas muy seriamente y considerarlas como algo de suma importancia y trascendencia. Basta considerar cuanto llevamos dicho para llegar a la convicción de que. tengáis vida»). adquiere la dimensión de una vivencia personal que nos compromete totalmente delante de Dios: 1. en último término..

Clara y enfáticamente. Empieza su escrito declarando que ellos. concretada en un tiempo y en un lugar determinados de la historia y la geografía.. Cierto que otras personas en la Palestina de aquel tiempo habían sido testigos. sólo entonces puede decir: «Y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre y con su Hijo Jesucristo. salvado. lo que hemos oído. Y sólo después que este lazo de comunión con los apóstoles se verifica.» . transformado y elevado a la condición de hijo de Dios.a Juan 1:3). Dios envió a su Hijo «para que creáis que Jesús es el Cristo». Dice: «La vida fue manifestada. El mensaje de la Palabra de Dios. 2). dice el apóstol: «Eso os anunciamos. no es una simple asignatura. Me invita a la fe en Cristo para que. asumiendo mis yerros y pecados y dándome así la posibilidad de ser perdonado. es una función única en la Iglesia que revela una obra extraordinaria del Espíritu Santo. Y. la verdad hecha Hombre. la cual estaba con el Padre y nos ha aparecido. y os anunciamos aquella vida eterna. 11 y 12). ¿A qué manos se refiere. lo que hemos visto con nuestros ojos. Exige de mí una decisión existencial. por otra parte. tenga vida eterna. de la manifestación del Hijo de Dios. Dios se comunicó con la Humanidad por medio de su Hijo. La Palabra hecha carne vino a morir por mí. En el prólogo de la Primera epístola del apóstol San Juan se hace patente esta plenitud especial del apostolado.8 Juan 1:1. que no podía reunir dichas condiciones. o ministerio de los apóstoles. Lo que era desde el principio. muerte y resurrección de Cristo constituía la condición básica y el requisito indispensable (Marcos 3:14) para poder ser apóstol de Jesucristo (Hechos 1:20-22). Dios me llama. En la historia de la Iglesia. en parte.» (1. El apóstol Pablo. creyendo en él. ocupan una posición excepcional en relación con el milagro de la encarnación del Verbo. y del mundo. sino el poder divino para iluminar y salvar. y testificamos. a qué ojos? ¿A los de todo el mundo? No. 3. lo que hemos mirado. los apóstoles. este haber sido testigo de la vida. ¿Qué haré? 16 CAPITULO 4: NUESTRA COMUNIÓN (EL MINISTERIO ÚNICO DE LOS APÓSTOLES) «Para que también vosotros tengáis comunión con nosotros: y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre y con su Hijo Jesucristo. sino exclusivamente a los de los apóstoles.. la Palabra encarnada. pero este testimonio sólo adquiría un valor «oficial» (por así decirlo) y universal al ser incorporado al ministerio apostólico. ¿Cuál es el propósito de las palabras citadas del apóstol Juan? El propósito de la declaración de Juan es traer a los miembros de la Iglesia a un estrecho contacto con el apostolado. y vimos.2. Jesucristo. pues.a Juan 1:3) El apostolado. y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida. No sólo me entregó su mensaje. El apostolado es un ministerio distinto del de todos los demás ministerios instituidos en la Iglesia cristiana. para que también vosotros tengáis comunión con nosotros» (1.» (1. tuvo que recibir una revelación especial del Cristo crucificado y sobre esta revelación directa del Señor pudo basar su apostolado (Gálatas 1:1. los apóstoles ocupan una posición singular y tienen un significado peculiar y único.

Mediante esta declaración se establece un lazo de comunión entre los creyentes y el apostolado. hasta el fin del mundo. Esta es la enseñanza de Juan. El error de Roma consiste (según nuestro honesto entender) en hacer a los obispos sucesores de los apóstoles.El razonamiento del apóstol es diáfano. Sin embargo. en armonía perfecta con aquellas palabras de Jesús en la última cena: «No ruego solamente por éstos (los apóstoles). por consiguiente. su anuncio de la Palabra de Vida no se limitó al pequeño círculo de hombres que les escucharon. ¿Y cómo es esto posible? Creemos que Roma se equivoca al hacer depender la comunión del apostolado con la comunión del obispado. Además. debemos mantener una comunión vital con los apóstoles de Nuestro Señor Jesucristo. los apóstoles genuinos pudieron llevar el testimonio de la Vida que les había sido manifestada. La Vida fue manifestada de manera tal que pudo ser objeto de nuestra vista y hasta. es decir: en forma duradera. en quienes los fines de los siglos se han parado. y a ellos encargó Cristo el anunciar a los demás hombres el poder salvador de la misma. porque dicha comunión es la condición de la comunión que anhelamos tener con Dios. Y. pero su testimonio . sino directamente por la palabra de los mismos apóstoles. Los apóstoles vieron y tocaron esta vida. estas palabras de Juan no deben entenderse como limitadas a su tiempo solamente. el apóstol dice que esta comunión con el apostolado se produce como resultado del anuncio de la Palabra de Vida hecho por los mismos apóstoles. Estos escritos pronto se esparcieron por todo el mundo. toda vez que no hay ni un solo texto bíblico que una estos dos ministerios distintos. algo que nadie después ha podido experimentar. 17 Por supuesto. mediante sus escritos pusieron su predicación y enseñanza en forma escrita. «por la palabra de ellos». los apóstoles están predicando al Cristo resucitado y poderoso para salvar en las iglesias. En realidad. Incluso hoy día. No creemos que nadie se atreva a decir que esta declaración hace referencia sólo a los cristianos del primer siglo y no alcanza en alguna manera a las sucesivas generaciones. por el contrario. incluso. La solución del problema que aparentemente hemos planteado nos la ofrece el hecho de que los apóstoles no sólo hablaron sino que también escribieron. como resultado de esta comunión con los apóstoles. oído y tocado la Palabra de Vida encarnada. En otras palabras. tocada con nuestras manos. nosotros. enseñando que la comunión con el apostolado depende de la comunión con el episcopado. es decir: que todo hijo de Dios debe obtener la comunión con el Padre y el Hijo. Cristo no dice que las futuras generaciones creerán en El por la palabra de los sucesores de los apóstoles. los creyentes también pueden tener comunión con el Padre y con el Hijo. Cierto que su presencia física hace ya diecinueve siglos que nos dejó. sino también por los que han de creer en Mí por la palabra de ellos (la palabra apostólica)» (Juan 17:20). Así. Pero San Juan expresa enfáticamente que el apostolado está constituido por hombres que han visto. a todos los hijos de Dios de todas las naciones y todas las épocas. y por otro lado es evidente que el apostolado es una función única que por su misma naturaleza no puede tener sucesores. gracias a la ayuda que le prestan los apóstoles. no se sigue de esto que Roma yerre en el principio fundamental.

no puede multiplicarse en sucesiones interminables. El fundamento de un edificio es algo único que se coloca una vez por todas. en el cual. Como muy bien supieron interpretar los Padres de la Iglesia antigua (aunque en muchas otras cosas se contradijeran y erraran). Juan y todos los demás sanaron a enfermos. cuando aquellas iglesias fundadas hace diecinueve siglos o ya no existen o han apostatado de la fe de manera que apenas si pueden ser reconocidas. Sólo Cristo es Cabeza única y piedra Principal del «fundamento de los apóstoles y profetas» (Efesios 2:20).a Pedro 3:15. en donde se nos revela la Nueva Jerusalén cimentada simbólicamente sobre doce fundamentos y en estos fundamentos se hallan escritos los nombres de los doce apóstoles del Cordero. puede probarse por Apocalipsis 21:14. hicieron una grande y gloriosa labor. sino según es. fundaron iglesias y predicaron el Evangelio.» Pedro. para morada de Dios en Espíritu» (Efesios 2:20-22. Cuando los apóstoles Pedro. el ministerio apostólico estuvo indisolublemente unido al don de la inspiración (Juan 14:26. es un hecho de valor mucho mayor y de significado mucho más alto en la vida de Pablo. la recibisteis no como palabra de hombres. pese a toda la grandeza de su vida y trabajos misioneros. cf. El que escucha a los apóstoles escucha a Dios mismo. Sin embargo. Que en el Templo espiritual del pueblo de Dios ocurre exactamente igual. la Palabra de Dios. forma parte del Fundamento inconmovible de la Iglesia. por la gracia del Espíritu Santo. viva y eficaz.a Pedro 2:4. compaginado todo el edificio. pero el Fundamento único es el apostolado apoyado en la principal Roca que es Jesucristo mismo. por su misma naturaleza. juntamente con los once. en verdad. 2. se ha esparcido por todas partes corno instrumento idóneo en las manos del Espíritu Santo para llevar a las almas a una comunión efectiva con el Padre y el Hijo. Pablo. no sean mera «letra muerta» sino Palabra de Dios. El apostolado es el fundamento único y. 5). 2:13). La Iglesia es el Cuerpo de Cristo y el templo del Espíritu Santo. 18 . cuando las gentes salvadas o sanadas por aquel maravilloso poder apostólico yacen en el polvo de la muerte. hoy todavía el epistolario apostólico gobierna a la Iglesia de Jesucristo. pues el Señor dio su Palabra a estos ministros escogidos. El cristiano es una piedra viva que se añade a este edificio. por ejemplo. de que cuando recibisteis la Palabra de Dios que oísteis de nosotros. De ahí que el apóstol Pablo pudiera decir a los tesalonicenses: «Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios. va creciendo para ser un templo santo en el Señor. Una iglesia es apostólica solamente en la medida en que su magisterio se centra en el mensaje de los apóstoles. en el cual vosotros también sois juntamente edificados. el haberse puesto a escribir la Epístola a los Romanos. pues es por la palabra de ellos que el mundo ha de creer. ¿Qué hubiera sido del Cristianismo sin los escritos apostólicos? Por cuanto estos escritos no son meras obras humanas. 1.personal permanece. Hoy día. Y este testimonio. 16) y esto hace que dichos escritos. «siendo la principal Piedra del ángulo Cristo mismo. la cual actúa en vosotros los creyentes» (I Tesal. la promesa hecha a Pedro vale por los demás apóstoles: «Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia. que en forma de documento apostólico ha llegado hasta nosotros en el Nuevo Testamento.

sino que se debe . por Oscar Cullman.Querido lector. Vemos. dando testimonio el mismo Espíritu Santo a cuantos corazones se le abren en fe y responden con amor al amor que les es manifestado (Romanos 8:11-17). El amor de Dios puede ser experimentado y vivido. Ya en la creación fuimos moldeados con amor por Aquel que es amor. Editorial Estela. CRECIÓ EL PECADO PERO SOBREPUJÓ LA GRACIA Fue el amor de Dios —es decir. CAPITULO 5: AMOR SIN MEDIDA «Dios es amor» (la Juan 4:8) «De tal manera amó Dios al mundo. Más concretamente: Dios no sólo nos informa acerca de su amor hacia nosotros. que nos ama y que continuará amándonos hasta el fin (Romanos 8:35). pues. el objeto del amor divino— lo que hizo de nosotros seres humanos.. Dios volvió a revelar su misericordia de manera todavía más maravillosa: a nuestro pecado respondió con su gracia y su perdón. Dios hecho Hombre) y porque sigue llegando hasta nosotros por la palabra inspirada (la Biblia). el que vive de Cristo y en Cristo— sabe que ya no se pertenece.» (Juan 3:16) Leemos en la Biblia algo que no podemos acabar de comprender: que Dios nos ha amado. mas sea salvo. que la mentalidad moderna no quiere saber otra cosa acerca de Dios más que su amor. Romanos 3). el cristiano —o sea. Barcelona. a nuestra rebelión. la primitiva imagen con la que fuimos creados. con su venida hasta nosotros para levantarnos. Y toda vez que Dios nos amó de tal manera que dio a su Hijo unigénito para que todo aquel que cree en El no se pierda. CRISTO Y EL TIEMPO. lo que nos diferencia de las bestias (Génesis 6). que el amor de Dios no es sólo una frase bonita o una teoría que podemos formular intelectualmente. Pero hay mucho más: luego de haber estropeado. por J. desfigurándola y degradándola bárbaramente (Génesis 3. sino que nos forma a imagen de su Hijo y a impulsos de su afecto por nosotros. Grau. desde el principio. el hecho de que fuéramos. « ¿actúa en ti esta Palabra divina? BIBLIOGRAFÍA 19 1. Decir: «Dios es amor» es muy fácil. Parece. incluso. por cuanto ha sido declarado y proclamado en el mundo por la Palabra encarnada (Jesucristo.. EL FUNDAMENTO APOSTÓLICO. Ediciones Evangélicas Europeas. Barcelona2. afirma algo más: nos dice que somos el objeto del amor de Dios. Pero ¿entendemos realmente lo que significa para nosotros este amor divino? La Biblia no dice simplemente que Dios es amor.

. y queda incorporado a un pueblo: el pueblo de Dios. tan inefables como el amor que pronuncia esta Palabra. preguntó a los doce: « ¿Queréis acaso iros también vosotros?» Le respondió Simón Pedro: «Señor. Dios apareció en Cristo y obró en medio de nosotros como lo que era: Dios de amor que desea la salvación del pecador. en la comunión de los santos. Y nosotros hemos creído y conocemos que Tú eres el Cristo. EL PODER DE LA PALABRA DE DIOS 20 Este es el mensaje de la Biblia. a partir del pesebre. Dios dice su Palabra a la par que obra la salvación que promete. a la tumba vacía de la Resurrección. hoy. toda Escritura inspirada por Dios comunica al lector ávido de verdad y vida «la salvación por la fe que es en Cristo Jesús» (2.amorosamente y apasionadamente a Aquel que se dio a sí mismo por nosotros. serás salvo. al propio tiempo. o conjunto . Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor. Estableció su pacto con nosotros en la Cruz.. pero ¿cómo las ha pronunciado? Sencillamente. ha pronunciado las palabras que interpretan estos hechos. el Hijo del Dios vivo» (Juan 6:67-69). la Palabra de Dios. la Palabra Divina dada a estos hombres ha sido en todo momento causa eficaz de nuestra salvación si es recibida sinceramente con una fe viva. Dios ha pronunciado unas palabras de vida eterna. haciendo lo que decía. CAPITULO 6: LA IGLESIA: UNA COMUNIDAD DE FE Y AMOR El cristiano no vive en solitario." Esta comunidad. lo que es más importante: ¿De qué manera llega esta Palabra hasta nosotros? Con poder y eficacia insondables. Dios ha hablado por medio de sus hechos portentosos que revelan su obrar en favor nuestro y. al mismo tiempo. La palabra del perdón. no será avergonzado» (Romanos 10: 8-11). La cristiandad es el conjunto de todos los cristianos que viven en la tierra. ésta? O. desde el instante de su conversión es llamado a un Reino: el Reino de Dios. de manera que la intervención de Dios en la historia de los hombres ha sido siempre reveladora y salvadora y. ¿Qué vas a responder a ella? «Cerca de ti está la Palabra. querido lector. la palabra de la vida eterna —esta vida que comienza tan pronto el alma se abre a Jesús— ha sido pronunciada y permanece como palabra obrada y hablada en los acontecimientos que. Pues la Escritura dice: «Todo aquel que en El creyere. Palabra que el mismo Espíritu Santo hizo conservar por escrito en los documentos bíblicos y así. como oramos en la confesión de fe: "Creo en el Espíritu Santo. pues. ¿Qué es la Iglesia? «La Escritura habla de la cristiandad de manera simple y sencilla. conducen al Calvario. y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos. en tu boca y en tu corazón. Cuando algunos de los discípulos de Jesús le abandonaron. Y esta palabra te alcanza. a la Ascensión y al derramamiento del Espíritu Santo. ¿Qué clase de Palabra es. la Iglesia. ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. En efecto.a Timoteo 3:15-17).

de personas o de imposición. La herejía es una fuerza de signo espiritual. 21 »Es absolutamente imposible el querer imponer a nadie tal o cual creencia. Es la Palabra de Dios la que hay que esgrimir. por más violenta que sea.. como San Pablo lo dejó escrito: "Un bautismo. son. así también las asambleas visibles son prenda y señal de la comunidad espiritual que pertenece a Cristo. Del Espíritu Santo solemos cantar: «Tú reúnes toda suerte de lenguas en la unidad de la fe. Y es por esto mismo que. No se puede forzar a nadie. o de cualquier otra cosa. una fe y un Señor" (Efesios 4:6). »La cristiandad es una comunión espiritual que no puede ser confundida con el mundo. Ya que la fe es algo absolutamente libre. El Estado debe dejar libre a toda persona para creer lo que quiera. Cada cual es responsable ante su propia conciencia de creer o de dejar de creer. en virtud de la cual los hombres se convierten en una comunión de santos. »Las señales por las que podemos reconocer exteriormente en donde se encuentra una iglesia verdadera en el mundo son: el Evangelio y su pura predicación. fuera de ella. Cautividad babilónica. de tiempo. sin ejercer ninguna presión sobre nadie. celosa de su orden. con las masas.. jerárquica. ni ahogada en el agua. Hay que oponerle otra fuerza espiritual superior. así también la asamblea espiritual tiene al Supremo Jefe espiritual. ninguna otra unidad. por el Espíritu una sola comunidad.de todos los cristianos. pues. no puede ser golpeada con el hierro. en lo que se refiere al alma. historia y estructura. de una unidad espiritual. sólo logrará una sumisión de labios. Como tampoco confundiremos el espíritu con el cuerpo. sea de lugar. La imposición. se compone de todos los que viven en la verdadera fe. la cristiandad está unida en una misma fe. Ella es la que triunfará. los Reformadores opusieron el concepto de Iglesia ante todo como una asamblea espiritual. Y como que estas decisiones espirituales no conciernen para nada al Estado. aunque vivan a mil leguas de distancia unos de otros. De la libertad cristiana). cree. ama y vive como los demás. Esta unidad es todo suficiente para constituir y formar la verdadera cristiandad. consigue nada. con todo. toda vez que cada uno ora. éste no debe preocuparse en absoluto por las mismas. ni quemada con el fuego. De ahí que.» Hasta aquí son palabras de Lutero (Manifiesto a la nobleza alemana. sin embargo. . y resumiéndolas. Comentándolas. Tenemos para ello la Palabra de Dios. mientras que en lo que concierne a su cuerpo visible. ella no puede estar reunida en un solo lugar. es bien cierto que así como el cuerpo es en un sentido la imagen del alma. podríamos decir que frente a la iglesia romana. A los corazones es imposible forzarlos. la fuerza obtendrá mucho menos todavía aunque bañe en sangre a todo el mundo. y como la asamblea visible tiene un jefe visible.» »Se trata. » ¿Y qué diremos de la lucha contra la herejía? Es menester el empleo de otros medios que no sean la espada del funcionario. aparente. Y. Si ella no consigue nada. la fe con los bienes temporales.

es algo muy distinto de una organización simplemente jerárquica. o mejor dicho: se preste. solitarios o misántropos. es preciso que Cristo ocupe el primer lugar. en oposición a Iglesia-institución. En estos tiempos. según los planes de Dios). el ámbito de la relación fraternal y el punto de partida de todo servicio en el que la fe obra por el amor. Los verdaderos lazos de la unidad genuina son espirituales e invisibles. La Iglesia. ¿qué importa? De la verdadera Iglesia espiritual nadie puede arrancar a los verdaderos cristianos. ser excomulgado por los hombres no impide ser salvo por Cristo. siendo. Descubriremos que la Iglesia. Es. Si la fe permanece. la fe y la piedad cristianas. Y si la mera institución expulsa de su seno a un cristiano verdadero. que obra sobre las conciencias y regenera los corazones. de la institución. la única arma de la Iglesia debería ser el Evangelio. Importa que la dinámica del Evangelio muestre todo su poder vital en. conformándose a su propia negación frente a Cristo.Lo que une a los cristianos entre sí es su común fe y consagración a Cristo. Este es. cuando tantos hablan de la «Ecclesia». tal como la entendemos nosotros. La institución no ha de ser más que el instrumento en el seno del cual la dinámica existencial del poder del Espíritu Santo se manifieste para salvación y edificación. y a pesar. Seamos fieles a sus dictados. es la comunidad creyente que proclama y enseña la Palabra de Dios. el Evangelio. la levadura que leude la masa y prestando servicio a la sociedad mediante la formación de buenos cristianos que serán miembros ejemplares en la comunidad civil en la que hayan de vivir. pero se la limita a la simple expresión de una realidad espiritual superior y más verdadera. Cristo nos une a su Cuerpo —la Iglesia— para acabar con nuestra soledad no sólo vertical (nuestra relación con Dios) sino horizontal también (nuestra relación con el prójimo) y dar un sentido a nuestra vida en la . es que la realidad dinámica de la Iglesia espiritual pueda siempre aparecer dentro del seno de la institución visible y que jamás ésta ahogue a aquélla. sobre todo. Debe de estar separada del Estado. 22 Con todo. por lo menos. no podemos separar la realidad espiritual de su manifestación concreta e institucional en ciertos lugares determinados y específicos. de la cual vive y se sustenta. a veces. no obstante. es el sitio donde la Iglesia del Señor se manifiesta. en términos bíblicos. asimismo. nuestro intento. La Iglesia no debería nunca disponer del poder temporal (esto es responsabilidad del Estado. Se ha dicho. La Iglesia como sierva humilde no ha de convertirse en centro de la fe. por la gracia de Dios. Se trata de algo muy sutil: no se niega la institución. Sólo la falta de fe incapacita a las almas para formar parte del Cuerpo de Cristo que es su Iglesia. y no la sumisión a ningún jefe visible. que la eclesiología protestante se caracteriza por la oposición entre iglesia visible e Iglesia invisible. Se trata de que lo meramente organizacional ceda su sitio. el Jefe invisible de la Iglesia. Pera sería seguramente mucho más acertado definirla como Iglesia dinámica. La Escritura nada sabe de cristianismos individualistas. Lo que importa. es menester volver a meditar las grandes enseñanzas que la Escritura tiene que ofrecernos sobre el particular.

que escribe para judíos. CAPITULO 7: EL PROYECTO DE DIOS: SU REINO 23 «Jehová estableció en los cielos su trono. sino de una esperanza también. así tampoco se halla maniatado por la historia. Is. 5:3 con Luc. o estructuras. mientras que Marcos y Lucas se refieren preferentemente al «Reino de Dios». ya que es Señor sobre los órdenes y estructuras de todo lo creado. En el A. Dan. Una de ellas apuntaba a la soberanía divina en el gobierno de la creación. El Reino debe ser la vocación del pueblo de . en cualquier caso. Pero se trata. 24). existe otra esfera de la soberanía divina que es concretamente redentora y halla su expresión en la teocracia israelita. si obedece. Así como Dios no se halla sometido a las leyes que él mismo impuso a la Creación. Mateo. Mat. portavoces del Reino que ha de venir. Se relaciona más bien con el orden. lo convertirá en una nación de sacerdotes. se refieren a un reino presente. Vos señala que la primera referencia explícita a este Reino soteriológico la hallamos en la época del Éxodo (Ex. concepto más inteligible para los gentiles. Juan el Bautista. Desde el punto de vista del hombre del A. G. Salmo 103:19). y su reino domina sobre todos. no sólo de una realidad presente. el significado de ambos conceptos es el mismo (cf. En medio de los reinos de este mundo. Según los Evangelios sinópticos. el Señor suscita su propio Reino. Pero. El poder absoluto le pertenece solamente a él. Estas palabras de Dios miran al futuro —observa el citado autor—: cuando la Ley sea promulgada en el Sinaí. 10:5. Con toda probabilidad. había proclamado también la inminencia del Reino. al contrario. el primer mensaje de Jesús al comienzo de su ministerio público tenía como tema «el Reino de Dios». Ambos términos —Reino de Dios y Reino de los cielos— son sinónimos. junto a este Reino providente de Dios sobre la naturaleza. de la creación y no con los órdenes de salvación. 19:6). Esta idea del Reino no es específicamente redentora (cf. la esperanza que sustenta a los profetas. cuando Jehová promete al pueblo que.» (Salmo 103:19) Dios es soberano en el cielo y en la tierra. un reino que comenzó al pie del Sinaí. el uso de la expresión «Reino de los cielos» en Mateo se debe a la insistencia del judaísmo del primer siglo en soslayar el uso directo del nombre de Dios.T. El interés de Dios por este mundo —y más concretamente: por la Humanidad— se manifestó en el hecho de haber querido constituir un pueblo para él. habla casi siempre del «Reino de los cielos». 2:21. El es Señor de la historia y no contempla con indiferencia el curso de los eventos (Is.común participación de las tareas que conciernen al Reino de Dios. el concepto del Reino iba unido a dos realidades distintas.T. Dios es soberano en el tiempo de la historia como en el espacio de su creación: «su reino domina sobre todos». 40: 23. presente y futuro a la vez. ella constituye el escenario sobre el que despliega su soberana voluntad salvífica. 13:1). 6:20). Este Reino. consagrado a su servicio (Éxodo 19:6). Todo otro poder es por delegación divina (Rom. halla su punto de partida histórico en Israel. Su Precursor.

se hace cargo de este mensaje (Mat. pues. pero los creyentes esperaban mucho más en el futuro. Evangelio y Reino no aparecen como cosas distintas en los relatos sinópticos. y el Reino de Dios se ha acercado. forman parte de un solo y mismo anuncio: «Jesús vino a Galilea predicando el Evangelio del Reino de Dios. arrepentíos y creed en el Evangelio» (Marcos 1:14. el Rey ideal de todos los tiempos. la renovación sería algo más que una mera reestructuración. representaron el aspecto presente. diciendo: El tiempo se ha cumplido. Jesús hará presente el futuro soñado por los hebreos. luego. un futuro para el Reino de Dios —se decían los creyentes del A. El A. pero que se nutría de las promesas y las realidades entregadas a Israel desde el comienzo mismo de su historia. tenía que ser forzosamente un nuevo Reino. El esperado Mesías habrá de ser el perfecto representante de Jehová. renegando de su vocación. No obstante. Dicho Reino no fue abrogado nunca sin embargo. de acuerdo con la presencia del nuevo Rey. suele hablar de esta realidad del Reino como de una época sin fisuras o distinciones de partes o etapas. Es a través de su Ungido que Dios llevará a cabo todos sus propósitos escatológicos. Era una esperanza que les hacía mirar al futuro. a medida que se va cumpliendo el Antiguo Testamento en Cristo. por voluntad divina y de acuerdo con normas divinas (la Ley obliga por un igual al rey tanto como a los súbditos del Reino). Jesús. pero se trata de una realeza frágil y pecadora. la nación santa y sacerdotal. el Reino exige la realeza y ésta va íntimamente asociada a la realización de los hechos salvadores de Dios en favor de su pueblo. Por consiguiente. porque el Reino de los cielos se ha acercado» (Mat.Dios. pero en otro sentido queda todavía otra fase que es también futura para los cristianos. se hace evidente que la esperanza escatológica de los profetas y creyentes de Israel consta de dos partes. en la esperanza de una nueva y perfecta dimensión del Reino. y los demás descendientes de la casa davídica. Hubo épocas —demasiadas— en la historia de Israel en que el Reino teocrático se hundió más y más y llegó a la más abierta apostasía. el gobierno sobre el pueblo de Dios. Esta realeza ejerce.T. podría hablarse con toda propiedad de un nuevo Reino. Hay. iba asociado con la persona misma del Mesías. y los creyentes se mantenían a la expectativa. en su próxima manifestación. sino todo lo contrario. 3:2). hijo de David. hay un futuro en el que el mismo Señor será Salvador y Soberano en su pueblo. Juan el Bautista predica: «Arrepentíos. el fenómeno estudiado en el pueblo del antiguo Pacto se repetirá otra vez en el pueblo cristiano. fue algo que conmocionó a los 24 .T. El Reino. Constituye solamente una sombra de lo que debiera ser el Reino de Dios. 15). incluso para el mismo Salvador. El futuro se llenaba con perspectivas tan sublimes que el Reino. para los judíos. La proclamación de que el Reino de Dios había llegado. 4:17). EL REINO DE DIOS EN EL NUEVO TESTAMENTO Antes que Cristo mismo.. Así. alentados por las palabras de los profetas—. Saúl y David.

6:9. 1:14. les anuncian que ya ha llegado. Marc. Esto es así porque el Reino viene con el Rey. ni siquiera como una posibilidad presente. 11:20). el Reino con él (Mat. Y este mensaje les promete que el Reino es de ellos. 12:29). de los que anhelan paz y justicia. Tampoco servirán los privilegios. En la última de estas manifestaciones —el Evangelio anunciado a los pobres— se hace patente. 13:16. muertos resucitados y pobres a quienes les era anunciado el Evangelio (Mat. que ya está aquí. Mat. o posibilidad. 2:25¬38). 2:1-12). sino como una certidumbre ahora y aquí. etcétera. Así se les concede el perdón de los pecados —sin discriminaciones—. de manera especial. Luc. Hasta entonces. 10. Toda la predicación y el ministerio de Jesús se caracterizan por la importancia dominante que adquiere la idea del Reino presente por medio de él entre nosotros. El aspecto presente del Reino A diferencia de Juan el Bautista. el hecho es que Juan. inminente. leprosos que eran limpiados. Era la proclamación de algo grandioso y decisivo para la historia de la Humanidad. debían esperar a otro. Jesús anunció el Reino no como una realidad cercana sino como una realidad presente. 11:2 y ss. 12:28 y paralelos. Jesús no contesta directamente la pre-junta. la salvación se anuncia. por consiguiente. por medio de los cuales el Reino de Dios se ponía de manifiesto: ciegos que veían.. los judíos —y con ellos muchos prosélitos— habían estado esperando aquel momento crucial de la historia (Lucas 1:6879. el pueblo debería arrepentirse y evitar la ira que está próxima a descargar. Cuando el Bautista envía a sus discípulos para que pregunten al Señor si él es verdaderamente el que tenía que venir. ni siquiera el pertenecer a la raza de Abraham. y se ofrece. . Cristo ha llegado y. Lucas 7:18 y ss. sino que remite a los milagros que por doquier está ejecutando. En efecto. cojos que andaban. El juicio divino adquiere en el anuncio del Reino que hace el Bautista una importancia especial. La venida del Mesías es una venida que habrá de purificar y nadie podrá escapar al juicio que vendrá. sordos que oían. de los hambrientos. y después Jesucristo mismo. Su constante proclamación del « ¡Arrepentíos!» indica el juicio mediante el cual el Reino ha de ser introducido. Fuere cual fuere la manera como unos y otros concebían ese momento crucial. quien puede perdonar los pecados (Marc. Este juicio divino adquiere un relieve destacado porque se da por supuesto que se trata de algo cercano. primero. la inauguración del Reino prometido por los profetas. dado que el Reino invade ahora toda la tierra por el poder del anuncio de Jesucristo. En vista de la venida del Señor.). como un don que se halla al alcance de todos los hombres: de los pobres. Lo que los profetas desearon ver y no vieron. o si. Luc. que «el tiempo se ha cumplido». los discípulos de Jesús están contemplando ante sus ojos (Mat. 10:23). por el contrario. El hacha ya está puesta en la raíz de los árboles. no como una realidad. 25 Toda la actividad milagrosa de Cristo es prueba contundente de que el Reino de Dios ha llegado (Lucas 11:20.contemporáneos del Bautista y de Jesús. futura para cuando estén en gloria. Sólo así las gentes podrán participar de la salvación que el Reino trae en la persona del Rey y mediante el bautismo del Espíritu que él hace posible (Mateo 3:1-12).

El aspecto futuro del Reino El Reino se manifiesta aquí. Resulta imposible interpretar las palabras de Jesús. como si se refirieran al Hijo del Hombre que un día lejano vendrá en las nubes. 4447). 1:38). Si bien es verdad que existe un aspecto futuro por cumplir todavía en la obra del Redentor. 25:41). para anunciar la venida del Reino (Marc. El es el enviado del Padre. todo lo que está ocurriendo se apoya en el hecho de que Jesús es el Cristo. 5:17). mediante la entrega de su vida en rescate por muchos (Marc.» El Evangelio del Reino es como una simiente que se siembra.. Mateo 11:6). 3:16) y con la suprema y absoluta autoridad divina (Mat. en los textos evangélicos mencionados. 10:45). está viniendo y vendrá para su consumación escatológica al final de los tiempos. por medio de la predicación y la vivencia evangélicas. el Siervo Sufriente de Jehová (Is. tu voluntad. el Reino que vino. más y más. para que así pueda cumplirse. todos los Evangelios se hacen eco de sus declaraciones y pretensiones de soberanía y autoridad absolutas. 7:23. al mismo tiempo. y ahora. en gloria. 190:1). dado que nos hallamos inmersos en la realidad del Reino. Los milagros —las señales del Reino— son todavía para nosotros los signos de otro orden de cosas muy distinto al de la realidad presente. Vivimos ahora lo que Cullmann denomina «el ya y todavía no del Reino». Investido con el poder del Espíritu Santo (Mat. 8:29).. la realeza de Cristo. pero queda todavía un cumplimiento final del mismo que se halla igualmente ligado a la venida de Cristo otra vez. ¿por qué habían de escandalizarse? Por el carácter oculto del Reino en nuestra época de espera hasta que llegue a su plenitud. el Hijo del Hombre. De ahí su fragilidad actual. así nos lo explica el . debe ser: «Venga tu Reino en los corazones de los hombres y que desde allí irradie a todas las esferas. El secreto para pertenecer al Reino es de aquellos que le pertenecen (Mat. Nuestra oración. Y con la mesianidad. el que viene a cumplir todo lo que fue dicho por los profetas (Luc. tanto en su aspecto presente como futuro. 21:27). Vino para cumplir (Mat. El Reino vino con Cristo. no podemos olvidar el hecho de que en los Evangelios la mesianidad de Jesús aparece como algo presente aquí y ahora. como afirma Ridderbos: Jesucristo es la autobasileia: la autor revelación del Reino. pero al mismo tiempo resulta evidente que el Reino —en su aspecto actual— se proyecta sobre el mundo de manera provisional. Todavía no ha llegado el tiempo en que los demonios sean arrojados definitivamente a las tinieblas de fuera (Mat. 26 La persona de Jesús como Mesías constituye el centro de todo lo que el Evangelio anuncia concerniente al Reino. 7:23. no para destruir. el Hijo de Dios. la autor revelación del Mesías. siguiendo el ejemplo dejado por Cristo. porque es. El Reino se concentra en Cristo mismo. Sí. el Reino es como una simiente que se siembra. 53). «Benditos los que no se escandalizan en mí» «Luc.Como se desprende del último pasaje citado. para salvar a los perdidos (Luc. 24:25-27. como haciendo alusión al futuro. El Reino ha venido con él y en él.

los pájaros tienen nidos.). Antes de que la autoridad del Hijo del Hombre sea ejercida sin cortapisas sobre todos los reinos del mundo (Mat. está viniendo y vendrá. 3:15). 27 Nos encontramos viviendo dentro de la realidad del Reino —como creyentes en Cristo— pero esperando su manifestación plena. «los postreros días» anunciados por Joel (Hechos 2:17 y ss. nosotros no esperamos algo totalmente nuevo sino en lo externo. este aspecto escondido del Reino en tanto que realidad presente entre nosotros. pero todavía no conocemos los tiempos de su consumación total y su plena manifestación universal y soberana. debe andar el camino de la obediencia al Padre con el fin de cumplir con toda justicia (Mat. el Nuevo Testamento responde: Vino. La triple dimensión del Reino A la pregunta: ¿Dónde está el Reino?. dentro del tiempo del Reino mesiánico. y al mismo tiempo que la cizaña.Señor en la parábola del sembrador. nadie sabe cómo crecerá. — el que siembra la Palabra y el que envía el Espíritu Santo a los corazones. el Reino es de un Rey que aparece en forma de esclavo y servidor. La paradoja del Reino se manifiesta también en otros aspectos de la enseñanza de Jesús. La semilla crece en secreto. Entonces —a diferencia de lo que ocurre ahora— «todo ojo le verá». lo que equivale a decir que tendrá que sufrir toda humillación. profetizado en Isaías 53. pero el Rey no tiene donde reclinar su cabeza. Es el mismo Hijo de Dios —y esto hace de la presente dispensación algo nuevo en relación con el A.T. Pero antes tendrá que entregar su vida en rescate por muchos. 4:8. ahora bien. pues interiormente las realidades del Reino son ya una experiencia en nuestros corazones. Por ejemplo. vivimos ya. nosotros palpamos las realidades —y no sus sombras tipológicas— del Reino. Jesús explicó las varias parábolas del Reino en las cuales se advierte esta realidad oculta y paradójica del Reino de Dios. en el campo del mundo. ya que el Rey es asimismo el Siervo Sufriente de Jehová. realidad provisional que aguarda una más total y completa manifestación futura. . El grano de mostaza y la levadura quieren ilustrar. como la maravillosa simiente de la Palabra evangélica (Marc. Esto nos lleva a otra verdad capital: el Reino vino por la cruz. 28:18). paralelamente.T. A diferencia de ellos. Para obtener la soberanía en todo. Con el objeto de enseñar a sus discípulos esta triple dimensión del Reino mesiánico. debe antes darse y darlo todo. La manifestación del Reino ha de ser llevada a toda criatura. Y será el mismo Hijo de Dios el que vendrá en su segunda venida sobre las nubes del cielo. 4:27). por derecho divino y por derecho de conquista (Filipenses 2:9-11). Luego recuperará con creces lo que es suyo.. Dicho de otra manera: como creyentes en Cristo. El evangelista Juan nos dirá que «el viento —y el Espíritu— sopla donde quiere» (Juan 3:8). En comparación con los creyentes del A.

y su cumplimiento y clímax aguarda por algún tiempo. Nosotros. Pero lo segundo forma parte de su manera de introducir el Reino también: no quiere precipitaciones y su mesianidad gusta del secreto y la prudencia porque desea hacer su entrada en los corazones de manera distinta al triunfalismo y la aparatosidad. en su historia presente dentro de la historia del mundo. la grandeza y la debilidad. el Reino ha sido puesto en marcha por Cristo. y la meta escatológica a la que nos dirigimos. la divinidad y la humanidad del Rey se concentran. el Reino participa de las características que Jesús señaló en sus parábolas: vive en una tensión paradójica entre la revelación y el misterio. no hemos de olvidar que el Reino que vino —y que vendrá en su eclosión final— es ahora una realidad misteriosa. Esta paradoja de la Revelación y el misterio. 19).«El siervo no es mayor que su señor» (Juan 15:20). ¿qué hacen las parábolas si no es explicar y ocultar al mismo tiempo los misterios del Reino? Es la tensión entre la grandeza escatológica. el Reino abraza —y más todavía abrazará en el futuro—a todas las naciones y llenará todas las épocas hasta el fin del mundo. surgen dificultades constantemente. en él el futuro se hizo presente y sólo aguarda la fase final. La decisión ha sido ya tomada por el Señor de la historia. Esta es la realidad que envuelve la actual dispensación del Reino. el «eskaton» que queda por cumplirse. y la humana debilidad. Es el sueño de los profetas convertido en realidad. La resurrección nos enseña a distinguir entre lo que ha acaecido y lo que va a suceder. lo primero pertenece a la «exousia» (la autoridad) con la cual él habla. y si el mundo aborreció al Rey también aborrecerá a los hijos del Reino (Juan 15:18. 28 En su estado presente. Esta última nota no debe ser echada en olvido. provisional. oculto. entre el punto de partida de la manifestación del Reino en la tierra. El «eskaton» ha llegado ya en Cristo.). porque quiere hacer su obra poderosa en muchos corazones. El Rey es también Señor del Espíritu. Como señala Ridderbos. paradójico y eficaz al mismo tiempo. y cuando hace las más radicales demandas al ser humano. silencioso. por ejemplo en el Sermón del Monte. Las fronteras del Reino no son paralelas con las fronteras de Israel. Se trata de una fuerza interior que se abre camino en medio de todos los obstáculos y los vence a todos. en el que fue su preferido: el Hijo del Hombre. que ya hizo su irrupción con Cristo en el mundo. Los discípulos tenemos que percatarnos de esta naturaleza intrínseca del Reino en este momento en que está viniendo: es humilde. El Evangelio del Reino tiene que ser oído en todas partes. así como cuando perdona pecados y hace milagros («señales» como indica Juan). porque el campo donde se siembra es el mundo (Mat. es decir: la dispensación que comenzó con la venida de Cristo. que vivimos entre la primera y segunda venidas de Cristo. quizá como en ningún otro título. . Nosotros somos la «generación» que vive inmersa en las realidades del Reino y espera el futuro de plenitud del mismo. 13:38 y ss. su resurrección inauguró una nueva época en la que la proclamación del Reino y del Rey abarcará la totalidad del orbe y habrá de extenderse dicho anuncio hasta los confines de la tierra.

la presencia del pueblo de Dios. el Reino es también como la levadura que penetra todo y trata de condicionar el conjunto por su acción penetrante. no debería ser así. hemos de confesar que el mismo ha sido asaltado por el poder redentor de Dios». no se mantiene alejado del mundo.) y la historia es también el tiempo en que se lleva a cabo la rebelión del hombre caído. pero luego crece y se convierte en árbol frondoso.EL REINO DE DIOS EN LA HISTORIA 29 La irrupción del Reino de Dios no significa el final de la historia. Esto vale en el plano individual y en el colectivo. El Reino de Dios que ha entrado en la historia se ha asentado en esta creación. El espacio y el tiempo le pertenecen. Esto tiene que ver con la intensidad del Reino: penetra todos los campos de la vida. en la vida de los individuos y en la de los pueblos. Digamos solamente que la ciencia moderna —y su secuela: la tecnología— sería inconcebible sin la irrupción de la comunidad cristiana en el mundo. Cristo fue enterrado aquí y resucitó de una tumba terrena. La primera tiene que ver con el poder expansivo del Reino. Ahora bien. Ahora bien. por lo tanto. Busca a todas las gentes y trata de encontrarlas. portadora del mensaje y de la presencia del Reino. seguirse de ello el abandono de las realidades presentes para ocuparse únicamente en las últimas cosas de la esperanza escatológica. Ya hemos señalado que la soberanía del Señor sobre la creación y sobre el devenir histórico constituyen sendas manifestaciones del gobierno que ejerce en el universo. la historia de esta penetración tiene sus momentos altos y sus momentos bajos y también puede comprobarse cómo en unas culturas ha penetrado más y en otras apenas si ha llegado a dejar sentir su anuncio verbal. Pero la creación fue sujeta a vanidad (Rom. con todas las limitaciones que ello representa. todo lo contrario: hace su obra en medio de él. pues. según la enseñanza del A. No es éste el lugar para hacer historia y aportar ejemplos de lo que ha hecho el Reino al dejar sentir su influencia. el uso que la Providencia amorosamente hace de todos estos actos de presencia en el mundo. como siempre ocurre cuando se proclama el Evangelio. que recoge el Nuevo. El Reino llegó con el Rey a esta tierra. La semilla se echa en el transcurso de la historia humana. la predicación del Evangelio por el mismo Espíritu. Por lo menos. digamos. lo que constituye la temática de las parábolas del grano de mostaza y de la levadura. El Reino. . intentando iluminarlo y redimirlo. se introduce en todas las relaciones. La parábola del sembrador sigue siendo crucial para la recta comprensión del tema. real y efectivo. la cruz fue levantada sobre este mundo. ¿Cómo? Mediante una serie de factores nuevos que precisamente el Reino —o mejor dicho: el Rey— ha introducido entre los hombres: la acción continuada del Espíritu. 8:20 y ss. da cobijo y las gentes buscan su sombra bien-hechora. no en ninguna otra parte. «habiendo entrado el Reino de Dios en este mundo —escribe Ridderbos—. el grano es muy pequeño al principio. En unas esferas ha producido más impacto que en otras y. El poder de Dios se ha puesto de manifiesto en medio de la historia de los hombres y es este poder. unos le han dado mayor acogida que otros. etc. No puede.T. Sin embargo. Dios es soberano en ambas esferas: la de la creación y la de la historia.

2 John Howard Yoder. cambio con caracterización social». a veces. en donde se estudian las aportaciones cristianas —principalmente las reformadas—hechas a la ciencia..2 Ahora bien. justicia social. ¡La misma presencia de esta comunidad es el cambio! Una civilización que tiene en su seno una comunidad así es una sociedad cambiada. por ejemplo. Todavía más. etc. la cultura. Arana (Ediciones Evangélicas Europeas. etc. el poder. modas.asimismo. aunque no lo sienta o no se dé cuenta de ello.a Samuel 8:5. las artes.a Sam. artículo «Revolución y ética evangélica». Ello es así porque tanto el concepto bíblico de la soberanía de Dios como el del Reino de Dios acaban con todo absoluto meramente humano. emancipación de la mujer. La presencia del pueblo de Jesús dentro de la sociedad palestinense. una manera nueva de actuar con el dinero. casi irresistiblemente. esta presencia del Reino en medio de nosotros ahora. la presencia del Reino se hace sentir con intensidad y eficacia solamente en la medida en que es impulsada y orientada por la esperanza escatológica. 1967). Derechos del hombre. Barcelona. etc. pues. jamás prestarse a servir como instrumento de otros cuyos móviles no son el adelantamiento del Reino. etcétera. Todo ello constituye algo de lo mucho que el Reino ha venido haciendo posible durante los últimos veinte siglos en el plano secular. Es la presencia de una alternativa. Es aquí donde la fe cristiana debe salvar el escollo de una secularización radical —como propugna el humanismo liberal y la teología radical— que conduciría a identificar el Reino con ciertas ideologías. a pensar que todo lo que significó aquel puritano para su país sirvió en gran medida a la promoción del Reino de Dios entre los pueblos anglosajones. . y en seguida dentro del Imperio Romano. pero ello. 8:22) según la Tora con sus propios deseos de tener un rey como los que tienen los vecinos. la capacidad de pensar una nueva alternativa. Incluso los efectos de la presencia del Reino en el mundo no deben siempre confundirse con la presencia misma del Reino. Cf. El estudio. aunque en un momento dado pudiera parecernos que sus propósitos y los nuestros concuerdan en algún punto. se halla asimismo condicionada por el futuro. por P. pp. de la época de Cromwell nos lleva. y es la contestación más profunda a largo plazo y más eficaz a la preocupación por el cambio social rápido. 30 Por otra parte. sin darse cuenta de que la voluntad de Dios ponía el énfasis más en el hecho de que el rey fuera leal a la Ley que no al hecho en sí de la institución monárquica. 1971. político. 104 y ss. El cristiano no deberá. hemos de evitar la confusión de identificar los instrumentos de que Dios se sirve. en la revista Certeza. Como lo expresa John Howard Yoder: «eso es lo nuevo: la presencia misma de esta comunidad (cristiana). movimientos. sea en el plano ideológico. 44. El cristiano puede sentir la misma tentación que los hebreos del tiempo de Samuel: «querer ser como las demás naciones» (1. Progreso. que conceptos como democracia y libertad fueron transformados desde su pobre origen griego al que en la actualidad les concedemos. básico. las distinciones sociales. es en sí misma una nueva situación social. núm. 20) e identificar los deseos de Dios de que fuera constituida una monarquía (1. técnica y hombre. Aun en los contextos de otras ideologías se reconoce que el elemento más básico en el cambio social es la presencia de una nueva conciencia. para hacer adelantar su Reino y el Reino mismo. filosofías. que tiene las características que señale antes. el mensaje bíblico desmitifica todos los absolutos y queda como único válido el del Evangelio del Reino.

y en la medida que representa una constante crítica y un perenne acicate de reforma. El mejor antídoto para prevenir las tentaciones de confundir el Reino con cualquier ideología se halla en la conciencia escatológica del Reino. asimismo. . 43. saben tienen que negociar unos «talentos» recibidos con vistas a su utilización inmediata y cara al futuro al mismo tiempo. artículo «La Biblia. Porque las trasciende a todas. tratando de seguir el hilo de la presencia del mensaje bíblico. la primera proclamación de lo que en el «Día del Señor» definitivamente hallará pleno cumplimiento.3 He ahí el impacto del Reino. gobernada por la visión teocéntrica de un Dios soberano en todas las esferas de la vida y que en las Escrituras aparece de manera grandiosa e impresionante: «Varones galileos. como no nos autoriza a identificar —de manera absoluta— su gestión con la del mismo adelanto del Reino en las tierras de habla inglesa. sin embargo. no puede ser identificado con ninguna ideología. 1971. Apoc. A las iglesias locales podríamos llamarlas «guerrillas del Reino». han estado vinculados a la Palabra de Dios». en la revista Certeza.000 años recientes de historia humana y una comparación de las culturas. «el mundo nunca ha sido llamado cuerpo de Cristo. que una mirada a los 4. han aceptado el Evangelio del Reino con fe salvadora. todo le pertenece. El Reino que inauguró Jesús de Nazaret es el mismo Reino que ha de venir y que está viniendo. núm. En todos sentidos se siente orientada por la Revelación y el progreso del Reino y la esperanza de su venida final en gloria. 1:22-27). El Reino. nos permite ver hasta qué punto ciertos cambios políticos. de ahí que sea cabeza del universo y cabeza de la Iglesia (Col. no nos quita el derecho a la crítica de todo cuanto fue inconsistente en Cromwell. salidos de las tinieblas. determinados por un cambio profundo de mentalidad. Lo que el Reino de Dios intenta ser para el mundo. El Reino abarca más que la Iglesia. pp. pero como señala Hans Bürki. Por otra parte. todo es suyo. fermento de transformación». como escribe Samuel Escobar. 3 Samuel Escobar. éste debiera verlo ya en la Iglesia. pues. es la asamblea de los que participan en las bendiciones que el Reino brinda. La Iglesia recibe su inspiración del Reino. ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús. «resulta evidente. 66 y ss. 2:20 y 1:18. han tomado sobre sí el yugo del Reino y tienen que ser la luz del mundo y la sal de la tierra. así vendrá como le habéis visto ir al cielo» (Hechos 1:11). 11:2830). pues ellas confiesan al Rey y desean aprender constantemente de él (Mat. Aquello no fue más que el anuncio.al mismo tiempo. EL REINO DE DIOS Y LA IGLESIA 31 La Iglesia es la congregación de todos los que. en esta medida les hace un servicio. La Iglesia es. la comunidad de los que esperan la venida del Señor pero que. El señorío de Cristo abarca todas las esferas de la creación. Pero en ningún momento la Iglesia puede identificarse totalmente con el Reino. que ha sido tomado de vosotros al cielo. en tanto dura la espera.

La Iglesia tiene su lugar propio en esta economía del Reino de Dios. político.» Ridderbos distingue entre una dimensión intensiva y otra extensiva del Reino. porque abarca la creación entera. entre el círculo más reducido y las más amplias esferas del Reino. que es y que ha de venir (Apocalipsis 1:8) y su Reino tiene las mismas características. 32 «La enseñanza bíblica es. Jesús hizo de la proclamación del Reino de Dios el punto central de su predicación. Pero la dimensión extensiva del Reino ha de ser vista en su advenimiento futuro. sino «una realidad escatológica del presente». gobernado y definido por el círculo más amplio que es el Reino. Es la realidad de Dios que era. que se halla incluido. 1971. «En la venida y obra de Cristo —como señala Ridderbos— los poderes del futuro han entrado en el tiempo presente y están todavía 4 Citado por Hans Bürki. de los cuales la Iglesia es el interior. Allí. la siguiente —escribe Ridderbos—: Que el Reino de Dios es el propósito dominante. El cristiano y el mundo. Es así como el Reino sigue viniendo hasta nosotros. Lo que el Reino de Dios significa para todo el mundo debe ser visto en la Iglesia. Barcelona. presente sobre esta tierra. 38 y ss. allí está el Reino de Dios. porque el Reino no ha alcanzado todavía en ella su plenitud. Esta es la distinción y relación entre la Iglesia y el mundo. Podría compararse a dos círculos concéntricos. etc. pero la diferencia esencial entre ésta y la escatología judía estriba en que Jesús enseñó que el Reino había venido juntamente con él. o sea: el perdón y la reconciliación del ser humano. dentro del mismo pueblo creyente no ha alcanzado todavía su plenitud. El Hijo del Hombre perdona pecados en la tierra (Marc. Tampoco es el Reino. los individuos hallan dignidad y libertad y el modo o los modos de existencia van siendo gradualmente transformados. dentro de un mundo redimido. añade: «La Iglesia no es el mundo.»4 El Reino de Dios no se limita a las fronteras de la Iglesia. comentando estas palabras. Por otro 'lado. 2:10. en el nombre del Rey. sin duda. tanto en el cielo como en la tierra. después de la salvación. El elemento intensivo tiene que ser visto en la salvación presente. y el papel de la Iglesia sólo aparece claro a la luz del Reino de Dios. económica. porque el Reino de Dios ya está presente en ella. . El ya citado Hans Bürki resume así la relación entre Iglesia y Reino: «El concepto del Reino de Dios se desarrolló dentro de la esperanza escatológica judía de que Dios destruiría un día todos los poderes nocivos. Es un futuro que ya en el presente avanza continuamente hacia nosotros.privilegio que pertenece solamente a la Iglesia (Ef. y redimiría a su pueblo. que no es asunto del futuro. desaparecen la maldición y el temor de las fuerzas demoníacas hostiles. Luc. pp. allí Cristo quiere ser reconocido como supremo sobre todo y sobre todos. el gobierno de todos los aspectos visibles de la vida social. podría exigir. 1:23)». La venida del Reino no es algo sin relación con el presente. Este fue el punto de vista prevaleciente entre los teólogos católico-romanos en la Edad Media y sirvió de acicate para las pretensiones de Inocencio III y Bonifacio VIII.» Y Hans Bürki. Allí la voluntad de Dios es implantada en el corazón humano por el Espíritu Santo. 5:24). Ediciones Evangélicas Europeas. que se hallaba cercano y que ya estaba empezando. Doquiera en el mundo donde tenga lugar el perdón de los pecados. Si la Iglesia fuera idéntica al Reino. Es la representante del Reino de una manera específica y ejemplar. Pero dondequiera que el Evangelio es proclamado y las almas son salvadas.

el Rey. »Y respondí y dije: Amén (así sea). por tanto. entre las dos grandes épocas de la manifestación del Reino. antes se fueron cada uno tras la imaginación de su malvado corazón. conforme a todo lo que os he mandado. pues. »Y Jehová me dijo: Pregona todas estas palabras en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén. ni inclinaron su oído. y a todo morador de Jerusalén. el cual mandé a vuestros padres el día que los saqué de la tierra de Egipto. para expresar la presente situación paradójica del «ya y todavía no del Reino». diciéndoles: Oíd mi voz y cumplid mis palabras. la vida y el centro del Reino. 13:15) «Palabra de Jehová que vino a Jeremías. el cual mandé que cumpliesen y no lo cumplieron. y me seréis por pueblo y yo seré a vosotros por Dios. mientras que la Iglesia es la asamblea de los que ya son de Cristo. La resurrección de Cristo arroja luz a ambos lados. de luz y de salvación. CAPITULO 8: EL ETERNO HA HABLADO «Escuchad y oíd.» (Jer. »Y les dirás tú: Así dijo Jehová Dios de Israel: Maldito el varón que no obedeciere las palabras de este pacto. .» 5 33 El Reino. que les daría la tierra que fluye leche y miel. pero vivimos también cara al futuro. abarca la totalidad de la acción de Dios en el mundo. Porque solemnemente protesté a vuestros padres el día que les hice subir de la tierra de Egipto. al pasado y al futuro. De ahí que la Iglesia —nosotros— anticipa el Reino en el mundo y su Evangelio es el Evangelio del Reino. pues el Eterno ha hablado. diciendo: »Oíd las palabras de este pacto. a punto siempre. amonestándoles desde temprano y sin cesar hasta el día de hoy. para iluminar con su luz las realidades terrenas y también para salir al encuentro de Jesucristo. como en este día. Es la prueba de lo que ha ocurrido ya y la garantía de lo que acontecerá en el futuro. Las aguas vivificantes fluirán de esta manera de lo más íntimo de cada cristiano y de cada manifestación visible de la Iglesia. hemos de tener las lámparas encendidas. esperando la manifestación plena del Señor y preguntándonos: « ¿Me hallará fiel el Señor cuando venga? ¿Se agradará de mi trabajo realizado con sus dones? Como las vírgenes prudentes de la parábola del Señor. diciendo: Oíd mi voz. y hablad a todo varón de Judá. Vivimos. oh Jehová.» Cristo es el Señor. 5 Ibíd. esto es una señal presente del avance del Reino. como Iglesia. para que confirme el juramento que hice a vuestros padres. Pero no oyeron. y ponedlas por obra. La amante obediencia a Cristo es lo que llena a los cristianos de esta adorable seguridad de que los poderes de la edad futura están ya fluyendo en este mundo de muerte y de pecado como torrentes de vida. del horno de hierro. Aquí tenemos la explicación de que se alternen los tiempos «presente» y «futuro» en el lenguaje evangélico del Reino. diciendo: Oíd las palabras de este pacto. con los talentos que Dios nos ha dado para ser usados aquí y ahora. no os envanezcáis.entrando. traeré sobre ellos todas las palabras de este pacto. tenemos la responsabilidad de ser sal y luz del mundo. Vivimos en el «ínterin».

con paciencia infinita. 15). JEREMÍAS 13:15-17. según el número de tus calles. Es una invitación a buscar la luz de Dios en tanto queda tiempo para ello (v. a que nos volvamos a él. oh Jerusalén. en . 23-28) ¿Qué características tiene esta invitación? 1. en las páginas del Antiguo Testamento. Porque la palabra que les vino de parte de Jehová también va dirigida a los demás hombres y mujeres de todas las naciones y de todos los tiempos. a causa de la maldad que la casa de Israel y la casa de Judá han hecho. pues Jehová ha hablado» (v. llamó Jehová tu nombre. pues.»Y me dijo Jehová: Conspiración se ha hallado entre los varones de Judá y entre los moradores de Jerusalén. los cuales no los podrán salvar en el tiempo de su mal. Se han vuelto a las maldades de sus primeros padres. 16). y esperéis luz y os la vuelva en sombra de muerte». la casa de Israel y la casa de Judá invalidaron mi pacto. ni levantes por ellos clamor ni oración. así ha dicho Jehová: He aquí yo traigo sobre ellos mal del que no podrán salir. E irán las ciudades de Judá y los moradores de Jerusalén y clamarán a los dioses a quienes queman ellos incienso. Porque según el número de tus ciudades fueron tus dioses. amorosamente. 34 »Por tanto. 2. Ingrata tarea la del profeta Jeremías: predicar a un pueblo que estaba orgulloso de su tradición religiosa y que. al mismo tiempo. pusiste los altares de ignominia. habiendo hecho muchas abominaciones? ¿Crees que los sacrificios y las carnes santificadas de las víctimas pueden evitarte el castigo? ¿Puedes gloriarte de esto? Olivo verde. Israel y Judá. Porque Jehová de los ejércitos que te plantó ha pronunciado mal contra ti. el cual había yo concertado con sus padres. altares para ofrecer incienso a Baal. Es una invitación a dejar la vanidad y la soberbia «Mas si no oyereis esto. 3. «antes que haga venir tinieblas. no ores por este pueblo. y clamarán a mí y no los oiré. son como un espejo en el que pueden mirarse todos los demás pueblos de la tierra. no os envanezcáis. Dios ha dejado oír su Palabra y nos invita. provocándome a ira con incensar a Baal» (Jeremías 11: 1-17). hacía oídos sordos al claro mensaje de la Palabra de Dios. los cuales no quisieron escuchar mis palabras. A la voz de recio estrépito hizo encender fuego sobre él. Tú. y se fueron tras dioses ajenos para servirles. porque yo no oiré en el día que en su aflicción clamen a mí. y. la invitación del Señor viene con inequívocos acentos: LA INVITACIÓN DE DIOS (CF. y quebraron sus ramas. Por medio del mismo profeta. ¿Qué derecho tiene mi amada en mi casa. oh Judá. hermoso en su fruto y en su parecer. y antes que vuestros pies tropiecen en montes de oscuridad. Es una invitación a escuchar la Palabra de Dios «Escuchad y oíd.

finalmente. 15). pero siempre respuesta dada a Dios. pensando y sintiendo de espaldas a Dios— nos arrastra a múltiples esclavitudes y. 25-27). la porción que yo he medido para ti —dice Jehová—. respuesta creyente o blasfema. cf. «No os envanezcáis». constituyen un ejemplo elocuente de la clase de respuesta que el hombre suele dar a Dios —bien sea hace dos mil años o ahora mismo— en todas las latitudes. y se manifestará tu ignominia. el encuentro con Dios es inevitable. Pero la respuesta de Jehová es muy clara: « ¿Qué derecho tiene. 11-13) «Según el número de tus ciudades fueron tus dioses. 35 .? Así solemos pensar nosotros. O mejor dicho: siempre. 2-8). Toda nuestra vida es una respuesta a Dios. porque te olvidaste de mí y confiaste en la mentira. Calvino tenía razón. 17) ¿No somos muy religiosos? ¿No somos mejores que los ateos y los impíos que blasfeman el nombre de Dios? ¿No nos debe el Señor alguna recompensa en premio a nuestra religiosidad. Es una respuesta a la Palabra de Dios (vs. hoy también. 13). 2.. y según el número de tus calles pusiste los altares. 16. versículos 23-28).» (v. La soberbia y la vanidad de nuestra generación —viviendo. a la perdición eterna. «el corazón humano es una fábrica constante de ídolos»: «se fueron cada uno tras la imaginación de su malvado corazón» (v. tanto si lo re-conocemos como si nos empeñamos en negarlo. sólo si nos entregamos a la voluntad divina podremos albergar alguna esperanza para el futuro. La soberbia es impotente: « ¿Mudará el etíope su piel. Vivimos delante de Dios. Es una respuesta idolátrica (vs..?» (v. Lo queramos o no. 17. La soberbia os llevará a la cautividad y a la esclavitud (v. El destino no está en nuestras manos. JEREMÍAS 11:1-17) Los primeros 17 versículos del capítulo 11 de Jeremías.secreto llorará mi alma a causa de vuestra soberbia» (v. Es una respuesta de incredulidad y de indiferencia (vs. Es una respuesta presuntuosa (vs. d. ¿Cuáles son las características de esta respuesta? 1. ¿Dónde están las promesas del siglo de las luces? ¿Qué se ha hecho de su optimismo? « ¡Ay de ti. No nos engañemos. 23). res-puesta impía o respuesta de fe y amor.. 17). c. La soberbia conduce a la alienación más absoluta: «Esta es tu suerte. y el leopardo sus manchas? »Así también. tus relinchos. ¿podréis vosotros hacer el bien. 4.. LA RESPUESTA DEL PUEBLO (CF.. estando habituados a hacer el mal?» (v. No podemos eludirlo.. reproducidos al comienzo del capítulo. a menos que la gracia divina intervenga y obre en nuestra vida... 8). 3. la maldad de tu fornicación sobre los collados» (vs. de buen grado o de mal grado. Este « ¡Ay!» del profeta podría ser dicho de cada nación y de cada individuo. Jerusalén! ¿No serás al fin limpia? ¿Cuándo tardarás tú en purificarte?» (Versículo 28).. 9-10) Así es en la mayoría de los casos. tus adulterios. b. porque: a..

. en que nos hallemos cada uno. Pero no pasamos de ahí. de decoración. junto al Quijote.En el versículo 17 —como en tantos otros textos bíblicos— resplandece la maravillosa armonía del amor justo y la justicia misericordiosa de Dios: « ¿Qué derecho tiene mi amada en mi casa. ¿Y la renovación bíblica? Se multiplican las ediciones. ¿QUÉ RESPUESTA DA NUESTRO PUEBLO A LA PALABRA DE DIOS? La mayoría de las veces. «Olivo verde. verdaderamente. Este es el sino de cuantos son indiferentes o se levantan contra la Palabra de Dios. hermoso en su fruto y en su parecer. Religiosidad que no pasa de ser un «adorno» más para nuestras fiestas. las traducciones y las versiones de la Biblia. pese a «las muchas abominaciones» con que se ha contaminado.?» Todavía es su «amada»..» (Juan 3:16). Muchos adquieren una buena edición que venga a enriquecer sus estanterías. llamó Jehová tu nombre» (v. toda esta proliferación de textos bíblicos? ¿Arranca de la Palabra de Dios. Un poco de religión.. se cita cuando interesa a otras ideologías que se sirven —sin servirlo— del mensaje evangélico? Cristianismo folklórico. ¡Qué bella descripción de los propósitos de Dios para el hombre! Pero Dios no puede pasar por alto las exigencias de su justicia. la necesaria e inevitable para colorear con ribetes «cristianos» nuestras modas y modos. nos llama sus amados. ocasionalmente. Dios viene a buscarnos y a salvarnos en el mismísimo lugar. La respuesta del pueblo incrédulo se hace acreedora de la justa condenación del Señor: Porque el mismo Jehová que te plantó ha pronunciado mal contra la casa rebelde (v. de festividades y de rutina. Religiosidad cómoda que se ha librado del escándalo de la cruz y de las exigencias de la conversión y el «nuevo nacimiento» que hasta ignora en su sentido y alcance. Todo el mundo tiene «idea» de lo que es la Sagrada Escritura. pese a nuestra indignidad. Y. 16). «De tal manera amó Dios al mundo. todo lo que hoy se tiene por renovación cristiana? ¿Es la Palabra de Dios el impulso de las pretendidas reformas o reformismos modernos. Pero ¿qué de la mentalidad bíblica orientando nuestras creencias y nuestras vivencias? ¿Cuántos de los que compran ejemplares del Nuevo Testamento o de la Biblia los leen y los meditan como alimento indispensable del espíritu? ¿Hasta dónde afecta la renovación —o lo que se tiene por tal— del cristianismo contemporáneo. una respuesta folklórica que expresa toda la superficialidad de la fe de las masas.. para nuestras celebraciones. No puede llamar blanco lo que es negro. o una simple referencia que. cristianismo 36 . en la situación peculiar y concreta. 17).

y seré sano. Verdadero clamor de conversión: « ¡Oh Jehová. Sobre el pecado de idolatría (v. habría esperanza de salvación para nosotros. todos los que te dejan serán avergonzados. 2.. c. oh Jehová. 11). 15:16) Pero aunque nadie quiera responder con fe salvadora al mensaje del amor de Dios. nosotros seremos salvos sin ella. b. JEREMÍAS 16 Y 17) 37 No encontraremos el camino de la salvación si antes no estamos dispuestos a recorrer la senda del juicio divino que nos lleva al arrepentimiento. Verdadero arrepentimiento (vs. Sobre la incredulidad.» (Jer. Sáname. 17:13-15) Si tan sólo esta oración pudiera brotar de los labios del hombre moderno. b. esta expresión introduce una dimensión de esperanza para cuantos acudan al nuevo llamamiento del Señor con: a. y tu Palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón.» (v. Mas ¡qué poco cristianismo bíblico vemos a nuestro alrededor! EL JUICIO Y LA GRACIA DE DIOS (CF. 12: «vosotros habéis hecho peor que vuestros padres. oh Señor. Verdadero reconocimiento de la gran salvación de Dios (Jer. ¿Cinismo? ¿Desfachatez? No. 16:10-12) a. En medio de la oscuridad reinante. 10-11 y v. El juicio de Dios conlleva una gracia «No obstante. 17:1. Entonces viviríamos la experiencia maravillosa del profeta Jeremías: «Fueron halladas tus palabras. tendremos la luz.sentimentalidad. El juicio de Dios sobre el pecado (Jer. y los que se apartan de ti serán escritos en el [polvo. porque tu nombre se invocó sobre mí. 19-21) y confesión del pecado. . 16).. antes que escuchar la Palabra de Dios.. camináis cada uno tras la imaginación de su malvado corazón»).. si tú y yo los aceptamos veremos transformadas nuestras vidas. sálvame y seré salvo. ceguera espiritual que nos hace caer en los mayores absurdos e inconsecuencias (v. aunque —al igual que en tiempos de Jeremías— la mayoría rechace el amoroso llamamiento de la Palabra divina. El hombre es capaz de seguir cualquier sugerencia. esperanza de Israel!. 5-11) y su derecho al señorío en nuestras vidas. manantial de aguas vivas. porque tú eres mi alabanza. frente a la confusión y la frustración imperantes. Sobre el pecado de la ceguera espiritual. Tal es el mensaje de Dios por boca de Jeremías: 1. caer en la idolatría más grosera. la Palabra del Señor nos será por gozo y por alegría del corazón.. si nuestra generación —como la del gran profeta— no quiere salvarse con nosotros. porque dejaron a Jehová. por descabellada que sea. ¿Dónde está la Palabra de Jehová? ¡Que se cumpla ahora!» (Jer. c..

23). Y tan pronto como. pero es la gracia que fluye del monte Calvario la que tiene poder único para atraer y cautivar a las almas. pero sólo la sangre que mana de la cruz podrá librarnos de nuestra situación y nuestra desesperación. oído esto. indiferentes e insensibles al estado de perdición en que se encuentran. Dios le ha hecho Señor y Cristo». cuando estas verdades eran proclamadas por medio de símbolos y ceremonias típicas. el Evangelio de la gracia fue anunciado en toda su plenitud en Jerusalén. preguntaron qué tenían —o mejor dicho: qué podían hacer—. crucificándole» (v. 57:12). San Pedro había acusado a sus oyentes de deicidio: eran culpables del más horrendo crimen que vieron los siglos. En esta pregunta de los que tenían que ser los primeros convertidos cabe destacar: . ¿qué haremos?» (v. Ya en los tiempos del Antiguo Testamento.CAPITULO 9: ¿QUE HAREMOS? 38 Sepa. la respuesta divina fue veloz portadora de su salvación. ¿qué haremos?» (v. muchos miles se sintieron cautivados por él y rindieron sus vidas al Señor y Salvador Jesucristo. fueron compungidos de corazón y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos. para cuantos el Señor nuestro Dios llamare. que este Jesús que vosotros crucificasteis. ciertísimamente toda la casa de Israel. «A éste. Algo maravilloso ocurrió entonces en toda aquella multitud y como respuesta a la Palabra de Dios que les había sido anunciada. el Mesías. Podemos ver la manera cómo obró el Evangelio en el texto de Hechos 2:36-39. Dios ha hecho Señor Cristo. por medio de los apóstoles de Cristo. pues. Porque para vosotros es la promesa y para vuestros hijos y para todos los que están lejos. entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios. la crucifixión de Cristo. Pero «sepa ciertísimamente toda la casa de Israel. Compungidos de corazón. al término del mensaje de Pedro. Entonces. arriba citado. los creyentes se sobrecogían al considerar la gracia de Dios y prorrumpían en exclamaciones de alabanza agradecida (Isaías 54:17. Y por boca de Pedro. 37). y recibiréis el don del Espíritu Santo. los que le escuchaban «se compungieron de corazón y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: «Varones hermanos. prendisteis y matasteis por manos de inicuos. con plena convicción de pecado. El terror del monte Sinaí ha sido empleado —y debe serlo también en nuestros días— para despertar a los hombres del sueño fatal en que duermen. El trueno del Sinaí abrirá nuestros ojos a la realidad de nuestra situación desesperada. LA PREGUNTA DEL PENITENTE «Varones hermanos. 36). Aún más: podemos decir que no se ha servido de ninguna otra doctrina para tal fin. ¿qué haremos? Y Pedro les dice: Arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados. 37).» (Hechos 2:36-39) Dios ha usado siempre la doctrina de Jesús crucificado para convertir a los pecadores. el Ungido para ser Salvador del mundo (v. Entonces. que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis.

3. No querer inventar un camino de salvación propio. como quiera y cuando quiera. sus deberes familiares y sociales. es examinarlo a la luz de esta reacción de los oyentes de Pedro. nada era tan urgente ni de tan extrema necesidad como el conocimiento de su salvación. Esta es una de las señales inequívocas de la verdadera penitencia: estar dispuesto a someterse a los planes de Dios. sean éstos los que sean. y la vida no debía ser fácil para ellos. LA RESPUESTA DEL EVANGELIO La contestación que por medio de su siervo Dios brindó a las almas «compungidas de corazón». El corazón verdaderamente arrepentido está presto a dejarse salvar por Dios de la manera que Dios quiera. nuestros pecados como la causa y la explicación del porqué Jesús fue a la cruz (Isaías 53:4. No podemos discutir con Dios. iba acompañada de: Una perfecta disposición para aceptar las condiciones de Dios. Vemos asimismo en la actitud de aquellos judíos: 2. Muy superficial será tu anhelo de conocer a Dios y ser salvo si en él no brillan estas señales del verdadero arrepentimiento que se dieron entre la multitud que escuchaba a los apóstoles en Pentecostés. la pregunta no fue hecha en vano. dificultades con las autoridades romanas. nada les preocupaba más. contiene una indicación precisa y una promesa 39 . 5). sin embargo. También nosotros debemos llegar al mismo punto de contrición y convicción de pecado si de veras que-remos ser salvos. que disputar sobre sus condiciones como si fueran demasiado humillantes o severas. 6:4. Tenemos que admitir nuestra culpa por haber crucificado a Cristo una y mil veces por nuestro apego al pecado y nuestra continua preferencia por los caminos de la iniquidad (Heb. Todos tenían sus ocupaciones. También nosotros hemos de ver nuestros pecados aplastando a Cristo. y Dios la respondió. surgió de lo más íntimo del corazón de los judíos congregados ante los apóstoles. La mejor manera de saber si tu interés por la verdad de Dios es sincero. Una profunda contrición «Fueron compungidos de corazón». ¿qué haremos?» Tan sincera y real era esta preocupación que. Una extrema preocupación por su salvación Nada llenaba tanto sus corazones. naturalmente. si de veras hemos de serlo. con un sincero reconocimiento de su pecado por la horrible culpa de haber crucificado al Señor. nada era más importante que el llegar a conocer el camino de salvación.1. ¿De qué aprovechará al hombre ganar el mundo si pierde su alma? Todo puede —y debe— ceder el lugar al problema número uno de nuestra existencia: «¿Qué es menester que yo haga para ser salvo?» «Varones hermanos. De ahí que la pregunta penitencial dirigida a Pedro tuvo una respuesta. es decir: está determinado a aceptar las condiciones prescritas por el Evangelio. contritas y humilladas ante él. 6). no tenemos. problemas económicos. La prueba de la penitencia y la contrición auténticas se echa de ver siempre por la manifestación de estas señales inequívocas. a nuestro gusto. según nuestras preferencias. por lo tanto.

pues. «señalado entre diez mil». No creemos se trate aquí de los poderes maravillosos que el Espíritu Santo repartía a los creyentes en aquellos primeros días de la Iglesia y que eran necesarios para cimentar adecuadamente el fundamento apostólico de la misma (Efesios 2:20). Mas a partir de aquel momento se daban cuenta de que Jesús de Nazaret era su Mesías verdadero.confortadora: 40 1. querido lector. y hemos de entregarle toda nuestra vida. pecados y miserias. Hemos de unirnos al pueblo de Dios. para que nos fortalezca frente al mundo y nuestras propias inclinaciones pecaminosas. la contestación de Dios a la preocupación del alma penitente encierra también: 2. y hemos de confesarle tanto en ella como en el mundo mediante nuestras palabras y nuestra conducta. debían bautizarse en su nombre. Una promesa confortadora «Recibiréis el don del Espíritu Santo» (v. Tenemos que renunciar a todo sistema que pretenda hacernos llegar a Dios por la vía de nuestras propias capacidades o habilidades. Hasta entonces. Esta es la dirección que el Evangelio nos ofrece también a nosotros. antes tan despreciado y ultrajado. según expresión de Cantares. querido amigo que lees? La respuesta del Evangelio. aceptando toda su misericordia. para que él la tome y la transforme según su voluntad. Aquí se nos habla. Tal vez no le hayas despreciado de palabra como habían hecho los verdugos del Señor. «en el nombre de Jesucristo». les dijo Pedro. hemos de hacer un pacto con él. aún más: debían confiar en los méritos de su muerte expiatoria como único camino de salvación. una vuelta radical. la mayoría de aquellas gentes habían tenido a Cristo por un impostor y le habían crucificado como a tal. lo necesitamos para que nos consuele en nuestras aflicciones. en medio de un mundo hostil e impío.» Hemos de darnos al Señor. su perdón. a la dirección tan llana y sencilla que formula Pedro aquí: «Arrepentíos. Todos los cristianos necesitamos igualmente al Espíritu del Señor. 38). también te dice que debes cambiar de actitud. con tus hechos. «Arrepentíos» (v. Una dirección precisa. En realidad. También tú. les asegura el apóstol. para que renueve la imagen de Dios en nosotros —estropeada por el pecado—. su gracia y eterna bendición. hemos de someternos a las condiciones del Evangelio. has tenido como poco interesante para llamar tu atención todo lo que concierne a Cristo. El arrepentimiento equivale a un cambio de mente. con toda tu vida ajena a los caminos de Dios. El Señor y Salvador debe «ser precioso para nosotros». del don del Espíritu Santo prometido a todo cristiano como Agente santificador de su vida. 38). Cuando el Evangelio te dice: «Arrepiéntete». y para que nos haga aptos para toda bendición espiritual. ¿Estás dispuesto a hacer todo esto. La alta vocación a la que es llamado todo cristiano es tan sublime. mediante una fe viva y profundamente sincera. la promesa del Espíritu Santo va dirigida a todos los creyentes de todos los tiempos. pero lo has despreciado con tu actitud indiferente. que su . su Iglesia. que tu vida debe dar un giro completo. además. Sin él no seríamos cristianos. y tenían que pasar a ser sus fieles discípulos. tenemos que entregarnos a él sin reservas. lo necesitamos para que nos instruya y nos guíe a toda verdad. tan perfecta. con sus imperfecciones. solamente en él. como nos enseña Efesios 1:13. debiendo buscar el perdón de sus pecados en él.

sin distinción (Juan 7:37-39. También los judíos tenían su religión — aún más: la suya era la religión verdadera en aquellos siglos. forma parte indisoluble del maravilloso plan de salvación ideado por el Dios Trino para salvar a los pecadores (Isaías 59:21). Tú eres pecador. ¿Qué más necesitamos? ¿Qué mayor consuelo puede ofrecernos Dios? ¿Te sientes culpable ante la santidad perfecta del Señor? La sangre de Cristo te limpia de todo pecado. te condenarás eternamente. Y se cumplirá en ti si realmente buscas misericordia en Cristo solamente. al fin y al cabo. EXPOSICION DEL EVANGELIO. por la gracia de Dios. pues era la única que esperaba al Mesías Salvador—. ¿Sientes la repugnancia de tu suciedad moral y espiritual? El Espíritu Santo se halla presto a realizar en ti su obra purificadora y santificadora. una gracia más de la misericordia infinita de Dios. querido lector. sometiéndote a su Evangelio de manera incondicional. No pienses que tú. ¿QUÉ HAREMOS? «¿Qué haremos?» Fue la pregunta de los oyentes del apóstol en Pentecostés.. Gálatas 3:14). toda su religiosidad no les sirvió para nada. tú también debes echar en olvido cualquier pretensión de religiosidad como si la misma te excusara de contarte entre el número de penitentes que buscan salvación. No hay lugar al desaliento: «Si Dios con nosotros —y en nosotros—.. sin embargo.? Arrepentíos. en el nombre de Jesucristo. tu pregunta ahora. 38). fue adquirida por Cristo en favor de la simiente espiritual del patriarca y es otorgada a todo aquél que cree. ¿quién contra nosotros?» La promesa del Espíritu es también para ti. Acaso sea también. como un don. El Espíritu Santo viene a los creyentes para morar en ellos. «¿Qué haremos.sola consideración puede desalentar al penitente sincero que sabe cuán débil y cuán torpe es.. Como ellos.. CRISTIANDAD EVANGÉLICA EL MENSAJE QUE PROCLAMA LA 1. el mismo Espíritu de Cristo. que recibirán el Consolador (Juan 16). para perdón de los pecados. y si no aceptas a Cristo en tu corazón. José Grau ¿Por qué existen tantas religiones? ¿Por qué permite Dios el mal? ¿Qué es la Biblia? ¿Quién mató a Cristo? ¿Qué es el Evangelio? . ya tienes tu religión y siempre has creído de alguna manera en Cristo. escogiéndolos como templos y perfeccionando en ellos la buena obra comenzada. estás perdido. AQUI VA LA RESPUESTA. De aquí que Pedro crea un deber el anunciarles que no van a estar solos. si crees en Cristo. la promesa es para ti. y recibiréis el don del Espíritu Santo» (Hechos 2:37. Es la promesa una buena nueva también para todos cuantos acepten a Cristo como Salvador (Isaías 44:3). Este Espíritu te es también ofrecido a ti. 41 La respuesta apostólica es clara. Estaba contenida en la promesa hecha a Abraham.

Más de 800 millones de personas en el mundo declaran ser cristianas. LA OTRA VIOLENCIA. José Grau.) 42 . ideal para testificar ante los jóvenes y las gentes de mentalidad moderna. EL CRISTIANO. Una presentación vigorosa. Un libro profusamente ilustrado. Martínez. QUE ES LA VERDAD. La pregunta que un día formulara Pilato. 9. CONVERSION O PERDICION.2. fiel exponente de la fe cristiana protestante evangélica. José Grau. sus características. José Grau.. Una serie de mensajes evangelisteros proyectados sobre el fondo de la actualidad. sus frutos y su necesidad.. LA BIBLIA DICE. pero ¿saben siquiera —la mayoría— lo que significa ser cristiano? 6. UNA RESPUESTA EVANGELICA. José Grau (¿Para qué el cristianismo? ¿Qué creen los evangélicos? ¿Cuál es su actitud frente a María? ¿Son incompatibles la ciencia y la Biblia? Etc. 5. José M. 3. de tumultos y protestas de toda índole. José Grau. Selección de los mejores textos catequéticos. ESE DESCONOCIDO. la clase de mensaje que proclama la Cristiandad Evangélica española. José Grau. debe escuchar también el mensaje que sólo "los valientes arrebatan" y sufrir el impacto de "la violencia de Dios". 4. 8. centra la problemática fundamental de la religión. Nuestra época de violencias. al mismo tiempo. de jóvenes airados. BUENAS NOTICIAS.. 7. sus causas. EL A B C DEL EVANGELIO. Un estudio bíblico de la verdadera naturaleza de la conversión cristiana. amena y profunda de las grandes doctrinas de la Biblia que muestra.

............................... 27 EL REINO DE DIOS EN LA HISTORIA .................................................................................. 20 CAPITULO 7: EL PROYECTO DE DIOS: SU REINO ................................................................................................................ JEREMÍAS 11:1-17) .......................................................................................................................................................................... 19 CAPITULO 5: AMOR SIN MEDIDA ................................................................................ 26 La triple dimensión del Reino ....... 5 YO TAMPOCO CREO ................... 16 BIBLIOGRAFÍA ........................................................................................................ 9 LAS PROFECÍAS MESIÁNICAS: UNA CREDENCIAL MARAVILLOSA.......................................................................... 31 CAPITULO 8: EL ETERNO HA HABLADO ................................................................................. 24 El aspecto presente del Reino ................................................................................................................................................................................................... 6 EL LIBRO QUE REVELA A DIOS ............................................. 38 43 ................................................... JEREMÍAS 16 Y 17) .................. 35 ¿QUÉ RESPUESTA DA NUESTRO PUEBLO A LA PALABRA DE DIOS?................................. 29 EL REINO DE DIOS Y LA IGLESIA ............................... 20 CAPITULO 6: LA IGLESIA: UNA COMUNIDAD DE FE Y AMOR ............ 15 CAPITULO 4: NUESTRA COMUNIÓN (EL MINISTERIO ÚNICO DE LOS APÓSTOLES) ...................................................................... 34 LA RESPUESTA DEL PUEBLO (CF..................................................................................................................... 23-28) ..................................... 3 CAPITULO 1: ¿HA HABLADO DIOS? ............................................................................................................................................... 14 ESTAS COSAS SE HAN ESCRITO PARA ................................................... 23 EL REINO DE DIOS EN EL NUEVO TESTAMENTO ......................................................................................................................................................................................................... 37 CAPITULO 9: ¿QUE HAREMOS?..................... 7 BIBLIOGRAFÍA .............................. 3 CAPITULO 2: CARTA A UN ATEO............................................................................................................................................................................................................... 33 LA INVITACIÓN DE DIOS (CF.......... 9 CAPITULO 3: LAS CREDENCIALES DE DIOS .............................................................................................. 25 El aspecto futuro del Reino....................................... 19 EL PODER DE LA PALABRA DE DIOS ............... 12 LOS HOMBRES HABLARON SIENDO INSPIRADOS ......................................................................................................................................................................................................................................... 36 EL JUICIO Y LA GRACIA DE DIOS (CF..... 6 EL DIOS QUE HA MUERTO Y EL DIOS VIVO .................................. JEREMÍAS 13:15-17............................................ 19 CRECIÓ EL PECADO PERO SOBREPUJÓ LA GRACIA ...............................................................TABLA DE CONTENIDO PROLOGO................................................................................ 11 ALGUNAS PROFECÍAS MESIÁNICAS..................................................................................................... 5 ¿NO DEBE EXISTIR DIOS?..............................................................................................................................................................................

........................................................... 39 ¿QUÉ HAREMOS? .......................................................................... 41 44 .............. 38 LA RESPUESTA DEL EVANGELIO ........................................................................LA PREGUNTA DEL PENITENTE ................................................................................................................