·x 'OJ

..,.,

o u

,¿;

.

Vl
Q)

o c::
;:) p:¡

54

LA ESCUELA

ANTE LOS NIÑOS MALTRATADOS

iffa/¡ralo

illfantil

55

2.3. CÓMO SE FUE EXPLICANDO EL FENÓMENO DEL MA.LTRATO INFANTIL

A panir de la introducción del concepto de niño apaleado establecido por Kempe, se inicia la investigación sistemática para comprender el porqué del fenómeno, sobre todo para detectar las causas que lo determinan, con un objetivo primariamente preventivo. Cuando un fenómeno se puede explicar, también puede prevenirse su ocurrencia. Los niveles explicativos atravesaron por diferentes etapas. Los primeros casos detectados fueron observados hasta en sus mínimos detalles a fin de establecer factores en común que pudiesen ser la causa de esa situación. Es así que se enuncia un conjunto de posibles situaciones que rodeaban a cada caso de maltrato infantil. dentro del contexto social. familiar e individual. Con el paso del tiempo, se descartaron algunas que sólo aparecían aisladamente, 't se fueron confirmando otras que se repetían en la mayoría de los casos. A continuación presentaremos la evolución de estos modelos explicativos para analizar qué elementos nos aportan cada uno para la comprensión del maltrato infantil.

personalidad de los padres; b) alcoholismo y drogadicción; c) la transmisión del maltrato entre diferentes generaciones de la misma familia: d) las formas de cognición social, y e) las pautas de crianza y las formas de interacción entre padres e hijos. • El modelo sociológico o socioculrural tuvo su origen a fines de la década del' 60, como reacción al modelo psicopatológico, planteando el peso que el contexto sociocultural tiene en la ocurrencia de los malos tratos. Las condiciones sociales generarían estrés deteriorando el funcionamiento familiar; así mismo los valores socioculturales avalanla resolución violenta de los conflic!ps· Las investigaciones llevadas a cabo en el ámbito social se orientan en el análisis de lareIación entre la ocurrencia del maltrato y a) el estrés familiar: b) el aislamiento social; c) la aceptación social de la violencia, y d) la forma de organización social. En cuanto a la intluenciade lo cu11l1ral.se ha analizado el conjunto de valores, actitudes y creencias acerca de la familia, la infancia, la paternidad y la maternidad, la aprobación cultural del castigo físico y la agresión verbal como prácticas disciplinarias para los niños. Ideas profundamente arraigadas en la cultura con respecto a la privacidad del mundo familiar y la creencia de que }os niños son propiedad de la familia que puede ser manejada a libre criterio de los padres fueron el soporte de la situación de abuso hacia los niños (Gracia Fuster. 1995. pág. 29). Ambos modelos, el psicopatológico y el sociológico, plantean las relaciones paterno-filiales de manera unidireccional. El modelo socio-interaccional que presentaremos posteriormente. pone el acento en la importancia de las relaciones y los procesos vincul3.res entre padres e hijos y en cómo las características de cada uno influyen en el resultado del yínculo. • Así se incluye el modelo cenrrado en las características del nii'ío, que considera que determinados aspectos. tamo físicos como conductuales, al entrar en relación con determiqada capacidad parental para comprenderlos y sostenerlos, .así como las influencias externas 'que soporta la familia. pueden precipitar la ocurrencia de los malos tratos. Las investigaciones realizadas se centraron ·en: a) la edad. b) el estado físico -se comienza a registrar la problemática de los niños con discapacidades-. del niño y su re"lación con el maltrato. y c) la conducta

2.3.1. Modelos de la primera generación o unicausales A los primeros modelos explicativos sistematizados, de la década del' 60, se los denominó unicausales, porque analizaban una serie de factores independientes entre sí, abarcando diferentes áreas, como individual, psicológica o social. sin plantear la articulación entre ellas . • El modelo psicopatológico fue el primer intento de explicación del maltrato, adjudicándolo a las características de personalidad y los desórdenes psicopatológicos de los padres. Los estudios posteriores han mostrado que sólo ellO 9c: de los padres maltratadores presentaban desórdenes mentales o psicopatologías graves. Sin embargo, al mencionar los mitos m~s comunes acerca del maltrat? infantil hemos señalado que este modelo aún goza de cierto peso, ya que el rechazo que producen tales actos llevan a adjudicarlos a conductas "anormales" (Gracia Fuster, 1995) .. Los principales estudios llevados a cabo dentro de este marco teórico apuntaron a investigar la relación entre maltrato y a) características de la

LA ESCCEL.\ ANTE LOS NIÑOS MALTRATADOS

Ma!rraro i/[{anri!

" -' !

2.3.2. lv/odelos de la segunda generación o de la interacción social Las in\-estigaciones llevadas a cabo mostraron que los modelos anteriores, llamados unicausales. no podían aisladamente explicar por qué OCUlTe el maltrato infantil. ya que existía un conjunto de factores que se relacionaban e influían entre sí. Ya no se podía seguir hablando desde una determinada y única línea explicativa. En la década del '70 surgieron nuevos replanteos e~plicati

os de mayor complejidad. • El modelo ecológico-ecosistémico'. cuyos principales representantes son Garbarino ( j 977) y Belsky (1980). se apoya en el modelo ecológico del desarrollo humano desarrollado por Bronfenbrenner (1977. 1979) (citados por De Paúl Ochotorena y Arruabarrena. 1996). El modelo formulado por Belsky proporciona un esquema útil para integrar y consider¡¡r simultáneamente los distintos contextos implicados en la ocurrencia del maltrato infantil. Así vemos cómo el desarrollo onrogenético representa la herencia que los padres que maltratan a sus hijos traen consigo a la situación bmiliar y al rol parental. La propia historia de crianza de los padres. el tipo y la calidad de atención qÍJe recibieron durante Sll infancia estarían condicionando o explicando la capacidad para cuidar. atender y educar adecuadamente a sus propios hijos. En el nivel del microsistel/l([ se incluyen todas aquellas situaciones que implican los comportamientos concretos de los miembros de la familia nuclear. incluyendo las características ps_k~ológicas y compoítamentales de cada uno de los padres y de los hijos. Se valora como funda~nental la inter3cción entre los diferentes miembros del sistema famiÍiar. Determinados atributos de los padres -como su capacidad empática. tolerancia al estrés, síntomas depresivos, alteraciones de personalidad. etc,- y de su relación entre sí -desajuste marital. \-iolencia en la pareja- en interacción con variables comportamentales y temperamentales de los hijos, se emienden éomo los desencadenantes del maltrato infantil. El (!.wsistema representa para Bronfenbrenner las estructuras sociales, tanto formales como informales. por ejemplo, el mundo del trabajo, el '¡ecindario. las redes de relaciones sociales, la distribución de bienes y servicios. que afectan el contexto inmediato en el que se encuentran la persona y su familia y que por lo tanto inf1uyen en ella.

Los dos grandes ejes de análisis son las relaciones sociales y el ámbito laboral y es fundamental el tema de! desempleo y de la calidad del apoyo social. El l17acrosistema, por su parte, representa los valores culturales y los sistemas de creencias que permiten y fomentan el maltrato infantil a trav¿s de la influencia que ejercen, en los otros tres niveles. el individuo, la familia y la comunidad. Se incluyen tres tipos de variables: socioeconómica. estructural y cultural. La primera se refiere a todas aquellas cuestiones relacionadas con los recursos económicos de una sociedad. su distribución. las crisis económicas y las tasas de desempleo. Las variables de tipo estructural se relacionan con aquellos aspectos de organización y funcionamiento concreto de una sociedad. que afectan a cada individuo p,lra élcceder a los recursos de asistencia y de ser protegido por normas y recursos en caso de necesidad o crisis. Las variables de tipo cultural se relacionan con las actitudes y los valores predominantes en cada grupo social y en cad:l momento histórico sobre aspectos de la forma de educar a los hijos. de satisfacer sus necesidades, de comprender el papel de cada miembro de la familia ... (Arruabarrena y De Paúl Ochotorena, 1994, ptigs. 46-47). El cuadro de la ptigina 58 permite ilustrar el esquema del modelo ecológico-ecosi stémi co. 6.2.2. El modelo transacciol1al fue elaborado porCicchetti y Rizley (1981 ¡, Según estos autores, un análisis completo de los faclOres asociados a la etiología del maltrato infantil debería incluir tanto factores de riesgo como factores de compensación. Para ellos. la conducta parental estaría detem1i nada por el equilibrio relativo entre los factores de riesgo -factores qUe incrementan la posibilidad deque ocurra el maltrato- y factores de compensación-factores que disminuyen esta posibilidad-o que experimenta una familia. Los malos tratos oCUlTirían cuando los factores de riesgo transitorios o crónicos sobrepasan o anulan cualquier influencia compensatoria. El fenómeno del maltrato infantil puede ser comprendido desde una perspecti

Related Interests

a multifactorial. en la que múltiples influencias de distintos factores de riesgo y ,de compensación se cons!deren mutuamente. En la página 59 presentamos el cuadro donde se encuentra desarro!lZldo este modelo. Allí podemos obsef\-ar el interjuego entre los factores predisponentes y compensatorios. • El modelo de dos componenres;· presentadgp.or V R~~a(1982), combina las actitudes y estrategias disciplinarias utilizadas por los padres abusi\os ,

Modelo ecológico-ccosislémico (Bclsky, 1980)
llistOl'iu fUllIilim'

u,
CXl

Crisis económica

Movilidad social

l'ADHE

Desajuste NIÑO MICIWSISTEMA

M AlH {E

r p
m l/)

()
c:

r p

m
;v

Z

-1 rn
1

EXOSISTEMA

1

r o
en

Actitud

Z Z - ]a infancia - ]a violencia - la disciplina en la educación

-]a familia

o' en '" ~

-]a mujer

- ]a maternidad

r -1
;;o

IMACHOSISTEMA I
Tomaoo de De p",íl Oehotorena y otros (1 <¡XX),

;v -1

tJ O
en

lVlodclo t!'ansaccional (Cicchclli y Rizlcy, 1981)
DESJ\RROl.LO i\p;íliclJ ON"I"OGENI1TICO Padre único
1

M ICROSISTEMJ\
lo

:;,.
""

EXOSISTEMJ\

- Tamaiio filllliliar Hijo 110deseado

H

-Falla socialrol - .-.-l\i:.;/wlliclllopermanenteende del uso Pérdida Ilatl'1ascelHJclltesocialdel C(H1Jlic!ivasdincro di/¡cil ('f;l:-il' 11I1I,;n,y agresión l'n'IIl:illlHl ---Tensiónl110vilidadla /a Jc ac{illld ~OciHJ llil'craelivodey deculiural Trabajot'Oll)'ugalhaciacOllduela poder Crisis -. InleracciÚn íllI!ocstim:l conlliclo U:ljfl Vecinoario pl'!'Oellrabajo Violencia CCO/l{)lllicas Estrés -lnsatisl~l('ción 1:1defísicosniíios fln¡hlt'llIa:-; - -hdt:1Relacionesconyugaldell1i¡io FACTOIWS Alla dc hacia Ctlrac/l'r!

Related Interests

/ic(Jx lIacer castigo lade IIC/lldimfls Pilh'llIidad. -EstrésD~sad<lpl¡¡dB laboral "llIlilia. Conflielo en cOlllllniJad cducaci()1l CO/lyugales -yagrcsi6nviolencia disciplinas Aprobación !Jtlferluiilia! Aceptación al Pn<,:olcspollsivotil'lo."in"lIIeia, •Pérdida corporal Cido --TCIIII'l'l';iIIlCllto culiural la y Acti{ud La laapoyo ."o<.:iaJ -DcsempleoIlid<lll'lllillcl'l¡idad Tét:nicas

.

M i\CROSISTE~Ii

Related Interests

%-

DE IUES(;O
101'

niíios como posesión

'"

s, ~

-.

~

:UkL'u:H.las

LISO de violencia llij(ls - -- el-Apoyos físil'<IIlIL'JJlC fuerte I'rolllocítlll SllCCS()S l..'ICcti

Related Interests

os I'f'{)speriuad sculido cuitlaLlo sociales vilalcs O pareja al CCOllómiea .--Seguridad faI..'c()J)ónlica S:IIlOs - - - I\filiaci()1Idereligiosa Opueslas en ESCélSOSdel los lliJ10s dI..' rcspOlls¡thili¡Jat! COIJlpartit.la Normas delc611yuge cslrcsalllCs Apoyo culturales

FACTOHES

/lE COI\II'ENSAC!C>N
y r:xrcril'lH.:h" e.•.•COI) p()siti###BOT_TEXT###quot;as - IHlcllas rcJa<.'¡()flCS cobrcs los iguales Intervenciones Icr<l/)éulicas y apoyaliva

f

TOlll,ulo d,' K,,"flll¡¡"

y I.il',lcr (I'IX'I), •.i¡¡¡do 1'"

/)0<'1/1/1"/1/0,1'

li;mi('o,

Related Interests

d,'

S"I/1.1

¡'¡¡Ni,'",

11"

2.),

1')1),'\,

lI,i"

P

\O

V,

60

LA ESCUELA

ANTE LOS NIÑOS MALTRATADOS Malrrato ¡¡((ami!

61

con su reactividad emocional. en general muy fuerte. Se basa en teorías sobre la agresión. que sostienen la existencia de aspectos impulsivos no controlables por los padres. Muchas veces. cuando ocurre una conducta infantil no deseada o simplemente el padre no cuenta con recursos suficientes para encararel problema o se encuentra muy cansado, ocurre la activación y. como \consecuencia. la respuesta impulsiva violema. Un 'alto nivel de activación influye en la gravedad de los castigos y en el uso peligroso de la fuerza. En este caso encontramos un componente casi diríamos de base orgánica, que puede ser controlado mediante tratamiento y medicación, pero que se potencia frente a una serie de factores predisponentes como una historia de malos tratos en la infancia. de los padres, escasas habilidades de crianza, características "difíciles de los niños", factores estresantes como problemas económicos. enfermedades. pérdidas, etc. • El modelo trallsacciOllal. propuesto por Wolfe (1987), es similar al anterior en el planteo básico. ya que articula la secuencia de apariciór. de malos tratos con los procesos psicológicos relacionados con la activación y el enfrentamiento de la cólera. El desarrollo del patrón de malos tratos se va gestando durante la crianza. que puede oscilar entre interacciones normales hasta otras muy peligíOsas. Para que se desarrolle la condl!cta agresiva deben darse conjuntamente la aparición de escasa tolerancia al estrés y la desinhibición de la agresión. y para ello influyen directamente una serie de factores compensatorios o predisponentes a la respuesta violenta -apoyo del cónyuge. estabilidad económica. soporte social, modelos familiares no violentos-o Cuando la conducta violenta se instala. suele aparecer cada vez que ocurre un cont1icto y el patrón de relación estereotipado es entonces el de la respuesta violenta (Camón Duarte y Cortés Arboleda. 1997), 2.3.3. A1odelos de la tercera generaciÓn Los modelos de la tercera generación surgen en la década del '90 como crítica a los madejas tradicionales y los modelos de la segunda generación. !--acrítica a los primeros -los unicausales- se basa en que adoptan una actitud simplista con los factores causales únicos, que no permite explicar por ~n lado la v~uiabilidad del maltrato entre familias que comparten las mismas características y, por el otro. el porqué de la diferencia entre padres que maltratan y padres que abandonan y los que no lo hacen estando presentes los

mismos factores de riesgo. En cuanto a los modelos de la segunda generación, si bien éstos reconocen la'naturaleza multicausal del mal trato e integran los modelos unidimensionales en enfoques multidisciplinarios más complejos, así Como incluyen factores de riesgo y compensación, son, sin embargo. meramente descriptivos. Algunos autores, como Anm1erman (1990). enfatizan la necesidad de pasar de la descripción a la explicación del maltrato infantil (citado por C0l1és Arboleda y Cantón Duarte. 1997). • Teoría de procesamiento de la il~formación social. planteada por Milner esta teoría plantealaexistenciade tres estadios de procesamiento cognitivo y un estadio final cognitivo conductual que corresponde al maltrato propiamente dicho. Los tres estadios mencionados se refieren, en primer lugar, a las percepciones que los padres tienen de las conductas de sus hijos como amenazantes o provocadoras. hecho directamente relacionado
(1993,1995):

con la historia de los padres, con su personalidad y con los problemas que deben enfrentar. En segundo lugar. a las interpretaciones. evaluaciones y expectativas de los padres que evalúan las conductas como más graves de lo . que son en realidad -por los mismos moti,'os anteriores- y. en tercer lugar. a la integración de la información -generalmente de manera inadecuada- y a la selección de la respuesta dentro del repertorio que la familia/los padres poseen, que puede ser amplio o restringido e influido por sus historias previas. La cuarta etapa consiste en la ejecución y posibilidad de control de las respuestas -generalmente de forma automática. impulsiva y no Controlada-o Los factores cognitivos influyen directamente en el tipo de respuesta planteada -explicación versus castigo-o • Teoría del esrrés y del afromamienro. de Hillson y Kuiper (1994): este modelo profundiza el anterior e~tableciendo que las estrategias de enfrentamiento que utilizan generalmente los padres desempeñan un papel fundamental en la determinación de los malos tratos físicos y abandono de sus hijos. Dado que existe una gran variabilidad en las respuestas de lo,s p~dtes, los autores sugieren que influyen la evaluación cogniti va primaria -que determina la.naturaleza estresante o no de la situación planteada- y la evaluación secundaria -que establece los recursos internos y externos de los que dispone el adulto-o En función de los resultados se activan conductas de afrontamiento funcionales/positivas o disfuncionales/negmivas. Por su.puesto. en este caso también influyen la historia previa de los padres y sus

62

LA ESCUELA A!

Related Interests