PSICOANÁLISIS: ESCUELA INGLESA 1 La interpretación de los juegos Lucrecia Musumeli Klein afirmó poco antes de morir :… “mi contribución

a la teoría psicoanalítica como un todo deriva de la técnica del juego que desarrollé en el trabajo con niños pequeños”. Se intentará mostrar cómo la técnica del juego ha incidido sobre la configuración y el alcance del campo terapéutico del psicoanálisis y sobre la metapsicología. Lo nuevo En relación a las experiencias psicoanalíticas anteriores, Klein sorprendió al plantear la posibilidad de puesta en juego y exploración del inconsciente con niños muy pequeños. Descubrió en el jugar la vía regia y entendió que el Complejo de Edipo está vigente desde la constitución misma del psiquismo. El juego fue para Klein en el análisis con niños lo que el sueño para Freud en el campo de las neurosis de transferencia. La concepción kleiniana de la presonificación en el juego tiene alcance sobre el modo de pensar la transferencia. Klein afirma que la transferencia analítica sólo requiere para su despliegue, un marco peculiar y permanente y un analista dispuesto a interpretar desde el lugar que le es dado en la escena que aloja al juego, atento a los efectos de intercambio entre los accidentes del jugar y la palabra y en condiciones de detectar y poner a producir lo que Ferenczi, años antes, había distinguido como transferencia negativa. El suelo del análisis infantil, el terreno para la interpretación no es, dice Klein el juego en sí. La entrada de la interpretación está indicada cada vez que el jugar se cruza con la angustia en el espacio- ilimitado por enmarcado- y en el tiempo- infinito por acotado- propios de una sesión de análisis. Los primeros descubrimientos Klein pone en foco los accidentes del jugar- sus interrupciones, su monotonía, su carácter coercitivo, su vertiginosidad, el desandarse. Los mira a la luz de las hipótesis freudianas sobre la pulsión de muerte, la angustia y el sentimiento inconsciente de culpabilidad. Supone la actividad precoz de un super yo amenazador o mortificante en la base de la limitación y la pobreza del jugar infantil y piensa que esa misma virulencia superyoica es la fuente del sufrimiento que ha llevado al niño a la consulta. Descubre que sus interpretaciones – que dan configuración edípica a la trama que despliega el juego y la ligan siempre con el dominio puntual de una zona erógena y una modalidad de angustia peculiar – liberan, restablecen la continuidad y favorecen la construcción de otro terreno de juego sobre el que seguir trabajando. Concibe el análisis como un ir y venir de la ansiedad y de las resistencias hacia la interpretación y el alivio, de un modo que evoca el “una y otra vez en el telar volver a poner”…del que habló Freud. Con sus primeras experiencias clínicas construyó Klein tanto su técnica como sus formulaciones metapsicológicas tempranas que parecen próximas a aquellas ideas de Freud más resistidas por la comunidad analítica de la época. Anclajes de Klein en Freud . El dualismo pulsional es premisa para Klein que concibe la pulsión de muerte como una fuerza cuya irrupción amenazante activa desde el vamos la puesta en marcha de los primeros movimientos defensivos que parten de lo que hay de Eros en el aparato psíquico precoz. Ese núcleo reactivo de defensa es lo que Klein llama yo temprano, lugar donde resuena la angustia y del que parten masivamente, los primeros recursos que se oponen a la disgregación.

pone en marcha un proceso que a expensas del sadismo y tomando apoyo en experiencias reales.hay dos que resultan decisivas: la expulsión de tánatos y la escisión.tan fragmentarias como autónomo es el funcionamiento temprano de las zonas erógenascrea partiendo del objeto prototípico. fantasía inconsciente y primera realidad Desde el inicio de la vida psíquica la ansiedad de aniquilación. Otros recursos defensivos. proyección. que se verá posibilitada a consecuencia de estas operaciones primeras que afectan al aparato. fuerza entonces el accionar de estas defensas primarias. la expulsión de tánatos y la escisión. y crean en el exterior y en el interior el anclaje pulsional de lo que será luego la realidad. El comienzo de la vida psíquica es el tiempo previo a la formación de símbolos. escindido en persecutorio y retaliativo.introyección. un mundo exterior irreal. sostenida por un juego básico y constante de introyecciones y proyecciones va vinculando. poniendo en relación las primeras experiencias autoeróticas( se trata de la parcialidad y de la autonomía temprana de las zonas erógenas) . Entre esas defensas necesarias. Expulsión es en Klein. y creando escindido un objeto prototípico a la vez persecutorio e idealizado. porque así como aseguran la mínima integración. y activa defensas primarias de carácter masivo. que a la vez que preparan y ponen en marcha la formación de símbolos. un campo fantasmático arborizante que abre desde lo pulsional la vía hacia la formación de símbolos. y notificado por la angustia de aniquilación el yo le da salida por exclusas privilegiadas: las zonas erógenas. tan imprescindibles como potencialmente peligrosos. disociación de las imagos. La ansiedad que en su primera versión es ansiedad de aniquilación.que por excesivas y extremas son paradojales. cuyo carácter insatisfactorio está determinado desde el vamos por el exceso pulsional y el sadismo que tiñen las experiencias primeras de una significación estructuralmente frustrante. . Apoyado en esa realidad irreal se funda y despliega a partir de las imagos.En los primeros textos de Klein. ambos de existencia fantasmática en un tiempo en que domina la omnipotencia del pensamiento. La escisión se produce en dos planos simultáneamente: en el interior del aparato separa en el interior del ello el núcleo tanático del super yo. desde el inicio de la vida con el registro de las fantasías que opera desde muy temprano. El el exceso tanático que amenaza hacer estallar al aparato psíquico temprano es noticia para el yo. La ansiedad de aniquilación es noticia para el yo temprano. Pulsión de muerte. puesta afuera de la pulsión. el objeto alucinatoriamente creado en mundo exterior en consonancia con el objeto interno nacido por introyección y la angustia. predominantemente puesta afuera de tánatos. Son operaciones fragmentadoras que evitan la implosión y actúan sobre el aparato liberando pulsión de muerte que da origen al sadismo . Sadismo es en kleiniano pulsión de muerte puesta fuera del aparato y a partir de su puesta en obra se escinden el aparato y el primer objeto pulsional y esta escisión abre a otros movimientos defensivos eficaces en ese primer tiempo. y en el exterior recae sobre el objeto que el sadismo encuentra en su recorrido separando en él un polo persecutorio de otro idealizado. lo destina a funcionar defensivamente ante el exceso disruptivo de lo tanático. Esta vía. Se teje así una trama irreal que es registrada por el lactante como la primera realidad. hipotecan desde el comienzo lo que luego será el curso ulterior de la formación de símbolos. comprometidas así. crean desde el inicio de la vida una primera realidad irreal externa y un mundo interno correlativo.dan comienzo al proceso de simbolización de cuyas trabas y obstáculos dicen las neurosis y de cuya detención y clausura tempranas da testimonio ese caso que conocen como “el caso Dick” en el que Klein interroga y cuestiona el diagnóstico psiquiátrico de autismo y despliega su hipótesis acerca de la inhibición del yo. la angustia de aniquilación pone en funciones al yo.

que al instalarse fundan el mundo interno. queman. introyección y proyección :un primer esbozo de lo que será la posición esquizoparanoide La expulsión. el pecho como si fueran uno con las zonas erógenas. un mundo primero que el yo infantil localiza imaginariamente en el interior del vientre materno y funcionan como objetos que amenazan destruir al yo y gozan destruyéndose entre sí. que evoca la protofantasía freudiana de escena primaria y representa metapsicológicamente la primera marca cualitativa de lo que hasta el momento de su configuración era. hacen explotar. éstas pasan a ser componente esencial de las imagos. el “mecanismo fóbico” como lo llama Klein. aun cuando las experiencias placenteras acotan el malestar. y por introyección surgen las imagos. núcleo pulsional apto para ser vestido por las primeras introyecciones y así surgen las imagos. las heces. de carácter bipolar e impredecible: tan persecutorio y cruel como idealizado y protector.Estas escenas y sus personajes (objetos parciales) son el suelo fantasmático del que parte en un movimiento de huída y sustitución. pasan a ser parte de un mundo de objetos parciales peligrosos que devoran. penetran. equivalentes de las protofantasías que había construído/descubierto Freud.displacientes por definición.A partir de allí. Se constituye una batería inicial de objetos. las fantasías sádico retaliativas pueden sucederse en una deriva que desgasta sadismo y va creando por sucesivos movimientos de introyección una envoltura fantasmática que pone distancia entre el núcleo tanático del super yo y el yo. Una escisión que afecta al primer objeto que el sadismo rodea en su recorrido y lo transforma en una polaridad condensada y arbitraria. mitigan la angustia retaliativa y son atribuídas al accionar del pecho idealizado primer mojón del Ideal del yo.son vividas como ataques retaliativos provenientes del objeto malo. figuraciones primarias y amenazantes que toman apoyo en las primeras experiencias frustrantes con el pecho. según Klein. mera cuestión cuantitativa. De esas imagos la más arcaica y disparadora de ansiedad es la figura combinada. Hay un recorrido ideal que llevaría de ese modo a un desarrollo que hace del super yo primitivo una instancia que internamente funciona como ley que enmarca y posibilita el movimiento del deseo. Se ve que la ansiedad de aniquilación es un disparador que pone la energía tanática en la vía de ese despliegue y termina haciendo de lo pulsional un capital de investiduras que en un movimiento de huída del objeto persecutorio y de sustitución. Así surge el super yo precoz. Así surge el primer mojón del mundo externo. Fantasía inconsciente y construcción de la realidad A consecuencia de la expulsion cuyas exclusas son las zonas erógenas. frustrante. escena excluyente que presenta a los padres unidos en coito sádico. corroen. dada la significación retaliativa que trae . que encapsula en el ello un cuantum de tánatos no expulsado que se instala irreductible. Comienza entonces el proceso de arborización de escenas y personificaciones que surge de las descomposición de las imagos que para el niño habitan amenazantes tanto el interior de su cuerpo como el mundo exterior . Una escisión en el interior del aparato. predominantemente insatisfactoria. el proceso de formación de símbolos. Con el regreso del sadismo. Las primeras experiencias. La orina. deja lugar a un doble movimiento de escisión. apunta a la construcción de la realidad en el territorio de la fantasía. Muy tempranamente las zonas erógenas intervienen en la dialéctica sádicoretaliativa que está en la base de la creación del objeto exterior cuya existencia fantasmática se liga a la experiencia con el pecho. Veamos cuáles son las condiciones de partida del proceso de formación de símbolos. se vió hasta aquí. Escisión.

Esta es la situación que enmarca el comienzo de lo que Klein llama “proceso de formación de símbolos”. constituído en torno al núcleo tanático y a esa primera semilla preedípica que es la imago de los padres acoplados. sólo conjeturable a partir de los intercambios con el afuera. el mundo de objetos y relaciones que llamamos realidad. Desde el inicio las fantasías sádico retaliativas tiñen de predominantemente insatisfactoria la temprana experiencia real con el pecho. y gracias a esta operatividad. modificaciones que irán transformando el cruel super yo primitivo.se instalan y quedan como momificadas rodeando al núcleo tanático y disociadas de la serie sustitutiva que el proceso de formación de símbolos pone a andar. Las imagos y las fantasías más tempranas suscitan angustia y sacuden vitalmenteal yo. Las imagos.dejará cada vez como producto un paso nuevo hacia la construcción simbólica de la realidad . por estructura incognoscible. mundo externo. entre la fantasía y la experiencia real de la lactancia y los primeros cuidados. impulsando un trabajo de proyecciones e introyecciones que. una base fantasmática fundamental: el mundo interno. Klein piensa que el super yo temprano es una pieza fundamental de ese mundo.a menos que el resto tanático intramitable interfiera inhibiendo el proceso y retrotraiga la situación del aparato a la angustia de aniquilación más temprana. En las imagos – escena primaria de carácter sádico. La primera realidad es exterior/interior. lo que comenzó siendo un desajuste económico en el aparato pasa a ser cuestión representacional. constituído a partir del objeto escindido del sadismo y modificado por sucesivas proyecciones y desplazamientos simbólicos en constante interacción . de encuentros y desencuentros.complejos fantasmáticos primarios que alojan la parcialidad de las zonas erógenas y sus objetos parciales correspondientes más los vínculos sádicos entre ellos. mundo interno. en un continuo de sustituciones que reconoce como mojón primero el objeto prototípico.que nunca pierde su vigencia.reconoce Klien la horma preedípica y el punto de partida del mundo humano que se constituye y modifica cada vez por el juego constante y siempre abierto a la angustia. más encauzadora del deseo y b.parahacer de él una función menos arbitraria. La puesta en circulación del sadismo ha promovido el surgimiento de objetos y fantasías retaliativos y la ansiedad persecutorioa dice al yo de un peligro que lo acosa simultáneamente desde exterior y desde el mundo interno incipiente. más dispuesto a responder a su emergencia con sustituciones simbólicas que con reacciones defensivas que ponen en riesgo.como consecuencia la investidura primera predominantemente tanática. Es un proceso seriado de sustituciones que parte de un puñado mínimo de elementos fantasmáticos persecutorios ecuacionables – que guardan correspondencia puntual y con las zonas erógenas dominantes y autónomas. existe en un territorio que aún no es discriminable en términos de afuera y adentro. acoplamientos y desajustes entre a. que sufrirá a consecuencia del juego invariante introyección/ proyección y del progreso de la formación de símbolos. motorizado por la angustia y a expensas de la energía pulsional que viaja en el sadismo temprano. En este tiempo domina la operatividad de dos destinos pulsionales reconocibles: la transformación en lo contrario y la vuelta contra la propia persona. El proceso de formación de símbolos abre una vía que gasta y transforma el sadismo temprano y hace al yo cada vez más rico en representaciones y por tanto más capacitado para tolerar la angustia. eficaz generador de angustia. por su masividad. se crea. Según Klein la realidad para niño pequeño es este puñado de objetos que interactúan sádicamente en el interior del vientre materno y (aquí “la primera realidad irreal”) y desde aquí y por un mecanismo que progresa a la manera de la fobia. mundo en correpondencia puntual con la primera realidad. en el interior del yo. su estructura interna. Su creación deja instalada. más próxima a la conciencia (siempre moral). seducción y castración a la manera de la mutilación.

El proceso de formación de símbolos enlaza las imagos y las fantasías primarias con las experiencias de la lactancia y los primeros cuidados y va ingresando en la horma de la fantasía la realidad de tal modo. Pero aún a partir de esa realidad irreal. es la angustia extrema. como instancia. para muchos analistas. es posible que en el marco de la invariante proyección/introyección una operatoria escenificadora que se abre a la experiencia. Nacido a consecuencia de esa identificacion casi inmediata con la figura primordial . activa cuando la tarea analítica se encuentra con los obstáculos que se presentan en el . El yo y el ello (l923) o El Malestar en la Cultura (l930). que el super yo podrá llegar a tomar la forma de esa conciencia moral que interviene normalmente en el conflicto neurotico y que alimenta la tambien neurótica necesidad de sufrimiento que se presenta ligada a las dificultades de elaboración del duelo. latente. vector de la formación de símbolos. angustia. sustituciones que propician la deriva de la fantasías. forma pregnante y siempre lista para volver a presentarse. pero transformable de modo que partiendo de la imago de los padres acoplados correlato de la ansiedad persecutoria puede haber acceso a la situación edípica más próxima al duelo por la infancia que a la ansiedad esquizoparanoide. el mundo interno y el mundo exterior y como fuente de transformaciones y relanzamientos. permita que la actividad simbolizante del yo. La actividad silenciosa y opaca del superyo está. sea interrumpido de modo que esta instancia se puede hacer presente. Se lee en Freud que la conexion entre pulsion de muerte. activada por un mecanismo fóbico. Klein con Freud Puntos de amarre de esta articulacion entre pulsion de muerte. lista para de trabar la fluidez de la sustitución de las representaciones. otorga a a esta instancia una dimensión que no se agota en la mera incorporacion post-edipica de la prohibición. sustitutivo y derivante de las primeras imagos. produzca en el curso de las primeras experiencias corporales. masiva. Las modificaciones y las tonalidades benignas que con el desgaste del sadismo puede adquirir el mundo interno inciden benéficamente en la vida simbolizante del yo y en las relaciones entre el yo y lo que se va construyendo como mundo exterior .Un recorrido por estos textos permite recortar en Freud cuestiones básicas fácilmente localizables en las hipotesis iniciales de Klein. como son el delirio de ser observado. tipico de la paranoia o los autorreproches y la indignidad característicos de la melancolia. incapaz de motorizar la simbolización. dejan como resto alteraciones en la forma primera que cobró la realidad. Puede ocurrir entonces que el curso de las modificaciones que llevan al superyo primitivo a funcionar como conciencia moral. reconocible o manejable por el yo. comienza con las primeras imagos. que ésta nace ya en el marco del complejo de edipo. super yo y construccion de la realidad se encuentran en textos freudianos como Totem y Tabú (l9l3). sentimiento inconsciente de culpabilidad y operatividad del super yo. En el texto freudiano también puede leerse cómo el superyo surge ligado a una operación que lo ubica. aun teñidas por la significación retaliativa. el desgaste del sadismo y en consecuencia lo que Klein llama el desarrollo del yo. Más allá del principio de placer (l920). será por modificaciones sucesivas y no en todos los casos. sino bajo formas más primarias y acompañado con otra cualidad de angustia . es constante y funciona como un conector/transformador entre lo pulsional. La noticia en el yo de la vigencia del primitivo objeto interno y su correlato exterior. La actividad fantasmática. Este último está hecho a expensas de la angustia que motoriza el procesamiento simbólico.con las experiencias que. ya no como determinando el sentimiento de culpabilidad que encontramos en las neurosis. muy cerca del ello y afecta la llaneza del camino que podría llevar a hacer de él algo apropiable.

…………………………………………………………………………………………………… …………… 2. Esta instancia . el recrudecimiento de los síntomas cuando la cura progresa y la transferencia negativa que toma a veces forma de enamoramiento ciego. El juego infantil es equivalente para Klein del relato del sueño y las asociaciones.cuando se produce puede alcanzar un terapéutico decisivo. el super yo precoz. si bien no siempre se superpone con un personaje del juego. de la vigencia amenazante de su primer representante interno. sus accidentes. indicadores de un yo sin recursos simbólicos aptos para la doma.Al interpretar el analista funciona como parte de la escena del análisis. según Freud tanto más cruel y severa cuanto mayores las renuncias que acepta el yo para satisfacerla. Esa superposición capaz de generar angustia intensa. cuando la vía asociativa se detiene.curso de las neurosis de transferencia. porque propicia la produccion de fantasias. la disminucion de la presion superyoica y la modificación de la angustia abre nuevas vías a la simbolización. indicadores de una arremetida superyoica. herramienta que abre la via para que fantasias cargadas de sadismo sean puestas en circulacion y la angustia ceda. Su interrupción. la angustia. El pasaje o desplazamiento de la escena del juego a la situación analitica en la que se da el contrapunto juego/fantasía/ interpretación. La técnica del juego facilita entonces el acceso analítico a configuracionesinaccesibles de otro modo. es clinicamente localizable. La continuidad del jugar es para Klein el equivalente fenoménico de la capacidad yoica de tolerar la angustia generada por la simultánea y enloquecedora polaridad de esos objetos que una lógica inapropiable para el yo. Hacen posible la la descomposición y la puesta en juego de imagos. lugar para la actitud sugestiva o directiva por parte del analista. No hay allí. La interpretación de los juegos (continuación) Para Klein. la deriva de fantasías y la apertura hacia la simbolización son la tarea del análisis. asegura Klein. de fantasias cuyos personajes. La exploración y puesta en juego del inconsciente. Esta actividad guarda estrecha relación con aquello que Freud llamó resistencias y cubre un amplio espectro que abarca en un extremo la roca del análisis. recursos que la interpretacion analitica puede poner en funcion. Si se tiene como indicador la . La situación analitica enmarca el juego y la figura del analista entra muchas veces en él. son pruebas clinicas del poder silencioso que ejerce el super yo. son indicadores clinicos de la angustia. apta para interrumpir el flujo asociativo y al mismo tiempo para colocar en el centro de la escena.de objetos internos primarios que traban la fluidez de la simbolización. la figura del médico. El intercambio entre el jugar y la interpretacion acompaña y favorece la puesta en acto en la escena o situacion analitica. y de la peligrosidad del objeto exterior.encarnados en juguetes. sus reiteraciones. funciona como base de la plataforma teórica que Klein construye para elaborar y transmitir lo que descubre su experiencia clínica con niños. que resultaban aterradoras por su alta densidad. hacen presentes figuras protectoras o temidas. El compromiso neurótico con el sufrimiento. pero tambien la reaccion terapeutica negativa y por supuesto esa resistencia paradojal que es el amor de transferencia. resonancia en el yo del accionar de la pulsion de muerte. Cuando surge en el curso de una sesion indica la necesidad de la interpretacion. compañeros o enemigos imaginarios. dice Klein. relanza la formacion de sustitutos. personificando imagos aterradoras que prestan figuracion fantasmática al super yo temprano. torna muy peligrosos o muy idealmente protectores. por su nivel de condensación de los opuestos. propicia.

La personificación según la concible Klein es un recurso yoico que está en la base del juego y de la trasnferencia analítica misma. pierden su carácter compacto y contradictorio. impide la instalacion de esa situación.Y este modo de plantear la cuestión confirma lo que vimos en la primera clase: la exploración del inconsciente no apunta para Melanie Klein a una traducción del contenido del juego o del sueño o del decir. ” Más allá del principio de placer “ tiene nueve años. con niños o con adultos es analitica y conduce al despliegue de la neurosis de transferencia. La angustia interrumpe así como el sueño. Allí lo clínicamente adecuado es que el analiste logre una vez más ser receptor de fragmentos. Klein comienza interesada dijimos. menos en el contenido mismo del jugar que en sus accidentes. se instala la situación analítica. en el juego. Si allí hay lugar y buen entendedor. prohibidora. trozos de imagos proyectadas y recomenzar. Y así empieza este texto: preguntándose por qué algunos juegos infantiles en sesión en lugar de abrir el camino hacia lo inconsciente lo cierran. traba la puesta del inconsciente en juego. la situación que se crea. Cuando Klein presenta su trabajo sobre la personificación en el juego. el jugar. Al mismo tiempo la continuidad del jugar posibilita y propicia la formación de novedosas sustituciones y el avance de la simbolización que es vital para el desarrollo del yo. Que un deseo se realice en el juego. Es una pregunta práctica:¿ por qué ciertos pacientes no pueden usar ese recurso que ofrece el juego: la personificación? ¿por qué en lugar de jugar algunos niños ejecutan acciones monótonas o reiterativas? ¿por qué se clausura el juego y con él. al encuentro de las ansiedades más tempranas y a su resolución. intenta abrir el camino allí donde una inhibición . Es que la personificación permite poner en los objetos reales las imagos a circular y con esa circulación a desgastar o pulir el carácter extremo y mutante de las imagos primeras que mágica y vertiginosamente pueden ser idealmente bondadosas o extremadamente destructivas. con él . esa puesta en obra de la personificación. El jugar. conectora. De ese espacio para la deriva de la fantasía. de abrirlas y permitir desplegarse a partir de ellas figuras menos angustiantes por menos monolíticas y contradictorias. La capacidad de jugar es no sólo indicador de un yo que tolera las fantasías que se le presentan sino un indicador del funcionamiento de este recurso que permite al yo enhebrarlas y ponerlas a derivar . muestra que la fantasía tiene espacio y posibilidad de despliegue. se presenta y revela o confirma su estatuto de deseo inconsciente cuando el niño no puede seguir jugando. fragmentan. muestra cómo las imagos se descomponen. diversifican. Para Klein. plantea Klein en oposición a Anna Freud. que es la personificación? Esta es la pregunta que formula el texto al que apelamos para saber qué dice Klein cuando habla de personificación en el juego. El corazón de las personificaciones dice Klein es impersonificable y clínicamente coincide con el lugar al que va a caer el analista cuando la transferencia negativa alcanza un nivel extremo. rompe las reglas del juego. Los objetos personajes. la superposición de la escena analítica con la otra escena? ¿Qué obstáculos es preciso suponer en esos casos en el registro de la fantasía? ¿Por qué el territorio de la fantasía no es apto en esos casos para que se realice en él. toma forma en escenario. da testimonio el juego: su despliegue indica que la fantasía es tolerable y que no dispara angustias incontrolables. . El juego como el sueño es para Klein realización de deseo. En el juego infantil Klein ve operando esto que le parece esencial no sólo para pensar la clínica infantil sino también para pensar el trabajo analítico con pacientes adultos: el recurso a la personificación es una posibilidad que se presenta al yo de descomponer escenas condensadas. En este proceso. y aportan así al debilitamiento del carácter extremo y amenazador del mundo temprano. esa operación liberadora. productiva. enloquecedor . es en kleiniano correlato de que la fantasía tenga espacio adecuado y suficiente para derivar y promover sustituciones. una imposibilidad. un deseo se realiza. una posición realista.angustia y como herramienta la interpretación. orientadora o educativa por parte del analista. único camino por el que se tiende a la cura.

. .Análisis temprano . Ubicación de algunos textos de Klein en relación con la publicación y circulación de los trabajos de Freud.Tendencias criminales en niños normales .Contribución a la psicogénesis de los estadosmaníacodepres.Estadíos tempranos del conflicto edípico. La personificaciónen el juego de los niños . .Principios psicológicos del análisis infantil.El jugar y su despliegue en la cura.Simposium sobre análisis infantil . . posibilita su apertura. Freud 1913 Totem y Tabú 1914 El Moisés 1917 Duelo y melancolía 1919 Más allá del PP Pegan a un niño 1921 Psicología de las masas y análisis del yo 1923 El yo y el ello 1924 Homenaje a Abraham 1925 La negación 1926 Inhibición..Una contribución a la teoría sobre la inhibición intelectual. 1937 Análisis terminable e interminable Construcciones en psicoanálisis 1938 El aparato psíquico y el mundo exterior El mundo interior (dos capítulos de Esquema del psicoanálisis) . síntoma y angustia 1927 El porvenir de una ilusión Fetichismo El humor 1928 1929 El malestar en la cultura 1931 Sobre la Sexualidad Femenina 1932 Conferencia 32(Angustia y vida pulsional) Conferencia 33(La feminidad) 1933 Homenaje a Ferenczi Por qué la guerra 1935 Klein . . La multiplicidad de los personajes del juego permite la diversificación que alivia de la angustia extrema generada por compacidad de las imagos. El desarrollo de un niño .La importanciadelaformación. dan la mejor imagen de lo que sería deseable que ocurriera en el curso del desarrollo del proceso de formación de símbolos.El desarrollo temprano de la conciencia en el niño . Tal vez resulte útil esta comparación para tener una idea acerca de qué noticia podía tener Klein de Freud cuando estaba escribiendo sus textos y viceversa. descomposición y desgaste (este desgaste figurativo que es análogo al desgaste del sadismo).

La escisión opera simultáneamente en el interior del aparato. en otro espaciovolverá a ser operación central. Vamos a leer ambos trabajos. Con esta modificación pierde en gran medida su virulencia temprana el mundo exterior y emerge desde el suelo del mundo interno. perderá del todo ese carácter. Si pensamos la escisión. a fragmentar con la que caracterizábamos al accionar inicial de la pulsión de muerte en el aparato. Vimos funcionar la escisión casi al comienzo. Una vez más la escisión es recurso que divide para abrir el camino a la integración. Y por su proximidad con la fuerza tanática son recursos que ponen en riesgo la continuidad de la vía a la simbolización. que siente sacudida su estructura.la semilla de la responsabilidad.ahora en otro nivel. que se descubre dividido. aunque polarizada. éste puede transformar ese peligro en recursos defensivos que apuntan a asegurar la integridad del aparato. cuando simultáneamente a la salida del sadismo al exterior. Conflicto edípico y posición depresiva (Nota: Antecedentes teóricos en relación a la aparición precoz de la culpabilidad son rastreables en la noción de “moral esfinteriana” que Ferenczi presenta como precursor fisiológico del super yo a nivel de los impulsos uretrales y anales y también en la idea de Abraham de que la culpa nace en la fase anal sádica y deriva de la angustia oral canibalística) De la figura combinada a los padres reales El primer texto para trabajar la concepción kleiniana del complejo de edipo será “Estadíos tempranos del conflicto edípico” de 1928. porque por su intervención. Por lógica esos recursos tempranos como la expulsión y la escisión van a conservar el carácter disgregador de tánatos pero están puestos en acción con el fin de preservar de tánatos al aparato y al yo. se llama formación de símbolos y es paralelo al proceso que va de la imago de los padres acoplados a la figura de los padres cuando se llega a la puerta de salida del complejo de edipo.en este tiempo en que la omnipotencia del pensamiento da estatuto de realidad a las imagos y las fantasías tempranas. disocia al mismo tiempo al objeto.trabajado ya por la simbolización y sus consecuencias. Ese mismo recurso. si es capaz de tolerar la ansiedad depresiva.Las escisiones Lo que el psicoanalisis llama conciencia moral. la tendencia a disgregar. No apuntará esta vez al objeto. Ese desarrollo parte de la vigencia de la angustia persecutoria. Pero vimos cómo cuando ese accionar es noticia para el yo. el yo . Las dos corrientes pertenecen y son reconocidas propias por el yo. El otro es cuatro años posterior y se llama “Primeros estadíos del conflicto de Edipo y de la formación del Super Yo”.al objeto prototípico. que lleva del super yo precoz de las primeras introyecciones al funcionamiento del super yo tal como lo presenta la identificación postedípica. podrá descubrirse a la vez capaz de odiar y amar a un mismo objeto. dice Klein. dijimos. Ahora bien. sino al yo mismo. ansiedad de aniquilación. es el resultado de un proceso de modificaciones. Nuca. la escisión. . creando el super yo tanático que queda a la espera de introyecciones y en el exterior disociando. afirma Klein. Aquí la escisión marca la entrada de la ambivalencia. en persecutorio e idealizado. cuando el proceso de formación de símbolos está ya funcionando regularmente y la figura temida de los padres haya sufrido las modificaciones que la aproximen a los padres reales. la escisión. no cuesta mucho ver allí. vimos dividirse Ello y separarse a la manera de una cápsula tanática el núcleo del super yo precoz.

y la relación de su resolución con el punto de desarrollo más alto que alcanza el super yo. El camino que conduce al posicionamiento ante la castración comienza con la frustración oral y su inicio queda ligado a la imago de los padres acoplados y a las experiencias de lactancia y primeros cuidados corporales. Klein remonta el origen de las tendencias edípicas a la frustración oral.El interior del vientre materno contiene el pene del padre. Esos contenidos son fantasmáticamente arrancados. Según afirma Klein. Cuando surge la imago de la figura combinada se produce una primera ecuación que introduce a los padres edípicos en el marco de una ecuación: el pecho es en el marco de las primeras operaciones defensivas ecuacionado por niños y niñas con el pene. esa primera realidad irreal que es dice Klein la fuente última de toda ecuación. Para Klein ya en el marco de las escenas más tempranas dominadas por el sadismo temprano en plena oralidad y analidad. La significación retaliativa que toma la experiencia más temprana con el pecho hace que la frustración se instale. No discute que el desarrollo final del super yo coincida con el final(aquí tal vez sea útil distinguir y relacionar resolución del complejo de Edipo y elaboración del duelo y el texto freudiano sobre la negación resultaría un buen ordenador para esto) del conflicto edípico. Estadíos tempranos del conflicto edípico Hacia 1927/8 Klein presenta el conflicto edípico como el punto culminante de una danza de quites que conjuga oralidad analidad y falicidad. pero esto no le impide postular la vigencia precoz y conflictiva de las tendencias edípicas. Se ve entonces surgir el conflicto edípico en el escenario esquizoparanoide. simbolización y sublimación.y con ella el destete. objetos parciales. niños. en los estratos más profundos del inconsciente. En cuanto a la culminación del complejo. Al comienzo del segundo año de vida se observa que los niños se inclinan preferentemente por la figura parental del sexo opuesto.Edipo precoz Desde sus primeros escritos Klein afirma que las tendencias edípicas comienzan temprano. La vuelta retaliativa del ataque a esos objetos. destruídos. impronta del edipo.dominio del sadismo temprano de modo que la trama triangular aparece ya prefigurada en el espacio de los objetos parciales.muy precozmente. Por modificaciones sucesivas esta imago. penetración y exploración del interior del cuerpo materno. toma la forma de una soldadura pecho/pezón.pene/vagina. Klein no cuestiona ninguna de las hipótesis freudianas. tendencias cuyo procesamiento y cuyos destinos corren parejo y se entrecruzan con el desarrollo que lleva del super yo temible temprano a lo que llamamos conciencia moral que coincide con el despliegue del proceso de formación de símbolos. Y la forma más elaborada que alcanza esta imago de la figura combinada es una escena en la que los padres en comercio sexual constante excluyen tiránicamente al sujeto del saber sexual y de la gratificación. se ubican en el marco de la parcialidad la angustia de castración y el sentimiento de culpabilidad.La angustia de castración surge como vuelta contra el yo de un movimiento intrusivo que Klein vincula al impulso epistemofílico y es vivido como el peligro desatado por un movimiento de incursión violenta. en el marco de las fantasías paranoides y la tendencia a la escisión. ataque que está conectado con el impulso epistemofílico toma para el varón la forma de una amenaza de mutilación del pene y para la niña de una . El corte que representa el destete (frustración que resulta del retorno retaliativo) recibe el espaldarazo de la exigencia que impone el aprendizaje de los hábitos higiénicos y termina de tomar forma con el descubrimiento que confirma la diferencia sexual anatómica. al destete. es la figura materna la temida cuando se trata de la castración. poseídos. El conflicto edípico es entonces un precipitado de faltas que instala culpa retroactiva.

se desea poseer. un objeto a la vez odiado y amado. como horma que da el fondo sobre el cual se produce el pasaje. El yo precoz había enfrentado a los amenazadores objetos parciales con recursos extremos. El conflicto edípico funciona como bisagra entre las posiciones . además de desear despojar a la madre de sus contenidos. integración siempre precaria y vacilante que comienza a perfilarse en los inicios de la posición depresiva. no sólo como perseguidor o idealizado sino como un objeto menos polarmente dividido. y el varón ama y se identifica con el padre a la vez que desea excluir. el objeto cambia de estado y las defensas que el yo implementa cambian en intensidad y virulencia. son novedades kleinianas a las que se agrega la idea de que tanto en uno como en otro sexo coexisten simultáneamente edipo positivo y edipo invertido. que se logra a expensas de una división del yo . territorio cuyas raíces se hunden.que deriva de la asunción por el yo de los estragos llevados a cabo fantasmáticamente por el sadismo en el tiempo en que la fantasía es lo que hay de realidad para el yo. -----------0----------- . en las extremas ansiedades iniciales.veremos que nunca irreversible. vía que venía ya promovida por la formación de símbolos. territorio centrado en la reparación y sus dificultades. dice Klein los indicadores de los inicios de la posición depresiva. ser capaz de alojar los hijos y el pene del padre que su vientre contiene. y la invariable introyección/ proyección. pecho) y la fuente del alimento. esa angustia más cercana a lo depresivo. lo impulsa a intentar reparar a un objeto que además se presenta ahora.amenaza de destrucción y envenenamiento y de robo de los hijos que guarda en su propio interior. la niña . Y es marco de modificaciones centrales: la angustia cambia de cualidad. Ambivalencia y sentimiento de culpabilidad son . la idealización y el constante juego introyección proyección. masivos. no obstante. en el mejor de los casos. El yo que va encontramos en el tramo final del edipo. y contra la cual atenta un recurso defensivo peligroso que es la negación maníaca – dependerá el alcance de la integridad yoica .de una a otra posición. eliminar y despojar a la madre de los órganos de la concepción ( pene del padre. a la configuración de un objeto interno único hacia el cual se dirigirán simultáneamente amor y odio. que propició y acompañó la transformacion de las extremas ansiedades tempranas en la productividad fantasmática y sustitutiva que caracteriza a las neurosis. De esta relativa unidad del objeto. es amenazado por una angustia ligada a la necesidad de devolver cierta integridad al objeto hecho pedazos por el sadismo temprano. Del interjuego y la simultaneidad de edipo positivo y negativo resulta una confluencia de figuras amadas y odiadas que conduce. Culpa o ansiedad depresiva o angustia depresiva. Y Klein sostiene además que es común a ambos sexos el atravesamiento de una fase femenina del edipo en la que la madre funciona como rival y tanto el varón como la niña anhelan ocupar su lugar.que estructuralmente es necesaria para favorecer una identificación constituyente del yo – unidad hacia la cual tienden la reparación. Cuando este panorama se presente ya habrá que reconocer el tiempo y el territorio de la ambivalencia – odio y amor simultáneamente dirigidos a un objeto. hacerla coincidir con la ansiedad retaliativa. plantear para ambos sexos la vigencia de una fase femenina. intentos de reparar las secuelas del sadismo y momentos de negación maníaca nos permiten una imagen del yo en los inicios de la posición depresiva. la ama y se identifica con ella. Es el tiempo en que se abre la vía del duelo y la elaboración. automáticos: la escisión. Mandar hacia casi el inicio de la vida la angustia de castración. Freud afirmaba hacia l93l que el germen de la paranoia en la mujer se encontraba en la angustia de ser devorada por la madre y esto coincide con la idea que tiene Klein del contenido de la angustia de castración en la niña.y del sentimiento de culpabilidadmodalidad depresiva de la ansiedad . Así.

Proust y Joyce. 1977) "Sería agradable poder aceptar en análisis solamente a aquellos pacientes cuyas madres. con otras psicologías. "El futuro no es lo que era"..quitándole a la histeria el privilegio que había adquirido en el siglo pasado. más abarcativos. De ello se desprende que no podremos comprender en forma adecuada a nuestros pacientes y explicarnos lo que a ellos les ocurre. sin reducir. la cooperación intergeneracional. el encuentro. aquella que describieron Kafka. cuyo examen llevó a Freud a concebir una psique dicotomizada y más tarde a hablar del conflicto estructural. el respeto a la intimidad. La psique del hombre moderno. las neurociencias. hubiesen sido capaces de aportar condiciones suficientemente buenas. la antropología y la sociología con las que tendremos que dialogar y enriquecernos. la comprensión. al comienzo y durante los primeros meses de vida. así como algunas de sus semejanzas y de sus diferencias. Muchos sufrimientos psicológicos del hombre a partir de la postguerra. que en plena sociedad posindustrial rehuyen tanto más que en la época de la modernidad freudiana. Los autores precitados y algunos de sus contemporáneos. Winnicott y H. Winnicott (1955) ".en contraste con la estructura de personalidad de los pacientes de fin de siglo. en lo esencial. la organización de la personalidad prevaleciente en nuestro tiempo no está tipificada por la simple escisión horizontal que provoca la represión. está debilitada. si pretendemos hacerlo con la ayuda de un modelo de conflictos inconscientes no apto para ello" Kohut (1984) . Pero esta era del psicoanálisis se está acercando irremisiblemente a su fin". las propuestas originales de cada autor.Resumen Es este un trabajo acerca de las perspectivas derivadas de las ideas fundamentales de D.. Kohut. (Anónimo norteamericano. sólo intenta señalar lo medular de sus contribuciones al psicoanálisis. fragmentada en múltiples partes (escindida verticalmente) y carente de armonía. No sólo será de utilidad evitar reduccionismo dentro del campo del psicoanálisis. comienzan a preocuparse por el individuo que produce el medio urbano de hoy y ello se refleja en las búsquedas que los orientan. Las patologías que nos interrogan en nuestros días (especialmente los esquizoides y los borderlines) se gestan en los desencuentros y en las separaciones -se nutren de ausencias. Conocer distintos esquemas referenciales teóricos permitirá sin duda intentar ir más lejos en los planteos de buscar nuevos modelos. sino establecer (como parece hacerlo necesario la clínica de los pacientes que hoy vemos. cada vez más complejos) lazos respetuosos y productivos con la psiquiatría. son como consecuencia de no poder hallar con facilidad la presencia o la disponibilidad de un semejante. No analiza en forma sistemática los aportes.

Einstein. volviendo a Europa. No he de analizar en forma sistemática sus originales aportes. así como algunos aspectos de sus semejanzas y de sus diferencias. fuertes corrientes cuestionadoras de aspectos básicos del psicoanálisis venían gestándose y. debemos tener presente que los primeros desarrollos de Freud se gestaron en el contexto victoriano. las originales posturas de Lacan. Sin embargo. ya que con anterioridad. A partir de allí hemos visto nacer y desarrollarse mutaciones que replantean paradigmas básicos. observador receloso de la exploración de los valores esenciales que guiaron su investigación: el descubrimiento de la verdad y el logro de la individualidad psicológica. y este fue enriqueciendo teorías y técnicas. En este sentido. en buen grado.no pudieron ganar terreno y universalizarse como escuela en el pensamiento psicoanalítico sino recién a partir de los autores a los que nos dedicaremos en este trabajo. Sin duda. esos años son muy significativos: alrededor de los '40 comienzan a formarse las "escuelas" que hoy podemos reconocer. dando a luz encendidas polémicas. Pasteur.UU. (excluyentes de aquello que no era abarcable por la objetivación). 1993) decíamos que “desde la muerte del fundador del psicoanálisis. Steckel y luego con Ferenczi. para nombrar sólo a unos pocos. afirmaba: "Si contemplamos panorámicamente el desenvolvimiento de la ciencia psicoanalítica. nuestra disciplina ha sufrido cambios de magnitud. Ellos también eran referentes para Freud y. se nos impone una línea divisoria muy nítida que coincide con el ocaso de la vida de Freud".2 Hace algunos años (Nemirovsky. Kris y Lowenstein y finalmente. La historia del psicoanálisis implicó siempre el debate. Koch. a partir de Hartmann. (Kohut. Klein y la polémica de ésta última con A. sin duda. habían sido tratadas anteriormente por importantes autores (especialmente Ferenczi. 1984) Darwin. Winnicott y H. algunos hitos de la primera mitad de nuestro siglo fueron las polémicas de su fundador con Jung.Justificación y un poco de historia En este trabajo trataré de detenerme en las perspectivas1 derivadas de las ideas fundamentales de dos autores prolíficos: D. Fairbairn y Bowlby exponen algunos enfoques similares) pero por distintas razones -que bien vale analizar en la búsqueda de nuestros orígenes como analistas. los desarrollos propios de la escuela inglesa analizando a niños y a psicóticos con los liderazgos de Jones y M. Freud. producto de las transformaciones culturales de analizandos y analistas. Poco a poco se han ido modificando la forma de pensar (teoría psicoanalítica) y de operar en la sesión (técnica psicoanalítica)”. Russel. Rank. una guía en cuanto a la metodología que utilizaría para la disciplina que estaba gestando. sólo intentaré señalar lo medular de sus contribuciones al psicoanálisis. el auge del positivismo con sus métodos científicos derivados de la ciencia natural. Kohut. Sin embargo. de la discriminación. tomar como punto de partida 1939 podría ser ciertamente parcial o arbitrario. muchas de las cuestiones que Winnicott plantea. seguida del desarrollo particular del psicoanálisis en los EE. Retrocediendo aún más. Curie. fueron algunos de los excepcionales investigadores. y por otro. autoritario. Adler. Etchegoyen (1990). la irrupción y gradual . Freud debió convivir con dos desarrollos contrapuestos: por un lado. la más de las veces.

le quitan ese privilegio a la histeria. Si nos preguntáramos qué representa Freud para los analistas de hoy en día -y dejando de lado los que por su vínculo narcisista con el maestro hicieron por la vía de la idealización de su teoría un dogma. casi nadie dudaría que la nuestra no es una disciplina exacta. como el que nos reclaman los historiadores contemporáneos para aprehender nuestro pasado (Carr. en su propia casa. centraban su atención en aquello que era obvio que concentrara su mirada: el complejo de Edipo y sus derivados. y éste nunca es el mismo: se agregan patologías. Lo hacía allí. Hoy. Con un esfuerzo empático. no resulta uniforme ni lineal. la sexualidad infantil. Como consecuencia. que se gestan en los desencuentros y en las separaciones -se nutren de ausencias. siempre necesitada de presencias. muchos de los puntos de vista de su fundador.se replantee durante su evolución. varían las . hace 100 años. arquitectos y poetas) preanunciaron siempre los cambios axiológicos: por ejemplo.podemos consensuar un modelo de incansable investigador. pero no construido la totalidad del edificio. Después de todo. aparato psíquico. la arquitectura vienesa de principios del siglo XIX. En el corazón de la Viena de los Habsburgo. No debe resultarnos extraño entonces que.como factor necesariamente interviniente4. que teorizó y se refutó a si mismo. Actualmente. desde allí va construyendo los cimientos del método analítico a partir de su autoanálisis -finalmente el análisis de un adulto sin graves padecimientos. 1984). las neurosis. podremos comprender que muchos de los motivos de angustia de Freud en el contexto inicial de sus investigaciones. era el reflejo de una vida cotidiana centrípeta. los primeros analistas. y requieren de nuevas explicaciones que contemplen a la organización familiar y social -a lo ambiental. en el psicoanálisis –ideado por un creador que en ese especial contexto buscaba fervorosamente la verdad y no la confirmación de dogmas establecidos. provenientes de ese mismo medio. La atmósfera de entonces. surgieron del intento de ubicar al psicoanálisis dentro de las ciencias naturales. él acrisola en su formación cultural los valores de su época. Los cuadros que quedaban fuera de esta singularidad. de fuerte tendencia centrífuga. que se despliega en nuestros edificios cuyos habitantes resultan anónimos. no conformista y entusiasta. Saludablemente podremos identificarnos con su curiosidad. que de los métodos de las ciencias "naturales". la realidad psíquica. Estamos hoy más cerca de la investigación histórica. favorecía el desarrollo de la "prima donna" de los comienzos de siglo: la histeria. Enmarcado por la Europa Central de entonces. su rigor científico y su actitud frente a aquello que resultara novedoso. utilizando nomenclaturas tales como catexia.crecimiento del subjetivismo en la cultura (el impresionismo y luego el surrealismo). libido. la formación de sistemas o instancias. posibilitadora de una familia hiperestimulante3 que contrasta con la vida familiar de hoy.y del análisis de sus pacientes. Las distintas expresiones de la cultura (artistas plásticos. a través de sus valores familiares y personales. por lo que su obra científica siempre abierta. también adultos. no podían ser abarcados por el naciente psicoanálisis. A partir de la clínica de estas neurosis podían explicar su origen y evolución y construir una metapsicología operativa y acotada. que al decir de Guntrip (1971) ha puesto la piedra fundamental. trabajando como todo profesional de fines del siglo XIX. y de complejos o estructuras. comienza a penetrar en el psiquismo humano. las personalidades esquizoides y borderlines. desarrollo que fue coherente y acorde a las metodologías científicas de la época: crearon una metapsicología para la neurosis. el Complejo de Edipo. de la narrativa. él decía que el único texto sagrado era el del paciente.

Winnicott publica artículos que jerarquizan. que ambos ocuparan cargos importantes en la organización política de sus respectivas instituciones y se proyectarn también fuera de ellas. 1966) propone la valorización del narcisismo -que a la sazón se construye a partir de relaciones objetales tempranas. M.prevalencias. abrevan también en fuentes directas o cercanas a Winnicott y a Kohut. entre otros. conceptos recientes “El orden que imagina nuestra mente -nuestras teorías. Pero después hay que arrojar la escalera. Bollas siguiendo los pasos de Winnicott. confrontándolas. complementar o descentrar el resultado de muchas de las investigaciones freudianas. McDougall y A. sumando poder político a sus concepciones científicas. mientras que Kohut fue presidente de la Asociación Psicoanalítica Norteamericana y luego vicepresidente de la IPA.1956). Branchasft. podemos destacar a M. La obra de los autores a los que nos dedicamos en este trabajo. Milner. algo más tarde (1959. Winnicott presidió en dos oportunidades la Asociación Psicoanalítica Británica. “construimos” otros pacientes desde diferentes culturas5. Seguramente hoy podremos refutar. que se utiliza para llegar hasta algo. con la fundada experiencia del autor. señalando que ellos son: “El supuesto de que existen procesos anímicos inconscientes. la admisión de la doctrina de la resistencia y de la represión. intersubjetivistas. podemos apreciar que estas perspectivas -nuevas formas de concebir lo psíquico. Kohut. R.Khan. los factores ambientales en la constitución del psiquismo temprano (Winnicott (1945. Gaddini y C. Goldberg. Stolorow. Sería difícil establecer territorios limítrofes entre los seguidores de ambos autores: en una primera generación. Green. se difunde en el mundo psicoanalítico luego de la Segunda Guerra Mundial. aunque haya servido. Eco. Lichtemberg y otros. lo hacen desde diferentes líneas: así han crecido pensamientos como los de Gedo. configurando verdaderas escuelas (hoy ya podemos hablar de kohutianos de la primera tópica.es como una escalera. y han contribuido con sus teorías propias al desarrollo actual del psicoanálisis.” U. y algunas más en formación).como “motor” del psiquismo hasta entonces peyorizado. “El nombre de la rosa” Freud define en 1922 los “pilares básicos de la teoría psicoanalítica”. porque se descubre que. Otros contemporáneos como J. 1952.han tenido un efecto multiplicador y. la apreciación de la sexualidad y del complejo de Edipo: he aquí los principales contenidos del psicoanálisis y las bases de . Hoy. Conceptos históricos. R. sin enrolarse en escuela alguna. a partir de ellas muchos pensadores han podido jugar creativamente. pero probablemente su método -su modo de investigarcontinúe con pocas variantes. Es relevante en la difusión de sus ideas. ampliando líneas ya trazadas y desarrollando propias.Laing. carecía de sentido. reuniéndolas entre sí o con las de otros autores. mientras que aquellos que han seguido desarrollando las ideas de Kohut.

Obviamente no se satisface así nuestra preocupación por conseguir delimitar el amplio espectro psicoanalítico. Quizá. seguramente. vacío emotivo. Más que definir nuestra disciplina desde las diversas teorías. Quizá con atenta escucha empática podríamos comprenderlos. aunque a veces necesaria: “psicoanálisis es aquello que hace un psicoanalista”. ¿primaria o secundaria a ciertas necesidades?) o polemizar acerca del hasta entonces central Complejo de Edipo (¿temprano. Pensamos que este estado “deliberativo” de nuestra disciplina nos puede llevar a aceptar aquella aporía tan inespecífica. como estrategia del vacío". otros conceptos. “irreales”. sin hacerle perder al fenómeno clínico toda su riqueza. que se perciben “anestesiados”. mucho más inquietante. Los observadores sociales como Lipovetsky. necesitamos y quizá con cierta urgencia. pero no parece factible todavía. Imposibilidad de sentir. amén de discutir conceptos como el de sexualidad (¿restringida o ampliada?. mientras en la actualidad no estaríamos tan seguros de afirmarlo. explicitando la verdad del proceso narcisista. El replanteo también podría provenir desde el vértice de las neurociencias y desde allí. lúcido ensayista. las transferencias narcisistas. “transparentes”. en nuestra post-modernidad) como los que nos cuentan nuestros pacientes entre perplejos y angustiados. por la que transita el self en desarrollo cuando todo marcha bien?). se yergue: Narciso. Podremos sólo intentar establecer aquello que compartimos. lo que define nuestro quehacer y nos diferencia de otros profesionales. En fin. y quien no pueda admitirlos todos no debería contarse entre los psicoanalistas”. “vacíos”.su teoría. “inexistentes”. En frecuentes charlas de colegas nos preguntamos con qué conceptos teóricos nos podríamos explicar fenómenos tan inefables (como asimismo tan corrientes. podríamos revisar los trastornos hipocondríacos y algunas órgano-neurosis de las que solíamos decir que “no reconocen lesión orgánica alguna”. tardío o tomaremos la propuesta de Kohut de “fase edípica”. una nueva figura. . y desde el extendido psicoanálisis actual. no admitiríamos una única definición. Tantos años después. pareciera que definiciones acerca de las nociones básicas del psicoanálisis resultan escasamente abarcativas o podrían ser cuestionadas desde varios ángulos. así es que pacientemente debemos seguir trabajando conceptos básicos. Y luego: "Los pacientes ya no sufren síntomas fijos sino de trastornos vagos y difusos. “extrañados”. Hoy. aquí la desubstancialización ha llegado a su término. que sexualidad infantil. la patología mental obedece a la ley de la época que tiende a la reducción de rigideces así como a la licuefacción de las relevancias estables: la crispación neurótica ha sido sustituida por la flotación narcisista. no debiéramos empeñarnos en buscarla. Encontraremos entonces. frente a la complejidad de los diversos desarrollos científicos. conceptualizaciones que abarquen los nuevos fenómenos clínicos derivados de los pacientes que hoy asistimos. que alguna de las metapsicologías conocidas sea lo suficientemente abarcativa. subyugado por sí mismo en su cápsula de cristal". y seguramente agregaríamos otros términos. y así sucesivamente. las transferencias psicóticas. etc. que solicitan nuestra dedicación y esclarecimiento: quizá hoy podríamos definir la disociación. dice en 1986: "Don Juan ha muerto. transferencia y represión no son términos unívocos. aclaraciones. sin forzar los observables comprimiéndolos dentro de una horma estrecha. difícilmente podamos coincidir con estas palabras sin necesitar agregarle aditamentos y especialmente.

Seguramente el método psicoanalítico.J. a partir de los paradigmas “sociales” como los que proponen observadores de los movimientos culturales. en las que la sexualidad se utiliza como una droga. manipulación y presentación objetal.. la disponibilidad. la cooperación intergeneracional. Teniendo en cuenta estas dificultades. la verdad. que propone un recorrido en reversa. Lo temprano.la búsqueda del saber y de la verdad eran el norte de todo investigador: el saber positivo. el encuentro. intenta llegar a aquello que para cada escuela es lo más temprano. Si en el ambiente inmediato al nacimiento. aparecerán luego. estará siempre en función de los valores propios de la época. como en nuestro trabajo clínico y por ende en nuestras teorías. . McDougall (1980) seguramente tiene en cuenta esta perspectiva social cuando sintetiza: “La búsqueda del otro no tiene tanto que ver con el deseo como con la economía psíquica de la necesidad sobre la que se asienta la conducta adictiva y las organizaciones de sexualidad perversa.ocuparnos de estos autores nos plantea un interrogante extendido también a otros investigadores: ¿Por qué muchos de estos autores -cuatro o cinco décadas después de los comienzos del Psicoanálisis. H. necesitando hipotetizar acerca de los orígenes. mientras lo más profundo se va instalando gradualmente como contenido del self.. Décadas después. 1999) decíamos que: “.” Nos preguntamos si estos aportes.. Durante la modernidad -y esto lo confirmamos en cada paradigma freudiano. que en plena sociedad postindustrial rehuyen tanto más que en la época de la modernidad freudiana”.observan los fenómenos psíquicos desde tan distintas perspectivas? ¿Por qué se desplaza el acento del instinto y sus transformaciones hacia las modalidades vinculares? ¿Por qué descentran el nudo edípico como piedra angular de la patología y dirigen su mirada a aquello que precede a la organización triangular? Estos factores son variados (y llevan también como ingrediente el componente personal de quien formula sus hallazgos) pero quisiera puntualizar un factor que me resulta sustancial: el desarrollo de una enfermedad. en términos de sostén. Él establece una notable diferencia entre más temprano cronológicamente (el ambiente indiferenciado aún del sujeto) y lo que resulta más profundo (aquello ligado a los fenómenos depresivos y el odio). aunque sí de la historia del sujeto: se trata de lo que el medio brindó en los primeros momentos de la vida extrauterina. para Winnicott (1967) no es lo más profundo. Kohut y algunos de sus contemporáneos comienzan a preocuparse por el individuo que produce el medio urbano y esto se refleja obviamente en las búsquedas que orientan a estos pensadores: Muchos sufrimientos psicológicos del hombre a partir de la postguerra. en el contexto de un análisis. concepto éste que. Los diversos investigadores del psicoanálisis han forjado siempre teorías más o menos complejas acerca del nacimiento psíquico. con las que podamos comprender los complejos fenómenos clínicos que se nos presentan. podemos inferir que uno de los factores que hacen de la nuestra una profesión imposible es que cuando llegamos a un aceptable nivel de conocimiento respecto de la patología con la que tenemos que lidiar. se producen cambios tanto en nuestro objeto de estudio. entonces. Winnicott. quizá como “transferencias de necesidad” (Lerner.6 Algunos aportes de Winnicott y Kohut En un trabajo anterior (Nemirovsky. y cómo se la conciba. suele no ser parte del self. el respeto a la intimidad. hubo fallas generadoras de situaciones traumáticas. opuesta a la apariencia y a la mentira. contribuirán a satisfacer nuestra necesidad de contar con metapsicologías integradoras. surgen como consecuencia de no poder hallar con facilidad la presencia. la comprensión.

la personalización. a las zonas erógenas como canales mediadores. El concepto de self ocupa el centro del escenario y si bien no es posible desarrollar las diferentes concepciones en este trabajo. inadecuación objetal o de la sobrestimulación y finalmente. por lo que la psicopatología. de la interrupción de ese proceso. Semejanzas Ambas perspectivas reconocen su basamento en Freud. conceptos hasta ahora no abordados por nuestra disciplina. han comenzado a desarrollar. Progresivamente. un buberiano. o anaclisis. divergente de aquella de "impulsos secundarios" sostenida por Freud. derivará de la falla. ejerciendo diversas funciones. acompañantes y promotores de ese desarrollo. y luego algunos de sus seguidores. la armonía. siendo estas posturas coherentes con los planteos de cada uno de los autores respecto al origen y desarrollo del self. y diferenciándose de los objetos que lo sostienen. Ambos autores adscribirían a la postura de Fairbairn (1941) en cuanto a la necesidad primaria del encuentro con el medio ambiente.sostenimiento. se irá desarrollando el sentimiento de sí. manipulación y presentación de objeto. diría Winnicott). Sus pensamientos están siempre ligados al quehacer con el paciente. denominadas por Winnicott . a partir de este mundo narcisístico poblado de objetos. y aunque lleguen a formularse en un nivel conceptual abstracto. la vitalidad. y a las fases libidinales como "técnicas del yo" para regular las relaciones con los objetos. ausencia. Algunos ejemplos son: la esperanza. ¿Por qué Winnicott y Kohut? Ambos son autores convocados por necesidades clínicas que estimo como la forma más genuina de comprometernos con una perspectiva. C. en medio de objetos facilitadores. Este autor proponía que la libido era buscadora de objetos y no de placer. en términos de cumplir con las funciones que la criatura humana necesita para relacionarse con su propia vitalidad y construir su psiquismo. mientras que Kohut enfatiza la cooperación intergeneracional en oposición a la lucha edípica. en la concepción que podemos denominar del "impulso primario" (búsqueda de objetos como motor central del psiquismo). el sentirse real. mantienen una distancia tal con los hechos empíricos que resultan operativos y posibilitadores de aperturas. la plenitud. podemos señalar sintéticamente que el self abarca todos los aspectos de la persona que irá creciendo (como un proceso natural. la expresividad. y luego deseos. Si bien .Nemirovsky. en particular la más temprana. Aquello que resulta más profundo irá apareciendo si posibilitamos la resolución a través del desarrollo de lo tempranamente fallido. y por Kohut función reflejante. considerando al ambiente como proveedor irremplazable de aquellos objetos que satisfarán inicialmente necesidades. función idealizadora y función de alter-ego. la sexualidad cabalgando sobre los instintos de autoconservación. Jerarquizan los factores ambientales en la crianza humana. por ende. Estos objetos son absolutamente necesarios. tono y timbre de voz. aunque son concebidas desde un planteo estrictamente vincular alejados de planteos instintivistas y. Winnicott resulta fundamentalmente un vitalista. desde el campo psicoanalítico. la creatividad. sus acciones). 1989) quedando a menudo resueltas por el encuadre y por los aspectos parainterpretativos de la actividad del analista (su presencia. deterministas. Estos dos autores.7 Veamos ahora algunas semejanzas y diferencias entre ellos:8 A.. el vacío.

convergen en conclusiones semejantes respecto a la comprensión de los fenómenos psíquicos.parten de diversos esquemas referenciales y de bases empíricas disímiles. .