Edición Nº 47 - Febrero 2010 - ISSN 0120-3290 CONSEJO SUPERIOR Luis Alfonso Quintero Arbeláez Ricardo Sierra Caro

Gustavo León Castillo Sierra Fernando Osorio Mora Emilio Alberto Estrada Isaza Jorge Iván Sierra Builes Elceario Rojas Castaño Félix Mejía Aranzazu Álvaro González Vélez John Romeiro Serna Peláez Presidente Vicepresidente

Secretario General Rector

CONSEJO DIRECTIVO Luis Alfonso Quintero Arbeláez Carlos Mario Gallo Martínez Juan Carlos Vélez Madrid Álvaro Pérez Molina Álvaro González Vélez John Romeiro Serna Peláez Presidente Representante de los Docentes Representante de los Egresados Representante de los Estudiantes Secretario General Rector

DIRECTOR DE LA REVISTA Juan Felipe Mejía Giraldo (e) Jefe de Mercadeo y Comunicaciones

COMITÉ EDITORIAL Giovanny Cardona Montoya Hernando Granados Cortés Juan Carlos Arango Quintero Juan Felipe Mejía Giraldo Karen Alexandra Figueroa Arboleda Director Investigaciones Académicas Director Investigación y Extensión Docente – Investigador Jefe de Mercadeo y Comunicaciones Auxiliar de Comunicaciones

TRADUCCIONES John Jairo Molina L. CORRECCIÓN DE ESTILO Juliana Marcela Vélez Díaz PORTADA Espátula sobre lienzo “Sin nombre”. Mariana Zapata Zuleta. Exposición “Artistas Esumer 2010”, realizada en la Institución Universitaria Esumer.. DIAGRAMACIÓN, IMPRESIÓN Y ACABADO Litografía Impregón S.A. MERCATEC Personería Jurídica 000147 del 1 de marzo de 1976 del Ministerio de Gobierno ISSN 0120-3290 Se permite la reproducción del material de esta revista citando la fuente. Las opiniones expresadas en los artículos son responsabilidad directa de sus autores y no representan los puntos de vista de la Institución Universitaria Esumer

Personería Jurídica 2389 del 12 de mayo de 1975 del Ministerio de Educación Nacional Calle 76 No. 80-126, Carretera al Mar Conmutador (57) (4) 264 60 11 ext. 258 Fax (57) (4) 264 98 55 Apartado Postal 51822 Medellín, Colombia esumer@esumer.edu.co - www.esumer.edu.co

COLABORADORES
Ph D. John Romeiro Serna Peláez Mag. Julián Pérez Zapata Mag. Carlos Eduardo Quiñones Botero Mag. Beatriz Elena Bedoya Ríos Esp. Julio César Mesa Londoño Esp. Paolo Cantillo Largo Esp. Gonzalo Tejada Moreno Esp. Andrés Marulanda Montoya Esp. Luis Fernando Montoya Álvarez Esp. Luis Fernando Mejía Mejía Esp. Luis David Delgado Vélez Esp. Gonzalo Giraldo Arcila Institución Universitaria Esumer Institución Universitaria Esumer Institución Universitaria Esumer Institución Universitaria Esumer Institución Universitaria Esumer Institución Universitaria Esumer Institución Universitaria Esumer Institución Universitaria Esumer Institución Universitaria Esumer Institución Universitaria Esumer Institución Universitaria Esumer Institución Universitaria Esumer

CONTENIDO
Editorial Problemas y retos globales John R. Serna Peláez Proceso de formación para directivos de Organizaciones No Gubernamentales –ONG–: Una experiencia práctica en la Federación de ONG de Colombia Gustavo Eduardo Osorio Villa Dinámica empresarial y territorialidad: el caso del Proyecto de Circuitos Económicos Solidarios-CES- en la Comuna-1 (Popular) del Plan de Desarrollo de Medellín (2004-2007) Juan Carlos Arango Quintero Gonzalo Giraldo Arcila Hernando Granados Cortés Marco teórico para el estudio del Puerto de Urabá en función de la internacionalización de la región y el país Guillermo Alfaro Rodríguez Jahir Alexander Gutiérrez Ossa La buena fe en el proceso aduanero Gustavo Londoño Ossa Posibilidades de erosión de preferencias en el comercio Colombo-Venezolano, como consecuencia de la entrada en vigencia de un TLC entre Colombia y Estados Unidos: ¿Una causa para el retiro de Venezuela de la CAN? Juan Carlos Arango Quintero Giovanny Cardona Montoya Calentamiento global: sus orígenes, la relación con la actividad humana y sus repercusiones generales para Colombia Federico Alonso Atehortúa Hurtado Análisis sobre la especificidad de la administración en occidente Samuel David Cepeda Palacio Propuesta de pasos a seguir para el fortalecimiento de una cultura de servicio con base en la Servucción y el Servqual para las empresas de proyección global Mónica María Sánchez Sierra Los medios electrónicos y las pymes Miyerlay Sánchez Uribe 4

5

13

37

44 50

64

74 86

95

No. 47

3

Editorial

Problemas y retos globales
John R. Serna Peláez Rector Institución Universitaria Esumer

Temas como la globalización, el ordenamiento territorial, el calentamiento global, los clusters, el desarrollo global sostenible, han adquirido fuerza en la investigación académica y en la ocupación de los entes gubernamentales en los últimos años. La planificación y la asignación de recursos que se realiza en la actualidad demuestran la ocupación y el alto interés por parte de entidades públicas, privadas y el sector educativo, enhorabuena, por estos asuntos. Sin embargo, no basta con ese interés. Una visión consensuada ayuda a la identificación de problemas y oportunidades, orienta eficazmente las acciones en un todo coherente, compromete a los diferentes sectores, tanto públicos como privados y educativos, permite la incorporación de la iniciativa privada en un esquema mayor de eficacia y ayuda a fijar objetivos generales de desarrollo en contraste con los objetivos individualizados a que estamos acostumbrados. Como una manera de contribuir a la discusión colectiva de los temas en mención, nuestra Revista Mercatec ha sido dedicada en este número al calentamiento global, a la logística verde, al desarrollo global sostenible, a la inmersión de Antioquia en el contexto global con énfasis en el puerto de Urabá y a la inserción de Colombia en el contexto global con los casos del TLC y la CAN. Hemos incluido artículos de académicos y profesionales que desde muy diversos ángulos abordan los temas en cuestión. Esperamos que tanto los artículos que describen iniciativas concretas en nuestra región como “la Inserción de Colombia en el Contexto Global, acuerdos TLC y CAN”, o la “Inmersión de Antioquia en el contexto Global, Urabá” así como los diferentes enfoques de los articulistas, establezcan bases para discusiones futuras, en lo posible, COLECTIVAS.

4

Artículo de investigación científica y tecnológica

Proceso de formación para directivos de Organizaciones No Gubernamentales -ONG-: Una experiencia práctica en la Federación de ONG de Colombia
Gustavo Eduardo Osorio Villa* Resumen Para dar respuesta a los problemas de Colombia, existen unas organizaciones llamadas ONG, Organizaciones no Gubernamentales, que son iniciativa de la sociedad civil, sin ánimo de lucro, pero con necesidad de garantizar su sostenibilidad. Estas organizaciones son manejadas por personas con gran sensibilidad social, pero que carecen de formación adecuada para su gestión integral. Teniendo en cuenta que la oferta de formación para directivos de ONG es escasa, fragmentada y asistémica, es pertinente una concepción pedagógica del proceso de formación que permita la implementación de una estrategia para transformarlo. La concepción pedagógica propuesta tiene principios, categorías y relaciones, en un contexto específico, lo que determina el modo de actuación del directivo. Para concretar la concepción pedagógica, se diseñó una estrategia, con tres acciones: El diseño de un programa específico de formación para directivos, el diseño de un programa de formación de formadores y la creación de una entidad de formación. Palabras Clave Formación, ONG, directivos, pedagogía. Abstract In the process of give responses to the problems in Colombia, it exists a kind of organizations calls, NGO (Non

*

Ingeniero de Sistemas de la Universidad EAFIT, estudios de Especialización en Mercadeo en la misma Universidad, actualmente es aspirante a Doctor en Ciencias de la educación de la Universidad Pinar del Río de Cuba con la Investigación “Concepción pedagógica del proceso de formación de directivos de Organizaciones no Gubernamentales”. Se desempeñó como Gerente de Cedal S.A., Gerente de Mercadeo y Ventas del convenio IBM - Intercom, Gerente comercial de I. Ltda. y Gerente Regional de Micros de Colombia Ltda. Catedrático Universitario de las áreas de Mercadeo, Servicio al cliente, y Ventas estratégicas en la Universidad EAFIT, UPB, Universidad de Medellín, EIA, ICESI, Universidad de San Buenaventura en Cali, Universidad Autónoma de Manizales, Universidad del Rosario y de la Sabana en Bogotá y en la Cámara de Comercio de Medellín. Ha sido Consultor y Formador empresarial a nivel nacional e internacional en empresas del sector privado y público como: EPM, ECOPETROL, ISA, Almacenes ÉXITO, Nacional de Chocolates, Suramericana de Seguros, Hospital Pablo Tobón Uribe, Cámara de Comercio de Medellín, Inexmoda y Whirpool Colombia, Región Centroamérica y Andina, entre otras. Ha publicado ar tículos sobre mercadeo, ventas y servicio al cliente en el libro anual “Lecturas seleccionadas de mercadeo” de Asomercadeo, desde el año 2000. Especialista en facilitación de procesos grupales con Amauta internacional y actualmente opta por la cer tificación de la IAF (International Asociation of Facilitators) como facilitador internacional. Actualmente es consultor de RELACIONAL. E-mail: osoriovilla@hotmail.com.

No. 47

5

Governmental Oorganizations), which are an initiative of the civil society, without economical excess, however with the necessity of guaranty their sustainability. These organizations are managed by people, who have a big social sensibility, but they are not professional prepared to do this. Knowing the fact that does not exist in Colombia a specific education process for NGO directors, it is necessary design a pedagogical conception to transform this study object. The pedagogical conception suggests has principles, categories, and relations, in a specific context, that determine the director’s performance. To become a reality this conception, I designed a strategy with three specific actions: The design of a specific program for NGO directors, the design of specific programs to formation of instructors and the design of a formation unit in the NGO Colombian Federation. Key words Formation, Organization no Governmental, directives, pedagogy. Proceso de formación para directivos de Organizaciones no Gubernamentales –ONG–: Una experiencia práctica en la Federación de ONG de Colombia Introducción La formación de personas preparadas para contribuir no sólo al desarrollo económico, sino al bienestar y al desarrollo social debe ser una prioridad de los gobiernos, de la sociedad y de todos los actores que la componen. En el proceso de participación para dar respuesta a los problemas y necesidades sentidas de Colombia, aparecen unas organizaciones de carácter civil, que luchan por mejorar el nivel y calidad de vida de la población más vulnerable, estas organizaciones específicas son las Organizaciones no Gubernamentales –ONG–, las cuales son de iniciativa de la sociedad civil, no del gobierno, no tienen ánimo de lucro y trabajan por el bienestar, desarrollo social o transformación de alguna conducta individual o social que afecta el bienestar y la convivencia comunitaria. En Colombia, de acuerdo con una investigación realizada con directivos de ONG, a través de la Federación

de ONG, las ONG son manejadas por diferentes tipos de personas, unas con formación académica, ya sea del área económica o social y otras que son lideres comunitarios, con poca o ninguna formación académica, y en ningún caso han recibido formación específica para su manejo, por lo tanto su trabajo se hace desde el corazón, la experiencia y el sentido común, lo que puede conllevar a no garantizar la sostenibilidad de ellas y de los proyectos sociales que desarrollan. En Colombia no hay una oferta específica de formación para estas personas, de acuerdo con una investigación, en las principales universidades de la región, sólo existen cursos y seminarios aislados y temporales ofrecidos por algunas universidades, fundaciones nacionales e internacionales, por la Federación de ONG u ONG independientes. La escasa formación que se ofrece para las personas que manejan este tipo de organizaciones no aporta adecuadamente al modo de actuación del directivo, lo cual no garantiza la eficiencia en su gestión y el cumplimiento del encargo social de éstas. Sabiendo que el objetivo de la pedagogía es la formación de individuos para la vida y la transformación de la sociedad, es pertinente que desde ésta se genere una concepción para el proceso de formación del directivo de ONG, para que a través de una estrategia concreta perfeccione el modo de actuación de él, encaminada a dar solución a las situaciones planteadas y a garantizar en el futuro un mejor desempeño de ellos para su beneficio, el de la ONG y el de la sociedad. Teniendo en cuenta lo anterior, podemos determinar la siguiente situación problémica: El proceso de formación de los directivos de ONG en Colombia es limitado, asistémico, atomizado, temporal, impartido por personas que no están adecuadamente contextualizadas, con cursos que no responden a la necesidad de una gestión integral de estas organizaciones y no obedece a un proceso científicamente argumentado, lo que genera en el directivo un modo de actuación donde se aprecia empirismo, activismo, inmediatismo, relacionismo, asistematicidad en su actividad, cuestionamiento y poca credibilidad en algunos sectores sociales, políticos y económicos. El objetivo entonces, es fundamentar una concepción pedagógica del proceso de formación de directivos de ONG en Colombia, que permita su implementación a través de una estrategia que contribuya al mejoramien-

6

to de su modo de actuación para el cumplimiento del encargo social de ellas. Bases teóricas y fundamentación Para la fundamentación de la concepción pedagógica tomamos las siguientes bases teóricas: En la filosofía encontramos la teoría de la complejidad, donde al decir de Morin, el ser humano, mirado como un ser integral está determinado por múltiples dimensiones, la biológica, la sicológica, la espiritual, la social, cada una inseparable de la otra, determinadas a su vez por el momento histórico y espacial donde él vive, que lo modifica y al que modifica con su accionar, y que en este momento histórico -espacial- donde vive, las situaciones son muy complejas, no son tan simples como antes, la realidad de hoy está llena de problemas multidimensionales, multidisciplinarios y globales, donde la visión del pasado no es suficiente para entender y resolver los problemas presentes, por eso es necesario una reforma de actitud y de pensamiento. De lo anterior podemos concluir que la realidad de las ONG está llena de problemas complejos, donde se manejan múltiples escenarios y relaciones, por lo tanto el directivo de estas organizaciones no puede resolver estos problemas sólo con la intuición y la experiencia, es necesario un cambio en su actitud y en su pensamiento, debe tener una visión integral del contexto y sus particularidades, y esto se logra a través de un proceso de formación que desarrolle las competencias para la solución de sus problemas particulares, mediante estrategias que sean valoradas por los diferentes públicos y escenarios donde se desenvuelve. En la sociología, encontramos que el hombre hace a la sociedad y la sociedad hace a su vez al hombre, estableciéndose una relación mutua, bidireccional, ya que no puede existir una comunidad social sin la intervención del hombre, y a medida que se va formando la sociedad, el hombre se irá instruyendo y educando para formar parte de ésta, de aquí podemos inducir lo cambiante de las relaciones sociales, la toma de decisiones, las estructuras y relaciones de poder, y los roles cambiantes de los individuos, según su edad e interés, por lo tanto, cualquier proceso de formación debe contener los elementos de la vida cotidiana en los cuales están inmiscuidos los diferentes actores que la componen, para de esta manera cumplir con el principio sociológico, de que la educación ha de preparar al hombre para la vida.

Teniendo en cuenta lo anterior, en la esencia de la sociología de la educación se puede extractar la forma como el directivo debe intervenir, teniendo en cuenta las particularidades de la organización que dirige y las características de la sociedad o microsociedad a la cual pertenece un determinado individuo o grupo poblacional, lo que nos permite estructurar una concepción pedagógica de su proceso de formación que tenga en cuenta esas particularidades y que contribuya al mejoramiento de su modo de actuación en Colombia. En la sicología, encontramos aportes de la teoría de la actividad de A. N. Leontiev, quien realiza un análisis integral de la actividad humana, donde la actividad se concibe como un sistema de acciones y operaciones que realiza el individuo sobre el objeto, en interrelación con otros individuos. En cualquier actividad humana, el individuo actúa sobre el objeto impulsado por sus motivos, por las necesidades, internas y externas, que surgen en él para alcanzar su objetivo; las actividades se componen de acciones, que son sistemas de coordinación al servicio de fines, que a su vez, representan pasos intermedios de cara a satisfacer el motivo. En el caso de los directivos de ONG, éstos tienen unas motivaciones basadas en el deseo de transformar una condición social, y en el deseo de sentirse útiles como seres humanos y sociales, producto de su propia sensibilidad, y para lograrlo se plantean metas de mejoramiento para una determinada comunidad, pero para lograr estas metas deben contar con una adecuada formación que les permita tener una visión, un enfoque y unos conocimientos específicos para tener una mayor efectividad y sostenibilidad de los proyectos que emprendan y con base en esto, definir un conjunto de operaciones, teniendo en cuenta las condiciones sociales y económicas de su entorno y lograr así una mayor asertividad en la transformación de la comunidad y de sí mismos. En la andragogía encontramos la forma en que aprenden los adultos; es el estudio de la realidad y determinación de normas para el proceso de formación del adulto, donde a diferencia del proceso que se realiza con los niños, donde el acto pedagógico se caracteriza por el propósito deliberado de moldear las estructuras o patrones de conductas elaboradas a su medida para moldear o estructurar la personalidad del niño en un contexto social, en el adulto este proceso es diferente, por cuanto el propio proceso de maduración le permite aceptar o rechazar las ideas y experiencias del grupo social donde ha adquirido iguales derechos y deberes y donde el adulto que ha acumulado alguna experiencia

No. 47

7

interviene racionalmente en las decisiones sobre su propio destino y el de la sociedad. Con lo anterior podemos decir que el directivo aprende a conocer (le permite valorar el conocimiento y la investigación), aprende a aprender (le permite una formación y aprendizaje continuo), aprende a hacer (le permitan combinar la teoría con la práctica con un contexto específico) y aprende a ser (le permite el desarrollo de su capacidad como directivo y ciudadano). En la economía, encontramos cómo se han dado grandes cambios en los escenarios económicos y sociales mundiales, y por tanto las relaciones que se dan en ellos también se modifican, es así como el rol de las organizaciones y de la gerencia deben adaptarse a estos nuevos cambios y como se han dado nuevos enfoques para este nuevo rol, uno de ellos es el de la gerencia integral, que es la función que integra todas las facetas del manejo de una organización en busca de una mayor competitividad, la cual es, al decir de J.P. Sallenave, asegurar la supervivencia, el aporte económico y social y el crecimiento en un determinado entorno. La gerencia integral está compuesta de estrategia, organización y liderazgo, por lo tanto, el gerente integral debe ser al mismo tiempo estratega, organizador y líder. En el caso de los directivos de ONG, éstos tienen para su manejo una organización que debe responder ante dos aspectos básicos, la efectividad de los proyectos sociales que emprenden y la sostenibilidad organizacional, por esto el directivo debe ser estratega, para determinar hacia donde dirigir la organización, debe ser organizador para hacer verdad la visión a través de medios y herramientas acordes con la estrategia definida, y debe ser líder, para interactuar apropiadamente con los diferentes tipos de públicos con los cuales se relaciona. En la pedagogía tenemos la ciencia que tiene por objeto el proceso de formación, y en la didáctica, la ciencia que tiene por objeto el proceso docente educativo. Dentro del sistema de categorías de la pedagogía como ciencia se establecen tres dimensiones, no excluyentes, que debe abarcar el proceso formativo de la persona: la dimensión instructiva, la dimensión desarrolladora o capacitiva y la dimensión educativa, las cuales deben tenerse en cuenta en todos los niveles de formación. En el proceso de formación deben estar presentes la particularidad de las esferas de actuación y el campo de acción en relación directa con el modo de actuación

particular. Las esferas de actuación son el “donde” se manifiesta el objeto de la profesión; el campo de acción es aquella parte del objeto conformado por el conjunto de aspectos, propiedades, relaciones, en la actividad práctica del sujeto, con un objetivo determinado, bajo ciertas condiciones y situaciones, y el modo de actuación se refiere a una de las categorías de la didáctica de la educación superior y se pueden definir como los métodos más generales que caracterizan cómo actúa el profesional, con independencia de con qué trabaja y dónde trabaja. Teniendo en cuenta lo anterior, en la actuación del directivo de una ONG deben estar presentes, desde lo instructivo, todos los conocimientos basados en teorías y metodologías necesarias para hacer intervención social y gestionar estas organizaciones; desde lo desarrollador, la capacidad de aplicar esas teorías en su diario accionar, lo que conlleva a involucrarse con la comunidad para investigar, entender, analizar, intervenir y gestionar y administrar, con el objetivo de sacar adelante los proyectos emprendidos; y desde lo educativo, el fortalecimiento de los valores éticos, la sensibilidad y la responsabilidad de transformar grupos sociales específicos para bien de sí mismos y de la sociedad en general. Estos elementos determinan a su vez, la generalización de los métodos de trabajo del directivo. De acuerdo con lo anterior, podemos definir el proceso de formación para directivos de ONG como un proceso específico de formación dirigido a desarrollar en ellos conocimientos, habilidades y actitudes para cumplir con los objetivos de transformar una condición o problemática social para el beneficio de la comunidad que la vive y garantizar la sostenibilidad de la institución y efectividad de los proyectos que emprenden, razón de su existencia. Concepción pedagógica del proceso de formación de directivos de ONG Definimos la concepción pedagógica del proceso de formación de los directivos de ONG como un conjunto de ideas científicamente argumentado que incluye unos principios, categorías, y relaciones que permiten la determinación de los fundamentos de un proceso específico de formación para estos directivos. La concepción pedagógica del proceso de formación para directivos de ONG comprende los siguientes elementos: un contexto, un modo de actuación, unos principios, unas categorías y unas relaciones.

8

El contexto

como la gestión integral de estas organizaciones, debe contener los siguientes elementos: • Directivo estratega, quien es el que forja el porvenir de su empresa, manejando las relaciones entre ésta y su entorno. Directivo organizador, quien define tareas y responsabilidades, diseña un organigrama y piensa en toda la estructura e infraestructura de la empresa. Directivo líder, quien es el que internamente lidera a su equipo de trabajo en la realización de actividades que garanticen el éxito de los proyectos, y externamente se relaciona y motiva a los diferentes actores para que aporten en la realización de los proyectos propuestos.

Principios El modo de actuación

Categorías •

Relaciones

Fuente: Gráfica propia

El contexto Como se dijo antes, estas organizaciones son una mezcla de entidades públicas y privadas. Públicas, porque su objetivo es social, aunque no pretenden reemplazar al estado en esta función, sin embargo no lo son porque no nacen de los gobiernos o de entidades públicas. Privadas, porque nacen de la sociedad civil, sin embargo se diferencian de éstas porque no tienen ánimo de lucro, pero sí deben garantizar su sobrevivencia. Como se aprecia, tienen un contexto particular, dentro del cual podemos destacar: actores, ambiente político, ambiente económico, ambiente social, la globalización y la organización como tal. Lo anterior determina una lógica particular de acción, y por lo tanto podemos decir que los directivos de estas organizaciones deben estar formados adecuadamente en sus particularidades, desde el conocimiento de su entorno y las técnicas específicas para su manejo, con las habilidades para ejecutar las acciones secuenciadas de su modo de actuación y con la sensibilidad y actitud para brindar soluciones a las problemáticas de las comunidades donde trabajan. El modo de actuación El modo de actuación del directivo de ONG requiere de unas competencias específicas para que pueda actuar sobre el objeto de trabajo de una forma innovadora, de acuerdo con el contexto histórico, social, económico cultural y político de la sociedad en la cual se desempeña. Por lo anterior, podemos determinar que el modo más general de actuación del directivo de ONG, entendido

Principios de la concepción pedagógica del proceso de formación de directivos de ONG La concepción pedagógica del proceso de formación de directivos de ONG tiene dos principios fundamentales: 1. EL Proceso de formación se tendrá que dar de acuerdo con el contexto particular de estas organizaciones. Como se dijo antes, en el contexto de las ONG existen unas particularidades que es necesario tener en cuenta para diseñar el proceso de formación, estas particularidades están determinadas así: • • 2. Contexto socio político local y mundial. Particularidad de las ONG como organizaciones.

El Proceso de formación debe tener como elemento central el modo de actuación del directivo como estratega, líder y organizador. El modo de actuación del directivo de ONG es la gestión integral de la organización, y está constituido por las facetas a intervenir para el mejoramiento de la sociedad, y por la dirección de una organización a través de la cual se hace dicho proceso de intervención; en estas dos facetas están presentes las dimensiones de estratega, organizador y líder.

No. 47

9

Categorías de la concepción pedagógica del proceso de formación de directivos de ONG La concepción pedagógica del proceso de formación integral de directivos de ONG tiene dos categorías: 1. Lo integral Como todo proceso de formación, el proceso de formación de directivos de ONG, pretende formar hombres con los conocimientos, habilidades y actitudes para transformar la realidad donde viven, pero este proceso específico le debe apuntar dos cosas: la primera es que el nivel de sensibilidad mostrado por los directivos se debe complementar con los conocimientos y habilidades propios de las dimensiones de la gerencia integral, y a su vez, que el desarrollo de los conocimientos y habilidades sobre la gerencia integral, se convierta en un complemento del nivel de sensibilidad de esos directivos; y la segunda, que para el modo de actuación, definido como la gestión integral de ONG, se deben aplicar los procesos de instrucción, desarrollo y educación para formarlo en ese modo, pero a la vez, para cada dimensión de estratega, organizador y líder, se deben aplicar los procesos de instrucción, desarrollo y educación, solo así se logrará la integralidad. 2. Formación por competencias Una competencia es la capacidad que tiene un sujeto de integrar conocimientos, habilidades y actitudes en un contexto determinado de manera innovadora y creativa. • • • El directivo estratega debe ser investigador, planeador y estar contextualizado. El directivo organizador debe ser gestionador, articulador de procesos, interventor y evaluador. El directivo líder debe ejercer su liderazgo, ser buen comunicador, formador, trabajar en equipo y ser buen negociador.

1.

La relación contexto de las ONG y el modo de actuación La situación social, política y económica de Colombia es compleja y las ONG son organizaciones particulares, y es en este contexto donde tienen que actuar los directivos de ONG, por esto, en su modo de actuación como estratega, el directivo debe ser capaz de interactuar en los diferentes escenarios y con los diferentes actores, en su modo de actuación como organizador debe contar con un equipo y recursos apropiados para el funcionamiento de la organización y la realización de sus proyectos, y desde el modo de actuación como líder, debe liderar la estrategia de intervención y manejar todas las fuerzas que intervienen en el proceso y el manejo de situaciones en todas las etapas del proyecto.

2.

La relación modo de actuación - formación por competencias - componentes didácticos del proceso de formación. Para analizar las relaciones entre el modo de actuación, la formación por competencias y los componentes didácticos del proceso de formación, debemos tener en cuenta los componentes del proceso docente educativo (problema, objeto, objetivo, contenido, método, forma, medio y resultado).

Estrategia para la implementación de la concepción pedagógica del proceso de formación de directivos de ONG La estrategia parte del diagnóstico realizado de la situación actual del proceso de formación de los directivos de ONG, en primera instancia, investigando la oferta de formación por parte de universidades y centros de formación en Colombia, donde se encontraron las siguientes regularidades: El proceso es limitado, asistémico, atomizado, temporal y no obedece a un proceso científicamente argumentado; y en segunda instancia, mediante investigación con un grupo de directivos de ONG de Colombia, donde se encontraron las siguientes regularidades: Empirismo, activismo, inmediatismo, relacionismo y asistematicidad en su actividad. El objetivo de la estrategia es la transformación del objeto de estudio, el proceso de formación de directivos de ONG, para lo cual se determinan un conjunto de acciones y de recursos necesarios para lograr el objetivo

Relaciones en la concepción pedagógica del proceso de formación de directivos de ONG Las relaciones en el proceso de formación integral para directivos de ONG son las siguientes:

10

en el corto, mediano y largo plazo, dentro del proceso de formación del directivo de ONG. La estrategia propuesta se fundamenta en lo siguiente: 1. Con respecto a la formación especifica: • La identificación de los problemas y situaciones que se pueden presentar al no tener personas adecuadamente formadas para su manejo. El perfeccionamiento del modo de actuación del directivo de las ONG, inmerso en la particularidad de la problemática social y las características de este tipo de organizaciones. En el proceso de formación se definen ejes temáticos, basados en la gerencia integral, que le apunten al desarrollo de los conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para el manejo y solución de los problemas sociales planteados y de la organización como tal.

2.

El diseño de un programa de formación de formadores que permita apropiarse de la concepción pedagógica. El objetivo es brindar a los formadores de directivos de ONG, los cuales a su vez serán formadores, ya sea con sus equipos de trabajo o con la comunidad, unos conocimientos, habilidades y actitudes que les permitan desarrollar programas de capacitación, teniendo en cuenta las necesidades, características y particularidades de las ONG, los fundamentos de la pedagogía y andragogía y la concepción pedagógica propuesta.

3.

La creación de una unidad de formación en la Federación de ONG, que permita direccionar el proceso de formación integral de directivos de las ONG asociadas, teniendo como base la concepción pedagógica. El objetivo es definir al interior de la Federación Antioqueña de ONG -entidad que agrupa a las ONG del departamento de Antioquia cuya capital es Medellín, y que a su vez pertenece a la Confederación Colombiana de ONG- una unidad que le permita determinar las necesidades de formación del sector, de las ONG socias e invitadas, hacer alianzas, dirigir y ejecutar proyectos formativos con base en la concepción pedagógica y el programa de formación propuesto.

2.

Con respecto a quien imparte la formación: La formación de formadores en una concepción pedagógica que sirve como base para brindar formación a los directivos de las ONG.

3.

Con respecto a donde se da la formación: La definición de una unidad de formación de parte de la agremiación que las reúne, dada la no oferta de un proceso de formación adecuado, la contextualización per se de esta entidad, y facilidad de comunicarse y reunir a sus miembros para tal fin.

Experiencia práctica de aplicación de la propuesta La estrategia para la implementación del proceso de formación para directivos de ONG ha sido propuesta a la Federación de ONG para su desarrollo, para lo cual se conformó un grupo de directivos y miembros del consejo de dirección de la entidad para recibir los lineamientos generales de la propuesta de formación, la concepción pedagógica, la estrategia para su implementación, y un programa de formación que aportará al mejoramiento del modo de actuación, y su posterior evaluación. También se conformó un grupo de formadores de directivos y lideres sociales, para evaluar la concepción pedagógica, su estrategia de implementación, y para recibir un programa de formación de formadores y su posterior evaluación. Así mismo, se creó un comité para diseñar la unidad de formación al interior de la Federación Antioqueña

La estrategia está conformada por tres elementos específicos, a saber: 1. El diseño de un programa para la formación integral de directivos de ONG a través de ejes temáticos, atendiendo a las competencias a desarrollar y a su modo de actuación. El objetivo es direccionar el proceso de formación del directivo de ONG a través de ejes temáticos que faciliten su formación desde el impacto de los procesos de intervención en grupos sociales y la formación en actividades de la gerencia integral, que garanticen la actitud y aptitud para dirigirla y la permanencia de la organización en el largo plazo.

No. 47

11

de ONG, conformada por la dirección ejecutiva de la entidad y el área de comunicaciones e investigaciones, este comité se encargará de definir las funciones de la unidad, ponerla en funcionamiento y hacer seguimiento a los planes de formación impartidos. Conclusiones En la aproximación factoperceptible se constató la no adecuada preparación de los directivos de ONG, y que la actual oferta de formación es atomizada y asistémica, lo que genera que los directivos no puedan cumplir a cabalidad con el encargo social de estas organizaciones. Para la solución de este problema de investigación se diseña una concepción pedagógica concretada en una estrategia específica para modificar el objeto de estudio: el proceso de formación de directivos de ONG. Para el diseño de la concepción pedagógica se defiende la necesidad de comprender el contexto y la particularidad de estas organizaciones para dotar a los directivos con un modo de actuación con las competencias necesarias para garantizar su sostenibilidad e impacto. El resultado de este proceso será la formación de personas que puedan ejercer una gestión integral y cumplir con el encargo social de estas organizaciones. Para la concreción de la concepción pedagógica se determinaron una acciones estratégicas que se interrelacionan y que cubren todos los aspectos necesarios para garantizar la formación de los directivos de ONG, de sus formadores y de una unidad de formación que debe ampliar su cobertura y dar continuidad al proceso en el tiempo.

Bibliografía • • • • • ÁLVAREZ DE ZAYAS, Carlos. Pedagogía como ciencia. La Habana, Ed. Félix Varela, 1998. ÁLVAREZ DE ZAYAS, Carlos. La escuela en la vida. La Habana, Cuba literaria, 1992. DÍAZ DOMÍNGUEZ, Teresa. Pedagogía y didáctica. Medellín, Colección de autores Esumer, 2004. LEONTIEV, A.N. Actividad, conciencia, personalidad. La Habana, Ed. Pueblo y Educación, 1981. MONCLÚS, Antonio. Educación de Adultos: Cuestiones de planificación y Didáctica. México, Fondo de Cultura Económica, 1997. MORIN, Edgar. La mente bien ordenada. Bogotá, Seix- Barral, 2000. NOTARIO DE LA TORRE, Ángel, Investigación científica en las instituciones de Educación Superior. Medellín, Colección de autores Esumer, 2004. SALLENAVE, Jean-Paul. La gerencia integral. Bogotá, Ed. Norma, 1994. VILLAR, Rodrigo. El tercer sector en Colombia. Bogotá, Confederación Colombiana de Organizaciones No Gubernamentales, 2001. VINCENZO, Cesario. Sociología del Educazione. Milano, Hoepli, 1972.

• •

• •

12

Artículo de reflexión

Dinámica empresarial y territorialidad: el caso del Proyecto de Circuitos Económicos Solidarios-CES- en la Comuna-1 (Popular) del Plan de Desarrollo de Medellín (2004-2007)*
Juan Carlos Arango Quintero** Gonzalo Giraldo Arcila*** Hernando Granados Cortés**** hacia la formalización de las Mypes, no recogen los procesos de territorialización y dinámicas de territorialidad, ignorando los impactos positivos y potencialidades sobre las comunidades y el espacio físico. En contraste sólo se han reconocido sus efectos negativos: patologías sociales y urbanísticas, distorsiones en la productividad y competitividad. El propósito del estudio se centró en establecer, a partir del enfoque investigativo y la metodología de la sistematización del Proyecto de Circuitos Económicos Solidarios (CES) en la Comuna-1 (Popular), una serie de criterios fundamentados en el enfoque territorial que permitan diseños y aplicaciones más pertinentes de la política de fomento al desarrollo empresarial.

Resumen En un contexto de desigualdad, pobreza e informalidad, las micro y pequeñas empresas- Mypes- de las comunas de Medellín son una alternativa de sobrevivencia. Las dos últimas alcaldías diseñaron sus respectivas políticas de intervención. No obstante, las políticas públicas enfocadas

*

Este ar tículo corresponde a la ponencia del mismo título presentada en la Mesa temática No. 6: fragmentación, apropiación y regulación del espacio urbano, del VIII Seminario de Investigación Urbana: gobierno de ciudades y aglomeraciones urbanas, organizado por la Asociación Colombiana de Investigadores Urbano-Regionales (ACIUR) en la Universidad Nacional (Bogotá) entre el 28 y 30 de septiembre de 2009. Dicha ponencia es derivada de dos trabajos de investigación: el primero, el proyecto de tesis de grado del Profesor Hernando Granados presentado en diciembre de 2009 para optar al título de Magíster en Estudio Urbano Regionales de la Universidad Nacional (Seccional Medellín) y titulado La territorialidad de las Mipymes en la política pública de formalización empresarial. Con referencia en las Mipymes y el Programa Cultura-E de la Comuna-1 (Santo Domingo) de la ciudad de Medellín. El segundo, el estudio realizado por el Grupo de Investigación Institucional en Desarrollo Empresarial: Sistematización de la experiencia del proyecto For talecimiento de las Unidades Productivas Ar ticuladas (FUPA) de la Comuna-1 (Popular) de Medellín (vigencias 2005, 2006 y 2007). Este trabajo fue contratado en 2008 por la Alcaldía de Medellín a través de su Secretaría de Desarrollo Social, y en el marco del Programa de Planeación Local y Presupuesto Par ticipativo. La ejecución se hizo mediante la figura de la Unión Temporal Esumer-Acopi (Asociación Colombiana de Pequeños Industriales).

**

Economista, Magíster en Ciencia Política Universidad de Antioquia. Docente e investigador tiempo completo I.U. Esumer. Coordinador del Sistema Investigativo. jcarango@esumer.edu.co. *** Economista, Especialista en Política Económica de la Universidad de Antioquia, Candidato a Magíster en Gestión de Organizaciones de la Escuela de Administración de Negocios-EAN-, Universidad de Quebec y Esumer. Investigador adscrito al Centro de Investigaciones de Esumer. ogiraldo@esumer.edu.co **** Economista U de A, Candidato a Magíster en Estudios Urbano Regionales de la Universidad Nacional sede Medellín. Director del Centro de Investigaciones de la I.U. Esumer. hgranados@esumer.edu.co

No. 47

13

Palabras clave Circuitos económicos solidarios, Comuna-1 de Medellín, desarrollo empresarial, micro y pequeñas empresas (Mypes). Abstrac In a context of inequality, poverty and informal, micro and small enterprises, “Mypes” of Medellin district are an alternative for survival. The last two mayors designed their policies of intervention. However, public policies targeted towards the formalization of Mypes but that processes and dynamics of territoriality territorialization, ignoring the potential positive impacts on communities and the physical space. In contrast only acknowledged its negative effects: social and urban conditions, distortions in productivity and competitiveness. The purpose of the study was to establish, from the research approach and methodology of the systematic Circuit Project Economic Support Services (CES) in the distric -1 (Popular), a set of criteria grounded in the territorial approach to enable designs and applications relevant to the policy of promoting business development. Key Words Economic networks of solidarity, Distric-1 ,Medellin, Enterprise development, Micro and Small Enterprises (Mypes) Hablo de la ciudad (fragmento) (…) la ciudad enorme que cabe en un cuarto de tres metros cuadrados inacabable como una galaxia, La ciudad que nos sueña a todos y que todos hacemos y deshacemos y rehacemos mientras soñamos, La ciudad que todos soñamos y que cambia sin cesar mientras la soñamos, (…) hablo de la ciudad, pastora de siglos, madre que nos engendra y nos devora, nos inventa y nos olvida”. Octavio Paz1 Introducción Las definiciones internacionales de la política pública de fomento al desarrollo empresarial proponen una redefinición del papel de las micro, pequeñas y me-

dianas empresas-Mipymes- en los territorios (regiones y localidades) en términos de los impactos, positivos y negativos, que la dinámica de éstas genera a nivel social, político, económico y territorial. A pesar que una buena parte de los referentes nacionales, regionales y locales de la política de fomento al desarrollo empresarial recogen en sus fundamentos la importancia del territorio para el actuar de las Mipymes, no es tan claro, desde las acciones concretas de la política sobre la realidad empresarial, el impacto de las unidades productivas sobre los microespacios. Los objetivos e impactos de dicha política tienen implícita una nueva propuesta de territorialidad empresarial, que actualmente ocasiona, precisamente, cambios territoriales no previstos. Podría afirmarse entonces, que las políticas públicas enfocadas hacia la formalización de las micro y pequeñas empresas –Mypes-, no recogen los procesos de territorialización y dinámicas de territorialidad, ignorando los impactos positivos y potencialidades sobre las comunidades y el espacio físico. En contraste, dichas disposiciones solo han reconocido sus efectos negativos: patologías sociales y urbanísticas, distorsiones en la productividad y competitividad, entre otras. La planeación del desarrollo local que se vive en las comunas de la ciudad de Medellín viene realizando diagnósticos, definiendo prioridades y precisando líneas estratégicas de desarrollo en los diferentes campos presentes en estos territorios; entre ellos el económico – empresarial. De manera simultánea se vienen definiendo y ejecutando programas y proyectos de carácter empresarial y productivo, liderados por diferentes entidades territoriales, instituciones y actores comprometidos con el desarrollo empresarial. En la escena de la ciudad aparece durante la Administración de S. Fajardo, el proyecto de los Circuitos Económicos Solidarios –CES- como modelo y alternativa de articulación y desarrollo de los procesos empresariales comunales. Los CES como objeto de análisis, expresan la problemática planteada. Por ello es necesario desarrollar un proceso de sistematización de la experiencia, de tal modo que a partir de los hallazgos se propongan esquemas, que anclados en el enfoque territorial, conlleven a acciones integrales encaminadas al fortalecimiento y desarrollo empresarial; además al realce del papel histórico de las Mipymes comunales en la ocupación, uso y transformación del suelo urbano y el paisaje de la ciudad.

1

GONZÁLEZ, Oscar (Comp.). La Ciudad Soñada. Medellín: Ed. Holderlin. 1999. P 55. .

14

Bajo el nuevo enfoque en el abordaje del desarrollo empresarial, centrado en la territorialidad como concepto integral y multidisciplinario, es necesario, de una parte, determinar la existencia de una relación entre la mirada territorial y los programas y proyectos productivos que se ejecutan en la ciudad y, de otra parte, establecer si dicho abordaje se asume desde un esquema de modelo de desarrollo empresarial con carácter territorial. Para ello se parte de la sistematización de la experiencia del Proyecto CES en la Comuna-1 (Popular o Santo Domingo), de tal suerte que se identifiquen una serie de criterios fundamentados en el enfoque territorial que permitan diseños y aplicaciones más pertinentes de la política de fomento al desarrollo empresarial. El artículo está dividido en tres partes. En la primera aparece el contexto geoespacial, socioeconómico e institucional de la Comuna-1. En el segundo apartado hay una presentación del marco metodológico con el cual se desarrollo el estudio. En tercer lugar se presentan los resultados por las cuatro dimensiones de análisis. Al final las respectivas conclusiones sintetizan los tópicos más relevantes del tema tratado. 1. Contextos del objeto de estudio

El contexto espacial de la Comuna-1 busca caracterizar dicho espacio desde las condiciones físicas. Claro está, sin dejar de lado la incidencia que tienen sobre éste las actuaciones permeadas, a su vez, por las mentalidades de los individuos que lo habitan. Sin obviar, por supuesto, como éstos lo afectan de modo disímil. Asimismo es relevante considerar algunos elementos de la configuración del territorio como la interrelación entre las dinámicas de poblamiento y los aspectos socio-económicos. La Comuna-1 se encuentra ubicada en la Zona Nororiental de la Ciudad de Medellín, entre las Comunas Dos (Santa Cruz), Tres (Manrique), Cuatro (Aranjuez) y el Municipio de Bello (Véase Mapa 2). Está surcada transversalmente por las quebradas: La Seca ó Negra, Granizal, Carevieja y El Zancudo (Véase Mapa 3), las cuales se caracterizan por tener cañones muy profundos y con las riveras invadidas, casi en su totalidad, por asentamientos humanos. Su topografía presenta altas pendientes, la clasificación geológica de los suelos muestra un gran porcentaje de terrenos con una baja aptitud para el uso urbano (Anexo, mapa 1), lo cual no ha sido óbice para que se establezcan allí residentes provenientes de otras zonas de la Ciudad y regiones del País (Colaboradores de Wikipedia , 2009). En la década de 1960 aparecieron los primeros asentamientos urbanos en la zona nororiental. Para 1970 surgen los barrios Santo Domingo Nº 1 y Popular como consecuencia de la migración campo-ciudad por razones económicas o de seguridad personal. Actualmente la Comuna-1 cuenta con un área total de 333,04 hectáreas (has) y 116.312 habitantes (Alcaldía de Medellín, 2008), lo cual arroja una densidad poblacional de 349 habs/ha, indicador que la convierte en una de las áreas más pobladas de Medellín. El espacio reducido e inadecuado, los altos y permanentes flujos de inmigrantes sumados a la violencia y al escaso desarrollo social y económico, hacen de esta comuna un escenario complejo en el cual la contradicción, la fragmentación (social, económica, espacial) y el conflicto son expresiones permanentes en la construcción del territorio. Bajo el contexto anterior, la autoconstrucción se convirtió en la forma más propicia para solucionar la necesidad básica de vivienda. Con el tiempo, el alto crecimiento poblacional provocó la ocupación caótica de este espacio, fenómeno que queda expresado en la configuración de algunos barrios, especialmente los de

Desde la perspectiva de la física einsteiniana a todo objeto le corresponde una dimensión espacio-temporal. Todo fenómeno se expresa en un lugar y momento determinados. Así, las Mypes como objetos productivos no pueden entenderse por fuera del espacio y la época que les da sentido. Desde esta perspectiva se alude a las Mypes asentadas en la Comuna-1 de la ciudad de Medellín, en especial a las enmarcadas en el proyecto de CES auspiciado por la Alcaldía de Medellín entre 2003 y 2009. En este apartado no sólo se hará alusión al contexto geoespacial de las Mypes, sino también a los aspectos socio-económico e institucional. De este modo logra darse una idea básica sobre las condiciones generales en las que se desempeñan dichas unidades productivas. a. Contexto geoespacial

El espacio geográfico adquiere sentido en la medida que las acciones humanas lo dotan de forma y le dan vida. Independiente de lo agreste o amable de la geografía, lo cierto es que los seres humanos nos adaptamos y hacemos del espacio algo sustancial a la existencia cotidiana. Le ponemos límites, lo nombramos, lo concebimos desde su morfología, lo habitamos y transformamos. El pensamiento y la acción no podrían entenderse sin espacio y, obviamente, sin tiempo.

No. 47

15

Mapa 1. Medellín y el Valle de Aburrá en Antioquia

Mapa 2. División administrativa de Medellín por zonas y comunas
Comuna 1

Z NOROCCIDENTAL

Z NORORIENTAL

Z CENTRO OCCIDENTAL

Z CENTRO ORIENTAL

Z SUROCCIDENTAL Z SURORIENTAL

Mapa 3. Los 12 barrios de la Comuna-1 (Popular) (Anexo, mapa 1). En dirección oriente-occidente posee calles con una estrecha sección vial y en un alto porcentaje sólo poseen flujo peatonal sin jerarquización. Esa espontaneidad hace parte de la naturaleza misma de cómo se va constituyendo el territorio, definiendo sus fronteras con una lógica distinta a como se establecen los límites político-administrativos desde lo técnicoinstitucional. Por ello las categorías de zona y comuna no logran abarcar en sentido estricto los procesos territoriales. “Para el habitante corriente de la ciudad, los conceptos de “zona y de comuna” son muy difusos y si se quiere esotéricos, se constituyen en divisiones administrativas que la comunidad no maneja, en tanto que la noción de barrio se convierte en concepto duro en las zonas de pobladores de ingresos medios y bajos –en los barrios de pobladores de altos ingresos, adquiere más vigencia, más corporeidad, la idea de urbanización que la del barrio mismo” (Insumisos Latinoamericanos). En nuestro contexto el concepto de comuna ha llevado a un estigma, con connotaciones negativas, de los sectores y espacios más pobres de Medellín. Aunque se sepa que cada ciudadano es habitante de una comuna, desde el lenguaje se designa a ésta como espacio vedado, peligroso y marginal. Esto ha creado imaginarios y actitudes segregacionistas en muchos pobladores medellinenses de ingreso medio y alto.

Fuente: Alcaldía de Medellín, 2008 la parte alta, cuyo síntoma más claro es un urbanismo desordenado sin un concepto claro en el diseño de las viviendas ni en el trazado de las vías. Esta conformación urbana espontánea, no planificada, permite distinguir actualmente en dirección norte-sur, sólo tres ejes viales que atraviesan esta unidad territorial: la carrera 39 ó antigua vía a Guarne, la carrera 42B y la carrera 46

16

Lo cierto del caso es que en la realidad las fronteras político-administrativas no existen, son permeadas diariamente por las dinámicas de movilidad de los habitantes. Pasar del Popular a Santo Domingo es un acto, en la mayoría de las veces, inconsciente, al no tener en cuenta los hitos que demarcan la separación entre los barrios. La violencia tiene la particularidad de que los actores armados ilegales, como en el caso de los combos2, definen sus propios mojones, que de ser superados por aquellos que se consideren ajenos, pueden entenderse como verdaderas declaraciones de guerra y desatar espirales violentas3. Lo desordenado, no planificado, contradictorio y conflictivo del proceso de urbanización de la Comuna-1 fue durante mucho tiempo el causante de su aislamiento del resto de una buena parte de Medellín. Esta situación la ha tratado de resolver la Alcaldía en sus dos últimas administraciones, con la construcción de la línea J del Metrocable, del Parque Biblioteca España y los Planes Urbanos Integrales (PUI)4, entre otros programas y proyectos. b. Contexto socio-económico Este tema se aborda desde tres tendencias globales que se expresan de la misma manera e incluso, con la misma lógica, en los espacios locales. Dichas tendencias son: 1) desigualdad económica, 2) la pobreza y 3) el crecimiento de la economía informal. Las tres actúan en una causalidad circular, compleja, donde una retroalimenta

a la otra, lo cual refuerza el círculo vicioso. A continuación se describe cada una en un intento por contrastar las espacios mundiales con el nacional, local y comunal. i. Desigualdad económica

El mundo demuestra cada vez más la ampliación de la brecha entre países ricos y pobres. La desigualdad puede medirse, entre otros, por dos indicadores: el ingreso y el coeficiente de GINI5. En efecto, el 90% de la riqueza mundial (medida por el ingreso familiar neto) está concentrada en Norteamérica, Europa y en la región pacífico-asiática (Japón y Australia). Sólo a Norteamérica –con un 6% de la población adulta del mundo– le corresponde un 33% del ingreso mundial; mientras que a la India, con más de un 15% de la población adulta mundial, sólo le corresponde un 1% (Vildoso, 2007). La desigualdad económica, que de algún modo viene aparejada a la social, es una de las situaciones más críticas del capitalismo global de hoy, así como una de sus mayores inmoralidades. El coeficiente de GINI permite medir el grado de concentración del ingreso en una sociedad, y por ende la desigualdad entre las escalas de ingresos. Lo interesante es que la forma como se reparta la riqueza al interior de una nación determina, en alto grado, el papel y el lugar de la misma en el contexto internacional. Así por ejemplo Namibia, nación del suroccidente de África poseía para 2007 un GINI del 0.70, la peor distribución del mundo. Mientras Suecia poseía un indicador igual a 0.23, lo cual es sinónimo de una sociedad bastante igualitaria. En general, para el

2

3

4

5

Expresión acuñada para referirse a los grupos de delincuencia organizada. Pueden estar conformados por tres o cuatro individuos y llegar a tener hasta 300 integrantes, como fue el caso de la llamada banda de la Terraza, una de las más tenebrosas organizaciones al servicio del narcoparamilitarismo en Medellín durante la década de 1990. “En Medellín existen [en 2010] 145 combos delincuenciales conformados por 3639 jóvenes entre los 14 y los 37 años. La cifra podría ser mayor ya que en el segundo semestre se agudizaron los enfrentamientos en por lo menos 26 sectores de la ciudad y con ello el reclutamiento de niños y jóvenes” (Corporación Con-Vivamos, 2010). “Según datos de la Policía, los homicidios en la ciudad Medellín en el año 2009 aumentaron 64 por ciento, al pasar de 871 [en 2008] a 1.432 [en 2009]. (…) Medicina Legal (…) contabiliza 2.178 asesinatos [en 2009], contra 1.044 en el 2008, es decir, un aumento del 108 por ciento” (Corporación ConVivamos, 2010). De las muer tes violentas del 2009 la Comuna-1 representaba el 2,8%, frente a las comunas con mayores niveles de violencia como: Comuna-10 (Candelaria) (9,8%), Comuna 3 (Manrique) (9,3%) y Comuna 6 (Doce de Octubre) (9,2%). (Personería de Medellín, 2009). Indicadores del PUI para las Comunas 1 y 2 de Medellín: 125.000 mt2 de espacio público generado. 92% de la mano de obra es de habitantes de la zona intervenida. 18 nuevos parques. 8 barrios por primera vez tienen un parque. 4 puentes peatonales y 8 pasos a nivel en el Parque Lineal Quebrada la Herrera. 4 paseos peatonales con 2.8 Km lineales. Véase (Carbet, 2007). El coeficiente de GINI mide el grado de asimetría en la porción de repar to del ingreso social entre los ex tremos de la escala socioeconómica. Va de 1, es decir una máxima desigualdad a 0, una total igualdad en la distribución. La escala del indicador es la siguiente: baja concentración o alta igualdad si está entre 0 y 0,469; media concentración entre 0,47 y 0,519; alta concentración entre 0,52 y 0,579; y muy alta concentración o baja igualdad entre 0,58 y 1.

No. 47

17

mismo año Europa tenía un índice promedio entre 0.30 y 0.34, lo que daba a una idea del acertado esquema distributivo en esta parte del planeta. En América, Estados Unidos expresaba una baja concentración de su ingreso equivalente a 0.45. Mientras América Latina por su lado evidenciaba como caso de mayor desigualdad económica a Bolivia (0.606) y con la menor a Uruguay (0.452). En particular Colombia evidenciaba para 2007 un nivel alto de desigualdad equivalente a un GINI de 0.538. (Colaboradores de Wikipedia, 2010). Medellín no escapa a la situación descrita frente al problema de la desigualdad, pues el nivel de concentración de la riqueza era muy similar al de Colombia (Anexo, Cuadro 1). Quizá nada exprese con mayor crudeza y claridad dicha problemática como la realidad observada a lo largo del recorrido del Metro de Medellín. El viaje permite ver la diferencia tan marcada entre el polo de mayor desarrollo económico y social de las regiones sur y centro en comparación con la parte más pobre del nororiente y noroccidente de la Ciudad. ii. Pobreza

La pobreza al interior de las distintas subregiones del mundo trae aparejada un marcado contraste entre países. Por ejemplo, en América la nación más pobre es Haití con un 80% de su población en dicha condición; mientras que Canadá cuenta con el 11%. El caso de Suramérica deja entrever que Chile tiene menos pobres, pues cuenta con un18%, situación que lo hace el menos pobre de los países de la región si se le compara con el 70% de Surinam, el más pobre. En África es Zambia, con un 86% de su población bajo línea de pobreza, no solo es el país más pobre del continente sino del mundo entero, en contraste con Libia que cuenta apenas con el 7% de ciudadanos con esta condición. Asia tiene en sus extremos a Tayikistán con 60% de pobres y Taiwán con sólo un 1%. En Europa, Ucrania es la región con mayor pobreza, 38%, y Lituania la de menos con 4%. (Barrientos, 2010). En cuanto a Colombia y de acuerdo a los últimos datos del Departamento Nacional de PlaneaciónDNP- (2010), el País bajó la pobreza de 46% a 45,5% (19`899.144 personas) entre 2008 y 2009; y la indigencia pasó del 17,8% al 16,6% (7`159.172 colombianos). En el caso de la desigualdad, el coeficiente de GINI se redujo de 0.589 a 0.578, a pesar de esto seguimos siendo una sociedad altamente desigual. (Casasfranco, 2010). A nivel departamental, el País expresa marcadas desigualdades regionales. “En el año 2005, el 63% del Ingreso Nacional Bruto- (INB) -colombiano se concentraba en Bogotá (23%), Antioquia (14%), Valle (11%), Cundinamarca (6%), Santander (5%) y Atlántico (4%). La población de estos departamentos representaba el 54% del total de los habitantes del país” (Zuleta & López, 2008). La estructura económica regional se refleja del mismo modo en el ámbito social. Al considerar un indicador asociado al porcentaje de población con necesidades básicas insatisfechas-NBI-, es posible identificar las regiones del país que mejor calidad le ofrecen a su pobladores, como son Bogotá, Valle, Eje Cafetero, Cundinamarca, Santander, Antioquia, entre otros (Anexo, gráfico 2). En este aspecto la situación de Medellín tiende a ser tan preocupante como la del país. Por su condición de ciudad capital concentra gran parte del desplazamiento forzado y crecientes problemas de pobreza de sus habitantes. En términos de pobreza la Ciudad niveles de pobreza de 38,5% en 2008 y de 38,4% en 2009. Mientras que la pobreza extrema experimentaba para los mismos años indicadores del 9,2% y 10,2%, respectivamente (Departamento Nacional de Estadística-DANE, 2009).

Según el Banco Mundial-BM- en el mundo subdesarrollado 1300 millones de personas (cerca del 22% de la población mundial) viven con menos de un dólar diario, es decir son miserables. Mientras que cerca de 3.000 millones, casi la mitad de la población mundial, subsiste con menos de dos dólares, lo cual significa que son pobres. El fenómeno aunque presente, no es tan acuciante en regiones desarrolladas, así más de 100 millones de personas (alrededor de 1,6% del total mundial) viven en condiciones de pobreza. Asimismo 120 millones de individuos viven en las mismas condiciones en Europa Oriental y Asia Central. (Banco Mundial, 2010). No obstante, el mismo BM en su más reciente informe expresó que a pesar de los logros en reducción de la pobreza en las dos últimas décadas, los efectos se revertirán por causa de la reciente crisis financiera. Incluso, las Metas del Milenio en este sentido no parecen ir bien, pues sólo 49 de los 87 países en vías de desarrollo están en camino de reducir la pobreza (Banco Mundial, citado en AFP, ANSA y Reuters, 2010). Respecto a los efectos de la crisis, el BM informó que el nivel de pobres será de 920 millones en 2015, lo cual significa una merma respecto de los 1800 millones de habitantes que vivían en esa condición en 1990. Sin embargo, el organismo es optimista, pues espera que en cinco años la media mundial de pobreza extrema sea del 15%, baja significativa si se tiene en cuenta el 42% de 1990.

18

Cuadro 1. Indicadores socioeconómicos para Medellín
Cómo estamos Indicador para Medellín IDH GINI Línea de pobreza Línea de pobreza extrema Desempleo % PIB/cápita (US $) Exportaciones (US$ mill.) 2004 79,3 0,55 50% 12% 15 2,400 1.696 2007 81,7 0,53 45% 9% 11 2,579 2.105 Hacia dónde vamos 2010 82,9 0,50 37% 7% 8 3,243 2.837 2015 84,5 0,46 28,5% 6% 6 4,402 4.480

77% tiene acceso al teléfono. Situación que contrasta fuertemente con las 84 mil familias que carecen actualmente de algún servicio público (eltiempo.com, 2010). Los desconectados en su mayoría pertenecen a las comunas 1, 3, 4, 8, 13 y el corregimiento Belén Altavista (Instituto Popular de Capacitación-IPC, 2009). Se estima que en el año 2009 Medellín tenía 43.049 desconectados del servicio de agua potable, 30.291 hogares fuera del servicio de energía y 10.190 usuarios sin servicio de gas domiciliario (eltiempo.com, Op. Cit). iii. Crecimiento de la economía y las prácticas informales La informalidad es un fenómeno creciente en la economía global de hoy. Pero, ¿qué es realmente la economía informal? Aunque es evidente la buena cantidad de actividades informales, su conceptualización no parece ser tan clara. Antes de entrar a caracterizar el fenómeno conviene hablar con más detalle acerca del concepto6. Las definiciones sobre informalidad suelen comprenderse en tres grupos de definiciones (Herrera, Roubaud, & Rivera, 2004, p. 12). Desde el punto de vista estadístico los organismos gubernamentales establecen criterios que permitan cuantificar dicha realidad en aras de determinar con relativa certeza su magnitud7. La mirada legal es la otra manera de abordar el particular; el cumplimiento de la norma es un referente obligado, y utilizado en extremo, para referirse a lo informal. Lo cierto es que las fronteras entre la informalidad y la legalidad se difuminan con frecuencia, y cuyo fruto puede arrojar combinaciones diversas llenas de complejas e interesantes implicaciones. Por último puede entenderse lo informal como un modo de producción, “el cual abarca no sólo las actividades económicas, sino también la interrelación de las mismas con la organización social, los aspectos culturales, los lazos de solidaridad, el capital social, etc.)” (Ibíd.). Acepción que, sin duda, introduce un matiz complejo y amplio no sólo al concepto, sino a la mirada misma del fenómeno8. Desde una óptica estructuralista, la informalidad es un fenómeno creciente y consustancial a la misma

Fuente: Veeduría del Plan de Desarrollo, 2006 La estratificación reconoce para Medellín que el 48.31% de la población vive en los estratos 1 y 2, es decir los más bajos, llegando al 79.85% si se suma el estrato 3 (Departamento Administrativo de Planeación-Municipio de Medellín-DAP, 2005). El ingreso per-cápita de la ciudad pasó de $514.778 en 2004 a $603.155 en 2005, ingreso que no alcanzaba para cubrir la canasta básica, la cual tenía para el momento un costo mínimo estimado de $1.000.000/mes por hogar urbano (4,5 personas). Aunque alcanzaba a suplir el costo de la canasta de alimentos, la cual era por hogar urbano en ese año (4,45 personas) de $400.000 (1000 $/plato) (López, 2005). La situación era más aguda al considerar que el 67% de habitantes de la ciudad devengaban uno o menos de un salario mínimo legal vigente -SMLV- ($381.500). Prácticamente el ingreso por habitante daba para obtener apenas los mínimos alimentarios. En el caso particular de la Comuna-1, el 27% de su población está ubicada en el estrato 1 y el 73% en el estrato 2 (DAP, Op. Cit). El ingreso promedio de la Comuna para 2005 era de $363.656; mientras que el 89.1% de sus habitantes ganaban menos de un SMLV. No obstante el 94% de este porcentaje cuenta a la fecha con energía eléctrica, acueducto y alcantarillado, y el
6

7

8

En el cuadro 1 del anexo pueden verse las múltiples acepciones que se han acuñado para referirse a la economía informal. Hecho que demuestra la dificultad en el abordaje de este tema tan complejo. Para el Depar tamento Administrativo Nacional de Estadística –DANE- los criterios con los que mide la actividad informal se sopor tan en los de la Organización Internacional del Trabajo –OIT-, a saber: 1) Los empleados par ticulares y obreros que laboran en establecimientos, negocios o empresas que ocupen hasta diez personas en todas sus agencias y sucursales, incluyendo al patrono y socio. 2) Los trabajadores familiares sin remuneración. 3) Los empleados domésticos. 4) Los trabajadores por cuenta propia, excepto los independientes profesionales. 5) Los patrones o empleadores de empresas de diez trabajadores o menos. Desde esta concepción compleja y estructural es que ESUMER ha abordado el problema de la informalidad en Medellín. Al respecto véase Granados & Tejada, 2007, p. 15.

No. 47

19

dinámica del sistema capitalista. Sistema que mirado desde la dialéctica genera procesos importantes de acumulación en el Norte y desacumulación en el Sur. Que mientras flexibiliza la normatividad laboral recrudece los mecanismos de facto para contrarrestar la protesta social de amplios sectores condenados al desempleo, el subempleo y la informalidad. Por tanto, el “problema” de los informales no puede, ni debe, abordarse con criterios simplistas y cortos en visión. Las soluciones que proponen tanto los criticos del capitalismo como cierta ala de la socialdemocracia, pasan por plantear una mayor justicia de las nuevas relaciones sociales de producción y por replantear el papel del Estado en en la economía global. En últimas El sector informal se presenta entonces como el conjunto de las actividades realizadas por individuos cuyo objetivo es asegurar la supervivencia del grupo (familiar en la mayoría de los casos). Se desarrolla afuera de la mentalidad acumuladora que caracteriza al capitalismo moderno. Esta lógica económica desemboca directamente en un cierto número de consecuencias: utilización de técnicas intensivas en trabajo, ingresos débiles y productividad limitada. Este sector caracteriza la heterogeneidad del mercado de trabajo, que resulta del excedente estructural de mano de obra y de una capacidad insuficiente del sector moderno para absorberlo (Herrera, Roubaud, & Rivera, 2004, p. 12) Sostienen Alvater & Mahnkopf (2008) que “La informalidad implica la disolución de los mecanismos sociales obligatorios que han brindado seguridad a los hombres. Informalidad también significa, por consiguiente, creación de inseguridad” (p. 17). Quiere decir esto que el fenómeno de la informalidad tiene un carácter más histórico, en la medida que son las reglas de juego las que determinan las relaciones entre sujetos y, por ende, las pautas formales e informales del comportamiento social. Cuando lo formal se diluye surge lo informal. Sin embargo, la vía contraria también es válida: patrones informales que por procesos sociales diversos toman forma y logran aceptabilidad social. Lo interesante del argumento es que en la medida que la informalidad reine, la incertidumbre permeará las distintas relaciones de tipo social. Así sobrevendrá una creciente sensación de riesgo e inseguridad.
9

Las reglas de juego imponen límites al ejercicio libre de los individuos. Sin dichas reglas la vida en sociedad sería difícil por no decir que imposible, y la continuidad de la especie humana estaría en cuestión. Las limitaciones a la libertad son, en últimas, lo que D.C. North denomina instituciones. Las instituciones (formales e informales9) tienen una incidencia fundamental en el desempeño de la economía al estructurar “incentivos en el intercambio humano, sea político, social o económico (...) [ellas] reducen la incertidumbre por el hecho de que proporcionan una estructura a la vida diaria (...)” (North, 1994, pp. 9-11). Dicha estructura debe permitir asignaciones eficientes de los derechos de propiedad y, por ende, la reducción de los costos de transacción. Menores costos son un estímulo a la actividad empresarial, un aliciente a su eficiencia económica (ibíd.). Desde esta perspectiva, la actividad informal es generadora de una institucionalidad paralela, que aunque permite el intercambio entre ciertos grupos y espacios, a su vez es acicate del caos institucional y del deterioro de los referentes normativos para la sociabilidad. Ahora bien, respecto al fenómeno de la informalidad laboral las cifras dan cuenta de su magnitud mundial desde las perspectivas estadística y legal. En 2009 el 60% (900 millones de trabajadores) de la fuerza de trabajo de los países en desarrollo era informal (sin seguridad social), y su comportamiento tiende a ser creciente, pues para el 2020, de acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico –OCDE-, representará el 66% (EFE, 2009). En América Latina la informalidad ascendía a 57% en promedio entre 2000-2007. Colombia no escapa a la situación descrita. Asociado al creciente desempleo se ha dado el empleo informal, el cual era para el 2000 del 60% y para el 2005 apenas se ubicaba en el 58.8% (Cárdenas & Mejía, 2007, p. 10). Para el primer trimestre del 2010 el DANE registraba un 13% de tasa de desempleo y un 58.8% de empleo por cuenta propia (Departamento Nacional de EstadísticaDANE, 2010). Para el caso de Medellín, el empleo informal representaba más de la mitad del empleo del municipio. En el año 2001 la informalidad llegaba al 60.5%, mientras que para 2004 llegó al 58.7% y en 2008 el guarismo fue

Las instituciones formales aluden a las normas escritas que pueden expresarse en leyes, códigos, manuales de compor tamiento. Mientras que las informales no están escritas, hacen par te más bien de acuerdos tácitos entre los miembros de la sociedad y pueden aludir a las costumbres, hábitos de compor tamiento, estructuras de valores, entre otras.

20

de 52.4% (752 mil trabajadores). Las actividades que más aportan al empleo informal son comercio (39%), servicios (20.7%) e industria (16.4%). Es decir, cerca del 60% de la informalidad se ha centrado en actividades del sector productor de intangibles (Departamento Administrativo Nacional de Estadística-DANE, 2006). Respecto a la Comuna-1, la informalidad mirada más desde el compromiso legal con la seguridad social en salud manifestaba sólo un 25,74% de afiliación en este sentido (Londoño, 2006, p. 17). Sumado a lo anterior, la mayor parte de las unidades productivas de la Comuna-1 se ubican en el mismo lugar de residencia. “Lo que corrobora que los sectores que mayor grado de informalidad poseen son quienes tienen sus negocios en el propio hogar” (Giraldo, 2005, p. 24). De hecho, hay microempresas con un sólo propietario (51.5%) y las de tipo familiar (42.3%) (Ibíd. p. 16-18). Otro indicador para medir la informalidad de la comuna son las motivaciones que conllevaron a la creación del negocio. En este sentido, las dos principales razones al respecto son la falta de empleo (43,1%) y la creación por iniciativa propia (34,6%). En general, en la comuna se expresa un problema de generación de ingresos, situación que soslayan muchos habitantes con la creación de empresas familiares, muchas en la misma casa. En términos de la tipología de los negocios comunales el Comercio es la actividad económica que más predomina con el 66.4% del total de los establecimientos. Mientras que los servicios representan el 29.5%, y la actividad industrial es un menos representativa, pues significaba apenas el 4.0% contra el 11.3% que la misma representaba para Medellín (Giraldo, 2005). c. Contexto institucional

Medellín es solidaria y competitiva. Los tres ejes son abordados básicamente desde la estrategia económica, lo cual guarda un presupuesto en términos de que es la dimensión productiva lo que permite avanzar en los frentes social y político. i. Plan de Desarrollo 2004–2007, Medellín, Compromiso de Toda la Ciudadanía

Las redes y la asociatividad son los referentes que sostienen con mayor firmeza La Línea 4: Medellín productiva, competitiva y solidaria del Plan. Éste establece como necesidad principal la configuración de un sólido tejido empresarial entre las Mipymes de la Ciudad. La mentalidad individualista de los microempresarios junto con las demás problemáticas expuestas arriba, generan no sólo dispersión de las actividades empresariales sino una desintegración, parcial o total, de los otros actores de la cadena productiva. Una adecuada red empresarial permite explotar con mayor eficacia las vocaciones productivas de la Ciudad, potenciar las fortalezas de las Mipymes en aras de la inserción en los distintos niveles (regional, nacional e internacional) del mercado. Pero no era sólo eso lo que buscaba la iniciativa Fajardo. También mediante estrategias de asociatividad empresarial y economía solidaria se esperaba que las unidades productivas informales dieran su paso a la formalidad. En este orden de ideas fueron representativos de la política municipal el Programa apoyo a la economía solidaria y otras formas asociativas y los proyectos de los Centros de Desarrollo Empresarial Zonal (Cedezos), la integración empresarial (Prodes10, agrupamientos, otros), los encadenamientos productivos y circuitos económicos barriales, y la organización empresarial de venteros y otros informales. El Plan de igual modo planteó la posibilidad de acceso de las Mipymes a las posibilidades de financiamiento y a nuevos mercados. Estrategia fundamental para romper el círculo de pobreza ocasionado por las restricciones en los derechos de propiedad del micro y pequeño empresario. De ahí que cobrara relevancia proyectos como el de la banca de oportunidades y el de la red de microcrédito. El referente de innovación y apropiación del conocimiento queda expresado en los proyectos11 de: cultura

Los marcos institucionales desde los cuales se iniciaron las intervenciones de ciudad, en especial en lo referente a los problemas de equidad, productividad y en general lo atinente al desarrollo socio-económico de las comunas, fueron: 1) El Plan de Desarrollo de Medellín (PDM) 2004–2007, Medellín, Compromiso de Toda la Ciudadanía; 2) El Programa de Planeación y Presupuesto Participativo (P&PP) 2004-2007; y 3) El Plan de Desarrollo de Medellín (PDM) 2008-2011,
10 11

Programas de Desarrollo Empresarial Sectorial. Dos componentes conforman la Línea 4: 1) Cultura y creación de empresas y 2) Desarrollo y consolidación. Mientras que el tema solidario aparece en el segundo componente expresado en el Programa de apoyo a la Economía Solidaria y otras formas asociativas; la innovación y el conocimiento se enuncian como proyecto, nominado como investigación, innovación y desarrollo tecnológico, ubicado dentro del Programa de Apoyo al desarrollo empresarial y acceso a mercados, también del segundo componente.

No. 47

21

del mejoramiento y la innovación en las Mipymes, el de investigación, innovación y desarrollo tecnológico. La relación de este tema con el asociativo y de tejido empresarial, se da en términos de la efectividad que puede lograrse en la generación, apropiación y aplicación del conocimiento pertinente en empresas con una organización por agrupamientos o redes. ii. Programa de Planeación y Presupuesto Participativo (P&PP) 2004 - 2007

iii. Plan de Desarrollo de Medellín 2008-2011, Medellín es solidaria y competitiva La Línea 3, Desarrollo Económico e Innovación, de este Plan en sus cuatro componentes12, busca impulsar la modernización y el mejoramiento de los vínculos productivos, comerciales y científico-tecnológicos del tejido empresarial y social. Para cumplir con ello el gobierno ha promovido instrumentos como la financiación y la investigación en torno al desarrollo económico. Los programas a desarrollar para cumplir de manera eficaz con los cuatro componentes se ordenan dentro de un contexto real, que está en consonancia con la dirección que se viene promocionando a nivel de las políticas regionales, nacionales e internacionales de fomento al desarrollo empresarial. Entre los más destacados está el de apoyo al emprendimiento y fortalecimiento de las Mipymes a través de proyectos tales como: 1) la creación de empresas, 2) acceso a mercados, 3) cluster estratégicos, 4) Medellín Mi Empresa. Este último tiene elementos definidos y estructurados con referencia a la gestión de crédito, acceso a mercados, padrinazgo, asociatividad, informalidad-formalización, productividad y tecnologías de la información y las comunicaciones –TIC. También, y servirá como componente transversal al desarrollo, el Plan promueve la formación por competencias para el trabajo y el emprendimiento, lo cual se espera sea pertinente y responda a las apuestas empresariales y sectoriales de la ciudad y, particularmente, de las comunas. Mientras que la innovación y desarrollo pretenden el fortalecimiento del sector productivo y la productividad en vínculo directo de las empresas con el desarrollo científico-tecnológico. Esta es otra manera de consolidar la institucionalidad del esquema público privado de la alianza empresa, estado, educación y comunidad. 2. Enfoque metodológico El abordaje del objeto de estudio fue posible gracias al enfoque investigativo denominado sistematización, el cual también es una metodología. El uso de la sistematización se justifica dadas las características productivas, sociales, políticas y territoriales de las Mypes de la

El PP es una herramienta que complementa la política de productividad y competitividad de la ciudad. “Desde lo operativo en tanto el Presupuesto Participativo (PP) será un medio a través del cual se definirá la asignación de recursos y la ejecución de múltiples proyectos contemplados en el plan de desarrollo [como los de la línea 4], y que por su carácter comunal no ponen en cuestión los proyectos estratégicos del Plan de Desarrollo” (Alcaldía de Medellín-Secretaria de Desarrollo Social, 2004, p. 4). Desde este punto de vista el PP está concebido como un canal democrático para asignar con mayor eficiencia y transparencia los recursos públicos. En este sentido el PP es, asimismo, un modo de lograr acuerdos entre los actores comunitarios responsables —de algún modo— del desarrollo de sus espacios (barrios y comunas). En suma el PP “Complementa la política de cultura de la legalidad y autorregulación ciudadana al proponerle a la ciudadanía y la comunidad organizada el que ella misma llegue a acuerdos públicos sobre las prioridades de su territorio y comunidad local y vigile el cumplimiento de los mismos” (Ibíd., p. 6). Sin duda que la P&PP implicó un avance significativo en los procesos democráticos de Medellín. No es la tabla de salvación para los innumerables problemas de los que adolecen nuestras comunidades, pero si es la oportunidad para construir una democracia más sustantiva y transformadora. En este orden de ideas, cobra mucha validez la apreciación de Sousa Santos (2003, p. 9) cuando plantea que el PP “(…) se trata de un sistema de co-gobierno en que la sociedad civil, lejos de ser un refugio de supervivencia ante un Estado ausente u hostil, interviene en un proceso regular y organizado para ejercer control público del Estado a través de formas de cooperación y de conflicto institucionalizadas”.

12

1) Creación y For talecimiento de Empresas, 2) Formación para el trabajo y el emprendimiento, 3) Innovación y Desarrollo y 4) Sopor te.

22

Comuna-1, y que permitieron explorar la hipótesis de investigación. La sistematización, en el contexto de la investigación social, es un proceso cuyo propósito central va encaminado a generar nuevos conocimientos a partir de la práctica que permiten los proyectos de carácter social. Conocimiento que debe lograr a futuro la transformación —en los distintos ámbitos (económico, social, político, cultural) y grados (de menores a mayores niveles de desarrollo económico y social)— de las comunidades intervenidas. En la sistematización… …. se trata de ir más allá, se trata de mirar las experiencias como procesos históricos, procesos complejos en los que intervienen diferentes actores, que se realizan en un contexto económico-social determinado y en un momento institucional del cual formamos parte. Sistematizar experiencias significa entonces entender por qué ese proceso se está desarrollando de esa manera, entender e interpretar lo que está aconteciendo, a partir de un ordenamiento y reconstrucción de lo que ha sucedido en dicho proceso. Por lo tanto, en la sistematización de experiencias, partimos de hacer una reconstrucción de lo sucedido y un ordenamiento de los distintos elementos objetivos y subjetivos que han intervenido en el proceso, para comprenderlo, interpretarlo y así aprender de nuestra propia práctica. El dilema está en no quedarnos sólo en la reconstrucción de lo que sucede sino pasar a realizar una interpretación crítica. El eje principal de preocupación se traslada de la reconstrucción de lo sucedido y el ordenamiento de la información, a una interpretación crítica de lo acontecido para poder extraer aprendizajes que tengan una utilidad para el futuro. (Jara, 2001) (Las cursivas son nuestras). La reconstrucción es posible mediante un trabajo conjunto con y entre los distintos actores asentados en el territorio; los cuales aportan desde sus perspectivas, saberes y prácticas, a la experiencia particular, en este caso la del Proyecto CES en la Comuna-1. De tal suerte que cada uno de ellos sea artífice del destino que como comunidad les tocará compartir; en lugar de esperar

como agentes pasivos que voluntades ajenas interfieran, para bien o para mal, en sus trayectorias de vida. El éxito de la sistematización estará más que en el conocimiento generado en la manera como se asuma la construcción del mismo. El construir, a su vez, dependerá del nivel y calidad de la información suministrada por los distintos actores implicados en el proceso. Los informantes claves pueden ser tanto personas como organizaciones (públicas o privadas) reconocidas, conocedoras de las actividades del proyecto, confiables y con demostrada voluntad de colaboración con este tipo de iniciativas de desarrollo local. Asimismo los informantes calificados servirán como fuente no sólo de autoidentificación sino de ubicación de otros actores de relevancia para el proyecto. Para facilitar esto es necesario que el equipo de sistematizadores tenga muy presente el eje de sistematización, a fin de poder concentrar en un foco determinado los fines, esfuerzos y recursos. a. Fases del proceso metodológico

A continuación se describen las fases de las que constó el abordaje metodológico de la sistematización: FASE 1: Estudio de caso del Proyecto CES Comuna-1. Inicialmente, se hizo un reconocimiento de las políticas y acciones públicas— internacionales, nacionales, regionales y locales— de fomento al desarrollo empresarial para luego indagar en la manera cómo ellas incidieron en la transformación de las actuales formas de organización productiva, social, política y territorial de las Mypes de la Comuna-1. Dichas transformaciones se valoraron como erosiones y potenciaciones de la territorialidad existente. La primera actividad consistió en modelar los avances y resultados de los CES-Comuna-1. Lo cual fue posible gracias a un análisis de la ejecución del proyecto, centrada en las acciones ejecutadas y en las situaciones generadas, en cada una de las etapas. Sobre los resultados del análisis se determinó el modelo tanto del proyecto inicialmente diseñado como en acción. El modelo resultante se conformó por la identificación de regularidades y restricciones, la configuración, los referentes y componentes estratégicos del proyecto, y las acciones programadas y/o ejecutadas sobre la organización social, política, productiva y territorial de las microempresas. Esta actividad fue efectuada mediante la recopilación, revisión y sistematización de la información proveniente de los documentos y entrevistas con los responsables del proyecto.

No. 47

23

FASE 2. Exploración sobre los referentes conceptuales e institucionales de la política pública de fomento al desarrollo empresarial. Con base en los resultados del estudio de caso CES se exploró sobre la concepción de territorialidad. A continuación se profundizó en el estudio de los marcos contextual y conceptual, para establecer y proponer las conexiones conceptuales y de método que las Mypes exigen a las definiciones de territorialidad, competitividad y desarrollo local endógeno. Resultado con el que se diseñó el mapa de integración de las definiciones del marco teórico de la investigación. La precisión conceptual permitió tener un referente homogéneo y claro sobre los aspectos transversales en el estudio. Las categorías de análisis que configuraron el mapa de integración conceptual se basaron en los nueve conceptos del modelo de gestión empresarial13 : Cultura (tejidos y redes), estrategia, procesos, estructura, roles, indicadores, metodología, políticas y restricciones. Así como en los cuatro referentes paradigmáticos que rigen hoy la política internacional y nacional de fomento al desarrollo empresarial: Asociatividad, formalización-informalidad, conocimiento e innovación, alianza público-privada. FASE 3. Diseño de instrumento matriz para el procesamiento de la información de las fuentes. Con el mapa se diseñó una matriz de doble entrada, en la cual se ubicaron de forma horizontal (en las filas) los referentes del modelo de gestión empresarial, y en cada uno se elaboraron una serie de 24 preguntas cuya elaboración fue guiada por la hipótesis. El cuestionario permitió darle un norte al trabajo de campo (entrevistas y grupos focales) y a la lectura de las fuentes secundarias de información. Mientras que de modo vertical (en las columnas) sirvieron para poner los referentes paradigmáticos en clave de los tres momentos del proyecto: propuesta, en operación y resultados (Anexo, cuadro 2). FASE 4: Confrontación y análisis de la información recolectada. La información resultante en los cruces entre filas y columnas de la matriz fue fundamental para detectar los hallazgos de la experiencia CES. De manera simultánea se hizo un análisis del desarrollo empresarial con el enfoque de territorialidad integral. Al contrastar esta información con la respectiva al marco contextual, en sus tres niveles (internacional, nacional y regional),

de la política de fomento al desarrollo empresarial, fue posible comenzar a validar no sólo la experiencia en programas y proyectos productivos de la ciudad y otras comunas, sino también la de la Comuna-1. Finalmente se contextualiza la política en términos de fenómenos erosionadores y potenciadores de la territorialidad construida por las propias Mypes. FASE 5: Identificación de brechas. La información recolectada en las fases anteriores fue leída críticamente desde los aspectos social, político, productivo y territorial, para establecer las brechas (Anexo, figura 1) y el modelo a proponer. Por medio de la lectura de las brechas se identificaron las prácticas empresariales asociadas a los conceptos transversales definidos y se identificaron los componentes de un modelo de desarrollo empresarial posiblemente a diseñar. b. Dimensiones de análisis Las cuatro dimensiones de análisis le dan al trabajo una mirada compleja al fenómeno de las Mypes comunales. La complejidad en el enfoque la da el hecho de la conexión entre todas las dimensiones. El espacio es el escenario en el cual confluyen múltiples actores con sus intereses y lógicas, diversas actividades, procesos y recursos, dinámicas de todo tipo. Por ello se requiere de perspectivas que trasciendan el ámbito meramente económico e incursionen en análisis que consideren un multienfoque, que de cuenta, a su vez, dé explicaciones mucho más cercanas a la realidad. Figura 1. Interrelación de las cuatro dimensiones de análisis

DIMENSIÓN TERRITORIAL

DIMENSIÓN SOCIAL

DIMENSIÓN POLÍTICA

DIMENSIÓN PRODUCTIVA

Fuente: elaboración de los autores

13

El modelo de gestión es un esquema resultado de las distintas experiencias de sistematización realizadas por Esumer a lo largo de más de seis años de trayectoria en el campo de la investigación empresarial.

24

A continuación se esbozan algunos de los criterios conceptuales a considerar en cada dimensión. Es importante aclarar que en cada una de las dimensiones afloran elementos propios de ellas leídos, claro está, en clave del objeto de estudio, que al ser las Mypes el matiz que adquiere el análisis es sobre todo de carácter económico. i. Dimensión social

Lo social acá es entendido desde los impactos territoriales de la actividad productiva de las Mypes en términos del aprovechamiento de los factores productivos endógenos y de los beneficios generados a los grupos con asiento en el espacio. Desde ahí, el concepto de Economía Social14 adquiere una connotación especial. Pues las potencialidades que tienen hoy los territorios, en especial las comunas de Medellín, permiten pensar en un posible modelo de producción alternativo al capitalismo individualista que por lo general produce efectos de suma cero. En este sentido las políticas empresariales, públicas y privadas, no abordan en profundidad ese carácter social de las Mypes. Situación que puede significar desaprovechar las oportunidades enunciadas y deteriorar prácticas virtuosas como las que se enuncian a continuación: • • • Las relaciones empresariales de solidaridad entre Mypes. El empleo de mano de obra de baja calificación y oriunda de los sectores donde se localiza el negocio. Participación en los mercados de bajos ingresos.

La política pública de fomento al desarrollo empresarial, como está pensada, desorienta las prácticas de territorialización (acción de construir en el tiempo una territorialidad) y la territorialidad actual de las Mipymes. Una política más pertinente debe considerar las formas de organizar y gestionar —incluidos los intereses, objetivos, proyectos, liderazgos y poderes de los actores— la apropiación, transformación, control y defensa del lugar social y geográfico que ocupan estas empresas. Sin embargo, este tipo de políticas recogen, en cierto modo, aspectos territoriales —como los servicios, equipamientos e infraestructura— que apoyan la producción, contribuyen a los encadenamientos empresariales, a las mejoras de productividad y al progreso técnico. Asimismo las directrices de la política no recogen los procesos sociales que las Mypes han desarrollado. Procesos enfocados en conseguir, evolucionar y defender las aglomeraciones empresariales y la infraestructura de soporte. Mucho menos han considerado la ocupación y adecuación del espacio privado y público por parte de las Mypes. En efecto esto ha causado una tensión que se ha expresado en movilizaciones sociales; en acciones legales y de fuerza sobre la ocupación, uso y transformación del espacio privado y público que ocupan; y la generación de organizaciones de unión que les permite a los micro y pequeños empresarios relacionarse con los gobiernos para enfrentar o afrontar sus decisiones y acciones. Abordar el problema de la productividad y la competitividad empresarial con un enfoque territorial hace necesario que el enfoque analítico y metodológico se apoye en las transformaciones paradigmáticas que tocan la cultura empresarial: trabajo en red, asociatividad empresarial, el conocimiento y la innovación en los procesos productivos, las alianzas público–privadas-sociedad civil, el trabajo informal y el peso de las Mipymes. Paradigmas que de algún modo se han subvalorado en los contextos del desarrollo territorial (regional y local). El modelo de desarrollo empresarial que debe soportar las reflexiones, las elaboraciones de política y las acciones, es el nuevo enfoque territorial. Así mismo debe ser el sustento para los diferentes programas y proyectos que apuntan a generar un impacto en los territorios, abordando los problemas estructurales como son los de generación de ingresos y empleos dignos.

Sin duda estos aspectos generan beneficios en amplios sectores de la población, tanto productora de bienes y servicios como consumidora de los mismos. Las políticas públicas de fomento al desarrollo empresarial mencionan los tres aspectos en las distintas caracterizaciones de las Mipymes y en las declaraciones de motivos de muchos diseños de programas y proyectos; no obstante, al final no formulan objetivos y acciones directas sobre lo positivo de las implicaciones sociales. ii. Dimensión política

Las lógicas del poder de los distintos actores en el territorio y sus efectos de índole económico son el asunto central en esta dimensión.

14

Para mayor información respecto a este concepto puede consultarse el por tal de la Confederación Empresarial Española de Economía Social –CEPES(ht tp://www.cepes.es/)

No. 47

25

iii.

Dimensión productiva

La comprensión de la dimensión productiva es factible gracias a los conceptos de competitividad territorial y desarrollo económico local -DEL-. A continuación se abordan con más detalle ambas acepciones. La competitividad territorial es la capacidad efectiva de un territorio (localidad, región) para incrementar su producción de manera sostenida con base en la inversión empresarial y en la elevación social de la productividad. Ambos factores como bases para la generación de riqueza y de bienestar con equidad. La productividad de un territorio es la relación existente entre las salidas (los productos) y las entradas (los insumos), en y para producir bienes y servicios. En suma, es la capacidad de un territorio para generar valor agregado. Son muchos los factores y niveles de la organización social, y múltiples las relaciones entre ellos, que determinan las capacidades de los territorios para la competitividad. Vistos de manera sistémica, pertenecen a cuatro tipos: 1) Nivel meta: referido a los valores culturalmente aceptados por la mayoría de la

sociedad, que son favorables a la competitividad en la medida en que acepten la necesidad del desarrollo, la integración a un mundo globalizado y la pertinencia de participar y apropiar visiones y estrategias colectivas de desarrollo con equidad. 2) Nivel macro: alusivo al control de los principales agregados económicos, en especial aquellos que inciden directamente en los niveles de productividad y competitividad. 3) Nivel meso: alude a las instituciones y las políticas específicas de promoción de la competitividad, que deben ser sólidas, apropiadas, con visión de largo plazo y articuladas entre sí. 4) Nivel micro: se refiere a la gestión empresarial competente y competitiva (Figura 2). La promoción del desarrollo territorial, es esa labor permanente, concertada y articulada, para definir y ejecutar políticas, planes, programas, proyectos y actividades, orientados a favorecer el desarrollo de una localidad, y/o región, por parte de las instituciones y actores asociados a las distintas dimensiones de la competitividad sistémica. Pero sin duda son los gobiernos territoriales y el tejido empresarial ya consolidado, quiénes representan los liderazgos estratégicos de dicha promoción. Son los articuladores de las iniciativas de desarrollo productivo con equidad.

Figura 2. Las dimensiones de la competitividad territorial

APP*
Políticas Públicas entorno a desarrollo empresarial. Infraestructuras básicas Tecnologías I + D + i... Cultura E Asociatividad Participación Modernización institucional

MESO COMPETITIVIDAD TERRITORIAL EMPRESARIAL Flexibilidad
• Conocimiento E Innovación (I & D) • Capital de trabajo • Acceso a Mercados • Producción • Mano de obra

META

MICRO
Gestión Empresarial Gestión Innovación (I & D) Asociatividad y Solidaridad Redes Colectivos CES

MACRO
Entorno Macroeconómico. Políticas hacia la Competitividad Globalización

Externabilidad

• Familia • Líderes • ONG’s. • Agentes territoriales * APP: Alianza Público Privada: Academia, Gremios y Estado

Fuente: Alcaldía de Medellín, Esumer, 2008

26

Los gestores y promotores de mecanismos específicos que apoyen y creen entornos favorables para la competitividad sistémica. A los gobiernos territoriales les corresponde crear entornos públicos favorables a la generación de más desarrollo productivo; liderar y canalizar las fuerzas sociales en pro de un proyecto común; promover y apoyar la articulación de las instituciones públicas y privadas y fomentar sistemas territoriales de apoyo para el desarrollo de las dimensiones meta, meso y micro de la competitividad sistémica. Por su parte, corresponde al empresariado desplegar una cultura de gestión empresarial en sintonía con los tiempos de la globalización y la competitividad: relaciones comerciales a escala mundial; alianzas para la competitividad; aprendizaje de nuevas tecnologías; transferencia de conocimiento; y gestión empresarial en apoyo al desarrollo del entorno social. El DEL alude a los “espacios territoriales que disponen de recursos, naturales, humanos, económicos, institucionales, culturales y ambientales, que debidamente planificados y gestionados están en condiciones de generar crecimiento y bienestar” (Vázquez, 2000). Efectivamente, este se consigue promoviendo la formación de sistemas productivos territoriales, sustentados en el despliegue de los factores de desarrollo endógeno, y asumiendo el territorio como sistema natural y sociocultural abierto: como agente de desarrollo. Se inscribe en una estrategia de desarrollo nacional que busca mayor equidad política, social y económica. Supone la capacidad de los gestores locales para articular las demandas del mercado, de la sociedad civil y del Estado, y de la capacidad para distribuir los beneficios y costos que de allí surjan. El DEL implica, principalmente: la descentralización de recursos, funciones, atributos y poderes en la toma de decisiones desde el nivel central a los ámbitos provinciales y locales; la articulación de diversos actores —gubernamentales, empresariales, organizaciones sociales, entre otros— en el proceso de toma de decisiones sobre el ámbito local; una clara definición de los roles y atribuciones de los distintos actores; el fomento de un espacio público local democrático: una ciudadanía activa, un gobierno provincial o local transparente y legalmente responsable; pluralidad política y diversidad local; y el impulso a la participación a través de mecanismos e instancias formales e informales. La descentralización está llamada a responder con más pertinencia a las necesidades del territorio en sus diversos ámbitos: la recuperación de relaciones de confianza

entre los actores y con el Estado y la participación real de la población y sus organizaciones son factores determinantes para el desarrollo humano. El DEL no apunta sólo a encontrar respuestas ante situaciones críticas. También, y sobre todo, busca adelantar procesos de reestructuración social, económica, política e institucional. La defensa de los derechos humanos y el fortalecimiento de las tres ciudadanías -política, económica y social- son fundamentos del desarrollo. iiii. Dimensión territorial La territorialización y la territorialidad constituyen los ejes conceptuales centrales de la sistematización. Según Rincón y Echeverría (2007, p. 26) “(…) La territorialidad se ve como esos ejercicios realizados desde diversas fuentes que se expresan, marcan y constituyen su territorio, y en tal proceso construyen, conservan, protegen, consolidan y defienden su propio sentido de vida. En tanto el territorio integra la acción y la huella que lo constituye implícitamente no es mero espacio físico, sino que contiene los efectos del verbo que lo crea, marcando y registrando aquellas diferencias que lo caracterizan”. Quiere decir esto que los espacios se transforman en el tiempo; surgiendo una sucesión de permanencias y cambios producidos fundamentalmente por la intervención planificada del Estado y del sector privado, así como por las acciones de resistencia de las comunidades a las intervenciones pública y privada. De acuerdo con Rincón dichas acciones serían las de conquista, producción, apropiación, defensa, y resistencia que dejan huella y marcas, delimitaciones y fronteras, así como también conflictos y regulaciones. La extensión de los conceptos de territorialización y territorialidad a las acciones territoriales de las Mypes, lleva a ensayar una conceptualización de territorialidad económica. Concepto necesario para realizar los análisis de la evidencia empírica del proyecto CES. Así, la territorialidad económica resulta ser la acción social de pequeños agentes sobre el espacio económico que habitan y ocupan en la ciudad; además con la intención de transformarlo y defenderlo en función de la productividad y competitividad de sus procesos productivos. La territorialidad en las Mypes resulta ser la gestión territorial de economías de localización y de urbanización, que les permite alcanzar y sostener economías de escala en sus negocios. En suma, la ocupación, transformación y defensa del territorio son acciones de estos actores económicos movilizados por recursos mediante actos políticos. Los territorios económicos

No. 47

27

creados por las Mypes a partir de las territorialidades debe comprenderse “como proceso y construcción y, en tal sentido, se le reconocen como cualidades constituyentes: la heterogeneidad, la simultaneidad, el movimiento, la variación y el conflicto” (Rincón & Echeverría, 2007). 3. Resultados La demostración y validación de la hipótesis de trabajo permite acercarse a la construcción de aportes teóricos, cuya implementación práctica contribuiría a la definición de territorialidades desde el territorio mismo. Dicha construcción es soportada en el concepto de acción social, en tanto “Por acción social debe entenderse una conducta plural –de varios– que, por el sentido que encierra, se presenta como recíprocamente referida, orientándose por esa reciprocidad” (Weber, 1971). Es decir, los comportamientos individuales adquieren sentido en la medida que inciden en el de otros. Pero tal afectación no se basa en la típica racionalidad instrumental defendida por el viejo y nuevo liberalismo económico, más bien es la razonabilidad de tipo kantiano la que guía los intereses del grupo de acuerdo con lo que más le conviene a todos. Las cuatro dimensiones relacionan una acción social cuya interacción actual es débil y como alternativa de solución a la hipótesis plantea una acción social de interacción futura. El propósito no es otro que arrojar luz sobre lo realmente importante que debe hacerse a futuro a partir del problema que representa el presente. Las oportunidades o ventajas, si así puede llamárseles, de las Mypes, es lo que las hace estar de moda. En tanto este segmento empresarial se convierte en una oportunidad importante para el crecimiento de la economía debido a la especialización flexible de su producción. Flexibilidad que las hace competitivas, en ciertos casos, en los mercados y en cadenas productivas de las grandes empresas15; además de permitirles trabajar a bajos costos de operación con un uso

intensivo de mano de obra de baja calificación. Estos factores las cualifican para realizar procesos y fabricar bienes intermedios y finales para las grandes empresas; de otro modo construir cadenas productivas y de valor para el conjunto de la economía local. Así contribuyen a la transformación de tejido empresarial, el aparato productivo, la productividad y competitividad de las empresas y la región, y la disminución del desempleo, aumento de las oportunidades y condiciones para la creación de pequeñas, la reducción de la pobreza y la desigualdad. Los programas de fortalecimiento empresarial del gobierno local, expresan una serie de territorialidades que a través de procesos de interacción se definen como diferentes entre sí. Pero en realidad se encuentran unidas por un elemento de concentración que orienta la dinámica de la acción social en el territorio. Es así como desde lo social, político, productivo y territorial, se identifican territorialidades que deben considerarse como piezas claves para la construcción de la competitividad empresarial y territorial. Esto en la medida que las interacciones sociales de los agentes locales produzcan diferentes percepciones y configuraciones del espacio, la activad económico-social y la práctica política. En las tablas siguientes quedan identificadas, interpretadas y construidas las territorialidades desde cada una de las cuatro dimensiones, y referidas a la Comuna-1 (Granados, 2010). El paralelo o situación actual compara las acciones sociales presentes en el territorio y que se convierten en restricciones para el logro del desarrollo económico y social. Mientras que en el lado opuesto está la acción social ideal, es decir el mejor estado de cosas posible y que podría lograrse a través de las acciones sociales de interacción futura. La síntesis de la dimensión respectiva contempla de un lado el punto en el cual está el territorio, en el cual no hay muchas posibilidades de desarrollarlo; por el otro lado ubica el punto al cual debe llegar la comunidad por medio de la estrategia que se plantea en el centro del cuadro. La estrategia se describe con lujo de detalles en la parte final.

15

Sucede así con muchos productores pequeños de calzado de los barrios de estratos medio y bajo, quienes son proveedores de intermediarios que expor tan o comercializan sus productos en almacenes de grandes super ficies y centros comerciales de gran formato.

28

Cuadro 2. Identificación de territorialidades por dimensiones y acciones sociales
DIMENSIÓN SOCIAL PARALELO SITUACIÓN ACTUAL ACCIÓN SOCIAL IDEAL Capital social y empresarial Formalización Asociatividad ACCIÓN SOCIAL DE INTERACCCIÓN FUTURA ACCIÓN SOCIAL PRESENTE

Reflexión, apropiación, acción y aprendi- Individualismo personal y productivo. zaje colectivo. La asociatividad y la integración. Informalidad. La configuración de procesos asociativos Procesos asociativos inducidos. desde la integración empresa, familia, sociedad. La gestión de conocimiento y la comuni- Desconocimiento de competencias cación una estrategia para el desarrollo existentes. de competencias asociativas y empresariales. SÍNTESIS DIMENSIÓN SOCIAL COMPETENCIAS PERSONALES EMPRESARIALES Y TERRITORIALES Desarrollo de competencias personales y empresariales a través de la construcción de redes sociales y productivas, buscando procesos de cohesión social, identidad colectiva y solidaridad. DESCRIPCIÓN DE LA ACCIÓN FUTURA

Conocimiento autóctono

BIEN COMÚN Fortalecer unidades productivas a través del mejoramiento de sus prácticas para que transciendan la sobrevivencia e incrementen su rentabilidad en términos económicos y sociales.

BIEN INDIVIDUAL Desenfoque estratégico del desarrollo personal y empresarial, Tanto por la comunidad como por la Administración Municipal.

Desarrollar competencias personales y empresariales, de tal modo que se facilite que las Mypes articulen sus intereses y recursos mediante la construcción de redes sociales y empresariales. Esto bajo los principios de cohesión social, identidad colectiva, solidaridad, reciprocidad y corresponsabilidad. Las formas que adquieran estas nuevas relaciones pueden ir desde redes, encadenamientos o circuitos económicos solidarios, empresarismo social y fortalecimiento o creación de organizaciones empresariales de integración de segundo grado. Todo esto permitirá construir un entorno institucional adecuado para estimular en el ámbito territorial el aprendizaje privado y social entre trabajadores/as, empresas, grupos sociales y el Estado; además de contribuir al desarrollo del capital social y empresarial. La estrategia de actuación debe buscar que los sistemas productivos locales tengan una unidad de intervención territorial, de cooperación público-privada de actores, de participación activa, de la búsqueda de consenso y de la provisión de servicios de desarrollo empresarial para Mypes locales en contextos territoriales innovadores. Se debe buscar estructurar unidades productivas que mejoren sus prácticas empresariales, desarrollen actividades económicas que transcienden la sobrevivencia e incrementen su rentabilidad en términos económicos y sociales. Articuladas a las dinámicas de ciudad, región, país y mundo, y con procesos que permitan su migración paulatina a la formalización empresarial. DIMENSIÓN POLÍTICA PARALELO SITUACIÓN ACTUAL ACCIÓN SOCIAL IDEAL ACCIÓN SOCIAL DE INTERACCCIÓN FUTURA ACCIÓN SOCIAL PRESENTE Individualismo Estatal

Alianzas estratégicas empresariales Alianza público–privada–comunidad entre los actores del desarrollo Transformación empresarial Autogestión del desarrollo local

Prevalencia del proceso por encima del Resultados inmediatistas proyecto Profundización de la democracia par- Asistencialismo social ticipativa a través de la generación de competencias

No. 47

29

SÍNTESIS DIMENSIÓN POLÍTICA Gestión sostenible del desarrollo econó- Generación de competencias de auto- Desarrollo de proyectos con resultados mico de las comunas gestión de los planes de desarrollo local forzados de articulación público-privado - comunitario que prolongan las viejas prácticas de desarrollo centradas en protagonismo del Estado DESCRIPCIÓN DE LA ACCIÓN FUTURA Generar capacidades de autogestión en las mismas comunidades para que sean ellas quienes formulen y gestionen sus propios planes de desarrollo. Esto con el fin de conseguir, disponer, priorizar y utilizar los recursos en consonancia con: el Plan de Ordenamiento Territorial, el Plan de Desarrollo Municipal, y las dinámicas de la región y el país. La pretensión es darle continuidad y estabilidad a la política de participación ciudadana, para que desde los programas y proyectos se promocione el desarrollo empresarial encaminado a atacar los problemas estructurales que padecen las comunidades pobres de la ciudad. Para que con el tiempo logren incrementar la rentabilidad económica y social, de modo tal que migren paulatinamente a la formalización empresarial. Es imperativo generar estructuras de integración entre lo público-privada-comunitario, no sólo desde el Estado, sino trabajando mancomunadamente en alianzas estratégicas de cooperación, que permitan complementar, potenciar y aprovechar las capacidades existentes y suplir las carencias y necesidades empresariales de las comunidades, de modo que su desarrollo sea efectivo y sostenible. Se requiere estructurar un modelo propio entre los actores del desarrollo: El Estado, empresa, sector educativo y comunidad, que considere las condiciones socioculturales, las características particulares y la heterogeneidad de cada territorio y localidad. DIMENSIÓN PRODUCTIVA PARALELO SITUACIÓN ACTUAL ACCIÓN SOCIAL IDEAL Fortalecimiento del empresarismo local ACCIÓN SOCIAL DE INTERACCCIÓN FUTURA ACCIÓN SOCIAL PRESENTE sin

Generación de competencias políticas, Débil fortalecimiento empresarial técnicas y económicas en el ámbito enfoque estratégico territorial comunal para jalonar el empresarismo barrial.

Desarrollo empresarial con enfoque Articulación del componente empre- Desarrollo empresarial sin enfoque territorial sarial como dimensión estratégica del territorial desarrollo territorial SÍNTESIS DIMENSIÓN PRODUCTIVA Desarrollo empresarial local Desarrollo empresarial como estrategia Programa de fortalecimeinto empresade desarrollo territorial. rial sin enfoque territorial DESCRIPCIÓN DE LA ACCIÓN FUTURA Permear aquellas estructuras mentales, culturales y sociales que históricamente han determinado pautas de actuación empresariales, económicas y productivas en las comunas de la ciudad. Esto hace referencia especialmente a dos tipos de comportamientos: el individualismo y la informalidad. Para ello es necesario construir un entorno institucional adecuado, que estimule en el ámbito territorial el aprendizaje privado y social entre trabajadores/as, empresas, redes, grupos sociales y Estado. Contribuir así al desarrollo del capital social y empresarial. La estrategia de actuación busca que los sistemas productivos locales tengan una unidad de intervención territorial, de cooperación público-privada entre actores, de participación activa y búsqueda de consenso entre los mismos. Además de la provisión de servicios de desarrollo empresarial para las Mypes locales a través de la creación de entornos o contextos territoriales innovadores con base en las capacidades locales.

30

DIMENSIÓN TERRITORIAL ACCIÓN SOCIAL IDEAL Competitividad empresarial y territorial ACCIÓN SOCIAL DE INTERACCCIÓN FUTURA ACCIÓN SOCIAL PRESENTE

Desarrollo de capacidades empresaria- La competitividad empresarial y territoles en los territorios rial un planteamiento no interiorizado por los distintos actores.

Gestión conjunta del desarrollo empre- Construcción colectiva de la territo- Baja participación en materia de desasarial rialidad de las Mypes como apuesta rrollo económico estratégica SÍNTESIS DE LA DIMENSIÓN TERRITORIAL Asentamiento empresarial por oportu- Desarrollo empresarial en contexto Asentamiento espontáneo sin aprovenidad económica dentro del contexto territorial por especialización productiva chamiento territorial y sin especializacomunal ción productiva DESCRIPCIÓN DE LA ACCIÓN SOCIAL FUTURA Es necesario reconocer que las economías barriales y comunales son parte integral de la estructura empresarial de la ciudad. Mediante la implementación de un modelo de desarrollo empresarial territorial es posible hacer de las comunas de la Ciudad territorios competitivos, donde la Administración municipal sea el actor encargado de promover la gestión conjunta con los empresarios, gremios y demás líderes sociales. Asimismo consolidar las condiciones culturales, institucionales, financieras e infraestructurales, determinantes para la generación de riqueza y desarrollo, y que permitan superar las condiciones de pobreza. Para ello hay que permear aquellas estructuras mentales, culturales y sociales que históricamente han determinado pautas de actuación especialmente de tres tipos: el individualista, de exceso de protagonismo e informales.

Conclusiones • La configuración del espacio físico es una condición necesaria mas no suficiente para comprender los procesos que constituyen el territorio. En el territorio confluyen intereses, acciones, conflictos y alianzas, todo entre una amalgama rica y compleja, que toma como telón de fondo lo espacial. La Comuna-1 es un claro ejemplo de cómo el espacio muta a lo largo del tiempo debido a dinámicas poblacionales, pero también a factores de violencia, exclusión y pobreza. Las recientes intervenciones urbanas por parte de los últimos gobiernos locales han querido visibilizar la Comuna, sacarla del ostracismo en el cual un sector de la ciudad la ha condenado por considerarla marginal y peligrosa, y hacerla parte, como si ya no lo fuera, de la Medellín de hoy, de la ciudad que se debate en marcados contrastes. El mundo de hoy reproduce sus estructuras de poder económico y político desde la escala global hasta los microespacios más inimaginables como los barrios y comunas o localidades de una ciudad. Desigualdad, pobreza e informalidad están presentes en una calle de Nueva York, pero también se evidencian en la actividad frutícola en el sur de España; y en las polvorientas calles de algún suburbio pobre de Johannesburgo; asimismo en una favela de Río de Janeiro o en las condiciones impuestas

por una multinacional maquiladora a la población desempleada de Tijuana. Lo que más preocupa no es la presencia a lo largo y ancho del planeta de estos tres problemas sino su tendencia creciente. • Medellín encontró en la generación de una institucionalidad relativamente fuerte y con continuidad la manera de atacar los endémicos y graves problemas sociales y económicos de las comunas más pobres. Los dos últimos planes de desarrollo y la planeación y presupuestación participativa, son sin duda innovaciones políticas y sociales que han impactado de otra forma los espacios. Considerar lo económico como fundamento para el desarrollo social y político sin duda es acertado, no obstante es necesario fortalecer procesos que vayan encaminados hacia una concepción más amplia de ciudadanía, que trascienda las meras dimensiones de la producción y el consumo. La sistematización de la experiencia de los CES en la Comuna-1 fue un ejercicio que permitió una mirada más profunda y comprensible de las intervenciones sociales con fuerte contenido económico. Esta metodología posibilita develar otras lógicas de actuación y relaciones de los diversos actores locales. El ejercicio de reconstrucción de la experiencia y lectura crítica de lo hallado, fue el camino para

No. 47

31

identificar las diversas territorialidades (social, política, productiva), bases para la construcción de una competitividad empresarial contextualizada en el territorio, pertinente con los recursos endógenos y justa en lo social. Referencias • AFP, ANSA Y REUTERS. (24 de Abril de 2010). Crece en el mundo la pobreza extrema. Duro informe del FMI y el Banco Mundial. La Nación (en línea) . ALCALDÍA DE MEDELLÍN. (2008). Comuna-1. Recuperado el 4 de Marzo de 2009, de http://www. comunapopular.org ALCALDÍA DE MEDELLÍN-SECRETARIA DE DESARROLLO SOCIAL. (2004). Programa de Planeacion y Presupuesto Participativo (P&PP) 2004-2007 (Documento borrador). Medellín: Alcaldía de MedellínSecretaria de Desarrollo Social. ALVATER, E., & MAHNKOPF, B. (2008). La Globalización de la inseguridad. Trabajo en negro, dinero sucio y política informal. Buenos Aires: Paidos. BANCO MUNDIAL. (2010). Indicadores del desarrollo mundial 2009. Recuperado el 25 de Abril de 2010, de http://data.worldbank.org/indicator BARRIENTOS, M. (2010). Index Mundi. Recuperado el 2 de Marzo de 2010, de http://www.indexmundi. com/map/ CARBET. (Noviembre de 2007). Foro Urbanismo Social: transformación en donde debe ser. Recuperado el 13 de Octubre de 2009, de http://www. skyscrapercity.com/showthread.php?t=546486 CÁRDENAS, M., & MEJÍA, C. (2007). Informalidad en Colombia: Nueva Evidencia. Bogotá: Documentos de trabajo-DNP, No. 35. CASASFRANCO, J. (12 de Mayo de 2010). Sigue la Pobreza. Eltiempo.com . COLABORADORES DE WIKIPEDIA. (29 de Marzo de 2010). Asociación Latinoamericana de Libre Comercio . Recuperado el 23 de octubre de 2009, de http://es.wikipedia.org/w/index. php?title=Asociaci%C3%B3n_Latinoamericana_de_Libre_Comercio&oldid=35612172

______. (7 de Mayo de 2010). Coeficiente de Gini . Recuperado el 10 de Octubre de 2009, de http:// es.wikipedia.org/w/index.php?title=Coeficiente_ de_Gini&oldid=36802661 CORPORACIÓN CON-VIVAMOS. (14 de Enero de 2010). Medellín de cuál trasformación estamos hablando cuando el derecho a la vida de la población más pobre esta siendo amenazado. Comunicado enviado por correo-e . Medellín: Con-vivamos. DEPARTAMENTO ADMINISTRATIVO DE PLANEACIÓN-MUNICIPIO DE MEDELLÍN. (2005). Encuesta de Calidad de Vida Medellín 2005. Medellín: DAPMunicipio de Medellín. DEPARTAMENTO ADMINISTRATIVO NACIONAL DE ESTADÍSTICA-DANE. (14 de Mayo de 2010). Boletín de Prensa. Recuperado el 18 de Mayo de 2010, de Medición del empleo informal. Trimestre Enero - Marzo de 2010: http://www.dane.gov.co/files/ investigaciones/boletines/ech/ech_informalidad/ bolet_ech_informalidad_ene_mar2010.pdf _____. (2009). Empalme de las Series de Empleo, Pobreza y Desigualdad . Recuperado el 8 de Mayo de 2010, de http://www.dane.gov.co/files/noticias/ MESEP_2009.pdf ____. (junio de 2006). Gran Encuesta Integrada de Hogares, 2006-2008. Recuperado el 12 de Mayo de 2010, de http://www.dane.gov.co/daneweb_V09/ index.php?option=com_content&view=article&id =121&Itemid=67 DE SOUSA S., B. (2003). Democracia y participación. El ejemplo del presupuesto participativo. Barcelona: El Viejo Topo EFE. (15 de Abril de 2009). Empleo informal en el mundo alcanzará el 66% en 2020 . Ponte al Día (en línea) . ELTIEMPO.COM. (19 de Mayo de 2010). Aumentan los usuarios desconectados a los servicios públicos en Medellín. El Tiempo (en línea) . GIRALDO, O. G. (2005). Caracterizacion e identificación de necesidades específicas del tejido empresarial de la zona de influencia de Metrocable. Medellín: Secretaría de Desarrollo Social-Municipio de Medellín, Institución Universitaria ESUMER.

• •

32

GRANADOS, H. (2010). La territorialidad de las Mipymes en la política pública de formalización empresarial. Con referencia en las Mipymes y el Programa Cultura-E de la Comuna-1 (Santo Domingo) de la ciudad de Medellín. Medellín: Tesis para optar al título de Meaestría en Estudios Urbano Regionales, Facultad de Arquitectura, Universidad Nacional. GRANADOS, H., & TEJADA, G. (2007). Los circuitos economicos, una alternativa de desarrollo empresarial: la experiencia de Esumer. Mercatec, No. 42 , 15-19. HERRERA, J., ROUBAUD, F., & RIVERA, Á. (2004). (Eds). El sector informal en Colombia y demás países de la Comunidad Andina. Bogotá: Departamento Nacional de Estadística-DANE. INSTITUTO POPULAR DE CAPACITACIÓN-IPC. (14 de Julio de 2009). Agencia de prensa IPC. Recuperado el 15 de mayo de 2010, de http://www.ipc.org. co/agenciadeprensa/index.php?option=com_ content&view=article&id=276:pese-aenergia-prepago-desconectados-siguen-en-lapenumbra&catid=94:general&Itemid=436 JARA, O. (2001). Dilemas y desafíos de la sistematización de experiencias. Costa Rica:: Alforja. LONDOÑO, C. M. (2006). Proyecto fortalecimiento y articulación de las unidades productivas de la Comuna-1. Censo de caracterización. Medellín: Municipio de Medellín, Universidad Minuto de Dios-UNIMINUTO-. LÓPEZ, H. (2005). ¿Cuántos son los pobres en Colombia? Recuperado el 3 de Septiembre de 2005, de Departamento Nacional de Planeación. Misión para el diseño de una estrategia para la reducción de la pobreza y la desigualdad.: http://www.dnp. gov.co/paginas_detalle.aspx?idp=639 NORTH, D. (1994). Desempeño Económico, instituciones y cambio institucional. México: Fondo de Cultuar Económica.

• •

PERSONERÍA DE MEDELLÍN. (2009). Informe homicidios en Medellín (ppt). Medellín: Personería. RINCÓN, A., & ECHEVERRÍA. (2007). Guía para Taller Permanente de Lectura Territorial Fase Interpretación. Escuela de Planeaciòn Urbano-Regional. Medellín: Universidad Nacional de Colombia. S.A. (S.F.). Insumisos Latinoamericanos. Recuperado el 02 de Marzo de 2009, de http://www. insumisos.com/lecturasinsumisas/MEDELLIN%20 FRONTERAS%20INVISIBLES%20III.pdf SECRETARÍA DE DESARROLLO SOCIAL-ALCALDÍA DE MEDELLÍN, ESUMER. (2008). Sistematización de la experiencia del proyecto Fortalecimiento de las Unidades Productivas Articuladas (FUPA) de la Comuna-1 (Popular) de Medellín (vigencias 2005, 2006 y 2007). Medellín: ESUMER. VÁZQUEZ-BARQUERO, A. (2000). La política de desarrollo económico local. En A. VázquezBarquero, Desarrollo económico local y descentralización: un análisis comparativo. Santiago de Chile: CEPAL. VILDOSO, H. R. (29 de enero de 2007). NOTIBLOG: Noticias de Chile y el mundo para compartir información. Recuperado el 12 de octubre de 2009, de La distribución de la riqueza en el mundo: http:// notiblog-hugorueda.blogspot.com/2007/01/ladistribucin-de-la-riqueza-en-el.html WEBER, M. (1971). Economía y Sociedad, Esbozo de Sociología Comprensiva. México: Fondo de Cultura Económica. ZULETA ARANGO, J., & LÓPEZ MARÍN, L. (2008). Conglomerados económicos: un análisis de las disparidades departamentales del ingreso en Colombia (1975-2005). Medellín: Tesis para optar al título de Economista, Universidad de Antioquia.

• •

No. 47

33

Anexos

Mapa 1. Superficie de la Comuna-1

Fuente: Granados, 2009.

Gráfico 1. Ingreso Per Cápita Departamental como porcentaje del ingreso Per Cápita Nacional, 1975 - 2005 (Promedio)
Chocó Nuevos Valle Antioquia Cundinamarca La Guajira Santander Meta Boyacá Risaralda Atlántico Qundío Tolima Huila Caldas Bolívar Cesar N. de Santander Cauca Caquetá Magdalena Córdoba Nariño Sucre Chocó 0,00% 20,00% 40,00% 60,00% 80,00% 100,00% 120,00% 140,00% 160,00% 180,00%

Gráfico 2. Índice de NBI Departamental como porcentaje del índice NBI Nacional, 2005
Chocó Vichada Guajira Guanía Córdoba Sucre Vaupés Magdalena Bolívar Cauca Cesar Amazonas Nariño Caquetá San Andrés Guaviare Casanare Arauca Putumayo Huila Boyacá N. Santander Tolima Meta Atlántico Antioquia Santander Cundinamarca Caldas Risaralda Quindio Valle del Cauca Bogotá D.C.

DEPARTAMENTOS

Fuente: Zuleta & López, 2008

DEPARTAMENTOS

0,00%

50,00% 100,00% 150,00% 200,00% 250,00% 300,00%

Fuente: Zuleta & López, 2008

34

Cuadro 1. Algunos de los términos empleados para designar las actividades que escapan a las normas legales y estadísticas Economía no oficial Economía no registrada Economía no declarada Economía disimulada Economía clandestina Economía sumergida Economía paralela Contraeconomía Economía invisible Economía gris Economía marginal Economía ilegal Economía no observada Economía escondida Economía secundaria Economía dual
Fuente: Herrera, Roubaud, & Rivera, 2004, p. 14

Economía oculta Economía negra Economía irregular Economía periférica Economía informal Economía de la sombra Economía alternativa Economía popular

Cuadro 2. Instrumento matriz para vaciar y procesar la información de la sistematización
PARADIGMAS 1. Asociatividad empresarial (trabajo en red, cadena productiva, asociatividad) (MYPYMES) Momentos Proyecto propuesto 1. Cultura 2. Estrategia 3. Procesos 4. Estructura 5. Sectores 6. Indicadores 7. Metodología 8. Políticas 9. Observaciones Proyecto en escena y resultados 2. Formalización Infomalidad (MYPYMES) Momentos Proyecto Propuesto Proyecto en escena y resultados 3. Conocimiento e innovación Momentos Proyecto Propuesto Proyecto en escena y resultados 4. Alianza PúblicoPrivada Momentos Proyecto Propuesto Proyecto en escena y resultados

COMPONENTES

No. 47

35

Figura 1. Alcance del proceso de sistematización
Proceso Sistematizador MODELO PROPUESTO MODELO EN ESCENA

BRECHAS
DEFINICIÓN DE POLÍTICAS (INTERAL Y NAL) ANÁLISIS CRÍTICO DE DESARROLLO TERRITORIAL Y EMPRESARIAL PRECISIÓN CONCEPTUAL EXPERIENCIA DE PROGRAMAS Y PROYECTOS REGIONALES

Entre: alianzas públicos privadas; pensamiento en cadena; trabajo en red; informalidad; papel del conocimiento; innovación; entre otros. y elementos de modelo.

Conveniencias Contingencias Aciertos Hallazgos Aprendizajes

BRECHAS

Modelo a proponer (Elementos)

Proceso Sistematizador

Fuente: elaborado por los autores

36

Artículo de reflexión

Marco teórico para el estudio del Puerto de Urabá en función de la internacionalización de la región y el país*
Guillermo Alfaro Rodríguez** Jahir Alexander Gutiérrez Ossa*** Abstract The lack of physical infrastructure addressed to the economic development has been one of the most questioned as regards the productive capacity and competitiveness to deal with the international trade on the part of the countries, without it is impossible for an economy exit afloat or at least end up being attractive to international business. Hence the need to review of the contribution that in reality it generates an economy the count with an efficient infrastructure. The pair to establish the relationship between the infrastructure with the conditions of production and access to international markets. It is important to consider the impact of the infrastructure projects existing and future on the basis of the capacity of exportable that through its various territories, Colombia could sustain really. Key words Globalization, international trade, territory, port infrastructure. Introducción La forma como se estaba diseñando la interacción subregional del departamento de Antioquia se caracterizaba por grandes procesos de desarrollo interno en las subregiones, pero nada importante que condujera

Resumen La falta de infraestructura física dirigida al desarrollo económico ha sido uno de los elementos más cuestionados en cuanto a la capacidad productiva y competitiva para afrontar el comercio internacional por parte de los países, señalando además, que sin ella es imposible que una economía salga a flote o que por lo menos termine siendo atractiva para los negocios internacionales. De ahí la necesidad hacer una revisión del aporte que en realidad le genera a una economía el contar con una eficiente infraestructura. A la par que establecer la relación entre infraestructura con las condiciones de producción y acceso a mercados internacionales. Por ende, es importante considerar el impacto de los proyectos de infraestructura vigentes y futuros sobre la base de la capacidad de oferta exportable que en escala y a través de sus distintos territorios, Colombia podría sustentar realmente. Palabras clave Globalización, comercio internacional, territorio, infraestructura portuaria.
*

** ***

Ar tículo de reflexión producto del Proyecto “El Puer to de Urabá: Perspectiva geográfica, económica y logística integral para el comercio internacional”, desarrollado en convenio entre la Universidad de Medellín, Esumer e Infomapas. Docente investigador Facultad de Estudios Internacionales – Esumer. E-mail: guillermo.alfaro@esumer.edu.co. Docente investigador Programa de Negocios Internacionales - Universidad de Medellín.

No. 47

37

a estructurar el departamento como un todo económico, político, social y de negocios internacionales. La condición geográfica subregional del departamento de Antioquia no había sido considerada desde la espacialidad e integralidad territorial del departamento de cara a la internacionalización, hasta ahora. Bajo esta perspectiva, están ad portas una serie de megaproyectos que implican ver, por primera vez, todo el departamento como una sola unidad de negocios en las áreas de comercio internacional, industria, energía, minería y puertos. Las subregiones de Urabá, Occidente, Norte, Magdalena Medio, y Suroccidente son el soporte que guiará dicha perspectiva. Detrás de dichos proyectos se plantean circunstancias, tal vez inimaginables, en cuanto al norte que en adelante guiará el nuevo rumbo de Antioquia, y que necesariamente implicará un cambio en cuanto a la concepción que hasta ahora se tenía del departamento como una composición de subregiones aisladas. Está integración puede ser asumida como la oportunidad que de antaño estaba esperando el departamento, para ser tomado en cuenta en el escenario internacional. Para lo que viene, la interacción de los proyectos energéticos, mineros, portuarios, de producción, servicios y transporte serán los que permitan articular el anhelo de contar con la mejor esquina de América, desde la Visión Siglo XXI. No obstante, es necesario analizar con detalle la manera como podrá articularse dicha perspectiva a escala subregional, para luego analizarla desde la perspectiva departamental. De ahí que, el proyecto tendrá como punto de partida el análisis sobre la perspectiva económica del Urabá, sobre el cual, y como segunda fase, se tendrá en cuenta la interacción con los megaproyectos que de igual forma se están estructurando en las demás subregiones, para evaluar el futuro económico y de negocios internacionales de Antioquia. 1. Globalización, comercio y territorialidad

que intervienen en la economía sin considerar las dimensiones nacionales. Así ha surgido, como evolución de la economía internacional, una nueva especialidad de la economía, la economía mundial, que, igualmente en muchos casos, ha adoptado el análisis sistémico como perspectiva metodológica, y genera el siguiente cuestionamiento central (HIDALGO, 2003): “Para dar respuesta a este interrogante es importante hilvanar la idea de espacio - territorio desde las mismas vertientes que lo secundan o avalan como la política, los sujetos, las acciones etc., todas combinadas para la erección y definición de lo que se entiende por territorio particular en representación de una unicidad global, por ende debe también partirse de la idea de que es necesario preguntarse la topología de región que se tiene”. Saúl Cohen en su obra “Geografía y política en un mundo dividido” ofrece un modelo de un mundo regional y jerarquizado. Se basa en el desenmascaramiento del mito de la unidad que en su opinión ha hecho que muchas geopolíticas anteriores se hayan equivocado. De acuerdo con Cohen, no hay una unidad espacial desde el punto de vista estratégico, sino que hay diferencias en un mundo esencialmente dividido. Introduce el concepto geográfico tradicional de región para describir esta división. Y señala la existencia de dos tipos: relaciones geoestratégicas, de ámbito global, y las regiones geopolíticas, de ámbito regional. Las primeras se definen funcionalmente y son la expresión de las interrelaciones existentes entre una gran parte del mundo. Las segundas son subdivisiones de las anteriores y tienden a ser relativamente homogéneas cultural, económica y políticamente (COHEN, 1973). Pensada bajo la doctrina de la Escuela Inglesa, la Escuela Estadounidense plantea que en el futuro no se hablará desde los Estados, las empresas multinacionales o el resultado de variables macroeconómicas como el PIB y el IPC, sino desde las regiones en donde asisten. Como lo plantean Susan Strange en su libro “La Retirada del Estado”, Robert Gilpin en su libro “El Reto del capitalismo global” y Aglietta, desde el enfoque de la regulación, la valoración continental es una herramienta eficaz al momento de medir la capacidad de negocios y realización de los mismos entre áreas geográficas en particular y frente a los demás, en cuanto a sus recursos y la condición de promover y proveer el desarrollo de nuevos negocios y mercados de manera inter e intracontinental (BRINSEK, 2005). En el estudio de la dimensión territorial o espacial de la actividad económica han confluido diversas

En los últimos años el proceso de globalización ha hecho que el concepto de economía internacional pierda capacidad para reflejar el conjunto de fenómenos económicos que se dan más allá de las fronteras nacionales, y que ya no responden exclusivamente a las relaciones económicas entre naciones; ello ha permitido el surgimiento del concepto de economía mundial, entendiendo que existen fenómenos económicos que se desarrollan a escala planetaria y que existen agentes

38

especialidades como la economía espacial, la geografía económica, el planeamiento urbano y regional y la sociología urbana. El vínculo más fuerte, sin embargo, se ha dado entre la economía y la geografía, y esto es así tanto hoy como hace unas décadas (véase, por ejemplo, Glasmeier y otros 1997; McNee 1959). El reciente interés de diversas áreas de las ciencias económicas por la dimensión geográfica es al menos igualado por el vibrante desarrollo que ha tenido la geografía económica en los últimos quince años. Se parte de la idea de que el territorio no existe por sí mismo sino que es parte constitutiva de objetos y procesos, más allá de que la forma del territorio condicione y direccione la dinámica económica (véase, Coraggio 1987). Siguiendo a Soja y a otros autores, éstos sostienen que el territorio es, además, objetivo y subjetivo, materia y pensamiento al mismo tiempo. Relieves, vulcanismos, placas, zonación de las aguas subterráneas, glaciares, desiertos, cadenas montañosas, pisos térmicos, llanura baja de relieve muy plano… se han empezado a interesar por los problemas que acarrea tomar en cuenta la espacialidad de la actividad económica1. El aumento en el número de mercados de valores ha contribuido a elevar el monto de capital que se puede movilizar a través de éstos; esto se refleja en el agudo crecimiento mundial de la capitalización del mercado de valores, que alcanzó sobre los 24 trillones de dólares en 2000, y más de 30 trillones de dólares en 2002. Este mercado de valores globalmente integrado, que posibilita la circulación de acciones listadas en los países integrados en la economía global, se inserta en una red de lugares estratégicos físicos. Tales servicios han llegado a ser tan especializados y complejos que las sedes de gestión los compran de manera creciente a empresas especializadas, en lugar de producirlos en casa. Estas aglomeraciones de empresas que producen funciones centrales para la gestión y

coordinación de sistemas económicos globales están desproporcionadamente concentradas en los países altamente desarrollados, particularmente, aunque no exclusivamente, en ciudades globales. Pero a medida que más y más países se integran a la economía global, se observa un crecimiento de estos sectores especializados en las ciudades globales o con funciones de ciudad global del sur global. Estas concentraciones de funciones localizadas en una red de ciudades representan un factor estratégico en la organización de la economía global. Los mercados nacionales y globales, así como las multinacionales, requieren espacios centralizados para ejecutar el trabajo de globalización. Las finanzas y los servicios avanzados son industrias que producen lo que se podría concebir como bienes organizacionales necesarios para la implementación y gestión de los sistemas económicos globales. Las ciudades son espacios privilegiados para la producción de estos servicios, particularmente los sectores de servicios internacionalizados más innovadores y especulativos. Esta óptica sobre la globalización contribuye a identificar una compleja arquitectura organizacional que traspasa las fronteras y que se encuentra tanto parcialmente desterritorializada como parcialmente concentrada espacialmente en las ciudades. Este tipo de análisis de la globalización, que busca ubicar lugares estratégicos con hiperconcentración de recursos, así como redes transfronterizas que vinculan estos lugares con otros, ayuda a comprender hasta qué punto hay una geografía específica de la globalización, y el hecho de que se trata de un evento planetario que abarca al mundo. La caracterización hecha por estudiosos e investigadores del tema sobre los conceptos, aprehensiones y apreciaciones acerca del territorio, las regiones y sus bondades, contribuyen a la ubicación de referentes importantes para asumir el objeto de estudio de los proyectos de desarrollo portuario.

1

Pueden darse dos ejemplos (que no agotan la problemática) de los problemas para avanzar hacia una mayor integración entre la economía y la geografía. Primero, aunque hay una fuer te tradición en el uso de modelos matemáticos (y de la matemática en general) en diversas áreas de la geografía, no es esa la manera habitual (y no lo ha sido durante los últimos veinte años) de explicar, sintetizar y modelizar las cosas en geografía económica, aunque sea esa una forma mucho más habitual en economía. Los geógrafos económicos estaban más abier tos al uso de las matemáticas durante la llamada revolución cuantitativa en geografía (digamos entre comienzos de los sesenta y mediados de los setenta) pero se desencantaron con esa formas de indagar la realidad ya en los setenta. Uno de los hitos en ese rechazo fue la publicación del libro de David Harvey, “Social Justice and the Cit y”, en 1973. Una segunda diferencia es el estatus que tiene cada disciplina y la vocación interdisciplinaria. Los geógrafos son formados ya en la universidad como generalistas: reciben lecciones de geografía física, aprenden rudimentos de estadística y car tografía, se nutren de las diversas disciplinas que estudian y trabajan sobre el espacio (en materias que pueden ir de la sociología urbana a la planificación regional y desde la geografía del transpor te hasta la geografía rural). Los economistas tienden a ser formados en economía y se les transmite una cier ta arrogancia respecto al posible apor te de otras disciplinas a la problemática económica. Esto es un gran escollo para un diálogo más fructífero entre disciplinas.

No. 47

39

Pólese caracteriza la región, como un territorio sin fronteras en el sentido económico, abierta (sin trabas administrativas) al flujo de bienes, servicios y factores; que depende, directa o indirectamente, de un gobierno superior. Este autor reconoce que la delimitación de una región obedece a necesidades políticas, culturales o administrativas (PÓLESE, 1998:148 - 149). Se puede caracterizar a las regiones como polarizadas, homogéneas o como región plan. La primera responde a un criterio de nodalidad, es decir, del área de influencia o relación con un lugar central. La segunda está definida según la homogeneidad percibida en los ámbitos cultural, lingüístico, biofísico, económico o histórico. La región plan está delimitada por “fronteras” político administrativas, en función de las necesidades de organismos o agencias especializadas. El territorio ofrece ventajas competitivas que refuerzan el posicionamiento de las firmas en el contexto de globalización, lo que determina la cuestión de regiones ganadoras y regiones perdedoras (Lipietz y Benko, 1989). El territorio, como expresión de las dinámicas macro (geografía económica), meso (políticas e incentivos) y microeconómicas (organización industrial), es el resultado de la construcción de relaciones entre el espacio sectorial y el espacio geográfico. Ello convierte al crecimiento económico en un proceso de desarrollo endógeno más que exógeno, porque cada vez depende más del fortalecimiento del capital social y la organización de la producción, de las mejores relaciones interinstitucionales e interempresariales y de las convenciones que se crean en torno a una región (aspecto cultural). El territorio es un componente fundamental del sistema productivo; su evolución y comportamiento están indisolublemente relacionados con el desarrollo económico. El sistema económico del país toma cuerpo en cada ciudad y en la red urbana, articulándose al territorio a través de un complejo sistema de relaciones urbano-regionales. Algunos de los aspectos positivos de una “proactiva gestión internacional de las regiones”, referidos por Torrijos (2000, p. 19) son los siguientes: • La superación de la zona fronteriza de la región, mediante la aproximación a todo tipo de redes para el desarrollo social interno.

El abordaje de nuevos espacios y mecanismos de negociación de acuerdo con circunstancias cambiantes; en cuanto a contenidos (reglas de juego); técnicas (respecto a problemas específicos: medio ambiente, migraciones, biodiversidad, etc.); formatos (listas de compromiso o normas, sobre aquello que es necesario emprender) y consultas o concertación. El despliegue de una intensa actividad de relieve internacional. El fomento del asociamiento interno e internacional. La sistematización de la agenda internacional (con base en principios flexibles de gestión exterior). Identificación del grado de vulnerabilidad y sensibilidad (determinando los escenarios de expansión o contracción). La construcción de su política exterior a través de un amplio proceso de consenso y participación ciudadana. La elaboración de un pormenorizado programa de cooperación internacional a escala estatal y gubernamental.

• • • •

La planificación del desarrollo económico de una región y de la utilización de los recursos no puede llevarse a cabo si se dispone solamente de datos tales como: población y migración, producto regional bruto y per cápita, renta regional y per cápita, distribución de renta, balanza comercial, movimientos de capital, ratios de reservas y demás partidas similares. Es fundamental profundizar mucho más y considerar otros factores básicos. Uno de estos, que sin duda influye en planificación del desarrollo, es la sensibilidad cíclica de la industria regional, y en general de la región como un todo (TORRIJOS, 2000). 2. La necesidad de un desarrollo portuario en Urabá Puede entenderse por globalización del comercio -como parte de la globalización económica-2 la interdependencia entre los factores de producción de

2

Este concepto remite al proceso caracterizado por la liberalización de los mercados nacionales y la desregulación estatal de una buena par te de las actividades económicas, entre ellas las relacionadas con el comercio ex terior; este tipo de medidas se apoyan en las directrices que promulga la doctrina del nuevo liberalismo económico (Neoliberalismo). Para una precisión sobre el concepto de Globalización económica, véase Estefanía, 2002.

40

diferentes países resultante de los esfuerzos colectivos por obtener materias primas, producir componentes y proporcionar servicios de montaje y distribución de productos que se venderán en todo el mundo. Una de las características, entre otras, más sobresaliente de la globalización del comercio internacional es la velocidad. La rapidez con la que viajan los flujos de información, dinero, bienes y servicios e incluso personas, hacen imperativo que los canales utilizados para los intercambios de los diferentes recursos y mercancías sean lo suficientemente eficaces para estar a tono con las exigencias de la economía de hoy. Este es el caso de los distintos modos y medios de transporte, particularmente de los sistemas de transporte marítimo y de sus infraestructuras relacionadas. Los puertos constituyen un elemento decisivo para el comercio internacional y, por ende, para la competitividad de la economía en un escenario de globalización e interiorización local regional. Este fenómeno y sus elementos constitutivos no están claramente delimitados, y es tanto un proceso, como una fuerza propulsora y un resultado de las acciones claras que se acometan para ser considerado en las corrientes de internacionalización económica. La infraestructura física de los puertos debe asegurar no sólo el acceso de los medios de transporte marítimo y terrestre, sino también facilitar la recepción, despacho y manipulación de la carga a un costo razonable. Es importante también que, en el marco de regulación de los puertos, se promueva la utilización eficaz en función de los costos de las instalaciones y de la maquinaria, se promueva la adopción de decisiones por parte del personal en sus distintos niveles y se permita a las partes interesadas en la actividad portuaria planificar las inversiones futuras. La evolución de los mercados, en especial de los servicios, y las tecnologías obligan hoy a una transformación progresiva de los puertos. En la economía actual, muchas empresas recorren el mundo en busca de insumos de costo mínimo, lo que ha generado una mayor competencia por acaparar los mercados productores, tanto los de cada insumo como los del producto final, lo cual ha hecho necesario integrar los puertos a los sistemas de manufactura y distribución. Las operaciones de comercio y carga propiamente dichas, en el ámbito internacional, reflejan cómo las tendencias del sector portuario se asocian con la alta concentración de la carga y un uso intensivo de contenedores, lo cual ha generado una necesidad de un mayor desarrollo de la infraestructura portuaria

mundial y de la logística asociada con este proceso. Así lo demuestran algunos datos que dan cuenta de la importancia del comercio internacional y dentro de este la actividad portuaria. La competencia por captar tráficos entre los distintos puertos y operadores logísticos es grande. Los clientes demandan a las terminales un servicio de calidad que permita agilizar las operaciones, minimizando o eliminando los cuellos de botella en los diversos subsistemas de la terminal, para disminuir el tiempo de estancia del buque en puerto y del contenedor en la terminal. Por ello, es necesario estudiar las razones de la gestión y explotación que optimizarían la operativa en una terminal de contenedores, y que también permitirían aproximar un pre dimensionamiento si ésta es nueva en prestar servicios, de tal suerte que sirvan como herramienta básica de planificación. Los factores que modificarán los patrones comerciales del tráfico de carga son principalmente: el mayor tamaño de los buques, la marginalización de terminales más modestas, la revitalización de pasos alternativos como el Canal de Panamá y el Canal de Suez, la concentración de China como mercado de distribución hacia toda la zona asiática y el vertiginoso crecimiento de nuevos operadores. La estrategia logística que desarrollan las compañías navieras concentrando el mercado en puertos de trasbordo y distribuyendo las mercancías a través de tráfico de enlace, ha incrementado el tráfico portuario de contenedores. Para dar respuesta a este aumento se debe incrementar la demanda mediante proyectos de ampliaciones portuarias, creación de nuevas terminales e incremento de la eficiencia de contenedores que operan en la actualidad. Además, se hace necesario una visión integral de la cadena logística, donde las terminales de contenedores sean un eslabón más de la cadena, que debe funcionar de manera eficiente para no suponer un cuello de botella dentro de todo el proceso de transporte. La contenerización de la carga y la creciente capacidad de los buques determinan la jerarquización portuaria internacional, en la cual se consolidan grandes puertos especializados en el trasbordo (Documento CONPES No. 3342: p.7). A nivel internacional los puertos que movilizan más carga en contenedores son los de Hong Kong, Singapur y Shanghái (todos en Asia), San Juan (Puerto Rico), Santos (Brasil) y Colón (Panamá). En América Latina y el Caribe, Cartagena es el puerto colombiano de mayor movimiento de contenedores, ubicado en el puesto 13 entre los principales 24 puertos de la región.

No. 47

41

Tomando como base el caso de Colombia, el país refleja un déficit de la economía portuaria. Si no se adoptan medidas de fondo todo parece indicar que en los próximos años el problema será aún mayor. El país cuenta con puertos en los dos litorales (Atlántico y Pacífico), divididos en nueve zonas portuarias. Así mismo, estudios recientes estiman que un 80% del comercio mundial y 85% del colombiano se realiza por vía marítima, debido a que este medio es el más económico en distancias largas (Documento CONPES No. 3315: 2004). Adicional a lo anterior, a marzo de 2006 el Instituto Nacional de Concesiones –INCO– estaba tramitando 18 concesiones para construir o ampliar terminales portuarios en Colombia. Esta dinámica conduce a que las regiones portuarias colombianas tomen la iniciativa de adecuarse a la realidad de la globalización económica, para entrar a jugar un papel estratégico en la economía nacional. Dentro de las perspectivas de modernización de la infraestructura portuaria colombiana y optimización de la logística, la región de Urabá se constituye en uno de los ejes básicos para el desarrollo de nuevos proyectos. La posibilidad de establecer una zona portuaria en Urabá se ha identificado como una de las obras de infraestructura más necesarias para el desarrollo económico del departamento de Antioquia y de la nación. La idea inicial del puerto nació con el objeto de lograr operaciones de importación de carga general y contenedores, a partir de los desarrollos portuarios vinculados a la agroindustria bananera de Urabá. Hoy la necesidad ha trascendido hacia metas para el aumento a gran escala de los tonelajes de importación y exportación general. Estudios realizados por consultoras nacionales y extranjeras, han medido la situación actual de los puertos colombianos. Para el caso de Urabá se identificó un potencial importante para la construcción de un puerto que permita ahorrar costos en el movimiento de carga. Se estima que Antioquia dirige el 55% de su carga hacia la Costa Atlántica, incurriendo en altos costos por tener el litoral a 320 Kilómetros de Medellín. Simultáneamente se ha establecido la necesidad de desarrollar estudios de ubicación del puerto, de tal modo que se determinen de manera precisa los beneficios e impactos en las dimensiones económica, social y medio ambiental. Conclusiones De los elementos anteriores se desprende la siguiente hipótesis: El desarrollo de la infraestructura portuaria de Urabá impactará, de diversas formas e intensidades,

la capacidad económica y productiva, especialmente de aquellos territorios - regiones del departamento de Antioquia y de Colombia, vinculados con el comercio exterior (efectivo y potencial). De igual forma, se generarán impactos en la planificación y gestión territorial, pero hasta ahora no se ha evaluado el impacto de este proceso en toda su dimensión. La demostración de la hipótesis permitirá promover la experticia en temas portuarios y de infraestructura física y económica como componente de estudio para el desarrollo económico y comercial internacional del país. Además que el uso de las herramientas de geomarketing permite definir los elementos teóricos y operativos para el diseño de un marco metodológico para la investigación de la logística portuaria e integral de transporte intermodal y determinar su aplicabilidad. Además, la verificación de la hipótesis arrojaría una caracterización de los territorios en virtud de las aplicaciones propias de la logística, con el fin de determinar el componente de relación que existe entre éstos y la capacidad productiva, de distribución y comercialización de la carga que tienen las regiones. Por último, es necesario evaluar, más allá del contexto de infraestructura física o ingenieril, las necesidades que en el tiempo se tendrán sobre la relación espacial y territorial frente a las condiciones de transporte, conducción, manejo y logística de la carga sobre las posibilidades productivas de cada subregión. Bibliografía • BRINSEK, Jorge (2005). Los negocios no sirven si siempre son para uno solo. El Diario de Corrientes 23 de Mayo de 2005. Corrientes, Argentina. COHEN, Saúl (2002). Geografía Política. Segunda edición. Trama Editorial. Migo de Madrid, España. Documento CONPES No. 3315. 2004. Documento CONPES No. 3342. 2005. ESTEFANÍA, Joaquín (2002). Hij@, ¿Qué es la globalización? La primera revolución del siglo XXI. Aguilar. Madrid. GILPIN, Robert (2003). El Reto del capitalismo global: La economía mundial en el siglo XXI. Princeton University Press. Princeton N.J.

• • • •

42

HIDALGO CAPITÁN, Luis Antonio (2002). Hacia una Economía Política Global Postmoderna. IV Reunión de Economía Mundial, organizada por la Sociedad de Economía Mundial y celebrada en la Universidad de La Coruña. España. Disponible en: http:// www.moebio.uchile.cl/17/hidalgo.htm TORRIJOS, Vicente (2000). La diplomacia centrífuga: Preámbulo a una política exterior de las regiones. En: Revista Desafíos. Número 2. Universidad del Rosario. Bogotá.

No. 47

43

Artículo de reflexión

La buena fe en el proceso aduanero
Gustavo Londoño Ossa* confiscation of goods seem to ignore it, with decisions based only on the factual evidence and a practice limited to the documentary. It is necessary then to understand and accept that the presumption of the actions of individuals require in depth research that reaches the knowledge of behavior and not the result. The error, ignorance and need and other disturbance factors are those of humans, and their analysis and integration should be assumed in any penalty proceedings within a prevailing social state on any private or public interest. Key words Good faith, legal operator, sanctioning process, strict liability, customs user, principles, constitution, presumption. La buena fe como principio En el año 2008, con ocasión del Primer Congreso de Derecho Aduanero organizado por la Defensoría del Contribuyente y del Usuario Aduanero de la DIAN en Medellín, el doctor Jorge Arango Franco, Juez Administrativo de la ciudad de Medellín, inició su ponencia con esta frase que sin duda generó diversas reacciones entre los asistentes: “¿Cómo hablar de buena fe en el proceso aduanero si la primera medida que se toma es aprehender la mercancía?”, en otras palabras, el procedimiento permite imponer antes de por lo menos pretender demostrar la buena fe, una medida cautelar que despoja al tenedor de la mercancía. En ese orden de ideas, es necesario cuestionar la existencia o no de este principio universal del derecho procedimental, y muy particularmente acercarlo a nuestra

Resumen El principio de la buena fe es sin duda otro pilar de un ordenamiento jurídico propio de un Estado de Derecho. Sin embargo, algunas actuaciones de la autoridad aduanera dentro de un proceso sancionatorio o de aprehensión y decomiso de mercancía, parecen desconocerlo, con decisiones basadas en una mera confrontación hecho - norma y a una práctica de pruebas limitada a lo documental. Es menester entonces comprender y aceptar, que la presunción de las acciones de los particulares, requieren de una profundidad en la investigación que llegue hasta el conocimiento de la conducta y no del resultado. El error, la ignorancia, la necesidad y demás factores de perturbación sobre lo debido, son propios del ser humano, y de su análisis e integración debe partirse en todo procedimiento sancionatorio dentro de un Estado que prevalece lo social sobre cualquier interés particular o público. Palabras clave Buena fe, operador jurídico, proceso sancionatorio, responsabilidad objetiva, usuario aduanero, principios, constitución, presunción. Abstract The principle of good faith is another pillar of its own legal system of rule of law. However, some actions of the customs authority in a punitive process or to seizure and

*

Abogado de la Universidad Autónoma Latinoamericana de Medellín. Especialista en Ciencias Fiscales de la Universidad Antonio Nariño. Aspirante a Especialista en Gerencia de Mercadeo de la Institución Universitaria Esumer. Diplomado en Docencia Universitaria de la UPB de Medellín. Diplomado en Docencia Vir tual de Esumer. Coordinador del Grupo de Investigación de la Facultad de Estudios Internacionales de Esumer, Coordinador del Ciclo Profesional de Negocios Internacionales de Esumer, docente en Legislación Aduanera y Contratación Internacional en Esumer y la Universidad Autónoma de las Américas - Medellín. E-mail: gustavo.londono@esumer.edu.co.

44

realidad aduanera, a veces tan carente de la aplicación efectiva de derechos y principios constitucionales que rayan con una responsabilidad objetiva soportada en los formalismos de las actuaciones por parte de los usuarios en los diversos regímenes aduaneros. Por el contrario, quienes de una u otra manera aún consideran que los conceptos, principios y derechos emanados de la ilustración y efectivizados en la Revolución Francesa de 1789 conservan su vigencia y soportan nuestra estructura jurídica, garante del hombre como centro de la realidad universal, recurren a ellos como fuente de discusión jurídica y no a la simple literatura de la norma para resolución de controversias, porque en este último caso no habría necesidad de interpretaciones ni de jueces, sólo de ejecutores. El Profesor Luis Carlos Sáchica, citado por Oscar Alberto Delgado Sánchez en su compilación “Ideas Políticas, Filosofía y Derecho: El Maestro”, señala: “Quien aspire a ser un operador experto del derecho debe conocer el origen político de la norma. De no ser así, como juez, abogado litigante, consultor, asesor, docente, andará desorientado y dará palazos de ciego en el ejercicio de su profesión(…)” (Delgado, 2006, pág. 76). Cada norma tiene un origen particular, un origen que se debe desentrañar, no se trata de una reproducción en masa ni sistemática de una norma, con sujetos preocupados por la sola formalidad y la sola validez de la norma, sin consideración alguna de la escala axiológica del derecho, de los valores, de esa aspiración de justicia que hace del derecho una ciencia eficaz. Vale entonces preguntarse si el operador jurídico aduanero conoce la historia del principio de la buena fe y cuál es la relación de ésta con el proceso sancionatorio aduanero, interrogante que sólo puede absolverse abordando su conocimiento. La consagración normativa de la buena fe El artículo 83 de la Constitución Política señala que “Las actuaciones de los particulares y de las autoridades públicas deberán ceñirse a los postulados de la buena fe, la cual se presumirá en todas las gestiones que aquellos adelanten ante éstas”. (Editorial Unión Limitada, 2010,

página 35). Obviamente se trata de un precepto que no se remonta a la Carta de 1991, al contrario, su comprensión obliga por lo menos a trasladarnos al derecho romano, en particular a la etapa posclásica en donde comienza a valorarse como un principio rector de la conducta asociada al deber de toda persona, o sea, no se limita al hecho de respetar la palabra sino que se ingresa a las acciones y comportamientos del individuo. Esta posición es sustancial porque de alguna manera se aprehende el conocimiento del individuo, sus antecedentes, su tradicional conducta. No basta entonces con que el comportamiento se ajuste a un precepto sancionatorio o con incumplir con un pacto, se hace necesario determinar la regla de conducta del sujeto, cómo habitualmente actúa éste. En la doctrina moderna, el principio de la buena fe, aceptándola como una regla de comportamiento, no exige de ella su estipulación porque el individuo debe adoptar como tal un patrón de conducta, una lealtad para con el otro, de allí la presunción de la buena fe, o como normalmente se expone: La buena fe se presume, lo que hay que probar es la mala fe. La Corte Constitucional al respecto ha señalado:
“La buena fe ha sido, desde tiempos inmemoriales, uno de los principios fundamentales del derecho, ya se mire por su aspecto activo, como el deber de proceder con lealtad en nuestras relaciones jurídicas, o por el aspecto pasivo, como el derecho a esperar que los demás procedan en la misma forma. En general, los hombres proceden de buena fe: es lo que usualmente ocurre. Además, el proceder de mala fe, cuando media una relación jurídica, en principio constituye una conducta contraria al orden jurídico, y sancionada por éste. En consecuencia, es una regla general que la buena fe se presume: de una parte es la manera usual de comportarse; y de la otra, a la luz del derecho, las faltas deben comprobarse. Y es una falta el quebrantar la buena fe.”1

En el mismo texto, la Corte aclara por qué este precepto se incluyó en la Constitución Política de Colombia, señalando que la intención es proteger al particular de los obstáculos y trabas de las autoridades públicas, lo cual sin duda constituye un llamado de atención a

1

Apar te de la Sentencia C -544 de 1994 de la H. Cor te Constitucional

No. 47

45

la función pública de que efectivamente existe una nefasta tendencia a presumir la mala fe, de ahí que a pesar de su naturaleza de principio general, quizás de dogma universal del derecho, el particular requiere de su literalidad en el marco de la máxima norma para invocarlo con la certeza de que está amparado por ella. En ese orden de ideas, se describe que la norma tiene dos partes, una consagrando la obligación de actuar de buena fe y la otra, la presunción de la misma, con lo cual es evidente que se está en el deber de actuar de buena fe pero a su vez se está ante el deber de presumirla. Ahora bien, sin duda, no por el hecho de que la presunción esté consagrada en una norma de rango constitucional, por sí sola se constituya en un garante de su cumplimiento, pero sí ratifica que ante la controversia, lo que debe demostrarse, muy particularmente por parte de la autoridad pública, es la mala fe. Ciertamente esa reiteración que hace el artículo constitucional respecto de las actuaciones de los particulares ante las autoridades no es caprichosa, menos si se considera la desventaja de defensa en procesos como los sancionatorios aduaneros en donde la autoridad aduanera es la contraparte y a la vez el juez. No obstante lo esbozado anteriormente, se debe tener en cuenta que es admisible un tratamiento diferente cuando se trata de relaciones contractuales, no porque se deje de presumir la existencia de la buena fe, sino porque no se trata de invocar únicamente como modelo de comportamiento o principio de moralidad, sino que adicionalmente es necesario que el juez analice de manera detallada la realidad de lo pactado frente al cumplimiento de las obligaciones. Es decir, debe observarse que la precisión gira en torno a relaciones contractuales, por ende, bilaterales, y no frente a la aplicación del principio sobre procesos sancionatorios por actuaciones de particulares ante las autoridades. Estos últimos carecen en esencia del consentimiento y acuerdo de voluntades propio de los contratos, donde las obligaciones surgen por la expresión de ambas partes, sino que en las controversias con la autoridad las

obligaciones posiblemente han emanado de la ley, su incumplimiento o quizás por hechos ilícitos. Aclarado lo anterior y con la sola intención de conceptualizar, citemos algunas acepciones del principio de la buena fe: “Principio general del derecho, consistente en el estado mental de honradez, de convicción en cuanto a la verdad o exactitud de un asunto, hecho u opinión, o la rectitud de una conducta”; “Convicción de que se participa en una relación jurídica conforme a derecho, es decir, respetando el derecho de los demás.”; “Obrar con la convicción de que con sus actos no se lesionan intereses de terceros2.” En resumen, queda determinada que la buena fe se relaciona con la rectitud, la honestidad, el respeto y otra serie de cualidades o valores que son propios del ser humano, de la generalidad del individuo, es esta la regla general, la excepción es aquel que actúa de mala fe. Bajo esta premisa, que goza de rango constitucional, y por supuesto rige y prevalece sobre cualquier otra norma del ordenamiento jurídico nacional, llámese ley, decreto o doctrina oficial de la DIAN, no puede quedar duda que debe acatarse en cualquier proceso aduanero sancionatorio; el operador jurídico tiene sobre su peso la carga de probar la mala fe del sujeto investigado, pues entre las características del control constitucional está claro que se impone la supremacía constitucional, al fin y al cabo el artículo cuarto de la Carta dice: “La Constitución es norma de normas.” (Editorial Unión Limitada, 2010, página 12). La buena fe, como principio no es tan sólo un enunciado si no que trasciende a la esencia de un Estado que ha adquirido una personería social, es un modelo reconocido como social y democrático. “Con ocasión de la Constitución Política de 1991 se adoptó un modelo de Estado social y democrático de derecho, que colocó como valor esencial y superior a la persona humana y sus derechos fundamentales, cuyo respeto le es debido por lo que merece, esto es, por su dignidad”. (Barreto, 2004, pág. 5). El ensayista rescata al individuo como limitante para el poder del órgano legislativo, donde sus leyes deben respetar la diversidad, el pensamiento libre, el pluralismo, las creencias.

2

Recopilación de consulta en Internet de diciembre 20 de 2009. Páginas ht tp://es.wikipedia.org/wiki/Principio_de_buena_fe. www.carrionabogados.com/ diccionario-terminos-juridicos-legales-b.htm. www.gestionglobalacg.com/glossary.php

46

Para los jueces, les indaga un papel político de garantizar los derechos humanos, los fines esenciales del Estado y el logro de la justicia. De igual manera es el deber del ejecutivo, limitado en sus decisiones administrativas por el respeto a la dignidad humana, al sujeto, al ser humano. En consecuencia, no puede ser otro sino el hombre, el centro de atención de un Estado con características como el nuestro, de ahí que el ordenamiento jurídico sobre el cual se soporta ese Estado social y demócrata se erige sobre los principios como eje de un sistema que lo cobija y arropa, aún de las arbitrariedades de las propias autoridades, no en vano la muy criticada técnica jurídica aplicada a la Constitución Política de Colombia, se fue construyendo sobre la base inicial de principios y derechos, y sólo después dio paso a la estructura del Estado. Como lo plantea Barreto: “La Constitución Política plantea una escala axiológica, según la cual, el valor superior es la persona humana, quien exige lo merecido a través de un título denominado dignidad. La dignidad se hace efectiva mediante los derechos fundamentales, que son útiles por construir los principios recogidos algunas veces parcial o totalmente en normas denominadas rectoras, que prevalecen sobre el resto de las ordinarias.” (Barreto, 2004, pág. 5). Los principios son generales, no tienen tiempo ni espacio determinado, no pueden ser negados ni sometidos en su aplicación a reglas de excepción, para ser más claros, no podría existir una norma que señalara que la buena fe se presume en todas las actuaciones de los particulares con excepción de quienes ostenten la calidad de importadores. Ahora bien, qué importante es para ese Estado soportado sobre principios, que sean los propios funcionarios administrativos, los legisladores y los jueces, quienes le den legitimidad a su autoridad mediante la aplicación debida de los principios. Que sean ellos los que garanticen la efectiva protección de los derechos de los particulares. Que sean ellos los escuderos de la constitucionalidad, legalidad y legitimidad del Estado al que sirven, de los particulares a los que sirven. Así como el funcionario judicial, el operador jurídico aduanero que goza de facultades de control, fiscalización y por supuesto sancionatorio, no puede olvidar que si bien está investido de tal autoridad como protector del ordenamiento jurídico regulador del proceso aduanero, también debe asumir el papel de garante de los derechos humanos y de los principios generales del derecho.

Cuando un funcionario aduanero obra de esta manera, acepta la aplicación del principio de la buena fe, propende por el logro de la justicia, fin de un Estado Social de Derecho, dejando de convertirse en mero instrumento de metas económicas determinadas, al fin y al cabo, la contraparte, que no es otra que el particular, también debe presumir la buena fe en el actuar de la autoridad. Admitir la existencia de la buena fe, aceptar que ésta se relaciona con la rectitud, la honestidad, el respeto y otra serie de valores, es un reconocimiento a la dignidad del individuo y es asegurarle la aplicación de un debido proceso. Sin duda, cuando se niega siquiera la posibilidad de argumentar la buena fe, el proceso carece de toda garantía, porque si se vulnera la dignidad del individuo, fácilmente se violan los derechos de defensa, contradicción y publicidad entre otros, sometiendo al sujeto a un proceso arbitrario y tirano, medieval, bajo una autoridad inquisidora y absolutista. La buena fe en el procedimiento aduanero Frente a la Administración de Aduanas, el principio de la buena fe no constituye un problema de consagración, sino de aplicación. En el primero de los casos, de hecho es suficiente que esté expresa en la Constitución Política, mas como una refrendación a la naturaleza del Estado colombiano que a una necesidad positivista, porque como principio es inherente al ser humano, lo acompaña desde el propio reconocimiento de su personalidad jurídica y a su condición de individuo de la especie humana. Sin embargo, quizás con la intención de un mandato administrativo, la Circular No. 0175 del 29 de octubre de 2001, expedida por el Director General de Impuestos y Aduanas Nacionales, la trata como un tema de seguridad jurídica. La citada circular señala que a través de ella y con el fin de facilitar la labor de los funcionarios como de los particulares y con miras a lograr la unificación de criterios en materia jurídica y en desarrollo de procesos, se tengan en cuenta algunos parámetros para el desempeño de sus funciones, entre los cuales se resaltan, por su relación con el tema debatido, los siguientes: • Se consagra la unidad y la seguridad jurídica que resultan de la aplicación de la Constitución y la Ley frente a los conceptos que emita la Oficina Jurídica o la Subdirección Técnica Aduanera, deben estar

No. 47

47

sujetos a aquellas, obviamente por su naturaleza de normas de carácter superior. “En conclusión las actuaciones de la DIAN deben basarse entre otros en los principios constitucionales del debido proceso, de la BUENA FE, (Artículos 29 y 83 de la Constitución Política), y en principios reguladores de la función administrativa como son el de economía, celeridad, eficacia e imparcialidad, publicidad, eficiencia, justicia y contradicción. “ (Negrillas y mayúscula sostenida del citante). • Se hace hincapié en la prevalencia del derecho sustancial. “Es necesario que en los procesos y actuaciones adelantados por los funcionarios de la DIAN, se dé prevalencia a lo sustancial o de fondo sobre lo formal o de simple trámite, teniendo siempre como principio que los derechos de los contribuyentes o usuarios no se pueden desconocer, so pretexto de la aplicación de disposiciones de carácter puramente formal que además desvían o quitan mérito a la intención del particular frente al estado, pero igualmente sin desatender el procedimiento reglado, que como lo sostiene la jurisprudencia, en muchos casos es el que da forma al derecho sustancial.” (Circular DIAN, 2001, pág. 4). Se precisa que la buena fe ha de considerarse en lo sustancial y en lo formal, debe presumirse en ambos casos, y basta entonces señalar que como principio -o quizás como derecho- no se puede desconocer, reconocimiento expreso que se hace al interior de la entidad fiscalizadora. Poder sancionador limitado. Si bien la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales tiene competencia para sancionar en relación con los asuntos sometidos a su cargo, la Circular 0175 de 2001, para dar claridad a ese poder cita la Sentencia C-160 de 1998 de la H. Corte Constitucional a manera de ejemplo para sus propios funcionarios: “El ejercicio de la potestad sancionadora de la administración se encuentra limitado por el respeto a los principios y garantías que rigen el debido proceso. Los principios y garantías propios del derecho penal, con ciertos matices, pueden ser aplicados en el campo de las sanciones administrativas y, concretamente, a las infracciones tributarias. Aplicación que debe hacerse en forma restrictiva, a efectos de garantizar el interés general implícito en ellas y sin desnaturalizar las características de cada una de las áreas en las que el estado ejerce su facultad sancionadora.”

Basta entonces con señalar, que la buena fe es un principio y por consiguiente ese poder sancionatorio se encuentra limitado por éste. Para acercar más el discurso a la realidad, un proceso de definición de situación jurídica de la mercancía en el cual se pretende demostrar que la adquisición de la mercancía se ha ceñido en todo lo actuado bajo el postulado de la buena fe, puede ser un ejemplo. De conformidad con la premisa enunciada, a través del escrito de objeción y los diversos oficios remitidos a la autoridad aduanera, el particular trata de desvirtuar un actuar ilegal de su parte bajo el argumento de que no ha existido mala fe en su proceder. Lo que se persigue es que la verdad real pueda trascender a la verdad jurídica, cuando aquella se logra alcanzar en ejercicio de los medios legales y procedimentales permitidos, pues al fin y al cabo debe ser el objetivo final de cualquier proceso, judicial o administrativo. Es quizás un objetivo constitucional de afianzar la justicia y la equidad, factores que acompañan el ejercicio de la función pública, sin que ello implique desatender limitaciones de tipo procesal. La sentencia C-541/97, indica que el juez en su función de administrar justicia, posee una serie de atribuciones encaminadas a garantizar a toda persona la efectividad de un debido proceso y que lleve al esclarecimiento de los hechos. Así entonces, su determinación será producto del análisis de la verdad procesal, la cual siempre deberá ser lo más cercano posible a la verdad real. Y agrega además, que naturalmente el juez puede actuar no sólo de manera oficiosa, sino también con fundamento en la solicitud que hacen las partes en las oportunidades indicadas, procediendo siempre en forma independiente e imparcial. Si una de esas solicitudes es la presunción de la buena fe, la misma debe ser considerada, especialmente en relación con la actuación de los particulares, quienes serán responsables por infringir la Constitución y la Ley sólo en el evento que haya sido vencido en juicio con la observancia de la plenitud de sus formas propias y desvirtuando la buena fe. “El derecho protege la legítima creencia de haber obrado conforme a derecho y en la razonable ignorancia de que no se daña el derecho de terceros. Como dice BETTI, la buena fe debe ser ignorancia pero legítima ignorancia, esto es, tal que con el uso de la normal diligencia no hubiera podido ser superada3.” Recurriendo de nuevo a la Compilación de Oscar Alberto Delgado Sánchez en su libro: “Ideas Políticas,

48

Filosofía y Derecho: El Maestro”, el profesor Guillermo Sánchez Luque en referencia a Locke y a la “positivización de los derechos naturales”, sin duda sintetiza la idea de la primacía de los derechos y los principios sobre procedimientos sancionatorios. “De suerte que no se busca la creación de derechos, sino lograr -con su consignación positiva- una defensa más efectiva, o lo que es igual, en Locke los derechos ya no son una creación del Estado, sino que son los derechos naturales positivizados cuya garantía constituye la razón de ser y la finalidad del poder mismo. El Estado sólo existe por los derechos y ha sido creado para garantizarlos; la fundamentación, justificación y legitimación del orden coactivo jurídico monopolizado por el Estado sólo se da en función de los derechos, como categoría jurídica consignada en el de primer nivel normativo de un país. De allí que lo primero que debe hacer la constitución es enumerar esos derechos fundamentales y sus mecanismos de protección.” (Delgado, 2006, pág. 77) El ordenamiento jurídico nacional ya “positivó” el principio de la buena fe y lo llevó a un rango constitucional, ahora lo que resta es que el operador jurídico aduanero esté en capacidad no sólo de conocerlo sino de hacerlo efectivo como prenda de garantía para los particulares sujetos al poder fiscalizador y sancionatorio del proceso aduanero. Conclusiones El principio de la buena fe, aceptándola como una regla de comportamiento, no exige de ella su estipulación, de ahí su presunción en cada actuación, pero aún así, el ordenamiento jurídico nacional lo preceptuó en la Constitución Política, no sólo para hacerla más relevante sino para garantizar su ejecución.

La propia Administración de Aduanas, en la Circular 0175 de 2001 lo consagra, lo cual reafirma el criterio de que el problema no pasa por su existencia sino por su efectividad, la cual sólo se materializa sí el operador jurídico aduanero comprende su deber como autoridad frente a los particulares en un Estado social de Derecho, no sólo de fiscalizador sino de garante de principios y derechos. Bibliografía • BARRETO ARDILA, Hernando. Observaciones Sobre el Tratamiento del Derecho de Defensa en la Implementación del Sistema Acusatorio. Universidad de la Sabana, 2004. Constitución Política de Colombia, Editorial Unión Limitada, 2010. DELGADO SÁNCHEZ, Oscar Alberto. Ideas Políticas, Filosofía y Derecho: El Maestro. Liber Amicorum en homenaje a Alirio Gómez Lobo. Universidad del Rosario, Facultad de Jurisprudencia. 2006. http://www.robertexto.com/archivo10/buenafe_derrom.htm (Consulta del 20 de diciembre de 2009) PALACIO HINCAPIÉ, Juan Ángel. Derecho Procesal Administrativo, Librería Jurídica Sánchez R., 2002 http://forodelderecho.blogcindario. com/2007/12/00043-el-principio-de-la-buena-fe. html (Consulta del 20 de diciembre de 2009) http://dikaion.unisabana.edu.co/index.php/ dikaion/article/viewArticle/1308 (Consulta del 20 de diciembre de 2009) Wikipedia. (Consulta del 15 de enero de 2010)

• •

• •

3

Consulta realizada en ht tp://forodelderecho.blogcindario.com/2007/12/00043-el-principio-de-la-buena-fe.html, diciembre 20 de 2009

No. 47

49

Artículo de reflexión

Posibilidades de erosión de preferencias en el comercio Colombo-Venezolano, como consecuencia de la entrada en vigencia de un TLC entre Colombia y Estados Unidos: ¿Una causa para el retiro de Venezuela de la CAN?*
Juan Carlos Arango Quintero** Giovanny Cardona Montoya*** Resumen El comercio internacional se debate hoy entre el multilateralismo y el regionalismo abierto. En este marco surge en 2004 la iniciativa del TLC entre Colombia y Estados Unidos, convertido en argumento para justificar la salida en 2006 de Venezuela de la Comunidad Andina de Naciones-CAN-. El artículo pretende establecer el grado en que se afectaría la dinámica comercial del país vecino en el contexto de la integración andina debido al TLC. Para ello se parte del análisis de los efectos posibles al comercio venezolano soportado en el supuesto del modelo de equilibrio general. Contrastando el indicador de las tarifas aduaneras pagadas por EE.UU. en el marco Organización Mundial del Comercio -OMC- y por Venezuela en el marco CAN con las importaciones colombianas desde ambos orígenes y por sectores, se concluye cuál será la capacidad de permanencia de los proveedores venezolanos en el mercado colombiano. Palabras clave: Erosión de Preferencias, Comunidad Andina de Naciones, Tratado de Libre Comercio Abstract International trade today debate between multilateralism and open regionalism. In this context arises in 2004 the initiative of the FTA between Colombia and the United States, become an argument for release in 2006 of Venezuela from the Andean Community-CAN. The article aims to establish the extent to which they affect the market

*

Este trabajo hace par te de un proyecto titulado de la misma manera y adscrito a la línea de Multilateralismo y regionalismo abier to del Grupo de Investigación en Estudios Internacionales de Esumer. Fue presentado como ponencia en el XII Congreso Internacional Sobre Integración Regional, Fronteras y Globalización en el Continente Americano. Eje temático: los procesos de integración regional frente a la crisis económica global. Sala: de la emergencia de nuevos procesos de integración en la región. Universidad de los Andes, Núcleo Táchira, San Cristóbal-Venezuela. Noviembre 26-28 de 2009. ** Economista, Magíster en Ciencias Políticas de la Universidad de Antioquia. Docente e Investigador de tiempo completo de la Institución Universitaria Esumer (Medellín-Col). Miembro del Grupo de Investigación en Estudios Internacionales-GIEI -Esumer. jcarango@esumer.edu.co. *** Economista en Relaciones Económicas Internacionales y grado de Master of Science en Economía Universidad Estatal de Kiev, Magíster en Análisis de Problemas Políticos, Económicos e Internacionales, Universidad Ex ternado de Colombia. Doctor en Ciencias Pedagógicas Universidad Hnos. Saiz Monte de Oca, Pinar del Río, Cuba. Director de Investigaciones Académicas de la Institución Universitaria Esumer (Medellín-Col). Miembro del Grupo de Investigación en Estudios Internacionales GIEI-Esumer. gcardona@esumer.edu.co

50

dynamics of the neighboring country in the context of Andean integration due to FTA between Colombia and United States. This is part of the analysis of possible effects on trade in Venezuela supported the assumption of general equilibrium model. Contrasting the indicator of tariffs paid by U.S. under World Trade Organization-WTO- and Venezuela under CAN, with Colombian imports from both sources and sectors, we conclude what the staying power of Venezuelan suppliers in the Colombian market. Key words Custom Preference Erosion, Andian Community, Free Trade Agreement Introducción El objeto de estudio del presente trabajo son las exportaciones venezolanas hacia Colombia en el marco de las preferencias ofrecidas por el acuerdo Comunidad Andina de Naciones-CAN. En esencia se busca responder ¿Cómo se afectará la dinámica comercial de Venezuela en el contexto del acuerdo CAN por la creación o extensión de preferencias de Colombia a EE.UU. en el marco de un posible TLC? El contexto que permite no solo entender sino responder, en parte, a tal cuestionamiento es el de la relación dialéctica entre el multilateralismo de la OMC y el regionalismo abierto. Desde la anterior premisa, el propósito esencial en la práctica consiste en medir los efectos de erosión de preferencias del comercio venezolano hacia Colombia como consecuencia del mencionado TLC. Para ello y partiendo de los respectivos presupuestos conceptuales y metodológicos, se cotejan algunos indicadores del comercio importador colombiano por valor, tipo de producto y arancel general en el marco OMC y CAN, de este modo se llega a medir el grado y ubicación sectorial de la erosión de preferencia del comercio venezolano.

El artículo consta de tres apartados. En el primero se describen los rasgos más sobresalientes del contexto del Multilateralismo vs. Regionalismo abierto. Acá se tocan los temas del regionalismo abierto en América Latina y del TLC Colombia-EE.UU en relación con el retiro de Venezuela de la CAN. El segundo hace alusión a los principios conceptuales y metodológicos para el análisis de erosión de preferencias en el caso de países signatarios de varios acuerdos regionales de comercio. En tercer lugar, se presentan los resultados del análisis a partir de los datos del comercio exterior Colombovenezolano y que dan algunos indicios sobre la erosión de preferencias de Venezuela. Por último se concluye desde los hallazgos en cuáles productos y sectores del país vecino hay efectos erosionadores. 1. Un contexto dialéctico: Multilateralismo vs. Regionalismo Abierto

Para entender el fenómeno de la erosión de preferencias hay que recurrir al marco en el cual se inscribe la actual dinámica del comercio internacional, en términos de la relación entre el Sistema Multilateral de Comercio en cabeza de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y los Tratados Regionales de Comercio (TRC) que lideran los gobiernos de distintos países. Lo particular de dicha relación es su carácter dialéctico. Es decir, como la realidad de los intercambios en el mundo expresa hoy dos sistemas aparentemente antagónicos que sin embargo subsisten simultáneamente. “Como en efecto lo demuestra el comercio entre naciones marcado por unas reglas comunes de desregulación arancelaria progresiva que cohabita con un regionalismo integracionista promotor de cada vez mayores negociaciones intra e interregionales” (Arango Q. & Cardona M., 2008, pág. 27). Dicha situación queda igualmente manifiesta en el estancamiento de las negociaciones en la Ronda de Doha1 que contrasta con el dinamismo inusitado con el que avanza la firma de distintos tipos de acuerdos comerciales (Ibid). Multilateralismo y regionalismo

1

Desde 2001 149 países miembros de la a Organización Mundial del Comercio –OMC- han par ticipado en una serie de negociaciones denominada Ronda de Doha, asumiendo el nombre de la capital de Qatar. La ronda surge en la Cuar ta Conferencia Ministerial de la OMC con el propósito de liberar el comercio mundial y lograr mayores beneficios para los países más pobres. Sin embargo, en 2003 dicha intención se dio al traste en la reunión ministerial de Cancún (México), donde los países menos desarrollados no lograron llegar a un consenso sobre el desmonte de los subsidios agrícolas por par te de Estados Unidos-EE.UU- y la Unión Europea-UE-. La idea era cumplir con los objetivos de la negociación cerrado el 2005, lo cual no se cumplió. A la fecha la ronda Doha está en un punto muer to en el que la UE afirma que debe ser EE.UU. quien avance en materia de comercio agrícola, mientras la potencia del nor te plantea que ni Brasil, India y China desean ceder sobre el par ticular (CNN Expansión, 2010).

No. 47

51

abierto son las dos caras de la misma moneda: el comercio entre naciones. De lo anterior derivan diversos efectos, especial interés adquieren los relacionados con la creación y desviación de comercio2 que los TRC y los regímenes preferenciales unilaterales producen sobre las dinámicas locales y globales de acceso a mercados (Arango Q. & Cardona M., 2008; Rodríguez M., 2009). El tema ha cobrado mayor importancia dado que la mayoría de los Países Menos Avanzados (PMA) ingresa a los mercados de países industrializados como los de la Unión Europea (UE), Estados Unidos (EE.UU.) y Japón, bajo un régimen libre de aranceles en el marco de políticas preferenciales unilaterales concedidas por éstos (Alexandraki, 2005; (UNCTAD), United Nations Conference on Trade and Development, 2007). En consecuencia, las negociaciones sobre acceso a mercados en la Ronda de Doha enfrentan hoy, y muy seguramente en adelante, el reto de seguir estimulando la liberalización comercial, en la perspectiva de un comercio sin discriminación, pero reconociendo las prioridades comerciales y de desarrollo de los PMA. El debate en este sentido va desde la presión, por parte p.e. del sector agrícola de los países avanzados, para que no haya un avance significativo en materia de desmonte del proteccionismo; hasta el reclamo de los PMA de compensaciones por las preferencias erosionadas. En el mismo nivel de complejidad se halla la discusión sobre las preferencias derivadas de los TRC y que hacen parte de la excepción del Art. XXIV del General Agreement on Tariffs and Trade (GATT). En el cual también las consideraciones sobre los efectos erosionadores y de desviación son parte del discurso y actuar que justifica alianzas y fracturas entre socios comerciales. Ese es precisamente el caso de América Latina, concretamente el de las relaciones bilaterales entre Colombia y Venezuela, y que se analizará más adelante. Demuestra ésto cómo detrás de las dinámicas comerciales subyace

un juego de intereses y conflictos propios del ámbito político al cual ninguna acción humana puede escapar. a. Regionalismo abierto en América Latina Las contradicciones anotadas arriba han adquirido mayor intensidad en América Latina durante las dos últimas décadas. Desde finales de 1980 los TRC de los países latinoamericanos viven una transformación fundamental (Briceño R. & Bustamante, 2000). Los TRC han evolucionado de acuerdos cerrados3 y regionalmente parcelados hacia un regionalismo abierto, en el que no existen temas vedados, ni fronteras geográficas. Un regionalismo abierto matizado por procesos de integración intra y extraregionales, de carácter bi y multilateral. Proceso en el cual la mayor parte de Latinoamérica ha profundizado un esquema de liberalización del comercio con terceros países. Es quizá este aspecto el que más importancia reviste, pues en contraste con el viejo regionalismo el nuevo considera la posibilidad en hacer signatarios de los acuerdos ya firmados o de los potenciales a países que están por fuera de Latinoamérica. Sin duda que el auge de la política neoliberal durante los años noventa y la intensificación de la globalización económica contribuyeron con éfsto. En efecto la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) reconoce que este fenómeno es la amalgama entre el esquema anterior de regionalismo y el impulso de la oleada del mercado. Por ello afirma el ente que el actual regionalismo debe ser entendido como el “proceso que surge al conciliar (...) la interdependencia nacida de acuerdos especiales de carácter preferencial y aquella impulsada básicamente por las señales del mercado resultantes de la liberalización comercial en general. Lo que se persigue con el regionalismo abierto es que las políticas explícitas de integración sean compatibles con las políticas tendientes a elevar la competitividad internacional, y que las complementen” (CEPAL, 1994, citado en Ibañez, 2000 p.10). Es evidente que un organismo como la CEPAL, promotor en otrora del viejo

2 3

Para precisar más los conceptos de creación y desviación de comercio véase Arango y Cardona, 2008. El regionalismo cerrado o viejo regionalismo se inscribe en la tesis cepalina de los años cincuenta, que promovía la industrialización por la vía de un modelo sustitutivo de impor taciones, con un papel activo por par te del Estado en materia comercial y en la promoción de la complementariedad productiva entre los países de la periferia latinoamericana. Bajo esta premisa surgió en 1960 la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC), que en 1980 se convir tió en la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI). La diferencia entre ambas instancias está en que la ALALC se sustentaba en el propósito de crear un área de libre comercio entre sus miembros, mientras que la ALADI ha propendido más por la configuración de un mercado común por medio de una serie de iniciativas multilaterales flexibles y diferenciadas de acuerdo con el nivel de desarrollo de cada país. Incluso dicha organización considera la posibilidad de firmar acuerdos con países por fuera de América Latina.

52

esquema de integración regional, ha virado hacia una postura que reconoce que para los actuales contextos los esquemas integracionistas deben aprovechar las potencialidades del modelo de mercado. Respecto al nuevo regionalismo latinoamericano Ibañez (2000, p.11) plantea que éste “se caracteriza por su diversidad, por el solapamiento de las agrupaciones regionales que lo componen [pues los Estados pueden pertenecer a la vez a dos, tres o más procesos de integración], por el impulso gubernamental con el que surge, por el protagonismo empresarial que se da en su desarrollo y por mantener la compatibilidad con el multilateralismo (…)”. En este sentido este tipo de regionalismo es mucho más rico al abrir la participación al sector privado, quien llega a tener comitivas representativas de ciertos grupos de interés, que a la vez hacen cabildeo con los representantes de los gobiernos con los cuales se negocia. Aspecto que no era relevante dentro del esquema del viejo regionalismo, centrado en el papel protagónico del Estado en la promoción de las exportaciones y en la salvaguarda a la industria nacional. El regionalismo abierto latinoamericano no impulsa el multilateralismo, sino que se limita a complementarlo. La prioridad recae sobre la preferencia para las economías de la región, lo cual comporta necesariamente una discriminación con respecto a las economías exteriores. Si, se trata de un regionalismo abierto, pero abierto a las economías intrarregionales: sólo si avanza la liberalización multilateral mantendrá la compatibilidad con el multilateralismo. Ambas condiciones para dicha compatibilidad (preferencia regional y liberalización multilateral), subrayan el carácter defensivo del regionalismo abierto latinoamericano (CEPAL, Op.Cit). No obstante la intensificación de los acuerdos intra y extra regionales en Latinoamérica, dichos procesos adolecen de de una debilidad. Al contrario de los procesos de integración como los de la UE y los del Este asiático, en América Latina el concepto de integración se ha reducido a una dimensión meramente comercial con bajas expectativas en materia de desarrollo. Así, el regionalismo abierto, como proceso en esencia comercial, nace con el germen de una erosión de preferencias de segundo nivel. O sea, una erosión derivada de la firma de un TLC por parte de un país integrante de un TRC latinoamericano con un tercer país. En este contexto se halla el debate surgido entre integrantes de la Comunidad Andina de Naciones-CAN, caso Venezuela, como consecuencia de la firma del TLC´s

entre EE.UU y dos de los países andinos: Colombia y Perú. Si bien, la discusión que ha planteado Venezuela para anunciar su retiro del bloque subregional CAN se encumbra en divergencias geopolíticas que muestran miradas opuestas con respecto al rol que juega la integración en el desarrollo regional, también es cierto que el país vecino esgrimió argumentos sobre posibles efectos negativos, de carácter comercial, derivados de las preferencias que concedería Colombia a los EE.UU. Debido a que la estrategia norteamericana de regionalización en el continente sigue su rumbo, es pertinente hacer un análisis, desde la óptica de acceso a mercados, de la magnitud de los efectos de erosión que puede tener un TLC frente a los procesos de integración en América Latina. b. El pretendido TLC Colombia-EE.UU y el retiro de Venezuela de la CAN A dos años de la llegada del Presidente Alvaro Uribe al poder, concretamente el 18 de mayo de 2004 en Cartagena, el gobierno colombiano inicia las negociaciones de un TLC con EE.UU. Tanto Bogotá como Washington esperaban que dicho proceso se diera sin contratiempos. Por ello esperaban que durara ocho rondas repartidas en ocho meses, de tal suerte que el acuerdo estuviera finiquitado a comienzos del 2005 y entrará en vigencia en enero de 2006, luego de ser aprobado por los congresos de ambos países. No obstante, lo planeado no salió como se esperaba. El proceso se extendió en un arduo ir y venir, las negociaciones se desarrollaron en 14 Rondas que se prolongaron por más de 22 meses, y realizadas en espacios diversos, entre ellos Colombia, EE.UU., Ecuador, Perú y hasta Puerto Rico. Los territorios ecuatoriano y peruano se incluyeron en la agenda puesto que, al igual que Colombia, ambas naciones habían comenzado negociaciones con el país del norte con el mismo propósito. Finalmente, en noviembre de 2006, los gobiernos de G.W. Bush y A. Uribe Vélez firmaron el anhelado tratado. Sólo quedaba esperar las respectivas aprobaciones de la ley de TLC en cada uno de los congresos. Como era de esperarse en un congreso de mayoría uribista, el 14 de junio de 2007 el TLC con EE.UU. fue aprobado sin la presencia de los partidos de la oposición (Polo Democrático y P. Liberal). 21 meses después, el 11 marzo de 2009, la Corte Constitucional colombiana cumplió con el control político de rigor

No. 47

53

y emitió las sentencias C-750/08 y C-751/08 con las cuales declara completamente exequible el TLC y su Protocolo Modificatorio4. Cinco años tardaron los gobiernos colombiano y estadounidense en este trasegar que comenzó con las cartas de intención para negociar hasta llegar al trámite legislativo en uno de los países. Sin duda este hecho demuestra en la realidad que un proceso tan complejo y con implicaciones tan importantes, no puede concebirse con visiones tan reducidas, ni mucho menos improvisando en el camino, como lo pretendieron ambos gobiernos desde el comienzo. La prueba más contundente de las dificultades que implica una negociación comercial entre naciones ha sido el bloqueo ejercido por los parlamentarios demócratas que dominan ambas Cámaras del congreso en Washington en el pasado gobierno Bush5, y ahora con mayor razón en el del Presidente demócrata B. Obama. El argumento central de los congresistas opositores se sustenta en la preocupante situación de los derechos humanos en Colombia, en particular con la violación de las libertades laborales y sindicales. Es claro como un asunto de carácter político ha condicionado fuertemente el tema comercial. Tanto que a la fecha el Tratado sigue empantanado en el Congreso de los EE.UU., y no se vislumbra una solución, al menos en el mediano plazo6. Más allá de los problemas que ha implicado la negociación del TLC entre Colombia y EE.UU. y que no dejan de ser importantes, interesa acá analizar los efectos de dicho acuerdo en la integración suramericana, veamos. La perspectiva del Gobierno Uribe consideraba el TLC como una iniciativa compatible con la integración subregional. En el imaginario gubernamental existía

la clara convicción que el libre comercio con el Norte no rayaba, de ninguna manera, con las relaciones comerciales y diplomáticas con países vecinos, en especial con los miembros de la Comunidad Andina de Naciones –CAN-. Así lo dejaba ver el Mandatario colombiano al referirse a la prioridad que le había dado al acuerdo entre el Mercado Común del Sur-MERCOSUR- y la CAN, que entró en vigor en febrero de 2005: “La circunstancia de haber negociado primero la integración Comunidad Andina MERCOSUR, es una señal política incuestionable de que para nosotros el respeto de la unidad suramericana es de trascendental importancia, y que la circunstancia de buscar el acceso a los Estados Unidos, en ningún momento puede interpretarse como un desdén, como un descuido frente a la unidad suramericana, que apoyamos con todo entusiasmo” (Casa de Nariño. Presidencia de la República, 2005). Estaba convencido el Presidente Uribe que el orden de la agenda de integración era importante por sí mismo, más allá de los propios efectos derivados de las negociaciones, e inclusive más relevante que los mismos actores implicados en las negociaciones. El gobierno colombiano subestimó la situación geopolítica de la región. Era claro que para mediados de la década del 2000 ya se había configurado un bloque de izquierda liderado por Venezuela y secundado por Bolivia. Y que en los discursos de los mandatarios H. Chávez y E. Morales emergía una actitud claramente antiestadounidense. Bogotá no desconocía esa situación, pero no le dio la importancia que merecía. Una vez más las declaraciones del Presidente Uribe daban a entender que no había conflicto entre el TLC con EE.UU. y la integración suramericana, que en esencia ambos procesos debían ser armónicos. En una intervención del gobernante colombiano en la Cámara Colombo-Venezolana afirmaba: “Lo primero que debe

4

5

6

El Protocolo Modificatorio se trata de los cambios producidos al tex to original del TLC y surgidos de la negociación entre la administración Bush y el Par tido Demócrata. Contiene 21 páginas de nuevas cláusulas sobre 9 de los 24 capítulos: laboral, inversiones, ambiental, propiedad intelectual, solución de controversias, compras públicas, servicios, acceso a medicamentos e inversiones. Dicho protocolo generó un debate intenso en 2007 entre los defensores del TLC y sus detractores. De un lado el Ministro G. Plata quien afirmaba que “Este protocolo lo que nos permite, es que dentro de lo que se ha negociado en el TLC, facilita hacer unas aclaraciones que son beneficiosas para Colombia” (Colombia. Presidencia de la República, 2007). Mientras del otro lado la oposición afirmaba como las modificaciones eran una manera de cambiar las reglas de juego en asuntos de trascendencia nacional (Polo Democrático Alternativo, 2007). Incluso la Senadora colombiana del Par tido MIRA, A. Moreno Piraquive, ilustró con lujo de detalles las enormes ventajas concedidas a los EE.UU. en detrimento de los intereses de Colombia (Moreno Priraquive, 2007, págs. 141-296). Ni siquiera la intensa agenda diplomática promovida en los últimos meses del gobierno Bush y aceptada por el de Uribe, ni la insistencia del Presidente estadounidense para aprobar la ley del TLC por la vía rápida o fast track, lograron hacer ceder en sus pretensiones a los congresistas demócratas El tono pesimista del actual Ministro de Comercio colombiano, Guillermo Plata, durante su última visita a funcionarios y congresistas en Washington deja entrever el futuro incier to del TLC: “A menos que haya voluntad política de la casa Blanca no veo un TLC en estos 100 días que le quedan al Gobierno” (Maseri, 2010)..

54

quedar claro es que para el Gobierno de Colombia no hay exclusión entre el TLC y la Comunidad Andina” y que “nosotros no podemos negociar con Estados Unidos en demérito de la normatividad andina” (Casa de Nariño. Presidencia de la República, 2007). Incluso en el mismo espacio de la CAN, Uribe ya había ratificado dicha postura cuando afirmaba que “hay que respetar las reglas de juego andinas, y Estados Unidos está advertido de eso (…) Tengan la seguridad que entendemos el TLC como algo que tiene que beneficiar a toda la Comunidad Andina, que queremos preservar los derechos de todos los socios andinos y que creemos, estamos convencidos, que todos se van a beneficiar” (Casa de Nariño. Presidencia de la República, 2006). El optimismo del gobierno colombiano no sólo permeaba el ámbito comercial al pretender un efecto derrame del TLC sobre las economías subregionales en términos de crecimiento económico y bienestar social, igualmente planteaba una supuesta neutralidad sobre la estructura institucional de la integración andina. No obstante el Presidente del Parlamento Andino en 2006, el senador colombiano Luís Fernando Duque, advertía sobre las potenciales consecuencias nocivas a las que conllevaría un acuerdo con el gobierno estadounidense. El funcionario fue insistente en la necesidad de analizar con detalle el TLC con el ánimo de evitar la generación de desequilibrios en “el bienestar de nuestros pueblos y el crecimiento de nuestras economías” (Eluniversal.com, 2006). Precisamente la posición del Dr. Duque encuentra afinidad con la del Presidente Chávez, quien no sólo enfatizaba en los efectos económicos del TLC sino en aquellos de índole político, ambos contundentes atentados a la integración andina, como se verá en adelante en la propia voz del Mandatario venezolano. No es un secreto que la simpatía de Uribe con las políticas de Washington, en especial con las del Republicano G.W. Bush, lo han ubicado junto con Perú y el Ecuador de Lucio Gutiérrez7, en el grupo de la derecha suramericana. Lo cual obviamente convertía a Colombia en

particular, y al grupo en general, en el centro de los ataques de los gobiernos venezolano y boliviano. Con el ascenso al poder del Presidente ecuatoriano Rafael Correa en enero de 2005, se radicalizan aun más los discursos y acciones contra el Gobierno americano y sus aliados en el Cono Sur. Los TLC negociados y firmados por Colombia y Perú8, fueron el argumento más constante y defendido con vehemencia por estos tres gobiernos de izquierda, ésto como parte de su estrategia contrahegemónica y antiyanqui. La consecuencia política directa de los TLC negociados por Colombia y Perú en el ámbito subregional fue el retiro de Venezuela de la CAN en abril de 2006, siete meses antes de la firma del acuerdo entre los gobiernos Bush y Uribe. La gota que rebosó el vaso venezolano tuvo que ver con la modificación, el 6 de abril de 2006, por parte de Colombia, Perú y Ecuador y sin el beneplácito de Bolivia y Venezuela, del Artículo 266 de la Decisión CAN 486 de 2000 sobre propiedad intelectual de medicamentos9. El capítulo sobre propiedad intelectual del Protocolo Modificatorio del TLC-Colombia confirió una protección, ya establecida en la normatividad colombiana desde 2002, de cinco años a datos de prueba de productos farmacéuticos y agroquímicos. Además como resultado de la negociación se pactaron cinco años más de exclusividad en el uso de datos de prueba agroquímicos, para un total de diez años de protección en este último caso (Madrid, 2008). De acuerdo con los críticos del TLC, lo anterior significa que las empresas farmacéuticas estadounidenses podrán hacer uso exclusivo de productos hallados en especies nativas de Colombia, lo cual podría llevar a la posición dominante de los oligopolios farmacéuticos y, por supuesto, al incremento en el precio de los medicamentos. Los impactos de lo anterior en el sector salud serían bastante nocivos, en particular para los afiliados al sistema, al respecto véase Moreno Piraquive (2007, p. 222). Le desventajosa negociación de la propiedad intelectual fue para Venezuela uno de los hechos más atentatorios contra la soberanía de los países andinos.

7

8

9

Gobierno de derecha que estuvo en el poder desde el 15 de enero de 2003 hasta el 20 de abril de 2005, momento en el cual fue destituido del cargo por el Congreso ecuatoriano y en su lugar inicia el período de centro izquierda de los Presidentes Alfredo Palacio (2005-2007) y Rafael Correa D. (2007-) El TLC entre Perú y EE.UU. fue suscrito el día 8 de diciembre del 2005 en Washington D.C. El 29 de junio de 2006 fue ratificado por el Perú. Luego por el Congreso de Estados Unidos en forma definitiva el 4 de diciembre de 2007. Entró en vigencia el 01 de febrero de 2009. Ar tículo 266. Los Países Miembros, cuando exijan, como condición para aprobar la comercialización de productos farmacéuticos o de productos químicos agrícolas que utilizan nuevas entidades químicas, la presentación de datos de pruebas u otros no divulgados cuya elaboración suponga un esfuerzo considerable, protegerán esos datos contra todo uso comercial desleal. Además, los Países Miembros protegerán esos datos contra toda divulgación, excepto cuando sea necesario para proteger al público, o salvo que se adopten medidas para garantizar la protección de los datos, contra todo uso comercial desleal.

No. 47

55

Fuera de las manifestaciones públicas de Chávez y el Canciller de la época Alí Rodríguez, la inconformidad se hizo formal en la carta oficial remitida por el gobierno venezolano a la Secretaría de la CAN. Allí éste estableció cinco causas para sustentar de dicho retiro, a saber (Duque, 2006): 1. 2. Los TLC sustituyeron las reglas de juego y el orden institucional de la CAN. Los TLC privilegian los intereses particulares sobre los intereses de los pueblos, conllevando a la injusticia social y a la violación de los derechos humanos. Los TLC propulsan una injusta distribución de la riqueza, con lo cual se frena el desarrollo, a la vez que se afectan sectores productivos nacionales. Los TLC poseen la misma concepción neoliberal del Área de Libre Comercio de las Américas-ALCA-, que en últimas promueve un nuevo tipo de colonialismo injusto, desigual y excluyente. Los TLC asimilan la Decisión CAN 598 de 200410 al ordenamiento normativo del ALCA, desconociendo los principios con los que se debe concebir la excepción por parte de los países signatarios.

palabras aludiendo a la preocupación del gobernante boliviano, Evo Morales, respecto a los impactos en el sector de la producción de soya boliviana. Según el Comandante venezolano con el acuerdo Colombia pasaría a comprar soya de Estados Unidos y dejaría de lado las aproximadamente 900.000 toneladas anuales que le compra a Bolivia (Aporrea , 2006). Este es un ejemplo de cómo se pueden erosionar las preferencias dadas a Bolivia en el marco de tratados bilaterales con terceros países. Para los propósitos de este trabajo especial interés guarda el tema de la quinta causa. Pues en ella subyacen las razones de tipo comercial que estarían justificando las distorsiones producidas por el acuerdo colomboestadounidense a la economía venezolana. 2. Principios conceptuales y metodológicos para el análisis de erosión de preferencias en el caso de países signatarios de varios acuerdos regionales de comercio 2.1. Referentes conceptuales Para analizar los efectos de un TLC entre dos o más países, se parte del supuesto que la integración de éstos conlleva el objetivo de crear un mercado unificado. Por lo tanto, los costos y beneficios del tratado se pueden ver tanto desde un Modelo de Equilibrio Parcial (MEP) como de uno de Equilibrio General (MEG). Desde la Teoría del Equilibrio Parcial (A. Marshall) pueden analizarse las condiciones para detectar los efectos que produce el tratado en las diferentes economías involucradas. Ello significa que para mirar lo positivo o negativo de los impactos, puede estudiarse el tratado como un mercado único, sin necesidad de relacionarlo con los

3.

4.

5.

Las cinco razones esgrimidas por Venezuela expresan una posición ideológica bastante clara, que trata de criticar y oponerse de modo radical no sólo al modelo de libre mercado sino al discurso que lo promueve, a las acciones de política asociadas a él como los tratados comerciales, y a la misma encarnación que EE.UU. representa del capitalismo neoliberal. El literal b del artículo 2 de la Decisión CAN 598, es quizá el argumento de mayor peso en la decisión del hermano país. El mismo Presidente Chávez soportó sus

10

Decisión 598 Relaciones comerciales con terceros países: Artículo 1. Los Países Miembros podrán negociar acuerdos comerciales con terceros países, prioritariamente de forma comunitaria o conjunta y excepcionalmente de manera individual. Artículo 2. De no ser posible, por cualquier motivo, negociar comunitariamente, los Países Miembros podrán adelantar negociaciones bilaterales con terceros países. En este caso, los Países Miembros par ticipantes deberán: a) Preservar el ordenamiento jurídico andino en las relaciones entre los Países Miembros de la Comunidad Andina. b) Tomar en cuenta las sensibilidades comerciales presentadas por los otros socios andinos, en las ofer tas de liberación comercial. c) Mantener un apropiado intercambio de información y consultas en el desarrollo de las negociaciones, en un marco de transparencia y solidaridad. (Cursivas de los autores).

56

demás mercados. Esto implica que los efectos de la integración se perciben en la reasignación de recursos en dos frentes. Primero, de la reasignación derivada del hecho que algunos proveedores del país A pueden ampliar su mercado hasta acceder a compradores en el país B integrante del acuerdo. O al contrario, que algunos proveedores locales (País A) perderían su participación en el mercado nacional al ser desplazados por competidores extranjeros del país asociado (País B). Segundo, los recursos que el Estado recaudaba en materia de aranceles, se redistribuyen al no ser pagados por los importadores. Esto acompañado con un posible efecto sobre los consumidores, quienes elevarían la capacidad de compra de sus ingresos al acceder a bienes importados, cuyo precio final no es impactado por la carga tributaria. Sin embargo, al entender que los TLC´s hacen parte de una dinámica multilateral (o sea que se fundamentan en una excepción al principio de Comercio sin Discriminación, conllevando los posibles efectos de creación y desviación de comercio11) y dé un Regionalismo abierto (con un posible efecto de Erosión de Preferencias); entonces es difícil entender sus efectos por fuera de los principios del Modelo de Equilibrio General12. Ello implica asumir que los efectos de un TLC sólo se pueden entender en su relación con otros acuerdos regionales de comercio y con el mismo Sistema Multilateral de Comercio. En este orden de ideas, el tema de la erosión de preferencias tiene alta significancia, prueba de ello es el permanente estudio sobre el particular y sobre los posibles esquemas de compensación ante su existencia (UNCTAD, 2007; Rosales, s.f; Estrada, s.f ). Sin embargo, no todas las reducciones de los aranceles plenos13 de los productos a los que se aplican preferencias producen una erosión económicamente significativa de los márgenes preferenciales. Incluso se dan casos en que la erosión de dichos márgenes queda (parcial o totalmente) compensada por los efectos de ampliación de

mercado, derivados de la liberalización del comercio. Adicionalmente, cuando la erosión produce una pérdida económica a los países exportadores, éstos solicitan una compensación por las pérdidas producidas. No obstante, acá no resulta fácil determinar quiénes deben beneficiarse, quiénes deben cubrir la compensación y el cuánto de ella. Factores de riesgo para medir un posible impacto de erosión de preferencias La vulnerabilidad de un país frente a riesgos de erosión de preferencias se encuentra determinada por un conjunto de factores, a saber: • Valor de las exportaciones realizadas hacia el mercado que ofrece las preferencias comerciales como porcentaje del total de exportaciones. Peso relativo del Margen de Preferencia-MP- en la competitividad14 de los productos del país beneficiario. Características de la preferencia en términos de aranceles, contingentes o requisitos de origen. Grado de aprovechamiento de la preferencia (Alexandraki, 2005, pp. 26-29).

• •

La mayor vulnerabilidad se entiende cuando el Margen de Preferencia es mayor y la dependencia del mercado es significativa. O sea, un país que ingresa con franquicia arancelaria en un mercado muy protegido, o que tiene una cuota de importación altamente preferencial con productos a los que se les exige un bajo grado de transformación para que cumplan los requisitos de origen, y que, además, tiene en este mercado una alta participación de sus exportaciones, es más vulnerable a efectos de destrucción de empleos y caída de la producción que otro país menos dependiente.

11

12 13

14

La creación y desviación de comercio son efectos estáticos derivados de la conformación de zonas de libre comercio. La creación de comercio indica la ex tensión de un mercado ampliado para un productor eficiente que se halle ubicado en el territorio integrado. Por su par te la desviación de comercio es la pérdida de mercado por par te de un productor de un tercer país, a merced de la preferencia que reciba otro productor per teneciente a uno de los países signatarios del acuerdo. La teoría del Equilibrio General de L. Walras estudia las condiciones necesarias para que todos los mercados estén simultáneamente en equilibrio. Los aranceles plenos son los aplicados por un país determinado a todos los integrantes de la OMC que no gozan de algún beneficio derivado de acuerdos comerciales preferenciales. Son los denominados acuerdos Nación más Favorecida-NMF-. En este caso, se asume la competitividad como un criterio de costo. Por lo tanto, se evalúa el Margen de Preferencia como un criterio que permite comparar el precio unitario promedio de un productor instalado en un país beneficiario de preferencia con respecto a otros que pagan arancel pleno.

No. 47

57

Un elemento adicional a tener en cuenta es el de la toma de decisiones al interior de las empresas. En este caso, se puede hablar de primero, un desaprovechamiento de la preferencia por desconocimiento o por incapacidad de la empresa15 (dimensión microeconómica). Segundo, por la existencia de factores negativos de competitividad a nivel de la infraestructura del país o la región (dimensión meso-económica). O tercero, por incluso comportamientos inestables o desfavorables de la tasa de cambio (dimensión macroeconómica). En los tres casos la vulnerabilidad es menor porque la preferencia no está siendo aprovechada. O sea, los riesgos de erosión son potenciales, más no efectivos. En el caso de un estudio de erosión de preferencias hay que tener en cuenta dos manifestaciones sobre la dinámica comercial: una directa y otra indirecta. La primera tiene que ver con la reducción en exportaciones hacia el mercado preferencial o de sus márgenes de ganancia, como consecuencia de la aparición de nuevos competidores beneficiados con la preferencia. La segunda es el resultado de una caída en las ventas de insumos y bienes intermedios en el mercado nacional, o de sus márgenes de rentabilidad, fruto de que los compradores reduzcan sus ventas al mercado preferencial por la aparición de nuevos competidores que gozan de preferencia16. 2.2. Referentes metodológicos El propósito principal del presente estudio busca explicar cómo la creación o extensión de preferencias a terceros países puede afectar la dinámica comercial de convenios ya existentes. Con base en los elementos del apartado 2.1 la idea es concentrar la atención en la posible relación entre el TLC Colombia–EE.UU. y el comercio colombo-venezolano en el marco de los acuerdos de la CAN. Así quedan sentadas las bases para un análisis que de cuenta de efectos de erosión de preferencias derivados del potencial choque de intereses entre los proveedores estadounidenses y los venezolanos que atienden efectiva o potencialmente el mercado colombiano. Del mismo modo y apoyado en el principio metodológico del equilibrio general, es decir entendiendo que
15

los costos y beneficios de un mercado no se pueden medir de manera aislada sino en su relación con otros mercados, el estudio abordó su objeto de análisis considerando los siguientes criterios metodológicos: • Confrontación de las preferencias en el marco de la CAN y del TLC, con respecto a las tarifas aduaneras plenas pagadas por EE.UU. antes del acuerdo. Caracterización y valoración de las importaciones colombianas desde Venezuela, contrastadas con los sectores beneficiados con preferencias en el marco del TLC. Análisis cualitativo de sectores, para explicar la posible permanencia de proveedores venezolanos en el mercado colombiano.

3. Resultados 3.1. Comercio Exterior Colombo-venezolano Colombia y Venezuela tienen una tradición de fuertes relaciones económicas. Particularmente, la creación del Pacto Andino (1969) y la cercanía geográfica han sido dos factores preponderantes para el fortalecimiento de dichas relaciones. Por ejemplo, para el departamento de Santander, ubicado en el Oriente colombiano cerca a Venezuela, el crecimiento de sus exportaciones no tradicionales (diferentes a café e hidrocarburos) se halla relacionado exclusivamente con las ventas de carne y huevos al mercado venezolano (Gobernación de Santander. Comisión Regional de Competitividad Santander , 2008, p. 15). Igualmente la renovación de los compromisos de la Integración Andina a comienzos de 1990, produjo un impulso al crecimiento del comercio recíproco entre las dos naciones. En 2004, previo al anuncio de la retirada de Venezuela de la CAN, el comercio binacional llegó a sus mayores niveles históricos (Banco de la República, Banco Central de Venezuela, Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores República Bolivariana de Venezuela) al ser Venezuela el segundo comprador de las exportaciones colombianas y el primero de las no tradicionales.

16

El desconocimiento de las preferencias, la incapacidad de cumplir con los estándares internacionales o la poca capacidad de producción pueden ser causas de este desaprovechamiento del acuerdo Para mayor claridad basta recordar un caso de manifestaciones indirectas. Específicamente el referido al TLC de Colombia con Estados Unidos, en el cual las impor taciones de cuar tos traseros de pollo desde Estados Unidos ha sido un tema preocupante no sólo a los avicultores colombianos, sino también para los productores de maíz que tienen en esa industria a uno de sus más impor tantes clientes en el mercado nacional..

58

A pesar de los vaivenes que puedan tener las relaciones entre Colombia y Venezuela, bien sea por problemas fronterizos o por crisis de la Integración Andina, la historia ha demostrado que su comercio es el reflejo del comportamiento del respectivo crecimiento económico. Prueba de ello es que las caídas en el comercio bilateral han sido el reflejo de las épocas de enfriamiento de sus PIB. En efecto, el comercio Colombo-venezolano cae en los años 2002 y 2003, época en la que la economía colombiana apenas se recuperaba de una fuerte recesión, mientras que el producto venezolano decreció en 8.9% en 2002 y 7.7% en 2003 (Banco de la República, Banco Central de Venezuela, Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores República Bolivariana de Venezuela). A partir de 2004 el intercambio binacional creció significativamente, con una consolidación del saldo positivo de balanza comercial para Colombia, situación característica desde 1999, pues antes de ese año la relación comercial era favorable para Venezuela. En 2004 el comercio binacional fue de US$ 2.705 millones, es decir un incremento del 98.45% en relación al 2003. Este porcentaje distribuido en 37% de exportaciones venezolanas y 63% de ventas colombianas (Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores República Bolivariana de Venezuela). 3.2. Exportaciones desde Venezuela hacia Colombia En el período 1995–2004, las exportaciones venezolanas tuvieron un promedio anual ligeramente superior a los US$ 1.000 millones anuales. Con una característica muy importante, compuestas en su mayoría por productos no tradicionales. Las cifras evidencian que la participación de las exportaciones hacia Colombia de petróleo y sus derivados, en el mismo período, fue inferior al 20%, con una tendencia decreciente. Mientras que en 2004 los productos no tradicionales exportados a Colombia llegaron a representar el 96% (Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores República Bolivariana de Venezuela). El hecho se explica principalmente por los descubrimientos a comienzos de 1990 de yacimientos petrolíferos en Colombia. También es necesario aclarar que las exportaciones no petroleras de Venezuela representan un bajo y decreciente porcentaje de su balanza comercial general.

Mientras en 1998 las exportaciones no tradicionales llegaban a los US$ 5.524 millones contra US$ 12.178 millones de las petroleras. Mientras que en 2008 las no petroleras tan sólo ascendían a US$ 6.010 millones y las petroleras se acercaron a los US$ 90.000 millones (Banco Central de Venezuela). Lo anterior insinúa no sólo el bajo y decreciente peso relativo de las exportaciones no tradicionales, sino la significativa importancia de Colombia para los sectores no tradicionales del vecino país. De hecho, en 2007 las exportaciones no tradicionales superaron los US$ 6.350 millones, de ellas el 17% tuvieron como destino el mercado colombiano (Asociación Venezolana de Exportadores -AVEX-. Estadísticas Anuales). Dentro de los productos de exportación que Venezuela vende a Colombia, se destacan por su tasa de participación aquellos derivados de su industria básica: metalurgia, química y petroquímica. Entre 1998 y 2004 cerca del 63% de las compras colombianas originarias de Venezuela se componían de productos de los sectores de metales comunes y sus manufacturas, productos químicos e industrias conexas, y plásticos y cauchos y sus manufacturas. El mayor peso de las ventas venezolanas a nuestro país recaía en los laminados de hierro o acero sin alear, los automóviles, los polímeros de etileno en formas primarias, el aluminio en bruto, los neumáticos, algunos medicamentos y cigarrillos (Véase cuadro 1). Adicionalmente, dichas exportaciones hacia el mercado colombiano tuvieron un crecimiento significativo en 2007 con respecto a 2006, a pesar de que Caracas ya había anunciado la retirada de Venezuela de la CAN. Es importante resaltar, a manera de conclusión preliminar, que el anuncio de Venezuela de retirarse de la CAN no produjo efectos inmediatos en materia de exportaciones hacia Colombia. Esto se puede explicar, primero porque el comercio binacional responde a una inercia de aceleración que se deriva del fortalecimiento de los vínculos inter-empresariales que se ha dado durante varias décadas. Segundo, debido a que tal anuncio no implicó la eliminación automática de las preferencias17. Tercero, y como lo planteaba el entonces presidente de la Cámara de Integración Económica Venezolano-Colombiana –Cavecol-, Moisés Bittar: “[sólo]en los próximos años podrá notarse el verdadero impacto sobre las inversiones cruzadas, que son las que garantizan los compromisos de largo plazo18.”

17 18

El retiro de la CAN por par te de uno de sus integrantes exige la preservación de preferencias por un lapso de cinco años, a par tir de su anuncio. Entrevista dada a la revista dinero, publicada en: ht tp://www.dinero.com.ve/214/por tada/informe-integracion9.html (consultado julio 23 de 2009).

No. 47

59

Cuadro 1. Importaciones desde Venezuela hacia Colombia, desagregadas por capítulo. 2006/2007
Capítulo 24 Descripción Tabaco y sucedáneos del tabaco, elaborados Plástico y sus manufacturas Caucho y sus manufacturas Fibras sintéticas o artificiales discontinuas Fundición, hierro y acero Aluminio y sus manufacturas Valor CIF en USD 2006 12.765.034 Valor CIF en USD 2007 82.971

39 40 55

83.438.226 29.770.690 9.634.531

73.008.406 21.474.391 7.549.194

preferencia efectiva, ya que, salvo algunos polímeros y laminados, todos los países pagan aranceles entre el 5% y el 20% para ingresar estos productos a Colombia. Si se calcula el gravamen que los productos venezolanos tendrían que haber pagado en el año 2007, tomando como referentes tanto el valor total de las importaciones desde ese país (Cuadro 1) como la tasa arancelaria más baja que tienen los diferentes capítulos del arancel (Anexo, cuadro 1), el resultado lleva a que los exportadores venezolanos se ahorraron en gravámenes en dicho período más de US$ 34 millones, gracias a las preferencias obtenidas en el marco de la CAN. 3.4. Posibilidades de la erosión de preferencias para Venezuela, a partir del TLC de Colombia con EE.UU. Para continuar con el análisis es necesario calcular la participación de EE.UU. en el mercado colombiano, particularmente en productos de los mismos capítulos del arancel, en los cuales se hayan las importaciones más representativas de Venezuela. Esta reflexión preliminar permite acercarse a los sectores que hipotéticamente podrían cambiar de origen en caso de la entrada en vigencia del acuerdo colombo-estadounidense. El cuadro 2 permite ver que las exportaciones desde EE.UU. hacia Colombia, de productos ubicados en los capítulos 39, 40, 55, 72 y 76 del arancel, superan los US$ 680 millones, cifra que supera a las ventas desde Venezuela en las mismas partidas arancelarias19. Lo anterior indica que, en general, a pesar del pago de gravámenes, los productos norteamericanos están en capacidad de competir con los venezolanos en el mercado colombiano. Sin embargo, es claro que la participación de mercados varía de capítulo a capítulo. Así, por ejemplo en el capítulo 39, las exportaciones venezolanas son inferiores a los US$ 80 millones (bajó en 2007 con respecto a 2006); mientras que las norteamericanas se acercaron a los US$ 500 millones, con un crecimiento cercano al 40% con respecto al 2006 (Cuadro 2). En cambio, en los capítulos 72 y 76, las exportaciones venezolanas son cinco veces mayores que las norteamericanas. Conclusiones Efecto erosión a partir del peso relativo de las exportaciones en riesgo. Este efecto se puede analizar desde dos

72 76

291.316.108 122.957.664

413.382.249 120.189.201

Fuente: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales-DIAN.

3.3. Importaciones desde Venezuela hacia Colombia: preferencias en el marco de la CAN Como ya se sabe el objeto de investigación son las exportaciones que desde Venezuela van hacia Colombia, apoyadas en las preferencias que ofrecen los acuerdos de la CAN. Partiendo de la información de los apartados 3.1 y 3.2, la atención del análisis recaerá en los productos más relevantes, a saber: laminados de hierro o acero sin alear, los automóviles, los polímeros de etileno en formas primarias, el aluminio en bruto, los neumáticos, algunos medicamentos y cigarrillos. Productos todos ellos que representan la mayor parte de las importaciones colombianas desde el país hermano. Inicialmente es necesario hacer un comparativo entre el régimen preferencial del que goza Venezuela en el marco de la CAN y el trato de Nación más favorecida que reciben los demás países, incluido EE.UU de acuerdo con los compromisos adquiridos por Colombia en el marco de la OMC (Véase anexo, cuadro 1). El cuadro 2 muestra que casi la totalidad de las partidas arancelarias reseñadas la mayor parte de ellas configuran las ventas externas venezolanas hacia Colombia gozan de una

19

Queda descar tado el capítulo 24, ya que en las expor taciones desde Venezuela éste no representa un rubro significativo.

60

Cuadro 2. Importaciones por capítulo desde Estados Unidos hacia Colombia Años 2006 / 2007
Capítulo 24 Descripción Tabaco y sucedáneos del tabaco, elaborados Plástico y sus manufacturas Caucho y sus manufacturas Fibras sintéticas o artificiales discontinuas Fundición, hierro y acero Aluminio y sus manufacturas Valor CIF en USD 2006 26.678,95 Valor CIF en USD 2007 586.830,97

en las exportaciones venezolanas, actualmente están libres de gravámenes para todos los proveedores del mundo. Sin embargo, hay que destacar que el monto de exención arancelaria del que gozan los productos venezolanos en el mercado colombiano supera los 34 millones de dólares, lo que no es una cifra desdeñable y equivale a cerca del 6% del valor de las exportaciones venezolanas al país vecino. Efecto erosión por el nivel de valor agregado. Aunque la mayoría de las exportaciones venezolanas a Colombia son insumos para otras industrias, es de destacar que nuestro país es el principal comprador de productos manufacturados diferentes a la industria petrolera. O sea, aunque no se hable de altos niveles de valor agregado, los mayores desarrollos del país vecino para reducir su dependencia de un sector fundamentado en productos no renovables, están asociados a las exportaciones hacia Colombia, ya que este país es su principal importador. La sustitución de Estados Unidos a las importaciones colombianas desde Venezuela. Para ésto, es necesario hacer un análisis de acuerdo a la importancia y el comportamiento de los diferentes capítulos del arancel. Para comenzar, es de notar que el capítulo 39 tiene un alto interés para los productores norteamericanos pero, evidentemente, ellos ya han logrado incursionar exitosamente en el mercado, ocupando un papel más relevante que el venezolano, a pesar de la preferencia CAN de la que goza el país hermano. La tendencia creciente entre 2006–2007 de la participación de EE.UU. y la leve caída de las ventas desde Venezuela, hacen prever que efectivamente el TLC sería un argumento muy sólido para que nuestro vecino saliera del mercado en el mediano plazo. Con el capítulo 40 sucede algo similar, aunque en menor magnitud. Las ventas de caucho y sus derivados desde territorio venezolano cayeron en 2007, mientras que las de EE.UU. aumentaron, hasta llegar a superar en tres veces a las venezolanas. Un caso que merece un estudio más detallado es el de fundición, hierro y acero (capítulo 72). Venezuela es, de lejos el principal proveedor, además de tener una participación creciente. Sin embargo, EE.UU. también ha tenido un aumento significativo en sus exportaciones. En ambos casos, la dinámica del sector de la construcción en Colombia, es muy relevante, pero se hace necesario conocer los márgenes de rentabilidad para visualizar un posible cambio en el origen de los proveedores

39 40 55

347.995.002,35 64.972.940,52 14.933.764,38

491.906.663,36 83.301.439,03 11.167.521,76

72 76

37.046,598,11 13.778.101,32

84.620.440,95 19.040.511,47

Fuente: DIAN.

miradas. De un lado, la erosión no es significativa en la medida que Colombia importa casi que exclusivamente productos no petroleros, ya que estos últimos, como se veía anteriormente, representan más del 90% de las exportaciones de Venezuela. Pero, de otro lado la erosión es significativa para los sectores no petroleros en particular, pues hoy Colombia representa su principal mercado con casi una quinta parte de las importaciones. De hecho, este último punto es relevante para algunos productos, como los del capítulo 72, que venían en un crecimiento significativo entre 2006 y 2007 (cerca del 50%). Efecto erosión por la magnitud de tasa de preferencia. El análisis de la tasa arancelaria, principal componente de la preferencia, muestra en una primera dimensión que el beneficio que se pierde no es significativo. La mayoría de las partidas beneficiadas que componen el grueso de las exportaciones venezolanas hacia Colombia, están compuestas por productos que para terceros países implican tasas arancelarias del 5%. Excepto los cigarros que no tienen peso en el volumen de importaciones y que pagan 20% y algunas fibras del capítulo 55, gravadas con 15%, la mayoría de productos tienen tasas del 5%. Incluso algunas partidas relacionadas con polímeros y láminas y que tienen un peso significativo

No. 47

61

después de que entre en vigencia el TLC y desaparezca la preferencia CAN para EE.UU. En otros capítulos las cosas son más claras. El 24, por ejemplo, no tiene relevancia futura para Venezuela y sí para EE.UU. El tema de tabaco no es relevante en las exportaciones venezolanas a Colombia. En cambio, en el caso del capítulo 76, Venezuela es un proveedor relevante y EE.UU. aún incursiona débilmente. Referencias • ALEXANDRAKI, K. “Erosión de preferencias ¿motivo de alarma?” Finanzas y Desarrollo , 26-29. Marzo de 2005. APORREA. Comunicación popular para la construcción del socialismo del siglo XXI. Chávez reitera: CAN “está muerta” y Venezuela se va. Abril 20 de 2006, Recuperado febrero 4, 2010, de http://www.aporrea. org/actualidad/n76436.html ARANGO Q., J. C., & CARDONA M., G. “Multilateralismo, regionalismo abierto y desviación de comercio: una relación dialéctica”. Mercatec, Medellín, 44, 2532. Mayo de 2008. ASOCIACIÓN VENEZOLANA DE EXPORTADORESAVEX-. Estadísticas Anuales, (s.f.). Recuperado octubre 2009, de www.avex.com.ve/download/ cdt_1615.pdf BANCO CENTRAL DE VENEZUELA. (s.f.). Recuperado julio 23, 2009, de www.bcv.org.ve BRICEÑO R., J., & BUSTAMANTE, A. (2000). (Coord). La integración latinoamericana. Entre el regionalismo y la globalización. Mérida (Venezuela): Universidad de los Andes. COLOMBIA. BANCO DE LA REPÚBLICA. (s.f.). Recuperado Julio 23, 2009, de www.banrep.gov.co ____. PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA. TRATADO DE LIBRE COMERCIO ANDINO-EE.UU. Aprobado en comisiones segundas de Senado y Cámara el protocolo modificatorio al TLC con E.U. Agosto 29 de 2007,. Recuperado Abril 20, 2010, de.: http://www. tlc.gov.co/eContent/NewsDetail.asp?ID=5947&IDCo mpany=37&Profile=

____. TLC de Colombia con Estados Unidos no afectará a Venezuela. Noviembre 24 de 2005, Recuperado marzo 22 , 2010, de: http://www.presidencia. gov.co/sne/2005/noviembre/24/18242005.htm _____. Comunidad Andina y TLC no se excluyen: Uribe. Abril 26 de 2006, Recuperado Febrero 22, 2010, de http://www.presidencia.gov.co/sne/2005/ diciembre/06/14062005.htm CNN EXPANSIÓN. Doha: Europa espera primer paso de EU. Marzo 22 de 2010, Recuperado Abril 14, 2010, de http://www.cnnexpansion.com/ economia/2010/03/22/de-eu-primer-paso-pararelanzar-doha DUQUE, H. Causas y consecuencias de la muerte de la CAN. Abril 26 de 2006, Recuperado Septiembre 25, 2009, de: http://www.derechos.org/nizkor/econ/ can.html ELUNIVERSAL.COM. Parlamento andino preocupado por firma del TLC entre Colombia, Perú y EEUU. Noviembre 23 de 2006, Recuperado 15 de abril, 2010, de Universal.com. ESTRADA, J. H. WTO Banana ruling devastating blow to vulnerable Caribbean economies. S.f., s.l. GOBERNACIÓN DE SANTANDER. Informe Final del Plan Regional de Competitividad de Santander. Comisión Regional de Competitividad, Bucaramanga, 2008. IBÁÑEZ, J. “El nuevo regionalismo latinoamericano”. Revista Electrónica de Estudios Internacionales, 1, 2000. MADRID, L. Á. Lo nuevo en el Capítulo de Propiedad Intelectual del TLC con EEUU. Mayo de 2008. Recuperado Abril 16, 2010, de http://www.usergioarboleda. edu.co/tlc/tlc_propiedad-intelectual.htm MASERI, S. G. “Mincomercio prácticamente descartó que el TLC con E.U. se apruebe en administración Uribe”. El Tiempo (en línea), Abril 29 de 2010. REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA. MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA RELACIONES EXTERIORES. (s.f.). Recuperado julio 23, 2009, de

62

http://www.embaven.org.co/Contenido/Default. aspx?Id=22 • • MORENO PRIRAQUIVE, A. (2007). La letra menuda del TLC. Bogotá: GEW Ltda. POLO DEMOCRÁTICO ALTERNATIVO. Constancia sobre el Protocolo modificatorio del TLC. Noviembre 1 2007, Recuperado Abril 14, 2010, de: http://www. polodemocratico.net/Constancia-de-la-Bancadadel-Polo RODRÍGUEZ M., M. Multilateralismo y Regionalismo. Notas sobre coherencia y convergencia. (S.f.). Recu•

perado octubre 23, 2009, de : http://www.latn.org. ar/archivos/documentacion/EVENTO_DOCUMENTOS1961op-58.pdf ROSALES, O. Ronda Doha: perspectivas. (s.f ). Recuperado Julio 20, 2009, de.: http://www.sela. org/public_html/aa2k5/ESP/negociacionesOMC/ SP-RR-TRALCNC-OMC-Di2%E2%80%9305.pdf UNCTAD-UNITED NATIONS CONFERENCE ON TRADE AND DEVELOPMENT. Erosion of trade preferences in the post-Hong Kong framework: De “trade is better tan aid” to “aid for trade. New York, Geneve: United Nations, 2007.

Anexo

Cuadro 1. Partidas arancelarias más significativas en las exportaciones de Venezuela a Colombia Gravamen General OMC y Régimen Preferencial CAN
Partida Gravamen General 21% tiene arancel del 5% y 79% tiene arancel del 10% 22% tiene 0%. Decreto 3260/2008 11% tiene 5% de Arancel 67% tiene 10% de Arancel 17% paga el 5% de Arancel, 83% paga el 10% de Arancel 14% paga el 5% de Arancel 86% paga el 10% de Arancel 100% paga el 10% de Arancel 40% tiene 0%. Decreto 3430/2008. 60% paga el 5% 100% paga el 15% de Arancel Gravamen para Venezuela Gravamen 0%. Artículo 7. Decisión 324/92 Gravamen 0%. Artículo 7. Decisión 324/92

72.08. Productos laminados planos de hierro o acero sin alear. Productos laminados planos de hierro o acero sin alear.

72.10. Productos laminados planos de hierro o acero sin alear. 72.11. Productos laminados planos de hierro o acero sin alear. 72.12 Productos laminados planos de hierro o acero sin alear. 39.01 Polímeros de Etileno en formas primarias 40.11 Neumáticos ( llantas neumáticas) nuevos de caucho 76.01 Aluminio en Bruto 72.01 Fundición en bruto y fundición especular, en lingotes, bloques o demás formas primarias. 55.03 Fibras sintéticas discontinuas, sin cardar, peinar ni transformar de otro modo para la hilatura. 55.06 Fibras sintéticas discontinuas, cardadas, peinadas o transformadas de otro modo para la hilatura. 24.02 Cigarros (puros) (incluso despuntados), cigarritos (puritos) y cigarrillos, de tabaco o sucedáneos del tabaco

Gravamen 0%. Artículo 7. Decisión 324/92 Gravamen 0%. Artículo 7. Decisión 324/92 Gravamen. 0%. Artículo 7. Decisión 324/92 Gravamen 0% Artículo 7. Decisión 324/92 y Decisión 268/90 Gravamen 0% Decretos: 1949/80, 1948/80, Decisión 302/91 Gravamen 0% Decisión 268/90. Gravamen 0% Decisión 324/92. Gravamen 0% Decisiones: 268/90 324/92 Gravamen 0% Decisiones: 268/90 324/92 Gravamen 0%, excepto la Subpartida 24.0220.20.00 que paga 12%

100% paga el 5% 100% paga el 5% de Arancel

Gravamen general 15%

Gravamen general 15%

Gravamen general 20%

Fuente: DIAN

No. 47

63

Artículo de reflexión

Calentamiento global: sus orígenes, la relación con la actividad humana y sus repercusiones generales para Colombia
Federico Alonso Atehortúa Hurtado* Resumen Este artículo presenta un análisis acerca de los orígenes, estado y consecuencias del calentamiento global. En especial, hace énfasis en el rol de las actividades humanas (proceso industrial, negocios, logística, transporte) en este problema internacional y la relación entre el calentamiento global y la economía. Palabras clave Calentamiento global, efecto invernadero, industria, combustibles fósiles, fuentes alternativas de energía. Abstract This article presents an analysis about the origins, state and consequences of the global warming. In special, it has emphasis about the role of the human activities (industrial process, business, logistic, transportation) in this international problema and the relation between the global warming and the economy. Key words Global warming, greenhouse effect, industry, fossil fuels, alternative energy sources.
*

Introducción Gradualmente se ha hecho muy visible en los medios de comunicación la preocupación mundial por el tema del calentamiento global y sus efectos sobre la vida de los seres humanos, tal y como se conoce actualmente. La discusión mediática, sin embargo, ha mostrado evidentes vacíos técnicos y científicos a los que bien vale la pena aportar desde los espacios académicos. Más aún por tratarse de un asunto que se relaciona de manera directa con la logística, los negocios internacionales y, en general, la actuación de las empresas de todo el mundo que tienen mucho que ver con el agravamiento, o la solución, del problema. Fundamento teórico: El efecto invernadero Para entender la problemática del calentamiento global, es menester antes hacer una breve descripción del fundamento teórico que la sustenta. Y eso obliga a recurrir a dos ciencias fácticas: la geología y la física. Si se admite que el proceso de formación de la tierra implica el enfriamiento progresivo de una gran masa incandescente de las miríadas que produjo el “Big bang”, se explicará así que la tierra acumuló en sí misma una gran cantidad de minerales, al tiempo que quedó en su atmósfera una capa gaseosa que la cubre y protege desde su formación. Entre los minerales que hacen parte de la corteza terrestre, uno de los más abundan-

Ingeniero Químico, Especialista en Alta Gerencia con énfasis en calidad. Magíster en Medio Ambiente y Desarrollo. Cursante del pregrado de Historia de la Universidad de Antioquia. Editor académico y coautor del libro “Gestión y auditoría de calidad en organizaciones públicas” de la Editorial Universidad de Antioquia (2005). Coautor del libro “Sistema de gestión integral: Una sola gestión, un solo equipo” de la Editorial Universidad de Antioquia (2008). Coordinador de formación e investigación de la empresa de consultoría organizacional Gestión y Conocimiento Ltda.. Docente del programa de Negocios Internacionales de la Institución Universitaria Esumer. E-mail: federalo@une.net.co.

64

tes es el carbono. Y de entre los gases que componen la atmósfera, hay varios que se generaron en ese estado ígneo inicial del planeta y que permanecen allí en cantidades variables. Esos gases son el dióxido de carbono (CO2), el monóxido de carbono (CO) y el metano (CH4). Nótese que comparten el carbono (C) como elemento común que los conforma, elemento de la misma naturaleza que se quedó “atrapado” en la corteza. Ahora bien, estos gases le hacen un favor indispensable a la vida sobre la tierra. De acuerdo con una ley de la física conocida como la Ley de Stephen Boltzman, los cuerpos emiten radiación en una longitud de onda que es proporcional a su temperatura. Eso significa que, por tener diferentes temperaturas, el sol y la tierra emiten radiaciones en longitudes de onda diferentes. Pues bien, esta capa de gases que rodea a la tierra desde su formación tiene la particularidad de ser translúcida a la longitud de onda de la radiación que proviene del sol y parcialmente opaca a la longitud de onda de la radiación que sale de la tierra. En otras palabras, dejan entrar la radiación que proviene del sol, pero retienen una parte de la que sale de la tierra. Eso permite que la superficie terrestre se mantenga a una temperatura apropiada para soportar la vida (alrededor de 15oC). A este fenómeno se le conoce como “efecto invernadero” y es tan antiguo como la tierra misma. De acuerdo con este fundamento teórico es razonable esperar que la variación en la concentración de los gases arriba señalados tenga una relación directa con la temperatura de la tierra. Si tales gases no existieran, toda la radiación escaparía de la tierra y este sería un planeta helado. Pero si la concentración de estos gases aumenta, el efecto invernadero debe incrementarse, por lo que aumenta la temperatura de la tierra. De ello han dado cuenta los geólogos y climatólogos al indicar como en períodos donde bajó la concentración de estos gases también bajó la temperatura de la tierra. El problema: Los cambios en los patrones de producción y de consumo multiplican el efecto invernadero Si el efecto invernadero no sólo es necesario sino indispensable para sustentar la vida sobre la tierra, entonces
1

¿cuál es el problema? Aquí es necesario discurrir por los caminos de la historia y de la economía. Hacia mediados del siglo XVIII, los seres humanos hicimos un descubrimiento científico que habría de tener repercusiones tecnológicas, sociales, económicas y ecológicas impredecibles en ese momento. Tras haber usado durante milenios la fuerza de los brazos, la de los animales y la del agua para producir energía y convertirla en trabajo, el ser humano descubrió que en las entrañas de la tierra había un material prodigioso que podría producir mucha más energía que cualquiera de las formas anteriores y que ese material era relativamente fácil de extraer y de utilizar: empezamos a sacar carbón (el mismo carbono antes mencionado) y a “quemarlo” para producir energía. Este descubrimiento partió en dos la historia de la humanidad (de hecho tal vez deberíamos datarnos por “A.C.: Antes del Carbono” y “D.C.: Después del Carbono). La energía de un hombre que trabajaba un día entero podía obtenerse con tan solo una libra de ese oscuro y mugroso mineral1. Por lo tanto, la producción de bienes para el consumo y el comercio se podía multiplicar por decenas, cientos y miles con tan solo aplicar ciertos ingenios tecnológicos al uso de este material. Vale la pena señalar aquí que muchos de estos ingenios (telares, trilladoras, molinos, por ejemplo) ya existían, pero eran movidos por las primitivas formas de energía mencionadas (el hombre, la mula o el agua). Deslumbrados por este gran descubrimiento (al que históricamente se suele asociar con el invento de la máquina de vapor de Watt que desató la llamada Revolución Industrial), los hombres nos volvimos “adictos al carbono” y empezamos a explotarlo en sus más diversas formas (carbón, petróleo, gas) y cada vez con mayor avidez. El resultado de ello es que el proceso de “atropamiento” de carbono que tardó millones de años en la formación de la tierra, los seres humanos lo hemos venido invirtiendo en menos de dos centurias, liberando a la atmósfera ingentes cantidades de ese mineral bajo la forma de los tres gases de combustión ya señalados atrás (CO2, CO y CH4). La teoría antes explicada permitía predecir que eso tendría que desembocar en una intensificación del efecto invernadero y, consecuentemente, en el aumento de la temperatura de la tierra. Y eso empezó a inquietar a algunos científicos,

“El hecho capital del resurgimiento de la industria del siglo XIX no fue la invención de la maquinaria (anteriormente se habían per feccionado máquinas de excepcional ingenio y flexibilidad), sino la aplicación de una barata y abundante fuente de energía al trabajo de las máquinas. Una libra de carbón, cuando se consumía eficazmente, rendía más energía que la que gasta un ser humano en un día de trabajo, y la máquina de vapor era un servidor más seguro que las antiguas máquinas movidas por viento, agua o fuerza animal.” Geof frey Bruun. La Europa del siglo XIX: 1815-1914. Fondo de Cultura Económica. Página 138.

No. 47

65

pero sólo hasta los años setenta del siglo XX (cuando ya llevábamos más de un siglo de “combustión” voluntaria e intencional del planeta). La “explosión energética” que dio luz a la Revolución Industrial tuvo también repercusiones del lado demográfico y del consumo. Tener y obtener más energía le permitió al hombre reproducirse en mayor número y con una mayor expectativa de vida, como le pasaría a cualquier especie que se encontrara súbitamente una fuente “inagotable” de energía gratuita (gratuidad que en el caso de los seres humanos demostró no ser cierta por los altos costos que terminaremos pagando por ese consumo fácil de energéticos minerales). La población de humanos en el planeta se incrementó exponencialmente, desde más o menos 1.000 millones hacia 1800, hasta llegar al orden de los 6.500 millones de individuos que pueblan hoy la tierra2. Mayor cantidad de personas implica también una demanda creciente de bienes y servicios, incluyendo alimentos. Para dar pan a tantas bocas, la frontera agrícola se ha tenido que incrementar de manera progresiva, en detrimento de los bosques nativos de casi todas las zonas del mundo. La deforestación incrementa la cantidad de gases de efecto invernadero, por la descomposición del material orgánico que queda después de la tala del bosque. Se estima que la tala de bosques contribuye con el 20% de las emisiones de los gases de efecto invernadero (Wrigth, 2008, p. 12). En relación con lo anterior, habiéndose incrementado en grado sumo la capacidad de producción, los países industrializados tenían que encontrar mercado para sus productos. Y eso generó el despliegue de una variada gama de estrategias que van desde lo político (el avance del colonialismo) hasta lo administrativo (las teorías del marketing). Comprar se convirtió en el mantra que deben repetir los habitantes del mundo, para que su estilo de vida (artificialmente dibujado) se parezca al de los ricos occidentales del Norte (Estados Unidos y Europa). Los artículos se volvieron desechables. Y ese estilo de vida de comprar, desechar y volver a comprar, ha llevado a que la cadena de producción se acelere, pero también a que se llenen los basureros del planeta de un montón de desechos orgánicos e inorgánicos. Los

residuos orgánicos se descomponen y en ese proceso liberan cantidades significativas de dióxido de carbono, monóxido de carbono y metano a la atmósfera, incrementando aun más el efecto invernadero. En suma, el problema del calentamiento global tiene su origen en un incremento de la cantidad de gases de efecto invernadero que compone la atmósfera terrestre. Este incremento se ha debido, fundamentalmente, al uso de combustibles fósiles en actividades industriales, domésticas y de transporte. También a la descomposición de materiales orgánicos depositados en los vertederos de residuos de todo el mundo y a la creciente deforestación de los bosques del planeta. Las evidencias Utilizando muestras del hielo antártico, los científicos pueden determinar la composición de la atmósfera del planeta desde que esta gran masa terrestre se congeló (tal vez hace unos 50 millones de años). El hielo antártico es como una “caja del tiempo” pues ha venido “atrapando” muestras de la atmósfera, que hoy los científicos pueden analizar extrayéndolo desde las capas más profundas del continente. Esto permite conocer la composición media de la atmósfera y el contenido en ella de los gases de efecto invernadero. Por otro lado, hay estimaciones de la temperatura de la tierra por datos geológicos, climáticos e históricos y, desde la década de los setenta del siglo XX, por mediciones de satélite. La correlación de estas dos curvas (concentración de gases de efecto invernadero vs. temperatura del planeta) muestra una clara coincidencia entre las dos variables. Los períodos más cálidos coinciden con mayor cantidad de estos gases en la atmósfera y los más fríos con su descendimiento. Lo preocupante es que la pendiente de la curva de ambas variables, graficadas contra el tiempo, se ha incrementado de manera significativa desde que empezamos a “quemar” carbono industrialmente. Es decir, la mayor liberación de carbono por su uso como combustible industrial y doméstico se ha visto acompañada de un aumento en las curvas de la temperatura. Esto lleva a concluir que, de continuarse

2

“Nos tomaron 165.000 años para llegar a tener un billón de personas sobre la Tierra, más o menos en el año 1800. Luego, sólo 130 años para llegar al segundo billón, en 1930. Treinta años después, en 1960 llegamos al tercer billón. Sumamos el siguiente billón en sólo 14 años, en 1974. El quinto nos tomó 13 años (1987) y el sex to 12 años (1999). Hoy estamos cerca del séptimo billón.” (Daniel Pacheco. La conclusión repugnante. En: Diario El Espectador. Bogotá. 1º de diciembre de 2009. Página 26).

66

la liberación de estos gases a la atmósfera, será mayor el incremento de la temperatura3. El cambio climático Sin duda alguna, la más evidente consecuencia del calentamiento del planeta es el cambio en los diferentes aspectos del clima. La modificación de las temperaturas altera los ritmos de los vientos y las grandes corrientes marinas (como la Corriente del Golfo). Esto está generando mayor número y fuerza de los huracanes en el Océano Atlántico, y de su equivalente llamado “tifones” en los Océanos Índico y Pacífico. El más dolorosamente recordado en América fue el Huracán Katrina, que en el año 2005 azotó con violencia las costas de las islas del Caribe, el norte de México y el Sur de los Estados Unidos, dejando a su paso una estela de destrucción y muerte de la que aún no se recuperan los afectados. La imprevisibilidad del clima es hoy de tal magnitud, que se han presentado heladas en California y en Alemania en pleno verano o violentas granizadas en Bogotá, en situaciones completamente sin antecedente histórico que dejan sin piso las predicciones meteorológicas, aunque hayan sido rigurosamente realizadas (en términos científicos). Consecuencias bióticas Es delicado el equilibrio entre temperatura y vida en el planeta tierra. Los seres humanos compartimos con muy pocas especies el privilegio de adaptarnos fácilmente a distintos climas. Pero eso no sucede con la mayoría de los animales y plantas, que dejan de ser viables en sus ecosistemas cuando la temperatura de los mismos varía en rangos que dependen de cada especie, pero que en algunos casos pueden tener una tolerancia tan pequeña como 1oC. Así las cosas, el incremento en la temperatura del planeta tiene un efecto directo en la potencial desaparición de aquellas especies que no se adapten al cambio. Los cambios en el clima también afectan la productividad de las especies animales y vegetales, pues alteran los ciclos de invierno - verano que son esenciales para

la supervivencia de la flora y la fauna. Las aves y los peces ven modificadas las señales que motivan sus procesos migratorios y las plantas se “confunden” en su germinación. Para solamente poner un ejemplo reciente, la cosecha cafetera en Colombia en 2009 se vio sumamente afectada porque llovió intensamente en las épocas de floración de los cafetos, reduciendo de manera significativa su posterior fructificación. La producción cayó en cerca de 3,5 millones de sacos4, con las consecuentes pérdidas para la economía del país. Consecuencias sobre los seres humanos Para los seres humanos las cosas tampoco se ven sencillas. La primera consecuencia directa del problema es la muerte de personas por el calor. Ya en Europa este fenómeno se ha reportado como un problema creciente de salud pública, que afecta sobre todo a la población de mayor edad. Una segunda consecuencia es la proliferación de enfermedades tropicales que se deriva del calentamiento de las zonas templadas. Mayor temperatura es el ambiente propicio para el desarrollo de vectores de enfermedades como la malaria o el dengue, que empezarían a “migrar” hacia países donde antes no se presentaban. De otro lado, el calentamiento del planeta conduce al ya evidente derretimiento de las masas heladas del planeta: los polos y los glaciares. El derretimiento del hielo polar genera un aumento en el nivel del mar que gradualmente va hundiendo islas y zonas costeras. Si se tiene en cuenta que las más populosas ciudades del mundo están en las costas (por ejemplo New York, Shangai, Bombay, el Gran Buenos Aires) y que hay islas del planeta bastante pobladas (Sicilia, Cerdeña, Creta, las Islas Británicas, New Zealand, Japón, entre muchas otras), los efectos de un elevamiento progresivo del nivel de mar son evidentes: desplazamiento poblacional hacia zonas más altas, reducción de la superficie habitable, pérdida de infraestructura urbana, escasez de alimentos. En cuanto al derretimiento de los glaciares, hay dos efectos directos sobre los seres humanos. De un lado, la

3

4

“El 2007 fue el año más caluroso de la última década, según la Organización Mundial de la Meteorología (OMM). La temperatura media en la super ficie del planeta este año se encuentra 0,41 grados centígrados por encima de la media registrada durante el periodo 1961-1990, con una temperatura de media mundial de 12,7 grados. Y la década cerrará como la más calurosa desde 1850.” (2007 fue el año más caluroso de la última década. Enero 2 de 2008. En: ht tp://elblogverde.com/ consultado en línea el 21 de noviembre de 2009). “En qué consisten las ayudas a los caficultores del país”. En: Diario El Espectador. Bogotá. 29 de Noviembre de 2009. Página 26.

No. 47

67

posibilidad de deslizamientos de tierra movidos por el agua que se derrite, así como de inundaciones en zonas bajas, con los catastróficos daños que eso puede causar a las comunidades. Y, por otro lado, estos glaciares son la reserva de agua dulce de la humanidad, pues ellos nutren abundantes ríos que proveen de este líquido esencial para la vida del hombre. Podría argumentarse en contra de este problema que el hombre dispone de la tecnología para tratar el agua salada y hacerla potable, pero esa tecnología es tan costosa y consume tanta energía que puede resultar peor como remedio que la misma escasez de agua dulce que pretende curar. Consecuencias sobre la economía Las consecuencias climáticas del calentamiento global tienen también profundas repercusiones económicas. En primer lugar, la cantidad de recursos que los Estados tienen que destinar a la atención de desastres por los fenómenos climáticos extremos como huracanes o deslizamientos, limita las posibilidades de inversión de esos recursos en otros temas de importancia para el crecimiento económico. De otro lado, la amenaza latente de problemas en el transporte marítimo de materias primas y productos hace que los costos de los seguros que pagan las navieras o los dueños de la carga se incrementen, lo que se traduce en un incremento de los precios de los bienes comercializados. La amenaza de tifones, ciclones o huracanes también tiene efectos sobre el turismo, pues desestimula a los viajantes a visitar las zonas costeras. En Colombia, por ejemplo, un agresivo mar de leva (fuerte oleaje en la costa), le “aguó” las vacaciones a miles de bañistas en las playas de Cartagena en el descanso de enero de 2008, en un fenómeno muy extraño para la temporada, que suele ser benigna en cuanto a los vientos y las olas5. Otro efecto que ya se ha visto es el incremento en los precios de los alimentos. El calentamiento del planeta disminuye la disponibilidad de tierras fértiles, causando una menor producción de alimentos y un incremento en los precios de los mismos. A ello se suma la mayor demanda de tierras para la producción de los llamados biocombustibles (combustibles producidos a partir de

biomasa), que compiten con la producción de alimentos incrementando su precio. Hay una consecuencia económica que deriva de las medidas que han adoptado las naciones desarrolladas, en especial en Europa, para combatir el problema. La imposición de tributos, multas y tasas a las empresas y a los ciudadanos por contaminar la atmósfera con gases de efecto invernadero es una medida cada vez más popular entre los gobiernos, que ven en ello una manera de desestimular el uso de combustibles fósiles por la sociedad. Esos sobrecostos terminan trasladándose al consumidor, generando incrementos en los precios. En Colombia, son diez los tipos de emisiones que hacen las empresas y que reciben sanciones por parte de las autoridades ambientales del país. Esto incluye, entre otros, el dióxido de azufre y el óxido de nitrógeno (que también son gases de efecto invernadero), además del ácido fluorhídrico, el ácido clorhídrico y el plomo. De la relevancia que el tema de estas consecuencias del calentamiento global tiene para la economía, da cuenta el hecho de que sea un asunto discutido en eventos de organismos económicos multilaterales que nada tienen de “ambiental” en sus funciones básicas. Por ejemplo, en el Foro Económico Mundial (auspiciado por las grandes empresas multinacionales de los países industrializados) que tuvo lugar en Davos (Suiza) en 2008 “El cambio climático y el daño al medio ambiente aparecieron con un serio peligro en la reunión.” (Tobón, 2008, p. 31). Y también es una señal de la importancia económica de los asuntos ambientales, la reciente concesión del Premio Nobel de Economía en 2009 a la profesora norteamericana Elinor Ostrom. La investigación de Ostrom ha girado alrededor de la posibilidad de que las sociedades hagan un adecuado uso de lo que en economía se conoce como bienes comunes, que son aquellos que todos compartimos y que no tienen un costo económico individualmente asignable, como el agua, los bosques, los peces o el aire. La economía clásica parte del presupuesto epistemológico de que estos bienes que no son propiedad de ninguno, son mal manejados por todos y terminan agotándose o destruyéndose. Según los trabajos de Ostrom, es posible que la sociedad llegue a acuerdos programáticos que le permitan hacer una explotación racional de estos recursos comunes,

5

“Aler ta por mar de leva hacer cerrar playas de Car tagena: Esto sucede en momentos en que se vive el pico de la temporada vacacional”. Diario Por tafolio. Bogotá. 4 de enero de 2008. Página 10.

68

para beneficio de todos los individuos y países y sin que ellos se acaben6. Debe advertirse, sin embargo, que desde 2006 el también Premio Nobel de economía Joseph Stiglitz, al tratar en profundidad el tema del calentamiento global, ya había planteado que “A lo largo de la historia, ésta es la forma en que con gran frecuencia se han gestionado los recursos comunes: las comunidades imponen controles sociales y legales para evitar el tipo de externalidades negativas representadas por una explotación excesiva de los pastos o de los (que son bienes comunes)” (Stiglitz, 2006, p. 213). Estos planteamientos abren un horizonte de esperanza frente al tratamiento del problema del calentamiento global, que resulta ser en estos momentos la más grave manifestación de un mal manejo de los bienes comunes. Paradójicamente, el calentamiento del planeta parece beneficiar a quienes lo han causado y castigar a quienes no han tenido mayor incidencia en la acumulación de gases de efecto invernadero. Por ejemplo, con el calentamiento, Estados Unidos podría disfrutar de climas más cálidos y benignos en el norte del país (la zona más fría) y Europa, Rusia y Estados Unidos podrían acceder a la abundante provisión de petróleo y otros minerales que hay bajo el hielo del polo norte. ¡La tragedia de los bienes comunes se convierte para sus causantes en una feliz coincidencia! El Protocolo de Kyoto7 En busca de tomar acciones concretas para enfrentar el problema del calentamiento global, se suscribió en 1997 el acuerdo internacional conocido como Protocolo de Kyoto. Es una iniciativa de origen fundamentalmente europeo, que busca obligar a las naciones signatarias a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero

para el año 2012 hasta un 5% por debajo de los niveles de 1990. Esta reducción necesariamente implica el control sobre los procesos domésticos e industriales generadores de tales gases, lo cual a su vez significa la combinación de varias alternativas posibles: • Imposición de cuotas de reducción de gases de efecto invernadero a cada uno de los países desarrollados que lo suscribieron. Por lo pronto, los países no desarrollados están excluidos de esa obligación porque se consideraba inequitativo que tuvieran que sacrificar su crecimiento económico en aras de combatir un problema que otros (los países industrializados) causaron. No obstante, esta exclusión está siendo objeto de una ardua discusión internacional por el caso específico de la China que, siendo un país no desarrollado, tiene actualmente unos niveles de emisión superiores a los de cualquier país industrializado. Esto porque su “milagroso” crecimiento económico se ha fundamentado en la quema de carbón para procesos industriales. Diseño e implantación de nuevas tecnologías que no requieran el uso de combustibles fósiles para los procesos industriales y de transporte. Por ejemplo, si se tiene en cuenta que la mayoría de la energía eléctrica que se consume en Estados Unidos, Europa, China y Japón se obtiene de la quema de estos combustibles en centrales termoeléctricas, se entenderá que la potencial sustitución de esta fuente de energía eléctrica por otras que no requieran la combustión es una necesaria acción a emprender para enfrentar el problema del calentamiento global. Aquí caben opciones como la energía eólica (obtenida del viento), mare motriz (obtenida

6

7

“Su apor te (el de Ostrom) se basó en observar que diferentes comunidades en diferentes países alrededor del mundo (Turquía, España, Nepal, Colombia, México, etc.) explotan recursos naturales (agua, pesca, bosques, etc.) eficazmente. Es decir, evitan la “tragedia de los comunes”. Para lograrlo, diferentes comunidades han diseñado diferentes instituciones que definen reglas de apropiación o contribución al recurso de propiedad, reglas que no necesariamente se basan en mecanismos de precios.” (Marcel Caf fera. Sobre el premio Nobel a Elinor Ostrom. En: Diario El País. Montevideo (Uruguay). 26 de octubre de 2009. Consultado en línea en ht tp://www.elpais.com.uy/Suple/EconomiaYMercado/ el 26 de noviembre de 2009. “En 1992, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático evidenció la necesidad de emprender acciones globales respecto a la emisión de gases de efecto invernadero en la atmósfera para detener el calentamiento global. En aquel tiempo, la cumbre fue catalogada como bien intencionada pero poco efectiva, ya que las buenas intenciones no trazaban objetivos claros ni ponían tareas a los diferentes países. Para reforzar con medidas más enérgicas las decisiones de la cumbre, en 1997 se incluyó el llamado Protocolo de Kyoto, que busca reducir las emisiones de seis gases en un porcentaje aproximado de al menos un 5% en el período 2008 - 2012, en comparación con las emisiones de 1990. Para diciembre de 2009 en la X V Convención de las Par tes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (a celebrarse en Copenhague, Dinamarca), se planea establecer un régimen post 2012, según el documento que presentará el grupo de trabajo creado en la Hoja de Ruta de Bali durante la XIII Conferencia, celebrada en Indonesia (2007), el cual aborda cuatro elementos clave: mitigación, adaptación, finanzas y tecnología.” (Diario El Espectador. Bogotá. 29 de noviembre de 2009. Página17)

No. 47

69

de las olas del mar) y geotérmica (obtenida del calor interior de la tierra). Otra alternativa es utilizar energía nuclear para la producción de energía eléctrica, opción respecto de la cual aún no hay acuerdo de la comunidad científica, pues mientras hay quienes la entienden como la panacea, pues produce grandes cantidades de energía eléctrica sin quemar combustibles fósiles (Lovelock, 2007, p.107), a otros les preocupa el destino que tendrán los residuos nucleares y la posible reedición de una catástrofe nuclear como la ocurrida en 1986 en una planta de energía atómica en la ciudad de Chernobyl (hoy Ucrania, en ese entonces Unión Soviética), que causó decenas de miles de víctimas mortales. • Optimización del uso de combustibles allí donde su empleo es irremplazable. Por ejemplo, en los sistemas de transporte urbano, en el transporte aéreo y marítimo de carga y de pasajeros, en los procesos industriales de calentamiento u horneado de materiales. El mantenimiento preventivo de los vehículos de pasajeros y de carga y el uso de los vehículos de carga a pleno empleo de su capacidad son algunas de las medidas que deberían tomar en esta dirección. Implantación en las empresas de sistemas de gestión ambiental basados en estándares internacionales (como la norma ISO14001 o la norma Eco-Management and Auditing System EMAS de la Unión Europea). Estos sistemas de gestión ambiental son una iniciativa voluntaria de las empresas, que buscan con ello tener una metodología ordenada y planificada para abordar sus principales aspectos ambientales, incluyendo el control a la generación de emisiones de gases de efecto invernadero. Aunque empezaron a ser adoptados muy tímidamente, hoy han sido acogidos por más de 150.000 empresas en todo el mundo (Atehortúa y otros, 2009, p.212), siendo Japón y Europa los principales gestores de estos sistemas.

por cabeza ajena. Es decir, que les paguen a los países no desarrollados por hacer proyectos de reducción de emisiones, que compensen la cantidad que ellos (los países industrializados) están obligados a reducir. En términos globales esta solución tiene sentido, ya que tratándose de un efecto planetario, la reducción de gases de invernadero puede hacerse en cualquier parte de la tierra. De paso se genera una importante alternativa de ingresos para los países no desarrollados, que pueden implementar tecnologías menos contaminantes recibiendo a cambio pagos por los llamados bonos de emisiones. Estos bonos son autorizados por una entidad nacional debidamente acreditada ante la ONU, que visita al peticionario y hace una evaluación técnica para comprobar que efectivamente el proyecto sí representa una reducción de gases de efecto invernadero y cuánto es la cantidad reducida, lo cual se establece mediante procedimientos técnicos estandarizados. Una vez hecha esta inspección, al peticionario se le autoriza una cantidad de bonos por las toneladas equivalentes de carbono reducidas, y estos bonos se llevan al mercado internacional (europeo especialmente) para ser transados en bolsas especializadas. En Colombia, el organismo certificador es el Instituto Colombiano de Norma Técnicas y Certificación –ICONTE– y el delegado ante la ONU es el Ministerio del Medio Ambiente, la Vivienda y el Desarrollo Territorial, quien avala la gestión del ICONTEC. La tonelada de carbono no emitida se cotiza en valores que han oscilado entre los US$ 15 y US$ 25. Algunos proyectos típicos de reducción de gases de efecto invernadero son: • Proyectos de recuperación o reciclaje de residuos sólidos: Teniendo en cuenta que la descomposición de residuos es fuente generadora de metano y monóxido y dióxido de carbono, la disminución en los residuos a disponer conduce a una reducción de gases de efectos invernadero. Proyectos de generación de energía eléctrica por tecnologías que no utilicen combustibles fósiles: Energía eólica, energía hidroeléctrica, energía geotérmica, energía mare motriz. Proyectos de sustitución de forrajes para el ganado: El ganado vacuno produce grandes cantidades de metano en su proceso metabólico. Se calcula que alrededor de un 15% de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo se deben a la cría

El comercio internacional de emisiones de carbono Uno de los efectos significativos del tema del calentamiento global sobre la economía es que se ha generado un nuevo mercado de intangibles, alrededor de las medidas del Protocolo de Kyoto. Entre las distintas acciones que el Protocolo plantea, se incluye la posibilidad de que los países desarrollados hagan la “dieta” de emisiones de gases de efecto invernadero

70

de ganado vacuno. En consecuencia, el desarrollo de forrajes que disminuyan la cantidad de metano en el proceso metabólico de estos animales es una manera de reducir los gases de efecto invernadero. En Argentina, productor destacado de ganado vacuno, se hacen investigaciones en este sentido. • Proyectos de reforestación: Los bosques jóvenes capturan dióxido de carbono para su proceso de crecimiento. Por ello, la forestación y la reforestación son mecanismos para la reducción de gases de efecto invernadero. Proyectos de sustitución de combustibles: Cambiar combustibles como el diesel o la gasolina por otros que generen menor cantidad de emisiones invernadero, como el gas o combustibles de alta refinación. Proyectos de diseño de materiales que sustituyan a otros derivados del petróleo (como los plásticos). Por ejemplo, en Colombia las grandes tiendas de cadena (como Carrefour y el Éxito) han implementado el uso de bolsas biodegradables que se degradan “en un período de 12 a 24 meses en tierra o en un relleno sanitario al ser expuesto al oxígeno, luz solar o calor y estrés mecánico…” (leído en una bolsa de Almacenes Éxito).

establece que “el incremento del nivel medio del mar en un metro en las costas colombianas causaría la inundación permanente de 4.900 km2 de costas bajas que en el caso de la isla de San Andrés, significaría que el 17% de su área sería cubierta por el mar. Respecto a la cobertura vegetal de los subpáramos, páramos, superpáramos y nieves, se podría ver afectada entre 90% y 100%, sin mencionar que el 78% de los nevados desaparecerá así como el 56% de los páramos.” (Rodríguez, 2007, p. 127) Estas consecuencias sobre la geografía física también tendrán repercusiones sobre la demografía y la economía. La afectación sobre los habitantes de las zonas costeras y quienes viven en las laderas de los glaciares (los nevados) es evidente, pero el conjunto del país sufriría los efectos de un incremento gradual de la temperatura. Para poner un ejemplo cercano, la Medellín de la “eterna primavera” va siendo cosa del pasado, pues el incremento en la temperatura de la ciudad llega hasta los 32ºC en algunos momentos del día en épocas “normales”. Ahora bien, un aspecto positivo del asunto es que se están desarrollando programas gubernamentales y empresariales tendientes a mitigar los efectos del cambio climático. De un lado, varias empresas colombianas están explorando con éxito el Mercado mundial de emisiones de carbono, generado por el protocolo de Kyoto. Empresas como Transmilenio, Empresas Varias de Medellín, Argos y Empresas Públicas de Medellín –EPM–8 , vienen ejecutando proyectos que reducen la generación de gases de efecto invernadero y que, en consecuencia, pueden ser comercializados en el mercado de emisiones. Un ejemplo de ello fue el proyecto de generación eólica de EPM en la Guajira (llamado Jepirachi), que obtuvo una parte importante de su financiación a través de este mecanismo, habida cuenta que en la generación de electricidad por este medio no se utilizan combustibles fósiles (EPM, 2007, p.57). De otro lado, se abren posibilidades de desarrollo tecnológico e industrial en la producción de bienes y servicios menos contaminantes y en la optimización de los procesos productivos para la obtención de tales bienes y servicios. Por ejemplo, SOFASA (la ensambladora de

Los efectos para Colombia Ya se han señalado algunos efectos del calentamiento global para Colombia. Se ha explicado arriba que el cambio climático tiene efectos sobre las zonas costeras y se ha ilustrado con el ejemplo del mar de leva “prematuro” en Cartagena los efectos que tiene sobre el turismo. También se indicó cómo la cosecha cafetera de 2008 - 2009 se ha visto seriamente comprometida por los cambios en los regímenes de lluvias. ¡Pero hay más! La ya explicada posibilidad de que se incremente el nivel del mar tendrá efectos directos sobre las costas y zonas insulares colombianas. Citando datos del IDEAM y del Ministerio del Medio Ambiente, Liliana Rodríguez, investigadora de la Universidad Nacional de Colombia

8

EPM formalmente ha declarado dentro de su “Política Ambiental del Grupo Empresarial EPM” (aprobada el 7 de julio de 2008 y disponible en ht tp:// www.epm.com.co/epm/) que “La implementación de diversas acciones que contribuyen a mitigar el cambio climático constituye un testimonio de la responsabilidad ambiental del Grupo Empresarial EPM”. Si se tiene en cuenta la dimensión del Grupo Empresarial EPM en Colombia, este compromiso es bastante relevante para el país.

No. 47

71

vehículos Renault con sede en Medellín), ya ha puesto en el mercado varios vehículos a gas, por ser éste un combustible que genera menor cantidad de emisiones (siempre que el vehículo no haya sido adaptado, sino originalmente fabricado para usar gas). Y proyecta para el 2010 la comercialización de los primeros vehículos “híbridos” que pueden usar energía eléctrica además de combustibles como energía para el movimiento. Una ética de la responsabilidad social En conclusión, enfrentar la problemática del calentamiento global conlleva el desarrollo de una nueva ética de la responsabilidad social de las empresas, los gobiernos y los propios ciudadanos. Una ética que reconozca que los seres humanos no sólo deben preocuparse por los demás hombres (presentes y futuros9), sino también por el planeta. Implica reconocer a la tierra como una entidad vital a la que pertenecemos y no un objeto material que nos pertenece10. E implica tomar acciones consecuentes con esa ética. Los Estados deben diseñar mecanismos legales que incentiven la actuación social y ambientalmente responsable de las empresas y la sociedad y que castigue los comportamientos que se aparten de esa responsabilidad. También debe preservar zonas de especial interés ecológico, necesarias para el equilibrio de la biosfera y la sustentación de animales, plantas y humanos (como los páramos, los bosques tropicales, los manglares). Las empresas deben implementar sistemas de gestión que incluyan el componente ambiental desde la planeación estratégica hasta la medición de resultados, pasando por el diseño de procesos administrativos y de producción más eficientes en términos del uso de materia y energía (Atehortúa y otros, 2009, p. 143). Y la sociedad debe incorporar prácticas ambientalmente amigables que reduzcan la demanda por recursos y la generación de residuos (emisiones, vertimientos, residuos sólidos). Esto incluye, necesariamente, un cambio en los hábitos de consumo que conlleve el uso óptimo de los bienes

y servicios que requieren las personas para su vida cotidiana. Algunas prácticas de este tipo son: No comprar artículos innecesarios, extender la vida y el uso de los artículos que se tienen, reciclar o reutilizar artículos y materiales, usar sistemas de transporte masivo en vez de vehículos particulares, emplear dispositivos de bajo consumo de agua y energía. En suma, los desafíos del calentamiento global sólo pueden enfrentarse desde el reconocimiento del problema y desde una profunda decisión de enfrentarlo, que convoque el interés de todos los actores que han contribuido a crearlo. Bibliografía • ATEHORTÚA HURTADO, Federico; BUSTAMANTE VÉLEZ, Ramón y VALENCIA DE LOS RÍOS, Jorge. Sistema de gestión integral; una sola gestión un solo equipo. Editorial Universidad de Antioquia. Medellín. Primera reimpresión. 2009. 231 pp. BRUNN, Geoffrey La Europa del Siglo XIX (18151914). Fondo de Cultura Económica. México. 2005. 250 pp. Empresas Públicas de Medellín. Informe ambiental 2006. EPM. Medellín. 2007. GOODLAND, Robert. El argumento según el cual el mundo ha llegado a sus límites. En: Robert Goodland et al. Desarrollo económico sostenible: Avances sobre el Informe Bruntland. TM EditoresEdiciones Uniandes. Bogotá. 1994. Páginas 23-49. “Primera planta en Colombia de captura y combustión eficiente de gases de efecto invernadero: Resultado de una alianza estratégica entre Empresas Varias de Medellín, la Universidad de Antioquia y Green Gas de Colombia”. En: Periódico Alma Mater. Universidad de Antioquia. Medellín. No. 570. Octubre de 2008. Página 17.

• •

9

10

El concepto de “desarrollo sostenible” acuñado por la Comisión de las Naciones Unidas para el Desarrollo en 1987, alude al desarrollo que permite a las generaciones actuales satisfacer sus necesidades, sin comprometer la posibilidad de que las futuras generaciones satisfagan las suyas. Aunque es un concepto exclusivamente antropocéntrico del desarrollo, por lo menos trae a la discusión la preocupación por los no nacidos, cuyo número, género y expectativas no conocemos, pero al menos sabemos cuáles serán sus necesidades básicas, pues son las mismas nuestras: alimento, agua, aire, energía, vivienda, vestuario. La ética cristiana ha propagado la creencia de que la tierra y sus criaturas le fueron entregadas al hombre para su dominio y usufructo. En ese sentido, se legitima la depredación de las demás especies y de los recursos del planeta como una “herencia” recibida del Padre Celestial. La lectura de este mandato debería inver tirse: estamos obligados a cuidar aquello que nos fue entregado.

72

RODRÍGUEZ, Liliana. Protocolo de Kyoto: Debate sobre el ambiente y desarrollo en las discusiones sobre Cambio Climático. En: Revista Gestión y Ambiente. Universidad Nacional de Colombia. Volumen 10. No. 2. Agosto de 2007. SENGE, Peter et al. La revolución necesaria: Cómo individuos y organizaciones trabajan por un mundo sostenible. Editorial Norma. Bogotá. 2009. 412 pp. STIGLITZ, Joseph. Salvar el planeta: el calentamiento global. Capítulo del libro “Cómo hacer que funcione la globalización”. Editorial Taurus. Bogotá. 2006. Páginas 211-240. “Sáquele dividendos al cambio climático…y salve el medio ambiente” En: Revista Dinero. Agosto 15 de 2008. Páginas 29-38. TOBÓN LONDOÑO, Gustavo. Resonancias de Davos. En: Diario Portafolio. Bogotá. 7 de febrero de 2008. Página 31. WRIGTH, Tom. Resolviendo los problemas tecnológicos del cambio climático. En: Diario Portafolio. Bogotá. 4 de enero de 2008. Página 12.

No. 47

73

Revisión de tema

Análisis sobre la especificidad de la administración en occidente
Samuel David Cepeda Palacio* dynamics, and this have promoted great transformations in the ontological structure of the discipline itself along the history. Transformations that from different perspectives in anthropology, sociology, politics, socials and even philosophical, became an important part of the administrative practice, as much in east than in the western civilization. Since there, it is necessary to establish the direction the administrative disciple has to take, and for that, it is necessary to count with the scientific tradition as the main axe that should guide the administration itself. That, because the scientific tradition allow the establishment of the routes the discipline has to take to permit a real blossoming of the administration as a toll serving the men, and not the men as a tool of the administration. Key words Administration, scientific tradition and administrative practice. Introducción Tal vez, el tratar de determinar un estilo único que devenga en la especificidad del estilo de administración occidental sea una meta muy ambiciosa para una reflexión relativamente breve como la presente, pero se procurara echar un vistazo que permita comprender o por lo menos determinar, aquellos elementos que caracterizan o que han caracterizado la administración en occidente. Desde aspectos prácticos, filosóficos, comparativos y sociales, se procurará analizar la administración como disciplina y se tendrá en cuenta a su vez, la relación con aquellas ciencias o aquellas

Resumen La administración como disciplina se ha caracterizado por ser un motor de cambio en las distintas dinámicas sociales, lo cual ha propiciado que incluso su misma estructura ontológica haya caído presa de grandes transformaciones a lo largo de la historia. Transformaciones que desde diferentes perspectivas sociales, antropológicas, políticas, sociales e incluso filosóficas, se han ido convirtiendo en un elemento constitutivo de la práctica administrativa, tanto en oriente como en occidente. De ahí que se hace necesario establecer el rumbo que ha de tomar la disciplina administrativa, y para ello es necesario considerar el rol de la tradición científica como un eje central que deberá direccionar la administración misma. Ya que la tradición científica permite establecer las rutas que habrá de tomar dicha disciplina para permitir un verdadero florecimiento de la administración como herramienta al servicio del hombre, y no del hombre como herramienta de la administración. Palabras clave Administración, tradición científica y práctica administrativa. Abstract Administration as a discipline is well known for been the engine that promotes change in the multiple social

*

Economista del Desarrollo, Especialista en Gerencia de Proyectos, Aspirante a Magíster en Ciencias de la Administración de la Universidad Eafit. Docente de cátedra de la Institución Universitaria Esumer, Universidad Eafit, Universidad San Mar tín y Universidad Santo Tomás. Miembro del comité académico de la revista de estudiantes del Depar tamento de Negocios Internacionales de la Universidad Eafit y de la revista Kanata de la misma universidad. E-mail: Samuelk2@une.net.co.

74

disciplinas que la nutren y componen. Por lo cual, es importante establecer desde un principio, que la administración obedece a un alto grado de complejidad, y que por tanto su estudio no se debe dar a la ligera, pues se correría el riesgo de desviar el discurso administrativo a un debate netamente filosófico, en el cual posiblemente no se obtenga ningún avance derivado del mismo. De ahí que el presente análisis se encuentre dividido en dos momentos; el primero de ellos relacionado con la práctica administrativa, tanto desde una perspectiva de la administración occidental como desde su contraparte oriental, y el segundo momento brinda una perspectiva a la relación existente entre la administración y la tradición científica, considerando por tanto el pasado y el presente de la practica administrativa con miras a plantear una perspectiva sobre el futuro de la administración en occidente y el rol que en dicho futuro jugará la anteriormente mencionada tradición científica. 1. Vistazo a la práctica administrativa

profundizar en la investigación de aquellos principios o elementos fundamentales planteados por Henri Fayol (Fayol, 1997). De ahí que muchos de los elementos prácticos de la administración occidental hayan derivado de alguno de estos célebres personajes, pues la relevancia de la labor realizada por los mismos es totalmente evidenciable en el contexto contemporáneo. Es necesario, en la búsqueda de las cualidades únicas de la administración occidental, comprender que el pensar en la especificidad práctica de la administración occidental es pensar en la generación del cambio y pensar en la creación de impacto. Pues sólo observando a nuestro alrededor es posible darnos cuenta de cuán grande ha sido el impacto del estilo de administración occidental, ya que una gran cantidad de los productos que nos rodean, y un porcentaje significativo de nuestro estilo de vida, deviene de las prácticas administrativas implementadas en occidente; sea directa o indirectamente2. Pues empezando por los avances científicos, la ingeniería, las nuevas técnicas de producción y desarrollo de bienes, es posible observar cómo todo esto ha derivado a través de los siglos de un estilo de administración específico, es decir, el estilo occidental, el cual dio a conocer su carácter práctico durante la revolución industrial, período en el cual los sistemas de producción humanos en occidente dieron un salto evolutivo y comenzaron a preocuparse con mucha más fuerza por la satisfacción de las necesidades de miles de personas, de forma coordinada, con direccionamiento, y con una producción organizada. Pero desde la esencia misma de la administración existe mucho más que el elemento científico - técnico anteriormente mencionado, ya que el enfoque pragmático de la administración no se limita sólo a sus resultados3 sino también a todo un gran conglomerado de elementos y acciones a tener en cuenta, y que se irán observando a lo largo de la presente síntesis. Pues bien, un elemento importante de la práctica administrativa, mencionado por Renée Bédard se trata de la praxeología, la cual, citando a Bédard “comprende desde un punto de vista general: las diferentes conductas humanas y las actividades de creación, de producción y de fabricación (la praxis y la poiesis); las actitudes (en

Desde la práctica administrativa occidental, tal y como es conocida en la actualidad, es necesario mencionar a ciertos individuos que han contribuido a esa práctica, y que han aportado enormemente a la construcción de su cualidades especificas; estos son Frederic Taylor y Henri Fayol1. Se toma a Taylor como un pionero e impulsor del pensamiento administrativo llevado directamente a la práctica, en donde las actividades de medición, experimentación y observación que caracterizan el llamado método científico obtienen una praxis observable y a la vez medible en el entorno empresarial, que reflejaba inmediatamente beneficios directos o indirectos derivados de las aplicaciones de dicho método. (Merril, 2005). Mientas que por otra parte, Fayol, desde una perspectiva también científica, y también llevada a la práctica, se ocupa de la figura del administrador como tal, otorgando pautas o principios que todo administrador deberá tener en cuenta para realizar una apropiada práctica administrativa. Lo anterior ha derivado en un continuo esfuerzo, por parte de la administración occidental, en resaltar y

1 2 3

Conocidos por muchos como los padres de la administración. Lo anterior es deducido del estudio profundo realizado a los tex tos de Elton Mayo y John Stuar t Mill. Pues si solo los resultados fueran el elemento clave de la especificidad de la administración, no seria posible encontrar dicha especificidad o seria demasiado difícil, ya que la administración como tal es el proceso completo y no sólo a su etapa final.

No. 47

75

los planos cognitivos, afectivos y comportamentales); el saber hacer y las habilidades prácticas; las prácticas, los métodos de trabajo y los procedimientos; las herramientas, los materiales, las técnicas y la tecnología; las palabras y los escritos; las obras, los productos y los resultados.” (Bédard, 2003; 78). Incluso, sería posible decir que dicho elemento praxeológico comprende un elemento esencial de la práctica administrativa y que permite, desde una perspectiva histórica, contemporánea o transversal, llevar a cabo un verdadero análisis de aquello que caracteriza la practica de la administración. Sin embargo, el analizar uno de estos múltiples elementos praxeológicos por separado sería contraproducente, pues entre todos ellos existe una relación práctica e interdependiente que genera que la existencia de un elemento valide la existencia de los demás, y que si alguno de ellos llegara a faltar, podría decaer la especificidad de la administración occidental. Por ejemplo: no se puede hablar de productos sin hablar de un saber hacer, o de métodos de trabajo sin conductas humanas; pues es posible evidenciar, desde el análisis de Bédard, cómo la administración requiere de todos estos elementos, ya que constituyen esa parte visible4 y experimentable por medio de los sentidos, de la administración como tal, es decir, son la evidencia plausible del elemento práctico de la administración misma. (Bédard, 2003). 1.1 Filosofía y Administración Y así como existe una gran cantidad de elementos praxeológicos en la especificidad de la administración occidental, existen también unos fuertes elementos filosóficos que ayudan a conformar dicha especificidad. Elementos filosóficos, que poseen una amplia trayectoria en el marco histórico del hombre y que han atravesado por varios espacios culturales y sociales. Se toma a los filósofos griegos como el punto de partida sobre el cual se fundamentara una gran parte del pensamiento occidental, y que alimentará, indudablemente, una considerable proporción del pensamiento administrativo también de occidente. Es por tanto necesario, analizar el pensamiento griego, como un punto de partida que marcara el punto de partida para el fundamento

administrativo, y permitirá a su vez, establecer una considerable porción del componente praxeológico de la administración anteriormente mencionado. Por lo tanto, es necesario considerar que los griegos se enfrentaban continuamente a un reto, el reto eterno de comprender los principios esenciales del mundo del hombre mismo. Eso sí, dicha comprensión se mantenía vinculada a unos componentes trascendentales o sagrados, por lo que era necesario para ellos preservar el elemento mítico como parte del proceso de conocimiento y crecimiento que ellos desarrollaban. (Gusdorf, 1967). Pues para los griegos, el conocimiento era el puente hacia el crecimiento personal, y el elemento mítico era a su vez un puente que permitía expandir las fronteras del conocimiento y dar respuesta a muchos interrogantes que hasta entonces habían permanecido sin ninguna respuesta5. Y es en el pensamiento griego también donde el hombre comienza a cuestionarse sobre el lenguaje como elemento ontológico esencial y característico del ser humano. Pues es por medio del lenguaje que el hombre se aventura aún más a la comprensión de aquello que lo rodea, y dicha comprensión facilita o abre las puertas a la transformación del entorno mismo. Considerando que fue justamente en Grecia donde se dieron o promovieron con gran vehemencia, dos elementos del lenguaje que han impactado la forma de asumir y comprender al mundo, y de interactuar con los demás seres humanos y el entorno, estos elementos son: la retórica y las matemáticas6. Eso sí, la pregunta más común en este punto sería: ¿Qué tienen que ver dichas características de los griegos con la especificidad de la administración? Y para responder sería necesario no ver a los griegos desde una perspectiva presente sino desde una perspectiva de construcción y de bases para el desarrollo del pensamiento administrativo. Pues un hombre podría perfectamente preguntarse: ¿para qué sirve un bebé? Ya que un bebé llora todo el tiempo, se ensucia y sólo consume recursos; pues así como un bebé es un universo de posibilidades ilimitadas, el pensamiento filosófico

4

5

6

Aclarando que el hecho de ser una par te visible no quiere decir que estos elementos no puedan constituir lo no visible; ya que al ser elementos constitutivos pueden estar implícitos y no ser necesariamente experimentados por los sentidos. Puesto que la explicación mítica representa un tipo de respuesta primigenia, y aunque pudiera no ser la más cer tera, representaba en el hombre el ansia de comprender el mundo que lo rodea. La retórica como elemento de transformación e influencia sobre los demás seres humanos, y las matemáticas como lenguaje mismo que abre las puer tas a la comprensión del mundo.

76

griego es un universo ilimitado de posibilidades para el pensamiento administrativo, y que ha servido para nutrir al mismo con un sinfín de singularidades que han contribuido pieza por pieza, a la generación de la especificidad de la administración. (Jaeger, 1980; 170). Se toman como ejemplos de estos elementos: 1. El carácter “mítico” que aún se conserva en la administración (el cual sigue presente aunque ahora los protagonistas del mito sean diferentes7); es a su vez necesario considerar 2. El carácter epistemológico como eje fundamental del desarrollo administrativo (ya que la administración posee un ansia epistemológica constante que permite su desarrollo); 3. El lenguaje como vínculo primario para el desarrollo de las actividades administrativas; y 4. Las matemáticas como centro de control y comprensión de la realidad de la empresa en sí (ya que las empresas suelen manifestar lo que ellas son en parámetros numéricos, tales como utilidades, ventas, etc.); entre otros. Por lo cual el aporte de los griegos ha sido tan importante para el desarrollo mismo del pensamiento administrativo. Ahora sí, es importante tener en cuenta que los griegos no son la única fuente filosófica del pensamiento administrativo, pues también existe una importante fuente filosófica derivada del pensamiento medieval, el cual tuvo una gran base en el teocentrismo, ya que el teocentrismo sirvió de fundamento para el pensamiento epistemológico de la edad media y ayudó a consolidar una buena parte de los cimientos del pensamiento occidental, y a partir de ahí, el pensamiento administrativo occidental. Aunque es necesario aclarar que el elemento epistemológico de la edad media se hallaba sesgado por el concepto general de Dios8, y que cualquier iniciativa encaminada en sentido contrario al planteamiento teológico podría ser visto como una herejía. Lo cual es importante considerar, pues debido a dichas restricciones epistemológicas fue posible observar la forma en la que el hombre se desarrolla en su epistemología a través de los retos y en contra de las adversidades, adaptándose a las circunstancias y sin perder de vista su objetivo de desarrollo. Es en estos momentos en los que el hombre desarrolla al máximo su potencial y genera una verdadera transformación. (Gusdorf, 1966).
7 8 9 10

Dicho elemento se convierte en uno de los pilares de la administración occidental, pues una parte importante de su especificidad radica en la capacidad de enfrentar y superar retos, con condiciones adversas y recursos limitados, obteniendo avances importantes a pesar de dichas condiciones. Eso sí, sin llegar a olvidar en ningún momento la importante influencia que tuvo la reforma protestante gestada a comienzos del renacimiento, la cual marcó un corte en la tradición católica medieval y fundó una nueva ética que incidirá de manera determinante en la ideología administrativa moderna. 1.2 Comparación administración, occidente y oriente Para empezar a comparar la administración occidental con la administración oriental, es necesario primero implicar algunas características propias del sistema de administración oriental. Se encuentran en la administración china, elementos de alto contenido simbólico y mítico como parte de su propia esencia, la cual se aplica al estilo gerencia. Estos elementos son, de acuerdo con Villemure: “la organización ligada al universo” donde se obedece a un pensamiento mas circular que lineal9; “múltiples sistemas filosóficos” donde se permite vincular nociones consideradas contradictorias; acumulación de teorías en las que “nada se pierde” o demerita; “la importancia del centro” donde el sujeto se considera el centro de todo, pero a su vez actúa en pro de un bien mayor; “encontrar la persona clave” donde la importancia de las relaciones y de los lazos es evidente como forma de progreso dentro de la organización; las relaciones con el jefe10; “el sentido comunitario” el cual se presenta como elemento clave del sistema de administración oriental, y que no sólo caracteriza a la cultura china sino también a la gran mayoría de culturas asiáticas; y “los proyectos concretos” es decir, centrados en un objetivo específico. (Villemure, 1996). Es prudente mencionar que los anteriores elementos componen sólo una parte de la infinita variedad de nociones que posee el sistema de administración oriental, pero que a su vez resumen aspectos esenciales de dicho sistema y que permiten diferenciar o tener una aproximación a la especificidad de dicho sistema de adminis-

Ahora es posible considerar a la ciencia como un fuer te elemento mítico en sí mismo. De ahí su carácter teocéntrico. Donde la tradición se convier te en el elemento cíclico sobre el cual se puede sopor tar el pensamiento circular que permite la comprensión de la novedad. Villemure cita dichas relaciones en dos elementos que son: el carácter del jefe como tal y la cercanía con el mismo.

No. 47

77

tración. Por lo cual, si comparamos prudentemente, es posible observar diferencias y similitudes entre uno y otro sistema. Por ejemplo, en el sistema oriental es posible la contradicción y la generación de pensamientos e ideas opuestas en un solo individuo, mientras que en occidente esto es nominalmente rechazado, y se dice que es nominalmente rechazado porque en el sistema de administración occidental se hace manifiesta esta dualidad y esta existencia de contradicción, sólo que se procura ocultar y se muestra como una aberración o una desviación de la conducta socialmente aceptada11. Respecto a la multiplicidad de sistemas filosóficos, se observa cómo en occidente esto no es así, pues aunque pueden poseer varios factores de influencia, los administradores occidentales suelen seguir e implementar sólo una filosofía o sólo un patrón de conducta, y al hacerlo es posible evidenciar cómo suelen ignorar o demeritar los demás sistemas o filosofías12. Respecto a la figura del jefe, es necesario observar cómo en oriente esta figura adquiere un carácter irrefutable y que debe ser seguido con vehemencia; mientras que en occidente, el jefe es cuestionado y algunas veces desafiado o contradicho por sus subordinados. (Villemure, 1996). Los aspectos de persona clave y de cercanía con el jefe mencionados por Villemure son bastante marcados en ambos sistemas de administración; pues tanto en occidente como en oriente, el factor de los contactos, de los vínculos y de las relaciones relevantes adquiere un gran significado práctico, el cual se traduce en comportamientos de los empleados en favor de la obtención de mejores condiciones laborales para ellos. Lo que ocurre respecto a la cercanía con el jefe se presenta igual en la práctica, es decir, en oriente y en occidente se busca la proximidad con la figura de autoridad, ya que esto abre puertas y oportunidades de ascender; pero desde la interpretación social, dicha cercanía con el jefe es interpretada como emprendimiento por los orientales y como adulación por los occidentales. Ya que en la cultura occidental el jefe suele ser visto como un enemigo o una figura que debe ser superada y no necesariamente como una figura de inspiración. Por lo que, en cuestión

de superación, los occidentales se muestran dispuestos a superar a sus jefes, mientras que en oriente, la lucha de superación suele ser con ellos mismos y no con otros individuos. Lo que permite reforzar aun más el sentido comunitario que se propone a continuación. Desde una perspectiva personal, el sentido comunitario es la diferencia más marcada entre el sistema de administración oriental y el sistema de administración occidental. Ya que en el sistema oriental de administración, los valores comunitarios de procura del bien común y de sublimación a la voluntad colectiva están implícitos en elementos míticos, religiosos y políticos, por lo cual se convierte en un elemento esencial de su cultura y de su accionar; mientras que en occidente, el individualismo, la competencia y la victoria sobre los demás suelen ser la base del sistema administrativo13. Por tanto, es posible observar, en este aspecto, una fuerte y marcada diferencia entre uno y otro sistema administrativo, que permite observar diferentes resultados y diferentes formas de relación y desarrollo de cada sistema de administración en sí. Por tanto, es prudente entrar a considerar que sólo por medio de una diferenciación con el sistema oriental, y sólo observando en qué son semejantes, será posible ver una parte relevante de la especificidad del sistema de administración occidental. 1.3 Lo político y lo social en la administración occidental Sin lugar a dudas, un elemento crucial que determina la administración es la autoridad, la forma de gobernar o liderar y obtener unos resultados deseados. Pues es notorio cómo dependiendo de la persona que lidere un determinado proceso administrativo y de cómo dicha persona lleve a cabo el proceso, será posible ver un resultado. Por ello, es importante considerar el control y el liderazgo que los seres humanos imponen sobre los demás, y sobre sí mismos, como un factor crucial que ayudará a determinar la especificidad de la administración en occidente. Y aunque el liderazgo sobre sí mismo que plantea John Stuart Mill14 pueda parecer falto de practicidad, está altamente relacionado con el proceso

11

12

13 14

Como ejemplo, encontramos personajes que hablan a sus empleados de la impor tancia de la honestidad, y en su empresa este individuo aplica doble contabilidad y evade impuestos. Esto se deduce de la forma en que las modas administrativas se apoderan literalmente de la voluntad de la empresa, y no se permite nada diferente o que vaya en contravía con dicha moda. Al igual que del sistema económico. En el tex to “Sobre la liber tad”.

78

de liderazgo de las personas, pues se hace necesario comprender que para generar un verdadero proceso de liderazgo sobre los individuos, se debe poseer un mínimo de control sobre uno mismo. (Mill, 1980). Ya que en los momentos en los que la relación del hombre consigo mismo comienza presentar debilidad, es cuando la capacidad de llevar a cabo verdaderos proceso de liderazgo hacia los demás comienza a menguarse. Lo anterior ocasionaría, según Mill, que el individuo se enfoque en dar satisfacción a sus necesidades personales y olvide aquello que él representa como figura de autoridad. Debido a esto, el planteamiento de Mill no invita a eliminar todo aquello que surge del hombre y a sublimarse a favor de la sociedad15, sino que es un llamado al autoconocimiento y a la interiorización, que permite diferenciar a un individuo específico respecto al resto de los individuos de una sociedad. Ya que, de acuerdo con los planteamientos de J.S. Mill, el problema del hombre es que se está homogenizando16 en exceso y esta homogenización genera una desaceleración en la formulación y en el mejoramiento de la sociedad. (Mill, 1980). Por ello, el hombre se debe diferenciar, debe marcar una pauta que le genere su propia identidad y que permita que esa identidad se convierta en un aporte valioso para la comunidad en la cual habita, sea o no desde el liderazgo. Ahora bien, desde el análisis del “poder” como elemento central del liderazgo, es posible ver cómo el poder mismo se convierte en un factor constitutivo que determina en gran medida la fundamentación de la administración occidental. Ya que es en este punto, donde se hace evidente la influencia que ejerce la administración sobre las personas, de una forma más clara, y en donde se plantea que el gobernar no debe obedecer a un acto impulsivo y arbitrario, sino que debe ir acompañado de una racionalidad en la que un análisis adecuado que mida los efectos de las decisiones tomadas, sea el principal factor a tener en cuenta a la hora de ejercer el poder. Por lo que es importante recordar, desde el planteamiento desarrollado por Nicolás Maquiavelo en su obra “El Príncipe” que es necesario para todo gobernante comprender las posibles consecuencias que puede conllevar el llevar a cabo determinada decisión. (Maquiavelo, 1964). Mientras que, simultáneamente, se

resalta la necesidad de todo gobernante de encontrar un equilibrio entre la acción y la razón, lo cual constituye uno de los pilares fundamentales de la administración occidental, la cual busca de manera continua, un equilibrio entre el pensar de manera apropiada todas aquellas acciones que se pretendan ejecutar y la capacidad misma de llevar a cabo dichas acciones. En palabras de Maquiavelo: “es necesario, pues, ser zorra para conocer las trampas, y león para destrozar a los lobos”. (Maquiavelo, 1964: 108). Simultáneamente, la disciplina administrativa posee esta influencia, no sólo por el poder que detenta el sujeto del administrador, sino también por un eje fundamental que es el de las relaciones sociales, pues no se debe olvidar que éstas generan un impacto sobre los diversos elementos praxeológicos mencionados anteriormente por Bédard (Bédard, 2003) y que constituyen esa esencia visible de la administración. Pues el carácter social de la administración no involucra sólo a las personas, sino también las relaciones de las personas con todo aquello que compone su entorno y su contexto, ya que estos elementos generan una fuerte influencia en el administrador y en la administración misma, y suelen dictaminar el modo de proceder y relacionarse en la empresa. Siendo necesario aclarar, que a pesar de los incansables esfuerzos que realiza la administración por comprender la dinámica social que está implícita en sí misma, y tomar decisiones con base en los diversos progresos que se logre realizar, siempre existirá un carácter de incertidumbre implícito en los diversos comportamientos sociales que se desarrollan en el entorno administrativo, teniendo en cuenta que el ser humano, como ser natural posee en sí mismo orden y desorden a la vez, por lo que el carácter social del hombre no puede ser totalmente predicho ni ordenado, pues iría en contra de la misma naturaleza dual del ser humano en sí. (Morin, 1984). Es entonces, al realizar un análisis del ser humano como ser social y al analizar la manera en la que éste se desenvuelve en el entorno administrativo, ha sido posible encontrar una practicidad y una verdadera utilidad de dichos estudios enfocados hacia la empresa. Teniendo en cuenta, que a pesar de no manifestar una total certidumbre sobre los resultados de los estudios sociales,

15 16

Lo que sería, como se ha observado, algo más propio de la administración oriental. Esto es un indicio del hombre como producto, en el que la individualidad no existe realmente. Ya que incluso aquellos que quieren ser diferentes terminan actuando exactamente igual.

No. 47

79

el carácter práctico de lo social en la administración, ha sido capaz de presentar resultados satisfactorios y posibles de llevar a la empresa. Por lo que este factor de estudio social en la administración entra a conformar una parte importante de la especificidad misma de la administración occidental, ya que el énfasis hecho a la comprensión social en la administración oriental no se esmera tanto por una praxis de los estudios sociales, como si lo hacen en la administración occidental. Pues bien, se hace necesario tener en cuenta que para desarrollar un apropiado conocimiento de la dinámica social en la empresa, es necesario también conocer al hombre mismo. Por lo cual, la administración occidental se ha enfocado en esta tarea de comprender al hombre como individuo y como ser social, entender esa particularidad del ser humano que permita llevar ese entendimiento hacia una relación social y una manifestación social; conformando por tanto una parte esencial de la estructura del pensamiento administrativo de occidente. Por último, un factor que caracteriza el elemento social de la administración occidental, es su relación con el entorno, una relación que puede ser muy constructiva o muy destructiva; aportante o inaportante; transformadora o inocua. Ya que, según Elton Mayo, existen dos tipos de organización social, los cuales tienen a su vez una estrecha relación con la administración misma; estos tipos de sociedad son: la sociedad establecida y la sociedad adaptable. (Mayo, 1977). Siendo la sociedad establecida el elemento conocido y confrontable que posee la administración, serían para el caso de ésta, las habilidades, mecánicas y técnicas, que han permitido la supervivencia y ofrecen cierta garantía y certidumbre. Mientras que la sociedad adaptable está más en armonía con el verdadero fundamento de la administración occidental, ya que ésta es un sociedad que transforma, que se adapta, que no cuenta sólo con lo que ya posee sino que se aventura a ir mas allá, a no esperar los problemas sino a encararlos y preverlos17; siendo ésto el alma de la administración occidental, pues la administración occidental es adaptable, no es establecida, ya que su proceso de constitución está aún desarrollándose, por lo cual, encontrar y definir la especificidad de la administración occidental representa un reto muy complejo y a su vez atado a un gran proceso dinámico.

2. Desafíos de la tradición científica, o de la tradición científica en la administración La pregunta que cabría responder, o por lo menos procurar responder en este momento del análisis, no es precisamente ¿cuáles son los desafíos que debe enfrentar la ciencia? Ya que en su crecimiento continuo y en las múltiples ramas que la ciencia como tal conlleva, sería poco responsable hablar de los desafíos de la ciencia para el presente y para el futuro; pues al analizar la construcción constante que compone el pensamiento y el quehacer científico, se podrían obviar muchos de los desafíos a los cuales se deberá enfrentar la ciencia en la actualidad y en el porvenir. Por ello, y con el objetivo de elaborar un intento de particularización respecto a este tema, sería conveniente centrar la atención en responder a la pregunta: ¿Cuáles son los desafíos que debe enfrentar la tradición científica desde la perspectiva administrativa? Siendo menester para responder dicha pregunta, reflexionar sobre los diversos dominios del conocimiento humano, o por lo menos aquellos que presenten una inferencia mayor sobre el pensamiento y la praxis científica en las ciencias de la administración. 2.1 Desafío desde la sociología y la antropología Tal vez, dos de los campos de la ciencia aplicada a la administración que más han conllevado estudios, son la sociología y la antropología, las cuales se valen de un método científico tanto cualitativo, como cuantitativo, para analizar al ser humano en su estructura social. Es por el carácter de estudio del ser humano en su dinámica social, que la administración le ha prestado gran atención a lo largo de la historia. Pues desde la disciplina administrativa las relaciones sociales y la implicación de éstas sobre la labor de producción, venta, comercialización, y prestación de servicios, poseen una gran influencia y suelen dictaminar el modo de proceder en la empresa; por lo cual, la sociología y la antropología se desenvuelven como la alternativa mas llamativa para comprender la forma en la que dichas relaciones se presentan en los procesos mencionados. Pero es meritorio aclarar, que a pesar de los incesantes esfuerzos de la sociología y de la antropología en la disciplina administrativa, siempre existirá un elemento de incertidumbre en la determinación o estipulación

17

Es necesario aclarar en este punto que Mayo toma la sociedad adaptable como un elemento caótico que destruye la sociedad civilizada. Pero no se debe olvidar la relevancia de esa adaptabilidad humana como elemento que facilita la creación de sociedades establecidas, cada vez más fuer tes.

80

de un pragmatismo de los estudios sociológicos y antropológicos al interior de la organización. Incertidumbre generada por el mismo desorden implícito en la naturaleza, y del cual el ser humano no es la excepción. (Morin, 1984). Sería entonces común el preguntarse ¿Por qué estudiar la sociología y la antropología en la disciplina administrativa si existe ese elemento de incertidumbre derivado del desorden que plantea Morin? Morin (1984), o ¿Por qué ésta representa un reto o un nuevo desafío para las ciencias administrativas? La respuesta, aunque no sea fácil, viene dada por la búsqueda pragmática y por la misma relevancia histórica que ha inundado a la administración desde hace varios siglos (especialmente el siglo XX); y dicha respuesta es: que al inducir el estudio sociológico y antropológico en la empresa, al analizar al ser humano como ser social y la forma en la cual éste se desenvuelve en la organización, ha sido posible encontrar un pragmatismo y una utilidad real enfocada hacia la organización. Y a pesar de no manifestar unos resultados con el 100% de certeza, como ocurre con las ciencias exactas, la sociología ha ofrecido resultados aplicables a la organización, los cuales han sabido validar la utilidad de dicha ciencia, y generar desarrollos tanto para el pensamiento como para la práctica administrativa. Ahora bien, es importante tener en cuenta que para desarrollar un estudio apropiado del hombre como ser social, es necesario primero comprenderse a sí mismo, entender una singularidad propia que permita desplazar el conocimiento que tenemos de nosotros mismos hacia una relación social. Y es que los seres humanos realmente no nos conocemos a nosotros mismos en un 100%, pues día con día los hombres nos sorprendemos al hacer cosas que no creíamos que fuéramos capaces de ejecutar; pero a pesar de esa incertidumbre que existe sobre el yo, sobre quien es cada individuo, solemos actuar con base en lo poco que sabemos y determinamos nuestro comportamiento hacia los demás, por esa punta del iceberg que vemos de nosotros mismos. Considerando eso sí, que a pesar de la incertidumbre con la cual el hombre se lanza a la relación social, logra unos resultados relativamente exitosos en las mismas. Pues bien, de la misma forma la sociología y la antropología aplicadas a la administración, se lanzan, a pesar de no poseer un 100% de certidumbre sobre las relaciones humanas, a estudiar y a procurar aplicar sus diversos avances en la vida de los diversos miembros

de una organización y en la forma en la que éstos interactúan con la organización misma. Y a pesar de poseer incertidumbre, presentan igual que el hombre en su relación social, unos resultados bastante favorables en la praxis. El desafío de la sociología y de la antropología en la administración, será entonces seguir el camino de descubrimiento del ser humano, abrir puertas antes cerradas para el entendimiento humano y encontrar cada vez, más formas de llevar esos nuevos avances a la vida organizacional; descubrir esas especificidades del hombre y por medio de ellas fomentar, bien sea el pensamiento administrativo o bien sea la praxis de la administración misma. Por ello, las funciones sociológicas y antropológicas deben seguir su curso; el desafío está entonces en impedir que el estudio de la sociología y la antropología pierdan su relevancia en las ciencias de la administración y se deje de profundizar en dicho estudio. Pues, aunque sea relativamente acertado el pensar que no se han realizado grandes avances en sociología y en antropología desde la época de los llamados padres de la administración, estos avances que se han presentado de manera aislada y no tan contundente, han dado pie a una revolución cultural, una revolución que poco a poco ha transformado la vida de la organización y la de los seres humanos en general. Por ello, si dejamos que la sociología y la antropología avancen a su ritmo y no olvidamos su objetivo de comprensión de la sociabilidad del ser humano, será posible la construcción de una administración cada vez más aproximada al entendimiento del hombre como ser social dentro de la naturaleza. 2.2 Desafío epistemológico Muy vinculado al estudio de la sociología, viene también dado un nuevo desafío para la administración, arraigado por un precedente filosófico, y que busca una comprensión de la administración misma en sus diversas manifestaciones y su relación con las diversas disciplinas; siendo entonces el carácter epistemológico de la administración donde deberá de realizarse una profundización, y tal vez una renovación de la forma en la cual la administración se relaciona con la epistemología. Para ello, es necesario primero comprender la relación que hasta entonces han tenido la epistemología y la administración, para luego poder vislumbrar los desafíos que la administración tendrá que enfrentar respecto al elemento epistemológico mismo. Es por tanto menester comprender la epistemología como aquella manifestación filosófica que se

No. 47

81

encarga del conocimiento, de la comprensión y a su vez de la explicación del conocimiento mismo18. Y por ello, veamos de manera un poco superficial, la relación administración - epistemología. La epistemología dio a la administración grandes aportes derivados del método científico y de la forma en la cual éste obtenía a su vez una practicidad en el campo administrativo. Pero simultáneamente, la epistemología ha desarrollado una parte importante y trascendental del pensamiento administrativo, el cual ha ayudado a nutrir una parte fundamental de la administración misma, encargada de vincular el conocimiento hacia la organización, dicha parte es el administrador mismo. El cual, indudablemente se presenta como el elemento crucial para que el desarrollo epistemológico haya tenido y tenga un papel en el proceso administrativo. Pues, para nadie es un secreto que sin importar lo novedoso y efectivo que pueda ser un avance (sea social, técnico, etc.), si el administrador decide no optar por el mismo y llevar dicho avance a su organización, todo ese conocimiento perderá su relevancia en lo que respecta al quehacer de dicha organización. De ahí, que el vínculo epistemológico entre administración y conocimiento tenga una alta relevancia con la persona misma del administrador, a manera de hilo conductor que transmite la información y el desarrollo del conocimiento a su empresa19. Pero obviamente, la relación epistemología - administración no está sólo amparada por ese elemento, ya que indudablemente en lo que se refiere a la ciencia que facilita su trabajo se han presentado incontables avances que se han encargado de facilitar la vida al interior y al exterior de la organización. Es innegable el aporte del pensamiento y de la praxis epistemológica a la disciplina administrativa. Ya que a través de los años, ésta ha sido alimentada por un sin fin de desarrollos de la epistemología que se han encargado de optimizar la administración misma y han permitido para ella, un crecimiento superior y una popularidad mayor que la que han experimentado otras disciplinas durante un periodo determinado de tiempo tan corto como el observado en el auge que la administración ha tenido en los dos últimos siglos20.

Es entonces desafío de la administración, propiciar una continuidad en los diversos emprendimientos epistemológicos que se presenten, pero además debe tenerse en cuenta, de manera clara, que es necesario a su vez, propiciar nuevos e innovadores proyectos de investigación que se encarguen de apoyar directa o indirectamente la disciplina administrativa, sea en el corto, mediano o largo plazo. Por ello, será prudente y meritorio comprender la relación existente entre la administración y las diversas ciencias que nutren la administración misma; siendo ésta una relación de reciprocidad en la cual ellas nutren y simultáneamente son nutridas por la administración, al recibir de ésta un sentido, un propósito y un campo de acción sobre el cual desarrollarse. Por tanto, al comprender la relación de interdependencia entre una y otras, será posible entender y promover adecuadamente la práctica epistemológica, vinculando la misma a una de sus finalidades más relevantes al ser humano; siendo esta por cierto, la finalidad de la administración. 2.3 Interdisciplinariedad, el mito de Argos y el desafío del liderazgo Considerando como punto de conjunción el planteamiento epistemológico desarrollado anteriormente, es muy necesario pensar en un elemento que se está convirtiendo en una de las piedras angulares de la epistemología, y que desde la disciplina administrativa debe adquirir a su vez una fuerza cada vez mayor; me refiero ciertamente al elemento interdisciplinario, y a cómo dicho elemento permite articular diversas disciplinas en torno a un objetivo común, mientras que las diversas disciplinas involucradas en la obtención de dicho objetivo se desarrollan a su vez por medio de la búsqueda que realizan a favor del fin mencionado. Considerando eso sí, que el rol de estas disciplinas no deberá imponerse y tratar demostrarse como la más relevante y el eje de todo el sistema de trabajo, sino que deberán, por medio de la articulación misma de la administración, propiciar una construcción conjunta en la cual se acredite de manera apropiada la relevancia de todos las disciplinas involucradas, como parte fundamental de la administración.

18

19

20

Esta definición personal se derivada de los tex tos de (Freund, 1973), (Gusdor f, 1988) y (Morin, 1984). Y aunque el elemento explicativo pueda variar o no ser aceptado desde la definición socialmente aceptada de epistemología, se ha decidido incluirla en el presente tex to para facilitar la explicación y comprensión del desafío epistemológico de la administración. Sobre el tema del liderazgo que se deriva del rol del administrador se trabajará más adelante, por lo cual no profundizaré demasiado sobre el mismo en este apar tado. Se podría hablar de un período de tiempo mayor, pero ello no dejaría a un lado este precepto.

82

De igual manera que en una empresa son importantes las áreas de mercadeo, finanzas, contabilidad, producción, etc. y cualquier fallo o ausencia de alguna de estas áreas puede repercutir en el total de la empresa, del mismo modo, las diversas disciplinas que se desarrollan en el conocimiento en administración, adquieren un valor neurálgico y altamente relevante para el quehacer de la administración misma. (Morin, 1984). Es en el momento en que se aprende a trabajar con otras áreas del conocimiento y con otros oficios, que pueden o no estar relacionados con el mío, que es posible comprender de una manera más fácil y más aterrizada, no sólo mi propia profesión, sino también la forma en la cual la misma se ve influenciada por los diversos saberes que imperan en el medio; y a partir de aquí, obtener una mirada más crítica y más universal que permita obtener soluciones que podrían ser totalmente inexistentes de no ser por el trabajo interdisciplinario. De modo que, un importante desafío de la administración, viene dado por la necesidad de ampliar su perspectiva, ampliar su mirada a mundos nuevos que me pueden aportar y construir más de lo que hubiera podido imaginarme por mi mismo. Para citar a Gadamer, “lo que hace que algo sea una conversación no es el hecho de habernos enseñado algo nuevo, sino que hayamos encontrado en el otro algo que no habíamos encontrado en nuestra experiencia del mundo”. (Gadamer, 1998). Se convierte entonces el diálogo en el puente, en el pilar sobre el cual es posible articular esas diversas experiencias, esos diversos mundos y obtener una experiencia más real y no totalmente abstracta y absorta en un determinado oficio; lo que permite aproximarse más a un verdadero trabajo interdisciplinario. Ahora bien, el reto de la administración viene dado entonces en cómo articular de manera adecuada y cómo obtener esos puntos de vista diferentes, sin ir a perder el control de la organización o de sí mismo, y decidiendo de manera prudente21 lo que más convenga a la organización como tal. Trayendo dicha pregunta a colación, un personaje mitológico que podría describir perfectamente como debe ser el administrador que se digne a trabajar de manera interdisciplinaria; me refiero al gigante Argos, el cual tenía cien ojos y se consideraba el guardián ideal, ya que era capaz de dormir sólo con algunos de sus ojos cerrados por vez, mientras que

vigilaba y se mantenía alerta con los ojos restantes22. Pues creo que no hay una analogía que describa mejor el rol del administrador contemporáneo, pues al igual que Argos, el administrador deberá ser capaz de estar siempre alerta y combinar diversos puntos de vista que le den una perspectiva que un solo individuo o que sólo su disciplina no le podría brindar. Y al igual que Argos, el administrador deberá tener capacidad para cerrar algunos de sus ojos en el momento propicio y no permitir que un exceso de información o de puntos de vista pueda afectarlo y nublar su criterio. Pues no olvidemos que Argos tenía 100 ojos, pero sólo un cerebro; del mismo modo el administrador debe aceptar perspectivas pero la decisión final radica en él. Ahora bien, sería prudente hacer mención a dos últimos desafíos que enfrenta la administración, los cuales son el trabajo en equipo y la búsqueda por humanizar las prácticas administrativas. Desde sus orígenes, la administración al interactuar con la crítica, ha variado su praxis a favor de la humanización en su proceder, y dicha variación aunque ha sido lenta en términos de la vida humana, ha sido a su vez contundente y ha logrado generar sus diversos aportes que a manera de granos de arena, logran constituir el carácter humano que posee hoy la disciplina administrativa. Se presenta un reto para la administración al propiciar que se siga dando dicha humanización, sin perder el rumbo sobre las finalidades de la disciplina administrativa. Y por otro lado, la capacidad de trabajar en equipo y de asumir responsabilidades conjuntas se plantea como un reto también creciente en las diversas organizaciones, pues el trabajo en equipo es mucho más que la suma de sus partes, y cuando un individuo trabaja de manera conjunta saca no sólo provecho de sus cualidades y de las de los demás, sino que también aprovecha las diversas conexiones y las diferentes perspectivas que genera el trabajo en equipo. (Merril, 2005). Conclusión Encontrar aquellos elementos que caracterizan a la administración en occidente representa una tarea ardua que requiere de un esfuerzo epistemológico muy estructurado y con una fuerte base interdisciplinaria. Pues los elementos políticos y sociales, prácticos, filosóficos

21 22

Pero a la vez con una alta dosis de prudencia. Tomado de Moderna Enciclopedia Universal Distein.

No. 47

83

y comparativos, que permiten dar pie a una comprensión del fundamento del pensamiento administrativo occidental, deben ser adecuadamente articulados y contextualizados. Y no sólo eso, sino que es necesario comprender que la administración occidental es una disciplina evolutiva, que se adapta a las condiciones del medio y genera una transformación en sí misma cada que el medio lo requiere. Por ello, hablar de una característica que comprenda el total del pensamiento administrativo occidental carecería de méritos. Siendo entonces necesario expresar la administración en occidente desde sus fundamentos, desde su praxis, desde su historia, desde aquellos elementos con los que contrasta y es posible compararla, y desde sus pensadores. Por eso, la administración obedece a un elemento praxeológico que compone su fin y a la vez su medio mismo; obedece también a un elemento filosófico que la soporta para permitir el adecuado desarrollo de sus fundamentos teóricos y conceptuales; obedece a un elemento político y social, que la nutre y le permite encaminarse hacia el hombre como elemento definitivo de su accionar, permitiéndole entender que no es una disciplina netamente científica y cuantificable, sino que también es una disciplina compuesta por múltiples variables y por múltiples elementos que pueden alterar su proceder, sea desde la forma de dirigir o desde la forma de relacionarse. Por tanto, y debido a su complejidad, la administración occidental se halla fuertemente vinculada al hombre y para comprender dicha administración occidental, es necesario conocer y comprender al hombre mismo; ya que éste es el punto de partida para la comprensión de la disciplina administrativa. Existen pues, muchos desafíos para la administración, dotados de una necesidad constante no sólo de cambio sino también de preservación de aquellos elementos que han sido exitosos. Son desafíos cargados de un sentido del hombre mismo, no sólo como individuo sino también como ser social que interactúa con los demás miembros de una organización, así como con la organización misma y con su entorno. Son desafíos dotados de un fuerte espíritu epistemológico que se centra en el conocimiento en sus diversas manifestaciones y que busca su relación aplicada directamente o no, con la disciplina administrativa. Son desafíos interdisciplinarios que procuran el saber ver y el saber dialogar con una alta carga de alteridad, centrados en un eje de liderazgo que emulando al gigante Argos, debe tener cien ojos dispuestos y dedicados a una constante vigilancia que genera diferentes perspectivas. Son desafíos centrados en el trabajo en equipo y en la

responsabilidad compartida que procuran la obtención de resultados muy superiores a la suma de sus partes. Y justamente, la combinación de estos desafíos permite crear una administración más propicia, más humana y eficiente, que esté siempre al servicio del hombre, y que no considere al hombre como un simple siervo o medio de ésta. Referencias • BÉDARD, R. (2003). “Los Fundamentos y las prácticas administrativas : el rombo y las cuatro dimensiones filosóficas”. Revista Ad Minister, 3, pp. 68-88. BENDIX, Reinhard. (1966). Trabajo y autoridad en la gran industria. Las ideologías de la dirección en el curso de la industrialización Buenos Aires. Editorial Universitaria de Buenos Aires. Cambios en la imagen del hombre en la industria en las décadas de 1920-1930. pp.300-355 FAYOL, Henri. (1997) Administración Industrial Y General. México: Herrero Hermanos. Primera parte. Capítulo 1.Definición de la Administración. pp.129-133 Segunda parte. Principios Generales de la Administración. Cap.1. pp 151-17. FREUND, J. (1973). “Explication et compréhension”[Explicación y comprensión] . Les théories des sciences humaines, Paris : PUF, pp. 119 130. GADAMER, H.-G. (1998). “La incapacidad para el diálogo”. Verdad y Método, Salamanca: Sígueme. @ GUSDORF, G. (1988). “L’âge d’or de l’herméneutique alexandrine”[La edad de oro de la hermenéutica alejandrina] e “Interprétation et compréhension”[Interpretación y comprensión]. Les origines de l’herméneutique, Paris : Payot, pp. 19 25; 226 258. GUSDORF, G. (1967), “Le dialogue du Muthos et du Logos”[El diálogo del Mitos y del Logos] y “Cosmos”, Les origines des sciences humaines. Paris: Payot, pp. 23 48. GUSDORF, G., “L’invention de l’université et la scolastique”[La invención de la universidad y la escolástica] y “Le débat de la raison et de la foi” [El debate de la razón y la fe]. Les origines des sciences humaines. Paris: Payot. pp. 179 186 y 202-222.

• •

84

GUSDORF, G. (1966). De l’histoire des sciences à l’histoire de la pensée [De la historia de las ciencias a la historia del pensamiento]. Paris: Payot, p. 11 13; 24 26; 44 50. Extractos. JAEGER, W., (1980) «Homero el educador», Paiedia, México: FEC. LATOUR, B. (1992). La ciencia en acción, Madrid, Labor. Introducción: abriendo la caja negra de Pandora. MAQUIAVELO, Nicolás. (1984). El Príncipe. Colección Los Grandes Pensadores. Madrid: Sarpe. Extractos: Cap. 17: De la crueldad y la clemencia y si más vale ser amado que ser temido. pp. 102-106. Cap. 18: De qué modo los príncipes deben guardar la fe dada. pp.107-110. MAYO, Elton. (1977) Problemas Sociales de una Civilización Industrial. Buenos Aires. Ed. Nueva Visión. Introducción. Capítulo 1. MERRILL, H. (2005). “La administración como profesión”. Clásicos en Administración. México: Limusa. pp.265-304.

MERRILL, H. (2005). ¿Qué es la Administración Científica? Clásicos en Administración. México: Limusa. Pp.77-107. MILL, John Stuart. (1980) Sobre la Libertad. Colección Historia del Pensamiento. Madrid: Ediciones Orbis. Capítulos : 1. Introducción y 3. De la individualidad como uno de los elementos del bienestar. Moderna Enciclopedia Universal. Ediciones Distein S.A. España 1974. MORIN, E.(1984). “Orden, desorden, complejidad” y “Más allá del determinismo : el diálogo del orden y el desorden”. Ciencia con conciencia. Barcelona: Anthropos. TAYLOR, C. (1989). “Exploring «l’humaine condition»”[Explorando la condición humana]. Sources of the Self, Cambridge: Harvard University Press, pp. 177 184. VILLEMURE, J. (1996). “Les particularités du management chinois” ¨[Las particularidades de la gerencia china], Gestion, 1(21), pp. 15 22.

• •

• •

No. 47

85

Documento de reflexión no derivado de investigación

Propuesta de pasos a seguir para el fortalecimiento de una cultura de servicio con base en la Servucción y el Servqual para las empresas de proyección global
Mónica María Sánchez Sierra* Abstract The change happens in the companies from delivery intangibles products to tangibles as a productive sector, it has become thinking about quality and product of service, support on the human resource to generate satisfactions. That is the reason why it is pertinent that from the company activities be generated as a strategic planning, definition of vision objective, and specific tasks from the different business negotiations, supporting commercial department, that allow promote business service culture, as a energizer of the global thinking for a local performance, searching to accomplish the company surviving goals, growth and profits. Key words Servuccion, Servqual Introducción Hablar de servicio es hablar de las necesidades humanas, ya que el servicio sirve más al que lo presta que al que lo recibe, satisfaciendo una profunda necesidad Resumen El cambio sucedido en las empresas de entregar productos tangibles a entregar intangibles como sector productivo, ha llevado a pensar en la calidad y en la producción del servicio, apoyados en el talento humano para la generación de satisfactores. Es por ésto que se hace pertinente que desde la empresa se generen actividades como la planeación estratégica, la definición del objetivo visional, y tareas especificas desde las diferentes gestiones empresariales, apoyando a la gestión comercial, que permitan potenciar la cultura de servicio empresarial como dinamizador del pensamiento global para una actuación local, buscando el cumplimiento de los objetivos empresariales de supervivencia, crecimiento y utilidades. Palabras Clave Servucción, Servqual

*

Especialista en Negocios Internacionales, Profesional en Negocios Internacionales, Tecnóloga en Mercadeo. Docente de cátedra en áreas de Mercadeo y Comercio Internacional. Consultora y entrenadora empresarial enfocada a Mipymes. Publicaciones: Guía Autores Esumer Plan de Mercadeo. 2005. Guía Autores Esumer Mercadeo de Servicios. 2005. E-mail: mconsultoria@une.net.co.

86

humana, y dentro de las principales industrias, el sector servicios se destaca por comprender que satisfaciendo las necesidades de los otros se genera riqueza. Se propone entonces, que al potenciar la cultura del servicio con base en la Servucción y el Servqual, integrando factores generadores de satisfacción desde un planteamiento de integración y conciencia de la gestión administrativa, operativa, financiera y comercial, identificando las necesidades del cliente para despertar sus deseos y satisfacerlos, se logrará alcanzar los objetivos empresariales de supervivencia, crecimiento y utilidades en un mundo cambiante desde una perspectiva global para una actuación local, los cuales se deben ajustar a la cultura de cada región, a las características del sector económico y a las exigencias del cliente. 1. Contexto histórico del mercadeo de servicios A medida que el tiempo pasa, la población envejece y el ritmo de vida se acelera, nace la oportunidad de negocio de servir a las personas en actividades sencillas como el acompañamiento en el cuidado personal, el manejo del dinero, inversiones, entre otros. Se dice que para 1996 el sector servicios representaba en 76% del PIB y el 79% del empleo en Estados Unidos1. Cabe nombrar la transición de las eras desde la producción hasta el mercadeo de servicios, que permite entender el por qué de su importancia. (Sánchez, 2005, p. 18). 1.1. Era de producción: Durante el siglo XlX, gracias a la revolución industrial, la electricidad y el ferrocarril, comienza la fabricación en serie de productos, donde la premisa es entregar productos sin ninguna diferenciación. 1.2. Era de ventas: En el siglo XX, desde los años veinte hasta mediados de los cincuenta, cambia la tendencia en la demanda de productos, lo que lleva a las empresas a concentrarse en las ventas como única tabla de salvación para producir utilidades, aprovechando la herramienta de la publicidad para alcanzar sus objetivos.

1.3. Era de mercadeo: Después de la segunda guerra mundial las empresas americanas toman conciencia de que producir eficientemente no lo es todo. Nacen entonces las inquietudes de a quién, cómo, cuándo y dónde se venderán los productos, con énfasis en la ética y en la calidad de las relaciones con los clientes. Nace el concepto de las Cuatro P del Mercadeo2: Producto, Plaza, Promoción y Precio, y se mezclan dando como resultado estrategias para lograr el posicionamiento. 1.4. Era del servicio al cliente: En los años setenta el vuelco de la era de mercadeo se tornó hacia el servicio y el cliente. La gran competencia existente obligó a tomar decisiones orientadas a crear estrategias diferenciadoras que permitieron posicionamiento y generación de clientes leales para garantizar la supervivencia en la empresa. 1.5. Era del sector de los servicios: Gracias a la sensibilidad de mercado detectado por los administradores de empresas y mercadólogos, nace la oportunidad de ofrecer un sinnúmero de alternativas que ayudan a maximizar el recurso escaso del tiempo, a mejorar el nivel y la calidad de vida de los seres humanos y a ahorrarles costos. Entre estas alternativas se encuentran sectores como el turismo, los restaurantes, la salud, la recreación, el cuidado de la persona, la educación y las comunicaciones, entre otras, que se orientan a garantizar bienestar al mercado. Cambiar de una era a otra requiere detectar y aprovechar, por parte de los visionarios empresariales, las oportunidades, permitiendo un liderazgo en el mercado. Algunas estrategias para lograrlo son los procesos de innovación de productos, la investigación y la inteligencia y sensibilización de mercados, que orienten a la empresa a detectar las necesidades cambiantes de los clientes en sus gustos, necesidades y manera de satisfacerlos, lo que hace del cambio una constante. Esto permite crear relaciones de valor duraderas y leales con los clientes, cuyo requisito debe ser, por parte del servidor y de la empresa, un alto porcentaje de sentido común, ganas de servir y alta capacidad de relacionarse con los demás.

1 2

Fuente Arlinton Star Telegram, 2 de septiembre de 1996 p B9. Marketing 6 edición. Lamb, p344. El concepto mezcla de marketing fue desarrollado en 1950 por Neil Borden, quien listó 12 elementos, con las tareas y preocupaciones comunes del responsable del mercadeo. Esta lista original fue simplificada a los cuatro elementos clásicos, o “Cuatro P´s: Product, Price, Place y Promotion’’, por McCar thy en 1960. El concepto y la simplicidad del mismo cautivó a profesores y ejecutivos rápidamente. Wikipedia.org

No. 47

87

En un mundo globalizado, el mercadeo internacional de servicios ha tomado una importancia económica significativa, donde la competencia aumenta con rapidez y obliga a los interesados en participar en este mercado, a pensar de una manera global para actuar de una manera local, entregando a los clientes diferenciación que permita generar relaciones de valor con su público, garantizando la preferencia de los clientes y la supervivencia de las empresas. “Para tener éxito en el mercado global, las compañías de servicios deben determinar la naturaleza de su producto central, luego los elementos de la mezcla de marketing (servicios adicionales, precios, promoción, distribución) deben diseñarse tomando en cuenta el ambiente cultural, tecnológico y político de cada país” (Lamb, Marketing, México, 2002, p. 356). 2. Marco conceptual del servicio Dado el carácter variable de los servicios y su complejidad en la comercialización se notan diferencias marcadas con relación a los bienes tangibles. (Sánchez, 2005, p. 20). • Intangibilidad: Los servicios son imperceptibles a los sentidos ya que no se pueden ver, oler, tocar o sentir antes de adquirirlos. La manera de promocionarse es especial, pues se debe tratar de materializar lo que se quiere ofrecer. Con relación a esta característica, la evaluación se refiere a la subjetividad de la percepción del cliente, lo que hace que la empresa diseñe estrategias de generación de confianza en el mercado para lograr manejar esta característica. Inseparabilidad de la producción y el consumo: Los servicios se producen y se consumen inmediatamente, lo que requiere la interacción de servidor y cliente para poder disfrutar y evaluar el servicio. Perecibilidad: La capacidad no utilizada de servicio se pierde al no poderse almacenar o guardar en inventario, lo que trae consigo dificultades al equilibrar la oferta y con la fluctuación de la demanda, planteando retos de promoción, planeación y asignación de precios. Heterogeneidad: Al ser los servicios prestados por seres humanos, es casi imposible manejar un nivel de calidad estándar. La variabilidad del servicio se puede presentar de una empresa a otra, de un ser-

vicio a otro en la misma empresa, de un punto de venta a otro o de un empleado frente a dos clientes distintos. Esta característica no se presenta en los bienes tangibles, ya que allí se pueden estandarizar los procesos, garantizando homogeneidad. • Relaciones basadas en los clientes: Al conocer al cliente, sus gustos, necesidades y frecuencias de compra, se logra la satisfacción para éste y se proyectan programas de mercadeo relacional, que permiten modificaciones al servicio inicialmente prestado logrando exclusividad. El reto más importante con esta característica es lograr crear posicionamiento y lealtad en el cliente, para hacer del servicio prestado, del servidor y de la empresa, la primera y mejor elección para el cliente. Contacto con el cliente: Es muy importante la interacción entre el proveedor del servicio o servidor y el cliente, generando satisfacción en ambas partes, logrando establecer relaciones de valor que redunden en más y mejores ventas para la empresa y en satisfacción para el cliente. (Sánchez, 2005, p. 20).

3. Servicios en mercadeo Hablar de servicio es hablar de las necesidades humanas y de cómo satisfacerlas. Dentro de las actividades empresariales, todas las acciones que se enfocan a la comercialización de un bien tangible o intangible, llevan explícito la forma en la cual éstos se entregan. Se puede concluir que servicios en mercadeo es la forma en la cual se entregan los productos o servicios a un cliente, que genera diferenciación y satisfactores en los compradores, consumidores o usuarios de dicho bien, teniendo como factor principal la atención o la forma en la cual se entrega, la comunicación, la actitud y la filosofía de servicio empresarial. 3.1. Cultura de servicio: Cuando se reúnen un grupo de personas, inmediatamente se genera una cultura frente a su relación. Se define entonces la cultura de servicio como las actitudes, valores, principios y formas escritas o no, en como los integrantes de un equipo se relacionan con el entorno, y está conformada por clientes, compañeros, proveedores, jefes y la sociedad en general. (Horovitz, 1993, p. 1). 3.1.1Servqual: Debido a la creciente implementación de los servicios, se ha hecho pertinente por parte de varios autores, definir instrumentos de medida

88

de la calidad de servicio, siendo el Servqual un modelo centrado en las percepciones y expectativas reales por parte de los clientes del servicio y las expectativas que sobre éste se habían formado previamente. De esta forma, un cliente valorará negativa o positivamente la calidad de un servicio en el que las percepciones que ha obtenido sean inferiores o superiores a las expectativas que tenía3. Los autores Parasuraman, Zeitaml y Berry, propusieron calificar el Servqual con base en cinco parámetros que dimensionan la calidad del servicio buscando la objetividad en la calificación, con base en la importancia de los elementos tangibles que acompañan el servicio, la fiabilidad o confiabilidad de las personas que lo sirven, la capacidad de respuesta del equipo de trabajo, la seguridad que brinda la empresa, y la empatía entre servidor y cliente. Cuadro 1: Significado de las dimensiones del modelo SERVQUAL
Dimensión Elementos tangibles (T) Fiabilidad (RY) Capacidad de respuesta (R) Seguridad (A) Significado Apariencia de las instalaciones físicas, equipos, empleados y materiales de comunicación Habilidad de prestar el servicio prometido de forma precisa Deseo de ayudar a los clientes y de servirles de forma rápida Conocimiento del servicio prestado y cortesía de los empleados así como su habilidad para transmitir confianza al cliente Atención individualizada al cliente

de las empresas, que se contempla como el sistema de producción del servicio, o sea la parte visible de la organización en la que se producen, se distribuyen y consumen los servicios. Para la producción de un servicio se requiere: • • Un cliente o consumidor implicado en la fabricación del servicio. El soporte físico o material necesario para la producción del servicio, tal como muebles, maquinarias e instalaciones. El personal de atención, quienes son los servidores con contacto al cliente. El servicio, como resultado de la interacción de los tres elementos que constituyen el beneficio que debe satisfacer las necesidades del cliente.

• •

4. Propuesta para el fortalecimiento de la cultura del servicio con base en la Servucción y el Servqual “El latino es creativo por naturaleza, tiene una gran capacidad de improvisación, tiene mucha “malicia indígena” pero no siempre la usa en provecho del cliente. Tiene otro elemento muy importante a su favor, le gusta servir, no lo considera humillante ni degradante, es hospitalario por naturaleza, es amable y generoso. Como contraparte, se le dificulta trabajar en equipo, se le dificulta organizarse y planificar el trabajo.” (Rodríguez, 1996, p. 3). Con base en la referencia histórica y conceptual del mercadeo de servicios y en la afirmación de Mauro Rodríguez en su libro Creatividad en el Servicio, sobre la cultura latina, se propone un programa para el fortalecimiento de la cultura de servicio, basado en los parámetros del modelo Servqual5, estructurado en las cinco dimensiones: elementos tangibles, confiabilidad, capacidad de respuesta, seguridad y empatía, aprovechando las oportunidades de mercado que presenta un mundo integrado, que obliga a las personas y empresas a pensar de manera global para actuar de manera local frente al cliente.

Empatía (E)

3.1.2Servucción: No existe una palabra equivalente a producción para expresar el proceso de creación del servicio, para ello propusieron un neologismo, el término “Servucción” que designa el proceso de prestación del servicio4. Cuando se habla de producción se piensa en la fabricación de bienes tangibles. Pero, ¿es fabricado un servicio del mismo modo que un bien cualquiera? El concepto de Servucción aporta una visión particular de la gestión
3 4 5

Parasuraman, Zeithaml y Berry 1985 -1988 Pierre Eiglier- Eric Langeard. 1987 Parasuraman, Zeitami y Berry 1988.

No. 47

89

Se han presentado paradigmas sobre la fidelización y la lealtad de los clientes como diferenciadores en el servicio. Pero cuando se habla de fidelización generalmente se remite a palabras como valor agregado, descuentos adicionales y sacrificios desde la empresa que cuestan y hacen que la rentabilidad en el negocio caiga. Sin embargo, pensar en otra alternativa es posible: crear relaciones de valor. Esto significa convertir a la empresa en la primera y mejor opción para los clientes, como estrategia organizacional y de cultura de servicio. Es importante concienciar al equipo de trabajo sobre el papel de asesores y sobre la responsabilidad individual en la consecución de los objetivos empresariales de supervivencia, crecimiento, utilidades (Sallenave, 1990 p. 35), y la satisfacción de deseos, conociendo realmente al cliente. El primer paso debe consistir en entender que la generación de relaciones de valor es una estrategia de empresa, que nace desde la concepción misma del negocio, la misión empresarial, con alcance al objetivo visional, siendo la savia que alimente el día a día de la gestión empresarial. Sin embargo, ¿cómo hacer que cada uno de los integrantes de la empresa comulgue con esta filosofía, de tal manera que se logre el verdadero diferenciador estratégico? Sencillamente, introyectando en cada uno de los participantes de la empresa, independientemente del cargo que ocupe, la responsabilidad de lograr hacer de lo ordinario impactos extraordinarios para el cliente. La concepción de empresa debe tener como vector principal la conciencia de que el centro de la estrategia es el cliente y no el gerente, el único presupuesto que hay que cumplir es el de ventas, con apoyo de las demás gestiones empresariales, y que funciones tales como el desarrollo e investigación de productos y servicios, se deben enfocar en las verdaderas y cambiantes necesidades del mercado, manejando canales de comunicación verticales y horizontales, que garanticen que todos hablen el mismo idioma: el del cliente, entendiendo al vendedor, asesor o tutor, como traductor de los cambios en el mundo del cliente, con la confianza de innovar permanentemente en la gestión. Al ser una estrategia de empresa, se hace pertinente entonces el entender la psicología de cada uno de los cinco clientes que posee la empresa:

• • • • •

El cliente externo, la razón de ser de la misma. El empleado, co-equipero o cliente interno, el equipo desarrollador de la estrategia. Los proveedores como artífices principales en la cadena logística y productiva. Los socios de la empresa, como los proveedores de recursos y generadores de empleo. La comunidad y entorno socioeconómico, como el potenciador empresarial, con proyección a nuevas plazas y nuevas oportunidades.

Este trabajo es arduo y sugiere atacarse por varios frentes, de tal manera que el resultado se pueda difundir, estandarizar e introyectar dentro de la cultura organizacional, logrando empresas competitivas a nivel global con actuación local. 4.1 Actividades transversales en la empresa Una organización es un sistema vivo, interactivo, sistémico e inteligente, el cual con su dinámica logra potenciar las fortalezas y camuflar las debilidades. Para generar la cultura de servicio se deben analizar varios puntos que al fortalecerse dan la oportunidad de expandir sus operaciones al permitir pensamientos globales con actuaciones locales, que generan satisfactores y relaciones de valor a nivel empresarial con los proveedores y lo más importante, con los clientes. 4.1.1. El concepto de negocio: En la definición de la misión empresarial debe quedar absolutamente claro que el enfoque al servicio y a las ventas es el plus point que tiene ésta, el cual la hace única, diferente y difícil de copiar, de tal manera que se cumpla dentro del objetivo visional, y se estandarice en los valores empresariales. 4.1.2. La comunicación: El concepto de comunicación es clave dentro de los procesos de desarrollo del ser humano, lastimosamente la asertividad en ésta es variable dependiendo de los escenarios en los que se interactúa. Elementos importantes como el lenguaje verbal y el no verbal, la capacidad de escuchar, la presentación personal, la motivación psicológica, el carisma, la percepción, el entusiasmo, el dominio emocional y físico, hacen parte de la diferenciación que debe haber en la comunicación dentro de la empresa.

90

4.1.3. El trabajo en equipo: Cuando se tiene claro que la forma de conseguir los resultados empresariales es a través del conjunto de personas asignadas o autoasignadas de acuerdo a habilidades y competencias específicas, para cumplir una determinada meta bajo la conducción de un coordinador, con base en una serie de estrategias, procedimientos y metodologías, se aprovechan las capacidades complementarias, el compromiso con un propósito, un objetivo de trabajo, una planeación común y una responsabilidad compartida. 4.1.4. La motivación: ¿Qué hace que las personas decidan actuar? La respuesta es simple: depende de la importancia que tenga determinado acontecimiento dentro de la escala de valores personales, los incentivos o motivos externos que hacen más o menos agradable dicha ejecución. Es por ésto que para generar relaciones de valor es importante tener claro que las empresas necesitan personas que les guste lo que hacen y que vean a la empresa como vehículo de superación y crecimiento. Al valorar ésta todo se vuelve más sencillo, y se convierten en empleados autogerenciables, responsables de su gestión, con tolerancia a la frustración, rechazo y fracaso. 4.1.5. El liderazgo: Todos somos líderes. Es importante que todas las personas entiendan que el liderazgo no es una cualidad única y excluyente, el líder se debe liderar primero a sí mismo, debe comunicar significados a todos los niveles, creando una comunidad de aprendizaje. El líder es el respaldo del equipo, el que potencia a las personas para que desarrollen sus inquietudes, iniciativas y creatividad: fomenta la responsabilidad, el trabajo en equipo, el desarrollo personal y especialmente es el artesano de la creación de un espíritu de pertenencia que une a los colaboradores para decidir las medidas a tomar. 4.1.6. La creatividad: El ser humano es experto en encontrar en cada acontecimiento de su vida, razones más que suficientes para marcar la diferencia. ¿Por qué entonces se encasilla en formas iguales de hacer las cosas? Es importante generar un pensamiento proactivo que ofrezca una real solución al problema del cliente. 4.1.7. La iniciativa: Iniciar procesos debe convertirse en algo tan normal y utilizado como la palabra

“sentido común”. Cuando la diferenciación hacia el cliente y los procesos se hacen con base en adelantarse a las sugerencias, necesidades o requerimientos de éstos, logramos generar relaciones de valor con ellos. Pero cuando dentro de la empresa se piensa que se está haciendo “un favor” a los otros con la propia gestión, y no se entiende que se hace parte de un engranaje donde el primer beneficiado es el compañero y por ende, el cliente, se hace difícil la tarea. Es importante comprender que no se hacen favores a los compañeros, sino que cada labor hace parte de una cadena de acontecimientos que da como resultado la satisfacción del cliente. 4.2 Dentro de la empresa La cultura empresarial es única para cada organización, lo que garantiza la personalidad de ésta. Se hace prioritario para cada una de ellas analizar: 4.2.1. La definición de estrategias y tareas: La clave para la ejecución de las tareas es entender para qué se deben hacer, y cuál es el resultado empresarial que se busca. El involucrar a las personas trae como resultado gestiones exitosas, con tiempos, responsables, indicadores de resultados y lo más importante, personas satisfechas con su trabajo. 4.2.2. El sistema logístico y de producción: La importancia que tiene cada cargo, responsabilidad o tarea dentro de la cadena productiva, hace que las personas que producen el servicio sean concientes del significado de términos tan simples como el tiempo y la responsabilidad en el cumplimiento de la promesa de valor. Términos como “logística” o “producción” hacen parte de la Servucción. Lo anterior hace que gestiones como cartera, contabilidad, servicio al cliente, sistemas, facturación, entre otros, entiendan que son parte vital dentro del proceso de generación de valor, ya que su demora puede ocasionar un colapso en los sistemas de información y comunicación empresarial. 4.2.3. Derribar los silos y obstáculos entre áreas: Los ruidos que hay dentro de la empresa son a veces tan fuertes, que no permiten que las personas sean sensibles frente a los demás y a las demandas de los clientes, abriendo brechas y no

No. 47

91

caminos. La tarea del líder es hacer que cada cargo se sienta como un eslabón de servicio dentro de la cadena de la producción. 4.3 Con el cliente Cuando se piensa en el cliente se concluye que el único que tiene relación con él es el vendedor, asesor o tutor. Pero la realidad es distinta: despachos, cartera, facturación, servicio al cliente e inclusive, otros vendedores de la misma empresa pero de otras unidades de negocios, el gerente de ventas, en gerente general o el dueño también se relacionan con el cliente y pueden confundir la percepción de empresa que con tanto ahínco se ha forjado a lo largo de las relaciones comerciales. Es por esto importante apoyarnos en los siguientes puntos, los cuales pueden ayudar a entender que los clientes son de la empresa y no del vendedor. En un mundo globalizado las expectativas de los clientes son cada vez mayores y muy simples, es entregar lo que él desea, necesita y demanda a la hora en que se promete la entrega. Es por ésto que la empresa que desee potenciar sus relaciones de valor con los clientes debe tener en cuenta: 4.3.1. Los sistemas de información empresarial – SIM –: Los SIM deben ser las principales herramientas que, como radiografías para el ortopedista, den parámetros de comportamiento de los clientes para las relaciones con el vendedor y con la empresa: cada cuánto le visita, a dónde se despacha y a dónde se factura, cómo hace los pedidos, cómo es su ciclo de pagos, quiénes son los clientes de mi cliente, entre otros. Y no solamente es la información, es la accesibilidad de ésta y la forma como se consulta e interpreta. Se deben alimentar constantemente los sistemas de información para lograr que sea una real herramienta empresarial que genere reales relaciones de valor con el cliente. 4.3.2. La prospección y el apoyo en las TIC´s: Después de tener la información pertinente de los clientes se debe interpretar. Averiguar quién es el cliente potencial, aprovechando la información del entono, la competencia, el proveedor, los medios de comunicación y los referidos. Ésta debe ser una tarea permanente del vendedor, asesor o

tutor empresarial. La prospección significa ver más allá de las barreras que tiene la empresa, el cliente o las limitaciones naturales de un mercado. Se deben proyectar y dejar documentados los contactos hechos y sus resultados, mediante programas estratégicos de empresa que permitan documentar la gestión de la empresa con responsabilidad de su equipo. Trabajando en equipo se logran buenas ventas y relaciones de valor. 4.3.3. El comunicador asertivo: Hablar de asertividad es hablar de la claridad que se debe tener en la relación con el otro. El saber qué decir, cómo decirlo, a quién decirlo y cuándo decirlo es muestra de inteligencia emocional. La empresa es la que debe ser clara en la comunicación gracias a la gestión de su equipo de trabajo. 4.3.4. El amigo de confianza, pero no confianzudo: Las personas hallan razones para construir relaciones comerciales con personas que se parezcan a ellos. Es por esto que definir relaciones de valor con los clientes obliga a ser “amigo” de confianza con el cliente, más no confianzudo. El ser amigo es saber escuchar, saber hablar, estar cuando el otro nos necesita, y tener claro los límites y el alcance de la relación con el otro. Las buenas relaciones le ahorran tiempo al cliente y reducen el riesgo y las personas lo consideran competente, no por lo que dice sino por lo que pregunta. La gente confía en las personas íntegras. Es por ésto que se deben tener en cuenta estas sencillas nueve reglas que permiten ser amigo de confianza a nivel empresarial, generando relaciones de valor con los clientes, compañeros, proveedores y con las demás personas que interactúan con la empresa6. • • “No tergiverse nada intencionalmente: ¡nunca, nunca, nunca le mienta al cliente! Siempre que pueda, aclare cualquier malentendido importante respecto a cualquier factor que pueda afectar la venta, con respeto y mucho cuidado de no herir sensibilidades. Trabaje duro para su jefe: recuerde que su jefe es su cliente. Si administra mal el tiempo no está sirviendo a éste.

6

Kahle, Los Seis Sombreros del Vendedor Exitoso. Norma, 2000, p110.

92

Nunca negocie sus principios: si la ética está en riesgo, esté siempre dispuesto a incurrir en una pérdida inmediata en pro de una ganancia futura. Haga lo que dice que va a hacer: nunca prometa más de lo que pueda. Sea generoso: con sus conocimientos, experiencias, con los clientes, compañeros. Reconozca a quienes le ayudan: aprecie y reconozca el trabajo en equipo. Nunca se rinda: no abandone su gestión de trabajo, no piense negativamente, no diga que no puede. No hable mal de nadie: ni de la competencia, su compañero, la empresa o el país. Ojo, ¡de nadie!

• • • • •

4.3.8 El mantenimiento de los clientes, la post venta: Recuerde que los detalles son los que enamoran. El estar pendiente del seguimiento después de la venta, logra demostrar su verdadero interés por la sensación del cliente frente al servicio, como plus en su gestión. El verificar el tiempo de entrega, la calidad de la misma, los comentarios importantes a tener en cuenta, y dejarlo documentado, permite administrar y crear vínculos invisibles pero fuertes con el cliente. 4.3.9 El líder experto, ¿quién motiva al motivador? Cada uno de los integrantes de la empresa debe ser un administrador de clientes, de tal manera que se conviertan en los verdaderos generadores de valor. Es por ésto que se debe tener en cuenta: • Administrar el tiempo: No pierda tiempo en actividades que no generan valor. Recuerde que es un recurso escaso. • Maneje el fracaso y la adversidad: Recuerde que éste es parte de la vida y hay que aceptarlo. • Sus pensamientos influyen en sus sensaciones y actos: Usted puede elegir sus pensamientos. • Aprenda a manejar la información que le llega: Si usted no la maneja, ésta lo puede manejar a usted. • Maneje el miedo: Hay miedo al rechazo, al fracaso, entre otros. Esto lo mantiene en una rutina y le genera culpa. • Identifique el asunto, busque causas profundas, recuerde sus triunfos pasados, y proyecte triunfos futuros. Conclusiones Se hace pertinente el sensibilizar a los empresarios, comerciantes e inversionistas, de la importancia de potenciar la cultura de servicio, que genere diferenciadores reales, cambiando la percepción de los clientes, y aumentando la generación de empleo, la seguridad económica para las empresas y la satisfacción para los clientes. Apoyarse en simples herramientas como la Servucción y el Servqual, permite convertir a la empresa en la primera y mejor opción para el cliente, garantizando la supervivencia de las empresas, gracias a la permanencia de las mismas por la aceptación del mercado, y por la capacidad de adaptación que tenga, ya que la constante del siglo XXl es el cambio.

4.3.5 La presentación del producto o servicio, el mejor momento para recordar que vendemos: Cada día toma más fuerza la venta de sensaciones y experiencias de la afectividad en la relación comercial que generen efectividad posicionamiento, recordación de marca y venta. Es por esto que el vendedor, asesor o tutor debe acompañar al cliente a comprar, amén de la intangibilidad del servicio. 4.3.6 El vendedor influyente en el manejo de las objeciones, la mejor oportunidad para lucirse: Anteriormente se pensaba que las objeciones eran los obstáculos que los clientes anteponían para no comprar. Hoy es claro que las objeciones son sencillamente dudas que éste tiene, que no le permiten tomar la decisión. Para poder manejar las objeciones es importante tener en cuenta cosas tan simples como decir qué tanto se comprenden los objetivos de compra del cliente, entendiendo las verdaderas necesidades y deseos. 4.3.7 El cierre de la venta, el principal objetivo: Después de haber hecho un excelente proceso desde la concepción del negocio, el trabajo en equipo en la empresa, y una impecable presentación de ventas, la mejor forma de generar relaciones de valor con el cliente es cerrar la venta con la entrega de la promesa que fue su objetivo al comenzar. Cuando el vendedor sincroniza su intuición con el cliente, se adelanta a sus necesidades.

No. 47

93

Bibliografía • • • • • • • • HOROVITZ, Jacques. La satisfacción total del cliente. México, Editorial Mc GHraw Hill, 1993. HOFFMAN K., Douglas. Fundamentos de Marketing de Servicios. México, Editorial Thomson, 2003. KAHLE, Dave. Los seis sombreros del vendedor exitoso. Santafé de Bogotá, Editorial Norma, 2000. LAMB, Charles. Marketing. 6ta ed. México, Editorial Thompson, 2002. PRIDE, William. Marketing conceptos y estrategias. Santafé de Bogotá, Editorial Mc Graw Hill, 1997. RODRÍGUEZ, Mauro. Creatividad en el servicio. México, Editorial Mc Graw Hill, 1996. SALLENAVE, Jean Paul. Gerencia y Planeación Estratégica. Colombia, 1990. SÁNCHEZ, Mónica. Mercadeo de servicios: Guía teórico – práctica. Medellín, Colección autores Esumer, 2005. http://www.fade.es/faPag/webFade/infoempresa/ economia/informes/turismo http://www.monografias.com/trabajos12/calser/ calser.shtml#mode http://www.5campus.com/leccion/calidadserv> [citado 1 Noviembre 2002] www.monografias.com

• • • •

94

Documento de reflexión no derivado de investigación

Los medios electrónicos y las pymes
Miyerlay Sánchez Uribe* Resumen Con la tendencia mundial de la globalización del mercado, éste se vuelve cada vez más exigente en cuánto a calidad, tecnología y precios. En la actualidad los medios electrónicos han cobrado un valor muy importante en el desarrollo de la economía de las naciones, porque es a través de ellos que se dan a conocer los productos y servicios a otros mercados del mundo. Teniendo en cuenta que las pymes representan un 80.8% en la generación de empleo en Colombia, porcentaje significativo en la industria y el desarrollo de la economía del país, es necesario que éstas entiendan la importancia de incluir nuevas técnicas de comercialización, adquisición de bienes y servicios, consecución de nuevos proveedores y materias primas, a través de los medios electrónicos, para lograr ser competitivas en el mercado actual y alcanzar los objetivos empresariales que son crecer, permanecer y generar rentabilidad. Palabras clave Negocios electrónicos, TIC y pymes. Abstract With the global trend of market globalization, it becomes increasingly demanding in terms of quality, technology and prices, now the electronic media have become a very important value in developing the economy of nations, because it is through them that are given to know the products and services to other markets worldwide. Given that SMEs account for 80.8%, in employment generation in Colombia, a significant percentage in the industry and the development of the country’s economy, it is necessary that you understand the importance of including new marketing techniques, acquisition of property and services, implementation of new suppliers and raw materials, through the electronic media in order to become competitive in today’s marketplace and achieve business objectives are to grow, to stay and generate profitability. Key Words E-business, TIC and pymes. Introducción Los medios electrónicos están transformando constantemente la manera de dar a conocer las organizaciones y de mostrar los productos y portafolios de servicios a otros mercados del mundo, logrando expandir la economía de las naciones, ya que éstas pueden adquirir un mayor crecimiento a partir de la globalización de la economía y los mercados actuales. Por tal motivo es de suma importancia que las pymes comprendan la necesidad de apropiarse de herramientas como las tecnologías de información y comunicación –TIC–, los negocios electrónicos – e-business–, grandes sistemas de información y comunicación que les permiten mantener un conocimiento actualizado del entorno mundial, como nuevas tendencias, nuevos productos y materias primas, amenazas y oportunidades, que les dan poder a los directivos para tomar decisiones más acertadas que influyan en el crecimiento de sus empresas. Este artículo analiza la importancia de la utilización de estas herramientas electrónicas en las pymes, como fuente de desarrollo comercial y económico para la permanencia de las organizaciones ante la tendencia del mercado global, logrando posicionarse en un mundo más competitivo y exigente de innovación y calidad de los productos y servicios.

*

Tecnóloga en Mercadeo en la Institución Universitaria Esumer. E-mail: miyerlay912@hotmail.com

No. 47

95

Los medios electrónicos y las pymes Las tecnologías de información y comunicación –TIC– son todos aquellos dispositivos, herramientas, equipos y componentes electrónicos que sirven para transmitir y almacenar información. Algunos de éstos son el teléfono, el computador, el celular, la televisión, los sistemas satelitales, entre otros, que han transformado la forma de comunicación en el mundo, acortando tiempo y distancia, facilitando el acercamiento, tanto entre las personas como las organizaciones, las cuales se han ido apoderando de estos medios, cambiando y revolucionando la importancia de la información para el beneficio de la humanidad. A continuación podemos observar la evolución que estos medios han presentado, ofreciéndoles a las empresas diferentes alternativas de comercializar sus productos y servicios: Cuadro1: Evolución de los medios de comunicación en las organizaciones
Aparece la venta por catálogo, permitiendo a las personas escoger los productos en la tranquilidad de sus hogares, sin tener impedimentos de ubicación o tiempo. Ésta impulso la creación de tarjetas de crédito. Aparecen las primeras relaciones comerciales utilizando la computadora como medio para transmitir información; lo cual generó mejoras en los procesos de fabricación entre empresas del mismo sector. Por medio de la televisión surgen nuevas formas de venta por catálogo, también llamadas Venta Directa, en las que se exhiben los productos con sus características y mayor realismo; esta venta es concretada telefónicamente y generalmente con pagos con tarjetas de crédito. Los países integrantes del G7/G8 crearon la iniciativa “Un mercado global para pymes” con el propósito de acelerar el uso del comercio electrónico entre las empresas.

A través de estas técnicas de comunicación surgen nuevos medios como el Internet, medio de información que ha tomado gran importancia en el mundo actual, convirtiéndose en una herramienta de desarrollo cultural y económico para la humanidad. Con éste surgen nuevas formas de negocios y comunicación que lo hacen un medio global. Según un estudio acerca de las TIC y las tendencias del negocio electrónico en 2008, elaborado por Sectoral e-business Watch, las tecnologías de información y comunicación y el negocio electrónico, son utilizados en todos los sectores económicos con distinta frecuencia, ésta varía debido a los enfoques, razones de uso y actividad económica de las empresas. También se pudo observar que en las ventas al por menor, el comercio electrónico se utiliza en diferentes procesos como el de suministros entre comerciantes minoristas y proveedores. “Casi el 40% de los minoristas utiliza el comercio electrónico para vender artículos a través de Internet, aunque siguen siendo muy pocos los minoristas electrónicos “puros”, es decir, todo el proceso de venta se realiza por Internet. El comercio electrónico sigue estando mucho más extendido en Estados Unidos que en Europa” (e-business Watch, 2008, 4 p.); esto se da debido a que muchas empresas americanas de los sectores estudiados utilizan sistemas de compras y ventas on line. Al invertir sus recursos económicos en tecnologías de información y comunicación, las empresas esperan aumentar su productividad, gestionar eficazmente la información y garantizar la eficiencia de sus procesos; mientras que los negocios electrónicos son utilizados como instrumentos para implementar estrategias que permiten generar valores agregados, siendo de vital importancia para abarcar mercados internacionales y ampliar cobertura en el mercado nacional. El comportamiento de las TIC y el comercio electrónico en América Latina, en comparación con los países más industrializados del mundo (G7), ha tenido una evolución retardada, aunque la inversión en tecnologías de información y comunicación tuvo un rápido crecimiento en los años noventa, con un decrecimiento entre el 2000 y el 2001. A pesar de esta desaceleración, las TIC han venido difundiéndose ampliamente, logrando un aumento en el acceso a las redes de telecomunicaciones. Mientras que en Estados Unidos se crearon tecnologías de banda ancha para lograr la transmisión de datos simultáneamente, incrementando su velocidad y efectividad, lo cual permitía que una de cada cinco

1920

1970

1980

1995

Las tecnologías de información y comunicación se han convertido en una herramienta vital para las organizaciones actuales, ya que la utilización de éstas ha contribuido al desarrollo organizacional de las empresas, mejorando los sistemas de producción, comercialización y comunicación tanto interna como externa, permitiendo hacer más eficientes los recursos de las organizaciones para cumplir los objetivos empresariales.

96

empresas en esta nación tuviera acceso a Internet a través de conexiones que superaban velocidades de dos megabits por segundo, muchas empresas de América Latina aún se conectaban a Internet telefónicamente, –Internet conmutado–, en el cual las empresas pequeñas utilizan el Internet con menos periodicidad que las grandes para vender productos y servicios, pero es más frecuente comprar que vender por este medio. Los informes de conectividad del año 2007 y 2008 presentados por el organismo regulador del mercado de las telecomunicaciones en Colombia, la CRT, muestran una tendencia al aumento de suscriptores de conexiones a Internet con variaciones entre el 21% y el 11%, utilizando tecnologías como xDSL, e inalámbricas como el WiMax y el Trucking, entre otros. Cabe anotar que el papel que desempeñan las TIC puede darse tres etapas que favorecen a la empresa, en la cual éstas son utilizadas como apoyo a los procedimientos cotidianos, garantizando su buen funcionamiento como apoyo estratégico en las operaciones empresariales, generando nuevas oportunidades de comercialización y promoción de productos y servicios, brindando herramientas para generar nuevas formas de comercialización a través del Internet. Esta nueva tendencia ha reemplazado las herramientas ERP –Planificación de recursos empresariales–, las cuales posibilitaban a los directivos organizar y controlar

las actividades comerciales, a través de redes internas que facilitaban las comunicaciones entre cada uno de los departamentos de la organización, desde gestión humana hasta el área financiera. El mundo fue tomando el Internet como el medio para dar a conocer sus productos y servicios ante un mercado que al pasar el tiempo se ha ido tornando mas globalizado, generando estrategias que pueden permitir a las organizaciones tener un mayor conocimiento del entorno mundial en cuanto a nuevos productos, materias primas, el surgimiento de nuevas competencias y al mismo tiempo, nuevas oportunidades para sus productos. Todo este sistema ha sido aprovechado por las grandes organizaciones, las cuales han desarrollado estrategias de negocios a través del Internet, surgiendo así el modelo de negocio e-bussines, el cual podemos entender como el uso de tecnologías de información y comunicación como estrategias que generan negocios en línea; es cualquier gestión empresarial que se desarrolla por medio de Internet, comprendiendo desde la compra y venta de productos y servicios hasta la optimización de las relaciones con los clientes y proveedores. Los e-business se pueden clasificar en siete tipos de negocios, relacionados en la figura 1., que cubren desde las relaciones con los clientes internos y externos hasta la comercialización y promoción en línea de productos y servicios.

Figura 1. Tipología de los negocios electrónicos

E-COMERCE Comercialización de productos y servicios E-CONSULTING Consultorías E-GOBERMENT Relaciones con el Gobierno

E-BUSINESS E-SERVICE Servicios electrónicos E-MARKETING Promoción en línea

E-CRM Relaciones con clientes

E-LEARNING Aprendizaje virtual

No. 47

97

El propósito organizacional de los e-business es adaptar la empresa a una realidad que se está dando en el mercado, por medio de cambio de herramientas que ayudan al mejoramiento de los procesos administrativos, creando nuevos canales de distribución y entornos de negocios, utilizando como herramienta principal las tecnologías de información y comunicación. Con los medios virtuales se espera hacer más eficientes los procesos de compra, venta y diferenciación de productos, ofreciendo valores agregados para los clientes, ya que éstos se caracterizan por ofrecer beneficios como la rapidez en las transacciones que ofrece el medio utilizado para realizar las operaciones comerciales (Internet); la desaparición de intermediarios; la ampliación de cobertura del mercado, ya que los portales pueden ser visitados desde cualquier lugar las 24 horas del día y los 7 días de la semana. Éstos permiten realizar compras y ventas en tiempo real, lo cual genera mejoras en el manejo de los inventarios y procesos de distribución, sincronización de las funciones de mercadeo y ventas, administración adecuada de la información recopilada y mejora en la integración con los clientes y proveedores. Además de estos beneficios, los e-business ofrecen a las empresas un mejor entendimiento del mercado, ya que éstas pueden extraer automáticamente información sobre clientes y sus comportamientos, debido a que cada uno de los pasos de los visitantes en la Web pueden ser rastreados, permitiendo obtener informes, en tiempo real, de la efectividad de su webstore o tienda virtual, lo cual les permite identificar falencias, tendencias del mercado y, con base en éstas, tomar decisiones acertadas. Es por esto que la globalización del mercado cobra gran importancia, permitiendo tener acceso a la red en cualquier parte del mundo para comprar y vender productos y servicios, surgiendo un mayor nivel de competitividad y a la vez, exigiendo estándares de calidad, mostrando clientes con más expectativas, conocimiento de los productos y poder de negociación, lo que lleva a las empresas a buscar nuevas estrategias y alternativas de comercialización, innovando en materias primas y diseños de productos que permitan disminuir costos y crear diferenciación y valor agregado para lograr la fidelización de sus clientes, ya que la cantidad de oferentes es cada vez mayor en todos los canales de distribución. Es en este contexto donde la tecnología y los medios suministrados a través de ésta, cobran una gran importancia en las pymes, ya que éstos les posibilitan lograr

una mayor eficiencia en sus procesos operacionales, también es necesario que las pymes comprendan su gran aporte a los mercados mundiales ya que éstas representan el mayor porcentaje de empresas en el mundo y son elementos cruciales para la economía de los países, incluso en aquellos que están en vía de desarrollo; es importante que los directivos empleen estos medios virtuales como fuente de innovación, diseño, conquista de nuevos mercados y ampliación de los existentes, reducimiento costos a través de nuevos proveedores o fuentes de abastecimiento de materia prima, generando valor agregado a los clientes con menores tiempos de respuesta a las necesidades de éstos, aumentando su portafolio de servicios, ya que se está dando la tendencia, tanto en los clientes como en las empresas, a aumentar su portafolio de proveedores, y ésto lo hacen principalmente por Internet a través de e-business. Esta nueva forma de comercialización se ha ido masificando desde las grandes potencias hasta las economías emergentes. En naciones como China, la cual representa el segundo país consumista del mundo, la mayoría de las transacciones comerciales son realizadas a través de los medios electrónicos; en naciones como Chile, la cual es también una economía emergente de Latinoamérica, el Internet es tenido como política de gobierno, como fuente de desarrollo económico y cultural, permitiéndole a los habitantes tener acceso de manera masiva a él, creando formas de comercialización y distribución de sus productos y materias primas a todo el mundo por medio de los e-business, ya que éstos permiten abordar todas las relaciones comerciales que deseen entablar las empresas, tanto a nivel interno como externo, tal y como lo ilustra la figura 2. En esta nueva forma de comercialización se puede observar que mientras que las grandes empresas están bien preparadas para desarrollar modelos de negocios virtuales, las empresas más pequeñas algunas veces se encuentran obligadas a seguir este modelo, o de lo contrario, se arriesgarán a quedarse fuera de la cadena de suministro o hacer de ésta un proceso más dispendioso, por lo que el artículo Preparación para la pequeña y mediana empresa para el comercio electrónico en los países en desarrollo afirma que los negocios virtuales no constituyen una opción para las pymes, ya que se han convertido en un requisito para competir en el mercado y tratar con socios, proveedores y clientes. Es por ésto que debe existir una cultura a nivel nacional que fomente la importancia y el papel que desempeñan

98

Figura 2.
GOBIERNO B2G B2B PROVEEDORES

EMPLEADOS

EMPRESA B2E

B2C

C2B CLIENTES

B2G: Business to goverment – Empresa / Gobierno B2B: Business to business – Empresa / Empresa (Proveedores)

B2E: Business to employed – Empresa / Empleados B2C: Business to customer – Empresa / Cliente C2B: Customer to business – Cliente / Empresa

las TIC y los e-business en la economía tanto del país como a nivel mundial, esto se puede lograr a través de estrategias que ayuden a disminuir la brecha tecnológica que existe en comparación con los países industrializados; estas estrategias podrían basarse en los programas efectuados por la Alcaldía de Medellín, Medellín Digital, por medio de éstos se puede capacitar a los empresarios, ya que para poder beneficiarse de esta poderosa estrategia comercial se requiere conocimiento, dedicación y perseverancia. Es necesario analizar que la mayoría de las empresas que actualmente están recibiendo los beneficios de los e-business son las que tienen mayor tamaño y capacidad financiera, mientras que las microempresas tienen un acceso limitado al sector financiero, esto se debe en gran parte a que a éstas se les dificulta cumplir con los requisitos exigidos por las entidades financieras, en cuanto a garantías; documentación, como informes de pagos de impuestos, registros mercantiles, entre otras; y muchas de ellas no tienen registros contables, por lo tanto éstas presentan altos niveles de informalidad, lo cual les dificulta acceder a muchos beneficios que ofrecen las entidades financieras por medio de créditos adecuados especialmente para las pymes.

Anteriormente se ha mencionado que las pymes juegan un papel crucial para el desarrollo de la economía de las naciones, y teniendo en cuenta que las ventas de éstas en el mercado interno presentan un comportamiento ascendente, caracterizándose por desarrollar actividades económicas principalmente en el sector comercio –especialmente del comercio al por menor– y del sector servicios, lo cual presenta grandes posibilidades y alternativas de comercialización por medios virtuales. Tanto a nivel nacional como internacional podemos observar diferentes formas de implementación de estrategias basadas en los e-business empleadas por grandes empresas en diferentes sectores, de las cuales las pymes pueden identificar modelos y aspectos relevantes a tener en cuenta para efectuar sus estrategias de comercialización por medios virtuales, entre éstas podemos analizar las siguientes: A nivel nacional: • ALMACENES ÉXITO: Esta cadena de almacenes ofrece a sus clientes el portal llamado virtual éxito (www.virtualexito.com) en el cual éstos pueden observar una amplia gama de productos y los precios

No. 47

99

de cada uno, posibilitándoles realizar los pedidos y pagos de éstos, para posteriormente enviárselos a la dirección requerida por el cliente. • BANCOLOMBIA: www.bancolombia.com ofrece a sus clientes la modalidad virtual o sucursal virtual. Por medio de ésta se pueden realizar transacciones, consultas de saldos y movimientos de sus cuentas bancarias sin tener que dirigirse a otros puntos de atención. PLAZAORBITAL.COM: (www.plazaorbital.com.co). Ésta pertenece a la Tiendas EPM, las cuales son producto de dicha empresa. Por medio de esta página las empresas a nivel nacional tienen la oportunidad de comercializar sus productos por medio de planes mensuales que les permiten tener almacenes virtuales en la página. Ésta tiene gran variedad de productos y la posibilidad de comprar al detal. Este portal presenta a las pymes la oportunidad de comercializar sus productos vía on line sin tener que incurrir en gastos de creación de paginas Web propias. FOTO JAPÓN: (www.fotojapon.com). Es una empresa que ofrece servicios fotográficos y digitales, al igual que gran variedad de productos tecnológicos de comunicación y entretenimiento; por medio de su portal Web ofrece a sus clientes la oportunidad de observar su catálogo en línea y conocer sus precios, promociones y descuentos especiales, para luego dirigirse a los puntos de venta y poderlos adquirir. •

ofreciendo servicios de localización de paquetes a través de la red, al convertirse ésto en un producto básico, optaron por ofrecer este servicio a otras compañías. MERCADO LIBRE: (www.mercadolibre.com). Es una plataforma de negocios por Internet donde los compradores y vendedores pueden encontrarse, intercambiar información y realizar transacciones de comercio electrónico con una amplia variedad de productos y servicios, usando modalidades de venta de precio fijo o a manera de subasta. Cyºzone: (www.cyzone.com). La revista Cyºzone ofrece diferentes productos de belleza y accesorios para jóvenes, por medio de su portal Web se pueden observar los catálogos de campañas actuales según el país en el cual se encuentren sus clientes, de igual forma pueden visualizar algunos productos, precios y promociones, y realizar el pedido el cual es pagado contra entrega.

Es necesario analizar la importancia utilizar medios digitales para el desarrollo de las pymes, y las ventajas que representan los negocios electrónicos para éstas, teniendo en cuenta que la implementación de este tipo de estrategias no exime a las empresas de los riesgos que se deben tomar a la hora de incursionar en nuevos mercados a nivel internacional. Por lo tanto, al momento de indagar en el comportamiento y participación de las pymes en las exportaciones colombianas, se observa que hasta el año 2002 presentaba la problemática en la cual se cuestionaba el hecho de internacionalizarse o morir, ya que Colombia representaba tan solo el 0,2% del total de las exportaciones mundiales de mercancías, con un ingreso per cápita de exportaciones de US $270 en el año 2000 frente a un promedio mundial de US $600 en ese año. Es posible dimensionar un panorama poco prometedor aproximadamente hasta el año 2010, debido a la crisis financiera mundial por la que estamos atravesando, la cual ha ocasionado que los consumidores estadounidenses y europeos disminuyan el consumo de productos que no son parte de su canasta familiar, como el cacao, el banano y las flores, entre otros; a ésto se le adiciona el aumento en las tasas de desempleo, lo cual disminuye la capacidad adquisitiva de los consumidores. En conclusión, los medios electrónicos representan grandes oportunidades de generar más ingresos para

A nivel internacional: • DELL: (www.dell.com). Ésta es una compañía de computadoras que sólo vende directamente a sus clientes a través de Internet. Amazon: (www.amazon.com). Es una famosa librería de Internet pero ahora utiliza su marca para distribuir productos de otras marcas, incluso de sus competidores, que buscan vender en la red. Los gerentes de categoría en línea en los Estados Unidos: Éstos se especializan en categorías de productos específicos y le permiten a marcas conocidas como Circuit City y Toys Rus vender en línea sus productos. FEDEX: (www.fedex.com). Es una compañía de fletes y envíos que marcó la diferencia de sus servicios,

100

las pymes, ofreciendo grandes beneficios, pero el hecho de utilizar portales Web para comercializar productos y servicios, no implica la exportación de éstos, por esta razón estas empresas deben identificar y segmentar adecuadamente el mercado al cual están en capacidad atender y abastecer, teniendo en cuenta aspectos como su capacidad de producción y los canales de distribución que deben utilizar para cumplir con los tiempos de entrega que se le ofrecen a los clientes. Bibliografía • Alcaldía de Medellín, Medellín Digital. Recuperado 2 de diciembre de 2.008 http://www.medellindigital.gov.co/. Alcaldía de Medellín, Plan de desarrollo 2008 - 2010, líneas 3 y 5. http://www.medellin.gov. co/alcaldia/jsp/modulos/P_desarrollo/index. jsp?idPagina=380. Comercio electrónico. Recuperado 8 diciembre de 2008, http://es.wikipedia.org/wiki/Comercio_electr%C3%B3nico E-business. Next Generation Center. www.nextg. com.br/mx. 22 p. Guía para el mejoramiento entre la estrategia del negocio con las TIC para la mejora de la competitividad de los clúster productivos colombianos. 103 p.

GRANADOS DÍAZ, Jorge Enrique. Tecnologías de información y comunicación (TIC): Un comparativo entre América Latina y el G7. 11 p. Informe trimestral de conectividad. Comisión de regulación de telecomunicaciones, 2008, 7 p, http://www.crt.gov.co/crt_2001-004/paginas/ inernas/bibioteca/regulatorio_a.htm. Informe semestral de Internet. Comisión de regulación de telecomunicaciones, 2007, 6 p, http:// www.crt.gov.co/crt_2001-004/paginas/inernas/ bibioteca/regulatorio_a.htm. Las TIC y las tendencias del negocio electrónico en 2.008. E-business Watch. www.ebusiness-wath. org 4 p. PAYNE, Judith E. Academia para el Desarrollo Educativo. Preparación para la pequeña y mediana empresa para el comercio electrónico en los países en desarrollo. 43 p. Términos de referencia concurso Medellín conectada con Tigo. www.culturaemedellin.gov.co/sites/ CulturaE/.../Medellin_digital/Terminos_de_referencia_Concurso_Medellin_conectada_con_Tigo.pdf. Uso de Internet en las empresas. Comisión de regulación de telecomunicaciones, 35 p, http:// www.crt.gov.co/crt_2001-004/paginas/inernas/ bibioteca/regulatorio_a.htm.

• •

No. 47

101

Política de publicaciones en la Revista Mercatec
Los autores de artículos, ensayos e informes de investigaciones para publicar en la Revista Mercatec, publicación institucional de Esumer, deberán considerar las siguientes directrices, definidas por el Comité Editorial, con el fin de procurar la calidad de esta publicación que busca hacer un aporte académico y científico, principalmente, en el tema económico-administrativo, investigativo y de pedagogía y didáctica, así como dar a conocer la Institución y su filosofía. 1. CONDICIONES GENERALES Los autores deben remitir sus artículos al Área de Mercadeo y Comunicaciones de Esumer, al Correo Electrónico: comunicaciones@esumer.edu.co. Se requiere que los artículos sean enviados en días hábiles (excluyendo del 15 de diciembre al 15 de enero, fechas donde NO se recibirán artículos) y que se adjunte un archivo adicional donde se indique la siguiente información: Datos personales. Nombre y apellido del autor o de los autores (en el orden en el que se desea que aparezcan) Hoja de vida. Resumen actualizado que incluya dirección, ciudad, teléfono, correo electrónico e identificación. En ésta deben especificarse los Datos académicos del (los) autor(es): Títulos de pregrado y posgrado, universidades que los otorgaron (títulos en el idioma original) y los datos institucionales: Entidad donde trabaja(n) y cargo que desempeña(n) el(los) autor(es), grupo o centro de investigación al que pertenece. Naturaleza del artículo: Se debe especificar si el artículo es producto de una investigación, tesis de grado, ensayo o reseña crítica. Si es resultado de una investigación se debe indicar título del proyecto, entidad que lo financió, la fecha en que se realizó, el código de registro, el procedimiento seguido y la validez del mismo, confiabilidad de la información y de los resultados. Así mismo, la metodología empleada, características, resultados obtenidos y posibles aplicaciones si se trata de investigaciones aplicadas. Cuando sea de una investigación básica, señalar sus fundamentos (Teoría en la cual se apoya). Tipos de artículos1: 1. Artículo de investigación científica y tecnológica: documento que presenta, de manera detallada, los resultados originales de proyectos terminados de investigación. La estructura generalmente utilizada contiene cuatro apartes importantes: introducción, metodología, resultados y conclusiones. 2. Artículo de reflexión: documento que presenta resultados de investigación terminada desde una perspectiva analítica, interpretativa o crítica del autor, sobre un tema específico, recurriendo a fuentes originales. 3. Artículo de revisión: documento resultado de una investigación terminada donde se analizan, sistematizan e integran los resultados de investigaciones publicadas o no publicadas, sobre un campo en ciencia o tecnología, con el fin de dar cuenta de los avances y las tendencias de desarrollo. Se caracteriza por presentar una cuidadosa revisión bibliográfica de por lo menos 50 referencias.

1

Tomado de documento de Colciencias, Servicio Permanente de Indexación de Revistas CT+I Colombianas. Base bibliográfica nacional – BBN Publindex, Índice Bibliográfico Publindex – IBN Publindex. Agosto 2006.

102

4. Artículo corto: documento breve que presenta resultados originales preliminares o parciales de una investigación científica o tecnológica, que por lo general requieren de una pronta difusión. 5. Reporte de caso: documento que presenta los resultados de un estudio sobre una situación particular con el fin de dar a conocer las experiencias técnicas y metodológicas consideradas en un caso específico. Incluye una revisión sistemática comentada de la literatura sobre casos análogos. 6. Revisión de tema: documento resultado de la revisión crítica de la literatura sobre un tema en particular. 7. Cartas al editor: posiciones críticas, analíticas o interpretativas sobre los documentos publicados en la revista, que a juicio del Comité editorial constituyen un aporte importante a la discusión del tema por parte de la comunidad científica de referencia. 8. Editorial: documento escrito por el editor, un miembro del comité editorial o un investigador invitado sobre orientaciones en el dominio temático de la revista. 9. Traducción: traducciones de textos clásicos o de actualidad o transcripciones de documentos históricos o de interés particular en el dominio de publicación de la revista. 10. Documento de reflexión no derivado de investigación: texto que aunque no se deriva de un proceso de construcción de conocimiento a partir de un proyecto de investigación, si plantea la idea del autor sobre un tema específico desde una perspectiva descriptiva, analítica, interpretativa o crítica, fruto de la preocupación e iniciativa personal y recurriendo a fuentes secundarias. 11. Reseña Bibliográfica: documento descriptivo y crítico acerca de la lectura de un libro de publicación reciente. Debe contener: 1) la presentación del libro (nombre y apellido del autor, título de la obra, la ciudad donde se editó, nombre de la editorial, fecha de edición y número de páginas). 2) Importancia del autor dentro del tema respectivo. 3) Un resumen expositivo del texto reseñado que presente en forma selectiva y condensada los contenidos fundamentales. 3) Un comentario crítico

argumentado que exprese la valoración del libro y 4. Conclusiones y recomendaciones finales hacia el lector. 12. Otros. Reconocimientos. Toda aclaración sobre el trabajo (agradecimientos, colaboradores, financiadores, entre otros) se indicará con un asterisco en el título, que remite a una nota a pie de página. EXTENSIÓN: La extensión máxima de los artículos será de 30 páginas y la mínima, de 15, en Word, tamaño carta, tipo de letra Arial 12, a doble espacio, en español, incluidas las referencias y el resumen (máximo de 150 palabras) en español e inglés (Abstract), así como las Palabras clave (también en español e inglés). El resumen se redacta en tercera persona y en tiempo presente. Debe presentar la pregunta que responde el texto, el marco o perspectiva teórica asumida, la metodología empleada, las conclusiones, las líneas futuras de investigación y las aportaciones del trabajo. ORIGEN: Los artículos NO pueden ser notas de clase y cuando se trate de una traducción o del uso de material protegido por derechos de autor deberá contar con las debidas autorizaciones de los autores. Para la Revista Mercatec el envío del artículo indica que a la fecha de presentación del mismo, el (los) autor(es) certifica(n) y acepta(n) que el artículo es inédito y no ha sido aceptado para publicación en otra revista o publicación periódica. 2. TEMÁTICA Y PRESENTACIÓN: Los artículos deben enfocarse en temas relacionados con los programas académicos (Mercadeo, Administración, Finanzas, Logística, Comercio Internacional, Gerencia y Prospectiva), o con tópicos que complementen a los mismos en sus dimensiones docente, investigativa o extensionista, tales como líneas de investigación, esfuerzos investigativos, proyectos, así como en diferentes aspectos concernientes a la educación y al desarrollo social y cultural, los cuales se soportarán en el análisis de situaciones de actualidad,

No. 47

103

de investigaciones o producción intelectual de los docentes, estudiantes, egresados e invitados especiales, entre otros. 2.1. Notas a pie de página: se emplearán sólo para hacer aclaraciones o aportar datos adicionales; no se emplean para referencias bibliográficas. 2.2. Referencias bibliográficas: se incluyen en el texto y se efectuarán con el sistema parentético (apellido, año, pag.), por ejemplo (Arango, 2005, p. 23). 2.3. Citación de referencias bibliográficas: la Revista Mercatec utiliza las normas ISO con apoyo en las normas APA. Éstas deben ir al final del artículo, en orden alfabético, con el siguiente formato: Libros: APELLIDO, Nombre. Título. Edición. Ciudad. Editorial, año. No. de páginas. NOTARIO, Ángel. Investigación Científica en las Instituciones de Educación Superior. 1ª ed. Medellín, Esumer, 2004. 257 p. Ensayos dentro de compilaciones: APELLIDO, Nombre. “Título del ensayo”. En: Nombre Apellido (compiladores), Título del libro. Ciudad, rango de páginas citado. Editorial, fecha. Serie. SILVA, Gabriel. “Carlos Lleras y Misael Pastrana: la reforma del Estado y desmonte del Frente Nacional”. En: Nueva Historia de Colombia. Bogotá, tomo II, pp. 237 – 262. Planeta, 2001. 11 tomos. TORRES, Eugenio. “Funciones empresariales, cambio institucional y desarrollo económico”. En: Dávila de Guevara, Carlos (comp.), Empresas y Empresarios en la Historia de Colombia. Siglos XIX-XX. Bogotá, pp. 5 – 32. Norma, 2003. 2 Tomos. Artículos de revistas: APELLIDO, Nombre. “Título del artículo”. Nombre de la revista, Ciudad, volumen (y/o número), rango de páginas citado. Fecha. CARDONA, Giovanny; CARDONA, David y GRANADOS, Hernando. (2005). “Estudio prospectivo: La educación superior en Colombia en la encrucijada”. MERCATEC, Medellín, pp. 34-41. Noviembre de 2005. Ponencias y comunicados en congresos: APELLIDO, Nombre. “Título de ponencia o comunicado”.

En: Nombre, Apellido (organizador o compilador), Título. Rango de páginas citado. Ciudad, Editorial. Fecha. CARDONA, Giovanny. “Tendencias de los acuerdos de integración a nivel mundial: lecciones para Colombia”. En: Institución Universitaria Esumer, Memorias de la V Feria y encuentro de comercio exterior y logística. pp. 14 – 35. Medellín, Esumer, octubre de 2005. Conferencias: APELLIDO, Nombre. Título. Presentado en, mes, año. Ciudad, País. ARANGO, Juan. Economía y Política: de Vuelta a un Viejo Camino. Documento presentado en la I Jornada Académica del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad de Antioquia, junio, 2002. Medellín, Colombia. STERMAN, John. All Models are Wrong: Reflections on Becoming a Systems Scientist. Presentado en: International System Dynamics Conference upon presentation of the Jay W. Forrester Award. Dic. 2002. Nueva York, EEUU. Informes publicados y no publicados. Publicados: APELLIDO, Nombre. Título. Ciudad, Entidad encargada, año. Nº de páginas. GRANADOS, Hernando, GIRALDO, Gonzalo, ARANGO, Juan, et. al. (2005). Diseño del Plan Estratégico para los Doce Bazares de la Ciudad de Medellín. Medellín, Secretaría de Desarrollo Social de Medellín, Institución Universitaria Esumer, 2005. 248 p. No publicados: APELLIDO, Nombre. Título. Manuscrito no publicado. año. No. de pag. GALLEGO, Jorge E. Perfeccionamiento curricular. Manuscrito no publicado, 2004. 16 p. Internet: APELLIDO, Nombre Título. Año. Recuperado el día del mes del año, dirección electrónica. ALCALDÍA DE QUITO. Plan de Reubicación y Modernización del Comercio Minorista del Centro Histórico de Quito. 2003. Recuperado 26 enero de 2005, de http: //www.quito.gov.ec/municipio/ administraciones/zcentro/economiap2.htm

104

PORTAFOLIO. Leve Retroceso en la Bolsa. 2006. Recuperado enero 30 de 2005. http://www. portafolio.com.co/port_secc_online/porta_fina_ online/2006-0130/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR_PORTA-2719310.html STERMAN, John. All Models are Wrong: Reflections on Becoming a Systems Scientist. Dic. 2002. International System Dynamics Conference upon presentation of the Jay W. Forrester Award. Dic. 2002. Recuperado junio 2004. http ://web.mit.edu/ jsterman/www/All Models.html 3. EVALUACIÓN Los artículos serán remitidos al Comité Editorial que asignará un evaluador en la reunión de comité siguiente a la entrega del artículo, quien tendrá veinte (20) días para realizar la evaluación detallada del artículo en cuanto a investigación, contenido, forma y pertinencia institucional según criterios y formato para este efecto. Posterior a esto, el articulista tendrá la opción de realizar los cambios sugeridos por el evaluador, si los hubiese, para lo cual el artículo tendrá una vigencia de seis (6) meses contando desde el día en que se devuelva el artículo con las observaciones del evaluador. Cuando el artículo sea entregado nuevamente para ser aprobado, el Comité Editorial tendrá quince (15) días para realizar el dictamen final para su publicación, con base en una nueva revisión del evaluador. Nota: del 15 de diciembre al 15 de enero el Comité Editorial NO recibirá artículos y tampoco serán contados estos días para efectos de evaluación. Evaluador: La identidad del evaluador no será conocida por el articulista, cuya identidad tampoco será conocida por el evaluador con el fin de asegurar una mayor objetivad en la revisión del artículo. El evaluador que se asigne para la revisión y análisis de los artículos para la Revista Mercatec debe cumplir con cada uno de los siguientes criterios: Debe tener registro del CVLAC y estar activado en el sistema. Debe tener experiencia académica, laboral o investigativa, en el área que desarrolle el artículo.

Su formación académica mínima debe ser de posgrado. Se privilegiarán artículos que: 1. Sean producto de reflexiones teóricas. 2. Sean resultados de investigaciones empíricas desarrolladas a partir de referentes teóricos que las oriente. 3. Sean revisiones críticas sobre el estado del arte o el desarrollo de la temática sobre la que versa el artículo. Y 4. Que tengan rigor conceptual y metodológico en su campo. Al hacer entrega de un artículo, el autor está aceptando los procedimientos emanados por el Comité Editorial y de las directrices institucionales para evaluación y publicación del mismo. Igualmente, transfiere los derechos de autor a la Revista Mercatec, para su publicación en versión impresa o electrónica. Los autores de los artículos serán responsables de sus opiniones y no comprometerán la filosofía institucional. Opción de grado: Para artículos presentados como opción de grado, los estudiantes deben ajustarse a las presentes políticas según reglamento de la institución, además, antes de ser presentados al Comité Editorial, el estudiante debe verificar que en su programa académico sea posible la publicación como opción de grado y que el tema del artículo sea pertinente con el área de conocimiento del programa que estudia en Esumer. Si un estudiante de un programa que no tenga establecido la publicación como opción de grado presenta un artículo al Comité Editorial, éste queda descartado de inmediato como opción de grado. Del mismo modo, si el Comité Editorial o los evaluadores consideran que el artículo presentado no es pertinente con el programa que el estudiante cursa en Esumer, se analizará con la Facultad correspondiente su continuidad en el proceso de evaluación si éste es presentado como opción de grado. Los artículos que sean presentados como opción de grado deben abordar temas relacionados con el programa académico que esté cursando el estudiante en Esumer. Este tipo de artículos deben presentarse de forma individual. Si un estudiante presenta un artículo a la Revista Mercatec y éste no es aprobado en el proceso de evaluación, el artículo no podrá publicarse en otra revista o publicación seriada de Esumer, sin iniciar un nuevo proceso ajustado a las políticas de la otra publicación.

No. 47

105

4. ESTRUCTURA DEL ARTÍCULO La presentación de los textos debe responder a la siguiente estructura: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. Título del artículo, debe ser claro, preciso e informativo. Nombre del autor o autores. Breve reseña del autor (Títulos académicos, afiliación institucional, publicaciones). Resumen en español y en inglés (abstract), de máximo 150 palabras a doble espacio. Palabras clave (En español e inglés). Introducción. Desarrollo. Notas de pie de página (con fin aclaratorio o extensivo) y Referencias (bibliográficas) de carácter parentético: (Arango, 2005, p. 23) según lo estipulado. Los cuadros, figuras, gráficos se enumeran consecutivamente y deber ir insertos en el texto en la colocación que corresponde a la concepción y

construcción del texto por parte del autor. Deben constituir una imagen inmodificable. (jpg, tif, gif, png u otro formato de imagen). 10. Las fotografías deben ir insertas en el texto en la colocación que se quiere por parte del autor. También se deben anexar de modo independiente (extratexto), los archivos digitalizados de las fotografías. 11. Cada cuadro o figura se acompañará de una leyenda que describa claramente el material presentado. Los cuadros, las figuras y las fotografías deben ser originales del autor (es). Si son modificaciones o reproducciones de otro artículo o material, es necesario acompañar el permiso del editor correspondiente o en caso de que no existan restricciones a la libertad de uso, expresarlo de modo explícito. 12. Conclusiones 13. Bibliografía

9.

Medellín, agosto de 2009 COMITÉ EDITORIAL INSTITUCIÓN UNIVERSITARIA ESUMER

106