resumo do congresso alliance 21

Alianza por un mundo responsable, plural y solidario – Polo de socio-economía solidaria Asamblea Final – Findhorn – 9 al 16 de Junio 2001

Taller 10 : Comercio Justo Proyecto de resumen
La noción de "comercio justo" corresponde a un movimiento relativamente reciente (30-40 años), que se caracteriza por la implementación de alternativas de comercialización a nivel internacional, las que fomentan el desarrollo duradero de grupos de productores marginados y excluidos. Paralelamente este movimiento lleva a cabo campañas de sensibilización e información sobre las relaciones comerciales Norte-Sur. Los consumidores del Norte siendo cada vez más sensibles a las consideraciones éticas y medio ambientales, este movimiento va a seguir desarrollándose. Esta situación representa una oportunidad pero también conlleva riesgos de banalización y recuperación. La confección de un listado de las experiencias existentes, una discusión amplia acerca de la evaluación de sus impactos y la definición de estrategias para el desarrollo de diferentes formas de comercio justo aparecen hoy como necesarias para el fortalecimiento y el crecimiento controlado del comercio justo. Las propuestas que figuran a continuación ofrecen elementos precisos para el desarrollo del comercio justo, para la profundización de su impacto sobre el desarrollo social e integral a nivel de los territorios y para la interpelación crítica a raíz de estas prácticas del orden económico mundial imperante.

Premisas 1. El movimiento del comercio justo ha implementado cadenas de distribución éticas para
algunos productos tropicales de consumo corriente en los países del Norte. Los productos del comercio justo (café, té, banano...) cumplen un papel educativo e ilustrativo importante, pero su número aún está limitado. Estas cadenas representan un apoyo para el fortalecimiento de cooperativas de pequeños productores marginados del Sur. Pero su impacto sobre el desarrollo integral de los territorios es poco conocido y evaluado. El porvenir del comercio justo está íntimamente ligado a la actitud de los consumidores, o sea al desarrollo del consumo ético. Sigue existiendo desigualdad en el acceso a la información y la capacidad de propuestas de los diferentes tipos de actores del comercio justo (productores, importadores, sellos (labels), tiendas...). Las experiencias de comercialización ética y solidaria Sur-Sur y Norte-Norte no están tomadas en cuenta en la definición tradicional del comercio justo. La dimensión territorial es fundamental para el desarrollo sustentable.Sin embargo aún no ha sido tomada explícitamente en cuenta por el movimiento del comercio justo. La multifuncionalidad es una noción emergente que debería caracterizar una nueva definición del comercio justo, que tome en cuenta todas las dimensiones de éste último; podría ser introducida con mayor fuerza por el movimiento dentro de los foros internacionales y las instancias de negociación multilateral. Los principios de transparencia, de trazabilidad y durabilidad no están siempre observados rigurosamente por todos los actores reclamándose del comercio justo. La multiplicación de los códigos de conducta y las cartas éticas, -- entre las cuales algunas no están sometidas a un control independiente y ciudadano--, implican un riesgo importante de banalización y desnaturalización de la noción de comercio justo.

2. 3. 4. 5. 6. 7.

8. 9.

Documento de trabajo – Por favor no difundir.

10/1

Alianza por un mundo responsable, plural y solidario – Polo de socio-economía solidaria Asamblea Final – Findhorn – 9 al 16 de Junio 2001

10. La interpretación imperante de los acuerdos multilaterales sobre comercio internacional,
las negociaciones en curso sobre inversiones y las que apuntan a la implementación de espacios regionales de libre comercio amenazan el derecho de los ciudadanos a la información acerca de las condiciones de producción de estos productos. 11. La Union Europea ha hecho referencia al comercio justo en documentos oficiales por primera vez en los últimos años. Los recientes Acuerdos de Cotonou, entre el grupo de los Estados ACP y la Comunidad Europea, menciona brevemente la "promoción del comercio justo". Es necesario aprovechar estas oportunidades.

Análisis
El desarrollo notable de algunos canales de distribución de comercio justo (café, banano, entre otros) en algunos países del Norte han hecho accesible y creíble la noción de comercio justo vis-à-vis los consumidores. Sin embargo, sigue necesario realizar un enorme esfuerzo para que un número más significativo de productores pueda vender sus productos en condiciones equitativas. Implementar las condiciones concretas necesarias para el fortalecimiento de las cadenas existentes y desarrollar nuevas cadenas de comercialización justas es un ejercicio difícil y a largo plazo, requiere un trabajo en varios planos: fortalecimiento de los grupos de productores, negociaciones con las estructuras de distribución, campañas para los consumidores, afirmación y reconocimiento de un estatuto para el comercio justo. Desde ya, la "calidad social" de un producto es un argumento válido para una porción creciente de consumidores, en particular en los países del Norte. Si bien esta tendencia actual es positiva, conlleva riesgos. Después de la "oleada verde", estamos muy probablemente en presencia del inicio de una "ola ética". Algunas empresas muy grandes buscan aprovechar esta situación, pero no aceptan de respetar los principios del comercio justo o someterse a controles realmente independientes. Las colaboraciones ejercidas en el marco del comercio justo se distinguen de los códigos de conducta de las empresas y de los labeles sociales no independientes. Involucrados en objetivos operacionales concretos, los colaboradores del comercio justo no tienen siempre el tiempo ni los medios para debatir en profundidad los objetivos de sus asociaciones, las estrategias que implementar o el impacto de las acciones pasadas. Sin embargo, este intercambio es imprescindible en el contexto actual. Los actores del Sur tienen cada vez más dificultades que los del Norte para hacer conocer y difundir sus experiencias, sus puntos de vista y propuestas. Les es más difícil conseguir información. La implementación de relaciones justas supone el intento de corregir este desequilibrio. El movimiento del comercio justo se sitúa mayoritariamente en una dimensión Sur-Norte. Sin embargo, la dinámica del comercio mundial no sólo produce un intercambio desigual entre productores de materias primas y países industriales (que un "precio justo" puede intentar reequilibrar) pero también provoca la desestructuración de los territorios y el sacrificio del medio ambiente. Obviar esta dimensión colocaría al comercio justo frente a una serie de contradicciones y le impediría tomar en cuenta todas las consecuencias de dos objetivos del desarrollo sustentable: el desarrollo integral de los territorios y la evaluación de los impactos negativos del comercio y del transporte internacional sobre el medio ambiente. Por ende se hace cada vez más necesario abrir la definición del comercio justo a experiencias donde el comercio se apoya en solidaridades locales o regionales, y encontrar nuevas articulaciones entre las escalas de acción desde la región o la colectividad local hacia el nivel internacional. Más que oportunidades, las negociaciones multilaterales se constituyen a menudo como amenazas para el desarrollo de relaciones comerciales equitativas. Es por ello que sigue siendo importante operar un seguimiento e información acerca de las implicaciones de estas negociaciones, que se efectúan sin ni siquiera control democrático. Pero el ejemplo de la Unión Europea y él de los acuerdos con el grupo de los Estados de AfricaCaribes y Pacífico demuestran que es igualmente posible tener una estrategia proactiva en relación con las instituciones multilaterales y aprovechar los avances, incluso mínimos en este campo, para hacer avanzar el marco de los intercambios internacionales.

Propuestas 1. Los colaboradores del comercio justo deben implementar estrategias realistas que
favorezcan el desarrollo de un mercado justo para los productos que ya participan en este tipo de comercio. Un eje esencial de estas estrategias es el fortalecimiento de las capacidades de los grupos de productores para: − el desarrollo de su capacidad de gestión y de negociación con sus socios comerciales tradicionales y nuevos tipos de colaboradores (empresas clásicas, mercado orgánico...)
Documento de trabajo – Por favor no difundir.

10/2

Alianza por un mundo responsable, plural y solidario – Polo de socio-economía solidaria Asamblea Final – Findhorn – 9 al 16 de Junio 2001

− una mejor planificación de su actividad económica, la búsqueda de fuentes de financiamiento alternativas y la implementación de relaciones comerciales a largo plazo. − el trabajo sobre la calidad de los productos, abriendo el acceso a un mercado más amplio.

2. Paralelamente el desarrollo de nuevas cadenas de comercialización es necesario para
incrementar el impacto del comercio justo y el acceso de los productores a éste último. Es necesario incentivar el esfuerzo actual de los organismos de certificación para el desarrollo de nuevas cadenas de productos agrícolas (frutos tropicales, flores...).

3. También es necesario establecer criterios de equidad para productos cuya cadena de
producción es más compleja que la de los productos primarios o artesanales. Las experiencias de certificación en el campo de la industria textil o la producción de alfombras podría servir aquí de ilustración para el análisis y la certificación de las cadenas de producción complejas.

4. El eje central del comercio justo sigue siendo el involucramiento concreto del
consumidor. Es por ello que es necesario continuar con el trabajo de sensibilización por el intermedio de campañas focalizadas y eficientes, en particular en el momento del desarrollo de nuevas cadenas equitativas.

5. Los criterios del comercio justo (transparencia, precio justo, relación en el tiempo,
prefinanciamiento, etc.) deben ser respetados por todos los actores del sector del comercio justo. La transparencia de las transacciones comerciales, la trazabilidad de los productores del comercio justo y el acceso al conjunto de la información sobre estos productos deben ser enteramente garantizados para todo consumidor o ciudadano.

6. La evolución de la actitud de los grandes distribuidores en relación con los productores
es a largo plazo un desafío primordial para el progreso del comercio justo. Es necesario encontrar nuevos medios de negociación y presión con para estos actores para la adopción de normas éticas y la distribución de productos justos.Las relaciones de los sellos (labels) de comercio justo con algunos grandes distribuidores deben ser llevadas a cabo con objetivos éticos y transparentes.

7. Quedan por inventar métodos y estrategias para la elaboración de criterios
medioambientales y sociales permitiendo la certificación independiente de sistemas de producción industriales. En este campo, la credibilidad de algunos códigos de conducta y labeles sociales ha sido cuestionada por organizaciones de derechos humanos y observadores independientes.

8. El movimiento del comercio justo debe participar activamente en la evaluación crítica de
los códigos de conducta y cartas éticas de las empresas, así como de la realidad de los compromisos que se traducen en el terreno, incluido lo relativo a las normas internacionales desarrolladas por el sector privado.

9. El movimiento del comercio justo debe abrirse a una definición más amplia y admitir que
existe una diversidad de modelos de comercio justo. Tomaría así en cuenta prácticas que operan a una escala local o regional, tanto en el Norte o en el Sur, y que pueden legítimamente reclamarse de una ética solidaria del comercio y por ende de un comercio justo, incluso si no están incluidas en la definición tradicional de éste. Entre estas experiencias, está, por ejemplo, la agricultura apoyada por la comunidad.
Documento de trabajo – Por favor no difundir.

10/3

Alianza por un mundo responsable, plural y solidario – Polo de socio-economía solidaria Asamblea Final – Findhorn – 9 al 16 de Junio 2001

10. Sería importante relevar e identificar todas las experiencias de comercio justo existentes,
tanto en el Norte como en el Sur, que entran en el marco de esta definición plural ampliada del comercio justo. Este listado permitiría implementar circuitos de información y comunicación entre los actores. Tomar en cuenta la relación ciudad/campo es particularmente importante en esta definición ampliada, de allí la necesidad de confección de un censo específico para ello.

11. El movimiento del comercio justo debería contribuir a favorecer la circulación de la
información y comunicación entre todos los actores interesados por el comercio justo (grupos de productores, consumidores, ciudadanos, importadores, sellos, tiendas, políticos, etc.) Es importante compensar el atrazo de las regiones y de los productores marginalizados en cuanto al acceso a la información, y permitirles usar ellos también los medios de comunicación actualmente disponibles, entre otros las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación.

12. Es necesario incentivar la implementación de un debate participativo y horizontal entre
todos los actores interesados, relativo a los objetivos, impactos y estrategias del comercio justo. Entre estos objetivos se pueden citar: − el intercambio de experiencias e ideas. Se podría producir fichas de experiencias y propuestas en el transcurso de la discusión, las que estarían reunidas en una base de datos accesible a todos. − Estudios de impacto de las distintas estrategias de comercio justo, bajo diferentes puntos de vista (económico, social, ecológico, etc.), en particular relativos al impacto sobre el desarrollo de los territorios.

13. Esta discusión debería ayudar el movimiento del comercio justo a perseguir sus
esfuerzos, los que apuntan a: − dialogar con lo la sociedad civil y los gobernantes de manera de definir un estatuto jurídico para el comercio justo. Es importante elaborar criterios precisos que permiten distinguir las formas de comercio justo de las formas convencionales. − Idear indicadores sociales, ecológicos y económicos de comercio justo. Estos indicadores podrían adoptar una forma dinámica y progresiva (indicando el grado de conformidad con los criterios) en vez de la forma estática habitual y deberían estar validados desde un punto de vista intercultural.

14. Para favorecer el desarrollo integral de los territorios, el comercio justo en el sentido
"clásico" (comercio Sur-Norte) debe buscar articularse con las formas de economía solidaria existentes en el entorno de los productores y consumidores, tales como las monedas sociales, los sistemas tradicionales de ahorro-crédito o de trabajo colectivo.

15. El movimiento de comercio justo debe sostener la búsqueda de estrategias de desarrollo
local adaptadas a los diferentes contextos, con objetivos tales como: la seguridad alimentaria, el empleo, la salud, la diversificación productiva, la integración de la producción a la economía local y regional, la apertura a los mercados regionales. Las formas de comercio justo implementadas deben ser compatibles con estas estrategias e incluso constituir un apoyo para ella. Deben por ende ser multifuncionales y no centradas sólo en la cuestión del precio.

Documento de trabajo – Por favor no difundir.

10/4

Alianza por un mundo responsable, plural y solidario – Polo de socio-economía solidaria Asamblea Final – Findhorn – 9 al 16 de Junio 2001

16. Los actores del comercio justo deben empezar a tomar en cuenta, para la elaboración de
sus criterios, un análisis preciso de los efectos de los modos de producción e intercambios internacionales en el medio ambiente, de manera de ser creíbles en el marco de la búsqueda de un comercio sustentable. Deben participar junto con las organizaciones de protección del medio ambiente a los esfuerzos para la internalización de los costos medioambientales y sociales y la implementación de un Acuerdo Multilateral sobre Medio Ambiente.

17. Los actores de comercio justo deben interrogar y operar juntos un monitoreo permanente
sobre las discusiones llevadas a cabo en el seno de la Organización Mundial del Comercio, las relativas a los acuerdos sobre inversiones ("clones" del difunto Acuerdo Multilateral sobre Inversiones), las condicionalidades de las instituciones financieras internacionales y las negociaciones en el seno de las zonas de libre comercio existentes (Unión Europea) o proyectadas (Zona de Libre Comercio de las Américas), que se ejercen todas sin ninguna participación ciudadana y representan amenazas para el desarrollo a gran escala del comercio justo, para la trazabilidad de los productos y la información de los consumidores.

18. Es necesario defender frente a los gobiernos y las instancias multilaterales el derecho a
toda la información sobre todos los productos, incluyendo sus cualidades "invisibles" (impactos en el medio ambiente, condiciones de los productores, etc.). Es por ende necesario hacer evolucionar la Organización Mundial del Comercio en su posición en relación con los procesos y métodos de producción (PPM).

19. Es necesario buscar una expertise técnica sobre el sistema de acuerdos en el seno de la
OMC, de manera de utilizar el comercio justo como palanca para hacer evolucionar las reglas del comercio internacional e introducir en el seno de esta institución un debate acerca de la mulitfuncionabilidad. Los actores pueden apoyarse en el documento A4-0198/98 y la comunicación COM(1999)619 de la Unión Européa, que reconocen ambos la le gitimidad de las prácticas del comercio justo (pero sólo en el caso de las relaciones comerciales Norte-Sur), de manera de obtener un apoyo concreto para estas prácticas y un marco jurídico satisfactorio para el comercio justo en todos los Estados de la Unión.

20. Los grupos de consumidores, las organizaciones de ayuda al desarrollo y otros
colaboradores deberían aprovechar el articulo 23 g) del reciente Acuerdo de colaboración entre el grupo de los Estados ACP (Africa, Caribe, Pacífico) y la Comunidad Europea (el llamado acuerdo de Cotonou) que menciona, si bien de manera insuficiente, la "promoción del comercio justo" para hacer progresar en los hechos este comercio entre actores europeos y los países ACP. Estas relaciones deben desarrollarse con Africa, este continente que sigue sub-representado en el marco del comercio justo.

Documento de trabajo – Por favor no difundir.

10/5

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful