You are on page 1of 3

Jessica Nathaly Erazo Quijano

Cód.: 1098687970
Nutricionista Dietista en formación
La revolución industrial y su influencia en la administración
(Ensayo)

Para hablar de la administración moderna es inevitable remontarnos en el tiempo


hasta la época de los hombres primitivos, del inicio de las relaciones humanas
cuando nuestros antepasados vieron la necesidad de unirse para enfrentar las
situaciones adversas que se presentaban día a día, desde este momento la
organización de la vida se volvió imprescindible para los individuos. Con un
enfoque un poco distinto, una de las instituciones pioneras en el desarrollo
administrativo fue la iglesia católica, que debido a su complejidad y al enorme
tamaño de su organismo tuvo que implementar métodos para poder controlar tanto
el dinero (entrada y salida) como al personal.

El acontecimiento principal que hizo que existiera la administración como tal fue la
revolución industrial que con la consolidación de su sistema manufacturero hizo
inevitable la creación de un modelo para dirigir y controlar todos los métodos que
se desarrollaban porque los negocios empezaron a crecer, a evolucionar, se
presento la disminución en el empleo de personas, ya que las maquinas
realizaban el trabajo más rápido, pero su forma de administrar cambio debido a la
mayor producción que se presento. Con el nacimiento de las areas de
mantenimiento se necesitaba una mayor distribución, de ahí surge la
administración, de la necesidad de optimizar los recursos con los que cuenta la
empresa. De este modo empezó la profesión del administrador.

El surgimiento de la administración moderna se remonta a los inicios del siglo XX.


La administración tradicional, se desarrollo del análisis de los hechos que incluían
tanto la producción, investigación y el análisis operacional de los sitios de trabajo.
Se interesaba estrechamente de las técnicas especiales de manejo de personal y
fabricas.

A principio de del siglo XX, Frederick W. Taylor era estudioso de las operaciones,
veía el problema de la administración de forma directa y sencilla, analizando la
situación y aplicando técnicas plantea la sustitución del empirismo y la
improvisación, y propone un enfoque científico que asegurara mayor productividad
del empleado en la fábrica. Para esto, propuso seleccionar y entrenar
adecuadamente a los operarios, ubicándolos según sus cualidades físicas, en
aquellas actividades en las que aseguraran mejores resultados estratégicos y de
producción. El taylorismo consiste en las investigaciones científicas, la selección
de obreros y la distribución equitativa del trabajo.

Ligado a esto, Robert Owen fue un defensor asiduo del desarrollo de un sistema
económico basado en la cooperativa. Desde su punto de vista los obreros debían
organizarse en grupos especiales enfocados en la división del trabajo. Estos
planteamientos dieron sus primeros frutos en 1832 año en que ya existían más de
500 cooperativas. Owen centro todas sus fuerzas y energías estuvieron enfocadas
en defender a los trabajadores, a los pocos meses de su fundación se presentaron
las primeras huelgas y esto genero un problema interno que se agravo por la
presión externa de los trabajadores.

Según Owen y su punto de vista personal, el hombre es como un libro con sus
páginas en blanco en el cual la sociedad puede escribir sus métodos y sus
preferencias, realizándolo así de la forma que lo desee, el hombre pasa a ser un
producto manufacturado. Owen puede ser considerado como uno de los padres
del pensamiento pedagógico, ya que parte diciendo que en el entorno que rodea al
individuo determina su condición y su naturaleza personal, además, muestra que
la capacidad de desarrollo social para encontrar la evolución del pensamiento.
Los aspectos más influyentes de la teoría Oweniana nos dicen que la idea de que
la calidad del obrero mantiene una relación directa y proporcional a la calidad de
vida del mismo.

En la actualidad, las ideas y teorías impuestas por Frederick W. Taylor aun son
usadas en el ámbito de la administración general. Sus prácticas son
fundamentales ya que en las condiciones actuales de la industria y del proceso de
globalización de los estados, y donde los sistemas de información y producción
están caracterizados por una creciente automatización, las condiciones que
imponen el mercado y el comercio internacional se traducen en la necesidad de
lograr mejoras en los estándares de productividad y en la calidad y el diseño de
productos.