Artículo Internet

www.clubdelateta.com

Fecha captura: URL Original: Recopilado por: Título: Asunto:

14 de abril de 2005 Fecha artículo: http://ar.news.yahoo.com/050413/32/gzdj.html Dani Autor artículo: Alcohol y lactancia Demostraron que tomar alcohol dificulta la lactancia

Artículo Internet

Miércoles 13 de abril, 8:08 AM

http://www.clubdelateta.com
El contenido de este artículo esta recogido a través de canales públicos vía Internet de acceso general. La publicación en este documento es meramente de difusión pública debido a su interés en opinión del recopilador y debe ser acogida como tal. Gracias.

Miércoles 13 de abril, 8:08 AM

Demostraron que tomar alcohol dificulta la lactancia
(www.saludyciencias.com.ar) Los viejos mitos, aunque equivocados, a veces se resisten a morir. Eso ocurre con uno que afirma que las madres que toman una cantidad moderada de alcohol logran una mayor producción de leche lo que –supuestamente- beneficiaría al bebé. Sin embargo, un estudio controlado acaba de comprobar –una vez más- que esta supuesta verdad no tiene apoyo científico. Es más, el alcohol, aún en cantidades moderadamente excesivas puede interferir con la producción de las glándulas mamarias. Esto afirma la doctora Julie Mennella, coordinadora del trabajo y profesional del Monell Chemical Senses Center que salió a la luz en el número de abril de la revista “Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism”. Allí Mennella dejó constancia de que “esta información es muy importante para las mujeres” porque –asegura- aún en dosis moderadas, el alcohol es capaz de interferir con el buen funcionamiento de las hormonas responsables de la lactancia materna”. Y a tal punto está reforzado este mito que algunas encuestas llegan a afirmar que hasta un 25% de las mujeres que dan el pecho cuentan que saben de esta “historia” e incluso que fueron alertadas para beber moderadamente por sus médicos, pese a que –según Mennella- “no hay ninguna evidencia científica que respalde esta afirmación”. Para probar su tesis, Mennella Subjects trabajó con 17 mujeres que estaban dando el pecho a bebés de entre 2 y 4 meses. Y a la mitad les dio a beber –mezclado con jugo de naranja- una cantidad de alcohol semejante a la de un vaso y medio de vino. Luego de consumir esta cantidad durante varios días se usaron bombas de succión para simular y medir la producción de la lactancia y se extrajeron muestras de sangre para medir los niveles de oxitocina y de prolactina, dos hormonas claves que están implicadas en el control bioquímico de este proceso.

LOS RESULTADOS
Entre las conclusiones, los expertos anotaron que el alcohol interrumpió la concentración normal de estas dos hormonas. Así, la concentración de oxitocina disminuyó en un 78%, mientras que la producción de prolactina se elevó en un 336 en promedio al medir lo que pasaba con las hormonas de las mujeres que no bebían alcholo y actuaban como “grupo control”. Estas dos sustancias –en condiciones normales- actúan en tandem por lo que el disbalance entre ambas afecta a la producción natural. De hecho, se comprobó in situ que luego de consumir la bebida, las mujeres tardaban más tiempo en producir la primera gota de leche y generaban, en total y diariamente, menos leche. Ambos efectos –se sabe- son una consecuencia de la caída en la cantidad de oxytocina. Lo que también se comprobó es que si dejan pasar unas horas entre el consumo de alcohol y el momento de dar el pecho esta bebida ya no aparece en la composición de la leche y no llega al bebé.
Página 1 de 1 Alcohol y lactancia