Este documento está basado en el intercambio de correos electrónicos entre una madre (o sea, yo), un pediatra (al que llamaremos Doctor

X) y un laboratorio (al que llamaremos Empresa B). La “conversación” gira en torno a los complementos de hierro y, en particular, a un jarabe fabricado por la Empresa B. Transcribo casi literalmente los correos, en orden cronológico. Que cada cual saque sus conclusiones. En respuesta a un correo en la lista lacmat, acerca de un bebé al que habían recetado hierro en la consulta del pediatra, yo escribí: Hola a todos por si os interesa, yo le estoy dando a mi hijo de 22 meses un jarabe rico en hierro totalmente natural, nada de medicamentos. El distribuidor prometió mandarme estudios acerca de lo bien que funciona, pero todavía no los tengo. Sin embargo tengo confianza en su funcionamiento por eso, porque es completamente natural (un hidrolizado de proteinas y miel) y porque he observado un ligero aumento del apetito en mi hijo, que me tenía preocupada en lo que a injesta de hierro se refiere. Se llama jarabe B, del laboratorio Empresa B. Por aquí es muy poco conocido y me costó bastante esfuerzo conseguirlo. Además es bastante caro (26 euros el bote de 335 cl.) pero le bastan 2 ó 3 cl. diarios, con lo que le dura bastante. Recibí varias respuestas, entre ellas una del Doctor X:

Hola Las verdad, me sorprende que uses la palabra "natural". Un jarabe, fabricado por un laboratorio farmacéutico, con proteínas hidrolizadas, no tiene nada de natural. Y sí, es un medicamento, claro que lo es. Varios laboratorios farmacéuticos fabrican suplementos de hierro más o menos fantasiosos, a base de distintas partes de distintos animales y otras cosas raras. Es cierto que el hierro de origen orgánico se absorbe y tolera mejor; pero el sulfato ferroso es muchísimo más barato, y en general lo preferimos salvo en casos concretos de intolerancia importante.Me pregunto qué lleva ese jarabe además de proteínas y miel. Si no lleva hierro añadido, debe llevar muy poco hierro. Y el aumento de apetito, ¿seguro que no lleva ciproheptadina o alguna otra substancia?¿Para qué le das hierro a tu hijo, en todo caso? Si no tiene anemia, no lo necesita. A partir de aquí el intercambio de correos fue el siguiente:

Hola X: La información que tengo yo respecto al sulfato ferroso (si digo algo erróneo corrígeme) y similares es que daña el estómago y facilita las infecciones intestinales, pues el hierro 'libre' alimenta a las bacterias 'malas' del intestino. Yo misma tuve que tomar hierro durante el final del embarazo y la mayoría de las marcas que me recetaron me produjeron dolor de estómago y vómitos.

Si ese jarabe lleva ciproheptadina o alguna otra substancia desde luego no lo pone. Espero que no sea así. Si no recuerdo mal pone que es un hidrolizado de proteinas de origen vegetal y

miel.No sé como de fuertes son esas substancias, pero en mi hijo lo único que ha hecho este jarabe es conseguir que no se salte comidas y deje de adelgazar. Tiene 22 meses, mide 82 cm. y pesa 10'2 Kgr. Creo que no soy una exagerada queriendo que no baje de ese peso. Es delgado y poco comedor, lo acepto, pero no acepto que cada vez que pase un resfriado pierda 250 gr. y no los vuelva a recuperar nunca. Por lo demás está muy fuerte. Es un cachitas. Le doy este suplemento de hierro porque es más reacio a comer huevos, pescado y carne que el resto de los alimentos y temía que estuviese bajo de hierro. También tengo entendido que cuando uno está bajo de hierro también tiene poco apetito y me pareció que este jarabe resolvía perfectamente el problema. Yo tampoco soy amiga de medicar a los niños ni de darles cosas para abrirles el apetito, pero realmente creo que mi hijo necesita alguna ayuda. Su padre y yo pasamos varias horas al día dándole de comer mientras juega (no es para distraerle, realmente come lo que quiere, pero no es capaz de estarse sentado a la mesa comiendo con nosotros. Sólo quiere trepar por los muebles y jugar. Cuando no quiere algo cierra la boca o lo escupe) . Si no te importa, explícame porqué los médicos preferís en general el sulfato ferroso a otras preparaciones. Estaba pensando en ir a hacerle unos análisis al niño después del verano a ver como estaba de hierro (es lo único que me preocupa, del resto de substancias varias creo que está perfectamente servido) y me gustaría tener esa información y cualquier otra que consideres valiosa antes de ir al pediatra.

Hola Estoy intrigado, ¿me puedes copiar la composición del jarabe ese?

Hola Aquí tienes unas cuantas referencias sobre hierro y anemia:

http://familydoctor.org/e009.xml ftp://ftp.cdc.gov/pub/Publications/mmwr/rr/rr4703.pdf http://kidshealth.org/parent/medical/heart/ida.html http://bmj.bmjjournals.com/cgi/content/full/314/7077/360 http://ods.od.nih.gov/factsheets/cc/iron.html http://www.medspain.com/n7_nov99/terapia.htm

http://www.intermedicina.com/Avances/Pediatria/APE11.htm

Es cierto que el sulfato ferroso produce estreñimiento o dolor abdominal a algunas personas, pero en general el problema se puede evitar dando una dosis menor o más repartida, o tomándolo con las comidas. Cuando, a pesar de todo eso, el paciente tolera muy mal el hierro, se puede recurrir a un preparado de hierro orgánico (de los que las farmacias están llenos). Pero, en general, los médicos "serios" opinan que tales preparados son una maniobra de los laboratorios farmacéuticos para sacarle el dinero a la gente, y que la inmensa mayoría de los pacientes se pueden tratar con sulfato ferroso, infinitamente más barato. Tanto el peso como la talla de tu hijo son perfectamente normales, y el peso está en el percentil 10 para la talla. Ardo en deseos de ver la composición del jarabe. Y si le hacéis una analítica, ya me contarás.

Gracias por tu respuesta. Miraré esos enlaces cuando tenga un rato. Respecto al jarabe B, no lleva ningún prospecto. En la caja pone:

Suplemento dietétivo de origen natural contiene hierro facilmente bioasimilable y miel. Cada cucharada (15 ml.) contiene: Hidrolizado de proteina (11.25 ml.) (Equivalente a 630 mg. de proteínas y aminoácidos, y 60 mg. de hierro ferroso). y miel de abejas (3.75 ml.)

Todo ese hierro no puede venir de las proteínas (y menos si son vegetales,¿de dónde sacaste que era proteína vegetal?) El hígado de ternera sólo tiene 11 mg de hierro por 19 g de proteínas; la morcilla tiene 19 mg de hierro por 5 g de proteínas... es decir, que 650 mg de proteínas de morcilla sólo llevarían 2,4 mg de hierro. Por tanto, para que haya 60 mg tiene que ser es hierro añadido (si no especifica, cabe suponer que es sulfato ferroso). Si se tolera mejor es simplemente porque la dosis es baja; si tu hijo toma 2 o 3 ml está tomando 8 a 12 mg de hiero. Una pastilla de Ferogradumet lleva 105 mg de hierro. El Fer-in-Sol gotas, creo que no se comercializa en España, lleva sólo sulfato ferroso, 25 mg por ml, lo que permite ajustar la dosis, y al que le sientan mal cinco gotas se le dan tres, y santas pascuas. El Glutaferro lleva 30 mg por ml, es sulfato ferroso con glicina, supongo que no es mucho más caro. Un ml son 20 gotas.

Así que decidí dirigirme al laboratorio en cuestión para que me informasen mejor. Espero que me disculpen por dirigirme a ustedes con una consulta particular, pero soy consumidora de su producto jarabe X (se lo doy a mi hijo de 2 años) y mi pediatra me ha hecho dudar. Fui a contarle lo estupendamente que le iba a mi hijo desde que lo tomaba, pero él

sostiene que es imposible que tenga tanto hierro como dice si no le añaden sulfato ferrosos o algo así.

Concretamente dice lo siguiente: Todo ese hierro no puede venir de las proteínas. El hígado de ternera sólo tiene 11 mg de hierro por 19 g de proteínas; la morcilla tiene 19 mg de hierro por 5 g de proteínas... es decir, que 650 mg de proteínas de morcilla sólo llevarían 2,4 mg de hierro. Por tanto, para que haya 60 mg (es lo que pone en la caja que tiene una cucharada de 15 ml.) tiene que ser es hierro añadido (si no especifica, cabe suponer que es sulfato ferroso). Si se tolera mejor es simplemente porque la dosis es baja; si tu hijo toma 2 o 3 ml está tomando 8 a 12 mg de hierro.

Me gustaría saber si esto es así o no, pues yo supongo, por lo que pone en la caja, que es completamente de origen natural y que no le añaden sulfato ferroso ni nada por el estilo.

Seguramente me he dirigido a quien no debía. Si es así ¿podrían redirigir este correo a quien corresponda? Estoy muy interesada en la respuesta, pues estoy cansada de que los médicos nos receten suplementos de hierro que nos dañan el estómago y me gustaría poder rebatirles sus argumentos. Mientras esperaba la respuesta, que tardó un poco, recibí otro correo de X:

Hola Si el producto fuera un medicamento, tendría que contener obligatoriamente un prospecto en que no sólo se detallarían los ingredientes activos, sino también los excipientes. Además, el laboratorio fabricante tendría que haber aportado estudios científicos demostrando la eficacia, seguridad y todo eso (por desgracia, hace unas décadas no existía ese requisito, y nuestras farmacias aún están llenas de "medicamentos" antiguos que no sirven para nada). Así que cuando hoy en día se quiere vender un producto que no sirve para nada (o a veces sirve, pero no quieren pagar estudios para demostrarlo, o se quieren ahorrar el papeleo y los trámites, o no quieren confesar cuáles son los ingredientes, o quieren hacer publicidad...), lo venden como "suplemento dietético". Un suplemento dietético no tiene que confesar todos los ingredientes, ni hace falta demostrar que sirve para nada; lo autorizan con sólo que sea poco tóxico. Además, no sólo se puede vender en farmacias (que están llenitas, por cierto, y fabricados por los mismos laboratorios que hacen los otros fármacos, que a nadie se le caen los anillos por vender unas vitaminicas), sino en parafarmacias, tiendas de dietética, grandes superficies y donde quieras. Un bicoca, vamos. Sabrás que hay una campaña contra los falsos bios, quieren que sólo los productos procedentes de agricultura biológica regulada y controlada. Del mismo modo, algún día habría que hacer algo sobre el abuso del término "natural".

En mis tiempos, natural era lo que hacía dios, y artificial era lo que hacía el hombre. Una manzana es natural, pero una mermelada de manzana es artificial. Es difícil trazar el límite, porque una manzana que no te encuentras en el monte, sino que ha sido cultivada y pertenece a una variedad que ha sido seleccionada por generaciones de campesinos y jamás ha existido en la naturaleza, ¿es natural? Incluso un piñón que encuentras en el suelo del bosque, ¿es natural después de que lo has abierto con tus manos para comértelo? No digamos cuando lo has metido en el horno encima de un pastel. Admitiendo generosamente que los productos tal como los da la naturaleza (incluso la naturaleza cultivada y trabajada) son naturales, podríamos decir que la leche es natural, pero el yogur... Que me enseñen la vaca que da yogur natural. Independientemente de que las proteínas de ese jarabe sean vegetales o animales, si están hidrolizadas y ni siquiera sabes de qué bicho o planta son, ¿como pueden ser naturales? Pero el fabricante no ha tenido la desfachatez de poner "natural", sino "de origen natural". Es decir, que un producto que era natural ha sido modificado hasta convertirlo en lo que tienes en la mano. Pero eso se puede decir de todo: la gasolina está hecha con petróleo natural, y las bombas atómicas con plutonio obtenido del uranio extraído del mineral natural. No existe nada en este mundo que no sea "de origen natural". No sé de dónde sacarán el sulfato ferroso, no sé si hay minas en que ya está en forma de sulfato, como hay minas de sal, o si proviene de otro mineral al que hay que tratar químicamente; pero en todo caso creo que el sulfato ferroso tiene derecho al adjetivo "natural" como las proteínas hidrolizadas. Y por fin recibí la respuesta del laboratorio:

Mis saludos, afectos y disculpa por la demora en responder, pero nosotros tuvimos una situacion de interrupcion en la comunicacion con el ciclon y estuve ademas de vacaciones. Para mi es un placer poderle responder a su consulta y mas saber que ha tenido buenos resultados. El jarabe X es una producto compuesto por proteínas, aminoacidos , hierro ferroso y miel de abejas. Este producto es de origen natural y no tiene sales de hierro, nada de sulfato ni fumarato . Esta dentro de la clasificacion de productos hierro-proteinas, a la cual pertenecen tambien los hierros-quelados. Este es hierro bivalente con estructura del hierro hem. El producto contiene 4 mg de hierro ferroso por mL, lo que hace un total de 60 mg de Fe en la cucharada de 15 mL , como dice la caja. Es un hidrolizado parcial y en la hidrolisis la proteina escinde el hierro contenido en la globina, este es un hierro bivalente, por eso es que su contenido es mas alto que el que se encuentra en los organos que ustedes refieren.. Cuando se refiere al contenido de hierro de los productos que mencionan como higado de ternera, morcilla etc, en estos el contenido de hierro es libre en ese producto y no obtenido de una hidrolisis del higado o de otra matria prima. Otro aspecto de mucha importancia es la alta absorción y biodisponibilidad del hierro en jarabe X. El hierro en jarabe X tiene alta absorción ( 25-30 %) y alta biodisponibilidad; en esto influye el tipo de hierro- proteina, ferroso, altamente soluble, que posibilita que no precipite evitando

daños en la mucosa, además la presencia de los quince aminoacidos contenido en jarabe X que favorecen la absorcíon del hierro y su biodisponibilidad. La dosis de 2-3 mL para un niño de 2 años es la adecuada y en ella aporta de 8 a 12 mg de hierro, pero del tipo ferroso con una absorción mayor que las sales, ademas la influencia de los aminoacidos en la estructura bivalente del mineral y en la absorción del mismo. La dosis indicada esta avalada por los Ensayos Clínicos en 1005 niños con anemia por deficiencia de hierro y en estudios realizados comparando la eficacia del jarabe X con Fumarato ferroso. En estos estudios se demostro una eficacia del 90 % , sin reacciones de intolerancia, mientras que con las sales de hierro las intolerancias alcanzaron un 20 % de los casos estudiados con el Fumarato. El Sistema de Farmacovigilancia del jarabe X no ha reportado Reacciones de intolerancia en mas de 30 mil pacientes monitoreados en las clinicas y hospitales donde se utiliza el producto. Tenemos varios Protocolos de Estudios Clinicos y estamos a su diposicion para enviarles mas argumentos si lo necesita. Estomos en la mejor disposicion de brindarle mas informacion a su pediatra, si asi lo considera, puede darle mi email o a traves de usted, como usted quiera. En España tengo varios colegas que conocen el producto y estamos en comercializacion en 8 paises. Espero que toda esta informacion, pueda ser aclaratoria para usted y para su pediatra, asi como estoy a su orden. Y se la reenvié a X: Te reenvío la respuesta que me han dado desde la empresa X acerca del jarabe X. Ya me dirás si la respuesta te parece satisfactoria o no.

Bueno, si lo he entendido bien todo el hierro proviene de la proteína, lo que pasa es que lo concentran suprimiendo las partes que sobran. No especifica si es animal o vegetal, pero es evidente que es animal, porque habla de grupo hemo y de globina. Así que deben sacarlo o de la sangre(hemoglobina) o del músculo (mioglobina). Desde luego, si es hierro hemo se absorbe mejor y con menos efectos secundarios, eso es cierto. Y aquí termina este intercambio de correos. Nunca llevé a mi hijo a hacerse los dichosos análisis de sangre, pero cuando se acabó el frasco (un poco antes en realidad) se lo dejé de dar. Por varias razones: Porque, como dijo X, es un medicamento, aunque te lo vendan como un complemento dietético, así que decidí no abusar. Porque mi churri (o sea, el padre de la criatura) que se ocupaba de la mayor parte de las comidas del niño, me dijo que él no apreciaba ninguna diferencia entre darle el jarabe y no.

Porque mi niño pegó un estirón, lo que me tranquilizó bastante. Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.