Los ocho ideales de la Crianza Afectuosa Para los niños en edad escolar

1.

Manténgase informado acerca de los niveles de desarrollo y cognitivos de su hijo

Aprenda acerca de las diferentes etapas del desarrollo humano y sobre los distintos tipos de temperamento que puede tener un niño. Por ejemplo, el Instituto para el Desarrollo Humano Gesell tiene una variedad de libros de ayuda para los padres, como por ejemplo Your Five-Year Old, Your Six-Year Old, etc. Desarrolle una noción sobre el estilo de aprendizaje de su niño (visual, auditivo, táctil, quinestético, etc.). El libro de Howard Gardner, Multiple Intelligences, es una fuente excelente sobre este tema. Mantenga sus expectativas apropiadas según el nivel de desarrollo de su niño. Investigue todas las opciones educativas que se ajusten mejor a las necesidades del niño y de su familia. Abogue por su hijo y esté al tanto de su experiencia escolar. Alimente su deseo natural de aprender ayudándolo a desarrollar sus propios intereses.

• • • •

2. Esté siempre dispuesto a responder emocionalmente
• •

Respete y acepte las emociones y los sentimientos de su hijo. Vea el mundo a través de sus ojos. Los niños no perciben las situaciones de la misma manera que los adultos, así que trate de mantener sus expectativas según el nivel de desarrollo de su hijo. Exponga en palabras lo que su hijo pueda estar sintiendo: “Te sientes enojado porque quieres jugar y nos tenemos que ir.” Cree un ambiente en donde su hijo se sienta seguro de expresar sus sentimientos. Esto se logra escuchando sin reaccionar con demasiado énfasis. Mantenga abierta la vía de comunicación sin importar la conducta de su hijo. Mantener la conexión con su hijo es la cosa más importante que usted puede hacer para ayudarlo en los momentos difíciles. Si le cuesta trabajo lograr que su hijo tenga una buena conducta, podría ser una buena idea buscar ayuda profesional. Los hijos de padres que responden con compasión a sus necesidades emocionales son más capaces de sentir compasión y de ayudar a los demás.

• •

3. Luche por lograr una salud física óptima

Attachment Parenting International © 2002-2004

1

Los ocho ideales de la Crianza Afectuosa Para los niños en edad escolar
• Establezca y mantenga hábitos alimenticios de buena nutrición. Comience a ofrecerles alimentos nutritivos lo más temprano posible para que más adelante los niños los rechacen menos. Se pueden encontrar alternativas saludables para la comida chatarra en la mayoría de las tiendas de productos naturales y supermercados en general. Cambien sus propios hábitos alimenticios si es necesario, usted es un modelo ejemplar para su hijo. Investigue todos los aspectos del cuidado de la salud para su hijo, incluyendo vacunas, vitaminas y cualquier recomendación sugerida por el personal médico a cargo de la salud de su hijo para que esté bien informado y pueda tomar las decisiones apropiadas. Haga ejercicio y sea un ejemplo para su hijo en este aspecto y asegúrese de que su hijo tenga muchas oportunidades para ejercer actividades físicas.

• •

4. Mantenga una relación cariñosa
• • • El contacto humano cálido y afectuoso es importante para los niños de todas las edades. Demuestre su amor con abrazos y besos. Cuando los niños crecen, tienden a rechazar las caricias, pero les agrada una palmada en el hombro y un cariñito en la cabeza.

5. Desarrolle y mantenga rutinas de sueño positivas
• • Los niños más grandecitos pueden seguir disfrutando de acurrucarse con sus padres en su cama un rato antes de dormir. Mucho antes de la hora de dormir, establezca rutinas para calmarlos como un baño, leerle a los más pequeños una historia mientras están recostados en la cama, o sostener una conversación tranquila acerca de su día. Trate de mantener una rutina en la hora de dormir, especialmente durante el año escolar.

6. Esté presente y disponible para sus hijos
• • Los niños siempre desean, disfrutan y necesitan la presencia y la disponibilidad de sus padres. Estar disponible hace que sus hijos se sientan seguros, cuidados y tranquilos. Los padres deben recordar que la presencia física no es suficiente. Escuchar atentamente, mirarlos a los ojos y conocer los amigos de sus hijos ayuda a mantener abierta la vía de comunicación.

Attachment Parenting International © 2002-2004

2

Los ocho ideales de la Crianza Afectuosa Para los niños en edad escolar
• Los padres que trabajan deben evitar la tentación de dejar a sus hijos encerrados, y en su lugar, encontrar supervisión adulta para sus hijos después de la escuela. Aun los adolescentes necesitan supervisión, la mayoría de los embarazos en adolescentes ocurren entre las tres y las seis de la tarde.

7. Use disciplina positiva
• • • • • Los niños que están conectados emocionalmente confían y aman a sus padres y generalmente son más fáciles de disciplinar. Los niños que están conectados están motivados internamente para complacer a sus padres la mayoría del tiempo. Aprenda a escuchar con atención. El uso de consecuencias naturales o lógicas le enseña a su hijo de manera más efectiva que los castigos. Los niños a menudo comunican sus sentimientos a través de su conducta. Trate de entender lo que la conducta de su hijo le quiere transmitir. Al mirar el mundo a través de los ojos de su hijo, usted construye las primeras lecciones de compasión. Ayudar a su niño a pensar y entender lo que otros están sintiendo también fomenta la compasión. Recuerde que la meta final de la disciplina es ayudar a los niños a desarrollar el auto-control y la auto-disciplina.

8. Mantenga el equilibrio en su vida familiar
• • No se exceda en las actividades extracurriculares. Permita que su hijo disfrute de tiempo libre. Evite programar actividades cada minuto del tiempo de su hijo. A los niños les encanta tener tiempo para haraganear en la casa, leer, recibir a sus amigos, hablar, jugar o ser creativos. Coman juntos en familia con frecuencia. La comida juntos es un momento importante que le ayuda a las familias a reconectarse después de un día ocupado. Enfatice ante sus hijos sobre la importancia de pasar tiempo en familia y sobre las tradiciones familiares, sin importar el tipo de familia que usted tenga. Si los padres actúan como si su tiempo juntos no es importante, los niños tampoco lo aprecian. Cada niño individualmente necesita tiempo individual con uno o los dos padres. Haga una “cita” con cada uno de ellos por separado para que pasen un tiempo especial juntos.

• •

Attachment Parenting International © 2002-2004

3

Los ocho ideales de la Crianza Afectuosa Para los niños en edad escolar
• Cree noches familiares especiales como “la noche de los juegos”, “la noche de las películas”o “la noche musical”. A la mayoría de nuestros niños les encanta la idea de tener este tipo de noches en familia. Los padres deben cultivar su relación y su afecto entre sí. Cuando los niños crecen y desarrollan relaciones de confianza con amigos y familiares fuera del núcleo familiar inmediato, los padres pueden encontrar más oportunidades para pasar tiempo solos. Los padres también pueden desarrollar sus propios pasatiempos, intereses o participar como voluntarios donde siempre habían querido pero habían “pospuesto” hasta que los niños crecieran. Sea un ejemplo para sus hijos e inclúyalos en lo posible.

Attachment Parenting International © 2002-2004

4