email

www.clubdelateta.com

Fecha: Autor email: Recopilado por: Título: Asunto:

05 de julio de 2005 varios lacmat Dani (trufito) Lactancia y Caries Discusión sobre caries en bebés

Email

Versión Doc: Origen Doc:

1.0 Emails lacmat

http://www.clubdelateta.com
El contenido de este documento está recogido a través de un correo-e. La publicación en este documento es meramente de difusión pública debido a su interés en opinión del recopilador y debe ser acogida como tal. Gracias.

Este documento forma parte de una recopilación de emails y artículos enviados a través de la lista Lacmat-l

Lactancia y caries
-----Mensaje original----De: lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar [mailto:lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar] En nombre de Cristina/Carlos Enviado el: sábado, 02 de julio de 2005 1:58 Para: lacmat Asunto: [lacmat-l] Caries Hola a todos: Últimamente no aparezco mucho por aquí pero sigo leyendo y aprendiendo... recuerdo que una de las últimas veces que contesté a alguien fue porque no podía no contestar, porque alguien habló de la perfecta boca de su hijo (de LM prolongada y la desastrosa boca de su sobrina (que tuvo una breve experiencia con la LM), os hablé de mi hijo Xan y sus caries... Pues bien, Xan tiene cuatro años (casi cinco) y más o menos los mismos empastes, conseguidos con sobornos, súplicas, promesas, valiums y fuerza bruta (sistema que nos desequilibra mucho a todos ya que es el único campo en que no sabemos solucionarlo de otra forma...). Pues bien, hay "bola extra", ayer descubrí en la boca de Sabela un negrísimo agujerito en una de la muelas de arriba (de sus únicos cuatro premolares, cumplió dos años en junio...). He buscado en el libro de Carlos González y me siento (además de desanimada y, de nuevo, tremendamente cansada) estafada... supongo que soy muy burra y que tenía que tener más cuidado con la boca de Sabela dado el precedente de Xan pero parece ser que la clave de la caries con lactancia materna es si el niño suelta el pecho por la noche o no... y como encajo yo esto con los consejos de practicar el colecho y dormir aunque las tomas sean frecuentes... ahora ni siquiera sé si Sabela se dormía y soltaba la teta o si dormía con ella en la boca, que parece ser "el demonio de las caries"... hay que ponerle al colecho una advertencia como a las cajetillas de tabaco "si su primer hijo tiene caries no se duerma mientras su segundo hijo mama, no saber qué hace puede provocar caries..." No os podéis imaginar lo cuesta arriba que se me hace esto... apoyo moral, por favor... Biquiños. CRIS De: lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar [mailto:lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar] En nombre de Rosa Jové Enviado el: sábado, 02 de julio de 2005 11:45 Para: Cristina/Carlos CC: lacmat Asunto: Re: [lacmat-l] Caries Hola cristina:

Página 1 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

A mi el apoyo me lo dió la misma dentista. Mi hijo pequeño, un lactador nocturno empedernido, también tuvo caries y lo llevé a la dentista. Yo estaba preocupada porque sabia de donde podía provenir la caries (y un poquito culpabilizada), pero ella me dijo: -¡Tranquila, son dientes de leche, no són los definitivos! He llegado a la conclusión que la naturaleza da los dientes de leche a los niños porque sabe que muchos niños suelen perderlos en accidentes y caidas, porque maman por la noche etc... Cuando ya no maman suelen salir los dientes definitivos. Me continuó explicando que hay veces que ni siquiera arreglan las caries (sie le niño es mayor), ya que el puntito es tan pequeño que el diente se va a caer antes de que se llene de caries. Y eso me hizo reflexionar: hay muchos mamiferos que no cambian los dientes y otros sí. Si los cambian es porque seguramente la evolución hizó necesario que eso fuera así. (Seguramente deben ser animales que lactan por la noche (je,je).) No te preocupes, tu hijos tendrán una dentadura sana cuando le salgan los dientes definitivos, (siempre y cuando sigas unas normas de higiene y alimentación adecuadas). Nada de lo que ha pasado ahora es predictor de la salud de los dientes de tus pequeños. Para finalizar una reflexión divertida para la lista ¿ Podriamos establecer la edad de finalizar la lactancia nocturna en cada especie de mamiferos por el tiempo en que empiezan a salir los dientes definitivos? Espero haberte ayudado en algo Cris. Rosa jové

De: lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar [mailto:lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar] En nombre de Esther y Juanjo Enviado el: sábado, 02 de julio de 2005 16:07 Para: 'Cristina/Carlos'; Lacmat (lacmat) Asunto: RE: [lacmat-l] Caries Hola Cris, mi hijo de 4 años tiene la dentadura fatal, comenzó un poco antes de cumplir los dos años a tener caries y de ahí cuesta abajo. El dentista dijo que esto es genético, no le hemos arreglado nada ¿para qué? Son dientes de leche y se le caerán y le saldrán los nuevos, eso sí lo de lavarse los dientes lo llevamos fatal, pero como les tiene sensibles y sabe porqué pues muchos días se los lava el solo sin rechistar y otros pues no se le pone en los mismos. Nos culpabilizamos por dar a nuestros hijos teta por la noche, pero es que hay cantidad de niños que toman el biberón justo antes de irse a dormir, leche caliente con su colacao y son bien mayorcitos (mi sobrino va camino de seis y que no le falte) y unos tendrán caries y otros no, además estoy convencida de que la higiene bucal de muchos niños antes de que se le caigan los dientes de leche es penosa, así que a la que nos toca nos tocó, que se le va a hacer. Esther E. De: lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar [mailto:lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar] En nombre de machu Enviado el: domingo, 03 de julio de 2005 0:08 Para: lacmat Asunto: Re: [lacmat-l] Caries Cristina: a mi me fue mejor que a vos, con la primera no tuvimos jamás caries, con el segundo -parálisis cerebral de por medio- fuimos muy cautelosos, tomó pecho menos tiempo por el tema de la parálisis cerebral que ocasionó trastornos con los que no sabíamos tendríamos que lidiar.

Página 2 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

Precisamente el segundo fue el que desarrollo las caries, su dentista ni idea de lactancia materna, sin embargo, cuando lo llevé por las caries "de biberón" (sin haber tomado jamás biberón!) sin quererlo ni saberlo me dió la pauta; "es una suerte que no tomé leche artificial por la noche, te podés imaginar lo que haría el azucar? al menos el toma pecho, que tiene menos azucares (?) así que consuelate, si no es pecho es biberón, pero la verdad es que la predisposición a las caries tiene muy poco que ver con la ingesta final del día. Machú De: lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar [mailto:lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar] En nombre de helena herrero Enviado el: sábado, 02 de julio de 2005 23:55 Para: Cristina/Carlos; lacmat Asunto: Re: [lacmat-l] Caries Hola Cris: Me sumo a "las madres responsables de las caries de sus hijos/as por tomar teta de noche", de no comer mucho, etc, etc, etc. Raquel tb tenía cerca de 2 años cuando descubrimos caries en un dientito, luego en otro y al poco llegó el 3º; encontré información, me sentí tranquila y me concentré en buscar un dentista "majete" con los peques y lo encontré¡¡¡: boliviano, padre de una niña que mamó hasta los 2 años y que se ponía a darle al sillón "arriba y abajo" hasta que se ganaba la simpatía de la pequeña , en sesiones al principio de pocos minutos y de forma manual le fue limpiando los dientecitos, meses más tarde le puso un poco de pasta para tapar los huecos(se le caían); mientras mi pequeña jugaba con su hija y yo me hacía amiga de ellos(dentista y su mujer, que era su ayudante), compartía información sobre la poca relación de la lactancia y las caries y más meses más tarde, aplicó una pasta de nitrato de plata en los dientes y se estabilizó el tema. Él siempre me refería que existen factores en el embarazo que pueden determinar un defecto en la formación de los futuros dientecillos y que ese defecto de fijación de sales minerales podía determinar esa predisposición. Aún considerando ese factor de lactar de noche como predisponente a caries infantil, qué pesa más esto o los múltiples beneficios de dormir de noche juntos con accesibilidad a la teta ??? Te adjunto información que recopilé sobre el tema. Besos: Helena Herrero. IBCLC. Amamantar-Asturias. http://www.amamantarasturias.org/ Documentos adjuntados por Helena Herrero (1) CARIES Y LACTANCIA Traducido de Allaiter Aujourd'hui, La Leche League France, pag. 16, jul sept 1996. Publicado en Nuevo Comienzo de la Liga de la Leche Latinoamérica, Abril - Junio 1997. Los dentistas se preocupan, y con razón, del Síndrome del Biberón: los niños que durante horas, a veces toda la noche, toman biberones de leche o de bebidas azucaradas, a raíz de lo cual pueden desarrollar caries hasta el punto de encontrarse a los 3 ó 4 años sin dientes, con dificultad para alimentarse, infecciones en la boca y hasta dolor. Desafortunadamente, se encuentran dentistas que incluyen en su reprobación, el amamantamiento prolongado, particularmente cuando se realiza de noche, y ordenan a las madres que desteten a sus bebés sin demora, cuando ven llegar a su consultorio un pequeño que todavía es amamantado y tiene caries. Es evidente que las caries pueden tener otras causas: defectos en el esmalte, hereditarios o congénitos; algo sucedió durante el embarazo: fiebre en el bebé; mala higiene bucal; exceso de alimentos y bebidas azucaradas (din olvidar el azúcar contenido en los medicamentos pediátricos); infección por Setreptococcus mutans, una bacteria que prospera en medios azucarados y puede colonizar la placa dental.
Página 3 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

Un estudio (1) encontró una fuerte correlación entre la aparición de caries dental en los niños y la presencia de numerosas caries en la madre, sin que hayan dado explicación a este hecho. Por otra parte, se sabe que la succión al seno es muy diferente de aquella que se realiza en el biberón. Con el biberón la leche sale prácticamente sin esfuerzo, y el niño oprime la mamila con su lengua para controlar el flujo de leche. De ahí, que la leche se dirige hacia la parte anterior de la boca y baña los dientes. Por el contrario, en la lactancia, el pezón es aspirado hasta el fondo de la boca, donde se unen el paladar duro y el paladar blando, atrás de los dientes. Un movimiento de succión es seguido automáticamente de uno de deglución, lo que impide que los dientes se bañen en leche (la cual, adicionalmente, no contiene sacarosa). De lo anterior es posible concluir que, si bien los niños amamantados tienen caries, es sin duda, no a causa, sino a pesar de la lactancia. Un dentista irlandés quiso verificar esta hipótesis. Para ello, estudió 107 niños que habían sido amamantados a libre demanda al menos por dos años. Al momento del estudio, 59 ya estaban destetados y 48 todavía amamantaban. Fueron divididos en dos grupos: 32 de ellos tenían dos o mas caries antes de los dos años, y 75 tenían una, o no tenían caries.El estudio (2) encontró que las caries no estaban relacionadas con la lactancia. Los dos grupos eran comparables en lo que se refiere a la frecuencia de las mamadas tanto de día como de noche, la edad del destete y la tasa de lactosa en la leche materna. Por el contrario, fueron identificados tres factores como responsables de la aparición de las caries: enfermedad o estrés de la madre durante el embarazo, consumo reducido de productos lácteos y sobretodo, esmalte defectuoso, ya fuera hereditario o congénito. Parece entonces, un tanto abusivo impulsar a una madre a destetar a su bebé que tiene caries: por un beneficio inexistente, se le va a privar de todos los beneficios de una lactancia prolongada. Es mejor encontrar un dentista que acepte tratar las caries, sin hacer presiones. Es reconfortante saber, que en la mayoría de los casos, los dientes definitivos no serán defectuosos. (3) (1) JR Serwint et al, "Child-rearing practices and nursing caries", Pediatrics, 8/93, 92: 233-37. (2) Harry Torney, "Prolonged on-demand breastfeeding and dental caries. An investigation", tesis. (3) Especialmente cuando la causa de la caries es un defecto congénito del esmalte. En efecto, los botones de los dientes de leche no se forman al mismo tiempo de aquellos de los dientes definitivos. En este caso, una fiebre puede afectar la formación de los primeros, pero no los de los segundos. LLLI: http://www.lalecheleague.org/ Español: http://www.lalecheleague.org/LangEspanol.html ID: http://www.lalecheleague.org/llleaderweb/FIN/ID/ enLLLace: http://groups.yahoo.com/group/enLLLace

(2) Correo Yahoo (lista eCrianza)

De: Para: Fecha:

"C S" < > crianzanatural@eListas.net Fri, 01 Oct 2004 21:57:58 +0000
Página 4 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

Asunto:

[crianzanatural] Prevension de caries en los niños

Hola a todos los de la lista!!! Lamento no participar todo lo que quisiera pero tengo una situación personal que me absorbe toda mi cabeza y que algun dia se los comentare... Pero leo todos los mensajes y queria compartir con uds porque sé que es algo que van a valorar. Es de la odontopediatra de mi hija y que espero pueda serlo de mi bebe aunque estemos ahora un poco lejos ahora (Almeria). Gracias a ella mi hija tiene los dientes mas hermosos del mundo y una relacion excelente con su odontopediatra, tanto que es ella la que me recuerda cuando ir a verla para las revisiones cuando estoy en Argentina. Aqui va, espero que lo disfruten y aprovechen, cariños, Cin Querida Cinthia al fin me tomo un tiempito para contestarte respecto a tus inquietudes. Te voy a dar algunos consejos respecto al cuidado de tu bebé y lo que vos quieras ampliar o bien tener más información, yo te la envío . -Si la mamá de bebé tiene alta actividad de caries (o la cuidadora) es conveniente que ella haga un tratamiento para bajar la cantidad de Streptococos Mutans, que son los responsables de la adherencia de la Paca Bacteriana. Esto se hace con Clorexidine en forma de buches diaros nocturnos diez días al mes .(además de tener en condiciones su boca). La razón es que quien siembra la "flora de la boca "es la mamá. Esto se llama ventana de infectividd y dura hasta cerca de los 2 y 1/2 años. -Desde el momento de que aparecen los dientes en boca debes limpiarse. Tal como hacés con los mocos , ombligo , orejas etc. LIMPIOS Se hace con la ayuda de una gaza" resfregando" todas las superficies. Te envuelves el dedo cuidando de tapar toda la uña y con suavidad pero con firmeza lo haces TODOS LOS DÍAS . -El bebé necesita succionar , esto le da un gran placer . Las sensaciones peri-orales lo gratifican enormemente, por eso es recomendable que use chupete ya que saciará su necesidad y es de uso limitante, ya que si descubre su dedo, es precioso para la foto, pero trae enormes y complicadas alteraciones respecto al crecimiento de los huesos de la cra, ya que es muy difícil eliminar el hábito. y las presiones que ejerce sobe el paladar y la persistencia de partrones de funcionamiento lingual, traen alteraciones severas que solo podrán ser corregidas con aparatología y fisioterapia. - La mamadera cumple el rol de sustituta para la alimentación. NUNCA-NUNCA debe dormirse con la mamadera. para dormir chupete. en la mamadera solo leche. jugos, agua, y líquidos en cucharita o vasocuando sea el momento. Porqué? Por que la lengua debe ir adquiriendo las praxias que le permitan ir madurando , y pasar de una posición baja a re-posicinarseen el paladar, lo que estimulará el crecimiento de la bae de la maríz y ampliará el paladar, evitando los paladares profundos y la consiguiente falta de crecimiento transversal de la cara. -No a las bebidas carbonatadas , gaseosas y afines, aún las dietéticas . Todas tienen ph ácido (3.5!!!)y tan solo el contacto aún no conteniendo azúcar producen desmineralización en los dientes . Los jugos naturales también . En esos casos es importante la frecuencia y solo hay que tomar la precaución de que tome agua después para que se "lave el ácido". -Lo más importante respecto a la dieta es la frecuencia con que se ingieren alimentos. el esmalte dental se "banca" (se tolera) bien seis ingestas, (y algunas más). vale decir que lo que termina con la salud delos dientes es "picotear". si por alguna razón nutricional debe comer con más frecuencia debes consultar al ODONTOPEDIATRA para que tome las medidas preventivas que amerite el caso. OJO con las bebidas de soja y yogures. nutriciolamente muy buenos pero dentariamente , si no se tiene la precaucioón de limpiar cada vez, son letales para los dientes. Estas son muy pegajosas, tienen PH ácido y son azucaradas, no les falta nada pra ser sumamene agresivas con el esmalte dental. -Es importante tener en cuenta que así como un bebé va cumpliendo con diferentes etapas en el desarrolo corporal, también las debe ir cumpliendo en el área de su maciso craneo-facial. y en este aspecto el desarrollo de las "habilidades" que debe ir adquiriendo la lengua son de fundamental importancia. Por ello
Página 5 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

es que se le debe dar de comer con cucharita, comida de diferentes texturas (no papillas solamente) en su momento debe "masticar, ya que son los músculos los que estimulan el crecimiento de los maxilares y huesos.el solo succionar mantiene la lengua en una posición baja, e interfiere en la adquisición de nuevas praxias. Y otra cosa: la aparición de manchitas blancas en la superficie del diente es un alerta ROJO!! Eso es caries!!! urgente, a la edad que sa hay que tomar las medidas correspondientes, ya que de hacerlo de esta manera se puede evitar una cavidad. En realidad esas son carie aún "no cavitadas". Nadie les avisa a las mamás que deben estar atentas con esto. (3) La caries dental ¿Qué es la caries? Los dientes están recubiertos de un esmalte especial que los protege de cualquier agresión externa. Cuando esta capa va desapareciendo progresivamente por su descalcificación, deja de protegerlos y permite a los gérmenes presentes en la boca que puedan atacarlos. El principal culpable de la caries es una bacteria llamada Streptococcus mutans (o S. mutans). Esta bacteria se transmite de la saliva de la madre o cuidadora al niño durante sus 30 primeros meses de vida y reside en la dentición, por lo que al menos el niño debe tener un diente para que se produzca la transmisión efectiva. La bacteria se alimenta de sucrosa y produce ácido como subproducto, degradando con ello el esmalte dentario. En 1996, científicos de la Universidad de Helsinki observaron que los niños sin caries, tenían niveles muy bajos de esta bacteria. En cambio, los niños con caries tenían concentraciones extremadamente altas, como unas 100 veces superiores. La caries aparece en los dientes como manchas blancas, depósitos de placa o sarro marronoso, y puede llegar a causar pequeñas fracturas o cavidades. La destrucción del diente se extiende propagándose al diente definitivo que aún se encuentra escondido. Una vez empieza, es cuestión de tiempo que se extienda y ataque a toda la dentadura. Incidencia Se considera que la caries es la enfermedad infecciosa más habitual en los niños americanos (de 5 a 8 veces más que el asma), con un 8,4% de niños afectados menores de dos años y un 40,4% a los 5 años. De esos casos, un 47% de los niños entre dos y nueve años nunca recibe tratamiento. La caries en los dientes de leche es uno de los motivos principales de hospitalización en niños y tiene un elevado coste sanitario. ¿Cuáles son sus causas? Varios factores pueden producir la caries dental. La principal causa es una alimentación rica en azúcares que ayudan a las bacterias a corroer el esmalte, aunque, dependiendo del tipo de azúcar, su incidencia varía. Otras causas son una mala higiene dental, la ausencia de flúor en el agua y la propia genética, que como se ha demostrado provoca la aparición de caries en algunos niños especialmente sensibles a pesar de seguir unos hábitos profilácticos correctos. Si bien la bacteria S. mutans es la principal responsable de la caries, se han encontrado otros factores que también muestran una inesperada correlación con este problema: complicaciones durante el embarazo o el parto, nacimiento prematuro o por cesárea, diabetes materna, enfermedades renales, incompatibilidades del Rh, alergias, gastroenteritis frecuentes y diarrea crónica. Además, una dieta rica en sal o baja en hierro y el uso de chupete parecen favorecer también la aparición de caries. Antes de la aparición del primer diente, alrededor de la mitad de los niños de 6 meses ya están infectados con Streptococcus mutans. Según una investigación, a los 24 meses de edad el 84% de los niños había desarrollado una colonia considerable. Los factores asociados a estos casos fueron la ingesta de bebidas dulces antes de dormir, tomar demasiados alimentos dulces, picar entre comidas, compartir comida con adultos y una presencia muy alta de dichas bacterias en la madre. Por el contrario, la falta de bacterias se asoció básicamente con el cepillado habitual de los dientes. Caries causadas por biberones Una vez que los dientes empiezan a salir, una de las causas más habituales de su aparición se denomina caries del biberón, producida por un contacto frecuente con la leche o zumos, especialmente si se deja al
Página 6 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

bebé con el biberón para dormir, usándolo como un chupete. Si el bebé necesita del biberón para usarlo como chupete, es imprescindible que sólo contenga agua. Nunca se debe mojar con miel o azúcar. ¿Y la lactancia materna? Según La Liga de la Leche Internacional (LLLI), “habitualmente se considera que la lactancia materna es la causa de la caries dental, puesto que no se hace distinción entre las diferentes composiciones de la leche materna y artificial, y entre los diferentes mecanismos de tomarla. Al pecho, el pezón se sitúa al final de la cavidad bucal, evitando que la leche caiga alrededor de los dientes, a diferencia de cuando se succiona de una tetina. Sólo tenemos que considerar la abrumadora mayoría de niños amamantados con dientes sanos para saber que deben haber otros factores implicados.” Kevin Hale, asesor de pediatría dental de la academia Americana de Pediatría, comenta que "la mayoría de dentistas y madres lactantes no se llevan muy bien porque los dentistas no acaban de creerse los estudios científicos que demuestran que la lactancia no contribuye a la caries." Aunque la leche humana no provoca caries, algunos estudios han mostrado que puede contribuir a su desarrollo en aquel pequeño porcentaje de niños que están en la zona de riesgo (por razones hereditarias, por ejemplo). Según la Academia de Medicina de la Lactancia, “sería evolutivamente suicida que la leche materna causara caries porque la selección natural hubiera eliminado los casos más serios. Hay 4.650 especies de mamíferos y todos ellos amamantan a sus crías. La raza humana es la única con problemas serios de caries” La Liga de La Leche insiste en que "un pequeño porcentaje de niños amamantados desarrolla caries a pesar de la leche materna, no por su culpa”, y añade “cuando se plantea el destete, se debería tener en cuenta las múltiples ventajas de la leche materna frente a la leche artificial, por lo que se debería respetar la decisión de la madre. En lugar de proponer un destete por culpa de la caries, el dentista debería investigar la causa de fondo del problema.” Cuanto antes se detecte mejor El problema principal de la caries es encontrarla a tiempo. Nos puede parecer imposible que un bebé pueda desarrollar tal problema, ya que siempre lo asociamos a un adulto, con lo que las visitas al dentista se demoran hasta que, a veces, resulta demasiado tarde. Los pediatras a menudo no reconocen los primeros síntomas, en parte porque tampoco es su tarea (ésta correspondería a los dentistas infantiles). Las caries recientes no suelen verse a simple vista y necesitan de ciertos artilugios para ser descubiertas; en cambio, las de larga evolución si suelen verse fácilmente. Los bebés y niños con caries tienen una gran probabilidad de desarrollarla también en sus dientes definitivos, así que el problema es bastante grave. ¿Qué se puede hacer? Las recomendaciones básicas se centran en aquellos casos en que las personas que están en contacto más estrecho con el niño tengan problemas de caries. Es básico que estas personas sigan una dieta equilibrada y tengan una buena higiene dental para disminuir considerablemente el riesgo de caries del bebé. ¿Que tratamiento seguir? Una vez se ha diagnosticado caries en un bebé, el tratamiento debe ser de choque para frenar su desarrollo y evitar la cirugía. Algunos dentistas recomiendan usar una minúscula cantidad de pasta de dientes fluorada, mientras que otros prefieren un cambio en la dieta. Consideran que la salud dental de un bebé empieza desde el momento de su fecundación, con lo que la dieta materna es fundamental. Lo mismo se puede decir una vez nacido, pues la dieta del bebé depende básicamente de lo que coma su madre. Un estudio publicado en la revista Lancet informa de la relación existente entre la ingesta de plomo por parte de la madre y la incidencia de caries en sus hijos, y explica con ello el incremento de caries en niños que habitan en zonas industriales. La vitamina D incrementa la absorción de calcio, por lo que ayuda a tratar la caries, pero es tóxica si se toma en grandes cantidades. En un estudio de 1996, se encontró que una combinación de vitamina D, C y calcio, mejoró la salud bucal de los niños. Como el flúor es una neurotoxina que inhibe la absorción de calcio, muchos médicos están en contra de tratamientos con flúor y prefieren un cambio de dieta (sin dulces y con vitaminas) e higiene dental.

Página 7 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

¿Para qué sirve el flúor? El flúor es una sustancia natural que refuerza el esmalte dental haciéndolo más resistente a la caries. También interfiere en el proceso en el que las bacterias metabolizan el azúcar para producir ácido, denominado glicólisis. Normalmente se presenta como pasta de dientes fluorada (usada por 450 millones de personas), sal (50 millones) o añadida al agua de beber (210 millones). La principal fuente de flúor natural se presenta en el agua de beber, aunque también en algunos lugares puede encontrarse en el aire y en ciertas plantas. Se ha demostrado que una proporción de 0,5 a 1,0 mg/litro reduce la aparición de la caries dental. Pero la ingesta excesiva puede causar fluorosis dental, que se caracteriza por la aparición de manchas, falta de brillo o cambio de color de la dentadura a amarillo o marrón. Remineralizar los dientes tan pronto como se detecta el problema, mediante un cambio en la dieta y la ingesta de flúor, puede repararlos pero no destruirá las bacterias. Para ello es primordial cepillarse o enjuagarse los dientes. ¿Pero todo es culpa de la dieta? La verdad es que a pesar de que la alimentación es uno de los factores que más pesan en la aparición de la caries, puede haber gente con dietas desaconsejables que nunca la padezca; en cambio, otras personas pueden comer muy bien y tener graves problemas. Pero nunca está de más tener precauciones, así que un buen cepillado, evitar dulces y una dieta equilibrada es fundamental. (4) ODONTOLOGÍA PERINATAL. Dr. Rafael Muñoz Carrasco Se llama odontología perinatal a los cuidados y recomendaciones que da el odontólogo a través del equipo de salud a la madre embarazada, al recién nacido y al niño pequeño hasta los dos años. Hay razones que fundamentan la extensión de las medidas preventivas odontológicas a la madre embarazada y al niño menor: La caries es una enfermedad producida por bacterias y por lo tanto es infecto-contagiosa. Los hábitos alimentarios del niño son definidos por la madre. Los hábitos de higiene bucal y de cuidados de la salud son los que la madre transmite a sus hijos y a su familia. Objetivos de la Odontología Perinatal Integrar el control bucodental al examen de salud general, considerando que un examen de salud no está completo si no se incluye un buen examen buco-dentario. Fomentar la lactancia de pecho considerando la importancia que ésta tiene en el desarrollo dentomaxilar y orofaríngeo. Evitar las alteraciones funcionales y de desarrollo maxilar que producen los malos hábitos de succión. Orientar a la madre en el cuidado de sus dientes y los de su hijo. Valorizar los dientes de leche y evitar su deterioro enseñando medidas preventivas básicas de autocuidado. Antecedentes de Odontología Perinatal. Los profesionales del equipo de salud que hacen Control del Niño Sano deben capacitarse en el control odontológico de los menores para tener un criterio común en cuanto a las observaciones e indicaciones que se da a las madres para el cuidado de los dientes de sus hijos Cuando el niño nace, continúa naturalmente ligado a su madre, formando un binomio interdependiente madre-hijo. El ideal es que esta unión se mantenga hasta que se extinga en forma natural y paulatina. Todo está preparado para que el niño se alimente mamando el pecho de su madre. La leche materna tiene una composición inimitable y es el único alimento adecuado a las necesidades del bebé en los primeros 6 meses de vida. Además de los nutrientes, el niño necesita afecto, amor y seguridad. La relación afectiva con la madre es tan importante como el alimento, ya que constituye la primera experiencia emocional del niño y sienta las bases del desarrollo de su futura personalidad. El contacto físico con la madre estimula sus sentidos, que son las ventanas de su mente. Si estas primeras experiencias de relación son agradables y satisfactorias, el niño tendrá la percepción de que el mundo es seguro y confortable para él, desarrollando una actitud de vida positiva. Por el contrario el niño que no
Página 8 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

satisface oportunamente sus necesidades sensoriales, de afecto o de alimentación, sentirá que el mundo es hostil para él y su actitud hacia la vida será de frustración e inseguridad. El complejo buco-maxilo-facial del lactante En el recién nacido, todas las estructuras del complejo anatómico buco- máxilo-facial están diseñadas para efectuar una succión eficiente. La succión, la deglución y la respiración forman un tríptico funcional que en el niño amamantado funciona en perfecta coordinación y armonía. El buen funcionamiento de estas tres actividades básicas aseguran del normal desarrollo de todas las estructuras del complejo buco-máxilo-facial. La succión Es una función muy potente e intensa en el recién nacido. Es instintiva y refleja. En ella participan todas las estructuras que se formaron tempranamente en el período intrauterino. Hay alrededor de 90 pequeños músculos que participan activamente en la succión-deglución del lactante. Lo particular de esta función es que está programada para ejercerse sólo por un tiempo determinado y luego extinguirse progresivamente a medida que aparecen los dientes y el niño adquiere nuevas habilidades para alimentarse. Los fisiólogos han determinado que el ejercicio succional debe efectuarse al menos 60 minutos diarios por un período de 180 días (6 meses). La avidez o necesidad de chupar es diferente en cada niño y está directamente relacionada con la necesidad de alimentarse. En exámenes ecográficos hay evidencia de niños que chupan su pulgar estando en el útero. Estos niños nacen chupando su dedo y será muy difícil suprimir este hábito porque en ellos es una función refleja. En general, el niño que chupa el pecho en buena forma, satisface plenamente su necesidad de succión y no acepta el chupete ni recurre a otros elementos para chupar. Por el contrario, el niño que no mama suficientemente o toma una mamadera inadecuada, quedará ávido de chupar y necesitará algún recurso adicional para satisfacerse. Succión de chupete Son pocos los bebés que aceptan de buenas a primeras un chupete. Los adultos acostumbramos a los niños a estos artículos, provocando en ellos la asociación de que cualquier molestia (sueño, hambre, calor, malestar, aburrimiento, etc.) se pasa con chupete. Es muy fácil crear el hábito en el niño pequeño y muy difícil de suprimirlo. Hay gran variedad de chupetes, tanto en calidad como en tamaño y forma de sus gomas. El llamado chupete anatómico no siempre cumple la función para la que fue diseñado. Aunque no sea éste cómodo para el niño, lo chupa de cualquier manera, siendo a veces incluso más nocivo que el chupete corriente. Por otra parte, con la idea de que no produce deformación, se permite que el niño lo chupe todo el tiempo que quiera y a veces hasta edad avanzada. El chupete menos dañino es el de goma más blanda, de tetilla larga y delgada que se pueda colapsar totalmente al chupar. En cuanto a su uso, es ideal que el niño chupe lo menos posible y de ninguna manera cuando sale de paseo o está entretenido en algo que ocupe su atención. Si lo usa para dormirse hay que “crear” el hábito de retirárselo en cuanto se haya dormido. Se recomienda que el niño no use chupete ni mamadera más allá de los dos años, ya que pasada esa edad es probable que provoque una deformación de sus arcadas dentarias y de la posición de sus dientes. La alteración del mecanismo succión-deglución en el lactante producidas por una mala técnica de amamantamiento y/o por la persistencia de malos hábitos funcionales, es la causa de las dos alteraciones funcionales más frecuentes en el niño: la respiración bucal y la deglución atípica. Destete natural y destete prematuro. Si la lactancia materna es normal y tranquila, la necesidad de chupar pecho dura naturalmente mientras el niño dependa de él para su nutrición biológica y efectiva. Las investigaciones demuestran que la leche materna satisface la totalidad de los requerimientos nutricionales del niño hasta los 6 meses aproximadamente, además de ser el único alimento perfectamente digerible por el delicado sistema digestivo del bebé. De ahí que la tendencia actual sea promover la alimentación con pecho exclusivo hasta esa edad.
Página 9 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

Crisis transitorias de lactancia Hay períodos de crecimiento en que los niños amamantados alteran su horario de alimentación y quieren mamar con más frecuencia, indicando la necesidad de incrementar la producción de leche. Esto sucede en distintos momentos, pero la más notoria es la que se produce alrededor de los 3 meses. Esta situación se interpreta erróneamente como que la leche materna es insuficiente para el niño y se recurre al “relleno” o a la alimentación complementaria, rompiendo de esa manera la cadena de los reflejos recíprocos de estímulo de succión y producción de leche. Si es necesario suspender prematuramente la lactancia materna hay que prepararse para ello. El ideal es que sea en forma gradual y paulatina, compensando en la mejor forma posible los requerimientos nutricionales y afectivos. La madre que trabaja debe aprovechar todas las instancias legales que le permitan acudir a amamantar a su hijo durante la jornada laboral. Si no lo puede hacer, el ideal es que se extraiga la leche en forma cuidadosa e higiénica y guardar las porciones del día en biberones separados para darlos al niño cada vez que sea necesario alimentarlo. Deben guardarse refrigerados y entibiarlos a baño María en el momento de darlos al bebé. No se debe volver a refrigerar el resto de leche que el niño no tome de una vez. Es muy importante que la persona que de el alimento al niño tenga tiempo y tranquilidad suficientes para hacerlo afectuosamente. El biberón debe darse con el niño en brazos y en posición de amamantamiento, con la cabeza ligeramente más alta que el cuerpo para facilitar la deglución y permitir que el niño mire a la cara de la persona que lo alimenta. Desde luego, las medidas higiénicas deben ser rigurosas, tanto en la manipulación del alimento como en el lavado de las manos y utensilios usados. El biberón debe ser sólo para suministrar el alimento y no es recomendable acostumbrar al niño a que siga chupando después de terminar. Las mamaderas de la tarde y de la noche son las mejor instancias para mantener el contacto madre-hijo y los reflejos de succión y lactancia. Erupción dentaria y desarrollo integral La aparición de cada par de dientes tiene relación con procesos de crecimiento y evolución del niño que aún no esta muy estudiados, pero que coinciden con cambios importantes que se aprecian en el niño, tanto en el área bio-psicológica como en la intelectivo-emocional. Erupción dentaria y madurez deglutiva En el lactante pequeño, la succión y la deglución forma una unidad funcional refleja. La deglución se produce cuando la leche se derrama sobre la base de la lengua, hasta donde se ha alargado el pezón con la fuerza de la succión del niño. La parte anterior de la lengua permanece entre los rodetes dentarios ayudando a los labios a producir el cierre anterior. Esta es la llamada “deglución del lactante” o “deglución básica”. Cuando erupcionan los primeros dientes, éstos son un nuevo referente para la lengua que la inducen a tomar una posición retroalveolar o retrodentaria y de ahí en adelante, el cierre anterior para deglutir se consigue con la acción de los labios que presionan los rodetes en forma circular desde el exterior. Esta modificación funcional de la deglución es de gran importancia y se debe tener en cuenta al indicar el cambio de alimentación de líquido a papilla. Sólo ahora el niño está preparado para recibir el alimento por medio de una cuchara y en poco tiempo más será capaz de beber líquido desde un vaso. Es el momento de empezar el destete progresivamente. Erupción dentaria y madurez postural Si se observa la secuencia de los signos de madurez bio- psico-motora se aprecia que hay una íntima interrelación entre ellos. A los 6 meses, cuando erupcionan los primeros dientes, el niño se puede sentar sin apoyo, mantener la cabeza erguida, el cuello recto y el complejo linguo-mandibular empiezan a adquirir una posición espacial definitiva, ajustándose y estabilizándose a medida que van engranando los dientes.

Página 10 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

El niño aprehende los objetos y los recoge si los tiene cerca. Todo lo que llega a sus manos lo lleva instintivamente a la boca, no para chuparlo, sino para morderlo, ejercitando sus dientes, las nuevas percepciones y posiciones de la lengua y los labios y su nueva forma de deglución. Riesgos del biberón A menudo se piensa que es sólo el chupete de entretención el que puede alterar la posición de los dientes o deformar los huesos maxilares. El biberón es tanto o más dañino que el chupete cuando el niño lo usa con frecuencia después que le han salido los dientes. Si el niño succiona, la lengua no cambia de posición para deglutir y permanece entre los rodetes (ahora entre los dientes); los labios por su parte no ejecutan el cierre anterior y se hacen insuficientes. Las fuerzas musculares (lengua, labios, mejillas) son las modeladoras de los huesos y si hay desequilibrio entre ellas, con toda seguridad se producirá una alteración del desarrollo óseo y de la posición de los dientes. Cuando se ha producido la distorsión funcional de la deglución, se transforma rápidamente en un hábito que se “graba” en el programa neuromuscular y se forma el círculo vicioso: alteración funcional – alteración anatómica. Examen bucal del recién nacido. La forma y el tamaño de la boca en un niño son rasgos hereditarios dominantes. Si no hay errores congénitos, las estructuras que la conforman son en general bastante regulares. Sin embargo hay detalles anatómicos que se deben observar: Dientes natales o neonatales, que ya se han mencionado anteriormente. Perlas de esmalte o de Epstein: pequeñas excrecencias como puntos blancos duros. Son restos embrionarios de esmalte que se ubican a lo largo de la línea media del paladar y desaparecen a los pocos días de recién nacido Nódulos de Bohn: pequeñas formaciones blandas de color rosado – grisáceo, que se ubican en los rodetes alveolares y/o en las zonas laterales del paladar, que corresponden a restos embrionarios de tejido glandular que se reducirán espontáneamente en los primeros días. Frenillo sublingual: sólo está indicado seccionarlo cuando dificulta la movilidad de la lengua en la succión – deglución. Frenillo labial superior: no se debe seccionar aunque a primera vista se vea corto y grueso, ya que la tracción que ejerce sobre la premaxila es necesaria para su crecimiento. Paladar: puede ser más o menos profundo o amplio según los rasgos hereditarios. El paladar profundo puede dificultar la succión en las primeras mamadas. Defectos congénitos de la boca o malformaciones. Son alteraciones que se producen en el primer trimestre del embarazo. Pueden afectar a cualquier tejido, órgano, sistema o función. Pueden ser hereditarias o producidas por factores ambientales externos, como radiaciones, drogas, medicamentos, antiinflamatorios, infecciones virales (rubéola, sarampión, citomegalovirus) y parasitarias (toxoplasmosis, tenia), desnutrición de la madre, avitaminosis: A, B2, B6 y B12, ácido fólico, tabaquismo, ácido lisérgico (LSD), marihuana, alcohol y otras drogas similares. Las más frecuentes son las fisuras labio – palatinas, llamadas comúnmente labio leporino (leporinus, liebre). El labio leporino no es impedimento para alimentar al niño con pecho materno. Es necesario que el personal de salud que atiende el puerperio ayude a la madre a superar las dificultades que se puedan presentar con el amamantamiento. La macrostomía, defecto congénito en que no se forma adecuadamente las comisuras labiales, también requiere de una intervención oportuna que permita al niño recuperar su cinturón labial, necesario para hacer una buena función succional. Etapas de la Odontología perinatal. La Odontología Perinatal comprende dos fases: CONTROL DE LA MADRE EMBARAZADA, que a su vez se orienta al control buco-dentario de la madre y a los cuidados para el niño que está en gestación.
Página 11 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

CONTROL DEL NIÑO DE 0 A 2 AÑOS que se hace en cuatro etapas, atendiendo a las características propias del crecimiento y desarrollo máxilo – dentario del niño. Control de la madre embarazada. Existen creencias muy difundidas con respecto a los dientes y los tratamientos odontológicos que han llegado a considerar el deterioro dentario como inherente al embarazo. Se escucha a menudo expresiones como: “cada hijo le cuesta un diente a su madre” “las obturaciones (tapaduras) se caen si se hacen durante el embarazo” “es bueno que sangren las encías porque ayuda a bajar la presión” “no me lavo los dientes porque tengo las encías muy delicadas” “no me lavo los dientes porque la pasta me da náuseas” “con el embarazo se descalcifican los dientes” “con toda seguridad el niño heredará mi mala dentadura” Durante el embarazo la madre acude entre 5 y 9 veces a control de salud. En esas instancias el equipo de salud que la atiende debe orientarla con respecto a los cuidados odontológicos para ella y para su hijo, desterrando los mitos y creencias erradas que existen respecto al embarazo y los tratamientos dentales. CUIDADOS DE LA MADRE PARA SÍ Acudir a control dental desde los primeros meses del embarazo. La madre embarazada pertenece a uno de los grupos prioritarios de atención y tiene derecho a atención dental gratuita en los Servicios de Salud de Atención Primaria. En el primer control de su embarazo debe derivarse al Servicio de Odontología para un examen bucal y planificar el tratamiento si este es necesario. Hacer tratamiento de caries y enfermedad periodontal. No existe ningún impedimento clínico para hacer tratamientos odontológicos, por lo que se recomienda iniciarlos lo antes posible, ojalá en el primer mes de embarazo. Darle a conocer que la caries y la enfermedad periodontal son infectocontagiosas. Está comprobado que los gérmenes de la boca de la madre (o la persona próxima) son los que colonizan la boca del niño en cuanto salen sus primeros dientes. Regularmente se traspasan directamente a través de besos y/o limpiar objetos succionándolos para posteriormente dárselos al niño (chupete). Indicarle una buena técnica de higiene bucal, con un cepillo adecuado y el uso de seda dental. Si se presentan de nauseas con la pasta dental o el cepillado, se pueden buscar alternativas, como cepillar con un poquito de bicarbonato, con sal de mar o simplemente agua pura. El hilo dental debe usarse por lo menos una vez al día. Recomendar un consumo moderado de hidratos de carbono fermentables (azúcares y harinas refinadas). Los llamados “antojos” del embarazo se manifiestan muchas veces como una necesidad compulsiva de comer golosinas. Al respecto hay que hacerle saber que más que la cantidad de azúcar que se consuma, importa la frecuencia y el tiempo que ésta permanece en la boca. Cuidar las encías para evitar la gingivitis gravídica. Si bien es cierto que los cambios hormonales pueden tornar las encías algo sensibles y delicadas, la gingivitis no es inherente al embarazo. La mejor forma de evitarla es usando un cepillo de nylon suave que permita hacer un buen masaje de ellas después de cada comida. Cuidados para el niño en gestación.
Página 12 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

Nutrición equilibrada. En el período de gestación la madre debe preocuparse especialmente de ingerir diariamente una dieta equilibrada, es decir cantidades adecuadas de cada uno de los grupos básicos de alimentos, cuidándose especialmente de no tener períodos de desnutrición o hipovitaminosis. Evitar consumo de tóxicos: Drogas, alcohol, cigarrillos o fármacos sin indicación médica. Hoy se sabe que la nicotina tiene un efecto vasocontrictor que afecta la irrigación placentaria y por lo tanto la nutrición fetal. El alcohol ingerido por la madre afecta a la formación del sistema nervioso del niño. Hay medicamentos que están contraindicados en el embarazo, entre ellos muchos de los que se consumen en forma automedicada. Evitar enfermedades. Las enfermedades infecciosas, especialmente las virales y las que producen altas temperaturas, son consideradas de alto riesgo para el niño, sobre todo en el primer trimestre. Evitar exposiciones prolongadas a irradiaciones: Rayos X, sol, radiaciones atómicas. Si necesita un examen radiológico dental debe advertir al médico de su embarazo para que tome las precauciones pertinentes. Las exposiciones prolongadas al sol no son recomendables en los primeros meses. Preparación y motivación para la lactancia de pecho. Siendo la lactancia de pecho materno la mejor forma de alimentar al niño durante los primeros meses, se la debe promover desde el punto de vista nutricional, afectivo-emocional, inmunológico, sensorial y del desarrollo de las funciones estructuras máxilo-faciales. Es necesario preparar a la madre para que amamante a su hijo conscientemente y con agrado. El equipo de salud debe apoyarla en todo momento para que tenga una lactancia exitosa. GUIA PARA LOS CONTROLES DEL NIÑO DE 2 AÑOS Desde que el niño nace y durante un periodo de 2 años se recomienda hacer 4 controles en edades determinadas por el grado de desarrollo de las estructuras y las funciones bucales. Los controles pueden ser efectuados por el odontólogo u otros profesionales del equipo de atención materno-infantil debidamente capacitados, incluyéndolos en el Programa del Control Odontológico del Niño Sano. Las observaciones e indicaciones deben hacerse con un criterio común y estar dirigidas a enfatizar las técnicas de amamantamiento, manejo clínico del destete prematuro, manejo del chupete y los hábitos de succión, erupción de los dientes de leche, técnicas de alimentación según la madurez de las funciones bucales, consumo racional de azúcar, higienización bucal en cada edad, uso de flúor sistémico para fortalecer las estructuras dentarias y prevención de accidentes. Primer control: o a 3 meses En este control se designan los antecedentes prenatales y del parto, se motiva a la madre para una buena lactancia de pecho y se le dan las recomendaciones para no inducir al niño a malos hábitos de succión Se hace un completo examen bucal y se explica a la madre la importancia de acudir con el niño a un Plan Integral de Prevención. Si el niño se chupa el dedo desde recién nacido, no debe preocupar a la madre ni al profesional, ya que se espera que esa necesidad se extinga paulatinamente a medida que el niño pueda usar sus manos para tomar objetos de su interés. Si hay algorra o muguet (hongos) se debe tratar al niño y a la madre haciendo profilaxis de agua con bicarbonato y si usa chupete, suspenderlo y hervirlo antes de cada uso. Se debe advertir a la madre de la crisis transitoria de la lactancia que se produce en el tercer mes para que la supere con éxito y no suspenda el pecho prematuramente. Prevenir accidentes de asfixia por aspiración de alimento. Segundo control: 4 a 6 meses El niño aún debería estar tomando pecho exclusivo. En el caso que se haya decidido detectarlo, se debe enseñar a la madre cómo hacerlo para que sea lo menos traumático posible. Debe aprender a extraerse la leche, a usar un biberón funcional y a no inducir al niño a malos hábitos de succión.
Página 13 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

Biberón funcional es el que tiene un chupete con agujero tan pequeño que la leche no gotea al ponerlo boca abajo. Permite al niño hacer un eficiente “trabajo” de succión. Puede haber signos de erupción dentaria: salivación más abundante, picazón de las encías, el niño se lleva la mano a la boca con más frecuencia. Debe permitirse al niño que juegue y pruebe sus manos, ya que eso es importante para que registre las nuevas percepciones de la lengua. Si hay erupción prematura de los dientes y hay madurez funcional se puede empezar a dar las primeras papillas. Si no está tomando pecho exclusivo, empezar a darle flúor (0.125mg/día= 1 gota de Vitaflúor). Los accidentes más frecuentes ea esta edad son las asfixias por aspiración u obstrucción de la entrada de aire. Tercer control: 7 a 12 meses Empieza la erupción dentaria. Hacer partícipe a la madre de la importancia que tiene la erupción de cada par de dientes y pedirle que anote su fecha de erupción. Las molestias de erupción ponen al niño irritable y nervioso. Se debe evitar contrariarlos y se lo puede ayudar frotando sus encías con el nudillo del dedo antes de comer y dormir. Cuando salen sus primeros dientes el niño debe empezar a comer papilla. La incorporación de nuevos sabores y texturas debe ser paulatina. Si toma biberón, el chupete puede tener un agujero más grande. El niño está en condiciones de beber de un vaso y es recomendable que lo haga 2 a 3 veces al día. Instruir a la madre para no crear adiciones al azúcar no adicionarla a la leche ni a la fruta natural, evitar los postre de preparación comercial y las bebidas azucaradas. Se debe iniciar el cepillo incluyéndolo en las rutinas de higiene diaria. Usar siempre un cepillo pequeño y suave (tipo P20 o Muppets de Oral B). No se usa pasta, no hasta que aprenda a escupir. Prevenir accidentes: Caídas del mudador o de la cama, golpes en cantos y bordes duros, atragantamiento con objetos pequeños, acceso a enchufes o cables eléctricos activo. Cuarto control: 1 a 2 años Continúa la erupción dentaria y con eso aumenta progresivamente la madurez de las funciones bucales. Después de los 15 meses aparecen los primeros molares. El niño está en condiciones de comer una comida más entera, molida con tenedor. También el niño puede beber de un vaso sin derramar el líquido. Es necesario que lo haga para ejercitar los labios para el cierre bucal. A los 2 años no debe usar biberón ni menos chupete de entretención. Siempre se debe insistir en el control del consumo indiscriminado de azúcar. El cepillo debe incluir a cada uno de los molares y debe hacerse con intención de limpieza. Para crear el hábito de limpieza se debe seguir una rutina establecida. El cepillo debe ser el mismo de la edad anterior. Aún no se usa pasta. Debe ser hecho por un adulto capacitado para ello. El flúor en la misma dosis anterior hasta los 2 años. Cuando el niño ya se desplaza por si solo, los riesgos de accidentes y golpes aumenta. Los golpes en los dientes de hecho pueden afectar severamente a los dientes definitivos que se están formando dentro de los huesos. Si hasta este momento no ha sido controlado por el dentista, a los 2 años debe tener su primer control con el odontopediatra en el sillón dental. Control con el odontopediatra Dada la importancia que tiene las recomendaciones que el odontopediatra puede dar referente a técnicas de lactancia, alimentación, suplementación de flúor, etc. el ideal es que cada niño tenga un asesor dental desde sus primeros meses de vida. Plan de prevención El objetivo de la prevención es mantener las estructuras dentarias sanas para toda la vida. Es recomendable seguir un plan regular de prevención basado en un cronograma de controles cada 6 meses, donde cada vez se aplicarán medidas específicas de prevención que aseguren el exitoso del objetivo propuesto.

Página 14 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

Diagnóstico precoz de disfunciones Un control cada 6 meses permite al odontopediatra notar cualquier riesgo de alteración funcional que se puede presentar durante el desarrollo y tomar las medidas necesaria para corregirla. Hábitos de control odontológico La asistencia periódica del niño al dentista puede ser una rutina agradable para él y tiene la oportunidad de familiarizarla con el profesional, la consulta, los instrumentos, etc. Evitando el temor que causa en los niños más grande el enfrentarse a esa situación por primera vez. LACTANCIA MATERNA Y BIBERÓN. REPERCUSIONES DE SU USO EN EL DESARROLLO DE LAS ESTRUCTURAS BUCALES. Dr. Antonio Galan González Prof. Asociado de Odontología Infantil Integrada. Facultad de Odontología de Sevilla. Secretario de la SEOII RESUMEN Hace unos años, conscientes de la falta de comunicación entre los que veíamos odontológicamente al niño y todos aquellos profesionales que bajo distintas especialidades tenían como fin último la salud del pequeño paciente, concebimos la idea de crear una Sociedad Científica a la que todos pudiéramos pertenecer y fuera foro de debate e intercambio de conocimientos. Una Sociedad que, teniendo su origen en la asignatura de Odontología Infantil Integrada que en nuestra Facultad de Odontología imparte la Dra. Dª Antonia Domínguez Reyes, debía tener como objetivos fundamentales el contribuir al estudio, la investigación y difusión de la Odontología Infantil con una visión global e integrada, aplicada a la prevención y restauración anátomo-funcional en el niño. Así nació la SEOII, una Sociedad abierta, no sólo a los Estomatólogos y Odontólogos, sino a todos aquellos profesionales cuyo ámbito de actuación era el paciente infantil: Pediatras, Logopedas, Médicos de Familia, Oncólogos, Otorrinolaringólogos, Psicólogos etc. y todo ello porque en su filosofía está la creación de equipos multidisciplinares e interprofesionales. No es posible, dentro de lo que es la mejor terapéutica, tratar enfermedades sistémicas sin considerar su aspecto odontológico y afecciones estomatológicas, al margen de posibles enfermedades sistémicas y sus tratamientos. El niño no puede ser visto como un problema bucal o sistémico aislado sino como un ser dinámico en el que lo característico son los continuos cambios en su crecimiento y desarrollo. Crecimiento y desarrollo tanto físico como psíquico y social. En nuestra corta andadura, hemos celebrado un primer Congreso Nacional y en este momento se está celebrando el segundo en santiago de Compostela. Congresos en los que siempre ha existido una amplia participación de ponentes Pediatras, Otorrinolaringólogos, Logopedas etc. además de Estomatólogos. Preocupados por lo mejor para el pequeño paciente y la alta calidad en los tratamientos; superada una etapa de franca decadencia en este sentido, conscientes de la importancia de la lactancia materna tanto desde el punto de vista nutritivo y emocional, como desde el punto de vista inmunológico, nosotros realizamos un estudio en 1600 niños preescolares de Sevilla capital con objeto de conocer los efectos que sobre el aparato estogmatognático podía tener la lactancia materna. Con ello, además de una tesis Doctoral, se realizaron varios trabajos que, publicados en diversas revistas, recogían diversos aspectos de la lactancia y su efecto en la salud bucodental del niño. Así, pudimos comprobar que la lactancia materna, mediante un sistema neural dispuesto para captar el pecho materno, realizando, eficazmente la succión, favorece un correcto posicionamiento de las arcadas y con ello, una buena oclusión dentaria, entendiendo por oclusión, las interrelaciones entre los dientes superiores e inferiores, cuando las arcadas están cerradas. Evita los apiñamientos y facilitan la respiración nasal eliminando el patológico efecto de una respiración oral y sus consecuencias. El porqué se favorece ese correcto posicionamiento de las arcadas se explica si observamos que durante el proceso de lactancia y los mecanismos necesarios para ella, se producen, simultáneamente: contracciones de la musculatura perioral, una respiración exclusivamente nasal, una propulsión de la lengua, a la que sigue la mandíbula y un avance de la misma hasta quedar igualada con el maxilar superior en el plano ánteroposterior; y, todo ello, con una escasa o nula actividad de la musculatura oral posterior. Toda esta serie de circunstancias conducen a un correcto desarrollo de la mencionada musculatura perioral, al mismo tiempo que se produce un ensanchamiento y descenso de la bóveda palatina y una disminución del retrognatismo mandibular inherente del recién nacido. Es decir que, de forma gradual, las
Página 15 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

estructuras orofaciales y bucodentales, en virtud de la lactancia materna y otros factores, desarrollándose correctamente, facilitaran la obtención de una oclusión dental saludable. Ya hemos mencionado que con el ánimos de comprobar todos estos asertos, realizamos un estudio estadístico transversal en nuestra población preescolar, valorando, por un lado, el estado de la oclusión dental y la duración de la lactancia materna, y por otro, como contrapunto, valoramos dicha oclusión en niños que utilizaron más el biberón. Con ello pretendíamos conocer el estado de la oclusión de nuestra población preescolar, y al mismo tiempo, analizar, con las lógicas limitaciones que la Estadística nos impone, el desarrollo de las estructuras bucales en función, no sólo de si habían recibido lactancia materna o no, sino en función también, de la duración de dicha lactancia. De esta manera podemos señalar que, en los niños que recibieron lactancia materna durante un periodo de tiempo más largo, los beneficios para el desarrollo de su aparato estogmatognático eran mayores; beneficios que se traducían, en parámetros oclusales, tanto a nivel de un correcto posicionamiento de las arcadas y los dientes como a nivel de la presencia de diastemas o los resaltes adecuados; mientras que por el contrario, el mayor número de alteraciones oclusales estuvo presente en aquellos preescolares que usaron para su alimentación el biberón durante largos periodos de tiempo. Todo, pues, nos induce a pensar que un apropiado tiempo de lactancia, aparte de los beneficios recogidos por Organismos como la O.M.S. y la UNICEF en su Tratado Conjunto de 1.979, es un importante factor que, de no mediar otros factores, nos puede conducir a un correcto desarrollo del aparato estogmatognático de la oclusión, la respiración e incluso la deglución durante la etapa de dentición temporal; y consecuentemente en su dentición definitiva y etapa adulta; porque como dice Bochs Marín el adulto recibe la proyección de la patología en el niño. -----Mensaje original----De: lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar [mailto:lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar] En nombre de Désirée Sanz Enviado el: domingo, 03 de julio de 2005 9:57 Para: Lacmat Asunto: Re: [lacmat-l] Caries Hola. Dudo que lo de la caries sea por quedarse con el pecho dentro de la boca por la noche...no estamos hablando de un chupete endulzado con azúcar o de la tetina de un biberón repleta de leche...sino de un inocente pezón del que sólo sale leche si se succiona y que forma parte de un complejo y saludable sistema de alimentación llamado Lactancia. Mi hija lleva mucho tiempo con el pecho dentro de la boca (y estos últimos días vuelve a demandar un par de veces por la noche un buen rato) y si le sale alguna caries voy a pensar en las chuches, en que podría haberse lavado mejor los dientes (le gusta hacerlo y tiene un cepillo eléctrico infantil, pero como quiere limpiárselos ella sola dudo que lo haga bien), etc. pero no en la lactancia (que siempre parece la culpable de todos los males). A ver qué te dicen los expertos, de todas maneras... De: lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar [mailto:lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar] En nombre de helena herrero Enviado el: domingo, 03 de julio de 2005 10:11 Para: Désirée Sanz; Lacmat Asunto: Re: [lacmat-l] Caries Y tb a razones previas a todo esto, a mi hija le detectamos esto antes de las chuches y otros alimentos llegasen a su dieta, sólo tomaba l.m , fruta y verdura,..., al poco de salirle los dientes ya tenía unas pequeñas muescas blancas, sobre las que luego se desarrolló las caries. Helena Herrero. IBCLC. Amamantar-Asturias. http://www.amamantarasturias.org/ De: lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar [mailto:lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar] En nombre de Esther y Juanjo Enviado el: domingo, 03 de julio de 2005 11:22
Página 16 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

Para: 'helena herrero'; Lacmat (lacmat) Asunto: RE: [lacmat-l] Caries Hola Helena, así le pasó a Daniel, de la noche a la mañana unas manchitas blancas y al poco se convirtieron en caries y en esos momentos no solía comer chuches, bollos o azúcares malignos. Mi madre, que fue una niña de la postguerra española me dice muchas veces que en su época había muchos niños pequeños que se les pudrían los dientes por la mala alimentación. Yo siempre la digo “anda ya, ahora si que nos alimentamos mal”, así que a lo mejor es más normal de lo que creemos la aparición de caries en los dientes de leche, no sé. Saludos, Esther E. De: lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar [mailto:lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar] En nombre de Ana Lisbona Bañuelos Enviado el: domingo, 03 de julio de 2005 16:22 Para: Esther y Juanjo CC: Lacmat (lacmat) Asunto: Re: [lacmat-l] Caries Hola a todos, Tal vez antes no se conocían las caries en los dientes de leche pq no se iba al dentista... Yo de niña tuve muchiiiisimas caries en los dientes de leche (lo recuerdo todavía con pánico y sigo teniendo miedo al dentista) y mi madre sólo me dio 4 meses pecho (era la época del biberón, tengo 28 años). Así que, si te sirve de consuelo, yo tuve caries y me perdí los beneficios de la "tetita". No te culpabilices. Besos, Ana De: lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar [mailto:lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar] En nombre de JMO Enviado el: domingo, 03 de julio de 2005 16:49 Para: Cristina/Carlos; lacmat Asunto: Re: [lacmat-l] Caries Hola Cristina: Primero resaltaré dos cosas importantes que te han dicho: -Deésiré: y si le sale alguna caries voy a pensar en las chuches, en que podría haberse lavado mejor los dientes, etc. -Machú: la predisposición a las caries tiene muy poco que ver con la ingesta final del día. -------------------------------------------Comenté el tema con un dentista con el que trabajé. Siempre me decía que las caries se forman a causa de la predisposición que tiene la persona + la higiene bucal: - Lavarse los dientes:Si tu comes caramelos y después te lavas los dientes el riesgo de càries es casi nulo. Cuanto más tardes a lavartelos, más riesgo porque va actuando sobre el esmalte. -Cómo lavarse los dientes:Los padres deben enseñar a lavarse los dientes a sus hijos; pasar por todos los rincones y por la lengua es indispensable. Se debe lavar los dientes a los bebés, almenos, desde el año. -El tipo de saliva: según la acidez de la saliva, ésta actuará mejor o peor al eliminar las sustancias que causan la caries. Por eso, a veces, vemos niños que casi no se lavan los dientes y sorprendentemente no tienen caries. Aún así, es mejor preveneir. -La comida:No sólo por la caries es importante comer bien, es por salud. La salud entra por la boca (microorganismos patógenos que pueden pasar fácilmente a la sangre....). Eso no significa que nos tengamos que abstener de los placeres dulces (no cada día), pero si sabemos que nuestro hijo no volverá hasta 3-4 horas, es mejor darle algo más sano.
Página 17 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

-Dientes de leche con caries:Se deben arreglar. Aunque no sean los definitivos, la caries del de leche puede provocar problemas a los siguientes. Éstos estan en el maxilar, al igual que los de leche estaban, antes de salir. Si una càries pasa al nervio puede afectar a la siguiente pieza, del mismo modo que las caries se pueden extender a la pieza de al lado. --------------------------------Y yo añado: -- No os preocupeis, la lactancia materna no es la causa de las caries. Mi hija tiene 25 meses y no tiene ninguna caries. Le lavo yo los dientes y como no sabe que existen los caramelos ni las chuches, no me los pide...y eso que me ahorro. Un beso, Montse R. De: lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar [mailto:lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar] En nombre de Cristina/Carlos Enviado el: domingo, 03 de julio de 2005 18:47 Para: JMO; lacmat Asunto: Re: [lacmat-l] Caries Gracias a todos por vuestras respuestas... sólo quiero añadir unas cosillas... Se debe lavar los dientes a los bebés, almenos, desde el año. No sé a los demás pero a mí me resulta muy complicado lavarles los dientes a mis hijos (a Xan ahora ya no porque tiene casi cinco años y sabe mantener la boca abierta), no sé si llegarían al año cuando les compré su primer cepillo que empecé a usar con ellos como si fuera un juego... dándoselo para que hiciesen lo mismo que papá/mamá y frotando un poco (lo poco que conseguía) sus dientes después, la lengua... ni soñarlo... No sé si para "dejar lavarse los dientes" también habrá una predisposición genética, lo cierto es que Sabela se levanta de la mesa diciendo "dentes, dentes" (habla gallego) y va directamente al lavabo para que se los lave su padre... el hábito lo tiene y la intención también pero en cuanto rozas una muela con el cepillo se le cierra automáticamente la boca, y así cuatro veces (con las cuatro muelas) y ya está cansada y no la quiere abrir más... ¿qué se hace entonces...? (¡Ah!, después de "lavarse" ella los dientes busca a su hermano y lo trae a rastras desde el último rincón de la casa para que se los lave :o)))) según la acidez de la saliva, ésta actuará mejor o peor al eliminar las sustancias que causan la caries ¿La acidez de la saliva también tiene que ver con la formación de sarro?, porque no sé si lo comenté pero también tiene una linea de color amarillento en los dientes... que tampoco sé cómo quitarle, no puedo frotarle enérgicamente porque tiene unos dientes diminutos y le lastimo... Mi hija tiene 25 meses y no tiene ninguna caries. Le lavo yo los dientes y como no sabe que existen los caramelos ni las chuches, no me los pide...y eso que me ahorro. Eso es más fácil cuando sólo tienes un hijo (Xan tampoco conocía las chuches a esa edad) pero el segundo aprende demasiadas cosas que no le tocan... no digo que Sabela coma chuches porque, como digo yo, con la cantidad que come de cada cosa aunque fuera veneno no le pasaba nada, pero saber que existen lo sabe y pedir pide... y luego lo deja todo intacto... Una última reflexión... me siento mal porque ni hija tiene caries y porque preveo otro infierno de dentistas y empastes, pero me siento mal porque me siento culpable de que Sabela duerma con su teta (a pesar de todo lo bueno), de no saber limpiarle los dientes adecuadamente y de no saber "alimentar" mejor a mis hijos... supongo que hago las cosas lo mejor que sé y que, simplemente, no es la forma adecuada... hemos exonerado a la teta y me llevo yo las culpas... supongo que eso también es una "predisposición personal"... Gracias a todos. CRIS

Página 18 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat

email

www.clubdelateta.com

De: lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar [mailto:lacmat-l-bounces@fmed.uba.ar] En nombre de JMO Enviado el: domingo, 03 de julio de 2005 22:58 Para: Cristina/Carlos; lacmat Asunto: Re: [lacmat-l] Caries Hola Cristina! Por favor, no te sientas mal! Uno de los motivos por los que te he respondido es para que veas que hay varios factores que afectan a las caries y que, esos factores no se dan igual en toda la gente (niños, adultos mayores). Ni mucho menos pienses que eres una mala madre y que no sabes alimentar a tus hijos. Estos mensajes sirven para reflexionar y aprender; así que saca lo más necesites de ellos. Sobre lo que comentas del sarro: el sarro es una acumulación de alimentos en la encía o parte baja del diente. Su prevención es un cepillado correcto. Cuando se ha formado, que yo sepa sólo se puede hacer una "limpieza bucal" (o sea, dentista). Una anécdota: cuando tenia unos 20 años o así, cogía unas pinzas (de depilar) con punta, que tenia mi madre, i las utilizaba para romper el sarro que tenia en una muela... nunca lo conseguí!!! jajajaja...! qué loca! Has reído un poco? Venga mujer, ánimos! No le quites el pecho a tu hija, no es causa de caries. Un beso, Montse R.

Página 19 de 19
Lactancia y Caries - varios lacmat