LA LIGA DE LA LECHE DE EUSKADI

La Leche League International
Apoyo e información sobre lactancia materna

ALMACENAMIENTO Y CONSERVACION DE LA LECHE MATERNA

Muchas madres no tienen necesidad de almacenar la leche porque no tienen ninguna razón para separarse de su bebé. Otras necesitan información sobre la extracción, almacenamiento y conservación de la leche materna porque han comenzado a trabajar fuera de casa o porque tienen que suspender la lactancia de forma temporal. Las recomendaciones indicadas para almacenar y conservar la leche materna se aplicarán a madres que: ♦ Tienen un bebé sano, nacido a término. ♦ Almacenan la leche para uso doméstico (no hospitalario).

¿Qué método de extracción elijo?
La elección del método de extracción dependerá del tiempo que tenga que estar separada del bebé y de la edad del mismo. A pesar de que entre las propiedades de la leche materna está la de retrasar el crecimiento de bacterias, es importante observar unas mínimas normas de higiene como el lavado de manos y de los utensilios que se usen para la extracción, recolección y el almacenamiento de la leche. La extracción puede hacerse de forma manual, muy útil para las separaciones ocasionales, o con la ayuda de un sacaleches. Los sacaleches manuales o eléctricos son una buena alternativa si la separación es prolongada, como en el caso de las madres que trabajan fuera del hogar. Los mejores sacaleches manuales son aquellos que imitan el efecto de una jeringa, o bien los que pueden utilizarse con una sola mano. Los sacaleches del tipo bocina son menos recomendables ya que es difícil de controlar la succión y pueden ser difíciles de limpiar.

Entre los sacaleches eléctricos y a pila, los hay de extracción sencilla (un pecho cada vez) y doble (los dos pechos a la vez). Como es de suponer, éste último acorta el tiempo de extracción a la mitad.

¿Qué clase de recipientes puedo usar?
♦ ♦ ♦

Envases de plástico duro o de vidrio aptos para uso alimentario. Bolsas especialmente diseñadas para el almacenamiento de leche materna. Las bolsas de plástico blando para la conservación de alimentos son menos recomendables así como las bolsas desechables que se utilizan para algunos biberones porque son más difíciles de manejar y tienden a romperse en el congelador.

¿Cómo rotular los recipientes que contienen la leche materna?
Rotule cada recipiente con un rotulador resistente al agua para indicar la fecha en la que se extrajo la leche. Indique también el nombre de la madre y del bebé si la leche va a ser administrada en la guardería. Use la leche más antigua en primer lugar.

¿Qué cantidad de leche materna debería almacenar en cada recipiente?
Almacene la leche materna en pequeñas cantidades (60– 120ml) con el fin de poder ajustar la cantidad que se descongela al apetito del bebé y evitar malgastar la leche una vez descongelada.

Deje espacio en el recipiente para la expansión de la leche durante la congelación.

¿Cómo puedo combinar la leche extraída en diferentes sesiones?
• Puede utilizar el mismo recipiente para guardar la leche recién extraída, durante un periodo máximo de 24 horas, siempre que las cantidades extraídas se hayan mantenido a una temperatura entre 0 y 15ºC. Luego se seguirán las recomendaciones de almacenamiento de acuerdo con la fecha y hora de la primera extracción. Si la leche extraída se ha mantenido entre 19 y 22ºC, el tiempo total de almacenamiento no debe sobrepasar las 10 horas desde la primera extracción. Si la leche se ha mantenido a 25ºC, el tiempo total de almacenamiento no deberá exceder las 6 horas desde la primera extracción. También se puede añadir la leche nueva a la que ya tenemos congelada, para ello enfríe la leche que se ha sacado en la última sesión en la nevera al menos durante 2 horas y luego viértala encima de la leche congelada La cantidad de leche añadida a la que ya estaba congelada tiene que ser menor que la que ya tenía. Si usted añade mucha leche nueva, al mezclarse, la leche fresca podría derretir la capa superior de la leche congelada.

¿Cuánto tiempo puedo almacenar la leche materna?
Los horarios para almacenar la leche varían en función de si la leche se guarda a temperatura ambiente, en el frigorífico o en el congelador y dependiendo del tipo de leche que se utilice.

Calostro * A temperatura ambiente 27 – 32 º C, de 12 a 24 horas. Leche madura * A 15 ºC, 24 horas * A 19 – 22 ºC, 10 horas. * A 25 ºC, 4 a 8 horas. * Refrigerada entre 0 y 4 ºC, de 5 a 8 días. Leche congelada * En un congelador dentro de la misma nevera: 2 semanas * En un congelador que es parte de la nevera pero con puerta separada: 3 – 4 meses. ( La temperatura varía según la frecuencia con que se abre la puerta) * En un congelador separado, tipo “combi “con temperatura constante de –19ºC: 6 meses o más. La leche que ha estado en la nevera durante dos días o menos puede ser congelada. Si ha estado en la nevera durante más de dos días pero menos de cinco se puede dar al bebé pero no congelarse para un uso posterior.

¿Cómo puedo descongelar y calentar la leche materna?
Puede usar cualquiera de los siguientes métodos:
♦ ◊

Descongelar durante la noche. Saque la leche del congelador la noche anterior a su utilización y póngala en la nevera. La leche descongelada puede permanecer refrigerada durante 24 horas antes de usarse. Si no la usa dentro de las 24 horas debería desecharla. No debe volver a congelarla. Utilice los métodos descritos a continuación para conseguir que la leche materna se encuentre a temperatura ambiente.

◊ ◊

♦ ◊

Descongelar y calentar rápidamente. Coloque el recipiente con la leche bajo el chorro de agua fría dejando que salga progresivamente más caliente hasta lograr descongelar la leche y que ésta alcance la temperatura ambiente. Puede descongelarse la leche colocando el recipiente dentro de un cazo con agua caliente, pero es mejor si no se coloca directamente sobre el fuego. Nunca deje que hierva. Agite antes de probar la temperatura. No es necesario calentar la leche materna, basta con elevarla a temperatura corporal.

◊ ◊ ◊

NUNCA CALIENTE O DESCONGELE LA LECHE EN EL MICROONDAS.

¿Qué puedo hacer con la leche que no tome mi bebé?
La leche descongelada puede mantenerse refrigerada durante otras 24 horas siempre que no haya sido calentado ni haya estado en contacto con la saliva del bebé. Pasado este tiempo se desechará.

¿Cuánto tiempo puedo conservar la leche que ya he calentado?
Después de que la leche almacenada se ha calentado ha de usarse inmediatamente y solamente para esa toma. Cualquier resto de leche que no haya tomado el bebé, no se puede usar.

¿Por qué la grasa de la leche se queda en la parte superior del recipiente en el que se almacena en la nevera o en el congelador?
A diferencia de la leche de vaca que usted compra en el supermercado, la leche materna no está homogeneizada. Por tanto, la grasa se sitúa en la parte superior cuando permanece en la nevera o en el congelador. Esto es totalmente normal. Al agitar la leche durante el calentamiento, la grasa se mezclará.

¿Cómo puedo transportar la leche?
La leche se puede transportar de un lugar a otro de diversas maneras puesto que aguanta varias horas a temperatura ambiente; sólo hay que tener la precaución de alejarla de una fuente de calor (radiador, ventana soleada...). También el transporte se puede realizar en una nevera portátil con las placas de hielo en su interior, de manera que se mantenga la temperatura.

En las reuniones de La Liga de la Leche usted puede aprender más acerca de la extracción de la leche materna, y puede conocer a madres con experiencias diversas: muchas mujeres combinan la lactancia con el trabajo fuera de casa, y otras proporcionan leche materna extraída a sus bebes prematuros a lo largo de muchos meses. Todas ellas tienen en común la convicción de que el esfuerzo de extraer la leche para sus bebés vale la pena. Al contactar con La Liga de la Leche usted también se podrá informar sobre los diferentes extractores disponibles en el mercado y sobre que modelos le puede interesar para su situación particular. La Liga de la Leche de Euskadi es una asociación sin animo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones del Gobierno Vasco, cuyo propósito es el de proporcionar información y apoyo a las mujeres que optan por amamantar a sus hijos/hijas. Usted puede contactar con La Liga de la Leche en los siguientes teléfonos : 94 423 01 36 — 94 499 41 46 — 94 440 46 18 — 943 29 17 01 ********************************************************* Bibliografía: El Arte Femenino de Amamantar. La Leche League International, 1997 The Breastfeeding Answer Book. Revised Edition. La Leche League International. Breastfeeding and Human Lactation 2º Edition. Jan Riodan and Kathleen Auerbach, p. 453. Jones and Barlett Publishers 1998, ISBN 0-7637-0545-4

Redacción: Adelina García Roldán Traducción al euskera: Iñaki Villar © La Liga de la Leche de Euskadi, 2001 EUS–005/01