http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?

pIdNoticia=383106&pIdSeccion=36&pNumEjemplar=1208

EDITORIAL PRENSA ASTURIANA
AVILÉS

Director: Isidoro Nicieza

Madres lactantes suspenden a ZP
El colectivo «Amamantar» critica el anteproyecto de ley de Igualdad y aboga por los derechos de madres e hijos M. MANCISIDOR «La lactancia crea vínculos afectivos y sociabilizadores entre una madre y su hijo». Las palabras son de la presidenta de la asociación pro lactancia materna «Amamantar», Helena Herrero. Una mujer, madre de dos pequeños (más otro que viene en camino), que desde hace meses reivindica los derechos de las trabajadoras con vistas a la crianza idónea de sus descendientes. La campaña de Herrero comenzó hace un año. Su asociación exige un mínimo de 6 meses de baja maternal, y sus ilusiones, ya disipadas, estaban en el anteproyecto de la ley de Helena Herrero, ayer, en LA NUEVA ESPAÑA Igualdad que en los últimos días aprobó el Gobierno estatal. Hace pocos días, y después de enviar más de dos mil postales reivindicativas, Helena recibió una misiva del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, quien, como dice la presidenta de las madres lactantes, respondió a sus peticiones «amable, pero con un "ya veremos"». Y ese «ya veremos» de Zapatero remitido por su gabinete dice, literal, que el Presidente comparte plenamente con la asociación avilesina el objetivo de la conciliación de la vida familiar y laboral, así como que el Gobierno tiene como premisa en la ley de Garantía de la Igualdad de Mujeres y Hombres la aplicación del término igualdad en el acceso al empleo, la formación, la promoción profesional y las retribuciones. Unas palabras que, sin embargo, a Herrero y a sus compañeras no les sirven para respirar tranquilas. «Amamantar» cree que las exigencias de la sociedad actual van en contra de las necesidades y los derechos de los bebés y de sus madres. «Ambos se ven presionados y en muchos casos privados del mejor de los alimentos, la lactancia natural, y del contacto físico entre ambos, bases de una

http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pIdNoticia=383106&pIdSeccion=36&pNumEjemplar=1208

buena salud», afirma Helena Herrero. Para la madre de Bustiello (Llaranes) es necesario que el Gobierno aumente a seis meses la baja maternal y que las empresas respeten la hora de lactancia hasta que el bebé tenga nueve meses, así como que se amplíe también la baja paternal a diez días «reales». «A día de hoy son insuficientes los derechos legales de las madres trabajadoras. Las actuales 16 semanas de baja maternal dificultan que el bebé sea alimentado sólo con el pecho y condiciona los vínculos con su madre», enfatiza Herrero. La presidenta de «Amamantar» sigue así adelante con su campaña de enviar tarjetas postales a Zapatero. Ella no sabe cuántas necesita para cambiar la ley, pero afirma que «cuantas más, mejor». En este sentido, Herrero sentenció que «la crianza no es un asunto privado; engendrar, parir y criar es una tarea social de gran responsabilidad». Y añade: «Es responsabilidad de toda la sociedad garantizar las óptimas condiciones para que los niños crezcan saludables».