Documento Enviado por email a la lista pública LacMat-L viernes 19/05/2006 03:09 Crítica al libro "Duérmete, niño" del Dr.

Estivill
Desde la Asociación Primal, queremos denunciar públicamente el libro "Duérmete, niño" del Dr. Eduard Estivill, porque está contribuyendo muy negativamente a confundir a cientos de miles de padres desesperados que han encontrado en este libro una solución a sus problemas de sueño. El Dr. Estivill ha logrado convencer a muchos padres de que la aplicación de su método es “por el bien del niñ@”, algo que tranquiliza a los padres, los ayuda a dormir, y los hace más insensibles a las necesidades de su bebé. El autor da a entender que el niñ@ “necesita” que los padres se comporten así con él (por su propio bien, por supuesto), y parte de la premisa de que los bebés necesitan "aprender" a dormir, como si los bebés no supieran dormir. Lo que no saben es dormir cuando sus padres “necesitan” que duerman o cuando están luchando para que se atiendan sus necesidades primarias. Con el método Estivill (que es una copia más o menos sofisticada de los métodos de crianza conductistas tipo Feber - métodos inspirados en dicho autor), el bebé no se duerme, sino que se adormece para intentar reprimir la catastrófica realidad de estar bajo el cuidado de unos padres tan poco sensibles a sus necesidades básicas; y se adormece también para intentar evitar "perder el sueño” y perder la esperanza de que algún día sus necesidades primarias vayan a ser satisfechas. La aplicación del método del Dr. Estivill es seguramente efectiva en muchos casos, pero ¿a cambio de qué? A cambio de producir serios trastornos emocionales al niñ@-bebé y, en algunos casos, a cambio de hacer también peligrar su integridad física. Sin embargo, esta alarmante posibilidad no es sino la dramática punta de un iceberg que esconde una represión sutil y sistemática de las necesidades primarias del niñ@-bebé, en un intento por conseguir que el niñ@-bebé "aprenda" a dormir solo desde muy pequeñ@. Muchos de los padres que siguen el método como si fuera su nueva religión no tardarán mucho tiempo en comprobar los daños psicológicos causados por este método de "adoctrinamiento" conductista que, entre otras cosas, parece dar a entender que el niñ@-bebé es un ser manipulador por naturaleza. En el libro, el autor afirma cosas evidentes y aporta datos interesantes, pero los consejos mas importantes son verdaderamente perjudiciales, y están adornados de una aparente sabiduría científica que enmascara con éxito su ignorancia. El libro del Dr. Estivill debería de titularse más bien "Cómo criar a un bebé neurótico y pensar que lo estás haciendo bien". La incomprensión del autor de las necesidades primarias de los bebés es alarmante (especialmente el capítulo IV), y algunos comentarios podrían resultar entretenidos y chistosos si el método no fuera tan dramáticamente perjudicial para el niñ@-bebé. En cualquier caso, los "chistosos" comentarios para intentar hacer la lectura del libro amena deberían de sonar ridículos y patéticos a cualquier madre/padre mínimamente sensible. El método del Dr. Estivill no sólo no ayuda a los padres a satisfacer la necesidad del bebé de compañía, contacto físico y seguridad (durante el día y la noche), sino que las convierte en carencias crónicas. El

1

bebé deja de quejarse (llorar, patalear, gritar,...) porque deja de sentir esas necesidades primarias, o más bien decide bloquear la sensación de su necesidad e intenta sustituirla con alguna necesidad simbólica. Pero el bebé no puede hacer desaparecer una necesidad primaria (ya que estamos hablando de necesidades esenciales, vitales o básicas), tan solo puede "adormecer" una parte de su ser (una especie de muerte parcial invisible que pasa desapercibida a la mayoría de los adultos). Este "adormecimiento" es una maniobra instintiva del organismo para sobrevivir. De lo contrario, podría llevar al bebé incluso a su propia muerte "física". El Dr. Estivill muestra claramente su “miopía emocional” con frases como estas, extraídas del capítulo 4º de su libro: “...no dudéis que vuestro “corazoncito” flaqueará cuando oigáis llorar a vuestro hijo...” “...lo más probable es que en ese momento esté llorando a moco tendido... Ni caso. Seguid hablando como si nada...” “...Es ahora cuando papá y mamá han de mostrar su verdadera fortaleza. No deberán pensar en Juanito, que alza sus bracitos con cara de morirse de pena...” “...lo lógico es que llore, grite, vomite, patalee, diga “sed”, “hambre”, “pupa”, “no te quiero”... lo que sea con tal de conseguir que os dobleguéis, pero ni os inmutéis ... Y si os cuesta mucho, pensad que lo estáis haciendo por su salud y la de toda la familia...” ”...porque es Juanito quien se ha de adaptar a vosotros y no vosotros a él...” Con estas líneas sacadas de contexto, no pretendo cuestionar las buenas intenciones del autor, sino reflejar fielmente su obsesión por dominar al bebé hasta que se acostumbre a dormir solo. Uno de los argumentos más frecuentes utilizados por quienes apoyan los métodos tipo Estivill tiene que ver con el riesgo de aplastamiento o asfixia del bebé al dormir con sus padres, lo cual ha sido relacionado de forma incorrecta con lo que se conoce como "muerte súbita". Para acallar una parte de esos argumentos, incluimos el siguiente recuadro explicativo: La Muerte Súbita Los casos de "muerte súbita", que suceden a bebés médicamente sanos, casi siempre se producen cuando el bebé duerme solo en su cuna (y generalmente en su propia habitación), y los científicos aún no han encontrado ninguna explicación razonable. Según "The Foundation for the Study of Infant Deaths" (la fundación para el estudio de la muerte súbita), la mayoría de los fallecimientos se producen en la cuna y durante el invierno. Aunque casi siempre se achaca la muerte a la asfixia, se sabe que la asfixia no es la causa más frecuente. En los casos de "muerte súbita" de bebés que duermen con sus padres, estos suelen producirse en hogares cuyos padres tienen problemas de alcoholismo, drogodependencia o son excesivamente obesos. Por lo tanto, en un hogar cuyos padres no sufran ninguno de estos problemas es más seguro para el bebé dormir en la cama con sus padres que dormir solo. Se sabe también que el nivel de mortandad "sin causa aparente" de los bebés en los hospicios ha sido siempre muy superior al de los bebés que viven con sus padres. Esto no es una coincidencia, sino que es

2

un reflejo directo de la falta de contacto físico (durante el día y la noche), la soledad y la inseguridad emocional. Los trastornos del sueño, al igual que otros problemas del niñ@-bebé, no pueden ser tratados como procesos independientes, sino como parte integral de toda una forma de sentir; y esto no se puede comprender sin una visión global de las necesidades primarias del niñ@-bebé y la satisfacción de las mismas. Las experiencias de los bebés durante sus primeros meses y años de vida son fundamentales para su felicidad futura. Si no conseguimos que nuestros hij@s se sientan amados durante la temprana infancia, pasarán el resto de su infancia en una agonía invisible, y el resto de sus vidas buscando, sin saberlo, el amor y la comprensión que nunca tuvieron cuando eran más pequeñ@s. Ángel Álvarez (Fundador de la Asociación Primal) Comentarios Adicionales ..... Y ¿cuando un bebé se despierta cada hora todas las noches? Un bebé que no sufre ningún problema médico, pero se despierta cada hora por la noche sufre un problema de estrés. (Si lo hace cada 20 minutos es preocupante). ¿A qué es debido el estrés de los bebés? El estrés de los bebés se produce por la insatisfacción de una de sus necesidades primarias (contacto físico insuficiente, hambre, etc.) o por una experiencia traumática aún sin resolver, como por ejemplo un parto traumático o la separación de la madre al nacer. Por lo tanto, los padres deberíamos ser conscientes, en primer lugar, de las carencias primarias que sufre nuestro bebé para intentar corregirlas y evitar así que siga sufriendo y acumulando más estrés en su organismo. En segundo lugar, los padres necesitamos permitir la descarga físico-emocional del estrés acumulado. El llanto y las rabietas son las principales formas de descarga de dicho estrés acumulado. En los casos en que se ha reprimido el llanto del bebé sistemáticamente puede ser necesario "facilitar" la descarga del estrés acumulado. Esto NO significa forzar al bebé a llorar, sino intentar crear una atmósfera de seguridad emocional en donde el bebé pueda conectar con su malestar para descargar gradualmente su carga emocional negativa. En el proceso, el bebé va resolviendo y liberando su dolor acumulado en forma de estrés; liberándolo no sólo emocionalmente, sino también fisiológicamente, mediante la eliminación de sustancias químicas relacionadas, a través de las lágrimas, el sudor, etc. En cualquier caso, es necesario dejar muy claro que un bebé NUNCA debería llorar solo, sino en los brazos de la madre/padre, y acompañado de su atenta mirada y su comprensión incondicional. Los padres que comprenden la necesidad de este proceso de descarga, verán en poco tiempo que su bebé empieza a dormir mejor. Por decirlo de alguna forma, el bebé deja de llevar su lucha interna (su lucha por descargar las experiencias "negativas") al estado de conciencia del sueño, y puede dormir y descansar.

3

Además, la expresión de los sentimientos no es sólo una descarga físico-emocional que ayuda a relajarse al bebé, sino también una necesidad vital del bebé. Un bebé que puede expresar sus emociones libremente se siente amado porque se aceptan todas sus formas de expresión (y no sólo cuando sonríe y "se porta bien") y esto es en sí mismo esencial para su bienestar y tranquilidad. La clave del sueño está en comprender por qué está tenso un bebé y cómo podemos ayudarle a estar más relajado. Si comprendemos que todo ello está directamente relacionado con el amor, y que el amor está íntimamente relacionado con la satisfacción de las necesidades primarias, habremos dado un gran paso. Si además comprendemos que un bebé que recibe todo el amor que necesita en el presente puede estar aún reaccionando a la falta de amor en el pasado (o a un suceso traumático), empezaremos a tener una visión clara del problema. Si por último, dedicamos tiempo a recordar y "sentir" nuestra propia infancia para comprenderla mejor, nuestra visión empezará a ser lúcida. Estamos tan desconectados de nuestras propias vivencias cuando éramos bebés que nos es muy difícil comprender la intensidad de las necesidades primarias de nuestros propios bebés. Muchos desearíamos que nuestros bebés fueran más "buenos" y necesitaran menos de lo que necesitan para así hacernos la vida más fácil. Pero los bebés no pueden necesitar menos de lo que necesitan, y cuando sus necesidades no son satisfechas no pueden evitar sufrir. Si además no les permitimos dar salida a su dolor a través del llanto, las rabietas y las "quejas" les haremos la vida muy difícil. Criar a un bebé no es una tarea fácil, y además de la comprensión necesaria, los padres necesitamos mucho tiempo y paciencia para poder ofrecerle la atención y la dedicación que necesita. No deberíamos tratar el sueño como un proceso independiente, sino como parte integral de toda una forma de sentir del bebé; y esto no se puede comprender sin una visión global de las necesidades básicas del bebé y la satisfacción de las mismas. La importancia del llanto en los niñ@s-bebés Cuando un niñ@-bebé llora casi nunca faltan los consejos, no sólo de los profesionales de la salud y la educación, sino de familiares y amistades. Pero la mayoría de las personas no comprenden las diferentes funciones del llanto de los bebés, y muchos de sus consejos son perjudiciales para su desarrollo emocional (y físico). ¿Por qué lloran los niñ@s-bebés cuando todas sus necesidades primarias son atendidas? ¿Qué hacer cuando un niñ@-bebe llora? ¿Qué investigaciones científicas recientes hay sobre el llanto? ¿Por qué lloran los niñ@s-bebés? Tod@s sabemos que los niñ@s-bebés lloran cuando: Tienen hambre Están mojad@s Sienten frío o calor Desean ser cogid@s en brazos y/o acariciad@s Necesitan ser estimulad@s.

Pero cuando estas necesidades primarias están atendidas, ¿Por qué lloran? El llanto, las rabietas, los berrinches y los pataleos de los niñ@s-bebés son una fuente de preocupación para muchos padres.

4

Cuando un bebé llora y no sabemos porqué, nos ponemos nervios@s y se despiertan en nosotr@s sensaciones de ansiedad, desamparo, frustración e incompetencia que pueden ser seguidas de enfados, cólera y hostilidad. Muchos de los consejos sobre el llanto, las rabietas, los berrinches o los pataleos no sirven y pueden ser perjudiciales para el desarrollo emocional (y físico) del niñ@-bebé. ¿Es necesario el llanto? ¿Es curativo el llanto? ¿Cuál es la causa del llamado "cólico del lactante"? ¿Qué investigaciones científicas recientes hay sobre el llanto? Oír llorar a Alesandra desconsoladamente “sin un motivo aparente”, durante 30 o 40 minutos, al menos una docena de veces durante los primeros 6 meses, me ha ayudado a comprender con mayor claridad la dificultad que supone para cualquier madre/padre soportar las descargas emocionales de sus hij@s y actuar correctamente. Textos sobre el sueño de los bebés, que incluyen críticas a los métodos conductistas tipo Feber - Estivill Fuentes: Muchas de estas citas han sido extraídas de la Web de Margarita Otero Solloso NUNCA, NUNCA debe dejarse llorar a un niño, aunque un profesional lo haya recomendado. Los médicos también se equivocan. ¿Cómo te sientes tú cuando lloras? ¿Te gustaría que los que te rodean fuesen imperturbables ante tus necesidades emocionales si las físicas estuviesen aparentemente cubiertas? He aquí algunas opiniones profesionales al respecto: "El niño pequeño a cuyo llanto se responde ahora, más adelante será el niño lo bastante confiado para demostrar su independencia y su curiosidad. Pero el niño al que se deja llorar puede desarrollar cierto sentido de aislamiento y desconfianza y puede volverse introvertido, apartándose del mundo que no responde a su llanto. Y más adelante en su vida, ese niño puede seguir enfrentándose al stress tratando de desconectarse de la realidad. Algunos incluso han llegado a afirmar:-Déjelo que llore para que no se mal acostumbre, que el llanto es bueno para los pulmones. Yo les digo, si el llanto es bueno para los pulmones, ¡entonces el sangrado es bueno para las venas!" Dr. Lee Salk (Director de Psicología pediátrica del Centro Médico del Hospital Cornell, de Nueva York) "En el ámbito de la psicología y la psicopatología evolutiva hay evidencia más que suficiente de que dejar llorar a un bebé, sin darle respuesta, es nocivo para su desarrollo, no solo emocional sino también cognitivo (existen muchas referencias bibliográficas concretas). Un libro (que en alemán se titula "Gelernte Hilflosigkeit" algo así como "Desamparo aprendido") plantea que los niños a los que se deja llorar y llorar aprenden que ellos no pueden generar una respuesta de su medio ambiente, algo así como que a nadie le interesan sus necesidades e insatisfacciones y que están solos frente al mundo; que nadie puede ayudarlos. Como se imaginarán ¡esto no puede ser bueno para el desarrollo psicológico de los niños! En un estudio sobre la interacción madre-hijo en el que participé, pudimos ver que los niños que presentaban un mayor nivel de desarrollo cognitivo y socio-emocional tenían mamás muy reactivas (es decir que reaccionaban a la mas mínima señal de los niños). Lamentablemente de la misma manera en que hay grandes profesores y doctores que se manifiestan en contra de dejar llorar a los niños en pos de alguna meta, hay grandes profesores y doctores que proclaman y publicitan medios milagrosos basados en los contrario (o sea ¡dejar llorar a los niños!). Dra. Patricia Trautmann (Psicóloga)

5

Mi segunda obsesión, después de la lactancia, es la relación madre hijo, tan atacada por esas modas modernas de dejar llorar a los bebes, hacer que duerman solos y no "malcriarlos". He encontrado un párrafo sobre el comportamiento de los gansos, en un libro de Konrad Lorenz (Estoy aquí...¿Dónde estás tú?) que creo puede resultar muy útil para convencer a algunos colegas reluctantes de que los bebés no lloran para tomar el pelo a sus madres, sino porque realmente necesitan estar junto a ellas: "Un ansarón que ha perdido a sus padres no lo lamenta en silencio, sino que llora con todas sus fuerzas. Es decir, emite el silbido del abandono. Es absolutamente incapaz de dedicarse a otra actividad. No come, ni bebe, solo vaga llorando. Si no se logra calmar pronto el llanto de los ansarones, los animales podrán sufrir graves dolencias. En circunstancias naturales, esos "extraviados" tienen escasas perspectivas de supervivencia mientras no encuentren a sus padres. Solo en casos muy excepcionales consiguen relacionarse con otra familia o una pareja de padres adoptivos. Por eso, para el ansarón tiene pleno sentido el agotar hasta la ultima chispa de su energía para reunirse con los perdidos." ¡Esto es lo que ciertos expertos llaman "llanto nocturno por malos hábitos aprendidos"! Dr. Carlos González (Pediatra) ¿POR QUÉ NO DUERME TODA LA NOCHE? El patrón del sueño de los bebés es diferente al de los adultos, y hay muchas razones por las que es prácticamente imposible pretender que un bebé duerma toda la noche, pues no están preparados para ello. Los bebés necesitan despertarse a menudo, entre otras cosas para comer, y sobre todo para mantenerse vivos. Si Ud., se hace esta pregunta, entonces léase el artículo: "Cuatro verdades acerca del sueño de los bebés" y hallará en el algunas respuestas muy interesantes. El sueño es básicamente una necesidad fisiológica, y el tema del hábito, se refiere no al dormir sino a las modalidades del dormir.... "la dormida, tal como otras cosas en la vida, es parte del desarrollo del niño". Los periodos de vigilia y sueño se van modificando a medida que el niño crece. Lo que no es muy conocido es que si bien desde el nacimiento están presentes las formas REM y no-REM del sueño, el ritmo y la frecuencia se van modificando a lo largo del desarrollo. Es posible que en los primeros meses el sueño REM (también conocido como "Active sleep") sea de mas importancia que en los periodos posteriores, y por eso los bebes presenten en los primeros meses de vida aproximadamente durante el 50% del tiempo que duermen, sueño de tipo REM. Este porcentaje va disminuyendo: aprox. 33% a los 3 años hasta llegar al 25% en la adolescencia (porcentaje que se conserva en la adultez). Antes de llegar a la conclusión de que nuestro hijo no duerme porque debe existir algún trastorno serio o porque no le hemos enseñado los hábitos correctos, deberíamos conocer algunas cosas: Si bien es cierto que existen trastornos graves en el sueño infantil como pueden ser las apneas o alteraciones patológicas graves tanto en la calidad como en la cantidad de sueño (que se relacionan muy frecuentemente con psicosis más tardías), también es cierto que a veces las expectativas de los padres o la sociedad son el único problema. Si un niño no consigue conciliar el sueño durante la noche, debería tratar de averiguarse el porqué, antes de decidir que se hará para conseguir que se duerma, y pensar que simplemente se trata de una conducta anómala, o de malos hábitos. Veamos algunas posibles causas:

6

Estamos tratando de seguir "a pie juntillas" lo del consejo médico de "descanso nocturno de seis horas" causa de algunos trastornos en la lactancia y del abandono prematuro de la misma. Tal vez el niño esté durmiendo demasiado durante el día y tenga el sueño "cambiado". Tal vez eche de menos a sus padres que estén trabajando y la noche sea el único momento para disfrutar de ellos, y lo único que está haciendo es manifestar sus necesidades emocionales como puede. Tal vez, no se encuentre bien (ya que en la noche suelen aumentar los síntomas de algunas enfermedades y se suelen dar los cólicos del lactante). Puede que tenga hambre, sed o frío, o necesite que su pañal o su ropa sean cambiados. Puede haberse asustado en la oscuridad Tal vez solo necesite un poco de amor y seguridad. Pero cualquiera que sea la razón, cerrarle la puerta o dejarle llorando no la resolverá, solamente la ocultará, pues es probable que el niño termine durmiendo agotado de llorar, y no porque se haya resuelto su problema.¿No sería más importante tratar de dar solución a la raíz del problema,( si en realidad lo hay) y no a la manifestación del mismo simplemente?. Pongo de ejemplo el caso más cercano que conozco: "Mis padres, tratando de crear buenos hábitos en mi, y a partir de los 5 o 6 años, cuando creyeron que ya era mayorcita, me obligaron a dormir con la luz apagada, y cerraban mi puerta para tener intimidad. Yo dejé de llorar y protestar a los dos o tres días, pero tardaba mucho tiempo en dormirme y me envolvía angustiada y asustada debajo de las mantas esperando el terrible momento en que los fantasmas y demás monstruos vendrían a atacarme. Y yo ahora les entiendo, y nunca he dejado de amarles, pero todavía le tengo terror a la oscuridad, y lejos de habituarme a dormir a oscuras, sigo necesitando una tenue luz al menos, para sentirme tranquila a pesar de ser una adulta, y de saber que no hay nada que temer." Asegúrese que su hijo tiene algún problema antes de tomar remedio a algo inexistente. Ello podría ser tan perjudicial como el tomar medicamentos sin necesidad. ¿QUÉ ES Y QUÉ NO ES NORMAL? ES NORMAL QUE SU BEBÉ NO DUERMA TODA LA NOCHE DE UN TIRÓN ES NORMAL QUE NO AGUANTE "LAS FAMOSAS SEIS HORAS" ES NORMAL QUE QUIERA ESTAR A SU LADO, AÚN EN SU MISMA CAMA ES NORMAL QUE LE GUSTE QUE LE DUERMA EN SUS BRAZOS ES NORMAL QUE LE GUSTE QUE LE CANTEN, LO MEZAN Y LO MIMEN ES NORMAL QUE SU BEBÉ QUIERA COMER DE NOCHE-LO NECESITA EN NORMAL QUE LLORE CUANDO LE NECESITA O SE ENCUENTRA MAL ES NORMAL QUE QUIERA COMER DE NUEVO ANTES DE "LAS TRES HORAS" O INCLUSO ANTES DE DOS ES NORMAL QUE LE GUSTE DORMIRSE CON EL SENO DE MAMÁ EN LA BOCA, AUNQUE YA HAYA COMIDO ( Especialmente si no usa chupete).No tema que se empache, la leche materna no le hará daño. NO ES NORMAL QUE NO CONSIGA CALMARLO CON NADA DURANTE MUCHO TIEMPO NO ES NORMAL QUE NO DUERMA NADA O REALMENTE POCO EN 24 HORAS (Especialmente en los primeros meses) ¿QUÉ PUEDO HACER?¿EXISTE ALGÚN MÉTODO INFALIBLE? Si realmente cree que existe algún problema con su hijo, lo único que puede hacer es consultar con un médico para que le hagan las pruebas oportunas y confirmar si es así o no.Si fuese así, siga las indicaciones médicas. Pero si su hijo se encuentra, como la mitad de los niños del mundo, solo entre los que sin saberlo ellos "no cumplen con las normas sociales" o "no superan las expectativas", entonces SEA REALISTA, SEA PACIENTE. Esa etapa no durará demasiado, y cuando miré atrás se habrá alegrado de no haber usado métodos infalibles.

7

¿Pero existen métodos infalibles? Hay quien dice que si, pero la realidad es otra. Ningún método es infalible 100%, a menos que estemos hablando de "Inductores del sueño" o del mismísimo "cloroformo". Los que hablan de métodos infalibles, hablan en realidad de técnicas conductuales para modificar conductas anómalas Y aún cuando efectivamente algunos de ellos funcionen en un alto porcentaje de casos, es mi opinión que todos los padres deberían estar informados de las repercusiones de los mismos que en sus hijos pudieran tener a corto o largo plazo. En pocas cosas se ponen de acuerdo aún los expertos; hoy nos dicen una cosa y mañana otra. Y mientras tanto ¿quienes sufren las consecuencias de sus errores?, pues aquellos que ciegamente siguen sus consejos. ESCUCHA LA VOZ DE TU CORAZÓN FÍATE DE TU INSTINTO MATERNAL O PATERNO ¿TE DICEN ELLOS QUE DEJES LLORAR A TU HIJO? EL AMOR ES EL MEJOR MÉTODO QUE PUEDO ACONSEJARTE Y EL AMOR SÍ QUE ES INFALIBLE Pero si quieres más ratificación de lo que digo, aquí te van algunas opiniones expertas acerca de dichos métodos. En estas opiniones se hace referencia también a un libro titulado "Duérmete niño" que aconseja estas prácticas disciplinarias: "Hay que ser muy prudente en este tema porque es cierto que hay trastornos muy graves en el sueño infantil y que hemos de intentar solucionar en bien del niño. Pero no creo que hablemos de esto sino más bien de niños que les gusta más dormir acompañados que solos; niños que se despiertan por la noche más de lo que los padres desearían etc.. es decir niños sin ningún trastorno grave. En este caso si que es verdad que casi la mitad de la población infantil sufre estos problemas, pero también es cierto que la mayoría de embarazadas en el ultimo trimestre se despiertan mas veces durante la noche para ir a mear y eso no es ni grave ni perjudicial. Lo mejor es buscar un MÉTODO PARA PADRES y no para los niños. Hay cosas que funcionan como explicar las ventajas del co-lecho para estos problemas, que aprendan a aceptar a sus hijos o simplemente que analicen si és de verdad un problema o solo algo que les molesta a ellos. Hay muchos más pero estos son los más usados. Pero en ningún caso hay que dejar llorar al bebé. Parte de los problemas que pueden derivar de esos métodos es lo que en castellano denominamos "indefensión aprendida" y en Inglés "Learned Helplessness". No hay ningún método efectivo al 100% para dormir a los niños. Hasta el mismo Dr. Estivill reconoce que hay trastornos serios (terrores nocturnos, pesadillas, sonambulismos etc...) para los cuales su método no funciona. En el caso de los problemas "menores" (despertarse durante la noche, querer estar con los padres etc...) el método no funciona siempre. Debido a mi profesión conozco gente que han tenido recidivas al cabo de un tiempo de que el método les había funcionado y otros a los que nunca funcionó. Yo no se como duerme el Dr. Estivill. Me imagino, que como la mayoría, se acostará mas pronto o tarde según el trabajo que tenga, según el programa de la televisión que esté mirando, según el sueño le apremie o depende de si hay cena con amigos en donde las sobremesas se alargan hasta la madrugada. Después, ya en la cama, leerá un ratito hasta que, cansado, dé media vuelta y quede dormido abrazado a su mujer que le da un beso de buenas noches. De madrugada se despierta (hoy estaba salada la comida y tiene sed), pero no es la única vez (!Maldita próstata!). Lo peor son aquellas noches en que se desvela y pasea un rato por la casa para no despertar a su esposa. Pero ahora, si esto le sucede, ya no pasea, puesto que medita sobre un "método" para dormir niños. Veamos: Acostarlos a la misma hora. Nada de cuentos, lecturas, canciones...Ni de besos, abrazos (!Sobre todo no compartir nunca la cama!). Si se

8

despiertan de madrugada hay que dejarles llorar porque pueden pasar doce horas sin beber, solos...es decir, !han de aprender a dormir como los mayores!. Dra. Rosa Jove (Psicóloga) "¿Justifica el fin los medios?.?¿Merece la pena arriesgarse? Yo creo que no. Tengo entendido que ya ha muerto un niño en Estados Unidos por dicho método y que los padres han interpuesto una demanda judicial por dicha muerte. Lo dejaron llorar el tiempo estipulado, y después al no oirle más creyeron que estaba dormido. A la mañana siguiente lo encontraron muerto. Hemos de tener presente que estamos hablando de niños muy pequeños que no pueden expresar lo que les pasa más que con su llanto. Un llanto que puede manifestar muchas cosas . El Doctor Newton PHD - Profesor de la división de psiquiatría de la Universidad de Medicina en Chicago, Illinois, y el doctor Hebert Ratner, MD, editor de "Child and family Quarterly" dicen así: "El bebé necesita el calor del cuerpo de otras personas." "Este contacto no tiene que ser limitado al día nada más." "Las necesidades que se satisfacen al debido tiempo cuando el niño las necesita hacen que el niño sea más seguro, independientemente y emocionalmente estable en su futuro." J. Margarita Otero Solloso (Puericultora y madre) "No quiero dejar de elevar un grito de protesta y alerta. Este hombre ¿ha hecho seguimientos con estos niños para ver los efectos que tiene en su psiquis este método revolucionario?, porque yo si lo he visto y a menudo en mi consultorio por familias que vienen a consultar por estos chiquitos. ¿O es que la efectividad la mide solo a corto plazo, y no le interesa lo que sucede después en el resto de la vida de relación del futuro del bebé? Dra. Mónica Tesone (Psicóloga y Enlace Profesional de La Liga Internacional de la Leche en la Argentina) "Este método propuesto para dormir niños es una técnica conductual, para modificar conductas anómalas. No dudo de que funcione, pero cualquier terapia tiene un coste. En este método creo que el coste es el de ignorar las necesidades emocionales de los niños, concretamente el doctor Estivill dice que ignoremos lo que diga el niño, y hagamos como que no le entendemos, hemos de considerarlo como un recién nacido que no habla. El vómito lo considera como un gesto intento de manipulación en lugar de como una señal de angustia (yo lo sé porque de pequeña todas mis angustias se me centraban en el abdomen). Otras técnicas de modificación de conducta, como por ejemplo la alarma en la cama, para tratar la enuresis nocturna no deben utilizarse antes de cierta edad, ya que se considera que el dejar de orinarse forma parte de la maduración del niño. ¿Por qué no consideramos el llegar a dormir toda la noche también como un proceso de maduración ?. El aplicar la modificación de conducta a una conducta normal creo que tiene una baja relación riesgo beneficio para el niño, y los padres podrían buscar métodos que satisfagan a todas las partes. Yo estoy segura de que muchos padres cuyos hijos no duermen meterían gustosamente a sus hijos en su cama, si tuvieran apoyo y nadie les atemorizase por hacerlo. En cualquier caso creo que algunos padres que jamás meterían a sus hijos en su cama, y que no tienen el estilo de paternidad de satisfacer las necesidades emocionales de sus hijos tanto como las físicas, harán bien en utilizar este método, que por duro que pueda parecernos para el niño, siempre lo será menos que el resentimiento inconsciente o incluso el flagrante maltrato de unos padres agotados o con escaso control de si mismos. Por cierto, no os creáis que lo que diga un "experto" en la materia tiene que ser cierto o tener necesariamente un fundamento científico. Hay muchos psicólogos que ignoran la teoría del apego y de la confianza básica. Conozco a varios que de defender el control conductual desde el nacimiento, han pasado ha ser más flexibles al tener sus propios hijos. ¡Como decía mi tía en los cursos de puericultura de la postguerra: menos teorías y más prácticas!

9

Dra. Pilar Serrano (Médica especialista en Endocrinología y Nutrición) "He recordado el título de un libro muy interesante, que aunque es para niños mayores de los que se esta tratando aquí, ilustra muy claramente una filosofía profunda de comunicación con los hijos, justo lo contrario de "ser sordos a sus expresiones (llanto)" que propugna este señor. El titulo es "Cómo hablar para que los niños escuchen y cómo escuchar para que los niños hablen" .Autores: Adele Faber y Elaine Mazlish //Editorial:Edivision (México), en España Editorial Medici. También hay otro que se llama " El niño Feliz" de Dorothy Corkill, editorial Gedisa que también es muy aconsejable, para padres y pediatras a los que le gusten los niños de verdad y estén interesados en su crecimiento como personas; el mejor de los consejeros es el AMOR, y ya pueden decir "misa" los neurofisiólogos, psicólogos y compañía...partidarios del dichoso método Y hay otro más en la misma línea del primero: "Con el cariño no basta" de Nancy Samalin, editorial Medici, también de la editorial Medici. También quizás a alguien le pueda interesar, siguiendo con la línea de comunicación, respeto y consideración a ese ser pequeñito que ya es un hombre/mujer en potencia, toda la linea de pedagogía Waldorf. En Alemania esta muy extendida, en España hay alguna cosa y en Sudamérica no tengo ni idea. Quien le interese puede buscar material o grupos de su país. Creo que es interesante conocer su manera de funcionar, aunque luego no se aplique al 100%. Por cierto que tengo un amigo que quiere escribir un libro que titulará "Despierta mama" precisamente planteando lo contrario del dichoso libro "Duérmete niño". Josep Verges (Plataforma Pro Derechos del Nacimiento) "Creo que nuestra sociedad en lugar de bebés lo que quiere es un pequeño trofeo que no tenga necesidades y que solo sirve para ponerle lacitos y vestirlo bonito...como alguien dijo...un robot. ¿Por qué buscamos siempre ponerle reglas estrictas a todo? Lo hemos hecho con el parto (si no pares en tantas horas...cesárea)...con el amamantamiento (10 minutos por lado cada 3 horas)...y con el tema de ahora...el sueño (el bebe debe dormir toda la noche ya para los 3 meses...si no, ¡lo engríes!). El bebé tiene muchas necesidades y pocas maneras de comunicarlo...la más común es el llanto... imagínense ignorarlo. Nuestra sociedad está llena de niños ignorados (cuantas veces no escucho "los niños hablan cuando las gallinas mean"...perdonen la vulgaridad..pero es un dicho común acá)...ahora todos los niños sufren del famoso déficit de atención e hiperactividad...¿no será que los niños nos están comunicando algo?...¿No será este déficit de atención producto de nuestro propio déficit de atención hacia ellos? ¿A qué le achacan los psicólogos este déficit? Pues yo sí lo he leído, y se lo achacan a la falta de atención de los padres durante la niñez...¡BINGO! Creo que nuestra sociedad debería dejarse de tantas reglas y ponerse a ser mas humanos...Y cuando el niño llora.. ¡Por favor, atiéndalo! Carmen Cabrer (Lider de La Liga de la Leche y Consejera de Lactancia certificada IBCLC) "Este sistema no está hecho para ayudar a los niños, sino a los padres!.¿Es que es bueno obligarles a comer?¿Es bueno obligarles a andar? ¿Es bueno obligarles a hacer pis en el orinal ("bacinica" que dicen por ahí)?.Entonces ¿por qué iba a ser bueno obligarles a dormir solos?. Lo que debemos hacer es cambiar nuestras expectativas, y no tratar de cambiarles a ellos, y realmente es falso que esos niños que duermen con sus padres sean "dependientes en un futuro",sino todo lo contrario...Yo tengo también dos hijos ( 6 y 2 años) que también duermen conmigo ( la de 6 sólo a veces) , y si en algo se caracterizan es en lo independientes que son, incluso el de 2 años ya se le va notando, son sociables, alegres, confiados....."Si siembras truenos...recoges tempestades" Además este sistema no esta pensado para ayudar a ningún niño, pero menos si son lactantes, pues hasta los 6 meses al menos los bebés toman un 30% de su alimento en las tomas nocturnas ( si siguen estos

10

métodos...podrían llegar a perder peso además de perder la confianza en su madre)..¿Es que acaso podemos estirar el tallo de una flor para que crezca antes? Además, no es el primer caso del bebé (de 8 ó 9 meses) que mamaba perfectamente y sin ningún problema, hasta que su madre decidió cumplir el dichoso método, hasta que el bebé dejó de mamar repentinamente también por el día, suponemos que el bebé pensaría:"mi mamá ya no quiere darme de mamar por la noche.....¿por qué va a querer hacerlo por el día?,y nunca más le volvió a pedir tetita. Mª Jesús Trigo (Madre y Lider de la Liga de La Leche en España) "El hecho de que algunos expertos hayan apoyado estos métodos no significa nada. A veces los expertos en psicología infantil, cuando está la situación polarizada a una determinada preocupación, como es el sueño o el dormir, también pueden estar equivocados. Y el hecho de que el método sea efectivo en un alto porcentaje de los casos, no creo que quiera decir que es correcto ¿Cual es el parámetro para medir la efectividad en psicología infantil ?. También es efectivo al 100% de los casos un inductor del sueño en los niños y no por ello es lo más aconsejable ni recomendable. Dra. Pepa Aguayo Maldonado (Pediatra) POR QUÉ LOS NIÑOS SE DESPIERTAN POR LA NOCHE La mayoría de los insectos, reptiles y peces tienen cientos de hijos, con la esperanza de que alguno sobreviva. Las aves y mamíferos, en cambio, suelen tener pocos hijos, pero los cuidan para que sobrevivan la mayoría. Los mamíferos, por definición, necesitan mamar, y por lo tanto ningún recién nacido puede sobrevivir sin su madre. Pero, según la especie, también necesitan a su madre para muchas otras cosas. En algunas especies, el recién nacido es capaz de caminar en pocos minutos y seguir a su madre (¿quién no recuerda aquella escena encantadora en Bambi?). Eso ocurre sobre todo en los grandes herbívoros, como ovejas, vacas o ciervos. Estos animales viven en grupos que devoran rápidamente la hierba de una zona, y tienen que desplazarse cada día a un nuevo prado. Es necesario que la cría pueda seguir a su madre en estos desplazamientos. Los pequeños herbívoros, como los conejos, pueden esconder a sus crías en una madriguera, salir a comer y volver varias veces al día para darles el pecho. Sus crías no caminan nada más nacer, sino que son indefensas durante los primeros días. Lo mismo ocurre con la mayoría de los carnívoros, como los gatos, perros o leones. La madre sale a cazar dejando a sus indefensas crías escondidas. Las crías no nacen sabiendo, sino que aprenden, y esto es importante, porque les permite una mayor flexibilidad. Una conducta innata es siempre igual, una conducta aprendida puede adaptarse mejor a las condiciones del entorno, y perfeccionarse con la práctica. La primera vez que un ciervo ve a un lobo, debe salir corriendo. Si no lo hace bien, morirá, y por lo tanto no podrá aprender a hacerlo mejor. Por eso es lógico que los ciervos sepan correr en cuanto nacen. Los lobos sí que pueden aprender: la primera vez el ciervo se les escapa, pero con la práctica consiguen atraparlo. Los juegos de su infancia constituyen un aprendizaje para su vida adulta. Los primates (los monos) parece ser que descendemos de animales que caminaban nada más nacer. Pero, al vivir en los árboles, tuvimos que hacer cambios. Bambi resbala varias veces antes de ponerse en pie; y eso no tiene importancia en el suelo. Pero, subido en una rama, un resbalón puede ser fatal. De modo que los monitos van todo el día colgados de su madre, hasta que son capaces de ir solos perfectamente, sin el menor error.

11

Pero es el monito el que se cuelga, activamente, de su madre, agarrándose con fuerza a su pelo con manos y pies, y al pezón con su boca (cinco puntos de anclaje). La madre puede correr de rama en rama, sin preocuparse de sujetar al niño. ¿Se atrevería usted a ir de rama en rama, o simplemente caminando por la calle, con su bebé a cuestas pero sin sujetarlo, ni con los brazos ni con ningún paño o correa? Claro que no. Para que un niño sea capaz de colgarse de su madre y sujetarse solo durante largo rato, probablemente debería tener al menos dos años. Ya nuestros primos más cercanos, los chimpancés, son incapaces de sujetarse solos al principio, y su madre tiene que abrazarlos, pero sólo durante las dos primeras semanas. La diferencia con nuestros hijos es abismal. Y para caminar (no para dar cuatro pasos a nuestro alrededor, como hacen al año, sino caminar de verdad, para seguirnos cuando vamos de compras, sin llorar y sin que tengamos que girar la cabeza cada segundo a ver si vienen o no), nuestros hijos tardan al menos tres o cuatro años. Hasta los 12 o 14 años, es prácticamente imposible que los niños sobrevivan solos; y en la práctica, procuramos no dejarles solos hasta los 18 o 28 años. Los seres humanos son los mamíferos que durante más tiempo necesitan a sus padres, y dejan muy atrás al segundo clasificado. Probablemente, esto se debe en parte a nuestra gran inteligencia. Como decíamos de los lobos, la conducta debe ser aprendida para ser inteligente, pues la conducta innata es puramente automática. Nuestros hijos tienen que aprender más que ningún otro mamífero, y por lo tanto tienen que nacer sabiendo menos. ¿Y qué tiene todo esto que ver con que los niños se despierten? Ya llega, ya llega. Ahora mismo veremos que tiene que ver todo lo anterior con la conducta de su propio hijo. Empezábamos diciendo que hay crías que necesitan estar todo el rato con su madre, encima de ella o siguiéndola a poca distancia, y otras que se quedan escondidas, en un nido o madriguera, esperando a que su madre vuelva. Para saber a qué tipo pertenece un animal, basta con observar cómo se comporta una cría cuando su madre se va. Los que tienen que estar siempre juntos se ponen inmediatamente a llorar, y lloran y lloran (o hacen el ruido equivalente en su especie) hasta que su madre vuelve. Una cría de ganso, por ejemplo, aunque tenga agua y comida cerca, no come ni bebe, sino que sólo llora hasta que sus padres vuelven, o hasta la muerte. Sin sus padres, de todos modos no tardaría en morir, por lo que debe agotar toda su energía en llorar para que vuelvan. Y debe empezar a llorar inmediatamente, en cuanto se separa, porque cuanto más tarde en hacerlo más lejos estará, y por tanto más difícil será que le oiga. En cambio, un conejito o un gatito, cuando su madre se va, permanecen muy quietos y callados. Esa separación es normal en su especie, y si se pusieran a llorar podrían atraer a otros animales, lo que siempre es peligroso. ¿Cómo reacciona su hijo cuando usted le deja en la cuna y se aleja? Si, como hacían los míos, "se pone a llorar como si le matasen", quiere decir que, en nuestra especie, lo normal es que los niños estén continuamente, las 24 horas, en contacto con su madre. Y no es difícil imaginar que hace 50.000 años, cuando no teníamos casas, ni ropa, ni muebles, separarse de su madre significaba la muerte. ¿Se imagina a un bebé desnudo en el campo, al aire libre, expuesto al sol, a la lluvia, al viento y a las alimañas, sólo durante ocho horas, mientras su madre "trabaja" recogiendo frutas y raíces? Ni siquiera una hora podría sobrevivir en esas circunstancias. En tiempos de nuestros antepasados, los bebés estaban las 24 horas en brazos, y sólo se separaban de su madre para estar unos momentos en brazos de su padre, su abuela o sus hermanos. Y cuando empezaban a caminar lo hacían alrededor de su madre, y tanto la madre como el niño se miraban continuamente, y se avisaban mutuamente cuando veían que el otro se despistaba. Hoy en día, cuando usted deja a su hijo en la cuna, sabe que no corre ningún peligro. No pasará frío, ni calor, ni se mojará, ni se lo comerá un lobo. Sabe que usted está a pocos metros, y le oirá si pasa algo y vendrá en seguida (o, si usted ha salido de casa, sabe que otra persona ha quedado de guardia, escuchando a pocos metros). Pero su hijo no sabe todo eso. Nuestros niños, cuando nacen, son exactamente iguales a los que nacían hace 50.000 años. Por si acaso, a la más mínima separación, lloran como si usted se hubiera ido para siempre. Más adelante, cuando empiece a comprender dónde

12

está usted, cuándo volverá y quién le cuida mientras tanto, empezará a tolerar las separaciones con más tranquilidad. Pero aún faltan unos años. Casi toda la conducta del bebé, que aún no ha aprendido nada, es instintiva, idéntica a la de nuestros remotos antepasados. Y la conducta instintiva de la madre también tiende a aparecer, aquí y allá, despuntando entre nuestras gruesas capas de cultura y educación. Por eso, cuando vaya al parque con su hijo de tres años, ambos se comportarán de forma muy similar a sus antepasados. Usted mirará casi todo el rato a su hijo, y le avisará cuando se despiste ("ven aquí" "no vayas tan lejos"). Su hijo también le mirará con frecuencia, y si la ve despistada o hablando con otras personas se pondrá nervioso, incluso se enfadará, e intentará llamar su atención ("mira, Mamá, mira" "mira qué hago" "mira qué he encontrado"...) Llegamos a la noche. Es un periodo particularmente delicado, porque si el niño duerme ocho horas, y la madre se ha ido durante este tiempo, cuando despierte puede estar a siete horas de marcha, y por más que llore no la oirá. Hay que montar la guardia. Durante las primeras semanas, nuestros hijos están tan completamente indefensos que es su madre la que debe encargarse de mantener el contacto. En aquellas raras culturas (como la nuestra) en que madre e hijo no duermen juntos, la separación hace que la madre esté muy intranquila, y sienta la necesidad imperiosa de ir a ver a su hijo cada cierto tiempo. ¿Qué madre no se ha acercado a la cuna "para ver si respira"? Claro que sabe que está respirando, claro que sabe que no le pasa nada, claro que sabe que su marido se reirá de ella por haber ido... pero no puede evitarlo, tiene que ir. A medida que el niño crece, se va haciendo más independiente. Eso no significa que pase más tiempo solo, o que haga las cosas sin ayuda, porque el ser humano es un animal social, y no es normal que esté solo. Para un ser humano, la soledad no es independencia, sino abandono. La independencia consiste en ser capaces de vivir en comunidad, expresando nuestras necesidades para conseguir la ayuda de otros, y ofreciendo nuestra ayuda para satisfacer las necesidades de los demás. Ahora ya no hace falta que usted vaya a comprobar si su hijo respira o no; ¡él se lo dirá! Como se está haciendo independiente, será él quien monte guardia. Se despertará más o menos cada hora y media o dos horas, y buscará a su madre. Si su madre está al lado, la olerá, la tocará, sentirá su calor, tal vez mame un poco, y se volverá a dormir enseguida. Si su madre no está, se pondrá a llorar hasta que venga. Si Mamá viene enseguida, se calmará rápidamente. Si tarda en venir, costará mucho tranquilizarle; intentará mantenerse despierto, como medida de seguridad, no sea que Mamá se vuelva a perder. Es aquí donde la vida real no coincide con los libros, porque a las madres les han dicho que, a medida que su hijo crezca, cada vez dormirá más horas seguidas. Y muchas se encuentran con la sorpresa de que es todo lo contrario. No es "insomnio infantil", no son "malos hábitos", simplemente es una conducta normal de los niños durante los primeros años. Una conducta que desaparecerá por sí sola, no con "educación" ni "entrenamiento", sino porque el niño se hará mayor y dejará de necesitar la presencia continua de su madre. Si cada vez que su hijo llora usted acude, le está alentando a ser independiente, es decir, a expresar sus necesidades a otras personas y a considerar que "lo normal" es que le atiendan. Eso le ayudará a ser un adulto seguro de sí mismo e integrado en la sociedad. Si cuando su hijo llora usted le deja llorar, le está enseñando que sus necesidades no son realmente importantes, y que otras personas "más sabias y poderosas" que él pueden decidir mejor que él mismo lo que le conviene y lo que no. Se hace más dependiente, porque depende de los caprichos de los demás y no se cree lo suficientemente importante para merecer que le hagan caso.

13

Una infancia feliz en un tesoro que dura para siempre, que nadie podrá jamás arrebatarte. La infancia de su hijo está ahora en sus manos. Dr. Carlos González LLANTO Y SUEÑO EL LLANTO DEL NIÑO ¿Qué nos está diciendo? ¿Cómo saber lo que le pasa? ¿Debo dejarle llorar? Opiniones profesionales en contra EL SUEÑO DEL NIÑO ¿Por qué no duerme toda la noche? ¿Qué es y qué no es normal? ¿Qué puedo hacer?¿Existe algún método infalible? Más opiniones profesionales ¿QUE NOS DICE EL LLANTO DE UN NIÑO? El llanto es el único recurso que tiene un bebé de manifestarse y comunicarse con el mundo. El todavía no entiende de normas sociales, no sabe cuando es de día cuando de noche, ni cuando debería dormirse o no. El sólo siente, y expresa lo que siente de ese modo; ya sea hambre, frío, sueño, fatiga, frustración, dolor , incomodidad o disgusto. El llanto es su única arma para sobrevivir. Ya dice el conocido refran que "niño que no llora no mama". El llanto es señal entonces de que algo le pasa, física o emocionalmente y necesita por tanto una respuesta. Sobra decir que hemos de cambiarle si está sucio, bañarle para que se sienta cómodo , abrigarle si hace frío, o aligerar su ropa si hace calor, alimentarle si tiene hambre, mecerle si tiene sueño o dolor, llevarle al médico y administrarle su medicina si está enfermo o abrazarle si sólo necesita amor. El problema es que no siempre podemos saber cuando necesita una cosa o la otra, y por eso hemos de estar atentos a las señales que nos ayudarán a descubrir lo que necesita. ¿COMO SABER LO QUE LE PASA? Normalmente el llanto es una señal tardía para identificar el problema. Si estamos atentos al niño y a sus necesidades básicas pronto aprenderemos a satisfacerlas y el no tendrá que llorar tan a menudo. ¿Cuáles son las necesidades básicas? -Alimentarle a demanda (10 a 12 veces en 24 horas), igualmente que sea pecho o biberón. -Cambiarle el pañal, preferiblemente antes , entre o después de cada toma y siempre que sea necesario. -Dormirle o dejar que se duerma.Los bebés necesitan dormir mucho, pero se despiertan a menudo para mantenerse vivos y poder reclamar sus necesidades. -Consuelo y cuidados si algo les duele o les lastima. -Amor, mucho amor Si te parece que ya lo has hecho todo y sigue llorando, no desesperes. El sólo te tiene a ti, y confía en que puedas ayudarle, así que tranquilizate y haz lo mejor que puedes hacer en ese caso que es llevarle al

14

médico y asegurarte de que no le pasa nada malo. Lo más seguro es que esté sufriendo los clásicos cólicos del lactante, lo cual no es grave y es sólo temporal pero es mejor asegurarse. ¿DEBO DEJARLE LLORAR SI ESTÁ COMIDO Y LIMPIO? NUNCA, NUNCA debe dejarse llorar a un niño, aunque un profesional lo haya recomendado. Los médicos también se equivocan. ¿Cómo te sientes tu cuando lloras?¿Te gustaría que los que te rodean fuesen imperturbables ante tus necesidades emocionales si las físicas estuviesen aparentemente cubiertas? He aquí algunas opiniones profesionales al respecto: "El niño pequeño a cuyo llanto se responde ahora, más adelante será el niño lo bastante confiado para demostrar su independencia y su curiosidad.Pero el niño al que se deja llorar puede desarrollar cierto sentido de aislamiento y desconfianza y puede volverse introvertido, apartándose del mundo que no responde a su llanto.Y más adelante en su vida, ese niño puede seguir enfrentándose al stress tratando de desconectarse de la realidad. Algunos incluso han llegado a afirmar:-Dejelo que llore para que no se mal acostumbre, que el llanto es bueno para los pulmones.Yo les digo, si el llanto es bueno para los pulmones, ¡entonces el sangrado es bueno para las venas!" Dr. Lee Salk (Director de Psicología pediátrica del Centro Médico del Hospital Cornell, de Nueva York) "En el ámbito de la psicología y la psicopatología evolutiva hay evidencia mas que suficiente de que dejar llorar a un bebé, sin darle respuesta, es nocivo para su desarrollo, no solo emocional sino también cognitivo (existen muchas referencias bibliográficas concretas). Un libro (que en alemán se titula "Gelernte Hilflosigkeit" algo así como "Desamparo aprendido") plantea que los niños a los que se deja llorar y llorar aprenden que ellos no pueden generar una respuesta de su medio ambiente, algo así como que a nadie le interesan sus necesidades e insatisfacciones y que están solos frente al mundo;que nadie puede ayudarlos. Como se imaginarán ¡esto no puede ser bueno para el desarrollo psicológico de los niños! En un estudio sobre la interacción madre-hijo en el que participé, pudimos ver que los niños que presentaban un mayor nivel de desarrollo cognitivo y socio-emocional tenían mamás muy reactivas (es decir que reaccionaban a la mas mínima señal de los niños). Lamentablemente de la misma manera en que hay grandes profesores y doctores que se manifiestan en contra de dejar llorar a los niños en pos de alguna meta, hay grandes profesores y doctores que proclaman y publicitan medios milagrosos basados en los contrario (o sea ¡dejar llorar a los niños!). Dra. Patricia Trautmann (Psicóloga) Mi segunda obsesión, después de la lactancia, es la relación madre hijo, tan atacada por esas modas modernas de dejar llorar a los bebes, hacer que duerman solos y no "malcriarlos". He encontrado un párrafo sobre el comportamiento de los gansos, en un libro de Konrad Lorenz (Estoy aquí...¿Donde estas tu?) que creo puede resultar muy útil para convencer a algunos colegas reluctantes de que los bebes no lloran para tomar el pelo a sus madres, sino porque realmente necesitan estar junto a ellas: "Un ansarón que ha perdido a sus padres no lo lamenta en silencio, sino que llora con todas sus fuerzas. Es decir, emite el silbido del abandono. Es absolutamente incapaz de dedicarse a otra actividad. No come, ni bebe, solo vaga llorando. Si no se logra calmar pronto el llanto de los

15

ansarones, los animales podrán sufrir graves dolencias. En circunstancias naturales, esos "extraviados" tienen escasas perspectivas de supervivencia mientras no encuentren a sus padres. Solo en casos muy excepcionales consiguen relacionarse con otra familia o una pareja de padres adoptivos. Por eso, para el ansarón tiene pleno sentido el agotar hasta la ultima chispa de su energía para reunirse con los perdidos." ¡Esto es lo que ciertos expertos llaman "llanto nocturno por malos hábitos aprendidos"! Dr. Carlos González (Pediatra) ¿POR QUÉ NO DUERME TODA LA NOCHE? El patrón del sueño de los bebés es diferente al de los adultos, y hay muchas razones por las que es prácticamente imposible pretender que un bebé duerma toda la noche, pues no están preparados para ello. Los bebés necesitan despertarse a menudo, entre otras cosas para comer, y sobre todo para mantenerse vivos. Si Ud., se hace esta pregunta, entonces léase el artículo: "Cuatro verdades acerca del sueño de los bebés" y hallará en el algunas respuestas muy interesantes. El sueño es básicamente una necesidad fisiológica, y el tema del hábito, se refiere no al dormir sino a las modalidades del dormir.... "la dormida, tal como otras cosas en la vida, es parte del desarrollo del niño". Los periodos de vigilia y sueño se van modificando a medida que el niño crece. Lo que no es muy conocido es que si bien desde el nacimiento están presentes las formas REM y no-REM del sueño, el ritmo y la frecuencia se van modificando a lo largo del desarrollo. Es posible que en los primeros meses el sueño REM (también conocido como "Active sleep") sea de mas importancia que en los periodos posteriores, y por eso los bebes presenten en los primeros meses de vida aproximadamente durante el 50% del tiempo que duermen, sueño de tipo REM. Este porcentaje va disminuyendo: aprox. 33% a los 3 años hasta llegar al 25% en la adolescencia (porcentaje que se conserva en la adultez). Antes de llegar a la conclusión de que nuestro hijo no duerme porque debe existir algún transtorno serío o porque no le hemos enseñado los hábitos correctos, deberíamos conocer algunas cosas: Si bien es cierto que existen trastornos graves en el sueño infantil como pueden ser las apneas o alteraciones patológicas graves tanto en la calidad como en la cantidad de sueño(que se relacionan muy frecuentemente con psicosis más tardías) , también es cierto que a veces las expectativas de los padres o la sociedad son el único problema. Si un niño no consigue conciliar el sueño durante la noche, debería tratar de averiguarse el porqué, antes de decidir que se hará para conseguir que se duerma, y pensar que simplemente se trata de una conducta anómala, o de malos hábitos. Veamos algunas posibles causas: Estamos tratando de seguir "a pie juntillas" lo del consejo médico de "descanso nocturno de seis horas" causa de algunos transtornos en la lactancia y del abandono prematuro de la misma. Tal vez el niño esté durmiendo demasiado durante el día y tenga el sueño "cambiado". Tal vez eche de menos a sus padres que estén trabajando y la noche sea el único momento para disfrutar de ellos, y lo único que está haciendo es manifestar sus necesidades emocionales como puede. Tal vez, no se encuentre bien (ya que en la noche suelen aumentar los síntomas de algunas enfermedades y se suelen dar los cólicos del lactante ). Puede que tenga hambre ,sed o frío, o necesite que su pañal o su ropa sean cambiados. Puede haberse asustado en la oscuridad Tal vez solo necesite un poco de amor y seguridad.

16

Pero cualquiera que sea la razón, cerrarle la puerta o dejarle llorando no la resolverá, sólamente la ocultará, pues es probable que el niño termine durmiendo agotado de llorar, y no porque se haya resuelto su problema.¿No sería más importante tratar de dar solución a la raíz del problema,( si en realidad lo hay) y no a la manifestación del mismo simplemente?. Pongo de ejemplo el caso más cercano que conozco: "Mis padres, tratando de crear buenos hábitos en mi, y a partir de los 5 o 6 años, cuando creyeron que ya era mayorcita, me obligaron a dormir con la luz apagada, y cerraban mi puerta para tener intimidad.Yo dejé de llorar y protestar a los dos o tres días , pero tardaba mucho tiempo en dormirme y me envolvía angustiada y asustada debajo de las mantas esperando el terrible momento en que los fantasmas y demás monstruos vendrían a atacarme. Y yo ahora les entiendo, y nunca he dejado de amarles, pero todavía le tengo terror a la oscuridad, y lejos de habituarme a dormir a oscuras, sigo necesitando una tenue luz al menos, para sentirme tranquila a pesar de ser una adulta, y de saber que no hay nada que temer." Asegurese que su hijo tiene algún problema antes de tomar remedio a algo inexistente. Ello podría ser tan perjudicial como el tomar medicamentos sin necesidad. ¿QUÉ ES Y QUÉ NO ES NORMAL? ES NORMAL QUE SU BEBÉ NO DUERMA TODA LA NOCHE DE UN TIRÓN ES NORMAL QUE NO AGUANTE "LAS FAMOSAS SEIS HORAS" ES NORMAL QUE QUIERA ESTAR A SU LADO, AÚN EN SU MISMA CAMA ES NORMAL QUE LE GUSTE QUE LE DUERMA EN SUS BRAZOS ES NORMAL QUE LE GUSTE QUE LE CANTEN, LO MEZAN Y LO MIMEN ES NORMAL QUE SU BEBÉ QUIERA COMER DE NOCHE-LO NECESITA ES NORMAL QUE LLORE CUANDO LE NECESITA O SE ENCUENTRA MAL ES NORMAL QUE QUIERA COMER DE NUEVO ANTES DE "LAS TRES HORAS" O INCLUSO ANTES DE DOS ES NORMAL QUE LE GUSTE DORMIRSE CON EL SENO DE MAMÁ EN LA BOCA, AUNQUE YA HAYA COMIDO ( Especialmente si no usa chupete).No tema que se empache, la leche materna no le hará daño. NO ES NORMAL QUE NO CONSIGA CALMARLO CON NADA DURANTE MUCHO TIEMPO NO ES NORMAL QUE NO DUERMA NADA O REALMENTE POCO EN 24 HORAS (Especialmente en los primeros meses) ¿QUÉ PUEDO HACER?¿EXISTE ALGÚN MÉTODO INFALIBLE? Si realmente cree que existe algún problema con su hijo, lo único que puede hacer es consultar con un médico para que le hagan las pruebas oportunas y confirmar si es así o no.Si fuese así, siga las indicaciones médicas. Pero si su hijo se encuentra, como la mitad de los niños del mundo, solo entre los que sin saberlo ellos "no cumplen con las normas sociales" o "no superan las expectativas", entonces SEA REALISTA, SEA PACIENTE. Esa etapa no durará demasiado, y cuando miré atrás se habrá alegrado de no haber usado métodos infalibles. ¿Pero existen métodos infalibles? Hay quien dice que si, pero la realidad es otra. Ningún método es infalible 100%, a menos que estemos hablando de "Inductores del sueño" o del mismísimo "cloroformo". Los que hablan de métodos infalibles, hablan en realidad de tecnicas conductuales para modificar conductas anómalas.Y aún cuando efectivamente algunos de ellos funcionen en un alto porcentaje de casos, es mi opinión que todos los padres deberían estar informados de las repercusiones de los mismos que en sus hijos pudieran tener a corto o largo plazo.

17

En pocas cosas se ponen de acuerdo aún los expertos; hoy nos dicen una cosa y mañana otra. Y mientras tanto ¿quienes sufren las consecuencias de sus errores?, pues aquellos que ciegamente siguen sus consejos. ESCUCHA LA VOZ DE TU CORAZÓN FÍATE DE TU INSTINTO MATERNAL O PATERNO ¿TE DICEN ELLOS QUE DEJES LLORAR A TU HIJO? EL AMOR ES EL MEJOR MÉTODO QUE PUEDO ACONSEJARTE Y EL AMOR SÍ QUE ES INFALIBLE Pero si quieres más ratificación de lo que digo, aquí te van algunas opiniones expertas acerca de dichos métodos. En estas opiniones se hace referencia también a un libro titulado "Duermete niño" que aconseja estas prácticas disciplinarias: "Hay que ser muy prudente en este tema porque es cierto que hay transtornos muy graves en el sueño infantil y que hemos de intentar solucionar en bien del niño. Pero no creo que hablemos de esto sino más bien de niños que les gusta más dormir acompañados que solos; niños que se despiertan por la noche más de lo que los padres desearían etc.. es decir niños sin ningún transtorno grave. En este caso si que es verdad que casi la mitad de la población infantil sufre estos problemas, pero también es cierto que la mayoría de embarazadas en el ultimo trimestre se despiertan mas veces durante la noche para ir a mear y eso no es ni grave ni perjudicial.lo mejor es buscar un MÉTODO PARA PADRES y no para los niños. Hay cosas que funcionan como explicar las ventajas del co-lecho para estos problemas, que aprendan a aceptar a sus hijos o simplemente que analicen si és de verdad un problema o solo algo que les molesta a ellos.Hay muchos más pero estos son los más usados. Pero en ningún caso hay que dejar llorar al bebé. Parte de los problemas que pueden derivar de esos métodos es lo que en castellano denominamos "indefensión aprendida" y en Inglés "Learned Helplessness". No hay ningún método efectivo al 100% para dormir a los niños. Hasta el mismo Dr. Estivill reconoce que hay transtornos serios (terrores nocturnos, pesadillas, sonambulismos etc...) para los cuales su método no funciona. En el caso de los problemas "menores" (despertarse durante la noche, querer estar con los padres etc...) el método no funciona siempre.Debido a mi profesión conozco gente que han tenido recidivas al cabo de un tiempo de que el método les había funcionado y otros a los que nunca funcionó. Yo no se como duerme el Dr. Estivill. Me imagino, que como la mayoría, se acostará mas pronto o tarde según el trabajo que tenga, según el programa de la televisión que esté mirando, según el sueño le apremie o depende de si hay cena con amigos en donde las sobremesas se alargan hasta la madrugada. Después, ya en la cama, leerá un ratito hasta que, cansado, dé media vuelta y quede dormido abrazado a su mujer que le da un beso de buenas noches. De madrugada se despierta (hoy estaba salada la comida y tiene sed), pero no és la única vez (!Maldita próstata!). Lo peor son aquellas noches en que se desvela y pasea un rato por la casa para no despertar a su esposa. Pero ahora,si esto le sucede, ya no pasea, puesto que medita sobre un "método" para dormir niños. Veamos: Acostarlos a la misma hora. Nada de cuentos, lecturas, canciones...Ni de besos, abrazos (!Sobre todo no compartir nunca la cama!). Si se despiertan de madrugada hay que dejarles llorar porque pueden pasar doce horas sin beber, solos...es decir, !han de aprender a dormir como los mayores!. Dra. Rosa Jove (Psicóloga) "¿Justifica el fin los medios?.?¿Merece la pena arriesgarse?Yo creo que no. Tengo entendido que ya ha muerto un niño en Estados Unidos por dicho método y que los padres han interpuesto una demanda judicial por dicha muerte.Lo dejaron llorar el tiempo estipulado, y después al no oirle más creyeron que estaba dormido. A la mañana siguiente lo encontraron muerto.

18

Hemos de tener presente que estamos hablando de niños muy pequeños que no pueden expresar lo que les pasa más que con su llanto. Un llanto que puede manifestar muchas cosas . El Doctor Newton PHD - Profesor de la división de psiquiatría de la Universidad de Medicina en Chicago, Illinois, y el doctor Hebert Ratner, MD, editor de "Child and family Quarterly" dicen así: "El bebé necesita el calor del cuerpo de otras personas." "Este contacto no tiene que ser limitado al día nada más." "Las necesidades que se satisfacen al debido tiempo cuando el niño las necesita hacen que el niño sea más seguro, independientemente y emocionalmente estable en su futuro." J. Margarita Otero Solloso (Puericultora y madre) "No quiero dejar de elevar un grito de protesta y alerta. Este hombre ¿ha hecho seguimientos con estos niños para ver los efectos que tiene en su psiquis este método revolucionario?, porque yo si lo he visto y a menudo en mi consultorio por familias que vienen a consultar por estos chiquitos. ¿O es que la efectividad la mide solo a corto plazo, y no le interesa lo que sucede después en el resto de la vida de relación del futuro del bebé? Dra. Mónica Tesone (Psicóloga y Enlace Profesional de La Liga Internacional de la Leche en la Argentina) "Este método propuesto para dormir niños es una técnica conductual, para modificar conductas anómalas. No dudo de que funcione, pero cualquier terapia tiene un coste. En este método creo que el coste es el de ignorar las necesidades emocionales de los niños, concretamente el doctor Estivill dice que ignoremos lo que diga el niño, y hagamos como que no le entendemos, hemos de considerarlo como un recién nacido que no habla. El vómito lo considera como un gesto intento de manipulación en lugar de como una señal de angustia (yo lo se porque de pequeña todas mis angustias se me centraban en el abdomen). Otras técnicas de modificación de conducta, como por ejemplo la alarma en la cama, para tratar la enuresis nocturna no deben utilizarse antes de cierta edad, ya que se considera que el dejar de orinarse forma parte de la maduración del niño. ¿Por qué no consideramos el llegar a dormir toda la noche también como un proceso de maduración ?. El aplicar la modificación de conducta a una conducta normal creo que tiene una baja relación riesgo beneficio para el niño, y los padres podrían buscar métodos que satisfagan a todas las partes. Yo estoy segura de que muchos padres cuyos hijos no duermen meterían gustosamente a sus hijos en su cama, si tuvieran apoyo y nadie les atemorizase por hacerlo. En cualquier caso creo que algunos padres que jamas meterían a sus hijos en su cama, y que no tienen el estilo de paternidad de satisfacer las necesidades emocionales de sus hijos tanto como las físicas, harán bien en utilizar este método, que por duro que pueda parecernos para el niño, siempre lo será menos que el resentimiento inconsciente o incluso el flagrante maltrato de unos padres agotados o con escaso control de si mismos. Por cierto, no os creáis que lo que diga un "experto" en la materia tiene que ser cierto o tener necesariamente un fundamento científico. Hay muchos psicólogos que ignoran la teoría del apego y de la confianza básica. Conozco a varios que de defender el control conductual desde el nacimiento, han pasado ha ser más flexibles al tener sus propios hijos. ¡Como decía mi tía en los cursos de puericultura de la postguerra: menos teorías y mas practicas! Dra. Pilar Serrano (Médica especialista en Endocrinología y Nutrición) "He recordado el titulo de un libro muy interesante, que aun que es para niños mayores de los que se esta tratando aquí, ilustra muy claramente una filosofía profunda de comunicación con los hijos, justo lo contrario de "ser sordos a sus expresiones (llanto)" que propugna este señor. El titulo es "Cómo hablar para que los niños escuchen y cómo escuchar para que los niños hablen" .Autores: Adele Faber y Elaine Mazlish //Editorial:Edivision (México), en España Editorial Medici.También hay otro que se llama " El niño Feliz" de Dorothy Corkill, editorial Gedisa que también es

19

muy aconsejable, para padres y pediatras a los que le gusten los niños de verdad y estén interesados en su crecimiento como personas; el mejor de los consejeros :-) es el AMOR, y ya pueden decir "misa" los neurofisiólogos, psicólogos y compañía...partidarios del dichoso método Y hay otro más en la misma linea del primero: "Con el cariño no basta" de Nancy Samalin, editorial Medici, también de la editorial Medici. También quizás a alguien le pueda interesar, siguiendo con la linea de comunicación, respeto y consideración a ese ser pequeñito que ya es un hombre/mujer en potencia, toda la linea de pedagogía Waldorf. En Alemania esta muy extendida, en España hay alguna cosa y en Sudamérica no tengo ni idea. Quien le interese puede buscar material o grupos de su país. Creo que es interesante conocer su manera de funcionar, aunque luego no se aplique al 100%. Por cierto que teno un amigo que quiere escribir un libro que titulará "Despierta mama" precisamente planteando lo contrario del dichoso libro "Duermete niño". Josep Verges (Plataforma Pro Derechos del Nacimiento) "Creo que nuestra sociedad en lugar de bebés lo que quiere es un pequeño trofeo que no tenga necesidades y que solo sirve para ponerle lacitos y vestirlo bonito...como alguien dijo...un robot. ¿Porque buscamos siempre ponerle reglas estrictas a todo??? Lo hemos hecho con el parto (si no pares en tantas horas...cesárea)...con el amamantamiento (10 minutos por lado cada 3 horas)...y con el tema de ahora...el sueño (el bebe debe dormir toda la noche ya para los 3 meses...si no, lo engríes!!!). El bebe tiene muchas necesidades y pocas maneras de comunicarlo...la mas común es el llanto... imaginense ignorarlo. Nuestra sociedad está llena de niños ignorados (cuantas veces no escucho "los niños hablan cuando las gallinas mean"...perdonen la vulgaridad..pero es un dicho común aca)...ahora todos los niños sufren del famoso déficit de atención e hiper actividad...no será que los niños nos están comunicando algo???...no sera este déficit de atención producto de nuestro propio déficit de atención hacia ellos??? A que le achacan los psicólogos este déficit??? Pues yo si lo he leído, y se lo achacan a la falta de atención de los padres durante la niñez...BINGO!!! Creo que nuestra sociedad debería dejarse de tantas reglas y ponerse a ser mas humanos...Y cuando el niño llora.. Por favor, atiendanlo!!! Carmen Cabrer (Lider de La Liga de la Leche y Consejera de Lactancia certificada IBCLC) "Este sistema no está hecho para ayudar a los niños, sino a los padres!.¿Es que es bueno obligarles a comer?¿Es bueno obligarles a andar? ¿Es bueno obligarles a hacer pis en el orinal ("bacinica" que dicen por ahí)?.Entonces ¿por qué iba a ser bueno obligarles a dormir solos?. Lo que debemos hacer es cambiar nuestras expectativas, y no tratar de cambiarles a ellos, y realmente es falso que esos niños que duermen con sus padres sean "dependientes en un futuro",sino todo lo contrario...Yo tengo también dos hijos ( 6 y 2 años) que también duermen conmigo ( la de 6 sólo a veces) , y si en algo se caracterizan es en lo independientes que son, incluso el de 2 años ya se le va notando, son sociables, alegres,confiados....."Si siembras truenos...recoges tempestades" Además este sistema no esta pensado para ayudar a ningún niño, pero menos si son lactantes, pues hasta los 6 meses al menos los bebés toman un 30% de su alimento en las tomas nocturnas ( si siguen estos métodos...podrían llegar a perder peso además de perder la confianza en su madre)..¿Es que acaso podemos estirar el tallo de una flor para que crezca antes? Además,no es el primer caso del bebé (de 8 ó 9 meses) que mamaba perfectamente y sin ningún problema, hasta que su madre decidió cumplir el dichoso método,hasta que el bebé dejó de mamar repentinamente también por el día,suponemos que el bebé pensaría:"mi mamá ya no quiere darme de mamar por la noche.....¿por qué va a querer hacerlo por el día?,y nunca más le volvió a pedir tetita. Mª Jesús Trigo (Madre y Lider de la Liga de La Leche en España)

20

"El hecho de que algunos expertos hayan apoyado estos métodos no significa nada. A veces los expertos en psicología infantil, cuando está la situación polarizada a una determinada preocupación, como es el sueño o el dormir, también pueden estar equivocados. Y el hecho de que el método sea efectivo en un alto porcentaje de los casos, no creo que quiera decir que es correcto ¿Cual es el parámetro para medir la efectividad en psicología infantil ?. También es efectivo al 100% de los casos un inductor del sueño en los niños y no por ello es lo mas aconsejable ni recomendable. Dra. Pepa Aguayo Maldonado (Pediatra) RECOMENDACIONES DE LA LIGA DE LA LECHE Si su niño llora de noche, ATIENDALO! La teoría moderna ha comprobado que el mimar y atender al niño cuando llora es muy beneficioso para su desarrollo y salud mental y emocional, así mismo, es sumamente beneficioso el lactarlo con la leche del pecho, pues salvaguarda su salud y obtiene el beneficio adicional del contacto directo con la madre. El niño pequeño no sabe aún hablar para expresar lo que siente; su único modo de expresarse es la sonrisa o el llanto. Cuando el niño llore, atiéndalo y vea qué necesita, NO SE HAGA LA SORDA. Cuando el niño llora generalmente es por hambre, su estómago es muy pequeño y se vacía muy rápidamente. El estar con hambre le impide dormir apaciblemente. Lacte a su niño con frecuencia y será beneficioso para ambos. No haga caso de los estrictos horarios, ni del descanso de seis horas en la noche. Se ha comprobado que los niños amamantados reciben el 30% del alimento que necesitan durante la noche. Además alimentarle por la noche incrementa la producción de leche de la madre, Si el niño está mojado, incómodo o asustado; Mímelo y si aún no vuelve a dormirse, traígalo con usted a la cama. El contacto directo a su amparo le permitirá dormir felizmente de nuevo. Se ha comprobado que la disciplina estricta antes de tiempo es perjudicial al niño, en lugar de beneficiarle. El niño primero requiere de calor, cariño, mimo y ternura de su madre antes de ajustarse a disciplina. Las teorías antiguas de no mimar al niño en su etapa de bebé son totalmente adversas a su sano desarrollo. Estas teorías negativas que aún algunos, por ignorancia, siguen usando, de cómo tratar al bebé cuando se despierta en la noche y dejarlo llorar sin consideración alguna, datan de 1920, su autor Dr. Emmtt Hott. Uno no se explica cómo estas teorías son dadas hoy en día por doctores, suegras y personas que se suponen estén bien preparadas, como si estas fueran lo "último". La Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría en sus últimos estudios informan así: contacto temprano y directo entre la madre y su bebé es muy importante para el desarrollo de la relación entre la pareja y el comportamiento futuro de la madre hacia el niño. Yanet Olivares de Saiz (Lider de La Liga de La Leche)

21

LA INFLUENCIA DE FREUD La influencia de Freud y del psicoanálisis en nuestra sociedad es evidente. Freud descubrió que las experiencias de la temprana infancia están íntimamente relacionadas con la neurosis, e insistió en que nuestros procesos internos afectan nuestro comportamiento externo. No sólo comprendió, como nadie en su época, el vínculo entre los sentimientos reprimidos y los trastornos mentales, sino que su explicación de los sistema defensivos es una contribución revolucionaria a la psicología del siglo xx. Sin embargo, Freud se vio obligado a estructurar una "gran mentira" para que su teoría fuera aceptada por la comunidad psiquiátrica de su tiempo. En sus primeros estudios, Freud reconocía la importancia de la descarga emocional, pero poco después desvió este método hacia una psicoterapia más analítica y dogmática. Freud terminó concluyendo que la descripción verbal, unida al recuerdo del suceso traumático, era suficiente; y rechazó los métodos catárticos, argumentando que los resultados obtenidos eran sólo temporales. Un poco de historia: Aunque el uso de la catarsis o descarga emocional ha sido un elemento clave en los tratamientos de psicoterapia durante dos siglos (Breuer, Janet, Mesmer o Charcot), el rechazo de Freud a los métodos catárticos dentro del psicoanálisis, y su confianza en la libre asociación y en la curación a través de la palabra, se extendió hasta dominar por completo el psicoanálisis. Algunos de sus colegas de entonces (Reich, Ferenczi, Brown) continuaron con su confianza en los métodos catárticos, pero la catarsis ha recibido un trato de marginalidad en literatura académica desde entonces. En los años cincuenta y sesenta, una segunda oleada de terapeutas (Perls con la terapia Gestalt, Janov con la terapia Primal, Lowen con la terapia Bioenergética, Balint, Casriel, Jackins, Broder, Lake, Swartle y otros) relanzaron el interés por los métodos catárticos, pero el interés académico ha seguido en gran medida anclado en los planteamientos de Freud. Algunos autores creen que la frustración de Freud como neurólogo contribuyó a este rechazo de los métodos catárticos, al no poder teorizar sobre el funcionamiento de las emociones. Otros autores, como Alice Miller, piensan que se vio obligado a cambiar sus planteamientos iniciales ante el aislamiento de la comunidad de psiquiatras de su época que rechazaban sus “dramáticos” hallazgos en la infancia de sus pacientes. De esta forma, Freud desarrolló la estructura teórica de un gran "encubrimiento", interpretando como fantasías los relatos de abusos sexuales y otras experiencias dramáticas de sus pacientes durante la infancia, atribuyéndolos al conocido complejo de Edipo y a supuestos deseos instintivos "perversos" de los niñ@s.

22

Con este giro tan radical, Freud daba una supuesta legitimidad científica a la teoría pedagógica ampliamente difundida en su época que asumía que los niñ@s eran malos por naturaleza y tenían que ser “educados” por los adultos para cambiar su naturaleza. Este sometimiento a las ideas pedagógicas de su época no sólo abrió las puertas de la estructura social establecida a las ideas revolucionarias del psicoanálisis, sino también a los aspectos más falsos de su teoría y a la manipuladora oscuridad de sus dogmas. La teoría de los instintos no puede ser considerada un avance sino un retroceso profundo en cuanto que supone la negación sistemática de los malos tratos sufridos por los niñ@s, y en especial todo lo relacionado con los abusos sexuales. Con posterioridad, muchos neofreudianos han desplazado aún más la importancia dada a la infancia por Freud, desarrollando teorías sobre las diversas funciones del ego. El bloqueo emocional de muchas de las personas formadas en el pensamiento psicoanalítico tiene su origen en la renuncia a la verdad del propio Freud, quien fundó una escuela que impone a sus discípulos la miopía de sus dogmas, siendo su logro más escandaloso el haber conseguido presentarlo a la sociedad como un avance científico. Los dogmas no sólo impiden a muchos psicoanalistas ver con ojos claros y limpios los hechos, sino que también les impiden percatarse de los propios prejuicios y negligencias. La formación psicoanalítica induce a pensar que los padres son casi siempre inocentes, y desvía la atención de los malos tratos y las agresiones sexuales durante la infancia hacia fantasías atribuibles al deseo infantil. Freud no creía verosímil que existieran tantos padres perversos, y decidió calificar como fantasías muchos de los relatos de sus pacientes. Quizás influyó de forma especial en este proceso el que uno de los pacientes, que decía haber sufrido abusos sexuales de su padre, era hijo de un influyente representante de la comunidad psiquiátrica de su tiempo. Debido a estas dogmáticas interpretaciones, no es sorprendente, que después de años de tratamiento psicoanalítico, muchos pacientes sigan ignorando la verdad de su infancia, y algunos prefieran “perder la razón” antes que seguir culpándose a si mism@s de lo que sus padres les han hecho. Como dato indicativo de una tragedia que continua, en 1986, el historiador de psicología Lloyd de Mause estimaba que más de la mitad de las mujeres norteamericanas habían sufrido abusos sexuales durante la infancia. Freud, con su arbitraria interpretación de los deseos sexuales infantiles, enterró, tras una losa invisible, la realidad de los abusos durante la infancia, con tal eficacia, que, aún después de varias generaciones, seguimos inundados por una espesa nube de dudas y confusión que nos impide percibir con claridad nuestra realidad social, influyendo especialmente en los profesionales de la salud, la educación y la justicia (médicos, psicólogos, psiquiatras, pediatras, educadores, juristas, ...). Los dogmas freudianos son quizás una necesidad para muchos psicoanalistas, ya que todo intento de destapar la profunda y dolorosa verdad de sus pacientes podría desvelar la cruda y dolorosa verdad de su propia infancia. Muchos psicoanalistas, si fueran conscientes de los "malos tratos" sufridos durante su infancia, no necesitarían seguir negándolos y dejarían de creer a ciegas en aquellos principios del psicoanálisis que son falsos y nefastos .

23

Podemos ver este tipo de conducta en las creencias de los predicadores religiosos fanáticos. Necesitan "convertir" a los no creyentes para poder seguir “teniendo fe”, casi siempre a costa de negar "el profundo vacío de sus propias vidas".

24