You are on page 1of 11

TITULO: Una propuesta para el diagnóstico psicosocial de la familia desde el ámbito

de la salud

AUTORES: D. Juan Manuel Herrera Hernández. Trabajador Social Psicoterapeuta y


Coordinador del Gabinete Psicosocial del Ilmo. Ayuntamiento de Candelaria, Dña.
Inmaculada Rodríguez Matos. Psicóloga Clínica del Gabinete Psicosocial del Ilmo.
Ayuntamiento de Candelaria. Dña. Cristina Arceo Melián. Trabajadora Social. Becaria,
Ruth María Herrera Hernández, Pedagoga.

RESUMEN
Se presenta a continuación una propuesta técnica para llevar a cabo el
diagnóstico familiar desde el ámbito sanitario, incluyendo seis dimensiones que los
autores consideran relevantes para poder realizar un diagnóstico del sistema familiar
que permita una intervención profesional adecuada.

PALABRAS CLAVES
Diagnóstico, test del dibujo de la familia, ecosistema de la familia, estructura y
funcionamiento de la familia, estilo de interacción, optimismo, resiliencia

SUMMARY
A technical proposal appears to continuation to carry out the family diagnosis from the
sanitary scope, including the test del drawing of the family, like projective technique to
know the world del smaller, thus like other aspects to consider to obtain a vision the
most guessed right of the family reality and the aspects which it is due to affect the
professional intervention.

KEY WORDS
Diagnosis, test of the drawing of the family, ecosystem of the family, structures and
operation of the family, style of interaction, optimism, resilience

1. INTRODUCCIÓN

El diagnóstico usa una metodología de intervención flexible y se ubica dentro


de la metodología de trabajo social con casos. Partiendo de las fases de intervención en
trabajo social, podemos ordenarlo de la siguiente manera:

ƒ Investigación ( diagnóstico ) que nunca es definitivo o se cierra


ƒ Intervención ( evaluación de resultados)

Tabla 1: Los momentos del diagnostico según algunos autores son los siguientes:

Moix (1995) Fco García Fernández (1999)


Recogida de datos Conocimiento de la realidad social
Estudio- valoración Interpretación técnica de la realidad
Diagnostico Diagnóstico
Aplicación de soluciones Estrategias profesionales
Terminación Terminación
PRONOSTICO

1
Los elementos más comunes a considerar en el diagnóstico son:

ƒ La persona ( las motivaciones personales y los criterios sociales y cómo se ajusta a


éstos)
ƒ La institución ( flexibilidad, adaptación y respuesta al problema)
ƒ La demanda ( lo que desea y necesita la persona, la solución que aporta el
profesional y lo que la institución pude ofrecer)

El diagnóstico familiar debe centrarse al menos sobre las cinco dimensiones que a
continuación se detallan

ƒ El nivel de desarrollo y crecimiento familiar: área familiar, escolar, social, higiene,


educativa, doméstica, salud, etc.
ƒ El nivel de estructura, funcionamiento y forma de interrelación con el medio dentro
del sistema familiar: el ecosistema de la familia( ecomapa, redes de apoyo social,
genograma, diagrama sistémico) , la estructura y funcionamiento de la familia (
organización, cohesión, estructuración, conflictividad, expresividad emocional,
adaptabilidad, tipo de representaciones mentales dominantes en la mentalidad
grupal, integración emocional del grupo, capacidad de expresión emocional,
momento o fase del ciclo vital, funciones emocionales que están más afectadas,
etc...), el estilo de interacción ( la afectividad y la comunicación)
ƒ La vulnerabilidad, la resistencia y la resiliencia de la familia
ƒ El optimismo en la familia
ƒ El estado emocional de los menores respecto a su adaptación al medio familiar y
social, las habilidades vitales para educar, el apego y las practicas educativas.
C
Consideramos que desde el ámbito sanitario y psicosocial a la hora de llevar a
cabo el diagnostico familiar, debemos centrarnos en más aspectos que permitan obtener
una visión más amplia de la realidad familiar y por ello en el siguiente apartado los
desarrollamos

2. PROCEDIMIENTO

A continuación detallamos las cinco dimensiones sobre las que se debe incidir para
disponer de un diagnóstico de la familia, detallando dentro de las mismas las distintas
técnicas e instrumentos más comunes a utilizar.

2.1.Primera dimensión: el nivel de desarrollo y crecimiento familiar: área familiar,


escolar, social, higiene, educativa, doméstica, salud, etc. ( este nivel hace referencia a
identificar indicadores presentes en cada una de las áreas de estudio, para disponer de
una descripción detallada de las condiciones en las que vive la familia y poder valorar la
vulnerabilidad y los riesgos reales y potenciales de la misma)

Debido a que generalmente el primer nivel de estudio va a depender del


Servicio, Programa o Institución desde la que se trabaje y que lo único que nos permite
es disponer de un fotografía descriptiva de las condiciones de vida de la familia, tarea
importante a la hora de establecer el plan de intervención, pero que resulta incompleta
pues no aborda el segundo nivel que nos permitirá encuadrar la intervención
profesional. Por ello este trabajo se centra en desarrollar los siguientes niveles

2
2.2.Segunda dimensión: el nivel de estructura, funcionamiento y forma de
interrelación con el medio dentro del sistema familiar. Los aspectos o dimensiones
propuestos a explorar son los siguientes:

a) El ecosistema de la familia: para explorar el mismo proponemos las siguiente:

El Ecomapa

ƒ Se dibuja a la familia y la importancia de las relaciones con el Subsistema dentro de


la sociedad ( escuela, centro de salud, servicios sociales, tejido asociativo, etc..)
ƒ Permite visualizar las redes de apoyo psicosocial de cada uno de los miembros
ƒ Dimensiones de la red social: tamaño, densidad y composición , así como el apoyo
que perciben ( afectivo, información, instrumental)
ƒ Su valor es el impacto visual, ya que muestra una panorámica del entorno

Las redes de apoyo social

Dentro del ecomapa debemos identificar las redes de apoyo de la familia, pudiendo
identificar los tipos de apoyo y como reciben el mismo y de quién según la perspectiva
de la propia familia. A continuación se recoge un cuadro que agrupa los distintos tipos
de apoyo:

Tabla 2: Los tipos de apoyo

Tipo de apoyo Proveedor Receptor


Apoyo emocional Empatía, cuidado, preocupación Seguridad, sentido de
confortabilidad y pertenencia
Apoyo a la estima Atención positiva, animar a la persona, Fomenta la autovalía, sentido de
comparar en términos positivos competencia, ser valorado
Apoyo tangible/ Asistencia directa, ayuda económica / Reduce la tensión/ preocupación
Instrumental práctica
Respaldo de Consejos, sugerencias, feedback Comunicación, autoeficacia /
información autovalía
Red de apoyo Buen recibimiento, experiencias Sentido de pertenencia,
compartidas afiliación
Fuente: Val Morrison, Paul Bennett ( 2006)

El Genograma

ƒ Se dibuja un árbol genealógico que registra información sobre los miembros de una
familia y sus relaciones sobre por lo menos tres generaciones.
ƒ Aportan información sobre los patrones familiares y permite elaborar hipótesis
acerca de cómo un problema clínico puede estar conectado con el contexto familiar
y la evolución del problema y del contexto con el tiempo.
ƒ Permiten mostrar:
ƒ La estructura de una familia.
ƒ Las relaciones entre los miembros de una familia

3
El diagrama sistémico:

Parte del genograma y es una taquigrafía para esbozar hipótesis provisionales al final
de la entrevista con la familia. Los símbolos que se utilizan son:

Tabla 3: Símbolos de los diagramas sistémicos

Alianza ( relación estrecha no


orientada contra un tercero)
Compromiso excesivo

Coalición (pacto secreto entre


personas contra otra)

Conflicto

Conflicto oculto

Desviación de un conflicto

Frontera difusa ................................................................

Frontera flexible .................................................................

Frontera hermética

b) La estructura y funcionamiento de la familia cuyos elementos principales son:

ƒ Organización: Hace referencia a cómo se reparten las tareas internas de la familia y


de la misma con los otros sistemas sociales ( escuela, salud, etc..)
ƒ Cohesión: si es una familia aglutinada, dispersa, unida ante los problemas, juegan
como un equipo o van por libre
ƒ Estructuración: respecto a los sistemas, si están trastocados el desempeño de los
roles, subsistemas ( paterno, filial, etc) dentro de la unidad familiar
ƒ Conflictividad: los motivos que hacen que estén enfrentándose( normas, falta de
responsabilidad, no expresión afectiva, etc.)
ƒ Expresividad emocional: si expresan asertivamente o no lo que sienten, si lo hacen
continuamente o sólo cuando no pueden aguantar más, etc ..
ƒ Adaptabilidad( a lo largo del tiempo cómo han sabido buscarse la vida, cómo han
afrontado los problemas, quién asumió el liderazgo, quien se dejó llevar, como se
repartieron las responsabilidades, etc.
ƒ Tipo de representaciones mentales dominantes en la familia ( tienen la idea de un
modelo de familia a imitar vista en tv. ( todos nos queremos, nos respetamos, no
aceptamos....idealización de la familia ) y si el modelo que idealizan es distinto en
cada representación mental de los miembros

4
ƒ Integración emocional de la familia ( capacidad de contención, tipos de relación,
organización afectiva ,...): quien consuela, muestra afecto, enfrenta el sufrimiento,
quien sufre más, quien carga sus penas en el otro, quien es el portador del problema,
quien va de víctima, etc.)
ƒ Capacidad de expresión emocional( si expresan emociones, cómo las expresan, si
todos/as se dan cuenta de cómo cada uno/a y cuando expresan sus emociones)
ƒ Momento o fase del ciclo vital de referencia primario
ƒ Funciones emocionales que están más afectadas( la situación problema a que está
afectando) ( no se expresan emociones entre ellos/as , no relaciones afectivas, etc...)
ƒ Indicadores de riesgo detectados a través de la entrevista familiar o según
protocolos de riesgo ( necesidades normativas)

c) El estilo de interacción: dentro de éste entra la forma de expresar la afectividad entre


los miembros que podemos catalogarla de ( fría, cálida, o subyugante), y la
comunicación entre los mismos que la podemos clasificar de ( caótica, adecuada,
estereotipada)

2.3. Tercera dimensión: La vulnerabilidad, la resistencia y la resiliencia en la familia :

ƒ La vulnerabilidad: hace referencia a aquellos factores personales o relacionales que


incrementan los efectos negativos de las situaciones de riesgo (Luthar, 2006).
Supone identificar los factores de riesgo reales y potenciales individuales,
familiares, escuela y comunidad.
ƒ La resistencia o dureza: la capacidad de superar una dificultad personal pasado un
tiempo prudencial y salir ileso de la misma ( Herrera, 2008). Supone identificar las
situaciones adversas vividas e identificar las competencias y estrategias
desarrolladas para superar la situación y salir ileso física, emocional, cognitiva y
conductualmente.
ƒ La resiliencia: un proceso dinámico de carácter evolutivo que implica una
adaptación personal y social positiva del individuo a pesar de la exposición a
riesgos muy significativos (Cicchetti y Becker, 2000). También es definida como la
capacidad de conseguir una adaptación favorable y un funcionamiento competente
por parte del individuo, a pesar a la exposición a situaciones adversas o traumas
severos prolongados en el tiempo (Masten, Best, Garm,ezy, 1990).

A modo de resumen los procesos fundamentales de la resiliencia familiar y sobre los


que debemos centrarnos a la hora del diagnóstico son:

Tabla 4: Resiliencia en la familia

Elementos Aspectos a valorar y sobre los que incidir


Sistema de creencias en la familia ƒ Sentido a la adversidad
ƒ Perspectiva positiva
ƒ Trascendencia y espiritualidad
Patrones organizacionales ƒ Flexibilidad
ƒ Conexión
ƒ Recursos sociales y económicos
Procesos comunicativos ƒ Claridad
ƒ Expresión emocional sincera
ƒ Resolución cooperativa de problemas

5
2.4. Cuarta dimensión: el optimismo en la familia, entendido como aquello que una
persona valora como deseable para sí misma ( estilo cognitivo de explicar los
acontecimientos). Para ello consideraremos los siguientes aspectos:

ƒ Permanencia frente a temporalidad


ƒ Universalidad frente a especificidad
ƒ Causa interna ( atribuida a uno mismo) o factores externos

Generalmente las razones de que haya un optimismo no realista dentro del sistema
familiar son :

ƒ Falta de información
ƒ Probabilidad percibida ( expectativas sin inversión)
ƒ Comparación hacia abajo ( mirar a personas en situaciones peores )
ƒ Exención( si no ha pasado antes, no sucederá)
ƒ Motivación ( creer que lo lograrán sin hacer inversión)
ƒ Medidas preventivas ( percibir que controlan la situación)

2.5. Quinta dimensión: la valoración especifica del menor, las habilidades vitales para
educar, el apego y las practicas educativas

a) El test del dibujo de la familia :

Para comprender los dibujos de los niños existen pautas orientadoras, pero hay que
tener claro que la interpretación no depende sólo de éstas, sino de otros aspectos cómo:

ƒ La experiencia del profesional que tenga formación al respecto.


ƒ La condición biográfica y familiar del niño
ƒ La historia personal del niño y el significado que éste le otorga al dibujo
ƒ El contexto en que está hecho
ƒ La problemática que presenta
ƒ El proceso vivido y el objetivo que se plantee con la evaluación diagnóstica, para
proceder a la intervención terapéutica

Teniendo en cuenta la evaluación de todos estos aspectos , junto con la


conversación que se puede establecer con el niño a través del dibujo, serán un gran
aporte para entender la cosmovisión del mundo infantil y a estar alerta en caso de
identificar algo que llame la atención y pueda repercutir en el desarrollo evolutivo del
menor y proceder a realizar la intervención terapéutica con el menor y con la familia o
unidad de convivencia.

El test del dibujo de la familia, es un test proyectivo que evalúa


fundamentalmente el estado emocional del niño con respecto a su adaptación al medio
familiar principalmente y social y que puede ser aplicado a niños desde la edad
preescolar.

Llevar a cabo el test del dibujo de la familia es un procedimiento


estandarizado que requiere aplicar una serie de instrucciones.

6
Como pauta general, y con el objetivo de facilitar la proyección de los
sentimientos subjetivos de los niños, se sugiere NO utilizar la indicación "dibuja TU
familia" y cambiarla por la consigna "dibuja UNA familia". Esta indicación da una
mayor libertad al niño y por tanto permite una mejor expresión de sus tendencias más
inconscientes.

La técnica de aplicación del test consta de tres pasos:

Paso 1:

ƒ Ubicar una mesa a la altura del niño


ƒ Disponer de un lápiz y lápices de colores.
ƒ Dar una de las siguientes indicaciones:

ƒ Dibuja una familia


ƒ Imagina una familia que tú conoces y dibújala
ƒ Dibuja todo lo que quieras: las personas de una familia, objetos, animales

Paso 2:

ƒ Estar atentos junto al niño.


ƒ Explicitar que NO es una tarea con nota, de modo de disminuir su stress.
ƒ Poner especial atención a los períodos de inactividad entre el dibujo de un personaje
y otro.
ƒ Consignar la ubicación de la página en la cual se inició el dibujo, y el orden el que
se dibujó a los personajes.

Paso 3:

Felicitarlo por su dibujo.


ƒ Pedir al niño que nos explique que dibujó.
ƒ Luego preguntar:
ƒ Identificación general:
ƒ ¿Dónde están?
ƒ ¿Qué están haciendo ahí?
ƒ Nómbrame todas las personas que están, desde la primera que dibujaste"

Preferencias afectivas:
ƒ ¿Cuál es el más bueno de todos en esta familia?
ƒ ¿Cuál es el menos bueno de todos?
ƒ ¿Cuál es el más feliz?
ƒ ¿Cuál es el menos feliz?
ƒ ¿Y tú, en esta familia, a quién prefieres?

Dictar nuevas preguntas, según las situaciones puntuales de la entrevista.

ƒ Reconocer en el dibujo:
ƒ Identificación propia:
ƒ ¿Suponiendo que formases parte de esta familia, ¿quién serías tú?.
Preguntar la causa de su elección.

7
ƒ Reacciones afectivas:
ƒ Consignar estados de inhibición, incomodidad y/o reacciones anímicas particulares
al dibujar a un personaje o al interrogarle.
ƒ Finalmente, preguntar si está contento con su dibujo; y si tuviera que hacerlo de
nuevo si lo haría parecido o cambiaría cosas.
ƒ Importante: No olvidar registrar la composición verdadera de la familia.

La interpretación del test de dibujo de familia se realiza en tres planos: el plano gráfico,
el plano de las estructuras formales y el plano del contenido.

ƒ El plano gráfico recoge: la amplitud del trazado, la fuerza, el ritmo, el sector de


la página donde dibuja, etc.
ƒ El plano de las estructuras formales recoge : el dibujo de figuras humanas y las
personas que representa.
ƒ Plano del contenido (correlación con la composición real de la familia) que
recoge: las omisiones de personas, el orden en que dibuja a los personajes, el
tamaño y detalles de las figuras y la identificación de símbolos según el contexto
familiar

b) El apego

Fue definido por Bowlby (1973: 292), como “cualquier forma de conducta que
tiene como resultado el que una persona obtenga o retenga la proximidad de otro
individuo diferenciado y preferido, que suele concebirse como más fuerte o más sabio.

Mary Ainsworth y su colegas ( Ainsworth, Blehar , Waters and Wall, 1978)


sugirieron que los patrones organizados de conducta infantil pueden usarse para
identificar estilos de apego hijo- madre y para ellos perfilaron tres estilos de apego que
se presentan a continuación

Tabla 5: Características de los tres principales estilos de apego infantil

Estilo de apego Conducta infantil Características del cuidado


Evitativo (grupo A) Conductas de Conductas de rechazo, rigidez,
distanciamiento, evitación hostilidad, aversión al contacto
del cuidador
Seguro (grupo B) Exploración activa, disgusto Disponibilidad, receptividad,
ante la separación, respuesta calidez
positiva ante el cuidador
Ansioso- ambivalente Conducta de protesta, Insensibilidad, intrusividad,
( grupo C) ansiedad de separación, inconsistencia
enfado ambivalente ante el
cuidador

Por todo ello y según DeWolff y Ijzendoorn (1997), los buenos cuidadores, que
generen apego seguro, deben reunir seis atributos: sensibilidad ( ser reponsivo a las
necesidades del niño), actitud positiva ( expresar afecto), sincronía ( reciprocidad y
suavidad ), mutualidad ( interacciones donde la madre e hijo atienden a lo mismo),
apoyo ( atención despierta y ayuda), estimulación( dirigir con frecuencia acciones hacia
el niño)

8
c) Las habilidades vitales para educar

Habilidades
Habilidades ƒ Calidez y afecto en las relaciones y reconocimiento de los logros
educativas evolutivos alcanzados a la medida de sus posibilidades
ƒ Control y supervisón del comportamiento infantil gracias a la
comunicación y fomento de la confianza en sus buenas intenciones y
capacidades
ƒ Estimulación y apoyo al aprendizaje: fomento de la motivación,
proporcionar ayuda contingente a las capacidades del niño,
planificación de las actividades y tareas, orientación hacia el futuro
ƒ Adaptabilidad a las características del niño: capacidad de
observación, flexibilidad o perspectivismo ( ponerse en el lugar del
otro),sensibilidad ante la necesidad del otro y reflexión sobre las
propias acciones y sus consecuencias
Habilidades de ƒ Autoeficacia parental: percepción de las propias capacidades para
agencia personal llevar a cabo el rol de padres
ƒ Locus de control interno: percepción de que se tiene control sobre
sus vidas y capacidad de cambiar lo que ocurra a su alrededor que
deba ser cambiado
ƒ Acuerdo en la pareja: se acuerdan en pareja los criterios educativos y
los comportamientos a seguir con los hijos
ƒ Percepción ajustada del rol parental: se tiene una idea realista de que
la tarea de ser padres implica esfuerzo, tiempo y dedicación
Habilidades de ƒ Implicación en la tarea educativa
autonomía personal ƒ Responsabilidad ante el bienestar del niño
y búsqueda de apoyo ƒ Visión positiva del niño y de la familia
social ƒ Buscar ayuda de personas significativas con el fin de complementar
el rol parental en lugar de sustituirlo o devaluarlo
ƒ Identificar y utilizar los recursos para cubrir las necesidades como
padres y como adultos
Habilidades para la ƒ Control de los impulsos
vida personal ƒ Asertividad
ƒ Autoestima
ƒ Habilidades sociales
ƒ Estrategias de afrontamiento ante situaciones de estrés
ƒ Resolución de conflictos interpersonales
ƒ Capacidad para responder a múltiples tareas y retos
ƒ Planificación y proyecto de vida
Fuente: Rodrigo, Máiquez y otros( 2008:74)

d) Las prácticas educativas

Hablamos de prácticas educativas y no de estilos educativos. Según Stewart y


Bond ( 2002), los estilos hacen referencia a patrones de conducta que se dan en una
amplia gama de situaciones y crean una atmósfera o clima donde tienen lugar la
relación padres- hijos. Por prácticas se entiende como pautas educativas llevadas a cabo
en situaciones concretas y, por tanto, pueden tener significados diferentes según las
culturas. Además es muy poco común que un padre y una madres se comporten

9
siempre en relación a un estilo educativo, cuando lo más adaptativo es que conozcan un
repertorio amplio a utilizar según las situaciones ( Rodrigo, Maiquez y otros, 2008).

Cuando hablamos de estilos educativos nos referimos a los siguientes:

ƒ Disciplina autoritaria
ƒ La disciplina a través del chantaje o control emocional
ƒ La negligencia y el dejar hacer como forma de disciplina
ƒ Una variante de la negligencia educativa: La educación democrática o de
negociación
ƒ La disciplina inductiva

Metas y prácticas educativas asociadas a las teorías implícitas de los padres sobre el
desarrollo y la educación

Teorías Metas Prácticas educativas


Innatista ƒ Evitación de ƒ Permisividad
conflictos,
autoaceptación,
autogestión
Ambientalista ƒ Sobreprotección, ƒ Normas con límites rígidos que no
respeto- tienen en cuenta las necesidades
conformidad, educativas
obediencia- ƒ Uso exclusivo de refuerzos y
disciplina castigos sin relación con la situación
ƒ Control restrictivo que no deja
iniciativa
Naturista ƒ Supervivencia: ƒ Prácticas sólo centradas en satisfacer
salud y las necesidades físicas
educación ƒ Disciplina incoherente en los temas
restantes
Constructivista ƒ Confianza – ƒ Explicar el sentido de la norma
comunicación, ƒ Argumentar y negociar
autonomía, ƒ Control guía que deja iniciativa el
empatía, menor
reflexión ƒ Normas con límites flexibles,
teniendo en cuenta las necesidades
del los menores
Fuente: Rodrigo, Máiquez y otros( 2008: 38)

10
3. A MODO DE CIERRE

ƒ Sabemos que se pueden estudiar muchas más dimensiones, pero debemos ser
realistas y partir de la práctica profesional y la disponibilidad de tiempo que se tiene
en las Organizaciones sanitarias para prestar la atención a la familia.
ƒ Hemos querido trascender de la dimensión que generalmente se valora en la familia
y de la que se parte para llevar a cabo la intervención : el nivel de desarrollo y
crecimiento familiar: área familiar, escolar, social, higiene, educativa, doméstica,
salud, etc., por considerar que éste nivel de valoración se queda corto a la hora de
planificar una intervención profesional adecuada.
ƒ Las cuatro dimensiones que proponemos profundizan a otro nivel e inciden en
descubrir otras variables relevantes a tener en cuenta y que pueden condicionar el
éxito de la intervención profesional

4. BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

ƒ Corman L; El test del dibujo de la familia. Editorial Kapelusz, Buenos Aires, 1967.
ƒ Feeney ,J, Noller, P ( 2001) Apego adulto, Desclée , Bilbao.
ƒ Hanna, S, Brown, J (1998): La práctica de la Terapia Familiar. Elementos claves en
diferentes modelos. Ed. Desceleé de Browner. Bilbao.
ƒ Herrera Hernández, J.M (Dirección) y otros (2008) Estilos educativos familiares en
la prevención de las drogodependencias y procesos fundamentales de resiliencia
familiar. Ed. Ayuntamiento de Santa Úrsula. Tenerife.
ƒ Herrera Hernández, J.M y otros (2006) La Educación: Mis hijos/ as y yo: Guía
padres, madres y/o tutores/ as. Ayuntamiento de Santa Úrsula. Tenerife
ƒ Herrera Hernández, J.M. y otros: “ Resultados del Gabinete Psicosocial municipal
del Ilmo. Ayuntamiento de Candelaria”. Revista Trabajo Social y Salud , Marzo de
2008, nº 59
o “ El Trabajo Social en un Gabinete Psicosocial municipal” . Revista
Trabajo Social y Salud , Junio de 2007, nº 57
o “ Las intervenciones con familias desde Atención Primaria de Salud por el
personal sanitario” . Revista Trabajo Social y Salud , Junio de 2007, nº 57
ƒ López Sánchez, F. (2008). Necesidades en la infancia y en la adolescencia
Respuesta familiar, escolar y social. Ediciones Pirámide. Madrid:
ƒ Nelsen, J. (2002). Disciplina positiva. Altafulla Ediciones, Madrid
ƒ Rodrigo, M. J; Maíquez, M, L y otros( 2008): Preservación Familiar: un enfoque
positivo para la intervención con familias, Pirámide. Madrid.
ƒ Rodrigo, M.J. Palacios, J (coords) (2000). Familia y desarrollo humano”. Alianza
Editorial. Madrid.
ƒ Walsh, F. (2004) Resiliencia Familiar: Estrategias para su fortalecimiento.
Amorrortu editores. Madrid

11