Estos son los siete pasos básicos, muy fáciles, para hacer auténticas obras de arte con el jabón

moldeable de glicerina, tanto transparente como opaco. Después de mucho probar y fallar, esta es la manera en que mejor funciona para mí. De cualquier manera, no olvides que lo más importante de todo esto es disfrutar. Si descubres una técnica nueva envíamela y la pondremos en la página. De cualquier forma, te aconsejo encarecidamente el libro "Cómo hacer jabón", de C. Kaila Westerman (en español lo tiene la editorial Paidotribo) donde podrás encontrar técnicas y recetas espectaculares. ¡Que disfrutes! 1. Funde la base: Esto se puede hacer de dos formas. En ambos casos se funde sin fuego directo. Una manera es hacerlo en el micro-ondas, y la otra forma es fundirla al baño María. La clave para un buen jabón es calentarlo justo hasta que se funda. Nunca dejes que tu base de jabón supere temperaturas de más de 6065ºC (puedes utilizar un termómetro de líquidos hasta que le cojas "el punto"). Nunca dejes que la base de jabón hierva; perderá toda la humedad y ¡tú habrás perdido tu trabajo! 2. Añade la Esencia: Personalmente, me gusta añadir la esencia antes del color (¡fuera ya del fuego!) pues todas las esencias, en mayor o menor grado, tiñen ligeramente la base. De esa manera, cuando añadas el color vas a hacerte una idea exacta del color final (el coco, por ejemplo, en las esencias que yo utilizo específicas para jabón, tiñe mi base blanca y la vuelve de color rosa...). Puedes utilizar, de cualquier modo, tu perfume favorito, un aceite esencial o productos naturales, como la vainilla y la miel. ADVERTENCIA: nunca uses una esencia o aceite esencial para quemadores, pueden provocarte quemaduras en la piel. Si la esencia que añades es específica para jabón, la cantidad aproximada es de una cucharadita (5cc) por cada 250 grs de base de jabón; es decir, un 2% de esencia. 3. Añade el color: Puedes añadir casi cualquier cosa (!) para colorear tu jabón. Los colorantes alimentarios funcionan pero tienden a perder color con el tiempo. Hay muchos tipos de colorantes. Nosotros vendemos los geles de TKB Trading (estables a la luz, no pierden color), visita la página de nuestros productos. Añade el color poco a poco, ya que siempre puedes añadir más. Un exceso de colorante, aparte de un desperdicio, es una papeleta segura para ganar espuma coloreada que manchará la manga de tu albornoz o tus toallas..... 4. Otros aditivos: Puedes añadir otros aditivos, como diferentes aceites, para una pastilla más hidratante. Algunos aceites y mantecas que van muy bien son: aceite de almendras dulces, aceite de germen de trigo (vitamina E), manteca de mango. Nunca añades más de una cucharada sopera por 500 grs de base de jabón. Demasiada cantidad de aditivo hará que tu jabón salga blando y húmedo en exceso, por lo que no cuajará bien. 5. Vierte en un molde: Puedes usar casi cualquier cosa que tengas en la cocina como molde, desde una caja de mantequilla hasta un tupper ware, tazas de plástico o las bandejas plásticas donde viene encajadas algunas galletas, corta pastas (si haces una plancha fina de jabón), moldes para repostería o velas.... CUALQUIER COSA!! Una vez vertido el jabón en el molde, puede formarse burbujas de aire en la superficie. Ten siempre a mano un bote pulverizador con alcohol rebajado (alcohol de fricciones inodoro, de 85º). Con un solo pulverizado y las burbujas desaparecen instantáneamente. 6. Desmolda: Si no has engrasado el molde con una ligerísima capa de aceite de maíz o de vaselina líquida, puede costarte trabajo desmoldar la pastilla. Recuerda que la base se vuelve líquida y luego, al cuajar, de nuevo se hace sólida. Por lo tanto, el jabón está adherido al molde prácticamente "al vacío".

la harina de avena y las hierbas en una cacerola. Pese a la extraña apariencia del resultado. esto hará que se separen los restos de la harina de avena y hierbas que sobran. de jabón base para derretir ¼ de cucharadita de aceite esencial del romero ¼ de cucharadita de aceite esencial de sálvia ¼ de cucharadita de aceite esencial de la lavanda 1 taza de harina de avena ¼ de taza de flores secadas de camomila ¼ de taza pétalos del caléndula 1/8 de taza de raíz de la malva 1/8 taza de ortiga secada 1/8 taza de romero seco 1/8 taza escaramujos secados 1 taza y 1/2 de agua destilada Procedimiento que mezcla: 1. combina el agua. Es idóneo para la piel seca. Cuando esta mezcla está lo bastante fresca para manipularla. la filtras a través de un paño de queso doblado .Cinco minutos en el congelador y un poco de agua caliente en la parte exterior del molde harán un buen trabajo a la hora de desmoldar tu jabón. Consigue tanto como puedas. Si no lo vas a utilizar para darte una de las mejores duchas de tu vida. Producción: Aproximadamente 17 barras de 4 onzas Preparación Tiempo: 1 a 2 horas (por tiempo de enfriamiento) Ingredientes: 500 gr. te aconsejo que lo envuelvas completamente en film plástico transparente. entonces cubrir y dejar a fuego lento durante 30 minutos. Aprende a fabricar tu misma/o tus propios jabones. La mezcla es el líquido grueso que exudará a través de tu paño. para evitar que se deshidrate. aromático y calmante del jabón es una manera maravillosa de volver a conectar con la naturaleza a través de las hierbas y de la harina de avena. Úsala!! Tu jabón estará listo para usar en cuanto se haya endurecido ("cuajado"). 7. Algunas horas antes de empezar a preparar este jabón. En este primer artículo te descubrimos como crear un jabón que hidrata profundamente la piel gracias a la avena. Crea tu propio jabón de avena derretida con lavanda Este derretimiento herbario. preferiblemente cubierto con una tapa. . y por otro lado tiene un efecto relajante gracias a la lavanda y su emisión de ondas alfa. Deja el perolo en un sitio fresco. Sube el fuego hasta que empiece a hervir la mezcla. esto ayudará al acabado que deseas en tu jabón.

7. Las burbujas se levantarán y desaparecerán rápidamente después de que viertas el jabón. Dejar el jabón endurecer. revolviendo lentamente. No debe estar demasiado dura la mezcla en el momento de agregar los aceites esenciales o el olor se vaporizará. cortar el jabón base en pequeños cubiletes y colócalos en una taza que pueda ser introducida en un microonda. 5. Revolver la base lenta y minuciosamente ya que sino obtendrás burbujas de aire. Agregar la mezcla herbaria y los aceites esenciales tan pronto como puedas tocar la mezcla de un modo seguro. (Las burbujas de aire no dañan. interrumpiendo para amasar la el jabón. ( 3. Tu base del ahora-líquido estará muy caliente. Calienta a máxima temperatura durante 30 segundos. Las barras pueden ser utilizadas tan pronto como se endurezcan totalmente. Revolver suavemente y verter en tus moldes.2. Con un buen cuchillo. 6. ¡Dirigirla con cuidado! Deja refrescar la masa hasta que puedas tocarlo confortablemente. Si deseas evitarlas. Dejo generalmente mis barras al aire libre cerca de 24 horas y después las almaceno así que no se secan demasiado. incluso pueden resultar estéticas). rocías tus moldes con alcohol de frotamiento. 4. . Uso para la cara y cuerpo en baño o ducha. Un truco para que el jabón se extraiga con mayor facilidad del molde es introducir este los primeros 10 o 15 minutos en el congelador. Quitar y revolver hasta que todos los pedazos de la base del jabón se han derretido.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful