EL NUEVO SECRETO  POR: Dr. Meir Finkel, Ph.D.

 
Contenido general  I.  INTRODUCCIÓN GENERAL    1.1  Antecedentes  1.2  Situación  1.3  Contexto  1.4  Acercamiento al tema  PLANTEAMIENTO DE LA INVESTIGACIÓN    2.1  Objetivos  2.1.1  General  2.1.2  Específico  2.2  Importancia de investigación  MARCO TEÓRICO    3.1  Pensamiento de Zig Ziglar  3.2  Pensamiento de Norman Vincent Peale  3.3  Pensamiento de Stephen R. Covey  3.4  Pensamiento de Joel Osteen  3.5  Pensamiento de Dale Carnegie  3.6  Pensamiento de Rhonda Byrne  3.7  Pensamiento e Napoleón Hill  3.8  Pensamiento de Meir Finkel  EXPOSICIÓN DE RESULTADOS    4.1  Propuestas de los pensadores  4.2  Análisis de las propuestas  4.3  Opinión personal  4.4  Aplicaciones prácticas  4.5  Importancia del tema  CONCLUSIONES    5.1  General  5.2  Específicas 

  II. 

  III. 

  IV. 

  V. 

    VI. 

BIBLIOGRAFÍA    6.1  General 

El nuevo secreto 
I. INTRODUCCIÓN GENERAL  Para abordar este tema se debe tratar desde una perspectiva funcional deshilando el tema del  éxito en la vida desde lo general en sus múltiples elementos que lo integran.  Posteriormente se  integrarán dichos elementos para ensamblar el tema en forma general para ser analizado desde  una perspectiva estructuralista.  1.1 Antecedentes  Para llegar a alcanzar el conocimiento acerca del nuevo secreto se requiere de paciencia. Una  palabra compuesta por “paz” y “ciencia” que literalmente significan tranquilidad y conocimiento.  Comprender el nuevo significado de la combinación de ambas toma su tiempo. Y, “y lo que toma  su tiempo perdura en el tiempo” siendo esta la primera premisa para conocer el nuevo secreto.  La paz interior se alcanza al aprender a conocer la propia conciencia y alcanzar el autodominio en  forma circunstancial. Para esto se requiere de un autocontrol interior denominado actitud y que  se manifiesta en forma exterior como fuerza de voluntad.  Se requiere una condición física, mental y espiritual para asumir esta actitud con autodisciplina  para lograr alcanzar las metas propuestas con la convicción de hacer algo por voluntad propia con  esfuerzo, determinación y control hasta lograr los cambios deseados.  1.2 Situación  Se debe observar en forma crítica el entorno circunstancial para convertir el esfuerzo en la  oportunidad que se desea encontrar. La oportunidad no se presenta en bandeja de plata, tampoco  llega por azar del destino. Debe ser invocada para que ella responda  al llamado de quien la  reclama y la reconoce cuando ella se presenta.   El trabajo constante y en forma prolongada transforma la energía interior de cada persona en  resultados exteriores que sobresalen y se destacan por acontecimientos extraordinarios  relacionados con la transformación de esta energía en reconocimiento exterior.  Este reconocimiento es consecuencia directa de la estabilidad profesional y laboral, y es la causa  del prestigio ganado a base de una reputación. El efecto es la fama y la fortuna. El premio  motivador del trabajo persistente, del entrenamiento continuo y de afrontar los desafíos de una  forma sobresaliente haciendo algo extraordinario nunca visto antes.  1.3 Contexto  Lo más importante en la vida es resolver primero qué es lo más importante estableciendo las  prioridades en la dimensión del tiempo que transcurre en forma constante llevando la vida al  siguiente nivel de crecimiento, tan elevado como la imaginación lo permita. 

Es la búsqueda de los valores vitales a través del desarrollo de capacidades de autoevaluación  introspectivos en la profunda dimensión de los pensamientos, los sentimientos y las emociones,  hasta encontrar la visión que se tiene de la vida.  El propósito de la vida inicia en un punto de parida, transita con un destino y alcanza el punto de  llegada, el final. En otras palabras la vida está destinada a un fin.    El recorrido por la vida requiere de determinación al establecer con precisión la trayectoria hacía  el destino deseado, las metas trazadas y la dirección del propósito hasta lograr lo que se desea.  1.4 Acercamiento al tema  En esta investigación el lector encontrará la fórmula mágica que ayuda a cambiar el destino de la  vida mediante un cambio en la forma de ver la vida y de ser visto en la vida. Se trata de un camino  que inicia con el primer paso, mismo que es dado en la mente de las personas por medio de ideas,  sentimientos y deseos.  La percepción del éxito se concibe en la mente en combinación con los sentidos sensoriales y  extrasensoriales conformando las tres variables: instinto, intuición e inspiración, que estimulan  una energía interior que dan el sentido espiritual de la vida.  Todo cuanto se haga en una vida exitosa resulta de la transformación de las tres variables  anteriores manifestadas en una emoción interior electrizante, positiva y beneficiosa que  transforma en mundo exterior impregnándolo de satisfacción, paz y tranquilidad.  Todos los autores consultados sobre este tema coinciden que la energía endógena que influye en  forma exógena es la actitud. La causa de esta energía actitudinal se encuentra en el deseo y su  efecto se materializa a través de la acción. Actitud, deseo y acción son los generadores de una  fuerza extraordinaria que origina la fuerza de voluntad.  La voluntad de realizar cambios en la vida, de retar al destino y de luchar hasta la victoria depende  de tres factores: mente, cuerpo y espíritu. En las siguientes páginas se expone en forma clara y  precisa como la fortaleza mental produce pensamientos positivos, un cuerpo en buna condición  física responde a los cambios y la importancia de alimentar el espíritu por medio de la fe.    II. PLANTEAMIENTO DE LA INVESTIGACIÓN  2.1 Objetivos  El propósito de esta investigación  es desvelar el nuevo secreto del éxito.  Se buscará verificar y  demostrar que efectivamente el secreto  consiste en “dar en el blanco” en forma directa con sólo  enfocarse en la dirección correcta sin escatimar esfuerzos, sin descartar nada, con vigor y todo el  potencial de ser mejor, de tener más, de no dejar de construir y crecer en dirección de una visión  de crecimiento y realización.   

2.1.1 Objetivo  General  2.2.1.1 Verificar que las metas en la vida se alcanza con positivismo alimentando el triunfo y nadie  que se retira gana, basado en el primer principio del nuevo secreto que consiste en “jamás  claudicar, encontrar otro camino si el actual no sirve”, donde la persistencia y firmeza de decisión,  consecuencia de una actitud mental, de un entrenamiento físico y fortaleza espiritual es una clara  manifestación del pensamiento positivo.  2.1.2 Objetivos específicos  2.1.2.1 Demostrar que con una meta clara y con una trayectoria definida se evitan los obstáculos y  se eliminan los distractores  por medio de una concentración mental al más alto nivel que agudiza  todos los sentidos en un sólo punto,  enfocándose en forma fija en el “blanco” hasta alcanzarlo.  2.1.2.2 Probar que el proceso para alcanzar el objetivo está compuesto por tres factores: el plan, la  visualización y la acción. Primero, se tiene una idea que evoluciona a pensamiento y se concreta  en un plan. Segundo, se debe visualizar la realización de este plan por medio de técnicas  prospectivas de concentración anticipando los resultados deseados. Y tercero, implementar y  ejecutar el plan a través de una acción proactiva.  2.2 Importancia de investigación  La primera pregunta de investigación se centra en ¿Cómo desarrollar las habilidades y las  destrezas necesarias para atraer el éxito y conservarlo?   Esta investigación responderá a la interrogantes ¿Cuándo ocurre el cambio que se desea y qué se  necesita hacer para alcanzar la prosperidad, el bienestar y la fortuna?   La aportación más importante de esta investigación será la respuesta a la pregunta ¿Por qué  algunos pensadores positivos obtienen resultados poderosos?   En la medida que se adentra en la lectura de los resultados de esta investigación se podrá  responder ¿Para qué sirve creer en Dios y cuál es su importancia en el desarrollo mental en el  fortalecimiento de un dominio propio?   Al final de la lectura, el lector sabrá ¿Dónde se encuentra la energía universal y su estrecha  conexión con la energía interior?  III. MARCO TEÓRICO  3.1 El pensamiento de Zig Ziglar  Según el motivador Zig Ziglar, en su libro Más allá de la cumbre, las aptitudes necesarias para  abrazar el éxito se pueden resumir en:  1)    Tener pasado, presente y futuro.  2)    Compartir con los amigos. 

3)    Tener fe, esperanza y amor.  4)    Actuar dentro de la moralidad.  5)    Cumplir con las responsabilidades.  6)    Dar aliento al desanimado.  7)    Saber perder para saber ganar.  8)    Desarrollar el perdón, la compasión y la gratitud.  9)    Desarrollar una relación con Dios, con el prójimo y con la naturaleza.  10)  Reconocer el fracaso como una cosa, no una persona.  11)  Ser humilde.  12)  Ser grato, cortés y bondadoso.  13)  Cuidar de la humanidad tanto cómo de la naturaleza.  14)  Creer en Dios y su fuerza Universal.    Las personas que desarrollan las aptitudes anteriores alcanzan un nivel de madurez que les  permite identificar sus posibilidades de éxito al saber quiénes son, dónde están y lo que tienen.  Son personas altamente organizadas que tienen una meta en la vida y sus prioridades están  definidas. Tienen un compromiso de triunfar y la capacidad de concentrar su energía en dirección  de sus deseos y la habilidad de realizar su visión.  El mismo autor identifica ocho principales factores que van acompañando al trabajo que produce  triunfo: la felicidad, la salud, la prosperidad, la seguridad, los amigos, la paz, la familia y la  esperanza.   La felicidad es la razón de la vida y se puede medir por medio de la sonrisa, la risa, la ausencia de  estrés y la espiritualidad del alma.   La salud es la ausencia de la enfermedad. Por ejemplo, ausencia de úlceras o de otras  enfermedades comunes, y la presencia de un cuerpo atlético lleno de energía.   La prosperidad no sólo es dinero, también espiritualidad, ya que la prosperidad espiritual trae  consigo la prosperidad material también.   La seguridad es consecuencia de un buen trabajo y lo que se puede conseguir con el dinero  producido, pero es un arma de doble filo, ya que el exceso de dinero podría debilitar la seguridad  integral del individuo al perder la humildad.   Los amigos son una especie en extinción, pero cuando se tiene cerca una persona que aprecia vivir  con valores morales, éticos y religiosos se debe reconocer que se está frente a un buen amigo, a  un verdadero amigo.   La paz mental es la tranquilidad que caracteriza a las personas de bien, cuentan con un sueño  natural y profundo durante las horas de reposo.   La familia es la bendición natural de las personas, la vida se escribe en singular pero se vive en  plural, la soledad no es buena compañía, la familia es el premio mayor.   La esperanza es lo último que se pierde. Es la energía que empuja a las personas de bien a ser  mejores y llegar cada vez más lejos: “más allá de la cumbre”.   

Citando a Zig Ziglar “la voluntad de ganar no es nada sin la voluntad de prepararse para ganar”.  Quiere decir que se debe planear, preparar y esperar, si de verdad se desea llegar a alcanzar un  triunfo verdadero, durable y permanente.   Esta es la diferencia entre la persona común y la persona que desea en forma auténtica triunfar en  la vida. Se trata de personas que saben que no se puede solucionar  los problemas de todos, pero  pueden aportar soluciones a los problemas de la comunidad, de los integrantes de la familia o  simplemente los propios problemas.   Quiere decir que extender una mano amiga a quien la necesita, a quien la pide, o a quién la  necesita, hará la diferencia, entre el triunfo y el fracaso de una vida exitosa. Y esto se llama: pasión  por la vida.  Estas personas han desarrollado una competencia que les permite sobresalir en medio de  cualquier adversidad, desarrollando virtudes, como: valor, actitud, inteligencia, destreza,  capacidad, habilidad, creatividad y adaptabilidad.   Esto se llama tomar responsabilidad de la vida; superando el miedo con fe y con visión de solución,  porque las cosas no son como son sino como deben ser.  Aquí está el nuevo secreto del cambio; el desarrollo de una voluntad de poder hacer las cosa que  se desea, incluso cambiar el destino de la vida.   La vida es dura, la vida es cuesta arriba, la vida no es fácil, pero la vida es una continua búsqueda  de oportunidad, y al final se llega. Un refrán chino que hace alusión a la vida dice “si uno se baja  del tigre, el tigre se lo come”.  Se debe buscar el camino hacia el éxito haciendo amigos, verdaderos y sinceros amigos, que  ayudan a disfrutar las victorias, que comparten su paz mental, con buenas relaciones familiares,  sanas y felices, amigos que motivan con esperanza y fe por un futuro mejor.  Alcanzar la alegría de vivir es una señal que se está por el buen camino hacia la realización de lo  que se desea, y el nuevo secreto está en tener una visión clara de hacia dónde se quiere llegar,  haciendo uso la inteligencia, aprendiendo a trabajar duro sin quejarse, esforzándose a desarrollar  iniciativas productivas y tener un carácter bien curtido.  Las cosas de la vida dependen enteramente de uno mismo, de los deseos y los pensamientos.   La actitud de triunfo está ligada a las siguientes características: honestidad, fe , disciplina,  convicción, enfoque, dirección, deseo, esperanza, crecimiento personal, paciencia, economía,  persistencia, flexibilidad y gratitud.  Un factor intrínseco para alcanzar el éxito es la disciplina. A base de entrenamiento mental,  mediante la aplicación de valores, principios y hábitos de vida correctos, que ayudan avanzar en  dirección del triunfo. El talento y la vocación son dos elementos complementarios que ayudan en 

la trayectoria deseada, pero la disciplina es el fuego refinador mediante el cual el talento llega a  ser habilidad.  La disciplina, como factor del éxito, tiene que ver más con la fuerza de voluntad. La energía  interior que es necesaria en todas las actividades, sean físicas, mentales, emocionales y también  en lo espiritual.  La persona que logra el triunfo y lo ostenta, cumple con las virtudes antes mencionadas, pero no  olvida su apariencia personal, tanto su físico como su atuendo. Cuida su alto nivel de desempeño,  mantiene su eficiencia personal y de trabajo.  Una persona debe decidir si su vida será agradable y positiva; tiene que tomar su vida en sus  manos y asumir el papel que le corresponde, cambiando de actitud.  Debe desear un propósito en  su vida y visualizando, con una gran dosis de motivación. Únicamente de esta forma se podrá  encender la energía interior.  La motivación desarrolla y estimula la creatividad y el ingenio, ayuda a ver la solución dentro del  mismo problema, mejora el desempeño individual elevando la resistencia física y mental.  Transforma personas comunes en seres virtuosos y que saben hacer más por  los demás..  La vida es un entreno constante, una preparación sinfín para poder enfrentar cualquier  adversidad, por hostil que parezca. Este entreno consiste en tener en mente en forma permanente  pensamientos con planes para alcanzar los objetivos trazados.   El constante ejercicio mental, adoptando técnicas de pensamiento positivo, hará que surjan  nuevas ideas, que requerirán nuevas actitudes. Este cambio interior generará cambios exteriores  en el entorno.  Estos cambios en la vida, física, anímica y mental, logran reforzar los pensamientos positivos. Con  sentimientos de disfrute, de  plenitud de vida y de felicidad; hay un cambio electro‐neuro‐bio‐ químico dentro de los organismos, que los levantan hasta el cielo.  El nuevo secreto consiste en desarrollar ciertos factores indispensables y necesarios para que la  motivación pueda actuar, y estos son: actitud correcta, expectativas personales, esperanza de  éxito, visión optimista del mundo, plan de acción, persistencia frente al fracaso,  control de  la  vida, y desear propósitos futuros.  Asimismo poner en práctica lo anterior se puede por nueve pasos:  1)   Tomar interés en un tema y compartirlo con personas con intereses iguales.  2)   Tener un programa de ejercicios. Fortalecer la condición física.  3)   Cambiar los hábitos de trabajo, mejorar el rendimiento y el desempeño.  4)   Asistir a sesiones motivacionales o similares.  5)   Persistir y enfrentar adversidades hasta superarlas.  6)   Tener convicción, entusiasmo, y determinación. 

7)   Encontrar nuevas habilidades que superen el umbral de resistencia humana.  8)   Aprender a usar la energía interior para cambiar la realidad exterior.  9)   Dar información y compartir conocimientos, enseñar  a la gente.    El pensamiento positivo es el que permite al individuo utilizar al máximo sus habilidades y  experiencias. Dependiendo de la circunstancia así será la reacción. En otras palabras: “El   pensamiento tiene una relación directa con su desempeño, el pensamiento debe estar basado en  una sana información”.   Cuando se está frente a un problema o un desafío,  no hay que dejar de ser realista y afrontar la  situación, identificando adecuadamente y sabiendo que podrá ser superado. Esto se alcanza con  entrenamiento y preparación constante.   Se debe siempre estar listo a reaccionar efectivamente con resultados positivos; la fórmula para  llegar a esto, es: pensamiento positivo más entrenamiento positivo, igual a resultados positivos.  La naturaleza humana por su misma racionalidad tiene el control sobre las conductas,  pensamientos y actos. De esta forma es posible controlar por voluntad propia la actitud.  Por ejemplo, controlar el estado de ánimo, el sentido del humor y la seriedad con la que se  abordan las realidades de  la vida.  Es de humanos reírse. Es muy humano dejar salir el sentido del humor y tomar las cosas con  controlada calma. Reír libera energía positiva, es bueno para la salud, acerca a las personas y aleja  los problemas y mejora el vocabulario, lo que se dice, lo que se escribe y como se leen.  Igualmente importante es la autoimagen que se crea uno mismo al decirse cosas estimulantes y  recordar las virtudes positivas que se tienen. Estos sentimientos íntimos de armonía y satisfacción  son la recompensa que motiva un esfuerzo adicional de generación de energía positiva.  Las cosas que más se desean en la vida son las más gratificantes emocionalmente, y aquí  encontrará el lector una guía para alcanzar sus metas.  En primer lugar se debe establecer un gran  objetivo a largo plazo compuesto por unas  metas a corto plazo con su plan de acción y un curso  bien definido programado para ejecutar y alcanzar el éxito.  En segundo  lugar hay trece pasos  específicos que dar:   1) Compromiso. Comprometerse a que va alcanzar su meta. Sentirse obligado ante si mismo,  involucrándose hasta realizarse. Hay un sólo paso específico para llegar a la meta:  comprometerse.  Siendo esta  meta  un lugar a donde se quiere llegar, la culminación de un  trayecto, el término señalado a una carrera, el fin a que tienen las acciones o los deseos de  una persona.   2) Auto control diario. Comprometerse a un diario, entrenarse y estudiar día con día; pero  llevando un registro de actividades, metas logradas y su detallado auto control. Desde el  primer saludo matutino inicia la cacería de metas por alcanzar. Registrar las acciones, las cosas 

3)

4)

5)

6)

7)

8)

9)

10)

buenas o malas; las primeras para mejorarlas, las segundas para evitarlas. Anotar cada detalle  es clave para evitar los errores.   Establecer prioridades. Dividir las metas en pequeñas partes. Es más fácil cumplir con metas  cortas o pequeñas, así que se puede llegar a metas intermedias que llevarán a una meta  mayor, y seguido así hasta alcanzar el objetivo propuesto.  Situación que permite aplicar dosis  diarias de compromiso, pequeñas metas diarias para alcanzar otras grandes, de la misma  forma que se recomienda dividir la meta en pequeñas porciones  y vivir los logros que se  realizan en el trabajo y fuera de él.  Estar en forma. Mantenerse  física, mental y espiritualmente en forma. Mental y espiritual son  la misma cosa y se refiere a la parte intangible (pero real) de la vida, que se lleva en un cuerpo.   La primera meta al amanecer: abrir los ojos, la segunda: respirar y van acumulándose las  metas alcanzadas en diferentes campos, físicamente: moverse, vivir; mentalmente:  soñar,  pensar y  expresarse; espiritualmente:  permitir la invasión de fe.  Innovando frente a lo adverso. Convertir las desventajas en ventajas. Desarrollar  nuevos  hábitos con  nuevas costumbres; capacitarse en tareas específicas para hacer cosas que  requieren de esfuerzo. Las dificultades  obligan a agudizar los sentidos; lo que facilita la  resolución de las cosas cotidianas. Un método para superar situaciones críticas, es la  creatividad y la innovación frente a lo desconocido, poniendo  a un lado el problema que  impide alcanzar una meta y seguir hacia delante con nuevos atributos y habilidades  extraordinarias.  Ahuyentando la depresión. Aprender a responder a la desilusión y no dejarse sorprender por  ellas. Cuando las cosas no salen como se quiere, frustra y cada quien se pone triste a su  manera. Si se reacciona en forma  equivocada, se puede cambiar en forma negativa el rumbo  hacia las metas.  Se debe esforzar  por dejar atrás estas adversas experiencias. Mejor tratar de  no ser tan exigente o perfeccionista, y además,  controlar la respuesta ante una desilusión.   Mando, carácter y compromiso. Disciplínese, esta es la orden.  Esto es  disciplina, cumplir las  obligaciones, incluyendo las autoimpuestas. La carrera de la vida, la especialización hacia el  éxito y la forma de desenvolverse,  son con resultados positivos cuando se han realizado con  disciplina. Se habla de tener un orden y un control para hacer las cosas en forma disciplinada.   Trayectoria variable y metas firmes. Cambiar de dirección, no de decisión. La dirección se  refiere al trayecto que toma la energía interior tratando de alcanzar la meta exterior.  La meta  es una decisión tomada, que no se desea variar aunque la dirección sea otra. No hay que  olvidar que hay factores externos que escapan de control: ambientales, políticos, culturales,  sociales o económicos;  hay que saber anticiparse y cambiar la dirección.  Expresar la meta. Conseguir toda la ayuda posible. Expresarlo en voz alta, compartirlo con la  pareja o los socios, ayudará a encontrar apoyo. Compartir con la familia o con los amigos  íntimos las aspiraciones o metas, ayuda al entusiasmo. Al tener intereses comunes con otros,  existe una relación en un vínculo común al tener aliento renovado y encender el deseo por  seguir en esa dirección.   Trabajo en equipo. Llegar a ser una persona que trabaja en equipo, evitando completamente  el egoísmo. En conjunto aumenta la energía del grupo, el calor humano que surge del esfuerzo 

en equipo es mayor que la simple suma grupal de participantes. Son personas orientadas en  esta dirección, una clase aparte, con conocimiento de hábitos orientados al trabajo en equipo.  11)  Triunfar está en la mente. Pintar un cuadro mental positivo. Si se piensa sólo en sobrevivir, en  sólo participar, en sólo jugar y  no perder, se perderá el entusiasmo. En cambio si se piensa a  ganar, en triunfar, en alcanzar la meta, se estará pensando positivo y será un acto optimista.  No se participa sólo por el placer intrínseco, el éxito se alcanza canalizando todo el esfuerzo,  planificación, preparación y entreno en dirección del triunfo.  12) Auto imagen de ser, hacer y poseer. Visualizar la imagen de lo que quiere ser, hacer o tener.   Se debe tener  clara una autoimagen, y saber de dónde se viene, quién se es, y hacia dónde se  va, entonces se puede pintar con facilidad una autoimagen y visualizar el futuro. Si se desea  cumplir una meta, hay que imaginar que ya se ha alcanzado. La técnica del “cómo sí” sirve en  este caso para asumir un rol vital que la persona desea desempeñar en su mundo.  13) Deseos cumplidos. Los sueños pueden convertirse en realidad.  Es realmente peligroso el  poder del pensamiento en la transformación de los sueños en realidades.  Con suficiente  motivación y entusiasmo, los sueños (aspiraciones, propósitos, metas, objetivos, etc.) se  pueden volver realidad.     3.2 El pensamiento de Norman Vincent Peale  El mensaje del escritor Norman Vincent Peale se centra en la obtención de buenos resultados en la  realización de las metas por medio del pensamiento positivo.  El proceso propuesto consiste en  pensar, crear, imaginar y actuar hacia resultados poderosos.   Las principales cualidades de un pensador positivo son: tener incentivo, estar motivado y confiar  en sí mismo. Mismas que liberan habilidades extraordinarias en la personalidad de quién las  aplique en su vida con fe.  Para asegurar  el éxito con el poder positivo se debe considerar los siguientes nueve parámetros:  1) Pensar a donde se quiere llegar en la vida.  2) Tomar una decisión firma en cuanto al objetivo vital.  3) Formular las metas en forma clara y precisa.  4) Aprender cómo alcanzar las metas propuestas.  5) Fijar un tiempo para lograr las metas establecidas.  6) Pedirle a Dios para asegurar un buen resultado.  7) Dedicarle a las metas un esfuerzo sin darse por vencido.  8) Aplicar el pensamiento positivo.  9) No suponer que ya se tiene todo, una meta lleva a la siguiente. 

El pensamiento positivo pide una mente organizada y enfocada hacia propósitos muy bien  definidos, un cuerpo con salud, fortaleza y personalidad, y un espíritu con buena actitud, creativo  y con fe.  El proceso del pensamiento positivo de Peale se compone de cuatro factores básicos:  1) Fijación de metas.  2) Pensamiento positivo.  3) Visualización.  4) Fe.  Se debe encontrar en la mente la capacidad de crear, de creer y de ganar. Esta capacidad mental  provoca  resultados poderosos como consecuencia de un gran poder humano compuesto por la  confianza, la fe y la convicción.   Cuándo una persona, es franca consigo misma y reconoce la necesidad de un cambio en su vida, y  se propone a realizarlo, el cambio se lleva a cabo. Para ello debe desarrollar una capacidad de  comunicación consigo mismo, con otras personas y con Dios.  Una buena salud mental se refleja en la forma que una persona aborda sin temor y supera las  dificultades y los problemas de la vida con dos premisas básicas. Primero, los problemas son un  síntoma de vida. Y segundo, todo problema contiene la semilla de su propia solución.  Los problemas externos de la vida provocan a su vez problemas internos en las personas causando  preocupaciones y angustia que afligen al grado de bloquear las facultades creativas para hacerle  frente a los problemas ordinarios de la existencia humana.  Una fe vigorosa minimiza el temor de enfrentar los problemas y ayuda a continuar buscando el  punto blando del problema para encontrar con determinación una solución positiva.   El pensamiento positivo convierte a las personas en realizadoras sin limitaciones y con una fuerza  interior que resuelve en forma poderosa cualquier problema que se les presente con cuatro  elementos psicológicos, que son: 1) resolución, 2) dedicación, 3) disciplina, y 4) actitud.   La actitud es la primordial y tiene que ver con la manera de pensar y creer. Este patrón de  pensamiento influye en las manifestaciones externas, modificando en forma favorable las  circunstancias,  gracias al poder del pensamiento positivo, pensando lo mejor, haciendo lo mejor, y  siendo lo mejor que se pueda.  Una vez que se aprende a alejar la angustia de la mente la prosperidad encuentra un terreno fértil  para crecer y desarrollarse hasta descubrir las facultades intrínsecas que ayudan a identificar las  oportunidades que producen los triunfos. 

El pensador positivo se sobrepone al desaliento por medio del deseo, la voluntad y el esfuerzo.  Rechaza el fracaso y desecha las expresiones pesimistas y derrotistas. Elimina los conceptos  negativos y los reemplaza con afirmaciones positivas.  Otra técnica propuesta por Norman Vincent Peale es la del pensamiento dinámico, un sistema  complejo como el pensamiento mismo que va un paso adelante pensando en seguir adelante con  la decisión de hacer más y mejores cosas.   Las personas de éxito saben cómo resolver situaciones adversas y construir nuevos caminos en  dirección de su triunfo. Comprenden situaciones extraordinarias que otras personas no tienen esa  capacidad de reconocer estos sucesos maravillosos.  El pensamiento dinámico utiliza un proceso de cambio a base de cuatro pasos:  1) Desear con fe que el cambio ocurra.  2) Saber en forma específica en qué forma será el cambio.  3) Fijar un tiempo determinado para el cambio.  4) Empezar de inmediato a visualizar el cambio.   En un mundo material habitado por mentes humanas y con un ambiente espiritual la vida  transcurre sobre tres planos, el material, el mental y el espiritual. La convergencia de estos tres  produce una energía universal reconocida como la fuerza vital.  La manifestación de la triada de la fuerza vital tiene una relación directa con los resultados de las  acciones realizadas en cada uno de estos tres planos. Siendo la relación: lo material (cuerpo) con la  prosperidad, la mente (pensamientos) con el éxito y el espíritu (alma) con la felicidad.  Si se comprende la triada vital se puede utilizar esta fuerza energética universal para mantener un  cuerpo sano, una mente brillante y un espíritu con fe. De esta manera se crea un ambiente  positivo que fomenta el deseo intenso y sostenido de poder lograr transformar los sueños en  realidades.  Al poner todas estas ideas en orden e incorporarlas en forma integral a la vida, las personas se  transforman en mejores seres humanos con gran capacidad de pensar y expresar sus ideas en  forma organizada con mucha potencia y gran creatividad.  Norman Vincent Peale presenta los diez principios del “sí se puede”:  1)   Imprimir indeleblemente la meta en la mente.  2)   Imaginarse siempre que se tiene el éxito gracias a Dios.  3)   Sustituir los pensamientos negativos por pensamientos positivos. 

4)   Minimizar mentalmente las dificultades y maximizar las fuerzas.  5)   Negarle el poder a las dificultades y afirmar el poder de la fe para superarlas.  6)   Tener mucha confianza en sí mismo y fortalecer la autoestima.  7)   Ser genuinamente amistoso, colaborador y generoso.  8)   Seguir aprendiendo, creciendo y mejorando.  9)   Construir realidades a base de: resolución, dedicación, disciplina y actitud.  10) Afirmar en forma diaria el poder de Dios.  3.3 El pensamiento de Stephen R. Covey  Covey reconoce la complejidad de la vida, la intensidad del trabajo y la necesidad de sentirse  comprendido. Y presenta los principios necesarios para mantener el equilibrio existencial.  Coincidentemente con otros autores, indica la necesidad de una actitud mental positiva.    Es así como aconseja que si se desea cambiar la situación del entorno uno mismo debe cambiar.  Para ello se debe desarrollar una personalidad ética, habilidades de comunicación, estrategias de  influencia y pensamiento positivo.    El paradigma de Covey sobre la efectividad humana se basa en una actitud positiva y una conducta  ética. El mismo autor reconoce la necesidad de fortalecer la dignidad humana, la cultura de  servicio, cultivar la paciencia, la educación y el estímulo.    El esfuerzo necesario para producir cambios extraordinarios y transformar la vida requiere de  hábitos efectivos y pautas de conducta internalizados basados en conocimiento, capacidad y  deseo.    Según Stephen Covey el ser humano tiene la libertad interior de elegir por medio de la  autoconciencia, la imaginación, la conciencia moral y la voluntad independiente. Esto se  manifiesta por medio de la habilidad de las personas para elegir la mejor respuesta a un problema.    El primer hábito de la gente altamente efectiva es la “proactividad”. Las personas proactivas llevan  consigo son propio clima. Esto depende de la forma en que se responde frente a las experiencias  creando una energía positiva que transforma una situación adversa en favorable.    El segundo hábito de la gente altamente efectiva es “empezar con un fin en la mente”. Por medio  de la imaginación y la creatividad se puede visualizar el mundo que hay en el interior de la mente.   La idea de Covey radica en formular una misión personal declarando lo que realmente es  importante en la vida. Se trata de un proceso mental basado en cinco características básicas: es  personal, es positiva, está en tiempo presente, es visual y es emocional.  

El tercer hábito de la gente altamente efectiva consiste en  “establecer primero lo primero”. Se  debe practicar una autoadministración efectiva  y empezar por el primer paso en la generación de  soluciones. Se debe decidir cuáles son las prioridades más altas y programar fechas de ejecución.    Al respecto Covey presenta seis criterios importantes:    1) Coherencia. Debe haber armonía, unidad e integridad entre visión y misión, roles y metas,  prioridades y planes, deseos y disciplina.  2) Equilibrio. Identificar los roles en la vida, cuidar la familia, la preparación personal y el  desarrollo profesional.  3) Centrarse en los resultados. Se debe organizar el tiempo, establecer prioridades, y planificar  una agenda de actividades.  4) Dimensión humana. Se debe tomar en cuenta el trato con las personas. Mejorar la  comunicación humana.  5) Flexibilidad. El método de trabajo no puede ser rígido y debe adaptarse a las necesidades y  estilo individual de cada persona.  6) Ser portátil. Se refiere a que la agenda personal donde se tienen los datos, su organización y  planificación debe estar al alcance de la mano siempre.     Una persona organizada administra cuatro grandes áreas vitales: La identificación de los roles, la  selección de las metas, la programación temporal y la adaptación diaria.     El cuarto hábito de la gente altamente efectiva consiste en “ganar‐ganar”. Se trata de la forma de  interactuación humana donde se debe utilizar la mente y el corazón para llegar a acuerdos y  soluciones de mutuo beneficio, donde todas las partes involucradas quedan satisfechas.    Se busca crear un escenario cooperativo, no competitivo. Este principio es una dualidad, no una  dicotomía. Se requiere de carácter, integridad, madurez, comprensión, compromiso, mentalidad  de abundancia y sobretodo confianza. Es una actitud de autorespeto  por lo que se es y no por lo  que se dice.    El quinto hábito de la gente altamente efectiva dice que se debe “procurar primero comprender y  después ser comprendido”. Se trata de una aptitud para la comunicación y una tolerancia al  escuchar tomando en cuenta las necesidades de ser escuchados por el interlocutor.    Recoger todos los datos y comprender todo el contenido de la información es clave para poder  percibir el problema, diagnosticar el caso y encontrar repuestas que ayuden a solucionar los  problemas.    El sexto hábito de la gente altamente efectiva es “la sinergia”. Es parte de la naturaleza humana y  se centra en  el motivo ganar‐ganar y  aptitudes de comunicación empática, como resultado se  obtiene una suma mayor que las partes. 

La esencia de la sinergia  consiste en valorar las diferencias, respetarlas, compensar las debilidades  y construir sobre las fortalezas. Genera un ambiente que estimula la apertura de las personas a  expresar sus ideas y escuchar las de los demás.    El séptimo hábito de la gente altamente efectiva es la renovación y se identifica en forma  metafórica como “afilar la sierra”. Consiste en tomar tiempo para preparar y alistar los pequeños  detalles que componen los grandes cosas.    Se deben tener en cuenta las cuatro dimensiones vitales: la perspectiva espiritual, la autonomía  mental, la convivencia social y el ámbito espiritual.     La renovación requiere de tiempo y dedicación para establecer una visión de vida, declarar una  misión vital y ejecutar las acciones pertinentes en dirección de las metas establecidas con  determinación,  constancia, firmeza y convicción.    El octavo hábito de la gente altamente efectiva consiste en “encontrar la voz interior inspiradora”  y son dos principios:     1) Encontrar una voz propia.    a) Visión: Representa los deseos, sueños, esperanzas, metas y planes. Dando sentido y  propósito a la vida.  b) Disciplina: Es la fuerza de voluntad capaz de subordinar los impulsos y los placeres de  hoy a un bien superior más distante.  c) Pasión: Nace en el corazón y se manifiesta en forma de optimismo, entusiasmo,  conexión emocional y determinación.  d) Conciencia: Se compone de un conjunto de valores, siendo éstos: justicia, honestidad,  respeto y contribución.    2) Inspirar a los demás para que encuentren una voz propia.    a) Liderazgo: Consiste en transmitir a las personas su valía de un modo tan claro que éstas  acaben viéndola en sí mismas.  b) Conocimiento: La globalización, la democratización de la información y el acceso a las  tecnologías han creado el nuevo paradigma de compartir el conocimiento.    ) Confianza: Implica modelar habilidades para las relaciones que infundan su valía y  c producen seguridad para la grandeza del potencial interior individual.  d) Comunicación: Es parte de la naturaleza humana y consiste en dar y recibir información  en forma integral para generar la confianza de una relación de calidad que se mantiene  por la seguridad que genera.     

3.4 El pensamiento de Joel Osteen    Mientras no se pueda imaginar, mientras no se pueda visualizar, no sucederá nada. Si se desea  recibir algo del mundo exterior, antes ha de ser concebido en el mundo interior. Realizar este  ejercicio mental con fe y expectación incrementa la posibilidad de fijar la dirección correcta.    Osteen aconseja incrementar el nivel de expectativa fijando en la mente una meta más elevada en  la dirección deseada con fe y expectación. Porque si se espera más de lo mismo, eso es lo único  que se recibirá. Por eso la visión de victoria debe superar las expectativas para subir a un nuevo  nivel en la vida.    Es muy importante tomar en cuenta unas palabras de la biblia que Osteen cita en forma textual de  la siguiente manera: “…el que anda con sabios, sabio será…” y luego agrega que si uno se asocia  con personas de éxito, éxitos obtendrá. Es lo mismo que dice un viejo adagio: “dime con quién  andas y te diré quién eres”.     Si se quiere cambiar el rumbo de la vida no se puede recorrer el mismo camino que se venía  andando porque al final llega al mismo lugar y no a otro. Hay que cambiar de camino para  encontrar mejores días que logres satisfacer las nuevas y abundantes expectativas.    Ahora, si una persona piensa que lo que ha hecho hasta ahora está bien y no ensancha sus  expectativas, no podrá alcanzar las nuevas metas. Esto es como caminar en círculos, haciendo las  mismas cosas año con año. De esta manera el pasado está determinando el futuro.    Si se desea cambiar la vida por la de un vencedor, primero hay que creer que se puede retar al  destino, y después moverse en esa dirección buscando la victoria. Esto se consigue cambiando la  forma de pensar en pensamientos de que si se puede subir al nivel inmediatamente superior.    Se trata de una visión fresca que sustituya a una visión obsoleta, si cree que puede, podrá. Y esto  se llama fe. Osteen aconseja enfocar la fe en Dios, e indica que sólo Él podrá hacer milagros en la  vida. Una vez entendido esto último iniciará un cambio hacia el amor propio, si se puede aprender  amar lo invisible es muy fácil amarse a sí mismos basado en lo que uno es y ha hecho en la vida.    Esta autosatisfacción es el primer paso hacia un gran cambio interior que se reflejará en la vida  exterior. Si esto sucede así, no se debe olvidar agradecerle a Dios el favor que hizo al cambiar para  mejor el destino. A base de gratitud aumenta la autoestima y aumenta el valor de las creencias  hasta convertirse en lo que se desea.    Para que la fase siguiente de una vida supere con creces la anterior hay que aprender a “ver” el  mundo invisible. Comprender al mundo sobrenatural según las propias creencias. Con fe y  expectativa la persona se vuelve en lo que cree.   

Desarrollar esta mentalidad visionaria requiere de habilidades como la concentración, sagacidad  como la concentración, el talento como al vocación, la sabiduría a base de conocimiento y el poder  ver lo sobrenatural en lo natural.    Para ser un campeón en la vida primero se debe retarla y vencerla hasta recibir lo que le  pertenece. Esto se produce cuando se tiene un nivel superior de seguridad donde no se requiere la  aprobación de nadie para realizar los cambios que se quiere hacer. Se requiere ser libre, sin lazos  ni ataduras.    El poder de los pensamientos determina las acciones, las actitudes y la imagen propia. Con actitud  positiva no pueden pasar cosas malas, sólo cosas mejores caracterizadas por victoria, poder,  fuerza, grandeza, bendiciones y excedentes.    Si se desea cambiar la dirección del destino vital se requiere un proceso de decisión movido por los  pensamientos de gozo, paz y abundancia. Quiere decir que la mente humana es la que transforma  la vida humana.     Cuando se tiene autoconfianza en las habilidades personales aumenta la calidad de la creencia, al  grado donde aquello que se creía imposible antes, ahora se vuelve posible. Esto se logra a base de  una actitud correcta a base pensamientos positivos hacia el futuro.    Los pensamientos se materializan a base de palabras. El poder de las palabras son enormes, en  especial si se escuchan con detenimiento. Las palabras son semillas plantadas en la mente. Son la  retroalimentación que espera recibir la mente pensante.     Al decir algo con suficiente frecuencia, con entusiasmo y pasión, muy pronto la mente comienza a  actuar sobre lo que se está diciendo. Palabras positivas llenas de fe, victoria y salud,  son palabras  que atraen la victoria. Quiere decir que si se quiere cambiar el mundo alrededor se debe empezar  cambiando las palabras que se expresan.    El poder de las palabras son parte de un principio espiritual que ayudan a enfrentar lo que queda  por delante dejando en el pasado los problemas o las malas experiencias que de otra forma  afectarían en forma negativa la personalidad, las relaciones y la imagen personal.    Si en verdad se quiere ser sano, si realmente se quiere recibir sanidad física y emocional, se tiene  que continuar en forma positiva hacia adelante sin mirar atrás. El pasado no tiene porque  determinar el futuro. El futuro lo determina la mente a base de pensamientos.    El pasado no se puede cambiar, pero el futuro si se puede cambiar, y esta es una ley natural. Lo  que se debe hacer es tomar dos decisiones: primero, dejar atrás el pasado,  y segundo,  mirar  hacia adelante el futuro.    

A veces pasan cosas injustas, es parte de la vida. Por eso se debe busca un cambio hacia una vida  mejor, pero cuanto antes mejor. La vida presenta obstáculos que son una contrariedad, si uno se  distrae atacándolos en forma frontal pierde tiempo y se distrae, por eso es mejor esquivarlos y  tener siempre un segundo camino que supere cualquier adversidad.    Cuando se presenta un inconveniente adverso a los planes no hay que darse por vencido, todo lo  contrario, se debe afrontas de frente y perseverar hasta superar la dificultad. Se debe encontrar la  fuerza dentro de la adversidad misma para superarla.    De la misma forma que un viento contrario es la fuerza que necesita un avión para volar o una vela  para empujar un barco, la fuerza de la adversidad sirve para cambiar de rumbo, impulsar hacia las  metas establecidas y subir a un nivel mayor. Se trata de un reto que el vencedor debe decidir  afrontar en forma firme y sin detenerse.    Se trata de una fuerza externa que quiere derrumbar los planes; pero los planes pertenecen al  mundo interior, y no hay fuerza exterior que pueda tumbar la actitud interior. Reforzando la  fuerza interior, las circunstancias exteriores pueden cambiar repentinamente a su favor.    La adversidad es una prueba de la fortaleza de fe, carácter y resistencia, se enfrenta a base de  actitud victoriosa, sin dar ni un solo paso atrás, son las pruebas difíciles que la vida pone a las  personas para que se enfoquen y se orienten hacia metas concretas, son esas pruebas que da Dios  para dar el sentido a la naturaleza humana. Y su propósito es que se luche retando con una buena  actitud vencedora estos problemas.    Existen, según Joel Osteen, dos clases de fe: la fe que libera y la fe que sostiene. La primera se  requiere ante sucesos más prolongados y que requieren de más tiempo para superarlos. La  segunda es la necesaria día a día y es la que ayuda a vivir la victoria de los pequeños problemas  cotidianos con los que se deben lidiar en la casa, en el trabajo y con la naturaleza.    Uno de los retos más grandes de la vida es superar el egoísmo y volcarse hacia los demás para  ayudar y mostrar generosidad. Hay que vivir para dar, si se quiere recibir. Al hacer contenta a otra  persona, al ayudar a suprimir la necesidad de otra persona, se produce un pequeño milagro. Y esto  es un principio espiritual.    Mostrar bondad por medio de la generosidad es una cortesía es una oportunidad de asumir un rol  victorioso que trae en forma intrínseca su recompensa por medio de la paz y el gozo. Así se  comporta la persona íntegra  que hace justicia en el mundo exterior recibe bendiciones en el  mundo interior y se manifiesta en felicidad.         

3.5 El pensamiento de Dale Carnegie    La personalidad del individuo requiere de una “tecnología humana” para desarrollar capacidad  para tratar a la gente. Esta actitud humana inicia con una buena actitud y un deseo de  comunicarse bien con la gente.     Para ello conviene organizar un pequeño equipo de trabajo, generar dinamismo de apoyo entre  todos para poder superarse conjuntamente con los demás.    Las primeras siete reglas que propone Carnegie son:    1) NO CRITICAR…porque lastima el orgullo.  2) DAR ELOGIOS… expresa el aprecio sincero.  3) APOYAR COLECTIVAMENTE…creer en los demás.  4) MOSTRAR INTERÉS SINCERO… relaciones humanas.  5) ACTUAR “COMO SI”…se fuera muy feliz.  6) SONREIR…disfrutar de compartir la amistad.  7) ESCUCHAR…es educación, cultura, saber.    Antes de iniciar una comunicación colectiva, la persona se debe abrir a los demás, con los  subordinados, con los jefes, con los amigos, con todos. Utilizando los siguientes cinco pasos:    1) CONOCER…formarse como amigos.  2) ORGANIZAR…tener el mismo fin.  3) COMPARTIR…simpatía por los demás.  4) RESPONSABILIDADES…rol individual.  5) FUNCIONAMIENTO…desempeño colectivo.    La regla número uno consiste en aceptar y reconocer los propios errores y demostrar que se tiene  confianza con el resto de compañeros y construir así un grupo de confianza que proyecte una  imagen colectiva fuerte a base de integración. El interior del grupo genera una identidad que en el  mundo exterior se percibe como la imagen de grupo.    Una vez que la gente corre el riesgo de decir en forma pública lo que piensa y siente hay que  premiar su sinceridad con palabras de aliento y elogios que estimulen su autoconfianza y la  fortaleza grupal.     Un equipo de personas comprometida con una misma causa requiere ser motivado a través de  una buena comunicación que permita la retroalimentación y que estimule las dos vías de ella,  primero escuchar para luego decir. La difusión de información al interior del grupo genera una  interacción producto de la comprensión de los pensamientos de cada persona.   

El trabajo en equipo requiere crear jerarquías a base de la implantación de una cadena de mando,  cada integrante se compromete a tener buenas relaciones con las personas que entrará en  contacto.  Esto es lo que hacen los equipos de alto rendimiento que muestran un desempeño de  calidad.     Despertar  la confianza crítica entre todos los integrantes es la función del líder del grupo, quien  tiene la responsabilidad de mantener en forma constante el entusiasmo y la vitalidad del equipo  humano.    Si cada integrante muestra interés en construir estas relaciones colectivas debe esforzarse por  conocer a fondo la organización, sus directores, coordinadores, trabajadores, clientes y  proveedores. Debe comprometerse con prestar un servicio de calidad.    Las personas de alto rendimiento en su desempeño cuentan con valores, sentimientos, actitudes y  destrezas para formar relaciones de calidad que perduran a lo largo de la vida. La clave está en  confiar y creer en los que se está haciendo.    Dale Carnegie lo dijo en forma clara “…si se desea ser querido por los demás, si se desea  desarrollar verdaderas amistades, si se desea ayudar a los demás al mismo tiempo que se ayuda a  uno mismo, se debe tener en mente el principio: interesarse auténticamente en los demás”.    El objetivo es desarrollar una comunicación de calidad que se traduce en relaciones de largo plazo  a base de atención, interés, deseo y acción, en forma precisa y efectiva, anticipándose a los  acontecimientos y estando listo todo el tiempo para responde en forma satisfactoria.    Los beneficios que obtienen las personas que se encuentran sincronizadas con esta técnica son los  siguientes:    1. Autorrealización personal de cada uno.  2. Reconocimiento al trabajo en grupo.  3. Liderazgo y estabilidad laboral.  4. Cultivar una amistad para toda la vida.  5. Crecimiento profesional extraordinario.  6. Desarrollo de una imagen sobresaliente.    Al igual que se requiere en forma individual, el equipo de trabajo debe tener en mente unas metas  propuestas, una dinámica de acción organizada y efectiva que promueva un clima de amistad,  entusiasmo y vitalidad.    La gente necesita un guía y valora a quien proporciona una agenda clara de trabajo, que  monitorea los resultados y mejora las actividades en forma dinámica promoviendo bienestar y  satisfacción en el trabajo hacia la superación personal de los integrantes del grupo. 

3.6 El pensamiento de Rhonda Byrne    Rhonda Byrne presenta en su libro El Secreto el resultado de una investigación sobre las ideas  humanas, las circunstancias humanas, los sentimientos humanos, los pensamientos humanos, y  descubrió la existencia de una extraordinaria energía humana que atrae en forma magnífica todas  las cosas que se desean: salud, paz, felicidad, amor, riqueza, etc.  Cuando se visualiza se materializa es el efecto que causa el pensamiento que produce la mente  llegando a resultado ilimitados, son experiencias tan reales que le pertenecen en la medida que  cree en la acción de poseer la felicidad y el gozo por medio de esa visión interior que mueve un  poder que existe en sintonía con el universo.  Las personas que adoptan el poder del “don de la vida” con fe comprueban que sus creencias  tienen la capacidad de provocar cambios positivos en su vida por medio de la ley de la atracción  que produce la imaginación humana enfocada hacia metas concretas.  El enfoque mental de visualizar en forma interior lo que se desea en forma exterior transforma los  eventos maravillosos que funcionan y sirven para atraer prosperidad y felicidad a la vida de los  creyentes que piensan en forma positiva enfocados hacía el éxito.  Cada persona tiene la capacidad de transformar su visión interna para dar lugar a realidades  externas. Esto significa que las personas son los creadores de sus propios universos por medio de  sus ideas, sentimiento y pensamientos, y luego todo lo exterior aparecerá.   El secreto significa que cada deseo se manifiesta en la vida por medio de la creatividad y su  innovación. Primero debe enfocarse en entender la propia vida, conocerse a sí mismo antes de  considerar comprender el entorno en el que circunscribe su propia vida.   Sucede a menudo que la creación de la felicidad depende de la persona misma. La alegría está  dentro de la mente humana. La naturaleza de los pensamientos produce y determina la sustancia  que determina la salud y el bienestar de experimentar lo maravillosos de la vida.  Cuando una persona pone a prueba el poder de sus ideas por medio de la fe al visualizar un futuro  feliz permite que cosas positivas se produzcan en la vida. Así se producen los milagros. El destalle  consiste en aprender a reconocer los milagros. Si una persona aprende a reconocer los milagros  estos se producirán y darán lugar a nuevos milagros.  Enfocarse en la felicidad y el agradecimiento hacia la vida produce la atracción de buena salud,  felicidad, paz y prosperidad. El día que se aprende a reconocer milagros cambia la vida. Cuando se  pone la mente a trabajar en la creación de una visión en dirección de lo que realmente se desea  pedirle a la vida. El secreto es pedírselo a la vida y estar preparado para recibir, una y otra vez, el  “don de la vida”. 

Si se aprende a visualizar lo invisible es mucho más fácil visualizar lo visible. Se trata de un proceso  creativo mental basado en la creencia de una energía universal que se encuentra en sintonía con  los pensamientos y que se materializan mediante la innovación en todas las actividades del  quehacer cotidiano.  La importancia del contenido de este libro radica en el testimonio de personas que compartieron  sus experiencias y que dieron a conocer sus conocimientos de múltiples temas por medio de  entrevistas y testimonios de su propio secreto del éxito de sus vidas.  Esta evolución es la evolución del pensamiento que ha acompañado a las civilizaciones más  antiguas hasta el día de hoy mostrando la existencia de una fuerza sobrenatural que rige el destino  de la humanidad a través del pensamiento humano.  Resultado del pensamiento se encuentran los avances científicos y tecnológicos inexplicables para  la humanidad en el período del oscurantismo y que les fue develado a los seres humanos a partir  de la difusión del conocimiento científico y tecnológico que permitió comprender los astros y  consecuentemente la navegación, consecuentemente el descubrimiento de América dando inicio  al renacimiento con los avances que sirvieron de fundamento para la era industrial y sus avances  hasta el actual siglo digital.  La evolución de la humanidad representa la evolución del pensamiento humano y por lo tanto no  es de extrañarse encontrar en el núcleo de la obra literaria de Rhonda Byrne el poder del  pensamiento como motor universal del bienestar, de la prosperidad, del avance y de la vida en  general.  El pensamiento radica en la mente humana, tiene gran capacidad creadora y un poder  insospechado para atraer la felicidad, salud y riqueza, sea de índole personal, material, espiritual,  religiosa, humana, tangible e intangible…  El detalle es saber cómo aplicar en forma productiva el poder infinito que Dios nos regaló al nacer,  “el don de la vida”. Las imágenes que produce la mente funcionan como un extraordinario imán  desde el día que se nace por medio de las ondas cerebrales que se envían desde el interior del  cerebro hacía el mundo exterior respondiendo a las señales internas.  Lo más curioso del “don de la vida” es que invoca en forma fluida en forma constante, todo el  tiempo está en acción, construye el entorno por donde se camina en la vida. Sus resultados se ve  en todas partes aunque no se comprenda, y no obstante provoca las manifestaciones físicas de las  circunstancias que toca enfrentar en todo momento, en forma consciente, subconsciente e  inconsciente.  Se trata de un poder que todos los seres humanos tienen, pero pocos conocen, y muchos menos lo  entienden. La electricidad fluye en campos electromagnéticos que han transformado la vida  humana desde la era industrial. El ciberespacio fluye en campos cibernéticos que han  transformado la vida humana desde la era digital. 

De igual manera existe un nivel universal que funciona en el plano de un campo multidimensional  inexplicable que transforma los sentimientos, ideas y emociones en un nuevo universo de  bienestar, de satisfacción y un nuevo grado emocional que produce una circunstancia que produce  una vida mágica producto de los deseos y las respuestas a las creencias que producen la felicidad  de obtener los premios más grandes de la vida.  Las conclusiones a las que se pueden llegar analizando el pensamiento de Rhonda Byrne son:  1) El secreto de la salud, la felicidad y la prosperidad: Enfocarse en forma positiva en dirección de  los deseos positivos producen resultados positivos.  2) El poder interior de la mente en la realidad exterior: Se es lo que se piensa, para la mente lo que  se piensa es la verdadera realidad, consecuentemente conduce a manifestaciones en el plano real.  3) El secreto de la ley de la atracción: Por medio de una actitud mental positiva propicia  circunstancias favorables que atraen lo que se desea por las acciones positivas que generan las  conductas apropiadas.   4) El poder de las ideas, los pensamientos y las palabras: El cerebro produce ideas, la mente las  traduce en pensamientos y el cuerpo las transforma en palabras. Se trata de un diálogo mental  que afirma los valores que dan sentido a la vida.  5) La transformación de la vida por medio de la visualización: Las imágenes juegan un papel  preponderante en el logro de las metas vitales, se trata de construcciones mentales que tienen el  poder de atraer resultados positivos.  3.7 El pensamiento de Napoleón Hill  Liberarse de las ataduras del pasado requiere liberarse de la debilidad humana de querer algo a  cambio de nada. Para conseguir un cambio en la situación financiera se requiere de paz espiritual y  paz mental, la combinación de ambas es la requerida para conseguir riqueza.  Hill tiene la convicción de que todas las personas son guiadas por fuentes invisibles de inspiración.  A través de esta inspiración la mente humana puede enfocarse hacia el éxito y desarrollar una  conciencia del triunfo por medio de una postura mental correcta.  Napoleón Hill afirma, “quien desee triunfar en la vida necesita saber hacia dónde se dirige, ser  dueño de su mente y creer con fe plena en el objetivo”.  Quiere decir que las personas deben  definir un propósito, tener el conocimiento exacto de lo que quiere y un deseo ardiente de  poseerlo.  Un estado mental de convicción que piense en el éxito, atraerá el éxito. Los que triunfan sólo  hablan del futuro prominente al igual que los que escalan hacía la cumbre sólo hablan de subir. En  ambos caso se requiere de una buena disposición hacia el triunfo. 

La persona que sabe hacia dónde se dirige se caracteriza por una actitud mental positiva  consecuencia de pensamientos que benefician la motivación, siendo éstos:  1) La emoción del amor.  2) La emoción del sexo.  3) El deseo de ganancia material.  4) El deseo de autoconservación.  5) El deseo de libertad de cuerpo y mente.  6) El deseo de autoexpresión.  7) El deseo de perpetuar la vida.  De lo expuesto queda claro que el pensamiento de Napoleón Hill reconoce la coexistencia en  forma armónica del cuerpo, la mente y el espíritu como condición de la realización de una  existencia humana exitosa.   Es así como las grandes realizaciones de la vida, primero son concebidas en la mente y luego  hechas realidad.  El pensamiento y la fuerza vital pueden ser considerados como parte de una  misma naturaleza energética.   La técnica hacia la consecución de los deseos se basa en la autosugestión por medio de la  repetición afirmativa en forma consciente hasta que se vuelva parte del subconsciente. Este nivel  de sugestión se logra por medio de mediación y concentración enfocada hacia un objetivo  específico.  Hill afirma que las personas tienen la capacidad de crear cualquier cosa que pueda imaginar. Se  trata de impulsos creativos sintonizados con determinación con el poder supremo para atraer el  éxito que se ha propuesto.  La perseverancia es un estado mental, para cultivarla se recomienda:  1) Definir un propósito.  2) Identificar un deseo.  3) Cultivar la confianza en sí mismo.  4) Definir los planes.  5) Adquirir un conocimiento exacto.  6) Lograr la cooperación en equipo. 

7) Tener fuerza de voluntad.  8) Crear hábitos de trabajo.  Para forjar prosperidad se debe contar con la actitud mental apropiada. El carácter de esta  persona debe contar con la virtud de saber compartir. Para recibir hay que saber dar. Este es un  valor místico de las fuerzas existentes más allá del entendimiento humano.  El sentimiento del éxito viene junto a la realización personal. Triunfar en la vida es el resultado de  la misma energía que contribuye a la paz del espíritu y que es parte del poder de  atracción  vinculado a la acción mental de desear.  La persona que atrae el éxito a su vida tiene una visión creativa capaz de convertir una idea, un  plan o un propósito en una acción orientada en forma concreta hacia una dirección particular  donde se encuentra la fuerza de la realización.  3.8 El pensamiento de Meir Finkel  Aspectos estratégicos: Se debe hacer planes confiando en que Dios se encargará de dar la guía  hacia la dirección correcta. Para lograr las metas propuestas en la vida se necesitan identificar tres  variables:  1) Saber dónde se encuentra en este momento  2) Conocer lo que realmente se quiere  3) Tener un plan para realizar los objetivos  En este aspecto hay tres principios: planeación, sentido común y conocimiento.  A su vez la  planeación consta de de tres variables: visión, misión y metas. El sentido común consta de  sensatez, razonamiento y sensibilidad. Y el conocimiento, siendo el recurso más importante en la  era digital, es la riqueza intangible (ideal) que producirá riqueza tangible (material).  Una mente privilegiada que se mantiene funcionando en forma constante produce ideas, deseos,  sentimientos, anhelos y pensamientos orientados hacia metas concretas. Es responsabilidad de la  persona desarrollar su aptitud organizativa y descubrir su actitud valorativa.  La prosperidad es una manifestación externa producto de hábitos internos. Se trata de hábitos  influenciados por factores externos como la cultura, la sociedad y el entorno en general, factores  internos como la identidad, la educación y lo psicológico, y factores genéticos que pueden ser  exógenos, endógenos y actitudinales.   Todas las personas naces con inteligencia, pero aquellas personas que están atentas a nuevas  ideas, a nuevas realidades y abiertas al aprendizaje, desarrollan un nivel superior de inteligencia  que les permite crecer y vencer. 

No se nace con el pensamiento positivo, es una cualidad que se adquiere a base de creencia.  Existen tres niveles de creencia: primero, la creencia de una fuerza que rige el universo, llamado  Dios, segundo, la creencia de una energía que rige el cuerpo humano, llamado fuerza de voluntad,  y tercero, una creencia de poder cambiar el destino, llamado actitud vital.  Si se aprende a controlar estas tres creencias (espiritual, corporal y mental) se podrá dominar las  tres dimensiones: mente y sus pensamientos, la boca y sus palabras y el corazón y sus  sentimientos. Debido al poder del pensamiento positivo se modifica la realidad interior  produciendo emociones de carácter físico y de carácter no físico. De igual forma, las palabras son  la manifestación corporal del poder interior que cambia las circunstancias externas. Y los  sentimientos son la llama interior que enciendo el fuego exterior.  Son tres creencias, tres dimensiones y tres resultados, cuyos efectos convergen hacia el futuro en  una trayectoria definida que tiene una dirección establecida hacia un propósito que da sentido a la  vida.  La secuencia para cambiar el destino hacia la prosperidad y el bienestar inicia con los  pensamientos, sigue con las actitudes, continua con los sentimientos, le siguen las acciones y  finalmente se obtiene los resultados. Así es como se siembra en el presente y se cosecha en el  futuro.  Entre las semillas más importantes para cosechar prosperidad y bienestar se encuentra la  generosidad. En la religión judía la generosidad es un mérito conocido como “tzedaká” que quiere  decir justicia (tzedek), el equivalente en la religión cristiana es la caridad.   Las personas generosas tienen una actitud de dar, no solamente dinero, sino tiempo, talento,  conocimiento y de sí mismas. Se trata de un espíritu de bondad que es parte del carácter de  colaborar, de ayudar, de compartir, de no atesorar, ni ser egoístas.  Se trata de un acto de justicia caritativa para promover el crecimiento social que cambie la  situación de las personas que lo rodean, las personas de su comunidad y las personas de su  nación.    Una conducta generosa responde al principio de sembrar y cosechar, el que aprende a dar  aprende a buscar y por lo tanto a encontrar, generando así cambios profundos en la vida de los  demás y que regresan a su propia vida en forma de salud, bienestar y felicidad.  Una buena actitud se manifiesta con la comprensión, del interior individual y del exterior  colectivo, al entenderse a sí mismo, en lo particular, y al comprender a la gente, en lo general;  es  el resultado de las acciones positivas del individuo inteligente.  El enunciado es que los pensamientos positivos logran atraer resultados positivos. El argumento  que soporta este enunciado se basa en la justicia. 

Desde la perspectiva del pensamiento de Finkel, el poder de la atracción de la prosperidad, la  fuerza para lograr superar las adversidades y la energía para alcanzar el éxito, radican en el  principio del amor. Del amor propio, del amor a Dios y del amor al prójimo.  Las personas justas y amorosas son las más preciadas y apreciadas, por su don de gente manifiesto  en honestidad y justicia. Son personas dignas de confianza que protegen sus propios intereses al  igual que los intereses de los demás con sentido común.  Si todo lo expuesto anteriormente, las personas usan estos principios de vida y los aplican en sus  vidas se podrá esperar un mundo mejor, con más armonía entre las personas y respeto por  el  medioambiente.  En opinión de Meir Finkel, la fórmula para las expectativas hacia un futuro  humano mejor en este planeta se tienen que basar en dos factores cruciales: la comunicación y la  motivación.  La comunicación es una característica de la naturaleza humana desde el mismo momento de nacer  con el primer grito a la vida emitido por un bebé. En la medida que se mejoran los códigos de  comunicación se acercan el emisor y el receptor hasta fundirse en una sola fuente, a base de  concordancia, consentimiento, armonía, y en general acercarse y estar de acuerdo.  Las palabras poderosas que transforman los pensamientos positivos en realidades sorprendentes  son manifestación explícita de una buena comunicación. La voz de la energía interior es escuchada  por el destino, quien obedece y responde creando la nueva relación que desea el espíritu.  La motivación, al igual que la comunicación, es un proceso de doble vía, es bidireccional entre el  mundo interior y el mundo exterior. Para que una persona actúe de una manera determinada  debe haber un motivo o razón que lo estimule para actuar de determinado modo o hacer algo.  Hay cuatro razones básicas por las que los individuos hacen las cosas que realizan:  1) Se sienten responsables y comprometidos a realizarlas.  2) Tienen temor a las consecuencias de no realizarlas.  3) Desean satisfacer sus necesidades y deseos de éxito.  4) Quieren cambiar su destino y alcanzar nuevas realizaciones.  Motivar a las personas y automotivarse requiere de un entrenamiento, un código de conducta  ética y un conocimiento de principios y valores. Se trata de estímulos (internos y externos) que  impulsan el inicio, guían y mantienen una conducta hasta alcanzar lo deseado con la voluntad  firme y el interés necesario  que promueven la realización persistente de dichas acciones.       

 IV. EXPOSICIÓN DE RESULTADOS  4.1 Propuestas de los pensadores    Zig Ziglar dice que las personas que tienen una meta en la vida desarrollan un compromiso  personal de triunfar. Esta actitud de triunfo es el resultado de un entrenamiento mental con  técnicas a base de pensamientos positivos que convergen en resultados positivos.    Norman Vincent Peale sostiene que los buenos resultados se alcanzan mediante el pensamiento  positivo con la capacidad de crear, creer y ganar. Indica que la actitud es primordial para obtener  buenos resultados, pero además se requiere del deseo, la voluntad y el esfuerzo.    Stephen R. Covey reconoce la importancia de una actitud mental positiva para cambiar las  circunstancias, sean de índole interior como exterior. Para ello recomienda ocho hábitos  necesarios para pode percibir los problemas, diagnosticar la situación y encontrar respuestas.    Joel Osteen aconseja concebir en el mundo interior la dirección a seguir en el mundo exterior.  Además recomienda incrementar el nivel de expectativa que se tiene por medio de una visión  fresca que sustituya a una visión obsoleta. Agrega la importancia de los pensamientos positivos y  de las palabras poderosas para sobreponerse a las adversidades.    Dale Carnegie piensa que todas las personas tienen la capacidad de comunicarse y motivarse en  forma colectiva al aceptarse y desarrollar confianza en forma individual y colectiva. Desarrolla la  importancia de la sincronización grupal hacía metas concretas a base de valor, sentimiento,  actitud y relaciones.    Rhonda Byrne cree que los sentimientos de las personas son consecuencia de sus pensamientos, y  que estos pueden volverse realidad a través de técnicas de visualización que ayuden a enfocar en  forma positiva los cambios que se atraer para una vida próspera.    Napoleón Hill propone conseguir un cambio en la situación a través de paz espiritual y paz mental,  guiadas por fuentes invisibles de inspiración. Hill reconoce la coexistencia en forma armónica del  cuerpo, la mente y el espíritu como condición de la realización de una existencia humana exitosa.     Meir Finkel propone que los pensamientos positivos logran atraer resultados positivos siempre y  cuando se basen en la justicia. Además sostiene que la fórmula para las expectativas hacia un  futuro humano mejor en este planeta se tienen que basar en dos factores cruciales: la  comunicación y la motivación.     

4.2 Análisis de las propuestas    AUTOR  PROPUESTA  ANÁLISIS  Zig Ziglar  Aptitudes, actitudes y virtudes.  Compromiso de triunfar.  Norman V. Peale  Pensamiento, deseo y creencia.  Pensamiento positivo resultados.  Stephen R. Covey  Hábitos, visualizar e inspirar.  Mente cambia el entorno.  Joel Osteen  Dirección, visión y bondad.  Con fe se expande las expectativas.  Dale Carnegie  Apoyar,  compartir y sincronizar.  Ganar amigos y tener éxito.  Rhonda Byrne  Sentimiento, enfoque y acción.  Lo positivo atrae lo positivo.  Napoleón Hill  Comunicación, motivación y éxito.  Se cosecha lo que se siembra.  Meir Finkel  Crear, imaginar y hacer.  Lo invisible transforma lo visible.    4.3 Opinión personal    Una reflexión crítica de los resultados de esta investigación apunta a que todos los elementos que  componen el éxito vital, la energía universal y el poder de la atracción convergen en el  entusiasmo.    En la medida que se registran los resultados de cumplir con las metas, crece el entusiasmo por  continuar triunfando, al estar más cerca de los objetivos. El entusiasmo es un proceso emocional  de autoayuda y autocontrol por medio de la persuasión.   Se trata de una parte intrínseca de la comunicación reconocida como persuasión y funciona al  seducir a las personas  ofreciéndoles lo que les interesa. Esto crea interés y deseo y puede usarse  como motivador para la superación personal con la fuerza del entusiasmo.   Controla la felicidad, el gusto y el bienestar en los demás. Neutraliza el egoísmo, la ira y el odio.  Inspira confianza y simpatía. Estimula la sinergia y la empatía. Es calor vivo de la personalidad que  acompaña al éxito, se bebe reconocer y saber cuándo prenderlo y cuándo apagarlo.  Es un método para influenciar en forma positiva las actitudes de otras personas. Proyectando un  sentimiento de confianza. El entusiasta acepta desafíos, no deja pasar ninguna oportunidad. Tiene  deseos de hacer las cosas.    Características del entusiasta:   Tiene una actitud positiva. Es un retador victorioso. Rompe los paradigmas imponiendo renovados  modelos de prosperidad y bienestar, para él, para su familia, para su comunidad, para su nación,  para el mundo entero. Es atento y cortés. Habla y actúa positivamente. Ayuda y le ayudan. En su  mente vive la energía positiva que lo mueve e inspira a expandir sus expectativas.   Para inyectarle entusiasmo a la gente: 

Se debe ser  vivaz y matizar con paz, armonía y fe todo lo que se hace y se dice. El entusiasta  contagia a todos a su alrededor hacia la investigación, el conocimiento y la sabiduría. Se  compromete con todas las personas, tiene un rol social puesto de manifiesto por medio de  elogios. Encuentra lo bueno de la gente sin formular conclusiones precipitadas.   La recomendación para los que deseen convertirse en entusiastas:  Mantenerse en forma (física, mental, emocional y espiritual) para tener su estado de alerta  elevado. Transmitir confianza, felicidad, paz y tranquilidad a todos. Ser amistoso, feliz, alegre y  divertido. Otorgar reconocimientos para que la gente se sienta importante. Saber compartir.  4.4 Aplicaciones prácticas    1) Motivar el trabajo en equipo. Aprender a trabajar en grupo. Conocer y organizar vínculos de  compañerismo a base de empatía y responsabilidad social, enfrentando y superando las  dificultades a base de entusiasmo y vitalidad. El objetivo es establecer relaciones de calidad  perdurables en el tiempo y obtener beneficios individuales y colectivos.   (Presentación PowerPoint No.1)     2) Alcanzar y conservar el éxito a base de un andamiaje que se construye de principio (ante una  necesidad) a fin (propósito) mostrando una actitud de enfrentar con valor cualquier adversidad sin  temor y con fe de superación, al poner todo el empeño (mente, cuerpo y espíritu) hasta sustituir  los pensamientos de temor al fracaso por pensamientos positivos que atraen el éxito.  (Presentación PowerPoint No.2)    3) Psicología del deseo identificando los procesos, los factores y las acciones de atreverse a  superar las adversidades con valor desafiando el sentido común hasta llegar a la cumbre sin  escatimar esfuerzos superando la máxima capacidad exigiendo más de la mente y del cuerpo  creando una autoimagen de “sí se puede”.  (Presentación PowerPoint No.3)     4)  Ambición y orgullo de alcanzar el éxito sin egoísmo ni arrogancia. Ambición individual de no  desistir retando el destino hacia el triunfo con energía. Orgullo individual a base de cultivar el  amor propio descubriendo el gran poder de la fuerza de voluntad al afrontar y superar los  obstáculos que la vida nos presenta en el camino de realizar lo imposible hasta alcanzar la victoria  personal  mostrando una actitud de compromiso por trascender.  (Presentación PowerPoint No.4)     5) Habilidades para realizar lo que se proponga en la vida por medio de la autoorganización, la  autodisciplina y el autoaprendizaje. Reconocer el estilo propio, participando en forma activa e  influenciando en forma positiva a otras personas  a través de acciones concretas que mejoren a los  individuos y aporten a la construcción de una inteligencia colectiva teniendo un plan apoyado en  una técnica creativa que ayude a visualizar las actividades que se desean realizar en la vida. 

(Presentación PowerPoint No.5)     6) Motivar hacia la acción reconociendo las influencias externas, internas y genéticas.  Reconociendo las emociones, sean tangibles o intangibles. Reconociendo las motivaciones  subjetivas u objetivas.  Identificando las respuestas a los estímulos externos o internos. Utilizar los  pensamientos, las actitudes, los sentimientos, las acciones hasta obtener resultados  extraordinarios que transformen los sueños en realidades.  (Presentación PowerPoint No.6)       4.5 Importancia del tema    Alcanzar la paz interior y transformar la vida turbulenta en un camino organizado hacia la  realización de metas. Dar sentido a la vida en medio de las amenazas a las que se expone en el  camino hacia el éxito individual y colectivo.  Encontrar la tranquilidad que produce triunfar en la vida utilizando una mente brillante, un cuerpo  en excelentes condic0ones físicas y un espíritu de lucha lleno de fe inquebrantable.   Tener satisfacción de transformar las circunstancias adversas en oportunidades que producen  prosperidad y bienestar.  V. CONCLUSIONES    Esta investigación demuestra que el éxito es una cuestión de actitud positiva que atrae resultados  positivos y poderosos al declarar las metas que se desean alcanzar y entregarse de lleno a  realizarlas.  5.1 General    Las metas que se construyen con optimismo se logran alcanzar a base de pensamiento positivo.  Un triunfo que resulta de una actitud victoriosa persistente inspirada en la fe.    5.2 Específicas    Quedó demostrado que quien desarrolla hábitos de trabajo orientados hacia metas claras y  desarrollan la capacidad de visualizar una trayectoria definida logran alcanzar los más altos niveles  de expectativa vital.  Las personas que tienen un plan bien visualizado y actúan con valores y principios realizan el  milagro de transformar las circunstancias del mundo exterior cambiando su destino en la dirección  que trazaron en su mundo interior.   

VI. BIBLIOGRAFÍA    6.1 General    Amézquita Héctor, El maravilloso poder del pensamiento, Guatemala: Editorial Oscar de León  Palacios, 2005.  Anzola R. Sérvulo, La actitud emprendedora, México D.F.: Editorial McGraw Hill, 2005.  Byrne Rhonda, El Secreto, Barcelona: Ediciones Urano, 2007.  Carnegie Dale, Cómo ganar amigos e influir sobre las personas, México D.F.: Editorial  Sudamericana, 2002.  Covey Sthephen R., Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, Barcelona: Editorial Paidós  Ibérica, 1997.  Covey Stephen R., El 8vo. Hábito, Barcelona: Editorial Paidós Ibérica, 2005.  Cruz Camilo, La ley de la atracción, Florida: Editorial Taller de Éxito, 2007.  Hill Napoleón, Piense y Hágase rico, México D.F.: Editorial Grijalbo, 1992.  Hill Napoleón, Cómo hacerse rico sin preocupaciones, México D.F.: Editorial Diana, 2000.  Osteen Joel, Su mejor vida ahora, Florida: Editorial Casa Creación, 2005.  Peale Norman Vincent, El Poder del Pensamiento Positivo, Bogotá: Editorial Norma, 1986.  Ziglar Zig, Más allá de la cumbre, Nashville: Editorial Caribe, 1994.  Zig Ziglar, Nos veremos en la cumbre, México D.F.: Editorial Diana, 2000.     

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful