You are on page 1of 2

Ricardo Medina Macías - Santidad de la vida humana - Libertad Digital

Noticias y opinión en la red Domingo 26 de Marzo de 2006 Actualizado a las 16:49

Liberalismo

Santidad de la vida humana


Ricardo Medina Macías

Cierto, se puede ser agnóstico y ser liberal, pero con mayor razón no se puede ser
cristiano, católico o judío creyente sin compartir, con el liberalismo, esa rica y profunda
concepción antropológica, en la que el ser humano es sagrado.

Sólo remontándonos a su origen, la antropología judeocristiana, podemos captar toda la profundidad y


extensión de la libertad humana. Con toda razón, al liberalismo le repugna que las controversias humanas
–de índole religiosa, política, económica, cultural– se diriman mediante la eliminación del contrario. No
se trata de una mera preferencia política sino de una convicción mucho más profunda: la vida humana es
inviolable, intocable, sagrada.

Detrás de esta defensa a ultranza de cualquier vida humana –defensa de la que derivan las condenas a la
tortura, a la violencia, a la pena de muerte, a la discriminación, a la esclavitud, al abuso sexual, a la
dialéctica de las armas– se encuentra una concepción de la naturaleza del ser humano de gran riqueza y
profundidad. Se encuentra la esencia del hombre como individuo racional y libre, dueño de su destino y
capaz de discernir y elegir en cada encrucijada lo que le conviene, es decir, el bien. Un bien que hemos de
calificar las más de las veces como un bien relativo, sujeto entre otras limitaciones a las que impone un
conocimiento insuficiente, parcial o sesgado de la realidad y a la formidable fuerza de las pulsiones
instintivas, de la presión social y hasta de la amenaza proveniente del poder político.

Esta antropología del auténtico liberalismo es la misma antropología de la cultura judeocristiana que se
encuentra plasmada a lo largo del Antiguo y del Nuevo Testamento. La Ilustración, origen de lo que hoy
conocemos como liberalismo, hereda del judaísmo y del catolicismo –a querer o no– la noción de la
santidad de la vida humana. Sacralidad del ser humano –en cuyo núcleo está la libertad, como punto de
encuentro de la razón y de la voluntad– que queda plasmada en la Declaración Universal de los Derechos
del Hombre. La Ilustración, en cierta forma y en algunos casos, rompe con Dios, pero nunca rompe con la
noción del ser humano como algo sagrado, ni con las concepciones derivadas de esa antropología: la
primacía de la verdad, la confianza en el poder de la razón para discernir la verdad, la preeminencia del
individuo libre sobre cualquier entidad de carácter colectivo, sea el Estado, sea la Iglesia como aparato
jerárquico-burocrático (no confundir con la Iglesia como depósito de Fe y doctrina, ni con la Iglesia como
"cuerpo místico de Cristo").

Cierto, se puede ser agnóstico y ser liberal, pero con mayor razón no se puede ser cristiano, católico o
judío creyente sin compartir, con el liberalismo, esa rica y profunda concepción antropológica, en la que
el ser humano es sagrado.

http://www.libertaddigital.com/opiniones/opi_desa_30516.html (1 of 3) [26/03/2006 16:50:21]


Ricardo Medina Macías - Santidad de la vida humana - Libertad Digital

Los arrebatos del moderno "fundamentalismo anti-fundamentalista" –que pretenden abolir la noción de
verdad a cambio de un vago y sentimentaloide relativismo, necesariamente escéptico– atacan de lleno los
fundamentos de la libertad y de la sacralidad de la vida humana. Por ello, no es extraño que los veamos
hoy como aliados –¿tontos útiles?– del fanatismo, en la controversia entre la civilización y la no-
civilización.

© AIPE

Ricardo Medina Macías es analista político mexicano


Podcast de LD: Escuche el editorial del día en su MP3

● (20-03-2006) Locura y presunción del déspota benevolente


● (02-03-2006) Tugurios de América Latina
● (23-02-2006) Cambiar de modelo
● (17-02-2006) Otra lección desde Argentina
● (09-02-2006) ¿Por qué las quiebras son saludables?
● Otros artículos

http://www.libertaddigital.com/opiniones/opi_desa_30516.html (2 of 3) [26/03/2006 16:50:21]