Domingo 20 de Marzo del 2011 - R E F OR M A   V i DA

17

reforma.com/vida vida@reforma.com / Tel. 5628 7260 / Editora: América Juárez

Cómics y charlas buscan sensibilizar a jóvenes

d Datos del Imjuve
revelan que 70%

Enseñan a detener noviazgos violentos

Japón: atentos pero sin paranoia
Georgina Montalvo

experimenta algún tipo de agresión
Georgina Montalvo

Jóvenes que están expuestos a vivir agresiones físicas, psicológicas y sexuales durante el noviazgo ahora cuentan con dos caminos para conocer sobre el tema, identificarlo, actuar para pedir ayuda y lograr alejarse de relaciones violentas. Pueden leer uno de los tres tomos de la serie ¿Cómo Vives el Amor?, editada por el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve) y que ha sido repartida de manera gratuita en lugares públicos, o solicitar que especialistas del Instituto Mexicano de Investigación de Familia y Población (Imifap) acudan a su centro de estudios a dar una plática de sensibilización sobre el tema. La Organización Mundial de la Salud ya cataloga la violencia en el noviazgo como un problema de salud pública, asegura Roberto Castro, sociólogo de la UNAM. Es en el noviazgo donde puede iniciar o continuar un patrón de violencia que marcará todas las relaciones de quienes la utilizan para manifestar enojo o “resolver” problemas. “Atestiguar violencia entre los adultos cuando eres niño hace más probable que te conviertas en víctima cuando eres adulto. Los que sufrieron violencia de niños tienen más riesgo de sufrir acoso escolar en la adolescencia; quienes sufren bullying es muy probable que ejerzan violencia en el noviazgo; los que viven violencia en el noviazgo están en mayor riesgo de sufrirla o ejercerla cuando ya viven en pareja, y, los que la viven en pareja tienen más riesgo de ejercerla contra los hijos”, explica el también miembro de la Academia Mexicana de Ciencias. El programa “Yo quiero, yo puedo… prevenir la violencia en el noviazgo”, creado por el Imifap, busca sensibilizar a los jóvenes e incrementar la información que tienen sobre los antecedentes culturales y de género relacionados con este problema. “Comprobamos que, con una intervención breve en las escuelas (una plática de cuatro horas), sí se logra cambiar algunas actitudes. Esto es un paso muy importante porque los jóvenes reconocen
Rápido y efectivo

inTERVEnCiÓn BREVE. En pláticas de cuatro horas, el Imifap advierte a los jóvenes sobre los estereotipos que alimentan la violencia.

Sólo un eslabón
¿de quién recibías insultos en donde viviste hasta los 12 años?

79% 14%
de padres

de hermanos, abuelos o tíos

otros

7%

sin FAnTAsÍAs. Las historietas de la serie “¿Cómo Vives el Amor?” ejemplifican las formas de violencia entre las parejas de jóvenes.

fuente: Encuesta Nacional de Violencia en las Relaciones de Noviazgo 2007

los diferentes actos de violencia”, explica Susan Pick, psicóloga y presidenta del instituto. Estas pláticas, que se dan a las escuelas públicas y privadas que lo solicitan, también cuentan con la versión para padres y maestros. “Lo ideal sería dar un taller de 20 horas para cambiar no sólo actitudes, sino también conductas, pero con cuatro horas logramos la sensibilización y cambiar actitudes”. El cambio de actitud se refiere a lograr que se hable del tema entre compañeros, que identifiquen cuando los están celando o agrediendo y la importancia de cambiar normas sociales que marcan, por ejemplo, que los hombres deben ser agresivos y las mujeres obedecer.

El cambio de conducta se alcanza cuando ya son capaces de poner un alto y terminar una relación en la que han sido agredidos o agredidas. Es decir, actúan para corregir lo que identifican que está mal. Tres historias que podrían parecer inverosímiles son las que develan cómo se vive la violencia física, psicológica y sexual en el noviazgo. Éstas forman parte de la campaña “Por un noviazgo libre de violencia” creada por el Imjuve. “Siete de cada diez jóvenes de 15 a 20 años sufre algún tipo de violencia en su relación de pareja que muchas veces pasa desapercibida o se justifica”, señaló el instituto en el lanzamiento.
Realidad impReSa

Cada uno de los cuentos incluye un cuestionario para que los jóvenes identifiquen si son víctimas o ejercen violencia, además de un número en el que pueden recibir apoyo psicológico. El Imjuve tiene previsto repartir más de un millón de ejemplares en secundarias y preparatorias en 20 estados del País. La suma de estrategias de prevención de la violencia entre los jóvenes es importante “porque tienen gran capacidad de aprendizaje, energía para retar y cuestionar cosas, es la población idónea para mandar mensajes renovadores, como que las cosas no tienen por qué seguir perpetuando la desigualdad de género”, señala Castro, coautor de Violencia en el Noviazgo entre los Jóvenes Mexicanos (Imjuve, Crim-UNAM).
Línea Joven Tel. 01 800 22 80 092 noviazgosinviolencia@imjuventud. gob.mx www.imifap.org.mx www.imjuventud.gob.mx “Amar a Madrazos”, de Ale del Castillo y Moisés Castillo (Grijalbo)

Rompa mitos
frases populares que deben desaparecer:
d “Si le pega es porque seguramente ella lo provocó”. Nadie merece ser golpeado. La violencia es un error y nunca resuelve los problemas. d “Si sigue ahí es porque le gusta”. A las personas que viven una relación en la que abusan de ellas no les gusta la situación, pero prefieren hacer todo por mejorar la convivencia antes que terminarla. d “ellos tienen derecho a esperar favores sexuales si pagan todo cuando salen”. Las relaciones sexuales tienen que ser voluntarias y ambos deben de estar de acuerdo con tenerlas cuando estén listos. d “todo mejorará”. Creer que la pareja cambiará por sí sola no es una buena estrategia. Se necesita ayuda para romper el patrón. d “te puedo decir que es golpeador con solo mirarlo”. Los hombres golpeadores son de todos tamaños y modelos.

Información oficial a cuentagotas, debates entre expertos a favor y en contra de la energía nuclear, organizaciones civiles advirtiendo sobre un gran desastre... Es probable que este alud de información sobre la central nuclear en Fukushima, que colapsó tras el tsunami provocado por el terremoto en Japón, le haga pensar: “¿y qué pasará con mi salud?”. Por ahora, difundir posibles daños sólo causaría “oleadas de pánico y miles de hipocondriacos”, asegura Benjamín Ruiz, profesor de la Facultad de Química de la UNAM. El especialista, quien fungió como inspector de armas químicas para la ONU en Iraq, explica que el impacto depende de la intensidad de la radiación, el tipo y el tiempo de exposición. De hecho, afirma, los mexicanos no tendremos una “exposición directa de importancia”, además de que, ante el eventual escape de material radiactivo, “el viento lo dispersaría mucho antes de que alcanzara nuestras costas (del Pacífico)”. El consumo de alimentos podría ser una vía por la que algún tipo de radiación nuclear alcanzara a la población mexicana. “El material nuclear depositado en el océano podría ser absorbido por plancton y algas marinas, y, al alimentarse con ellas, los peces lo incorporarán, lo que abre las posibilidades de que haya pescado contaminado con radiación proveniente de aquellas latitudes”, explica Ruiz. En una conferencia convocada por Greenpeace México, se dio el ejemplo de que en Suecia, Finlandia, Noruega y Rusia, siguen sin consumir carne de reno, porque el alimento de este animal se contaminó con cesio radiactivo tras el accidente de Chernobil. El tema del impacto y la viabilidad de la energía nuclear no es sencillo, coinciden los especialistas, por lo que la población debe mantenerse informada. “No se trata de causar pánico. Nosotros queremos decirle al público que esta tecnología es cara y riesgosa frente a opciones como la energía solar y eólica”, dijo en la conferencia Giancarlo Delgado, investigador de la UNAM.

Especial

Piden estudios
La organización ambientalista Greenpeace México hizo un llamado para que se realicen estudios sobre la seguridad de la población alrededor de la nucleoeléctrica Laguna Verde, en Veracruz. Esto porque en 2008, según Marco Martínez Negrete, investigador de la Facultad de Ciencias de la UNAM, se dio a conocer un estudio sobre casos de cáncer alrededor de las 17 plantas nucleares alemanas y se documentó que hay casos de cáncer infantil a distancias menores a los 5 kilómetros.

OjO ClíniCO
EnriquE Goldbard hgoldbard47@gmail.com

Optimismo y pesimismo
“Pesimista: Alguien que se ha relacionado íntimamente con un optimista”.
Diccionario del hombre pensante

a supuesta influencia de la llamada, a veces, actitud (positiva/negativa) y otras percepción (optimista/pesimista), sobre la salud humana ha sido una hipótesis que ha pasado por diversas etapas de interés por parte tanto de versados como de legos. En la actualidad, parece ser un terreno en el que los espontáneos han fincado su dominio. Tanto ha sido el ruido, que muchos investigadores han decidido, por fin, estudiar el fenómeno. Primero la moda, después la ciencia.

L

De acuerdo con un estudio que apareció en la revista Archives of Internal Medicine el 28 de febrero pasado, es preferible tener una actitud positiva ante el proceso de recuperación, al menos para quienes se encuentran saliendo de una enfermedad coronaria (corazón). Se dio seguimiento a 2 mil 800 pacientes durante 15 años y los optimistas mostraron un 30 por ciento más de posibilidades de sobrevivencia que los pesimistas. Para ello se aplicó un cuestionario a los enfermos mientras se encontraban en el hospital recibiendo el diagnóstico con preguntas como: ¿Espera que su estilo de vida quede permanentemente afectado? ¿Cree que se recuperará del todo alguna vez? Aún cuando no queda claro el porqué de esta relación entre actitud y vida sana en pacientes cardiacos, el doctor John

Barefoot, líder del proyecto opina que: “Las personas con expectativas positivas tratan de resolver el problema en vez de preocuparse... Es menos probable que se rindan porque manejan la situación con menos estrés”. Para responder a la pregunta ¿una percepción pesimista puede realmente causar daño a la salud?, investigadores de las universidades de Oxford y de Hamburgo realizaron un experimento con voluntarios sanos a quienes provocaron dolor y aplicaron analgésico por vía endovenosa, el medicamento mitigó inmediatamente el dolor. En seguida, los investigadores mintieron, al decir que se suspendería el analgésico y no lo hicieron, los incautos sujetos esta vez sintieron dolor aun con el medicamento. Por si fuera poco, el escaneo cerebral demostró que los cambios en los circuitos del dolor correspondían a lo que los voluntarios expresaban, además de que al mismo tiempo se activaban las regiones del cerebro que controlan la angustia. Así como falta mucho para demostrar que el pesimismo es realmente capaz de bloquear la acción de ciertos medicamentos, del mismo modo resulta arriesgado manejar la actitud positiva como si fuese un producto milagro.

completa la cuadrícula de manera que cada línea, columna y caja de 3x3 tenga un dígito del 1 al 9 sin repetirse.

NIVEL BÁSICO

NIVEL AVANZADO

8

7

1 8 7 5 3 7 4 6 1 5 1 2 3 4 6 1 5 2 4 2 1 4 6 1 5 3 3 6 4 9
Puzzle by websudoku.com

9 3 4 6

4 7 5 1 4 9 1 3

3 6 1 9 8

7

5 1 5

6 2 6 9 8 9 4 5 1 2
Puzzle by websudoku.com

Busca las soluciones en Cultura y juega en línea

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful