You are on page 1of 2

PARA QUE FUE CREADO EL HOMBRE?

Génesis es el libro de los comienzos, por lo tanto narra también el comienzo de


la humanidad, en este comienzo podemos ver claramente el propósito con el
cual fue creado.

1. Gen 1:26 Dios toma la iniciativa de crear al hombre, y lo hace a su


imagen y semejanza, no en cuanto a poder o grandeza como Dios, sino
a su carácter, su bondad, su espiritualidad. SI el hombre quiere
recuperar la identidad que Dios le dio cuando lo creo, debe someterse a
El y a su palabra.

2. Gen 1: 28 Les dijo Dios Fructifíquense y multiplíquense. Fructificarse


significa dar fruto, es decir Dios le ordena al hombre que sea fructífero,
no solo procreando, sino que esos hijos sean buenos, buen fruto. Si se
quiere recuperar lo que Dios nos ha dado debemos tener hijos buenos,
fundamentados en el camino del Señor y en la vida, enseñarles a tomar
decisiones, a ser valientes, a saber perdonar, a reconocer sus errores,
esos son buenos frutos.

3. Gen 1:28 b sigue diciendo: Sojúzguenla. Sojuzgar significa: Dominar,


mandar con fuerza, tener el control. Es decir que si Dios creo todo el
mundo, la naturaleza y los animales los hizo para que el hombre
gobernara sobre todo. Hoy el hombre es gobernado por lo externo, lo
gobierna el dinero, los lujos, los bienes materiales, los cuales no son
malos en si mismos, pero cuando me dejo dominar de algo, ya no soy yo
el que gobierna sino el gobernado. Si quiere restaurar el propósito de
Dios en mi vida debo establecer mis prioridades, en las cuales la primera
es Dios, y luego Dios me restituirá el lugar que me pertenece. Por lo
tanto también debo capacitarme para gobernar sobre mi vida, sobre lo
material.

4. Gen 1:29 Dios le dice que será su alimento, es decir que Dios quería que
el hombre se alimentara bien, viviera sano. EL hombre hoy no le importa
lo que come y como lo come. La salud va ligada a la comida, y a los
hijos de Dios se les olvida que nuestro cuerpo es templo del Espíritu
Santo, por lo tanto si quiero restaurar el propósito de Dios en mi vida
debo cuidar mi salud. Cuando el hombre de la casa se enferma afecta el
orden del hogar.

5. Gen 2:1-3 Dios establece un día para reposar sin importar el día que los
hombres escojan para hacerlo. Es interesante que el relato dice que
Dios reposo ese día lo santifico y luego dice que acabo la obra que
había hecho. Es decir que el día de descanso lo incluyo dentro de la
creación. Sin entrar a discutir que día se debe reposar, ya que cuando
Dios nombro los días no tenían los nombres que después los hombres
les dieron, pero el Eterno Dios si estableció que se debe reposar un día.
EL hombre tiene que recapacitar que no fue creado para trabajar, esta
bien que lo haga, pero el Padre dio ejemplo de reposo.

6. Gen 2:18 Dios determina que el hombre debe funcionar en pareja,


cuando lo creo lo creo completo y perfecto, pero cuando le da la tarea a
adam de que coloque los nombres a los animales, descubre que el
hombre se siente solo, calro, cada animal tiene su pareja, menos él.
Dios no le hace su pareja de otro poco de barro, sino que saca una parte
del hombre ya creado, indicando el orden en el hogar, y no es el orden
para mandar, sino el orden en que se le da cuentas a Dios, primero el
hombre, luego la esposa y luego los hijos. Si el hombre quiere restaurar
el propósito de Dios en su vida, tienen que comenzar por establecer el
orden en su casa, asi la sociedad diga que la mujer manda en el hogar,
la biblia no enseña eso, la biblia enseña que el hombre dirige y guía su
casa, y la mujer que es sabia edifica su casa.

7. Gen 2:16-17 Dios le da una ley al Hombre, le dice de TODOS los arboles
pueden comer, excepto de este, es decir que el hombre demostraría su
obediencia no comiendo del árbol prohibido. Si el hombre quiere
restaurar su imagen ante Dios, debe empezar a obedecer la Voluntad de
Dios y esa voluntad esta trazada en su palabra.

Esto es lo que la biblia deja ver como era el hombre antes de pecar, Dios puso
al hombre en el huerto del Edén para que fuera feliz, pero eso se iba a lograr si
obedecía las normas que le dio.

De la misma manera el hombre si quiere ser feliz y restaurar la visión de Dios


para su vida, debe empezar a someterse a la palabra de Dios.