You are on page 1of 1

Lunes, 28 de marzo de 2011 público 39

Culturas
www.publico.es

Entrevista Henry Jenkins ¿En qué medida eso modifica el


concepto de “autor”?
Todo esto cortocircuita, ciertamen-
Estados Unidos bajo la Ley Seca en
la década de 1930.
¿A quién deberían pertenecer,
braulio garcía jaén Investigador de la cultura popular. Reinvidica un te, esa concepción romántica del au- entonces, los derechos de
madrid
modelo de creación y gestión cultural abierto tor como genio solitario del que pro- autor de una película montada

H
viene toda creación. Puede que nos exclusivamente con imágenes

«El concepto
enry Jenkins (Atlanta, devuelva a esa vieja noción del autor de archivo?
1958), director duran- como bardo, esto es, alguien que mo- Cuestiones como esa en torno a los
te una década del Pro- viliza los recursos creativos de su co- remixes y la autoría/propiedad in-
grama de Estudios Me- munidad. Cuando Homero recitaba telectual son muy reales, pero nues-
diáticos Comparados
del Massachusetts Institute of Tech-
nology (MIT), es un estudioso de la de copia está la Odisea, no inventaba la guerra de
Troya, ni los dioses griegos, ni siquie-
ra muchos de los giros de sus versos.
tro sistema de copyright actual no
está preparado para afrontarlas.
Uno podría imaginar cómo gestio-

en peligro de
cultura popular y abogado público Él combinaba elementos que toma- nar esos asuntos a través de algo pa-
de fans, blogueros y videojugadores ba prestados de otros bardos frente a recido a una licencia creative com-
cuando ha hecho falta: ante el Sena- una audiencia específica en un mo- mons, por ejemplo, en las que la re-
do norteamericano, por ejemplo, pa- mento determinado. Una noción de compensa podría darse en forma
ra desmentir la relación entre violen-
cia juvenil y videojuegos. El Festival
de literatura Kosmópolis de Barcelo-
na, que este año ha puesto el foco en
extinción» autor que me parece muy apropiada
para la era digital, ya se trate de un
narrador profesional que construye
un mundo en el que captura la imagi-
de atribución y reconocimiento. Pe-
ro ahora mismo, todo el mundo con
intereses dentro del actual sistema
se está empleando a fondo para os-
las relaciones entre literatura oral y nación de su público o de un amateur curecer el potencial de nuevas op-
literatura electrónica, uno de los te- que toma elementos de ese mundo y ciones que podrían satisfacer las
mas que se cruzan en muchas de las juega con ellos. En ambos casos, la necesidades de los artistas y al mis-
reflexiones de Jenkins, lo invitó a im- historia no es algo que deba ser fija- mo tiempo mantener un modelo de
partir una videoconferencia el últi- do, sino que pertenece a la cultura y
mo día del festival, este pasado sá- cualquiera es libre de hacer con ese
bado. Autor de una decena de libros, material lo que desee. «Homero, al recitar la
entre ellos Convergence Culture y Pi- ¿Y cómo podría redefinir todo eso
ratas de textos, ambos en Paidós, ac- las leyes de copyright? ‘Odisea’, ya tomaba
tualmente enseña Periodismo, Co- No podría hablar de la ley españo- elementos prestados
municación y Artes Cinematográfi- la, que no conozco lo suficiente. Pe- de otros poetas»
cas en la Universidad del Sur de Ca- ro la ley americana, que ha influido
lifornia, y responde a esta entrevista en la de otros muchos países, consa-
por correo electrónico. gra algunos supuestos sobre la auto- «La Ley de Copyright
¿Internet está difuminando ría. Básicamente, asume el supuesto
esa separación, que parecía de una autoría corporativa. Por mu- actual nos lleva a una
fundamental para la creación, cho que se hable de los derechos mo- situación parecida a la
entre los autores y su público? rales de los autores, estos no tienen de la Ley Seca de 1930»
Primero conviene identificar el perio- derechos morales, según el copyright
do del que hablamos. La separación americano. Sus historias son propie-
absoluta entre autor y lector es carac- dad de las compañías que las produ- creación cultural mucho más parti-
terística del modelo que ha domina- cen y distribuyen, y son empujadas cipativo.
do la cultura de masas en el siglo XX. fuera del proceso generativo de la ¿El concepto de copia ha perdido
No estoy seguro de que ese modelo cultura al que me refería antes. La ley por tanto todo sentido?
pueda extenderse a periodos ante- asume, por tanto, algo así como una El concepto de copia está en peligro
riores, donde los narradores estaban alquimia en la que algo emerge de la de extinción en varios sentidos. Pri-
profundamente moldeados por sus nada, en un acto de prístina creación, mero, las copias son ahora tan ba-
audiencias y respondían ante ellas y que todo uso de ese trabajo supone ratas de producir que han perdido
en tiempo real, y donde mucha más una degradación y un daño. Por lo todo su valor económico. Segun-
gente intercambiaba historias a tra- demás, esa ley da por hecho también do, los textos son tan fáciles de per-
vés de la cultura popular. Lo que es- un mundo en el que la mayoría de sonalizar que la idea de una copia
tá recuperando la cultura digital es nosotros somos meros consumido- exacta puede dejar paso a diferen-
un proceso creativo más abierto, que res y no productores de historias. In- tes interpretaciones del mismo tra-
tiene mucho en común con esa cultu- cluso cuando se refiere al “uso justo” bajo. Y tercero, la integridad de los
ra oral. Estamos asistiendo a un pro- por terceros, se refiere sobre todo al textos se ha desplomado y el poder
ceso en el que el contenido de los me- derecho de otros profesionales –co- cultural real vendrá de la posibili-
dia se reescribe, se relee, se remezcla mo críticos, académicos o periodis- dad de citar, extractar, reescribir y
y circula continuamente. Por eso me tas–, antes que al derecho del públi- compartir fragmentos significati-
interesa cada vez más cómo esa cir- co a comentar esos productos cultu- vos de un trabajo más extenso. To-
culación del contenido representa un rales. El mundo que yo describo, por das estas fuerzas pueden ayudar a
proceso colectivo por el cual el públi- tanto, supone una reconceptualiza- reconfigurar el modo en que la cul-
co ayuda a distinguir lo valioso y lo in- ción total de esas leyes. Mientras, la tura se produce y se consume por
significante dentro del flujo infinito Ley del Copyright actual nos lleva a caminos que ahora sólo empeza-
mediático que nos rodea a diario. Jenkins es autor de ‘Convergence Culture’ y ‘Piratas de textos’. una situación parecida a la que vivió mos a entender. D

Related Interests