You are on page 1of 20

PERSPECTIVAS DEL DESARROLLO COMUNITARIO Y LA CALIDAD DE VIDA EN

CARTAGENA:
ESTUDIO DE CASO EN LOS BARRIOS, LA CENTRAL, EL MILAGRO Y SAN JOSÉ DE
LOS CAMPANOS - ZONA SUR OCCIDENTAL

UNIVERSIDAD DE SAN BUENAVENTURA
GRUPO DE INVESTIGACIÓN EN DESARROLLO SOCIAL – GIDES
CENTRO DE INVESTIGACIONES
CARTAGENA – 2003

CONTENIDO

CAPÍTULO IV. VIEJAS FORMAS DE EXCLUSIÓN, NUEVAS REALIDADES DE LA
EQUIDAD EN SALUD Y EDUCACIÓN ............................................................................................ 1
SALUD, UN APROXIMACIÓN CONCEPTUAL .......................................................................................... 1
EN BUSCA DE UN ACERCAMIENTO A LA SITUACIÓN DE SALUD DE LA ZONA SUROCCIDENTAL ........ 6

CAPÍTULO IV. VIEJAS FORMAS DE EXCLUSIÓN, NUEVAS
REALIDADES DE LA EQUIDAD EN SALUD Y EDUCACIÓN

La investigación, como eje de los procesos de desarrollo en todos los niveles de la actividad
humana, se convierte en punto de referencia para examinar y reorientar las prácticas
sociales de la universidad colombiana (QUINTERO, 2002:45). Actualmente es impensable
una Universidad de espaldas a su realidad social, descontextualizada o simplemente en
calidad de espectadora pasiva, como lo es también una Universidad cuyos programas se
autodeterminan sin tener en cuenta los deseos, aspiraciones y requerimientos sociales que a
ella atañen.

En tal sentido la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad deben dirigir sus
acciones hacia la implementación de programas que involucren los deseos y las
potencialidades de las comunidades a las cuales se pretende impactar. “De ahí la
importancia de fortalecer las comunidades con herramientas no sólo materiales o
económicas, sino con saberes, conceptos y habilidades que les permitan realizar una
adecuada gestión local y planificar las contingencias para su desarrollo” (PALACIO, 2000).

Lo anterior implica trascender la concepción asistencialista clásica, cuyos resultados no
superan la fase de intervención, y encaminarse hacia programas que busquen fortalecer y
complementar las bases comunitarias para hacer posible el desarrollo sostenible desde la
autogestión. Con esto, no sólo se busca que la comunidad resuelva sus conflictos sino que
adquiera la sensibilidad para detectarlos y la capacidad de generar acciones para
resolverlos.

Salud, Un Aproximación Conceptual

La definición de “salud” superando la cotidianidad de “sentirse bien” fue definida ya desde el
año 1948 por la Organización Mundial de la Salud como “el estado de completo bienestar

GIDES 2

físico, mental y social, no simplemente la ausencia de afecciones o enfermedades”,
concepción que se retoma en la Declaración de Alma –Ata en la Conferencia Internacional
sobre atención primaria en salud (URSS, 1978). Este viraje permitió una mirada mucho más
holística y, por ende, mucho más exigente del fenómeno de salud-enfermedad y,
consecuentemente, una nueva visión de las políticas en tal sentido.

Tras esa propuesta subyacen dos principios, por lo menos:

La concepción de multicausalidad de los problemas que afectan la salud y,
La convicción de que el patrón genético, las condiciones del ambiente y el estilo de vida de
las personas constituyen factores de protección o riesgo para trastornos y lesiones
orgánicas, psíquicas y sociales específicas (GÓMEZ, s.f.:8).

La adhesión a esta definición lleva implícito un modelo de política sanitaria que privilegia el
bienestar, la prevención y el fomento de la salud, en vez de la concepción tradicional que, en
muchos casos se mantiene, de la mirada asistencialista y/o terapéutica.

Para llevar a cabo estos objetivos, en las últimas décadas se han establecido parlamentos
regionales, con los cuales la Organización Panamericana de la Salud (OPS,
http://www..paho.org/spanish/hdp.htm) ha establecido acuerdos de cooperación, mediante los
cuales se espera movilizar el apoyo político, la capacidad legislativa y las aptitudes de
negociación de los mismos, a fin de promover las prioridades de salud regionales y
subregionales, a la vez que son espacios de discusión, debate y consenso.

En la actualidad los vínculos de trabajo que se han establecido por medio de convenios de
cooperación técnica, cuentan con la participación de los parlamentos, los ministerios de
salud y la OPS y se espera que faciliten la formación de consenso político en materia de
salud y la formulación o actualización de legislación relacionada con la misma.

Los foros de discusión acerca del tema salud, han complejizado sus objetivos de impacto,
tornándolos más ambiciosos, de manera que no sólo asumen el concepto de salud en
sentido amplio, tal como mencionábamos anteriormente, sino que consideran como
igualmente importante la equidad en la misma. Tal compromiso se muestra con total claridad
cuando, en la página inicial de Salud y Desarrollo Humano de la OPS, reza textualmente que
“La división de Salud y Desarrollo Humano (HDP) promueve coordina y ejecuta actividades
de cooperación técnica dirigidas a aumentar la equidad en salud y mejorar la contribución del
sector de la salud al desarrollo (OPS,2000).

En tal sentido, resulta relevante en este punto incluir algunas apreciaciones realizadas por
SONIS (2002). El afirma que “resulta imposible un planteo actual, moderno de la atención de
la salud sin que aparezca como tema prioritario la equidad” (OPS,2000), entendida como el
cumplimiento de, por lo menos, los imperativos de: igual acceso a la atención y utilización
de recursos para igual necesidad e igual calidad de atención para todos.

En ese orden de ideas, valorar el impacto de las políticas de salud quedaría indisolublemente
ligado a valorar el impacto de las mismas sobre la equidad, tal como se puede constatar al

CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003

1992: 55) En el mismo sentido. lo cual dio origen a una higiene pública considerada como responsabilidad del Estado. Una revisión histórica de las políticas de salud permite cierta contextualización de la situación actual. no pasaba de ser una declaración de intención política” (ABEL. se consideraba esencial para las relaciones comerciales cordiales”(ABEL. La expansión internacional que acompañó el asentamiento de concesiones petroleras y frutales. fiebre amarilla y malaria. Es. Como puede observarse. las actividades más relevantes incluyeron campañas de erradicación de uncinariasis. Durante ese siglo. lo que arrojó como resultado una mirada diferente en este sentido. hizo necesario implementar estrategias que permitieran asegurar la salud de los nuevos enclaves. en consecuencia. no existió en Colombia una estructura capaz de asumir realmente esa propuesta.GIDES 3 revisar el interés que en tal sentido tienen actualmente los discursos sanitarios que subyacen en la mayor parte de las políticas de gobierno. derivada de los hábitos personales y las formas de vida (QUEVEDO. gobiernos más contemporáneos han desarrollado estrategias de intervención en las cuales siempre ha predominado algún estilo particular. responsabilidad del individuo. debido no sólo a dificultades técnicas sino estatales y a la dinámica sociocultural del país en general. toda vez que expone las diferentes políticas y sus alcances a la vez que explica el desarrollo que ha tenido el sistema de salud colombiano. específicamente la Fundación Rockefeller. la visión higienista de finales del siglo XIX empezada a hacerle lugar a una mirada que integra la administración de servicios de salud con la investigación. Este panorama. En algunos CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 . y el desarrollo de una nueva manera de entender la salud pública. En 1918 se creó la Dirección Nacional de Higiene que autorizaba a profesionales médicos para tomar medidas profilácticas y formalizó el asentamiento de servicios de higiene en cada capital de departamento. la higiene debe encargarse de definir las medidas para controlarla o erradicarla. a saber. específicamente en esta época. No obstante. cambia sustancialmente a principios del siglo XX con el advenimiento de una serie de acontecimientos entre los cuales se destacan la creación de fundaciones filantrópicas. Al terminar el siglo XIX la Salud Pública se fundamentaba en el concepto de higiene. al tiempo que se comienzan a apoyar económicamente trabajos de investigación e intervención. Este suceso puede ser considerado como uno de los orígenes de la salud pública en Colombia. esto es. En tal sentido. La certeza de que “cumplir las condiciones sanitarias internacionales y demostrar que se estaban cumpliendo. 1992:49). sin embargo. “en la mayoría de los casos y en la mayoría de las regiones. cuando se asume que una vez conocido el agente etiológico de la enfermedad. con lo cual aparece más formalmente un nuevo tipo de intervención estatal encargada de coordinar programas sanitarios. el cual se encargaba de prevenir enfermedades causadas por sustancias pútridas del aire provenientes de aguas estancadas. y una privada. dio a la sociedad de la época la oportunidad de reconsiderar la salud como protagonista de las relaciones comerciales e internacionales y sumar a ello su papel facilitador de la inversión extranjera y del mejoramiento económico para la región. 1995:16).

el perfil ha privilegiado netamente la promoción de la salud. y el impacto que éstas generen estará condicionado unívocamente a la planeación con que se haya hecho y al conocimiento profundo de las condiciones reales del individuo. En este punto resulta interesante añadir algunas precisiones con respecto al alcance del impacto de las estrategias de intervención en Salud Pública. actúan principalmente en el ámbito de la sociedades y grupos y su impacto se produce mediante modificaciones del modo de vida indirectamente. De esta manera es importante rastrear la evolución de la concepción de la Salud visto desde el nivel institucional estatal. En tal sentido. se estructura el Sistema Nacional de Salud. 1995:230). individuo. con sus correspondientes niveles y tipos de intervención predominantes. N: 1998) realiza de los tres procesos determinantes. en el nivel de atención primaria de toda la población. En cuanto a las acciones de prevención. conviene revisar los planteamientos que el epidemiólogo de la OMS (MARTINEZ. control y evaluación de los servicios de salud ( DPN. ejecución. pueden tener acción en los tres niveles. CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 . En el período de Barco Vargas. en cambio. 1998:90). centralismo en las decisiones y privilegio del enfoque curativo. en otros la prevención de la enfermedad y en otros la curación o la rehabilitación. sumado a funcionamiento burocrático. es decir. Los documentos oficiales señalaban el cumplimiento del objetivo propuesto dando impulso a la participación activa de la comunidad en el diagnóstico de las necesidades y en la programación. MINISTERIO DE SALUD. lo que se refleja en el Estudio Sectorial de Salud realizado en 1989 con financiación del banco Mundial y el Ministerio de Salud. pero los logros reales de cobertura aún quedaban sin cumplirse. De lo anterior. Las acciones de curación. pero en todos ellos siempre es posible vislumbrar a cual de las estrategias se le está otorgando mayor fortaleza. a través de la extensión de los servicios de salud a las zonas rurales y urbanas marginadas. (MARTÍNEZ. grupo o sociedad para el que hayan sido concebidas. La idea central de este decreto se fundamentaba en el reconocimiento de la falta de correspondencia entre las necesidades sentidas y lo que el Estado estaba ofreciendo. según el problema y la actividad específica que se trate. Las acciones de promoción de la salud. grupo y sociedad. El siguiente gobierno (BETANCUR: 1982-1986) dentro del plan denominado “Cambio con equidad” se destaca la introducción de conceptos como el de la calidad de la atención y estructuración de servicios fundamentados en el nivel local y que habrían de ser esenciales para el cambio de contenido de las políticas de descentralización y participación de la comunidad. el cual en ese mismo año crea los comités de participación comunitaria a fin de promover el accionar de la comunidad en el cuidado de la salud. se desprende diferentes situaciones problémicas reclamarán diferentes acciones. actúan en el ámbito de los individuos. en estilo de vida individuales. Para el período presidencial de Turbay Ayala (1978-1982) se trató de resolver fundamentalmente los aspectos de cobertura. impactando condiciones de vida y riesgo de morir.GIDES 4 casos. Los de mayor complejidad muestran actividades mixtas.

1992:115). el porcentaje de población atendida estaba en aproximadamente 20 %. se retomaron los conceptos de Salud Pública desde una perspectiva poblacional. se entiende la calidad de vida como un “concepto social históricamente determinado que parte de las necesidades e intereses de la comunidad. En ella se incluyen las normas sobre el sistema general de pensiones. por un lado. conocer las condiciones reales y el impacto (si es que lo hubo) que han producido dichas políticas y. Creemos que no. A inicios de los ´90s había consenso en que el Sistema Nacional de Salud no había resuelto el problema de acceso a los servicios de salud. a los grupos menos favorecidos?. Retomando las ideas del Profesor Amar. 1995:234). una certeza: en el discurso político reciente ha existido la intencionalidad de mejorar la situación de salud. servicios sociales complementarios y el sistema de seguridad social en salud. por el otro. situación sólo posible si se parte del conocimiento cierto del mundo real en que viven. Y a la vez plantea. Lo anteriormente expuesto unido al alto nivel de insatisfacción generado en los usuarios crearon la necesidad de una reforma a profundidad en el sector salud. por lo menos. La Constitución de 1991 incluyó los primeros lineamientos a una reforma del sistema de seguridad social que se concretó en la Ley 60.GIDES 5 En este momento. La revisión precedente deja. En ese orden de ideas. al menos. que rige las competencias y recursos de los diferentes entes territoriales y concluye con la sanción de la Ley 100 en el año 1993. el poner en marcha y sostener en el tiempo procesos de mejoramiento de la calidad de vida que es el fin último y primordial que debe orientar las acciones de política social. entender de mejor manera la complejidad de la dinámica del entramado social. de los problemas que perciben y del compromiso que asumen en la solución de los mismos. CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 . en tal sentido. para comenzar. Una mirada rápida al entorno inmediato nos deja ver una realidad que en muy poco se parece al discurso de buenas intenciones que manifiestan regularmente las políticas de salud antes reseñadas. dos grandes interrogantes: ¿Dichas políticas han permitido el mejoramiento “real” de las condiciones de vida de los grupos beneficiarios? ¿Han sido capaces de llegar. con base en la participación de todos los actores sociales (AMAR. principalmente a los que pertenecían a estratos socioeconómicos más deprimidos y era reconocido como “un débil instrumento de desarrollo social…que…exhibe una progresiva incapacidad para lograr la cobertura universal…”(AGUDELO. político y económico que hace posible o dificulta. riesgos profesionales. todo proyecto que busque enriquecer la calidad de vida de un grupo de personas debe estar anclado desde su propia génesis en el respeto a sus singularidades. 2001:130). al final de los ochenta. poniendo énfasis en criterios de calidad y cobertura como principio básico de equidad en la situación de salud. teniendo como meta la realización de un proyecto de vida auténtico. el subsector de seguridad social cubría el 53 % del total de asalariados y sólo el 30 % de la población económicamente activa (CARDONA. El acercamiento a algunos de esos grupos permite verificar la exactitud de esa percepción y obliga a una profundización del conocimiento que permita. fundamentado en su propia realidad.

es importante caracterizar la fragilidad relativa que presentan ciertos grupos específicos a las variaciones del entorno. sea éste familiar. ideológica. puesta de manifiesto por déficit de nutrición o por condiciones de vida o trabajo inadecuadas. es la vulnerabilidad ideológica o cultural que surge con la colonización e imposición más o menos violenta de concepciones de la realidad y formas de vida. económica. es tal vez una de las más evidentes y estudiadas. Acciones aisladas y carentes de significación y reconocimiento comunitario. tal desarrollo será posible sólo en la medida en que se conozca la realidad a impactar y las características específicas de los grupos sociales. La vulnerabilidad natural. y no menos importante. Cada una de ellas se constituye en un sector susceptible que debe ser considerado. cultural. no logran ser sino destellos episódicos. y guiados la mayoría de las veces por las mejores intenciones. hay que reconocer los elementos de vulnerabilidad de esas poblaciones. dicho en otras palabras. política. Por ello.Cit. Para no cometer ese error es imprescindible realizar un ejercicio exploratorio inicial que permita el reconocimiento mutuo de los actores y es desde allí que nuestro grupo de investigación tomó como objetivo llevar a cabo por medio de entrevistas un primer acercamiento a las condiciones de calidad de vida en general y de salud en lo particular. En Busca de un Acercamiento a la Situación de Salud de La Zona Suroccidental Siguiendo el orden de las ideas que se presentaban anteriormente. de mayor o menor brillo. el escenario actual está siendo especialmente propicio para acciones en pro del mejoramiento de las condiciones de vida. a fin de detectar necesidades sentidas y generar cooperativamente propuestas de mejoramiento. (PALACIO. De la capacidad para percibir fortalezas y oportunidades de la comunidad. Sin embargo. la vulnerabilidad global se debe considerar en relación con sus dimensiones que son. CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 .GIDES 6 En consecuencia. ecológica e institucional. a saber. natural. depende que el impacto genere una respuesta exponencial y autosostenible. técnica. física. Op. incluso los programas tendientes a mejorar las condiciones de vida de estas comunidades son un factor que violenta las características culturales de los grupos imponiendo formas de ver y recrear la vida completamente ajenas a su tradición históricamente construida y validada. y saber aprovecharlas. No obstante. social. pero que no sobrepasan el ahora y se disipan en menos tiempo del que llevó encenderlos. Según los planteamientos de la OPS/OMS. cultural o ambiental o. junto con la falta de recursos o la presencia de conflictos o violencia. el primer objetivo de cualquier acción debe acercarse a ese conocimiento de la comunidad a quienes va dirigido. social.:28). En muchas oportunidades.

81 familias en La Central. Cartagena.3 36 44. 2002. 2002.4 27 40.8 % de las 328 familias entrevistadas respondieran que habían tenido algún enfermo en los últimos días y ese porcentaje se incrementó al 66.3 % al considerarse. en primera instancia. Se realizó.9 3 3. % días Presente 120 66. CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 . intentando dar respuesta al interrogante generado acerca de las condiciones en las cuales se encuentran estos grupos al momento de iniciar el trabajo con ellos.0 No responde 7 3. % No. % No. 66 en El Milagro y 181 en San José de los Campanos. supera las cifras.GIDES 7 La valoración inicial. Sus datos se muestran en la Tabla 1. a San José de los Campanos. específicamente. por tanto.9 Ausente 54 29. los resultados se muestran a continuación en la Figura 1. un sondeo acerca de la existencia de enfermos en la familia en las últimas dos semanas.9 33 50. y establecer unos primeros vínculos de acercamiento y reconocimiento mutuo que faciliten las acciones futuras. Este dato de enfermedad sentida debe ser abordado desde una mirada holística que permita la comprensión del entramado de sensaciones desfavorables que genera este hecho en las comunidades. Para ello es relevante considerar ciertos aspectos básicos a fin de aproximarnos a la elaboración de un perfil con las condiciones iniciales de estas comunidades. BARRIO SAN JOSÉ DE LOS LA CENTRAL EL MILAGRO CAMPANOS Enfermó en los últimos 15 No.1 Total 181 100 81 100 66 100 Tabla 1: Distribución porcentual según barrio de enfermedad sentida en los últimos 15 días.8 42 51. 5% Pr e s e n c ia d e e n f e r m o 39% A u s e n c ia d e e n f e r m o 56% No re s p o n d e Figura 1: Distribución porcentual de acuerdo a presencia de enfermos en los últimos 15 días en los tres barrios. Desde esa perspectiva resultó preocupante que un 55. En total se visitaron 328 familias.7 6 9.

8 CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 .8 0 0 4 11.0 Afecciones del aparato 5 2.9 urinario Dolores musculares de 5 2. en segundo lugar pero en porcentaje mucho menor se presentó la enfermedad diarreica aguda en La Central y San José de los Campanos y alergias y problemas dermatológicos en El Milagro.GIDES 8 Más allá de la gravedad de las enfermedades (que no se evaluó en este acercamiento).98 7 17.8 1 a 4 años 33 19.8 10 25 3 8. % Menor de 1 año 13 7.5 2 5.99 2 5 0 0.5 Total 167 100.40 0 0 0 0. Cartagena. Las edades más afectadas en todos los barrios correspondieron a la franja etárea de menores de 14 años (Tabla 3).19 0 0 3 8.79 2 5 0 0. el mismo hecho de tener un enfermo en la casa genera cierto grado de malestar. Indagaciones posteriores deben permitir conocer con mayor profundidad el escenario y las relaciones que se establecen cuando un miembro de la familia se enferma. % No. 2002.5 0 0.0 Otras 19 11.0 Parasitosis intestinal 4 2. mucho más frecuente en niños. quién lo cuida. % No. % No. % Infección respiratoria aguda 87 52. % No.00 40 100 34 100 Tabla 2: Distribución porcentual según barrio de las diez primeras causas de enfermedad sentida en los últimos 15 días.40 0 0 0 0. producto. lo cual puede ser explicativo del tipo de enfermedades reportadas. entre otros factores.9 Afecciones de la piel 12 7. de la reducción de la economía familiar. La causa de enfermedad sentida más frecuente en todos los barrios fue infección respiratoria aguda en aproximadamente la mitad de los enfermos reportados. (Tabla 2) BARRIO SAN JOSÉ DE LOS LA CENTRAL EL MILAGRO CAMPANOS DOLENCIA No. la reacomodación de roles y el surgimiento de nuevas responsabilidades ligadas a dicho acontecimiento.99 0 0 1 2.40 3 7.9 Enfermedad diarreica aguda 15 8.10 20 50 19 55.38 6 15 9 26.0 y/o articulaciones Enfermedad gástrica crónica 4 2.0 diferente localización Alergia respiratoria 4 2. qué nivel de stress desencadena y qué acciones correctivas se toman.8 Dolor de cabeza 8 4. pero también alerta hacia la consideración de este grupo poblacional como especialmente vulnerable a factores ambientales y hábitos de vida poco saludables.40 0 0 0 0.0 Enfermedad de los huesos 4 2. BARRIO SAN JOSÉ DE LOS LA CENTRAL EL MILAGRO CAMPANOS RANGO ETÁREO No.

cualquier acción que se oriente a mejorar condiciones de vida debe estar íntimamente ligada a las condiciones reales de la comunidad.8 45 a 59 años 7 4. 2002. tal como la existencia de enfermedades crónicas o CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 . % No. “La atención integral a la infancia no puede ser una preocupación marginal de la sociedad. BARRIO SAN JOSÉ DE LOS LA CENTRAL EL MILAGRO CAMPANOS SEXO No.8 Masculino 65 38. % No. fue importante abordar la comprensión de procesos a largo plazo. visiona a este grupo etáreo como de privilegio de los proyectos que se generen.7 8 20 5 14. hace alusión a situaciones de corta duración.5 13 38.2 No responde 20 12.0 3 7. La distribución por sexo de enfermos en los últimos 15 días demuestra cierta preferencia por presencia en mujeres (Tabla 4) aunque.0 No responde 17 10.0 Mayor de 60 años 10 6. Cartagena. pero no referida al niño aislado sino atendiendo todas las condiciones del contexto social que lo rodea” (AMAR.2 0 0 19 55. por esta razón. Estado de círculo vicioso cuyo punto de ruptura probablemente se localice en las etapas de la infancia. desde sus objetivos.5 0 0.:23). Tal como lo menciona el investigador José Amar. CARTAGENA. tal como se ha venido planteando en los párrafos precedentes.7 15 a 44 años 44 26. no es posible adelantar conclusiones al respecto. Lo perverso de la iniquidad y la pobreza es que genera un estado que se perpetúa en el tiempo. 2001.GIDES 9 5 a 14 años 43 25. sino que debe constituirse en una de las áreas fundamentales de la política Social de cualquier nación.0 7 17. % Femenino 82 49.0 Total 167 100 40 100 34 100 Tabla 4: Distribución porcentual de enfermedad sentida en los últimos quince días según sexo en los tres barrios. 2002 La enfermedad sentida. involucrándola desde el inicio y comprometiéndose con los logros.9 Total 167 100 40 100 34 100 TABLA 3: DISTRIBUCIÓN PORCENTUAL SEGÚN RANGO ETÁREO Y BARRIO DE ENFERMEDAD SENTIDA EN LOS ÚLTIMOS DÍAS. este aspecto justifica en parte los planteamientos iniciales del programa en calidad de vida que.9 11 27.3 10 25 3 8.2 5 12.1 26 65 21 61. no disponiendo del número total de población femenina. Múltiples investigaciones apoyan la idea que la etapa de la niñez es la más receptiva para consolidar cambios de hábitos y ampliación de la capacidad de soñar utopías y hacerlas posibles. En tal sentido.5 0 0.5 0 0.

Esta situación es coincidente con el primer lugar que le proporciona el DADIS a la hipertensión arterial como causa de mortalidad. Cartagena. de manera más o menos traumática. lo que proporciona elementos muy valiosos para futuros programas de intervención.3%) en San José de los Campanos.2 aparato respiratorio Afección cardiaca 6 9. lo que obliga a modificaciones de hábitos y costumbres que se perpetúan en el tiempo y permiten sobrellevar.12 1 4.61 2 9. en consecuencia.5 7 38. con 322 muertes registradas.2 % en La Central Y El Milagro respectivamente y un poco mayor (29.5 4 22. reportadas por la comunidad en las entrevistas realizadas por este grupo investigador y discriminadas según barrio. % No.9 Diabetes 7 10. seguido por infarto agudo del miocardio (con 152 muertes) y herida por arma de fuego (con 121 muertes). La hipertensión arterial es la enfermedad crónica reportada más frecuentemente en La Central y San José de los Campanos. Observatorio.0 Enfermedad gástrica crónica 6 9.1 6 33. que se presenta en segundo lugar en los otros dos barrios interrogados.0 1Tomado de el documento de cuadernos de coyuntura de la CCC. C artag en a 2002 100% 80% A us enc ia de enferm o 128 61 50 60% c rónic o 40% P res enc ia de enferm o c rónic o 20% 53 20 16 0% S JC LC EM de enfermedad crónica. lo que arrojó porcentajes del 24. Banco De La Republica.7 y 24.0 0 0. mientras que en El Milagro lo es la diabetes.1 En la Tabla 5 se presentan las diez primeras causas de enfermedades crónicas. Figura 2: Distribución porcentual según barrio de la presencia D istrib u ció n p o rcentu al segú n b arrio d e fam ilias co n en ferm os cró nico s. BARRIO SAN JOSÉ DE LOS LA CENTRAL EL MILAGRO CAMPANOS DOLENCIA No. para el segundo semestre de 2001. esas situaciones.GIDES 10 discapacidades. % No. 2002 Era importante. Jorge Tadeo Lozano.09 1 4.5 0 0. % Hipertensión 15 22.3 Enfermedades crónica del 8 12. CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 . U.09 0 0. una aproximación a los niveles de frecuencia y tipo de enfermedades crónicas.73 10 45. 2002. Tecnológica De Bolívar.

a continuación de las tres primeras mencionadas. % No.0 1 5.64 8 36. BARRIO SAN JOSÉ DE LOS LA CENTRAL EL MILAGRO CAMPANOS RANGO ETÁREO No. % No.4 0 0. dirigidos a gestantes y recién nacidos. % Menor de 1 año 0 0.6 2 9. conocer la existencia de patologías en menores exige la implementación rápida de programas de cuidados infantiles que.4 2 Documento recuperado de www. y la desnutrición crónica -hecho que refleja el estado de miseria de la población-. unido a apoyos nutricionales podrían convertirse en herramientas valiosas que permitan recuperar y darles mayor oportunidad y rendimiento y mejor distribución a los recursos existentes. las infecciones en período perinatal.0 0 0. Cartagena-2002 El DADIS.0 5 a 14 años 7 10.M)2 Por tanto.4 7 31.8 15 a 44 años 26 39.0 0 0.0 1 a 4 años 0 0.0 Total 66 100. La intervención temprana se justifica plenamente.0 0 0.00 22 100 18 100 Tabla 5: Distribución porcentual según barrios de las primeras diez causas de enfermedad crónica. asimismo. la intervención.0 0 0.7 45 a 59 años 13 19. Programas de investigación e intervención.7 5 22.wordlbank.org/children/crianca/invfut/index.1 Mayor de 60 años 11 16. incluyendo también trastornos de la gestación y bajo peso al nacer.6 urinario Alergia inespecífica 4 6.1 5 27.8 3 16.0 Otras 9 13.0 Dolor de cabeza 4 6.0 Afecciones de la piel 3 4.0 0 0. los individuos más afectados tenían edades comprendidas entre los 15 y 44 años en San José de los Campanos y La Central y mayores de 60 años en El Milagro. oportunidades y actividades que promuevan el aprendizaje.0 0 0. brinden afecto.8 8 44. que apoyen los existentes. estímulo intelectual e interacción humana en un ambiente de apoyo.06 0 0.55 0 0.06 0 0. muestra como causas de muerte. inclusive en el jardín de la infancia puede ser demasiado tarde para ayudar a desarrollar la capacidad del niño pequeño”.htm. Considerando las edades en las cuales se presentaron enfermedades crónicas (Tabla 6). “Debido a la importancia de los primeros años. además de alimento.GIDES 11 Afecciones del aparato 4 6. El cerebro responde en mayor grado a experiencias muy tempranas y está comprobado que el ambiente ejerce un efecto importante sobre el desarrollo de las funciones cerebrales. (YOUNG.0 0 0. protección y atención en salud.7 7 31.06 0 0. CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 .7 2 11.

incluyendo rural y urbana que se distribuyen entre los niveles 1 a 6.al.540 324.199 852.002 108. factores como cubrimiento y accesibilidad a servicios de salud son de gran relevancia en este punto. Cartagena-2002 El comportamiento con respecto a la edad permite hacer por lo menos dos reflexiones: en primer lugar. se refiere un aumento de la cobertura del 4.684 4 847 29.5 % en el régimen subsidiado..507 5. es preocupante ver porcentajes relativamente bajos de cubrimiento.659 528.547 189. del total de 328 familias visitadas un 41.040 210. la necesidad de profundizar este tópico a fin de evaluar si el dato representa la existencia real de enfermedades o sólo el reconocimiento de las mismas. Las estadísticas oficiales muestran una total de 576.6 % respectivamente. según se muestra en la tabla 7. lo que pudiera estar sesgado en el hecho de darle mayor importancia a la enfermedad de los miembros de menor edad.918 927.537 6 34 34 Total Población sisbenizada 47. Nivel de Sisben Rural Urbana Total 1 15.8 % refirieron no estar sisbenizadas. comuna 12 al que pertenecen la Central y El Milagro.046 5 30 5.577 Población no sisbenizada 26. los porcentajes de cobertura son de 15. (CCC.000 350.199 30. resaltar la gravedad de porcentajes mayoritarios de enfermos crónicos en edades de mayor productividad como son los menores de 45 años y en segundo lugar. siendo el nivel de cobertura por encuesta de SISBEN un indicador del grado de conocimiento que las autoridades locales tienen sobre las necesidades de subsidiaridad de la población a su cargo. Con respecto al primer semestre del 2001.6 y 28.577 personas sisbenizadas.117 Tabla 7: Población sisbenizada por zona segundo semestre de 2001 (Fuente: Departamento Administrativo Distrital de Salud – DADIS-.587 3 9. es decir 6876 personas han entrado a dicho régimen. sea por su juventud o por el desmejoramiento de la fuerza de trabajo que representa.553 206. CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 . considerando solamente las franjas correspondientes la zona suroccidental. 2002) Considerando lo obtenido en las encuestas.6 1 4. y comuna 13 al que pertenece San José de los Campanos.GIDES 12 No responde 9 13.918 576. et.540 Población total de Cartagena 74.0 Total 66 100 22 100 18 100 Tabla 6: Distribución porcentual según rango etáreo de enfermedad crónica en los tres barrios.136 221. porcentaje que probablemente esté subregistrado teniendo en cuenta que el 18 % respondió no conocer su situación al respecto. cifra que es bastante coincidente cuando se comparan los resultados nuestros y los oficiales.5 0 0. Según lo arrojado en las entrevistas.682 99.) Sin embargo. Evidentemente.689 2 21.

para cada uno de los barrios se muestra a continuación: BARRIO SAN JOSÉ DE LOS LA CENTRAL EL MILAGRO CAMPANOS NIVEL No.0 No sabe/ No 34 18.8 14 17. 2002 La importancia de contar con la clasificación de SISBEN. La Central y El Milagro. considerando las variables de sexo y edad del enfermo. refiere como primera alternativa de elección para atención al médico y sólo CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 .9 23 34. se consideró relevante intentar una aproximación a la manera como enfrentan estas comunidades la aparición de enfermedad.0 81 100 66 100 Tabla 8: Distribución porcentual de acuerdo a barrio y nivel de SISBEN. % No.7 No está 76 42.8 Total 181 100. % No.2 2 3. según datos que arrojó esta encuesta. la mayor parte de la comunidad. puesto que un gran porcentaje.2 23 34. pertenecen a los niveles 1 y 2 de pobreza que representan el 39 % de la población encuestada.3 11 16.4 10 12.6 Nivel 2 24 13.3 7 10.GIDES 13 19% Nivel 1 42% Nivel 2 Nivel 3 20% No sabe/No responde 1% No está sisbenizado 18% Figura 3: Distribución porcentual según clasificación de SISBEN en el total de las familias entrevistadas en San José de los Campanos. radica en el hecho de que es desde esta condición que los habitantes de niveles socieconómicos bajos podrían acceder a la afiliación a las Empresas Administradoras del Régimen Subsidiado o a los servicios asistenciales por cuenta de facturación directa a la secretaría Distrital de Salud en calidad de vinculados.6 1 1.0 38 46.8 Nivel 3 1 0. La distribución porcentual del nivel de pobreza según SISBEN obtenido en esta investigación. % Nivel 1 46 25. En tal sentido. Cartagena 2002 Como complemento a esta información. e independientemente de las variables consideradas.3 18 22.

sobre todo en épocas de lluvia y teniendo en cuanta el deficiente sistema vial del barrio. la preferencia se inclina al uso de asistencia médica en centros de salud. 2002. simultáneamente.” (Peralta. hacer y sentir. a lo que se suman cuestiones de costos y de proximidad al sitio de vivienda. de ausencia de equidad. de dificultad. toda vez que los centros de salud debieran ser la mejor alternativa de elección en virtud de su misma esencia. ayuda farmacéutica u otras formas de atención. Lo que se hizo ayer. M. lo que parcialmente podría ser explicado por la mayor dificultad de acceso a centros hospitalarios de mayor nivel. las formas de ver. sólo queda un camino. La cultura. confirmarlo y aproximar a la comprensión de sus causas. p. en los que se puede leer cierta preferencia por clínicas y hospitales sobre los centros de salud para los barrios La Central y El Milagro. de exclusión. el de la cultura. de precariedad. no tiene por qué seguirse padeciendo mañana. 197 CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 . Fortalecen esta idea los resultados que muestran la multiplicidad de posibilidades institucionales de atención médica.GIDES 14 secundariamente optan por medicina casera. cambia y con ella. 2001:15)3 3 Citado en Díaz. lo cual muestra. en San José de los Campanos. Las sociedades son entes vivos que construyen su propio sentido de la historia. Por su parte. pues es allí donde “están insertas las claves para la transformación de lo realizado en el pasado. Ante esta panorámica. como saber socialmente construido. situación explicable en parte si se tiene en cuenta la inserción urbana de los barrios encuestados y la proximidad física a hospitales y centros de salud. Sería de gran interés profundizar este aspecto. una predilección por servicios médicos institucionales. mutable y dinámico. aunque sea en forma preliminar.

La equidad en la educación no se consiguió y los brotes de analfabetismo se reflejaron en los principales indicadores de la educación.”(MONCADA. pero es claro. En este caso la distancia entre lo esperado y lo alcanzado es de cinco a seis años. los problemas de cobertura continúan y la calidad deja mucho que desear. Estudios elaborados (MADRID. El típico joven de 18 años completó solamente 6. vuelve y se incorpora la educación como sector fundamental para alcanzar los más altos niveles de desarrollo futuro. a través de la formación de recursos humanos con buenos dotes para acceder al mundo del trabajo. en la década de los 90 los resultados esperados después de cuantiosas inversiones en los sectores educativos públicos no arrojaron el mejor retorno de la inversión. una persona esta condenada a muerte. sociales y culturales que deberán CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 . Posteriormente. 2001) y resultados de los planes de desarrollo de los tres últimos períodos de gobierno distrital (1994 a 2001) demuestran que el Distrito está aún lejos de entregarle a su juventud unos estándares de educación que permitan engranar la educación con el trabajo y con una mejor calidad de vida: La brecha existente entre la educación esperada y la actual es más marcada entre personas de 18 años de edad los cuales deberían haber alcanzado 13 años de escolaridad.5 años en los años noventa. que la escuela no es él único espacio educativo en el que se educa el ciudadano. la familia. en el amplio sentido de la educación. a finales de los años 90 y comienzos del nuevo milenio. El Distrito debe reconocer y fortalecer sus instituciones educativas y el sistema escolar.GIDES 15 Una Mirada a los Ambientes Educativos Desde la década de los 70 y 80 del siglo XX la educación fue mirada como un servicio social que aportaba el Estado a los menos favorecidos y que se impartía a la par hacia las clases más poderosas a través de sistemas modernos liderados por el sector privado. convivencia armónica de las personas entre sí y entre ellos y su medio ambiente. Para precisar esta relación podríamos recordar las reflexiones de la Corte Constitucional acerca de la educación como derecho fundamental. sin educación una persona también esta condenada a una muerte social y cultural. los barrios. El conocimiento vuelve a ser factor fundamental del crecimiento. etc. La educación. sino que se debe pensar en otras instituciones no escolares de la ciudad tales como: espacios públicos.2 años de escolaridad a principios de los años ochenta y este promedio apenas subió a 6. se visualiza como el instrumento potenciador de los cambios económicos. en fin. pero no bajo la figura de educación específica para puestos específicos. la ausencia de esta no le permitirá un óptimo desarrollo humano y social o su vinculación cultural a los proyectos colectivos. Después de diversas reformas al sistema educativo colombiano. respeto por su historia y como proyectarse sobre ella en el futuro. trabajar en forma creativa. como estrategia primordial orientada a ayudar a los pueblos a prepararse ante los embates de la globalización y encarar a sus posibles repercusiones. 2001: 58). los medios de comunicación. Por este motivo la responsabilidad de la educación se empezó a delegar a las municipalidades a través de procesos descentralizadores. entendida esta en el ámbito escolar y por fuera de ella. en la cotidianidad de la vida de la ciudad que sea capaz de propiciar en su entorno: Recreación en forma sana.. R. sino como formación para solucionar problemas y como educación general tecnológica: “Los procesos de desarrollo humano y social mantienen una estricta interdependencia con los procesos de información.. Luego. Sin alimentación y sin salud.

que bajo las formas de fragmentación y exclusión. EL ESTADO.GIDES 16 llevarse a cabo si hemos de enfrentarnos victoriosamente a los procesos de interdependencia que caracterizarán al siglo XXI. El problema se agrava si tenemos en cuenta que la población que esta por fuera del sistema escolar ha venido en notorio aumento a raíz de los problemas sociales. sólo enfocando sus acciones hacia el grado de cobertura4. para proporcionar mejores niveles en la calidad educativa. La educación puede señalar la senda que lleve a accesar el conocimiento. contribuirá a una mejor comprensión del mundo propio y el de los demás. 4 Desde 1996 se viene proponiendo en los planes de desarrollo este componente sin que hasta la fecha se haya cumplido totalmente en los tres niveles (Preescolar. De esta forma se aliviará el impacto negativo de la globalización. las actitudes y las destrezas que los actores sociales requerirán para vivir juntos en armonía y para aprender a ser. económicos y de violencia. Las cifras emitidas por el DANE y el mismo MEN para los periodos 1998 al 2000 así lo demuestran. El Milagro y La Central. El mayor acceso a las oportunidades educacionales por parte de individuos y colectividades. Si asumimos la veracidad de esta visión. una serie de problemáticas que afectan la correspondencia esperada entre la educación y una mejor perspectiva para el desarrollo comunitario y una mejor calidad de vida. está la creciente preocupación del gobierno nacional y local por solucionar el problema. LA REALIDAD Y EL DEBER SER SOBRE LA RELACIÓN EDUCACIÓN Y CALIDAD DE VIDA En los sistemas educativos actuales es común encontrar especialmente en las comunidades de San José de Los Campanos. CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 . amenaza a nuestros pueblos. la fórmula que conduzca exitosamente a Cartagena de Indias hacia las metas del año 2011. En primer lugar. Básica Primaria y Secundaria y Educación media). sin hacer los esfuerzos necesarios para analizar y promover mejores ambientes educativos. deberá estar inspirada en una reforma educacional que sea congruente con los prerrequisitos impuestos por la globalización. políticos.

formar para la vida significa formar para el desarrollo humano. nos obliga a mantener las relaciones escuela-entorno. el seguimiento a la óptima operación de las tecnologías. al desarrollo comunitario y a una mejor calidad de vida. El hombre y las sociedades se han inventado la escuela como una estrategia de educación y formación. así como San José de los Campanos. Estos factores son complejos. Estos aspectos dificultan la formación de personas con características flexibles que permitan una adecuada inserción al mundo del trabajo. no se remite casi nunca a la cobertura si no a las necesidades que dicha cobertura trae consigo. las deficiencias locativas. la comunicación en todo nivel y la integración de equipos de trabajo exigen de competencias adquiridas a través de una mayor escolaridad. pues las ofertas educativas técnicas no responden a las necesidades del sector productivo. aunque la CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 . especialmente. Razones que alientan a los jóvenes a su deserción temprana de la escuela. biológico. culturales y políticos. escuela-cultura. 2001:50). cognitivo. La afirmación de que la escuela forma parte de la vida. la incursión en sistemas exigentes en alta productividad. las tareas del control de calidad en cada fase. es contundente y sugestiva y debe ser justamente reconocida en la magnitud de aquello que define. A esto se suma la brecha entre los diversos tipos de educación en los estratos sociales que algunos de ellos tienen que afrontar. más claras. En los procesos productivos de cualquier sector. creativo y estético de cada persona. entre otras (MONCADA. En otros casos. En esto hay una manera de expresar la vida y son los sueños y las metas colectivas de las comunidades sociales y especificas. con el fin de acceder de una manera muy informal al mundo del trabajo. las necesidades que expresan las personas de los barrios El Milagro y La Central (Cemil). el material didáctico y demás enseres necesarios para el mantenimiento de los planteles educativos. Para que la vida sea reconocida como valor supremo y también formar para el desarrollo y la consolidación de los proyectos sociales.GIDES 17 NECESIDADES BÁSICAS EN CUPOS MATERIA DE EDUCACIÓN DOTACIÓN SAN MATERIAL JOSÉ DIDÁCTICO MEJORAS CEMIL LOCATIVAS NINGUNA 0% 50% 100% Como se puede apreciar en la gráfica anterior. la atención al cliente. para quienes acuden a las instituciones educativas de los sectores de San José de los Campanos. es decir. El Milagro y La Central. afectivo. “Aceptar que la escuela forma para actuar socialmente fuera de ella y no para actuar solamente en las horas de permanencia en ella.

creatividad. de dimensiones tales como ciudadanía. aquellos que aun ignoran la importancia de fijar políticas de educación. que posibiliten un mejor ambiente educativo en el seno de la familia son: CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 . pertinentes y que sean comparables. Todo esto da una gran importancia tanto al monitoreo. centrada en considerarlas formaciones diseñadas desde la oferta de instituciones educativas que tienden a separarse de las verdaderas demandas del sector productivo. técnicas de expresión oral) la provisión de habilidades específicas según el área ocupacional. Algunas competencias implican una escolaridad mayor. La formación para el trabajo tiene que incluir la capacitación ocupacional específica. La tendencia opuesta a dejar la capacitación únicamente a la oferta del mercado puede ser una respuesta pasiva a una demanda manifiesta (SCHIEFELBEIN. capacidad de trabajo en grupo. lecto-escritura. como a la evaluación.. disciplina). derechos y valores. En este sentido. quedan retrasadas frente a los cambios tecnológicos y en consecuencia no cumplen su rol de incrementar la empleabilidad de sus egresados. hay que trabajar en indicadores relevantes. la mano de obra semi- calificada no encuentra cabida en los mercados formales de trabajo y se ve obligada a recurrir a los sectores informales. no se pueden aprender en un curso corto. La Central y el Milagro. en el éxito escolar.. con poca articulación entre ellos y que faltan además indicadores sobre la integralidad. indicadores del desarrollo psicosocial.GIDES 18 educación técnica se ciñe a las necesidades de la demanda de trabajo. 1999) Desde el punto de vista de la evaluación. La Participación de las Familias Los principales problemas discutidos y analizados durante el proceso de intervención en las comunidades de San José de los Campanos.. la promoción del espíritu empresarial y el fortalecimiento de la autoestima. exigen habilidades básicas que solo se adquieren en períodos largos de escolaridad gradual . Finalmente. Por tanto. no se hace el debido seguimiento para estar actualizando los currículos. por ejemplo. que sirvan para regular el currículo y que permiten hacer seguimiento al impacto. el problema es que hasta el momento los indicadores han sido más de tipo cuantitativo que cualitativo. la complementación de la educación básica (refuerzo en matemáticas. con el fin de formar jóvenes con bases sólidas para ingresar al mundo del trabajo. verán en muy poco tiempo un notorio crecimiento de la crisis social y económica que puede resultar altamente catastróficas para el desarrollo de una comunidad. pero también debe incluir dentro de sus objetivos el fomento al desarrollo de las competencias transversales (iniciativa. La literatura plantea una crítica a la educación técnica y a la formación profesional tradicional. garantías.

pues. las obligaciones laborales o familiares son asumidas dependiendo de quién sea el que esté por fuera de la casa en el rebusque.GIDES 19 En relación con el primer tipo de problema. la ruptura entre el ambiente institucional y familiar. que exigen nuevos programas y adecuación de los existentes a dichos cambios. RE S P ONS A B LE S DE L A COM P A ÑA M IE NTO E DUCA TIV O DE LOS NIÑOS TODOS V E CINOS TIOS S OB RINOS S OLOS P RIM OS CE M IL P A RE JA S A N JOS É M A DRE S HE RM A NOS A M IGOS A B UE LOS 0% 20% 40% 60% 80% 100% Siendo así. creencias y comportamientos culturalmente aceptados de los padres. CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 . En la tabla siguiente se podrá apreciar con más detalle quiénes son las personas encargadas en muchos casos de hacer este tipo de acompañamiento a los estudiantes. de conocimiento en torno al desarrollo del niño. como el cambio en el rol desempeñado por el hombre y la mujer. se resaltan aspectos faltantes tales como: la falta de guarderías. por carecer de un trabajo real con los padres o por no incorporar diversos medios de comunicación convencional y alternativa para involucrarlos. es evidente que en los últimos años se han dado cambios sustanciales en la estructura familiar. en muchos casos. emocional y sexual. Es así. debido al desempleo y a la complicada situación económica que viven. el abordaje inadecuado de creencias populares contraproducentes para el desarrollo sano y calidad de vida de los hijos y la carencia de componentes adecuados para prevenir el abuso físico. mental. la atención de niños y jóvenes en edad escolar. se agrava aún más si se tiene en cuenta que en los programas de atención existentes. La no estructuración de los programas a partir de las pautas de crianza. queda en manos de la persona que pueda permanecer en casa. Lo anterior. que no suele ser la de mayor cercanía o representativa para dicha actividad.

. pone de manifiesto los grandes retos que se tienen para poder superar dicha contradicción. y el deterioro de la calidad de vida de los niños y las niñas de las zonas mencionadas. protección. la calidad de vida de la niñez continúa deteriorándose de manera muy severa en las comunidades de San José de los Campanos. se refiere al esfuerzo que se está haciendo en la Distrito por focalizar los programas en educación inicial y en la calidad de la atención que se le presta a la niñez. por las razones antes mencionadas. ha buscado construir una panorámica general de la atención a la niñez. La segunda. fue notorio el hecho de que muchas instituciones. es que la conjunción de estas dos realidades contradictorias: la magnitud de los esfuerzos invertidos. sus ambientes educativos y la proyección de estos como un determinante del desarrollo comunitario y calidad de vida de las mismas. quienes en muchas ocasiones no cuenta ni con el presupuesto mínimo para su mantenimiento. que a pesar de estos considerables esfuerzos.GIDES 20 Estas carencias son obvias en el barrio. pero es también difícil de solventar bajo circunstancias tan complejas como la precariedad económica no sólo de los padres sino de las instituciones de los barrios. y como una estrategia para la reducción de la pobreza. articular la atención a la niñez. de manera que sea asumida como una estrategia de desarrollo humano y social. La primera etapa de intervención del Grupo de Investigación en Desarrollo Social – GIDES en las comunidades de El Milagro. en relación con el enfoque de los programas. articular las áreas del desarrollo como condición de la integralidad. El Milagro y la Central. han aunado fuerzas de todo tipo para lograr mejores resultados. desarrollo y las relaciones que entre ellas pueden establecerse. a través de las exposiciones realizadas en este sentido por los miembros de las comunidades y los representantes de las instituciones comprometidas en el evento. Los informes presentados. puntualizando su estado actual y tendencias. articular los procesos de planeación y gestión. muestran tres grandes conclusiones: La primera de ellas. dichos esfuerzos se están llevando a cabo en varias dimensiones. incluidas las especializadas en este ramo. CENTRO DE INVESTIGACIONES 2003 . La necesidad de centrarse en el logro de aprendizajes pertinentes. La necesidad de consolidar la educación inicial como eje de la educación básica. La Central y San José de los Campanos. por una parte. Desde el punto de vista en las medidas para apoyar a la niñez. salud. para lo cual se requiere: fortalecer las sinergias entre educación. que son al mismo tiempo realizaciones y retos: La necesidad de reconceptualizar las nociones de crecimiento. La tercera. medio ambiente. y que se reseñan a continuación. etc. La necesidad de enfocar la problemática de los niños y las niñas desde el punto de vista de los derechos. las garantías y la construcción de ciudadanía.