You are on page 1of 16

c  

           c  


  c 

3 
 
  
  - 28/05/2007 -     

      


  


Hemos observado que, con el paso del tiempo, nuestro PC se va ralentizando poco a poco, hasta
llegar a un punto en el que se hace incluso incomodo.

Pues bien, una buena parte de culpa de esto la tienen los archivos temporales que se van
creando en el ordenador.

Estos archivos temporales se crean por muy diferentes motivos (antivirus, instalaciones,
actualizaciones, inicio de sesiones, uso de un programa, etc.), pero se deberían eliminar al
terminar la operación que los ha creado.

Esto es precisamente lo que en demasiadas ocasiones no ocurre, llegando a tener a veces un


número elevadísimo de archivos temporales (he visto ordenadores con más de 10.000 archivos
temporales).

Otras veces se vacía el archivo de contenido, pero este queda (aunque a 0 KB) en la carpeta.
Debemos tener presente que un archivo, aunque esté a 0 Kb, por el simple hecho de existir, nos
está ocupando un clúster (que dependiendo del sistema de archivos y capacidad del disco duro
representa entre un mínimo de 512 bytes y, para discos de más de 2Gb de capacidad, un
mínimo de 4 Kb).

Las causas de que estos temporales no se eliminen pueden ser muy variadas. Desde algunos
programas que realmente dejan una serie de información de su instalación en los temporales
hasta programas que no hemos cerrado bien, reinicios, apagados del sistema mal realizados,
instalaciones o desinstalaciones mal hechas y en muchos casos simplemente porque Windows no
es capaz de eliminarlos.

Estos directorios temporales son también muy utilizados por mucho malware para dejar
instalado el archivo que contiene este malware, haciendo que aunque lo eliminemos se reinstale
a partir del archivo alojado en el directorio temporal.

Aunque hay muchos sitios en los que se puede alojar un archivo del tipo , la mayor
cantidad (y los que más ralentizan nuestro ordenador) se suelen alojar en cinco ubicaciones bien
definidas:

 
 





 
 

  


 

 
  


 
   
 
 
  

  




 
 

  
   
 



No debe preocuparnos eliminar estos temporales, ya que aunque hay muchos programas que
necesitan tener creada una carpeta en alguna de estas carpetas temporales para funcionar, en
cuanto ejecutemos dicho programa la próxima vez va a crear esta carpeta al no encontrarla,
pero la va a crear ya con la información que necesita actualizada.

Vamos a ver la forma de eliminar estos archivos temporales manualmente. Esta operación de
mantenimiento se debería hacer al menos una vez al mes (dependiendo, claro está, del uso que
le demos al ordenador).

Lo primero que tenemos que hacer es entrar en 


  a Windows para que no cargue
controladores ni algún posible temporal.

A continuación, como podemos ver en las imágenes inferiores, abrimos el Explorador de


Windows y nos vamos a 

 y dentro de estas a  

  


Vamos a la pestaña
y dentro de esta pestaña, en el apartado  
 
,    
 , activamos la opción    
 
 .
Una vez realizado este paso, ya podemos empezar la limpieza.

Vamos a ver cómo hacer esta limpieza en los diferentes lugares donde debemos hacerla:


 





** Estas instrucciones están basados en el Internet Explorer 7. Para versiones anteriores las
opciones son las mismas, pero su ubicación puede ser algo diferente.

Para limpiar los temporales de Internet abrimos  





 (da igual de donde las
abramos, desde el 3 

 , desde 
 
 


 o
desde el acceso al3 

 ).

Una vez abierta la ventana de  





 vamos a la opción  
 




.
Una vez en  
 



, damos a la opción   .
Se abrirá una ventana de confirmación en la que solo debemos clicar en .

Aunque no sea imprescindible, salvo que nos sean muy necesarios en conveniente eliminar
también el 
 y las  
.

Al eliminar las Cookies las Web que requieren contraseña y que hayamos escogido la opción
de 0  
, así como algunas opciones de apertura de esta Web, se van a perder,
por lo que debemos estar seguros de recordarlas para poder ponerlas nuevamente.


 



Los archivos temporales de Windows se encuentran en la subcarpeta 


 de la
carpeta .

Para acceder a la carpeta 


 del directorio  no es necesario en realidad iniciar en
modo seguro, pero esto nos garantiza el que no cargue ningún archivo de este directorio,
permitiendo su eliminación con mayor facilidad.

Al desplegar en el Explorador de Windows el contenido de la carpeta Windows observamos una


serie de carpetas marcados en azul. 
    , ya que
contienen información sobre las actualizaciones realizadas, así como la información necesaria
para su posible desinstalación. Ahora bien, si estamos totalmente seguros de que no vamos a
necesitar desinstalar ninguna de las actualizaciones si que podríamos eliminarlas.

Aclarado este tema, seguimos con lo que nos ocupa, que es la limpieza de nuestro disco duro.

Como vemos, nos vamos, dentro de , a la carpeta 


.
Una vez dentro de esta carpeta, vamos a   y elegimos la opción 

 .
A continuación, una vez que tenemos todo seleccionado, vamos a   y le damos a la
opción  .

Esta operación, dependiendo del número de temporales que tengamos, puede demorarse unos
minutos, por lo que deberemos tener paciencia.
 
  

 


A continuación nos vamos a la carpeta PREFETCH y seguimos con su contenido el mismo


procedimiento que hemos empleado en la carpeta TEMP.
La carpeta PREFETCH contiene archivos que podríamos considerar temporales, pero se trata de
información sobre los programas utilizados para acelerar la carga de éstos, por lo que eliminar la
indormación contenida en esta carpeta produce un mayor tienpo en la utilización de estos
programas la próxima vez que los abramos. Ya es cuestión de cada cual decidir si debe eliminar
esta información o no.

Hasta el momento hemos limpiado tanto los temporales de Internet como los de Windows.
Vamos a proceder ahora a eliminar los temporales de la carpeta  

.


 

 



Para la eliminación de estos temporales si que es necesario tener activada la opción de mostrar
las carpetas ocultas, ya que los temporales se encuentran dentro de la carpeta   
 , que es una carpeta oculta.

Para acceder a dicha carpeta tenemos que seleccionar la carpeta del usuario correspondiente.
Dentro de la carpeta de dicho usuario, seleccionamos la carpeta    .
Y dentro de esta, la carpeta 
.
Ya solo nos resta seguir los mismos pasos que en la eliminación de Temporales de Windows
(3 
 
  y Archivo - Eliminar).

Esta operación deberíamos efectuarla en TODOS los usuarios, ya que si bien para los problemas
relacionados con posible malware tan solo nos va a afectar lo que se encuentre en nuestro
usuario, para el tema de limpieza del PC y recuperación de espacio en el disco duro si que
afectan TODOS los usuarios.

Bueno, una vez eliminados todos los temporales nos quedan un par de acciones que llevar a
cabo.

En primer lugar vaciamos la Papelera de reciclaje. Para ello, clicamos sobre el icono de Papelera
de reciclaje, vamos a Inicio y ejecutamos la opción   



 !
.

Como en todas las eliminaciones de archivos, el tiempo que esta operación tarde dependerá del
número de archivos que tengamos en dicha papelera.
A continuación vamos a eliminar cualquier rastro que pudieran haber dejado estos archivos
eliminados, para lo que procederemos de la siguiente forma:

 
  
   

Una vez eliminados los archivos de la Papelera de reciclaje, vamos a la carpeta RECYCLER para
eliminar su contenido.

Se trata de una carpeta de sistema que se encuentra en el directorio raíz, por lo que debemos
desmarcar la línea    





.
Para eliminar estos archivos es necesario que mantengamos presionada la
tecla "  mientras damos a  , para evitar que envíe este contenido a la
Papelera de reciclaje.

Para completar la operación de limpieza, vamos al menú  , 


  , 
 , Herramientas del sistema y 
 
 
 .
Desfragmentamos el disco donde tenemos el sistema operativo Windows (normalmente C).
Una vez terminada la operación de desfragmentado, reiniciamos, esta vez ya en modo normal.

Cuando reinicie ya solo nos queda volver a ocultar los archivos y carpetas ocultos (por el mismo
proceso que hemos utilizado para mostrarlos, pero eligiendo la opción    
 
 ), volver a ocultar los   


 y (esto muy
recomendable, aunque no obligatorio) pasar nuestro antivirus a TODO el sistema.

Bien, una vez terminado todo este proceso ya tendremos nuestro ordenador en buenas
condiciones durante una temporada, a la vez que notaremos una mayor velocidad y mejor
rendimiento.