Vidas simples en las Tierras del Sol y en las Tierras de la hermandad

Alguien dice aquí que recientemente fue expuesta a la intención, en las Tierras del sol y en las tierras de Hermandad, a ver una forma de vida lo más simple posible. Esto fue dicho en estos dos nuevos sectores de Figueiras. Se dijo que tengamos mucho cuidado para que no se compliquen las cosas allá, que la vida sea lo más simple posible y que no estemos todo el día en función de cosas para nosotros mismos. Que hicieran el trabajo de reconstrucción del planeta, el trabajo de estimulación de las almas, el trabajo de la unión con los demás reinos, con el reino de la naturaleza, el reino espiritual, con el reino dévico, en fin, que tengamos tiempo y posibilidad de ocuparnos de estas cosas. Como ninguno de nosotros esta eximido de hacer los trabajos prácticos, materiales, y técnicos que son propios para la manutención de la vida de superficie... nadie esta dispensado de estos trabajos. Deberíamos simplificar al máximo este trabajo, para que no nos ocupe todo el tiempo, y no dificulte la tarea principal. Y otra persona pregunta: ¿En que aspectos esto podría suceder?. Esta persona dice, que la dinámica en Figueiras del día a día ya esta por demás compleja y como podríamos simplificar esto, si con la alimentación, con grupos menores, mas gente en retiro... Bien, nos vamos volviendo simples cuando vamos renunciando a los procesos de nuestra personalidad y cuando vamos quedando ligados con nuestro yo interno, porque nuestro yo interno es muy simple. Entonces, si estamos buscando esta interacción con nuestro yo interno, una de las primeras cosas que pasa, es que nos vamos tornando simples. Nos ocupamos de lo simple, de lo esencial, de lo puro y se va simplificando y modificando la vida. Entonces no se trata de buscar simplificar en la alimentación, en grupos, en retiros, nada de eso, que es material. Se trata de estar lo mas en contacto posible con esa realidad interna, para manifestar esta simplicidad, esta economía. Porque aquí se trata de economizar la energía, se trata de lidiar con la energía, lidiar con todo, económicamente, no estar usando ni abusando de las cosas. Esto trae la simplicidad. Si no necesitamos de una cosa, no tenemos porque tenerla, no tenemos porque procurarla. Porque si buscamos algo que no necesitamos realmente, aquello no va a simplificar nuestra vida, solo la va a complicar. Entonces, en principio, ya tenemos muchos consensos entre nosotros, que simplifican nuestra vida, pero es el contacto interno lo que coloca esto en una verdadera realidad. Las etapas que los seres humanos vivieron hasta ahora, no sé si fueron de simplificación como se esta pidiendo en esta época, en esta etapa. Porque en las etapas anteriores, como seres encarnados en la tierra, pasamos por etapas que no eran simples. La etapa de la condensación atómica para ir quedando condensados, materializados. Después pasamos por la etapa de formar nuestras células; células físicas, células sutiles, y comenzamos a tomar cuerpo físico como humanidad. Después comenzaron a ser formadas y a surgir las glándulas endócrinas, comenzó a venir la sangre. La sangre comenzó a circular. Nada de esto era simple, eran cosas bastantes complejas que tienen ligazones con muchos mundos, muchos modelos de seres, de hombres, entonces no era nada simple la formación del hombre, la formación de los cuerpos del hombre. Y después de estas glándulas endocrinas, comenzó la formación del sistema nervioso. No tiene nada de simple esto. Del punto de vista de la simplicidad que podemos estar buscando ahora. Y en cuanto todo esto estaba siendo formado, el hombre ya estaba vivo, ya estaba dentro de este proceso. Entonces, el proceso del hombre era, no digo complejo, pero si un proceso elaborado, con todas esas cosas, con toda esa información. Después, comenzaron a surgir los centros etéricos y de esta manera el acabado de la vida del hombre no era simple, era una sucesión, un conjunto de cosas, para llegar a una densidad material, en cuerpos materiales, que fuesen aptos para vivir en este mundo y para desarrollar la materia en este mundo. La materia que compone estos cuerpos.

Entonces, todas estas cosas que eran complicadas, ya terminaron. El cuerpo ya esta hecho, el cuerpo esta formado, tiene ya una forma, una estructura y todo lo que necesita para vivir la vida material, y para poder manifestar, irradiar, la energía del alma, la energía de la mónada y para ser un colaborador de la jerarquía. El hombre ya esta preparado para esto. Ahora llego el momento de la simplicidad, porque todo esto está hecho. Y aquí, en la vida física, tenemos que, simplemente, usar todo esto sin complicarnos, y para esto tenemos que, básicamente, liberarnos de los recuerdos. No hay posibilidad de vivir con simplicidad guardando recuerdos. Esta es la llave, este es el punto. Como hemos pasado tantas etapas creando y siendo construidos en todos esos sectores, ahora, tenemos que olvidar. Olvidar todo este trayecto es imposible, pero tendríamos que liberarnos de los recuerdos de todo esto, y lo que pasó durante nuestro progreso. Ahora llegó el momento de la simplicidad, que es para actuar como tenemos que actuar. Si guardamos recuerdos, si nos quedamos en el pasado, si estamos con la mente en lo que pasó, en fin, guardar recuerdos, esto impide básicamente que seamos simples. Porque cualquier recuerdo que tenemos ya está complicando lo que está sucediendo en este momento, y que es algo nuevo. El recuerdo de un momento anterior, está complicando nuestra vida, porque lo que pasó ya esta asimilado, en los hechos de ahora. Lo que está pasando ahora, en este momento con nosotros, ya trae todo aquello que aprendimos, que vivimos, aquello que tenemos para vivir, entonces no habría realmente necesidad real de estar recordando nada. Esto, es lo que hace la vida complicada. No importa, por lo tanto, que simplifiquemos la comida, la ropa, no es eso la simplificación, la simplificación es olvidar lo que pasó, no quedar atrapado, no arrastrar lo que pasó antes. Y liberarnos de todo esto estando allí vivo, despierto ante el momento presente, es de este modo que las cosas se vuelven simples. Entonces, estamos haciendo un trabajo hoy, pensando en el tiempo en que éramos dentistas, o casados, o que vivíamos en otro lugar... Todo esto complica la vida actual, entra a nosotros como complicación, principalmente en el plano mental. Porque lo que esta aquí ahora, no es lo que vivimos antes, lo que está aquí ahora, es una síntesis de todo lo que paso con nosotros, de todo lo que paso con el planeta hasta hoy. Es una síntesis lo que esta aquí ahora. Ahora, si comenzamos a traer a este momento presente, toda estos recuerdos de hechos, traemos para dentro estos recuerdos de momentos anteriores, ya estamos rompiendo con esta simplicidad, estamos complicando esto que es tan simple y espontáneo, y esto que vendría por sí mismo. Ahora, mas allá de estar con mucha cautela, para hacer posible de estar atentos para lo que sucede ahora, sin pensar en ayer, sin pensar lo que paso hace poco, pienso que en algunos momentos, somos capaces de hacer eso, pero no todo el tiempo, porque el vicio de pensar en el pasado es muy fuerte. Entonces hay que entrenarse e ir soltando esto, como si nada de esto hubiese existido. No renegar del pasado porque lo que pasó, esta sintetizado en nosotros. Somos el producto de lo que pasó. Mas allá de esto, si estamos pensando en lo que pasó, comienza la complejidad. Es por eso que las personas son tan complejas, y que todo es tan complicado. Porque no son capaces de vivir enteramente en el momento presente. Un comportamiento que ayuda mucho a simplificar, a liberar todos estos recuerdos y estar tranquilos y quietos en el momento presente, es saber callar y observar, porque si observamos sin estar callados vamos a contaminar todo lo que estamos observando. Ahora, si estamos callados con la mente, no estamos comentando con la mente, y observando atentos, esta es la forma de crear las condiciones para poder liberarse de ese pasado y de toda esta complicación inútil, porque la vida no necesitaría hacer esto. Entonces, en esas tierras del sol y de hermandad, nosotros seríamos invitados no solo a comer alimentos y ropas simples. Esto es una parte material, una consecuencia, esto viene solo si somos simples. Las personas simples no pueden tener una vida externa complicada. Si la vida externa es complicada es porque la persona no es simple.

Nosotros somos invitados en esos sectores a entrenarnos mucho en esto, estar muy presentes, apenas viene un recuerdo, saquemos de el, aquello que es necesario para el momento, y dejemos el resto afuera. No hay que quedarse pensando, recordando, reconstruyendo, esto es muy importante en esos dos nuevos sectores de Figueiras, si queremos que la vida sea simple. Entonces, en las tierras del sol y de la hermandad si hubiera que liberar los recuerdos, entonces allá va a ser más simple. Yo no se como. Depende del grado de liberación de los recuerdos de estas personas. De esto es de lo que depende. En cuanto tenemos en mente lo que pasó, la vida se torna complicada. Y, de este modo, esto va reflejándose en todo, hasta en el arreglo de la casa. Quizás en esta mesa no se necesitaría poner nada, solo se necesitaría una tabla, pero no es esa la realidad. Y saber observar sin formar juicio, que es lo que se manifiesta, que es lo que emerge allí, porque si observamos y comentamos, esto no es el observar que libera. Esto es el observar que llena de más conocimientos, que nos da mas información sobre algo, pero que no nos libera, no nos simplifica. El observar que simplifica, es esa forma de captar sin hacer comentarios al respecto. Solo captar, observar, registrar, sin acrecentar nada allí. Hay mucho trabajo que hacer con esto, con la simplificación. Entonces, en esas tierras del Sol y de la Hermandad, tienen todo este programa. Parece que fuera plantar, arreglar casas, construir, criar animales, parece que es ese el programa pero ese no es el verdadero programa. El verdadero programa es simplificar, es la simplicidad para llegar a aquello que es real, a lo que realmente tiene que ser en el momento actual, Y no hacer hoy una cosa como la hacia antes, como lo hacia ayer. Comenzar a vivir hoy como lo que ya vivió. Todo esto es falta de simplicidad y es complicación. En estos lugares tenemos realmente que ser simples. Nos perdemos el día con cosas que son propias del hombre, de la vida, y que tendríamos que ir liberándonos de estas cosas. Tendríamos, realmente que ir despojándonos de estas cosas. El principio es ese. Ahora, es preciso, mas allá de eso, tener una intención muy firme para estar identificados con la consciencia única. Porque la consciencia única es la síntesis de todo, entonces aunque estemos lidiando con tantas cosas diversificadas, lidiando con situaciones y personas tan diferentes, con tareas tan diferentes, estando en grados evolutivos tan diferentes uno de los otros, para que esto no se vuelva complicado, para que sea realmente simple, con todas estas circunstancias, se necesita que estemos muy firmes en la intención de estar coligados con la consciencia única. Y no con esto, con aquello y con lo de mas allá, que complica todo, y va acentuando toda esta falta de síntesis. Podemos vivir entonces todo esto que estamos viviendo ahora. Nuestro papel en este momento es este. Pero se necesita una intención externa e interna de estar identificados con la consciencia única. Todo aquello entonces que no es la consciencia única, que no es la cosa total, la usamos y la soltamos y la liberamos, porque si no nos quedamos complicados y complejos. Imaginemos que tengamos que lidiar con centenas de personas, si estuviéramos coligados, e interesados en la consciencia de cada uno, adonde iríamos a parar. Si tenemos muchas tareas diarias, si tenemos todo aquello que la vida externa diversificada, y si estamos envueltos en esto, adonde vamos a ir a parar. Si por cada uno que entra en esta sala, miramos para él como si fuera un ser separado, con todos los comentarios que hagamos, adonde iríamos a parar con esto. Tendríamos que tener esta intensión firme, de estar en la consciencia única. De estar colocando todo, todo aquello lo que captamos dentro de aquella consciencia. Entonces todo aquello que se absorbe, todo lo que nos llega, lo que nos pasa, todo el mundo que encontramos, todas las cosas que hacemos, se toma, y se coloca dentro de la consciencia única. Ciertas personas dicen esa frase popular “poner en las manos de dios”, no hay quien no entienda esto. Entonces tomamos esto y lo ponemos en la consciencia única, lo incluimos ahí. Consideramos la consciencia una y todo lo que parece separado se coloca allá. Entonces no tenemos como desentender con la persona, porque en el momento que la percibimos ya la pusimos allá. De ahí en adelante la persona puede hacer lo que ella quiera, porque ya no te

toca mas. Hicimos la única cosa que podemos hacer con ella. La colocamos en la consciencia única. La tomamos y la colocamos allá. De ahí en adelante, que puede hacer aquella persona que te puede tocar, si ya la colocamos en la consciencia única. ¿Se dan cuenta como se simplifica la vida?. No es con la alimentación, la ropa, la casa. Se simplifica la vida cuando vemos solo una consciencia. Y todo lo que esta sucediendo, todo lo que nos envuelve, nosotros inclusive, las ponemos allá. Si tomamos las cosas y las ponemos todo ahí aquí puede pasar lo que fuera. Que en un final estará bien. Entonces, ponemos todo allá, y todo lo que pasa aquí, lo colocamos allá, entonces es allá que estamos viviendo, y así es como la vida se torna simple. Porque todo lo que pasa, no tiene el mismo efecto que tiene si estamos todos fragmentados, dividido y lidiando con consciencias separadas. Con cosas separadas, aparentemente estamos lidiando con lo mismo, pero la consciencia no debe estar en esa fragmentación. Esa idea de estar en la intención firme de estar en la consciencia única y de colocar todo en esa consciencia, sea lo que fuera, esto puede ser interrumpido, perturbado, puede ser dificultado, por aquello que llamamos pensamientos errantes, que es lo que el cerebro hace, nuestros hábitos, gestos, en fin, todo lo que no es esa unidad.. Y aunque esto esté pasando, no debemos distraer nuestra intención de estar en esa unidad, en esa consciencia única y poniendo todo allá, porque es allá que las cosas se funden, se sintetizan, es allá por lo tanto, que el conjunto, que el todo evoluciona. Quien comenzó ha hacer esto, quien comienza a hacer esto, es luego encargado de una tarea, de un trabajo y de un servicio. Él es encargado de eso por las jerarquías. Entonces, cuando nuestro trabajo en ese campo está ya avanzando, esta comenzando a existir, aunque sea en forma embrionaria, ese trabajo comenzará a evolucionar con el servicio que vamos a prestar. Luego que esto comienza en nuestra vida, después que esta simplificación comienza a entrar en nuestra vida y en nuestra consciencia, recibimos una tarea. En un principio es mínima, parcial, pero recibimos una tarea. Esto es señal que esto esta pasando, que nuestro ser se está unificando. La señal de que estamos comenzado a estar simples, es que recibimos una tarea del plano evolutivo. Y tenemos que estar muy atentos a esto porque esta tarea que viene es lo que va a darnos la energía y a posibilitar que esta unión de consciencia, no se interrumpa. Es a través del servicio que esto va a continuar. Porque esto empieza con nuestro esfuerzo, con nuestra experiencia, pero después llega a un cierto punto, que no podemos continuar haciendo esta unidad, esta simplificación, porque no lo conseguimos, y es ahí donde aparece una tarea, y es la energía de la tarea, la que nos da la posibilidad de desarrollar esta unificación. Y necesitamos, delante de la tarea que llega, y ante esta oportunidad que viene, de estar lidiando con una energía que no es para nosotros, que es en beneficio del plano evolutivo. Tenemos que tener cuidado al lidiar con todo esto de no dejar entrar allí mas que lo necesario, a nuestra mente analítica. Entonces, en general la tarea nos es presentada, el servicio es puesto en nuestras manos, y la mente analítica entra ahí, cuando esta entró, una parte ya desvió y ya no es mas lo que era en origen. Porque la mente analítica entró. Y la mente no es para esto, no es para apartar aquello que es la dádiva original del servicio. La mente analítica es para que tengamos discernimiento durante el trabajo, durante el servicio. Estas oportunidades de servicio son muy sutiles, y están tan mezcladas con nuestra vida, que nosotros las percibimos mal. Y si allí entra la mente analítica antes de tiempo, sin que lo percibamos vuelve las espaldas para una oportunidad de servicio, porque el servicio, la tarea, no siempre es comprendida de inmediato. Es una cosa nueva, con la cual vamos a aprender a lidiar, entonces, si colocamos la mente analítica, que es nuestra experiencia mental, si colocamos delante de una cosa que esta buscando en nosotros un resultado completamente nuevo, la mente analítica nos impide dar este paso. El servicio, el trabajo entonces, es una cosa que en principio no esperábamos, no contábamos con esto, no es nada de aquello que pensábamos, imaginábamos, idealizábamos. Cuando la mente entra allí, es un peligro. La mente debe entrar allí cuando ya asumimos, cuando ya estamos dentro de la tares, entonces allí si es necesaria para discernir, aplicar de la mejor forma

posible todo lo que sabemos y aprendimos. Para tener en fin, un discernimiento. Ahora, no siempre nuestra capacidad de analizar y de discernir, que hemos desarrollado durante tantos milenios, no siempre es aplicable para algo nuevo que está pasando. Es por eso que la mente analítica en la oportunidad de servicio es un obstáculo. Se necesita una mente muy purificada, y así mismo, ella tiene aspectos que reaccionan a lo nuevo. Ahí necesitamos entrar en otro aspecto nuestro y no la mente analítica. Entonces la simplicidad tiene todo esto incluido. Ahora, si alguno de nosotros, ya consiguió detectar la aproximación de un servicio, de una tarea, o que ya la recibió, que sepa que este es el camino, que es la llave para su unión superior, su síntesis, su simplificación a darse. Si esto es puesto de lado por la mente analítica, quedamos sin la posibilidad de evolucionar en unión, en esta unificación, en esta simplicidad. Y quedamos cada vez más complicados. Porque cuando llegó el servicio pusimos restricciones. La mente analítica no abrazó esto totalmente para pensar después. Después sí, se necesita, para mantener aquello en un cierto nivel, pero si entra antes de tiempo, ¡ha! No sirve. El pensamiento de hoy; “No dejes a la mente obrar anticipadamente en un trabajo a hacer hecho” dice Aurobindo “ El poder que hay en ti cuidará de el en el tiempo oportuno”. Es lo contrario de lo que se enseña en el mundo. Es lo opuesto de lo que se enseña en el mundo. Entonces, “No dejes la mente obrar anticipadamente en un trabajo a hacer hecho. El poder que hay en ti cuidara de el en el tiempo oportuno”. La mente viene después. Nosotros estamos hablando de tareas y servicios que nos fueron dados, nos fueron presentados dado nuestro propósito de estar queriendo la unión superior. No existe la unión superior sin servicio, y servicio no es aquel que queremos hacer a nuestra manera, servicio es lo que nos es presentado y que nosotros aceptamos o no. La mente viene después, el pensamiento del día es evidentemente la energía de hoy. ¿Alguien tiene una pregunta? ¿La vida del yo interno?. Si estamos interesados en la vida de nuestro yo interno y en vivir conforme a ella, la vida mudará en esa dirección. La vida se va transformando, y las cosas de la vida interna comenzarán a penetrar en nuestra vida. A veces lentamente, a veces gradualmente, la vida va cambiando. La vida, quiere decir, su forma de estar delante de ella. Lo que pasa o lo que hacemos puede ser lo mismo pero la forma de verla es diferente. Si vemos que nuestra vida se esta transformando por una fuerza que no es de nosotros, que las cosas están pasando lejos de nuestros planes esto quiere decir que el yo interno está obrando, esta viviendo, y organizando las cosas. Y cuando esto comienza, cuando esto toma impulso, vemos que organizamos una cosa y vemos que misteriosamente desaparece, que no era aquello, y vemos que estamos haciendo ya otra vida, que otra cosa está entrando ahí. Entonces a veces hacemos tantos planes y quedamos descolocados cuando todo se desvanece. Quedamos descolocados porque estamos viciados por las cosas irreales. Cuando tenemos un plan y este se desvanece misteriosamente, eso quiere decir que la vida interna esta entrando ahí. La vida interna está entrando cuando las cosas se modifican independiente de nuestra voluntad, de nuestra planificación y de nuestro control. Mas también eso puede pasar aparentemente bajo nuestro control. Si estamos muy afinados con la vida interna, si estamos muy coligados internamente con la intensión de nuestro yo interno, entonces, eso coincide con aquello que en lo que estamos conscientes. No siempre la vida verdadera es una sorpresa, no siempre, pero para eso requiere que ya estemos sintonizados con esto y de ese modo, no hay sorpresa. Pero si no hay un cierta sintonía, la sorpresa es total y no tiene nada que ver con aquello que esperábamos. Una persona dice que ella sabe cual es el camino pero que no asume. Esas personas van a acabar haciendo las cosas por cansancio. Terminan quedando cansados, y en el cansancio se rinden. No es la única forma. Los que dicen esto, tienen que estar cansados. Estando cansados, caen, y ahí, hacen. Es mas largo, porque hasta cansarse, cuesta.
Más conferencias: www.conferenciastrigueirinho.blogspot.com

Related Interests