You are on page 1of 111

La

RED

Evangelización para el siglo veintiuno

Manual del mentor


2

Dedicación
Los materiales de evangelización de la RED se le dedican al Dr. Howard
Ramsey y a Jack Smith—dos hombres que han sido “fieles pescadores de
hombres” por décadas. Su corazón por los perdidos y su dedicación a la
Gran Comisión han sido de gran inspiración y un ejemplo para los cristianos
alrededor del mundo.

2
3

TABLA DE CONTENIDO
Reconocimientos 4

Uso del Manual del mentor 5

Introducción : Las cuerdas de la RED 6

GUIANDO A SUS ALUMNOS 9

Sesión 1 Eche la RED: Compartiendo su testimonio 9

Sesión 2 Sepa dónde echar la red: Identifique a los perdidos y su


condición 20

Sesión 3 Poder de la Red: La Palabra de Dios y El Espíritu Santo 27

Sesión 4 Mantenero el contacto: La vida de oración del testigo 38

Sesión 5 Habilidades del pescador eficaz: El testimonio es un


estilo de vida. 52

Sesión 6 Arte de la Pesca: Aumentando la receptividad y sacar la


RED 66

Sesión 7 Saque la Red (Continuación): Decisión y seguimiento 73

Sesión 8 Pescar: La comisión para toda la vida 82

Conclusión: La Jornada Continúa 91

Apéndice A: Modelo del testimonio de la RED 103

3
4

Reconocimientos
Este Manual es el resultado de un esfuerzo cooperativo de muchas
personas, siendo la mayor parte de su contenido escrito por Alvin L.
Reid, profesor de evangelismo en el Southeastern Baptist Theological
Seminary, Wake Forest, N.C. y Daniel B. Forshee, ex profesor de
Southeastern y ahora pastor de Liberty Baptist Church, Hampton, VA.
Cuando se usa la primera persona en el texto, quiere decir que Reid los
escribió. Lo demás fue escrito por Forshee.
Otros escritores fueron Thomas Hammond, Ray Jones, Jack Smith,
Howard Ramsey, Chris Schofield, Tomas Wright, Dick Church, Will
McRaney, Bill Gordon, y Gwen Blythe, con sugerencias adicionales del
grupo de trabajo nacional de la RED.

NOTA: Los pronombres masculinos que se usan en este manual se


usan genéricamente o sea que se refieren a hombre o mujer. Se usan por
conveniencia.

A menos que se mencione especifícamente, todas las citas bíblicas


han sido tomadas de la Nueva Versión Internacional 1999, usada con
permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

© Copyright 2001, Junta de Misiones Nacionales de la Convención Bautista del Sur,


Alpharetta, Georgia
Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida
de ninguna forma sin el permiso por escrito previo del publicador. Todas las solicitudes
deben dirigirse a: Director de Editorial y de Diseño , North American Mission Board,
4200 North Point Pkway., Alpharetta, GA 30022-4176, USA; o llamando a (770) 410-
6292; o enviando Fax , (770) 410-6006; o por correo electrónico a permissions
@namb.net

4
5

Uso del Manual del mentor


El Manual del mentor le ayudará a hacer un impacto efectivo
en la vida del o de los alumnos que usted está capacitando en la
RED. Le servirá como una herramienta para agudizar sus
capacidades como mentor y a la vez darle dirección para ayudar a
los alumnos en sus asignaciones y con el material.

Sección 1: Guiando a sus alumnos, consiste en ocho


sesiones que se relacionan con las sesiones que sus alumnos
están recibiendo. Cada sesión comienza con instrucciones en
cuanto a “ Estar listos para ser mentores” que explica lo que usted
necesita hacer antes de reunirse con sus alumnos. La siguiente
sesión contiene una sección titulada, “Tiempo del Mentor“, que le
da instrucciones sobre lo qué hacer durante el tiempo con su
alumnos. Además de eso, cada sesión contiene material de
estudio temático. Tenga en cuenta, sin embargo, que el contenido
de su sesión no es igual al material en el Manual del alumno. Su
material , mientras que temáticamente es igual al material del
alumno, ha sido escrito pensando en el Mentor. Como Mentor,
usted necesitará tener su propia copia del Manual del Alumno
para repasar los materiales que sus alumnos están estudiando,
así como también llevar un control de las asignaciones que tienen.
Esto le mantendrá informado y hará que los alumnos se sientan
responsables ante usted.
A través del Manual del alumno usted encuentra citas y
comentarios. Estos se han preparado para dar estímulo,
motivación e ilustraciones . Úselos con sus alumnos durante el
tiempo de memorización. También encuentra “Notas para el
mentor” colocadas en diferentes lugares de las sesiones. Esas
son cosas suplementarias que usted usará si lo desea. En ellas
encontrará sugerencias, y cosas que les despertarán ideas.
Úselas, si el tiempo se lo permite, durante el “Tiempo del mentor”
en la capacitación de la RED.
El Manual del alumno también contiene una copia del modelo
del testimonio la Red que está en el apéndice. Este modelo es una
clave importante de aprendizaje de la estrategia de la Red. Usted
podrá usarlo como guía para preparar su propio testimonio así
como también el de sus alumnos
Al empezar esta jornada maravillosa de ser mentor de la estrategia de
la Red, no se olvide de ser positivo, entusiasta y listo a dialogar con sus
alumnos los materiales de la RED. Sea diligente en su preparación .
Quiera Dios enriquecer su vida al ayudar a enriquecer la vida de otros.

5
6

Introducción: Las cuerdas de la RED


La historia de Jim es típica de muchas personas que viven en los
Estados Unidos. Se lo podría describir como una persona sin interés en
las cosas religiosas, totalmente indiferente a cosas como lo que pasará
después de morir o del fin del mundo. Jim prefería más bien ocuparse
en su carrera y en otras metas más concretas. Simplemente no tenía
tiempo para pensar en cosas acerca de un dios distante.
La vida de Jim reflejaba su formación hogareña. Su familia estaba
dedicada al trabajo fuerte, pero sin interés religioso.
Las cosas comenzaron a cambiar lentamente después que él fue a
la universidad. Su compañero de cuarto fue un muchacho llamado
Pete, quien le reveló una vida diferente. Pedro era un poco fanático en
las cosas religiosas. Cantaba canciones cristianas en voz alta cuando se
bañaba, encendía su lámpara a las 6 de la mañana para leer su Biblia, y
aprovechaba cada momento para hablarle de cosas espirituales. En la
primera semana de encontrarse con estas cosas, Jim no sabía cómo
reaccionar. Sin embargo, de algo se daba cuenta Jim, y era que este
joven, con todas sus rarezas era completamente genuino. Amaba
Cristo de quien hablaba con todo su corazón. Eso le impresionó a Jim.
Después de su primer año en la universidad, Jim se mudó a un
apartamento, y la vida siguió adelante. Durante los años siguientes de
universidad, Jim se unió a un club de racket. Allí se encontró con
Mateo, un hombre unos pocos años mayor que él. Después de un juego
duro, , Jim habló con él, y descubrió que era el pastor asociado de los
jóvenes en un iglesia bautista. Para entonces, Jim estaba haciéndose
preguntas sobre temas importantes de la vida. Mateo le ayudó a
enfrentarlos, diciéndole cómo Jesús podía darle la respuesta que
buscaba. Eso llamó la atención de Jim.
Después de graduarse, Jim consiguió su primer empleo. Su
secretaria, Lorena, era un ejemplo de profesionalismo. Ella era
muy activa en su iglesia, y todos los lunes le comentaba lo que
había pasado allí. Ella tenía una placa en su escritorio que
decía, “La Oración Cambia las Cosas”. La vida de ella mostraba
que creía en eso. Pero lo que más le impresionaba a Jim era
que Lorena nunca hablaba mal de nadie, nunca se quejaba de
nada, y siempre estaba contenta.
Pasó el tiempo y Jim se casó, le nació su primer hijo, y lo
promovieron en su trabajo. Esa promoción lo llevó a tener como jefe a
un hombre muy trabajador. En seguida se percató que en esa oficina se
acostumbraba a tener una comida todos los años en la casa de su jefe,
Bruce. Allí éste compartía su testimonio de lo que Cristo había hecho
en su vida y la diferencia que ahora existía en su familia y en su
trabajo. Jim empezó a tener problemas en su hogar y si dio cuenta de
la diferencia que existía en la vida de Bruce.
Un año después. Jim tuvo que asistir a una conferencia al otro lado

6
7

del continente. En ese momento, él estaba teniendo problemas serios


en su matrimonio. En el avión en que viajaba, comenzó a platicar con
una dama que estaba sentada a su lado. Jim, que era un buen
conversador, pronto se encontró compartiendo sus problemas
maritales con ella. “Jim”, ella le dijo finalmente, “tu matrimonio está
como estaba el mío hace unos años atrás. Yo no sabía cómo salir a
flote, hasta que alguien me habló de Jesucristo, y cómo Él podía
cambiar nuestras vidas. Nos entregamos a Él, y nuestras vidas
cambiaron. Por supuesto, todavía tenemos problemas pero los estamos
solucionando, el Señor ha sido bueno con nosotros.” Esa historia le
hizo pensar bastante a Jim.
Finalmente, como unos dos meses después, Jim estaba solo en su
casa mirando un partido de béisbol, cuando golpearon a la puerta. Eran
tres personas de una iglesia bautista visitándole para testificarle de
Cristo. Jim los hizo pasar. Por espacio de media hora, Jim escuchó una
presentación clara del mensaje de salvación por parte de David,
Stephanie y Kathleen. Después de eso, Jim estaba listo para entregar
su vida a Jesucristo.
La pregunta es , quien guió a Jim a Jesucristo? Técnicamente el
grupo que lo visitó en la casa, David, Stephanie y Kathleen. Pero
también fueron Pedro, Mateo, y Lorena, y Bruce y Jill. Cada una de
esas personas tuvo un impacto en la vida de Jim. Esos creyentes
simplemente siguieron el mandamiento de Jesús en Mateo 4:19 de ser
pescadores de hombres. Sus vidas se unieron formando una red para
atraer a Jim al reino de Dios. De hecho, el Espíritu Santo, el divino
pescador, tomó los dones, capacidades y entrega de diferentes
creyentes para formar una red con sus vidas. Como resultado de ello,
Jim llegó también a ser parte de esa red que se expande para alcanzar
al mundo para el evangelio.
Usted está por comenzar un viaje, en el cual no sólo puede
compartir a Cristo, sino ayudar a otros a compartirlo también. Usted
puede aprender a ser mentor de otros creyentes, ayudándoles a ser
obedientes y honrar a Dios al compartir a Cristo. Imagínese cuántas
personas usted encontrará un día en el cielo que fueron alcanzadas por
usted y sus alumnos.
Piense en las miles de personas que usted puede impactar en los
próximos años simplemente por dedicar tiempo a ser parte de la red de
Dios. Usted no hará en su vida nada más importante que esto. Usted
nunca será el mismo.
Las páginas que siguen le animarán y equiparán para que el
Espíritu de Dios le use en compartir el evangelio con el plan de
la RED. Estará mejor equipado para compartir a Cristo y en
mejores condiciones para ayudar a los que está sirviendo de
mentor.
La RED es un proceso de entrenamiento de ocho semanas que
enseña a los creyentes a compartir a Cristo con más eficacia en nuestra

7
8

cultura post-moderna. La RED provee un bosquejo de cómo presentar


el evangelio. Ese bosquejo sirve como un ancla para guiar la
conversación sin hacerla en forma artificial. Esto le ayuda al testigo a
saber qué enfatizar y dónde enfocar la conversación cuando se aleja
del punto principal. Eso ayuda en la presentación, entendimiento y
respuesta a las demandas de Cristo.
Este manual es parte de tres recursos principales del
proceso de entrenamiento de la RED. El mentor capacitará a
uno o dos alumnos durante las ocho sesiones para llegar a ser
un testigo eficaz. El líder de la RED coordinará las sesiones y
guiará el proceso de entrenamiento para mentores y alumnos.
La Guía del líder provee todas las instrucciones necesarias para
guiar sesiones. El Manual del alumno provee todo lo que el
alumno necesita estudiar en el proceso.
Comencemos este viaje nuevo de fe, tendiendo las cuerdas
de la RED para que Dios las use.

8
9

GUIANDO A SUS ALUMNOS


Sesión 1—Eche la red:
Compartiendo su testimonio
Propósito: El propósito de esta sesión es ayudar a los
alumnos a entender el valor de sus testimonios y
prepararlos para comenzar una conversación
testificadora.

Asignatura del mentor:


Alístese para ser mentor
x Si no ha leído la lección 1 del Manual del Alumno, hágalo
ahora antes del tiempo del Mentor.
x Recoja la folio de visitación antes de la reunión.
Tiempo del mentor
1. Lea cuidadosamente el testimonio, y busque las cosas
que le llamen la atención (una indicación que la persona
ha escrito un testimonio incompleto, no bíblico, o
confuso). Déle sugerencias, si fuere necesario.
2. Comparta su testimonio (incluyendo eche la RED de la
introducción, el cuerpo y los textos bíblicos).
3. Permita que los alumnos practiquen eche la RED
4. Repase “Preparándose para la sesión 2” que está al final
de la sesión 1. Señale que es importante que hagan su
asignatura del estilo de vida antes de la siguiente sesión.
Dígales que usted también la hará.
5. Instrucciones para las visitas a los hogares:
a. Dígale a sus alumnos que deben observarle cuando
entren a un hogar, inicie una conversación y con la
ayuda de Dios tenga la portunidad de compartir su
testimonio.
b. Dígales que deben asumir el papel de “socios
silenciosos de oración.”
6. Comparta con ellos los nombres de las personas que
visitarán y oren por las circunstancias de la visita.
7. Note que si no encuentran a nadie en casa, deben ir a la
casa de al lado, a la lavandería, a un mall, restaurante, a
una esquina o a la casa de uno de los miembros de la
iglesia. Usted entonces guiará la conversación diciendo,
“Hubo un tiempo en mi vida cuando yo no le prestaba
atención a las cosas espirituales.”

Kevin Ford señala el enorme potencial de usar nuestra testimonio

9
10

en los encuentros para testificar. Él la describe como la “Santa Ana”


que ofende a su audiencia pagana diciéndoles con crudeza la verdad.
Estoy recibiendo unos correos electrónicos muy extraños
provenientes de una dama llamada Ana, donde me dice que
recibió información de un Foro Religioso en el que me
describo a mí mismo como agnóstico. Ella me dice en
MAYÚSCULAS Y CON EXCLAMACIONES y
CONDENATORIAS, ¡que me voy a ir al infierno si no me
arrepiento de mis pecados y los lavo en la sangre del
Cordero!
Pero esto no es todo. Ella me mandó “siete” mensajes
totalizando 200 páginas de material a doble espacio,
incluyendo los textos de cómo “nacer de nuevo” y los cinco
primeros capítulos del evangelio de Juan!
Yo uso un sistema especial de comunicación para bajar
mis mensajes electrónicos, donde pago extra por tiempo de
conexión y los mensajes de esta mujer me costaron $10!
¿Alguién tiene una idea de cómo pelear este terrorismo
cibernético religioso?
Desde ya muchas gracias.
Barry
Barry recibió muchos mensajes de sus amigos inconversos.
También Kris, una cristiana compasiva le escribió lo siguiente:
Al considerar la vida de Jesús y su manera de
relacionarse con la gente, no veo en ninguna parte que Él
quisiera meterle por las narices Su mensaje a nadie. Con la
mujer samaritana siempre fue cortés, y gentil. Espero que
algun día Ana se de cuenta de eso.
Barry respondió al testimonio compasivo de Kris y le dijo que si
bien es cierto que Ana le había dejado con un sabor amargo, él todavía
estaba interesado en Jesucristo. Entonces con entera honestidad, le
confesó a Kris esto.
Hace unos años atrás, cuando estaba pasando por un
tiempo bien difícil, me dediqué a una intensa búsqueda
espiritual. Leí de distintas religiones, y diferentes autores, y
también la Biblia, específicamente el evangelio de Marcos y
el de Juan. Quedé impresionado por el Jesús que encontré
en los evangelios, una impresión muy diferente que la que
tenía por mis escasas experencias yendo a la escuela
dominical de niño.
La respuesta de Kris fue:
Puedo ver que has hecho una investigación profunda de
la verdad, no sólo acerca de Jesucristo, sino de la vida en
general. Leer muchos libros puede traer confusión. Yo lo
hice antes de ser cristiana, y me di cuenta que no me

10
11

llevaba a ninguna parte. Quizás la mayor parte de lo que


leía se me iba de la mente a las pocas horas.
A mí siempre me impresionó una realidad que puedo
afirmar y sentir que es una de la cual solo puedo leer.
Yo no sé qué clase de situación difícil has tenido, pero la
mía fue durísima. Fue una combinación de estar casada con
un hombre que me abusó, junto con el abuso de alcohol y
cocaína. Después de una golpiza violenta que me diera, fui
a parar al hospital con la mandíbula quebrada, y otras
heridas. Después de ser dada de alta del hospital, fui a un
refugio para mujeres golpeadas, donde conocí a una
consejera cristiana, y que me ayudó enormemente a superar
ese trauma. Su compasión y amor por mí fue algo
maravilloso. Después pasé por los doce pasos de le lucha
contra mis adicciones y conocí a cristianos genuinos,
quienes me amaron en ese tiempo difícil y me ayudaron a
superar mis adicciones.
Lamento contarte estas cosas de mi pasado, pero lo
importante es que fui rescatada por Jesucristo. Si Dios no
hubiera sido real, y Jesucristo no estuviera vivo, no estuviera
donde estoy hoy. Nada de eso hubiera ocurrido y no sería
hoy una persona libre de esas cargas.1
Las personas inconversas a quienes Dios nos ha llamado a
evangelizar, están heridas y necesitan oír de Jesucristo.
Presentar a los perdidos las cuatro leyes espirituales y decirles
que las acepten o las rechacen no es la evangelización del
Nuevo Testamento.

Nota para el mentor:


Pregúntele a su alumno, ¿“de qué manera ha cambiado su
vida desde su encuentro con Jesús”? ¿“Pueden ver los
demás los cambios que hay en su vida”?

“Dios llama a las personas a venir a Él con un toque


personal.” Donald C. Pasterski. Inventando de nuevo el
evangelismo (Downer Grove, InterVarsity Press, 1989), p.
159. Usado con permiso.

Uno de los recursos más eficaces para evangelizar es el testimonio


personal. Todo creyente tiene que contarlo debe compartirlo
frecuentemente con los demás. Dios usa siempre los testimonios
personales para llevar a muchos pecadores a los pies de Cristo. A la
gente le gustará escuchar su testimonio porque a todos nos gustan las
historias. Lo más importante de su testimonio es que es cierto. No

1
Tomado de Jesus for a New Generation, by Kevin Graham Ford y Jim Danney usedo con permiso
de InterVarsity Press, P. O. Box 1400 Downers Grove, IL 60515, pp 51-66.

11
12

tenga temor ni vergüenza de contarlo. La persona que tiene una


experiencia bíblica nunca estará a merced de alguien que sólo tiene
argumentos humanos.

Un Modelo Bíblico
El apóstol Pablo usó su testimonio personal en sus trabajos
evangelísticos en Hechos 22:1-23 y Hechos 26:9-23. Hechos 22:1
dice: “Varones hermanos y padres, oíd ahora mi defensa ante
vosotros.” Pablo declara su testimonio delante de sus compatriotas
judíos. El defendió su fe cristiana contando su testimonio personal.
Usted y yo podemos hacer lo mismo, dar nuestro testimonio verbal
ante un mundo hostil y pagano.
Fíjese que en Hechos 26. 9-23 el testimonio de Pablo tiene
tres aspectos críticos. Primero, él le dijo al rey Agripa cómo era
su vida antes de conocer a Cristo. Fíjese como Pablo describe
la ira que sentía contra los cristianos en el versículo 11, “Y
muchas veces, castigándolos en todas las sinagogas, los forcé
a blasfemar; y enfurecido sobremanera contra ellos, los
perseguí hasta en las ciudades extranjeras.” Segundo, Pablo
comparte cómo se encontró con el Cristo resucitado, dando
detalles de cómo Jesús se le acercó, le habló y lo salvó (vea los
versículos 13-15). Tercero, Pablo compartió cómo era su vida
desde ese día del camino a Damasco cuando el Hijo de Dios se
le apareció y entró a morar en su corazón. En los versículos 16-
23 Pablo le dice a Agripa cómo de inmediato comenzó a
predicar a Jesús, “Por lo cual, oh rey Agripa, no fui rebelde a la
visión celestial, sino que anuncié primeramente a los que estén
en Damasco, y Jerusalén, y por toda la tierra de Judea, y a los
gentiles, que se arrepintiesen y se convirtiesen a Dios, haciendo
obras dignas de arrepentimiento.” (vv. 19-20). Festo,
gobernador de Judea oyó el testimonio de Pablo y lo trató de
loco (v. 24). Sin embargo, el rey Agripa fue tan impresionado
por el testimonio (defensa) de Pablo que dijo en el v. 28, “Por
poco me persuades a ser cristiano.”

“El conocimiento de la Biblia es bueno, pero Dios no


exige un título en teología para usarnos para dar testimonio
a los demás. La mayoría de los discípulos de Jesús tenían
muy poca educación, pero terminaron siendo líderes de la
iglesia”. De “Compartiendo a Cristo cuando usted piensa
que no puede hacerlo“. Daniel Owens, 1997, p. 17. Usado
con permiso de Crossway Books, una division de Good
News Publishers, Wheaton, Illinois.

Nota para el Mentor:Tenga cuidado de fjjarse si alguno


de sus alumnos tiene dificultades para compartir su

12
13

testimonio. Puede ser que alguno de ellos no puede hacerlo


porque en verdad nunca aceptó a Cristo como su Salvador
personal. En ese caso, guíelo a hacerlo allí mismo.

Principios prácticos
Cuando presente su testimonio, siga el mismo bosquejo que
usó el apóstol Pablo. Describa su vida antes de conocer a
Jesucristo. No entre en detalles, sea lo más breve posible. Y
sobre todo no hable de esos días como si los estuviera
extrañando. Algunas personas hablan tan bien de ese tiempo en
sus vidas que dejan una impresión negativa en sus oyentes.
Algún adolescente, si lo hace así, podrá decir, “bueno, voy a
disfrutar de esas cosas ahora y después le entrego mi vida a
Jesucristo”.
Después, hable de cómo se encontró con Jesucristo.
Describa los eventos que rodearon su conversión, quién estaba
orando por usted, quién le invitó a recibir a Cristo en su vida y
quién hizo amistad con usted y lo llevó a la iglesia. Finalmente,
diga lo que Jesús está haciendo en su vida ahora. La gente
inconversa necesita saber de qué modo Cristo le está ayudando
en medio de los problemas y circunstancias de hoy día.
Darrell Robinson tiene unos excelentes consejos prácticos
en relación a compartir su testimonio personal:
1. Escriba su testimonio, usando los tres puntos del
bosquejo, y leálo en voz alta tres veces al día.
2. Pídale a un amigo permiso para compartírselo.
3. Pida la dirección divina a fin de ser guiado a alguien con
quien compartirlo.
4. Comience su testimonio diciendo,”¿Puedo compartirle la
cosa más hermosa que ocurrió en mi vida? ¡Qué cambió!”
5. Al concluir su testimonio, pregunte: “¿Ha tenido usted
esta clase de experiencia?”2
¡Cada cristiano tiene un testimonio poderoso! No tiene que pedir
disculpas si no tiene un testimonio dramático del tipo del apóstol
Pablo.
Cuando prepare su testimonio de la RED no se olvide de ser breve.
Usted está dando un testimonio evangelístico, no contando la historia
de su vida. (Puede hacer eso, si cuenta con suficiente tiempo
Practíquelo compartiéndolo con amigos y presénteselo a los que no
tienen testimonio cristiano. Vaya y participe cómo Cristo camgio su
vida y que tambien puede cambiar la de ellos.
El método de presentar el testimonio es extremadamente efectivo al
tratar con ateos, agnósticos, o simplemente con los que no confían en
2
Darell Robinson, People Sharing Jesus, (Nashville: Thomas Nelson, 1995), 205-
206

13
14

la gente religiosa. Tenga cuidado de no ser dogmático. Tenga la


suficiente flexibilidad de modo que si la persona tiene alguna
pregunta, usted suspende lo que está diciendo para contestarla. Pero si
la persona le interrumpe todo el tiempo, con toda cortesía pídale
permiso para concluir su presentación. Dígale también que apenas
termine, le dará oportunidad para hacer todas las preguntas que quiera.
Hoy día tenemos que actuar en forma de conversación con los
inconversos. Ellos responden mejor a un testimonio que a un sermón.
El evangelio es presentado, de forma narrada.

“Cuando alguien muestra interés en nuestra fe, esto no


significa necesariamente que tiene interés en oír todos los
detalles. Al comienzo, muchas personas desean sólo oír las
cosas principales de ella.” Bill Hybels & Mark Mitlelberg,
Becoming a Contagiuos Christian (Grand Rapids: Zondervan
Publishing House, 1994) p. 160. Usado por permiso.

“Un testigo no es alguien que simplemente repite lo que


otro le dijo que dijera, o que ha dominado el arte de
presentar su punto de vista. Un testigo es alguien que ha
experimentado aquello de lo cual da testimonio.” Arthur
G.McPhee, Friendship Evangelism (Grand Rapids:
Zondervan Publishing House, 1978) p. 162

“Una descripción concisa y bien elaborada de su propia


jornada de fe puede tener un efecto poderoso en sus
oyentes.” Bill Hybels & Mark Mitlelberg, Becoming a
Contagious Christian (Zondervan, 1994) p. 162

Nota para el Mentor:


Use el modelo del testimonio que se incluye en el Apéndice A como guía
para desarrollar su propio testimonio.

Hoy día vivimos en un mundo orientado a lo visual. Las imágenes


de las pantallas dominan nuestra cultura. Cuanto más algunas cosas
cambian, también hay otras que siguen igual. En los tiempos de Jesús
no había tele, películas, computadoras, el internet, etc. Pero aun en esa
época, Jesús sabía que la gente procesaba la información recibida, por
lo tanto, Jesús adaptaba su enseñanza y testimonio a la capacidad de
aprender de su cultura. Jesús contó muchísimas historias. Aun cuando
predicaba, hablaba en parábolas y a la gente le gustaba eso. ¿Por qué?
Porque le podían entender. También Jesús usaba figuras de lenguaje en
el evangelismo personal. Un ejemplo de esto es Juan 4, donde Jesús
compartió las buenas nuevas de salvación en términos del agua de
vida.

14
15

Tres razones por las cuales nuestro testimonio es


efectivo:

1. Es relevante. Su historia no es algo fuera de lugar sin


aplicación en el día de hoy. Al contrario, su historia es
afín con la otra persona, porque “es algo que ha pasado
en nuestro tiempo.”3 el hecho que lo que le pasó a usted
es real, perturba a la otra persona. El ha rechazado lo
religioso y lo ha considerado sin importancia. Y usted
aparece contándole la antigua historia de Jesús y de su
amor y de lo que ese amor hizo en su vida. El inconverso
puede reaccionar despectivamente hacia usted y decirle,
“Eso está bien para ti, pero no para mí”. En otras
palabras puede rechazar el mensaje de esperanza y
perdón. No se desespere en ese caso, usted ha
compartido la verdad y Dios llevará a cabo sus
propósitos (Isaías 55:11).También, su experiencia con
Cristo es válida y no está sujeta a los argumentos de los
incrédulos.
2. Es única. Si historia es singular. No hay ninguna otra
como la suya. Reid dice acertadamente, “Usted es una
autoridad de su testimonio. Puede que usted no sea
nada más que eso, pero usted es una autoridad de lo
que Dios ha hecho en su vida. Puede que usted no tenga
la respuesta a todas preguntas, pero usted sabe lo que
pasó en su vida.” 4
3. Es como un espejo donde la persona se puede mirar
a sí misma.15 Cuando usted cuenta cómo Jesús cambió
su vida, hace una diferencia, y cuando él le da
esperanza para enfrentar cada día, produce un impacto
en el oyente. Mientras que es verdad que es el evangelio
el que cambia la vida, usted sirve como un espejo. Los
inconversos pueden ver las posibilidades que hay para
sus vidas al examinar la suya.

“Varios cambios en nuestra sociedad explican el nuevo


paradigma en los métodos evangelizadores:
1. Nuestra sociedad está llegando a ser cada vez más
pagana.
2. Vivimos en una sociedad en que la vida se vive a un
ritmo cada vez más rápido.

3
Alvin Reid, Introduction to Evangelism, (Nashville:Broadman & Holman,1998), p. 169
4
Ibid, p. 170.
5
Ibid.

15
16

3. El cristianismo para muchas personas hoy día es cada


vez más irrelevante.”
Adaptado de Eating the Elephant (Comiendo el
Elefante),por Thom S. Rainer (Nashville: Broadman &
Holman, 1994), p. 77. Usado con permiso.

Esto toma práctica y paciencia a medida que usted trata de


combinar el evangelio con su experiencia personal.
Hasta aquí hemos examinado eche la RED del evangelio y
de qué modo podemos testificar compartiendo nuestro
testimonio personal. Las posibilidades son inmensas. ¿Qué
pasaría si todos los creyentes compartieran el evangelio de
Jesús junto con su testimonio personal? Lo mismo que ocurrió
en el libro de los Hechos puede ocurrir hoy. Muchos serán
salvos, iglesias serán establecidas, y sobre todo, Jesucristo
será exaltado. La gente de hoy día no es diferente a la del
tiempo de Jesús. Ellos tienen temores, luchas, ansiedades, y
necesitan de Jesús. Del mismo modo, a las gentes de hoy día,
les gusta oír historias. La predicación narrativa y testificadora
ofrece una manera dinámica y nueva de comunicar el evangelio
de Jesucristo.
En los siguientes párrafos hablaré de las tres partes de la
presentación del evangelio y agregaré ilustraciones y analogías
para ayudarle a testificar. Así como un buen predicador usa
historias o ejemplos de la vida para ilustrar sus declaraciones
doctrinales, usted debe usar figuras de lenguaje en el
evangelismo personal. Un gran predicador ha dicho que las
ilustraciones son como las ventanas que permiten que el
radiante sol de la verdad de Dios penetren en un cuarto oscuro.
Use con oración estas ilustraciones, y otras que usted
conseguirá, para compartir la luz de Dios con aquellos que
andan en oscuridad.

“En el fondo de sus corazones, todos los seguidores de


Cristo anhelan llegar a ser cristianos contagiosos. Aunque
no están seguros de cómo llegar a serlo y los riesgos que
tomará, saben que no hay nada tan valioso, como abrir el
corazón de una persona al amor y a la verdad de Dios.” Bill
Hybels y Mark Mittelberg, Becoming a Contagious Christ
(Convirtiéndose en un cristiano contagioso) (Grand Rapids,
Zondervan Publishing House, 1994), p. 13. Usado con
permiso.

16
17

El evangelio y su testimonio
El camino ilustrado
En la primera parte de su testimonio de la RED, usted presenta en
forma breve cómo fue su vida antes de conocer a Jesucristo. Es aquí
donde usted explica la verdad que descubrió acerca de sí mismo al
confrontar el problema del pecado y sus consecuencias. Diga que usted
reconoció que necesitaba un cambio, un nuevo CAMINO. No deje la
impresión que usted disfrutaba de su pasado pecaminoso. Simplemente
menciónelo.

La Verdad Ilustrada
En la parte 2 de su testimonio de la RED, usted explicará la
VERDAD . Aquí es donde usted hablará del amor de Dios hacia
los pecadores y el perdón que Él ha provisto por medio de la
muerte y resurrección de Jesucristo. Aquí es donde usted
claramente explica el evangelio, o sea las buenas nuevas de
salvación. Recuerde que cuando la verdad de Dios penetra el
pecado del hombre, puede surgir una reacción negativa. Sin
embargo, si no hay convicción de pecado, no hay salvación. No
se disculpe por ser un buen testigo de Dios.

Nota para el Mentor:


Cuando hable del pecado, puede ilustrarlo refiriéndose a
los niños. A ellos no se les enseñó a pecar, sino que lo
hacen en forma natural. Puede ilustrar esto con la figura de
la flecha y el blanco. Explique que el pecado consiste en
errar el blanco. Cuando una flecha cae al lado, arriba o
debajo del blanco, ha fallado. Del mismo modo, cuando
pecamos, le fallamos a Dios y no vivimos a la norma
perfecta que El requiere de nosotros.

La verdad no necesita que la defendamos. Comparta el


evangelio con el poder del Espíritu Santo y deje los resultados a
Dios. Es la obra del Espíritu Santo producir convicción de
pecado.
El uso de los feriados, como Navidad, Semana Santa, etc.
ayudan, porque las personas, aunque no entiendan su
significado, están familiarizados con ellos. Al hablar de la
muerte de Cristo en la cruz por los pecados del mundo, y su
resurrección, use historias y analogías como crea necesario.
Aquí van algunos ejemplos:
1. Cuando tenía 5 años, mi familia salió de vacaciones y
paramos en un hotel. Yo fui a la piscina listo para
zambullirme, mientras mi papá me esperaba en ella.
Todo el mundo estaba mirando como este pequeño niño

17
18

vacilaba entre zambullirse y quedarse en tierra.


Finalmente me tiré al agua en los brazos de mi papá y
pronto los dos empezamos a hundirnos. Mi tía contó
después que un hombre que estaba sentado allí, se tiró
al agua y nos rescató. Ese hombre salvó literalmente mi
vida. Él hizo por mí lo que yo no podía hacer por mí
mismo. De la misma manera Jesucristo, pagó la deuda
de nuestros pecados y nos salvó de la muerte espiritual y
la separación eterna de la presencia de Dios cuando
tomó su lugar en la cruz y pagó el precio de nuestros
pecados.
2. Cuando hable de la resurrección de Jesucristo, señale
que sólo Él conquistó la muerte. Cuando uno visita la
tumba de otras figuras religiosas importantes, encuentra
dentro de ellas huesos descompuestos. Pero cuando
usted mira la tumba de Jesús, mira en vano, porque está
vacía! Sus declaraciones de ser divino, están
confirmadas y validadas por la gran obra en la historia, la
resurrección corporal de Jesús de la tumba.

“El contar la verdad de Dios y cumplir la verdad de Dios,


son dos partes de la misma historia.” Donald C. Pasterki,
Reinventing Evangelism, (Inventando de nuevo el
evangelismo), (Downers Grove: Intervarsity Press, 1989), p.
158. Usado con permiso.

La Vida Ilustrada
En la sección 3 y final del testimonio de la RED, usted dirá la
diferencia que ha hecho Jesús en su vida. Explique cómo Él le
ha dado VIDA completa ahora y para siempre. Después
presente los requisitos bíblicos para recibir la salvación y déles
la oportunidad de responder. Es un gozo inmenso poder
explicarle a un inconverso cómo responder al evangelio, a la
oferta de vida en Cristo Jesús. Alguien ha definido el
evangelismo como un mendigo diciéndole a otro mendigo
dónde encontrar pan. Los creyentes que han probado la vida de
Cristo han encontrado que satisface el alma. No podemos dejar
de decirle a otras personas que pueden recibir el perdón y la
vida nueva en Cristo. Esta tarea no es difícil. El diablo ata a los
creyentes con ataduras de temor y confusión, cuando aun un
niño puede testificar del evangelio. Al explicar los requisitos
para obtener la salvación, usted podría usar algunas de las
siguientes ilustraciones o analogías, que ayudarán a entender
el camino de salvación.
1. El arrepentimiento y la fe son dos lados de la misma
moneda. Uno no puede arrepentirse sin creer en

18
19

Jesucristo. A la vez uno no puede creer en Jesucristo


sin abandonar el pecado.
2. La ilustración de dar una vuelta de 180 grados es
importante. El arrepentimiento es como dar una vuelta
completa en la carretera. Si usted está viajando en cierta
dirección, y se da cuenta que tiene que ir en la dirección
opuesta, se da vuelta para ir en la dirección deseada.
3. Uno de los mejores ejemplos de arrepentimiento se
encuentra en Lucas 19:8 donde Zaqueo se convierte de
su estilo de vida pecaminosa, y devuelve lo que había
robado, “Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor:
He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres;
y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo
cuadriplicado.”
4. Hay un número de maneras de ilustrar la fe. La
ilustración del avión es a la vez simple y profunda.
Comparamos el poner la fe en Jesucristo a viajar en
avión. Hay varias cosas que se incluyen: debe comprar
un ticket, llegar al aeropuerto a tiempo, y debe confiar
que el avión lo llevará a su destino. Pero hay algo más
que debe hacer, y es abordar el avión. Esa es la forma
en que debemos responder a Jesucristo.
Vivimos en una cultura que da valor a las narraciones, y nosotros
tenemos la historia más maravillosa que ha ocurrido en el mundo.
Vaya y cuente esta historia como nunca antes lo ha hecho. En realidad,
la historia del evangelio confrontó la triste historia de nuestra vida, y
nos dio una historia maravillosa que no podemos ocultar. Entonces,
¿qué está esperando? Que la gracia de Dios sea con usted dándole
valentía y creatividad al contar la antigua historia de Cristo y de Su
amor.

19
20

Sesión 2—Sepa dónde echar la


RED: Identifique a los perdidos y
su condición
Propósito: El propósito de esta lección es ayudar a sus
alumnos a entender la condición espiritual de los
perdidos, la responsabilidad de ellos de testificarles,
y a ayudar a sus alumnos a preparar una lista de
personas por las cuales Dios espera que oren y les
compartan sus testimonios.

Asignatura del mentor:


Alistándose a ser mentor
ySi no ha leído la sesión 2 del Manual del alumno, hágalo
antes del tiempo del mentor.
yRecoja la folio de visitación antes de la clase .

Tiempo del Mentor


1. Permita que los alumnos practiquen eche la RED.
2. Repase “Preparándose para la sesión 3” que está al
final de la sesión 2 en el material de estudio.
3. Instrucciones para las visitas en los hogares:
ƒPídale a los Alumnos que decidan quién compartirá
eche la RED de su testimonio en el primer hogar que
visiten. Dígales que usted tomará la conversación
después que la persona responde a la pregunta,
¿”Usted se considera una persona espiritual?”o
“¿Usted piensa a menudo sobre cosas espirituales?”
Como Mentor, debe seguir con las siguientes frases,
“Hubo un tiempo en mi vida cuando yo no pensaba
mucho sobre asuntos espirituales tampoco. Pero algo
pasó que cambió mi vida. ¿Puedo compartirle eso?”
ƒHágales notar a los alumnos que deben asumir el
papel de “compañeros silenciosos de oración.”
4. Comparta los nombres de las personas que visitarán y
las circunstancias de las visitas.

El 28 de febrero de 1999, yo estaba regresando a mi casa, después


de predicar en unos servicios evangelísticos. Me detuve en un
mercadito para comprar un emparedado. El hombre que estaba detrás
del mostrador empezó a leer el tratado evangelístico que yo le había
dado. El no hablaba bien el inglés, era de algún país árabe. Llamó a un
amigo suyo que estaba cerca, para que le explicara lo que decía el

20
21

tratado. Tuve la oportunidad de explicarle a los dos que Jesús murió


por nuestros pecados, fue sepultado y resucitó de los muertos. Les di
mi testimonio y me escucharon con interés. La gente está más
receptiva al evangelio que lo que pensamos. El diablo nos quiere hacer
creer que nadie quiere oír de Jesucristo, lo cual no es cierto. Recuerde
que el diablo es mentiroso , según Juan 8:44: “Vosotros sois de vuestro
padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido
homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque
no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es
entiroso, y padre de mentira.” Por supuesto que hay muchos que no
querrán oír su testimonio pero no son la gran mayoría.
Toda persona que ha nacido en este mundo, está separada de Dios
por causa del pecado. Muchos anhelan oír el evangelio de Jesucristo.
Muchos quisieran oírlo pero no hay suficientes cristianos dispuestos a
compartirlo. Como seguidores del rey, no debemos olvidarnos que
somos embajadores de Cristo. Así como Jesús fue enviado por el Padre
(Juan 20.21) así somos enviados nosotros. El Hijo del Hombre nos
salvó con el propósito de glorificarlo a Él y de cumplir la Gran
Comisión. Piense acerca de esto, Dios no salvó y nos hizo sus
embajadores. Usted representa al Rey de reyes, y su misión es
presentar los negocios del rey. Segunda Corintios 5.20 declara, “Así
que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por
medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: reconciliaos con
Dios.”

Nota para el Mentor


Usted querrá usar esta declaración para comenzar un
diálogo con sus alumnos: Cierto o Falso, Hay más
personas deseosas de oír de Jesús que hay cristianos
dispuestos a hablar de Él. Cierto, (Lucas 10:2)

Debemos dialogar con los perdidos en relación a Jesucristo. La


Biblia demanda de los cristianos que sean testigos con sus vidas y con
sus labios. Tenemos una historia que llevar a las naciones que hará que
muchos escuchen y obedezcan. Pablo dice en Romanos 10.13-14,
“porque todo aquel que invocare el nombre del Señor será salvo.
¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿ Y cómo
creerán en aquel de quien no ha oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien
les predique?”
En este capítulo consideraremos a quiénes Jesús ha llamado a
evangelizar. Para testificar a los perdidos de una manera eficaz,
tenemos que entender tanto la condición como la receptividad de ellos.
Lo primero tiene que ver con el significado de estar perdido. John
Kramp ha creado una palabra, perdidología, que es el estudio de ser
perdido.6 Exploraremos las dificultades y desafíos que los perdidos
6
John Kramp , Out of Theirs Faces into Their Shoes, (Nashville:Broadman and Holman Publishers,

21
22

enfrentan en un esfuerzos para entenderlos mejor, y evangelizarlos


más eficazmente. El segundo término, receptividad, tiene que ver con
la manera en que el incrédulo recibe, o deja de recibir, el mensaje que
estamos compartiendo con él.

“A fin de pescar peces, tenemos que entender sus


hábitos, preferencias, y formas de alimentarse. Ciertos
peces prefieren aguas calmas y suaves, otros prefieren
nadar en aguas turbulentas. Algunos quieren nadar en el
fondo del río, otro se pegan a las rocas. Los pescadores que
tienen éxito son los que piensan como los peces. Rick
Warren, La Iglesia Con Propósito (Grand Rapids: Zondervan
Publishing House, 1995), p. 188. Usado con permiso.

“Dios no quiere que ninguna de sus criaturas se pierda


para El. La Biblia nos dice que Dios no quiere que nadie se
pierda, sino que todos lleguen al conocimiento de la verdad
(1 Timoteo 2.4). Tomado de Sharing Christ when you Feel
you Can’t por Daniel C. Owens, 1997, p. 29. Usado con
permiso de Crossway Books, una división de Good News
Publishers. Wheaton, Illinois.

Nota para el Mentor:


¿Han aprendido y contestado su alumnos a las
siguientes preguntas? ¿Qué dice la Escritura en cuanto a la
condición de los perdidos? ¿Qué dice en cuanto a ser
salvado?

La Condición del Perdido


Los noticieros de la tarde en el estado de Massachusetts hablaban
de los esfuerzos de la gente de ese estado que con pasión estaban
buscando a un niño de 9 años que se había perdido durante una
tormenta de nieve, siguiendo a su perro que se había alejado de la casa.
Todo el mundo, el personal de rescate, los vecinos y aun perros
ovejeros entrenados para la búsqueda de personas perdidas, se unieron
en el esfuerzo. ¿Puede usted maginarse el dolor de los padres por la
pérdida de su hijo? Ese mismo sentir es el de Dios al ver a millones y
millones de sus criaturas, perdidas, sin esperanza, yendo a pasar la
eternidad sin Jesucristo.
El pasaje de la Escritura más revelador acerca del amor del Padre y
su interés por los perdidos, se encuentra en Lucas 15. Allí se registran
tres parábolas que enseñan una verdad central, que Dios ama a los
perdidos, y que quiere que ellos sean rescatados y salvados. La palabra
perdido, significa literalmente, arruinado, descuidado, acabado. Los

1995) , p. 1.

22
23

que están viviendo sin Jesucristo están literalmente arruinados, y sin


esperanza; necesitan salvación. Quizás la razón por la cual nos falta la
urgencia e intensidad del Padre es porque nos hemos olvidado de lo
que significa estar perdidos. Hemos vivido con la salvación por tanto
tiempo que hemos desarrollado una amnesia espiritual. Nos hemos
olvidado de los sentimientos de soledad y desesperación. Quiera Dios
mover nuestros corazones y hacernos recordar lo que significa estar
perdidos, arruinados y sin esperanza.
La respuesta a la primera pregunta incluye estar muertos en
nuestras transgresiones y pecados, en desobediencia, ser hijos de ira,
extranjeros, sin esperanza y sin Dios. La respuesta a la segunda
pregunta incluye tener vida en Cristo Jesús, ser salvo, tener paz, ser
miembros de la familia de Dios y morada de Dios en el Espíritu. Esta
actividad le mostrará las tremendas diferencias entre estar perdidos y
ser salvos. Más aún, le dará una profunda compasión por los
perdidos.7
Siguiendo el bosquejo de Darrell Robinson, veamos algunas de las
características de los perdidos. ¿Por qué es tan importante enfatizar la
condición perdida del alma de una persona? La respuesta tiene dos
aspectos.
1. La Biblia tiene mucho que decir acerca de la condición
perdida de la humanidad.
2. Es imperativo que comuniquemos a los inconversos, que
en verdad ellos están perdidos y en pecado y que
necesitan un Salvador.8

Un evangelista amigo mío me oyó predicar un mensaje


evangelístico. Nunca me olvidaré del consejo excelente que me dio. El
me dijo: “No has comunicado bien que ellos están perdidos. Ellos no
sabrán que necesitan la salvación hasta cuando reconozcan que están
separados de Dios y que están perdidos.”

Bajo Pecado
Romanos 3:9 dice, “¿Qué, pues? ¿Somos nosotros mejores
que ellos? En ninguna manera; pues ya hemos acusado a
judíos y a gentiles, que todos están bajo pecado.” Pablo
abiertamente declara que toda persona es pecadora. Los
inconversos está bajo el dominio del pecado. Ellos son
pecadores por naturaleza y por decisión propia. Si usted tiene
hijos, sabe que lo que Pablo está diciendo es verdad. No
necesitamos enseñarles a nuestros niños pequeños a portarse
mal, ellos ya lo saben por naturaleza. David dijo en el Salmo
51:5 ,”He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me

7
Reid, Introduction to Evangelism, pp.23-24, adaptado.
8
Ver el libro de Darrel Robinson, People Sharing Jesus, para un estudio en profundidad de ser
perdidos, pp. 92-104.

23
24

concibió mi madre.” Las personas no son básicamente buenas,


son pecadoras por naturaleza.

Muertos Espiritualmente
Uno de los textos más gráficos que trata con la condición de los
perdidos es Efesios 2:1: “En otro tiempo ustedes estaban muertos en
sus transgresiones y pecados.” Pablo declara que antes que una
persona nazca de nuevo tiene que estar espiritualmente muerta. No
tiene pasión por la Palabra de Dios, porque las personas muertas no
tienen deseos espirituales. La salvación desde su principio hasta su fin
es la obra de Dios. En nuestro estado de muerte espiritual nunca
podríamos volvernos a Dios. Dios tiene que venir a nuestro encuentro
y darnos convicción de pecado y después darnos vida por medio del
Espíritu Santo. Esto debe hacernos eternalmente agradecidos a Dios y
particularmente pacientes con los pecadores. Los perdidos actúan de
esa manera porque están espiritualmente muertos. No tienen el Espíritu
Santo morando dentro de ellos. Cuando nos hacemos amigos y
testificamos a los perdidos, tenemos que mostrarles bondad y amor,
recordando que sin la gracia de Dios, nosotros también estaríamos
perdidos, sin esperanza, y espiritualmente muertos.

Hijos de Ira
Esta frase descriptiva, tomada de Efesios 2:1 debería evocar un
sentido de humildad y urgencia en nosotros. Piense en esto, los que no
están con Cristo son hijos de ira. La ira de Dios está dirigida hacia
aquellos que son malvados y sin control. Pablo dice en Efesios, 2:3,
“Entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los
deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne, y de los
pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los
demás.” Dios es un Dios de amor y de ira. A veces hacemos
demasiado énfasis en lo primero y excluimos esto último. Dios no
tolera el pecado. En nuestra condición de pecadores, somos totalmente
inaceptables para Dios y nos vamos al castigo del infierno. De hecho
somos enemigos de Dios como Romanos 5:10 lo señala, “Porque si
siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su
Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.”
Nosotros necesitamos desesperadamente un Salvador, alguien que nos
rescate de la ira de Dios y de lo que merecemos. “Gracias a Dios por
su don inefable.”(2 Corintios 9:15). Jesucristo es nuestro sustituto. El
tomó en sí mismo nuestra pecaminosidad y sufrió la ira de Dios en la
cruz para salvarnos. Juan llama a Jesús nuestra propiciación (vea Juan
2:2. Cuando confiamos en Cristo y nos alejamos del pecado, ya no
somos más hijos de ira, sino que somos hijos e hijas adoptados a través
de la muerte y resurrección de Cristo.

24
25

Sin Esperanza
Pablo presenta un cuadro sombrío del perdido en Efesios 1:12, “En
aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y
ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el
mundo.” Este versículo enseña que los inconversos están separados de
Cristo, sin Dios y sin esperanza en este mundo. Mire a su alrededor y
verá por todas partes, gente deprimida, herida, sin esperanza. Ellos se
encuentran en las cantinas, en las tiendas, en los estadios. Van a todas
partes excepto la iglesia. Tenemos que ir a buscarlos porque ellos no
vendrán por sí mismos a las iglesias. La gente puede vivir faltándole
muchas cosas, pero no puede vivir sin esperanza. Se ha dicho con
verdad que podemos vivir 40 días sin comida, ocho días sin agua,
cuatro minutos sin aire, pero solo unos pocos segundos sin esperanza.

Sin Paz
Otra característica de los perdidos es que no tienen paz en sus
vidas. Romanos 3:16 dice, “Y no conocieron camino de paz.” El
incrédulo, sea hombre o mujer, está en una condición de conflicto y
tumulto debido a que el Príncipe de Paz, Jesucristo, no vive en su
corazón. Hay una gran verdad en la frase, Sin Jesús No Hay Paz:
Conozca a Jesús, Conozca la Paz. La gente tiene tanta tristeza hoy día.
Están en conflicto con sus cónyugues, hijos, vecinos, y compañeros de
trabajo debido a que no están en buena relación con Dios. Pero cuando
una persona confía en Cristo como Salvador personal y Señor
encuentra la paz que su corazón ansía. “Justificados, pues, por la fe,
tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.”
(Romanos 5:1). John MacArthur señala que “ la paz de la cual Pablo
está hablando no es algo subjetivo, sino objetivo. No es un
sentimiento, sino una realidad. Fuera de la salvación por medio de
Jesucristo, todo ser humano está en enemistad para con Dios, en guerra
espiritual con El (vea v. 10, compare con 8:7), independiente de
cualquier sentimiento acerca de Dios que pueda tener. Del mismo
modo, la persona que es justificada por medio de su fe en Jesucristo,
está en paz para con Dios sin tener en cuenta cómo se siente en un
momento determinado. A través de la fe en Jesucristo, la enemistad del
pecador con Dios, se acabó por toda la eternidad.9

Ciego espiritualmente
Una de las descripciones más gráficas del perdido la encontramos
en 2 Corintios 4:3-4, “Porque si nuestro evangelio está aún encubierto,
entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este
siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les
resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la
imagen de Dios.” Los que rechazan a Jesucristo, viven en ceguera

9
John McArthur, The MacArthur N T. Commentary—Romanos 1-8 (Chicago:Moody Press,1991)
p.273

25
26

espiritual. No creen , por lo tanto permanecen ciegos a la verdad. El


archienemigo de nuestras almas, Satanás, es la fuerza poderosa detrás
de su ceguera. El hace todo lo que puede para mantener a las personas
en incredulidad. El no quiere que las personas oigan el evangelio, de
hecho el es muy creativo en sus intentos de mantener a las personas
ciegas espiritualmente. Quizás usted va a visitar y ocurre una
interrupción cuando trata de presentar a Cristo a alguna persona
inconversa. Yo he visto a personas interesadas en el evangelio que se
dejaron distraer tanto al punto de rechazar a Jesucristo. El diablo usará
cualquier medio para cegar a la gente a que no oiga el evangelio.
La Biblia describe a los perdidos en términos claros e
inconfundibles. Ellos están debajo de pecado, muertos espiritualmente,
hijos de ira, sin esperanza, sin paz, y ciegos espirituales. Satanás
quiere mantenerlos en esa condición perdida y de condenación. Pero la
voluntad de Dios es que nadie perezca, sino que todos sean salvos (vea
2 Pedro 3:9). No debemos permitir que los perdidos nos intimiden.
Debemos presentar con toda osadía a Jesucristo en el poder del
Espíritu Santo. Los perdidos son simplemente individuos que están
engañados y necesitan el perdón que viene solamente por Jesucristo.
Ame a los perdidos, comparta con ellos a Cristo y recuerde, “porque
mayor es el que está en vosotros que el que está en el mundo.” (1 Juan
4:4)

26
27

Sesión 3—Poder de la RED:


La Palabra de Dios y el Espíritu
Santo
Propósito: El propósito de esta lección es ayudar a los
alumnos a entender el lugar que la Palabra de Dios
y el EspírituSanto tienen al testificar, y aprender a
preparar y compartir eche la RED y la parte 1 de su
testimonio, “El Camino” (vea el modelo del
testimonio la RED en el Apéndice A).

Asignatura del Mentor


Preparándose para ser mentor
ƒSi no ha leído la sesión 3 del Manual del alumno, hágalo
antes del tiempo del mentor.
ƒRecoja la folio de visitación antes de la reunión.

Tiempo del mentor


1. Deje que los alumnos practiquen eche la RED y la parte
1 de su testimonio.
2. Repase “Preparándose para la sesión 4” que está al final
de material de estudio de la sesión 3. Señale la
asignatura del estilo de vida antes de la siguiente sesión.
Asegúreles que usted también la hará.
3. Instrucciones para las visitas a los hogares:
x Pida a sus alumnos que decidan quién compartirá eche la
RED y la parte 1 (El Camino) de su testimonio en el primer
hogar. Si sólo uno de los alumnos tuvo la oportunidad de
hacerlo la semana pasada deje que el otro alumno sea el
primero que lo haga esta semana. Dígales que usted se hará
cargo de la conversación después que concluya la Parte
Uno ( El Camino) de su testimonio. Usted dirá algo así,
“Mi experiencia fue un poco diferente a la de ( nombre del
alumno que compartió su testimonio), pero yo me di cuenta
que necesitaba un cambio en mi vida. Descubrí lo que la
Biblia dice: “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos
de la gloria de Dios.” Me di cuenta que “todos” me incluía
a mí y que la consecuencia del pecado es muerte espiritual.
La Biblia dice que “la paga del pecado es muerte”.
x Indique que los alumnos asumirán el papel de
“compañeros silenciosos de oración” desde este
momento.
4. Comparta los nombres de las personas a las que
visitarán y oren por las circunstancias de las visitas.

27
28

5. Nota: Si no encuentra a nadie en la casa, vaya a la casa


de al lado, a una lavandería, a un centro comercial, a una
esquina, o a la casa de alguno de los miembros de la
iglesia. Deje que el alumno escogido comparta el
testimonio. De allí usted se hará cargo de la
conversación diciendo: “Mi experiencia es un poco
diferente a la de ( nombre de alumno) pero yo me di
cuenta que necesitaba un cambio en mi vida. Descubrí lo
que la Biblia dice: ‘Por cuanto todos pecaron y están
destituidos de la gloria de Dios.’ Yo me di cuenta que
todos me incluía a mí y que la consecuencia del pecado
es la muerte espiritual. La Biblia dice: ‘la paga del pecado
es muerte.’”

“Tenemos los mejores materiales, medios de


comunicación, y nos falta el poder espiritual... No podemos
evangelizar sin el poder de Dios“... John Mark
Terry,(Nashville: Broadman & Holman, 1997), p. 16 Usado
con permiso.

Billy Graham ha escrito un excelente libro sobre la tercera


persona de la trinidad titulado “El Espíritu Santo.” El subtítulo
dice, Activando el Poder de Dios en su Vida. El dice lo
siguiente:

Algunos años atrás un maestro de quinto grado le


preguntó a sus alumnos si alguien podía explicar lo que es
la electricidad. Un niño levantó la mano y dijo, “Yo, maestro”,
Bien, a ver cómo lo explicas, Juanito? Juanito pensó un
momento y al final dijo: ‘Anoche lo sabía, pero hoy se me
olvidó.’ El maestro sacudió la cabeza con tristeza y
dijo, ’¡Qué lástima, la única persona en el mundo que puede
entender lo que es la electricidad y se le ha olvidado!’
La posición de ese maestro puede describir lo que usted
y yo pensamos cuando estudiamos la doctrina de la trinidad.
Aceptamos el hecho de que el Espíritu Santo es Dios, así
como Dios es Padre y Dios el Hijo lo son. Pero cuando lo
queremos explicar, nos quedamos sin palabras.10

¡Qué tremendo privilegio tenemos de hablar de la persona y la obra


del Espíritu Santo! En este capítulo investigaremos la doctrina del
Espíritu Santo examinando los siguientes tópicos, la persona del
Espíritu Santo, el papel del Espíritu Santo en la evangelización, y su
lugar en la vida del creyente. También exploraremos la importancia de
la Palabra de Dios en general, y en la evagelización.
10
Billy Graham, The Holy Spirit, (New York,Warner Communications, 1978) , p. 16.

28
29

La Persona del Espíritu Santo


¿Quién es el Espíritu Santo? Es una Persona, Juan 14:17
dice: “el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir,
porque no le ve, ni lo conoce; pero vosotros le conocéis, porque
mora con vosotros y estará en vosotros.” Jesús no se refiere al
Espíritu como un “algo” sino usa el pronombre personal, Él es
alguien, no algo que está con nosotros. El Espíritu Santo habla
(Apocalipsis 2.7); guía (Romanos 8.14 y Juan 16.13). Una
fuerza no puede hacer esas cosas. La Biblia dice que el
Espíritu Santo puede ser contristado (Efesios 4.30). Para ser
contristado, el recipiente debe ser vivo y personal.
El Espíritu Santo es Dios, Jesús dijo que tenemos que
bautizar a los creyentes “en el nombre del Padre, del Hijo y del
Espíritu Santo” (Mateo 28.19).

El Espíritu Santo en la evangelización


No se puede hacer demasiado énfasis en el papel del
Espíritu Santo en la evangelización. La obra primordial del
Espíritu Santo tiene que ver con la redención. El da energía y
valor al creyente, y El es quien confronta, redarguye y convence
de pecado al incrédulo con respecto al evangelio. Testificar
eficazmente sin la presencia del Espíritu Santo es imposible. El
Espíritu Santo, según David Wells, es Dios el Evangelista.11

“Dígale al Espíritu Santo cada mañana, hoy hazme hacer


más que solamente pescar peces. Hazme más que
meramente vender un producto. Inspírame a ir más allá de
ofrecer un servicio. Capacítame para tocar alguna vida.
Obra por mi intermedio para alcanzar a un hombre o una
mujer para ti. Quiero estar en el trabajo de servir a las
personas.” Bill Hybels y Mark Mittelberg, Becoming a
Contagious Christian (Llegando a Ser Un Crstiano
Contagioso) (Grand Rapids. Mich: Zondervan, 1994) p. 216.
Usado con permiso.

El Espíritu Santo en la Vida del Creyente


1. El Espíritu Santo bautiza a los creyentes en el cuerpo
de Cristo en el momento de la conversión. Cuando
un pecador se arrepiente y pone su fe en el Señor
Jesucristo, el Espíritu Santo entra en el creyente.
Jesucristo mora en el corazón del creyente en la persona
del Espíritu Santo. En 1 Corintios 12:13 dice: ”Porque por

11
Para mayor discusión de este tema, Vea David Wells, God the Evangelist (Grand
Rapids: Eerdmans, 1987)

29
30

un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo,,


sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos
se nos dio a beber de un mismo Espíritu.”

2. El Espíritu Santo sella al creyente para vida eterna.


Efesios 4. 30 dice, “Y no contristéis al Espíritu Santo de
Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la
redención.” La palabra traducida “sellar” significa “poner
la aprobación dando seguridad y protección”. El sello de
Dios no se puede romper, revocar o anular. Cuando uno
recibe el sello del don de Dios de la vida eterna, es
salvado eternamente.
3. El Espíritu Santo llena al creyente. Efesios 5:18
declara: “No os embriaguéis con vino, en lo cual hay
disolución; antes bien, sed llenos del Espíritu.” Podemos
traducir esto de la siguiente manera, “les doy el
mandamiento de mantenernos siendo llenos del Espíritu
Santo”. Siendo que su actividad principal es la redención,
Él le llenará a usted con el poder y la motivación para
guiar a las personas al Redentor. Tristemente, cuando
interpretamos Efesios 5:18 solo pensamos en la frase,
“no os embriaguéis de vino”. Roy Fish cuenta la historia
de la expulsión de un diácono embriagado en una iglesia.
Fish hizo la siguiente pregunta, “¿Cuántas personas en
esa iglesia deberían haber sido expulsadas por no estar
llenas del Espíritu Santo? Así como el vino afecta el
hablar, el caminar, y el pensar, así la persona llena del
Espíritu piensa, se comporta de una manera que agrada
a Jesucristo y señala el Calvario a los pecadores.
4. El Espíritu Santo da poder a los creyentes para
testificar con sabiduría y urgencia. Hechos 1:8 dice:
“pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre
vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en
Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último
de la tierra.” Cuando usted ora y se mantiene lleno del
Espíritu Santo, usted testificará. La voluntad de
Jesucristo consumirá sus pensamientos y actitudes que
usted no podrá hacer otra cosa que testificar de El. El
mismo Espíritu que lo llena de valentía para testificar,
también lo llena de sabiduría. ¿Le ha pasado alguna vez
que después de testificarle a alguien del evangelio,
pensó, “yo no soy tan inteligente, el Espíritu Santo me
dio sabiduría y discernimiento.”

El espíritu de evangelizar que es básico en la tarea de


ganar almas no puede mantenerse sin la presencia y el

30
31

poder del Espíritu Santo. El Espíritu Santo da poder, ilumina,


preserva y guía al ganador de almas. El Espíritu Santo hace
real a Cristo al creyente.” A. C. Autrey, Basic Evangelism
(Grand Rapids:Zondervan Pulbishing House , 1969) p. 39.
Usado con permiso.

Una vez que estaba predicando, un hombre se me acercó y me dijo,


“Usted dijo que si alguien quisiera hablar en privado con usted, que se
lo pidiera. Bueno, yo quiero hacerlo”. Hablamos y me contó que
estaba con una depresión muy fuerte. Su esposa lo había dejado
llevándose al hijo de dos años. Quedó totalmente devastado. Me contó
que uno de sus compañeros de trabajo había cambiado radicalmente.
Ya no andaba de farra en farra, ahora iba a la iglesia y lo invitó a él. Le
leí Romanos 10:9-13 y me dijo, “Yo no puedo entender cómo Dios
puede perdonar a una persona como yo con todas las cosas malas que
he hecho.” El Espíritu Santo me dio una ilustración que nunca antes
había usado. Le expliqué que él era como un hombre que anda por la
calle en un día de mucho frío y se encuentra frente a un edificio con
calefacción. Todo lo que tiene que hacer es entrar por la puerta. En
ese día de enero hacía un frío terrible. Mientras caminábamos, le
señalé la puerta y el frío que había dejado atrás. Dios usó esta simple
ilustración para comunicarle una gran verdad.

L.R. Scarborough, el segundo de los presidentes del Southwestern


Baptist Theological Seminary, dijo:
El poder del Espíritu Santo es una necesidad absoluta para
ganar a las personas para Cristo. “No con ejército, ni con fuerza,
sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos.” (Zacarías
4:6), esta ley está escrita con letras mayúsculas en la historia de la
evangelización. “El Espíritu de Dios tiene una afinidad con las
mentes disciplinadas.” La cultura y un trato agradable con las
gentes, ayuda mucho en la tarea celestial de traer a las personas a
un conocimiento completo de Jesucristo, pero esto no debe
considerarse suficiente en sí mismo. Esto debe ser revitalizado y
empapado totalmente con la dinámica de la tercera persona de la
trinidad.12

El don de evangelizar
Quizás usted no esté de acuerdo con lo que hemos dicho hasta
ahora. Usted puede decir, “El Espíritu Santo no me ha dado el don de
evangelizar, por lo tanto no estoy preocupado por testificar con
sabiduría, poder y urgencia. Esta es una excusa muy común de
aquellos que se niegan a testificar. Esa excusa, sin embargo presenta
un problema bíblico y práctico. La Biblia no habla del don de

12
L. R. Scarborough, With Christ After the Lost, (Nashville: Broadman, 1952), pp. 36-37

31
32

evangelizar. Nos enseña, sin embargo, el don de evangelista en Hechos


21:8; Efesios 4:11; y 2 Timoteo 4:5. Malcom McDow, profesor de
evangelismo en el Southwestern Baptist Theological Seminary
declara,” La Biblia usa varios términos para referirse a la
comunicación del evangelio: predicar, enseñar, evangelizar y testificar.
Los tres primeros términos son dones espirituales y están reservados a
unos pocos elegidos. El testificar es una función de los creyentes, no
un don espiritual. A todos los cristianos, sin tener en cuenta edad o
posición social, se le manda testificar.13 Los que tienen el don de
evangelistas, tienen eficacia en predicar el evangelio, y en dar una
invitación pública. Además de eso, este don se manifiesta en alentar y
animar a los creyentes a testificar.14 No todos los creyentes tiene el
don de evangelistas, pero claramente todos tienen el mandato a
testificar. Cuando Jesús dio la gran comisión a la iglesia primitiva,
antes de ascender al Padre, no dijo, “Todos los que tengan el don de
evangelizar, hagan discípulos.” Antes Él ordenó a todos los creyentes
de todas las edades hasta el fin del mundo, a evangelizar (ver Mateo
28.19-20).

Nota para el Mentor:


Pregunte a sus alumnos, “¿ Cuán vital es el papel del
Espíritu Santo en el evangelismo personal?” Malcom McDow,
“Evangelism and Spiritual Gifts,” Evangelism Today (Vol. 2,
1996), p. 5. R. Allan Street, The Effective Invitation, (Grand
Rapids: Michigan.: Kregel, 1995), p. 34.

Permítanme ser muy franco. Deje de esperar alguna manifestación


especial que lo lance a tener un fervor evangelizador. Si usted es salvo,
ya tiene el Espíritu Santo dentro de usted. Él le proveerá todo, tanto el
poder como los recursos que necesita. Deje de vacilar, aprópiese del
poder del Espíritu Santo.

Todo cristiano está llamado a a incorporar un aspecto


evangelístico en su ministerio, sin tener en cuenta sus
habilidades y dones”. Evangelism That Works (Evangelismo
que Produce Resultados) por George Barna, 1995, p. 91.
Gospel Light /Regal Books, Ventura, CA 03003. Usado con
permiso

Bill Bright, fundador de la Cruzada Estudiantil para Cristo,


nos cuenta la historia de Ira Yates, la cual
desafortunadamente, se repite en muchos seguidores de

13
Malcolm McDow, “Evangelism and Spiritual Gifts,” Evangelism Today (Vol. 2, 1996), p. 5.
14
R. Allan Street, The effective invitation (Grand Rapids, Kregel. 1995), p. 34 afirma que el
evangelista es una persona especialmente dotada dada a la iglesia por el Señor resucitado con el
propósito de edificar numéricamente la iglesia y para capacitar a otros para un ministerio similar.

32
33

Cristo. Durante los años de la Depresión en Estados Unidos,


un hombre de apellido Yates era dueño de una tierra donde
criaba ovejas en el oeste de Texas. Debido a que ese
negocio no le producía bastantes ingresos, estuvo a punto
de quiebra. Su familia vivía de subsidios del gobierno.
Día tras día, mientras cuidaba el ganado en su tierra
ubicada en las colinas de Texas, sufría pensando cómo
cubrir sus obligaciones financieras. En ese entonces unos
petroleros pasaron por allí y le pidieron permiso para hacer
una exploración geológica a ver si había petróleo en sus
tierras. Con el permiso para explorar firmaron un contrato de
arriendo.
A los 1,115 pies de profundidad encontraron una enorme
reserva de petróleo. El primer pozo que funcionó dio 8,000
barriles por día. Los que siguieron doblaron esa cantidad. ¡Y
Yates era el dueño de todo eso! El día que él compró la
tierra recibió todos los derechos de esas riquezas. Sin
embargo, él estaba viviendo de la ayuda del gobierno
mientras era un multimillonario. ¿Cuál era el problema? No
sabía que el petróleo estaba allí. Él lo tenía, pero no se lo
había apropiado.15

“No conozco una ilustración de la vida cristiana más bella que esta.
En el momento que llegamos a ser hijos de Dios por la fe en
Jesucristo, somos herederos de Dios y todos sus recursos
sobrenaturales están a nuestra disposición. Todo lo que necesitamos,
incluyendo la sabiduría, el poder y el amor para ser los hombres y
mujeres de Dios y testigos fructíferos de Cristo está a nuestra
disposición. Pero muchos cristianos continúan viviendo en la pobreza
espiritual que ellos se impusieron, porque no saben cómo apropiarse
los recursos esprituales que desde ya les pertenecen.
“No tiene sentido tratar de vivir en nuestras propias fuerzas la
clase de vida que Dios nos ha mandado vivir.¡Nuestra fortaleza viene
del Señor! El Espíritu Santo vino para capacitarnos a fin de conocer a
Cristo. Cuando recibimos a Cristo en nuestras vidas, experimentamos
el nuevo nacimiento, y el Espíritu viene a morar en nosotros. El
Espíritu Santo nos capacita a vivir y compartir la vida abundante que
Jesús prometió a todos aquellos que confían en El.”16

Contristando al Espíritu
Otra palabra en relación al Espíritu Santo en la vida del creyente
tiene que ver con contristar y apagar el Espíritu Santo. Los creyentes
tienen la libertad, y desafortunadamente a veces la ejercitan, de
contristar y apagar al Espíritu. Efesios 4:3 es un texto muy instructivo
15
Bill Bright, Witnessing Without Fear, (Nashville, TN: Thomas Nelson, 1993), pp.191-192
16
Ibid.

33
34

que nos enseña la seguridad del creyente, pero que también nos enseña
la capacidad que tenemos de contristar al Espíritu. Contristar significa
entristecerlo. Cuando usted le hace algo malo o insulta a una persona,
usted la contrista. Recuerde que el Espíritu Santo es una persona que
puede ser contristada. A diferencia de un objeto inanimado, como una
mesa o un árbol, al Espíritu Santo se lo puede ofender. Cuando usted
contrista al Espíritu Santo pecando contra Él, entonces, y tome nota de
esto, usted pierde el poder para testificar. Nos volvemos impotentes y
sin uso fuera de la unción y el poder del Espíritu Santo.
Una segunda manera de pecar contra el Espíritu Santo está
explicada en 1 Tesalonicenses 5:19, “No apaguéis el Espíritu. ” La VP
dice, ”No apaguen el fuego del Espíritu.”
La palabra apagar significa literalmente extinguir. ¿Ha tratado
usted de cocinar con carbones que han sido empapados con agua? Del
mismo modo, ¿ha tratado usted de llevar a alguien a los pies de Jesús
mientras vivía en pecado, o apagando el fuego del Espíritu? El
evangelismo incluye estos elementos claves, el Espíritu Santo, la
Palabra de Dios, el creyente y el inconverso. La conversión es la obra
de Dios del comienzo hasta el fin. Recuerde que el trabajo principal
del Espíritu Santo es la redención. Pero Dios, en su soberanía nos ha
elegido a nosotros, los seres humanos como sus mensajeros, los
portadores de las buenas nuevas. Y cuando nos rebelamos y pecamos
contra Dios, Él no nos usa para guiar a otras personas a Cristo. Él usa
vasos débiles, pero prefiere usar vasos limpios.

La Obra del Espíritu Santo en los Inconversos


Explore la obra del Espíritu Santo en la vida de los inconversos.
Usted y yo no podemos convencer de pecado ni a un solo pecador.
Dios nunca delega esa tarea a ningún mortal. La obra de Dios es
convencer de pecado, y llevar a la conversión. Muchas veces
compartimos el evangelio sin ver resultados y pensamos que nosotros
hemos fallado. Delante de Dios ya tuvimos éxito cuando testificamos.
“El éxito al testificar es simplementer tomar la iniciativa para
compartir a Cristo en el poder del Espíritu Santo, dejando los
resultados a Dios.”17 El texto clave que habla de la obra del Espíritu
Santo en el inconverso es Juan 16:8,“Y cuando él venga, convencerá al
mundo de pecado, de justicia y de juicio.” La palabra convencerá
significa reprobar, amonestar. Las tres áreas donde el Espíritu
convence al inconverso son pecado, rectitud y juicio.

“Fallar en testificar—faltar en testimonio.” Bill Bright,


Witnessing Without Fear (Testificando Sin Temor) (San
Bernardino, Calif: Here is Life Publishers, Inc. 1987), p. 68

17
Ibid., p. 69

34
35

El Espíritu Santo convence de pecado


El darse cuenta en forma general de que “algo está mal” o
que “algo falta” llega a ser específico cuando el perdido
escucha el evangelio. A través de la obra del Espíritu Santo y
de la Palabra de Dios, el perdido ya no se pregunta más que es
lo que anda mal en su vida. El sabe que está separado de Dios.
El Espíritu Santo despierta su sentido de culpa y condenación y
lo lleva a reconocer su responsabilidad personal por sus
pecados.

El Espíritu Santo convence de la necesidad de justicia


La Biblia muestra claramente al Espíritu Santo llevando al
pecador a tener convicción de justicia. Cuando una persona
perdida se pone en contacto con la naturaleza justa de Dios, ve
que necesita justicia. Vea Juan 16:8-10.

El Espíritu Santo convence de juicio


El Espíritu Santo convence al perdido que Jesús ha juzgado
al pecado en todos los pecadores. En Su juicio, Él expuso el
pecado y el carácter maligno de Satanás. Cristo, por medio de
Su muerte en la cruz, juzgó y sentenció a Satanás y al pecado
a la derrota.18
Nosotros somos personas impacientes, y queremos que Dios actúe
de la manera que a nosotros nos parece correcta. Pero debemos
recordar que Él actúa de la mejor manera. Dios ama a los perdidos más
que nadie los ama. Él desea que se arrepientan (2 Pedro 3:9); El no
quiere la muerte del impío (Ezequiel 33:11). El Espíritu tomará
nuestro testimonio y la Palabra de Dios y cumplirá Su propósito, a su
propio tiempo. ¿Quién está a cargo del evangelismo, Dios o nosotros?
Juan 3:8 dice: “el viento sopla donde quiere y oyes su sonido; mas ni
sabes de donde viene ni adonde va; así es todo aquel que es nacido del
Espíritu.”

Nota para el Mentor:


Lea Juan 16:11. El Espíritu Santo convence al perdido de la necesidad de
dar cuenta a Dios por lo que ha hecho en su vida. El Espíritu Santo le convence
de que el juicio de Dios será por las normas divinas, no por las humanas.

“Evangelizar juega un papel en el proceso de la conversión pero nosotros


no seremos responsables por las decisiones hechas por los que oyen el
evangelio.” Evangelism That Works (Evangelismo que Produce Resultados)
por George Barna , 1995) p. 26. Gospel Light/Regal Books, Ventura, Calif.
93003. Usado con permiso.

18
Tomado literalmente de Manual del Alumno, del Entrenamiento Continuo de Evangelismo,
(Alpharetta, NAMB de SBC, 1982, reimpreso en 1995), p. 6.

35
36

La Palabra de Dios
Hay una unión estrecha entre nuestro concepto de la Escritura y la
intensidad evangelística. Yo todavía recuerdo a Roy Fish diciéndole a
nuestra clase de evangelismo en el Southwestern Seminary, “No hay
nada que mate más el evangelismo que la teología liberal.” Si usted
cree que la Biblia contiene errores y mitos y si no acepta su carácter
único no ganará almas. La Biblia es la inerrable, infalible Palabra de
Dios, y es nuestra autoridad para el vivir cristiano. La Biblia presenta
las órdenes de marcha a la iglesia para que proclame el evangelio de
Jesucristo. El texto principal en la Biblia que trata con la importancia
de las Escrituras es 2 Timoteo 3:16,”Toda la Escritura es inspirada es
inspirada por Dios, y útil para redarguir, para corregir, para instruir en
justicia.” La palabra clave es “inspirada”, una palabra griega que
significa soplada por Dios.
Los escritores bíblicos no fueron inspirados como algún escritor o
poeta, sino por Dios mismo, y ellos registraron el mensaje exactamente
como Dios quería que lo hicieran para su pueblo.

EL Espíritu Santo y la Palabra de Dios en la evangelización


La Biblia es importantísima en el encuentro evangelizador. El
Espíritu Santo, la Palabra de Dios, y el testigo forman una unión
poderosa que resulta en un evangelismo efectivo. El mismo Espíritu
Santo que inspiró las Escrituras también hace penetrar la Palabra en el
alma del perdido al ser comunicada por el creyente. Hay un sentido
hermoso de alivio y seguridad al saber que somos los voceros de Dios.
El habla al corazón de los inconversos, les da convicción de pecado, y
regenera sus vidas. Pablo le escribió a Tito, “nos salvó, no por obras de
justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por
lavamiento de la regeneración y por la renovación del Espíritu Santo”
(Tito 3:5). La única presión que sentimos al testificar viene de
nosotros mismos o del diablo. Esto le parecerá extraño, pero es verdad,
usted no debe temerle a nada cuando testifica. La presión está sobre la
tercera persona de la divinidad y la inspirada Palabra de Dios.
Nosotros somos embajadores de Cristo, debemos entregar el mensaje
con urgencia y con amor, y la Palabra de Dios hará la obra por la cual
fue enviada. Siempre podemos contar con Dios, pero ¿puede Dios
contar siempre con nosotros? Nuestra obediencia a Dios nunca es tan
grande como cuando testificamos de Cristo a los perdidos. Darrell
Robinson correctamente declara: “Algunas personas pasan toda su
vida sin ningún contacto con la Palabra de Dios o con creyentes que
testifican. Ellos necesitan a alguien que se les comparta la Palabra de
Dios, que es la espada del Espíritu. La palabra es el instrumento que
Dios usa para convencer de pecado, de justicia y de juicio.”19

19
Robinson, p. 128.

36
37

El poder para el evangelismo viene de la Palabra de Dios


que ha sido inspirada por el Espíritu. Aparte de la presencia del
Espíritu y el penetrante poder de la Palabra de Dios, no hay
ninguna esperanza de éxito. Es de vital importancia que
usemos las Escrituras durante la experiencia de testificar. El
testimonio modelo de la RED está saturado con pasajes de la
Escritura. La Palabra de Dios es viva, y eficaz y más cortante
que una espada de dos filos (vea Hebreos 4:12). Es absurdo
para nosotros intentar testificar sin citar, hacer referencia o leer
la Palabra de Dios. Bill Faye, que preparó el material de
entrenamiento para el evangelismo titulado Share Jesus
Without Fear (Comparta a Jesús Sin Temor), dice que hay un
gran diferencia al testificar dependiendo de comó que tratamos
a las Escrituras. Él dice que debemos usar, y aun hacer que el
inconverso lea las Escrituras en voz alta. El poder para dar vida
descansa no en nuestra elocuencia o creatividad, sino en la
Palabra de Dios.

Necesarios en la evangelización
1. La Palabra de Dios
2. La obra del Espíritu Santo
3. El testimonio del creyente

37
38

Sesión 4—Manteniendo el
contacto:
La vida de oración del testigo
Propósito: El propósito de esta sesión es ayudar al discípulo a
comprender el valor de la vida de oración del que
testifica y cómo preparar y compartir la parte 2 de
su testimonio.

Asignatura del Mentor:


Preparándose para ser Mentor.
ƒSi no ha leído la sesión 4 del Manual del alumno, hágalo
antes del tiempo del mentor.
ƒRecoja la folio de visitación antes de la reunión.
Tiempo del mentor
1. Permita que los alumnos practiquen eche la RED y las
Partes 1 y 2de su testimonio del evangelio.
2. Repase la sección “Preparándose para la sesión 5” que
está al final del material de estudio de la sesión 4.
3. Instrucciones para las visitas a los hogares:
ƒPida a los alumnos que decidan quién compartirá
eche la RED y las partes 1 y 2 (La Verdad) de su
testimonio en el primer hogar. Si solo uno de los
alumnos tuvo oportunidad de hacerlo la semana
pasada, deje que el otro lo haga esta semana.
Después dígales que cuando concluya su
presentación, usted se hará cargo de la conversación.
Puede hacerlo diciendo: “Cuando yo descubrí esas
verdades, me dí cuenta que Jesucristo, es el único
camino para experimentar la verdadera vida espiritual.
ƒSeñale a los alumnos que ellos ahora asumirán el
papel de “compañeros silenciosos de Oración.”
4. Comparta los nombres de las personas que van a visitar
y las circunstancias de las visitas.
5. Nota: Sino encuentran a nadie en la casa vayan a la
casa de al lado, a una lavandería, a un mall, restaurante,
a una esquina, o a la casa de algún miembro de la
iglesia. Deje que los alumnos compartan eche la RED y
las partes 1 y 2 de su testimonio del evangelio. Usted se
hará cargo de la conversación de ahora en adelante
diciendo: “Cuando yo descubrí estas verdades, me di
cuenta que Jesucristo es el único camino para
exprimentar la vida espiritual.”

38
39

En su artículo, “Juego de la Vida=Terminar”, Charles Lowery


jocosamente cuenta la absoluta necesidad de las cosas básicas
en la vida cristiana. Lowery ilustra esta verdad en una historia
de cuando jugaba golf en Fort Worth , Texas. ¡Disfrútela!
El otro día viví uno de mis sueños. jugar golf en el
Colonial Country Club de Fort Worth, Texas y me
proveyeron un cady (persona que ayuda a cargar los clubes
de golf). Me sentí como un jugador profesional. Estaba con
mucha ansiedad en la primera ronda. Lancé un golpe
poderoso y le erré a la pelota. “Seguramente, dije, este
campo está unas pulgadas más bajo que el mío”. Lancé otro
golpe y le erré de nuevo. Caramba, dije, este es el juego de
golf más difícil que me tocó.
Después le pegué y la pelota salió volando. No la
pudimos encontrar. Cady, grité, ¿no se suponía que usted
vigilara mi pelota? Sí, señor, pero me tomó de sorpresa
cuando le pegó.”
Bueno, la cosa se puso peor. Empecé a errarle y a
errarle, cuando le pegaba, la pelota se iba a los lados,
nunca salía derecha, ni por milagro. Pocos milagros
ocurrieron ese día. Me la agarré con el cady, “tú debes ser el
peor cady que hay en el mundo.” “No, señor, eso sería más
que una coincidencia.” Le pregunté por qué seguía mirando
a su reloj. Me dijo que no era un reloj sino un compás.
Comencé la ronda nueve. Fue un hermoso y corto juego.
Desafortunadamente todo salió fuera de foco. Erré un hoyo
de uno dando tres o cuatro golpes. Empecé a dar golpes
cada vez más fuertes, lo hice tan fuerte que a alguien que
estaba cerca le dio tortícolis de sólo mirarme. Finalmente
llegamos al hoyo 18th. El cady dijo que iba a ir a alzar la
bandera verde a media asta en honor de mi juego.
El cady fue muy amable, y me dio gracias. Dijo que había
sido cady en ese campo por 40 años y conmigo había
conocido partes del campo que nunca había conocido.

¿Qué podemos aprender del golf? Que es como la vida.


Alguien ha dicho: “usted nunca es dueño de un club de golf,
solo lo toma prestado.“ Esto significa que si usted deja de hacer
las cosas básicas, usted se encontrará en problemas muy
pronto. ¿No es verdad que así es en la vida real? Hay ciertas
cosas básicas que usted necesita recordar. También, el campo
de golf tiene algunos riesgos, arena, terreno escarpado, agua,
árboles. Es bueno saber dónde está, y tener un plan para
evadir los riesgos. ¿Le ha tocado estar hoy en alguna de las

39
40

arenas movedizas de la vida? ¿Por qué no se prepara un plan


para estar en el camino correcto?20

Hay algunas verdades fundamentales en el evangelismo


personal. Como se ha dicho antes, cuando andamos en
compañerismo con el Señor y con los demás, forzosamente
tenemos que testificar. Más aún, cuando oramos, estudiamos la
Palabra de Dios, y buscamos diariamente ser llenados con el
Espíritu Santo, testificaremos como resultado de la abundancia
que hay en nuestro corazón. Es vital que desde el comienzo de
nuestro entrenamiento en el evangelismo personal, estemos
bien arraigados en una vida de oración.

El poder de la oración en la evangelización


La oración es absolutamente básica en el evangelismo. Dios desata
su poder sobre los esfuerzos evangelísticos cuando nos dedicamos a la
oración. Se ha dicho que uno puede hacer muchas cosas con la
oración, pero no puede hacer nada sin oración. Dios, en su soberanía,
ha escogido manifestar su poder, convencer de pecado al perdido, y
salvar al inconverso cuando el pueblo de Dios ora. Una vez lei un
cartel fuera de una iglesia que decía, “La oración mueve la mano que
mueve la tierra”. Cuando usted ora, Dios le llena de energía y actúa en
favor de otros como resultado de sus oraciones.

La oración, la evangelización y la Biblia


En la Biblia, la oración está relacionada al evangelismo de muchas
maneras, siendo estas las principales:
ƒOración por necesidades espirituales personales.
Una pasión por orar y testificar comienza con el individuo
que testifica. Esta clase de oración reconoce nuestra
profunda dependencia en Dios.
Jesús es nuestro modelo en la dependencia en el
Padre Juan 17:1-8 y Lucas 22:39-45. En esencia su
oración al Padre es que complete Su obra redentora a
través de El. Como mentor debe ser un ejemplo de ese
espíritu de humildad a sus alumnos por medio de la
oración por sus propias necesidades espirituales. En
verdad, aparte de Cristo, nada sucede con respecto a la
eternidad.
En Lucas 11:4, Jesús nos enseña a orar para que no
caigamos en tentación. Como testigos, “orar por nuestras
propias necesidades espirituales no es egoísmo y la
oración interesada que busca las manos del Padre y no
su rostro, es una oración que reconoce las debilidades

20
Charles Lowery, “Game of Life=Finish”, SBC Life, No.3 (December, 1995),pág. 15.

40
41

en nuestras vidas y los lugares específicos que Cristo


tiene que llenar en ellas.”21 Por lo tanto, estar unidos a
Cristo, somos vasos que Él puede usar.
x Oraciones específicas por los inconversos. Jesús oró
por los perdidos en Juan 17:20. Un evangelismo eficaz
incluye oraciones de corazón por los incrédulos. “A
través de las oraciones intercesorias por los perdidos, los
creyentes pueden convertirse en instrumentos de
salvación a hombres y mujeres en todo el mundo, aun de
aquellos que nunca han visto.”22
La oración en favor de los perdidos, está claramente
mandada por Jesús en Mateo 6:9-10. En estos
versículos Él claramente manda a los creyentes a orar
por su gobierno y dominio (venga tu reino) en las vidas
humanas. El gobierno y el dominio se refiere al presente
y al futuro reinado de Jesús. Cuando Jesús reina en una
persona, ésta nace de nuevo
(Juan 3:1-21).
El apóstol Pablo sirve de ejemplo y de exhortación a
los creyentes a orar por los perdidos, (vea Romanos
10:1-2;
1 Timteo 2:1-4). El pasaje de Romanos demuestra la
oración compasiva del corazón de Pablo por ver a sus
compatriotas israelitas venir a Cristo. Esa carga fue
acompañada con intensa oración y por un testimonio
intencional. ¿Se hace evidente en su vida como mentor
esa misma pasión y práctica evangelizadora?
El Salmo 126:4-6 nos enseña la oración compasiva
por los perdidos. En esos versículos el salmista relaciona
la compasión en la oración con el testimonio fructífero.
Carlos R. Spurgeon correctamente nos recuerda la
necesidad de oración compasiva y testimonio intencional.
“Llorad creyentes... id delante de Dios y decidle que si
las almas no se convierten no es que Tú no tengas poder
para salvar, sino porque nosotros nunca hemos sufrido
por los pecadores ... Despiértate, despiértate, y
asómbrate: has descuidado la oración. Lucha con Dios, y
la bendición vendrá, la lluvia temprana y la tardía de su

21
C. Thomas Wright, Taking Prayer to the Streets Prayer Journey Guidebook
(Alphareta:NAMB,SBC, 1999), p. 16.
22
James C. Schofield, Biblical Links Between Praye and Evangelismo:How the Bible Interfaces
Prayer With Preparation Evangelism) Th.M. Thesis, 1995, p. 94

41
42

misericordia y la tierra fructificará…. Alza los ojos, y


llora.”23
x Oración por la evangelización y los esfuerzos
Misioneros. En Hechos 13:1-4, la iglesia primitiva oró y
mandó a Bernabé y a Pablo en misión a los gentiles. La
iglesia reconoció su dependencia en el poder de Dios
para cumplir su misión. Con valentía y vigor Bernabé y
Pablo siguieron adelante. Eso se debió mayormente al
deseo de la iglesia a confiar en Dios en oración.
En 2 Tesalonicenses 3:1, Pablo pide oración por su
equipo evangelizador. Dice: “Por lo demás, hermanos,
orad por nosotros, para que la palabra del Señor corra y
sea glorificada, así como lo fue entre vosotros.” Una de
las razones porque el ministerio de Pablo fue tan
fructífero es porque él pedía y recibía el apoyo en
oración de los creyentes (vea Efesios 6:18-20;1
Tesalonicenses 5:25). E. M. Bounds lo dice bien: “El
evangelio se mueve lenta y tímidamente cuando los
santos no están orando temprano, tarde y lo suficiente.”24
ƒOración por los Creyentes. Es interesante notar que
mucha de la oración hecha en el Nuevo Testamento fue
a favor de los creyentes. Jesús ciertamente fue modelo
en esa clase de oración en la oración de Juan 17. Del
mismo modo Pablo modela y enseña esta práctica en
todas sus epístolas (vea Efesios 1:15-19; 3:14-19; 1
Tesalonicenses 3:11-13). La oración por los creyentes
que se enfoca en el cumplimiento de la Gran Comisión
se centra en la vida y práctica de la iglesia del primer
siglo (vea Hechos 1:14; 4:29-31; 12:5).

La oración fue vital en cada uno de estos personajes


bíblicos:
Moisés—“Entonces Moisés oró en presencia de Jehová
su Dios, y dijo: Oh, Jehová, ¿porqué se encenderá tu
furor contra tu pueblo, que tú sacaste de la tierra de
Egipto con gran poder y con mano fuerte?...Entonces
Jehová se arrepintió del mal que había de hacer a su
pueblo” (Exodo 32:11-14).

Esdras— “Ayunamos, pues, y pedimos a nuestro Dios


sobre esto, y él nos fue propicio” (Esdras 8:23).

23
Carlos Spurgeon, The Power of Prayer in a Believer’s Life,( Lynnwood WA:
Emerald Books,1993), p. 73.
24
E. M. Bounds, Power Through Prayer, (Springdale: Whitaker, 1982), p. 102.

42
43

Jesús—“Levantándose muy de mañana, siendo aún muy


oscuro, salió y se fue a un lugar desierto , y allí oraba”
(Marcos 1:35).

Pablo—“Hermanos, ciertamente el anhelo de mi corazón,


y mi oración a Dios por Israel, es para salvación”
(Romanos 10:1).

La Iglesia Primitiva—“Cuando hubieron orado, el lugar en


que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos
del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de
Dios” (Hechos 4:31).
Por lo tanto, servirá mejor el reino de Dios si las
congregaciones dedicaran más tiempo en oración por la
movilización de los creyentes en testimonio evangelístico. Un
escritor lo ha dicho bien, “Entre más creyentes estén de rodillas
orando, más cristianos habrá de pies evangelizando.”
ƒLa oración y la evangelización en la historia. La
historia de la iglesia testifica de quienes oraron y pidieron
el poder y la intervención de Dios. Aquí hay ejemplos de
personajes históricos que unieron la oración con el
testimonio:
x Patricio de Irlanda (389-490) estableció el
testimonio cristiano en Irlanda y plantó 365
iglesias y ganó a 120.000 para Cristo.25 El fue
hombre dedicado a la oración y escribió lo
siguiente: “En un solo día he elevado unas 100
oraciones y otras tantas de noche.”26
x Bernardo de Clairvaux (1091-1153) fue un
poderoso predicador que persuadió a muchos a
pelear en la Segunda Cruzada (1147-49). El fue
hombre profundamente espiritual que una vez oró,
“A menudo vamos al altar con nuestros corazones
tibios, hacemos nuestras oraciones, pero de
repente nos sentimos inundados con Su gracia,
nuestros corazones se llenan de emoción.”27
x El evangelista alemán, John Tauler (1290- 1361),
pasó dos años secluído orando y estudiando la
palabra de Dios. Cuando salió de allí, sus
palabras estaban inflamadas con el poder del

25
Mendal Taylor, Exploring Evangelism (Kansas City, MO: Nazarene, 1964), p 95
26
Malcom McDow, Firewall, (Nashville, TN: Broadman-Holman,1997), p. 103
27
Taylor, pp. 111-113

43
44

Espíritu y muchos se convirtieron bajo su


predicación.28
x Jerónimo Savonarola (1452-98) unió la oración
intercesora con la evangelización. A menudo
oraba con sollozos por los perdidos de su
comunidad en las escalinatas de su iglesia. Bajo
su liderazgo hubo un avivamiento y muchas
conversiones.29
x John Knox (1514-1572) el temido reformador
escocés fue reconocido por su ministerio de
proclamación basado en la oración. Dependía en
el poder de la oración, especialmente en la
preparación de sus sermones.30
La era moderna está llena de ejemplos de personas que
unieron la oración con el evangelismo. De muchacho, Jonatán
Edwards y sus amigos establecieron un lugar de oración en una
choza dilapidada cerca de un pantanal, donde a menudo
oraban hasta cinco veces al día. Este padre del Gran
Despertamiento solía pasar 13 horas al día en oración, en
lectura de la Biblia y escribiendo.31 Charles Finney promovió las
“bandas” de oración en todo lugar donde llevaba a cabo
avivamientos. Esas bandas de oración, junto con el ministerio
de intercesión del padre Nash le dieron al ministerio de Charles
Finney un poder inusitado.32

La práctica de la oración y la evangelización


Ya hemos visto que bíblica e históricamente hay un mandato
al que quiere testificar para que combine la oración con el
testimonio fiel. Ahora examinemos como esto se puede lograr
en formas prácticas. Consideremos las palabras del pastor y
teólogo sudafricano Andrés Murray, “Mientras considere la
oración simplemente como una manera de mantener su propia
vida cristiana, no llegará a entender lo que realmente se supone
que deba ser. Pero cuando empezamos a considerar la oración
como la parte más elevada de la tarea que se nos ha
encomendado, la raíz y la fortaleza de todo lo que hacemos,

28
Ibid, pp. 120-23
29
Ibid, pp. 123-29, Ver también Malcolm McDow and Alvin Deid, FireFall (Nashville:
Broadman/Holman, 1997),, pp. 121-23, 129-38
30
James McGraw, Great Evangelical Preachers of Yesterday (Nashville:Abingdon, 1961), p. 42.
31
McDow y Reid, pp. 210-14.
32
Para más información de la dependencia de Finney en la oración para resultados evangelizadores
lea Charles G Finney, Revivals of Religión (The Christian Classics) (Virginia Beach: CBN University,
1978, pp. 45-142..

44
45

veremos que no hay nada más importante que debamos


estudiar y practicar que el arte de orar.”33

La Disciplina de la Oración
Usted debe ser disciplinado en la oración si quiere ser un
testigo eficaz. ¿Cómo puede usted llevar el mensaje, el poder,
la fortaleza y la salvación del Padre si no está en comunicación
regular con Él? Sencillamente no puede. Jesús ciertamente
practicó la disciplina de la oración constante (Mateo 7:7-11;
14:23; Lucas 6:12; Juan 17). También Pablo habló de su
dedicación a la oración constante y regular (Romanos 1:9-10).
Siendo que la práctica de la oración encierra disciplina, es también
un trabajo duro, pero que produce maravillosos resultados. Colosenses
4:2 nos instruye a” Perseverad en oración, velando en ella con acción
de gracias”. Velando significa estar persistentemente alerta. ¿Ora usted
de esta manera?
En Colosenses 4:12 leemos de un laico de la iglesia,
Epafras que estuvo “siempre rogando encarecidamente por
vosotros en sus oraciones para que estéis.completos en Dios.”
Dios usa a los que se entregan a la disciplina de la oración.
Finalmente cuando usted se entrega a la oración diaria
constante, debe recordarse que la oración es más que
disciplina, hábito y trajo duro, también es una relación.

Orar por necesidades espiritules personales


Ser mentor significa ser modelo. Como mentor usted debe modelar
a sus alumnos la oración bíblica pidiendo por necesidades personales.
Como hemos mostrado anteriormente, Jesús consistentemente
mostró su dependencia en el Padre en oración (Juan 17).
Cuando oramos por necesidades espirituales personales,
debemos humillarnos ante el Padre, mostrando nuestra
profunda necesidad de Su presencia, perdón, y poder en
nuestras vidas al testificar de Él. Taking Prayer to the Streets:
Prayer Journeys Guidebook (Llevando la Oración a las Calles:
Guía de Caminatas de Oración), nos da siete maneras en que
podemos orar bíblicamente por nuestras propias necesidades
espirituales:
ƒOrar en arrepentimiento y fe en Cristo (Marcos 1:15).
ƒOrar confesando los pecados (1 Juan 1:9)
ƒOrar por el pan de cada día (Lucas 11:3).
ƒOrar para perdonar a otros (Lucas 11:4)
ƒPara no caer en tentación.(Lucas 11:40)

33
Con Cristo en la Escuela de la Oración, Andrew Murray, 1981, p. 7. (Whitaker
House, New Kensington, PA)

45
46

ƒ Orar para que la voluntad de Dios y no la nuestra sea


hecha en nuestras vidas (Lucas 22:42).
ƒOrar para que el fruto del Espíritu caracterice lo que
hacemos y decimos (Gálatas 5:22-23).

Orar por el testimonio cristiano


Como mentor desea y necesita ser modelo de una vida de oración
que permee su testimonio. También querrá orar diariamente por su
alumnos. Esto demanda devoción y dedicación en su vida de oración.
Las siguientes sugerencias de oración pueden ayudarle cuando busca
apoyar a los alumnos con oración enfocada hacia el cumplimiento de
la Gran Comisión.
Use Mateo 9:37-38, Juan 17:11-14 y Colosenses 1:9-11 de
guía, ore para que:
ƒCristo envíe a sus alumnos a los campos (Mateo 9:38)
ƒCristo guarde a los alumnos en Su nombre (Juan 17:11)
ƒLos alumnos tengan el gozo de Jesús en ellos (Juan
17:13)
ƒCristo guarde a sus alumnos espiritual, mental y
físicamente del malo (Juan 17:15)
ƒCristo los santifique en la verdad de la Palabra (Juan
17:17)
ƒLos alumnos estén unidos en la misión, propósito, y
espíritu así como el Padre y el Hijo son uno (Juan 17:21-
22)
ƒLos alumnos se unan a Cristo en su obra, estar en
misión para Dios (Juan 17:24)
ƒLos alumnos sean llenados con sabiduría espiritual,
agradando en todo a Cristo, y llevando fruto en toda
buena obra (Colosenses 1:10-11)

Orar por los esfuerzos de testificar


Un equipo evangelístico oró específicamente para que Dios
dirigiera sus pasos a la casa apropiada. Ellos eligieron una
tarjeta de prospectos y llegaron a la primer casa. La líder del
grupo sintió una carga por otra familia en la misma vecindad. Se
detuvieron, oraron pidiendo sabiduría, y fueron a la casa donde
habían sentido la carga. Una hora más tarde, un madre de 36
años con tres hijos, recibió a Cristo como Salvador.
La Biblia nos manda orar por los esfuerzos evangelísticos.
Use las siguientes sugerencias de oración para cubrir sus
esfuerzos evangelizadores en oración. Esté seguro de orar
antes, durante y después de los esfuerzos evangelizadores.

46
47

Orar por los perdidos


Como mostramos anteriormente, la oración está
íntimamente unida a la salvación de los perdidos. Bill Bright
dice, ” He orado intensamente con el correr de los años por
centenares de personas, y mientras algunos han recibido a
Jesucristo, otros no. Por lo tanto me identifico con el creyente
precupado cuyo corazón sufre por la salvación de un amigo o
familiar. De mi experiencia personal y del estudio de la Palabra
de Dios, les puedo asegurar que el punto de inicio en llevar a
alguien que amamos a Cristo es la oración.”34 Pablo dice en
Romanos 10:1: “Hermanos, ciertamente el anhelo de mi
corazón , y mi oración a Dios por Israel, es para salvación.” Es
nuestro deber cristiano orar en favor de los perdidos.

Cómo orar evangelizadoramente


ƒOrar por los perdidos por nombre (1 Tito 2:1-4)
ƒOrar por que los testigos tengan sabiduría al proclamar
(Romanos 15:30-31)
ƒOrar por la protección de los testigos (Romanos 15:30-
31)
ƒOrar por santa osadía en cada testigo (Hechos 4:31)
ƒOrar para que Dios ordene las circunstancias para un
testimonio eficaz (Hechos 8:26.41)
ƒOrar para que Dios abra puertas para compartir la
Palabra (Colosenses 4:2-6)
ƒOrar para que los nuevos convertidos den fruto
(Colosenses 1:9-11)
ƒOrar para que la iglesia nutra a los nuevos convertidos
(Hechos. 2:42; 1 Tesalonicenses. 2:5-12)

Principios de oración al orar por los perdidos


1. Orar con la convicción de que la gente sin Cristo está
perdida, sin esperanza. No tienen propósito o esperanza ni
en esta vida ni en la venidera. Piense acerca de esto, la
gente sin Cristo se está yendo al infierno. ¿ No le mueve
esto a doblar sus rodillas y rogar a Dios que envíe su gracia
y poder sobre los corazones de los endurecidos pecadores?
El scritor John Kramp ha inventado una palabra,
perdidología. La esencia de sus escritos está en el hecho de
que debemos dedicar tiempo para buscar a los perdidos
espiritualmente. Cualquier otra cosa es hablar sin sentido.35
Quiera Dios recordarnos lo que significa estar perdidos. Si
recordáramos más a menudo el sentimiento de soledad y

34
Bright, pp. 82-83
35
Para mayor información, lea Out of Their Faces and Into Their Shoes por John Kramp (Nashville,
Broadman & Holman, 1996).

47
48

vacio que caracterizaba nuestras vidas antes de ser salvos,


iríamos a buscar a la gente herida y perdida, y
compartiríamos con ellos la luz de la Palabra.
2. Orar con el entendimiento que estamos enfrentados a
una contienda espiritual. El diablo tiene un rígido dominio
sobre las almas de hombres y mujeres que están perdidos.
El es un poderoso enemigo, pero como creyentes en Cristo,
somos victoriosos en nuestra lucha contra él. La Biblia dice:
“porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino
poderosas en Dios para destrucción de fotalezas” (2
Corintios 10:4). Tommy Lee, que enseñó Nuevo Testamento
en Southwestern Seminary, dice que Dios nos ha equipado
con tres poderosas armas en nuestra batalla con el
enemigo: la fe, la justicia y la oración. Más aún Efesios 6:10-
20 nos instruye en la lucha espiritual. Como mi profesor de
historia, William R. Estep, una vez dijo, “el cristianismo se
mueve de rodillas en oración. Al orar e interceder por la
salvación de los perdidos, hacemos huellas contra el diablo
y su dominio. ¡Levantaos soldados de Cristo a batallar por
las almas de la humanidad perdida!
3. Orar por convicción de pecado. Juan 16:8 dice: “Y cuando
él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de
juicio.” Es el Espíritu el que convence de pecado, no
nosotros. Él los convence de eso y de la suficiencia de
Cristo. Nosotros no podemos convencer a nadie. Dios
nunca nos ha pedido que llevemos a los pecadores a la
convicción de pecado, simplemente a proclamarles las
buenas nuevas de salvación.
4. Ore por obreros que compartan a Cristo con los
perdidos. Jesús ministró a gente herida mientras estaba en
la tierra. El fue movido profundamente con compasión
debido a que estaban desamparadas y esparcidas ( Mateo
9:36). Estas dos palabras en el lenguaje del Nuevo
Testamento literalmente significan ser golpeados por la
borrachera o acosados por bestias salvajes. Un escritor lo
ha dicho así: “Las multitudes eran como ovejas heridas por
los perros, dejadas en el suelo incapaces de ayudarse a sí
mismas.”36 En este contexto de ministerio de ayudar a la
gente herida, Jesús les dio el siguiente proverbio
evangelístico a sus discípulos, “La mies es mucha, mas los
oberos pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies que envíe
obreros a su mies” (Mateo 9:37-38). La palabra que se

36
R. V G. Tasker, ed. The Gospel According to Saint Matthew: An Introduction
and Commentary (Grand Rapids:Michigan, Eerdams, 1961), p. 106.

48
49

traduce enviar, significa arrojar fuera, expeler. Los cristianos


están muy contentos sentados en las bancas.
5. Orar por las personas por nombre. En mi tiempo
devocional con el Señor tengo un espacio donde oro por los
perdidos por nombre. ¡Qué gozo es marcar un nombre y
decir. “Gracias Señor”, al lado de ese nombre cuando
acepta al Señor Jesús como Salvador.
6. Orar creyendo. Santiago decía que no tenemos porque no
pedimos (Santiago 4.2) Quizás la razón por la cual no
oramos a Dios por los perdidos es porque no creemos que
Dios los salvará. Carlos Finney era un hombre que oraba on
fe. Deberíamos orar por las almas como oró él en Oberlin,
Ohio en el verano de 1852. Aunque los cielos estaban
cerrados y la comunidad estaba pasando por una severa
sequía, Finney llevó un paraguas consigo a la iglesia.
Después de orar y cantar, Finney se acercó al púlpito y oró
así:
Señor, necesitamos la lluvia. No presumimos de
dictarte a ti lo que tienes que hacer. Las tierras están
secas, y abiertas por la falta de agua. El ganado está
disperso buscando dónde beber. Aun las pequeñas
ardillas en el bosque están sufriendo por la sed. A menos
que tú nos envíes la lluvia, nuestro ganado se morirá y
nuestra cosecha se perderá. ¡Oh, Señor, mándanos la
lluvia y mándala ahora. En el nombre de Jesús! 37
Mientras que Finney permanecía en el púlpito, una lluvia
torrencial descendía en la comunidad de Oberlin. El coro y la
congregación cantaban el himno victorioso de Martín Lutero:
“Adoración a Dios de quien vienen todas las bendiciones.”

Orar que sus amigos se acerquen a Cristo


El folleto, Llevando sus amigos a Cristo en oración, ofrece un
consejo excelente en cuanto a la relación entre la oración y la
evangelización. Cada semana pase unos minutos orando que
los perdidos tengan:38
1. Corazones receptivos
En la parábola del sembrador (Lucas 8:5,12) la semilla que
cae junto al camino es hollada por los pies, y los pájaros del
cielo la comen. Jesús explicó que la semilla es la palabra de
Dios y la semilla que cayó junto al camino representa los que
han oído la Palabra. El diablo toma la Palabra del corazón
humano, de modo que no pueden creer y ser salvos. Debemos

37
Forshee, pp. 127-128
38
Praying Your Friends to Christ—A Guide for Praying Evangelistically (Alpharetta, GA:NAMB,
SBC, 1998), p. 16-17.

49
50

orar para que Dios prepare el corazón para que la semilla tome
raíz allí.

Un hombre que trabajaba como director de área de


una agencia juvenil cristiana por muchos años, se
dedicaba a reunirse con adolescentes, establecer
relaciones y compartir el evangelio. El ganó a muchos
adolescentes para Cristo. Uno de sus amigos lo vio un
día mirando las fotos de un anuario de una escuela
secundaria de 3.000 alumnos y después orar. “Jerry,
¿qué estás haciendo?” El respondió, “cada día repaso
este libro alfabéticamente, escojo diez nombres y oro
individualmente por cada uno de ellos.” Siguió diciendo:
“algunos de esos chicos pasan toda su vida sin que
nadie se acuerde de orar por ellos. Yo quiero
asegurarme que eso no pasa aquí.”
2. Ojos y oídos espirituales abiertos
Satanás ciega a los perdidos, ”Porque si nuestro evangelio
está aún encubierto, entre los que pierden está encubierto; en
los cuales el dios de este siglo cegó los entendimientos de los
incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de
la gloria de Dios, el cual es la imagen de Dios“ (2 Corintios 4:3-
4). Solamente Dios puede abrir los ojos y los oídos. El individuo
debe oír primero la voz de Dios.
3. La Actitud de Dios Hacia el pecado
Esto requerirá que reconozcamos que son pecadores que
enfrentan el juicio y que necesitan la justificación que Cristo
ofrece. El creyente, por otra parte, sabiendo la actitud de Dios
hacia el pecado será proactivo. El papel del Espíritu Santo es
convencer de pecado.“Y cuando él venga, convencerá al
mundo de pecado, de justicia y de juicio.” (Juan 16:8).
4. Liberado para Creer
“Que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si
quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la
verdad, y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a
la voluntad de él”
(2 Timoteo 2:25-26).
“Porque aunque andamos en la carne, no militamos según la
carne; porque las armas de nuestra milicia, no son
carnales,sino poderosas en Dios para destrucción de fortalezas”
(2 Corintios 10:3-4).
5. Transformando vidas
“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios,
que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo,
agradable a Dios que es vuestro culto racional. No os
conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la

50
51

renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual


sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” (Romanos
12:1-2).

Conclusión
La oración es la clave del evangelismo eficaz. No podemos
evangelizar a las almas perdidas en nuestras propias fuerzas.
Debemos clamar al Señor de la mies para que convierta a los
perdidos y nos dé las palabras que debemos decir.
Necesitamos tener el poder y la pasión de la iglesia primitiva.
Ellos pusieron el mundo de arriba abajo por Cristo. En sólo seis
meses la iglesia creció de 120 a más de 10.000. En cien años
la iglesia se expandió de Jerusalén a casi todo el imperio
romano. ¿Cómo lo llevaron a cabo? Ellos no tenían Biblias
impresas, tratados, edificios, seminarios ni entrenamiento
evangelístico. La respuesta, ellos oraron y fueron llenados del
Espíritu Santo, y hablaron la palabra de Dios con denuedo
(Hechos 4:31).

51
52

Sesión 5—Habilidades del


pescador eficaz: El testimonio es
un estilo de vida
Propósito: El propósito de esta sesión es ayudar a los alumnos
a desarrollar habilidades y convicciones que
mejorarán sus encuentros de testimonio, y les
ayudarán a desarrollar y compartir la Parte 3 de sus
testimonios, “La Vida” (vea el modelo de la Red en
el Apéndice A).

Asignatura del Mentor:


Preparándose para ser Mentor
ƒSi no ha leído la sesión 5 en el Manual del alumno,
hágalo antes del tiempo del mentor.
ƒRecoja la folio de visitación antes de la reunión.

Tiempo del Mentor


1. Permita que los alumnos practiquen el compartir eche la
RED y las partes 1, 2 y 3 de su testimonio.
2. Repase “Preparándose para la sesión seis” que está al
final de la lección 5 del material de estudio. Señale que
es muy importante que hagan su asignatura del estilo de
vida antes de la próxima lección y dígales que usted la
hará también.
3. Instrucciones para las visitas a los hogares. Pida a los
alumnos que decidan quién de ellos compartirá el
testimonio en el primer hogar. Si solo uno de los alumnos
tuvo la oportunidad la semana pasada de compartir el
testimonio, permita que el otro lo haga esta vez. Después
de eso usted tomará la conversación diciendo algo así:
“Usted ve que Jesús dijo: ‘yo he venido para que tengan
vida y la tengan en abundancia.’ Yo he encontrado que
eso es verdad.”
ƒSeñale que los alumnos asumirán ahora el papel de
“compañeros de oración silenciosos”.
4. Comparta los nombres de las personas que visitarán y
las circunstancias de las visitas.
5. Nota: Si no encuentra a nadie en la casa, vaya a la casa
de al lado, a una lavandería, a un mall, restaurante, una
esquina, o a la casa de algún miembro de la iglesia.
Permita que sus alumnos compartan eche la RED y las
partes 1, 2 y 3 de su testimonio. Usted tomará ahora la
conversación diciendo algo así: “Mire, Jesús dijo: ‘yo he

52
53

venido a dar vida y vida en abundancia’. Y yo he


comprobado que eso es verdad.”
Las personas que son más eficaces en usar el método de
evangelismo relacional del estilo de vida están constantemente
mejorando sus habilidades de escuchar y de comunicar.
Muchas personas hoy día no son muy receptivas a aquellos
que les visitan y les descargan su mensaje. La idea que alguien
con palabras elocuentes y grandes, puede compartir a Jesús es
un mito. Los discípulos no hicieron eso, ni Pablo tampoco.
Entonces , ¿de qué manera podemos comunicarnos?
Específicamente, ¿cómo comunicamos el evangelio eterno e
inmutable a una generación tan cambiante? Aquí van algunos
ejemplos de publicidad que no comunica bien.

No sabe leer, escríbanos y le ayudaremos.

Servicio de reparación de automoviles. Pruébenos una


vez y nunca más podrá ir a otro lugar.

Perro en venta: Come de todo y le gustan los niños.

Maestro de 3 años se necesita para el preescolar con


experiencia.

Dios nos ha dado dos oídos y una boca. Quizás Dios está
diciendo que tenemos que oír dos veces más que hablar.

Capacidades de oir 39
Una de las claves para tener el derecho de presentar el
evangelio es escuchar y ser sensible a la manera en que el
perdido está respondiendo. Aquí van dos razones por las que
vale la pena el esfuerzo de mejorar nuestras habilidades de
escuchar y observar.
1. El ser un oyente eficaz nos ayuda a conocer dónde
empezar para hacer válido nuestro testimonio. Al
presentar su testimonio, la persona a menudo le dirá a
usted en que punto está en cuanto a receptividad.
2. Como testigo, usted debe escuchar para observar las
necesidades que hay. Una persona no creyente, no está
conciente de sus necesidades espirituales, pero sí está
preocupada por sus necesidades materiales o sociales.
Jesús se detuvo para sanar tanto al enfermo, al herido, al
marginado, como también a los de clase social elevada.
39
Adaptado de Witnessing Through Your Relationships, Jack R. Smith, Jennifer
Kennedy, Dean, Lifeway Press.

53
54

Como resultado, él pudo ayudarles en su mayor


necesidad, la espiritual. Aquí van algunas maneras de
cómo escuchar u observar que le ayudarán en su tarea
de testificar.
ƒEscuche atentamente con sus oídos. Trate de no
preocuparse con lo que debe responder y escuche. Si
usted les escucha, estarán más dispuestos a
escucharle. Puede que usted no pueda contestarle
todas sus preguntas. A menudo esas personas están
dispuestas a hacer un acto e fe sólo por haberles
oído sin criticarles. ¿Cómo responder cuando alguien
dice que “todos los caminos conducen a Dios”? No
puede decirle que está bien, pero le puede decir que
ha escuchado a muchas personas que tienen esa
idea. Pero, si la ignora en lo que dice, usted puede
seguir hablando pero la persona se quedará fija en
ese momento en que la ignoró.
ƒEscuche con sus ojos. Observe las expresiones
faciales de la persona y el lenguaje corporal. Fíjese
en las manos, la postura y los movimientos. El
lenguaje corporal puede ofrecer indicaciones de
receptividad. Por ejemplo una persona que se inclina
hacia adelante al oír o al hablar, está mostrando
interés. Pero si se echa hacia atrás y cruza los
brazos, es señal de resistencia. Aunque no hay reglas
precisas estas son algunas a las que debe estar
atento.
ƒEscuche con el corazón. Esté alerta a los
sentimientos y las opiniones . No se sorprenda si los
perdidos actúan como tales. No discuta, porque
puede ganar una batalla y perder la guerra. Lo que
usted quiere es ganar sus corazones para Cristo.
Aprenda a aceptar a la gente como es, con sus
necesidades, y comience a cultivar relaciones para
testificar.
ƒEscuche con sabiduría. Escuche para ver la actitud
de la persona hacia su necesidad de encontrar el
perdón de Dios y la vida eterna. Fíjese en la actitud
que tiene hacia las iglesias y los pastores. También la
actitud que tiene hacia usted como testigo. Si tiene
problemas en algunas de esas áreas, actúe
teniéndolas en cuenta.
ƒEscuche con integridad, confidencialidad y
compasión. Usted se encontrará con personas que
le contarán historias personales sólo para asombrarlo.
No les siga la corriente, pero mantenga una actitud

54
55

positiva. Nunca divulge algo confidencial que le digan.


Si no puede responder a una pregunta difícil, no se
preocupe, la Biblia tiene todas las respuestas a todas
las situaciones y problemas del ser humano. Dígale a
la persona que buscará la respuesta.
yEscuche con los oídos espirituales, pidiéndole a
Dios discernimiento. Pídale a Dios sabiduría
(Santiago 1:5) para entender lo que escucha y para
que Dios le hable a usted mientras escucha. Se
decía a menudo de Jesús que Él sabía lo que había
en el corazón de la persona. Con la ayuda de Dios
podemos mejorar nuestra habilidad de discernir.

Un domingo de tarde, una mujer cristiana le estaba


compartiendo su testimonio con una vecina. La conversación se
movió a cuánto Dios la amaba y que plan hermoso tenía para
ella. Continuó diciéndole a la vecina que Dios quería adoptarla
en su familia y llegar a ser su padre. En ese momento el rostro
de esa mujer cambió y preguntó a la testigo: “¿ Si Dios llegara a
ser mi padre, me abandonaría alguna vez?” De inmediato la
mujer cristiana descubrió que algo había pasado en la vida de
su vecina en relación a su padre. Y le preguntó acerca de eso.
La mujer se echó a llorar y contó como su papá les había
abandonado, a su mamá, a ella, y a una hermanita más joven.
Al decirle que nuestro Padre Dios no es así, la mujer contestó
con una sonrisa en su rostro, “pues ese es la clase de Padre
que quiero tener.”

Habilidades de comunicación
Las palabras que hablamos son importantes. Cada uno de
nosotros fuimos de algún modo moldeados por las palabras que
nos hablaron a través de los años. Algunos piensan que
debemos ser predicadores u oradores para poder testificar.
Esto es un error. No es cuestión de cuánto hablamos, sino de la
calidad de las palabras que hablamos. Por ejemplo, el
Padrenuestro tiene sólo 70 palabras.
Muchas verdades importantes a menudo están marcadas
por su simplicidad. El evangelio es fácil de entender. El gran
teólogo Agustín decía que la Biblia es como un gran océano;
los grandes teólogos pueden sumergirse en sus profundidades
y nunca tocar el fondo, mientras que un niño puede caminar
seguro en las orillas de la salvación. Dios no nos llama a ser
profesores de teología, nos llama a testificar. El mensaje de la
cruz es un mensaje fácil de proclamar.

55
56

“El mensaje es de Dios. La manera de hacerlo llegar a


quienes necesitan oirlo es por personas comunicándolo por
palabras y acciones que son consistentes con las lecciones
de la Biblia.” Evangelism That Works (Evangelism que
Funciona) por George Barna, 1995, p. 27. Gospel Light
/Regal Books,Ventura, CA 93003. Usado con perrniso.

Secretos de Una Buena Comunicación


Aquí van algunas maneras prácticas de comunicar más
eficazmente su testimonio.
ƒUse términos que se entiendan. “¿Ha tenido usted la
convicción de pecado para pasar al altar y ser lavado por
la sangre del Cordero que lo santifica y lo redime?
Palabras como “redimir”, “la sangre que nos compró” etc.
y muchas otras confunden al inconverso. Si no se las
explica, son como un idioma extranjero para mucha
gente. Está bien usar esas palabras pero sólo si se las
explica. Aprenda a usar términos bíblicos y religiosos en
palabras que los que no van a la iglesia puedan
comprender. Recuerde que cuando cuenta su testimonio
debe hacerlo pensando que los que lo oyen,
determinarán su futuro de acuerdo a cómo lo entiendan.
ƒComparta CON ellos, no sólo hable con ellos. Cuando
comparta su testimonio, permita que hagan comentarios,
expresen sus ideas y hagan preguntas. La interacción es
importante para comunicar bien. Recuerde que no está
predicando.
ƒNunca menosprecie o rebaje a las personas. Si una
persona perdida oye o implica que usted se cree de
algún modo superior a él, se le cerrarán las puertas a su
testimonio. Recuerde que usted también una vez estuvo
perdido.
ƒNo se sienta inferior. No importa que nivel cultural,
económico o social tenga, sin Cristo, la persona no será
completa. Nunca debe disculparse por ser un testigo de
Jesucristo. Recuerde que el rey de reyes lo ha
comisionado a testificar.
ƒHable en forma positiva. Usted está compartiendo las
buenas nuevas. Jesús dijo, “Yo he venido para que
tengan vida, y para que la tengan en abundancia“ (Juan
10:10). No importa cuales sean la circunstancias de ellos,
usted tiene la confianza de saber que Jesús es la
respuesta a sus necesidades más profundas. Recuerde
que usted tiene lo que ellos necesitan.

56
57

Para comunicar el evangelio eficazmente, usted debe


traducir
el vocabulario pesado de la iglesia a un dialecto que la
gente pueda entender.

ƒVigile sus palabras. Chistes dudosos dichos para


identificarse con el pensamiento de las gentes están
fuera de lugar. En general los incrédulos esperan de los
cristianos una conducta diferente. Si usted no cuida eso,
su testimonio sufrirá.

Más moscas se cazan con miel que con vinagre.

ƒSea honesto con el evangelio. No trate de esconder


sus intenciones de compartir a Cristo. Las personas que
saben que usted es cristiano deberán saber que su
deseo más profundo es que otros puedan conocer a
Cristo. Recuerde que su meta no es cegar a la persona
con el evangelio, sino iluminarla.
ƒAprenda a sentirse cómodo con la gente. Jesús no se
sintió incómodo en la casa de Zaqueo, el cobrador de
impuestos (Lucas 19:1-10). El sabía quién era y por qué
razón estaba allí. Aunque usted no se sienta cómodo
alrededor de gente inconversa, aprendar a calmarse y
aceptar a las personas como son. Usted no necesita
sentirse “cómodo”, sino confiado y amable.

“Una extensión normal de experimentar a Dios es esperar


que otros a su alrededor lo experimenten también.” Donald
C. Posterski, Reinventing Evangelism (Reinventando el
Evangelismo) (Downers Grove: InterVarsity Press, 1989) p.
47. Usado con permiso.

Las siguientes son tres sugerencias para llegar a tener más


confianza con los inconversos:
ƒSepa quién es usted. La clave para tener confianza no
es saber que puede hacer usted, sino que puede hacer
Cristo a través de usted. Esta es la clave para superar
todo en circunstancias difíciles.
ƒSepa el porqué usted está allí. Está en los negocios del
Rey.
ƒSepa lo que usted posee. Usted posee el mensaje de
vida eterna, perdón de pecados y de la autoridad de
Jesucristo.

57
58

Pablo nos recuerda en 1 Corintios 2:1-5 que nuestra


confianza viene del mensaje que llevamos y de la llenadura del
Espíritu Santo.
ƒPractique la Creatividad. Piense en maneras creativas
de introducir a Jesús en una conversación.
Rick Warren, pastor de Saddleback Valley
Community Church en el sur de California es una de la
personas más creativas que he conocido. Oigamos
algunos de los ejemplos de Rick de testificar
creativamente.40 El recuerda haber oído a Howard
Hendricks contar lo que ocurrió en un vuelo de American
Airlines. El dijo que una persona que estaba sentada en
el asiento delante de él, se estaba comportando
groseramente. Después de emborracharse se puso peor.
La asistente de vuelo lo estaba tratando con calma, y
mucha paciencia. Él cuenta que quedó impresionado por
eso y después de un rato pudo hablar con la asistente de
vuelo.
Le dijo,” Yo vuelo a menudo y estoy impresionado por
la manera en que usted manejó el incidente. Yo quisiera
escribirle una carta al presidente de la compañia
diciéndole lo que usted ha hecho, si por favor usted me
da su nombre.”
Ella dijo, ”Gracias señor, pero entienda algo, yo no
trabajo para American Airlines, yo trabajo para Jesucristo
y Él es el que me ayuda a tenerle paciencia a la gente.”
Él dijo: “Después que me levanté de mi desmayo,
¡ella empezó a testificarme de Cristo!”
Ahora bien, hasta que ella no explicó por qué hizo lo
que hizo, nadie lo hubiera sabido. Él hubiera pensado
que era una buena persona. Ella tuvo que decir porque
lo hacía. Y con eso dio un poderoso testimonio de Jesús.
Había un hombre que trabajaba empapelando
paredes, lo hacía en casas grandes. Después de
terminar su trabajo y rendir cuentas, escribía en ella ,
“Ustedes han visto una parte de mi trabajo; dénme cinco
minutos y les diré cuál es mi trabajo real.” En seguida
sacaba un tratado evangelístico y empezaba a compartir
las buenas nuevas de salvación.
Rick también nos cuenta de una ocasión en que
estaba saliendo del estacionamiento de un centro
comercial cuando el sheriff del condado le golpeó la
ventanilla. El pensó, “Dios mío, ¿qué habré hecho?” El

40
Las ilustraciones siguientes fueron usadas por primera vez por Rick Warren en los apéndices de 50
Great Soul- Winning Motivational Sermons, compilados por Jack R. Smith, (Atlanta: NAMB, SBC,
1994), pp. 302-303

58
59

oficial sólo quería saludarlo, pues había estado estaba


asistiendo a su iglesia por varias semanas. Rick le
preguntó, “¿cómo llegó a nuestra iglesia?“ El se sonrió y
le dijo, “yo paré a una de sus miembros para darle una
multa, y cuando me dio su licencia, me di cuenta que se
veía mucho más joven comparada con la foto de la
licencia de manejar. Le gunté a qué se debía eso. Ella
me dijo, “Yo soy una seguidora de Jesucristo, y trato de
vivir como Él manda. Eso cambió mi vida.”
Después le contó que asistía a la iglesia de
Saddleback y lo invitó a asistir también. Él empezó a
asistir. Se puede testificar en todas partes aun cuando a
uno le estén dando una multa. Eso es aprovechar bien
una oportunidad. Una vez una manicurista le dijo a
Warren, “pastor Warren, yo no sé cómo puedo hacer
algo por Dios en mi trabajo?” Yo le dije, “Un momento,
¿que cómo puedes hacer algo por Dios en tu trabajo? Tú
tienes a las personas una a una con la atención
completadmente puesta en ti. Tienes la oportunidad de
hacer amistades, de hablar de problemas íntimos y del
evangelio. Ellos no están leyendo nada; están allí
mirándote por 30 minutos.”
De repente, ella tuvo la visión de un trabajo que podía
ser significativo. Ella sería una misionera manicurista. Y
usted también puede ser un misionero en su trabajo.
Esto debe hacerle buscar compartir a Cristo en las
situaciones más inverosímiles. Un amigo mío de Houston,
Jerry Wiles es un buen ejemplo de esto. Mientras salía
de un restaurante poco después del mediodía, vio a una
empleada del mismo que estaba de rodillas despegando
las gomas de mascar del piso. “Viéndola así de rodillas,
‘le dijo, ‘creo que es una buena oportunidad para que
usted se arrepienta de sus pecados y reciba a Jesucristo
como su salvador personal’. Ella lo miró , un perfecto
desconocido y le dijo: “Es cierto, yo necesito a
Jesucristo.” El se arrodilló junto a ella, y le llevó a los pies
de Cristo. Esta forma tan extraña fue efectiva debido a
que Jerry es una persona sensible a la dirección del
Espíritu Santo, y estuvo dispuesto a correr riesgos para
la gloria de Dios.”41

¿Cuál es su Samaria? ¿Cuál decisión estratégica tiene


usted que hacer para entrar en territorio de los inconversos y
conectar a él o a ella para el propósito eventuall de llevar a

41
Jerry Wiles, How to Win Others to Christ ,(Nashville: Thomas Nelson, 1992), p. 148.

59
60

cabo los negocios del reino? Lee Strobel, Inside the Mind
of Unchurched Harry & Mary (Dentro la mente de los que no
van a a la iglesia Harry & Mary), (Grand Rapids: Zondervan
Publishing House, 1993) p. 88. Usado con permiso.

Evangelización de Servicio
La manera favorita mía de animar la creatividad es por
medio del evangelismo servicio.42 El evangelismo de servicio
es testificar haciendo actos de buena voluntad. Por ejemplo
lavado de carros gratis ofrece un servicio, permitiendo a los
ganadores de almas la oportunidadd de compartir a Cristo a los
dueños de los coches. Hay una variedad de formas que se
pueden usar, por ejemplo:
ƒLavar ventanas en los negocios vecinos
ƒPagar por lavar la ropa en las lavanderías
ƒServicio de envolver regalos de Navidad
ƒRegalando bebidas gaseosas
El aspecto más emocionante de esto es que trae una
sonrisa en el rostro de la persona a la que se está testificando.
En nuestra sociedad egoísta y centrada en uno mismo, estos
actos de bondad son raros. Y no hay nada en la historia más
bondadoso que lo que hizo Jesús por nosotros.
Separando tiempo para hacer de vez en cuando estos
proyectos, que encierra el evangelismo del servicio, nos
mantiene enfocados en compartir la fe todo el tiempo. Usted
puede participar solo, con algún amigo o en grupos en el
evangelismo del servicio. Aun más, todo su equipo de la RED
puede decidirse a usar un sábado por la tarde haciendo un
proyecto juntos. Un recurso útil es el manual Servanhood
Evangelism (Evangelización de Servicio).

Testificando mientras marchamos


El propósito de la RED no es lograr que usted memorice una
presentación del evangelio. No es conseguir que usted pase
una prueba. Ni tampoco es que usted participe en un programa
de visitación semanal. El propósito es ayudarle a usted en su
caminar diario con Dios, pero más que esto, es ayudarle a
transladar lo que usted sabe de Dios en su vida diaria. Al viajar
por todo el país, hay una cosa que está bien clara, una gran
cantidad de laicos y jóvenes están cansados y enfermos de
solamente asistir a la iglesia. Ellos están cansados de las cosas
como están, quieren ver a Dios obrando en sus vidas.
Tengo la impresión que usted también está cansado de un
cristianismo cómodo. De modo que si usted está compartiendo
42
Para una explicación más detallada de este método, vea Alvin L. Reid, y David Wheeler,
Servanthood Evangelism, (Atlanta: NAMB, 1999)

60
61

a Cristo semanalmente , es maravilloso, usted está creciendo


en su vida cristiana. Pero la clave está en que usted siga
buscando oportunidades cada día, en el trabajo, en la tienda, y
así por el estilo, para ser un testigo de Cristo.
Se necesita disciplina para compartir a Jesús. Cuando Jesús
nos dijo que deberíamos ser testigos, él sabía que no nos
gustaría. Pablo entendió esto y por eso le dice a Timoteo, que
comparta a Cristo, “que instes a tiempo y fuera de tiempo” (2
Timoteo 4:2). Permítame explicarle esto, para muchos, ser
testigos es algo que hacemos “cuando lo sentimos y si no lo
sentimos no lo hacemos”. Yo puedo compartir a Jesús cuando
lo siento. También tengo la disciplina de compartirlo cuando se
presenta la oportunidad aunque no tenga ganas. Esta es una
de las tretas de Satanás. Aquí van algunas maneras de
compartir a Cristo como un estilo de vida.

ƒFíjese una meta. Algunos de los ganadores de almas


más eficaces que he conocido, lo son simplemente
porque se han fijado metas simples. Muchos
simplemente dices, “Señor, no dejes pasar un día sin que
comparta a Cristo con alguien.” Esta es una meta simple
y fácil de cumplir. Cada mañana, cuando tenga su tiempo
devocional, haga un registro de cómo le fue el día
anterior.
Una de las emociones más grandes de mi vida
ocurrió cuando vivíamos en Houston, Texas. Un día Bill
Bright, el fundador de la Cruzada Estudiantil, uno de los
héroes del cristianismo para mí, me llamó. ¡Cuánto
ánimo me dio! Una de las cosas que me dijo mostró su
dedicación a compartir a Jesús como estilo de vida.
“Alvin”, me dijo , “todas las noches cuando me voy a
dormir, reflexiono en lo que he hecho ese día para
cumplir la Gran Comisión en mi generación.” ¡Qué simple,
y a la vez una meta medible!

“Nosotros tenemos la tendencia a asociarnos con otros


creyentes y por lo tanto no tenemos muchas relaciones
significativas con los no creyentes. Luchamos con el
evangelismo porque estamos aislados de la misma gente
que queremos ganar.” Evangelism That Work (Evangelismo
que Obra) por George Barna, 1995, p. 9. Gospel Light/Regal
Books, Ventura, Ca 93003. Usado con permiso.

Otra meta sería compartir a Jesús cierto número de


veces en una semana, siete veces, diez veces, veinte veces,
y así por el estilo. Yo creo que es mucho más eficaz tener

61
62

una meta de intentos de testificar que un número de


personas que vamos a ganar para Cristo, aunque los
bautismos en la iglesia son algo real. Su meta debe ser más
peces que más pesca. (Por supuesto, no se puede sacar
peces, si no sale a pescar.)

Nota para el Mentor:


Siga el ejemplo de George Whitefield, uno de los líderes
del Gran Despertamiento. Él dijo, “Dios no permita que
viajemos con una persona por un cuarto de hora, y no le
hablemos de Cristo.” Malcom McDow & Alvin Reid, Firefall
(Nashville: Broadman & Holman Publishers, 1997) p. 189

Paty estaba por graduarse del seminario. Tomó un curso en


salud el último semestre. No tenía que tomarlo pero decidió
hacerlo. Parte de los requisitos del curso era hacer cierta clase
de ejercicios físicos cada semana. Ella eligió caminar. El
instructor le dijo que ella no tenía que hacerlo pero ella insistió,
aunque tenía parálisis cerebral. Caminaba con muletas, pero su
meta era subir a la plataforma en el día de su graduación
caminando sin muletas. Y ¿sabe una cosa? , lo logró.
Paty no podía hacerlo el primer día de clases. Pero se puso
una meta y la alcanzó. ¿Qué metas se ha puesto usted para
presentar su testimonio evangelizador?
ƒTenga alguien a quien rendirle cuentas. Como
misionero doméstico, yo tengo que dar informes
mensuales de mi ministerio. Uno de ellos es el número
de veces que comparto a Cristo cada mes. Me gusta
hacer esto. Por primera vez en mi vida, me siento
responsable ante alguien de mis actividades
evangelísticas. Esto me estimula. En nuestras clases
exigimos informes evangelísticos de nuestros alumnos.
Muchos dicen que eso les ayuda a ser más concientes
en testificar. Yo les animo a mantener de por vida una
meta de cuantos intentos de testificar por mes llevan a
cabo.

Nota para el Mentor: Comparta con sus alumnos sus


propias metas de testificar. Guíelos en una discusión en
como preparar sus propias metas y haga una lista de ellas
en del Manual del alumno.

Hablando de ser responsables a alguien, uno de los


puntos fuertes de esto, es que usted sale semanalmente
con otros dos que están contando con usted. ¿Por qué no
extender esto para que afecte todos los días de su vida?

62
63

Una de las ayudas más grandes para el crecimiento


espiritual de una persona es tener a otro creyente que le
anime a crecer. Pase tiempo con creyentes que le inspiren a
vivir una vida superior. Aquí va una forma práctica de
implementarlo. Trate de tener a tres personas en su vida:
1. Un Bernabé, uno que le anime a testificar, a orar y a
servir.
2. Un Timoteo, alquien en quien usted pueda contar sus
intimidades su vida, y que le ayude a crecer.
3. Un Pablo, alguien que le enseñe y le inspire con su vida.
Es alguien a quien usted le puede decir, “yo necesito que
tú me preguntes regularmente acerca de mi caminar con
el Señor y mi testimonio”.Un compañero a quien rendirle
cuentas nos anima y eleva. Una persona legalista nos
frustra y destruye.
Nos anima, al estudiar la historia, saber que hay personas
que fueron responsables ante otros. Yo tengo un amor especial
en estudiar acerca de los grandes avivamientos del pasado.
Una de las características de las personas que participaron en
tales movimientos es su profundo y aun costoso compromiso
con el evangelismo personal.
Lea las biografías de grandes evangelistas como D. L.
Moody y Billy Graham, y saldrá inspirado a compartir al Señor
Jesucristo. Lea de David Livingstone, el misionero explorador al
Africa.
Puede que Dios no le llame a usted a una carrera de
misionero, pero las palabras que siguen le pueden ayudar a ser
un misionero en el lugar donde está. Durante los Juegos
Olímpicos del ‘92 en Barcelona, yo vi a centenares de atletas
recibir sus medallas por sus logros deportivos. Uno de los
momentos más memorables, sin embargo, fue el de un atleta
que terminó, no primero, sino último.
Derek Redmond, un corredor de velocidad de Inglaterra,
estaba corriendo los 400 metros de hombres cuando su tendón
se le quebró, y cayó en tierra lleno de dolor. El no se quedó en
tierra, sin embargo, sino que se levantó y empezó a cojear
hacia la meta.
En seguida se le acercó una persona, su padre, quien había
sacrificado muchas cosas para lograr que su hijo entrara en
esos juegos. Y juntos, el padre y el hijo, caminaron cruzando la
línea final y recibieron una ovación de pie de las 60.000
personas que estaban en el el estadio. Esta no fue la primera
vez que esa escena pasó. Si usted mira atentamente, en otra

63
64

carrera se verá a sí mismo. Es la carrera que Dios nos puso


delante, a usted y a mí, la cual tenemos que acabar.43
ƒRegistre los resultados. Una de las disciplinas
espirituales más grandes que usted puede tener es
mantener un diario y registrar en él sus luchas y victorias
al testificar. Recuerde que lo importante no es donde
está ahora, sino dónde estará dentro de un año.
Cada día, sin excepción, comience reflexionando en lo que
Dios ha hecho a través de Cristo por usted. Recuérdese a sí
mismo que lo que usted merecía era el infierno, pero Él le ha
dado vida eterna. Carlos Spurgeon fue un gran hombre de Dios
del siglo diez y nueve. Su vida se caracterizó por una profunda
gratitud por su salvación, como se ve aquí: “Nada conserva al
hombre mejor que la cuerda de seda de la gratitud. Nada
sacude mejor las paredes de las prisiones y los corazones del
carcelero que las alabanzas al Señor.”44
El genuino cristianismo del Nuevo Testamento, que cambia
la vida, es la experiencia más emocionante que se puede tener.
Mientras dirigía un seminario de evangelismo en Indiana hace
varios años, encontré a una dama que quería realmente servir
al Señor. Pero el compartir su fe no era parte de su vida
cristiana. La primera noche su equipo salió a compartir la fe, y
no había nadie en el hogar. La segunda noche pasó lo mismo,
hasta que finalmente, el líder del grupo dijo, “Tenemos que orar
para que Dios nos guíe directamente a quien tengamos que
compartirle nuestra fe.” Esta hermana se puso a llorar y confesó,
“Yo estaba tan nerviosa de compartir mi fe, que estuve orando
para que nadie estuviera en la casa.” Ella admitió lo que sentía
y pidióy que oraran por ella. La noche siguiente, la última de la
visitación, era su turno de compartir su fe. Estaba nerviosa,
asustada, pero lo hizo y Dios honró su testimonio ya que una
mujer se entregó a Cristo. No fue la realidad de su temor lo que
le dio la victoria, sino el aceptar esos temores y resolverlos. Una
vez que los enfrentó, Dios le abrió una puerta para que
aprendiera a compartir su fe con confianza.

“Los que han sido rescatados, deberían entender la


urgencia de rescatar a otros..” Lee Strobel, Inside the Mind
of Unchurched Harry & Mary (Dentro de la mente de los de

43
John Power, “How to Mediate for a Friend” , en 50 Great Soul- Winning
Motivational Sermons, compilados por Jack R. Smith (Atlanta: NAMB,SBC, 1994) p.
161.
44
Carlos H. Spurgeon, The Best of C. H. Spurgeon (Grand Rapids: Baker Book
House, 1977), p. 40.

64
65

Fuera de a Iglesia Harry & Mary), (Grand Rapids: Zondervan


Publishing House, 1993), p. 97. Usado con permiso.

¿ Qué cosas haría usted si no tuviera temor?

65
66

Sesión 6—Arte de la pesca:


Aumentando la receptividad y
sacar la RED
Propósito: El propósito de esta sesión es enseñar a sus
alumnos maneras efectivas de mejorar la
receptividad de los perdidos al mensaje el evangelio
e invitarlos a tomar una decisión para recibir a
Jesús como Salvador y Señor. Sacar la RED. (Vea
el testimonio modelo en el Apéndice A).
Preparándose para ser Mentor:
ƒSi no ha leído la sesión 5 del Manual del alumno, hágalo
antes del tiempo del mentor.
ƒRecoja la folio de visitación antes de la reunión.
Tiempo del mentor
1. Permita que los alumnos practiquen compartiendo su
testimonio del evangelio, y extendiendo la RED.
2. Repase “Preparándose para la Lección 7 que está al final
del material de estudio. Dígales que es importante que
ellos hagan su asignatura del Estilo de Vida antes de la
próxima lección y que usted también lo hará.
3. Instrucciones para las visitas en los hogares: Pregunte a
sus alumnos cuál de ellos compartirá: eche la RED, las
partes 1 (El Camino), 2 ( La Verdad), y 3 (La Vida), saca
la RED de su testimonio en el primer hogar. Si sólo uno
de los alumnos compartió la semana pasada, permita
que el otro lo haga esta semana. Dígales que de aquí en
adelante usted se hará cargo de la conversación
después de guiar al nuevo creyente en la oración de
entrega. Diga lo siguiente, “Su decisión de llegar a ser
miembro de la familia de Dios, es la decisión más
importante que haya hecho en su vida.”
ƒSeñale que ahora los alumnos deben asumir el papel
de “compañeros silenciosos de oración.”
4. Comparta los nombres de las personas a quienes
visitarán y las circunstancias de las visitas.
5. Nota: Si no encuentran a nadie en la casa, vayan a la
casa de al lado, a una lavandería, a un mall, restaurante,
a una esquina, o a la casa de algún miembro de la iglesia.
Permita que sus alumnos compartan: eche la RED las
partes 1, 2, 3 del testimonio sacar la RED. Usted tomará
la conversación después de guiar al inconverso a hacer
la oración de entrega que es así, “Su decisión de llegar a

66
67

ser un miembro de la familia de Dios es la decisión más


importante que haya hecho en su vida.”
¿Cuán receptivos son los inconversos hoy? La respuesta le
puede sorprender. El diablo nos dice que nadie quiere oír de
Cristo; por lo tanto no le digan nada a la gente porque no tienen
interés. Esto simplemente no es verdad. Habrá personas que
no quieren saber nada y se lo dirán en seguida. Pero su
número es cada vez menor. Cuando trato con alguien que
resiste, yo trato de ser compasivo y dejarlo con una nota
positiva. Por ejemplo yo le pregunto si no le gustaría recibir un
tratado o si tiene alguna necesidad de oración. La actitud suya
es crítica. Si usted trata a la persona como ella le trata a usted,
nada alcanzará. De hecho, su amor y su espíritu lleno de gracia
puede ser la flecha que Dios utilice para entrar en su corazón
endurecido.
Darlene Seals fue una mujer incrédula llena de hostilidad.
Ella provenía de un hogar sin amor y contrario al cristianismo.
Ella y su mamá no se llevaban bien, por decir algo. Cuando
estaba en la escuela secundaria, comenzó a practicar
satanismo, el ocultismo, y otras cosas similares. Ella se alegró
el día que fue a la universidad para escaparse de su mamá.
Darlene fue elegida para ser miembro del gobierno estudiantil
de la universidad. Uno de sus deberes fue elegir al orador para
una reunión a llevarse a cabo en la universidad. Ella escogió a
un ateo confesado que vino y habló a una audiencia de unos
700 estudiantes. El ateo se paró allí y habló con vulgaridad y
crudeza a los estudiantes. Desafió al cristianismo en general y a
los creyentes en Cristo en particular. Dos jóvenes cristianas,
June y Carrie, se pararon valientemente e intentaron refutar al
orador. El ataque de ese ateo contra ellas horrorizó a Darlene,
siendo que Darlene las conocía. Ellas le habían testificado y
procurado hacer amistad con ella. Aunque ella no era creyente,
tenía simpatía por ellas. Cuando la reunión se acabó, Darlene
le pidió a alguien que llevara al orador al aeropuerto. Después
se fue a golpear en el cuarto de las dos jóvenes. Las dos
estaban de rodillas orando. Darlene les pidió perdón por los
comentarios del ateo, y ellas la perdonaron. Darlene quedó
asombrada del amor cristiano que ellas le tenían. Ella les dijo,
“en todos mis años en el ocultismo, nunca leí nada acerca del
amor.” Después de seis meses de testificarle con hechos a
Darlene, ésta decidió hacer algo peligroso para un no creyente,
leer la Biblia. Entonces se dio cuenta que Jesucristo es real,
que murió por nosotros y resucitó de los muertos. Darlene oró
para recibir a Jesucristo.
No debemos desanimarnos si los incrédulos no son
receptivos al mensaje de Cristo. Debemos amarlos, ser amigos

67
68

de ellos, y como June y Carrie, compartirles a Cristo cuando se


presente la ocasión. Muchas personas reaccionan con violencia
hacia la religión. Pero debemos demostrar un amor firme hacia
los que no conocen a Dios y pacientemente procurar ganarlos
para el Señor. El Dr. John Thomas, uno de mis profesores de
religión en la universidad, contó en una de sus clases que tuvo
que visitar a una persona 19 veces antes que aceptara a Cristo.
Eso sí que es perseverancia.
Dios no siempre nos va a guiar a personas que son
cordiales o receptivas. Muchas veces pensamos
equivocadamente que los perdidos están en un precipicio listos
para venir a Jesús. Piense en en una persona perdida que está
a un paso de de responder a la invitación de Cristo a recibir
perdón y vida eterna. En lo personal me encanta hablar con
esas personas.Unas décadas atrás esas personas eran
comunes en nuestra cultura. La conciencia de Dios era muy
elevada. La gente sabía de Jesús, pero hoy día todo cambió. La
gente fuera de la iglesia en nuestra sociedad postmoderna no
está viviendo a un paso de ser salvos, sino a una distancia
mucho mayor.
Ahora visualice a una persona perdida que está lejos de
Dios. El tiene muchas barreras entre él y la cruz. ¿ Cómo
tratamos con esas personas que están tan alejadas del
salvador? Oramos, oramos, y oramos. Después les amamos,
les amamos y les amamos, y junto con el amor les testificamos,
les testificamos, les testificamos. Parte del amor testimonial que
damos al mundo pagano es edificar puentes por medio de actos
de bondad acompañados del evangelismo intencional.
Mi familia y yo vivimos en Knightdale, Carolina del Norte.
Tenemos buenos vecinos algunos de los cuales no son
cristianos. Hicimos amistad con una pareja mayor que son
católicos. Yo traté de testificarle al hombre cuando estaba
cambiando el aceite de su coche. El me miró de mala gana, y
creo que no entendió las cosas básicas del evangelio. Me di
cuenta que para alcanzar a esa pareja, tenía que hacerme
amigo de ellos y proceder con calma. Un día observé que el
pasto de su casa estaba alto, y descuidado. Se lo corté y él me
lo agradeció mucho. Unos meses después me di cuenta que
estaba de nuevo extremadamente alto, y se lo corté. Su esposa
estaba en el hospital y mi esposa le preparó comida y se la
llevó. El Señor me dio una hermosa oportunidad de compartir el
evangelio con los dos, quienes escucharon atentamente.
Cuando les pregunté si querían entregarle sus vidas a Cristo,
declinaron. Pero hubo una tremenda diferencia en la manera de
recibirme desde la primera vez que les testifique. La semilla fue
sembrada y algún día puede dar frutos.

68
69

James Engel desarrolló una escala linear para mejor


entender la resistencia o receptividad del incrédulo al
mensaje de salvación.
-8 Una conciencia de un ser supremo, pero sin un
conocimiento efectivo del evangelio
-7 Una conciencia inicial del evangelio.
-6 Conciencia de las cosas fundamentales del evangelio
-5 Un entender de las implicaciones del evangelio
-4 Actitud positiva hacia el evangelio
-3 Reconocimiento de problemas personales
-2 Decisión a actuar
-1 Arrepentimiento y fe en Cristo
+ La persona es regenerada y llega a ser una nueva
criatura
+1 Evaluación post decisión
+2 Incorporación en el cuerpo
+3 Una vida entera de crecimiento conceptual y de
conducta en Cristo
Tom S. Rainer, Eating the Elephant (Comiéndose el
Elefante) (Nashville, Broadman & Holman Press, 1994), p.
78. Usado con permiso.

“ Amar a los incrédulos de la manera en que Jesús los amó


es la clave más descuidada de la iglesia. Sin la pasión por
los perdidos, no estaremos dispuestos a pagar el precio
para alcanzarlos.” Rick Warren, The Purpose Driven Church
( La Iglesia con Propósito)(Grand Rapids: Zondervan
Publishing House, 1995), p. 208. Usado con permiso.

“A menudo,antes que podamos ser usados para rescatar a alguien del peligro
espiritual, debemos edificar un puente con ellos.” Lee Strobel, Inside the Mind
of the Unchurched Harry & Mary (Dentro de la mente de la Gente fuera de la
Iglesia Harry & Mary), (Grand Rapids: Zondervan Publishing House, 1993) , p.
89. Usado con permiso.

El concepto de receptividad nos lleva a un debate familiar


con relación al estilo de vida y el evangelismo confrontacional
Es triste que podamos pensar que como cristianos tenemos que
elegir entre el uno y el otro. Debemos practicar los dos.
Tenemos que buscar establecer puentes de comunicación con
los perdidos, hacernos amigos de ellos, y dejar que esa amistad
sea el puente natural para alcanzarlos con el mensaje de
salvación. Además de eso, todo creyente debe abiertamente
testificar a los perdidos en todas partes. No necesitamos
conocer a la persona para evangelizarla. La Biblia pone más
énfasis en el método confrontacional y directo que en el método

69
70

del estilo de vida. Jesús no había conocido previamente a la


mujer samaritana junto al pozo en Juan 4. Ni Pablo había
conocido al carcelero de Filipos antes de ser encarcelado (vea
Hechos 16).
Paige Patterson, presidente del Southeastern Baptist
Theological Seminary, ha escrito un excelente artículo acerca
de este debate actual entre los defensores del estilo de vida
evangelizador y los proponentes de la evangelización
intencional. Patterson acepta los dos como métodos válidos.
Sin embargo, él claramente desafía a los que testifican
solamente del estilo de vida, a que practiquen el evangelismo
intencional. Concluye su artículo con una proposición de seis
partes en relación al evangelismo del Nuevo Testamento que
vale la pena considerar. Los perdidos serán receptivos y
responderán favorablemente a nuestro evangelismo personal si
hacemos caso a este consejo apropiado.
1. Evangelismo con Integridad. Cuando testificamos, no
debemos abusar de los derechos de amigos y extraños;
sin embargo debemos hablar la verdad con respecto a
Cristo y sus destinos eternos.
2. Evangelismo con Sensibilidad. El Dr. Patterson
enseñó evangelismo en el Criswell College siendo a la
vez su presidente. El recomendaba a sus alumnos leer el
libro de Bárbara Walters, How to Talk to Practically
Anybody about Practically Anything (Cómo Hablar a
Casi Todo el Mundo de Prácticamente de Todo). El dice,
“El valor de este libro está en que demuestra que una
conversación agradable y productiva es siempre posible
aun con las personas más obstinadas y reticentes.”45
3. Evangelismo con Pureza. La razón principal de los
cristianos para alcanzar a los perdidos, y testificarles del
amor de Cristo.
4. Evangelismo con Urgencia. Multitudes de inconversos
mueren todos los días. Debemos ir y decirle a los
pecadores que necesitan un Salvador.
5. Evangelismo Que Rinde Cuenta. La mejor avenida
para evangelizar es a través de la iglesia local. La iglesia
hace que sus miembros sean responsables por métodos
y también por una conducta semejante a la de Cristo.
(Un de los tremendos valores de La RED es que crea
una responsabilidad entre el Mentor y los alumnos. Esos
hombres y mujeres adquieren fortaleza el uno del otro,
cuando encuentran a personas que resisten el evangelio,

45
Paige Patterson, “Lifestyle Evangelism,”, en Evangelism in the Twenty-First Century, ed. Thom
Rainer, (Wheaton, IL: H. Shaw, 1989), p. 47.

70
71

y juntos comparten los gozos cuando los pecadores se


convierten y se salven.
6. Evangelismo con Resultados. Cuanto más usted
planta la semilla más el Señor le dará una cosecha de
almas. Dios le guiará hacia personas receptivas, a
aquellos que Él está atrayendo a Sí mismo si somos
fieles y consistentes en nuestro testificar. Patterson
declara, “Dios no nos llamó a ser pescadores de
hombres, sólo para perder tiempo lamentándonos de uno
que se escapó.”46
¡Qué asombroso privilegio y responsabilidad es para
nosotros como cristianos echar la línea del evangelio en el
perdido mar de la humanidad y pescar las almas de hombres y
mujeres! Entre más pesque más almas sacará. Dios ha
preparado los corazones de muchos. Él espera que nos
unamos a Él en esta gran expedición evangelizadora.

Consejo de Warren
Rick Warren sabe cómo unirse al Espíritu de Dios para
alcanzar a los perdidos. Warren ha escrito un excelente capítulo
en su libro, The Purpose Driven Church ( La Iglesia Con
Propósito) sobre la receptividad de los perdidos. En ese
capítulo, él usa la analogía de la pesca para comunicar grandes
verdades a la iglesia al cumplir la Gran Comisión:
1. Vaya donde los peces están picando.
2. Aprenda a pensar como un pez.
3. Use más de un anzuelo.47
Yo conocí por primera vez a Lorena mientras almorzaba en
la casa de Deana Newingham. Lorena estaba metida en las
drogas y pasando por momentos duros en su vida. Fue
arrestada por un detective que era miembro de la iglesia. Este
hombre de Dios recomendó que ella fuese recibida en la casa
de los Newingham quienes le compartieron el evangelio.
¡Qué alegría enorme cuando ella aceptó a Cristo y fue
bautizada en enero de 1999! Ella es fiel en su asistencia a la
iglesia, en compartir su testimonio, y también ha participado en
un viaje misionero a la ciudad de Nueva York con el ministerio
de solteros de la iglesia.
La gente responde mejor al evangelio que lo que el diablo
nos ha hecho creer. La mies es mucha y como dijo Jesús en
Mateo 9:37-38, los obreros son pocos. Seguro, hay siempre
aquellos que son contrarios y se niegan a oír el testimonio de
Cristo. Pero hay otros que como Lorena están clamando para

46
Ibid, p. 48
47
Para leer más de esto, lea, La Iglesia Con Propósito por Rick Warren (Grand Rapids: Zondervan,
1995), pp. 185-203.

71
72

que los cristianos los busquen y les compartan el evangelio de


la esperanza con ellos.
Josh McDowell habló en el Southeastern Baptist Theological
Seminary el 10 de febrero de 1999. Dijo que estaba gozando de
la cosecha más grande de su ministerio de evangelista. Aunque
tiene 59 años de edad, a los adolescentes les encanta oírlo
predicar. Los jóvenes se le acercan porque él los ama.
Recientemente Josh habló a un grupo de jóvenes después que
el grupo Newsboys terminó su concierto. McDowell le dijo a los
adolescentes que sabía que muchos de ellos estaban heridos y
que él desearía ser su papá para amarlos como ellos se lo
merecían. Lo que pasó en esos momentos lo dejó atónito a
McDowell. Aproximadamente 200 adolescentes corrieron hacia
él. Miró hacia atrás pensando que los Newsboys estaban
regresando para cantar de nuevo. Pero nadie excepto él estaba
en la plataforma. Los adolescentes le rogaron, “¡Por favor, sea
mi papá!” Eso jóvenes no estaban bromeando, eran serios en lo
que decían.
La gente tiene hambre de Cristo. Ellos están rogando a los
cristianos que les muestren el camino hacia El. ¿Será usted uno
de los que llevan la luz del evangelio a un mundo en oscuridad
y depresión?
Ken Hemphill señala que entre el 79-86 por ciento de las
personas asisten a la iglesia por invitación de un familiar o un
amigo. Además de eso, 25 por ciento de las personas que no
asisten a ninguna iglesia, dicen que nunca fueron invitados a
asistir a la iglesia y que !de ser invitados, asistirían!48 El
Espíritu Santo le dará valentía al encontrarse con la cultura
escéptica y perdida. Dios le guiará en esta fabulosa jornada. Él
tiene almas receptivas y listas esperándole. !Salga a pescar!
“En toda ocasión de fuerte testimonio, yo estuve empleado
en negocios seculares. Estaba rodeado de gente no
cristiana. Mi testimonio fue muy efectivo debido a que el
evangelismo local empieza donde la gente vive, trabaja y
socializa, interactuando cristianos con no cristianos.” Gary
McIntosh, Finding Them, Keeping Them (Encontrándolos,
Reteniéndolos) (Nashville: Broadman Press, 1992) p. 23.
Usado con permiso.

“Cuando nosotros inteligentemente compartimos nuestra fe


con los incrédulos, agradamos a Dios.” Evangelism That
Works (Evangelismo que Obra) por George Barna, 1995, p.
27, Gospel Light/ Regal Books, Ventura CA 93003. Usado
con permiso.

48
Ken Hemphill, The Antioch Effect (Nashville:Broadman & H., 1994), p.166.

72
73

Sesión 7—Saque la RED:


(Continuación) Decisión y
seguimiento
Propósito: El propósito de esta lección es entrenar más a sus
alumnos en extender la RED y ayudarles a entender
la importancia y el proceso del seguimiento
inmediato (vea Seguimiento inmediato y el
testimonio modelo del Apéndice A).

Asignatura del Mentor:


Preparándose para ser Mentor
ƒSi no ha leído la sesión 7 del Manual del alumno, hágalo
antes de la reunión.
ƒRecoja los folios de visitación antes de la reunión.

Tiempo del mentor


1. Permita que los alumnos practiquen testimonio completo
junto con saque la Red y el seguimiento inmediato.
2. Repase “Preparándose para la sesión 8” que está al final
del material de estudio. Señale la importancia que hagan
su asignatura del estilo de vida y que usted la hará
también.
3. Instrucciones para las visitas a los hogares:
ƒPida a los alumnos que decidan quién de ellos
compartirá desde echar la RED hasta el seguimiento
inmediato en el primer hogar. Si solo uno de ellos lo
hizo la semana pasada, deje que el otro lo haga hoy.
ƒSeñale los ahora asumirán el papel de “compañeros
silenciosos de oración.”
4. Comparta los nombres de las personas que visitarán y
ore por las cirunstancias de las visitas.
5. Nota: Si no encuentran a nadie en la casa, vayan a la
casa de al lado, a una lavandería, a un mall, restaurante,
a una esquina, o a la casa de uno de los miembros de la
iglesia.

“Se nos ha llamado a aprovechar las oportunidades de


compartir nuestra fe en Cristo.” Evangelism That Works
(Evangelismo que Obra) por George Barna, 1995, p. 27,
Gospel Light/Regal Books, Ventura, CA 93003. Usado con
permiso.

73
74

Un hombre llamado Greg me llamó un domingo de tarde a


mi hotel y me dijo,”Necesito ayuda en testificar.” Dios se estaba
moviendo en la vida de Greg, él es un hombre brillante.Tanto él
como su esposa trabajan para NASA (la agencia aeroespacial),
y él está a punto de completar su tesis doctoral en ingeniería en
la universidad de Georgia. Greg trabaja con un equipo de
ingenieros que lanzará la próxima nave espacial de NASA. Él
quería compartir el evangelio con un colega suyo. Pero tenía
dificultades en cerrar la conversación invitando a su amigo a
recibir a Cristo como salvador. Le compartí algunos principios, y
una semana más tarde le extendió una invitación al amigo para
recibir a Cristo. Greg tenía dificultades sacar la RED. Alguien ha
dicho acertadamente, “Las dos partes más dificiles de testificar
son comenzar y terminar.” El sistema de entrenamiento para
testificar de La RED es de mucha ayuda en ambos extremos.

Esté preparado para sacar la RED. No espere que los peces


salten al bote.

El asunto del compromiso


“Si usted quisiera llegar a ser un seguidor de Jesucristo
arrepientiéndose de sus pecados y confiando en Jesús como su
Salvador y Señor lo puede hacer ahora mismo invitando a
Cristo a entrar en su vida por medio de una oración. ¿Desea
que lo guíe a en esa oración?” Me encanta esta pregunta. Cada
vez que la hago mi corazón late con alegría y expectativa. Si la
persona dice que no, yo no la condeno al infierno. Con
delicadeza le pregunto ¿por qué? Fíjese en las dos palabras de
la pregunta de compromiso, “ahora mismo”. Esas palabras
contienen una nota de urgencia. Yo recuerdo preguntarle a un
estudiante de ingeniería si deseaba entregarle su corazón a
Jesucristo ‘ahora mismo.’ El me contestó todo perplejo, “Usted
quiere decir, ahora, aquí mismo?” Habiendo personas
caminando alrededor en un restaurante, él oró y recibió el
perdón y la vida eterna de Dios.
Quizás usted piense que esas preguntas están fuera de
lugar o forzan mucho la decisión. Usted piensa que se sentirá
incómodo por darles la oportunidad para salvación allí y ahora.
Le recuerdo de algunos ejemplos bíblícos. Jesús llamó a la
gente a arrepentirse y a creer después de hablar con ellos. Vea
su encuentro con Zaqueo (Lucas 19:1-10), con Nicodemo (Juan
3:1-21), la mujer samaritana (Juan 4:1-42), y el joven rico,
(Marcos 10:17-22).También fíjese que Pablo testificó a gente
perdida con un sentido de urgencia y les invitó a entregar sus
vidas a Dios. Vea los diálogos de Pablo con Lidia (Hechos
16:14-15), el carcelero de Filipos (Hechos 16:25-34), la reunión

74
75

en el Areópago (Hechos 17:22-34) y con Herodes Agripa


(Hechos 26). Es aceptable y a la vez imperativo que los
evangelistas animen a la gente a decidir si aceptar o no a
Jesucristo. Hace falta, sin embargo, una aclaración para evitar
confusiones. Básicamente, esto le da al testigo una oportunidad
más de explicarle a la persona cómo recibir a Cristo. Este
tiempo es crucial. Antes de hacer la oración de fe, la persona
debe entender bien lo que está haciendo. El testigo debe
resumir lo que lo que la persona debe hacer siguiendo estas
verdades:
1. Abandonar el pecado, o arrepentirse.
2. Poner la fe en Cristo para perdón y vida eterna.
Guíe a tomar una decisión
Una vez que la persona perdida entiende que tiene que
invitar a Cristo a entrar en su vida, entonces el testigo ora por el
individuo y le pide que abra sus ojos a la verdad de Jesucristo.
Luego el testigo ora con la persona, guiándola a orar la oración
del pecador. Hay varios opciones que se pueden elegir a este
punto. Algunos simplemente le piden a la persona que ore y le
pida a Dios que lo salve. La forma favorita mía es hacer que la
persona ore la oración del pecador conmigo. Yo divido la
oración en partes pequeñas, hago una pausa, y permito que la
persona ore después de mí. No hay nada mágico en la oración
del pecador. Dios tiene más interés en el deseo de nuestros
corazones que en las palabras de nuestros labios. Sin
embargo, una oración que puede ayudar es la siguiente:
“Querido Jesús,Yo quiero seguirte. Me aparto de mis
pecados y pongo mi confianza en Ti solamente y te pido
perdón por mis pecados. Ahora mismo, recibo el don de la
vida eterna y te confieso como Señor.
Gracias por amarme y por morir por mí. Y gracias por
darme una vida nueva. Amén”

Seguimiento Inmediato
Después que alguien ora la oración del pecador, déle la
oportunidad de darle gracias a Dios por su salvación. Nunca
oirá una oración más dulce que la del nuevo creyente que habla
con el Padre por primera vez.

“El cristianismo no puede ser absorbido sin enseñanza,


de la misma manera que no se puede absorber la química,
la biología o gramática, o cualquier otra cosa.” Arthur G.
McPhee, Friendship Evangelism (Evangelismo de Amistad)
(Grand Rapids: Zondervan Pulishing House, 1978), p. 91.
Usado con permiso.

75
76

Una vez que la persona acepta a Jesús como Salvador y se


le anima a un seguimiento inmediato, el proceso no está
completo ni terminado. Nosotros los evangélicos, los cristianos
de la Gran Comisión hemos hecho un buen trabajo de
evangelización, pero hemos un pobre trabajo de discipulado. A
mí me gusta el término evangelización completa que incluye el
discipulado. En verdad, no hemos practicado realmente la
evangelización hasta que no hayamos hecho un seguimiento
inmediato con el nuevo convertido.

Seguimiento inmediato
Investigaremos cuatro maneras de hacer discípulos de los
nuevos creyentes. Si usted piensa de otras formas de hacer
discípulos, pues úselas. John Yarbrough dijo en una reunión
reciente de la Junta de Misiones Norteamericanas, “Es fácil
guiar a una persona a Cristo y hacerla orar la oración del
pecador, pero el trabajo viene en el seguimiento inmediato, el
discipulado. Debemos fortalecer nuestros esfuerzos en ese
aspecto.” ¿Qué tal si fueramos tan agresivos en mantener a la
gente como en ganarla? ¿Cómo respondemos a esta
declaración?: “Cuando visité la iglesia recibí 10 cartas, llamadas,
y visitas personales. Sin embargo, después de unirme a la
iglesia por bautismo no recibí más cartas, llamadas ni visitas.”
Esta declaración debería hacernos llorar. Dios no nos ha
llamado a poner a los bebés recién nacidos en un lugar donde
deban sobrevivir por sí mismos. El cuerpo de Cristo, la iglesia,
debe involucrarse en la tarea dada por Cristo de hacer
discípulos. Por supuesto que es un trabajo difícil, pero la meta
de presentar a creyentes maduros en Cristo nos da toda la
motivación que necesitamos. Nuestro deseo por el discipulado
debe ser igual al del apóstol Pablo “a quien anunciamos,
amonestando a todo hombre y enseñando a todo hombre en
toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a
todo hombre” (Colosenses 1:28).
Las cuatro formas de discipulado que estudiaremos son: 1.
Seguimiento personal, de uno a uno. 2. Los grupos pequeños
de la escuela dominical. 3. La clase de los nuevos creyentes. 4.
Los cultos dinámicos. Como mentor, hágale énfasis a sus
alumnos en la absoluta necesidad del discípulo. Desafíelos a
participar en grupos donde tengan que rendir cuentas. También
insista que su papel de ayudar a los nuevos creyentes se
conecta con la forma de hacer discípulos que su iglesia ha
establecido. Yo les digo a mis alumnos que cuando ellos guíen
a un pecador a Cristo, deben personalmente instruirlo o
encontrar a alguien o a un grupo que lo hará. D. James
Kennedy dijo “su responsabilidad como padre espiritual no se

76
77

cumple hasta que usted no haya hecho todo lo posible para


desarrollar a su discípulo a ser un miembro vital y reproductivo
de una iglesia local.”49

Nota para el mentor:


Pregunte a sus alumnos: ¿Cuáles son algunas de las
maneras en que su iglesia activamente hace seguimiento y
asimila a los nuevos convertidos en la vida de la iglesia? ¿
De qué modo usted participa en eso?”

“El ministerio comienza tan pronto como las personas son


salvas y se expande cuando ellas crecen en en su vida
cristiana y en su dedicación. Gene Mims, Kingdom
Principles for Church Growth (Los Principios del Reino para
el Crecimiento de la Iglesia) (Nashville: Convention Press,
1994), p. 105. Usado con permiso.

Seguimiento personal de uno en uno


Un método viable para el discipulado es un creyente maduro
tomando tiempo para discipular a un nuevo creyente. Este
modelo está demostrado en las Escrituras en Hechos 9:10-14 ,
en el encuentro de Ananías y Saulo. El versículo 17 dice el
Señor específicamente envió a Ananías al recién convertido
Saulo. Hay un gran potencial para crecimiento y discipulado en
este método de uno a uno. Yo recomiendo que hombres
discipulen a hombres y mujeres a mujeres, Los jóvenes
maduros deben discipular a otros adolescentes.
Otro recurso para discipulado personal es A Call to Joy de
Billie Hanks. Esta guía contiene siete lecciones con espacios en
blanco para que el creyente nuevo escriba sus respuestas
(muchos aprenden visualmente, y escribir ayuda a acelerar el
proceso de aprendizaje). A Call to Joy se ha diseñado para que
se complete de 7 a 10 semanas. Hanks cree que el método de
uno a uno es la mejor manera de instruir al creyente nuevo por
los siguientes beneficios: el factor de la amistad, ánimo y
crecimiento espiritual mutuo.50

“El discipulado es el punto en el ministerio de la iglesia


donde el reino de Dios es ganado o perdido.” Gene Mims,
Kingdom Principles for Church Growth (Principios del Reino
para el Crecimiento de la Iglesia), (Nashville: Convention
Press, 1994), p. 102. Usado con permiso.

49
D. James Kennedy, Evangelism Explosion, 4th. edition. (Wheaton, Il: Tyndale House, 1996),
p. 111.
50
Billie Hanks, Jr., A Call to Joy (Salado, TX: International Evangelism Association, 1994).

77
78

El beneficio principal de este seguimiento personal puede


resumirse en una palabra, relaciones personales. Una forma
excelente de cerrar la puerta de atrás de la iglesia desde donde
los nuevos creyentes se van, es estableciendo fuertes
relaciones. Hay muchas maneras de establecer este elemento
de relaciones, tales como grupos pequeños, y compañerismo,
pero el mejor es la amistad de uno en uno entre un Pablo y un
Timoteo (un creyente maduro y un nuevo creyente).
Toma esfuerzo y perseverancia desarrollar una amistad con
un nuevo creyente. El discipulador debe ser paciente y
dedicado al proceso. Las bendiciones y los beneficios son
significativos no sólo en el discipulador y el nuevo creyente sino
en la iglesia en general. El discipulador se hace amigo del
creyente nuevo y dedica bastante tiempo en nutrir esa relación.
El discipulador tiene también la oportunidad de presentar al
nuevo creyente a otros en la iglesia de modo que puede
establecer nuevas relaciones de amistad cristiana. Ese factor
de amistad puede ayudar grandemente a la iglesia a cerrar la
puerta de atrás. En su libro sobre evangelización y asimilación
titulado Finding Them, Keeping Them, Gary MacIntosh y Glen
Martin colocan la amistad como el primer principio en mantener
a creyente conectado con la iglesia local. 51

“El estudio bíblico constante a través de las clases y


departamentos de la escuela dominical provee la base del
discipulado. Una escuela dominical de la Gran Comisión
coloca a las personas en los grupos de estudio bíblico en
donde ellos pueden crecer en el entendimiento de la Palabra
de Dios y en la obediencia a sus mandamientos. Ofrece
oportunidades a los creyentes para animarse los unos a los
otros y también da la oprtunidad de ser responsables los
unos a los otros en madurar a la semejanza de Cristo.” Bill
Taylor, The Power to Change Lives (El Poder de Cambiar
Vidas), (Nashville: Convention Press, 1998), p. 17. Usado
con permiso.

Escuela dominical o grupos pequeños de estudio


bíblico
Los grupos pequeños de estudio bíblico de la escuela
dominical proveen un excelente vehículo para discipular y
asimilar al nuevo creyente en la iglesia. Las clases permiten al
nuevo convertido crecer y aprender con gente con la cual se
puede relacionar bien. Pero se necesita un planeamiento y un

51
Gary MacIntosh y Glen Martín, Finding Them, Keeping Them (Nashville, TN: Broadman &
Holman, 1992), p 16.

78
79

esfuerzo intencional de la clase para cumplir este propósito.


Thom Rainier señala que de 576 iglesias evangelizadoras
efectivas que él analizó ,”la metodología de la escuela
dominical fue la organización de uso mayoritario.”52
Los grupos pequeños de estudio bíblico de la escuela
dominical le dan a los miembros amplias ocasiones de fomentar
relaciones, y una clase propiamente organizada da a sus
miembros amplias oportunidades de servicio. Una persona
puede fácilmente entrar por la puerta de frente de la adoración
y salir por la puerta de atrás de no hacer nada, si no es
incorporada en un grupo pequeño de estudio bíblico de la
escuela dominical. ¿Cómo debe ser esa clase? Rainier contesta
esa pregunta diciendo: “Una clase de escuela dominical
saludable espera que sus miembros que estén presentes
semanalmente para el estudio bíblico, que participen en
ministerio con el grupo, y que realicen trabajos para alcanzar a
otras personas fuera del grupo”53
Recientemente hubo un surgimiento entre muchos que
enfatizan los grupos pequeños de estudio bíblico y alcanzar a
otros en lugar del compañerismo. (El compañerismo y el estudio
bíblico son aspectos importantes de las clases de escuela
domincal, pero estos deben tener un papel inferior al
evangelismo y el discipulado.) Uno de los mejores libros
escritos sobre este tema es el de Ken Hemphill: Revitalizing the
Sunday Morning Dinosaur (Revitalizando el dinosuario del
domingo de mañana).54 Con mucha claridad Hemhill dice:
Al llevar a cabo conferencias en distintos lugares
pregunté a los participantes, “¿ Cuál es el papel de la
escuela dominical?” Generalmente las respuestas
fueron”compañerismo” y “estudio bíblico”. Esos son
importantes, pero el compañerismo y el estudio bíblico no
son los propósitos establecidos de la escuela dominical, si
es que va a funcionar como una herramienta de crecimiento.
El propósito de la escuela dominical es cumplir la Gran
Comisión.”55
El cumplir la gran Comisión incluye tanto el evangelismo
como el discipulado, y uno no puede correctamente discipular a
un nuevo creyente sin asimilarlo en una iglesia del Nuevo
Testamento. Los grupos pequeños de estudio bíblico de la
escuela dominical proveen la organización y estructura donde el
nuevo creyente puede recibir alimento y enseñanza. El punto

52
Thom Rainier, Effective Evangelistic Churches (Nashville: Broadman & Holman, 1996), p. 173
53
Ibid, pág. 177.
54
Ken Hemphill, Revitalizing the Sunday Morning Dinosaur (Nashville:Broadman and Holman,
1996, p. 9.
55
Ibid, p. 4

79
80

crítico que debemos recordar es que esos grupos de la escuela


dominical, no llegan a ser grupos de discipulado sin esfuerzo. Si
los miembros de esas clases, inluyendo el maestro, hacen el
esfuerzo de transformar esa unidad de estudio en una unidad
evangelistica, que busca discipular y asimilar a los nuevos
creyentes eso ocurrirá. Las clases de nuevos creyentes son
importantes, pero las mejores posibilidades para ayudar a la
madurez de los nuevos creyentes vendrá a través de los grupos
pequeños de estudio bíblico de la escuela dominical. Yo
también soy un proponente del grupo pequeño de estudio
bíblico de la escuela dominical que “provee la experiencia de
los grupos pequeños que todo creyente necesita.”56

Clases De Nuevos Creyentes


Una clase de nuevos creyentes consiste de un maestro y
aquellos que han aceptado a Cristo recientemente. La clase se
reúne por unas cuatro semanas y dura unas dos horas. No
tiene que reunirse en la iglesia, aunque eso puede ser
conveniente. Puede ser en un hogar y tener los beneficios de
un grupo pequeño de estudio bíblico. El reunirse en un hogar
provee un ambiente más cálido e informal. Si usted tiene
clases de nuevos creyentes, esté seguro de hacerlo en forma
correcta. Esa puede ser la primera oportunidad colectiva para
su crecimiento espiritual como una nueva creación en Cristo. El
líder de este grupo debe ser alguien con un corazón que ama a
Dios y a la gente y que tiene el ferviente deseo de ver a los
nuevos creyentes bien cimentados en las cosas básicas de la
vida cristiana.57
El método más eficaz para el discipulado y la asimilación de
las iglesias evangelísticas, son los grupos pequeños de estudio
bíblico y de la escuela dominical. El segundo método más
eficaz es el de las clases de los nuevos miembros. El foco
principal de esas lecciones es tener expectativas claras. Los
nuevos creyentes deben ser instruídos acerca de lo que Dios y
la iglesia espera de ellos. Rainer hace una lista de lo que se
ofrece a los nuevos creyentes que se unen a una iglesia local:
ƒInstrucción doctrinal. Esas son las verdades de la
palabra de Dios. Se espera que sean obdedientes a su
llamamiento.
ƒOrientación sobre la iglesia. Aquí se debe dar
información clara acerca de la iglesia. Se debe dar esto

56
Ibid, p. 30
57
Walter A. Henrichson, Disciples Are made Not Born, (Wheaton, Il:Victor Books,
1983) pp. 95-106.

80
81

porque se espera que sean miembros contribuyentes con


sus dones en servicio y con sus bienes.
ƒConocimiento de la orientación del ministerio. Hay
lugares de servicio en la iglesia. ¿Dónde usted servirá?
ƒAprendiendo la visión y el propósito de la iglesia.
Dios a llamado a nuestra iglesia a un propósito
específico en un tiempo específico. ¿De qué modo usted
contribuirá a ese propósito?58

Servicio de Adoración
A primera vista es difícil pensar que un servicio de adoración
pueda discipular a un nuevo creyente. Pero el tiempo de
adoración congregacional da la oportunidad de participar en las
mismas actividades que se llevan a cabo en grupos pequeños.
Por ejemplo en el servicio de adoración los participantes oran,
estudian la Biblia, tienen compañerismo, cantan, alaban a Dios,
y así por el estilo. ¡Qué momento de inpiración es para el nuevo
creyente ver a otros cristianos adorando a Dios! Se siente
movido a unirse en el servicio de adoración y por lo tanto su
nuevo caminar con Cristo se profundiza. El servicio de
adoración no reemplaza los otros medios discutidos
previamente. Por el contrario, el tiempo de adoración
congregacional aumenta la manera como los nuevos creyentes
son discipulados.

58
Rainer, p.179

81
82

Sesión 8—Pescar: La comision


para toda la vida
Propósito: El propósito de esta sesión es ayudar a sus
alumnos a solidificar sus convicciones y animarles a
continuar creciendo como testigos de Cristo, y llegar
a ser mentores a otros testigos. Les da también la
oportunidad de practicar el compartir su testimonio
de LA RED, que incluya el seguimiento inmediato.

Asignatura del mentor:


Preparándose para ser Mentor
ƒSi no ha leído la sesión 8 del Manual del alumno, hágalo
antes del tiempo del mentor.
ƒRecoja el folio de visitación antes de la reunión.

Tiempo del mentor


1. Permita que los alumnos practiquen compartir el
testimonio, sacar la RED y el seguimiento inmediato
como está bosquejado en la asignatura del estilo de vida
al final de la sesión 8.
2. Anime a sus alumnos a continuar practicando la
asignatura del estilo de vida, presentar el evangelio a
amigos , familares y conocidos no creyentes y a visitar
los simpatizantes de los grupos pequeños de estudio
bíblico en forma regular. Anímelos a que hablen con el
líder de la RED acerca de la posibilidad de llegar a ser
mentores en el ciclo siguiente de la RED.
3. Instrucciones para las visitas en los hogares:
ƒPida a sus alumnos que decidan quien va a compartir
eche la RED y las Partes 1 (El Camino), 2 (La
Verdad) y 3 (La Vida) de su testimonio, sacar la RED,
y el seguimiento inmediato en el primer hogar. Si solo
uno de los alumnos tuvo la oportunidad de hacerlo la
semana pasada, deje que el otro lo haga esta
semana.
ƒSeñale que usted y el otro alumno deben tomar ahora
el papel de “compañeros silenciosos de oración”.
4. Comparta los nombres de las personas a las que
visitarán y las circunstancias de las visitas.
5. Nota: Si no encuentran a nadie en la casa, vayan a la
casa de al lado, a una lavandería, a un mall, restaurante,
a una esquina, o a la casa de uno de los miembros de la
iglesia para practicar el testimonio, sacar la RED y el
seguimiento inmediato.

82
83

“¿Usted cree lo que usted me dice, capellán? Un condenado


a muerte le comentó a su capellán cuando le estaba
hablando de Cristo. ‘Si yo creyera que su evangelio es
verdad, cruzaría de rodillas sobre vidrios todo Inglaterra para
contárselo a todo el mundo.’ Seguramente la urgencia de
nuestro testimonio medirá la realidad de nuestras
creencias.” Leighton Ford, The Christian Persuader (El
Cristiano Que Persuade) (Minneapolis:World Wide
Publications, 1966), p. 31. Usado con permiso.

Mientras lee estos párrafos, usted probablemente ha


enfrentado una infinidad de sentimientos en cuanto a compartir
el evangelio, entusiasmo, expectativa, ánimo, y sí, también
temor e incertidumbre. Espero que también tenga una gran
carga por aquellos que no conocen a Jesucristo y que viven en
su vecindad. La razón por la cual muchas personas no se
salvan es porque nadie les ha hablado de Jesucristo. Usted
ahora tiene la capacidad de decirle a otros cómo ser salvos, por
lo tanto hágalo.
Use lo que ha aprendido, y aprenda más acerca del Dios
que lo usará en su viña. Usted nunca sabe lo que puede pasar.
Bill Bright nunca pensó que una simple oportunidad de
compartir a Cristo le llevaría a comenzar “La Cruzada
Estudiantil Internacional”, la organización cristiana fuera dela
iglesia más grande. Leamos acerca de sus comienzos:
Al poco tiempo de que Vonette y yo comenzamos a
trabajar con estudiantes universitarios en la Universidad de
California en Los Angeles, se nos pidió que habláramos a un
grupo femenino de la universidad. Debido a la actividad de
los comunistas en la universidad, el periódico estudiantil y el
gobierno estudiantil estaba dominado por la extrema
izquierda. Cuando me preparaba para hablar, oré para que
Dios quebrara ese ambiente y alcanzara a lo menos a una
de las jóvenes estudiantes.
El grupo se llamaba “la casa de la mujeres bellas” y en
verdad lo eran. Sesenta de ellas se reunieron en la sala de
su residencia cuando yo prediqué. Al finalizar, dije, “Si
alguna de ustedes quiere conocer a Cristo personalmente,
venga y dígamelo.”
Oré por una o dos, Pero al final por lo menos treinta de
esas hermosas mujeres hicieron una línea deseando ser
cristianas.
Siendo que esta era mi primera reunión en la cual hice
una invitación clara a los que quisieran aceptar a Cristo, yo

83
84

no sabía que hacer. Por lo tanto hice lo que cualquier


persona de negocios haría, convoqué a otra reunión.
“Vonette y yo queremos invitarles a todas ustedes a
nuestra casa mañana por la noche,” anuncié. “Hablaremos
más acerca de cómo conocer a Cristo personalmente.
¿Cuántas de ustedes vendrán?” La mayoría aceptó venir y
algunas hasta trajeron a sus novios. Casi todas oraron la
oración de confesión esa noche, entregando sus vidas a
Jesucristo. De ese núcleo nació el ministerio llamado
“Cruzada Estudiantial para Cristo” y se extendió no sólo en
esa universidad, sino por todo el país y el mundo entero.
Esas inteligentes damitas y sus novios estaban con
hambre de oír las buenas nuevas de salvación. Ellos
estaban esperando que alguien les hablara y les dijera cómo
ser salvos.59
Desafortunadamente, no todos aquellos a quienes les
testificamos, dirán que sí de inmediato. Recuerde que no todas
las personas deciden aceptar a Jesucristo, aunque lo hayan
conocido personalmente, como el joven rico. Sin embargo,
muchos lo hicieron. El evangelio de Marcos registra a cuatro
pescadores, Pedro, Andrés, Jacobo y Juan, quienes pasaron de
pescar peces a pescar personas. Cuando Jesús llamó a Pedro
(Simón) y a Andrés, los encontró echando sus redes (Marcos
1:16-17). De inmediato las dejaron las dejaron para seguir a
Cristo. Después, nuestro Señor encontró a Jacobo y a Juan
cuidando sus redes. Todos ellos las dejaron para seguir a Jesús.

“Recuerde que estamos edificando puentes a personas


reales, no simplemente acumulando decisiones para Cristo.
El edificar puentes es un proceso, no un proyecto. Y
requiere mucha paciencia que Dios nos da.” Sharing Christ
When You Feel You Can’t (Compartiendo a Cristo Cuando
Usted Piensa Que no Puede), por Daniel Owens, 1997, p.
110. Usado con permiso de Crossway Books, una división
de Good News Publishers, Wheaton, Illinois.

La Responsabilidad de Testificar
El tirar las redes demuestra el gozo de pescar, la emoción
del pez cuando pica. El remendar las redes indica
responsabilidad, si usted no remienda la RED, finalmente el pez
se escapa. El pescar es la metáfora perfecta del ganar almas.
Hay gozo al pescar un pez. Para el verdadero pescador, hay
una emoción en simplemente estar allí, en los elementos,
oliendo el aire del lago y lo demás. Pero el verdadero pescador
59
Bill Bright, “In the House of Beautiful Women, in 50 Great Soul-Winning Motivational Sermons,
compilados por Jack R. Smith, (Atlanta: NAMB, SBC, 1994), pp. 269-70.

84
85

sabe cómo cuidar de su red. Esto es algo que no nos gusta,


pero es vital.
De la misma manera, nosotros tenemos que compartir a
Jesús, no porque nos agrade sino porque es vital. Cuanto más
usted testifique, más conocerá el gozo que viene con participar
en el privilegio de compartir las buenas nuevas.
En este punto, usted comenzará a darse cuenta que de vez
en cuando le vendrán pensamientos tales como “necesito
testificarle a esta persona”, o “necesito darle un tratado a esta
mesera.” Usted empezará a aprender a sentir al Espíritu de
Dios obrando en su corazón, moviéndolo a testificar, lo cual es
algo bueno. Estar conciente de las oportunidades de compartir
a Cristo significa que Dios está obrando en su vida. Usted
puede preguntarse, “¿Cómo puedo estar seguro que es Dios
quien me está moviendo a testificar?” Es así como lo sabe, sus
rodillas se ponen débiles, su estómago se pone nervioso, sus
manos empiezan a transpirar, usted siente que está por vomitar.
Siente como si tuviera la gripa. Está bien, no es así con todo el
mundo. Pero para algunos el testificar les hace sentirse de esa
manera.
Hablando sinceramente, ¿no es eso lo que sintió cuando se
enamoró por primera vez? El amor tiene la característica de
enfermarnos. Su amor por Cristo le afectará de la misma
manera. Creáme que eso es algo bueno. Cuanto más usted
actúe bajo la dirección del Espíritu Santo, lo más natural le será
compartir a Cristo. Espere sentirse nervioso, pero obedezca la
voz de Dios.

Responsabilidad y Madurez Cristiana


Una de las marcas de un cristiano maduro es su deseo de
servir más al Señor con un sentido de responsabilidad que de
emoción. No me entiendan mal, después de 30 años de ser
cristiano, todavía sigo emocionado con mi fe. Pero debemos
darnos cuenta de la resposabilidad que tenemos de compartir
las buenas nuevas. Esa responsabiliad no quita el gozarnos al
cumplirla. Quizás usted se haya dado cuenta del gozo inmenso
que hay al compartir a Cristo con otros. Después de todo, ¿no
hay gozo en oír las palabras “bien buen siervo y fiel” del
Todopoderoso Dios?
Una cosa es hablar de testificar y otra es hacerlo. Me
encanta llevar a los laicos a testificar para que se den cuenta
que es agradable hacerlo.
Una vez llevé a un grupo a una lavandería en Carolina del
Norte para llevar a cabo evangelismo de servicio. La gente que
iba conmigo nunca había salido a testificar de Jesucristo. Ellos
estaban nerviosísimos. Conseguimos monedas y le pedimos

85
86

permiso a la gente para pagarles por el lavado. Casi todo el


mundo dijo que sí y muchos se sorprendieron de nuestra
generosidad. Les dijimos que estábamos mostrando el amor de
Dios en maneras prácticas. Después les pedimos permiso para
compartirles el amor de Cristo. Alguna de nuestra gente
comenzó a leer porciones de las Escrituras a los interesados.
Mi grupo compartió largamente con un hombre joven
mientras su esposa escuchaba. El no creía en Cristo, pero era
bien receptivo y atento. Su esposa era creyente que había
tratado por un tiempo de ganarlo. No sólo compartimos a Cristo,
sino que le dimos mucho ánimo a una joven esposa y madre.
Mientras compartíamos con ellos, una señora mayor se me
acercó y me dijo, “Yo voy a una iglesia donde no se acostumbra
a testificar de Cristo, ¿cómo podría ayudar a mi iglesia a que
comience a hacerlo?” Le di unos cuantos tratados y le dije que
se uniera a nosotros. Como resultado de ese trabajo un
domingo de tarde, se compartió el evangelio, los creyentes
fueron animados y por lo menos una iglesia escuchó que hay
gozo en testificar.

El Ejemplo de Jim Elliot


Jim Elliot fue un hombre que arriesgó su vida para servir a
Jesucristo. El murió en 1956 , junto con otros misioneros al
tratar de alcanzar a los indios aucas en el Ecuador con el
mensaje de Cristo. El riesgo que tomó fue mucho más grande
que el que nosotros podemos tomar. Y él nunca se arrepintió de
haberlo hecho así.
Elliot se graduó de la universidad de Wheaton en 1949.
Durante su último año, escribió lo siguiente,” No es ser tonto dar
lo que no se puede guardar para ganar lo que no se puede
perder.” Esas fueron palabras proféticas, porque siete años
después, cuando andaba en los veinte, iba a dar su vida
terrenal por la eterna.
En su segundo año en Wheaton, Jim estaba convencido de
que Dios lo estaba dirigiendo para entregar su vida al servicio
misionero en Sud América. En el verano después de su primer
año escribió, “Estoy feliz de tener la oportunidad de predicar el
evangelio de la gracia incomparable de Dios a los estoicos
indios, tan paganos. Yo solo espero que Dios me permita
predicar a aquellos que nunca oyeron el nombre de Jesús.
¿Qué cosa hay mejor en la vida? No conozco de nada mejor.
‘Señor, envíame a mí!”60

60
Elisabeth. Elliot, Trough Gates of Splendor (Wheaton:Tyndale, 1981), p. 18.

86
87

No mal entiendan, Elliot no fue una persona rara que no se


entendía con sus colegas que tuvo que escapar a una tierra
foránea. Para nada, él fue campeón de lucha, un estudiante con
honores, un poeta amateur, y muy admirado por los estudiantes
de Wheaton. Si usted cree que los misioneros son personas
que no pueden conseguir un trabajo regular, piénselo dos veces.
Jim Elliot describe bien el balance que hay entre el privilegio
y la responsabilidad de testificar. Escribió en su Diario, el
primero de diciembre de 1951: “Al leer las Escrituras encuentro
un gran poder moral. En ellas yo llego a ser conciente de que
hay dos fuerzas para el bien... el temor de Dios y la gracia de
Dios. Sin el temor de Dios no puedo dejar de hacer malo; el
temor de Dios nos limpide. Sin la gracia de Dios yo no tendría
de deseo de acercarme a lo positivo de la bondad. Uno es lo
que detiene el mal, el otro nos anima a hacer lo bueno.”61
Recuerde que cuando fuimos salvos le entregamos toda
nuestra vida al Señor, “Porque habéis sido comprados por
precio, glorificad, pues, a Dios con vuestros cuerpos” (1
Corintios 6:20). Cuando Jacobo y Juan dejaron sus redes para
pescar hombres, Lucas nos dice, que “dejándolo todo, le
siguieron” (Lucas 5:11). Entréguese completamente a El y
nunca se arrepentirá.
Muy pocos, o quizás ninguno de nosotros enfrentará el
martirio como Elliot. Pero, seguir a Cristo siempre trae
dificultades. Los discípulos, muchos de los cuales, pasaron
años en sus botes pescando, enfrentaron temores. ¿Recuerda
cuando Jesús dormía en el bote mientras los discípulos se
morían de miedo por la tormenta? Jesús al despertar, la calmó
(Marcos 4:37-41). ¿Qué nos dice esto a quienes pescamos
niños, hombres y mujeres y pasamos por tiempos de
tormentas? Nos dice, en primer lugar, que Jesús siempre está
con nosotros; y segundo, que Jesús calmará esas tormentas.
El saber esto puede aliviar nuestros temores de testificar.
Quizás el pasaje más claro en cuanto a esto se encuentra
en
2 Corintios 5:10-11. Pablo nos recuerda que debemos
comparecer ante el tribunal de Cristo. Esto se refiere al asiento
reservado en los tribunales. Ese tribunal no es para salvación,
está reservado para los creyentes que han sido lavados por la
sangre de Cristo. Este juicio tiene que ver con el trabajo que
hemos llevado a cabo en esta vida por causa de Cristo.

El Privilegio de Testificar
El privilegio de honrar a Jesús
61
Elliot, Shadow of the Almighty (Grand Rapids: Mich.: Zondervan Publisning House, 1958), pp.
155-56.

87
88

Una actitud de gratitud es lo que hace a un deportista un


campeón antes que un mero competidor. Algunos equipos sólo
se conforman con participar en una de las finales. Otros
reconocen el privilegio y la ocasión especial de estar allí.
Cuando llegan a ese punto, no están contentos con jugar, sino
que aprovechan la oportunidad sabiendo que quizás sea la
última que tengan.
Lo mismo es con testificar. No tenemos la idea qué impacto
podemos tener en otros.
La esposa de uno de mis estudiantes fue al dentista hace
poco. Cuando la higienista dental le limpiaba los dientes, notó
una tristeza en ella. Después de preguntarle la razón, le
confesó que su padre se estaba muriendo. Aunque el padre
vivía como a 20 millas de distancia, le pidió la dirección y fue a
visitarlo cambiando los planes de ese día. Cuando llegó allá, el
hombre se sorprendió que alguien que no lo conocía viajara 20
milas para visitarlo. La dejó entrar en la casa, escuchó el
evangelio y fue ganado para Cristo. A la semana, murió. La
higienista dental quedó tan agradecida por la salvación de su
papá, que ella y la testigo llegaron a ser grandes amigas. Estar
en la agenda del Señor significa que a veces debemos cambiar
nuestros planes para hacer lo que es más importante.

“Testificar es la responsabilidad de todo creyente, y


ganar a hombres y mujeres para Cristo es el privilegio de
todo cristiano.” Arthur G. McPhee, Friendship Evangelism
(Evangelismo de Amistad) Grand Rapids:Zondervan
Publishing House, 1978), p. 71. Usado con permiso.

El privilegio de tocar la eternidad


Permítanme darles ejemplos bíblicos de ganadores de
almas:
ƒMateo--Mateo fue un recaudador de impuestos pagano
que siguió a Jesús. El invitó a Jesús a su casa junto con
algunos de sus amigos. Los fariseos criticaron a Jesús
por juntarse con los pecadores. ¿Cuál fue la respuesta
de Jesús”. No he venido a llamar a justos, sino a
pecadores, al arrepentimiento”(Mateo 9:13). Por lo tanto,
un ejemplo de un ganador de almas es abrir su casa a
los perdidos para que ellos puedan gozar de la presencia
de Jesús, y escuchar el evangelio.
Véalo de esta manera--todo lo que tenemos y somos
es un don de Dios, incluyendo la comida que ponemos
en nuestra mesa. Por lo tanto, tenemos el privilegio
dado por Dios de compartir su amor.

88
89

Un ejemplo de esta clase de evangelismo contagioso


ocurrió cuando un grupo de personas del sur del estado
de Indiana estaba tomando un curso de evangelismo.
Dos pastores y un ministro de música estaban
almorzando en un restaurante durante un receso.
Mientras estaban allí divirtiéndose y regocijándose de
las cosas que el Señor estaba haciendo en sus vidas,
una de las meseras se quedó mirándoles asombrada del
gozo que veía en ellos. Ustedes son tan educados y
amistosos conmigo, ella recalcó. El ministro de música
la miró y le dijo, “La razón por la cual estamos tan felices
es porque Jesucristo ha hecho un cambio en nuestras
vidas.” Ella hizo una pausa y el pastor comenzó a
compartirle el evangelio. Ellos se alejaron a un rincón del
restaurante para permitirle que respondiera. De pronto la
llamaron a servir otra mesa. Por lo tanto, pensaron que
habían sembrado una semilla, y que con eso bastaba.
Pero no fue así, cuando ella terminó de servir la otra
mesa, tomó una silla y se sentó con ellos. El ministro de
música se puso de pie y comenzó a servir café a la otra
mesa, para que el otro pastor terminara compartiéndole
el evangelio. Finalmente ella aceptó a Jesucristo allí en
el restaurante. Evangelizar es contagioso.
ƒLos discípulos enviados por Jesús--Otro ejemplo es
cuando Jesús mandó a sus discípulos de dos en dos. En
Mateo 10 así fue. Puede usted imaginarse la escena,
Dios mismo ha venido a la tierra , y ha elegido a hombres
para ser sus discípulos, y les dio a ellos el privilegio de ir
y anunciar a otros el evangelio de Jesucristo. Les
recordó a ellos que no iba a ser fácil la tarea, pero que
sería un honor.
ƒPablo—Su vida exudaba evangelismo. Al él no le
importaba si estaba delante del César o pudriéndose en
una cárcel romana, él se gozaba en compartir a Cristo.
Veamos algunos lugares donde testificó:
x En una isla delante del gobernador
x A un grupo de mujeres en Filipos
x Después de un tumultuoso naufragio
x Delante de los oficiales del gobierno—Festo, y Félix
x Delante de los filósofos de Atenas
x A los guardias romanos mientras estaba en la cárcel
y al carcelero de Filipo

“Piense que pasaría si cada cristiano evangélico llevara a


una persona a los pies de Cristo cada año. Si nosotros
empezamos solamente con doce cristianos dedicados, y

89
90

cada uno de ellos lleva a una persona a Cristo y la


discipula, el año siguiente habrá 24 creyentes. Si a su
vez, cada uno de ellos lleva a Cristo y discipula a una
persona, el tercer año habrá 48 creyentes.Tomará
menos de 30 años evangelizar a los seis mil millones de
personass que habitan el planeta tierra. Si en ese tiempo
la población se duplica tomará un año más.” Tomado de
Cristianismo en crisis, 1993,
p. 319. por Hank Hanegraaff. Publicado por Harvest
House Publishers, Eugene, Oregon 97402. Usado con
permiso.

La razón de la existencia de Pablo puede resumirse en la


expresión “conocer a Cristo y hacer que Cristo sea conocido”. A
pesar de su gran amor por Jesucristo, Pablo también vivía con
el peso de la responsabilidad de compartir a Cristo. Fíjese en
sus palabras:
y“Estoy limpio de la sangre de todos” (Hechos 20:26).
Pablo había buscado ser consistente en su testimonio,
sabiendo que tenía que rendir cuentas de ello.
y “Predica la palabra, a tiempo y fuera de tiempo”
(2 Timoteo 4:2).
y“Porque deseara yo mismo ser anatema , separado de
Cristo, por amor a mis hermanos, los cuales son mis
parientes” (Romanos 9:3). Pablo estuvo dispuesto a
perder su salvación si con ello otros se pudieran salvar.

Nota para el mentor:


Comience a ver las oportunidades de testificar que tiene su
grupo como un honor. Pero recuerde que Dios está mirando
desde los cielos, sonriendo, satisfecho de su obediencia.”

Es un honor, y un privilegio poder separar tiempo de


nuestras acrividades para cpmpartir las buenas nuevas de
salvación.

90
91

Conclusión—La Jornada Continúa


“El primer paso en comunicar el evangelio es desarrollar
una relación con el inconverso. En parte, esto incluye usar
su testimonio personal como un puente para la presentación
de las buenas nuevas.” Tomado de Cristianismo en Crisis,
1993, p. 318 por Hank Hanegraaff. Publicado por Harvest
House Publishers, Eugene, Oregon, 97402. Usado con
permiso.

En el libro Making Friends for Christ (Haciendo Amigos por


Cristo), Wayne McDill describe un encuesta que él llevó a cabo
durante cierto período de tiempo. McDill le pidió a los
participantes que nombraran las personas que cumplieran los
siguientes requisitos: 1) sus conocidos a quienes conoce por
nombre; 2) esas personas que viven en los alrededores de su
iglesia; 3)muestran evidencias de no ser cristianos.62 Como
promedio, cada persona mencionó a 12 personas, lo cual da
una excelente oportunidad para compartir el evangelio.

Nota para el mentor:


Pida a sus alumnos que escriban los nombres de personas
que conocen que estén dentro de los requisitos menciados
anteriormente.

Mientras que muchas personas con quienes usted comparte


su fe, no sean las que usted tiene contacto permanente, hay
muchos, muchos que usted ya conoce que posiblemente no
son salvos. Usted ya tiene una relación con ellos, pues son sus
parientes, vecinos, o compañeros de trabajo. Y hay otros que
usted irá conociendo que deben conocer a Jesucristo.
Jack Smith le ha dado una importancia tremenda a alcanzar
amigos para Cristo en su libro, Friends Forever (Amigos para
Siempre):
Aquí hay una tremenda verdad bíblica que motiva a
muchos creyentes a ir más allá de la amistad para compartir
la fe: Si el Señor no es Señor de los dos, la amista es sólo
temporaria, y un día cuando le tenga que dar el último adiós,
será para siempre; nunca se verán más. La importancia vital
de esta verdad no puede enfatizarse demasiado. Estamos
hablando de la posibilidad real de que alguien no vaya al

62
Wayne McDill, Making Friends for Chris,(Nashville: Broadman Press, 1979), p. 29.

91
92

cielo, que pase la eternidad en el infierno; apartado de


Cristo y de usted.”63

Cómo mantener el fuego de


testificar
Tenga una lista de personas
Una de las mejores cosas que usted puede hacer una lista
de personas que usted está tratando de alcanzar. El equipo
pastoral de la Iglesia Bautista la Fe de Youngsville, Carolina del
Norte tiene la siguiente declaración de misión: “Encuentre a
quien necesita a Cristo, aliméntelo con la Palabra, hasta que
esté bien establecido en Cristo. “ Para implementar esto, el
equipo anima a los miembros a participar en un método de
“cuatro por cuatro” para alcanzar a sus amigos para Cristo. Ese
cuatro por cuatro significa:
Cuatro personas—amigos que busca ganar para Cristo.
Cuatro oraciones—Orar cuatro veces por ellos diariamente
por salvación.
Cuatro fiestas—Cuatro eventos anuales de la iglesia
destinados a animar a esos amigos a asistir para ver a
Jesús en ustedes.
Para Cristo—hecho para la gloria de Dios. Escribir en la
cubierta de sus Biblias los nombres de por lo menos cuatro
personas que quiere alcanzar.

Sea fiel en testificar sin considerar los resultados


Póngase por un momento en el lugar de la persona perdida.
A veces solo puede necesitar tiempo para pensar acerca del
evangelio después que lo ha oído. Muchas personas nunca han
oído con claridad el evangelio. Algunas personas pueden
aceptar el evangelio la primera vez que lo oyen. Otros no, por lo
tanto nuestro testimonio es una parte del proceso que el
Espíritu Santo usa para mover a la persona a la conversión.
Permítame recordarle de nuevo, usted ya ha triunfado
cuando testifica sin importar el resultado. Gócese en la pesca
tanto como el sacar peces, en plantar la semilla tanto como en
cosecharla. Un pastor estaba desanimado porque en un año
solo un muchachito se había convertido. Ese muchacho un día
le preguntó al pastor, “ Pastor, ¿usted piensa que yo puedo ser
un misionero o un pastor?” Ese muchacho fue Roberto Moffat ,
que abrió el Africa al evangelio e influyó en David Livingstone.64

63
Jack R. Smith, Friends Forever (Atlanta: Home Mission Board, 1994), p. 8.
64
J. B. Fowler, Living Illustrations (Nashville: Broadman Press, 1985), p. 56

92
93

Recuerde que nosotros miramos las cosas de la perspectiva


terrenal, pero nuestro Dios las mira desde la eternidad. El 18 de
junio de 1815 el duque de Wellington dirigió el ejército británico
contra Napoleón y sus tropas en Waterloo, Bélgica. Se cuenta
la historia de cómo las noticias se enviaron a la catedral de
Winchester por señales. Los que allí se reunieron vieron que la
señal que apenas se leía por la niebla decía” Willington
derrota...” y creyeron que decía “derrotado”. Pero cuando se
levantó la niebla se leyó el mensaje completo, que decía,
“¡Wellington derrota al enemigo!”65 Todo cambió cuando vieron
la historia completa. Nosotros un día veremos la historia
completa, mientras tanto confiemos en el Señor.

“Eventos tan simples como almorzar juntos, o ir a pescar


con alguien que necesita conocer a Cristo deberian iniciar
un proceso, que culminará, bueno que nunca culminará.” Bill
Haybels y Mark Mittelberg, Becoming a Contagious Christian,
(Llegando a Ser un Cristiano Contagioso), (Grand Rapids:
Zondervan Publishing House. 1994), p. 116. Usado con
permiso.

¿Cómo cultivar una relación con la cual usted puede


testificar con el correr del tiempo? Jack Smith, en su libro
Friends Forever (Amigos para Siempre), señala una manera
simple.66
Un Lugar—Invite a una persona que quiere ganar para
Cristo a ir a algún lugar juntos. Eso le permite pasar tiempo con
ella. Invítela a la clase de la escuela dominical, a un concierto
en la iglesia, y a cualquier otra ocasión apropiada.
Ayuda—Pídale a la persona que le ayude en algo. Casi
nunca he oido decir esto, pero eso es lo que Jesús
exactamente hizo con la mujer samaritana, le pidió de beber.
Pídale a la persona que le ayude con alguna actividad de la
iglesia. O con alguna cosa que él sabe y usted necesita ayuda.
Nuestro Casa—Invite a la persona a su casa, para almorzar
o tomar café.
La Casa de Él.-- Visite el hogar de la persona. Usted puede
implementar esas actividades durante un periodo largo de
tiempo, de acuerdo con las costumbres de la persona.

“... la persona de afuera ( o el incrédulo) se dará cuenta que


no nos interesa estar con él en el cielo, si no queremos que
él esté en nuestra casa aquí en la tierra. Cuando los

65
Ibid, p. 52
66
Smith, Friends Forever, p. 12

93
94

creyentes se relacionan con los inconversos, de modo que


Cristo se revele a través nuestro, la vida se llena con la
convicción de que Cristo fue levantado para atraer a todos a
Sí mismo.” Ralph Neighbour, Jr. The Touch of the Spirit, (El
Toque del Espíritu), (Broadman, 1972) p. 95.

Aprenda a Oir a las Personas


Al continuar estableciendo relaciones con individuos para
compartirles de Cristo, sus habilidades de saber escuchar serán
muy importantes. Aprenda a mirar a los ojos, mostrar interés
sincero, y responder con palabras y hechos.
Pruebe hacer esto. Vaya a un centro comercial, o a una
cafetería, donde haya gente sentada. Siéntese a lado de
alguien y entable una conversación. Deje que la otra persona
elija el tema, usted simplemente escuche. No es difícil aprender
a escuchar. Nuestro problema casi siempre es que estamos tan
ansiosos de hablar que no prestamos atención a lo que la otra
persona está diciendo.
Si en verdad queremos conocer a la persona a fin de amarla
y atraerla al reino de Dios, debemos dejar que ella elija de qué
quiere hablar. Escúchela atentamente, y verá como de una
manera suave podemos llevarle al tema del evangelio, sin usar
ninguna técnica de manipulación de ventas. De hecho, por solo
escucharle, ellos se abrirán a su mensaje. Hay personas
totalmente desconocidas que después de escucharles por 15
minutos me contaron toda la historia de su vida. Hay personas
que están tan solas que se pasan horas enteras en las charlas
del Internet. Eso les permite la posibilidad de permanecer
anónimos mientras cuentan lo que pasa en sus vidas. Los
creyentes debemos ser buenos oyentes. Recuerde que a las
personas no les interesa mucho lo que usted conoce, hasta que
ellos llegan a conocer cuánto usted se interesa por ellos.
Por lo tanto, aprender a escuchar a la gente puede ser un
medio poderoso para compartirles a Cristo.
La razón principal por la cual la gente rechaza el evangelio
no está en sus mentes sino en sus voluntades. Ellos no quieren
someterse a Dios, ni quieren vivir con normas diferentes de
moralidad. Paul Little nos recuerda esto:
Yo he tenido personas que me dicen,”usted respondió bien
a todas mis preguntas.” Entonces después de darles gracias
por ese cumplido, les digo” ¿entonces usted aceptará a
Jesucristo ahora?” Y la respuesta casi siempre es, “creo que
no.“ Y les digo, “¿Por qué no?” “Porque eso significará hacer
cambios radicales en mi vida.”

94
95

Mucha gente no está dispuesta a que nadie, incluyendo a


Dios, dirija su vida. No es que no pueden creer, es que no
quieren creer.67
Su amistad con ellos, con el tiempo, puede ser un arma
poderosa del Espíritu de Dios, para mostrarles su necesidad de
entregar sus vidas a Dios.
Testificar en relación al ambiente de la iglesia

“Las posibilidades para edificar puentes existen alrededor


nuestro si estamos dispuestos a vencer nuestros temores, y
dejar que el amor hacia Dios, y por la gente fluya por medio
nuestro.” Sharing Christ When You Feel You Can’t
(Compartiendo a Cristo Cuando Piensa que No Puede) por
Daniel Owens, 1997, p. 24. Usado con permiso de Crossway
Book, una división de Good News Publishers, Wheaton,
Illinois.

Establezca un ambiente evangelizador


Las iglesias más evangelísticas no se caracterizan por tener
un pastor que predica poderosos sermones. Tampoco porque
tengan un progama efectivo. Esas iglesias tienen un ambiente
en el cual el evangelismo fluye a través del cuerpo de Cristo.
Chuck Kelley nos cuenta una experiencia maravillosa de esto.68
Nunca me olvidaré de la primera vez que fui a la First
Baptist Church de Dallas. Estaba emocionado por visitar esa
iglesia famosa. ¡Fue algo impresionante ! El coro cubría de
un lado al otro el balcón que estaba detrás de la plataforma.
Había una orquesta con todos los instrumentos. Nunca
había visto eso antes en una iglesia. La música era tan
dinámica que me preguntaba porque no instalaban
cinturones de seguridad pues estábamos como volando en
las alturas. Llegó el tiempo del sermón, y el Dr. Criswell se
paró y dio, “Hoy voy a hacer algo que nunca hice antes.” Me
quedé asombrado porque iba a pasar algo histórico. Y
entonces Criswell dijo,”Voy a leer el presupuesto de la
iglesia.” Yo pensé,”él no hará eso.” Y entonces, por 30
minutos y frente a las cámaras de televisión en vivo, abrió
un folio, se puso los lentes, y leyó, punto por punto, el
presupuesto de la iglesia.
Cuando terminó, yo estaba aburrido y molesto porque se
había perdido la oportunidad, para mí, de predicar el

67
Paul E. Little, Como Compartir Su Fe (Casa Bautista de Publicaciones: El Paso,
Texas, 1967), pág. 28.
68
Chuck Kelley, “Budget Evangelism,” deApéndices en 50 Great Soul-Winning Motivational
Sermons, compilado por JackSmith, (Atlanta NAMB,SBC,1994), pp.285-86

95
96

evangelio con poder. Para mi sorpresa, él indicó que iba a


extender una invitación a pesar del “mensaje” que había
dado. La invitación comenzó, veinte minutos después
todavía seguía pasando gente adelante. Yo me dije, voy a
conseguir una copia de ese presupueto cuando tenga mi
próxima campaña evangelística.

“La iglesia cristiana existe no por razón de sí misma, sino


de aquellos que tiene que ser alcanzados para Cristo. Se ha
dicho muy bien, que la iglesia existe para una misión, así
como el fuego existe parar quemar.” Tomado de Evangelism
Now (Evangelismo Ahora) editado por Geo. M. Wilson, 1969,
1970 World Wide Publications, p. 201. Usado con permiso.
Todos los derechos reservados.

El grupo de investigación Barna señala que más del 92 por


ciento de evangélicos no toma en serio su responsabilidad
individual de compartir su fe.69 Ahora olvídese de las
estadísticas, usted puede ser diferente. El hecho de que esté
leyendo este libro demuestra algún deseo de su parte de ser
una persona que comparte las más grandes noticias que se
conozcan: las buenas nuevas de poder conocer a Cristo
personalmente, las nuevas del cielo a su hogar, las nuevas del
perdón de los pecados. Usted tendrá un deseo enorme de
compartir estas maravillosas noticias.

Formando Líderes Evangelísticos


El proceso de la RED puede ayudar a las iglesias a cumplir
lo que Pablo dice en Efesios 4:11-12, “El él mismo constituyó a
unos, apóstoles; a otros profetas; a otros evangelistas; a otros,
pastores y maestros; a fin de perfeccionar a los santos para la
obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo.”
Mientras el pastor establece el tono de evangelismo de la
iglesia, se deben formar líderes laicos claves que guíen en la
tarea de ganar almas, ya sea por su ejemplo o siendo Mentores.
Uno de los mejores ejemplos de una iglesia que forma
líderes en evangelismo es la First Baptist Church de Woodstock,
Georgia. Una de las cosas más hermosas acerca del
evangelismo es que cuando la gente comienza a compartir su
fe, se convierte en algo contagioso. Nunca me olvidaré de la
primera vez que ayudé presidiendo un seminario nacional sobre
evangelismo personal en Indiana con la ayuda de la First
Baptist Church de Woodstock, Georgia, una de las iglesias más
evangeliza-doramente dinámicas de la Convención Bautista del

69
Tomado de Barna Research Group, Ltd., www.barna.org, “The State of the Church, 2000, Marzo
21, 2000

96
97

Sur. El ministro de evangelismo en ese tiempo llevó un equipo


de laicos que pidieron permiso de sus trabajos para dedicar una
semana a entrenar a otros en cómo compartir la fe. Estos
preciosos laicos estuvieron en diferentes iglesias contando sus
testimonios el domingo antes del seminario que era de lunes a
miércoles. Esos testimonios y su celo evangelístico cambiaron
la atmósfera de ese seminario.
El año anterior habíamos tenido un seminario que estuvo
bien, con tres profesiones de fe y muchas personas entrenadas.
El año que estos laicos ayudaron, hubo varias cosas que
ocurrieron. Primero, pasamos un día en ayuno y oración antes
que ellos llegaran. Segundo, el deseo de ellos de dejar sus
trabajos y venir a ayudarnos nos inspiró. Tercero, al contarnos
lo que Dios había hecho en su iglesia nos animó.
Ese año pasamos de 3 profesiones de fe a 31. El año
siguiente tuvimos 34. Las personas se salvaban durante los
almuerzos, en los restaurantes, en los centros comerciales. Fue
algo contagioso como la verdadera evangelización tiene que
ser.
El programa de la RED es una manera de mover a la gente
en un ambiente en donde el evangelio se pueda compartir. En
Indiana, una iglesia que participó en uno de los seminarios que
acabo de mencionar, trajo a un grupo de personas. El año
anterior esa iglesia había bautizado unas pocas personas. El
año siguiente bautizó como 50, llegando a ser una iglesia que
se destacó en evangelismo en todo el estado. El pastor no pudo
decirme si alguna persona se bautizó como resultado directo
del seminario sobre evangelismo, pero que sí produjo un
ambiente de evangelización. LA RED y cualquier otro programa
de evangelización produce precisamente eso, el comienzo de
un proceso que mueve a una iglesia para llegar a ser de La
Gran Comisión.

Movilización de los Laicos


Juan Wesley, el gran predicador inglés, sabía la importancia
de movilizar a los laicos. El entendía que los ministros
ordenados nunca serían los catalizadores del cambio. Por lo
tanto, organizó a los laicos en sociedades, o grupos pequeños,
a fin de responsabilizar el uno al otro a nutrirse para crecer
espiritualmente. Con esa estructura, él encendió un avivamiento
que cambió el curso histórico de Inglaterra.
Necesitamos más Wesleys hoy con capacidades de
organización. Es importante que permitamos participar a laicos
comprometidos a evangelizar. Los líderes más importantes
deben tener pasión por cumplir la Gran Comisión, y más que
eso, una pasión por Dios. Necesitamos personas que marquen

97
98

el camino, que sea cristianos contagiosos y que hagan esparcir


el fuego de la evangelización en toda la iglesia. Parte de eso
será ser insistentes y enfatizar el evangelismo en la iglesia.

“Los laicos cristianos son el arma secreta de Dios en el


mundo.” Finishing the Task (Completando la Tarea) por
John E. Kyle, 1987, p. 117. Gospel Light/Regal Books,
Ventura, CA 93003. Usado con permiso.

El Poder de la Influencia
Un anciano filósofo vivía en una colina cerca de una playa.
Un domingo de mañana, un muchachito caminaba en la playa,
y se fijó que la marea se había retirado, y que algunos peces
estrellas se quedaron en la orilla. Se dio cuenta que si no se
hacía algo, esos peces se iban a calcinar en el sol. Por lo tanto,
el muchachito empezó a recogerlos, y a tirarlos al mar. Así lo
estaba haciendo, cuando una sombra se le acercó en la
distancia. Era el viejo filósofo que todo el pueblo conocía.
“Muchacho, ¿que estás haciendo?”, dijo el viejo filósofo. El
muchachito recogiendo otro pez, contestó, “estoy salvando a
estos peces”, y los arrojó al mar. “No hagas eso, muchacho,
hay miles de esos peces en la playa y solo podrás salvar
algunos. Véte a edificar un castillo de arena, diviértete.” El
muchacho miró al viejo filósofo, a la playa, al sol y a los peces
abandonados, y siguió recogiéndolos y echándolos al mar. A la
mañana siguiente, cuando la marea de nuevo arrojó miles de
peces en la playa, el muchachito y el viejo filósofo estaban
juntos recogiendo peces y echándolos al mar. Este es el poder
del ejemplo.
En Lucas 5 leemos de Jesús y las redes. Jesús le dijo a
Simón Pedro que arrojara las redes al mar. Simón le contestó,
“Maestro, toda la noche hemos estado trabajando y nada
hemos pescado; mas en tu nombre echaré la red” (Lucas 5:5)
Simón había trabajado toda la noche y estaba agotado. Pero
estaba dispuesto a obedecer a Jesús. Las oportunidades
evangelísticas pueden venir cuando no las esperamos, aun
cuando estamos agotados. Fíjese lo que le pasó a Pedro
cuando obedeció, “Y habiéndolo hecho, encerraron gran
cantidad de peces, y su red se rompía” (v. 6). Esta sí que fue
una pesca inmensa. Tuvo que pedirle a otros pescadores que le
ayudaran. La barca estaba tan llena de peces que se estaba
hundiendo.
La reacción de Pedro a Jesús la podemos
entender,”Apártate de mí, Señor, que soy hombre pecador “(v.
8). Voy a hacerle una pregunta, “¿Usted honestamente y de
corazón desea honrar a Dios, crecer en la gracia de Jesucristo,

98
99

y ver su mano obrando por intermedio suyo? Entonces eche la


RED, busque los peces. Ya sea que esté cansado o
descansado, donde sea que es llevado, comience a pescar.
Pero no descuide el punto más importante del pasaje, la
cosecha fue más grande cuando Pedro obedeció al Señor. El
nos ha dado la Gran Comisión, El nos ha dado su Espíritu
Santo. El nos dio el glorioso evangelio.
Salgamos a pescar hombres y mujeres.
En Filipenses 3:12-14, Pablo dijo, “No que lo haya
alcanzado, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si
logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.
Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo alcanzado, ni que ya
sea perfecto; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que
queda atrás y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la
meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo
Jesús.” Pablo está diciendo que no importa las circunstancias
del pasado, y sin tener en cuenta sus fallas en compartir la fe, y
dejando de lado lo que alcanzó, lo bueno y lo malo, desde este
día en adelante, usted seguirá adelante para conocer a
Jesucristo. Recuerde que lo que importa no es dónde está
ahora, sino hacia dónde se dirije. Que hoy sea el comienzo de
una vida nueva para usted.
Concluyendo, aquí están algunos principios del evangelismo
como estilo de vida:
1. Acabe con las excusas. Tome un momento para
escribir cada una de las razones, pequeñas o grandes,
que pueda pensar para no compartir su fe en Jesucristo.
Puede ser que usted piense que es demasiado viejo, o
que es un cristiano nuevo. Si nunca compartió su fe y
porqué no comenzar ahora. Quiero recordarle del
Coronel Sanders, que a la edad de 65 años, comenzó la
cadena de restaurantes de pollo frito, Kentucky Fried
Chicken que se convirtió en una organización
multimillonaria. Si él lo pudo hacer con el pollo, nosotros
lo podemos hacer con el evangelio.Si usted piensa que
es demasiado joven, recuerde que Sadrac, Mesac y
Abednego, eran sólo adolescentes cuando fueron
enviados al horno de fuego durante el tiempo del profeta
Daniel. Y que David fue un jovencito cuando se enfrentó
al gigante Goliat. Si usted es joven, no se olvide que
tiene el privilegio de empezar bien temprano en su vida
la tarea de compartir su fe. El obstáculo más grande en
mi crecimiento espiritual cuando era adolescente fue que
nadie me enseñó o me demostró cómo compartir mi fe.
Comparta su fe ahora. Quizás haya otra razón, algún
pecado, algún idea falsa, pero sea lo que sea, elimínelo.

99
100

2. Ore diariamente pidiendo audacia. Hechos 4:29-31


nos dice, ”Y ahora, Señor, mira sus amenazas , y
concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu
palabra, mientras extiendes tu mano para que se hagan
sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de
Jesús. Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban
congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu
Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios.”
Aunque la iglesia primitiva sufrió persecución y sus vidas
fueron amenazadas, ellos oraron. Pero no oraron para
que Dios quitara la persecución, sino que oraron para
tener audacia. La palabra significa tener audacia para
hablar libremente del evangelio. Ore para tener audacia.
Pase tiempo con Dios en oración. Usted no tiene que ser
inteligente o super dotado o tener capacidades
extraordinarias para compartir el evangelio, la mano de
Dios estará con usted al caminar con El y orar por
audacia.
3. Pase tiempo con otros que buscan compartir su fe.
Usted debe tener personas en su vida que le animen a
hacer grandes cosas para Dios, personas que
comparten su fe, que le pueden ayudar a aprender,
personas que saldrán y lo harán con usted. Pase tiempo
con personas o a lo menos con una que le animará. Esto
es lo valioso del proceso del cual hablamos en este libro
porque usted estará unido cada semana con personas
que saldrán y compartirán su fe. Eso será como el hierro
que se afila con hierro.
4. Haga una decisión consciente delante de Dios que
usted terminará bien. Usted ha leído que lo importante es
no dónde está ahora, sino hacia dónde se dirije. Así es,
donde está ahora en términos de compartir su fe, no es
tan importante como a donde está yendo con su vida.
Con oración y confianza este libro le puede ayudar a
orientarse en la dirección correcta. Pero aún más
importante que ir en la dirección correcta, es terminar
bien. De aquí a diez años, honestamente, ¿cree usted
que estará en el frente de batalla? Hay dos cosas muy
importantes: pasar tiempo con Dios, y dedicar tiempo
para compartir su fe. Eso lo mantendrá en el frente de
batalla. Tristemente, muchas personas serán recordadas,
no porque comenzaron bien, sino porque terminaron mal.
Sin tener en cuenta dónde estuvo antes o dónde está
ahora, termine bien.
5. Sea agradecido. Paige Patterson dice que la razón
principal porque los cristianos fallan en testificar es

100
101

porque no son agradecidos. Una persona de nombre


Walter de la Immanuel Baptist Church en Rogers,
Arkansas es un laico jubilado, que visita más de 50
casas por semana para compartir el mensaje del
evangelio. ¿Por qué lo hace? Porque Walter conoció a
Jesucristo cuando ya era mayor y quiere mostrar su
gratitud dando su tiempo sirviendo a Jesucristo.
6. Concéntrese en las bendiciones de Dios y no en los
fracasos. Una vez oí a alguien decir,”Se mide la
grandeza de una persona por lo que toma para
desanimarlo.” Su capacidad de vencer el desaliento, y el
temor y otras cosas que vienen cuando uno testifica
harán un gran impacto en su carácter.

“Si la historia de la iglesia enseña algo, es que en diferentes


épocas y sociedades, no hace falta un nuevo mensaje.
Aquellos que predican otra cosa que no sea el mensaje no
adulterado del evangelio, impiden el poder de Dios en sus
ministerios.” De Ashamed of the Gospel (Avergonzado del
Evangelio) por John F. MacArthur Jr. 1993, p. 134. Usado
con permiso de Crossway Books, una división de Good
News Publishers, Wheaton, Illinois.

7. Saber cuándo es la voluntad de Dios. No espere oír


una voz o sentir algo espectacular. Dios nos ha revelado
más de lo que probablemente Él hará. Es cierto que hay
aspectos específicos del llamamiento de Dios que usted
quizás no conozca en este momento de su vida. Pero
usted conoce bastante pues ha sido revelado en la
Palabra de Dios y usted sabe que Dios nunca se mueve
contrario a ella. Usted sabe que la Escritura nos habla de
la Gran Comisión. Usted sabe que la Escritura nos
enseña que la íntima comunión con Dios es nuestra meta.
Por eso, en lugar de decir: “estoy esperando que me
venga una revelación especial de Dios para obedecer la
Gran Comisión, o voy a esperar una señal divina para
hacerlo”, como si Dios tuviera que darnos una luz verde,
voy a decir: “Voy a servir a Dios activa-mente y cuando
Él habra una puerta entrearé por ella.”
8. Haga un inventario constante de su vida. Aquí es
donde un diario espiritual es útil. Grandes hombres de
Dios como Juan Wesley y Jonatan Edwards hicieron eso,
diariamente, semanal-mente y mensualmente. Yo le
animaría que lo haga por lo menos mensualmente y
mejor semanalmente, y por supuesto de manera
completa una vez al año. Haga un inventario de los

101
102

asuntos principales: su familia, su participación en la


iglesia, su liderazgo, su testificar, su vida de oración, su
estudio de las Escrituras. No sea duro con usted mismo,
pero dígase a sí mismo, “¿Qué más puedo hacer?
¿Cómo puedo usar más eficientemente mi tiempo para la
gloria de Dios?” Dentro de muchos años usted mirará
hacia atrás y se maravillará de cómo Dios lo ha usado.

102
103

El modelo del testimonio


De la RED
Introducción a echar su testimonio
Apéndice A
Al compartir echar, le gustara desarrollar sus propias preguntas
exploratorias e ilustraciones y transiciones como las de los ejemplos
que más adelante se ofrecen con la ayuda de su mentor.

Conexión
Sepa del trasfondo ¿Dónde es usted originalmente?
de la persona. o
Procure descubrir ¿Cuánto hace que vive aquí?
lo que tienen en

Actividades

Sepa del trabajo ¿En qué clase de trabajo se ocupa?


de la persona, sus o
pasa-tiempos o ¿Qué le gusta hacer en su tiempo
intereses. libre?
Descubra cosas Si es estudiante
q e tienen en ¿Qué estás estudiando? o ¿Qué cursos
estás tomando?

Asuntos espirituales

Sepa si la persona ¿Se considera usted una persona


está dispuesta a espiritual?
discutir asuntos o
espirituales. ¿Ha pensado alguna vez en asuntos
espirituales?
(Si no lo entienden, diga, “cosas como el
cielo, la oración, Dios, etc”.)

Hubo un tiempo en mi vida cuando no


Si la respuesta es
pensaba de asuntos espirituales
negativa, puede
tampoco. Pero algo sucedió que
responder con
transformó mi vida. ¿Se la puedo
esto:
compartir?

¡Maravilloso! ¿Me permite


Si su respuesta es
compartirle mi historia?
positiva puede
responder con

103
104

Presentar el testimonio

Testifique Presente el evangelio con su


testimonio.

Bajo cada uno de los siguiente encabezados (EL CAMINO, LA


VERDAD, LA VIDA, encontrará ejemplos de cómo esa porción del
evangelio se puede compartir por medio de su testimonio. Estos
encabezados solo se ponen ahí para ayudarle a aprender como fluye su
testimonio, y no se deben citar como parte de éste.

104
105

HOJA DE TRABAJO DE
LA RED
Apéndice A
Su nombre ________________________
Parte 1: EL CAMINO
Antes de hacer el compromiso de seguir a
En el espacio Jesucristo,
provisto a la derecha
complete la parte 1
de su testimonio que
trata con su vida
antes de
comprometerse a
seguir a Cristo.
Incluya sus
sentimientos: vasio,
soledad, falta de
propósito, y cómo
vino a darse cuenta
que era pecador en
necesidad de
cambio.

Me di cuenta que necesitaba un cambio


en mi vida. Descubrí que la Biblia dice:
“Todos han pecadoy están privados de la
Aprenda la gloria de Dios.” Me convencí que “todos”
transición y los me incluía a mí y que la consecuencia del
versículos pecado es muerte espiritual. La Biblia
(Romanos 3:23 y dice: “La paga del pecado es muerte.”
6:23)
Parte 2 LA VERDAD

Verdad 1 Descubrí la verdad de Dios. Él me ama a


La verdad de Dios pesar de mi pecado y provee una nueva
(Juan 3:16 manera de vivir por medio de Jesucristo.
La Biblia dice: “Porque tanto amó Dios al
mundo, que dio a su Hijo unigénito, para
que todo el que cree en él no se pierda,
sino que tenga vida eterna.”

105
106

Transición Vine a entender que “el mundo” significa


opcional: gente; “unigénito” significa uno
solamente; “que” incluye a todos; y
“cree” significa su confianza en Jesucristo
solamente.

Verdad 2 Ve, Jesucristo es Dios, y vino a ser


La verdad de hombre. La Biblia dice: “Y el Verbo se
Jesucristo hizo hombre y habitó entre nosotros” y
(Juan 1:14 y también dice: “Cristo murió por nuestros
1 Corintios 15:3- pecados según las Escrituras, que fue
4) sepultado, que resucitó al tercer día según
las Escrituras.”

Aprenda esta Cuando descubrí estas verdades, me dí


transición: cuenta que Dios tenía un propósito para
mi vida y que Jesucristo era el único
medio para experimentar verdadera vida
espiritual.

En el espacio
provisto a la
derecha,
complete la parte
2 de su testimonio
personal. Aquí
comunique su
experiencia de
salvación.
La Biblia dice: “Mas a cuantos lo
Aprenda Juan 1:12 recibieron a los que creen en su nombre,
y la pregunta de les dio el derecho de ser hijos de Dios.”
transición
¿No es grandioso saber que Dios desea
adoptarnos en su familia y darnos el
regalo de nueva vida?

Parte 3: LA VIDA
En el espacio Desde entonces:
provisto a la
derecha, complete
la parte 3 de su
testimonio
personal. “Mi vida
Ejemplos: “Y desde entonces:
desde cuando “El ha sido mi amigo siempre presente.”
conocí a “El ha traído paz a mi vida.”
Jesucristo
personalmente
106
107

“El me ha dado propósito y significado a


.” Sea breve y al mi vida
punto “El ha sido la fuente de fortaleza diaria y de
ánimo para mi.”

Memorice Mire, Jesús dijo: “Yo he venido para que


(Juan 10:10) y tengan vida, y la tengan en abundancia.” Y
haga la yo ciertamente he hallado que esto es
transición: verdad.

Parte 4: SAQUE LA RED

Pregunte: ¿Lo que le he compartido tiene sentido?

Si la respuesta es ¿Está interesado en saber cómo usted


“Sí,” pregunte: puede ser adoptado en la familia de Dios y
recibir el regalo de la nueva vida?

Si la respuesta es “no” o “no estoy seguro,” a la primera pregunta,


entonces pregunte, “¿Qué partes no quedaron claras?: Trate de
aclarar. Si la respuesta es “no” a la invitación de recibir a Cristo,
entonces pregunte, “¿Qué siente que lo detiene de hacer esta
decisión?” responda positivamente dejando las puestas de la
oportunidad abiertas para discutir asuntos espirituales en ocasión
posterior.

Si la respuesta es “sí” o La Biblia enseña que debemos


de una manera positiva, abandonar nuestro pecado,
comparta lo siguiente: arrepentirnos, cuando dice: “Para que
sean borrados sus pecados,
arrepiéntanse y vuélvanse a Dios.”
Tenemos que poner nuestra confianza
en Jesucristo solamente para tener
nueva vida. Recuerde que Jesucristo
dijo: “Que todo el que cree en él no se
pierda, sino que tenga vida eterna.”

Aprenda esta transición: Si desea ser seguidor de Jesucristo al


arrepentirse de sus pecados y confiar
sólo en Él como su Salvador y
reconocerlo como Señor, lo puede
hacer ahora mismo, al invitarlo a su
vida por medio la oración. ¿Desea que
lo guíe en esta oración?
Muestra de la oración Señor Jesucristo, deseo seguirte. Me
arrepiento de mi pecado y coloco mi
confianza en Ti solamente, y imploro

107
108

perdón. Ahora recibo el regalo gratis


de vida eterna y Te confieso como
Señor. Gracias por amarme y morir
por mí. Y gracias por darme nueva
vida.

Parte 5: SEGUIENTO INMEDIATO


Después que la La decisión de ser miembro de la
persona ha recibido a familia de Dios es la decisión mas
Cristo en su vida, importante que jamás hará en su vida.
reconozca la decisión y Este folleto se ha diseñado para
diga algo asi: ayudarle a comenzar su nuevo
peregrinaje.

108
109

La RED
Modelo completo del testimonio
Apéndice A

EMPIECE USANDO ECHE LA RED


Al leer este testimonio, verá como incorporar los componentes de EL
CAMINO, LA VERDAD, Y LA VIDA en su testimonio. Algunas de las
transiciones usadas en este testimonio particular son diferentes de los
sugeridos en la hoja de trabajo del testimonio y muestra la naturaleza
flexible del método de la RED.

Antes de hacer mi compromiso de seguir a Jesucristo, a la edad


de 12 años me preguntaba ¿por qué estoy aquí? Recuerdo que
divagaba de si el solo propósito que el hombre tiene era el de
educarse, ir al trabajo cada día, volver al hogar, leer el periódico,
mirar la televisión, acostarse, y levantarse para iniciar la rutina al
siguiente día por los siguientes 30 años. Ese asunto me creó una
sed por una respuesta. Y aunque mis padres raramente asistían a la
iglesia, quisieron que yo y mis hermanas asistiéramos. Fue por
medio de la asistencia a la escuela dominical y a la iglesia que me
di cuenta que necesitaba un cambio en mi vida. Descubrí que la
Biblia dice: “Todos han pecado y están privados de la gloria de
Dios.”
Admití que “todos” me incluía a mí y que la consecuencia del
pecado es la muerte espiritual. La Biblia dice: “La paga del
pecado es muerte.”

Por medio de varias personas en mi vida descubrí la verdad de


Dios. Él me ama a pesar de mi pecado y provee una nueva
manera de vivir por medio de Jesucristo. La Biblia dice:
“Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito,
para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga
vida eterna.”

Entendí que “el mundo” significa la gente, “unigénito”


significa uno solo, “que” incluye a todos, y “cree” significa
poner nuestra confianza en Jesucristo solamente. Dése cuenta,
Jesucristo es Dios, y se hizo hombre. La Biblia dice: “Y el
Verbo se hizo hombre.” Y también dice: “Mas a cuantos lo
recibieron , a los que creen en su nombre, les dio el derecho de
ser hijos de Dios.

Cuando descubrí estas verdades, me convencí que Dios tenía


un propósito para mi vida y que Jesucristo era la única manera
de experimentar Su propósito. Así un verano en la tarde mientras

109
110

que escuchaba a un predicador invitado, me di cuenta que la única


manera que Jesucristo podía cambiar mi vida era si lo recibía por la
fe. La Biblia dice: “La dádiva de Dios es vida eterna en Cristo
Jesús, nuestro Señor.” Y así por la fe, ¡lo hice! ¿No es
maravilloso saber que Dios nos desea adoptar a Su familia y
darnos el regalo de la vida eterna?

Y desde entonces, Él ha traído sentido de dirección y propósito a


mi vida. Él me ha iniciado en un viaje que es excitante y
satisfactorio. El es mi amigo que siempre está conmigo para darme
sabiduría, ánimo y fortaleza. Verá, Jesucristo dice: “Yo he
venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia.” Yo
ciertamente he encontrado que eso es verdad.

¿Lo que le he compartido tiene sentido?


¿Le interesaría saber cómo puede usted ser adoptado en la
familia de Dios y recibir Su regalo de vida eterna?

COMPLETE SACAR LA RED

110
111

4200 North Point Parkway


Alpharetta, GA 30022-4176
www.namb.net

A Southern Baptist Convention agency


supported by the Cooperative Program and
the Annie Armstrong Easter Offering

For more information


Multicultural Evangelism Unit
(770) 410-6330
www.namb.net/multicultural

111